Page 1

LAB 47. Mural de Maracaibo realizado por Miguel Ă ngel Usuga - John Fredy Colorado. Foto. Over Ă lvarez


Laboratorio 47 El Deporte es No-Violencia Michael Cooper Director Centro Colombo Americano de Medellín Juan Alberto Gaviria, Director Galería de Arte Alejandro Vásquez Salinas, Subdirector Galería de Arte Clara Martínez, Coordinadora de exposiciones John Fredy Colorado Rodríguez, Coordinador Desearte Paz Over Álvarez, Diseño gráfico Dirección de comunicaciones y marca, corrección de estilo Dirección de Laboratorio 47 El Deporte es No-Violencia Damon Weigl, John Fredy Colorado Rodríguez Fotografías Over Álvarez René Tobón Traductor León Fernando Henao Talleristas Paola Andrea Manco Calle Miguel Ángel Úsuga Prada Yeny Mejía Villa Alannath Ocampo Molina Mónica Restrepo Rojas John Edison Vásquez Juan Felipe Pérez Taborda Ponentes de la Jornada Académica Marcela Trujillo, Subsecretaria de Cultura Ciudadana Oscar Emilio Marín Garcés, de la Mesa Pedagógica y de Convivencia en el Fútbol de la Secretaría de Cultura Ciudadana José Manuel Diosa Gómez, Jugador de la Selección Colombia y Antioquia de Rugby Mauricio Henao, Director Deportivo Liga Antioqueña de Rugby Luis Javier Guerra, John Fredy Ramírez Mesa, estudiantes de Maestría en Educación Física, y el Proyecto Prevención de Violencia escolar. Jornada Académica Laboratorio 47 El Deporte es No-Violencia Fecha: Viernes 22 de mayo de 2015 Hora: 8:00 a.m. Lugar: Auditorio Aurelio García del Colegio San Ignacio de Loyola

Prohibida la reproducción tolal o parcial, por cualquier medio o con cualquier propósito, sin autorización escrita del editor. Distribución gratuita.

Exposicíon Abierta del 22 de mayo al 10 de julio de 2015 Galería de Arte Contemporáneo Paul Bardwell Centro Colombo Americano de Medellín Cra 45 No 53 - 24


LAB 47 D E S E A RT E PA Z

EL DEPORTE ES NO-VIOLENCIA Dirigido por Damon weigl, John Fredy Colorado

CONTENIDO Texto Curatorial Alejandro Vásquez Salinas, Subdirector galería. Mural de Maracaibo Miguel Ángel Úsuga Prada y John Fredy Colorado Rodríguez Jornada Académica Jugar por Jugar Juan Mosquera, Director Mayo por la Vida. Damon Weigl, Trabajador social. Campeonato de Rugby “Todos Somos Ganadores” Cancha René Higuita, Castilla. Visitas Guiadas Comunitas Mónica Restrepo Rojas Centro de Formación para la Paz y la Reconciliación CEPAR Cultura en el Espectaculo Alannath Ocampo Molina I. E. Félix Henao Botero, Barrio Caicedo Colmena John Edison Vásquez I. E. Villa Turbay, La Sierra Are we the champions? Miguel Ángel Úsuga Prada I.E. Escuela Normal Superior María Auxiliadora Pedagogía y Cultura Paola Andrea Manco Calle Colegio de María, Aranjuez Comunicación y Mass Media Yeny Mejía Villa Colegio San Ignacio de Loyola, sector el Estadio Valores y Principios Culturales, Alentar no es Violentar. Juan Felipe Pérez Taborda Escuela Empresarial de Educación, Buenos Aires


El Arte del Juego

The Art of Sports

El deporte ha evolucionado de la violencia que históricamente lo ha caracterizado hacia una cultura de la recreación y la lúdica. En la actualidad el deporte se ha convertido en un acuerdo de convivencia, un diálogo entre personas para liberar nuestras energías y disfrutar de la emoción del ejercicio físico. Sin embargo, la competencia como valor principal del deporte se sigue exaltando a través de los medios de comunicación distorsionando su verdadero objetivo lúdico.

Sports have evolved from their historically violent origins towards a culture of recreation and fun. Currently sports have turned into a pledge to healthy community living, a talk among people to get rid of stress and enjoy the fun of doing physical exercise. However, mass media continues holding competition as the main objective of sports, thus distorting its true fun value.

En un momento difícil para el deporte donde la violencia se hace presente dentro y fuera de los estadios, como en el caso reciente del 15 de mayo en el superclásico entre el Boca Junior y el River Plate, es oportuno iniciar una reflexión acerca de las ideologías, la importancia de ser hincha, el valor del juego limpio y los efectos de los valores deportivos sobre nuestra identidad como sociedad contemporánea. En el LAB 47 “Deporte es No-violencia” jóvenes y adultos de 8 instituciones educativas de la ciudad, dirigidos por Damon Weigl (trabajador social y entrenador de rugby), John Freddy Colorado y un equipo artistas incluyendo jóvenes deportistas de Moravia, dedicaron dos meses a analizar diferentes causas de la violencia en el deporte. Los temas de estudio, además de las prácticas deportivas, fueron: los valores y principios en el deporte, pedagogía y cultura, barrismo social, economías y políticas, medios de comunicación, cultura en el espectáculo, barras e individualismo y alentar es no violentar. A través de esta metodología de Desearte Paz nos unimos a celebrar la vida, los acuerdos de convivencia, el intento de pensar lo real de otra manera, para reconocernos los unos a los otros como iguales, no como contrincantes sino como compañeros de juego. La Galería de Arte Contemporáneo Paul Bardwell propone un espacio de reflexión a través de diversos componentes, desde una exposición de arte contemporáneo, a un campeonato de rugby: “Todos Ganadores”.

The world of sports is going through difficult times: violence is found in and out of soccer stadiums, as seen recently during the soccer match between the two most popular Argentinian soccer teams, Boca Juniors and River Plate. At this point it is important to think about ideology, the importance of being a sports fan, what fair play is, and the effects of values on our identity as a contemporary society. In laboratory 47 “Sports means non-violence”, young people and adults from 8 educational institutions under the supervision of Damon Weigl (social worker and rugby coach), John Freddy Colorado and a group of young artists that included young players from Moravia, spent two months analyzing the different causes of violence in sports. Other topics for studying besides sport activities were: values and principles in sports, pedagogy and culture, fans’ hooliganism, economics and policies, mass media, civility in show business and sports, fans and individualism, and cheering one’s team does not mean being violent. Through this Desearte Paz methodology we get together to celebrate life, community living agreements and the attempt to think reality in a different way in order to learn to accept each other as equals, not as contenders but as playmates. The Paul Bardwell Contemporary Art Gallery proposes a deep reflection through diverse means, from a contemporary art exhibit to a rugby tournament: “Everyone is a winner”. Alejandro Vásquez Salinas Subdirector Galería de Arte Contemporáneo Paul Bardwell Centro Colombo Americano Medellín


JORNADA ACADÉMICA LABORATORIO 47 “El Deporte es No violencia” Viernes 22 de mayo de 2015 Auditorio Aurelio García del Colegio San Ignacio de Loyola Experto Internacional Invitado Damon Weigl, Trabajador social y Jugador de Rugby profesional de Canadá Ponentes Jornada Académica Marcela Trujillo, Subsecretaria de Cultura Ciudadana Oscar Emilio Marín Garcés, de la Mesa Pedagógica y de Convivencia en el Fútbol de la Secretaría de Cultura Ciudadana José Manuel Diosa Gómez, Jugador de la Selección Colombia y Antioquia de Rugby Mauricio Henao, Director Deportivo Liga Antioqueña de Rugby Luis Javier Guerra, John Fredy Ramírez Mesa, estudiantes de Maestría en Educación Física, y el Proyecto Prevención de Violencia escolar.

JUGAR POR JUGAR El deporte es no-violencia. Igual fútbol que baloncesto, igual ciclismo que lucha libre, igual gimnasia que atletismo. Como esta escena vista en una cancha de rugby: un chico se lleva, cuerpo en ristre, la humanidad de otro chico que besa el cielo y luego el suelo. Están jugando. Luego uno ayuda a levantar al otro ofreciéndole su brazo y el partido vuelve a empezar con sudor y sonrisas y deseos de ganar y amistad estable al final de todo. Las enseñanzas del deporte son profundas, trascendentales y sencillas: una estrategia, el trabajo en equipo y la certeza de que mañana, cuando amanezca, la vida nos ofrecerá una nueva oportunidad de volver a empezar. Para Mayo por la Vida el encuentro cada año con la Galería del Centro Colombo Americano y los Labs propuestos desde su programa Desearte Paz han sido una posibilidad de aprender compartiendo, una forma de estar presente en el salón de clase y también en el pasillo del colegio, una manera de convertir esta propuesta que promueve activamente el compromiso con la vida en conversación y vivencia entre los jóvenes de distintas latitudes de Medellín que nos recuerdan que son tantas ciudades las que viven bajo una misma palabra con corazón de barrio. Con el arte construimos un puente sobre nuestras dificultades de cada día. Esta vez lo cruzamos, de orilla a orilla, con el deporte. Inspiración y acción, el deporte com o evidencia y lección de convivencia. Instantes como los que hemos vivido nos recuerdan que la esperanza y la alegría también se propagan por contagio. ¡Viva la Vida! Juan Mosquera Restrepo Director Mayo por la Vida


Damon Weigl, social worker Hello, My name is Damon Weigl and I am from a small city in Canada called Regina. I arrived at the Colombo Americano six months ago to complete my final practicum in social work. I have come to Medellin a number of times during the last 6 years to do voluntary work with a sport called rugby in a community named Moravia. But this time, the Colombo Americano gave me the opportunity to be a part of a very special project. The program DeseArte y Paz got together with the organizers at Mayo por la Vida to realize a project named Sports is Non-Violent. “El futbol es un deporte de caballeros jugado por hooligans y el rugby es un deporte de hooligans jugado por caballeros”

To compliment the usual art workshops and exposition it was suggested that the project would be more complete if accompanied by the actual practice of sport. Rugby for many people seems to be a sport that includes a high level of violence. I however believe it is a perfect example for this project as the sport carries a high level respect between those who play it, and although there is contact and aggression on the field, this does not make it violent. Many times in rugby the same player who tackles another is the first one to put out his hand to help them back on to their feet. To me this is the opposite of violence. Because this project was a part of my final social work practicum, I would like to look at the process to see its capabilities to have a positive affect in the lives of those who become involved. Sport in general has historically shown us its capability to bring people closer together surrounding social issues, as well as, a form to unify people around injustices in society. An example is the movie “Invictus” that shows how Nelson Mandela used sport in South Africa as a means to break down racial barriers. Rugby is different than other team sports. In other sports we play as a team, but we have our own space and role on the field. Very rarely do we come in contact with our own teammates. Rugby is not like this at all. There are certain formations in rugby in which 8 players from one team come together to push against 8 players from the opposing team. The time that is needed to spend together perfecting these formations is immeasurable; it is the work of every day. There is a trust that one must have for their teammate, a confidence that they will not let you down. This trust has brought me the greatest friendships one could ask for in life. When I talk about “my best friend”, I am talking about almost every person I have been fortunate enough to take the field beside. In this project we have seen youth from San Ignacio take the field with youth form La Sierra, Barrio Popular, and Moravia. We have seen this friendships begin to take shape. I cannot begin to express how important these friendships could be in say ten years. A rugby player cannot see his teammate in distress without placing himself in a position to help. This type of connection could potentially create many positive changes outside of the field of play in Colombia. Damon Weigl University of Regina


Damon Weigl, trabajador social Hola. Me llamo Damon Weigl y vengo de una ciudad canadiense que se llama Regina. Hace 6 meses que llegué al Colombo Americano con la finalidad de completar mi práctica final en trabajo social. Durante los últimos seis años he venido a Medellín varias veces para ejercer mi trabajo como voluntario, entrenando a la comunidad de Moravia en el deporte de rugby. Pero esta vez el Colombo Americano me permitió ser parte de un proyecto muy especial: el programa Desearte Paz se unió a los organizadores de Mayo por la Vida con la finalidad de llevar a cabo un proyecto llamado los Deportes no son Violencia. Para complementar los tradicionales talleres de arte y exposiciones se sugirió que el proyecto sería más completo si iba acompañado de la práctica de un deporte. Para muchos, el rugby parece ser que incluye altos niveles de violencia. Sin embargo, yo creo que es un ejemplo perfecto para este ya que este deporte contiene un alto nivel de respeto entre quienes lo juegan y aunque hay mucho contacto y agresiones en el campo de juego, esto no lo convierte en un deporte violento. En el rugby es común ver cómo el jugador que derriba a un oponente es el primero en extender su brazo para ayudarle a ponerse de pie. Para mí, esto es opuesto a la violencia. Debido a que este proyecto era parte de mi práctica final en trabajo social, quise mirar el proceso y analizar sus posibilidades y ver si tenían un efecto positivo en las vidas de quienes participaban en él. En general, el deporte históricamente ha demostrado su capacidad en acercar a la gente respecto a temas sociales y en unir a los pueblos respecto a la injusticia. Un claro ejemplo es la película “Invictus” en la cual muestran la manera en que Nelson Mandela utilizó el deporte en Suráfrica como medio para derribar las barreras raciales. El rugby es distinto a los demás deportes. En otros deportes jugamos como equipo pero tenemos nuestro propio espacio y el papel que desempeñamos en el campo de juego. Muy rara vez entramos en contacto con nuestros compañeros de equipo. En el Rugby no sucede así. Hay ciertas formaciones en rugby en las cuales los 8 jugadores de un equipo se juntan para oponer resistencia a los 8 jugadores del equipo contrario. No es fácil calcular el tiempo que se necesarita para que el equipo perfeccione esta formación; es un trabajo de todos los días. Cada jugador debe tener tal grado de confianza en su compañero de equipo hasta el punto de estar seguro que el compañero no le fallará. Este grado de confianza me ha dado las mejores amistades que uno le pueda pedir a la vida. Cuando hablo sobre “mi mejor amigo” me refiero a casi todas las personas que he tenido la fortuna de conocer en el campo de juego. En este proyecto hemos visto a jóvenes del San Ignacio mezclarse en la cancha con jóvenes de La Sierra, Barrio Popular y Moravia. Hemos visto cómo se desarrolla la amistad entre ellos. No puedo imaginarme lo importante que estas amistades puedan ser, digamos dentro de diez años. Un jugador de rugby no puede ver a su compañero en situación de necesidad sin hacer algo por ayudarlo. Este tipo de conexión puede potencialmente traer muchos cambios positivos fuera del campo de juego en Colombia. Damon Weigl Universidad de Regina

Participantes del Campeonato de Rugby “Todos Somos Ganadores”


COMUNITAS “Comunitas es un intenso espíritu de comunidad, un sentimiento de gran igualdad social y proximidad”1. A través del laboratorio, este grupo del CEPAR (Centro de Formación para la Paz y la Reconciliación) encontró, en particular, que es importante recuperar esta visión de colectividad, puesto que la institución a la que pertenecen propende por la igualdad, además de hacer parte de un voluntariado llamado Prevencionistas que tiene como principios el respeto por la diferencia, la reconciliación, la tolerancia, la responsabilidad social, la equidad, y el sentido de pertenencia. Para ellos en el Barrismo, en teoría, se persiguen unos objetivos comunes y sobre todo el amor o pasión por un equipo de futbol, pero en la realidad en estas colectividades se han perdido muchos valores y algunos de los que dicen pertenecer a estos grupos actúan de forma individual afectando la imagen de la colectividad a la que representan, y que es identificada de manera inconfundible por una simbología construida a través de banderas, camisetas, colores, escudos, entre otros. Con esta obra, ellos quieren rescatar el valor de la unión, del trabajo en equipo, del sentido de pertenencia a través de elementos utilizados por los barristas como los “trapos”, y de representaciones del tejido social a través de la costura de muñecos que simbolizan las diferentes disciplinas deportivas en las que el fenómeno de la violencia no ha ingresado. Mónica M. Restrepo R. Maestra en Artes Plásticas

------------------------------------------------------------------------1 Real Academia de la Lengua. Diccionario usual. www.rae.es

Instalación “Comunitas” en galería Procesos en CEPAR


CULTURA EN EL ESPECTÁCULO En los años 50 la familia era la protagonista de los encuentros deportivos. Como tradición se reunían en la cancha nuestros padres, abuelos, hijos, nietos y todos los amigos de ellos que se encontraban al salir de las fábricas de “Tejicondor” para alentar a su equipo, El Atlético Nacional, luciendo trajes elegantes con sombreros. Los seguidores del Medellín, tenían las “hinchadas de papa, yuca y fiambre con los que asistían a la popular tribuna llamada Corea”. En la década de los 70 y fechas posteriores, la fanaticada cobró tanta fuerza para ambos equipos que se fue consolidando un espíritu diferente entre las masas, apareciendo un nuevo “hincha guerrero” que se armaba de banderas, instrumentos y elementos decorativos que adornaban tanto la tribuna como su cuerpo, además de componer cantos desafiantes de rechazo y violencia que dieron paso a una atmósfera hostil, en la que el poder y la opresión se volvieron los protagonistas de la cancha; mujeres, niños, ancianos y personas con discapacidad física tuvieron que dejar de asistir al estadio para no convertirse en las víctimas de esta guerra. Partiendo de las dinámicas practicadas en los encuentros deportivos y la transformación que ha sufrido la hinchada en los equipos antioqueños, se realizó un taller de imagen experimental usando la fotografía y el vídeo para analizar la manera en que nos comunicamos y nos aproximamos a los otros por medio de los gestos y las miradas. Este laboratorio tuvo como fin crear un diálogo entre las diferentes perspectivas de los jóvenes de la Institución Educativa Félix Henao y las propuestas desarrolladas en equipo, en las que se trabajó la importancia del respeto, la solidaridad y la sana convivencia. Alannath Ocampo Molina Maestra en Artes Plásticas Universidad Nacional, Sede Medellín

Proyección de video 1’05” Fotografias que hacen parte de la video instalación en galería Procesos en Institución Educativa Félix Henao


COLMENA El punto de partida del proceso es el BARRRISMO SOCIAL, un movimiento de los colectivos de barras en pro de la reivindicación de su papel en la sociedad, dedicándose primordialmente al trabajo comunitario. El LAB 47 expandió el concepto trasladándolo a un ámbito más práctico, posibilitando hacer una indagación de como el fenómeno del futbol y la hinchada actúa desde el núcleo familiar hacia la sociedad. La instalación, resultado de este proceso de creación colectivo, es una cartografía social del fenómeno en la hinchada dentro de los núcleos familiares de cada estudiante participante en este laboratorio perteneciente a la Institución Educativa Villa Turbay, donde se evidencia la conquista que ejercen los equipos en la incorporación de adeptos. La obra toma el hexágono, pieza del balón clásico de futbol, para dar paso a una estructura modular que fácilmente se asocia a una colmena, donde cada sujeto cumple un papel definido por sus roles dentro de la organización social. John Edison Vásquez Licenciado en Artes Plásticas Universidad de Antioquia

Procesos en Institución Educativa Villa Turbay Árboles genealógicos hechos por los estudiantes Instalación “Colmena” en galería


ECONOMÍAS Y POLÍTICAS DEL DEPORTE Al día de hoy deporte y violencia coexisten y se entienden tan bien que parecen sinónimos. Quién no se ha enterado de actos vandálicos de apasionados hinchas, quienes vistiendo sus amados colores en fervorosa demostración heráldica, son capaces de enzarzarse en inciertos pleitos donde puñalada tras puñalada van robando y sacrificando al mismo tiempo, la fuerza vital propia y de sus honorarios enemigos… esa que los llevó a querer a sus escuadras más que a sí mismos. A estos brutos seres, soldados del deporte, se les atribuye en gran medida la crisis violenta que padecen canchas y coliseos, haciendo girar los dedos para señalar a padres y profesores, a las familias y las instituciones, como los directos responsables de una debacle de valores que, como infame máquina, sólo produce delincuencia a borbotones. Pero si miramos atentamente… si agudizamos el oído… y fisgoneamos por debajo de lo evidente, podríamos atisbar a los grandes culpables: multinacionales y consorcios, hijos favoritos del Capitalismo; un modelo económico que se fundamenta en sobrevalorar el dinero, puro y duro mercantilismo, donde los obreros fabrican y luego se endeudan para comprar, más caro, lo que han hecho ellos mismos. En esta dinámica caníbal, la actividad física-recreativa, pasa de ser un juego reglamentado a un show mediático, y el deportista, ayer modelo de auto-superación, hoy es un figurín de promoción, que nos vende tantos productos como requiera el consumidor. Atletas obsesionados por el triunfo, que se suicidan “sanamente” con rutinas extremas y dietas de buen doping, fábricas de niños súper campeones y padres que gustosamente los enlistan… y hasta los representan; nacionalismos radicales, xenofobia y sexismo, apuestas, amaños, fachadas, y los narco-títulos que no faltan… mejor dicho: hecha la norma, hecha la trampa. Contra este accionar latente y pernicioso de la política y la economía, que ha minado las bases de lúdica y sana competencia presentes en la génesis del deporte, los estudiantes de la Normal Superior María Auxiliadora proponen una construcción plástica donde, por medio de una atípica relación espacial de elementos suntuosos propios de la gloria deportiva y elementos residuales pertenecientes al mundo del subsuelo, nos cuestionan el objetivo mismo de las actividades competitivas: la importancia del triunfo. ¿Somos los campeones? ¿Quién verdaderamente sale ganando? ¿Hay que ganar para ser ganador? ¿Ganamos para no perder?... porque como dice Queen “…no hay tiempo para los perdedores, porque somos los campeones del mundo…”. Miguel Úsuga Maestro en Artes Plásticas Universidad de Antioquia

Instalación “Are we the champions?” en galería Procesos en Normal Superior María Auxiliadora


PEDAGOGÍA Y CULTURA La idea de igualdad es el sentimiento que la humanidad lleva inherente en el fondo de su ser. Al detenernos a reflexionar qué pasó con el respeto por el otro, nos damos cuenta que se habla de derechos; pero nos olvidamos de los deberes que tenemos con nosotros mismos y con los demás, dejando de lado los puntos de encuentro para compartir y unificar nuestras emociones. Es hora que saquemos del alma la soberbia y el ego que nos empuja al abismo de la violencia y del caos. El deporte es una estructura que permite dar gozo a la sociedad, no es en vano la aglomeración de público y seguidores para estos eventos deportivos; ya que la experiencia es indescriptible cuando se vive con pasión estas manifestaciones. Hoy los alumnos del Colegio de María debaten dos actitudes agresivas, llevadas a las canchas: La violencia expresiva y la violencia instrumental. Buscan formas y manifestaciones para restablecer ejercicios de convivencia que desde su entorno se deben impartir para un sano compartir en los encuentros deportivos. Algunos estudiantes expresan sus vivencias frente a la violencia en el deporte y dicen que: “La violencia es una reacción de una persona al no poder resistir una tensión”. Existen varias formas de reprimir esta reacción, hay que tener unos límites o causas para retener esta, antes de dejar que afloren estas emociones se debe tener conciencia de las consecuencias que puede causar y mucho más si es violencia instrumental, ya que puede ser un golpe contundente. Se recomienda hacer actividades didácticas y saber dialogar para mejorar estas tensiones”. Nuestros deportistas y sus hinchas son los más afectados por estas actitudes, la prueba de esto la vivimos, cuando recordamos víctimas de agresiones en los estadios y fuera de ellos. Existen varias historias, en las cuales no sólo se presenta agresión con los humanos, sino también con los animales, como lo ocurrido con la lechuza y el perro que por un alto nivel de estrés, fueron víctimas de agresión y por ende la muerte. “La cultura del color”, es una instalación artística que se permite ser recorrida por el espectador, con la convicción de hacerlo con un balón, asumiendo el rol de no causar daño alguno a las estructuras de papel y reflexionando acerca de los valores que se deben tener en cuenta cuando nos adentramos en el mundo deportivo y social. El asistente a la exposición, se encontrará con un mundo mágico en donde todo lo que le rodea es una fugacidad de tonalidades, permitiéndose dejar atrás el fanatismo por los colores de su camiseta, credo, estrato social, raza, costumbres; pacificando su espíritu para transmitir valores a los demás. Que los tambores, cánticos y serpentinas, envuelvan con amor y sabiduría los estadios y lugares de solaz de nuestro país, para que volvamos a soñar en un mundo donde respetemos las diferencias y nos hermanemos en el deporte. Paola Andrea Manco Licenciada en Artes Plásticas Universidad de Antioquia

Instalación interactiva en galería Procesos en Colegio de María


COMUNICACIÓN Y MASS MEDIA A partir del enunciado del LAB 47 “Deporte es No-Violencia”, se empezó a identificar cómo “Comunicación y mass media” influyen de manera latente y constante, en la construcción de necesidades creadas y deseos para poder obtener aceptación por un grupo, donde se puede llegar al límite al dejar desbordar las pasiones, estar al borde del fanatismo y la idolatría, que muchas veces no promueven exactamente valores positivos sino más bien son el reflejo de una cultura, el síntoma de una sociedad donde se manifiesta problemas de fondo como: conflictos sociales, políticos, históricos, económicos y de convivencia. Los mass media tienen como función comunicar, estos giran en dos entornos, uno es el emisor y el otro es el receptor. Los dos existen paralelamente, uno no puede estar sin correlación al otro, donde el mensaje es lo que se difunde y el receptor es el individuo que recibe. Esto generó una especie de reflexiones acerca de lo que se comunica, cómo es reconocido, procesado y dependiendo de cómo se asimile se puede sacar provecho. También consideramos una frase muy popular: “la información es poder”, pero ¿para qué sirve y quién nos asegura que es verídica? En un mundo donde está presente la duda como impulso directo de la búsqueda de la verdad, con sus múltiples opciones que se presentan para mantenerse “informado” gracias al internet y otros medios, que casi diario dan un bombardeo de información donde se reducen a esto, solo pequeños chispazos no muy claros de hechos e imágenes que influyen en el contexto donde habitamos. Informar es casi igual de des-informar, estamos y a la vez no, por estar conectados a una pantalla negra ya sea desde un monitor o un teléfono inteligente, viviendo un mundo virtual que mantenemos a la mano y donde creemos tener el control creando vidas ficticias e imaginarias de lo que siempre hemos querido ser y de pronto aún no se ha podido. Se destaca lo mejor de cada individuo para pertenecer a una red social y simplemente si no estás conectado, no existes. Donde oímos pero no escuchamos. En el proceso del taller con los estudiantes del Colegio San Ignacio, se propuso indirectamente la conciencia del otro, el trabajar en conjunto, mostrando que uniendo varias áreas del conocimiento se pueden realizar ideas pensadas, donde sobresale y es preponderante el proceso, el compartir, encontrar soluciones viables y el equivocarse para aprender, más que el producto final. En este proceso se construyeron desde la experiencia estética dos formas de expresar, una desde la imagen creando un personaje ficticio que solo por pertenecer a las redes, dar opiniones, criterios, pensamientos, sueños y anhelos, y manejado por otro conjunto de personas para dar lo mejor de sí, EXISTÍA y empezaría a tener vida propia. La otra manera es desde lo sonoro, el paisaje sonoro, lo que oímos, toda esa información que recogemos y no hacemos consiente en su totalidad, toda la carga simbólica que trae consigo y que nos ayuda a identificar espacios de hostilidad o tranquilidad, de alegría, agitación, sobresalto o de emociones enardecidas. Los sonidos, en este caso, como “el televisor que nunca se apaga”, creador de imágenes y emociones por medio de lo sonoro. Yeny Mejia Villa Maestra en Artes Plásticas Universidad Nacional, Sede Medellín

Perfil de facebook falso, obra on line Instalación interactiva en galería Procesos en Institución Colegio San Ignacio


VALORES Y PRINCIPIOS CULTURALES ALENTAR NO ES VIOLENTAR La situación actual en el campo de futbol y demás deportes, acrecienta la violencia y la falta de respeto por el otro, donde la rivalidad y la discriminación por los gustos futbolísticos, generan la muerte de los ciudadanos que ven competir a “su equipo”. Es por esto que desde el LAB.47 EL DEPORTE ES NOVIOLENCIA, se propone la posibilidad de difundir en el grupo de estudiantes de la Escuela Empresarial de Educación, la historia que ha hecho el deporte a nivel mundial y la forma en que el ser humano ha adoptado simbolismos, lenguajes, cánticos y expresiones corporales que con el tiempo se han desvirtuado y se han convertido en una problemática social. Se retoman además, los valores y principios culturales para vivir en sociedad y en recintos cerrados donde todos tenemos diferencias. En años anteriores, se disfrutaba del domingo en el estadio, con la camiseta del equipo. Quienes iban a ver el partido, compraban pollo, e iban con sus hijos al estadio, prevenidos con los cojines y los plásticos para protegerse de la lluvia. Se compartía un buen futbol, que generaba unión, risas, euforia y hasta llanto... Pero no discordia, ya que un hincha de futbol podía sentarse tranquilamente al lado del hincha del equipo contrario, sin ningún problema... Siempre se veían como personas a quienes se debe respeto, entendiendo que cada uno podía tener gustos y camisetas distintas y con eso no había inconveniente. Con el tema del laboratorio se invitó a los jóvenes de la Escuela Empresarial a elaborar el ejercicio artístico mediante la construcción de una cancha de futbol, donde sus patrocinios son los valores, principios y frases que cantan a coro el amor y el respeto por las preferencias del otro, aunque piense diferente a nosotros. Este tiene la finalidad de alentar a los hinchas de los diferentes equipos y en cualquier deporte, a alzar voces de fuerza y energía que no busquen dañar al otro, sino a motivar la alegría. El pódium que se encuentra en el centro de la cancha, simboliza la igualdad de género, raza, religión, preferencia sexual, ideología política y gustos por el deporte y sus equipos. ¡ESTA OBRA ES INTERACTIVA, DISFRÚTALA, SIENTE LA CANCHA, SUBE AL PÓDIUM Y TÓMATE FOTOS EN ÉL, RECUERDA QUE TU ERES GANADOR! Juan Felipe Pérez Taborda Maestro en Artes Plásticas Fundación Universitaria Bellas Artes

Instalación interactiva en galería Procesos en Escuela Empresarial de Educación


VISITAS GUIADAS Durante las visitas guiadas en galería con estudiantes de las 7 instituciones, se les presentó una serie de videos en los cuales se hace referencia al empleo, creación y puesta en escena de las Máquinas Rube Goldberg o conocidas como maquinas locas “crazy machines”, en las cuales se hace una relación con la física, la instalación, el azar, el movimiento y la ingeniería para crear piezas y secuencias que facilitan la reacción en cadena, más conocida como “efecto dominó” que permiten realizar una actividad que normalmente es fácil de hacer a mano y con el objetivo de obtener un resultado de una forma diferente, más elaborada, compleja y atractiva pero a la vez dinámica, lúdica y creativa.

Procesos de visitas guiadas en galería Michelangelo Pistoletto en una de las visitas guiadas


Lab 47 el deporte es no violencia  

Lab 47 el deporte es no violencia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you