Page 1

00286

9 771665 436008

XXIII CONGRESO MUNDIAL UNIAPAC Septiembre 30, Octubre 1 y 2, 2009.

Ciudad de México.

PortadaUSEM_286.indd 1

7/7/09 15:26:45


PortadaUSEM_286.indd 2

7/7/09 15:26:54


DIRECTORIO Presidente Confederación USEM Luis de la Peña Stettner

ÍNDICE USEM 286

02

Editorial Otro mundo es posible Carlos de la Isla

03

Reflexiones Preocupación por la cuestión social Manuel Loza Macías S. J.

04

Actualidad México: desafíos 2009 Pedro Javier González

08

Elecciones 2009: los retos para México Carlos Camacho Alfaro

12

Compartiendo Experiencias Visión Banco Somos líderes en microfinanzas

14

Espíritu Empresario Calidad de vida para todos Armando González Escoto

17

Los empresarios, ¿somos o no somos líderes sociales? Carlos T. Wagner

19

De... Democracia y sociedades intermedias Dr. José E. Morales Mancera

24

Semblanza Cómo triunfar en la empresa En memoria de don Rafael Rangel (q.e.p.d.)

28

Cambios de presidencia en Aguascalientes y Puebla

31

Espacio Z

Director de la Revista USEM Germán Araujo Mata Consejo Editorial Luis de la Peña Stettner Constantino de Llano Marhx S.E. Mons. Francisco Escobar Galicia Ricardo Estefan Colín Pedro Javier González Gutiérrez Manuel Loza Macías S. J. Alejandro Rangel Gómez Javier Solana Rivero Tulio Iván Vázquez López Héctor Zagal Arreguín Publicidad Alicia Villalpando editorialusem@usemconfederacion.org Administración C. P. Martín Ruiz Maravillo administracion@usemconfederacion.org Presidente UNIAPAC Internacional Arq. José Ignacio Mariscal Torroella jimariscaluniapac@usemconfederacion.org Directorio de presidentes de USEM Lic. Luis de la Peña Stettner / Confederación presidencia@usemconfederacion.org Ing. Francisco Javier López Rivera / Aguascalientes flopezr@mulcolor.ags.com.mx Sr. Carlos Marroquín Cortés / Ciudad Juárez sanders@jz.cablemas.com Lic. Ricardo Kalisch Seyffert / Chihuahua rkalisch@kalisch.com.mx Sr. Guillermo López de Lara Tinajero / Durango guillermoldl@hotmail.com Lic. Raymundo Díaz Oñate / Guadalajara raymundo.diaz@acerosarva.com.mx C. P. Antonio Javier Moreno Borbón / Hermosillo antoniojaviermoreno@msn.com Ing. Rafael Molina Fitzmaurice / Mérida rmolina@sureste.com Lic. Paulino Rivera Torres Mansi / Cd. de México hcocoyoc@prodigy.net.mx C. P. Jorge H. Santos Reyna / Monterrey jorge.santos@sanbarr.com C. P. Francisco Arceo García / Morelia farceo@avoplus.com Lic. Luis Julián Ugartechea Begué / Oaxaca ugarmar2@hotmail.com Lic. Roberto Quintero Vega / Puebla robertoq@ecasa.com.mx C. P. Cristóbal Castillo Novelo / Quintana Roo cristobalcastillo@prodigy.net.mx Lic. José Homero Garza Rodarte / San Luis Potosí hgarza7@yahoo.com C. P. Rubén Martínez Bastida / Valle de Toluca ruben@quintadelrey.com.mx Ing. Francisco Ávila Camberos / Veracruz francisco _ avila@hotmail.com Diseño MoaréEstudio arte@moare.com.mx

Valores para la construcción de un mundo mejor

Dr. Héctor Zagal Arreguín

Editada y distribuida por Editorial de la Confederación de las Uniones Sociales de Empresarios de México, A. C. Eugenia 13, despacho 402, col. Nápoles 03810 México, D. F. Teléfono 5682 2171 y 5669 4790 Fax 5543 0605. Publicación periódica. Permiso núm. CR-DF-074-99. Características 218241212. Autorizada por sepomex . Certificado de licitud de título núm. 2049. Certificado de licitud de contenido núm. 1275. Núm. de reserva 440-85. Expediente 1432 “83”/3384 del 7 de septiembre de 1983. Publicación bimestral. Suscripción anual individual $360; extranjero $60 USD. Suscripción múltiple: 5 - $1,500; 10 - $3,000; 20 - $6,000. Veinte suscripciones te dan derecho a formar parte del Círculo de Amigos de la revista. Impreso en los talleres de procoelsa , Pascual Orozco núm. 51, col. Iztacalco, C. P. 08640, México, D. F. Se tiraron 10,000 ejemplares. Lo expresado en los artículos es bajo responsabilidad de los autores y no manifiesta necesariamente el punto de vista de la redacción ni de la usem. www.usem.org.mx

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 1



7/7/09 15:10:51


EDITORIAL

Otro mundo es posible Carlos de la Isla

E

l mayor pecado y causa de los más grandes problemas de México y del mundo es preferir el dinero a las personas, y usar a las personas para acumular dinero.

Este gran vicio se viene agigantando desde la Revolución industrial, cuando “los valores de la vida y del espíritu fueron sustituidos por los valores económicos” (Lewis Mumford). Así resulta evidente que la primera y necesaria condición para que una empresa tenga calidad de vida es el gran lema: “Aquí lo más importante es la persona, y el dinero es un instrumento en favor de las personas”. Existe ya un considerable número de empresas que, siguiendo esta filosofía, han demostrado que es posible armonizar los principios éticos (bien común, solidaridad, subsidiariedad) y la eficiencia empresarial. Esto conduce a aceptar que todo ser humano es maravilloso (Yunus está convirtiendo a los mendigos de Bangladesh en pequeños empresarios); no hay gente común y corriente, decía Michael Cooley, “nuestros obreros han resuelto problemas técnicos que muchos académicos fueron incapaces de resolver”. Sería éticamente perverso y cristianamente imperdonable continuar robusteciendo el capita

lismo salvaje que, por un lado, mata de hambre a millones de personas (40 millones en un año, cada cinco segundos muere un niño por desnutrición) y, por otro lado, gasta más de 950 mil millones de dólares en armas que matan. Este sistema ya ha derrochado más de 15 trillones de dólares para tratar de sobrevivir en la crisis actual. Es muy significativo que, precisamente, en Belém (Brasil) haya sonado este grito mundial: “Otro mundo es posible”. Y en este mundo nuevo aparecerá en el dintel de las empresas el gran lema: “Aquí lo más importante son las personas...”. Y los hombres no serán empleados como mercancías, ni como medios de producción, ni como apéndices de la máquina, ni como esclavos de la necesidad. El hombre será tratado como lo que es: el invitado de honor al misterio de la vida, el hijo de Dios, el sujeto de la buena historia… y todo lo demás se dará por añadidura. Cada día se afirma más la convicción de que otro mundo es posible y la buena noticia es que ese mundo será mucho mejor. v

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 2

7/7/09 15:10:53


REFLEXIONES

Preocupación por la cuestión social Manuel Loza Macías S. J. t

E

l subdesarrollo creciente de los pueblos es la cuestión social que hoy más preocupa a Juan Pablo II. El rostro de las condiciones atentatorias de la dignidad de las personas, como individuos y como pueblos, no sólo se asoma, sino que se manifiesta en toda su cruda realidad en la última encíclica social: la miseria. Las extensas brechas entre ricos y pobres.

L

a inequitativa repartición de los medios para subsistir. La guerra con sus dispendiosos gastos militares sustraídos al crecimiento integral. Las discriminaciones flagrantes de todo género. La obstrucción sistemática a las iniciativas económicas de los particulares. La evasión de responsabilidades. La arbitraria acotación a las libertades religiosas. La discriminación partidista y cívica de enteros grupos sociales en la tarea constructiva de la sociedad. El retraso cultural y político de muchas poblaciones. Los mecanismos económicos y financieros que agudizan situaciones de riqueza y de pobreza. La carencia de vivienda digna. El desempleo y subempleo. La insuficiente creación de puestos de trabajo. La interdependencia no siempre justa entre naciones. La deuda internacional agobiadora.

L

a contraposición de bloques tendientes al imperialismo y al neocolonialismo. Las muchedumbres de refugiados. El terrorismo. El problema demográfico. El avasallamiento de la libertad de las personas coartándoles sus decisiones responsables. El consumismo. Las promesas verbales incumplidas que generan desconfianza y desaliento. La pérdida del respeto que todo hombre y toda mujer se deben a sí mismos.

J

uan Pablo II no da soluciones técnicas a este problema que le preocupa. No es su competencia. Sí es de su incumbencia, y por eso lo hace, insistir en la doctrina de la Iglesia sobre la dignidad de la persona humana, sus derechos y sus deberes solidarios ante el subdesarrollo. A la luz de esta doctrina juzga la actual cuestión social como un estancamiento o, peor todavía, como un agravamiento de aquella situación que Pablo VI contempló en la Populorum Progressio , hace veinte años.

P

or eso exhorta a tomar conciencia del carácter moral de la solidaridad e incita a tomar iniciativas de fondo para construir una nueva civilización de justicia y de amor entre los pueblos: preferencia por los pobres, austeridad en el propio estilo de vida, apoyo al desarrollo integral y creación de instituciones políticas democráticas y participativas.

L

a Encíclica Solicitudo Rei Socialis , en fin, es un apremiante llamado a la acción solidaria, hoy, al término de un siglo que adelantó mucho en la ciencia y en la técnica y que quedó muy a la zaga en lo verdaderamente humano.

Junio de 1988.

Contáctanos Estimado suscriptor: Si no has recibido o quieres recibir algún ejemplar en particular, por favor comunícate con Alicia Villalpando o al e-mail: editorial@usemconfederacion.org

Nos interesa tu opinión. Escríbenos a: editorial@usemconfederacion.org O visita nuestra página web: www.usem.org.mx

Nuestra Misión Unir, orientar y motivar a los dirigentes de empresa para que, a la luz del pensamiento social cristiano, se comprometan a su mejoramiento personal, a la transformación de su empresa y del medio empresarial y a contribuir en la construcción de una sociedad más justa y más humana.

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 3



7/7/09 15:10:59


ACTUALIDAD

México: desafíos 2009 Pedro Javier González

M

éxico enfrenta una difícil coyuntura. El entorno económico internacional es adverso y, sin duda, tendrá efectos negativos importantes sobre el desempeño de la economía, particularmente en los terrenos de la captación de divisas, la inversión y el empleo. Como consecuencia, los avances alcanzados durante los años recientes en materia de reducción de los niveles de pobreza y desigualdad están seriamente comprometidos.

Sobre el telón de fondo de las graves deficiencias productivas que aquejan al país, el pobre desempeño de la actividad económica se acentúa en virtud de la parálisis del motor externo de nuestro crecimiento. De hecho, ya en 2007 eran claros los indicios de la pérdida de dinamismo de la actividad productiva y, en particular, de la industria. Así, cuando la recesión irrumpe en el escenario estadounidense, la contracción del PIB hace su aparición en el cuarto trimestre de 2008. En este marco, no sorprende constatar que, en materia de empleo, el número de trabajadores ocupados en el sector formal haya disminuido en 2008. Y es precisamente esta incapacidad de absorción productiva de la población que se agrega al mercado laboral, aunada a un ritmo de crecimiento de los precios de la canasta básica (8%) superior a la tasa de inflación (6%) y al promedio de aumento en las revisiones contractuales (4%), el factor clave del deterioro de las condiciones de vida de la población. Frente a este difícil panorama, el Gobierno ha planteado un conjunto muy amplio de medidas de carácter contracíclico orientadas a paliar los efectos de la crisis sobre el empleo y el ingreso familiar. Se trata, vale la pena insistir en este punto, de medidas paliativas que no tienen el propósito ni el potencial de propiciar el crecimiento de la economía, sino sólo

de hacer menos difícil el trance en que se encuentra. Son medidas correctas, aunque insuficientes, principalmente debido al estrecho margen de maniobra fiscal del Gobierno. Su resorte estratégico es la construcción de infraestructura, no sólo por los efectos multiplicadores de esta actividad, sino también por la conexión entre más y mejor infraestructura y elevación de la capacidad competitiva de la economía en su conjunto. El problema, sin embargo, se refiere a las dudas fundadas acerca de la capacidad gubernamental para ejercer los recursos presupuestales destinados a este fin. Las expectativas económicas son claramente pesimistas, tal como se desprende de la más reciente encuesta del Banco de México, según la cual el 100% de los entrevistados manifestó que la situación actual de la economía es peor que la prevaleciente un año atrás, y sólo el 3% señaló que espera una mejoría en los próximos seis meses. Así, no sorprende que el promedio de los especialistas del sector privado estime para este 2009 una contracción del producto superior al 1%. Con todo, y esto es un tema que vale la pena subrayar, hasta el momento, la mayor parte de los especialistas coincide en que, al menos durante 2009, el país no sufrirá desequilibrios macroeconómicos serios. La inflación se mantendrá controlada e, incluso, no se prevén escenarios catastróficos en

Ante este escenario de conflicto e improductividad, el principal reto consiste en hacer de la crisis una oportunidad.



Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 4

7/7/09 15:11:00


El proceso electoral resulta, de acuerdo con las más recientes encuestas de intención de voto, adverso para el Presidente y su partido. materia de tipo de cambio. La cuenta corriente, por su parte, aunque verá aumentar su saldo deficitario, todavía no representará una amenaza seria, principalmente por la cobertura adquirida por la Secretaría de Hacienda para garantizar el ingreso por la exportación de petróleo a un nivel de 70 dólares por barril. El problema realmente delicado para la economía mexicana es el que se prevé para 2010. Independientemente de si para entonces la economía de Estados Unidos haya recuperado o no su capacidad de crecimiento (pronóstico poco probable), lo cierto es que las deficiencias estructurales de nuestro aparato productivo magnificarán los efectos de una menor plataforma de producción y exportación de petróleo y de menores precios. El déficit en la cuenta corriente iniciará una trayectoria clara de crecimiento, al tiempo que las finanzas públicas sufrirán el impacto de la reducción de los ingresos petroleros. Planteado en otros términos, una estrategia contracíclica, basada en la expansión de la inversión pública en infraestructura, enfrentará serias restricciones tanto por la contracción de los ingresos gubernamentales como por las presiones que sobre el equilibrio del sector externo generará la mayor demanda inducida por el gasto público.

Desde el punto de vista político, el principal problema consiste en el estrecho margen de maniobra del Gobierno del presidente Calderón. Se trata de un Gobierno sitiado, que debe dar respuesta a los retos de la inseguridad y la crisis económica, en el marco del continuo asedio de un movimiento que, al cuestionar su legitimidad, claramente apuesta por su fracaso. No menos importante es la presión ejercida por poderes fácticos que defienden sus privilegios (monopolios privados, sindicatos corporativos y movimientos sociales clientelares), así como por el oportunismo de las fuerzas partidarias y de los Gobiernos locales. Más aún, en el contexto de un año electoral, los movimientos sociales se radicalizan y elevan sus demandas. En paralelo, López Obrador enarbola la bandera de la defensa de la economía popular y, con base en argumentos simplistas y aun demagógicos, pero susceptibles de una recepción favorable por parte de amplias capas de la población, cuestiona la política económica con éxito. Se pone de moda el discurso sobre el cambio de modelo económico sin que, hasta el momento, se haya precisado qué significaría dicho cambio. Ciertamente, la coyuntura económica evidencia los límites de las capacidades autorreguladoras

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 5



7/7/09 15:11:04


de la “mano invisible” e impone la necesidad de rescatar la validez del papel subsidiario del Estado en la economía. Hay, sin embargo, un riesgo y éste consiste en perder de vista la naturaleza coyuntural de las medidas contracíclicas y el carácter subsidiario de la intervención estatal, abriendo de esta manera la puerta a un estatismo que ya dio cuenta sobrada de sus deficiencias económicas y de su talante autoritario. El crimen organizado, por su parte, disputa al Estado el ejercicio de la soberanía: controla territorios, ha penetrado las instituciones e, incluso, hace las veces de autoridad recaudadora de tributos. Sus recursos financieros y su poder de fuego son enormes; cuenta con importantes redes de apoyo y complicidad y aun tiene, en algunas localidades, una base nada despreciable de sustentación social y cultural. Es cierto que la estrategia de ataque frontal al crimen organizado ha infringido serios reveses a los intereses de los cárteles; también es cierto que, como consecuencia de la estrategia gubernamental, la guerra entre bandas criminales por controlar el territorio se ha exacerbado. Pero es igualmente verdadero que la violencia ha escalado y que dicho escalamiento ha sido aprovechado para desplegar una estrategia mediática encaminada a promover la idea de la incapacidad de una autoridad estatal ineficiente y corrompida para combatir a las bandas criminales. Se trata de “vender” la idea de un Estado fallido y de hacer aceptable para la opinión pública una suerte de pacto tácito que, a cambio de cotos de impunidad, reduzca la violencia. Adicionalmente, el Gobierno debe enfrentar un reto electoral particularmente difícil. Un clima político enrarecido, aunado a una situación complicada en los terrenos de la economía y la seguridad pública y a los errores operativos y estratégicos del PAN,

plantea un escenario complejo que preludia una correlación de fuerzas que tal vez haga más difícil la segunda mitad del sexenio. Por lo pronto, el punto de partida del proceso electoral resulta, de acuerdo con las más recientes encuestas de intención de voto, adverso para el Presidente y su partido. De confirmarse en las urnas los resultados de estas encuestas, la negociación en el Congreso difícilmente se traducirá en reformas de fondo. Sólo se procesarían aquéllas que aporten capital político-electoral a la causa del regreso del PRI a Los Pinos, en tanto que la gobernabilidad quedará en buena medida condicionada al objetivo claramente enunciado por algunos importantes líderes de este partido de gobernar desde el Congreso. Ante este escenario de conflicto e improductividad, el principal reto consiste en hacer de la crisis una oportunidad. Debemos superar las inercias, proponer nuevos paradigmas y abrir un amplio debate en torno al país que queremos. De cara a la conmemoración del bicentenario de la Independencia, dicho debate se antoja oportuno. No debe perderse de vista que una de las expresiones más graves de la polarización que atraviesa el país se ubica en la falta de acuerdo acerca del proyecto de nación. En México no hay un consenso claro respecto al futuro deseado. Se dirimen dos visiones distintas de país y dos formas diferentes de entender el pasado y de pensar el futuro: nacionalismo revolucionario y modernidad liberal. Es, por tanto, indispensable trascender las postuaras defensivas y construir bases amplias de sustentación social para un proyecto de futuro capaz de conciliar desarrollo económico y desarrollo humano. v

Debemos superar las inercias, proponer nuevos paradigmas y abrir un amplio debate en torno al país que queremos.



Pedro Javier González Diseño Estratégico y Análisis Prospectivo, SC

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 6

7/7/09 15:11:10


Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 7



7/7/09 15:11:12


Elecciones 2009: los retos para México Carlos Camacho Alfaro

E

l próximo proceso electoral, que culminará con la renovación de la Cámara de Diputados y la sucesión en seis gubernaturas, presenta desafíos que de ninguna manera deben o pueden ser subestimados.

Resultaría poco rentable no calibrar con precisión el hecho de que el Gobierno actual proviene de una impugnación tan extrema que el candidato perdidoso aún no ha reconocido al actual régimen ni a su mandatario, el presidente de la República, Felipe Calderón. Incluso, la fuerza política beligerante llegó al grado de desconocer y “mandar al diablo” las instituciones. Y aunque hoy su fuerza ha mermado mucho en virtud de sus grandes errores, no ha cejado en su empeño de cuestionar la legitimidad del mandato surgido de las urnas del 2 de julio de 2006. En estas circunstancias, el pasado 5 de febrero de 2009, el más importante diario norteamericano, The New York Times, no dejó de advertir que la hoy menguada fuerza política de la izquierda mexicana, tanto en la movilización callejera como en su expresión electoral, puede crecer en el curso de los meses próximos si la crisis se agudiza en grados muy sensibles para la población (ver artículo titulado “La crisis económica en México revive a AMLO”). En este contexto, puede apuntarse que los riesgos y desafíos para México deben ser evaluados, cuando menos, conforme a cinco fenómenos. 1. La cuestionada legitimidad del Gobierno de Felipe Calderón puede acrecentarse en virtud de que hay dos grandes crisis en el país que tienden a ser convergentes. Es decir, la crisis económica internacional, aunque es importada y no fue generada en el interior del país, tendrá impactos importantes en México y afectará particularmente al empleo y a toda la gama de empresas establecidas en el territorio nacional. De la misma forma, la crisis de seguridad se mantiene in crescendo, de



tal manera que la violencia se apodera de amplios espacios de la geografía nacional en todas las latitudes, desde el norte del país hasta el sur sureste de la República. El asunto revela que el crimen organizado no parece ceder pese a los esfuerzos de las autoridades. Y el caso es que las crisis económica y de seguridad han creado un ambiente de insatisfacción general entre los ciudadanos. En este sentido, una fuerza política que mantiene posiciones tan encontradas con las instituciones tenderá a acrecentar dicha fuerza y a expresarse por la vía de la movilización. 2. El proceso electoral del año 2006 dejó plenamente insatisfecho a un tercio de los electores que participaron depositando su voto en las urnas. La campaña para desconocer el resultado de tal elección no prosperó, pero dejó en muchos electores la sensación de que su voto, una vez más, había sido birlado. La reacción fue de ira y frustración, que se reflejó en las movilizaciones que se generaron y la presión para promover un ilegal conteo voto por voto, cuya estrategia escondía el hecho de que se llevaría a extremar las posiciones de los perdidosos con el consabido riesgo de ocasionar muchos conflictos locales y regionales. Pero a pesar de haberse conjurado el riesgo, lo importante del caso es que las instituciones electorales están obligadas a restañar su prestigio y, sobre todo, su confiabilidad en esta elección. Podría afirmarse que el Instituto Federal Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no soportarían una nueva decepción. De allí la importancia del desafío. Se requiere la celebración de un proceso electoral claro y trans-

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 8

7/7/09 15:11:13


parente, que de manera cuidadosa exhiba ante todo el país y sus electores que continúan siendo las instituciones en las que los mexicanos pueden confiar. Pero resulta que en el contexto actual, el IFE perdió su carácter ciudadano, que es hacia donde originalmente apuntaba su tendencia, y se convirtió en un espacio de cuotas de los partidos políticos y, en la presente coyuntura, ha entablado controversias con los medios de comunicación del país, que son las dos grandes televisoras y prácticamente todas las radiodifusoras. Del resultado de esta última controversia, la imagen del IFE se ha desprestigiado, pues ha quedado la sensación de que la libertad de expresión se ha limitado y que tal institución se ha convertido en una suerte de Santo Oficio que defiende los dogmas impuestos por los partidos políticos. 3. Otro de los grandes desafíos tiene que ver justamente con la forma en que se ha venido estructurando la práctica sociopolítica en materia electoral. A diferencia de muchos otros países, el Gobierno

tiene que silenciar sus logros para no favorecer a su partido, lo que constituye un contrasentido; sin embargo, la realidad es así. Pero ocurre también la gran tentación de utilizar los recursos públicos para apoyar al partido del Gobierno mediante la difusión masiva de los programas sociales. En este sentido, la tentación de que el Presidente de la República se inmiscuya de manera importante en el proceso electoral constituye un gran riesgo por la descalificación de los partidos políticos al mismo proceso. En el hipotético caso de que dos de los tres grandes partidos políticos descalificaran dicho proceso, éste no tendrá manera de sostenerse. La tendencia a cuestionar su legitimidad sería muy probablemente irreversible, y el sostenimiento del actual Gobierno sería tan endeble que no es posible asegurar su permanencia en caso de que pudiera presentarse este escenario. En otras palabras, la intervención del Gobierno de la República en el proceso electoral podría conducir a una deslegitimación de éste y de su propia estabilidad como Gobierno, y quedaría en entredicho.

El proceso que México requiere es la construcción de instituciones fuertes que sean el sitio, el medio y el cauce de la expresión de la pluralidad ciudadana.

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 9



7/7/09 15:11:14


El gran desafío consiste en que el Gobierno se asuma como un ente neutral en la batalla de los partidos políticos A nadie conviene que se genere una crisis política paralela y luego convergente con la crisis económica y de seguridad que vive el país. El gran desafío consiste en que el Gobierno se asuma como un ente neutral en la batalla de los partidos políticos para la conformación de la próxima Cámara de Diputados, aunque en muchos aspectos esto signifique que también estará sometido a la censura establecida por la partidocracia que ha impuesto sus reales en el país. 4. Y precisamente en este ámbito se ubica otro de los grandes riesgos y desafíos del país. Los tres grandes partidos nacionales están pasando por serias crisis y las están reflejando en la vida pública. La institucionalidad interna de estos partidos se ha cuestionado severamente por la forma en que han dejado de lado los métodos democráticos para la lucha interna y la selección de candidatos. Es evidente que las cúpulas de los tres grandes partidos nacionales han decidido establecer un método de elección interna que deja mucho que desear, y tanto en el PRI como en el PAN y el PRD se impondrán los candidatos que podrían llamarse “de unidad”, eufemismo con el que pretenden legitimar la imposición de personajes allegados a la nomenclatura de dichos partidos. Habrá algunas excepciones al método “de unidad”, pero en la mayoría de los casos no será así. Y es que los grandes partidos nacionales

10

no se expondrán a exhibir con mayor contundencia las crisis internas por las que transitan. Por una parte, la importancia para el Presidente de la República y los líderes del PAN para que el calderonismo se imponga dentro del partido. Por la otra, la estrategia del PRI para no exhibir su frágil unidad interna, que en cada elección le cuesta la fuga de importantes cuadros regionales e incluso severas derrotas. El caso del PRD es el más ilustrativo, pues su endeble unidad pende de alfileres. Como se sabe, su caudillo electoral está distanciado radicalmente de los actuales líderes nacionales del partido e incluso está apoyando a los candidatos de Convergencia y del Partido del Trabajo. Esto significa que la falta de democracia interna de los partidos no es sólo un retroceso de éstos, sino de todo el país. La imposición de los candidatos por caudillos y nomenclaturas no es cosa del pasado, por el contrario, adquiere cada vez más carta de naturalización y actualidad. En estos casos es justamente cuando más puede prosperar, por la opacidad interna, la proliferación de intereses oscuros en las instituciones representativas, como la Cámara de Diputados y el Senado. En particular, los intereses de los denominados poderes de facto, como los medios de comunicación, pero sobre todo la penetración de los intereses del crimen organizado que son el más grande riesgo y desafío para la democracia mexicana y las instituciones del Estado.

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 10

7/7/09 15:11:16


5. Finalmente, vale la pena considerar la posibilidad de que los riesgos puedan llegar a materializarse en desequilibrios políticos que tiendan a generar expresiones políticas fuera de la institucionalidad. Por una parte, el tripartidismo se expresa a nivel nacional en el equilibrio de los tres grandes jugadores, a pesar de que regionalmente prevalezca el bipartidismo. Las encuestas más recientes en el país arrojan resultados que avistan una ventaja muy clara del PRI respecto del PAN y del PRD. Sin embargo, tal ventaja no supone que el PRI pueda obtener una mayoría abrumadora. Lo que sí puede pasar es que en la próxima Cámara de Diputados se configure una mayoría aplastante del PRI y del PAN que subsuma a la izquierda a una expresión institucional marginal y testimonial. De allí la inconveniencia de un desplome electoral de los partidos de la izquierda. Esto significa que la crisis económica internacional con sus impactos internos, así como la crisis de seguridad y la profunda insatisfacción ciudadana, puede ser convergente también con una izquierda que tienda a

expresarse continuamente en la manifestación callejera, justamente cuando el proceso que México requiere es la construcción de instituciones fuertes que sean el sitio, el medio y el cauce de la expresión de la pluralidad ciudadana. Todos estos fenómenos apuntados constituyen riesgos y desafíos para el país, particularmente para el desarrollo y evolución de la democracia mexicana. Y no cabe duda de que, ante tales retos, es importante seguir insistiendo en la configuración de una ciudadanía fuerte, como base de instituciones fuertes, que tenga plena conciencia de la importancia de su participación política en el proceso electoral de este año. En este contexto, todos los esfuerzos por organizar a los ciudadanos y hacer valer su expresión constituyen un antídoto preventivo para todos estos riesgos y desafíos. A pesar de todas las contingencias que puedan presentarse, de ninguna manera es deseable considerar el “Estado de excepción”, como lo sugirió un importante legislador, presidente de la actual Cámara de Diputados. v

El proceso electoral resulta, de acuerdo con las más recientes encuestas de intención de voto, adverso para el Presidente y su partido.

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 11

11

7/7/09 15:13:35


COMPARTIENDO EXPERIENCIAS

Visión Banco: somos líderes en microfinanzas

En Visión nos gusta escuchar, atender, conocer y satisfacer uno por uno a nuestros clientes. La RSE transforma personas, empresas y sociedad A lo largo de más de 16 años en el mercado de Paraguay, hemos asumido un compromiso con la RSE, el cual va más allá de obtener certificaciones, cumplir regulaciones o normas de

12

calidad. Significa asumir una responsabilidad social que tenga en cuenta el impacto de nuestras acciones en nuestros colaboradores, clientes, proveedores, accionistas, Gobierno, sociedad en general y también en el ambiente natural y las comunidades donde operamos.

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 12

7/7/09 15:13:37


Visión Banco es una de las empresas latinoamericanas que participará en el XXIII Congreso Mundial Uniapac, y nos compartirá su experiencia en Responsabilidad Social Empresarial (RSE). RSE en nuestra estrategia Nuestras acciones de RSE están alineadas a los siguientes objetivos estratégicos: • Sostenibilidad: mantener e incrementar el valor de la organización a largo plazo, creando valor económico, social y ambiental para todos los grupos de interés. • Crecimiento: incrementar el volumen de negocios para alcanzar economía de escala. • Rentabilidad: maximizar la eficiencia y eficacia dentro de la filosofía de ganar-ganar con los grupos de interés. RSE en nuestros procesos Hemos desarrollado e implementado procesos de auditoría, revisión, evaluación, calificación y certificación de nuestra gestión. Todo ello enfocado a la mejora continua de nuestros productos y servicios, así como a la satisfacción de nuestros clientes. RSE en nuestros productos Te brindamos los siguientes productos y servicios: préstamos personales y a través de asociación de empresas; tarjetas de crédito Credicard, Visa y Visa Agro; cuenta corriente; Caja de Ahorro a la Vista; Certificados de Depósitos de Ahorros; cobro de servicios y de tributos; cambios; Tarjetas Multigiros; préstamos agrícolas, a PYMES, microempresas y ganaderos; descuento de cheques; pago de salarios; Tarjeta Emprendedor, y Multigiros.

• Todos nuestros productos y procesos están certificados por las normas de calidad ISO 9001:2000. • Comunicamos objetivamente los atributos de nuestros productos y servicios. RSE en nuestro capital humano La responsabilidad de la organización está orientada a mantener competitivos a nuestros colaboradores. El capital humano e intelectual es el motor de nuestro actuar cotidiano. Aspiramos a ser “la mejor empresa para trabajar”. Hoy en día contamos con dos inversionistas internacionales: Oikocredit –Grand Caimán– y Accion Investments in Microfinance, SPC – Holanda–, lo cual, aunado a nuestro capital humano, diversidad de productos y servicios, cobertura geográfica y calidad de nuestra infraestructura, nos ha permitido mantener el liderazgo en microfinanzas. Entre nuestros logros destacan, además de la obtención de nuestra primera Certificación de ISO 9001:2000 (2003), el Premio al Compromiso Social, otorgado por Junior Achievement (2008) y el reconocimiento que nos dio el Centro Mexicano para la Filantropía como Empresa Ejemplar por su Responsabilidad Social en América Latina (2009). Por todo ello, ser socialmente responsables significa generar valor agregado para todos, y en Visión trabajamos con entusiasmo para lograrlo. Visión, líder en microfinanzas www.visionbanco.com

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 13

13

7/7/09 15:13:42


ESPÍRITU EMPRESARIO

Calidad de vida para todos Armando González Escoto

E

l término “calidad” hoy día puede ser susceptible de diversas interpretaciones; no obstante, la más adecuada es la que integra las diversas condiciones que favorecen efectivamente esa calidad.

Aplicado al término familia, la calidad de vida exigiría el cumplimiento de diversos requisitos:

• La consolidación del clima familiar como el espacio dinámico y seguro que garantiza el goce de la vida humana, su crecimiento integral y su florecimiento, inteligentemente adecuado a cada etapa de la vida de los esposos y los hijos.

• La relación armoniosa y estable de los cónyuges, convencidos de que la madurez afectiva matrimonial se logra a través de muchas luchas, no de muchas parejas. • El concepto de unión matrimonial entendido El término integral aplicado a la vida supone como un compromiso de crecimiento dinámico el equilibrio de las diversas dimensiones en orden a la consecución de metas que favo- antropológicas del ser humano, como son rezcan la plenitud de vida. la salud corporal, mental y espiritual; el desa• La perspectiva de fe para rrollo de la espiritualidad, la Advertimos cotidianamente las parejas cristianas, o al inteligencia y la laboriosidad menos de valores objetivos el resquebrajamiento de en un espacio de convivencia para quienes no lo son, que y encuentro humano abierto al la familia y la sociedad. servicio de los demás. dé honestidad, esperanza y fortaleza a la vida La calidad de vida en la familia, matrimonial. en efecto, mira a la construcción del clima más • El compromiso de diálogo abierto, sincero y adecuado para el cultivo integral de la vida de constante para enfrentar el día a día en todas todos sus miembros, trabajo que además incluye sus variables. una visión de la realidad objetiva que lleve a • La apertura a la formación permanente de propuestas concretas para enfrentar con éxito la pareja en orden al aprendizaje conyugal los retos contemporáneos. y al ejercicio de la paternidad. Entre estos retos enfrentamos la abundancia • El fortalecimiento del modelo familiar cristiano de nuevos modelos familiares ajenos al plan con tal calidad que realmente sea una alter- de Dios y de cuyas consecuencias a futuro nativa creíble para el mundo actual. nadie puede ofrecer garantías; advertimos

14

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 14

7/7/09 15:13:48


El actual imperio de los medios de comunicación ha arrebatado a las nuevas generaciones de la tutela de sus padres, de sus maestros y de la misma Iglesia. cotidianamente el resquebrajamiento de la familia y la sociedad, y la tendencia del hombre actual a vivir en los escombros como si fuese algo normal; no pocos esposos viven con la angustia de un posible fracaso o el de sus hijos, que los haría fracasar también como padres. Este clima de inseguridad ya en sí mismo afecta seriamente la calidad de vida en la familia, pero favorece la búsqueda de respuestas y propuestas que ayuden a consolidar el modelo cristiano a la vez que brinden explicaciones que nos permitan entender las causas y los derroteros de la crisis que vivimos. Somos conscientes de que la afectación en la calidad de vida de las familias obedece a diversas causas, siendo una de las principales el actual imperio de los medios de comunicación

que ha arrebatado a las nuevas generaciones de la tutela de sus padres, de sus maestros y de la misma Iglesia, dicho en otras palabras, el aprendizaje esencial que es: aprender a vivir, ha quedado en manos de instrumentos ajenos a todo control por parte de los responsables directos del proceso educativo. Sin embargo, separar a los hijos del acceso inmediato a las nuevas tecnologías de la comunicación, la información y la convivencia conllevaría el riesgo de apartarlos de la realidad de su época; se hace indispensable negociar alternativas y equilibrios, espacios de discernimiento y discusión familiar que aseguren la prevalencia de los valores familiares por encima de los nuevos modelos que, sabemos, no garantizan la vida integral de los seres humanos. v

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 15

15

7/7/09 15:13:49


Cufoso Diplomado de formación social Ellos ya vivieron la experiencia del CUFOSO José Guadalupe López Valdivia, director general del Grupo Vianney: “En el CUFOSO hemos aprendido cómo, a través de la solidaridad de los hombres de trabajo, podemos avanzar con mayor eficacia hacia el ideal de construir empresas que den mayor satisfacción a las legítimas aspiraciones de las personas que intervenimos en ellas”. Arturo Martí, ex director de Seguros Tepeyac: “El capital y la tecnología son imprescindibles, pero poco se logra si no se cuenta con un equipo humano preparado, motivado y comprometido, bajo un liderazgo que reconozca ante todo la dignidad de cada una de las personas. En el CUFOSO, los empresarios adquirimos la formación necesaria para añadir a la función económica la labor social, que nos permite actuar exitosamente no sólo en nuestra empresa, sino en el mundo empresarial y en todo su entorno”. Curso

Inicia

XII CUFOSO

Termina

El CUFOSO es el programa de formación que proporciona al dirigente de empresa, la filosofía y los valores que le ayudan a definir las políticas, programas y estrategias que favorezcan su pleno desarrollo, así como el de sus colaboradores, con énfasis en el ejercicio de su responsabilidad social. Destinatarios Empresarios, accionistas, presidentes, socios, directores generales, directores de planta, gerentes generales, asesores o consultores, que cuenten con: • interés por la persona y por el desarrollo social en las organizaciones, y • disposición propia de sí y del tiempo para formarse socialmente. Duración Una sesión por semana, con duración de cuatro y media horas, durante cuatro meses y medio. La Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla le ha otorgado al CUFOSO el reconocimiento académico como Diplomado. USEM

Contacto

Julio 2009

MONTERREY

Tel.: 01.81. 83.78.11.80 gerencia@usemmonterrey.org.mx

VII CUFOSO

Agosto 2009

PUEBLA

Tel.: 01.222.245.42.71 puebla@usem.org.mx

V CUFOSO

Agosto 2009

GUADALAJARA

Tel.: 01.33.36.59.85.63 usemgdl@gmail.com

VI CUFOSO

Agosto 2009

CHIHUAHUA

Tel.: 01.614.417.96.46 usemchih@yahoo.com

VI CUFOSO

Septiembre 2009

HERMOSILLO

Tel.: 01.662.210.50.08 informacion@usemhermosillo.org

VIII CUFOSO

Septiembre 2009

VALLE DE TOLUCA

Tel.: 01.722.214.86.03 usemtol@prodigy.net.mx

XIV CUFOSO

Octubre 2009

AGUASCALIENTES

Tel.: 01.449.914.25.53 juancarlose1@gmail.com

II CUFOSO

Octubre 2009

MORELIA

farceo@avoplus.com

*Por confirmar fechas de inicio y término del curso.

16

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 16

7/7/09 15:13:54


Los empresarios, ¿somos o no somos líderes sociales? Carlos T. Wagner

U

na vez más estamos en crisis. Disminuye el PIB y el empleo, aumentan los precios y la paridad, cunde la desesperanza y la sensación de impotencia. Y para variar, estamos en un año de elecciones federales. Si todo iba tan bien, si nuestras reservas de divisas son las más altas de nuestra historia, si aún tenemos petróleo abundante, si gozamos de variedad de suelos y climas, ¿cómo entender que nuevamente se manifieste el desempleo, la miseria popular, nuestra evidente dependencia de la economía estadounidense?

Para comprender esta nueva amenaza, más grave de lo que aparenta ser, pero no tan grave como algunas intenciones perversas proclaman, debemos realizar un balance crítico de la realidad nacional, para tomar conciencia de nuestra función empresarial y de la ética en la que debemos basar nuestra labor. Sabemos que en nuestro planeta estamos entre las quince naciones más grandes, mejor dotadas y con mayor potencial de prosperidad. Al mismo tiempo, y a despecho de nuestros dones naturales, ocupamos el lugar 53 en desarrollo humano, padecemos graves contrastes sociales y crece la violencia urbana. A pesar de tal balance histórico, la crisis actual tuvo su origen en Estados Unidos, no en México. No se inició por una terrible catástrofe natural, por una epidemia trágica o por la violenta contracción del consumo, sino por un fraude en el sector financiero hipotecario y el consecuente desplome del castillo de naipes que lo soportaba. Continúa, aún ahora, por la avaricia de diversos ejecutivos estadounidenses que anteponen su lucro personal a la supervivencia empresarial. Esto evidencia la escasa competitividad norteamericana ante las empresas europeas y asiáticas. Pero aún más, es otra prueba de la perversión del mercado, cuando su funcionamiento ético no es controlado por el Gobierno y la ciudadanía. Aquí, la crisis también se inició con un descalabro financiero especulativo (“derivados” y “futuros”), que en nada alteró el funcionamiento básico del mercado y de las empresas causantes, sino que derrumbó los

sueños poco sólidos de sus planes futuros. Aquí sigue habiendo más de 110 millones de mexicanos que comen, visten y viven todos los días; sus necesidades y gustos siguen vivos y vigentes; este “mercado” es real e indudable. Lo mismo vale para el mercado estadounidense de 283 millones de consumidores. Así, el mercado sigue vivo y nos espera; pero ¿qué le ofrecemos los empresarios nacionales para conquistarlo? Los retos presentes y los no resueltos del pasado también siguen existiendo: ¿es lógico seguir apostando al mercado externo más que al mercado nacional? ¿Cuánta “plusvalía” debería compartirse con nuestros colaboradores, para convertirlos en consumidores y promotores de la economía local? ¿Cómo podemos mejorar nuestra competitividad en el mercado mundial, como lo están haciendo los chinos y los hindúes? ¿Cuánta inversión requiere nuestro ingenio y creatividad para no depender de la tecnología extranjera, y convertirnos en pioneros mundiales de la innovación, como lo hicieron Japón y Corea? Y siguen las interrogantes críticas: ¿es lógico basar nuestro gasto gubernamental recurrente en un recurso no renovable, como el petróleo? ¿Qué será de nuestra nación y Gobierno, si las reservas se desvanecen en los próximos años, conforme a los augurios pesimistas? ¿Cuándo aportaremos, empresarios y ciudadanos, los impuestos necesarios para el funcionamiento eficaz que necesitamos de nuestro Gobierno? Si el Gobierno nos costara caro, como en Europa o Japón, ¿no lo controlaríamos mejor y participaríamos con más conciencia

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 17

17

7/7/09 15:13:57


cívica en la política? ¿No propicia nuestro abstencionismo la corrupción política y partidaria? Las respuestas a tantas interrogantes son evidentes y todas pasan por la ética personal y social de nuestros políticos, empresarios y ciudadanos. Sin ética, el mercado opta por la especulación y el engaño, en vez del trabajo honesto y el bienestar compartido. Sin ética, la política se llena de corrupción e impunidad, en vez de ser promotora democrática del bien común y de la participación cívica. Sin ética, la sociedad cae en la violencia y en la frustración, en vez de promover la fraternidad y la realización personal. Como empresarios exitosos suponemos que la mayoría de nuestros colaboradores son conscientes y operan de buena fe, por lo que nuestras relaciones humanas favorecen más la realización personal, la formación para el futuro, la promoción de la creatividad más que la represión. Pero también sabemos que a veces nos topamos con personal flojo, mañoso y deshonesto; para ellos existen las auditorías, arqueos y castigos. Lo mismo debe suceder entre gobernantes y ciudadanos; servicio y apoyo para los responsables; controles, represión y castigo para los infractores. Esto nos lleva a una cuestión diferente: ¿acaso puede una sociedad prescindir de la autoridad que vele por el bien común? Dada la libertad de cada ser humano, ante un vacío de control ético social, ¿no surgen siempre algunos perversos que defraudan a la sociedad en provecho propio? En nuestra realidad, ¿por qué no acatan las reglas de tránsito los mismos choferes que, pasando la frontera del norte, se vuelven escrupulosamente disciplinados? ¿Por qué hay tanta evasión fiscal y tanta ilegalidad en nuestro mercado, donde el ambulantaje y el comercio informal compiten abiertamente con las empresas legales? ¿Por qué son tan corruptos nuestros políticos y sus alternativas partidarias, o por qué son tan prepo-

tentes los medios de comunicación social? ¿Por qué no participamos los empresarios en la política como ciudadanos cabales; por qué no votamos y promovemos el voto consciente; por qué no exigimos cuentas del gasto público y promovemos alternativas éticas? ¿Funcionarían igual estas instituciones si hubiera un mecanismo fiscalizador ético y eficaz? Aquí está la raíz histórica de nuestra problemática económica, política y social. Sin una ética social coherente, permanente y viva, familia, escuela, economía, política y sociedad acaban por padecer los quebrantos que ahora nos caracterizan. Y en este sentido va la labor trascendente y relevante de la USEM y de su objetivo social: que sus empresarios asociados vivan y transmitan una ética social integral en la realidad de sus empresas, que permee al medio empresarial y, desde allí, al resto de la sociedad. Sin duda alguna, el empresario es un líder social importante. Si el empresario no vive una ética social integral, o si no participa y vota en la política, su antitestimonio cundirá y acabará por hacerlo víctima de la violencia o inmoralidad imperante. Si el empresario opina, actúa y proclama sus soluciones éticas, si vota y razona adecuadamente su voto, en algo influirá en el futuro y en su medio social. Ante el tamaño de estos retos, podemos desfallecer y claudicar. Pero otros empresarios lo han hecho antes, lo siguen haciendo ahora y lo vivirán también en el futuro. Sus empresas siguen vivas y superando las dificultades que cada tiempo presenta a cada empresario. Y, sin duda, nadie podrá achacarles ser parte de la corrupción o de la violencia imperantes. ¿Estarán nuestras empresas entre este círculo de los triunfadores con ética o cederemos a los temores y tentaciones de nuestro tiempo? Como diría Hamlet: “Ser o no ser”, ésta es la cuestión fundamental de todo ser humano y de todo empresario. v

Si el empresario opina, actúa y proclama sus soluciones éticas, si vota y razona adecuadamente su voto, en algo influirá en el futuro y en su medio social.

18

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 18

7/7/09 15:13:59


De...

Democracia y sociedades intermedias* Dr. José E. Morales Mancera * Segunda parte del artículo “¿Qué es participar? ¿Cómo debe hacerse?”, publicado en la Revista USEM, número 284.

Subsidiariedad Algunos confunden la subsidiariedad como “el subsidio, la dádiva, el donativo o la limosna”, cuando debe ser vista como la forma escalonada de desarrollo dentro de las diferencias sociales, para abrir oportunidades a todos para que puedan acceder lo mas rápidamente posible, si le ponen voluntad y ganas, a niveles de vida y valores superiores no por dádivas, sino por sus propias capacidades adquiridas. El principio de subsidiariedad explica precisamente la pauta de las justas libertades civiles, sociales, políticas y religiosas, en cuanto constituye la clave necesaria para la buena ordenación y articulación de los cuerpos sociales y sociedades menores para valorar las asociaciones voluntarias, evitando que se aparten de su función socialmente benéfica o que la desvirtúen mezclándola con objetivos o funciones sociales o políticas que no les corresponden. El hombre es, por su propia naturaleza, un animal social y político que vive en comunidad, en mucho mayor grado que otros animales que son solamente gregarios, o sea, protegen su vida y especie. La forma de unión de varias familias, con el fin de satisfacer necesidades que se sitúan más allá de la simple alimentación, como la protección mutua, se contempla entonces en la constitución de pueblos donde se desarrolla la cultura. El bien común se hace realidad en el “bien gremial” del sindicato auténtico, en el “bienestar” que da la sana economía con valor agregado y en el “bien ser” que genera la cultura auténtica, en la seguridad de las personas y familias o en un nivel de educación accesible a todos.

La ordenación de los individuos al bien común social no significa la absorción de todas sus actividades, sino el respeto para las iniciativas, familiares, escolares y empresariales, parroquiales o de barrio, las cuales ya limitan así la actuación del Estado y la función supletoria de las mismas. Es el llamado principio de subsidiariedad que también funciona sabiamente dentro de la empresa: No haga el superior lo que puede realizar el inferior, y capacite el primero al segundo para que pueda asumir cada vez más responsabilidades para su perfeccionamiento personal y de su grupo. Esta perspectiva está clara como una interpretación leal de la naturaleza, y también en la construcción justa de las ordenaciones e instituciones: construcción desde abajo hacia arriba. Dios sólo creo a la persona –Adán– y luego a la familia con Eva, las demás asociaciones son creaciones humanas, pero de acuerdo con su naturaleza para la perfección y maduración del hombre. Las sociedades naturales básicas son la familia, la empresa y la escuela; son naturales porque nadie las inventó ni dependen de un contrato social, pues corresponden a necesidades y propiedades que el propio cuerpo humano posee: manos, boca, órganos sexuales. Las sociedades rectoras, el Estado y la Iglesia o Iglesias, cada quien en su ámbito propio, colaborando mutuamente pero sin coartase libertades ni entrometerse en lo que no es su propia función. Ni el hígado quiere ser corazón ni éste pulmón, aunque todos son importantes. Por eso, dijimos que los cuerpos intermedios y los partidos han de brotar como las plantas, de abajo

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 19

19

7/7/09 15:14:00


hacia arriba y no al revés; descolgarse de arriba abajo, dominados ya sea por el Estado, por el partido único o por otros organismos superiores, pues las comunidades intermedias no deben confundirse con las simples sucursales del poder dominante, lo que se ha llamado corporativismo. Esto nos hace descartar como posible solución para garantizar las justas libertades, la institución de entidades que sean creación arbitraria del Estado, núcleos tan artificiales como los partidos que no nazcan de las bases, y que para ser verdaderas personalidades colectivas les falta el elemento primero y más esencial: la vida, la autonomía, el alma. Soberanía social y rendición de cuentas o “Social empowerment and accountability” La sociedad organizada y vertebrada no sólo es capaz de organizar la subsidiariedad productiva y respetuosa del Estado para las sociedades menores, sino además está en posibilidad práctica de crear las instituciones independientes que garanticen y vigilen la responsabilidad pública de quienes ejercen el poder democráticamente (accountability, rendir cuentas) sin las cuales la llamada transparencia carece de sentido. Hay imágenes expresivas del carácter ascendente de lo que se denomina soberanía social, contraponiéndola al carácter descendente de la soberanía

política, y resaltando el efecto dañino que se produce cuando aquélla es invadida por ésta. Considero la soberanía social, naciendo y brotando del manantial de la familia, las empresas y las escuelas, por una serie jerárquica ascendente y doble de corporaciones, unas derivadas, como la escuela, la universidad y las corporaciones económicas; otras complementarias, como los municipios o ayuntamientos regionales, que no brotan de arriba ni nacen por merced ni concesión del Estado, sino que brotan y nacen de la vitalidad y unidad social que se despliega de la serie de autoridades en cada grado de la jerarquía, cada quien en su peldaño social. De ahí la contraposición entre un sistema de instituciones sociales reconocidas y apoyadas legalmente, que se engendra en un ambiente de libertad e interés desde las personas, de amor a lo propio y colaboración, y que mantiene en sus límites naturales a la organización estatal. Por otra parte, el sistema de proliferación artificial de organismos oficiales en un estéril y ruinoso tirar sin límite del presupuesto nacional, en que todo el organismo es delegado del poder central, por lo cual ni puede representar nada, ni tampoco limitar el poder, pues el funcionario no representa cosa alguna ajena al propio Estado, ya que estos organismos son asuntos de servicio ordenado desde arriba.

La vida social y política es el mayor arte de las artes humanas, porque procura el bien común y posibilita los demás bienes.

20

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 20

7/7/09 15:14:04


El hombre, como ser libre, no es causa de su ser total; pero, por su propio obrar, dispone de sus actos, que ordena a los fines, dirige los procesos, y esta actividad revierte en él. La libertad humana entra en un juego en las relaciones con todos los demás hombres, se inicia en la familia y extiende en todas sus direcciones, completándose en la sociedad. La sociología, la política, la economía, la administración no son ciencias de la materia que están preordenadas y cuyas leyes hay que descubrir; son ciencias de la interacción humana que dependen del uso correcto o incorrecto de la libertad del hombre concreto, quien las construye o las destruye. No hay recetas preestablecidas. Así, el uso de esta libertad es algo más que la simple suma de individuos, pero no llega a ser una realidad sustantiva independiente de los seres que la componen. El hombre es, en gran parte, el fruto de las relaciones sociales, pero sólo se realiza como persona con las aportaciones de dichas relaciones. La sociedad, en su aspecto dinámico, no es sino las relaciones de convivencia del conjunto o grupo de personas que en su perspectiva la componen; la convivencia familiar, la de la empresa, la escuela, la parroquia, el club, y es necesaria precisamente para que las vidas personales se mantengan al máximo. De ahí la importancia de los grupos primarios en cada uno de los cuales nos reconocemos como persona. El hombre libre es capaz de comprender, de optar, de colaborar en la unificación; y quien gobierna debe promover esa cooperación de los hombres libres en los diversos campos y con sus diversos oficios. El ideal es “tanta sociedad cuanta sea posible, tanto Estado cuanto sea necesario”, “tanta libertad cuanta se posible, tanta autoridad ejemplar cuanta el orden requiera”. No haga la sociedad superior ni el jefe lo que pueda realizar el menor; capacite el superior al menor para que éste crezca y asuma sus propias responsabilidades. Se trata de distribuir capacidades y responsabilidades, no sólo dádivas.

Ésta es la forma de desarrollar al pueblo, no de controlarlo como a niños y de hacerlo más ineficiente y flojo. La vida social y política es el mayor arte de las artes humanas, porque procura el bien común y posibilita los demás bienes. Para ello, debemos precisar con cuidado los dos aspectos: negativo o restrictivo y positivo, que dimanan del principio de subsidiariedad en su doble significado de ayuda o “subsidium” y de suplencia. El Estado no debe de usurpar las competencias de éstos, ni dentro de sus ámbitos respectivos las iniciativas que les competen e igualmente deben las asociaciones comportarse con los individuos. Pero, además de este aspecto negativo, se precisa de una actuación positiva a fin de promover y mantener la existencia de las condiciones necesarias para la realización de dichas competencias e iniciativas, de una parte y de otra, para suplirlas en aquello que no resultare asequible a los individuos ni a las entidades menores, o que aun siéndoles asequibles no lo realizaren. Es competencia del Estado el cuidado de la macroeconomía, la política monetaria, la fiscal, la de mercados internacionales, buscando primordialmente la estabilidad de precios, pero también las condiciones de productividad, desarrollo y competitividad. La justicia de las relaciones internacionales y de la globalización y la eficiencia y honestidad del poder judicial. El marco macroeconómico permitirá la estabilidad y el desarrollo sostenido de los factores sociales y evitará las crisis recurrentes. El principio de subsidiariedad sirve para señalar qué funciones competen y cuáles no a los organismos sociales y a las asociaciones voluntarias, e incluso, para determinar qué asociaciones son ilegítimas, dados sus fines, si hay actuación indebida fuera de éstos. La aplicación del principio de subsidiariedad reviste hoy especial importancia no sólo en las llamadas asociaciones voluntarias, construidas para realizar los más diversos fines en los colegios profesionales y otras entidades, especialmente las culturales,

Que el Estado crezca carece de sentido si no crece la sociedad a la cual debe servir.

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 21

21

7/7/09 15:14:14


y las de asistencia privada, sino incluso, en las relaciones con los propios municipios. No se trata de multiplicar impuestos y funciones en la federación, en los estados y municipios, es de importancia determinar cuáles son las responsabilidades de cada nivel para no repetir competencias ni multiplicar burocracias. Habrá que capacitar mucho más al municipio para que pueda asumir lo que le es propio, pues las diferencias de competencias y recursos entre ellos son enormes. Desde municipios con más capacidades que algunos estados, hasta aquéllos que no pueden mantener sus ayuntamientos ni con recursos ni capacidades reales. El Estado nada puede dar al pueblo y a la sociedad en recursos, si previamente no lo ha retirado de la misma sociedad, vía impuestos o expropiaciones, pues la burocracia que consume gran parte del producto interno no es en sí misma productiva, sólo cuando apoya con buena y eficiente administración a la empresa, la escuela y la familia de hombres libres. Si hacemos una comparación: el Estado es el monoblock del motor pero no es el cigüeñal que da la fuerza, que es la sociedad. Su función es lubricar y enfriar para mantener la duración y la potencia del motor. Como ayudar y regular el creciente autoempleo es función del Estado y la sociedad en conjunto. Incrementar la burocracia, que estorba al valor agregado del sector productivo, desde las ventanillas con trámites interminables y corrupción, no es crear empleo real, es sólo disminuir los recursos del desarrollo de infraestructura donde hay trabajo real con valor agregado para la burocracia y la sociedad. Que el Estado crezca carece de sentido si no crece la sociedad a la cual debe servir. Cuanto más le pedimos gratis al Estado, más promovemos e impulsamos su omnipotencia. Pidiéndolo todo, nos sometemos a soportar su totalitarismo. Un Gobierno que gasta en lo que le corresponde de infraestructura, educación calificada, salud pública, utilizando la misma estruc-

tura social, o sea, contratando subsidiariamente con las empresas, los sanatorios y las escuelas, ayuda más al pueblo que con las dádivas de la propaganda. La llamada globalización no debe anular la estructura interna del país en aras de servir a sociedades extranjeras, sino dinamizando con ellas las fuerzas sociales interiores. Para revitalizar la sociedad, desmasificándola, liberándola del totalitarismo tecnócrata, es necesario comenzar desde sus bases. Sería contradictorio efectuarlo desde arriba, imperativa, mecánicamente. Éste fue el fracaso de los países totalitarios comunistas: todos tenían ocupación y fatiga, pero muy pocos trabajo con valor agregado, trabajo formal. Una sociedad, aunque por milagro saturase sus necesidades materiales de todos los hombres indistintamente, no puede sobrevivir. Ante todo, hemos de proclamar la libertad de emprender, punto básico del principio de subsidiariedad y justificado también por los hechos de que es el medio eficaz para producir productos para el mercado con valor agregado y que proporciona al hombre trabajo real. Medio inestimable de traducir en hechos sus gustos de iniciativa y de acceder por sus propios méritos personales a puestos de responsabilidad y decisión, porque la libertad de empresa reclama y protege las otras libertades económicas e incluso políticas. La titularidad de la empresa, por lo menos en cuanto a su núcleo dirigente, es preciso que conserve lo más posible el sentido personal de propiedad, que no se pierda la inmediata relación hombre, producto, mercado, ni se produzca una total disociación de la titularidad con la gestión y la responsabilidad de una empresa reducida a capital realizable en el momento oportuno. La empresa se debe estimar por su núcleo dirigente, mucho más como patrimonio, con el cual el propietario se siente comprometido y vinculado, que como simple capital que se piensa como dinero. v

Hemos de proclamar la libertad de emprender, punto básico del principio de subsidiariedad.

22

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 22

7/7/09 15:19:34


Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 23

23

7/7/09 15:19:36


SEMBLANZA

Cómo triunfar en la empresa En memoria de don Rafael Rangel (q.e.p.d.)

Su compromiso con USEM y con México siempre será nuestra inspiración.

E

n este número rendimos un homenaje a don Rafael Rangel, quien falleció el pasado 30 de enero. En esta revista fue un colaborador entusiasta; siempre mostró un compromiso continuo con USEM y con México, sembrando a través de sus acciones un mejor porvenir. or ser una inspiración a seguir y para enriquecer nuestro número Calidad de vida, volvemos a editar uno de sus múltiples artículos: “Cómo triunfar en la empresa”, donde destaca el valor humano dentro de su lugar de desarrollo… el trabajo.

P

Todos al dedicarnos a trabajar tenemos en mente dos cosas: lograr los medios para vivir y desarrollarnos como personas. Esto último sólo lo conseguimos cuando nuestro trabajo coincide con nuestra vocación. Por eso, ordinariamente nos preparamos en aquello que presentimos poder hacerlo bien y en aquello que nos atrae, que nos satisface. Así es como descubrimos lo que es realmente nuestra vocación.

cincuenta obreros que la componían: ¿por qué trabajan en la empresa? Las contestaciones fueron, en general, porque les gustaba su trabajo, porque veían posibilidades de progreso; solamente tres respondieron que por necesidad. En otras palabras, estas tres personas trabajaban solamente por la paga, en tanto que las restantes trescientas cuarenta y siete lo hacían por el interés que tenían en su trabajo y en su futuro, como factores primordiales.

No siempre buscamos el lucro Cuando se habla de trabajo, generalmente se piensa que ha de ser lucrativo. Pero tenemos que reconocer que un trabajo puede ser muy interesante para nosotros aun cuando no sea lucrativo. Esto lo percibimos claramente en muchos de los trabajos que realizamos y que no nos dejan ganancias económicas ni monetarias, pero que sí nos resultan atractivos. Por ejemplo, los hobbies, los deportes, las obras de caridad y muchos trabajos sociales y políticos. Más aún, vemos que en muchas ocasiones esta clase de trabajos nos resulta mucho más satisfactoria en lo personal que la labor que realizamos por la paga o remuneración. En una encuesta que hicimos en una de las empresas que dirigí, se preguntó a los trescientos

La empresa y sus objetivos Conviene tener presente que la empresa es un conjunto de muchas personas que trabajan para lograr un objetivo. La empresa como tal tiene o debe tener siempre un objetivo y todas las personas que constituyen la empresa deben conocerlo y actuar de acuerdo con dicho objetivo, para que al conseguirlo cada quien vaya logrando sus propias metas. Éstas pueden ser y son, en general, diferentes del objetivo de la empresa y se pueden lograr total o parcialmente, al menos, al conseguir la compañía su objetivo. Hay muchas personas que piensan que el objetivo de una empresa es ganar dinero. Es obvio que tiene que ganar dinero. Tiene que ser redituable, es decir, debe tener utilidades, cierto, pero eso no es todo,

24

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 24

7/7/09 15:19:40


Preveo para otros países y para México un auge económico muy grande y pienso que en las manos y en las mentes de todos está la posibilidad de que esta visión se convierta en realidad. ni siquiera su objetivo principal. Éste debe ser proporcionar un producto o servicio a los clientes o consumidores. Y, precisamente, al proporcionarlo debe obtener utilidades e ingresos suficientes para poder satisfacer los deseos u objetivos de las personas que constituyen la empresa. Los accionistas, parte integrante de la empresa, tienen como objetivo propio la seguridad de su inversión y el recibir rendimientos adecuados por el dinero que han invertido. Los directivos, empleados y trabajadores, por su parte, tienen su objetivo que es recibir salarios y también encontrar en su trabajo las posibilidades de desarrollo personal juntamente con la seguridad de su futuro, además de otras prestaciones materiales que satisfagan sus necesidades y aspiraciones. Los proveedores –parte muy directa de la empresa– tienen por objetivo un pago adecuado por los servicios y productos que proporcionan. La sociedad en general también reclama su parte. Ella es: un cuidado del medio ambiente, un interés profundo en los problemas de la comunidad y el pago oportuno y correcto de los impuestos y derechos que el Gobierno reclame para realizar sus funciones respecto al bien común.

El éxito de la empresa Ante todo, la empresa, cualquier empresa, solamente puede justificar su existencia como tal, cuando su objetivo sea servir a una comunidad, a un grupo social, a una localidad o a toda la sociedad y, ¿por qué no?, a toda la humanidad. Es decir, la empresa está hecha para el hombre, para la persona humana. La empresa que quiere servir y servir bien cuenta siempre con recursos insuficientes. Siente que le faltan recursos materiales y el personal adecuado. No puede satisfacer todas las necesidades ni todas las aspiraciones de la humanidad. Por lo tanto es muy importante que defina su objetivo tanto en función del servicio que va a proporcionar como en función del grupo social al que va a atender. Pero debemos dejar abierta la posibilidad conforme vayan creciendo sus recursos de ampliar su gama de servicios y su área de cobertura para tener una vida larga y sana. Hay un ejemplo clásico de empresas que perdieron de vista su objetivo: muchas compañías ferrocarrileras que debían haber tenido como objetivo proporcionar servicio de transporte de mercancías o de personas de un lugar a otro. Sin embargo, en el transcurso del tiempo esas empresas fracasaron

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 25

25

7/7/09 15:19:41


porque llegaron a pensar que su objetivo era operar un sistema de vías y trenes. Y como sucede siempre que se trata de operar sistemas, la situación se vuelve burocrática y se va perdiendo más y más el objetivo para el que la empresa fue constituida. Si los ferrocarrileros se hubieran dado cuenta de cuál era su misión, muy probablemente todo el sistema de transporte de carreteras y hasta el aéreo estaría en manos de las viejas empresas de los ferrocarriles. Pero no sólo a las empresas ferrocarrileras les podía suceder eso. En otros aspectos les sucede lo mismo a otras instituciones que van perdiendo de vista sus objetivos o se van quedando atrás en el tiempo. Sus objetivos no son actualizados, porque sus dirigentes no están atentos a las nuevas tendencias que se van presentando. Es el caso de los fabricantes suizos de relojes que se sentían muy seguros en su nicho cuando dominaban el mercado de relojes y se vieron duramente afectados cuando la tecnología de los relojes de cuarzo hizo obsoletas todas las fábricas suizas.

El éxito, pues, de una empresa está en función de lo bien que satisfaga sus objetivos, ya que la eficacia en satisfacerlos sería al propio tiempo el éxito de quienes están interesados en ella y que son los accionistas, los directivos, los ejecutivos, los asesores, los empleados, los trabajadores, etcétera. Promoción del hombre: el gran éxito Los hombres de todas las razas –querámoslo o no– somos iguales en esencia, aun cuando seamos distintos en nuestras características accidentales, como son el color de la piel y los ojos, la estatura, el carácter, etcétera. Esa igualdad esencial nos fuerza a respetar a nuestros semejantes: igualdad de origen, de destino y de dignidad. Cada hombre, por otra parte, es diferente de cualquier otro en sus características individuales. Para defender su individualidad es necesario que tenga una buena dosis de egoísmo bien entendido. Es decir, amor a sí mismo. También el hombre es un ser incompleto y necesitado. Necesitado de la ayuda de Dios y de los demás

El trabajo es el medio para satisfacer el deseo que tiene el hombre de su desarrollo y plenitud.

26

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 26

7/7/09 15:19:43


En la empresa servidora de la sociedad, el hombre encuentra el mejor clima para su desarrollo integral. hombres para desarrollarse y lograr su plenitud. Esa necesidad lo obliga a ser gregario, a tener que formar una familia, una tribu, una comunidad, una sociedad. Es social por necesidad natural. La empresa moderna, bien orientada y bien manejada, es en la actualidad una de las formas más eficaces para que la persona humana, como individuo, encuentre la manera de desarrollarse en un grupo enfocado a un fin común y en donde su dignidad sea respetada y sus capacidades sean reconocidas y premiadas. La empresa de éxito, en la actualidad, es aquella que toma en consideración destacadamente la dignidad de todas y cada una de las personas que tienen relación con sus actividades. Una medida del éxito es comprobar la satisfacción de todos los que constituyen la empresa: cuando los accionistas están satisfechos con los resultados; cuando los ejecutivos trabajan a gusto hacia la consecución de los fines de la empresa; cuando los empleados perduran en su empleo y atraen a amigos y familiares a enrolarse en la empresa; cuando los proveedores buscan a la empresa para surtirle sus productos o proporcionarle sus servicios; pero, sobre todo, cuando los clientes que consumen o utilizan los productos o servicios de la empresa los buscan y los prefieren a los de la competencia.

Conclusiones El trabajo tiene dos objetivos: uno lucrativo y otro el interés en lo que se hace. El trabajo es el medio para satisfacer el deseo que tiene el hombre de su desarrollo y plenitud. La empresa es un conjunto de hombres que trabajan hacia un objetivo común. La empresa de éxito es la que mejor satisface su objetivo. Cuando la empresa toma en consideración la dignidad de todos los que tienen relación con ella, su éxito está asegurado siempre y cuando el objetivo que persigue sea adecuado para el tiempo y el lugar que se desarrolla. La persona humana es un ser individual pero gregario, que debe sacrificar parte de su egoísmo por respeto a sus semejantes a fin de vivir y desarrollarse satisfactoriamente. La empresa es, en la actualidad, el grupo humano en donde el hombre encuentra el mejor clima para su desarrollo integral. Estamos por entrar a la última década de este siglo. Presenciamos cambios impresionantes en el acomodo social de las distintas fuerzas que se mueven en todos los países. Preveo para otros países y para México un auge económico muy grande y pienso que en las manos y en las mentes de todos está la posibilidad de que esta visión se convierta en realidad. v Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 27

27

7/7/09 15:19:45


ENCUENTROS

Francisco Javier López Rivera asumió la presidencia de USEM Aguascalientes Durante la Asamblea de socios, celebrada a finales de enero en USEM Aguascalientes, hubo un reconocimiento al trabajo realizado por Miguel Ángel Juárez en la pasada administración, y se llevó al cabo la elección del ingeniero Francisco Javier López Rivera como presidente. Los principales retos de la asociación durante esta gestión son darse a conocer con más fuerza para ser un organismo fuerte y representativo; motivar a más empresarios para que tomen el CUFOSO; promover la rentabilidad de los valores entre los empre-

sarios asociados; realizar campañas que destaquen los valores y las buenas costumbres a través de medios electrónicos, y promover la responsabilidad social empresarial. Otro de los planes que tiene como fin sembrar una semilla en los futuros empresarios y ejecutivos es invitar a las universidades a conocer la filosofía de la USEM. Para impulsar estos objetivos, el ingeniero López Rivera está acompañado en el Consejo directivo por Alberto Aldape Barrios, secretario; José Daniel Guerra, tesorero; Pbro. Fernando López Gutiérrez, asesor moral; C.P. Carlos Magallanes García, comisario, y por un equipo de consejeros y vocales, quienes tienen el firme compromiso de unirse y trabajar más para alcanzar sus metas e incrementar el número de socios. v

Roberto Carlos Quintero al frente de USEM Puebla El licenciado Roberto Carlos Quintero Vega inició este 2009 asumiendo la presidencia de USEM Puebla. Al tomar este cargo, recordó que hace ocho años tuvo la oportunidad de participar en el CUFOSO, lo cual consideró un parte aguas tanto en el aspecto personal como en el profesional. “Estoy convencido de que la doctrina social cristiana, como fundamento de nuestra actividad emprendedora, nos ofrece plenitud y nos da un verdadero sentido de vida al reconocer a la persona como principio y fin de nuestra empresa”, aseguró durante su discurso. También comentó que este año hay grandes retos para los dirigentes de empresa, por

28

lo que es necesario apoyarse mutuamente, identificarse en la acción y en el pensamiento. Para el licenciado Quintero uno de sus principales objetivos es motivar a los dirigentes, inducirlos a participar, entusiasmarlos, contagiarlos y alentarlos a vivir la aventura empresarial a la luz de la doctrina social de la Iglesia. Los demás integrantes del Consejo directivo de USEM Puebla, que se suman a la difusión de nuestra labor son: • Vicepresidentes: Arq. Edmundo Rodríguez Concha y C.P. Alejandro Cañedo Benítez • Secretario: Lic. Juan Carlos Barradas Lagunes • Tesorera: Lic. Guadalupe Espinosa Romero • Comisario: Dr. Francisco Jiménez y Ramírez • Consejero delegado: Ing. Rubén Payán y Meza • Asesor moral: Presbítero Lic. José Merino Benítez • Vocales: Lic. Jesús Ortiz Caso, Lic. Francisco Ayala Hernández, Q.F.B. Hermelinda Taboada Ortiz, Lic. Rosa María Vargas Jiménez. v

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 28

7/7/09 15:19:55


Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 29

29

7/7/09 15:19:57


Círculo de Amigos

Con sólo 6,000 (seis mil pesos) al año, enviaremos 20 suscripciones anuales a quien tú nos indiques: clientes, colaboradores, proveedores o amigos. Además publicaremos tu nombre o el de tu empresa en cada número de la revista.

Súmate al selecto Grupo de Empresarios que integran el Círculo de Amigos de la Revista USEM

Bimbo www.bimbo.com.mx Bodegas y Naves Industriales BRYC Bufete Matemático Actuarial www.bufetematematico.com Curtidos Temola www.temola.com.mx

30

Envases y Laminados www.elsamex.com.mx Estructuras Metálicas de Puebla www.emetalicas.com.mx Grupo A.D.O www.ado.com.mx. Marhnos Inmobiliaria www.marhnos.com.mx Productos Alimenticios Dondé www.galletasdonde.com Procoelsa Servicios Industriales Peñoles www.penoles.com.mx Servicios Nacionales MUPA www.multipack.com.mx Vianney www.vianney.com.mx

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 30

7/7/09 15:20:02


ESPACIO Z

Valores para la construcción de un mundo mejor Dr. Héctor Zagal Arreguín

S

e ha hablado de valores y ética en los negocios hasta el cansancio. Los resultados son dudosos. Además de que los efectos de la ética no son inmediatos; el problema es que quienes hacen negocios no siempre se la “terminan de creer”.

En el momento, durante la conferencia, mientras lee el artículo, algunos empresarios consideran una buena idea aquello de la ética: no está mal sanear su alma a través de buenas acciones… siempre y cuando no pierda. Sin embargo, llegado el momento, la encrucijada, el “empresario” olvida lo aprendido de ética y decide lo que considera mejor para el negocio. Esto ocurre porque el “empresario” pone entre paréntesis la moralidad cuando se trata de tomar decisiones; decide con base en otros criterios, quizá utilitaristas, distintos a los morales. Sí, sí, sí... esto es una generalización. Existen hombres y mujeres de negocios que concilian los criterios morales sobre los económicos al momento de hacer negocios. Desafortunadamente, eso no es lo ordinario. Por ello conviene cambiar la estrategia. Tal como están las cosas, el discurso ético suele parecerse a una verborrea motivacional o cae en los sentimentalismos. Sin embargo, contrario a lo que puede pensarse, incorporar la ética a los negocios no es comenzar a hacer dinero “con el corazón y no con la cabeza”. La ética es, primordialmente, una decisión racional: deliberar y elegir lo que es más conveniente para los actores. La ética empresarial no consiste en elegir lo que su corazón le indique, sino elegir, considerando todos los aspectos del asunto (no sólo los monetarios), cuál es el curso de acción que en

el futuro más beneficios le traerá (nuevamente, no sólo beneficios económicos). A través de la inteligencia podemos sondear y entender el campo completo de las posibilidades humanas y los modos de alcanzar nuestra realización y la de los demás. Se necesita de la razón para elegir el bien real sobre el bien aparente, porque las puras emociones inclinan al sujeto a elegir el bien inmediato sobre el bien futuro. Las mujeres y los hombres de empresa tienen que comprender que la ética es algo más que un discurso meloso fabricado para hacerlos sentir mejor después de decidir. Por el contrario, la ética es un criterio de acción que debe normar la toma de decisiones. Actuar éticamente no significa decidir en favor del menor beneficio, en otras palabras, los valores, la ética, sí son redituables. No sólo a un nivel personal redunda la ética. Si se actúa consistentemente, la ética puede redundar hasta en los bolsillos. En este momento, estoy seguro que más de una persona involucrada en los negocios ya está poniendo atención. ¿Cómo hacer de la ética un negocio? No hay ningún secreto: la ética se vuelve un negocio, desde el momento en que los negocios se hacen éticamente. Si bien la honestidad no garantiza el éxito, de la misma manera en que la sola mercadotecnia o el buen manejo financiero no lo hacen, gozar de una reputación íntegra sí contribuye a él.

El “empresario” pone entre paréntesis la moralidad cuando se trata de tomar decisiones.

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 31

31

7/7/09 15:20:06


La ética se vuelve un negocio, desde el momento en que los negocios se hacen éticamente. Un primer paso para la toma ética de decisiones consiste en considerar no sólo los intereses propios, sino también los de los demás. A medida que la ética se enraíza en los negocios, mejora la reputación de la firma, aumenta la confianza de otros grupos y se promueve la dedicación entre los empleados. En una sola idea: la ética contribuye a forjar la imagen de la empresa como una firma confiable. Imagen que se refleja hacia dentro como motivación entre sus empleados, al pertenecer a una organización por la que vale la pena sacrificar el esfuerzo propio y, hacia fuera de la firma, como verdadera ventaja competitiva al erigirse como una empresa con mejor reputación que sus competidores. A través de los valores y la ética se intenta lograr un cambio de paradigma en la visión que muchas personas tienen acerca de la empresa privada como explotadora e injusta. Con ayuda de la ética se puede reivindicar la acción de las empresas y ayudarlas a convertirse en verdaderos agentes de cambio social. Una empresa ética coopera con la sociedad para que ésta evolucione a su mismo ritmo. Cierto. Acepto que siempre es más fácil decirlo que hacerlo; en la retórica cotidiana los problemas del mundo parecen resolverse en unas cuantas horas al compás de un amargo café. Para el analista económico y político, las soluciones funcionan a la perfección porque goza de un acceso privilegiado a la realidad. Sin embargo, la puesta en práctica, la concreción de las acciones supone mayores

32

complicaciones. O lo que es lo mismo, actuar éticamente, aunque sea fuera de la empresa, es sumamente difícil. El hombre, por naturaleza, está compelido a olvidar los valores, a creerse autosuficiente, a embelesarse con el canto de las sirenas y preferir el bien inmediato sobre el real. Transformar la empresa exige de un gran esfuerzo. Pero, sobre todo, de un gran convencimiento. Por eso el XXIII Congreso Mundial de UNIAPAC es de vital importancia para los ciudadanos. El congreso se vuelve una visita obligada para empresarios y no empresarios. Para los primeros, porque es la oportunidad de constatar una nueva manera de hacer negocios. Esto es, de caer en cuenta de que no sólo es posible dirigir negocios éticamente, sino que es conveniente en muchos sentidos. Para los no empresarios, el congreso es la ventana para entrar en contacto con empresarios comprometidos con la sociedad y las personas; desmitificar la empresa y alimentar la esperanza en el sector privado. Así, el XXIII Congreso Mundial de UNIAPAC se antoja como el foro ideal tanto para los escépticos de la ética como para los críticos de la empresa. Pues, precisamente, el congreso consiste en el diálogo entre aquéllos que diariamente luchan por hacer el cambio, por practicar los valores en la empresa, y no sólo decirlo. v Dr. Héctor Zagal Arreguín Profesor de la Facultad de Filosofía en la Universidad Panamericana.

Revista USEM - Enero/Febrero

USEM_286_EneFeb_090702.indd 32

7/7/09 15:20:07


PortadaUSEM_286.indd 3

7/7/09 15:27:00


PortadaUSEM_286.indd 4

7/7/09 15:27:03

Revista USEM No. 286, Calidad de Vida  

Revista USEM, La Revista Social del Empresario La Revista USEM es una publicación que busca contribuir a la formación de la conciencia socia...

Revista USEM No. 286, Calidad de Vida  

Revista USEM, La Revista Social del Empresario La Revista USEM es una publicación que busca contribuir a la formación de la conciencia socia...

Advertisement