Issuu on Google+


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

ALONDRAS Y RUISEÑORES Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores de Puente Genil. Número 1, Marzo 2008 Edita: Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores de Puente Genil. Portada: Foto cedida por FOTOVIDEO JAVI Imprime:

SUMARIO Saluda del Cofrade Mayor

4

Fructuoso del Val de la Torre Un modelo de relevo

6

Manuel Reina Gómez Capitán del Imperio Romano Aproximación Cofradía

al

Patrimonio

de

nuestra 7

Juan Ortega Chacón Etimología de Ripario

Gráficas Consolación

11

Francisco Álvarez de Sotomayor Morales María, un regalo de Dios

JUNTA DIRECTIVA Cofrade Mayor: Fructuoso del Val de la Torre Hermano Mayor: Fco. Álvarez de Sotomayor Morales Vicecofrade Mayor: Javier Torres Carmona Secretario:

12

Pascual Domínguez Borrego. Hno.Mayor Cofradía Servita Virgen de los Dolores (Herrera) In Memorian: Familia Chacón Cáceres

14

Javier Torres Carmona Rafa Chacón, se nos fue un maestro

15

Juan José Cabezas Martínez Cofrade Mayor: Rafael Chacón Villafranca Sergio Mª Velasco Albalá

16

Sergio Mª Velasco Albalá Vicesecretario: Antonio Manuel Torres García Tesorero: Alberto de la Rosa Velasco Vicetesorero: Sergio Velasco Estrada Mayordomos: Francisco Jiménez García Francisco Serrano Rodríguez Manuel Ángel Rivas Márquez Jesús Chacón de la Torre Vocal de Cuarteles: Fernando Chacón Giménez Vocal de Procesión: Francisco Chacón Rivas

Página 3


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

SALUDA DEL COFRADE MAYOR Fructuoso del Val de la Torre Queridos hermanos, siguiendo la iniciativa de nuestro secretario Sergio, me quiero sumar a esta nueva andadura que nos propone. El establecer un medio de dialogo colectivo, donde todos los miembros de esta Cofradía tengan la oportunidad de expresar todo lo que sienten, nos dará la oportunidad de pasar a las generaciones futuras, los sentimientos y la fe que nuestra Madre nos transmite. Asimismo, este es un medio excepcional para ir recuperando la historia perdida de nuestra cofradía, y animó a todo aquel que quiera expresarlo, que lo haga, como nuestro hermano Juan, que nos aporta una serie de datos, necesarios para nuestro archivo. Iniciamos esta publicación, por lo tanto, no con carácter extraordinario, sino ordinario, que bajo el magnifico titulo de “Alondras y Ruiseñores”, por muchos años, espero llegue a nuestros hogares. Permitidme que mis primeras letras se las dedique a aquellos que ya no se encuentran entre nosotros. Mi cariño más sincero a todos ellos, ya que le debemos el contar con la protección de Maria Santísima, como su mejor testamento. Por cercanía, quiero tener un especial recuerdo para Paco Chacón, incansable hermano al servicio de la cofradía, para Pepe Chacón, que de seguro estaría muy de acuerdo con el titulo de esta publicación, que difícil se hace no verlos a los pies de María. Cuantos buenos recuerdos a su lado, en especial, quiero recordar la primera noche que el 1º de los Dolores pasó en su nueva casa, de casualidad nos encontramos con Pepe, y no dudó en acompañarnos esa noche. Con la misma ilusión que nosotros, se sentó a nuestra mesa, y una vez más, quizás la última, María nos regalo su compañía, un alondras, y un recuerdo inolvidable. Don Rafael Chacón, nuestro eterno cofrade, Rafa, para sus hermanos. Podría escribir páginas y páginas de todo lo que nos enseño, pero lo primero es “Gracias Rafa”. Por ti, hoy me encuentro

Página 4

al frente de esta cofradía. Me enseñaste las dos cosas más importantes que tiene que tener un cofrade siempre presente, lo primero, amor y fe a nuestra Madre Dolorosa, y lo segundo, sus hermanos. El amor, el cariño y el respeto entre los hermanos es fundamental, el pertenecer a esta cofradía nos tiene que hacer ser mejores personas, poder llamarnos hermanos, y que la misma nos acerque a Dios. Todo lo demás es secundario. Que difícil se me va a hacer no verte en el triduo, en la comida, y el Viernes Santo. Solo le pido a nuestra titular que nos de fe y fuerzas, a tus hermanos y a tu familia, para que la tristeza por no tenerte cerca, se convierta en ese caudal hermoso de alegría que tu nos transmitías, estoy seguro de que no consentirías que se derramase una lagrima por ti, por eso el Viernes Santo, te tendremos presente, pero no con tristeza, te escucharemos, como siempre, lleno de optimismo, y al grito de “VAMOS HERMANOS, QUE LA MADRE NOS ESPERA” El mejor homenaje que le podemos dar a nuestro hermano Rafa, es continuar con todo lo que nos enseñó. Uno de sus momentos más felices, era ver a sus “niños” del primero, a “La Corona”, “La Espina”, y cuantos cuarteles y hermanos quisiesen acercarse a catarle a María Santísima, especialmente, cuando cruza el puente y llega a Miragenil, y cuando sube por la calle Amargura buscado al hijo. Creo que este año, nuestros voces deben rezar a María con mas fe que nunca, en recuerdo de nuestro hermano. Un sueño que se hace realidad. Así definiría el proyecto en ejecución de nuestra nueva candelería. Una obra de arte, realizada en Puente Genil, por un pontanés, para la Madre del Nazareno. Si, una obra de arte, nuestro paisano Jesús María Cosano, ha sabido captar la esencia gótica del paso, que todos los años sirve como altar de nuestra titular. Conjugando un diseño, basado en piezas de la canastilla del paso y varales, sin duda, una vez terminada, servirá como testimonio de fe de los devotos de Maria Santísima, y una obra de arte que enriquece, más aún, el patrimonio de nuestra Semana Santa. Estoy seguro, que con donativos, ya que nuestro presupuesto no lo puede permitir, en pocos años, veremos este sueño, hecho realidad. En nombre de la Junta de Gobierno, y en el mío propio, quisiera agradecer, a toda la Cofradía, la confianza depositada. Es para todos nosotros un honor y privilegio inmerecido el tomar el timón, con la confianza segura, de que María nos


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

iluminará el camino, para que “esta gran familia”, sea un pasado, presente y un futuro cierto. Si una gran familia, así me gusta llamar al conjunto de hermanos que la formamos, el término familiar, tan empleado durante muchos años, sigue teniendo sentido, ya que la familia Chacón, ha sido, es y será, un pilar fundamental dentro de nuestra estructura. Desde aquí, quisiera hacer un llamamiento, a padres, hijos y nietos, para que la continúen. Llevar el apellido Chacón y ser hermano de la cofradía, es un “privilegio”, del que todos estáis orgullosos, y todos juntos podemos compartir. Por eso, tengamos el apellido que tengamos, todos somos hermanos, y formamos esta gran familia. De manera especial, quisiera agradecer a mi corporación, La Reconstrucción de Jerusalén, 1º de los Dolores, el apoyo incondicional a su cofradía. Desde niños dispuestos a todo. Limpiar, alumbrar, vender lotería, montar el paso. Todo lo que sea necesario, todo por servir a María. Gracias, sin vuestro apoyo en los últimos años, la cofradía habría perdido ese impulso que hoy tiene.

Ser camarera de la Virgen de los Dolores, que privilegio poder estar tan cerca de ella. Esta cofradía nunca podrá agradecer a Mª Jesús y a Rosi, la labor que desempeñan, todo el año pendiente de ella, cuidándola. Junto a Placido, encargadas de ir cambiándola, para que cada vez que nos acercamos a sus plantas, la encontremos más bonita, y no nos quede mas remedio que entonar un DIOS TE SALVE MARIA. Y a Angelita, ella fue la primera en creer en nosotros, nos preparó las primeras túnicas, nos dejó su casa, y siempre nos alienta en esta bendita labor de servir a María. Gracias. Por último, quiero animaros a que esta publicación se haga con carácter anual, esto solo será posible con vuestra colaboración. Una cofradía como la nuestra tiene mucho que decir, muchas historias que recordar, muchos sentimientos que reflejar, y una historia que recuperar. Hagámoslo posible. Que la VIRGEN DE LOS DOLORES, nos de su bendición, y que un año mas nos permita acompañarla el Viernes Santo entre cantos de “Alondras y Ruiseñores”.

Página 5


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

UN MODELO DE RELEVO Manuel Reina Gómez Capitán del Imperio Romano

nos la de la Virgen de los Dolores, pues no se concibe a Jesús llevando la cruz camino del Calvario sin María tras Él, afligida de dolor por el sufrimiento de su Hijo. A finales de la década de los ochenta del pasado siglo un grupo de chavales comienza a enamorarse de esta Virgen alumbrándole como capiruchos durante su recorrido procesional. Es el Primero de los Dolores. Se integran en la Cofradía y participan y asisten asiduamente a los cabildos. Poco después fundan el grupo “La reconstrucción de Jerusalén” para acompañarla con cuatro figuras, que representan el regreso del exilio del pueblo judío desde el imperio persa y la restauración de la ciudad.

Pertenezco a una generación que, tras la guerra, vivió en su juventud la identificación de muchas imágenes sagradas con las familias, gremios o personas que las patrocinaban. En algún caso, se debía a haberlas salvado del incomprensible furor iconoclasta que en aquellos infaustos años imperó en algunos pueblos de España. En la mayoria de las ocasiones, a una tradición transmitida de padres a hijos. Así por ejemplo, si la memoria no me falla, en Puente Genil la Columna se asociaba a la familia Ortega, el Humilde a los Villafranca, el Cristo de la Misericordia, la Amargura, el Cristo del Calvario y la Soledad a diferentes ramas de los Reina, la Cruz de su cruceta el matarife Margallo a los Albelda, el Preso a los aceiteros y a los Baena, la Esperanza a los agentes comerciales y a los Estepa, el Huerto a los bancarios, el Lavatorio a Luis Tafur y las Angustias a Carlos Ortega. Al grupo anterior hay que añadir la Virgen de los Dolores, que en mi más tierna infancia era conocida como la Virgen de los Chacones. Una Virgen, cuyo manto, posiblemente el más antiguo que hoy conserva nuestra Semana Santa, constituye una verdadera obra de arte. Si en los anales de la historia de nuestro pueblo la cofradía de Jesús Nazareno aparece como la más antigua, no debe serlo mucho me-

Página 6

Ellos, que en su día, empezaron la reconstrucción de Jerusalén, hoy, y aún muy jóvenes, han terminado por reconstruir la cofradía de la Virgen de los Dolores en perfecta armonía con la familia Chacón. Este modélico relevo representa un ejemplo a seguir en otras muchas cofradías y la garantía de entregar a nuestros descendientes la herencia, si es posible mejorada, que recibimos de los mayores. Estoy seguro que ellos, allá donde se encuentren, estarán satisfechos de que su sacrificio y desvelo no han sido en vano. El Imperio Romano que durante toda la Cuaresma y con devoción le reza a la Virgen cada sábado el “Stabat Mater” en el pórtico del Calvario la saluda de nuevo tras la Diana, como antesala a su desfile por las calles del pueblo. Especialmente emotivas resultan para nosotros las marchas lentas, acompasando nuestro avance al triste andar de la Madre de Dios. Pero cuando la nostalgia se apodera del corazón de los romanos es, tras el cambio de plumeros, en el cuartel de las Cien Luces. La Virgen, frente a nosotros, regresa a su casa. Ese momento supone el paso de ecuador de nuestros desfiles procesionales… Cuando desde allí regresamos al cuartel con negros penachos y los primeros sones del “Gloria al Muerto” dirijo una última mirada a la Virgen de los Dolores y me despido de Ella con esta copla:

Al caer la tarde, en tu palio de encaje, se mece el aire…


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

APROXIMACIÓN AL PATRIMONIO DE NUESTRA COFRADÍA Juan Ortega Chacón La Cofradía de la Virgen de los Dolores -la Madre de Jesús por antonomasia- posee un rico y extraordinario patrimonio, atesorado a lo largo de su fecunda historia, que vamos a tratar de glosar, someramente, en el presente artículo de esta extraordinaria publicación con la que nuestra Cofradía, renovada y entusiasta, refuerza el vínculo tan acendrado en nuestro pueblo:

ras. El único dato firme es que debió de llegar a Puente Genil en el primer tercio o mediados el siglo XIX, sustituyendo a otra más antigua, que pasó a ser la de la Guía. Así se deduce de los “Apuntes Históricos” (Aguilar y Cano/Pérez de Siles -1874-) en los que en referencia a la misma, se cita textualmente: “… escultura buena, que NO HACE MUCHO TIEMPO sustituyó a la de la Guía”.

LA ADVOCACIÓN E IMAGEN DE LA VIRGEN El primer e indiscutible patrimonio, sagrado, lo constituye su Imagen y la devoción, tan extendida como universal, que los DOLORES de María Santísima suscitan en todo el orbe cristiano, acrecentado en nuestro caso por el título de COFRADÍA SERVITA, a cuyo rango fue elevada el veinte de Enero de 1956, por lo que se han cumplido, recientemente, cincuenta años. Es éste uno de los mayores timbres de gloria de nuestra Hermandad y debe representar un mayor compromiso espiritual. La advocación de Dolores es, de otra parte, tan carismática, que hasta épocas relativamente recientes -aún mantenida en algunos lugares- es genérica al referirse a las imágenes pasionistas de María. Se habla de la Dolorosa o de la Virgen de los Dolores y las abarca a todas. Es más, histórica y documentalmente, se comprueba en la Semana Santa de Puente Genil: Salvo la advocación de Soledad y Angustias, las otras Vírgenes eran denominadas Dolores… del Convento; de la Veracruz… Las de Amargura, Esperanza, … aparecieron a finales de los años treinta del pasado siglo. Y es que el propio nombre es un bellísimo patrimonio. Nuestro gran poeta Miguel Romero lo cantó así: Nombre misterioso y santo símbolo de la tortura, que al alma presta dulzura y del alma arranca llanto. Respecto a la Imagen, de extraordinaria hermosura y expresivo dolor, no podemos aportar autoría y sólo entrar en hipótesis o conjetu-

En un artículo que publiqué en la revista de Semana Santa de 1987 (1) apunté su posible relación con el denominado círculo escultórico antequerano, concretamente con Diego Márquez, formado en el taller de los Mora en Granada y sobre todo con su hijo Miguel Márquez García (17671826) que realizaron numerosos trabajos en toda esta zona y por evidentes similitudes iconográficas con Dolorosas documentadas. Esto sigue en pie, abierto a su tradicional procedencia granadina, ya que carecemos de datos al perderse toda la documentación de la cofradía en los trágicos sucesos de 1936, en los que también pudo perderse la propia Imagen, como les ocurrió a las de la Verónica y la Magdalena… La circunstancia de celebrarse la boda de un hermano -en la que era costumbre trasladarla al camarín de Jesús- en vísperas del dieciocho de Julio, la salvó. El incendio del templo quedó, milagrosamente, detenido a las plantas de ambos y aunque resultó afectada fue restaurada de urgencia, con una encarnadura rudimentaria, por el artista local y hermano de la Cofradía D. Pedro Chacón Yerón, a la que siguieron sucesivos retoques. Las preciosas manos cruzadas originales que se conservan y con las que aparece en el mes de Noviembre, revelan a un

Página 7


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

gran artista. Siguiendo la moda sevillana se le realizaron nuevas manos, abiertas, en talleres cordobeses hacia 1940. En 1986 fue restaurada en profundidad, realizando nuevo candelero y encarnadura, por el afamado imaginero sevillano D. Antonio Dubé de Luque, que le dulcificó el gesto y restableció la policromía primitiva. EL RETABLO Junto al mayor del Ex-Convento de San Francisco - conocido como Hospital – constituye de lo más relevante de la retablística pontana. Es obra del extraordinario artista lucentino Pedro de Mena Gutiérrez, que realizó numerosas obras en Puente Genil y anterior a 1772. (2) Realizado en un solo cuerpo, de orden corintio, con intercolumnios en donde se alojan las tallas de San Juan y la Magdalena. Es una muestra del barroco tardío, mucho más cercano al rococó. De esmerada talla y valiente trazado, enmarca el amplio arco de embocadura al camarín poligonal en el que se venera la Imagen de la Virgen. Está policromado en color azul pálido, veteado, en imitación al mármol, sobre el que destaca el dorado ornamental con un sentido muy

dinámico. Podemos considerarlo de gran valor artístico que enaltece a nuestra bendita titular. EL PASO Y AJUAR DE LA VIRGEN. De fastuoso y singular podemos calificar el extraordinario conjunto del paso de palio en que procesiona Nuestra Señora, desde el alba al crepúsculo, del Viernes Santo. Este es el resultado de una evolución continua en el tiempo y - sobre todo- de una suma de afectos y devociones, indeclinables, de su Hermandad no excesivamente numerosa, pero ferviente y ejemplarmente generosa con su Madre. En los sucesos de Julio de 1936 esta cofradía perdió buena parte de su patrimonio en el incendio, robo y expolio del domicilio del hermano D. José Chacón López, lo que supuso la pérdida del portentoso manto bordado en oro fino, de incalculable valor, que junto con la riquísima saya de las mismas características se pueden apreciar en las fotografías antiguas. También se perdió la magnificente corona de oro de la Virgen y otros elementos de su ajuar. Eran piezas del siglo XIX y primeros años del XX. Esto determinó el que, lenta y afanosamente, se emprendiera la tarea de la reposición dificultada no sólo por la indigencia económica, sino por la casi desaparición de labores artesanales y escasez de materiales suntuarios en la penuria de la posguerra. En 1940 se consigue que talleres de bordado de Valencia realicen un manto de color azul noche (por importe de veintiséis mil pesetas), complementado con una saya de color granate, también bordada, en 1941 con los que procesionaría hasta finales de los años cincuenta en que se acomete una espectacular reforma. Esta se inicia en 1957 con la nueva saya, del mismo color emblemático de la cofradía, a la que se pasaron bordados de la anterior abordándose la realización del nuevo manto, verdadera joya no sólo de nuestra cofradía y de la Semana Santa pontana, sino del patrimonio andaluz. Fue sufragado, casi en su totalidad, por el ejemplar cofrade y ferviente devoto D. Joaquín Chacón Yerón. Sobre terciopelo azul, de color pavo real, se va a diseñar un impresionante manto de cola de grandes dimensiones (pasándose una parte del anterior) bordado en oro con incrustaciones de pedrería, magnificándose una obra suntuosísima, grandiosa, de exquisitez artística e ingente labor. Durante más de dos años fue realizado por las RR.M.M. Feli-

Página 8


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

penses de Puente Genil, en su sede primitiva de la calle Aguilar, junto al Santuario de nuestra Patrona. Bajo la dirección de la Madre Natividad y la intervención de monjas, venidas de Sevilla, del Convento de Santa Isabel e incluso hermanas de la Cofradía como Yeyes Crespo Chacón, estrenándose el Viernes Santo de 1964. Es una obra deslumbrante, que hoy no tendría precio ni sería factible su realización. Una joya de la que nuestra cofradía debe sentirse orgullosa y conservarlo como reliquia. Respecto a la corona, también perdida, tras utilizar una provisional se acometió el labrado de la más artística y valiosa de las que posee. Fue realizada por el excepcional orfebre cordobés Francisco Díaz Roncero, utilizando en su fundición aportaciones de plata -e incluso de oro- en colecta de la familia Chacón, complementadas con plata de ley, por lo que a su valor artístico se añade el sentimental. Cincelada con elegante belleza destaca el cintillo adornado con pedrería que rodea el canasto y los elementos vegetales, trazados con gran maestría, así como los haces, en pináculos calados, con rayos de extremos flamígeros. Fue estrenada en 1942. También restauró el precioso corazón de plata sobredorada con los siete puñales y un rubí en el centro, única de las piezas antiguas que conservamos. Cuando se estrenó el nuevo manto y donada por el hermano Mayordomo D. Manuel Chacón Melero -que tanto se ha desvivido y aportado a la Cofradía- se realizó, en plata sobredorada, la otra corona, de canasto más grande e imperiales. Fue obra de los talleres Angulo, de Lucena, tan ligados a la cofradía. Ambas coronas, con otras diademas más modernas, se utilizan en los diversos cultos.

En lo que atañe al paso podríamos hacer un largo recorrido. Concebido en estilo gótico flamígero es el único que en este estilo se procesiona en nuestra Semana Santa. El primitivo sucesivamente ampliado- fue realizado en plata por la acreditada orfebrería “Meseses” de Madrid, con similitud al del Señor del Lavatorio. Ambos son de mediados de los años veinte del siglo pasado, incluido el original angelito -hoy en la entrecalle- que remataba el primitivo palio de seis varales, con alto repisón -hoy en el altar- sin candelería. Ya en 1942 se nos muestra con un palio azul, recamado en seda de colores y bordado valenciano -del que se conservan elementos- con diez varales, ejecutados por Roncero, en Córdoba, sobre el esquema de los primitivos con remates góticos en las perillas. Por el gran artista y Mayordomo D. Manuel Chacón Melero se aborda -entre 1952 y 1953- la gran reforma del palio, inspirado en el de la Virgen de la Paz de Sevilla, concibiéndolo, con audacia para la época, con un techo de malla transparente para que la luz del Viernes Santo inunde a su Reina y, pueda ser contemplada desde los balcones. En artístico diseño -tanto del techo, gloria y bambalinas con crestería- de Manolo Chacón fue bordado, en malla y tisú de plata, con exquisito gusto, por las RR.M.M. Adoratrices, que tenían taller en la cordobesísima plaza de San Pedro, con el activo seguimiento de las hermanas camareras de la Virgen. Todo el conjunto fue pasado y enriquecido, en 1989, por los acreditados talleres de “Bordados Salteras”, en el Aljarafe sevillano. En 1957, los talleres Angulo de Lucena ampliaron a doce los varales del palio siguiendo la traza original, realizando la candelería de cuarenta piezas y candelabros de cola; extensión del repisón y respiradero que, en 1966, al dejar – lamentablemente- de llevarse a hombros fue adaptado a la impronta actual, sobre el sueño, irrenunciable, de que alguna vez vuelva a ser mecida… Todo el conjunto fue restaurado en 1985 por el orfebre sevillano Manuel de los Ríos. Aunque sean piezas menores no quisiera dejar de reseñar la artística cruz de guía y faroles, de perfiles góticos, también realizados por Angulo; el riquísimo estandarte, bordado en oro, en el que destaca, labrado en plata, un medallón iconográfico de la Virgen, los paños de las mazas y seis candelabros de plata con el anagrama labrados en 1955.

Página 9


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

Son algunas de las enseñas que constituyen el patrimonio de nuestra Cofradía, uno de los más notables de nuestra Semana Santa que, a veces, pasa desapercibido en el fulgor colorista del Viernes Santo que ELLA cierra como Madre y como Reina.

sino abierta a todos sus hijos como lo prueban, entre otros hermanos fervorosos, nuestro preclaro poeta Miguel Romero; su ilustre secretario Jesús Morales “Mones”; Francisco Montero, superviviente y ejemplar “cruceta” -cargo heredado de su padre “Canjilones”, que recitaba al iniciarse la procesión la bellísima plegaria “¿Dónde vas, tierna paloma?”- Antonio Martínez… y tantos otros, reafirmado ahora por este formidable PRIMER GRUPO que es columna, fuste y capitel, de esta Hermandad que siempre será señera -y señora- por venerar los Gloriosos DOLORES DE MARÍA.

JUAN ORTEGA CHACÓN 2007

No quisiera terminar este artículo -largo, pese a lo omitido, pero consistente para la reseña histórica- sin proclamar que, aún siendo importante todo este patrimonio, lo es mayor el patrimonio humano. Es decir: los hombres y mujeres de esta Cofradía, devotos firmísimos, manteniéndola con reducida nómina de hermanos y en el día más difícil, con dignidad y pujanza. La familia Chacón, secularmente ligada a la Hermandad, ha tenido como HONOR, inscribir a sus descendientes desde la cuna, herencia que sigue en vigor. Ahí está escrito en la historia, en el patrimonio, en la sangre y en su indeclinable anclaje a las plantas de la Virgen, pero nunca como monopolio

Página 10

(1)

ORTEGA CHACÓN, JUAN. “La Virgen de los Dolores” -Revista de Semana Santa- Puente Genil, 1987 -Libro de Actas-

(2)

He consultado las obras: “Apuntes Históricos” -Pérez de Siles/Aguilar y Cano (1874)“Puente Genil Monumental” -Jesús Rivas Carmona (1982)-. Otras.


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

ETIMOLOGÍA DE RIPARIO Francisco Álvarez de Sotomayor Morales

reado tú este toro? Ahora somos nosotros a los que nos toca ser hermanos mayores e incluso pregoneros de la Semana Santa y espejo en el que se miran nuestros hijos. Tranquilos, hay muy buenos mimbres para nuestro cometido. Como ripario y yerno de la Chacona mayor, siempre me pregunté la etimología de la palabra ripario. Y hasta la presente nadie me dio una respuesta coherente, sólo bromas y el típico codazo de complicidad. Pues bien, yo voy a dar mi teoría del palabro. Y me la voy a llevar al terreno agronómico del que tengo obligación de saber. Todos habréis oído hablar de la filoxera como una plaga de la vid. Este bichito causó el mayor desastre que sufrió la agricultura europea en el último tercio del siglo XIX. Llegando a desaparecer un millón de hectáreas de viña en España. Esto lo provocó un pulgón que procedía de América y que adoptó una biología diferente desarrollando unos daños terribles desconocidos allí. Se temió que desapareciera el bálsamo que Jesús eligió para darnos su sangre.

Queridos Hermanos Dolorosos: Con motivo de mi nombramiento como hermano mayor de La Virgen de los Dolores, no puedo dejar pasar testimonio de la inmensa felicidad que tal acontecimiento me produce, pero los que me conocen saben que el arte de la pluma no es mi fuerte. Siempre me escaqueo con la revista del cuartel y los menesteres literarios, pero hago relleno con el cante y roncha allí donde me siento, por lo mucho que me cunde comer y beber.

El medio de combatirlo fue utilizar patrones americanos que resistían la plaga y fueron las raíces de Vitis riparia las que vencieron la enfermedad y dieron soporte a la Vitis vinífera chacona que dio el fruto que nos ha reunido hoy aquí. Hago extensivo este papel al bendito cuartel del Primero de los Dolores, que tan magnífico papel está desarrollando y en el que nuestro amado Rafa Chacón encomendó su espíritu. ¡VIVA LA VIRGEN DE LOS DOLORES!

Nos está llegando la hora en que nos toca desarrollar el talento y facultades que se espera de nosotros. Nos hemos pasado mucho tiempo en un cómodo segundo plano en la Semana Santa e incluso en nuestra vida social y laboral, amparados en el liderazgo social que ejercían nuestras familias. Pero desgraciadamente para muchos de nosotros, cuando se nos presenta un problema, sólo nos queda pensar ¿papá, cómo hubieras to-

Página 11


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

MARÍA, UN REGALO DE DIOS Pascual Domínguez Borrego Hno. Mayor Cofradía Servita Virgen de los Dolores (Herrera) El dogma de la MATERNIDAD DIVINA consiste en que la Virgen María es verdadera Madre de Dios, por haber engendrado por obra del Espíritu Santo y dado a luz a Jesucristo, no en cuanto a su Naturaleza Divina, sino en cuanto a la Naturaleza humana que había asumido. La Iglesia afirma este Dogma desde siempre, y lo definió solemnemente en el Concilio de Éfeso (siglo V). El Concilio Vaticano II menciona esta verdad con las siguientes palabras: “Desde los tiempos más antiguos, la Bienaventurada Virgen es honrada con el título de Madre de Dios, a cuyo amparo los fieles acuden con sus súplicas en todos sus peligros y necesidades” (Const. Dogmática Lumen Gentium, Num 66). Partiendo del análisis del dogma de la Maternidad Divina, podemos decir que María es un ser perfecto, ya que Dios fue el creador de su propia Madre, por la que quiso obtener y asumir su naturaleza humana. Si alguno de nosotros pudiese crear a su propia madre ¿cómo sería esta? Sin lugar a dudas la dotaríamos de la mayor de las bellezas, de los mejores dones, no tendría ningún tipo de defecto, sería en una palabra perfecta. Pues Dios, además de crear a su propia Madre –María lo recibió todo de Dios- también nos dio el mejor de los regalos con los que pudiese contar un cristiano y que día a día nos ha ido diferenciando de otras religiones. Después de que Jesús es colocado en el sepulcro, María «es la única que mantiene viva la llama de la fe, preparándose para acoger el anuncio gozoso y sorprendente de la Resurrección» (Juan Pablo II, Catequesis, del 3-VI-96).

Página 12

María se convierte en centro de la Iglesia, como lo pudo demostrar siendo el centro de Pentecostés que es fruto también de la incesante oración de la Virgen, que el Paráclito acoge con favor singular, porque es expresión del amor materno de ella hacia los discípulos del Señor. Desde ese preciso momento, María se erige como mediadora y su poderosa intercesión nos descubre el amor, la igualdad, la caridad, la justicia y un gran número de dones que llenan de sentido nuestra fe y nuestras vidas de cristianos. María es un elemento diferenciador de nuestra religión. Tener presente la vida y el ejemplo de una mujer, nos diferencia del resto de las religiones. Para nosotros la igualdad de hombres y mujeres es un hecho, no un logro ni nada que tengamos que defender para no perderlo. Nuestra sociedad occidental también se ha servido de ello para alcanzar unos logros de igualdad y defensa de la mujer. María con su amor y entrega nos hace a todos iguales a los ojos de Dios. Contemplando la poderosa intercesión de María que espera al Espíritu Santo, los cristianos de todos los tiempos, en largo y arduo camino hacia la salvación, recurren a menudo a su intercesión para recibir con mayor abundancia los dones del Paráclito. Que nuestros pecados puedan ser perdonados es otro hecho diferenciador de nuestra religión, al igual que la justicia que nos aleja del “ojo por ojo y diente por diente”, o la caridad que nos obliga a estar pendiente de todos los necesitados y desprotegidos, haciendo de la pobreza un camino de redención y salvación. Pero María también nos descubre los beneficios de la oración, como lo hizo durante su oración en el cenáculo, en actitud de profunda comunión con los Apóstoles, invocando el don del Espíritu para sí misma y para la comunidad. Desgraciadamente los cristianos estamos perdiendo el hábito de la oración, haciéndonos cada día más frágiles. Hace unos días un destacado presidente de una Junta Islámica afirmaba que


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

la oración es el arma más fuerte que el hombre puede haber imaginado. También aseguraba que la crisis del Occidente cristiano es la propia de los pueblos que se han olvidado de rezar. Las demandas de la sociedad en que vivimos, nuestra propia comodidad y sobre todo nuestra ignorancia, nos están apartando de la oración, nos están haciendo olvidar esa recomendación que María con su propio ejemplo nos ofrecía, al poder estar entregada a Dios en cuerpo y espíritu mientras oraba. La figura de María a lo largo del tiempo ha inspirado las mayores expectaciones y dudas. Quizá este fue el motivo por lo que María fue erigida como “Madre de gracia y patrona del Concilio Vaticano II”. En la segunda sesión del Concilio celebrada el 11 de octubre de 1962, fecha que fua escogida expresamente en recuerdo del gran concilio de Éfeso, donde se proclamó a María Theotókos (Madre de Dios); se propuso la introducción del tratado sobre la bienaventurada Virgen María en la constitución de la Iglesia. Esta iniciativa suscitó diversidad de opiniones, en especial por el miedo que suscitaba que la opción de insertar la doctrina mariana en el tratado sobre la Iglesia no pusiese suficientemente de relieve los privilegios de María, reduciendo su función al nivel de los demás miembros de la Iglesia. De dicho concilio quedó bien claro que “la mujer que es modelo y ejemplo de la Iglesia en la virginidad y en la maternidad ocupa un puesto especial en la doctrina de la Iglesia, principalmente en el papel de María dentro de la obra redentora de Cristo y en la vida de la Iglesia. Juan Pablo II, el día 15 de agosto de 1998, en la homilía en la fiesta de la Asunción, decía que María es la estrella de esperanza para la Iglesia y para la humanidad. Al inicio dijo textualmente: “En la solemnidad de hoy, la liturgia nos invita a todos a contemplar a María como la mujer vestida de sol, con la luna por pedestal y coronada con doce estrellas. En ella resplandece la victoria de Cristo sobre Satanás, representado como un enorme dragón rojo. Esta visión gloriosa y

dramática recuerda a la Iglesia de todos los tiempos su destino de luz en el reino de los cielos y la consuela en las pruebas que debe afrontar durante su peregrinación terrena. Mientras dure este mundo, la historia será siempre teatro del enfrentamiento entre Dios y Satanás, entre el bien y el mal, entre la gracia y el pecado, entre la vida y la muerte. María, glorificada en su cuerpo, se presenta hoy como estrella de esperanza para la Iglesia y para la humanidad en el camino hacia el tercer milenio cristiano”. Pero María completa ser modelo de esperanza, siendo modelo de amor, gracia y alabanza, como nos inspira en la celebración de las maravillas que Dios realizó en ella y que describe en el cántico del Magnificat. María pone de manifiesto su pequeñez y su situación de pobreza con estas palabras: “Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava”. El Magnificat supera los textos proféticos revelando en la “llena de gracia” el inicio de una intervención divina que nos conduce al misterio santo de la Encarnación del Verbo. Por todo lo expuesto, tenemos y debemos de afirmar, que la Santísima Virgen María, no es un elemento más que compone la Iglesia, ya que ocupa un puesto especial dentro de la doctrina misma de la Iglesia. Además de ser madre de Dios y madre nuestra, es la encargada de inspirarnos todos los dones que nos han diferenciado del resto de las religiones haciendo grande la doctrina cristiana. María es nuestro centro de inspiración que nos acerca a Cristo en su muerte, pasión y resurrección.

Página 13


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

IN MEMORIAN: FAMILIA

…Y cuando el Terrible quiera

CHACÓN CÁCERES

¡Entra por la puerta grande Y al que esté allí de portero,

Javier Torres Carmona El año 2006 vino marcado por la desgracia para la familia Chacón Cáceres. Apenas cesaban los cantos navideños y los días de ilusión característicos de estas fiestas entrañables, cuando nos sobrecogía la muerte inesperada de Natalia Chacón Crespo, hija de nuestro querido hermano Miguel Chacón Cáceres, que nos golpeó profundamente, como un “mazazo” en nuestras almas. Cuando el año iba avanzando, y el calor del verano empezaba a hacerse notar, de nuevo la tragedia se hacía sentir y Dios llamaba a su presencia a nuestro querido hermano Francisco Chacón Cáceres. Hablar de Paco Chacón, como todos lo conocíamos, es hablar de bondad, cordialidad, cariño, simpatía y generosidad. Siempre te recibía con los brazos abiertos y con su peculiar sonrisa en el rostro. Amigo de hacer favores cuando lo necesitabas en el momento y lugar adecuados. Desde muy joven se dedicó a la empresa familiar y pasó toda su vida en nuestro Puente Genil. Hombre familiar, siempre del brazo de su querida Anita. Amigo de sus amigos. ¡Cómo disfrutaba de su rato de tertulia en el “Casinillo”!. Padre ejemplar, vivía siempre por y para su hijo y nietas. Nuestro querido Paco ya duerme el sueño eterno al lado de su fiel Anita y de la Santísima Virgen de los Dolores, velando e intercediendo por todos los que desde aquí lo añoramos y recordamos. Nos íbamos aproximando al año 2006, cuando por tercera vez la desgracia se hacía presente y en el mes de noviembre, José Chacón Cáceres, viajero incansable, hacía el último y más largo de sus múltiples viajes, en solitario y ligero de equipaje, vestido con su túnica azul, camino de la Gloria Eterna, esa que está reservaba para todo buen manantero. Como bien dijo José Manuel Reina en su poesía “Ser manantero”:

Página 14

Llevarte con Él al cielo…

Enséñale con orgullo, Tu corazón manantero! Pepe Chacón nació en nuestro querido Puente Genil un 19 de junio de 1919, estudió con D. Lorenzo Ruiz en la academia de la calle Antonio Baena, más tarde hizo la carrera de magisterio, perito mercantil y aduanas. Pronto abandonó nuestro pueblo llegando a ostentar el cargo de Delegado de la Comisaría de Abastecimientos y Transportes en Córdoba. Posteriormente hizo oposiciones al cuerpo técnico del Banco de España, obteniendo destino en Barcelona, Valencia, Córdoba, Antequera y Málaga. Finalmente fue nombrado clavero del Banco de España, obteniendo destino en Madrid, donde fijó su residencia hasta su jubilación. Tenía el orgullo de ser decano de la Corporación Bíblica “Los Judío de Azote” (Los Jetones) así como de la Cofradía de María Santísima de los Dolores. Hombre polifacético: poeta, cantor, orador. Gozaba de una memoria privilegiada, pudiendo lo mismo enumerar las ciudades más importantes de Cuba, como los pueblos de la provincia de Córdoba en orden alfabético, sin posibilidad de error. El corazón lo tenía dividido entre el amor a su querida Isabel, compañera incansable, y el cariño a la Virgen de los Dolores. …Y cuando las negras puertas de la Eternidad, se abran Y den paso a mi cadáver tras la losa funeraria, y no pueda ver tu Imagen tan hermosa, Virgen Santa ni escuche tu campanita Viernes Santo de mañana… Entonces, de las miserias del mundo, salva mi alma, y vuele contigo al Cielo como vuela mi plegaria…

(Miguel Romero)


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

RAFA CHACÓN, SE NOS FUE UN MAESTRO Juan José Cabezas Martínez Hoy mientras escribo estas líneas, como en el día de su muerte, mi cuerpo se paraliza incrédulo por un trágico pesar en mi corazón, no me acostumbro y pienso, que es un mal sueño, ya que al mismo tiempo fluyen a mi cabeza, sentimientos y vivencias junto a él que difícilmente soy capaz de explicar ni comprender ahora que ya no esta, pero que necesito plasmar aquí como agradecimiento eterno por todo cuanto nos enseño. Si tuviese que destacar algo de él seria muy difícil no resaltar su calidad humana como persona para nosotros Rafa Chacón fue un padre cofrade, un amigo y un gran maestro de la vida. Durante ya hace mas de 20 años, el se encargo de enseñarnos a querer a Maria Santísima, como ya desde tiempo atrás lo hacia su familia, con igual pasión y cariño que un padre cuida y explica a su hijo, con la sencillez y paciencia necesaria para mostrarle el camino a seguir, siempre de la mano y observando como la vida pasaba haciendo de los niños, padres de familia y cogiendo el relevo generacional de un gran cofrade como fue él. Durante estos primeros años tuvo la difícil tarea de fusionar juventud y empuje de “sus niños”, así se refería a nosotros de manera orgullosa, en el seno de una gran cofradía pero con una media de edad avanzada. Los comienzos no fueron un camino de rosas; mezcla explosiva con dos formas diferentes de pensar, ver y vivir nuestra Semana Santa que hizo que algunos de aquellos jóvenes rebeldes, entre los que me incluyo, no entendían el peso de la tradición y de esta cofradía, pretendiendo dar cambios sin sentido por querer ser de la noche a la mañana actores principales de una Semana Santa tan importante y señera como la nuestra….Allí, siempre estaba Rafa, con su tranquilidad, su gran sonrisa, su voz, capaz de calmar, transmitir y contagiar a todos

con su vitalidad, talante propio de un conciliador de la vida, sabedor de que todo pasa y convencido de que reconducir ese empuje transmitiría la fuerza y vitalidad necesaria para hacer brotar sabia nueva reforzando unos pilares debilitados por la edad, puesto que sabia que mayores y jóvenes teníamos un enorme punto en común, el amor a Maria Santísima de los Dolores. La Semana Santa ha perdido un gran manantero, de esos que desde las sombras mueven algunos hilos y engrandecen, nuestra Semana mayor y Puente Genil ha perdido una mejor persona, todos cuantos lo conocimos y pudimos disfrutar de su compañía podemos dar fe de ello, su huella en nuestro corazones perdurara para siempre. Vaya desde aquí nuestro más humilde homenaje de tu Primero de los Dolores a quien dejas huérfano y que tanto te debe. ¡Allá donde estés, un abrazo!

Página 15


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

RAFAEL CHACÓN VILLAFRANCA: COFRADE MAYOR Sergio Mª Velasco Albalá

Ni siquiera recuerdo el día en que conocí a Rafael. Una de esas personas con la que un día tropiezas y a la que siempre deseas volver a encontrarte. He oído contar que los hermanos antiguos de esta Cofradía se reunieron para abordar a Rafael y comprometerlo en la labor, nada fácil, de capitanear una Cofradía que, aunque bien gobernada durante muchos años, necesitaba un impulso de juventud. Rafael cruzaba entonces el umbral de los cuarenta años. Desde entonces, con sabiduría de maestro, dotes políticas y corazón, fue implicando en la Cofradía a mayores, jóvenes y niños, dándoles a todos su sitio cerca de Mª Stma. Levantó puentes de amistad entre los hermanos históricos de la Cofradía y los recién llegados, sentándonos a todos en la misma mesa hasta conseguir que entabláramos lazos imborrables. Con su carácter amable y entrañable acercó a los hermanos de su Corporación “La Espina” y del Coro a nuestra Cofradía, creando un encierro en Miragenil a mediodía del Viernes Santo, donde cada año acuden más devotos para cantar y consolar a María. Reforzó los vínculos con los hermanos del Imperio Romano para que acompañaran con sus marchas nuestra procesión por la calle Don Gonzalo. Nunca quiso que la Cofradía perdiera su sentido familiar y, para ello, integro plenamente a su familia con los nuevos hermanos de la Cofradía, para que juntos constituyésemos una gran familia. Para prender la llama cofrade en los niños del Primero de Los Dolores se volcó en detalles con nosotros. Puedo contar, como anécdota, que un sábado de cada Cuaresma nos hacía de coci-

Página 16

nero, acompañándonos durante todo el sábado hasta la subida al Calvario. Muchos de los hermanos más jóvenes de esta Cofradía, que por edad podríamos ser sus hijos, lo hemos tenido por padre, maestro y amigo. Nos enseñó, gota a gota, hasta el último detalle del trabajo cofrade. Deja en nosotros una huella de humildad, trabajo, honradez y amor. En su funeral el Párroco Don José Joaquín afirmó que Rafael había refundado la Cofradía, y dijo bien, porque renovó la ilusión y la devoción de todos los hermanos que la integramos. Desde la Cofradía queremos manifestar nuestro amor a Rafael, extraordinario padre, maestro, cofrade y amigo. El próximo Viernes Santo la procesión será inevitablemente vibrante. Todos estaremos allí para homenajearlo con nuestra presencia. Rafael Chacón Villafranca fue siempre hermano de esta Cofradía. Durante más de veinte años formó parte de su Junta Directiva, de ellos casi una década como Cofrade Mayor. Con todo nuestro corazón rogamos a Mª Stma. que lo tenga en su regazo y dé consuelo a su Familia.


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

Página 17


Alondras y Ruiseñores

Revista anual de la Cofradía Servita de Mª Stma. de los Dolores. Puente Genil, 2008

AGRADECIMIENTOS

Nuestra Cofradía se compone de hermanos que sienten, que enseñan, que creen, que lloran, que trabajan, que quieren, que aprenden, que cantan y que sufren. Junto al Patrón, estará María, y a su lado estará Francisco (Cangilones) con mirada de hierro y cristal, dureza y fragilidad, de un corazón apasionado y viejo. No falta corazón, faltan las fuerzas. Él las transmite. Jueves Santo entre las flores y a sus pies. Entre ramilletes y olor de rosas estarán María Jesús y Rosi. Bueno, donde dije María Jesús digo toda su familia. La belleza de María Stma. es la ternura con que se adorna hasta el último detalle. Brillo de escudos en Don Gonzalo, marchas marciales, paso romano. Cualquiera diría que a Nuestra Virgen la acompaña un Imperio. En Miragenil el Sol radiante ilumina una hermandad entrañable, una copla melódica y armoniosa que surge del corazón, fuente de amor a la orilla del Genil. En la calle Amargura los peregrinos le cantan y consuelan en ese último suspiro que la lleva hasta la cumbre donde espera Jesús. Gracias a todas las personas que han aportado su ilusión a esta revista que deseamos guste. El próximo año esperamos vuestras colaboraciones. Un abrazo.

SERVIR A MARÍA ES REINAR

Página 18


ALONDRAS Y RUISEÑORES Nº 1