Page 1

Las hierbas de los cultivos

Texto: Victor Fotos: Rober


Índice

Introducción Cebollas Patatas Naranjos Setos Las hierbas de los cultivos Desenlace Índice alfabético de hierbas

pag.3 pag.5 pag.11 pag.13 pag.16 pag.27 pag.35 pag.39

2


Introducción

Vamos a acotar un campo de trabajo, las hierbas de los cultivos. Cultivos son todos pues cultura es agricultura y en todas partes está la mano del hombre. No podemos separar las hierbas de su fauna y de su microfauna, así que, cuando hablamos de las hierbas y de los cultivos, incluimos las hierbas (adventicias, denominadas también malas hierbas), los animales y las personas. En los cultivos (hortícolas, frutales, praderas, forestales...) las hierbas son un problema en cuanto a calidad (especie y estado) y cantidad. Pero si eliminamos las hierbas, tendremos que eliminar las plagas y ambos procesos provocarán una erosión tanto de la capa fértil como de la fauna, lo que nos llevará a tener que aportar un soporte químico a los cultivos (abonos). Así, la química -herbicidas, plaguicidas y abonos- se apodera del campo y la gente se marcha primero a la ciudad, en su propio país, y luego a otros países. Con la gente se marcha también la capa arable transformada en fango, así van unidas la erosión física y la erosión social. El control manual de las hierbas, la escarda, es quizás el coste principal de los cultivos y, si estos son ya de por sí económicamente problemáticos (por no decir ruinosos), la tendencia es a minimizar dicha tarea. ¡Y la gente, a la ciudad! Y el campo se abandona y con él el patrimonio, la salud y la cultura. Claro que, en la ciudad, la gente también pierde la salud y el patrimonio de los hijos y también la cultura, pues cada día es mayor la inercia en el alejamiento de la naturaleza. Llegados a este punto nos planteamos como principal aspiración detener el éxodo rural aumentando la autoestima del agricultor y situándolo como el epicentro de la sociedad, pues es el único capaz de proporcionar comida, salud y cultura en un mundo superpoblado. ¿Cómo evitar este abandono?: A. Manteniendo a la mujer en el campo y, con ella, a los niños, las escuelas y las pequeñas infraestructuras rurales B. Minimizar las tareas de la escarda, pues hay que olvidarse de los herbicidas. Hay que tener en cuenta que la naturaleza nos ofrece la más variada gama de herbívoros que podemos imaginar. Además tenemos a los omnívoros y un montón de ingenios para surcar entre líneas, ¡y la posibilidad de comer huevos, leche y carne excelentes! La 3


naturaleza recoge todos los restos y nos los vuelve a ofrecer de manera que nada falta ni nada sobra. Hemos escogido el cultivo de cebollas pues es el que más hierbas permite al tener un ciclo largo y ser el que menos sombrea. El de patatas, por el contrario, es de los más agradecidos en el deshierbe. Los naranjos sólo tienen problema con las hierbas cuando son muy jóvenes; los setos, bien pensados, tampoco dan apenas trabajo. Con estos ingredientes (cultivo de cebollas, de patatas, de naranjos y setos) y unas cuantas aproximaciones fotográficas convenientemente espaciadas, hemos intentado descifrar el comportamiento de las hierbas en los cultivos. Es sabido que las hierbas fructifican rápidamente y producen incontables semillas o entierran muy profundamente bulbos y rizomas. Se han adecuado tanto a los cultivos que los ahogan en muy poco tiempo. Dependen de la humedad (lluvias o riegos), de la aridez y la riqueza de nitrógeno en el suelo, de la acción mecánica sobre el terreno, el laboreo, pastoreo, los patógenos, los herbívoros y las nuevas especies introducidas por la turba, la jardinería o el estiércol. Dependen también del banco de semillas y, cada vez más, de la acción química: los herbicidas y biocidas y cultivos tolerantes a éstos, transgénicos, que pueden, por escape de genes resistentes, polinizar hierbas afines y crear realmente malas hierbas. Dependen, por último, de la acción política, el abandono de cultivos, el monocultivo y la repoblación forestal. En nuestras actuaciones en el huerto estamos siempre jugando con el banco de semillas en el que podemos ver dos activos, por un lado, las semillas del suelo que hemos ido incorporando a lo largo de los años y, por otro lado, las que pueden llegar en cualquier momento, desde los setos, los vecinos, el agua de riego, el estiércol... Es el agricultor, con sus actuaciones, el que provoca que las semillas de los cultivos se multipliquen y eternicen, pues las semillas en la superficie del suelo pierden rápidamente poder germinativo pero, si las enterramos, ellas se aletargan y permanecen mucho tiempo viables. Pues bien, nos plantamos con nuestra cámara en el huerto situado en Foios, Valencia, en el linde con Moncada, en un alto con piso en zonas ora franco, ora calizo, en donde no se emplea la química y con una superficie aproximada de 6 Ha, el día 2 de febrero, el 9 de marzo el 5 y el 26 de abril, el 31 de mayo, el 25 de junio y el 21 de octubre.

4


CEBOLLAS

1) El campo de cebollas. Plantel en bandeja, muy tierno, plantado el 18 de diciembre del 2002. Para facilitar la escarda lo hemos plantado a una sola tira. Entran algunas plantas menos pero, en campos muy infestados, puede ser una opción. Es el 2 de febrero del 2003.

2) La misma parcela, a doble tira. Las labores de preparación del terreno mantienen éste relativamente limpio de hierbas. Tenemos que tener en cuenta que estamos en pleno invierno y con pocas horas de sol.

3) Linde izquierdo del huerto el día 2 de febrero. Vemos gramíneas, parietarias, ortigas. El seto es de anagyris foetida.

4) Caballón partidor el 2 de febrero. Las labores de preparación del terreno y el riego han activado el banco de semillas. No se ven pero están gramas, avenas, lolium, phalaris, cyperus, anagallis, chenopodium, euphorbias, galium, papaver, polygonum, rumex, sinapsis, sonchus, stellarias, urticas, solanum, melilothus, agret. Aquí el terreno es seco francocalizo. Más cerca del agua y en predominancia de sedimentos, cambiaríamos alguna de las mentadas por digitarias, echinochoas, portulacas, etc.

5


5) El caballón. Ya asoma alguna, son 46 días.

6) El campo de cebollas el día 9 de marzo.

7) La parte a doble tira. El asunto empieza a complicarse.

6


8) El caballón. Amaranthus, chenopodium, galium.

9) Dentro del caballón. Las cebollas no tienen tanto poder.

11) El caballón. Polygonum, anagallis, amaranthus.

10) Uno de los riegos el 5 de abril. Ya hemos pasado dos veces la mula y cumplimentado una escarda.

12) El caballón partidor el 5 de abril. El banco de semillas se explicita. Así estaría el resto de la parcela sin la escarda ni los pases de mula. Aparece, además de las hierbas mentadas, aparece diplotaxis erucoides.

7


13) El linde izquierdo del otro caballón partidor. Han pasado dos meses de la foto 3. Obsérvese la diferencia de vegetación entre el linde, donde no se trabaja la tierra y predominan las gramíneas, y el caballón partidor donde, al trabajar la tierra, eliminamos el hábitat de las gramíneas y dejamos sitio a las rumex y amarantus.

14) Campo el 26 de abril. Veinte días de abril dan para mucho. Las cebollas ya casi ni se ven. En el linde y los caballones partidores hay un metro de verde.

15) Aproximación. Esta es la cara del banco de semillas que hemos modelado, un terrible ejército de superpoderosas hierbas cercan nuestras cebollas.

8


16) Detalle con anagalis de flor roja, polygonum, amaranthus...

17) Algunas hierbas las introducimos con el estiércol. Suelen ser leguminosas. Aquí melilothus.

18) Cebolla con negrilla. Por debajo, malváceas.

19) El tajo. Líneas escardadas y no.

9


20) El 31 de mayo. La siega previa a la recolecci贸n. Observar el nivel de rastrojos en los caballones partidores.

21) Paisaje tras la siega.

22) Cebollas sec谩ndose. Ya se van recuperando las hierbas de la siega.

10


PATATAS

1) El campo de patatas el 9 de marzo. Estรกn plantadas el 17 de febrero. Esto es otra historia. Trabajamos mรกs la tierra y no regamos. Debemos tener cuidado con convulvulus y rumex.

2) Primer riego de las patatas el 5 de abril. Salen por sus propias reservas y llevan algo de ventaja a las hierbas.

11


3) Veinte días más tarde la masa foliar ya cubre prácticamente. El aporque que realizamos tras el riego será la última operación con las hierbas.

4) Aproximación. Vemos la masa foliar y la fauna típica del cultivo de primavera/verano. La fauna también forma parte de la manifestación del banco de semillas.

5) Recolección el 31 de mayo. En tres meses y una semana hemos sacado las patatas. Las cebollas llevan el doble de tiempo y, por lo tanto, más riegos y más hierbas. En la patata el problema lo creamos nosotros repitiendo cultivos y tractorando rizomatosas o bulbosas (grama, rumex, convulvulus, puerros, etc.), plantando fuera de época o usando simiente todavía aletargada de la cámara.

6) El cultivo de otoño. Sembrado de 20 de agosto. Comienzan a salir las patateras el 20 de septiembre. El día es cada vez más corto y los amaranthus y las hierbas del calor dejarán paso a las invernales (oxalis, papaver, urticas, etc.). Algún rumex asoma entre líneas. Estas patatas se cosecharán en enero.

12


NARANJOS

En el cultivo de patatas, cebollas y en las hortícolas en general nosotros trabajamos el suelo, lo alteramos y provocamos al banco de semillas fauna para determinadas disposiciones. En los naranjos y frutales este banco de semillas fauna nos permite más tiempo para pensar y actuar. Tenemos una cubierta herbácea y otra subterránea acumulando materia orgánica en esa fina línea entre el cielo y la tierra. Si hacemos poco o nada, tendremos primero una cubierta transitoria que derivará a las gramíneas posteriormente. Si en principio respetamos la simiente de algunos rodales con gramíneas, adelantaremos esta transición. Más trabajo nos costará implantar una de oxalis-per-caprae, pero esta es excelente y se puede combinar con la grama y otras estivales. Una vez tenemos las gramíneas, podemos introducir las leguminosas. Por ejemplo, sembrar trifolium repens (4 kg./hg.) sobre los rastrojos de las gramíneas segados en marzo. Esta mezcla gramínea/leguminosa/cultivo, aparte su valor agronómico, nos protege del peligro de incendios. Menos trabajo, pero ya no es leguminosa, si dejamos a los convulvulus campar a sus anchas sobre los rastrojos. Si lo que nos interesa es la miel, podemos elegir entre una cubierta de jaramagos (diplotaxis erucoides) y sobre todo la de agret (oxalis). Este alimenta a las abejas a lo largo del invierno y la primavera.

13


1) Cubierta en naranjos el 9 de marzo. AquĂ­ no se trabaja la tierra. Vemos sobre todo margalls.

3) La grama deja cubierta incluso seca. Una parietaria en medio. Esta prospera donde no se trabaja la tierra y es enemiga principal de los goteros. Sus raicillas, ademĂĄs de reventar las piedras, se introducen embozando los goteros.

2) En primer plano perejil borde, luego margall y, al final, rastrojos de la anterior cubierta.

4) Lo mejor del huerto. Las naranjas empiezan a estar sabrosas.

14


5) El 26 de marzo, cubierta de margall y de avena loca, ya con flor los naranjos.

6) La última semana de marzo y la primera de abril son buenas para la siega. La cubierta invernal está completamente desarrollada. Es un buen momento para introducir el trébol ladino.

7) Cubierta naranjos el 31 de octubre. Hay cubiertas o estados de la cubierta susceptibles de provocar problemas (caracoles, conejos...) y hay que no. Con el manejo de la cubierta podemos manejar también plagas. Con el agua residual del cultivo que necesitan los naranjos es suficiente para mantener la cubierta todo el año. El rastrojo de cereal molesta a los caracoles y es fácil de conseguir.

8) El naranjo es débil y torpe en comparación con la higuera.

9) La cañota, parada invernal.

15


SETOS

Todas las fotos están hechas en la misma parcela. Esto es una manera modesta de intentar abarcar algo de arquitectura vegetal. La combinación vegetal ya hemos dicho que es inabarcable, pero he aquí algunos intentos. Estamos orientados a poniente, a bancales de aproximadamente 3 hg., y a todo viento. O sea, nuestro seto ha de ser lo más rústico posible para poder sacarle provecho. Los nispereros paran muy bien el aire, donde alcanzan humedad. También los satsumas. Pero, cuando hay problemas con el agua y con el aire, el naranjo borde es capaz de producciones excelentes sin desmerecer en belleza. Donde el poniente es determinante, entonces se impone el tetraclynis articulata. El caso es que se necesite un seto que deje correr el aire para evitar las heladas de irradiación y que a su vez lo pare en cuanto arrecie. Así deberíamos plantar intercalados de hoja caduca. Quizá nuestra primera pretensión sea cortar el paso y habría que buscar un seto intrincado y espinoso. En fin, hay que tener en cuenta que el seto no se nos coma toda la parcela. Por ejemplo, el naranjo borde plantado a metro lineal necesita dos metros hasta el cultivo, lo que alcanza en altura, pero a lo ancho no ocupa demasiado espacio porque el marco de plantación estrecho hace que se autorregule. Así, según nuestro interés, proteger determinado cultivo, arbóreo u hortícola, proteger de animales o personas, del ruido, del aire, de la contaminación... tendremos unas u otras necesidades. Nosotros propondríamos, para este terreno, la siguiente combinación: una planta de anagyris foetida, o dos, a un metro de distancia, seguidas de un granado que abarque dos metros. Sigue otra, o dos, de anagyris y luego un ciruelero amarillo en otros dos metros. Continuamos con más anagyris y luego un ciruelero rojo. Otro anagyris, o dos, y un nisperero. Seis anagyris seguidos con una parra en medio para que los utilice de tutores y así podemos ir combinando un seto variado y útil. También podemos ir cambiando algún anagyris por un medicago arbórea o una retama, pues se contraen en verano con la pujanza de los frutales. De esta manera tendremos flores y frutos escalonados y complementarios. Cuando cae la hoja del anagyris (arbusto que por su ciclo invernal necesita bien poco) brotan el granado, los cirueleros, la parra... Este seto tendría unos dos metros de ancho, similar altura y longitud a voluntad, pero no serviría seguramente para parar la salinidad de los aires marinos. Otra cosa clara es que el melia azedarach hay que plantarlo en todas las cuadras y residencias; sombrea 16


cuando es necesario y deja pasar el sol en invierno; no levanta las edificaciones y aleja las miserias, aparte su belleza. El ricinus communis tiene también múltiples aplicaciones, pero hay que alejarlo de los animales domésticos, sobre todo de las gallinas.

1) Seto compuesto de anagyris foetida, granados, acacias... el día 2 de febrero.

2) Detalle, acacia farnesiana.

3) Detalle. Legumbres y flores de acacia farnesiana. Produce un maravilloso aroma y la infusión de sus flores es afrodisíaca.

17


4) Granado el 2 de febrero.

5) Melia y anagyris, melia en reposo y anagyris en pujanza.

6) Anagyris foetida.

7) Seto de medicago arb贸rea.

18


8) Flores de medicago arbórea, leguminosa y con excelente palatabilidad para los animales y abejas.

9) Seto de naranjo borde. Aguanta la sequía, el aire, los tipos de suelo, produce muchísimas flores, aromáticas y melíferas, y no da trabajo.

10) Otro seto variado con acacias, azufaifos, tetraclynis...

19


11) Medicago y melia.

12) Acacia vera.

13) Detalle de acacia vera el 2 de febrero. Están iniciándose los capítulos florales.

14) Floración de acacia vera. Manjar para las abejas. El 5 de abril.

20


15) Seto de anagyris foetida.

16) Floraci贸n de ciruelos amarillos.

17) Floraci贸n de naranjo borde. El 5 de abril.

21


18) Floraci贸n de robinia pseudoacacia.

19) Detalle del racimo floral de la robinia, otro manjar para las abejas.

20) Coroneta valentina, aloe, lavandula, cal茅ndula... el 26 de abril.

22


21) Detalle de las legumbres de anagyris foetida el 31 de mayo.

22) El primer seto que habĂ­amos visto, ahora el 24 de junio, anagyris, melia, granados, parra, acacias...

23) Detalle. La parra con pujanza y sobre los anagyris.

23


24) Granado en flor el 24 de junio.

25) El seto de medicago arb贸rea el 24 de junio. No llega a perder toda la hoja, pero s铆 que se contrae y entra en recesi贸n con la llegada de la calor.

26) Detalle. Legumbres de medicago arb贸rea.

24


27) Legumbres de acacia vera el 24 de junio.

28) Melia a todo viento con el follaje mareado.

29) En los setos tambiĂŠn caben alegrĂ­as. El 24 de junio.

25


30) El 21 de octubre la parra comienza a declinar y el anagyris a despertarse.

31) Detalle del despertar del anagyris.

32) Granado el 21 de octubre.

33) Ca単as de secano.

26


LAS HIERBAS DE LOS CULTIVOS

1) Las hierbas de los cultivos vienen en muchos casos del entorno no cultivado que, por suerte, tiene su propia flora. Aquí una euphorbiacea respetada en los ramoneos.

2) Las hierbas de los terrenos no cultivados suelen ser bianuales o perennes o se comportan como tal. Esta es un vebascum thapsus (gordolobo) en su primer año, el día 2 de febrero.

3) El mismo, el 24 de junio. El ganado también lo respeta.

27


4) Otra que florece al segundo a単o, el hinojo sobre el agret.

5) Cuando movemos el terreno la cosa (las hierbas) cambia. Salida de amaranthus el 2 de febrero. Febrero del 2003 fue caluroso.

6) Terreno roturado. Peligro, salida de rumex.

28


7) Sisymbrium irio. Estos jaramagos de flor amarilla crecen mucho y rápido sombreando al cultivo. En valenciano se llaman matallums. El 5 de abril.

8) Otra hierba de los cultivos, patatera en el caballón de cebollas.

9) Parterre floral de sonchus, avenas... coetáneo al cultivo de patatas.

10) Pradera 25 días después de levantar el cultivo de cebollas. La siega de la recolección ya está olvidada.

29


11) En 25 días de mayo la pradera produce incontables semillas.

12) Suelo sin trabajar y cambio de paisaje: composición con gramíneas, hinojo, acederas...

13) Aproximación. Fauna en el hinojo.

14) Otra aproximación. Semillas de rumex en rojo sobre un decorado de gramíneas el 24 de junio.

30


15) El 21 de noviembre los días son cada vez más cortos. Muchas hierbas paran como los amaranthus pero otras siguen, como rumex,convulvulus...

16) Cáñamo borde, otra de ciclo largo.

17) Hierbas sobre rastrojos. En primer plano, un ajo silvestre.

31


18) TrĂŠbol ladino sobre rastrojos.

20) Otra gran hierba otrora muy respetada, el ajenjo.

19) La grama. A la izquierda, con abundancia de agua, como indica su altura.

21) Rastrojo de las hierbas del verano (amaranthus sobre todo). Por debajo, el margall.

22) Rastrojo del hinojo.

32


23) Rastrojo de la grama el 9 de marzo.

24) TĂ­pica salida de perejil borde. En segundo plano, el margall y, al fondo, rastrojos.

33


25) Bromus, detalle (margall).

26) Hordeum murinum (pixagos). Este y el anterior son excelentes cubiertas para los cultivos arb贸reos. Se desarrollan con el d铆a corto y se secan con la llegada de la calor cuando los cultivos necesitan el agua. Dejan una buena cantidad de rastrojo cara al verano nada grato para los caracoles.

34


DESENLACE

Hemos visto que el problema de las hierbas en los cultivos lo es por el monocultivo y el éxodo rural. La fuga de mano de obra agraria se produce incluso dentro del mismo municipio, pues ya casi todos los municipios son urbes aunque sea en verano. Gestorías, bancos, trabajadores municipales, obreros, talleres... cualquier cosa parece preferible a la escarda. Hemos de entender que esa maraña verde que se apodera de nuestros cultivos no es sino la voz de la naturaleza. Lo seco, lo calizo, la orientación, los vecinos y nuestros propios lindes, nuestra energía y nuestra capacidad son los moduladores de dicha voz. No es difícil plantar sorgo en un terreno nivelado, segarlo cuando alcance la máxima altura, volver a dejarlo crecer, segarlo de nuevo, ir incorporándolo poco a poco al terreno y, por fin, cuando esté bien descompuesto, sembrar. También podemos plantar directamente sobre el rastrojo, con gomas, una vez esté bien seco. Según uno u otro sistema podremos plantar boniatos, patatas, cacao... o calabazas, melones o tomates. Una persona apenas llega a controlar manualmente una Ha de terreno con todo su tiempo. Con mecanización o con animales, con unos buenos setos y con el control del agua de riego y del estiércol esa persona puede ir sobrada. Con muchos animales y un buen manejo (viviendo con ellos) las posibilidades de domar el banco de semillas se multiplican. Ahora bien, podemos obviar todo esto y plantar encima de un banco de semillas a tope y éste es el caso que nos ocupa. Hemos implantado un cultivo de cebollas en un banco de semillas en ebullición y el resultado es el que vemos en las fotografías. Claro que podríamos alcanzar praderas diferentes donde predominaran las ortigas, las amapolas, los jaramagos o incluso el agret compitiendo con las cebollas, pero, para ello, deberíamos, nosotros, haber establecido unas condiciones a priori: dejar madurar cierto tipo de semillas, mullir la tierra y proporcionar humedad en determinada época y repetir. Una infinidad de hierbecillas cortejarán nuestras cebollas y nos proporcionarán trabajo a destajo. Bien, ¿cómo aliviar semejante tarea? Fácil, cambiando el chip. Que la escarda sea en lugar de una pesada carga un motivo de júbilo, una práctica terapéutica y humorística. En realidad planteamos un juego con el banco de semillas en el que éstas son muy perseverantes. Aprenderemos a ajustar las fechas de siembra, 35


a utilizar las rotaciones y a usar ¡las hierbas contra las hierbas! Una planta de galium aparine (amor del hortelano) puede ahogar un gran naranjo, pero también infinidad de hierbecillas emergentes y es fácil de escardar hasta que está a punto de sacar las semillas, entonces se vuelve cortante y arisca. La mejor manera de utilizar las hierbas contra las hierbas son los abonos verdes y la manipulación consciente del banco de semillas. Llevando al final toda una serie de buenas prácticas podríamos llegar a tener el bancal libre de hierbas, lo que probaría los conocimientos y la constancia del agricultor. Entre este caso, el bancal libre de hierbas, y el que nos ocupa, colonización total de la parcela, caben infinidad de combinaciones más o menos predecibles, ya que estamos tratando una cuestión meramente física. Las hierbas, en cuanto plántulas, son fáciles de eliminar, incluso las más temidas, que, en nuestras condiciones, son el rumex, los convululus, la grama, la cañota o los puerros. Podemos, por ejemplo, establecer que el rumex, en el cultivo de invierno primavera, nos concede por encima de 50 días de plazo para su escarda efectiva con el rascador, siempre que brote de semilla y no dé rizoma. Con maquinaria el plazo es mucho más corto, pues en 50 días embozamos los aperos. El galium, como ya hemos dicho, la papaver... son también agradecidas de escardar en estado avanzado. La papaver, incluso, podemos ir comiéndonosla mientras escardamos si todavía no ha florecido. En suma, que podemos liquidar las hierbas difíciles antes del cultivo (sobretodo bulbos y rizomas) para luego vérnoslas sólo con las semillas que germinen cuando la plantación. De las que brotan de semilla, unas ahogan los cultivos (rumex, convulvulus, amaranthus, galium...), otras pueden convivir si su nascencia es bastante posterior al cultivo (anagallis, trébol...) pero todas sucumben ante la determinación del agricultor. Y volvemos al meollo de la cuestión, cómo mantener la motivación para la ardua tarea. La cosa está clara: con una estructura social que lo permita. Que permita mantener la autoestima del agricultor y que permita mantener a las mujeres y los niños en el ámbito rural, pues son realmente los transmisores de la cultura agrícola. Otrora las mismas manos blandían las azadas, las espadas y la pluma, los arados y las piedras de los castillos. La paz, la seguridad (representada por las fortalezas) y la autonomía alimentaria (y su intercambio) han sido los motores del avance en la agricultura. Es más, quizás estemos todavía pagando la expulsión de los moriscos (el más alto grado de economía agrícola alcanzado jamás). Hoy en día el éxodo rural provoca que los votos del campo se transformen en urbanos y que la mierda de las ciudades acabe copando todo lo rústico. No necesitamos enormes 36


rebaños de ganado sino muchos pequeños, incluso cabezas individuales (esto ya estaba claro hace siglos). Tampoco necesitamos los enormes monocultivos (propensos a devastaciones climáticas y plagas) ni la carísima maquinaria imposible de amortizar. Necesitamos a las personas, hombres, mujeres y niños comprometidos en la cultura de los mayores. Quizás podríamos llenar de feromonas el campo, feromonas humanas que atraigan a la gente. Mejor sería llenar el campo de jardines perfumados con jazmines, lavandas, acacias farnesianas... pues es sabido que los olores tienen vía directa al cerebro. También podríamos aliviar las cargas burocráticas en el ámbito rural (no es lo mismo recoger una póliza en tu misma calle que hacerlo a 50 km. de distancia entre montañas y curvas) y reconocer lo difícil que es embutir la economía rural en el papeleo administrativo. Deberíamos respetar la libertad de circulación de personas y animales frente al todopoderoso automóvil que todo lo secciona y adultera. Cada carretera debería llevar obligatoriamente un carril lento, para animales, personas, bicicletas... en suma, una carretera para carros, ancianos y niños. Debemos añadir que los niños no pueden jugar entre venenos, y que las avionetas de la Conselleria rocían con Malathion todo lo que se mueve. Ya no se matan las moscas a cañonazos. ¡Se emplea la aviación! Que si la culpa es de la ceratitis capitata, que si hay que quitar las higueras, que si regalamos el producto susodicho para tratamientos terrestres, que debemos quitar las colmenas de las zonas citrícolas en la época de la floración... En fin, ¿no será el verdadero problema la Conselleria y su distribución del dinero? Estos consellers y estos técnicos van a pasar a la historia negra de este país. En cuanto a la ceratitis, nosotros proponemos: .Censo de frutales susceptibles (sobre todo higueras), incluidos naranjos. .Creación de grupos de podadores y recolectores de dichos árboles en el ámbito municipal. .Recoger toda la fruta de los árboles y caída. .Trampas con feromonas sexuales atrayentes de machos. Esto es hoy posible. .Eliminar los híbridos y dejar la mosca sin comida. Ella se multiplica muchísimo en condiciones óptimas, pero es una mosca y, como tal, limitada. Respecto a la autoestima, comentar que existe la fisiocracia y que la parte (de la autoestima) que no depende de uno mismo se revaloriza cuando introducimos en la calidad de vida claves como la luz, el color, el silencio, el trato con animales y plantas, la oscuridad y la pertenencia a 37


un engranaje natural que nos permite ser queridos por necesarios. Es también importante la vivencia de otras muertes y el compartir los sueños. Entendemos el sueño como la otra cara de la realidad. Soñamos con máquinas que nos hagan la vida más fácil. Hoy casi todas las obras necesitan máquinas. Pero del sueño a la pesadilla sólo hay un paso, ¡¡todo son máquinas!! No hay sitio en el mundo suficiente para el hombre, menos todavía para las máquinas y las más comunes son las que más matan. Otro ejemplo del paso del sueño a la pesadilla lo tenemos en el cáñamo. Hasta el siglo pasado era el cultivo predominante en el campo valenciano, hace de abono verde (pocas cosas producen tanta biomasa con tan poco), era útil para las grandes cuerdas y para vestidos y zapatos, prestaba inestimable ayuda para la puesta de invierno de las gallinas...). ¡Hoy se cultiva en los armarios y con luz artificial! Otro sueño: con 20 gallinas y un par de ocas por hanegada transformaríamos cada huerto de cítricos en una depuradora y no en un foco contaminante. En fin, el fin. Foios, febrero de 2007.

38


Indice alfabético: ACACIA FARNESIANA-AROMA-AROMA AGAVE AMERICANA-PITERA-ATZAVARA ALLIUM CEPA-CEBOLLA-CEBA AMARANTHUS RETROFLEXUS-AMARANTO-BLET ANAGALLIS ARVENSIS-MURAJES-MURRONS ANAGYRIS FOETIDA-ALTRAMUZ-HEDIONDO-GARROFERET MORO ARACHIS HIPOGEA-CACAO-CACAUET ARTEMISIA ABSINTHIUM-AJENJO-DONZELL ARUNDO DONAX-CAÑA COMUN-CANYA VERA AVENA SATIVA-AVENA-AVENA

DE

BRASSICA OLERACEA-COL-COL BROMUS WILLDENOWIL-BROMUS-MARGALL CANNABIS SATIVA-CAÑAMO-CANEM CHENOPODIUM ALBUM L.-CENIZO-BLET BLANC CHENOPODIUM AMROSIOIDES-PASOTE-TÉ BORD CHENOPODIUM VULVARIA-VULVARIA-BLET AMERICÀ CITRUS AURANTIUM L.-NARANJO AMARGO-TARONGER BORD CORONILLA VALENTINA-CORONILLA-CORONILLA CUCUMIS MELO-MELON-MELO CURCUBITA PEPO L.-CALABACERA-CARABASSERA CYNODON DACTYLON-GRAMA-GRAM CYPERUS ROTUNDUS-JUNCIA-JUNÇA CONVULVULUS ARVENSIS-CORREGUELA-CORRETJOLA DAUCUS CAROTA-ZANAHORIA-CARLOTA DIPLOTAXIS ERUCOIDES-JARAMAGO-RAVANELL EQUISETUM TELMATEIA-COLA DE CABALLO-CUA DE CAVALL EQUISETUM RAMOSISSIMUM-COLA DE CABALLO-CUA DE CAVALL FICUS CARICA-HIGUERA-FIGUERA GALIUM APARINE-AMOR DEL HORTELANO-APEGALOSA HORDEUM MURIMUM-PASPAYÁS-PIXAGOS

39


JASMINUM OFFICINALE L.-JAZMIN-JESMIL LAVANDULA LATIFOLIA-ESPLIEGO-ESPIGOL MEDICAGO ARBOREA-ALFALFA ARBÓREA-ALFALS ARBRE MELIA AZEDARACH L.-ARBOL DEL PARAISO-MELIA MELILOTUS OFFICINALIS-MELILOTO-MELILOT OXALIS PES CAPRAE-TREBOL AMARGO-AGRET PAPAVER RHOEAS-AMAPOLA-ROSELLA PARIETARIA DIFFUSA-PARIETARIA-MORELLA ROQUERA PETROSELINUM HORTENSE-PEREGIL-JULIVERT BORD POLYGONUM AVICULARE L.-CENTINODIA-TRAVABOU PORTULACA OLERACEA-VERDOLAGA-VERDOLAGA PRUNUNS DOMESTICA L.-CIRUELO-CIRUELO PRUNUS PERSICA-MELOCOTONERO-BRESQUILLER ROBINIA PSEUDOACACIA-FALSA ACACIA-ROBINIA RUMEX ACETOSA-ACEDERA-PARADELLA SETARIA VERTICILLATA-SETARIA -PANISSOLA SINAPSIS ALBA-MOSTAZA BLANCA-MOSTASSA SISYMBRIUM IRIO-MATACANDIL-MATALLUMS SOLANUM NIGRUM-TOMATITOS-MORELLA DE GRA SONCHUS OLERACEUS L.-CERRAJA-LLICSO SONCHUS TENERRIMUS-CERRAJA-LLICSO DE PARED SORGHUM HALEPENSE-SORGO-SORGO TETRACLYNIS ARTICULATA-TUYA ARTICULATA-TETRACLYNIS TRIFOLIUM REPENS-TREBOL LADINOURTICA URENS-ORTIGA-ORTIGA VERBASCUM THAPSUS-GORDOLOBO-CANDELERA VITIS VINIFERA-VID-CEP ZEA MAYS-MAIZ-DACSA ZIZIPHUS JUJUBA MILLER-AZUFAIFO-GINJOLER

40

las hierbas de los cultivos  
las hierbas de los cultivos  

Vamos a acotar un campo de trabajo, las hierbas de los cultivos. Cultivos son todos pues cultura es agricultura y en todas partes está la ma...

Advertisement