Page 1

el camagüeyano www.municipio-de-camaguey.com

L I B R E

Órgano del Municipio de Camagüey en el Exilio

PLAZA DEL CARMEN

Año XXVIiI • Número 2 • Mayo - Agosto 2012

Miami, Florida • EE.UU.


Sumario 2

21/24

3

25/33

Carta del director

el camagüeyano L I B R E

Órgano del Municipio de Camagüey en el Exilio

AÑO XXVIII - MIAMI, FLORIDA Mayo - agosto 2012 - Número 2 DIRECTORES EMÉRITOS Dr. Walfredo J. Rodríguez  Héctor D. Lavernia  Dr. Eduardo Zayas-Bazán DIRECTOR Eduardo F. Peláez - panchopel@aol.com SUB-DIRECTORA Enriqueta Bradshaw Fernández CONSEJO DE REDACCIÓN Juan Castrillón María de los Ángeles Menéndez FOTOGRAFÍA Ulises Betancourt DIBUJOS Y CARICATURAS Carmen D. Peláez ASESORES Dra. Onelia Fonseca Dr, Hatuey Aguero ADMINISTRACIÓN/CIRCULACIÓN ANUNCIOS Enrique De Granda - 305 266 6191 DIRECCIÓN ELECTRÓNICA camaway@bellsouth.net REALIZACIÓN GRÁFICA Carlos M. Velázquez 786 537 0247 - carlos@charlee.com IMPRESIÓN Jet Graphics & Mailers, Inc. (305) 264-4333 DIRECCIÓN POSTAL P.O. Box 441915, Miami, FL 33144 Teléfono/Fax 305 266 6191 SITIO WEB

www.municipio-de-camaguey.com

Jesús R. Milanés, webmaster COLABORACIONES

El Camagüeyano Libre se reserva el derecho a editar las colaboraciones y a rechazar las que no hayan sido solicitadas o no reúnan los requisitos mínimos. Los temas deberán ser de interés específico para los camagüeyanos fundamentalmente, aunque podrán presentarse algunos de carácter más general. Se requiere que los artículos y fotografías sean enviados por correo electrónico a nuestra dirección: camaway@bellsouth.net teniendo en consideración que no se extiendan a más de 800 palabras que es el equivalente a una página de nuestra revista, con espacio suficiente para una fotografía. Artículos más extensos deberán ser discutidos con anterioridad. Se recomienda el uso de un lenguaje respetuoso. Las opiniones expresadas en artículos firmados son de la exclusiva responsabilidad del autor. Todos los derechos de esta publicación están reservados. Ninguna parte de esta revista puede ser reproducida sin permiso escrito del Municipio de Camagüey en el Exilio.

Plaza del Carmen

Del presidente

Eventos: Almuerzo de San Juan 2012

4

Cartas

34/36

Sociales María de los Angeles Menéndez

5

Mi sucio pedazo de mar Yoani Sánchez

37/38

Ricardo Miró

Comer y beber en Puerto Príncipe Carlos A. Peón-Casas

6

38

Ana Betancourt, patriota cubana y defensora de los derechos de la mujer Frank de Varona

Recuerdos de Camagüey Víctor Romero Sóñora

39

Dos pequeñas crónicas Pedro Leyva

7

Mons. Walsh y Pepe Prince, amigos siempre María Cristina Beyra

40

La fiesta de los galeones Héctor Juárez Figueredo

8/9

Oswaldo Payá: ejemplo y legado Dagoberto Valdés

41

En la barbería Mario Norman

10

La esquina de La Norma / Ana Dolores García

42/43

El ciclón de 1932 y su paso por Santa Cruz del Sur María Teresa Trujillo

11

Desde Camagüey… Janisset Rivero

44/45

Nuestra Gente Marcia Pacheco Robbie Sánchez y su organización Get Smart Bimmini

12/13

Entrevista a Ana Dolores García Eduardo Peláez Leyva

14/17

46

Añoranzas

18/19

Obituario / Juan Castrillón

Cataluña en Camagüey: la Capilla de Montserrat

20

Santa Cruz del Sur Eduardo Peláez Leyva

47

Cocina: Maria de los Angeles Menéndez

48

Buen Humor

Los asociados que no recibieran la revista, deberán reportarlo al P.O. Box 441915, Miami, FL 33144, Tel. (305) 266-6191

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 1


Carta del director Queridos camagüeyanos: Este número, dedicado a la Plaza del Carmen en nuestra ciudad de Camagüey, cierra una etapa muy importante en mi vida: la de servir a nuestra comunidad como Director de El Camagüeyano Libre. Nuestra Señora del Carmen ha sido objeto de gran veneración y tradición en nuestra familia. En mi casa de la calle Cisneros donde me crié, había una estatua de la Virgen del Carmen en la habitación que ocupaba mi hermana Myriam. Cuando me vi perseguido en Cuba por el aparato represivo del gobierno, mi madre me puso un escapulario de la Virgen del Carmen que me acompañó en todo momento. Mi madre, Cheché Leyva, se llamaba Dora Isabel del Carmen y, por sortilegio de la vida, ese dulce nombre lo lleva también mi esposa. Es ahora, con la evocación de esta plaza dedicada a Nuestra Señora del Carmen, que me toca despedirme de ustedes. Las despedidas nunca han sido fáciles. Nos acostumbramos a la rutina, creamos hábitos, echamos raíces, y cuando nos llega el momento de cambiar de dirección, sentimos la inmensa pesadumbre de decir adiós. A todos nos llegan esos momentos desgarradores. Lo hicimos con nuestros compañeros de escuela en el bachillerato, quizás con alguna novia, en la diáspora, y así sucesivamente en las diferentes encrucijadas que el destino nos iba poniendo en el camino y nos llevaba a empacar la mochila y cambiar de ruta. Después de dirigir El Camagüeyano Libre por espacio de cinco años, es tiempo de entregarle la batuta a otros camagüeyanos con deseos de servir al municipio. La revista queda en manos de la Directiva, que nombrará a un equipo que continúe con la calidad y tradición que comenzó con María Crespí y siguió con Walfredo J. Rodríguez, Otto Lavernia y Onelia Fonseca, Eduardo Zayas Bazán y este servidor. Ha sido un privilegio el haber contado con Enriquetica Bradshaw Fernández, Hatuey Agüero, Mirta Molina, Juan Castrillón y María de los Ángeles Menéndez en el Consejo de Redacción, así como con los columnistas Frank de Varona, Emilio Bernal Labrada y Mario Norman. Gracias a todos ellos y en especial a mi esposa Carmen, por su paciencia y las largas horas editando. Eduardo Peláez Director

F OTO PA R A R E CO R DA R Correo postal: PO BOX 441915, Miami, FL 33144. Teléfono: 305-266-6191 Correo electrónico: camaway@bellsouth.net

El 10 de abril de 1957 los estudiantes del Instituto de Camagüey celebraron una función en este teatro con el objeto de recaudar fondos para su graduación. ¿Reconoce usted este bello teatro?

2 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

Acertaron los que pensaron que la calle era la Avenida de los Mártires


Del presidente Queridos Camagüeyanos:

MUNICIPIO DE CAMAGÜEY EN EL EXILIO P.O. Box 441915, Miami, FL 33144 Teléfono (305) 266-6191 camaway@bellsouth.net EX PRESIDENTES Francisco de Miranda Agramonte  Rolando Tomé Parés  Dr. Walfredo J. Rodríguez Rodríguez  Dr. Feliciano Sabatés Belizón  Jorge Agüero de Zayas  Daniel Castiñeira Bormey Héctor Lavernia Hernández  Jorge Fernández Rodríguez  Dr. Eduardo Zayas-Bazán Rosendo Castillo Batista Raúl C. Botifoll Ventura PRESIDENTE DE HONOR Enrique J. Carmona Arredondo  TESORERO EMÉRITO Bernardo Ballina Lera  PRESIDENTE Dr. Mariano Loret de Mola Vice presidentes Ana Soler Galán Darío Cosío Martínez Juan Castrillón de la Vega Yolanda C. Gómez Director El Camagüeyano Libre Eduardo F. Peláez Secretario de actas: Ing. Ulises Betancourt Sanz Vice secretario de actas: Dr. Julio C. Castañeda Cardoso

Con la publicación de esta revista les llega la noticia de la renuncia de quien con mucha dedicación, trabajo y esfuerzo ha llevado a El Camagüeyano Libre a ser una de las mejores publicaciones del exilio y de la cual los miembros del Municipio de Camagüey en el Exilio nos sentimos muy orgullosos. Nuestro amigo Eduardo Peláez nos ha brindado lo mejor de él para hacernos llegar siempre una publicación de calidad y prestigio que nos ha mantenido cerca de nuestras raíces, costumbres y recuerdos. Pancho, a nombre de la Junta Directiva del Municipio, te quiero hacer llegar nuestro más profundo agradecimiento por tantos años dedicados a esta tan importante labor en beneficio de los camagüeyanos; comprendemos las razones de tu renuncia y esperamos que en un futuro nos sigas deleitando con tu pluma, ya sea escribiendo un nuevo libro o un artículo en nuestra revista. Gracias a ti y a tu esposa Carmen por toda la ayuda que siempre nos han brindado. Quisiera también informarles que la Junta Directiva del Municipio de Camagüey en el exilio ha nombrado un Consejo de Redacción para continuar con la publicación del Camagüeyano Libre, órgano oficial de nuestra organización. Este Consejo de Redacción está formado por Juan Castrillón, Ulises Betancourt, María de los Angeles Menéndez, Eugenio González, Willie Larrúa, Enriqueta Bradshaw Fernández, Enrique De Granda y un servidor. Este consejo tendrá la responsabilidad de continuar llevándoles a ustedes la revista con la misma calidad de siempre. Esperamos que nuestros escritores y colaboradores nos sigan brindando la misma ayuda que tan profesional y desinteresadamente nos han dado a través de los años. No quisiera terminar sin rendirle homenaje a Oswaldo Payá, cubano que dedicó los mejores años de su vida a defender la democracia y los derechos de los cubanos. Su muerte trágica fue un golpe para todos aquellos que como él luchan por la libertad y los derechos humanos. Estoy seguro que la historia de Cuba tendrá un lugar para recordarlo. Honor a quien honor merece. Nuestra próxima actividad será la Fiesta de Navidad en el Big Five el día 8 de diciembre. Espero tener el gusto de verlos. Un abrazo camagüeyano.

Secretaria de correspondencia: Gloria Galán

Mariano Loret de Mola PRESIDENTE

Vice secretaria de correspondencia: Caruca Gallo de Fernández

Ser cubano es un orgullo, ser camagüeyano es un privilegio.

Tesorera: Isabel Sánchez Ordaz, CPA Vice tesorero: Dr. Rolando Branly VOCALES: Jorge Fernández Rodríguez Rosa M. Parrado Vicente Tomé Bertha Tomeu de Agüero Enriqueta de Varona de Peláez Pablo Zamora María E. Rodríguez Penedo Eugenio González Eida Zaldívar Carlos M. Marín Marta Loret de Mola Mario Sariol

PRÓXIMOS EVENTOS Cena de Navidad

Sábado 8 de diciembre Big Five - 8 PM a 1 AM Barra abierta - Música en vivo. 600 SW 92 AV, Miami, FL 33174

Picnic

Domingo 17 de marzo 2013 Indian Hammocks Park 11395 S.W. 79 Street, Miami, FL. 33173 12 a 5 PM

Venta de tickets Oficina del Municipio 305 266 6191 El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 3


Cartas

Pancho: Describiste perfectamente el sentimiento de muchos como yo que envidiamos a los que se quedaron en Miami y solo tienen una “Nostalgia”. Gracias por darle nombre. Angelita Sánchez Tischler, Crescent City, Fl. Eduardo: Recibí la revista. Me ha encantado la idea de la nostalgia de la nostalgia. La entiendo y la he sentido, y la veo todo el tiempo, pero nunca la había formulado tan claramente, ni siquiera confusamente. Bastante genial, Eduardo - buenísima. En otro artículo, Pedro Leyva termina con lo efímero de una nostalgia. Es cierto, porque no hay idea que se pueda sostener en la mente por mucho tiempo, pero la idea de tu nostalgia de la nostalgia no creo que es una idea, es un estado de ignorancia que se vuelve nostalgia cuando asoma. ¿Es así? Gladys Branly, Long Island, NY.

Las cartas y los correos electrónicos deben incluir el nombre completo de la persona, ciudad y estado. No todas las cartas podrán ser publicadas, y las escogidas, puede que sean editadas por motivo de espacio y claridad.

Por correo electrónico: camaway@bellsouth.net

Apreciado Eduardo: Gracias por la nueva entrega del Camagüeyano Libre que como siempre muestra una bella labor editorial. Deben de estar bien orgullosos, tú y tu equipo, del resultado de esfuerzos y dedicación. Un trabajo admirable de presentación y contenido. Guillermo Arango, Delaware, Ohio Pancho, gracias por la cobertura de las Damas de Blanco y los Sociales en la Revista que acaba de salir. Guárdame unas revistas para enviárselas a Pepe en Roma. Saludos Erasmo Don Zabala, Miami.

Queridos Pancho y Mario : Gracias por publicar las fotos de la celebración de las bodas de oro. La revista como siempre excelente. Mis más sinceras felicitaciones a todos los que trabajan en ella. Mi padre fue periodista en Camagüey y publicaba un periódico, Acción Cívica Camagüeyana, y una revista católica con licencia eclesiástica, Cruz y Estrella, mensualmente, y sé bien el trabajo y dedicación que se necesita para poder publicar cada una de ellas… Pedro Porro, Washington D.C.

¡Ah!, Pancho, últimamente en las fotos de la revista me identifican como Lolita De Zayas aunque el fotógrafo graba mi nombre correcto: Lolita Álvarez de Zayas. Te ruego le informes a la persona que se ocupa de la publicación de las fotos sobre este detalle. Sé que El Camagüeyano pasará a la historia del exilio, así que es importante. Dolores Álvarez Suárez. Miami Querido Eduardito: Me parece mentira que yo haya sido una de las que te acompañó a cantarte el “Happy Birthday” el día que tú cumpliste tu primer añito y hoy eres nada más y nada menos que el Director de esta revista que es un orgullo para todos nosotros los camagüeyanos. Te felicito a ti y a todos los que colaboran contigo pues sin ellos no podía ser posible que todo les salga tan bien. El almuerzo quedó super bueno, cada vez la paso mejor. La única sugerencia es que debíamos llevar una identificación con nuestros nombres pues hay muchas personas que hemos cambiado mucho y no nos reconocemos. Por todo lo demás, nuestras felicitaciones. ¡Que Dios les acompañe siempre! Mirtha Payarés y Lester Barreras MD Estimado Pancho: (…) Gracias por permitirme la publicación de tu escrito sobre este establecimiento, que pienso publicar en la edición del domingo porque ofreces datos muy interesantes y descriptivos de la barra de La Norma y de sus croquetas reforzadas. Mi padre también las hacía, pero en vez de pan, las ponía entre galletas de soda, con la consiguiente lasca de jamón, por supuesto. Como tal parece que la Gaceta y Gaspar el Lugareño se hubieran puesto de acuerdo para publicar temas de restaurantes, hace dos o tres días salió un escrito en este último blog sobre restaurantes camagüeyanos, basado en crónicas del periódico El Fanal de aquella época. ¿Lo leíste? Saludos y afectos, Lola (Ana Dolores García, Maryland) Espero con ansias la revista, si en algo más puedo ayudarte, me lo dejas saber. Te felicito por mantener vivos los recuerdos de nuestra juventud y de nuestro añorado Camagüey. Abrazos desde Yorba Linda, California. Rita T. Prado

Ubicación de las oficinas del Municipio

SW 8TH ST

4 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

SW 86TH CT

SW 10TH ST

Instrucciones para llegar: Nuestra oficina se encuentra en el “shopping” Festival Plaza en la calle 8 del S.W. y la 87 Avenida. La entrada más fácil es por la calle 10 del SW y la 86 Ct. (1 cuadra al este de la 87 Avenida). Con gusto los recibiremos en el piso superior del primer edificio, donde se encuentra el Blue Banquet Hall.

PALMETTO EXPRESSWAY

Dirección: 8532 S.W. 8th St., Suite 286, Miami FL 33144 Dirección Postal: P.O.Box 441915, Miami FL 33144 Teléfono: (305) 266-6191 Fax: (305) 266-6191 Sitio web: www.municipio-de-camaguey.com E-mail: camaway@bellsouth.net Horario de la Oficina: lunes, miércoles y viernes de 8:00 AM a 12:00 M

SW 87TH AVE

CARTAS AL DIRECTOR El Camagüeyano Libre P.O. Box 441915 Miami, FL 33144

Dirige tu correspondencia a:

Nuestra Oficina del Municipio


Mi sucio pedazo de mar

Por Yoani Sánchez n 1994 pasaba muchas horas sentada en el muro del Malecón. Prefería una zona entre las calles Gervasio y Escobar a la que llamaba “mi sucio pedazo de mar”. Aquella era una frontera entre el abismo y el abismo. A un lado estaban el diente de perro y las olas, al otro una secuencia de casas derruidas y de figuras famélicas que se asomaban a sus balcones. Aún así, aquel lugar me permitía escapar de la asfixiante cotidianidad del Período Especial. Si el estómago me ardía de tan vacío, quedaba la esperanza de encontrar allí a alguien pregonando -en voz baja- pizzas o cucuruchos de maní. Cuando los cortes eléctricos hacían imposible estar en mi calurosa habitación, iba también en busca de la brisa marina. Sobre aquel concreto amé, lloré, miré al horizonte con ganas de fugarme y pasé incluso algunas madrugadas. Pero en la mañana del 5 de agosto de aquel año, el Malecón se convirtió en campo de batalla. Alrededor del muelle hacia el poblado de Regla se fueron aglomerando las personas, estimuladas por el secuestro de varias embarcaciones a lo largo de ese verano. Una extendida sensación de final, de caos, de “hora cero”, se palpaba en el ambiente. Quienes aguardaban por tomar “el próximo barco hacia La Florida” eran los más pobres, los que menos tenían que perder, los dispuestos a todo. La decepción fue grande cuando comprobaron que no habría posibilidades de subirse a ninguna de esas lanchas. Sin dudas, esa fue la chispa de la revuelta popular que se desencadenó inmediatamente después; pero el combustible de la protesta estaba formado por el hambre, las carencias y la desesperación. Un contingente de trabajadores de la construcción, disfrazado de “pueblo enardecido”, la emprendió con palos y cabillas contra la desarmada muchedumbre. La orden del alto mando quedaba clara: aplastar la rebelión, pero no dejar imágenes de los antimotines reprimiendo al pueblo. Como “lumpes, sabandijas, delincuentes y contrarrevolucionarios” fueron calificados los indignados de aquella jornada. La mayoría de ellos emigraría en las semanas posteriores, en balsas manufacturadas o en simples cámaras de camión infladas. Otros, purgaron prisión por enfrentarse a las tropas de choque. Fidel Castro se apareció en el lugar –sólo cuando la situación estuvo controlada— y los medios oficiales mostraron su presencia allí como la confirmación de una gran victoria. Pero lo cierto es que pocas semanas después el gobierno tuvo que permitir el mercado libre campesino para aliviar las penurias. Sin la presión ejercida aquel 5 de agosto, hubiéramos terminado como una “Kampuchea democrática” en medio del Caribe, como el experimento de un testarudo Pol Pot tropical. Ya no me gusta sentarme frente a mi sucio pedazo de mar. Algo del horror de aquel 5 de agosto se quedó allí, metido entre las grietas del muro.

E

Yoani Sánchez es cubana, reside en La Habana. Es licenciada en filología, editora del blog Generación Y http://www.desdecuba.com/generaciony/ y premio Ortega y Gasset

Ricardo Miró

(Panamá, 1883 - 1940) Escritor panameño, considerado como el gran poeta nacional. En su juventud cursó estudios de pintura en Bogotá, que truncó por razones políticas. Ricardo Miró vivió los tiempos efervescentes de la construcción del canal por los franceses, los de la fundación de la República en 1903 y experimentó muy sensiblemente la presencia sajona en el territorio istmeño.

Poema Patria de Ricardo Miró ¡Oh Patria tan pequeña, tendida sobre un Istmo en donde es más claro el cielo y más brillante el sol, En mí resuena toda tu música, lo mismo que el mar en la pequeña celda del caracol! Revuelvo la mirada y a veces siento espanto cuando no veo el camino que a ti me ha de tornar… ¡quizás nunca supiera que te quería tanto si el Hado no dispone que atravesara el mar! La Patria es el recuerdo… pedazos de la vida envueltos en jirones de amor o de dolor; la palma rumorosa, la música sabida, el huerto ya sin flores, sin hojas, sin verdor La Patria son los viejos senderos retorcidos que el pie desde la infancia sin tregua recorrió en donde son los árboles, antiguos conocidos que al paso nos conversan de un tiempo que pasó En vez de esas soberbias torres con áurea flecha, en donde un sol cansado se viene a desmayar, dejadme el viejo tronco, donde escribí una fecha donde he robado un beso , donde aprendí a soñar ¡Oh, mis vetustas torres, queridas y lejanas yo siento la nostalgia de vuestro repicar! he visto muchas torres, oí muchas campanas, pero ninguna supo, ¡torres mías lejanas! cantar como vosotras, cantar y sollozar. La Patria es el recuerdo… pedazos de la vida envueltos en jirones de amor o de dolor; la palma rumorosa, la música sabida, el huerto ya sin flores, sin hojas, sin verdor ¡Oh Patria tan pequeña que cabes toda entera debajo de la sombra de nuestro pabellón quizás fuiste tan chica para que yo pudiera, llevarte por doquiera dentro del corazón! El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 5


Frank de Varona

Ana Betancourt, patriota cubana y defensora de los derechos de la mujer

Frank de Varona, educador e historiador. Es coordinador de programas de adultos en la escuela de la comunidad Rubén Darío.

A

na Betancourt nació en la ciudad de Santa María del Puerto del Príncipe, actualmente Camagüey, el 2 de febrero de 1832 en una familia rica y de gran abolengo. Al pasar de los años se convirtió en una joven preciosa de ojos negros. Su familia le dio la educación de la época para mujeres y así aprendió tejidos, bordados, cocina y otras actividades del hogar. Ana Betancourt conoció al joven Ignacio Mora de la Pera, quien como ella provenía de una distinguida familia camagüeyana. Contrajo matrimonio con Ignacio a los 22 años el 17 de agosto de 1854 en la iglesia de la Soledad. Ignacio quiso que su esposa estudiara y Ana aprendió inglés y francés, leyó muchos libros de literatura, convirtiéndose así en una mujer muy culta. Ana Betancourt convirtió su casa de Camagüey en un centro de conspiración para lograr la independencia de su patria. Redactó proclamas, arengó a los hombres y cooperó a la causa de independencia de tal forma que Augusto Arango la nombró Agente del Comité Revolucionario de Puerto Príncipe. El Dr. Emeterio Santovenia (1889-1968) en su libro Huellas de gloria (1928) escribió lo siguiente sobre Ana: “Lanzado los camagüeyanos a la guerra se puso en manifiesto la entereza de Ana Betancourt. Tuvo noticias del general español Balmaseda que quería obtener el sometimiento de los insurrectos…Envió una carta magnífica a su esposo… Les advirtió como debían responder a los emisarios de Balmaseda porque caminando el mundo hacia la democracia, no podía tener sino la forma americana comprensiva de la libertad política, moral, religiosa y económica”. Su esposo, Ignacio Agramonte y otros patriotas camagüeyanos respondieron al Grito de Yara de Carlos Manuel de Céspedes y partieron a luchar por la libertad de Cuba en noviembre de 1868. Ana al despedirse de su esposo le dijo: “Por ti y por mí, lucha por la libertad”. El 4 de diciembre de 1868 Ana partió para la manigua a unirse con su esposo y los otros patriotas insurrectos. Les ayudó a escribir y corregir las proclamas revolucionarias que se publicaban en el periódico El mambí. En abril de 1869 se celebró en Guáimaro la primera Asamblea Constituyente de la República de Cuba con la asistencia de patriotas de Oriente, Camagüey y Las Villas. Al terminar las sesiones, Ana pidió hablar y dijo lo siguiente: “Ciudadanos: la mujer cubana en el rincón obscuro y tranquilo del hogar esperaba paciente y resignada esa hora sublime en que una revolución justa rompe su yugo y le desata las alas… Vosotros queréis destruir la esclavitud de la cuna, peleando hasta morir si es necesario. La esclavitud

6 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

del color no existe ya, habéis emancipado al siervo. Cuando llegue el momento de libertad a la mujer, el cubano que ha echado abajo la esclavitud de la cuna y la esclavitud del color, consagrará también su alma generosa a la conquista de los derechos de la que es hoy en la guerra su hermana de caridad, abnegada, que mañana será, como fue ayer, su compañera ejemplar”. El Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, la felicitó efusivamente. Ana Betancourt se convirtió en ese día, adelántandose a su tiempo, en la defensora de los derechos de la igualdad de la mujer. Los historiadores cubanos consideran a Ana Betancourt la primer líder femenina de Cuba. Los patriotas se vieron obligados a quemar Guáimaro para no rendirlo a las fuerzas superiores del ejército español. La lucha continuó y Ana siguió compartiendo los rigores de la vida insurrecta con su esposo y los otros patriotas. En julio de 1871 en La Rosalía, en el Chorrillo, Najasa, los españoles los sorprendieron. Ana ayudó a escapar a su esposo pero a ella se la llevaron presa a un campamento cerca de Santa Cruz del Sur. Desde ese día Ana quedó separada para siempre de su adorado Ignacio Mora. Debido a la dura vida en el campo y en la intemperie, se enfermó de reuma. A Ana la amenazaron de ser fusilada sino le escribía a su esposo para que se entregara, pero ella se negó hacerlo. Sufrió todo tipo de abusos e insultos. Meses después los españoles deportaron a Ana en octubre de 1871 y partió a bordo del barco City of Merida hacia Nueva York. Más adelante viajó a Jamaica en 1872 donde trabajó de maestra enseñando a niñas cubanas. Partió después a El Salvador a dirigir una escuela. Allí recibió una carta de su esposo que le decía: “Bien, mi Anita, principias a recoger el fruto de tu bella inteligencia”. Debido a los temblores de tierra y terremotos de El Salvador, Ana regresó a Jamaica. En noviembre de 1875 recibió la triste noticia del fusilamiento de su adorado esposo por los españoles. Ana regresó a Cuba por un tiempo, pero una hermana le pidió que se mudara con ella en Madrid. En el seno del imperio español continuó su conspiración por la libertad de Cuba. Recogió dinero para ayudar a la lucha y reportó la salida de las tropas españolas. Estableció contactos con su sobrino, el patriota Gonzalo de Quesada. En Madrid, consiguió el Diario de Campaña de su esposo el cual lo copia por completo con gran dolor. Cuando estaba haciendo planes para regresar a Cuba, se enferma y muere en Madrid el 7 de febrero de 1901. El gobierno opresor comunista de Cuba trajo sus restos de Madrid y con el tiempo construyó en 1982 un mausoleo de doce metros de altura localizado en el centro de la ciudad de Guáimaro donde ella abogó por los derechos de las mujeres.


Por María Cristina Beyra

Mons. Walsh y Pepe Prince, amigos siempre

María Cristina Beyra, Vda. de José (Pepe) Prince y actualmente casada con Andrés R. Hernández, es directora del programa de Educación Religiosa en la iglesia St. Mary Mother of Jesus, en Brooklyn, New York. Es miembro del Board del Centro Cultural Cubano de New York, del cual Pepe Prince fue miembro fundador y que existe para promover la cultura cubana en la ciudad de New York. Tiene tres hijos y ocho nietos: José Manuel Prince, M.D. , Marcelo Prince (Journalist, Wall Street Journal) y Daniel Prince, M.D.

C

onocí y no conocí a Monseñor Walsh. Soy y no soy Pedro Pan (una versión diferente). Salí de Cuba en 1966 con mi hermana cuando los “vuelos de la libertad” comenzaron. Yo tenía 15; ella 17. Para ese entonces el gobierno cubano no permitía a los varones entre los 15-27 años de edad salir del país, porque estaba la ley del servicio militar obligatorio. Lo que lograron hacer al imponer ese límite de edad, fue que en realidad la emigración fue dispareja durante ese periodo de tiempo. No salieron muchos niños pequeñitos porque sus padres se encontraban en edad militar y muchas personas de edad media no vinieron porque sus hijos tenían la edad militar -como era el caso de nuestros padres y hermanos. Aunque yo no tengo la información estadística para dibujar un perfil de quienes vinieron en esos “vuelos de la libertad”, la impresión que tengo es que ese grupo estaba mayormente compuesto de padres (uno o ambos) de niños que habían salido durante la operación Pedro Pan, o por familias que tenían “solo niñas”, o por mujeres jóvenes. De cualquier manera el desmembramiento de las familias continuó aunque de manera diferente; en algunos casos, como en el nuestro, para nunca más ser reunidos bajo un mismo techo. Mi esposo, José Salvador Prince había ya venido a los Estados Unidos en 1963 cuando la operación Pedro Pan estaba en su apogeo. Con 22 años de edad había salido de Cuba después de haberse asilado en la embajada del Brasil y haber pedido asilo político en Puerto Rico durante una escala técnica del avión en ruta al Brasil. Llegó a Miami donde su pasión por Cuba lo llevó a involucrarse en el programa de Pedro Pan. Conoció a Monseñor Bryan Walsh quien, como le gustaba decir, fue su primer jefe. Monseñor lo hizo a él y a otros jóvenes cubanos, como Raúl de la Cruz, consejeros en el campo de Matecumbe. Tenían un lugar donde vivir, comida sobre la mesa y un pequeñísimo estipendio, conjuntamente con la satisfacción de que hacían algo por Cuba. Más cercano en edad a los muchachos del campamento, estos adultos jóvenes se convirtieron en los hermanos mayores de los niños que llegaban a diario al campamento. Vivían ahí, compartiendo su suerte y tratando de consolarlos. Todos estrenaban roles nuevos en sus vidas, unos comos “huérfanos” y otros como “hermanos mayores”. Contaba Pepe cómo algunas veces después que se apagaban las luces

oían a los muchachos llorando en sus camas y cómo los consejeros los sacaban al patio a “escondidas” para animarlos y consolarlos. Jugaban deportes con ellos y los domingos los llevaban a la playa en una guagüita que les proporcionaba el campamento. Muchos años después, estando cenando en un restaurante de Miami con nuestros hijos y unos amigos, un hombre, quien estaba allí también con su esposa e hijos, se paró al lado de nuestra mesa, al lado de Pepe y le preguntó: ¿tú no eres Pepe Prince?, y cuando Pepe le contestó que sí, sin darle tiempo a ponerse de pie, como si movido por un impulso incontrolable, abrazó a Pepe de tal forma, que la cabeza de Pepe, le quedó apretada contra su estómago. Sus ojos se le llenaron de lágrimas, le dijo su nombre y el año que había estado en Matecumbe y las veces que Pepe le había animado cuando estaba en el campamento y cuán agradecido él estaba a las “escapadas” con los consejeros. A medida que los campamentos fueron cerrando, todos continuaron tratando de abrirse camino en su nuevo país. Pronto se dieron cuenta que su estadía en los Estados Unidos no iba a ser corta. No pudiendo continuar luchando en contra del gobierno cubano como lo había hecho en Cuba, Pepe y muchos de sus compañeros cambiaron de tácticas para poder tener algún impacto sobre su país de origen. Con el pasar del tiempo y al terminar su título universitario, Pepe se mudó a New York para asistir al New School for Social Research y casarse conmigo. Pero eso pertenece a otra historia. Tres cosas permanecieron constantes en su vida: Cuba, su fe y su familia. En cuanto a Mons. Bryan Walsh, él y Pepe siempre se mantuvieron cercanos. Siempre veíamos a Mons. Walsh cuando íbamos a Miami. Decía que él era el más irlandés de todos los cubanos y el más cubano de todos los irlandeses. El 9 de enero de 1998, estando de vacaciones en Miami, a la edad de 56 años, Pepe sufrió un ataque al corazón que le quitó la vida. Fue Mons. Bryan Walsh quien fue al Hospital de Coral Gables para administrarle los últimos sacramentos a las 5:00 a.m. Una amiga mutua a quien yo había llamado desesperada, lo contactó enseguida. Siempre el amigo, siempre el sacerdote, su presencia en aquellos momentos hizo toda la diferencia. Ahora Mons. Walsh y Pepe están otra vez juntos. No como jefe y empleado, no como irlandés y cubano, no como americano y exilado, sino como hijos del mismo Padre en quien ambos creían profundamente. Estoy convencida de que desde allí continúan intercediendo por Cuba y todos sus hijos. El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 7


Dagoberto Valdés

Oswaldo Payá: ejemplo y legado

Dagoberto Valdés Hernández (Pinar del Río, 1955). Ingeniero agrónomo. Premios “Jan Karski al Valor y la Compasión” 2004 y “Tolerancia Plus”2007. Dirigió el Centro Cívico y la revista Vitral desde su fundación en 1993 hasta 2007. Trabajó como yagüero (recolección de hojas de palma real) durante 10 años. Es miembro fundador del Consejo de Redacción de Convivencia y su Director. Reside en P. del Río

Momentos del funeral de Oswaldo Payá.

L

a tarde del domingo 22 de julio de 2012 nos sorprendió con una noticia inesperada y terrible: Oswaldo Payá Sardiñas, fundador y líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), ha muerto trágicamente cerca de la ciudad de Bayamo, como buscando las raíces de nuestra cubanía para despedirse de la tierra que tanto amó y por la que tanto luchó pacíficamente. La vida de Oswaldo aparece hoy más transparente y coherente que nunca. La muerte es, para todos, resumen, tránsito y lección. La historia no se escribe ahora. Pero se protagoniza ya. Y no es bueno esperar mucho para que el tiempo coloque cada cosa en su justo lugar cuando hay, desde ahora, ejemplo y legado que recoger, aprehender y continuar. Intento, aún conmovido por la inmediatez, esbozar lo que para mí ha significado esta pérdida y esta ganancia para Cuba, su presente y su futuro. Pérdida porque cada persona es única e irrepetible. Ganancia porque nada se pierde y todo se gana en las entrañas de la tierra cuando la semilla buena cae en el surco de la vida, para dar más frutos A Payá, el joven casi adolescente, lo conocí en uno de los salones de la Parroquia del Cerro, siendo el entonces Padre Petit su párroco y mentor, en un encuentro de los pocos jóvenes que profesábamos la fe católica en los duros años 70. Eran los tiempos en que fuimos discriminados solo por ir a la Iglesia y declarar en las planillas de nuestras escuelas si éramos creyentes o no. Toda la vida de Oswaldo, como la de tantos cubanos y cubanas fieles a Cristo y a Cuba, es una ofrenda del martirio civil cotidiano de todos los que son

8 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

tratados como ciudadanos de segunda clase, como “no confiables” por vivir en lo que se llegó a denominar “un reflejo fantástico de la realidad” por tener creencias religiosas. En aquel tiempo, ni él ni yo teníamos aún nuestros propios y diversos proyectos a favor de Cuba y su libertad y prosperidad. Pero nos formábamos en el seno de una Iglesia pobre, perseguida, comprometida y fiel al Evangelio de su Fundador. Recibimos, gracias a la Iglesia, hay que reconocerlo y agradecerlo siempre, una formación ética, cívica, religiosa, cubanísima, que seguía la saga de Varela, Luz, Mendive, Martí y tantos otros. Ese es el origen, la causa y la raíz de nuestras vidas y el alma de nuestro compromiso cristiano. Esa fue su motivación profunda, su esencia, su inspiración, su estilo, sus métodos, sus criterios de juicio, sus valores determinantes, sus líneas de pensamiento, sus ejemplos de vida. Cada cual lo ha vivido a su forma, como debe ser, diversos en el compromiso social cristiano, pero unidos en la entraña evangélica, eclesial y cubana. (…) Allí, en la Parroquia del Cerro, todavía con el cuerpo presente, pude observar varios frutos inmediatos del sacrificio de Oswaldo Payá. Mencionaré algunos: - La familia carnal del fallecido ha dado un testimonio de fortaleza espiritual, serenidad y fidelidad a la obra de Oswaldo. Sumidos en el indecible dolor no perdieron la integridad, ni la paz, de los que saben que su esposo y su padre ha entregado su vida a una causa justa y ha muerto en el cumplimiento de un deber cristiano y cívico. - La Iglesia, familia religiosa de Payá, ha ofrecido durante su sepelio, un ejemplo de comunión sin exclusión, de solidaridad en el dolor y de coherencia con lo que predica. Ha sido verdaderamente orgánica y sacramento del Buen Pastor, desde las condolencias del Papa, hasta la última feligresa de su parroquia que brindaba agua o consuelo, pasando por religiosas de varias congregaciones, su párroco, otros sacerdotes y frailes, pastores evangélicos, obispos y su obispo el cardenal, cuya homilía debe ser estudiada y vivida. Todos unidos por la fe en Cristo y por el amor a Cuba, a pesar de las diferencias normales, e incluso deseables, en el sano pluralismo del Pueblo de Dios. Ha sido el fruto de una Iglesia unida en la diversidad, encarnada, profética, dialogante y reconciliadora, comenzando por ella misma. - La sociedad civil, familia ciudadana de los que compartimos la misma historia, nación y destino, también ha dado, con ocasión de la muerte de


Payá, un claro e inequívoco gesto de unidad en la diversidad, de respeto a las diferencias sin descalificaciones, de excluir los odios, confrontaciones y otras miserias humanas que todos tenemos y debemos superar, para poner por encima de todas las discrepancias ideológicas y políticas que, en sí mismas no son malas, a Cuba, nuestro hogar nacional, la casa común, su libertad y prosperidad. Lo que vi allí, ese civismo maduro y tejedor de convivencia, es la Cuba que sueño y que construimos entre todos. - El cuerpo diplomático, representado allí, así como la prensa, acreditada o independiente, muestran también el respeto y la normalidad con que los observadores, internacionales y propios, van considerando a la sociedad cubana como un cuerpo plural y en franco proceso de maduración y compromiso serio y pacífico con los cambios y la democracia. Estos gestos también han sido posibles gracias a la buena voluntad y a la madurez cívica y política de la sociedad civil. Otros frutos inmediatos pudieran mencionarse como ejemplo y confortador ánimo para familiares, miembros de su movimiento y amigos. En el futuro devenir mediato, y a largo plazo, seguramente que veremos más de lo que es capaz de producir una semilla, un símbolo, un paradigma, una bandera de paz y entrega por amor. Nadie lo puede calcular. Quiero terminar dando fe de que en el fune-

Nota biográfica Nacido en La Habana en 1952. Asistió al colegio Champagnat de los Hermanos Maristas en la barriada del Cerro, hasta que fue clausurado por el régimen comunista en 1961. A los 16 años fue enviado a pasar el servicio militar obligatorio en Isla de Pinos. Una vez concluido el período militar, se integró a la vida en su parroquia en el Cerro y pasó a formar parte de su grupo parroquial juvenil. Su acción como laico lo llevó a trabajar en el proceso de la Reflexión Eclesial Cubana (REC) y fue designado como delegado al Encuentro Nacional Eclesial Cubano (ENEC) en febrero de 1986. Por esos años (1986-1988) fundó e impulsó la Peña Cristiana del Pensamiento Cubano en la Parroquia de El Cerro y publicó el folleto Pueblo de Dios para ser distribuida en todas las iglesias. A pesar de su actividad opositora mantuvo siempre un empleo estatal como especialista en equipos electromédicos. Tenía un título de Ingeniería en Telecomunicaciones. En 1988 fundó el MCL, una agrupación a la que dedicó todos sus esfuerzos en defensa de los derechos democráticos y las libertades civiles de sus compatriotas. Su hogar fue asaltado por las turbas alentadas por la Seguridad del Estado en 1991. Desde entonces fue interrogado y detenido temporalmente por la policía

ral de Oswaldo Payá pude constatar que el pluralismo y el respeto a la unidad en la diversidad han llegado, poco a poco, primero a la vida de la sociedad civil y, de cierta forma, a la vida de la Iglesia, pueblo de Dios. Quiera Dios que también llegue al Estado que debe promoverlos, para que Cuba sea un hogar donde “quepamos todos”. Pido a Dios, por la intercesión de Oswaldo Payá, de Harold Cepero, de Laura Pollán, de Wilman Villar, de Wilfredo Soto, de Orlando Zapata, de Pedro Luis Boitel, y de tantos otros, que le fueron fieles en esta vida, que llegue al fin, plenamente, para todos en Cuba, ese respeto al pluralismo, esa unidad en la diversidad, esa coherencia ética, cívica y religiosa, que hemos recibido como fruto resucitado y esperanzador de la cruz vivida y aceptada por estos hermanos nuestros. Ellos pudieron. Sigamos su ejemplo y legado. Que así sea. Amén.

política en repetidas ocasiones. Al año siguiente redactó el llamado Programa Transitorio para un cambio político en Cuba y se sumó como uno de los cinco organizadores de la coalición Concilio Cubano. Como figura de liderazgo de la oposición firmó el manifiesto Todos Unidos y fue nombrado coordinador de su comisión de relatoría. Proyecto de movilización ciudadana Pero su gran proyecto de movilización ciudadana se materializó hacia el 2001 a través del Proyecto Varela y los comités ciudadanos creados para impulsarlo a lo largo del país. La iniciativa había sido ideada en su organización en 1998. En marzo del 2003, a raíz de la ola represiva conocida como la Primavera Negra, unos 40 integrantes del MCL estuvieron entre los 75 activistas arrestados y condenados a penas entre 12 y 28 años de cárcel en juicios sumarios bajo acusaciones de atentar contra la soberanía nacional. Payá no fue encarcelado y no cesó en sus reclamos de los derechos democráticos en Cuba. En el 2004, el Proyecto Varela consiguió recolectar otras 14 mil firmas para reclamar cambios al Gobierno de Fidel Castro. Recibido por Juan Pablo II Dos años después presentó el programa Todos Cubanos para una transición pacifica hacia la democracia, y firmó junto con otros disidentes el documento Unidad para la

Libertad. En el 2009, impulsó el Llamamiento al Diálogo Nacional y, en el 2001, dio a conocer la declaración El Camino del Pueblo, una propuesta para unir a la oposición pacífica de cara al futuro de la Isla. Por su labor cívica dentro de Cuba, fue honrado en 1999 con el Premio Homo Homini, de la fundación checa People in Need, por su contribución a la defensa de los derechos humanos, y en el 2002 recibió el galardón W. Averell Harriman, que otorga anualmente el Instituto Nacional Demócrata en Washington. También fue nombrado Doctor Honoris Causa en Leyes por la Universidad de Miami (2002) y la Universidad de Columbia, en Nueva York (2003). Fue nominado en seis oportunidades al Premio Nobel de la Paz. En ocasión del viaje para recibir el Premio Sajarov en el Parlamento Europeo, Payá fue recibido en Roma por el Papa Juan Pablo II y visitó luego Miami, donde asistió a una misa de homenaje en la Ermita de la Caridad del Cobre y realizó encuentros con figuras y organizaciones del exilio cubano. El 22 de julio de 2012 fallece trágicamente junto con el joven Harold Cepero, cerca de la ciudad de Bayamo, en un accidente automovilístico que hasta el momento no ha sido esclarecido,. Lo sobreviven su esposa Ofelia Acevedo, sus hijos Oswaldo José, Rosa María y Reinaldo Isaías, además de su hermano Carlos, quien es delegado del MCL en Madrid.

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 9


Ana Dolores García

La esquina de La Norma

Ana Dolores García, creadora y directora del blog “La Gaceta de Puerto Príncipe”.

R

egino Avilés Marín en una crónica aparecida en un boletín Diocesano de Camagüey, evoca con cierta nostalgia el tris-tras de los rieles al rodar sobre ellos los viejos y ya lejanos tranvías agramontinos y el repiquetear acompasado  de los cascos de los caballos que tiraban de coches, carretones y  carrozas fúnebres. Evoca también los muchos comercios, cafés, tiendas de ropa, de víveres, talabarterías, que subsistieron por décadas en nuestra ciudad. Estuve leyendo su crónica y como la nostalgia parece ser contagiosa, me animo a rebuscar entre recuerdos y papeles viejos, y profundizar en el pasado de los comercios más emblemáticos del Camagüey que se ha ido.   Sobresale entre ellos el establecimiento “La Norma”, uno de los más populares durante las primeras décadas del pasado siglo, y no estaría de más remontarse  a sus orígenes.  El amplio espacio de la calle Ignacio Agramonte-Estrada Palma-Soledad que media entre las calles Avellaneda y República, frente por frente al costado izquierdo de la iglesia de la Soledad, era, en las postrimerías del siglo XIX, el de una gran plaza en la que se ofrecían de vez en cuando ferias, y hasta se presentaban rústicamente  obras de teatro. Con anterioridad había sido incluso cementerio dada su proximidad con la mencionada iglesia, lo que no dejaba de producir a todos cierto temor y recelo supersticioso. Junto a esa esquina, por la calle Avellaneda y marcado actualmente con el Nº 120, un agencioso catalán, don Juan Guarch, poseía un establecimiento que era medio café, medio tienda de víveres, al que puso por nombre  “La Norma”, el mismo de una quinta de su propiedad junto al río Hatibonico, donde funcionaba una fábrica de velas que también poseía.  Juan Guarch decidió comprar el terreno aledaño a su café y financiar la construcción de un teatro en la esquina de Avellaneda y Estrada Palma, (más conocida entonces como “Soledad” por la iglesia).  Al teatro se le llamó “Avellaneda” en honor a nuestra gran poetisa Gertrudis Gómez de Avellaneda, nacida precisamente en “Avellaneda” en  homenaje a ella, y fue inaugurado el 13 de mayo de 1913.  El éxito en los negocios acompañó a Guarch por un tiempo y se animó a levantar un amplio y moderno local en la otra esquina de aquel terreno, o sea, en la esquina de República, (la antigua calle Reina), y Soledad o Estrada Palma (hoy Ignacio Agramonte). Se trataba de un espacioso salón para familias, con toda la exquisitez propia de

10 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

la época, donde se saboreaban deliciosas pastas entre sorbos de té o café, o se degustaban helados y batidos de fruta. Sin embargo, la bonanza no duró mucho para el esforzado Juan Guarch. El 26 de diciembre de 1926, un incendio, ocasionado por unas velas que envolvieron en llamas las cortinas del escenario, redujo el teatro a escombros y cenizas. El edificio no estaba asegurado.  No se amilanó por ello Juan Guarch y prosiguió trabajando y luchando en el café “La Norma”, ya instalado en su definitivo emplazamiento y convertido en el más “chic” salón de familias para una élite social que también disfrutaba de su belle époque, aunque fuera tardía y provinciana.  Le ayudaron en ello nuevos socios, todos catalanes o valencianos. Personalmente, “La Norma” me llega de modo especial aunque no conociera su elegante salón de familias: fue el primer trabajo de mi padre en Camagüey al comienzo de la década de los años treinta, en la sección que administraba uno de los socios de Guarch, un señor valenciano de apellido Badía. Con el devenir de los años “La Norma” se fragmentó. Del salón de familias no quedó nada, convertido el local en comercios independientes: la tienda de víveres finos del mismo nombre, de Zayas y Ribé; el café, de los Guarch. La vidriera en la esquina, para venta de tabaco, cigarros, billetes de lotería y revistas, y la dulcería y heladería “Delicias”, de otros catalanes, los Freixas, con sus estantes repletos de dulces y su amplia barra.  Ya cuando eso, mi padre había establecido su propio café, y lo que quedaba del Teatro Avellaneda había sido comprado y reconstruido por don Alberto Mola. Los comercios que integraban aquel amplio espacio que abarcaba “La Norma” original, e incluso los aledaños,  fueron adquiridos en la década de los años cincuenta por don Federico Castellanos, millonario y benefactor, para construir un nuevo edificio.  Este edificio sería rentado a Sears por treinta años, y el usufructo lo disfrutaría una institución caritativa de Camagüey, el Asilo Amparo de la Niñez.  Pero terminaba ya la década de los cincuenta llevándose con ella todo lo que constituía progreso y prosperidad.   Aquel terreno pasó varios años sirviendo como estacionamiento de vehículos y ahora, de nuevo, como en aquellos años de finales del XIX, vuelve a ser una plaza o parque donde, de vez en cuando, se celebran ferias y se presentan rústicamente obras teatrales.


L Janisset Rivero, EDITORA

Desde Camagüey…

DENUNCIAS a Unidad Camagüeyana por los Derechos Humanos viene a denunciar que hoy 5 de junio del 2012, fuimos conmocionados por la información del simpatizante de nuestra causa, el señor Alberto Hidalgo Céspedes, de que en su casa el ciudadano Andrés Ramírez Jiménez manifestó que fue comprometido por un miembro del MININT apodado “El Chino” el cual es vecino de calle B #133 entre Camujiro y Parque, Reparto José San Mateo, el cual lo convocó para, como manifiesta el implicado “a tumbarle un brazo de un machetazo” al señor Virgilio Mantilla Arango, líder y coordinador de la Unidad Camagüeyana, y consta en grabación realizada que al perpetrador de esa acción se le pagaría y solo estaría preso tres o cuatro días, tras los cuales lo sacarían y beneficiarían con la ubicación de dicho individuo en una finca de forma privilegiada. Todo lo anteriormente expuesto fue grabado y se nos hace llegar, lo que guardamos como prueba testimonial, axial como fotos del sujeto en cuestión en el momento que hacía esos comentarios para atentar contra la integridad física de un opositor pacífico. Por ello y en vista del proceder vil y mal intencionado hacia el señor Mantilla, responsabilizamos a la Seguridad del Estado y a la Dirección Política del estado cubano, por lo que pudiese ocasionar algún miembro de las instituciones que deben ser garantes de las garantías constitucionales. A nombre del ejecutivo del movimiento y a nombre de los activistas y opositores pacíficos en Camagüey, hacemos pública nuestra repulsa y condena a tales actos. Camagüey, 5 de junio del 2012 José Cecilio Pérez Hernández Vocero Unidad Camagüeyana por los Derechos Humanos.

E

Janisset Rivero es Secretaria Nacional Adjunta del Directorio Democrático Cubano.

l régimen de la Habana también ha negado su responsabilidad ante el Comité Contra la Tortura al referirse al caso de Orlando Zapata. La memoria no falla... estando en Camagüey viví parte de los acontecimientos en los días que precedieron al martirio del paradigma de la dignidad, Zapata el grande, (como le menciona Faustino Cola) y créanme que todo fue un tiempo de mofas y burlas de los cuales fue víctima la madre del mártir (Reyna Loida). En mi propia vivienda estuvo ella cuando apenas Orlando Zapata llevaba dos semanas de huelga. Me mostró pruebas irrefutables de los tratos crueles en las prisiones del oriente. Se desató desde esos días un operativo de burlas, contiendas, engaños, deportaciones y obstrucciones por parte de los esbirros de la dictadura para que la solidaridad no llegara hasta el agonizante reo. Tampoco permitían el acercamiento de su madre Reyna. Entre los que se destacaron por parte de la

esbirriada se encontraban el Llamado Mayor Julio César Bombino a quien en ocasiones se le escuchó el nombre de Gilberto el que se hace llamar Capitán Omar Villa que se presentó en mi vivienda el 23 de diciembre del 2012 para advertirnos que no nos dejarían llegar hasta las afuera de la prisión porque tenían acordonado el paso a Albaisa por el frente del aeropuerto, única vía de acceso. Esa noche estaba presente el activista Faustino Cola, quien discutió también con el mencionado esbirro. Por último, el día 3 de febrero le dieron una “tregua” a Reyna para que viera a Zapata en el Hospital Amalia, ya que divisaron el arribo de una veintena de activistas de la Alianza Democrática Oriental a los cuales nos unimos un grupo de El Movimiento Solidario Expresión Libre de Camagüey. Todos juntos fuimos a abogar pacíficamente ante las instituciones gubernamentales de Camagüey para salvar la vida de Orlando. En el Ministerio de Justicia ubicado en Callejón del Cuerno, entre Independencia y San Pablo, nos dijeron que eso era problema de Fiscalía En Fiscalía, luego de amenazas de buscar la policía y de solo conceder unos minutos Reyna, aseguró la Fiscal que no moriría, que en Cuba no dejaban morir a ningún preso. Mentirosa, culpable y cínica. Esto fue lo que detonó nuestra indignación y fue el motor que accionó la protesta que iniciamos minutos más tarde cuando tomamos las calles principales en pacífica protesta con el arma de las consignas verbales. Nadie nos accionó desde el exterior ni tampoco planificamos. La razón y el ánimo de salvar a un cubano fue lo que nos movió. Terminamos golpeados brutalmente y encerrados en diferentes unidades policiales y en la conocida Villa María Luisa en Garrido. A los 20 días después murió nuestro compatriota...triste el final, pero cierto. Da asco escuchar las blasfemia del régimen y sus manipulaciones televisivas; la cobardía al tratar de huir de la responsabilidad ante los organismos internacionales. Esta es toda la verdad y versiones diferentes serán complicidades con el régimen asesino. Julio Romero (MDCC)

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 11


Peláez

Entrevista a Ana Dolores García Creadora y directora del blog La Gaceta de Puerto Príncipe (http://lagacetadepuertoprincipe.blogspot.com)

En el mundo digital en que vivimos, el blog de Ana Dolores García nos regala la llave dorada que permite abrir la puerta de nuestras raíces camagüeyanas. Con solamente un clic esta inteligente dama nos mantiene al día de las noticias actuales, nos refresca la historia, nos impregna de cultura, refuerza nuestras tradiciones, y nos regala diariamente un espacio para comentar e intercambiar ideas. La revista El Camagüeyano Libre ha venido nutriéndose de las informaciones recogidas por este blog en innumerables ocasiones, así como también lo ha hecho con el de “C. Jaronu” que dirige Margarita Guatty Marrero, “Gaspar El Lugareño” conducido por Joaquín Estrada Montalván y “Camagüeyanos por el Mundo” colegiado por Luis Dumois, Arturo Comas, Braulio Arencibia y Pedro Mirassou. En esta ocasión nos sentimos muy afortunados de entrevistar a Ana Dolores para que comparta con los lectores de El Camagüeyano Libre su meritoria labor. —Antes que nada queremos darte las gracias por acceder a esta entrevista. ¿Qué nos puedes decir de tus años en Camagüey? —Estimado amigo Peláez, discúlpame que me salte tu primera pregunta, porque a mi vez quiero primeramente darte las gracias por esta nueva oportunidad que le ofreces a La Gaceta de Puerto Príncipe de asomarse a las leídas páginas de “El Camagüeyano Libre”. ¿Qué te puedo decir de mis años en Camagüey? Pues que aunque nací allí y crecí entre tinajones y los campanarios de sus iglesias, soy primera generación agramontina. Mis padres, oriundos de España, se establecieron en Camagüey al comenzar la década de los años treinta. Poco después nací y durante mi niñez tuve la oportunidad de acostumbrar mis oídos a modismos pretéritos todavía en uso por los camagüeyanos viejos, y de escuchar historias de la guerra vivida por varios de ellos, imborrables de mis recuerdos. Hice la primaria en el colegio San Agustín de las hermanas Monreal y el bachillerato en el Teresiano. Estudié Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana. Impartí clases de primaria en el “Colegio Moderno”, y de Lengua y Literatura Española para el Bachillerato Incorporado que ofrecía el Colegio Cisneros. A partir de 1959 trabajé en las oficinas de la Compañía Cubana de Electricidad hasta que en enero de 1966 me dieron de baja al mes de haber solicitado la salida del país a través de los Vuelos de la Libertad. Al cabo de tres años de espera llegué a EE.UU. en febrero de

1969, y he residido en Maryland desde entonces. Ahora estoy felizmente jubilada. —¿Cómo te desempeñaste en los Estados Unidos? —Mi primer y único desempeño en este país fue como oficinista durante 25 años en la compañía de seguros GEICO, cuyas oficinas centrales radican en Washington, D.C. Allí tuve el primer contacto con una computadora. Desde luego, nada de Internet: aquellas computadoras poseían sólo un programa designado especialmente para procesar las reclamaciones de los asegurados y la cobertura de las pólizas. Por otra parte, vivir en un suburbio de Washington fue algo que nunca había soñado y que he disfrutado mucho al visitar sus monumentos, sus museos y todo lo bello que ofrece esta ciudad única. —No hay dudas de que estás realizando una magnífica labor informativa con el blog que diriges. ¿Cómo descubriste tu vocación de periodista? —Creo que la vocación periodística estuvo siempre latente aunque no desarrollada. Hice pininos en aquel periódico que editaba en Camagüey la Juventud Católica: “Prensa Federada”. Más tarde, cuando las circunstancias en la patria cambiaron del modo que todos recordamos y hubo que disolver la Acción Católica como organización, colaboré hasta mi salida de Cuba en los boletines del Apostolado Seglar que con el nombre de “Documentación” facilitaban temas de

12 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

orientación a los equipos de trabajo de las comunidades de la diócesis. Fueron unos folletos mimeografiados antecesores de los actuales Boletines Diocesanos. —¿Por qué escogiste el nombre de “La Gaceta de Puerto Príncipe”? —Gaceta de Puerto Príncipe fue uno de los más importantes periódicos que circularon en Camagüey durante el siglo XIX. No fue el primero, pero sí tal vez, con “El Espejo”, de los de más larga duración durante aquel siglo. En él se publicaban, entre otros valiosos escritos, las numerosas “Escenas Cotidianas” de Gaspar Betancourt Cisneros, El Lugareño, retratos invalorables de la vida principeña. Recuerdo una frase de Mons. Adolfo Rodríguez, primer Arzobispo de Camagüey, cuando -justificando nuestro característico modo de ser-, decía de los camagüeyanos que «no éramos orgullosos, sino legendarios». Pienso que como en verdad lo somos, (legendarios) nos sentimos orgullosos de nuestro pasado histórico. Mirando ese pasado con demasiada presunción, pensé que La Gaceta de Puerto Príncipe sería un nombre a propósito para un periódico digital en forma de blog, en el que trataría de recoger hechos, costumbres e historias de nuestra ciudad desde los tiempos de su fundación hasta el acontecer de la etapa actual. —La Gaceta abarca mucho más del hecho histórico y costumbres de nuestra ciudad, ¿verdad? —Cierto. No sólo se limita La Gaceta


la dictadura, y por tanto muchas veces desconocedora de los verdaderos valores cívicos. Unos y otros nos debemos y merecemos el mayor de los respetos. —¿Cómo ves el futuro de nuestra patria a corto y a largo plazo? ¿Si pudieras regresar a una Cuba libre, te sentirías con deseos de continuar escribiendo en alguna capacidad? a la legendaria historia de la que nos enorgullecemos, sino que se amplía en actualidad recogiendo noticias que aparecen en periódicos de la red, reproduciendo artículos de interés publicados en otros blogs y publicando los escritos de opinión que aportan sus asiduos y valiosos colaboradores. Su único propósito es difundir escritos de valor histórico, cultural, político y humano, y aventar al mundo la verdad sobre la falta de derechos humanos en Cuba y el descalabro de la política económica del gobierno que la oprime.

aclaración, no se vaya a pensar que quiero sacar provecho de escritos ajenos. Además de ello, siempre se respeta la propiedad intelectual figurando el nombre de los autores y la fuente de procedencia de los escritos. El blog no se publicó mientras estuve trabajando. Aún después de mi jubilación no me fue posible dedicarme a ello por factores personales y obligaciones a realizar en la casa, pues como debes suponer la búsqueda de escritos, la redacción de los propios y el formateo del blog requieren mucho tiempo.

—¿Cuándo fue que salió el primer número digital?

—¿Cuántos hits recibes diariamente? ¿Qué cantidad de lectores crees que tienes? ¿Tienes contacto con blogueros en Camagüey?

— La edición digital de una Gaceta de Puerto Príncipe comenzó a soñarse al poseer el tiempo suficiente que me facilitaba el estar jubilada y el tener en casa una computadora conectada a la Internet. Sobraría agregar que, a más de entretenimiento, me proporcionaba satisfacción. Lo que al principio consistía solamente en intercambio de correos electrónicos y lectura de la prensa diaria, fue evolucionando con la continuada proliferación de blogs. Y me animé a crear uno. La Gaceta de Puerto Príncipe digital en su segunda etapa comenzó en 2009 como página virtual que pretenciosamente se apropiaba del nombre de aquel magnífico periódico principeño del siglo XIX para, aprovechando el tecnicismo de hoy, lanzarse al mundo del espacio cibernético. En realidad, la Gaceta de Puerto Príncipe ha tenido dos etapas, la primera, originada en 2006, fue corta y su desaparición se debió a problemas técnicos que no logré resolver con Verizon, a través de quienes se publicaba. Luego descubrí “Blogger”, auspiciado por Google, que ofrece un servicio impecable y gratuito. Desde entonces, 2009, La Gaceta sigue con el formato de Blogger y ya ha comenzado su cuarto año. —Dices en tu blog que este trabajo no te produce ningún beneficio económico. ¿Qué te motivó a crear este blog? —Que la publicación no persigue ningún fin lucrativo es simplemente una

—Pudiera decir que La Gaceta ronda un promedio diario de ciento cincuenta “pinchazos”. Los días entre semana pueden subir a doscientos o más, pero sin embargo los sábados y domingos bajan considerablemente, lo que levanta la sospecha de que muchos de estos hits se originan desde los centros de trabajo. Es difícil poder señalar el número de lectores asiduos, no sé el modo de averiguarlo. Hasta ahora, los “contadores” que he investigado no ofrecen ese dato. Lamentablemente no tengo contacto con ningún bloguero de Camagüey, aunque sí sostengo intercambio de correo electrónico con algunos amigos allá. —Los camagüeyanos siguen llegando continuamente a tierras de libertad y en el exilio hemos visto como distintas generaciones luchan por convivir en relativa armonía. ¿Cómo se puede escribir y dirigir un blog para esa amalgama de valores y vivencias distintas enredadas por más de cincuenta años? —La Gaceta de Puerto Príncipe también intenta contribuir a esa armonía. En ella no hay cabida para escritos ofensivos. Los cubanos debemos saber disimular las diferencias, no sólo las generacionales que existen en toda sociedad, sino incluso las que en nuestra particular condición puedan convivir entre lo que llamamos “exilio histórico” y la legión de los nuevos inmigrantes, moldeada a su intención por

—Lamentablemente no vislumbro una solución inmediata a los problemas de nuestro pueblo, tanto en lo que respecta a sus derechos humanos y el fin de miedos y coacciones, como en lo referente a un bienestar económico que alivie la condición de miseria en que vive la mayoría, condicionado todo ello por la gerontocracia que lo gobierna y que sólo aspira a la perpetuidad. A largo plazo sería otro cantar: imperios más poderosos y sólidos se han caído o, mejor dicho, los han hecho caer. Respecto a La Gaceta, seguiría publicándose -no importaría que fuera desde lejos- en el caso que pudiera llenar un cometido. Para entonces de seguro que en Cuba ya existiría una prensa verdaderamente libre y la Internet no sería un medio de comunicación vedado a nuestro pueblo tal como lo es en la actualidad. —Muchas gracias, Ana Dolores, por haber accedido a esta entrevista tan ilustrativa donde has tenido la amabilidad de compartir con nosotros las ideas, experiencias y proyecciones de tu blog. La Gaceta de Puerto Príncipe con tus escritos y todo el material que nos brindas día a día, es una ventana necesaria para mantenernos informados y educados en esta diáspora ya demasiada larga. —El agradecimiento lo merecen mucho más ustedes que llevan ya tantos años editando esta magnífica revista. Porque además de mantenernos informados, sus páginas son en realidad un lazo de unión, un modo de reavivar nombres y lugares ya un poco opacados por la pátina del tiempo transcurrido. Porque cada vez que se recibe la revista, sobre todo en latitudes ajenas a la cercanía del amplio núcleo camagüeyano que permanece en la Florida, la abrimos con premura para disfrutar de sus escritos, adivinar los rostros de las fotos, compartir aniversarios, bodas y nacimientos, y comprobar en sus últimas páginas que ya son demasiados los seres queridos que vamos dejando en esta tierra hospitalaria. ¡Gracias de nuevo, Peláez y todo el equipo responsable de El Camagüeyano Libre!

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 13


Añoranzas NOTA: A nuestros lectores que tengan fotografías de actos, reuniones, deportes, familias o cualquier otro evento de nuestro antiguo Camagüey, les agradeceríamos nos las enviaran para su posible publicación en esta sección. Necesitamos la fecha aproximada de la foto y la identificación del mayor número de personas posible.

Estas tres simpáticas parejas formadas por Gabriel de Quesada Luaces y Lucrecia del Monte; Luis Mariano Guerra y Tomasita Sebastián; y Josefina Borrero y Mariano Molina aparecen disfrutando de una velada en el Camagüey Tennis Club por los años 50.

Este es el equipo de baloncesto de los Escolapios menores de 14 años del año 1951 De izquierda a derecha: Ignacio Zaldívar (coach), Roberto Torrado, Cándido Font, Ramón Fernández, Julio C. Vázquez, Nicanor Llorente, Luis R. Valdés, Carlos Rojas, Orlando Roca, René Gálvez, Ignacio Casellas, S/I, Salvador Parra, Francisco Ochoa, S/I. De rodillas: Gabino Díaz, Pablo Berdote

Todas la fotografías serán devueltas a los remitentes. Dirección postal: P.O.Box 441915 Miami, Fl. 33144 Si tiene una foto en formato digital, la puede enviar a camaway@bellsouth.net

La pepillería camagüeyana disfrutando de una fiesta en el club. De pie: Cecilia García, Vicente Tomé, Rafael Casanova, Carmencita Agüero, S/I, Manolito Rodríguez, Ana María Amador, Héctor Álvarez, -- Gracielita , S/I. Sentados: Chuchi Delmonte, Ana María Don , Michael Rodríguez, Beba Tomé, Norberto Rodríguez, Julia Amador.

14 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012


Aquí tenemos una manera sobria de esperar el año en el Liceo con una sola Coca Cola para cinco parejas. (Con razón hay pocas caras risueñas). María Eugenia Doval, Héctor Álvarez, Carolina Menéndez, Carlos Figueras, Luis Agüero, Yolandita Rodríguez, Eliseo Guerra, Ana María Villarroel, Mario Norman, Ligia Bastida

Un grupo selecto de camagüeyanos estudiantes de medicina en su clase de disección: Eugenio Fortún, Héctor Álvarez, Luis Almolda, Luis Mariano Guerra, Faustino Álvarez Hernández y Pablo Hernández Caballero.

Gracias a la gentileza de Rita T. Prado aquí les traemos esta foto de la Banda del Colegio Teresiano por los años cincuenta. De pie: S/I, S/I, Pilarín de Varona, Esperancita Tenriro, Adela Berbil, Cecilia Betancourt, Ana María Pérez de Corcho, Rosa María Suárez, Esthercita Valcarcel, Celsa Carballo, S/I, Alvarez Fuentes, Marinita Resto, S/I, S/I. De rodillas: Betty Barrios, Yolanda Ulloa, S/I Letica Bezos, María Antonia González, Marisa Espinosa, Miriam Delale, Lidia Bello, S/I, S/I, Shirley Fernández

En el laboratorio del Instituto de Camagüey tenemos esta foto de alegres estudiantes: Eva Morales, Amparito Ravinal, Caridad Martinez (Cuqui), Esperanza Oliveros, Mirian Cuan, Ines Oliveros, Viviana Miranda (Viviana Lopez), Daisy Plana, Dalgys Obrador (Juana Rios), Álvaro Marrero, Estrella Muñoz, Raquel Paleu, S/I, Eduardo Recio, Roberto Cruz, S/I, Nidia Basulta, Manuel Oiz, Mario Alvarez, Carlos Barrios, S/I, Francisco Collado (Paquito), S/I, Ramon Ledo, Rolando Manero, Luis Martínez, Heberto Muñoz, Esteban Álvarez, Carlos Betancourt, Pedro Porro, Mario Melèndez, S/I, Emiliano Bejarano, Rafael González (Tato), Horacio ?

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 15


Estudiantes del Instituto (1957) en la escalera del Teatro Principal. De abajo a arriba y de izquierda a derecha: Bernabé Carmenates, Estrella Muñoz, Dalgys Obrador (Juana Rios), Mirian Cuan, Tebby de Miranda, Viviana Miranda (Viviana López), Amparito Ravinal, Raquel Paleu, Elena Hevia (Elena Mccarron), Pedro Porro, Pedro Águila, Làzaro Marín, Esperanza Oliveros, Luis Aucar, Carlos Betancourt, Silvano Reyes, Carlos Barrio, José Prince, Roberto Cruz, Rafael Ollet, S/I, S/I, Manuel Oiz, Emiliano Bejarano, Carlos Valdesuso, S/I, S/I, José Álvarez, Esteban Álvarez, Horacio Rodríguez, S/I. Nota: Fotos del Instituto por cortesía de Pedro Porro

Esta foto fue tomada hace muchos años en la barra del antiguo Tennis Club de Camagüey. Empecemos con las bellas teenagers. Fila delantera: Georginita Arango, Loli Casas, Rosa María Freyre, Julia Piedad Tormo, Olga Rodríguez, Ana María Correoso, Ken Flores, Lugardita Rodríguez, Amandita Luaces, Pilarín de Varona, Segunda Fila: María Elena Díaz, Alba Estrada, Herminita Fortún, Mercy Rodríguez, Marisa Zayas Bazán, Gladys Branly, Ana María Amador, Enma Agramonte, S/I, Carlos Figueras, Hortensita Iglesias. Tercera Fila: Emilita Galán, Ligia bastida, Aida Zayas Bazán, Ninía Tomeu, Marta Rodríguez, Marta Elena Estrada, Monona de la Herrán, Puchita Fernández, Chicho Portilla, Willie Larrúa, Chepe Flores, Fiquín Luaces, René López. Cuarta Fila: S/I, S/I, Castor Vidal, Eddy Quevedo, Emilito Álvarez Recio, Enrique Sosa, Pablo Rodríguez, Eduardo Peláez, Gonzalo de Quesada, S/I, S/I, Benjamín Sánchez.

16 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012


Grupo de viejos amigos que estudiaban en La Universidad de Villanueva, viajando de La Habana a Camagüey para las fiestas de Navidad del año 1957. Dr. Gonzalo de Quesada, Mariano Molina, Pedro Porro y Adolfo Albaisa

Corría el año 1957. Tiempos gloriosos. Aquí están los médicos, ingenieros, abogados, hombres y mujeres de negocios cuando bajaban la escalinata del Instituto de Camagüey para subir a la de la Universidad. Estrella Muñoz, Mirian Cuan, Raquel Paleu, Esperanza Oliveros, Sonia Huerta, Idelisa Betancourt, Ofelia Sosa, Dalgys Obrador (Juana Ríos), Amparito Ravinal, Viviana Miranda (López), Teresa Martín, Esperanza Oliveros, Ines Oliveros, Blanca Idi Basulto, Hélida Ramos, Nidia Basulto, Ángela Mariana Parés (Vázquez), Daisy Plana, Caridad Martínez (Cuqui), Samuel Samariego, Álvaro Marrero, Horacio Rodríguez, Francisco Collado (Paquito), Emiliano Bejarano, Carlos Barrios, Julio Funes, Eduardo Recio, Rolando Manero, Carlos Betancourt, Roberto Cruz, Daniel Fernández López, Esteban Álvarez, Pedro Porro, Mario Álvarez, Mario Melèndez, Rolando Manero, Rafael Gonzalez (Tato), Arnaldo García, Heberto Muñoz, Daniel Agüero, Luis Martínez, Manuel Oiz, Ramon Ledo, Rafael Ollet

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 17


Cataluña en Camagüey: la Capilla de Montserrat

T

Publicado por Ana Dolores García, La Gaceta de Puerto Príncipe. Fuente: Editado de un artículo aparecido en el Boletín Diocesano de Camagüey, firmado por Pedro Montalván Felipe y Yordanis Barrera Salas.

oda ciudad es una amalgama de varias culturas, de ahí que comprenderla requiera de una mirada fragmentada tras algunos de esos mosaicos que, una vez reunidos, mostrarán el todo cultural. La presencia de catalanes en Camagüey podría ser un fragmento que si bien se encuentra ya en la raíz del Camagüey, cobra importancia vital en los albores del siglo XX. De la presencia de Cataluña en el repertorio constructivo religioso de Camagüey, la capilla de Montserrat resulta un ejemplar inestimable, de ahí la necesidad de que nos aproximemos a sus orígenes, aquellos tiempos en que la comunidad religiosa de los padres escolapios, en la Iglesia de San Francisco [Sagrado Corazón] mantenía la imagen de la Virgen de Montserrat que le habían donado las monjas ursulinas por mediación del padre Mendiola y cuya fiesta celebraban cada 27 de abril. La idea de construir una capilla a la Virgen de Monserrat se puso de manifiesto durante la festividad de 1944 y se hizo pública cuando el padre Evaristo Ullastre informó que Pilar Garcés de la Marcilla y su hermana Amelia, ambas de origen catalán, le habían hecho tal proposición. Para el proyecto, el doctor Martínez de la Cruz cedió un solar de 25x60 metros, con entera disposición de aumentar el área en caso necesario, en terrenos de la Carretera Central Este entre las calles Martí y Céspedes, en el reparto Jayamá. El obispo Enrique Pérez Serantes había supervisado el espacio y dado su conformidad con beneplácito. Al hecho de contar con el solar para la construcción de la capilla se sumó un plan de acciones para su funcionamiento. El 7 de mayo del mismo año, a las 10:00 de la mañana, se constituyó en el colegio de los escolapios una asociación bajo el nombre de “Cofradía de Nuestra Señora de Montserrat”, encargada de recaudar fondos, no solo para la construcción de la capilla, sino también para una escuela pública nocturna y un dispensario de primeros auxilios. Se acordó además en esa ocasión tramitar las autorizaciones pertinentes con Francisco Arredondo, alcalde municipal, al tiempo que se designó como  secretario de la asociación en la filial establecida en Cataluña, España, al padre Evaristo Ullastre Salas, y como junta directiva inicial se

18 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

designó a Aurelia Garcés como presidenta; Graciela Saínz de la Peña, vice, y Nené González de Cisneros, secretaria. El resto de los catorce cargos: tesorero y vicetesoreros quedarían en manos de María Hidalgo de Porro, el reverendo padre Evaristo Ullastre Salas y Montserrat Sureda de Pijuán, todos catalanes o descendientes directos. La presentación de la asociación a los camagüeyanos se hizo pública en “El Camagüeyano”, entre las crónicas sociales del 16 de mayo de 1944 y con ello se inició la divulgación de un conjunto de acciones para recaudar fondos. El 28 de junio de1944 se vendieron papeletas para la proyección de los filmes “El Gran Mandamiento” y “El Idilio de un Genio”, mientras el 30 de septiembre y 1º de octubre se celebró la “Verbena Pro Ermita de Montserrat del reparto Jayamá y escuela nocturna gratuita”, en los terrenos del Club Atlético Bernabé de Varona. A ellas se sumó la ceremonia en la que el obispo Enrique Pérez Serantes colocara la primera piedra de la capilla, muy próxima al altar, el 25 de diciembre de 1944, ocasión en la que el padre Borroban explicó que fue el padre Boil, monje de Monserrat, el primer misionero de la Orden en Cuba. Otras actividades para recoger fondos fueron: un concurso organizado por el Comité de Damas Pro Ermita de Montserrat durante los meses de noviembre y diciembre de 1945 con un reinado


denominado “La flor de la Paz” en el que ocuparía el primer lugar la catalana Montserrat Valvey; una velada artística el 28 de enero de 1946 y el sorteo de un auto marca Plymouth el 25 de septiembre de 1948, en el que resultó ganador el número 4409 que aún no había sido vendido. Nuevos aportes enriquecieron la capilla por donaciones de los feligreses: Dr. Justo Lamar Roura, un púlpito; Genovevo Pérez Dámera, [Jefe Militar de Camagüey] el confesionario; Montserrat Sureda de Pijuán  un banco de madera; Oscar Saínz de la Peña, otro banco; Lucrecia B. viuda de Garcés, el cáliz: Zoila Mateo de Saínz de la Peña, la campana; Félix Rafols, un banco; Luis Loret de Mola, un banco; José Grau, reja del camarín. Oficialmente la obra fue autorizada por Francisco Arredondo el 24 de julio de 1947. Para la obra se contrató al arquitecto de origen catalán Claudio J. Muns Blanchart y al maestro de obra Jaime Cruayas. Los trabajos se realizaron a un ritmo muy lento, lo que hizo que su inauguración se demorase hasta el 23 de abril de 1950. El padre Evaristo Ullastre Salas dejó escrita la bendición de la capilla, descripción de la que reproducimos algunos fragmentos: Un alegre repique de campanas y disparos de voladores, anunciaban a los visitantes que se acercaba el momento. Cerradas las puertas de la capilla, se esperó en la plazoleta  la llegada del Prelado a las 8 de la mañana y con un aplauso espontáneo del público se recibió al clero. Monseñor Carlos Ríus Anglés  bendijo el exterior de la capilla  mientras se recitaba un Miserere… …Mons. Ríus entró a la capilla seguido por todos los feligreses mientras se seguían cantando las Letanías de los Santos. Ya bendecida la capilla, el obispo dio comienzo a la misa. La homilía estuvo a cargo del reverendo P. Evaristo Ullastre Salas, escolapio... Mons. Ríus narró la historia de la devoción de la Virgen de Montserrat... Durante la misa actuó el coro de las niñas del Colegio Salesiano Dolores Betancourt. El obispo felicitó a todos por el éxito y auguró otros mas por el bien de la comunidad. Ese día se acercaron a comulgar unas 50 personas, siendo el primero Delmiro Bueno, alumno del Colegio de Artes y Oficios. Terminada la misa se cantó un Te Deum de acción de gracias. Aurelia Garcés cantó un motete a la Virgen y en la voz de un tenor catalán se escuchó el   Panis Angelicus, de C. Frank. A las 5 de la tarde se llevó a cabo la procesión de la venerada imagen de la Virgen de Montserrat por todo el reparto de Jayamá, siendo el padre salesiano Pedro Pescatore Deberni quien diera comienzo a la peregrinación con los niños de la catequesis. También participaron los alumnos del colegio de los Escolapios, dirigido por el padre Ángel Terra,

y otros cincuenta niños de la colonia infantil con su directora Antonieta López Saturaín… La celebración fue cerrada por el padre Pescatore, que extendió una invitación a los presentes para la misa dominical a celebrarse los domingos a las nueve y media de la mañana… Sin dudas se trató de un acto de elevado alcance, al estar animado por la banda municipal bajo la autorización y patrocinio del alcalde municipal Francisco Arredondo, quien el 15 de septiembre de 1950 exceptuó del pago de impuesto a la capilla de Montserrat según el artículo 2 de la ley de impuesto municipal. La primera boda realizada en la ermita se celebró el 23 de septiembre de 1950, siendo los contrayentes Emma Garcés de la Marcilla y Agramonte y Alejandro Bacelar Díaz. Como notario público actuó el Dr. Luis R. Salas Céspedes. La ceremonia religiosa estuvo presidida por el padre Evaristo Ullastre Salas y el párroco de la Caridad Salvador Herrera Font, ODB. Los catalanes legaron a Camagüey uno de los más bellos ejemplos de arquitectura neocolonial camagüeyana, sin dudas un hermoso hito dentro del recorrido de la Carretera Central Este. Para algunos es el edificio que recibe y despide a los visitantes de la ciudad de Camagüey desde el oriente cubano. Para otros, es el centro de reunión para celebrar a la Virgen de Montserrat cada 27 de abril. Quizás el tiempo [o la emigración] hayan dejado atrás la presencia de auténticos catalanes en estas fiestas, pero sus descendientes van allí como respetuoso homenaje a la patrona de una tierra que, aunque distante, abriga a sus hijos. Grupo de catequistas frente a la Ermita.

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 19


Eduardo Peláez Leyva

Santa Cruz del Sur

¡M

ira que éramos incautos! Yo te digo a ti que estamos vivos de milagro. Nosotros éramos unos jóvenes idealistas, pero no necesariamente gente de acción, ni teníamos madera de mártires. Nada, que uno se va envolviendo sin darse cuenta con la cuestión patriótica, los compañeros, y cuando vienes a ver, estás metido hasta los huesos. Claro, que había que luchar contra el comunismo, pero ninguno de nosotros era militar, ni sabíamos andar con armas. Éramos unos vitongones, que vivíamos en la tierra del la-la-la y que no estábamos preparados ni pa’ tirarle un gollejo a un chino. Fíjate tú que un día me mandan de buenas a primeras a que me vaya a hacer contactos a Santa Cruz del Sur con otro que era nada más y nada menos que el responsable militar del movimiento. Un hombre que estaba más que cujeao en toda esta desgracia. El tipo era ex capitán rebelde y se la arrancaba a cualquiera. Era un guajirón con aspecto de más guajirón, y yo: el hijo de papá con mi camisita del Encanto. ¿Sabes cómo fuimos a Santa Cruz?: ¡Con un botero! ¡Le zumba el merequetén! Tú imagínate una máquina con un chofer, una mujer con un niño y el ex capitán rebelde sentados alante, y yo atrás con un guajiro y su gallo, su mujer y una pariente. Solamente con preguntarme, “¿Qué vas a hacer en Santa Cruz?”, me hubieran cogido preso, porque no hubiera sabido responder. Para colmo de los colmos, tenía todos los bolsillos cargados de propaganda subversiva del periodiquito que tirábamos en Camagüey y que yo tenía que entregarle a mi contacto allá. Recuerdo que iba muy confiado hasta que, llegando a un puente, me doy cuenta de que unos milicianos estaban parando a todas las máquinas, abriéndoles el baúl y chequeando y registrando a los pasajeros. ¡El fin del mundo! Me bajo de la máquina todo nervioso y descubro que uno de los milicianos que cargaba un tremendo fusil Fal al hombro era Frank, el que se ocupaba de las taquillas en el club, y a quien yo conocía. Sin pensarlo dos veces, le pego un grito: “¡Frank!”, me le tiro con un abrazo y “Frank, ¡qué alegría verte!”,

20 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

“¿qué estás haciendo?”, y “cuéntame de tu vida”, y Frank, contentísimo de verme, que “¿cómo estás mi hermano?”, que “¿cómo está la pandilla del Tennis?...” Mientras tanto, pillo p’atrás y estaban registrando a los pasajeros de la máquina. Hasta al gallo lo estaban chequeando. Yo no paraba de hablar y de pasarle el brazo a Frank por la espalda para dar tiempo a que acabaran. Era cierto que lo conocía del club de hacía muchos años pero no era pa’ tanto cariño. Cuando veo que ya está todo el mundo montado, me despido de Frank con un último abrazo y me meto en la máquina. ¿Tú puedes creer que nadie me dijo ni pescao frito? Ni pitoche, mi hermano. El chofer arrancó, nos alejamos del puente y empecé a rezar un Ave María tras otra. ¡Treinta años me hubieran clavado en las costillas por el chiste! ¡Treinta años si Frank no hubiera estado en el puente! Llegamos a Santa Cruz del Sur y sólo me acuerdo que nos fuimos a una botica que era el punto de contacto y todo lo solucionamos en un segundo. Solté la propaganda a la velocidad del rayo a un individuo que se presentó después de una llamada que le hizo el boticario con la contraseña convenida que era cualquier oración que contuviera la frase “globos azules”. ¡Qué cosa más absurda! Pero así andábamos. Me fui con el individuo, y el ex capitán se fue con otro hombre que llegó al poco rato. Quedamos en encontrarnos otra vez en la botica y no lo volví a ver hasta que llegó la hora de la partida. Cogimos a otro botero y “pa’ Camagüey, que se va Panchita…”. Esa fue la primera y última vez que fui a Santa Cruz del Sur. No me acuerdo de nada, ni de las calles, ni de las casas, ni de los parques. No vi el mar y si lo vi no lo recuerdo. Solamente guardo en la memoria al gallo, al puente, a Frank, al ex capitán y a la botica. Me imagino que el puente debe seguir allí, el gallo tiene que haber pasado a un buen caldo o a un buen arroz, Frank debe de estar añorando la época en que trabajaba en el club, la botica debe de haber cerrado por falta de medicamentos, y el ex capitán… esa parte es triste: desafortunadamente lo prendieron unos meses después y lo fusilaron.


armen C

Entre las 12 plazas y 18 plazuelas que integran el centro histórico de la ciudad de Camagüey, la Plaza del Carmen es uno de sus lugares más pintorescos. En sus adoquinadas calles sobresalen las figuras escultóricas de la destacada artista de la plástica Martha Jiménez, confeccionadas en marmolina, que recrean personajes como el otrora vendedor de agua, el lector de periódico, las mujeres chismosas (habladoras) y la pareja de enamorados. La Plaza es un espacio abierto, donde las palomas revolotean sobre todo en las tardes, escena similar a la que ocurre a diario en la Plaza de San Francisco de Asís, en el Centro Histórico de La Habana. El surgimiento de la Plaza del Carmen se ubica en las primeras décadas del siglo XIX y en su entorno se destaca una variada arquitectura popular, con patios irregulares y fachadas sencillas y modestas. Allí, bajo el apoyo del franciscano Padre Valencia, se edificó uno de los conjuntos arquitectónicos más importantes de Camagüey, integrado por el hospital de mujeres en 1823 (hoy espacio que ocupa la escuela primaria Martha Abreu), la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen en 1825 (única de dos torres en la ciudad), y el Monasterio de las Ursulinas, inaugurado en 1829, dedicado a la enseñanza de niñas.

P

laza

del

La Plaza del Carmen

Por: Gilberto Rodríguez y Alina M. Lotti

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 21


P. Osvaldo Cambra

P

laza

del

C

armen

La Iglesia del Carmen y su historia

Al hablar sobre la historia de la Iglesia del Carmen de Camagüey, tenemos que remontarnos al lejano 1732, cuando don Jacinto Manuel Hidalgo y doña Eusebia Ciríaca de Varona obtuvieron del Cabildo el terreno para los Padres Carmelitas, quienes finalmente no pudieron venir. El convento fue luego ofrecido a los Padres Jesuitas para que lo convirtieran en un centro de enseñanza, pero estos, al considerar inapropiado el lugar, no lo aceptaron, y el proyecto quedó paralizado en sus cimientos. Luego de 79 años de sueños no logrados, en 1811 la Providencia trajo a predicar una Misión a Puerto Príncipe, a fray José de la Cruz Espí, más conocido por el Padre Valencia, sacerdote franciscano que trajo sobre sus hombros las experiencias apostólicas de su trabajo en la Baja California, Nuevo Méjico, La Habana y Trinidad. Venía como predicador, pero su sensibilidad ante la miseria humana tocó su corazón de apóstol. En 1813, a

22 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

pedidos reiterados del Cabildo, el Padre Provincial designó definitivamente al Padre Valencia a la ciudad de Puerto Príncipe. Pasaron varios años en que los vecinos vieron caminar descalzo al P. Valencia por sus calles, pidiendo limosnas para las obras por él empezadas, entre ellas el Lazareto de san Lázaro que, desde 1819, albergaba a los leprosos que deambulaban por nuestras calles. En uno de sus escritos, de puño y letra, se puede leer: “Hoy, día 3 de noviembre de 1823, a Dios la gloria, se abrieron los cimientos a la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen”. El 17 del mismo mes añade otra singular nota donde refleja el espíritu de cooperación en torno a la edificación: “Ladrillos de las señoras... mil ps. Gracias a Dios”. La prontitud de su construcción lo hace exultar de alabanzas al mes de comenzadas las obras cuando escribe: “Viva la Virgen del Carmen. Llegó la cornisa hasta el 2do. filete y la portada hasta la 1ra. media caña. “Digitus Dei est hic” (El dedo de

Dios está aquí). Ya a finales de 1825 están concluidas las obras de la iglesia, y “el 24 de diciembre del mismo año, víspera de la Navidad, se colocó en el altar la imagen de Nuestra Señora del Carmen, previa una procesión que salió a las cuatro de la tarde del convento de las Mercedes con gran regocijo del pueblo”. “El 8 de julio, -escribe-, se colocó el Santísimo en esta iglesia, con gran gentío, sermones y muchos comulgaron”. Y agregó: “Colocación con procesión del Santísimo Sacramento. Gran fiesta. Gran Música. Muchos fuegos”. Las obras del Padre Valencia, el Lazareto, la Hospedería de San Roque, el Puente de las Jatas, el Hospital de Mujeres, el Monasterio de las Ursulinas y la Iglesia del Carmen, son testimonios vivos de su caridad lo largo de dos siglos. Esta bella iglesia del Carmen, vio sufrir el desplome de su techo y el deterioro de sus paredes en la noche  del domingo 11 de diciembre d 1966. Pasarían 36 años para que su restauración


fuera posible. ¡Cómo no pensar ahora en el desvelo de Mons. Adolfo, en la generosidad de muchos hermanos lejanos o cercanos en la distancia, y en el sudor de todos y cada uno de los obreros que realizaron la deseada restauración! Hoy a más de dos siglos de colocados sus primeros ladrillos, la Iglesia del Carmen se levanta erguida y ornada, desafiando el tiempo, entre adoquines y fachadas coronadas con guardapolvos, bajo tejas criollas que guardan la memoria llena de sueños y desvelos, lágrimas y sonrisas que hacen realidad lo escrito proféticamente por el Padre Valencia: “El dedo de Dios está aquí”. Del Boletín Diocesano Nº 54, Camagüey.

Información adicional: La iglesia está situada frente a una plaza que actualmente lleva su mismo nombre, pero antes del siglo XIX ese enclave era conocido como “Pozo de Gracia”, debido a la existencia de un pozo del que se servían los vecinos de la zona para el consumo de agua. Se sabe que en 1825 se solicitó del regidor del Ayuntamiento una ordenanza para demoler tres casas en dicho lugar, a fin de dar más amplitud y “mayor lucimiento” a la iglesia que se estaba construyendo. Concedida esta petición, al espacio abierto se le llamó indistintamente Calle del Pozo o Plaza del Carmen, siendo este último nombre el que en definitiva persistió. La iglesia del Carmen es la única de dos torres que poseía el viejo Puerto Príncipe, y que aún sigue siendo la única en Camagüey con esas características. En su fachada se entremezclan elementos barrocos y simples composiciones neoclásicas. Se la ha descrito como ejemplo único de mezcla de pilastras exteriores y arcos mixtilíneos interiores con la que forma uno de los más bellos frontispicios de las iglesias cubanas. Publicado por Ana Dolores García Las fotos de la Plaza del Carmen son cortesía de Kevin Fox

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 23


armen C del laza P 24 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012


Almuerzo de San Juan 2012 Aunque extrañamos las farolas, las grandes ruedas de comparsa, y ese toque festivo de la tradicional fiesta de San Juan, el almuerzo bailable del pasado 15 de julio volvió a quedar esplendoroso. El salón se llenó de rostros sonrientes y los bailadores salieron a mostrar su ritmo bajo los acordes de la música de Pedro Bello que nos sorprende cada vez con un grupo musical distinto pero de una misma calidad. El camagüeyano Luis Serrano nos deleitó con su voz romántica interpretando boleros tradicionales y tonadas

norteamericanas. Nuestro Presidente, Mariano Loret de Mola, dio la bienvenida a la concurrencia dando las gracias a la directiva y en especial a Queta de Varona, Yolanda Gómez y Nenita Tomeu por su cooperación en la venta de tickets. Hatuey Agüero y Godín Peláez fueron llamados al escenario para ser homenajeados por su labor prestada al municipio en todos estos años como miembros de la Directiva. Se produjo el sorteo de los premios y Ernestico García tuvo su día de suerte y no solamente se sacó la rifa del

tinajón, sino que también se llevó para su casa una copia del cuadro del pintor José Grave de Peralta sobre Las Damas de Blanco en el Vaticano donado por Erasmo Don Zabala. Sigrid Bango fue la ganadora de una cesta ofrecida por los productos Goya. Fue una tarde llena de alegría cargada de apretados abrazos entre los miembros de la gran familia camagüeyana que una vez más dice presente a la llamada de confraternidad.

Arriba de izquierda a derecha: Hatuey Agüero, Mariano Loret de Mola, Godín Peláez. / Mariano Loret de Mola , Sigrid Bango (ganadora de la cesta) / Yolanda Gómez, Agustín Fernández, Mariano Loret de Mola, Ernesto García ( ganador del tinajón camagüeyano y cuadro del Vaticano y Las Damas de Blanco), Gloria Galán, Martha Loret de Mola, Oscar Loret de Mola A la izquierda: Dr. Rolando Branly, Elizabeth Branly, Martha Loret de Mola Abajo: vistas del baile.

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 25


Titico Moreno, Neida Valdesuso Moreno

Carmen de la Vega, Adolfo Escobar

Celso Guitián,, Lucrecia Garcés Guitián

Miriam Agramonte, Oscar Loret de Mola

Ana María Arteaga Tarajano, Ricardo Tarajano, Cucusa Cabada Agramonte, Jorge Agramonte

Georgina Méndez, Víctor Méndez, Rafael Granja, Miriam Ramos Granja

Marcia Pacheco Socarrás, Rosa Parrado Rodríguez, Rebeca Valladares Lima

Hilda Rodríguez Martínez de Santelices, Antonio García, Cucusa Rodríguez Martínez de Santelices

Hatuey Agüero, Nenita Tomeu

Hilda Varela, Alvio Ferrá, Conchita Ochoa, Carmita Gómez

26 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012


Analisia Barba, Luis Barba

Lilian Cisneros, Fernando Cuervo

Angelita Tomé, Dr. Lalito Tomé

Martha Loret de Mola, Mariano Loret de Mola

Elpidio Tariche, Diana Cisneros Tariche

Alfredo Pérez Cano, Adis Melba Pérez Cano

José Ramón Suárez, Graciela Palomino de Zayas, Vicente Tomé, Luis Barba

Ritica González, Elizabeth Branly, Dr. Rolando Branly, Rolando Branly Jr, Rafael Ernesto Luaces, Daisy Luaces, Magda Bell, María Recio, Brad Bell, Gregory Bell

Teresita Sánchez, Antonio Sánchez, Carlos Obregón, María Obregón

Teresita Lluy Caballero, Santiago Caballero

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 27


María Jiménez, Mario Jiménez

María Luisa Fayo, Juan Fayo

Mirta Payaret, Eduardo Peláez

Nicolás Ríos, Silvia Zayas Bazán Ríos

Luis Miranda, Tony Montes, Walter Pérez Gell, Armando Loo, Eraisa Martínez, Luis Pastrana, Víctor Cadenas, Jorge Riopiedre

María Elena Martell, Alberto Martell, Dr. Lalito Tomé, Angelita Tomé

Titico Moreno, Neida Moreno, Tony Cehine, Marilú Sánchez Agramonte, Lilian Cisneros, Fernado Cuervo, José Álvarez, Georgina Álvarez, Diana Cisneros Tariche, Elpidio Tariche

Elsita Zayas Palmer, Eduardo Palmer

Lolita Álvarez de Zayas, José Ramón Suárez, Mariano Loret de Mola, Martha Loret de Mola

28 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

Alicia Casas Loret de Mola, Alberto Loret de Mola


Josefina Dana, Eduardo Dana

Jorge Sánchez, Georgina Agüero Sánchez

Rafael Menocal, Elena Menocal

Zulima Pérez Marín, Carlos Marín

Rosa Don, Rafael Casas, Ulises Betancourt

Rafael “Tato” González, Vicente Tomé, Dr. Lester Barreras, América Calvo, Loraine González, Graciela Cancio, Mirta Payaret Barreras

Juan García, Regina García, Ernesto García, Berta García, Miriam Fernández, Agustín Fernández

Rosa Fernández, Francisco Fernández

Vicente Tomé, Graciela Cancio, Gladys Gómez Bravo, Jorge Bravo

Rafael Casas, Rosa Don, Adys Melba Pérez Cano, Alfredo Pérez Cano

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 29


Cuqui Otazo, Julio Otazo

Rolando Branly Jr, Dr. Rolando Branly

Pepito Bertrán, Ofelia Bertrán

Luis Navarro, María Navarro, Julio Otazo, Cuqui Otazo

Mario Sariol, Cesi Sariol

Amelia Álvarez, MartaElena Estrada, Loli García, Nancy Casares

Marcela Rivero Benemeli, Emilia Castañeda, Lidia Agramonte , S/I, Nura Feijó, Armando Loo, vTony Montes, Walter Pérez Gell, Yasmina Pérez Gell, Luis Miranda, Presulina Miranda, Maira Riopiedre, Jorge Riopiedre, Víctor Cadenas, Miriam Pastrana, Luis Pastrana

Ricardo LLambé, Vivian Llambé, Eduardo González, Betty González, Sigrid Bango, Francisco Bango, Armandín Penedo, María Eugenia Porro, Juan Luis Porro, Sergio Masvidal, María Teresa Masvidal, Cristina Penedo

30 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012


Gonzalo Álvarez, Corinita Biosca, Joaquinito Biosca, Fifi Biosca, Oneida Maklouf

Ángela Quevedo,Sonia Huerta, Lucy Masiá, Julio Castañeda

Tesi Herrero, Emilio Herrero

Silvia Zamora, Pablo Zamora

Queta de Varona, Godín Peláez

De pie: Margarita Molina, Yolanda Gómez, Marilú Sánchez Agramonte, Nena Penedo, Armandín Penedo, Gloria Galán

Pedro Bello, Marta Bello

Manane de Quesada, Omelio Sosa.

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 31


De pie: Catalina Lago, Irene Reyes, Carmen Rosa Socarrás, Carolina Cabrera, Alcides Cabrera, Lester González. Sentados: Idalia Lago, José Lago, Cristina Lago

Juan Castrillón, AnaMaría Correoso

Julita Betancourt, Gregorio Calvo

Dr. Rolando Branly, Elizabeth Branly, Marta Quintán, Eugenio González, Ritica González

Georgina Agüero Sánchez, Jorge Sánchez

Rafael Ernesto Luaces, Daisy Luaces

De pie: Julián Vásquez, Luis Navarro, Julio Otazo, Eduardo Morgalo. Sentados: Ángela Mariana Parés, Mariana Navarro, Cuqui Otazo, Corinita Agramonte

De pie: Julita Betancourt, Amadita Silva de Mir, Esther Bello de Cases, Nenita Betancourt, Ernesto Botifoll, Jorge Agramonte. Sentados: Gregorio Calvo, Rafael Mir, Ricardo Cases, Cucusa Agramonte

32 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012


Lilo torres, Tenchita Comas, Alicita Casas, Sila de las casas, Mariano casas, Zulima Pérez Marín, Carlos Marín

Georgina Pérez de Alejo de Méndez, Beba Agüero Barreto, Silvia Zayas Bazán, Josefina Suárez, Víctor Méndez, Rafael Granja, Miriam Ramos, Nicolás Ríos, Ana María Correoso, Juan Castrillón, Eduardo Dana

Cucusa Martínez Rodríguez de Santelices, Elena Menocal, Nilda Martínez Rodríguez de Santelices

Eduardo Zayas Bazán, Lourdes Zayas Bazán, Antonio Cehine, Marilú Sánchez Agramonte

Tenchita Comas de Torres, Daisy Sánchez, Nona Serrano, Rosa Parrado Rodríguez, Lilo Torres, Alicita Casas, Alberto Loret de Mola, Godín Peláez, Queta Peláez, Rebeca Valladares Lima

Hilda Zayas, Elsita Zayas, Carmen de la Vega, Marta Quintán , Analisia Álvarez, Jorge de Zayas, Graciela Palomino de Zayas, Jaime Pozo, Eduardo Palmer, Adolfo Escobar, Lolita Álvarez Zayas, José ramón Suárez, Luis Barba

Corinita Agramonte, Eduardo Morgalo

Eduardo Peláez, Carmen Peláez

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 33


Sociales

MARÍA DE LOS ÁNGELES MENÉNDEZ

Agradecemos el envío

de fotos e información sobre nacimientos, aniversarios, graduaciones, bodas, bautizos, fallecimientos, etcétera.

El Camagüeyano Libre ofrece gratuitamente 1

este servicio a los asociados al Municipio de Camagüey en el Exilio. Deben dirigirse a:

Sociales El Camagüeyano Libre PO Box 441915 Miami, FL 33144

O por correo electrónico a:

camaway@bellsouth.net

1. Primera comunión

Vincent Teck, alumno de South Miami Charter Academy y nieto de Miriam y Mario Norman, con sus padres, Lynn Norman y su esposo Bill Teck. La Comunión fue el 5 de mayo en la iglesia St. Augustine.

2. Sigue la tradición de los Zayas

Sofía Suárez, la hija mayor de José Suárez y nieta de Lolita Álvarez de Zayas y José Ramón Suárez, se graduó con máximos honores de Phillips Academy y ha sido aceptada en la prestigiosa universidad de Princeton. No hay dudas de que continúa con la tradición de la familia Zayas. Además, Sofía, por su abuela materna, también en la foto, es descendiente de Gertrudis Gómez de Avellaneda. Sabemos lo orgullosos que están José Ramón y Lolita de Sofía, así como del resto de sus 8 nietos, todos excelentes estudiantes.

34 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

3. Graduación

El pasado 25 de mayo de 2012 en Mother of Christ Catholic School se graduó con honores el inteligente joven Andrew Garcés Zayas en una emotiva ceremonia de graduación de octavo grado. Andrew no solo es un magnífico estudiante sino también un entusiasta deportista habiendo formado parte de ambos equipos de basketball y football en Mother of Christ. Para continuar sus estudios, ha sido aceptado en Christopher

3

3

Columbus High School y Terra Environmental Academy (the honors program). Andrew es hijo de Yoly Zayas-Bazán y Roberto Garcés, nieto de Rogerio Zayas-Bazán y Yolanda Rodríguez.  Padres y abuelos se sienten muy orgullosos por todos los logros obtenidos al igual que por los muchos que le aguardan en un prometedor futuro. De eso estamos seguros. ¡Felicidades, Andrew!

4 2


lo escurridizo y misterioso, viene a comer todos los días a casa del Director de esta revista, y parece que en agradecimiento, se refugia en el tinajón al frente de la casa. Por supuesto que tiene garantizada su alimentación ante tan elocuente muestra de amor a nuestro símbolo.

8. Setenta años de casados (Se dice rápido, pero si los cuentas te demoras bastante) 4

4. Reunión en Puerto Rico

No tiene que haber una fecha para celebrar, basta con que una pareja de camagüeyanos miamenses, es este caso el Dr. Héctor Álvarez y su esposa Amelia, hayan llegado a San Juan para que se movilizaran sus

amistades y recordaran los buenos tiempos con otros tan buenos como éstos. De izq. a derecha: Rubén y Marta de Quesada, Fiquín y Ani Luaces, María del Carmen Miyares, Mercy y Cecilio Trelles, Cayayo y Marta Elena Estrada, y los visitantes: Amelia y el Dr. Héctor Alvarez.

5. Foto familiar

Estas bellísimas niñas, Madigan y Sophia Menéndez, son las nietas de Corinita Agramonte. Felicitamos a Corinita por sus lindas nietas.

6. Visita

Recientemente Corina Agramonte y Eduardo Morgalo recibieron la visita de su hijo Gonzalo Menéndez Agramonte, actor de éxito en televisión y películas que reside en California. En la foto vemos a Sophia, Gonzalo (Gonchi), Corinita, Madigan y Eduardo disfrutando de la reunión familiar.

El pasado mes de julio, en nuestra ciudad de Camagüey, cumplieron 70 años de casados Gonzalo (el loco) Acosta y su querida esposa Josefina de Para Almendro. Felicidades a esta pareja tan querida por nuestra sociedad y a su hija Josie Acosta. La foto fue tomada en su casa por Glorita Galán, en su reciente visita a Camagüey. Les deseamos una eterna luna de miel.

7. Gato camagüeyano 5

6

Este gato llamado “Smokey,” no solo por el color de su pelo sino por

7

8

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 35


10a

9

9. Graduación con honores

8

Esta foto nos muestra a René Jesús Negrón Pichardo junto a sus padres: Isabel Cristina Pichardo y René Antonio Negrón el día de su graduación, el pasado 30 de mayo. René Jesús se graduó Summa Cum Laude del colegio Belén con el puesto 5to de su promoción. Este inteligente joven es Vice Presidente y Co-Fundador del Belén Business Forum, miembro del Christian Life Communities, Forensics club, National Honor Society, Peer Ministry, Spanish State Team y portador del premio José Rubinos de las Lenguas Modernas. René Jesús piensa continuar sus estudios en New York University, Stern School of Business. Felicitamos a su

familia y en especial a sus abuelos Luis Pichardo de Para y Lucita Hernández por los triunfos alcanzados de su nieto.

10. Almuerzo de cumpleaños

Recientemente se reunieron unas amigas en el restaurante Crave del Village of Merrick Park para celebrar el onomástico de Loly García. Esta vez no vinieron los mariachis con sus “Mañanitas” pero las amigas le cantaron el “Happy Birthday.” ¡Felicidades, Loly! En las fotos vemos al grupo de amigas. De izquierda a derecha: Marta Elena Estrada, Loly García, Amelia Álvarez, Diana Rodríguez, Martha Loret de Mola, Ángela Mariana Parés y Alicia Lima. En la otra foto tenemos a

11a

36 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

la homenajeada apagando las velitas.

11. 50 años

El pasado 28 de julio celebró sus 50 años José Peyrellade con una alegre fiesta en una discoteca de Miami. En las fotos vemos al homenajeado con su esposa Luciana y sus mellizos José Mateo y Luciano. José es hijo de Ernesto García Peyrellade y Lucy Massiá, a quien vemos en otra foto con sus dos hijos: José y Lucy

12. Primera Comunión

10b

graciosa comulgante es hija de Miriam López y Juan Rodríguez, nieta de Miriam Delgado y Manuel López Horstmann. Felicitaciones por tan importante momento acercándose más a nuestra fe.

La niña Natalie Marie Rodríguez recibió su Primera Comunión de manos del Rev. Padre Paul Vuturo en La iglesia Saint Louis de Miami el pasado 5 de mayo, 2012.  Esta

11b

12


Comer y beber en Puerto Príncipe Carlos A. Peón-Casas

(Anuncios de El Fanal del día miércoles 1ero de julio de 1891)

S

e habla poco de la excelente tradición restauradora de la ciudad principeña. Una costumbre que sin dudas tenía un buen ganado mercado en la otrora ciudad, con la proliferación de espacios destinados a servir suculentos platos; unos sitios de más o menos campanillas, todos marcados por el inefable gusto por el buen yantar, tan propio de nuestros ancestros de la Madre Patria. Mirar en este antiguo diario, revisando específicamente los anuncios destinados a tales menesteres: desde los pequeños espacios como el de la típica fonda, o los dotados con una más prolija dignidad, casi cercanos a los de los restaurantes de la época, quizás más floreciente en La Habana por su calidad de puerto de mar, pero todos dignísmos entre los de su género; es descubrir sin dudas, un suculento Mare Nostrum, donde la diversidad de platillos, confites, vinos y demás delicatesen, parecen todavía perfumar, con sus olores y sabores, el aire de la otrora villa que habitamos.  Recorramos con apetito sobrado algunas de aquellos anuncios. Pare empezar, estaba El Gallito, establecimiento bien puesto en la Plaza de la Merced, marcado por el número 5. Era su propietario el Sr. Antonio Saba, su especialidad: los Biscuits Champagne, junto a una variedad de otros postres y bebidas, que podía igualmente servir a domicilio, si el cliente así lo deseaba, y lo avisaba con sólo dos horas de antelación. Pero si de vinos se trataba, para acompañar alguna suculenta cena, sólo había que dejarse caer por el bien surtido stock de El Camino de Hierro, propiedad de Argenats y Bursosa, establecimiento comercial muy bien puesto en el antiguo número 19 la Plaza de la Soledad, donde ahora mismo se localiza un bien montado hostal de la cadena de Hoteles Encanto, el primero de su tipo en la ciudad. El anuncio de este día daba cuenta de la llegada de una importante partida de vinos de mesa,

“garantizadas y legítimas sus marcas y clases” como rezaba el diario: entre aquellas la del Tinto Sama, Alell. Mestre, Torres, el selecto “Pla de Llorens”, y gran variedad “de vinos dulces y secos, y licores secos para postres”. Justo en la misma plaza, pero en posición opuesta, por la calle Soledad, se localizaba un restaurante de campanillas, el del Hotel Telégrafo, de gran fama en la época, y que todavía podemos reconocer en alguna vieja postal principeña. El sitio se anunciaba, no sólo para sus huéspedes, sino para todo potencial comensal, como el espacio propicio para banquetes, cenas o lonches; el anuncio recalcaba que el servicio era “completo y adecuado para servir en poco tiempo y a cómodo precio cualquier encargo que se le haga”. En lo tocante a los menús el anuncio era prolijo en detalles cuando avisaba que: “El pescado en escabeche se encuentra siempre, y es recomendable por su exquisita elaboración”, o cuando dejaba saber que: “Todos los jueves y domingos se hace caldo gallego para todo el que desee saborear tan exquisito plato”. Entre otras suculentas ofertas se ofertaban a renglón seguido: “Pavos y gallinas trufados, gelatina para el trufado y queso de cerdo trufado, gelatinas de sustancia para enfermos… pescado relleno y a la bayonesa por Mr. Legrat… pastelones de todas clases.” Pero las palmas de todos los anuncios al uso se lo llevaba el de una reconocida fonda de la ciudad de entre ríos: La Competidora, ubicada en la otrora calle Candelaria. Por lo revelador del comercial lo transcribimos textualmente, como cierre de esta apostilla, y para mejor disfrute del lector. Bon Apetit! “Mucho te alegrarás querido público con la noticia que en este momento vas a recibir de la gran fonda La Competidora. Su dueño D. Miguel Mengual teniendo en cuenta la actual CRISIS que atravesamos y estando en plenas FIESTAS SANJUANERAS ha determinado hacer una gran rebaja en los precios de los almuerzos, comidas y cenas como lo puede acreditar la nota de precios que a continuación se expresa. Y que no hay quien le tumbe el pulso a esta carta: ALMUERZOS (en centavos)

Un par de huevos con arroz Un picadillo Un potaje Una sopa de ajos con huevos

20 10 10 10

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 37


Un guisado con papas.................................................15 Un hígado a la italiana.................................................10 Un plato de callos........................................................10 Un bacalao con papas..................................................15 Un bistec.....................................................................15 Un ídem con papas.....................................................20 Una chuleta de cerdo...................................................15 Una ídem de vaca........................................................15 Una ídem a la minuta..................................................20 COMIDAS

Una sopa.....................................................................10 Un cocido a la española...............................................10 Una carne asada en cazuela..........................................10 Un ídem mechado.......................................................20 Un arroz amarillo con pescado....................................10 Uno ídem con carne....................................................10 Una ración de lengua estofada.....................................15 Un riñón con papas.....................................................15 Patas de cerdo a la minuta...........................................15 Una tortilla.................................................................20 Una ídem con papas....................................................25

CENAS

Un par de huevos fritos...............................................20 Un bistec.....................................................................20 Uno ídem con papas...................................................20 Uno ídem de filete con papas......................................30 Un riñón soté..............................................................15 Una fritura de sesos.....................................................15 Una chuleta con papas................................................20 Una tortilla con piti puá..............................................30 Una ración de salchichón............................................20

POSTRES

Una jalea de guayaba con queso..................................10 Una natilla..................................................................10

Y otra infinidad de guisos que no enumeran por no cansar al lector y hacerle la boca agua. Hay además un selecto surtido de vinos de lo más superior que se conoce, como también licores de todas clases. Habrá constantemente el sin rival Escabeche. El jueves y domingo será de ordenanza el rico Bacalao a la Vizcaína y el sin igual Arroz con Pollo a la Valenciana, contando para ello con el cocinero de la valla. Se despachan cantinas a domicilio por muy módicos precios; y por último, caro público, acudid a la fonda La Competidora y os convenceréis de la verdad de cuanto hemos dicho. AQUÍ VA LO MEJOR Vuestro amigo Mengual no queriendo ser menos generoso que otros, ha determinado regalar un buen lechón asado con el apéndice de cuatro botellas de un vino superior a cuyo efecto a todo el que almuerce, coma o cene en La Competidora, Candelaria 41, durante los festejos sanjuaneros hasta el día de San Pedro, se le regalará una papeleta de dicha rifa, o regalo por cada vez que coma en dicha fonda.” (1) (1) El Fanal. Periódico Político Literario Mercantil y Económico. Órgano Oficial del Partido Unión Constitucional. Puerto Príncipe Miércoles 1ero de Junio de 1891- (San Casto) Año LIII. Número 144.

38 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

Recuerdos de Camagüey Víctor Romero Sóñora Si vos sois* camagüeyano de los viejos de verdad, de aquellos que eran llamados peyorativamente cáncamos, y que hoy, eufemísticamente se les denomina adultos mayores o de la tercera edad, no seáis faino, dejaos de vainadas y venid acá para que me digáis, antes de que os diga abur, si aun recordéis algunas cosas propias de nuestra querida Ciudad de los Tinajones: ƒƒ Las guaguas con plataforma (únicas en Cuba) Camaguey Sport y La Especial, de Silvano Ramos y Jaime Bosch, con las rutas Vigía-Granja, Vigía-Santa Cruz y Vigía-Agramonte y los tranvías londinenses con un solo trolley que hacían el recorrido LibertadMártires y Bembeta-Garrido, todo por un medio con derecho a transferencia. ƒƒ Las retretas los jueves y domingos en el parque Agramonte, que era el punto de reunión de la juventud camagüeyana, donde uno tenía que concurrir elegantemente vestido. Las parejas paseaban alrededor de la estatua (los considerados como blancos, por la parte superior y los de color por la inferior) A las diez en punto de la noche la banda municipal tocaba el Himno Nacional y terminaba el paseo. ƒƒ El epitafio de la tumba de Dolores Rondón: Aquí Dolores Rondón / finalizó su carrera. / Ven mortal y considera / las grandezas cuales son./ El orgullo y presunción, / la opulencia y el poder, / todo llega a fenecer / pues solo se inmortaliza / el mal que se economiza / y el bien que se pueda hacer. ƒƒ Otros epitafios como el EPITAFIO (tomado de Leyenda de Puerto Príncipe). Dedica Méndez espacio en su libro a ciertos epitafios memorables y cuenta que en 1879 falleció en Camagüey Rosalía Batista, dama de respetable relieve social. Su viudo, Agustín Montejo, desconsolado, hizo colocar sobre la tumba este sentido epitafio: Si el ruego de los justos tanto alcanza, / Ya que ves mi amargura y desconsuelo, / Ruega tú porque pronto mi esperanza / Se realice de verte allá en el cielo. Pero don Agustín se enamoró de nuevo y contrajo nupcias en 1882. Entonces un chusco de los que nunca faltan tuvo la ocurrencia de colocar, con letras negras, bajo la inscripción citada, un cartel en el que se leía esta frase: “Rosalía, no me esperes”. (…) *Utilizo el voseo con toda intención ya que así lo hacíamos, por supuesto con una pronunciación y un acento sui generis, en el antiguo Camagüey.


or

edro

eyva

Dos pequeñas crónicas P P L Pedro Leyva, periodista. Desde su columna Pan Criollo del periódico Avance, fue uno de los primeros periodistas en denunciar el carácter totalitario del gobierno revolucionario en Cuba

La Visita Una tarde finales de estío, en que los primeros soplos del otoño refrescan agradablemente, estaba yo empeñado en la lectura de un libro, sentado junto a la ventana que me sirve de mirador en el cuarto de estudio, cuando percibí el raro y delicado perfume de la flor silvestre que iba haciéndose intenso. Impelido por esa sensación, alcé la vista del texto que descansaba sobre el escritorio para buscar, más con la mirada que con el olfato, de donde provenía la fragancia. De pie, en el dintel de la puerta que comunica con el resto de la casa, una mujer —ataviada de transparente seda, pálido y sereno el semblante— me observaba con sus ojos oblicuos, profundamente negros. Me sorprendió su presencia. Era una desconocida inesperada. Inquieto, al recordar que me hallaba solo en la casa, traté de inquirirle, pero el índice de su diestra se dirigió a los labios en señal de silencio. Con breve paso cruzó la habitación sentándose próxima a mí, sin dejar de mirarme con sus ojos oblicuos, profundamente negros. La curiosidad acabó por dominar mis temores iniciales. Pude advertir, a pesar de mi estupor, que poseía extravagante belleza y vestía desusadamente. Su blanco peplo insinuaba, de manera sugestiva, la tersa carne aprisionada. Intenté hablarle y me interrumpió con cierto dejo extranjero impreciso. Matizando la voz, su lenguaje de frases cortas y sentenciosas iba apartándose de la realidad circundante —haciéndome olvidar todas y cada una de las preguntas que acudían a mi mente—, para adentrarme en su mundo verbal, rico en imágenes y metáforas. Una quietud, más allá del natural sosiego, se apoderó de mí. Sometido por su voluntad, me abandoné a escuchar. “He venido a tu encuentro para revelarte la belleza y pureza del símbolo. Has desterrado de tu espíritu la belleza, olvidando que los griegos tomaron las armas por ella. Ya no eres el hombre joven que solo ve el cielo e ignora la tierra, su definitiva morada. Has comprendido que eres hijo de muertos y correrás la misma suerte que ellos. Que desde que se nace, se comienza a morir. Y este pensamiento te ha agobiado todo el tiempo que has vivido, agriando lo más profundo de tu ser, sin entender que la naturaleza se reconcilia con el género humano en el secreto de la tumba. Has visto morir a más de un ser querido, y has sufrido el dolor angustioso de la impotencia. Has pensado que la existencia está hecha de criminal armonía y que la vida es ficción dentro de la espantosa realidad. Vives en la duda y en el miedo, desconociendo, en tu ciego rencor contra el destino, que la muerte es una dulce y bella mujer”. El ruido de un aletear a mis espaldas, hizo volver-

me. Una paloma blanca, de ojos negros y redondos, alzaba el vuelo en la ventana. Comencé a releer la página que había abandonado por un momento: “Era un demiurgo, enamorado de Ananke, que los latinos le vieron en las Parcas”.

La Última Morada Avisando tímidamente la presencia del incipiente otoño, una suave brisa mañanera se insinúa. Tiemblan las hojas y crujen las ramas de los setos. El monocorde susurrar del viento parece secretearnos al oído cierta frase de amor. Regados por el suelo, como espejos rotos, brillan los charcos. Una noche de lluvia cerrada ha limpiado el día. Anda el sol tibio y firme, desbrozando los humores del carmen. El graznido de los negros pájaros, asidos a las ramas con terca voluntad, confúndense con el silbar del aire. Aun, aquí, frente al pórtico del camposanto, la naturaleza nos impone su eterna vivencia. Traspasada la enrejada entrada de verdinegras piedras, el camino se nos ofrece bifurcado, bien asfaltado, de frondosos árboles y de tristes pinos. Echamos a andar por entre el jardín de los lirios rotos y de los tallos muertos. Soledad y silencio se ciernen sobre el serpenteante sendero. A medida que avanzamos, el camino se mancha de sombras. Troncos ennegrecidos por el tiempo, y panteones de mármol gris contrastan con el verdor del campo. Palmas reales esparcidas como solitarios centinelas, se observan en la lejanía. El verde es verde, el cielo azul, y la promesa de una esperanza, de un infinito ser, vaga en el ambiente. Al final del angosto laberinto: la última morada. La sombría catedral que se alza a nuestros ojos, evoca ciertas estampas conventuales o más bien alguna historia romántica de libros de caballería. Quizás también el poema de Manuel Machado: “Cerca del castillo/vagar vagamente/la reina lo ha visto. De sedas cubierto/sin armas al cinto/con alma de nardo/con talle de lirio”. Se levanta la última morada, de ojivales ventanas, multicolormente vidriadas, y puertas de bronce; de piso y paredes de blanco mármol; de recoletos jardines. “Jardín sin jardinero,/viejo jardín,/viejo jardín sin alma,/jardín muerto”. Por tus pulidas calles, por tus terrazas de bien cortado césped, sobre la fontana de tu torre mayor, he paseado mi vista y mi alma buscando el misterio, y solamente he encontrado que, “Nada se,/nada quiero,/nada espero,/Nada….” El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 39


Héctor Juárez Figueredo

La fiesta de los galeones

Obtenido del Boletín Diocesano de la Arquidiócesis de Camagüey. No.68

P

erdida entre la historia y el mito, en esa frontera indefinida entre el documento que no aparece destruido o que, sencillamente, nunca existió- y el recuerdo de los antepasados, está la Fiesta de los Galeones, ocurrida en 1515, en la aún verdaderamente marítima Santa María del Puerto del Príncipe. La historia de tal celebración, algo modificada, se fue repitiendo de padres a hijos, de abuelos a nietos, durante más de tres siglos. Finalmente, y tenida como hecho cierto, tres Regidores del cabildo principeño la conservaron para la posteridad. En 1841, el doctor don José de la Cruz y los licenciados don Manuel Castellanos y don Manuel de Jesús Arango Ramírez integraron una singular Comisión de Regidores. Su tarea, para que el cabildo cumpliera con una indicación del Gobernador y Capitán General de la Isla de cuba, consistía en redactar una compilación de datos históricos de El Príncipe -como también se le decía a nuestra ciudad- a fin  de que con ellos un reconocido historiador español, radicado en Cuba como funcionario colonial, hiciera un diccionario.  Ni cortos ni perezosos, los Regidores se valieron de cuanto documento estuvo a su alcance, tanto la papelería oficial como los antiguos cronicones que muchas familias guardaban y actualizaban, así como de los siempre valiosos recuerdos de los ancianos. Por suerte, además de entregar su trabajo a la máxima autoridad de la colonia, publicaron independientemente su crónica. En 1843, en La Habana y en la Imprenta de la Real Hacienda, apareció como folleto y, como era costumbre entonces, con un título terriblemente largo: “Apuntes para la historia de la Isla de Cuba correspondiente a la siempre fiel, muy noble y muy leal Santa María del Puerto del Príncipe”. En esa obra, de acuerdo con la tradición, quedó plasmado el peculiar festejo que da título a este artículo. La villa estaba aun en el puerto de El Príncipe (actual bahía de Nuevitas), donde justamente un año antes se había oficializado una población que tomó como Patrona a la virgen de la Candelaria. El poblado había tenido su origen en un asentamiento, quizás existente desde 1512 o 1513, habitado por un destacamento militar, varios labradores

40 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

de la huerta del Rey (que proveía a los soldados de alimentos) y algunos colonos. Cuando hubo el número suficiente de vecinos, se constituyeron en villa, con lo que se independizaron de Baracoa, por entonces capital de Cuba. Y ahora, contemos sobre la Fiesta. Era el 2 de febrero de 1515. Aquel día se encontraban surtos en la bahía, frente a la villa de Santa María del Puerto del Príncipe, tres navíos. En realidad no eran galeones, sino una nave de gran porte, clasificada por los cronistas como un bergantín (aunque realmente debió tratarse del barco conocido como nao) y dos carabelas. El calificativo galeones debió habérsele adjudicado a las embarcaciones participantes en el festejo mas tarde, después de la segunda mitad del siglo XVI cuando ya los verdaderos galeones surcaban el mar Caribe. La mayor de las naves estaba al servicio del gobernador Diego Velázquez de Cuéllar. Había llegado con víveres y herramientas para los colonos y para recoger el oro que debía tributarse a la Corona de España. El precioso metal se trasladaría hacia Bayamo, donde un platero que regenteaba la Fundición Real transformaría pepitas y arena aurífera en los anhelados lingotes. Los dos barcos menores estaban de tránsito, en busca de agua fresca, leña y provisiones de boca, entre las cuales estaba el necesario casabe, que sustituía al pan en las largas travesías. Y como era el Día de la Candelaria, se celebró la festividad en la rústica parroquia. Al oficio divino acudieron vecinos, encabezados por las autoridades civiles y militares de la villa, soldados, viajeros que esperaban para continuar su ruta y la marinería que no estaba de servicio. Y al concluir la Santa Misa, los navíos hicieron varios disparos de bombardas (antiguos cañones de gran calibre) en salutación a la Virgen, razón por la cual la fecha pasó a la historia como Fiesta de los Galeones, los primeros festejos que se celebraron en nuestra amada ciudad de Santa María del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey. 


Mario Norman

En la barbería

Mario Norman, banquero retirado y colaborador de la revista.

U

n hombre entra en una barbería y una vez sentado en el sillón su barbero le pregunta: “¿Cómo quiere el pelado? El hombre le contesta: “Una patilla más corta que la otra, un lado de la cabeza el pelo más largo que el otro lado y dos cucarachas atrás”. El barbero exclama: “¡Pero un pelado así no sirve para nada!” y el hombre le contesta: “¡Pues es el mismo pelado que me has estado haciendo por más de diez años!”. En este original chiste, el famoso artista cubano y amigo de años, Guillermo Alvarez Guedes, toca el tema de algo por lo que todos hemos pasado: un mal corte de pelo. Visitamos las barberías como algo necesario y, con un poco de suerte, echamos la vanidad a volar y nos pensamos embellecidos. Pero el resultado no es necesariamente así. Una visita al barbero en muchos casos causa estrés porque uno nunca sabe cómo va a terminar luciendo. Además, durante el rato que estás allí escuchas un sinnúmero de opiniones acerca de la política, inversiones en la bolsa, la farándula y otros temas lanzados al aire por gente que evidentemente jamás han leído un libro ni saben lo que están diciendo. A veces también hasta nos enteramos de los últimos chismes del barrio. Yo no tenía ese problema en Camagüey. Por muchos años mi padre tenía un barbero que pelaba “a domicilio”. Cada dos semanas mis tíos, mi padre y yo poníamos un taburete bajo una mata en el patio de la casa y en cuestión de dos horas el barbero pelaba a todos los varones de la familia por un precio inigualable: cuarenta centavos por pelado, incluyendo propina, sin salir de la casa. Para amenizar el trabajo poníamos el radio de la cocina y mi madre se encargaba de servirnos

refrescos y café. Desde luego, en Camagüey había muchas barberías de barrio donde se encontraban barberos que prácticamente nos conocían desde niño. Ya de grandecitos, algunos cambiábamos de barbería buscando cortes más de moda. Los pelados “a la malanguita” ya no nos hacían ningún favor y el famoso pelado estilo “renovación” era para hombres que creyéndose galanes de novela se dedicaban a la conquista de cuanta mujer veían. Buscando recortes “de estilo” algunos pasamos a ser clientes de salones como el conocido Salón Modelo, donde no nos molestaba esperar que nuestro estilista estuviera disponible, mientras escuchábamos conversaciones educadas y agradables. Otras barberías de clase eran la del señor Andrés Morán, en el local de la Liga Agraria, la barbería del Hotel Residencial en La Vigía y muchas otras más. Nuestro inolvidable Camagüey nunca careció de muy buenos barberos. Una vez en el exilio tuvimos que conformarnos con aquellos pelados de 8 minutos por un dólar que hacían los barberos de la tienda Shell City mientras hacíamos “los mandados” para la semana. Como ninguno de los barberos hablaba español, de ahí salíamos pelados como ellos quisieran. Pero con los años vinieron mejores sueldos y pudimos ser más selectivos en cuanto al cuidado del cabello. Ya no llamábamos barberos a los que nos pelaban. Ahora eran “estilistas”. Y las barberías iban reemplazándose por salones donde tanto hombres como mujeres acudían no solo a cortarse el pelo, sino a arreglarse las uñas, darse tintes y comprar productos de belleza a sobreprecio. Aunque el servicio en esos salones de belleza es bueno, con música indirecta, aire acondicionado y estilistas entrenadas para cualquier tipo de corte, la atmósfera nunca tendrá el “sabor” de las pequeñas barberías cubanas, tanto las de aquí como las de nuestra infancia. Sentado en un cómodo sofá ojeando una revista llena de fotos de gente linda mientras espero mi turno no puedo escapar de la nostalgia que me hace recordar mis pelados en un taburete, a la sombra de una mata, en el patio de mi casa, esperando un cafecito preparado por mi vieja. El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 41

Est esc


EL CICLÓN DE 1932 Y SU PASO POR SANTA CRUZ DEL SUR Brevísima reseña de los inicios de Santa Cruz del Sur: desde el 1826 fueron llegando a esta zona un contingente reducido de pobladores, en su mayoría pescadores.  En 1826 quedó fundado el pueblo, principal puerto por la costa sur de la provincia. La población fue creciendo rápidamente: en 1835, creación de la subdelegación de matrículas del puerto; en 1836, construcción del primer muelle y almacén; en 1838, instalación de la aduana, administración de rentas y la de correos, etc.

R

ecordemos: el 31 de octubre de 1932, casi al terminar la temporada ciclónica, entró al Caribe procedente del Océano Atlántico un ciclón de gran magnitud, afectando a varios territorios de las Antillas y Centroamérica. El día 8 de noviembre amaneció lluvioso y siguió así durante el atardecer. Un parte meteorológico de esa fecha anunciaba que la tempestad se encontraba a 150 millas al oeste de Jamaica, moviéndose al norte noroeste. Un “parte” recibido por el telegrafista indicaba que no era necesario tomar ciertas precauciones, pero unas horas más tarde el destino del poblado de Santa Cruz del Sur comenzó a cambiar: El mal tiempo continuó de noche y de madrugada sin aviso gubernamental del peligro que acechaba a la región. La marea subía lentamente… pero subía... y además vientos de 240 km/h, provocó una Marea de Surgencia consistente en una gran ola, que en esa ocasión penetró en la ciudad de Santa Cruz del Sur y el mar llegó hasta 20 kilómetros adentro, dejando a su paso muerte y destrucción. Los intereses costeros del litoral sur fueron totalmente arrasados. Este huracán produjo una marea de tormenta de 6 metros en localidades situadas en el litoral meridional camagüeyano. Solo en una población ocasionó más de 2,500 muertos. Constituye el mayor desastre natural del siglo XX en Cuba, con un total de 3,033 muertos y miles de heridos y damnificados.. A finales de noviembre de 1932 se reúne el Congreso de la República de Cuba y aprueba la ley de reconstrucción de la localidad, pero en áreas alejadas de la costa.

Santa Cruz del Sur tras el paso del ciclón La tragedia de ese día quedó grabada para siempre en la memoria de Manuel Ventura Torres quien entonces tenía 7 años de edad. Así evocó los tristes recuerdos de aquel día en su narración a una 42 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

María Teresa Trujillo emisora cubana cuando menciona que su padre tomó la prole de cinco niños y a la recién parida esposa de nueve días hacia una casa de dos pisos porque presentaba más seguridad para la familia. Y continúa narrando: “...Ya el agua alcanzaba los dos pies o quizás más en la calle. Hasta que el nivel del mar subió. Como muchachos al fin teníamos una ventana abierta. Fue terrible ver la vieja morada de Eroteido Ávalo perderse en un remolino de agua salada. Enseguida comuniqué a mis padres ese triste hecho y ellos lo presenciaron”. Un fuerte traqueteo de la casa recién construida los hizo tomar la decisión de salir de allí. Desde la ventana se fueron acomodando en pequeños maderos. Dice Manuel: “Conmigo iba Carlitos, uno de mis hermanos, lo tenía aferrado a mi cuello. Llegó a apretarme tanto, que me faltaba el aire y le llamé la atención. El terror lo tenía reflejado en sus ojos. Pocos minutos después fuimos envueltos por una enorme ola. Con gran velocidad fui hasta el fondo… no supe más de él. Agarré unos párales y subí a ellos, logré así, gracias a Dios, llegar a tierra firme, a más de un kilómetro de la playa”. “Mi padre andaba como un loco buscando a sus hijos. Halló a Catalina, luego a Rosita, y por último a mí. Jamás aparecieron Carlitos, René, ni mi madre… ella era muy linda… ni el recién nacido...” También los efectos de ese ciclón quedaron grabados para siempre en la memoria de Feliberto Pettit Tiá: “…Una gigantesca tormenta de viento y agua, soplando de este a oeste y de sur a norte de forma circular, fue arrasando con cuanto se encontraba a su paso, arrasando con los seres humanos y objetos materiales. El persistente oleaje y las ráfagas de viento quebraban las


Gráfica aparecida en el Diario de la Marina, La Habana, muestra la trayectoria del ciclón. En la línea de puntos aparece el error de pronóstico de Gutiérrez Lanza; y en línea llena el curso seguido y previsto por Millás del Observatorio Nacional.

Foto tomada durante el paso del huracán.

casas de débiles estructuras de madera. (...) Se observaban personas vivas encima de los árboles y techados, cuerpos decapitados por planchas de zinc y tejas de barro que se desprendían de las viviendas como hojas de papel y, cadáveres enredados en las palizadas o arrastrados por la furia del viento, el mar y las lluvias. Muchas familias quedaron atrapadas y ahogadas dentro de sus viviendas. El mar en su retirada se llevó con él decenas de personas vivas y cadáveres, algunos seres humanos desaparecieron y otros fueron encontrados putrefactos enredados en los mangles de los cayeríos más cercanos...” Y mi amigo Pepe Salgado me dijo el pasado año:

Obelisco en Santa Cruz del Sur.

Monumento a las víctimas

“…Como ya te he contado, MT, yo me crié bajo la ‘égida’ de esta tragedia pues marcó a mi madre en tal extremo que era uno de sus temas, cada vez que había aviso de ciclón. Ella tenía solo 15 años. El ciclón en la ciudad de Camagüey lejos de Santa Cruz les zafo parte del techo de su casa y como vivían cerca de la estación del ferrocarril podían presenciar y escuchar toda la agonía de los heridos y evacuados del sureño litoral, cosa que la traumatizó para siempre. Gracias por recordármela, con su carita llena de asombro narrando aquellos hechos…” Y una lectora ocasional de mi pasada estampa me comunicó: “…María Teresa, mi esposo, sus padres y abuelos son sobrevivientes de este terrible Huracán. El es camagüeyano de Santa Cruz del Sur y familia del Cardenal Arteaga. Y yo soy habanera de la Víbora. Gracias por todos sus e-mails son excelentes.  Cariños,  Martha Arteaga”

Tres de las telefonistas que trabajaban en el día del ciclón cumpliendo con su deber hasta el último momento de sus vidas.

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 43


NUESTRA GENTE Marcia Pacheco Socarrás, nació en Camaguey, de padre costarricense y madre camagüeyana. Estudió en el Colegio Teresiano. Salió de Cuba en 1968 vía México, luego estuvo en Costa Rica, y en 1970 llegó a Venezuela, donde participó en talleres de poesía en el Consejo Nacional de la Cultura -Conac- y en Monte Avila Editores con el Dr. Rafael Arraíz Lucca en Caracas. La Casa de la Poesía del CELARG editó su primer libro -KIKALIA- y en el 2003 fué invitada a participar en la Antología del Círculo de Escritores de Venezuela. Pertenece a la Unión Hispanoamericana de Escritores, al Círculo de Escritores de Venezuela y a la Red de Escritores de Coquimbo. Se casó en 1973 con Pasquale Ottaviani, de Roma, Italia, E.P.D., y tiene dos hijos: Juan Vicente y Romy Ottaviani Pacheco.

En este último almuerzo bailable que celebró el Municipio de Camagüey en el Exilio, tuvimos el gusto de saludar, después de muchos años de ausencia, a la encantadora dama Marcia Pacheco Socarrás. Tratamos de ponernos al día con nuestras vidas y surgió una faceta de Marcia que no conocíamos cuando disfrutábamos de su compañía en el Tennis Club. Es que todos hemos evolucionados y, algunos más que otros, pudieron desarrollar el potencial que quizás estuvo oculto, bien guardado, o a lo mejor fuimos torpes al no descubrirlo. Marcia es poeta y de las buenas. Sus poemas pertenecen a una colección de cuatro libros, de los cuales solamente Kikalia ha sido publicado. Los tres restantes: De La Habana Vieja, Orfebre y Vida, permanecen inéditos. La conocida poeta argentina, María de los Ángeles Roccato, recitó dos de sus poemas: Piel de Orfebre y Vida en un concurso de poesía celebrado recientemente en España. Con mucho gusto le ofrecemos al lector algunos de sus poemas donde se puede apreciar la exquisita sensibilidad de esta bella camagüeyana: En su primer libro, Kikalia, aparece el poema “Volveré a mi calle”, donde la poetisa nos muestra la tristeza del encuentro con el pasado: Volveré a mi calle preguntándome quién soy, me quedaré en ese paso de viento tan afilado tan en víspera

Marcia Pacheco

sólo llevaré un ramo de kikalias para los amigos que ya no estarán y en el claroscuro de la puerta mayor pondré mi pié vacilante en esa misma tierra donde cada aurora fue mi vida. En el poema “Este son es el que canto”, del mismo libro, nos lleva a encontrarnos con nuestras raíces y a aceptar lo que no dio la vida sin buscar respuestas: Este son es el que canto, tierra arada por la brisa espejismos acumulados ramificaciones de sol en cada grieta y una palabra.   Saludo mi vida mi lugar mi escondite, donde sin previo aviso se esfumó todo lo mío, no vi señales, solo carros de fuego y en la tierra de las cuatro estaciones perdí el ritmo no conozco el desenlace. De sus libros inéditos, De la Habana ­ final Vieja, tomamos este poema ­”Al de las Aguas”: En la Habana Vieja, casco histórico de más de cuatro siglos vive Paquito, después del año 1959 carga su desvelo se traslada adonde puede comienza la carencia.   En esa zona que ha sido declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, se aguanta se agoniza se apuntala la vida al final de las aguas

44 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

Del libro Orfebre: Ni de destrezas ni de dominio, no soy domada me extralimito. Solo soy ala que se entremezcla al horizonte cubro de sueños mi piel de orfebre, irresistible irreverencia  de estar conmigo. Y de Vida: Vida, hasta después de siempre deja que viaje tu envidiable aurora deja que hablen sus risueños oros y que en cascada baje tu lineal rocío y desgrana estalla el fuego que ahoga, precipita furias y en mis venas rotas intérnate vibra. Vida abre tú las rosas siémbrame de estrellas viérteme en las fuentes tállame en la noche. Lléname de bosques, inquietud errante que inmersa se extiende, resonancia cauce, honda vida mía. Esperamos con ansiedad la publicación de sus poemarios y le pedimos a Marcia que nos vuelva a visitar.


NUESTRA GENTE

Robbie Sánchez y su organización Get Smart Bimmini

Fo Fot Fot Fot En esta foto aparecen Mike Pino, Robbie Sánchez, el Chief Councillor de Bimini Lloyd Edgecombe, Robert Sánchez David Sánchez, Martín López, Michael Sánchez, R/Inspector Michael Checkley.

Este verano, Robbie Sánchez Álvarez, junto con sus hermanos Michael y David y un grupo de compañeros de Christopher Columbus High School, entregaron más de 100 mochilas cargadas de efectos escolares a estudiantes de escuelas primaria y secundaria de la isla Bimini, en Las Bahamas. Robbie Sánchez es nieto del Dr. Héctor Álvarez y su esposa Amelia, e hijo de Robert Sánchez y Melly Álvarez. Robbie creó la organización Get Smart Bimini, y bajo su dirección realizaron una venta de artículos nuevos y de uso donados para esta causa, con lo que pudieron recaudar casi $1,000 que sirvieron para la compra de las mochilas y los útiles escolares. El grupo de estudiantes se unió al cuerpo de la Policía Royal de Las Bahamas para la distribución de tan valiosa mercancía a los estudiantes más necesitados, con la ayuda de líderes eclesiásticos, maestros y trabajadores sociales. El sitio red de la policía de Bimini recogió estas palabras de Robbie: Queríamos hacer algo útil para los jóvenes de Bimini y devolver algo en agradecimiento a esta isla que queremos tanto. El inspector Michael Checkley añadió: Esto fue una gran iniciativa de estos jóvenes estadounidenses. Esta familia ha estado viniendo a Bimini a través de los años y el hecho de haber pensado en nosotros es un gesto de buena voluntad que

apreciamos mucho. La educación es muy importante para estos jóvenes. Es la puerta de su futuro y nosotros sabemos, como oficiales de la policía, que los muchachos que no tienen suficiente educación muchas veces no pueden encontrar un buen empleo y caen en la delincuencia y demás vicios sociales. Get Smart Bimini es un programa de ayuda a nuestros escolares y los anima a esforzarse más en sus estudios. Felicitamos a este inteligente joven, proveniente de una estimada familia camagüeyana, por esta iniciativa tan generosa, y le deseamos a él y a sus hermanos un brillante porvenir.

Robbie Sánchez con Lloyd Edgecombe, Chief Councillor de Bimini

Aquí vemos a Melly Sánchez ayudando a la distribución.

Un grupo de estudiantes de Bimini junto con Mike Pino, Robbie Sánchez y Martín López (No aparecen en la foto Jorge Salas y Kevin Siege, quienes también colaboraron en el proyecto).

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 45


MAYO A AGOSTO 2012

MICHEL A. MAMLOUK

En la ciudad de Palm Beach Gardens, a la edad de 87 años, ha fallecido el día 24 de mayo 2012, el que fuera durante 49 años, esposo de la camagüeyana María Eugenia Doval y R. Cento. Mr. Mamouk había nacido en Alexandria, Egipto en junio 12 de 1924. Vino a EE.UU como un joven y prestó servicios en el ejército de su nueva nación. Fue un ávido viajero, recorriendo el mundo, dedicándose a sus negocios y ocupándose de su gran pasión: la esgrima. Recibió en la Accademia Nazionale di Scherma, en Nápoles, Italia, su capacitación como maestro de esgrima. Su dedicación a este deporte lo llevó a ser electo en dos ocasiones como presidente de USFA, (United States Fencing Association). Su dedicación en el arte de la esgrima le permitió elevar los niveles en su país adoptivo, llegando a ocupar la posición de Presidente de Pan American Fencing Federation. Siempre estuvo orgulloso de sus raíces y dedicó buena parte de su vida a investigar su ancestro y pasarlo a las futuras generaciones en su escuela en Virginia. Nuestras condolencias a su viuda María Eugenia y demás familiares.

ELITA BENITO SANTOS

El día 2 de julio 2012 dejó de existir a la edad de 95 años, una bondadosa y querida dama, Celita Benito. Su familia, bien conocida en el ayer camagüeyano, Benito y Portilla, siempre muy queridos. Enviamos nuestras condolencias a su hijo Francisco (Frank) Ramos Portilla y su esposa Clara Martínez Moretón, a su nuera Catalina Guerrero viuda de Álvarez y a su nieto Rolando Álvarez Guerrero. Descanse en paz.

MARTHA BORRÓN VIUDA DE SOLÍS

A la edad de 82 años entregó su alma al creador, después de prolongada enfermedad la conocida y muy querida doctora Martha Borrón. Martha había nacido en la provincia de Camagüey, en Nuevitas. Cursó sus estudios universitarios en la Universidad de la Habana, obteniendo su título y doctorado en Farmacia y Oftalmología. Hace varios años había quedado viuda y siempre laboriosa y dedicada se mantuvo al frente de los negocios de óptica en la ciudad de Miami. Nuestro pésame a sus hijos José Celestino y Miguel Jesús Solís y Borrón; a su hermano Celestino

OBITUARIOJ

uan

(Bebo) Borrón y a sus sobrinos Jorge y Carlos Borrón Arango. En la Iglesia St. Brendan, en la ciudad de Miami, se celebró el día 2 de junio una misa por su eterno descanso. Descanse en paz.

REGINA CABALLERO MONTEAGUDO VDA. DE MEDINA

Miembro de una conocida y muy respetada familia camagüeyana, Regina Caballero, dejó de existir a la edad de 103 años, el día 5 de septiembre 2012. Regina había quedado viuda de su esposo Luciano Medina, miembro que fue muy activo de este Municipio, hace menos de un año, el 18 de Noviembre 2011. Enviamos un sentido pésame a sus hermanas Rosita Caballero viuda de París y Ruth Caballero viuda de Saco. Igualmente a sus sobrinos y demás familiares. Descanse en paz tan querida camagüeyana.

MARCELO L. LUACES SALVADOR

El día 23 de junio, a la edad de 70 años, después de larga enfermedad, ha dejado de existir un gran amigo, Marcelo L. Luaces y Salvador, miembro de una querida y muy conocida familia del legendario Camagüey. Marcelo había nacido en el seno de una numerosa familia. A muy temprana edad ya mostraba su rebeldía y patriotismo y en los primeros años de la revolución fue condenado por sus acciones en contra del régimen a diez años de prisión. Sus padres fueron Rafael L. Luaces (Felo) y María Luisa Salvador. Casado con Aida de Varona, se exilaron y se radicaron en las Islas Canarias, donde rehicieron sus vidas y fundaron una muy querida familia. Nuestras muestras de condolencia para su viuda Aida y sus hijos Julio y Joaquín. Igualmente a sus numerosos y apreciados hermanos: Rafael Ernesto, Alfredo, Gustavo, Alberto, Marisa, Aracely, Ángela, Cecilia, René y Faico, y a toda la familia L. Luaces. Su sepelio se efectuó en la ciudad El Vecindario, en Gran Canaria. Descanse en paz.

FLORA LÓPEZ VDA. DE CRUZ

Después de larga enfermedad ha dejado de existir la querida dama Flora López, viuda del conocido comerciante, en Camagüey y en el exilio de Miami, Emilio Cruz.

46 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

La familia Cruz había sido la propietaria de la Peletería Miami, en la calle Maceo del legendario, y en el exilio habían fundado y operado exitosamente la cadena de tiendas de calzado, Miami Shoes Stores. Flora había perdido a su esposo Emilio hace cinco años y en el año 2000 también a su hijo Emilito. Nuestro sentido pésame a su hija Mireya Cruz y a su esposo Julio Eduardo Zayas Bazán y Santayana, extendido a sus nietos Emilito y Aileen Cruz, Ivette y Jeanette Zayas Bazán Cruz, también a sus numeroso bisnietos. Descanse en paz.

EDUARDO DE VARONA BRADSHAW

Nos llega la triste noticia del fallecimiento del buen amigo Eduardo de Varona, a la edad de 77 años, el día 25 de julio 2012. Nacido en Camagüey, en el seno de dos muy conocidas y queridas familias: De Varona y Bradshaw, cursó sus primeros estudios en el colegio Champagnat, continuando después sus estudios superiores. Su fallecimiento ocurrió en la ciudad de Jensen City, en la Florida, donde vivió desde su retiro. Eduardo, padeciendo de una fuerte diabetes, contó siempre con la atención y cuidados de su querida esposa Aurora y sus hijos y nietos. Nuestras sentidas condolencias a su esposa Aurora Hernández y a sus hijos Eduardo y Cecilia, Igualmente a sus numerosos primos y demás familia. Descanse en paz.

FRANCISCO LAVÍN INFANTE Ha fallecido a la edad de 77 años, en la ciudad de Miami Beach, el día 24 de mayo 2012, el amigo Francisco (Paco) Lavín Infante, hijo de Belisario Lavín y Herminia Infante, bien conocidos en el Legendario, ya que habían sido dueños de la fábrica de mantequilla “La Vaquita”. Su exilio, junto a su esposa Elsa Gómez, comenzó en España. Posteriormente se radicaron en New York y finalmente desde el año 2003, pasaron sus años de retiro en Miami Beach. Nuestras condolencias a su viuda Elsa Gómez y a sus hijos Frank y Luis. Igualmente a su hermano Muni Lavín y su esposa María José, a sus cuñadas Elva Gómez y Elda Gómez de Casares, y demás familiares. Descanse en paz.

LUTGARDA MARÍA MASSIÁ VDA. DE HERNÁNDEZ Ha fallecido en Mexico, a la edad de 52 años, en el quirófano de

Castrillón

una clínica de la capital mexicana, Lutgarda María Massiá, hija de unos queridos amigos residentes en La Habana,: Tony Massiá y Lutgardita García Zaragozٌí Lutgarda María entregó su alma al Creador el día 18 de julio 2012. Había quedado viuda cuatro años antes al fallecer su esposo Humberto Hernández. Nuestras condolencias a su hijos Patricia y Humberto y a sus queridos padres Tony y Lutgardita. Descanse en paz.

ENRIQUE JOSÉ VARONA

Se nos informa el sensible fallecimiento a la edad de 94 años del camagüeyano Enrique José Varona, hace unas pocas semanas en la ciudad de West Palm Beach. Enrique laboró largos años en la fábrica Guarina en Camagüey. Su esposa Ofelia había fallecido años atrás. Nuestro pésame a su hija Maruxa Varona de Fuentes y demás familiares.

AL CIERRE Ernesto Tomás Pujals García

El pasado 20 de septiembre, en Chicago, IL, falleció de un paro cardiaco nuestro apreciado amigo Tatico Pujals. Había cumplido los 80 años hacía unos meses y celebró su cumpleaños en Miami honrando con ese gesto a muchos de sus íntimos amigos que lo apreciaban por su gran simpatía, decencia y generosidad. Empezó trabajando en Evantston High school, IL y llegó a ser el jefe del Departamento de Data Processing. En esa escuela comenzo cursos de capacitación para mejorar las posibilidades de los hispanos en la comunidad . En Chicago completó su maestría y su doctorado en Human Services especializandose en adicción a las drogas. En 1986 creó la agencia Latino Treatment Center para los hispanos de la comunidad que tenían problemas con el alcohol y las drogas y fue su director ejecutivo hasta su muerte. Llegó a ser consejero del Gobernador de Illinois en problemas de drogas. Tatico fue miembro de la Brigada de Asalto 2506 durante la fatídica invasión de Bahía de Cochinos y participó en ella con el grupo del Comandante Nino Díaz. Lo sobreviven su viuda María Eugenia y dos hijos Adriana y Marío Pujals y Leyva. De su primer matrimonio también le sobrevive Ernesto Pujals de la Herrán. ¡Descase en paz nuestro querido amigo!


Cocina DESDE LA COCINA DE

María de los Ángeles Menéndez PUDÍN DE PAN con melocotones

Cortar los cebollines y el apio bien finos, cortar la zanahoria finísima usando el pelador de papas. Se cubre el fondo de una olla de fondo grueso con aceite extra-virgen de oliva, sofreír los ingredientes a fuego muy bajo para que no se quemen hasta que se vean transparentes. Añadir los tomates cortados con todo su jugo. Dos cucharadas grandes de azúcar, sal y pimienta a gusto. Cubrir la olla y dejar que los sabores se amalgamen unos 10-12 minutos. Usar cualquier tipo de pasta cocinada “al dente”. Unir la salsa con la pasta y añadir las hojas de albahaca cortadas en cintas finas. Una vez en la mesa, se añade queso Parmigiano Reggiano a gusto.

1 litro de leche 2 tazas de azúcar 2 libras de pan blanco 6 huevos 3 onzas de mantequilla 1 lata mediana de melocotones en almíbar 1cucharadita de sal 1 cucharadita de vainilla 2 cucharaditas de ralladura de limón

SALSA UOMO POVERO o DEL HOMBRE POBRE

Se corta el pan en cuadritos pequeños y se colocan en una vasija grande. Se mezclan todos los ingredientes líquidos: leche, 6 huevos batidos y colados, jugo de los melocotones, mantequilla derretida y vainilla. Se mezcla todo bien hasta que esté amalgamado. AI final se pueden hacer unos minutos con la mezcladora eléctrica para que resulte una pasta uniforme. 1 TAZA DE AZÚCAR - Para preparar caramelo y cubrir un molde BUNDT. Se calienta el horno a 375º, se coloca el molde con el pudín en baño maría por una hora hasta que un cuchillo fino salga seco. Se pueden añadir pasas rubias y almendras finas a la masa.

SALSA DE TOMATE CASERA 1 lata de tomates pelados enteros o en cuadritos (PROGRESSO) 2-3 cebollines verdes 1 zanahoria mediana 1 ramo de apio Albahaca fresca, sal, azúcar y pimienta negra

1 cebolla bien grande 1 cuarto de mantequilla Salsa Maggi Usando una olla de fondo grueso con tapa se coloca el cuarto de mantequilla en pedazos a fuego muy bajo, una vez derretida se añade la cebolla cortada primero a mitad y luego en tiras finas, revolver para cubrir bien con la mantequilla, tapar la olla y cocinar a fuego muy bajo hasta que las cebollas se vean transparentes con mucho cuidado de no quemarlas. Añadir Salsa Maggi por gotas a gusto. Esta salsa de sabor delicioso no es muy líquida, de manera que al colar la pasta es conveniente dejarla un poco húmeda. Mezclar pasta y cebollas muy bien. Servir inmediatamente ofreciendo en la mesa queso Parmigiano Regianno y el molinillo de pimienta negra. (El nombre de esta salsa origina en los campos de Italia porque aunque la familia fuera muy pobre siempre podían tener cebollas en sus huertos y leche de alguna vaquita cercana para la mantequilla.) BUON APPETITO!!

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 47


Buen Humor

Sorpresa

Una mujer llega a su casa inesperadamente tarde en la noche de un viaje y abre cuidadosamente la puerta de su dormitorio. Debajo de la cobija ve cuatro pies en vez de dos. Entonces va en busca del bate de béisbol de su hijo y empieza a golpear con todas sus fuerzas a las dos figuras debajo de la cobija. Después, cansada e ignorando los quejidos provenientes de la cama, va hacia la cocina por un vaso de agua. Cuando entra en la cocina, encuentra a su marido allí leyendo una revista. "Hola cariño", dice él, "Tus papás vinieron hoy a visitarnos y yo les dije que se acostaran en nuestro dormitorio". ¿Ya los saludaste?

LO APRENDÍ DE MI MAMÁ

1. Mi mamá me enseñó a APRECIAR UN TRABAJO BIEN HECHO: —‘Si se van a matar, háganlo afuera. Acabo de limpiar!!!’ 2. Mi mamá me enseñó RELIGIÓN: —‘Mejor rece para que le salga la mancha a la alfombra’ 3. Mi mamá me enseño LÓGICA:  —‘Porque yo lo digo, por eso... y punto’  4. Mi mamá me enseño PREDICCIONES:  —‘Póngase ropa interior limpia y sin rotos por si tiene un accidente’  5. Mi mamá me enseñó IRONÍA: —‘Siga llorando por nada y le voy a dar una razón para  que  llore’  6. Mi mamá me enseñó a ser AHORRATIVO:  —‘Guarde esas lágrimas para cuando yo me muera’  7. Mi mamá me enseñó ÓSMOSIS:  —‘¡Cierre la boca y coma!’  8. Mi mamá me enseñó CONTORSIONISMO: —‘Mire el mugre que tiene en ese cuello’ 9. Mi mamá me enseñó FUERZA DE VOLUNTAD:  —'Se va a quedar sentado hasta que termine la sopa’ 10. Mi mamá me enseñó METEOROLOGÍA: —‘Parece que un huracán pasó por su cuarto’  11. Mi mamá me enseñó PARADOJAS: —‘Le he dicho un millón de veces que no exagere’ 12. Mi mamá me enseñó MODIFICACIONES DE PATRONES DE COMPORTAMIENTO:  —‘Está igualito a su papá’  13. Mi mamá me enseñó ENVIDIA Y MATEMÁTICAS:  —‘Hay millones de niños menos afortunados en este mundo que no todos tienen padres tan maravillosos como usted’ 

48 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

14. Mi mamá me enseñó habilidades como VENTRILOQUÍA: —‘No me rezongue, cállese y contésteme: ¿Por qué lo hizo?’ 15. Mi mamá me enseñó técnicas de ODONTOLOGÍA:  —‘Me vuelve a contestar así y le estampo los dientes en la pared’

CHISTES DE OFICINA DE EMPLEADO A EMPLEADO: —¿Supiste que falleció el jefe? —Sí, pero quisiera saber quien fue el que falleció con él. —¿Por qué lo dices? —¿No leíste la esquela que puso la empresa? Decía: ‘...y con él se fue un gran trabajador...’ DE JEFE A EMPLEADO — Este es el cuarto día que usted llega tarde esta semana. ¿Qué conclusión saca de eso? —Que hoy es jueves... DE EMPRESARIO A EMPRESARIO: —¿Cómo consigues que tus empleados lleguen puntuales al trabajo? —Sencillo, tengo 30 empleados, pero sólo 20 estacionamientos.... EMPLEADO: Mientras mi jefe actúe como si me estuviera pagando un buen sueldo... yo actuaré como si estuviera haciendo un buen trabajo. DE JEFE A SECRETARIA: —¿Quién te ha dicho que puedes pasarte dando vueltas sin trabajar todo el día, sólo porque tuvimos un affaire? — Mi abogado... DE JEFE DE PERSONAL A ASPIRANTE: —Aquí buscamos un empleado que no se amilane ante ningún trabajo, y no se enferme nunca. — OK, yo le ayudo a buscarlo...!! JEFE: —Antonio, yo sé que el sueldo no le alcanza para casarse..., pero algún día me lo agradecerá. DE EMPLEADO A JEFE: —Jefe, ¿puedo salir hoy dos horas antes? Mi mujer quiere que la acompañe a hacer unas compras. —De ninguna manera —¡Gracias jefe!!, ya sabía yo que usted no me iba a defraudar..!!


Permiso de Salida Escenas de un Éxodo Por Eduardo F. Peláez

Los primeros años de la revolución sirven de escenario para esta historia de amor. Él, forzado al exilio, se enfrenta al desarraigo; ella, atrapada en Cuba, lucha por subsistir. Si desean adquirir un ejemplar de la novela, favor de enviar un cheque al Municipio a nombre del Municipio de Camagüey en el Exilio, PO BOX 441915, Miami, FL 33144 por $ 20.00 Por cada libro que se venda, el autor hará una donación de $5 al Municipio.

www.permisodesalida.com

Los Desengaños Memorias de una camagüeyana  Ángela Sánchez Tischler 

Puede adquirir este libro por $20  que incluye flete y una donación de  $5 al Municipio 

Municipio de Camagüey en el Exilio.  Escrito en inglés. 256 páginas, 6X9 pulgadas  PO Box 441915  Cubierta de papel.  Miami, FL 33144 La versión electrónica está en Amazon Kindle   

El pez volador

Eduardo Zayas-Bazán y Robert J. Higgs Una novela histórica sobre la cadena de eventos que llevó a Cuba al comunismo. ¡Ahora también traducción al inglés disponible! Si desean adquirir un ejemplar de la novela, favor de enviar un cheque al Municipio a nombre del Municipio de Camagüey en el Exilio, PO BOX 441915, Miami, FL 33144 por $ 20.00 Por cada libro que se venda, el autor hará una donación de $5 al Municipio.

www.eduardozayas-bazan.com El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 49


Coma el mejor churrasco de Miami hecho por camagüeyanos. 652 East 9 St. • Hialeah, FL 33010 • 305-887-5556 Abierto 24 horas

PARA

DESCENDIENTES

DE

ESPAÑOLES

Asesoramiento legal de todo tipo de trámites en España para: Obtención de certificados de nacimiento y defunción Localización de familiares Trámites de declaratorias de herederos

Homologación de títulos universitarios Trámites de visados de residencia Formalización de matrimonios civiles

Rogamos a las personas interesadas nos dirijan sus consultas a: CANARY MARKETING CONSULTING, S.L. Avda. Juan Carlos I, nº 18 - 2º C 35019 Las Palmas de Gran Canaria • España Tlf. 786 314 7054 (llamada gratuita) • Tlf. +34 928 388 106 • Fax +34 928 388 046

Email: cmc.sl@hotmail.com • Email: cmc@descendientesdeespanoles.com Web Site: www.descendientesdeespanoles.com 50 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012


Jorge M. Cabrera, M.D. DIPLOMATE, AMERICAN BOARD OF ORTHOPAEDIC SURGERY

JOINT REPLACEMENT GENERAL ORTHOPAEDICS LASER ARTHROSCOPY HAND/FOOT SURGERY SPORTS MEDICINE PEDIATRICS

6341 SUNSET DRIVE FIRST FLOOR SUITE SOUTH MIAMI, FLORIDA 33143 305-667-2242 FAX: 305-663-4442

Mayra G. Betancourt, D.D.S. Cosmetic and General Dentist

17701 NW 78th Avenue 7976 SW 8th. Street MIAMI, FL 33015 Miami, FL 33144 305-826-2758 305-266-4544

OPHTHALMOLOGY

ARMANDO M. ALEGRE, M.D. DISEASES AND SURGERY OF THE EYE

Ernesto R. Botifoll Imports Operations

6332 NW 97th. Avenue - Doral, Fl 33178 Tel. 305-591-7590 Fax 305-591-0590 E-mail: ernesto@amsmiami.com

1385 CORAL WAY 3RD FLOOR MIAMI, FLORIDA 33145

TEL: 305-854-3307 FAX: 305-854-3130

Ricardo V. Caballero, D.V.M.

CABALLERO ANIMAL CLINIC Suite No. 9 10760 W. Flagler St. (108 Ave. y S.W. 2 St.) Sweetwater, Fl 33174 Telephone 553-1695

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 51


52 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012


Anuncios Los anunciantes con sus donaciones nos brindan una gran ayuda a sufragar los gastos de la publicación de la revista. La tarifa de los anuncios es la siguiente: Contraportada (colores) Página completa 1/2 Página 1/4 Página 1/8 Página (Tarjeta)

Sr. Profesional Camagüeyano: Colabore con la revista con su anuncio. Llame al Municipio al 305-266-6191

$ 240.00 $ 120.00 $ 60.00 $ 30.00 $ 25.00

Esta tarifa se aplica a una sola publicación. Tiene la opción de reservar su espacio por el año completo. Para más información, llamar a la oficina del Municipio al 305 266 6191 los días lunes, miércoles y viernes de 8 AM a 12:00 PM

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 53


Raúl R. López, P.A.

Raúl R. López ATTORNEY AT LAW

Oscar Loret de Mola, M.D., FAAP ROYAL OAKS PROFESSIONAL CENTER 7950 NW 155TH. STREET - SUITE 206 MIAMI LAKES, FL 33016

TEL. 305-818-0117 FAX 305-557-7766

Carlos A. Sabatés M.D.P.A. Diplomate Amercian Board of Internat Medicine and Cardiology

(305) 443-9342 (305) 443-9350 747 Ponce de León Blvd. Suite 602 Coral Gables, FL 33134 Medical Arts Bldg., Suite 312 1190 NW 95th Street Miami, FL 33150

Ricardo A. Estrada Financial Representative

2875 NE 191 ST Suite 300 Aventura, FL 33180 305 448 5666 office 305 445 5704 fax 305 281 7241 cell rick.estrada@nmfn.com

54 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

Galloway Professional Park 7775 S.W. 87th. Avenue Suite # 120 Miami, FL 33173

Phone 305.274.8243

Sr. Enrique Granda Fax: 305.274.8482 305-596-0558

Office Hours By Appointment

MARIO A. SABATÉS M.D.

Diplomate of the American Board of Ophtalmology Diseases and Surgery of the Eye Specialist in Corneal and Refractive Surgery 1385 Coral Way, Suite ·304 Miami, FL 33145 Tel 305-854-3307 Fax 305-854-3130 2900 W. 12 Ave., Suite ·5 Hialeah, FL 33012 Tel 305-888-0005 Saturdays Only

Professional Specialities Personal Planning Analysis Disability Income Insurance Fixed Annuities Education Planning Retirement Planning Retirement Planning Long Term Care Insurance Charitable Giving Wealth Accumulation Executive Compensation Business Planning Analysis Business Continuation Agreements Key Employee Protection Business Expense Protection Employee Benefits Qualifications Member - National Association of Insurance and Financial Advisors


CORTESÍA DE:

JOSÉ M. UGARTE, M.D. Fellow Diplomate of the American Academy of Family Practice Federal Aviation Medical Examiner Board Certified Family Practice Located at:

Ugarte Clinic West Side of the Hospital, Suite L. P.O. Box 1557 Kingsville, Texas 78364-1557 (361) 592-5101 (361) 595-1661

¡Un saludo a todos mis hermanos camagüeyanos! CONTACT LENSES (305) 442-4422

ENRIQUE J. SABATÉS, OPT. F.N.A.0. BOARD CERTIFIED OPTICIAN A.B.0 & N.C.L.E. CERTIFIED REGISTERED CONTACT LENS FITTER BY APPOINTMENT (305) 442-4422 FAX (305) 442-0770

951 SW LEJEUNE RD. SUITE 206 CORAL GABLES, FL 33134

Agustín J. Latorre, M.D. GENERAL PRACTICE PAIN MEDICINE

7000 S.W. 62 Ave suite 300 MIAMI, FL 33143

TEL. 305-455-7451 FAX 305-455-7435

ORLANDO A. PUENTE M.D., P.A. DIPLOMATE, AMERICAN BOARD OF SURGERY FELLOW, AMERICAN COLLEGE OF SURGEONS GENERAL AND VACULAR SURGERY

PHONE 305-596-0600 FAX 305-598-7965

11760 S.W. 40 St. Suite 306, Miami, Fl 33176

El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012 • 55


Municipio de Camagüey en el Exilio P.O.BOX 441915 Miami Fl. 33144 Teléfono/Fax: 305-266-6191

Solicitud para nuevos asociados NOMBRE DIRECCIÓN TELÉFONO

CIUDAD   

ESTADO

ZIP

Correo electrónico:

DONACIÓN:  $ 35.00  $ 40.00  $45.00  $ 50.00  $ 75.00  $ 100.00  OTRA: Su donación anual al Municipio le da derecho a participar en los distintos eventos que ofrecemos y a recibir la revista El Camagüeyano Libre. Firma

Fecha

Cheque o Money Order a nombre de: Municipio de Camagüey en el Exilio P.O. BOX 441915 Miami, Fl. 33144 Las donaciones de los asociados se emplean exclusivamente para el mantenimiento de nuestra oficina y la publicación de la revista El Camagüeyano Libre. El fundamento de nuestra organización es mantener vivas nuestras raíces cubanas y la unión de las familias de nuestro querido Camagüey. Ser cubano es un orgullo, pero ser camagüeyano es un privilegio. Mariano Loret de Mola Presidente

Instrucciones para llegar: Nuestra oficina se encuentra en el “shopping” Festival Plaza en la calle 8 del S.W. y la 87 Avenida. La entrada más fácil es por la calle 10 del SW y la 86 Ct. (1 cuadra al este de la 87 Avenida). Con gusto los recibiremos en el piso superior del primer edificio, donde se encuentra el Blue Banquet Hall.

56 • El Camagüeyano Libre • Mayo - agosto 2012

SW 10TH ST

PALMETTO EXPRESSWAY

SW 8TH ST

SW 86TH CT

Dirección: 8532 S.W. 8th St., Suite 286, Miami FL 33144 Dirección Postal: P.O.Box 441915, Miami FL 33144 Teléfono: (305) 266-6191 Fax: (305) 266-6191 Sitio web: www.municipio-de-camaguey.com E-mail: camaway@bellsouth.net Horario de la Oficina: lunes, miércoles y viernes de 8:00 AM a 12:00 M

Ubicación de las oficinas del Municipio

SW 87TH AVE

Nuestra Oficina del Municipio

Revista El Camagueyano Libre - 2012/2  

Revista El Camagueyano Libre - 2012/2

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you