Page 1


PREPAREMONOS PARA VIVIR LA PASCUA REFLEXIONANDO DURANTE LA CUARESMA

Con la Asamblea Diocesana, celebrada el ´pasado 27 de noviembre del 2010, hemos concluido en nuestra diócesis el proceso de evaluación del Plan Global de Pastoral 20042009. Los resultados de dicha evaluación constituyen al mismo tiempo el punto de partida para la conformación de un nuevo plan, pues ellos presentan la realidad social y pastoral que desafía la acción pastoral de las fuerzas vivas de esta Iglesia Particular: Laicos, Ministros Ordenados y Consagrados. Ahora hemos entrado al segundo momento del proceso de planificación pastoral participativa, llamado marco doctrinal, éste consiste en iluminar la realidad desde la Sagrada Escritura y los documentos del Magisterio de la Iglesia. De la confrontación entre nuestra realidad y el querer de Dios para nuestra Iglesia diocesana, podremos asumir juntos, los caminos que nos permitan vivir de manera coherente nuestra identidad eclesial y asumir corresponsablemente, con la fuerza del Espíritu Santo, la misión evangelizadora encomendada por Jesucristo, el enviado del Padre. El marco doctrinal que animará el nuevo plan pastoral no sólo debe ser conocido por todos sino que exige que sea construido y asimilado por todos los que conformamos esta porción del Pueblo de Dios. Por el momento se estará trabajando con una versión corregida y aumentada del marco teórico 2004-2009, la cual ser irá enriqueciendo, durante el 2011, gracias a los aportes de las fuerzas vivas de nuestra Iglesia de Zamora. Este subsidio catequético, busca Renovar nuestro ser de Iglesia diocesana desde el conocimiento del marco teórico que inspirará el nuevo plan diocesano, para comprometernos, en comunión, con la misión evangelizadora que nos ha sido confiada”. Entre los Objetivos particulares se encuentran: 1) que el cristiano conozca y experimente el amor de Dios y la comunión que de él se deprende; 2) Que el creyente, siguiendo las huellas de Jesús, aceptando su llamada, descubra la riqueza de ser comunidad, 3) tener claridad de los que es la Iglesia y lo que 1


hace la Iglesia, 4) vivir la plenitud de ser Iglesia (bautizado) poniendo en práctica el triple ministerio de enseñar, regir y santificar y 5) conociendo la estructura que anima a la Iglesia diocesana, descubrir el lugar que nos corresponde.

NOTAS PEDAGOGICAS

Las catequesis siguen el esquema general del VER, JUZGAR Y ACTUAR. Previamente y para que el Evangelizador ubique la propuesta, se encuentra el título, una cita bíblica inspiradora, que posteriormente se pide aprender de memoria y el objetivo del tema. En el apartado de “notas pedagógicas” se presentan los materiales a tomar en cuenta para la ejecución de la catequesis y a excepción de la primera catequesis, las otras cuatro señalan el nexo con la catequesis anterior. VER LA REALIDAD: Busca llevarnos, a través de preguntas, a descubrir cómo estamos como comunidad, como Iglesia, y asumir con responsabilidad esa realidad. JUZGAR: Compartimos la voluntad de Dios para nuestra vida, está tomado de la propuesta del Marco teórico para la diócesis de Zamora, es el ideal a alcanzar. ACTUAR: Se lleva a cabo con alguna actividad significativa para comprometernos a vivir la voluntad de Dios. En esta parte se ubica el compromiso social que todo creyente debe tener en cuenta en su acción para transformar la realidad. Es muy conveniente preparar con creatividad el lugar: una Biblia, un Cristo, un altar. Las Oraciones y cantos deben ser adaptada a las circunstancias. Al final hay un anexo con materiales auxiliares. Se han colocado en la página web de la diócesis www.diocesisdezamora.org proyecciones, sugerencias de películas y otros materiales que permitirán al evangelizador transmitir el mensaje de manera más apropiada. Se pide que el evangelizador lleve la Sagrada Escritura y desde ella, se lean los textos sugeridos. También se le recomienda llevar el texto del documento final de Aparecida Estas cinco catequesis pueden impartirse a lo largo de toda la cuaresma, en un retiro de fin de semana, para una 2


mañana de reflexión, para las misiones populares de Semana Santa, para una semana de ejercicios o estudio personal. Son sólo guías, cada evangelizador puede orientarlas según las necesidades del auditorio o adaptarlas a niños, jóvenes o adultos. De hecho, también serán transmitidas los miércoles de cuaresma a las 11:00 a.m. en la estación de Radio XEZM, de Zamora, en el 650 de AM, o por vía electrónica: www. radiozamora.com.mx. P. Felipe Vega Salcido Vicario Episcopal de pastoral

3


PRIMERA CATEQUESIS DIOS ES COMUNIDAD "La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos ustedes”. (2 Cor 13, 13) OBJETIVO: Presentar el misterio de la Santísima Trinidad como modelo de unidad basado en el amor: (cada uno conserva su personalidad, no invade la acción del otro y colabora con el otro sin excluir y sin competir) para vernos reflejados como comunidad de creyentes. - - - - - -

SUGERENCIAS PEDAGOGICAS Preparar hojas de papel y lápices para todos los asistentes Una cartulina y plumones Cinta para pegar las hojas Disponer un altar en donde destaque la imagen de Jesús Poner la Sagrada Biblia en un lugar visible y significativo Preparar el canto: “yo sé que el vive…”

ORACIÓN: 1 Corintios 12,3b-13 VER LA REALIDAD: Dinámica: el sueño de Dios Vamos a hacer entre todos un gran papelógrafo (Cartulina) que se va a llamar “el Sueño de Dios”. Instrucciones: 1) Cada quién va a tomar una hoja de papel. 2) Piensa por un momento que eres Dios: ¿cuál es tu sueño siendo Dios? Dibujar el sueño o escribirlo. Todos lo hacemos al mismo tiempo. 3) Juntaremos las hojas haciendo un gran mural. 4) Contemplemos el mural y comentemos lo que alcanzamos a ver preguntándonos ¿qué nos gusta del mural? ¿Será éste el verdadero sueño de Dios? ¿Qué imagen de Dios encontramos? Un Dios Padre- Dios hermano, un Dios que nos impulsa anima acompaña empuja a construir juntos… PREGUNTAS:

¿Qué le hace falta a nuestras familias para ser las familias que Dios quiere? 4


¿Qué hace falta a nuestros jóvenes, para vivir un proyecto conforme a Dios? ¿Qué hace falta en los matrimonios cristianos para cumplir con su misión? ¿Qué hace falta en nuestro mundo, en nuestro país, en nuestro estado, en nuestra parroquia para vivir como hermanos? ¿Da la misma cualquier religión? ¿Hay alguna ventaja en tener un Dios que es Trinidad? ¿Qué debemos hacer para ser una comunidad animada por la Experiencia de la Santísima Trinidad?

JUZGAR (MARCO TEÓRICO) Dios en la plenitud de su amor realizó la creación, pero no la abandonó, sino paciente, discreta y providentemente la acompaña en todo momento. Es el Padre fiel, incluso cuando no respondemos a su proyecto. Jesús con sus palabras y sus obras nos manifiesta el verdadero rostro de Dios. Su mensaje central y tarea más importante es implantar y entregar su vida por el Reino de Dios. Reino de Dios quiere decir simplemente Dios cerca, Dios Padre amoroso y lleno de misericordia; quiere decir paz, justicia, solidaridad entre los hombres, santidad... Es el Espíritu que acompaña la obra creadora del Padre y del Hijo, vivificando, santificando, unificando, encaminando la creación entera al designio del Padre. Es el fuego de Pentecostés que congrega la comunidad y la envía en el nombre del Señor para dar testimonio de la verdad. Hace de un grupo de hombres temerosos, una comunidad de testigos. Él guía, conduce y acompaña a la Iglesia en su caminar. Los cristianos cuando decimos “creo en Dios”, estamos confesando que creemos en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo. Para un cristiano, Trinidad es el modo de decir Dios. En la raíz de todo lo que existe hay un proceso de vida procedente de la Trinidad. La creación es un desbordamiento de vida y de comunión de las tres divinas personas, que invitan a todas sus criaturas a entrar en el juego simultáneo del respeto, el crecimiento y la complementariedad.

5


Los seres humanos, a imagen de la Familia Divina, estamos llamados a mantener relaciones de comunión con todos los seres creados, dando y recibiendo, construyendo todos juntos una convivencia rica, abierta, que, respetando las diferencias, forme un solo pueblo. El Dios Trino de Jesús está del lado de la unión y no de la exclusión; del consenso, en lugar de la imposición; de la participación y no de la dictadura. La Trinidad está presente cuando hay entusiasmo en el trabajo de la comunidad, cuando hay decisión para inventar caminos nuevos para nuevos problemas, cuando hay resistencia contra todo género de opresión, cuando hay voluntad de liberación, cuando hay hambre y sed de Dios… ACTUAR Actividad significativa CREDO (escribir algunas IMPLICACIONES DE características de cada CREER EN ESE DIOS persona de la Santísima Trinidad Dios Padre

Dios Hijo

Dios Espíritu Santo

6


Dios en mi comunidad

Los Obispos de México en la Exhortación: “que en Cristo, nuestra paz, México tenga vida digna (n. 104), señalan que se ha debilitado el tejido social, se han relajado las normas sociales, así como las reglas no escritas de la convivencia… lo cual lleva a tolerar que cualquier persona haga lo que le venga en gana, con la certeza de que nadie dirá nada.” ¿Cómo podemos sentirnos corresponsables unos con otros en nuestra sociedad? ¿En las relaciones humanas, como podemos corregir excesos? Revisemos nuestras palabras, nuestros gestos y acciones que nos alejan de los demás. ¿Cómo corregirlos? ¿Qué debemos hacer? Compromiso: se puede organizar una convivencia con algunas personas que hemos excluido de la comunidad (pobres, resentidos, alejados, políticos, protestantes, jóvenes…) y creativamente ser una verdadera comunidad. MEMORIZAR: I Cor: 12, 4-7: Hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo, hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo, hay diversidad de actividades, pero Dios, que efectúa todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho común. ORACION FINAL: Se reza el credo o el himno del anexo

7


SEGUNDA CATEQUESIS JESÚS NOS MUESTRA EL AMOR Y LA COMUNIÓN “Llamó a los que él quiso para que estuvieran con él, y para enviarlos a predicar.” Marcos 3,13-15 OBJETIVO: Presentar, desde la propuesta de Jesús, la verdadera comunidad: todos somos llamados para estar con él y ser enviados a evangelizar todos los rincones de la tierra. SUGERENCIAS PEDAGOGICAS: - En un lugar visible tener el logotipo del plan Diocesano anterior y el actual (de la evaluación) o un dibujo de una comunidad reunida. - Una vela en medio del grupo si fuera posible estar de forma circular. - Tener visible el texto de Aparecida - El siguiente texto, en una cartulina: "La Iglesia, como “comunidad de amor”, está llamada a reflejar la gloria del amor de Dios que, es comunión, y así atraer a las personas y a los pueblos hacia Cristo.”(DA 159). NEXO CON EL TEMA ANTERIOR: En el tema anterior, la Santísima Trinidad se presenta como modelo de toda comunión y participación. Ahora, Jesús invita a sus discípulos a vivir la comunión con Él, aprender de Él y compartir esa experiencia con los demás. ORACIÓN: Invitamos a retomar la oración por la renovación del Plan Diocesano (anexo) Cantamos: “Juntos como hermanos”, • Leer el texto del canto • Entonarlo juntos • A manera de eco repetir aquella frase que me resuene en este día Encomendamos al Espíritu Santo nuestro trabajo de hoy diciendo juntos: Ven Espíritu Santo…. 8


VER LA REALIDAD Nuestra familia ¿De qué manera se pertenece a una familia? ¿Cómo compruebo que pertenezco a mi familia y no a otra? ¿Qué hacen nuestros padres para mantener unida a la familia? ¿Qué hacemos nosotros para mantener unida nuestra familia? ¿Qué es lo que hemos recibido de nuestra familia? ¿Qué obligaciones tenemos con nuestra familia: como hijos o como padres? ¿Qué estorba para que las familias vivan unidas? ¿Qué hace que miembros de algunas familias vivan desintegrados? ¿Por qué en muchas familias existen problemas fuertes? Nuestra iglesia ¿Tiene que ver algo nuestra experiencia de Iglesia con la Experiencia de familia? ¿Cómo compruebo que pertenezco a la Iglesia de Jesucristo y no a otra? ¿Qué nos distingue de otras religiones o sectas? ¿Qué hacemos nosotros para mantener unida nuestra Iglesia? ¿Qué es lo que hemos recibido de nuestra Iglesia? ¿Qué obligaciones tenemos con nuestra Iglesia? ¿Qué hace que algunos miembros de la Iglesia vivan desintegrados? ¿Por qué crees que quienes responden a vivir una experiencia plena de Iglesia sean pocos? JUZGAR (MARCO TEÓRICO) Desde el antiguo Testamento, El señor Dios quiso que el hombre no estuviera solo, sino, fuera comunidad; y así fundo el pueblo de Israel, profecía de la Iglesia. Jesús, por su parte inició la predicación invitando a la comunidad (grupo de discípulos) y encomendándoles a todos la misma tarea: “vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio…” (Mc 16,15), en “esto sabrán que son mis discípulos…” (Jn 13,35) Así lo entendió la primera comunidad cristiana que vivió la comunión, entendiendo por comunión, recibir el pan consagrado, asistir a sus celebraciones y vivir la comunión dando testimonio. Así van creando estructuras para que la comunión sea efectiva. 9


El mandato del Maestro y Señor Jesús es claro, explícito y contundente: “Vayan por todo el mundo proclamando la Buena Noticia a toda la humanidad” (Mc 16,15). “Me han concedido plena autoridad en cielo y tierra. Vayan y hagan discípulos entre todos los pueblos, bautícenlos consagrándolos al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Yo estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo (Mt 28,19-20). La misión de los discípulos es proclamar el Evangelio, proclamar a la Persona de Cristo. Todo el Pueblo de Dios, con todos sus miembros, instituciones y planes, existe para evangelizar. El dinamismo del Espíritu de Pentecostés lo anima y lo envía a todas las gentes. Cada Iglesia particular ha de escuchar con renovado entusiasmo el mandato del Señor: “Vayan y hagan discípulos entre todos los pueblos” (Mt 28,19) (Cf DP 348). La Iglesia “existe para evangelizar” (EN 14) esto es, para “llevar la Buena Nueva a todos los ambientes de la humanidad y, con su influjo, transformar desde dentro, renovar a la misma humanidad”. (EN 18). Tenemos que mejorar esa unidad, fruto del amor, en nuestras actividades diarias y también en nuestras actividades pastorales (en la parroquia). Evangelizar es una realidad rica, compleja y dinámica. Evangelizar comporta varios aspectos, íntimamente unidos entre sí: Anuncien (Mc 16,15), hagan discípulos y enseñen (Mt 28,19-20), sean mis testigos (Hch 1,8), bauticen (Mt 28,19) hagan esto en memoria mía (Lc22,19), ámense unos a otros (Jn15,12). Anuncio, testimonio, enseñanza, sacramentos, amor al prójimo, hacer discípulos: Todos estos aspectos son vías y medios para la transmisión del único Evangelio y constituyen los elementos de la evangelización (DGC 46). Nuestros obispos de América Latina insisten en el amor que debe vivirse en la comunidad cristiana: “No puede haber vida cristiana sino en comunidad: en las familias, las parroquias, las comunidades de vida consagrada, las comunidades de base, otras pequeñas comunidades y movimientos. Como los primeros cristianos que se reunían en comunidad, el discípulo particpa en la vida de la Iglesia y en el encuentrocon los hermanos, viviendo el amor de Cristo en la vida fraterna solidaria. También es acompañado y estimulado por la comunidad y sus Pastores para madurar en la vida del Espíritu” 10


ACTUAR ACTIVIDAD SIGNIFICATIVA (El siguiente texto puede usarse para una hora santa) INDICACION: Retomando el proceso del discipulado que hace Jesús con sus apóstoles, lo haremos en tres tiempos. Si se está en una capilla, puede ser con el santísimo expuesto, si no, con un Cristo al centro, quizá música de fondo, mientras el evangelizador va leyendo: a) El Llamado: “… llamó a los que Él quiso…” Concentremos nuestra mirada en Cristo (Eucaristía), mientras ubicamos a Jesús que pasa, mira y llama (Mc 1, 17 – 20). Los llamados lo conocen. Los llamados ya tuvieron alguna convivencia con Él, saben cómo vive, cómo piensa. El llamado es un proceso de repetidas invitaciones y respuestas, hecho de avances y retrocesos. Jesús llamó a los que Él quiso; el llamado es gratuito. Aceptar la invitación exige compromiso. Jesús no minimiza ni esconde las exigencias. Quien quiera seguirlo debe cambiar de vida y creer en la Buena Noticia. El llamado de Jesús es como un nuevo comienzo. Es el momento de entrar en una familia, en una nueva comunidad y de reiniciar la historia. El llamado es el tesoro escondido, la piedra preciosa, el valor supremo ¡Está llegando el Reino! En este espacio de silencio recuerda el primer llamado que te hace en el bautismo… ¿Has sentido alguna llamada por parte de Jesús a trabajar en su Reino?... ¿Cuál ha sido tu respuesta? Ahora te está llamando, exprésale cómo te sientes, cómo estás físicamente, qué situaciones nuevas hay en tu alrededor, qué te preocupa, qué ilusiones nuevas hay ante este nuevo llamado. Cuéntale de tu economía, de tus tiempos, de tus desilusiones. En Signo de "Escucha" ante el llamado constante que nos hace Cristo, para ser sus discípulos recordando que no se puede ser discípulo de Cristo si no estamos dispuestos a cargar con la cruz todos los días… Y como comunidad buscamos al compañero de al lado y hacemos la señal de la cruz en su frente, recordando que los aquí presentes hemos sido llamados a ser discípulos y misioneros. 11


Ahora hacemos una reverencia ante Jesús y oramos juntos en silencio: Ayúdame Señor a cultivar el silencio en cada uno de nosotros, para que podamos escucharnos y conocernos, para escuchar a los otros y solidarizarnos con ellos, pero sobre todo para escucharte, para encontrarme contigo. Ayúdame a saberme comunicar aún cuando no te digo nada y a no tener miedo de escuchar tu llamada. Dame la oportunidad de sorprenderme con tu presencia silenciosa, concédeme la gracia de la acción de tu Espíritu en mi, para que tu Palabra me convierta y me fortalezca. AMÉN. Un breve momento de silencio, luego se prosigue: b) El Encuentro - La comunión: “…para que estuvieran con Él…” La convivencia diaria permite una confrontación constante. En la “escuela de Jesús” se enseña una materia: El Reino. Y este Reino se reconoce en la práctica de Jesús. A lo largo de aquellos pocos años de camino, Jesús acompaña y forma a sus discípulos. Convive con ellos, come con ellos, anda con ellos; se alegra y sufre con ellos. En esta convivencia se profundiza el llamado y avanza el proceso de conversión. Ahora vas a reconocer esos lugares donde te has encontrado con Jesús, donde han andado juntos, donde han platicado, donde te ha confrontado, donde te ha consolado, donde te ha perdonado, donde te ha llamado…. quizá un retiro, en una charla con algún amigo o con algún sacerdote, en algún momento de reconciliación, cuando leíste algún pasaje del Evangelio o cuando fuiste a alguna misión o cuando lo viste en el rostro de alguna persona. Elige el lugar en donde tu llamado haya sido más fuerte y recuerda cuál fue tu actitud después de haber dialogado con Jesús… Este espacio es para que te encuentres profundamente con Él, en un silencio tal, que le puedas escuchar, para que te pueda consolar, y si es necesario te pueda confrontar. En signo de "Encuentro y comunión" que nos lleva a un profundo proceso de conversión…. Señalamos a Cristo, levantando nuestra mano derecha dirigiéndola al Santísimo Sacramento (o a la imagen), reconociendo que es Jesús quien llama, anima, avisa, orienta, suplica, ordena, recomienda, propone, sugiere y aconseja a cada uno de nosotros. 12


Nos inclinamos ante Él y oramos juntos en silencio: Señor, en este aturdimiento en que vivo, abatido por mil preocupaciones, concédeme la gracia de ocultarme y transformarme en tu Sagrado Corazón y ahí en ese santuario de paz y amor beber de Ti, oyendo con filial cuidado los consejos de mi Madre Santísima para emplear mi vida en ayudar a que todo se encamine hacia a Ti. AMÉN Un breve silencio y luego prosigue c) La Misión: “Para enviarlos a predicar” La misión de Jesús es “anunciar la Buena Nueva a los pobres”. Él llama a los discípulos para confiarles esta misma misión: “Como el Padre me ha enviado, yo también los envío a ustedes”. De dos en dos deben anunciar la llegada del Reino, curar a los enfermos, expulsar a los demonios, anunciar la paz, orar por la continuidad de la misión. Desde el primer llamado Jesús los involucra en la misión. El anuncio del Reino forma parte del proceso de formación de sus discípulos. Es el objeto y la razón de ser de la vida comunitaria en torno a Jesús. Jesús trae la Buena Nueva del Reino que el pueblo esperaba. Por ello hemos de caer a la cuenta que la acción apostólica en la Iglesia nace de un trato íntimo con Dios, quien se convierte en el motivo y contenido del anuncio evangélico. La misión apostólica no se concibe sin una relación personal, íntima, lo cual hace que oración y servicio estén ligados de tal modo que uno sin el otro no se puede dar. En este momento recuerda Cual es la misión a la que fuiste llamado, presenta a Jesús todas las acciones, actividades, momentos en que has Anunciado la Buena Nueva y has cumplido con tu misión, recuerda a tus compañeros de misión, y recuerda los obstáculos que has tenido que enfrentar para cumplir tu misión. En signo de que no estamos solos en esta tarea y que el Espíritu nos impulsa a "Anunciar el Reino", como Iglesia unida ponte de pie, trata de colocarte frente a tu compañero de al lado y pon tus manos sobre su cabeza y permite que él ponga sus manos sobre tu cabeza. Colócate nuevamente frente Jesús inclinando tu cabeza oramos juntos en silencio: 13


Permite Señor, que fluya en este silencio y desde mi interior la fuerza de la vida nueva, que se libera día a día con mi trabajo, con mi misión. Favorece en mí la vida espiritual, donde mi misión sea testimonio de que creo en Ti, de que me has transformado. Que mi trabajo consuele, provoque una sonrisa, eduque, construya, dignifique a los que sirvo y te bendigamos con aquellos con quienes comparto mi pan, fruto de mi trabajo. AMÉN. Nos despedimos con un canto y si se expuso el Santísimo, el sacerdote da la bendición. MEMORIZAR: “Llamó a los que él quiso para que estuvieran con él, y para enviarlos a predicar.” Marcos 3,13-15 ORACIÓN: Señor, ponemos en tus manos nuestro ser y nuestra vida; haz que, abiertos a la convivencia, nos unamos también en la orientación de nuestro futuro hacia Ti. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

14


TERCERA CATEQUESIS TÚ ERES LA IGLESIA, YO SOY LA IGLESIA, SOMOS LA IGLESIA “Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” (Mt 16,18) OBJETIVO: Reafirmar nuestra identidad como Iglesia para ubicar nuestra pertenencia y nuestra misión en esta familia de los hijos de Dios. SUGERENCIAS PEDAGÓGICAS - - - - -

Preparar el credo en cartulinas o en copias Preparar hojas o medias hojas para los asistentes Disponer un altar en donde destaque la imagen de Jesús Poner la Sagrada Biblia en un lugar visible y significativo Preparar el canto: Somos la Iglesia (entonarlo en algún momento conveniente).

NEXO CON EL TEMA ANTERIOR: Jesús llama a quien Él quiere para estar con Él y enviarlos a predicar su evangelio, formando una comunidad de bautizados con distintos ministerios y servicios, pero todos discípulos, misioneros del Padre. ORACIÓN Preparar una oración con la cita bíblica de Efesios 2,19-22 VER LA REALIDAD El evangelizador suscita la participación de los asistentes para que participen comentando las siguientes preguntas: - Rescatemos del tema anterior: - ¿Qué es la Iglesia? - ¿Quiénes forman la Iglesia? - ¿Cómo se pertenece a la Iglesia? - ¿Cómo debemos vivir los que somos la Iglesia? Con las preguntas y las respuestas, en equipos, en una cartulina, sin palabras, se dibuja “¿Qué es la Iglesia para ustedes? (Red, barca, árbol, océano…). Después se explica frente al grupo. 15


JUZGAR (MARCO TEÓRICO) Nuestro Señor Jesucristo manifestó de manera clara su designio de fundar una Iglesia Él llama a discípulos para que lo sigan: - - - - -

Mc 1,16-20. Llama a Pedro, Andrés, Santiago, Juan. Mc 2,13-17. Llama a Mateo. Mc 3,13-19. Llama los 12 apóstoles. Lc 8,1-3. Muchos lo siguen. Y expresamente dice: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” (Mt 16,18).

Significado de la expresión Iglesia La palabra “Iglesia” significa “convocación”. Designa la asamblea de aquellos a quienes convoca la palabra de Dios para formar el Pueblo de Dios (cf. Hch 19, 39), y que, alimentados con el Cuerpo de Cristo, se convierten ellos mismos en Cuerpo de Cristo (CEC 777). LA IGLESIA ES OBRA DE DIOS La Iglesia nace de Dios, en el corazón de Dios Padre, instituida por Dios Hijo y manifestada por Dios espíritu Santo. Un designio nacido en el corazón del Padre El Padre eterno creó el mundo por una decisión totalmente libre y misteriosa de su sabiduría y bondad. Decidió elevar a los hombres a la participación de la vida divina” a la cual llama a todos los hombres en su Hijo: “Dispuso convocar a los creyentes en Cristo en la santa Iglesia (LG 2). Instituida por Jesucristo Es Jesús el Hijo a quien corresponde realizar el plan de Salvación del Padre, en la plenitud de los tiempos; ese es el motivo de su “misión” (cf. LG 3; AG 3). “El Señor Jesús comenzó su Iglesia con el anuncio de la Buena Noticia, con sus Palabras y obras, realizada por su Cruz redentora y su Resurrección.

16


La Iglesia, manifestada por el Espíritu Santo Cuando el Hijo terminó la obra que el Padre le encargó realizar en la tierra, fue enviado el Espíritu Santo el día de Pentecostés para que santificara continuamente a la Iglesia” (LG 4). Es entonces cuando “la Iglesia se manifestó públicamente ante la multitud; se inició la difusión del Evangelio entre los pueblos mediante la predicación” (AG 4). Como ella es “convocatoria” de salvación para todos los hombres, la Iglesia, por su misma naturaleza, es misionera enviada por Cristo a todas las naciones para hacer de ellas discípulos suyos (cf. Mt 28, 19-20; AG 2,5-6). La Iglesia es en Cristo Sacramento de Salvación La Iglesia es, en Cristo, sacramento de Salvación, es signo, instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano (LG 1) La Iglesia es Casa y escuela de Comunión La Iglesia que la celebra es “casa y escuela de comunión”, donde los discípulos comparten la misma fe, esperanza y amor al servicio de la misión evangelizadora (DA 158). La Iglesia es discípula La Iglesia asume conscientemente la condición de discípula que oye y aprende. Y que siempre ha de estar unida al Señor para poder dar fruto. Permanece siempre aprendiendo de Jesús, como los apóstoles y la primera Iglesia de Jerusalén (Hch 11, 1–18) y de Antioquía (Hch 11, 19–21). La Iglesia tiene una misión Evangelizar es la misión de la Iglesia “constituye, en efecto, la dicha y vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda. Ella existe para evangelizar, es decir, para predicar y enseñar, ser canal del don de la gracia, reconciliar a los pecadores con Dios, perpetuar el sacrificio de Cristo en la santa Misa, memorial de su Muerte y Resurrección gloriosa” (EN 14). SOMOS LA IGLESIA La Iglesia, por voluntad de Dios la formamos los fieles cristianos somos incorporados a Cristo por el bautismo, nos integramos 17


en la Iglesia y, hechos partícipes a su modo por esta razón de la función sacerdotal, profética y real de Cristo, cada uno según su propia condición, somos llamados a desempeñar la misión que Dios encomendó cumplir a la Iglesia en el mundo” (CEC 871). Por su regeneración en Cristo, se da entre todos los fieles una verdadera igualdad en cuanto a la dignidad y acción, en virtud de la cual todos, según su propia condición y oficio, cooperan a la edificación de la Iglesia (CEC 872). En la Iglesia hay diversidad de ministerios, pero unidad de misión: Obispos, presbíteros, diáconos. A los Apóstoles y sus sucesores, que son los Obispos, les confirió Cristo la función de enseñar, santificar y gobernar en su propio nombre y autoridad. A los Obispos están unidos, por el Sacramento del Orden, los presbíteros y los diáconos. Laicos. Son los cristianos que están incorporados a Cristo por el bautismo, que forman el pueblo de Dios y participan de las funciones de Cristo: sacerdote, profeta y rey. Ellos realizan, según su condición, la misión de todo el pueblo cristiano en la Iglesia y en el mundo. Su misión propia y específica se realiza en el mundo, de tal modo que, con su testimonio y su actividad, contribuyan a la transformación de las realidades y la creación de estructuras justas según los criterios del Evangelio. Los laicos también están llamados a participar en la acción pastoral de la Iglesia, primero con el testimonio de su vida y, en segundo lugar, con acciones en el campo de la evangelización, la vida litúrgica y otras formas de apostolado, según las necesidades locales bajo la guía de sus pastores (DA 209-211). Los consagrados y consagradas en comunión con los Pastores, son llamados a hacer de sus lugares de presencia, de su vida fraterna en comunión y de sus obras, espacios de anuncio explícito del Evangelio, principalmente a los más pobres (DA 217).

18


ACTUAR ACTIVIDAD SIGNIFICATIVA De manera personal o en equipo, enumerar tres cosas que en la Iglesia le corresponden hacer a: - - - -

Señor Obispo Sacerdote Religiosa o religioso Laico

Comentar entre dos equipos o entre varias personas lo que se escribió. La Iglesia somos todos los bautizados. Comentar de manera general lo que Dios nos pide que hagamos y acordar alguna acción concreta en nuestra comunidad. Como laicos luz del mundo, ¿cuál es el llamado que Dios me hace para ser luz en la comunidad? ¿Cómo puedo comprometerme? ¿A quienes debemos iluminar? ¿Dónde podemos y debemos dar luz? MEMORIZAR Jesús nos dice: “Donde hay dos o tres reunidos en mi nombre, yo estoy allí, en medio de ellos” (Mt 18,20). Buscar y guardar en la memoria el día en que fui bautizado ORACION En torno a la Palabra y a la imagen de Jesús, se hace de una manera pausada y en actitud de meditación el Credo. Es la profesión de fe que nos hace ser la Iglesia.

19


CUARTA CATEQUESIS LA MISION DE LA IGLESIA EN EL TRIPLE MINISTERIO “Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones” Hech 2,42 OBJETIVO: Presentar el triple ministerio de Cristo (Sacerdote, Profeta y Rey) que como bautizados participamos para poder ubicar cada una de nuestra acciones como Iglesia1. SUGERENCIAS PEDAGOGICAS: - - - -

Disponer un altar en donde destaque la imagen de Jesús Poner la Sagrada Biblia en un lugar visible y significativo Preparar el canto “Yo no era profeta…” Poner en una cartulina lo que está en el recuadro de abajo, o tener una copia para cada participante - En otra cartulina el recuadro de los compromisos o entregar una copia a cada asistente - NEXO CON EL TEMA ANTERIOR: Todos los discípulos misioneros, miembros de la misma Iglesia, pueblo de bautizados, comparten el triple ministerio de Jesús, cada uno según el papel que desempeña dentro de la misma comunidad. ORACIÓN: (Lectura de los Hech. 6,1-6) VER LA REALIDAD: Somos Sacerdotes, Profetas y Reyes ¿Sabías que eres sacerdote, profeta y rey? Dios es el autor de esos grandes regalos desde nuestro bautismo, era lo más grande de la antigüedad y los tres oficios se legitimaban por medio de la unción de aceite. Seguramente has participado en el bautismo de un niño, de no ser así, conviene que lo hagas el próximo fin de semana y descubras “la riqueza y la novedad que el bautismo nos otorga” 1 En el mensaje cuaresmal de este año, el Papa nos invita a renovar nuestro Bautismo.

20


Relaciona con una línea las acciones que corresponden a cada una de estas gracias que nos han dado en el Bautismo. a) Sacerdote b) Profeta c) Rey

1) Ofrece acción de gracias. 2) Alaba al Señor. 3) Proclama el evangelio a quienes no lo conocen. 4) Da testimonio con su vida. 5) Sirve a su prójimo, especialmente a los más pobres y necesitados. 6) Anuncia la Palabra de Dios y denuncia el mal en su vida diaria. 7) Ofrece sacrificios de amor agradables a Dios. 8) Ejerce la autoridad con respeto y amor. 9) Cumple sus obligaciones en la familia y en la escuela. 10) Ora a Dios Padre

Comparte, en equipo las acciones que corresponden a cada oficio y señala que se puede hacer como bautizados: sacerdotes, profetas y reyes. Contesta: En tu comunidad cristiana, ¿Qué papel le corresponde al Sacerdote? ¿Cuáles son los espacios que tu comunidad tiene para formarse en la fe? ¿Cómo se preparan y se viven los sacramentos? (Bautismo, confirmación, Eucaristía – comunión, reconciliación, matrimonio, unción) ¿Qué necesidades tienen las personas de tu comunidad? (espirituales, humanas, materiales) ¿Cómo responden las acciones de la Iglesia ante esas necesidades? ¿Existe alguna coordinación con las autoridades civiles? ¿Es correcto? ¿Por qué? 21


¿Hay alguna propuesta para transformar la realidad?: Campañas ecológicas, medios de comunicación, atención a realidades sociales criticas… JUZGAR (MARCO TEÓRICO) La Iglesia cumple su misión de evangelizar mediante el ejercicio del triple ministerio: enseñar, santificar, guiar. Así pues, tiene como misión propia y específica, comunicar la vida de Jesucristo a todas las personas, anunciando la Palabra, administrando los Sacramentos y practicando la caridad… (DA 386) Aunque la acción de la pastoral social se identifica significativamente con elementos o experiencias asistenciales, sin embargo, algunos agentes de Pastoral manifiestan la urgente necesidad de buscar soluciones comunes que favorezcan un proceso que vaya de lo asistencial a formar en la conciencia social, dando como resultado, hombres y mujeres comprometidos con la historia, impulsando la visión social crítica. En teoría hemos descubierto la necesidad de que la acción de la Iglesia no puede estar al margen de la problemática sociopolítica, sin embargo no se identifican acciones, ni organizaciones cuya perspectiva esté ocupando un lugar en la transformación de la sociedad. Reconocemos la realidad social que vive nuestro pueblo, nos cala y duele la inseguridad social que padecemos, el narcotráfico, las muertes y las nuevas formas de cobrar venganza que han surgido en nuestras comunidades. Esta realidad ha llevado a las personas a buscar alternativas de seguridad y protección de forma individualista, se han levantado bardas, se han puesto cerrojos, para proteger sólo el metro cuadrado personal. Recorriendo la historia de la Iglesia en México nos damos cuenta la paradoja nacional, pues siendo un país mayoritariamente católico, sin embargo se ha buscado impedir la participación plena y libre de la misma. El culmen llega en el desconocimiento oficial que hace la constitución de 1917 de la Iglesia y la guerra cristera de 1926 al 1929 y aunque en 1992 vuelve nuevamente a establecerse la relación, sin embargo, se ha marcado profundamente el corazón del creyente católico en México. 22


Cuando el papa Juan Pablo II visita nuestro país en 1999, en su primer discurso, en el aeropuerto deja un diagnóstico certero de esta realidad que ha vivido nuestra Nación: llego a un país, cuya historia recorren como ríos a veces ocultos y siempre caudalosos tres realidades que unas veces se encuentran y otras revelan sus diferencias complementarias, sin jamás confundirse del todo: la antigua y rica sensibilidad de los pueblos indígenas, el cristianismo arraigado en el alma de los mexicanos y la moderna racionalidad de corte europeo que tanto ha querido enaltecer la independencia y la libertad. Al disminuir notablemente los clérigos, aumenta el protagonismo de los laicos católicos. Ya para principios del siglo XX, en México asumió con una gran fuerza la dimensión social propuesta por el Papa León XIII en la encíclica Rerum Novarum. Desde 1903 hasta 1913 hubo una serie de congresos de grandes dimensiones, entre otros se resalta el que se llevó a cabo en Zamora en 1906, hubo una gran actividad por parte de los católicos, se organizaron grupos que impulsaron la acción social, se impulsó la democracia cristiana e incluso se impulsó el partido católico nacional, posteriormente cuestionado. Los católicos se dividieron después del asesinato de Madero en febrero de 1913, pues mientras algunos apoyaban a la corriente “huertista”, otros lo cuestionaban. Había en el ambiente mexicano una doble tendencia: aquella que reducía la acción católica sólo “a lo estrictamente espiritual” conduciendo a la nada su acción, hasta los que señalaban la importancia de participar en la vida política y social. Continúa el proceso que concluye en 1917, donde sólo una corriente de mexicanos, los más adversos a la Iglesia católica, redactan la constitución, de ahí el desconocimiento jurídico de la Iglesia; esto generó enfrentamiento por el autoritarismo y el crecimiento de la intolerancia mutua y llevo a la división de los mexicanos: vivir su fe sólo en un ámbito privado sin proyección más allá del Templo. Sin embargo se logro plasmar en la constitución de México, la propuesta del Papa León XIII, en torno a los derechos humanos y el respeto de la dignidad y la justicia social defendida por la Iglesia. Desgraciadamente esta es una realidad presente en nuestro tiempo, pues por la concepción de un falso laicismo, se nos ha llevado a creer que el evangelio es solo para vivirse en el templo, que toda acción en aras a transformar la realidad, es intromisión en una ambiente que no nos corresponde. Nuestra nación, nuestro estado y nuestra diócesis exige que 23


los creyentes influyamos para transformar la descomposición social que vivimos: desde una sólida formación y una vivencia de los sacramentos. 2 Los Obispos de México detectan tres situaciones críticas en las que urge actuar: a) Crisis de legalidad (en México, en muchos lugares, no se cumplen las leyes y por ello queda amplio camino para la corrupción); crisis en el tejido social (por mucho tiempo vivimos en la indiferencia de unos para con otros, por la comodidad de “no meternos donde no nos llaman”, así fueron surgiendo los malvivientes ante nuestros ojos y no reaccionábamos) y crisis en la moralidad (ya muchos católicos no distinguen entre el bien y el mal, y nos dejamos guiar por la mayoría, como si la mayoría tuviera la razón, y no siempre es asi). (Cfr. exhortación pastoral "llamados a la misión") ACTUAR ACTIVIDAD SIGNIFICATIVA Volviendo al ejercicio primero y a la luz de la iluminación propuesta, escribe tres aspectos en los cuales te quieras comprometer (en tu familia o en tu comunidad) para vivir más profundamente como sacerdote, profeta y rey. Comparte alguno como grupo. OFICIO: De los 10 aspectos FAMILIA: señala de la dinámica inicial, en que te escribe en cada uno de los comprometes oficios lo que le corresponde SACERDOTE

COMUNIDAD: señala en que te comprometes

PROFETA

REY

2 Tomado de la carta pastoral de los Obispos: “Conmemorar nuestra historia desde la fe, para comprometernos hoy con nuestra patria”, 1 de Sept. de 2010

24


Como grupo, decidan que se puede hacer en conjunto para mejorar alguna situación de la comunidad. Recuerda que tienes la tarea de asistir a la celebración de un bautismo, para renovar tu propio bautismo. MEMORIZAR: “Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones” Hech 2,42 ORACIÓN DE ACCIÓN DE GRACIAS POR NUESTRO BAUTISMO (Tomado de Antonio DIAZ TORTAJADA, Sacerdote-periodista) Señor Jesús: Hoy queremos asumir toda la potencialidad de nuestro bautismo. Nuestro bautismo, como el tuyo, fue un comienzo no un final. Nuestro bautismo, como el tuyo, fue una promesa no una realización. Nuestro bautismo es un regalo porque se da a los que nada tienen que poner de su parte. Nuestro bautismo es una gracia porque se da incluso a los pecadores y entierra el pecado. Nuestro bautismo es una unción sacerdotal y regia. Nuestro bautismo es un vestido que cubre nuestras vergüenzas. Nuestro bautismo es un baño que nos purifica. Nuestro bautismo es un sello que nos guarda y signo del señorío de Dios Padre sobre nuestras vidas. Señor Jesús: En tu bautismo descubriste quién eras y tu misión. Los cielos se abrieron y el Espíritu Santo descendió sobre ti y se escuchó una voz del cielo que decía: Eres mi hijo muy amado, el predilecto. Señor Jesús: Hubo un día, siempre hay un día en la vida de cada persona, en que todo puede y debe cambiar. En medio de la rutina diaria, asumimos nuestro bautismo y cambiamos de rumbo. Decimos adiós a la normalidad del mundo y nos convertimos a la anormalidad del Evangelio. Se tú nuestro guía para vivir como Sacerdote, Profeta y Rey. Amén

Se termina con el canto: “Yo no era profeta…”

25


QUINTA CATEQUESIS LUGARES ECLESIALES DE COMUNION “Padre, que sean uno como tú y yo somos uno” (Jn 17,22) OBJETIVO: Presentar el organigrama de nuestra Iglesia particular, descubriendo la sabiduría de la Iglesia para organizar las actividades, los apoyos con los que contamos y el lugar que ocupamos en ella. SUGERENCIAS PEDAGOGICAS: - - - -

Disponer un altar en donde destaque la imagen de Jesús Poner la Sagrada Biblia en un lugar visible y significativo Preparar el canto Poner en una cartulina el organigrama de la diócesis, o tener uno para cada participante

NEXO CON EL TEMA ANTERIOR: Para que esta comunidad, llamada Iglesia pueda desempeñar la función a la que ha sido llamada, ha creado estructuras de comunión y participación. ORACION POR EL PROCESO DE LA PLANIFICACIÓN PASTORAL (anexo) VER LA REALIDAD (El evangelizador elige unas cuantas preguntas de las que se presentan) ¿Qué tanto sabes? ¿Conoces a tus sacerdotes? ¿Qué actividades realizan en tu comunidad? ¿Cómo se llaman? ¿De dónde son? ¿Cuántos años tienen de ordenación? ¿De cuántos sacerdotes que han trabajado en tu comunidad te acuerdas? ¿Cuántos Obispos has conocido? ¿Qué recuerdas de ellos? ¿Cuántos Papas has conocido? ¿Qué recuerdas de ellos?

26


¿Conoces la estructura de la Iglesia diocesana? ¿Qué es y cuál es la función? Del Seminario diocesano: De la vicaría de pastoral: De la Mitra: Qué se hace en las reuniones de: Consejo presbiteral: Colegio de consultores: Vicarios de pastoral: Comisiones diocesanas: Consejo diocesano de economía: Comisión de Arte Sacro: Comisión de límites: ¿Qué estructuras de comunión y espacios de participación existen en tu comunidad? ¿Cómo facilitan la comunión y la participación? Quizá de muchos de estos renglones no sepamos qué es y tampoco la función, pero es el momento de preguntarle al párroco de la comunidad, para estar informados. JUZGAR: MARCO TEORICO La misión de la Iglesia es “Evangelizar”. La Iglesia existe para evangelizar, es decir, para predicar y enseñar, ser canal del don de la gracia, reconciliar a los pecadores con Dios, perpetuar el sacrificio de Cristo en la santa Misa, memorial de su Muerte y Resurrección gloriosa” (EN 14). Todo el Pueblo de Dios, con todos sus miembros, instituciones y planes, existe para evangelizar. El dinamismo del Espíritu de Pentecostés lo anima y lo envía a todas las gentes. Cada Iglesia particular ha de escuchar con renovado entusiasmo el mandato del Señor: “Vayan y hagan discípulos entre todos los pueblos” (Mt 28,19) (Cf DP 348) Para cumplir su misión, desde el principio, la Iglesia ha buscado estructuras. Las estructuras, además de favorecer la comunión, deben favorecer la comunicación. De tal manera que no debe haber temor por cambiar las estructuras demasiado avejentadas que lejos de facilitar la comunicación, la estorban o la impiden. 27


Por experiencia sabemos que la comunión puede perder intensidad en la medida que gana extensión. La única manera de sentir plenamente la comunión es aquella que se comparte con los más cercanos. Cada ministerio pastoral en nuestra diócesis se articula en comunión y participación con el Obispo, cabeza y pastor de la Iglesia particular. El Obispo representa sacramentalmente a Cristo, cabeza de la Iglesia, en la diócesis. Es el principal responsable del cuidado pastoral de la diócesis como comunidad de fieles y en su ministerio episcopal dispone de la colaboración del presbiterio. En nuestros días, es importante saber que el grupo apostólico, el grupo juvenil o la parroquia, forman parte de la Iglesia, ahí se disfruta de manera más cercana la comunión y facilita la integración con la Iglesia diocesana y universal.

¿Qué ventajas tiene las estructuras en la Iglesia? ¿Qué pasaría si cada bautizado entendiera la Iglesia a su modo?

ACTUAR ACTIVIDAD SIGNIFICATIVA 1. Revisar el organigrama de la Diócesis 2. Descubrir que elementos del organigrama tienen conexión directa con la parroquia. 3. Poner el nombre de personas que conocemos que desempeñan alguna función en el organigrama COMPROMISO O PROPÓSITO: Investiga con tu párroco, en la página de la diócesis o con alguna otra persona las funciones de: Una comisión diocesana y del vicario de pastoral. ORACIÓN Habiendo descubierto la riqueza de la diócesis, leamos el texto de I Cor 12, 12-24 y compartamos en voz alta una frase significativa. MEMORIZAR Aunque el cuerpo es uno solo, tiene muchos miembros, y todos los miembros, no obstante ser muchos, forman un solo cuerpo. Así sucede con Cristo. (I Cor 12,12) 28


Organigrama de la di贸cesis de Zamora

29


ANEXOS JUNTOS COMO HERMANOS Juntos como hermanos, miembros de una Iglesia, vamos caminando al encuentro del Señor. 1.-Un largo caminar, por el desierto bajo el sol, no podemos avanzar sin la ayuda del Señor. 2.-Unidos al rezar, unidos en una canción, viviremos nuestra fe con la ayuda del Señor. 3.-La Iglesia en marcha está, a un mundo nuevo vamos ya, donde reina el amor, donde reinará la paz. YO SE QUE EL VIVE Si los vientos te obedecen, si la mar por ti se calma Porque, hay hombres que dicen que tu no vives si la tierra tú la riegas con la lluvia de los cielos porque hay hombres que dudan tanto de ti, Es mi anhelo que las flores le dijeran a los hombres por cual mano todas ellas fueron creadas desde luego entenderían que sin ti no existirían lo más bello que en el mundo pueda ver “Yo sé que El vive, pues lo veo en la risa de un niño cuando voy pasando y al oir el bramido del mar que me dice cantando que hay un Dios verdadero que hizo toda la creación (bis) 30


EL PROFETA Yo no era profeta Ni hijo de profeta Yo era un pastor y vendedor de higos El señor me tomo de detrás del rebaño Y me dijo: “ve y profetiza” Desde la alborada De mi vida te sentí sin que tú me hablaras Ya sabía que estabas ahí Luego me seguiste A donde quiera que yo fui Y me protegiste Velando siempre por mí En el aire fresco de los montes te sentí Y el verde espejo de los lagos yo te vi En la limpia risa de los niños Yo te oí Y en el corazón de los sencillos te sentí En la noche negra Tú estabas junto a mí; Fue por tu presencia Que el fango no caí Final: desde la alborada De mi vida te sentí Y ahora me consagras Para transforme en ti

EL AMOR DE DIOS ES MARAVILLOSO El amor de Dios es maravilloso. El amor de Dios es maravilloso. El amor de Dios es maravilloso. ¡Grande es el amor de Dios! Tan alto que no puedo estar arriba de El. Tan bajo que no puedo estar abajo de El. Tan ancho que no puedo estar afuera de El. ¡Grande es el amor de Dios! (Se puede cambiar por el poder, por el perdón…)

31


Himno de la Liturgia de las horas ¡Dios mío, Trinidad a quien adoro! ¡Dios mío, Trinidad a quien adoro!, la Iglesia nos sumerge en tu misterio; te confesamos y te bendecimos, Señor, Dios nuestro. Como un río en el mar de tu grandeza, el tiempo desemboca en hoy eterno, lo pequeño se anega en lo infinito, Señor, Dios nuestro. Oh Palabra del Padre, te escuchamos: Oh Padre, mira el rostro de tu Verbo; Oh Espíritu de Amor, ven a nosotros; Señor Dios nuestro. ¡Dios mío, Trinidad a quien adoro! Haced de nuestras almas vuestro cielo, llevadnos al hogar donde tú habitas, Señor, Dios nuestro. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu: fuente de gozo pleno y verdadero, al Creador del cielo y de la tierra, Señor, Dios nuestro. Amén

32


Preparémonos para vivir la Pascua  

Folleto para vivir la Pascua

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you