Page 1

Bilboko Argazkigintza Garaikide Zentroaren hiru hilerokoa/doako alea

Curslode Anua

ódulos m s o + nuev estrales trim lleres y ta 2-59 5 pags.

www.cfcbilbao.com

Trimestral del Centro de Fotografía Contemporánea de Bilbao/ejemplar gratuito

enero/marzo 2014

05


www.cfcbilbao.com


10 de diciembre abierta matriculación CURSO ANUAL DE FOTOGRAFÍA y nuevos Módulos Trimestrales y Talleres fin de semana / Abeduaren 10etik aurrera matrikula zabalik urte osoko argazkigintza ikastaro, hiru hilabeteko modulu berri eta asteberuko tailerrak egiteko


Edificio Ensanche, Plaza Ensanche 11 Telf. 944 248 890 48009 Bilbao

www.cfcbilbao.com


edit cfc orial U

n año y parece que fue ayer. Se cumple un ciclo anual con el proyecto CFCBilbao viento en popa y con todo su velamen desplegado al empuje de los más de ciento cincuenta alumnos que han pasado ya por sus aulas. El pasado septiembre inauguramos nuestro espacio expositivo con “Flores en el asfalto” y en diciembre cerramos el año con la segunda propuesta expositiva, el particular “Paraíso” del fotógrafo José Ramón Bas. La sala CFC se ha convertido, además, en lugar de encuentro y referencia para todos aquellos aficionados a la fotografía en la ciudad de Bilbao, recibiendo a más de un centenar de adictos al medio cada Viernes del CFC. Cada dos semanas hemos podido debatir y disfrutar del trabajo de maestros y profesionales de la talla de Eduardo Momeñe, Iñaki Domingo, Jokin Aspuru, Vicente Paredes, etc. Y Contratiempo entra en su segundo año con el número 5. Nuestro trimestral gratuito sobre fotografía contemporánea se afianza como embajada del proyecto CFCBilbao en el entorno de Bizkaia. En las páginas de este número publicamos sendos porfolios de Ricardo Cases y Paco Gómez como anticipo de las dos exposiciones que tendrán lugar el próximo trimestre en el CFC. Recibiremos a sus autores en el Centro donde impartirán talleres de su especialidad. La revista incluye, además, el programa de la escuela para el primer trimestre del 2014. Un año que esperamos que venga cargado de felicidad y buenas fotografías para todo el mundo.

©Paco Gómez/ Los Modlin

Desde el CFCBilbao ¡Urte berri on!

cfc

8


cfc 8

Editorial

10

Los Modlin /Paco Gómez-Nophoto

20

Mi primer... /Cienojetes

22

Belleza de barrio /Ricardo Cases

36

Lux Dubia /Ricky Dávila

40

Portafolio Alumnos CFC

47 Yoísmos /Érika Goyarrola

48

Los apuntes de Joselu

52

Cursos CFC

58

Talleres CFC

Contratiempo es una edición del Centro de Fotografía Contemporánea de Bilbao. Edif icio Ensanche, Plaza Ensanche 11, 48009 Bilbao. Tel.: 944 248 890 Dirección: Ricky Dávila / Diseño: Von Barelli, Moosbruger / Redacción: Érika Goyarrola / Comunicación externa y publicidad: Marta Olano. Foto de portada: Ricardo Cases. www.cfcbilbao.com contratiempo@cfcbilbao.com

9

cfc


LOs

de

Paco gomez


“Diez años han pasado desde que los Modlin irrumpieron en mi vida por azar. Ha sido una experiencia intensa e irrepetible persiguiendo las sombras y los sueños de unas personas a las que nunca conocí. Ahora soy más viejo, más desconfiado y paranoico. Esta mañana, después de dejar a los niños en el colegio, he llorado al pasar por delante de la Escuela de Ingenieros Agrónomos. Allí, apilados, envueltos en plásticos con burbujas y olvidados por el mundo, siguen todos los cuadros que Margaret Modlin pintó. Los lienzos están en la escuela de prestado. Los herederos norteamericanos del legado de los Modlin no pudieron seguir pagando el costoso almacén de arte donde estaban custodiados. Nadie, a pesar de todos nuestros esfuerzos, se ha interesado por ellos. ¿Por qué y para qué guardar algo que a todas luces no tiene valor para nadie? Sólo Miguel Cervantes, el albacea del testamento de los Modlin, cree en su importancia. Por eso, antes de destruirlos, se ofreció para guardarlos de forma gratuita y provisional en el sótano de la escuela donde es catedrático. Él todavía piensa que puede pasar algo, que el mecenas, una y otra vez prometido, puede aparecer en cualquier momento para llevarse la colección. A Miguel le han llenado la cabeza de fantasías. Y uno de los que más ha contribuido a ello he sido yo.”

Comienzo del libro Los Modlin de Paco Gómez. Fracaso Books, 2013 A la venta en:

www.losmodlin.com facebook.com/losmodlin La familia Modlin. Madrid, 1971


cfc

12


Estudios para el cuadro Elmer Modlin tĂş que contemplas los siete sellos del Apocalipsis segĂşn san Juan. Madrid, 1976.

13

cfc


La familia Luengo en el cuadro El Empalao de Valverde de la Vera de Margaret Modlin. 1981

cfc

14


La familia Luengo posa a la puerta de su casa como lo hicieran para Margaret en 1981. Valverde de la Vera, Cรกceres, 2006

Jonรกs Bel como Elmer Modlin. Calle del pez, Madrid, 2007

Elmer Modlin posa desnudo para el cuadro El and Nagasaki. Calle del Pez, Madrid, 1993


Margaret Modlin en un estudio para el cuadro de El Empalao de Valverde de la Vera. Madrid, 1981

Nelson Modlin retratado por su madre con las colinas de Hollywood al fondo. Hollywood, Los テ]geles, 1963

cfc

16

Elmer Modlin a bordo del USS Haven durante la Segunda Guerra Mundial. 19


consulta plan de

estudios

en las p谩gs. 50-61

Joy Bautista posa como Margaret en el sal贸n de la calle del Pez. Madrid, 2006


Los viernes del

cfc Proyecciones y charlas-coloquio con fotógrafos, comisarios y artistas visuales

______________________________________________________

Ricardo Cases

Paloma al aire, viernes 10 de enero

Tiago da Cruz

Presentación de la revista Fotofobia Zine, viernes 17 de enero

Martín Rueda

La vida corta, viernes 24 de enero

Paco Gómez

Los Modlin: historia de una obsesión, viernes 7 de marzo

Pablo Juliá

Centro Andaluz de la fotografía: El ojo público, viernes 14 de marzo

Alberto Anaut

Revista Matador: de la A a la Z, viernes 28 de marzo

Centro de Fotografía Contemporánea de Bilbao. Edificio Ensanche, Plaza Ensanche 11. 48009 Bilbao. www.cfcbilbao.com 944 248 890 Horario: 19h30 a 21h00. Abierto al público hasta completar aforo. (La organización se reserva el derecho a posibles cambios en el programa)


Los puntos ciegos de la fotografía

Mi primer proyecto personal El tiempo se me echaba encima. Había pasado los cuarenta años de edad y mi sueño, vivir de la fotografía, estaba lejos de cumplirse. Ya lo había intentado hace un par de años con la BBC. Pero con las primeras fotos, que hice para la boda de mi prima, me di cuenta que aquello no estaba hecho para mi. Era muy duro pasar días y noches quitando granos con gaussianos. Y es muy difícil hacerse rico como reportero de guerra; encima la sangre me marea. Lo único que me quedaba era pegar un pelotazo. Una creación fotográfica potente que sorprendiera, removiera y enriqueciera. Esto último sobre todo a mí, por supuesto. ¿Sería posible tamaña dicha? Una mañana en la cola del paro me vino la inspiración. ¡Tenía que hacer un fotolibro! A ver si sonara la flauta y me ocurriera como a la De Middel, de quien dicen que ya hasta vende fotocopias de páginas sueltas de su libro, firmadas y seriadas, por 50 pavos. Me puse manos a la obra. Quiero decir que me puse a pensar. Llegaron las preguntas. Y la primera fue la inefable: ¿Qué quieres contar, Pepinos? Para llegar a las respuestas, más preguntas: ¿De qué tienes que hablar para poder forrarte de un golpe y no de siete? ¿Cual es el rollito de moda? ¿Qué temáticas son las más demandadas a día de hoy? ¿Qué gusta a los modernos esos que compran fotolibros? ¡Piensa Nicon! Busqué consejo en amigos fotógrafos con cierto éxito. Me leí los post del pope Spottorno retrocediendo hasta el año 2008. Le pregunté a un galerista de Chueca. Fui a librerías a hojear fotolibros hasta que me echaron después de desprecintar demasiados. Charlé con un visionario. Hasta hablé con un director de museo. Nada. No supieron iluminarme.

timidez! Me tengo que armar de valor y de jeta. ¡Come on! Esto no puede fallar. No me puedo fallar. Pero ocurre que las bifurcaciones que luego pueden surgir dentro de los proyectos de búsqueda interior son casi infinitas. Una opción que ahora está muy en boga es hablar de la búsqueda del yo a través del sondeo de la memoria íntima. Es decir: la propia memoria olvidada pero subyacente en lo escondido del yo; esa que está ausente y presente al mismo tiempo porque te condiciona una cosa mala. Como hay que evocar el pasado, para este tipo de proyectos es imprescindible poder disponer de una casa familiar en la que haya vivido al menos uno de tus abuelos. También puede ser necesario disponer de al menos un álbum de fotos de tu niñez. No me refiero a fotos que hayas hecho tú de pequeño, no; esas no valen. Son fotos que hayan hecho tus padres o tus abuelos cuando tú eras chequetico y te enterabas mucho más que ahora de qué va este rollo de vivir, porque aprovechabas más el tiempo. Recurrir a dicho álbum tiene la ventaja de que muchas de las fotos del proyecto ya las tienes hechas. Si las fotos del álbum son en color, es mejor que estén descoloridas. Si están bien conservadas puedes ponerlas unos cuantos días a pleno sol; cuanto más setenteras parezcan, mejor. El uso de la nostalgia aumenta la posibilidad de éxito: que se note el paso del inexorable. Desgraciadamente, las casas en las que vivieron mis abuelos ya no pertenecen a mi familia. Así que, no pudiendo fotografiar la casa ancestral, me puse a buscar el álbum de fotos familiar. Pero por más que busqué y pregunté, no hallé. Quizá en alguna mudanza se extravió y ahora un anticuario esté vendiendo a precio de oro mis fotos de la infancia… Estaba derrotado. Anduve unos cuantos días muy alicaído, sin dejar de darle vueltas al tema. “¿Cómo buscar-me?” ¿Cómo sacarlo todo de dentro?”. Para consolarme, recurrí a mi amiga María; y ella me ayudó. Mientras la besaba entre el humo, me asaltó la imagen del anticuario vendiendo mis fotos en pañales a un emergente, que quería hacer un proyecto sobre la memoria colectiva. Mis fotos en pañales…¡Lo tenía, leches!

Asumí que mi búsqueda tenía que ser en solitario, tenía que ser una búsqueda personal. Me puse a editar mis propias ideas; y descartadas otras alternativas, me quedé con estas tres opciones:

¿Qué mejor manera de desnudar el alma que despojándome de todo lo superfluo? Si quiero mostrarme abiertamente y sin complejos, tengo que quedarme en pelotas. Para nada es un recurso efectista ni pretencioso, porque hay buenos fotógrafos que lo han hecho antes…

1. El conceptualismo. Aun no lo domino. Estoy en ello. Todo se andará. Voy a clases gratuitas de meditación tántrica y leo a filósofos del arte fotográfico como Gonzalo Puch, pero me está llevando mucho tiempo asimilar sus profundos contenidos. De momento hacer esto sería precipitado y descabellado. La audiencia pensaría que se la quiero meter doblada; quedaría como un jeta y me condenaría artísticamente de por vida. Por ahora el fotolibro conceptual, descartado.

Si uno aspira a ser un profesional en esto de la fotografía de autor, creo que no solo hay que serlo, sino que es aun más importante parecerlo. Así que preparaos, que voy con todo por delante. Había pensado en depilarme las peluferas, pero yo soy el que soy y así me veréis. Me importa poco que se me vea hasta el pajarito puesto que, aun despojándome de todo, me visto de honestidad.

2. El viaje a países exóticos, sólo fotográficamente hablando. Esto podría funcionar, pero no tengo suficiente dinero para irme a Islandia, ni a la India, ni a Cuba, ni a Kazajistán. No. El viaje documental de tierras ajenas y lejanas, descartado. 3. El proyecto sobre la identidad personal. La búsqueda del yo. Esto podría funcionar. Con el viaje interior me ahorro las perrillas del viaje mochilero a un país raro y, si todo sale bien, con lo que gane me voy de crucero. Jeje. ¡Aprobado! No me queda otra. Si quiero pegar el pelotazo lo mejor es hacer un proyecto íntimo y personal que una vez madurado, culminará en forma de fotolibro. Estoy obligado por cojones a ser honesto conmigo mismo. El problema es que no sé si tengo discurso interior o no. Y he observado que esto del discurso es fundamental cuando las fotos no valen una mierda. Muchas veces es casi más importante la disertación, el rollo escrito y hablado, que la foto. Asi que, ¡fuera

Ahora sólo necesito que alguien me preste una cámara de placas, puesto que parece ser que le puede dar mas caché al tema. Quedo a la espera de vuestras ideas, tal y como hicistéis generosamente en el primer capítulo, y de vuestras aportaciones económicas por bookcrossing. Y antes de que empiece a derrarmarse todo mi yo por las páginas del fotolibro, este bien podría ser el texto introductorio: No soy sino un humano semoviente en constante proceso de búsqueda silenciosa. Ahogado en una vertiginosa espiral de anhelos y desengaños, quizás el secreto esté en volver a empezar, retornar a los orígenes. Gracias a la fotografía me enfrento a mis miedos y me conozco sin velos ni ataduras. Es a través de esta autoexploración como descubro con sorpresa que puedo convertir mi propio cuerpo en el centro catalizador de mis desposeídas emociones. Me enfrento libremente al proceso, depojándome de todo. Y desnudo busco respuestas a las preguntas que, emergiendo desde lo más profundo de mi habitación oscura, me atormentan.


Belleza de Barrio Ricardo Cases


L

a alarma del despertador me devuelve a la ingrata vigilia de un nuevo día, vuelve con ella a la amenaza de una jornada idéntica a la anterior, anticipo, a buen seguro, de otra igualmente indistinguible. El tiempo saltando a horcajadas sobre el tiempo. Puedo escuchar desde mi dormitorio, la oreja pegada a la puerta, el siseo reptil de la asistenta en el pasillo, desempolvando el rodapié o aplastando algún insecto imaginario con calculada entrega. Cesa el ruido abruptamente; intuyo ahora, sin asomo de duda, la cadencia asesina de su respiración del otro lado de la pared; su aviesa mirada en dirección a mi habitación, enmarañado el pelo, palmeándose el estómago en un gesto, estoy convencido, desafiante. Debilitado por un sueño difuso, del que aún no me he despegado, renuncio a cualquier confrontación doméstica y me deslizo por la puerta sin ser visto.

“contempla el espectáculo de la objetivación del mundo: se queda parado en él, no se cansa de contemplarlo y reproducirlo en su representación”. Detecto un pálpito premonitorio, el anuncio de uno de mis habituales enfrentamientos con un mundo cuyo peso, quiero convencerme, ya no

Cae el telón y vuelvo a la realidad del parque, alarmado por las consecuencias de mi acto, de mi réprobo atrevimiento; el perrete, ahora malquistado, reclama con bufidos el banco del que ya me estoy levantando. Con mi defección vuelven los pajarillos a su vuelo incierto, un viento errático agita ramas y papeles por el suelo... De esta escena, sin orden ni concierto, huye su director entre las sombras.

Ya en el exterior, erguido el mentón, avanzo con decisión marcial por avenidas todavía vacías; alineados como peceras mudas, un tribunal de escaparates asiste a mi desfile callejero; sobre los tejados, y entre las antenas, el vuelo temprano de algún pajarete que a nadie, salvo a mí, parece incumbir. Decido tomarme un respiro en un parquecillo salpicado de bancos por los que un chucho contrahecho va repartiendo orines con pausa y ceremonia. Asoma entre los arbustos, de cuando en cuando, un pensionista ocioso, aferradas las dos manos al plástico arrugado de una bolsa de contenido impenetrable. En la comodidad de mi propio asiento, me abandono al mortal languor del que tanto previene Schopenhauer: “la parálisis”, leo en mis notas, “que se muestra en la forma del terrible y mortecino aburrimiento, de un fatigado anhelo sin objeto determinado”, y que se extiende ahora, imparable, pienso para mí, por todo mi cuerpo. Tumbado en el banco sin decoro alguno y con la libreta enfrentada al cielo, continúo el repaso de mi pequeño vademécum: en el sabio alemán encuentro con sorpresa el remedio a mi creciente postración, que no es otra que mi condición de artista y “el consuelo que procura el arte, y el entusiasmo del artista al que le hace olvidar las fatigas de la vida”. De este modo, el elogiado creador, leo con asombro, fascinado,

dos ahora los codos en el respaldo del banco, reflexiono satisfecho sobre el acto de representación: la vida convertida en espectáculo, pienso para mí, libre de tribulaciones, re-presentada en este acto de ilusionismo que los creadores, payasos todos de chistera, escenificamos en nuestro teatro particular. Bien pensado, nada se me antoja más irreverente, prometeico, como queda dicho, que el acto creativo, en cuya esencia, sigo reflexionando incontrolado, está la reinvención del mundo y, en último termino, ¡la negación absoluta y taxativa de Dios!

En la puerta del apartamento, ahora vacío, reconozco mi derrota, la futilidad de un asalto a la vida nuevamente frustrado, sin otro logro que el halo de estas imágenes, que uno no sabe bien si emplazar en el recuerdo o en la ilusión del sueño, que bien podrían ser lo mismo. ****

me intimida. De este modo, incorporado en el banco y fruncido el ceño tras el refugio de mi visor, voy disparando mi cámara al mundo todo, transmutando el vientecillo, que agita las hojas del parque, en una suave caricia; para cada pájaro y piedrecita encuentro ahora un nombre y un propósito; hasta el cuasimodo canino, que se acerca obsequioso meneando su rabito pelado, tiene su lugar en este nuevo cuadro de armonía, al que mis atributos de poeta/fotógrafo han concedido un orden renovado. Envanecido por mi osadía prometeica, apoya-

Llego en el final del día a este parque que he convertido en teatro de mi inacción. Con un pañuelo imaginario y el hábil gesto de un ilusionista, ¡hop!, hurto al mundo mi presencia y me convierto en nadie. Ulises, héroe fecundo en ardides, cegó dolorosamente al cíclope Polifemo haciéndose pasar por nadie: “Nadie es mi nombre; así me llaman mi padre, mi madre y todos mis compañeros”. Últimamente mis paseos terminan es este mismo banco, con la cámara fotográfica rendida en el regazo y la tapa sellando su óptica como quien echa la persiana al negocio. El aventurero Ulises cegando al cíclope. A mi lado se ha sentado la figura ya familiar del pensionista, la camisa recién planchada y embutida en unos pantalones de tergal que sujeta con una cuerda; le acompaña su inseparable bolsa de plástico: “Nadie es mi nombre”, exhorto a mi compañero


www.luxdubia.blogspot.com.es

de asiento, que se mantiene inmutable. En estos lapsos interminables, en los que el tedio de siempre se enseñorea de todo el parque, evoco con falsa nostalgia los días de acción y aventura. Podría desempolvar, reflexiono, mi chaleco fotográfico ultraprofesional, poblado de credenciales periodísticas y mil bolsillos (en los que nunca encontraba nada), color verde-camuflaje (no fuera a ser que me vieran); podría viajar nuevamente a alguna geografía exótica, descalabrada por alguna guerra o un tifón, disfrazando mis veleidades de autor con el compromiso por los demás. Todo por el prójimo y al de al lado pisarlo, tan católico. La inmodestia de pensar en ajustes planetarios cuando la acción poética no tiene más alcance que la extensión de nuestros brazos, el fugaz consuelo de una caricia: “Se bienvenido. ¿A qué distancia están tus fuerzas?”, le pregunta un expectante Ricardo II de Shakespeare al fiel Salisbury - cuya soldadesca ha huido a manos de Bolingbroke-. “Ni más cerca ni más lejos que este débil brazo…”, responde, contrito, el galés. Aterrado por mis devaneos sin control, escarbo en mis recuerdos traidores sin encontrar en la memoria de estos últimos días un abrazo redentor. Ojeo de soslayo a mi compañero de banco, su mirada al frente y pegadas las rodillas, que ha dispuesto entre nosotros el misterioso hatillo, poblado, descubro con sorpresa, de relucientes manzanas rojas. Congelo un gesto de afecto que, mal medido, podría arruinar este primer acercamiento. Alargo el brazo con cautela, lo justo para alcanzar la fruta prohibida, que muerdo con delicadeza casi femenina. A bocados, con calma edénica, liquidamos, una a una, toda las manzanas de la bolsa. Confío a mi libreta este episodio, al modo de un antropólogo consignando su primer encuentro con un bosquimano. En el aire, justo es reconocerlo, la duda de quién estudia a quién. *** El dolor nace en la base del espinazo, en un punto indeterminado entre la columna y la pelvis. Desde este epicentro se expande por todo el cuerpo en ondas concéntricas hasta asomar palpitante en las sienes y en los dedos ahora en-

tumecidos. Encuentro alivio inclinando el torso hacia adelante y distrayendo el calambre con alguna lectura ocasional. En esta postura oferente, con las manos encogidas sobre el codo como un cirujano en espera de sus guantes, leo en Cioran las siguientes palabras:

El tedio es el horror del tiempo, la conciencia del tiempo. Quien no es consciente del tiempo no siente tedio.

labras de Cioran se convierten en un verdadero acto de fe, en la ofensa de quien encuentra inaceptables las reglas de este juego impuesto, en el que, sin previa consulta, nos es negada la felicidad indeleble. Descubro la misma indignación en Proust, a quien, por cierto, Cioran detestaba, y que, en sus excursiones por Balbec, culpaba indignado al ferrocarril de nuestra conciencia del tiempo: “desde que existe el ferrocarril, la necesidad de no perder el tren nos ha obligado a tener en cuenta los minutos…” Desde el prodigio de su inversión literaria, sin embargo, el escritor francés encontró en la evocación el cauce perfecto para su huida hacia adelante, su particular liberación del aparataje temporal: …”pues a los trastornos de la memoria van unidas las intermitencias del corazón…”, escribe, denostando el olvido. Sorprendido, encuentro en Cioran, enemigo de toda nostalgia, la misma expresión, “intermitencias del corazón”, en un sentido completamente opuesto, entendido como una flaqueza que facultara el regreso de las reminiscencias; ya que, para el pensador rumano, “se hace impensable vivir instalados en el recuerdo”. Para Cioran el reparto de cartas, en esta mano fatal que es la vida, sólo resultaba aceptable gracias al recurso del suicidio -al abandono voluntario de la mesa-, del que se vanagloriaba y exhibía como un derecho innegociable; Proust, acorralado por su frágil salud, encamado en un apartamento sellado al mundo con láminas de corcho, desgranó su obra catedralicia a lo largo de una década, con la urgencia de quien anticipa el final de la partida y la determinación de imponer una moratoria al tiempo: “He puesto la palabra fin. Ahora ya puedo morir”, anunció con dramática satisfacción a su secretaria Celeste. En el teatro de una batalla similar, soneto en mano, Shakespeare encara al tiempo con estas palabras desafiantes:

La sentencia, me devuelve a la idea del tiempo como artefacto imaginario perpetrado por el hombre, sapiens resabiado, que lograría de este modo, pienso, la caducidad de todo dolor, pero sacrificaría, en su enfrentamiento al mundo, la eternidad de todo placer. El odio y las contingencias todas, ahora episódicos, arrastrarían por contrato al amor, ya nunca eterno. En este acuerdo del diablo, tan humano, las pa-

No Tiempo,no te jactes de que cambio.../ Te desafío a ti y a tus archivos: recelo del pasado y del presente pues corres a tal ritmo enloquecido que tu visión y lo que vemos mienten. Ni tu hoz ni tú, te lo juro, impedirán que siga siendo fiel a la verdad.


Premio Iberdrola-CFCBilbao: (Sostenibilidad) Aitor Berasaluce


PORTAFOalumnos LIO cfc

De la serie “Sirimiri” (2013), © Nacho Carrasco


“Kitsune” de la serie “Memorias redimidas” (2013), © José Luis Revuelta


De la serie “Claro de luna” (2013), © Asier Aguinaco


“Recuerdos Que Se Alejan” (2013), © Arka Debvil


“Jerusalem” (2013), © Catherine Poblete San Martín


Yoísmos

ANTOINE D'AGATA Nacido en Marsella en 1961, Antoine d’Agata es uno de los mejores representantes europeos de la fotografía de autor contemporánea. Desde muy joven se vio inmerso en una vida errante y no fue hasta los treinta años cuando realizó su primera instantánea, aunque confiesa que su manera de ver el mundo siempre ha sido fotográfica. Descubrió el poder de este medio aparejado al dolor cuando acompañó a un amigo fotógrafo enfermo de sida en su último viaje y comprendió que la fotografía debía proporcionar sentido a la existencia. D’Agata realiza su obra a partir de sus experiencias y sentimientos más profundos. Sus fotografías nacen de las entrañas construyendo un lenguaje y una estética propias. Sus imágenes pueden ser entendidas en un primer momento por el espectador como el producto de un trabajo documental, sin embargo, son el reflejo de su paso por la vida y la intención de mostrar su interior. La obra se desarrolla a partir de una total implicación personal del autor con lo que fotografía por lo que la subjetividad prima por encima de cualquier intento de documentar la realidad. Los fotógrafos Larry Clark y Nan Goldin - profesores de D’Agata en el International Center of Photography de Nueva York en los años 90 - inculcaron en él esta visión personal respecto a la fotografía. Para d’Agata sus imágenes nacen de buscar con la cámara lo mismo que hace sin ella, es decir, vivir la noche y sus extremos. Muchas de sus imágenes son tomadas en estados de ebriedad o bajo los efectos de alguna droga por lo que las características técnicas dejan de ser una prioridad y el resultado son instantáneas desenfocadas, borrosas y confusas. Una estética propia, alterada, casi abstracta, que responde a su forma de vivir y de mirar. Esa simbiosis entre vida y fotografía, la observamos tam-

bién en coetáneos y predecesores como Anders Petersen o Daido Moriyama, que han conseguido confluir en diferentes formas de implicación personal en su forma de mirar, y que ha marcado la fotografía contemporánea de las últimas décadas. D’Agata, al igual que estos otros fotógrafos, usa la fotografía como herramienta para entenderse a sí mismo: sus obsesiones, el

dolor, el deseo, el placer o el riesgo aparecen una y otra vez reflejadas en su trabajo. Se refugia en el medio fotográfico donde, aislado de la realidad, es capaz de poner orden en su vida ya que la fotografía le ayuda a ordenar el caos del mundo. El autor se sumerge en una permanente búsqueda de situaciones límite que experimenta y que después recompone fotográficamente. La noche es el contexto adecuado para el encuentro con el peligro, lo inesperado y lo caótico, que d’Agata recoge con su cámara sin reservas. Deambula por las calles tratando de mimetizarse con los personajes con los que comparte escenario, tratando de asumir sus códigos. No tiene pudor en mostrar sus encuentros sexuales fruto de la relación de confianza que el fotógrafo establece con las mujeres con las que comparte esos momentos porque no trata de fotografiar el placer por el placer, sino que a través de él busca ver el dolor, el miedo o la soledad. Al inscribirse en la escena y convertirse en actor de su propia obra, la

por Érika Goyarrola manera de mirar cambia, otorgándole el grado de compromiso que ansía. El trabajo de d’Agata está construido a base de experiencias desordenadas y apropiaciones del mundo para sus propios fines, conformando una extensa mirada autorreferencial. La obra está regida por situaciones caóticas al borde del abismo, necesarias para mantenerse al límite entre la vida y la muerte, un estado intenso donde el fotógrafo se siente cómodo y por tanto preparado para fotografiar. Las cuestiones identitarias de lugar y tiempo dejan de ser importantes confundiendo diferentes noches o las distintas habitaciones de hotel de los países por los que pasa. Esa pérdida de referencia espacio-temporal se esconde tras la urgencia del fotógrafo por encontrarse a sí mismo, inmerso en una búsqueda a través de los demás y en su relación con ellos. Sus imágenes desprenden un desasosiego y una inquietud perceptibles por parte del espectador. Fotografías que incomodan por los excesos y la violencia implícita que ocultan. Son las angustias y miedos del fotógrafo convertidas en pulsiones fotográficas de color o blanco y negro, resultado de un automatismo que le empuja al acto fotográfico y a su vez le permite seguir buscando nuevas experiencias. Por medio de la fotografía, el autor combate la angustia de enfrentarse físicamente a sus miedos. El fotógrafo busca reflejar la violencia, la hipocresía y el sufrimiento existente en las capas más desfavorecidas de las sociedades y los lugares en los que se sumerge. D’Agata trabaja desde la experiencia más extrema e íntima generando así una mirada completamente subjetiva y a la vez crítica. El francés entiende la fotografía como un compromiso entre el mundo y quien lo mira.


Publicamos un extracto de las notas de nuestro ilustre alumno José Luis Revuelta, que ha ido transcribiendo en su tableta de bitácora todo un año de cursos, talleres y divagaciones a bordo del CFC


cursos de fotografía MÓDULO BÁSICO

Trimestral

El alumno aprenderá a manejar la cámara fotográfica y se familiarizará con los accesorios del equipo fotográfico básico para conseguir, así, un conocimiento elemental del medio y poder obtener sus primeras fotografías de calidad. Será momento de desarrollar, también, la mirada fotográfica en cada uno, y de estudiar los dos elementos básicos para la construcción de una fotografía: composición y luz. Estudiaremos la obra de destacados fotógrafos del medio, como una primera aproximación a la historia de la fotografía y para desarrollar en el alumno una mayor comprensión del lenguaje fotográfico. Alternaremos clases teóricas y clases prácticas. El conocimiento sobre manejo de cámara, equipo y ordenador, adquirido en las clases teóricas, será aplicado en las clases prácticas, en las que los grupos de alumnos, con la guía del profesor, irán desarrollando los conceptos adquiridos a lo largo del trimestre.

390 Programa

1. Introducción a la fotografía. Conceptos básicos. 2. La cámara fotográfica analógica y digital. Teoría y manejo. 3. La cámara fotográfica. Ópticas y objetivos. 4. La toma fotográfica. Velocidad de obturación, profundidad de campo, diafragmas e ISO. 5. La toma fotográfica. Exposición y medición de luz. 6. Principios Composición I. 7. Historia de la fotografía I. Una visión general. 8. Shooting en la calle en grupo. 9. Visionado de la práctica anterior. Aprender a editar. 10. Fotografías y ordenador. Primeros pasos. 11. Laboratorio digital I. Organización de imágenes. Bridge. 12.Visionado de trabajos de los alumnos y conclusiones.

Tarifa y duración*

Curso de tres meses de duración. 1 clase semanal. 36 horas lectivas: 12 clases de 3 horas Horario: 11 a 14 h.; 16h a 19h ó 19h a 22h. Grupos Máx. 12 personas. Precio 390€ + 100€ de matrícula. (pago único exento de matrícula)

MÓDULO MEDIO

Trimestral

Diseñado para alumnos con un conocimiento básico de la fotografía, en este trimestre analizaremos la diferencia entre soporte análogico y digital; pondremos especial énfasis en las características de la cámara digital y daremos los primeros pasos en el proceso de edición digital de las imágenes (retoque y archivo). Aficionados con un conocimiento básico, o fotógrafos interesados en el tránsito del soporte análogico al digital, obtendrán los conocimientos necesarios para sacar el máximo partido al equipo fotográfico digital. En la alternancia de clases teóricas y prácticas, afianzaremos en el alumno el dominio de la cámara digital y la creación de un flujo de trabajo que conecte la toma original de la imagen y la obtención de la fotografía final, pasando por la edición de ordenador. Estudiaremos, asimismo, estrategias de narración visual y los distintos soportes en los que mostrar fotografías. Aconsejado por el profesorado interno, el alumno matriculado en el curso trimestral podrá elegir un taller (práctico, teórico o de autor), de los ofertados por la escuela, para complementar los conocimientos adquiridos durante el curso.

490 Programa

1. Toma fotográfica. Repaso de conocimientos adquiridos. 2. La toma fotográfica. Perfeccionamiento. El modo “M”. 3. Iluminación I. Modelado y la luz natural. 4. Iluminación I. La luz artificial. El flash. El fotómetro. 5. Principios de composición II . 6. Historia de la Fotografía II. Grandes maestros. 7. Shooting en grupo. Retrato y paisaje. 8. Visionado y edición del ejercicio anterior. 9. Laboratorio digital II. El Raw. El negativo digital y su procesado. 10. Laboratorio digital II. Introducción al Photoshop. Herramientas básicas. 11. Laboratorio digital II. Ajustes de la imagen en Photoshop. 12. Visionado de porfolios del trimestre y conclusiones.

Tarifa y duración*

Curso de tres meses de duración. 1 clase semanal. 50 horas lectivas: 12 clases de 3 horas + 1 taller de fin de semana. Horario: 11 a 14 h.; 16h a 19h ó 19h a 22h. Grupos Máx. 12 personas. Precio 490€ + 100€ de matrícula. (pago único exento de matrícula)


cursos de fotografía MÓDULO AVANZADO

Trimestral

Partiendo de conocimientos medios en fotografía, el alumno avanzará en el mundo del revelado y la edición digital hasta adquirir un nivel técnico profesionalizado sirviéndonos para ello del software más avanzado: Photoshpo CS6 y Lightroom 4. Tanto en clases teóricas como prácticas, el alumno afianzará sus conocimiento sobre la toma fotográfica, su posterior edición y procesado digital, y la obtención del original fotográfico final. Los alumnos realizarán semanalmente ejercicios orientados a la resolución de encargos y continuaremos estudiando el trabajo de los fotógrafos más destacados del medio. Todo ello con el objeto de que el estudiante, cumplido el trimestre, maneje la cámara con total resolución y empiece a adquirir, en sus afinidades como espectador y en su propio trabajo, los primeros rasgos de una personalidad propia sobre la que desarrollarse en el futuro. Aconsejado por el profesorado interno, el alumno matriculado en el curso trimestral podrá elegir un taller (práctico, teórico o de autor), de los ofertados por la escuela, para complementar los conocimientos adquiridos durante el curso.

Programa

490

1.Laboratorio digital III. El Flujo de trabajo. Bridge y Lightroom. 2.Laboratorio digital III. Retoque digital. Primeros pasos. 3.Historia de la fotografía III. La fotografía y sus géneros: Introducción al reportaje. 4. Laboratorio digital II. Blanco y negro. 5.La narración visual. El ensayo gráfico. Contar en imágenes. 6.Historia de la fotografía III. La fotografía y sus géneros: Introducción al paisaje y el retrato. 7.Iluminación II. Técnicas de iluminación en estudio. Retrato. 8.Visionado y edición digital de la práctica anterior. 9.Iluminación II. Técnicas de iluminación en estudio. Fotografía de producto. Bodegón. 10.Visionado y edición digital de la práctica anterior. 11. Los distintos formatos: revistas, libros, exposiciones, diaporamas y el escenario digital. 12.Visionado de porfolios del trimestre y conclusiones.

MÓDULO JOVEN

Trimestral

Durante el curso reaLizaremos un acercamiento básico a la fotografía orientado a jóvenes aficionados. El alumno aprenderá a utilizar la cámara y a tomar fotografías. Se impartirán nociones generales de teoría, combinadas con ejercicios prácticos, y se introducirá a los participantes en los fundamentos del retoque digital y el manejo de imágenes en el ordenador. El módulo está dirigido a jóvenes de 13 a 18 años. Las clases irán acompañadas de ejercicios prácticos y shooting en la calle y en el estudio, bajo supervisión de los profesores.

Programa

1. Introducción a la fotografía. Conceptos básicos. Aprender a mirar, aprender a fotografiar. 2. La cámara fotográfica y yo. Teoría y manejo. 3. La cámara fotográfica. Ópticas y objetivos. 4. La toma fotográfica. Velocidad de obturación, profun didad de campo, diafragmas e ISO. 5. La toma fotográfica. Exposición y medición de luz. 6. La composición fotográfica. 7. Historia de la fotografía: Una visión general. 8. Fotografías y ordenador. Primeros pasos. 9. El laboratorio digital: archivar imágenes. 10. El laboratorio digital: photoshop (herram. básicas). 11. El laboratorio digital: photoshop (retoque). 12.Visionado de trabajos de los alumnos y conclusiones.

Tarifa y duración*

Curso de tres meses de duración. 36 horas lectivas: repartidas en 12 clases. Horario: sábados 11 a 14 h. Inicio del curso: 11 de enero Grupos Máx. 12 personas. Precio: 390€ (exento de matrícula)

390

Tarifa y duración*

Curso de tres meses de duración. 1 clase semanal. 50 horas lectivas: 12 clases de 3 horas + 1 taller de fin de semana. Horario: 11 a 14 h.; 16h a 19h ó 19h a 22h. Grupos Máx. 12 personas. Precio 490€ + 100€ de matrícula. (pago único exento de matrícula)

* Los cursos trimestrales comienzan el 7 de enero y finalizan el 31 de marzo. Consultar formas de pago y plan de estudios desarrollado en www.cfcbilbao.com o llamando al Tel.: 944 248 890


cursos de fotografía MÓDULO ESPECIALIZADO “Laboratorio digital”.

MÓDULO ESPECIALIZADO

Profesor: Jorge Flores / trimestral

Profesor: Vicente Paredes / trimestral

Este curso está orientado a fotógrafos y aficionados que deseen perfeccionar sus conocimientos en el retoque digital y aprender a controlar de una manera práctica las diferentes técnicas de retoque postproducción de sus fotografías. Consolidaremos el flujo de trabajo digital (revelado, archivo y procesado de la imagen) enseñando al alumno a dominar Bridge, Adobe Lightroom 4 y Adobe Photoshop CS6. Aprenderemos a interpretar correctamente la luz. Desde el negativo digital hasta el documento final, reforzaremos la utilización de las herramientas básicas y aplicaremos las técnicas de postproducción digital más eficaces en el ámbito del retrato, la arquitectura y la publicidad. El curso tendrá una orientación claramente práctica en la que los alumnos trabajarán fundamentalmente sobre sus propias fotografías. Cada clase irá acompañada de ejercicios para que los participantes consoliden y ejerciten la materia impartida en las mismas. Los participantes podrán elegir un taller de los ofertados a lo largo del trimestre por el CFC para completar el módulo.

En curso está orientado a alumnos con dominio de la cámara y que quieran explorar y evolucionar en la utilización del flash y los sistemas de iluminación de estudio. El profesor compartirá con los alumnos su propio trabajo, metodología y utilización del flash. A lo largo del trimestre los participantes realizarán sus propias fotografías, tanto en las clases prácticas del programa (flash anular, strobist, etc.) como parte de la dinámica del grupo. Se estudiarán algunos de los autores más influyentes en el manejo del flash electrónico (Weege, Martin Parr, Terry Richardson, etc.), Vicente Paredes (Orihuela, 1972). Licenciado en periodismo en la UPV, estudia posteriormente fotografía en el Westminster College de Londres. Reparte su actividad en la fotografía comercial (BBK, Lagun Aro, Gobierno Vasco, etc.) y su trabajo personal de autor. Ha realizado varias exposiciones y editado el libro “Furtivos”. Los participantes podrán elegir un taller de los ofertados a lo largo del trimestre por el CFC para completar el módulo. www.vicenteparedes.es

Programa

Programa

1. Repaso y actualización de conocimientos adquiridos. Aproximación general al procesado digital de imágenes. 2. El flujo de procesado digital I: Bridge, Camera Raw/Lightroom y Photoshop. 3. El flujo de procesado digital II: Bridge, Camera Raw/ Lightroom y Photoshop. 4. Ajuste, corrección y transformación del color. 5. Técnicas para el ajuste de curvas y niveles por zonas. 6. Alto rango dinámico. 7. Transformación de capas y selecciones. 8. Panorámicas. Photomerge. 9. Modo fusion de capas. 10. Aplicación de modos de fusión en retoques especializados. 11. El portfolio digital. 12. Presentación y comentarios de los trabajos del curso.

1.Introducción al flash: funcionamiento del flash, tipos. 2.El lenguaje del flash en la historia de la fotografía. Visionado de distintas técnicas y fotógrafos. 3 y 4.Técnicas de Iluminación en estudio. Manejo del equipo de un estudio fotográfico (flashes, generadores, flashímetros, disparadores, etc). 5 y 6. Strobist, técnicas de iluminación con flash electrónico portátil. Accesorios y estrategias de iluminación. 7.El lenguaje del flash en el trabajo de Vicente Paredes. Visionado de trabajo comercial y de autor. 8 y 9.Técnicas de Iluminación en exteriores. Fotografía en exteriores con equipo de estudio autónomo y combinación con luz ambiente. 10 y 11. Fotografía de producto y bodegón. Desarrollo de las distintas técnicas para fotografiar objetos en el estudio. 12. Visionado de porfolio de los alumnos.

Tarifa y duración*

Curso de tres meses de duración. 1 clase semanal. 50 horas lectivas: 12 clases de 3 horas + 1 taller de fin de semana. Horario: jueves: 16h a 19h ó 19h a 22h Grupos Máx. 12 personas. Precio 490€ + 100€ de matrícula. (pago único exento de matrícula)

490

“El estudio fotográfico”.

Tarifa y duración*

Curso de tres meses de duración. 1 clase semanal. 50 horas lectivas: 12 clases de 3 horas + 1 taller de fin de semana. Horario: viernes: 16h a 19h Grupos Máx. 12 personas. Precio 490€ + 100€ de matrícula. (pago único exento de matrícula)

490


cursos de fotografía MÓDULO ESPECIALIZADO

MÓDULO ESPECIALIZADO

Profesor: Ricky Dávila / trimestral

Profesor: Ricky Dávila / semestral

El curso está orientado a fotógrafos y estudiantes que quieran adquirir una visión general de la historia de la fotografía a lo largo del trimestre. Para desarrollar nuestra sensibilidad fotográfica, para aprender a mirar, es indispensable obtener un conocimiento básico del lenguaje fotográfico y de su más de siglo y medio de historia. De Niepce a Gregory Crewdson, de Cartier-Bresson al documentalismo contemporáneo, de Ansel Adams a la Escuela de Düsseldorf; Stieglitz, Robert Frank, La Bauhaus, Moriyama, etc…. A lo largo de tres meses analizaremos las principales tendencias y estudiaremos los trabajos de los principales fotógrafos del medio con el objeto de que los participantes multipliquen su afición por la fotografía y aumenten su sensibilidad y capacidad crítica como espectadores.

El curso está orientado a fotógrafos interesados en concebir, desarrollar y finalizar un proyecto fotográfico personal a lo largo del semestre. El taller es eminentemente práctico, interactivo y dirigido a la consecución, en el final del mismo, de un trabajo de cada uno de los participantes. Analizaremos distintos soportes (audiovisual, libro, instalación, porfolio), distintos autores y distintos registros (documental, personal, comercial, conceptual, etc.). Discutiremos cuestiones de método y estrategias narrativas con el fin de aumentar en los participantes el estímulo y proverles de nuevas claves en sus planteamientos personales. El profesor y los participantes compartirán su propio trabajo como base para la interacción del grupo y el desarrollo a lo largo del curso de sus respectivos proyectos. Los participantes podrán elegir 2 talleres de los ofertados a lo largo del trimestre por el CFC para completar el módulo.

“La historia de la fotografía en 12 capítulos”.

Programa 1. La invención de la fotografía: primeros visionarios. 2. Paisajismo y arquitectura en el XIX, los orígenes de la fotografía documental. 3. El siglo XIX y la eclosión del retrato fotográfico. 4. La fotografía como un nuevo arte: los primeros pasos. 5. Fotografía y sociedad hasta 1945: inicios del reportaje. 6. Entre dos guerras: fotografía, arte y modernismo hasta 1945 7. Fotografía y mass media: el fotoperiodismo en el s. XX. 8. Documentalismo y concepto: la fotografía directa después de 1950. 9. La imagen inventada: fotografía y ficción en la segunda mitad del s. XX. 10. Panorama de la fotografía contemporánea: nuevos medios, nuevos lenguajes. 11. Historia del fotolibro. 12. Visita al Photomuseum de Zarautz. www.rickydavila.com

Tarifa y duración*

490

Curso de tres meses de duración. 1 clase semanal. 50 horas lectivas: 12 clases de 3 horas + 1 taller de fin de semana. Horario: jueves de 11 a 14 h, 16 a 19 h ó 19 a 22 h. Grupos Máx. 12 personas. Precio 490€ + 100€ de matrícula. (pago único exento de matrícula)

“La construcción de un proyecto personal”.

Ricky Dávila (Bilbao, 1964) estudió fotografía en el ICP de Nueva York. En los años noventa recibió varios reconocimientos por su trabajo fotoperiodístico (Ortega y Gasset, Fotoprés, etc.). En la última década reorientó su fotografía a un registro documental más poético y personal. Es autor de cinco libros de autor y una veintena de exposiciones individuales. www.rickydavila.com

890 Tarifa y duración*

Curso de 6 meses de duración. 1 clase semanal. 100 horas lectivas: 24 clases de 3 horas + 2 talleres de fin de semana. Día y horario en función del grupo Grupos Máx. 12 personas. Precio 890€ + 200€ de matrícula. (pago único exento de matrícula)

* Los cursos trimestrales comienzan el 7 de enero y finalizan el 31 de marzo. Consultar formas de pago y plan de estudios desarrollado en www.cfcbilbao.com o llamando al Tel.: 944 248 890


cursos de fotografía CURSO ANUAL de Fotografía Con trescientas horas lectivas el curso anual de fotografía está diseñado para alumnos que quieran adquirir los conocimientos necesarios para una futura profesionalización en el campo de la fotografía en sus distintos ámbitos (artístico, comercial, periodístico, etc.). A lo largo del año los participantes recibirán una educación técnica, acompañada de ejercicios prácticos, que irán complementados con clases de historia y cultura fotográfica. El proceso formativo será gradual, empezando por las nociones básicas de la cámara y la toma fotográfica, para pasar después a las teoría de la luz, técnicas de iluminación con flash, el estudio fotográfico, etc. Pondremos especial énfasis en el flujo de trabajo digital y el procesado de imágenes con Photoshop. El alumno se familiarizará, además, con el trabajo de los grandes autores y entrará en contacto directo con profesionales y artistas acreditados del panorama fotográfico actual mediante los siete talleres de fin de semana incluidos en el programa, y que se establecen como complemento a las clases impartidas por el profesorado interno a lo largo de la semana. Desde el equipo de dirección y profesorado del CFCBilbao mantendremos un trato personalizado en la evolución del alumno, que recibirá una formación equilibrada, cuidando por igual la adquisición de conocimientos técnicos, culturales y creativos de la fotografía.

28. PhotoShop (V). Herramientas de retoque avanzado. 29. PhotoShop (VI). El blanco y negro digital. 30. Historia (IV). Panorama de fotografía contemporánea. 31. El color. Teoría de color. 32. Gestión de color. Espacio y perfiles. 33. Impresión de fotografías. Perfiles y calibración. 34. Impresión de fotografías. Papeles y tintas. 35 y 36. Valoración final de los trabajos del curso.

2.100

Programa

1. Presentación. La escuela, normas de uso y programa. 2. Formación de la imagen. La cámara: origen y tipos. 3. El obturador. El diafragma. 4. Práctica de velocidades y diafragama. 5. La exposición. Fotometría. 6. Historia (I). Orígenes (daguerrotipo y talbotipo). 7. Óptica fotográfica (I). Conceptos básicos y objetivos. 8. Óptica fotográfica (II). Objetivos y sensores digitales. 9. Prácticas y ejercicios de escala y ópticas. 10. Historia (II). Del pictorialismo a los años 50. 11. Fundamentos y práctica de composición. 12. La luz (I). Naturaleza y características. 13. La luz (II). La luz en la obra de los grandes autores. 14. La imagen digital: tamaño y formatos. 15. El ordenador (I): sistema operativo mac. 16. El ordenador (II): sistemas de archivo. El Bridge. 17. PhotoShop (I). Primeros pasos. 18. PhotoShop (II). Abrir y guardar imágenes. 19. Photoshop (III). Ajustes básicos edición de imágenes. 20. Historia (III). Fotografía segunda mitad del s.XX. 21. Revelado del RAW. 22. El flash de mano. Teoría. 23. El flash de mano. Práctica. 24. El retrato. Grandes autores del género. 25. El estudio fotográfico (I). Accesorios y flashes. 25. El estudio fotográfico (II). Prácticas de iluminación. 26. El estudio fotográfico (III). Prácticas de iluminación. 27. PhotoShop (IV). Capas de ajuste y máscaras.

Tarifa y duración* Curso de un año de duración. 300 horas lectivas (repatidas en 72 clases de 3h. cada una + 7 talleres fin de semana de 12h. cada uno). 2 clases a la semana de 3h. (lunes y miércoles ó martes y jueves). Fechas del curso: 07-01-2014 al 19-12-2014 Horario: de 11h. a 14h. Máximo 12 personas. Precio 2.100€ + 300€ de matrícula (Pago único exento de matrícula) *Consultar formas de pago y plan de estudios desarrollado en www.cfcbilbao.com o llamando al Tel.: 944 248 890


CÁMARA REFLEX DIGITAL

ALPHA 58+ OBJ.18-55

429 €

-Sensibilidad hasta 25.600 iso -Sensor Aps-c EXMOR de 20mp

-Cámara réflex digital de 20,1 millones de pixels. CMOS HD - Pantalla móvil de 450.800 pixels (OLED). Video FULL HD. - Autofoco de 15 puntos de enfoque, con diversos modos de enfoque - Velocidad de 30’’ a 1/4000. Usa batería ION_LITIO NP-FM-500H. Peso 492GRS


Los talleres del “Fotiziti Bilbao” Ricardo Cases 1- 2 febrero Fotoziti consiste en elaborar colectivamente una publicación en dos días. El formato fanzine se adapta bien al taller por su personalidad gamberra y desenfadada, por su producción sencilla y poco exigente en calidades de impresión y encuadernación. Durante dos jornadas un grupo de 15 fotógrafos forman un colectivo circunstancial para realizar un retrato espontáneo, caótico y emocionante de un lugar. Tras una presentación del taller y una revisión de las personalidades fotográficas de cada asistente se encomiendan tareas específicas que permitirán que este monstruo de 15 cabezas produzca un nuevo Fotoziti. Al acabar el taller cada fotógrafo se llevará un pdf con el fanzine listo para imprimir. El taller no se dará por concluido hasta imprimir un ejemplar en papel que fotografiaremos y publicaremos en el blog fotoziti.blogspot.com.es Ricardo Cases (Orihuela, 1971) vive y trabaja en Madrid. Licenciado en periodismo por la UPV. En el 2006 entra a formar parte del colectivo de fotografía Blank Paper. En el 2009 pone en marcha Fiesta Ediciones, una editorial especializada en libros de fotografía.

www.ricardocases.es

“La gran escapada” Gonzalo M. Azumendi 15-16 febrero El taller está dividido en dos jornadas completas. A lo largo del sábado el autor mostrará su propio trabajo y el de otros profesionales y sus publicaciones. Se analizará la experiencia del viaje fotográfico como vivencia personal y las distintas motivaciones para documentar con nuestra cámara otras geografías. La jornada del domingo se dedicará en su totalidad a un safari fotográfico en minibus. Se elegirá una ruta dentro del País Vasco bajo la guía y dirección del profesor. (*) Gonzalo Martínez Azumendi, Bilbao (1961), experto fotógrafo y viajero incansable, ha recorrido el planeta durante más de tres décadas, publicando sus reportajes en las revistas más importantes del panorama internacional (Geo, National Geographic, El País, Viajar, etc.).

www.gonzaloazumendi.com (*) los alumnos inscritos en este taller deberán abonar un coplemento de 30€ en concepto de transporte. La tarifa no incluye la comida.

100€ tailerreko Gehienez, 20 lagun Gehiago jakiteko: www.cfcbilbao.com 944 248 890

CFCan

matrikulatutako ikasleek

100€

por taller Máx. 20 personas + información www.cfcbilbao.com 944 248 890


Los talleres del “El diseño de una exposición” Paco Gómez 8-9 marzo Las exposiciones de fotografía son actos sociales que cumplen una misión de escaparates efímeros de proyectos. Bien concebidas y dimensionadas son una herramienta excelente para transmitir los mensajes que el autor desee. Ilustrado con ejemplos históricos y casos prácticos, el taller está dirigido a alumnos interesados en adquirir los conceptos necesarios para disfrutar de una exposición como espectadores y poder diseñar sus propios proyectos fotográficos en espacios tridimensionales. Los participantes realizarán ejercicios prácticos con maqueta escaladas. Paco Gómez (Madrid, 1971) Estudio ingeniería de caminos pero ahora es fotógrafo, escritor y diseñador de exposiciones. Premio revelación PhotoEspaña02, es miembro fundador del colectivo NOPHOTO y durante nueve años trabajó de asistente del fotógrafo Castro Prieto. En los últimos años ha realizado el diseño de exposiciones para NOPHOTO, Castro Prieto, Gervasio Sánchez, Manuel Vilariño, Ministerio de Cultura, CentroCentro, Instituto Cervantes, Casa Árabe y Matadero Madrid entre otros.

www.nophoto.org

“Fotoperiodismo hoy” Pablo Juliá 15-16 marzo La situación actual del periodismo nos permite hacer una reflexión práctica del momento. Un taller orientado a indagar en la historia del fotoperiodismo desde sus comienzos y orientar las posibilidades reales, hoy en día, de poder ejercerlo. El periodismo no se agota en los diarios, y grandes fotógrafos como Paul Strand, Dorothea Lange o Larry Fink son claves para entender el posible maridaje entre periodismo y fotografía más allá de los medios de comunicación de masas. Pablo Juliá (Cádiz,1949). Fotógrafo desde finales de los 60, dató la oposición al franquismo y la transición. Posteriormente trabajó en varios medios de comunicación como freelance (Cambio 16, El Periódico; Posible, etc). A comienzos de los 80 desde trabajo como fotógrafo y editor de El País hasta el 2007. Actualmente dirige el Centro Andaluz de la Fotografía. Varias publicaciones y reconocimientos como el premio Andalucía de Periodismo o el Fotoprés.

Ricky Dávila “Fotografía como visión personal” 29-30 marzo Este taller está orientado a fotógrafos jóvenes y profesionales en busca de un territorio personal y un posicionamiento propio en el ámbito de la fotografía. Los participantes deberán traer sus propios trabajos, que servirán de base a comentarios orientativos: fotografías autobiográficas, documentales, etc., serán herramientas para el intercambio de opiniones, y permitirán dirimir dudas y debatir sobre las nuevas reglas del medio. El autor compartirá con los alumnos sus propios trabajos. Ricky Dávila (Bilbao, 1964) estudió fotografía en el ICP de Nueva York. En los años noventa recibió varios reconocimientos por su trabajo documental (Ortega y Gasset, Fotoprés). En la última década reorientó su fotografía a un registro más poético y personal. Es autor de cinco libros de autor y una veintena de exposiciones individuales.

www.rickydavila.com

Requiere cámara


10 de diciembre abierto el plazo de matriculación de la escuela del CFCBilbao

Centro de Fotografía Contemporánea de Bilbao Bilboko Argazki garaikideko Zentroa Edificio Ensanche, Plaza Ensanche 11, 48009 Bilbao

Contratatiempo 05  

Contratiempo, trimestral de fotografía del CFC Bilbao.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you