Issuu on Google+

Revista de Creaci贸n


Contenido FICCIÓN Cuento La huella inmortal ...........................................................6 Mi medio del futuro .......................................................11 Año 17 No. 18 / 2014

Un robot que cambió todo ............................................12 Una navidad mágica .....................................................14

Pastiche Diario Uno .....................................................................18 Diario Dos .....................................................................20

Poesía La contaminación de la tierra .......................................28 Receta ..........................................................................30 Una publicación de: COLEGIO ANGLO COLOMBIANO www.anglocolombiano.edu.co

RECTOR Alan Shanks

Es R o RR ....................................................................32

NO FICCIÓN Crónica Un desvío a Aracataca .................................................35

DIRECTOR DE LA REVISTA Álvaro A. Rodríguez S. DISEÑO PORTADA Andrea Zarate

La muerte del más grande ...........................................38

Reseña Del cuento breve y sus alrededores .............................42 La Teoría del Túnel .......................................................46

ILUSTRACIONES Andrea Zarate Catalina Ospina Eduardo Gómez DISEÑO Y MONTAJE EGH Soluciones www.eghsoluciones.com eghsoluciones@gmail.com

Ensayo Narradores, narraciones y puntos de vista ..................48

ILUSTRACIÓN Collage ........................................................................54 Representación de un cuento .....................................55

Avenida 19 No.152A - 48 PBX 259 57 00

Promoción de lectura .................................................56 Trabajo visual ..............................................................58

Las opiniones expresadas, pertenecen a sus autores y en nada comprometen al Colegio Anglo Colombiano.

CARTA AL PRESIDENTE ....................................59


Editorial

Entre lo dicho y lo no dicho Hace unos años en un colegio de Bogotá sucedió un acto de matoneo virtual que replicaba una “ola” de bromas entre usuarios de Blackberry: un muchacho tomó sin permiso el teléfono de una de sus compañeras de curso, escribió un mensaje suplantándola y reriéndose a ella en términos escandalosos; luego lo envió a todos los contactos que ella tenía en su teléfono. Según los perpetradores, se trató de una broma, y de esa manera, con esa defensa sumada al comentario de “somos amigos”, ellos hicieron notar su incomprensión ante lo que signica dañar la imagen y la honra de una persona. Hace unas semanas un personaje público, usando twiter, declaró de forma encubierta su odio hacia Gabriel García Márquez, nuestro premio Nobel; en 140 caracteres señaló su deseo de que el autor de Cien años de soledad y una de las voces más críticas de la realidad colombiana y latinoamericana del siglo XX, pasara la eternidad en el inerno. Las reacciones de la opinión pública fueron inmediatas y durante varios días la prensa nacional, los noticieros y los programas de opinión en televisión y radio sancionaron una actitud fuera de lugar, impertinente, si se quiere, pues el país, el continente y el mundo despedían con afecto a Gabo. Un par de meses antes de ese twiter, se difundió por radio y televisión la postura de discriminación hacia personas discapacitadas que un líder religioso compartió con sus feligreses. Alguien con sentido crítico entregó la grabación a los medios y en Colombia, por unos días, se habló sobre las contradicciones evidentes en las frases de aquel líder, sobre derechos civiles, sobre la importancia de ver al otro como un ser humano lleno de habilidades antes de verlo, equivocadamente, como alguien limitado. El líder religioso se defendió usando un libro sagrado y haciéndolo decir lo que él creía que decía (en eso consiste su trabajo y bajo esa premisa funcionan sus presentaciones de n de semana).

{1}


Estos tres casos están conectados por los comportamientos destructivos de quien emite el mensaje y lo dirige hacia el otro; hacia “el que no es como yo”; los tres son una secuela, un eco de todas las formas discursivas que soportan e impulsan las acciones más viles del ser humano: las que rechazan y anulan la riqueza de la variedad. Se podría pensar que frente al twiter y a la declaración pública, el mensaje que envió aquel muchacho violentando la privacidad y la identidad de su compañera de curso es sólo un juego, pero no es así; las tres manifestaciones deterioran y quieren hacer ver al otro como inferior, repudiable o socialmente indecente. En los tres casos hay una ausencia total de ética del lenguaje, así como un desprecio rampante en cuanto al manejo ético de los medios de comunicación. Junto a esos dos aspectos, hay un tercero que subyace en las tres declaraciones y que es una de las banderas sociales del momento: la creencia de que todo se puede y se debe decir; el sentimiento de supuesta honestidad al decir lo que pensamos; la idea torpe de que las palabras que van envueltas por la fuerza de las emociones son las únicas verdaderas. Y es torpe esta idea porque es desacertada: el lenguaje expresa las ideas y las emociones, pero incluso cuando expresa las emociones surge de un acto completamente cerebral. Somos inteligentes en la medida en que pensamos antes de hablar y tomamos decisiones frente a aquello que la fuerza de nuestras emociones nos induce a realizar. Se podrá objetar lo anterior argumentando que en los tres casos, los tres emisores, los tres hablantes pensaron muy bien lo que querían decir, comprendieron su intención y fueron conscientes del efecto que esas palabras causarían en los receptores. Eso es cierto en términos planos; pues lo que ninguno de los tres hablantes tuvo en cuenta fue que la palabra es un bien social y que se debe usar con sentido ético. Proverbios hay que advierten a quien quiera escuchar que las palabras tienen el poder de construir y también de destruir, que luego de “lanzadas” al viento o al mundo virtual, jamás pueden recuperarse o modicarse. Lo dicho, dicho está. Tampoco se puede apelar al derecho inalienable de expresarse, pues junto con ese existe y avanza paralelo el deber de respetar al otro. No todo lo que pensamos debemos decirlo; no es un acto de hipocresía sino de vida en comunidad, de inteligencia social, y de madurez moral. Es lo mismo con la ortografía y la gramática. Ahora, en los tres casos hay una pequeña diferencia: la edad de los hablantes. En el primero se trató de un adolescente con no más de 15 años de edad; en los otros dos fueron adultos quienes emitieron el mensaje. Existe la esperanza de que el colegio y la familia logren hacer reexionar al niño sobre el lenguaje que usa a diario y sobre lo que hace con él. Con los adultos, lamentablemente, ya no hay mucho que hacer.

{2}


Opinión

La Falta de Humanidad en la Violencia María Gabriela Peña

“Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos” (Martin Luther King).

En la década del 80, Colombia fue un país que padeció de una época de violencia que nunca antes se había vivido en el país. Se convirtió en una barbarie, donde no hay otra frase para describir pero que la gente perdió la cabeza y parecía no tener sentimientos algunos. Es inhumano como la gente mataba sin razón, el gobierno imponía leyes que sólo los beneciaban a ellos y los niños tenían que asumir roles de adultos, sin tener la madurez necesaria para aceptar esa realidad. En el libro El olvido que seremos por Héctor Abad Faciolince, se exponen algunas de estas realidades que ocurrieron en esa época, a través de los ojos de un niño que es el autor y narrador, Héctor Abad. Incidentalmente, en la obra se muestra como mataban a estudiantes que opinaban algo diferente al estado y no estaban de acuerdo con las normas de su institución. ¿No es esto algo fuera de una realidad en donde la gente piensa con la cabeza?

{3}


Es increíble que el mismo padre del autor de la novela haya sido asesinado. Este en un ejemplo que ilustra lo poco que le importaba a la gente en la época.

Se puede hasta decir que fue una

época donde no vivieron humanos si no animales, porque hasta donde considero que se expone en las sociedades, las personas tienen derecho a la libre expresión y a opinar lo que sienten; pero en Colombia decir lo que piensan y estar en contra de la corriente, los mata. Además en el libro se revela que Héctor Abad Gómez, a pesar de que iba en contra del estado, estaba defendiendo una posición que hoy en día sería considerada la correcta, que era la defensa de los derechos humanos y la justicia en el país. Muchos más murieron por pensar diferente, por actuar diferente y por no usar el mismo tono gris que los otros vestían. Colombia fue un país de salvajes, un país en donde la gente no tenía corazón y sentimientos, un país en donde matar era la regla y no la excepción. Fueron miles de personas que murieron porque había otros que no querían tomar el camino de la paz. En otras palabras, esto es un claro ejemplo para decir que no podemos dejar que la violencia rija en una sociedad. Hay que cultivar la paz, o nunca llegaremos a ser un país donde todos pensemos correctamente con la cabeza y tengamos un corazón.

https://www.google.com.co/search?q=el+olvido+que+seremos&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ei=AtdiU_2bJsupyATxhYDoDw&sqi=2&pjf=1&ved=0CAYQ_AUoAQ &biw=1517&bih=741&dpr=0.9#q=violencia%20en%20colombia%20decada%20del%2080&tbm=isch&facrc=_&imgdii=_&imgrc=r6D3A86qPaSqrM%253A%3BB3nj 7r38OeojM%3Bhttp%253A%252F%252Fp1.trrsf.com%252Fimage%252Ffget%252Fcf%252F619%252F464%252Fimages.terra.com%252F2013%252F02%252F18 %252Fcucuta-colombia.jpg%3Bhttp%253A%252F%252Fnoticias.terra.com.co%252Finternacional%252Flatinoamerica%252Fvenezuela%252Fanalistacriminalidad-en-venezuela-es-un-problema-de-estado%252C86afbbba23f40410VgnVCM3000009acceb0aRCRD.html%3B619%3B464 https://www.google.com.co/search?q=el+olvido+que+seremos&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ei=AtdiU_2bJsupyATxhYDoDw&sqi=2&pjf=1&ved=0CAYQ_AUoAQ &biw=1517&bih=741&dpr=0.9#q=violencia%20en%20colombia%20decada%20del%2080&tbm=isch&facrc=_&imgdii=_&imgrc=9OgDUAZxEDjKM%253A%3BHUTlBOFCMrYqtM%3Bhttp%253A%252F%252Fupload.wikimedia.org%252Fwikipedia%252Fcommons%252Fe%252Fe5%252FQuintin_detenid o.jpg%3Bhttp%253A%252F%252Fes.wikipedia.org%252Fwiki%252FHistoria_de_Colombia%3B442%3B480

{4}


Cuento

Ilustraci贸n: Andrea Zarate


Cuento

La Huella

Inmortal Daniel S. Cortés A.

“Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la humanidad” Neil Alden Armstrong (20 de julio, 1969)

Vi el horizonte, negro, profundo y frío. El

humano.

suelo, un polvo no y blancuzco.

última bocanada de aire y…salté.

Me

Me llené de valor, respiré una

encontraba anonadado, en éxtasis. Descendí por las escaleras metálicas

11 de julio de 1969, faltaban cinco días para

escalón por escalón, me sujetaba

el despegue hacia la luna.

fuertemente para no tropezar.

Al llegar al

en Cabo Kennedy, Florida. Junto con Edwin

último, elevé mi mirada y allí, majestuoso, el

“Buzz” Aldrin y Michael Collins éramos

planeta azul, el planeta que yo, y toda la

sometidos al último examen médico. Sentía

humanidad, llamamos Tierra.

Miré el suelo

la presión, dentro de pocos días comandaría

dispuesto a dar el salto nal.

No lo podía

la misión, Apolo 11, cuyo objetivo era llevar al

creer, yo Neil Alden Armstrong, oriundo de

primer hombre a la luna y regresarlo a la

Wapakoneta, un diminuto pueblo de Ohio,

tierra con vida. La carga emocional era

estaba a instantes de convertirme

en el

enorme, mi vida se encontraba en juego, el

primer hombre en pisar un cuerpo celeste,

más mínimo error y todo se acabaría, pero

estaba a punto de realizar una de las

además, tenía una enorme responsabilidad

mayores hazañas llevadas a cabo por un ser

con mi nación. {6}

Me encontraba


El proyecto Apolo, solo en 1969 estaba

16 de julio, las 13:00:00 según UTC

presupuestado en 25.400 millones de

(meridiano de Greenwich). Me encontraba

dólares de la época, lo que es equivalente a

en Cabo Kennedy, eran mis minutos nales

135.000 millones de dólares de hoy en día.

de preparación antes del abordaje del cohete. Pese a que yo ya había visto el

A la construcción del cohete Saturno 5, el

Saturno 5 anteriormente, ese día se veía

cual nos iba a poner en la órbita terrestre, se

diferente. Era imponente, sus 110 metros de

le había destinado 6.500 millones de dólares

altura lo hacían parecer un rascacielos. El

actuales, excluyendo los costos del

Columbia, la pequeña cápsula donde mis

combustible requerido; USD$28.000 para el

dos compañeros y yo viajaríamos, la cual se

módulo de comando y servicio, donde Collins

encontraba en la punta de cohete, era

iba a orbitar la luna mientras Aldrin y yo

prácticamente invisible por la altura a la que

alunizábamos y USD$17.000 para el módulo

se encontraba.

lunar.

Además de los exorbitantes costos,

espacial acariciaba las nubes, se erguía

la misión representaba el orgullo, el esfuerzo

soberbia como una escalera hacía el innito.

y el poder de los Estados Unidos de América,

Denitivamente, ese era el cohete más

ya que si esta era exitosa, los americanos

impresionante, solemne y magníco que

habrían vencido a los soviéticos en la carrera

jamás se hubiera construido, o por lo menos,

espacial que había comenzado 8 años antes,

para mí lo era. Ascendí por la torre, tenía mi

cuando el Presidente Kennedy, el 25 de

traje puesto, y en la punta, en lo más alto,

mayo de 1961, pronunció un discurso en el

observé las miles de personas que se

congreso. "Creo que este país debería

reunieron para ver el despegue. Pero

comprometerse a alcanzar el objetivo, antes

además, yo también vi a las millones de

del nal de esta década, de poner un hombre

personas que depositaban todas sus

sobre la supercie de La Luna y hacerle

esperanzas en mí. Me sentí orgulloso, y por

regresar a la Tierra sano y salvo". (J.F.

primera vez, desde que comenzó el

Kennedy, 25 de mayo, 1961).

programa, en paz.

{7}

Me parecía que la nave


Antes de ingresar a la cápsula Columbia (donde viajaríamos hasta alunizar en el Eagle), miré el cielo, ese día se encontraba radiante, de un azul turquesa impactante, lo observé por un largo rato, podía ser la última vez que lo viera. Pasaron25 minutos de intensa incertidumbre y espera dentro de la cápsula. Finalmente, tras lo que para mí fue una eternidad, comenzó la cuenta regresiva. Jamás había sentido tal angustia. 3.. Faltaban instantes para que comenzara una de las misiones más ambiciones de la historia de la humanidad. 2… Algo para lo que me había entrenado durante más de 6 años y que se había convertido en una obsesión. 1… Ciertamente esta fecha y hora, 16 de julio de 1969 a las 13:32:00 (UTC), pasaría a la historia como el instante en el que el Apolo 11 inició su épico viaje hacía la Luna. Despegue! El tiempo se detuvo, deje de pensar, deje de r e a c c i o n a r, y d e s p u é s , u n r u i d o inimaginable, ensordecedor. El cohete rugía como un volcán, los estruendosos motores, como las cataratas del Niágara, sacudían el cohete violentamente. El Saturno 5, gigantesco, el cual fue construido por Boeign y Douglas Aircraft Company bajo la supervisión del National Aeronautics and Space Administration (NASA), para el programa Apolo, nos estaba llevando fuera del planeta tierra.

{8}


El monstruoso vehículo de 3.040 toneladas, más las 2.800 toneladas de combustible consistente de keroseno y oxígeno e hidrógeno líquido, se elevaba, y con él, nosotros. Denitivamente, el esfuerzo de Wernher Von Braun, cientíco alemán, nacionalizado estadounidense, quien comenzó a diseñar el cohete a nales de la década de los 50´s, había valido la pena; el cohete era una bestia de la ingeniería. Llegamos a los 68 kilómetros de altura, un momento crítico se aproximaba, la separación de la primera etapa, momento en el que el tanque de combustible principal se desprendería y nosotros debíamos continuar nuestro viaje con un motor más pequeño. Llegó el momento, el tanque motor principal se apagó, silencio, un ensordecedor silencio. Se desprendió el tanque principal y... el motor secundario se encendió. Lo habíamos logrado, estábamos dirigiéndonos hacía la Luna. Los siguientes 4 días transcurrieron con relativa tranquilidad. La Luna se agrandaba cada vez más lo que nos recordaba que nos encontrábamos cada vez más cerca de nuestro objetivo. El 20 de julio entramos en la órbita lunar, nuestro alunizaje era inminente. Aldrin y yo nos despedimos de Collins quien se quedaría orbitando la luna en el Columbia, y entramos en el módulo lunar Eagle. El alunizaje había comenzado.

{9}


Dentro del Eagle nos preparamos y tras recibir la orden de Houston, nos desacoplamos del Columbia. Instantáneamente, después de la separación, giramos el Eagle para que Collins pudiera revisar el tren de aterrizaje, y tras recibir el visto bueno de él, comenzamos a descender hacía la luna desde una altura de 15.200 metros sobre la supercie. Repentinamente comenzó a sonar una alarma, la 1202. Le Informamos a Houston, pero nos conrmaron que no era nada serio,continuamos con el descenso. Yo observaba por la ventanilla mientras Aldrin se encargaba de controlar el Eagle, nos estábamos acercando a la luna y a 200 metros de altura, me di cuenta que no podríamos aterrizar en el área prevista, esta estaba llena de gigantescas rocas. Desviamos nuestro curso, comenzamos un vuelo paralelo a la supercie lunar, buscando un sitio donde alunizar. Estábamos gastando mucho combustible, era una batalla contra el tiempo.

A 30 metros sobre la supercie, aún sin

localizar un área nivelada donde poder alunizar, desde la tierra nos informaron que nos quedaban 60 segundos de combustible, si no lográbamos alunizar dentro de este periodo de tiempo, tendríamos que abortar la misión. Repentinamente, como un milagro, logré divisar un área libre de obstáculos. EL 20 de julio, a las 20:17:40 (UTC), Aldrin y yo, en el Eagle, y con menos de 15 segundos de combustible, logramos alunizar. Los dos nos miramos, no hubo gran emoción, pero ambos sonreíamos con satisfacción. Ninguno dijo nada, solo nos dimos la mano. Pasaron 6 horas desde el alunizaje. Me puse mi traje espacial, pesado y voluminoso. Llegó el momento, de salir al suelo lunar. Despresurizamos el Eagle, y abrimos la compuerta. Yo salí primero que Aldrin. Me agarré de las barandas y descendí por los 15 escalones. Llegué al último. Me llené de valor, respiré una última bocanada de aire y…salté.. Centímetro a centímetro me acercaba hacia mi destino. Centímetro a centímetro se cumplía el sueño de una nación. Centímetro a centímetro la misión más ambiciosa de la historia era más exitosa. Toqué el suelo. Los humanos lo habíamos logrado, habíamos conquistado la luna el 20 de julio de 1969 a las 02:56:15 (UTC). Di un pequeño paso, mire hacia atrás, y allí, inmortal: ¡La pisada de un ser humano en la luna!

{ 10 }


Mi medio DEL FUTURO Isabella Domínguez

¿Qué es? Es una forma de comunicación que con solo pensar en lo que vas a decir y en la persona(s) a la que le quieres mandar o transmitir el mensaje, le va a llegar por la mente es decir telepáticamente. ¿Cómo se usa? Solo tienes que pensar en la oración o en las palabras y en la persona a la que se la quieres mandar y automáticamente le llegará el mensaje a la persona. ¿Por qué lo inventaste? Lo inventé porque me pareció que sería más fácil poder mandar las cosas telepáticamente, sin tener que utilizar ningún objeto (solo tu mente) y ya se puede transmitir a personas, computadoras y en el futuro a robots.

{ 11 }


Un robot

que cambió todo María Antonia Méndez - Manuela Rodríguez

-¿Pero cómo te van a operar?- le pregunté yo, mientras el ruido de la lluvia interrumpió mi sonora voz. - No lo sé,- dijo ella al alejarse de mi ser,- solo quiero curarme. No fue muy lindo para mí, ya que yo solo quería lo mejor para ella y Clara solo se alejaba, no le veía razón alguna para retirarse. Unas semanas después de esta operación yo notaba un problema en esta amiga de corazón. Tenía daños colaterales alrededor del área tratada. En otras palabras, sufría más que un gato al bañarse. Evidentemente, la operación no fue tratada como lo debieron hacer. De esta forma, empieza aquella crónica de mi vida con un futuro nal cientíco. Por lo tanto tuve que encontrar una cura basada en lo que yo me especializo: los laboratorios de Robótica en el Instituto Politécnico de la ciudad israelí de Haifa. Así pues, me dediqué el tiempo que fuera necesario para crear una cura creativa. UN LOBO SIN SU MANADA NO LOGRA NADA, por eso necesitaba una ayuda extra que no fuera yo solo sino con la ayuda intelectual de mis amigos. La aventura en la que me encontré en la búsqueda de alguien que tomase un riesgo para ayudarme a cumplir mi sueño no fue nada fácil.

{ 12 }


Al cabo de un tiempo, pude escuchar cosas como: -Lo que tenemos es un modelo básico que ha demostrado poder navegar en el líquido de la columna vertebral- escuchaba salir de la boca del Profesor Shoham mientras lo entrevistaban, mientras yo solo me quedaba concentrado en nuestro trabajo. A propósito, por si no lo sabían, todas las entrevistas se dirigían a él ya que yo miro más hacia el futuro y mi compañero al presente. Él parloteaba, hablaba, opinaba y me desconcentraba. No era mi mejor ayudante, sin embargo, si su ayuda no estuviese conmigo nada de esto hubiera pasado. Él se reía a carcajadas mientras hacíamos el trabajo. Él se la gozaba mientras que yo solo quedaba con mi mente aturdida por tantas preguntas. ¿Funcionará? ¿Quedará bien? Nadie lo sabía en ese momento… Mi corazón latía más rápido que las alas de un colibrí, era el día de la prueba. Al cerrar mis ojos solo me imaginaba algo saliendo mal. Un error, un problema o algo de ese estilo. El tiempo quedó congelado para mí, todo lo veía lento y eterno. Claro, como lo esperaba tanto el tiempo iba contra mí. - ¡YA CASI!- gritaba un voz que salía detrás las puertas. Era Clara, la que comenzó todo esto. El resto, vaya, sería otra crónica. En conclusión, esto ha cambiado mi vida, soy reconocido mundialmente. Muchos cirujanos usan este nuevo invento con el propósito de mejorar la vida de las personas. Con la cabeza en alto y una voz grave terminó esta historia orgulloso de mí mismo diciendo: -¡Qué gran vida que tengo por un robot enano!

{ 13 }


¡UNA NAVIDAD MÁGICA! Manuela Velasco Linares

Hace muchos años, había un niño llamado Miguel. Él era un niño muy necio que nunca les hacía caso a su madre Clara y a su padre Andrés. Siempre que le decían que recogiera sus juguetes o que hiciera sus tareas, él empezaba a llorar y a gritar y les decía: -¡Ustedes no me quieren! Pero esto no era verdad, porque todos los padres les tienen amor a sus hijos. Clara y Andrés adoraban a Miguel y lo consideraban como un regalo hermoso de Dios. La época de la navidad se acercaba y Miguel saltaba de alegría. Le encantaba la navidad porque recibía muchísimos regalos y tenía vacaciones. A Miguel le encantaba que en cada noche de navidad Papá Noel se deslizaba por la chimenea, se tomaba la leche que Miguel le dejaba e iba a su cuarto a poner los regalos fabulosos en su cama. Aunque Miguel no había visto nada de esto, él creía y por eso sabía que eso era verdad. A pesar de todo esto, Miguel tenía un sueño: él quería conocer a Papá Noel, sentir su barba suave y su barriga enorme, quería pedirle que dijera OH, OH,OH, para él. Miguel sabía que todos los sueños se podían cumplir y que el de él se haría realidad. El esperado día de la navidad llegó y siendo de mañana, de repente Miguel empezó con sus horribles pataletas. Esta vez se había puesto furioso porque sus padres no lo habían dejado comer una galleta porque era muy temprano. Finalmente, Miguel se calmó y volvió a estar feliz porque era navidad.

{ 14 }


Miguel y su familia pasaron un día fenomenal, se rieron, recordaron cuanto amor había entre ellos y le dieron gracias a Jesús por darles tanto cariño y protección. Miguel había tenido tanta diversión que no lloró ni grito en todo el día. Pronto la noche llegó y Miguel fue a su cama muy emocionado por lo que iba a suceder. Aunque Clara pensaba que dormía, él seguía despierto porque estaba esperando a Papá Noel. Ya era tarde y Miguel empezó a oír sonidos de bonitas campanas. ¡Él lo sabía, era Papá Noel! Se puso tan feliz que se paró de la cama y fue directo a la chimenea. Miguel cerró los ojos, luego los abrió y frente a él vio al asombroso Papá Noel. No lo podía creer, así que sin pensarlo corrió hacia él y lo abrazó. Se notaba que Papá Noel estaba muy feliz así que decidió invitar a Miguel a repartir los regalos y a enseñarle como montar trineo. Cuando invitaron a Miguel, él dijo que sí y en un abrir y cerrar de ojos guió a Papá Noel hacía la puerta de salida. Cuando Miguel y Papá Noel ya se encontraban afuera, por n Miguel vio los hermosos renos que jalaban el gigantesco trineo rojo. Papá Noel quería que Miguel disfrutara la navidad así que le dijo: -¡Anda, súbete al trineo y hazte adelante conmigo para conducir los renos! Cuando a Miguel le dijeron esto, él corrió a subirse en la primera la, se sentía tan emocionado y no podía creer que su sueño era una realidad.

{ 15 }


Cuando todo estaba listo para despegar, Papá Noel le dijo a Miguel que dijera rojo y verde es navidad y cuando Miguel dijo esto los renos empezaron a correr y de repente a volar. Papá Noel empezó a cantar un bonito villancico y Miguel solo sonreía y pensaba que estaba teniendo una navidad mágica. Cuando aterrizaron en China, vieron a una mamá coneja con 7 hijitos conejos que no paraban de abrazarse y besarse. Miguel le preguntó por qué hacían eso y Papá Noel respondió que la navidad no solo se trataba de regalos y vacaciones sino también y especialmente del amor. Miguel entendió que el amor era lo más importante y prometió no volver a portarse mal con sus papás. Cuando ya habían terminado de repartir regalos, Papá Noel dijo que era hora de ir a casa.

Ya había que

despedirse, así que Papa Noel le dio sus regalos a Miguel, lo abrazó y le dijo que lo quería mucho. Cuando Miguel ya estaba en su cama se dio cuenta que la navidad es amor y felicidad. Él quería que sus padres lo supieran, así que de nuevo se paró de la cama y fue a darles un enorme beso a sus papás. Desde ese día Miguel se portó juicioso y siempre les dio amor a sus papás.

{ 16 }


Pastiche

EL DIARIO DE HÉCTOR ABAD GÓMEZ Lucía Rocha

Cada vez más lejos de cumplir y realizar el sueño que parece imposible el de la libertad…

Día 1 Es difícil levantarme cada mañana sabiendo que algo me puede pasar. Me duele que al pensar que estoy haciendo lo correcto me encuentre con mas enemigos que con amigos. Hoy recibí mi primera amenaza de muerte, hoy me escribieron en una hostil carta que soy un ogro, que soy la peor influencia no solo al mi familia sino al país. Para ser sincero hay veces siento que es hora de rendirme y darme cuenta que nunca se va a lograr encontrar la paz en un país tan corrupto e ignorante como Colombia. No han sido unos meses fáciles, enterarme que mi hija mayor, uno de mis mayores orgullos, esta enferma. No quiero que nadie y menos ella se entere que lo que tiene es un cáncer, una enfermedad a la cual le tengo mucho respeto pero más que todo mucho miedo porque se que puede terminar quitándome a mi violinista preferida.

{ 17 }


Día 2 Espero y quiero no rendirme pero cada día que pasa es más difícil que el anterior. Acabo de enterarme que a unos de mis colegas y ciertos estudiantes de la universidad los acaban de

matar.

Es

injusto

y

ridículo que luchar por lo más importante en la vida, los derechos

humanos,

sea

una

actividad tan peligrosa. Me cuesta creer que yo, el mayor patrocinador por esta lucha, este perdiendo a gente tan importante. Incluso a veces creo que la culpa de que estas familias hayan perdido a sus guerreros es toda mía. Me considero valiente pero a la vez cobarde. Quizás es hora de salir, dar la cara y hacerme matar si es necesario pero no aguanto una muerte mas, no permitiré que por mi culpa y por mis ideas ridículas e imposibles de conseguir sigan muriendo personas inocentes. Personas que en algún futuro (ojala cercano), cuando se brinde un poco más de educación en este país, van a continuar con la lucha que podrán decir que empezó por un profesor de medicina calvito y loquito.

Día 3 No soporto más la ignorancia de este país, no soporto más la corrupción de este gobierno, no tolero más la ingenuidad de los colombianos, no me aguanto más la arrogancia de los que se hacen llamar “ricos,” ni tampoco me resisto a lagartearía de los políticos. Puede que yo no vaya a cambiar el país, puede que yo no vaya a hacer milagros pero estoy seguro que voy a desenmascarar la verdad oculta del gobierno, solo si me dan la oportunidad. { 18 }


Ya no se que más hacer para ganarme la confianza de este país, se que los que no me quieren son aquellos que se dan cuenta que puedo ser tanto una amenaza como un obstáculo. Pero confió en que ojala en algún momento la voz de esos que se que me quieren sea valiosa e igual de importante a la de los que me quieren muerto.

En este momento se que lo que quiero esta cada vez más lejos, pero me conformo con saber que queda mi hijo para defender y enorgullecerse con lo que pueda pasar gracias a lo que yo un día decidí imaginarme; la libertad de palabra, la justicia, el cumplimiento de los derechos humanos, LA

{ 19 }

PAZ…


Pastiche

Diario Literario de Héctor Abad Gómez Clara Latronico

3 de agosto de 1972 Hoy Marta, Cecilia y yo nos enteramos que Marta esta muy enferma. Al escuchar estas palabras, sentí que el mundo se me caía encima. Marta. Mi estrella. No puede ser que la estén castigando así.

Claro, no le dijimos a Marta la seriedad de su

enfermedad por que no queremos que se preocupe de antemano. El doctor, preocupado, nos dijo que lo que tiene Marta es Melanoma, un cáncer de piel. Lo primero que Cecilia y yo preguntamos, fue si es curable. El doctor dijo que podría ser, aunque muy pocas veces lo es.

Sabiendo que en Estados Unidos hay una posibilidad más grande de que curen a Marta, le comenté que iba a hacer todo lo posible para llevar a Marta al mejor hospital que encuentre.

Al llegar a la casa, no me sentí igual que siempre. No

sentí la alegría que suele haber en esta casa. No hay felicidad ni en mi, ni en mi esposa, ni en Marta. Marta, la que trae felicidad a esta casa todos los días. El sol de la casa.

Me encerré en mi oficina a pensar y pensar y pensar. Y es en mi oficina que estoy escribiendo esto. El único lugar donde siento que tal vez todo pueda volver a ser igual que siempre y tal vez podremos curar a Marta y ella tendrá una vida muy larga, como la que se merece.

¿Por qué le esta pasando esto a Marta? La persona que menos se lo merece en este mundo.

Siento una rabia en mi que nunca he sentido en mi vida. Nada de esto me

parece justo. Lo duro que va a ser contarle esto a los demás. Ni me lo quiero imaginar. Como vamos a sufrir.

{ 20 }


4 de agosto de 1972 No pude contenerlo más. Hoy le tuve que decir a Sol y a Héctor.

Todo el día estuve muy mal. El día de trabajo se me hizo eterno, yo no quería estar enseñándole a mis alumnos, que tanto me hacen pensar en Marta. Llegue muy triste a la casa y me di cuenta que mis hijos notaron esto. Ellos están acostumbrados a verme entrar a la casa muy feliz, y yo lo sé por que así me gusta ser a mi. No quiero gastar mi vida estando amargado. A menos que la vida me traiga situaciones como esta.

Cogí las llaves del carro y llamé a Sol y a Héctor. Pensé que la manera más fácil de contarle esto a ellos iba a ser si dábamos una vuelta en el carro, por lo menos para distraerme un poco.Si les decía en la casa, me iba a poner a llorar y no quería que Marta vea.

Tampoco

quería

que

Marta

vea

la

reacción de sus hermanos.

En el carro dimos muchas vueltas. Yo no lograba decirles, pero ellos sabían que algo estaba pasando.

Después de dar muchas vueltas, logré parar el carro y me di vuelta para mirarlos a la cara. Los dos tenían una cara muy preocupada. Me imagino que yo también.

Les conté sobre la enfermedad de Marta y les dije que su madre y yo íbamos a hacer todo lo posible para curarla.

Lo que menos quería escuchar fue la reacción de

Héctor. Lo primero que dijo fue: Va a morir. Esto me enfureció mucho por que a pesar de que yo se que pueda ser probable que pase esto, no quiero que los demás lo piensen ni que me lo recuerden.

{ 21 }


9 de agosto de 1972 Hoy es nuestro primer día en Washington. Después de conseguir los pasajes para el avión y conseguir el mejor hospital en Estados Unidos para este cáncer, vinimos Marta, Cecilia y yo.

Tengo mucha esperanza de que aquí van a poder curar a Marta. Para poder traer a Marta a Washington, Cecilia y yo tuvimos que vender muchas cosas, y aunque yo detesto pedir favores, tuvimos que pedirle plata prestada a unas parejas amigas nuestras. Pero el segundo que tengamos esa plata devuelta, planeamos devolver a todos nuestros amigos cada centavo de lo prestado.

Marta, aunque lo trata de esconder, se nota que esta asustada y nerviosa, igual que todos nosotros.

Nos estamos hospedando en el apartamento de Édgar Gutiérrez Castro, un amigo mío.

10 de agosto de 1972 Hoy creo que he tenido que contestar una de las preguntas más duras de mi vida. Marta me preguntó si lo que ella tiene es cáncer.

Con lágrimas en los ojos, le conteste que sí.

Nunca le había tenido que confesar algo tan doloroso a nadie. Pero lo que yo no quería que pasara fuera que Marta, al oír la palabra “cáncer” se asustara más de lo que ya estaba.

Le aseguré que estaba en las mejores manos y pronto, si Dios quería, se iba a recuperar.

{ 22 }


2 de septiembre de 1972 Han sido días muy intensos desde que llegamos a Washington. Mi pobre Marta ha tenido que hacerse una cantidad absurda de exámenes médicos y la están tratando en el hospital.

Para que Marta y nosotros nos podamos distraer un rato, le pedimos permiso a los médicos para llevar a Marta a Nueva York este fin de semana. En Nueva York nos vamos a encontrar también con Clara.

Ojalá eso nos ayude a todos a olvidarnos un

poco de este cáncer tan horrible que invadió a mi pequeña estrella.

4 de septiembre de 1972 Estábamos pasándola excelente en Nueva York, hasta que de repente en Manhattan, a Marta le dio un mareo horrible y se desmayó. Cecilia, Clara y yo, muy preocupados, tuvimos que llamar a una ambulancia para que la devuelvan al hospital en Washington.

Desafortunadamente, lo que costó este viaje de emergencia en la ambulancia de vuelta a Washington fue lo mismo que lo que habíamos recaudado vendiendo mi carro. No quiero que nadie sepa esto, pero el dinero es de gran escases estos días por que los tratamientos de Marta son muy caros, pero no quiero tener que preocupar a nadie. Por eso estoy manteniéndolo un secreto.

Gracias a Dios, el desmayo de Marta no fue nada MUY serio que digamos. Fue

por

una reacción a una droga nueva.

¡Y al fin buenas noticias! Los médicos dijeron que nos podíamos llevar esta dosis de vuelta para Colombia, pero que tendríamos que mandar cada semana exámenes de laboratorio al hospital.

{ 23 }


9 de septiembre de 1972 Por fin pudimos volver a Colombia. ¡Que bien se siente estar de regreso en nuestra casa! Pero a pesar de haber vuelto, el cáncer de Marta sigue estando. Ojalá esta droga haga efecto y Marta se empiece a recuperar.

20 de septiembre de 1972 No he escrito en un rato por que he estado muy ocupado entre el trabajo y cuidando a Marta.

Me entristece muchísimo tener que decir que no veo muchos cambios en Marta. Cada día la veo más delgada, pálida, adolorida, indefensa y frágil. Seguimos en contacto con los médicos de Washington, pero igual muchos de mis amigos especialistas en medicina la están tratando de curar a la vez.

Yo sé que no soy muy creyente en Dios, pero sólo le pido que por favor ayude a curar a mi pequeña Marta.

7 de octubre de 1972 Yo noto el intento que hacen todos para mantener feliz a Marta y no dejarla preocuparse mucho. Veo el intento que hacen todos de mantenerle a ella y a ellos mismos el animo arriba. Me entristece pensar esto, pero ha llegado a un punto que tengo que ser realista y pensar en lo que puede llegar a pasar si estas drogas no le sirven a Marta.

La podríamos perder.

Esto es algo que no logro imaginar. No se como vivir sin

ella.

{ 24 }


20 de noviembre de 1972 Marta está más enferma que nunca. Ya no puede ni cantar. No me puedo imaginar lo que debe ser estar en sus zapatos. Con todo lo que estamos sufriendo todos, ni me imagino como debe estar sufriendo ella, aunque no lo demuestre.

5 de diciembre de 1972 Marta ya ni ve bien. ¡Que preocupados que estamos todos! Convulsiona, tiene malestar, fiebre y dolores que no paran.

Marta entró en agonía y tuve que reunir a todos mis hijos en la biblioteca. Les hable a todos. Pero ya no puedo más. Esta familia esta sufriendo demasiado. Y no puedo hacer nada para pararlo. Me mata.

14 de diciembre de 1972 Marta falleció ayer. Fue el peor día de mi vida. Ver a mi hija morir enfrente mío es algo que nunca debería haber pasado. Ella tenía que vivir una vida muy larga como la que se merecía.

Marta estaba agonizando, entonces el doctor me dijo que le pusiera una dosis altísima de morfina para que no sufriera tanto. Y en ese momento estallé. Me volví loco enfrente de todos. No pude contenerlo mas.

¡¿Cómo era posible que no había una aguja desinfectada para inyectarle a mi hija indefensa la dosis de morfina en sus últimos minutos de vida?!

{ 25 }


Pero

una

vez

amigo,

el

Borrero,

que

mi

doctor

me

logró

calmar, me di cuenta que ya no servía mas.

Mi ángel, mi estrella, había fallecido.

En

ese

lagrimas

momento, que

las

todos

habíamos contenido por tanto tiempo empezaron a salir y salir y salir.

Desde ese momento no he parado de llorar. No he podido dormir, ni comer.

Es lo peor que un padre puede

llegar

a

presenciar. La muerte de una hija. Y sin poder hacer nada al respecto.

Sólo espero que Marta esté en un mejor lugar, sin sufrimiento. Yo sé que nos esta cuidando desde arriba y que ella sabía que yo la amaba más que a nada en el mundo.

Marta, mi pequeño ángel en el cielo.

Mi estrellita.

{ 26 }


Poes铆a

Ilustraci贸n: Andrea Zarate


Poesía

La contaminación de la tierra Felipe Rachid

Si queremos el planeta salvar, es necesario no contaminar las plantas, el agua, el aire ¡y todo lo demás!

Si queremos el planeta salvar, es necesario reciclar y poner la basura en su lugar es fundamental.

Yo el aire soy...shhshhshh... y no puedo respirar porque con tus gases, no dejas de contaminar.

{ 28 }


Yo la tierra soy y es nuestro hogar, muchos รกrboles debemos plantar, para que el aire sea puro y podamos respirar.

Yo el agua soy, cristalina como el vidrio debo ser, para que la vida pueda crecer y todos juntos la podamos beber.

El tiempo se acaba, tic-tac...tic-tac y es ahora cuando hay que actuar. El planeta nos necesita y juntos lo debemos cuidar.

{ 29 }


Receta para ahorrar chismes

{ 30 }


Receta para ahorrar chismes Mariana García

Para ahorrar chismes necesitas: 2 gotas de respetuoso 5 cucharadas de colaborativo 1 litro de comprometido 1 plato 1 cuchara 1 batidora Elaboración: Primero, pon el litro de comprometido en el plato. Luego, añádele las dos gotas de respetuoso. Posteriormente, mézclalo y ponla en la nevera por cinco minutos. Ahora, sácala y añade las 5 cucharadas de colaborativo. Finalmente, mézclalo con la cuchara y tómatelo para ahorrar chismes y no hacer sentir mal a nadie.

{ 31 }


¿Es R o RR? ¡Descúbrelo!

Objetivo del juego: Practicar con palabras que se escriben con r o rr.

Materiales: - 2 bolas. - Papel. - Colores o marcadores. - Cartón paja. - Regla. - Fichas para moverse.

{ 32 }


Instrucciones: Para empezar, reúnanse de 2 a 3 personas. Cojan uno de los dados y láncenlos. La persona que tenga el número más alto, es la primera en jugar. Luego, juega la persona que se encuentra a su derecha y así sucesivamente. Después, se empieza el juego tirando los dados y avanzando los espacios que haya mostrado los dados. A continuación, según en la casilla que cayó, lea la pregunta en voz alta y respóndala. Si su respuesta es incorrecta, cobre una penitencia. Ahora, si responde correctamente la respuesta está a salvo. Para continuar, si cae en un espacio de color rojo, tiene que hacer lo que le pida la instrucción. Finalmente, gana la persona que llegue primero a la meta y tenga menos penitencias.

Reglas de juego: Si caes en una casilla roja, tienes que devolver y si te equivocas, tienes una penitencia.

{ 33 }


Cr贸nica

Ilustraci贸n: Andrea Zarate


Crónica

Un desvío a Aracataca Catherine Cushnan

La importancia de la geografía y de los lugares que han formado parte de las vidas de las grandes guras históricas y literarias, es algo que siempre me ha interesado.

Después de pasar dos días en Mompox, tomamos carretera rumbo a la Guajira, y durante el viaje, pensé en aquella ciudad que dejábamos atrás. Una ciudad perdida en el tiempo, una ciudad, que en la época del Libertador, marcó la campaña de liberación, siendo Mompox una de las primeras poblaciones en proclamar independencia absoluta de España el 6 de agosto 1810. Debido al enorme aporte de los Momposinos a esta campaña, Simón Fotografía: Catherine Cushnan

Bolívar les dedicó la siguiente frase, “Si a Caracas le debo la vida, A Mompóx le debo la gloria”. Una ciudad con sus casonas

importantes, de hijos ilustres, donde mercaderes intercambian sus bienes, en una isla colonial ubicada en agua dulce. La plaza donde desembarcaban los esclavos, el malecón al lado del río Magdalena. Una ciudad llena de iglesias, capillas adornadas en oro, miradores, palacios y su cementerio emblemático. Una ciudad de inmensa importancia en la historia Latinoamericana y que sin embargo es una ciudad que hoy en día, aun espera que el país la tenga en cuenta y la saque de lo que los locales llaman “La depresión Momposina”.

{ 35 }


Nos dirigimos en caravana con varias familias hacia La Guajira, siguiendo la inconclusa Ruta del Sol. Después de varias horas y luego de cruzar varios departamentos de Colombia, sorpresivamente en la carretera, vi la señal del desvío a Aracataca. Aracataca queda a un 1 Fotografía: Catherine Cushnan

km de la carretera entre Bosconia y Sta Marta. Mi familia estuvo un poco resistente a la idea de desviarnos puesto que el viaje había estado largo y la idea de llegar al Caribe los tenia cautivados. Consulté con las otras familias y uno de ellos exclamó “¿Parar en Aracataca? No sea tan

irlandesa, ¡si eso es un peladero!”. Quizás sea un peladero polvoriento, pero es el lugar de nacimiento de Gabriel Gracia Márquez, Premio Nobel de la Literatura y en mi opinión, una parada obligatoria.

Llegamos a Aracataca, cruzamos la carrilera, pasamos por los Billares Casa E’ Tabla de Macondo, bordeamos la plaza y a punta de preguntar “¿La Casa de Gabo?”, llegamos. Parecería que a mis hijos les hubiera llegado “La Mala Hora” cuando nos bajamos del carro, por el calor inclemente del sol de medio día. Nunca habíamos sudado, como sudamos en Aracataca.

La visita a la casa de García Márquez fue mágica, sí mágica, porque por sus pasillos y en sus diferentes habitaciones imaginé ver a todos los personajes de los distintos libros. Imaginé ver a Aureliano Buendia en una mecedora de mimbre, imaginé ver a Juvenal Urbina entrenando a su loro a hablar, imaginé a Tranquilina Iguarán sirviendo el sancocho en el comedor. Imaginé ver al abuelo de Gabriel García Márquez, Don Nicolás Márquez, sentado junto a la cama, leyéndole a su nieto. Sentí el olor a guayaba y de almendra. El hijo del telegrasta inicio su vida en esta casa y en este lugar.

{ 36 }


Fue una visita muy conmovedora puesto que sentí que los fantasmas de los libros, habían llegado ese día para llenar la casa con sus diálogos, risas, lagrimas y recuerdos. Sentí, como si en Aracataca, ese día, había una celebración.

Antes de despedirnos de Aractaca, paramos en la casa de Tabla de Macondo, al lado de la carrilera y el “dueño de Macondo” (literalmente) nos ofreció un refresco y nos habló de la última vez que Gabriel García Márquez había visitado Aractaca, aquella famosa llegada en tren, por esa famosa carrillera que transportó tantos trenes cargando los plátanos al puerto de embarque en Santa Marta.

Así como me fui de Mompox con una gran nostalgia, dejé a Aractaca pensado que era una lástima que ambos sitios, muy distintos entre sí, pero ligados a dos grandes guras estuvieran tan abandonados y olvidados.

Dos días después de esta visita y estando en una playa en La Guajira, recibí un mensaje desde Dublín de parte de mi madre, sobre la noticia del fallecimiento de García Márquez. Desde la tierra de James Joyce, quien tanto marcó a Gabriel García Márquez, me llegó la noticia de su muerte.

Los astros estaban alineados, tuve la oportunidad de hacerle una despedida simbólica a Gabriel Garcia Márquez y su literatura.

Fotografía: Catherine Cushnan

{ 37 }


Crónica

La Muerte del Más Grande Daniel S. Cortés A.

1 de mayo, 1994, Imola, Italia. Este día se disputaba el Gran Premio de San Marino, tercera válida del Campeonato Mundial de Fórmula 1- 1994.

Me

encontraba en el circuito Autódromo Enzo e Dino Ferrari, donde se disputaba la carrera, ya que yo era ingeniero del equipo donde Ayrton Senna corría. Dos días atrás se comenzaba a trazar el sino trágico de esta carrera tras el serio accidente que Rubens Barrichello sufrió en las prácticas del viernes y que le impediría competir el resto del n de semana. El sábado, 30 de abril, el circuito reclamaba la primera víctima del n de semana. El austriaco Roland Ratzenberger, del equipo Simtek, perdió el control de su vehículo e impactó una barrera de concreto a 310 km/h y casi de manera frontal. El novato murió instantáneamente. Las leyes italianas dictaminaban que la carrera debía ser suspendida, pero estas fueron ignoradas y se continuó con el evento. Nadie se imaginaba el nal siniestro de aquella carrera. Ayrton Senna da Silva, nacido en Sao Pablo Brasil el 21 de marzo de 1960, era tricampeón de la Formula 1, tras ganar en 1988, 1990 y 1991. El día del fatídico accidente corría con el equipo Williams-Renault, del que yo era ingeniero, y el día anterior, el sábado, durante la clasicación, había logrado la Pole Position, lo que signica que largaría de primero la carrera.

{ 38 }


La competencia del domingo inició accidentada. Antes de llegar a la primera curva, tras la largada, un accidente múltiple ocurrió, y, por segunda vez en la historia de la categoría, un Safety Car, el cual era mucho más lento que los monoplazas, tuvo que salir a la pista. Senna, desde el primer puesto, debía ir muy lento, sus llantas se enfriaron y se contrajeron, por lo que la altura de su auto disminuyó. Esta fue la primera jugada del destino, strike one. Uno de los avances tecnológicos más recientes de la Fórmula 1, siguiendo las leyes aerodinámicas, fue la reducción de la altura de los vehículos en relación al suelo. Entre menor fuera la distancia entre el chasis y el suelo, mayor adherencia tenía el carro, por lo que en el coche de Sena, había un espacio milimétrico entre ambas supercies. Desafortunadamente, nunca se consideró que pasaría si el chasis tocaba el suelo. Ese día la lección se aprendería por las malas. Tras la reanudación de la carrera, Senna a la cabeza, aceleró. En la curva de Tamburello, una de las más rápidas de toda la temporada, a 310 km/h, el auto de Senna, debido a que las llantas estaban frías y contraídas, rozó el concreto. Desde los pits pude ver su auto que como un bólido, se deslizaba, inevitablemente, hacia el trágico destino. Senna, desesperado, en una fracción de segundo, giró el volante. El destino se burlaba de nosotros. Strike two. Días atrás Senna reportó sentirse incómodo en el vehículo. El equipo decidió que, para que el piloto estrella se sintiera cómodo, debíamos acortar la barra del volante, de esta manera Senna podía estirar los brazos al conducir.

En el frenesí de la

competencia, de la velocidad, de la inmediatez, nos vimos forzados a cortar la barra y soldarla, error garrafal. Tras el movimiento brusco del timón como intento para controlar el vehículo, la soldadura se rompió. Un auto a 310 km/h, sin agarre ni dirección, se dirigía hacia una pared de concreto.

{ 39 }


El monoplaza se estrelló contra la pared a una velocidad de 211 km/h. El auto se destruyó. Miles de fragmentos volaron por los aires. Un estruendo sacudió la pista. Las dos ruedas del costado derecho se soltaron. Pero aun con ese impactó, más adelante descubrí, que hubiera sido que Senna sobreviviera, incluso ileso. Pero el destino no lo permitió, este asestó el golpe denitivo, strike three. Tras el impacto, una varilla de la suspensión voló a cientos de kilómetros por hora hacia la cabeza del Campeón mundial. Impactó en el caso de este con una fuerza descomunal. El golpe fracturó su cráneo, su masa encefálica se escapaba de su cabeza y con ella, su vida. El más grande, había muerto.

Mamenf1. (n.f.) Causas de su muerte. Visitada febrero 01, 2014, en: http://www.f1enestadopuro.com/ayrtonsenna/accidente/causas-de-su-muerte Ayrton Senna. (enero, 2014). De Wikipedia, la Enciclopedia Libre. Gran Premio de San Marina 1994. (enero, 2014). De Wikipedia , la Enciclopedia Libre. Darktech69. (2008, marzo 16). La Muerte de Ayrton Senna 3/3. Visitada febrero 01, 2014, en: m.youtube.com/watch?v=rpQLW0w_2Ug

{ 40 }


Ilustraci贸n: Andrea Zarate


Reseña

Del cuento breve y sus alrededores.

Cortázar, Julio. Del cuento breve y sus alrededores.

http://ciudadseva.com/textos/teoria/opin/del_cuento_breve_y_sus_alrededores.htm

Elaborando una concisa explicación y un corto análisis de lo que es el llamado Cuento breve, Julio Cortázar, el reconocido y afamado literato argentino del siglo XX, pretende en este texto presentar lo que es su percepción acerca del cuento moderno: su concepción, su desarrollo, y su lectura. En medio de turbulentas escenas donde Cortázar justica de forma grande la falta de signicado y trascendencia de sus obras, el experimentar este artículo se vuelve la lectura de un cuento sobre cuentos. Haciendo uso de sus habilidades como traductor, poeta, ensayista y escritor, el Cortázar que vemos detrás de obras como Bestiario y Las armas secretas, decide en esta ocasión dar a conocer la retorcida mente de un gran escritor que trascendió con su trabajo las fuertes murallas del tiempo y el olvido.

{ 42 }


Introduciendo el texto con el último precepto del Decálogo del perfecto cuentista escrito por Horacio Quiroga, Cortázar da inicio a una lectura nueva por medio de una interpretación innovadora que toma prestada del uruguayo. Es en este momento, cuando se explora el concepto del cuento “ideal” y su esfericidad “completa”, que se logra identicar al Cortázar que tanto disfrutamos leer. Siguiendo con una defensa del cuento breve en contra del arquetipo tradicional anterior al trabajo de Edgar Allan Poe, el argentino describe el asombro de lo que se puede encontrar en un cuento “contra el reloj”, que según él, logra lo mismo (aunque de una mejor forma) que el antiguo cuento largo norteamericano, y las nouvelles francesas.

Una vez más, y haciendo uso del precepto de Quiroga, Cortázar realza la importancia de su técnica, justicando la inclusión del narrador en primera persona dentro de todo cuento, incluso si este se narra en tercera persona. Aunque contradictorio, Cortázar logra obviar tales paradojas y explicarlas en simples términos. Continua el texto con una pequeña proclamación de inconformidad por parte del autor con la tradición, que en algunas ocasiones sitúa al lector dentro de una narración que momentáneamente “abandona” el cuento para así dar explicaciones, de esta forma interriendo con la tan necesitada demiúrgica que Cortázar considera esencial para la “vida” de un cuento.

Citando a Pablo Neruda se trata el cuento como el producto de una violenta relación entre el autor y el contenido en forma de bestia (criatura según Neruda). Buscando el desprendimiento casi inmediato de aquella pesadilla neurótica, el cuento según Cortázar debe traducir esa necesidad por “exorcizar” a la criatura plasmándola en la escritura, y así alejándola fuera del ámbito del escritor. Trastocando el concepto tradicional de experimentar el cuento como una ocurrencia meramente cticia, Julio Denis(1) hace conocer la idea de un cuento que cautiva los sentimientos del lector para arrebatarle la inerte y desvaída realidad que lo rodea, agotándolo pero en una última instancia, abriéndole los ojos con los que ve el mundo real. Concluyendo el texto se encuentra una larga descripción de cómo se origina un cuento, que sopesando (aunque obviando las desventajas) la concepción de un relato, se encuentra un proceso poco romántico y hasta grotesco que irónicamente logra embelesar la sistemática producción de obras maestras que “ocurren sin pensar”. En una rápida nalización, Cortázar una vez más hace una mención al “cuento completo”, y niquita el texto con la claricación del “marco de utilidad” que se le atribuye a la inclusión de lo fantástico en lo habitual dentro del cuento breve.

{ 43 }

(1) Seudónimo del escritor


De forma cerrada en sí mismo, el texto logra atar todo cabo suelto con respecto a las opiniones generalizadas de Julio Cortázar frente al denominado cuento breve. Dando un corto desarrollo a cada punto y dividiendo las ideas en párrafos, la temática del texto se vuelve recurrente (repetitiva y esférica); pero viéndola desde distintos puntos de vista (como escritor, y como lector), el bruselense-argentino plantea su opinión de manera excepcional, sin generar ningún tipo de confusión, que a modo de cierre permite una subsecuente interpretación abierta del lector.

Un ambiguo texto que cautiva hasta la más impericia de las lecturas, es el artículo que Julio Cortázar produjo en lo que diría yo, es una

respuesta en “defensa

propia” frente a la avalancha que se le viene encima por desaar el tradicional paradigma del cuento. Un soldado literario que utiliza las palabras como su arma, Cortázar elabora ideas difíciles de creer y hasta cierto punto un tanto contra intuitivas, pero que después de prestar especial atención a las prosa de un “humilde” escritor de las pampas, quedan tan claras como el agua glaciar que uye desde las montañas. Ideas revolucionarias son las planteadas en el texto aquí reseñado, pero el saber esto no es necesario para encontrar una original propuesta dentro de un marco realista pero fantástico que Julio Cortázar plantea para el entendimiento de su cuento breve.

Dejándome llevar por el texto tan irreal que es este artículo, puede que las ideas aquí expuestas sean nada más que el producto de una lectura limitada a mi mente. Es por esta razón que lo incito a usted, el lector, a que lea y entienda a su parecer la verosimilitud comunicada por este ilustre gaucho. Sean o no de vuestra aceptación las ideas del argentino, aseguro que no será en vano el leer a Julio Cortázar. Juan José Guzmán Ayala

{ 44 }


Ilustraci贸n: Catalina Ospina


Reseña Autor: Cortázar Julio Título: La teoría del túnel Biblioteca Digital Cuidad Seva Sección: Opiniones y Consejos de los Maestros Sobre el Arte de Narrar Fecha publicación: 10 noviembre 2010

A partir de los inicios del siglo XX el indenible mundo de la literatura se ha visto atrapado por una corriente agresiva, de destrucción, de mentalidad introspectiva con el n de cuestionar su capacidad para dar a conocer la totalidad de la humanidad. En La teoría del túnel, el escritor argentino Julio Cortázar, conocido por su rompimiento de los moldes clásicos de la literatura, nos da a conocer su ideología a cerca de la forma de escritura dentro de la contemporaneidad a la que hoy nos sometemos. ¿Vivir para escribir, o escribir para vivir? Son estos los dos mundos por los cuales literatos han divagado con el n absoluto de dar a conocer sus impulsos expresivos como humanos, pero, diferenciándose en la forma en que se aborda el libro como objeto.

Es importante resaltar la línea que separa la creación literaria en la época tradicional a la moderna, pues, La Teoría del Túnel, explica los métodos de vanguardia donde la sed y la exigencia de los autores por dar a conocer sus ideologías de forma integra, es en si una forma de esquivar la tendencia histórica a fragmentar y parcelar la realidad total.

La necesidad de destrucción, con el n de formar un nuevo molde de creación literaria, es categorizada por Cortázar como una necesidad moral de los escritores modernos-agresivos. Este texto, como espejo de la ideología planteada en la escritura madura de Cortázar, consta de un lenguaje metafórico, poético, de sensación pesada, con el n de dar a conocer esta concepción indestructible forjada a partir de años de escritura y observación. La teoría del túnel se vuelve entonces una reexión, tanto por parte del autor como del lector, las prolongadas oraciones del texto van moldeando su camino como raíces construyendo un gran cimiento, un soporte, para aguantar el peso de una revolución demandante de literatos dispuestos a elegir antes de aceptar.

{ 46 }


Se invita al lector a hacer su parte como agente pensante, a recorrer el variado lenguaje que Cortázar nos dispone, y a cuestionar sobre la revolución de la lengua a la que se han sometido los autores moderno-agresivos.

Se nos viene un siglo donde la actividad de la lengua estética se

verá reemplazada por la lengua poética, donde la actividad del libro no será únicamente la de depositar ideas generales, pero la de construir una relación inter-penetrante entre vida y literatura, formando un espíritu donde los escritores modernos se encuentren en el verbo de escribir.

Isabella Zuluaga

{ 47 }


Ensayo Narradores, narraciones y puntos de vista: el efecto que causan en las obras literarias María Camila Ruiz

Las novelas Sin Destino, escrita por el húngaro Imre Kertész, y El Perfume escrita por el alemán Patrick Süskind, relatan historias completamente contrastantes basándose en distintas épocas. Sin Destino cuenta la historia de un joven húngaro, perteneciente a la religión judía, quien es enviado a diversos campos de concentración durante la época del holocausto en Alemania. Por otro lado, El Perfume se basa en la vida de un experto de los olores y su lucha por encontrarlos durante el siglo XVIII en Francia. Teniendo en cuenta lo anterior, en este escrito se pretenderá contrastar las diferentes voces narradoras teniendo en cuenta los puntos de vista presentados, para así determinar el efecto de lectura que se causa en ambas novelas. Para empezar, es pertinente analizar el contexto de ambas obras literarias. Sin Destino, como fue explicado anteriormente, cuenta la historia de un joven húngaro de catorce años, quien pertenece a la religión judía. En esta novela se muestra la experiencia de un año del joven, llamado Gyorgy, en distintos campos de concentración en Alemania. El autor Imre Kertész es también húngaro, al igual que el personaje principal de su novela, y además es sobreviviente a diversos campos de concentración.

{ 48 }


Aquí se puede determinar que existe una relación entre el autor y los hechos relatados y condensados en su obra literaria, aunque ésta no sea una auto-biografía del escritor Kertész. La novela El Perfume narra la vida de Jean-Baptisse Grenouille, un ser completamente apasionado por el mundo de los olores, en una Francia del siglo XVIII. El autor, Patrick Süskind, es un alemán que ha pasado su vida alejado de la sociedad y de quien no se sabe mucho, encontrando aquí una gran relación con el personaje Grenouille en la obra literaria que será estudiada en este escrito. Existen diversos tipos de narradores en las dos novelas que serán explicados a continuación. En Sin Destino podemos encontrar un narrador protagonista, lo cual quiere decir que está contando su propia historia, que se ve a través del personaje principal, Gyorgy. Además, la narración se hace en primera persona, lo cual hace que haya un efecto distinto al de otras obras. Si discutimos el narrador y tipo de narración de la novela, en términos de las propuestas hechas por Genette, se encuentra un narrador extradiegético – homodiegético, en donde el narrador está dentro de la novela contando su propia historia, pero no narra nada aparte, porque de lo contrario sería intradiegético.

{ 49 }


A partir de las ideas presentadas con respecto a los narradores y el tipo de narración, se puede entrar a explicar el efecto que estos causan en la lectura. Al tener un narrador protagonista, como en el caso de la novela Sin Destino, se puede decir que los hechos relatados a través del narrador extradiegético – homodiegético, son mucho más creíbles, pues el lector entiende que Gyorgy está relatando lo que vivió y la manera cómo los vivió. Además, se crea un efecto más profundo con respecto a lo que se está diciendo o contando, ya que hay una mayor conexión entre el lector y el narrador. Por otro lado, se pude agregar que hay más detalle y la lectura es más fácil. Contrastando lo dicho con respecto a la primera novela estudiada, El Perfume utiliza un narrador y un tipo de narración que se distancia más, tanto de la historia como del lector. Al ser un narrador omnisciente, se establece que conoce todo con respecto a los personajes, haciendo el relato más creíble, pero por otro lado se debe tener en cuenta que hay un narrador extradiegético – heterodiegético, quien no hace énfasis en aspectos que si se ven enfatizados en otras obras, como en Sin Destino, creando un efecto menos profundo. Por ejemplo, Gyorgy no busca describir mucho las cosas ni los lugares, sino que preere centrarse en los hechos aportando su opinión, lo cual no se hace en El Perfume. Esto se ve claramente cuando el joven hace referencia a los campos de concentración, al entregar una descripción limitada de cada uno, mientras que en El Perfume se explica cada detalle, como la plaza en donde nace Grenouille. { 50 }


Continuando con el minucioso análisis, se pretende ahora explorar la focalización y el punto de vista de ambas obras literarias, con el n de más adelante proponer el efecto que causan en la lectura. En Sin Destino existe un focalizador principal que viene siendo el mismo que provee el punto de vista en la historia. Gyorgy, es quien vive los hechos y es a través de él que se conocen los sucesos y además, por el hecho de ser quien narra la historia, se entiende que se cuenta desde su único punto de vista. Un ejemplo que lo demuestra es hacia el nal, cuando retorna a Budapest y comparte su experiencia con algunas de las personas que lo interrogan. Kertész, haciendo uso de su narrador, presenta el punto de vista de otros personajes con respecto a los campos de concentración, descritos como 'inerno' y algo 'horrible', pero por otro lado, Gtorgy opina que no son para nada horrible, y es su opinión la que determina la historia. A diferencia de esto, en El Perfume hay más de un focalizador, que cuando se analice su efecto en la lectura, será distinto al de la otra obra literaria. Grenouille es el focalizador central de la historia ya que se le da mucha importancia a sus vivencias y la historia es escrita a partir de estas. Pero un ejemplo muy puntual en donde esto cambia, es cuando el Padre Térrier, un padre que adopta a Grenouille cuando aún es un bebé, empieza a presentar la historia desde su punto de vista y el relato se basa en lo que él está viendo. En el momento de analizar las focalizaciones y los puntos de vista de ambas obras literarias, se puede determinar que el efecto de lectura está claramente inuenciado por estos aspectos. En la novela Sin Destino, el hecho de que Gyorgy sea el único focalizador hace que se vuelva una historia muy cerrada en donde no cabe un lugar para tener en cuentas los demás puntos de vista sobre los hechos. Además, es muy interesante encontrar la historia relatada desde los ojos de un judío y más si se tiene en cuenta la conclusión a la que llega al nal de la historia, diciendo que los campos de concentración no son una cosa horrible, pues el efecto llega a ser aún más impactante y cuestionable. Se puede además agregar el contraste que hace Kertész presentando el punto de vista de quienes nunca han estado en un campo de concentración, junto con los que sí han tenido que vivir esta experiencia. Por otro lado, El Perfume presenta una focalización distinta pretendiendo que la intervención de otros personajes sea tomada en cuenta e inuya dentro de la historia.

{ 51 }


En la situación presentada sobre el Padre Térrier con Grenouille siendo todavía un bebé, se hace una descripción desde el punto de vista del padre, diciendo que la falta de olor en el pequeño lo hace un demonio. Al decir esto, más adelante se encuentra que es una idea que inuye toda la novela y la perspectiva que se tiene sobre Grenouille. Aquí se puede ver cómo el efecto que se crea es aún más amplio y representa una repercusión a través de la obra. Se pretende también incluir un análisis sobre el estilo de las voces que se encuentran en las obras literarias estudiadas en este escrito, con el n de profundizar en la idea del efecto de lectura que se causa. En Sin Destino se ve presente un estilo directo y un estilo directo libre en donde Kertész juega con la forma en la que presenta los diálogos. El efecto que esto causa en la lectura es el de tener un ritmo más rápido o más lento en un punto determinado de la historia. Por ejemplo, cuando Gyorgy está en el cuarto junto con los demás enfermos el diálogo es presentado a través de un estilo directo haciendo uso de signos que permiten la identicación de dicho diálogo, permitiendo entender que se está viendo una situación complicada y además dándole una gran importancia a la idea de enfermedad. El estilo usado en El Perfume es totalmente directo y esto ayuda a demonstrar la importancia que tiene cada diálogo dentro de la historia, ya que se ayuda a conocer y entender más a los personajes y las situaciones. El escrito permite llegar a diversas conclusiones con respecto al efecto de lectura que se crea a través de las voces narradoras y los puntos de vista desde los cuales se relata la historia. Es importante tener en cuenta que todas las herramientas previamente analizadas, permiten tener un mayor entendimiento sobre lo que se quiere decir. Como lectora, pienso que tanto Imre Kertész como Patrick Süskind tomar decisiones importantes con respecto al tipo de narración, narrador, focalizador y punto de vista de sus historias, pensando en el efecto que estas podían crear una vez todas las ideas estuvieran condensadas en las maravillosas obras literarias de su creación. De esta forma, lograron transmitir demasiadas cosas haciendo uso de los elementos literarios estudiados y discutidos en el escrito.

{ 52 }


Para gustos, los colores

Juliana G Lola Sa ómez lazar María J osé Ap onte Técnic a: Colla ge { 54 }


Representamos un cuento

Samuel Gutiérrez Juan José Mendoza Sebastián Quintero

{ 55 }


{ 56 }


{ 57 }


{ 58 }


Bogotá D.C, jueves 13 de febrero de

2014

Señor Juan Manuel Santos bia Presidente de la República de Colom La ciudad Señor Presidente, cordial saludo. ecial población de nuestro país y en esp la ca cer de o and erv obs ado est He ndes denitivamente uno de nuestros gra a nuestros niños y en conclusión, violencia! problemas… ¡es que hay demasiada , el ntos difíciles en los que el hambre Hemos estado pasando por mome los que situación, están haciendo la por n ció era esp des la y o ple desem cias s, están pagando las consecuen niños, es decir el futuro de su paí injustamente. ernantes no le estén poniendo gob los que os niñ los de pa No es cul es le y sus verdaderas causas, entonc cia len vio la de a tem al ón nci ate este iendo y que piense en el futuro de propongo que pare lo que está hac país. co, mentos de violencia, narcotrá Colombia está pasando por mo del tes l utilizadas. Todos los habitan ma as arm y ad urid seg de s ma proble s y es ed es la máxima autoridad del paí país necesitan AYUDA y ya que ust por favor, tome una rápida decisión. el que puede parar esto, entonces en las dinero en Colombia y en especial Mi propuesta, es que invierta más mi opinión, esto también es por en que por , tan esi nec lo que personas er. ganar dinero fácil y para poder com o no puesta y reexione en que si est pro mi nta cue en ga ten que o Esper un desastre. para, el futuro de Colombia va a ser Gracias por su atención. Atentamente, Laura Neira. 4-D

{ 59 }



Taller de Sueños ed. 18