SACO8 Destino

Page 170

EL INSOPORTABLE VOLUMEN DEL SILENCIO | Dagmara Wyskiel Caminata de escucha con Fernando Godoy Aldea de Caspana, comuna Alto El Loa, región de Antofagasta Estamos acostumbrados a escuchar voces propias y ajenas. A llenar el entorno de códigos sonoros descifrables solo para los que manejan la misma lengua. La caminata de escucha resulta universal en este sentido. Abstenerse de emitir sonidos es una experiencia rara. Parece que el hablar nos tranquiliza, nos anestesia, nos atonta, nos hace dormir, produce un efecto como el de la aspiradora a los recién nacidos. Dicen que el ruido constante y parejo les recuerda los sonidos de los líquidos amnióticos y de todo el mundo cálido y seguro dentro de la madre. A los adultos también nos pasa algo así. Nos da miedo el silencio, nos incomoda. Durante la caminata de escucha los pensamientos tienen demasiado espacio, resuenan adentro y resulta mucho más difícil ordenarlos. Las ideas no verbalizadas hacen lo que quieren. Hasta que las logras domar y focalizar en la audición. En pensar lo que se oye. En atención pura. Detrás del oído va el olfato, el tacto y la vista. Caminata sonora es un viaje sensorial hacia los tiempos en que el hombre caminaba solo por su hábitat ancestral: el bosque, la montaña, la playa, el desierto. Los indígenas hablan mucho menos que nosotros. Probablemente porque no han perdido el hábito de escuchar. 168