__MAIN_TEXT__

Page 1

JULIO 2019 4,95 € ESPAÑA

Un idilio de

MODA Y MÚSICA

Fotografiada por

ROSALÍA

PETER LINDBERGH

SUEÑO CUMPLIDO

Jane BIRKIN, Eva AMARAL, Neneh CHERRY, Stella McCARTNEY, MAFALDA y Luz CASAL

ELLAS MARCAN EL RITMO


© 2019 Estée Lauder Inc.

* Datos NPD 2018


Despierta el poder de la reparación nocturna de la piel. Advanced Night Repair Falta de sueño, luz azul, contaminación, rayos UV y ozono. A partir de esta noche, deje que este suero avanzado sea su respuesta a los múltiples signos de envejecimiento provocados por el día a día.

#lanocheestuya Suero #1 en España*. Exclusiva y patentada tecnología ChronoluxCB.™ Patentado hasta el 2033. Probado en todas las etnias.


NAOMI CAMPBELL


La Línea de CHANEL - Tel. 901 51 95 19 (0,05€ establecimiento de llamada, 0,02€/min. sucesivos).

CHANEL .COM

EL NUEVO J12 UNA CUESTIÓN DE SEGUNDOS NUEVO MOVIMIENTO AUTOMáTICO MANUFACTURA RELOJ EN CERÁMICA ALTA RESISTENCIA. RELOJ FABRICADO EN SUIZA. GARANTÍA 5 AÑOS.


EUGENIA DE LA TORRIENTE Directora

Subdirectora INÉS LORENZO

Director de Moda JUAN CEBRIÁN

Director de Arte ÓSCAR GERMADE

Consultora Creativa DEBBIE SMITH

Asistente de la Directora BEATRIZ DE ASÍS MODA Estilistas: VITO CASTELO, MARTA BAJO, ISABEL LLANZA Producción de Moda: ERIKA COUSO, BEATRIZ MALDONADO Almacén: ALEJANDRA AGUILAR BELLEZA Directora: CARMEN LANCHARES. Asistente: CRISTINA DÍAZ REDACCIÓN Redactora Jefe: PALOMA ABAD. Redactora Jefe de Moda: SARA HERNANDO Redactor Jefe de Cultura y Estilo de Vida: MARIO XIMÉNEZ Redactores: ÁLVARO FERNÁNDEZ-ESPINA, NUALA PHILLIPS, SANDRA CAÑEDO Jefe de Edición y Cierre: PEDRO SÁNCHEZ DE COS. Correctora: ESTHER GIMÉNEZ ARTE Jefa de Maquetación: NOEMÍ GARCÍA. Jefa de Maquetación de Suplementos: LORETO DOMÍNGUEZ Maquetadores: ABRAHAM GARCÍA, ÁNGELA ALMEIDA EDICIÓN GRÁFICA Jefa de Edición Gráfica: ROSA VÁZQUEZ. Editora gráfica: MERCEDES MUÑOZ VOGUE.ES Directora Web: INÉS LORENZO. Redactora Jefe: CECILIA CASERO. Redacción: ANA MORALES, MARINA VALERA, SIRA LEBÓN, MARÍA JOSÉ PÉREZ MÉNDEZ, ALBA CORREA, ANA POYO CREATIVE STUDIO Director: JORGE MADRID. Subdirectora: MARÍA JIMÉNEZ. Director Global de Diseño: JUAN MIGUEL LAPIDO. Directora de Acciones Especiales: CHABELA GARCÍA Coordinadora Editorial: CARMEN GARIJO. Director de Arte: XABIER MAULEÓN. Jefes de Maqueta: SARA POLO, JESÚS MOLINA, ISABEL ACERETE Producción y Edición Gráfica: RUTH VARILLAS (Directora), CRISTINA SERRANO SYNDICATION & PHOTO REYES DOMÍNGUEZ (Directora). EVA VERGARACHEA, CRISTINA VERD, SANDRA FERNÁNDEZ, CRISTINA TRIVIÑO COLABORADORES RAFA RODRÍGUEZ (Editor de Moda y Cultura), BEGOÑA GÓMEZ URZAIZ, CARMEN ROSA FERNÁNDEZ, IGOR LÓPEZ, CARMEN ROSA FERNÁNDEZ, PETER LINDBERGH, TXEMA YESTE, BJORN IOOSS, LUCA CAMPRI, ANYA HOLDSTOCK, MEL KARCH, CARLIJN JACOBS, ROGER DAVIES, PABLO ZAMORA, FÉLIX VALIENTE, JAIME LÓPEZ CANO, PEPE LÓBEZ, SILVIA TORTAJADA, BERNAT BUSCATO, VALENTINA COLLADO, LAURA SUEIRO DEPARTAMENTO COMERCIAL Directora Comercial: ELENA FERRERAS Subdirectora Comercial: LAURA CAPO Jefas de Publicidad Madrid: DOLORES ZORRILLA, SUSANA HERNÁNDEZ Jefa de Grupo Barcelona: JUDITH MASES Directora de Publicidad Digital de Vogue.es: PAOLA PORTELA. Coordinación Madrid: FLOR BARBERO. Coordinación Barcelona: Mª CARMEN HERRERO Delegación Valencia: CELIA CERVERA. Delegación Zona Norte: ANA LÓPEZ CÁMARA Delegación Italia: ELENA MARSEGLIA. Delegación USA: ALESSANDRO CREMONA Administración: MARGARITA TOFIÑO RELACIONES PÚBLICAS BLANCA MARTÍNEZ DE IRUJO (Directora). VERENA BUSTILLO, MIGUEL IBÁN PRODUCCIÓN ENRIQUE GRAU, SILVIA PINO

EDICIONES CONDÉ NAST S.A. (PUBLICIDAD Y REDACCIÓN) PASEO DE LA CASTELLANA, 9-11, 28046 MADRID. TEL. 917 004 170 - FAX: 913 199 325. PASEO DE GRACIA, 8-10, 3º1ª, 08007 BARCELONA. TEL. 934 121 366 - FAX: 934 126 698./ 3, AVENUE HOCHE. 75008 PARÍS. FRANCIA. +33 (0)1 53 43 69 51. PIAZZA CADORNA 5, 20121 MILÁN. TEL. +39 02 856 14217 - FAX: +39 02 864 55026 / 1 WORLD TRADE CENTER NUEVA YORK, N.Y. 10007 TEL. +1 212 286 2860. DIRECTORA GENERAL DE DESARROLLO CORPORATIVO: NATALIA GAMERO DEL CASTILLO DIRECTOR GENERAL DE FINANZAS Y OPERACIONES: JUAN MANUEL MARTÍN-MORENO DIRECTORA COMERCIAL: ELENA FERRERAS DIRECTORA CONDÉ NAST COLLEGE: ANA GARCÍA-SIÑERIZ DIRECTORA DE CONDÉ NAST THINK: MONTSERRAT IGLESIAS DIRECTORA DE MARKETING Y DATA: BEATRIZ SÁNCHEZ GUILLÉN CHIEF DIGITAL OFFICER: LINA CALZADO DIRECTORA ADJUNTA DE MARKETING Y DATA: SUSANA IBÁÑEZ DIRECTOR COMERCIAL DE PUBLICIDAD DIGITAL: GONZALO FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ-CUESTA DIRECTORA DE RECURSOS HUMANOS: ANA RUIZ DIRECTORA FINANCIERA: ELENA AEMMER DIRECTOR DE TECNOLOGÍA (CTO): RAFAEL MARTÍNEZ DIRECTOR DE COMUNICACIÓN: ALBERTO PEREIRA CONSEJERO: GIAMPAOLO GRANDI PRESIDENTE Y EDITOR:

JAVIER PASCUAL DEL OLMO CHAIRMAN Y JEFE EJECUTIVO DE CONDÉ NAST INTERNACIONAL:

JONATHAN NEWHOUSE VOGUE ESPAÑA NO SE HACE NECESARIAMENTE RESPONSABLE DE LAS OPINIONES VERTIDAS POR LOS COLABORADORES EN SUS ARTÍCULOS. © EDICIONES CONDÉ NAST, S.A. RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. PROHIBIDA SU CITA, REPRODUCCIÓN, EDICIÓN O TRANSMISIÓN TOTAL O PARCIAL POR CUALQUIER MEDIO Y EN CUALQUIER SOPORTE SIN LA AUTORIZACIÓN ESCRITA DE EDICIONES CONDÉ NAST, S.A, AUN CITANDO LA PROCEDENCIA. DIRÍJASE A CEDRO SI NECESITA REPRODUCIR ALGÚN FRAGMENTO DE ESTA OBRA: WWW.CONLICENCIA.COM. DEPÓSITO LEGAL: M-25788-2012 / ISSN 0750-3849

EDICIONES CONDÉ NAST ES UNA EMPRESA SOSTENIBLE CERTIFICADA POR:

ACCESO AL CERTIFICADO EN VOGUE.ES


Activa la tecnología de esferas con Aloe. Rehidrata, tensa e ilumina.

Una verdadera fuerza de la naturaleza. Nuestras nuevas esferas con extracto de Aloe utilizan la Tecnología de Auto-rehidratación para atraer el agua y mantener la hidratación durante 96 horas. clinique.es Nuevo. Moisture Surge Eye™ Tratamiento Concentrado Hidratante de Relleno para el Contorno de Ojos 96H 33€**

Sin parabenos. Sin ftalatos. Sin perfumes. Solo una piel feliz.

© 2019 Clinique Laboratories, LLC

*Unidades vendidas de hidratantes faciales en 2018, Clinique, NPD Woman Facial Moisturizers. **Precio de venta al público recomendado para Moisture Surge Eye 15 ml. Este precio puede ser susceptible de modificación según el libre criterio del distribuidor.

Innovación para ojos.


Julio 2019

SUMARIO

108 El duende de Rosalía ha derribado todas las fronteras para conquistar el panorama internacional. La cantante culmina el año que le ha cambiado la vida posando para Peter Lindbergh en una atmósfera contagiada por un halo especial. 18 20

Agenda

C A R TA D E L A D I R E C T O R A HAN COLABORADO

En Vogue y Vogue Elige

71

Llega la tercera temporada de Paquita Salas. 78

23 29 40

80 84 86

62

92 94

MAQUILLA JE

Rebeldía rockera en los labios. 100

FRAGANCIAS

El desembarco en España de Éditions de Parfums.

COLABORACIONES

Los diseñadores españoles visten las giras veraniegas; Carmen March une fuerzas con Manolo Blahnik.

‘FITNESS’

Los beneficios de entrenar con buena música.

A N I V E R SA R I O

La estética espacial, 50 años después de pisar la Luna.

PIEL

La protección solar más puntera.

LANZAMIENTOS

Vuelve Tráfico de modas; Ute Lemper en Max Mara. 58

89

D I S E ÑA D O R E S

Saltos triunfales de la música al diseño. 52

Belleza

COLECCIONES

Mafalda, imagen de Pertegaz; el Crucero 2020 de Prada. 50

M Ú S I CA

Jane Birkin canta en Madrid a Serge Gainsbourg.

Vogue Espía 43

EXPOSICIÓN

Los Tiempos interesantes de la 58ª Bienal de Venecia.

COMPRAS

Los grandes éxitos de estilo de la dj Inès Mélia.

D O C U M E N TA L E S

Odas al soul de Aretha Franklin y el rock de PJ Harvey.

VOGUE ELIGE

La música marca el ritmo de las últimas tendencias.

C I TA S

Dónde ir y qué ver en julio.

EN VOGUE

Todo lo que tienes que saber en julio.

SERIES

104

LO NUEVO

La cosmética que viene.

E N P O R TA DA : Rosalía lleva vestido de Dior; y anillos de Aristocrazy. F O T O G R A F Í A : Peter Lindbergh. E S T I L I S M O : Juan Cebrián.

Maquillaje: Marie Duhart (Bryant Artists). Peluquería: Odile Gilbert (L’Atelier 68). Manicura: Typhaine Gilbert (Artists Unit). Ayudante de estilismo: Laura Sueiro. En la imagen de arriba, Rosalía con vestido de The 2nd Skin Co.


G R AC E A N D C H A R AC T E R

Liens Év idence Collection


Julio 2019

SUMARIO

CO N D É NA S T Chief Executive Officer: R O G E R LY N C H I N T E R NAC I O NA L Presidente: WOLFGANG BLAU LONDON HQ, Vogue Business, Condé Nasta College of Fashion & Design

140

Gran Bretaña Vogue, House & Garden, Brides, Tatler, The World of Interiors, GQ, Vanity Fair, Condé Nast Traveller, Glamour, Condé Nast Johansens, GQ Style, Love, Wired Francia Vogue, Vogue Hommes, AD, Glamour, Vogue Collections, GQ, AD Collector, Vanity Fair Italia Vogue, Glamour, AD, Condé Nast Traveller, GQ, Vanity Fair, Wired, La Cucina Italiana, Experience Is Alemania Vogue, GQ, AD, Glamour, GQ Style España Vogue, GQ, Vogue Novias, Vogue Niños, Condé Nast Traveler, Vogue Colecciones, Vogue Belleza, Glamour, AD, Vanity Fair Japón Vogue, GQ, Vogue Girl, Wired, Vogue Wedding, Rumor Me Taiwán Vogue, GQ, Interculture México y Latinoamérica Vogue México y Latinoamérica, Glamour México, AD México, GQ México y Latinoamérica India Vogue, GQ, Condé Nast Traveller, AD

P U B L I CA D O BA J O A S O C I AC I Ó N

Moda y Reportajes 108

EL CIELO ES EL LÍMITE

El trepidante viaje al estrellato de Rosalía. 132

TO D O E N CA SA

Stella McCartney rinde homenaje a Yellow Submarine. 140

VIAJE INTERIOR

Clásicos utilitarios de un verano en paz y armonía. 150

D E S CO N C I E RTO S O NA D O

Moda y música: ¿El fin del romance? 154

N E N E H C H E R RY : P U N K R E S P O N S A B L E

La libertad sin reservas de un icono cultural (y político). 162

U NA C I É NAGA E X T RA ÑA

El festival de Woodstock cumple 50 años. 166

MUCHO MÁS QUE AMIGOS

La melomanía de las precolecciones de otoño. 190

H E R O Í N A S D E U N PA Í S M E L Ó D I C O

Diez mujeres indomables de la escena musical patria. 202

SER ‘WON’

Los nombres de la octava edición de Who’s On Next.

Living 207

CA SA

La villa angelina de Michael Smith y James Costos. 212

SA L I R

De placeres de ciudad a tentaciones playeras. 216

F I E S TA S

Flores y estilo con Vogue y Condé Nast España. 225 226

HORÓSCOPO EL DESEO

Arriba, traje de baño, de Calzedonia. F O T O G R A F Í A : Bjorn Iooss. E S T I L I S M O : Valentina Collado.

Brasil Vogue, Casa Vogue, GQ, Glamour Rusia Vogue, GQ, AD, Glamour, GQ Style, Tatler, Glamour Style Book

P U B L I CA D O BA J O L I C E N C I A O COLABORACIÓN DE DERECHOS Alemania GQ Bar Berlin Australia Vogue, Vogue Living, GQ Bulgaria Glamour China Vogue, AD, Condé Nast Traveler, GQ, GQ Style, Condé Nast Center of Fashion & Design, Vogue Me, Vogue Film Corea Vogue, GQ, Allure, W Grecia Vogue Hong Kong Vogue Hungría Glamour Islandia Glamour Oriente Medio Vogue, Condé Nast Traveller, AD, GQ, Vogue Café Riyadh Países Bajos Vogue, Glamour, Vogue The Book, Vogue Man, Vogue Living Polonia Vogue, Glamour Portugal Vogue, GQ, Vogue Café Porto República Checa y Eslovaquia Vogue, La Cucina Italiana Rumanía Glamour Rusia Vogue Café Moscow, Tatler Club Moscow Serbia La Cucina Italiana Sudáfrica House & Garden, GQ, Glamour, House & Garden Gourmet, GQ Style, Glamour Hair Tailandia Vogue, GQ Turquía Vogue, GQ, La Cucina Italiana Ucrania Vogue, Vogue Café Kiev E N E S TA D O S U N I D O S Directora Artística: AN N A W I N T O U R Vogue, Vanity Fair, Glamour, Brides, Self, GQ, GQ Style, The New Yorker, Condé Nast Traveler, Allure, AD, Bon Appétit, Epicurious, Wired, W, Golf Digest, Teen Vogue, Ars Technica, Pitchfork, Them, Iris Chairman of the Board of Directors: J O N AT H A N N E W H O U S E E D I C I O N E S C O N D É N A S T, S . A . Paseo de la Castellana, 9-11. 28046 MADRID Tel. 91 700 41 70 – Fax: 91 319 93 25 Paseo de Gracia, 8-10 - 3º 1ª. 08007 BARCELONA Tel. 93 412 13 66 – Fax: 93 412 66 98 © Ediciones Condé Nast, S.A. Depósito Legal M-25788-2012 Impresión ROTOCOBRHI. Ronda de Valdecarrizo, 13. Tres Cantos. 28760. MADRID. Tel. 918 031 676. Impresión de cubierta A.G.S. c/ Bell, 3. Getafe. 28906. MADRID. Tel. 916 836 300. Encuadernación A.G. JUIFE S.L. Avda. 12 - nº2. Pol. Ind. Las Avenidas. Torrejón de la Calzada. 28999. MADRID. Tel. 918 169 112. Distribución SGEL. Avenida de Valdelaparra, 29. Alcobendas. 28108. MADRID. Tel. 916 576 900 Sobreprecio para Canarias 0,20€. PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN (un año, 12 números): ESPAÑA: 42 €. EUROPA: 192 €. RESTO DEL MUNDO: 227 €. Los pagos podrán hacerse en euros convertibles por transferencia bancaria o en dólares norteamericanos al contravalor de la fecha de remisión. Servicio de suscripciones y para cualquier consulta, en el números de atención al cliente 902 535 557.


Estas son algunas de las cosas que me ocurren con la música, sin ningún orden particular: —No puedo escribir sin escucharla a todo trapo. Nada, ni una sola línea. Sea la crónica de una jornada de desfiles redactada a toda prisa con el ordenador en el regazo o un libro al que le dedique meses, necesito cubrir mi cerebro de una densa capa sonora para que las palabras fluyan. Suele ser como un mantra ya que escucho un tema, disco o artista sin parar hasta que termino el texto. Tengo que agradecer años enteros de producción periodística al álbum The Miseducation of Lauryn Hill y si pegas mucho el oído a mis entrevistas escucharás la discografía de Jay-Z. —Me pongo la misma canción obsesivamente. No solo para trabajar, también para hacer deporte, cocinar o conducir. —Ninguna de mis historias de amor ha tenido la misma banda sonora y la de cada una es perfectamente identificable. —Hubo un tiempo en que fui dj. —Hay temas que me traen recuerdos tan específicos que cuando cumplí 30 años preparé una recopilación del mismo número de canciones como memoria de lo que hasta entonces había vivido. La lista empezaba con Qualsevol nit pot sortir el sol, de Jaume Sisa, cuyo vinilo veo girando en el salón de casa de mis padres solo con cerrar los ojos. —Si suena una canción que me gusta, esté donde esté, siento el irrefrenable deseo de cantarla y bailarla. La lista podría continuar mucho más de lo que esta carta y el pudor permiten. Y cada cual podría enumerar sus propias y viscerales reacciones a la música. Es en esa capacidad para generar estados anímicos y envolver momentos simbólicos donde reside su inagotable atractivo. La razón que explica que, una y otra vez, la moda vuelva a ella como fuente de inspiración y emoción. La relación entre ambas disciplinas es el hilo conductor de este número en el que aparecen mujeres con un pie en cada orilla y tan dispares como Neneh Cherry, Jane Birkin, Stella McCartney, Mafalda Sajonia-Coburgo o Ute Lemper. Pero si hay una artista que últimamente se ha incorporado a casi todos los puntos de mi lista –para pincharla como dj llega unos 10 años tarde– esa es Rosalía. Le seguía la pista desde que estrenó Catalina, en el otoño de 2016, pero ella no quería prodigarse en medios hasta lanzar su primer disco. Siempre tuvo las cosas muy claras. Cuando Los Ángeles vio la luz, por fin, conseguí que aceptara participar en un reportaje. Su historia sobre la renovación del flamenco, junto a Rocío Márquez, se publicó en junio de 2017, en el que era mi tercer número de Vogue España. 18

El 11 de julio de 2018, víspera de la fiesta del 30 aniversario de esta revista, la luz del atardecer bañaba la Casa de Velázquez cuando ella apareció para ensayar. Nos encontró brindando improvisadamente porque todo saliera bien al día siguiente en una fiesta que llevábamos meses preparando. Con camiseta blanca y el pelo suelto, sonrió ante la escena, nos abrazó y se puso a trabajar minuciosamente. Parece mentira que no se haya cumplido todavía un año de aquella actuación que enmudeció y encendió a la audiencia a partes iguales. Y que desde entonces el talento de Rosalía haya dinamitado todas las expectativas para convertirse en una estrella mundial capaz de reinar en Coachella. Esta es la tercera vez que la retratamos desde aquella noche y siento que hemos sido cómplices de un año muy dulce. Este capítulo, que es solo el prólogo de una carrera estratosférica, se cierra con su primera portada de Vogue, firmada por Peter Lindbergh. Otro sueño cumplido para Rosalía y también para nosotros. Porque unirlos en un día de mayo en París, tan lleno de admiración y cariño, y crear junto a ellos estas páginas rebosantes de belleza es la clase de experiencia que da sentido a lo que hacemos. Como cualquier otra relación romántica, el idilio de música y moda necesita de escenas de leyenda como esta para alimentarse. Y, obviamente, no hay premio si adivinas qué suena en mis auriculares mientras escribo esto. Madre mía, Rosalía... •

E U G E N I A de la TO R R I E N T E

FOTO: ELENA OLAY. MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: HELENA LIÉBANAS. VESTIDO DE CORTANA, RELOJ DE CARTIER Y ANILLOS DE BÁRCENA.

Un A Ñ O de A M O R


20

Julio

PETER LINDBERGH El pasado abril, el genio alemán, padre del nuevo realismo en la imagen, nos regalaba su serena visión de Penélope Cruz en un melancólico homenaje conjunto al gran Karl Lagerfeld. A la infinidad de rostros clave que han pasado por su objetivo, empeñado siempre en liberar el alma por encima de los dictados estéticos, se suma el de Rosalía, indomable en blanco y negro en El cielo es el límite. PÁ G . 1 0 8

ANYA HOLDSTOCK La joven cámara, afincada en Londres, despunta en la industria por sus espontáneos retratos de mujeres sin artificios. Experta a la par en editoriales de belleza, con una frescura innata que ya nos conquistó en previos números, captura el colorido tributo de Stella McCartney a los Beatles en Todo queda en casa. PÁ G . 1 3 2

BJORN IOOSS El dominio de la luz y el color y el elemento humano ocupan el centro de la fotografía del neoyorquino. Experto retratista, pero de mirada panorámica en sus viajes por paraísos ignotos, Bjorn Iooss hace gala una vez más de su conocimiento del universo Vogue y presta su ojo paisajista al editorial Viaje interior, una exaltación en clave de moda del estilo exploradora que dominará este verano. PÁ G . 1 4 0

VALENTINA COLLADO La editora de moda de Vogue México y Latinoamérica acabó sus amplios estudios de moda (del estilismo y el diseño al merchandising) al tiempo que empezaba como asistente en Vogue USA. Hoy, consagrada, sublima el estilo de las figuras más influyentes como demostró su depurada visión de Yalitza Aparicio para W. Debuta en nuestros créditos conjugando con serenidad los clásicos estivales en Viaje interior. PÁ G . 1 4 0

TXEMA YESTE Nombre tan internacional (ha firmado portadas para Vogue Grecia y Arabia) como profeta en su tierra, la vitalidad y el colorido inherentes a su obra le llevaron a brillar de forma natural en el mundo de la moda. En esta ocasión, el fotógrafo exalta en Mucho más que amigos los guiños melómanos que suenan en las precolecciones de otoño. PÁ G . 1 6 6

BERNAT BUSCATO Barcelonés de nacimiento, neoyorquino de adopción –donde se formó en Parsons y el FIT o dirigió la moda de Donna Karan–, ejerce desde 2000 como consultor y estilista freelance para clientes de todo el mundo (Numéro, Carolina Herrera...). En tándem perfecto con Yeste, viste de rebeldía preotoñal a los músicos de Mucho más que amigos. PÁ G . 1 6 6

FOTOS: DONATA WENDERS, D.R.

HAN COLABORADO


SUNLEŸA

G.E.

SPF 50+

El nuevo tratamiento solar antiedad de Sisley. Protección muy alta. Descúbralo en www.sisley.es @sisleyparisspain SisleyParisSpain


Primavera|Verano 2020 Del 5* al 10 de Julio de 2019 IFEMA - Feria de Madrid Pabellón 14.1

PATROCINADORES

COLABORADORES

ORGANIZA Con la Colaboración de

tv internacional

#mbfwmadrid @mbfwmadrid mbfwmadrid.ifema.es

*Día 5 de julio los desfiles se realizarán fuera de IFEMA, por invitacion directa del diseñador.

PATROCINADORES PRINCIPALES


La chica de la banda BVLGARI ANILLO SERPENTI CON DIAMANTES Y MALAQUITA (3.250 €).

Envuelta en cuero negro, vaqueros desgastados, bandanas, tachuelas a discreción y una notoria actitud indómita. La multitud que puebla cada verano la pista central de los festivales veraniegos se contonea al inconfundible ritmo roquero de Sweet Child O’ Mine, de Guns N’ Roses.

DESFILE DE P/V 2019 DE ALEXANDER WANG.

PEPE JEANS CHALECO VAQUERO (84,95 €, EN ZALANDO).

LA FOTÓGRAFA DONNA TROPE FIRMÓ LA PORTADA DE OCTUBRE 2002 DE VOGUE ESPAÑA.

SAINT LAURENT POR ANTHONY VACCARELLO SHORTS DE CUERO (2.990 €).

FOTOS: GETTY, DONNA TROPE, D.R. ESTILISMO: JUDIT GÓMEZ. TEXTOS: ÁLVARO FERNÁNDEZ-ESPINA.

CELINE POR HEDI SLIMANE BOTÍN (980 €).

BLUGIRL BIQUINI ESTAMPADO.

FENDI BOLSO PEEKABOO XS (2.900 €).

ALEXANDER MCQUEEN PAÑUELO (295 €).

OOKON MALETA DE CUERO (360, EN NET-APORTER €).

EDITORIAL MA NON TROPPO HISTORIA DEL ROCK: EL SONIDO DE LA CIUDAD (30 €).

CARTIER COLGANTE AMULETTE CON ÓNIX (1.720 €).

CARRERA GAFAS DE SOL (143 €). AXL ROSE, VOCALISTA DE GUNS N’ROSES, DURANTE UN CONCIERTO EN LONDRES EN 1992.

GANNI CAZADORA DE PIEL (599 €).

ARISTOCRAZY COLGANTE (69 €).

23


EN VOGUE

Revolución digital Huawei cambia las reglas del juego de la moda con su proyecto Fashion Flair: la primera colección de prendas diseñadas con la ayuda de un teléfono móvil. Para ello han utilizado su modelo P30, con inteligencia artificial incorporada, y la colaboración de la diseñadora china Anna Yang.

EL GRAN SUEÑO AMERICANO

En su particular recorrido fotográfico por EE.UU., Blauer recala este verano en California. Los protagonistas de su nueva campaña son modelos anónimos que condensan con su actitud el inconfundible estilo de vida de la firma fundada por Louis Blauer en Boston en 1936.

‘CALL ME BY YOUR NAME’

24

FOTOS: GETTY IMAGES, D.R.

El logo cobra un nuevo sentido esta temporada reinterpretado en algunos de los accesorios clave a modo de autógrafo. Desde los zapatos de vinilo de CH Carolina Herrera firmados con cristales hasta las gafas de sol de Giorgio Armani con la rúbrica del diseñador italiano en el puente.


SELLO PERSONAL

La actriz y modelo Charlotte McKinney ha sido la encargada de crear la colección cápsula de ropa de baño Icon de Guess. Doce piezas con las que rinde homenaje al estilo de los años ochenta a través de estampados como el leopardo, las rayas y los lunares.

DISFRACES Por ANA GARCÍA SIÑERIZ

Una de las interpretaciones más memorables de la historia del cine, la de Sir Laurence Olivier en La huella, se basaba, según él, en un bigotito. En cuanto se ponía el postizo, se transformaba en Andrew Wike, un exitoso escritor de novelas de misterio que invitaba al joven amante de su mujer a su casa de campo para enredarle en un juego alambicado que no vamos a destripar, por si no la han visto, y quieren disfrutar de una masterpiece, a la vez que se toman un respiro de calidad entre serie y serie. Toda la carga interpretativa de ese complejo personaje se basaba en una filita de hormigas pegada con goma arábiga encima de su labio superior. La fuerza radicaba en el disfraz. Mucho se habla del power dressing y de cómo se visten los poderosos pero, sobre todo, a pesar de que a ellas no les hace ni pizca de gracia, de cómo se visten las poderosas. No paramos de leer duelos de estilo, espléndidas, cuestionados looks... las féminas de la alta política y empresa cargan con el fardo de su personaje, del que los hombres de idéntico poderío están libres. Desterrados los bigotes por razones obvias, las mujeres con papel y frase en la escena pública se invisten de poder a través de prendas inspiradas en el armario

PROMESA DE FUTURO

Paul Andrew, el director creativo de Salvatore Ferragamo, se ha propuesto convertir el nuevo bolso que ha creado para la casa italiana, bautizado como Boxyz, en el próximo clásico de referencia. Una fusión de elegancia y versatilidad con el que reta al paso del tiempo.

ELEVADO AL CUADRADO

Cluse apuesta por fundir los géneros estéticos en su nueva colección de relojes. La Tétragone apuesta por las líneas geométicas y se declina en acabados que simulan al oro blanco, amarillo y rosa.

EL SOBRIO DESFILE DIARIO DE CARLA BRUNI DURANTE SU ETAPA COMO PRIMERA DAMA DE LA REPÚBLICA FRANCESA.

25


EN VOGUE

GIRA DE VERANO

Bajo la etiqueta #GucciGig la firma italiana ha colaborado con doce músicos, entre ellos Amyl and The Sniffers (en la imagen), para que narren su experiencia vital en formato audiovisual. Todo ello acompañados por su nueva colección de gafas de sol. HILLARY CLINTON PRESUME DE LLEVAR LOS PANTALONES.

masculino, casi como una defensa contra el exceso de atención que les acarrea su lado femenino. Hillary Clinton se inventó un uniforme en diferentes colores para su última – ¡y tanto!– campaña. Uniforme a años luz de los looks que gasta Melania Trump, por ejemplo, a quien probablemente consultaríamos el teléfono de un buen peluquero, pero nunca acerca de las posibles repercusiones internacionales de mover una embajada de una capital a otra. Nosotras mismas caemos en las mismas trampas contra las que queremos luchar. Como el hábito parece que todavía hace al monje pero, sobre todo, a la monja, resulta difícil que los vaporosos vestidos veraniegos entren en los armarios de las directoras generales. Las damas poderosas no conocen otra cosa que los combinados de chaqueta y pantalón, y en plan locura, falda. Afortunadamente, cada vez somos más, y poco a poco, la feminidad se incorporará, en todas sus declinaciones, a los consejos de administración. Porque para mandar como un hombre también se puede vestir como una mujer. O, mejor todavía, para mandar como una mujer, disfrutemos de la libertad de vestirnos como mujeres •

UNODE50 COLLAR (139 €).

ÚNICO EN SU ESPECIE

La naturaleza, con sus imperfecciones y sus colores vibrantes, inspira la colección Treasure de UNOde50. Piezas formadas por combinaciones orgánicas de piedras talladas artesanalmente, todas distintas entre ellas.

HUMOR VISUAL

La irreverencia es el hilo conductor de la obra gráfica del artista Hey Reilly, que en esta ocasión la pone al servicio de Bimba y Lola, introduciendo su nueva riñonera XXL en obras maestras de la Historia del Arte. 26

MELANIA TRUMP, LA NÉMESIS ESTÉTICA DE HILLARY CLINTON EN CUALQUIER ACTO INSTITUCIONAL.


LAS MIL Y UNA NOCHES

DIOR

TORY BURCH

En su versión más lujosa, santo y seña de la jet set marbellí, o en la más playera, el caftán se sube de nuevo a la pasarela. Con estampados animales, tie-dye o de rayas, y con ricos bordados, esta prenda de origen otomano embellece las noches de verano.

BUENAS IMPRESIONES

Los imaginativos y coloridos estampados de Alessio Nesi son una invitación a revivir sus adorados veranos en la costa amalfitana. Sensaciones que Marella traslada a una serie limitada de evocadores vestidos y pañuelos.

P.A.R.O.S.H. (518 €).

&OTHER STORIES (79 €).

LELLOUE (529 €).

DE ALTOS VUELOS

CAMPER SANDALIAS (95 €).

Siete colecciones (presentadas entre Nueva York, París y Madrid) han sido suficientes para cimentar el éxito de Alejandro Gómez Palomo. El ganador de Who’s On Next 2018 ha hecho de la irreverencia el sello de identidad de su marca, Palomo Spain. Un libro recoge ahora un exhaustivo repaso a la fulgurante trayectoria que le ha llevado de Posadas al mundo.

REDUCCIÓN ESENCIAL

FOTOS: GETTY IMAGES, INDIGITAL, D.R.

El minimalismo y la tradición nipona se fusionan en Ni-jo, la colección de sandalias de Jasper Morrison para Camper, con plantillas de tatami natural.

A ROMA CON AMOR

La ironía se apodera de Fendi y su colaboración con el grafitero Pref. Una colección cápsula que deconstruye el logo de la casa romana. 27


EL MEJOR PLAN PARA ESTE VERANO

CONDÉ NAST COLLEGE SPAIN

VOGUE

SUMMER SCHOOL 2019

III EDICIÓN

¡Inscríbete ya en nuestros cursos intensivos de junio y julio!

• Periodismo de moda • Estilismo de moda • Estilismo de moda Junior • El negocio de la moda; marketing y comunicación • Redes Sociales e Influencers • Y si tienes un mes por

INFORMACIÓN Y MATRÍCULAS infocollege@condenast.es | Tel. +34 91 700 41 70 www.condenastcollege.es

Foto: Gorunway

delante, curso Cuatro semanas en Vogue


VogueELIGE

CAMPO DE BATALLA De Coachella a Tomavistas, el uniforme de los festivales de verano permanece impasible ante el paso del tiempo. Un refrescante cóctel de vaqueros, shorts, zapatillas deportivas y vestidos de flores que sobrevive más allá de las tendencias. Fotografía M E L K A R C H Estilismo M A R TA B A J O


VOGUE ELIGE En la página de apertura, camiseta (35,90 €) y falda vaquera (69,90 €), ambas de Guess Jeans; sombrero de loneta beis, de Zara (17,95 €); y teléfono móvil Huawei P30 Pro (1.049 €). En esta página, blusa de Givenchy (990 €); braga de American Vintage (35 €); pendiente dorado, de Givenchy (890 €); collar en oro en tres alturas, de UNOde50 (249 €); y colgante con brillante, de Tous (299 €).

30


Jersey de lana, de Dsquared2 (420 €); shorts vaqueros, de Levi’s (55 €); deportivas de Mango (25,99 €); calcetines de Primark (7 €, el pack); anillo sello, de UNOde50 (89 €); y bolso de Gimaguas (59 €).

31


VOGUE ELIGE Blusa de batista y encaje valenciennes, de L’Arca (120 €); sujetador de seda, de Intimissimi (29,90 €); pantalón vaquero, de Liu·Jo (160 €); riñonera de piel, de Blumarine; collar con pez, de Gimaguas (55 €); colgante con brillante (299 €) y pulseras en plata (85 €, u.), todo de Tous; y pendientes de aros con conchas (12,99 €) y sandalias de tiras cruzadas (29,99 €), todo de Mango.

32


Polo de algodón, de Benetton (39,95 €); camiseta de manga larga, de Springfield (12,99 €);bragas de H&M (9,99 €, el pack); colgante Coral Chili, de Gimaguas (35 €); colgante con brillante, de Tous (299 €); y pendiente en oro, de UNOde50 (69 €).

33


VOGUE ELIGE

Camiseta de algodón, de Zara (7,95 €); shorts vaqueros, de Levi’s (55 €); calcetines de Primark (7 €, el pack); deportivas de Mango (25,99 €); colgante con brillante, de Tous (299 €); collar de Gimaguas (32 €); y bolso Vogue. Realizado en yute y algodón, y disponible en tres colores (rojo, azul marino y negro), este espacioso bolso icónico de Vogue se pondrá conseguir con el próximo número de agosto.

34


Bomber de algodón, de Bimba y Lola (250 €); bañador de Calzedonia (59 €); calcetines de Zara Home (9,99 €); zapatillas de Converse (65 €); y pendientes en oro amarillo (199 €) y colgante con brillante (299 €), todo de Tous. Maquillaje: Jose Belmonte (Cool) para Nars. Peluquería: Manu Fernández (Cool) para Moroccanoil. Técnico digital: Michele Casagrande. Ayudantes de fotografía: Roberto Herrero y Helena Llum. Ayudante de estilismo: Andrea Rodríguez. Modelo: Kim Van Der Laan (Wilhelmina New York). Agradecimientos: Hotel Osuna, Tomavistas Festival y La Trinchera.

35


VOGUE ELIGE

LA BANDA SONORA DEL ARMARIO MUSA ETERNA DE LA MODA, LA MÚSICA MARCA EL RITMO DE LAS TENDENCIAS DESDE HACE DÉCADAS. DEL PUNK AL ‘GRUNGE’ PASANDO POR EL ‘HIP HOP’, SUS ESTÉTICAS, MÁS O MENOS MARCADAS, SE ALTERNAN TOZUDAMENTE CADA TEMPORADA.

Los Beatles durante una grabación en Londres en 1976.

SALVATORE FERRAGAMO CINTURÓN DE PIEL DE BECERRO (295 €).

ASPESI CAMISA DE SEDA (395 €).

ETRO AMERICANA CON SOLAPAS (1.485 €).

ETRO PANTALÓN EN LÍNEA A (745 €).

RABAT PENDIENTES EN ORO ROSA (2.945 €).

VICEROY PULSERA DE ACERO ROSADO CON MALAQUITAS (49 €).

BRIXTON SOMBRERO DE FIELTRO (64,95 €, EN ZALANDO).

ZARA PAÑUELO ESTAMPADO (9,95 €).

BVLGARI RELOJ BVLGARI BVLGARI (9.300 €).

GUCCI

CHURCH’S MOCASINES DE PIEL (450 €).

SAINT LAURENT

HERMÈS BOLSO MOSAÏQUE AU 24 DE PIEL DE BECERRO.

Pop Estampados psicodélicos, trajes de chaqueta en colores llamativos, pantalones campana, chorreras y accesorios cantosos. El final de la década de los sesenta y su estética hippie, apadrinada por The Beatles, pide pista en las colecciones estivales de firmas tan dispares como las de Gucci y Saint Laurent. 36

FOTOS: GETTY IMAGES, INDIGITAL, D.R. ESTILISMO: LAURA SUEIRO.

LONGCHAMP JERSEY DE LANA.


ZARA BANDANA ESTAMPADA (5,99 €).

MARC JACOBS VESTIDO DE SEDA (520 €, EN NET-APORTER).

J. CREW GORRO DE LANA (99,95 €, EN ZALANDO).

ZADIG & VOLTAIRE JERSEY DE LANA. LEVI’S FALDA VAQUERA (59 €).

BIMBA Y LOLA PANTALÓN VAQUERO (115 €).

Courtney Love en el concierto Hole of Paradiso en Ámsterdam en 1995.

PANDORA ANILLO DE PLATA (39 €).

GUESS CHAQUETA VAQUERA OVERSIZE (169,90 €).

AMIRI CAMISETA OVERSIZE (306 €, EN NET-A PORTER).

ISABEL MARANT

IRO CAMISA DE LANA Y FRANELA (340 €, EN MYTHERESA).

DR. MARTENS BOTAS DE PIEL (219 €).

MIU MIU

BENETTON CULOTTE DE TALLE ALTO (25,95 €).

Grunge En 1993, al tiempo que Kurt Cobain y Courtney Love triunfaban en la escena musical, Marc Jacobs lo hacía con una colección que reflejaba el estilo de ambos. Camisas de leñador (estampados de cuadros mediante), gorros de lana y botas de cuero que ya nunca se retiraron de las pasarelas ni de las calles. 37


VOGUE ELIGE DIOR BOLSO DE LONA (3.200 €).

MANGO SELLO DORADO (19,99 €).

LOEWE GAFAS DE ACETATO.

ADIDAS ZAPATILLAS SUPERSTAR (99,95 €).

BURBERRY GORRA TB DE ALGODÓN (270 €).

El grupo Run-DMC fotografiado por Michael Ochs en los años 80.

DOLCE & GABBANA CAMISETA BICOLOR (275 €).

GUCCI CHAQUETA DEPORTIVA DE PUNTO (950 €, EN NET-A-PORTER).

ISABEL MARANT PANTALÓN DE CHÁNDAL (290 €, EN MYTHERESA).

UNODE50 COLLAR DE PLATA BAÑADA EN ORO (299 €).

Hip hop El trío formado por chándal, zapatillas deportivas y oro amarillo, imprescindible en el estilo de artistas como Salt-N-Pepa, Run-DMC y Jay-Z, y espoleado por diseñadores como Dapper Dan, marca el ritmo de la moda de los últimos años. Para prueba, las colecciones de Gucci, Louis Vuitton y Koché. 38

FOTOS: GETTY IMAGES, INDIGITAL, D.R.

KOCHÉ

FENDI RIÑONERA DE PIEL (980 €).

STELLA M CCARTNEY

H&M STUDIO TOP DE PIQUÉ (49,99 €).

ARISTOCRAZY PENDIENTES DE PLATA BAÑADA EN ORO (89 €).


DINH VAN PULSERA DE ORO.

OLIVER PEOPLES PARA THE ROW GAFAS DE SOL (355 €).

PRADA MINIFALDA DE CUERO (1.400 €, EN MYTHERESA). UGG ZAPATILLAS DE PIEL.

BIMBA Y LOLA TORERA DE ALGODÓN (175 €).

Instantánea de la sesión de fotos para la película Spice World (1997).

VERSACE VESTIDO ESTAMPADO.

H&M STUDIO CAMISETA CON CORDONES (29,99 €).

ALBERTA FERRETTI PANTALÓN DE ALGODÓN (595 €).

MIU MIU BOLSO ESTAMPADO (190 €, EN MYTHERESA).

UNRAVEL

MANGO BOTAS DE PIEL (139,99 €).

INTIMISSIMI TOP AJUSTADO (15,90 €).

VERSACE

Nº21 FALDA MIDI DE VINILO.

Pop Quien le iba decir a Mel C que sus looks deportivos serían una de las tendencias más fuertes de la última década. El athleisure lidera las calles, los dad trainers encabezan las listas de los zapatos más vendidos, y los pantalones cargo y los mini tops palabra de honor se prodigan en las pasarelas. 39


VOGUE ELIGE

GRANDES ÉXITOS

Inès Mélia, con jersey de Paloma Wool, y vaqueros de Sessùn.

LA FRANCESA INÈS MÉLIA COMPAGINA SU CARRERA COMO DJ CON SU FACETA COMO PINTORA. AL TIEMPO, FORJA UN ESTILO QUE HUYE DE LAS ESTRIDENCIAS Y PONE EL ACENTO EN LOS CLÁSICOS ETERNOS. 1 2

3

6

7 8

FOTOS: ALON SHASTEL, GORUNWAY, D.R. ESTILISMO: RAQUEL MEJÍAS.

40

4

LEMAIRE

1. «Para llevar a la playa o la piscina siempre me decanto por los bañadores. En tonos lisos y cortes discretos». Traje de baño Jenna, de Yasmine Eslami (140 €). 2. «Mi diseñador fetiche esta temporada es Christophe Lemaire. Sus prendas son atemporales y el corte de sus vestidos es impecable». Vestido de Lemaire (885 €, en Farfetch). 3. «Aunque no suelo llevar sombreros, últimamente estoy fascinada con las boinas». Boina de Eugenia Kim (276 €, en Moda Operandi). 4. «Mis vaqueros favoritos son los Levi’s ‘vintage’ que customizo a medida». Pantalones de Levi’s (210 €). 5. «La pieza estrella de mi armario es una gabardina clásica de Burberry». Gabardina de Burberry (1.790 €). 6. «Adoro las joyas de inspiración artística que diseña mi amiga Hadar Nornberg». Pendientes de Hadar Nornberg (5.300 €). 7. «Desde que descubrí la firma de bolsos Object Particolare soy una fan total». Bolso de Object Particolare (395 €). 8. «Siempre llevo zapatos de By Far. Tienen un impecable toque minimalista». Mule Kosara, de By Far (320 €).

CELINE

«Estoy deseando hacerme con todas las prendas de la nueva colección de Celine. Me encanta el giro setentero con acentos de burguesa parisina que le ha dado Hedi Slimane».

5


Royal Bliss y su logotipo son una marca registrada de The Coca-Cola Company.


FOTO: J.C. DE MARCOS

o d n a c i f ¿Plani ? o r u t u tu f

Título de

EXPERTO EN MARKETING DIGITAL

PARA EMPRESAS DEL SECTOR DEL LUJO Especialízate en la profesión con más futuro y desarrolla toda tu creatividad a la vez que dominas las herramientas de marketing y digitales TÍT U LO CO N D É N A S T CO L L EG E S PA I N - U N I V ER S I DA D C A R LOS I I I D E M A D R I D INICIO OCTU BRE 2019. ABIERTA L A INSCRIPCIÓN . PL A Z AS LIMITADAS

INSCRÍBETE ¡YA! DESCUBRE NUESTROS CURSOS, TALLERES, Y EL MÁSTER VOGUE EN COMUNICACIÓN DE MODA Y BELLEZA EN:

www.condenastcollege.es


VogueESPÍA

MÚSICA, MAESTRO La herencia estética de Pertegaz actualiza sus códigos cinco años después de la muerte del creador. Y lo hace con una nueva colección de ‘prêt-àporter’ que mira hacia el futuro de la mano de la cantante MAFALDA.

Fotografía F É L I X VA L I E N T E Estilismo M A R TA B A J O Texto Á LVA R O F E R N Á N D E Z - E S P I N A


VOGUE ESPÍA

A

ntes de que los focos se calienten y de tener que atravesar el impoluto ciclorama para ponerse frente al objetivo de la cámara, Mafalda solo tiene una petición: «¿Puedo cambiar la música?», solicita con timidez mientras el ayudante del fotógrafo le alcanza sin rechistar el iPad al que están conectados dos gigantescos altavoces inalámbricos arrinconados a cada lado del estudio. La velocidad a la que sus dedos teclean en el buscador de Spotify delata que no es la primera vez que lleva a cabo esta operación. «¡Me encanta Kaytranada!», afirma con una sonrisa mientras retoma su posición al ritmo del primer tema house del dj y productor haitiano-canadiense. Que la joven cantante, nacida en Londres en 1994 aunque de raíces españolas, sea tan meticulosa con la ambientación musical no es casualidad: más bien pura deformación profesional. Hace casi un año que vive entregada a la producción de su primer disco, que por fin verá la luz durante este mes. Pero la noche previa a la sesión hizo un breve parón y voló desde Nueva York (la ciudad donde reside desde enero de 2017) a Madrid para una actuación sorpresa en directo con la que se celebraba el regreso al prêt-à-porter femenino de Pertegaz.

U

n emparejamiento que, a priori, podría parecer inusitado pero en el que la firma de moda española y Mafalda han encontrado muchas más afinidades de lo que nunca hubieran podido imaginar. Así lo reconoce Purificación Alonso, auténtica impulsora del resurgimiento de la casa que el diseñador turolense creó en 1942. Además de consejera delegada de Jealfer, compañía textil histórica del 44

sector en Galicia y propietaria de la licencia de prêtà-porter de Pertegaz, Alonso trabajó mano a mano desde los años noventa con Manolo, como ella misma le llama cariñosamente. «En aquella época aún hacía mucha costura y su taller de Barcelona trabajaba a pleno rendimiento. Por eso la idea de lanzarse a un proyecto de prendas de confección no le seducía. Por otra parte, nunca quiso pensar en la idea de nombrar a un sucesor, ni tan siquiera quería

En la página de apertura, Mafalda, con vestido de Pertegaz (595 €); babuchas de Manolo Blahnik (620 €); anillo Duna Tube en plata bañada en oro (79 €) y anillo Camee en plata bañada en oro con malaquita (75 €), ambos de Tous; butaca Paulistano de Objekto (1.694 €, en Batavia). Sobre estas líneas, vestido de Pertegaz (2.970 €); anillo Duna Tube en plata bañada en oro, de Tous (79 €); y butaca de Berenis (2.420 €). En la página siguiente, vestido de Pertegaz (1.100 €).

tener un ayudante. Nuestra primera toma de contacto se produjo a través de una colección masculina de punto, que siempre ha sido la especialidad de nuestra empresa. Poco a poco nos ganamos su confianza y, cuando al final de su carrera decidió adjudicar las licencias de la firma, quiso que nosotros tuviéramos la del prêt-à-porter femenino. Con una sola condición: que le prometiéramos que yo me encargaría personalmente», recuerda. En colabora-


VOGUE ESPÍA

ción con el equipo creativo, instalado en el que fuera el taller barcelonés de Pertegaz, la maquinaria se puso en marcha durante el verano de 2018 con la idea de relanzar un apellido clave en la historia de la moda española y hacerlo relevante de cara a las nuevas generaciones.

46

me propusieron la actuación corrí a comprarme un libro para informarme sobre la historia de la marca, aunque estaba bastante familiarizada con ella gracias a mi madre –la empresaria y marchante de arte Rosario Nadal–. Ella se emocionó muchísimo cuando se enteró y me dijo que era una oportunidad única», cuenta. «Lo que han hecho es verdaderamente especial: elegante y muy actual. Algo sorprendente que aun así te parece familiar».

Arriba, Mafalda lleva camisa con lazada al cuello, de Pertegaz (270 €).

De este modo, la firma que vistió a Ava Gardner, Audrey Hepburn y firmó el archiconocido mono turquesa con el que Salomé ganó Eurovisión en 1969 abre las ventanas para dejar entrar una brisa que refresque el imaginario colectivo. «Mafalda representa ese futuro al que nosotros apuntamos todas nuestras aspiraciones. Esos iconos de siempre marcaron una época, desde luego, pero es el momento de dar un paso al frente», concluye Purificación •

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: CARMEN DE JUAN (X ARTIST MANAGEMENT) PARA CHANEL Y SHU UEMURA. AYUDANTE DE ESTILISMO: JUDIT GÓMEZ. AYUDANTE DE PRODUCCIÓN: PABLO MAYA.

B

uceando en los prolíficos archivos históricos, una pieza llamó poderosamente su atención: un vestido de cóctel de seda roja con escote palabra de honor y un gigantesco lazo en la espalda que se presentó en sociedad en 1980. El espíritu exuberante de la época y el sensual barroquismo que evocaba supusieron el punto de partida de la nueva colección de o/i 19-20. Un regreso a las siluetas estructuradas, los tejidos sofisticados, los cortes sastre y un moderno carácter urbano recubierto de una pátina de lo que ellos mismos han bautizado como «lujo mate». Todo sin perder de vista el célebre toque Pertegaz. «Ante todo nuestra intención era no traicionar su memoria. Que cada prenda parezca hecha por él», explica Purificación. La energía y la ilusión que transmiten por lanzarse a esta nueva singladura corre en paralelo con la de Mafalda. Su pop oscuro y huidizo (que recuerda al de Lana del Rey o Billie Eilish), con letra y música compuestas por ella misma, resultó ser el acompañante perfecto para la presentación en sociedad del centenar de piezas que componen esta nueva colección. Una noche en la que, para interpretar tres de las nuevas canciones de su trabajo de debut, bautizado Daisy Chain, lució un conjunto de chaqueta y pantalón de jacquard de lúrex rosa brocado, hecho a medida para ella. «Cuando


CLUSE. COM

La TĂŠtragone with linked strap

PrepĂĄrate para el verano


MIUCCIA, A SU MANERA EL DESFILE CRUCERO 2020 DE PRADA, CELEBRADO EN NUEVA YORK BAJO EL NOMBRE DE SEDITIOUS SIMPLICITY, SUBRAYA EL COMPROMISO DE LA ‘SIGNORA’ CON SU IDEARIO POLÍTICO Y ESTETICO. 48

A

veces, como diseñador, sientes que tienes que impresionar y complacer. Pero yo creo que debes hacer lo que pienses que sea correcto para ese momento en concreto», afirmaba Miuccia Prada (Milán, 1949) el pasado 3 de mayo en el backstage de su desfile crucero 2020.

Presentada en Nueva York en Piano Factory, una antigua fábrica de pianos junto al río Hudson y cuartel general de la firma italiana desde 2002, la colección resume su sentir ante la complejidad del mundo actual: «En momentos de dificultad la única forma de sobrevivir es ser tu mismo».

FOTOS: CORTESÍA DE PRADA, GETTY IMAGES, D.R.

VOGUE ESPÍA


Vogue

VISTO EN

En ambas páginas, imágenes del backstage del desfile crucero 2020 de Prada, celebrado en el cuartel general de la firma italiana en Nueva York.

a b c d

E

n esta ocasión, ‘ser ella misma’ pasa por rebajar la carga más sesuda, oscura y opaca de sus creaciones para pasar a recrearse en las cosas bonitas. La belleza sin aderezos. «La colección es real, naíf. Lo contrario a pretenciosa. Es la simplicidad como protesta ante el exceso. Soy muy sensible ante la situación política actual. Me afecta», concede. Licenciada en Ciencias Políticas y feminista de izquierdas declarada, Miuccia Prada propone aquí una vuelta a la sinceridad, la pureza y la verdad a través de un lenguaje, el de la moda, que domina a la perfección. Materiales nobles como el popelín de algodón, la falla, la tela de gabardina, el cuero o el ante, dan forma a unas prendas de formas amplias, organizadas en torno a una silueta, la A, que tantos buenos momentos ha proporcionado a la diseñadora milanesa. Los estampados (rayas y cuadros masculinos, y flores en solitario o en forma de ramilletes) se mezclan en una coreografía equilibrada que

no cae ni en el exceso ni en la excentricidad. El conjunto se completa con unos accesorios antagónicos (estolas de lentejuelas y calcetines gordos de lana, zapatillas de lona con plataforma de goma y bolsos de piel), y que, sin embargo, funcionan.

T

itulada con el nombre de Seditious Simplicity (simplicidad rebelde), la colección es un remanso de paz –estética, claro– que, según se indica en la nota de prensa, «está abierta a la interpretación con dicotomías que van desde la riqueza a la pobreza, la juventud y la tradición, lo urbano y lo natural, uptown y downtown». Porque una cosa es que esta propuesta apueste por un lenguaje más sencillo y otra que Miuccia deje de ser Prada • S. H.

LAS LENTEJUELAS SON PA R A E L V E R A N O Y no exclusivamente para las largas y calurosas noches. A pleno sol (y aprovechando toda su capacidad reflectante), faldas, vestidos, blusas o pantalones se prestan a combinaciones tornasoladas de efecto sirena, franjas arcoíris o bloques monocolor de referencias disco.

A La cantante Janelle Monáe con una falda multicolor de Alice + Olivia B La actriz Emilia Clarke con un top de Martin Grant C La cantante Taylor Swift con un mono de Rosa Bloom D Tracee Ellis Ross con chaqueta y pantalón de Cinq à Sept.

49


VOGUE ESPÍA

A la izda., Victoria Beckham vestida de su propia firma. Abajo, Kanye West con look completo de Yeezy.

marcaron un antes y un después, determinando de forma increíblemente importante la evolución histórica de sendos ámbitos», explica la historiadora Katie Baron, autora del libro Fashion + Music: Fashion Creatives Shaping Pop Culture.

D

E

n 2011 Kanye West acuñó la expresión ‘What’s Gucci’ en las delirantes letras de su hit con Jay Z, N****s in Paris. La derivación del coloquial what’s good americano –algo así como ‘qué pasa’– en la firma de culto se interpretó entonces como una extravagancia más del rapero. Sin embargo, el tiempo ha terminado confirmando que, además, aquel guiño a la industria de la moda resultó ser el preludio perfecto de lo que estaba por llegar. A saber: la reconversión del músico en diseñador revelación y, en última

instancia, gurú del sector. Su línea de ropa Yeezy, una subdivisión de la marca Adidas orientada al estilo de vida, ha conseguido, al igual que el propio Kanye, deshacerse ya de su apellido para auparse mundialmente como uno de los fenómenos más relevantes de la última década: 40.000 pares de zapatillas vendidos en solo un minuto, desfiles en pleno Central Park que tienen más de performance que de pasarela y, lo que de verdad importa en este caso, el respeto de la crítica. O, dicho de otra forma: Kanye es ya tan diseñador como rapero.

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE EL SALTO DE LOS MÚSICOS A LA MODA SOLÍA LIMITARSE A UN MERO INTENTO. HOY, VICTORIA BECKHAM O RIHANNA DEMUESTRAN QUE ES POSIBLE RECICLARSE Y, ADEMÁS, TRIUNFAR. 50

Y, si bien el caso de West puede entenderse como la penúltima cabriola de un genio poliédrico, el caso es menos excepcional de lo que podría extraerse de sus cifras. Pharrell con su firma Billionaire Boys Club; Rihanna con Fenty; el dj Virgil Abloh con Off-White; o la omnipresente Victoria Beckham con su marca homónima son ejemplos de que música y moda pueden ir de la mano y, además, triunfar en el intento. «En términos creativos, música y moda son la misma cosa: una plataforma para expresar ideas, para reivindicar una opinión o una excusa para divertirse», opina el diseñador Miguel Becer, que pese a haberse formado como pianista clásico terminó decantándose por la moda. Una diversión, como Becer dice, que hoy sin embargo ha evolucionado hasta transformar a los músicos en algo más que iconos pasivos de estilo. «Colaboraciones como las de Anthony Price con Roxy Music, o la de Jean-Paul Goude con Grace Jones en su día ya

os ejemplos claros de que la alianza actual no es nueva... aunque sí diferente. «Lo que ocurre hoy es que experimentamos cierto sentido de accesibilidad aspiracional y las redes sociales han sido clave para ello. Vemos lo que hacen y lo que visten en el escenario, pero también en su tiempo libre», concede Baron. No en vano, un reciente estudio de Vevo recoge cifras reveladoras: los cantantes son la subcategoría de celebrities que más influyen en el estilo estético mundial –en un 75%, en el caso de las mujeres, y un 62%, en el de los hombres–, por encima de actores, deportistas o prescriptores. Ante tal panorama, no sorprende que desde que Bowie allanase el terreno, los gran-


FOTOS: CORTESÍA DE VICTORIA BECKHAM, CORTESÍA DE ADIDAS, LORENZO VITTURI, MATTHIEU VENOT, D.R.

A la izda., Virgil Abloh, vestido de Off-White. A la dcha., Tyler The Creator, de su marca Golf Wang. Abajo, Rihanna con look de Fenty; y Pharrell Williams de su colección para Adidas.

Gwen Stefani, Katy Perry o Selena Gomez– y otra muy distinta convencer a todos de que no es un capricho más de estrella aburrida. «No sirve cualquier cosa que lleve su nombre. La propuesta de valor tiene que responder a las expectativas. Si no es así, serán marcas de corto plazo que quizás sirven para hacer ruido, pero no para ser relevantes en unos años», puntualiza Lara. Y tal y como Bernard Arnault, CEO de LVMH, explicaba en su comunicado, Rihanna ha demostrado ser, ante todo, empresaria.

des emporios textiles hayan encontrado en las estrellas del momento la alianza perfecta para promocionar sus creaciones. «Música y moda deben ir de la mano, y con nuestras colaboraciones con artistas o festivales queremos reafirmar esa declaración», corroboran desde el departamento de comunicación de H&M, donde artistas como Madonna o Lana del Rey han presentado sus colecciones.

S

P

ero ellos tampoco son los únicos. Balmain, Guess o Pull&Bear también han sacado provecho al potencial de las estrellas. «Se busca ir más allá de la venta o los objetivos económicos con estos lanzamientos: se busca el engagement (o enganche) con el cliente, que este hable de ellos en redes, que dialogue con la marca, que se sigan las novedades y que se continúe comprando a lo largo del tiempo», defiende Luis Lara, socio-director de la consultora de moda Retalent. Una estrategia que no solo se ha probado efectiva, sino

también altamente rentable tal y como demuestra el histórico titular que irrumpía en la prensa el pasado mayo: el grupo LVMH lanza su maison Fenty bajo la batuta y dirección creativa de Rihanna. Para entender una decisión como esta es necesario ahondar en el recorrido de la cantante. Porque una cosa es lanzarse a probar suerte con el aval de un gigante detrás –como ya han hecho

egún Janice Miller, autora del libro Fashion and Music, la diferencia entre los cientos de estrellas mediáticas que se han lanzado a diseñar y los casos de Rihanna, Kanye o Tyler The Creator –rapero fundador de Golf Wang– reside en la actitud. «En los casos de éxito, la tónica general radica en que se lo han tomado en serio. Se han educado y han entendido el negocio», expone. Pero de entre todos los casos de estudio, uno destaca sobre todos los demás: Victoria Beckham. Ni marcas

planetarias como respaldo ni tanteo del terreno con colecciones esporádicas. En 2008 la cantante colgó el sobrenombre de Posh Spice para convertirse en abanderada del minimalismo. Tres años más tarde, Beckham se hacía con el premio a marca británica del año en los British Fashion Awards. Un unicornio en la industria cuyo éxito ha sido analizado por la propia diseñadora en más de una ocasión. «Me apasiona lo que hago. En realidad, todo consiste en trabajar duro», reconocía el año pasado la británica. Y quizás, cifras y experimentos aparte, la clave del éxito resida en algo tan fácil como eso. Ya lo dijo Rihanna: «Work, work, work, work, work» • Nuala Phillips

51


VOGUE ESPÍA

EN EL NOMBRE DEL PADRE CASI TRES DÉCADAS DESPUÉS DE SU DESAPARICIÓN, LOLA ERRANDO RESUCITA TRÁFICO DE MODAS, LA ICÓNICA FIRMA QUE LOS HERMANOS ERRANDO MARISCAL IDEASEN EN LA DÉCADA DE LOS SETENTA. HIJA Y SOBRINA DE LOS FUNDADORES, DEFIENDE LA BELLEZA DE SUS ESTAMPADOS COLORISTAS Y LA RELEVANCIA ACTUAL DE SU ESPÍRITU REVOLUCIONARIO.


FOTOS. PEPE LÓBEZ. ESTILISMO: ISABEL LLANZA. MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: MARÍA BARRERA (X ARTIST MANAGEMENT) PARA CHANEL Y SHU UEMURA. AYUDANTE DE FOTOGRAFÍA: PAULA MÉNDEZ. AYUDANTE DE ESTILISMO: JULIETA SARTOR.

N

ací dos años después de la desaparición de Tráfico de Modas. Pero de una forma u otra su espíritu siempre ha estado presente en mi vida», reconoce Lola Errando (Barcelona, 1994). La firma que, a finales de los setenta, creasen su padre, Pedrín Mariscal, y sus tíos Jorge, Santi y Ada, además de María José Villalonga, pareja del primero en aquel momento, murió en 1992, víctima de la crisis que en aquellos años azotaba al sector textil patrio. «El auge de la moda low cost se la llevó por delante. Por aquel entonces Tráfico de Modas contaba con cinco tiendas propias pero también se vendía en comercios multimarca. Hubo muchos impagos y decidieron cerrar», concede. Lo que comenzó casi como un juego de niños, –«María José y Santi empezaron a tejer prendas de punto con los diseños de mi padre. Luego los vendían en la tienda de antigüedades que mi tío Jorge tenía en Valencia. Todo muy casero»–, pronto se convirtió en un fenómeno que revolucionaría las calles de la época. Sus colecciones, que lucieron desde la familia Bosé a Judit Mascó, y que incluso se colaron en la película de Pedro Almodóvar Átame, pasaron de presentarse entre amigos, a subirse a las pasarelas de Gaudí y Cibeles, donde desfilaban cada temporada. «A mi padre y a mis tíos no les gustaba lo que encontraban en las tiendas, así que decidieron hacerse su propia ropa. Una moda atemporal que no buscaba las tenden-

cias del momento, sino expresar una manera de ver la vida llena de luz, color y optimismo», expone. Con el mismo espíritu, el de ofrecer una alternativa a la moda rápida, y con mucho cariño, retoma ahora Lola Errando el trabajo de su familia. «Toda mi vida, tanto mis primos como yo, hemos tenido mucho cariño a esta marca. Siempre nos pregun-

que eso para lo que me había preparado. Así que me lié la manta a la cabeza y decidí reabrir Tráfico de Modas», resuelve. No empezaba de cero, su trabajo de investigación de segundo de bachillerato versaba sobre esta firma. Más de cien páginas en las que recopiló mucha de la información perdida. «Cuando me puse a indagar me di cuenta de que en Internet había muy pocas

prendas, desde vestidos a shorts y camisetas, todos ellos de punto de algodón y estampados con tres dibujos reeditados de su tío Javier Mariscal. «Lo primero que confeccionaron ellos fue una camiseta, la prenda más básica. Seis costuras y cuatro pespuntes. Esta simplicidad se mantuvo en todas las colecciones y se mantiene ahora», explica.

P

Arriba, Lola Errando con vestido de Tráfico de Modas y zapatos de Pura López. En la página de la izquierda, Lola luce top de Tráfico de Modas, alpargatas de Ball Pagès y pantalón propio.

tábamos cómo sería volver a lanzarla, más como una fantasía que como algo real y realizable», recuerda. Pero la ocasión llegó, hace tan solo seis meses, en forma de una suerte de crisis existencial: «Yo soy actriz, y además estudié dirección de fotografía en el Escac en Barcelona. Al imaginarme el futuro me agobié un poco pensando que ya no podría hacer nada más

cosas sobre Tráfico. Así que me dediqué a hablar con mis tíos y mi padre. No fue nada complicado que me dedicaran su tiempo porque a ellos les encanta recordar aquella época». La primera serie, –«Prefiero que no se hable de temporadas. Quiero que mis diseños te los puedas poner hoy y también dentro de tres años»–, la conforman varias

ropietaria de una máquina de coser desde los doce años, Lola, que nunca ha estudiado diseño de moda, se ha encargado también de supervisar los patrones, muchos de los cuales guardan similitudes con los de la primera etapa. «La silueta que buscaba mi padre, y ahora yo, es relajada y sofisticada. Nada obvia. Sensible con las formas femeninas y con mucha fuerza en los estampados». Todo, al igual que en la primera etapa, está diseñado y confeccionado en España. «Creo que estamos entrando en una era donde la gente está más concienciada y apuesta por marcas con una serie de valores, con una producción local, sin precariedad laboral y con ganas de hacer las cosas bien», asegura. Al igual que ocurriera en los años ochenta, Lola no está sola en esta aventura. La acompaña su hermana Paula, que le echa una mano con la comunicación y el marketing, y alguno de sus primos. «Voy a ir poco a poco. Es algo muy especial para todos nosotros y no quiero que salga mal por nada del mundo». Porque hoy, como entonces, este es un asunto de familia • S. H. 53


VOGUE ESPÍA

LA DAMA DE BLANCO MADRINA DE LA COLECCIÓN CRUCERO DE MAX MARA, LA ACTRIZ Y CANTANTE ALEMANA UTE LEMPER REMEMORA A MARLENE DIETRICH, MIENTRAS RECUPERA SU ESTÉTICA MASCULINA.

54

Alemania, que le dio de lado también una vez acabada la guerra. Aquello le causaba mucha amargura». Lemper, de 56 años, pierde la mirada en una rosa que decora la habitación, como la que colocó en la tumba de Marlene aquel invierno berlinés de 1992, cuando la diva recibió de sus compatriotas los homenajes póstumos que no le dieron en vida. «Los países tienden a querer que los artistas sean de su propiedad y si te vas, lo toman como una traición. A mí me ocurrió cuando decidí que mi carrera sería internacional. Y al abrir un diálogo sobre temas que muchos preferían no discutir para no enfrentarse a preguntas comprometidas. Pero era necesario. Sigue siéndolo», afirma. Se refiere Lemper a la dirección que tomó ya con sus primeros discos: contar, a través de sus canciones y poemas, la historia de figuras clave para la República de Weimar como el compositor Kurt Weill o el dramaturgo Bertolt Brecht. «Yo estoy segura de que, si los nazis no lo hubieran arruinado todo, el movimiento social y político de los sesenta habría sucedido aquí, en Berlín, pero en los 40, con Marlene de cabecilla. Berlín era la ciudad más progresista, más emancipada, mas efervescente de Europa. Era donde el arte se convertía en política».

P

ero a finales de los ochenta los alemanes preferían no desempolvar demasiado no fuera a ser que los esqueletos salieran de los armarios llenos de incomodas preguntas sobre la culpa colectiva. «Me lo tomé como un reto personal. Sentía la obligación de contar a mi generación la historia de esos inmigrantes judíos a los que los nazis calumniaron y

FOTOS: GIAMPAOLO SGURA.

U

te Lemper (Münster, Alemania, 1963) cruza sus largas piernas en el sofá de un rococó hotel berlinés. Ayer llegó de San Sebastián, después de recorrer otras ciudades europeas con su nuevo espectáculo Rendezvous con Marlene, en el que homenajea a la artista con la que ha sido comparada desde que arrancara su carrera hace 30 años. «¡Pero yo no soy Marlene Dietrich! Yo crecí con Pink Floyd, Miles Davis y Stevie Wonder. Lo único que he intentado es transmitir su esencia y su fuerza con mi voz. Que se la recuerde como la mujer libre y valiente que fue», insiste mientras atusa su americana negra, muy Marlene, de la nueva colección de Max Mara, y se retira ligeramente la onda que perfila su melena rubia, muy Dietrich. Su nuevo espectáculo mezcla canciones míticas de la protagonista de El ángel azul como Lili Marleen, con otros clásicos de la carrera de Lemper, como su adaptación del Ne me quitte pas de Jacques Brel. Entre medias comparte con el público el recuerdo de la conversación telefónica más especial de su vida, la que mantuvo en 1988 con la mismísima Dietrich en París. Una joven Lemper le había enviado una carta a la veterana artista expresándole su admiración. Un mes después, Dietrich, que a sus 88 años vivía reclutada en su casa de la avenida Montaigne, averiguó el hotel donde se hospedaba su joven compatriota, marcó y preguntó por mademoiselle Lemper. «Obviamente no me lo podía creer. Yo era jovencísima y no sabía qué decir. Pero no hizo falta, me limité a escuchar. Fueron tres horas en las que habló de política, citó mucho a Rilke, de los prejuicios, de la soledad, de su complicada relación con


30 años actuó junto al muro recién destruido. «Todos estos capítulos forman parte de nuestra identidad y deben escucharse».

H

oy, después de vivir media vida fuera de su país, en París, Londres y sobre todo Nueva York, donde reside con su segundo marido y sus cuatro hijos, Alemania y Lemper parecen haber hecho las paces. «Si haces lo que te gusta, eres lo más libre que puedes y nunca haces las cosas por dinero, al final dejas un legado y eso es lo que te acaba definiendo. Yo he sido una embajadora de mi país y creo que he aportado un poco a su historia. Fue mi misión, sigue siéndolo. Yo la elegí y creo que hice bien», asegura.

E

En esta página, Ute Lemper con maxiabrigo de bemberg cupro, pantalones y salones, todo de Max Mara. En la página anterior, tuxedo de lana con solapas de satén, de Max Mara.

persiguieron, obligándoles a huir. También la historia de Marlene», concede. A aquel primer empeño por incomodar conciencias musicalizando verdades le siguieron otros, como cuando paseó por el mundo su ‘música degenerada’, la prohibida por los nazis, o las canciones para la eternidad con composiciones escritas en los guetos y campos de concentración. También cuando hace

n Berlín, ciudad que visita cada año, ahora se le aplaude y valora. Incluso la verán desfilar en uno de los templos del arte de la metrópolis, el Neues Museum, donde la artista amadrina la nueva colección Resort 2020 de Max Mara, inspirada en Berlín y llena de guiños al estilo Marlene. Y Lemper. «Me sorprendió que me llamaran, incluso han creado un precioso vestido blanco para mí. Yo había hecho moda antes, con Jean Paul Gaultier o Jil Sander, hace mucho tiempo. Está muy bien que escojan a una señora mayor; somos las que compramos Max Mara. Eso sí, voy a parecer la abuela del desfile. No sé si me mantendré sobre esos zapatos», bromea. Antes de despedirnos, el alma militante de Lemper quiere compartir otro recuerdo. «Marlene me dijo que a Alemania solo quería regresar si era metida en un ataúd. Y así fue. Pero el acto en su honor en el Deutsches Theater de Berlín se tuvo que cancelar 55


VOGUE ESPÍA

en el último momento porque grupos nazis amenazaron con boicotearlo. Era 1992 y después de muerta, Marlene seguía siendo insultada por el fascismo. Y mira cómo está el mundo hoy. Los artistas tienen que recordar las historias para que no se pierdan. La palabra es una herramienta poderosa. No olvidar es responsabilidad de todos». Ute Lemper, la combatiente más elegante que ha dado

Alemania desde la Dietrich, descendió esa noche la larga escalinata del Neues Museum como si fuera la de un cabaret berlinés y Weill y Brecht la observaran desde una de las mesas: bailando con las caderas y con las manos metidas en los bolsillos del tuxedo de Max Mara. Flotó Lemper sobre los tacones y se zambulló, con una sonrisa, en la mayor ovación de la noche • C. Rosa Fernández

Vogue

RADAR CON SUS CREACIONES ÚNICAS, ESTAS TRES DISEÑADORAS ABOGAN POR REIVINDICAR EL PAPEL DE LA MODA COMO UNA EXPRESIÓN ARTÍSTICA.

Abajo, la actriz alemana luce americana de rayas, medias y salones de charol, todo de Max Mara.

L AV I N A P E S WA N I La diseñadora canaria de raíces indias ha convertido el pañuelo en una forma de expresión. Esta temporada se lanza a plasmar, por primera vez, los caleidoscópicos estampados en vestidos y faldas.

W E C R AV E Desde el prisma de la precisión y la funcionalidad del diseño danés, Vanessa Redondo diseña bolsos de apariencia minimalista, construidos para acompañar cualquier actividad cotidiana.

PRETTY RUMOUR Los cortes limpios y geométricos de las joyas creadas por María Saldaña en su taller madrileño ahondan en la rica herencia estética del estilo art déco. Además, la creadora pone el acento en la belleza de las imperfecciones de los materiales.

56


EN COLABORACIÓN CON

RON BARCELÓ

REALIZACIÓN: CONDÉ NAST SPAIN CREATIVE STUDIO.

La buena vida tiene SABOR a ron de caña de AZÚCAR Desde 1950, año mítico en el que se lanzaron los primeros rones, hasta hoy, Ron Barceló cuenta con presencia en más de 50 países, y se posiciona como la cuarta marca exportadora de ron en el mundo, produciendo exclusivamente Ron Barceló. Y entre las nueve variedades que elaboran desY recuerda un final de boca con la dulzura del pastel de zanataca Ron Barceló Imperial, un ron de alta horia, la nuez de cola, la moca y un robusto sabor tostado que gama, premiado hasta siete veces en los poco a poco se desvanece... Así, con los ojos cerramás prestigiosos certámenes Cierra los ojos. Abre tus dos y el espíritu calmado, estarás en el mejor estainternacionales, cuya calidad reside en varias claves: el SENTIDOS. Serena tu MENTE. do de ánimo para degustar este ron único, solo o bien on the rocks. Y podrás compender y perseguir control de la producción de Y vive cada sorbo del mejor ron el sueño de saborear el mejor ron del mundo. Ese la caña de azúcar, el empleo en su destilación del agua de caña. ¿Hay mayor PLACER? sueño que en 1929 llevó a Julián Barceló, un joven español de 25 años, hasta Santo Domingo, donde más pura, el añejamiento en fundó Barceló & Co., y que hoy es una deliciosa realidad que barricas de roble americano de primer cosecha éxitos en todo el mundo. uso en bourbon y las condiciones óptimas que ofrece el clima de República Dominicana. Y la experiencia de 70 años mezclando los más finos rones. El resulEMBAJADOR tado es un ron prémium, proveniente de DE UN SUEÑO la selección de la caña de azúcar del CaHilario Fombuena, Brand Ambassador ribe más noble. Disfruta de su brillante de Ron Barceló, nos guía con su color ámbar cobrizo. Demórate en sus experiencia como barman y campeón de España de Coctelería en la aromas de crema de mantequilla, ceredegustación de Ron Barceló Imperial, zas secas, vainilla intensa, mermelada uno de los prémium de la marca más de piña y nueces caramelizadas. Déjate exportada de República Dominicana embrujar por una suave entrada a un y número uno en exportación de cuerpo seco, pero afrutado y exuberanrones oscuros del mundo. te, con gran profundidad y equilibrio.

Disfruta de un consumo responsable / 38º vol. / www.ronbarcelo.com


a

e

b

c

d

EN UNA GALAXIA MUY CERCANA EL 20 DE JULIO DE 1969 NEIL ARMSTRONG SE CONVIRTIÓ EN EL PRIMER HOMBRE EN PISAR LA LUNA. MEDIO SIGLO DESPUÉS DE SU HAZAÑA, LA INFLUENCIA QUE LA CONQUISTA ESPACIAL HA EJERCIDO SOBRE EL ‘PLANETA MODA’ ES MÁS NOTORIA QUE NUNCA, Y SE PLASMA EN UNA NOSTALGIA ‘RETRO’ QUE ATRAE A LOS DISEÑADORES HASTA SU CENTRO DE GRAVEDAD. 58

FOTOS: CORTESÍA DE METROPOLITAN MUSEUM OF ART Y ALEKSANDRA MIR, GETTY IMAGES, D.R.

D

e Courrèges a Heron Preston. Desde que la moda ha tenido uso de razón para levantar la vista al cielo y soñar con cruzar la estratosfera rumbo a la Luna, la estética espacial ha estado en su repertorio. Precisamente, el 50 aniversario, este mes, del primer alunizaje del hombre ha vuelto a despertar el interés de los diseñadores. La maquinaria creativa se aventura hacia terrenos salpicados de referencias retro como Levi’s (que para su línea Vintage Clothing, presenta Rocket City, una colección inspirada en los jóvenes estadounidenses que soñaban con ser astronautas en los 50) o Pinko, que lanza la cápsula, nunca mejor dicho, Space Program, con ilustraciones de corte surrealista protagonizadas por heroínas cósmicas a lo Barbarella. Pero la realidad también se impone en apuestas como la de Marine Serre, cuyo desfile de p/v 2019 ensalzaba el utilitarismo de los monos de tejidos técnicos; Omega, que lanza una versión especial en oro de su modelo Speedmaster, el reloj oficial que la tripulación del Apollo XI llevó durante la misión; o la firma italiana Moon Boot, que desde los setenta reinterpreta el calzado antigravedad. Los museos tampoco permanecen ajenos a la efeméride. El Met de Nueva York acoge hasta el 22 de septiembre Apollo’s Muse: The Moon in the Age of Photography que repasa en clave visual el legado de un episodio fundamental del siglo XX • Á. Fdez.-Espina

MARINE SERRE

VOGUE ESPÍA


f

En Nueva York, entre 1982 y 1992, Dapper Dan’s Boutique era parada obligatoria para la realeza del hip-hop. Desde LL Cool J hasta Jay-Z lucieron los diseños del mítico modisto de Harlem. Daniel Day, más conocido como Dapper Dan, reinventó el lujo para la gente de color con su audaz (y un tanto ilegal) uso de los logos de casas como Gucci, Fendi y Louis Vuitton. Su legado trascendió la música para convertirse en emblema de la moda de calle. Medio lustro después, con el auge de la escena musical urbana, surge una nueva generación de ‘Dapper Dans’. Estos creadores han sido los encargados de dar forma al vestuario de artistas como Bad Bunny, J Balvin, Rosalía y Travis Scott. Diseñadores como Etai Drori, quien admite tener prohibido globalmente comprar en Goyard y Louis Vuitton, crea a partir de la deconstrucción de toallas (nuevas y vintage), marroquinería y ropa, todo auténtico. «Los músicos son artistas. Soy capaz de despertar otro lado creativo cuando los involucro en el proceso de diseño», afirma. Imran Moosvi, por otro lado, aborda la técnica con una dosis de humor y desenfado, que son las bases de su sello personal: «Todo está interconectado; el estilo está en todas partes» • L. A. G. LOS NUEVOS ‘DAPPERS’

g

h

i

A Falda de la colección Space Program, de Pinko (190 €) B Libro MoonFire. The Epic Journey of Apollo 11, de Norman Mailer (Ed. Taschen, 40 €) C Charm de Pandora (65 €) D Bota de Moon Boot (76 €) E Ryan Goslin en un fotograma de la película First Man (2018) F Cartera de Jimmy Choo (695 €) G Camiseta de Levi’s Vintage Clothing (140 €) H Reloj Speedmaster de oro, de Omega I Una imagen de la performance First Woman on the Moon de Aleksandra Mir, en 1999, incluida en la exposición Apollo’s Muse: The Moon in the Age of Photography, en el Museo Metropolitano de Nueva York.

De arriba abajo, Ashley Graham, vestida de Dapper Dan para Gucci; Billie Eilish, luce traje de Imran Moosvi; y Rosalía, vestida con prendas de Etai Drori.


LOS OPUESTOS SE ATRAEN Su estética afilada resulta, paradójicamente, suave al tacto. Parece rígida y, sin embargo, se mueve. La colección de joyas CLASH DE CARTIER se estrena cuajada de dualidades. Es nueva, pero puede resultar familiar a quien conoce los códigos de la centenaria casa parisina, ya que incorpora, modernizados, clavos, tachuelas y cuentas. Anillos y pulsera de la colección Clash de Cartier, y reloj de Cartier.

FOTO: CARLIJN JACOBS. ESTILISMO: VALENTINA COLLADO. PELUQUERÍA: FRANCO ARGENTO (THE WALL GROUP). MAQUILLAJE: MIN KIM (THE WALL GROUP). AYUDANTE DE FOTOGRAFÍA: JULIEN DAUVILLIER. AYUDANTES DE MODA: MARÍA VILLARREAL Y ALEX ACERO. PRODUCCIÓN: MARIANA CANTÚ (MC COLECTIVA). CASTING: DAVID CHEN. LOCALIZACIÓN: HOTEL LUTETIA. MODELOS LITZA VELOZ (MARILYN). TEXTO: PALOMA ABAD.

VOGUE ESPÍA


EN COLABORACIÓN CON

Café L’OR

REALIZACIÓN: CONDÉ NAST SPAIN CREATIVE STUDIO.

La VIDA son momentos de ORO Comparten cada día un café a media mañana, cuando ya los peques están en el cole y ellos pueden hablar con tranquilidad de trabajo, proyectos... de sus cosas. Paz Vega y Orson Salazar son una pareja indisoluble, tanto cuando hablamos de trabajo como cuando es la familia lo que está en el punto de mira. «Creemos que las dos facetas, la familiar y la profesional, están estrechamente unidas, son inseparables y la una depende de la otra y viceversa –nos contesta «Entre Orson cuando les planel tema–. Y más nosotros teamos cuando nuestro proyecsiempre to de vida siempre ha hay respeto, sido crear una familia y evolucionar en nuestro ADMIRACIÓN trabajo, que es también y un gran nuestra pasión». Y es en la cocina, junto a su proyecto cafetera L’OR Barista, de vida y el lugar donde Paz y Orson encuentran ese de familia» momento de tranquilidad para planificar sus carreras y sus vidas, en constante evolución, como su marca de café. Paz lo tiene claro: «Me gusta estar al tanto de las tendencias... Por eso me encanta L’OR Barista, es lo más innovador en el mundo del café. Y como amantes del café que somos, es un must en nuestra vida diaria». L’OR Barista revoluciona el mundo del café al permitir preparar un espresso, dos espressos a la vez o un doble espresso con los que disfrutar de un café de calidad excepcional. Tan excepcional como la larga y exitosa carrera de Paz Vega, una de nuestras actrices más internacionales, aunque como ella misma dice, «uno siempre piensa que el mejor papel está por llegar...».

UNA CARRERA DE ÉXITOS Tras su reciente preestreno en Cannes, Paz Vega nos ha vuelto a enamorar con su papel en Rambo V: Last Blood. «Participar en Rambo V es formar parte para siempre de una saga legendaria en el cine de acción, y todos los que hemos participado somos conscientes de ello».

www.lorespresso.com


VOGUE ESPÍA

SOBRE EL ESCENARIO, COMO EN LA VIDA, EL ESTILISMO MARCA LA DIFERENCIA, Y CON EL ARRANQUE DE LAS GIRAS VERANIEGAS, LA MODA PATRIA SE ECHA TAMBIÉN A LA CARRETERA. MOISÉS NIETO JUNTO A ZAHARA Y ANA LOCKING CON MASTODONTE, EL GRUPO DE ASIER ETXEANDIA, FIRMAN EL VESTUARIO DE SUS PRÓXIMAS ACTUACIONES.

COSER Y CANTAR

D

avid Bowie y el mono multicolor de Kansai Yamamoto con el que encarnó a Ziggy Stardust en 1973; o Madonna y el corsé de pechos cónicos de Jean Paul Gaultier con el que se consagró como la Ambición Rubia en 1990. Cuando la música y la moda colisionan, el hábito sí hace al monje. Hasta tal punto que los dos ejemplos anteriores sirven para ilustrar cómo un look puede marcar una estética con banda sonora incorporada. Como cual-

62

quier otro proyecto artístico, representar en directo sobre un escenario un repertorio musical exige cuidar hasta el mínimo detalle, y la ropa no es un factor desdeñable para que el espectáculo consiga ser rotundo.

C

uando se habla de estética, la gente se confunde porque lo asocia únicamente con estar guapo, pero en la carrera de música es una asignatura en sí misma. Lo que suena y

cómo se transforma en imágenes forja nuestro patrimonio artístico», explica la cantante Zahara. Sentado junto a ella, el diseñador Moisés Nieto asiente. Él ha sido el encargado de desarrollar el concepto global del vestuario que acompaña tanto su último disco, Astronauta, como a sus videoclips y a la gira de conciertos con el que lo está presentando por toda España. Aunque se conocieron con diez años en Úbeda, la ciudad natal de ambos, fue

Sobre estas líneas, a la izda., Moisés Nieto y Zahara llevan monos de Moisés Nieto. A la dcha., Enrico Barbaro, Ana Locking y Asier Etxeandia, todos vestidos de Ana Locking.


H

acer del inconformismo un arma de supervivencia profesional es quizĂĄs el punto en comĂşn que mejor deďŹ ne la trayectoria de Ana Locking y Asier Etxeandia. El actor y cantante bilbaĂ­no conociĂł a la diseĂąadora cuando ella formaba parte del dĂşo Locking Shocking. ÂŤMe impactĂł tanto la fuerza de sus desfiles y el uso del lenguaje estĂŠtico que tuve claro que querĂ­a vestirme con su ropaÂť. De ahĂ­ que, aĂąos despuĂŠs, cuando resolviĂł emprender una carrera discogrĂĄfica junto al compositor y mĂşsico italiano Enrico Barbaro bajo el nombre de

Mastodonte decidiera confiar la creaciĂłn de los estilismos para sus directos a Locking. ÂŤNuestra conexiĂłn ha surgido de la admiraciĂłn mutua de nuestro trabajo. Tenemos una forma similar de entender el espectĂĄculo y compartimos muchos referentes e inspiraciones. Los desfiles de Ana son muy performĂĄticosÂť, explica Etxeandia. Para construir la identidad visual de Mastodonte, cuyo primer disco se publicĂł esta primavera con el single RedenciĂłn como adelanto, los tres han desarrollado una compleja fusiĂłn de la vestimenta barroca con un enĂŠrgico minimalismo de corte futurista. ÂŤMe dieron libertad absoluta para crear. Solo me pidieron que empezara por escuchar el disco a solas y me empapara del espĂ­ritu del grupo, para captar ese universo tan peculiar y traducirlo a las prendasÂť, aĂąade Ana. Los acordes electrĂłnicos y la factura experimental del viaje sonoro de Etxeandia y Barbaro han tomado forma de monos de lĂşrex con acabados engomados que ambos mĂşsicos describen como ÂŤlimpios y rotundos, pensados para darlo todoÂť. Y es precisamente durante sus actuaciones cuando la ropa que les acompaĂąa sirve como metĂĄfora de la pĂŠrdida de la inocencia humana, en la que van despojĂĄndose de las capas que les cubren para quedarse en la esencia. ÂŤLa base de nuestro trabajo es buscar la sorpresa del espectador, conmoverles. No puedo con el artista vago al que todo le viene bien. Y sĂŠ que Ana tambiĂŠn afronta sus diseĂąos de la misma maneraÂť, asegura Etxeandia. ÂŤEs un privilegio poder mostrar el resultado de nuestro trabajo sobre un escenario o una pasarela y eso exige respetar al pĂşblicoÂť, termina Ana A. F.-E.

Vogue

RADIOGRAFĂ?A

‘Purple Rain’ En homenaje al ĂŠxito que popularizĂł Prince en 1984, la americana de terciopelo se tiĂąe de diferentes tonos en franjas pĂşrpura.

La vuelta al ruedo Rescatado de la tradiciĂłn taurina, el sombrero cordobĂŠs se contagia de la excentricidad de ďŹ guras como MarĂ­a FĂŠlix y se apunta a horarios nocturnos.

Atado en corto La sensualidad explĂ­cita que Vaccarello imprime a sus diseĂąos queda patente en la reducciĂłn de los pantalones a la mĂ­nima expresiĂłn.

Reina de la pista Casi quince centĂ­metros de plataforma avalan a estas sandalias como la pieza que mantendrĂĄ vivo el espĂ­ritu disco una temporada mĂĄs. SAINT LAURENT

)2726-$,0(/Ă?3(=&$12,1',*,7$/(67,/,602,6$%(///$1=$$<8'$17(6'()272*5$)Ă&#x152;$'$9,'025(12<',(*23e5(=0$48,//$-(<3(/848(5Ă&#x152;$12(0Ă&#x152;12+$/(6 ;$57,670$1$*(0(17 3$5$&+$1(/</¡25e$/352)(66,211(/

en 2010 cuando se reencontraron en Madrid, en pleno despunte de sus carreras profesionales. ÂŤLa invitĂŠ a mis primeros desďŹ les en EGO y su estilo y su mĂşsica me gustaron tanto que enseguida empecĂŠ a prestarle ropa para eventos y actuacionesÂť, recuerda MoisĂŠs. Una cazadora de lentejuelas que creĂł para ella en 2016, coincidiendo con la promociĂłn de su disco Santa, fue el primer paso hacia una formalizaciĂłn de su sinergia creativa que ha culminado en ocho conjuntos para la vocalista y uno para los miembros de su banda. ÂŤLa energĂ­a que desprendo en el escenario me la dan prendas como un mono de lentejuelas y ďŹ&#x201A;ecos, que parece hecho de confeti, que estrenĂŠ para rodar el vĂ­deo de Hoy la bestia cena en casaÂť, asegura Zahara. ÂŤHace unos aĂąos ni me hubiera imaginado llevando algo asĂ­, pero cuando me lo pongo para actuar siento que me transformo en una superheroĂ­na. Todo forma parte de una representaciĂłn teatral en la que las canciones se apoyan en la ropa, y eso tambiĂŠn contribuye a que el pĂşblico se meta de lleno en la historia que quiero contarÂť.

ALTA FIDELIDAD Anthony Vaccarello sintoniza con su faceta musical mĂĄs nostĂĄlgica para actualizar los patrones de Saint Laurent hacia la soďŹ sticaciĂłn nocturna a la que en los ochenta se apuntaron Prince o David Bowie.

63


EN COLABORACIÓN CON

Huawei

DE 9 A 9 CON... CARLOTA BARRERA

El triunfo de una NUEVA MIRADA en la moda masculina

INSPIRACIÓN CROMÁTICA El tono Aurora de Huawei P30 Pro ha inspirado a Carlota Barrera en la creación de una prenda caracterizada por los tornasolados. Un color hipnótico que, como ella, encierra una gran cantidad de matices.

Todavía flotando en una nube tras alzarse ganadora de Who’s On Next 2019, Carlota Barrera (Gijón, 1992) trata de recuperar la normalidad para concluir la colección de primavera 2020 a la que está dando los últimos pespuntes. Estos días han sido una vorágine, pero si algo la caracteriza, además de un talento creativo con visión propia, es la templanza. La conserva incluso al mostrarse eufórica por haber quedado en primer lugar. «Ha sido algo bastante inesperado», confiesa. «Es un impulso para cualquier diseñador de moda que esté empezando. No solo por la inyección económica, sino también por el respaldo de una revista de moda tan importante. Saber que hay una institución potente que cree en nuestro proyecto es una sensación increíble».

www.huawei.com


FOTOGRAFÍA: A. MORAL. PELUQUERÍA/MAQUILLAJE: DINA (FRANK AGENCY). REDACCIÓN: JULIO CÉSAR ORTEGA. PRODUCCIÓN: BORJA LANDETA. CONDÉ NAST SPAIN CREATIVE STUDIO: PEDRO AYBAR & ELENA MAURA.

DETALLES FRESCOS QUE MARCAN LA DIFERENCIA

llevarlos a su terreno AMIGOS Y particular. Es ahí donde COLABOcomienza el juego. En él RADORES incluye un elemento que El estilista Santi no suele verse en la moda Rodríguez ha masculina: la sensualicolaborado con Carlota Barrera dad. «El cuerpo mascuen la colección de lino me parece bellísimo. primavera-verano Cuando diseño, intento 2020 que está vestir y complementar lo que para mí es ultimando. una escultura griega». Una perspectiva innovadora en un área tradicionalmente orientada a lo práctico. La diseñadora explora con tejidos naturales, como la Carlota Barrera seda, el algodón o el lino, gracias a herramientas tan no añade un sencillas y eficaces como toque femenino el superzoom y el efecto macro de Huawei P30 Pro, a la moda capta todos los detamasculina, sino que lles. A caballo entre lo cláque desdibuja sico y lo moderno, entre lo masculino y lo femenino, la las FRONTERAS frescura de Carlota Barrera Analizando la aportación entre ambos plantea la renovación de de Carlota Barrera al unilos códigos de vestimenta, verso de la moda, uno y lo hace de un modo sollega irremediablemente al campo de los roles de género. Su es- brio. En realidad, a ella no le hacen falta pecialidad es desdibujar la línea entre lo las estridencias. «Estamos en un buen masculino y lo femenino, algo que resul- momento para la moda masculina. Creo ta especialmente innovador en el diseño que el hombre español está empezando de moda para hombre. El proceso que a pasárselo bien», dice. El mero hecho de plantea Barrera es interesante porque ser una mujer diseñando para hombres toma como referencia los iconos sarto- es, además de una figura singular, toda riales más clásicos (y tradiciones como una declaración de intenciones. El talento la tauromaquia o la danza) para después ya lo tenía. Ahora, la proyección también.

Las flores frescas, así como el teléfono Huawei P30 Pro, son parte de la vida diaria de Carlota Barrera. Nunca faltan en su estudio de Londres, donde tiene su base de operaciones. «Suelo comprarlas en una floristería que hay cerca del estudio. La llevan dos chicas encantadoras. Es un placer poder apoyar el comercio de barrio», explica.

SALA DE REUNIONES AL AIRE LIBRE El área que rodea London Bridge es una de las favoritas de Carlota Barrera para quedar con aquellos que, por cualquier motivo, no puedan acercarse hasta su estudio. «Es un lugar que le va bien a todo el mundo en esta ciudad», asegura.


VOGUE ESPÍA

LA SUGERENTE COLECCIÓN CON LA QUE MARIE-PAULE MINCHELLI, DIRECTORA CREATIVA DE ERES, IMAGINA EL VERANO INVITA A VIAJAR A LUGARES PARADISÍACOS.

H

ay dos factores cruciales que convierten un sencillo traje de baño en una prenda indiscutiblemente perfecta: el corte y el tejido. Puede que la fórmula hoy suene fácil, pero hace medio siglo, Irène Leroux fue una auténtica visionaria que cambiaría para siempre la concepción del diseño. Ella se aventuró a transformar la pequeña tienda de ropa deportiva de la capital francesa que regentaban sus padres en la firma de moda de baño y

66

lencería Eres. Desde entonces, sigue representando la mayor apuesta en firme por la comodidad y los diseños sencillos de confección casi arquitectónica. Desde la introducción de la licra hasta la invención de su propia patente, la Peau Douce, elástica, suave y resistente, hasta ser la primera compañía en poner a la venta por separado la pieza de arriba de la de abajo. «La esencia de la marca reside en la búsqueda constante por mejorar y perfec-

Arriba, retrato de Marie-Paule Minchelli, directora creativa de Eres. A la izda. y sobre estas líneas, imágenes de la nueva colección p/v 19.

mento del año que sea. En su maleta se amontonan trajes de baño para lucir desde Punta del Este a los Hamptons o Goa», enumera mientras traza con la imaginación el escenario idílico en el que sus prendas se materializan. «Un cálido paseo por un jardín repleto de flores, bordeado por una playa de arena rosada». Este es el paisaje que Minchelli pinta y con el que ha logrado captar la atención de un público global cada vez más segmentado que aplaude su capacidad para «celebrar e intelectualizar las múltiples facetas de la personalidad femenina» • A.F.-E.

FOTOS: D.R.

AL FINAL DE LA ESCAPADA

cionar los patrones, para que se ajusten a la morfología del cuerpo y realcen la figura», explica Marie-Paule Minchelli (La Rochelle, 1967), directora creativa de la firma desde hace una década. «Cuando diseño pienso en mujeres muy diversas: sus gustos, sus necesidades, sus fantasías. A veces incluso también pienso en mí misma. Mi aspiración máxima es conseguir que se sientan hermosas, seguras de sí mismas. Lo que más me preocupa es respetar las formas del cuerpo. Además soy una ferviente apasionada de la playa», afirma. Algo que se ha permitido plasmar sin tapujos en la nueva colección estival, un reflejo de otra de sus grandes pasiones: los viajes. «Como a mí, a nuestra clienta le gusta visitar rincones exóticos durante sus vacaciones sin importar el mo-


REVIVE

TU PELO EN 1 SEGUNDO

Camila Cabello

NUEVAS MASCARILLAS INSTANTÁNEAS QUE REVIVEN TU PELO EN 1 SEGUNDO

RAPID REVIVER

MASCARILLAS SIN TIEMPO DE ESPERA: APLICAS Y ACLARAS AL SEGUNDO CON 2X MÁS CUIDADO USO DIARIO: NO APELMAZA

Descubre más en www.loreal-paris.es


VOGUE ESPÍA

C LA UNIÓN HACE LA FUERZA LAS PRENDAS DE LA NUEVA COLECCIÓN DE CARMEN MARCH HAN ENCONTRADO EN EL CALZADO DE MANOLO BLAHNIK A SU MEJOR ALIADO. UNA COLABORACIÓN QUE DESATA PASIONES DESDE EL PRIMER VISTAZO.

68

uando Carmen March era una niña, en casa de sus padres, había un proyector de Super-8 con el que distraerse los sábados por la tarde. «Pero solo teníamos los rollos enteros de dos películas: El ladrón de Bagdad y El mago de Oz», rememora la diseñadora. «Por supuesto entré en bucle y vi una y otra vez la cinta de Judy Garland. Deseaba tanto tener unos zapatos rojos como los suyos... Y precisamente hace unos años Christie’s subastó uno de los pares que había utilizado en el rodaje. Descubrí que tenía el mismo número de pie que ella y pujé, pero se quedaron fuera de mi alcance». Aunque la anécdota pueda parecer insignificante, re-

sulta de lo más esclarecedora para poner en antecedentes la fijación que la mallorquina ha desarrollado por los zapatos, en especial por los rojos. «Desde entonces cada vez que pasaba frente al escaparate de alguna zapatería entraba para probarme un par, siempre rojo, eso sí. Me paseaba con ellos, pero nunca los compraba. La primera vez que por fin me atreví tenía 24 años. Fue en la tienda de Manolo Blahnik en Londres. No me pude resistir y me lancé». Que la epifanía tuviera lugar en uno de los altares a donde las mujeres acuden a reverenciar al maestro que cambió la manera de entender el arte del calzado contemporáneo tampoco es una


En la página de la izda., dos imágenes de la nueva colección o/i 19-20 de Carmen March, con calzado de Manolo Blahnik. Bajo estas líneas y a la dcha., retratos de ambos diseñadores.

casualidad. Poco después ambos se conocieron y la relación (personal y creativa) que surgió entre ellos ha ido creciendo hasta dar sus frutos de cara a la próxima temporada o/i 19-20. «La relación con Manolo ha sido muy estrecha durante los últimos años ya que nos prestaba piezas suyas para completar los looks de las presentaciones, pero por primera vez hemos podido desarrollar juntos modelos creados ex profeso a partir de las prendas de mi colección», cuenta Carmen.

FOTOS: DAVID HUGHES, CORTESÍA DE BAGGU, D.R.

E

l folclore español, la sofisticación estética de los años 80 y una apuesta en firme por las técnicas artesanales tradicionales son algunas de las grandes referencias que desde sus inicios han marcado la trayectoria tanto de Carmen March como de Manolo Blahnik. En ambos casos su particular manera de entender la elegancia femenina huye de la obviedad. «Siempre lo he asociado a la forma de moverse. Es algo que transmites con tu cuerpo, tus manos y tus pies, por supuesto. El estilo es algo innato en una persona, no se puede fingir. Tan solo necesito un par de segundos para saber si alguien lo tiene

LA BOLSA O LA VIDA

o no», afirma el creador, cuyo nivel de exigencia a la hora de sacar adelante cualquiera de sus diseños es altísimo. Una cualidad que aplaude Carmen. «Cuando lanzas un producto al mercado, que además lleva tu nombre, la responsabilidad es enorme, y los procesos de fabricación deben cuidarse para tener una factura impecable. Trabajar con alguien que tiene una ética de compromiso con la excelencia como la de Manolo no solo me da tranquilidad sino que me motiva a darlo todo», concede. Botas de caña alta con efecto leopardo conseguido aplicando látex sobre tul, mules de lana trenzada en espiga y sandalias con estampado tutti frutti. Son algunos ejemplos que ilustran esta colaboración en la que la precisión técnica se pone al servicio de la originalidad. «Manolo nunca se pone límites y por eso nunca deja de sorprender», añade March. Y es que a los 77 años, el zapatero no le teme a la novedad, ni a trabajar codo con codo junto a creadores más jóvenes con otro punto de vista. Rihanna, Vetements o Grace Wales Bonner engrosan una lista a la que ahora Carmen March se suma emocionada y orgullosa A.F.-E.

«Ideamos Baggu en 2007

porque no nos gustaba estar rodeados de bolsas de plástico», asegura Emily Sugihara. «Buscábamos una bolsa reutilizable, funcional, asequible y bonita para realizar nuestros quehaceres diarios. Y, como no la conseguíamos, decidimos crearla nosotros mismos». Con base en San Francisco, el objetivo de esta marca reside en diseñar artículos duraderos que minimicen la salvaje utilización de plásticos de un solo uso en todo el mundo. El resultado es una serie de accesorios coloristas, realizados con materiales sostenibles y siempre a través de protocolos comprometidos con el medio ambiente. Riñoneras, mochilas y bolsos en los que destaca su modelo Standard, un superventas fabricado en nailon tipston, un material muy resistente, que reeditan temporada tras temporada en varios tamaños y con diferentes estampados. «Queremos demostrar que es posible tener un negocio rentable que, a su vez, sea respetuoso con el planeta, los clientes y los empleados», concede D. F. C. Arriba, Emily Sugihara, fundadora de Baggu. Abajo, bolsas Standard de la colección de verano.

69


Sumérgete en el nuevo Vogue.es

MÁS moda. MÁS belleza. MÁS estilo MÁS VOGUE QUE NUNCA


AGENDA

PA Q U I TA : U N A , GRANDE Y LIBRE Tras dos temporadas de éxitos y torreznos (de Tarazona), Netflix estrena la tercera –y esperada– entrega de Paquita Salas, una broma entre amigos convertida en fenómeno viral.

Fotografía JA I M E L Ó P E Z C A N O Estilismo I S A B E L L L A N Z A Texto N UA L A P H I L L I P S


A G E N DA

D

icen que querer es poder y, de ser cierto, Javier Ambrossi y Javier Calvo quieren, y mucho. Porque para la tercera temporada de Paquita Salas –su heroína televisiva convertida en fenómeno de masas e icono castizo–, los Javis (como se les conoce en el sector) quisieron que Isabel Pantoja se encargase de cantar la sintonía de su cabecera. Y pudieron. Quisieron también que los gráficos corriesen a cargo del artista Ignasi Monreal. También eso lo lograron. Y, puestos a soñar, quisieron que la mismísima Terelu Campos encarnase a la última némesis de su protagonista. E ídem. «Han sido una serie de milagros que han sucedido por circunstancias de la vida. Una alineación de los astros», sintetiza Javier Calvo. «Es cierto que somos muy ambiciosos, pero creo que también influye que no miramos por encima del hombro a nadie», añade Ambrossi. En una tarde de calor absurdo, los directores, guionistas y hombres orquesta por antonomasia nos abren las puertas de su nueva oficina en plena calle Fuencarral de Madrid. Una tercera planta decorada en asociación con Ikea en la que libros de David Mamet y Kubrick conviven con terciopelo, animal prints y también un cartel que cubre la pared frontal de la recepción. En él, un puñado de tubos de neón dibuja el logo de PS Management, el nombre de la célebre agencia de actores que lidera su adorada Paquita y que hoy difumina ficción y realidad con la misma pericia que los guiones de sus inquilinos. «Bueno, es que Paquita Salas tiene mucho de verdad. Jugamos a eso», reconocen.

U

na verdad que pasa por conjugar humor, drama y torreznos a partes iguales, para una fórmula que se ha probado tan infalible que ha convertido un simple proyecto amateur –ellos mismos recuerdan como todo empezó con un vídeo casero que subieron a Instagram tras una comida con amigos– en una serie internacional de Netflix y, en última instancia, en un proyecto consolidado que el 28 de junio estrena su tercera entrega. «Esta temporada recuperamos cosas de la primera y mantenemos aciertos de la segunda. Además, queremos dar más pie a personajes secundarios», avanza Javier Calvo. También Belén Cuesta y Brays Efe, protagonistas de la serie, están esta tar72


En la página de apertura, Brays Efe lleva chaqueta de As If (100 €); camisa de Gucci; pantalón de García Madrid (150 €); y zapatillas Nike (190 €); Belén Cuesta, con vestido de Miu Miu (1.390 €, en Mytheresa); y sandalias de Manolo Blahnik (640 €); Javier Calvo, con camisa de As If (100 €); pantalón de Hermès (870 €); calcetines de Cóndor (8,50€); y zapatillas de Veja (115 €); y Javier Ambrossi, con camiseta de As If (39 €); pantalón de Gucci; calcetines, de Cóndor (8,50 €); y mocasines de Salvatore Ferragamo (575 €). A la izquierda, Javier Ambrossi lleva peto de As If (145 €); camisa de Hermès; calcetines de Cóndor (8,50 €); y zapatillas de Gucci; y Javier Calvo, camiseta de As If (50 €); pantalón de Hermès (870 €); calcetines de As If (12 €); y zapatillas de Dior (790 €).

de en el PS Management de Fuencarral. Juntos, los Javis y ellos comenzaron hace cuatro años esta andadura y, juntos también, han alcanzado el éxito: solo este año, Brays ha protagonizado una obra de teatro en solitario (Las cosas extraordinarias) y aguarda el estreno de varias películas; y Belén, por su parte, estrenará en octubre La trinchera infinita con Antonio de la Torre y se subirá al escenario de Mérida junto a Concha Velasco. «A veces la realidad supera los mejores sueños. Una quiere llegar a algo en la vida y trabajar en lo que le gusta, pero si encima es con amigos... Cuando leímos los guiones de la tercera temporada acabamos brindando y bailando porque, de repente, estábamos otra vez todos allí», recuerda Cuesta. «Es muy bonito. Al final, llegamos a rodar y lo hacemos como el primer día: riéndonos y disfrutando», remata Efe. Entre las caras que se arremolinan para la producción de estas páginas, los dos actores se abrazan, ríen e intercambian comentarios de esos que solo están al alcance de quienes se saben amigos íntimos. «¡La Rosalía!», sorprende él de la nada mientras el fotógrafo dispara contra la pared de leopardo. «¡Pa’ que quede!», responde ella sin dudarlo.

P

recisamente Belén o, a efectos prácticos, su personaje Magüi, es uno de los grandes reclamos de esta última aventura. «Creo que en la segunda temporada nos centramos mucho en el drama personal de Paquita y en esta le hemos dado más importancia a los secundarios. La verdad es que, para mí, el personaje de Belén es tan protagonista como el de Brays», reconoce Javier Ambrossi. Pero la actriz no será la única que vuelva con fuerza. A ella se unirán también Yolanda Ramos, Macarena García –que regresa– y cómo no, Terelu. «En esta temporada confluyen las tramas de todos los personajes, por eso digo que es la aventura definitiva de Paquita y también, la más metaserie de todas las entregas», advierte Calvo. Se refiere, así, a ese tono tan propio que Paquita Salas ha sabido cultivar a base de bromas relacionadas con el sector solo al alcance de unos cuantos alumnos aventajados del mundillo. Un riesgo que –sorpresa– ha demostrado calar en todos los públicos por igual. «A veces yo la veo y me digo: ‘¿Esta serie es mainstream de qué?’. En algún capítulo de re-

pente se suceden tres frases que pienso que van a entender dos personas, pero luego... funciona», cuenta Ambrossi. Javier Calvo continúa: «Es que Paquita es una perdedora que encuentra el éxito en los lugares más auténticos para ganar en la vida, y eso cala. Además, tú cuando ves una serie de médicos, no tienes por qué entender lo que dicen en la sala de operaciones».

L

a pareja ha sabido hilar las referencias de la farándula y el gremio con la cultura popular más llana, creando un estilo propio que se adapta igual a la academia de un reality, que al escenario de un teatro o, claro, al menú de Netflix. Un método basado en la confianza y el desquicie deliberado que lleva a que la grabación de una escena se dilate lo impensable, pero también a una difusa dimensión en la que improvisación y guion tensan sus límites. En otras palabras: a la naturalidad más absoluta. «Rodar Paquita Salas es dejar que pasen cosas. Es un guion muy trabajado, pero sí que hay una parte de improvisación muy grande. Cuando rodamos las secuencias en las que hablamos directamente a cámara, por ejemplo, estamos una hora rodando y, al final, se seleccionan dos minutos», confiesa Belén Cuesta. «Eso explica todas las horas de edición», puntualiza, entre risas, Ambrossi.

A

los Javis, esa meticulosidad ya les ha valido cinco nominaciones a los Goya (con su primera película, La llamada, estrenada en 2017), pero también les pasa ciertas facturas. El precio a pagar esta vez pasa por ojos rojos, cafeína en todas sus versiones e interminables horas de edición que se han alargado hasta hoy mismo. No en vano, ambos alternan los tiempos de maquillaje y fotos con la vida tras la puerta del fondo de la oficina, donde continúan el corta y pega de lo nuevo de Paquita Salas. Todo, a escasas semanas de su estreno. «Están siendo unos días de locos: venimos aquí y montamos; a la vez, preparamos nuestro próximo proyecto y, además, hemos ido a tomar el aperitivo con Manuela Carmena e Íñigo Errejón. Pero para eso tenemos la oficina en el centro: para simplificar todo y que nos dé tiempo», dicen. Y una podría pensar que los descansos para aceitunas con políticos tienen algo que ver con las prisas de últi73


A G E N DA

ma hora, pero la realidad es que no solo se han ajustado los tiempos al máximo, sino que esta temporada se perfila como la más ambiciosa de todas hasta la fecha. «En esta ocasión son seis capítulos en lugar de cinco. Grabamos mucho, pero somos muy rápidos, muy intensos. Cada episodio es el reflejo de nuestra personalidad y, mientras, Brays con las uñas postizas corriendo de arriba para abajo», comentan entre risas.

Belén Cuesta lleva vestido de Miu Miu (990 €, en Mytheresa); y zapatos de Salvatore Ferragamo (630 €); y Brays Efe, camisa (190 €) y pantalón (230 €), de Outsiders Division; calcetines de Cóndor (8,50 €); y mocasines de Gucci.

74

mide los éxitos, pero también los sueños cumplidos. Y si bien, como ellos mismos apuntan, esta tercera temporada de Paquita Salas trata sobre las segundas oportunidades, los Javis nunca han necesitado más que una para demostrar de lo que son capaces. «La verdad es que lo consiguen todo. Saben contagiar su pasión y respetar a la gente que quieren», dice Brays, que frente al hermetismo que rodea el lanzamiento de esta tercera entrega -Netflix ha querido alimentar tanto la

expectación que ha sido imposible ver siquiera el primer capítulo-, adelanta más de una sorpresa. «La serie no abandona su esencia. Seguirá existiendo ese equilibrio entre humor y drama, pero habrá más comedia ligera. Una vuelta a los orígenes». «Para mí, esta vez estamos ante la Paquita XXL», apostilla Javier Calvo. Y ante tal carta de presentación, solo podemos esperar nuevos éxitos. O en otras palabras: más Paquita, más humor, más drama y, por supuesto, más torreznos •

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: RAQUEL ÁLVAREZ (XARTIST MANAGEMENT) PARA CHANEL Y SHU UEMURA. AYUDANTE DE ESTILISMO: JULIETA SARTOR. AYUDANTES DE FOTOGRAFÍA: DAVID MORENO Y DIEGO PÉREZ. AYUDANTE DE MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: BOSCO MONTESINOS (X ARTIST MANAGEMENT).

L

o cierto es que donde otros habrían colgado las uñas hace tiempo o aborrecido las horas de depilación integral y tinte, Brays Efe abraza a su personaje de Paquita y lo hace de verdad. Con los ojos cerrados y sin renegar. «No hay ni un ápice de odio hacia ella. Estoy muy orgulloso de que la gente me identifique con Paquita Salas, con la serie, con el personaje…. Todo lo que he hecho desde que empezó esto ha sido gracias a ella», defiende con orgullo y añade una reflexión: «Es que no veo posible encasillarme. Nadie más me va a ofrecer una señora, ¿no? ¿Quién me va a ofrecer otro papel de señora?». Los que tampoco se encasillan son los directores. Con señoras y sin ellas, amenazan con un año en el que su tirón continúa. Todos quieren su pedacito de Javis y ellos, se dejan querer: «Hemos firmado con Atresmedia Studios un contrato de tres años. Es genial poder presentar tus ideas en una sala en la que sabes que la gente va a confiar en ti». De hecho, el alijo de cafeína se augura importante para los próximos meses. «Ha surgido un nuevo proyecto a raíz de este acuerdo y nos pondremos con él en cuanto terminemos con Paquita; también continuamos con la obra de teatro de La llamada y, en paralelo, comienza la gira de la obra por España», recapitulan. «Además, hemos lanzado nuestra firma de moda As If, con Amanda Portillo y Carola Etchart, basada en el estilo de los 90, sin géneros y sin temporadas». Ante tal agenda, no extraña que el plato del día que se oferta en la oficina sea cocido madrileño y en la pizarra comunal se dibuje un horario de masaje tailandés con los nombres de los empleados. «Masaje y cocido. ¡Ese día no trabaja ni Peter!», exclama Ambrossi. Pese a ello, todo apunta a que los capítulos llegarán a tiempo y los directores podrán anotar otro tanto en su marcador. Ese que


24 horas de rizos definidos.


EN COLABORACIÓN CON

Banco Santander 2

1

3

TALENTO más allá del GÉNERO Mireia Belmonte, Ainhoa Arteta, Ana Rosa Quintana, Gloria Lomana... Son algunas de las 14 mujeres referentes en la sociedad española que han prestado su imagen a Banco Santander España para la exposición Protagonistas del año. Como nos explica Marina Peña Caballero, directora de Marketing de Banco Santander España, «se trata de una acción enmarcada en el proyecto Generación 81, la iniciativa de Banco Santander para apoyar la educación como base del capital intelectual de los líderes del mañana, impulsar la carrera profesional derribando techos de cristal, empoderar a la mujer para que sea autónoma en la gestión de las finanzas y dar

visibilidad a mujeres referentes que sirvan de ejemplo a nuevas generaciones. De ahí esta exposición de retratos realizados por Teresa Peyrí, en los que el make up artist Moncho Moreno ha caracterizado como hombres a 14 mujeres top No gana ninguna en sus profesiones con el de ellas. Ganan objetivo de demostrar que tras esas profesiones, y esas todas, y lo que grandes trayectorias, hay importa son los en realidad una gran mujer, haciendo que sus hisVALORES que nos torias sirvan de inspiración inspiran para seguir a la sociedad y que niñas y niños lleguen a ser lo que adelante: valor, quieran ser». Cada una de PASIÓN, esfuerzo... ellas se ha asociado a unos valores que no son propios de ningún género, y que las caracterizan como líderes: pasión, innovación, exigencia, disciplina, creatividad, esfuerzo... Con el claim ‘No puedes ser lo que no puedes ver’, Banco Santander

www.protagonistasgeneracion81.com


4

5

FOTOS: JUANLU REAL, D.R. REALIZACIÓN: CONDÉ NAST SPAIN CREATIVE STUDIO.

¿ADIVINAS QUIÉN ES QUIÉN? De izda. a dcha., y abajo en el mismo orden, 1. Mireia Belmonte (nadadora olímpica), 2. Ainhoa Arteta (soprano), 3. Laura Lozano (emprendedora en IoT y Big Data), 4. Gloria Lomana (periodista y escritora) y 5. Ainhoa Cid (ingeniera y emprendedora en nanotecnología satélite).

reflexiona sobre los roles de género y visibiliza modelos de éxito femeninos. En palabras de Rami Aboukhair Hurtado, CEO de Banco Santander España, «como banco responsable, trabajamos de forma determinante para dar visibilidad a referentes femeninos y dotar a las mujeres de las herramientas necesarias para que sean dueñas de su propio destino». Mujeres referentes que se complementan con una protagonista número 15, un retrato robot que es un compendio de todos los valores que cada una de ellas representa, y que ha creado mediante inteligencia artificial Sergio Albiac –artista interactivo especializado en retratos generativos– con rasgos de todas. Por eso, la protagonista del año número 15 eres tú.

Regístrate si deseas visitar la exposición en la sede madrileña de Santander España hasta el 26 de julio.

RETRATO DE FAMILIA Las 14 protagonistas posan en la sede de Banco Santander España junto a Marina Peña Caballero y la periodista Marta Robles, quien dirigió el acto de presentación.


A G E N DA

L I T E R AT U R A

INSPIRACIÓN DE UN HITO

MADRID ERA ESTE LIBRO

«Flamenca es, en resumen, la primera semilla de El mal querer», recordaba Rosalía para Vogue en 2018 sobre su debut discográfico. La editorial Roca reedita este tomo anónimo del siglo XIII, sobre un amor posesivo y tóxico con tintes feministas, renovando su discurso y confirmando su vigencia en la actualidad.

Nada de lo que se narra en el primer libro de Alberto Otto (Madrid, 1986) ha ocurrido realmente, pero todas las historias de un Un chalet en la Gran Vía (Terranova) podrían haberlo hecho en su mente desternillante. Este libro es, en realidad, una descacharrada distopía sobre la idiosincrasia de sus habitantes.

CINE

A L G O PA S A C O N S U E C I A

La esperadísima cinta Midsommar (26/7), del controvertido director Ari Aster (Hereditary, The Strange Thing About the Johnsons) parte de la fiesta más célebre del país nórdico para urdir una pesadilla que él bautiza como un «Mago de Oz para pervertidos». DEPORTE

La XII edición de la regata Puig Vela Clàssica (10-13/7), que se celebra en el Real Club Náutico de Barcelona, es un museo flotante que reúne a medio centenar de barcos clásicos, de hasta más de 100 años de antigüedad.

Oda utópica a los Beatles ¿Qué pasaría si mañana amanece un mundo donde la banda de Liverpool nunca hubiera existido, y solo uno de nosotros reconoce sus canciones? Esto es lo que propone Danny Boyle en su película Yesterday (5/7). El joven músico Jack Malik (interpretado por Hamish Patel, arriba en la imagen) aprovecha la oportunidad, y su destino está cantado.

78

FOTOS: PETER LINDBERGH, BENJAMIN HARDMAN, D.R. TEXTOS: MARIO XIMÉNEZ.

L E VA N D O A N C L A S


F E S T I VA L E S

ARTE

2 5 A Ñ O S N O E S N A DA

El FIB (Festival Internacional de Benicàssim) celebra su 25 aniversario con un cartel histórico, que recibirá del 18 al 21 de julio a nombres como Fatboy Slim (jueves 18), Kings of Leon (sábado 20) o la única parada en España de Lana del Rey, el viernes 19.

DE MADRID AL CIELO

Alineación de astros es la mejor descripción del cartel de Mad Cool (1113/7), que reúne a Smashing Pumpkins o The Cure. Abre la veda Lykke Li en su Welcome Party, el miércoles 10.

Justicia poética a Olga Picasso

E L M Ú S I C O AT Í P I C O

Entre la clásica y la electrónica encuentra su espacio Ólafur Arnalds (otrora parte del dúo Kiasmos, junto a Janus Rasmussen). Sus hipnóticas melodías, inspiradas en su Islandia natal, llegan el 19 de julio al Festival Porta Ferrada, en Sant Feliu de Guíxols.

Pese a que la historia haya mutado su apellido a Picasso, Olga Khokhlova (Nizhin, 1891 - Cannes, 1955) fue, además de la primera esposa del pintor malagueño, una artista por derecho propio. Bailarina de la compañía de los Ballets Rusos de Diáguilev e hija de un oficial del ejército imperial, conoció a Picasso en Roma, en 1917, durante los preparativos del ballet Parade (ella con 26 años; él con 31). Juntos permanecieron hasta que el carácter mujeriego del creador le llevara a conocer a Marie-Thérèse Walter en 1927, pero la impronta de Khoklova fue clave en su obra. Así lo demuestra la exposición Olga Picasso en el CaixaForum de Madrid (19/6–22/9), una importante selección de pinturas, dibujos, mobiliario, documentos y fotografías –encontradas en un baúl antiguo de su nieto, Bernard Ruiz-Picasso– que aterriza en la capital procedente de pinacotecas como el Museo Picasso de Málaga, el Museo Picasso de París o el Pushkin de Moscú para rendir tributo y justificar la importancia de su figura.

79


A G E N DA

LUCES, CÁMARA, ¡MÚSICA! EL GÉNERO DEL ‘BIOPIC’ DOCUMENTAL SOBRE LEYENDAS DEL POP-ROCK HA ENCONTRADO UN FILÓN EN LAS MUJERES FRENTE AL MICRÓFONO. LOS DOS ÚLTIMOS SE CENTRAN EN RECUPERAR GRABACIONES INÉDITAS DE LA REINA DEL ‘SOUL’, ARETHA FRANKLIN, Y EN SEGUIR EL VIAJE ÉPICO DE LA BRITÁNICA PJ HARVEY POR LOS PELIGROSOS ESCENARIOS DE SU ÚLTIMO DISCO.

N

ada más complicado que capturar la inspiración, ese estímulo inaprensible de donde surge todo material artístico. Durante el pasado Festival Internacional de Cine de Berlín, dos documentales se atrevieron a hacerlo, adentrándose en lo más profundo de sendos iconos femeninos de la música popular: Aretha Franklin y PJ Harvey. El primero, de título Amazing Grace, recupera las sesiones en directo que dieron lugar al exitoso disco homónimo de la reina del soul, que aquí preten-

día volver a sus raíces gospel tras fijar el canon de la música negra de los sesenta. Grabado en 1971, en el minúsculo The New Temple Missionary Baptist Church de Los Ángeles, el elepé debía ir acompañado de una película dirigida por Sydney Pollack. Pero al terminar las dos noches de conciertos, el director de Memorias de África se dio cuenta de que todo lo filmado carecía de sincronización entre imagen y sonido. Así, la parte visual del proyecto se aparcó 40 años en los archivos de Warner. Hasta que Alan Elliott y Joe Boyd, dos veteranos de la industria musical estadounidense que ahora ejercen de productores, decidieron darle otra oportunidad. «Hablé con Sydney Pollack acerca del tema, pero no me dio demasiada información más allá de que no Arriba y a la izda., fotogramas del documental Amazing Grace, sobre Aretha Franklin. A la dcha., escena de A Dog Called Money, un road trip por Kosovo, Afganistán y Estados Unidos, los lugares que inspiraron el último trabajo de PJ Harvey.

80

habían conseguido resolver el problema de la sincronización», explica Elliot. «Él creía que con la tecnología actual se podría solucionar. Pero pronto nos dimos cuenta de que el principal escollo iba a ser su estado de salud. Pasado un tiempo, me llamó y me dijo: ‘Acaba tú la película, porque yo me voy a morir’. Y eso pasó».

E

l resultado es un escalofriante recital en petit comité (entre el público se divisan a los Stones Mick Jagger y Charlie Watts tomando nota de lo


que ocurre en escena), en el que la diva de Memphis, con el rostro perlado de sudor, rinde homenaje a los espirituales de su infancia. «Aretha llegó a ver el resultado final y le encantó», tercia Boyd. «Era una mujer muy reservada, pero creo que su principal duda con este filme es que en los años setenta le aseguraron que iba a ser como Barbra Streisand. Y ella soñaba con ser una estrella de cine. Así que cuando no se pudo estrenar en su momento, le sentó realmente mal». Para Boyd, la cinta es importante por el mismo motivo que el álbum: «Retrata un momento crucial para el gospel y la música americana. Todo ese legado de décadas culminó en aquellas dos veladas en Los Ángeles. Es como si Aretha nos estuviera dando una lección de historia».

1

2

4

3

FOTOS: SEAMUS MURPHY, GETTY IMAGES, SHUTTERSTOCK, D.R.

P

or su parte, A Dog Called Money, el segundo rockumental en cuestión (y que llegará a los cines en noviembre), trata de mostrar otro momento no menos épico: los viajes por Afganistán, Kosovo y EE.UU. que inspiraron The Hope Six Demolition Project (2016), el último trabajo de PJ Harvey en compañía del fotoperiodista de guerra Seamus Murphy, que aquí debuta como realizador. «Siempre me decía: ‘Hagas lo que hagas, no seas obvio’», recuerda el director. El resultado es una travesía apocalíptica por ciudades devastadas, ya sea a causa de conflictos bélicos o por los límites de grandes urbes, que originó el álbum más político de la rockera británica. «Afganistán vive una situación problemática. En cualquier población te puede sorprender un atentado suicida en medio del tráfico. Ese era muestro mayor miedo», reconoce Murphy, que también menciona Anacostia, un complicado vecindario de Washington DC, como otro de sus temores: «Nos avisaron de que ni se nos ocurriera visitarlo, aunque luego fue todo más sencillo de lo que decían mis amigos». Toda una odisea en la que se vio envuelta la autora de Rid of Me (1993), para la que el reportero cineasta solo tiene palabras de admiración: «PJ trabaja muy duro. Escribe todos los días, aprende a tocar nuevos instrumentos y siempre está liada con sus talleres de poesía en Dorset. Muchas entrevistas no consiguen captar su esencia. Y puede que esta cinta tampoco lo haga, pero ya quedanos en que nosotros pretendíamos ir más allá» • Igor López

6 5

Al margen de clásicos del rockumental como En la cama con Madonna (1991) o, más recientemente, Amy, la controvertida mirada de Asif Kapadia sobre la malograda Amy Winehouse (2015), y Gaga: Five Foot Two, ese egotrip de Lady Gaga para Netflix (2017), los documentales pop en clave femenina dejaron hace tiempo de ser una rareza. Ya en 2013, La cantante punk se centraba en la carrera de Kathleen Hanna, icono feminista de los noventa, riot grrrl y antigua líder de grupos como Bikini Kill y Le Tigre; mientras Janis mostraba en 2015, a través de la mirada de la realizadora Amy J. Berg , la fulgurante ascensión y caída de Janis Joplin al Olimpo del rock en los sesenta. Imprescindibles son también What Happened, Miss Simone? (Liz Garbus, 2015), que reivindica la 1. Kathleen Hanna, figura de Nina Simone con material inédito; icono riot grrrl, en Chavela (Catherine Gund y Daresha Kyi, 2017), 2016. 2. Chavela Vargas, en 2002. reflejo audiovisual de la atormentada vida de 3. Beyoncé vista en la inigualable Chavela Vargas; MATANGI / MAYA Coachella, en 2018. / M.I.A. (Steve Loveridge, 2018), biografía de 4. Janis Joplin y 5. Lady Gaga, en la politizada rapera que da nombre al filme, sendas imágenes de y Homecoming (2019), la versión filmada del sus documentales. concierto de Beyoncé en Coachella que tiene 6. Nina Simone, en directo para la BBC. más de maniobra promocional que otra cosa • CUANDO ELLAS DAN LA NOTA

81


DISEÑA TU BAÑO COMPLETO GROHE SELECCIÓN DE COLOR Y ACABADO

CROMO


LA MARCA GROHE

GROHE SOLUCIONES COMPLETAS PARA TODOS LOS BAÑOS

CALIDAD

Essence monomando XL

Essence Lavabo tipo Bol

Essence grifo de bañera

Essence bañera exenta

Euphoria SmartControl 310 Sistema de ducha

Essence inodoro suspendido

Descubre más modelos en: grohe.es

Encuentra tu inspiración: GROHE Media APP

TECNOLOGÍA

Revista Fortune 2017

DISEÑO

Más de 350 premios de diseño ganados desde 2003

SOSTENIBILIDAD


A G E N DA

ASÍ EN EL ARTE COMO EN LA VIDA MÁS COMPROMETIDA QUE NUNCA, LA 58ºEDICIÓN DE LA BIENAL DE VENECIA INCITA A LA REFLEXIÓN SOCIAL EN ‘TIEMPOS INTERESANTES ’.

H

84

que al del planeta. Maltrechos, en ambos casos. Repartidos entre los Giardini y el Arsenale, sedes de la muestra, los mensajes se repiten por igual en los pabellones de los 90 países que concurren de forma institucional que en las zonas centrales comisariadas por Rugoff, muy inteligente a la hora de reducir el número de artistas seleccionados: solo 79, en lugar del centenar largo de otras ocasiones, prácticamente en paridad de género, consagrados y desconocidos, y todos vivos para dar testimonio de su tiempo.

Además, cada uno concurre con dos propuestas, en plan cara A y cara B, diferentes pero complementarias.

E

n realidad, es un concepto muy abierto, a interpretar tanto en positivo como en negativo. Aunque lo interesante es ver cómo estos artistas, que trabajan de forma independiente, cada cual con su lenguaje, han llegado a idénticas conclusiones», tercia Carlo Giordanetti, director creativo de Swatch, la marca relojera que ejerce de

FOTOS: CORTESÍA DE SWATCH.

ay en China una maldición milenaria con retranca gallega para desearle al prójimo el infierno. Que vivas tiempos interesantes, reza. La veracidad/origen del dicho nunca ha sido probada, pero es posible rastrear su irónico alcance desde estadistas (Mao Zedong, Robert F. Kennedy, Hillary Clinton) hasta escritores (Albert Camus, Arthur C. Clarke). Que ahora haya sido conjurada como lema de la Bienal de Arte de Venecia de este año quizá debería inquietarnos. Porque, aunque a veces parezca una broma, el arte siempre habla en serio. «El arte no puede detener el auge de los movimientos nacionalistas ni de los gobiernos totalitarios, como no va a aliviar el trágico sino de todos los desplazados del planeta. Pero, de alguna manera, puede ser una especie de guía para vivir y pensar en tiempos interesantes», arguye el neoyorquino Ralph Rugoff, comisario de la presente edición de la muestra (la 58º), la más social y políticamente comprometida en lustros. Apelando por igual al placer contemplativo y el pensamiento crítico, la intención de su ideólogo no podría sonar más radical en la actual y muy monetizada feria de las vanidades artísticas: utilizar la experiencia para expandir nuestra perspectiva y afrontar –y confrontar– la realidad cotidiana con nuevas energías. Crisis medioambiental, crisis humanitaria, crisis social y crisis política articulan así el discurso/conversación de una Bienal que, hasta el próximo 24 de noviembre, sirve lo mismo para tomarle pulso al estado de la expresión artística (en términos de creación y tendencias)


En la página anterior, el tríptico Levo, obra del español Santiago Alemán que pondera lo vernáculo sobre lo académico. En esta página, la serie simbólica This Moment Is Magic, de la coreana Dotothy Y. Moon (izda.); Enfolded, exploración de la comunicación de género de la china Jessie Yingying Gong (dcha.), y la instalación audiovisual de la estadounidense Tracey Snelling (abajo).

En buena hora

patrocinadora de la Bienal desde hace cinco ediciones y que contribuye con su propia propuesta en el Arsenale, como parte de su iniciativa Swatch Faces. Elegidos entre los creadores que han pasado en el último año por el Art Peace Hotel, el programa de residencia artística que la firma desarrolla en Shanghái desde 2011, la coreana Dorothy M. Yoon, la estadounidense Tracey Snelling, la china Jessie Yingying Gong y el español Santiago Alemán comparecen para la ocasión dialogando sobre el consumismo, la des-

humanización urbana, las cuestiones de género y superación social/personal. «El mensaje no es la obra de arte en sí, sino la conversación que deriva de ella, primero entre el creador y su trabajo y luego entre la obra y el público», concluye el comisario. «Una exposición debería abrir los ojos del visitante a otras maneras de estar en el mundo que quizá no había considerado con anterioridad, cambiando de esa forma su percepción de las cosas». Vivir en interesantes tiempos de conflicto es lo que tiene • Rafa Rodríguez

Como ya es habitual, Swatch redondea su jugada en la Bienal de Arte de Venecia con un reloj conmemorativo con firma artística. El de la presente edición es obra de un insigne, el veterano Joe Tilson, uno de los padres del pop art británico, aún activo a sus lúcidos 90 años. El modelo en cuestión –en edición limitada y numerada de 2.019 ejemplares– reproduce los coloristas motivos geométricos de su serie The Stones of Venice (2014-2015), quizá el más explícito de los homenajes del pintor a la ciudad que considera su segundo hogar. Tres grandes composiciones a partir de ella se exhiben, además, en el espacio Swatch de los Giardini de la Bienal bajo el título The Flags • 85


A G E N DA

LA BRITÁNICA JANE BIRKIN, ACASO EL ICONO MÁS SENSUAL DE LA MÚSICA FRANCESA, ATERRIZA EN MADRID PARA CANTAR UNA VEINTENA DE TEMAS DE SERGE GAINSBOURG, SU GRAN AMOR.

C

reo que será la última vez que pueda hacer un concierto tan bonito». El suave y amable inglés de Jane Birkin (Londres, 1946) suena ya con acento francés después de toda una vida consagrada en el país vecino. En la lengua que aún no dominaba cuando interpretó junto a su pareja, Serge Gainsbourg, el universal Je t’aime moi non plus, canta ahora la obra que el más grande de los letristas galos le dejó como maravilloso legado. La cantante, actriz, modelo, escritora y, en resumidas cuentas, símbolo global, aterriza el próximo 17 de julio en el Jardín Botánico de Alfonso XIII de la capital con Birkin Gainsbourg, The Symphonique, un recorrido por una veintena de temas que el padre de su hija Charlotte escribió para ella, con orquesta y arreglos de música clásica del pianista nipón Nobu Nobuyuki. La cantante británico-francesa llegará a las Noches del Botánico acompañada de la Orquesta Sinfónica de Mujeres de Madrid. «Rodeada en escena de todas esas profesionales de la música y sabiendo el cariño y el esfuerzo que mis productores han puesto para que pueda venir a España, mi peor miedo es no cumplir con las expectativas», confiesa después de cincuenta años de trayectoria artística. «Me pongo nerviosa pensando en que puedo perder la voz o resfriarme debido al aire acondicionado del Eurostar», añade. Se ve que ni los años ni el reconocimiento mundial han

86

T

ras haber rodado más de ochenta películas, grabado doce álbumes de estudio y siete en directo, su memoria musical se detiene en uno de los momentos más pletóricos de su carrera. «Fue en 1999, cuando presenté Arabesque en el patio del Museo Calvet de Aviñón. Después, recorrimos el mundo de gira con ese disco. Estaba compuesto de canciones de Serge versionadas por el violinista argelino Djamel Ben Yelles. Mi hija Kate, que falleció en 2013, las utilizó más tarde para uno de sus documentales». Es así como el recuerdo más feliz de Jane se encuentra paradójicamente asociado al más doloroso de su existencia. La pérdida de su primogénita, fruto de su unión con el compositor John Barry, es un asunto que aparece varias veces en la conversación y será uno de los ejes de la segunda parte de sus memorias –la primera, Munkey Diaries, 1957-1982, fue publicada en 2018–, en la que Jane trabaja actualmente y que verá la luz a finales de este año. «Cuando termine el libro puede que intente escribir otro álbum. Ahora mismo quiero estar ocupada, y tener un verano lleno de conciertos es justo lo que necesito. Para el de Madrid vendré con mi mejor amiga, Gabrielle Crawford, y llamaré a Geraldine Chaplin para ver si se une al plan. Pasaré allí cuatro días, ¿crees que serán suficientes para ver la ciudad?». A Jane Birkin le quedan energías y ganas para hacer muchas cosas bonitas más • Sandra Cañedo Las Noches del Botánico recibirán a la cantante Jane Birkin en concierto el próximo 17 de julio en el madrileño Jardín Botánico de Alfonso XIII.

FOTO: NICOLÁS BUSTOS.

LA MUSA CON VOZ

aplacado las inseguridades de esta tímida niña inglesa que peleaba con la gramática del país donde las chicas querían vestir como ella. «Ahora sobre el escenario solo me verás con americanas y pantalones que compro en la sección de hombre. Quizá con un esmoquin de Yves Saint Laurent, pero definitivamente en zapatillas deportivas. El estilo masculino es con el que me identifico desde hace muchos años. Ya no me sostengo en ningunos tacones. ¡Me producen mareos solo de mirarlos!», bromea quien inspiró a la firma Hermès para crear uno de sus más insignes bolsos, cuando ella solo utilizaba cestas de mimbre.


87


Suscríbete

12 números de Vogue LÍNEA B-CALM +PARA PIELES SENSIBLES DE

GERMAINE DE CAPUCCINI

por solo

45€

*

CREMA HIDRATANTE CORRECTORA SPF20 Hidratante anti-eritema y anti-irritaciones.

Foto: Silvia Tortajada. Realización: Condé Nast Spain Creative Studio.

SOS CUIDADO INTENSIVO BÁLSAMO FACIAL Alivia de inmediato y ayuda a afrontar reacciones adversas. GEL DE AGUA MICELAR Un gel formulado a base de micelas, moléculas capaces de eliminar eficazmente el maquillaje.

Valorado en más de 120 €

O SUSCRÍBETE UN AÑO SIN REGALO POR SOLO 40,50 € Llama al 983 008 401 o entra en http://tienda.condenast.es * Oferta limitada a territorio nacional (no válido para islas, Ceuta y Melilla) y para nuevas suscripciones. Promoción válida hasta agotar existencias. La suscripción no incluye los regalos promocionales de portada.


BELLEZA EL IMPERIO DEL SOL En bruma, en aceite, en gel, en crema y, por supuesto, en stick. La cosmética de protección solar se presenta en infinidad de formatos y texturas con un único objetivo: alzarse como un escudo imprescindible en cualquier circunstancia. Fotografía C A R L I J N JA C O B S Estilismo VA L E N T I N A C O L L A D O Texto PA L O M A A B A D


BELLEZA

U N E S C U D O D E P I E S A CA B E Z A Los sticks con SPF50, como Eight Hour Cream Targeted Sun Defense Stick, de Elizabeth Arden, son productos indispensables para reponer la protección en zonas como orejas o nariz, sensibles y frecuentemente olvidadas. La modelo Hana Jirickova lleva gafas de sol de Dior; pendientes Kashmir, de Messika; en la mano derecha: anillos de Repossi; en la mano izquierda: anillo de Chanel Haute Joaillerie. En la página siguiente, el fotoprotector Crème Solaire (en versiones SPF 30 y SPF 50), de Clarins, se ha reformulado para incluir más activos vegetales que refuercen las defensas de la piel y la nutran en profundidad. Bañador de Giorgio Armani; pendientes de Jacob & Co.; brazalete de Hermès Joaillerie; y anillo de Chanel Haute Joaillerie. En la página de apertura, para mantener la hidratación en el rostro, hay que buscar ingredientes específicos. El protector solar Ladival Pieles secas, de Ladival, contiene un compuesto exclusivo, Hydrasalinol, con antioxidantes que, además, reduce la pérdida de agua transdérmica. Traje de baño de Eres; collar y pendientes con diamantes y zafiros, ambos de Cartier; y anillo de Repossi.

90


Peluquería: Franco Argento (The Wall Group). Maquillaje: Min Kim (The Wall Group). Ayudante de fotografía: Julien Dauvillier. Ayudantes de estilismo: María Villareal y Álex Acero. Producción: Mariana Cantú (MC Colectiva). Casting: David Chen. Localización: Hôtel Lutetia, París. Modelo: Hana Jirickova (Silent Paris).


BELLEZA

MARCAR EL PASO LA MÚSICA HA CAMBIADO LA FORMA DE ENTRENAR: MEJORA EL RENDIMIENTO, AYUDA A PROLONGAR EL TIEMPO DE ACTIVIDAD, MITIGA EL CANSANCIO Y MOTIVA A MOVERSE.

L

a culpa la tuvo Jane Fonda. En España también contribuyó lo suyo Eva Nasarre. Ambas nos pusieron a sudar la camiseta en casa, delante de la televisión, y lo consiguieron gracias a la música. Eran los años ochenta y el aeróbic, elevado a fenómeno de masas, cambió el método, y el talante, de ponerse en forma. Los tediosos ejercicios de gimnasia se convirtieron, por obra y gracia de los ritmos musicales, en algo divertido. «A partir de ahí, se fue introduciendo el soporte musical en las distintas sesiones de actividad física», avanza Fer González, subdirectora del club Arsenal Femenino Madrid. Así comenzó una transformación del fitness –que se fue fraguando poco a poco hasta que apareció el iPod, a principios del milenio– que hizo que hasta los más sedentarios se calzasen las zapatillas y se lanzasen a correr por las calles como si no hubiese un mañana. Salir a correr era (y sigue siendo) lo más. Hoy, los auriculares inalámbricos y las listas de Spotify ya son parte esencial del equipamiento deportivo, dentro y fuera del gym. «La música es todo para el entrenamiento. No podemos imaginarnos ahora la actividad física sin ritmos motivacionales», asegura María Samoshenkova, general manager de Trib3, un centro donde llevan la música a un nuevo nivel, con un dj que compone temas especialmente para sus sesiones. «Trib3 es un entrenamiento de alta intensidad que incluye cardio, resistencia e intensidad. Teniendo en cuenta esto, nuestro dj trabaja con entrenadores y psicólogos para garantizar que se obtenga la emoción y el estado de ánimo correctos

92

durante toda la experiencia de fitness. Esto permite –dice Samoshenkova–, llevar el esfuerzo hasta el límite». Las clases colectivas de los gimnasios –ya sea de yoga, reeducación postural, GAP o ciclo indoor– tampoco se conciben ya sin un adecuado acompañamiento musical. «La música es de tremenda importancia y el elemento diferenciador entre los instructores de clases dirigidas. Antes, estos se compraban las cintas o cedés específicos; hoy, cada uno crea sus propias

‘bandas sonoras’, personalizando sus estilos y sus sesiones», apunta Fer González. Su repercusión en estas clases radica en que permite marcar el tempo y el ritmo de cada ejercicio, de forma que consigue que todos los alumnos los realicen al mismo tiempo. Es más, ayuda a marcar el objetivo del entrenamiento. «Si es una clase de actividades suaves, la música ayuda a la concentración y a conectar cuerpo y mente; incluso a controlar la respiración; si por el contrario es una disciplina ‘cañera’, el ritmo de la


La música ha tenido un papel determinante en la popularización del running, así como en la fidelización en las clases dirigidas.

música provoca ese subidón que ayuda a aguantar la alta intensidad y, por tanto, a alargar la duración de los entrenos». Una argumentación nada baladí que, asegura, corroboran todos los estudios. En efecto, «la música retrasa la fatiga», afirma Jorge Herranz, responsable de clases colectivas en David Lloyd Aravaca. «Esto lo podemos explicar –dice– a través de la teoría de la atención restringida, según la cual el cerebro tiene un límite en la cantidad de información que puede procesar al mismo tiempo. De esta forma, la música es una información añadida, que ‘distrae’ al cerebro de los mensajes emitidos por los músculos y sistema cardiovascular de que el cuerpo está entrando en estado de fatiga». Lo mismo que a nivel motivacional la música puede ser un gran aliado para esfuerzos intensos –«siempre hay alguna canción que dispara los niveles de adrenalina de cada atleta»–, a nivel técnico existen diferentes deportes en los que es decisiva para mantener una determinada frecuencia (de pedaleo, zancada, brazada...) y optimizar así el rendimiento.

FOTOS: JULIA NONI / TRUNK ARCHIVE, SILVIA TORTAJADA.

G

racias a la música, correr ya no es lo mismo. De hecho, posiblemente sea la causa principal del boom de esta actividad. «Poner un ritmo a la carrera contribuye a la desconexión y mejora la sensación de libertad», comenta Fer González, quien asegura que lo importante no es tanto el tiempo que aguantas sino la sensación del entrenamiento, y en esto, la música es definitiva. ¿Alguna en especial? La que haga mover los pies. Porque, como dice Jorge Herranz, «de nada sirve escuchar reguetón a 90 bpm –unidad de medida del tempo de la música– si estás deseando quitarte los cascos». No obstante, el house es un estilo que, según María Samoshenkova, se adapta bien a esta actividad, porque «con un tempo de 115-130 bpm, reproduce la cantidad de pasos que el corredor realiza por minuto. Si te dejas llevar por la melodía o las letras es posible que ni te des cuenta de cómo ejecutas cinco kilómetros adicionales». Es más, «cuando te fallan las fuerzas, una buena canción te ayuda a terminar», concluye González.

Otro de los síntomas del triunfo de la música en la puesta en forma es la proliferación, y el lleno, de las clases relacionadas directamente con el baile. Desde el auge de la zumba y los ritmos latinos hasta el flamenco, la danza urbana o el jazz. En este contexto, surgen igualmente nuevas modalidades que intentan dar un paso más sobre lo ya existente, como la técnica Strong by Zumba de Michelle Lewin –menos dosis de baile y más entrenamiento muscular–, o que fusionan disciplinas. Es el caso de ballet fit, que integra la danza clásica y el

fitness, o el método Olefit, nacido en Chicago y diseñado por la bailarina de danza española Paloma Gómez y su marido, que se basa en los ritmos más festivos del flamenco, como la rumba o la bulería. «Sin duda –resume González–, las clases de baile te alegran la vida al mismo tiempo que ayudan a mejorar la resistencia cardiovascular. En una sesión de zumba o latino puedes sentirte como en una fiesta y ser capaz de ‘darlo todo’. Son clases divertidas, te desinhiben y resultan un ejercicio excelente para eliminar toxinas» • Carmen Lanchares

Giorgio Armani Italian Sun, Summer Highlighting Fusion Powder (52 €, edición limitada).

Estée Lauder Bronze Goddess Powder Bronzer (49 €).

Givenchy Healthy Glow Powder Marbled Edition Solar Pulse (52 €, edición limitada).

Un toque de canela. El verano llega al rostro en forma de paletas de polvos de sol, una solución rápida, sencilla y prêt-à-porter que asegura buena cara de inmediato con solo un brochazo. 93


BELLEZA

Llega el calor. Con él, regresan las fiestas en la playa, las canciones del verano y, por supuesto, el maquillaje más vibrante. La sobriedad ocre del invierno se relaja para que los tonos metalizados y flúor suban al escenario. Este verano, además, los labiales entonan su versión más rockera, combinando colores sólidos con acabados perlados. De izda. a dcha., gafas de sol de Dior; pendientes de pedrería de Bvlgari; y vestido de Versace; gafas de sol, de Dior; pendientes de estrellas, de Diane Kordas; y vestido de Versace.

FOTO: ELAINE CONSTANTINE. TEXTO: LUCÍA FERNÁNDEZ. FOTOS:

Los colores del rock


EN COLABORACIÓN CON

Rowenta

Consigue un peinado brillante, versátil, IMPECABLE y ¡fácil!

«Una de mis aspiraciones como modelo siempre ha sido ser imagen de un producto de belleza». Así se expresaba la modelo y actriz Helen Lindes cuando, hace ya dos años, era elegida por segunda vez embajadora de la firma Rowenta. Hoy sigue colaborando estrechamente con la firma, y acaba de presentar la campaña para Ultimate Experience, la plancha de cabello que, desde su lanzamiento, ha revolucionado la rutina de belleza de todas las mujeres. En palabras de la misma Helen Lindes, «ahora lo tengo más sano que nunca, ya que sus productos respetan muchísimo el cuidado del cabello». Nada más cierto. Ultimate Experience, de Rowenta, es la plancha que consigue un peinado tanto liso como ondulado o rizado con un resultado siempre perfecto. La plancha que

Sus contornos redondeados y las PLACAS PULIDAS y lacadas consiguen un resultado como recién salida de la peluquería

www.rowenta.es/ultimate-experience


EN COLABORACIÓN CON

Rowenta RIZOS PERFECTOS ¿Vas a asistir a un evento especial? Una melena rizada, con o sin volumen, te permitirá lucir un look sofisticado y elegante, tanto si la dejas suelta como si eliges un recogido semideshecho. Deja algunos mechones sueltos a los lados, la frente lisa y un ligero volumen en la coronilla.

EL LISO MÁS CHIC

te permite ser tú misma, pero diferente en cada momento. Rowenta Ultimate Experience es una plancha versátil, que te ofrece el estilo de peinado que deseas con todas las ventajas que la técnica ha desarrollado en este sector. Un deslizamiento perfecto gracias a sus contornos redondeados y un exclusivo revestimiento lacado ultradeslizante en las placas. Control y precisión de experto, pues sus dos placas flotantes 3D garantizan el contacto constante y óptimo entre las placas y cada mechón de cabello, tenga el largo que tenga. Tecnología termocontrol, que incorpora un microprocesador para verificar de forma constante la temperatura, ajustándola automáticamente, de manera que te garantiza el mismo aspecto en todo el mechón, desde la raíz hasta las puntas. Y una temperatura ajustable, entre 120 y 200 grados,

Tu día a día es muy importante. Y no importa cuál sea tu rutina o el tiempo que puedas dedicarle a tu melena. Tiene que estar impecable. Consigue un cabello perfectamente liso, brillante y disciplinado en unas cuantas pasadas. Y tranquila, puedes usar tu plancha cada día sin problemas.

www.rowenta.es/ultimate-experience


Tu vida no es igual en cada momento, pero tú sí. Sé FIEL a ti misma adaptando el ESTILO de tu peinado a cada una de las EMOCIONES que deseas vivir. Siempre PERFECTA, siempre tú

ONDAS CASUAL

REALIZACIÓN: CONDÉ NAST SPAIN CREATIVE STUDIO.

Deslumbra a tus amigas con las ondas surferas que marcan la tendencia. Solo tienes que enrollar cada mechón en tu plancha y deslizar. Sus bordes redondeados, sus placas flotantes y la selección del calor adecuado harán el resto.

que te permite adaptarla a la naturaleza de tu cabello. Disfruta de resultados deslumbrantes, como recién salida de la peluquería y siempre con el cabello sano, clínicamente probados. Su panel de control de la temperatura, con cinco niveles ajustables, funciona de forma intuitiva y es perfectamente fiable, por lo que no te resultará difícil encontrar el grado de calor perfecto que consiga un resultado profesional manteniendo un aspecto brillante sin dañar la fibra, sea cual sea la naturaleza y el estado de tu cabello. Además, al deslizarse de un modo óptimo por su forma redondeada, evita tirones y roturas, cerrando totalmente la cutícula. Estar perfecta, por

DOS ANCHOS DE PLACA Puedes elegir tu Rowenta Ultimate Experience, con las mismas características, en dos tamaños de placa: fina o ancha, según sea la longitud de tu melena.

lo tanto, nunca ha sido tan fácil. La firma Rowenta ha dedicado más de 90 años al cuidado profesional del cabello, experiencia que le ha permitido perfeccionar su gama de planchas de pelo Premium, con Ultimate Experience y Ultimate Experience Placas Anchas en el top. Ser usuaria de Ultimate Experience tiene más ventajas: un servicio técnico VIP exclusivo para clientes de la gama, que comprende atención personalizada, en un máximo de 48 horas; recogida y entrega a domicilio, y sin coste; y servicio técnico gratuito durante dos años con reparación o sustitución de tu plancha según su estado. Pruébala y ríndete a la revolución en el peinado.


FOTO: SILVIA TORTAJADA. TEXTO: CRISTINA DÍAZ.

BELLEZA


MANTENER EL RITMO EL PERFECTO NECESER FESTIVALERO HA DE ESTAR REPLETO DE COSMÉTICA HIDRATANTE Y REPARADORA, PROTECTORES SOLARES, MAQUILLAJE QUE GARANTICE UNA DURACIÓN EXTRAORDINARIA Y ALGUNA HERRAMIENTA DE RETOQUE. EL KIT PERFECTO PARA DISFRUTAR DE LOS CONCIERTOS DESDE LA MAÑANA HASTA LA NOCHE.

C O M PA Ñ E R O S D E B A I L E De arriba abajo y de izda. a dcha., en la página anterior, sombras de ojos Kenzo World Eye Palette, de Kenzo (41,50 €, ed. lim.); Brume Solaire Hydratante, de Biotherm (26 €); Waso Reset Cleanser Good Vibes, de Shiseido (35 €, pack de 3); Dry Shampoo, de Authentic Beauty Concept (10 €); Beach Metals Bronzing Duo, de Bobbi Brown (41 €, ed. lim.); L’Eau d’Issey Pure Shade of Flower, de Issey Miyake (65 €, ed. lim.); Flash Bronzer Self-Tanning Face Gel, de Lancôme (39 €); en esta página, iluminador multiusos Baume Essentiel Transparent, de Chanel (42 €); fragancia Eros Pour Femme EDT, de Versace (101,95 €); Stunna Lip Paint Uninvited, de Fenty Beauty (22,95 €, en Sephora); máscara Bold & Bad Lash, de M·A·C (25 €); Huile Sirène Beach Bi-phase Oil Mist, de Kérastase (27,60 €, en salones); aceite facial Noni Glow Face Oil, de Kora (67,99 €, en Douglas); labial Studded Kiss Lipstick Lolita, de Kat Von D (20,55 €, en Sephora). Bota de piel, de Friperie Vintage.


BELLEZA

UN ASUNTO DE NARICES ÉDITIONS DE PARFUMS, LA FIRMA QUE RECOGE LAS MEJORES ‘ESCRITURAS’ OLFATIVAS, LLEGA A ESPAÑA. SU CREADOR, FRÉDÉRIC MALLE, APOSTÓ CON ESTA MARCA POR UNA PERFUMERÍA DE ÉLITE Y POR APOYAR EL TALENTO.

100

de Frédéric). «Me sentí muy atraído por este mundo desde muy joven. Me di cuenta de que tenía algo de adictivo y esa adicción dura ya muchos años», comenta este hombre de gustos y discurso elegantes. Él ha vuelto a dotar de cartas de nobleza a una profesión que parecía haber perdido el rumbo. «Cuando empecé con mi firma (en el año 2000) la perfumería de lujo estaba tocada de muerte y mi deseo era elevarla al lugar que merecía, mejorarla o, al menos, mostrar que había otra forma de ejercer el oficio». En aquel momento, explica, la mayoría de los perfumistas trabajaban en el anonimato para las firmas comerciales y eran nombres desconoci-

dos para el público. Frédéric Malle quiso darles la notoriedad que merece el talento y ofrecerles una libertad de creación y expresión. Así nació Éditions des Parfums, un modelo de negocio único y original, con el que este nariz se planteó desarrollar una perfumería de élite, junto a los mejores de la profesión, «sin compromisos ni límites en términos de creación y sin necesidad de contar una historia enorme para vestir un producto flojo. Quería unos perfumes lo suficientemente grandes y buenos que tuviesen valor por sí mismos», aclara.

A

l principio, no siempre se entendió el alcance el proyecto. «La idea de ser considerados artistas y tener la posibilidad de mostrar su propia ‘escritura’ olfativa, guiándose solo por sus deseos, estaba muy lejos de lo que les solían pedir», manifiesta Malle, quien, no obstante, afirma que hubo uno o dos colegas, como Dominique Ropion, que comprendieron enseguida que era un medio para expresarse libremente. «Mi trabajo –dice– consiste en adaptarme a los perfumistas, a su forma de trabajar y a su talante». Con unos tiene una amistad de años; con otros, también interesados en el oficio, mantiene una relación profesional. En todos los casos, el

FOTOS: SILVIA TORTAJADA, D.R. TEXTO: CARMEN LANCHARES.

O

lo hago muy bien o no lo hago». Esa es su ‘marca de la casa’ y la consigna que siempre ha guiado el trabajo de Frédéric Malle. Y es que si algo hay que reconocerle a este perfumista es el haber tenido la suficiente visión para aportar algo diferente a la perfumería. También su generosidad para dar al César lo que es del César, intentando sacar de su casi ostracismo a los talentos creativos de este universo. Probablemente, el nombre de Frédéric Malle no signifique demasiado para los profanos en cuestión de perfumes o para quienes compran fragancias según la celebridad que les ponga cara. Pero a nada que uno se interese por la perfumería de autor y de calidad, o busque más allá de los circuitos convencionales, sabe que este hombre –y su firma Éditions de Parfums– es uno de los nombres más sólidos e innovadores de una profesión que nunca debió perder su magia. Este verano, la marca llega, de la mano del grupo Lauder, a España, a algunos centros escogidos de El Corte Inglés; un primer paso para iniciar una carrera de fondo en nuestro país. Frédéric Malle mamó desde muy pequeño el oficio. Su abuelo fundó Parfums Christian Dior, y después traspasó la dirección creativa a su hija (la madre


proceso de creación es similar: se parte de una conversación de donde surge una idea en torno a un objeto, una materia prima o un tema. En una segunda etapa, el perfumista realiza sus propias combinaciones hasta dar forma al concepto inicial. Después, se continúa con la etapa más larga, la de ‘pulido’. «En esto pasamos meses y hay que saber parar. El objetivo es mantener la condición original con un resultado casi perfecto. Si es perfecto a menudo pierde su carácter. Es una cuestión de mantener la fuerza de la noción primera, mejorándola técnicamente», concluye. Por eso, confiesa, su principal miedo es no poder conseguir el resultado deseado.

C

on más de 30 años de oficio, Frédéric Malle muestra su pesar por cómo el marketing y algún que otro advenedizo han perturbado el mercado, convirtiendo la perfumería en un negocio de marcas que cuentan las mismas historias y dan más importancia a la exhibición que al contenido del producto. Que el grupo Lauder adquiriese Éditions de Parfums no ha restado, en su opinión, esencia a la firma. «La filosofía sigue siendo la misma. No ha cambiado el proceso creativo ni mi visión de la marca. Es más, me ha permitido tener mayor organización, un método y una estructura, así como mayor seguridad financiera. Es un estado de espíritu que me permite seguir adelante, no mirar atrás y poder hacer más cosas. Yo siempre miro al futuro», sentencia. Por ello, lo que más le apetece ahora es empezar a trabajar con los grandes perfumistas del mañana. «Hay una nueva generación de jóvenes que son un tesoro en bruto y me interesa encontrar a los mejores». Eso no cambia. Lo mismo que su doctrina de trabajo. Frédéric es de los que nunca abandona ni se siente satisfecho con el ‘más o menos’: «El lujo es ir hasta el final y optimizar cada detalle» •

Con otro aire El ambiente estival impregna de colores vibrantes y versiones especiales las novedades de la temporada. Ahora, la cosmética invita a descubrir otra forma de maquillarse y perfumarse. De izda. a dcha., Shimer Rush Palette, de Yves Saint Laurent (63,20 €, ed. lim.); Olympéa Legend, de Paco Rabanne (104 €); Sunlight Liquid Highlighter, de Dolce & Gabbana (44 €, ed. lim.); Narciso Rouge Eau de Toilette, de Narciso Rodriguez (106 €); Gems Power, de Tour (77 €, ed. lim.); y labial de la nueva colección Les Macarons, tono Infinite Spice y acabado mate, de L’Oréal Paris (10,95 €).

Perfume Portrait of a Lady, una ‘publicación’ olfativa de Dominique Ropion. En la otra página, arriba, retrato de Frédéric Malle; abajo, la boutique de Éditions de Parfums (París).

101


BELLEZA

S

egún un estudio del grupo L’Oréal, el 29% de las mujeres se fija en la lista de ingredientes de sus productos cosméticos. La demanda de fórmulas naturales y de producción sostenible sigue creciendo y se extiende a todos los terrenos de la belleza, incluido el capilar. L’Oréal Professionnel ha escuchasdo a esas consumidoras y ha querido demostrar, con Botanea y Source Essentielle, que otra coloración y tratamientos son posibles. Botanea es una coloración 100% herbal y vegana, que se sirve de tres plantas procedentes de la India –henna, índigo y cassia– para crear un amplio abanico de tonos, obtenidos por un proceso muy sencillo: las hojas se secan,

muelen y purifican para obtener polvos limpios y efectivos, que se cubren con aceite de coco de origen natural para facilitar su uso, y cuyas propiedades pigmentantes se activan cuando el profesional los mezcla con agua a diferentes temperaturas. Source Essentielle, por su parte, es una línea de cuidados capilares a base de fórmulas naturales y veganas que, según Loida Zamuz, presidenta del grupo Loida destacan por su calidad: «Los avances tecnológicos han conseguido crear soluciones naturales y de producción sostenible que, además, nos permiten seguir manteniendo resultados muy profesionales». ¿Un plus eco? Sus envases son recargables •

LOIDA A Coruña. Tel. 981 173 050. ECI de Ramón y Cajal, 57.

MELVILLE & CO Palma. Tel. 971 934 585. Pl. del Comtat del Rosselló, 3. Los directores del salón Melville & Co, Álex J. Melville y Marylen Pujol, aseguran que los resultados de Botanea «son inigualables porque no solo ofrece una coloración duradera, sino que también aporta estética y cuerpo al cabello. Además, cuenta con un servicio solo de brillo».

CONCIENCIA CAPILAR EL ORIGEN Y LA SOSTENIBILIDAD DE LOS INGREDIENTES CADA VEZ PREOCUPA MÁS A LAS CONSUMIDORAS DE ESTÉTICA, QUE DEMANDAN AUNAR CALIDAD Y RESULTADOS CON FÓRMULAS NATURALES Y RESPETUOSAS CON EL MEDIO AMBIENTE. 102

PARA TODOS LOS GUSTOS Source Essentielle cuenta con cuatro gamas, cada una para un tipo de cabello específico (normal, seco, coloreado y de cuero cabelludo sensible) y Botanea, por su parte, ofrece una paleta de tonos que va desde rubios claros a castaños oscuros, con matices cálidos o fríos.

FOTOS: MARCUS OHLSSON, D.R. TEXTO: CRISTINA DÍAZ.

COLORACIÓN BOTANEA PURE CASSIA Y ACEITE SOURCE ESSENTIELLE NOURISHING OIL (35 €, EN SALONES).


TRATAMIENTOS CONCENTRADOS

HIDRATACIÓN LUMINOSIDAD MANCHAS

+96% INGREDIENTES NATURALES APTOS PARA PIELES SENSIBLES · NO IRRITAN

Eficacia probada por dermatólogos

RESULTADOS VISIBLES EN

7días MADE IN SPAIN

ULTRA PURE. Concentrados de Ácido Hialurónico, Vitamina C y Ácido Glicólico con resultados demostrados. Formulados a partir de agua vegetal ecológica, potencian los resultados de tu tratamiento habitual. SIN SILICONAS · SIN COLORANTES · SIN CONSERVANTES · FÓRMULA VEGANA

De venta en farmacias, parafarmacias, herbolarios y en www.camaleoncosmetics.com


BELLEZA

CON BUENA CARA Formulada con ginseng rojo y pro-retinol avanzado, pigmentos de color y una textura de aceite en agua, la crema de día energizante Revitalift, de L’Oréal Paris, se presenta como un poderoso tratamiento antifatiga (9,90 €).

Sol sin riesgos Porque el secreto de una piel invulnerable y luminosa reside en prevenir y protegerla de los daños ambientales, Anne Möller cuenta con dos líneas, Non Stop, a base de productos multifuncionales, y las fórmulas faciales Age Sun Resist, orientadas a reforzar sus defensas.

ANNE MÖLLER. SPRAY DE CUERPO SPORT POLLUTION SHIELD SPF 50 (26,70 €)Y PROTECTOR FACIAL AGE SUN RESIST SPF 50, CON EFECTO PREVENTIVO CONTRA LA OXIDACIÓN Y LA HIPERPIGMENTACIÓN (27,50 €).

104

FOTOS: NAT PRAKOBSANTISUK, SILVIA TORTAJADA, ISTOCK, D.R. TEXTOS: CARMEN LANCHARES.

MÁS Y MEJOR La casa de esmaltes Deborah Lippmann ha creado una nueva alternativa saludable de manicuras en gel con Gel Lab Pro (23 €), una nueva fórmula 7 free de mayor duración y brillo, que no requiere el empleo de lámpara de UV.

1,2,3... ‘FLASH ’ Las nuevas ampollas de Isdin, Instant Flash, son el complemento perfecto de cualquier evento, gracias a su efecto lifting inmediato, al tiempo que borran los signos de fatiga y atenúan las arrugas (13,95 €, 6 ud., en farm.).


La hora de las frescas Un soplo de aire, una bebida con hielo y un chapuzón pueden ayudar a combatir el calor estival. Estas fragancias se encargarán del resto. Sus notas cítricas, verdes y afrutadas son el mejor combinado del verano. 1. HERMÈS. UN JARDIN SUR LA LAGUNE, ESENCIA VIBRANTE CON TOQUES DE MAGNOLIA (118 €). 2. ESTÉE LAUDER. BRONZE GODDESS EAU FRAÎCHE SKINSCENT, CREMOSA LECHE DE COCO COMBINADA CON CÍTRICOS (75 €, ED. LIM.). 3. LOEWE. A MI AIRE, AROMA DE JAZMÍN MEZCLADO CON NOTAS DE MANDARINA (106 €). 4. MUGLER. COLOGNE LOVE YOU ALL, INTENSO ÁMBAR BLANCO CON TOQUES DE REGALIZ (60 €). 5. GIORGIO ARMANI. LIGHT DI GIOIA, PERFUME DE BERGAMOTA CON SALIDAS FLORALES (95,40 €). 6. ANGEL SCHLESSER. EAU FRAÎCHE CITRUS POMELO, CARGADA DE CÍTRICOS Y UN FONDO DE MADERA DE CEDRO (44,94 €). 7. DKNY. DKNY ORIGINAL SUMMER, FRUTAS VERDES CON SALIDAS AMADERADAS (67 €, ED. LIM., EN DRUNI).

¡POR FIN, EN ESPAÑA! Caudalíe acaba de abrir su primera boutique spa en Madrid (c/ Claudio Coello, 51), un espacio que recrea todos los códigos de la marca e incorpora dos cabinas de tratamiento para ‘degustar’ lo mejor de la vinoterapia.

OBJETOS DE DESEO Tres fórmulas diferentes, un total de 58 tonos y un packaging de aires vintage componen la recién estrenada colección de labiales Gucci Beauty.

DÍAS DE VERANO Gente, música, y brisa estival mezclados con humo y electricidad son el santo y seña del festival homónimo que inspira Sónar, el original perfume de 2787 (145 €). 105


o v e u N

Iª EDICIÓN

ABIERTA CIÓN INSCRIPSO CUR 20 2019-20 NUEVO

IMAGEN DE MODA: ESTILISMO y MEDIOS AUDIOVISUALES

El único programa universitario de posgrado para convertirte en profesional de lo que más te gusta

VIVA BARCELONA / ADRIENNE JÜLIGER

En colaboración con:

CONDÉ NAST COLLEGE SPAIN

Información y Matrícula: CONDÉ NAST COLLEGE SPAIN

Tel.: +34 91 700 41 70

infocollege@condenast.es www.condenastcollege.es


Dar la NOTA Como si de un pentagrama se tratase, en estas páginas del número de julio se lee una canción de amor a la moda y a la música. Desde la portada, con una infinita ROSALÍA, capturada por la luz de PETER LINDBERGH, a sus páginas interiores y la magia de cantantes que, como MASSIEL o LUZ CASAL, han cambiado la historia sonora de nuestro país. Flamenco, y canción melódica, con parada en el pop británico de los Beatles, cortesía de STELLA MCCARTNEY, y ANTEROS, que demuestran su condición de lenguaje universal.


El éxito de Malamente, hace un año, fue el origen de un viaje con el que ROSALÍA ha llegado a las alturas de la música global. Tras conquistar festivales, crítica y listas de ventas, su talento vuela libre. En su primera portada de Vogue, se desprende de artificios ante el maestro Peter Lindbergh y cumple un sueño más en el año que ha cambiado su vida. Y esto solo acaba de empezar. Estilismo J UA N C E B R I Á N Texto M A R I O X I M É N E Z

El CIELO es


Fotografía PETER LINDBERGH

s el LÍMITE


En la doble página de apertura y en esta doble página, vestido de tafetán sin tirantes con volantes, de The 2nd Skin Co. Todos los anillos que luce Rosalía a lo largo de este reportaje son de Aristocrazy.


En esta página, vestido mini con corte asimétrico, de Jacquemus para Browns; y anillos de Aristocrazy. En la página siguiente, vestido de plumeti con corte bajo en el pecho y body de seda con cuerpo bordado, ambos de Dolce & Gabbana; sandalias de napa, de CH Carolina Herrera; criollas de oro de Suárez.


En la página anterior, vestido de plumeti con corte bajo en el pecho y body de seda con cuerpo bordado, ambos de Dolce & Gabbana; y criollas de oro de Suárez. En esta página, vestido de satén en color champán, de Pedro del Hierro.


Vestido mini con corte asimĂŠtrico, de Jacquemus para Browns.


Vestido de satĂŠn, de Solace London para Browns; sandalias de piel, de Manolo Blahnik; y criollas de oro, de SuĂĄrez.


Chaqueta y pantalón de seda, ambos de Hermès; sujetador balconet de encaje, de Intimissimi; criollas de oro, de Suárez; y anillos de Aristocrazy..


Body de Wolford; y anillo de plata baĂąado en oro de 18k con dos topacios blancos, de Aristocrazy.


En la pรกgina anterior, vestido de plumeti con corte bajo en el pecho y body de seda con cuerpo bordado, ambos de Dolce & Gabbana; pendientes de Suรกrez. En esta pรกgina, body de Wolford; falda de seda plisada, de Max Mara; y sandalias de piel, de Manolo Blahnik.


Chaqueta de seda con corte en A y pantalón de seda con lateral de terciopelo, ambos de Hermès; sujetador balconet de encaje, de Intimissimi; criollas de oro de 18k, de Suárez; y anillo de plata bañado en oro amarillo de 18k con zafiros de colores y anillo de plata bañado en oro amarillo con rubí, ambos de Aristocrazy.


P

arís, 12 de mayo, ocho de la tarde. Una pareja de mediana edad pide más pimienta en el bloody mary de la dama en una mesa de la terraza del hotel Peninsula. El camarero corre a la barra en busca de picante para la mezcla y apenas se percata de la joven que se acaba de sentar en la butaca contigua, enfundada en un plumas acolchado de charol negro y calzando un gorro de nailon de Prada que cubre su frente. Han pasado unos minutos cuando percibe el descuido y lo compensa ofreciéndole encender la estufa que está junto a la mesa. «Perdone, señorita», le espeta en perfecto francés. «Lo último que querría es que se resfríe». En efecto, no querría. Básicamente porque en ese momento a Rosalía Vila Tobella (Sant Esteve Sesrovires, Barcelona, 1993) aún le quedan por delante 19 de la treintena de fechas que forman la gira internacional con la que está recorriendo Europa, Estados Unidos y Latinoamérica en 2019. El joven se queda observándola fijamente varios segundos, pero ella descarta la posibilidad de que la haya reconocido. «En una ciudad y en un hotel como estos, no creo que yo sea carne de nada». Sorprende percibir tal modestia de Rosalía, que en 2019 ha dinamitado todas las expectativas para una artista española dentro y fuera de la frontera patria. Días después, la misma joven de 26 años congrega a 63.000 personas en la enorme explanada de cemento que alberga frente al mar el Primavera Sound de Barcelona. Delante de tres pantallas que proyectan su nombre en una ráfaga de tipografías, irrumpe en el escenario para ofrecer un espectáculo de proporciones épicas, donde las melodías de su disco El mal querer (Sony) se intercalan con las de Barefoot in the Park o Con altura, éxitos añadidos que la han llevado al Nirvana internacional en apenas seis meses. «Supongo que cuando subo a escena me convierto en algo de lo que ni yo soy consciente, pero fuera de esa ilusión procuro estar centrada y no perder mi rutina». Le guste o no, las cosas han cambiado para esta artista que a los 13 años se prendó de Camarón de la Isla al escucharle entre los coches aparcados en el parque Canals i Nubiola de su pueblo. Malamente, el primer single de El mal querer lanzado en mayo de 2018, fue certificado disco de platino en España en menos de tres meses. Con altura, un neoreguetón a pachas con J Balvin lanzado el 29 de marzo, ya supera los 270 millones de vistas en YouTube. Y su himno más reciente, Aute cuture, rozó los nueve millones de reproducciones una semana después de debutar en la plataforma. Bombazos que ha ido apuntando al tiempo que ha sacado su artillería pesada en directos por citas masivas como el festival Coachella de California, Lollapalooza en Chile y Argentina o la sala Webster Hall de Nueva York. La cantante se muerde la lengua con picardía ante el recuento, pero no tarda en volver a mostrar flema. «Mentiría si dijera que 2019 no ha sido el año en que he cumplido mi sueño. Siento que hay muchísima gente que ha conocido mi trabajo, que ha escuchado El mal querer y lo ha hecho suyo en España, y que esa energía ha trascendido más allá de mi tierra, que en realidad era donde más ilusión me hacía que lo recibieran con cariño. Pero no creo que se trate

128

solo de haber cumplido un sueño: lo importante a partir de ahora es mantenerlo». Es curioso que el único acontecimiento ante el que alega nerviosismo sea el que le ha traído hasta París en esta pausa de su gira. La mañana siguiente a nuestra charla, será retratada por Peter Lindbergh en una sesión de fotos que la convertirá en la primera cantante patria en ocupar la portada de Vogue España desde su lanzamiento, en abril de 1988. Conocedora y admiradora confesa del fotógrafo alemán, recuerda a la perfección unas imágenes suyas que marcaron su adolescencia: «Fueron unos retratos a Joaquín Cortés [en 1997, para la edición italiana de Vogue], y otros que hizo a Eva Yerbabuena para vosotros [en el número de diciembre de 2010, donde fotografió su visión de España]. Veo su trabajo muy ligado a nuestro país y a nuestras raíces, y siempre me pareció impensable que pudiera llegar a conocerle. Trabajar con él es un sueño a otra escala, un regalo que no voy a olvidar en mi vida». Durante la sesión, los abrazos entre ambos son constantes y en un momento del día, cuando se arranca con una versión a capella de La hija de Juan Simón, Lindbergh y el equipo allí presente hacen lo posible por aguantar las lágrimas. No será el único momento que a Rosalía le cueste olvidar de 2019. En el número uno de la lista está el concierto que ofreció en el festival Lollapalooza de Buenos Aires, el primero de su periplo. «Cuando canté los primeros versos de Pienso en tu mirá y vi que tanta gente la cantaba [más de 300.000 personas asistieron al festival], me quede unos segundos sin poder hablar. Me resultaba marciano estar en Argentina y ver que en el otro extremo del mundo, mis canciones llegaban y calaban como nunca me habría imaginado». Pero ha tenido que acostumbrarse a marchas forzadas, porque lo mismo ocurrió cuando ocupó el celebérrimo escenario de Coachella, el pasado 12 de abril. «Ahí empecé a tomar conciencia de que la gente se sabía mis canciones y que todo a mi alrededor empezaba a crecer considerablemente. Días después, cuando canté en la reapertura del Webster Hall de Nueva York, Gigi Hadid se acercó para darme la enhorabuena por la actuación de Coachella semanas atrás. Casi me explota la cabeza». Y entre directos que aluden a su pasión por Camarón, a la fusión flamenco-rock de Las Grecas o al cante de Parrita, Rosalía ha construido un espectáculo colosal en el que canta, compone, baila e interactúa con el público. ¿La única pega? Ese talento multidisciplinar del que solo ella es dueña no siempre ha sido reflejado fielmente en los medios. «Hace un año, me dolía leer que Pablo El Guincho [coproductor de El mal querer] era el ‘responsable’ de mi sonido, porque por muy importante que sea su aportación, la cual yo misma reivindico siempre que puedo, este disco soy yo entregada por completo, y me parece injusto que se me pueda vender como un producto manipulado por otros. En América, por mucho que Kanye West trabaje con decenas de productores, el responsable último de su música es él. Me gustaría que se entendiera lo mismo de mí. Pero también he entendido que a largo plazo la gente se irá dando cuenta, y si consigo avanzar y seguir grabando discos, cambiará el discurso». Un alegato que ha aprendido de ejemplos como Penélope Cruz, a la que conoció en julio de 2018, durante el rodaje de la 21ª película de Pedro Almodóvar, Dolor y gloria. «Yo estaba muerta de vergüenza, pero hubo un momento en que entramos en uno de los


Vestido minimal de satĂŠn en color champĂĄn con escote redondo y corte al bies, de Pedro del Hierro.


camerinos móviles, y me dijo de ensayar juntas A tu vera, la canción con la que arrancamos la película. Creo que ella era bastante consciente del respeto y admiración con los que la miraba, y tomó la batuta y me guió en esa escena casi como una hermana mayor. Desde ahí se creó un precioso vínculo que para mí es muy especial, porque creo que Penélope ha abierto camino para muchos artistas españoles de mi generación. Salió de España en un momento donde su carrera aquí estaba consolidada y ya trabajaba con los mejores directores, pero aún así se atrevió a dar el salto de mudarse a un país extranjero, con un idioma que no era el suyo, dejando atrás las comodidades que aquí se le presentaban. Pienso que realmente fue pionera para el talento español en el mundo, y que todos los reconocimientos que reciba son pocos». Es muy probable que si se le pregunta al público español, la actuación con la que dinamitó los Premios Goya en febrero esté en la cima de estos momentos cumbre. Subida al escenario del Palacio de Congresos de Sevilla, interpretó una versión del clásico Me quedo contigo de Los Chunguitos. «Hablé con la Academia de Cine y me dieron carta blanca a la hora de elegir una canción para cantar en la gala, con la única condición de que estuviera relacionada con el cine. Me quedo contigo me gustaba porque era un guiño a Deprisa, deprisa (1981) de Carlos Saura pero también a mis gustos musicales. Quise darle un color opuesto y contacté a un arreglista que me gusta mucho, Bernat Vivancos, para trabajar junto a él y al Cor Jove de l’Orfeó Català hasta conseguir el sonido exacto que buscaba. Estaba muy nerviosa porque el directo me obligaba a estrellarme si salía mal, pero creo que conseguimos algo mágico». También lo pensaron los hermanos Salazar, que no tardaron en agradecerle el gesto con un tuit al que ella replicó con una propuesta de colaboración llena de emoticonos. Esa frescura en redes es también una de las habilidades que la ha llevado a comunicarse con sus seguidores, directamente y sin intermediarios. En sus ratos libres, Rosalía inicia hilarantes debates en su perfil de Twitter, donde los usuarios le preguntan por su Pokémon favorito, la necesidad de la cebolla en la tortilla de patatas o su alternativa en caso de no haberse dedicado a la música, a lo que ella, por supuesto, respondió que nunca tuvo un plan B. «Creo que la clave está en que no tengo ninguna estrategia de lo que subo a mi Instagram o escribo en Twitter. He crecido con las redes, y lo que hago en ellas es totalmente orgánico y natural. Para mí no es un esfuerzo ni un sacrificio: si algún día no me apetece colgar algo, no lo cuelgo. El problema es que siempre me suele apetecer (ríe). Soy bastante freak en ese sentido: me hago mis stories, le pongo yo mis gifs, me busco yo mi manera de hacerle el diseño... que a lo mejor para otros es una chorrada, pero te juro que para mí son cinco minutos al día en que yo me lo paso bien, es un recreo para mí. Lo mismo con Twitter, donde lanzo una pregunta como ‘¿cuál es el mejor producto del Mercadona?’, y se vuelven locos a discutir. Fuera de bromas, si tienes un lugar, aunque sea virtual, donde te escuchan tres millones de personas, entonces tus redes sociales son tu altavoz más directo. Tú decides qué haces con él». Parece lógico que este sea también el canal predilecto al que recurre para comunicar sus frutos comerciales, como las dos colecciones cápsula que ha diseñado para Pull & Bear o su reciente nombramiento como embajadora del maquillaje de Yves Saint Laurent en España. 130

La cantante nació en Sant Esteve Sesrovires hace 26 años, comenzó a actuar con apenas 13 y empezó su formación en la ESMUC (Escuela Superior de Música de Cataluña) antes de cumplir la mayoría de edad. Con una simple búsqueda rápida en los fondos de YouTube, es fácil atestiguar su paso por concursos como Tú sí que vales (donde, en 2008, mal que les pese, no fue seleccionada) o pequeñas salas donde tiraba de temas populares como Alfonsina y el mar. «Desde que empecé a cantar con 16 años, pasé por todos los sitios que puedas imaginarte. Desde teatros y tablaos pequeños a bares, comuniones o bodas de gente que me escribía por e-mail. En algunos de esos conciertos tenía un público de diez personas, y apenas contaba con medios para desarrollar un espectáculo más allá de mi voz y una guitarra. Mi madre traía las sillas de casa, y la escenografía era un puñado de claveles en el suelo». Su madre y su hermana Pili, directora creativa de sus directos y vídeos, forman hoy el núcleo de un proyecto que ha pasado de ser autofinanciado a contar con el soporte incondicional de la discográfica Sony Music. «Cuando grabé el vídeo de De plata, en 2017, me recorrí Barcelona pidiendo favores y ropa prestada, tirando de amigos y viajando con mi maleta hasta Los Ángeles. Yo misma me maquillé, me vestí y empecé a caminar por la ciudad. Hoy tengo la suerte de contar con un equipo de 25 personas entre bailarinas, técnicos, luces, sonido y gestión, y gente como [la coreógrafa] Charm La’Donna o Samantha Burkhart, estilista de mis últimos vídeos. Mi trabajo sigue siendo el mismo, es la escala lo que ha cambiado».

L

o ha hecho hasta tal punto que apenas duerme dos días en la misma ciudad, pero no lo suficiente como para dejar de acudir al estudio de grabación cuando araña tiempo libre. En él, Rosalía añadió un sample de Niña Pastori al tema Barefoot in the Park de James Blake –«lo supo tarde, pero me habría encantado que hubiera participado en El mal querer», confiesa– o donde grabó su canción para la banda sonora de Juego de tronos. «Me escapo allí siempre que puedo como terapia, pongo el móvil en modo avión y desconecto», cuenta sobre los ratos que estos meses ha empleado en esculpir lo que podrían ser los temas de su nuevo álbum, en el que no estarán los dos que ha compuesto junto a Billie Eilish en el mismo estudio en el que Michael Jackson grabó Thriller. Seguidora de compañeros de generación como María José Llergo, Nathy Peluso o Javier Calvo y Javier Ambrossi (para los que grabó en 2018 la sintonía de Paquita Salas), Rosalía observa en su último sorbo al té una nueva ola de talento nacional proyectado al mundo. «En España siempre ha habido un gran arte, pero no siempre lo hemos defendido como merece. Hoy veo más confianza en la gente de mi edad, y siento que eso nos está sacudiendo muchos prejuicios». Horas más tarde, en un estudio de una zona industrial al norte de París, Rosalía posa para el objetivo de Lindbergh con la melena ensortijada y los labios empapados en carmín. Por la soltura que desprende, no parece factible que esté dispuesta a bajarle un átomo de exigencia a su proyecto. Lo que sí está claro es que la expectación está a la altura de su vuelo •


Vestido de tafetán sin tirantes con volantes, de The 2knd Skin Co. Maquillaje: Marie Duhart (Bryant Artists). Peluquería: Odile Gilbert (L’atelier 68). Manicura: Typhaine Kersual (Artists Unit). Ayudante de estilismo: Laura Sueiro.


TODO QUEDA en CASA

STELLA McCARTNEY hace gala de su apellido y lanza una colección inspirada en la película Yellow Submarine, de los Beatles. Sus nuevos diseños, interpretados para la ocasión por el grupo británico Anteros, reivindican el mensaje de solidaridad y tolerancia recogido en aquella cinta. Fotografía A N YA H O L D S T O C K Estilismo M A R TA B A J O Texto S A R A H E R N A N D O


En la página de apertura, de izda. a dcha., Joshua Rumble con abrigo Lance de paño, camisa, pantalón de traje y botas; Laura Hayden lleva blazer Bell, pantalón Balladonia y zapatos masculinos; Harry Balazs luce abrigo Luther con parches de The Beatles, jersey de cuello alto, pantalón de traje y botas; y Jackson Couzens, con abrigo Arthur con parches de The Beatles, camisa, pantalón de traje y botas. En la página anterior, abrigo Yellow Submarine The Beatles y vestido Lucy in the Sky with Diamonds. En esta página, de izda., a dcha., chaqueta Yellow Submarine y vestido Lalydale. Todo es de la colección All Together Now de Stella McCartney.


En esta pรกgina, Laura Hayden con camisa vaquera Yellow Submarine, de la colecciรณn All Together Now de Stella McCartney.


S

tella McCartney (Lambeth, Londres, 1971) vive como piensa. Y, lo que es más complicado, también trabaja como vive. Lo ha hecho siempre. Incluso en 2001 cuando, tras lanzar la firma que lleva su nombre, muchos la tildaron de rarita por renunciar al uso de productos de origen animal. «Rarita e hija de», especifica. Segunda de los cuatro hijos de Paul y Linda McCartney, Stella lleva décadas desmontando tópicos. Superó el estigma de su apellido gracias a su talento. Aunque le llevó algunos años, logró que su línea de accesorios, en los que no se utilizan pieles, se convirtiera en uno de los pilares de su negocio, gracias sobre todo al éxito del bolso Falabella. Consiguió que un conglomerado como Kering –el 50% de la marca perteneció al grupo italiano hasta marzo del 2018, cuando la creadora decidió recuperar todo su negocio– iniciara un programa de usos sostenibles en el que a día de hoy participan el resto de sus firmas. Y, más importante, al menos para la diseñadora, demostró que la belleza y la sostenibilidad no están reñidas. Lo prueba el tamaño de su firma que, aunque sin datos económicos publicados recientemente, cuenta con varias licencias (desde gafas y perfumes a una lucrativa colaboración con Adidas que se remonta a 2004) y más de 30 tiendas propias repartidas por todo el mundo. Casi veinte años después de su creación, su modelo de negocio, en el que la búsqueda de beneficios nunca se impone al respeto por el medio ambiente, es más relevante que nunca. A su activismo, que en 2018 la llevó a crear una plataforma filantrópica –Stella McCartney Cares Green– para ayudar a la industria a crear un cambio positivo en el planeta mediante su cesión de conocimientos en la materia, responde su nueva colección, All Together Now. Concebida tras volver a ver Yellow Submarine, película animada de los Beatles de 1968 y ahora remasterizada, sus diseños no solo reproducen algunos de sus dibujos, sino que responden al mensaje de unión, amor y solidaridad de canciones como All You Need Is Love o All Together Now.

La idea de la colección All Together Now surgió el año pasado cuando viste la película ‘Yellow Submarine’, ¿por qué te afectó tanto? La primera vez que vi la cinta fue siendo una niña porque, claro, era el trabajo de mi padre y sus amigos. En aquel momento fue como ver una película de Disney. Hace unos meses volví al cine con toda mi familia y me di cuenta de muchos temas que por aquel entonces me pasaron desapercibidos. ¿Como cuáles? Como diseñadora, muchísimas cosas. Los dibujos, los colores... Todo es de una creatividad apabullante. Se podrían hacer otras veinte colecciones partiendo de aquellos dibujos. Pero lo que más me impresionó fue que unos chicos de Liverpool de veinte años lanzasen un mensaje tan moderno al mundo. Un mensaje de amor, de diversidad. Hay un momento en la película en el que el título de la canción, All Together Now, se escucha en múltiples lenguas. Es increíble pensar que abrieran así sus brazos al mundo, tan jóvenes, en un momento en el que también estaban pasando muchas cosas a nivel político. Volví a sentirme feliz y esperanzada. ¿Por qué esperanzada? Vivimos en la era de la sobreinformación. Nos golpean cientos de noticias diarias y la mayoría son negativas, por lo que vivimos con miedo, sobre todo los niños, que no han conocido otro mundo. All Together Now cambia la conversación y nos da esperanza. Esperanza de que la gente se una, luche junta, incluso en lo relativo al medio ambiente. Porque estamos todos juntos en este planeta, ahora. Lo que hagamos hoy nos afectará mañana. El activismo que últimamente estamos viendo, sobre todo por parte de los más pequeños, de los adolescentes, me hace pensar que al final el mensaje que mucha gente llevamos años lanzando al mundo por fin ha calado. En la nota de prensa de la colección también apuntas a que el mensaje político contenido en la película es más relevante hoy que nunca, ¿te refieres al Brexit? No solo al Brexit, aunque también. Yo soy mitad americana, mitad inglesa, nuestra marca es global, con empleados de diferentes razas y culturas, tenemos tiendas en ciudades repartidas por todo el globo... El mensaje remite a todo tipo de problemas políticos que ocurren en cualquier lugar del mundo. La sostenibilidad está presente en la colección no solo a través de los materiales sino también del mensaje. De hecho tu firma ha sido pionera en este ámbito. ¿Crees que es un buen momento para la moda sostenible o que en muchos de los casos se trata tan solo de una herramienta de ‘marketing’? Por supuesto que en muchos casos no es algo en lo que las marcas crean de verdad, sino tan solo una forma de sumar clientes. Para mí es un estilo de vida. Mis padres me educaron así y lo aplico tanto a mi ámbito personal como a mi carrera profesional. Es la base moral de cómo me comporto como diseñadora, como mujer de negocios y como madre. Aunque ha habido momentos en los que has sido la rara de la clase. Sí, ha habido ocasiones en mi carrera en los que nadie compartía mi punto de vista. Hablaba de algo que la gente no entendía porque no estaba educada para ha137


cerlo. Pero hemos llegado a un punto en el que tú me estás preguntando por esto. El público está informado y, por eso mismo, también concienciado. Y aunque haya excepciones, las firmas de moda ya han entendido, ya sea porque están realmente concienciadas o porque no quieren quedarse atrás, que no hay otro camino posible. ¿Por qué crees que la industria de la moda ha tardado tanto en iniciar esta conversación? En otras industrias como la arquitectura, la alimentación o la energía llevan años hablando del tema. Somos una de las industrias más contaminantes del mundo y me alegro de que, aunque hayamos tardado, ya hayamos tomado cartas en el asunto. Cada segundo se incineran toneladas de prendas y el planeta está lleno de millones de piezas provenientes de la moda rápida. Me enfada el exceso. Que alguien se ponga algo tres veces y lo tire es una vulgaridad. Es el momento de cambiar la conversación y crear negocios que saquen ventaja de todo esto, de los desperdicios. Uno de mis objetivos actuales es dar información a la gente, a los jóvenes diseñadores, darles respuestas que puedan digerir. Nosotros llevamos muchos años investigando, y me parece necesario compartir nuestros conocimientos. ¿Cómo te sientes cuando miras alrededor y ves que cada vez hay más jóvenes diseñadores, como Bethany Williams o Everlane, cuyos negocios están basados en la ética laboral y la sostenibilidad? Me reconforta. Me siento emocionada y orgullosa. Pero para mí es algo básico. En la actualidad no se debería empezar un negocio, el que sea, de otra forma que no fuera esta. Tiene que estar en el corazón de tu compañía. Tienes que preocuparte por la cadena de suministro, por cómo tratas a la gente que trabaja contigo, por cómo les pagas... En mi caso lo hago porque creo en ello, porque no podría hacerlo de otra forma. Pero lo más importante sigue siendo crear ropa que a la gente le apetezca tener, cosas apetecibles. Que sea tan bonito que no importe que no sea piel, ¿sabes? ¿Es complicado construir una firma de lujo sin productos de marroquinería? Muy complicado. La parte más dura de mi negocio es crear cosas bonitas sin matar animales y sin utilizar tóxicos. Nos preocupamos de que toda la vida del producto sea respetuosa con el medio ambiente. Hemos tardado tres años en encontrar un sistema de bosques sostenibles para abastecernos, y lo hemos hecho sin ningún tipo de ayuda gubernamental. Cuando cortamos un árbol, plantamos tres. ¡El año pasado la industria de la moda taló más de 150 millones de árboles! La mayor dificultad reside en que la sostenibilidad se tiene que practicar en todos los ámbitos. Cada pequeña cosa, cada detalle, es importante. No creo que nunca pueda llegar a resolver todos los problemas porque en una vida no me va a dar tiempo, pero sí que intento hacerlo lo mejor que puedo. Cuando veo un nuevo obstáculo, no paro hasta dar con la solución. Mi lema es que algo siempre es mejor que nada. Esta colección también habla de tu amor por la música, ¿qué importancia tiene en tu vida y en tu trabajo como diseñadora? La música ha estado en mi vida incluso antes de que 138

naciese. Para mí es imprescindible. Pero cuando diseño no puedo hacerlo con música porque es en lo único que pensaría. Ahora mismo aquí, mientras hablamos, no puedo sacar de mi cabeza la canción que está sonando de fondo. Si quiero crear tiene que ser en silencio. Stella McCartney ha ido sumando líneas a la firma, desde niños hasta gafas o ropa interior. Hace dos años decidiste lanzar hombre, ¿por qué has tardado tanto? ¿Por qué ahora? Porque había muchos hombres que me lo pedían, que querían moda sostenible, que les gustaba todo lo que hacía para mujer. Nació de forma natural como una respuesta a todas estas peticiones. Estamos viviendo un momento de empoderamiento femenino que está calando en muchos espacios, también en el de la moda. Como mujer diseñadora, ¿qué aspectos crees que se pueden mejorar? Creo que siempre se nos ha dejado de lado, también en la industria de la moda. Como mujer diseñadora lo que siempre he buscado es crear prendas que la mujer pueda llevar, y esto es una forma de darles poder. Siempre me pruebo todo lo que diseño para ver cómo puedo hacer que mis clientas se sientan bien consigo mismas, con sus cuerpos. Hacer sus vidas más fáciles, crear un armario al que puedan recurrir cuando se sienten inseguras. ¿Y a nivel laboral? En la industria de la moda representamos el 80% de los empleados, si no más. Pero la realidad es que estamos en nuestra pequeña burbuja. Somos nosotras las que nos encontramos en una situación privilegiada, las que nos tenemos que levantar por el resto, por todas las mujeres que están sometidas en el planeta. Lo más importante es que tengamos los mismos derechos que los hombres. Hombres a los que amamos, ¿no? ¿En qué momento dirías que se encuentra la firma ahora mismo? En un momento de transición. Estamos en un periodo de cambio. ¿Cambio en qué sentido? En el sentido de que nos estamos cuestionando cosas. Nunca nos han gustado las zonas de confort. Estamos repasando todo lo que hemos hecho hasta el momento para saber qué vamos a hacer en el futuro. ¿Eres de las que piensa que la moda se encuentra en un momento de crisis creativa? Es algo subjetivo. En el mundo de las artes siempre hay épocas de grandeza y otras más oscuras. Estamos esperando a que vuelva a surgir una banda como los Beatles. ¿Pasará alguna vez? No lo sé. Creo que hay momentos en los que surgen genios, en arte, en moda o en música. Raros momentos de belleza que vienen y van. ¿Cómo ves el futuro de tu marca? No soy de las que quiere dominar el mundo. Quiero estar presente, pero no de cualquier forma, sino por los motivos adecuados. Que tengamos una razón de ser. Como jefa me gustaría que la gente que trabaje conmigo esté sana y sea feliz, es lo mismo que deseo para mi firma. Eso y que sea relevante para su tiempo. Eso es quizá lo más complicado de conseguir... No, si persigues lo que nosotros. Somos una firma honesta, y eso es muy difícil de encontrar. Eso hace que nuestra voz sea auténtica. Y todo lo auténtico es relevante •


«Es difícil vivir de la música, pero todo por lo que pasas hasta llegar a alcanzar el éxito es necesario. No te lo puedes saltar. Es lo que te forma como persona y como músico», asegura Laura Hayden (Barcelona, 1989). Cantante y líder de la banda británica Anteros, esta catalana de madre inglesa y padre español lo dejó todo, su ciudad natal, su familia y su trabajo de presentadora en la cadena MTV, y se mudó a Londres para perseguir su sueño adolescente: «Cuando tenía trece años mi madre me llevó a un concierto de los Rolling Stones con The Pretenders como teloneros. Al ver a Chrissie Hynde me dije: ‘Yo quiero ser esa chica’». En la capital británica empezó a componer, siempre en inglés –«me expreso mejor en mi lengua materna»–, y conoció a Joshua Rumble, bajista con el que formó Faro, germen de su actual grupo Anteros. «Al cabo de año y medio compusimos un tema que se titulaba Anteros. Era tan diferente a todo lo que habíamos hecho hasta esa fecha que sentimos que teníamos que empezar de nuevo. Así que decidimos poner a la banda el nombre de aquella canción», recuerda. Pronto se sumaría el batería Harry Balazs, hasta completar el cuarteto con Jackson Couzens, guitarrista que, bromea Laura, «robaron a otro grupo». Su sonido ecléctico, una mezcla actualizada de indie británico y new wave setentera, es resultado del gusto musical de cada uno de sus componentes, de Blondie o The Pretenders a Oasis y Blur. «En 2017 fichamos por una discográfica y lanzamos nuestro tercer elepé, Drunk. Aunque para mí el momento más importante de nuestra pequeña historia llegó este año con la publicación de nuestro propio álbum,When We Land. Después de mucho esfuerzo, muchas dudas, de repente te encuentras con tu bebé, que lo has hecho a tu manera, como tú querías. Eso es impagable», afirma. Su actual gira europea, así como su próxima cita el próximo 7 de septiembre en el festival madrileño Dcode, son la recompensa al talento y el esfuerzo del cuarteto británico. «Tocar en el Dcode, donde trabajé para la MTV como presentadora, es cerrar el círculo». CASI FAMOSOS

En esta página, todos llevan camisa de rayas de la colección All Together Now de Stella McCartney. Ayudante de estilismo: Lucía Bustillo. Ayudante de fotografía: Tom Pigeon. Maquillaje: Lynski. Peluquería: Emil Zed (Stella Creative Artist).


VIAJE INTERIOR

Los clásicos estivales (sombreros de paja, vestidos de flores, detalles marinos y bañadores minimalistas) comparten protagonismo con alguna de las tendencias más significativas de la temporada. Monos, estampados tie-dye y el estilo exploradora también admiten una interpretación serena.

Fotografía BJORN IOOSS Estilismo VA L E N T I N A C O L L A D O


En la doble página de apertura, a la izda., chaqueta vaquera teñida y pantalón de seda, ambos de Alberta Ferretti; y biquini de Mango; a la dcha., peto de piel, de Salvatore Ferragamo; y sombrero con cinta, de Oysho. En esta página, camiseta de algodón; falda en algodón jacquard; y cinturón de cuerda con hebilla dorada, todo de Chloé. En la página siguiente, camisa de algodón, de Massimo Dutti; collar con cierre en oro rosa, de Dezso by Sara Beltran; y colgantes de piedras con diamantes, de CVC Stones.


En la página anterior, bañador de H&M; y pulsera de conchas, de Mango. En esta página, chaqueta y pantalón de lino, ambos de Emporio Armani; sombrero de paja, de Hacienda Montaecristo; set de pulseras tejidas con logo, de Dior; y pulsera de conchas, de Mango.


En la pรกgina anterior, vestido de Etro. En esta pรกgina, chaqueta de algodรณn y mono Tundra, ambos de Isabel Marant; sombrero de paja, de Hacienda Montaecristo; set de pulseras tejidas, de Dior; y pulsera de conchas, de Mango.


En esta página, blusa de seda con manga oversize, de Louis Vuitton. En la página siguiente, jersey de algodón mixto, de Benetton; y biquini de Calzedonia. Maquillaje: Courtney Perkins (Frank Reps). Peluquería: Conrad Dornan (Frank Reps). Ayudantes de fotografía: Ariel Sadok y Samantha Dong. Ayudante de estilismo: Tanya Ortega. Producción local: Danielle Lafaurie y Camila Mejía. Modelo: Giedre Dukauskaite (Women MGMT New York).


E

l pasado 29 de mayo, el secreto peor guardado del negocio del lujo llegaba por fin al mercado. Responde por Fenty y es la marca tramada por Rihanna al amparo del grupo Louis Vuitton Moët Hennessy. Hay algo de hito en el acontecimiento, desde luego: con semejante maniobra, la cantante no solo se convierte en la primera mujer en lanzar una firma original dentro del conglomerado francés (la última vez que Bernard Arnault puso en circulación una enseña propia fue en 1987, con Christian Lacroix), sino también en la primera fémina afrodescendiente en liderarla. Las campanas de la inclusión y la diversidad no han tardado en echar el vuelo, aunque los precios de la colección –prêt-à-porter, accesorios, gafas de sol y joyería– sean de todo menos diversos y, mucho menos, inclusivos. «El señor Arnault me ha dado una oportunidad única para desarrollar una casa de moda sin limitaciones artísticas», declaraba la interesada durante la presentación en París. Si no se escucha música de fondo arropando sus pala-

Nicks o incluso Madonna (la de los leggings, los boleros de encaje, las bandanas y los abalorios). Trascender la imagen para hacer de la estética una referencia cultural, he ahí la cuestión. «Moda y música son lo mismo, porque la música también es una expresión de su tiempo». De todas las citas, aforismos, sentencias y boutades que Karl Lagerfeld dejó para la moda –pero también para la cultura popular–, esta es seguramente la única incontestable. Melómano empedernido, ávido coleccionista de canciones que atesoraba en más de un centenar de iPods, el diseñador siempre convino en que la música, como decían los antiguos griegos, es la más completa de las artes, no solo por su inmediatez, sino porque además participa de la lírica de la poesía, el dramatismo o la comedia del teatro y el movimiento de la danza. La misma poesía, drama, ironía y movimiento que, salvadas sean las distancias, pueden observarse en la creación indumentaria. «La música y la moda están hechas la una para la otra. O, al menos, para darse réplica mutuamente», expone Michel Gaubert, el dj que ha firmado la banda sonora de Chanel y Fendi en los últimos 30 años. Un diálogo, una melodía a dos bandas entre expresiones culturales que responden a momentos y contextos socia-

DESCONCIERTO SONADO Emparejadas naturalmente como expresión artística y cultural de su tiempo, música y moda siempre habían formado un dúo inspirador, capaz de reconocerse la una en la otra y viceversa. Claves en la formación de la identidad y el reconocimiento entre las tribus de estilo, sus influyentes caminos parecen discurrir, sin embargo, cada vez más separados como meros productos de consumo. ¿Ha dejado de ser la suya una canción de amor?

bras es porque, en realidad, Fenty no tiene nada que ver con ella: esta no es más que otra estrategia de marketing a mayor gloria del culto actual a la celebridad. Es lo que pasa cuando canciones y ropa son concebidas como meros productos. Normal que la manera de relacionarnos hoy con ellas sea solo como consumidores. «No tenía ni idea de cómo debería ser el look, solo que debía ser de verdad», cuenta Patti Smith a propósito de la portada de Horses, el disco con el que se presentó en sociedad, en 1975. Una camisa blanca, una chaqueta masculina y unos pantalones negros –prendas baratas compradas en tiendas de beneficencia– fueron la solución, coronada por una cinta al cuello en homenaje a sus poetas favoritos, los simbolistas franceses Rimbaud, Baudelaire y Verlaine. Su forma de enfrentarse a la vestimenta destilaba la misma honestidad que cuando componía o escribía. Por eso aquella imagen, andrógina, bohemia y punk, todavía puede rastrearse, casi medio siglo después, de Hedi Slimane a Ann Demeulemeester, pasando por Paul Smith. Sobre tal honestidad artística, música y moda han cimentado siempre su proverbial y fructífera unión. Y es esa veracidad la que ha elevado a los altares del estilo a Debbie Harry, Siouxsie Sioux, Kate Bush, Chrissy Hynde, Stevie

150

les concretos, en un momento dado. Como apunta la cantante y compositora galesa Marina Diamandis, de fama anterior Marina And The Diamonds: «Moda y música siempre son indicativos de lo que está ocurriendo en cada nueva generación». El jazz y la liberación femenina del corsé en los años veinte, el swing y la revolución racializada del zoot suit en la década de los cuarenta, el pop y el terremoto minifaldero juvenil en los sesenta, el glam y la provocación ambisexual en los setenta, el hip hop y el ascenso de la ropa deportiva del gueto en los ochenta. Desde que Luis XIV orquestara su absolutista agenda palaciega alrededor de conciertos y códigos de vestimenta, la historia puede contarse a través de las ropas que han vestido la música. O de los estilos musicales que han servido de sintonía a las maneras de vestir. La batalla campal entre rockers de tupés grasientos y cazadoras de cuero y mods con flequillos y trajes sastre a medida en la playa de Brighton, en mayo de 1964, no fue sino la épica representación del cisma entre tradición y modernidad propugnado por la nueva sociedad surgida tras la Segunda Guerra Mundial. «Ambas son agentes sociales sigilosos, que regulan y reflejan los cambios y roles culturales. A menudo, tanto la música como la moda

Fotografía DAV I D S I M S Texto R A FA R O D R Í G U E Z


Por calidez, energía y, sobre todo, sensualidad (asociada a ciertas connotaciones raciales), los llamados sonidos negros se hacen visibles en tonos vibrantes, tejidos suntuosos y siluetas sofisticadas. La del soul, el jazz, el funk, el r&b, el disco o el house es una imagen que, como los sonidos que replica, invita al baile y al romance (sudoroso). Vestido de Valentino; collar de Annelise Michelson; y pendientes de Aurélie Bidermann. Labial Color Riche Shine en tono Beauty Guru, de L’Oréal Paris.


C

omo formas de expresión de una personalidad o medios para lanzar ideas y mensajes, música y moda van naturalmente de la mano, pues la una se complementa o refuerza con la otra y la otra refleja a la una. Los integrantes de cualquier grupo social –tribu urbana o de estilo, si se prefiere– pueden reconocerse así entre ellos a través de una serie de símbolos, ya sean estéticos o intelectuales. Además, de los distintos niveles en los que operan los mecanismos de conexión o comunicación, el visual resulta tan inmediato como el sonoro. Es decir punk y ver desfilar camisetas con eslóganes rabiosos, ristras de tachuelas e imperdibles, tartán y diseños de Vivienne Westwood. Es mentar el grunge y que acudan a la memoria camisas de leñador, zapatillas Converse, rotos por doquier y superposiciones como las que lucían Nirvana, Soundgarden, Pearl Jam o Sonic Youth. Dejándose llevar, precisamente, por aquello que vestían sus amigos cuando salían a los clubes a escuchar ese sonido que la revista Time definió como «lo que pasa cuando los hijos del divorcio cogen una guitarra eléctrica», Marc Jacobs se significó culturalmente en 1992. «Fue la primera vez que tomé la determinación inquebrantable de hacer realidad mi visión en la pasarela sin comprometer mi creatividad», contaba el diseñador, que entonces tenía 29 años, cuando recuperó aquella colección que le costó su puesto en Perry Ellis (primavera/verano 1993) hace unos meses. «Autenticidad, aceptación, libertad, tolerancia... El mundo necesita el grunge más que nunca», sentenciaba, apelando al signo de nuestros tiempos. Que el sonido se materialice, se haga visible, es una de las prerrogativas de la vestimenta (todo género o estilo musical tiene su propia identidad visual asociada a la moda). En una carta dirigida a su padre, Wolfgang Amadeus Mozart ya daba cuenta de ello en 1781. «No puedo presentarme en Viena como un pordiosero. Aquí, si pareces barato estás acabado», lamentaba antes de terminar: «Una música grandiosa precisa de una imagen grandiosa». A su muerte, apenas una década después, el inventario de sus posesiones personales arrojó un nutrido saldo de lujosas libreas y pelucas perfectamente empolvadas, y eso que estaba arruinado. Pero lo que la moda hizo por él, como extensión de su genio creativo, le permitió mantener las apariencias en un entorno de poder. Dos siglos más tarde, los reyes del glam no dudaron en aplicarse el cuento. «Fueron los primeros artistas que dejaron de salir de gira en furgonetas hediondas para viajar en aviones privados y alojarse en hoteles caros. Aspiraban a un estilo de vida glamouroso, a estar rodeados de mujeres sofisticadas. Y para eso tenían que lucir fabulosos», cuenta Antony Price, el diseñador británico que llevó el brillo de la moda al rock. Artífice de la grandilocuencia estilística de Roxy Music, Price apunta a Elvis Presley como el ídolo musical que cimentó el poder de la indumentaria como agente visibilizador de la música.

152

Sucedió con el llamado traje de los 10.000 dólares, un esmoquin en lamé dorado con camisa a juego confeccionado por Nudie Cohn, el sastre de Hollywood que ya vestía a estrellas del country como Hank Snow. El modelo, inaudito para el momento por su tejido (reservado para los vestidos de noche/fiesta femeninos), venía a proclamar al cantante como el chico de oro de la industria discográfica. El título del álbum del que fue portada, en 1959, tampoco tenía pérdida: 50 millones de fans de Elvis no pueden estar equivocados. Expuesto para la eternidad en Graceland, Elvis lo detestó desde el minuto uno, pero con él entró sin dudarlo al trapo de la moda, tanto como para acabar luciendo aquellos extraordinarios monos con flecos y pedrería marca de la casa desde finales de los sesenta que le hacía el mexicano Manuel Cuevas. Manuel, a secas (su posición en el oficio es tal que nunca ha necesitado del apellido), es uno de esos creadores que ha influido de forma crucial en el devenir de la moda desde la música sin que apenas se le echen cuentas. Nombren cualquier artista con calidad de prescriptor de tendencias, que él habrá moldeado su imagen en algún momento: Bob Dylan, Janis Joplin, Loretta Lynn, Dolly Parton, David Lee Roth, Bee Gees, The Rolling Stones, Kid Rock, Miranda Lambert... Que Johnny Cash vistiera aquellos legendarios trajes negros durante cuatro décadas fue cosa suya. Aún en activo a sus 86 años, Brandon Flowers de The Killers y Jack White son presencias habituales en su tienda-santuario de Nashville. «La industria siempre se ha reído de diseñadores como nosotros, por el mero hecho de estar vinculados al rock. Nadie te da las gracias por ir un paso por delante de los demás, solo los fans son conscientes de ello», esgrime Price, que añade a la lista figuras clave como Michael Travis o el hoy ubicuo Bob Mackie. Recuperado en loor de multitudes camp, Mackie es una fuerza desatada del diseño de vestuario escénico, da igual si se trata de Cher, Tina Turner o RuPaul que de la corista de un show de dudoso gusto de Las Vegas. Colaborador habitual de Elton John en sus años de extravagancia glam, no resulta extraño que Alessandro Michele lo cite como inspiración recurrente en sus colecciones al frente de Gucci: «Su trabajo supone una de las cumbres de la expresión artística de los años setenta y ochenta. Es parte de la cultura pop, historia de la creación de la imagen en la música». En parecidos términos de rendida admiración se expresa Rick Owens al referir al malogrado Larry LeGaspi, visionario de la era funk/disco que adelantó el uso de los tejidos tecnológicos en el día a día, amén de convertir a Grace Jones, LaBelle, George Clinton, Divine o Kiss en fabulosas criaturas llegadas del espacio exterior: «Lo que logró fue enorme: infiltrarse en el gusto de la América profunda con su sensibilidad subversiva. En un momento tan delicado de conservadurismo y ofensas gratuitas como el actual, conviene un poco de su exuberancia», concluye. Su colección del próximo otoño/invierno está dedicada, claro, al que fuera rey del chic intergaláctico. Michael Rainey, Tommy Nutter, Mr. Fish, el Buffalo kid Christopher Nemeth o, ahora mismo, Clemens Telfar, Shayne Olivier y Charles Jeffrey Loverboy. En un momento en que las estrellas del pop, el rock o el hip hop solo le sirven a la moda para hacer caja (lo constata una reciente encuesta de la biblia del streetwear Hypebeast), conviene recordar a esos creadores que siempre se han preocupado de cortar el patrón sónico de su tiempo. Porque, sí, la música tendrá look y el sonido, estilo –que se lo digan a Hedi Slimane–, pero sin esa verdad que refería Patti Smith, o es disfraz o es producto de consumo rápido. Ruido para las masas •

ESTILISMO: EMMANUELLE ALT. MAQUILLAJE: LUCIA PIERONI. PELUQUERÍA: DUFFY. AYUDANTES DE ESTILISMO: JADE GÜNTHARDT Y GEORGIA BEDEL. MODELOS: SAMILE BERMANNELLI (SUPREME) Y JANA JULIUS (FORD).

sirven para definir y unir a distintos grupos de personas, de ahí que también sean elementos esenciales en la identidad social», explican los analistas estadounidenses Aram Sinnreich y Marissa Gluck en Music & Fashion: The Balancing Act Between Creativity And Control (2005). La conclusión de Michel Gaubert suena más sencilla: «La música tiene mucho que ver con el estilo, en cómo te expresas y te muestras ante los demás. Y con la moda pasa igual».


Negro y en chaqueta, rock. Traducidas a imágenes, las descargas de las guitarras eléctricas son un festival de actitud, con notas de agresividad, rebeldía y descaro (también sexual). Cazadora de Celine por Hedi Slimane. Labial líquido Rouge Signature en tono Worth It, de L’Oréal Paris.


Fotografía LU CA CA M P R I

Estilismo M A R TA B A J O

Texto R A FA R O D R Í G U E Z

NENEH

Icono cultural. Fenómeno generacional. Cantante heroica. Y, de repente, activista política. En 30 años de singular carrera, a la artista sueca le han colgado todo tipo de títulos y medallas, pero ella siempre ha rechazado cualquier etiqueta que pudiera comprometer su credibilidad y sus principios. Más libre que nunca, ahora que ha vuelto a la primera línea de fuego (este verano, los festivales son suyos), advierte: que no le vengan con fronteras.

CHERRY

PUNK

RESPONSABLE


156


«El rap es un forma poética muy potente de describir quiénes somos dentro de una sociedad. Yo lo uso como una fuerza, una energía. Pero, aunque crecí en Nueva York y aprendí a utilizar mi credibilidad para sobrevivir en la calle, nunca me he considerado una rapera». En la doble página de apertura, la cantante lleva abrigo de algodón y seda, de Dries Van Noten; zapatos de piel bicolor con tachuelas, de Marni; y pendientes Big Flower de cerámica modelada y esmaltada a mano, de Julieta Álvarez. En esta página, camisa de tafeta se seda con detalle rosa y bolsillo con logo, de Miu Miu; pantalones plisados, de COS; zapatos de piel, de Bottega Veneta; y pendientes Marea bañados en oro, de UNOde50. En la página anterior, camisa de algodón, de Intimissimi; chaleco de lana con hombros recortados, de Proenza Schouler; pendientes asimétricos dorados, de Bimba y Lola; y collar con hoja de metal dorado, esfera de cuerno y cordones de piel, de Marni.


O

tro cumpleaños, otra muesca en el cinturón». A los 55 recién cumplidos, Neneh Cherry sigue resistiéndose a dar nada por sentado. «Anda que no me queda por descubrir», dice. La efeméride, el pasado 10 de marzo (apenas una semana antes de nuestro encuentro), parece que la ha hecho reflexionar: «Reconocer la naturaleza de tus sentimientos lleva su tiempo. Forma parte del proceso de crecimiento. Supongo que es lo que hace especial el ir haciéndote mayor». Ahora mismo, sin embargo, asegura que le conciernen sobre todo y más que nunca los sentimientos de los demás: «No sé si lo llamaría generosidad. Es solo que soy muy sensible. Siempre lo he sido. Una piscis de manual». Acabamos de tropezarnos en la calle. Nos echamos un pitillo. Que si estoy nervioso, que no lo esté, conforta (ah, la piscis). Pero impone, claro, tener delante a un icono cultural de su magnitud, a una artista generacional, a una intérprete heroica y desafiante, a una... «¡Eh, eso son palabras mayores!», ríe, frenando en seco la retahíla de títulos que se ha ganado a lo largo de tres décadas de singular carrera. «Es demasiado abrumador. Me resulta imposible pensar en mí de esa manera, no podría tomarme en serio. Y tampoco me gusta que me etiqueten y me metan en una caja. Lo que sí es serio es la pasión

158

que pongo en lo que hago. Incluso si la fastidio. Siempre digo que hay que abrazar los errores porque, a veces, son lo mejor que nos puede pasar», replica. «A mi edad, la única responsabilidad que asumo es usar el espacio que se me ha concedido». En un escenario como el actual en el que capturar la atención más de medio minuto seguido supone una proeza, el espacio que ocupa Neneh Cherry (Estocolmo, 1964) es único. Personal e intransferible. Quizá porque no se ha mirado en otro espejo que no fuera el suyo. O porque, como afirma, nunca le ha interesado seguir el camino que marcan otros (léase la industria discográfica). «Odio las agendas, no quiero preocuparme por ser competitiva», dice. «Me gusta el riesgo. Creo que es necesario un cierto caos. Y saltarse las reglas. Sobre todo, cierto tipo de reglas». Artista libérrima que jamás se ha permitido concesiones a la galería, más de diálogo que de discursos, con ella se rompió el molde. «Crecí en una comuna, en mi propia tribu. Vivía con la música y el arte. Era como se expresaban mis padres. Y eso es lo que llevo en mi mochila», cuenta. A Cherry tampoco le va la nostalgia, pero desde el año pasado se le agolpan las memorias, los recuerdos. En febrero de 2018 moría el diseñador de joyas y estilista Judy Blame, artífice de algunas de las imágenes mas radicales y memorables de la reciente cultura pop británica: más que un amigo, un hermano («No se ha ido, está conmigo, aquí dentro», se toca el corazón). En noviembre, fallecía su padre biológico, el músico Ahmadu Jah. No dudó en viajar hasta


«La presión que sufrimos las mujeres sobre nuestra apariencia sigue siendo enorme. A veces me planteo si debería bajar algo de peso, pero luego lo pienso y digo: ‘¡Que les den!’. Valoro mi cuerpo y trato de vivir de acuerdo a mis ideas». En esta página, vestido bicolor con cuello tipo polo, de Loewe; y pendientes Octavia chapados en oro, de Corres. En la página anterior, sudadera de algodón negra con capucha y vestido de cupro a rayas, ambos de Rick Owens; pendientes Ravioli, de latón bañado en oro, de Gaviria; y mules de piel, de Zara.

Sierra Leona para enterrarlo con honores en la aldea donde nació y a la que ella no había vuelto desde los 15 años, cuando pasó una temporada decidiendo si regresar a Suecia o irse a Londres. «Estar en el sitio adecuado en el momento justo no es fácil, pero, de alguna manera, tú lo ves claro», concede. En casa la esperaban entonces su madre, la pintora y diseñadora textil Monika Karlsson, y su padrastro, el celebrado trompetista de jazz estadounidense Don Cherry, recién llegados de Nueva York, donde la familia se había instalado a principios de los setenta y la ciudad en la que la pequeña Neneh recibió su primera educación sentimental callejera. En la capital británica, por otro lado, acababa de estallar el punk. Ganó Londres, claro. «De repente, te das cuenta de que has acumulado una historia», continúa. «Y descubres sensaciones profundas

en un perfume, en el olor de la comida, en el sonido de cierto disco... Tener recuerdos es haber vivido. Pero pensar que algo era mejor en otra época, ni hablar. Qué aburrido». Pues toca volver a mirar atrás. El pasado 5 de junio se cumplieron 30 años del lanzamiento de Raw Like Sushi, el álbum de debut que convirtió a Neneh Cherry en una estrella planetaria. Era 1989 y allí estaba, servida en crudo, toda la energía que iba a electrizar la siguiente década: la colisión entre el hip hop y la nueva música de baile electrónica, la estética urbana y la cultura de club, el underground y la MTV. Considerarlo el testimonio sonoro de su tiempo no es exageración alguna. «¡Qué locura, 30 años ya!», exclama su autora. «Éramos tan libres entonces. Cogíamos aquello que nos inspiraba para trabajar, un montón de gente distinta haciendo cosas diferentes, pero todos formando parte de la misma escena...». Cherry habla en plural porque, en efecto, el disco lleva también la impronta de algunos de los artistas que dieron sentido musical y estético a la época: Tim Simenon, geniecillo del sampling y pionero del house británico en Bomb The Bass; Robert 3D Del Naja y Andrew DJ Mushroom Vowles, miembros de Massive Attack (ella les devolvería el favor, colaborando después como arreglista en el muy influyente debut de la banda de Bristol, Blue Lines); el fotógrafo Jean-Baptiste Mondino, que se hizo cargo de la portada con, por supuesto, Judy Blame al estilismo. Y Cameron McVey. 159


H

ay que retroceder un par de años, hasta el Londres de 1987, para entender el origen de tamaña explosión creativa. Curtida en el punk, al lado de leyendas como Ari Up y Tessa Pollitt de The Slits (sus mentoras y compañeras de squat), los horizontes de Cherry se expandieron en cuanto se unió al contingente Buffalo, el movimiento artístico encabezado por el visionario estilista Ray Petri que aglutinaba a diseñadores, fotógrafos, modelos, músicos, editores y estudiantes de arte alrededor de la cultura urbana jamaicana, la indumentaria militar, el hip hop y la derivación de géneros. Con las revistas The Face y i-D como órganos de expresión, el alcance del fenómeno fue tal que la troupe (en la que militaban una adolescente Naomi Campbell, la actriz Talisa Soto y el modelo y cantante Nick Kamen) era reclamada hasta en Japón. En un viaje a Tokio, invitados por el diseñador Takeo Kikuchi, Neneh conoció a Cameron McVey. «Estaban Mark y James LeBon, Barry y Nick Kamen, Judy y, entonces, lo vi, tan cool, más chulo que un ocho, con su sombrero de cowboy», rememora. Terminaron casándose en 1990, después de que ella se le declarara. Y así hasta la fecha. Como productor o compositor, McVey ha sido el hombre detrás de una gran mujer que, en realidad, se ha prodigado poco en su carrera como solista. La repercusión de Raw Like Sushi resultó tan descomunal (Cherry estuvo a punto de llevarse el Grammy en la categoría de Mejor Artista Novel en 1990, pero se lo robaron Milli Vanilli) que, aun sin desmerecer, sus dos siguientes álbumes no pudieron sino palidecer. Y eso que Homebrew (1992) tuvo sencillos de peso como Money Love y Buddy X, mientras que de Man (1996) siempre se recordará 7 Seconds, su dueto con el senegalés Youssou N’Dour. «Fue todo muy inesperado, pero mentiría si dijera que no deseaba el éxito. La fama no, eso nunca me ha importado, porque sé que es temporal. Por eso jamás he pretendido ir de estrella del pop ni de superventas», explica. «Cameron, Judy, Ray... Siempre hemos sido una tribu que nos protegíamos de la porquería que rodea esta industria, de esa gente que no te dirigiría la palabra por las pintas que llevas si no fueses quien eres. Quizá haya estado en una burbuja, pero no me apetece que me reconozcan por la calle. No poder salir en zapatillas a hacer la compra es un fastidio». Tras publicar su tercer larga duración, la artista decidió hacer mutis por el foro. Al menos como solista. «No podía sentir nada. La presión por tener que grabar otro disco y otro y otro, solo por obligación, me enfermaba y entristecía», confiesa. En 1996, además, nació Mabel, su segunda hija con McVey (Tyson, la primera, llegó en 1989, una celebridad ya en el vientre de su madre, que cantó embarazadísima de ella el himno Buffalo Stance en el legendario Top of The Pops de la

BBC). Fiel a sus genes nómadas, la familia estuvo viviendo en Málaga entre 1993 y 1999, con una breve mudanza a Nueva York en 1995. «Con Judy siempre decíamos que, de viejos, nos retiraríamos en algún lugar de España. Me siento en casa en vuestro país», dice. De momento, reparte su tiempo entre Londres y Estocolmo. En cualquier caso, Cherry no ha permanecido inactiva. Su lista de colaboraciones vocales es ingente (Peter Gabriel, Cher, Pulp, Gorillaz, Timo Maas...) y ha publicado tres álbumes de jazz experimental, dos como Cirkus (banda en la que figuraban su marido y su hija Tyson, alias Lolita Moon) y uno junto a los suecos The Thing, con los que ha actuado en varios festivales: «Hay un proceso para todo. Las cosas tienen que fluir. No quería perder la cabeza. Necesitaba resetear mi creatividad. Desde entonces he hecho un montón de trabajos intensos [ríe], un poco punkis, sin pensarlo, libremente, dando lo que quiero sin sentir responsabilidad alguna por figurar». Blank Project (2015) y, en especial, Broken Politics (2018) son los títulos que la han devuelto a ese espacio bajo los focos que nunca ha dejado de pertenecerle. Producidos por el británico Kieran Hebden, alias Four Tet a mayor gloria de la electrónica de salón, suenan íntimos y reflexivos, como se podrá comprobar el 26 de julio en el festival Heineken Jazzaldia de San Sebastián. «Necesitaba procesar el efecto de todo lo que está pasando. El clima planetario en el que vivimos puede ser sobrecogedor, así que he cogido lo que he visto y vivido y lo he llevado a un lugar tranquilo, aunque sean cosas que te hacen enfadar. Es una manera de digerirlas», explica. «No son canciones que den respuestas, solo hablan a la gente. Quería crear un diálogo, una conversación con quien quiera escuchar». El año pasado estuvo como voluntaria en la llamada Jungla de Calais, el campo de refugiados instalado en las cercanías de la ciudad francesa en 2015, y volvió con la intención de contarle al mundo que las vidas de sus moradores no son menos valiosas que las nuestras. Lo canta en Kong, el sencillo que adelantó Broken Politics, un disco que también extiende la conversación al aborto, el control de armas y la desinformación. «Ser activista significa tener esperanza en que puedes cambiar las cosas», sentencia. Cherry se sorprende de que, de repente, se la considere política. Como si no lo hubiera sido siempre. «Si te importa el mundo en el que vives, eres una persona política», afirma. «Ideológicamente [se refiere al auge de la extrema derecha en Europa], existe una tendencia a separarnos, en lugar de acercarnos y ver cómo vivir mejor, de manera más comprometida. Da un poco de miedo». Por suerte, ahora que está de vuelta, lo último en lo que piensa es en la retirada: «Soy más libre que nunca, quizá por todo lo que he acumulado. He pensado mucho sobre qué haré en los próximos 30 años, en qué lugar quiero estar. Las fronteras me dan alergia. Y, desde luego, no voy a permitir que nadie me diga qué significa ser una mujer de 55 años. O que ya no sirvo. O que no soy sensual, o sexy, por mi edad. ¡Más razones para no obedecer!» •

«No voy a permitir que nadie me diga cómo tiene que ser una mujer de 55 años. Que ya no sirvo, O que no puedo ser sexy por mi edad»

160


«Me asusta cuando la gente se pone en plan: ‘No puedes decir esto, no puedes hacer aquello, no puedes tocarme’. Tenemos que ser capaces de mirarnos los unos a los otros y no hacer un maldito drama cada vez que alguien dice hola y te toca el brazo». En esta página, vestido de tafetán de seda, de Valentino; sandalias de piel con plumas, de Valentino Garavani; y pendientes de aro en resina azul, de Mango. Maquillaje: Carolyn Gallyer (CLM) para M·A·C. Peluquería: John Vial (@salonsloane) con productos Revlon Professional. Ayudantes de estilismo: Lucía Bustillo y Judit Gómez. Ayudante de peluquería: Siobhan Hooper. Localización: Airlie Gardens, por JJ Media Group (Londres).


162

FOTOS: HENRY DILTZ, CORTESรA DE ELLIOTT LANDY, GETTY IMAGES, CORDON PRESS.

Arriba, Janis Joplin retratada por Elliott Landy durante el festival (su obra se puede ver este verano en las muestras 50 Years Woodstock, en la localidad alemana de Papemburgo, y Woodstock, en la ciudad francesa de Arc-et-Senans). A la dcha., de arriba abajo, una White Panther que fue al festival; panorรกmica del evento y Michael Lang, promotor de Woodstock, retratado por Henry Diltz. En la pรกgina siguiente, Joe Cocker retratado por Elliott Landy durante su actuaciรณn; y parejade asistentes a Woodstock.


Una CIÉNAGA extraña Texto B E G O Ñ A G Ó M E Z U R Z A I Z

A mediados de agosto se cumple medio siglo del mayor sueño ‘hippy’ jamás vivido. Así recuerdan el improvisado y multitudinario festival de Woodstock quienes lo vivieron en directo.

S

e suele decir que los asesinatos de Charles Manson marcaron el final de los 60 y germinaron los turbios 70. La realidad es que la historia casi nunca ofrece un relato ordenado. El 8 de agosto de 1969, La Familia, el culto que había montado Manson, cometió los asesinatos de Cielo Drive, acabando con la vida de cinco personas, entre ellas la actriz Sharon Tate, embarazada de ocho meses. Al día siguiente, con un procedimiento muy similar, acabaron con el matrimonio LaBianca, también en su casa. Menos de una semana después, el 15 de agosto, empezaba Woodstock, la coronación del sueño hippy y la mayor puesta en escena de la utopía contracultural de la década. Este verano se cumplen 50 años de la celebración del certamen, de esos tres días de barro, música y psicotrópicos que han dejado centenares de imágenes y sonidos y un formato de ocio, el de festival, que ha ido mutando sus genes hasta llegar al Fyre Festival, la famosa cita que debía haberse celebrado en una isla caribeña y terminó en Netflix, donde un documental hizo leña del desastre corporativo, y en los tribunales. Solo en una cosa se parecen Woodstock y el Fyre: en los dos se pasó hambre. A la granja de Yasgur, en 1969, llegó tanta gente a la que no se esperaba (jamás se sabrá a ciencia cierta el número de asistentes, pero 440.000 personas parece una cifra de consenso) que la comida se acabó en las primeras 24 163


horas. La empresa que se tenía que encargar del catering, llamada Food For Love, no estaba preparada para alimentar a casi medio millón de hippies hambrientos y al final se sobrevivió a base de perritos calientes que llegaron a venderse por un dólar, cuando lo normal en esos tiempos era que costasen 20 centavos –quizá la única rendija por la que el capitalismo se coló en Woodstock– y, sobre todo, por el arroz integral, el repollo y la granola que repartían los integrantes de la comuna Hog Farm. «Eran como los monitores del campamento, se paseaban por el terreno asegurándose de que todo estuviera bien. Ayudaban a la gente a montar las tiendas, lo mantenían todo en plan paz y amor», rememora Henry Diltz, el único fotógrafo oficial de Woodstock. Hubo otros cámaras en el festival, como Baron Wolman o Elliott Landy, pero Diltz, al estar contratado por el festival, tenía, como él dice «el mejor asiento de la sala». Se le permitía sacar fotos del escenario desde una pequeña pasarela de madera que construyeron justo delante y a la que sólo tenían acceso él y el equipo que rodó el famoso documental Woodstock, que ganó el Oscar en 1970, y que dura hasta 224 minutos en su versión más larga.

164

Arriba, imágenes de algunos de los asistentes al festival de Woodstock en 1969. En la página siguiente, Jimi Hendrix, encargado de clausurar la histórica cita de la que este año se celebra el 50 aniversario.

FOTOS: GETTY IMAGES.

D

iltz, que todavía habla con el léxico de los sesenta (llama straights a los no-hippies) era un músico folk que se había convertido en fotógrafo casi por casualidad, porque empezó a retratar a sus vecinos de Laurel Canyon, la comunidad de cantautores de Los Ángeles, y era amigo de muchos de los que actuaron en Woodstock. De Crosby, Stills & Nash, porque acababa de hacerles la foto para la portada de su primer álbum, y de Richie Havens, que fue el primero en tocar el viernes por la tarde porque el grupo que en realidad estaba programado no había conseguido llegar al terreno. Riadas de personas colapsaban el acceso a la zona, dejaban aparcados sus coches y caminaban decenas de kilómetros hasta que conseguían acercarse al campamento. «Los que ya estábamos dentro no teníamos ni idea de que eso estaba pasando. De hecho, no nos dimos cuenta de la magnitud hasta el día siguiente cuando alguien trajo The New York Times, que había hecho una fotografía aérea», cuenta Diltz. Mientras decenas de hippies descamisados avanzaban en procesión hacia Yasgur, dentro del festival, Havens encadenaba los bises para ganar tiempo, ya que el resto de bandas de la noche no había conseguido llegar. «Toqué hasta la última canción que me sabía», dijo después. Cuando se le acabaron, empezó a improvisar con la guitarra jugueteando con la palabra «freedom», que se convertiría en su canción más famosa. Para saber cómo iba, ha contado, tuvo que ver su propia actuación en la película Woodstock. Más tarde, esa misma noche, actuaron entre otros Ravi Shankar y Arlo Guthrie y cerró la jornada Joan Baez, que empezó su actuación a la una de la madrugada deseando al público «buenos días». Durante su concierto cayeron las primeras gotas y en cuanto terminó la última nota del himno del movimiento por los derechos civiles We Shall Overcome, empezó a diluviar. Empezaba a formarse el famoso barro de Woodstock. Baez fue una del puñado de mujeres que se subieron al escenario del festival, junto a la casi desconocida Melanie Safka, Grace Slick de los Jefferson Airplane y, por supuesto, Janis Joplin. Antes del festival, la cantante texana era sobre todo conocida en la escena de San Francisco, pero salió de allí con-


vertida en una estrella, a pesar de que salió a tocar bastante puesta de drogas y alcohol. Quedó tan disgustada con su propio concierto que no permitió que apareciese en la película ni en su banda sonora. Un año después, moriría de sobredosis. ¿Y fuera del escenario, cómo fue Woodstock para las mujeres? Al propio Diltz le traiciona el subconsciente cuando rememora los felices y soleados días que precedieron al festival: «Pasábamos los días al sol. Los chicos construían el escenario y las chicas hippies nos traían bebidas y sándwiches...». El ideario hippy que invitaba a volver a la naturaleza a menudo empujaba a las mujeres a abrazar un rol de hechicera/madre/ cuidadora muy cuestionado por algunas feministas de la época, que no acababan de entender por qué aquellas hermanas se revelaban contra el sistema, pero aceptaban pasar sus días descalzas en una granja cocinando gachas para los hombres.

L

a teórica feminista Lillian Calles-Barger, autora de libros como Eve’s Revenge: Women and the Spirituality of the Body, cree que, de por sí, «la agenda de la paz y el amor no era una agenda feminista, ni siquiera política. Los hombres controlaban la contracultura y su ética del amor libre, que corría paralela a la revolución sexual, benefició a los hombres, no a las mujeres. Si acaso, Woodstock sirvió para que las mujeres se diesen cuenta de que necesitaban un feminismo radical, que pusiera los intereses y deseos de las mujeres primero. Conseguir ‘jugar con los chicos’ no te asegura un valor y una voz en la sociedad. Es por eso que las mujeres hippies estuvieron en la vanguardia del feminismo radical de los 70, por su experiencia con los hombres de la contracultura». Es decir, según Calles-Barger, algunas se cansaron de hervir arroz integral y de que sus compañeros justificasen su comportamiento sexual en nombre del amor libre. No hay constancia de que se produjeran abusos sexuales en el Woodstock original. Sí en el festival de aniversario que se celebró en 1994, cuando al menos cuatro mujeres denunciaron violaciones y hubo múltiples situaciones de tocamientos indeseados en los conciertos. Para este verano también estaba previsto un Woodstock’50 (del 16 al 18 de agosto), en el que actuarían Miley Cyrus, Jay-Z, Halsey y otros, pero el festival se ha visto afectado por múltiples problemas organizativos y no está claro si terminará celebrándose. Aunque detrás está el mismo promotor que levantó el primer Woodstock, Michael Lang, y la idea es que repitan figuras como Santana, que ya actuó en 1969, es imposible que un festival de hoy se parezca ni remotamente al original. Entonces, solo algunos de los asistentes habían pagado los 18 dólares que costaba el pase para los tres días. Al llegar al recinto, se encontraron con que no existía ningún tipo de control. Tampoco se vendió ningún tipo de merchandising, ni una triste chapa. El único souvenir era un folleto que apenas llegó a distribuirse, aunque el personal sí tenía camisetas y ponchos con el logo del festival, diseñado por Arnold Skolnick.

E

l último día de festival, el domingo, arrancó alrededor de las dos del mediodía con la actuación de Joe Cocker con The Grease Band. Vestido de tie-dye, el bluesman, que tampoco era muy conocido en Estados Unidos en aquel momento, estrenó su famosa versión a lo góspel de With a Little Help from my Friends de los Beatles. A esas alturas, la audiencia estaba hambrienta de himnos y nadie lo interpretó de manera

tan literal como Jimi Hendrix, encargado de cerrar el festival, que sorprendió al tocar The Star-Spangled Banner, el himno estadounidense. «Yo estaba a diez metros de distancia sacándole fotos cuando hizo eso –recuerda Diltz– y pensé: ‘Dios mío, ¿por qué hace eso? Esta no es nuestra canción, es su canción, la de la gente que nos lleva a Vietnam a matar a nuestros hermanos’. Creí que se equivocaba y ejecuté una pequeña danza mental hasta que llegué a la conclusión contraria: ‘No, espera, esta es nuestra canción. Nosotros somos el pueblo’». Diltz también tiene muy presente la imagen del prado de Yasgur cuando la multitud empezó a abandonar la zona. «Parecía una de esas fotos de la Guerra de la Independencia, del campo de batalla lleno de caballos y soldados muertos. La hierba había desaparecido y sólo había barro mezclado con mantas húmedas. Olía a hez de vaca». Él partió enseguida para Nueva York a revelar sus negativos, que tenían que aparecer en un número especial de la revista Life. En ese momento, empezó la leyenda. En el texto que acompañaba a sus fotografías en Life, el periodista Barry Farrell, empezaba así su historia: «No creo que pudiese encontrar el camino de vuelta a lo que fue Woodstock, ni en el tiempo ni en el espacio. La experiencia implica tantas incongruencias y sorpresas y parece tan del futuro que es como una historia de platillos volantes, en la que te quedas atrapado en un bucle temporal y eres testigo de un universo maravilloso en una ciénaga extraña» • 165


MUCHO MÁS QUE AMIGOS

UN GRUPO DE JÓVENES MELÓMANOS VISTE SU PASIÓN SONORA CON ALGUNOS DE LOS PRÉSTAMOS VISUALES DEL grunge, pop, punk o el rock QUE PUEBLAN LAS PRECOLECCIONES DE OTOÑO. LA NUEVA DECLARACIÓN DE UN AMOR QUE JAMÁS DESAFINA. Fotografía T X E M A Y E S T E Estilismo B E R N AT B U S C AT O


En la pรกgina de apertura, de izda. a dcha., vestido de Iro; pantalones de Valentino; sombrero de Worth & Worth. En esta pรกgina, chaleco, pantalรณn, gargantilla y sombrero, todo de Saint Laurent por Anthony Vaccarello. En la pรกgina siguiente, jersey de rayas, de Gucci; y blusa con tachuelas, de Iro.


En la pรกgina anterior, de izda. a dcha., capucha de Martin Keehn; shorts y gorro vintage; blusa y falda, de Cyclas; botas militares vintage. En esta pรกgina, vestidos de seda, pendientes y zapatos, todo de Givenchy.


En la página anterior, arriba, gabardina de Massimo Dutti; guante de Gucci; velo y zapatos vintage. En la imagen inferior, peto de Zara; botas vintage; traje de Bimba y Lola; blusa de seda, gorra vintage; y zapatos de Prada. En esta página, de izda. a dcha., jersey, pantalón, zapatillas, vestido y cinturón tipo corsé, todo de Louis Vuitton; en el centro, bermudas, de Chloé.


En la página anterior, de arriba a abajo, vaqueros de Springfield; sombrero y bolso estampado, ambos de Dolce & Gabbana; deportivas, de Nike; pantalón de rayas, de Emporio Armani; cinturón vintage; mono estampado, de Dolce & Gabbana, botas militares vintage. En esta página, tres conjuntos completos de Prada.


En esta pรกgina, vestidos de Zara; y botas militares vintage.


En la pรกgina anterior, chaqueta de Michael Kors Collection. En esta pรกgina, de izda. a dcha., pantalรณn vaquero, de Mango; y vestido de Dior.


En la página anterior, arriba y de izda. a dcha., blusa de Aspesi, sombrero y gafas vintage. Top de de María Escote (con lechuza al hombro). En el centro, gafas de sol, de Gucci. Abajo y de izda. a dcha., vestido de Ellery; bolso de Michael Kors Collection; y sombrero de Ganni. Pareja en blanco y negro, ambos de Celine por Hedi Slimane. En grupo, vestido de Saint Laurent por Anthony Vaccarello; sombrero de Worth & Worth; jersey de Mango; pantalón de Bimba y Lola; top de Custo; broche de Gucci; falda escocesa vintage; top de H&M; pantalón de Emporio Armani; abrigo rojo, de Valentino; boina de Mango; y camiseta y vestido, de Michael Kors Collection. En esta página, los chicos llevan americanas, camiseta y pantalones, todo de Celine por Hedi Slimane; ella, con vestido de Blumarine; y falda escocesa vintage. Las gafas de sol son de Gucci.


En esta página, vestido de Escada; flor y sombrero, ambos vintage. En la página siguiente, arriba, de izda. a dcha., pantalón de Springfield; camiseta de Martin Keehn; top de Area; pantalón de Massimo Dutti; y zapatillas de Converse. Abajo, ella luce vestido de MM6 Martin Margiela, y él con camisa y cinturón vintage.


En la pรกgina anterior, guante, pulsera, americana, camisa, falda y sombrero, todo de Gucci; gafas vintage. En esta pรกgina, jersey de Ellery; cinturรณn de Khaite; y chaqueta y pantalรณn, ambos de Max Mara.


1 5

2

3 1

4 6

7

8

9 10


En la página anterior, de arriba abajo y de izda. a dcha., todos llevan ropa de Gucci (1). Blusas de Louis Vuitton (2). Gabardinas de Massimo Dutti (3). Falda de Guess; camiseta de Martin Keehn; y gafas de Dior (4). De espaldas, vestido de Aspesi; botas vintage; jersey de L’essentiel; pantalón de Martin Keehn; botas militares vintage (5). Jersey de colores de Louis Vuitton (6). Top y pantalón, de María Escoté (7). Tres chicas con gabardinas de Massimo Dutti; camisas y faldas, de Mango (8). En el concierto, todos llevan ropa de Levi’s (9). Desde fuera del autobús, todos con prendas de H&M (10). En esta página, camisa de Aspesi; pantalón de Gucci; sujetador y culotte, ambos de Khaite; y sombrero y zapatillas, todo vintage.


Maquillaje: Víctor Álvarez (Kasteel Artist Management) para M·A·C Cosmetics. Peluquería: Michal Bielecki (Bryant Artists). Ayudante de estilismo: Juliette DaLuz. Dirección de arte: Kaduri Elyashar. Producción local: SameSame Agency. Postproducción: La Cápsula. Modelos: Olivia Lis, Julia Kuzka, Martin, Kornelia, todos en D’vision. Jan Kiebiel, Jude Gralak, Ita Litwiniek, Timothy, Antek, Joanna Tatarka, Antonia, Karol, Olga Nowotarska, Alek, Daga Ostaszewska, Jakub Kierzkowski, Oleg, Emma L, Michal, Burzokowski, todos en AS Management. Oskar Grzelak, Tora Bykova, Olaf, Maddy, todos en Neva Models. Michal Kaminski, Marianka, Julia Kuzka, todos en Rebel Models. Aleksandra Dzidziuch, Sandra Jakubczak. Karina, Daga Jez, todos en Model Plus. Lula en Gaga Models. Paulina Sip, Natalia Atmansk, Eve, todos en New Age Models. Antek, en S Management. Anna, en madeby Milk. Nilufar, en Uncover Models. Wojtek F, Mikolaj S, Santaley, todos en Panda Models.


En la página anterior, jersey, bermudas y sandalias, todo de Bottega Veneta; y cinturón vintage. En esta página, todos llevan ropa de Levi’s.


Han conquistado territorios complejos en la industria, del flamenco al baile, pasando por el rock y el rap. Estas diez artistas de la música española han vestido los acordes de nuestro pasado, presente y futuro, con personalidades y estilos opuestos y apasionantes. Son varias las generaciones que les deben tantas canciones como tributos.

HEROÍNAS DE UN PAÍS MELÓDICO Fotografía PA B L O Z A M O R A

Estilismo M A R TA B A J O y V I T O C A S T E L O


Eva AMARAL

Por PAULA ORTIZ, guionista y directora de cine. «Cada vez que escucho la voz de Eva Amaral siento el cierzo, el viento de nuestra Zaragoza, como una bocanada catártica que me arrastra ‘hacia lo salvaje’. Tal vez sea porque siempre he querido compartir con ella su fuerza, o el espíritu de nuestra tierra dura, o nuestra infancia en el mismo barrio lleno de luz, o el imperativo de ser mujer y fuerte, y con voz propia. Ella, y las canciones que durante 20 años ha tejido con Juan Aguirre, han acompañado las cumbres y los valles de mi vida. Sus discos, de Estrella de mar a Nocturnal, han ido alumbrando mis caminos: las ausencias, las euforias, los amores y los desamores. Esa voz de cierzo y esa presencia de amazona sobre el escenario, mirando a lo lejos, vuelve hoy con el octavo disco de su sello y nos anuncia de nuevo un gesto de extrema valentía: un Salto al color en este tiempo gris. Por primera vez, aquí he podido compartir camino con ella, consciente del privilegio. Ahora solo deseo poder encontrarnos en otro momento para seguir dando saltos al color, a la luz... a lo que venga».

Eva Amaral (Zaragoza, 1972) lleva top de volantes y pantalón rosa, ambos de Encinar.


Lola ÍNDIGO

Por KING JEDET, artista multidisciplinar. «Fue la primera expulsada de Operación Triunfo 2017, pero recuerdo las palabras que me dijo días después de su expulsión: «Jedet, no sé si será aquí o en Argentina... pero pienso cumplir mi sueño». No dudé ni un segundo en que se haría realidad. Conocí a Mimi (Miriam Doblas Muñoz, conocida artísticamente como Lola Índigo) en el bachillerato. Siempre transmitía energía positiva, seguridad, fuerza y optimismo. Parecía tener muy claro lo que quería y que iba a conseguirlo. Muchos atribuyen su éxito a la academia de OT o a firmar con una discográfica, pero creo que su poder reside en muchísimo más. En las infinitas horas de ensayos, en ser alumna

Miriam Doblas (Madrid, 1992), con abrigo de Davidelfin; y botas altas de Mango.

para poder convertirse en profesora, en hacer cientos de castings y seguir adelante con una sonrisa tras recibir muchos noes. Su éxito reside en viajar para aprender en otros países, en arriesgar y experimentar con diferentes disciplinas artísticas y en estar siempre lista para la siguiente oportunidad. Nadie le ha regalado nada, porque lleva mucho labrando su tierra y está recogiendo unos frutos que se deben solo a la pasión y entrega que lleva años poniendo en hacer de un sueño, aparentemente loco, su realidad. Hace años me contó que cuando era pequeña, una mujer le dijo a su madre que su hija brillaría algún día. No se equivocaba: estoy segura de que esto solo acaba de empezar».


Por PABLO SYCET, pintor y letrista. «Contemplada hoy con la perspectiva que da el tiempo –somos amigos desde hace más de 30 años–, la trayectoria de Luz es tan insólita como deslumbrante, ya que nunca se ha acomodado al esquema que le brindó un éxito masivo nada más arrancar la década de los 90 con los Tacones lejanos de Pedro Almodóvar y, pese a su afán por explorar territorios inéditos, su talento ha seguido traspasando fronteras hasta hoy. Porque nadie como ella ha sabido descifrar e interpretar los registros más profundos de aquellas emociones que se escapan a la razón, ni nadie como ella ha logrado abrirse en canal para llevar los sentimientos hasta sus extremos para transmitir con palabras sencillas los más herméticos secretos del corazón. Y la clave de esas conquistas no solo ha estado, aunque también, en recrear canciones como Piensa en mí o Cenizas, entre otras joyas del repertorio latinoamericano, sino en haber creado un ramillete de canciones que se ajustan a su personalidad a modo de segunda piel –y entre ellas están Un pedazo de cielo, Inesperadamente o Sentir, cuyas letras escribimos juntos años atrás– que ya forman parte de la memoria colectiva de varias generaciones. Por eso, y por su capacidad para tocar las fibras más íntimas de quien la escucha, Luz ya tiene reservado un lugar de honor entre las más grandes, y así para siempre».

Luz Casal (Boimorto, 1958) lleva vestido de crepé, de Givenchy; y zapatos de Mango.

Luz CASAL


HINDS

Por AMPARO LLANOS, música. «¿Cómo es posible que un grupo de chicas madrileñas vivan en perpetua gira por Norteamérica y Gran Bretaña, territorios tradicionalmente impenetrables para el rock meridional? ¿Por qué sus discos se colocan en el número uno de las listas de ventas independientes? Como suele pasar en la vida, las razones son varias: melodías pop irresistibles, guitarras evocadoras, sonido personalísimo, un directo impresionante y divertido, frescura y vitalidad y una confianza en su banda sin fisuras, que las hace subir al escenario, como dicen los flamencos, por derecho. Hinds ha hecho algo muy difícil: el éxito global instantáneo de su primer disco, Leave Me Alone (Mom + Pop Music), no las apoltronó ni acobardó, y en 2018 publicaron el excelente I Don’t Run (ídem), un disco que muestra su capacidad de evolución entusiasta, bien muy preciado para toda buena artista. No tienen barbas negras jaspeadas de canas, ni calvas proféticas, ni letras solemnes sobre aquella mujer mala que se consumía en la barra de un bar, ni tampoco alguno de esos signos externos que simbolizan la autoridad musical patriarcal. Por eso, precisamente por eso, el futuro es suyo. Como lo es de Belako, de Lady Banana, y de tantas otras buenas artistas de todas las edades y estilos de música. Y por eso me gustan tanto».

En esta doble página, de izda. a dcha., Carlotta Cosials (Madrid, 1991), con blusa de piel y pantalones plisados, todo de Acne Studios; y sandalias de Mango. Amber Grimbergen (Pamplona, 1996), en el centro, detrás, con americana de algodón, de Laveste; y sandalias de Mango. Abajo, Ade Martín (Madrid, 1992), con camiseta de Mango Commited; vestido de Acne Studios (disponible en MyTheresa); gorro de Laveste; y sandalias de Mango. Ana Perrote (Madrid, 1994), con americana en tela de toldo, de Laveste; culotte de algodón, de Miu Miu; y zapatos de Mango. Todas llevan sus propias joyas.


La Mala RODRÍGUEZ

Por BEATRIZ LUENGO, cantante, compositora, actriz y bailarina. La Mala Rodríguez, la buena María. Necesaria y pionera en España, sembró con pasos firmes y lujo ibérico lo que sería el feminismo veinte años después en este país. María, la que sin pelos en la lengua allá por los 2000, entre princesas del pop y canciones del Caribe Mix inundando los chiringuitos de playa, vino a demostrar que la música podía sanar y educar mientras nos hace bailar. Con sus discos Lujo ibérico (2000), Alevosía (2003) y Malamarismo (2007), abrió de una patada la puerta a lo que sería la evolución de nuestra música raíz. Nadie le dio su valor, pero su grandeza es tanta que jamás lo necesitó. Hoy en día todo lo que hemos conseguido dentro del universo urbano femenino en España se lo debemos a la valentía de La Mala. Cada vez que una mujer se pone frente a un micrófono con un beat urbano debería decir: «Con su permiso, María. Amén».

Ana María Rodríguez (Jerez de la Frontera, 1979), lleva mono de algodón, de Hermès.


Najwa Nimri (Pamplona, 1972), viste pantalón, camisa, capucha y zapatillas, todo de Acne Studios.

Por ALBA FLORES, actriz. «Najwa. Najaw. Njawa. Jawna. Nadia. Wajna. En fin, todavía no sé si lo digo bien y mira que te he llamado veces. El truco es que te llamo «hermana», o «tú», o «amiga». A veces ni hace falta que te llame, ya te das tú la vuelta. Lo hueles, me hueles, lo hueles todo. Fantástico animal. Unicornio. Mágico ser. Amiga, tú haces lo que te da la gana. Esa es tu mayor virtud, tu superpoder, tu don para entregarle al mundo. Nos retas a todos a ser un poco más nosotros mismos, sin querer complacer a nadie. Nos retas a la verdad. Y mira que te gustan los artificios: las uñas postizas, las lentillas de colores, las pelucas,

Najwa NIMRI

los filtros locos del teléfono. Y aún usando todo eso, destilas verdad. Por eso inspiras a tanta gente, por eso me inspiras a mí. Porque no tienes miedo y eres libre de ir con esas verdades de la mano. No eres cantante, ni actriz, ni nada de eso: eres una maga, una bruja, a veces una nigromante. Transformas una y otra vez la compleja realidad en algo sencillo que podamos entender: una canción, un personaje, un buen consejo de amiga. ¡Qué incómoda resultas a veces con toda tu verdad y tu libertad restregándose en nuestras narices! Bendita sea esta incomodidad tuya. Nos retas. Nos revolucionas. Nos inspiras. ¡Qué regalo cruzarme contigo en este viaje cósmico!».


BEBE

Por ROBERTO ETXEBERRIA, diseñador. «Nuestro primer encuentro fue en el preestreno de Cantinflas, en 2016. Nos presentó nuestro amigo en común, Óscar Jaenada, y por aquel entonces yo ya admiraba su música, su forma de interpretar y su estética tan personal. Todo en ella me fascinaba. Nuestra conversación fue breve pero muy agradable, y al día siguiente, casualidades de la vida, viajábamos a Barcelona en el mismo tren. Fue ella quién me despertó al llegar a destino, tras quedarme profundamente dormido y queriendo morir de vergüenza. Ese mismo año volvimos a encontrarnos en Bogotá, donde ella andaba

Nieves Rebolledo (Valencia, 1978) lleva americana masculina, top de croché, camiseta oversize de algodón y pantalón con abertura delantera de algodón, todo de Victoria Beckham.

finalizando su gira Cambio de piel y yo asistía como diseñador internacional a la semana de la moda local. A partir de ahí, construimos poco a poco una maravillosa amistad hasta hoy. Bebe es parte de la banda sonora de nuestras vidas. Racial, valiente, alegre y luchadora, capaz de desnudar su alma en la gran pantalla y en los escenarios de todo el mundo, ofreciendo lo mejor de sí misma, regalándonos el don de su arte y su talento. Y en la amistad, también. Me siento afortunado de tenerla cerca, de contar con su su cariño y su generosidad que han aliviado tiempos difíciles y cubierto de sonrisas tantos días y noches. Solo puedo decir: Bebe, te quiero».


Amparo Llanos (Madrid, 1965), con vestido de lentejuelas, de Celine por Hedi Slimane; y pantalones y zapatillas propios.

Por CRISTINA LLANOS, música. «El día en que mi hermana Amparo y yo decidimos juntar nuestras energías, habilidades, miedos y rabias internas bajo el nombre de Dover fue también el día en que, sin darnos cuenta, nos salvamos la vida la una a la otra. Tres años después salía a la venta nuestro segundo trabajo, Devil Came To Me (1997), grabado por el módico precio de un millón de pesetas. Este disco supuso la materialización de ese pacto inconsciente de salvación, y el principio de un viaje casi milagroso que duró exactamente 17 años y cinco meses. Y no digo milagroso porque nuestro talento no lo valiese –sobre todo el de mi hermana, que nunca ha dejado de crecer y transformarse, como ha demostrado en su nueva aventura musical, New Day–, sino porque entonces los grupos como Dover tenían vetada la entrada al Nirvana del éxito masivo. Y qué decir si hablamos de dos mujeres. Mi hermana y yo levantamos a lo largo y ancho de la geografía nacional muchas ampollas, en muchos casos por tener que aceptar que éramos nosotras las que componíamos, las que tocábamos

Amparo LLANOS

las guitarras salvajes y atronadoras, las que gritábamos sobre el micro con toda la verdad y la furia del mundo y las que, igual de importante, no teníamos el menor interés en resultar sexualmente atractivas a los maromos que pudiesen estar viéndonos. Yo llegué, incluso, a cometer la imperdonable desfachatez de ponerme gorda como una foca durante unos cuantos años, y por ello tuve que escuchar bobadas y groserías. Pero la verdad es que ahora, pese a no recomendar a nadie que ahogue sus penas en Donuts y patatas fritas, me alegro de haber cuestionado junto a mi hermana esa regla no escrita de que las mujeres, para aparecer en los medios, tienen que estar buenas. Pese a estos baches en el camino, las hermanas Llanos conectamos con cientos de miles de personas haciendo lo que más nos gustaba y mejor sabíamos hacer: música. Y por ello, estaré agradecida el resto de mi vida. El milagro de Dover no habría ocurrido sin ellos: todos los que en ese tiempo se dejaron llevar por el amor genuino a la música, y no por los prejuicios obsoletos. A todos ellos: gracias».


India MARTÍNEZ

Por CARLOS FERNÁNDEZ, productor. «Recuerdo conocerla en el año 2000, asistiendo a las peñas flamencas para cantar o aprender de los cantaores. La llamaban La Niña del Puerto. El flamenco era su punto de partida, y si solo se hubiese dedicado al cante jondo, también sería una estrella de ese arte. Pero desde niña tuvo claro que ella es esa mezcla de todo lo que va encontrando en su camino. Mujer de raza, mirada arabesca, voz agitanada y presencia imponente. En 2002, representando a Almería en la Feria Mundial del Flamenco de Sevilla, un productor descubrió su talento y comenzó su andadura en la música profesional con su nombre actual, India Martínez, editando su primer álbum, Azulejos de lunares. Luego llegaría Despertar, que la llevó hasta los Grammy

Jennifer Jéssica Martínez (Córdoba, 1985), con americana y camisa, ambas de Miu Miu.

Latinos con dos nominaciones, y su fichaje por Sony Music, con el que acabaría de conquistar al público con Vencer al amor o 90 minutos. Es pionera en su estilo musical con un estilo personal que ha creado tendencia, posicionando temas flamencos en las radiofórmulas más populares de España. Su carrera no es un invento comercial, ella viene del talento con la suma de mucho trabajo. No solo posee una de las voces más personales y polivalentes del panorama actual, también tiene una cultura musical muy amplia y es una artista comprometida con causas sociales. En su nuevo trabajo vuelve a sus raíces, pero con idioma universal. Se le augura un éxito más amplio, si cabe, del que ya posee».


MASSIEL

Por JOSÉ MIGUEL LÓPEZ, periodista y director de ‘Discópolis’ (Radio 3). «Tiene la personalidad más fuerte de la música moderna española. Massiel empezó muy joven, haciendo canción protesta, presentándose a diversos festivales de la canción defendiendo temas como Rufo el pescador. Recorrió mundo antes de tener 21 años, la mayoría de edad en aquel momento. Tenía tantas ganas que un día se puso a rebuscar en los cajones de una discográfica y encontró unas canciones a las que nadie hacía caso: Rosas en el mar y Aleluya nº1. Eran de Luis Eduardo Aute. Convenció a todos y no paró hasta grabarlas. Él se lo agradeció escribiendo una maravillosa loa a sus «ojos grandes y nerviosos, casi negros» en la contraportada de aquel elepé. Estando de gira en México le llegó el encargo urgente de ir a Eurovisión, sustituyendo a Serrat. Ganó, pero no se acomodó. Rechazó el lazo de Isabel la Católica del régimen franquista y diseñó un espectáculo con poemas y canciones de Bertolt Brecht, y cantó corridos revolucionarios de Pancho Villa. Participó en el espectáculo Castañuela 70, con Las Madres del Cordero, y se la incluyó en el movimiento de Nueva canción castellana. Su disco Viva, de 1975, es uno de los mejores de nuestra historia reciente. Massiel ha hecho lo que ha querido, siempre con buen criterio. Feminista antes del feminismo. Lo mejor es que ha disfrutado con la música a partir de una sólida formación artística que le ha permitido llevar la cabeza bien alta. Por eso la llaman la Tanqueta de Leganitos, calle donde vivió de joven y que ahora tiene, otra vez, a tiro de piedra» •

María de los Ángeles Felisa Santamaría (Madrid, 1947), luce capa de terciopelo, de Palomo Spain. Maquillaje y peluquería: Paula Soroa (TEN Agency) para Shiseido y Dyson; Yurema Villa (Ana Prado) para M·A·C y Mon Icon Team. Atrezo: Carlota Peydro. Ayudantes de estilismo: Patricia López y Raquel Mejías. Ayudantes de fotografía: Eduardo Pérez y Eduardo Orozco. Coordinación: Mario Ximénez.


CARLOTA BARRERA obtiene el premio Who’s On Next 2019 tras una emocionante final en la que también participan dos nombres que hablan del prometedor futuro de la moda española: OTEYZA y ERNESTO NARANJO. Entramos en la octava edición de este extraordinario concurso, que cuenta con el apoyo de Inditex desde 2012, cuyo jurado de excepción ha sido presidido este año por el diseñador francés JEAN-PAUL GAULTIER.

Ser WON Fotografía P E P E L Ó B E Z y E L E N A O L AY Texto B E AT R I Z D E A S Í S


E

s una chica!». El pasado 23 de mayo, Who’s On Next (WON), el concurso de Vogue España que reconoce el talento emergente de la moda española, daba a luz a su octava ganadora. Lo anunciaba Jean-Paul Gaultier, presidente del jurado para la ocasión, con la emoción del padre primerizo. Ahí estaba, la estrella de la costura francesa, asistiendo al inicio del nuevo capítulo que, a partir de ahora, le toca escribir a Carlota Barrera. «Recibir el premio ha sido el reconocimiento del esfuerzo que hemos hecho todos, tanto yo desde el principio como los que están empezando a formar parte del equipo», explica emocionada varios días después la diseñadora. «Hay semanas –meses– que no salimos del estudio, en jornadas larguísimas, intentando hacer posible lo imposible. Este galardón ha sido el empujón necesario para seguir creciendo». Carlota Barrera (Gijón, 1992) se presentó como «una pequeña marca que considera imprescindible tener el control de la cadena de valor y poder mantener unos principios éticos y justos en todos sus procesos». Ahora, está convencida de que el jurado ha entendido que disfruta «muchísimo creando las colecciones», pero que, a la vez, tiene muy en cuenta que «sus

En la página anterior, de izda. a dcha., los diseñadores Paul García de Oteyza y Caterina Pañeda, de la firma Oteyza; Jean-Paul Gaultier, presidente del jurado de WON 2019; Carlota Barrera, la ganadora de esta edición, y Ernesto Naranjo. En esta página, imágenes de la presentación de Carota Barrera, y la diseñadora asturiana posando junto al creador francés.

prendas deben ser funcionales». Su objetivo es claro: vestir a hombres que aprecian la calidad, al tiempo que se divierten experimentando con la moda. De esta manera, pretende dar un gran giro a la indumentaria masculina en España. Aunque su estudio se encuentra en Londres y realiza la comunicación y el desarrollo de su marca allí, presenta sus colecciones en suelo patrio. «Todo lo que estoy viviendo últimamente me está haciendo crecer y cambiar. Al ser Who’s On Next un proceso tan largo e intenso, he conocido a mucha gente que me ha aportado muchísimo», continúa. Esta experiencia se suma a su formación en London College of Fashion, su paso por la firma Pedro del Hierro (junto a la diseñadora Carmen March) y el comienzo en solitario con su firma homónima.


E

l impulso que supone el concurso, capaz de cambiar la carrera y la vida de un creador, también lo han experimentado los otros dos finalistas: Oteyza y Ernesto Naranjo. «Que una institución como Vogue se haga cómplice de tu trabajo y lo defienda a todos los niveles es muy importante y supone un paso más en nuestra carrera», señala Paul García de Oteyza (Madrid, 1977), artífice junto a Caterina Pañeda (Madrid, 1980) de la firma Oteyza. El matrimonio, personal y profesional, protagonizó una de las anécdotas más tiernas del concurso: «Miembros del jurado, hoy presentaré yo nuestro proyecto, ya que Caterina ha dado a luz hace unas horas», informaba el moderno sastre durante la presentación de los proyectos finalistas, el 23 de abril. García de Oteyza expuso así cómo sus colecciones van «dirigidas a hombres que entienden la moda masculina desde el respeto y la admiración de la forma clásica y tradicional hasta la progresión en distintas escalas, aduciendo a su vez hacia una disolución de barreras de género». En su presentación, contó con el apoyo de Antonio Najarro, director del Ballet Nacional, y dos bailarines de la compañía para reforzar el carácter y entusiasmo de su firma.

204

Un mes más tarde, Oteyza tuvo la oportunidad de presentar a dúo –ahora sí– su trabajo frente a Jean-Paul Gaultier: «Tras haber hablado más de media hora con él, nos dijo que teníamos una identidad muy fuerte, una calidad contrastada y, sobre todo, un prestigio y un camino ya hechos». El Premio Nacional de la Moda al emprendimiento innovador 2018, su paso por el salón Pitti Immagine Uomo (la feria de moda masculina más importante) y la presidencia de la Asociación de Sastres Españoles son algunos de los logros que ya la avalan. «Siempre quise presentarme a Who’s On Next, pero quería estar preparado», confiesa por su parte Ernesto Naranjo. El joven sevillano (1991) dio el paso tras graduarse en Central Saint Martins y haber trabajado en Maison Margiela, junto a John Galliano, y Balmain. Un recorrido, cuenta, que le ha ayudado a consolidar sus ideales de mujer, con una estética surrealista e irónica. Desde su taller en Pilas (Sevilla), rodeado de su familia, apuesta por la sencillez geométrica. Ante el jurado, defendió un juego de texturas, volúmenes y tonalidades vibrantes. Deconstrucción y distorsión para hablar de raíces y artesanía. «Me llevo la satisfacción de haber realizado un buen trabajo. Y una experiencia para recomendar».


D

urante esta edición, en la que se ha batido récord de participación y se ha contado con el apoyo de Huawei, también hubo espacio para los nervios, claro. «Conocer a Jean-Paul Gaultier fue maravilloso. Pensé que iba a tener una entrevista y acabó siendo una conversación muy cómoda», recuerda Carlota Barrera, al teléfono desde su estudio en Londres. «Me sorprendió que fuera tan cercano». El diseñador francés elogió las prendas que conformaban sus tres looks clave. Sobre todo, destacó una chaqueta de esparto. «Yo aproveché para preguntarle sobre cómo mantiene él un equilibrio entre creatividad y pragmatismo», revela la creadora. Trabajar con el concepto de vulnerabilidad masculina es ya una de las señas de identidad de Carlota Barrera. «¿Vestirías a mujeres?», preguntó el jurado, entre los que se encontraban Eugenia de la Torriente, directora de Vogue España; Mercedes Domecq, directora de comunicación de Inditex; Charo Izquierdo, directora de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid; Pepa Bueno, directora ejecutiva de ACME; Helena López de Hierro, directora del Museo del Traje de Madrid; Carmen March, diseñadora; Lola Carretero, periodista

En la página anterior, distintos momentos de la presentación de Oteyza (en la imagen superior izquierda, sus artífices, junto a Jean-Paul Gaultier), que contó con la colaboración del Ballet Nacional de España. Abajo, Eugenia de la Torriente, directora de Vogue España, y las jurados Charo Izquierdo y Raquel Sánchez Silva. En esta página, la colorista presentación de Ernesto Naranjo.

de moda; Alejandro Palomo, diseñador y ganador de la última edición del certamen; Raquel Sánchez Silva, periodista y presentadora; Laura Ponte, modelo y diseñadora, y miembros del equipo de la revista. «Claro, mis diseños también son para mujeres que se sienten atraídas por la imagen masculina y su indumentaria», respondió. Carlota Barrera se une a Marcela Mansergas, Juan Vidal, Maria ke Fisherman, ManéMané, Moisés Nieto, Leandro Cano y Palomo Spain, ganadores de las anteriores ediciones. Todos ellos ejemplos que hablan de innovación, superación, pasión y creatividad a través de sus prendas. Ahí reside el gran poder de la moda. Aquella noche de mayo, los valores de Who’s On Next –libertad, inconformismo y juventud– volvieron a premiar la mejor moda española • 205


Título de EXPERTO EN CREACIÓN DE NEGOCIOS

EN EL SECTOR DE LA MODA Y ESTILO DE VIDA TÍT U LO CO N D É N A S T CO L L EG E S PA I N - U N IV ER S I DA D C A R LOS I I I D E M A D R I D

PRÓXIMO CURSO OCTUBRE 2019

¡ABIERTO YA EL PLAZO DE INSCRIPCIÓN! DESCUBRE NUESTROS CURSOS, TALLERES, Y EL MÁSTER VOGUE EN COMUNICACIÓN DE MODA Y BELLEZA EN:

infocollege@condenast.es tel. +34 91 700 41 70 www.condenastcollege.es

Foto: Silvia Tortajada

r a t n o m ¿Quieres a s e r p m e a tu propi ? a d o m e d


LIVING V U E LTA A C A S A La reforma de su primera residencia en Los Ángeles resultó ser la excusa perfecta que el interiorista MICHAEL SMITH y el diplomático JAMES COSTOS necesitaban para habitar de nuevo esta pequeña villa en las inmediaciones de Sunset Boulevard. Así es como se revive un hogar, según el decorador predilecto de MICHELLE OBAMA. Fotografía R O G E R DAV I E S Texto S A N D R A C A Ñ E D O


LIVING

D

e momento nos quedamos aquí. Al menos hasta que la casa de Mapleton Drive esté terminada». Para el diseñador de interiores Michael Smith (Los Ángeles, 1964) la temporalidad nunca está reñida con el buen gusto. En su caso, la vivienda que ocupa junto a James Costos (embajador de Estados Unidos en España durante la Administración Obama) mientras las obras se suceden en su otra propiedad, es esta acogedora construcción de los años 30. Situada en Brentwood, a unos 20 minutos en coche del hogar invadido ahora por los andamios, esta es la creación más personal de este solicitado decorador formado en el Otis College of Art and Design de Los Ángeles y en el Museo Victoria & Albert de Londres. Tras un lustro en Mapleton Drive, la pareja decidió que la vivienda, construida originalmente para albergar una importante colección de arte, necesitaba una reforma integral. Los trabajos de remodelación, a cargo del estudio Kovac

208

Design y Balcorp Construction & Development, se pueden seguir paso a paso en la página web de Smith, una suerte de manual online para los amantes de las reformas, donde contemplar el proceso de transformación casi en directo. Fue así como, ante la perspectiva de remover hasta los cimientos, Costos y Smith hicieron las maletas (casi aún no desechas después de su feliz paso por Madrid, donde vivieron entre 2014 y 2017) y se instalaron en este cálido refugio de las afueras de Beverly Hills. «Esta casa perteneció al actor estadounidense Tyrone Power (padre de la cantante Romina Power) que, curiosamente, pasó sus últimos años de vida en Madrid», cuenta Smith desde Los Ángeles. «Después de adquirirla la alquilamos durante varios años, pero ha llegado el momento de disfrutarla de nuevo», concede. Ideada por Paul Williams, arquitecto afroamericano célebre por firmar hogares de estrellas como Frank Sinatra o Lucille Ball, sus planos apenas habían sufrido cambios desde la era dorada de Hollywood. Una edificación semicircular alrededor de una terraza pavimentada, presidida en su interior por una escalera elegantemente curvada. «Esta es la casa que más me recuerda a


En esta página, en el salón, carboncillo de Nicolas Carone; sobre la cama, tapizada por Guy Goodfellow, edredón de Matouk; y espejo hecho a medida, de Jasper Showroom. Abajo, la pareja desayuna en el porche sobre una mesa con patas de bambú de McGuire. En la página anterior, el decorador Michael Smith; imagen del salón principal, con mesa Meander de Mattia Bonetti; y entrada de la vivienda. En la página de apertura, James Costos y Michael Smith, con sus perros, en el jardín de la casa.


LIVING En esta página, habitación pantera con papel de Pierre Frey. A la dcha., el salón, con obra Life Lines de la artista Beatrice Caracciolo. Los sofás están forrados con telas de Jasper Showroom. Abajo, distribuidor de la planta baja. En la página siguiente, el diplomático James Costos. Dormitorio de invitados y vista general de la residencia de la pareja en Sunset Boulevard.


mi infancia. Mi salón familiar también era de un cremoso tono rosa. Un espacio lleno de luz donde no existían las cortinas», rememora. En la estancia creada a imagen y semejanza de sus recuerdos de niñez, destacan ahora dos contundentes esculturas gemelas en forma de jarrón, obra de Peter Schlesinger. «Son dos de mis piezas favoritas, diseñadas por el que fuera pareja de David Hockney, otro de los artistas que más inspiró mi juventud. Se los presté a Michelle [Obama] durante su estancia en la Casa Blanca», rememora el decorador. Y es que si hay alguien que puede llamar por su nombre de pila a la ex primera dama estadounidense, ese es Michael Smith. Desde 2010 –cuando fue contratado para redecorar las estancias privadas de la Casa Blanca con motivo de la llegada de Barack Obama a la presidencia– les une una estrecha amistad. «Recuerdo una cena con Michelle Obama y sus hijas en el jardín. Me gusta llenarlo de velas cuando recibo visitas. Creo que lo mejor de esta casa es que es la más informal de todas (Smith y Costos tienen, además, otro rancho en Palm Springs, un ático en Nueva York y un apartamento en Madrid, que invoca los años sesenta, aquellos

en que la actriz Ava Gardner residió en la capital española). Por eso nos hemos permitido guiños divertidos como, por ejemplo, un salón con bar forrado con estampado animal y un pequeño huerto cerca del porche», concluye.

P

or allí corren ahora a sus anchas Greco y Whistler, dos perros adoptados de un refugio en las afueras de Madrid. Además de las mascotas y los buenos amigos, la pareja recopiló otros tesoros de su paso diplomático por nuestro país, donde sus magníficas fiestas y recepciones de índole multicultural aún son recordadas. «Muchos de los libros que pueblan estas estanterías son obras compradas allí por Costos, al igual que un par de litografías del Museo del Prado. Las telas de la librería son de Mallorca y están en Jasper, mi firma de decoración, que en Madrid se vende en el anticuario Cotanda. Me gusta seguir presente en la ciudad de alguna manera» • 211


LIVING

VERANO EN LA CIUDAD... LOS HOTELES DE LA CAPITAL SE CONSOLIDAN COMO REFUGIO URBANO PARA LOS DÍAS DE CANÍCULA. TERRAZAS, AZOTEAS O RESTAURANTES DE ALTURA EN LOS QUE PASAR LOS DÍAS MÁS LARGOS DEL AÑO EN BUSCA DE ALGO DE BRISA, AUNQUE NO SEA MARINA.

DE MADRID AL CIELO

La urbe tiene un nuevo sitio de referencia en el barrio de Salamanca: Picos Pardos Sky Lounge, la terraza del recién inaugurado BLESS Hotel (Velázquez, 72). El espacio, diseñado por Lázaro Rosa-Violán, que se ha encargado de todo el interiorismo, cuenta con una oferta gastronómica única firmada por el chef Martín Berasategui.

BIEN AGITADO

MIRADOR EN EL CENTRO

Un ascensor exterior y once plantas es lo único que separa a la ciudad de la espectacular azotea de Casa Suecia (Hotel NH Collection Suecia. Marqués de Casa Riera, 4), una coqueta terraza con inigualables vistas panorámicas de 360 grados a todo el centro histórico de la capital. 212

FOTOS: D.R. TEXTOS: SANDRA CAÑEDO.

Ubicado en el mágico Triángulo del Arte, a escasos metros del Museo del Prado, el madrileño Hotel AC Palacio Del Retiro (Alfonso XII, 14) cuenta con una de las mejores barras de coctelería en su Suite Bar. Cócteles de diseño para acompañar un excelente menú de base mediterránea.


CAPRICHO ESTIVAL Estrenar sandalias, cenar en la última apertura de Madrid o invertir en diseño para casa. Las vacaciones también significan no tener que elegir.

Contra el calor del asfalto

Inspirada en la herencia del Hotel Il Pellicano de la Toscana, Marie-Louise Sciò, consejera delegada y directora creativa de Pellicano Hotels, ha diseñado esta colección cápsula junto a Birkenstock. COMO EN LA GRAN MANZANA

En la planta 12 del hotel VP Plaza España Design deslumbra Ginkgo Restaurante & Sky Bar, una espectacular terraza con más de 1.000 m² que incluyen una piscina exterior (abierta solo en temporada y para clientes alojados). Un plan en el que se mezclan gastronomía novedosa, coctelería de autor y una apuesta diaria por la música en directo. Desde sonidos de jazz urbanos hasta sesiones del house más fresco mezclado por djs referentes en el panorama musical.

Tributo a los carniceros

El restaurante RIB Casa de la Carnicería recupera las mejores carnes de granjas ecológicas en el Hotel Pestana Plaza Mayor. Con acceso directo desde la calle Imperial, el restaurante está emplazado en el luminoso patio interior.

Servicio a domicilio

La llegada de la diseñadora Cristina Celestino a Fendi Casa ha supuesto la reintroducción de aquellos patrones de diseño de los setenta que hicieron mítica a la firma de la doble F.

213


LIVING

EN PLENA GRAN VÍA

En la mismísima plaza de España, el Barceló Torre de Madrid (Plaza de España, 18) es un hotel que en verano se redescubre a través de la piscina de su zona wellness y de su restaurante Somos. En este último, el chef Efendi Tambunan ofrece una fusión entre el lado más castizo de la capital y los toques asiáticos. Todo en un espacio único diseñado por el internacionalmente conocido Jaime Hayón.

La mejor idea para aquellos que viajen al centro de la península en los meses estivales pasa por reservar habitación en Tótem Madrid (Hermosilla, 23). Sesenta y cuatro habitaciones, en un edificio del siglo XIX, surtidas de productos castizos. Desde las patatas artesanas de La Azucena a los chocolates tradicionales de Matías López, pasando por los amenities de Handmade Beauty, firma cosmética madrileña creada por Diana Burillo. 214

FOTOS: D.R.

GUIÑO LOCAL


... O EN BUSCA DE PLAYA SI NO TOLERAS UN MES DE JULIO EN LA URBE LAS NUEVAS OPCIONES COSTERAS SON TAN TENTADORAS COMO EXCLUSIVAS. DOS CINCO ESTRELLAS Y UN (TAMBIÉN ESTRELLA) MICHELÍN QUE BIEN MERECEN UN VIAJE.

A RITMO DE BOSSA NOVA

Instalado en el maravilloso escenario del barrio de Leblon, el Janeiro Hotel es la referencia del lujo minimalista en Brasil. Cincuenta y tres apartamentos que reproducen las texturas, colores y formas de esta zona de la costa carioca, para enaltecer el blanco de su arena y los azules de sus aguas. Su cocina, dirigida por el chef Daniel Pinho, respeta la estacionalidad y valora los ingredientes locales.

Rumbo al sur

El primer restaurante con estrella Michelin en Jerez de la Frontera se llama Lú Cocina y Alma. Sus menús están basados en la cocina franco andaluza del joven chef Juan Luis Fernández, formado de la mano de Ángel León.

El primero en la isla

Five Flowers Hotel & Spa Formentera es el único establecimiento con categoría de 5 estrellas en la pequeña isla balear. Su diseño, obra del estudio de arquitectos Meson Llobera, se inspira en la estética hippie.

215


LIVING 1

2

3

4

5

UN JARDÍN EN CASA La primavera no arranca en Madrid hasta que el Mercado de las Flores de Vogue impregna de mil colores y aromas silvestres la capital. Con el patrocinio de H&M, el pasado 11 de mayo la calle Jorge Juan acogió una nueva edición del que es ya el evento más esperado cuando los días comienzan a alargarse.

7

6

9 1. DE LA MANO DE H&M, LA CALLE JORGE JUAN SE TRANSFORMÓ EN UN VERGEL URBANO. LAS MEJORES FLORISTERÍAS (FLOWRS, AMBORELLA, AFLOREMIO, BRUMALIS, VERDE, MUSCARI, FREESIA, NARANJAS DE LA CHINA, BÚCARO...) PARTICIPARON EN EL EVENTO. 2. PAULA BASET, VESTIDA DE H&M, JUNTO A SU ACOMPAÑANTE. 3. EL DJ JOHANN WALD FUE EL ENCARGADO DE PONER LA NOTA MUSICAL DEL DÍA EN LA TERRAZA DE LA BIEN APARECIDA, EL RESTAURANTE DONDE SE SITUÓ LA ZONA VIP DE H&M. 4. NATALIA GAMERO, DIRECTORA GENERAL DE DESARROLLO CORPORATIVO DE CONDÉ NAST ESPAÑA, JUNTO A LAIA PASTOR Y MADLENA SLAVOVA, DE H&M. 5. DETALLE DE LAS VAJILLAS DE LA LÍNEA DE HOGAR DE H&M. 6. UNA DE LAS INICIALES FLORALES CREADAS POR EL ATELIER ELENA SUÁREZ & CO. 7. EL REFRIGERIO CORRIÓ A CARGO DE LILLET. 8. UN PÍCNIC, CORTESÍA DE LA SASTRERÍA DE LAS FLORES, SOBRE EL TECHO DEL NUEVO LEXUS NX 300H. 9. LA ESTILISTA PATRICIA WALTZ, LA CANTANTE CINTIA LUND CON VESTIDO DE H&M Y LA ACTRIZ PATRICIA VALLEY.

216

FOTOS: SILVIA TORTAJADA, MEL SESER. TEXTO: SANDRA CAÑEDO.

8


10

11

12

13

14

15

18

19

16

17

La terraza de La Bien Aparecida fue el punto de reunión de los invitados. Allí disfrutaron de los cócteles de Lillet, en esta iniciativa que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid y Distrito 41 Barrio de Salamanca. También se sumaron a la celebración Lexus, Herbal Essences y Sephora, además de algunas de las mejores floristerías de la ciudad.

20

21

22

23

24

25

10. GALLETAS PARA LOS MIEMBROS DEL CLUB H&M. 11. CARMEN LOMANA CON VESTIDO DE H&M. 12. LA ACTRIZ Y CANTANTE JULIA DE CASTRO, EN LA BIEN APARECIDA. 13. LA MODELO MAYKA MERINO Y ROBERTO RUIZ, AMBOS CON LOOKS DE H&M. 14. EUGENIA DE LA TORRIENTE, DIRECTORA DE VOGUE ESPAÑA, VESTIDA DE H&M, EN EL PUESTO DE VINCAPERVINCA. 15. EL STAND DE HERBAL ESSENCES, OTRO DE LOS COLABORADORES DEL GRAN EVENTO. 16. LA MODELO AMAIA IZAR ELIGIÓ UN CONJUNTO DE H&M. 17. UNO DE LOS RAMOS DE FLOREALE. 18. EL DISEÑADOR MOISÉS NIETO, GANADOR DE WHO’S ON NEXT EN 2016. 19. LA ARTISTA LULU FIGUEROA. 20. EL MODELO JAVIER DE MIGUEL. 21. FLORES DE FLOREA. 22. SEPHORA COMPARTIÓ SUS NOVEDADES EN COSMÉTICA NATURAL. 23. LA ILUSTRADORA MERCEDES BELLIDO. 24. EUGENIA DE LA TORRIENTE JUNTO A IVÁN PARADELO, JULIO MORENO, VICEPRESIDENTE DE DISTRITO 41, Y CRISTINA LANTARUT, DE DISTRITO 41. 25. CENTRO DE FLOREALE, UNA DE LAS FLORISTERÍAS PARTICIPANTES JUNTO A PINK FLOWER, TAG TALLER FLORAL, FRANCESCA LATTANZI, LA CASA DE LAS PLANTAS, ORFILA FLORES, ARBOLANDE, FLORES DE DAGUERRE Y CASA FLORIDA, QUE LLEVARON SUS CREACIONES A LA CALLE JORGE JUAN, DONDE LOS ASISTENTES PUDIERON TOMAR ALGO EN LOS MEJORES RESTAURANTES DE LA ZONA: CINCO JOTAS, GINKGO BILOBA, LOS GALLOS, SOTTOSOPRA O EL BABERO.

217


FIESTAS

1

2

4

3

5

ELLA SERÁ LA SIGUIENTE WHO’S ON NEXT, EL PREMIO MÁS IMPORTANTE DE LA MODA NACIONAL, OTORGADO POR VOGUE ESPAÑA, CON PATROCINIO DE INDITEX Y LA COLABORACIÓN DE HUAWEI, TIENE YA NOMBRE PROPIO EN SU EDICIÓN DE 2019. CARLOTA BARRERA ES LA JOVEN DISEÑADORA QUE ACABA DE ENTRAR EN EL OLIMPO DE LOS QUE HARÁN HISTORIA EN LA COSTURA DE NUESTRO PAÍS. 218


FOTOS: CARLA ÁVILA, CARLOS DE LUCAS, CECILIA ÁLVAREZ-HEVIA ARIAS, LETICIA DÍAZ, GTRES ONLINE. TEXTO: SANDRA CAÑEDO.

6

7

8

10

11

9

12

13

14

1. LAS ESTILISTAS MARÍA BERNAD Y HELENA CUESTA VISTIERON DISEÑOS DE JEAN PAUL GAULTIER ALTA COSTURA. 2. LA DISEÑADORA CARMEN MARCH, MIEMBRO DEL JURADO EN ESTA EDICIÓN. 3. LA MODELO NIEVES ÁLVAREZ. 4. CARLOTA BARRERA, GANADORA DE WHO’S ON NEXT 2019, JUNTO A MERCEDES DOMECQ, RESPONSABLE DE COMUNICACIÓN DE INDITEX, EMPRESA PATROCINADORA DEL PREMIO. 5. EUGENIA DE LA TORRIENTE, DIRECTORA DE VOGUE ESPAÑA, JUNTO A BORIS IZAGUIRRE, PRESENTADOR DE LA CEREMONIA. 6. ANA CRISTINA PORTILLO. 7. NATALIA GAMERO, DIRECTORA GENERAL DE DESARROLLO CORPORATIVO DE CONDÉ NAST ESPAÑA, CON VESTIDO DE ZARA, JUNTO A ERNESTO NARANJO, FINALISTA DE WON 2019, Y BEATRIZ SÁNCHEZ GUILLÉN, DIRECTORA DE MARKETING Y DATA DE CONDÉ NAST ESPAÑA. 8. EL DISEÑADOR Y PRESIDENTE DEL JURADO DE WHO’S ON NEXT 2019, JEAN PAUL GAULTIER. 9. EL DISEÑADOR JUANJO OLIVA JUNTO AL PRESENTADOR PELAYO DÍAZ, LA ESTILISTA LAURA VANDALL, VESTIDA DE SUPREME X GAULTIER Y DANIEL MENÉNDEZ, DIRECTOR DE COMUNICACIÓN INTERNACIONAL DE GAULTIER PARÍS. 10. LA CANTANTE BAD GYAL, VESTIDA DE BERSHKA, ACTUÓ DURANTE LA VELADA.11. BLANCA MARTÍNEZ DE IRUJO, DIRECTORA DE RELACIONES PÚBLICAS DE CONDÉ NAST; JAVIER PASCUAL DEL OLMO, PRESIDENTE Y EDITOR DE CONDÉ NAST ESPAÑA;Y ELENA FERRERAS, DIRECTORA COMERCIAL DE CONDÉ NAST ESPAÑA CON VESTIDO DE ZARA. 12. LOS DISEÑADORES CATERINA PAÑEDA Y PAUL GARCÍA DE OTEYZA. LA PAREJA CONFORMA LA FIRMA DE MODA OTEYZA, UNA DE LAS FINALISTAS DE ESTA EDICIÓN DE WON. 13. LOS MODELOS MAYKA MERINO Y ROBERTO RUIZ. 14. LA CHEF SAMANTHA VALLEJO-NÁGERA.

219


LIVING

2

1

3

4

5

6

10

8

11

9

12

1. RAQUEL SÁNCHEZ SILVA, PRESENTADORA Y JURADO DE VOGUE WHO’S ON NEXT 2019, CON VESTIDO DE MARÍA ESCOTÉ. 2. JAVIER GOYENECHE, FUNDADOR DE LA FIRMA ECOALF, JUNTO A MERCEDES DOMECQ, RESPONSABLE DE COMUNICACIÓN DE INDITEX, VESTIDA DE ZARA. 3. LA CANTANTE JULIA DE CASTRO CON DISEÑO DE ALTA COSTURA DE JEAN PAUL GAULTIER. 4. LA ACTRIZ MARTA NIETO. 5. EL CANTANTE POL GRANCH. 6. HINDS, LA BANDA FEMENINA ESPAÑOLA DE INDIE ROCK COMPUESTA POR ANA PERROTE, CARLOTA COSIALS, ADE MARTÍN Y AMBER GRIMBERGEN.7. EUGENIA DE LA TORRIENTE, DIRECTORA DE VOGUE ESPAÑA, JUNTO A PALOMO SPAIN –GANADOR DE WON 2018–, QUE DISEÑÓ SU LOOK DE LA NOCHE. 8. LA DISEÑADORA SYBILLA Y LA ACTRIZ ROSSY DE PALMA. 9. EL INTERIORISTA LORENZO CASTILLO. 10. EL DISEÑADOR BETTO GARCÍA Y LA PRESCRIPTORA DE MODA GALA GONZÁLEZ. 11. LOS INVITADOS PUDIERON LLEVARSE DE RECUERDO UN VIDEO 360º GRABADO CON EL SMARTPHONE P30 DE HUAWEI. 12. EL DISEÑADOR DANIEL RABANEDA Y LA RELACIONES PÚBLICAS ANABEL MARTÍ.

220

FOTOS: CARLA ÁVILA, CARLOS DE LUCAS, CECILIA ÁLVAREZ-HEVIA ARIAS, LETICIA DÍAZ.

7


U

n entusiasmado Jean Paul Gaultier, presidente del jurado de esta VIII edición de Who’s on Next, fue el encargado de desvelar (en español, por supuesto) el misterio de la gran noche de la moda española. La diseñadora asturiana Carlota Barrera, de 26 años, se hacía con el codiciado galardón de 100.000 € otorgado por Inditex, que la reconoce como el talento más prometedor del año en el sector. Un premio que ya ha consolidado a creadores de primera fila como Juan Vidal, Palomo Spain, Leandro Cano o Moisés Nieto (quienes no se quisieron perder la fiesta e incluso se emocionaron al recordar cuando el presidente del jurado, en ediciones anteriores, dijo su nombre) y que contó también con la colaboración de Huawei. Después de 8 años de andadura del certamen, los 7 ganadores (a los que se sumó Carlota) de esta ya bien llamada #GeneraciónWON son una pequeña gran familia a la que también se quiso rendir tributo esta noche. «Sus historias están para ser contadas y hay que hacerlo desde la verdad, abriéndose un poquito en canal». Decía la estilista y presentadora de televisión Natalia Ferviú, encargada de realizar una serie muy espe-

8

1

9

2

3

4

5

6

7

10

1. EL DISEÑADOR MOISÉS NIETO, GANADOR DE WHO’S ON NEXT EN SU EDICIÓN DE 2016. 2. LA DIRECTORA Y GUIONISTA INÉS DE LEÓN. 3. LA MODELO Y DISEÑADORA LAURA PONTE, VESTIDA DE JEAN PAUL GAULTIER. 4. PELAYO DÍAZ JUNTO A LA MODELO MINERVA PORTILLO. 5. NATALIA FERVIÚ, ESTILISTA Y PRESENTADORA, CON UN LOOK DE MOISÉS NIETO. 6. EL VINO QUE SE SIRVIÓ DURANTE LA FIESTA, DE BODEGA MATARROMERA. 7. LA CANTANTE Y COMPOSITORA BRISA FENOY, IMAGEN DE HUAWEI. 8. BORIS IZAGUIRRE, EL DISEÑADOR ROBERTO VERINO, LA RELACIONES PÚBLICAS ÁNGELES MOYA Y EL PERIODISTA JESÚS MARÍA MONTES. 9. LA MODELO NORA VARA, CON VESTIDO DE JEAN PAUL GAULTIER ALTA COSTURA. 10. CATERINA PAÑEDA, DISEÑADORA DE OTEYZA; LEANDRO CANO, GANADOR DE WHO’S ON NEXT 2017; RAFA BONILLA; Y LA DISEÑADORA MAYA HANSEN.

221


LIVING

1

2

cial de vídeos que retratan el cambio de vida que ganar este premio supone para los jóvenes creadores. «Todavía no soy consciente de lo que este premio impulsará mi carrera. Estoy en blanco», contaba Barrera con el trofeo en mano. La suya es una firma de ropa masculina concebida desde el punto de vista de una mujer apasionada por la sastrería más vanguardista. Un concepto que le ha hecho merecedora del premio Who’s on Next 2019 y le valdrá el «apoyo de Vogue durante todo un año», explicaba Eugenia de la Torriente, directora de la cabecera, que lució un diseño creado por Alejandro Gómez Palomo, ganador de la pasada edición.

3

4

6

7

9

5

8

10

1. ERNESTO NARANJO ABRAZA A CARLOTA BARRERA, ANTE LA MIRADA DE LOS DISEÑADORES DE OTEYZA, EN EL MOMENTO EN EL QUE SE PROCLAMA GANADORA DE WHO’S ON NEXT 2019. 2. EL ACTOR JORGE SUQUET. 3. LA DISEÑADORA MARÍA ESCOTÉ. 4. LA CANTANTE ANA MENA. 5. JUAN VIDAL, GANADOR DE LA SEGUNDA EDICIÓN DE WHO’S ON NEXT. 6. MARÍA ROSENFELDT, DISEÑADORA DE LA FIRMA HERIDA DE GATO. 7. LA MODELO ALEJANDRA ALONSO VESTIDA DE ENCINAR. 8. LA DISEÑADORA EUGENIA OSBORNE. 9. TANEL BEDROSSIANTZ, MANO DERECHA DE JEAN PAUL GAULTIER; MERCEDES DOMECQ, RESPONSABLE DE COMUNICACIÓN DE INDITEX; EL PERIODISTA Y ESCRITOR BORIS IZAGUIRRE; Y LOLA CARRETERO, PERIODISTA Y MIEMBRO DEL JURADO DEL CERTAMEN.10. MIGUEL BECER, FUNDADOR Y DISEÑADOR DE MANÉMANÉ, GANADOR DE WHO’S ON NEXT 2015, FOTOGRAFIÁNDOSE CON EL P30 DE HUAWEI.

222

FOTOS: CARLA ÁVILA, CARLOS DE LUCAS, CECILIA ÁLVAREZ-HEVIA ARIAS, LETICIA DÍAZ, GTRES ONLINE.

C

arlota compartió nervios durante la noche con los otros diseñadores con los que se disputaba el premio: el sevillano Ernesto Naranjo y Oteyza, la firma compuesta por Paul García de Oteyza y Caterina Pañeda, que disfrutaron de una velada llena de emoción en el Teatro Gran Maestre. En el espacio, decorado por Crimons, los invitados bailaron al ritmo de Bad Gyal, la nueva sensación del dancehall en España, que cantó sobre el escenario iluminado al más puro estilo Broadway dos de sus grandes éxitos: Internationally y Fiebre. En la pista, diseñadores, estilistas, editores, actores y actrices y demás miembros de la familia Vogue brindaron por el potencial del talento español de la mano de Bodega Matarromera y Ron Barceló, encargados de las bebidas. Nadie quería echar el telón a la noche más creativa y talentosa del año •


1

2

4

3

5

7

8

11

6

9

10

12

13

1. LOS CÓCTELES CORRIERON A CARGO DE RON BARCELÓ. 2. LA ACTRIZ ANTONIA SAN JUÁN. 3. EUGENIA DE LA TORRIENTE, VESTIDA DE PALOMO SPAIN Y CON JOYAS DE BÁRCENA. 4. GONZALO LÓPEZ MARTÍN, DIGITAL MARKETING MANAGER DE HUAWEI; RAMIRO LARRAGÁN, DIRECTOR DE MARKETING DE HUAWEI; Y NATALIA GAMERO, DIRECTORA GENERAL DE DESARROLLO CORPORATIVO DE CONDÉ NAST ESPAÑA. 5. CRISTINA LOZANO Y LA ESTILISTA CLARA COUREL, VESTIDA DE JEAN PAUL GAULTIER ALTA COSTURA. 6. LA RELACIONES PÚBLICAS MARÍA FITZ-JAMES CON VESTIDO DE CLEA STUART; ANA GARCÍA-SIÑERIZ, DIRECTORA DE CONDÉ NAST COLLEGE, CON LOOK DE ZARA; Y LA CHEF SAMANTHA VALLEJO-NÁGERA.7. EL NUEVO HUAWEI P30 CON EL QUE LOS INVITADOS DE LA FIESTA PUDIERON FOTOGRAFIARSE. 8. CHARLIE COLE CON EL PERIODISTA LIAM ALDOUS. 9. LA GALERISTA DE ARTE TOPACIO FRESH, VESTIDA DE JEAN PAUL GAULTIER 10. LA ARTISTA LULU FIGUEROA. 11. LA ESTILISTA MÓNICA ANOZ CON UN DISEÑO DEL ARCHIVO GAULTIER. 12. LA DISEÑADORA Y ARTISTA MIRANDA MAKAROFF. 13. LA MODELO CECILIA GÓMEZ, CON LOOK DE JEAN PAUL GAULTIER.

223


LIVING 1

SOBREDOSIS DE OPTIMISMO Netflix se alió con las revistas Glamour y GQ para celebrar #CeroDramas, en honor a todas las comedias románticas disponibles de la plataforma. 1. LA CANTANTE SANDRA DELAPORTE. 2. LA PRESENTADORA FLORA GONZÁLEZ. 3. LA ACTRIZ, DIRECTORA Y GUIONISTA LETICIA DOLERA.

2

NADIE LES SUPERA Personajes con compromiso y excelencia fueron los protagonistas de los Premios Inconquistables 2019 de GQ España, patrocinados por Mar de Frades. 1. LA ACTRIZ ALEJANDRA ONIEVA. 2. PABLO RIVERO, ANA DUATO E IRENE VISEDO, PROTAGONISTAS DE CUÉNTAME COMO PASÓ, PREMIO GQ A LA VALENTÍA. 3. MIGUEL ÁNGEL MUÑOZ, PREMIO GQ AL COMPROMISO, JUNTO A LA ACTRIZ SUSI SÁNCHEZ. 4. IVANA BAQUERO Y ÁLVARO MORTE. EL ACTOR SE LLEVÓ EL PREMIO GQ A LA VANGUARDIA. 5. EL MODELO MARK VANDERLOO, PREMIO GQ INCONQUISTABLE.

2

4

3

5

1

2

3

CUARTO PODER 1

El periodista de Univisión Jorge Ramos se alzó con el Premio de Periodismo Vanity Fair 2019 que la revista concede con el apoyo del tequila mexicano Don Julio.

2

UN HANGAR DE LUJO La firma de relojería suiza IWC Schaffhausen presentó, junto a Condé Nast Traveler, su nueva línea de relojes inspirados en el famoso Silver Spitfire, un célebre avión británico de 1943. Amantes de la aviación y los viajes compartieron afición en una agradable velada en el Gran Meliá Fénix. 1. MATT JONES, PILOTO DE AVIACIÓN, DAVID SEYFFER, COMISARIO DEL MUSEO IWC, DAVID MORALEJO, DIRECTOR DE CONDÉ NAST TRAVELER, Y OLIVIER LEBEGUE, BRAND DIRECTOR DE IWC IBERIA. 2. EXPOSICIÓN DE RELOJES DE LA FIESTA.

224

4

1. ANDREA LEVY, DEL PP. 2. JAVIER PASCUAL, PRESIDENTE DE CONDÉ NAST ESPAÑA JUNTO A LA VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO CARMEN CALVO Y ALBERTO MORENO, DIRECTOR DE VANITY FAIR ESPAÑA. 3. EL PERIODISTA MEXICANO JORGE RAMOS. 4. LOS PERIODISTAS ANTONIO GARCÍA FERRERAS, ANA PASTOR E IÑAKI GABILONDO.

FOTOS: LETICIA DÍAZ DE LA MORENA, CARLA ÁVILA, MEL SESER, GTRES ONLINE.

3

1


HORÓSCOPO

Eliseo Gallardo

Del 21/06 al 23/07. Después de una etapa de mucha actividad, o posiblemente a consecuencia de ello, habréis podido ser conscientes de aquellos hábitos que seguro reconocéis deberían ser modificados. Vuestro cuerpo señala con precisión suiza las consecuencias de no hacerlo, pero también reacciona de manera inmediata en cuanto os permitís teneros en cuenta. El tránsito de Venus por vuestro signo, prácticamente durante todo el mes, hará más fácil, más sencilla, mucho más agradable, la tarea. Las relaciones adquieren, también, un tinte pasional.

CÁNCER LEO Del 23/07 al 23/08. Mercurio estará en retroceso en vuestro signo hasta el día 20 de este mes, por lo que se sugiere hasta entonces una alta dosis de comprensión y diplomacia en aquellos asuntos que requieran de vuestra voz. No es que no podáis comunicaros con fluidez, es que veréis que los otros no están predispuestos a escucharos. VIRGO Del 23/08 al 23/09. De naturaleza habitualmente práctica y controladora, estos días quizá os sintáis algo incómodos ante la dificultad de poder predecir de antemano vuestro más próximo devenir. Para aquellos que disfrutáis del silencio como aliado, de espacios saludables de soledad, el momento es ideal. No tanto para quienes persisten en lo viejo. LIBRA Del 23/09 al 23/10. El tránsito de Venus por Cáncer, prácticamente durante todo el mes, quizá os induzca a mirar de nuevo hacia el pasado, pero hacerlo con melancolía atraería únicamente desazón. Contemplarlo, para poder así descubrir el sentido que tuvo lo vivido, permitirá disfrutar del presente y garantizarse así un futuro mejor. ESCORPIO Del 23/10 al 23/11. En ocasiones no hay nada más complicado que convivir con uno mismo, pero en otras uno parece celebrar a cada instante el sublime acontecimiento de existir. Si observáis, veréis que no depende de uno mismo, sino que, como el tiempo, las emociones se presentan, muchas veces, sin avisar. Momento para gestionarlas. SA G I TA R I O Del 22/11 al 22/12. La salud puede sufrir reveses inesperados estos días. Propensos de manera habitual a los excesos, este mes es preferible no dejarse llevar por estos. Persiste en vosotros un cierto sentimiento de vacío, de soledad, pero pretender llenar ese espacio con comida no haría más que empeorar la situación. Etapa de reflexión.

CAPRICORNIO Del 22/12 al 20/01. Las relaciones afectivas, tanto a nivel familiar como de pareja, se presentan de improviso ante vosotros con cuestiones del pasado que creíais resueltas. Quizás os desconcierte la actitud de los demás, pero no olvidéis que fuisteis vosotros quienes, en su momento, sacasteis a relucir asuntos que ellos habían olvidado. Feliz luna llena. A C UA R I O Del 20/01 al 19/02. Con Urano transitando por el estable signo de Tauro, quizás tengáis que acomodaros y empezar a disfrutar de un ritmo de vida mucho más sosegado. Que no pasen cosas nuevas quizá os desconcierte, pero ello os permitirá centraros, de manera más profunda, en lo que ahora está ahí. Y es que podéis hacer algo nuevo con el presente. PISCIS Del 19/02 al 21/03 Uno se ve en los demás como realmente es, y recuerda a los demás quienes son en realidad. Si profundizáis en ello, reconoceréis la oportunidad maravillosa que nos ofrece el universo de relaciones en el que nos desenvolvemos. Mirando al otro, descubriréis estos días facetas propias dignas de ser atendidas. ARIES Del 21/03 al 20/04 Marte entrará en el signo de Leo el primer día del mes y lo transitará hasta el 18 de agosto, por lo que se sugiere hasta entonces no dejarse llevar excesivamente por impulsos que podrían generar escenas de una cierta carga emocional. Dramatizar, en determinados asuntos, os haría perder credibilidad. TAU R O Del 20/04 al 21/05. Los asuntos económicos adquieren este mes mucha importancia, pero ahora no es el momento de economizar, sobre todo si se trata de planificar unas merecidas vacaciones. Siempre es sensato prever los gastos, pero se sugiere que este verano os permitáis lo mejor. Momento excelente para vaciar y renovar, también, vuestro armario. GÉMINIS Del 21/05 al 21/06. Determinados miembros de la familia quizás requieran estos días que les prestéis una especial atención. No para pasar el rato, sino para recordaros que hace tiempo que no les prestáis atención. Y es que las vacaciones se disfrutan más si uno se siente en sintonía con los que tiene a su alrededor. 225


Bombonera Gucci Zumi de piel con detalle Horsebit GG, de Gucci; y terciopelos de Pepe Peñalver.

FOTO: SILVIA TORTAJADA. ESTILISMO: ISABEL LLANZA. AYUDANTE DE ESTILISMO: JULIETA SARTOR.

HA NACIDO UNA ESTRELLA La familia de bolsos Zumi, lanzada por Gucci la pasada temporada, suma un nuevo miembro. Bautizada en referencia a Zumi Rosow, musa de Alessandro Michelle, artista multidisciplinar y cantante del grupo Black Lips, el último modelo, en forma de bombonera, rescata el logotipo metálico de los archivos de la firma italiana.


O\ISV[JVT

%LJ%DQJ2QH&OLFN&DODYHUD&DWULQD.LQJ *ROG&DMDGHRURGH.%LVHOHQJDVWDGR FRQFRORULGRV]DILURV(VIHUDODFDGDHQ QHJURFRQHVWDPSDGRPXOWLFRORUí&DWULQDû 0RYLPLHQWRDXWRPÃ&#x20AC;WLFR&RUUHDGHEHFHUUR \FDXFKRQHJUR(GLFLÅ&#x2030;QOLPLWDGDDSLH]DV


D I O R .C O M

(/18(923(5)80(

Profile for Davide

Vogue España Julio 2019  

Revista de moda en español

Vogue España Julio 2019  

Revista de moda en español

Profile for david8456
Advertisement