Page 1


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

PRESENTACIÓN

Mi saludo a todos los catequistas de México, deseándoles empeño y responsabilidad en la tarea esencial que se nos ha encomendado, para seguir adelante con el proceso de evangelización, que nos lleve a tener más y mejores cristianos maduros y comprometidos, en el anuncio del Evangelio para la transformación de nuestra sociedad.

Nos encontramos en la etapa preparatoria del Encuentro Nacional de Catequistas que viviremos en noviembre de este año 2012. Un acontecimiento sin duda motivador para todos los catequistas y de gran proyección para el proceso de la catequesis en México.

Los anteriores Encuentros y Asambleas que hemos vivido han ido dando impulso a la catequesis y animando a las provincias y diócesis, a caminar unidos en las directrices de los paradigmas de la catequesis que demandan los documentos de la Iglesia, ante la realidad siempre desafiante que vivimos. La catequesis no es ajena al contexto que nos circunda, al contrario, está atenta a dar respuestas a ella desde el Evangelio.

Por eso les presentamos este material, que recogiendo las propuestas de los provinciales y voces en la pasada Asamblea Nacional, ha elaborado el equipo nacional de la DINPAC, para llevar a cabo este proceso de preparación que ponga en movimiento a todos los catequistas a lo largo y ancho de nuestra patria.

En sus distintos momentos, será una rica oportunidad para motivar y reflexionar juntos sobre el caminar de la catequesis, dándonos siempre la posibilidad de evaluar lo que somos y hacemos. Encomiendo mi oración por todos los equipos de catequistas, que llevarán esta responsabilidad en distintos niveles, poniendo en las manos de Nuestra Señora de Guadalupe, Reina de la Evangelización, todos los trabajos que desde ahora iniciarán. ¡Dios nos bendiga y su Santo Espíritu nos ilumine! Mons. José Antonio Fernández H. Responsable de la Dimensión de Catequesis Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

1


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

INTRODUCCIÓN

Estimado catequista, ponemos en tus manos este material de apoyo, que quiere ser una propuesta para el proceso de preparación hacia el ENCUENTRO NACIONAL DE CATEQUISTAS, que Dios mediante, tendrá lugar en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, del 27 al 30 de noviembre de este año 2012. Un gran acontecimiento pedido por todos y todas en diversas instancias de asambleas nacionales. Uno similar tuvo lugar en el año 2000 en Guadalajara, para celebrar el Jubileo de los Catequistas. Encuentro de gran resonancia y aliento para todos los catequistas de nuestra patria mexicana. Un momento de intercambio, de fiesta por encontrarnos, de oración y de reflexión en torno a la persona de Jesucristo, Maestro y Guía de los catequistas, quienes han de impulsar la renovación de la catequesis en nuestra Iglesia. En este Encuentro Nacional no es posible que puedan participar todos los catequistas. Es por eso que queremos que toda la patria vibre con este acontecimiento en las propias comunidades parroquiales desde donde debe animarse la participación de todos los involucrados en la catequesis. Por eso es muy importante tomar con mucha seriedad este proceso porque es ahí donde podemos encontrarnos los catequistas de una misma parroquia, un mismo decanato, una misma diócesis y una misma provincia. Los temas que se proponen tienen la finalidad de retroalimentar nuestra mentalidad para recuperar la actitud de cambio permanente que exige nuestro ministerio. Si recuperamos el sentido de la persona humana, el sentido de Iglesia, el compromiso en la sociedad y la mentalidad de lo que debe ser hoy la catequesis y lo vivimos en nuestra vida y lo anunciamos en nuestra tarea, seremos “catequistas constructores de paz”, como es el lema del Encuentro Nacional. Por eso pedimos a quien coordine, independientemente de que cada catequista tenga el Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

2


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

folleto, prevea los materiales que se pidan en cada día de trabajo. Igualmente sugerimos organizar bien el tiempo para que se aproveche de tal manera que a cada paso se le dé el espacio necesario. El material no deja de ser un subsidio que cada quien puede enriquecer manejándolo con creatividad y aplicándolo a su propia realidad, pero sin perder de vista el objetivo que es el que nos dará la unidad como Iglesia mexicana. Para el momento parroquial se propone que se lleve a cabo en una semana catequística. Y vienen señaladas las indicaciones necesarias, así como para los momentos siguientes que serán el decanal, diocesano y el provincial. Hoy la realidad en que vivimos nos pide una catequesis que eduque en la fe, que forme cristianos que logren una madurez y respuesta de ella en las circunstancias en que viven. Se requiere por tanto, mejores catequistas, que debidamente formados y comprometidos sean capaces de ofrecer en la catequesis a Cristo, única respuesta que necesitamos para que, desde Él, podamos interpretar la realidad. ¡Que logremos animarnos mutuamente hacia este ENCUENTRO NACIONAL DE CATEQUISTAS!.

Pbro. Juan Manuel Chagolla López Secretario de la Dimensión Nacional de Catequesis (DINPAC) México D.F. , abril de 2012

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

3


Momento Parroquial

Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

Dimensi贸n Nacional de Pastoral Catequ茅tica

4


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

PRIMER DÍA

COMPROMETIDOS EN LA VIDA Y EN LA TRANSFORMACIÓN DE LA SOCIEDAD OBJETIVO

Tomar conciencia que como catequista soy miembro y partícipe de la sociedad de este tiempo para asumir el compromiso de transformarla a la luz de la Palabra de Dios. Indicaciones generales 1. La dinámica del trabajo se pide sea interactiva, dando espacios a los comentarios de los catequistas. 2. Ambientar el lugar con imágenes o collage de recortes de periódicos o fotos de la realidad. 3. Prever los documentos o copias de lo que se estudiará en este tema. 4. Preparar el siguiente material para la celebración: a) Sagrada Escritura b) Mesa o atril c) Mantel d) Cirio encendido e) Cerillos f ) Mapa parroquial g)Grabadora para reproducir el canto “Sólo le pido a Dios” o se puede bajar de Internet h) Pliegos de papel bond i ) Marcadores de agua o crayolas Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

5


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

Oración Inicial “Quédate con nosotros, Señor, acompáñanos aunque no siempre hayamos sabido reconocerte. Quédate con nosotros, porque en torno a nosotros se van haciendo más densas las sombras, y Tú eres la Luz; en nuestros corazones se insinúa la desesperanza, y Tú los haces arder con la certeza de la Pascua. Estamos cansados del camino, pero Tú nos confortas en la fracción del pan para anunciar a nuestros hermanos que en verdad Tú has resucitado y que nos has dado la misión de ser testigos de tu resurrección. Quédate con nosotros, Señor, cuando en torno a nuestra fe católica surgen las nieblas de la duda, del cansancio o de la dificultad:Tú, que eres la Verdad misma como revelador del Padre, ilumina nuestras mentes con tu Palabra; ayúdanos a sentir la belleza de creer en Ti. Quédate en nuestras familias, ilumínalas en sus dudas, sostenlas en sus dificultades, consuélalas en sus sufrimientos y en la fatiga de cada día, cuando en torno a ellas se acumulan sombras que amenazan su unidad y su naturaleza.Tú que eres la Vida, quédate en nuestros hogares, para que sigan siendo nidos donde nazca la vida humana abundante y generosamente, donde se acoja, se ame, se respete la vida desde su concepción hasta su término natural. Quédate, Señor, con aquellos que en nuestras sociedades son más vulnerables; quédate con los pobres y humildes, con los indígenas y afroamericanos, que no siempre han encontrado espacios y apoyo para expresar la riqueza de su cultura y la sabiduría de su identidad. Quédate, Señor, con nuestros niños y con nuestros jóvenes, que son la esperanza y la riqueza de nuestro continente; protégelos de tantas insidias que atentan contra su inocencia y contra sus legítimas esperanzas. ¡Oh buen Pastor, quédate con nuestros ancianos y con nuestros enfermos! ¡Fortalece a todos en su fe para que sean tus discípulos y misioneros!” Amén. (Discurso inaugural de SS. Benedicto XVI en Aparecida)

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

6


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

I. MIRATU REALIDAD Responde de manera personal las siguientes preguntas: 1. ¿Qué idea tienes de sociedad? 2. En el ambiente social donde te desenvuelves, ¿qué situaciones observas en los siguientes aspectos: situación económica, situación política, situación cultural, situación ecológica, situación de grupos sociales? Señala con una x las situaciones que más exijan atención y el porqué. 3. En pequeños grupos coméntalas con tus compañeros.

Económica

Política

Cultural Situación Ecológica

Grupos sociales

Pobreza Desigualdad Desempleo Subempleo Reformas económicas insuficientes Corrupción Impunidad Inseguridad ciudadana Procuración de justicia deficiente Sistema penitenciario injusto Violación de derechos humanos Educación deficiente Influencia negativa de los medios de com. social Pluralidad religiosa Problema de tenencia de la tierra Desperdicio y contaminación del agua Generación de basura Contaminación del aire Deforestación Explotación, maltrato y abandono de niños Adicciones en adolescentes Falta de proyectos para jóvenes Falta de atención a los ancianos Desintegración familiar Violencia hacia las mujeres Injusticia laboral hacia los obreros Injusticia laboral hacia los campesinos Explotación hacia los migrantes Discriminación hacia las etnias

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

7


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

II. ILUMINATU REALIDAD 1. Confronta tus observaciones en relación con los siguientes documentos del Magisterio (si el tiempo no es suficiente, elige sólo un documento de los dos que se te proponen). Conviene dar espacio para leer los documentos, es muy importante. a. De la Exhortación Apostólica “Que en Cristo nuestra paz, México tenga vida digna” lee y reflexiona los siguientes apartados: à à à à

La actividad económica (nn. 28-40). En la vida política (nn. 41-58). En la vida social (nn. 59-80). En la cultura (nn. 81-97).

b. Del “Documento Conclusivo de Aparecida” lee y reflexiona los siguientes apartados: à à à à à à

La realidad que interpela a los discípulos misioneros (nn. 33-42). Situación sociocultural (nn. 43-59). Situación económica (nn. 60-73). Dimensión sociopolítica (nn. 74-82). Biodiversidad, ecología, Amazonia y Antártida (nn. 8387). Presencia de los pueblos indígenas y afroamericanos en la Iglesia (nn. 88-100).

2. De lo que reflexionamos en el primer momento ¿Qué puedes comentar a partir de los documentos?

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

8


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

III. TRANSFORMATU REALIDAD A partir de lo reflexionado en los documentos arriba referidos, pregúntate: 1. ¿Qué papel asumes en la transformación de tu sociedad? 2. ¿Qué acciones puedes emprender en cada uno de los aspectos señalados para lograr su transformación? 3. Algunas acciones que señala el “Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia” (540-574) son: a) Anunciar el Evangelio con el testimonio de una vida ejemplar, en la familia, en el ámbito del trabajo, de la cultura y la ciencia y de la investigación; en el ejercicio de las responsabilidades sociales, económicas y políticas. b) Gestionar los asuntos temporales ordenándolos según Dios. c) Valorar la oración, la reflexión y el diálogo para comprender las realidades sociales y mejorarlas. d) La conversión de corazón para comprometerse a sanar las instituciones, las estructuras y las condiciones de vida contrarias a la dignidad humana. e) Afirmar el inviolable derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte. f) Reconocer el derecho a la libertad de conciencia y a la libertad religiosa. g) Defender el matrimonio y la familia. Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

9


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

h) Presentar en términos culturales actualizados el patrimonio de la tradición católica, sus valores, sus contenidos, toda la herencia espiritual, intelectual y moral. i) Considerar a los MCS como posibles instrumentos de solidaridad. j) Participar en la política, en la búsqueda del bien común con espíritu de servicio; el desarrollo de la justicia con atención particular a las situaciones de pobreza y sufrimiento; el respeto de la autonomía de las realidades terrenales, el principio de subsidiariedad, la promoción del diálogo y de la paz. k) Distinguir y conectar el orden moral y el orden social. l) Ser fieles a la propia identidad y disponibles al diálogo con todos. m) Discernir lo concerniente a la elección de los instrumentos políticos o la adhesión a un partido y a las demás expresiones de la participación política. n) Distinguir entre instancias de la fe y opciones sociopolíticas, opciones particulares de los cristianos y las realizadas por la comunidad cristiana. ¿Cuál de estas acciones estás llevando a cabo y cuál te hace falta impulsar? (Reflexiona y repásalas un momento)

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

10


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

IV. CELEBRA LA PRESENCIA DE DIOS EN TU REALIDAD Guía: En este momento vamos a poner en manos de Dios todas las situaciones de nuestra realidad social que necesitan ser transformadas por Él. Por equipos vamos a plasmarlas a través de un signo que haga referencia a la situación elegida. Ahora formemos un círculo en torno a la Palabra de Dios que siempre nos ilumina. Escuchemos su voz: Del Salmo 82, 2-4 "¿Hasta cuándo juzgarán injustamente y favorecerán a los malvados? ¡Defiendan al desvalido y al huérfano, hagan justicia al oprimido y al pobre; libren al débil y al indigente, rescátenlos del poder de los opresores!" Palabra de Dios. R: Te alabamos, Señor. (Silencio para meditar) Presentemos cada signo a los demás explicándolo y pidiéndole a Dios que no seamos indiferentes ante esta realidad y la transformemos con el testimonio de nuestra vida. Terminemos nuestra oración escuchando el siguiente canto: “Sólo le pido a Dios”. Sólo le pido a Dios que el dolor no me sea indiferente, que la reseca muerte no me encuentre, vacío y solo sin haber hecho lo suficiente. Sólo le pido a Dios que lo injusto no me sea indiferente, que no me abofeteen la otra mejilla, después de que una garra me arañó esta suerte. Sólo le pido a Dios que la guerra no me sea indiferente,

es un monstruo grande y pisa fuerte, toda la pobre inocencia de la gente. Sólo le pido a Dios que el engaño no me sea indiferente, si un traidor puede más que unos cuantos, que esos cuantos no lo olviden fácilmente. Sólo le pido a Dios que el futuro no me sea indiferente, desahuciado está el que tiene que marchar, a vivir una cultura diferente.

Nota: es conveniente avisarles, de acuerdo con el tema del día siguiente, los documentos o materiales que deben traer. Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

11


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

SEGUNDO DÍA

TODA PERSONA HUMANA ES LA GRAN MARAVILLA DE DIOS

OBJETIVO

Redescubrir el valor y dignidad de la persona humana, para convertirnos en promotores y defensores de su dignidad. Indicaciones generales 1. Que en el lugar donde será la reunión haya carteles con frases alusivas a la dignidad de la persona humana (“Eres valioso”,“Dios te ama”, “Eres único e irrepetible”,“El hombre, imagen y semejanza de Dios” u otros). 2. Preparar los documentos o copias de los mismos para todos o una por cada equipo. 3. Música instrumental que propicie un ambiente de interiorización y encuentro con Dios. Dinámica de integración La barca se hunde El que dirige gritará la barca se hunde y sólo nos vamos a salvar en lanchas de (2,3,4,etc). Se reúnen en grupos y se comparten las siguientes preguntas (una pregunta en cada reunión de grupo): -

¿Cuál es tu nombre? ¿Cuál es tu pasatiempo favorito? ¿Qué lugar ocupas en tu familia? ¿Qué te hace feliz? ¿Qué cualidad te caracteriza?

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

12


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

Al final se hace un plenario con la siguiente pregunta: ¿Para qué te sirvió esta dinámica, conociste algo nuevo?

I. MIRATU REALIDAD 1. ¿Qué se piensa de la persona? a) Tú mismo b) La sociedad c) Los medios de comunicación d) El mundo laboral e) La familia f) La Iglesia

nn. 305–315 del Documento de Puebla (referencia para el que dirige).

II. ILUMINATU REALIDAD Leer y reflexionar en equipos distribuyendo los documentos siguientes para responder estas preguntas: 1. ¿Qué nos dice el documento en relación con la persona humana? 2. ¿Qué aspectos significativos descubres? 3. ¿Cómo sería para ti una persona plena, feliz y realizada? a) Gen 1, 26-31. b) Salmo 8. c) Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, nn. 108; 130-132. d) Documento de Puebla, nn. 324-325. e) Documento de Aparecida, nn. 387-390. f) Gaudium Spes, n. 4.

III.TRANSFORMATU REALIDAD ¿Qué podemos hacer desde nuestra acción catequética para promover e impulsar al ser humano ante las siguientes realidades? Menciona una acción concreta en cada una de ellas: Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

13


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

-

Cada persona La sociedad Los medios de comunicación El mundo laboral La familia La Iglesia

Nota: ver la posibilidad de un momento plenario en el que se puedan compartir las reflexiones desde los documentos, que ayuden a afianzar el pensamiento de la Iglesia. También puede realizarse a través de un collage con imágenes o rostros en distintas situaciones de la vida, que nos evoque cada compromiso que vamos a asumir.

IV. CELEBRA LA PRESENCIA DE DIOS EN TU REALIDAD Se puede poner música instrumental que propicie un ambiente de interiorización y encuentro con Dios. Algunas personas que deseen expresar espontáneamente a Dios una acción de gracias por la vida y por lo que Él ha hecho en su persona (4 o 5 personas dependiendo del tiempo). Después de cada oración todos nos unimos diciendo:Te damos gracias Señor. Proclamamos a dos coros el Salmo 139 (138). Concluimos nuestro momento de oración cantando o recitando juntos el Salmo 8. Notas: se puede ver el power point: “El milagro de la vida” (buscar en Internet). Avisarles del material necesario para el siguiente día.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

14


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

COMPROMETIDOS EN LA IGLESIA, PUEBLO DE DIOS, CONSTRUIMOS SU REINO

TERCER DÍA

OBJETIVO Profundizar nuestra identidad eclesial, tomando conciencia de la comunión y participación, para proyectar una Iglesia viva como discípulos misioneros de Cristo. Indicaciones generales 1. Preparar copias de los documentos. 2. Ambientar el lugar con frases y signos alusivos al tema. Oración Inicial Canto: Iglesia peregrina

Miras con miedo, no tienes confianza Iglesia peregrina de Dios. Una esperanza nos llena de alegría: presencia que el Señor prometió; vamos cantando, Él viene con nosotros, Iglesia peregrina de Dios.

Todos unidos formando un solo cuerpo, un pueblo que en la Pascua nació, miembros de Cristo, en sangre redimidos, Iglesia peregrina de Dios. Vive en nosotros la fuerza del Espíritu que el Hijo desde el Padre envió, Él nos empuja, nos guía y alimenta, Iglesia peregrina de Dios.

SOMOS EN LA TIERRA… Todos unidos en un solo bautismo, unidos en la misma comunión, todos viviendo en una misma casa, Iglesia peregrina de Dios. Todos prendidos, en una misma suerte ligados a la misma salvación, somos un cuerpo, y Cristo es la cabeza, Iglesia peregrina de Dios.

SOMOS EN LA TIERRA, SEMILLA DE TU REINO, SOMOS TESTIMONIO DE AMOR, PAZ PARA LAS GUERRAS, Y LUZ ENTRE LAS SOMBRAS, IGLESIA PEREGRINA DE DIOS. Rugen tormentas y a veces nuestra barca parece que ha perdido el timón. Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

SOMOS EN LA TIERRA…

15


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

I. MIRATU REALIDAD: 1. ¿Qué es para mí la Iglesia? 2. ¿Cuál es el modelo de Iglesia que percibo en mi ambiente? - Una Iglesia tradicionalista: centrada en fiestas patronales, procesiones, eventos… - Una Iglesia piramidal: lo que dice la autoridad es “palabra inspirada”. - Iglesia sacramental: las personas se acercan a la parroquia para buscar sacramentos, sacramentales, bendiciones… - Comunión y participación: en la que hay una relación fraterna, de apertura y diálogo con las personas. - Servidora: para transformar la vida comunitaria, en un ambiente de promoción humana, solidaridad y vida de la caridad. - Una Iglesia al servicio del Reino: donde se busca la unidad entre las diversas áreas de la pastoral, que la comunidad necesita, para tener un Encuentro con Jesucristo, desde el anuncio de la Palabra, la celebración, la fraternidad y el servicio de la caridad. - Una Iglesia carismática y ministerial: donde los dones de cada uno se ponen al servicio de los demás. 3. ¿Cómo vivo el sentido de Iglesia en mi parroquia? - La relación con los diversos grupos. - Los laicos toman parte en las decisiones para el servicio de la comunidad. - La relación y comunicación que existe entre los laicos y sacerdotes. - La integración de tu parroquia al plan diocesano y la comunión que se guarda con el Obispo.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

16


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

II. ILUMINATU REALIDAD En grupos se pueden distribuir los textos de los documentos: a) Jn 17: la Iglesia está llamada a vivir la unidad. b) LG I: la Iglesia como sacramento de Cristo, imagen de Él en el mundo. c) LG 5: la Iglesia que manifiesta el Reino de Dios. d) LG 6: diversas imágenes de la Iglesia. La identidad de la Iglesia es presentada de una forma muy clara en los capítulos 1 y 2 de la Constitución Lumen Gentium. e) Puebla 211 al 220: la Iglesia cimentada en la Trinidad. f ) Aparecida 30-32 y 365-372: la Iglesia es misionera por excelencia. ¿Cómo te gustaría que fuera tu parroquia de acuerdo con estos documentos? (El ideal que tienes).

III.TRANSFORMATU REALIDAD Elaboremos un paradigma para nuestra Iglesia, teniendo en cuenta lo que hemos reflexionado y el sueño que tenemos. El paradigma se elabora partiendo de lo que tenemos, para pasar a lo que queremos. Ejemplo de paradigma: De una catequesis que sólo propone verdades y doctrinas… …a una catequesis que partiendo de la Palabra de Dios descubre y dialoga desde un lenguaje inculturado los significados profundos en la vida de los discípulos de Jesús. Vamos a hacer uno por equipo y después en plenario sacaremos uno solo como propuesta de nuestra parroquia para nuestra Iglesia. De una Iglesia que… a una Iglesia que … Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

17


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

Al final nos comprometemos: ¿Qué actitudes quiero asumir para alcanzar el nuevo paradigma? Como comunidad de catequistas, ¿qué acciones realizaremos para llevarlo a la práctica?

IV. CELEBRA LA PRESENCIA DE DIOS ENTU REALIDAD Decimos a dos coros y después de cada frase proclamamos con todas nuestras fuerzas: “CREEMOS Y ESPERAMOS” 1. Ser una Iglesia viva, fiel y creíble que se alimenta de la Palabra de Dios y de la Eucaristía. 2.Vivir nuestro ser cristiano con alegría y convicción como discípulos misioneros de Jesucristo. 1. Formar comunidades vivas que alimenten su fe e impulsen la acción misionera. 2. Valorar las diversas organizaciones eclesiales en espíritu de comunión. 1. Promover un laicado maduro, corresponsable en la misión de anunciar y hacer visible el Reino de Dios. 2. Impulsar la participación activa de la mujer en la sociedad y en la Iglesia. 1. Mantener con renovado esfuerzo nuestra opción preferencial y evangélica por los pobres. Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

18


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

2. Acompañar a los jóvenes en su formación y búsqueda de identidad, vocación y misión, renovando nuestra opción por ellos. 1.Trabajar con todas las personas de buena voluntad en la construcción del Reino. 2. Fortalecer con audacia la pastoral de la familia y de la vida. 1.Valorar y respetar a nuestros pueblos indígenas y afro descendientes. 2. Avanzar en el diálogo ecuménico “para que todos sean uno”, como también en el diálogo interreligioso. 1. Hacer de este continente un modelo de reconciliación, de justicia y de paz. 2. Cuidar la creación, casa de todos, en fidelidad al proyecto de Dios. 1. Colaborar en la integración de los pueblos de América Latina y el Caribe. TODOS: ¡Que este continente de la esperanza también sea el continente del amor, de la vida y de la paz! Aparecida – Brasil, 29 de mayo de 2007 Mensaje final de los Obispos en la V Conferencia.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

19


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

CUARTO DÍA

LA CATEQUESIS, ACCIÓN PRIORITARIA EN LA MISIÓN EVANGELIZADORA DE LA IGLESIA

OBJETIVO

Comprender el significado de la catequesis, para valorar su importancia en la misión evangelizadora de la Iglesia. Indicaciones generales 1. Ambientar el lugar con frases o signos alusivos al tema. 2. Prever los textos en copias para cada grupo. 3. Este tema se pide que se trabaje en 9 pequeños grupos: a) Cada grupo tomará un número de: MIRA TU REALIDAD. b) Comentamos lo que hay de verdadero, falso o incompleto en cada una de las frases. c) Iluminaremos esa realidad con lo que dicen los documentos, tomando el número que coincida con el número del grupo. d) Se sacará un compromiso por cada uno de los grupos. e) Al final en un plenario, cada grupo compartirá su reflexión a todos. f) Se le pedirá al coordinador que saque las conclusiones de las coincidencias y se planteen los compromisos comunes. Oración

Oración por la Misión Continental en México Señor Jesucristo, Camino,Verdad y Vida, enciende en nuestros corazones el amor al Padre

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

20


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

que está en el cielo y la alegría de ser cristianos. Danos siempre el fuego de tu Santo Espíritu que ilumine nuestras mentes y despierte entre nosotros el ardor por realizar la Misión Continental y reconstruir en la fraternidad nuestra patria para que reinen en ella la justicia y la paz. Te consagramos el país entero, a sus gobernantes, instituciones y ciudadanos, y te pedimos que nuestra Madre, María de Guadalupe, nos conduzca a ser verdaderos discípulos misioneros tuyos para que México en Ti tenga vida en abundancia. AMÉN.

I. MIRATU REALIDAD ¿Qué es para mí la catequesis? La catequesis: 1. 2. 3. 4.

Es enseñar y aprender las verdades de fe. Es la preparación para recibir los sacramentos. Es un ministerio profético de la Iglesia. Es formar hombres comprometidos personalmente con Cristo capaces de comunión y participación. 5. Es un proceso de formación en la fe que lleva a la persona, de un encuentro con Jesucristo vivo, a una profundización de la misma, mediante un proceso de constante conversión y hacia el compromiso social. 6. Es parte fundamental del proceso evangelizador de una persona, mediante la cual se va adhiriendo sistemática y gradualmente a Jesucristo. 7. Es la formación cristiana de los niños. 8. Es una tarea que se hace cuando se puede. 9. Es una acción que corresponde únicamente al catequista.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

21


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

II. ILUMINATU REALIDAD Lee algunos de los siguientes textos de los documentos de la Iglesia y coméntalos en el grupo: 1. DA 299. 2. CT 20. 21; GPCM 69. 106. 3. DGC 82 . 83; CAL 95. 4. DGC 67. 86; DP 992. 5. DGC 72. 80. 87; DA 278; GPCM 86. 6. CAL 97; DP 984. 998. 7. CT 35-44; DP 101; GPCM 71. 8. DP 977; EN 14; DGC 167; GPCM 64-65. 9. CT 62 – 71; DP 993; DA 302; GPCM 70.

III.TRANSFORMATU REALIDAD ¿Ha cambiado algo mi idea de la catequesis? A la luz de los documentos y comparándola con mi realidad, ¿a qué me comprometo? (Para el plenario compartimos lo reflexionado en cada grupo)

IV. CELEBRA LA PRESENCIA DE DIOS ENTU REALIDAD Nos dividimos en dos coros para dar gracias con la siguiente oración: CORO 1. TE DAMOS GRACIAS Señor porque hoy comprendemos que la catequesis es un ministerio profético de la Iglesia. CORO 2. Que se alimenta de las fuentes primordiales de la fe, sobre todo de la Palabra de Dios. CORO 1. Que forma parte de la evangelización como una manera de crecer en la fe. Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

22


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

CORO 2. Que actualiza la revelación de Dios en la vida y en el tiempo de los hombres y de las mujeres de hoy. CORO 1. Que ofrece un mensaje que tiene a Jesucristo encarnado, muerto y resucitado, revelador del Padre y del Espíritu. CORO 2. Que entrega los valores y las enseñanzas principales del Evangelio como camino de vida práctica. TODOS: La catequesis forma personas comprometidas con Cristo, capaces de comunión y participación en el seno de la Iglesia y entregados al compromiso salvífico del mundo.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

23


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

QUINTO DÍA

MOMENTO FESTIVO: CLAUSURA Y CONVIVENCIA

Indicaciones generales 1. El momento parroquial puede culminar con un encuentro festivo y de oración. 2. Un momento para recoger las conclusiones de la semana y compartirlas como retroalimentación final, retomando los compromisos que se han asumido. 3. El equipo coordinador parroquial recogerá las conclusiones, haciendo una síntesis, para presentarlas luego en el momento decanal. 4. Culminar con la Celebración Eucarística donde sea posible, donde no, con un momento de oración (Hora Santa, Celebración de la Palabra, Lectio); esto implica prever y preparar bien. ¡Cuidado con la improvisación!

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

24


Momento Decanal (o de foranía)

Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

25


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

MOMENTO DECANAL (O DE FORANÍA) Indicaciones generales 1. Llevarlo a cabo en el día mas conveniente que se haya acordado (puede ser parte del quinto día u organizarse en un día distinto. 2. Puede estructurarse con estos elementos: a) Si es una jornada dominical, por ejemplo, tomar en cuenta un momento de oración comunitaria. b) Retomar las conclusiones de cada Parroquia, exponiéndolas a todos. c) Llegar a algún compromiso como Decanato. d) El equipo coordinador del decanato recogerá las conclusiones y compromisos, haciendo una síntesis, para presentarlos luego en el momento diocesano. 3. Culminar con la Celebración Eucarística, invitando al decano y a los sacerdotes del decanato o foranía.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

26


Momento Diocesano

Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

Dimensi贸n Nacional de Pastoral Catequ茅tica

27


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

MOMENTO DIOCESANO Indicaciones generales 1. Participantes: los asesores, coordinadores diocesanos, decanales y parroquiales (sólo responsables en los distintos niveles). 2. Programar una jornada en el día más conveniente. 3. Para este momento es importante llevar las conclusiones del momento decanal, a través de un mural que se colocará en algún espacio previsto. 4. Elementos a tener en cuenta: a) Momento de oración. b) Preparar el tema: El servicio de la coordinación catequística (sugiriendo al expositor haber recibido y leído previamente las conclusiones del momento decanal). Les proponemos el tema a continuación. c) Una dinámica con algunas preguntas después del tema. d) El equipo diocesano hará una síntesis de las conclusiones de los decanatos, para presentarlas en el momento provincial. 5. Terminar con la Celebración Eucarística, invitando a presidir, de ser posible, al Excmo. Sr. Obispo, y a participar a los sacerdotes asesores de los decanatos. Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

28


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

EL SERVICIO DE LA COORDINACIÓN CATEQUÍSTICA (Tema dado en Tlaxcala,Tlaxcala, abril 30 de 1998 con ocasión de la XIV Asamblea Nacional de SEDEC´S) Por + Mons. José Luis Chávez Botello

(Nota al tema: hemos agregado el documento de APARECIDA en algunos párrafos)

1. LA COORDINACIÓN EN LA CATEQUESIS 1.1. Coordinar es servir a la misión de la Iglesia 1.2. Coordinar es ponerse al servicio de la vida 2. LOS CAMPOS IMPORTANTES DE LA COORDINACIÓN CATEQUÍSTICA 2.1. Los catequistas 2.2. Las estructuras catequísticas 2.3. Las tareas fundamentales 3. HACIA UNA MÍSTICA DE LA COORDINACIÓN 3.1. La experiencia del Éxodo 3.2. La vida de oración 3.3. El servicio de la Palabra 3.4. El amor como el alma de la coordinación 3.5. Al estilo del Buen Pastor EL SERVICIO DE LA COORDINACIÓN CATEQUÍSTICA El servicio de la coordinación pastoral es una exigencia del mismo misterio de la Iglesia; exigencia que busca no sólo la eficacia sino, sobre todo, la fidelidad al acontecimiento central de la Encarnación. Desde esta perspectiva cada generación de cristianos, y cada comunidad eclesial, está invitada a revisar este servicio, modificarlo, y vivificarlo a la luz de la Encarnación. El Concilio Vaticano II ha desencadenado todo un movimiento de renovación profunda en la Iglesia invitándonos a volver a las fuentes; somos testigos de su inciDimensión Nacional de Pastoral Catequética

29


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

dencia en todos los campos de la vida de la Iglesia. Este proceso de renovación conciliar ha recibido un nuevo impulso con la Nueva Evangelización y la preparación al gran jubileo de la Encarnación propuesta por Juan Pablo II; un nuevo llamado a recuperar, en todo su frescor, la vitalidad de la Buena Nueva siempre capaz de formar hombres nuevos y de crear un mundo nuevo (hoy también Aparecida ha venido a revitalizar la misión de la Iglesia). El ministerio de la coordinación catequística, al enraizarse y alimentarse de sus fuentes, se nos presenta no sólo con nuevas perspectivas sino con toda su importancia en la vida de la Iglesia y con su frescor evangélico. Quiero proponer el tema en tres puntos: 1. La coordinación en la catequesis; 2. Los campos más importantes de la coordinación catequística; 3. Hacia una mística de la coordinación. 1. LA COORDINACIÓN EN LA CATEQUESIS Cuando se habla de coordinación pastoral, muchos piensan en cosas periféricas o hasta desviadas: es mandar y someter, no aparece la levadura evangélica del servicio; es tarea de “los de arriba”, sin comprender que todo catequista es un coordinador; es organizar lo aislado e imprimir un dinamismo a todo, pero sin la idea de integrar; es intensificar y hacer mejor lo que se ha hecho pero sin la perspectiva del cambio; es crear grandes organismos de apoyo, pero sin fortalecer lo que ya existe; Esta visión estrecha de la coordinación la podemos constatar en nuestra práctica pastoral y catequística. Para abordar adecuadamente la coordinación catequística, es indispensable referirnos a las grandes líneas de la eclesiología del Vaticano II como cimiento y alma de toda coordinación pastoral. Hago referencia sólo a dos de estas líneas: Iglesia comunión, Iglesia misión. Iglesia comunión. La comunión expresa el mismo ser de la Iglesia, por eso, toda actividad y servicio eclesial, absolutamente todo, tiene que ser expresión visible de la comunión. La comunión es un don del Espíritu y una tarea; la tarea eclesial de asegurar la comunión orgánica a semejanza de un cuerpo vivo donde la diversidad de funciones no perjudica sino que, por su relación y complementariedad vital, Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

30


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

la mantiene y alimenta. De aquí la importancia de los diferentes carismas, ministerios y responsabilidades en la Iglesia unidos vitalmente entre sí; de aquí la importancia de la coordinación pastoral que asegure la unidad fundamental en la diversidad de funciones. Iglesia misión. La comunión eclesial no se cierra en sí misma, impulsa la misión evangelizadora; la fuente y el sentido de la misión en la Iglesia es la comunión; la comunión fructifica en la misión y la misión es para la comunión. Comunión y misión en la Iglesia se compenetran y son inseparables, por lo mismo, la coordinación pastoral está directamente al servicio de la misión evangelizadora, misión que tiene la comunión como su fuente, espíritu y meta concreta. 1.1. COORDINAR ES SERVIR A LA MISIÓN DE LA IGLESIA La Iglesia continúa la misión de Cristo al preocuparse por llevar a todas la gentes, con su vida y con su Palabra, la Buena Nueva; vive para evangelizar, la tarea evangelizadora es su razón de ser. La comunión al interior de la Iglesia es la expresión clara de que la salvación de Dios obra en ella, de que es sacramento de salvación; la tarea evangelizadora es la expresión de que la Iglesia realiza su misión de llevar la Buena Nueva a todos. La coordinación pastoral está al servicio de la comunión eclesial y de la tarea evangelizadora, es decir, de la misión integral de la Iglesia, es su razón de ser. Con frecuencia constatamos que nuestra pastoral incide sólo en el campo religioso; parece que lo que hay que hacer es atender a las personas en actos explícitamente religiosos; a medida que la sociedad se pluraliza, se seculariza, nos refugiamos más en el aspecto religioso. En los primeros siglos y en la primera evangelización de nuestro continente, la evangelización de la Iglesia abarcaba más la vida de las gentes. La historia nos enseña que cuanto más la Iglesia ha limitado su misión al campo meramente religioso, tanto menos ha conseguido ser fermento en la historia de los pueblos. La encarnación del Evangelio, y de la misma Iglesia, pide abarcar la vida de todo el hombre, la evangelización integral. Promover que se dé todo el mensaje a todo el hombre es tarea de la coordinación pastoral. Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

31


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

La evangelización integral hace surgir lo nuevo en la Iglesia, no novedades; lo nuevo en la Iglesia siempre es fruto de la vida del Espíritu. La coordinación pastoral no se entretiene en promover novedades ya que, no pocas veces, pasar de novedad en novedad es la forma de no hacer nada útil. Lo nuevo en la Iglesia surge donde hay fidelidad al mensaje, participación, continuidad y agilidad en la organización; he aquí una tarea de la coordinación catequística en nuestra diócesis. Por estar al servicio de la misión de la Iglesia, la coordinación debe promover la unidad; la unidad fundamental entre las personas y la unidad en la misma acción catequística. Tal vez no presentemos grandes divisiones al interior de nuestra diócesis, pero sí notamos la ausencia de una conciencia vigorosa de que la unidad debe ser constante y explícitamente construida. Los agentes de pastoral no tenemos la misma visión sobre la naturaleza y misión de la Iglesia ni sobre el ser y quehacer de la catequesis; el pueblo cristiano sufre y se desconcierta; no pocos confunden la unidad con la uniformidad; en la acción concreta hay desconocimiento, en no pocos, de lo que debe ser común para todos y de lo que es libre para todos. La unidad en la acción no consiste en dinamizar aspectos de la vida de la Iglesia sino en imprimir una misma dirección. Es fácil echar a andar bien uno o varios aspectos de la vida de la Iglesia, la meta es lograr que todos marchen en la misma dirección, hacer que todos, sin perder lo específico propio, crezcan en relación con el conjunto. Un objetivo claro, aceptado por todos, es un buen instrumento para caminar hacia la unidad de acción; las actividades pasan a ser acción cuando se articulan entre sí por un objetivo y cuando tienen continuidad. 1.2. COORDINAR ES PONERSE AL SERVICIO DE LA VIDA La primera preocupación de quien coordina la catequesis ha de ser la vida de la comunidad: su situación y ambiente concreto, sus limitaciones y carencias, sus preocupaciones y anhelos, sus valores y contravalores, sus luchas. El coordinador ha de ser capaz de percibir y vibrar con la vida concreta y, desde allí, ser capaz de desarrollar la vida de sus hermanos según el Evangelio. Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

32


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

Cristo, Buen Pastor, es el modelo de quien ha sido llamado a ejercer el ministerio de la coordinación al servicio de la vida.“El que cree en el Hijo tiene vida eterna” (Jn. 3,36);“El que escucha mi Palabra tiene vida eterna” (Jn 5,24);“El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna” (Jn. 6,54); “El Buen Pastor da la vida por sus ovejas” (Jn. 10,11). Ponerse o no al servicio de la vida concreta marca dos tipos de acción pastoral; los intereses prácticos, los métodos de acción, las iniciativas, las prioridades serán diferentes. El coordinador que, imitando a Cristo, se pone al servicio de la vida irá descubriendo que no es la catequesis en sí misma la que necesita prioritariamente ser pensada sino la educación de la fe del pueblo, que no es la liturgia en sí la que debe preocupar sino el pueblo que vive superficialmente o al margen de la vida litúrgica; que no son los agentes de pastoral en sí mismos lo importante sino las comunidades que necesitan de tales y múltiples ministerios; no es la verdad ni el amor en sí mismo sino las comunidades que viven en la mentira y sin amor. Este enfoque marca una originalidad y novedad en toda coordinación pastoral. La coordinación, en cualquier campo y nivel de la Iglesia, es indispensable para la comunión y la vida. Ningún otro servicio pastoral se ve metido en una verdadera batalla para suscitar vida y luchar contra lo que la deteriora; porque coordinar es abrir perspectivas, confiar, valorar a todos, ayudar a recuperar el entusiasmo, unir, integrar los diferentes carismas. Esta batalla se vuelve más dura y difícil para quienes coordinan niveles más amplios; allí no faltan las tensiones, las incomprensiones, el verse metido entre fuerzas contrarias, el riesgo del aislamiento y hasta del rechazo. 2. LOS CAMPOS IMPORTANTES DE LA COORDINACIÓN CATEQUÍSTICA La coordinación en la catequesis debe cuidar principalmente el campo de los catequistas, el de las estructuras catequísticas y el de las tareas fundamentales (profética, litúrgica y social). Me limito a hacer alguna referencia a estos campos.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

33


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

2.1. LOS CATEQUISTAS El Concilio Vaticano II y la Nueva Evangelización, en su esfuerzo de hacer presente hoy el frescor y vitalidad del Evangelio, exigen ante todo un nuevo estilo de agentes de pastoral y, por lo mismo, de catequistas más identificados con Cristo Buen Pastor, más encarnados en la realidad, más unidos entre sí y en la misma tarea evangelizadora; catequistas con nuevo ardor y nuevos métodos que sean, ellos mismos, expresión viva del Evangelio. Este nuevo estilo de catequistas no surge espontáneamente ni tampoco solo por decretos, se requiere un esfuerzo serio para asegurar una formación integral y permanente; integral, porque debe abarcar explícitamente la formación espiritual, la capacitación doctrinal y pedagógica como también la formación humana; permanente, porque no debe limitarse a la etapa inicial sino que ha de alimentar siempre el servicio de todos los catequistas. La coordinación pastoral tiene que promover y alimentar en los catequistas la identificación con Cristo Buen Pastor; una espiritualidad Cristocéntrica, encarnada y comunitaria; una espiritualidad que proyecte un amor tal que dé ojos para ver y amar al Señor en todos y en cada uno de los que encuentra, para saber descubrir y proclamar las presencias del Señor en las diferentes situaciones y culturas; una espiritualidad que cree comunión y verdaderas comunidades cristianas; una mística que entusiasme por el Señor. La capacitación explícita para el ministerio de la catequesis exige también a la coordinación toda una serie de tareas. Sin una sólida capacitación inicial y sin una formación permanente, los catequistas caen pronto en la rutina y en el estancamiento, surge en ellos la desconfianza y el miedo a lo nuevo, en unos aumenta el autoritarismo y en otros el encerramiento y la marginación, también se debilitan o se truncan los procesos, se pierde la dimensión misionera y mutila la tarea evangelizadora. La formación humana de los catequistas pide organizar medios e instrumentos que los eduquen y alimenten en las necesidades fundamentales de toda persona humana: en la necesidad de amar y de ser amado, de valorar y de ser valorado, de sentirse y que lo sientan parte vital de su familia y comunidad, de vivir la auténtica libertad. Esto hará que surjan más catequistas que aprecien y susciten a su alredeDimensión Nacional de Pastoral Catequética

34


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

dor la vivencia de los valores humanos; esto ayudará a disminuir las frustraciones y las compesaciones destructivas de algunos catequistas. 2.2. LAS ESTRUCTURAS CATEQUÍSTICAS Tarea de las estructuras pastorales es hacer presente y operante el mismo ser de la Iglesia: la comunión, promover y alimentar el quehacer mismo de la Iglesia: la evangelización integral. Por lo mismo, toda estructura y organización catequística debe estar al servicio de la comunión y de la evangelización integral. La coordinación tiene que imponerse una serie de tareas para lograr que las estructuras catequísticas vayan siendo lugar de encuentro, de intercambio y de mutuo apoyo, espacios donde se vive y experimenta la fraternidad, donde más que la efectividad se cuida la afectividad, es decir, que la relación y vida fraterna que en ellas se crea y se nutre tiene prioridad sobre la misma eficacia de unas tareas. Ninguna actividad debe debilitar la tarea fundamental de la comunión. La coordinación debe cuidar también que las estructuras sean promotoras del estilo de catequesis que nos pide hoy la Iglesia a la luz de Aparecida y de la Nueva Evangelización, es decir, que sean promotoras de evangelización integral y orgánica, que sean espacios de visión pastoral de la realidad, lugares lúcidos de discernimiento evangélico, lugares de apoyo con los instrumentos que va requiriendo el caminar pastoral, lugares de animación. Hay que preferir una organización catequística clara y sencilla. La organización complicada y las estructuras pesadas no pocas veces paralizan a los catequistas y sofocan la acción. Desde esta perspectiva comprendemos el porqué el Vaticano II ha impulsado una renovación profunda en todas las estructuras eclesiales y ha inspirado la creación de otras nuevas; el porqué desde Juan Pablo II pedía nuevas expresiones como una de las características de la Nueva Evangelización. Renovación de las estructuras catequísticas, creación de nuevos espacios para llenar los vacíos existentes y la interrelación orgánica con las demás estructuras pastorales de la Iglesia local son tareas importantes de la coordinación del SEDEC (hoy también Dimensión Diocesana de Catequesis). Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

35


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

2.3. LAS TAREAS FUNDAMENTALES La pastoral profética, litúrgica y social, como tareas fundamentales de la misión de la Iglesia requieren también una coordinación que garantice y alimente la integralidad y la fidelidad al mensaje cristiano, tanto en los contenidos como en sus formulaciones, en su transmisión y en su celebración, en su vivencia. Algunas tareas específicas en este campo parecen urgentes: Ÿ Explicitar, en toda acción pastoral, la relación entre la pastoral profé-

tica, litúrgica y social.

Ÿ Precisar el lugar de la catequesis en el proceso evangelizador. Ÿ Impulsar verdaderos procesos de evangelización integral. Ÿ Precisar las metas concretas de la catequesis en cada etapa de la edu-

cación de la fe.

Ÿ Asegurar el kerigma en los momentos fuertes de las diferentes eta-

pas del proceso catequístico.

Ÿ Hacer un mayor esfuerzo por realizar la tarea catequística con pro-

gramas que respondan al plan diocesano de pastoral.

Ÿ Impulsar la promoción de comunidades vivas. Ÿ Dar un mayor impulso a los métodos dialogales y participativos. Ÿ Ofrecer instrumentos guía que, tanto por su contenido como por su

metodología, aseguren la fidelidad y la unidad en lo fundamental, estimulen la creatividad pastoral.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

36


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

3. HACIA UNA MÍSTICA DE LA COORDINACIÓN La coordinación pastoral debe cimentarse en una sólida espiritualidad, en una verdadera mística que fundamente, sostenga y guíe a quienes el Señor ha confiado este ministerio eclesial. Como elementos importantes podemos señalar: 3.1. LA EXPERIENCIA DEL ÉXODO El coordinador, llamado y enviado por el obispo, encabeza con él la marcha de un sector del pueblo peregrino y no puede instalarse sin traicionar su misión; como nómada del desierto, su misión consiste en mantener y estimular la marcha de sus hermanos hacia la Alianza, hasta la comunión e intimidad con el Señor. El camino es arduo y árido, las tentaciones y las revueltas del mismo pueblo no faltarán. Es la experiencia del éxodo. Vivir el éxodo es dejarse amar y liberar por el Señor para ser libre y poder servir a todos, implica la solidaridad y las rupturas del apóstol que, libre de todo, se hace judío con los judíos, griego con los griegos, se hace esclavo de todos para ganarlos para Cristo. Así el coordinador va aprendiendo a salir de sus opiniones, ideas y proyectos personales, incluso de sus propias experiencias para servir a todos. La experiencia de éxodo hace al coordinador paciente, solidario, tenaz y confiado; porque cree en la Palabra de su Señor y en el poder del Espíritu, descentra su atención hacia los débiles y alejados, no soporta que nadie se pierda, no deja de buscar al que está perdido, no considera a nadie irrecuperable y siempre va más alla de las necesidades y expectativas de los hombres. Un ministerio que, en la lucha permanente, hace avanzar a sus hermanos y abre la comunidad hacia el futuro del Reino. Un ministerio que se realiza sólo en la fe. 3.2. LA VIDA DE ORACIÓN Si la catequesis tiene como finalidad poner al interlocutor “no solo en contacto sino en comunión, en intimidad con Jesucristo” (CT 5), el coordinador de este ministerio está urgido a ser hombre de oración para ayudar a sus hermanos y Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

37


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

edificar la comunidad orante; llamado a estar con Cristo y a conocer su intimidad para comunicarla, ha de cultivar una vida de silencio y de oración en el mundo. Escuchar para hablar, estar siempre en comunión y en intimidad con Dios para poder ser instrumentos de vida. No olvidemos que los doce, hoy los obispos con sus colaboradores cercanos, han sido llamados a dedicarse ante todo “a la oración y al ministerio de la Palabra” (Hech. 6,4). No se trata de insistir en la oración para ser buenos catequistas sino de asumir la radicalidad constitutiva de este ministerio: estar con Jesús para ir con Él y como Él a los hombres. Escuchar para vivir y transmitir, celebrar para proclamar, es el dinamismo propio del ministerio catequístico. La urgencia de la vida de oración en el coordinador de la catequesis viene también del hecho de haber sido constituido vigilante de la catequesis en su diócesis. Por ser vigilante, el coordinador ha de subir al monte de la oración para escudriñar los caminos del Señor y bajar con sus hermanos para proclamar con fidelidad y valentía la voluntad del Señor; solo así podrá ser luz en medio de las tinieblas, instrumento de vida en medio de una cultura de muerte. Cuando se descuida la oración, la coordinación se ejercita como un poder y pierde fecundidad, la catequesis se vuelve teoría, ideología, deteriorándose su carácter de Buena Noticia. El coordinador no puede dejar la oración para cuando se tenga tiempo; orar por los catequistas será siempre una tarea prioritaria del coordinador de la catequesis, como lo es para todo catequista orar por sus interlocutores. Como vigilante, el coordinador ha de ir de Dios al mundo y del mundo a Dios para mantenerse en la fidelidad, para realizar con alegría y eficacia su ministerio. 3.3. EL SERVICIO DE LA PALABRA El pueblo de Dios se edifica ante todo por el ministerio de la Palabra; por su Palabra Dios llama, congrega y hace crecer. No olvidemos que el ministerio sacerdotal tiene como deber primero el de anunciar a todos el Evangelio de Dios (PO 4); todo catequista colabora con ellos en este ministerio. Dios llama y elige al catequista para ser servidor y heraldo de su Palabra, para él son también las palabras a Timoteo: “Esfuérzate porque Dios pueda contar contigo; sé como obrero irreprensible, que predica la verdad sin desviaciones. No participes en conversaciones Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

38


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

inútiles y extrañas a la fe que solamente hacen progresar en la ignorancia de Dios” (2 Tim. 2, 15-16). Como obrero de la Palabra, el catequista no puede contentarse con ser repetidor de las escrituras, sólo en la meditación y en el estudio de la Palabra podrá ser profeta de Dios y proclamar con fidelidad y valentía “esto dice el Señor”. Por eso el catequista ha de hacer la experiencia de la Palabra a fin de llegar a ser su heraldo y testigo; oír, ver, tocar y comer la Palabra para anunciarla a tiempo y a destiempo, para realizar la comunión, para sostener al pueblo en su peregrinar en el mundo hacia la patria definitiva. La fidelidad humilde, la audacia, el gusto por la verdad y la comunión con la Iglesia de Dios son características del obrero servidor de la Palabra. Con razón el apóstol Pablo es duro con los falsos maestros y doctores quienes, bajo la capa de piedad y de conocer a Dios, lo niegan con su vida y con discursos errados al separarse de la fe y de la inteligencia de la Palabra. Para ejercer este ministerio, Dios da su Espíritu de fortaleza y de caridad; fortaleza para anunciar todo el designio de Dios y defender el rebaño de los asaltos del maligno; caridad para edificar en el amor, para saber tocar las heridas y curarlas y para no apagar la mecha humeante. Ni la timidez ni la agresividad guían la conducta del fiel servidor de la Palabra porque casi siempre encuentra el camino para hablar al corazón. 3.4. EL AMOR COMO EL ALMA DE LA COORDINACIÓN Ni la ciencia, ni el talento, ni los medios por sí mismos deben ser lo prioritario en el ejercicio de la coordinación catequística, sólo el amor debe tener la prioridad, el amor evangélico es como el origen, el alma y la meta de toda coordinación en la Iglesia. Esto pide actuar siempre en la verdad y en la caridad para no caer en servilismos y falsas complacencias; no es el éxito y determinados resultados lo que se debe buscar en primer lugar sino el amor. Por eso la coordinación debe realizarse en el acompañamiento cordial que estimula y comparte las dificultades, en el apreDimensión Nacional de Pastoral Catequética

39


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

cio a las personas. El amor evitará las apariencias de coordinación pastoral que suelen ocultar la mentira, el autoritarismo, la rutina y la pereza. Esto significa coordinar por medio del acompañamiento cercano a los catequistas en su campo y actividades propias, motivar a todos sin distinción sabiendo que ni todos piensan igual, ni todos caminan al mismo ritmo por el camino propuesto; hay que admitir los diversos ritmos en marcha, hay que aceptar y valorar los pequeños avances; hay que valorar los variados carismas, estimular su desarrollo; recordemos que son dones del Espíritu para la edificación de la comunidad; el éxito a buscar es que las personas puedan dar lo mejor de sí al resto de la comunidad. La coordinación en la catequesis no puede marginar a nadie; esto no significa que para el coordinador todo sea igual, todo igualmente cierto, todo igualmente importante. La oración, el estudio serio, el acompañamiento cordial y la acción conjunta son como los pilares que sostienen y alimentan la coordinación catequística. 3.5. AL ESTILO DEL BUEN PASTOR El coordinador, como Cristo, ha de ponerse al servicio de los demás; ejercer la coordinación es recibir el encargo y la responsabilidad de los demás para “darles la comida en el tiempo oportuno”, para cuidar que todos desarrollen sus capacidades según el Evangelio y avancen hacia la plenitud. Sin está conformación con Cristo, el coordinador corre el riesgo de deformar, de usurpar el lugar de Cristo; se olvida de que es el servidor de todos y cae en la tentación de aprovecharse de los demás para buscar protagonismos. Esto pide promover lo que más agrada a Dios y edifica la comunidad, estar muy cerca de Dios y muy cerca de la vida concreta de la comunidad; discernir para percibir el momento de Dios y el ritmo de la comunidad para no atropellar procesos vitales, para no perder la serenidad ante las dificultades. El ritmo del intelectual y del carismático no siempre coincide con el ritmo de la comunidad; hay que saber esperar, con una paciencia activa.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

40


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

La comunidad a la que servimos no comenzó con nosotros, camina desde antes de nosotros y seguirá caminando después de nosotros; el Espíritu Santo es su guía y animador principal. Cuando la coordinación busca protagonismos, se guía por lo que más agrada y por lo que más aplausos puede proporcionar, entonces se paraliza terriblemente la marcha de la comunidad y se llega a actuar como si se tuviera el monopolio de la acción del Espíritu. Nota: pueden prepararse algunas preguntas después del tema. Sugerimos las siguientes: Como coordinadores y a la luz de las conclusiones del momento decanal y del tema expuesto: ¿Cómo estoy promoviendo en el catequista su ser de persona? ¿Su responsabilidad en la sociedad? ¿Qué idea de Iglesia estoy construyendo? ¿Qué mentalidad de lo que hoy es la catequesis? Compartir en plenario **Terminar con la EUCARISTÍAY UN MOMENTO DE CONVIVENCIA**

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

41


Momento Provincial

Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

Dimensi贸n Nacional de Pastoral Catequ茅tica

42


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

MOMENTO PROVINCIAL Indicaciones generales 1. El equipo provincial preverá la fecha y el lugar más oportunos para la realización de este momento provincial. 2. Participantes: los asesores y los responsables de la formación de los catequistas en todos los niveles (parroquial, decanal y diocesano) y los catequistas que participarán en el Encuentro Nacional. 3. Es importante tener a la mano el material (conclusiones y compromisos) del momento diocesano, para la dinámica que se llevará a cabo. 4. Elementos para la estructura de este Encuentro Provincial: a) Momento de Oración (se sugiere una Lectio Divina sobre Jesucristo formador). b) Breve exposición de las conclusiones del momento diocesano. c) Se sugiere que a la luz del Vaticano II, se vea alguna reflexión (de cerca de media hora) sobre la persona, la Iglesia, la sociedad a la luz de GS y LG (a nivel Provincia se puede invitar a alguien que pueda tratar estos temas brevemente). d) Una reflexión sobre la catequesis (cerca de media hora), según el DGC, GPCM. e) Preparar la dinámica y plenario. El provincial recogerá las conclusiones de las diócesis y hará una síntesis para enviarla a DINPAC, quien las expondrá en el Encuentro Nacional. f ) Terminar con la Celebración Eucarística y una convivencia.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

43


Rumbo al II Encuentro Nacional de Catequistas

Preguntas: 1. ¿Cómo estoy implementando en los planes de formación una mejor idea de ser persona, de ser Iglesia y de ser persona comprometida en la transformación de la sociedad? 2. ¿Cómo estoy propiciando una nueva mentalidad, un nuevo paradigma en la catequesis? Organizar creativamente la manera de celebrar el aniversario en este 2012 de los diferentes documentos que han propuesto nuevos paradigmas para la catequesis universal y local: Recuperar la memoria del: Ÿ 50 aniversario de la convocación del Vaticano II, 1962-2012.

Ÿ 20 aniversario del Catecismo de la Iglesia Católica, 1992-2012 Ÿ 15 aniversario del Directorio General para la Catequesis

(DGC) 1997-2012. Ÿ 20 aniversario de la Guía Pastoral para la Catequesis de México GPCM, 1992-2012.

Dimensión Nacional de Pastoral Catequética

44


Un Carisma al servicio de la evangelización y la catequesis

Material Catequístico Te invitamos a conocer nuestros recursos catequísticos: Itinerario de catequesis infantil “Paso a paso con Jesús” Un itinerario integral y progresivo que acompaña el proceso de formación en la fe de los niños de 4 a 14 años. Manual para el catequista, cuaderno de actividades, CD con los cantos, recursos didácticos de apoyo y material descargable en Internet.

Un proceso de formación para catequistas Diseñado en tres niveles, básico, medio y avanzado (un libro de formación bíblica y 3 libros en cada nivel), para ofrecer al catequista una sólida formación en la fe, acompañar y fortalecer su espiritualidad y capacitarlo para un mejor servicio pastoral con una adecuada formación psicopedagógica y metodológica. Blog de apoyo para el catequista y recursos descargables vía Internet.

Introd ucción

1 a la

Biblia Juego de pr para fac eguntas y respu ilit conocim ar una inicia estas ción iento de la Biblia al Herma nas Cat . equ istas de Jesús Cru

cificad

Hermanas Catequistas de Jesús Crucificado La Merced 1181 Col. Chapalita. C.P. 45040 Gdl. Jal. Méx. Tel Fax (01 33) 3122- 2169 / 3647-0795 www.catequistasjc.org Ventas: materialcatequistico_hcjc@yahoo.com.mx Informes: materialcatequistico.cjc.promo@gmail.com

Material Síguenos: Catequístico

o

s ado ervado os Res Crucific Derech s de Jesús ta. ista Chapali as Catequ 1181 Col. sco Méx. Jali Herman Merced no. dalajara / 3647-0795. La 9 40. Gua CP. 450 (33) 3122-216 jc.org stas : 01 com.mx Tel/Fax www.catequi cjc@yahoo. istico_h lcatequ materia

Recursos didácticos para la catequesis Por medio de cantos, dinámicas, recursos audiovisuales, juegos y materiales didácticos de asimilación y memorización, buscamos favorecer una catequesis dinámica, creativa y accesible para todas las edades y situaciones. ¡Conoce nuestros materiales!


FOLLETO FINAL ENAC  

FOLLETO FINAL ENAC

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you