Page 1

ISSN: 2462-9979 AÑO XXIV

3a ÉPOCA

No 189 SANTIAGO DE CALI, DICIEMBRE DE 2015

VALOR $600.00

JUBILEO EXTRAORDINARIO DE LA MISERICORDIA 8 de diciembre de 2015 al 20 de noviembre de 2016

13 DE DICIEMBRE DE 2015 HORARIOS DE APERTURA DE LA PUERTA SANTA EN NUESTRA ARQUIDIÓCESIS Pág. 13

www.arquicali.org/misericordia

Que ninguna mirada nos sea ajena >> Detalles página 6

La vivencia del adviento, tiempo para actualizar nuestra esperanza en el Dios encarnado >> Detalles página 7

“Pasemos por esa Puerta Santa hacia la misericordia inf inita de Dios” >> Detalles página 16


2

Editorial

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

La Reforma de los Procesos de Nulidad Matrimoniales UNA EXPRESIÓN DE LA MISERICORDIA EN LA IGLESIA

No se trata entonces de abrir puertas para hacer posible lo que muchos denominan “divorcio exprés eclesiástico”, o la “anulación de los matrimonios”. Es fundamental tener en cuenta que “lo que Dios ha unido no lo separe el hombre”. Lo que se busca en todo proceso de matrimonial, es declarar la nulidad o inexistencia del vínculo por la presencia de vicios del consentimiento, impedimentos o defectos de forma canónica, que se dieron antes o durante la celebración del matrimonio.

Año 2015 Tercera Época No. 189 de Diciembre de 2015 Publicación Mensual ISSN: 2462-9979 Arzobispo de Cali Monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía DEPARTAMENTO DE COMUNICACIONES Delegado Arzobispal Pbro. Juan Sebastián Zuluaga López Directora Magda Luz Arias Leal Comunicador Social Periodista Oscar Andrés Orejuela Valero Diseño y Diagramación Bernardo Arcila Parra Impresión Casa Editorial El Tiempo ARQUIDIÓCESIS DE CALI Curia Arzobispal Cra. 4 No. 7-17 PBX: 889 0562 medios@arquicali.org www.arquicali.org

Los escritos de los colaboradores solo comprometen a quienes los firman.

E

n el contexto del Jubileo de la Misericordia, hace el Papa Francisco una nueva reforma al Código de Derecho Canónico en relación con los procesos de nulidad matrimonial. La Arquidiócesis de Cali, como toda la Iglesia, con respeto filial, acoge con alegría esta reforma que buscará implementar de la mejor manera posible. Es necesario anotar las intenciones de la reforma: Afirma el Papa que “he decidido establecer con este Motu proprio disposiciones con las cuales se favorezca no la nulidad de los matrimonios, sino la celeridad de los procesos y, no en menor medida, una adecuada simplificación, de modo que, a causa de un retraso en la definición del juicio, el corazón de los fieles que esperan la clarificación del propio estado no quede largamente oprimido por las tinieblas de la duda”, y además todo esto, “quedando firme el principio de la indisolubilidad del vínculo matrimonial” (Motu proprio Mitis Iudex Dominus Iesus, Introducción). Por otro lado, el principio rector que animó la reforma “es la preocupación por la salvación de las almas”, que lleva a la Iglesia “a comunicar la gracia divina y favorecer continuamente, según los dones y la misión de cada uno, el bien de los fieles”. En este sentido, como bien lo dice el Papa Francisco, “la caridad y la misericordia exigen que la misma Iglesia como madre se haga accesible a los hijos que se consideran separados”. Pero hay en el fondo de toda esta reforma otra importante intención: se trata de poner en el centro de las parroquias y de la acción pastoral de los Obispos y sacerdotes, la pastoral familiar, entendida como eje transversal del quehacer evangelizador de la Iglesia. El Papa habla de “la pastoral matrimonial diocesana unitaria”. Es otro de los grandes retos que la Arquidiócesis de Cali acoge, con el deseo de consolidar la Vicaría de Familia y cultura, y crear en cada parroquia, el consejo de pastoral familiar, que en el marco de las asambleas familiares y de la misión permanente, ayuden en el anuncio misionero del Evangelio que debe comenzar siempre en casa, en cada familia que compone la parroquia. No se trata entonces de abrir puertas para hacer posible lo que muchos denominan “divorcio exprés eclesiástico”, o la “anulación de los matrimonios”. Es fundamental tener en cuenta que “lo que Dios ha unido no lo separe el hombre”. Lo que se busca en todo proceso de matrimonial, es declarar la nulidad o inexistencia del vínculo por la presencia de vicios del consentimiento, impedimentos o defectos de forma canónica, que se dieron antes o durante la celebración del matrimonio. La reforma no cambió ninguna de las causales canónicas para la nulidad matrimonial, más aún, el Papa ratificó que “ha querido que las causas de nulidad sean tratadas por vía judicial, y no administrativa, no porque lo imponga la naturaleza de la cosa, sino más bien porque lo exige la necesidad de tutelar en el máximo grado la verdad del vínculo sagrado: y eso se asegura precisamente con las garantías del orden judicial”. Así las cosas, el 8 de diciembre de 2015, entra en vigor la reforma, y para ello la Arquidiócesis ha debido también hacer una serie de cambios, ajustada a las nuevas normas, así: El Tribunal interdiocesano de Cali pasa a ser sólo Tribunal diocesano de primera instancia para las causas de esta Arquidiócesis, pues las diócesis que conformaban el Tribunal han decidido tener su propio Por: † Monseñor Luis Fernando tribunal diocesano. El Arzobispo de Cali, como Metropolitano, queda Rodríguez Velásquez como segunda instancia para las causas que sean Obispo Auxiliar apeladas de los tribunales de las diócesis sufragáneas. Las causas que sean apeladas del Tribunal de Cali, tendrán como Tribunal de apelación o segunda instancia, el de Palmira. Los procesos, en efecto, han sufrido cambios sustanciales, sobre todo en los tiempos. No se requiere una segunda instancia, sino una sola decisión del juez o del Obispo en las cusas breves que actúa como juez. En estos casos, si después de quince días después de las sentencia, ni las partes ni el defensor del vínculo la apelan, la misma se hace ejecutiva y las partes pueden contraer nuevas nupcias canónicas, a no ser que se imponga veto a una o a ambas partes. Como otra novedad de los procesos, es necesario anotar la inclusión de los llamados procesos breves. Dice el Papa: “En efecto, además de hacerse más ágil el proceso matrimonial, se ha diseñado una forma de proceso más breve –en añadidura al documental actualmente vigente–, para aplicarse en los casos en los cuales la acusada nulidad del matrimonio esté sostenida por argumentos particularmente evidentes. No se me escapa, sin embargo, cuánto un juicio abreviado pueda poner en riesgo el principio de la indisolubilidad del matrimonio; precisamente por esto he querido que en tal proceso sea constituido juez el mismo Obispo, que en virtud de su oficio pastoral es con Pedro el mayor garante de la unidad católica en la fe y la disciplina”. Para hacer viable esta reforma, el Papa ha querido ampliar el número de personas que puedan participar en estos procesos. Por ejemplo, la investigación prejudicial o pastoral, antes de iniciar el proceso, que es la puerta de entrada cuando las parejas o uno de los dos esposos pide la orientación, puede ser confiada “a personas consideradas idóneas, dotadas de competencias no sólo exclusivamente jurídico-canónicas. Entre ellas están en primer lugar el párroco propio o el que ha preparado a los cónyuges para la celebración de las nupcias. Este oficio de consulta puede ser confiado también a otros clérigos, consagrados o laicos aprobados por el Ordinario de lugar”. También el Papa cambió la conformación de los tribunales colegiados, que de dos clérigos y un laico, pueden estar conformados por un clérigo y dos laicos, o en casos excepcionales, por un juez único, esta vez clérigo. El plan como ideal para la Arquidiócesis, es que en cada parroquia se puedan atender cada uno de los casos, antes de ser remitidos al Tribunal. Por el momento, y a manera de respuesta temporal mientras se preparan las personas para este oficio de consejería, se atenderán las parejas remitidas por los párrocos en la sede del Tribunal Eclesiástico, en la sede del CEPAR (Plaza Caycedo) y en la sede de la Vicaría de Familia y cultura junto al Centro Comercial Centenario. Oportunamente se hará entrega de lo que el Papa denomina “Vademecum”, que sierva de orientación a los sacerdotes y fieles para la implementación y ejecución de este servicio pastoral.


3

Lo que celebramos

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

La corona de adviento

L

a corona de adviento tiene origen pagano y representaba el ruego al sol, para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Durante el frío y la oscuridad, los primeros misioneros recolectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza en la venida de la primavera. Los cristianos, para prepararnos a la venida de nuestra LUZ y VIDA, la Natividad del Señor, confeccionamos esta “Corona de adviento” como medio para esperar a Cristo y rogarle que sea la LUZ para nuestras almas. La “Corona de Adviento” o “Corona de las luces de Adviento” es un signo que expresa la alegría del tiempo de preparación a la Navidad. Es un símbolo de la esperanza de que la luz y la vida triunfen sobre las tinieblas y la muerte, porque el Hijo de Dios se ha hecho hombre por nosotros, y con su muerte nos ha dado la verdadera vida. Sería ideal que cada familia se entusiasmara por tener en su hogar una Corona de Adviento. La Corona puede estar sobre una mesa o colgada en algún lugar visible de la casa. La familia le debe dar la importancia que tiene y no solo considerarla como un simple adorno navideño, sino como algo significativo que nos prepara para el encuentro con el Niño Dios. Se construye con ramas de pino, muérdago, hiedras; trenzadas en forma circular, se pasa entre las ramas una cinta roja y, a la misma distancia se incrustan cuatro velas, ojala tres moradas y una rosada. Significado de sus elementos La corona de adviento tiene forma de círculo para recordarnos que Dios no tiene principio ni fin, reflejando su unidad y eternidad. Las cuatro velas señalan los cuatro domingos de Adviento y al encenderlas nos recuerdan que esperamos a Cristo, Luz del Mundo. Las dos primeras que se encienden son de color morado. Se refieren al espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio que debemos tener para prepararnos a la llegada de Cristo y el deseo de conversión de nuestro corazón. La tercera vela (tercer domingo de adviento “Gaudete”), es de color rosa y manifiesta la alegría, vivida con María, porque el nacimiento del Señor está muy cerca.

El cuarto domingo de Adviento se enciende la última vela de color morado. El hecho de prenderlas poco a poco, nos recuerda como conforme se acerca la luz las tinieblas se van disipando, de la misma forma que conforme se acerca la llegada de Jesucristo que es luz para nuestra vida se debe ir esfumando el reinado del pecado sobre la tierra. El color verde de sus ramas expresa la esperanza de la venida de Jesús. Representan que Cristo está vivo entre nosotros y nos recuerda la vida de gracia, el crecimiento espiritual y la esperanza que debemos cultivar durante el Adviento. La luminosidad de cada vela nos va indicando el camino que debemos recorrer hacia la Na-

vidad. La luz ilumina, nos aleja del miedo, de los peligros, es el símbolo de Jesucristo Luz del Mundo, luz de las naciones. Así las tinieblas se van disipando y el reinado del pecado, debe ir desapareciendo de nuestras vidas y de la tierra. La cinta roja, significa el amor que nos une como familia, como Hijos de Dios. Te invitamos a que te reúnas domingo a domingo con tu familia oren alrededor de la corona en actitud de alegría y espera. Primer domingo Oración frente a la corona: (algún integrante de la familia enciende la primera vela morada). “Encendemos Señor esta luz, como aquel que enciende su lámpara para salir en la noche al en-

cuentro del amigo que ya viene. En esta primera semana de Adviento queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría. Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen. Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú nos traes la luz más clara, la paz más profunda y la alegría más verdadera. ¡Ven, Señor Jesús. Ven, Señor Jesús!” Segundo domingo Oración frente a la corona: (algún integrante de la familia enciende la segunda vela morada, además de la semana anterior). “Los profetas mantenían encendida la esperanza de Israel. Nosotros, como un símbolo, encendemos estas dos velas. El viejo tronco está rebrotando, florece el desierto. La humildad entera se estremece porque Dios se ha sembrado en nuestra carne. Que cada uno de nosotros, Señor, te abra su vida para que brotes, para que florezcas, para que nazcas y mantengas en nuestro corazón encendida la esperanza. ¡Ven pronto, Señor. Ven, Salvador!” Tercer domingo Oración frente a la corona: (algún integrante de la familia enciende la vela rosa, además de las que ya se encendieron los otros dos domingos). “En las tinieblas se encendió una luz, en el desierto clamó una voz. Se anuncia la buena noticia: el Señor va a llegar. Preparad sus caminos, porque ya se acerca. Adornad vuestra alma como una novia se engalana el día de su boda. Ya llega el mensajero. Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz. Cuando encendemos estas tres velas cada uno de nosotros quiere ser antorcha tuya para que brilles, llama para que calientes. ¡Ven, Señor, a salvarnos, envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor”. Cuarto domingo Oración frente a la corona: (algún integrante de la familia enciende las cuatro velas de la corona tomando luz de la vela que está delante de la Virgen).“Al encender estas cuatro velas, en el último domingo de Adviento, pensamos en ella, la Virgen, tu madre y nuestra madre. Nadie te esperó con más ansia, con más ternura, con más amor. Nadie te recibió con más alegría. Te sembraste en ella como el grano de trigo se siembra en el surco. En sus brazos encontraste la cuna más hermosa. También nosotros queremos prepararnos así: en la fe, en el amor y en el trabajo de cada día. ¡Ven pronto, Señor. Ven a salvarnos!”

¿Qué es la navidad para nuestros niños de la infancia misionera?

JANIN NOGUERA Para mí la navidad es estar con toda la familia y compartir y estar feliz el día del nacimiento del niño dios y recibir esa esperanza y amor que viene de lo alto con mucho amor.

JUAN JOSÉ ROMÁN La navidad es para mí un tiempo de armonía, de amor, de felicidad, esperanza, de paz y es un tiempo para que todas las familias colombianas y de todo el mundo están unidas.

SARA LOPEZ Para mí la navidad es un tiempo muy especial porque comparto con mi familia, estoy compartiendo la alegría y el amor y voy a las novenas porque esto me hace feliz.

JUAN SANTIAGO ARIAS V. Tiempo en que hacemos la novena y compartimos con la familia. Y creo que en la navidad en vez de esperar regalos de Jesús, deberíamos ser nosotros quienes le demos regalos a él.


42

Lo que Celebramos

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

La aparición de Nuestra Señora de Guadalupe Ver artículo completo en: http://goo.gl/JkvV6i Por: Pbro. Jaime Humberto Ramos

E

l día 9 de diciembre de 1531, diez años después de la conquista de México, Juan Diego iba rumbo al convento de Tlaltelolco para escuchar misa. Al amanecer llegó al pie del Tepeyac, de repente oyó música que parecía el gorjeo de miles de pájaros, muy sorprendido se detuvo, alzó su vista a la cima del cerro y vio que estaba iluminado con una luz extraña. Cesó la música y en seguida escucho una dulce voz procedente de lo alto de la colina, llamándole: “Juanito; querido Juan Dieguito”. Juan subió presurosamente y al llegar a la cumbre vio a la Santísima Virgen María en medio de un arco iris, ataviada con esplendor celestial. Ella habló en azteca. Le dijo que ella era la Inmaculada Virgen María, Madre del Verdadero Dios. Le reveló cómo era su deseo más vehemente tener un templo allá en el llano donde, como madre piadosa, mostraría todo su amor y misericordia a él y a los suyos y a cuantos solicitaren su amparo. “Y para realizar lo que mi clemencia pretende, irás a la casa del obispo de México y le dirás que yo te envío a manifestarle lo que mucho deseo; que aquí en el llano me edifique un templo. Le contarás cuanto has visto y admirado, y lo

que has oído. Ten por seguro que le agradeceré bien y lo pagaré, porque te haré feliz y merecerás que yo te recompense el trabajo y fatiga con que vas a procurar lo que te encomiendo. Ya has oído mi mandato, hijo mío, el más pequeño: anda y pon todo tu esfuerzo”. Juan se inclinó ante ella y le dijo: “Señora mía: ya voy a cumplir tu mandato; me despido de ti, yo, tu humilde siervo”. Cuando Juan llegó a la casa del obispo Zumárraga y fue llevado a su presencia, le dijo todo lo que la Madre de Dios le había dicho. Pero el obispo parecía dudar de sus palabras, pidiéndole volver otro día para escucharle más despacio. Ese mismo día regresó a la cumbre de la colina y encontró a la Santísima Virgen que le estaba esperando. Con lágrimas de tristeza le contó cómo había fracasado su empresa. Ella le pidió volver a ver al obispo el día siguiente. Juan Diego cumplió con el mandato de la Santísima Virgen. Esta vez tuvo mejor éxito; el obispo pidió una señal. Juan regresó a la colina, dio el recado a María Santísima y ella prometió darle una señal al siguiente día en la mañana. Pero Juan Diego no podía cumplir este encargo porque un tío suyo, llamado Juan Bernardino había enfermado gravemente. Dos días más tarde, el día doce de diciembre, Juan Bernardino estaba moribundo y Juan Diego se apresuró a

traerle un sacerdote de Tlaltelolco. Llegó a la ladera del cerro y optó ir por el lado oriente para evitar que la Virgen Santísima le viera pasar. Primero quería atender a su tío. Con gran sorpresa la vio bajar y salir a su encuentro. Juan le dio su disculpa por no haber venido el día anterior. Después de oír las palabras de Juan Diego, ella le respondió: “Oye y ten entendido, hijo mío el más pequeño, que es nada lo que te asusta y aflige. No se turbe tu corazón, no temas a esa ni ninguna otra enfermedad o angustia. ¿Acaso no estoy aquí yo, que soy tu madre? ¿No estás bajo mi sombra? ¿No soy tu salud? ¿Qué más te falta? No te aflija la enfermedad de tu tío, que no morirá ahora de ella; está seguro de que ya sanó”. Cuando Juan Diego oyó estas palabras se sintió contento. Le rogó que le despachara a ver al obispo para llevarle alguna señal y prueba a fin de que le creyera. Ella le dijo: “Sube, hijo mío el más pequeño, a la cumbre donde me viste y te di órdenes, hallarás que hay diferentes flores; córtalas, recógelas y en seguida baja y tráelas a mi presencia”. Juan Diego subió y cuando llegó a la cumbre, se asombró mucho de que hubieran brotado tan hermosas flores. Presto empezó a córtalas, las echó en su regazo y las llevó ante la Virgen. Ella tomó las flores en sus manos, las arregló en la til-

Nuestra Señora de Guadalupe

ma y dijo: “Hijo mío el más pequeño, aquí tienes la señal que debes llevar al señor obispo. Le dirás en mi nombre que vea en ella mi voluntad y que él tiene que cumplirla. Tú eres mi embajador muy digno de confianza. Rigurosamente te ordeno que solo delante del obispo despliegues tu tilma y descubras lo que llevas”. Cuando Juan Diego estuvo ante el obispo Fray Juan

de Zumárraga, y le contó los detalles de la cuarta aparición de la Santísima Virgen, abrió su tilma para mostrarle las flores, las cuales cayeron al suelo. En este instante, ante la inmensa sorpresa del señor obispo y sus compañeros, apareció la imagen de la Santísima Virgen María maravillosamente pintada con los más hermosos colores sobre la burda tela de su manto.

Navidad en paz con la naturaleza Por: Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente DAGMA.

N

avidad es la época del año que nos despierta sentimientos de amor fraternal y felicidad hogareña celebrando en armonía con nosotros mismos y los demás. Anteriormente se realizaba el pesebre para escenificar el nacimiento del Niño Jesús en Belén con musgo, quiches, lamas, barbas de viejo, líquenes y chamizos, entre otras especies vegetales de nuestros bosques, lo que ocasionó el deterioro de sistemas naturales donde

nacen ríos repercutiendo en la biodiversidad y disponibilidad de agua en Cali, Valle del Cauca y Colombia. El DAGMA comprometida con la prevención y mitigación de estos impactos ambientales ha realizado campañas de educación ambiental en instituciones educativas, plazas de mercado, comunidad en general y en diferentes medios de comunicación. Las personas han comprendido que se pueden realizar magníficos pesebres con materiales alternativos, que demuestran el amor por la naturaleza y ponen en evidencia que la fe católica está en sintonía con la Encíclica “Laudato Si” en la que el Papa Francisco llama a proteger nuestro planeta o “casa común”

de la degradación medioambiental. Es muy importante que extendamos esta práctica sostenible a los adornos, árboles, tarjetas y regalos navideños, elaborándolos nosotros mismos con materiales alternativos en casa con nuestra familia, vecinos o compañeros de estudio o de trabajo, entre otros. Cualquier espacio sirve para desarrollar nuestra creatividad y realizar hermosos y entrañables objetos que se convierten en símbolo de nuestro amor por Dios y por la naturaleza que es su creación. Al mismo tiempo evitemos comprar aquellos que fueron elaborados con materiales vegetales y animemos a los comerciantes a vender adornos navideños ecosostenibles

o ecoamigables, para quienes no tienen tiempo o facilidades artísticas o artesanales para elaborarlos. El Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente DAGMA de la Alcaldía de Santiago de Cali invita los caleños este 2015 a vivir una navidad en paz con la naturaleza y a darle a la ciudad el regalo de conservar y proteger nuestro patrimonio natural, nacimientos de agua, cuencas de quebradas y ríos, árboles y cobertura vegetal que sirven de hábitat para una gran variedad de fauna, contribuyendo para que se hable bien de Cali siendo ejemplo de cultura ambiental ciudadana para las demás ciudades del país. FELIZ NAVIDAD ECOLÓGICA 2015


Santiago de Cali, Diciembre de 2015

35

Región

10 de diciembre, día internacional de los derechos humanos. ¡No lo olvides! Por: Observatorio de Realidades Sociales Arquidiócesis de Cali

E

l día 10 de diciembre se conmemoran 67 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por parte de la Organización de Naciones Unidas; ya entrado el siglo XXI, es de suma importancia recordar la necesidad de acoger este marco ético, cultural, jurídico y político de normas comunes a la humanidad que buscan dignificar la vida y mantener la paz y la fraternidad en las sociedades del planeta. Cuando arrecia la guerra y la muerte en diversos contextos globales, cuando Colombia busca caminos de paz, cuando millones de ciudadanos claman justicia en torno a asuntos claves como su libertad de expresión, sus derechos económicos, sociales, culturales y ambientales; cuando se busca detener la violencia contra los jóvenes y las mujeres, es muy importante hacer del 10 de diciembre una jornada de reflexión y expresión en cada espacio familiar, vecinal,

educativo, laboral, ciudadano y público, para optar por una vida en común, en la cual se respeten los Derechos Humanos y se haga valer el criterio de protección de la dignidad humana y el cuidado de la creación.

Diversos organismos por la defensa de derechos y organizaciones ciudadanas, estaremos este día recordando el compromiso con los Derechos Humanos como signo de vida y esperanza.

Entre grandes abismos y el derecho a vivienda Por: Observatorio de Realidades Sociales Arquidiócesis de Cali

L

as reiterativas acciones de violencia que se presentan en el Barrio Potrero Grande, uno de ellos presentado en la madrugada del lunes 9 de noviembre, en los que sujetos armados amenazaron y agredieron a diferentes familias del sector durante un promedio de cuatro horas, sin que hubiera reacción pronta y oportuna de las autoridades para controlar la situación y luego de las cuales resultaron cuatro personas lesionadas, entre ellas una niña de 11 años y una mujer, así como alrededor de cuarenta casas afectadas en muros, puertas y ventanas; deja en evidencia que en este barrio se está dando una disputa por el control del territorio y por la posesión de las viviendas. La situación se asemeja mucho a las prácticas de destierro y desplazamiento que se han vivido en el país, principalmente en áreas rurales, pero que hoy se replican a la vuelta de un CAI en el oriente de la tercera ciudad más importante del país, Santiago de Cali, donde cerca de 39.000 familias padecen una grave crisis de convivencia. Las familias que hoy sufren confinamiento y/o desplazamiento interurbano en Potrero Grande, vienen padeciendo la violencia en cada movimiento que les ha tocado realizar con sus deudos, como si la intimidación y la vulneración de derechos se empeñara en seguirlos a donde van. A propósito de los lamentables hechos, traemos a colación dos comentarios de funcionarios que consideramos ubican parte de los abismos de los programas sociales de vivienda para los más necesitados: - Hace ya varios meses sostuvimos un diálogo con un servidor público apersonado de un plan de reasentamientos por riesgo físico de la ciudad, en la conversación le preguntamos por el plan y la acción social con las familias que allí habitan y llamó la atención una de las respuestas: “no nos podemos centrar en que la gente

haya sufrido, que les falte estimulación, que vivan en la pobreza, que el niñito tenga síndrome de down” (…) “en lo que nos debemos centrar es en la atención del riesgo”. - Para la realización de este artículo, llamamos a otro funcionario para preguntarle por un proyecto de reubicación víctimas de la violencia en el oriente de la ciudad y la idea que tenían para que este piloto fuera exitoso en atención y restitución de derechos a la población desplazada, a lo cual él respondió: “queríamos hacer 20 bodegas para que las familias tuvieran proyectos productivos, pero no se pudo hacer ninguna, los recursos que manejamos son únicamente para vivienda y la prioridad son nuevas casas”. En ambos comentarios provenientes de diferentes entidades, es evidente que existe una fractura institucional que se desentiende de la necesaria acción integral que desde hace más de una década se reclama de las agencias del Estado, sobre todo para poblaciones a las que se les deben restablecer y garantizar sus derechos vulnerados. Proyectos habitacionales como los de Potrero Grande han empezado a pasar la costosa cuenta de cobro social luego de la desarticulación institucional, los vacíos que deja diseñar un barrio sin el componente de hábitat, es decir, sin contemplar las relaciones histórico culturales con el territorio, sin tener en cuenta las fricciones

o vínculos de convivencia de los pobladores, sin prestar atención a las condiciones económicas y necesidades laborales de la población, en fin con escasa sensibilidad ante las dinámicas culturales e insuficiencias sociales; además de los negocios e intereses fiduciarios que se han venido tejiendo alrededor de la vulneración de derechos y las demandas de acceso a vivienda. Todo ello, pasados seis años del inicio del piloto Potrero Grande, debe posibilitarnos rectificar y prestar atención a los abismos latentes entre las necesidades sociales y de vivienda, y la atención o planes que se generan desde la gobernabilidad, de allí es vital avizorar los riesgos de revictimización a los que siguen expuestos las comunidades desplazadas, es clave reconocer los vínculos comunitarios de sus pobladores, de manera que puedan ser potenciados y orientados a propuestas de convivencia y paz territorial, es menester ofrecer alternativas formativas y productivas viables para que los pobladores tengan sostenibilidad económica, al tiempo que se garantice la seguridad y la restitución de los derechos a familias que continúan sufriendo la agresividad de la violencia y el abandono social como males que les tumban la puerta. Hoy el llamado para el caso de Potrero Grande es humanitario, es urgente que se proteja la vida de los habitantes de este sector con medidas especiales que garanticen sus derechos humanos, incluso tutelando derechos específicos de los habitantes más vulnerados como son la infancia, la juventud, los discapacitados, las mujeres y la tercera edad; pero especialmente es un llamado de ciudad y región para no persistir en estrategias de intervención que producen daños colaterales y efectos indeseados para la construcción de la vida; quizás tendremos oportunidad de rectificar, en los próximos años, las políticas sociales dirigidas a los sectores populares, haciendo énfasis en mayor participación de la población para la construcción de alternativas, de manera que las soluciones partan de las mismas circunstancias y potencialidades de las y los involucrados.


62

Región

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

Que ninguna mirada nos sea ajena Por: Observatorio de Realidades Sociales Arquidiócesis de Cali

A

propósito de los fúnebres hechos de la ciudad de París a mediados del mes de noviembre pasado, tenemos un momento telúrico de las relaciones internacionales. El tipo de conflagración que se expresaba en el Oriente Medio, se ha extendido a Europa y a todo el orbe; la situación implica una confluencia de disputas que se constituyen en la matriz de riesgo que el Papa Francisco ha venido caracterizando como una particular forma de escalamiento de una tercera guerra mundial; sin duda, el pontífice está enunciando ese riesgo como una forma de prudente prevención ante una saga de acontecimientos que escalan el sentido de agresividad, pugnacidad y belicismo en el mundo. Al respecto quisiéramos invitar a la lectora y/o lector a reflexionar sobre tres preguntas ¿Qué es lo que sucede tras los eventos fatídicos en París?, ¿Cómo se ha vivido en Colombia este riesgo de confrontación civilizatoria? y ¿cómo se ve su incidencia en los contextos de nación? Alo París Sobre el primer aspecto es obvio que tenemos tras los actos terroristas que dejan luto en Francia y en el mundo, un entramado de dilemas de orden religioso, ético, político, económico y militar. La existencia del Estado Islámico como se autodenomina el grupo autor de los atentados y que se sitúa entre Irak y Siria, tiene escasamente 4 años y su antecedente inmediato data de los inicios de siglo, en el grupo Al Qaeda; sin embargo, también conocemos que esta reciente formación bélica se enmarca en un contexto de confrontación más amplio, que en lo contemporáneo viene del desmonte del Imperio turco otomano a inicios del siglo XX y de la instrumentalización del Oriente Medio en función de los intereses coloniales, a partir de los cuales se estructuró la agenda de los países del occidente industrialista. El Estado Islámico expresa una lucha compleja en la tentativa por ser nación basada en un único fundamento ético y político, gobernado por una lectura particular de la religión islámica; también es necesario reconocer que en la trastienda de los hechos recientes está la ocupación de los territorios durante décadas y por poderosas naciones con intereses económicos sobre un tercio de las reservas de gas y petróleo, razón por la cual desde el siglo XX hemos asistido a una fratricida lucha entre facciones y etnias, abierta e impulsada por los países industrializados que requieren de las reservas de combustible fósil. Persas, griegos,

romanos, turcos, ingleses, franceses, norteamericanos han estado históricamente en empresas coloniales en estos territorios y sobre los pueblos árabes raizales que, sin embargo, no son un solo pueblo y una sola religión, son una gran diversidad de accidentes y de búsquedas de destino. En ese contexto, las justificaciones de la lucha por razones religiosas y culturales no se hacen esperar, y quizás en medio de la confrontación conviene entender que son parte de ello, pero también es necesario reconocer que las tinieblas de los intereses económicos asociados al

religiosidades en el marco de una pregunta profunda por la existencia común, que sea fundamento de la convivencia social y de la unidad de las naciones, para construir un orden de paz y no para atacarnos unos a otros. Salir de la guerra contra el terrorismo inaugurada el 11 de septiembre del 2001, para entender que por la vía del belicismo solo se va agravando la situación década y media después, debería ser la alternativa, que por supuesto no se avizora. Al parecer vamos en sentido contrario de un hermanamiento humano y de una fraternidad entre culturas y na-

en general, causadas en décadas por la lógica imperial de las principales naciones del mundo, a ello sobrevino una segunda crítica más aguda sobre el hecho de que haya un cuestionamiento cosmopolita, pero que eso no se exprese en el campo nacional. Como si la ciudadanía y la opinión fueran a lo lejos, pero no se aplicaran como solidaridad inmediata en la co-creación del mundo cercano. En el fondo las tres sucesivas posiciones no tienen por qué ser contradictorias: Ciertamente es importante rechazar lo que ha pasado en París por inhumano y deshumanizante, es

control militar, las ideologías armamentistas son una parte fundamental que se apropia de las tensiones ético-culturales y religiosas de la población, para arrancar guerras santas que centralmente se sitúan en el campo de inviabilizar la existencia de pueblos. Mientras tanto el islam crece como religión ante las crisis de secularización en Europa y la confrontación civilizatoria, a fuerza de la persistencia del belicismo, se ha generalizado y toma un carácter crítico. Dicho en palabras simples las disputas sembradas en otras tierras y tiempos, ahora se expresan también en los espacios globales y la asimetría de las guerras se devuelve a los centros de poder. Lastimosamente se cree ahora que la salida es militar, erradicar el Estado Islámico como existencia humana y como aspiración social, ejerciendo una tendencia al guerrerismo cerrado y a la ampliación de la conflagración en favor de Occidente, cuando de lo que se trata es de hacer balances históricos, de situarnos en una perspectiva de paz en el mundo y de la transformación de los modelos de ser humanidad, sociedad, nación. El testimonio de humanidad implica apropiar las diferencias culturales, aprender a vivir la fe de las diversas

ciones, lo cual debe ser reflexionado desde el punto de vista ético, religioso y político, transformando los móviles convencionales de la economía política y del belicismo hacia una reconversión humana. Alo Colombia. Por otro lado, emerge la pregunta por el impacto en el contexto colombiano. Llama la atención que una primera reacción fue el poner la bandera promocionada por Google personal; muchos sentimos que con París se ataca un ideal ético, estético y político valido para nuestra experiencia humana. En seguida se vino la crítica al hecho de que no se miren las muertes sucesivas en Siria, Irak, y el Medio Oriente

cuestionable la historia reciente del Mediano Oriente en la cual se ha expresado un colonialismo moderno agenciado por la voracidad de las naciones más poderosas; y también es importante reconocer que mientras el mundo bulle, en Colombia se requiere de más compromiso de la ciudadanía para vivir la necesaria experiencia de zafarnos de la guerra y la violencia como método cotidiano. En síntesis, es importante que la mirada a estos graves hechos que marcan hoy el reloj de humanidad, podamos situarlos en la búsqueda de la paz con justicia y respecto a la dignidad humana aquí y allá, que no nos sea ajena ninguna mirada y esfuerzo.


Santiago de Cali, Diciembre de 2015

Para Reflexionar

37

La vivencia del adviento, tiempo para actualizar nuestra esperanza en el Dios encarnado Por: Pbro. Diego Fernando Guzmán Ruiz

E

n tiempos en que el mundo experimenta la amenaza de la angustiante presencia de la guerra, por motivos religiosos, políticos y económicos. Cuando el Papa Francisco, en sus innumerables intervenciones nos hace ver que desde el 1 de septiembre de 2001 hasta los atentados de París el pasado viernes 13 de noviembre, estamos asistiendo a una tercera guerra mundial por etapas. En momentos en los que la economía mundial no anda por buenos caminos, quizá porque las políticas económicas de los poderosos del mundo, han establecido un orden global en el que es sumamente factible la creación de actitudes de exclusión, discriminación, estratificación y desigualdad, con lo que se hace verificable que en ciertas regiones del mundo, donde los imaginarios colectivos no son compatibles con el modelo que el mundo occidental ha pretendido establecer, surjan movimientos de corte belicista que pretenden reivindicar los valores autóctonos que por muchos motivos han sido menos valorados con actitudes que estigmatizan y generan una intolerancia a todo nivel. Hay en el mundo un ambiente tenso, por cuenta de la amenaza del terrorismo, que pone en jaque todo lo establecido por el mundo occidental. Por lo anterior se ve prudente que en el espíritu del tiempo litúrgico del Adviento, nos preguntemos con una conciencia clara y franca sobre los que somos, lo que tenemos y lo que podemos llegar a ser como humanidad toda y como cristianos. Qué será del mundo en clave de futuro si seguimos con estos modos de pensar y actuar que nos someten a transitar por un sendero de agresión y poco sentido de lo sublime de la vida. “Jerusalén, quítate tu ropa de duelo y aflicción, y vístete para siempre el esplendor de la gloria que viene de Dios. Envuélvete en el manto de la justicia que procede de Dios, pon en tu cabeza la diadema de gloria del Eterno. Porque Dios mostrará tu esplendor a todo lo que hay bajo el cielo. Pues tu nombre se llamará de parte de Dios para siempre: <<Paz de la Justicia>> y <<Gloria de la Piedad>>”. Es el pregón del profeta Baruc, en la primera lectura del tercer domingo de adviento. Pregón que invita a un pueblo a mirarse una y otra vez, para llenarse de esperanza, para recordar que es Dios quien prodiga toda justicia, que es él quien regala la paz que nos hace

ver distinta la vida, que su brazo misericordioso acoge con amor, a todos aquellos que quieran ir por la sendas de la Gloria que su bondad emana. Deberíamos desnudarnos ante nosotros mismos, para reconocer nuestra miseria como sociedad, para vestirnos con el manto de la misericordia que redime y restaura una nueva manera de ver la vida. “El Señor es mi Dios y salvador: confiaré y no temeré, porque mi fuerza y mi poder es el Señor, él fue mi salvación. Y sacaréis aguas con gozo de las fuentes de la salvación”. (Is. 12,2-3) Colocando la confianza en el Dios de la historia, que al lado del hombre susurra sus designios, para que el ser humano revestido de la sabiduría que Dios le ofrece, pueda ver las circunstancias que lo rodean con ojos nuevos. Este tiempo litúrgico nos anime a renovar la esperanza en este Dios que se encarna y “pone su tienda entre nosotros”, para que con renovadas fuerzas podamos ser partícipes de la nueva historia, del nuevo orden, en donde todos podemos convivir. Que todos nosotros seamos constructores de actitudes nuevas, actitudes que despierten modos de ser y actuar más alejados de la intolerancia y más cercanos al respeto en medio de las diferencias. “Que tu mano proteja a tu escogido, al hombre que tú fortaleciste. No nos alejaremos de ti: danos vida, para que invoquemos tu nombre” Salm 79. La presencia de Dios en medio de la historia de este hombre contemporáneo, que necesita más que nunca de su mano protectora, para que lo lleve por caminos distintos, por senderos de reencuentro, de reconocimiento, de aceptación, de redención, sea la conductora de nuevos estilos de vida, inspirados en el poderío de Dios, que en su grandeza es capaz de contener toda su gloria en la pequeñez y debilidad de un niño, tan humano como nosotros, pero tan divino como él mismo lo puede ser. Que en estos días contemplemos ese misterio de la encarnación para regodearnos de la bon-

dad infinita de este Dios encarnado, que a fuerza de misericordia forja al nuevo hombre. Así dice el Señor: “Pero tú, belén de Efrata, pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel. Su origen es desde lo antiguo, de tiempo inmemorial. Los entrega hasta el tiempo en que la madre dé a luz, y el resto de sus hermanos retornará a los hijos de Israel. En pie, pastorea con la fuerza del Señor, por el nombre glorioso del Señor, su Dios. Habitarán tranquilos, porque se mostrará grande has-

ta los confines de la tierra, y éste será nuestra paz. (Miq 5,1-4) Que la misericordia poderosa de este Dios que nace desde lo humilde nos ilumine para que reconozcamos en él, nuestra auténtica paz. En tiempos convulsionados, donde el miedo y la zozobra hacen su nido, aparece el Dios encarnado, Jesucristo el Señor, para que renovemos la esperanza y nos mantengamos vigilantes en espera activa, de una nueva vida, fundada en el amor y la misericordia, ¡Ven Señor Jesús!, No tardes por favor.


82

Para Reflexionar

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

El misterio de la navidad Por: J. Duban Sánchez S. Postulante Franciscano

Y

tres años antes de su muerte, Francisco de Asís se dispuso a vivir y celebrar en Greccio - pueblecito de la provincia de Rieti, región de Lazio en Italia - con toda la solemnidad y fervor posible la Encarnación de Jesús. Su propósito era revivir con gozo este suceso y suscitar en los fieles y hermanos la devoción hacia el Nacimiento del Redentor. Vivía en aquella comarca un buen hombre llamado Juan, de gran nombre y fama. Francisco lo buscó y le dijo que le prestara el lugar y se lo preparara para celebrar la navidad. Juan, hombre bueno y fiel, se dispuso y se lo prestó y preparó, siguiendo las sugerencias del Santo. Y pidiendo licencia al sumo Pontífice y obteniéndola, preparado todo para tan Gran Fiesta, mandó traer un buey y un asno. Convocados los hermanos, llega la gente, niños y grandes y en aquella noche bendita entre gozos y luces, se vive tan gran y solemne evento. Y representando con la misma gente las figuras del pesebre, tomando en sus manos un niño le habla con dulces palabras y le besa. Los ojos de Francisco vierten lágrimas de amor ante el recuerdo vivo de la Navidad. Y en ese lugar sobre el pesebre, se celebra la Misa, en la que Francisco, levita con Cristo, el Pobrecillo proclama el Santo Evangelio y predica sobre el nacimiento del Rey Pobre llamándolo con amor: “Niño de Bethlehem”. Juan, quien había preparado todo y que por amor a Cristo había aban-

donado la milicia terrena y profesaba gran amor y amistad por Francisco, aseguró haber visto dormido en el pesebre a un niño hermoso, a quien el mismo Francisco abrazaba queriéndolo despertar del sueño. El heno donde se armó y colocó el pesebre aún se conserva y por medio de él se curan hombres y animales. Y muchas mujeres con partos largos y dolores, colocándolas encima del heno, dan a luz felizmente y muchas personas se curan de diversos males. El lugar fue consagrado en templo del Señor y, en honor de Francisco, se construyó sobre el pesebre un altar y se dedicó una iglesia . La memoria de la fe cristiana ha estado desde el comienzo vinculada con lugares y con imágenes simples y concretas. Y el intento emocionado de revivir el evento del nuevo comienzo del mundo o de la nueva creación, llevó a Francisco de Asís a hacer por primera vez el pesebre en la Noche Buena de 1223. Y el ejemplo del seráfico, habría de ser imitado infinitamente, porque es así, desde el lejano siglo XIII hasta nuestro siglo XXI.

Pero: ¿Qué dice?, ¿Qué canta el pesebre? Como diría el gran poeta Tagore: “todo niño que nace es la señal de que Dios todavía no está cansado del hombre” , el Niño que nace en Belén es el signo supremo de que el Amor sabe comenzar siempre sin decir nunca basta, en la cotidianidad de la salvación. Y ante esta cultura de muerte, donde se viven escándalos sobre la urgencia de algunos de promover el aborto para intereses personales, Francisco de Asís y el pesebre son un gran grito de pare ante esta cultura. Francisco en un canto de vida, de llamado a la vida y a la veneración de ella misma. Por esta novedad absoluta del día del Señor, que no tiene ocaso jamás, el pesebre proclama la fiesta de la juventud del mundo, así haya sido largo el camino de los siglos y grave el peso de todos los holocaustos y de todas las injusticias de la historia. La verdad de un Dios listo para comprometerse siempre con el hombre es la buena noticia de un nuevo empezar que siempre es posible. El compromiso de Dios en la Navidad

es la proclamación de la fidelidad de su amor para asegurar la dignidad de toda existencia humana, de todo fragmento de vida y de amor, que han merecido tan increíble nacimiento. Hacer el pesebre y decir el Evangelio en este mundo nuestro, racionalista y secularizado y al mismo tiempo con ansia profunda de religión y trascendencia, posmoderno y globalizado, debe significar ante todo, y en verdad significa, despertar la pregunta sobre el sentido de la vida, suscitar el gusto por interrogantes radicales y supremos para ponerlo todo en discusión por la presencia y la increpación del Dios del Niño del pesebre, del Dios del Jesús adolescente entre los doctores de la ley, en el templo de Jerusalén, del Dios y Mesías de la cruz, que desordena todas las certezas humanas. Pero la navidad, de este tiempo ha perdido sentido y significado. Hoy se preocupa más por los buñuelos, la fiesta, la comida, la ropa, los regalos. “La Navidad suele ser una fiesta ruidosa: nos vendría bien un poco de silencio, para oír la voz del Amor” . La navidad debe volver a reunir a la familia, al canto alegre de los villancicos, a las noches de café y pan contando historias entre primos y hermanos. La navidad debe volver al corazón de los hombres de buena voluntad de hoy, que son capaces de nacer con el Niño del Pesebre. A reír en familia y vivir en familia este suceso que cambió la historia del mundo. La vivencia del misterio de la Navidad conduce a los Hermanos Menores y a todo cristiano a esforzarse por conocer las situaciones concretas en las que vive el hombre actual y por abrirse a la acción del Espíritu.

Reseña del Libro

Celebrar la misericordia Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización Editorial san Pablo, 2015, 86 páginas. Por: Pbro. Germán Martínez R.

E

n realidad se trata de una colección de ocho pequeños libros que se ofrecen como “herramienta” o “ayuda” para reflexionar y celebrar el Gran Jubileo de la Misericordia que comienza el 8 de diciembre del 2015 y se extiende hasta el 20 de noviembre del 2016. He aquí los títulos: Celebrar la Misericordia. Los Salmos de la Misericordia. Las parábolas de la Misericordia. Las obras de Misericordia espirituales y corporales. La Confesión, Sacramento de la Misericordia. Los Papas y la Misericordia. La Misericordia en los Padres de la Iglesia. Santos en la Misericordia.

El primer tomo que reseñamos aquí está centrado en la parte litúrgica del Jubileo como “momento extraordinario de gracia y renovación espiritual” (n. 3 de la Bula Misericordiae vultus = El Rostro de la Misericordia). Todas las celebraciones promovidas a lo largo del Año Jubilar deberán estar siempre de acuerdo y en sintonía con el Año Litúrgico C, en el cual está inserto el Año Santo. Se ha de tener especial atención al domingo, Día del Señor, en el cual la Iglesia entera celebra el misterio de la muerte y resurrección de Cristo, junto al ciclo de Navidad y al ciclo de Pascua. Y sin duda que la Cuaresma es el tiempo privilegiado en el cual la Iglesia está llamada a mostrar de una manera más evidente el rostro misericordioso del Padre, especial-

mente con ocasión de la celebración del Sacramento de la Reconciliación. Especial relieve ha de tener también la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz (3 de mayo en Colombia, 14 de septiembre en Europa) y la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús (3 de junio). El presente libro pone también énfasis en orar juntos con la Liturgia de las Horas (se refiere a Laudes y Vísperas con los fieles de la parroquia), a la Adoración eucarística (los jueves en las parroquias), a la peregrinación (acto clave en el AÑO SANTO), y naturalmente que no puede faltar la veneración a la Santísima Virgen María. Se dedica también un capítulo a la Lectio Divina, es decir, a la celebración y escucha de la Palabra de Dios y al final trae el libro el rito de aper-

tura de la puerta de la misericordia en las iglesias particulares. Sin duda que toda la colección será de gran utilidad para sacerdotes y feligreses que podrán así “más que hacer muchas actividades”, vivir y celebrar en profundidad la Misericordia Divina que en Cristo se ha hecho patente para todos.


Vida Consagrada

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

39

Un año lleno de bendiciones Por: Hna. Celsa Gómez Molina

E

ste año dedicado a la vida consagrada, se acerca a su fin y bien podemos hacer un balance de lo que ha representado para nuestra iglesia particular de Cali y en particular para cada Comunidad Religiosa, tomando como referencia la carta apostólica del Santo Padre Francisco a todos los consagrados al convocar el “Año de la Vida Consagrada” el 21 de noviembre de 2014. Inicia el Papa con estas palabras “Demos gracias juntos al Padre, que nos ha llamado a seguir a Jesús en plena adhesión a su Evangelio y en el servicio de la Iglesia, y que ha derramado en nuestros corazones el Espíritu Santo que nos da alegría y nos hace testimoniar al mundo su amor y su misericordia”. Estos son los objetivos propuestos por el Papa y bien vale la pena que en cada comunidad revisemos su aplicación. 1. Mirar al pasado con gratitud. El primer objetivo propuesto por el Papa para este año: mirar al pasado con gratitud, porque cada Instituto viene de una rica historia carismática y nos invitaba entonces a leer con los ojos de la fe los signos de los tiempos y responder creativamente a las necesidades de la Iglesia. Nos recordaba que: “Recorrer la propia historia es alabar a Dios y darle gracias por todos sus dones”. 2. Vivir el presente con pasión. Segundo objetivo para este año fue, según el Papa, vivir el presente con pasión. La memoria agradecida del pasado nos impulsa, escuchando atentamente lo que el Espíritu dice a la Iglesia de hoy, a poner en práctica de manera cada vez más profunda los aspectos constitutivos de nuestra vida consagrada. En este sentido nos preguntamos ahora, cómo nos hemos dejado interpelar por el Evangelio; pues no basta leerlo, no es suficiente meditarlo. Jesús nos pide ponerlo en práctica, vivir sus palabras, como dice el Papa en su carta. 3. Abrazar el futuro con esperanza.

Y un tercer objetivo trazado para este año fue Abrazar el futuro con esperanza. Conocemos las dificultades que afronta la vida consagrada en sus diversas formas: la disminución de vocaciones y el envejecimiento, sobre todo en el mundo occidental, los problemas económicos como consecuencia de la grave crisis financiera mundial, los retos de la internacionalidad y la globalización, las insidias del relativismo, la marginación y la irrelevancia social... Precisamente en estas incertidumbres, que compartimos con muchos de nuestros contemporáneos, se levanta nuestra esperanza, fruto de la fe en el Señor de la historia, que sigue repitiendo: «No tengas miedo, que yo estoy contigo».

“La Iglesia encomienda a las comunidades de vida consagrada la particular tarea de fomentar la espiritualidad de comunión, ante todo en su interior y además en la comunidad eclesial misma y más allá aún de sus confines”. Vita Consecrata N° 51 Y prosigue el Papa en su carta: ¿Qué espero en particular de este Año de gracia de la Vida Consagrada? • Que no se vean caras tristes, personas descontentas, porque «un seguimiento triste es un triste seguimiento». También nosotros, al igual que todos los demás hombres y mujeres, sentimos las dificultades, las noches del espíritu, la decepción, la enfermedad, la pérdida de fuerzas debido a la vejez. Precisamente en esto deberíamos reconocer el rostro de Cristo, que se hizo en todo semejante a nosotros, y sentir por tanto la alegría de sabernos semejantes a él, que no ha rehusado someterse a la cruz por amor nuestro. • Espero que «despertéis al mundo», porque la nota que caracteriza la vida consagrada es la profecía. Esta

es la prioridad que ahora se nos pide: «Ser profetas como Jesús ha vivido en esta tierra. • También espero que crezca la comunión entre los miembros de los distintos Institutos. ¿No podría ser este Año la ocasión para salir con más valor de los confines del propio Instituto para desarrollar juntos, en el ámbito local y global, proyectos comunes de formación, evangelización, intervenciones sociales? Así se podrá ofrecer más eficazmente un auténtico testimonio profético. La comunión y el encuentro entre diferentes carismas y vocaciones es un camino de esperanza. • Espero de vosotros gestos concretos de acogida a los refugiados, de cercanía a los pobres, de creatividad en la catequesis, en el anuncio del Evangelio, en la iniciación a la vida de oración. Por tanto, espero que se aligeren las estructuras, se reutilicen las grandes casas en favor de obras más acordes a las necesidades actuales de evangelización y de caridad, se adapten las obras a las nuevas necesidades. Y dirigiéndose a los Pastores dice el Papa: «La vida consagrada es un don para la Iglesia, nace en la Iglesia, crece en la Iglesia, está totalmente orientada a la Iglesia». En este contexto, invito a los Pastores de las Iglesias particulares a una solicitud especial para promover en sus comunidades los distintos carismas, sean históricos, sean carismas nuevos, sosteniendo, animando, ayudando en el discernimiento, haciéndose cercanos

con ternura y amor a las situaciones de dolor y debilidad en las que puedan encontrarse algunos consagrados y, en especial, iluminando con su enseñanza al Pueblo de Dios el valor de la vida consagrada, para hacer brillar su belleza y santidad en la Iglesia. Con el ánimo de responder al deseo del Papa,

desde la Delegación para la Vida Consagrada se ha procurado impulsar y mantener especial atención y acompañamiento con relaciones cordiales de fraternidad entre la Jerarquía y los Institutos de Vida Consagrada, la Vida Contemplativa, las Sociedades de Vida Apostólica, los Institutos Seculares y las Nuevas Fundaciones.


120

Misión Permanente

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

Casa de iniciación, casa de crecimiento, casa católica Por: Pbro. Germán Martínez R.

E

l cristianismo “nació en las casas”, en las familias que abrían sus puertas al anuncio evangélico, a los apóstoles (el término significa “enviados”), que no se cansaban de “dar testimonio” del Cristo Resucitado, vencedor de la muerte, vivo y presente en medio de la comunidad creyente que “se dedicaba a la oración en común, junto con algunas mujeres, además de María, la madre de Jesús y sus parientes” (Hechos de los Apóstoles 1,14). Ese núcleo fundamental en el que fue desarrollándose y creciendo la Iglesia se perdió luego, cuando de perseguida pasó a ser religión del Estado. La cuestión no es añorar pasados, ni siquiera es volver al pasado o recuperar cosas perdidas. La cuestión es “volver a Cristo”, renovar diariamente ese gran misterio pascual que la Iglesia actualiza en la celebración de los Sacramentos, especialmente en la Eucaristía, pues allí está la fuente viva de la fe, el manantial del cual se alimenta continuamente para no envejecer, para no instalarse, para no “dormirse” añorando pasados que no van a volver. No, los creyentes no somos unos nostálgicos de música vieja. Los creyentes celebramos el gran misterio de Cristo, “Jesús Mesías es el mismo hoy que ayer y será el mismo siempre” (Hebreos 13,8). Los creyentes descubrimos cada día con asombro el gran amor de Dios manifestado en su Hijo Jesucristo, actuando diariamente por medio del Espíritu que en la Iglesia se hace presente a través de

la proclamación de la Palabra y de la celebración de los Sacramentos de vida. Actuante también en las comunidades de los fieles, de las parroquias, de los movimientos apostólicos porque la fe no es individualista, la fe es personal y comunitaria. Cuando hablamos de Casa de Iniciación, la Casa de Crecimiento, la Casa Católica estamos describiendo un proceso de fe: En primer lugar anunciamos la Buena Noticia, gritamos a los cuatro vientos que Cristo es el Señor, que no es algo del pasado, que ha derrotada el gran enemigo que es

la muerte y que encima nos da una vida nueva por el Bautismo, por la fe. Así surge la casa de iniciación, la casa que acoge, es decir, la pequeña comunidad creyente que “abriendo el oído” a Dios recibe el anuncio liberador de Jesucristo. Sigue luego una tarea diaria, continua, perseverante,

escuchando y celebrando la Palabra de Dios, es la casa de crecimiento, porque la fe es dinámica, se crece en la fe, la Iglesia nos engendra en la fe, nos comunica la fe y entonces las pequeñas comunidades van poco a poco conociendo el gran tesoro de la Sagrada Escritura, van descubriendo los Sacramentos, van celebrando la vida que Dios nos da. Y finalmente, aunque no haya un tiempo fijo o determinado (porque también hay retrocesos en la fe, abandono de la fe, crisis de fe), se construye la casa católica, el término no es excluyente, al contrario, significa la casa común, la casa de todos, la casa donde no sólo te informan cómo entrar en un proceso de fe, sino la CASA que celebra la fe, orienta la fe, la auténtica DOMUS ECCLESIAE = CASA DE IGLESIA. He ahí, en apretada síntesis, el proceso evangelizador al que apuntamos en nuestra Arquidiócesis de Cali. En las parroquias, en las Asambleas de pastoral que se están conformando, con los diversos movimientos o realidades eclesiales, con la ayuda del Centro Arquidiocesano de Evangelización, con la participación de sacerdotes, religiosas, líderes de pastoral; con la conciencia clara de que vivimos “un nuevo aire del espíritu” comenzado con el Concilio Vaticano II hace cincuenta años y renovado en ‘Aparecida’ y en el servicio pastoral del Papa Francisco, caminamos cada día con la certeza de vivir en Cristo Resucitado, que “da sentido” a nuestra existencia, que despeja nuestras tinieblas, que renueva nuestra esperanza y que nos impulsa a la construcción de un mundo nuevo, un mundo “según Dios”. Todo el que comparta estas convicciones está invitado a construir la Casa de Iniciación, la Casa de Crecimiento, la Casa Católica.

Señor diácono: misericordia quiero Por: Comité de Comunicaciones de la Escuela del Diaconado Permanente Arquidiócesis de Cali

E

l anuncio del Papa Francisco de convocar a un Jubileo Extraordinario de la Misericordia, que inicia este mes con la solemnidad de la Inmaculada concepción, lleva a la escuela diaconal Pablo VI de la Arquidiócesis de Cali a preguntarse si estamos formando futuros diáconos con entrañas de misericordia y compasión. El Sumo Pontífice, en Misericordiae Vultus, dice que la misericordia es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano, que encuentra en el camino. El profeta Oseas, nos lo anunció desde el antiguo testamento, Misericordia quiero, no sacrificios, Os 6,6; y Lucas, el evangelista de la misericordia, nos llama a ser misericordiosos como su padre es misericordioso, Lc 6,36. La misericordia, pues, brota del corazón de Dios, que se ha revelado a través de la historia y de manera muy especial en los últimos tiempos en la persona de Jesucristo, el Señor. Desde esta iniciativa divina podemos entonces decir que los diáconos son instrumento de misericordia, para el pueblo de Dios y para la construcción de su Reino. Ellos están referidos a Cristo Siervo, aquel que siendo de condición divina, se despojó de su grandeza, tomó la condición de esclavo y se hizo semejante a los hombres para el servicio de la humanidad entera.

Ya el vaticano II, en el documento Lumen Gentium numeral 29, dice que los diáconos son confortados con la gracia sacramental, en comunión con el Obispo y su presbiterio, para servir al pueblo de Dios en el ministerio de la liturgia, la Palabra y la caridad. Renglones más adelante, continúa diciendo, que dedicados a la caridad y administración, recuerden los diáconos el aviso de San Policarpo: “Misericordiosos, diligentes, procedan en su conducta conforme a la verdad del Señor que se hizo servidor de todos”. Además, los ejes temáticos del Plan Arquidiocesano de Pastoral, anunciado por la Vicaria de Evangelización, proponen para nuestra Iglesia local, en uno de sus puntos, la caridad en sentido amplio, que posibilita la experiencia de misericordia de Dios y que lleva también a hacer de todos una gran familia. Esta tarea de toda la Iglesia, plantea

para nuestra Escuela una orientación clara al servicio de la misericordia. Debe ser, por tanto, una de nuestras prioridades la formación de los futuros diáconos permanentes, en orden al servicio, al estilo de Jesús. Es necesario cultivar en nuestra comunidad eclesial hombres con actitudes verdaderamente diaconales, para que ayuden al obispo y a su presbiterio en la labor de extender el Reino para que Jesucristo sea conocido, amado y seguido, puesto que ellos según dice la Didascalia Apostolorum “son los ojos del Obispo, porque vigilan la disciplina y el orden de la Iglesia. Son sus oídos porque escuchan y llevan las inquietudes y sufrimientos del pueblo al obispo. Son sus manos para transmitir la limosna a los pobres y enfermos”. Desde esta invitación, que nos hace la palabra de Dios, la tradición de la Iglesia y más recientemente el magisterio del Papa Francisco, le estamos haciendo un llamado a usted, señor esposo y padre de familia, para que delante de Dios y puesto en contacto con su párroco, se pregunte, si tal vez hoy el Señor lo llama al ministerio diaconal, para servirle a la manera de Él, en la Iglesia arquidiocesana. Para mayor información nos pueden contactar en la Parroquia Nuestra Señora de los Remedios, calle 24B No. 33B-84 Barrio Santa Mónica Popular, teléfonos 4414322 y 3241751 de la parroquia María Madre del Salvador pnsradelosremedios@ hotmail.com - parroquiamariamadredelsalvador@ gmail.com. Es el momento de preguntarse si Dios lo llama a ser su servidor al estilo de Jesucristo Siervo.


Diócesis de Palmira

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

113

Amor misericordioso Por: Mons. Edgar de Jesús García Gil Obispo de Palmira.

S

in dejar a un lado la prioridad de nuestra Pastoral Familiar, que el pasado Sínodo de los Obispos trabajó con tanta eficacia y teniendo en cuenta los trabajos que estamos realizando como artesanos del perdón, la reconciliación y la paz para construir una nueva Colombia bañada en una verdadera fraternidad, recibimos este año 2016 en el grandioso marco del Año de la Misericordia, iniciativa de nuestro querido Papa Francisco, que nos dice: “El misterio de la fe cristiana parece encontrar su síntesis en la palabra misericordia que se ha vuelto viva, visible y ha alcanzado su culmen en Jesús de Nazaret”. (El Rostro de la Misericordia) MV1. Iniciaremos el Año Santo de la Misericordia el 8 de diciembre de 2015 con la Solemnidad de la Inmaculada Concepción. Abriremos la puerta de la misericordia en nuestras Catedrales y algunos santuarios reconocidos de nuestras diócesis. Recordemos que Jesús es la puerta por donde debemos entrar. Juan 10, 9 “Yo soy la puerta; si uno entra por mí, estará a salvo; entrará y saldrá y encontrará pasto. 10 El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”. Estos lugares escogidos son espacios significativos para que, como peregrinos, podamos experimentar el amor de Dios que consuela, que perdona y ofrece esperanza. MV3. El lema del Año Jubilar es: “Misericordiosos como el Padre”. Lc 6, 36. Y para comprender esta

profunda dimensión de Dios Padre nada mejor que volver a leer el capítulo 15 de San Lucas donde encontramos las parábolas de la misericordia especialmente la del “Hijo pródigo” “Pero el padre dijo a sus siervos: “Traed aprisa el mejor vestido y vestidle, ponedle un anillo en su mano y unas sandalias en los pies .Traed el novillo cebado, matadlo, y comamos y celebremos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado. Y comenzaron la fiesta”. El adviento que hemos comenzado es el tiempo de la espera de la Misericordia encarnada en un niño llamado Jesús, rodeado de la belleza de su familia, nacido en un campo de pastores en la ciudad de Belén. Será el pastor misericordioso que entregará toda su vida por amor a cada uno de nosotros. Su obediencia, sencillez y ternura son

el preludio más elocuente de su misión salvadora. Es el Dios con nosotros que se acerca a vendar las heridas, a salvar a los pecadores y a restaurar al hombre a su dignidad original. En el año nuevo 2016 estamos invitados a ser misioneros y voluntarios de la misericordia para que sea visible ante el mundo la gratuidad del amor de Dios que nunca quiere la muerte del pecador sino que se convierta y viva. El Papa Francisco nos invita durante este año del Jubileo a vivir las obras de misericordia corporales y espirituales como una manifestación explícita de nuestro compromiso cristiano. “María la Madre de la Misericordia, nos acompañe con la dulzura de su mirada para que todos podamos redescubrir la alegría de la ternura de Dios”. MV24. Reciban mi bendición en esta Navidad y en el Nuevo Año que Dios nos regala.

Universidad Pontif icia Bolivariana seccional Palmira, 15 años en el país Por: Pbro. Luis Carlos González Gomez PhD. Rector Universidad Pontificia Bolivariana Seccional Palmira

H

ace 15 años fundamentado en los principios católicos y en el alto nivel académico de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, el Obispo de la Diócesis de Palmira, Monseñor Mario Escobar Serna, solicitó a Monseñor Darío Munera Vélez, rector de la UPB en el año de 1997, crear la Seccional en el municipio de Palmira, Valle del Cauca. Con base en lo anterior y mediante el Acuerdo del Consejo Directivo CD01 del 3 de febrero de 1997 y la Resolución No. 2585 de octubre 4 de 2000 del Ministerio de Educación Nacional, se autorizó a la Universidad Pontifica Bolivariana, la creación de una Seccional en el Municipio de Palmira, Valle del Cauca, para el desarrollo de programas académicos en los campos de acción propios de la educación superior, previo cumplimiento de los requisitos legales. Celebrar un aniversario más brinda la oportunidad de recordar y compartir

como familia UPB logros, anhelos, ilusiones y voluntades en esta apuesta educativa que, desde la misión y visión institucional propende por una transformación social y humana coherente con los principios y valores que marcan la identidad de la Universidad Pontificia Bolivariana. En estos quince años de vida institucional se ha consolidado la oferta académica de la UPB con unos logros significativos para la Ciudad y la región. Además de la formación profesional de pregrados en Psicología, Publicidad, Ingeniería Industrial, Administración de Empresas y Derecho; actualmente se ofrecen Programas de formación avanzada en las áreas de Ciencias Estratégicas: posgrados en Gerencia General, Gerencia Financiera, Gerencia del Talento Humano, Gerencia de Marketing, Gerencia Pública y Gerencia de proyectos. Además una alta proyección social desde los centros de servicios UPB: Instituto de Familia y Vida, Adscrito al programa de Psicología, Consultorio

Jurídico Juan Pablo II, adscrito al Programa de Derecho, La Tienda Creativa, adscrita al programa de Publicidad, El Centro de Desarrollo Empresarial, Adscrito al programa de Administración de Empresas, y del Centro de Lenguas UPB que facilita el bilingüismo de nuestros programas y la doble titulación internacional. A través de la Jefatura de Planeación Institucional se plantean las metas para la nueva oferta académica de pregrado, posgrado y formación continua pertinente para esta región sur occidental del país. Celebrar estos tres lustros de UPB Seccional Palmira es una oportunidad para darle gracias a Dios por los logros cosechados hasta este momento en la tarea de Evangelizar la cultura. Se ha logrado consolidar las metas trazadas en el plan de desarrollo institucional, se ha logrado posicionar la marca UPB a nivel local y regional impactado fuertemente el mercado laboral y en el sector empresarial y social según las estadísticas del proce-

so de autoevaluación institucional. Hay mucho por qué y por quien dar gracias, a las Instituciones Públicas y privadas, la Diócesis de Palmira, y de las Diócesis de la provincia Eclesiástica del Valle, la Administración Municipal y Departamental, a todas las empresas e instituciones con las cuales se tienen convenios interinstitucionales, al equipo interno de trabajo de la UPB, personal administrativo, docentes, empleados, a todos los estudiantes, egresados, lideres, a los que hicieron parte de esta noble institución y ya no están con nosotros; gracias por el sello excelencia que cada uno, en el ejercicio de su desempeño y paso por la universidad, a impreso en su labor diaria y generosa que ha dejado una huella indeleble y ha permitido el posicionamiento y solidez de esta prestigiosa institución. Como rector agradezco a todos sus valiosos aportes que en estos 15 años han brindado en la consolidación de este proyecto Educativo de Iglesia y que han permitido cosechar frutos significativos en la trasformación social humana de esta región. Sigo encomendando nuestra misión Institucional de Evangelización de la Cultura a la maternal intercesión de Nuestra Señora del Santísimo Sacramento Patrona de la UPB. ¡Feliz Aniversario!


122

Jubileo Extraordinario de la Misericordia

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

Misericordiae Vultus No. 19 Extracto de la Bula de Convocación del Jubileo Extraordinario de la Misericordia

L

a palabra del perdón puede llegar a todos y la llamada a experimentar la misericordia no deje a ninguno indiferente. Mi invitación a la conversión se dirige con mayor insistencia a aquellas personas que se encuentran lejanas de la gracia de Dios debido a su conducta de vida. Pienso en modo particular a los hombres y mujeres que pertenecen a algún grupo criminal, cualquiera que éste sea. Por vuestro bien, os pido cambiar de vida. Os lo pido en el nombre del Hijo de Dios que si bien combate el pecado nunca rechaza a ningún pecador. No caigáis en la terrible trampa de pensar que la vida depende del dinero y que ante él todo el resto se vuelve carente de valor y dignidad. Es solo una ilusión. No llevamos el dinero con nosotros al más allá. El dinero no nos da la verdadera felicidad. La violencia usada para amasar fortunas que escu-

rren sangre no convierte a nadie en poderoso ni inmortal. Para todos, tarde o temprano, llega el juicio de Dios al cual ninguno puede escapar. La misma llamada llegue también a todas las personas promotoras o cómplices de corrupción. Esta llaga putrefacta de la sociedad es un grave pecado que grita hacia el cielo pues mina desde sus fundamentos la vida personal y social. La corrupción impide mirar el futuro con esperanza porque con su prepotencia y avidez destruye los proyectos de los débiles y oprime a los más pobres. Es un mal que se anida en gestos cotidianos para expandirse luego en escándalos públicos. La corrupción es una obstinación en el pecado, que pretende sustituir a Dios con la ilusión del dinero como forma de poder. Es una obra de las tinieblas, sostenida por la sospecha y la intriga. Corruptio optimi pessima, decía con razón san Gregorio Magno, para indicar que ninguno puede sentirse inmu-

ne de esta tentación. Para erradicarla de la vida personal y social son necesarias prudencia, vigilancia, lealtad, transparencia, unidas al coraje de la denuncia. Si no se la combate abiertamente, tarde o temprano busca cómplices y destruye la existencia. ¡Este es el tiempo oportuno para cambiar de vida! Este es el tiempo para dejarse tocar el corazón. Ante el mal cometido, incluso crímenes graves, es el momento de escuchar el llanto de todas las personas inocentes depredadas de los bienes, la dignidad, los afectos, la vida misma. Permanecer en el camino del mal es sólo fuente de ilusión y de tristeza. La verdadera vida es algo bien distinto. Dios no se cansa de tender la mano. Está dispuesto a escuchar, y también yo lo estoy, al igual que mis hermanos obispos y sacerdotes. Basta solamente que acojáis la llamada a la conversión y os sometáis a la justicia mientras la Iglesia os ofrece misericordia.

Decreto “Año Santo Extraordinario de la Misericordia” 01.3-DECRETO Nº 631 - DE NOVIEMBRE 6 DE 2015 DARÍO DE JESÚS MONSALVE MEJÍA Arzobispo de Cali en ejercicio de su Jurisdicción Episcopal

TENIENDO EN CUENTA: Que el Santo Padre, el Papa Francisco, mediante la Bula Misericordiae Vultus, publicada el 11 de abril del 2015, anunció el “Año Santo extraordinario de la Misericordia” , comprendido entre el 8 de diciembre de 2015 y el 20 de noviembre de 2016, para que sea vivido por todos como “un momento de gracia y de renovación espiritual” (MV, 3) “ a la luz de la palabra del Señor «Misericordiosos como el Padre» (Lc. 6,36)”, experimentar la alegría del encuentro con “Jesucristo, rostro de la misericordia del Padre” (MV, 1), con el propósito de obtener el perdón de la culpas, recuperar la gracia y acrecentar la paz interior con Dios, consigo mismo y con los hermanos. Que corresponde al Arzobispo, de acuerdo a las Directrices de la Sede Apostólica, organizar y animar la celebración del Año Santo de la Misericordia en la Arquidiócesis de Cali.

DECRETA: Artículo Primero: Confórmese la Comisión organizadora del Año extraordinario de la Misericordia con las siguientes personas: Excmo. Monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro, Obispo Auxiliar Presbítero Omar Arturo López Pérez,Vicario Episcopal para la Evangelización Presbítero Germán Martínez Rodas, Vicario Episcopal para la Educación Presbítero José Olmes Mondragón Orejuela, Vicario Episcopal para el Clero Presbítero José González, Vicario Episcopal para la Reconciliación y la Paz Presbítero José Octavio Lara Pachón, Vicario Episcopal para la Familia y la Cultura Presbítero Juan Sebastián Zuluaga López, Delegado para el Dpto. de Comunicaciones Presbítero Daniel Cordero Serrato, Delegado Maestro de Ceremonia

Artículo Tercero: Aparte de los templos antes enunciados, se podrá obtener también la indulgencia plenaria en la Arquidiócesis de Cali, cumpliendo los requisitos definidos por la Sede Apostólica en las siguientes parroquias y santuarios: Parroquia Nuestra Señora de los Remedios – Dagua- Valle Santuario Nuestra Señora de Fátima Santuario Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa Centros de culto en los establecimientos penitenciarios Artículo Cuarto: De acuerdo a las disposiciones del Santo Padre, todos los sacerdotes diocesanos y religiosos con licencias y facultades vigentes que estén prestando sus servicios pastorales en la Arquidiócesis o se encuentren de hecho en esta jurisdicción, podrán absolver del pecado del aborto y levantar la censura de excomunión a quienes lo pidan durante todo el Año de la Misericordia. Artículo Quinto: Exhórtese a los clérigos, religiosos, religiosas y a todo el pueblo de Dios, a vivir con renovado entusiasmo este tiempo de gracia, acogiendo en sus vidas el don de la misericordia divina, y siendo cada uno para los demás, signo e instrumento de la misericordia, pues “ estamos llamados a vivir de misericordia, porque a nosotros en primer lugar se nos ha aplicado misericordia ” (MV, 9). Comuníquese y cúmplase, Dado en Santiago de Cali a los seis (6) días del mes de noviembre del año dos mil quince (2015).

+ DARÍO DE JESÚS MONSALVE M. Arzobispo de Cali

Logo

Parágrafo: Dicha Comisión será coordinada por S.E.R. Mons. Juan Carlos Cárdenas Toro, Obispo Auxiliar de Cali.

Artículo Segundo: Realizar la “Apertura de la Puerta Santa de la Misericordia” el 13 de diciembre de 2015, en las siguientes parroquias: Iglesia Catedral de San Pedro Parroquia Nuestro Señor del Buen Consuelo (Yumbo) Parroquia Niño Jesús de Praga Parroquia Nuestra Señora del Rosario (Jamundi) Parroquia El Divino Salvador Santuario Señor Jesús de la Divina Misericordia

Obra del jesuita Marko I. Rupnik

CARLOS ARTURO GIRALDO O., Pbro. Canciller

Muestra, en efecto, al Hijo que carga sobre sus hombros al hombre extraviado, recuperando así una imagen muy apreciada en la Iglesia antigua, porque indicaba el amor de Cristo que lleva a término el misterio de su encarnación con la redención. Se destaca el Buen Pastor que toca en profundidad la carne del hombre, y lo hace con un amor capaz de cambiarle la vida. El Buen Pastor con extrema misericordia carga sobre sí la humanidad, pero sus ojos se confunden con los del hombre. Cristo ve con el ojo de Adán y este lo hace con el ojo de Cristo. Así, cada hombre descubre en Cristo, nuevo Adán, la propia humanidad y el futuro que lo espera, contemplando en su mirada el amor del Padre.


Santiago de Cali, Diciembre de 2015

Jubileo Extraordinario de la Misericordia

133

“Apertura de la Puerta Santa de la Misericordia” 13 de diciembre de 2015, en las siguientes parroquias Catedral de San Pedro Apóstol HORA APERTURA: 12 m.

ZONA CENTRO Calle 11 No. 5 - 53 Barrio Centro Teléfono: 881 1378 Horario Eucaristías: Lunes a viernes: 7:30 a.m. 8:30 a.m. 9:30 a.m. 12:00 m. 5:00 p.m. 6:00 p.m. Lunes festivo: sólo 11:00 a.m. Sábado: 7:30 a.m. 8:30 a.m. 9:30 a.m. 12:00 m. 6:00 p.m. Domingo: 9:00 a.m. 10:00 a.m. 11:00 a.m. 12:00 m. 6:00 p.m. Horario confesiones: Lunes a viernes 7:00 a.m. a 11:00 a.m. 3:30 p.m. a 4:30 p.m.

Parroquia Nuestra Señora del Rosario (Jamundí)

Parroquia Nuestro Señor del Buen Consuelo (Yumbo)

Horario Eucaristías: Lunes: 7:00 p.m. Martes a sábado: 6:30 a.m. 7:00 p.m. Domingo: 6:30 a.m. 8:00 a.m. 10:00 a.m. 12:00 m. 5:30 p.m. 7:00 p.m. Horario confesiones: Todos los días antes de las eucaristías.

HORA APERTURA: 7 p.m.

HORA APERTURA: 8 a.m.

ZONA NORTE Carrera 4 No. 5 - 53 Barrio Belalcázar - Yumbo Teléfono: 669 1637 Horario Eucaristías: Lunes a sábado: 7:00 a.m. 7:00 p.m. Domingo: 8:00 a.m. 10:00 a.m. 7:00 p.m. Horario confesiones: Todos los días antes de la eucaristía de las 7 p.m.

Parroquia El Divino Salvador

ZONA NORTE Calle 45A No. 2C - 03 Barrio Salomia Teléfono: 446 2824 Horario Eucaristías: Lunes a sábado: 7:00 a.m. 7:00 p.m. Domingo: 8:00 a.m. 11:00 a.m. 5:00 p.m. 7:00 p.m. Horario confesiones: Lunes a sábado: 5:00 p.m. a 7:00 p.m. Domingo: 8:00 a.m. a 12:30 m. 5:00 p.m. a 6:30 p.m.

HORA APERTURA: 6 p.m.

Santuario Señor Jesús de la Divina Misericordia

HORA APERTURA: 12 m.

ZONA SUR Carrera 10 No. 9 - 31 Barrio Júan de Ampudia Teléfono: 516 6806

Parroquia Niño Jesús de Praga

HORA APERTURA: 8 a.m.

ZONA SUR Calle 3A No. 66B - 73 Barrio Caldas Teléfono: 324 5072 Horario Eucaristías: Lunes a sábado: 7:00 a.m. 6:00 p.m. Domingo: 7:00 a.m. 10:00 a.m. 6:00 p.m. 7:00 p.m. Horario confesiones: Después de cada misa.

ZONA ORIENTE Carrera 28C No. 72 - 04 Barrio El Pondaje Teléfono: 443 4042 Horario Eucaristías: Lunes a sábado: (Menos martes) 7:00 p.m. Nota: el lunes toda la actividad inicia a las 5:00 p.m. Domingo: 8:00 a.m. 11:00 a.m. 6:00 p.m. Horario confesiones: Todos los días 6:00 p.m.


124

Diócesis de Buga

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

Hoy en la tierra es navidad Por: Carlos Andrés Castaño Seminarista II Teología

Les anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es el Cristo Señor” (Lc 2, 10-11). Con estas palabras el Ángel del Señor anuncia a los pastores el nacimiento de Jesús y hace que ellos, los humildes del pueblo, sean los primeros en recibir el anuncio de la salvación y en contemplar la faz del Dios encarnado, que eligió un pesebre como morada, a una Virgen sencilla como Madre y a un justo carpintero como padre adoptivo. Este gran acontecimiento ocurrió una vez en Belén, pero hoy ocurre de nuevo en la sociedad, en la familia y en corazón de todos aquellos que se abren a la realidad de un Pequeño Niño Dios que viene a hacer vida su Navidad en aquellos que lo esperan con sincero corazón. Hoy es Navidad, hoy Jesús vuelve a nacer en el

corazón de los que lo quieren acoger como su Dios y Salvador, hoy en la tierra es un día de fiesta, un tiempo de alegría; hoy en la vida de las familias es el tiempo de perdonar, de acoger con amor, de abrazar con fuerza y mostrar así la presencia de Dios en el mundo. No todo acabó en Belén, pues Jesús nace hoy en el Belén de las personas, de las familias y de la sociedad. Se oyen por esta época los villancicos, se reza la novena, se preparan deliciosas comidas que significan que algo verdaderamente hermoso está sucediendo, que este tiempo es diferente, que los días que vivimos son auténticamente nuevos y significativamente especiales… pero todo no puede acabar ahí, pues los signos de la Navidad son expresión de una maravillosa experiencia de fe que se realiza en cada persona que es capaz de ahondar en la sencillez de un pesebre e inclinar hacia él su corazón con la humildad de un niño que es capaz de ver en Jesús al Dios cercano que ha venido a hacer historia con nosotros, porque nos ama y quiere darnos su vida en abundancia.

La familia, constructora de la civilización del amor Por: Mons. Omar Ramírez Castañeda Delegado de Pastoral Familiar

El mejor ambiente para construir la civilización del Amor es la familia. Es necesario y urgente que desde la familia se construya una cultura basada en valores y fundamentalmente en el Amor y por consiguiente en el respeto, en la fidelidad, la obediencia, el perdón, la responsabilidad, sinceridad, honestidad y muchos otros más. “La familia, como comunidad fundamental e insustituible es el vínculo privilegiado para la transmisión de valores religiosos y culturales que ayudan a la persona a adquirir la propia identidad; fundada en el Amor y abierta al don de la vida, la familia lleva consigo el porvenir mismo de la sociedad: su papel especialísimo es el de contribuir eficazmente a un futuro de paz. (Juan Pablo II, XXVII jornada de la paz). Los valores más que enseñados han de ser testimoniados en la propia familia. Los padres tienen, si así lo quieren asumir el liderazgo de valores en el hogar. Los hijos necesitan ver el ejemplo de lo que es vivir los valores en sus propios padres, principalmente el gran valor que los sintetiza a todos: EL AMOR. Todos los demás nacen de este que es fundamental: el mandato del Señor “Ámense como yo los he Amado” debe comenzar con los más cercanos: la familia, viviendo en ar-

monía hogareña y colocando este deseo del Señor en primer lugar. Todo lo demás se hará más fácil de aplicar. EL AMOR familiar es un Amor Diario que debe cuidarse todos los días y en toda circunstancia que se presente. Podrían decir “ella depende de mí y yo dependo de el” “estamos unidos hasta que la muerte nos separe”. La civilización del amor comienza y crece en la familia, los padres son ante todo hombres y mujeres con corazón que deben señalar el horizonte con optimismo y confianza. El tema de la familia es uno de los más recurrentes en el Pontificado de Juan Pablo II que no se cansa de proclamar el carácter verdaderamente indispensable de la familia para la sociedad y el individuo mismo, denunciando las agresiones que de múltiples maneras atentan contra su finalidad: EL AMOR. El rescate de la familia es una labor apremiante que debe postergarse porque las consecuencias de un concepto distorsionado del amor han traído grandes consecuencias negativas en la sociedad. La familia que vive en el amor, aunque sea de un modo imperfecto al abrirse generosamente el resto de la sociedad se convierte en agente primario de un futuro de paz. Una civilización que busca el amor como requisito indispensable para la sociedad presente o futuro traerá necesariamente la tan deseada PAZ.

Como los ángeles en Belén, hoy resuena la voz de la Iglesia, que desde todos los lugares del mundo canta con alegría el nacimiento del Salvador, que quiere nacer en la vida de cada hombre que sufre y llora anhelando consuelo, en la realidad de cada anciano enfermo y solo que anhela cariño y solidaridad, en la tristeza de un niño sin hogar que pasa hambre y clama por nuestro amor. Ellos: los pobres, los enfermos, los ancianos, son los pastores a los cuales se les anuncia el nacimiento de Jesús, pero esta gran alegría sólo puede llegar a su corazón a través de la solidaridad de aquellos que les muestran el amor de Dios con su presencia providente y llena de ternura. Celebrar Navidad es tener la cer-

teza de que Dios sigue naciendo en el corazón del hombre. Navidad es compartir, es compadecerse del otro y sentirlo como hermano, es salir del egoísmo e ir hacia aquellos que tienen hambre y sed no sólo de pan, sino de amor y de ternura. Navidad es vivir en la alegría de Dios, es hacer de los hogares el mejor pesebre donde pueda nacer el Señor, pues, como decía el hoy beato Pablo VI: “Aún cuando Jesús nazca mil o dos mil veces en los pesebres, si no nace siquiera una vez en tu corazón no sirve de nada”. Que este tiempo de paz, de luz, de alegría, de abrazos ardorosos y lágrimas cargadas de ternura sinigual, sean la más bella oportunidad para decirle al Hijo del Carpintero: “Ven, Jesús; si no hallaste casa en Belén ven a mi casa, ven a mi familia, ven a mi trabajo, ven a mi estudio, ven a mi vida a nacer, a morir y a vivir para salvarme”. Que esta año no vivamos una Navidad más, perdida en el ardor de las más festivas celebraciones, sino que podamos experimentar la realidad del nacimiento de Jesús en el corazón, y así podamos, como los pastores, ponernos en camino, llegar al pesebre y ver en el rostro del infante de Belén la misericordia de un Dios que nos ha amado con locura y que ha bajado del cielo para colmarnos de su paz y de su amor. ¡Feliz Navidad!


153

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

¿Dónde está la misericordia esta navidad? Por: Marcela Doncel

A

ño tras año, generación a generación construimos por esta época el pesebre en nuestros hogares, una tradición realizada casi que desde el año 1.100 cuando San francisco de Asís nos presenta de una manera auto-sacramental precisamente la experiencia de vivir la navidad. Desde su origen, su fin máximo no ha sido otro que evangelizar a través de él, pero quizá conforme ha ido pasando el tiempo, realmente hayamos perdido un poco el sentido del mismo, hoy la invitación es para que en esta oportunidad ese pesebre que tenemos en nuestra sala o el que vamos a visitar en los diferentes templos, no sea otro signo mas que el de la misericordia del Padre. Detengámonos un momento a pensar, somos de muchas maneras un pueblo esclavizado aún con tan-

tas manifestaciones y por supuesto exigencias de derechos, somos esclavos de las compras, del amarillismo de la prensa y una esclavitud muy preocupante, la tecnología. Por ello en un tiempo de espera (Adviento) dejamos que en nuestros corazones se cultive el amor, la paz y la alegría, características que debemos cosechar para el tiempo de regocijo (Na-

su Hijo, pues solo Él se convierte en el mejor modelo a seguir, encontrando por supuesto el verdadero camino, y que solo siguiendo esa verdad tenemos certeza de tener vida y en ella la libertad, aunque no se resume a poder vivir solo humanamente, sino que con ello podemos encontrar la puerta para gozar también de la vida eterna. Entonces la tarea para seguir evangelizando, a través de esa hermosa representación del nacimiento del Hijo del hombre y conforme a eso, la tradición siga siempre con el sentido primero, pero al mismo tiempo con un mensaje vigente en nuestra sociedad, por ello la misericordia está en el nacimiento de Jesús, pero no en aquel pequeño que colocamos el 25 de diciembre en la pesebrera, sino justamente en nuestra morada, en nuestra humildad, en nuestros corazones, en aquella paz y reconocimiento en nuestra vida, que nos permite gozar del amor y la libertad verdadera.

vidad) como cristianos, anhelando algo que quizás se traduzca en utópico justamente por tanta esclavitud y es, la libertad. Que al reflexionar esto, conforme va pasando el rezo de las novenas, comprendamos que ese precisamente es un camino hacia la libertad, una libertad que Dios Padre nos muestra con mucha misericordia a través del nacimiento de

¿Qué es ser un soldado de Cristo?

Ser un Soldado de Cristo es más que un uniforme y conocimiento de la palabras. En nuestras vidas hemos aprendido que se trata de amor y de conocimiento, de como nuestros ojos logran ver a Jesús en cada momento de nuestra vidas y con motivos logramos defender nuestra fe y nuestra filosofía de vida. Somos conscientes de la realidad de nuestra sociedad y por ello buscamos marcar la diferencia y demostrarle a las personas que nos ven que si se puede ser mejor y si podemos vivir 24/7 de la mano de Jesús y María.” En la ciudad de Cali, en medio de tantas comunidades laicales de gran renombre, nace entre las menos conocidas, una comunidad laical llamada ‘Soldados de Cristo’, conformada por jóvenes, niños y adultos que

buscan llevar a Cristo, no solo a cada persona dentro de su caminar, sino llevar a Jesús en cada momento de sus vidas y de su día a día, siendo conscientes de la meta en este loco y hermoso caminar en Dios, La Santidad. Nuestra comunidad nació, gracias a Dios, con nuestra directora espiritual Astrid Isabel Rengifo y fue aceptada por Monseñor Juan Francisco Sarasti en el 2011. Pertenecemos al grupo de las comunidades laicales coordinado por el Padre Omar A. López; buscamos servir a la iglesia, a las personas que necesitan de Dios, aquellos que tienen hambre y sed de conocerle, vivirle y amarle. Actualmente nos encontramos trabajando en la parroquia San Rafael, en el barrio la Rivera con el padre Jhon Jairo Samboní, apoyando los grupos de catequesis de primera comunión, confirmación y haciendo la consagración al Inmaculado Corazón de María. De igual

forma, como comunidad tenemos una actividad que nos guía y nos une como familia llamada “El Canasto de María” que consiste en elaborar un canasto con provisiones como alimentos, ropa, juguetes y demás objetos para ser llevados y entregados a una comunidad vulnerable en la ORAL JUVEN ST IL PA

AR

AL

I

Por: Alejandra Martínez

QU IDIÓ CE SIS D E C “En todo amar y servir”

12

ciudad de Cali; esta actividad se realiza una vez cada año en el mes de Diciembre. Nuestra reunión se realiza los sábados a las 4:00 p.m. en la parroquia San Rafael Arcángel, reunión a la cual todos aquellos que lean esta nota, están cordialmente invitados.

PUNTOS CLAVE PARA ENTENDER EL

AÑO

DE LA

MISERICORDIA

1 2

El llamado a la Iglesia a contemplar el misterio de la misericordia. Reconocer a Dios como Padre que jamás se da por vencido hasta que no haya disuelto el pecado y superado el rechazo con la compasión y la misericordia.

3

La Apertura de la Puerta Santa como símbolo de un nuevo compromiso para todos los cristianos de testimoniar con mayor entusiasmo y convicción la propia fe.

4 5 6 7

Que la Iglesia y las parroquias sean oasis de misericordia.

8

11

Vivir la Cuaresma con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios. Fomentar la iniciativa de las “24 Horas para el Señor” de modo que más personas se acerquen al sacramento de la Reconciliación. Promover la indulgencia por la cual Dios hace evidente este amor que es capaz de destruir el pecado de los hombres. Tiempo oportuno para cambiar de vida. Tiempo para dejarse tocar el corazón.

12

Que nuestro pensamiento se dirija a María madre de la misericordia.

9 10

Ser misioneros de la misericordia. Impulsar las peregrinaciones como estímulo para la conversión. Redescubrir las obras de misericordia corporales y espirituales.

FUENTE: CATHOLICLINK


216

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

“Pasemos por esa Puerta Santa hacia la misericordia inf inita de Dios”

E

l Santuario Señor Jesús de la Divina misericordia, se creó en septiembre del 2005 por Monseñor Juan Francisco Sarasti Jaramillo, quien nombra como primer Rector al padre Mauricio Estrada Giraldo, la construcción se adelantó con la administración del Padre Oscar Hernán de la Vega. Luego lo dirige el padre William Lasso Mazuera y en noviembre de 2012 es nombrado por el señor Arzobispo Darío de Jesús Monsalve, como rector, el padre Wiston Mosquera Moreno.

Padre Wiston Mosquera Moreno

El Padre Wiston nació en Andagoya, Chocó, Perteneciente al clero diocesano e incardinado en la Arquidiócesis de Cali desde su ordenación el día 19 de marzo de 2005. El Padre Wiston inicia su ministerio Presbiteral como vicario parroquial de la parroquia Ntra. Sra. Del Rosario en Jamundí después de prestar sus servicios en varias parroquias fue llamado para asumir la responsabilidad en el Santuario Señor Jesús de la Divina Misericordia y la Vicaría Episcopal para la zona oriente de la ciudad, cumpliendo con esa misión de pastorear a la feligresía que vive en los

Al Santuario asisten en promedio los domingos unas 2500 a 3000 personas distribuidas en las tres misas del día. Los lunes son los días más concurridos para participar de la Coronilla de la Misericordia y la Santa Misa, asisten entre 1800 y 2000 personas. La gran Fiesta a la Divina Misericordia se celebra siempre el segundo domingo de pascua.

alrededores del santuario y a todos los peregrinos que llegan a este lugar de culto de diversas partes del país. Cuál ha sido su labor en esta obra? La labor prestada en esta comunidad ha sido la de acompañar a los feligreses que llegan al santuario, coadyuvar en el fortalecimiento de su fe y continuar al igual que mis predecesores Mauricio y William haciendo conocer la obra de Dios desde este lugar digno de peregrinación en la ciudad, impulsándolo con nuestra gente pero también a través de los medios de comunicación y redes sociales. Cuéntenos sobre el significado de adoración a la Divina Misericordia. La palabra misericordia tiene su origen en dos palabras del latín: miserere, que significa tener compasión, y cor, que significa corazón. Ser misericordioso es tener un corazón compasivo. La misericordia, junto con el gozo y la paz, son efectos del perdón; es decir, del amor, ese amor extendido de Dios para toda la humanidad. La devoción a la divina misericordia es atribuida a una religiosa llamada Faustina Kowalska quien en sus visiones cumpliendo con el mandato de Jesús que se le revela, presenta al mundo una imagen con la cual podríamos decir el señor Jesús se nos manifiesta a todos glorificado. “Todo esto siempre tiene sentido, nuestro culto a Dios que se nos manifiesta y que nos permite adorarlo a Él en espíritu y en verdad, con la alegría que caracteriza a quienes se dejan llenar de ese gozo del Señor “. ¿Qué significado tiene que este Santuario sea un lugar de peregrinación? Es un lugar de peregrinación en primer lugar, porque con esa intención fue construido y erigido en su decreto, en segundo lugar, porque desde que se concibió su construcción fue acogido por la comunidad con gran entusiasmo hasta su culminación y en tercer lugar, porque también la Sagrada Escritura ya desde el Antiguo Testamento nos hace referencia explícita al sentido de la peregrinación (Cf 1Re. 19). Históricamente, se conocen las peregrinaciones a ciertos lugares que alguna manifestación de la divinidad había convertido en sagrados, ya desde el segundo milenio a. C. los devotos se dirigían a aquellos santuarios para honrar a la Divinidad y para implorar sus beneficios. El santuario, tanto si está dedicado a la Santísima Trinidad como a Cristo el Señor, a la Virgen, a los Ángeles, a los Santos o a los Beatos, es quizá el lugar donde las relaciones entre Liturgia y piedad popular son más frecuentes y evidentes. “En los santuarios se debe proporcionar a los fieles de manera más abundante los medios de la salvación, predicando con diligencia la Palabra de Dios y fomen-

tando con esmero la vida litúrgica, principalmente mediante la celebración de la Eucaristía y la penitencia, y practicando también otras formas aprobadas de piedad popular”. ¿En los años de servir en el santuario, qué ha sido lo más representativo? En estos años de servicio desde el santuario a la Arquidiócesis de Cali y a la Iglesia considero que ha sido representativa y edificante para mí la acogida de la gente que durante años ha asistido a encontrarse allí con el Señor, la cercanía de los grupos existentes en el santuario, la participación activa de los compañeros sacerdotes que con sus comunidades han pasado por allí, la presencia y acompañamiento del señor Arzobispo y los señores obispos auxiliares y del Nuncio Apostólico Ettore Balestrero, también fue un momento de gozo en el señor el hecho de que el Señor Arzobispo haya tomado la decisión de ordenar en este Santuario un grupo de 11 sacerdotes el año anterior y por supuesto la gran afluencia de peregrinos lunes tras lunes en búsqueda de esa paz interior para sus vidas en donde agradecen o dan testimonios por las gracias recibidas a la Divina Misericordia. Un mensaje a la comunidad, en el inicio de este años jubilar de la misericordia. Deseo invitar a todos a que atravesemos, pasemos por esa puerta santa hacia la misericordia infinita de Dios, que vivamos el gesto de acercarnos a las personas que viven la marginación por cuenta de una sociedad excluyente. Que vivamos este año jubilar con un renovado empeño por el servicio desde el lugar en el que estemos ubicados en la sociedad, que nadie se sienta excluido de este llamado hecho por el Romano Pontífice a todos y a todas y que consideremos como una condición irrenunciable el ser misericordiosos hoy y siempre para que haya un verdadero

espacio a la reconciliación de los ciudadanos por que la búsqueda de la paz tiene que abrirnos el horizonte hacia la integración de cada colombiano sin distinción alguna por su credo, su raza, su condición sexual, o de género. Es una hermosa oportunidad que nos da el señor para que las familias se reconcilien, los gobierno reconozcan que han gobernado para los más acaudalados empezando por los que nos han gobernado y para que se silencien para siempre los fusiles que han sembrado de terror, desolación, muerte y destrucción en nuestros pueblos y ciudades. Que María Santísima, la mujer de la espera, de la paz y del silencio acompañe con maternal esmero este año jubilar y nos ayude a aproximarnos decididamente a su hijo.

En la actualidad y desde que se fundó la colaboración de las Hermanas Pastorcitas, los grupos apostólicos y los feligreses en general ha sido importante, lo que permite llevar adelante la obra social del Comedor Santa Faustina Kowalska para niños de escasos recursos del sector, unos 70 en la actualidad, además de una comunidad religiosa del exterior que patrocinó la consecución de algunos instrumentos para enseñarle a los niños y jóvenes que asisten a los grupos a ejecutar algún instrumento musical.

Santuario Señor Jesús de la Divina Misericordia


Santiago de Cali, Diciembre de 2015

173


128

Actualidad

El cuidado de las f inanzas familiares en la época de navidad Por: Aurelio Chamorro Roldan Empresario

L

lega la época de navidad, tiempo hermoso de recordar el nacimiento de nuestro señor Jesucristo, quien a propósito a través de su Santa Madre y su Casto Padre, nos dieron ejemplo de humildad y austeridad; además tiempo de compartir en familia espacios que quizás en otros momentos del año se hace difícil vivir, tiempo de regalos, de paseos, de celebración, de disfrutar con nuestros seres queridos, con nuestros amigos y cercanos, tiempo de derroche de amor. También en las empresas se siente el ambiente navideño, como en las familias, se decoran las oficinas, se hace el pesebre, se enciende el árbol de navidad, se hacen juegos como el amigo secreto o se dividen por áreas para rezar la novena del Niño Dios. Sin embargo en el hoy de nuestros días pareciera que hemos dejado que la navidad, se transforme en una época de consumo excesivo, de gastos muchas veces sin control y tal vez, tristemente, una manera de compensar aquello que no has dado en afecto y cercanía a tus hijos, amigos, hermanos y padres, durante todo el año, adicionalmente quedamos expuestos a la presión comercial que nos bombardea con todo tipo de ofertas, incluidas las de los bancos que nos dicen por ejemplo, “compre hoy y pague después”. Por todo esto y con el único fin de generar conciencia financiera en una época que a todos nos gusta disfrutar y compartir, quiero darles algunos tips que deberías tener en cuenta para cuidar tus finanzas familiares y evitar empezar endeudado el 2016.

1. No te olvides de realizar tus compras a partir de un presupuesto. 2. Llevar a cabo la compra de regalos útiles. 3. Evitar hasta donde sea posible la compra de artículos de moda. 4. Realizar el juego de amigo secreto en familia, para dar 1 regalo por persona. 5. Evitar hasta donde sea posible las compra con tarjetas de crédito. 6. Reciclar e intercambiar los arreglos de navidad. 7. Hacer uso racional los alumbrados, para ahorrar energía. 8. Proponer un “todos ponen”, programando salidas en familia. 9. Incluir actividades deportivas en conjunto, regularmente no son tan costosas. 10. Realizar las novenas con sentido espiritual y no competitivo. 11. Recurrir a las obras de misericordia conjuntas, como por ejemplo dar la caja del amor por familia. 12. Realizar cenas de fin de año moderadas y más llenas de amor. 13. Ahorrar para aprovechar promociones enero y febrero de 2016. 14. No olvides que las cuentas mensuales seguirán llegando. 15. Elige también dar amor, abrazos, besos, cariño, amistad, compañía, que no tienen valor comercial y si tienen un gran valor emocional, afectivo y llenan el corazón. Recuperemos el verdadero sentido de la Navidad, época de paz, amor, alegría, y cercanía, y evitemos, hasta donde sea posible, la presión comercial que nos induce a comprometer nuestras finanzas familiares.

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

250 parejas dieron el Sí en matrimonios colectivos

Monseñor Luis Fernando Rodríguez

El pasado 21 de noviembre, alrededor de 250 parejas de Cali contrajeron el sagrado sacramento del matrimonio, en una ceremonia colectiva llevada a cabo por La Arquidiócesis de Cali y Radio Calidad de RCN, en las instalaciones del Orquideorama. La ceremonia fue presidida por el Obispo Auxiliar de Cali, Monseñor Luis Fernando Rodríguez, junto con Sacerdotes y Diáconos de la Arquidiócesis de Cali. El evento contó con la presencia del Gobernador del Valle Ubeimar Delgado, las fuerzas de orden público y los medios de comunicación.

Durante su homilía el obispo recordó a las parejas que “el matrimonio es el sacramento para que el hombre y la mujer construyan senderos y se ayuden entre sí en este nuevo camino”.

Esta fue la novena edición de los matrimonios colectivos. El evento contó con la asistencia de 50 parejas más que el año anterior.

Educación Segunda Campaña “Todos Unidos por la Guajira” Los estudiantes asistieron a diferentes actividades donde se visibilizó la situación actual de la Comunidad Wayuu. Del pasado 6 al 8 de septiembre de 2015, la Coordinación de Servicio Social y Solidario de la Institución, llevó a cabo la campaña “Todos unidos por la Guajira”, una propuesta del Grupo de Voluntariado realizada con el objetivo de informar a los estudiantes de UNICATÓLICA, la situación actual de la Comunidad Wayuu. Durante la jornada se hizo una invitación para que los participantes hicieran aportes con agua o alimentos no perecederos, que posteriormente fueron destinados a la Ranchería Jaiparen, Alta Guajira. Dentro de las actividades, se llevó a cabo la exposición fotográfica para visibilizar el estilo de vida de la cultura Wayuu, es decir, la conexión que sostienen con la naturaleza y rescatar sus raíces ancestrales. De esta manera, algunas

imágenes estaban acompañadas de cifras importantes, por ejemplo, toda la problemática ambiental y de salud que vive actualmente la comunidad. Por último, en el stand, los voluntarios hicieron la entrega de los folletos de la fundación Barco Hospital (que lidera la campaña de recolección de alimentos no perecederos y agua), acompañado de ambientación como la música típica Wayuu y decoración: tejidos, bolsos wayúu, chinchorros y manillas. Cabe resaltar que la realización de estas actividades permite que la comunidad estudiantil conozca la situación actual de la comunidad Wayuu y promueve los valores y la sensibilización frente a la realidad social que se presenta en el país.


Santiago de Cali, Diciembre de 2015

Actualidad

193

Historia del deporte y catolicismo, parte VII Por: Felipe Gómez Empresario

E

n esta séptima publicación finalizamos un breve recorrido por la Historia del Deporte y Catolicismo que iniciamos en Junio del 2015 y que nos trae a la segunda mitad del siglo XX para compartir la historia del sacerdote Español Luis Felipe Areta participante de tres Olimpiadas (Roma 1960, Tokio 1964 y México 1968). La historia deportiva del Padre Areta (agencia ACI/EWTN Noticias) puede retomarse en 1960 viviendo en una residencia para deportistas en Madrid, hasta que un compañero le invitó a un centro del Opus Dei “...vi el ambiente que había allí y me encantó; se rezaba y se estudiaba. Compaginar su vocación al Opus Dei y al atletismo no le fue difícil. “Hay que esforzarse, organizarse. Pero la Gracia de Dios lo hace todo. Lo más importante es luchar, sentir a Dios contigo. Si sabes que eres hijo de Dios no te hace falta mucho más”. Además explica que la vida entregada a Dios y el deporte tienen muchos puntos en común: “Haces penitencia al igual que entrenas porque quieres alcanzar un bien mayor, una meta más alta. La esencia está en superar dificultades… la vida es comenzar y recomenzar pero siempre con una meta y con alegría”. San Jose María Escrivá me dijo: ‘Está muy bien que te prepares para las Olimpiadas pero al mismo tiempo prepárate para el salto final aunque sea dentro de mucho. Tendrás dificultades, alegrías, sinsabores, pero se trata que todo te lleve a prepararte para el salto final. Cada vez que estés concentrado para saltar, recuerda que Dios te sonríe”. La Congregación de Salesianos en España también desde los años 70 y como antesala a la fiesta de su fundador San Juan Bosco, realiza en Enero la carrera anual “Cross Municipal Don Bosco” en Madrid, puntuable para clasificaciones en España. También en el mundo laico deportivo hay valiosas enseñanzas de formación humana como el caso de John Wooden, seis veces mejor entrenador del año de basketball en la NCAA por la revista Sports Illustrated y catalogado como uno de los mejores entrenadores de la NCAA del siglo XX en los Estados Unidos. John Wooden definía el éxito bajo dos premisas: 1. No trates de ser mejor que otra persona. 2. Siempre busca alcanzar y dar lo mejor de sí mismo. El Papa Benedicto XVI el 7 de Noviembre del 2009 con ocasión del seminario “Deporte, educación, Fé, señaló que si el deporte se práctica con “pasión y sentido ético además de ejercitar un espíritu de competencia sana, se convierte en una escuela para aprender y profundizar valores humanos y cristianos. El deporte posee un notable potencial educativo sobre todo en el ámbito juvenil y, por ello, tiene un gran aporte no solo en el empleo del tiempo libre, sino también en la formación de la persona en lo humano y espiritual. En una acción formativa, los dirigentes, técnicos y operadores católicos deben ser guías experimentados para los adolescentes, ayudándoles a desarrollar potencialidades agonísticas sin abandonar cualidades humanas y virtudes cristianas….”, por lo que el Concilio Vaticano II también resalta su importancia como “patrimonio común

Colm O’Connell misionero católico con sus alumnos

de los hombres que sirve al perfeccionamiento moral y la formación humana”. Un año mas tarde, el mismo Papa Benedicto XVI al recibir a un grupo de profesores de esquí italianos (ACI), señaló que “Mediante la actividad deportiva, la persona entiende mejor que su cuerpo no puede ser considerado un objeto, sino que a través de la corporeidad se expresa a sí misma y entra en relación con los demás. De esta manera, el equilibrio entre la dimensión física y la espiritual lleva a no idolatrar el cuerpo, sino a respetarlo”. En declaraciones a ACI Prensa, el otrora director de la Oficina de Deportes del Vaticano, el Padre Kevin Lixey, señaló que “el Vaticano y el Santo Padre siempre están interesados en los atletas que agradecen a Dios por sus talentos y es bueno que los jóvenes admiren a estos deportistas”. Por fortuna abundan ejemplos de referentes católicos. Tara Lipinski (USA) patinadora artística sobre hielo y medallista Olímpica más joven de la historia en esa disciplina a los 15 años de edad en 1988 (Japón), fiel devota de St. Teresa de Lisieux. Desde los 11 años Tara comenzó su devoción a Santa Teresa de Lisieux y reconoce que su medalla Olímpica es el resultado de sus enseñanzas, de la Fé para creer que con Dios hay alguien más que le ayuda mantener la calma para enfrentar las duras batallas internas de su perfeccionismo. Tara no rezaba para ganar; sus rezos eran para que pudiera hacer su mejor patinaje con alegría y confianza (Post-Gazette). En Julio del 2010, el futbolista holandés Wesley Sneijder, autor del gol que eliminó a Brasil del Mundial Sudáfrica 2010, bajo la orientación del capellán del Inter de Milán se convirtió al catolicismo y se bautizó. Influyó Javier Zanetti, compañero en el Inter de Milán, capitán y católico practicante. En Mayo del 2012, también la Oficina de Deportes del Vaticano saludó al futbolista católico Didier Drogba (Costa de Marfil), campeón de la Champions League con el Chelsea de Inglaterra en mayo del 2012. Drogba en el 2004 obsequió su camiseta a la Catedral de Nuestra Señora de la Garde, Francia. En el 2011 la revista Time nombró a Drogba como una de las 100 personas más influyentes en reconocimiento a su trabajo por la paz en Costa de Marfil. En Brasil, Guido Schaffer, nacido en 1975, vivió en Copacabana y se crió junto al mar. A los 24 años ejerció como médico atendiendo sin cobrar a los más necesitados de las calles. Decía Guido, “la pobreza no puede esperar”. Acompañaba su trabajo con otra vocación, la práctica del surf. En el 2008 ingresó al

seminario y además del surfing, creó un grupo de oración hablando de Dios entre las olas. En Mayo 1 del 2009, en una maniobra de surf en el mar, la plancha le golpeo y se ahogó. La muerte de Schaffer y sus obras, dieron paso a un imaginario popular de “el santo surfista’. Se le atribuyen casos de curaciones de enfermedades y en Mayo del 2014 la arquidiócesis de Brasil elevó petición para abrir el proceso de beatificación. En Kenya está Colm O’Connell misionero Católico de los Hermanos Patricios en Irlanda. O’Connell viajó en misión a Kenya en 1976 como profesor de geografía del colegio católico San Patricio en la localidad de Iten. Sin tener ninguna experiencia como entrenador, se dedicó a entrenar jóvenes atletas y desde entonces, 25 de sus estudiantes han sido campeones mundiales, 4

han ganado medallas de oro Olímpicas y ha fundado numerosos campos de entrenamiento atlético en Kenya. Su más reciente alumno, record mundial y campeón Olímpico en Londres 2012 es David Rudishia en 800 metros planos. Otro caso ejemplar es la campeona olímpica de patinaje artístico sobre hielo, la Sur Coreana Kim Yuna. Kim se convirtió al Catolicismo en el 2008, consiguiendo su medalla de oro Olímpica en el 2010, además de tener en su haber 11 records mundiales, convirtiéndola en celebridad en su país natal. En el 2010 se unió a un grupo de obispos de Corea del Sur para explicar el Rosario al público Coreano, además de numerosas campañas de filantropía y representación social ayudando a la Iglesia expandir el Evangelio. En el 2012 apoyó económicamente a los Salesianos de Don Bosco que realizaban misión en Sudán para establecer colegios católicos. En el 2014 alcanzó la medalla de plata Olímpica en Sochi, Rusia. Cerrando este rápido recorrido por la Historia del Deporte y Catolicismo, agradecimientos a La Voz Católica por la oportunidad de compartir 7 capítulos evocando a los Apóstoles, Santos, Mártires, Papas, Religiosos(as) y atletas comprometidos. Muchos otros grandes deportistas contribuyen en esta nueva frontera de evangelización, y de los cuales podremos aprender en futuros escritos. San Pablo señala en I Corintios, que la excelencia espiritual y deportiva están estrechamente relacionadas, y exhorta a los creyentes a entrenarse en la vida espiritual”, Papa Benedicto XVI, Sept./12 (ACI). ¡Feliz Navidad, y que la Paz de Cristo habite en sus Hogares en el 2016!


20

Actualidad

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

Parroquia de la Inmaculada Concepción Fiesta patronal 08 de diciembre de 2015

Cada 8 de diciembre, la Iglesia Católica celebra el dogma de fe que nos revela que, por la gracia de Dios, la Virgen María fue preservada del pecado desde el momento de su concepción, es decir desde el instante en que María comenzó la vida humana”. El 8 de diciembre de 1854, en su bula Ineffabilis Deus, el Papa Pío IX proclamó este dogma: “... declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles...” (Pío IX, Bula Ineffabilis Deus, 8 de diciembre de 1854).

María es la “llena de gracia”, del griego “kecharitomene” que significa una particular abundancia de gracia, es un estado sobrenatural en el que el alma está unida con el mismo Dios. María como la Mujer esperada en el Protoevangelio (Gn. 3, 15) se mantiene en enemistad con la serpiente porque es llena de gracia. La devoción a la Concepción Inmaculada de María fue llevada a toda la Iglesia de Occidente por el Papa Sixto IV, en 1483”. (Tomado de: www.aciprensa.com) De ahí, toma el nombre nuestra Parroquia de la Inmaculada Concepción, creada en la Arquidiócesis de Cali el 21 de Septiembre de 1988, por Decreto Arzobispal #278 firmado por el entonces Excmo. Arzobispo de Cali Monseñor PEDRO RUBIANO SAENZ. Esta Parroquia de la Inmaculada Concepción se encuentra localizada al Norte de Cali, Comuna 2, Barrio Ciudad Los álamos.

Parroquia de la Inmaculada Concepción

¿Dejarlo todo a cambio de qué? Por: Pbro. Héctor Fabio Fernández O. Misión Diócesis de Lérida España

C

uando vivimos en esa zona de confort en la que nos vamos acomodando como consagrados a Dios, llegamos a sentir que lo tenemos y por lo tanto solo necesitamos es construir como Pedro en el monte Tabor tres chozas, vamos perdiendo ese ardor con el que empezamos nuestra formación, nuestro paso por la congregación o el seminario, el ardor del día de la profesión religiosa o nuestra ordenación sacerdotal. Recuerdo esos primeros momentos de formación cuando leía con emoción revistas de misión y pensaba en esos lugares lejanos que solían mostrar, como África entre otros y pensaba que bueno ser misionero, que bueno dejarlo todo y dar la vida por los demás; fue así como iba pasando el tiempo y esos pensamientos y anhelos pasaban a la par del tiempo. Descubría por tanto que los lugares de misión estaba en todas partes, que empezaba en mi entorno, mi ciudad, país y que no había necesidad de poner la atención en aquellos lugares que solía ver en las revistas de misiones. Sobre todo porque marcaba mucho las situaciones de pobreza, guerras, hambre, persecución, etc. Claro si estoy en esa zona de confort de que tengo que preocuparme, que la misión la hagan otros que tienen ese espíritu, mientras tanto me dedico a realizar la misión que el Señor, el obispo o el superior me encomienden, poder aceptar con libertad cada cambio, cada nombramiento y trabajar con amor por extender el Reino de Dios, que más misión que esa, no es que este

mal, he dejado casa, familia y muchas otras cosas por lo que me doy por satisfecho. Va pasando el tiempo, pasan muchas personas por las diversas comunidades, parroquias, responsabilidades pastorales y se siente en ese paso del tiempo alegrías, satisfacciones, miedos, desengaños, tristezas, crisis, porque no decirlo deseos de dejarlo todo y emprender nuevos caminos; llegan interrogantes ¿el por qué estoy aquí haciendo esto y no en otro lugar? Toca de vez en cuando recordar esas motivaciones por las cuales abrazamos este estilo de vida y no otro, es volver a ese primer amor que es Cristo en la iglesia, aunque sabemos que hemos ido entregándolo todo, al tiempo también sentimos y sabemos que falta mucho por dar, porque la misión no termina, se va prolongando cada día más, son más las exigencias, los retos que nos ponen a prueba. Puede que vaya ganando más terreno los encantos del mundo, y eso hace que nos vayamos dejan-

do atraer y contagiar por dichos encantos, es ahí cuando debemos estar alertas y ver cuales son nuestras prioridades; es Dios en mundo y no lo mundano que nos separa de Dios; de lo contrario vamos cayendo en superficialidades y cosas vanas, alejándonos de la tarea de enseñar, predicar y anunciar, ser referente y testimonio para el pueblo de Dios. Un día dice el obispo en una reunión que quién quisiera ir a España a misión, nadie levanto la mano, nadie dijo nada y volvió esos recuerdos de los primeros años de formación, me dije a mi mismo, España no es África o esos lugares que veía en las revistas, pero era darme cuenta que en estos lugares hoy más que nunca también necesitan de ese anuncio, le manifesté al obispo ese deseo de salir a estos lugares y se fueron dando las cosas en su debido tiempo. Cuando me confirman que era el momento de partir sentí que esto era en serio y tenía que dejarlo todo, familia, parroquia, amigos, cierta estabilidad y aunque venía para un país europeo no deja de tener temores, es un cambio de cultura, costumbres, maneras de pensar y actuar; pero bueno ya había tomado el riesgo y era solo lanzarse y decirle al Señor como Samuel “heme aquí” de hecho es la frase que coloque en la tarjeta para la ordenación diaconal. Heme aquí, tomar esa decisión que me separa de los míos más de 8.000 kilómetros, pero estar ya en terreno y ver que de un momento a otro todo cambia, era darme cuenta que esta parte de la iglesia que siglos atrás nos llevaron el Evangelio, con aciertos y desaciertos pero nos lo llevaron, son los que hoy necesitan de que los que fuimos evangelizados seamos ahora los que vengamos a evangelizar, menuda tarea que va poniendo retos de como hacer que una sociedad cada vez más descris-

tianizada vuelva esa mirada al Señor. Pensar que una sociedad moderna no necesitaba de Dios por que lo tenía todo, es decir bienestar y que daban el lujo de derrochar y tirar, mientras que en otros lugares de este mundo nacimos, crecimos y morimos sabiendo que es la necesidad material, pero de alguna manera Dios sigue estando presente ahí dándonos esperanza y fuerzas para poder luchar cada día más, aunque como nos dejamos contagiar de ese modernismo y de una u otra manera vamos cayendo en esa incredulidad. Aunque numéricamente no son tantas personas que va uno encontrando en la comunidad que por ahora me ha tocado, comparado con las sientas de personas que tenía en Cali, me doy cuenta que así sean pocas, por ahí empieza la misión y ver como se va entrando y encontrando que el Evangelio se va cumpliendo “donde hay dos o tres reunidos en mi nombre ahí estoy yo”. Que maravilla la misión por tanto empezó con una pequeña comunidad y se fue multiplicando, comprender esto va dando esa fuerza y confianza que va impregnando el Señor, quién no este preparado sentirá que esto no vale la pena y dejara todo atrás, la misión sea en el lugar que sea, aquí, allá o acullá nos pone nuevos retos cada día, encontrar que hay otro tipo de pobreza y en el fondo un deseo de conocer de Dios es lo que va determinando ese deseo de llevar el Evangelio a todos los lugares. Se va encontrando satisfacciones y también llegan los dolores propios de estar distante de los suyos, la perdida de seres queridos y no poder estar ahí, se comprende entonces que dejarlo todo implica esto y muchas cosas más, vale la pena porque el Señor que nos llama lo dispone todo.


Santiago de Cali, Diciembre de 2015

213

Actualidad

“San Francisco punto de encuentro y abrazos con nuestros amigos los mendigos” “La Cena de Navidad” con los pobres 25 diciembre 2015 - VII versión. Por: Pbro. Jesús Humberto Jiménez Zamorano Comunidad Cristo de San Damián.

San Francisco punto de encuentro y abrazos con nuestros amigos los mendigos” “La Cena de Navidad” con los pobres 25 diciembre 2015 - VII versión. No es un secreto y es un buen tema para tratar en navidad, que es preocupante, que cada vez en nuestra ciudad hay más mendigos; personas, seres humanos, hombres, mujeres, niñas y niños invisibles, pues, los otros caleños que viven también en este municipio, no los ven, o tal vez, no los quieren ver. Mientras segundo a segundo, la inequitativa economía globalizada del neoliberalismo, produce en el mundo cada día más mendigos, condenándolos a las calles, entretanto los gobernantes de turno en este país deciden al paso de los visitantes ilustres esconderlos, las autoridades de policía los estigmatizan acusándolos siempre de ladrones, hasta el punto que los gremios, las religiones en las puertas de sus iglesias o templos, y la sociedad civil, los ignoran. Y si bien es cierto que hay mendigos por necesidad y otros por profesión, los primeros están al borde del abismo entre el hambre, la soledad, la depresión, la vejez, el peligro de la calle y la enfermedad de la drogadicción que los atrapa, y los segundos, por falta de trabajo que el Estado no brinda y fingen pobreza extrema para conseguir el pan de cada día, convirtiéndose en grandes maestros del engaño y apareciendo en las avenidas o semáforos simulando ser necesitados de la caridad humana.

Frente a esta situación, el evangelio del Señor Jesús, nos propone desde su corazón misericordioso, saber reconocer el derecho a que tienen todos los seres humanos, en especial nuestros amigos, estás personas que viven sus días como mendigos e incluso nosotros, indignos pecadores en esta ciudad: El derecho a ser levantados por encima de los justos (Lc 15, 1-10). Imitemos entonces, a estos hombres de la calle, levantemos nuestra mirada como ellos al cielo, extendamos nuestras manos como mendigos a manera de oración, para reconocer este día y todos los días, que como nuevos prospectos de mendigos de Dios del siglo XXI, necesitaremos por siempre de la misericordia y de todo el amor del Padre Bueno. En este tenor y rodeados en la plazoleta de tantos mendigos, los invitamos a que algunos de ustedes vengan con nosotros, vean lo que hacemos y se animen a participar

entregando desde un simple abrazo, que es el mensaje de amor que usamos para levantar a los caídos, a esos que se acercan a cada una de estas dos obras de misericordia, una de ellas que es semanal y la otra anual, ambas a las puertas de la iglesia de San Francisco, consagrada al Santo de los más humildes y en memoria de su nombre, para que juntos acojamos a los vecinos más necesitados del centro de la ciudad, a las mujeres cabeza de familia, a los niños que son los más débiles por naturaleza; a los jóvenes que se los lleva a temprana edad la violencia, a los adultos desempleados, a los ancianos fatigados, a las extranjeros sin recursos que van de paso por este lugar, a los vendedores ambulantes de bolsillos vacios, a las personas en situaciones de calle, a los habitantes de los andenes, y a los hermanos mendigos, que cada domingo a las 7:30 PM llegan hasta el lugar, para compartir con ellos un “Pan y Chocolate”.

Asistan y junto con nosotros, inclinémonos ante los sencillos (Lc 4, 38-44), y gocemos de la alegría que hay en este VII encuentro de generosidad, en este, compartir donde invitamos a más de 500 personas a cenar en situaciones de abandono estatal. El próximo viernes 25 de diciembre del 2015 a las 7:30 PM, en la plazoleta de San Francisco. Encuentro que hace actual aquellas palabras de Jesús: “Tuve hambre y me diste de comer”, palabras, que al final de este artículo ojalá logren su cometido y nos conduzcan por el camino de la alegría, que nos trae la generosidad y la amistad, que nos predica el Señor Jesús, para con los más frágiles en esta ciudad y acorde a lo que dice el Papa Francisco que pide una iglesia con olor a oveja y para los pobres. (Leer Lucas 14,12-14). Mayores Informes: 310 822 80 65 - 317 647 72 35 - 311640 99 42 - 314 790 95 35 - 314 870 24 76. Comunidad Cristo de San Damián.

“Ven con nosotros a las 7:30 PM, este próximo 25 de diciembre del 2015 a pintar con los colores del amor y la alegría, la Cena de navidad con los más necesitados, en la plazoleta de San Francisco”

Mayores informes: 3176477235-31164099423147909535-3148702476


22

Actualidad

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

CALENDARIO LITÚRGICO

Feliz Cumpleaños NACIDOS EN DICIEMBRE Nombre

Asignación Pastoral

Fecha

Martínez Figueroa Juan Miguel Jaramillo Caicedo Bladimir Urrego Parra Cesar Yesid, MSA Ruiz Gómez Diego Marino Alvarado Pava Francisco Otalvaro Palacio Joaquín Ruiz Jorge Emerson Gutiérrez Jaramillo Francisco Jaime Too Glarius Kiptum Pinilla Rey Hernando Samboni Jhon Jairo Delgado Luis Fernando Bermúdez Patiño Cesar Augusto Guzmán Aguirre José Ricardo

Párroco de Nuestra Señora de la Candelaria Clínica de Occidente Parroquia Santa Mariana de Jesús Residencia Familiar Párroco Santa Infancia Párroco Nuestra Señora del Carmen

3/12/1952 4/12/1952 5/12/1979 7/12/1930 8/12/1943 8/12/1949 8/12/1982 9/12/1932 11/12/1977 12/12/1935 14/12/1975 15/12/1966 16/12/1968 19/12/1983

Montoya Franco Iván Antonio, OH

Capellán Clínica San José (Dapa)

19/12/1985

Uribe Muñoz Luis Javier Restrepo Gómez Felipe Adolfo Santofimio Ortiz Henry Hernández Esquivel Adolfo Cadavid Morales Jorge Humberto Marín Hernández Jesús Ernesto Cardona Muñoz Jorge Tulio López González Pablo Alberto M´nthaka Kimathi Kenedy

Residencia Familiar

20/12/1929 21/12/1971 21/12/1976 22/12/1975 24/12/1947 25/12/1961 27/12/1956 27/12/1965 30/12/1976

Residencia Familiar Parroquia Cristo Maestro Casa de Encuentros Santa Laura Párroco de San Rafael Arcángel Párroco de Santa Lucia Parroquia San Pedro Claver Parroquia Jesús de Nazaret

Parroquia San Vicente de Paul Parroquia San Pablo Apóstol Parroquia Cristo del Perdón Parroquia Todos los Santos Programa Úname - Camposanto Párroco de Dios Padre Misericordioso Parroquia Cristo Maestro

ORDENADOS EN DICIEMBRE Nombre

Asignación Pastoral

Bohórquez Abad Jorge Eduardo López Villegas Iván Roberto Osorno Gil Javier Alonso, MXY Cruz Rendón Luis Hernando Martínez Mora Rafael Ignacio, OFM García Ramírez Alejandro, OCD Cañizares Jesús Antonio Estrada Giraldo Mauricio López Echeverry Luis Alfonso Navia Rengifo Moisés Suárez Maldonado Miguel Adolfo Franky Alzate Álvaro Buitrago Castillo Edgard, O.A.R. Cabarcas Rúa Fabián Alberto, SDB Martínez Rodas Germán Gonzalez Javier, SJ Tenorio Peña Gustavo Adolfo Galvis Uribe Julio Enrique Salgado José Ignacio Céspedes Loaiza Raúl Dario Cadavid Morales Jorge Humberto Correa Pareja William Gómez Trujillo José Bernardo González José Londoño Aguirre Onesimo De Jesús Salazar Benítez Rafael Uribe Muñoz Luis Javier Osorio Castro Elkin Martínez Cortes Octavio Villegas Arenas Efraín Leudo Murillo Francisco Nel, OFM Cov Gómez Gonzalez Víctor Manuel, CMF Urrego Parra Cesar Yesit González Carmona Horacio Escobar Moreno Jairo Antonio, SDB Sánchez Suarez Cesar Bolívar, CJM Betancourt García Hernán Pérez Jaramillo Luis Eduardo Gómez Robayo Álvaro Hernando López González Pablo Alberto Riascos Mondragón Rodrigo Cuervo Pineda Juan Albarracín Ávila Gilberto, CM Guerrero Cárdenas Efraín Pulgarín Uribe Oscar Zuluaga Romero John Jaime, SVD Arcila Rivera Jorge Patiño Santacoloma Luis, OFM Gómez Montes José Nicolás

Parroquia San Sebastian Mártir Capilla San Antonio de Padua (Jamundí) Parroquia Natividad del Señor Parroquia San Buenaventura Parroquia Santísimo Sacramento (Templete) Capellán Policía Metropolitana Parroquia Niño Jesús de Praga Parroquia Santísima Trinidad Párroco María Madre de la Vida Parroquia San Andrés Apóstol Párroco San Gabriel Arcángel Parroquia San Judas Tadeo Parroquia San Juan Bosco Párroco Divino Niño Colegio Berchmans Párroco Santa Teresa Benedicta de la Cruz Experiencia Misionera Diócesis de Lleida Capilla Jesús Nazareno Parroquia Nuestra Señora de los Remedios Parroquia Cristo del Perdón Párroco Transfiguración del Señor Ancianato Mi Casa Párroco de Cristo Resucitado Parroquia Juan Pablo II Capellán Lauritas Misioneras Residencia Familiar Parroquia La Santa Cruz Residencia Familiar Capilla la Inmaculada - Polvorines Parroquia Maria Misionera Parroquia San José (Colón) Parroquia Santa Mariana de Jesús Párroco de Todos los Santos Parroquia San Francisco de Sales Parroquia Santa Mónica En el exterior Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes Párroco de Dios Padre Misericordioso Parroquia Santa Cruz Capellán Clínica Valle Del Lili Parroquia Nuestra Señora de la Providencia Párroco Jesús Misericordioso Residencia Familiar Nuestra Señora de los Remedios (Dagua) Parroquia San Pio X Parroquia San Cayetano

Fecha 01/12/1985 01/12/1991 02/12/1984 03/12/1999 03/12/1966 04/12/2010 4/12/1999 4/12/1993 4/12/1993 4/12/1993 5/12/2009 5/12/1970 6/12/1986 6/12/1997 6/12/1980 7/12/1972 7/12/1981 7/12/1986 7/12/1986 7/12/1986 8/12/1974 8/12/1977 8/12/1983 8/12/1988 8/12/1983 8/12/1979 8/12/1955 9/12/1967 9/12/1978 9/12/1988 10/12/1995 11/12/1999 12/12/2009 12/12/1987 12/12/1998 14/12/1991 15/12/1979 15/12/1979 17/12/1966 17/12/1994 17/12/1994 19/12/1953 20/12/1970 20/12/1981 20/12/1969 21/12/1991 21/12/1972 24/12/1952 27/12/1986

Años de Servicio 30 24 31 16 49 5 16 22 22 22 6 45 29 18 35 43 34 29 29 29 41 38 32 27 32 36 60 48 37 27 20 16 6

28 17 24 36 36 49 21 21 62 45 34 46 24 43 63

29

Programación Fiesta Patronal 2015 Parroquia de la Inmaculada Concepción La Novena a la Patrona Inmaculada Concepción se ofrecerá en el Templo Parroquial en la Santa Misa los días de semana: 7:00 pm y el domingo 06 de diciembre, en las Eucaristías: 6 – 8 – 11:00 a.m. y 7:00 p.m., con la siguiente programación como a continuación se detalla: MES NOVIEMBRE

DICIEMBRE

29 30 1

DÍA DOMINGO LUNES MARTES

2

MIERCOLES

3 4 5

JUEVES VIERNES SABADO

6

DOMINGO

7

LUNES

8

MARTES

Coordinadores - Grupos Blanca Suarez Lancheros Magnolia Velásquez Ríos Beatriz Parrado Parrado Grupo Legión de María Grupo de la Tercera Edad Rejuvenecer Grupo de Los Adoradores Grupo del Sagrado Corazón de Jesús 7:00 am Misa televisiva en directo desde esta Parroquia por Tele Pacífico y Canal 14 Grupo Getsemaní Preside Monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía, Arzobispo de Cali VÍSPERAS, alumbrado en Honor de la Santísima Virgen FIESTA PATRONAL – DÍA DE PRECEPTO 7:00 pm Preside Monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro, Obispo Auxiliar a cargo de todos los grupos de la Parroquia Misas en este día: 7:00 am - 11:00 am y 7:00 pm

R V B

DÍA 2 MI 4 V 6 D 8

M

9

M

12

S

13

D

16 MI 20

D

22

M

25 27 31

V D J

- Rojo - Verde - Blanco

CALENDARIO ARQUIDIÓCESIS DE CALI DICIEMBRE 2015 CELEBRACIÓN Retiro de Adviento del Clero Reunión de Obispos de la Provincia 2do Adviento Inmaculada Concepción Cumpleaños Monseñor Luis Fernando Rodríguez V. Navidad del Clero Nuestra Señora de Guadalupe 3er Adviento Inicia Campaña del Diezmo Celebración Navidad Sacerdotes Mayores 4to Adviento Clausura Actividades Curia Arzobispal Natividad del Señor Sagrada Familia San Silvestre

SACERDOTES FALLECIDOS

Jose Manuel Diaz Cerón SJ. Alcides Botero Mons. Luis Antonio Molina Arias Delgado Pablo Emilio Moreno Araujo Fernando Brynot

5 de Diciembre 1989 21 de Diciembre 1994 5 de Diciembre de 1996 4 de Diciembre de 2007 13 de Diciembre de 2011

Se pide el favor a todos los hogares de la Parroquia, izar frente de su casa la bandera Mariana: color blanca o blanca con azul en honor de nuestra patrona, todos días de la novena y fiesta Patronal (de noviembre 29 a diciembre 08). ASISTENCIA A LA COMUNIDAD Despacho Parroquial: Martes a sábado, en la tarde: 2 a 6 p.m. Domingos, en la mañana: 8 a.m. a 12 m. HORARIO DE MISAS DOMINGOS: 6 – 8 – 11 am y 7 pm EN SEMANA: de Martes a Sábado 7 pm Rezo del Santo Rosario, todos los días media hora antes de cada misa. Confesiones: 1 hora antes de la celebración de la Santa Misa Martes: 7:00 p.m. Misa en Honor de la Virgen Milagrosa Miércoles: 7:00 p.m. Misa al Señor de la Misericordia Jueves: 9:00 a.m. Visita a los enfermos 5:00 p.m. Exposición del Santísimo 6:00 a 6:50 p.m. Hora Santa Vocacional 7:00 p.m. Misa Templo Parroquial Viernes: 7:00 p.m. Misa al Sagrado Corazón de Jesús Sábado: 5:00 a.m. Rezo del Santo Rosario por las calles de la Parroquia CALLE 62 NORTE – AVENIDA 2 CN - 02 BARRIO CIUDAD LOS ALAMOS TELÉFONO FIJO: 664 7074 – CELULAR: 317 326 04 67 Email: parroquialainmaculadaconcepcion@yahoo.es


233

Niños

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

DIOS CREATIVO SABIAS QUE...

NUESTRA FE Amiguitos, en este mes de diciembre, en el que celebramos el nacimiento del Niño Jesús, vivamos esta época de Navidad en familia, llenos de alegría, paz y amor para dar a los demás siguiendo el ejemplo de José, María y el Niño Jesús. ¡FELIZ NAVIDAD!

El ‘Adviento’ es el comienzo del Año Litúrgico; son los cuatro domingos anteriores a la Navidad, es el tiempo de espera del nacimiento del Niño Jesús.

LA HISTORIETA...

EL NACIMIENTO DEL NIÑO JESUS

Amiguito, escribe en esta carta los buenos deseos que quieres

VILLANCICOS

que el Niño Jesús le regale a tu familia, a las demás personas

Cantemos con alegría y mucho amor al niño Jesús en esta época de Navidad.

y a ti también en esta Navidad.

NOCHE DE PAZ Noche de paz, noche de amor todo duerme en derredor, sola se escucha en un pobre portal de una doncella la voz celestial duerme mi dulce Jesús Noche de paz, noche de amor Ha nacido Jesús Pastorcillos que oid anunciad No temáis cuando entréis A adorar Que ha nacido el amor

En el pesebre del niño Jesús La tierra entera Se llena de luz Porque ha nacido Jesús Entre canciones de amor

TELÉFONOS 306 42 20 321 845 09 98 - 322 637 03 02 Academia.casa.teatral@gmail.com

Amén.

Formación actoral para niños , jóvenes y adultos .


24

Santiago de Cali, Diciembre de 2015

Profile for Arquidiócesis de Cali

La Voz Católica Diciembre 2015  

La Voz Católica Diciembre 2015  

Advertisement