Page 1

Una vida resumida en Cinco


¡Oh Londres! ¡Tan cerca y a la vez tan lejos!, era la pregunta que me hacia una y otra vez desde que ellos entraron en mi vida sin permiso alguno. Mi historia se remota un mes de Julio de 2012. Cuando un día como otros nuevamente encendía aquel aparato succiona mentes que tanto amaba llamado televisión. Sintonice mi canal preferido como era de costumbre pero de repente mi vista y mi mente se fijaron en unos chicos muy peculiares que llamaron mi atención a decir verdad, 5 chicos sumamente atractivos además de poseer cada uno una maravillosa y poderosa voz que mis oídos se deleitaban al escucharlos cantar. Puedo recordar que en ese preciso instante no me parecieron nada fuera de lo normal para ser sincera. Pero el tema que interpretaban en ese justo momento me parecía sumamente conocido.Y por su puesto que lo era! Una de las canciones más de moda en aquellos tiempos y que además lo sigue siendo.


Desde ese día mi vida no volvió a ser la misma. Es como sí todos estos años haya estado muerta en vida, no tenía ningún motivo lo suficientemente bueno como mi familia por el cual vivir. Desde ese día sentí como ese vacío poco a poco se fue llenando de mucho afecto, admiración, respeto y mucho mucho amor hacia ellos. Mis chicos. Cada día de mi vida desde aquel día fueron uno de los más felices y hermosos de toda mi vida. Poco a poco fui convirtiéndome en algo que jamás en mi vida creí convertirme. Una de las personas a las que yo tanto criticaba por sus gustos individualmente. Me convertí en una fan. Luego de unos cuantos meses pude mirarme al espejo sin vergüenza ni arrepentimiento alguno. Definitivamente amaba lo que veía y la persona en la que me había convertido gracias a ellos. Ahora se que les debo demasiado más de los que ellos a mi y a todas las chicas y chicos en el mundo.


Comenzamos con mi amado cabellos de oro irlandés. Simplemente el es perfecto. Sus ojos color celeste, como un bello y hermoso atardecer. Simplemente podría pasar una vida entera mirando esos hermosos ojos que sin decir nada podía ver un libro abierto en ellos y miles de cosas que sin mencionarlas sabía que eran las palabras correctas. Su forma tan peculiar de ser. Esa personalidad que podría derretir a cuanta chica atraviese su camino. Su piel blanca como la nieve. Su cabello tan radiante y dorado como el sol. Sus ojos, semejantes a dos grandes océanos con aguas azuladas y cristalinas. Una sonrisa como sí todo a mi alrededor se detuviera en un solo segundo. Súmente tierno y dulce. Mucho mas dulce que la miel misma. Cada uno de sus defectos son los que lo hacen perfecto y saber que el es el único en todo.


Seguimos con mi hermoso príncipe árabe como me gusta llamarlo, un chico sumamente misterioso. Esa mezcla de misterio, intriga, curiosidad envuelta en una persona sumamente perfecta y divertida. Su piel color canela hace resaltar hasta los más mínimos detalles ocultos en su ser. Su cabello negro como la noche. Unos ojos color avellana en los que te podrías perder con tan sólo un segundo de distracción. Delante de ellos unas largas y bien proporcionadas pestañas como ningunas otras. Ese chico malo pero a la vez dulce, tierno, temeroso del mundo que le rodea. Mas en la situación que el o más bien ellos están pasando. Pero con un gran corazón debajo de esa dura persona. Un chico en el cual puedes confiar y vivo ejemplo que las apariencias engañan.


Mi querido Peter Pan, el niño que nunca creció ni crecerá, un chico realmente divertido, gracioso, carismático, tan lleno de vida, parecería que la vida le parece un juego, aunque no es así, ese tipo de personas que de verdad te hacen la vida muy feliz y que desearas que jamás se separan de nuevo, aunque es capaz de dejar un enorme vacío al sentir su ausencia, esa necesidad de que siempre este a mi lado, porque honestamente no quería ni querré dejarlo nunca. Esa clase de chico que es capaz de sacarte una gran sonrisa aún en los peores momentos, su cabello color chocolate, una piel blanca como las nubes en un día soleado, una sonrisa matadora que dejan al descubierto su juego de perlas blancas, y unos ojos realmente hermosos, celestes azulados como un día en la playa, imposibles de describir ciertamente, un vivo ejemplo de que el tiempo son números nada más, que nunca se es tarde para ser un niño aunque es todo un caballero y siempre, siempre joven.


Sin duda este chico es toda una joya perdida ciertamente, esas personas que piensas que sólo encontrarás en un cuento de hadas pero sin duda existe en la vida real, y tiene nombre y apellido. Un chico dulce, tierno, respetuoso, comprensible, solidario y podría seguir mencionando sus un millón y una cualidades, lamentablemente eso es imposible, vaya que es un chico perfecto, y cuando digo perfecto, no hablo de sus cualidades físicas, porque lógicamente NADIE ES PERFECTO, cuando digo perfecto es porque para mi lo son, ellos son perfectos y no por tener un buen físico, ni tener dinero hasta reventar, sino que todos y cada uno de los defectos que los forman a cada uno de ellos, son los que los hacen perfecto y perfectos para mi. Sin duda alguna sí me quedara atrapada en un elevador por más de 24 horas, sería con el, porque además de ser un tremendo golpe de suerte, sería una de las mejores experiencias de mi vida, el estar con una persona como el seria magnifico, y me atrevería a decir que el tiene mucha mas humanidad dentro de su ser, que dentro de todos nosotros, porque simplemente el es todo lo que una chica desearía en un chico y no cabe decir que tampoco esta nada mal para ser honesta.


Y por último pero no menos importante, el, mi tentación viviente, todo en lo que pensé jamás llegaría a fijarme por mis prejuicios superficiales y banales, el se encargó de hacerme retroceder en cada una de las barreras que astutamente me había jugado mi extraña mente, y el resultado? Enamorándome de un opuesto más grande que la luz y la noche, el blanco y el negro, los perros y los gatos, sus irresistibles encantos masculinos combinados con mi completa inexperiencia hacia este nuevo estereotipo de chico hicieron que hasta en mis más profundos sueños no parará de pensar en el ni un solo segundo. Y en verdad lo consiguió, pensar en su piel blanca como un lienzo en blanco, unos increíbles ojos verdes manzana, y un cabello oscuro con unas encantadoras series de cautivadores rulos cayendo como lluvia en la noche fría y oscura, y se dice a sí mismo que tal vez eso es lo que más atrae al sexo femenino, simplemente tierno, lindo, atractivo, humano, encantador y misterioso. Un espécimen muy curioso ciertamente, saber que el mundo entero sabe su nombre y más aún saber que a pesar de eso sigue siendo aquel chico de 16 años que trabajaba en una humilde panadería en Londres, eso en verdad no tiene precio ni comparación, y es así que me sigo preguntando porque las personas lo odian? Por que las personas los odian? Tal vez nunca sepa la respuesta a esa enigmática pregunta.


Recuerdo que era una tarde común y corriente como cualquier otra, me encontraba sentada en una silla que al tiempo de estar en ella, se me hizo muy incómoda, estaba revisando mi cuenta de Twitter cuando un seguidor llamo mi atención por un momento, fije mi vista para poder estar segura de lo que estaba viendo y que mis ojos no me engañaban, y por un momento lo hicieron, era el por Dios era el, mi tentación viviente me seguía, a mi! Recuerdo que pensé: ¿¡Oh Dios xxxxx me sigue!? ¡¿A mi por Dios, sabe que existo!? Pero para mi suerte mis ojos habían cumplido bien su objetivo, estaba al borde de las lágrimas de mi enorme felicidad cuando mi vista recobro la cordura y vi su número de seguidores, sumamente decepcionante, no era el.


Las vueltas de la vida son realmente fascinantes, un día era una estudiante común y corriente como cualquier otra, hasta que una mañana como siempre, llamaron mi atención diciendo que un tal "¡Superate!Fundación Poma" estaba ofreciendo becas a los mejores estudiantes de todo Octavo Grado, en ese momento me sentí algo extraña y ni siquiera me pasaba la remota idea de poder ganarme una beca con ellos, pero para mi sorpresa si gane una beca con ellos, gracias a ellos y la gran familia que son y fueron para mi, logre ganarme una beca más para estudiar afuera del país, a Londres, Inglaterra, en ese momento pensé ¡¿Oh Dios iré a Londres, MI LONDRES!? Desde ese día mi vida cambió, llegue con una enorme sonrisa donde mi querida madre y le dije: -Mamá.....puedo decirte algo? Ella me contesto: -Si claro adelante -Yo...........¡¡ME GANE UNA BECA A LONDRES!! -Es enserió!!? Mi mamá me abrazo fuerte ese día, me abrazo como sí fuera la última vez que nos veríamos, fue algo así como un abrazo de despedida, para mi suerte sabía que ese sería uno de los últimos abrazos que podría darle, ya que una nueva etapa comenzaría en mi vida, y podría ver a mis chicos, mis adorados chicos.


Después de ese efusivo y largo abrazó diría yo, me dirigí a mi habitación, para mi sorpresa mi hermana se encontraba ahí, y venía una plática más, ella se encontraba serena y calmada, me pregunto si eso era lo que yo realmente quería, lo que salió de mi boca fue un decidido y soñado: Si , ella me mostró una amable sonrisa, y se ofreció a llevarme junto a mi madre al aeropuerto, acto seguido respondí que sí moviendo mi cabeza de arriba a abajo.


Era hoy, era el día en que por fin podría viajar a mi amado Londres. Me levanté con un ánimo de los dioses, me dirigí al baño a tomar una ducha. Mi última ducha aquí de hecho. Tome la ropa que unos días atrás había comprado justo para la ocasión un hermoso vestido color pastel, una pequeña pero graciosa chaqueta color marfil y unas zapatillas color pastel también. No sabía sí llevar mi gran melena castaña suelta o amarrarla así que me dije a mi misma: ¡Vamos! Y finalmente decidí amarrar mi cabello en una cola de caballo.


Partimos hacia el aeropuerto y a decir verdad el camino fue muy silencioso. Nadie decía nada y así continuo hasta la gran despedida en el aeropuerto. Mi madre me abrazo y me dijo que me cuidara demasiado ya que yo soy la menor de sus hijas y me dijo que llamara al llegar a Londres. Mi hermana hizo lo mismo y me abrazo muy fuerte también. Una voz femenina en los parlantes de el techo hizo que nos separáramos y termináramos con esa triste despedida, era mi vuelo y tenía que partir. Mi familia se despidió de mi y yo los deje atrás. Subí al avión y me perdí en miles y miles de posibilidades y preguntas ¿Dónde encontraría a mis chicos? ¿Cómo me verían? Y la más importante de todas ¿Qué haría yo al ver a mis soñados chicos? Finalmente caí en los brazos de Morfeo. Las preguntas nunca habían sido mi fuerte honestamente.


Me vi obligada a despertar ya que una de las azafatas del avión me informo que habíamos aterrizado ya, al fin en Londres. Mi bella Londres pensé. Había sido inscrita en una de los mejores universidades de fotografía aquí en Londres, la famosa "RIT School of Photography Arts and Sciences" iba a quedarme ahí un buen tiempo y eso me hacia muy feliz.Aunque se me hizo algo sumamente difícil poder encontrar a mis chicos en una academia de fotografía pero al menos ya estaba aquí en Londres, eso ya era mucho. Llegue a la universidad y todos se veían muy normales a decir verdad, en cambio yo estaba muy emocionada de estar aquí. En una de las mejores academias de fotografía y más aún por saber que al fin podría encontrarlos. Al fin.


Pero en fin, nada era imposible aún. Pase unos largos meses en la academia de fotografía. Ya me había adaptado a mis clases y a mis nuevos compañeros, muchos de ellos se me hacían muy amistosos inclusive ya tenía una amiga ahí en Londres. Su nombre era Tina, al menos eso fue lo que ella me dijo. Me sentía muy agradable junto a ella aunque no se porque presentía que la conocía de algún lado tal vez. En fin no le di importancia, Tina me invito a una fiesta que hacían siempre los chicos que iban a graduarse así que acepte. ¿Por qué no? Entonces me di cuenta que esa fue una de las mejores fiestas de mi vida, y lo vi.....


Los vi por primera vez en mi vida. Sentí como sí fuera a desmayare y efectivamente iba a hacerlo hasta que sentí unos brazos rodear mi cuerpo, un calor se combino con el mío y un perfume sumamente delicioso entro en mis fosas nasales. Quede inconsciente unos momentos y cuando por fin reaccione no podía creer lo que estaba viendo, era ellos. ¡ERAN MIS CHICOS! Mi cabellos de oro irlandés, mi príncipe árabe, mi joya perdida, mi Peter Pan y por supuesto que el no podía faltar. Mi tentación viviente estaba justo ahí observándome cuidadosamente con sus hermosas y perfectas facciones aún sorprendidas por lo antes sucedido.


Como todo un caballero mi tentación viviente me ofreció su suave mano para ayudarme a levantar, ya que ni siquiera me había percatado que aún seguía en el suelo. -Me permites? Dijo mi pequeño rulitos. -Cla.... Claro. Le dije roja como un tomate. -Cual es tu nombre hermosa? Mi nombre es Abigail, no te ofendas pero no necesito saber tu nombre. Se quien eres y quienes son todos ustedes. No puedo creer que esto me este pasando, son ustedes MIS CHICOS! Grite como todo un perro como cuando ve pasar al camión de basura. Ellos solo sonrieron y me hicieron una especie de ademan con las manos para que los siguiera.


Seguí a los chicos que más de una vez habían estado presentes en mis sueños, pero que ahora eran reales y no estaba dormida, al menos eso esperaba! Sin duda ese fue uno de los mejores días de mi vida, hable con ellos, con mis chicos. Me sentí muy bien al estar con ellos, conversamos de muchas tonterías y reímos a más no poder, tanto que habíamos olvidado que el motivo por el cual mis adorados chicos estaban aquí era porque iban a presentarse esa noche en la fiesta de la universidad. Era hora de que cantarán y fui hacia donde mi amiga Tina para ver desde ahí la tocada. La canción comenzó y fue realmente espectacular, una de mis canciones favoritas. Note que mi tentación viviente no me quitaba la vista de encima y no hice más que sonrojarme durante toda la canción.


La fiesta iba de lo mejor hasta que mi tentación viviente me hizo un ademan para que lo siguiera y saliéramos de la fiesta. Sin pensarlo lo hice y lo seguí. Se veía muy pensativo así que decidí preguntarle que ocurría... -Te sucede algo? -Solo estaba pensando como será la chica de mis sueños.. -Y como quieres que ella sea? -Quiero que sea sumamente especial, que sea cariñosa y hermosa justo como la imagino, quiero que me quiera por quien soy no por la persona que soy ahora. -Y como sabrás que es ella? Le pregunte con curiosidad y tristeza al recordar todos los requisitos para su prototipo de novia perfecta que según yo no podría llenar ni en un millón de años. Sorpresivamente me dijo.... -Quiero que sea como tu. Cuando dijo eso me quede sin habla por completo, no supe que hacer ni que decirle. Y lo mejor de todo. Me sorprendió con un dulce y especial beso, sus labios estaban junto los míos. Había soñado con eso muchas veces y por fin se había hecho realidad.


Después de esa mágica noche mi tentación viviente y yo decidimos unir nuestras vidas para siempre en una linda y hermosa relación. Al fin el Londres conocí a mis chicos y a mi tentación viviente que ahora era parte de mi vida y yo de la suya, el era mi mundo entero y el lo sabía. Pasaba muchos días sin verlo a el ni a los chicos, que aún eran mis chicos para mi, pero cuando los veía me hacían sumamente feliz. Decidí contar mi historia porque es una de esas historias que comienzan como un imposible pero que al final terminan con una jamás dejes de intentarlo porque la vida es bella y muchas cosas pueden pasar. Como mis chicos y yo.....


Mi nombre es Johanna López, tengo 14 años de edad y nací en San Salvador el 24 de Junio de 1998. Vivo con mi madre y mi hermana mayor. Estudie en el kinder "Parvularia Quezaltepec" y actualmente estudió en el Centro Escolar Quezaltepec desde primer grado. Y este libro trata sobre los amores de mi vida y más que eso las personas que día a día me hacen ser mejor persona aunque nunca los haya visto en mi vida ni sepan de mi existencia. Esto es para ellos.

Mis idiotas de la escaleras....

Una vida resumida en Cinco  

Un libro escrito por Johanna López en Centro ¡Supérate! Poma

Advertisement