Libro "Postales del fin del mundo"

Page 1

Postales del fin del mundo *16 postales desglosables

U n a

c r ó n i c a

d e

v i a j e

b a j o

Denisse Sotomayor

Dic. 2011 - Feb. 2012 / Perú - La Antártida

c e r o


Este libro de postales acompaña la muestra fotográfica “Machu Picchu en la Antártida”, expuesta desde el 23 de octubre hasta el 23 de noviembre de 2012 en el Museo Metropolitano de Lima. La finalidad de la exposición es difundir las actividades que el Perú realiza en ese extremo continente. www.proyectoantartida.com /ProyectoAntártida

Créditos: Fotografía: Denisse Sotomayor Gonzáles - Otoya contacto@denissesotomayor.com Diseño: Carlos Aspiros (k[ ]sp[ ]r) carlosaspiros@gmail.com k-sp-r.tumblr.com



Ushuaia, el punto de partida que se despide con esta última noche Los marinos del buque “A.R.A.* Canal Beagle” alistan la embarcación para zarpar. En el uniforme llevan impreso:

*A.R.A. – Armada República Argentina

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

“Se necesitan hombres para viaje peligroso Mucho frío, poca paga No se garantiza regreso con vida Sólo honor y reconocimiento”

www.denissesotomayor.com



La casa del Perú en la Antártida En 1988 se realizó la primera expedición peruana a la Antártida. En aquella ocasión se decidió el lugar donde hoy se encuentra la Estación Científica Machu Picchu.

Coordenadas 62º 05’ 29’’ S 58º 28’ 16’’ O

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

Al año siguiente se llevó desde Machu Picchu (Cuzco), una piedra que representaría el inicio de la base peruana en ese extremo continente. Casi 25 años después, así luce nuestra estación.

www.denissesotomayor.com



Escenarios de trabajo

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

Los biólogos marinos de la Universidad Científica del Sur, Aldo Indacochea y Percy Gallegos, analizan las corrientes y extraen muestras del fondo del océano antártico. Estudian la diversidad de organismos marinos y sus cambios a través del tiempo.

www.denissesotomayor.com



Un buzo trabajando y dos lobos antárticos jugando

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

El estudiante de biología marina de la Universidad Científica del Sur, Eduardo Silva Beck, se prepara para registrar fotográficamente la Ensenada Mackellar, frente a la Estación Científica Machu Picchu.

www.denissesotomayor.com



Témpano azul

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

En algún momento del año la Antártida llega a tener más de 300.000 témpanos navegando por su océano. Cuando este mar se congela el continente triplica su tamaño, es por eso que a la Antártida se le conoce como el continente latente.

www.denissesotomayor.com



Ilusiones de hielo

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

El deshielo del glaciar “Knosco” ha formado una gran laguna desde donde se refleja parte de la majestuosidad de “Domeyko”, glaciar que mide 4500 metros de largo y más de 400 metros de alto. Es una referencia natural para llegar a la Estación Científica Machu Picchu en la Antártida.

www.denissesotomayor.com



Skuas en posición de alerta

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

Las skuas son aves depredadoras y carroñeras que vuelan hasta la Antártida para reproducirse. El Perú junto con Brasil, Chile y Argentina estudia los contaminantes persistentes en las plumas de estas aves conocidas científicamente como Catharacta skua.

www.denissesotomayor.com



Pareja de gaviotines antárticos

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

Las ornitólogas Liliana Ayala y Paola Gárate de la Asociación Peruana para la Conservación de la Naturaleza (APECO) hacen investigación sobre la ecología y micro meteorología de la reproducción de esta especie, la Sterna vittata. Casi todas las aves marinas tienen fidelidad por su lugar de reproducción.

www.denissesotomayor.com



Disfrutando del temporal

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

Las tormentas sólo se dan en lugares tropicales. En la Antártida existen los temporales y éste fue uno de los más fuertes. Cientos de kilómetros por hora de viento, un mar enfurecido y este pingüino papua jugaba saltando de ese iceberg. Subía para volver a saltar.

www.denissesotomayor.com



Pingüino Barbijo en la Ensenada Mackellar

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

Los particulares pingüinos barbijo, son llamados así por esa línea negra que les dibuja una barbilla. Su nombre científico es Pygoscelis antartica y pueden llegar a medir hasta 76 centímetros.

www.denissesotomayor.com



Pingüino Papua nadando

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

El Pygoscelis papua es una de las tres especies de pingüinos que habitan en la península antártica. Se les puede ver deambulando por los alrededores de la Estación Científica Machu Picchu. Parecen un poco torpes al caminar pero su agilidad en el agua es un espectáculo.

www.denissesotomayor.com



Foca Weddell en cambio de piel

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

Las focas Weddell, Leptonychotes weddellii, son conocidas por realizar profundas inmersiones. Alcanzan los 600 metros de profundidad y pueden contener la respiraci贸n hasta 60 minutos. Cuando salen a la costa ant谩rtica a descansar pueden dormir durante horas.

www.denissesotomayor.com



Una valiente tripulación en una fiel embarcación

¡Lo posible ya lo hicimos! ¡¡Lo imposible lo estamos haciendo!! ¡¡¡Para milagros sólo necesitamos tiempo!!! *A.R.A. – Armada República Argentina

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

El buque Aviso “A.R.A.* Sub Oficial Castillo” soñó con alguna vez cruzar el Círculo Polar Antártico (66° 33´ S), una hazaña muy arriesgada para cualquier embarcación que no sea rompehielos. El martes 24 de enero del 2012 a las 8:35 p.m. la tripulación logró superar el peligro y marcar un hito importante en la historia naval. En el uniforme llevan impreso esta frase:

www.denissesotomayor.com



Camuflaje natural

El nombre científico de este lobo es Arctocephalus gazella. Los machos pueden llegar a medir hasta 2 metros y pesar más de 200 kilos, mientras que las hembras miden hasta 1.40 metros y apenas superan los 50 kilos.

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

Un lobo marino antártico observa entre las rocas. Este escenario forma parte de la estación científica polaca Henryk Arctowski, que se encuentra a 30 minutos -en zodiac- de Machu Picchu.

www.denissesotomayor.com



Somos pequeños

Frase escrita por el Doctor Rogelio Villanueva, jefe científico de la expedición, en el libro de recuerdos de la Estación Científica Machu Picchu.

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

“La Antártida es el único lugar de la tierra donde no nos cuesta reconocer que somos intrusos. De pronto se nos quita la soberbia porque es evidente que el hombre no es la especie que domina el planeta. Aquí aflora nuestra enorme falta de conocimiento y nuestra insignificancia frente a la naturaleza”

www.denissesotomayor.com



La primera noche y el fin del viaje

Foto: Denisse Sotomayor / www.denissesotomayor.com

Los griegos bautizaron al Polo Norte como “Arktos” (Ártico) que significa Osa Menor, ya que desde allí se puede ver tal constelación. Por ubicarse al otro extremo del planeta, al Polo Sur lo llamaron “Antarktos” (Antártico) para nombrar al lugar donde no se puede ver esta formación de las estrellas.

www.denissesotomayor.com



Denisse Sotomayor Gonzáles-Otoya

Soy periodista y fotógrafa independiente y espero seguir siéndolo toda la vida. He colaborado para los principales medios de comunicación del país, casi siempre proponiendo temas que me generen curiosidad y que tengan un impacto positivo en el lector. Me apasionan las historias extrañas, las situaciones extremas y los colores intensos. Creo que para aprender y entender hay que vivirlo. En nombre de esta creencia hace unos meses viajé 5700 kilómetros desde Lima hasta el continente menos explorado del planeta. El único lugar del mundo destinado a la paz y a los estudios científicos: la Antártida.

En este viaje tuve el privilegio de aprender biología -la ciencia de la vida-, de comprobar la urgencia de un mayor respeto con lo que nos rodea y de comprender la importancia de una buena convivencia entre nosotros y los animales. Este recorrido se resume en 16 postales que están ansiosas por emprender su propia travesía. Mientras tanto yo espero que este viaje al último rincón del mundo signifique el inicio de mi ruta por la tierra. Pueden ver más de mi trabajo: www.denissesotomayor.com


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.