Page 1


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

sumario 3 Jesús del Calvario, Capataz de nuestras vidas Fernando Chiachío Romero 4 25 años caminando a tu lado HISTORIA DE LA CUADRILLA 7 Sentir del Costalero Juan M. Hortelano Luna David Montero Fernández

8 De costaleros y algo más Rafael Mª Gutiérrez Cuyar 0 Jesús, una vez más 1 David S. Pinto Sáez 2 Ofrenda al Señor del Calvario (III) 1 NUEVO LLAMADOR 3 El Calvario 1 Antonio Tavera Alba 4 Al Señor de San Lorenzo 1 Álvaro Costela Sanmiguel 5 Las Bandas del Señor del Calvario 1 Juan Hinojosa Luque

COORDINADOR: David S. Pinto Sáez. DISEÑO EMBLEMA PORTADA: Villalba • Dirección de Arte. FOTOGRAFIAS: Álvaro Peña Plata (pág. 10), Andrés Fresno Zamora (pág. 7) y Archivo Hermandad. DISEÑO E IMPRESIÓN: Argos Impresores • Telf. 957 76 80 20 • Córdoba.

2

f

XXV ANIVERSARIO DE LA CUADRILLA DE COSTALEROS DE NUESTRO PADRE JESÚS DEL CALVARIO (1986-2010) Ilustre, Piadosa y Secular Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos, de la Vía Sacra de Nuestro Padre Jesús del CALVARIO, Nuestra Señora del MAYOR DOLOR y San Lorenzo Mártir

ACTOS Cultuales:

Misa de Acción de Gracias por el XXV Aniversario. Vía Crucis público por la feligresía del barrio de San Lorenzo con la Venerada Imagen de Jesús del CALVARIO portada por la Cuadrilla de Costaleros. Visita a un convento de la Diócesis para compartir dos vivencias cristianas distintas. Acto de adoración a Nuestra Señora del Mayor Dolor en la Función Principal durante la celebración del triduo, por parte de la Cuadrilla de Nuestro Padre Jesús del Calvario. Sociales:

Encuentro con la Federación Española de Donantes de Sangre, a través de la Asociación-Hermandad de Córdoba, para realizar donación de sangre por parte de la cuadrilla. Encuentro con la Asociación de Enfermos y Donantes de Órganos para Trasplantes “AEDOPAT”, para inscripción de los miembros de la cuadrilla como donantes de órgano. Visita y colaboración en Asilo y Comedor social. Cofrades:

Cartel conmemorativo XXV Aniversario. Separata Especial XXV Aniversario en el boletín cuaresmal. Reconocimiento a Capataces y Costaleros de la 1ª Cuadrilla. Comida fraternal de la Cuadrilla por el XXV Aniversario. Donación de un nuevo llamador para el paso de Ntro Padre Jesús del Calvario. DEPORTIVOS:

Celebración del 1er Torneo de Pádel Costaleros de Nuestro Padre Jesús del Calvario. Jesús del Calvario, Capataz de Nuestras Vidas


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

Jesús del Calvario, capataz de nuestras vidas Fernando Chiachío Romero

Capataz de la cuadrilla del Señor del Calvario (solo el Miércoles Santo)

H

Porque aparte de nuestra afición por la técnica del costalero, el disfrute de una buena “levantá” o la emoción de una “chicotá” bien “andá” con una buena marcha…, en una buena cuadrilla se viven unos valores humanos que también se deben aplicar en la vida cotidiana.

Ante todo este panorama, nosotros queremos decir: JESÚS DEL CALVARIO, CAPATAZ DE NUESTRAS VIDAS

De qué sirve desvivirse por ayudar a levantar cuando desfallece nuestro compañero de trabajadera y después se vuelve la cara ante las personas necesitadas que nos rodean; para qué ese trato fraternal de besos y abrazos cuando comienzan los ensayos y después en casa flaquea el trato con la familia; y cuando se alardea de haberlo dado todo hasta la extenuación por un trabajo bien hecho en el día de salida y luego en la vida laboral tratamos siempre de escaquearnos y agachar el hombro para que recaiga sobre otro la responsabilidad y el trabajo, y así muchos otros valores que no sabemos extrapolar a nuestra cotidianidad.

ace un par de años, la cuadrilla de costaleros del Señor quiso adoptar un lema que unificara el sentir de este grupo humano y su inquietud ante la vida.

El lema, en argot costalero, resume la actitud que nosotros queremos adoptar ante una sociedad que nos lo pone difícil si no se tienen las ideas claras, una sociedad donde todo vale, en la que todo son zancadillas por conseguir poder, donde habitualmente se toman actitudes de soberbia y de envidia, no hay escrúpulos por conseguir más bienes materiales, donde los valores humanos, familiares, de educación y comportamiento están en desuso y donde prima el individualismo y el aislamiento.

Jesús, como Maestro, el que enseñó una doctrina basada en el amor y la humildad, el que quiso difundir a través de sus parábolas el valor de lo sencillo y a la vez grandioso de la existencia. Del Calvario, porque la imagen que veneramos, la que hizo con sus benditas manos Fray Juan de la Concepción, es la que nos transmite bondad, dulzura en su mirada, resignación al abrazar la cruz de su martirio y su aceptación con un “hágase en mí…” como lo hizo su bendita Madre del Mayor Dolor. Capataz de nuestras vidas, porque Él sea quien nos guíe en la oscuridad, nos indique el camino que debemos seguir y los pasos que debemos dar para que nuestro proceder sea lo más parecido a sus enseñanzas. Además, creemos que un costalero tiene que ser coherente en la vida. Para qué un costalero que saca seis pasos en Semana Santa, si después es un canalla (y perdón por la expresión) en la vida.

Pues nosotros, los costaleros del Señor de San Lorenzo, queremos ser coherentes en la vida y que nuestra actitud esté acorde con las vivencias que tenemos en la cuadrilla y en consonancia con lo que una Cofradía representa como parte de la Iglesia que es. Y además, si en Semana Santa damos testimonio de nuestras creencias mostrando a la sociedad que esta es nuestra Fe, pues hagámoslo también en el día a día y en nuestro entorno más inmediato. Así que esta cuadrilla de costaleros, en su 25 Aniversario, momento importante por la maduración del grupo y alegre por la celebración del evento, pregonamos orgullosos que nosotros con nuestra unión, esfuerzo y amor llevamos al Señor el Miércoles Santo por las calles de Córdoba hacía la Santa Iglesia Catedral, pero también proclámanos al mundo que es Él, Jesús del Calvario, el que nos lleva a nosotros con buen paso y mandando por derecho, como buen capataz, en esta difícil estación de penitencia que es nuestra vida.

F3


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

25 Años caminando a tu lado

C

uando en 1981 se organizaba la primera cuadrilla de hermanos costaleros de la hermandad de El Calvario, con el orgullo de poder portar sobre sus hombros a Nuestra Señora del Mayor Dolor, se abría una etapa que culminaría con el estreno de la primera cuadrilla de costaleros de Nuestro Padre Jesús del Calvario, el Miércoles Santo 30 de marzo de 1986. Atrás quedan ya no sólo los antiguos faeneros profesionales de la familia Sáez que desde los años 40 del S. XX cargaron a Jesús del Calvario ataviados con sus viejas mantas, sino incluso el oscuro periodo en el que el Señor de San Lorenzo recorría las calles de Córdoba sobre su paso a ruedas. La hermandad se abre al barrio, a los jóvenes que tras crecer en San Lorenzo quieren participar cargando a Jesús del Calvario, y así, aprovechando la hechura de un nuevo paso procesional para el titular de la hermandad, se decide que éste sea portado por hermanos costaleros. La tarea no es fácil pues si bien ya hay antecedentes en la hermandad, ardua se presenta la tarea de organizar una nueva cuadrilla sin referentes más allá de la ilusión y el amor por los titulares. Para ello, la Junta de Gobierno conforma una relación de nombres susceptibles de ser nombrados capataz, decantándose por don Patricio Carmona Nieto, capataz de otras hermandades de Córdoba y quien tomó como propio el proyecto encargándose de organizar esta primera cuadrilla de la hermandad decana del barrio. Junto a él, don José Manuel Muñoz y don José Manuel Estévez conformarán el primer equipo de capataces que mandará a la también primera cuadrilla de hermanos costaleros de Nuestro Padre Jesús del Calvario. 4

f

David Simón Pinto Sáez

Costalero Nuestro Padre Jesús del Calvario

La cuaresma de 1986 se presentó cargada de ensayos. La toma de contacto con la nueva parihuela se hace cuando los hermanos terminan sus quehaceres diarios, y a la luz de la luna, los golpes de un improvisado martillo van anunciando al barrio el nuevo estreno. El Miércoles Santo de 1986 se convierte en el del mayor de los estrenos para la hermandad en los últimos años. Jesús del Calvario estrena cuadrilla. Comienza una nueva etapa en la hermandad cargada de ilusiones a la vez que de trabajo. La cuadrilla se asienta poco a poco y lo hace casi al mismo son que la talla del paso de nuestro titular, que en este primer año sale por primera vez por las calles de Córdoba estrenando nuevas andas, ya mencionadas, y el canasto aún sin tallar. Igualmente, los nuevos arbóreos en madera tallada dejarán en la memoria de los mayores aquellos antiguos faroles que durante tantos años alumbraron el camino de nuestro Nazareno. La cuadrilla de Nuestro Padre Jesús del Calvario presentará a Córdoba el paso finalizado en su fase de tallado en 1988; aún sin dorar pero mostrando, con un paso cada vez más firme, la magnífica talla de Guzmán Bejarano. Transcurren los años y en 1990 la cuadrilla vuelve a estar de estreno, pues el Miércoles Santo de ese mismo año se presenta el nuevo llamador, quedando así el paso prácticamente finalizado, a falta de la fase de dorado, que encomendado a Manuel Calvo Camacho, es presentado definitivamente el 15 de abril de 1992. Un año más tarde la Junta de Gobierno opta por ofrecer el puesto de capataz a un miembro de la casa y para ello pone sus ojos en don Fernando Chiachío Romero, hermano del Calvario


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

desde su infancia, y desde mediados de la década de los 80, segundo capataz del paso de palio. El reto sigue siendo enorme pues tratándose de una hermandad de barrio, el cargo no sólo requiere de un buen hacer delante del paso, sino del trabajo incesante en los meses previos, cuando se ha de atraer a nuevos costaleros hacia la cuadrilla, organizar los ensayos, etc. Poco a poco Chiachío decide, a la vez de abrir la cuadrilla a costaleros jóvenes cargados de ilusión por el nuevo proyecto, establecer un equipo de capataces en el que se haga valer la experiencia previa bajo las trabajaderas. De esta manera, el primer equipo de capataces quedaría completado con don Javier Juárez como segundo capataz y los contraguías don Antonio Rubio y don Ángel Córdoba; todos ellos, antiguos costaleros del paso de Nuestra Señora del Mayor Dolor. Durante la siguiente Estación de Penitencia se vuelven a vivir algunos cambios pues al ser nombrado capataz del paso de palio don Javier Juárez, éste es sustituido como segundo capataz por don Federico Jiménez, al igual que don Ángel Córdoba, que es sustituido a su vez por don Rafael Gutiérrez. El último cambio se dará en 2004 cuando don Rafael Gutiérrez opta por ser miembro de la cuadrilla de costaleros, puesto que ocupa aún a día de hoy, completándose el equipo de capataces con don José María Molina. En cuanto a las salidas en sí, el Miércoles Santo ha sido históricamente en Córdoba uno de los días que más ha respetado la lluvia a las hermandades. Tanto es así, que en las 24 salidas de la Cuadrilla de Hermanos Costaleros de Nuestro Padre Jesús del Calvario hasta este mismo año, tan solamente en dos ocasiones se ha debido suspender la Estación de Penitencia. La primera de ellas debido al aguacero caído en Córdoba el Miércoles Santo de 2005, y la segunda al caído en 2008, cuando la hermandad, por obras en San Lorenzo, se disponía a comenzar la estación por segundo año consecutivo desde San Pablo. De igual modo, a lo largo de estos 25 años la Cuadrilla de Costaleros del Calvario ha pasado por rincones que han puesto de manifiesto el buen hacer de sus hermanos, tanto por dentro como por fuera del paso. Tanto es así, que ya el primer año se recorren los 31 escalones que componen la Cuesta del Bailío, recorrido que no se vuelve a repetir. Posteriormente el paso dará buena cuenta de la estrechez de la calle San Zoilo, rincón que se convierte así en nota común de los recorridos de la hermandad de San Lorenzo durante

F5


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

más de 20 años. Por último, y aprovechando el cambio de itinerario obligado por el “exilio” desde San Lorenzo a San Pablo, en 2007 se comienza a hacer Estación de Penitencia en la Santa Iglesia Catedral, lo cual se continua realizando incluso tras el regreso del cortejo a San Lorenzo el Miércoles Santo de 2009. La entrada de Nuestro Padre Jesús del Calvario por la Puerta de las Palmas hacia el interior del templo principal de la diócesis colma de orgullo a una cuadrilla que consigue así hacer su verdadera Estación de Penitencia. Córdoba entera enmudece bajo los pies del Señor, que vuelve a pisar el níveo mármol de la Catedral más de 4 décadas después de aquellas breves Carreras Oficiales catedralicias, aunque ahora, por primera vez, sobre los hombros de sus hermanos costaleros. Actualmente la Cuadrilla de Nuestro Padre Jesús del Calvario es una de las cuadrillas más asentadas de la Semana Santa de Córdoba, con un número bastante estable de miembros que combina antigüedad y experiencia con la ilusión renovada de los hermanos que año a año se acercan a ella. Y muestra del compromiso que esta cuadrilla muestra hacia sus titulares, son las últimas donaciones realizadas por la propia cuadrilla a Nuestra Padre Jesús del Calvario a su titular, como lo fueron la nueva cruz procesional estrenada el Miércoles Santo de 2008 así como las cantoneras de plata para dicha cruz, estrenadas un año más tarde. Por último y aprovechando la magnífica efeméride que supone la celebración del XXV aniversario de la formación de la cuadrilla, el próximo Miércoles Santo se estrenará un nuevo llamador elaborado en plata, también regalo de la cuadrilla que este año cumplirá, D.m., 25 caminando al lado de Jesús del Calvario. 6

f


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

Sentir del Costalero Juan M. Hortelano Luna y David Montero Fernández Costaleros de Nuestro Padre Jesús del Calvario

N

unca olvidaré la primera vez que realicé Estación de Penitencia como costalero el Miércoles Santo con nuestro Padre Jesús del Calvario. Cuando la hora se iba acercando, se acrecentaba en mí el nerviosismo e inquietud por el hecho de llevar por primera vez a nuestro Padre sobre mis hombros por las calles de Córdoba. Al entrar en la iglesia supe que la hora había llegado, miré el dulce rostro del Nazareno de San Lorenzo y le pedí que me ayudara y me diera fuerzas para realizar la tarea que había deseado durante tantos años. Suena el golpeo firme y enérgico del capataz en el llamador, un sonido que difícilmente mis hermanos y yo podremos olvidar durante nuestras vidas “¡Tos` por igual valientes, a esta es!”. Con la primera levantá suena en la iglesia la marcha Nuestro Padre Jesús del Calvario y en ese momento sé que todas las miradas de los cientos de personas que abarrotan la plaza de San Lorenzo están puestas en el buen hacer de la cuadrilla. “¡Los dos costeros por parejo a tierra!” grita Fernando, nuestro capataz. Que duro momento pero a la vez inolvidable el de la salida del Señor de los Panaeros. Tras lo acordes de la Marcha Real, aún se acrecenta más en mí la emoción.

Uno de los momentos más difíciles ha pasado, queda disfrutar y rezar para que tengamos una buena Estación de Penitencia bajo los pies de Jesús del Calvario. Durante el recorrido vamos rezando el Vía Crucis, las emociones se van acumulando una tras otra, mientras recibo el apoyo y ánimos de la gente de abajo. El cansancio poco a poco se va apoderando de mí, pero gracias a la imagen del Nazareno de la Dulce Mirada en mis pensamientos, los momentos más difíciles se ven superados. Empieza a llegar el final, se entrecruzan en mí una mezcla de emociones, alegría por saber que estamos en el barrio, y pena por saber que hasta dentro de un año no volveremos a ser los pies del Señor de San Lorenzo. Concluida la ansiada primera salida como costalero, me doy cuenta que no voy a estar tan cerca de mi Cristo como en el día de hoy. Rezamos y damos gracias por el trabajo bien hecho. Tras recibir las felicitaciones por parte de todos; compañeros, capataces y contraguías, ya sólo queda volver a esperar para otro Miércoles Santo inolvidable, y pedir salud para que nos volvamos a encontrar nuevamente todos bajo las trabajaderas.

F7


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

De costaleros y algo más Rafael Gutiérrez Cuyar

Costalero de Nuestro Padre Jesús del Calvario

R

ecuerdo que fue el 22 de marzo, Sábado de Pasión de 1986, cuando a la salida de misa de San Lorenzo y acompañado de mis padres, cambiamos el tradicional itinerario que nos llevaba a Casa Manolo. Bajamos las escaleras en dirección a lo que hoy sigue siendo mi casa, mi hermandad, me inscribí como hermano y por primera vez pude ver la túnica de nazareno que vestiría esa Semana Santa. Curiosamente, y al hilo de esta conmemoración, ese año, Jesús del Calvario haría Estación de Penitencia a hombros de hermanos costaleros por primera vez. En 1986 nacería el germen de lo que hoy conocemos. Pasada la Semana Santa y con diez años de edad comencé a participar en la popular caseta “Los del Calvario” de la Feria de Nuestra Señora de la Salud en los Jardines de la Victoria con aquellas frases típicas que quedaran para la memoria privada de todos los que hemos pisado ese bendito albero. Al llegar 1987 y con él, un nuevo reparto de túnicas, me quedé sin vestir el raso morado que ha identificado durante tantos años a nuestra Hermandad. Ese año no había túnicas que pudiera vestir, sin duda la culpa fue del ColaCao, con lo que se puede imaginar fácilmente la tristeza que siente un niño cofrade cuando no puede salir de nazareno en su Cofradía. A pesar de ello, no me quedé sin realizar mi estación de penitencia. Acompañado de Pepe “el guarda” y de mi padre pasé el Miércoles Santo de 1987 cargado con una bolsa de limones partidos que iba repartiendo a los costaleros cada vez que el paso paraba. Ahí comenzó mi relación con la cuadrilla de costaleros del Señor de San Lorenzo. Evidentemente, los años siguientes volví a vestir la túnica para acompañar a Jesús del Calvario aunque asistía a los ensayos de la cuadrilla comandada por Patricio Carmona. Curiosos recuerdos me quedan de aquella época. El paso, aún en madera, transitando por lo que hoy es la calle Kiko Pastor cuan8

f

do aquella zona no era más que un solar sin asfaltar. O el recuerdo de aquel reproductor de cintas de casete que una y otra vez acababa en el suelo tras una levantá pero que nunca se estropeó y sólo el mp3 pudo con él. En 1993 al producirse el cambio de capataz y ser Patricio Carmona sustituido por Fernando Chiachío hasta la actualidad, mi vinculación con la cuadrilla de costaleros de Nuestro Padre Jesús del Calvario aumenta en gran medida con asistencia a todos los ensayos, reuniones de confraternización, etc... Solamente faltaba la guinda del pastel que no se producía por motivos de “altura” y cariñosa y paternal cabezonería Esta pequeña desilusión desaparece cuando Fernando Chiachío me propone ser auxiliar del paso, siendo ya total mi integración en la cuadrilla de costaleros de Nuestro Señor. Momento inolvidable será la primera vez que el paso levantó en el interior de San Lorenzo estando situado en la trasera y acompañado por Antonio Rubio que trataba de transmitir tranquilidad a un novato contraguía el día de su puesta de largo. Jesús del Calvario avanzaba por la nave central acompañado por la música de las zapatillas, pues el acompañamiento musical de Álvarez Quintero a sones de “Jesús del Calvario” llegaría


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

en años siguientes. De aquellos años me vienen a la cabeza momentos de como la llegada a la estrechez de San Zoilo por el lateral de la Taberna “San Miguel” o aquella cuadrilla que apenas tuvo relevos y que demostró que en San Lorenzo llevamos a Jesús en el corazón. Y llegó el día en el que la hornada de jóvenes costaleros se convierte en el relevo de aquel germen de 1986. Juan Manuel Hortelano, Antonio Pirt, Francisco Cuevas, Francisco Yuste, Rafael Yuste, Miguel Alcaide son algunos de los nombres que integran esta nueva savia que, ya veterana, transmiten su saber y sobre todo su amistad a todos los que llegan a esta casa y por supuesto a los que aún permanecen en ella; Antonio Velasco, Luís Millán, José Molina, José Carlos Rubio. Poco después, Fernando Chiachío me propone formar parte como costalero. La primera trabajadera aumenta considerablemente la altura. “Reyes Magos en Cuaresma” sería el resumen de ese día para mí. En estos últimos años, con mucho esfuerzo e ilusión se ha conseguido afianzar la cuadrilla, aumentar su número y mejorar la calidad de nuestro trabajo. La suma de todos estos factores ha tenido como recompensa que el Miércoles Santo de 2007 en la Puerta del Perdón y camino de la Santa Iglesia Catedral, nuestro capataz, asumiendo perfectamente el papel de nuestros cinco sentidos, nos anunciara que posiblemente estábamos en “la cima del mundo”. No puedo poner el broche sin olvidar a Fernando Chiachío, Federico Jiménez, Antonio Rubio y José

Mª Molina que año tras año, con el esfuerzo de su garganta, con su paciencia y con la responsabilidad de “padres adoptivos”, obran el milagro para que Jesús del Calvario, Señor del barrio de San Lorenzo desde 1724, muestre a la vieja y señorial Córdoba una Vía Sacra que nos conducirá a la Gloria. Llegará el día que este sueño termine y en nuestra memoria resonarán una y otra vez las risas de nuestros compañeros, las palabras de ánimo y el dulce sonido del martillo que anuncia la hora del deber. Ese día nos sentaremos en torno a una mesa y en el recuerdo de nuestra memoria y ante el televisor, que nos muestra imágenes de nuestro pasado, hablaremos de costaleros y algo más. Fernando, con tu permiso, ¡ahí queó! Escrito en Yibuti, el 13 de enero de 2010.

F9


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

Jesús, una vez más David S. Pinto Sáez

Costalero de Nuestro Padre Jesús del Calvario

S

ería una verdadera insensatez pretender explicar con palabras lo que se puede llegar a sentir cuando, en la oscuridad de la trabajadera, uno nota sobre sus hombros el peso de la Cruz de Jesús. Peso que, amén de pretender emular el que sufrió nuestro Redentor, se me antoja mucho más liviano pues cuenta con el aliento y ánimo de los hermanos de “trabajo”. Sin embargo, adentrarse tras las gualdrapas de Nuestro Padre Jesús del Calvario no pasa por ser algo baladí pues, tras convertirte en los pies de Jesús de la Dulce Mirada, orgullo de un barrio entero, te permite encontrarte a ti mismo, rodeado de compañeros y sólo al mismo tiempo, delante de quien se convirtió con su muerte en corazón de amor eterno.

Sin embargo no por ello podría dejar pasar por alto algunos de dichos sentimientos que, vividos en la última estación de penitencia de nuestra hermandad, dejaron una nueva muesca en mi corazón. Jesús del Calvario, volviste a San Lorenzo tras más de dos años de exilio forzado al que te obligó la restauración del templo. Tras muchos ensayos y algunos cientos de kilómetros, finalmente llegó el tan deseado Miércoles Santo y con él el último de los estrenos, regalo de tus hijos costaleros. Las cantoneras de plata realizadas por tu hijo y costalero José Carlos Rubio brillan bajo la nueva iluminación del templo y esperan la hora definitiva de su particular “presentación al pueblo”. Todo comienza con la última igualá. Los últimos retoques que tu capataz hace justo antes de repartir “los trabajos”. Nada debe cambiar, pero un calzado nuevo o una baja inesperada pueden estropear el trabajo bien hecho durante toda la Cuaresma. El dedo de Fernando sobre mi séptima vértebra me pone el vello de punta; un simple roce casi imperceptible que anuncia que ya estás cerca, Señor. Tu cuadrilla se prepara entre risas, besos y abrazos, si bien nuestros pensamientos están ya en otro lado, preparados. Se repiten las mismas frases de cada año: “Suer-

10

f


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

te, hermano”, “Buena Estación”… si bien todos tenemos en mente la primera chicotá, el primer momento a tu lado… La liturgia de “hacerme la ropa” se repite como en cada ensayo, como cada año. El costal bien estirado, sin arrugas que me impidan empujar fuerte para arriba. Y la faja, cual abrazo eterno para protegerme durante el recorrido, bien tirá por un compañero; ahí, sin miedo.

abrazo. La emoción es mayor de lo que creía y tras la primera levantá y los primeros acordes de la marcha Nuestro Padre Jesús del Calvario, mis ojos ya no pueden más, derramando toda mi gratitud y alegría al mismo tiempo. La tensión se vuelve lágrima al darme cuenta la responsabilidad que depositas en mi, Jesús, al elegirme para poderte cargar. Bajo Jesús de la Dulce Mirada comienzo una nueva Estación; porque soy costalero de San Lorenzo y es a ti a quien vengo a rezar. Jesús, ya estoy aquí con mis compañeros de costal y a la orden de tu capataz. Ya estoy aquí para enseñarle a Córdoba que con tu caminar, marcas el camino de la verdad. Jesús, ya estoy aquí para ser tu costalero. Jesús, una vez más.

Entro en la iglesia y lo primero que veo es el paso majestuoso sobre el que el Señor del Calvario me mira en silencio. Un año más padre mío. Un año más que vengo a sacarte para que Córdoba pueda verte y rezarte. Con mi costal bajo el brazo me acerco a ti, y es tal el silencio que siento que pareciera que no hubiera nadie a nuestro alrededor. Te pido por mis compañeros y por sus familias, pero sobre todo te pido este año por el angelito que me acabas de enviar, 3 días antes solamente, en forma de niña. No puedo expresarte con palabras mi gratitud, Jesús, porque éstas no alcanzarían a explicarme. Acepta por tanto mi trabajo bajo tu trabajadera para que todo el mundo te vea y sepa que eres tú el Hijo de Dios. Que eres tú a quien reza Córdoba entera cada Miércoles Santo; que eres tú a quien en San Lorenzo se venera. Oigo el sonido del llamador. Las puertas ya están abiertas y las calles esperan. Subo las gualdrapas del paso que usarás en tu Estación de Penitencia y al entrar siento un verdadero vértigo. ¿De verdad podré ser yo quien te deba llevar? Un buen costalero de los tuyos se sitúa a mi izquierda, una vez más, y al verme me da un

F 1111


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

Ofrenda al Señor del Calvario de su Cuadrilla de Costaleros (III). NUEVO LLAMADOR

H

ace dos años cuando ideamos hacer la primera ofrenda al Señor, lo primero que pensamos fue lo típico de todas las cuadrillas de costaleros, un llamador. Pero como explicábamos en el artículo de la ofrenda, creímos más oportuno, por la necesidad y protección de la Imagen, hacer una cruz más liviana que no perjudicara su hechura y que se concluyó el pasado año con la ofrenda de las cantoneras que remataron dicha pieza. Así que este año que se cumple el 25 aniversario de la fundación de la cuadrilla, ¿qué mejor que retomar la idea de ofrecer al Señor la pieza que más une y que mas identifica al costalero con su paso, el denominado en el argot costalero “martillo”?. Cuando contactamos con José Carlos Rubio, su autor, como miembro de la cuadrilla, para darle forma al proyecto, nos decantamos por que fuera una obra propia, muy personal y maduramos la idea que el Señor del Calvario llevara en su paso, el lugar más importante de San Lorenzo: el Sagrario. La pieza se define así: Llamador en plata de ley, en su color, con acabado envejecido, se sustenta sobre una peana basada en la orfebrería cordobesa del siglo XVI, concretamente en la peana de la Virgen de Villaviciosa de la Santa Iglesia Catedral. En el frontal de esta peana, llevará la puerta del Sagrario de San Lorenzo, de estilo rococó y en los dos salientes externos, en uno la heráldica del Obispo Marcelino Siuri, que fue

12

f

quien bendijo en la sede del Obispado a Jesús del Calvario en 1724 y quien concedió indulgencias a todo aquel que participara en dicho acto; y en otra el escudo de San Álvaro, introductor del Via-Crucis en occidente, razón por la cual se funda la Cofradía. Arriba sobre la Puerta del Sagrario, irá el templete con la Virgen de Villaviciosa, imagen que se venera en dicha Capilla, y rodeando a éste una ornamentación vegetal a modo de hojarasca barroca que remata al final con el escudo de la Parroquia (corona real, parrilla y palma del martirio). Sobre las molduras lisas de la peana llevará dos leyendas: –Jesús del Calvario, capataz de nuestras vidas– lema de la cuadrilla de costaleros, y –Jesús del Calvario, Tú estás en el Sagrario– por la simbiosis entre lo material y lo espiritual, Jesús representado como imagen y el Cuerpo de Cristo en la Hostia Consagrada. Se ha tenido en cuenta al reproducir los distintos modelos en los que se basa, armonizarlos artísticamente con el conjunto ecléctico del altar del Sagrario. Deseosos estamos toda la cuadrilla de que el Miércoles Santo nos convoque este llamador, que suene potente, con golpes majestuosos, para prepararnos, para ponernos en aviso y anunciar a todos que el Señor del Calvario se levanta sobre todas las cosas, como Sagrada Forma alzada en manos del Sacerdote, para bendecir con su bondad al mundo.


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

El Calvario: Nueva composición musical para Nuestro Padre Jesús del Calvario Antonio Tavera Alba

Compositor de “El Calvario”

M

i relación con la Hermandad del Calvario comienza en el año 2005, en el que conocí a Alfonso Lozano, gran amigo mío y gran cofrade de ésta vuestra hermandad. Y fue él mismo el que me apoyó desde un principio en concebir una marcha del género de Cornetas y Tambores dedicada a la imagen de Ntro. Padre Jesús del Calvario, que paradójicamente después de tantos años siendo acompañado por formaciones de este estilo, no tenía ninguna dedicada. Fue ya hace tres años cuando la idea surgió y entre unas cosas y otras la cosa quedó estancada hasta que hace unos meses Alfonso volvió a insistirme coincidiendo con la efeméride del XXV aniversario de la cuadrilla de hermanos costaleros de Ntro. Padre Jesús del Calvario. Y así fue como tras unos meses trabajando en ella, la marcha fue concluida un 3 de diciembre del pasado año 2009. La marcha, tanto en melodía, instrumentación, recursos y forma, es de las que se pueden considerar clásicas del género. Este concepto siempre lo tuve claro; un Nazareno del siglo XVIII y titular de unas de las hermandades con más solera e historia de Córdoba no podía andar acompañado por excéntricos ritmos flamencos, tan de moda últimamente.

La marcha tiene una gran similitud con las marchas escritas por el que se considera padre del género, Alberto Escámez. He usado melodías sencillas, muy militares y de marcado ritmo. La instrumentación es de tres voces de cornetas y dos de trompeta, prescindiendo de los actuales trombones y bombardinos precisamente para conseguir ese estilo clásico que busca la cofradía y que tan bien ha conseguido reflejar en el paso de palio. El uso de la percusión es igualmente muy clásico, usándose en toda la marcha batería de tambores con bordón y bombos.

caba la sencillez y el clasicismo, creo que este título era el más acertado. Ha sido mi intención desde el primer momento realizar una marcha que estuviera plenamente integrada y acorde con el carácter de la hermandad y de esta manera buscar que al escuchar la marcha nos transmitiera las mismas sensaciones que podemos tener un Miércoles Santo en el que nuestra retina y oído se unen para sentir que un año más “El Calvario” está en la calle.

La estructura de la marcha es igualmente sencilla: introducción, tema, solo y trío final o tema final, estructura muy “militar”, ya que es bastante parecida a la que usaban músicos del ejército para componer sus marchas de procesión y marchas de ordinaria, como por ejemplo Alberto Escámez y Ramón Montoya, entre otros; esto, junto con un ritmo cadente y cómodo para el costalero, permiten que como anteriormente hacíamos, definamos la marcha como clásica. El nombre de la marcha es sencillo, ya que desde un primer momento mi intención era que recogiera el todo de una cofradía y creo que no existía mejor nombre que “El Calvario”, pues este es el nombre por el que popularmente se conoce a la cofradía y siendo sincero, buscando como bus-

Antonio Tavera, dedicando la partitura el pasado 10 de enero

F 13


1986-2010. XXV Aniversario Cuadrilla de Ntro. Padre Jesús del Calvario

Al Señor de San Lorenzo Alvaro Costela Sanmiguel

Compositor de “Al Señor de San Lorenzo” Banda de Cornetas y Tambores Ntro. Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras (Granada).

F

como si cada músico, cada instrumento, cada nota musical que emanaba de nosotros, fuese una vela más de su candeleria, o un vaivén más del incensario que perfumaba el ambiente.

Como es de recibo en este gran día de nuestra Semana Santa Andaluza, Miércoles santo, llegamos ilusionados, y porque no decirlo, un tanto nerviosos sabedores de la categoría y el buen hacer de la Hermandad a la que íbamos a acompañar con nuestros sones por primera vez.

Es de estos momentos y algunos más de los que nace esta composición musical, además de por el exquisito trato y del sabernos queridos y arropados por la hermandad que durante tantos años ha confiado y contado con nosotros, sus hermanos Granadinos, para musicalizar el momento que todos esperamos año tras año, ver a Nuestro Padre Jesús del Calvario procesionar por las calles de Su ciudad.

ue hace ya aproximadamente ocho años, cuando tras una dura y larga temporada de ensayos, llegó la tan esperada y ansiada Semana Mayor; pero en esta ocasión sería un tanto especial, contábamos con un aliciente más, tocábamos en la capital Cordobesa, la hermana de nuestra tan querida ciudad de la Alhambra.

Enseguida quedamos “prendados” del encanto del entorno, del ambiente, la Iglesia, la plaza con la gente deseosa de ver a su Señor de San Lorenzo en la calle un año más, aunque para nosotros fuese el primero.Fue entonces cuando estos nervios pasaron a transformarse en una sensación de impaciencia, la impaciencia de ver asomar el frontal por el arco de la iglesia para “puntear” la marcha real y comenzar a acompañar con nuestra música a esta tan venerada talla. Tras el emocionante momento de la salida nos dispusimos a incorporarnos en este cortejo tras el paso del Nazareno Cordobés, que avanzaba con su paso elegante y soberano por las calles de la ciudad, alentando con nuestras notas musicales el magnífico trabajo de sus costaleros y tratando de engalanar, aun más si cabe, este divino paso 14

f

La marcha sigue la línea de las composiciones propias de nuestra formación musical, con una

melodía que pretende evocar y recoger los momentos mágicos y emotivos vividos durante estos años de acompañamiento al Sacro titular, siempre elegante, sobrio, serio, pero a la vez popular, de barrio, de sus gentes. Quede como muestra de gratitud a la hermandad que tan bien nos ha tratado, esta composición musical, que allá donde quiera que suene revivirá tantos buenos momentos como los que nos ha dado el Miércoles Santo Cordobés, y en especial la Hermandad del Calvario. Deseosos de acompañar un año más al Señor del Calvario por las calles Cordobesas y con la misma ilusión que la primera vez.


Las Bandas del Señor del Calvario Juan Hinojosa Luque

Costalero de Nuestro Padre Jesús del Calvario

D

esde la creación de la primera Cuadrilla de Hermanos Costaleros de Nuestro Padre Jesús del Calvario en 1986 y a lo largo de estos 25 años, el acompañamiento musical de Nuestro Padre Jesús del Calvario ha sido variado, habiendo acompañado a Nuestro Señor en su estación de penitencia diversas agrupaciones musicales y bandas de cornetas y tambores, tanto locales como foráneas. Durante este periodo, y al igual que la cuadrilla, el acompañamiento musical también ha evolucionado, decantándose la Hermandad en los años postreros por bandas de cornetas y tambores, con un repertorio de marchas de corte clásico y elegante. Así, el detalle de los distintos acompañamientos de los que ha disfrutado el Señor de San Lorenzo, ha sido el que se muestra a continuación: • 1986 Banda de cornetas y tambores Virgen de las Mercedes (Sevilla) • 1987-1988 Banda de cornetas y tambores del Santísimo Cristo de la Sangre (Córdoba) • 1989 Banda de la Hermandad de Cristo en la Redención del Beso de Judas (Sevilla) • 1990-1991 Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Redención (Córdoba) • 1992 Banda de cornetas y Tambores de la Hermandad de la Vera-Cruz de Utrera (Sevilla) • 1993 Banda de cornetas y tambores Ntra. Sra. de la Salud de Utrera (Sevilla) • 1994 Centro Cultural Cristo de la Expiración de Torreblanca (Sevilla) • 1995-1996 Banda de cornetas y tambores Santísimo Cristo de la Misericordia de San José de la Rinconada (Sevilla) • 1997 Banda de cornetas y tambores Sor Ángela de la Cruz (Sevilla) • 1998 Banda de cornetas y tambores Nuestro Padre Jesús Nazareno de Cazalla de la Sierra (Sevilla) • 1999-2002 Banda de cornetas y tambores Nuestro Padre Jesús Nazareno de Mairena de Alcor (Sevilla) • Desde 2003 Banda de Cornetas y tambores Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras (Granada)

F 15


Especial costaleros Calvario 2010  

Anexo Costaleros XXV aniversario cuadrilla de costaleros

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you