Issuu on Google+

11 de Septiembre

40 a単os - 4 historias


11 de Septiembre 40 Años - 4 Historias Copyright 2013: Todos los derechos reservados a sus respectivos autores, como puede verse en los créditos. Copyleft 2013: Se permite la reproducción total o parcial de esta edición para usos no-comerciales, siempre y cuando se indique fuente y autoría. En el caso de impresión en papel se limita a un ejemplar por ser humano y para uso doméstico.


esta (no) es mi historia


por Nikolo


querida alegrĂ­a


por Bastiรกn Brauning y Lechuck


Le dije al peyuco que vinieras

ale,

pucha,

para pedirte disculpas.

no s茅 c贸mo decirlo...


Es raro...

Me encanta

pasar el tiempo

juntos.


en esta esquina.

ยกA LA CAPACHA!


Pucha, perd贸n...

Soy medio bruto.

No te quiero poner nunca m谩s triste

yo

te

quiero

mucho.


Es eso nomรกs...

lo que te queria decir.


me gustaria

pasar el tiempo

contigo.

acรก te espero.


la vida es eterna en cinco minutos...


por Melody MaulĂŠn y SebastiĂĄn Castillo


“LOS MALDITOS COME GuAGuAS”, ASÍ LES DECÍA MI PAPÁ.

Cada vez que salía el tema de esos que querían destruir al país, él se enojaba mucho.

Decía que debíamos aprender de las fuerzas armadas, de su valentía y entrega.

Que los militares eran la única esperanza para detener el cáncer marxista.


Mi mayor anhelo era servir a la patria

Por eso es que llevaba semanas realizando el mismo operativo: al llegar de clases, me cambiaba de ropa...

...despuĂŠs hacĂ­a mis tareas..

...y desde la ventana de mi pieza buscaba entre los demĂĄs edificios, pacientemente...

...a ver si pillaba a un comeguaguas.


Yo quería ser el orgullo de mi papá.

Quería demostrar mi coraje.

ser un valiente soldado.

Pero ese día martes, después de los aviones y los bombazos.. ...y aún sin saber lo que había al otro lado de la ventana...

...sentí mucho miedo, un terror indescriptible que estaba esperándome.


Los gritos eran desesperados y resonaban por todas partes y sin embargo, podía escuchar el sonido de las botas al pisar el suelo.

No entendía nada de lo que estaba sucediendo.

entre ellos pude ver a Jaime: su hermano era mi compañero de curso...

Había gente de todas las edades.

...pero eso era imposible, debía ser un error...

...estaban deteniendo a Jaime. ¡y con él jugábamos todos los sábado a la pelota!


en medio de ese caos, sin poder moverme del pánico, solo una pregunta cabía en mi cabeza...

¿por qué él?, Jaime era mi amigo, era...

RA-T

! T A T A T A


Jaime era solo un ni単o...

...un ni単o...

...igual que yo.


nacido un 11 de septiembre


por CatalĂ­n Plaza y Cayo Cactus


No vine al mundo en un buen día Lo supe mucho después. mi mama me explicó.

Me dijo que cuando nací, los hombres se odiaron tanto que llovió fuego del cielo y la muerte se presentó ante todos.

Me contó que no esperaba que yo naciera ese día y que en su desesperación tuvo que pedir ayuda para llegar al hospital.

¡Vecina, por favor lléveme al doctor que rompí fuente!

La travesía no fue sencilla, toda la vida había sido suspendida de golpe y nadie podía salir a la calle. Los militares las detuvieron en el camino, a mi mamá la trasladaron hasta el hospital y La vecina quedó arrestada.

¡no puede transitar por la calle acaso no escuchó el bando oficial!

Mi mamá tuvo que aguantar esto sola, porque mi papá fue detenido en la calle antes de llegar al hospital.

recién me conoció a la semana, cuando lo dejaron libre.

aún en el hospital se respiraba miedo y todos hacían preguntas extrañas en vez de preocuparse por ella y por mí.

todo esto pasó un 11 de septiembre.

todo esto lo supe cuando al fin me explicaron porqué no podía celebrar mi cumpleaños.


Fue cuando cumplí 7 años. Mis primos, mis amigos y mis compañeros de colegio siempre festejaban sus cumpleaños con una gran fiesta. todos menos yo. Yo celebraba sólo con mis papás, en la casa. cantabamos el “cumpleaños feliz”, comíamos torta y nada más, era realmente muy aburrido. Siempre preguntaba y nunca me respondían. Pero ese año decidí que tenía que saber la razón y jugué mi mejor carta.

Este año quiero de regalo que me expliquen porqué no puedo celebrar mi cumpleaños.

No les quedó otra que contármelo todo.

una Junta Militar gobernaba desde que yo había nacido y cada año se la homenajeaba.

ese mismo año, mientras yo celebraba 7 años, en el país se estaba votando por una nueva constitución, que era como una super ley, según me dijo mi papi.

me contaron que los primeros años se hicieron grandes fiestas en el parque bustamante.

la gente celebraba el aniversario de la junta.

muchos estaban contentos en ese tiempo y mis papás también lo habían estado, por eso no se habían preocupado de mi cumple.


el tiempo anterior a la junta había sido difícil, había mucha división y faltaba pan, detergente, pasta de dientes y muchas cosas importantes.

mis papás sentían que lo que pasó fue inevitable.

y sólo ahí descubrieron que con tanto embrollo habían perdido algo que era vital.

habían perdido la capacidad de pensar y actuar por si mismos, sin miedo.

pensaban que los militares dejarían luego el poder, que todo volvería a la normalidad.

pero los años pasaban y la junta no se iba.

y cuando eso pasaba, cuendo permitíamos que decidieran por nosotros.

el precio que pagábamos era demasiado caro...

...y ya no quedaban motivos para celebrar.

Todo esto lo supe cuando cumplí 7 años.

y comprendí que yo también debía pagarlo.


invité a todos mis amigos, pero llegaron unos pocos.

cuando cumplí 17, el país había vuelto a la democracia y pensé que ya todo podia ser distinto, al fin.

no me importó, yo nunca había podido festejar mi cumpleaños.

nos pasamos el resto del carrete con velas y guitarreando para pasar el rato.

a las medianoche cortaron la luz. el 11 seguía siendo una celebración con Fuego.

obviamente nadie se quiso ir y terminamos todos curaos, durmiendo en cualquier lado.

recibimos amenazas por celebrar el 11.

lo pase bién... pero hubo un problema.

La casa amaneció llena de basura, me di cuenta que en realidad no sería tan fácil zafar de ésta.


el 2001 mi mujer me animó a darle una nueva oportunidad a esto de festejar el cumpleaños.

Amor, la gente ya no actúa tan caldeada por los ánimos como antes, ¡intentémoslo!

el mundo era distinto, era un nuevo milenio.

lo que pasó fue totalmente inesperado...

lo intenté. me entusiasmé con la idea y quise preparar una gran fiesta. ese día sólo me faltaba afinar las últimas compras.

¡extra, extra!, Las torres gemelas se encuentran bajo ataque terrorista.

cuando llegué a la casa, mi mujer no dijo nada.

no volvimos a hablar del asunto.


caballero, todo eso suena muy tragicómico pero ¿qué hace aquí?

claro, yo le pregunto qué lo trae por acá y ud. me dice que no puede disfrutar su cumple y me explica, pero...

¿cómo, que qué hago aquí?

pero...

...¿para qué venir a un bar si no es a disfrutar?

“el mundo es el molino del cual tú serás el grano si no sabes ser el molinero”

¡pues a los bares también se va a pasar las penas!

eso me decía mi taitita. o sea, nunca olvide, nunca termine de entender lo que le ha pasado a ud. y a este país, el pasado es una forma de comprender el presente y así imaginar el futuro. En todo caso, ¿no sabe que hay otros 11 de septiembre antes de que ud. naciera?

nada, nada. ¡Ahora maestro, pa´l cumpleañero!

¡¿QUé?!


Ilustraci贸n de Nikolo


-Créditos“esta (no) es mi historia” Nikolo

(http://mortalveneno.tumblr.com) “querida alegría” Bastián Brauning y Lechuck

(http://bbrauning.tumblr.com) “la vida es eterna en cinco minutos” Melody Maulen y Sebastián Castillo

(http://mememorandum.wix.com/melodymaulen) “nacido un 11 de Septiembre” Catalín Plaza y Cayo Cactus (http://cataplazalina.deviantart.com) (http://issuu.com/claudioantonio0) portadas y portadillas: Tomás Fernández Díaz diagramación y edición: Cayo Cactus

-Sitios(http://www.catrileo.cl) (http://www.pezarboreo.cl) (http://www.mapachestudios.org) (http://dibujaomuere.tumblr.com)


Del 11 de Septiembre salió un país nuevo, un país que todavía no es capaz de comprender los relatos en torno a su (falta de) identidad. Aquí, una pequeña muestra con 4 historias que intentan mostrar, desde el cómic, un discurso sobre cómo entendemos el 11 de Septiembre y sus implicancias en nuestra vida social.


11 de Septiembre - Fanzine