Page 1


Introducción Mi nombre es Daniel Steven Rodríguez pulido, en el año actual curso mi grado 11 y debo realizar como trabajo esta publicación, en esta daré una vista de los temas vistos a lo largo de grado 10 y 11. Los siguientes temas a tratar más que palabras sueltas y sin sentido son para encontrar el sentido del hombre y su transcurso atreves de la historia buscando darle una explicación racional a la vida diaria.


Índice  Introducción a la filosofía ……….pág.3  Filosofía…………………………………...pág.4  Filosofía griega………………………..pág.5  Pensadores Griegos………………..pág.6  Etapas del pensm. griego………..pág.14  Cosmología………………………………pág.55  Antropología…………………………….pág.77  Epistemología…………………………..pág.82  Lógica……………………………………….pág.90  Economía………………………………….pág.98  Glosario……………………………………pág.122


Introducción a la filosofía Con carácter general, puede decirse que la filosofía es una rama del conocimiento humano, que se caracteriza por estar integrada por un conjunto incorporal de ideas y concepciones, adquirido en forma altamente ajena a la percepción por medio de los sentidos, y que versan sobre cuestiones directamente referidas al hombre como ser, como sujeto inteligente, como especie esencialmente social. La filosofía analiza el lugar que el hombre ocupa en el universo y la naturaleza, los instrumentos, procesos y objetos de su pensamiento, los valores a que debe atenerse en su relación con otros hombres y con la sociedad humana.

Más información en: https://www.youtube.com/watch?v=0QLRNMA-tNA http://es.slideshare.net/NathanaelJavier/introduccion-a-la-filosofia-8942755


Filosofía Todos los otros conocimientos del hombre parten de un conjunto de supuestos que no se discuten. La filosofía, en cambio, pretender ser autónoma, no depender de nada. Por lo tanto las preguntas que la filosofía se plantea, y que trata de responder, son las más fundamentales para el hombre: ¿qué soy yo y qué es el mundo? Dentro de estas preguntas esenciales se hallan contenidas una cantidad de preguntas derivadas, como qué es la vida, qué es el bien, qué es el amor, qué es la felicidad. Cuando se trata de contestar a estas preguntas en forma sistemática y objetiva; es decir, prescindiendo de preferencias personales, se está filosofando, se está haciendo filosofía. La filosofía puede ser el producto de una crisis exterior, en la que lo que está en torno a mí parece vacilar y nada parece seguro, o de una crisis interior, en la que de repente comienzo a dudar de todo lo que hasta ayer daba por aceptado. En este último caso se produce lo que los griegos llamaban la admiración, cuando hasta las cosas más sencillas me admiran. Siempre vi que el sol salía por el este y se ponía por el oeste, pero hoy ese hecho me produce admiración y me pregunto: ¿por qué el sol sale por el este y se pone


por el oeste? Como dice Aristóteles, éste es un saber sin utilidad, porque independientemente de lo que yo concluya, el sol seguirá haciendo lo que venía haciendo. Es un saber por el puro gusto de saber. Más información en: http://filosofia.about.com/od/Introduccion-A-La-Filosofia/a/que-Es-La-Filosofia.htm

Filosofía Griega En el siglo V a. C. la ciudad de Atenas se convierte en la polis que reúne mayor poder político y económico. Pericles amplía la democracia a todos los que poseen el estatus ciudadanos y la convierte en la forma de gobierno donde el poder de la palabra cobra la mayor importancia. Reunidos en asamblea en la plaza pública (ágora) los ciudadanos debaten los asuntos de la ciudad sintiéndose plenamente implicados en su gestión e identificados con ella. De esta manera la filosofía da un giro antropológico pasando de la investigación natural a centrar su reflexión sobre el ser humano y su vida en sociedad Para los individuos lo importante era ser cada vez mejores; así el único objeto de estudio que valía la pena esa la conducta humana. Los sofistas eran maestros errantes que ofrecían sus servicios como maestros profesionales a los hombres jóvenes de Grecia, sobre todo, a los de Atenas. Para los sofistas no existía un bien o un mal absolutos: lo que era correcto para un individuo, podría ser incorrecto para otro. En consecuencia, la verdadera sabiduría consistía en poder percibir el bien propio y lograr obtenerlo. No obstante, muchas personas consideraban a los sofistas peligrosos para los valores tradicionales de la sociedad y, en especial. Para los valores de los jóvenes.


En la Grecia clásica, Atenas se convirtió en el centro intelectual y artístico más importante. Tal vez su reputación sea mayor en ámbito de la filosofía. Después de todo, Sócrates, Platón y Aristóteles plantearon cuestiones básicas que se han debatido por más de dos mil años; estas son, en gran medida, las mismas preguntas filosóficas con las que lidiamos hoy día Más información en: https://www.youtube.com/watch?v=hnGRo0T-fJ0 http://www.xtec.cat/~jgonza51/segundo/antiguo2 HTML.

Pensadores Griegos

Con los griegos aparece por primera vez el pensamiento en todas sus manifestaciones (ciencia, filosofía, matemática) y pocas veces se han dado autores que hayan compaginado tan estrechamente las investigaciones citadas. Tal vez es exagerado lo que algún historiador de la filosofía ha señalado al escribir que toda la historia de la filosofía no es más que notas a pie de página a los escritos de Platón, pero es cierto que las cuestiones filosóficas fundamentales, y las posibles soluciones que se


pueden dar a ellas, ya se encuentran en la filosofía griega, y en gran medida en este último autor. Sócrates (469-399 a. de C.) no dejó obra escrita, pero sabemos le él gracias a sus discípulos, sobre todo mediante el más famoso: Platón. Sócrates tenía el oficio de albañil, pero su verdadera vocación era la filosofía. Enseñó a numerosos alumnos, pero sin recibir salario, ya que creía que el propósito de la educación sólo era mejorar 1 individuo. Se valió de un método de enseñanza que todavía se conoce por su nombre. El «método socrático” emplea una técnica de preguntas-respuestas para conducir a los discípulos a ver las cosas por sí mismos, utilizando su propio razonamiento. Sócrates creía que todo verdadero conocimiento reside en el interior de la persona; sólo necesita un examen crítico para que surja, esta era la verdadera tarea de a filosofía, puesto que “la vida sin examinarse, no vale la pena vivirla”. Cuestionamiento por parte de Sócrates de la autoridad, junto con la pública prueba de la ignorancia de otras personas, le causó dificultades. Atenas gozaba una tradición de libertad de pensamiento de investigación, pero la derrota de la


guerra del Peloponeso había propiciado un ambiente de intolerancia al debate abierto y la investigación del alma. Se le acusó a Sócrates—y se halló culpable— de corromper con sus enseñanzas a los jóvenes de Atenas. Un jurado ateniense lo sentenció a morir. Uno de los discípulos de Sócrates fue Platón (c. 429-347 a.C.) de a quienes muchos consideran el más grande filósofo de la civilización occidental. A diferencia de su maestro Sócrates, que no escribió nada, Platón escribió mucho. En sus diálogos, utilizó a Sócrates como el principal contrincante filosófico. El pensamiento filosófico de Platón se centró en la esencia de la realidad y en el concepto de las ideas o de las formas ideales. De acuerdo con Platón, siempre había existido un mundo más noble al que pertenecían las ideas o formas inmutables. Conocer esas formas es conocer la verdad. Estas


formas ideales constituyen la realidad sólo puede ser aprendida por una mente instruida, la cual y— por supuesto es la meta de la filosofía. Los objetos que percibidos a través de nuestros sentidos son simples reflejos de las formas ideales. Por consiguiente, son sombras, en tanto que la realidad Se encuentra en las formas mismas. Las ideas de Platón respecto al gobierno se expresaron en su diálogo titulado La república. Basado en su experiencia ateniense, Platón había llegado a desconfiar del funcionamiento de la democracia. Resultaba obvio para Platón que los individuos no podían conseguir Una forma de vida ética, a menos que vivieran en un estado justo y racional. La búsqueda de Platón del estado justo lo condujo a construir un estado ideal en el que la población se divide en tres grupo s básicos. En la cima está la clase más encumbrada, una élite gobernante, los famosos filósofosreyes: «A menos que los filósofos se conviertan en reyes en sus países, o que aquellos a los que ahora se llama reyes y gobernantes lleguen a tener la suficiente inspirad para tener un genuino deseo de adquirir sabiduría; a menos digamos, el poder político y la filosofía se entrelacen..., los problemas


no darán tregua… ni a los estados, ni —como yo creo— a toda la humanidad”. El segundo grupo son los que muestran valor serían los guerreros que protegerían a la sociedad. El resto de la sociedad son masas, compuestas por personas que esencialmente se dejan guiar no por la sabiduría o el valor, sino por el deseo de cosas materiales. Serían los productores de la sociedad: artesanos, comerciantes y campesinos. En el estado ideal de Platón, cada grupo cumple con el papel q se le ha asignado, creando, así, una sociedad que funciona de manera más armoniosa. La preocupación de Platón se dirigía más a las necesidades de la comunidad, que a la felicidad del individuo, por lo que concentró, sobre todo, en la necesidad de que los guardianes o gobernantes no tuvieran preocupación alguna respecto de la riqueza o prestigio, y procuraran lo mejor para la comunidad, con el fin apartar a los guardianes de estos deseos, Platón insistió en que vivirán en comunidad, renunciando a la propiedad privada y a la vida familiar. Platón pensaba que también las mujeres podían ser gobernantes; en este aspecto se apartó de


manera radical de las prácticas contemporáneas de los estados griegos. Platón estableció una escuela en Atenas, conocida como la Academia. Uno de sus discípulos, que estudió ahí por veinte años, fue Aristóteles (384-322 a. de C.), quien más tarde llegaría a ser el tutor de Alejandro Magno. Aristóteles difería de manera significativa d su maestro, y no aceptaba la teoría de Platón de las formas ideales. El, al igual que Platón, creía en principios universales o formas, aunque sostenía que la forma y la materia eran inseparables. Al examinar los objetos individuales, podemos percibir su forma y llegar principios universales, pero éstos no existen en un mundo ideal, separado de la realidad de las cosas materiales, sino que son parte de las cosas mismas. Así, los objetivos de Aristóteles consisten en analizar clasificar las cosas mediante una minuciosa investigación y búsqueda Sus intereses fueron vastos, lo que lo llevó a escribir tratados sobre una gran cantidad de materias: ética, lógica, política, poesía, astronomía, geología, biología y física. Al igual que Platón, Aristóteles postulaba un sistema eficaz d gobierno que dirigiera de forma racional


los asuntos humanos. A diferencia de Platón, no buscaba un estado ideal basado en la encarnación de una forma ideal de justicia, sino que trataba de encontrar la mejor forma de gobierno, mediante un examen racional de los gobiernos existentes. Para su obra La política, examinó las constituciones de ciento cincuenta y ocho estados, de las que obtuvo categorías generales para la organización de gobiernos. Identificó tres buenas formas de gobierno: la monarquía, la aristocracia y el gobierno constitucional. Pero, fundado en su análisis, advirtió que la monarquía podía convertirse fácilmente en tiranía; la aristocracia en oligarquía, y el gobierno constitucional en democracia radical o anarquía. Apoyó al gobierno constitucional como la forma óptima para la mayoría de la gente. Las ideas filosóficas y políticas de Aristóteles desempeñaron un papel importante en el desarrollo del pensamiento occidental durante La Edad Media. Lo mismo sucedió con sus ideas acerca de las mujeres. Aristóteles creía que el matrimonio tenía como finalidad que el hombre y la mujer tuvieran mutuo confort y que contribuía a la felicidad total de una comunidad: “La comunidad necesita que mujeres y varones sean excelentes, de lo


contrario la bendición sería a medias”. No obstante, Aristóteles sostenía que las mujeres eran biológicamente inferiores a los hombres: “Una mujer es, como si lo fuera, un varón infértil. Ella es hembra a causa de una insuficiencia”. Por lo tanto, según Aristóteles las mujeres deben estar subordinadas a los varones no sólo en la comunidad sino en el matrimonio: “La asociación entre marido y mujer es una aristocracia. El varón gobierna por mérito propio, y en la esfera que por derecho le pertenece; pero le cede tales asuntos a su esposa en la medida que son adecuados para ella”. Más información en: Civilizaciones de Occidente Toma A de Jackson Spialvogel


Etapas del pensamiento griego

I. FILOSOFÍA COSMOLÓGICA (presocráticos): preocupación por el tema del arché (VI-V a. C.)

A. FILÓSOFOS MONISTAS: 1. Filósofos de Mileto: a) Tales (586 a. C.): agua b) Anaximandro (610-547 a. C.): ápeiron c) Anaxímenes (586-528 a. C.): aire 2. Escuela de Éfeso: Heráclito (504 a. C.): fuego, reivindicación del devenir

3. Escuela de Elea:


a) Jenófanes de Colofón (530 a. C.): crítica al antropomorfismo religioso b) Parménides (540-450 a. C.): defensa del ser como inmutable y eterno c) Zenón de Elea (450 a. C.): aporías en contra de la multiplicidad y el cambio

B. FILÓSOFOS PLURALISTAS:

1. Pitagorismo antiguo: los números Pitágoras (530 a. C.) 2. Empédocles: (450 a.C.): agua, aire, tierra y fuego; Amor y Odio 3. Anaxágoras (499-428 a. C.): homeomerías; Noûs 4. Escuela atomista: los átomos; mecanicismo a) Leucipo (440 a. C.) b) Demócrito (460-370 a. C.)

II. FILOSOFÍA ANTROPOLÓGICA: preocupación básica (V a. C.)

el

hombre

A. Movimiento sofista: escepticismo y relativismo 1. Protágoras de Abdera (485-410 a. C.)

como


2. Gorgias de Leontini (485-380 a. C.)

B. Sócrates (469-399 a. C.): intelectualismo moral y objetivismo III. FILOSOFÍA GLOBALIZADORA Y SISTEMÁTICA: preocupación por todos los temas filosóficos, por la realidad en su conjunto (IV a. C.) A. Platón (427-347 a. C.): las Ideas y el conocimiento objetivo B. Aristóteles (384-322 a. C.): la Physis; eudemonismo IV. FILOSOFÍA HELENÍSTICA: preocupación por los temas morales, búsqueda de la manera de ser feliz (finales del siglo IV al siglo II a. C.) A. Estoicismo: la virtud como bien supremo; la apatía Zenón de Citio (341-261 a. C.) B. Epicureísmo: hedonismo Epicuro de Samos (341-270 a. C.) C. Escepticismo: escepticismo Pirrón de Elis (365-275 a. C.)


1. Los sofistas Las guerras médicas produjeron grandes cambios políticos en el mundo helénico, tal como escribe Julián Marías: "Este hecho alteró la vida: en la guerra se opusieron dos mundos distintos, el griego y el persa; (...) se incorporaron a la del Estado, las clases inferiores; la democracia ateniense se extendió a las otras ciudades y los hombres se convierten en ciudadanos. Importa sobremanera la vida pública, la política y por tanto el hombre y, en fin, la retórica, mediante la cual se manejan los hombres y se influye en la política".18 Es entonces cuando surge el concepto de la pedagogía (paideia), que menos que una ciencia es un arte que permite alcanzar la felicidad personal. Este


tema, el de la felicidad personal, no tarda en reemplazar al de la naturaleza o esencia de lo material. En este momento histórico, surgen los sofistas y, con ellos, la retórica.19 a. Protágoras de Abdera afirmó que "el hombre es la medida de todas las cosas". Ya no se trata aquí del ente, sino de las cosas, tales como aparecen en la sensación. Es decir, que no son noúmenos sino fenómenos, para emplear la terminología Kantiana. Protágoras afirmó que la verdad es una relación y que en tal relación el hombre hace de medida. Esto es puro relativismo filosófico, posición que obviamente conduce al escepticismo. Y este fue el paso que dio Gorgías. b. Gorgías, autor de una obra titulada Sobre el no ser o sobre la filosofía, afirmó que nada es; que si algo llegara a ser, resultaría incognoscible y que si fuera cognoscible sería incomunicable. En otras palabras: que el ente no existe, pero que si existiera sería algo que la mente humana no podría abarcar. Esta filosofía negativista no es otra cosa que el escepticismo absoluto. En cierta manera, sin embargo, la sofística fue una especie de inversión de la filosofía: ésta se había preocupado del ente, y la sofística se preocupa de la opinión. Si todo es apenas relativo y si, además, ninguna esencia es cognoscible, que es lo que importa? Convencer a los demás hombres acerca de aquello en que estemos interesados. Si solamente


existen opiniones, cualquiera es buena, con tal de que -profesada por los demás- favorezca nuestros propósitos. La posición de los sofistas coincide con la transformación de los antiguos sistemas aristocráticos de gobierno en sistemas democráticos en los que resulta muy importante conquistar la adhesión de la mayoría de los ciudadanos. 2. Sócrates y la antropocéntrica a. La posición Sócrates

filosofía ética

de

La importancia de Sócrates, nacido en Atenas en el año 470 y fallecido en la misma ciudad en el 399 antes de Cristo, dimana de qué hizo de la preocupación filosófica un instrumento para el propio conocimiento. Oponiéndose a los sofistas, Sócrates parte de una posición ética ante la vida. El hombre puede aproximarse al ente, es decir, puede conocer la verdad. Y debe conocerla mediante un esfuerzo ético, que al mismo tiempo que presupone la actividad intelectual incluye a las potencias volitivas. Nuestros actos deben dimanar de un concepto racional, de una diferenciación entre lo justo y lo injusto, entre lo bueno y lo malo, entre lo verdadero y lo falso. Esta fue, en realidad, la gran


contribución de Sócrates a la filosofía: la subordinación del conocimiento a la conducta o, mejor dicho, el que la conducta del hombre -ser racional- debe corresponder a su naturaleza espiritual.20 Sócrates experimenta, pues, una preocupación fundamental por el hombre, sujeto consciente de sus propios actos. Y cree que el individuo de la especie humana posee una disposición o capacidad radical, distinta para cada uno, que es "su virtud", fuerza o disposición que se puede perfeccionar.

b. La introspección Sin embargo, el problema consiste en descubrir esa fuerza o virtud individual. Para ello, aconseja Sócrates la introspección: -"Conócete a ti mismo". Vale decir que el hombre es capaz de descubrir por sí mismo la verdad, porque forma parte de una verdad total. Esta consideración le lleva a una primera conclusión: que el hombre debe adoptar una actitud ética ante la vida. Pero en la búsqueda de la verdad orientadora de la vida, el hombre tiene que ser ayudado. Y es aquí donde surge el pedagogo: Sócrates fue el primero de los grandes pedagogos del mundo occidental. c. La mayéutica Para ayudar al hombre a encontrar en sí mismo la verdad, Sócrates inventó un procedimiento


didáctico indirecto: la mayéutica o "arte de hacer dar a luz los espíritus". Este procedimiento se apoya en el principio de que la ciencia o "sabiduría" no se comunica, sino que cada cual puede descubrirla en sí mismo a condición de que sepa buscarla metódicamente. En lo que puede ser ayudado mediante preguntas hábilmente formuladas y graduadas. En realidad el método del diálogo socrático se basa en definiciones y clasificaciones de conceptos. O se examinan todas las especies posibles para incluirlas en un género único, o se divide el género en todas sus especies.21

Sin embargo, para Sócrates los géneros y las especies no son simples nociones, sino definiciones o proposiciones. El paso de una proposición a otra opera a virtud de un razonamiento deductivo o inductivo, pero fundado siempre en dos tipos complementarios de relaciones abstractas: la inclusión y la exclusión. Para Sócrates, la definición consiste en delimitar el qué es cada cosa o el qué de cada cosa, así se trate de un concepto abstracto o de una cosa concreta, de tal modo que no se confunda con otra. Definir


correctamente equivale a encontrar la esencia de cada cosa. 3. Platón y el Idealismo a. El ser de las ideas La importancia de Platón (427-347 a. C.) se deriva no solamente de la importancia de su ideología, sino del hecho de que sus obras son las primeras que se conservan completas dentro del ciclo de la filosofía griega. Además, en esas obras, Platón consignó las doctrinas de su maestro Sócrates, desarrollándolas muy posiblemente por su propia cuenta Platón vivió en una época de crisis política y moral, en la que reinaba el escepticismo y claudicaban los valores morales. Cuando no hay valores, sino simples opiniones, el verdadero filósofo tiene que buscar un camino para encontrar la verdad. Y este camino, para Platón, fue la episteme, ciencia de lo que son las cosas en sí mismas. Como para su maestro, para Platón conocer una cosa es delimitarla, definirla, lo que nos permite llegar a su esencia.22 La palabra idea (eidos) significa "aspecto". Pero Platón afirma que si veo un objeto de color blanco es porque ya poseo la idea de lo blanco. La idea de las cosas es lo que permite percibirlas. Pero tales ideas son entidades inmutables y eternas, son algo comparable al ente de Parménides. La idea es el ontos on, lo que verdaderamente es. Y es aquí donde comienza Platón a distinguir entre el mundo de las


cosas sensibles (apariencias) y el de las ideas, entidades existentes en sí mismas. Así comienza la fundamentación de su doctrina idealista. Estos planteamientos llevaron al gran pensador a estudiar el problema crítico y esencial de la filosofía: el del conocimiento. Si conocemos las cosas gracias a las ideas, cómo puedo poseer éstas? A través de un mito, explica entonces que en una existencia anterior, las ideas o arquetipos de las cosas fueron contempladas por nosotros. Conocer, por consiguiente, no es percibir lo que esté fuera de nosotros, sino recordar lo que esté dentro de nosotros. Las cosas son una especie de estímulo que nos permite ascender al reino de tas ideas eternas. b. El amor platónico El amor consiste en buscar aquello que no se tiene. Es un movimiento de atracción. El amante busca lo que le falta y es así como persigue la belleza. Aquí se revela Platón como un estético, valga un calificativo propio de la filosofía moderna.


El carácter idealista de la filosofía platónica se acusa especialmente en su concepto del amor. La belleza es algo más fácilmente perceptible que la verdad y que nos puede conducir a ésta. Es así, por consiguiente, como el amor nos lleva al mundo de las ideas: "No se entra en la filosofía sino por eros". Hay que recordar, sin embargo, que el amor platónico no equivale al amor que prescinde de las apetencias genésicas. Todo lo contrario. Amor es integración total en el plano de las relaciones inter-sexuales. c. La entidad humana Para Platón, el hombre es un ser decaído de otra existencia más alta que la actual. Pero en esa pasada existencia, pudo contemplar las ideas, "alimento de los dioses". Siendo las ideas verdaderas por esencia, debe existir una cierta propensión del hombre hacia la verdad. Es decir, una adecuación entre la mente humana y la esencia de la cosas. De donde esa mente


participa en cierto modo de las cualidades de las ideas, entre otras de su perennidad. Dicho de otra manera: Platón es partidario de las tesis de la inmortalidad del alma humana.23 d. La estructura de la realidad La situación del hombre en relación con la filosofía y, a la vez, la estructura de la realidad, se encuentran simbólicamente expuestas en el célebre mito de la caverna (Libro VII de La República). Lo que simboliza este conocidísimo "mito" es lo siguiente: la caverna es el mundo sensible, con sus sombras que son las cosas (meras apariencias); el mundo exterior, que los prisioneros no pueden ver porque se encuentran de espaldas a él, es el mundo verdadero, que es el de las ideas. De donde la realidad no es lo que vemos, sino lo que recordamos. Desde luego, el contenido de nuestros verdaderos recuerdos es la imagen de las ideas prototípicas contempladas en una existencia anterior. El idealismo platónico, como resulta fácil de comprender, inspira fundamentalmente el pensamiento cristiano primitivo (la patrística), y renace modernamente en los sistemas de filósofos ilustres. e. Los dos mundos platónicos Son, en concepto de Platón, el mundo sensible de las cosas (apariencias) y el inteligible de las ideas (realidades trascendentes). Por la percepción sensible


conocemos las primeras; por la percepción inteligible, ascendemos a las segundas. Pero existe un demiurgo, agente de la idea del bien, que es el artífice del mundo sensible. Este forma parte de un "alma universal", de la que el hombre forma parte. En el alma humana, finalmente se distinguen tres zonas: la concupiscible, relacionada con las necesidades biológicas; la irascible, que dice orden a impulsos y afectos, y la racional, que es la que permite al hombre ascender al conocimiento de la realidad. f. La ética platónica Partiendo de tal base, afirma Platón que cada zona del alma humana posee una virtud que le es propia: la templanza, la fortaleza y la prudencia. La primera nos permite regular nuestros apetitos; la segunda dar sentido constructivo a nuestros impulsos afectivos, y la tercera, proceder metódica y ordenadamente por el camino del conocimiento. Del armónico concurso de estas tres virtudes surge una virtud más alta, la justicia, entendida como un obrar conforme a la razón y en función de la idea del bien.24 4. Aristóteles y la Filosofía Sistemática


Aristóteles, discípulo de Platón, nació en el año 384 y falleció en el 322 antes de Cristo. Fue un erudito universal y sistematizó todos los conocimientos de la época en una serie de tratados y de obras que pueden clasificarse en tres grupos: a) las que versan sobre la Lógica, o instrumento para el conocimiento de las ciencias; b) las relativas a ciencias teoréticas, como la Física, y los catorce libros de la Filosofía primera, y c) las que se refieren a ciencias prácticas, como la Ética y la política Aristóteles se ocupó también de la Retórica y de la Poética. a. La ideología aristotélica Existe una jerarquía de modos de conocimiento: a) la sensación, que el hombre comparte con los animales; b) la experiencia, que procede ante todo por acumulación memorística y observación directa; c) la técnica, que consiste en saber hacer ciertas cosas; d) la ciencia o sabiduría, que nos permite remontarnos a la esencia de las cosas. Pero la ciencia suprema es la que nos permite conocer las cosas en lo que son, mediante sus causas y principios, es decir, la Filosofía primera o Metafísica. b. Los modos del ser, o "categorías" Referida a las cosas, la palabra "ser" tiene varios sentidos. Lo que predicamos de las cosas, en alguna manera se refiere a su esencia o a sus características diferenciales. Aristóteles distingue cuatro modos de "ser": a) ser por esencia o ser por accidente; b) ser por


razón de la categoría a que pertenece; c) ser verdadero o falso, y d) ser en potencia o en acto. Cuando de un sujeto decimos que "es" tal cosa, si el predicado pertenece a la esencia del sujeto estaremos refiriéndonos al "ser por esencia". Así cuando decimos que el hombre es animal racional. De lo contrario, estaremos refiriéndonos al "ser por accidente", o sea a una cualidad accidental, como cuando afirmamos que Pedro es valiente o es cobarde. Después de formular la anterior distinción, que es válida, el criterio sistemático de Aristóteles desciende hasta la formulación de diez tipos de predicados que podemos atribuir al sujeto: sustancia, cantidad, cualidad, relación, lugar, tiempo, posición, estado, acción y pasión. Ejemplos, en su orden: hombre, un millar, blanco, hijo, en Atenas, ayer, sentado, vestido o desnudo, enseña, aprende. Algunos de estos predicados o "categorías" aluden a la esencia del ser, y otros no, sino pura y simplemente a su apariencia. c. Materia y forma La sustancia es el soporte de los accidentes, según


Aristóteles. Hay sustancias primeras (separadas, independientes) y sustancias segundas, solo separables mentalmente. Partiendo de esta distinción, el filósofo elabora su teoría de materia y forma. La sustancia se compone de dos elementos distintos pero inseparables: la materia, que es aquello de que algo está hecho, y la forma, aquello que hace que algo sea lo que es. La forma no es apariencia o estructura geométrica, sino elemento que determina la materia y le confiere "su ser propio". Consecuencia analógica será que la materia, equivalente a lo indeterminado, se corresponde con la potencia y la forma, como lo determinado, se corresponde con el acto.25 d. Teoría de las causas Cuando preguntamos el porqué de algo, inquirimos por su causa, por su razón de ser. Aristóteles distingue cuatro especies o tipos de causas: material, formal, eficiente y final. Causa material es aquello de que está hecha una cosa; causa formal, lo que hace que un ser sea lo que es y no otra cosa; causa eficiente, el principio o fuerza que hace que algo pase de la potencia o posibilidad al acto o realidad; causa final, el fin de un ser, el "para qué" existe o está hecho. La teoría de las causas, así entendida, ha sido objeto de muchos reparos. Y no constituye, propiamente, uno de los grandes aportes de Aristóteles a la filosofía occidental.


e. La lógica aristotélica Es la disciplina que se ocupa de estudiar el logos; lo que las cosas son. Pero la lógica aristotélica es simple ontología. Así, los principios "lógicos", como los de identidad y contradicción, son más propiamente ontológicos, porque se refieren "al comportamiento" de los entes en sus mutuas relaciones. (Si A es igual a C y C igual. a B, B será igual a A - No puedo pensar que A es B y no es B al mismo tiempo, etc.) El primer móvil intelectual de Aristóteles, en el terreno de la lógica, e s buscar el camino que nos puede llevar al conocimiento de lo que es verdadero y de lo que es falso. Pero desciende luego a clasificaciones puramente verbalistas, que no constituyen propiamente un método para el conocimiento de la verdad. Sin embargo, fueron estas distinciones y clasificaciones aquella parte de su doctrina que más influyó en la mayoría del, pensamiento escolástico medioeval. f. La ética y la caracterología En este terreno, el, pensamiento aristotélico tiene mayor importancia. La conclusión práctica de su


sistema ético es la de que la virtud consiste en el término medio entre dos tendencias contrapuestas. Sin embargo, esta afirmación puede llevarnos a una posición totalmente negativa, así como la semisuma de dos cantidades iguales pero de signo algebraico contrario equivale al cero. La caracterología de las virtudes, su caracterización, ocupa gran parte de la ética aristotélica. Hay virtudes dianoéticas (propias del pensar) y propiamente éticas (del carácter). Estas últimas, examinadas en la Ética a Nicómaco, son las siguientes: valor, moderación, nobleza, independencia, justa estimación de sí mismo, dulzura, veracidad, alegría, amistad y justicia. Cada una de ellas es el término medio entre dos extremos que deben ser evitados. Así el valor, respecto de la temeridad y la cobardía. Cabría preguntar, empero, si la amistad o la justicia son virtudes o, ante todo, situaciones o actitudes. Así, por ejemplo, la amistad hecho humano- es algo que pertenece al mundo


afectivo y que no se relaciona directamente con las virtudes o defectos de los seres humanos que se ligan en amistad. g. Ideas políticas de Aristóteles La Política de Aristóteles, posiblemente, contiene lo más permanente y valioso de su pensamiento. El hombre es un animal político (zoon politikon) por naturaleza. Y la ciudad (el "Estado-Ciudad") es una realidad natural. Sociedad y Estado se identifican, precisamente, por ser el hombre un ente sociable. De otra parte, el ideal político del Estado-Ciudad será la autarquía, el que pueda bastarse a sí mismo. El bien vivir o bienestar común es el fin que persiguen naturalmente todos los hombres. Cuando se aspira a esta finalidad bajo la dirección de un solo hombre surge la polis organizada como una monarquía; si tal fin se persigue mediante el gobierno de varios ciudadanos, aparece el sistema aristocrático, y si todos los asociados participan en su propio gobierno, nos encontraremos frente a la democracia. Ahora bien: si predomina el interés personal sobre el bien común, la monarquía degenera en tiranía; la aristocracia en oligarquía, y la democracia en demagogia. Todo lo cual posee actualidad permanente y constituye un aporte definitivo de la ética a la política.26 B. LAS ESCUELAS POST-ARISTOTÉLICAS


1. Cínicos y cirenaicos a. Antístenes y Diógenes de Sinope Con posterioridad a Aristóteles, la filosofía se aparta de la tendencia metafísica y retorna a la especulación moral: se trata, por consiguiente, de un retorno a la posición socrática, pero modificada radicalmente por factores socio-políticos y psicológicos. Antístenes, discípulo de Sócrates, fue el fundador de la escuela de los cínicos, que fue continuada por Diógenes de Sinope (siglo IV antes de Cristo). Para estos filósofos, la felicidad humana consiste en no necesitar nada: quien suprime necesidades, que las más de las veces no son tales sino urgencias momentáneas o caprichos, evita la intranquilidad y conquista la beatitud del ánimo. El cínico vive "en compañía de sí mismo" y renuncia a lo que los demás consideran como bienes o dones de la vida. b. Aristipo de Cirene Este filósofo perteneció al círculo socrático. Afirma que los hombres buscan instintivamente el placer, pero que los placeres son fugaces, alteran la serenidad del hombre y con frecuencia se transmutan en estados moralmente dolorosos. Renunciando a la búsqueda de los placeres, o sea dominándose a sí mismo, es cómo puede el hombre conquistar la serenidad, la independencia y la


imperturbabilidad del ánimo: Estos estados anímicos son los verdaderos placeres de la existencia. Cínicos y cirenaicos asumen, pues, una posición análoga y sólo se diferencian por el método que prescriben para alcanzar la felicidad y por el énfasis que Aristipo pone en lo propiamente psicológico, en tanto que los cínicos aluden más bien a la renuncia de los bienes económicos. 2. Los estoicos a. Zenón de Citiuni El estoicismo fue iniciado por este pensador chiprióta, de origen fenicio, hacia él año 300 antes de Cristo. Zenón fundó en Atenas una escuela en el Stoa Poikile, especie de museo decorado con frescos de Polignoto. En la evolución de esta escuela se distinguen tres etapas: a) El estoicismo antiguo, en que sobresalen Zenón y, Crisipó; b) El estoicismo medio -Siglo II a. de C.-, en que sobresale Posidonio, y c) El estoicismo nuevo -Siglo I a. C. hasta el II de la era cristiana- que se desarrolla en Roma y en una de sus provincias: España.


En general, no hubo un estoicismo, sino tantos como etapas e inclusive como filósofos se inscribieron dentro de esta posición intelectual, que evoluciona notablemente desde sus orígenes, hasta alcanzar un punto en que predomina la preocupación ética tal como entre los cínicos y los cirenaicos. Por lo demás, los estoicos tomaron muchas doctrinas de diversa procedencia, intentando en ocasiones formular algo así como un sincretismo más o menos afortunado. De aquí que sea mejor estudiar el conjunto de las doctrinas estoicas al terminar la enumeración de sus principales representantes. b. Posidonio y el estoicismo medio Continuador de Zenón fue Cleanto y discípulo de éste lo fue Crisipo, autor de centenares de tratados filosóficos. Adviene más tarde Panecio de Rodas, que hacia fines del Siglo II a. de C. era ya el director de la escuela ateniense fundada por Zenón. Panecio, desde luego, estuvo en contacto con la vida romana. Discípulo de Panecio fue Posidonio de Apamea (Siria), contemporáneo de Cicerón y de Pompeyo, quien realizó largos viajes, fundó en Rodas una escuela estoica y por último se estableció en Roma, donde falleció. Dejó una obra caudalosa, en que se aproxima al neoplatonismo y parece que acaricié el propósito de fundir todas las filosofías en una sola. De sus enseñanzas surgió el estoicismo nuevo, que


corresponde romano.

ya

a

la

historia

del

pensamiento

c. El estoicismo nuevo Máximas figuras de esta tercera época fueron Séneca, nacido en Córdoba (España); Epicteto, esclavo liberto, y el emperador Marco Aurelio (121-180 d. de C.). Séneca ejerció enorme influencia a través de toda la Edad Media, hasta el umbral de los tiempos modernos. Epicteto y Marco Aurelio, menos universales, formularon -ante todo- una especie de filosofía de la resignación, muy acorde con la época en que vivieron, agitada y decadente. Séneca. Sus obras más importantes se titulan Sobre la brevedad de la vida, Sobre la ira, Sobre la vida feliz, y Cuestiones naturales. En esta última, que es una especie de enciclopedia, se afirma que en el universo reina una jerarquía de valores. Al conocimiento del alma, se añade el de la naturaleza, porque así como los hombres están subordinados a los dioses, la filosofía moral (o ética) está subordinada a la naturaleza. Hay, por lo demás una "filosofía de los


dioses" y una "filosofía de los hombres" vale decir un orden intelectual divino y otro humano. Epicteto. Libertado por Nerón, fue expulsado más tarde de Roma por Domiciano y se estableció en Nicopolis (Apiro). Enseñó que el placer es el bien supremo pero que el verdadero placer consiste en el triunfo de la razón y de la voluntad sobre las pasiones. Sus principales tratados se titulan Disertaciones y Enquiridion, este último compilado por Flavio Arriano, su discípulo. En esta obra, explica Epicteto qué entiende por "placer": ante todo, el goce de la libertad. Marco Aurelio. Sus doctrinas se aproximan ya al misticismo cristiano. Distingue más claramente que sus antecesores entre cuerpo y espíritu, pero predica una filosofía práctica no de la contemplación, sino de la acción. Lo que se explica por su posición política: es sabido que este emperador combatió con éxito a los invasores bárbaros. -"En las reflexiones que Marco Aurelio se dirige a sí mismo, escribe Félix Ravaisson, el pensamiento de la unidad del mundo y de la obligación que de ello resulta para todos los hombres de no existir más que los unos para los otros desempeña un papel decisivo". d. El estoicismo, en su conjunto ideológico Los estoicos dividen la filosofía en tres disciplinas: lógica, física y ética, que consideran inseparables. El conocimiento consiste en una aprehensión de la cosa por la mente: a través de los sentidos, el objéto


"deja su huella" en el espíritu. Cuando esta impronta es clara, provoca el asentimiento de la mente. La representación que lleva al asentimiento o "fantasía cataléptica" es el complejo resultado de muchas percepciones. Se trata, por consiguiente de una doctrina sensualista del conocimiento, opuesta radicalmente a la platónica. Pero si a través de los sentidos aprehendemos y formamos ideas, a través de ellos también conocemos las cosas naturales. La física estóica, en cierto sentido, es "materialista", pero admite un principio pasivo -la materia- y otro activo -la razón- y a esta última atribuyen un carácter divino, bien que se trate de una fuerza o energía actualizadora y ordenadora, distinta de la divinidad misma.

Dios y el mundo, en algunas obras estóicas, se identifican. Pero todo acontecer esté sometido a una ley inexorable, el hado o fatum. Este determinismo universal, sin embargo, se manifiesta en forma ordenada y bella. Es algo así como una


providencia universal, que demuestra el carácter divino del mundo. Algo del futuro panteísmo de Spinoza se anticipa en las doctrinas estóicas. 3. Los epicúreos Fundador de esta escuela fue Epicuro de Samos, nacido a mediados del Siglo IV antes de Cristo. En el epicureísmo, la teoría del conocimiento no es cosa distinta que una introducción a la física, y ésta lo es de la ética, meta de los esfuerzos mentales de dicho filósofo. Por canónicas entendían los griegos el conjunto de preceptos para el empleo de los tres medios de conocimiento: sensación (percepción sensible), anticipación (representación a priori o hipótesis) y pasión (inclinación hacia el objeto de conocimiento). Pero para Epicuro no existe más que un medio de conocimiento y un criterio de verdad: la percepción sensible. En lo relativo a la física, el sistema de Epicuro es racionalista, porque tiende a eliminar del concepto del universo todo elemento sobren que el hombre pueda vivir tranquilo y feliz, no debe temer a los dioses. Por lo demás, todas las cosas son agregados de átomos, que actúan mecánicamente. Se niega así la existencia de un principio animador. De aquí que la física epicúrea sea la base fundamental de la ética: aquello que conviene a nuestra naturaleza es lo que produce placer, y, viceversa.


Pero los epicúreos prefieren los placeres espirituales a los sensuales precisamente porque estos o disminuyen la vitalidad del hombre o deprimen su ánimo. De donde el ideal de la vida perfecta es el reposo inalterable del ánimo (ataraxia).31 4. Los escépticos Los primeros escépticos fueron los sofistas. Pero el verdadero iniciador del escepticismo filosófico fue Pirrón de Elis (Siglo II antes de Cristo). Concepto central de este Sistema es la "suspensión" o "retención" del juicio, a fin de buscar, de investigar. De donde el escepticismo de Pirrón no es negativista, como el de los sofistas, sino que se anticipa a la duda metódica de Descartes. Sucesores de: Pirrón fueron los filósofos de la "Academia media" y de la "Academia nueva", a dolos cuales entronca el escepticismo con el platonismo. Más tarde, surge una nueva escuela escéptica, de la que fueron máximos representantes Enesidemo (Siglo I de nuestra era) y Sexto Empírico de Alejandría (Siglo II después de Cristo).


Enesidemo renovó el pirronismo y concibió los diez tropos o tipos de fundamentación de a duda. Estos tropos tratan de demostrar la relatividad esencial de todos nuestros conocimientos, que estén condicionados por las distintas y muy personales aptitudes de apreciación de cada sujeto pensante. Frente a las corrientes dogmáticas del pensamiento antiguo insurge, finalmente, el pensador Sexto Empírico, médico de profesión y autor de los cinco libros Contra los dogmáticos. En disquisiciones muy penetrantes, Sexto sostiene que es imposible obtener pruebas absolutamente concluyentes, que el principio de causalidad es solamente relativo y que no existe prueba dogmática sobre la existencia de Dios.32 5. Los eclécticos La palabra eclecticismo se deriva de un verbo griego que significa elegir, escoger. El eclecticismo filosófico consistirá, de consiguiente, en combinar o tratar de armonizar opiniones y tesis derivadas de distintos sistemas filosóficos. Tal procedimiento se


deriva de la consideración de que los sistemas son defectuosos o incompletos, y que muchas veces son verdaderos por lo que afirman y falsos por lo que niegan. Como las religiones. La cultura filosófica romana -como entre otros historiadores lo advierte Julián Marías- fue esencialmente ecléctica. Y de esta posición fue representante Cicerón, el grande orador y escritor romano (106-43 antes de Cristo). De otra parte, el judío Filón de Alejandría (Siglo I después de Cristo) se esforzó por conciliar la Biblia con la filosofía griega, valiéndose para ello -principalmente- de las ideas platónicas.33 6. El neoplatonismo Es el último de los sistemas metafísicos de la filosofía antigua. Su iniciador fue Plotino, pensador nacido en Egipto en el año 204 después de Cristo. Sus escritos fueron recogidos por uno de sus discípulos, Porfirio, en seis grupos de nueve libros cada uno, lo que explica el título de tal compilación (Enéadas). El neoplatonismo deriva de la filosofía hacia la mística. Es esencialmente panteista e idealista y explica todo lo existente como emanación del Uno o lo Uno, entidad suprema que se identifica con tres nociones básicas: el ser (existencia), el bien (lo bueno y lo justo) y la divinidad. Esta es el ser por esencia, inmanente en cuanto substancialmente idéntico al mundo -es decir, no trascendente-, pero que constituye la totalidad esencial del mundo.34


Existen, sin embargo, muchos estados o grados de perfección en el mundo. El alma del hombre, caída en la materia inferior, puede no obstante liberarse de ésta y unirse -vale decir, identificarse- con el Uno: en esto consiste el éxtasis, o "salida de la materia que la rodea". El neoplatonismo tuvo vigencia hasta el siglo VI después de Cristo e informó el pensamiento de los Padres de la Iglesia Cristiana. C. APÉNDICE RAÍCES HELÉNICAS DEL PENSAMIENTO MODERNO 1. Las anticipaciones de los presocráticos Escribe Alfred Weber en su Historia de la Cultura que para Grecia el mito se convirtió en una forma de interpretación general del mundo emparentada con la concepción mágica, a la que transforma y concluye desplazando. Muy próximo al mundo germinal del mito se ubica el pensamiento de los presocráticos, los pitagóricos y los eléatas. a. Tales de Mileto Para Tales, como es sabido, "el mundo está lleno de dioses". Esta metáfora, con la cual el pensador de Mileto sugirió la esencia energética de la naturaleza, entrañaba un concepto hilozoísta o hilopsiquista de la materia. La posterior evolución de la filosofía de contenido o tendencia cosmológica aporta el concepto cuantitativo de la materia, debido a Demócrito. Resultante de la ecuación hilozoísmoatomismo es en cierta manera la moderna fisio-


química y su postulado final: -La materia es una, como una es la energía.

b. Anaximandro Coincidiendo con los recientes descubrimientos de la biología y de la oceanografía, sostuvo Anaximandro la primacía cronológica del mundo marino, de un ambiente "húmedo" propicio a la vida orgánica, al que hubo de seguir el ciclo terrestre, coronado por el largo proceso de la evolución de la especie humana. Una variación correlativa a cada uno de los ciclos evolutivos es atribuida por Anaximandro a cada manera específica de vida. El apeiron, substancia ilimitada e indeterminada que Anaximandro de Mileto ubicó en el principio del mundo, representa un avance conceptual de largo alcance para la filosofía de la naturaleza, toda vez que constituye la premisa indispensable de todo sistema evolucionista. Para abarcar la singular importancia del apeiron concebido por Anaximandro, recuérdese que el concepto de "infinitud en camino de inagotable autodefinición" en ese apeiron contenido, fluye a través de Heráclito y de Empédocles para resurgir muchos siglos más


tarde en la obra de Leibniz, informar la filosofía de la historia en los planteamientos de Lessing y de Herder, estructurar el pensamiento trascendental de Hegel y, en el orden biológico, culminar con Darwin. 2. La corriente pitagórica A la escuela pitagórica, entre otras cosas, se debe la fundamentación filosófica del pensamiento matemático, no menos que la búsqueda de una metodología matemática para el discurrir filosófico, tendencia esta última que adquiere en nuestros días trascendental importancia. La determinación del cuadrado de los números, la formulación matemática de las relaciones musicales, el descubrimiento o intuición de la rotación de la tierra en tomó a su eje y la búsqueda de una armonía total del cosmos -la misteriosa "armonía de las esferas"- fueron adquisiciones y anticipaciones debidas a Pitágoras de Samos y a sus continuadores, precursores de muchos aspectos del pensamiento contemporáneo. Los astrónomos pitagóricos hicieron posible la teoría copernicana, de la que fue primer expositor Aristarco de Samos. Por fin, es más que probable que fuesen los discípulos de Pitágoras quienes acuñaran la palabra cosmos para indicar la totalidad de las "oposiciones" de que consiste el mundo.


Para los pitagóricos, el principio de todo lo existente es el número y, por lo tanto, ya no un algo material sensible, sino un concepto o imagen inteligible. El hombre comienza a imprimir al universo sus propios valores intelectuales y a interpretarlo a través de ellos. 3. Heráclito y los eléatas Ser y devenir. Lo estático y lo dinámico. Lo inmutable y lo cambiante. Estas posiciones fundamentales escinden en dos campos el panorama de la filosofía griega a partir de Heráclito, "el oscuro", para quien todo fluye en perpetuo cambió: -"No puedes entrar dos veces en el mismo rio’. Para los representantes de la filosofía eléata -Parménides, Zenón y Melisos- el sér, uno e inmutable, totaliza y comprende toda realidad.

Como bien lo anota Vorlander, en el devenir de Heráclito está implicado el germen de la duda sofística de todo cuanto existe y, lo que es más importante aún, subyacen todas las directrices del pensamiento histórico-evolutivo, en tanto que los


eléatas buscaron en su sér único "el polo inmóvil del fenómeno", siendo así los descubridores del concepto de ley. A continuación de su antecedente helénico, inscribamos su moderno consecuente filosófico, en tres casos ejemplares: Parménides: -"Porque lo Berkeley:- "Esse est percipi".

mismo

es

pensar

y

Zenón de Elea: Aporías. Infinita divisibilidad espacio. Modernos: Cálculo infinitesimal.

ser". del

Parménides: Eros, divinidad omnipresente, primer propulsor de todas las cosas. Freud: Pansexualismo. 4. Empédocles y Anaxágoras Los últimos grandes representantes de la "filosofía de la naturaleza", en Grecia, Empédocles de Agrigento y Anaxágoras de Clazomene, procuraron armonizar la tesis de Heráclito con el postulado eleático, realizando así el primer intento ecléctico de que tengamos noticia. En el poema Sobre la Naturaleza, escribió Empédocles: "Hay una doble generación de las cosas perecederas, y una doble destrucción, porque la reunión de todas las cosas produce una generación y la hace perecer; la otra crece y se desvanece al dividirse las cosas, y este cambio continuo no cesa nunca: una vez todas las cosas se juntan en uno por el amor; otra se separa cada una de las demás a impulsos del odio, de la Discordia. Así, en la medida en que lo uno suele


surgir de muchos, y los muchos resultan de la división de lo uno, llegan a ser y no tienen vida permanente; pero en la medida en que jamás cesa su cambio continuo, permanecen inmóviles en el círculo de la existencia". Anaxágoras, por su parte, escribió: -"Los griegos no hacen un recto uso de los términos 'llegar a ser' y 'perecer', porque ninguna cosa llega a ser, ni perece, sino que hay mezcla y separación de cosas que son; y así denominarían rectamente al llegar a ser, mezcla; y al perecer, separación". Como anteriormente, podremos ahora inscribir, a continuación de su antecedente helénico, un moderno consecuente filosófico, y ello en tres casos importantes: Empédocles: Los semejantes se atraen y los contrarios se rechazan. Modernos: Afinidades electivas químicas. Empédocles: Percepción como resultado de la reacción de los órganos perceptores ante las emanaciones de los objetos. Johann Müller: Ley de la energía inmanente de los sentidos (1826).


Anaxágoras: Nada se produce o desaparece, sino que se compone o se descompone por mezcla de otras cosas existentes. Pasteur: Refutación de la generación espontánea. (En la física anterior al descubrimiento del radium, ley de la conservación de la energía). 5. Sofística y racionalismo La perenne actualidad de la filosofía griega se precisa al abordar con algún detenimiento el aporte de los sofistas, a quienes correspondió una labor crítica fundamental. Los "heterodoxos" del pensamiento helénico plantearon problemas básicos en el orden de la epistemología, de la creencia religiosa y de la filosofía política. Protágoras dé Abdera afirma que el hombre es la medida de todas las cosas e inicia así el relativismo. Lo "verdadero" será un concepto o, mejor, un "estado mental" que más que del mundo objetivo depende del


subjetivo. Pero el hombre permanece idéntico a sí mismo, mientras que todo fluye a su alrededor, de donde lo único que está dotado de entidad real es la opinión que de las cosas forma el hombre. Corolario de este principio es que toda opinión, por el hecho de ser concebida por el hombre, que es medida invariable, es idéntica a sí misma y verdadera por lo tanto. Dentro del extremo relativismo de su maestro, Gorgias reacciona en sentido antitético llegando el nihilismo crítico: todas las opiniones son falsas. Así, el escepticismo absoluto presupone el relativismo radical y deriva de éste. Toda opinión es verdadera; toda opinión es falsa. Estos conceptos antagónicos, idénticos en el fondo a fuer de igualmente exagerados, informan la sofística griega. El antagonismo llega hasta nuestros días, dividiendo en dos anchas corrientes la actividad del pensamiento heterodoxo. En tres direcciones principales se ejerce aún la influencia de la sofística griega: en la esfera religiosa con el racionalismo rudimentario de Pródico de Keos; en la del derecho natural con el incipiente naturalismo de Hipias de Elis y el anarquismo de Trasímaco y de Calicles; en la esfera de la política, con los esbozos democráticos de Licofrón y Alcidamas y el esquema comunista de Faleas de Calcedón.


Del coro de los sofistas griegos destacamos a Pródico de Keos, el gramático, uno de los más caracterizados representantes de la intensa crisis religiosa que hacia el siglo y antes de Cristo desplazó, del mitos al logos el pensamiento griego. Suyo es el tratado sobre Las edades de la vida, fuente muy probable del ideario pesimista del Axíoco, diálogo atribuido muy fundadamente a Platón. Pródico explicaba, antecediendo en muchos siglos a los modernos racionalistas, que el hombre primitivo enaltecía hasta el nivel de lo divino todo aquello que satisfacía sus necesidades vitales. Encontramos aquí un punto de vista utilitario que conlleva un escepticismo radical. Desde luego, la mitología griega, propicia a su tesis, suministró a Pródico preciosos ejemplos: el pan en Demeter, el vino en Dionisos, el agua en Poseidón. Para superar el rudimentario pero vigoroso realismo utilitario de Pródico preciso será esperar al demiurgo platónico y a la causa motora de Aristóteles. 6. La fundamentación de la filosofía política


Como es bien sabido, el pensamiento de Rousseau, fuente caudalosa del liberalismo clásico, se perfila en su Discurso sobre las artes y las ciencias (1750) para culminar en el Contrato social (1762), tratado cuyas premisas encontramos en el Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres (1755). La ideología del célebre precursor del romanticismo se distingue por su coherencia y generosa sinceridad. En realidad, frente al pensamiento de Rousseau, podemos desechar sus bases conceptuales, pero resulta imposible sustraemos a la seducción de sus desarrollos. Dos aportes fundamentales débense a Rousseau: de una parte, la oposición entre "naturaleza" y "civilización", entre lo necesario y lo supérfluo de la estructura social; de otra, la afirmación de que ningún hombre tiene el derecho de enajenar en provecho de otro su libertad moral y cívica.

Esas tesis, tan típicamente dieciochescas, tienen un remoto antecedente, sin embargo: el pensamiento del sofista Hipias de Elis, poeta y polígrafo, investigador y artífice. Hipias mantuvo en sus escritos y enseñanzas la incompatibilidad entre lo que según naturaleza posee perdurable valor y lo que el hombre finca en instituciones esencialmente mudables. Para Hipias, la ley es un torcedor de la conciencia, que nos lleva a comportamientos contrarios a naturaleza. Este primitivo "naturismo"


hace del inventor de la nemotécnica un precursor, anticipado en veintidós siglos, del polifacético rival de Voltaire. Las teorías de Hipias fueron llevadas a sus extremas consecuencias, en lo atañadero a filosofía política, por sofistas cuyas doctrinas conocemos principalmente a través de los diálogos platónicos. Por rumbos "heterodoxos" transitaron Trasímaco y Gorgias, impugnadores de las leyes y críticos de las costumbres, instituciones que a juicio del primero son producto de intereses creados y, en concepto del segundo, creación de la masa de los débiles. Por su parte, Calicles sostiene, en el Gorgias platónico, el derecho exclusivo del más fuerte a la felicidad. Los ejes conceptuales de la ideología de Nietzsche fobia de los débiles y moral del superhombre- esbozan ya su perfil en el pensamiento antiguo.

La exaltación de la personalidad humana, en cambio, lleva a Licofrón y a Alcidamas a insinuar la abolición de la esclavitud y a combatir los privilegios aristocráticos a virtud de un principio que de inmediato nos recuerda el primero de los axiomas liberales contenidos en la Declaración de los derechos del


hombre y del ciudadano: -"A todos ha hecho libres la divinidad; la naturaleza a nadie ha hecho esclavo". Es digno de notarse cómo un concepto hipertrofiado del derecho natural llevó a algunos de estos antiguos pensadores a postulados de libertad e igualdad, mientras que a otros condujo a una posición radicalmente aristocrática. En todo caso, la evolución del "librepensamiento" griego remata en una síntesis de poderosa vitalidad, que en veintitrés centurias anticipa y prefigura la realidad histórica. Nos referimos al proyecto comunista de Faleas de Calcedón, pensador cuyas aspiraciones teórico -prácticas - limitación de la propiedad privada, producción en común y consumo comunitario- se consagran en un esquema de constitución estatal comunista debido al ingeniero Hipocampo de Mileto, el constructor del puerto del Pareo. Más información en: http://www.e-torredebabel.com/Historia-de-lafilosofia/Filosofiagriega/Presocraticos/FilosofiaGriega.htm https://www.youtube.com/watch?v=cnBHimiJdaw


Cosmología La palabra viene del término “cosmos” que significa orden y “logos” estudio. Estudia al universo o cosmos en gran escala, su origen, historia y desarrollo, además del porqué y cómo la humanidad tiene un sitio en él. Sus inicios son meramente filosóficos y religiosos. De hecho son éstas las primeras ramas de esta ciencia que se desarrollan. La cosmología filosófica trata básicamente de establecer el orden de las cosas y el lugar que ocupa el hombre en ellas. La cosmología religiosa busca un objetivo semejante pero enmarcado en el plan que la divinidad o divinidades tienen para el ser humano. Ambas tienen sus bases en la antigüedad aunque no sea posible definirlas como ciencias hasta cerca de 1700 cuando los primeros grandes descubrimientos astronómicos empezaron a cambiar la mentalidad de las personas sobre si el ser humano era el centro de la creación o del universo, según la perspectiva. En esta ciencia ya convergen por primera vez la astronomía, la filosofía, la religión y hasta el esoterismo.


Los griegos de la antigüedad ya sabían que la Tierra era redonda. En su cosmología la Tierra ocupaba el centro del Universo, que estaba limitado por la lejana esfera de las estrellas fijas. Estaban además el Sol y la Luna y un puñado de estrellas errantes que vagabundeaban por el cielo y a las que se denominó planetas (planeta es una palabra de origen griego que significa errante). El Sol, la Luna, los planetas y la esfera de las estrellas fijas giraban sin cesar en torno a la Tierra en órbitas circulares. Este modelo de Universo se integraba perfectamente en la teoría de Aristóteles (siglo IV a de C) sobre la constitución de la materia, según la cual todos los objetos de nuestro entorno terrenal estarían constituidos por cuatro elementos fundamentales: tierra, agua, aire y fuego, mientras que un quinto elemento, el éter (la quinta esencia), sería el constituyente de los cuerpos siderales. En la antigua Grecia se atribuía el origen del universo al mito del origen por los dioses, este era: Por fin, el caos divino se coordinó. El Universo se dividió en tres reinos: el Cielo y la Tierra, presididos por Zeus; el Mar, presidido por Poseidón; los Infiernos, presididos por Hades. Sin embargo, Hades y Poseidón quedan subordinados a Zeus, el, cual, con un solo movimiento de cejas, hace temblar todo lo creado;


Zeus. Señor del Universo, reúne a su alrededor, en el Olimpo, a los grandes dioses, su familia y su consejo.

Precisamente de esta omnipotencia de Zeus, tiempo después, Sócrates, Platón y Aristóteles harán derivar su idea—y su ideal—de un dios único que mantendrá el orden y la armonía de los dos mundos del espíritu y de la materia.

Todos los dioses. Según las creencias helénicas, tenían un cuerpo de naturaleza particular, impalpable, incorruptible, que podía tomar todas las formas sin perder nunca la belleza pero cuerpo al fin con necesidades como era el alimento. El néctar, y la ambrosía eran los manjares de los dioses. Los dioses


estaban en todas partes, sin que se les pudiera reconocer en ninguna.

Cosa realmente extraña resulta la consideración de que, habiendo intervenido la poesía en la exaltación religiosa de los griegos, sea, sin embargo, la religión helénica un culto de interés y no un culto de amor. Se ofrecen a los dioses sacrificios, fiestas, juegos, templos, altares, no porque se los ame, sino porque se les piensa exigir una valiosa protección. Si Crises—en la Ilíada—exige de Apolo que le defienda, es porque puede alegar que ha sacrificado al dios muchas docenas de bueyes gordos. Según las antiguas teorías griegas en el origen de todas las cosas se encuentra el Caos. Éste no era más que una naturaleza informe en la que todos los elementos estaban desperdigados en profunda confusión actuando de forma irregular a conforme se supone que les correspondía. Así, el sol no iluminaba, la luna no salía por las noches y el mar no tenía riberas. El frío y el calor, la sequía y la humedad, lo pesado y lo ligero, todo chocaba entre sí hasta que por fin, un dios, indeterminado, puso fin a toda esa situación.

Entonces, se separaron el cielo, la tierra y las aguas y el aire más puro se diferenció del denso. Este dios permitió la creación de todo lo existente y ordenó a los árboles cubrirse de hojas, a las montañas crecer, a los ríos y fuentes manar agua, a los pájaros volar.... Una vez creado el mundo y aparecido el hombre los dioses velaron por el mantenimiento de


toda esta riqueza y por la vida humana. Según teorías anteriores, el Caos, entendido de forma personificada dio lugar a la creación de la Noche y del Erebo, el profundo abismo donde se encuentra la muerte y donde después reinó HADES / PLUTÓN. La Noche y el Erebo dieron lugar a la aparición del Amor cuyos hijos fueron la Luz y el Día, permitiendo a Caos crear el cielo estrellado y la tierra a los que personificó como GAYA / TIERRA y URANO, el cielo. En cualquier caso, las dos teorías coinciden en que GAYA y URANO fueron los primeros dioses del universo. A ambos les fue arrebatado el poder por CRONOS, hijo de URANO, y posteriormente ZEUS se asentó en el trono del mundo, constituyéndose la corte del Olimpo, y apareciendo la gran profusión de dioses que hoy conocemos. Mientras todo esto ocurría se fueron sucediendo en el mundo griego diferentes épocas. Tras la subida al trono de Zeus se inició una época feliz conocida como Edad de Oro. Entonces no existían leyes escritas, ni jueces o tribunales, y la justicia era respetada de forma innata por todos los hombres, que vivían en paz, abundancia y concordia, sin necesidad de trabajar, pues la tierra manaba todos los frutos necesarios por sí solo. Además, el mundo vivía una eterna


primavera. Sin embargo, esta época duró poco y apareció la Edad de Plata, en la que aparecieron las estaciones, con sus fríos inviernos y sus tórridos veranos y se hizo necesario trabajar duramente la tierra para poder obtener algún fruto con el que alimentarse. Todo ello provocó la desdicha del ser humano y la aparición de su carácter violento, que dio lugar a la Edad de Bronce, donde los hombres eran feroces y codiciosos y provocaban guerras para conseguir lo que anhelaron. El carácter de la Edad de Bronce se tornó más duro ya en la Edad de Hierro cuando desapareció totalmente la buena fe del mundo e imperaron la traición y la violencia. La vida pasó a ser una sucesión de sufrimientos y fechorías y la discordia se interpuso entre hermanos, padres e hijos, abandonando la diosa de la justicia el mundo. La cosmología en la actualidad dice por medio de la religión la ciencia y la Filosofía es que trata de probar si hay un dios existente que uno se pueda dar cuenta de que por medio de la ciencia todo se puede comprobar pero eso no es verdad ya que por medio de los sentido y también de lo nuestra razón nos podemos dar cuenta que dios y la ciencia están tan unidos que se podría decir que son lo mismo con lo que esto a de decir que el ser se podría


expresar por medio de la ciencia o en lo que nosotros mismos creemos.

Así que mi conclusión es que la cosmología de hoy se ve en la fe y en lo que nosotros mismos creemos pero también hay que saber que uno debe ser independiente en sus creencias ya que cada uno puede creer en diferentes tipos de dioses (ala, buda, jehová, dios) por lo que cada uno tiene diferente cultura y fe. Esto en cuanto a la antigüedad en la época actual se ha ampliado el conocimiento de la cosmología dándonos estas teorías: 1.- El universo en expansión. El Universo y sus astros siempre han ejercido una fascinación que ha cautivado al espíritu humano. Desde tiempos inmemoriales el hombre ha ansiado conocer el origen y la estructura del Universo; hoy, además, desearíamos saber cuál será su destino final. Gracias a las nuevas teorías científicas y al espectacular avance de los instrumentos y las técnicas observacionales en el siglo XX hemos logrado elaborar una cosmovisión capaz de dar respuestas científicas plausibles a estas preguntas. ¿Cuál es la génesis histórica de nuestra actual cosmovisión? ¿Cuáles son sus fundamentos? ¿Qué limitaciones tiene?


Durante milenios la humanidad creyó que el Universo era eterno, esférico y de un tamaño muy reducido, en comparación con las dimensiones actualmente conocidas. A principios del siglo XX se produjo un cambio cualitativo en el campo de las concepciones cosmológicas. A partir de los trabajos publicados en 1917 Einstein propuso una imagen del Universo que se caracterizaba por ser esférico y estar en equilibrio. Teóricamente la fuerza de atracción gravitacional, después de miles de millones de años de existencia, debería de haber colapsado el Universo. Pero resulta evidente que esto no ha sucedido. Según el físico alemán el Universo no se colapsa porque existe una fuerza de repulsión que contrarresta los efectos de la atracción gravitatoria y hace que permanezca en equilibrio. Einstein denominó a dicha fuerza que equilibraba el Universo: constante cosmológica, y la representó con el término Lambda. El holandés Wilhelm De Sitter, partiendo de los trabajos de Einstein, afirmó que el Universo estaba en expansión y lo hacía de forma espiral. Por su parte, el físico ruso Alexander Friedmann, apoyándose en los estudios de los dos autores citados, sostuvo que el Universo de Einstein no era estable, sino que variaba en el tiempo, ya fuera expandiéndose o


contrayéndose, en cualquier caso Lambda era un parámetro inútil. En 1927 un sacerdote católico belga, Georges Edward Lemaître (1894-1966), partiendo de las teorías de Friedmann, propuso la hipótesis de que las galaxias procediesen de un núcleo inicial que denominó “huevo cósmico” o “átomo primigenio”. En efecto, si Friedmann tenía razón y el universo se hallaba en expansión, al recorrer el tiempo a la inversa, es decir, del presente hacia el pasado, deberíamos llegar a un instante en el que t (tiempo) fuera igual a cero (t=0). En ese momento toda la materia del Universo estaría concentrada en un punto del espacio-tiempo denominado singularidad cósmica o singularidad del Big-bang. En un volumen mínimo, se concentraría toda la masa del Universo, lo que significa que tanto su densidad como su temperatura serían descomunales. Hasta principios de los años treinta todo esto no era más que pura teoría, no existía ningún indicio experimental que avalara estas hipótesis. Pero fue por esas fechas cuando el astrónomo norteamericano Edwin Hubble (1889-1953) comenzó a publicar los resultados de sus trabajos experimentales llevados a cabo la década anterior. Hubble analizó la luz procedente de las galaxias y llegó a la conclusión de que las que se hallaban más lejos de nosotros sufrían en el espectroscopio un “corrimiento hacia el rojo” más acelerado que las que estaban más cerca. Esto


significaba que cuanto más distante de nosotros se hallase una galaxia a mayor velocidad se iba alejando. Por primera vez se tenía una muestra experimental a favor de la expansión del Universo. En 1948 George Gamow, Ralph Alpher y Robert Hermann, hicieron pública una reformulación de la teoría de Lemaître, destacando el hecho de que predecían teóricamente la existencia de una radiación cósmica de fondo (RCF) fruto de la explosión inicial, algo así como el eco de la gran explosión. Pero la teoría del Big-bang, continuaba siendo demasiado hipotética y, además, no lograba resolver serias dificultades, tales como la datación de la antigüedad del Universo cuyos cálculos arrojaban resultados a todas luces imposibles, pues le daban al Universo una edad inferior a la del sistema solar; además, sólo se hallaba una explicación correcta para la formación del hidrógeno y del helio, pero no para la de los restantes elementos químicos por entonces conocidos. 2.- El Universo estable. En 1948 Hermann Bondi y Thomas Gold, con la posterior incorporación de Fred Hoyle, propusieron una teoría cosmológica alternativa a la del Bigbang. Según estos autores el Universo estaba en expansión, pero no tenía ningún origen en el tiempo. No existía ningún instante t=0. El Universo era


eterno y, aunque se hallaba en expansión, siempre había permanecido igual, fuera cual fuera la región del espacio que observáramos. Esto era así porque se creaba materia continuamente, de manera que la nueva materia creada iba ocupando el espacio dejado por las galaxias en expansión. Esta propuesta recibió el nombre de “Teoría del Estado estacionario” (Steady State) y afirma la existencia de un Universo homogéneo e isótropo, es decir, que tiene el mismo aspecto sea cual sea la región del espacio que observemos y el tiempo (momento) en el que lo hagamos. Estas dos característica s, homogeneida d e isotropía, son conocidas con el nombre de Principio cosmológico perfecto. La Teoría del Estado estacionario rechazaba totalmente la hipótesis de que existiera una RCF, puesto que, según ellos, no había habido ninguna explosión inicial, lo que significaba que en caso de descubrirse su existencia esta teoría se vería seriamente comprometida. Es muy importante subrayar que los motivos ideológicos no estuvieron ausentes en la formulación de esta teoría. En efecto, la hipótesis del Big-bang parecía implicar la existencia de un Creador que debería ser el autor del átomo primigenio que al explotar daría lugar a nuestro Universo. La teoría


del Estado estacionario prescindía de un Creador porque no había ningún instante inicial a partir del cual surgiera todo. El Universo simplemente era eterno; o lo que es lo mismo, por decirlo con una expresión de Stephen Hawking: carecería de borde en el tiempo. 3.- El big-bang de la “Teoría del Big-Bang”.

Después de más de una década de fuerte crisis en 1964 la teoría del Big-bang recibió un impulso inesperado. Dos ingenieros norteamericanos, Arno Penzias y Robert Wilson hallaron, casualmente, la célebre radiación cósmica de fondo. Esto significó un golpe funesto para la teoría del Estado estacionario y supuso el aldabonazo definitivo para la teoría del Big-bang. En 1992 el satélite COBE confirmó este hallazgo con la detección de más radiación de fondo. Naturalmente todas las dificultades no desaparecieron de golpe por el hecho de haber hallado la RCF. La pregunta sobre ¿qué había antes del Big-bang? se volvió más acuciante. Ahora bien, se trata de una pregunta absurda por definición, por la sencilla razón de que la Teoría del Big-bang lo


que precisamente afirma es que tanto el espacio como el tiempo, se crearon en el mismo momento de la gran explosión, o lo que es lo mismo: espacio y tiempo nacieron con el Universo, son propiedades suyas y, por lo tanto, no pueden existir al margen de él. Por consiguiente, no tiene sentido preguntar qué había antes del tiempo, puesto que la pregunta, formulada de esta forma, implica la afirmación de la existencia del tiempo antes de que el tiempo existiera, lo que resulta contradictorio. También podríamos preguntarnos ¿qué es lo que sucedió para que se produjera el Bigbang? La pregunta también es científicamente absurda. Todo lo que sea preguntar por las condiciones anteriores a t=0 carece de sentido, desde el punto de vista de los métodos de investigación de la ciencia positiva, tanto en su rama experimental como en su vertiente puramente teórica. Es más, los científicos afirman que ni siquiera podemos preguntarnos ¿cómo fueron los primeros instantes de la existencia del Universo?, entendiendo por “primeros instantes” el tiempo transcurrido entre t=0 yt=10-43 segundos. Esto se debe a una razón muy simple, nuestros conocimientos científicos acerca de la realidad material sólo son válidos a partir de un instante superior at=10-43 segundos (el denominado Tiempo de Planck) posterior a la gran explosión. ¿Qué sucedió


entre t=0 y t=10-43 segundos? J.S. Trefill dice que es el “Reino de los dragones”. ¿Qué significa esto? Muy sencillo, se trata de una manera simpática y divertida de reconocer que no tenemos ni la menor idea. De momento el Tiempo de Planck representa un umbral infranqueable para el conocimiento científico experimental. Se puede hacer alguna incursión especulativa, pero todavía resulta un ámbito de investigación que supera nuestras capacidades actuales; porque en esta etapa de la historia del Universo la temperatura, la densidad y la presión son tan altas que las leyes de la física se derrumban perdiendo su significado. ¿En el futuro podremos disponer de elementos teóricos que nos permitan saber con certeza algo de esta época? Tal vez. Pero también podría tratarse de un horizonte definitivamente infranqueable, un límite físico absoluto del conocimiento humano. 4.- El Universo pulsante. Para superar las dificultades que representaba la afirmación del origen temporal del Universo, pero intentando superar el desprestigio en el que había caído la teoría del Estado estacionario, en los setenta se propuso una nueva hipótesis cosmológica que aceptaría la existencia de una gran explosión


pero descartaría cualquier referencia a un Creador (ésta era una motivación ideológica muy importante en la afirmación y aceptación de esta teoría cosmológica). Se trata de la teoría del Big-crunch. El Universo se expandiría fruto de una gran explosión, pero al haber una cantidad de materia superior a un determinado valor, denominado “densidad crítica de materia” y representado por la letra griega Omega, la atracción de la gravedad primero detendría la expansión y, luego, contraería el Universo hasta colapsarlo sobre sí mismo. La disminución del volumen del Universo provocaría un aumento de su temperatura, de su densidad y de la presión

produciendo una nueva explosión cósmica que daría lugar a otro Universo, pero que nuevamente vería frenada su expansión por la acción de la gravedad, para contraerse y volver a iniciar un nuevo ciclo. Este proceso se repetiría infinitas veces. La resultante: un Universo sin origen ni fin. Respecto a esta teoría cabe comentar tres cosas: a) Los estudios más recientes que se han llevado a cabo en este campo indican que la cantidad de


materia (visible, oscura y antimateria) existente es inferior a la densidad crítica de materia, lo que significa que la fuerza de la gravedad no podrá detener la expansión cósmica, de manera que el Universo no podrá colapsarse dando lugar a un nuevo Big-bang y, con ello, a otro Universo. b) En segundo lugar cabe destacar la objeción formulada por el prestigioso Premio Nobel de Física Steven Weinberg. Según este autor, cada uno de los ciclos de explosión-implosión experimentado por el Universo debería comenzar con una cantidad de fotones (luz) mayor que la del ciclo anterior. Al haberse producido un número infinito de ciclos (recuérdese que la teoría del Big-crunch postula que no existe ningún tipo de inicio en el tiempo, no existe ningún ciclo inicial) actualmente debería de haber una cantidad de luz infinita, lo que significa que, de ser cierto el argumento de Weinberg, no existiría la “oscuridad de la noche”.

c) Finalmente se deben destacar los motivos ideológicos por los que es apreciada esta teoría. En efecto, sucede que, tal como reconoce Weinberg: “algunos cosmólogos se sienten atraídos por el modelo de las oscilaciones porque, como el modelo del estado estable, evita bien el problema del Génesis”.


Sin embargo, ni el modelo del Big-crunch (oscilac iones) ni el modelo del Steady state (estable) evitan, ni bien ni mal, el “problema del Génesis” (la no necesidad de un Creador), ya que estas dos teorías físicas se basan en el error filosófico de suponer que la creación sólo puede darse si lo creado llega a la existencia a partir de un instante dado, sin comprender que no sería irracional admitir la hipótesis de una creación que fuera eterna. En efecto, un Dios omnipotente y eterno podría crear el Universo o bien en un momento determinado, o bien podría hacerle existir desde toda la eternidad, de manera que el Universo sería eterno pero creado, o dicho de otro modo: podría ser coeterno con su creador si es que esa fuese su voluntad. Esto último sería metafísicamente posible por la sencilla razón de que la creación no consiste en la simple posición del ente en el tiempo, sino en la donación del ser al ente, o lo que es lo mismo: en la participación que el ente tiene del ser; y esto, el Creador, podría hacerlo a partir de un instante determinado (t=0) o desde siempre (t=infinito). En definitiva, se trataría de algo que formaría parte de su libre elección. 5.- La auto-creación del Universo.


Para salvar el escollo de ambas teorías, a partir de la década de los ochenta, y sin abandonar totalmente el ámbito de las motivaciones ideológicas, algunos científicos, entre los que destaca Stephen Hawking, propusieron la noción de Auto-creación del Universo. Éste habría tenido un comienzo en el tiempo (con lo que se descartaría la teoría del Estado estacionario), pero no estaría sometido a un continuo flujo y reflujo de ciclos de expansión y contracción (rechazándose así la teoría del Bigcrunch). Sin embargo, no cabría pensar en ningún Creador, ya que el Universo se habría creado a sí mismo.


Ya el griego Parménides, hace más de dos mil quinientos años, había advertido que desde el noente absoluto no podía surgir el ente. ¿Qué le habría impulsado a existir? Se preguntaba el metafísico de Elea. Es más ¿Por qué el universo empezaría a existir a partir de un momento determinado y no antes o después si era eterno?. En definitiva ¿cómo sería posible que el Universo se creara sí mismo? Según estos autores el Universo podría haberse originado a partir de fluctuaciones topológicas de la gravedad cuántica, realizadas sin causa alguna, y que habrían dado lugar a estructuras espacio-temporales creadas a partir de la nada cuántica, este proceso es denominado “transición topológica”. A partir del espacio-tiempo vacío se producirían partículas materiales mediante fluctuaciones del vacío cuántico; finalmente, el Universo se crearía a partir de esas partículas de acuerdo con las leyes físicas que producirían el Bigbang. Esta concepción cosmológica se basa en teorías altamente hipotéticas, incluso alguna de ellas todavía no tiene un estatuto epistemológico claramente definido (este es el caso, por ejemplo, de la


Teoría de la gravedad cuántica, teoría que intenta unificar la relatividad general y la mecánica cuántica), lo que resulta admitido incluso por sus propios partidarios. La auto-creación del Universo se basa en dos extrapolaciones difícilmente justificables desde un punto de vista científico. En primer lugar hay que señalar que las teorías sólo pueden ser consideradas científicas si sus hipótesis pueden ser sometidas al control de un experimento, ya sea real o imaginario (Galileo y Einstein, por ejemplo, utilizaron mucho este tipo de experimento). Pues bien, la nada absoluta, es decir, la nada metafísica, no es, por definición, algo que pueda relacionarse con ningún tipo de experimento, ni real ni posible, por lo tanto se trata de una idea que cae totalmente fuera del campo de la ciencia. El método de investigación científico lo que hace es relacionar un estado físico con otro, de manera que el origen absoluto del Universo, entendido como creación absoluta a partir de la nada, caería fuera del terreno de la ciencia ya que ésta, la nada absoluta, no es un estado físico experimentalmente analizable. Así pues, cuando algunos científicos dicen que el Universo pudo haberse creado a sí mismo desde la nada no se están refiriendo al concepto de nada utilizado por la metafísica o la teología creacionista. De modo que, esa nada de la que


surgiría el Universo habría de ser, de alguna manera, no un vacío absoluto, sino “algo”. Esta confusión conceptual se da también con otros términos (v. gr.: espacio, tiempo, materia, vacío, etc.…) que tienen sentidos distintos si los consideramos desde una perspectiva filosófica o científica. Por ello se debe tener muy claro cuál es el significado conceptual de un término cuando estamos trabajando en un ámbito del saber humano (el científico, por ejemplo) o en otro (como podría ser el filosófico o el teológico). Precisar claramente el significado de los conceptos utilizados en nuestros razonamientos delimitando el campo semántico en el que vamos a utilizarlo podría evitar muchos malos entendidos al hacer que cada área del saber humano permanezca en el plano que le es adecuado. En segundo lugar se debe tener presente que las teorías de la auto-creación del Universo se basan en la combinación de múltiples elementos procedentes de diversas teorías científicas; elementos que constituyen, precisamente, sus puntos más polémicos. Por ejemplo, de la mecánica cuántica se toma la controvertida idea de que existen fenómenos sin causa, y la afirmación de que puede crearse -y aniquilarse- materia, ambas afirmaciones requieren matizaciones y su sentido se limita, como es lógico, al ámbito de la física. Extrapolarlas más allá de


dicha ciencia es un error y esto es, precisamente, lo que sucede cuando se pretende utilizar estas tesis para afirmar la auto-creación del Universo. Otra confusión se produciría al identificar el vacío cuántico de la física con la nada absoluta de la ontología. De la relatividad general se extraería la idea de que el espacio y el tiempo pueden ser considerados estructuras independientes de la materia, sin embargo la teoría general de la relatividad lo que afirma es que las zonas donde hay materia son, desde el punto de vista matemático, regiones en las que el espacio-tiempo tienen una mayor curvatura, que serían los cuerpos materiales. En definitiva, las teorías que postulan la autocreación del Universo se basan en afirmaciones altamente hipotéticas, en combinaciones de elementos teóricos discutibles y, además, en la transmutación semántica de algunos términos utilizados por diversas ramas de la ciencia e incluso de la filosofía o la teología, que pasan a ser empleados con otro significado en otras ramas de la ciencia; de manera que se les pretende dotar de un determinado sentido físico cuando o bien su significado original es filosófico o bien son tomados de otras teorías científicas en las que tenían un significado y una función original diferente. Más información en: https://www.youtube.com/watch?v=l5p4D3sGPuA http://www.definicionabc.com/general/cosmologia.php


Antropología La Antropología es una ciencia social cuyo principal objeto de estudio es el individuo como un todo, es decir, la antropología aborda la temática del ser humano a través de los diversos enfoques que ofrecen disciplinas tales como las ciencias naturales, sociales y humanas. La antropología, entonces, es aquella ciencia que nos permite conocer al hombre en el marco de la sociedad y la cultura a la cual pertenece y también verlo como producto de estas, algo así como una radiografía aguda, extensa y detallada acerca del

proceso bio social que comprende la existencia de la raza humana Desde el punto de vista de la antropología podemos hablar del hombre según su naturaleza o según su esencia. De acuerdo a su naturaleza podemos decir que el hombre es una sola especie animal, denominada como Homo sapiens. El género Homo fue muy diversificado en el pasado, tanto que durante el último millón y medio de años incluyó numerosas otras especies.


Actualmente el Homo sapiens es la única especie viva del género Homo que prevalece. Se ha determinado que el Homo sapiens pertenece a una familia de primates, los hominoideos. Evolutivamente se fue diferenciando desde África y de ese ancestro surgió la estirpe de la que forman parte los homínidos. Por otro lado, desde el punto de vista de la esencia es más complejo hablar del hombre, pues nos tendríamos que remontar hasta el primer atisbo por definir al hombre, esto es en la filosofía griega, y de ahí avanzar a lo largo de la historia del pensamiento filosófico indagando sobre la esencia del hombre, empresa harto compleja y laboriosa a la que solamente podemos intentar darle una somera revisión. Sócrates En el curso de la historia del pensamiento filosófico fueron los Sofistas y Sócrates los primeros que pueden ser considerados como antropocentristas (centrados en el hombre), su interés en el hombre apareció al advertir en él un raciocinio, llegando a catalogarlo como un "animal racional". Propusieron que el ser humano es una cosa cuya naturaleza consiste en poder decir lo que son las demás cosas, es decir una “cosidad”. La filosofía griega también enfatizó al hombre como algo que es; como un ser dinámico en contraposición con el posible carácter estático del cosmos, como un ser que asciende o desciende (teoría


del alma de Platón), un ser racional, un ser ético. El hombre es esto o es aquello... lo es porque esa ha sido su naturaleza y no puede dejar de serlo porque esa es su esencia. Con el trascurso de los siglos y la influencia del judaísmo, cristianismo e islamismo en occidente se desprendió al hombre de esa naturaleza como animal racional y se le transformó en una criatura. Una "criaturidad" en la que no sólo se encerraba al hombre sino al mundo entero, el cual había sido creado para el hombre quien a su vez ha sido creado a imagen y semejanza de Dios. Bajo este supuesto el ser humano no es nada, pero al mismo tiempo lo es todo en el mundo que se le ha brindado, es pues, la criatura más próxima a Dios. A pesar de ser despojado de la naturaleza de “cosidad” el hombre fue dotado a lo largo de esta época de la naturaleza de "persona". Dotado de esa naturaleza el hombre comenzó a desenvolverse en un drama existencial, un conflicto trascendental que algunos pensadores griegos ya habían insinuado; el hombre es ciudadano de dos mundos, poseedor de dos naturalezas, un ser que puede albergar una profunda miseria o manifestar una infinita grandeza.


Pascal El siguiente pensamiento de Pascal resume muy bien la concepción del hombre durante esa etapa del pensamiento: "¿Qué es el hombre dentro de la naturaleza? Nada con respecto al infinito. Todo con respecto a la nada. Un intermedio entra la nada y el todo." Fue en la época del Renacimiento cuando comenzaron a destacar ideas con respeto al hombre, un sinnúmero de ellas, que buscaron nivelar dicho concepto tal como ocurrió con el concepto mismo del universo. El hombre a partir de esta época se hizo partícipe del infinito, un dominador de la naturaleza mediante la ciencia y la técnica. Es en esta etapa cuando comienzan a germinar ideas sobre el hombre como un ser histórico y/o cultural, que ocupará un amplio espacio de discusión en la época moderna y contemporánea.


Hume Ya entrados en el pensamiento moderno, nos encontramos con que los problemas en torno al conocimiento tuvieron gran importancia para determinar la naturaleza del hombre. Para pensadores como David Hume el conocimiento solamente puede entenderse en virtud de la naturaleza del hombre. De acuerdo con Hume todas las ciencias están ligadas al hombre de una u otra forma y si dan la percepción de no estarlo existe un punto en el que tienden a regresar al tema del hombre. En épocas recientes han cobrado mayor fuerza los intentos por explicar o conocer la esencia del hombre, quizás eso explica el que hayan aparecido disciplinas como la antropología filosófica y el conocimiento del hombre (antropología, psicología y caracterología) como un intento por concatenar dichas explicaciones sobre la esencia humana. Puede decirse que alcanzar el conocimiento del hombre acerca de sí mismo ha sido tal vez el objeto primario y principal de la investigación filosófica. La propia constatación de la existencia del pensamiento filosófico, constituyó el aliciente de los filósofos para procurar un auténtico conocimiento de la esencia del hombre; incluso como un medio de


liberarse de los condicionamientos que le impone el mundo exterior y alcanzar una verdadera libertad. Más información en: https://www.youtube.com/watch?v=FnugIFQ2dEM http://www.monografias.com/trabajos14/infoantropolog/infoantropolog.shtml

Epistemología La palabra “epistemología” deriva del griego, episteme, “conocimiento” y logos “teoría”. Se la considera una disciplina que se ocupa de estudiar los métodos que se emplean para alcanzar el conocimiento científico y las formas de validar dicho conocimiento. Por ser una ciencia que se ocupa del estudio de la forma de hacer ciencia se la debe considerar una “metaciencia”. Algunos autores suelen identificar a la Epistemología con la Filosofía de la Ciencia, lo cual no es estrictamente correcto. La Epistemología es una rama de la Filosofía de la Ciencia. Algunas suposiciones que son discutidas en el marco de la Filosofía de la Ciencia no son cuestionadas por la Epistemología ya que no influyen en el objeto de su estudio. Por ejemplo, la discusión metafísica acerca de si existe una realidad objetiva que pueda ser estudiada por la Ciencia, o si se trata de una ilusión de los sentidos es un tema de interés para la Filosofía de la Ciencia, pero cualquiera sea la postura al respecto, ella es indiferente para el estudio de los


métodos de obtención del conocimiento o de criterios de validación de los mismos. Mientras que la “gnoseología” se ocupa del estudio del conocimiento en general, la Epistemología se refiere exclusivamente a los problemas del conocimiento científico. También se debe diferenciar a la Epistemología de Una disciplina, más restringida, la Metodología de la Investigación Científica. El metodólogo no pone en tela de juicio el conocimiento ya aceptado como válido por la comunidad científica, sino que se concentra en la búsqueda de estrategias para ampliar el conocimiento. Así, para el metodólogo, la importancia de la Estadística para el mejoramiento de la Ciencia está Los medios de comunicación realzan la importancia que tiene la ciencia en la sociedad contemporánea, tanto en lo que hace a sus aplicaciones tecnológicas como por el cambio conceptual que ha provocado en la comprensión de la naturaleza del hombre, de la sociedad y del Universo. Dado que la Epistemología es una “ciencia”


que se ocupa de los métodos de hacer “ciencia” y de la forma de validar el “conocimiento científico”, se impone hacer alguna reflexión acerca del significado y uso de los términos “ciencia” y “conocimiento científico”. En términos generales podemos decir que la ciencia es, fundamentalmente, un acopio de conocimiento que se emplea para comprender el mundo y modificarlo. Obviamente, no todo conocimiento es científico. Por lo que corresponde establecer alguna distinción entre conocimiento en general y conocimiento científico en particular. Según algunos epistemólogos, lo que resulta característico del conocimiento que brinda la ciencia es el llamado método científico, un procedimiento que permite obtenerlo y también, a la vez, justificarlo. Entre los métodos que utiliza el científico se pueden señalar métodos definitorios, métodos clasificatorios, métodos estadísticos, métodos hipotético - deductivos, procedimientos de medición y muchos otros, de modo que hablar de “método científico” implica referirse a un vasto conjunto de tácticas empleadas para constituir el conocimiento. Este conjunto de tácticas se van modificando con el correr del tiempo. Por ello, el


conocimiento de la historia de la ciencia es de gran utilidad para lograr mejoras en el “método científico”. Toda ciencia se ocupa de estudiar un determinado campo de la realidad aunque, en la práctica, dichos campos suelen tener límites bastante difusos. Esto hace que, a menudo, los objetos de conocimiento de distintas ciencias se superpongan. Además, los objetos de estudio de una disciplina cambian a medida que lo hacen las teorías científicas; ciertos puntos de vista son abandonados o bien, en otro momento de la historia de la ciencia, pueden ser readmitidos. Si bien toda ciencia tiene sus métodos de investigación y estudio, las técnicas que se incluyen dentro de lo que globalmente se llama “método” suelen ser diferentes según el tipo de ciencia. Así el “método” que emplean disciplinas como la Física o la Química, es sustancialmente diferente del que emplea la Sociología. Otra de las características distintivas de una ciencia es el uso de un lenguaje que le es propio y en el cual hay términos que tienen significados que pueden diferir si son expresados en el contexto de otra ciencia. Mientras que el pensamiento es privativo del científico, su expresión oral o escrita es lo que captura e interpreta la comunidad científica y la


sociedad en general. Toda teoría científica puede entenderse como una propuesta expresada mediante el lenguaje. De allí que, en la actualidad, se adopta un enfoque lingüístico de las ciencias, especialmente en lo atinente al examen de lo que las ciencias afirman. El análisis de las expresiones científicas lleva a quien lo hace a emitir juicios de valor. En ese sentido puede juzgar que una afirmación científica es verdadera o falsa. Pero en ese análisis la verdad y la falsedad se aplican a enunciados y no, por ejemplo, a términos. Un enunciado como “el hierro es más denso que el agua” puede ser juzgado como verdadero pero en ese juicio no se cuestiona si el hierro o el agua son verdaderos. En la concepción platónica se exigía que para que una afirmación exprese conocimiento debía se verdadera. Lo cual, intuitivamente, parece razonable ya que no es creíble que se pueda alcanzar conocimiento mediante afirmaciones falsas. Pero, en la actualidad, esa concepción se ha abandonado ya que una teoría científica


puede expresar conocimiento y su verdad no estar suficientemente probada. Hay teorías, como la geocéntrica, que fueron consideradas verdaderas durante siglos para luego ser abandonadas y que, sin embargo, expresaron conocimiento. La palabra “verdad” se emplea con diversas acepciones. En algunos casos, la palabra verdad se usa para significar que algo está suficientemente probado. En otros casos, como una cierta correspondencia entre nuestras creencias y lo que ocurre en la realidad. Tal era la opinión de Aristóteles, quien fundaba la verdad sobre el vínculo que existe entre nuestro pensamiento, expresado a través del lenguaje, y lo que ocurre fuera del lenguaje, en la realidad. En el “concepto aristotélico de verdad” la verdad es la “adecuación” o “correspondencia” entre pensamiento y realidad. Como la Semántica se ocupa de las relaciones entre el lenguaje y la realidad, la concepción aristotélica de la verdad se conoce también como “concepción semántica de la verdad”. En el ámbito de las ciencias formales, como la matemática, la palabra “verdad” se emplea cuando un enunciado es una consecuencia lógica de otro enunciado aceptado como verdadero. Por ejemplo, que una proposición matemática es verdadera significa que es deducible a


partir de ciertos enunciados de partida, fijados arbitrariamente. Pero en las ciencias fácticas, el concepto aristotélico de verdad es más apropiado. Si mediante una afirmación se describe un cierto estado de cosas y si esa descripción coincide con lo que su- cede en realidad, se dice que el enunciado es verdadero. La afirmación “Sobre la mesa hay un florero” es verdadera, si, y sólo sí, sobre la mesa hay un florero. Notemos que esta concepción aristotélica no necesariamente requiere de conocimiento. Una afirmación puede ser verdadera sin que nosotros lo sepamos. También puede ser falsa y nosotros no saberlo. “hay agua en Neptuno” es un enunciado que puede ser ver- dadero o falso, pero que en el estado actual de nuestro conocimiento no podemos decidir acerca de su verdad o falsedad. Con esto queremos puntualizar que no necesariamente para que haya verdad debe haber conocimiento y prueba y que, debido a esto, la ciencia recurre a las llamadas “afirmaciones hipotéticas” o, simplemente, “hipótesis”.


Quien formula una hipótesis no sabe si lo que ella describe se corresponde o no con los hechos. La hipótesis es una conjetura, una afirmación cuyo carácter radica en que se la propone sin conocimiento previo de su verdad o falsedad. Uno de los problemas que plantea la investigación científica es el de decidir con qué procedimientos, si es que los hay, podemos establecer la verdad o la falsedad de una hipótesis. Desde el punto de vista del avance del conocimiento científico, puede ser tan importante establecer una verdad como una falsedad, es decir, la ausencia de correspondencia entre lo que se describe y lo que realmente acontece. En la historia de la ciencia hay muchos ejemplos de hipótesis falsas que sobrevivieron durante largo


tiempo hasta que se logró probar su falsedad. Son casos notorios, la teoría geocéntrica y el fijismo de las especies. Debe hacerse una distinción entre verdad y cono-cimiento de la verdad y entre falsedad y el conocimiento de la falsedad. Establecer si una afirmación es verdadera o falsa pertenece al ámbito del conocimiento y es posterior a la aceptación del significado que se le da a las palabras “verdad” o “falsedad”. Más información en: https://www.youtube.com/watch?v=nezuVCbfGkA http://www.buenastareas.com/ensayos/Epistemologia/74566441.html

Lógica La lógica se constituye prácticamente como disciplina autónoma a partir de Aristóteles quien la instauro como ciencia elevándola al grado de saber supremo. Tal grado fue alcanzado debido a la importancia que se le atribuyo como método como que el objeto sobre el cual trabaja la lógica, es el pensamiento sus formas, es decir, la manera como La mente consigna y ordena los datos provenientes de la naturaleza, posteriormente, dichos datos serán expresados de acuerdo con las reglas o formas asignadas por la disciplina en mención.


EL PENSAMIENTO Es el proceso mediante el cual, el hombre cata la realidad, partiendo de sus sentidos hasta obtener una percepción clara a los fenómenos al conformar una imagen de estos. La imagen se crea a partir del ordenamiento de las sensaciones provenientes de los sentidos al captar la realidad. Este proceso se puede denominar el despertar del pensamiento de aquí en adelante se relacionaran las imágenes, conformando las primeras ideas de las cosas o fenómenos. FACTORES DEL PROCESO DE PENSAR A: un sujetó pensante que produce el pensamiento. B: Un objeto al que se refiere el pensamiento y que determina su contenido. C: La forma como es expresado el pensamiento. LOGICA FORMAL Y LOGICA MATERIAL En el pensamiento es posible distinguir los contenidos materiales y los contenidos formales.


Los primeros son constituidos por los conceptos montaña, sol, libertad, etc., los segundos, hacen referencia a la forma como aquellos conceptos se relacionan entre sí: A es parte de B; A es idéntico a B; C= [A n B].

Cuando el objeto de estudio son los contenidos materiales del pensamiento, tenemos la lógica material. Cuando se estudian los contenidos formales, tenemos la lógica formal. PRINCIPIOS LOGICOS El pensar es un proceso que no se constituye como un acto mecánico si no que se establece a partir de una asociación de ideas, en donde la inteligencia determina la relación y coherencia de los contenidos y formas del pensamiento .Los principios lógicos son los fundamentos que determinan ciertas reglas a seguir, para lograr la coherencia y sistematicidad de los pensamientos en sus formas y contenidos. En otras palabras los principios lógicos son las leyes del pensamiento que nos asegura su validez.


PRINCIPIOS DE IDENTIDAD Este principio expresa la igualdad de la idea consigo misma. Una casa, un objeto, un hecho, siempre es igual a sí mismo. Este principio se representa mediante la fórmula X es X. ejemplo: juan es juan, la casa es la casa. IMPORTANCIA Y VALIDEZ DEL PRINCIPIO DE IDENTIDAD El principio de identidad cobra importancia para nuestro entendimiento en la medida que el predicado exprese notas complementarias al sujeto. De esta manera el principio de identidad amplia nuestro conocimiento. Si dentro del principio de identidad el sujeto no es sustituido por nuevas notas, el principio no posee valor para nuestro conocimiento. Ejemplo: --- bolívar es bolívar (no posee valor) --- bolívar es el libertador de cinco naciones. --- bolívar es el libertador de la nueva granada. Nótese que en los casos dos y tres, el sujeto (bolívar) ha sido sustituido por notas aclaratorias en el predicado, que implican necesariamente al sujeto. Cuando oímos hablar del libertador de cinco naciones, inmediatamente pensamos en bolívar.


PRINCIPIO DE CONTRADICCION Este principio afirma la imposibilidad de concebir dos juicios contrarios y verdaderos con relación a un mismo objeto. Si se tienen los juicios S es P y S no es P, es imposible que ambos juicios sean verdaderos a la vez, en el mismo tiempo y circunstancias. Si el uno es verdadero, el otro ha de ser necesariamente falso. Ejemplo: los metales son duros, o los metales no son duros. PRINCIPIO DE TERCERO EXCLUIDO Dados dos juicios contradictorios entre sí: (A es B); (A no es B), hemos de reconocer que alguno será verdadero y el otro necesariamente falso (principio de contradicción), no existiendo un tercer modo de ser. Igualmente se excluye la posibilidad de un tercer juicio con los mismos elementos A y B. Por ejemplo: el oro es un metal. (A = oro; B = metal). No es posible otra forma de relacionar oro como sujeto, con metal como predicado. DEFINICION La lógica se constituye prácticamente como disciplina autónoma a partir de Aristóteles quien la instauro como ciencia elevándola al grado de saber supremo.


Tal grado fue alcanzado debido a la importancia que se le atribuyo como método como que el objeto sobre el cual trabaja la lógica, es el pensamiento sus formas, es decir, la manera como La mente consigna y ordena los datos provenientes de la naturaleza, posteriormente, dichos datos serán expresados de acuerdo con las reglas o formas asignadas por la disciplina en mención. EL P ENSAMIENTO Es el proceso mediante el cual, el hombre cata la realidad, partiendo de sus sentidos hasta obtener una percepción clara a los fenómenos al conformar una imagen de estos. La imagen se crea a partir del ordenamiento de las sensaciones provenientes de los sentidos al captar la realidad. Este proceso se puede denominar el despertar del pensamiento de aquí en adelante se relacionaran las imágenes, conformando las primeras ideas de las cosas o fenómenos.

FACTORES DEL PROCESO DE PENSAR A: un sujetó pensante que produce el pensamiento. B: Un objeto al que se refiere el pensamiento y que determina su contenido.


C: La forma como es expresado el pensamiento.

PRINCIPIOS LOGICOS DEFINICION: El pensar es un proceso que no se constituye como un acto mecรกnico si no que se establece a partir de una asociaciรณn de ideas, en donde la inteligencia determina la relaciรณn y coherencia de los contenidos y formas del pensamiento. Los principios lรณgicos son los fundamentos que determinan ciertas reglas a seguir, para lograr la coherencia y sistematicidad de los pensamientos en sus formas y contenidos. En otras palabras los principios lรณgicos son las leyes del pensamiento que nos asegura su valide


PRINCIPIO DE RAZÓN SUFICIENTE Este principio plantea la necesidad de justificar los conocimientos de una forma razonada, es decir, ordenada y lógica. Solo es verdadero aquello que se puede probar suficientemente, basándose en otros conocimientos o razones ya demostradas.

Por ejemplo, cuando se dice que el “todo es mayor que las partes”, esta afirmación es un conocimiento verdadero, pues que se ha comprobado que una parte es menor que el todo, ya sea por la experiencia o por la pura intuición. Esta es una razón que se considera como suficiente para sustentar la validez del conocimiento anterior. ¿Existe razón suficiente para traer niños a un mundo que cada vez los abandona más? Existe razón válida para eliminar en el vientre materno, a seres indefensos que ni pudieron decidir el ser engendrado, ni pueden decidir su muerte. Más información en: https://www.youtube.com/watch?v=NTxLFE9W8RI http://tustareasdesociales.over-blog.es/article-la-logica-y-sus-principios-112928848.html


Economía La economía puede enmarcarse dentro del grupo de ciencias sociales ya que se dedica al estudio de los procedimientos productivos y de intercambio, y al análisis del consumo de bienes (productos) y servicios. El vocablo proviene del griego y significa “administración de una casa o familia”. En 1932, el británico Lionel Robbins aportó otra definición sobre la ciencia económica, al considerarla como la rama que analiza cómo los seres humanos satisfacen sus necesidades ilimitadas con recursos escasos que tienen diferentes usos. Cuando un hombre decide utilizar un recurso para la producción de cierto bien o servicio, asume el coste de no poder usarlo para la producción de otro distinto. A esto se lo denomina coste de oportunidad. La función de la economía es aportar criterios racionales para que la asignación de recursos sea lo más eficiente posible. A grandes rasgos, pueden mencionarse dos corrientes filosóficas respecto a la economía.


Cuando el estudio refiere a postulados que pueden verificarse, se trata de economía positiva. En cambio, cuando toma en cuenta afirmaciones que se basan en juicios de valor que no pueden comprobarse, se habla de economía normativa. Para el alemán Karl Marx, la economía es la disciplina científica que analiza las relaciones de producción que se dan en el seno de la sociedad. Basándose en el materialismo histórico, Marx estudia el concepto del valortrabajo que postula que el valor tiene su origen objetivo según la cantidad de trabajo necesaria para obtener un bien. Hay que destacar que existen numerosas escuelas del pensamiento económico, que presentan diferentes enfoques de análisis. El mercantilismo, e l monetarismo, el marxismo y el keynesianismo son algunos de ellos. La palabra economía tiene muchos usos que permiten vincularla con diferentes aspectos de los intercambios comerciales o las relaciones de oferta-demanda que existen. Algunas de estas acepciones son: Economía sostenible, también conocida como desarrollo sostenible, es un nuevo término que se ha puesto de moda en los últimos años y que encierra un proyecto de vida social basado en la reutilización de la materia prima para fines diversos. Se trata de cambiar el proceso de


productividad en base a una economía basada en el cuidado del medio ambiente y en la mejora de la calidad de vida de una sociedad. Básicamente se busca satisfacer las necesidades de las generaciones que se hallan viviendo en un determinado espacio temporal sin poner en riesgo la subsistencia o las posibilidades económicas de las futuras generaciones. Economía empresarial es la forma en la que una organización, puede manejar sus recursos y servicios, ofreciendo una visión competitiva frente al mercado. Se vale de varias disciplinas científicas que permiten llevar a cabo dicha labor. Es una forma de aplicar economía en el ámbito de una empresa y deben tenerse en cuenta para su buen funcionamiento valores externos como índices de la bolsa, demanda de mercado y otras variables. Economía natural como lo define el biólogo M.T. Ghiselin, es el estudio de las consecuencias que la escasez causa en los seres vivos. Proponiendo un análisis profundo sobre las acciones humanas y sus efectos secundarios en el medio ambiente. Economía política es el estudio de los comportamientos humanos, examinados dentro de un contexto jurídico característico. La economía


política se relaciona con la economía natural en cuanto a que las acciones humanas, su economía política puede afectar el entorno natural, de forma positiva o negativa, la interacción de los seres vivos con el medio lo modifica siempre. Economía mixta es un sistema de intercambio comercial que no es totalmente libre, donde el estado se encarga de pautar ciertas normas que posibiliten una equilibrada distribución de las ganancias entre los diferentes comerciante s de ese sistema económico. La Economía de mercado es un sistema social donde los factores que influyen son la división del empleo, de los bienes y servicios y la interacción entre los entes que componen una sociedad. Se trata de un sistema libre de precios fijados por la demanda y la oferta. Es un sistema económico absolutamente libre, donde los que intervienen en el ejercicio de compraventa pautan las condiciones. No existe hoy en día ningún país donde la libertad comercial sea absoluta.


Sistemas de Producción.

Esclavismo

En el esclavismo aparece y se desarrolla la propiedad privada de los medios de producción. La propiedad se da sobre el producto total y sobre el propio productor. Aparecen dos clases sociales. Los esclavistas que son los dueños de los medios de producción y los esclavos que no son propietarios de los medios de producción. Se debe a la producción y desarrollo del excedente económico del cual se apropia una clase social, convirtiéndose en poseedora de los medios de producción. En este modo de producción la base es el esclavo que realiza las actividades productivas, pero la existencia de estos permite que exista otra clase que se dedique a la filosofía, artes y ciencia por lo que los avances culturales son muy vastos.


El comercio se desarrolla ampliamente, apareciendo un grupo de gente que se dedica a esta actividad: los mercaderes. Asimismo, aparece y se desarrolla la moneda que facilita el intercambio de productos. El trabajo de los esclavos no era altamente productivo debido a su poco interés en el trabajo ya que no les pertenecía. Se requería, pues, de una gran cantidad de estos para que fueran rentables. Todo esto origina rebeliones de esclavos que no estaban de acuerdo con su posición y querían cambiar. Muchos fueron liberados y se repartieron tierras entre ellos con la condición de pagar un pequeño tributo. Estos son los colonos, el antecedente de los campesinos feudales.

Feudalismo

Después de la desintegración del esclavismo debido a la descomposición interna y a las invasiones de los bárbaros al imperio romano, los jefes militares de los pueblos conquistadores fueron repartiendo la tierra a sus súbditos leales, a sus incondicionales que en esta forma llegaron a dominar importantes porciones de tierra. Al mismo tiempo muchos pequeños campesinos se fueron reuniendo alrededor de un señor para que les brindara protección. Así surgen el feudo y la servidumbre.


El feudo es una porción de tierra más o menos amplia que le pertenece hereditariamente a un señor a cambio de que preste servicios militares al rey o a los jefes de más alta jerarquía. El señor entrega porciones de tierra a los siervos para que la cultiven a cambio de una renta. La servidumbre es una relación diferente al esclavismo. Si bien el siervo no es un hombre completamente libre, tampoco es un esclavo. Más que pertenecer al señor feudal, el siervo está sujeto a la tierra y cuando las tierras pasan a un nuevo señor, el siervo sigue allí. La forma que asume la explotación es la renta de la tierra que se puede dar de tres maneras:

En especie, entregando una parte de la cosecha. En trabajo, cuando los siervos trabajan durante algún tiempo las tierras del señor. En dinero, cuando los señores cobran la renta en dinero.

En la sociedad medieval la producción estaba destinada al consumo propio. Y allí donde subsistían


las relaciones personales de vasallaje, contribuía también a satisfacer las necesidades del señor. No se producía pues, intercambio alguno, ni los productos revestían el carácter de mercancías. La familia producía casi todo lo que se necesitaba. En el feudalismo se fomentó poco a poco la producción mercantil simple: producción que se basaba en la propiedad privada de los medios de producción y el trabajo personal. Entre los productores de mercancías había lugar una encarnizada lucha de competencia, que producía diferenciación entre pobres y ricos, tanto en la ciudad como en el campo. Al ampliarse el mercado, los productores más o menos importantes pasaron a emplear más y más campesinos y artesanos arruinados.

Capitalismo

La producción generalizada de mercancías es una condición indispensable para el desarrollo del capitalismo. La producción ha tenido tres formas históricas básicas: La producción mercantil simple. Es la producción basada en la propiedad privada de los medios de producción y en el trabajo personal. La manufactura. El trabajador se va a encargar de un solo proceso o fase de la producción, lo que


trae como consecuencia una mayor especialización y habilidad de los trabajadores. Esto aumenta la productividad y disminuye los costos del producto. Producción maquinizada. Cuando los trabajadores se dedican a un solo proceso, aumenta la especialización del trabajador y las propias herramientas hasta llegar a las maquinas. Un ideal que nace con el capitalismo es La libre competencia, que se basa en la competencia entre capitalistas. En un principio los capitalistas tenían su capital en la esfera del comercio, por eso se le llamo capitalismo comercial. Este capital comercial fue ampliando sus funciones hasta abarcar la esfera de la producción. Las formas de producción de mercancías en esta fase fueron la producción mercantil simple y sobre todo la manufactura. A fines del siglo XVIII la producción maquinizada cobro gran auge. La competencia se basaba en el costo de los productos y en la calidad de los mismos. El capital se concentra en muy pocas manos, llegando incluso a la fusión de empresas que


no podían mantenerse en la competencia. En esta forma las empresas fueron creciendo, lo mismo que los capitales, hasta llegar a formar grandes corporaciones con gran capital manejadas por unos cuantos capitalistas.

Imperialismo:

El imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en la cual ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero, ha adquirido una importancia de primer orden la exportación del capital, ha empezado el reparto del mundo por las trasnacionales y ha terminado el reparto de todo el territorio del mismo entre los países capitalistas más importantes. En la fase imperialista los monopolios dominan la vida económica, con lo cual se incrementa la concentración del capital y el dominio de las fuentes de materia prima. Al mismo tiempo, las


inversiones extranjeras y la deuda externa siguen creciendo. Esto implica una nueva forma de dominación que se puede definir como neocolonialismo. El capitalismo de Estado es la intervención directa del Estado en la economía a través de múltiples modalidades como son: la propiedad del Estado de ciertas empresas, asociación con capitales privados nacionales, asociación con capitales privados extranjeros, etc. En el capitalismo es fundamental la intervención del Estado en la economía por medio de la política económica para tratar de detener las crisis que afectan al sistema, sobre todo después de la crisis de 1929. El capitalismo monopolista del Estado es la intervención directa del Estado en la economía en la fase de imperialismo. Es la fusión de monopolios privados con monopolios estatales. En el capitalismo monopolista de Estado hay una fusión de intereses de los monopolios privados y los monopolios estatales a través de las políticas que el Estado lleva a cabo. La política económica beneficia a los monopolios privados y estatales.


Socialismo

El socialismo es el modo de producciรณn que se desarrolla en el siglo XX como consecuencia del rompimiento de las relaciones sociales capitalistas. Las principales caracterรญsticas de este modo de producciรณn son: Existe propiedad social sobre los medios de producciรณn. Las clases sociales tienden a desaparecer. Las relaciones de producciรณn son de cooperaciรณn y ayuda mutua. Desaparece la explotaciรณn del hombre por el hombre. Existe planificaciรณn central de la producciรณn. En el socialismo no hay crisis econรณmicas porque siempre se fabrica lo que se necesita. Permite la desapariciรณn del desempleo y la inflaciรณn.

Cuando la sociedad primitiva fue evolucionando, el pensamiento econรณmico se tuvo que trasformar,


esto se ve reflejado sobre todo en el Antiguo Testamento. El punto de vista de los profetas y de todo el pensamiento hebreo fue totalmente idealista, ya que pensaban en la venida del Mesías y al problema económico le daban un carácter religioso.

Grecia y Roma

Cuando el esclavismo ya se ha asentado y se desenvuelve en forma extraordinaria, el pensamiento económico evoluciona y se desarrollan ideas que corresponden a este nuevo modo de producción. Aunque fue Platón uno de los primeros estudiosos de la sociedad y de la cuidad estado, fue Aristóteles el que más hizo avanzar el pensamiento económico de la época.

Las principales ideas de ambos pensadores fueron:

Platón explica la división del trabajo como consecuencia de las diversas aptitudes naturales de los hombres. Platón piensa que la ciudad existe


porque existe la división del trabajo. Platón pensaba que existían ocupaciones indignas o serviles y despreciaba el comercio exterior.

Aristóteles da una definición de economía dividiéndola en dos partes: La económica propiamente dicha que es la ciencia encargada de la administración doméstica y La ciencia del abastecimiento que se ocupa del estudio de la circulación de los bienes. Aristóteles sentó las bases de la teoría del valor al distinguir entre valor de uso y valor de cambio.

Aristóteles habla de las funciones del dinero explicando que su uso se debe al desarrollo del cambio y los hombres crean algo que lo facilite. Distingue entre dinero y capital real. Reconoce que el cambio se base en la equivalencia entre los productos. Los romanos no aportaron mucho al pensamiento debido a que se limitaron a repetir los preceptos griegos. Algunas de sus aportaciones fueron:


Gran aprecio por las actividades agrícolas.

Desprecio las formas no naturales de ganar dinero, como la usura, comercio, venta ilícita, etc. Plinio afirma que el oro tiene cualidades que lo convierten en un objeto de cambio más importante que el hierro o la plata. Cicerón afirmo que el comercio y la industria eran despreciables y solo la agricultura es elogiable.

Derecho Canónico y Escolástico

En la Edad Media las aportaciones económicas fueron pocas y provenían de pensadores ligados a la Iglesia y que desarrollan lo que se conoce como derecho canónico, que es un conjunto de normas que regían a la sociedad de aquel tiempo. Por su parte la escolástica es la filosofía de la Edad Media que trata de conciliar la fe con la razón. Las principales ideas económicas de aquel tiempo fueron:

Se basa en los preceptos de Aristóteles.

Consideraban la economía como un conjunto de leyes.


Formulan el principio del precio justo.

Del precio justo derivo el salario justo, que permite al obrero y su familia vivir con razonable decencia.

Solo justifican el comercio cuando da ventajas a ambas partes.

Condenaban el interés por el dinero.

Consideraban el préstamo como un cambio de propiedad y el interés como impuesto sobre el trabajo del prestatario. A fines del siglo XVIII se dio una serie de cambios que habrían de modificar las relaciones económicas y evoluciono el pensamiento económico para explicar los nuevos fenómenos que se desarrollaban. Algunos de estos cambios fueron:

La Revolución Industrial.


La Independencia de Estados Unidos.

La Revolución Francesa.

Todos estos acontecimientos hicieron que el capitalismo comercial evolucionara hasta llegar a convertirse en capitalismo industrial. Los principales representantes del sistema clásico fueron Adam Smith y David Ricardo aunque Tomas Roberto Malthus hizo también algunas contribuciones interesantes. Sus características principales fueron:

Su investigación económica fue científica.

Estudiaron los principios del sistema capitalista de su tiempo.

Hablaron del proceso histórico que dio origen al capitalismo y se refirieron a la evolución de este en el futuro.


Buscaban dar una idea general del comportamiento de la economía.

Siguieron desarrollando la teoría de valor de trabajo.

Smith fue un representante del liberalismo económico.

Es famosa su teoría del valor de uso y valor de cambio.

Habla del costo de producción.

Habla de un precio natural y un precio de mercado.

Formula una teoría de la renta diferencial.

Ricardo afirma que el valor del trabajo es superior a lo que el capitalista paga.


Considera al trabajo como mercancía.

Es muy importante su teoría de los costos comparativos.

Malthus pensaba que la población crecía más rápido que los medios de subsistencia.

Hay dos formas de frenar la población, las positivas (hambre y guerra) y las preventivas (contención moral y vicios).

Marxistas

El marxismo no es solo una doctrina económica, sino que es una concepción del mundo que implica aspectos filosóficos sociales, económicos y políticos. Algunas de las principales contribuciones del marxismo son:


La filosofía materialista dialéctica.

El estudio histórico a través del materialismo histórico.

El régimen económico es la base de la sociedad sobre la cual se eleva la superestructura.

Estudia críticamente la sociedad capitalista.

Desarrolla la teoría del valor de trabajo.

Esboza una teoría de la plusvalía.

Las relaciones económicas son relaciones entre personas, no entre cosas.

La mano de obra es una mercancía.

El capitalista no puede vivir sin los asalariados.

Pugnan por un nuevo tipo de sociedad basada en premisas diferentes a las capitalistas.


Neoclásicos

Los economistas neoclásicos derivaron sus concepciones del enunciado de utilidad expresado por los clásicos llegando a elaborar una teoría subjetiva del valor que es la base de dicha corriente.

El iniciador de la corriente neoclásica fue Herman Heinrich Gossen que estudia las leyes de la conducta humana, basado en el utilitarismo y consumo individual. Los teóricos neoclásicos reconocidos fueron William Stanley Jevons, Carl Menger y León Walras.

Algunas de las contribuciones de la corriente neoclásica son:

Desarrollo de la teórica subjetiva del valor basado en la utilidad y escasez.

Teoría psicológica de la utilidad marginal.

Teoría de la formación de precios.


Teoría del equilibrio económico general. Establece diferencia entre la economía pura y aplicada.

Teoría del bienestar.

Teoría monetaria.

Teoría de la distribución.

Teoría de la estática económica.

Graficas de oferta y demanda.

Concepto de elasticidad.

Competencia perfecta e imperfecta.

Introduce el análisis matemático.

Maneja las curvas de indiferencia y preferencia.


Teor铆a de la producci贸n.


Glosario

A ABSTRACCION (lat. abstractio): Operación de la mente por la que se capta un aspecto de cualquier objeto sensible o inteligible aislándolo de otros que forman parte del mismo o se hallan con él en alguna relación. Su resultado es el concepto. Empléese en sentido opuesto, aunque complementario, en las expresiones abstraer (penetración mental, captación del universal implicado en la realidad) y hacer abstracción (prescindir de algo o de algún aspecto). Así, yo abstraigo el concepto "hombre" de Juan, Pedro, etcétera; hago abstracción de lo que diferencia e individúa a Juan, Pedro, etcétera.

ACCIDENTE (lat. accidens): Lo que no es en sí, sino en otro. Es decir, que para existir necesita un sujeto de inhesión (un color, un tamaño, una virtud, que existen, pero en algo o alguien que es azul, que mide tanto, que es prudente, etcétera). Se opone a la sustancia (vid.), lo que es "en sí". Distinguía Aristóteles nueve accidentes, que, con la sustancia forman las


diez CATEGORIAS (vid.) o géneros supremos del ser. Se distingue este accidente categorial del accidente lógico (o PREDICABLE, vid.), que es una forma de atribución por la que decimos de un sujeto algo que no forma parte de la esencia del mismo ni le acompaña siempre. Por ejemplo, del hombre el ser bajo o rubio, etcétera. Agujero negro: Objeto astronómico colapsado donde la fuerza de atracción gravitacional es tan intensa que nada (ni siquiera la luz) puede salir de él. Anisotropía: Desigualdad de una observación dependiendo de la dirección que se mire. Anisotropía de la radiación cósmica de fondo: de la temperatura de la radiación cósmica de fondo en diferentes direcciones del cielo (véase radiación cósmica de fondo). Antimateria: Un tipo de materia que existe en la naturaleza y que está compuesta de partículas elementales que se aniquilan (es decir toda su masa se convierte en luz) al momento de entrar en contacto con su correspondiente partícula. Por ejemplo, el positrón es la anti-partícula del electrón y cuando un positrón entra en contacto con un electrón, la masa conjunta del par desaparece y la energía equivalente aparece en forma de dos fotones (luz).


Átomo: Mínima cantidad que se puede tener de un elemento químico; compuesto por un núcleo con protones y neutrones rodeado de electrones que ocupan capas con niveles discretos de energía.

ACCION (lat. actio): Cualquier operación, considerada desde el sujeto de que parte o se inicia.

ACTITUD (vid. TALANTE).

ACTO: Acción cumplida. La existencia en cuanto perfección o realización de la potencia (vid. POTENCIA).

ADECUACION (lat. adaequatio): Conformidad de una noción con su objeto o de los términos en una relación. Así, la verdad se define como "la adecuación del pensamiento con la cosa".

ADVENIR: Suceder o acaecer. Advenimiento: llegada o irrupción de un hecho o realidad.

AFECTO (lat. affectus): Tendencia o movimiento apetitivo en su aspecto positivo, teñida de un tono sentimental que no alcanza el grado absorbente de


la pasión. Tales, la inclinación, la solicitud, el cariño, la ternura, etcétera.

AFIRMACION (lat. afirmatio): Designa tanto el acto de enunciar o afirmar como lo afirmado o establecido como real.

AFORISMO: Proposición breve y sentenciosa, de uso común, que expresa una verdad o una regla práctica.

AGENTE (lat. agens): El que obra o actúa, por contraposición a quien sufre, recibe o padece la acción. ENTENDIMIENTO AGENTE (vid. ENTENDIMIENTO).

AGIBLE: Lo que puede hacerse en el orden del espíritu (un proyecto, un propósito, etcétera). Se relaciona con lo FACTIBLE (vid.).

AGNOSIA: Actitud de quien confiesa -y afirma- no saber nada. Enfermedad de la memoria consistente en no reconocer ni localizar el recuerdo, en verlo todo como nuevo.

AGNOSTICISMO: Actitud que niega la posibilidad de un determinado conocimiento (agnosticismo metafísico,


valoral, etcétera). Se dice eminentemente en lo que se refiere al conocimiento de la existencia de Dios. Los agnósticos en ese sentido no niegan, como los ateos, la existencia de Dios, sino sólo el que pueda ser conocido sensible, racionalmente o de cualquier otra forma.

ALGO (lat. aliquid). Otro-qué: Una de las nociones trascendentales, equivalentes a la de SER (vid.) y tan universales como ella, pero que destacan un aspecto de la misma. Son TRASCENDENTALES (vid.) o trascienden a las categorías o géneros supremos en que el ser se divide. Se trata de la consideración (negativa) de sí mismo como diferente a todo otro.

ALMA (lat. anima): Principio de vida de los seres vivos. Aquello de que resulta la condición de viviente. Es el objeto de la psicología, llamada originariamente De Anima (sobre el alma). Modernamente se ha restringido el concepto de alma -y el objeto de la psicología- al alma sensitiva o dotada de algún modo de conciencia, excluyendo del mismo el alma o vida vegetal. En un sentido más restringido -y vulgar- se dice sólo del alma racional humana, dotada de sustancialidad e inmortal.


AMBIVALENCIA: Presencia simultánea (en proposiciones o en estados anímicos) de dos sentidos, valoraciones o tendencias encontradas u opuestas.

AMISTAD (lat. amititia): Comunidad de dos o más personas unidas entre sí por lazos de espíritu o afectos profundos y estables. Algunas escuelas filosóficas antiguas la supusieron superior al amor, en razón de su mayor serenidad y permanencia.

AMOR (lat. amor, caritas): En su sentido más amplio: el apetito concupiscible positivo, tomado en su sentido genérico. Es decir, toda tendencia de atracción hacia un objeto sensible. En sentido restringido -y usual: tendencia entre seres humanos con una base de atractivo sexual, pero sublimado por el espíritu, lo que depara a su vivencia los caracteres de perpetuidad y exclusividad.

ANALISIS (lat. analysis): Método de estudio o investigación consistente en descomponer un todo en sus elementos más simples y estudiarlo en éstos o a partir de éstos. Se opone a la SINTESIS (vid.), método de sentido inverso que lo complementa para el estudio de un objeto.


ANALITICA: Calificativo de una disciplina (o de alguna de sus partes) en que predomina el ANALISIS (vid.). Kant da el nombre de "Analítica trascendental" a la segunda parte de su Crítica de la Razón Pura o teoría de los objetos que ofrece la experiencia. ANALOGIA (lat. analogia): En sentido restringido (matemático), igualdad de relaciones. En sentido filosófico, condición de términos cuyo empleo no es unívoco (en un solo sentido), ni equívoco (en sentidos totalmente dispares), sino distintos pero relacionados entre sí y con un primer analogado o sentido originario. Distinguían los escolásticos entre la analogía de atribución y la de proporcionalidad. El término ser, según Santo Tomás, ha de entenderse en sentido análogo, con esa doble analogicidad.

ANAMNESIS: Término griego que significa recordación. Lo empleó particularmente Platón para explicar el conocimiento en este mundo de los universales, interpretándolos como fruto de una recordación de las IDEAS (vid.) arquetípicas que en una vida anterior contempló el alma.

ANTINOMIA: Razonamiento insoluble o retorsible que se basa generalmente en la admisión de unos supuestos contradictorios.


ANTITESIS: En el sentido que le otorgaba Aristóteles: contraposición. Para Hegel: el segundo momento del proceso dialéctico (tesis, antítesis, síntesis).

ANTROPOMORFISMO: Interpretación de la naturaleza en general a imagen de las tendencias o del comportamiento humano.

APATIA: En su sentido etimológico: impasibilidad. Los cónicos y los estoicos le dieron el significado de indiferencia hacia cualquier suerte y el desprecio de las pasiones, haciendo de ello un ideal ético.

APEIRON: Lo indeterminado o informe. Para Anaximandro: el elemento primordial y previo a los demás, del que se componen o son apariencia.

APERCEPCION: El conocimiento o consciencia de las propias percepciones.

APETICION (vid. APETITO).

APETITO (lat. appetitio): Tendencia que impulsa a la acción a un ser viviente partiendo de antecedentes cognoscitivos sensibles. Es común al animal y al


hombre. Se divide en apetito CONCUPISCIBLE (vid. CONCUPISCENCIA) e IRASCIBLE (vid.).

APODICTICO: Aristóteles aplicaba este calificativo a los juicios o a los razonamientos demostrativos o demostrables. Kant le da el significado de necesario. Juicio apodíctico será aquel cuya no admisión entraña contradicción.

APOLINEO: Lo referente a APOLO, dios de la luz y símbolo de la cultura clásica (vid. CLASICO). Se ha contrapuesto el concepto de APOLINEO al de DIONISIACO (del dios DIONISIOS o BACO) como la antítesis entre lo ordenado y lo armónico de un lado y el impulso creador nacido de fuerzas oscuras de la naturaleza, de otro.

APOLOGETICA: Disciplina cuyo objeto es la defensa racional (apología) de una fe. Eminentemente se dice de la apologítica cristiana.

APORIA: Dificultad (objetiva) de un razonamiento. Por ejemplo, las enunciadas por Zenón de Elea para demostrar la existencia del movimiento local.


APREHENSION (lat. apprehensio): Captación intelectual de un objeto (concepto, juicio o raciocinio).

A PRIORI - A POSTERIORI: Antes-después. A priori se aplica a juicios y raciocinios cuya validez no depende de la experiencia o comprobación sensible o empírica. A posteriori se dice, en cambio, de aquellos que se apoyan en esta experiencia.

APTITUD: Carácter o conjunto de condiciones que hacen a un hombre especialmente idóneo para una función determinada.

ARBITRIO o Albedrío (lat. arbitrium): En un sentido amplio, dícese del principio de acción de los animales y del hombre, determinado por antecedentes cognoscitivos a diferencia de las plantas y seres inertes. Coincide con este sentido el calificativo ELICITO. En sentido restringido (y usual) dícese del libre arbitrio o libre albedrío, condición del acto voluntario humano, que se supone libre de coacción interna y externa, árbitro o dueño de su propia decisión.

ARBOL LOGICO (o de Porfirio): Esquema lógico que parte de alguna de las CATEGORIAS o géneros supremos (vid.) y desciende por sucesivas divisiones


dicotómicas hasta las especies inferiores o hasta el individuo.

ARGUMENTACION: Expresión del razonamiento, al modo como la proposición lo es del juicio o el término del concepto. Cuando se trata de la expresión del razonamiento deductivo categórico, la argumentación se llama SILOGISMO (vid.).

ARISTOCRACIA: Forma de gobierno en que el poder es ejercido por un grupo seleccionado (los mejores, aristós). Es una de las formas justas o rectas de gobierno citadas por Aristóteles y Santo Tomás.

ARJE o ARQUE: Principio (sea de los elementos naturales, sea del gobierno, etcétera).

ARQUETIPO: Modelo original o ejemplar de un tipo u orden de seres. Las Ideas en la teoría platónica tenían el carácter de arquetipo o modelo de las cosas del mundo material.

ARTE (lat. ars): Conjunto de reglas que dirigen una actividad humana. Santo Tomás dividió las artes (como técnicas de lo FACTIBLE, vid.) en artes liberales y


artes serviles. Se dividen más comúnmente en bellas artes y artes mecánicas.

ASCESIS: Ejercicio o ejercitación. Originalmente se aplicó al entrenamiento de los atletas. Más tarde adopta el sentido de preparación para la vida moral, especialmente en la ascética cristiana (ejercicio en el dominio de las pasiones).

ASEIDAD (del lat. a ser): Carácter del Ser (Dios) que es por sí, no por otro; cuya esencia coincide con su existencia. Se lo considera como el constitutivo formal de Dios.

ASOCIACION (de imágenes o de ideas): Nexo o conexión que se supone entre los elementos de la conciencia (ideas, imágenes) para su evocación al presente de la misma. Son éstos los nexos de semejanza, contraste y contignidad en el espacio o en el tiempo. La escuela asociacionista inglesa pretendió reducir toda la vida psíquica a una dinámica de leyes asociativas de elementos simples.

ASOCIACIONISMO (vid. ASOCIACION).


ATARAXIA: Término con el que estoicos y epicúreos designaban su ideal moral de imperturbabilidad y serenidad del alma.

ATEISMO: Teorías que niegan la existencia de Dios.

ATENCION: Tensión o concentración del espíritu en torno a un objeto, evitando toda dispersión respecto del mismo.

ATOMICA (vid. PROPOSICION atómica).

ATOMISMO: En la antigüedad: Teoría cosmológica que suponía al mundo compuesto de unidades indivisibles y homogéneas de carácter material (átomos). Modernamente existe un "atomismo gnoseológico" (o cognoscitivo) -Russell, Wittgenstein- que supone al conocimiento formado en último análisis por átomos o unidades psicológicas al modo de los "fenómenos de conciencia" de Hume.

ATRIBUTO (lat. attributum): Propiedad (o "propio") que acompaña siempre a una esencia y por la que se manifiesta (sin formar parte de la misma). Aristóteles lo consideraba como uno de los cinco PREDICABLES (vid.) o formas de predicación (especie, género,


diferencia, propio y accidente). Lo definía como el universal predicable de una pluralidad a la que atribuye algo no esencial pero que le acompaña siempre (como la facultad de hablar o la de reír en el hombre).

AUTARQUIA: Gobierno por sí mismo. Autosuficiencia.

AUTENTICO: Actitud, naturaleza o comportamiento coherente y arraigado -verdadero o sincero, opuesto a la ficción o a la superficialidad. Para Heidegger: una de las actitudes ante la vida por la que adquiere ésta sentido y valor, en oposición a la inautenticidad o existencia dispersa, inconsciente.

AUTODETERMINACION: Poder de determinarse a sí mismo, propio del ser dotado de voluntad (apetito racional) y, por lo mismo, libre.

AUTONOMIA (moral): Característica de la moral kantiana que supone al obrar moral independiente (o autónomo) de cualquier norma o fin exterior al hombre mismo. Se le opone (según Kant) la heteronomía de los demás sistemas éticos.


AUTORIDAD: Poder que ejerce un hombre o un grupo en la sociedad. En su uso habitual se aplica a un poder no basado en la mera fuerza, sino legitimado en sí mismo o por un poder más alto.

AXIOLOGIA: Teoría de los VALORES (vid. VALOR). Según la escuela axiológica de Max Scheler, el valor es algo distinto del ser, que se capta por una intuición valoral y no por vía sensible ni intelectual.

AXIOMA (lat. axioma): Proposición primera de la que parte la demostración. La lógica clásica le otorga el carácter de proposición evidente por sí misma. La lógica matemática reduce los axiomas a primeras premisas convencionalmente elegidas.

AZAR: Acaecimiento o suceso imprevisible por ser fruto de una coincidencia fortuita de series causales diversas. Según algunas escuelas, llamamos azar sólo a nuestra ignorancia de todos los factores causales que inciden en un fenómeno determinándolo.


B BEATITUD (lat. beatitudo): Estado de felicidad cumplida o perfecta concomitante a la posesión contemplativa y afectiva de Dios.

BEHAVIORISMO: Teoría psicológica moderna (J. B. Watson), según la cual sólo la conducta exterior o comportamiento (behaviour) y el método extrospectivo son válidos científicamente enpsicología, excluyendo por subjetivo y no comprobable a la introspección o descripción de los fenómenos anímicos propios.

BELLO (lat. pulchrum): Noción muy amplia que en la antigüedad significaba una armonía o proporción de elementos (variedad en la unidad) acompañada de cierta grandeza y claridad que hacían al objeto bello fácilmente intuible o inteligible. Cabía distinguir entre lo bello como manifestación del bien moral (una bella acción, una bella persona), como clara manifestación de la verdad, como


perfección sensible o como perfección expresiva. Su reducción al objeto puramente estético es posterior y se relaciona con las corrientes subjetivistas del gusto.

BIEN (lat. bonum): Lo que posee valor o mérito, o es digno de estima. En filosofía clásica: véase BONDAD. Para los axiólogos, el bien es el objetivo concreto, compuesto de ser y de valor.

BIENAVENTURANZA (vid. BEATITUD).

BIOSFERA (vid. NOOSFERA).

BONDAD (lat. bonum, bonitas): En su sentido más inmediato dícese de la acción humana (voluntaria) cuando se ajusta a las normas de su rectitud o moralidad. Derivadamente de este sentido se aplica a las personas que realizan habitualmente el bien (que son buenas o poseen bondad). En un segundo sentido ontológico cítase la bondad entre las nociones trascendentales (vid. TRASCENDENTALES), que poseen la misma extensión que el ser. La bondad destaca en el ser (en todo ser) su deseabilidad por una voluntad que rectamente lo apetezca. Todo ser, en lo que tiene de ser, es perfeccionador de algo o de alguien por la


ley de armonía que preside al Cosmos y hace a los seres mutuamente perfectibles y perfeccionadores.

C CALCULO: En lógica matemática: procedimiento deductivo que permite realizar inferencias sin referirse al significado de los signos utilizados. Predomina en él un punto de vista sintáctico de forma tal que unas expresiones se deriven de otras merced a un proceso estrictamente mecánico.

CAMBIO (vid. MOVIMIENTO).

CANTIDAD (lat. quantitas): En general, todo objeto de medición. Aristóteles la cita entre los nueve ACCIDENTES (vid.), que, con la sustancia, forman las diez CATEGORIAS (vid.) o géneros supremos del ser. En la teoría hilemorfista se atribuye a la materia prima la raíz de la cantidad.


CARACTER: Conjunto de condiciones que distinguen a un objeto y lo diferencian de los demás. Entre los signos diferenciales de un hombre concreto, además de los puramente individuales, se consideran y clasifican los más generales que dimanan del temperamento y del carácter. El primero se refiere más bien a las determinaciones psicosomáticas, al paso que el segundo (el carácter) se refiere a las condiciones más propiamente anímicas y espirituales en su aspecto permanente y común, asimismo clasificables. Para La Senne, el carácter es como un límite objetivo intrínseco de la personalidad, cuya construcción se realiza libremente, pero siempre dentro de ese límite congénito e insuperable.

CARDINALES (virtudes c.): Hábitos del bien que pueden adquirirse por las solas fuerzas humanas (a diferencia de las teologales o infusas). Su nombre procede del lat. cardo (quicio o eje de una puerta), por ser centro o núcleo de otras virtudes. Platón las reducía a las clásicas Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza, correspondientes a cada una de las tres partes del alma y al alma en su conjunto.

CARIDAD (lat. caritas): Virtud teologal (cristiana por excelencia), que nos mueve a amar a Dios ("amistad


con Dios", según Santo Tomás) y a amar al prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios.

CARTESIANISMO: Lo referente al sistema filosófico de Descartes. En sentido amplio: lo que hace relación a la corriente filosófica que admite el planteamiento cartesiano de las tres sustancias (Malebranche, Espinosa, Leibniz, Wolff).

CATALEPTICA (representación c.): Criterio de verdad para los estoicos, por el que se comprende con evidencia el objeto al colaborar en tal representación las distintas fuentes de conocimiento que se corroboran mutuamente.

CATARSIS: Purificación o liberación interior de las pasiones (literalmente, purga). En la teoría platónica, la catarsis es un medio para el retorno del alma a su origen celestial. A la tragedia antigua y a los espectáculos circenses se les suponía un valor catártico por la emoción y el terror que purificaba las pasiones.

CATEGOREMATICO (lat. categoremata): Se aplica en lógica y en gramática a los términos o palabras que poseen significado por sí mismos, a diferencia de los sincategoremáticos, que lo adquieren por su unión


a categoremas (artículos, adverbios, pronombres, etcétera).

CATEGORIA: En un sentido general: noción que sirve para la dirección del pensamiento o de su expresión (tal pueblo, por ejemplo, no posee las mismas categorías mentales que nosotros). Platón y Aristóteles le dieron el sentido de géneros supremos de la realidad o división última de cuanto hay en grandes grupos lógicamente deducidos. Abarcan todo cuanto es y a alguno de ellos se llega ascendiendo desde la cosa concreta a su especie, a su género próximo, remoto... género supremo. Son: la sustancia (ser en sí) y el accidente (ser en otro). Este se divide en nueve (cantidad, cualidad, relación, etcétera). Cuando se considera (en lógica) a las categorías como sujetos posibles de predicación se llaman PREDICAMENTOS. Kant llamó categorías a unas formas a priori de segundo grado, radicadas en el entendimiento, que hacen posibles los "juicios sintéticos a priori" en las ciencias de la Naturaleza.

CATEGORICO: Cualquier proposición o argumentación no sometida a condiciones. Se diferencia así de las hipotéticas y de las disyuntivas.

CAUSA (lat. causa): Decimos de algo que es causa cuando de alguna manera comunica el ser o influye


en la producción de otro ser, su efecto. Se distingue del mero principio (la causa es principio, pero no todo principio es causa), de la ocasión y de la condición. La filosofía clásica dividía la causa en: material, formal, eficiente y final. Las dos primeras (intrínsecas) obran desde dentro del ser, fundiéndose; las otras (extrínsecas), desde fuera. La eficiente, por impulsión; la final, por atracción a través de la mente de quien actúa (sea el artista humano, sea Dios en el orden de la Creación). Comprender un ser es conocer sus causas. Así, la ciencia ha sido definida como causarum cognitio.

CAVERNA: Mito platónico alusivo a la condición humana en este mundo (L. 7.§ de La República o El Estado.). F. Bacon, entre los prejuicios o ídolos que enuncia como obstáculos al verdadero saber experimental, cita a los "ídolos de la Caverna", aludiendo así al mito platónico para designar los preconceptos que nacen de la naturaleza o condición humana (antropomorfismo, falsas causalidades, etcétera).

CERTEZA (lat. certitudo): Estado de la mente en el que ésta se adhiere a un juicio sin temor a errar. Por extensión se llaman cosas ciertas a aquellas que por su comprobabilidad o evidencia crean un estado de certeza. El estado de certeza puede tener diversos orígenes, no sólo la demostración o la intuición


sensible; y se diferencia del estado de duda en sus diversos grados y versiones. La escuela escéptica negaba todo fundamento al estado de certeza al afirmar que existen razones para dudar de todo.

CIENCIA (lat. scientia): Conocimiento de las cosas por sus causas (vid. CAUSA). O, más limitadamente, saber que incluye alguna garantía de su validez. Se diferencia del saber vulgar o saber de hechos, y también del saber por la fe. En su origen, ciencia y filosofía eran una misma cosa. Sólo a partir del siglo XIV comienzan a separarse del tronco de la filosofía las ciencias particulares o ciencias de la Naturaleza.

CIENTIFICISMO: Tendencia a considerar como único saber válido el de las ciencias particulares o ciencias fisicomatemáticas.

CINISMO: Actitud de la escuela cónica (s. IV a. J. C.) consistente en desasirse de cuanto no sea indispensable al mantenimiento de la vida para obtener así la felicidad en la libertad interior. Con ese fin utilizaban los cónicos un lenguaje sin ambages ni miramientos a la condición social del hombre. De aquí su equiparación con desfachatez o descaro.


CLARIFICACION: Aclaración.

CLASE: En su sentido político-filosófico, llamaba Platón clases a las "partes de la ciudad", estamentos o clases sociales dedicados a los tres distintos bienes constitutivos del "bien común" o bien de la sociedad: el pueblo, los guerreros y los sabios. Estas clases corresponden a las partes o facultades del alma y deben regirse por la virtud correspondiente (de las cardinales). De su armonía (correlación de deberes y derechos) y jerarquización nace lajusticia de la ciudad. En lógica matemática se llama CLASE al conjunto de individuos a los que conviene un mismo predicado. La noción de clase surge de una consideración extensiva de los conceptos.

CLASICO (lat. classicus): Originariamente, algo excelente o representativo dentro de una clase de seres u objetos. Posteriormente, el término ha pasado a designar la tradición cultural que nace de la antigüedad grecolatina y persigue un ideal de armonía y racionalidad. Se ha opuesto a clásico el concepto de ROMANTICO. Esta oposición se relaciona con la de Apolineo-Dionisiaco (vid. APOLINEO).

CLASIFICACION: Operación lógica consistente en distribuir en partes u ordenar un todo confuso, empleando criterios previamente elegidos. Se


diferencia de la DIVISION (vid.) en que ésta distribuye u ordena un todo determinado (no confuso) distinguiendo sus partes o elementos.

CLINAMEN: Ligera desviación de los átomos en su caída (o en su movimiento sometido a leyes necesarias) que los epicúreos idearon para conciliar su física determinista con la libertad humana que supone toda predicación de una ética.

COMPASION (lat. conmiseratio): Participación en el dolor de otros, en tanto que dolor o sufrimiento. Como elemento afectivo concomitante a la caridad se valora en el cristianismo. Kant, en cambio, considera a la compasión ajena al orden moral. Los estoicos y Espinosa (panteístas) la rechazan como opuesta a la comprensión racional del mundo. Nietzsche la incluye en "la moral de los débiles".

COMPLEJO: Noción divulgada por el psicoanálisis de Freud para designar las asociaciones perturbadoras del subconsciente reprimido con vivencias de la conciencia actual.

COMPORTAMIENTO: Según la escuela psicológica behaviorista (vid. BEHAVIORISMO): la respuesta de un organismo vivo a un estímulo exterior. En su sentido


habitual: el modo normal de producirse una persona o un animal. Se dice eminentemente de la conducta humana en relación con una norma moral, profesional, etcétera.

COMPRENDER (lat. intelligere): Dícese ante todo de la intelección o conocimiento por causas de un objeto. También de la APERCEPCION (véase) como consciencia del acto de percibir (incluir la experiencia sensible en prenociones apercipientes).

COMPRENSION: En psicología, capacidad de comprender o su efecto. En lógica, comprensión de un concepto (o término): el conjunto de notas o conceptos más amplios que lo integran y forman su contenido o sustancia. En ética: virtud fundamental para la escuela liberal (o sistemas filantrópicos), consistente en entender y aceptar (como un hecho) el pensamiento o el modo de ser u obrar de los demás en orden al fin supremo de la convivencia.

COMUN (Sentido c.).(vid. SENTIDO COMUN).

COMUNIDAD: En general, realidad social formada por personas o grupos que poseen algo en común o para beneficio de todos. En una distinción conceptual introducida por el sociólogo F. Tonnies se opone


comunidad a sociedad. En la sociedad, según ella, predomina el factor racional y voluntario (una sociedad comercial, un Estado contractual), al paso que en la comunidad preceden factores nativos, emocionales, religiosos, etcétera (la familia, la Iglesia, la patria o país histórico, etcétera).

CONCEPTO: Representación intelectual (abstracta) de un objeto. Acto o producto de la concepción intelectual o intelección. Se llama también universal, y, en su sentido objetivo, idea. La filosofía medieval se desarrolló en gran parte en torno al llamado "problema o cuestión de los universales". Se trataba en él de qué genero de realidad poseen los géneros y las especies (los universales) -el hombre, el oro-: si una realidad extramental (realismo absoluto) o sólo mental (conceptualismo), o si se trata de meras palabras (nominalismo).

CONCIENCIA (lat. conscientia): En su sentido general, una luz interior por la que vivimos en nuestra mente de forma intencional la realidad de lo que nos rodea, y a nosotros mismos como sujetos de ella. Perder la consciencia o estar inconsciente es la privación de esa luz interior. En su sentido moral, se llama conciencia a la parte de esa conciencia psicológica general que nos hace conocer la bondad o la malicia de nuestros actos e intenciones.


Los moralistas la estiman norma subjetiva de moralidad.

CONCLUSION (lat. conclusio): Proposición final de un razonamiento obtenida por inducción o por deducción de las premisas o antecedente.

CONCRETO: Cuanto se ofrece en la realidad existencial, singular e individual. Se opone a abstracto (vid. ABSTRACCION).

CONCUPISCENCIA (lat. concupiscentia): Tendencia apetitiva hacia los objetos sensibles para su goce o posesión. Otra forma de apetito o apetición sensible es la IRASCIBLE (vid.).

CONDICION (lat. conditio): El factor no causal que hace posible o facilita la actuación de la causa. Se divide en condición simple y condición necesaria o conditio sine qua non. Antecedente en los razonamientos hipotéticos o condicionales.

CONDUCTA (vid. COMPORTAMIENTO).

CONDUCTISMO (vid. BEHAVIORISMO).


CONECTOR: Llámanse así en lógica matemática a las partes constantes del discurso que carecen de significado a no ser que vayan unidas a las partes variables. Expresan los nexos o lazos formales entre dichas variables (vid., en lógica clásica, términos SINCATEGOREMATICOS). La lógica matemática los llama también operadores o funtores, y para su expresión se vale de símbolos convencionales.

CONJUNTO (vid. CLASE) (en su sentido dentro de la lógica matemática).

CONMUTATIVA (Justicia c.): La virtud de dar a cada uno lo suyo en las transacciones, según una norma de igualdad aritmética. Se diferencia de la justicia distributiva, que da a cada uno lo suyo según sus méritos y circunstancias.

CONOCIMIENTO: Facultad o efecto de conocer. Poseen conocimiento aquellos seres capaces de traer a su conciencia (vid. CONCIENCIA) el mundo que les rodea o su propia realidad. Por el conocimiento, el sujeto entra con las cosas conocidas en la relación sujeto-objeto. Existen grados distintos de conocimiento (de "luces"), desde el conocimiento animal hasta la visión beatifica.


CONOCIMIENTO (Teoría de) (vid. EPISTEMOLOGIA).

CONSCIENCIA (Vid. CONCIENCIA).

CONSERVACION (Instinto de): Tendencia innata del animal a la defensa de la propia vida y de lo necesario a su mantenimiento.

CONSUSTANCIAL (lat. consubstantialis): Lo que es de la misma sustancia (que otra cosa). Se dice de las tres Divinas Personas en el Misterio de la Trinidad.

CONTINGENCIA (lat. contingentia): Condición de los seres creados, cuya esencia (aquello que son) no entraña su existencia; es decir, que igualmente podrían no existir. Se diferencian en esto del único Ser Necesario -Dios-, cuya esencia es existir.

CONTINGENTISMO: Dícese de la teoría metafísica de Duns Scoto, según la cual las leyes y normas morales no valen por su racionalidad u ordenación a un fin, sino por el solo hecho de haberlas Dios establecido, como podría haberlo realizado con otras distintas u opuestas.


CONTRACTUALISMO: Teoría según la cual la sociedad humana y el Estado son fruto de un pacto o contrato entre los hombres, sin otro origen natural ni divino (Locke, Hobbes, Rousseau).

CONVERSION (de proposiciones): Operación lógica consistente en trocar el predicado por el sujeto de forma tal que no varíe la legalidad lógica de la proposición.

COPULA: Unión. Relación implicativa. Uso predicativo del verbo ser.

COSA (lat. res): Una de las nociones TRASCENDENTALES (vid.) del ser. Se dice del ser considerado en sí mismo, positivamente.

COSA EN SI: Lo que es la cosa o la realidad del mundo exterior, con independencia de su relación con el conocimiento. Empleó Kant este término para designar uno de los factores que integran la síntesis del conocimiento fenoménico: la cosa en sí (nóumeno), ese algo misterioso e incognoscible de donde se supone proceden las sensaciones que, en estado caótico o informe, se integrarán en las formas a priori de la razón pura y en las categorías del entendimiento.


COSMOGONIA: Teorías míticas sobre la génesis del mundo, especialmente sobre su transformación en Cosmos desde el Caos primigenio.

COSMOLOGIA (lat. cosmologia): Nombre dado por Wolff a la parte de la metafísica u ontología que estudia el mundo físico como unidad (filosóficamente).

COSMOS: El mundo en cuanto universo ordenado. Se opone al Caos, que, según los antiguos, le precedió.

COSTUMBRE: Puede tomarse como sinónimo de hábito (vid.). En otro sentido más preciso se aplica preferentemente a los hábitos colectivos: costumbres de un pueblo, de una civilización, de la Iglesia, etcétera. La antigua pedagogía velaba, ante todo, por la conservación de las (sanas) costumbres, y el orden político se asentaba en el respeto a las costumbres, que se juzgaban como la virtud (hábito del bien) para la recta conducta del hombre.

CREACION (lat. creatio): Producción ex nihilo (desde la nada). Sólo Dios puede crear en sentido estricto. Metafóricamente, se llama creación a la obra


artística, y poeta (creador), al autor de la obra literariamente bella.

CREACIONISMO: Teoría que supone el origen del mundo (y del alma humana especialmente) en el acto creador de Dios (vid. CREACION).

CREENCIA: Conocimiento adquirido por la FE (vid.) o que es objeto de ella.

CRITERIO (lat. criterium): Regla o norma para saber lo que es verdadero o puede tomarse como cierto. La Teoría del Conocimiento o Epistemología busca un criterio para fundamentar nuestras certezas espontáneas y apoyar en él la objetividad de nuestro conocimiento. Existen también criterios para la rectitud del obrar moral. Cefeida: Estrella de brillo variable cuyo prototipo primero se halló en la constelación Cefeo (rey de Etiopía en la mitología griega). COBE, del inglés Cosmic Background Explorer = explorador de la radiación cósmica de fondo; proyecto espacial de la NASA consistente en un satélite en órbita polar (a 900 kilómetros de la Tierra) lanzado en 1989 y que porta tres instrumentos: uno para medir la temperatura de la radiación de fondo, el segundo para medir los


tenues cambios de la temperatura de la radiación de fondo relativas a su valor promedio; y el tercero para observar la radiación de fondo en frecuencias del infrarrojo. Colapso gravitacional: Proceso mediante el cual todas las partículas en una nube de materia en el espacio caen hacia el centro de la nube atraídas por la fuerza de gravedad. Cosmología: Para los físicos: estudio científico del universo como un todo incluyendo su origen, evolución y constitución. Para los antropólogos: estudio de las creencias y prácticas de una sociedad en torno a explicaciones del mundo, su organización y origen. Constante cosmológica: Es un término en las ecuaciones de la teoría general de la relatividad de Einstein que produce la expansión acelerada del espacio. Constelación: Es una de las 88 regiones en que se ha partido la esfera celeste siguiendo la guía de siluetas imaginarias dibujadas en la antigüedad. Los vértices de estas siluetas son estrellas que se ven a simple vista y las figuras toman forma de dioses o animales. Las más famosas constelaciones son las del zodiaco (Aries, Taurus, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, etc.) y todo el mundo las conoce debido a la infundada noción de que la posición de los planetas al momento del nacimiento de las personas determina su personalidad y suerte.


Cuásar: El núcleo de una galaxia (usualmente lejana) que emite luz de brillo muy intenso (se piensa debido a la existencia de un agujero negro masivo en el centro de la galaxia) Cúmulos globulares: Acumulación de miles de estrellas agrupadas por la acción de la gravedad. Desplazamiento rojo: Cuando una estrella se aleja del observador, las frecuencias de la luz emitida por la estrella se desplazan hacia el lado rojo del espectro. Doppler (efecto): Christian Doppler (1803-1853) fue un físico y matemático austriaco que estudió lo que le ocurre a las ondas (de sonido o de luz) cuando estas son producidas o percibidas desde una plataforma en movimiento. Según Doppler, las frecuencias de la luz emitida por una estrella que se aleja del observador tienden a correrse hacia el lado rojo del espectro (este es el efecto Doppler)

CRITICA: Nombre que Kant daba al proceso por el cual la razón se conoce a sí misma.

CUALIDAD (lat. qualitas): Cualquier determinación de un objeto (su color, su virtualidad, etcétera). Aristóteles incluía la cualidad entre los nueve


accidentes que, con la sustancia, forman las CATEGORIAS (vid.) o géneros supremos del ser.

CUANTIFICACION (del predicado): Reglas con las cuales se determina en los juicios la cantidad del predicado, que, a diferencia del sujeto, no viene expresada en su formulación habitual.

CUANTIFICADOR: En lógica matemática, conjunto de conectores que permiten realizar la operación llamada "cuantificación", por medio de la cual se determina la extensión o ámbito en que puede predicarse un concepto.

CUERPO: Todo objeto de naturaleza material. Estoicos y epicúreos suponían carácter corpóreo a todo lo real, incluso a almas y pensamientos. La escuela cartesiana dividia los seres de este mundo en dos grandes sustancias: el cuerpo (cuyo atributo es la extensión: ocupar un lugar en el espacio y ser medible) y el alma (cuyo atributo es el pensamiento).

CULTURA: En un sentido, cultivo de las virtualidades y personalidad de un hombre (tener cultura, hombre cultivado). En otro, el conjunto de características más elevadas de un pueblo, época o civilización. Modernamente se ha querido ver en la cultura un


principio civilizador y social primario y superior a la religión, y, en cierto modo, contrapuesto a ella, por lo que debe sustituirla. Así, el movimiento enciclopedista, la teoría de Fichte, el Kulturkampj; etc.

D DARWINISMO: Teoría de la evolución biológica propuesta por Darwin (vid. TRANSFORMISMO).

DEBER: Noción recíproca a la de derecho (vid.), que designa la atadura o vínculo moral que liga al sujeto racional y libre a respetar el derecho de otro, ante todo el de Dios a ser obedecido. Se distinguen por su origen los deberes innatos y los adquiridos, y por su término, los deberes para con Dios, para con las demás personas y para con nosotros mismos. Kant pretendió fundamentar la noción de deber en el mero respeto al "imperativo categórico" o forma a priori de la razón práctica.


DECISION (del lat. scindere, cortar): Momento final del acto voluntario en el cual el sujeto corta la deliberación y se inclina por una de sus opciones (hacer o no hacer, hacer esto o aquello).

DECLINACION (vid. CLINAMEN).

DEDUCCION (lat. deductio): Nexo lógico por el que una conclusión resulta de la comparación de dos o más premisas. La deducción procede de lo universal a lo particular o menos general. Su expresión se llama SILOGISMO (vid ).

DEFINICION (lat. definitio): Manifestar lo que una cosa es. Deslindar o señalar los límites conceptuales de algo. Existen definiciones etimológicas, descripticas, genéticas; la más perfecta es, sin embargo, la esencial, en la que se expresa el género próximo y la diferencia específica (vid. PREDICABLES). No todos los objetos son, sin embargo, susceptibles de definición esencial.

DEISMO: Consideración de Dios puramente natural o racional. El deista afirma la existencia de Dios, pero sin determinaciones concretas reveladas ni carácter personal.


DELIBERACION (de libra, medida de peso): Momento del acto voluntario en que la razón presenta a la voluntad (y esta sopesa) los motivos y los contramotivos para actuar o para hacerlo en un sentido o en otro.

DEMAGOGIA: Gobierno del pueblo -o mayoría del mismo- con fines vindicativos, o gobierno de la más baja fracción del pueblo. Se dice "hacer demagogia" a halagar las pasiones de los más para hacerse con el poder o derrocar al existente.

DEMIURGO (lat. demiurgus): Consideración grecolatina (pagana) de Dios como artífice del mundo.

DEMOCRACIA: Gobierno del común de la población por medio de representantes o en asamblea directa. Aristóteles la cita entre las tres formas rectas de gobierno (monarquía, aristocracia, democracia), si bien es más propia de pequeñas comunidades, donde es más posible el conocimiento mutuo de los ciudadanos. El concepto moderno (posrevolucionario) de democracia difiere del antiguo, por cuanto supone que el origen -y no solo el ejercicio- del poder y sus normas brotan de la voluntad del pueblo.


DEMONIO: Ser semidivino al que se atribuye un papel intermediario entre los dioses y los hombres. Sócrates creía oír en la voz interior de su conciencia los dictados de un daimon o demonio. En el cristianismo son denominados así los ángeles caídos tras la rebelión de Lucifer.

DEMOSTRACION (lat. demonstratio): Razonamiento por el cual se reduce a verdades evidentes o ya demostradas proposiciones cuyo fundamento no aparece claro. DEONTOLOGIA: Tratado o estudio de los deberes. Se llama así a la segunda parte de la ética (ética especial), que trata de los diversos deberes (para con Dios, para con los demás, para con nosotros mismos; deberes de Estado, de profesión, etcétera).

DERECHO (lat. jus): En su sentido subjetivo, poder de hacer, poseer algo o no ser coaccionado en algo, de acuerdo con una norma de rectitud. En sentido objetivo, la norma misma (natural o positiva) en cuanto crea un ámbito de derechos y deberes que hacen posible la coexistencia humana. Se llama también derecho a la ciencia que trata del mismo. Los tres sentidos se pueden encontrar en esta frase: "Yo tengo derecho, según derecho, a estudiar Derecho".


DESESPERACION: Pasión del llamado apetito irascible (vid. APETITO), que surge de la consideración del objeto arduo o difícil de alcanzar (o de evitar) como ya imposible o inasequible. Se opone a la ESPERANZA (vid.).

DESTINO (lat. fatum): En una concepción fatalista o determinista, la suerte asignada a cada hombre e ineludible por él. En una concepción no determinista, como la cristiana, se llama destino de una cosa a su fin o término natural, y en el caso del hombre, a su misión voluntariamente aceptada o a su fin sobrenatural último.

DETERMINISMO: Teoría que afirma la acción necesaria de las causas en un orden riguroso e ineluctable. Teoría que, por lo tanto, niega la existencia de la libertad o libre albedrío humano.

DEVENIR (lat. feri): Cambio o MOVIMIENTO (vid.).

DEVOCION: Disposición de ánimo que abre el alma a Dios Afecto o sentimiento concomitante a esta apertura a lo sobrenatural.


DIALECTICA (lat. dialectica): En el sentido que le otorgaban Platón y Aristóteles, es el arte de la discusión o búsqueda de la verdad en el diálogo a través de diversas divisiones y precisiones conceptuales. Para los estoicos, la dialéctica se identificaba con la lógica, distinguiéndose de la retórica, que es el arte de hacer bello el discurso. Para Hegel y su escuela, dialéctica es la síntesis de los opuestos o el ritmo del pensamiento en su marcha constante (y creadora) a través de la tesis, la antítesis y la síntesis.

DIANOETICO (Virtudes d.): Llamaba Aristóteles virtudes dianoéticas a las referentes a la parte intelectual del alma, a diferencia de las propiamente éticas o de la vida activa.

DICTUM DE OMNI ET NULLO: Principio lógico en que se basa el silogismo: Lo que se predica de una totalidad se predica también de algunos de los singulares; lo que no predica de ninguno, tampoco se predica de algunos o de uno.

DIFERENCIA (específica): Llámase así al PREDICABLE (vid.) o forma de predicación en que se atribuye al sujeto la parte de su esencia no común con otras especies coordinadas, lo que la diferencia de las demás. Como


al hombre el "ser racional", o al triángulo "tener tres lados".

DILEMA (lat. dilemma): Forma compleja de la argumentación disyuntiva en la que, partiendo de una disyunción, se muestra, a través de las premisas menores, que todos los términos de la disyunción conducen a una misma consecuencia.

DIONISIACO (vid. APOLINEO).

DIOS (lat. Deus): Ser Supremo, principio primero y fin último de cuanto es. Ser cuya esencia coincide con su existencia (vid ASEIDAD). Acto puro o Primer Motor Inmóvil, en la concepción de Aristóteles. Los panteístas identifican a Dios con el mundo; la filosofía griega hacia al mundo coeterno con Dios, pero sometido a éste e impulsado por él. Para el cristianismo y la mayor parte de las religiones, Dios es distinto del mundo, creador del mismo y personal. Respecto de Dios, la filosofía se ocupa principalmente del problema de la demostrabilidad de su existencia. Dos tipos de argumentos han sido propuestos: el a priori u ontológico, que pretende probar la existencia de Dios por el mero análisis de su concepto (San Anselmo; modernamente, Descartes), y las pruebas a posteriori, es decir, a partir de la existencia del mundo sensible, elevándose a su Causa y Fin últimos.


Santo Tomás, en el siglo XIII, sistematizó estas últimas pruebas en las llamadas "cinco vías demostrativas de la existencia de Dios".

DISCRETO (lat. discretus): Discontinuo. Cantidad discreta (discontinua).

DISCURSIVO (lat. discursus): Lo referente al discurso racional o razonamiento. Se opone a intuitivo o a INTUICION (conocimiento directo, como la intuición sensible) (vid.).

DISPUTATIO: Método de enseñanza y adiestramiento intelectual en la Universidad medieval. Defensa de una tesis a través del sic et non, sistema propuesto por Abelardo (siglo XII).

DISTRIBUTIVA (Justicia d.) (vid CONMUTATIVA).

DISYUNCION: En la lógica formal, se trata de una proposición en la que se atribuye al sujeto varios predicados sin precisar cuál le corresponde, pero afirmando que uno de ellos ha de convenirle.

DISYUNTOR: En lógica matemática, uno de los signos utilizados como conectores.


DIVISION (lat. divisio): Operación lógica consistente en distribuir un todo determinado o conceptual en sus partes (vid. CLASIFICACION).

DOCTA IGNORANCIA: Conocimiento de los límites del propio saber. Saber que no se sabe, diferente de la ignorancia completa.

DOGMA: Creencia establecida, cuya aceptación es necesaria para profesar una fe.

DOGMATISMO: Tendencia a apoyar en dogmas el razonamiento o a extender el dominio del orden dogmático.

DOLOR: Uno de los polos de la vida afectivo-emotiva, opuesta al PLACER (vid.), y consistente en un encogimiento y sufrimiento del sujeto ante una situación o agente desfavorable o pernicioso.

DUDA: Estado de incertidumbre de la mente en la que ésta oscila entre opiniones u opciones diversas. Los escépticos apoyaban en motivos de duda hacia todo su ideal de SUSPENSION de juicio (vid.) o epojé, que suponían origen de la libertad interior y de la


felicidad. Descartes utilizó una "duda universal metódica" en su búsqueda de una primera verdad evidente e inconmovible.

DURACION: Condición de los seres temporales, en devenir o cambio.

E ECCEIDAD (lat. haecceitas): Nombre que daba Duns Scoto (siglo XIII) a la forma individualizadora o "última razón del ser concreto existente".

ECLECTICISMO: Condición de un sistema filosófico que se forma de aspectos diversos de otros sistemas, sin lograr con ellos una armonización coherente u original.

ECONOMIA (lat. oeconomia): El orden y recta administración de un todo o totalidad, sea la casa (economía doméstica), sea un país, sea el mundo


entero (oikós, universo). En la división aristotélica de virtudes se cita una prudencia económica (la del padre de familia), que se distingue de la monástica (gobierno de la vida personal) y de la prudencia política (del gobernante).

EFICIENTE (vid. CAUSA). Epistemología: (del griego episteme = "conocimiento") es la teoría del conocimiento; una rama de la filosofía que se ocupa de preguntas relacionadas al conocimiento: ¿Cómo ganamos conocimiento del mundo externo? ¿Cómo sabemos que ese conocimiento es válido? ¿Es confiable la información entregada por los sentidos?, etc Espacio-Tiempo: La unión de las coordenadas espacio y tiempo propuesta por la teoría de la relatividad especial de Einstein. Espectro: La medida de las energías de una onda electromagnética (luz por ejemplo) ordenadas en intensidad. Cuando se forma un arco iris vemos la luz solar separada de acuerdo a sus energías (es decir sus colores) y así visualizamos el espectro de la luz solar. Espectro electromagnético: En orden de menor a mayor energía: Radio, microondas, infrarrojo, luz visible, ultravioleta, rayos-X, y rayos gama. Estrella: Es una bola de gas (primordialmente hidrógeno y helio) flotando en el espacio. En su


centro la temperatura y la densidad son tan altas que pueden producir reacciones nucleares que generan una gran cantidad de energía. Para que estas condiciones se den, sin embargo, la estrella debe tener una masa mayor que unas 80 veces la masa de Júpiter. Estrella Variable: Es una estrella cuyo brillo cambia cíclicamente. La astrónoma Henrietta Leavitt trabajando para el Observatorio de Harvard College descubrió en 1912 una ley que relaciona el brillo intrínseco de las estrellas variables tipo Cefeidas con la frecuencia de variabilidad de su brillo. Este descubrimiento permitió medir las distancias a galaxias lejanas, ya que conociendo el brillo intrínseco de una estrella se puede determinar la distancia (midiendo el brillo aparente).

EIDETICO: Término de Husserl para designar lo referente a las esencias de las cosas, cuya investigación es el objeto del método fenomenológico.

EJEMPLARISMO: Teoría según la cual las cosas de este mundo son copia o sombra de realidades arquetípicas o ejemplares (las Ideas, en Platón; las Ideas de Dios, en San Agustín) (vid. IDEA).


EMANACION (lat. emanatio): Forma de producción o generación desde la misma sustancia del ser que la origina. Nacimiento del mundo de la propia sustancia divina. Se encuentra principalmente en Plotino y en otros neoplatónicos alejandrinos.

EMOCION (lat. affectus o passio): Estado anímico acompañado de un tono sentimental (placer o dolor), por el que el sujeto -animal u hombre- se da cuenta o vive la conveniencia o nocividad de un objeto sensible.

EMPIRICO: Lo referente a la experiencia sensible.

EMPIRISMO: Escuela filosófica que no admite otro criterio de verdad que la experiencia sensible. Rechaza la suposición de ideas innatas, y también la intelección como penetración en las cosas sensibles hasta obtener de ellas su concepto o esencia. Reduce así los conceptos, de forma parecida al NOMINALISMO (vid.), a meros nombres o términos designativos de colectividades agrupadas mentalmente. Forman esta corriente, principalmente, los ingleses del siglo XVII Locke, Berkeley, Hume.

ENCICLOPEDISMO (vid. ILUSTRAC ION).


ENERGETISMO: Teoría monista (vid. MONISMO) sobre el mundo físico, que reduce toda sustancia a energía.

ENTE: Aquello que es, en cualquiera de los sentidos de ser.

ENTELEQUIA: Término que empleó Aristóteles para designar la perfección o realización plena de las potencialidades de un ser, o la expresión completa de su forma.

ENTENDIMIENTO (lat. intellectus): En términos generales, la facultad de pensar. Más concretamente, la capacidad humana de penetrar en las cosas sensibles y abstraer (vid. ABSTRACCION) de ellas el universal representándolo en forma de CONCEPTO (vid.). Intelligere (entender) -dice Santo Tomás- implica un cierto leer dentro (intus legere). Distinguían Aristóteles y los escolásticos dos potencias dentro de la facultad intelectiva: el entendimiento agente, que es a modo de luz que ilumina el universal que está en las cosas procedentes de su forma (vid. HILEMORFISMO), y el pasivo, que hace como de pantalla donde se forma el concepto en la mente individual.

EPIFENOMENO: Fenómeno secundario o derivado de otro fenómeno principal o determinante. Así, los


materialistas consideran al pensamiento como un epifenómeno de la actividad cerebral.

EPIQUEREMA: Silogismo explicado en el que una o ambas premisas se acompañan de una explicación causal, que constituye en rigor otro silogismo condensado.

EPISTEMOLOGIA: Parte de la filosofía que estudia el conocimiento en los fundamentos de su verdad. Es decir, los criterios por los que podemos admitir la objetividad de los fenómenos cognoscitivos.

EPOJE (vid. SUSPENSION DE JUICIO).

EQUIVALENCIA (de las proposiciones): Operación lógica, consistente en hacer que signifiquen lo mismo o que tengan igual valor lógico dos proposiciones opuestas (contradictorias, contrarias, subcontrarias o subalternas).

EQUIVOCO (Términos e.) (vid. ANALOGIA).

EROS (vid. AMOR).


ERROR: Condición de los juicios (o las proposiciones) que no se adecuan con la realidad o reflejan la verdad.

ESCATOLOGIA: Parte de la teología que trata de las fases finales de la vida humana (muerte, juicio, etcétera).

ESCEPTICISMO: Teoría que desespera en la búsqueda de un criterio de verdad y afirma la imposibilidad de la certeza. Los escépticos antiguos recomendaban, en consecuencia. La epojé o SUSPENSION DE JUICIO (vid.).

ESCLAVITUD: Institución jurídica en la que se admitía la posesión del hombre por el hombre.

ESCOLASTICA: Filosofía medieval cristiana nacida de las escuelas (monásticas, catedrales o palatinas) de la Alta Edad Media. El término se aplica especialmente a su dirección aristotélicotomista.

ESCOTISMO: Lo referente a las teorías del franciscano Juan Duns Scoto (siglo XIII).

ESCRUPULO: Duda prolongada, que inhibe la acción. Conciencia escrupulosa: exceso en el análisis de los


motivos y contramotivos en la DELIBERACION (vid.). Incapacidad de DECISION (vid.).

ESENCIA (lat. essentia): Lo que una cosa es. Responde a la pregunta ¿qué es? En la teoría lógica de los PREDICABLES (vid.) o formas de atribución de los conceptos, se distingue entre la esencia común con otras especies (género) y la parte privativa de la especie en cuestión (diferencia específica). La esencia se distingue de la EXISTENCIA (vid.), que responde a la pregunta ¿es? o ¿existe?

ESPECIFICACION: En general, acto de dividir o clasificar en especies o grupos. Libertad de especifcación: poder que posee la voluntad humana para decidirse por una u otra de las alternativas que el entendimiento le ha presentado a deliberación. Se distingue de la libertad de ejercicio, que es la de hacer o dejar de hacer.

ESPECULATIVO (del lat. speculum, espejo): Se llama pensamiento especulativo al que se dirige al puro saber de las esencias o las causas de las cosas, al saber puro, sin fines utilitarios, en el que el entendimiento hace como de espejo de la realidad. Se distingue del saber práctico (de las técnicas y las artes), que se orienta a la acción.


ESPERANZA (lat. spes): Tendencia del apetito irascible, que brota de la dificultad de alcanzar (o evitar) un objeto, cuando el lograrlo aparece como posible. Se opone a DESESPERACION (vid.). Virtud teologal que nos hace esperar en nuestra salvación por la fe en Dios y en su misericordia.

ESPIRITU: Se dice del alma racional y también del entendimiento y voluntad (facultades espirituales). Asimismo, se habla metafóricamente del espíritu de un pueblo, de una civilización, una escuela, etcétera, para indicar sus características superiores"religiosas o intelectuales.

ESPIRITUS ANIMALES: Especie de aire -opneuma vital-, que, según los antiguos, recorría el cuerpo humano vivificándolo o animándolo. Descartes recurrió todavía a esta noción para explicar la acción del alma sobre el cuerpo.

ESPONTANEIDAD (lat. spontaneitas): Según Aristóteles, condición de los seres que son sujetos agentes de su propia actividad. Se opone a pasividad o mera receptividad. Suele aplicarse no sólo a la acción voluntaria, libre, sino también a la acción del animal en cuanto no es una mera respuesta mecánica a agentes exteriores.


ESTADIO: Fase de un proceso. (Estadios del Progreso, en Compte, por ejemplo.)

ESTADO (lat. res publica): El poder y la organización jurídica y coercitiva de una comunidad. Se llama también Estado a la misma comunidad nacional (España, Francia, etcétera) en cuanto regida y organizada por un solo poder supremo.

ESTATISMO: Doctrina que no reconoce otra fuente de derecho que la autoridad estatal. Tendencia a extender el radio de la acción de ésta.

ESTETICA: Por este nombre se entiende hoy la ciencia de lo bello y del arte (vid. BELLO). En su origen, este término significa tratado de las sensaciones, y en este sentido lo emplea Kant en su Estética trascendental.

ESTETICISMO: Tendencia a considerar a los valores estéticos como superiores a cualesquiera otros.

ESTIMULO: Objeto capaz de excitar un sentido o facultad superior o de provocar una respuesta en el ser vivo.


ESTOICISMO: Escuela de tendencia moral fundada por Zenón de Citio en el siglo III a. J. C. Su nombre procede de la puerta (stoa) de la ciudad donde se reunía con sus discípulos.

ETERNIDAD: Se dice de una duración sin fin. Pero, en rigor, lo que tuvo principio, tiene desarrollo sucesivo (aevum), y no tendrá fin -como el alma humana- se llama eviternidad. Boecio definió la eternidad (propia sólo de Dios) como "posesión total, perfecta y simultánea de una vida sin límite".

ETICA (lat. ethica): Parte de la filosofía que estudia el obrar humano en cuanto a las normas y fines que determinan su rectitud. Noción fundamental en la ética es el BIEN (vid.) y la BONDAD (vid.) como fin y cualidad del obrar humano. La concepción que se posea del bien o fin último humano determinará los distintos sistemas de ética. Kant pretendió fundamentar una ética formal, independiente de todo contenido preceptivo y teológico.

ETICAS (Virtudes e.): Para Aristóteles, las que rigen la vida activa o apetitiva del alma, a diferencia de las DIANOETICAS (vid ), que rigen la vida intelectual.

ETIOLOGIA: Tratado o búsqueda de las causas.


EUDEMONIA (vid. FELICIDAD).

EUDEMONISMO: Doctrina moral que establece como fin último subjetivo del hombre la FELICIDAD (vid.), estado de plenitud y armonía del alma, diferente del placer (hedoné).

EVIDENCIA (lat. evidentia): Claridad en el objeto por el que se manifiesta la verdad en su conocimiento y se origina el estado de certeza.

EVITERNIDAD: Duración de aquello que tuvo principio, es sucesivo y no tendrá fin, como el alma humana. Se diferencia de la

EVOLUCION (vid. TRANSFORMISMO).

EXISTENCIA (lat. existentia): Condición de las cosas reales o de hecho. Acto de ser o existir (vid. ACTO). El objeto puesto en el contexto de la experiencia. La existencia responde a la pregunta ¿es? o ¿existe? Para el racionalismo moderno, la existencia se explica por la propia esencia del universo, y la comprensión esencial de cuanto existe es el término u objetivo del Progreso. La Filosofía de la Existencia


(existencialismo) destaca, en cambio, la irreductibilidad -el carácter "dado"- de la existencia, su prioridad respecto a la esencia y la imposibilidad de trascender la pura existencialidad de lo real.

EXISTENCIALISMO (vid. EXISTENCIA).

EXPERIENCIA: Vivencia personal de una situación repetida. Posee experiencia quien ha conocido una realidad existencial, no sólo teóricamente. Experiencia sensible: captación de lo real a través de las facultades sensitivas de conocimiento. La escuela empirista hace de la experiencia sensible la única fuente válida de conocimiento.

EXPERIMENTACION: Observación provocada.

EXPLICITO: Lo expresado o explicado. Se usa también como verbo (explicitar), hacer expreso. Se opone a IMPLICITO (vid.), lo que no está expresado o está supuesto o lógicamente exigido (pero no expresado en un concepto).

EXPRESION (lat. expressio): Manifestación de un concepto, juicio o razonamiento por medio de signos verbales, escritos, mímicos, etcétera. La


expresión del concepto se llama término; la del juicio, proposición, y la del razonamiento, argumentación (o silogismo en el caso del razonamiento deductivo categórico).

EXTASIS (lat. extasis): Fase culminante supraintelectual- de la ascensión mística hacia Dios. Coronación de la vida contemplativa religiosa.

EXTENSION (lat. extensio): Característica fundamental de los cuerpos, por la que son susceptibles de medición espacial. Descartes consideró a la extensión como propiedad radical y manifestativa de la sustancia corpórea, al modo como el pensamiento lo era del alma o sustancia pensante.

EXTRINSECO: Lo que es ajeno o exterior a la sustancia de un objeto, así como INTRINSECO lo que pertenece o es interior a ella.


F FACTIBLE: Lo que puede hacerse en el campo de las cosas materiales. Aristóteles dividía el saber práctico en saber de lo AGIBLE (vid.) y de lo factible (artes liberales y mecánicas).

FACTICO: Condición de existente o de ser "de hecho" (de facto), a diferencia de los entes de razón, los meramente posibles o los en potencia.

FACULTAD (lat. facultas): Potencia o poder del alma para la realización de alguna de sus funciones. Los sentidos corporales son facultades o potencias, al igual que los sentidos internos y las facultades superiores de conocimiento y de apetición (entendimiento y voluntad).

FALACIA (lat. fallacia): Falsedad. Sofisma o razonamiento falso presentado con apariencia de verdadero, engañoso por lo tanto.


FANTASIA (vid. IMAGINACION): Se dice particularmente de la tercera función atribuida a la imaginación, la llamada imaginación creadora o combinadora, por la que se entremezclan contenidos imaginativos procedentes de momentos y orígenes diversos, creando situaciones nuevas o imágenes originales en su combinación o estructura.

FANTASMA (vid. IMAGEN).

FATALIDAD (lat.fatum): Forma de DETERMINISMO (vid.), en el que se supone que cuanto acontece responde a la voluntad inescrutable e ineluctable de los dioses o fuerzas mágicas superiores.

FATALISMO: Actitud humana o doctrina que sostiene la creencia en la FATALIDAD (vid.).

FE: Virtud sobrenatural que nos inclina a creer lo que no hemos visto por habernos sido revelado. Existe también una fe humana, origen de la mayoría de nuestros conocimientos, que versan sobre objetos que no hemos visto ni demostrado.


FELICIDAD: Estado de armonía o plenitud interior, reflejo subjetivo de la recta ordenación de la vida hacia su verdadero fin. La felicidad se diferencia del placer: puede una vida llena de placeres ser profundamente desdichada, y, a la inversa, ser feliz sin disfrutar de placeres. Etimológicamente, procede de buen demonio, término en el sentido socrático del daimon interior o espíritu profundo personal.

FENOMENISMO: Teoría conexa con el EMPIRISMO (vid.) Hume especialmente-, que admite sólo como justificable empíricamente los puros FENOMENOS (vid.) o manifestaciones sensoriales inconexas, rechazando por incomprobables sensorialmente la sustancialidad y la causalidad.

FENOMENO: Lo que aparece o se manifiesta a la conciencia espontánea. Algunos autores, como Schopenhauer, identifican el término con mera apariencia (engañosa) por oposición a la verdadera y oculta realidad. Para Kant, el fenómeno o el conocimiento fenoménico es el único posible, y resulta de una síntesis entre el contenido caótico sensorial y un factor formal-categorial.

FENOMENOLOGIA: Método de investigación descriptiva de lo que la experiencia ofrece, penetrando (sin abstracción) en los distintos aspectos e


implicaciones en profundidad del objeto, o, más bien, de su ausencia. Su gran expositor fue E. Husserl en sus Investigaciones lógicas. FIDEISMO: Teoría filosóficoreligiosa que reconoce en la fe el único fundamento para el conocimiento religioso (incluso sobre la misma existencia de Dios), y, por supuesto, una fuente de saber superior a la razón, y necesaria para la fecundidad de ésta.

FIGURA (del silogismo): Las distintas variedades que el silogismo puede adoptar atendiendo a su materia remota, es decir, a la posición relativa de sus términos (mayor, medio y menor).

FILANTROPIA: Amistad o amor del hombre hacia los otros humanos. Algunos sistemas éticos pretenden basar el deber moral en este impulso y sentimiento (humanitarismos, filantropismos morales de la solidaridad).

FILOSOFIA: Etimológicamente, amor a la sabiduría. Originariamente, sinónimo de ciencia (conocimiento por causas). En su sentido actual puede definirse como "saber de la totalidad de las cosas por sus causas últimas adquirido a la luz de la razón".


FILOSOFIA PRIMERA (lat. prima philosophia): Nombre dado por Aristóteles a lo que hoy se, conoce por METAFISICA (vid.).

FIN (lat.fnis): Puede tomarse en dos sentidos: como término o acabamiento de algo o como objetivo a que se ordena. Así, el fin de un automóvil es su inutilidad por desgaste, y su fin es, en el otro sentido, el transportar.

FINALISMO: La doctrina que supone la existencia de la finalidad en la Naturaleza. Se opone al MECANICISMO (vid.), que solo admite la existencia de causas eficientes.

FINITO (lat.fnitus): Lo que tiene fines o límites. Se opone a infinito.

FISICA (lat. physica): Ciencia que tiene por objeto el estudio de la NATURALEZA (vid.). Aristóteles la llamó filosofía segunda, distinguiéndola en su clasificación de las ciencias de la matemática y de la filosofía primera (o metafísica), y caracterizándola por el empleo en ella del primer grado de abstracción.


FORMA: Dentro de la teoría HILEMORFISTA (vid.), defínese la forma sustancial como "un principio activo, causa u origen de las perfecciones específicas de un ser, y principio de inteligibilidad". Los escolásticos distinguían también formas accidentales. Se opone a materia prima (vid. MATERIA), y, unida a ésta, da lugar a la sustancia primera o ser material concreto. En Kant, forma se opone a contenido, y es una estructura a priori ordenadora, radicada en la Razón pura.

FORMAL: Lo referente a la forma. En Kant, a priori.

FORMALISMO: Nombre que se da a la teoría del conocimiento kantiana.

FORMALIZACION: En lógica matemática, procedimiento para la construcción de un sistema sintáctico estricto, que explica en una teoría científica lo que en ella es puramente estructural.

FRENOLOGIA: Rama científica que estudia el cráneo y el cerebro en su relación con las funciones psíquicas.


FREUDISMO: Doctrina del médico vienés S. Freud (vid. PSICOANALISIS).

FRUICION (lat.fruitio): Gozo o vivencia plena del placer. Se aplica especialmente al gozo sumo concomitante a la FELICIDAD (vid.) en la posesión bienaventurada de Dios.

FUNTOR (vid. CONECTOR).

FUNDAMENTO: Causa o razón de ser de algo.

G GENERACION (lat. generatio): Producción de algo; paso del no ser al ser. Se le opone corrupción.

GENERO: Forma de predicación (vid. PREDICABLE) que atribuye a un sujeto la parte de su esencia común a


su especie y a otras especies coordinadas (par ejemplo, decir de este hombre que es "animal"). Género supremo equivalente a CATEGORIA (vid.).

GENTES (Derecho de) (lat. jus gentium): Aquella parte del derecho positivo que, por su mayor generalidad o proximidad al derecho natural, es común a todas las legislaciones humanas (o todas la presuponen). Por lo mismo, es lo que se supone no entra en conflicto ni aun en caso de guerra. Ello es origen de que el término haya evolucionado a Derecho Internacional.

GLORIA (lat. gloria): Bienaventuranza o contemplación de Dios. Los teólogos llaman "luz de gloria" a la que poseen los bienaventurados o los ángeles, en la que pueden comprender lo que para nosotros es suprarracional o misterio. Se trata de un medio o luz semejante a lo que es la luz física para la visión sensible o el entendimiento agente para la intelección.

GNOSEOLOGIA (vid. EPISTEMOLOGIA).

GNOSTICISMO: Teoría filosófico-religiosa de la época helenística que suponía a la gnosis o razón una superioridad sobre la fe (o pistis), de modo tal, que el


contenido de ésta sería sólo una popularización de ese saber más alto, fruto de la gnosis.

GRACIA: Don gratuito, no debido ni merecido. En teología, un don sobrenatural que eleva nuestra condición a hijos de Dios y nos ayuda en el cumplimiento moral.

GUSTO: Criterio subjetivo de apreciación de la belleza o de cuanto toca al orden afectivo o sentimental. En algunas escuelas se habla también de un gusto moral.

H HABITO (lat. habitus): Forma de tendencia apetitiva no nativa, que se adquiere por la repetición de los actos y que nos dispone a realizarlos con mayor facilidad, rapidez, perfección y con menor consciencia. Se ha llamado al hábito "segunda naturaleza" (vid. COSTUMBRE).


HAECCEITAS (vid. ECCEIDAD).

HECHO: Cuanto acontece o sucede en la Naturaleza.

HEDONISMO: Teoría moral que constituye al placer (hedoné) en bien último o supremo fin de la vida humana. Se dice también de la tendencia a buscar el placer.

HERMENEUTICA: Técnica de interpretación. Sistema interpretativo.

HETEROGENEIDAD (de los fines): Frecuente disparidad o contraposición de finalidades subjetivas y objetivas en la realización de un mismo hecho.

HETERONOMIA (moral): Calificativo genérico dado por Kant a los demás sistemas de moral, por oposición al suyo, pretendidamente autónomo (vid. AUTONOMIA).

HEURISTICA: Arte o técnica de la búsqueda o investigación. Método heurístico, por oposición al didáctico o de enseñanza.


HILEMORFISMO: Teoría física aristotélico-escolástica, según la cual los seres materiales están compuestos de dos principios: la materia prima (ulé) y la forma sustancial (morfé), que explican respectivamente su concreción o individualidad y su universalidad y propiedades generales o comunes.

HILOZOISMO: Opinión según la cual la materia contiene en sí un germen de vida. Concepción de la Naturaleza como un inmenso ser animado o animal.

HIPOSTASIS: Nombre que daba Plotino a las diversas emanaciones o grados de ser que brotaban de Uno o principio del ser. En la Escolástica, término semejante a SUPUESTO (véase).En teología se llama unión hipostática a la que forman las divinas Personas (consustancialidad del Hijo con el Padre).

HIPOTESIS: Antecedente de una proposición condicional o hipotética. Enunciado que sólo se puede probar por sus consecuencias.

HISTORICISMO: Teoría que reduce el ámbito de lo humano a conocimiento histórico. Se relaciona esta teoría con el VITALISMO (vid.) y con el RELATIVISMO (vid.).


HOLISMO: Teoría inversa del mecanicismo, que supone a los procesos físico-químicos como dependientes o derivados de los biológicos.

HOMBRE (lat. homo): Animal racional, según la definición clásica (género próximo y diferencia específica) que lo compara con lo que es inferior a él. Espíritu encarnado, según otra definición que lo compara con los seres espirituales superiores.

HOMEOMERIAS: Partes semejantes. Según Anaxágoras, elementos cualitativamente diversos que componen todo cuerpo, con predomimo de unos u otros en cada caso.

HUMANISMO: Movimiento artístico que caracterizó al Renacimiento italiano del siglo XV por su afición a las letras y las ciencias humanas, con paralelo abandono de la teología y la metafísica. Dícese también de toda doctrina que hace del hombre centro y medida de todas las cosas.

HUMANITARISMO (vid. FILANTROPIA).


I IDEA (lat. idea): Puede entenderse este término en cuatro sentidos: a) Como universal intuible -o inteligible- en una pluralidad de objetos. b) Como el resultado de la abstracción (universal en la mente), que recibe m s propiamente el nombre de concepto. c) En sentido platónico: como arquetipo o modelo de las cosas de este mundo, subsistente en un mundo inteligible. d) En un sentido moderno: como cualquier acto o producto del pensamiento (en Locke y los empiristas especialmente).

IDEAL: Lo referente a la idea. Lo perfecto en su género. El término de deseos elevados.

IDEALISMO: En sentido gnoseológico: la teoría que afirma que todo lo real es ideal o puro pensamiento (fenómeno psíquico). Según Berkeley, esse está percipi (ser es "ser percibido"). Hay un idealismo psicológico (individual) y otro lógico (referente a las condiciones generales del pensar). En otro sentido, se


llama idealista a quien se mueve por grandes ideas o fines desinteresados.

IDENTIDAD (Principio de): El primer principio del pensar: todo contenido lógico es igual a sí mismo.

IDEOLOGIA: Sistema de ideas o conjunto coherente de ellas.

IDOLOS (lat. idola): Francisco Bacon llamó así a los prejuicios de la mente, de los cuales es preciso, según él, desembarazarse para observar la Naturaleza y alcanzar la verdad (vid. CAVERNA).

ILOGICO (lat. alogus): Lo que carece de fundamento racional o es incoherente. Falta de lógica.

ILUMINISMO (vid. ILUSTRACION).

ILUSTRACION: Movimiento filosófico del siglo XVIII, especialmente de Francia, que afirmaba el poder ilimitado de la Razón para gobernar el mundo de los hombres y dirigir sus vidas, abjurando del pensamiento histórico. Fue origen de la Enciclopedia (de aquí su otro nombre de "enciclopedismo"), y fue antecedente inmediato de la Revolución francesa.


IMAGEN (lat. imago): Semejanza o signo de algo. Representación sensible de un objeto. Reproducción de un objeto sensible en ausencia del mismo (vid. IMAGINACION).

IMAGINACION (lat. imaginatio, phantasia): Facultad sensible o sentido interno capaz de reproducir sensaciones o percepciones en ausencia de sus estímulos. De las tres funciones que se le atribuyen (conservadora, reproductora, combinadora) se da vulgarmente el nombre de imaginación (o FANTASIA, vid.) a la última, combinadora o creadora.

IMPERATIVO (i. categórico): Término de Kant para designar el origen autónomo de la obligación moral.

IMPERTURBABILIDAD (vid. ATARAXIA).

IMPLICITO: Lo que está supuesto o comprendido en un contexto lógico (se opone a EXPLICITO, vid.).

IMPUTABILIDAD (der. lat. imputatio): Propiedad del acto moral por la cual es éste atribuible a un sujeto


moral como a su causa. Se corresponde con la RESPONSABILIDAD (vid.) del sujeto.

INAUTENTICO (vid. AUTENTICO).

INCONSCIENTE: Término introducido por Leibniz para designar a las pequeñas percepciones que no alcanzan el límite de la consciencia. El psicoanálisis freudiano ha dado un amplio desarrollo a la función psíquica del inconsciente y de la subconsciencia.

INDEFINIDO: Lo que no tiene límites conocidos, sean conceptuales, temporales o espaciales.

INDETERMINISMO: Doctrina psicológica y moral que niega que la voluntad humana se halle sometida o determinada enteramente por factores internos o externos. Teoría que afirma la libertad o libre ALBEDRIO (vid.).

INDIFERENCIA (Actitud de) (vid. ATARAXIA).

INDIVIDUACION: Factor determinante del ser individuo, condición existencial de los seres naturales (propiamente, los vivientes). Llámase también


principio de individuación. Para Platón y Aristóteles residía en la materia, sujeto receptor y limitativo del universal (sea éste la participación en la Idea, sea la forma sustancial).

INDIVIDUALIDAD: Condición de ser INDIVIDUO (vid.).

INDIVIDUALISMO: Tendencia a otorgar primacía al individuo (o a lo individual), sea en el comportamiento humano, sea en la vida de la sociedad o del Estado.

INDIVIDUO (lat. individuum): Lo indiviso en sí y dividido (o separado) de lo demás. Dícese de las sustancias primeras de carácter viviente (plantas, animales y hombres son individuos; no así las cosas inertes).

INDUCCION (lat. inductio): Razonamiento o procedimiento científico que de lo particular o menos general conduce a lo universal, según definición de Aristóteles. Por partir de lo más inmediato sensible, la inducción es previa a la DEDUCCION (vid.), procedimiento inverso. Cabe distinguir la inducción completa, que parte de la anunciación de todos los casos que abarcará la


conclusión, y la incompleta, que se apoya solamente en algunos, metódicamente seleccionados.

INFERENCIA: Proceso lógico que permite derivar una consecuencia de una o más premisas.

INGENIO: Facultad inventiva de la mente, de carácter predominantemente práctico. Muy relacionada con la imaginación creadora o fantasía.

INMANENCIA (lat. manere in): Lo que está implicado o permanece dentro de los términos de algo, sin sobrepasarlos. Se opone a trascendencia (vid.). Se aplica muy particularmente al conocimiento, según se estime puro fenómeno psíquico (inmanente al sujeto) o representación de una realidad exterior (trascendente).

INMEDIATO (Conocimiento i.): Se entiende por inmediato el objeto que se conoce sin el intermedio del otro. La filosofía racionalista en general -y el cartesianismo en particular- buscaron siempre un conocimiento inmediato como garantía de su verdad.


INMORTALIDAD: Condición de no ser afectado por la muerte, propia del alma en tanto que sustancia espiritual. La inmortalidad que se atribuye al alma es natural, no gratuita ni metafísica (ésta es sólo de Dios).

INNATISMO: Teoría que supone en el espíritu humano ideas o conocimientos prácticos que nacen con el mismo.

INSTINTO (lat. instinctus): Fuente de tendencias apetitivas y de movimientos de carácter innato, específico y complejo. Son más fuertes los instintos en el animal, porque en el hombre se suplen en parte por la inteligencia.

INTELECTO (vid. ENTENDIMIENTO).

INTELECTUALISMO: Teoría aristotólico-escolástica sobre la captación de universales o conceptos, según la cual se realiza por una especie de penetración en el objeto sensible mediante la ABSTRACCION (vid.).

INTELIGIBLE (lat. intelligibilis): Lo que puede ser entendido. El objeto del entendimiento o intelecto.


INTENCION (lat. intentio): En la actividad, la referencia del acto a su propio objeto.

INTENCIONALIDAD (lat. intentionalitas): Referencia de cualquier acto psíquico (de conocimiento o de apetición) a un objeto diferente de sí. Para Brentano y la escuela fenomenológica, la intencionalidad es uno de los datos que suministra el análisis de la actividad pensante. En esta idea se halla una refutación del IDEALISMO (vid.) gnoseológico.

INTERACCION: Acción recíproca o mutua.

INTERPRETACION: Acción de referir un signo a su signifcado, aclarando así su sentido (vid. HERMENEUTICA).

INTRINSECO (vid. EXTRINSECO).

INTROSPECCION: Método psicológico por el que el sujeto observa y describe sus fenómenos psíquicos como vivencias propias. La escuela behaviorista(vid. BEHAVIORISMO) niega valor científico al método introspectivo por considerarlo incomprobable.


INTUICION (lat. intuitio): Conocimiento por relación directa con el objeto conocido. Conocimiento por connaturalidad. Se opone a conocimiento intelectivo o discursivo. Se habla en filosofía de la intuición sensible, y también (Bergson) de una intuición radical como fuente del conocimiento metafísico (intuicionismo).

INTUICIONISMO (vid. INTUICION).

INVENCION (lat. invenire): Hallazgo o descubrimiento.

IRA: Pasión del apetito IRASCIBLE (vid.) que provoca en el ánimo la causa del mal ya recibido e irremediable.

IRASCIBLE: Una parte del apetito o apetición sensible, que se divide en concupiscible (vid. CONCUPISCENCIA) y en irascible. Este se mueve por razón de la dificultad misma (o carácter arduo) del objeto que se persigue.

IRONIA (lat. ironia): Actitud que infravalora el objeto tratado, considerándolo desde fuera y críticamente. Fue famosa la ironía socrática, con la que Sócrates pretendía destruir el falso saber que carece de fundamento racional.


IUSNATURALISMO: Teoría sobre el derecho natural en su versión moderna (Grocio, Hobbes), que desposee a éste de su origen divino para concebirlo como fruto de la razón.

J JUDICATIVA (Facultad j.): La facultad de juzgar o formular juicios (vid. JUICIO) que, con la conceptual y la discursiva, integra las funciones intelectuales.

JUICIO: En su sentido lógico: forma del pensamiento por la que un concepto es atribuido (afirmado o negado) de un sujeto. En sentido psicológico: facultad de juzgar. En un sentido moral: rectitud o prudencia en el juzgar (tener juicio o ser juicioso).

JUSTICIA (lat. justitia): Para Platón: virtud general del alma o armonía entre sus partes (vid. CLASE). Para Aristóteles: virtud cardinal que nos inclina a dar a cada uno lo suyo.


L LAICISMO: Tendencia a fundamentar autónomamente respecto a un orden religioso o divino- las relaciones humanas y las constituciones políticas.

LAXISMO: Tendencia a juzgar con excesiva amplitud las cuestiones morales. Se le opone RIGORISMO (vid.).

LENGUAJE: Conjunto, sistema (o el uso) de signos de expresión intersubjetiva. Puede ser oral, escrito, mímico, etcétera.

LEY (lat. Iex): Regla permanente o dotada de necesidad. En su sentido más amplio (que abarca el orden físico y el moral) la definía Santo Tomás como "una cierta ordenación de la razón encaminada al bien común, promulgada por aquel que está al frente de la comunidad". Se divide en ley eterna, ley natural y ley positiva.


LIBERTAD (lat. Iibertas): (vid. ARBITRIO o libre albedrío).

LIBIDO: En lenguaje freudiano, tendencia sexual.

LOGICA: Ciencia del pensamiento en sí mismo considerado, en sus formas y en sus leyes. Aristóteles le dio el nombre de Órganon por considerarla instrumento previo a todo saber. La moderna lógica matemática aspira, mediante una formalización del pensamiento, a un metalenguaje universal.

LOGISTICA: Nombre poco usado, sinónimo de lógica matemática.

LOGOS: La razón, considerada como orden explicativo del Universo, o como el saber que Dios tiene de sí mismo (Verbo).


M MAGIA: Aprovechamiento del saber mítico (propio del primitivo), en beneficio del hombre. Posee análoga significación a la técnica con respecto al saber científico.

MAL: Noción correlativa en oposición a BIEN (vid.), e igualmente extensa. En un sentido primero se dice de la acción moral (buena o mala) según se ajuste o no a la norma de su rectitud. En su sentido ontológico, mal no tiene entidad o se identifica con la nada, supuesto que el ser como tal es ontológicamente bueno. La existencia del mal en el mundo (enfermedad, pecado, miseria) es, según la opinión más común en filosofía, una realidad defectiva, no positiva (limitación o desorden).

MANIQUEISMO (vid. MAZDEISMO).


MAQUIAVELISMO: Doctrina de N. Maquiavelo, según la cual el orden político es independiente del moral, y el político no se encuentra sometido a las leyes éticas ni coartado por ellas en su acción.

MARXISMO: Teoría económica, política y filosófica de K. Marx que aplica la dialéctica hegeliana a un materialismo económico. Fundamento teórico del régimen socialista extremo o comunismo.

MATEMATICA (Abstracción m.): Según Aristóteles, segundo grado de ABSTRACCION (vid.), en el que se prescinde de la realidad física de los objetos para atender sólo a su cantidad.

MATERIA: En la teoría hilemorfista (vid. HILEMORFISMO): un principio pasivo, inerte, raíz de la cantidad y principio de individuación. Unida a la FORMA sustancial (vid.) da lugar al ser concreto existente, sustancia primera. En el cartesianismo: materia es lo mismo que cuerpo: una de las dos sustancias a que se reduce la realidad de este mundo y su atributo es la extensión.

MATERIALISMO: Teoría que atribuye sólo causalidad a la materia, o que cons1dera a ésta como la sustancia única de todo cuanto es. Es notorio en la


modernidad el materialismo histórico o dialéctico, que es la filosofía del MARXISMO (vid.).

MAXIMA: Puede entenderse este término como regla de comportamiento y también como proposición evidente o expresión de una verdad cercana a la evidencia. Kant emplea el término en el primer sentido al hablar de "la máxima de tu conducta".

MAYEUTICA: Arte de "ayudar a dar a luz" u oficio de la partera. Sócrates llamó así metafóricamente a la segunda parte de su método, consistente en incitar a razonar a sus interlocutores facilitándoles el camino para obtener por sí mismos la verdad.

MAZDEISMO: Religión persa que admite dos principios en pugna, uno del bien y otro del mal. Se conoce también por religión de Zoroastro e inspiró la versión filosófico-religiosa de Mani (maniqueísmo).

MECANICISMO: Toda doctrina que recurre al movimiento espacial de los cuerpos y a su causalidad eficiente para explicar el movimiento y las combinaciones todas de la realidad.


MECEXIS: Participación. Según Platón, relación entre el mundo sensible y el inteligible que hace de aquél como sombra o trasunto de las ideas.

MEMORIA: Facultad de conocimiento por la que reproducimos sensaciones, percepciones o contenidos ideales pasados en tanto que pasados (es decir, con referencia a un tiempo o experiencia pretérita). La memoria es una facultad sensitiva de conocimiento, común al hombre y al animal; pero en el hombre se da también la memoria intelectiva, en la que aquélla actúa bajo el imperio de la voluntad. Se trata no meramente de reconocer cosas o situaciones pasadas, sino de recordar voluntaria o intencionadamente.

MENTALIDAD: Conjunto de creencias, ideas, actitudes y hábitos de un hombre (o de un pueblo, civilización, etcétera).

MENTE (vid. ENTENDIMIENTO).

MENTIRA (lat. mendacium): Falta a la verdad con intención de engañar. Se distingue del error en que falta esa intención. El error se opone a la verdad; la mentira, a la veracidad. La mentira en acción se llama hipocresía.


MERITO (lat. meritum): Acrecentamiento de valor en el sujeto moral por la repetición de actos rectos. Se merece ante Dios, ante los demás y ante la propia conciencia. Se dice también de los actos que Soll causa de merecimiento (meritorios).

MESOTES: Término medio, armónico o virtuoso entre conductas extremas, desmedidas. El ideal de la mesotés o armonía del alma fue doctrina de Platón y de Aristóteles.

METAFISICA: Ciencia del ser en cuanto tal o de las causas primeras. Fue llamada por Aristóteles filosofía primera, y, según él, se emplea en ella el tercer grado de abstracción que aprehende lo común a todas las cosas (el ser). Su nombre procede del lugar (después de la física) que tales temas ocuparon en la obra aristotélica. Algunas escuelas modernas (empiristas, kantianos, positivistas) han negado la posibilidad del saber metafísico.

METAFORA: Transparencia de significación (analógica, poética, didáctica, etcétera).

METALENGUAJE: Lenguaje universal formalizado al que aspira la moderna lógica matemática.


METEMPSICOSIS (vid. TRANSMIGRACION).

METODO (lat. methodus): Etimológicamente, "camino hacia". Todo sistema o técnica para la investigación de lo que es o del hacer. Se divide en deductivo e inductivo, y también en heurístico y didáctico. Descartes comenzó su replanteamiento de la filosofía estableciendo el método de la "duda universal metódica".

METODOLOGIA: Parte de la lógica que estudia los métodos (y sus formas lógicas especiales) para la investigación.

MICROCOSMOS: Llámase así al hombre por cuanto en su ser abarca y compendia todas las funciones y modos de ser que existen en el Cosmos.

MIEDO: Una de las pasiones del APETITO IRASCIBLE (vid.).

MILAGRO (lat. miraculum): Hecho excepcional de origen sobrenatural que consiste en la suspensión en un caso de alguna de las leyes naturales. Se atribuye a la Providencia divina, en orden a un bien superior (vid. PROVIDENCIA).


MISTERIO (lat. mysterium): Algo que se desconoce y que no puede afrontarse con el conocimiento sensible ni intelectual por obedecer a causas superiores a las facultades humanas de conocimiento. Puede ser objeto de revelación y, en el hombre, de fe.

MISTICISMO: Doctrina que admite un posible acceso en este mundo a la vida contemplativa de lo sobrenatural. Conjunto de vías y procedimientos para alcanzarla.

MITO: En un sentido vulgar, mentira (de aquí, mitomanía: tendencia a mentir u ocultar la verdad). Histórica y filosóficamente, un saber (o expresión del mismo), en forma predominantemente plástica o imaginativa, con un sentido metafórico de inspiración generalmente religiosa. Saber del primitivo.

MITOLOGIA: Tratado de los mitos o conjunto ordenado de los mismos. Se llama así también a las diversas religiones de los pueblos antiguos, y eminentemente a la primitiva religión grecolatina.


MNEMOTECNIA: Arte de recordar o aprendizaje de la memoria.

MODAL (Proposición m.): Proposiciones afectadas por una diversa inherencia del predicado al sujeto. Esta puede ser pura o simple (proposición asertórica), necesaria y problemática.

MODERNISMO: Teoría filosóficoreligiosa condenada por San Pío X en su encíclica Pascendi. Supone que la fe no es patrimonio de la Iglesia, sino que pertenece a la razón humana por efecto de una revelación primitiva. De aquí deduce el carácter relativista de todas las religiones y propugna su evolución en convergencia hacia una religión superior y superadora. Es la base del actual progresismo religioso.

MODO (del silogismo): Se llaman modos a las distintas estructuras que pueden darse en el silogismo atendiendo a su materia próxima, es decir, a sus proposiciones. Se atiende en ellos a su cantidad (universales o particulares) y a su cualidad (afirmativas o negativas).

MOLECULAR (vid. PROPOSICION molecular).


MONADA (lat. monas): Según Leibniz, unidades energéticas o dinámicas de que se compone la materia y toda realidad. Son incomunicables entre sí y se armonizan desde el origen del mundo.

MONARQUIA: Gobierno de uno solo. Una de las formas rectas de gobierno que cita Aristóteles (vid. DEMOCRACIA). La más perfecta según este filósofo.

MONASTICO: Filósofo (o move) solitario dedicado a la contemplación. Como calificativo de la virtud de la prudencia (p. monástica) se entiende la que inclina a la razón en la recta dirección de la propia vida.

MONISMO: Se llama así a los sistemas filosóficos que admiten una sola sustancia o modo de ser en la explicación de la realidad.

MONOTEISMO: Religión que admite la existencia de un solo Dios. Se opone a politeísmo.

MORAL (vid. ETICA).

MOTIVO: Causa actuante en el proceso deliberativo de la voluntad en orden a tomar una decisión.


MOVIMIENTO: Cualquier cambio de un ser. Aristóteles lo definió como el tránsito de la potencia al acto. Se divide en movimiento o cambio local, cuantitativo, cualitativo y sustancial.

MUERTE: Término de la vida por disolución de los elementos del ser vivo o separación del alma.

N NADA (lat. nihil): Término empleado en dos sentidos: como negación de ser o no-ser absoluto (Parménides), y como negación de un ser determinado y vaga referencia a otro género de ser (alteridad).

NATURALEZA (lat. natura): Término empleado en varios sentidos: la esencia o la sustancia de un ser considerada en cuanto principio u origen de operaciones (en la naturaleza del hombre está crecer, hablar, etc., no asó volar); el conjunto de cosas exteriores como opuesto a la interioridad del


sujeto; el mundo mismo como todo ordenado y "naturado" por Dios.

NATURALEZA, FILOSOFIA DE LA (vid. COSMOLOGIA).

NATURISMO: Teoría que ve en la naturaleza la guía única para la conducta y para la salud física (mantenimiento y curación) y moral del hombre.

NECESARIO (lat. neccessarius): Lo que no puede no ser; aquello cuya no existencia implicaría contradicción. Tomado el ser en su sentido absoluto, se aplica a Dios, como Ser Necesario, a ser (vid. ASEIDAD).

NEXO (lat. nexus): Relación de las cosas entre sí, sea por razón de eficiencia o de finalidad. Se aplica especialmente al nexo causal, o comunicación de ser que la causalidad implica (vid. CAUSA).

NIHILISMO: Término que se aplica a algunas teorías para indicar que sus consecuencias, directamente o por "reducción al absurdo", conducen a la negación de la realidad o a su no inteligibilidad (ej.: "el fenomenismo de Hume esuna forma de nihilismo").


NIRVANA: Estado final de extinción de las pasiones y de quietud en que culmina la doctrina budista.

NO-YO: Término utilizado por Fichte para designar a la naturaleza en cuanto objeto exterior opuesto al Yo o sujeto pensante.

NOCION (lat. notio): En sentido general, cualquier tipo de conocimiento; restringidamente, sinónimo de concepto. También se usa el término nociones como rudimentos o conceptos elementales o básicos de un saber.

NOEMA: El concepto o idea como contenido objetivo. Se opone a noesis (vid.), en que concepto se toma como acto de la mente subjetivamente. Si veinte personas piensan en el triángulo, por ej., habrá un solo noema y veinte noesis.

NOESIS (vid. NOEMA).

NOLICION (lat. noluntas): Acto positivo de no querer, opuesto a la volición considerada como querer positivo, y distinto de la simple ausencia de volición.


NOMBRE (lat. nomen): Palabra o conjunto de símbolos designativos de un objeto.

NOMINALISMO: Teoría medieval, dentro de la controversia de los universales, que otorga a los conceptos la sola realidad de nombres o elementos designativos de una multiplicidad.

NOOSFERA: Dominio, según algunos autores, de la evolución humana, por oposición a la biosfera, dominio de la evolución biológica.

NORMA (lat. norma): Cierta regla o medida para la realización o consecución de algo. Así, se dice de la ley que es norma objetiva de moralidad, y de la conciencia que es su norma subjetiva.

NOUMENO (vid. COSA EN SI).

NUMINOSO: Orden de la conciencia en que ésta capta algo misterioso y superior que inspira temor y reverencia.


O OBJECION: Argumento que contradice una tesis propuesta.

OBJETIVIDAD: Condición de lo que es objeto, como opuesto a lo subjetivo (vid. SUBJETIVIDAD). Se dice también de la intención de ver o expresar la realidad tal como es.

OBJETO (lat. objectum): El término de una acción u operación, sea práctica, lógica o gramatical.

OBLIGACION (lat. obligatio): Ligadura o constricción que nace de una ley, de un pacto, etcétera.

OBSERVACION: Comprobación simple de un hecho. Cuando la observación es provocada se llama EXPERIMENTACION (vid.).


OCASION: Circunstancia o realidad que facilita el ejercicio de la causalidad. Se diferencia de ésta en que no comunica el ser. Así, el calor es ocasión, pero no causa, de la tormenta.

OCASIONALISMO: Teoría sostenida por Malebranche en la que se atribuye a Dios toda causalidad eficiente, haciendo de las criaturas sólo ocasión para el ejercicio de dicha causalidad.

OCULTISMO: Creencia en la virtualidad preponderante de fenómenos o fuerzas misteriosos, objeto de ciencias o saberes ocultos.

OLIGARQUIA: Gobierno ejercido por unos pocos. Se considera corrupción de la ARISTOCRACIA (vid.), gobierno de los mejores.

ONIRICO: Referente a los sueños (vid.).

ONTICO: Lo que tiene ser o existe. Se distingue de ontológico, que se refiere al conocimiento del ser, a su esencia o a su naturaleza.

ONTOLOGISMO: Teoría según la cual el conocimiento de lo real no comienza en el saber humano de las


cosas, sino que desciende de un saber superior o iluminación sobrenatural.

OPINION (lat. opinio): Término empleado en dos sentidos: Conocimiento o creencia que se expresa sin certeza o garantía de su veracidad. Se opone a episteme, conocimiento cierto,

fundamentado, y a CERTEZA (vid.). En un sentido más amplio se llama opinión (en un supuesto o ambiente liberal) a cualquier aserto o posición mental.

OPOSICION (lat. oppositio): Relación excluyente entre términos diversos. Se llaman proposiciones opuestas las que, teniendo el mismo sujeto y predicado, significan cosas distintas. La oposición puede ser contradictoria, contraria, subcontraria y subalterna.

ORDEN: Relación teleológica (vid.) entre diversos objetos que puede expresarse en reglas. La noción de COSMOS (vid.) se refiere al mundo o realidad universal en cuanto conjunto ordenado.


ORFISMO: Secta religioso-filosófica de carácter ocultista atribuida al poeta y músico Orfeo, difundida en Grecia en el S. V a. de J. C.

ORGANICISMO: Teoría que pretende interpretar el mundo o la sociedad a imagen del mundo orgánico o viviente.

ORGANISMO: Carácter distintivo del cuerpo viviente respecto del inerte por el que sus partes o elementos son órganos o poseen un sentido teleológico total respecto del ser que integran.

ORGANON: Nombre dado al conjunto de tratados aristotólicos sobre Lógica. Significa instrumento (del saber).

ORTOGENESIS: Teoría que supone la evolución de la vida en una línea recta de desarrollo. Se opone a la poligénesis, que admite líneas diversas de evolución.


P PANPSIQUISMO (vid. HILOZOISMO).

PANTEISMO: Doctrina que identifica a Dios con el mundo.

PARALELISMO PSICOFISICO: Doctrina sustentada originariamente por Leibniz en el problema de la comunicación de las sustancias (originado por el planteamiento cartesiano), según la cual las distintas sustancias actúan en series paralelas y sincronizadas sin relación causal entre ellas.

PARALOGISMO: Silogismo o argumentación incorrecto lógicamente.

PARAPSICOLOGIA: Pretendida ciencia de fenómenos y facultades psíquicos superiores a los conocidos o inasequibles por los procedimientos conocidos.


PARTICIPACION (vid. MECEXIS).

PASION: Se emplea como sinónimo de afección o afecto -modificación pasiva que el sujeto sufre por la intensidad del apetito sensible- o de EMOCION (vid.).

PECADO (lat. peccatum): Transgresión voluntaria de la ley moral, en cuanto ofensa a Dios de quien es la ley.

PEDAGOGIA: Práctica de la educación o teoría de la misma.

PENA (lat. poena): Castigo o privación para el culpable de una infracción de la ley positiva o de la ley natural. Se explica o justifica: como restablecimiento del orden exigido por la justicia, como expiación necesaria al reo, como defensa de la sociedad.

PENSAMIENTO (lat. cogitatio): En general, la actividad mental o espiritual. En particular, la actividad racional o discursiva.


PERCEPCION (lat. perceptio): Captación sensible del objeto como tal. Según la escolástica, constituye una actividad sintética o unificadora de datos sensibles diversos que realiza un sentido interno llamado sentido o sensorio común, cuyo acto es la percepción.

PERFECCION: En un sentido, el conjunto de potencialidades y cualidades que residen en la forma sustancial de un ser. En otro, el fin de una operación como cumplimiento de ésta.

PERIPATETISMO: Nombre dado a la escuela de Aristóteles en razón de la costumbre de sus discípulos de hablar o discutir caminando.

PERSONA (lat. persona): Etimológicamente, máscara que en la tragedia griega expresaba el carácter o personalidad del actor. Según la definición clásica de Boecio: "Sustancia individual de naturaleza racional". Así como el ser sustancial concreto o

SUPUESTO (vid.), cuando es viviente, se llama individuo, cuando es, además, racional, se llama persona.


PERSONALIDAD: Carácter o modo de ser y reaccionar de una persona.

PETICION DE PRINCIPIO (vid. TAUTOLOGIA).

PIEDAD (lat. pietas): En un sentido, compasión. En otro, virtud que nos inclina a venerar a los padres y a la patria.

PLACER (lat. voluptas): Uno de los términos o tonos extremos de la vida afectiva que acompañan a cualquier clase de emoción. Sólo puede describirse como un ensanchamiento o fruición de nuestro psiquismo al obtener el objeto de su apetición.

PNEUMA: Literalmente, aire. Metafóricamente, aire vital o espíritu animador.

POLEMICO: Lo relativo a la discusión (o, literalmente, a la guerra).

POLISILOGISMO: Silogismo múltiple o encadenado en el que la conclusión del primero es premisa mayor del segundo.


POLITICA: Lo referente a la polis o ciudad. Arte de gobernar a los pueblos. Prudencia POLITICA: la que conviene al gobernante.

POSIBLE (lat. possibilis): Aquello que puede ser. Habitualmente se dice de lo que posee una concreta posibilidad de ser, aunque no sea la mayor, caso en que se trataría de PROBABILIDAD (vid.).

POSITIVISMO: Teoría fundada por A. Comte, según la cual el único saber posible es el de las ciencias experimentales o físico-matemáticas (por él llamadas positivas), con exclusión de la metafisica y la teología.

POSTULADO (lat. postulatum): Proposición que se admite, aun sin posible demostración, como necesaria para una serie demostrativa.

POTENCIA: En general, principio de movimiento o cambio. En el aristotelismo, principio metafísico (capacidad de ser) que, unido al ACTO (vid.), explica la realidad del MOVIMIENTO (vid.). Las cosas naturales tienen un ser o realidad (acto), pero también numerosas disposiciones o potencias cuya realización sucesiva las hace seres en movimiento, a


diferencia de Dios, que es acto puro, sin mezcla de potencia.

PRACTICO: Lo referente a la acción.

PRAGMATISMO: Sistema filosófico que establece como criterio de verdad la utilidad en orden a la acción (pragma). Cosas o proposiciones son verdaderas en la medida en que sirven o muestran su eficacia práctica.

PRAXIS: Término de origen marxista con que se alude a la acción, connotando su superioridad sobre la especulación o el conocimiento puro. Reacción del hombre a las condiciones materiales de la existencia, determinante de toda superestructura teórica.

PREAMBULA FIDEI: Preámbulos a la fe. Nombre que dio Santo Tomás a aquellas verdades intermedias o fronterizas que son a la vez objeto (o supuestos) de la Revelación y objeto posible de la razón. Especialmente, la existencia de Dios.

PREDICABLES (lat. predicabilia): Los distintos modos en que un universal puede atribuirse a un sujeto o predicarse de él. Son la especie, el género, la diferencia, el propio y el accidente.


PREDICADO: Aquello que en un juicio o proposición se atribuye (afirma o niega) del sujeto.

PREDICAMENTO: (vid. CATEGORIA).

PRIMADO: Lo que es primero, prima o tiene primacía en un orden de cosas. Por ejemplo: "primacía de la razón (o de la voluntad) sobre las facultades superiores

PRIMER MOTOR (vid. DIOS).

PRINCIPIO (lat. principium): Punto de partida o fundamento de algo o de un proceso (vid. ARJE).

PRIORIDAD: Condición de primero, o de ser primero o anterior a algo.

PROBABILIDAD (lat. probabilitas): Grado superior de posibilidad en comparación con otras opciones.

PROBABILISMO: En un sentido, forma moderada de escepticismo que admitía la mayor probabilidad como criterio o guía de acción (negando siempre la


certeza). En otro, teoría moral que admite la licitud de la acción sólo en el sentido de la opinión más probable.

PROBLEMA: Lo que es desconocido, pero puede abordarse por la razón o los sentidos (a diferencia de MISTERIO, vid.). Lo que supone una opción o alternativa difícil o una incertidumbre.

PROBLEMATICO: Lo referente a un problema. Tipo de proposición modal. Para Kant, una de las clases de proposiciones por razón de la modalidad.

PROLEGOMENOS: Consideraciones introductorias o preliminares en una ciencia o tratado.

PROPEDEUTICA (vid. PROLEGOMENOS).

PROPIEDAD (vid. PROPIO).

PROPIO (lat. proprium): PREDICABLE (vid.) en el que se atribuye al sujeto algo no esencial pero radicado en su esencia y que le acompaña siempre (vid. ATRIBUTO).

PROPOSICION: Expresión del juicio.


PROPOSICION ATOMICA: En lógica matemática, proposición simple o elemental no desintegrable en otras proposiciones.

PROPOSICION MOLECULAR: En lógica matemática, proposición formada por dos o más proposiciones atómicas ligadas por constantes lógicas (conectores u operadores (vid. CONECTOR) de la lógica proposicional.

PROVIDENCIA (lat. providentia): El gobierno divino del mundo, en cuanto considera o posee ánimo paternal hacia cada hombre.

PRUDENCIA: Virtud cardinal que rige a la razón manteniendo recto y libre de pasiones su juicio. Se divide en p. monástica (para el gobierno de uno mismo), económica (de la familia) y política (de la ciudad).

PSICOANALISIS: Teoría psicológica sobre el origen subconsciente (y pansexualista) de los fenómenos psíquicos. Método de psicología que se pretende intermedio entre la introspección y la extrospección (introspección provocada). Método terapéutico en psiquiatría.


PSICOLOGIA: Nombre atribuido a Melanchton para designar la ciencia del alma y los fenómenos psíquicos. Llamada anteriormente De Anima. Se divide en psicología experimental y psicología racional (vid. PSIQUE).

PSICOLOGISMO: Tendencia a considerar a toda la filosofía como descripción de fenómenos psíquicos. Consideración psicológica de la lógica.

PSICOMETRIA: Medición de los fenómenos psíquicos en su intensidad y duración.

PSICOTECNIA: Aplicación de la psicología a las actividades laborales.

PSIQUE: Alma o conciencia (etimológicamente, soplo).

PURIFICACION (vid. CATARSIS).

PURO: Lo que no está mezclado con otras cosas o corrompido. En lenguaje kantiano, a priori o independiente de la experiencia.


Q QUAESTIO: Enunciados que han de discutirse y probarse, en la Escolástica.

QUIDIDAD (lat. quidditas): La esencia o sustancia de algo.

QUIETISMO: Toda doctrina que aconseja la inmovilidad o el abandono al destino o al acaecer universal.

QUINTAESENCIA: La esencia de un objeto o el núcleo de una teoría en su expresión más breve y resumida. Un supuesto quinto elemento, distinto de los cuatro de la antigua física cualitativa, en el que se encontraría el sustrato o la clave de los demás.


R RACIOCINIO (vid. RAZONAMIENTO).

RACIONAL (lat. rationalis): Lo que se refiere a la raz贸n o lo que la constituye.

RACIONALISMO: Tendencia a creer racional la esencia o estructura de todo lo real, o a la raz贸n el instrumento adecuado para penetrar toda realidad. Hay que distinguir un racionalismo antiguo (grecolatino) que destaca simplemente la inteligibilidad de las leyes naturales contra el irracionalismo m铆tico, y un racionalismo moderno que pretende reducir la existencialidad y la contingencia del mundo a la necesidad racional.

RACIONALIZACION (vid. NORMALIZACION).

RAZON (lat. ratio): Facultad distintiva del hombre (animal racional) que le permite llegar a la esencia o


verdad de las cosas a partir de la intelección y por medios discursivos. Dícese también razón a la prueba o demostración de algo.

RAZON PURA (vid. PURO) (en su sentido kantiano).

RAZONAMIENTO (lat. ratiotinatio): Toda inferencia o discurso por el que se llega a una conclusión partiendo de datos o premisas conocidas.

RAZONES SEMINALES (lat. rationes seminales): Gérmenes de razón y de vida que los estoicos suponían impresos en la materia.

REACCION: Acción en sentido opuesto e igual a otra determinada. En psicología, respuesta a un estímulo. En política, tendencia a anular o a rebatir las razones de una revolución. En sentido marxista: actitud encaminada a hacer imposible por principio todo cambio o a oponerse a la evolución dialéctica de la Historia.

REALIDAD: Cuanto posee ser, es decir, es res (o cosa). Lo que existe de hecho, frente a lo teórico, imaginario o meramente posible.


REALISMO: Corriente general de la filosofía que, frente al IDEALISMO (vid.), admite la realidad objetiva de las cosas como distintas al puro conocer, o trascendentes a él.

RECEPTIVIDAD: Posibilidad o actitud de acoger o recibir acciones o influencias.

RECONOCIMIENTO: Conocer y admitir algo como lo que es. Gratitud. Fase de la actuación de la memoria por la que se ve lo reproducido por esta facultad como ya visto o vivido.

RECUERDO: El acto de la MEMORIA (vid.).

REDUCCION (de modos): Operación lógica por la que se transforma la estructura de un silogismo dado de cualquier FIGURA (vid.) en la de la primera figura cuyo nexo lógico aparece más claro. Medio de simplificación o aclaración de los silogismos.

REFERENCIA: Condición de cualquier objeto de estar en relación con otro o significarlo (vid. INTENCIONALIDAD).


REFLEXION: Acto por el que el hombre presta atención a sus propias operaciones psíquicas, o a la coherencia de sus razonamientos.

REFUTACION: Demostración del carácter ilógico de una proposición, o demostración de la contradictoria.

REGLA (vid. NORMA).

RELACION (lat. relatio, ad aliquid): Accidente categorial por el que algo hace REFERENCIA (vid.) a otra cosa o se ordena a ella de algún modo.

RELATIVIDAD: Teoría física y cosmológica formulada por Einstein, que mostró la insuficiencia de la llamada mecánica clásica sistematizada por Newton.

RELATIVISMO: Teoría que sostiene el carácter relativo o condicionado de la moral o del conocimiento (de la verdad) respecto del hombre -o de su tiempo- como cognoscente o como sujeto de actividad.

RELIGION (lat. religare): Conjunto de lazos dogmáticos, disciplinarios y salvificos que unen al


hombre para con Dios. Virtud que nos inclina a dar a Dios lo que le pertenece.

REMINISCENCIA (vid. ANAMNESIS).

REMORDIMIENTO: Dolor por la transgresión propia de la ley moral. Se relaciona con la IMPUTABILIDAD (vid.) del acto moral y con la RESPONSABILIDAD (vid.) del sujeto.

REPRESENTACION: Término general para designar la imagen o el concepto. Representar algo, según Santo Tomás, es contener la similitud de la cosa.

REPRESENTATIVO: Lo referente a la REPRESENTACION (vid.). En política, sistema de delegación de poderes o de facultades consultivas por parte de los miembros de una comunidad política.

RESENTIMIENTO: Odio imponente contra la causa del mal recibido y consumado. Consecuencia de la pasión llamada IRA (vid.).

RESPONSABILIDAD: Propiedad de la vida moral por la cual el sujeto se siente causa u origen de su


actuación moral (y de sus consecuencias) por cuanto es fruto de su libertad o libre albedrío.

RETORICA: Arte de convencer o persuadir mediante el uso del razonamiento y el lenguaje.

REVELACION: Manifestación de las verdades sobrenaturales hechas al hombre, sea por vía directa o histórica, sea por vía natural o innata.

REVOLUCION: Destrucción violenta de un orden cualquiera -particularmente de un régimen políticoen virtud de un "nuevo querer" o una nueva concepción de sus supuestos teóricos o prácticos.

RIGORISMO: Actitud moral estricta en la aplicación de las normas morales. Se opone a LAXISMO (vid.).

RITO: Práctica mítico-mágica para propiciar o conjurar las fuerzas sobrenaturales. Actos religiosos establecidos (o "ritualizados").

ROMANTICISMO: Movimiento filosófico que se inicia a fines del siglo XVIII e influye en la literatura, el arte, etcétera, del XIX, especialmente en Alemania. Actitud predominantemente sentimental e historicista, en


cierto modo hostil a las reglas y cánones, por lo que se suele oponer al clasicismo (vid. CLASICO).

S SABIDURIA (lat. sapientia): Conocimiento de las cosas que produce en el sujeto un recto y ponderado juicio para la dirección de la vida (vid. PRUDENCIA). En el ideal del sabio se cifra el objetivo de algunos sistemas morales, como el estoicismo y el epicureismo.

SABIO (lat. sapiens): Quien posee y practica la SABIDURIA (vid.).

SACRIFICIO: Destrucción o inmolación de un bien -o su renuncia-, realización de un esfuerzo o aceptación de un dolor, en honor a Dios.

SAGRADO: El objeto religioso, o cuanto posee una realidad o una significación directamente sobrenatural.


SALVACION: Liberación de un mal que amenaza a un hombre -en su cuerpo o en su alma-, o a un pueblo. Logro de la bienaventuranza eterna.

SANCION: En un sentido, ratificación o confirmación de un acuerdo o un mandato. En otro, premio o castigo en razón al MERITO (vid.) o demérito moral. Se aplica principalmente al castigo.

SANTIDAD (lat. sanctitas): En sentido subjetivo, valor religioso de algo, persona, objeto o acción. En sentido subjetivo, carácter sobresaliente en la virtud en su intencionalidad religiosa, principalmente la virtud de la RELIGION (vid.).

SEMIOTICA: Teoría de los signos, en la doctrina tradicional. Según Galeno, sintomatología o ciencia de los síntomas en medicina.

SENSACION (lat. sensio): Acto de las facultades sensitivas de conocimiento externo o sentido externo (sensación visual, auditiva, etcétera). En otro sentido, impresión vaga de algo que acontece o se avecina.


SENSIBLE: Lo que es objeto de la sensibilidad o del conocimiento de los sentidos. Se dividen los sensibles en propios (de un solo sentido) y comunes (de varios, como el movimiento o la figura espacial).

SENSISMO: Teoría que hace depender todo conocimiento del conocimiento sensible (vid. EMPIRISMO).

SENSITIVO: Capaz de sensación.

SENSORIO COMUN (vid. SENTIDO COMUN).

SENSUALIDAD: Propensión a los placeres sensibles.

SENSUALISMO (vid. SENSISMO).

SENTENCIA (lat. sententia): Juicio, opinión o máxima (ej. las Sentencias de Pedro Lombardo). En sentido jurídico, resolución de un tribunal de justicia.

SENTIDO: Facultad de sentir. Se dice propiamente de los sentidos externos e internos, comunes al animal y al hombre.


SENTIDO COMUN: Facultad o sentido interno que nos permite relacionar las sensaciones procedentes de sentidos diversos y pasadas con presentes hasta constituir el objeto sensible o unidad perceptiva (vid. PERCEPCION).

SENTIMENTAL: Lo referente al SENTIMIENTO (vid.). Condición de quien es especialmente susceptible a la sentimentalidad o afectividad.

SENTIMIENTO: Sinónimo de EMOCION (vid.). Fuente u origen de la vida emocional.

SER (lat. ens): Aquello que todos los seres, existentes o posibles, tienen en común, y a lo que compete existir de alguna manera "Id cui competit esse". Es el objeto de la Ontología general o ciencia del ser en cuanto tal, y del tercer grado de ABSTRACCION (vid.) o abstracción metafísica.

SIGNIFICADO (lat. significatio): La referencia del signo a su objeto. SIGNO (lat. signum): Objeto o hecho que se emplea para evocación o como referencia a otra cosa.


SILOGISMO (lat. syllogismus): Expresión del razonamiento deductivo categórico. Aristóteles hizo de su estudio la parte principal de su lógica.

SIMBOLO (vid. SIGNO).

SIMPATIA: Capacidad de acción recíproca o comunidad de sentimientos compartidos.

SINCATEGOREMATICO: Partes del lenguaje que sólo adquieren sentido al ser unidas a otras llamadas CATEGOREMAS (vid.). Por ejemplo, conjunciones, pronombres, adverbios, etc.

SINCRETISMO: Doctrina formada por teorías de origen y sentido dispar (vid. ECLECTICISMO). Se aplica sobre todo a teorías religiosas.

SINONIMIA: Identidad de sentido de dos términos o expresiones ling•ísticas.

SINOPSIS: Mirada de conjunto. Cuadro sinóptico: expresión resumida y ordenada de un conjunto lógico o existencial.


SINTESIS (lat. synthesis): Unificación, coordinación o superación de elementos dispares en una unidad superior. Método científico opuesto al análisis que va desde lo particular a lo general

SISTEMA: Conjunto de elementos o ideas que se relacionan y sostienen entre sí.

SISTEMATICO: Lo referente a un SISTEMA (vid.) o resultante de él. Tendencia a atenerse estrictamente a los imperativos de un sistema.

SOBRENATURAL: Lo que, relacionándose con la naturaleza o sucediendo en ella, no se debe a su causalidad, sino a fuerzas superiores de origen divino.

SOCIALISMO: Teoría política que propugna la organización de la sociedad sobre bases colectivistas, es decir, anulando la propiedad privada de bienes de producción y transfiriéndola al Estado. Su forma más radical es el comunismo. (Vid. MARXISMO).

SOCIEDAD (lat. societas): Unión estable de hombres que engendra entre ellos relaciones de convivencia,


jerarquía y comunidad espiritual. Aristóteles afirmó que el hombre es social por naturaleza, es decir, que la sociedad es el medio natural en que el hombre vive y se desarrolla.

SOCIOLOGIA: Nombre dado por A. Comte a una ciencia de la realidad social con métodos semejantes a los de las ciencias particulares o físico-matemáticas (por él llamadas "positivas).

SOFISMA: Razonamiento falso presentado con apariencias de verdadero.

SOFISTICA: Movimiento filosófico-social surgido en Atenas en el siglo IV a. J. C. Los sofistas eran originariamente maestros de retórica con fines jurídicos o de abogacia. Derivaron a un relativismo o escepticismo según el cual la verdad o la justicia de una causa dependía de la habilidad de quien la defendiera. Sócrates fue el principal adversario de la sofística por cuanto ésta negaba la verdad objetiva.

SOLILOQUIO (lat. soliloquium): Coloquio del alma consigo misma.


SOLIPSISMO: Doctrina que afirma la sola existencia del yo y del pensamiento individual, negando realidad al mundo objetivo. El

IDEALISMO (vid.) de Berkeley se califica de solipsismo.

SOMATICO: Referente al cuerpo. Corpóreo.

SOTERIOLOGIA: Doctrina religiosa referente a la SALVACION (vid.).

SUBCONSCIENTE (vid. INCONSCIENTE).

SUBJETIVIDAD: Lo referente al sujeto o a sus condiciones de conocimiento o de apetición.

SUBJETIVISMO: Tendencia a enfocar toda cuestión o conocimiento según las condiciones o los estados del sujeto.

SUBLIMACION: Vía para el conocimiento analógico de Dios consistente en elevar a grado infinito las perfecciones observadas en las cosas de este mundo. En la teoría freudiana, tendencia a transformar las


motivaciones de la líbido en tendencias de la vida superior.

SUBLIMINAL: Lo que está por debajo del límite de la consciencia (vid. INCONSCIENTE).

SUBSUNCION: Inclusión de un objeto o de un concepto en la extensión (o en la comprensión) de otro.

SUE¥O (o ensueño): Actividad imaginativa mientras se duerme.

SUGESTION: Atractivo o influencia de una persona (o de una cosa) sobre otra persona.

SUPOSICION (lat. suppositio): Sentido o significación particular en que se emplea un término. Existe la suposición real ("la mesa es un mueble"), la suposición lógica ("la mesa es un término") la suposición gramática ("la mesa es una palabra").

SUPUESTO (lat. suppositum): La sustancia primera completa y existente, susceptible de actuación. Se opone, dentro de la sustancia, a la sustancia incompleta (como el cuerpo o el alma en el hombre)


que sólo unida a otra forma una sustancia completa.

SUSPENSION DE JUICIO: Actitud recomendada por el escepticismo antiguo como fuente de paz interior y felicidad al no adherirse la mente a ninguna opinión ni convicción.

SUSTANCIA (lat. substantia): Lo que es en sí, y no en otro. Se opone a ACCIDENTE (vid.), que para existir requiere un sujeto de inhesión (la sustancia). Se distingue la sustancia primera (ser concreto o individuo), y la sustancia segunda, que es el universal referente a un objeto sustancial. Para los cartesianos, la noción de sustancia entraña también el "concebirse por sí misma", es decir, no poder reducirse ya a otra cosa. Espinosa no reconocía otra sustancia que Dios, que identificaba con la naturaleza.

SUSTANCIAL: Lo que constituye y connota la sustancia. Lo importante en una cuestión.


T TALANTE: Actitud o modo subjetivo de enfrentarse a algo (o a la vida en general).

TALENTO (lat. talentum): Término nacido de la parábola de los talentos para significar un nivel sobresaliente en la facultad intelectual.

TAUTOLOGIA: Definición inútil o viciosa por incluir el término definido, o demostración que se apoya en lo que ha de demostrarse.


TECNICA: Aplicación práctica del saber científico. Su utilización en orden a la vida humana.

TECNOCRACIA: Gobierno de la sociedad civil por técnicos especialistas.

TEISMO: Creencia en Dios, con el matiz de un Dios personal, distinto del mundo, y, en algún modo, revelado o manifestado a los hombres. Se opone a ateísmo y se distingue del DEISMO (vid.) y del PANTEISMO (vid.).

TELEOLOGICO: Lo que está dirigido a un fin o posee un sentido. Teoría de los fines.

TELEPATIA: Supuesta relación a distancia entre los espíritus por medios o fuerzas desconocidos.

TEMPERAMENTO: Conjunto de disposiciones de un hombre en razón de sus condiciones somáticas, o (según los antiguos) de los humores que predominan en su organismo.

TEMPLANZA (lat. temperantia): Virtud cardinal que modera el apetito concupiscible. Se divide en sobriedad, abstinencia y castidad.


TENDENCIA: Todo impulso vital hacia la acción. Cuando responde a antecedentes cognoscitivos se llama APETICION (vid.).

TEODICEA: Ciencia de Dios en cuanto se puede alcanzar por las luces de la razón. Se llama también teología racional o natural.

TEOFANIA: Manifestación de Dios, o visión de Este en el mundo.

TEOGONIA: Génesis de los dioses (en la antigua mitología clásica).

TEOLOGALES (Virtudes t.): Virtudes sobrenaturales o infusas que no se obtienen por las solas fuerzas naturales como las cardinales, sino con la ayuda de la gracia. Son la fe, la esperanza y la caridad.

TEOLOGIA (lat. theologia): Ciencia o tratado de Dios. Se distingue la teología revelada, que parte de los datos de la Revelación, y la teología natural o TEODICEA (vid.).


TEORIA (lat. theoria): Actividad especulativa o contemplativa por contraposición a la práctica. Opinión o sistema de pensamiento.

TEORETICO (vid. ESPECULATIVO).

TEOSOFIA: Supuesto saber de Dios por vías reveladas ocultistas.

TESIS: Proposición inicial de una discusión o demostración. La primera fase del ritmo dialéctico en el sistema hegellano.

TIEMPO (lat. tempus): Según los escolásticos, "número o medida del movimiento, según un antes y un después". Condición de los seres temporales. Para Kant, una forma a priori de la Razón pura.

TIRANIA: Forma de gobierno en la que ejerce el poder uno solo, en su propio beneficio. Según Aristóteles es corrupción de la monarquía, y, como corrupción de lo mejor, es la peor forma de gobierno.

TOLERANCIA: Nombre dado a la libertad de expresión y culto religioso. Virtud (en la escuela liberal) para la convivencia ciudadana.


TOMISMO: Sistema filosófico de Santo Tomás de Aquino y sus discípulos y continuadores.

TOTALITARISMO: Teoría política en la que el Estado pretende abarcar y dirigir la vida toda de los ciudadanos.

TRADICION (lat. tradere, entregar): Entrega del contenido espiritual de una generación a otra. Herencia cultural o transmisión de creencias y actitudes.

TRADICIONALISMO: En filosofía, sistema según el cual el lenguaje (y con él todo saber) procede por TRADICION (vid.) de una revelación primitiva u originaria. En política, teoría que supone la necesidad de que la vida política de un pueblo se asiente en la continuidad y respeto de unas creencias, instituciones fundamentales ("ortodoxia pública") propios de ese pueblo o país. Se opone a REVOLUCION (vid.).

TRADUCIANISMO: Teoría sobre el origen del alma humana según la cual ésta es engendrada por el alma de los padres, como lo es el cuerpo.


TRAGEDIA: Según Aristóteles, "imitación de hechos que provocan la piedad y el terror, y que abocan a la purificación de las pasiones en el espectador".

TRANSFORMISMO: Teoría de la evolución biológica en la formación de las especies.

TRANSMIGRACION (de las almas): Teoría que cree en el tránsito de las almas de quienes mueren a otro hombre o a otro ser vivo.

TRANSUSTANCIACION: Realidad del Sacramento del Altar por el que se trocan las sustancias de pan y vino por el Cuerpo y la Sangre de Cristo, permaneciendo los accidentes sensibles.

TRASCENDENCIA: Lo que va más allá del asunto u objeto de que se trata. Se opone a INMANENCIA (vid.).

TRASCENDENTAL: Aquello que trasciende (vid. TRASCENDENCIA). En lenguaje kantiano, lo puro o relativo a las condiciones a priori del conocimiento o de la acción.


TRASCENDENTALES: Nociones tan universales como el ser (y convertibles con él) que trascienden (o van más allá) de los géneros supremos o CATEGORIAS (vid.). Destacan en el ser alguno de sus aspectos o relaciones. Son: cosa, algo, uno, verdadero y bueno.

TROPOS: Dificultades u objeciones a la posibilidad de alcanzar la verdad o de llegar a la certeza. Vías de los escépticos para lograr la epojé o SUSPENSION DE JUICIO (vid.).

TUCIORISMO (lat. tutus): Doctrina moral que no admite la decisión más que sobre bases ciertas o subjetivamente seguras.

U UBICUIDAD (lat. ubiquitas): Según los escolásticos, el modo de ser consistente en estar todo en el espacio y en cualquiera de sus partes. Poder (sobrenatural) de encontrarse en más de un sitio a la vez.


UCRONIA: Algo fuera del tiempo (una ficción ideal, por ejemplo) (vid. UTOPIA).

UNIDAD (lat. unitas): Lo que es en sí uno e indivisible. El ser vivo, que es individuo, la posee, y eminentemente Dios, cuya pluralidad sería contradictoria con su esencia. En general, se dice de todo cuanto posee una identidad consigo mismo; de aquí que se considere a esta noción como TRASCENDENTAL (vid.).

UNIVERSAL (lat. universalis): Cualquier determinación que puede aplicarse a una pluralidad o realizarse en ella. Se da también este nombre a los conceptos en razón de su carácter abstracto y predicable.

UNIVERSO: La totalidad del mundo físico. Sinónimo de mundo.

UNIVOCO-EQUIVOCO. (Término u. o e.) (vid. ANALOGIA).

UNO (lat. unus): Elemento de un grupo o clase cualquiera. Lo que es único, como al decir "Dios es uno". Lo mismo que UNIDAD (vid.). Nombre dado por Plotino a Dios en cuanto principio por emanación y superación de los contrarios.


UTIL: Lo que es medio para otra cosa o sirve para su consecución o realización.

UTILITARISMO: Escuela inglesa del siglo XVIII-XIX cuyo fondo moral es hedonista (Bentham, S. Mill).

UTOPIA: Lo que está fuera del espacio, o, por su carácter imaginario, no se refiere a ningún sitio concreto (vid. UCRONIA).

V VALOR: Cuanto determina una preferibilidad en la elección (vid. AXIOLOGIA o teoría de los valores).

VERACIDAD: Condición de un juicio o razonamiento que expresa lo que realmente piensa el que lo emite. Se dice también del sujeto (veraz), lo que equivale a sinceridad. La veracidad se opone a la mentira y la hipocresía, así como la verdad se opone al error o falsedad.


VERBO (vid. LOGOS).

VERDAD (lat. veritas): En su sentido primario, condición del juicio (o de la proposición) por la cual expresa lo que realmente es (adecuación del pensamiento con la cosa). En sentido ontológico, se dice que la verdad es un TRASCENDENTAL (vid.) puesto que cuanto tiene ser es verdadero al ser manifestable a un entendimiento que rectamente lo conozca (eminentemente al de Dios). Es, en definitiva, la cognoscibilidad de todo cuanto es. A la verdad en el primer sentido se opone el error; a la ontológica, la nada.

VERIFICABILIDAD: Comprobabilidad. Lo que puede comprobarse.

VIDA (lat. vita): Descriptivamente, lo que posee un principio interno de automovimiento y una heterogeneidad y organicidad de sus partes o elementos.

VIOLENCIA (lat. violentia): Lo que es contrario a las leyes de la Naturaleza o las contraría.


VIRTUD (lat. virtus): Hábito del bien. Se dividen las virtudes en cardinales y teologales; y aquéllas en éticas y DIANOETICAS (vid.): En otro sentido: potencia, capacidad o virtualidad para hacer algo o llegar a algún término.

VITALISMO: Teoría que coloca la vida (o los valores vitales) por encima de cualquier otra realidad o valor, suponiendo lo demás subordinado a los intereses de la vida.

VIVENCIA: Experiencia vivida o que puede vivirse Término genérico para cualquier fenómeno psíquico.

VOLUNTAD (lat. voluntas): Apetición intelectiva. Tendencia desencadenada por antecedentes cognoscitivos racionales. Es propia del hombre, y por su misma naturaleza, posee el atributo de la libertad o libre ALBEDRIO (vid.).

VOLUNTARISMO: Teoría metafísica que hace depender las leyes naturales no de su carácter racional, sino de la pura voluntad divina (vid. CONTINGENTISMO).

VOLUPTUOSIDAD: Placer. Tendencia al mismo. Fruición de situaciones placenteras.


Y YO (lat. ego): Pronombre por el que el hombre se designa a sí mismo, y que ha tomado un sentido filosófico (el Yo) desde que Descartes, al replantear la filosofía, partió de la realidad del propio pensamiento como revelador de la propia existencia (de la sustancia del Yo) y como verdad indubitable. El Yo como sujeto pensante se opondrá, en el sistema de Fichte, al No-Yo, iniciando así lo que, en Hegel, sería el proceso dialéctico.

¿¿Qué somos? ¿Qué es el mundo??  
Advertisement