Issuu on Google+


Y

salió a la luz el primer número de la eZine Carpiberica, formando

otro proyecto más que correrá paralelo al foro que la sincroniza, y como complemento de éste. El primer número, os ofrece varios artículos, realizados, todos ellos, por compañeros del foro, a los que usualmente podéis leer. Todos los autores se han esforzado al máximo para que podáis disfrutar de otra publicación más, dedicada al carpfishing. Como nuevo proyecto, sus comienzos serán difíciles e inciertos, por lo que no esperéis encontrar grandes maquetaciones, ni acabados de una enorme calidad, pero tratándose de algo nacido de entre mis manos, puedo asegurar que, tras un periodo de aprendizaje y superación, la eZine, finalmente, evolucionará hasta situarse a un buen nivel. No me cabe duda que, en próximos números, contaré con mucha más participación por vuestra parte y será entonces cuando la eZine cobre el sentido que la ha concebido: servir de proyección al aficionado al carpfishing. En definitiva, creo que estamos de enhorabuena. Nuevas ideas, materializadas en nuevos proyectos, llevados hacia delante, implican el buen estado de salud de nuestra afición. Con esto último, no me refiero únicamente al mundo virtual de Internet, si no también a todas esas personas que, desde su posición y capacidad, persiguen un mayor reconocimiento del carpfishing en España. La estructura que porta la eZine es temporal. Conforme reciba vuestro material y nuevas ideas sean propuestas por vosotros o surjan en mi cabeza, irán incorporándose secciones y subsecciones, tal y como ha ocurrido con la estructura actual del foro Carpiberica. Por último, aprovecho este primer número para solicitar vuestra colaboración. Ahora que comienza el buen tiempo, todos saldremos a pescar con más frecuencia y es ahí, en la orilla, donde se gestan los buenos artículos: esa foto, esta captura, aquélla sesión que tanto nos marcó, serán material digno de ser publicado en la eZine. Sin más me despido, un saludo a todos y espero que os guste.., o, al menos, entretenga. Gracias a los colaboradores. Chenook. wWw.carpiberica.net

1


Sorpresa en el Ebro.... Por Joaquín Garzo (Joaquin_)

N

uestra historia comenzó un día 16 de julio del 2009, Ángel, José y yo, llevábamos tiempo planeando nuestra primera salida al Ebro, la cual esperábamos deseosos de pescar algunos bigotes.

Salimos desde Cáceres a las 5 de la madrugada, y después de recorrer 800km llegamos a la tienda donde teníamos reservada nuestra embarcación a motor, Náuticas de Zarragón, pero parece que la cosa se empezaba a complicar. Estábamos contemplando la Guardia Civil tomando huellas, pues les acababan de robar 80.000€ en motores, uno de los cuales fue el nuestro, así es que nuestra única opción fue una neumática con motor eléctrico y sonda, lo cual no nos llenaba el ojo. Después de estar un rato hablando con uno de los dónde si y dónde no propietarios del lugar, que nos indico podíamos pescar los bigotes, procedimos a buscar un sitio, lo cual era complicado, puesto que era la primera vez que veíamos aguas del Ebro. Después de un sitio que nos Zaragon que tres metros a sondear los tres buenas puesto en

buscar y ver las orillas abarrotadas, preferimos ir a había dicho el dependiente de Náuticas de no se pesca allí el siluro, que solo había de profundidad, pero aun así, nos pusimos el terreno y efectivamente no llegaba ni a metros, pero era cauce del río y me dio sensaciones...y además no había ni un más en 1km.!!!.

Montado el campamento y los equipos de pesca, los los nuestros de carpfishing, nos dispusimos a meter las la barca, justo en la parte mas profunda, el cauce, línea cubo de pellets encima, y así sucesivamente con todas las líneas. Una vez terminado todo esto, llega la noche y la espera y encima los mosquitos no hacen acto de presencia y eso es muy importante. Contemplábamos la excelente noche que hacía,

2

cuales eran líneas con fuera,


cuando de repente piiiiiiii!!!!! mi caña central, la levanto y digo tranquilos chicos que creo que es una carpeja....pero progresivamente se iba doblando la caña y sin darme cuenta tenia la caña agarrada con las dos manos y el carrete cerrado no dejaba de sacar hilo, Dios mío esto es un bigotes? pues no sacábamos ni uno…., entonces crack!!!, me parte una pena.. . Dejé mi caña fuera y esperé al día siguiente, con dos cañas en el trípode. A las 12 de la mañana...piiiiiii!!!!!, mi caña central de nuevo, la cual sacó mi compañero José, por que me cogió lejos. Luchando unos 40 minutos, se trajo un bigotes de 2,05 m. Era el primero que veíamos y nos quedamos helados al ver semejante tarugo de carne. No tardó en sonar mi alarma derecha, clavé y la lucha duró 50 minutos, pero me arrime un bigotes de 2,15m. increíble mis pobres brazos, pero no hago mas que poner en pose para la foto, y piiiiiii!!!la izquierda, al no lo podíamos ver el bicharraco que traía para unos novatos del creer!!!, 2,35m increíble siluro. Al rato nos sorprende Ángel con otra picada de un siluro de 1,80m, y enseguida José clava de nuevo y otro siluro de 1,70m. Trascurre el primer día y un parón de tres horas, pero a las 11 de la noche, suena mi caña central otra vez, después de una larga lucha saco un siluro de 2,20m impresionante!!!!. Otra vez movimiento, José piiiiii…, Ángel piiiii!!!!, y yo igual, un autentico hervidero de siluros había allí.... Las carpas no se habían dejado ver en dos días, pero el tercero...Ángel nos sorprende diciendo: ……, es carpa!!!!, y si así fue una común de 12kg, al poco rato mi alarma..piiiii!!!, una carpa también, pero esta tenía 13,500kg. A las dos horas aproximadas, me vuelve a sonar pero esta vez la carpa daba en báscula 20kg. la alarma, podíamos creer la pescata que estábamos No haciendo!!!!....,piiii vuelve a sonarme, una de 14kg, parece que no hay siluros carpa a la vista y las carpas aprovecharon para comer.... No entró en todo el día ni un gato, pero a las 11 de la noche, otra vez piiii!!!!. Nuevamente invaden el cebadero los bigotudos..... En resumen de esta gran sesión, decir que fue perfecto todo, incluso sin picaduras de mosquitos, una compañía excelente y

3


un balance final en seis días de más de 40 siluros capturados entre los tres y más de 70 carpas, ¡¡¡todo un recorazo!!!.

Pequeña curiosidad: desde el primer día hasta el ultimo, todas las noches entre las once y once y cuarto, me picaba un siluro en la caña central, de grandes dimensiones...

Si quieres compartir el relato de aquélla sesión que tanto te marcó, no dudes en remitirlo a chenook@carpiberica.net

4


¿Es posible alcanzar el éxito tanto en ocio, como en competición? Vertiente Competitiva

E

n muchos países y por muchos carpistas, esta es una cuestión que ha sido debatida largamente. ¿Podrá un carpista ser igualmente bueno tanto a nivel competitivo, como en la búsqueda de grandes ejemplares?.

En el panorama nacional poseemos varios casos que confirman esta idea, veamos el caso en concreto de un carpista de enorme renombre a nivel nacional que tanto a nivel competitivo como en la búsqueda de grandes ejemplares, ¡ha triunfado!. Su nombre Filipe Cardana.

Filipe Cardana deportista patrocinado por el CDCR (Centro de, Deporte, Cultura y Recreo de los CTT), se inició en la pesca de la carpa en la vertiente de ocio, para, a medida que la “enfermedad del carpfishing” fue creciendo y su hambre de conocimiento fue aumentando, creció su afán de aplicar los conocimientos por sí adquiridos, en pruebas federadas, hecho que le llevó a entrar en el Campeonato Nacional de Pesca de la Carpa. Y así fue. Inicialmente existió una fase de adaptación a una nueva realidad. La presión de una prueba a nivel competitivo de 72 horas ininterrumpidas es inmensa. Se necesita una excelente capacidad, tanto física cómo psicológica; y después de un periodo de adaptación, comenzarán a surgir los primeros resultados de relieve, con la conquista de un campeonato nacional.

5


Después de todo esto, las conquistas aumentaron, teniendo un palmarés que cuenta con 2 títulos nacionales; uno de ellos sólo con primeros lugares, un vice-campeonato, un campeonato del mundo por equipos y un vicecampeonato del mundo individual. Estos resultados sólo fueron conseguidos con mucha perseverancia y apoyo. En esta modalidad de pesca que es el carpfishing, los apoyos no abundan, los patrocinios son pocos y no es fácil, a pesar de la calidad del deportista, alcanzar una buena clasificación en las pruebas nacionales e internacionales. Para eso el apoyo de los CTT y muy especialmente del Sr. João Afonso, Presidente de la Delegación de Santarém y del Sr. Eng.º Rui Cabaço, Presidente la Dirección Nacional del CDCR, a ellos se debe una gran parte del éxito de este deportista. Hoy día no hay muchos apoyos y sin duda que los carperos que dan muestras de su valor, es debido a estos apoyos, sin duda de gran importancia para ellos, puesto que marcan su evolución.

Vertiente lúdica

En esta vertiente lúdica la pesca se hace completamente diferente, no poseemos un puesto que nos es sorteado, la presión de pescar carpas de un por encima de los 2 kilos no existe, sólo tenemos que concentrarnos y saber decidir qué hacer y dónde. El lugar elegido por este carpista no es nada más ni nada menos que en una barragem donde es más difícil de capturar una carpa, una barragem con muy pocas carpas, de difícil acceso a los puestos, hablo de la Barragem de Castillo de Bode. Creada en 1951 en el río Zêzere, la Albufeira de Castillo del Bode es uno de las mayores reservas de agua de Portugal y también una de las más extensas albuferas, con cerca de 60Km. El mixto color verde y azul de la Albufera, dota este lugar de paisajes únicos.

6


Se trata de un destino donde existen muy pocas carpas para el área de la barragem, habiendo sido muchos los carpistas que se aventuraron en estas aguas y pocos con resultados de éxito, exigiendo un análisis correcto, tanto del medio envolvente, como de todas sus características, pues sólo así podemos llegar al éxito. El fondo rocoso y el abundante alimento natural lleva a que la tarea de capturar un ejemplar sea algo difícil sólo con mucha pericia y perseverancia se consigue alcanzar el tan anhelado ejemplar. Dadas las características de la barragem y sus carpas, lleva a que cada sesión deba ser realizada con la máxima atención y cuidado. Ningún pormenor puede ser dejado al acaso, pues es difícil atraer las carpas y basta una única ferragem para conseguir un ejemplar de dos dígitos de peso y quién sabe si un récord. Siendo así y después de todo este análisis de factores, podemos concluir que un carpista podrá tener éxito al más alto nivel tanto a nivel federativo como a nivel lúdico, el conocimiento adquirido al largo de su constante aprendizaje y la interpretación es fundamental, en la pesca de las carpas tanto a nivel competitivo como lúdico Con la conjunción de todos estos factores y los apoyos, en este caso de los CTT y muy especialmente del Sr. João Afonso, Presidente de la Delegación de Santarém y del Sr. Eng.º Rui Cabaço, Presidente la Dirección Nacional del CDCR, contamos con todos los ingredientes para llevar bien alto el nombre de todos los que están directamente e indirectamente envueltos en este tipo de eventos. Nota del autor: “El arte de pescar está al alcance de muchos, pero nace con pocos”.

7


SIERRA BRAVA. DIAS 20 Y 21 DE JULIO DE 2.009 por Jorge Jiménez Sutil. (Carpas10).

A

Las 5 de la mañana mi padre y yo partimos rumbo hacia sierra brava desde Madrid. Tardamos a unas 3 horas en llegar a Madrigalejo en el cual sacamos los correspondientes permisos para pescar y compramos unas cosillas para pasar dos días de pesca en este maravilloso embalse.

Nos dirigimos a la zona de la presa ya que no quería arriesgarme a perder ninguna captura por culpa de las encinas, ya que era la primera vez que iba a este pantano. Sobre las 9 de la mañana ya tenia mis tres cañas en el agua, cebé un poco la zona elegida con bolas de engodo y boilies de distintos sabores. Como era de esperar, no había mucha actividad de peces, en gran parte debido al calor que hacia ya por la mañana. A las 14:00 horas la temperatura superaba los 40 grados; menos mal que teníamos un toldo para resguardarnos del sol, porque si no, no hubiese quien aguantase a esa temperatura. No había mucha gente ya que era lunes, aun así tenía dos grupos de personas a mi izquierda. No se produjo ninguna picada hasta las 16:00 horas, justo cuando más calor hacía, mientras observaba a bancos de alburnos y basses, se produjo un picada en una de mis cañas, la que tenía puesta con boilie de maíz de AdderCarp. La lucha fue intensa. Se trataba de un buen ejemplar, como no tenia obstáculos no forcé la captura, por que no quería perderla por precipitarme a traerla hasta la orilla. Cuando por fin la pude ver, se trataba de un ejemplar precioso de carpa común que mi padre metió en la sacadera. No 8


me lo podía creer, estaba ante mi record, una carpa que dio un peso de 13,2 Kg. Sé que no es un gran pez, pero a mi me hizo muchísima ilusión ya que era mi primera carpa de dos cifras. Después de realizar las correspondientes fotos, fue devuelta al agua lo antes posible. Tras esperar una hora, a eso de las 17:00 horas, picó en una de las cañas de mi padre una pequeña royal que ofreció una bonita lucha para el tamaño que tenía, picó a boilie de piña de Mainline. Después de las correspondientes fotos fue devuelta al agua. Tras haber obtenido estas picadas, recebe un poco la zona, aunque no se produjo ninguna picada más durante el día. La tarde se hizo insoportable debido al calor que hacia y estaba ansioso porque llegara la noche para estar a gusto de una vez. A eso de las 23:00 horas me fui a dormir en una improvisada cama realizada con la moqueta y una manta en el suelo. Era la primera vez que hacia noche. No pude dormir más que un par de horas seguidas ya que se estaba muy incomodo y dormía con un ojo abierto por si les daba por acercarse a la Guardia Civil. Justo cuando más dormido estaba, se produjo una picada sobre las 2:30 de la mañana que hizo que me despertase, nada más encender el frontal, se abalanzaron sobre mi una tropa de mosquitos que apenas me dejaban ver pero mi padre tenia a mano el Autan y me echó por la cara, para espantar a los molestos mosquitos. Cuando pude ver la carpa, se trataba una común de 7kg de peso que entro a boilie de maíz de AdderCarp, le eché las fotos y la devolví al agua inmediatamente, aquí podéis ver mi cara de cansancio jejeje.

La noche trascurrió sin más picadas aunque se oían los saltos de las carpas que andaban por la zona. El día siguiente también transcurrió sin picada alguna y después de merendar, decidimos volver a Madrid, ya que no aguantábamos más el calor y el cansancio. En definitiva, una sesión que nunca olvidaré, el mejor regalo de cumpleaños que podía soñar en un embalse mítico. Un saludo a todos los foreros de

9

www.carpiberia.net


Si quieres compartir el relato de aqu茅lla sesi贸n que tanto te marc贸, no dudes en remitirlo a chenook@carpiberica.net

10


¿PLOMOS CAMUFLADOS? Son muchas las veces que nos habremos preguntado si es necesario llegar a este nivel de mimetismo. Desde Portugal, Fishmaster nos trae este artículo, fundamentalmente gráfico, en el que describe, paso a paso, el método para conseguir plomos a partir de piedras.

Como viene siendo habitual en tareas de bricolaje, y esta lo es, partimos reuniendo y comprobando que contamos con todo el material necesario: en este caso , piedras, que harán las veces de plomos, quita-vuelas, alambre, alicates, tenazas de punta larga y estrecha, pegamento epoxy y un disco de corte diamantado para tallar las piedras-plomo. Partimos de los quita-vueltas, al que opcionalmente podremos añadir emerillón, y alambre para formar el cuerpo que introduciremos posteriormente en el hueco tallado en la piedra. ------------------- o --------------------

La longitud de estos trozos de alambre, deberá ser calculada de forma que no sobre por los extremos del “carril” tallado en la piedra, en orden a no vernos obligados a cortarlos, hecho este que pudiera causar danos en la captura por cortes.

11


Con el disco de corte, haremos los tallados en las piedras, de una longitud y profundidad acordes con lo que queremos hacer. Tendremos que buscar la parte de la piedra y el punto exacto en ella, que nos proporcione equilibrio en el conjunto. En la piedra de la fotografía, ésa parte puntiaguda en la mejor.

Deberemos llegar a tener algo como lo que se aprecia, con cierta dificultad, en la fotografía, pero no es más que una hendidura en la piedra.

Llega le momento de utilizar el pegamento epóxico. Existen en el mercado dos variedades. Una de ellas de secado muy rápido y otra más lento.

Mezclamos en partes iguales, hasta alcanzar homogeneidad en el cuerpo del pegamento.

12


Introducimos epoxy en la ranura practicada en cada piedra, esperamos a que la mezcla endurezca un poco, para a continuación insertar el alambre con el quita-vueltas.

El resultado final es el que puede apreciarse en la fotografía. Como podéis comprobar, es un proceso rápido, sencillo dirigido a la fabricación artesana de plomos-piedra.

Si tienes una idea para esta sección y crees que puede interesar, no dudes en remitir tu artículo a chenook@carpiberica.net

13


Haciendo equilibrios. Sencillo pero efectivo montaje el que nos trae Fishmaster desde Portugal.

Estos son los materiales necesarios: - Fluorocarbono. - Microanilla. - Goma. - Anzuelo para boilie flotante.

Realizamos un montaje como el que puede apreciarse en la fotografía. Con el extremo que serviría de “hair”, haremos una curva, regresando con el extremo al interior del ojal, cortando y quemando con un encendedor.

Antes de finalizar el paso anterior, deberemos introducir una micro-anilla

14


En la microanilla enlazaremos una goma.

Y haremos pasar la goma por el interior del boilie, bloqueando su salida con un tope.

El conjunto deberรก ofrecer este que sumado a este tipo de bajo,

aspecto, dotado de gran equilibrio, lo nos ofrecerรก buenas clavadas.

15


Conociendo a la Carpa por Pedro Luis Blázquez Zornoza

Descripción

L

a boca es terminal y protráctil, con cuatro barbillas sensoriales situadas dos a cada lado de la boca. Los flancos de tonos dorados se oscurecen hacia el dorso. La aleta dorsal es larga y, con un primer radio fuerte y aserrado, es de color más oscuro que el del resto de las aletas. Tiene entre 33 y 40 escamas en la línea lateral. Alcanza tallas de 70-80 cm. de longitud y excepcionalmente puede superar el metro y los 30 kg. de peso. El cuerpo es muy alto y comprimido, de color pardo dorado, orlado por una aleta dorsal larga, que le recorre gran parte del lomo.

En la variedad denominada CARPA DE ESPEJOS, las escamas son grandes, de dimensiones desiguales y dispuestas de forma irregular sobre el dorso y la línea lateral.

Otra variedad de carpa muy abundante es la FULL SCALED. El cuerpo de este tipo de carpas está prácticamente cubierto por escamas grandes y casi siempre muestran un dibujo desigual. Algunos ejemplares tienen el cuerpo cubierto de escamas grandes correctamente alineadas, tanto que parecen carpas comunes de escamas grandes. Este tipo de carpa no está considerada como variedad propia y está englobada dentro de la variedad de carpas royales.

16


Las variedad más complicada de encontrar en nuestros embalses es la denominada CARPA CUERO. Esta carpa debería carecer completamente de escamas, pero es muy poco frecuente que se dé este caso. Dentro de esta variedad de carpa se aceptan los ejemplares que tienen alguna escama aislada en el lomo o antes de la aleta caudal, siempre que la parte central del cuerpo este exento de escamas. En España esta variedad no existe, pero se han capturado ejemplares de carpa royal con tan pocas escamas que podrían pasar por carpas cuero.

Otra Variedad de carpa es la conocida como CARPA LINEAL. La variedad pura de carpa lineal presenta una sola línea de escamas que van en línea desde la cabeza hasta la cola. También se acepta como “pura” las que tienen una línea doble. Si además de tener la línea, tiene algunas escamas aisladas repartidas por el cuerpo se clasifican como “impuras”. En este artículo voy a destacar un aspecto muy importante de la anatomía de la Carpa. Si os fijáis bien, podréis daros cuenta que la carpa carece de estómago, detalle que consideramos muy importante debido al alto número de personas que, sin obrar de mala fe y por desconocimiento, ceban usando partículas y grano sin cocer. Este hecho puede resultar fatal para la salud de la carpa ya que el proceso digestivo se realiza por el tracto intestinal, y evidentemente no es lo mismo digerir alimento con estómago que sin él. En otra ocasión haremos un estudio más exhaustivo de los demás órganos de nuestra compañera.

17


Hábitos Generales y Reproducción: La carpa común Cyprinus carpio es originaria de Asia menor e Irán, fue introducida en Europa por los romanos y ampliamente difundida por toda Europa por los monasterios en la Edad Media. En la actualidad se encuentra distribuida por los cinco continentes. Las carpas prefieren los tramos bajos de los ríos caudalosos y los embalses con aguas lentas, cálidas y de fondos blandos. Aguantan bien las concentraciones bajas de oxígeno y los altos índices de contaminación. Alcanzan la madurez sexual a los 3-4 años de edad, los machos normalmente alcanzan antes la madurez sexual que las hembras. Realizan la freza entre los meses de mayo y julio, en aguas poco profundas con abundante vegetación, a la que se adhieren los huevos. Estos son de pequeño tamaño (1-1,5 mm.) y cada hembra pone unos 150.000 huevos por kilogramo de peso, el tiempo que tardan en eclosionar está relacionado con la temperatura del agua, normalmente en menos de una semana. Viven una media de 10 años, aunque algunos individuos han durado más de 60 años. Factor de Crecimiento del Cyprinus carpio. Como todo animal de sangre fría, el crecimiento de la carpa depende de la temperatura del agua, cuanto más caliente esté el agua más rápido crece. Afortunadamente, como la mayoría de nuestros embalses se localizan en zonas templadas o cálidas, las carpas crecerán relativamente rápido. Debemos tener en cuenta que la temperatura óptima de actividad es entorno a los 25º C; a partir de este momento, cuanto más suba la temperatura, menor será la actividad. Las altas temperaturas provocan en la carpa un estado de inactividad debido a que el consumo energético es mayor que la cantidad de calorías que pueden obtener alimentándose. En estas situaciones, sobre todo en los meses de julio y agosto, la carpa permanece largas horas inactivas.

18


Tabla de crecimiento según los factores del entorno Edad

5 años

10 años 20 años 30 años

Muy 1,600 Kg. 4,100 desfavorables Kg. Desfavorables 2,800 Kg. 6,800 Kg. Normales 3,200 Kg. 7,700 Kg.

9,100 Kg. 14,800 Kg. 16,700 Kg.

14,000 Kg. 22,800 Kg. 25,700 Kg.

Otro factor de gran importancia es la alimentación, al igual que el ser humano, la carpa necesita de un 50% o 60% de carbohidratos, un 25% de proteína y un 25% de grasas para crecer adecuadamente, nuestros embalses suelen ser ricos en tales nutrientes. Este dato es importante tenerlo en cuenta cuando elaboramos nuestros boilies y demás cebos para su pesca. Si las proporcionamos una alimentación equilibrada conseguiremos que crezcan rápido y coman con determinada confianza. Existen algunas marcas de boilies que por abaratar costes de producción no cumplen esta correcta proporción de nutrientes; es mejor usar boilies de reconocida calidad.

En tercer lugar están los factores biológicos, bien sabido es que las carpas se clasifican por la distribución de sus escamas. La familia más pura es la carpa escamosa, cuyo cuerpo es muy alargado, este tipo de carpa a pesar de ser la más rústica (y la que mejor pelea por cierto) es de las menos abundantes, pues se han introducido otras especies europeas que ofrecen una mejor calidad de carne y crecimiento más rápido. La carpa espejo (cyprinus carpio v. Specularis) alcanza el mayor rango de crecimiento y ofrece una excelente calidad de carne. Por último, la carpa de cuero o desnuda tiene un factor genético que hace que su crecimiento sea extremadamente lento. En cuarto lugar está el volumen de agua en relación al número de peces que habitan en ella. Por ejemplo, si en una hectárea vivieran sólo 500 carpas de espejo al año

19


alcanzarían el peso de 4 kilos por ejemplar (en aguas templadas o cálidas) sin que sea necesario reforzarles la alimentación. A mayor hacinamiento, las carpas crecerán menos aun si se les da alimento complementario. Además si el agua está circulando o en continuo movimiento, las carpas pueden crecer en poco espacio hasta tamaños sorprendentes. Es decir, en un río las carpas crecen más rápido que en un embalse si la cantidad de agua es la misma y su temperatura también, el problema es que el agua de los ríos suele alcanzar temperaturas menores que el agua embalsada en pantanos. En Japón en el año de 1951, el Dr. A. Saeki de la escuela de pesca de la universidad de Tokio utilizó un estanque de 76.5 metros cuadrados por 1.3 m. de profundidad en donde introdujo una tonelada de carpa, se les alimentaba solo una vez al día pero con un sistema de recirculamiento de agua constante, la cual se filtraba y oxigenaba debido a la gran densidad de peces ahí retenidos, al año logró una producción de 400 kilos de carpa por metro cuadrado. Comportamiento de la Carpa. Voy a realizar un breve estudio del comportamiento de la carpa en las diferentes épocas del año. Como he dicho en líneas anteriores a la carpa la afecta mucho la temperatura por ser un animal de sangre fría, en este apartado vamos a analizar su comportamiento más detalladamente. La pregunta más frecuente que se plantea un pescador es ¿cuándo es la mejor época para pescar?; en nuestro caso la carpa. Voy a comenzar por la época fría de nuestro calendario, es decir, cuando las noches son frías, los días cortos y la lluvia suele ser abundante. Otoño – Invierno.

En invierno las carpas se retiran a zonas resguardadas y profundas (entre 6 y 8 metros) donde la temperatura del agua es más alta y más estable que en capas superficiales. La carpa es un animal de sangre fría y la bajada de la temperatura del agua va a ralentizar su metabolismo y el proceso de digestión. Por esta razón la actividad baja mucho: debido a que el consumo de energía para sobrevivir es escaso, no necesitan obtener un gran aporte energético. Las carpas son conscientes de que con la llegada del invierno la comida va a escasear. Por esta razón, antes de la llegada del invierno la carpa intenta adquirir la mayor cantidad

20


posible de nutrientes para acumular así las suficientes reservas con las que poder afrontar el duro invierno.

Las carpas, al igual que otros animales, tienen un sexto sentido en lo referente a un cambio meteorológico, son capaces de predecir un cambio de tiempo con antelación de horas e incluso a veces de varios días. Algunas veces hemos estado pescando unos días antes de la llegada de un frente frío y todas las condiciones en ese momento eran favorables. Estábamos disfrutando de unas jornadas excelentes, con gran número de picadas, pero de repente y sin previo aviso, la actividad pasaba de cien a cero. No había ninguna explicación lógica de este cambio brusco de comportamiento, porque las condiciones meteorológicas eran las mismas que en los días anteriores. Pues bien, al cabo de unas horas el tiempo cambió doce bruscamente y entró un frente frío, con lluvias torrenciales y aire gélido. Esto lo hemos observado muchas veces: parece que los peces notan este cambio mucho antes que nosotros, y se apresuran a refugiarse con mucho tiempo de antelación. Pues, lo mismo pasa con el invierno. Los peces parecen saber distinguir con mucho tiempo de antelación un simple cambio meteorológico temporal de la llegada del invierno real. Tradicionalmente siempre se ha dicho que la carpa no se puede pescar en invierno, que se aletarga como los osos y no come. Hoy en día está demostrado que la carpa, especialmente la más grande, sigue comiendo, aunque solo lo hace en ciertos momentos del día y nunca de forma copiosa. Así que ya tenemos uno de los alicientes de la pesca en invierno: la posibilidad de conseguir una captura de mayor tamaño. Ahora que sabemos que en invierno podemos pescar carpas, vamos a ver cómo hacerlo para aumentar las posibilidades de obtener una buena captura. La carpa nunca va a presentar una gran actividad durante todo el día. Al contrario, su metabolismo se ha ralentizado tremendamente, y el pez evitará todo movimiento que malgaste su reserva energética. Solo alguna que otra vez al día se moverá y entonces se alimentará además no se atiborrará sino que dará unos bocaditos aquí y allá. Este comportamiento nos condiciona el cebado del puesto. El invierno no es el momento de los grandes cebados, si la carpa va a probar solo unos pocos boilies, uno de ellos debe ser el que tenemos en el anzuelo. Cuanto más cebo acompañe a éste, menos probabilidades tenemos que la carpa elija el plato correcto. Dicho de otro modo: 100 boilies alrededor en el pesquil, uno de ellos en el anzuelo, supone un 1% de probabilidad de picada. El cebado debe ser

21


escaso y concentrado alrededor del anzuelo. La carpa no debe verse obligada a buscar en una zona extensa, sino que debe encontrar el cebo allí donde huele el aroma. Está comprobado que en ausencia de un gran estimulo alimenticio, la carpa antes se decidirá por probar un boilie de pequeño tamaño que otro más grande. Un pequeño bocadito no cuesta ningún esfuerzo. Una muy buena opción puede ser una bolsa de PVA llena de boilies cortados en trocitos, para que expelan mejor sus aditivos. Debemos tener cuidado que se disuelvan bien en el agua fría, que no todas lo hacen. Además de boilies trocados podemos meter micro pellets o pellets que van a crear una zona de atracción en torno al anzuelo y como van a disolverse, la carpa no podrá saciarse con ellos. Solo tendrá como plato principal un boilie y como postre un anzuelo. El engodo será también una buena elección para el cebado, pues tiene una gran capacidad para atraer rápidamente las carpas. Es mejor cebar cuando observemos que las carpas están alimentándose en nuestro puesto de pesca. Podemos echar unos pocos boilies tras una picada, (un puñadito) pues ya hemos explicado que no conviene saturar. También es interesante analizar una serie de factores que nos pueden ser favorables a la hora de elegir una fecha para ir de pesca. En otoño-invierno lo más favorable que nos puede ocurrir es que nuestras jornadas de pesca coincidan con una estabilidad atmosférica. Lo ideal es comenzar la jornada con al menos cinco días continuados de anticiclón, y que durante el tiempo que permanezcamos pescando se mantenga así. Si durante el día hace calor y por la noche las temperaturas no bajan excesivamente, será un excelente momento para probar suerte. Asimismo la pesca se verá favorecida con la entrada de un frente cálido, con viento y lluvia templada, que hagan subir la temperatura del agua. Lo peor que nos puede pasar es que la jornada de pesca coincida con la entrada de un frente frío, que haga descender de golpe la temperatura por debajo de cero grados. Con estas condiciones meteorológicas los peces se quedarán en el fondo inactivos. Si además va acompañado de un aire gélido procedente del norte que produce oleaje nos podemos despedir de ver una picada. Además es recomendable comenzar a cambiar los remojos de base de aceite por los de base de alcohol. El agua comienza a estar más fría y los remojos en base alcohol se diluyen mejor que los de base de aceite. 22


Una vez estudiada la época fría del calendario pasamos al otro extremo épocas de calor intenso y prolongado. Periodos de anticiclón de varias semanas y con temperaturas diurnas superiores a los 30Cº grados, superando en alguna ocasión incluso los 40Cº. Esta situación normalmente coincide con los meses de julio y agosto. Este calor sofocante repercute directamente sobre la carpa, sobre su entorno y sobre los propios pescadores. Vamos a analizar todos estos factores y a dar os algunos consejos prácticos para afrontar la pesca en verano y para soportar mejor estas condiciones extremas. Con esta situación anticiclónica típicamente veraniega, la temperatura diurna puede llegar a ser muy alta, ocasionando así también un aumento en la temperatura del agua. Los niveles de los embalses bajan drásticamente y la calidad de agua empeora rápidamente. El contenido en oxigeno también baja notablemente, y esto influye en las masas de agua y en el comportamiento de los peces. La repercusión dependerá lógicamente del volumen de agua y de la latitud en la que nos encontremos. Todo el ecosistema se ralentiza o hay un cambio radical del reloj biológico. Cuando el calor es tan sofocante, lo único que puede cambiar el ritmo y alterar el comportamiento es un fenómeno meteorológico brusco, como pueda ser una tormenta, lluvia intensa o viento fuerte. Si se levanta viento fuerte y provoca oleaje, es ideal. El oleaje y el choque de las olas contra la orilla, facilita el intercambio de oxígeno entre el agua y el aire, provocando un aumento de la concentración de oxígeno disuelto en el agua. Debido a este aumento de oxigeno en el agua la actividad aumenta considerablemente, cuando se da esta situación es recomendable pescar en la orilla donde la concentración de oxígeno es mayor. Allí van todas las carpas en busca de alimento en las aguas revueltas. Si el viento además es algo más fresco mejor porque además provoca un descenso de la temperatura del agua. Después, o incluso durante la tormenta, la actividad aumenta considerablemente. Igual que en el anterior apartado vamos a dar unas pautas de cómo se 23


comporta nuestra amiga la carpa en estas circunstancias. Durante el día, sobre todo en las horas de máximo calor permanecerán en zonas profundas, más frescas y oxigenadas, es allí donde deberemos buscarlas. Dependiendo del embalse, en general se mantienen en una profundidad que oscila entre los 5 y los 8 metros. Hay algunas excepciones como los embalses situados a mayor altitud, donde las aguas son más limpias, frescas y oxigenadas, donde el comportamiento será diferente y más similar al de primavera u otoño. Otro condicionante por el cual buscan zonas más profundas, es porque su alimento principal durante las horas de máximo calor también lo hace. Camarones, cangrejos y peces pequeños, van a zonas más profundas y las carpas detrás. Los mejores momentos para pescar serán las horas nocturnas, el amanecer y el anochecer, aunque siempre podremos tener alguna picada durante el día. Según va cayendo la noche, la actividad aumenta en las zonas poco profundas y en las orillas. Esto tiene dos explicaciones, por un lado debido al descenso de las temperaturas la superficie del agua se enfría algo y las carpas se animan algo porque ya no requieren tanto esfuerzo para alimentarse. Por otra parte todos los crustáceos y otras especies, se mueven hacia las orillas en busca de alimento y la carpa por supuesto va detrás de ellos. Primavera En este periodo de tiempo incluimos los mejores momentos para obtener una buena captura. La primavera tiene dos factores negativos, por así decirlo: Uno es la inestabilidad meteorológica, y el otro es la época de freza. Ambos factores influyen mucho en la actividad de los peces. Por esta razón, si me tuviera que decidir, me inclino un poco más por el otoño. En otoño el único factor negativo puede ser el meteorológico, pero este factor influye mucho menos en la pesca que durante la primavera. Después de finalizar el invierno, poco a poco comienza la actividad de la gran mayoría de los animales y la carpa tampoco es una excepción. En las zonas cercanas al litoral mediterráneo, con un clima mucho más cálido, donde las temperaturas en invierno son suaves, la primavera comienza antes que en el interior de la meseta, donde el frío es más extremo. El inicio de la primavera de pesca se podría describir de la siguiente manera: durante la noche ya no se producen heladas fuertes y a medio día el sol comienza a calentar y podemos incluso estar en manga corta. Relacionando el clima con la temperatura del agua, se podría decir que a partir de una temperatura del agua de unos 10 grados los peces comienzan a estar activos. 24


En algunos lugares la actividad de los peces no se rige por la temperatura del agua, si no por la actividad global de la naturaleza, dicho de otra manera; cuando los árboles comienzan a brotar y los insectos a estar activos, los peces están activos también, porque se adaptan al ritmo de la naturaleza. En lugares donde el agua es de procedencia termal, donde la temperatura del agua no baja de los 12 grados en invierno, los peces están inactivos. Una posible razón de esta falta de actividad, puede ser que no están contagiados por la euforia general de la primavera y el otro factor es la escasez de alimento procedente de fuera del agua, donde todavía rigen las leyes del invierno. Olvidando estas circunstancias especiales que se dan en algunos embalses, el mejor punto de orientación va a ser la temperatura del agua, como ya hemos comentado anteriormente parece ser que a partir de los 10 grados podemos hablar de una actividad real. Las carpas que se alimentan en aguas frías necesitan un largo periodo de digestión. El largo periodo de digestión es debido a que las enzimas que están implicadas en el proceso digestivo con temperaturas tan bajas están prácticamente inactivas, los peces comen pero poco tiempo después están saciados. La pesca de la carpa en la península ibérica puede dividirse en las siguientes estaciones del año: la primavera comienza en Marzo y acaba a finales de Junio, el verano abarca entre julio y finales de septiembre, el otoño incluye parte de septiembre hasta finales de noviembre, el invierno de diciembre hasta finales de febrero. Vamos a analizar estos meses de una forma más detallada: MARZO Sobre todo a comienzos de Marzo la temperatura del agua suele estar bastante fría, durante esta época el periodo de actividad alimenticia es muy breve, poco intensa y a intervalos muy espaciados. Las mejores condiciones de pesca se dan cuando durante varios días consecutivos se alcanzan temperaturas altas cercanas a los 18 grados y durante la noche el termómetro no baja de los 5 grados. Durante estos días los mejores momentos de pesca suelen coincidir con las horas de más calor, entre las 11.00 y las 15:00 h. La zona oeste de los embalses se suele dar muy bien porque es allí donde caen los primeros rayos de sol por la mañana y es donde antes se calienta el agua. Los peces se acercan a las zonas poco profundas donde la temperatura del agua es más alta en busca de comida. El viento es otro factor muy importante a tener en cuenta, cuando la temperatura del aire es inferior a la del agua, hace que se enfríe rápidamente el agua de la superficie. Si además es fuerte y produce oleaje el agua de la superficie se mezcla con el agua de las capas bajas produce un efecto muy negativo sobre el apetito de las carpas, que se refugiaran en zonas más 25


profundas donde las temperaturas son más estables. Este fenómeno se nota especialmente en embalses de aguas poco profundas donde los efectos del aire frío son inmediatos. En esta época es aconsejable cebar en pequeñas cantidades, con alimentos de rápida digestión como el maíz, pellets, pienso bajo en grasa o boilies de calidad que llevan productos para hacer más fácil la digestión. Para cebar en pequeñas cantidades podemos hacer uso de mallas solubles y de pellets. Si vemos que hay mucha actividad siempre estaremos a tiempo para cebar un poco más. En embalses con poca presión pesquera normalmente los peces suelen preferir sabores dulces como fresa, scopex, plátano, etc..., ABRIL En el mes de abril cuando las noches comienzan a ser templadas y durante el día se registran temperaturas de 22 – 24 grados, los peces cada vez se desplazan por zonas menos profundas, que pueden variar entre los 2 y los 4 metros. Muchas veces podemos observarlas en superficie tomando un baño de sol. Cuando toman el sol no comen, pero es un buen momento para observar en que zona se mueven los peces. El agua suele registrar una temperatura entre los 12 y los 16 grados, con esta temperatura los peces están dentro de la fase de actividad normal, ingiriendo alimentos a lo largo de todo el día de una forma moderada. El viento caliente procedente del Sur durante varios días, acompañado de nubes, típico de una situación de baja presión, con temperaturas nocturnas y diurnas suaves y estables, acompañadas a veces de lluvias suaves, estimulan a los peces y son muy propicias para obtener buenos resultados. El cebado durante este mes puede ser más intensivo y podemos utilizar boilies normales, habas e incluso chufas en cantidades moderadas. Podemos empezar a utilizar cebos cárnicos, de harina de pescado y sabores más fuertes. MAYO Durante el mes de mayo se produce en la gran mayoría de los embalses el desove o la reproducción. Dependiendo del calor registrado en el mes de abril esta fecha se atrasara o se adelantara, pero normalmente no varía más que en dos semanas en el mismo embalse. Este mes es el mes de la lotería, puede ser el mejor o el peor según los factores que vamos a explicar a continuación. Durante las semanas previas al desove los peces están hiperactivos, alimentándose en cada momento para tomar fuerza para el acto amoroso, durante estas semanas es muy fácil capturarlas, parece que 26


solo piensan en comida y en sexo y se vuelven más descuidadas. Cuando comienza el desove las carpas dejan de alimentarse, el desove puede durar varios días incluso si hay cambios bruscos de meteorología alargarse varias semanas. Durante esta época se puede observar en las orillas con vegetación grupos grandes de carpas nadando juntas, encabezando el grupo una hembra perseguida por varios machos. Los machos empujan a la hembra contra la vegetación para que deposite los huevos, inmediatamente después los machos los fertilizan. Una vez finalizado el desove comienza otra vez un periodo de gran actividad, toda la energía derrochada tienen que volver a recuperarla, en esta época comen bien, pero ya no son tan descuidadas comiendo. Si coincidimos con la fase previa del desove necesitaremos grandes cantidades de comida, será necesario salir a cebar varias veces al día, porque el apetito será insaciable, durante esta época las carpas no son muy selectivas con su cebo y comen todo lo que se les pone delante de las narices. Después del desove las carpas toman mucho alimento para recuperarse, pero son más selectivas. Los boilies de AVN (alto valor nutritivo) dan muy buenos resultados, si tenemos la posibilidad de acostumbrar previamente a los peces a este tipo de boilie, será nuestra gran oportunidad para triunfar. JUNIO En el mes de junio las carpas continúan estando muy activas, pero a contrario que a principios de primavera, ahora la actividad de los peces se centra más al amanecer y al anochecer. El comportamiento de los peces es igual que en el mes de mayo una vez finalizado el desove, comen bien. En el mes de junio varios días consecutivos con altas presiones, provocan una disminución de la actividad. Cambios bruscos de presión atmosférica, con precipitaciones fuertes y aire fuerte que provoque oleaje, son muy favorables porque enfrían algo el agua y le proporcionan oxigeno. Se puede cebar en grandes cantidades, pero a la hora de seleccionar el cebo es conveniente utilizar boilies de calidad, en esta época los peces tienen buen apetito pero son muy selectivos a la hora de alimentarse.

27


ROSCA B.S.F. – 3/8” Por Pedro Ordejón

En este artículo voy a realizar, partiendo de un tornillo del calibre adecuado, un vástago, que servirá para sustituir a uno roto, o cuya rosca se haya deteriorado.

Partimos de un tornillo como este y de este calibre; 8,5 mm.

Al presentar, en uno de sus extremos, una rosca diferente a la que buscamos, tuve que eliminarla mediante la acción de una amoladora:

28


Hasta conseguir algo así:

Sujetamos el tornillo en unas mordazas e introducimos el manerín, con terraja que tallará el paso de rosca de nuestro interés:

la

Iremos girando poco a poco y con cuidado de no perder la horizontalidad:

Cada 4 ó 5 vueltas, echaremos aceite, para evitar que el conjunto tome calor, generado por la fricción de los materiales y para evitar fallos de la terraja al tallar la rosca.

29


Con paciencia, la rosca irรก surgiendo:

Conseguida la rosca, eliminamos la cabeza del otro extremo.

Dividimos en dos el vรกstago, para hacer dos tornillos. Nuevamente, hacemos uso de la radial.

30


Bien, ya casi estamos acabando. Ahora, tenemos que planificar el inicio del tornillo, así como eliminar imperfecciones y rectificar el primer paso de rosca. El que engancha con la hembra y sirve de guía al resto del tornillo:

Haciendo uso de la amoladora, tenemos planificadas las caras, ahora rectificamos los primeros pasos de vuelta, casi eliminados por la acción de la máquina.

Con un par de veces que pasemos la terraja, será suficiente para volver a tallar la rosca.

31


Cuatro tornillos, para ser utilizados.

32

listos


1ª eZine Carpiberica. WWW.carpiberica.net