Page 1

clab diseño fotografía opiniones música cuentos arte etc


PeiperClab # 2. Director Responsable: Daniel Ernesto Avinceta. Se publican 6 números en el año. Marzo de 2012. Quintino Bocayuva 23, 6º, “24” CP: C1181AAA. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

PeiperClab

2]


PeiperClab es una publicaciรณn independiente, sin pertenencia a grupo, colectivo o asociaciรณn. No remunera pecuniariamente sus colaboraciones y no se hace responsable de la opiniรณn de sus colaboradores. Prohibida la reproducciรณn total o parcial de cualquiera de sus contenidos sin autorizaciรณn escrita de PeiperClab o de los respectivos autores del material.

[3


Director ail.com lab@gm

peiperc

rafa / Fotóg ía f a r g o .ar de fot lam.com Editora www.dil

INCETA

AV DANIEL D

H DONAG C A M S CARLO MARIO

fo Fotógra o ail.c m ate@gm .com r a z z ia danield logspot yde40.b o b y x a t sdeun memoria esional, ora prof lsiva, d a v r e s Ob compu cronista poeta hoo.com nta@ya a c e r ig elt

SPINA ÁRATE

Z DANIEL

ARCÍA TANIA G

O

OLMED

NA

BARRE

IO SA ROSAR

KY MBOVS

O GLO EJANDR

AL

tora Conduc ra Actriz c e to ora - Dir Product ot.com a.blogsp n o in w lna

RA

L DOLA

LEONE

OSELLÓ

ET R ELISAB

artesa

.com.ar @yahoo Director Actor y m .webs.co eldolara m n o o e .c .l il a w ww lara@gm leoneldo

T

N SLAT

io alexisluc

O JAKE V

LLARO

A CAVA RNAND

FE

t.com .blogspo

urismos

rofut unkyret steamp

SER EZ LLA

ARTIN IANA M

isual ación V ic n u m o or en C Dseñad ores prended m m e e d r o .co Formad logspot .b a in p s Editor / mario

K NTWAL

RUNDO

.com orkshop w k n u p steam

plástica Artista m.ar allaro.co m v a c a d n .co rna www.fe tancia@hotmail is vientoyd walk

rundont photos/ / m o c r. k www.flic

odos, (no de t s): s o t x e t re ión de nen erro Correcc e no tie u q s LLO lo sólo de DE VITU

A ÓRDOB C A C I L ANGÉ O RAVERS T R A L I P

PeiperClab

4]


][ 5

Tapa

6 editorial 8 L.A.S. 10 digital lo s

ers

22 hemlan d

28 estacio nes

32 Housto nw

34 red soc ial

e have a p

roblem

36 pronto

38 flora y fau

na judicia

l

40 ÂżbuscĂĄ s fam

a?

44 el arte

46 happy shin

52 el steam pu

y people

nk

58 Fernand a Ca

70 cuento s co

vallaro

74 stencil

lectivos

90 en bici

Ă­n

di ce

2

#


Fotos Diana Martinez Llaser

PeiperClab

6]


][ 7

Bienvenidos a Peiper Clab [#2] Con mucho orgullo, presentamos nuestro segundo número. Empezamos con una declaración: los zombies existen. Como señaló Noam Chomsky en el artículo Manipulación mediática, 10 mandamientos, uno de ellos es “Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…” Hay ejemplos más que suficientes para aportar, no hay que pensar mucho. Las víctimas finales de esta manipulación (y todos lo somos en mayor o menor grado) creen entonces que ser estúpido, vulgar e inculto, está bien, porque está de moda y porque es lo único que reconocen a su alrededor. Ellos son los famosos zombies. Por suerte quedan algunos que todavía creen que hay más temas que los derivados de la eterna polémica mediática: “a favor” o “en contra” de la estupidez de turno. Que saben que no está bueno ser estúpido, vulgar e inculto. Intentamos entonces crear otro canal de comunicación: Peiper clab. No apto para zombies. Proponemos el arte y la creatividad en contraposición a la estupidez y a la vulgaridad. Sí, en otras palabras, “un cacho de cultura”, mostrando lo que hacemos y lo que nos gusta. Con humildad (en general). Aunque a algunos les parezca raro, marginal, freak, ridículo, un delirio, una boludez, ingenuo y tanto otro nombre/etiqueta asignado por la fábrica de zombies a aquello que los deja afuera. Existe una película a favor de la paz (o en contra de la guerra) llamada Cultures of Resistance. Propone que “El arte y la creatividad pueden ser las mejores municiones en la batalla por la paz y la justicia”. Sobre el final, invita a cada uno a hacer algo por esa paz, no importa qué, por más pequeño que sea como acto en sí, tiene como mínimo la posibilidad de incentivar a otros. Dibujar el símbolo de la paz con un aerosol en una pared de una ciudad en guerra mientras caen las bombas. Nos subimos a esa idea. http://films.culturesofresistance.org/Espanol

clab

EDITORIAL


Arte Carlos Mac Donagh

PeiperClab

8]


[9


Arte Carlos Mac Donagh


Texto & Tania GarcĂ­a Olmedo Fotos

Hemlan Anecdotario de una extranjera

PeiperClab

22 ]


nd

[ 23


En agosto del 2010, armé valijas y crucé el Atlántico, la línea del Ecuador y el meridiano de Greenwich. Entre mis haberes, había una escultura, un hato de cartas, un pedacito de papel madera con teléfonos escritos a último momento y unos veinte kilos de juguetes más cuatro libros – y es que no se muda de vida todos los días. Arribé con mis hijas un día de verano glorioso a esta ciudad que es puerto y puente y tantas otras cosas. Malmö. De tantos puntos en el mapa, la suma de azares me instaló en el verdadero culo del mundo, que de tan lejano se vuelve místico –pregúntenle a Borges, si no, que amaba citar literatura nórdica para sazonar su literatura con ese resabio de lejanía y misterio encriptado en un idioma de raíces largas, oscuras. Y aún así, Suecia en general y Malmö en particular concentran un alto número de inmigrantes de los más variados lugares del planeta. Así que, además del pueblo vikingo, estamos nosotros, los invandrare –extranjeros.

¿Cómo explicar esto de una manera tangible? Ayer fui con mi familia a conocer a Ruyi, una niña de dos meses de edad, hija de mi amigo Liang-Pei y su esposa Barbara (sí, Barbara sin acento), ambos provenientes de Pekín (que en chino se pronuncia Beyín y no Pekín). Éramos varios los que habíamos ido a saludar a Ruyi (pronúnciese Ruyii) ayer por la tarde. Y entre todos sumábamos los siguientes idiomas: español, sueco, inglés, francés, chino, alemán, ruso y vasco (sí, voy a tomar postura y voy a contar al vasco como otro idioma más). Y por ende, aunque comulgábamos obligadamente en inglés (porque no todos hablan sueco aquí en Suecia), se cruzaban por el aire flores brillantes, vocablos chinos, rusos, vascos, sue-


cos. Una polifonía en todo su esplendor. Buena parte de la vida en Malmö transcurre en este estado de patchwork idiomático-cultural. Y no es snobismo sino el puro contexto de la realidad que toca por estas latitudes.Trescientas mil almas habitan esta ciudad, la tercera más grande de Suecia, y aunque pienso que, ni con todos los intentos de la vanidad, podríamos comparar a Malmö con Córdoba capital, Malmö se las arregla para representar en su pequeño cuerpo a todos aquellos que se le suman: una visita a la feria para comprar fruta o una caminata por el centro buscando algún negocio que por gracia de los hados venda yerba mate –o un simple viaje en colectivo- alcanzan para cruzarse con identidades de todos los continentes todos y encontrar aquí y allá las señales del puzzle cultural que somos en esta región. Igualmente, la identidad con la que una más se encuentra viviendo en el extranjero es, sin duda, la propia. Recuerdo infinitas charlas de café tratando de llenar con algún sentido palabras como identidad, pertenencia, patria (identitet,

tillhörighet, hemland) y cómo una se quedaba arañando en los bordes del intento… Lector, si quiere encontrar sus raíces, su cultura nacional y otros etcéteras que contienen su identidad, váyase a vivir al extranjero: el encuentro con uno mismo será inevitable, revelador y con un costo bastante cercano a una terapia tradicional de un par de años y, en algún punto (oh, hereje de mí), igual de productivo. Es un proceso bastante simple: viviendo en el culo del mundo o en un país limítrofe, uno pierde esa identidad colectiva y deviene en forastero dentro de otra identidad colectiva a la que (aún) no pertenece. Las comparaciones son inevitables y también –punto interesante, el constante caer en cuenta de toda la argentinidad que uno expira por los poros. Los ejemplos son insoslayables para graficar lo que se afirma, así que aquí van algunos descubrimientos hechos por contraste, ausencia o algo peor: La puntualidad sueca versus la apertura mental argentina y el uso del tiempo ¡Ahhh, ese punto! Cariño, si un sueco te dice que se encuen-


tran a las 16 hs del sábado, no significa otra cosa: ni un minuto antes ni otro después, la persona que porta cultura escandinava estará en el lugar y la hora señalados con una perfección que no pertenece al universo argento. Un argentino promedio cita de las siguientes maneras: - “Nos vemos/ hablamos/ arreglamos/… después te llamo” (yo explico esto como un saludo de despedida, porque en realidad ¿cuándo es que uno se ve con el otro? ¿qué es lo que se va a arreglar? ¿cuándo llamamos, si es que llamamos? – semanas o meses más tarde, en general. Estoy convencida de que se trata de una postdata al simple chau que, con nuestra exquisita ambigüedad argentina, es un chau que no cierra sino que abre… qué abre, hacia dónde abre, por qué, no se sabe aún, pero he ahí una punta de ovillo que explicaría, entre otras cosas, nuestro amor por el cine arte, la poesía y Freud y Lacan. -“Nos encontramos en X a eso de las nueve.” Otro clásico imbatible. Equivale a “aproximadamente en tal momento” El sentido de “aproximadamente”, me he dado cuenta, tiene una variabilidad que depende de cada persona en particular. Así como hay un mate nacional e infinitas y particulares maneras de curar un mate, cebarlo, descubrir el punto verdadero de la temperatura

del agua y aderezar el brebaje en sí, así también la idea de “aproximadamente” ligada al reloj, varía de persona a persona. Dentro de este apartado habría que sumar también expresiones tales como “nos vemos en un rato”, “estoy yendo”, “enseguida vuelvo” y la inefable “unos minutitos”. Todas significan “aproximadamente, ni idea”. Evidentemente, pertenece a una identidad cultural, porque hay un consenso que permite la fluidez de este rasgo nacional tan distintivo. Imagínense la sorpresa entonces cuando, al poco tiempo de aterrizar aquí en la lejana Malmö, descubrí que la gente mide el tiempo por horas y minutos… Cuando pregunto cuánto demoro viajando desde el punto x hasta el punto y, nadie responde “unos minutitos” o los consabidos cinco, diez, quince minutos (extraño, pero por alguna razón sin esclarecer, pareciera que nos, los argentos, gustamos de números redondos y de las propias representaciones simbólicas del minuto: todo transcurre en cinco, diez, quince minutos, que –todos sabemos- rara vez significan reales minutos sino algo más free, más abierto ¿viste?). La típica respuesta sueca a mi pregunta sería: “en bicicleta son diecisiete minutos y en colectivo, ocho minutos”.

PeiperClab

26 ]


][ 27

Podríamos resumir este choque cultural como: “La elegancia decadente argentina que habita un tiempo mágico y bohemio”

VERSUS

“La exactitud matemática y su belleza cualitativa en la administración saludable de la vida propia y ajena sueca”

O como: “Tania llega tarde porque ella y el reloj se divorciaron hace años (y eso la define como una argentina promedio)”

VERSUS

“La contundente puntualidad sueca tiene un margen de un par de minutos TAN SOLO”

Resultado in situ:

Tania: 0

Culo del Mundo Nórdico: 5

Así, según dice mi amiga Nahid, uno crece y suma algo más a su legado cultural, portando una identidad que suma de mu-

chas vertientes: cuando la patria nueva en cuestión te gana un par de amistosos por goleada.


Idea Daniel Zàrate Fotos Daniel Zàrate & Daniel Avinceta

toallón crema cinema rueda cigarrillo padre agua fují balde mantel motor cielo pavimento jeans luciérnaga espiral jabón hielo cortina radio perro calle cena zapatilla vidrio auricular vinilo falda uvas sapo rio vela pez techo licuado escalón.

Verano


Invierno

aliento cuarzo útero azul colchón muerte noche neón clonazepán ventana horno alfombra cartón guante taxi ibuprofeno sexo canción pijama madera ascensor vapor ladrillo palangana cebo alicate sopa escafandra cocaína medias espejo omnibus chocolate encendedor tender té.


nena tallo tren antitetánica dúplex cantero avenida vasija lavanda libro sahumerio camiseta tv herbario pared chall sándwich tissú urticaria visita auto lápiz cáctus café pájaro iglesia magnolia acuarela copo merienda pañuelo barrera lunar bicicleta sábana piel.

Primavera


-

Otono

miel sol prisma pan vereda carrousel marquesina tarta rompeviento cassette subte feria Haydn canaleta mandado herpes individual contestador dvd queso 谩rbol paseo living ocre radio almohad贸n pasillo pin bache naranja sombra anaquel balc贸n reflejo and茅n calendario.


Texto & Leonel Dolara Foto

HOUSTON WE HAVE A P El fallecimiento de la cantante Whitney Houston golpeó una vez más el mundo del espectáculo y provocó diversas reacciones. “Se lo buscó”, “ella se lo merecía”, “era una drogadicta, ahí tiene el resultado”, fueron algunas reacciones que ya se habían escuchado cuando se la vio muy mal de salud por un problema de adicción a las drogas, luego confesado por ella. Me interesa focalizar, en esta ocasión, en el tema central que nos trae este acontecimiento: la adicción. El pensamiento omnipotente de que podemos controlar nuestras vidas a nuestro antojo consciente es una ilusión. No tenemos el control total de nuestras vidas. Con suerte, podemos elegir algunas cosas y tomar algunos caminos. Si pudiéramos controlar el curso de nuestras vidas con tal habilidad y claridad, seríamos todos muy felices y nadie tendría ningún problema. ¿Me parece a mí o esto está bien lejos de la realidad? Todos tenemos algún defecto, por pequeño que parezca, alguna hendija, alguna rajadura, por la que la autodestrucción o la muerte se desliza y emerge.

Esto ya lo teorizaba Sigmund Freud, el impulso de vida y de muerte está en todos nosotros. No como una figura poética abstracta, sino con acciones concretas que modifican el curso de nuestras vidas en el ámbito de lo real. La adicción a calmantes, drogas, trabajo, sexo o cualquier otra cosa es una vía de escape de un lugar de mucha presión. Inaguantable presión, de la que uno quiere salir corriendo. La adicción te mantiene afuera, sin pensar, lejos de esas presiones: en las nubes, donde todo aparece lindo, multicolor y relajado. Esos lugares de presión están muy cerca nuestro, por cualquier lado que uno mire, no se necesita tener mucha fama y tampoco ser muy pobre o muy rico: aquello que nuestra familia, nuestra religión, nuestros amigos, nuestro trabajo y la sociedad, como idea en nuestra mente, espera de nosotros, es una carga que puede generar más que suficiente presión. ¿Quién no quiere distraerse, evadirse, zafar de esas presiones? Hay muchas formas de hacerlo, algunas más destructivas que otras, pero el mecanismo es el mismo.

PeiperClab

32 ][


LA PELOTA QUE REBOTA Entre las muchas ideas que, de vez en cuando, rebotan en nuestra mente como pelotas de goma, muchas veces hay una especial, una que golpea más fuerte o más sonoramente. Una actual. Una que queremos compartir. Y lo interesante no es ver sólo la pelota, sino las paredes que le hemos puesto para que pueda rebotar. Elijo entonces hoy compartir con los atentos y más que distinguidos lectores, la siguiente pelota y sus respectivas paredes...

PROBLEM

[ 33

Quienes caen en adicciones severas necesitan ayuda, una mano, no la crítica y menos la culpa. Nadie está exento de caer en cualquier actividad autodestructiva, muchas veces sin darse cuenta. El hecho de que alguien se vuelque a las drogas, o a cualquier escapismo autodestructivo, está relacionado directamente con el entorno (real o internalizado) y las exigencias de un medio muy hostil, cruel y muchas veces inhumano, que no nos deja respirar. La pregunta que siempre resuena: ¿por qué si casi todos tenemos medios hostiles, no todos reaccionamos con adicciones? Muchas veces no nos damos cuenta de que las tenemos, o son más sutiles, o no tan destructivas. Algunas drogas generan además, una dependencia de orden físico, que se suma paralelamente a la dependencia psíquica. Aquí el terreno se hace más escabroso y las salidas más obstaculizadas. Cuando alguien reacciona con desdén o discriminación ante quien padece una adicción, empeora más el problema, más allá de evidenciar su propio desconocimiento sobre el tema.

El sentirse discriminado o enjuiciado de ese modo se suma a las presiones y a los lugares de poca autoestima, de los que la persona quiere salir o que desea olvidar. Y allí se vuelve al recurso de la adicción de turno, que sea droga o lo que fuere, proporciona ese momento de distracción y por lo tanto de negación de los problemas o vacíos que se sienten. ¿De qué depende que podamos encarar nuestros miedos, angustias y todos los problemas y las presiones que nos acechan? ¿Cómo hacemos para que el entorno o nuestras propias exigencias nos dejen respirar? Sin duda es un asunto que no puede manejar un solo individuo. Es un problema social que, poco o mucho, nos roza a todos. Por eso digo: mi querida Whitney Houston, we have a problem (nosotros tenemos un problema). Ella seguirá viviendo eternamente en su música y descansará en paz. Lo que creo que no debe descansar en paz es nuestro pensamiento sobre el tema. ¿Alguna pelota rebotando?


angustiado

euf贸rico

red socia

obsesionado alegre

feliz tranquilo

deprimido

enamorada

estresado

avergonzado

trastornada

hambriento conflictuado

disgustado

an

desesperanzado cansado

enojado ap谩tica

resentida frustrado


apenado ilusionado

al

triste

emocionado agresivo

relajado

desesperado resentido

optimista

furioso

apasionado

sorprendido asustada

nsioso

tenso

nervioso

vampiro

zombi

robot

alienĂ­gena


Texto Rosario Sabarrena Fotos Diana Martinez Llaser

PeiperClab

36 ]


][ 37

Pronto...

”Y yo juntando naranjas para hacerte un exprimido... mmm... creo que se van a terminar pudriendo.” Metáfora de la espera del hombre perfecto. Claro, partiendo de la base de que el hombre perfecto no existe esta metáfora no tendría sentido; aunque sigo creyendo que las naranjas se van a terminar pudriendo. Dijeron “pronto” y se quejaron de la histeria de las mujeres, entonces intenté ser directa. Pero creo que fue demasiado para ellos soportar a una mujer que les dijera qué es lo que quería, cuándo y cómo. O sienten que manejan la situación o se echan a un lado. Creo, pienso, supongo. Dijeron “pronto” y se quejaron de los compromisos y que conocernos era ya vestirnos de blanco, entonces me quité los velos y supuse algo informal, casual, puro sexo y diversión; y sintieron que no me importaba nada, que los tomaba como objetos y que no los valoraba como correspondía, como ellos necesitaban. Dijeron “pronto” y se quejaron de nuestro “apuro” por la maternidad y por pensar en la descendencia y los dejé tranquilos explicando que hay un área cubierta en mi vida y que no hace falta desesperarse, que yo ya tengo mi pequeño amor

de mi vida… y claro sintieron que jamás serán amados de la misma forma. Que no quiero construir futuro ni proyectar. Dijeron “pronto” y me invitaron a cenar, me pidieron mi teléfono celular y hasta el particular, averiguaron por dónde vivía y hablamos de días libres y disponibles. Nos escribimos cosas lindas en la web, con algunos chateé durante horas, con otros los mensajitos de textos estuvieron a la orden del día. Nos hemos cruzado, nos hemos mirado, nos hemos sonreído… pero, pero, pero… con ninguno de ellos he llegado a sentarme a tomar un café. Ni un mísero, simple, corto café. Dijeron “pronto” pero claro, soy demasiado buena para sólo jugar conmigo, soy demasiado deseable para evitar que pase algo, soy demasiado independiente y sienten que no los necesito… etc, etc, etc. Es la regla proporcional de nuestra era: cuanto más maravillosa sos, menos posibilidades de una cita tenés. Pronto. Pronto. La palabra pronto me empieza a sonar mal. ¿Qué es pronto? ¿Es antes o después? ¿Es una hora, un día o un mes? No me digas “pronto” porque no sabés cuándo es y me molesta.


Texto Alejandro Glombovsky Foto Daniel Avinceta

Flora y Fauna Judicial No entendía ni el solitario de Windows y tenía, por acomodo, responsabilidades que tampoco entendía. Pasaba el día perdido entre papeles que no leía, angustiando a los demás por su inoperancia y necedad, pero bancado por el fiscal sin que lo salpicase el más minino lodo del error. Se corrompió de a poco y sin entender de qué venía. Por un favor que no había realizado, recibió un sobre y empezó su carrera. Distaba mucho su moral de la que pregonaba como un político en campaña, pero no tenía profundidad para entenderlo. La carrera en espiral de la corrupción y del dinero fácil. Compartidas con un empleado, satisfacía sus ansias de ropa de marca y perfumes caros. La fábula de la delación por dinero sirvió y pudo cambiar el auto muchas veces. Tranquilo en su conciencia, poca esperanza de pensar y reflexionar, logró sacar a varios delincuentes por dinero. Sin preferencia por estafadores, violadores o chorros, lloró su inocencia en un spa de lujo con su esposa. Fatídicamente, no era el único. Víctima su esposa de un delito, encontró el delincuente a su símil en otra sede y fue liberado por prebendas. Lejos de entender el dolor, él sacudió sus neuronas y prendió la tele esperando a su próximo cliente.

PeiperClab

38 ]


[ 39


Cuento Alejandro Glombovsky Foto Diana Martinez Llaser

PeiperClab

40 ]


¿Buscás

fama? Siempre a la mañana, con la carraspera del tabaco agrio en su boca, su orín al salir, las pantuflas de punto de la abuela, las bolas desacomodadas en el calzoncillo sin elástico; campante, espléndido, José Luis levantó un párpado luego el otro y se decidió a levantarse. Arriba viejo, pensó, que parece un día como otros.

[ 41


Todavía en pantuflas estiró su cara hacia la palangana de agua fría, moviendo las manos para darse calor. Brr, exclamó sacándose la vieja camiseta de mangas largas que era todo sudor y lágrimas. Qué frío carajo, se dijo, acercándose a prender el calentador del piso. Puso la pava tiznada y empezó a revolver la yerba vieja. No, se dijo, esta no da más. Buscó el paquete de la de todos los días secada al sol. Tiró los restos en el tacho de basura y limpió la bombilla en el resto del agua. Antes de empezar a cebar prendió la spica y mitre informa primero. Se cebó unos mates dulces, amargos por las noticias, armó un tabaco y salió a pelear el día. A la carga mis valientes, se dijo José Luis al empujar el carrito de cartonero. La mañana se extendía a lo largo de calles y más calles, revisando tachos de basura, levantando cartón delante de los negocios, ensuciándose las manos con los nosirvemás de los demás. No renegaba demasiado de su suerte. A veces pensaba en la increíble vida de los otros, en esos autos largos, bárbaros, de esposas rubias, de enormes casas con baños. Qué lindo sería, se dijo, eso y un poco más, porque para pedir.. se decía y seguía calle arriba silbando un tango del

uruguayo más famoso. Al 1.110 de la avenida 13 de diciembre, llegamos, se dijo José Luis. Sabia que era el lugar de mejor basura. Recordó cuando se encontró un paquete de arroz lleno, y su espíritu se regocijó con esa racha de suerte. Hermano, se dijo, qué tiempos y seguía silbando para adentro. Estaba revisando el tacho de plástico, elegante, en el fondo está lo mejor del cartón. Tocó algo duro. lo trajo con las manos sucias y lo tiró en el carro. Atrás suyo escuchó un ruido fuerte. Se dio vuelta pensando que sería la policía y preparado para rajar vio dos tipos con pasamontañas negros saliendo de un edificio gris como el viento. José Luis se quedó quieto hasta que entendió. Los tipos llevaban armas en las manos y corrían hacia él como si los hubiera llamado. Se podría decir un encuentro de amigos, pensó, congelado con las manos al costado, pero los tipos lo apuntaban al pecho y comprendió, tarde, que buscaban el auto. Ahora la gente, en un eterno segundo de gol, aparecía alrededor pensando que era un comercial para la televisión. Qué distinto se ve así, se dijo, unas sombras periféricas, un coro griego, un afiche en la pared.

PeiperClab

42 ][


[ 43

¿Buscás

fama?

Intentó darse vuelta para correr con el carro, su tesoro, y los tipos encima, puteándolo y correte negro de mierda. No hay conciencia de clase, se dijo, mirándoles la ropa, comprendiendo de golpe que eran como él, con más huevos tal vez. Corrió el carro de golpe, con miedo al balazo, a quién le jodería, pensó, un tiro a un cartonero, unas líneas en el diario y la sangre que se le sube a José Luis a la gorra. Primero no lo entendió, lento en la secuencia, los pasamontañas se comieron los tirantes en su apuro y el auto partió como un rayo al tránsito de lo impensado. Después los vio en el piso, la sangre , ahora, era la de ellos. Tomó un fierro, estaba sudado. Y les apuntó lentamente, como si siempre lo hubiese hecho. Pisó el otro con las alpargatas gastadas y recién ahí miró a la gente que lo empezó a aplaudir. Hubo gritos y pasos corriendo y los uniformes azules, hormigas con bastones, que siempre dan miedo. Démelo, le dijo uno. Está bien, le dijo el otro, y corrieron las armas. José Luis lo entregó con una mirada sumisa y después corrió el carro un poco al costado. Quédese por ahí, le dijo un oficial. Ahora sí hay gente, se dijo incómodo. Se bajó la gorra de un ademán y esperó con tabaco.

Apenas si ellos levantaron la vista y los pasamontañas se fueron a un furgón empujados como vacas. Lo felicito amigo, le dijo un oficial, apoyando la mano en el hombro, es usted todo un héroe. Pero yo.... empezó José Luis y después se dijo mejor no contradecir a la yuta, che. Peor fue con los periodistas. Preguntas, fotos, promesas de dinero en mano. José Luis se esmeró, llevado por la parafernalia, agrandó las cosas, firmó autorizaciones, contó una y otra vez el hecho, el miedo. Lo convencieron para ir a un programa de tele y un par de entrevistas por la tarde. En mi casa, dijo. Claro, claro, será mas pintoresco. Traigan sillas, contestó. Después, despacio, dio vuelta el carrito, lleno de honores y algún billete y pegó la vuelta. Aunque sea barro un poco, dijo, hago la cama. La pegaste, se dijo mas adelante. Con estos mangos salgo de la villa, y no sea cosa que me mude al centro, un departamento alto, con esas ventanas al cielo y después una rubia y un buen mate. Ahora el carro pesaba más. Lástima la avenida y el 114 que no puede frenar porque José Luis estaba soñando como los pobres con los ojos cerrados.

fin


“Conjunto de preceptos y reglas necesarios para hacer bien algo”

Art “

is making something out of nothing and selling it.” Arte es hacer algo de la nada y venderlo.

Frank Zappa “manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una

visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”

PeiperClab

44 ]


][ 45

100

100

“Virtud, disposición y habilidad para hacer algo”

100

100


Arte Carlos Mac Donagh

PeiperClab

46 ]


][ 47


(*) Las fotos fueron cedidas por Jake von Slatt, m谩s informaci贸n en http://steampunkworkshop.com

PeiperClab

52 ]


Futuros que nunca fueron, presentes alternativos

Texto Elisabet Roselló Fotos Jake von Slatt (*)

Ely otros Steampunk retrofuturismos El steampunk es un movimiento muy amplio que se acepta como retrofuturismo (retrofuturismo es un género estético y de la ciencia-ficción que rescata las visiones de futuro generadas en el pasado, es decir, la visión por lo menos descrita en escritos, ilustraciones y otras formas de expresión, acertadas o no, que se hicieron en otras épocas y que siempre tienen un toque estético del momento en que se hicieron), centrado especialmente en la 2ª mitad del siglo XIX, momento en que se da aproximadamente la 2ª Revolución Industrial y todo lo que conllevó. El steampunk nació de la mano de diversos escritores de la ciencia-ficción de los años 80, que entonces se inscribían en

[ 53

el género cyberpunk. Podríamos citar a Tim Powers, James Blaylock, William Gibson y B. Sterling, o incluso un autor de la New Wave (finales de los 70) Michael Moorcock. Si el cyberpunk, género hermano más que padre del steampunk, intentaba mostrar un futuro distópico, oscuro, pesimista, de lo que podría pasar o derivar de la sociedad si continuábamos por un camino de consumismo y capitalismo dándole más poder a las megacorporaciones, y de consumir e integrar en nosotros la tecnología electrónica e informática (hasta el extremo de ser cyborgs o ser substituidos por las máquinas), el steampunk se presentó también como un género crítico, pero más optimista.


Izquierda: Jake Von Slatt. Uno de los mejores artistas y diseñador de los más diversos objetos del mundo steampunk. (steampunkworkshop.com)

Para ello, en vez de mirar el futuro, miró al pasado, y se situó en el punto de inflexión donde la sociedad tomó el rumbo más capitalista, fabril y consumista -según consideran sus creadores- y tomó el positivismo científico, positivismo depositado en pos de la ciencia y la tecnología, donde éstas nos concederían una vida cómoda y emocionante pero sin ocupárnosla ni controlándonos la vida, y mostrándola de forma romántica (véase la acepción original de Romanticismo como ideología) como develadora de misterios e ilimitada. El añadido -punk no se refiere en su inicio a una fusión estética, sino al sentimiento de crítica activa a la sociedad, del mismo modo que el cyberpunk. Así pues, el steampunk representa una crítica de la sociedad queriendo cambiar un pasado y creando uno nuevo de la mano de la imaginación y creatividad, imaginándose especialmente tecnología derivada del vapor (steam en inglés) y los mecanismos como alternativa a “la alternativa” -valga la redundancia- que los sustituyó en nuestro pasado real (tecnología eléctrica y diesel). Deriva pues en máquinas extraordinarias, experimentos y descubrimientos increíbles... Obviamente, se inspira fuertemente en las novelas de la pri-

mera ciencia-ficción como las de Jules Verne (atención, esto no es steampunk, pero sí una gran fuente de inspiración, y su aplicación y renovación se plantea como un verdadero retrofuturismo) y H.G. Wells. También se inspira en novelas de aventuras y ciencia romántica, como por ejemplo Mundo Perdido de Sir A. C. Doyle. Poniendo unas bases estéticas teniendo en cuenta lo anterior, podremos ver una estética retro que iría desde el 1850 hasta el 1910 (victoriano, eduardiano, art nouveau/ modernismo, y otras modas de la época), con una gran carga estética de tecnología tales como aparatos, máquinas, autómatas y partes de maquinaria, y otros elementos aventureros (especialmente las gafas de aviador, o de soldador) del pasado. Ahora bien, esta estética comenzó a gustar a mucha gente y diversos colectivos. La fusión de la estética retrofuturista con lo victoriano gustó a neovictorianos (a secas), góticos neovictorianos, cyberpunkies, Lolita y punkies inclusive. Es por ello que desde el 2000 se han observado fusiones estéticas diversas. Hoy en día el steampunk ofrece muchas visiones y es por tanto un movimiento elástico y adaptable.

PeiperClab

54 ]


][ 55


Los pilares del Steampunk Vamos a hacer una “guía” para explicar los pilares del Steampunk, lo que queda más allá de lo estético y que lo sostiene. La tesitura histórica puso a la ciencia bajo el “mal” uso, en el plano militar, y con más importancia que en cualquier otro punto histórico, es decir, bajo la finalidad de dañar personas. Esta dinámica, una vez terminadas las dos guerras mundiales, se prolongaron durante todo el siglo XX en diversos conflic-

tos, se observaba como algunos gobiernos invertían en el I+D para fines concretos. Esto, acompañado del inicio del consumismo masivo, las creaciones industriales en cadena, la obsolescencia programada, y otras prácticas económicas que hacían de esos “avances” de la humanidad en prácticas con finalidades que peyoraban la ciencia y la técnica. El sentido crítico hacia la cultura y sociedad en la que estamos recae, inversamente al cyberpunk, en una visión esperanzadora del futuro, pero en la que cada uno debe participar de forma consciente. Vuelve la mirada a esa primera ciencia-ficción, de forma idealista pero también añadiendo la experiencia histórica básica y la decepción, y otros pensamientos colectivos, tanto negativos como positivos, recayendo a la vez en la nostalgia. No es una posición política en el sentido que aún hoy se entiende lo político, si bien han habido intentos por parte de algunos activistas de tomar el Steampunk como algo político (error, obviamente), sea para un lado, o para otro. Es un cambio de perspectivas, un movimiento, pero no tiene intención de abarcar una filosofía, algo generalizado pero que cada uno puede tomar y adaptar como quiera.

PeiperClab

56 ]


][ 57

Esto, más allá de lo que implica en el campo artístico y estético, implica lo siguiente: • Remarcar la importancia de lo artesanal y bien hecho ante la producción industrial que es como “desalmada” y sin personalidad. Por extensión, también revitaliza artesanías y obras artísticas del pasado, el valor de lo vintage. • A la producción industrial se le da, por ese motivo, un toque elegante ante el minimalismo excesivo, conectado con esa primera ciencia-ficción que observaba a la ciencia y la tecnología como obras de ingenio y de valor único -es un movimiento seminostálgico, no hay que olvidarlo. • Devolver el interés a la gente por crear cosas con las manos, y recordar técnicas de creación (DIY o Hazlo tú mismo). Esto incluye una crítica constructiva -lo remarco por si acaso- a esas personas que salen tan poco preparadas que a veces no saben ni coser un botón o cambiar una bombilla. Y también incluye lo bueno de adaptarse prendas viejas o prendas de marcas “main-stream”, y personalizarlas. • Devolver interés hacia la cultura básica, y la “cultura intermedia” -por decirlo de una manera, un pasito más allá de la cultura básica. El conocimiento es poder ante la vida propia, individual y personal, incluso. Hacia la Historia, ha-

cia la ciencia que tan poco nos informan por los canales comunes de comunicación. Esto puede derivar en ocasiones al espíritu crítico, lo que nos permite saber cuándo nos pueden engañar con una información mal contrastada, y cuándo una información es verídica. • Retomar un espíritu más positivo por el futuro, la ciencia y la tecnología, y la sociedad y cultura en general puede tener su lado negativo, pero también uno positivo y puede ser posible otro camino (¿quizá un what if hacia el futuro?). Nosotros podemos construirlo aportando nuestras acciones al respecto. -esto se observa más en el Manifiesto Dieselpunk • No es exactamente ecologismo, pero una cosa obsoleta no necesariamente inservible, con maña se puede arreglar o se le puede dar un nuevo uso. Observando más el steampunk se pueden derivar más aspectos. Actualmente el Steampunk es un movimiento con mucho interés por el aspecto estético a nivel mundial, lo cual no es necesariamente algo negativo, pero las imágenes han circulado más rápidamente que las palabras, y esto es lo que se encuentra detrás, de forma muy generalizada. Espero que os haya sido de interés. ¡Saludos a vapor!


Fernanda Cavallaro Artista plĂĄstica argentina

El tiempo de la tierra.. Ă“leo sobre tela, 1,50 x 1 m

http://www.fernandacavallaro.com.ar vientoydistancia@hotmail.com


Ă lamos en la estepa. Ă“leo sobre tela, 1,50 x 0,60 m

PeiperClab

60 ]


][ 61

(Página xx: Ventana al Otoño. Óleo sobre tela, 1,50 x 2 m)


La llegada del Otoño III. Óleo y asfáltica sobre tela, 1,50 x 1 m

PeiperClab

62 ]


Rompiendo estructuras. ร“leo y asfรกltica sobre tela, 1,50 x 1 m

[ 63


Río de Otoño. Óleo y asfáltica sobre tela, 1,50 x 0,60 m

PeiperClab

66 ]


][ 67

(PĂĄgina xx: Manantial de Vida. Ă“leo sobre tela, 1,20 x 0,80 m)


El mensaje del Agua. Ă“leo sobre tela, 1,20 x 1 m

PeiperClab

68 ]


Tiempos de Ascenci贸n. Collage sobre tela, 0,80 x 1 m

[ 69


PeiperClab

70 ]


][ 71

Texto: Mario Spina (Editor de No muerden)

La

importancia

de leer

desde chicos

Hace unos días me encontré con un texto escrito por Miquel Desclot, quien en 2002 fue merecedor del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, en España. Los dos primeros párrafos resumen algo de lo que vengo pensando desde hace un tiempo, se los comparto: “La mayoría de nuestros antepasados fueron analfabetos. Es verdad. Pero no fueron ignorantes. Ellos, simplemente, disponían de otro sistema de almacenamiento y transmisión del saber. A ellos les bastaba la memoria, que hacía las veces de biblioteca, y la transmisión oral, que hacía las veces de lectura. Y, a su manera, no eran menos sabios que nosotros. A su vez, los niños de aquella sociedad analfabeta, pero no ignorante, estaban en contacto permanente con la literatura de tradición oral, ya fuesen canciones, cuentos o adivinanzas, desde su más tierna edad hasta su madurez. No iban a la escuela, pero heredaban un saber secular. No leían, pero escuchaban la literatura que sabían sus mayores, y jugaban todo el día con las canciones y las fórmulas verbales que les había legado la tribu. En el fondo, eran más literarios que los niños alfabetizados de nuestros días. Eso fue así durante siglos, hasta que la cultura escrita fue extendiéndose y las formas de vida moderna, con todos sus sistemas de memoria artificial, acabaron no hace mucho con la tradición oral. Y los niños perdieron el

contacto que con tanta naturalidad habían mantenido hasta entonces con la literatura. Es aquí, pues, cuando entra en escena la necesidad de una literatura infantil: entre los cuentos y canciones de tradición oral que todavía se cuentan y cantan a los niños más pequeños hasta la narrativa y la poesía que se escribe para los adultos, nuestra sociedad precisa una literatura infantil que llene este vacío y haga posible una transición natural entre ambos extremos.” Cuando comencé a trabajar en mi propuesta (Cuentos colectivos se llama), tenía sin saberlo, muchas coincidencias con las palabras de este catalán. Soy un convencido de que debemos incentivar a nuestros chicos (digo “nuestros” porque convivimos con ellos en sociedad) a descubrir el maravilloso mundo de la lectura a temprana edad, ya sea mediante historietas, libros ilustrados, diarios y la fascinante web (el soporte es lo de menos, lo que realmente importa es el hábito). Tengo hijas, con las cuales he compartido librerías, ferias del libro y lecturas; tengo amigos con hijos, los cuales me


La

importancia

de leer

desde chicos

regalan una sonrisa en cada cumpleaños (siempre les obsequio libros) y tengo el recuerdo propio de la colección Robin Hood, la Biblioteca Billiken, la revista Skorpio, las lecturas adolescentes a Hesse y su maravilloso Lobo, a los poemas de Whitman (me celebro y me canto a mí mismo...), al descubrimiento (en tiempos prohibidos) de Las venas abiertas de América Latina de Galeano, y de los poemas de la oficina de Benedetti... la lista es inmensa, seguramente no entra en mi biblioteca, pero siempre estará conmigo, en alguno de los rincones del archivo personal conocido como memoria. Todo esto me motiva. Esto y el hecho de haber descubierto la escritura (de ficciones) hace muy poco, tan solo un par de años. Juntando esos sentimientos, agregándoles una dosis de ganas (una dosis bastante grande) y mezclando todo con varios ingredientes más (el apoyo de amigos, de escritores e ilustradores, narradores y mucha gente que se enganchó con la idea) hoy presento en sociedad la Primer Convocatoria Nacional Cuentos Colectivos (edición escuelas públicas de Argentina). Seguramente vendrán otras, hoy doy el primer paso. La Convocatoria Participar en un Libro de cuentos de creación colectiva. Es una convocatoria abierta para alumnos y docentes de escuelas de Argentina. Organizado por no muerden!. Cuentos colectivos 1 se plantea como un vehículo de comunicación, mediante el cual, alumnos y docentes de escuelas de Argentina se expresen, en forma colectiva, a través de ficciones desarrolladas desde sus propias realidades, dejando volar la imaginación. La finalidad de la convocatoria es incentivar la lectura, la generación de contenidos y el trabajo en forma colaborativa. Esta primer convocatoria -dirigida a Escuelas públicas de nivel primario de la República Argentina- propone el desarrollo

de cuentos (uno por curso) trabajados en conjunto, entre el docente y sus alumnos. Informacion para participantes • La extensión máxima deberá ser de 5.000 caracteres (espacios incluídos). • Seguramente en el grupo habrá algunos “artistas plásticos”, les sugerimos aprovechar esta habilidad y que sean ellos quienes ilustren al cuento. Pueden enviar hasta 3 ilustraciones tamaño A4, escaneadas en formato digital (jpg o tif). • Los trabajos deben enviarse a spinamario@gmail.com • Adjunto al mismo deberá estar el archivo de texto con el cuento y las ilustraciones en formato digital. El asunto deberá decir: Cuentos Colectivos, Nombre de la escuela y grado. • En el mismo archivo de texto se deberán incluir los siguientes datos, que serán publicados junto a la obra: Título de la obra, Escuela (Nombre, número, distrito escolar, grado, ciudad, provincia), nombre y apellido del docente y de cada uno de los alumnos participantes). • De las obras recibidas se seleccionarán 10 -para esta primer convocatoria-, las cuales se publicarán en formato libro, en edición digital (.pdf). • La edición digital se podrá descargar en forma libre y gratuita desde: http://nomuerden.com.ar y desde el portal http://leerlibroslibres.com.ar • La obra será publicada bajo una licencia libre Creative Commons, la cual permite la libre distribución del libro en formato digital. El motivo de esta elección tiene que ver con el hecho de inculcar entre los participantes y lectores, la libre difusión de los bienes culturales. • La convocatoria no tiene previsto entregar premios, ya que no es un concurso. • Cierre de esta primer convocatoria: Jueves 31 de mayo de 2012, a las 23.59 hs.

PeiperClab

72 ]


MAS INFO: http://nomuerden.com.ar/index.php/nosotros/ quienes/145-convocatoria-a-docentes-y-alumnoslibro-de-cuentos-creacion-colectiva.html

¿Cómo escribir un cuento? Algunas sugerencias • Al empezar un cuento tenemos que tener en claro adonde queremos llegar, cuál será el desenlace. Saber qué es lo que se quiere contar, a quién y cómo se va a decir, son puntos fundamentales. • Debemos atrapar al lector desde el inicio. Tanto el principio, como el final deben ser los momentos fuertes del relato. • Al empezar a escribir se debe recordar que los cuentos mantienen el esquema clásico: introducción, nudo y desenlace. • Escribir con naturalidad, como si se contara en viva voz. • Al reproducir diálogos hay que reducirlos a lo esencial. • Prescindir de la redacción impersonal, darle vida al relato y a los personajes, éstos muchas veces nos sorprenderán con vida propia. • Escapar a lo previsible y usar el buen sentido del humor ayuda al relato. • Y, sobre todo, disfrutar de esta experiencia. Ayuditas para el trabajo colaborativo La idea de trabajar en forma colaborativa parte del concepto básico de “compartir”, de escuchar todas las voces y llegar a un resultado consensuado, trabajado en equipo. • Podemos comenzar escribiendo todas las ideas que surgen del grupo, teniendo en cuenta que no existen ideas disparatadas, en ficción todo vale. • Seleccionar el tema, que podría girar en torno a una o a varias ideas. • Hacer una pequeña ficha del esquema de la obra, teniendo en cuenta que sirve como guía al inicio, luego podremos modificarla a medida que avancemos en la creación. Esta ficha debería incluir: Título – Marco de lugar y época – Personajes (quienes son,

[ 73

cómo son, qué hacen, cómo se visten, qué piensan...) - Argumento (una síntesis de la historia y su desenlace) – Final. • Entre todos ir construyendo el relato. Una buena manera es que los participantes se pongan en el lugar de alguno de los personajes, y desde ese lugar interactúen. Si los participantes son mayores en número que la cantidad de personajes, podemos separarlos en grupos y que cada uno de estos grupos tome un rol determinado, y así ir desarrollando la historia. El rol del docente es el de facilitador y coordinador, aportando sin modificar la trama que naturalmente surgirá del grupo. • Mientras avancemos en la trama pueden aparecer nuevos personajes, irse modificando los previamente definidos y cambiar los escenarios previstos. Una buena idea es dejarse sorprender. • Cuando la historia está concluída llega el momento de la corrección, tanto gramatical, como de la trama en sí misma. Es aconsejable hacer ésto en otro día, dejar pasar un tiempo entre que el relato fue escrito y la corrección. Esto puede ayudar, ya que no estaremos tan dentro de la historia. Si surge alguna duda, cuenten con nosotros, queremos que esta experiencia valga la pena. ¡Suerte y disfruten! INFORMACION PARA AUSPICIANTES Tanto la convocatoria, como la edición y la distribución de los libros -en formato pdf- será totalmente libre y gratuita. Por este motivo es que te invitamos a ser un patrocinante de la iniciativa. ¿De qué forma lo podés hacer? Muy sencillo. A través del sistema de financiación colectiva, conocido como crowfunding. Si te interesa esta propuesta, por favor escribinos un correo a spinamario@gmail.com y te enviaremos la información necesaria. Con tu colaboración esta inciativa podrá convertirse en realidad. Te esperamos allí.


Fotos Rundontwalk

stencil http://www.flickr.com/photos/rundontwalk


guebara

Humberto Primo 463

guebaracavecanem@hotmail.com


Remeras & dise単o

emblematiq.blogspot.com.ar

emblematiq@gmail.com


Contacto:

peiperclab@gmail.com

GRACIAS!

Peiper Clab 2  

Revista independiente. Practicamente cada nota esta hecha por una persona distina, que decide lo que publica, ya sea mostrando lo que hace,...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you