__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Diego Lautaro Barrenechea Villarroel

dossier/portfolio 2020 ARTE • PINTURA • ESCULTURA • CERÁMICA • MEDIOS MIXTOS


dossier/por Diego Lautaro Barr

pRESENTACIÓN / SE • Reseña bibliográf • fotorr • statem • sobre la persona y obr por Guadalupe Álv


rtfolio 2020 enechea Villarroel

ELECCIÓN DE OBRAS • fica y curricular • retrato • ment • a de diego barrenechea varez de Araya Cid


Presentación / Se

Para el presente dossier he hecho una selección de doce obras. En primer lugar, de 9) en las que se incluyen tres piezas en cerámica esmaltada y otra en bronce nacido a partir de la fusión de la musa de la poesía épica ‘Calíope’ y la diosa de la propios de una decadencia cultural autodestructiva que exige el levantamiento y armonioso. Se apela así a la recuperación de la dimensión mítica como una v creación y la contemplación artística. Es el proyecto que acompañó mi titulaci práctica espiritual y experiencia trascendental’.

De la serie abierta de collages ‘Administrar el azar’ (2019-presente) se presentan consiste en la correspondencia entre fenómeno y sentido, noción fundamental en e ma del I Ching. Así, se ha procedido a una convergencia significativa de los conteni nes a partir de sus continuidades semánticas, cromáticas o morfológicas. Una vez fi diversas ideas, reflexiones y pensamientos en torno a los estudios que he realizado

Las otras dos obras escultóricas incluídas encarnan otras manifestaciones de las id leontología y la anatomía humana. Cada obra está acompañada de un extracto textu

De forma anexa, incorporo una reseña curricular, mi declaración de artista (state

Las obras seleccionadas son las siguientes: 1.Incinerador ritual 2. Invitación a reemplazar la contingencia trágica por las raíces mágicas 3. La Ka-ida 4. Psicodanza 5. El ego declara, el Tao permanece 6. Imago Mnemosine 7. El dictamen definitivo 8. Dos segmentos del gran holón 9.Tiempo de detener el tiempo 10.El blanco velo tras el muro de hielo 11. Mantidae religare corpus 12.Vestigios del devenir: del fósil latente, lo muerto y lo extinto.


elección de obras

r, de la serie escultórica ‘Kaliope’ (2014-2016), se presentan 4 obras (de un total e fundido. La muestra se basa en la creación de ‘Kaliope’, personaje femenino a destrucción ‘Kali’, aludiendo con ello a los procesos de destrucción y creación de una nueva propuesta civilizatoria de carácter multidisciplinario, integrativo vía para reencantar el mundo y resacralizar la experiencia humana a través de la ión como artista Pintor en la Universidad de Chile junto a la tesis ‘El arte como

n 4 obras. La propuesta se basa en el concepto junguiano de ‘sincronicidad’, el cual el rito de consultar un oráculo, barajar un mazo de Tarot o determinar un hexagraidos encontrados en múltiples revistas, libros y enciclopedias, creando composiciofinalizada cada obra las he completado con un texto poético o literario, expresando a partir del arte, su simbología y sus vínculos con la psicología y la espiritualidad.

deas previamente aludidas, retratando también mi interés por el reino animal, la paual explicativo o poético que describe su contenido o contextualiza su sentido.

ement) y una presentación de la doctora Guadalupe Álvarez de Araya Cid.

Diego Barrenechea, 09/2020


Incinerador ritual

Cerámica esmaltada con lustre de oro y platino, 33 x 33 x 26cm,

Así como el mito es el despliegue narrativo del símbolo, el rito es el acto perfo un acto simbólico. Requiriendo ejercer un ritual que disuelva cargas innecesaria co cerámico, esmaltado en blanco, en cuyo interior inscribí en oro mi sello p ocho círculos en platino. Así, el incinerador opera, además de objeto contemp objetos cargados negativamente, liberar y activar sellos mágicos, o bien, bajo tivo, sahumar previamente la sala de exhibición mediante un acto ritual. El d rostros intersectados por los ojos —dos con los ojos abiertos, dos con los ojos ce el izquierdo y dos guiñando el derecho—. Algunos rostros tienen rasgos levem expresiones como serenidad, alegría o severidad. Su unión muta en corona d resistencia a alta temperatura (gres), por lo que soporta incendiar diversos mate *Fotografías de esta pieza por Karen Tabilo.


, 2014

ormĂĄtico del mismo: as, elaborĂŠ este cuenpersonal rodeado de plativo, para eliminar un contexto exposidiseĂąo conecta ocho errados, dos cerrando mente marcados con de flor. Es arcilla con eriales en su interior.


Invitación a reemplazar la contingencia trágica por las raíces mágicas Cerámica esmaltada y bolita de vidrio, 30 x 28cm, 2015 Detengamos un momento esta maquinaria de automatismos replicantes, esta locura esclavizante y sus guerras absurdas. ‘Los hombres perdieron las raíces y se aferraron a las ramas’, menciona el clásico de alquimia taoísta ‘El secreto de la flor de oro’. La sabiduría chilena de tradición oral (recopilada y comentada por Gastón Soublette) concuerda: ‘vivimos sobre nuestras raíces, no sobre nuestras ramas’. Hemos de templar la inteligencia y las razones de la mente saboreando el fruto de la sabiduría -el conocimiento del corazón-, resguardado por las múltiples tradiciones espirituales. ‘Sacar la historia de la memoria’: recuperar nuestra identidad, la vitalidad y armonía natural. Esta invitación nos llama a recobrar un bio-ritmo en frecuencias libres de la constante liberación de cortisol a causa del agobiante estrés de la vida moderna. Podemos vincularlo al no-obrar (wu wei) del taoísmo y a los no-haceres del chamanismo tolteca. En el hermetismo, el símbolo de la estrella de cinco puntas invertida hace referencia a la preservación de la materia -el lado animal, instintos y pasiones- mientras que la estrella ascendente refiere a la evolución espiritual. Conciliando y asimilando ambos polos, disfrutamos la conexión con nuestro cuerpo sin descuidar nuestro progreso consciencial. El color verde oscuro viene a invocar a la vitalidad de la naturaleza en conjunto a la sabia oscuridad implícita en su belleza. Los bordes y ramas están cubiertos de una capa delgada de estaño envejecido.


La Ka-ida

Cerámica esmaltada, 32 x 32cm, 2016 En la visión egipcia, el Ka corresponde a la porción de divinidad que habita en nuestro interior: el poder creativo de la vida, modelado en arcilla por el dios Nun. En el mito universal de la caída, el humano ha perdido su semejanza con Dios, persistiendo en él su imagen. Hemos de recuperar la bendición original y ser partícipes de la co-creación. ‘Dioses sois, mas lo habeis olvidado’ La pieza se inspira también en una experiencia que viví entre el estado de sueño y el de vigilia, donde me percibí cayendo —o elevándome— suspendido en el espacio y acercándome a un paisaje que actualizaba los datalles de su textura a medida que se aminoraba la distancia que nos separaba, de tal modo que a cada momento iban apareciendo nuevos detalles y texturas, actualizádose la distancia al generarse nuevos patrones y colores sobre las superficies, como al observar a través de una lupa caleidoscópica. *Fotografías de esta pieza por Karen Tabilo.


Psicodanza (vibran las vísceras al vino libar) Cerámica esmaltada, 37 x 37cm, 2016 Inspirado en las figuras cimáticas que se generan en la arena al ser sometida a distintas frecuencias sonoras -semejantes a caparazones de tortuga-, las secciones cónicas y los orbitales atómicos, elaboré este mandala con tonalidades que varían entre en rojo y el violeta. Kaliope danza como otros dioses lo han hecho: en un éxtasis dionisíaco que está por sobre la intelectualización y es más bien un fluir directo que sinestésicamente transforma al cuerpo en una masa vibrante, rítmica y expresiva. La vida es un trabajo duro y una constante superación de obstáculos. También es un regalo y una bendición. Tras la siembra, la cosecha y la fermentación, podemos entregarnos al gozo, cual lago sereno y alegre: venerar dichosos el reino de la creación, la naturaleza y sus maravillas, el deleite estético, las delicias sensoriales, la sensualidad y el juego, la pureza, creatividad e inocencia que de niños teníamos, su flexibilidad y fascinación en la mirada. Entre el infrarojo y el ultravioleta: el infinito, el vino tinto, bonito, bonito. *Fotografías de esta pieza por Karen Tabilo.


El ego declara, El Tao permanece Bronce fundido con pátina de sulfuro de amonio, 42,5 x 42,5cm, 2016 La sangre fluye, el fuego sube El traro vuela, la musa acecha El ego claro dice Oculto, el Tao queda En el camino heroico del autoconocimiento, hemos de diferenciar para luego integrar nuestro aspecto condicionado -nuestro yo y nuestro cuerpo- de aquel incondicionado -nuestro ser original, nuestra alma y su conexión con el espíritu primordial-. No se trata de matar al ego, pues renacerá de una y mil formas, sino de ponerlo al servicio de nuestra alma, encausarlo para recuperar nuestro Tao, e instruyéndolo para pulir sus asperezas y transmutarlo alquímicamente. Kalíope, diosa aguerrida y musa inspiradora, cabalga un capricornio mientras carga la cabeza endemoniada y viva de su autor, mientras un traro -halcón patagónico- se posa en su mano emprendiendo el vuelo. El octógono en que se enmarca la pieza es otra forma de observar la cuadratura del círculo, el dominio humano que constituye la intersección entre el Cielo y la Tierra.


Mantidae Religare Corpus Escultura cerámica esmaltada y ensamblada, 2019 Rezo y meditación nos ayudan a regular y templar nuestro consciente con nuestro inconsciente. El mantra o el rosario reafirman discursos internos hasta volverlos certezas fehacientes, disuelven la corteza de ansiedad e inquietud circunstancial permitiendo que reluzca el contenido puro y perenne, que la paz que subyace bajo la turbulenta superficie se fortalezca creando estabilidad interior para afrontar confiados el mundo externo, no de forma reactiva, sino con plena atención. Mindfullness -atención plena- y programación neurolingüística resultan continuaciones contemporáneas de una antigua ciencia. La palabra y el silencio se han de conciliar como en una orquesta. La Mantis religiosa, que asemeja estar rezando, espera en paciente silencio el momento preciso, se mimetiza con su ambiente y permanece atenta; cuando ataca es rápida y eficiente: su estrategia no desgasta energía ni pierde el tiempo. Meditar -ya sea sentado, en movimiento o mientras se practica otra actividad- es mantenerse presente, sosteniendo la respiración consciente para guiar los procesos automáticos del cuerpo, aquietando el ruido mental, brindando lucidez, claridad, elocuencia y paz.


Imago mnemosine ‘Hay que sacar la historia de la memoria’ Collage análogo, 33 x 22cm, 2019 Mnemosine es la encarnación griega de la memoria, también es el río del que los iniciados beben para que el alma recuerde la verdad trascendente olvidada antes de encarnar. Es la madre de las musas que con la inspiración y el arte nos ayudan a recordar la luz de la que provenimos. La memoria corre en nuestras venas, cifrada en nuestros genes, forjada en nuestra carne. Yace en nuestros pueblos indoamericanos, en los hitos que fundaron la cultura cristiana, en los símbolos y ritos que hemos de excavar, conectar y revivir. La senda de la vida se abre. Como una pantera, recorremos solitarios hasta dar con nuestra manada. Nuestra tribu danza y vibra y grita desde el corazón. El desierto florece. Firme y recto el Wachuma guarda las llaves y se eleva hacia el sol. El fuego del espíritu nos llama a reencantar el mundo, sacralizar nuestra experiencia, transmutar nuestro ser y conectar el Cielo con la Tierra. Tal es el movimiento del Tao, retornar a las raíces, florecer desde dentro, fluir como el río y preservar nuestro centro. La Memoria no será borrada, ha despertado en nuestro corazón. Honrada prevalecerá alzando sus alas de mariposa dorada.


dos segmentos del gran holón -En la red serpentina, en la espiral del tiempoCollage análogo, 44 x 28cm, 2020 Danza la dama de verde Ante el ritmo de las hojas Como el ginkgo biloba Primitivo y perenne La esmeralda, que brilla Junto al resto de las joyas Los planetas hoy se alinean La espiral dictó la hora Cosechando la espagiria En la escala caracola Las serpientes no le dañan Resplandece en paz la orquídea Teje su telar la araña Recreado, día a día El fractal en su despliegue El holón, encadenando En dinámica armonía Lo más alto y lo más bajo La sagrada jerarquía Concordando, no lo niegues Su recuerdo y su legado ¡Perdurable maravilla! La elaborada e integrativa obra de Ken Wilber organiza la consciencia -la realidad-, en cuatro cuadrantes –interno, externo, individual y colectivo-, cada uno de los cuáles está configurado por distintos estratos o estadios, en orden jerárquico y evolutivo en función de su complejidad: cada nivel –holón: una parte que es un todo a la vez- supera al anterior y lo involucra en uno nuevo con cualidades emergentes propias de su desarrollo intrínseco. Entre lo individual y lo interno está lo subjetivo, la profundidad de la psicología personal. Entre lo individual y lo externo la complejidad del cuerpo y sus instintos. Entre lo interno y colectivo el sistema cultural, lo inter subjetivo. Entre lo externo y colectivo está la sociedad.


tIEMPO DE DETENER EL TIEMPO -Entre el rezo inmanente y la meditación trascendentalCollage análogo, 35 x 22,5cm, 2020 Si tú induces La eternidad Te adelantas. Ya es: Íntima faceta Despliegue de lo ubicuo ¿A cuál voz sintonizas esta vez? Te lo replico: Duplicado, la súplica La suplicia, ¡qué delicado! ¿De qué hablaba? Oh, ¡memoria! Habrá que ver: He descendido Aterrizado Al fundamento Definitivo ¿Qué es la meditación? –¿y tú me lo preguntas?- Bueno, veamos. Un discurso elucubrado se alejaría del quid, lo orbitaría como suelen hacer los filósofos cuadrados –miles de páginas para ideas de un párrafo, me pierdo en sus bosquejos, en los bosques, ¡me quejo!- El tema es más a lo Zen, un koan cual bofetada, un cubo de agua helada, la chispa que enciende la llama, ¡un rayo que cae a tus pies! Contempla el templo con templanza. Como bien dice el hexagrama 52 del sabio I Ching, La Montaña, símbolo de aquietamiento, detención, apaciguación de los nervios espinales y cómodo reposo de la espalda: ‘El noble no va en sus pensamientos más allá de su situación’. La amplia base de la montaña permite que en su subida hacia el Cielo vayamos adquiriendo una mirada global, tomando cada vez más distancia del mundanal mundo mundano y su continua contingencia cotidiana que nos arrastra a todos lados.


el dictamen definitivo -Tao, longevidad y muerteCollage análogo, 50 x 30,5cm, 2020 Los orígenes históricos del I Ching, el Libro de los cambios, se remontan al chamanismo de la región extremo oriental, hace unos 7000 años atrás, antes de que naciera China, la actual potencia mundial con su comunismo neoliberal. A partir de huesos hirvientes y caparazones de tortuga, los chamanes determinaban el dictamen celeste cifrado en marcas aprobatorias expresadas mediante una línea continua (—) yang, o negativas, manifestadas por medio de una línea abierta (- -) yin, signos sexuales de lo masculino y lo femenino, cualidades de la existencia que permiten su preservación y continuidad (tiempo/espacio; creatividad/receptividad; firmeza/flexibilidad; luz/ oscuridad; etc). A partir de la sabiduría condensada en el I Ching, los sabios Confucio y Lao Tse actualizaron las vías exotéricas y esotéricas respectivamente, con el confucianismo y el taoísmo, dos facetas que se complementan y armonizan en lo social y lo individual. Al hacerse cargo de la vía iniciática y esotérica, el taoísmo desarrolló diversas técnicas meditativas, contemplativas y alquímicas, que permitieron a sus sabios, valiéndose del conocimiento cifrado en el I Ching y el cuerpo humano como un microcosmos, desplegar una serie de tratados para desarrollar el espíritu, potenciar la consciencia, cultivar la salud y preservar la longevidad (medicina tradicional china; alquimia taoísta; feng shui y artes marciales, entre otras disciplinas milenarias que nacen a partir del I Ching). Por su parte, el confucianismo se encargó de estructurar la sociedad mediante la moral y el respeto a los ancestros, incrustando en el canon del I Ching numerosos tratados que exploran su sabiduría para el cultivo del noble, quien por medio de la consulta y el estudio del I Ching pasa a ser un Chün tzu, es decir, quien actualiza el Tao por medio de su virtud, teniendo al Cielo y a la Tierra por modelos. ‘Morir y no perecer es la verdadera longevidad’ Lao Tse, Tao te king, epigrama 33


El blanco velo tras el muro de hielo Collage análogo, 43 x 19cm, 2020 La búsqueda infatigable por retornar al origen, desata el peregrinaje en la senda espiral. Lamentos y dichas hallamos en el viaje, anhelando el silencio que acalle el ruido mundanal. Lentamente escalamos a las cimas elevadas, advertidos del riesgo del abismo fatal. Creación y creador se entrelazan en el cosmos, apofasis, catafasis: paradoja elemental. El océano se abre, en el cielo hay remolinos, el misterio cristalino: traslucidez global Qué es esta ave blanca, este velo removido, el vacío está repleto de cabalidad total. Qué sublime inspiración, hierofanía revelada, el símbolo renace: ¡la liberación final!


o


Vestigios del devenir: Del fósil latente, lo muerto y lo extinto. Conjunto escultórico de cerámica esmaltada, engobada y ensamblada sobre base de madera y terciopelo, 81x48x28cms, 2020 La actual pandemia no ha hecho sino poner en evidencia un potencial evento que yace siempre latente, ya sea silencioso, inesperado o anunciado. La muerte, misterio y certeza, nos transmite, entre los huesos, cráneos y fragmentos dispersos en la tierra, la huella material de una existencia pasada, el templo en ruinas de una consciencia descorporizada, el sustrato perdurable y corruptible de una vida efímera y fugaz, como un parpadeo ante la larga noche oscura de los eones estelares. Todo ya se ha dicho antes: memento mori, ergo, carpe diem. Eros y tánatos se entrelazan en una promesa de resurrección. La verdad desnuda de nuestro destino último nos remite y obliga a centrarnos en el momento presente, enraizando a la matriz del cuerpo y la materia con la Madre Tierra, despabilando y limpiando la consciencia inmanente de quien se repliega sobre sí mismo despertando a su naturaleza espiritual, mientras el tiempo avanza, irredimible, arrastrándonos a ese terreno en que todo el drama humano se reduce e iguala a un recuerdo imaginado, a un esplendor remoto, a una ficción etérea que se disuelve en el vacío. El sueño de la materia adormece el alma. En el mundo fenoménico, la ley es el cambio, la transformación constante, la alternancia dual y sus ritmos cíclicos. Comienzo y fin se fusionan en la danza de la muerte, el extático baile de los dioses que guardan los secretos del amor, del sexo y la vida. Sabia e implacable compañera, recuérdanos el regalo de la existencia y no nos permitas desperdiciarlo sin haber probado siquiera una chispa de aquella verdad celeste, divina e inefable, que nos ha engendrado, que nos aguarda imperturbable.


Nacido en S la Universid diplomado e personal (In Simbología p ticos, 2018 e especializada mente cursa la Universid

Ha sido p expositor en

Sus inter espirituales, zadora y su i abordado dic tal’ (U de Ch

En su ex mensionales el collage, la variados vínc oriente y occ

Actualm junto a man creativos, pe ción particu

De form la escultura c presentacion


Diego Barrenechea

Santiago de Chile (1990), Diego Barrenechea es Artista Plástico licenciado en dad de Chile (2014). Obtuvo el grado de Pintor (U de Chile, 2016), Escultor en Cerámica (PUC, 2019) y Terapeuta Integral en Psicología Humanista Transnstituto Humanista Transpersonal, 2020). Ha realizado cursos de extensión en por la Universitat de Barcelona (Planteamientos Teóricos, 2017; Procesos Práce Historia e Historias del Arte, 2020) además de una formación en Neuroartes a en salud mental infanto-juvenil (Fundación Neuroartes Chile, 2019). Actualun Diplomado en Comercialización del Ciclo Cultural de las Artes Visuales de dad Católica de la Santísima Concepción (2020).

profesor de artes plásticas, diseñador gráfico, director de arte, editor, curador y n diversas instancias.

reses abordan las expresiones plásticas y simbólicas de las distintas tradiciones la aplicación terapéutica del arte, su potencial como herramienta conscientiintegración pedagógica en la transición hacia paradigmas permacultóricos. Ha chos aspectos en su tesis ‘El arte como práctica espiritual y experiencia trascendenhile, 2016).

xploración formal ha experimentado con diversos materiales y formatos bidis y volumétricos, tanto análogos como digitales, desde la acuarela, la fotografía, a escultura, el libro de artista y la edición editorial, expresando en sus obras culos con la cosmovisión y la simbología de distintas tradiciones espirituales de cidente.

mente desarrolla una investigación teórica explorando diversas filosofías del arte nifestaciones simbólicas tradicionales, elaborando ensayos y diseñando métodos edagógicos y terapéuticos que permitan implementar mecanismos de intervenulares, comunitarios y sociales.

ma paralela, elabora un cuerpo de obra desde diversos medios expresivos como cerámica, el collage y la técnica mixta, proponiendo distintas series, ponencias, nes y curatorías.


S tat e DIEGO L

El arte ha de encend ha de incendiar

Como artista y terapeuta, me resulta fascinante la interacci

En mi práctica artística he explorado diversos soportes y La escultura cerámica constituye un laboratorio para exper tiples formas y colores, alternando abstracciones y figuracio han dado pie a series de esculturas o composiciones bidim los variados, misterios arcanos y expresiones extáticas. Con y mágico que sintetiza múltiples experiencias, dando fruto transmutan en talismán y amuleto.

Desde sus orígenes, el arte constituye una práctica espir cendente. Tanto en las prácticas chamánicas y mágicas, com lenguaje simbólico y su aplicación ritual, el arte ha sido exp que orientan y otorgan sentido a la existencia. Comprendo herente al quehacer humano en su condición de ‘animal sim

Si bien la Modernidad ha desdeñado toda visión trascen desastre ecológico y la deshumanización mercantilista, se ha v


ment LAUTARO

der una experiencia, r la consciencia.

ión del alma humana entre la naturaleza y el espíritu.

y materialidades, incorporando técnicas análogas y digitales. rimentar la interacción alquímica de los elementos en múlones. Procesos meditativos, ensoñaciones y sincronicidades mensionales en las que se alternan sentidos diversos, símbonsidero que cada obra abre un mundo en un acto creador o a objetos contemplativos, utilitarios o ritualísticos que se

ritual inmanente que guarda y exhibe una experiencia trasmo en las representaciones míticas y religiosas, mediante su presión material del alma humana y las nociones metafísicas o así la experiencia del acto creativo como una vivencia inmbolicus’.

ndente, despreciando la metafísica y la espiritualidad, ante el vuelto urgente volcar la mirada a otras formas de sociedad; rei-


vindicando las cosmovisiones de los pueblos indoamericanos y do. Para ello resultan fundamentales la psicología junguiana, integral de Ken Wilber. Todas ellas se sustentan en buena parte de que tras toda manifestación religiosa (exotérica) yace una m lutistas, el poder simbólico del arte nos permite restaurar la d y espontánea. Así como los simbolistas se refugiaron en los m los misterios de la psique, la práctica y la contemplación del a sacralizar nuestra cotidianidad.

En el acto creativo intervienen una serie de procesos fisio ción, inspiración, trance hipnótico, etc) que propician la ho tejido social y el patrimonio cultural de la Nación, tanto en e una sala de estar, la obra ha de impregnar con su aura la atmó espacio exhibitivo en un templo, deteniendo el tiempo mund dades y relatos, permitiendo captar su sabor y anular por un

El arte ha de incendiar la consciencia, dando paso a aquel do el espíritu y se espiritualiza la materia.

Dado que nos permite comprender a la humanidad en tros mismos, tanto en su creación, su contemplación y su in conscientizador, que se extiende a los ámbitos culturales, co holística, integral y multidisciplinaria, el arte puede ayuda cosmos, el medioambiente, la sociedad y —de forma espec la armonía social). Descubrir el arte en nosotros es equipar


y la espiritualidad original de las diversas tradiciones del Mun, la psicología transpersonal de Stanislav Grof y la psicología e sobre los postulados de la Sophia Perennis, es decir, la noción misma verdad espiritual (esotérica). Libre de fanatismos absodimensión sagrada en la consciencia humana de forma abierta mitos de la antigüedad o los surrealistas buscaron adentrarse en arte nos brindan la opción de reencantar nuestra experiencia y

ológicos (motrices y cognitivos) y psicoespirituales (sublimaomeóstasis del individuo o comunidad, repercutiendo en el el espacio público como el privado: al ser puesta en un altar o ósfera del lugar; al ser expuesta, una obra ha de transformar el dano para abrir la experiencia del observador a sus materialiinstante la separación entre sujeto interior y objeto exterior.

ominio en que se hace visible lo invisible, donde se materializa

n su historia y su contemporaneidad, y conocernos a nosonterpretación, el arte posee un enorme potencial sanador y omunitarios, terapéuticos y pedagógicos. En su concepción arnos a proponer y habitar paradigmas armoniosos con el cial— en el interior de la psique individual (fundamento de rable a descubrir nuestra vocación.


A modo de cierre, añado diversas frases que hago parte de e

Lo sagrado ya no es evidente, como lo era, por ejemplo, en las artes d pues no se expresa ya en un len Mircea Eliade, Permanencia de lo • El arte, aunque un fin en sí mismo, como la religión, es un medio a través subjetivación de lo universal es el arte de hacer descender lo universal con Piet Mo • El artista constituye misteriosamente la auténtica obra de arte a través d algo individual, una entidad independiente que respira e Vassily Kandinsky, Sobr • Hacer consciente el inconsciente. Poder sumergirse como el bu en vida del reino de los muertos. En eso consiste e Tótila • El arte consiste en hacer aparecer lo Louis Cattiaux, El m • El artista no es un tipo especial de hombre, sino que todo hombre que no se Ananda Coomaraswamy, La filo • Todo ser humano es un artista, un ser libre, llamado a participar en la tra estructuras que dan forma Joseph • El artista puede ser un emisario espiritual trabajando Alex Grey, La m

Diego Lautaro Barr 10•07


esta declaración:

de la Edad Media. No se le reconoce de un modo inmediato ni fácil, nguaje religioso convencional. o sagrado en el arte contemporáneo • s del cual podemos conocer lo universal y contemplarlo plásticamente. La una mano mientras que, con la otra, elevamos lo individual a lo universal. ondrian • de una vía mística. Aislada de él, ella toma vida propia y se constituye en en forma autónoma y posee una existencia material real. re lo espiritual en el arte • uzo y volver a flote. Todo creador es un Orfeo que logra regresar el arte. La obra proviene del reino de las sombras. Albert • o sobrenatural oculto en lo natural mensaje reencontrado • ea un artista en algún campo, todo hombre sin una vocación, es un haragán. osofía cristiana y oriental del arte • ansformación y la reorganización de las condiciones, el pensamiento y las e informan nuestras vidas. Beuys • o en cualquier medio en cualquier parte de la cultura. misión del Arte

renechea Villarroel •2020


Acerca de la persona y la o

Conozco a Diego Barrenechea desde que fue mi alumno en el curso en Artes Visuales de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile

Fue mi estudiante en el curso obligatorio de Arte Latinoamerica Pintor, “El arte como práctica espiritual y experiencia trascendental”. D la investigación acerca de las cadenas simbólicas que estructuran ta denominarse como un “arte terapéutico” o un “arte de interpretación

Basado en diversos autores modernos y contemporáneos, pero ta lico, Diego ha desarrollado un arte que es, a la vez interpretativo de de colaborar con la adecuada inserción en el mundo de los sujetos y interactuar del sujeto en el mundo-, ya históricas –heredadas de un a

La apuesta de Diego Barrenechea es la de retornar el arte a las fun ciones de producción contemporáneas del arte (en términos técnico permiten recuperar el pasado, la identidad y la sanidad. A este últim mero estar en el mundo, sino como un estar “plenamente” en el mun

Esta ambición utópica (pero no por ello no realizable) es lo que rrenechea apunta en dirección a la recuperación del artista como a artículos de consumo, elitesco o masivo.

Dra. Guadalupe Á Acad Depto. de Teoría de las Universid


obra de Diego Barrenechea

de Historia del Arte Latinoamericano que dicto para la Licenciatura e, en 2013, es decir desde hace siete años.

ano y guié su tesis para la obtención del título profesional de Artista Desde que nos conocemos, Diego ha mostrado particular interés en anto la iconografía como los campos semánticos de lo que pudiese de la psique”.

ambién en milenarias tradiciones interpretativas del universo simbóel curso de los acontecimientos y terapéutico, en el estricto sentido y de la sanación de las heridas ya coyunturales –producto del mismo actuar insensible y/o inescrupuloso-.

nciones culturales que le cupo en el pasado, sin olvidar ni las condios o materiales), ni la reconstrucción de las adecuadas referencias que mo respecto, la sanidad no es entendida por Barrenechea como un ndo: como un colaborar e intermediar para el mundo y para todos.

e me invita a apoyar su propuesta artística. El trabajo de Diego Baartista, y al rechazo a la concepción del artista como productor de

Álvarez de Araya Cid démica s Artes, Facultad de Artes dad de Chile

Santiago, el 17 de julio de 2020


DIEGO LAUTARO BARRENECHEA V I L L A R R O E L

2 0 2 0

diegolautaro.tao@gmail.com

Profile for Diego Lautaro

Diego Lautaro - Dossier/portfolio 2020  

Selección de obras del artista plástico chileno Diego Lautaro Barrenechea Villarroel.

Diego Lautaro - Dossier/portfolio 2020  

Selección de obras del artista plástico chileno Diego Lautaro Barrenechea Villarroel.

Advertisement