Page 1


Haz Rodar una Poesía Poemario Gira Poema 2009

Gestora y Directora General: Nat Gaete Chile Coordinador General: Toño Jerez España Diseño portada y autor ícono: Agustín Calvo Galán España

2


Cuarto capitulo de

HAZ RODAR UNA POESÍA Marzo 2009

Dejemos que gire la poesía, que giren los versos y derramen su ungüento allá donde pernocta la lluvia, allá donde habita el dolor y se hace fuerte la tristeza. El poeta debe ser mucho más que el puro goce estético, debe buscar algo más que la simple belleza que las palabras nos otorgan cuando Baco embriaga papel y pluma. Dejemos que giren los poemas en extrañada extravagancia, allá donde las lágrimas se vuelven arena en ojos desquiciados. Escribamos para los nadies, para aquellos que malviven en los portales más pobres de este mundo. Ofrezcamos versos sinceros: Libre es el hombre que sale al campo en el silencio sin molestarlo. Libre es el alma que no envejece que no ha prejuicios que se le duermen Libre es el niño que ríe y llora brazos de madre que no implora. Luis Guerrero

Dejemos que giren las letras, seamos quiltros, conjuguemos un idioma distinto, un mismo dialecto en el que la ternura proponga un paisaje contrario al que habitualmente compartimos en nuestras ciudades. Rompamos las mordazas: Es preso el hombre, preso y acomplejado, de abusos y manejos por él mismo creados, y otros, otros nos hieren: Corazones errados. Luis Guerrero

3


Dejemos en libertad este libro, que sus páginas sean cobijo y fonda, cobija y abrigo de los desheredados. Alimento preciso para el sístole del que no sabe dónde dormirá, caricia para el diástole de aquellos inquilinos del hastío. Démosles libertad y certeza:

Ser libre es un sueño que nunca se consigue que nunca nos deja serlo si un fantasma nos persigue. Libre es el pintor que utiliza su pincel mas si se olvida de él ambos quedan cautivos. Luis Guerrero

Escribamos como dice Galeano, para aquellos que no pueden leernos, pero con la esperanza y la ilusión de que algún día puedan hacerlo. Que sea la poesía el arma de futuro que empeñó Celaya. Para que la poesía siga ahí en pie frente a la muerte, como osó decir Juan Gelman en su discurso al recoger el Cervantes. Hagamos al fin de nuestra poesía un parapeto, una barricada donde luchar contra todas las injusticias.

Érase lo imposible era dulce mentira el amargo consuelo, la pena, el dolor, la ira. El corazón abierto el alma distendida es lugar de traición ambición desmedida. El recuerdo de ayer de hoy es la nostalgia cantos de juventud alegría, esperanza. Luis Guerrero

Gracias a todos por hacer del verso un pan redondo, un pan compartido, más allá del ego del artista, más allá del cautivador ombligo que todos tenemos y que todos debemos olvidar. Gracia a todos por los poemas, por el empeño suicida de escribir, de escribirles, de escribirnos olvidando prejuicios y empuñando la pluma fraterna que no puede sino escribir para todos.

4


Gracias especiales a Luis Guerrero -Luis es un contador de historias, un poeta de pluma tardía, un humanista de tierra y mar y porque no decirlo, un rojo de mierda, como yo- cuyo poema ha sido el preciso lazarillo de este prólogo, sin él saberlo sus versos guiaron mis letras hasta llegar al final de esta presentación. Salud y poesía. Toño Jerez Coordinador General de GiraPoema 2009

5


6


LOS NADIES

Una bandera es sólo un territorio para el dolor. La tela ensangrentada no es regazo, solo da pena. Es una lacerante excusa llena de muertos. No necesita símbolos la desnudez del hombre, ni fraticidas himnos ni maternal frontera. La carne no tendrá nunca color ni amargos documentos que atestigüen legalidades. Y ahora griten, muerdan este canto agiten sus insignias, canten todos, cuenten los muertos, recen y detengan versos, canciones, voces discordantes. Fusilen la belleza, sepulten la ternura, negocien el terror de los sin nombre. Toño Jerez – España

7


SÁLVATE En el deshielo del frío, primer asomo al tenue calor del alma congelada. Suplica salir sin pausa a la luz templada. Se aferra a la rendija, entreabriéndose lentamente, lejanía de lo inalcanzable paraliza el efecto. Mantiene el confín oscuro, señalado hoy en sus días. Urgencia en derretir de las manos asesinas, amargas nieves, alcanzando la catarsis, indicar el camino conocido tantas veces recorrido. Agonía ciega acaricia volver a creer en él como aquella primera vez sin sombras en los rincones, sin mano que se alce contra la dignidad ignorante del amor. Círculo vicioso, aire envenenado, furias incontroladas golpean sin piedad, araña las entrañas: -Tocada, en un paso más: -Hundida. Y, luego: -¿Vendrá la muerte? O -¿Renacerá la vida? Cara y cruz, oscuridad femenina, cuerda floja tensada en el fango, exiliada al maltrato del corazón terrorista, en su guerra sin bandera. Amparado en la intimidad, ese cobarde llorado, vestido al revés con ropa de víctima: -¡La asesinará! A golpes de manos, cuchillo, pistola: -¡La matará! Entrégalo. Denuncia, y ¡SÁLVATE!

Amparo Bernal – España

8


MUNDIALIZACIÓN DE LA INJUSTICIA. Hoy, Es el punto ínfimo del Tiempo, El instante no deseado. El Imperio Imperialista Desde el Norte viene avanzando con sus cañones, Sus armas exclusivas de destrucción masiva, Viene matando niños, Atrapando pueblos, Envenenando culturas, Aniquilando civilizaciones, Y apropiándose del mundo. Hoy, Es el Hoy del guerrero. El instante tantas veces rechazado, En múltiples ocasiones odiado. Pero, Nuevamente la hora del guerrero, ¡Ha llegado señores!!! ¡Desgraciadamente!!! La hora funesta ha llegado señores...

Luis Arias Manzo – Chile

9


GRITO DE IRA Aunque sea sólo por un momento. Te quiero con las manos atadas, La mirada baja, la espalda encorvada, tus rodillas en tierra, tus ojos tapados, …tu voz, callada… Te ayudaré, a liberar de tormentos, a aquellos que ataste con tientos, y todavía hoy, el terror no los deja dormir.

Te quiero entre cuatro paredes, te quiero en penumbras, que grites, que implores.

Te ayudaré, a liberar de tormentos, a aquellos que aun sienten los tientos, y aunque ya muertos no han podido partir

Te quiero a ciegas buscando, la misma puerta que buscaron aquellos, que tú pusiste allí … Te ayudaré, a liberar de tormentos, a aquellos que siguen esperando, a los que por vos, ya no han de venir. Aunque sea sólo por un momento. Te ayudaré, a encontrar tu conciencia. Para que igual que aquellos… Nunca más puedas reír Zully García

10


HUMILLADO Carne de yugo has nacido más humillado que bello... M. Hernández Acelerados llantos de nuevas vidas, llegan sin descanso a esta inhóspita tierra persiguiendo una felicidad inexistente, buscando desesperadamente el oxígeno escaso con que llenar sus pulmones vacíos de esperanza. Si juntáramos todas las tragedias vividas por el hombre, todas las tristezas, todas las catástrofes de todos los tiempos, no cabrían ni en mil Universos como este. Las sombrías presencias que pululan en formas fantasmales llenan de desconsuelo toda la tragedia y alegría…. Soy el que nació sin querer, el que vino forzado al mundo. Heredero de la vida y la desgracia, jinete de atormentadas agonías alumbradas por cirios gélidos y estrellados. En la noche...y en el día, desapacibles escarchas me desolan sin descanso. Me hicieron como se hacen tantas cosas sobre esta tierra moribunda: Sin objeto, sin consentimiento ni futuro, sin esperanza. Mi persona, tan frágil y minúscula, depositada fríamente sobre este infierno terrenal de abrasador fuego rojo gélido, se consume cruda y lentamente en la pobreza más absoluta. Y nadie me tiende una mano... Umo – España

11


LOCOS POR LA GUERRA ¿Qué hacéis locos sin sentido? guerra queréis, sin llegar a pensar, guerra, muerte, destrucción. ¿Creéis que hay razón alguna? morir por morir, matar por matar, muertes inocentes, débiles mentes, cuerpos pequeños inertes, muertos, vidas robadas sin edad, secuestradas. ¿Qué hacéis locos sin razón? matar por matar sin compasión, mueren solos, pequeños inocentes, ¿Quién quiere morir, sin sentido ni razón?, Me duele, se remueve mi corazón, pena, tristeza, dolor, rabia interior, con desesperación, lágrimas, y resignación, de ver, sentir, sin poder intervenir, en ese dolor, esa desazón, ese porvenir, por ver morir inocentes, niños, pequeños ángeles desconsolados, sin oportunidad de poder sentir, vivir, el amor, el cariño, el deseo, un abrazo, un beso. ¿Qué hacéis locos sin razón? ¿Qué pensáis insensatos sin motivos? mentes incomprendidas, fe perdida, razones imposibles, muertes intolerables. Y yo espectadora ausente, tiemblo por ver la muerte incandescente que cada día se siembra, nace y crece en esas mentes ausentes, sin dignidad, sentido, coherencia y humanidad.

Ángeles Rosique Labarta - España

12


SI PUDIERA.....TIERRA MÍA Si pudiera hacerle frente al olvido, a ese olvido instaurado en las mentes, dar testimonio de dolores pasados, hambrunas, suicidios, luchas sin fundamentos, terribles dictaduras, mediocres gobiernos democráticos, Injustas muertes de uno y otro lado, Niños robados, desaparecidos. Jóvenes y grandes mutilados por el odio, el hambre y la vergüenza. Mantener la memoria.... Encallecerme bajo una piel de leopardo y no en la de tortuga en la que quieren enfundarme. Si pudiera tierra mía, sacarte a flor de suelo cada uno y todos los dolores de partos que has sufrido y que se hallan sepultados, bajo las cruces de la indiferencia. Si pudiera insuflar vida a esos mecánicos seres que deambulan sobreviviendo sin recuerdos ni esperanzas, a estos títeres de la supervivencia, a cualquier precio y de cualquier manera, Si pudiera yo misma recordar cada uno y todos los agravios No volvería tierra mía a cometer los mismos errores, los mismos crímenes, ni los mismos pecados que te hieran. Y quizás entonces, tierra querida, Si cada uno y todos asumiéramos el quererte, cuidarte y respetarte, quizás entonces... podamos comenzar a hacerte grande. María Magdalena Gabetta - Argentina

13


LA GUERRA Sólo de pensar en ella me aterra, la reencarnación del más fatal mal, dolor masivo, destrucción total, hija de perra, sí, maldita guerra. Ríos de sangres inundan la tierra, la vida vale menos que el metal, la siembra letal da el fruto mortal: la madre rota a sus hijos entierra. El causar la muerte no es valentía, nunca hubo ni habrá justificación para actuar con esa cobardía de usar la fuerza en vez de la razón. Sólo espero poder ver algún día como única arma nuestro corazón. Juan Fran Núñez Parreño – España

LA GUERRA SILENCIOSA ¿Escucháis? Sentid como queman el cielo aquellas bombas oled el denso aroma de los muertos, mirad la orfandad sembrada en esos niños que buscan a sus madres debajo de las piedras. ¿Escucháis? Son pájaros, pájaros negros en busca de comida una familia entera les llenará el estómago y el olor de la sangre... los traerá de nuevo. ¿Escucháis? Somos nosotros, todos nosotros - los que estamos a salvojugando a ser felices de espaladas al espanto de miles de existencias jugando si, jugando a que no existen. ¿Escucháis?, Escuchad!

María José Aldunate - España

14


SIMULACRO Me gusta simular que conduzco un coche, un coche largo, alargado, un coche gris con rayas amarillas; gris, es necesario, las rayas, amarillas, el gris, por la pista gris, por la calle gris, por el cielo amarillo me gusta simular un cielo amarillo y un coche gris que conduzco sin pensar un coche que soy yo conduciendo por una ciudad que soy yo edificado, elevado, transformado en el gris y el cielo amarillo; si, me gusta simular que conduzco un coche gris, que conduzco rápido y perfecto como un rayo. Conducirlo de verdad sería cansado, aburrido: el día gris, el cielo azul, el tráfico lento, la hora impertérrita acelerando detrás, el olor de la gasolina irritando la nariz, el sudor de la tripa hidratando de sal la piel… Pero lo simulo, el coche es gris y las rayas amarillas. Es el mejor coche que he tenido. Es el mejor coche que tendrás. El coche perfecto. Corre más rápido y aguanta como ninguno, nada que ver, nada, nada, nada. Nada que ver. No hay nada mejor que simular un coche. Y una calle, un cielo, y una sensación de velocidad tan rápida como un suspiro. Un pensamiento seco que te humedece el cerebro con sangre amarilla y sangre gris. Simulo que estoy, que soy, simulo que veo, que oigo. Y me aparto de la piel y del olor, de todo lo real Para simular finalmente que no estoy aquí. Si allí, simulado vendido a la imagen y al sonido. Admirado por ojos y oídos que me olvidaran En el mismo instante en el que yo vuelva a ser Quien habla y oye y dice y está. Sí. Estoy aquí. Bien simulado. Perfectamente simulado. Casi casi, pero casi, parezco alguien real.

Rubén Prada Urdaneta - España

15


PAZ

Mi alma ansía la Paz……. cual nube que pasa escondida entre los campos de agreste mirar tapizados de inhóspitos manjares. Talismán imperioso; guerra, hambre, dolor y rencor han roído los verdes pastos. Pueblos hermanos lloran la ausencia del amor. En agonía deshojada de ilusión, el desierto del desamor. clama un lamento sin respuesta. Se ha marchitado de impaciencia la alegría de las criaturas. Escoria hiriente que emana de algún volcán de fierro en erupción.

Tirsá – Chile

16


HOMENAJE A MARCEL-LÌ PÉREZ Fusilado en Paterna en 1939 Quedó reflejada en el río su imagen para siempre. Su mirada cautiva entre los sueños destelló en el agua del puerto, su voz se hizo ovillo de dolor y locura en el alma de Amparo, Y cuando sus manos desaparecieron dejaron vacías las manitas de Carmen y su hermano. No llegó el indulto a tiempo no debía. Cumplieron tan escrupulosamente el mandato que dos hombres, llamados casi igual cayeron y fueron enterrados juntos, en el laberinto del horror del fin de la guerra. Quedaron indicadas sus palabras escritas a prisa por este sabio hombre de treinta años. No quiero monumentos ni calles. Sólo La justicia Y el amor No olvidéis luchar Por un mundo más feliz Compañeros, hermanos portuarios, No olvidéis luchar. Y que no haya sangre.

Adriana Serlik – España

17


CLAUTRO ENCENADO Carpe o vento a poeira do egoísmo que dilacera Visceralmente a face avessa dos campos da era E brada por crescer quiçá um grão na quimera Dos olhos que enxergam alagando que encerra. O flagelo a arder nos corpos de almas ausentes No imolar avaro, o quadro pintado ante a visão Descortinada aos olhos do mundo nada clemente O apocalipse se desenha mortificando esse chão! Dilúvios de pragas, e guerras lançadas à mão Dos sonhos de vida que a humanidade encarcera Junto à carcaça putrefata do viver na inanição, Num solo ressequido cavando sepulcros na seara. Esboços anêmicos exterminando a contemplação, Da savana moribunda que o gado já não alimenta Salivando destino sem enlevo da prece a invocação Acirram lágrimas os riscos da tela que os sustenta. Surgem negros anjos sem asas, corpos sem caras No retrato cruento, a aura dos meninos a sangrar Nas harpas de cordas negras a vaticinarem a área A funesta musica a fome orquestrada nas calçadas. Ante a pena esconsa dos retos jamais “humanos...” Tinge de dor o meu canto, fulminado pela inópia Do rubro horizonte e nuvens boquiabertas, há anos Predizendo traços murmurados na misera Etiópia.

Deth Haak – Brasil

18


…El canto se me ha secado en la garganta. José Hierro “Hace falta estar ciego, tener como metidas en los ojos raspaduras de vidrio” R. Alberti.

EL QUE MIRA HACIA ATRÁS El que mira hacia atrás y no ve la tarde envuelta en niebla. El que cree que no viven cadáveres encima de la tierra. El que anda por calles y nunca ha olfateado la sangre sobre las paredes. El que se olvida de que ha nacido de alguien. El que nunca oye los gritos que aún resuenan en el silencio profundo. El que nunca ha saboreado el miedo ajeno en un vaso de güisqui. El que nunca haya sentido que al hablar, no eran sus palabras, las que sonaban, nunca comprenderá nada.

Jesús Graván-España.

19


HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO “A vosotras, las mujeres, mis cómplices” Hasta aquí hemos llegado después de algunos viajes de ida y vuelta de abundantes luchas y fracasos de decir no puedo más y adelante de tantos gestos incontables en el aire. Hasta aquí hemos llegado mientras la historia nos daba la espalda y nos hacía muchas veces invisibles teniendo que mostrar lo indemostrable callando para siempre lo indecible. Hasta aquí ha llegado nuestro silencio nuestro grito quebrado, nuestra rabia, nuestros buenos modales, nuestro llanto nuestra espina clavada en el alma. Hemos llegado hasta aquí y nos quedamos con la ternura y las manos enlazadas con el camino medio hecho y los gestos solidarios con las ganas de luchar, sin más arma que la palabra. Hasta aquí hemos llegado y decimos, con nuestra fuerza en los labios, un no rotundo al abuso y al maltrato al racismo y al lenguaje sexista a los velos del alma, a la intolerancia, a la discriminación sexual, a los salarios basura a la explotación de la infancia y decimos un NO rotundo a que una sola mujer sea asesinada ni en Ciudad Juárez, ni en cualquier rincón del mundo. Lo decimos bien claro y bien alto, HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!!!

Gloria Bosch - España

20


parte meteorológico nubes de esperanza junio de 2001 "¿en furor va a dar la tristeza de los pobres?" juan gelman una fuerte borrasca instalada en el sur dejará fuertes precipitaciones en el mundo de la opulencia las lluvias podrán traer cambios paulatinos con algunos chubascos de odio posibilidad de granizo sobre los escaparates mejor abastecidos igualmente procedentes del este incluso más hacia el oriente aparecerán fuertes vientos de rachas variables que podrán ocasionar algunos destrozos en las cosechas de nuestras cifras macroeconómicas también en las capas bajas de la sociedad de los países situados más al norte y por tanto con una climatología más agraciada se podrán formar chubascos de carácter tormentoso que dejarán un rastro de humedades alternativas nublado muy nublado por tanto en occidente nubes de esperanza barrerán la superficie de sur a norte en días posteriores una ligera brisa de pensamiento complejo irá dando paso a una mañana soleada que brillará en todo el planeta esta sensación de estabilidad se mantendrá mientras los distintos elementos que conforman la atmósfera aparezcan conjuntados

Francisco Cenamor – España

21


“EN EL MAR DE LA DUDA" PARA UN INMIGRANTE Muda la mar e inquieta permanece y sacude con extraña insistencia un huracán de gritos sin nombre Sólo los murmullos llenan de vida el horizonte placado de la noche y se mezclan las ilusiones intrigadas bajo la pesada red de la incertidumbre Siluetas confundidas de seres a mitad de camino unos en ruina, otros por hacer que miran la vida a través de un frágil cristal opaco y se inventan mil sueños bañados de espuma buscando la luz de alguna parte en medio de un océano que suena a desierto Se hacen sentir libres como el vuelo y piensan que las ruinas del fondo son sólo espejismos invisibles En el mar de la duda permanecen atados a la vida de la esperanza en un invariable misterio por construir

Beker – España

22


MORIR POR NADA

Y vi cerrar sus ojos, último aliento de una voz desesperada, mientras algunos se llenan la boca otros no comen nada, le vi llorar sin lágrimas, y el llanto cubrió de pena mi alma... Le vi pedir perdón, siendo inocente, juntó sus manos mutiladas, escuché el latido de un corazón que poco a poco se apagaba, entre risas, vejaciones, y un cañón que a su pobre vida apuntaba... Y vi en su interior, entre la guerra, un símbolo de amor, una palabra, y en paz así quedó, tirado en la tierra que antes era suya, morir por nada, mientras los auténticos culpables se llenan los bolsillos, y duermen en su cama... Juan García Sánchez- España

DESAPARECERÁ La violencia se encapsula en ti con relinchos de yegua poseída se contrae y se dobla cual feto concebido en ira. Regresa a su génesis, venganza ácida en su origen del plan maestro que fallece en tus fétidas entrañas. Desvanecida en el tiempo será un bárbaro recuerdo de un cerebro esparcido en la implosión de su locura. Carlos Bardellini – Estados Unidos

23


CHICA DE TARDE Vestía lencería conseguida en el Rastro: raso, crespón, satén, encajes negros, sedas, ligueros de muaré. Esencia se ponía de jazmines. Ceñida en una falda de medio paso, estrecha. La blusa rameada, mínima la cintura; muy estrecho el cinturón. Los tacones de aguja. En un apartamento de rojos terciopelos, estilo años cincuenta, que decorara él Ella aguarda la cita convenida desde la media tarde; mientras tanto repasa los apuntes para el próximo examen. Y en esa hora gris que sigue a la violeta le prestará su cuerpo, para que desahogue su fofa soledad. Al mismo dar las nueve, la misma despedida, y luego, como siempre, toma un baño de sales, se adentra en los tejanos, recoge los papeles. Obtenido el salario, llegaría a su casa caminando en el aire. Pura López Cortés

24


AQUELLOS DULCES Las drogas te hacen saborear la muerte Al principio son como los dulces Y al final el abismo mas grande del mundo Maldita la hora en que tus rojos labios probaron las drogas Drogas que caer te hicieron una y otra vez Sin que tú lograras mantenerte en pie Aquellos dulces que te llevaron a la locura Aquellos dulces que sacaron lo peor de ti Aquellos dulces que alejaban a la felicidad de ti Aquellos dulces que no te dejaron vivir Con ellas no vez pasar el tiempo Pareces no existir, para nadie, ni para ti Son sigilosas al actuar, sin previo aviso Te arrebatan la vida y no hay marcha atrás. Constanza Zelaya Muñiz - Chile

MANCHAS NEGRAS Negras manchas aparecen en tu alma, Las manchas de la indiferencia, de la distancia, Del no tomar partido ante la infamia. Negras manchas oscurecen el silencio, Hablan, gritan, reniegan del misterio, Negras manchas olvidarán tu recuerdo. Dirán que no dijiste nada, Que te amilanó el miedo, Mientras todos los demás Siguen en su eterno duelo. Fredy Hernán Díaz Prado - Colombia

25


TODOS O NADA Vivimos en sociedad que se rige con derechos, nos sentimos satisfechos gozando tal libertad. Vivimos ilusionados al recibir tantos dones, sin importarnos razones de cómo fueron legados. Vivimos sin discrepar cuando va la bolsa llena mas si merma la lacena: ¿tendremos igual pensar?. La libertad de expresión nos permite demandar aquello que por razón creemos nos han de dar. Muy normal es idear que antes de recibir primero hay que cumplir para después reclamar. Las leyes desatan nudos y también son los escudos que protegen la verdad; han de ser universales, como los bienes sociales. Mas es cruel realidad que quienes hoy disfrutamos de dignidad con placer, vestidos de Lucifer, a muchos se la negamos. La Sultana de Jerez - Gadilandia

26


XXXVIII Colecciono las tintas de otros pueblos a través de mi tálamo, las piruetas del azul y el negro ampliándole a los símbolos esa respiración que le cambia a una letra su estructura y habla con un ángel o una serpiente con la propia soltura que la tierra traba conversaciones entre los átomos y las mujeres: sin ningún mediador traduciendo a los códigos su esencia de energías y espacios no previstos. Colecciono también esos sonidos donde la pituitaria piensa la marca de Caín sobre la frente de los fenicios y los arameos, antes que hubiese un Alfa y una Omega conteniendo en un visual de nombres lo inconsciente, prestándole a los huesos de la frente el portal donde toda resonancia descubre su perfil fuera de un tiempo que jamás se asigna. Mi traquea simplemente colecciona la espiral de silencio que sabe moverse entre las silabas de una ventana o las resacas que viven en las proas de los barcos y el ojo de los alcatraces a manera de péndulo, tratando de ganarle al horizonte su secreto de éxodo, para poder robarse su cita de derecho con las tormentas y acariciar sin miedo el asesino instinto de una ballena blanca cuando se entrega en jubilo a su hambre y la carnicería es una sobremesa entre la costa de las islas de Corzet y el agua. Alina Galliano – Estados Unidos

27


INFANCIA OLVIDADA Extiende sus manos pequeñas y sucias, silenciosamente mendiga una dadiva, donde ya la vida claudicó silencios y la sed de orgullo perdió la batalla. Dolor sin respuestas de infancia olvidada, porque desde el vamos quebraron sus sueños y los arrojaron en cualquier calzada Es un niño apenas, pero las arrugas le queman el alma Lydia Raquel Pistagnesi – Argentina

NIÑO CARTONERO ¡Mi país es tan enorme! Tiene episodios locos. Muchos viven con poco y han de fenecer sin nada. ¿Qué me estás contando, niño cartonero? me cuesta entenderlo. Tu padre se ha ido. Tu madre está enferma. Puede que hoy no duermas juntando cartones. Pedirás monedas para ausentar el frío. Y, si una pelota, llega hasta tus pies, por un rato olvidas el hambre, el desaliento. Mientras tanto en vos sólo pasa el tiempo sin tener poder para un lamento. Oscar Néstor Galante- Argentina

28


ROSA DE OLVIDO Se abrirá la rosa húmeda del día rojo, cual sangre rota y palpitante. Que tus labios yertos son una herida muda que aún se agita, ¿quién lo sabe? Hueso sobre hueso deja el olvido, preso en la fosa cruel que la memoria cubrió, como la boca en el martirio cubre la mano que asesina y toca. ¿Dónde están los ojos, dónde las bocas que se abrían cual rosas, como fuego? ¿Quién las silenció? ¿Dónde están? ¿Se fueron? ¿O ya es la flor ardiente dulce rosa, hundida en lo solemne que deshoja el rojo palpitar de los tormentos? Horacio Lobos Luna – Chile

A PROPÓSITO DE... Porque ya no eres un ángel sino un hombre solo sobre dos pies cansados sobre esta tierra que gira y es terriblemente joven todas las mañanas. Blanca Varela Caminas sin parar cuando la ansiedad busca consumirte cuando decides llegar al fin del mundo. Tu monologo desaparece se pierde entre las fauces del tiempo. Febril compañero al llegar la noche buscarás el arrullo que Dios te tiene preparado Nesfran Antonio González Suárez – Venezuela

29


DE VIRTUDES Y HARAPOS Cuando la luna aguada y serena se instala en la esquina del altanero pueblo un hombre harapiento lee las estrellas. Sus pupilas dilatadas trocan semillas por deformes espejos. Ni es joven ni es viejo y con sus manos delinea historias de chacales y de amores ajenos. Y nadie lo escucha es todo silencio, sin embargo él, danza con el firmamento. Su paso no existe su sueño se ha muerto mas el hombre virtuoso con su voz quebrada le canta a ninguno acurrucado y solo en la espalda del tiempo. Y la luna se apaga cerrando la noche de todo mi pueblo. Siento en mi corazón un feroz aguacero: un pájaro herido ha sangrado en mi sueño. Ana Caliyuri – Argentina

30


ÉXODO Oigo un grito que viene de Menfis rasgando el aire en los arrabales de Egipto. No es el grito de las mujeres que dan a luz ni el grito de los viejos ante las negras alas del sueño. Es el grito de cólera de las langostas, que vienen reptando por los barrios de todas las ciudades del mundo. Huyamos, huyamos dice el viejo comerciante y el vendedor de anís seco al sacerdote de negra sotana y manos manchadas de sangre. La plaga vendrá, subiendo los edificios y azoteas. No podrán detenerla. Denuncia, angustia. Denuncia y muerte. ¿Es esto el gran sueño? ¿Intangible ley y eterna agonía? Yo quiero denunciarlo, ahora y siempre. Quiero denunciar esa inmensa cáscara vacía e insensible. Sí. Yo denuncio. Porque quiero oír la voz de la verdad, quiero que sueco resuene en el interior de las casas y en lo más profundo de toda alma que clama y gime, que siente y suspira. Lo queremos. Ahora y siempre. Queremos que los dioses de piedra derramen lágrimas imposibles por los millones de seres que agonizan bajo sus ojos de agua y sus adoradas cúpulas de cristal. Queremos reírnos de los falsos profetas que adoran a estatuas de oro, plata y madera. Porque ¿dónde está el amor, dónde? ¿En los ojos de gratino de ángeles muertos o en los senos de mármol blanco de Artemisa? No. El amor está en las hojas de los árboles que agitan sus ramas ante la pureza diáfana del musgo. El amor está en el sacrificio diario de los corderos, el amor está en el silbido agonizante de las palomas, el amor es norma y ley divina. Lo queremos. Ahora y siempre. Porque llegará el momento, llegará la hora, sí, y entonces lo sabréis. Porque cuando regresemos a los campos de liquen donde el lobo morará con el cordero sabremos que la Tierra Prometida será nuestra. Pero mientras el día de la liberación no llegue y el astuto Moisés no rompa el cayado de oro del Faraón huiremos por las esquinas, por las calles y encrucijadas. Lloraremos por nuestros padres que no verán la luz, por nuestros hermanos y hermanas que morirán en el desierto. Sí, entonces, solo entonces podremos bailar la danza de la muerte alrededor de la incierta sombra de los ángeles. Francisco José Blanco – España

31


Obama, un color de lienzo negro ¿Qué es el negro? -Me pregunto. ¿Un color en lienzo blanco? Blanco como las capuchas teñidas de sangre de esa sangre derramada, para el antojo de pocos, de muchos… de esos muchos que se alistaron en una furia salvaje, que se desvanece en el sentir del pueblo y no contaban con el alma, que sorpresas da el ser… y no contaban con el negro, base de mil colores donde la vida nace donde la vida camina, recogiendo…, aprendiendo…, para llegar a su blanca morada de pinceladas negras, que hacen resucitar ilusiones perdidas. Marta López Flores

HAIKUS La hierba crece alta y verde cuando hombres la cortan. Parto ligera. La noche es espesa. La guerra viene. Portan la vela, mujeres de negro, se ve un hombre. Inda

32


DESCOMPOSICIÓN CON LAS PROPIAS MANOS calderos vacíos llenos de mí, te doy y te doy mis libros para el fuego y el agua que lo apaga... vomitaré, como un pelícano, peces...para ti que nada te doy de lo mucho que te debo te debo un entierro sagrado con flores en tierra húmeda y coger tu alma, ... tu alma que me pesa Isabel Barbero Antón – España

DE SUEÑOS Y MERCADOS FINANCIEROS De pronto, un sueño se hace pesadilla. Alguna fuerza invisible se aburre de la monotonía de un íntimo instante de poesía, nos toma de las manos, de los pies o del cuello, y nos arrastra hasta un mundo de tinieblas y miedos del que no podemos regresar. La íntima poesía se disuelve en la brutalidad de la pesadilla. No hay escape ni vuelta atrás. De pronto, una vida se hace pesadilla. Las invisibles fuerzas de los mercados y de los medios se aburren de nuestra poca solvencia, nos toman desde nuestro presente y futuro, y nos entierran en un hoyo del que no podemos salir. Una familia, un futuro compartido, miles de risas se ahogan en la oscuridad de un hoyo financiero. No hay escape ni vuelta atrás. La madre escucha los lamentos del niño, lo despierta, lo rescata, le asegura que todo fue una pesadilla, que se puede dormir nuevamente y volver a soñar algo hermoso. El niño tiene otra oportunidad, tiene todas las que necesite. La mágica poesía de los sueños no debiera ser apagada por el miedo a las pesadillas, sería trágico dejar de soñar sólo por este temor. Los mercados financieros nunca han sido muy valientes. Jorge Jiménez – Chile

33


Los amigos tienen valores escondidos la fuerza del día y la furia de la noche animales nocturnos de palabras interesantes, hombres amables, de esperanzas soñadas. tienen el corazón de un niño esperando ser abrazado. son sabios por naturaleza porque en ellos la palabra amistad, todavía vale. mis amigos me ayudan en cada momento con mis problemas , angustias, enojos y amores sin remedio. a ellos les adeudo la tranquilidad de mis días y mis noches. mis amigos no esperan nada de mi solo quieren acompañarme en ,cada momento o en algún dolor de la vida. los amigos están en las buenas y malas, donde la muerte y el dinero, pierden sus poderes y el valor de la amistad se transforma en el tesoro mas preciado. Será por eso que la amistad es para toda la vida por que uno tiene la posibilidad de elegir sus amigos. que admiración siento por estos amigos míos. compartiendo charlas con un buen vino ,donde las mujeres son los personajes centrales de nuestra charla. El día que los amigos o uno de ellos no este jamás podre olvidar los buenos y pequeños momentos que con mis amigos pasé. Martín Cerezales – Argentina

34


CATACLISMO INEVITABLE Si el hombre no fuese Sapiens, el mundo sería distinto, nos gobernaría el instinto en lugar de la razón; no existiría la ambición ni el exceso de poder, nos bastaría con saber vivir disfrutando todo, encontrando siempre el modo de gozar sin padecer.

El planeta fue un jardín por muchos millones de años, solo el hombre le hizo daño de un tamaño incomparable; hoy su fin, irremediable, nos acerca a un cataclismo, que el Sapiens consigo mismo logró con apenas días, masacrando la alegría con su rudo pesimismo.

Si se volviera a formar, si volviese a ser edén, pediría que me den la suerte de estar adentro, viviendo en su propio centro en cualquier raza animal, para no percibir el mal que estoy sintiendo en mi alma, y disfrutar de la calma del ensueño terrenal! Aldo Arcerito - Estados Unidos

35


THE BLUES A Teresa Coraspe I ain’t got nobody in this world to care for me. Yo no tengo a nadie en este mundo que se preocupe por mí. -John Lee HookerLa nieve me despierta cada mañana, hala de mi espíritu, airada mujer celosa y voy desnudo hasta su cuerpo gélido en busca de alguna esperanza escondida bajo el hielo. Mis lágrimas perecen con el ruido de las máquinas. Me enfermo con uvas del pesimismo nocturno -Nadie en esta factoría sueña con un futuro provisorioarrastrado por los despidos. … en mi impotencia a la muerte apelo que mi mujer y mis cuatro hijos sigan mis rastros al cementerio. Daniel Montoly - Dominicano, residente en Estados Unidos.

36


ELLA LLEGARA Llegaras: /cual luz fulminante hasta alumbrar el negro invierno/ /como agua fresca calmando la sed/ /De la vida o de la muerte no se sabe/ /con angustia, del infierno/ /desnudando eslabón por eslabón el torrencial llanto de la espera/ /Incendiando las fronteras del dolor y de la paz, por una nueva primavera/ /Nadie podrá impedirlo, nadie... y vendrán contigo los humildes, los harapientos y cansados de olvido/ / Llegaras si te buscamos y te salvamos del pantano/ /Por ser tú la Esperanza de las flores, niños, mujeres y ancianos que hoy viven la muerte/ Llegaras: /para ser mía por vez primera y de todos plenamente/ /Llegaras un día te encontraras contigo y con nosotros/ /Llegaras: si vamos juntos precisos e impertérritos hasta el fin/

Rafael Rosado - República Dominicana

37


soñé América y fui rostro en la desamparada derrota de tus pasos cintura vegetal de salvaje inocencia ríos minerales sur de naufragio humillada sangre en la voz sin respuesta del silencio América desnuda desordenado grito de miseria e insomnio deshonrada y mestiza de los muertos sin culpa sola y devastada golpe de pezuñas en celo absurda de pájaro fugaz suicida invulnerable América único lugar de pertenencia Alba Estrella Gutiérrez – Argentina

38


Y vi cuchillos enterrándose En tu tórax, una y otra vez Porque no pensabas como yo. Y a cada puntazo me hervía la sangre Como un puto castigo: Como el profesor de matemáticas, ¿lo recuerdas? Cuando no hacíamos las tareas, ¿lo recuerdas? Pegaba con la regla en la mano abierta, Como pidiendo pan a la vieja, que se esmeraba todas Las mañanas lavando la ropa a los putos ricos, ¿lo recuerdas? Y mis amigos te daban de lo lindo con los bototos Con punta de acero, como los milicos, Para acallarte un momento Porque no pensabas como ellos…. Y a cada golpe la sangre hervía diferente…. Y te daban de lo lindo con los bototos Recién lustrados, enrabiados, ensangrentados Porque hería su sensibilidad tu cabello a lo Punk Y esa manera de ver el mundo. ¿No entendiste nada de lo que te dijimos? Yo apretaba los puños Haciendo fuerzas para que mi verdad Diera resultados, pero no Tú te empeñabas en decirnos: ¡Déjenme en paz! Con palabras hirientes…. Y dejamos los bototos en paz Y dejamos el cuchillo en paz…. Cuando tu voz estridente no se oía Por el pasillo del supermercado…. Mauricio Puga – Chile

39


LÁGRIMAS Lágrimas que fluyen en las calles de mi hogar, Torrentes insaciables llenos de amargura De desigualdad social, de inmensas injusticias Que a diario me roban el sueño. ¿A dónde esta la paz? ¿A dónde el amor? ¿A dónde quedaron los sueños? Respiro odio, desilusión El ambiente se muestra opaco Con olores de jazmín, queriendo dar esperanzas Para una nueva vida. A diario sueño con ese día donde No haya hambre y niños sin pan, Donde la realidad actual sea una utopía Que nadie quiere soñar. Donde no exista guerra ni pobreza Y los colores raciales no sean ningún distintivo Donde seamos hermanos y el estado un mundo entero ¡Sin fronteras! Que nuestro hogar sea donde Están las pisadas de nuestros pies Y la vida un torrente de alegría y libertad Luchemos con versos de paz Luchemos con armonías dulces de ilusión Luchemos con vida y muerte Teniendo la sonrisa del sol de nuestro lado Viviré por un ideal: Hacer que mis tierras sean de paz Y por los sueños de aquellos que se dejaron ganar Vivir por un nuevo sentimiento social!!!!! Otto Moz - El Salvador

40


LA ABANDERADA FELICIDAD Y miro la felicidad sin tapujos de un inocente infante, y desaparecen los pesares de mi vida y del planeta entero y se esfuma el frío, el calor. Se congela el momento, se exhuman las culpas, se es feliz por un breve instante. Quien dijo feliz, dijo dicha, dijo placer y dijo gloria por un breve lapso, que se perpetua en su cara, en la inocencia, la esencia, la simpleza de las cosas, la pureza de la una vida resumida, palpitante y ganadora. Y...¿quién quisiera ser Rey en un instante así? Y perder el espacio, el horizonte por mirar el mundo desde una corona. ¿Quién quisiera ser Reina? De un país cualquiera, al revés, y perderte de la magia de una linda sonrisa por vivir, por ser Dama de un juego de ajedrez. Y miro la felicidad verdadera, sin escudo, sin bandera, queriendo arrancar las horas, espantar los días, y congelar el tiempo para deleitarme eternamente, con el rostro de una verdadera alegría. Y deberían luchar los pueblos, las ciudades, el César. Y la humanidad entera, convocar la alegría, hacerla un derecho y un deber, y transformar la felicidad un lema de su propia autoría, Y...¿quién quiere ser Rey teniendo a la felicidad por princesa? Dennís Mariella Muñoz Soto – España

41


A LOS QUE HABLAN UNA LENGUA DISTINTA A LA MÍA Los pasos de un ex joven que deambulan por las calles de asfalto y calor, no persiguen la voluntad ni nada que se le pueda acercar, ¿son caminos hechos o caminos por hacer? Como el caminar del cangrejo en playa infinita de soledad, las tenazas del deseo no pueden apresar lo que sus ojos logran percibir el camino lleno de lamentos, de dolor de madres, de hijos , de lastimeros aullidos de perros que lanzan sus estertores a una Luna que se resiste a no desaparecer porque la muy buena sabe que después de ella el Sol debe aparecer, acaso la voluntad de saberse vivos y completos no alcanza para detener las balas que se abren desde la misma voluntad del demonio del poder, ¡Niños y Niñas! ¡Balas y Juegos! ¡Realidad y Fantasía! ¡Maldiciones de la Historia! Lugares poblados de fantasmas del hueco en gangrena que corroe como gusanos la idea de la armonía de paz, el espacio de la Guerra en tan delgada franja se expande a todo el aire en gravedad, no son sólo ellos, los de Palestina que sufren, no son sólo ellos los judíos que obedecen, son caprichos vanidosos que serpentean por debajo de la superficie de la humanidad, hombres que se bañan en los pozos negros de viscosa podredumbre que se esconden debajo del terreno del humano corazón. Pareciera no haber actitud pietista de ninguna parte, ¡Discursos de figuras espectrales! ¡Discursos de figuras espectrales! ¡Discursos de figuras espectrales! Reunión de vacuidades que se regodean en los beneficios de la Guerra. ¡Aún no! ¡No, aún no! ¡Aún no! Hay suficiente tierra baldía para enterrar a los cuerpos, hay suficiente desierto para acallar las voces de los que piden justicia, hay suficiente espacio debajo para tenerlos arriba. Madres de habla distinta a la mía que no logran apaciguar el llanto de sus hijos, hijos de habla distinta que no logran refugio en brazos de mamá, hombres con sendas armas que apuntan directo al corazón y si logran silenciar el dolor. ¡Guerra de hombres! ¡Guerra de tierra! ¡Guerra de historia! Es la Guerra de Gaza, es la Guerra del dolor. Alexis Alvarado Sánchez – Venezuela

42


COLORES DESAPARECIDOS: Un lápiz se hizo luz y mil pinceles. Bellas Artes destruida por fantasmas. Las escuelas secundarias infectadas porque la juventud, la adolescencia, era para el oligarca una generación perdida y ahora son veinte mil ladrillos sin un nombre y casi diez mil con nombre y apellido. Son una herida vista desde el aire, son la camada que se perdió en el tiempo, son la patria rota con la sangre y con el girto, con el dolor y con faltas innombrables. Son los hijos adoptivos del abuso y los que crecieron sin la cara de sus padres negados a su estirpe y al recuerdo. Son los lápices que siguen escribiendo, son pinceles pintando al renegado pueblo de espaldas contra cárcel y picana, pueblo callado por miedo a la mordaza, a la tortura y a la mutilación. Hay colores que ya no pintan este mundo son los colores desaparecidos. Carmiña Candido Daverio – Italia

43


LA BOLSA Y LA VIDA A la derecha no le interesan las ideas, porque puede gobernar sin ellas (José Saramago) El hombre es la medida de todas las cosas, dijeron los filósofos. Dios es la medida de todo lo humano, dijeron los teólogos. Y después vinieron los que querían hacer una teología de rostro humano: Primero individualista – renacentista, y les llamaron protestantes; después inventaron la contrarreforma: por el imperio hacia Dios. Al final, el pueblo de Dios, la teología de la liberación: al cajón, que daría al traste con todo. Pero los listos y espabilados, al socaire de filósofos y teólogos, inventaron el dinero como medida de todas las cosas: gran servicio con el que poder cambiar todo por todo: ¿sabían que todo se terminaría reduciendo a cuentas, a liquidez, la vida de millones de personas? ¡Qué invento tan genial!: El alimento de países enteros sometido al control de los bancos; la energía necesaria para llevar los niños al colegio, para que la máquina social no quede parada en una horas, dependiendo de las fluctuaciones de la Bolsa. Sólo existen cuentas corrientes: quien no la tiene, que se despida de la casa, la luz, tele paz... ¡Pam! No tiene derecho a la gloria, nunca saldrá del infierno. Y así todo es oro, hasta el tiempo, que es lo que interesa a los descubridores del oro. Y el sistema para la acumulación del oro es mucho más expeditivo, repetido mil veces en la historia:

44


Unos pocos rapiñadores se hacen con las materias primas por la fuerza de las armas; otros cuantos los bendicen en nombre de su dios; los sabios crean máquinas para sacarles más rendimiento a los rapiñados, la fuerza de trabajo mansa y amansada. Y así se crea un sistema en el que lo que sobra a los rapiñadores, cae a los de abajo que se lo agradecen a su dios; el lujo produce basura, pero los dos están inversamente repartidos. El ladrón de poca monta te pedía antes la bolsa a cambio de perdonarte la vida. Hoy los dueños de la Bolsa son los dueños de tu vida... de casi todas las vidas. Sólo falta que filósofos, elevando estos comercios a la categoría de principios universales ofrezcan el escalón conveniente para que los viejos teólogos sepan como siempre unir Dios y Oro: “A Dios rogando y con el mazo dando”; presto dinero y me cobro intereses; construir el reino de Dios en la Tierra necesita ladrillos, arquitectos, negocios...; somos hermanos, pero unos más que otros; barriguita llena alaba a Dios... Y catapún chim pún, este cuento sacabao. Manolo Bordallo

45


TRAVESTIDO En el ceremonial íntimo del solitario las lágrimas se confunden con la cobardía es un proscrito por su realidad de lo distinto maquillaje que juzga la sociedad de irreverente ya en la calle cruza la frontera misántropo en sus sentimientos de mujer y la noche le sorprende saldando su deuda con la naturaleza allí donde nadie conoce su secreto le han visto del brazo del mendigo sufriendo por amor en la prisa de las horas mordiéndose el deseo en la esquina del coraje aprendiendo a convivir en los sueños con las brasas hoy se siente el protagonista de su vida encerrada en el baúl de la infancia tantos años y en la acera del placer prohibido comparte con las putas la desgarrada melodía de un blues que estalla en el silencio de un destino encadenado a la ambigüedad maldita de su sexo Fernando Sabido Sánchez – España

46


VALLE DE PASIONES "Yo dormía pero mi corazón velaba" Cantar de los cantares "Estar contigo es estar sólo dos veces" Fito Paéz Para Rafael José Alfonzo I Todos me ven en esta penumbra de agua con calinaA todos los quise en aquel recuerdo perdido En la noche de mi pasado, todos también fueron distintos e iguales en sus deseos Hasta que mi sonrisa de niña Los perdía en el sopor insatisfecho del amor que sólo era caricia y lujuria En dónde estás imagen? Densa negrura Caja de Pandora tocada por mi larga inocencia A todos los tuve entre mis piernas En el calor que sólo el agua de un río calma En las tardes del lago bajo el puente Dormida entre los aromas de aventuras y el sueño Cuerpos ardidos en esta calle sin fin Por eso los retrataba con mis dedos Duda tatuada en el padre y la sombra Compañía de aquellas noches que parecían de puerto Pienso y viene esta brisa Dulce como los cumpleaños y agria como el abandono Lamo mis dedos para recordar. II Nadie nos veía realmente Transfiguradas en sueños privados Fuimos frutas deseadas y desechos a la vez Madres rumorosas Hermanas ajenas Mujeres dibujadas en el paisaje masculino De hombres abandonados por sus mujeres. III Simular la embriaguez es simular la cama también Una danza que miente en su mejor movimiento de verdad Al final nadie sabe quién es Historias de vida que en ningún hospital existen Máscaras que sonríen por un pedazo de pan Cruzada imaginaria que los discursos no pueden explicar En esta avenida en donde la historia no tiene fin Es en mi cuerpo tatuado por los ojos de aquellos hombres apagados En donde está el relato de esta ciudad. Julio Bolívar – Venezuela

47


TRISTE ABSURDO Necesito escapar del triste absurdo De jugar a convivir en sociedad Yo no quiero ser parte del sucio mundo Al que el hombre profana con terquedad Necesito ya no ser mas la testigo De mentiras y sobornos por doquier Yo no quiero jugar a los enemigos Compitiendo y destruyendo por poder Yo no quiero ser parte del cruento juego Sociedad!! no quiero ser parte de el Necesito ver los hombres sin disfraces Ya no quiero ver mas årboles caer Hoy no quiero ver mas indios desplazados Encerrados en ciudades de metal Ni quiero ver sus ojos tristes, desolados Por el luto, por el hambre, por la sed Quiero ver las aguas limpias nuevamente Abstraerme de mentira y suciedad Escaparme ahora mismo del absurdo Al que el hombre a llamado Sociedad Anahanis - Puerto AysÊn –Chile

48


PAZ Los libros me hablaron de viejas guerras, De un hombre cruel que inventó el hacha, Y después el sable, Y más tarde el fusil y el tanque y el cohete; Yo dije: “Paz”. Mientras crecía, de tanto en tanto, La pólvora borraba de las calles La cara de algún vecino, Y, cada vez, yo dije “Paz”. Bombas vengativas Llovieron sobre culpables e inocentes, Sobre viejos y niños, Ensuciaron los ríos del Edén, Mancillaron la voz de Babilonia; Yo sólo dije “Paz”. Junto a mi casa Los hierros de un tren se retorcieron Como los dedos de una zarpa monstruosa Atrapando para siempre Nombres conocidos y amados; Yo, con la pena atenazada en la garganta, Sólo pude decir “Paz”. Paz, sólo paz, Ni odio ni reproche ni venganza; Sólo paz, paz para todos, Incluso para el hombre aquel Que inventó el hacha primera. Sólo paz. Paz, paz, paz...

Antonio J. Sánchez - España

49


NIÑA DE LA CALLE Ya no crecen flores en tus ojos ya no más abejas en tu boca niña ni manos donde caerse muerta ni manos donde caerse viva sólo hay tiempo en tu cara y solventes industriales con que limpias con la muerte todo tu dolor. Jorge Leroux

Empobrece la lluvia aún más a los pobres. Refugiados en el zaguán esperan la limosna oficial: un pan o dos reales. No es siquiera misericordia sino miedo a perder. Nada importa el hambre ancestral ni que el pueblo siga esperando en este zaguán de la historia, compás de la Plazuela. Francisco Basallote

50


MILICIAS HUTUS ASALTARON MI ALDEA La parálisis. Si la conciencia se empapa de la sangre en los filos de los miembros que echan a una olla con heces de la que hacen comer y abren en canal y echan al niño y trágalo. Después te violaremos todos. No hay poema que escribir. Esto no lo es. La parálisis. Milicias ríen asaltando aldeas, ella lo está contando. La conciencia. Que no abarca, no entiende, no encuentra palabras. Esto no lo es. Llorar, desear morir. Llorar, desear morir. L l o r a r, l l o r a r, l l o r a r, d e s e a r m o r i r, d e s e a r m o r i r, desear morir. Ella lo está contando. Annabel – España

51


LES TOCA A UDS. Es el turno de las aves de volar libres De los árboles de no ser aserrados De los peces de navegar libres por los mares De las piedras de rodar por los cauces De la nieve de permanecer blanca inmaculada De la lluvia de ser cristalina De las ballenas de no ser asesinadas Del aire de no ser contaminado De los animales de no ser maltratados. De la mujer de ser dignamente tratada Del niño de ser protegido De los seres humanos de no ser discriminados no ser abandonados no ser exprimidos no ser desechados no ser castigados ni ser acorralados. ¿Podrá haber tanta dicha en la tierra? Alfred Asís – Chile

MONOESTRÓFICO + silencio ¿Te has parado a meditar cómo duele cuando dices que hoy te ha dado por pensar que nos falta ser felices? Javier Castro – España

52


LA TEMPESTAD Presiente que la tempestad viene con más fuerza que nunca. Había resistido otras tempestades antes, unas sembradas por él, otras provocadas por el capricho de la naturaleza. Pero sabe que ésta es la peor de todas. Su presentimiento, no le engaña, su intuición le acosa, golpeándole en la cabeza una y otra vez una voz interna, marcando esos golpes al paso de: “tu sabes lo que has hecho, ahora no te quejes”. Sé que intentas amarrarte a algo o a alguien, no sabes qué, pero sí sabes que tú sólo no puedes afrontar esta tempestad. Ni tu soledad ante ella. ¿Qué o quién te va a sujetar para que no te desplomes?. Tú no has llamado a la tempestad, tú la has provocado. Por eso ella te busca, y tú la presientes. ¿Qué habrás sembrado hombre, para temerla tanto?. Sabes que ésta es la más dura e todas, pues estás en plena soledad. Sólo tú, te has de enfrentar a ella. Se acerca…, oyes sus pasos, sus golpes, y se te va apoderando el pánico: “¿dónde me cojo?, ¿dónde me escondo?, por favor ¡AYUDADME!”. No pidas ayuda, pues tu grito de auxilio queda suspendido en el silencio, olvidado… por tu soledad. La tempestad ya ha entrado, en tu morada, en tu vida, en tu cuerpo, en tu corazón, en tu alma… Como tu intuiste, es la más fuerte de todas. Te tambalea sin dejarte ni siquiera un rumbo donde dirigirte.

Miedo, angustia,… recorre todo tu cuerpo, mientras piensas: “¿por qué hice tanto daño?, ¿por qué te hice daño a ti, a mi amada?, ¿por qué hice daño a las personas que más quería?”.

Silvia Marcos – España

53


MAPUCHE Señores Laftraro vive en medio de su pueblo en el pewen que se alza con sus verdes brazos en la cordillera En el canelo sagrado y su sanador perfume Vive en las mejillas de arcilla en los ojos rasgados y oscuros en el vuelo del manque y el rugido del pangui o puma Vive aunque la ciudad y el cemento se traguen al mapuche Vive aunque lo sigan despojando de sus tierras del verde que es su cuna de su paz campesina de sus raíces puras de su presente y su pasado Señores, Laftraro vive los ríos murmuran su nombre su nombre también susurra el viento entre los árboles

El espíritu de Laftraro vive en la Araucanía diez pisos hasta tocar el cielo tiene el Rehue sagrado y aunque el huinca mande sobre esta tierra el hijo de la tierra tiene la soberanía MARICHIHUEU ! Marta Manríquez – Chile

54


HOMBRES NEGROS, HOMBRES BLANCOS

Para qué andar peleando, hombres negros, hombres blancos, amarillos o morenos a nuestra piel encadenados…! Diosito estaba ocupado tantas cosas imaginando, que al ponernos en el horno muchos moldes se quemaron…! El oscuro por tostado, el blanco por mal cocido, olvidamos que del barro todo hombre ha nacido…! Es hora que comprendamos, hombres negros, hombres blancos, que amarillos o morenos de una pieza nos cortaron…! Y que uniendo los caminos, a fuerza de caminarlos, con amor conseguiremos el color igualitario…! Víctor del Val - Resistencia, Chaco, Argentina

55


RITMO DE ASFALTO El ayer volverá a ser hoy, un zumbido estallará en tu sien que romperá el principio de un sueño. Abandonarás la conquista de esa nube, no traspasarás el espejo ni te sumergirás en el océano materno. Volverás a tu ritmo de asfalto a colocarte la camisa de fuerza y cumplir con lo pactado. Esperanza García Guerrero - España

CIUDADES QUE SE APAGAN Cuando el silencio es cómplice de un viento que no testifica, una ciudad se apaga. Todo en nombre de la palabra amor. Un alma ajada en la turbia intimidad, unas manos gastadas de padecer martirio, una vida de tristezas y sombras dictadas por los misterios de unos taimados derechos. ¿Qué acuerdos fueron sellados por la ternura? ¿Qué promesas se incumplieron? Unas lágrimas preguntan el por qué de su exilio. Entretanto, los demás, eslabones, de una misma cadena, refugiados bajo bóvedas distintas, conceden crédito a un reloj que sólo marca las horas que quedan para morir. Cuando una habitación se llena de soledad y miedo, otra ciudad se apaga. Un número en la cuenta del olvido para memorias que cubren sus esperanzas con las sábanas de otro desnudo. ¿De qué fuentes bebió el sol de diciembre? ¿Por qué abril se instaló en el invierno? La misma lluvia sobre los mismos zapatos y nuestra irresponsable forma de tratarla. Ese descomedido modo de querer y la desesperanza de su legataria. Que la vida es mentira es el final de la representación. Mortal para unas, noches sin fin para otras, trágico para todas. Antonio José Royuela García – España

56


NIÑO DE LOS PIES DESCALZOS Niño de los pies descalzos de rostro duro y ojos perdidos, despojado de tus derechos y vagando como los mendigos... De sonrisa dulce y sin aliento, tu corazón late al ritmo de tus andares, tu mirada cuenta tus penas, tus temores y cuenta también tu desaliento. Quiero llenarte de mil abrazos me has dejado en la agonía, desconsolada, triste, angustiada, a la vez que desolada niño de los pies descalzos. Quiero para ti una vida sin hambruna, regalarte una estrella que ilumine tu camino, buscar los medios que cambien tu destino y si tengo que pedir, pediré hasta la luna... Niño de los pies descalzos ya cicatrizan tus heridas... Janoka - Chilena residente en España

INJUSTICIA Se extiende por el orbe, la semilla del hambre, de la guerra y todas las miserias de este mundo, ejército de ratas, langostas desatadas. Su madre, la soberbia, su padre, el egoísmo y su prole se expande y multiplica., Enmudece la voz de la conciencia, arría las persianas de los ojos y levanta murallas en los patios. El agua que se pudre en el estanque, sordo alacrán y víbora traidora, los sofismas del lobo, las quejas del cordero. Sus palabras se visten con las galas de promesas vacías. Arrasa los sembrados mientras deja una estela de sangre y de carroña, La sombra de sus alas cubre de luto el cielo de la Tierra. M. Carmen Guzmán - España.

57


...PREGUNTAS SIN RESPUESTA... ...REALIDADES SIN SENTIDO... ...¿ACCIDENTES?... Vacío está el armario, no veo tu ropa hueca quedó mi vida sin tu persona insensato empresario…mi alma rota. Qué digo a nuestros hijos cuando pregunten ¿porqué no está papá? ¿porqué no acude? ¿Dónde estaba el arnés? ¿Dónde la línea de vida? Si lo hubiese tenido, no habría heridas. ¿Tanto cuesta el equipo que no tenías? ¿Vale más el dinero, más que tu vida? Ya no arrancas el coche por las mañanas ni suena tu reloj a horas tempranas. No miramos el día por las ventanas Ausencia, sólo ausencia, de tus miradas... Abrazada a mi pena sola en mi cama ya no tengo los besos que tú me dabas. Desgarrada tu huella por mis entrañas solo queda el recuerdo de que me amabas. Las huellas del recuerdo son como brasas arden, son vivo fuego, queman mi alma. Se esfumó la ilusión, nuestro proyecto por faltar un arnés; yo no lo entiendo. Tu cuerpo quedó muerto sobre el asfalto castigue la justicia al vil empresario. Tus compañeros se unen para llorar les pido que se unan para luchar. ¡Qué tu memoria en ellos esté presente! ¡No mueran más obreros en accidentes! Aborojuan – España

58


Nos moldean desde niños nos educan con teorías superficiales nos roban la inocencia y la curiosidad nos presentan el sacrificio como virtud el trabajo como valor acatamos la autoridad admiramos a los poderosos nos dan caramelos para seguir líneas rectas al infinito nos niegan el universo nos compensan con un dios a la medida de sus necesidades la ambición es el camino para prosperar la lucha elimina competencia nos enseñan insensibilidad los más fuertes comprarán más metros cuadrados de esclavitud las ideas propias se tratan en los manicomios avanzamos hacia un precipicio fosa común de cuerpos inertes reciclados para la evolución de la soledad (Tú) José Ramón Huidobro - España

59


CUENTA LA LEYENDA Cuenta la leyenda que tres reyes orientales contemplaban satisfechos sus posesiones terrenales. Una noche clara y fría que metía oscuridad en las ventanas ojivales de los astrónomos reales ofreció una gran sorpresa a sus tres majestades. Cuenta la leyenda que observaron una estrella como antes nunca habían visto; enorme, con estela. Cuenta la leyenda que emprendieron una ruta detrás de ella. Cuenta la leyenda que aún ahora se pasean por terrazas los tres reyes, por balcones y ventanas. Que reciben muchas cartas. Que se pasean por la Tierra, regalando muchas cosas a los niños y las niñas, hijos e hijas de nobles adinerados y burgueses. Y se olvidan, cuenta la leyenda, de los regalos para aquellos que carecen de terrazas, de balcones y ventanas, para aquellos que incluso carecen de deseos y de casas. Para los que no saben que es posible escribir cartas. Para aquellos que han nacido traicionados por la suerte. Y se olvidan, cuenta la leyenda, de los regalos esos reyes magos para los niños desafortunados. Isabel Barriel –España

60


FANTASÍA O REALIDAD Me despierto caminando sobre la miseria de mi pueblo que pide clemencia con las manos llenas de sangre por defender a la patria. Los niños que ayer jugaban, hoy viven entre la basura buscando que comer, hurgando entre los trastes viejos tratando de encontrar abrigo en aquella casa que la lluvia destruyó aquel diciembre. Me duermo tratando de soñar… Vuelvo a la realidad, mirando la tristeza de mí pueblo, envuelto entre mentiras y promesas, entre lágrimas y olvido. Las ratas salen y hacen un festín de lo que ha quedado de nosotros, disfrutando del pestilente aliento de aquel que ha venido a humillarte, ¡No puedo despertar! el lodo arrastra mi cuerpo y lo siento tan pesado como la mano que vino a golpearte aquella tarde de abril. Un chillido ensordecedor se escucho a lo lejos, eran las ratas invitando a la destrucción de las almas de mi pueblo. Después de tanta lucha desperté, con las pupilas dilatadas y la conciencia congelada, decepcionada con mis sueños por no quedarse en un universo paralelo. Fariuska Lira Barully – Venezuela

61


CIELO VERDE Surcamos la avenida a explorar el jardín y juegas en la tierra mientras pienso en la mía. Te abrazas a otros niños si extraño a mis amigos. Si sueño con mis playas te escondes en sus plantas; y desde el primer día, oculto entre las hojas preguntas insistente por el color del cielo: "Desde aquí no es azul", gritas con alegría. Sabiendo, duende sabio, que así me despertabas, en nuestro nuevo patio, a nuestro nuevo cielo, que hoy tiene color verde. Joaquín Doldán - Uruguay- España

LA LEY DE LA ORTIGA No somos hojas de hierba. Hierba, sí: la hierba de las quemaduras, el diente de león, el rabo de zorra, la bolsa de pastor, la cebada de las ratas y los ojos de los sembrados. Hierba, sí: la que no nace de mano de hombre ni se educa en invernaderos ni se vende en los escaparates de las floristerías. Hierba, sí: la que avanza desde las profundidades de las cunetas, estropea vuestra conciencia de la realidad y os esclaviza a las tijeras de podar o a la guadaña. No somos, vuelvo a repetirlo, hojas de hierba. Hierba, sí. Pero mala. La que también, a veces, crece en el campo. David González – España

62


“quien tuviera la semilla ~ quien fuera la semilla..." Quien tuviera la semilla limpia y pura y sembrar los surcos de las mentes necias y sus conciencias despertaran a la luz de la vida. Quien tuviera la semilla limpia y pura y germinar los vientres de las hembras regias y tiernas y parir criaturas libres de guerras que les amputan los miembros y les cierran las ventanas gozosas del alma. Quien tuviera la semilla limpia y pura y configurar la nueva cadena genética y grabar a fuego que somos uno en un planeta fecundo y rico, donde hay para todos y todo es bueno si es bueno para uno. Quien tuviera la semilla limpia y pura y sementar los océanos y los mares y los ríos y las montañas que separan los continentes y los países y los uniera en su fluir y caudal primero. Quien fuera la semilla limpia y pura de piernas firmes y resistentes para andar los caminos del mundo y sembrarlos de igualdad y concilio.

Sabela Gondulfes – España

63


BURKA Celda de pies a cabeza, puertas adentro, pan y vientre vigilados Lluvia de piedras sobre mi conciencia enterrada, ablación en los genitales inagotable cicatriz desde donde pujan siglos y siglos de lagrimas vencidas. Sueño con la puerta de una abierta jaula y mi voz acariciando los pliegues del desierto en mil soles en los labios de mi intensa libertad. Marcela Vanmak – Israel

GAZA Vesania de caballos desbocados que bajan –como asesinos- del cielo, en impúdico reto, tropezando contra el cuarto estado de la materia. Un viento de mercurio en diagonal disuelve los árboles de ceniza, y escupe corazones congelados en la marchita soledad de arena. Todo el amor se esconde -tras las piedraspara llorar por los amaneceres, para cambiar su atavío de sangre y estamparse en una aurora metálica. El amor gime, no es más que invisible carne, desgarrada por la metralla, por las sierpes de la sed y del hambre, por el silencio cómplice del miedo. Julio Pavanetti – España

64


ABANDONO DEL HOGAR

los latidos urgentes del corazón el miedo a ser descubierto la decisión tomada en un segundo tu madre diciendo nos vamos de esta casa la noche, inhóspita allá afuera los gatos y los perros asustados porque no comprenden la inseguridad de dejar atrás casi todas tus pertenencias la inquietud la rabia y la furia el temor a que ese hombre os pille escapando de casa ese es el cuadro de mi familia la primera vez que abandonamos el hogar. José Ángel Barrueco - España

“La felicidad solo existe si es compartida. La soledad no quiere saberlo”. Mala suerte. Culpa tuya. De todos. De todo. Culpables de que se me ahuequen los dientes. De que me muerda las muelas. Culpables de mi soledad. De que la felicidad solo exista compartida. Partida. Culpa de haber nacido en este suelo. Culpa del reloj. Culpa del meteorólogo de turno. Inútil el paraguas en día soleado. Inútil el sombrero para la lluvia. Culpa del trabajo. Del explotador del jefe. Culpable el estado chupasangre. Culpa del alcahuete que trae la factura. Culpa del usurero que me alquila la pieza. Culpable el yonki que me dio la paliza. Culpa de la piedra. De la pala. Del papel. De la tijera. Culpa del azar tan azaroso. Esta puta mala suerte. Este querer ganar. Este no saber perder. Culpables todos. Culpa tuya. Culpa mía.

Fernando Foglino – Uruguay

65


ATENAS LA BLANCA. Ciudad del recuerdo soñado Vivido, imaginado perdido Blanca tu alma, blanca tu palabra Por mil guerras manchada Epitome de todas mis hazañas Cuna derruida, cuna destruida Reflejo decadente triste persistente Imagen de seres hermosos sorteaste De la muerte distantes Pero en pétreo afán muertos al final Olvidaste tu razón, civilización… Perdida está esperando ver tu esplendor Tus luces en la alborada resurgirán Devolver la dignidad a la civilización occidental Pido al Olimpo de tus dioses ya Restablecer el honor de mi estirpe Con lágrimas de contrición Ante tus muros espero En un atardecer en el Parnaso Tu último héroe llora por tanto dolor. Ricardo Ciaramellano – Venezuela

Deshilado está el hálito inprístino de la fuente, que de seda cruda fuera cuando urdida la sangre dulce trama brutal la convirtió en tela. Desgarros del tiempo vil y manchas de la mente reflejada en espejos deformantes. Estas, excelsas se posan y aquellos callados progresan. Transfiguran los tintes las máculas, pero agria está ya la sangre acartonada en el altillo, gritando muda, reflejándose en las paredes exangües. La sangre quieta aguarda la venida del cálido manto amigo que acuda para licuarla ya río vivo por su querencia del mar que limpie con sal la urdimbre, paño de vida que convierte en vino las máculas azarosas caídas en los márgenes de la existencia. Ton de Bass – España

66


HEROES Y VILLANOS

Héroes de papel, Villanos de rompe y rasga, Valientes caballeros andantes En la isla de la ciudad. Errantes cruzados Entre números y folios, Viejos jinetes En el corcel del asfalto. Lanzas rotas Entre los semáforos, Espadas derrengadas En los andenes del metro. Luces de neón Como armaduras. Por casco las nubes, Por botas sus pisadas Y por aventura Fichar a las ocho y a las tres. Toni Salas – España

67


MARÍA, UNA MUJER A mi madre Un pequeño pueblo la vio nacer, eran rosas su boca, nardos sus pies. Como todos los niños lloró al despertar, pero aquel llanto suyo anunció algo más. Su niñez fue dura, de amargos sabores, la rodeó el hambre, la miseria, los temores. Siempre esperando lo que nadie la dio: una palabra amable, caricias, algo de amor. ¡Miedo y trabajo, costillas de alambre, un largo palo para espaldas grandes! ¡Espíritu fuerte, alma con sed, creció María y se hizo mujer! Un joven moreno la comenzó a rondar y a ella le parecía que no estaba mal. Una tarde la dijo: “Vente conmigo y hagamos juntos nuestro nido”. Y ella pensó, cansada del hastío, que sería más libre si tenía marío. Los sueños que escondía en su seno, en manos de aquel hombre se deshicieron. ¡Malo vino, pensamiento malo, alma de esparto, corazón de palo! ¡Ay María, ay María, cuanto dolor, parece que no llega para ti el amor! Subiendo la cuesta se para y murmura: “¿Por qué Dios mío, esta vida tan dura?”. Y cada año su vientre hinchado sin mediar nunca un abrazo apasionado. Y cada mañana el mismo sendero, sin más esperanza ni mayor consuelo. Está sola María, mirándose al espejo, está sola María, con su llanto viejo. Tu paso no admite demora, debes tomar la decisión ahora. Espíritu fuerte, alma con sed, sal al mundo y enfréntate a él. Despliega tus alas como paloma que vuela, que ya la vida te quiere de otra manera. Olvida para siempre este veneno, tienes al frente un horizonte nuevo. Y si parece largo el camino todavía, se te hará ligero con nuestra compañía. ¡Juntos daremos paso a la mañana y tendrás amor María, porque tus hijos ¡te aman!

Antonio Quero

68


MUJER OBRERA

Vegetal y nocturna, madre sin tiempo ni soles, madre día y noche y esposa solitaria. La madera bruta se te hizo hijos en madrugadas de inviernos solos Año a año tanta muerte de árbol se hizo también muerte en tu vida obrera Virutas invisibles tus lágrimas abrieron nuevas vetas en el tronco transformado y nuevos nudos marcaron tu pasión de lucha ¿Ahora ya anciana habrá un nuevo árbol en tí? ¿Qué vástagos saldrán de tus savias, en lunas largas enterradas, en tardíos soles levantados? Mujer, obrera nocturna de la madera, en frío viento de mi sur y en bosquete irás, para retornar antiguo tronco, madres nuevas, regresos a las montañas de las mañanas justa y luminosas que soñamos Aldo C. D. Vidal Herrera – Chile

69


VÍA LÁCTEA Significa, camino a un mundo de leche, donde los niños tienen a la mano la teta materna y la teta paterna. Si hay quásars, radio estrellas, supernovas y demás cuerpos luminosos es porque la leche se ha ido enfriando y a la distancia brilla como tus ojos cuando lloras amor mío. Si hay polvo cósmico, meteoritos, implosiones elásticas, esa es la mierda de los niños que nunca viajaron, y se quedaron sin leche en el Perú y el universo estalló, en sus intestinos vacíos, sobrecogiéndolos de miedo, y todo lo demás se contrajo en el hielo, en la radiación de Chernobil guerras de Vietnam e Irak. y toda esa sombría memoria. Hasta que el capitalismo y la tecnología, violaron la paz de la pobreza y sorprendieron a nuestro Inca Atahualpa, mirando al dios sol como un idiota, y esto de idiota lo digo en mi idioma con sincero y exaltado respeto. Ósea que la vía láctea es la teta del Universo, no vayas a vender tus senos y tus orgasmos amor mío. En el futuro que es lo mismo que en el pasado, sólo los que posean cohetes y rampas capaces de vencer la gravedad terrestre, podrán abastecerse de leche, yogurt y queso parmesano Pero mientras tanto los niños del Perú, seguirán como pescados secos y salados. A la luz de la luna de noche, con viento… en una caleta vacía.

José Antonio – Perú

70


Mil palabras se escriben matices variados ungen el estilo la verdad viste academia pero tus manos siguen heladas. Ante tu figura razón y palabra pierden sentido desfallece su fuerza frente a tus dedos pequeños de niña, temblor, desamparo, frío de años. Y tu cabello azabache, cielo nocturno de tu mirada -lucero clamando esperanzaoliendo a juegos de tierra y a trabajos de humo. Tono, timbre y acento preludios a tu sonrisa empolvada palabras de siglos llegada códigos, vocablos de dios y de patria para ti son nada. Es amargo tu recuerdo quizá la espina que no deba dejarme, y fastidie con creces el aire de comodidad y prisa citadina que viste de gala al gran artificio al coyuntural, al de las agendas, y en genuina unión a tu alma pido por un acompañamiento con voz en tu camino. Luzyalegría – México

71


SABOR A HIEL (No al secuestro)

No le pregunto a ese hombre de dónde viene Tiene un sabor amargo Es la hiel que emana de las sombras de aquellos que persiguen la luz en los reflejos del oro -artífices de un reino mundanoempapados por la lluvia de mieses que a cántaros cae en las madrugadas en la noche no encuentran pan para su espíritu se abrigan y permanecen desnudos ¿Dónde está su inteligencia? Enjaulan al pájaro cantor y encadenan a otro de su especie Entretanto los cimientos de las montañas se estremecen cuando esas bestias feroces con ojos de buitres arrastran a todos aquellos que nacieron para volar Lidia Corcione Crescini - Colombia

72


APOCALIPSIS (HAIKUS) En la montaña duermen todos los dioses, aquí es invierno. Un niño mira esperanzado el cielo, buscando estrellas. Ea la ea la ea duérmete ya mi niño, duérmete ya. La niebla invade el reino de los hombres. El día está roto. Mortal silencio, la noche es muy oscura... nos va a tragar. Bailando vienen, llegan negros dragones, bailando van. Se acaba todo. Exitus laetalis, es el final. AZRAEL – España

73


PRECAUCIONES VITALES Drogas calificadas como drogas duras: -

el telediario niño a punto de inanición a la hora de la cena trabajo de 8:00 h a 20:00 h Dónde estás corazón invasión del espacio (aéreo, social y personal)

Efectos inmediatos: -

mareos vómitos pérdida de la conciencia inmediata insensibilidad de alguna de las partes del cuerpo alteración de la percepción de la realidad

Efectos a largo plazo: -

pérdida total y permanente de la conciencia insensibilidad de los órganos principales parálisis parciales o totales muerte súbita

Verónica Moreno Puerto - España

CAMBIAN LAS CALLES Cambian las calles. Se erosionan las columnas que vistieron de azul al tiempo. Cambian las calles. Se agrietan los tejados que cubrieron con alba a los ojos que rompían el cascarón del comienzo. Cambian las calles. Se desdibujan los perfiles que alimentaban a los días enmadejados. Cambian las calles. Dragones con colmillos burocráticos peinan a su antojo los paisajes ajenos. Cambian las calles. Los trajes de piedra anochecidos se destiñen con vapor de nidos calculados. Cambian las calles. Cambian. Siempre cambian. Fran Nuño – España

74


UNA CIFRA Contabilizaron mal. Dicen que la pobreza bajó un 3.3 % en Latino América. Dicen que los pobres son menos. . Las cifras no calzan con las calles muertas de Lo Espejo. Donde la realidad enciende televisores con 35º a la sombra. Donde la vida se pacta en un cuchillo dos por tres es momia. Donde lentamente se vive con los ojos inmersos en un plato ya vuelto. Donde la tibia luna se oculta al fondo de la choca. El té tomado a sorbos alarga su color de ladrillo. La enmascarada lucha de pliegues cenicientos renueva la ropa tendida una y otra vez. Las zapatillas colgadas de los postes de luz marcan el territorio. El tráfico de drogas parte a las seis de la tarde. A veces antes. Los balazos como silencios cotidianos. Los que vienen de fuera se preocupan de dejar la zona con luz de día. El horizonte plano estalla en el horno de tambor. En la esquina de calle Riquelme con la calle del Ferrocarril Pedro vende pan amasado. Tiene 10 años. Su madre 25. Su abuela apenas sobrepasa los 40. Lentamente se sueña. Una mano revuelve esa melena ardiente. Esa cara de risa. Ese abrazo incipiente. La necesidad inunda esos ojos cansados. Una mediagua de 12 metros cuadrados alberga una familia. En un terreno de 180 metros cuadrados hay 7 mediaguas más. Con suerte hay 2 baños. Aunque la espalda inclinada desdiga la esperanza el alma no sabe de porcentajes. Y se eleva más rápido que algunos índices. El sol bendice sus cabezas. Y eso ya es mucho. Una cifra ¿es acaso un número?

Gémina Ahumada – Chile

75


DESPOSEÍDOS Hablo de los que ya no tienen orilla de regreso y no tienen madrugadas ni arroyos, ni mariposa que les baje por la garganta y se tragan la vida hasta la empuñadura y les nace un deseo turbio como lobo acechando el escalofrío de la carne con una daga en la boca esperando el jazmín desnudo que los silencie y tienen los labios embreados por el miedo con el futuro boca abajo entre alumbre calcinado y la encarnada hiel que les recala por el vientre buscando mármol, o cabezas o gaviotas o la trabazón de espantos que les rueda por los bancales y no hay pájaro que la detenga.

Florentino Gutiérrez Gabela - España

SE BUSCA Dadme un hombre, uno cualquiera de palabra desnuda y afilada (no es necesario que sepa caminar sobre las aguas ni que sus frases reposen sobre los calendarios de mesa) Un hombre, o una mujer, amasador de pan recogedor de ilusiones oyente de desconsuelos licenciado en placeres. Un hombre, tan sólo uno, que no lleve su cruz a cuestas ni me ayude con la mía. Uno, sólo o en compañía de otros, que sea capaz de apostar por sí mismo, de mirarse al espejo y reconocerse en el necesario desequilibrio diario. Dadme un hombre ¡uno cualquiera! Pero que crea. Carmela Ramos – España

76


PERDONADME QUE AHORA JUEGUE Cuando veo fútbol, tenis carreras de fórmula 1 no olvido que en otras cadenas siguen los telediarios. Mientras gritamos gol otro coche bomba explota en un mercado; antes de que acabe el set habrá diez palestinos menos; se apaga el semáforo y una vida más en Guantánamo. Mis padres llamaban partes a los telediarios. Ellos sabían que la guerra no había terminado: mientras en el salón la tele vomitaba metralla, la radio en la cocina escupía recuentos de muertos. Perdonadme que ahora juegue: el dolor fue una institutriz severa.

Ana Pérez Cañamares –España

PROPOSTA POÈTICA Declara la teva autoria sobre el silenci. PROPUESTA POÉTICA Declara tu autoría sobre el silencio.

Sergi Quiñonero- España

77


Una vida para tejer casualidades para cortar y pegar imágenes, el amor de las marionetas: un ensayo de movilidad y de tiempos tanto es el deseo nada hermético nada autónomo el gesto va más allá de lo representable (no hay quietud en las posibilidades) Otro argumento necesario: muchos niños pequeños haciendo del lenguaje un juego un toma y dame un quita y paga, siempre se paga con la cordura con un recuerdo de lo dicho con un trabalenguas de seducciones inenarrables calladas enquistadas en lo medianamente audible en el miedo que siempre se apaga. Una enfermedad concéntrica áurea proporcional a la miseria para seguir comiendo y respirando.

Una imagen perfecta áurea pero improbable: se te está perdiendo la imagen del tiempo en una caja de alimentos y de necesidades.

Valeria Canelas – Bolivia

78


LIMOSNA Las calles se han llenado de corbatas y, huraños, los zapatos van descalzos. Un abrelatas llora en una esquina, porque ahora ponen llave a las conservas. Algún móvil está sin batería sonando en un portal, enfurecido; los trajes de "Versacce", remendados, se abrigan del rocío traicionero. En una callejuela, cien navajas negocian cuánto cuesta una papela y un maletín de piel de cocodrilo pide limosna en un supermercado. San Pedro se ha dormido entre cartones falto de prestación por desempleo, los ángeles recogen las monedas y Dios enfunda triste su guitarra. En el portal de un banco una muchacha ofrece himen caduco al carpintero, y un niño está cambiando pegamento por mirra que ha robado a tres mendigos. J. A. Barros (Bunbu) – España

79


NIÑOS DE LAS CANTERAS Hoy los descubrí sobre el fondo rojo de las canteras de Uganda. Sus manos infantiles ya conocen la dureza de las piedras, la pesadez de las herramientas y el hormigueo de los dedos agotados. Los descubrí, como tantas cosas, en un minuto y en cada uno de los sesenta segundos sentí la dureza de las piedras, la pesadez de sus herramientas y el hormigueo de unas manos ávidas de caricias. Sus voces, pajaritas de papel blancas, ininteligibles para mí, encontraron la traducción cordial y el alma me lloró y el corazón me dolió sin lágrimas y la vida me gustó menos que nunca. Voces de hijos que añoran a sus madres. Padres que añoran llantos, llantos sin cunas, cunas sin sábanas de algodón cien por cien vacías de hijos que se llevó la guerra. Hoy los descubrí sobre el rojo pétreo de las canteras ugandesas y la vida me gustó más que nunca porque en la cuna de mi habitación hay hijos, y sábanas de algodón cien por cien y el llanto cada noche desvela mi sueño.

Nuria del Saz

80


HAY NIÑOS Detrás de la sonrisa de la luna hay niños que sueñan con el abrazo de una madre, un vaso de leche, y un beso, y una pelota para jugar. Ojos brunos como perlas de ébano. Ojos de noche mate, sin lluvia. Hay niños, al otro lado de la sonrisa de la luna, a los que sólo les abriga la arena sólo les acaricia el viento, sólo juegan a esconderse, sólo beben espinas, sólo comen sueños, y sólo les besa la yaya de la muerte.

Edith Checa

81


OSCURA MATERIA En el umbral del tiempo tiemblan Tus ojos descuajados. Bajo un humo violeta hiere tu rostro impávido la dura luz que arrojan los cipreses. Hoy estás huera. Cáscara hueca, cuenca vana. Por el aire, poblado de escorpiones, tu dios arroja letras de un alfabeto incierto. No hay idioma capaz de decir este tajo que se abre en tu vientre. Ya te has quedado sola, ya no puede gritar tu boca de agua negra. Sólo habitas la noche, ceguera turbia y densa. Aguardas, sin embargo. Ofreces a la vida tu agonía perpetua de animal disecado. Aguardas, sin embargo. Se ha cerrado la historia. Te olvidó hasta la muerte y esperas, sin embargo. Permaneces en las simas del tiempo. Eres la voluntad: esa oscura materia.

Rocío Hernández Triano.

82


SOLEDAD INCOLORA

Justo en el tiempo que tarda en cambiar de color el semáforo, soy capaz de inventar para ti, un mundo mejor. En tres segundos, mientras te acercas a mi ventanilla he contado las grietas de tus dedos. Hace frío. Mucho. Golpeas el cristal con tus nudillos ateridos y golpeas mi corazón con tu sonrisa. A ninguna de tus llamadas contesto, pasando del verde a la huida. Atrás te quedas sin tiempo de pintar tu historia con un ámbar permanente. Hay miedo al rojo de paso, al negro de tu mano extendida, a la transparencia de tu mirada. Rápido bajo la cabeza o miro a la cera de enfrente que hay luces que parpadean y que te desdibujan. ¡Que hambre de abrazos, que soledad incolora, que horizonte de asfalto se divisa desde tu laberinto de pañuelos! Ingratas… la noche y yo pasamos de largo.

Rosa Mª García Barja (rosa-desastre)-España

83


HOMENAJE A AMINA

Podré nacer encarcelada en la mazmorra más oscura y profunda, pero mi espíritu vivo volará tan alto que ni las cadenas más gruesas lograrán atraparme. Podré nacer encerrada tras unos barrotes negros, pero miraré hacia el cielo estrellado, en vez de aun suelo barroso, y buscaré la luz resplandeciente que llena y alimenta mi interior, porque podrán privarme de todo pero a la vez no me quitarán nada, ¡porque mi alma es mía, la esencia de mi vida! ¡es mía para siempre! Aunque apaguéis mi voz y la queráis convertir en hueca e inerte, ¡de nada os servirá! ¡de nada!, porque la voz de dentro resuena como campanas eternas que avisan de un nuevo amanecer. Al sol luminoso no se puede tratar que no salga por mucho poder que se tenga en este mundo ¡y así es mi yo! ¡mi espíritu! ¡viento que vuela con fuerza!: así que sabed, que hagáis lo que hagáis ¡soy libre!....

María Carretero García – España

84


NO LOS QUEREMOS ¡Cuántos días las injusticias enturbian el Sol! Sin lágrimas, lloramos por los puñales que asesinan, por el vacío de las ciudades que siembran las armas El luto nos duele. El corazón se achica ante tanto clamor humano, y gotea de pena con el lamento de un niño La noticias hieren los oídos, lastiman las retinas hielan los sentimientos: hoy cae una bomba, mañana se hunde una patera, se ejecuta un atentado. La esperanza se sueña con ojos anhelantes La magia que ofrece la pirámide del mundo, es un precio hecho pedazos, es la comodidad que marca surcos en la otra cara de la moneda

María del Carmen Mesa García – España

85


POR LA PAZ Por la paz rezaré con toda el alma, no bajaré los brazos en la batalla por encontrar ilusiones nuevas. Sé que la esperanza muere y el sol se oculta con temor, pero con solo ver sonreír a un niño Dios me dice que hay otra oportunidad. Por la paz gritaré, si es preciso, derribaré las puertas del odio y plantaré la bandera de la paz en el corazón de los poderosos. Caminaré con mis versos a cuestas y los regaré por todo el mundo, para tratar de convencer conciencias. Por la paz moveré los muros del silencio, derretiré el hielo de las mentes frías, cosecharé todas las risas que aún quedan dormidas en las ciudades, para repartirlas entre aquellos que han perdido la ilusión y las ganas de vivir. Por la paz seguiré luchando sin armas de guerra, tan solo con la palabra porque es lo único que poseo…

Fabiana Piceda – Argentina

86


COMO SI ESTE DOLOR FUESE MORAL Me atormentan cada uno de nuestros bostezos, cada una de mis vueltas en la cama, cada uno de mis hijos y de mis extrañezas, de mi tiempo de débito siempre aplazado, siempre cobarde. Todo para en los pies de quienes no encuentran salida, de los que sufren las fronteras inútiles y falsas, el derecho a la nada, la vida barata de los cuerpos menores, de los que son culpables de haber brotado en un rincón lleno de plagas. Me da miedo pasarme la vida caminando sobre una cinta tan continua que me deje varada sin salir de la puerta de mi casa. Pero así me quedé, sentada en el medio de la sala vacía, lloriqueando, pánfila, como una niña que sabe que no ha hecho todavía sus deberes. Ha de haber algún modo de hacer temblar la silla, de dar la vuelta y abrir la cremallera de las voces oscuras para que entre la luz y les deje emerger.

Inma Luna – España

87


PATRIA AMERICA NUESTRA DE CADA DIA

JURAMOS LUCHAR POR TI HASTA QUE SEAS LIBRE DE HAMBREADORES Y POLITIQUEROS PROSTITUIDOS POR LA AMBICIÓN. HASTA QUE SE VAYAN TODAS LAS RATAS QUE TE EXPLOTAN Y HUNDEN EN LA MISERIA A TU PUEBLO. HASTA QUE EXTERMINEMOS A LOS CHARLATANES Y FARSANTES MAS PELIGROSOS QUE EL MISMO SATANÁS. HASTA QUE REGRESEN TODOS NUESTROS HERMANOS A VIVIR EN SU TIERRA. LUCHAREMOS CONTRA LOS GOBERNANTES COYOTES QUE NEGOCIAN LA DESINTEGRACIÓN DE NUESTRAS FAMILIAS Y NOS VENDEN AL MEJOR POSTOR. BASTA DE IMPERIOS DE CUALQUIER COLOR Y DE CUALQUIER BANDERA. SOLO PIENSAN EN NUESTRA TIERRA COMO POTREROS DONDE TODOS VIENEN CON CARETA DE PASTORES A ESQUILAR NUESTRA PIEL, DESANGRAR LAS REMESAS QUE NUESTROS HERMANOS GANAN CON SANGRE SUDOR Y LAGRIMAS MAS ALLÁ DEL HORIZONTE, HUÉRFANOS Y ESCLAVOS. LUCHAREMOS HASTA MORIR O VENCER.

Ecos lejanos de tambores rutilantes sonajeras chontes y guaruras un torogoz afila su aguijón para conquistar la primavera La juventud un polvorín ardiendo sus conciencias montada en unicornios lanza al cielo plegarias elevando sus banderas Un sólo pueblo Latinoamérica Legiones de estudiantes salvadoreños indomables futuro de la patria no abandonarán su tierra

El sueño americano en sus memorias pipiles en sus conciencias continentales es arrebatar su país de la opresión extranjera

88


Luchar aquí y para siempre No más hermanos mutilados No más hermanos ahogados No más hermanos esclavos

Luchar aquí y para siempre Contra la miseria a que nos condena el Imperio y los gobernantes serviles

Luchar aquí y para siempre en esta patria querida por los siglos de los siglos por los hijos de los hijos que merecen tener dignidad vivir unidos y para siempre Basta de emigrar Basta de abandonar nuestros hijos padres amigos Sólo para enriquecer las telefónicas extranjeras Los supermarker extranjeros Para enriquecer el gran capital que nos explota sin piedad Basta de impunidad Basta de culpar a las maras y no ajusticiar a los ladrones de cuello No condenar y castigar a los corruptos Basta de hambrear a nuestros pueblos

Freddy Pacheco – Venezuela

89


ME VOY A NAVEGAR A los hombres que han muerto en el mar

Mamá, me voy a la mar. Hijo, aún eres un niño, duerme un rato más. No madre, yo me voy a navegar, Quiero tomar mi bote e ir a pescar, Tengo que estar con los hombres allá en el mar. Hace frío, abríguese, no quiero que se vaya a resfriar. Mamá, anoche soñé con papá y su barca "sacristán"; Madre, papá me decía: "hijo, ven a navegar". ¿Y tú ibas? Si mamá, yo iba a la mar, Doña Clara recogía estrellitas y con ellas una manta tejió para papá. Hijo, aún eres un niño, Duerme un rato más, No es bueno que la "Pincoya" te conozca tan joven Y con pecas además. Hijo, no vaya a la mar… Mamá, yo quiero ver como ella danza Y sus bellos ojos mirando el mar. Hijo, ella a veces mira los cerros, Y eso significa que no habrá qué pescar. No importa mamá, iré a navegar; En mi sueño, papá decía "la mañana es linda, ven a la mar". ¿Y tú ibas con papá? Claro, yo iba, salíamos a pescar, Y cuando llegábamos en la noche, Tú abrías la puerta, nos dabas un beso y de nuestra aventuras ¡a cantar! Mamá, yo me voy a navegar ¿Sabes? En mi sueño papá volvió a la mar, Entonces, en mi barca de madera rubia le salí a buscar, No lo encontré y me puse a llorar. Mamita, no llore ¡hoy me voy a navegar!

Magaoliveira – Chile

90


LAS MANOS DE MI MADRE

Mi madre pasa sola las cuentas del rosario y yo que ya no rezo miro sus manos: ¡gorriones ateridos en su regazo! Qué pequeñas se me hacen esas dos manos gastadas por los años y los trabajos ¡si dejan de moverse, ni las reparo! A pesar de los años y los trabajos no han perdido su gracia ni su agasajo ¿Cómo es que nunca antes me había fijado?

En la penumbra clara mueve los dedos a escondidas de mí que ya no rezo. ¿Desde cuándo sus manos me tienen miedo? Miro ahora mis manos y están vacías después de tanto viaje y filosofías. Dos estrellas heridas, las palmas mías. Mi madre pasa sola las cuentas del rosario y yo que ya no rezo miro mis manos ¿A quién podré decirle que he progresado?

Fdez Anton

91


Soy hoja llevada por el viento eucalipto crecido en asfalto tarde pálida de otoño que se niega a morir. Soy la banca del parque recurso de amantes el pájaro que aún trina sin saber que el día se va. Soy nube entre edificios en busca de morada trozo de espuma que pretende volar. Soy el perro que ladra la ausencia de su amo y la anciana mendiga que mira sin mirar. Soy charco que devuelve la imagen ignorada del cartel de la chica envuelta en negligé. Soy el mimo ignoto que arriesga su cordura huella fraguada en cemento que no se borrará. Soy transeúnte anónimo uno entre millones Coyoxlhauqui desmembrada que aún llora su traición. Soy la sangre derramada el aguacero de octubre lágrimas vertidas en ésta, mi cuidad.

Cristina Harari – México

92


CUANDO EL MACHETE SE ABRE PASO Saco el machete lo afilo en piedra. Le robo al viento sus sigilos Preparándome para la guerra. Hago silencios con las sonrisas, Me tiro a tierra, Asfalto. Hago victorias entre las sierras. Preparo el arma Desnuda en lengua. Me dejo el pelo, Que grita - NEGRA! Saco tus ojos Dejo el vacio Y redefino lo que tú piensas. Entonces, la vida se hace tacto. Cuando el machete se abre paso.

Michelle Ricardo - República Dominicana

DESDE MI TORSO Soy la del torso hecho a puñetazos, a sangre fría tengo altos los senos para dar gotas dulces de mi sangre. Soy la cintura de azúcar morena , llevo mis hombros a modo de un fusil acostumbrados a cargar plomo, a construir, a ninguna caricia me han llamado lucha.

Ma. Mercedes Alda Benites – Finlandia

93


HAY AMIGOS

Hay lógicas aplastantes como hay lógicas que se aplastan, hay figuras rojas y cuadros azules, hay vida tras la muerte, en la memoria, hay sigilo y ganas de estamparse contra un muro; hay, por seguir habiendo, destrozos a corto plazo, hay ganas pero no maneras, hay fuerza y hay pena y hay, por terminar de haber, muchas palabras en el tintero. Hay abrazos que no se olvidan, hay vida tras esta mísera vida, el no olvido, hay recuerdos, miles de recuerdos y hay un tiempo en al que la fruta prohibida no es sino una macedonia de frutas; hay desplantes y plantados, hay un lado al otro lado y mil maneras de bajar las escaleras; hay ,por ver todavía, ganas de amar y de amor y no promesas. Hay tantas y tantas cosas ,tantos y tantos hechos que confundirme no quiero, vibrar con lo que tengo y no con lo que anhelo, sentir cada paso como una afirmación y no como una derrota, sostener mis ideas cediendo y no claudicando, morir deseo viviendo cada día como nuevo, amando a mis amigos sin condiciones y que ellos me amen a mi con una condición: que no me falten nunca, que no les falte yo".

Miguel Ángel Olivares

94


PARAÍSOS TERRENALES Y en cualquier piso aquel cuarto sumado que habita un hombre esclavo o esa pocilga multiplicada de pensiones en donde sufre una mujer esclava para que el poderoso pueda permanecer sintiendo la brisa placentera en los jardines del Paraíso y bañarse pueda en los ríos cristalinos no de agua no sino de lágrimas de todos los que padecen.

Santiago Bao – Argentina

OJITOS Conozco el vacio de estomago de los enanos el vacio de una vida resignada a la tierra de los bajitos tiempos de locuras de saltos hacia un tiempo de cuerdas de alegría malabares de mandíbulas rotas trapecios de sillas mínimas bicicletas reducidas de cuerpos hinchados por indiferencia. pero esa boca que besa ombligos sabe de la locura de la que se salvan por que la vida esta abajo en los suburbios de la melancolía en los rincones de la magia que sabe hacer reír.

Di mella – Argentina

95


COSAS COMUNES Noviembre 24 de 2006. Isaura Yela de la vereda El Águila, en La Dorada (PutumayoColombia). Hay un velorio en la sala de su casa. En un pequeño cofre están los restos de dos de sus hijos asesinados. El 7 de diciembre de 1999 la familia se reunió para encender las velitas. Al otro día nueve de ellos salieron en una camioneta hacia la cabecera municipal de La Dorada. Iban en la camioneta con Modesto Salazar, un trabajador amigo de la familia: José Miguel Melo Yela, de 38 años; su hermana María Licenia, de 28, sus dos hijas gemelas de 4 años; y Dilia Lucía, su esposo José Delgado y su hija Paola Andrea. En el camino se encontraron con un grupo armado que retuvo a María Licenia y a José Miguel. Súplicas y llanto no valen para conmover. Los demás son obligados a continuar hacia el pueblo, pero al llegar deciden devolverse para tratar de convencerlos de que los dejen ir. Horas después la camioneta aparece abandonada y adentro, encerradas y llorando, las tres niñas. Cuando Isaura Yela intentó contactar a los comandantes del Frente Sur del Putumayo le dijeron: "Deje de averiguar pendejadas". El 25 de abril de 2006, la Fiscalía encuentra varios cuerpos enterrados en la vereda El Arco; en la fosa de los desaparecidos están los restos de cuatro de los cinco desaparecidos. La ropa, los objetos y los documentos encontrados permiten identificarlos a todos. Durante siete meses, la Fiscalía verifica con exámenes forenses y pruebas de ADN que dos de los esqueletos pertenecen a Dilia Lucía y José Miguel. Los otros dos restos exhumados -los de José Delgado y Modesto Salazar- están en un laboratorio de Cali. De María Licenia no hay cuerpo ni fosa, ni rastro alguno. Son cosas comunes que pasan en Colombia. Puede cambiarle los apellidos a las víctimas, los nombres a los sitios; mover un poco las fechas, alterar el día de las muertes y modificar el día del hallazgo de las fosas comunes; o puede corregir el número de muertos, alterar la cifra de sobrevivientes, omitir los nombres de los huérfanos, pero sigue siendo alta la probabilidad de que la historia coincida con una verdadera. Esta es cierta y en ella puede encontrar poesía. Si lo prefiere en formato para dar ilusión de poema, si le gusta en prosa fragmentada para que parezca poesía, para darle apariencia exterior, entonces tendríamos: Noviembre 24 de 2006 Isaura Yela de la vereda El Águila en La Dorada (Putumayo- Colombia) Hay un velorio en la sala de su casa En un pequeño cofre están los restos de dos de sus hijos asesinados. Siga usted, es fácil, sólo vaya dando saltos de línea donde quiera simular un verso; dicen que la verdadera poesía está en las cosas comunes.

Aymer Waldir – Colombia

96


ESTA CORRUPTA MUERTE COTIDIANA Muerde la voraz hija de perra la corrupta muerte cotidiana aprieta sus dientes con ternura ofrece dentelladas solitarias sobre costillares desnudos los costados de este alimento frugal que ya somos. Ahora y en la hora de nuestra suerte la oscura madre devora a sus hijos desmenuza en silencio su bocado mandíbula descarnada contra el más puro hueso y ya somos sólo blanquísimos restos divina sustancia de esta vida. Tal vez hay desgano hay amargura tal vez habrá algo de amor único en la triste mordedura de la carne sólo un miserable milagro de este polvo eterno enamorado ahora y en la hora de nuestra suerte sólo hilachas en los dientes de esta corrupta muerte cotidiana que ya vamos siendo que ya somos.

José Luis Ochoa Rebolledo – Venezuela

97


CARTA DE AMOR A LA HUMANIDAD

A donde vais humanidad… Por qué lloráis y te sientes perdida… Si tu misión es llevarnos… Elevándonos hasta la realización… Complementando esta acción… Con la fórmula del amor… Humanidad… Buscad tu paraíso Que preciso es encontrar… La plena libertad que os han heredado De donde jamás nunca debiste Haber escapado… Cuando por amor es que Dios… Ahí os había dejado… Humanidad…por piedad… El amor es liberación… Siendo la más grande oración Que podemos elevar… Por nuestra salvación… Encontrando así la paz… Muy dentro… Aquí en el corazón… Envueltos en el amor… Unidos en gran hermandad… Como lo es desde un principio Que debimos comenzar… Dando continuidad A toda la grandeza… Cuidándole que nadie le dañara O su bienestar pudiese perturbar Humanidad… Si por lo menos considerar Hoy la posibilidad… Cambiando el rumbo que lleváis Que por este camino… No encontrarás el destino Que te habías propuesto… Ya que no es el correcto Al no tener la huella del amor… Humanidad… valor…fuerza… Necesario es...para avanzar Retomando nuestro caminar… Sobre todo rodeados de amor… Sembrando su semilla… Regarla y haciendo florecer la vida… Que la verdad es…

98


Sencillamente amar… Humanidad... Por lo mismo fuiste creada… Y también beneficiada por Ese gran hacedor… Formando parte así… Del inmenso y maravilloso universo Nuestro… lleno de esplendor… Que nunca debes olvidarte… Seguir hacia adelante… Y nada debe preocuparte… Solo salir…liberarte... Haciendo uso de la fe… Que Dios ha puesto en ti Por lo que debes valorarte Sabiéndote ahora… Ser lo más importante… Tienes que resurgir… Que mas puedo yo decirte… Pero sí, quiero pedirte… Confiando ciegamente… Te aferres fuertemente En brazos del amor…

Leonora Galván Martínez - México.

99


EL COLLAR Y LA PATITA Hueles el tufo que amarga en tu piel, el origen del viento que arde que son alacranes, has oído el rumor de tacón y moqueta en la consulta ilegal que regentan los quincalleros, y te extrañas de lo silencioso de las tormentas, de la luz naranja de las nubes, y del falso calor que desprende en tus manos la tierra mojada. Es la señal de que sabes la fe del ladrido, de que puedes cantar con las madres las mentiras en los días de mercado, descubrir a los niños la tramoya de verjas afiladas y alpistes de colores, y tararear los domingos, con los viejos, el trauma que cuentan sus dentelladas. Así pues, conoces las manos que cercan la calle, las que asolan los barrios y ponen azufre en sus esquinas. Ahora puedes gruñirles bien alto: defender lo que quieres con tu voz en su cielo y mearte con rabia libre en sus cheques y sus perneras. Porque el día que te acaricien el lomo, entonces, ya estará todo perdido.

Álvaro Yebra - España

Una cabeza, unos ojos, una frente , un mentón , una mirada . un torso unas costillas una un estomago tripas corazón intestino, piernas fémur tobillos cicatrices lunares orejas. pensamientos juegos matemáticas vida suspiros. ya no queda nada solamente dedos cercenados una sandalia, un juguete sin cabeza todo por una decisión de una mujer..... Keit Soobach Matus

100


DANZA MACABRA La luna tiende su argentado manto... la noche es eterna, eterna es la noche y el viento en las tumbas se queja, se queja, se queja. Entre las penumbras: Sombras silenciosas.... sac, sac, sac, dicen sus pisadas. Brillan los cañones, brillan los fusiles, brillan las miradas: felinas, furiosas, odiantes, malignas. Bocas jadeantes, silenciosas, maldicientes, sedientas de sangre, hambrientas de carne. Ahora las sombras se confunden con la tierra: Se arrastran como víboras, sisean como víboras, silentes como víboras, venenosas como víboras, asesinas como víboras. amarga refulgencia de cañones... doliente refulgencia de fusiles. Oculta en un silencio sepulcral, en la alta y sola penumbra nocturnal la muerte se revuelve infame y espectral.. Llorosa entre la bruma...con el rocío llorosa la noche campesina, la noche larga, la noche triste. Las sombras se levantan y corren y atacan y golpean y disparan y gritan y maldicen y odian y matan.... Y salen, y se agrupan y se ríen, y se alejan, y se alejan, y se alejan.... Atrás: Bocas sangrantes, cuerpos infantiles masacrados. Féminos ojos: opacos, marchitos. Rostros de hombres sin vida....sin alma. Lívidas manos...materia inerte. La tierra sola sin su amador...la tierra sola sin su cuidador, la tierra sola sin su protector, ahora es amante de quien la ultraja, de quien la maldice, de quien la destruye. ¡Que viva el doctor! canten, canten, canten. ¡Por cuenta del doctor! beban, beban, beban Pa" alegría del doctor! Bailen, bailen, bailen. ¡Ordenó el doctor! Mueran, mueran, mueran. A un silencio mudo sigamos clamando. Sigamos pidiendo, sigamos orando a un silencio mudo por los siglos de los siglos "amén Antonio Marín Escudero - Colombia

101


EL PAN DEL HOMBRE Hubiera hecho un sueño Hubiera sembrado la semilla de los perennes trigos allí donde la tierra ruge inmune al cansancio y el pastor esquila sus ovejas Hubiera vestido a la orden del Carmelo así, sencillamente circunstancial al tiempo, las palabras y las cosas este espantapájaros que soy para moldear el pan del hombre y repartirlo lejos del avaro para vaciar las cubas del vino heroico y albergar las infinitas horas del amor en el dorado tálamo de la era aunque todo haya pasado sin retraso o todo ha de pasar como mi sombra y tal vez nunca vuelvan los pájaros gozosos. II Hay osamentas desmochadas que se pierden en los guijarros como viejos bastones arañan este siglo hambrean en persecución de una patria al borde del armazón somos criaturas de hábitos hasta la última noche del otoño. III Tal vez desde el vértigo de la tierra en el vuelo de las abejas pasajeras cuando las vainas nacen bajo los rastrojos y las horquillas avientan los granos sobre el campo y las langostas van y vienen con sus alas abiertas entre coliguales y quebradas y mares corajudos y mesas con cazuelas y abundantes panecillos de un bosque a otro de un momento a otro hubiera vuelto ese hombre que aullaba de rodillas frente a una cruz en el camino tal vez con su hábito gastado y sus pobres pies impropios. IV Y la sangre abetunada de silencio como un tupido costillar de hembras como un solo traje aquí en Chile hay tanta luz que encumbrar y tanto huérfano. V Hubiera dejado atrás los arenales en lo infinito del viento esos ojos que parpadean en su llanura de noche

102


Hubiera dejado el agua de mis toronjiles, el ojo, la piel el anillo de nupcias, la cristalera allende al recuerdo el juego de ajedrez no importa dónde, los cuadernos de mi hijo por aquellos sueños que ebrios de luna penetran lentamente en el pajar. Hubiera dejado el dormitorio de San Pedro bajo llave, el abrigo que rechifla como una criatura sin f i n Hubiera dejado el vocerío cercano y distante que mide el tiempo y hiere el tránsito de las utopías por ese dios que alguna vez sufragó a mi favor. VI La lluvia ha mojado la leña de mutismo y aguada van señoreándose las paredes del osario y se ríen, y se ríen cada vez que me deslizo por el lado oscuro de la vela llueve la muerte anda rondando los pajonales como una vieja ególatra y no me atrevo a salir del poema porque este verso yace adormecido y es tan joven llueve algo desnudo el atardecer se pierde aquí llueve hasta el hueso de su vanidad llueve pedazos de vida llueve letra a letra entre mis dedos llueve llueve mientras se liuda el universo llueve por definición La lluvia ha mojado la leña Se está haciendo barro la luz. VII Padre, hubiera hecho un sueño a ojos cerrados ahora y en la hora y en el segundo exacto pero la sombra de tu sombra arrancada de las piedras me dice que nunca volverás.

Rocío L amar Chile

103


PAN, UNA VÍSCERA

vestía de leopardo, medias grises para cubrir espirales de venas reventadas. ella hablaba con las piedras como si fueran pedazos de pan. qué le decía? pan decía trataba de comer y algo ulcerado estallaba en su estómago. Piel de cebolla sangraba como lágrimas muy lentas, lágrimas de poros sudados, espectros de pedazos de sol. todo el día me he sentido mal. digerir el vacío del aire. qué se come vacío dice pan y vacío plato suculento del que se ha quedado solo, tocándose en la miseria humana a dónde voy con tal carga fétida la voz de la radio no le habla a nadie, monólogo interior de una caja que mutila las facciones, pasan los días y sólo me habla eso que habla para todos y para nadie, bebo leche con las piedras para entrar algo en mí, a dónde se va la voz de la caja, sigo sin saber si pasa algo con mi estómago. que alguien me dé desnudez. un erotismo nuevo. santa teresa de Jesús. si escribo su nombre redimo mi herejía. todo depende del oído.

Pan tengo hambre Mairym Cruz-Bernal - Puerto Rico

104


LOS OJOS DE LOS HIJOS SIN HOGAR La Injusticia se mueve ondulatoria como alas de cuervos expectantes. Las Leyes reposan inertes o volátiles, entre nieblas de indecisión y miedo. La realidad golpea cruenta y trágica en una región abrumada de riquezas bastardeando la belleza de la vida. Para el hombre un hogar es el abrigo de la tierra. Un hogar es la meta atávica por la que viajaron nómades a geografías ignotas del planeta. Los ojos de los hijos sin hogar tienen el color de la desesperanza y la mirada agónica ante las leyes que reposan inertes de indecisión y miedo. Al negar a un solo grupo humano negamos a toda la humanidad vejamos la espiritualidad, aniquilamos el germen del equilibrio social. Ser solidario no es hacer beneficencia. Ser solidario es brindar dignidad, eleva nuestro intelecto. Quizás logremos encender en los ojos de los hijos sin hogar la luz, la mágica y poderosa luz que nos debemos.

Ana María Manceda – Argentina

105


MUERTE Y RESURRECCIÓN DE UN POETA I Para borrar de mi cuerpo las miserias que el día haya dejado voy a adornar de flores el agua purificadora del verso. Las decisiones no tomadas con un bálsamo de sueño calmarán las heridas. Los silencios cobardes, la cabeza agachada, todo lo que en mí es débil... quedará sumergido en el aroma del poema, en la voz profética del papel escrito. II Esa única voz se funde en sombras con mis fantasmas. Quiebran la hoja el llanto y su queja ofendida. Fluyen, como susurros escondidos, bandadas de letras y espanto. Muestra el espejo impresa mi máscara más heroica. En su imagen naufrago, desterrada ya de todo anhelo, de toda riqueza. Confundidos mi corazón y las razones tras este rastro ebrio de palabras. III Surges, criatura diabólica exiliada de mi boca, para despojarme de esta condena, para ratificar tu inmortalidad frente a mi destino. Producto eres de un malabarismo de vocablos, de un juego sólo. Pero, este universo es mi derrota. Una vez mía y ahora conquistada quedo, por tu canto de tinta sobrevivo en la amenaza altiva de tu poderosa presencia. Eres ya ante mí como un dios invisible de abrazo inalcanzable. Entonces, desaparezco. Tú aguardas. Y mi alma inicia el vuelo en la triste mirada de una nueva hoja en blanco.

Aurora Carmona Müller – España

106


¿POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS? Si te parece fácil Si alguna vez te permitiste ser cruel Si hoy como ayer sigue siendo imposible la ternura no maldigas tu vida no hay ni un sólo acto de tu cuerpo que no haya previsto esta situación espantosa Pero define lo que quieres una vez más y vuelve a suplicar ante ti mismo porque eres sólo tú el que te opones Aprenden otra vez a caminar descalzo bendice como siempre a tus supuestos enemigos dobla el cuello como quien va a morir y siéntate a escuchar de nuevo el toque de la campana Que aunque no lo creas aunque no lo sepas nunca esa campana estuvo repicando todo el día por ti y era el compañero el amigo los que siempre creyeron en ti los que contigo hoy luchan tremendamente a tu lado. Julio Pino Miyar – Estados Unidos

Seguir avanzando aunque el miedo teja redes de cemento y arena seguir avanzando pese a todo contra todo con pies de barro, de acero aunque el miedo inunde seguir avanzando sin temor a dar el paso como oficio, como rutina aunque el viaje sea largo y estemos llegando. Susana Caligari – Argentina

107


CANSANCIO

Déjame descansar mi amor junto a ti esta noche, quiero entrar en tu cama para dormirme a tu lado, y así vaciar mi cansancio anidado entre tus brazos, para olvidar mis penas y tristezas que he pasado. Escóndeme entre tus sábanas de los temores de la noche, Hoy no quiero poesía sólo anhelo descansar a tu lado. Dejaré mis versos libres sobre tu mesita de noche y me refugiaré en tu piel y en tus pechos delicados. . ¡Quítame las penas del alma con tus palabras de amor! ¡besa mis ojos llorosos y enjúgalos con tu mirada!, así mi alma curará su cansancio y su dolor, y mis ojos podrán ver nuevamente la alborada. Déjame descansar mi amor en tu pecho esta noche, quiero dormirme a tu lado muy cerca de tus cabellos, tan cerca, que se enreden con mis sueños, tan cerca, que me cubran la mirada.

Reynaldo Parra – Chile

EPÍLOGO Demasiados dedos de alambre señalaban su próximo paso. Humos memoriosos le confundían hasta la certeza de saberse. Desabrigó su voz se sentó en la hombrera de sus límites pidió permiso para sentirse viejo y doró las puntas de sus horas. Carlos Pili – Argentina

108


ENGENDRAREMOS NIÑOS I escoltaremos medianoches y lunas de entretiempo para velar las suertes de los que se fueron y anteponernos a quienes nos despojan y nos arrastran esclavos tras un carro de guerra que no es nuestra , entonces II ‘por cada hombre o mujer que nos maten engendraremos cientos de niños '* que tendrán de azucena y carbón los ojos grandes 'mirada de relámpago' cabellos de obsidiana un corazón de fruta y un alma de ave soberana

III cientos de niños manitas listas para sostener un juguete uno solo, que no sea un arma , que no les cuelguen fusiles de los hombros ni les adosen granadas cientos de niños de nube y de montaña de fortaleza, de selva y de lluvia ellos , inocentes tal vez nunca sostengan un joystick ni una barbie pero unas canicas pueden ser cristales de Sarovsky que simulen estrellas de espejito y papel IV Escoltaremos mediodías y soles de porcelana para parirlos con alma de vid y de aceituna fuertes como el maíz, la papa o la mandioca atentos a que los monstruos disfrazados de judas no manipulen su suerte y les priven de escuela , enseñanza y recreo les muten la infancia por un casco de miseria y les calcen botas en los desnudos pies V Ven a ser copa de árbol, volcán en apogeo salta la zona y engendra para esta canción cientos de niños por cada uno de aquellos que al grito de libertad en los pliegues de su himno dejaron en la pira la antorcha de su ser.

Marisa Aragón Willner – Argentina *cita Video de Gioconda Belli.

109


Perseguir un ideal es sólo una excusa para seguir vivo, para alcanzar un objetivo, para salir de la rutina, para no perder la esperanza, para no morir de inanición, ni de desgana, ni de tristeza, para creer en uno mismo y en la gente que te rodea Perseguir un ideal es sonreír sin que nadie te vea, es llorar sin vergüenza, creer que más allá está la puerta de salida y no tener miedo de franquearla Perseguir un ideal es hablar sin palabras.

Alberto Morate - España

110


UN HOY IRRECONOCIBLE Deshielo de corazón, párpados pinzados por alfileres, náufrago sin nave, de babor a estribor, de popa a proa, perdido, prendido de la soga. Y tras estos cristales, vertido vértigo, marea, ni me reconozco ni soy reconocido, perdido en lo abisal de los desiertos de arena y piedra. Comprendo: quizá sea demasiado vivir un día más.

Entiendo: llegué aquí como quien ya marcha. Esos brazos y piernas como tentáculos, bestia amorfa en la ciudad y en los campos, soy hijo de un mar olvidado, que lanza olas a orillas de tu corazón, acaricia mi locura, otórgame el perdón de no ser por ti olvidado.

Tras este pecho hay un mundo por descubrir, un mundo hoy encarcelado, un mundo de tierras por regar y ser fertilizado, un mundo, sí, que pretende amarrar su nave a tu costado. La fotografía perdió sus colores, ahora es sepia, ahora es niebla frente a mis ojos. Tema social.- la marginalidad y el olvido de las inquietudes del individuo dentro de la globalidad

Jerónimo Mira Galmés – España

111


POEMA XXIV. (RENOVADOS) Hay quienes, actualmente, en estos días, Pretenden modernizar el dolor del mundo, Y usan la esclavitud, la desdicha, el miedo, La sumisión, los mandos, la miseria, el luto. Dicen que han cavado un túnel en el tiempo, Al final de la historia, y a partir de la leyenda. Sin embargo, es sólo la vieja ruta de la sangre, Que compromete a reflexionar, acabadamente, En la suma total de las imprecaciones humanas. Es cierto, los látigos de acero que castigan ahora, Ya no zumban en el aire con atroces vendavales. No dejan a sus fieras guaridas de horror en la piel. No. Ahora son sólo tarjeteros, timbrazos y discos, Teclas, módems, puertos, drive, circuitos cerrados, Adiciones de proyectos, impuestos y cifras ciegas. Son correas sin fin, segmentos y números binarios Ecuaciones, sueños duros, pero confianza invidente. Todo es una ronda interminable, única y asombrosa, Con las invasiones como escaramuzas étnicas justas. Y aunque repitan la muerte en sus roldadas y poleas, Ganchos, filos. O en detonaciones luminosas y verdes, Y en la televisión haya fragores y voces tan diferentes. Nunca conseguirán transformar el sudor o las grietas, Los vuelos alados en las noches perfumadas del estío. Los habitados signos de agua y su estanque esférico. Las corolas silvestres, al amanecer, tendidas a la luz. El hilo argento de las corrientes temblorosas y sutiles, Sus peces rurales irisados en los remansos pacíficos, Los misteriosos universos entre las ramas minúsculas, Las mariposas celestiales del crepúsculo y los ángeles.

Julio Campos – Chile

112


YA NO JUEGAN LOS NIÑOS EN LAS CALLES

Ya no juegan los niños en las calles Las bicicletas surcan el espacio sin escafandras; no brincan ni hacen piruetas para ser niños de las flores y de los insectos Los adormecen las pantallas en las alcobas y en los refectorios. Sueñan guerras animadas mientras trinan los pájaros en primavera Niños redentores macilentos, émulos de juegos y redondeles, no despliegan las alas extasiados para corretear los sueños ni ascienden a las estrellas para observar sus infancias Cantan azorados la gloria del Dios caviloso Ven crecer el alma atónita del yo pecador y no hacen nada para ser niños de trapo o de madera Se los tragan las máquinas Ellos penetran para conquistarlas, para engolosinarse con sus vísceras y aprenden a ser máquinas fabricadoras de máquinas insaciables comedoras de niños.

Antonio Álvarez Bürger – Chile

113


DESDE LA VENTANA Cada vez se me hacen Los días más largos Cada vez me agota más La incesante espera Cada vez mi sentimiento Se vuelve mas amargo Otra vez fin de semana Y el desfile de familias Otra vez en la ventana Suplicando una cara conocida Otra vez llamo mi hermana Diciendo que no venia Tampoco vino mi hijo Con el trabajo no podía Tampoco vino mi hija Tal vez vendrá otro día Tampoco se de mis nietos ¿Se acordaran de mí todavía? El día se apaga Como se apaga mi vida El sol se hunde Como se hunde mi alma Y cierro los ojos Despidiendo mi compaña Fría transparente Una simple ventana

Santi - España

114


LOS NOTICIEROS Y LOS SURREALISTAS Si los surrealistas hubieran visto estos noticieros nuestros. Donde la catástrofe es diversión cotidiana; sabrían que el mundo exterior, como lo dijo Cortázar, por ejemplo, es un laberinto fantasmal en donde los muertos de ahora se afilian a las guerreras tropas, para sembrar, en vez de café, hachados cuerpos. Si los surrealistas hubieran visto estos noticieros nuestros. Donde nos paranarcotizan el alma; conocerían toda la podredumbre, toda nuestra avara y sangrienta herencia. Por la psiquis y las venas, sólo odio, sólo muerte y miseria. Aquí el aullido del fusil es ley soberana de narcomagnates funcionarios del gobierno. Si los surrealistas hubieran visto estos noticieros nuestros. Donde el hambre de los niños y el desarraigo de los campesinos son noticia Light; palidecerían de envidia al ver a la audiencia, en horario triple A, sedienta de sangre, corrupción y crimen y sin conciencia moral. Necesidades que no toleran el olvido, pues así lo exige la pauta comercial… Si los surrealistas hubieran visto estos noticieros nuestros… entenderían que para producir violencia, nuestro inconciente es ordenado y consecuente.

Vagabundo – Colombia

UNA GRAN LLUVIA Para Juan José Téllez Cae la gran lluvia que cantaba Dylan con un pequeño toque apocalíptico: Hoy es víspera del Día de Difuntos. Voy en un taxi camino al aeropuerto se hacen cruces las viejas y las luces. Esa morgue de vuelos terminales abre cajas de zinc, muestra incorruptos cadáveres arrastrando baúles. Vienen del cielo a poblar nuestro infierno, a ocupar nichos en estos extramuros, a cavar sepulturas más profundas en un barrio cercano al fin del mundo. Esos espantos tomaran mañana el metro, pardo gusano de mezcal nocturno, para asistir a su propio sepelio en el centro preciso de la industria mientras la aurora pasa su rosario.

Tito Muñoz – España

115


MUJER LIBERTAD En cólera de humanidad afligida, Un 8 de marzo tiene rostro de Mujer, un hilo cortado en Recuerdo agoniza para revelarse En el presente. Porque el orgullo de hoy son las Ideas que no se miden por el Largo de los cabellos, sino por Grandes logros obtenidos. No una costilla viviente que Arrancaron a un incauto, sólo un Ser humano, solo matriz cerebro. De la vida descienden senos Amamantadores de genios y Bailarinas, sin miramiento de género, sin escarnio del pasado, inagotable don de naturaleza, exclusivo de la mujer. Que no se duerman los dedos hipnotistas que cierran ojos infantiles en la oscuridad, aquellos que silencian el llanto de una boquita desdentada. Aquellos que despiertan al mundo en la madrugada. Hay que admirar el juicio que hoy día no desea agradar; al coraje al aplomo que con uñas y dientes surca brecha hasta alcanzar la igualdad. Porque el intelecto que no carga látigo para educar, es prueba fehaciente de inteligencia mujeril, conferida por el amor a lo largo de la historia. Hoy es preciso endilgar al ser indómito y sagaz, al ser que como ejemplo, y en vida plena, lleva un pan a casa con triunfadora sonrisa.

116


Al colectivo femenino que con pasos firmes y desafiantes, arrasa con lo imposible, aún en contra corriente.

Porque hoy se antepone la belleza que no muere, únicamente es transformada. Hoy una herida es tatuaje en las historia de nuestros días. La historia de mujeres que con un pedazo de tela como escudo, sin cañón y sin fusil, en contubernio fueron asesinadas. Hoy con grito libertario, exijo no enterrar la historia en el olvidado, la funesta historia de vibrante llamarada que en un fatal 1911, dio libertad a nuestros días, a cambio de ciento cuarenta pétalos que mitigaron la sed con sangre a los hambrientos roedores textiles. Hoy agradezco el vuelo de esas flores, artífices valientes que cambiaron nuestro destino.

¡Vive siempre Mujer, vive en libertad! Anda orgullosa y pensante. Anda con largos cabellos por estas veredas. ¡Anda y no claudiques!

Alma Rosa Tapia

117


INJUSTICIA En la moderna ciudad, las avenidas están llenas de injusticias, de suciedades que brillan. En las esquinas, las inmundicias y la basura se acumulan desordenadamente. Apiñadas en las aceras, las amarillentas hojas de los árboles se mezclan con bolsas vacías. Entre los contenedores y el asfalto, un noctámbulo indigente, desesperado, vomita alcohol, arropado por el silencio de medianoche. Con los ojos cegados por el polvo del aire y el seso rebosante de bebida, se contonea ajeno. Semioculto entre la arboleda del parque, distingo a aquel mendigo de la vida y el hambre, encontrando lecho sobre un frío y húmedo banco, aferrado a su botella, con la única compañía de su maltratado perro. Después, de súbito, cuando el viento y la llovizna comenzaron a castigar las calles, se oyó el triste lamento del perro que aullaba la deshonrosa muerte del incomprendido vagabundo. Josep Esteve Rico Sogorb – España

118


PROSTITUTA De bien chica ya soñaba, que algún día ella sería protagonista de un cuento de hadas.

Ya de muchacha descubrió ciertos encantos. No fue ella, fue quien la miraba, haciéndole creer que valía lo que cobrara.

No quiso creerlo mientras le duró la infancia. No quería creerlo pero olvidó el cuento en el que se movía con elegancia.

Hoy, siendo mujer, ramera la llaman. Pagan por lo que ven, pero no ven lo que pagan. Que todo dinero es poco y mucho para una cama.

Mañana creerá estar hablando de amor, el que hoy se desnuda sobre su almohada. Ella, de sus ropas despojada; humillada, vendida y vulnerada, callará mientras llora, llorará mientras sonríe su alma, sabiendo que compraron lo que pudieron tocar, sin haber si quiera rozado lo que valía de verdad.

Amelia – España

119


PATRIA Decir Patria es sentir las intangibles cadenas del alma, la sangre ardiente que se inflama, ese equipaje que cargamos doquiera que vamos; los sueños compartidos, los hermanos. Decir Patria es sentir las lágrimas que brotan en la distancia, el dolor creciendo en las ansias, la furia ciega en la injusticia, ante la necia ciega justicia. Decir Patria es sentir cómo entibia el sol desde la sonrisa de un niño; desde el abrazo de un amigo. Es ver crecer con fuerza el trigo, es pintar el verdor del alfalfar. Es el libre vuelo de los gorriones, el cantar de los jóvenes, sus ilusiones. La risa serena de los abuelos, las dulzuras de sus recuerdos. Es el silbato de las fábricas, es el canturreo de los rieles que desde el ayer vuelven. Es buscar por mil y un caminos la salida es recordar a quienes por ella dieron la vida. Y es cargar las manos y la frente, abierta el pecho sin temor a la muerte, cuando sentimos sus gemidos. Decir Patria es sentir el más puro, ardiente amor. Teresa Del Valle Drube – Argentina

120


MI OTRA CIUDAD Mi ciudad está saturada de humo y ruido, de gente que camina como en un gran hormiguero pero sin el mismo rumbo. Los edificios en la penumbra son el esqueleto de mi ciudad, empobrecida y desfigurada, insensible a los miles que deambulan en la pobreza, sin techo ni pan. Nos hemos ido acostumbrando a las miserias citadinas; a los niños que piden limosna en los semáforos, a los adultos que buscan comida en basureros, a quienes se prostituyen en las esquinas. Nos hemos convertido en ciudadanos en un limbo distantes del quehacer del gobierno indiferentes a la politiquería que nos hastía cargada de corrupción, oportunismo y amiguismos En el paisaje natural de la ciudad, nuestro destino transcurre en un mundo desgarrador desfigurado sin sentido de lo humano indiferente a todo incluso a quienes han tomado la acera como lecho Camino y sueño anhelo mi otra ciudad ciudad con rostro sin anónima pobreza ciudad humana, con techo, cobija, pan, trabajo ciudad con compromiso, inclusiva y solidaria mi otra ciudad donde los sueños puedan ser realidad.

Yalena de la Cruz - Costa Rica

121


LOS AMIGOS Voy a hablar de los amigos, de quienes se sientan al otro lado de la mesa y saben mirar a los ojos y a las manos. Vienen de lugares distintos al mío y les esperan caminos que sólo conoceré cuando los nombren, y se harán transitables como el vaso compartido, como el gesto que avisa una confidencia o abre un ofrecimiento. Ellos tienen de mí recuerdos que ya no poseo, pero que alguna vez tuve entre los dedos y que me hacen doblemente verdadero, porque también soy cuanto he sido, cuanto he dejado de ser, quien camina a mi lado, y ahora llega a mí en sus recuerdos cuando un amigo los nombra. Los amigos hacen posible creer en las palabras. Con ellas te nombran y se alejan, con ellas vuelven.

Juan González Soto – Argentina

122


UNA MANO ABIERTA EN EL CUERPO DE LA NOCHE

una mano abierta en el cuerpo de la noche un cuerpo desnudo en lo abierto del aire nada está más cerca de uno que la piel del otro nada está más lejos de uno que el misterio del otro pero intentamos hacernos compañía: afuera de esta mano que acaricia y de este cuerpo que entibia todo es nada disuelta en la noche sin música el milagro es aquella mirada que inventamos en medio de la ausencia tú y yo somos más que tú y yo amiga desconocida de esta noche somos la proximidad de toda lejanía.

Ernesto Fernando Iancilevich –Argentina

123


AHORA que arremetes contra la noche de mi espíritu mientras te pienso en la ciudad hay incendio. Ahora que dominas el recuerdo y las calles son eternidad. Porque eres carne. Porque eres tinta que derrama. Porque eres hueso que se rompe en los amaneceres. Porque eres palabra y océano perdido Porque eres misterio y cambias con las nubes. Porque eres tiempo y vigilia y lenguaje. Porque eres infancia y música entre mis manos que escriben. Porque eres sorbo y mis labios te esperan. Porque apareces en mis sombras dormido Porque eres mar que mira desde el fondo. Porque eres hoy y el tiempo no corre ni transita por mi cuerpo. Y eres aire que toca y me baña y voz que no llega candelazo que azota y muerde. Porque eres reliquia y plegaria y fuego y alquimia que mancha y aroma de clavos incienso que brota de lo más sagrado. Porque eres línea y página y número cardinal y caballero andante. Porque eres historia y tu nombre se pega a mis huesos y eres licor y copa dormida en mis adentros. Porque eres estrago y magnitud. Porque eres hombre. Mileiby Hernández Méndez – Venezuela

NO ONE noto en la boca un paisaje de arena y en los ojos un pedazo de mar nocturno un pensamiento impensable recorre las venas un escalofrío bajo la mesa las atraviesa nadie se da cuenta ¿sabes? en este instante están naciendo millones de seres en ENE planetas mañana caerán toneladas de litros de lágrimas se escucharán incontables risas empaquetadas a+b seguirá siendo igual que b+a y viceversa ¿a nadie le importa? ElArteEsLibre - España

124


DE HARAPOS Y CHAMPÁN Uno, suda el calor del día sin alternativa El privilegio de elegir está cercenado No es fácil ser carne y soportar lo que nos toca La indiscreta y agresiva razón de los demás ¡Qué difícil es ver pasar la vida, sin elección! Soportando agravios, en el escarnio maldito Del que sólo tiene de diferencia con uno Un poco más de grasa en la riñonada A su nefasta razón, la asiste la muerte De los sin nombre, que deambulan sonámbulos De la mano de una grandiosa y amante mujer De la sin razón, de la vida vacía o vaciada Los muertos sin estarlo, los vivos sin causa Los que amontonamos piedras para arrojar O para formar un altar donde subir y gritar En mano ajena están nuestras penas y orgullo Nuestro clamor, nuestra sed, la razón y la sangre Apátridas sin destino vamos, sin historia, ni estrella Millonarios en sueños, a veces sin sustento ni pan Silenciosos gozamos de efímeros logros Elucubrando esperanzas en poemas de amor Elegimos con loca pasión a nuestra estrella Y nos asqueamos con el vino barato y agridulce Hay atisbos de grandeza en nuestra mirada Los yerros nos hacen fuertes y aprendemos Por eso nuestro canto a la vida nos supera En la desazón y en la in cordura Con bríos y alabanzas, gritamos al viento Y al tiempo, el que brinda con champán.

Juan Ramón Pombo Clavijo - República Oriental del Uruguay

125


QUERIDA MUÑECA y la planificación lo celebró todo sus ajustes sus manos encajonadas y sostenidas por lápices electrónicos sus amores a destiempo por instrumentos cartográficos sus círculos perfectos y los colores allí sin salirse de la línea no sea que alguien se ofenda no sea que alguien se manche demasiado las manos y lo arruine todo tan lindo tan como es y al fondo de la pantalla un gesto de desesperación o de desprecio te dice una sombra porque no sos porque no tenés el corazón en el bolsillo correcto porque no sabés cómo es eso de dormirte sin sueño y de coger sin ganas porque te bebés el insomnio en un vasito de té frío escribiendo poemas en lugar de planificarte un futuro lleno de gloria de amores programados y convenientes de créditos bancarios para comprarte un carro una gloria en la que tenés el cuerpo de una nena de Hollywood en la que sos dócil y acatás y le parís tres hijos al mejor partido de la cuadra y cocinás rico y no te quejás nunca una gloria en la que fuiste criada para servir y para hacer silencio ante cualquier deseo ajeno y complacer y entonces te salís del dibujito manchás toda la hoja te meás en la alfombra de mamá puteás y puteás y puteás y decís no me la calo y llorás toda la noche porque no podés ser eso que deberías ser para que alguien te quiera sólo sabés que ya no tenés miedo de vivir ni de perder y que sólo por eso sos libre lo sabés porque lo sentís y basta Marietta J. García - Venezuela.

126


LAS VOCES DE LAS MASCARAS

Ahora habla la madera del rostro la fauna, la picardía, el dolor, el sufrimiento se inmortalizan en imágenes congeladas donde el espíritu grita o se expresa sin sonrojos, sin barreras ni falsos espejos Las manos poéticas del imaginario ingenian las sonrisas y mil rostros del alma La voz invisible de los ancestros reinventa cosmogónicos versos Mitos y leyendas han brotado de la huellas del oso, del jaguar, del mico, del delfín, de las serpientes El brujo ha cantado y pensado por ellos hechizado por sus sentidos narcotizados Los cantos y los sonidos de los bosques y de los ríos se confunden con la lluvia de los sonidos de los loros y los rugidos que despiertan o atemorizan la selva He masticado coca y ayahuasca con el curaca me he desnudado para que no me coja la mala hora ni para que me entunde por culpa de los malos espíritus Me han cubierto con flores para que comprenda el efecto, la gratitud y la alegría del enjuague Hemos exorcizado los espíritus de la violencia en el ritual atrapamos al gallo volando y vimos danzas al matachín Las mujeres amamantan los fantasmas de los suicidas y se implora la alegría y el perdón bajo la máscara El oro, el cedro, la quina, el caucho desolaron la tierra El espíritu chamánico desfigura las risas y los rostros mientras el yagé barre los maleficios bajo el rostro de dantas, cerdos, coatis y la voz del taita Todo ha muerto, Amor mío, absolutamente todo Se han borrado las huellas de nuestros antepasados ha desaparecido el nativo con rostros de madera Nada sobrevivió del antiguo indígena... ¡máscaras! ¡Solo máscaras! y las lágrimas de los versos de sus cantos

Héctor "El Perro Vagabundo" Cediel – Colombia

127


DESACATO Todavía no le han dado nombre a la tierra, ni a sus árboles, ni al camino. (Las mayúsculas son ilusiones de sí mismas) Pero ustedes no lo saben, no se atreven A trocar fusiles por conejos. Ustedes: no saben leer en la sombra con ojos de león Ni idea tienen: Todavía no tenemos nombre: los ombligos Ni las arañas que hablamos por esta voz. No saben ustedes dar nombres, no son no adanes ni dios. No habrá tallos ni sellos ni relojes hasta que no comiencen a nombrar las cosas por su nombre!!! Endiablada manía la de matar sin haber nombrado la muerte Desacatando han estado... Faltan nombres en el mundo! Y cómo es posible que truenes, batalla, si todavía nadie te ha querido nombrar?!

Cinthya Gabbay – Argentina

UN NIÑO SE ASOMA A LA VIDA… Un niño se asoma a la vida Por las rendijas del hambre Hay tanto dolor entre sus manos Guardado como tesoro maldito La tristeza es su sentir más conocido: Costra implacable pegada a su alma En sus días no hay risa, juguete ni pan Sólo la sombra pesada de su cruz Esa pasión involuntariamente aceptada De tan cotidiana se nos fue haciendo ajena.

Manuel López Quiroga - Chile

128


Asesinamos a la vuelta los últimos frutos A cada paso matamos los retoños Criminales de banda dejamos los despojos Nuestra ruta es tan sólo espinas y cadáveres De muertos está formada nuestra herencia Nuestra historia son fantasmas Ríos de venganza Torrenciales de odio Huracanes de tinieblas Homero Vivas García – Venezuela

RABIA Sabes, hoy me he encontrado con la imagen de la desdicha adornando los silencios de las paredes de mi casa. Yo sentada con el confort que me da distancia del primer mundo, y a unas horas y algunos minutos la agonía y la sinrazón. Es el pan de cada día estos instantes que llegan envueltos en preciosa música de noticiario e imantan mis ojos a su digital y estudiado formato dejándome atrapada, penitente en mi propia desesperanza. Sabes, el alma se acostumbra y un día es ya hielo que se agrieta pero que sigue creciendo ufano, traidor de los sentimientos. Somos ojos, somos carne pero vacío los huesos que nos sostienen, la nada dibujada con gratuita publicidad de esto que llamamos progreso. Aún así, hoy he sentido rabia el último gramo que me quedaba por rendirse, surgió entre la locura colectiva y gritó, aulló…. buscando que sé yo, quizá otra alma que no sea hielo. Carmen Uría Araujo

129


COMO CARDÓN DE ANTIGAL [1]

Donde la lluvia es la nostalgia y la soledad escucha nuestro tiempo, pueblos milenarios andan solos, bajo el gentil sol del quieto Altiplano. Donde el cielo azul es el milagro, allí donde el río es todo misterio, pueblos originarios se alzan solos, confiando su aliento a la Madre Tierra Firmes entre pircas ancestrales son el paradigma fiel de la memoria. He ascendido una vez con ellos y en cada pendiente ellos me alentaron. Acaso he nacido de nuevo entre ellos… en cada repecho ellos me nombraron. Fieles entre ruinas ancestrales, en nuestras espinas se evoca la Historia. Somos promesantes del Sol del Altiplano, somos penitentes de la Madre Tierra, amigos eternos del Sol del Altiplano, y enemigos férreos de todas las sombras.

Nora Coria - Argentina

[1] Antigal: sitio que ocupaban los “antiguos”. Asentamiento de poblaciones prehispánicas, antepasados de los pueblos originarios kollas y aymaras, en el altiplano andino. Son sitios donde se hallan elementos arqueológicos, entre ellos las “pircas” (restos de las construcciones de paredes hechas con piedra sobre piedra). Generalmente en estos lugares, en lo alto de los cerros, se arraigan colonias de cactáceas (cardones, altísimos y añejos cactus) debido a la temperatura y la acción del viento que se ve disminuida por las restos de las submuraciones que retienen la humedad.

130


ETERNIDAD MAYA Un día de hace muchos años y siglos los mayas fueron vencidos por los blancos los pocos que sobrevivieron al mal trato a la esclavitud a la deshonra se marcharon para siempre y salvaron sus vidas… Un día de hace muchos siglos y años un maya logró salir airoso. El héroe supo engañar la astucia de los blancos su crueldad su desprecio su ignominia. Vive aún dentro de la espesura de la selva cada día canta y canta su himno a la victoria cada día baila y canta canta y baila su danza en honor a Chac Mool en honor a sus dioses que también vencieron a los blancos. Ese maya vive y vive libre entre quetzales y jaguares entre los templos de Chichén Itzá, Uxmal Tikal, Tulum, Palenque... venerados (hoy) por los blancos.

Ruth Pérez Aguirre – México

131


AMAINZOMNIA

Afuera el sol como un disparo sobre la extensión verde Adentro el calor nos estremece entre las paredes y el techo de latón. Tres niños con sonrisas descalzas refrescan la esperanza, juegan con latas vacías y edifican un palacio sobre un viejo jergón de resortes. Una gota de sudor me resbala y cae sobre el pedazo de pan mezclándose junto al sabor ácido y correoso de la miseria.

Diana Lichy – Venezuela

TRAS EL INCENDIO Lo arrancó todo el incendio forestal; y, sin embargo, en ese páramo triste, se vio nacer al amor, un montón de hojitas que son la incertidumbre. Una de ellas toma la palabra, la ablanda, la calienta, la convierte en su corazón: Vení, quedate cerca mío, dice, que comemos del mismo dolor; tal vez esto sea también inútil, pero existe, todavía. Ramiro Román Romero – Argentina

132


SOLO RESPONDE EL VIENTO

Oigo el agua caer bajo las ramas Escucho las voces de mis hermanos en la soledad

Deja el viento el olor del pan, del maíz y del sudor perdido Afuera solo quedan el dolor y la amargura Las carnes corroídas de drogas y miseria

Levanto mi voz abanderando a la razón Se eleva mi clamor al cielo de la mano del tuyo, del de ellos

Un tableteo responde sin miramientos Verdes explosiones cierran el recuerdo

Y afuera responde el viento

Tabi Alonso - México

133


AGUAS TURBIAS Si, de este lado de la línea ¿es que hay una línea? Si, hay una línea que divide el dolor y la estupidez la abundancia la sobreabundancia y la escasez total el agua agotada de camalotes pululantes del otro lado de la línea tu teléfono celular que ya tiene MP3 llama sin parar llamando a la nada que produce nada Si, de este lado de la línea estoy y al lado del espanto y del dolor allí quiero estar allí quiero construir mi hogar.

Santa Bárbara – Uruguay

134


CON LAS ALMAS ENTRE LAS MANOS Pido a la vida un rostro fulgurante en el futuro, una uña que lapide los asesinos del mundo. ¿Que rosa maldita llego desde los tiempos? Me hiere el alma pensar en el pájaro herido, por esas flechas hasta las entrañas de la humanidad. La daga impiadosa de la guerra aletarga vidas, las envuelve y las vomita. Quiero levantar sangre desde los abismos, elevar espíritus que griten: ¡No mates! ¿Cuantas flores marchitas se están deshojando? ¡Oh… los hombres! , los hombres de la mentira sigilosa y filosa. Necesito un pedazo de cielo y un poema eterno, para revivir el alma inocente de los niños, pequeñas florecillas que perecen ante una bala. Te ausentas vida, si, te ausentas de ti misma, y solo me dejas con el arma, solo me dejas con las almas entre las manos, Que ensangrentadas piden… / Amor.

El Conde – Argentina

135


SOMOS AUTOS CHOCADOS La poesía se agarra bien del tubo para sobrevivir al bamboleo del autobús llegó a la parada vestida de excesos con la incertidumbre habitual Besó el caucho una vez más digo que la poesía besó el caucho y su cabeza se espichó contra el asfalto con su traje de aceite de motor y su sarna Ven poesía con tu cabeza espichada como el caucho de la amistad por los traidores ven como una parida en cuarentena de hojas blancas ven que la sarna se te quita con aceite quemado tu pelaje nunca será el mismo pero podrás vivir otro embarazo El taxista – Venezuela MANEJABLE Tengo un auto nuevo una hermosura que brilla caño de escape bran bran levanta vidrios, cierre automático botones para todo hasta tiro balanceado y fideos cabello de ángel. En esta parte del país hace falta la calefacción de un auto para taparme todo es demasiado fresco todo el día vivo frío frío freezer frívolo y los cacerolazos no me apartaron de mi auto y todo es posible cuando se tiene un auto se levantan los vidrios para no escuchar ruidos y al mismo tiempo me voy olvidando de que ciertos valores cuestiones o principios no se fueron adquiriendo: aparecieron y cuanta más velocidad tome el auto también me olvidaré de manejarlo mientras el auto se olvide de manejarme a mí como al títere que le vaciaron los trapos de la cabeza sólo para cuidar lo que había que cuidar. Pablo Raúl Bigliardi Collado – Argentina

136


IMAGINA Imagina, Mariana que a los alacranes les cortan las alas imagina dime, Mariana qué imaginas que pase cuando el hambre cuando el hombre imagínate imagínate, Mariana que ahora resultara que Dios no es nuestro imagínate que hubiera una guerra y después una segunda te imaginas, Mariana con qué cara saldría qué gente a cuáles calles para saludar a qué vecinos Mariana, dime qué imaginas que pasaría con nosotros. Federico de la Vega – México.

137


LAND AND FREEDOM

Compañeros los que estén a favor del no pasarán ésta es la España El jactancioso ejército de verdad se opone, no quiere no nos quiere a los patriotas vocacionales Compañeros los que estén a favor de la colectivización ésta es la España Si es para aliarse a nuestro espíritu revolucionario ya saben nuestro paradero Los que estén a favor de anteponer el no pasarán a la estrategia de los que temen nuestro espíritu revolucionario ésta es la España Los mierdas son los que vienen los mierdas que pasarán los disciplinados los profesionales A la España del pasaremos oponemos los milicianos esta España. Rolando Revagliatti – Argentina

138


NO SEAS UNO DE ELLOS El miedo talla el alma como el cincel en la piedra el miedo no modela a su antojo hasta darnos la vuelta. Hay seres dispuestos -presas fáciles para el menesterseres incapaces en el artificio de hacerse a los que ahogan el brío y la fuerza. El miedo nos domestica el alma y hasta calla a los que alguna vez fueron libres. El miedo nos encadena nos encanalla nos mutila siempre talla el alma. El miedo, la forma, la razón ¡poderosos aliados ¡ siempre consiguen sus metas. Hay seres encadenados al miedo que huyen que escapan que no quieren mirarse a los espejos pero también hay seres –y son muchosque han encontrado su hueco su espacio su arma en la palabra. Hay seres que aprietan la vida hasta vaciarla de respuestas. Lucía Ruiz Bernal – España

139


EL CÍRCULO DEL MISTERIOSO UNIVERSO Tiene un centro origen fijo de las intrigas Un radio vector selector de las victimas Un misterio perimetral envolvente discriminante Un misterio subliminal para los anormales (?) Una línea diametral divide el mundo desigual Un círculo de magia engloba los planetas Entre la oscuridad los soles apagados la niebla Una pelirroja suena un saxo profundo Michel no deja la trompeta y el agua Un mago levanta serpientes muertas Miente poderes inventa levitaciones grotescas El círculo de los poderosos Señores sin escrúpulos enrostran el oro Cada uno a cada cual las rejas esperan Se manejan fuera del círculo No están contenidos no son aceptados Observan quien cae dentro del círculo de la mediocridad En el círculo de los muertos La curiosidad invade las mentes los cerebros secos Caminan a golpes ciegos tropiezan las líneas y caen Los abismos internos los aguardan Los muertos cancerberos los reemplazan a diario por otros Los otros son muertos recientes perdidos dentro del círculo Y el círculo se sigue ampliando El universo es el cementerio de la creación… Oscar Alberto Marchesin – Uruguay

140


CONTRADICCIONES

Dices: partes iguales y sin pensar te llevas el mejor trozo que te comes con presunción. Vas muriendo sin metas que te consuelen cuando al final del camino quedes en soledad. Esperas que el mundo se resuelva por si solo sentado, lees los sucesos del periódico local. Las ratas viven en la mugre y no existe jabón que les lave el cerebro. ¡Que si soy revolucionaria pero opinar no me dejan! La mala educación se ha impuesto con tanta división matemática mal hecha, que no resulta ser exacta porque el corazón no se viste con uniformes ni cree en vanidades. Que si me golpeas habré de responderte con prudencia. Que si divulgan paz implementando el odio entre naciones. Que si me visto de Versace de traidora han de culparme. Que cuando el sol se oculta extraño a mis hermanos, arropados en una sola voz contra el frío y la destrucción. Que a llorar me voy a casa para no seguir viendo miseria en estas calles. Marialicia Atencio Briñez – Colombiana residiendo en Argentina

141


SIGO UN MISIL Sí sigo un misil..va a Gaza… allí cae… allí mata… quién alimenta la barbarie… quién mata la paz… quién crea caos produce dolor… ensangrentadas… calles es su legado… niños… madres… desaparecen se esfuman entre la metralla… que nadie… calle… que nadie llore… que nadie mate… que nadie odie… que nadie sufra… pero sigo un misil… el más cobarde… sin corazón… que no esquiva escuelas ni cruces rojas… ..sigo un misil… será mucho pedir… qué se calle el cañón... Deseosinfin – Uruguay

LA FRONTERA SE HA CERRADO Una madre busca comida en el último mercado que permanece abierto. Es el mercado donde las heridas nunca cicatrizan, donde se compran regalos robados a la esperanza de quién escribe. Al otro lado se pide la paz para quienes no tienen ilusiones que llevarse a la boca. La frontera se ha cerrado y hay pequeños corazones que flotan, es Navidad de sangre en la tierra. Estel Julià – España

142


UN BAÑO ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE: Las dos orillas del Mediterráneo

En una orilla, cebados y dormidos, creen saber, En la otra, despejados, desesperados y hambrientos, saben a que sabe el hambre. En una orilla, agobiados por la eterna búsqueda, necesitan ansiosos creer que han encontrado. En la otra aún no hay tiempo para naderías.

En una orilla, los ojos vacíos de la necesidad, En la otra, la pupila vacua de la soberbia, En ambas orillas, tristes miradas tristes.

En una orilla, un dios, de nombre Dios, En la otra un dios, el mismo, pero de nombre Alá. En ambas, la codicia alimenta la falsa diferencia.

En una orilla, el olvido de la historia, en la otra, la historia del olvido, En ambas, la necesidad de olvidar.

En una orilla el ayer de una orilla, enfrente, el mañana de la otra orilla, Entre ambas, el hoy siniestro de una pesadilla.

En una orilla, a ciegas, se intenta saltar al paraíso. En las playas del paraíso, otra vez, un cuerpo inerte.

¿Cuándo se podrán cruzar las dos orillas sin que el viaje sea un baño entre la vida y la muerte? Nekovidal – España

143


LA SOMBRA DE LA PATRIA “Los pueblos no pueden pasarse sin ídolos; pero tampoco pueden pasarse sin devorarlos”. Almafuerte Frente al vacío atómico y delirante donde decidir si hay que matar o morir quizás por un deseo prohibido, soy esclava del vértigo. Ser desencadenado en todas las direcciones imaginadas. Se oyen gritos heroicos y asesinos, angustias, desvaríos, locuras… Belleza fatal de soldados solitarios fusilados en la palabra y la letra. ¡Quiero salvarme! Entre ideales y pasiones rotas olvido, de los días, el recuerdo vago de las flores marchitadas. Estaban todos muertos, devorados por la selva indómita de la tierra. Pasa el siglo decadente, el pueblo mudo, la patria devorada descendiendo a las sombras. Pronuncio el destierro de la soledad atravesado como un cadáver muerto a solas. Mónica López Bordón – España

144


ABDALLAH Tenías los ojos negros y soñaste que un cielo más azul y más lejano te aguardaba y tú, como arbolito seco bajo la lluvia, florecías. No se pueden tener catorce años y tantas esperanzas rodeado de arena. Ahora quedan arriba El sol y las gaviotas y la sombra tumbada de una barca y tú, debajo, sabes demasiado temprano y sin remedio cuánta amargura esconden los mares en su fondo. Isabel Martín Salinas - España

La muerte llena las calles del mundo y la penumbra todo inunda de un color masacrado. Mientras la viva felicidad pide la paz perpetua entre las manchas de la pobreza. Cruda realidad, llena de hombres y guerras contra la que los inocentes, culpables de la indiferencia, nos manifestamos. Alicia Calero Cervera – España

145


RECUERDA Hemos guardado la memoria en la despensa; nos hemos devorado religiones, credos y dioses y seguimos hambrientos. Olvidamos lo inolvidable y nos quedamos en la orfandad. Nos buscamos en espejos, Ahí no hay nadie, o hay otro. Vemos nuestro reflejo en el reflejo de los otros que caminan a ciegas y solos. La tierra está herida las almas agonizan y la historia no encuentra paz No hace falta buscar la muerte Para encontrar al dios abandonado. Hace falta r e c o n o c e r El nombre olvidado. Rebeca Mingo – México

MI PAZ Las palabras que cuelgan en el badajo o en la fina cintura de los sueños ajenos del terrible espanto de mi miedo que corre desesperado sobre las piedras de mi alma endurecida que cabalga por los senderos oscuros de un adiós que se aferra al terrible sonido de las campanas que ensordecen mis gritos callados. Quienes son los que siguen mi andar en el vuelo desconocido de la eternidad que golpea a la luna en mis tinieblas, en mi frialdad, en mi soledad, en el cantar que ya no existe. Adonde se va, por que se va, porque. Si para mí su canto es mi verdad, mi realidad, eres tu mi fiel ansiedad mi sed, mi melodía, mi paz... Rubioa – Honduras

146


OJO SIN PÁRPADO

Un abismo cercano a lo inacabable, una ventana sin párpado: vigilante pétreo cristal de tu mirada, al acecho. Asomarse a esa ventana... aparece imagen anónima, icono de una mirada, imperfección de la razón. ¿Cuántas serán las horas que al otro lado del ocaso orgullo de hogaño atesoras? Cuando miras por esa ventana sin párpado, vigilante insomne... cuando asomas por esa diáfana ventana que ni duerme ni descansa, no mires a los ojos de tu oponente: pagará con memoria del orgullo extraviado y la tristeza del tiempo emboscado en perfil extraño. Secuencias diuturnas almacena desde allende. Perder la intimidad en esa mirada de cíclope sin párpado te transforma en gesto bufón que dormita en los sueños escondidos en los sueños, porque ese ojo es un espejo que sólo duerme cuando uno duerme. Moscugat – España

147


5 DE AGOSTO DE 1968 (El 5 de agosto de 1968, los estudiantes politécnicos desconocen a la FNET como su representante y constituyen el comité de huelga del IPN. Tres días después se conforma el Consejo Nacional de Huelga (CNH), con 210 representantes, tres por cada escuela del IPN, la UNAM, Chapingo y la Nacional de Maestros. Esa organización será “el único interlocutor legítimo ante el Estado”).

De la Plaza de Honor de Zacatenco los estudiantes del Politécnico, Universidad Autónoma de México, de la Normal y de Chapingo parten hacia los caminos sembrados de cardos, hacia las esquinas donde espera la ignominia, hacia la bazuca que destruye la razón. Caminan por las calles sembrando anhelos de libertad, ansías de justicia. “Ya no somos esclavos” dice la espesa demagogia. No llevamos grilletes en los pies, pero todavía cargamos grilletes en el alma. Un surtidor de luz, la esperanza por un México donde los niños vuelen papalotes y las mujeres tejan sus vidas con madejas de esperanza. sobre el destino de su pueblo. No más sangre de inocentes, “el vino de la tierra” es vida, no debe correr por las baldosas, ni manchar las camisas de los hombres o los blancos faldones de las hijas. María Elena Solórzano – México

148


SUEÑOS I A la sombra de un buen día me puse a soñar la calma en este Perú del alma y en esta América mía; mas quiso mi fantasía que soñara estupideces, por ejemplo que los peces volaban hacia la luna y en mi sueño –¡qué fortuna!– honrados eran los jueces. II Por extrañas coincidencias no existía el acomodo; ¡sepultadas bajo lodo las cochinas “influencias”! Y estaban todas las ciencias de gozo en el mundo entero debido a que el carnicero no tendría armas mortales al estar los minerales en huelga con el acero. III Soñar es pues mi alegría, soñar dormido y despierto, y siempre sueño –por cierto– feliz a la madre mía; la veo en algarabía sin huella de haber sufrido. Y sueño al mundo oprimido en perpetua vida amena, muy lejos de toda pena, bien nutrido y bien vestido. IV Así, en mis sueños moran madres que “comen perdices”; en ellos no hay infelices niños huérfanos que lloran, ni los cerdos que devoran el dinero del Estado. Es por esto que he invitado a las madres a soñar en este hermoso lugar que ningún otro ha soñado. V Sin embargo, al despertar llorarán en cada día: la madre del policía, la madre del militar, y también van a llorar: la madre del ingeniero, la madre del guerrillero, la madre del terrorista y la madre del fascista que asesina a un pueblo entero. Samuel Quispe Alvarado - Perú

149


AQUÍ ESTÁ DIOS ARRODÍLLENSE Aquí está Dios arrodíllense Ante la cruz de hierro Ante la espada A ellos deberán obediencia Aquí tienen un retrato del Rey Bajarán la cabeza cuando la vean i Pagaran con trabajo la gracia Que su majestad tiene con vosotros Entonces bajamos la cabeza Rezamos día i noche las plegarias Que venían en idioma extraño Nos pusieron vestimentas que nos estorbaban Lleváronse a nuestras mujeres Las usaron Más tarde las dejaban I nacieron bastardos que luego Más adelante Llamaríanse chilenos Marco Massoni-Oyarzún – Chile

EL BARRO Comunaria savia amasa el pan y comunal se reparte reconocemos al conjunto brújula miliciana y esqueleto de la filigrana pone pies al deseo voluntad al músculo y levanta es el cauce por donde fluyen corrientes en tumulto Se toma el barro con esmero dedos humanos pobrísimos lo modelan entre muros que otros alzan y caen guía un afecto fraterno devatiendo modos el volumen la forma que tierra y esfuerzo se reparta a nivel Embarnece el fuego al barro que adquiere forma precisa no escupirán más el rostro ni el futuro Es la siembra del rústico aprendizaje reclamo de los descalzos la orden unánime que el pueblo proteja y camine su propia brecha Amén

Carlos Vargas Guevara - Bolivia

150


MADRE ABORIGEN

Madre sacrificio, madre silencio, tu piel enjuta de ébano viste el quebracho de tu cuerpo. Innata poseedora de la magia de convertir los frutos de la Pachamama en el arte que lucirán otras mujeres de espacios lejanos, inalcanzables. ¿Sabrán que tus Yicas encierran sueños ancestrales de libertad? ¿ Sabrán que en la humildad del adobe y palo a pique palpita tu calor de madre? ¿Sabrán que te vendieron tantas veces junto a tu tierra sin preguntártelo?

Y que sigues, sobreviviendo a todo. En la bella soledad de las yungas, en el dolor mutilado de la selva, en un cálido rincón de América india. Augusto Enrique Rufino – Argentina

A veces las palabras no logran cavar y pasar del otro lado de nuestro patio. Porque hay otros sitios debajo de nosotros y mueren en ellos no sólo las hormigas. Desearía regar el árbol y saciar la sed de los desterrados. Pero vivimos en sequía, el espacio se reduce y sé que pronto las bombas estarán cayendo en el patio de la casa. A veces las palabras no logran alcance y nos cuelgan de los postes como fachadas políticas, nos dibujan en el cuello escombros de la guerra. Él no lucha por su cama, lo he oído murmurar, entra por la ventana y come sólo de las sobras del gato. Silencio, eso escriben los poetas en días de guerras, de hambrunas y sequías. Jenifeer Gugliotta - Venezuela

151


SÁBADO DE ESTAÑO Hoy, sábado de estaño de duda y de yareta, gris, vestido de escafandras. A la vera de siglos de coca y de fatigas. Me duelo ente social, trivial, advenediza alondra. La nieve un estandarte de fastos y cadenas. La bocamina un averno de polvo y de chicharra. Los Andes, y altiplano: premura acongojada de diálogo y demanda con un señor de lides. - En tu bogar lamero te exalto respetuoso: ¡Hosanna!, dios minero. Hoy, sábado de estaño en éste viento-espejo, - pupilas hacia oriente -, me figuro aterido ¡redimidos tus fueros! de la ermita del tiempo. Pero el limbo ¡no existe! en tu apostar masacres. Miscelánea tu entraña crucificada al carburo. Tus pulmones de ilota perdiendo en cada tajo su valor de abolengo, para transmigrarse: En balance de bancos, en diosas mercancías, en truts, en inversiones.

152


¡Oh!, el icono ¡desprecio! del dogma de tu raza. ¡Ay! la verdadera despensa de tu vida. ¡El interrogar eterno grabado en las pupilas de tus hijos de greda! ¡Loor!, tu honesto pan - maná de pervivencia – adjudicado al temple de tu estirpe de coca. ¡Salve!, dios minero, profeta en las profundas placentas de la tierra. Hoy, sábado de estaño, - con un signo en la frente – quiero creer - cabizbajo – Que esa tu cruz de puna en el Gólgota-viento del albur y del sino: Será una barcaza excelsa, que arribará empinada, a las inevitables dársenas de la equidad del hombre. Cuando el universo todo se transmigre en justicia, - se redima a Caín y la poesía inunde la sinrazón del rico, para perturbar sus fueros, para trasmigrar sus hielos: ¡En la sabia sonrisa de un nido de semillas!

Edmundo Tiorrejón Jurado – Bolivia

153


LESA HUMANIDAD Las mandíbulas estaban esparcidas en las vitrinas en el granero del vecino el pobre Hal Jalabi gritaba rebuscando su voz entre los muertos todos habían muerto aquel día su abuelo murió de viejo a su madre la asesinó la tarde al aproximarse la luna en racimos dorados la mataron las horas le estrujaron el rostro le enmohecieron las manos le secaron la boca. era triste ver a Hal Jalabi andando a cuclillas y arrastrando era triste verlo recordar la flor de otoño que sembró en su patio tenía hambre tenía sed nada más tenia bebió el viento que se lo llevó sobre la triste miseria replegada en el asfalto quiso volver atrás ver la cara de Hal Daya la verdulera de la esquina la encontró junto al cadáver de un perro flaco que siempre le robaba la basura quiso ver las palomas los gallinazos grises escucho que le gritaran desde la mezquita en ruinas: "(amwal matrukeh)” es propiedad abandonada quiso llorar y sin lágrimas solo eso pudo se sujeto la cara con violencia susurro despacio pensó en Tzipi Livni la mujer del bello rostro caminó despacio… encontró la sangre de su hermano se le desgarró un brazo se le fue colgando el zapato encontró la sangre de uno de sus atacantes, se lamentó mil veces se le rompieron el fémur y el peroné se fue pudriendo Hal Jalabi era su nombre, tenía 6 años… Y era palestino. Galileo Sevilla – Perú

154


EN EL NOMBRE DEL PADRE NO HAY NADA DIFERENTE I Del bien y del mal de lejanos venimos Paraíso que habito nuestro padre Adán Y con Eva nos dieron cómo hermanos Seres que siempre habrían de recordar II Como venimos todos sin genes distintos La misma sangre y pecado original Ya si fueron blancos, negros o cobrizos Los mismos colores tuvimos que heredar III Ninguna piel se sienta superior El color si es distinto, es innegable Somos hermanos de un mismo progenitor IV No distingue el vil gusano por su color Cuándo la muerte nos lleve al sepulcro Para el somos polvo con un mismo sabor. Jorge Alberto Caicedo – Colombia

155


PRISIONERO

Sé que en mi amargura hoy traspasé el límite de la cordura y avancé hacia la locura de mi abandono. Estoy aquí escondido en un túnel apartado, en la miseria perdido, y en el fuego atrapado de las ansias que me queman las entrañas. Arrastrado por la sustancia que corre por mi sangre entrando despacio. Pierdo el hambre y el cansancio… Y mientras me hundo en el abismo de la droga la realidad de mi mundo en mis pensamientos, se evapora. Se alejan las horas y aparecen las sombras que silenciosas me rodean. Viene la inconciencia y entre sus dulces brazos muere mi débil rechazo. Unos ojos negros me persiguen, una carita redonda que me hiere allá donde voy, me sigue. No sé si vuelvo o no hacia la verdad, o aún estoy en un imposible sueño por descifrar.

156


Nunca fui de mi vida el dueño, siempre me sometí a la esclavitud de una dosis y a pesar de los reproches de mi conciencia al despertar de ese largo viaje siempre me paraliza la gran ausencia de días y noches. Siento en mi interior una gran desdicha. Miro al pasado y quiero de un trazo borrarlo, pero me duele el alma al no lograrlo. Enemigo cruel ¿qué hiciste conmigo? aparté de mi camino familiares y amigos. ¡Todo se fue! Y esta soledad que arrasa todo lo que toca. Y se mueren los deseos al cruzar esa delgada línea que todo lo trastoca, que me engaña. Entre mi presente y futuro ya no hay distancias. Y no tengo nada seguro de si aquí me quedo o quizás me vaya. Poco a poco los ojos se cierran y me adentro en el pozo de esta cruel guerra. ¿Me estaré volviendo loco? o ¿sólo estoy ciego? Quizás si mañana puedo.. lo dejo. No sé…puede ser … la oscuridad ha vuelto ¡Ya no puedo pensar! Mª Ascensión Rivera Serván - España.

157


EL BORRACHO ¡LOTERÍA!

Cuantas veces inconsciente manejas, de tarde, de día, de noche o de madrugada, con tu dormido cerebro, y tu lengua atrofiada, con la vista perdida, neblina de visibilidad inutilizada. Ampolletas de anestesia llamadas bebidas, que te hacen perder sensaciones y la cordura, payaso gracioso, con ademanes ridículos, animador y organizador de todas las fiestas. El primero en llegar y el último en salir, detrás del volante de tu coche vas, asesino serial, homicida consciente, al salir ya llevas un número en el pecho grabado. En cada copa que te tomas, un numero en la fila de acusados vas tomando, tu apodo toma el lugar de tu nombre, tan conocido y tan popular “El Borracho” te llaman. Descompuesto desfiguro, de tambaleantes posturas, un AA podría salvarte, pero de la cárcel nadie. El alcohol desinhibe los impulsos, el que no habla, habla de más, el que siempre es tranquilo, lo aloca, y el que trae una pena llora. Comienzan por compadrazgos, seguido de eres mi mejor amigo…. ¡Qué digo amigo!, eres mi hermano del alma. y así entra a formar parte de la familia. Pierdes toda vergüenza orinas en cualquier parte, te da lo mismo que sea un baño o en la acera, en tu ropa no importa ya ni sientes, sin importar quién te vea en la calle. En cuantas ocasiones, no recordando nada, se llega la mañana, y despiertas en tu cama, sin recordar, ni saber cómo llegaste, o que hiciste, la cruda moral te mata, pero no te detiene. Borrones de memoria cada vez mas continuos, no recuerdas nada, el coche esta en… no… lo recuerdas… ¿qué paso? ¿cómo llegue o quien me trajo? Otro borrón nuevamente, dolor de cabeza, una copita lo arregla, tienes derecho a divertirte. Tocar fondo no tiene opciones a medias no existe, la apuesta está hecha, y tiras con todo… todo a vivir o todo a morir, y gira la rueda del destino, ¿en qué lado se detendrá? Si te da la oportunidad de vivir, ojalá no sea en la cárcel, por matar a alguien, y acabar con una familia, o quedar lisiado de por vida, en el peor caso, retrasado mental, en vegetal que no sirve para nada, pero como esclaviza.

158


Pero si la rueda gira y se detiene para siempre, sería motivo de celebración, tenerte en un cajón, y junto a ti también enterrar al asesino serial, que llevabas dentro de ti, y lo dejabas salir en cada copa. “¿Quién podrá contestar?” ¿Cuántos mueren por alcohólicos, todos los días y no beben? ¿cuántos comerciales o anuncios de no manejes si tomas vemos todos los días? ¿cuántos deben existir o que deben de decir, para que se entiendan y aprendamos? ¿cuántos alcoholímetros existen o será que están mal colocados? ¿Horarios impuestos en lugares de diversión, los hace beber más rápido? ¿cómo nos explicamos que sigan saliendo disfrazados de cubas? ¿cuántas perdida humanas hay que seguir viendo, para que esto pare? ¿cómo dejar de ser un vegetal o un retrasado mental o devolver la vida a alguien?. Realmente el que te digan ¡volviste a nacer! o es qué algo tienes que hacer, o para algo te quedaste, todas estas letanías, funcionan para algo… ¿ayudaran realmente? después de haber matado y acabado con vidas, Crees que pagar una indemnización reviva lo que mataste. ¿Quiénes realmente se van a chutar lo que tú descompusiste? ¿crees qué a ellos, realmente les da gusto? Tu nueva oportunidad, ¿Atender a una persona que fue su gusto estar así? ¿Qué es realmente lo que necesitamos para poder concientizarnos? Adultos o jóvenes, hombres y mujeres que acaban de un tajo su vida, se ven en las cárceles por asesinar inconscientemente, ¿realmente merece una oportunidad el que asesina de esta manera? acaban con familias enteras y son heridas que nunca sanan. Porque no solo es el que se muere, la secuela es expansiva nos daña a todos como sociedad y en ocasiones a las familias las desintegra, ¿será que el dinero lo puede todo, y el que paguen los daños remiende algo? ¿Qué hacemos con los muertos, y el dolor de las familias? ¿Será que esta gente realmente vive tranquila después de esto? ¿Será que los jóvenes por jóvenes esto no les afecta? ¿esto ocurre para concientizar o es una lección de vida para que seamos mejores? ¿Mejores mujeres, más hombres, más profesionistas, más de algo o mejor qué? ¿cuál es la lección que tenemos que aprender o en donde se encuentra? ¿la enseñanza de vida tiene que terminar con alguien muerto, lisiado o golpeado? ¿las estadísticas mienten o que pasa? Todos en algún momento deseamos tomarnos una copa, y lo hacemos y estamos expuestos a que se nos pase la mano. ¿Pero por qué o a que se debe que nos detengamos a tiempo? ¿Qué pensamos? ¿Qué sentimos? ¿Qué pasa por nuestra cabeza? ¿Qué no, nos permite seguir tomando? ¿Serán los genes? ¿La educación? ¿Qué sucede en esa área? ¿En donde está el punto donde se pierde la cordura, la razón, el miedo, la sensatez? Ese lugar donde la prudencia se vuelve imprudencia y nos convertimos en suicidas. Asesinos y verdugos de nuestro propio poderío momentáneo y efímera grandiosidad, brumosa visión que nos ciega mentalmente, nos adormece cerebro, razón y conciencia. Pero nos llena de valor, de superioridad, prepotencia y de un grado de petulancia.

159


A los padres esclavizan, por ser los hijos de ellos o de los hijos mismos, de día y de noche, la preocupación y la intranquilidad los mina, enclaustrados en una cárcel… de nervios, llanto e insomnio, noches tan largas que no terminan nunca y al otro día será igual. Para todo esto no existe edad, sexo o condición económica, las consecuencias deben y serán iguales para todos, sin importar de que familia o de donde venga. El matar a alguien es asesinato, es asesinato por donde se le quiera ver, es un asesinato con alevosía y ventaja, desde el momento que decides manejar. Desde el momento que te subes a tu auto, con la intención de ir a tomar una copa nada más, eres lo suficientemente consciente de lo que estás haciendo, pero solo le pasa a los tontos y tú no eres uno de ellos… ¡Verdad…! Anerol – México

a veces nos pasa... sin ser lo que soñamos, aceptamos expectantes, algún cambio que nos sorprenda, arrugando de a poco las ilusiones, que van marchitando el alma. disfrute a medias, que a veces nos alcanza, para salir de la rutina cruel que nos ahoga, a sabiendas, que somos poco exigentes, nos acostumbramos a aceptar, lo que casi nos molesta. queriendo conformarnos al pensar, que la soledad es más cruel, de lo que podemos soportar. un llamado que no llega, un presente que se hace desear... conformistas..? cobardes..? tal vez ambas cosas, nos llevan a ser como somos, permitiendo solamente que las cosas fluyan, aunque tengamos la certeza, que no llegaremos muy lejos... Amanecer - Argentina

160


Arribo por debajo de la luz Del reflector. El mundo vive Sobre sus falsos números, Mientras los hombres hormiguean Con el hambre zurcida a la esperanza. Me acerco con tus pasos desde ayer. Traigo la oscura lluvia que puntea La misma superficie de este mar. Oigo su ritmo cansino y secreto. Estoy aquí, rondando por tu vida, Y no me ves. Mi cuerpo forjado con átomos De miseria. Porque no encuentro luz ni cobijo He vuelto a aquella sombra, Al rostro de donde partí.

Fernando Soriano Bensusan – España

NO TENGO NADA QUE DECIR No tengo nada que decir, Las estrellas se mudaron, A otro cielo fueron a lucir El brillo que nos quitaron. No tengo nada que decir, Los pajaritos marcharon A mediodía a dormir, El horror no toleraron. Un perro ladra ronco A la luna ausente, Un mortecino foco Único astro presente. En el aire lamentos, Los árboles están quietos. Phrisma - Colombiana residente en Estados Unidos

161


SOLEDAD DE SOLEDADES

Me sonrojo de solo pensarlo de la apetencia del niño por un pan no importa duro de aquellos que el frío hace crujir los dientes

Mis hermanos dueños de las soledades soledad de arroz de pan y leche soledad de cobijas colchón y techo y yo necia cantando a mi nostalgia gritando a mis silencios pidiendo a Dios que tú me quieras!! El hambre tocó mi puerta no hay nadie…susurró mi silencio

Como pude? dejar al hambre marcharse masticando su pobreza… Nunca hice un nudo a mi tripa que llena de manjares hace dieta nunca dormí sobre un diario a la intemperie bajo un cielo estrelladamente indiferente ni busqué un rincón en el umbral de una puerta cuando la garúa traspasa los famélicos huesos Mi anémica vergüenza me sonroja ¡ay! necesidad no toques más mi puerta mi ausencia te dirá que me fui lejos… allá donde la soledad se siente acompañada el espejo ya no reflejará mi vanidoso rostro sólo un vaho escapado de mi último aliento… el frío de mi alma congeló mis versos Lily Cuadra – Perú

162


AMIGA DE LA NOCHE En silencio está la calle y en sus pasos, notas musicales. Las luces de su ciudad alumbran su escenario y mudos son los aplausos después de cada función. El hombre anónimo se acerca y ella, su cuerpo ofrece.. por un puñado de falto dinero. ... y su alma huye al vuelo se aleja de esté, su momento. Y al terminar la noche sus vidas vuelven, para ser ajenas en el terminar de la noche. y ella... su alma siente en sosiego por yacer, ya, en su cuerpo. Beatriz C. Durany – España

PAN Y LÁGRIMAS Soy una mujer trabajadora, que escribe algún poema. Pan y lágrimas. Es tan amargo el pan que como, que no encuentro sabor que lo disfrace. Pan y lágrimas. Lágrimas antiguas de mujer. Sin tiempo para llorar.

EMMAFER – España

163


AMA DE CASA Dilo, hijo, no hay problema: que tu mamá se ocupa de barrer como loca por todas las esquinas donde nadie sospecha. Que solo hace una pausa cuando la manecilla del reloj se detiene: para desatascarla. Escríbelo, sin miedo, en el espacio en blanco de ese tu importante formulario: “no trabaja”. Montserrath Artavia - Costa Rica

MI PADRE ABUELO LAURENCIO me enseñó a dar monedas sin miedo ni egoísmo a las manos vacías de la calle. Hoy, está ausente Laurencio, voy de prisa clavando la mirada al suelo sin detenerme a contar los numerosos dedos que señalan mis bolsillos. Hoy a diferencia de ayer, hay más mendigos y menos monedas. Dixon Moya – Colombia

164


Cotidianas “Y cuando es de noche, siempre, una tribu de palabras mutiladas busca asilo en mi garganta para que canten ellos, los funestos, los dueños del silencio”. Anillos de ceniza (Alejandra Pizarnik) Estás vestida de tristeza hoy que el día entrega sus ojos al drama que vende jabones y cervezas. Estás vestida de tristeza mientras un bus acordeón exprime notas dulzarronas que lloran los amores deshechos. Los puentes malolientes te castigan con su mirada mendiga, entonces te sientes pobrísima de alegría y te pellizcas la indiferencia y tiras las monedas y también un poco de tus basuras y, de nuevo, te apoltronas con el control remoto a mirar cómo se venden los sueños, los jabones, las cervezas.

Nohora Viviana Cardona Núñez - Colombia

165


EXCLUIDOS Ahora pertenezco a los excluidos, a los que escupen a la cara y en cambio nada tienen que decir, ahora los esquizofrénicos con la mirada como cristales gastados por el mar y los vientres hinchados por la olanzapina son mis compañeros, con los que tomo un café y observo sus bocas abiertas como si siempre estuviesen contemplando la noche, ahora los jubilados que realizan todas las mañanas el mismo camino, con sus rebecas abotonadas y sus gafas tan grandes pasadas de moda, son las gentes a las que me uno, y las ancianas que jadean arrastrando un desvencijado carro de la compra, vestidas con alguna prenda negra y viejos bolsos con tan sólo 20 € para toda la semana, son las que caminan a mi lado, ahora hombres que caminan cojeando al andar, albañiles recién entrados en la cincuentena que beben un sol y sombra en bares destartalados de barrio cuando aún todos duermen, son quienes conocen mi nombre, ahora todos ellos, son los que toman con dulzura mis manos. Ismael Cabezas - España.

166


OTRO INVIERNO PORTEÑO

Del bandoneón triste las notas caen, mojadas. Mojadas con fina lluvia suspiran escaleras , balcones y laderas, en todos los aguaceros con igual lluvia infinita de los inviernos porteños. Piazzola escribe dolido los acordes del silencio. Engañosa y helada , indiferente se escurre en techos , ropas ,ventanas ausentes, y llora el brasero humilde con sus brasas apagadas; no habrá ya sopa caliente. El barro crece, crece la quebrada que en oleadas se agiganta y deja frío en los huesos bajo la ropa mojada. No hay consuelo en los violines. Y aquél frío imperdonable afila cuchillos de hambre atiza brasas de vino y quizás , hierva la sangre o tal vez desgarre gritos de pavor y desaliento si cerrazón en los cielos vaticina un aguacero. Del bandoneón triste las notas caen, mojadas Patricia Benavente Vázquez – Chile

167


EL MÍNIMO Bajo el techo seductor hago mis cuentas Apenas el mínimo para consumir Cosas hechas por un obrero de Madagascar o por una trabajadora de la India que no ganan ni el mínimo para sobrevivir me alucinan A penas me sostengo pero compro el artículo sonriente En esta gran maquila y ensambladora mundial nos damos la mano los esclavos para ayudar al pobre dueño de la transnacional

Julio Iraheta Santos – El Salvador

ENTRE LÍNEAS Escucha, alguien cerró todas las calles no veo árboles ni rincones donde pueda cobijarme de esta lluvia que me moja el alma. Guardo en mis sentidos palabras escritas en piedra las dejaré a la entrada de la última calle tal vez mañana se abran cuando cese la lluvia y entre líneas se pueda ver que el corazón del mundo dejó de estar sangrando.

M. Teresa Barros – Chile

168


ALITAS DE SEDA Hacia donde van tus pasos, caminante de mis días, que incendias mil pies descalzos para que nadie te siga? Yo quiero seguir tu rumbo tras mi derecho a vivir, entre hambre y ruido no escucho lo que tratas de decir: Que lamentas mi tragedia y deseas mi buena suerte, aunque perturbe la cena que solo tu te mereces? Pero me han dicho en el cielo que pertenezco a esta tierra, mas que le espera arduo vuelo a mis alitas de seda. Soy ciudadano del mundo, por que olvidas mi tristeza? Si cuando tu hablas yo escucho, Por que no escuchas mi pena? Prometiste no olvidarme con el sol atardecido, que preludiaba tu viaje sobre mi sueño infinito. Podrás abrir un espacio en el estante de libros, para recordar los pasos que cruzaron mi camino? Carmen Rojas Larrazabal – Venezuela

169


LA PROFUNDA HERIDA DEL HAMBRE No vengo a pedir favor al poderoso no pretendo llenar la escudilla del hambriento no busco alargar su sufrimiento estirando la agonía y el oprobio. Vengo a decir lo que no pueden decir los desnutridos los que juntan unas pocas monedas cada día los que disputan a los perros la comida y beben el agua ponzoñosa de los ríos. Los hijos de las madres famélicas que he visto, pasto de moscas y ojos enormes de mirar aislado, aferrados al pellejo de los pechos como a odres vacíos hospedan en el vientre una gusanera de parásitos y mueren de hambre y desabrigo a razón de seis millones cada año. Porque el hambre de los necesitados arranca de la mala distribución de la abundancia, rechazo tan inicuo reparto. Porque germinan las funestas diferencias en la codicia de la propiedad privada, rechazo la propiedad insatisfecha que atesora y acapara. Porque intelectuales desalmados se sirven de la filosofía, de la literatura y del arte para ayudar al dinero sin reparos dando la espalda a quienes sufren hambre, rechazo el pensamiento mercenario. Exijo leyes que impidan el acopio de dominio tribunales que condenen el desperdicio y el derroche una justicia que nivele los escasos derechos de los pobres con los exiguos deberes de los ricos.

Pedro Sevylla de Juana - España

170


SIMPLEMENTE LOS NIÑOS Esos niños recogen basura sus manos deambulan por nuestra intimidad recorren sin escozor / los papeles que quisiéramos esconder sacuden nuestras menudencias desde el cepillo viejo hasta el pan desbordado por hongos son así / cumplen la labor extrema del retorno Desde el basurero / jamás nos miran sus ojillos se pierden en la inmensidad de los despojos Nosotros no quisiéramos verles allí los mandaríamos a la escuela a beber leche caliente / en el alero materno Pero nuestra basura necesita manos pequeñas seleccionadoras prolijas de lo útil lo Re-tornable porque las cosas funcionan así siempre hay otros / recogiendo sobras del mundo y nuestras manos buscan entre calzones y calcetines de algún gringo / su medida A veces encontramos en un libro el destello alicaído de una metáfora en la inmensidad de los despojos Y ellos / no quisieran vernos allí / nos mandarían a beber nuestra leche a leer / nuestros libros para que dejemos tranquilos / sus basureros ligeramente globalizados

Omar Cid – Chile

171


IMPOTENCIA Te vi…comiendo en la basura, entre los residuos de los que creemos poseerlo todo. Te vi …con desesperación y angustia tragar hasta el último bocado del desecho de otra presuntuosa boca. Te vi. …y no pude más que llorar, y tragar mis lágrimas por la injusticia… Y no pude más que enmudecer mi llanto con el salado sorbo de tu propia angustia. Y no pude buscar tu mirada para lavar mi culpa en tu perdón… Porque te ví… como animal salvaje desgarrando la presa, prendido al cadáver de un pan. Te vi en cuclillas tratando de desatar la bolsas, de revolver y buscar…sin tiempo de pensar y con la esperanza de algo…sólo algo. ……………………………….. Te vi caminar lento…sin rumbo… por el interminable pasillo de tu vida. Desgastado ya tu cuerpo, y tu espíritu. Ya sin esperanzas…te ví… Y fue tanta la impotencia que sentí, que hoy sé que ni mil días de ayuno, míos o de los poderosos, podrían cubrir un segundo de tu desesperada hambruna. Sandra Gutiérrez Alvez - Uruguay

172


ONICOFAGIA

Desde el crisol de mi angustia estoy: soplando un cuento, escribiendo una estrella, mirando los pies de una lengua. Manos con ojos, una boca que me escucha. Mi causa se anuncia y nunca se extingue, sentada me aguarda y calladamente espera que me consuma por última vez. Ojos que no se acaban, roja almalafa que no termina de cubrir mi cuerpo desnudo. Ven a mi, niño militante de la basura, vamos en busca de la ignorancia, recuerda que no importa volvernos ciegos al sentir en los ojos el polvo de nuestros días. Me vuelvo idéntico a mí, y al apreciarme te devuelvo el derecho a volver contigo mismo, niño militante de la basura no tengas miedo. Los onicofágicos no tememos.

Carolina Ugas

173


BILOGÍA DEL HAMBRE (sonetos) 1 - Huracanes de arena y polvo oscuro va hilvanando la rosa trepadora sobre el muro de las fusiladoras gavillas agitantes del pan duro. Todo camina y vuela en viento impuro: la palabra, el zorzal y la canora plegaria del jilguero y las señoras hincadas en el templo de lo puro. Nadie atisba prever la mejoría bajo el sol de cenizas sofocantes. La tormenta es arcaica y permanente. El fuego subcarnal es la jauría que enciende los aullidos protestantes e inflama el polvorín del combatiente. 2 - En la punta más alta del abeto se columpian los trinos de un canario. Repite las plegarias del salario que el obrero reclama en sus aprietos. Glorioso de entonar, en su alfabeto, las estrofas del viento y del sudario quisiera demorar el calendario y el latido de un sol analfabeto. Y lanza sus espinas de amargura sobre el cáliz de vino generoso por un sitio de paz y de reposo. Levanta, de su canto, las alturas vivando un pan de amor, desde el abeto, por el pobre que pide en sus aprietos.

Elleale Gerardi – Argentina

174


pregunta al cadáver de un niño africano envuelto en sudario Desde el letargo del cosmos eterno, siendo luz y milagro natural, abriste un día los ojos para ver la desolación de la hambruna, sentir una pena injusta y dura, un desarraigo sin piedad. Desde el infierno del abandono, siendo humanidad y ternura, cerraste un día los párpados para no ver la sórdida realidad, volviste con la tierra amiga, naciste como estrella en la inmensidad. De tu corta vida por este mundo, ¿qué impresión te llevaste al final: rabia, estupor, abatimiento, crueldad...? Quiero creer que hoy piensas que fue un mal sueño, una pesadilla infernal, mientras los astros giran y brillan, orgullosos de la perfección sideral. Antonio Gómez Hueso - España.

A QUIÉN LE IMPORTA Con maltrechos periódicos cobijado, Sobre meado y frío piso yaciendo. Mil horas hambriento, Sacoliento, entapetusado. Tal vez él mismo del hogar abortado. A quien le importa el maloliente mendigo, El purulento abandonado, el enfermo desahuciado, el preso aborrecido, ¿A quien le importa? ¿A quien? A quien le importan los desposeídos, los maltratados, los desplazados, los vagabundos, los narcotizados, los pobres, los sin nombre, los sin rumbo, ¿a quien? Por un lado de sus abortados cuerpos con una simple mirada pasamos, Ni con la sombra los tocamos, ni siquiera con el pió amor del cristo que tanto alabamos. A quien le importa. Cada quien duele... a cualquier pariente. Hermanos hagamos Miramos siempre el sol altivo, Nosotros mismos ensalzados, Olvidamos mirar hacia abajo, Hacia la acera de los olvidados, Nuestros desventurados hermanos. -Yo solía quejarme de mi mala suerte-. Jon Gallego Osorio – Colombia

175


QUIETUD E INDIFERENCIA Ya no valen las palabras, aunque suenen dulces o estén cargadas de nostalgia Ya no vale seguir viendo a través del minúsculo iris de mi pobreza o mi desgracia Ya no valen los lamentos diluidos en las calles ruidosas y en el tráfico violento Ya no vale el exigir Ya no vale protestar Ya no vale mi voz callada Es tiempo sin palabras Es tiempo de la acción Induciendo a otros con ejemplo No esperando sino haciendo Una voz no escuchada de aliento y esperanza Una voz que surge en mi que me inspira a respirar y a deleitarme en lo que hay Una puerta que se abre desde adentro de mi alma... Conciencia de existencia y de poder transformador Apertura a la sinergia Protesta al desamor Granitos pequeñitos Que se unen sin preludios Y construyen edificios Y ciudades y…conflictos ¡Que muera sin reparos: La Indiferencia y la quietud!

Gloria M Farfan - Colombiana residente en USA

176


Quién dijo que la revolución es patrimonio exclusivo de la sangre y el grito; quién ha declarado el teorema falaz de que arma es todo aquello con filo o gatillo, quién ha proclamado el humo y la ceniza como indicios del vencido. Yo he venido a dictar nuevas leyes, a enarbolar la bandera de aliento, el arma sin tradición y el pensamiento que aniquila al enemigo, al tiempo. Jorge Gómez Jiménez – Venezuela

TU VOZ tu voz acaso no es la mía? la que dice: estaré allí ... tu voz acaso no es la mia ? la que dice: amigo... tu voz acaso no es la mía ? la que dice : hoy... tu voz acaso no es la mía ? la que dice... la que dice... la que dice.... la que dice Patricia Sibar – Argentina

177


Oscurece, las armas relucientes salen a festejar. Las aceras transpiran monóxido de pies acelerados. En las esquinas gatos y perros batallan por la mugre. Las sombras andan a moradas seguras hasta el amanecer. El negro asfalto con su porosa piel bebe la sangre de los desamparados. Luisa Martínez – Venezuela

LA GUERRA EN MI PIEL Aquí estoy frente a la guerra Que otros se han inventado No sé si por negocios No sé si por amor No sé si por la patria No sé si por la muerte. Solo estoy arrinconado Por una guerra intestina Por un odio fratricida Que me destruye de a poco Desde hace mucho tiempo... Por esta guerra, de niño, No me dejaban salir A perseguir mariposas, A descubrir colibríes, A recorrer el río Hacia arriba como un salmón. Por esta guerra tan vieja Ahora no pueden ir mis niñas a la granja Abandonada de ayer Arrasada por la guerra, Solitaria y olvidada... Llevo esta guerra en mi piel ¡Desde antes de nacer! Gonzalo Muñoz , El Hijo de la Lluvia – Colombia

178


HE HABLADO CON LOS MUERTOS Enceguecido por la niebla Y al borde de los acantilados He hablado con los muertos Al unísono me dijeron Anda, coge tu balsa Y rema Rema Rema Llega a la otra orilla Y cuenta nuestras historias Difunde al viento Nuestras tragedias Diles Con la voz en alto Que somos Los desaparecidos… Marco Minguillo - Perú- Suecia

DE RATAS Y GOBERNANTAS Ficticio es el gobierno de las ratas, que beben escocés junto a Platero, bautizan por la espalda a las edades y son como Mongol o vil poeta. La lengua que se afirma en lo pequeño, ha de sufrir la cólera de Juno. El reino de tinieblas y jaurías, voraz muerde la mano del mendigo. Gobernantas del jardín de lo fecundo, arremeten los talentos del vocablo, y preñadas como cerdas mal cruzadas, se recrean levantando el dedo medio.

Rossana Arellano – Chile

179


MIENTRAS LLEGAN POR Y PARA LOS SECUESTRADOS, SUS FAMILIAS, SUS AMIGOS. "No era el momento, ni el instante de la despedida ni el final del círculo que se deslizaba por entre la alegría. La tarde acompañaba lo cotidiano y los arreboles comenzaban a pincelar su canto cuando un acontecer impredecible, suspendió en la noche las sonrisas. Hoy, después de tantos días, las palabras parecen agotarse mientras intuimos su mensaje enmarcado de selva y de silencio silencio que se eleva sin retorno y se extiende cual desierto que vence a la esperanza, para adentrarse en el interminable mutismo de las horas. El camino se hace largo y las miradas se posan en la lejanía, mientras los niños preguntan por los besos y los abrazos que no volvieron a sus sueños y en el balcón el vuelo de los pájaros nos recuerda que es la hora de la cena y...ellos no se encuentran. !Oh Dios!, tu que habitas el corazón de los humanos y tejes los mundos en perfecta sincronía, en tu luz todos haremos el milagro del re-encuentro, entonces, será el renacer del arco iris en cada lágrima y una Sinfonía de Amor en cada Encuentro". Adela Guerrero Collazos – Colombia

180


LAS NOCHES DE MEDELLÍN Para Carlos A. Palacios Tus noches, Medellín, son largas, lentas, se acuestan muy temprano, duermen solas, con un viejo ronquido de pistolas en las calles vacías y violentas. Tus aceras son camas (como imprentas abandonadas): viejos, niños, colas de fantasmas que exigen sangre y "bolas" a la hora de "fumar" y saldar cuentas. Qué pena no pasear tus avenidas, tus bares, tus portales, tus estrellas: Qué lástima tus fiestas a escondidas. Qué pérdida de espacio y horas bellas. Tus noches, Medellín, hablan dormidas, y en sueños piden vida para ellas. Alexis Díaz-Pimienta – Cuba

RONDA DE LAS MADRES Un día sin pensarlo me convertí en charco, y me escurrí debajo de una baldosa floja. Esperé cansado tu paso sin tiempo, sabiendo que caminar era tu destino cierto. Un día sin pensarlo pisaste mi nido y tu pie gastado se mojó de charco. Fue entonces querida madre, que me fui contigo para ser parte de tu pie mojado. Y nos fuimos lejos, y nos fuimos cerca, y en la ronda de tus pies mojados, pisaste mi nido. Y me convertí en charco un día sin pensarlo.

Fernando Vecchiarelli – Argentina

181


Desde siempre tu nombre Virginia me duele como garras abrazando el pasado. Es tu esencia en los pasillos húmedos de miedo adelgazando tu cuerpo diminuto tu mirada perdida en un rectángulo de cielo cortado por el hierro tu impotencia de oír, de gritar las que ahuecan mis encías socavándolas por dentro mordisco a mordisco y como una catarata irreprimible de llanto me salen tus gemidos semejantes a lluvias o a moscas en los párpados de los muertos. Vos conocés el sonido misterioso de los dientes quebrándose y el damero de la soledad en un piso de cemento porque te llevaron enloquecida de tristeza en medio de la tarde con una lágrima condensada en filos de acero que mordiste en la sed de los árboles. sabés de la tremenda magia del agua desbordando gargantas y el cascarse de un huevo para hacerte la cena también recordarás el ruido de mis zapatos y aquello de que un árbol no me dejaba ver el bosque. La Belleza se puso a llorar en mi hombro cuando supo tu destino hipaba como loca la palabra desaparecida pero sigue conmigo abriendo las puertas del camino donde aparecen imágenes cotidianas rostros sin valía, todo menos tu sonrisa cascabeleante y el negro de tus ojeras menos las manos tuyas, amiga nuestra Virginia. La única noticia que ha llegado a mí desde tu viaje sin boleto de vuelta es la certeza de tus ojos apuntando verdades

del otro lado del sueño.

Liliana Silva – Argentina

182


CUANDO SE ANDA SIN PENSAR Cuando se anda sin pensar como para no buscarse nos encontramos detrás del horizonte de los ojos ahí donde lo profundo se refugia y desde donde lo sincero transpone las órbitas escapando tras el cristal del celeste del canela o del intenso azabache, ahí desde donde los ojos del amor ven sin detalles y los del corazón prescinden de razones ahí solemos hallarnos, y desde tan hondo vemos a los ojos del corazón plantados en medio del amor. Lidia E. Vitelli-Argentina

INADVERTIDO Soy un ciudadano modelo de nadie, casi inadvertido voy por la cuidad Mis sueños se agrietan, se los lleva el aire, buscando respuestas, buscando verdad Amo a quemarropa las cosas sencillas que hay en mi rincón para pernoctar Lo de más del día soy una gaviota buscando una isla para conquistar Desde la mirada dulce de mi amante veo enamorado el modo de vivir Comparto con ella el fracaso constante de un juicio perdido contra el porvenir La calle empedrada que nos da refugio tiene dos salidas a la realidad Por una regresan varios emigrantes. Mientras por la otra, otros más se van Mis vecinos salen muy de madrugada a buscar la forma de sobrevivir Por la noche vuelven a encontrar su nada que es también su todo a parte de dormir Soy un ciudadano modelo de nadie un difunto en pena que murió de amar Una patria libre a la que no le queda rastros de esperanza, orgullo o dignidad. Ever Sangel - México

183


MUJERES DE LA PLAZA DE MAYO A Rosario Ibarra de Piedra. Sinfonías de miedo son sus cantos, cadavéricos y ausentes, dolorosas mortandades de valor a un desfalco fugitivo que nos vende la nada en la masacre. Ilusión moribunda hecha pedazos en cualquier cementerio de la calle, un carril de mujeres enlutadas anunciando despedidas, ese esquema taciturno callado hasta los dientes pordioseros entre espada y pared convaleciente; flores de mayo que despiden ruegos, serenatas femeninas, filtraciones tempraneras derramadas en la noche. Nos turnarán su voz cada mañana, paradigma de amor hecho retazos; un teniente dormido que las calla y no escucha sus desvelos, un sargento, un capitán repartido a lisonjas de metralla, mujeres cuaternarias infinitas, masacre a más de mil en el océano, sombras cautivas que reclaman cuerpos, flores de mayo que despiden ruegos. Julián Castruita Morán - México

184


CADA EMPERADOR No temo a las conspiraciones secretas ni a los gobiernos ocultos o que me entreguen a los perros de la guerra sino a que mi madre no pueda comprar el pan cuando sale de casa por la mañana o que mi hermana tenga la marca de una mirilla apuntando su cara Cada emperador que fabricamos clama la libertad como su gran causa pero el viejo jefe es tan malo como el nuevo y por esta razón estamos todos conectados, para apuntalar los portones cerrar los ojos y resistir cada embestida de los horrores De cada pequeña desgracia nacida del corazón de los hombres debemos hacer una hoguera para calentar nuestras manos para cuando el lobo sea un continente para no ser la presa.

Francisco Roldán – España

185


¡SILENCIO! ¡Silencio! Es madrugada y la noche, sin preguntar edad, sin hacer una encuesta, en alud de espanto se ha llevado el grito de los que bajo el manto de la nada, moraban a expensas de la desventura. ¡Silencio! porque acallando, escucharemos el alarido de las almas que habitan En medio del olvido. Que se levante el viento, que se entone una orquesta de trinos que acompañe En su trance a los que se han quedado sepultos en el lodo del desastre, Que se funda con los rayos del sol la angustia lacerante, Haciendo que resurja una esperanza. Silencio! Que nadie diga nada, Que surja un remolino de rebuznos, de chillidos, Que se confundan en tropel de babel los dictámenes De las falsas promesas de los causantes de todas las tragedias. Que todos enmudezcan, porque es preferible ver llegar el día En medio de un desierto, a soportar la angustia simulada De los mismos forjadores de víctimas, que indiferentes, Liban la miel producto del sudor y el trabajo de los Que hoy son escombros. Silencio! Que acallen los cobardes, los mentirosos, los hipócritas, ¡Misericordia! Que calle la mentira, que rompa esta cadena Que ata al mundo por medio de eslabones de dolor, de hipocresía, Que sea la paz y la justicia, la cadena que uniendo el universo, lo rescate, Silencio! Que se sellen los labios y cierren la mirada los corrompidos Que con promesas falsas, edifican en la tierra, un reino de dolor. Miuris Rivas - República Dominicana

186


Vayamos malgastándonos más fácil Vámonos robando las esperanzas Vamos proponiéndonos distancias Y perdámonos el respeto. De una vez tiremos los besos Y rompámonos los brazos Que no vuelva a cruzar un abrazo Ni por tu calle ni en mi balcón Que corran las ratas en el tejado Pa’ que te asustes con mas frecuencia Y que las vacas orinen piedras Pa’ compartir el dolor. Seamos groseros entre nosotros Para tener el odio a la mano Es más sencillo el sendero Si nos aborrecemos los dos. Total, Es lo que se hace hoy en día, Los gobiernos lo han puesto de moda. Carlos Wilheleme – México

DECRETO DE LA VERDAD CORPORAL

"Decreto-Ley, día 1, mes 1, año actual: A fin de restituir su verdad al ciudadano se procederá al retiro de cualquier implante, prótesis, muleta, audífono, lente, píldora, inyección u onda", rezaba el texto. Y quedaron los de las bocas deshechas, los invidentes y sordos, los torcidos, los tullidos, el flojo atleta, el caduco caduco, la horrenda miss, los infectados y los podridos, y en fin, los muertos.

Isidro Iturat – Brasil

187


EL HOMBRE EL Hombre, el mismo que duerme y sueña, vive, muere, se reproduce, siente, ese que tantas veces se arrepiente, se hipoteca, respira, roba, empeña. El Hombre, el mismo que palpa y toca, seduce, imita, llora, miente, humilla, ese que tantas veces se arrodilla, que interpreta, predice y se equivoca. Ese Hombre que se cree que el mundo es suyo, que por su propia especie es devorado, que empuja a los demás a sus deseos. Ese Hombre que aniquila con orgullo, que lo ajeno es su bien más deseado, ese Hombre tiene estatua en los museos. Amado Storni - España

¡CÓMO?

¿Cómo le explico a mi hijo lo que no comprende, lo que no puede entender? ¿Cómo hacerle ver que el mundo no es tal como lo pinta, no es tal como lo ve? ¿Cómo explicarle del peligro de un mal uso de colores en un dibujo infantil? ¿Cómo entender que puedo traicionarlo y traicionarme, tan sólo con un cambio de matiz? ¿Cómo le explico a mi hijo, que eso que no entiende, tampoco lo entiendo yo?

José Raúl García Marrero – Cubano residiendo en España

188


PENSAR ¿Que es la vida? Es no buscar respuesta; Es escuchar el murmullo del viento Y los ecos del lamento De una sombra perdida. Es ver morir la riqueza De mi pueblo moribundo Y hundirse en lo profundo De su eterna pobreza. Es soñar desde una silla Con campos y con praderas Y contar las escaleras Que componen sus costillas. Pensar Como siempre lo hemos hecho… Que la vida es fácil y sencilla, En la casa de en medio y la de la orilla, Es no pensar con el pecho. Pensar Como hasta ahora lo sabemos hacer Es olvidar a los hermanos Y también a esas manos Que nos han dado de comer.

Al Juárez - México.

189


HIPOCARIDAD Y a pesar de que intento filtrarme entre tus ropas Mi etiqueta me desmarca… me aparta Habito donde todo sabe a pan y huele a vino ¡Que desgaste es el querer llegar a probar tus horas! Mientras duermo para no llorar tu miseria Sueño entonces las mañanas sin ti Y despierto para saber que estas ahí Reclamando de nuevo mi presencia. En la mesa de la cena eres no mas que sino Y yo rebusco lo edificante, para olvidarte, para no mencionarte Para no enfrentar de nuevo tu camino Me duele el tiempo de tu espacio en el andrajo que se renueva despacio en tus calzas que me hacen mueca. Quisiera que comieras de mí, Y que tal alimento trastorne tu esencia para no saber mas de ti… sáciate de aquí, famélica indigna, come y no me mires mas y que tu llanto sea jamás, de nuevo, la música en alguna esquina. Alejandro López Urquiza – México

190


MATERIAL NOBLE Prescindible de la vida dijo el pastor Giménez en la jeta del negro si pudieras poner un manojo de chinchulines en un frasco con formol y relacionarlo con un texto gauchesco del mil ochocientos serías un artista pero como te mamás a diario con tetrabrik sólo sos un cartonero o mejor un reciclador de residuos que llega al éxtasis cuando le ganan uno a cero a las gallinas y vos le contestaste al pastor: yo te puedo cortar los huevos, meterlos en un frasco de aguarrás y exhibirlos en la puerta de tu propio templo. Ya es casi primavera pero hace un frío y vos estás volviendo con el carro abarrotado de papeles mojados la tarde se muere de a poco hacia el sur en la autopista la cana está revisando autos al voleo y las luces azules se ven casi bellas en contraste con el cielo la cumbia que suena en la radio y los perros toreando son la banda de sonido de la escena neorrealismo argentino siglo 21 el menú de hoy para la cena: hamburguesas de la basura de macdonalds con puré acá andamos, tirando para no aflojar. Carlos Ardohain – Argentina

191


EL TRASHUMANTE Detrás de una esquina me encuentro con mis zapatos, urgido por mis pies trato de avanzar en busca de un recuerdo que me haga olvidar lo triste de estos días. Mientras mis zapatos me dirigen quién sabe dónde, miro la ciudad y me pregunto Por qué dejó de ser amable? Cuando no me reconoció como a uno de sus hijos? Cómo dejé de ser visible para ellos? En qué momento el tiempo comenzó a olvidarme? Siento que me voy perdiendo, hundiendo en el abandono, que la ciudad ya no me pertenece y que sus habitantes son hostiles. Mis pies cruzan la Alameda y yo voy detrás de ellos rumbo a ninguna parte.

Mirella Torres – Chile

PAGINA 32 La pobreza anda sola avanza en puntilla no cruje se pega en las paredes. No se sabe cuando aparece .... pero es presentida tengo pruebas se detuvo en mi casa en tu casa y en la del lado. La pobreza tiene a su cargo la prostitución infantil y la violencia.

Lidia Mansilla Valenzuela – Chile

192


YUNQUE Y FUEGO debajo del cielo, en la gran esfera, un mar lavanda se estremece. tesoros viajan por su vientre henchido de tormentas. hermano de la tierra. reinos con criaturas diversas, ĂĄrboles que estallan en flores y frutos coloreando paisajes. divino soplo de vida, la mano generosa que derramĂł bendiciones sobre la tierra fue roca diamantina marcando el exilio de los hombres. desde entonces, ellos deambulan con sus guerras entre siembras y cosechas. en un yunque forjan la espada, forjan tambiĂŠn las herramientas. paradoja el hombre y el fuego que templa los aceros. Nelly Fida

193


PRISIONERA (A mi hermana palestina Gihad Alí, poeta en Chicago)

Descanso para no volver al sol del día cuajante en mis mejillas saliente al mar que esconde el frío verano de la hoja que aprieto y corta dedos Despierto hojilla en mano sangre aprisco sangre pescuezo sangre lluvia Caída del cielo en el techo de mis ojos Aullidos brotando de mis venas Tendida en la arena del desierto donde los forasteros yanquis profanan los secretos de las mujeres persas lanzándolos a los buitres Y se juegan el cuerpo a los vientos.

Ordalia - Venezuela

194


FECUNDACIÓN (Ser Como Río Que Fluye) Mi mansedumbre esperó tu tibio manantial en este desértico valle silencioso. Y ahora en éste encuentro tus aguas ya en torrente se deslizan hacia la luz que a mi simiente enceguece. La semilla que guardó mi entraña reverdece al saciar la sed que tanto la aquejaba. Las piedras que acorralaban el camino serpenteado se han disuelto, reposan entre si. Son un nido donde el río ahora silencia su cantar se adormece y en ideal unión las aguas de este se funden entre ellas. Único, entre muchos nuevamente verá la luz y convertido en manantial o en desértico valle recorrerá caminos repetirá ésta historia sin descanso para llegar a su heredad desde siempre prometida. Ana Serao - Argentina

195


HACIA EL NORTE

Mientras el poema viajaba hacia el Norte mi cuerpo quedó atrapado en la gran ciudad; de regreso me trajo coraje para preguntar. Señor Caudillo, ¿cuántos tesoros guardan los bolsillos?

Mi poema quedó varado en esa porción de Patria envuelta por una sombra que devastaba luz que apenas nació quiso amamantarse la leche sabía a pobre la luz murió senos que se ahogaron en grandes llantos

Los bolsillos se llenan de ambiciones el corazón con anguria persigue gloria.

Aquella tribu aquella…. de costillas flacas y estómagos vacíos es también Cultura y País.

Mariana G. Nastri Carreira - República Argentina

196


POETAS Cuando pienso en mi urgencia de derramarme en versos, doy gracias a la vida por haberme otorgado la posibilidad de hacerlos. Pero es triste el destino del poeta celoso, que en la cumbre del pino canta a lo más hermoso. Poeta es el que habla por los seres sin boca, por los pobres y enfermos, por los que llaman locos, por los alucinados, por los presos del orco que se llena las manos con diamantes y oro; mientras los niños, solos, huérfanos y olvidados tienen sed, hambre y frío, carencia en la carencia y dos lunas de tristeza, en las sombras del rostro, que sin hablar preguntan por qué su purgatorio siendo inocentes ángeles, ya aquí en la Tierra, les tocó como dono. Seré feliz poeta, el día en que mis versos hablen menos de mi, y griten por los otros. Ana Schreber - Alemania

197


POETIZA DE PASO

Poetiza de paso los traspasados gestos de una calle donde perseguían inmigrantes y la policía les robaba la mercancía. Poetiza de paso por la calle donde un hombre duerme en el suelo, ya la droga no llega, ya el alcohol se ha acabado, ya esta en la esquina aplastado deseoso de la muerte que delira, deseoso de la muerte de su condición para tener una vida justa, una real, una certera. Poetiza de paso, huyendo del letargo espiritual, poetiza de paso, explotada con un sueldo paupérrimo poetiza de paso buscando la miel en los ojos de alguien, ¿y donde perdieron tus ojos la miel? Poetiza de paso aterrorizada al pensar en una masacre poetiza de paso, en una calle sin puertas cerradas con cerrojos por un muro que evita la entrada de cualquier mago dulce y seco. Poetiza de paso, mientras el ventilador antiguo gira sin cesar y un augurio proclama tener los ojos bien abiertos. Catalina Carmona Ruiz - Colombia, residente en Barcelona España

POÉTICA PARA QUE RESPIRE TODO EL MUNDO Propongo una poesía utilitaria que sirva para demostrar q estamos vivos. No una poesía para adornar que baja cual llovizna del olimpo sino que se transforme en la rutina de saber que cada día seguimos vivos. Propongo una poesía tan cotidiana como respirar 13 veces por minuto, Un poesía de subterráneo que ayude a respirar a todo el mundo. Una poesía tan colectiva que no sea de un autor y su bolsillo, que no excluye a soñadores sin permiso. Sino que se sustente en las poéticas de los que escribieron de improviso. Carla Striker – Venezuela

198


EL POETA EN LA BATALLA Venzamos con entero deshonor, perdiendo estandartes y bastiones, huyendo tras la estela de otros vuelos, dando la espalda al enemigo. Venzamos humillados, la rodilla ahondando la tierra, entregando llaves y cancelas, puertas, posesiones, armadas que descreímos invencibles. Venzamos en la rendición, anhelo que no sobrevive ni reconstruyendo el cuerpo de un país derrotado, áspero y ruinoso. Venzamos sin coraje, cuerpo a tierra, las manos en la nuca, violentados hasta el verso más heroico, emancipado y pestilente del cronista oficial. Venzamos en el pacto desigual, desde la más baja de las posturas, con la honra en hierba viva y la nalga resplandeciente, encadenados y a galeras. Sólo así sabremos del caído, y nunca más seremos reemplazados en el corazón que nos ofrece el dominante. Venzamos, reducidos y desalmados, con la última mueca posible, en la batalla final, bajo el yugo de las lanzas, en el alma de los patriotas tan bellamente iletrados. Agustín Calvo Galán - España

199


OJOS VENDADOS Si dibujar con letra simple la premura de nuestra tierra por integrarnos a cada uno en vísperas de colapsos diarios despierta inquietantes deseos individuales ¿Cómo no darle matices de colores a un bosquejo de pueblos perdidos con el afán de encontrar refugios a quienes aun no están claros de necesitar mejores cobijos ? Soy parte viva de este mundo y de su corrida diaria, de quienes luchan por vivir profanando hasta su alma, pero que de a poco renace y junto a ello se lanza en cruzada con su pluma hecha una espada, sin escudos materiales al acecho de quienes vendados no ven nada. Si dibujarles con letra simple ayudara sin vendidas militancias a guiar unos pocos y éstos a otros, vaya que fácil se haría la tarea de comenzar a sanarnos por dentro, descubrirnos como seres sencillos disfrutando junto a nuestros retoños la vida que de esta tierra va quedando y que de alguna forma nos incita a ir rescatando a quienes siguen con sus ojos vendados.

Cristtoff Wolftown - Chile

200


NUNCA MÁS No entra en mis planes fantasear palabras que alivien esta opresión, ni tengo la más misma intención de legitimar mi tristeza con frases como he estado en sitios peores, las cosas son como son. No estoy dispuesto a admitir que soy una prótesis de pierna, que soy la mina, el cobarde con despacho, si acaso, soy un hombre, y hace ya tiempo que estuve vivo. Y no es que lo diga yo, lo dicen las canciones y tus ojos, lo dicen todas las guerras, la lluvia y aquel hombre que recoge latas en un carro de la compra. Vivir es ser un niño, lo demás es sólo el precio que pagamos por haber estado vivos. Te repito, como el cuervo de Poe, que nunca más.

Juan Pardo Vidal – España

201


DELITO MAYOR asesinaron a inocentes consumieron naciones mutilaron cuerpos guerra tras guerra ideología tras ideología tiñeron de sangre los versos diarios que cada uno tenía derecho a vivir

eran unos cuántos los que reían desde el atrezzo del poder eran unos cuantos fascistas /comunistas/ dictadores/ anarquistas cristianos/judíos/musulmanes blancos/negros/ extremistas todos provistos de las oscuras riendas de la crueldad del omnipoder

eran unos cuantos y fueron millones los aplastados contra la yerma tierra a la que regaron con lágrimas de padecer lápidas elevadas unas tras otras en el pasado el presente mancillado a diario y la sombra del exterminio proyectándose en el futuro amanecer éramos tantos los que pudimos luchar mas sólo supimos callar callar en complicidad

Nat Gaete – Chile

202


DESOYENDO LAS VOCES. Yo sé, aunque apenas oigo, que tras el ruido que hace la vida la noche es más cierta para muchos y aunque apenas miro, apenas hago, apenas digo, yo sé que se expande el desamparo en la noche más cierta del olvido. II Y ellos, que son pocos, disparan todas, todas, todas sus armas a menudo y el ruido de sus balas parece suficiente para apagar el escuálido murmullo del mundo. III todos los huesos allí, en los hondos que lloran la tierra y el recuerdo, en los que cavan los hombres para enterrar a otros hombres matados, más que muertos allí, en la fosa común donde todo, todo, yace roto. Juan Fernández – España

203


Este es un poema para que el mundo se calle enteramente guarde silencio y deje que los matorrales y los lobos nos aullen en la garganta Este es un poema para que los estados unidos y la unión europea sean destruidos por sendas bombas nucleares Este es un poema para informarle a los noticiarios que la miseria y la pobreza del mundo me importan un pito quiero tomar mi guitarra y componer canciones en la azotea de mi vecindario tomar de la mano a las colegialas y mostrarles el amor tras bambalinas Este es un poema para que también sean colgados todos los fascistas y los políticos profesionales y también es para que los policías y los militares sean tomados de la mano y llevados a las cámaras de gases Este es un poema para llenar de mierda la bandera mexicana y también todas las banderas y que cancelemos los himnos nacionales y establezcamos que ninguna frontera y ningún límite tiene vigencia Este es un poema individual como un solo de violín en medio del teatro Este poema contiene propaganda anticapitalista y lleva dardos envenenados para los especuladores de wall street Este es un poema un poco sucio y que no gana ni dos salarios mínimos al día que muere de hambre y de enfermedades que pudieron ser curadas Este poema toca blues y sones de gente que se muerde de la risa que baila jazz y tangos compuestos por viajantes y vagabundos Este es un poema que bien pudo haber no nacido o haber sido asesinado por algún régimen totalitario

Escribo desde aquí con la certeza de que la laguna está llena del germen radiactivo con mis manos en los bancos y la metralla de los villancicos navideños y tengo paz en la cocina cuando caliento la sopa de anteayer y bebo el café mientras recito Este es un poema que tiende a resultados catastróficos que sí: está hecho de ira que sí: está hecho con odio que sí: no mira bien, un poco ciego Este es un poema para que el mundo se calle o lo callen o me callen.

Edgar Khonde – México

204


SEMILLA DE VOCES Es hora de aumentar el fragor de la voz endurecida del poeta. ¡Que resuene amartillada la sierra oscilante de su timbre! ¡Que sacuda sin piedad las paredes esclerosadas de las arterias del tiempo! Es hora de romper esta alienación/ que más hunde los estratos sufridos del alma. Es hora de soltar las riendas a la audacia del espíritu/ toro maneado a las cuerdas invisibles de la ignorancia/ la otra ignorancia profunda que obstruye el olfato del entendimeinto. ¡Palpita intensamente el pecho desesperado de los ojos! Los ojos que ven el paso ciego de la historia. Historia que cuaja marchita en el corazón de los hombres. Debería hoy mismo descarnar estas sensaciones ablandando las pértigas arrumbadas del vocablo. Debería soplar el perezoso sopor sobre la opaca luz del pensamiento. No es poeta el portavoz de sólo bellos versos. Es poeta quien inclina la campana sonante de la tierra. Es la voz que nace de las voces silenciosas. Es la pluma que discurre de los gritos ya cansados. Es el verbo que agiganta los senderos escapando de prisiones preceptivas. ¡Deben hacer oír poetas personales campanarios! ¡Señalar con vuetros faros las borrascas en el mar! No es vuestra función ornamentar el oro de las letras ni la conciencia de literatos ni la melodía altisonante de panfletos coloridos. Lanzo de nuevo esta voz como de alguien perdido bajo escabeles. Acaso pueda revenir la luz de las semillas que laten aún alrededor de este quieto mojón del tiempo. Juan Carlos Luis Rojas - Argentina

205


EL MANZANO VERDE

Cada botella en mar de arena cobija un respiro nuevo. Pude enterrar cada caricia entre vidrio verde hierba verde verde de todo verde. Golpean las celosías acobardadas, mi carne se prepara para la fiesta. Debo acomodar mis lágrimas, mi ropa íntima, mis íntimos ahogos. Que se presenten acuñando novedad y herida, mañana serán engaño. Soy Irena Sendler y llegó el día.

Rogelio Pizzi – Argentina

206


CUADRO Saben de tu cansancio, al subir la piedra gris en la escalera del refugio. Saben de tu dolor, de la ausencia del hijo, la pobreza. Todos miran tu portal de miseria, de flores rancias Macetas de madera, inclinadas azucenas. Tienes en tus manos la escoba, y te cubre el raído traje de faena. Subes un escalón, dos, y miras a lo alto. El fanal apenas alumbra la entrada y no vence la oscuridad. Pero te recibe el hogar de tu silencio, el plato de lentejas Dejas a un lado la escoba, en una esquina del cuarto. Tomas la silla del descanso y del pensamiento, a esperar que los ladrillos suenen a noche y sean el resignado lecho. No hay en tu sueño espejos de moho. Titila una luz de fina lluvia, del arcón surge un caleidoscopio: Sientes el perfume y la música de jardines extraños, ves peces tornasol, y las estrellas desde el fondo del pozo. Ezequiel – Venezuela

207


DEJO TRANSLUCIR EL FRUTO HERIDO De sangre en sangre vengo, como el mar de ola en ola Miguel Hernández. Dejo translucir el fruto herido, y el abandono de su marchita dicha; la sombra del estiércol es profunda como acerada raíz de angustia que clava el frío sueño de voces rotas. Mi lengua, inflamada de fuego, lame el ácido escozor sepulto de quienes no tienen olvido porque hasta el vacío les es ajeno. Nadie escucha un corazón deshabitado, atravesado de parte a parte, y en pie…, como la muerte de un árbol con sus ramas quebradas en silencio. Arrastran la claridad del exilio, ese territorio distante y proscrito como manta raída y húmeda, exudada de sudores y lágrimas. Este flujo rezuma miseria y anega la tierra que hollamos, pero no redime del sino sangriento. Nunca el deseo se hace carne; sí dolor, impuro dolor escarnecido.

Pedro Luis Ibáñez Lérida – España

208


HAMBRE DE DIOS En medio de esta incoherencia acompasada, me pregunto al espejo: - Si Dios, no tendrá hambre de Dios me chupo el dedo, reconsidero por un segundo el tema y entonces estoy segura, que en días como esos en los que uno tiene el alma ennegrecida, cuando las lagrimas se dejan de contar, cuando nos faltan 25 centavos para el pan y nos sobran niños para la leche, en días como estos estoy segura, que cuando Dios se mira al espejo no se encuentra, se chupa el dedo se pone piel de hombre, agujeros en las zapatillas, se vuelve mas humano y sale a la calle a pelear por el pan que no termina de ser nuestro, y entonces estoy segura que Dios padece hambre de Dios. en días como estos en días como esos, ha de ser muy triste ser Dios y tener hambre.... Silvina Mainetti – Argentina

209


210


Gira Poema permite el derecho de difusión sin derivación de obra ni uso comercial

HAZ RODAR UNA POESÍA 21 Marzo 2009

En conmemoración del Día Mundial de la Poesía

211


LIBRO LIBRE Gira Poema 2009 Antología poética

Poemario libre para ser disfrutado por los amantes de la poesía. Léelo, trátalo con cuidado para no ser deteriorado y luego déjalo en libertad en el mismo lugar en que lo encontraste, en cualquier centro de actividad cultural o entrégaselo a otra persona.

Se generoso, abre las manos, haz rodar una poesía.

Las obras que conforman el presente poemario están amparadas por ls leyes de propiedad intelectual y derecho de autor vigentes en los países en que fueron creadas y-o inscritas.

212


213

GiraPoema2009  

e-BOOK en conmemoración del día internacional de la poesía 2009

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you