Issuu on Google+

El Secreto de las Mujeres Drag贸n por Nataly Ovando Pastene


Cuando las letras se escapan de los escritores, no es la falta de determinaci贸n lo que los detiene, es la falta de causas para continuar escribiendo. Gracias por renovar mi sed de escribir. Nataly Ovando Pastene Periodista Licenciada en Comunicaci贸n

Fanfics, de fans para fans. Material exclusivo del grupo Yakuzas A.V.S.A. (fans page) Prohibida su comercializaci贸n Contacto nataly.pastene@gmail.com


Capítulo primero… los vampiros Conocí a las Yakuzas, Airi me dio la bienvenida con un abrazo y una sonrisa, Shin era bastante amable. Camila era chilena como yo. Llegamos a un hotel, no sé cómo se llamaba, apegada al brazo de Stefa entramos a una de las habitaciones, ahí estaba Rose. Tomé asiento junto a una mesita redonda que tenia vista hacia la ventana, estábamos en un tercer piso, el paisaje era agradable. Ya más calmada, las mujeres me explicaron lo que Stefania quiso decirme y yo no leí en aquella ocasión, mis elucubraciones eran bastante más fantásticas que lo que en realidad sucedía con ellas, supongo que Londres es bastante más liberal, eso me hizo imaginarme de lo más malo, lo peor. Al final, son una hermandad, su lealtad se traspasa de generación en generación. Bebí un café mirando por la ventana, respiré profundo y luego bajé, pedí una habitación y me registré en el hotel, pasaré más tiempo con ellas de lo que pensé, y creo que me agrada. Esa noche sólo pensaba en trabajo, los sentimientos vertiginosos se habían calmado. Alguien toca la puerta de mi habitación, es Camila que me invita a bajar, las Yakuzas saldrán a pasear por la ciudad. Me reúso, digo que tengo trabajo sin terminar. Camila me sonríe y dice está bien, será en otra ocasión… En otro rincón de Tokio, bajo las instalaciones de Johnny’s Entertaiment se celebra una fiesta especial, los hermanos Johnny y Mary Kitagawa llevan a fin la ceremonia que los mantuvo vivos por cientos de miles de años, antiguos grupos Yakuza asisten a la reunión, llevan ofrendas de sangre mientras Johnny está sobre un altar de piedra, lo iluminaban las luces de 893 velas en el subterráneo de piedra, sombrío y lúgubre rodeado de tumbas, calaveras y flores secas. Un olor metálico cubre el ambiente húmedo, la muerte se puede respirar, Johnny extiende los brazos y dice. -¡Sangre! millones de años han pasado, desde que los dragones rojos pactaron cuidar de nuestros hijos, los elementos se alinean cada mil años para alimentar al primero, al despojado de la mano kami-sama que bajó a la tierra para no morir jamás. En 10 días la unión de carne entre los Yakuzas y los Caminantes Eternos deberá efectuarse, o la tierra sufrirá la guerra entre dragones y vampiros. Los propios dioses han de mostrar el camino para proteger a sus amados seres humanos. Mary de pie junto al altar mira a los Yakuza, quienes se arrodillan frente a ellos, Mary les dice en tono solemne. -Yakuzas, ustedes que dominan el orden del mundo, así como sus hermanos alrededor de la tierra hasta los confines más recónditos, desde Italia a Rusia, han mantenido el secreto de nuestra unión. El poder de ustedes sobre el hombre se mantendrá durante mil años más si el pacto se cumple, traed a las descendientes de los cuatro


elementos, la sangre de las mujeres dragón dormirá a Lilith la caminante eterna, sólo sus hijas calmarán su furia… Desde mi habitación de hotel veía por la ventana como las chicas se alejaban, la noche estaba fría, mientras ellas caminaban por la vereda con rumbo desconocido para mí, las perdí de vista cuando doblaron la esquina de Yoyogi con shibuya. Entonces recibo una llamada, es el Productor Park. -moshi moshi, Nataly al habla. -señorita Nataly disculpe el horario en que la llamo soy Park, ha ocurrido una situación. -dígame Productor Park, en qué puedo ayudarle. -koki, el modelo de su libro se niega a aparecer en la portada de la revista AnAn, dice que no hará una nueva sesión fotográfica si no está usted presente. -pero… ¿yo que tengo que ver con eso? nuestro contrato terminó en Londres y quedó todo… La voz del hombre al otro lado del teléfono me pareció preocupada, interrumpió mi explicación de los términos legales y dijo. -un vehículo está esperándola en el hotel, para traerla a Johnny’s y asociados, por favor, por favor baje, estaré en deuda con usted. Park colgó la llamada, no alcancé a decirle que me había registrado en otro hotel. Mientras busco en mi celular el número desde donde llamó, doy un vistazo a la ventana, para mi sorpresa una camioneta Nissan de pasajeros blanca con el logotipo de J.E. estaba en las puertas del hotel. Entonces tomé mi chaqueta y bajé, estaba intrigada sobre lo que ocurría, Koki a pesar de su rostro duro es un joven muy amable y accesible, diría que tímido. El chofer desciende del vehículo, me abre la puerta y me dice bienvenida a Tokio, aquí nunca estará sola. Su frase me recordó a mi llegada aquí, un escalofrío me recorrió la espalda, tuve la idea de bajar de la vans, pero no. En ese momento no pensé que me arrepentiría de ser tan confiada, debí llamar a Koki personalmente y preguntarle qué pasaba. Park me recibe a la entrada del edificio, me lleva a una sala de conferencias, doce hombres mayores de traje estaban sentados en una mesa, siento sus miradas al entrar, me siento donde Park me señala, veo a un hombre familiar tres puestos a mi derecha, era el hombre del avión, el que miraba mi tablet, le sonrío y él asiente con la cabeza. Un hombre me habla, al parecer ellos me esperaban, el anciano se acercó a mí y dice a los demás. -ella es la última mujer dragón perteneciente a la familia de la Yakuza Airi, ingresó hace unos días, su fidelidad aún es débil…- yo pensé que carajo, cómo que mi fidelidad es débil, el hombre continuó hablando- será nuestra aliada, para que la sangre sea derramada, los vampiros despertarán y se levantaran de su sueño en 10 días y si las mujeres dragón no están junto a ellos para alimentarlos, la guerra se desatará y la humanidad perecerá. Intento ponerme de pie y retirarme sin mediar palabra, pero me detienen dos hombres que estaban detrás de mí,


el ambiente es tenso, entonces el hombre del avión me habla. -estos hombres son peligrosos, los vampiros nos entregaron poder para dominar a los dragones que arrasaban con la tierra hace siglos, el exterminio de las mujeres dragón sería fatal para nosotros, ellos la necesitan viva por los 10 días próximos, luego de eso usted podría morir. -vampiros, por favor, ¿no espera que crea eso? ¿mujeres dragón? eso es más raro aún, no existe evidencia científica de la existencia de ninguno de los dos. –dije. -usted no me cree, pero pronto creerá, extraños sucesos a las Yakuza del clan de las mujeres dragón marcará el llamado de la Caminante Eterna, Lilith llamará a sus hijas a su encuentro. -no me quedaré aquí por propia voluntad, Airi sabrá de esto al menos que salga de aquí muerta. -usted creerá, en 10 días, tenga mi palabra, la palabra de un Yakuza, para salir de aquí sólo tenemos una petición. -lo escucho- dije sin ánimo de obedecer a lo que pidiera. -en el noveno día usted llevará a las Yakuzas del clan de Airi a una casa que está en medio del bosque, en secreto, nadie debe saber de la reunión, invente una mentira y condúzcalas ahí. -usted está realmente loco, eso no sucederá, no llevaré a mis amigas a una trampa. Los guardias me soltaron. Caminé fuera del lugar, estaba asustada, Park me siguió, me pedía que no dijera nada al menos dos días, para que me convenciera de que la historia sobre los vampiros y las Yakuzas era real. Accedí, su cara de terror me hizo jurar que por dos días me mantendría en silencio. Subí a la misma vans y regresé al hotel. Stefania estaba en la puerta esperándome. -Nataly a dónde fuiste tú loca, oye te trajo una camioneta de los Johnny’s… -si, emm, es que… sin querer tenia conmigo la información de… de… una novela de vampiros y dragones que Park necesitaba, envió una vans para que le llevara su información. -ah, pensé que andabas paseando, oye tengo algo que contarte, las chiquillas tienen los pelos de punta, estábamos en un bar y vimos un ángel que se nos… -espera, entremos y sígueme contando, aunque ya sabes lo que pienso, los ángeles no existen. -¡ahhh pero si te digo que lo vimos todas! Entramos, la escuche con atención en la cafetería del hotel, escuche cada palabra en que relataba cómo una sombra gigante desplegó sus alas frente a ellas a las afueras del bar, escuche como la sombra observaba a Airi, mis manos aún temblaban, intenté ocultarlo, creo que se dio cuenta puesto que me dijo. -ya loquilla, anda a dormir, mañana seguimos hablando. -está bien, duerme bien tu igual- le dije- oye, cualquier cosa, si algo te da miedo, llámame y me cambio de pieza, claro, al menos que Kame esté ahí, jajaja. -aahhh no me digas eso, que no podré dormir pensando en Kame.


Capítulo segundo… la duda Ya en mi habitación y más calmada después de una ducha me recosté en la cama y dormí. Algo me despierta en la oscuridad, me siento observada, abro los ojos, son las 4.34 am, aún no amanece, un escalofrío recorre mi cuerpo, no estoy sola, una sombra en la esquina junto a la ventana me observa, parece mi imaginación, no la veo claramente, mide unos 3 metros, su cabeza se inclina en el techo del cuarto, veo entre sombras su boca, una lengua grisácea que sangra un líquido espeso y oscuro, pasó por mi mente las palabras de ese hombre usted creerá … No puedo moverme, estoy aterrada, siento algo cálido entre mis piernas, me he orinado de miedo, no puedo gritar, mientras la figura me observa con severidad, sus ojos rojos brillan mientras contonea su cabeza de un lado a otro. Los brazos del espectro llegan hasta sus rodillas, la esquelética figura me recuerda a los shinigamis de las historias de fantasmas. La figura espectral estira una de sus manos y siento como mi mente se separa de mi cuerpo. Estoy en el cuarto de Stefania, estoy volando, siento como el aire atraviesa mi cuerpo, ella duerme vestida sobre su cama, una mano sale de debajo de su cama, un brazo femenino comienza a arrastrase para salir de ahí, es una mujer de estatura pequeña, es sólo piel y huesos, la mujer hace el ademan de mirar hacia mí, pero sólo están las cuencas de sus ojos, dentro de

ellos nada, oscuridad, su boca está cosida y con ella me sonríe, parece una muñeca de arpillera gigante. Stefania boca arriba no se da cuenta de la escena, intento moverme pero estoy suspendida en el aire, grito, más no funciona, la mujer se sube a la cama y saca una aguja grande de su piel, como una bránula para perforar la lengua. Ella vuelve a mirarme, me sonríe mientras grito y hace el ademan de cocer la boca de mi amiga. Stefania despierta asustada, como si tuviese una pesadilla, pero la mujer ya ha desaparecido. Veo por la ventana de mi habitación, aún estoy suspendida fuera de mi cuerpo, escucho un ruido en mi ventana, como si una rama chocara contra ella, cuando miro hacia allá, veo a Camila, un hombre la sostiene del cabello, está inconsciente aunque sé que lo que veo no puede estar pasando, estoy a demasiados pisos arriba, dos personas simplemente no pueden pararse fuera, nada los sostendría en el aire. Saco la voz a esfuerzos y murmuro. Esto no es real.


Capítulo tercero… La leyenda Ya es de día, llamé al servicio, mi cama esta mojada, la camarera me mira con cara de esta como debió estar ebria que se orinó en la cama, pero no me dice nada. Planeo contarle a Airi lo sucedido ayer, después de lo que vi en la noche no esperaré sentada a que las cosas simplemente pasen, ella sabrá que hacer en esta situación, así sea ir a la casa en el bosque, no me gustaría que la humanidad pereciera sólo por nosotras. La llamo a su celular. -Hi, ¡Nataly! ¿Cómo estás? -no muy bien jefa, sucedió algo ayer y debo decírtelo. -¡oye! ¿La Stefa te contó que ayer vimos un ángel?, estábamos en… -es sobre eso que quiero hablarte, no del ángel, sino de Lilith

Airi mantuvo silencio, supuse que es el silencio de las personas que saben algo, le pedí que nos viéramos en la cafetería del hotel, ella accedió sin titubear. Bajé para encontrarme con ella. Airi ya me esperaba abajo, pidió el café que tomo, y un té para ella, la camarera ya lo estaba sirviendo cuando me acerqué. Me senté frente a ella y le conté todo, la reunión, la sombra de mi habitación, que me orine de miedo y que vi a una mujer en el cuarto de Stefania. Ella


me escuchaba atenta, me preguntó porqué no había dicho eso apenas llegué al hotel, yo respondí. -no lo creí, sabía que debía decírselos, pero tenía que ordenar mis ideas primero. -lo que te sucedió fue peligroso, las familias Yakuza matarían por menos que tu desaire. -lo sé, para mí también fue sorpresivo… Airi, me preocupa lo que dijo ese hombre. Una guerra que matará a muchos, si la sangre de las chicas no se derrama. -es una antigua leyenda sobre nuestro clan, está escrito en los libros de historia de Japón, dicen que nosotras entregamos la vida a cambio de la seguridad del mundo, a cambio tenemos nuestros privilegios en el amor, aunque es un poco más complejo que eso. -Airi… no estoy asustada, sólo… morir no es una de mis preocupaciones ahora pero… pero no sé en qué creer… -los vampiros son espíritus antiguos que se aferran al corazón de un hombre para que seduzca a una mujer dragón, entonces ella le da a él su sangre para que siga vivo. Hay libros que dicen que una sola gota basta, pero otros dicen que se llevan la vida de la mujer que enamoran, tampoco estoy segura si moriremos o no. -¿y Lilith? yo sé muchas historias bíblicas de ella, pero jamás creí una palabra. -Lilith es la primera esposa de Adán, ella se fue del jardín del Eden porque quería ser igual en derechos que él, cuando se marchó tuvo hijos, los dragones, en la biblia les dicen la serpiente antigua, y Adán cuando tuvo sus hijos con Eva uno de ellos mató a su hermano y fue desterrado con la marca en la frente. -Caín, Caín mató a Abel porque estaba celoso de él. -así es, manchó la tierra con sangre y se convirtió en el primer vampiro, ambos Lilith y Caín lucharon por la supremacía de la tierra, luego al ver que no podían vencerse al ser ambos inmortales se enamoraron. Caín le pidió reinar en su nombre, ella lo hizo prometer que nunca mataría a los hijos de ambos, si cumplía eso ella dormiría hasta que el hombre se mate a sí mismo y poder vivir su amor por toda la eternidad, así que ella descansa mientras él gobierna el mundo.


Capítulo cuarto… Hace dos años Yamashita Tomohisa estaba en las instalaciones Johnny’s y asociados, recibe una llamada telefónica, una secretaria le dice. -señor Tomohisa, lo llamo para informarle que la sala de reuniones 114 se le está esperando para comenzar, por favor llegue lo antes posible. -oh! si, ya estoy llegando, perdón, perdón, estaba atascado en el tráfico. Tomo abre la puerta, algunos de sus compañeros de trabajo, entre cantantes, bailarines y actores lo estaban esperando. Entre ellos Kamenashi, que le hace un gesto con la mano, para que se siente junto a él. La sala de conferencias 114 es una de las más amplias, con capacidad para cerca de 120 personas, todos los puestos estaban ocupados por hombres del espectáculo y sus managers. Tomo reconoce entre los invitados a la reunión a artistas de otros países, entre ellos los coreanos Lee Min Ho, Jang Geun Suk, kim hyun joong y otros artistas, algunos europeos y norteamericanos que no logra distinguir. Hay mucho ruido, todos estaban murmurando, la reunión aun no comienza. Una mujer joven con un carrito reparte a los asistentes una copa de cristal, Tomo hace una reverencia al sujetar la copa y la mujer le sonríe al pasar.

-oye, Kame, ¡Kame!, préstame atención un momento. -dime, no tienes que gritarme. -¿de qué se trata esta reunión? -¡que! ¿Acaso no lo sabes? -no, nadie me ha dicho nada. -esta es la reunión de iniciación a los…Kame es interrumpido por el ingreso de Johnny Kitagawa, el hombre de cabello cano y mirada complaciente se sienta a la cabeza de la mesa y los invitados guardan silencio, observándolo. Johnny, se mantiene callado, es la primera reunión en donde convoca a tantos iniciados. Johnny respira profundo, una traductora de pie junto a él le entrega un micrófono, mientras ella sostiene el propio. Se le escucha decir señor ya estamos listos. Johnny dice.


-como la mayoría debe estar enterado, somos la industria más grande en la producción de artistas en el mundo. Para nadie es un secreto que estamos asociados a revistas como Elle, Boughe, Elite Models, entre otros tantos y también somos dueños de la mayoría de las cadenas televisivas a través del mundo. Dominamos el mundo… Tomo mira atentamente a Johnny, aunque en realidad le parece una reunión aburrida, si no fuera por la cantidad de personas de distintos países habría sido para él un total fracaso. Johnny continua hablando sobre lo importantes que son, a Tomo le parece interesante que las agencias de modelos y actores que para la sociedad son competencia, sean en realidad aliados en secreto. Johnny se pone serio y dice. -los Yakuzas como nosotros, no podemos conquistar a las mujeres dragón, luego de la matanza de hace mil años… Tomo se sorprende, no entiende de qué está hablando, trata de hablar con Kame al oído pero él le hace un gesto con las manos, queriéndole decir, después hablamos. Tomo no está seguro en qué momento apareció la palabra Yakuza en el discurso de Johnny, mira hacia los lados, pero la mayoría parece entender de qué está hablando el hombre, Tomo comienza a poner atención a las palabras. -como ustedes saben, la sangre de las mujeres dragón fue derramada como lo dicta el pacto entre los vampiros y los dragones. Hace mil años 2.330 mujeres dragón murieron a manos de los vampiros, que al beber su sangre, el deseo incontenible los llevó a arrancar la piel de los cuellos frágiles las mujeres que con bondad cumplían con el trato que nos mantiene en lo alto de la cadena social… Tomo se pregunta si es real lo que Johnny dice, las personas presentes, muchos de sus amigos, parecen escuchar con atención, incluso Kame parece entender a la perfección lo que sucede. Johnny continúa hablando. -las mujeres dragón que sobrevivieron, escondieron por el mundo su descendencia hoy no son más de 23 por lo que sabemos, quizá algunas mas sean encontradas en los dos años que nos quedan para renovar el pacto… La reunión, por cierto secreta, duró varias horas, entre debates y peleas de los antiguos Yakuzas que eran vam-


piros sobrevivientes de la venganza a manos de las mujeres dragón, luego de la masacre de sus hermanas por parte de ellos, todos los que tenían la palabra, tenían nuevas historias sobre vampiros y dragones y sobre cómo mantener el poder. Finalmente llegaron a una conclusión, una mujer llena de agua las copas de los asistentes, Johnny dice. -señores, hemos llegado a un acuerdo, hoy los vampiros sobrevivirán si todo sale según lo planeado. Johnny se pone de pie, la mujer que llenó las copas de agua trae de otra habitación un una copa llena de algo que Tomo no ve, la mujer entrega a Johnny un gotero y la copa, él sostiene el cristal con su mano izquierda, la levanta solemnemente y dice. -ésta es mi sangre, una gota basta para llenar sus almas con la energía de nuestro padre Caín, atraeremos a las

Yakuzas con este cáliz, y llevarán en sus propios cuerpos la inmortalidad en la noche de las almas, cuando Lilith reclame por sus hijas, ustedes serán los elegidos para portar la sangre que mantendrá la prosperidad en el mundo. Johnny llena el gotero y comienza a pasearse por la sala de conferencias, deja caer una gota de sangre en los vasos de algunos invitados a la reunión, todo se realiza en silencio, la discusión ha terminado. Kame alza su copa y Johnny deja caer la gota que tiñe el agua de rojo, un rojo profundo y espeso. Tomo, absorto ve la mano de Johnny acercarse a su copa, la sangre entinta el cristal antes transparente. Cuando todas las copas que debían ser llenadas fueron satisfechas, todos los hombres se pusieron de pie. Tomo dudó unos segundos, se levanto alzó la copa que se le había asignado y juntos con ellos brindó, el pacto está cerrado. Y de eso, Tomo y Kame jamás hablaron.


Capítulo quinto… El ángel despierta (Tiempo presente) El celular de Airi suena, es tomo. -Hi, Tomo, estamos esperándote iremos al bar que te mencioné. -estoy en el estudio de grabación, el demo se está guardando. Tardaré un poco más de lo esperado. -pero, ¿vendrás? -si estaré ahí en una hora. -apresúrate, te estaré esperando en el bar. -adiós. Nos vemos Airi. - bueno chicas, Tomo se tardará, vamos nosotras, nos alcanzará luego. Camila, ¿Nataly vendrá?. -no, dijo que tenía trabajo, no quise presionarla así que la dejé. -bueno, demos tiempo al tiempo, ya se sentirá más a gusto entre nosotras. Tomo cuelga el teléfono, mira la computadora que dice 40% completado, se sienta en el escritorio, y exclama mirando la pantalla. -¡¡¡aahh!!! Tú, eres tan lento, por tu culpa no estoy con las chicas en este momento, deben estarlo pasando tan bien y yo aquí contigo. Entonces en la pantalla aparece una imagen que dice, 100% completado, su proyecto ha sido guardado. -¡¡¡aahh!!! Estás jugando conmigo, no me ganarás, correré al hotel, y me veré con Airi, estúpida computadora. Tomo, coge su chaqueta del respaldo de la silla y sale corriendo del estudio, espera alcanzarlas antes de que salgan del hotel y caminar con ellas al bar. Airi y las Yakuzas beben en un bar español llamado La barcaza, están sentadas en una mesa redonda, piden cerveza y algo en el menú que dice a la española. El ambiente es festivo, Airi había planeado salir todas juntas hace tiempo, quería mostrarles ese lugar que parece una pequeña España en medio de Tokio. El celular de Airi suena. Es Tomo. -lo siento Airi, no podré asistir. -pero… trabajas hasta tan tarde, me gustaría que compartieras con nosotras. -surgió un inconveniente que debe ser solucionado de inmediato. -pero Tomo, me dijiste que vendrías… -lo lamento, lo que tengo que hacer no puede esperar ni un segundo. Te veo mañana. Adiós.


Tomo corre por la calle para alcanzar a las Yakuzas, llega a la esquina de donde se ubica el hotel, ve a Nataly saliendo del lugar y grita. -oye…. – se queda en silesio unos segundo y murmura- ¿cómo es que se llamaba la chica nueva?... Entre tanto, ve a Nataly subir a una camioneta con el logotipo JE, se queda parado en la esquina, mientras la ve alejarse en el vehículo, se pregunta a dónde va a esa hora. Un viento frio recorre su espalda, se siente observado, ve de reojo junto a él una sombra lúgubre envuelta en nubes que no tienen sentido lógico. La creatura lo mira fijamente mientras Tomo paralizado gira la cabeza hacia la sombra, ésta le sonríe con su boca empapada de un líquido gris. Tomo inmóvil por la aparición, no grita, ni llora. El espectro levanta un de sus lánguidos brazos y con algo similar a un dedo apunta hacia las instalaciones de Johnny’s y asociados, mirando hacia allá. Tomo piensa, debo ir allí, eso es lo que intenta decirme, eso creo. Mira hacia donde apunta el fantasma y cuando voltea a verlo de nuevo, la sombra ha desaparecido. Tomo, mete la mano al bolsillo de su pantalón, aun de pie en la esquina, toma su celular y llama a Airi, le dice que no se reunirá con ellas. Airi y las Yakuzas celebran cuatro meses juntas, la llamada de Tomo pareció extraña, Airi está pensativa, pero no desea arruinar la velada con sus amigas, así que lo deja pasar. Las chicas ríen recordando historias. En ocasiones se abrasan mientras se dicen unas a otras te perdono, aunque duela hay que compartir. Luego de poco más de dos horas, deciden que están lo suficientemente ebrias para retirarse del local, cancelan la cuenta y comienzan la retirada. Rose les sugiere que caminen, aunque la noche está fría, prolongará un poco más la reunión antes de regresar al hotel. Apenas salen del bar una luz como una estrella fugaz desciende en frente ellas, el tiempo se detiene, las calles se ven bacías. Silencio, sólo se pueden sentir los latidos palpitantes de las Yakuzas. La luz toma forma, una mujer desnuda, robusta de cabello largo y negro las mira de frente, su piel es escamosa como una serpiente, brillante, la luz proviene de ella, parece bañada en oro. La figura despliega desde su espalda un par de alas, como los ángeles de las pinturas en las iglesias. La mujer tiene los ojos tristes, pero en calma, su mirada llena de paz el corazón de las muchachas que no son capaces de romper el silencio, la belleza del ángel que ven les trae recuerdos alegres de la infancia, su calor es como el abraso de la persona amada, es como un día cálido mirando el cielo azul. Airi escucha en su mente una voz femenina y maternal que le dice. Diez lunas faltan para nuestro encuentro, mas mi niña deberá tomar una decisión que cambiará el destino de la humanidad. Luego desapareció. De lo que escuchó, Airi no mencionó nada a las Yakuzas, al menos hasta estar segura de lo que sucedía. Stefania mira su reloj para saber a qué hora vieron al ángel, para su sorpresa sólo ha pasado media hora desde que miro su reloj por última vez, eso fue poco antes de salir del hotel, las horas en el bar se han esfumado. Al día siguiente, las Yakuzas ven a Airi conversando seriamente con Airi en la cafetería del hotel. Airi las ve, levanta su brazo y las llama que se acerquen, les pide que se sienten y dice. -mis queridas Yakuzas, quiero que me escuchen con atención, hay algo que deben saber, debemos tomar una decisión muy importante…

Continuará... Próxima edición, segunda parte y final Capítulo sexto… el día nueve, el pacto.


Apoyo Fotogrรกfico http://fredartattoo.blogspot.com http://www.zazzle.com http://www.tattoodonkey.com http://es.123rf.com http://leeanapazos.blogspot.com http://japonismo.com http://www.fondos7.net

http://www.librodearena.co http://www.ideatattoo.com http://dibujantescordobeses.blogspot.com http://blog.tiendas-abv.com http://karyukai-carolina.blogspot.com http://waktattoos.com http://www.mascotas-conectadas.com http://www.taringa.net http://www.portaldemisterios.com


El Secreto de las Mujeres Dragon