Issuu on Google+

Vicaría Para la Evangelización

Época 2 No. 4

Mayo 2014

Misión Continental, Misión Permanente “Siguiendo el llamado de la Iglesia en APARECIDA, cada párroco y sacerdote con su feligresía, debimos emprender el Quinquenio de la Misión Continental, que no es otra cosa sino un marco temporal de comunión espacial (América Latina y el Caribe), para la transformación misionera de nuestras comunidades eclesiales, con unos derroteros comunes. La Provincia Eclesiástica de Cali asumió junta este proceso y, queriendo Dios, lo llevaremos a buen término, haciendo que al 2017 todas nuestras cinco Iglesias particulares se declaren en estado de misión permanente, tengan un discipulado parroquial y diocesano, hayan renovado y reformulado sus planes de formación sacerdotal, religiosa, laical familiar, catequética, litúrgica y social”. (Carta del Arzobispo de Cali, 2014 Año del Padre Nuestro). Estamos pues en el tercer año, 2014, MISIÓN CON GRUPOS PRIORITARIOS: PAREJAS, JUVENTUD, VÍCTIMAS Y CONSTRUCTORES DE PAZ. El 2015 será LA MISIÓN SECTORIAL O AMBIENTAL, ES DECIR, CON LOS MEDIOS EDUCATIVOS OFICIALES Y PRIVADOS NO CONFESIONALES, UNIVERSIDADES, EMPRESARIADO, MUNDO DEL TRABAJO Y COMUNICADORES SOCIALES. En el 2016 será LA GRAN MISIÓN TERRITORIAL, que es propiamente la que deberá concluir con LA ASAMBLEA GENERAL DE LA PARROQUIA Y LA DECLARACIÓN DE PARROQUIA EN MISIÓN PERMANENTE. Las “herramientas de trabajo” que ayudarán a todos a prepararnos y a continuar en MISIÓN PERMANENTE son el CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA, la parte cuarta sobre la ORACIÓN. La exhortación del Papa Francisco: LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO. El Evangelio de san Mateo, su lectura continua y meditación pues es el “Evangelio eclesial” que además es propio en este Año litúrgico, los domingos y fiestas del ciclo A.

www.arquidiocesiscali.org


El delegado del señor Arzobispo para la MISIÓN CONTINENAL es el padre Luis Carlos Rendón quien pastorea la Parroquia Nuestra Señora de la Esperanza. Invito pues a todos los párrocos, religiosas, agentes de pastoral, a los Movimientos eclesiales, a ir entrando poco a poco en ESTA TÓNICA MISIONERA. Además, este año 2014 tiene dos acontecimientos claves: A nivel universal, el SÍNODO EXTRAORDINARIO SOBRE LA FAMILIA, en el mes de octubre. A nivel local, LOS CINCUENTA AÑOS DE CALI COMO ARQUIDIÓCESIS. Los celebraremos en la GRAN FIESTA PATRONAL DESDE EL DOMINGO 15 DE JUNIO HASTA EL DOMINGO 22 Y TENDREMOS UN GRAN REGALO: LA ORDENACIÓN SACERDOTAL DE 12 JÓVENES DEL SEMINARIO MAYOR. Para este mes de mayo, concretamente para el sábado 24, el Instituto de Familia, al frente del cual está el P. Felipe Alvarado, está organizando una PEREGRINACIÓN A BUGA CON LAS FAMILIAS, COMO PREPARACIÓN REMOTA PARA EL SÍNODO SOBRE LA FAMILIA, esperamos el apoyo y la participación de todas las parroquias. A esa peregrinación se unirán las diócesis de Palmira, Buga, Cartago y Buenaventura. Es el AÑO DEL PADRENUESTRO, dicha entrega se irá realizando por zonas episcopales y oportunamente daremos las fechas para esa ceremonia.

“Familia, vive la alegría de la fe”


Ojo nos dice nuestro Arzobispo…

¡Llegó la hora de transformarnos como parroquia! Más que transformar unas estructuras, se trata de transformar personas, superando el horror de lo inhumano, generando dignidad y fraternidad, convivencia solidaria y pacífica. El modelo de PARROQUIA SOLIDARIA, MISIONERA Y DISCIPULAR inicia con los creyentes que tienen el encuentro con Cristo y con el prójimo, especialmente con aquel prójimo con el que Cristo mismo se identifica y clama, aquel que corresponde a LA FE SAMARITANA, en la que la pasión por Dios (Juan 4, 1-42),) se vuelve compasión por el prójimo (Lucas 10, 25-37).

Nuestra Arquidiócesis tiene para este mes de mayo una serie de actividades donde podemos participar todos. Animamos a los párrocos a convocar a toda la comunidad parroquial para asistir juntos a estas actividades. Ellas son:

www.arquidiocesiscali.org


A propósito de la exhortación Apostólica LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO…

DOS NUEVAS PARROQUIAS Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en Bitaco, La Cumbre. A cargo del adre Alonso Salcedo Gómez. Parroquia María Auxilio de los Cristianos en el corregimeitno de Pichindé, Comunidad a cargo del Padre Luis Albeiro Amelines. AGENDA PASTORAL Mayo

11 – Jornada de oración por las vocaciones 14 – encuentro Neopresbíteros 17 – Asambleas Zonales 31 – Celebración familias de los sacerdotes Vigilia Pentecostés JORNADA INFANCIA MISIONERA

JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES SACERDOTALES La Iglesia entera conmemora el próximo 11 de mayo la Jornada Mundial de Oración por la Vocaciones, instituida por el Papa Pablo VI. Hoy tenemos motivos para dar gracias a Dios porque a lo largo de la historia ha llamado a hombres y mujeres poner en juego sus vidas al servicio del evangelio, y ellos han respondido en fidelidad, dándolo todo. La Pastoral Vocacional de la Arquidiócesis de Cali invita a que en esta jornada a lo largo de todo el año y según el criterio pastoral de cada párroco oremos por los consagrados, especialmente por los que prestan sus servicios en nuestra Iglesia Particular de Cali. Recordamos la colecta realizada el cuarto domingo de pascua destinada a apoyar la formación de nuestros jóvenes.

Director: Pbro. Germán Martínez Elaborado por: Comunicaciones Arquidiócesis de Cali www.arquidiocesiscali.org

“ La preparación de la predicación, de la homilía, es una tarea muy importante dice el Papa Francisco, que conviene dedicarle un tiempo prolongado de estudio, oración, reflexión y creatividad pastoral. Algunos párrocos suelen plantear que esto no es posible debido a la multitud de tareas que deben realizar; sin embargo, me atrevo a pedir que todas las semanas se dedique a esta tarea un tiempo personal y comunitario suficientemente prolongado, aunque deba darse menos tiempo a otras tareas también importantes. Un predicador que no se prepara no es «espiritual»; es deshonesto e irresponsable con los dones que ha recibido. El primer paso, después de invocar al Espíritu Santo, indica Francisco, es prestar toda la atención al texto bíblico, que debe ser el fundamento de la predicación. Es la humildad del corazón que reconoce que la Palabra siempre nos trasciende, que no somos «ni los dueños, ni los árbitros, sino los depositarios, los heraldos, los servidores». Por eso pide el Papa estudio y sumo cuidado. Para poder interpretar un texto bíblico hace falta paciencia, interés y dedicación gratuita. Hay que dejar de lado cualquier preocupación. Uno no obtiene resultados rápidos, fáciles o inmediatos. Por eso, la preparación de la predicación requiere amor. Ante todo conviene, advierte el Santo Padre, estar seguros de comprender adecuadamente el significado de las palabras que leemos” .


Vicaría para la Evangelización

Boletín No. 3 – Época 2

LLEGAN CARTAS

Por: Germán Martínez R., Pbro.

No ha muerto el género epistolar, es decir, la manera antigua y siempre nueva de expresarse por escrito. Desde la oficina de planeación pastoral, el señor Jesús Darío González, junto con su equipo nos ayudó en cada ZONA EPISCOPAL DE PASTORAL a TEJER LA PRESENCIA DE DIOS EN NUESTRAS PARROQUIAS. Con una dinámica sugestiva nos fue ayudando a los párrocos a expresar cómo Dios se hace presente en nuestra ciudad. La tarea, todavía pendiente de muchas parroquias, es enviar esas cartas a la oficina de planeación pastoral, para poder recoger ese “sentir parroquial” y continuar construyendo entre todos nuestro plan pastoral que tiene como punto de partida la parroquia, luego el arciprestazgo y finalmente la zona pastoral. Fue un ejercicio interesante y un verdadero reto ya que los sacerdotes somos poco amigos de dinámicas, nos cuesta escuchar a los demás y nuestras agendas apretadas nos hacen pensar que todo eso es perder el tiempo. No, no fue así.

Abril de 2014

La “mirada laical” de este equipo de planeación pastoral está ayudándonos a “desclericalizar” nuestras posturas. Quedan por realizar otros dos ejercicios pastorales con participación de otras personas, los miembros de las asambleas parroquiales y muchas otras personas que quieren esta Iglesia y desean realmente que crezca, que avance, que asuma los retos de una Evangelización que pide creatividad, romper esquemas viejos, oír otras voces. Animo pues a todos a continuar en esta tarea de construcción pastoral. Las cosas que valen la pena son a mediano y largo plazo, nunca funcionan con el exitismo y el deseo inmediato de cambiar ya, porque así es el corazón humano, lento para unas cosas y acelerado para otras. El estudio de la Exhortación del Papa Francisco, LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO, nos irá ayudando a todos a descubrir las líneas principales de esta renovación eclesial que no tiene vuelta atrás.


A PROPÓSITO DE LA EVANGELLII GAUDIUM El Papa Francisco dedica un capítulo especial de su exhortación a la predicación dentro de la liturgia y se detiene de manera particular y hasta con cierta meticulosidad, en la homilía y su preparación, porque -dice- que son muchos los reclamos que se dirigen en relación con este gran ministerio. La homilía, afirma el Papa, es la piedra de toque para evaluar la cercanía y la capacidad de encuentro de un Pastor con su pueblo. De hecho, sabemos que los fieles le dan mucha importancia; y ellos, como los mismos ministros ordenados, muchas veces sufren, unos al escuchar y otros al predicar. “Es triste que así sea”, constata Francisco. Y en cambio. la homilía puede ser realmente una intensa y feliz experiencia del Espíritu, un reconfortante encuentro con la Palabra, una fuente constante de renovación y de crecimiento. El Santo Padre invita a renovar nuestra confianza en la predicación, que se funda en la convicción de que es Dios quien quiere llegar a los demás a través del predicador y de que Él despliega su poder a través de la palabra humana. Y recuerda a San Pablo, que habla con fuerza sobre la necesidad de predicar, porque el Señor ha querido llegar a los demás también mediante nuestra palabra (cf. Rm 10,14-17). Con la palabra, nuestro Señor se ganó el corazón de la gente. Venían a escucharlo de todas partes (cf. Mc 1,45). Se quedaban maravillados bebiendo sus enseñanzas (cf. Mc 6,2). Sentían que les hablaba como quien tiene autoridad (cf. Mc 1,27). Con la palabra, los Apóstoles, a los que instituyó «para que estuvieran con él, y para enviarlos a predicar» (Mc 3,14), atrajeron al seno de la Iglesia a todos los pueblos (cf. Mc 16,15.20).

A PROPÓSITO DE LA EXHORTACIÓN EL AZOBISPO NOS DICE: Los días 13 y 19 de marzo van a ser siempre recordados en el mundo por la elección y posesión del Papa Francisco. Un mes antes se había hecho pública la renuncia de Benedicto XVI. Ya hemos entrado, durante este primer año, en la riqueza de la personalidad y magisterio del nuevo Papa. Sus gestos, su sensibilidad humana solidaria, su mensaje directo sobre el cambio de la Iglesia y de la cultura actual hacia los pobres, expresan cómo vive el Santo Padre el Evangelio de Jesús y de Dios. Precisamente, es la “La Alegría del Evangelio”, la que Su Santidad Francisco quiere transmitir con la “Exhortación Apostólica EVANGELII GAUDIUM”, que ahora le estoy haciendo llegar para su lectura y reflexión. Es una densa, sencilla y clara enseñanza, con abierto sentido de “línea de acción” para la reforma de la Iglesia y la transformación de nuestra cultura. Leerlo es ubicarse en lo sustantivo y esencial de una vida humana a partir de Dios y en el horizonte de la esperanza. Les propongo que la leamos y compartamos. Le sugiero, apenas la lea, nos indique su experiencia y cómo piensa que podemos difundir esos contenidos e involucrar a muchas personas en el estudio y aplicación de esta exhortación. Para ello abrimos esta cuenta de correo electrónico: evangeliigaudiumcali@gmail.com, en la que podamos reportar la recepción de esta carta, del documento y la respuesta que pueda darnos después de leerla. ¿Quisiera ustedes participar de CINCO JORNADAS de socialización y profundización de los capítulos de la exhortación? Agradezco la acogida que le da a estas propuestas y le ofrezco mi oración por sus intenciones.

2


CONVERTIRNOS EN HOSPITAL DE CAMPAÑA Nuestro Arzobispo Darío de Jesús Monsalve Mejía nos recuerda que la Pascua 2014 llega con situaciones que son interrogantes, urgidos de respuesta, para quienes aún podemos ESCUCHAR a alguien en medio de la velocidad y el ritmo frenético de la vida. Nos interroga la agresividad creciente de las personas, que pone en riesgo la convivencia familiar, la integridad física, sexual y espiritual, hasta llegar a la pérdida misma de vidas humanas. Las estadísticas señalan el año 2013 como el de mayor crecimiento de la agresión, de los conflictos y de los asesinatos en el mundo, después de la segunda guerra mundial. Y nuestro entorno está gravemente herido por el asesinato que hace correr la sangre por las calles de la ciudad y no por las venas del cuerpo, que siembra de terror y de impotencia, de depresión y llanto, de estigma y resentimiento los espacios que deberían estar llenos de fraternidad y de vida. Armas que vienen como seducción letal para desahogar represiones, necesidades, codicias, pasiones, venganzas, complejos, instintos de conservación y voluntades ciegas de poder, machismos y durezas de alma. Armas de fuego y armas “blancas”, livianas y pequeñas, hechizas y sofisticadas, pero siempre manipuladas por manos que ya no son las de la policía y el ejército de una Nación que las usa para desarmar a los civiles que deberían ESTAR SIEMPRE DESARMADOS, sino que son el apéndice final de toda una cadena diabólica marcada por el dinero, el desprecio y pisoteo de la vida humana, la irresponsabilidad social y política en la que nos hundimos.

La violencia mortal, la urbana de individuos, pandillas y mafias o la rural del “conflicto armado, subversivo y paramilitar”, es la terminal sangrienta de todas esas cadenas de corrupción institucional, desintegración familiar, ilegalidad económica, indiferencia y desorganización social, confusión y degradación de lo religioso, anarquía de las conciencias, manipulación mediática y bombardeo publicitario a favor de todo lo anterior. Por todo ello, como Iglesia Católica, afectada también por estos males hacia dentro de nosotros y en nuestra capacidad de incidir como comunidad de creyentes en nuestro entorno inmediato y en la marcha de la sociedad colombiana, necesitamos, como dice nuestro Papa Francisco, CONVERTIRNOS EN HOSPITAL DE CAMPAÑA. Como el pastor herido, necesitamos volvernos hacia nuestros rebaños y, con afán, poner al servicio de todos, los medios con los que contamos, humanos y divinos: acoger, sanar, orientar, reunir, multiplicar las manos armadas de solidaridad, de perdón, de bendición, de oportunidades, de pan y paz. Es nuestra parte en el desarme de la sociedad.

En la jornada dedicada al ministerio de la reconciliación el Papa recomienda la presencia constante de confesores en las iglesias 3


NUESTRAS ACTIVIDADES PASTORALES PASTORAL DE MISIONES Jornada Nacional de Infancia Misionera Colegio de Santa Librada Hora: 8:30 a 1:00 p.m. Tema “Si sientes el amor de Dios comunícalo LA PASTORAL PARA PROFESIONALES Invita al “retiro de cuaresma” Tema: “Señor, enséñanos a orar” la vida se hace oración y la oración se hace vida Conduce: Fray RamiroAacosta Cárdenas ofm. Fecha: 7 de abril de 2014 Hora: 8:00 a.m. A 4:00 p.m. Lugar: “mi casa” – Hermanitas de los Pobres Calle 5 no. 38d-104 – barrio Santa Isabel tel: 5570234 Informes e inscripción: 315-5724926 = Gladys Vega y/o 3154281976 = Gloria Amparo Díaz EJERCICIOS ESPIRITUALES La Arquidiócesis de Cali, a través de la Casa de Retiros Madre Laura Montoya Upegui, ofrece un espacio de meditación, reflexión y dialogo con Dios, dispuesta a toda nuestra Iglesia local. Todos los últimos sábados de mes retiro para laicos. Fechas: abril 26, mayo 31; y junio 28 La Casa de Encuentros Villa Laura está ubicada en la Cr 11 1C-46 en Jamundí. Mayor Información: Pbro. Efraín Montoya Flórez Cel 313 708 60 69 María Elena Chacón Gutiérrez - Secretaria de Pastorales Tel 8890562 Ext 117 - Cel 316 740 86 19

¿PARA QUÉ SE PARROQUIAL?

HACE

UNA

ASAMBLEA

La Asamblea Parroquial busca crear conciencia de parroquia. Ellas permiten propiciar la oportunidad de potenciar el ejercicio misionero, sobre todo cuando se trata de parroquias urbanas, en las que el sentido de pertenencia y el conocimiento mutuo de los cristianos resulta más difícil. LAS ASAMBLEAS PARROQUIALES SE REALIZAN Continuamos con el tema de las asambleas pastorales con el fin de animarlos para que desde ya las inicien en sus comunidades parroquiales: Para descubrir una vez más la Voluntad de Dios sobre nosotros, despertando el discernimiento comunitario y actualizando el sentido evangelizador de la comunidad. Para vivir en sintonía con la Iglesia Universal y Arquidiocesana. Para que exista una red de comunidades y grupos, capaces de articularse con el fin de lograr en sus miembros un sentimiento y acción que los lleve a ser realmente discípulos y misioneros de Cristo en comunión. Para pensar, renovar, cambiar, dinamizar y optimizar los recursos pastorales de los que se vale. Para establecer prioridades y caminos de crecimiento comunitario, que se concretan en tareas comunitarias convenientes para el bien de todos. Para crear y fortalecer los Consejos Parroquiales como instancia de vida de las comunidades.

VICARÍA PARA LA EVANGELIZACIÓN Dirección: Pbro. Germán Martínez Elaboración: Departamento de Comunicaciones 8890562 ext. 112 comunicacionesarquicali@gmail.com

4


“Es la resurrección de Cristo la que nos abre a una esperanza más grande, porque abre nuestra vida y la vida del mundo al futuro eterno de Dios, a la felicidad plena, a la certeza de que el mal, el pecado, la muerte pueden ser vencidos. Papa Francisco 5


Vicaría para la Evangelización

Boletín No. 2 Época 2

Marzo 4 de 2014

CUARESMA: RECONCILIACIÓN POR LA FE “Hacer que lleguen a un acuerdo o vuelvan a ser amigas dos o más personas”, es la definición más sencilla que nos da el diccionario sobre la palabra “reconciliación”. En el campo jurídico, del derecho civil, se aplica al matrimonio, y se refiere a la interrupción del procedimiento de demanda de divorcio o de separación de cuerpos e incluye perdonar las faltas del cónyuge y reanudar la vida en común, devolviéndole al matrimonio sus efectos plenos. En términos religiosos, la reconciliación hace referencia al retorno del pecador a Dios y del alejado a su comunidad creyente, al camino de vivencias y prácticas de la fe. Bíblicamente, responde al don de Dios que provoca en nosotros la añoranza de su amor y paz, el anhelo de restablecer la alianza con Él y la decisión de levantarse y cambiar, de regresar. El don de la reconciliación se concreta en el encuentro entre el perdón gratuito y el corazón contrito, en el reintegro a la relación de filiación, de fraternidad y de participación en la alegría de Dios y el bienestar de su casa (Lucas 15). “Enemigos hasta aquí de Dios por nuestra mala conducta” (Romanos 1,30; 8,7), podemos ahora “gloriarnos en Dios” y vencer la enemistad, no solamente con Él, sino también ver derribado “el muro que nos separaba” a unos de otros, el de la enemistad, volviendo a ser un solo Pueblo. Todo este proceso de reconciliación es, entonces la obra que Dios realiza en nosotros por medio de Jesucristo, su Hijo, enviado para rescatar al hombre a la vida, pero una vida de “hijo” y “hermano”, una humanidad en la experiencia de la armonía y la paz (Efesios 2,14).

En estos tiempos, después de tantos años de perplejidad entre hacernos la guerra y soportar la violencia, Colombia vuelve al ejercicio de buscar el diálogo, el acuerdo, la reconciliación, la paz. Reconciliarnos se convierte en el gran desafío de autocrítica personal, sectorial y colectiva, para abrirle paso a la verdad, a la rectificación y al reencuentro como Nación y Patria en la que nos incluimos todos. La coyuntura hace confluir en este mes de marzo la cuaresma eclesial, la apertura de espacios sociales y la búsqueda electoral de opciones hacia el diálogo y los acuerdos, que aporten a la liberación del círculo vicioso en el que destruimos nuestro tejido social, ambiental y político. Para los católicos, es el inicio de la Cuaresma, con el signo de la Santa Ceniza sobre nuestras frentes, y una oferta de prácticas espirituales que nos ayuden a trabajar en el perfeccionamiento humano y comunitario: refrenar nuestras pasiones, elevar nuestro espíritu y compartir nuestros bienes con los necesitados (ayuno, oración, caridad). La cruz de ceniza mezclada con agua bendita y trazada sobre nuestra frente, es el signo de entrada en la “cuarentena” del pecado, para vivir la Pascua como verdadero “paso” hacia la reconciliación por la fe. Es el aporte cristiano y eclesial a la sociedad urgida de CONOCER Y PRACTICAR EL PERDON, de rehacer el tejido interior de la fe, el de la alianza con Dios, para rehacer con fuerza el tejido exterior, el de la reconciliación social y la paz. ¡Hagamos real y efectivo nuestro compromiso creyente! + Darío de Jesús Monsalve Mejía


ASAMBLEAS PARROQUIALES Recordemos que se nos ha entregado a principio de este año, una herramienta básica para trabajar en cada una de nuestras comunidades las asambleas parroquiales, dicho trabajo titulado “LINEAMIENTOS METODOLÓGICOS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE ASAMBLEAS PARROQUIALES”, nos ayuda a construir el Plan Pastoral Arquidiocesano, que parte desde la parroquia, los arciprestazgos y las zonas pastorales. De igual maneta, nuestro Arzobispo invita a construir pacientemente las EPSS: Escuelas Parroquiales de Servidores del Señor, en las que cada párroco sea un Maestro de Vida Misionera acompañando a los feligreses, celebrando con ellos la fe, creciendo en comunión eclesial.

¿QUÉ ES UNA ASAMBLEA PARROQUIAL? La Asamblea Parroquial es un ámbito de discernimiento en el que los pastores y el Pueblo de Dios, que peregrinan en determinada parroquia, se reúnen para encontrar los cauces cotidianos de la acción pastoral, compartiendo sus dones espirituales y humanos bajo un ejercicio de proyección en el tiempo. Es un espacio de celebración de la fe, de discernimiento de los designios de Dios presentes en los signos de los tiempos, un espacio que permite entender y dialogar las expectativas de las comunidades para ser concretadas en líneas de acción.

La Asamblea Parroquial es la reunión de todos los agentes de pastoral de la parroquia que, presidida por el párroco y abierta a todos los fieles, revisa las principales tareas de la comunidad, analiza las necesidades y exigencias evangelizadoras y programa la acción pastoral para un determinado período de tiempo, generando un ambiente de armonización y convergencia espiritual y social que concreta anhelos y esperanzas colectivas. Querido párroco da el primer paso... es necesario para la construcción de nuestro Plan Pastoral.

Asamblea Parroquial en Nuestro Señor del Buen Consuelo Yumbo Por Juan de Dios Vivas-Satizábal. El sábado 1 de marzo, la comunidad parroquial de Nuestro Señor del Buen Consuelo desarrolló su Asamblea Parroquial, atendiendo los lineamientos de la Oficina de Planeación Pastoral de la Arquidiócesis de Cali. La convocatoria formulada por los presbíteros Rafael Ángel Rodríguez y Luis Mario Montenegro, fue ampliamente respondida por un gran número de feligreses de la parroquia Nuestro Señor del Buen Consuelo que se reunieron toda la mañana en el templo parroquial. La Asamblea contó, además, con la asistencia de representantes de las veredas de Santa Inés, El Chocho y Montañitas, la parroquia en formación de la Nuestra Señora de la Alegría, Socias del Sagrado Corazón de Jesús, Legión de María, Catequistas, Asociación de Cargueros, Lectores, Delegados de la Comunión, Grupo Juvenil, Pequeñas Comunidades del SINE e integrantes de la Escuela Diaconal. Al inicio de la jornada, el padre Luis Mario Montenegro ilustró a los asistentes acerca de ¿Por qué la Asamblea Parroquial? En todos los asistentes quedó claro, tal y como lo dicen los lineamientos para la Construcción de Asambleas Parroquiales, que ésta es el ámbito de discernimiento en el que los pastores y el Pueblo de Dios se reúnen para encontrar los cauces cotidianos de la acción pastoral, compartiendo sus dones espirituales y humanos bajo un ejercicio de proyección en el tiempo, como un trabajo de comunión para que la Parroquia sea escuela de formación en medio de la sociedad.

2


Trabajo en grupo En ambiente de unidad, los asistentes a la Asamblea Parroquial se reunieron en grupos para contestar a las siguientes preguntas: 1.- De acuerdo con su conocimiento y expectativas, ¿cuáles consideran que son las tres necesidades más importantes de la Parroquia en el campo de la Evangelización y fortalecimiento de la Comunidad Parroquial? 2.- Teniendo en cuenta su experiencia como grupo pastoral, ¿qué necesitan ustedes para estar más evangelizados? 3.- ¿En qué creen que puede mejorar la Parroquia para prestar un mejor servicio y atención a la Comunidad, tanto en aspectos administrativos como pastorales? Este año 2014 para la parroquia Nuestro Señor del Buen Consuelo tendrá un elemento más de importancia ya que el 21 de septiembre se conmemorarán los 75 años de Consagración de su Templo Parroquial. Por eso, a los asistentes a la Asamblea Parroquial se les solicitaron iniciativas para la conmemoración de esta fecha. Después del trabajo en grupo, los asistentes a la Asamblea Parroquial, en plenaria presentaron sus respuestas, lo que evidenció la riqueza con que se cuenta en la comunidad de Nuestro Señor del Buen Consuelo. El inventario de necesidades y expectativas, lo mismo que las recomendaciones y sugerencias que surgieron del trabajo en grupos, fue recibido por el Consejo Parroquial, lo que será un insumo de vital importancia para el fortalecimiento y proyección de la parroquia de Nuestro Señor del Buen Consuelo. Asamblea Parroquial iluminada con el mensaje de Cuaresma Previo al trabajo grupal, el párroco Rafael Ángel Rodríguez animó y llevó a la reflexión a todos los asistentes de la mano del tema de La Cuaresma. Iluminado con el Mensaje del papa Francisco, quien tomó como referencia una cita de 2 Corintios 8, 7-15, recordó el lema propuesto por Su Santidad para este tiempo fuerte: “Cristo se hizo pobre, para enriquecernos con su pobreza”. El párroco exhortó a los integrantes de los grupos pastorales y comunidades, a vivir con espíritu de solidaridad fraterna este santo tiempo.

ENCUENTRO RETROSPECTIVO DEL PLAN PASTORAL 13 de Marzo: Zona Norte 14 de Marzo: Zona Oriente 17 de Marzo: Zona Centro 19 de Marzo: Zona Sur 5:00 p.m. Nos congregamos en el Templo Votivo del Sagrado Corazón. 5:00 - 5:30 p.m. LUCERNARIO.

FESTIVIDAD DE SAN JOSE 19 de marzo

5:30p.m. SOLEMNE PROCESIÓN (Hacia el Templo de San Judas Tadeo).

Encuentro de Movimientos Laicales y grupos apostólicos presentes en la Arquidiócesis de Cali, realizado el 23 de febrero en el colegio María Auxiliadora.

6:30 p.m. Gran Celebración Eucarística. Programa en el Templo de San Judas Tadeo A partir del día 10 de marzo hasta el día 18 de marzo haremos la novena en honor a San José a las 6:30 p.m, dentro de la Eucaristía.

3


Germán Martínez R. El Reino de Dios que Jesús anuncia se inicia primero con el AYUNO y luego con el RECHAZO del adversario, del demonio, de Satanás. En ambas experiencias los Evangelios presentan a un Jesús en lucha, en combate contra el mal. Jesús nos lleva la delantera en el bautismo, en el ayuno, en la tentación y la resistencia a ella, en el sometimiento a la soberanía de Dios, así como más tarde nos llevará también la delantera en el camino del sufrimiento y de la muerte. Desde Jesús, YA NO ESTAMOS SOLOS EN NINGUA DE ESAS ETAPAS PROPIAS DE TODO CREYENTE. Jesús pone en práctica lo que enseña y exige. El ayuno está en relación con la libertad porque quien es partícipe del señorío de Dios se hace también libre. No es que el cuerpo y el mundo sean malos, no, nada de eso; pero tampoco deben dominarnos a nosotros, los que aspiramos a la libertad. Quien ayuna de los alimentos y de los supuestos valores del mundo no tiene como objetivo ADELGAZAR, NO, TAMPOCO DE ESO SE TRATA. EL AYUNO EN LA BIBLIA ES PREPARACIÓN PARA ALGO IMPORTANTE, PARA UNA EPIFANÍA, ES DECIR, PARA UN ENCUENTRO CON DIOS. En la Biblia el ayuno y oración van juntos, como dos acciones simultáneas. El ayuno crea espacio para una experiencia nueva y distinta. Cada retazo de normalidad al que renunciamos (y uno de ellos es la comida), ofrece espacio para una percepción diferente. Los antiguos monjes decían: “Podemos ayunar porque tú mismo eres el pan que fortalece nuestros corazones”. En plena CUARESMA, el ayuno bíblico prepara para LA GRAN FIESTA, PARA LA PASCUA, EL PASO DEL SEÑOR POR NUESTRAS VIDAS.

La Conferencia Episcopal de Colombia instituyó hace más de 20 años la COMUNICACIÓN CRISTIANA DE BIENES para “canalizar” la práctica de la penitencia cuaresmal, para hacernos “sensibles” ante los que no tienen o ayunan siempre por fuerza. En este año 2014, el lema de dicha campaña es YO CREO EN EL AMO QUE COMPARTE, se entregarán pues el primer domingo de cuaresma los sobres donde cada uno pondrá lo que quiera y pueda para llevar esa ayuda a otras poblaciones más necesitadas que la nuestra. Esos sobres se entregarán el JUEVES SANTO en cada parroquia y luego serán llevados a la Curia para ser entregados por el Arzobispo a los más pobres. Invito pues a todos a apoyar esta Campaña con la cual realizamos lo que los antiguos decían con un juego de palabras: AYUNAR/AYUDAR. He ahí un posible camino cuaresmal. Y para mayor motivación no olvidemos el MENSAJE DE CUARESMA DEL PAPA FRANCISCO, allí dice: “La Cuaresma es un tiempo adecuado para despojarse; y nos hará bien preguntarnos de qué podemos privarnos a fin de ayudar y enriquecer a otros con nuestra pobreza. No olvidemos que la verdadera pobreza duele: no sería válido un despojo sin esta dimensión penitencial. Desconfío de la limosna que no cuesta y no duele”.

EFEMERIDES

BOLETÍN DE PASTORAL

15 de marzo: cumpleaños Mons. Darío de Jesús Monsalve Mejía 26 de marzo: Ordenación Episcopal Mons. Jorge García Isaza, Cm 30 de Marzo: Ordenación Sacerdotal Monseñor Juan Francisco Sarasti Jaramillo.

ANIVERSARIO 16 de marzo: aniversario Monseñor Isaías Duarte Cancino

Dirigido por: P. GERMÁN MARTÍNEZ RODAS VICARIA PARA LA EVANGELIZACIÓN Elaborado por: Departamento de Comunicaciones MARZO 2014

4


Vicaría para la Evangelización

Boletín No. 1 Época 2

Febrero 5 de 2014

EL DESAFÍO DE LA CATEQUESIS Catequesis significa INSTRUCCIÓN EN LA FE QUE SE NOS HA ANUNCIADO. El verbo catequizar aparece en el Nuevo Testamento con el sentido de HACER RESONAR, ANUNCIAR UNA NOTICIA, INSTRUIR A ALGUIEN EN ALGO. La catequesis es entonces una exposición amplia y completa de la fe. Por eso, en la Iglesia, EL CATECISMO, que es el punto de referencia de toda instrucción creyente, está organizado en cuatro grandes bloques: Lo que creemos, lo que celebramos, lo que vivimos (conducta, ética) y lo que oramos. De esa manera, LA CATEQUESIS, va a lo esencial: EL CREDO, LA LITURGIA, LA VIDA EN CRISTO, LA ORACIÓN. Ahí está la sustancia de la fe. • La catequesis es una iniciación cristiana integral, es decir, un llamado a la conversión, una invitación a volver a Dios, a vivir según Dios y a anunciar a ese Dios conocido y amado. • La catequesis es también una ruptura con todo aquello que no es propio de los creyente: El pecado, que se concretiza en egoísmo, robo, mentira, afectos desordenados al dinero, al sexo, al poder, etc., la injusticia, el engaño, la falta de solidaridad. El pecado rompe la relación con Dios y con el prójimo. • La catequesis, en últimas, es DEJARSE EDUCAR EN LA DOCILIDAD AL ESPÍRITU SANTO, que es quien transforma desde dentro a cada persona. Nada de logros, nada de esfuerzos de voluntad, nada de “yo puedo”, TODO ES GRACIA, TODO ES REGALO DE DIOS. He ahí el secreto de la catequesis: “Si uno no nace del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3, 5).

¿QUÉ TENEMOS EN CALI? Hay una DELEGACIÓN DE CATEQUESIS al frente de la cual está el P. Otoniel Cortés, que con un equipo de sacerdotes (P. Didier M. P. William Fredy C. P. Fredy Alberto G.) y otras personas laicas y religiosas ha comenzado una nueva etapa de formación de catequistas teniendo como telón de fondo LA INICIACIÓN CRISTIANA DE LA FE. • Los textos que edita la Diócesis de Zipaquirá son muy buenos porque están ya en esa línea de Iniciación cristiana que el eje conductor de toda catequesis. • Cada párroco conoce a sus feligreses y seguramente encontrará las herramientas más adecuadas para la transmisión de la catequesis hasta que desde nosotros mismos, desde nuestra Arquidiócesis podamos editar nuestros propios catecismos. ¿Se verá eso algún día? • Invito pues a todos los párrocos y a los catequistas a mantenerse en contacto con la Delegación de Catequesis de la Arquidiócesis que ya ha enviado el cronograma para este año. Habrá una reunión para párrocos, coordinadores de catequesis y catequistas de las parroquias EL SÁBADO 8 DE FEBRERO DE 9 A 12 EN EL SALÓN DE LA PARROQUIA SANTA INFANCIA. • Estamos en una coyuntura especial desde la Conferencia de APARECIDA que nos ha puesto en MISIÓN PERMANENTE. Eso nos está planteando retos, desafíos, cambios sustanciales en la manera de transmitir la catequesis. ¿Por qué nos cuesta aceptar los cambios? • Está también para los jóvenes el YOUCAT, es la versión juvenil del CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA. Tiene su propia metodología basada en preguntas y luego en una breve síntesis del Catecismo. Es un punto de referencia tanto para Primera Comunión como para Confirmación.


INSTANTES

Ordenaciones Diaconales

Celebración Vida Consagrada

Dimensión profética de la acción pastoral La XCVI Asamblea Plenaria del Episcopado, reunida en Bogotá del tres al siete de febrero, analizó la dimensión profética (kerigma) de la acción pastoral. Monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía, fue el encargado de presentar algunos planteamientos y retos en torno a la dimensión profética. Ponencia: Mons. Monsalve Mejía recordó que los contextos en los que se vive y anuncia la Palabra de Dios, tienden cada vez más a sustituir el encuentro, la comunicación, el diálogo, la reflexión y la formación de la conciencia, "por sucedáneos de experiencias sensibles, de facilismo e inmediatez, de lucro ilimitado y pasiones exacerbadas". Esta crisis creciente de palabra humana, de silencio para escuchar al otro y pronunciar la propia palabra, de gusto por la razón y amor por la verdad, de oídos tapados y ruido frenético, la sentimos más duramente aun cuando la violencia, como en nuestro caso, se convierte en la denegación de la palabra, en el recurso más a la mano para dirimir desde una sospecha o duda hasta un conflicto de intereses", aseguró. El prelado explicó que la fe "pone a los creyentes, y esto es clave en la Nueva Evangelización, en condición de comunicarse la experiencia vivida de Dios, a través del diálogo en la fe entre hermanos creyentes y con los alejados, los no creyentes, los que pertenecen a otros credos, los grupos humanos entre los que ellos viven o a los que son enviados". Expresó su preocupación de pastor porque en estos tiempos "perdemos terreno cuando la comunicación del Evangelio se vuelve propuesta en medio de un mar de contrapropuestas, o cuando las voces de escarnio por nuestra vulnerabilidad humana nos pueden inducir al miedo y al encierro, al silencio y a evitar la exposición".

Asamblea General del Clero

La Santa Sede a la ONU: Estamos comprometidos en la protección de los niños ROMA (Aleteia.org). La Santa Sede reitera su posición de defensa de los Derechos del niño a través de un comunicado. La Oficina de Prensa del Vaticano salió al paso a la 64 sesión del Comité de Naciones Unidas que publicó este miércoles un documento de Observaciones Conclusivas que propone cambios al Vaticano sobre la protección de los menores. La oficina de prensa del Vaticano respondió a la publicación del documento de una comisión de la ONU que ha sido utilizado por los medios de comunicación de todo el mundo para aludir a los escándalos de abusos sexuales hechos a niños por parte de sacerdotes católicos. Mientras que el documento es aún más amplio en sus consideraciones teniendo en cuenta que la Santa Sede es un ente juridico reconocido por las Naciones Unidas. La Santa Sede confirma su compromiso por “la defensa y protección de los derechos del niño, en línea con los principios promovidos por la Convención […] según los valores morales y religiosos ofrecidos por la doctrina católica”. La Santa Sede manifiesta abiertamente que toma acto de las Observaciones Conclusivas del documento de 16 páginas del Comité de Naciones Unidas. El documento examina las relaciones de la Santa Sede y de los cinco Estados que hacen Parte de la convención para salvaguardar los niños y la niñas: Congo, Alemania, Portugal, Federación Rusa y Yemen. La Santa Sede asimismo manifiesta su malestar porque considera que en algunos puntos de la Observación Conclusiva, coexiste un “intento de interferir en las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre la dignidad de la persona humana y el ejercicio de la libertad religiosa”. Así, según el comunicado, la Santa Sede “toma nota de las Observaciones conclusivas” para ser examinadas minuciosamente con el debido “respeto de la Convención en los diferentes ámbitos presentados desde el Comité, según el derecho y la práctica internacional como también teniendo en cuenta del publico debate interactivo con esa instancia realizado el pasado 16 de enero de 2014”.

2


NUESTRA IGLESIA

INICIACIÓN CRISTIANA PARA ADULTOS Y FORMACIÓN DE CATEQUISTAS 2.014 Próximo sábado 8 de Febrero de 2.014 de 9:00 A.M. a 12:00. En la Parroquia LA SANTA INFANCIA. ENCUENTRO DE NEOPRESBÍTEROS 14 de febrero de 10: 00 a.m. a 2:00 p.m. Casa del Banco

Sra. Aleyda Smith Abril Rincón Suplente del Director Ejecutivo Fundación Sarep

ENCUENTRO DE MOVIMIENTOS Y GRUPOS LAICALES

D. Jhon James Tello Martínez Colaborador Cristo Resucitado

23 de febrero, colegio María Auxiliadora de 9:00 a 1:00 p.m. FORMACIÓN ASESORES DE ADOLESCENCIA MISIONERA

INFANCIA

21 de febrero – 2:30 a 4:30 p.m. CEPAR Nuevo correo electrónico parroquia San Gabriel Arcángel parroquiasangabrielarcangel@yahoo.com

Y

D. Juan Sebastián Zuluaga López Colaborador San Juan Bautista D. Andrés Alonso Buriticá Zapata Colaborador Cristo Señor de la Vida D. Benancio,Yagüe Gaviria Colaborador San Ignacio de Loyola D. Diego Fernando Guzmán Ruíz, Colaborador San Mateo D. Maurio Andrés Preciado, Colaborador Nuestra Señora del Perpetuos Socorro- Robles D. Milton Oscar Rodríguez Chauza, Colaborador San Matías Apóstol

BIENVENIDOS A SUS NUEVOS SERVICIOS PASTORALES P. Elkin Osorio Castro Vicario Parroquial La Santa Cruz Gonzalo de Jesús Correa Ospina Adscrito Catedral de San Pedro Norbayro Londoño Buitrago, Pss Seminario Mayor San Pedro Apóstol Equipo Formadores p. Jairo Antonio Escobar Moreno, SDB Párroco San Francisco de Sales José María Dávila Vides Fundación Sarep Director Ejecutivo

D. Samuel Alexander Villa Fernández Colaborador San Isidro Labrador - Km 30 D. Jorge Andrés Segura Ordónez, Colaborador Nuestro Señor del Buen ConsueloYumbo D. José Ricardo Guzmán Aguirre Nuestra Señora de Guadalupe - Pastoral Juvenil Colaborador P. Jorge Edgar Buitrago Castillo, OAR San Judas Tadeo Vicario Parroquial D. Laimir Motato Sánchez, Colaborador María Madre del Salvador D. Luis Alonso Mejía Salazar, Capilla Sagrado Corazón - Bitaco

3


PARA TENER EN CUENTA Nos dice el Arzobispo en su carta pastoral 2014:

HACIA UN MODELO DE PARROQUIA RENOVADA Toda parroquia deberá evolucionar hacia el modelo de “escuela parroquial de servidores”, como quien dice, nuestras EPS. En dicho modelo deberán enmarcarse todos los procesos de primer anuncio, de reencuentro y retorno al Señor y a la Iglesia, de catecumenado e Iniciación Cristiana para niños y adultos, de formación de pequeñas comunidades, de acogida a los carismas propios de movimientos y asociaciones, de desarrollo de los ministerios y servicios de los fieles laicos, de atención a todos los sectores generacionales y geográficos, de Envío Misionero, en fin, de organización y administración de la Institución Parroquial, de sus estructuras y recursos. Este modelo y estos procesos, lógicamente, han de generar un Laicado Parroquial Discipular y Misionero, no meramente porque “no son sacerdotes ni de vida consagrada”. Y ese laicado ha de tener su Plan de Formación, sus organismos propios (Consejos Parroquiales) y una dinámica sostenible de Asambleas: Asambleas Anuales de Pequeñas Comunidades, de Grupos y Movimientos; Asambleas Periódicas de Consejo Pastoral o de Responsables de áreas pastorales y sectores parroquiales, y, sobre todo, para consolidar esta dinámica de participación, pertenencia, trasparencia y crecimiento (revisión de vida, evaluación y programación), será muy útil la Gran Asamblea General de Fieles de la Parroquia o Asamblea Parroquial, en la que la misión y vida de esa comunidad canónicamente erigida se revise, se someta a discernimiento comunitario, identifiquen nuevos retos y proyecte por períodos y metas su desarrollo eclesial.

MENSAJE DEL SANTO PADRE PARA LA CUARESMA 2014

Queridos hermanos y hermanas:

Con ocasión de la Cuaresma os propongo algunas reflexiones, a fin de que os sirvan para el camino personal y comunitario de conversión. Comienzo recordando las palabras de San Pablo: «Pues conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, el cual, siendo rico, se hizo pobre por vosotros para enriqueceros con su pobreza» (2 Cor 8, 9). El Apóstol se dirige a los cristianos de Corinto para alentarlos a ser generosos y ayudar a los fieles de Jerusalén que pasan necesidad. ¿Qué nos dicen, a los cristianos de hoy, estas palabras de San Pablo? ¿Qué nos dice hoy, a nosotros, la invitación a la pobreza, a una vida pobre en sentido evangélico?

SE HIZO POBRE PARA ENRIQUECERNOS CON SU POBREZA CFR 2. COR 8,9

4


La gracia de Cristo Ante todo, nos dicen cuál es el estilo de Dios. Dios no se revela mediante el poder y la riqueza del mundo, sino mediante la debilidad y la pobreza: «Siendo rico, se hizo pobre por vosotros…». Cristo, el Hijo eterno de Dios, igual al Padre en poder y gloria, se hizo pobre; descendió en medio de nosotros, se acercó a cada uno de nosotros; se desnudó, se "vació", para ser en todo semejante a nosotros (cfr. Flp 2, 7; Heb 4, 15). ¡Qué gran misterio la encarnación de Dios! La razón de todo esto es el amor divino, un amor que es gracia, generosidad, deseo de proximidad, y que no duda en darse y sacrificarse por las criaturas a las que ama. La caridad, el amor es compartir en todo la suerte del amado. El amor nos hace semejantes, crea igualdad, derriba los muros y las distancias. Y Dios hizo esto con nosotros. Jesús, en efecto, «trabajó con manos de hombre, pensó con inteligencia de hombre, obró con voluntad de hombre, amó con corazón de hombre. Nacido de la Virgen María, se hizo verdaderamente uno de nosotros, en todo semejante a nosotros excepto en el pecado» (Conc. Ecum. Vat. II, Const. past. Gaudium et spes, 22). La finalidad de Jesús al hacerse pobre no es la pobreza en sí misma, sino —dice San Pablo— «...para enriqueceros con su pobreza». No se trata de un juego de palabras ni de una expresión para causar sensación. Al contrario, es una síntesis de la lógica de Dios, la lógica del amor, la lógica de la Encarnación y la Cruz. Dios no hizo caer sobre nosotros la salvación desde lo alto, como la limosna de quien da parte de lo que para él es superfluo con aparente piedad filantrópica. ¡El amor de Cristo no es esto! Cuando Jesús entra en las aguas del Jordán y se hace bautizar por Juan el Bautista, no lo hace porque necesita penitencia, conversión; lo hace para estar en medio de la gente, necesitada de perdón, entre nosotros, pecadores, y cargar con el peso de nuestros pecados. Este es el camino que ha elegido para consolarnos, salvarnos, liberarnos de nuestra miseria. Nos sorprende que el Apóstol diga que fuimos liberados no por medio de la riqueza de Cristo, sino por medio de su pobreza. Y, sin embargo, San Pablo conoce bien la «riqueza insondable de Cristo» (Ef 3, 8), «heredero de todo» (Heb 1, 2).

¿Qué es, pues, esta pobreza con la que Jesús nos libera y nos enriquece? Es precisamente su modo de amarnos, de estar cerca de nosotros, como el buen samaritano que se acerca a ese hombre que todos habían abandonado medio muerto al borde del camino (cfr. Lc 10, 25ss). Lo que nos da verdadera libertad, verdadera salvación y verdadera felicidad es su amor lleno de compasión, de ternura, que quiere compartir con nosotros. La pobreza de Cristo que nos enriquece consiste en el hecho que se hizo carne, cargó con nuestras debilidades y nuestros pecados, comunicándonos la misericordia infinita de Dios. La pobreza de Cristo es la mayor riqueza: la riqueza de Jesús es su confianza ilimitada en Dios Padre, es encomendarse a Él en todo momento, buscando siempre y solamente su voluntad y su gloria. Es rico como lo es un niño que se siente amado por sus padres y los ama, sin dudar ni un instante de su amor y su ternura. La riqueza de Jesús radica en el hecho de ser el Hijo, su relación única con el Padre es la prerrogativa soberana de este Mesías pobre. Cuando Jesús nos invita a tomar su "yugo llevadero", nos invita a enriquecernos con esta "rica pobreza" y "pobre riqueza" suyas, a compartir con Él su espíritu filial y fraterno, a convertirnos en hijos en el Hijo, hermanos en el Hermano Primogénito (cfr Rom 8, 29). Se ha dicho que la única verdadera tristeza es no ser santos (L. Bloy); podríamos decir también que hay una única verdadera miseria: no vivir como hijos de Dios y hermanos de Cristo.

5


En los pobres y en los últimos vemos el rostro de Cristo; amando y ayudando a los pobres amamos y servimos a Cristo. Nuestros esfuerzos se orientan asimismo a encontrar el modo de que cesen en el mundo las violaciones de la dignidad humana, las discriminaciones y los abusos, que, en tantos casos, son el origen de la miseria. Cuando el poder, el lujo y el dinero se convierten en ídolos, se anteponen a la exigencia de una distribución justa de las riquezas. Por tanto, es necesario que las conciencias se conviertan a la justicia, a la igualdad, a la sobriedad y al compartir.

Nuestro testimonio Podríamos pensar que este "camino" de la pobreza fue el de Jesús, mientras que nosotros, que venimos después de Él, podemos salvar el mundo con los medios humanos adecuados. No es así. En toda época y en todo lugar, Dios sigue salvando a los hombres y salvando el mundo mediante la pobreza de Cristo, el cual se hace pobre en los Sacramentos, en la Palabra y en su Iglesia, que es un pueblo de pobres. La riqueza de Dios no puede pasar a través de nuestra riqueza, sino siempre y solamente a través de nuestra pobreza, personal y comunitaria, animada por el Espíritu de Cristo. A imitación de nuestro Maestro, los cristianos estamos llamados a mirar las miserias de los hermanos, a tocarlas, a hacernos cargo de ellas y a realizar obras concretas a fin de aliviarlas. La miseria no coincide con la pobreza; la miseria es la pobreza sin confianza, sin solidaridad, sin esperanza. Podemos distinguir tres tipos de miseria: la miseria material, la miseria moral y la miseria espiritual.

No es menos preocupante la miseria moral, que consiste en convertirse en esclavos del vicio y del pecado. ¡Cuántas familias viven angustiadas porque alguno de sus miembros —a menudo joven— tiene dependencia del alcohol, las drogas, el juego o la pornografía! ¡Cuántas personas han perdido el sentido de la vida, están privadas de perspectivas para el futuro y han perdido la esperanza! Y cuántas personas se ven obligadas a vivir esta miseria por condiciones sociales injustas, por falta de un trabajo, lo cual les priva de la dignidad que da llevar el pan a casa, por falta de igualdad respecto de los derechos a la educación y la salud. En estos casos la miseria moral bien podría llamarse casi suicidio incipiente. Esta forma de miseria, que también es causa de ruina económica, siempre va unida a la miseria espiritual, que nos golpea cuando nos alejamos de Dios y rechazamos su amor. Si consideramos que no necesitamos a Dios, que en Cristo nos tiende la mano, porque pensamos que nos bastamos a nosotros mismos, nos encaminamos por un camino de fracaso. Dios es el único que verdaderamente salva y libera.

La miseria material es la que habitualmente llamamos pobreza y toca a cuantos viven en una condición que no es digna de la persona humana: privados de sus derechos fundamentales y de los bienes de primera necesidad como la comida, el agua, las condiciones higiénicas, el trabajo, la posibilidad de desarrollo y de crecimiento cultural. Frente a esta miseria la Iglesia ofrece su servicio, su diakonia, para responder a las necesidades y curar estas heridas que desfiguran el rostro de la humanidad.

6


El Evangelio es el verdadero antídoto contra la miseria espiritual: en cada ambiente el cristiano está llamado a llevar el anuncio liberador de que existe el perdón del mal cometido, que Dios es más grande que nuestro pecado y nos ama gratuitamente, siempre, y que estamos hechos para la comunión y para la vida eterna. ¡El Señor nos invita a anunciar con gozo este mensaje de misericordia y de esperanza! Es hermoso experimentar la alegría de extender esta buena nueva, de compartir el tesoro que se nos ha confiado, para consolar los corazones afligidos y dar esperanza a tantos hermanos y hermanas sumidos en el vacío. Se trata de seguir e imitar a Jesús, que fue en busca de los pobres y los pecadores como el pastor con la oveja perdida, y lo hizo lleno de amor. Unidos a Él, podemos abrir con valentía nuevos caminos de evangelización y promoción humana. Queridos hermanos y hermanas, que este tiempo de Cuaresma encuentre a toda la Iglesia dispuesta y solícita a la hora de testimoniar a cuantos viven en la miseria material, moral y espiritual el mensaje evangélico, que se resume en el anuncio del amor del Padre misericordioso, listo para abrazar en Cristo a cada persona. Podremos hacerlo en la medida en que nos conformemos a Cristo, que se hizo pobre y nos enriqueció con su pobreza. La Cuaresma es un tiempo adecuado para despojarse; y nos hará bien preguntarnos de qué podemos privarnos a fin de ayudar y enriquecer a otros con nuestra pobreza. No olvidemos que la verdadera pobreza duele: no sería válido un despojo sin esta dimensión penitencial. Desconfío de la limosna que no cuesta y no duele.

Que el Espíritu Santo, gracias al cual «[somos] como pobres, pero que enriquecen a muchos; como necesitados, pero poseyéndolo todo» (2 Cor 6, 10), sostenga nuestros propósitos y fortalezca en nosotros la atención y la responsabilidad ante la miseria humana, para que seamos misericordiosos y agentes de misericordia. Con este deseo, aseguro mi oración por todos los creyentes. Que cada comunidad eclesial recorra provechosamente el camino cuaresmal. Os pido que recéis por mí. Que el Señor os bendiga y la Virgen os guarde.

BOLETÍN PASTORAL Febrero de 2014 Pbro. Germán Martínez Vicaría para la Pastoral Arquidiócesis de Cali

7


Boletines de Pastoral