Issuu on Google+


Se mire por donde se mire, el terrorismo no puede tener, ni hoy ni nunca, cabida en nuestra sociedad. Es más, se mire por donde se mire, el terrorismo no puede tener, ni hoy ni nunca, justificación en nuestra sociedad. Porque el terrorismo es una forma de hacer política brutal, violenta y asesina que debe ser condenada por todas y todos los ciudadanos de nuestra sociedad. No hay fin que justifique el terrorismo, ni terroristas buenos y terroristas malos, como tampoco hay víctimas buenas y malas, mejores o peores; todas son víctimas inocentes fruto de la barbarie. Por ello, hoy la Universidad CEU Cardenal Herrera no puede sino brindar su apoyo a las víctimas del terrorismo, tenderles una mano y apretarla fuertemente para que hoy, más que nunca, pero igual que todos los días, sientan que no están solos; que los universitarios y universitarias de la CEU-UCH están con ellos. Y por ello, desde aquí y con toda nuestra fuerza, queremos manifestarnos en contra del terrorismo.


Mural “Las lágrimas del dolor” (Marusela Granell, abril de 2011)

No sé si lo habéis leído alguna vez, pero este texto acompaña al mural “Lágrimas” instalado en la fachada de nuestra Biblioteca, una obra realizada por la artista y profesora de nuestra Universidad, Marusela Granell, en homenaje, reconocimiento y recuerdo de todas las personas que han padecido las consecuencias de un atentado terrorista. Dice el texto: “Las lágrimas, símbolo del dolor, del sufrimiento, de la desolación y la pérdida, son también el reflejo de la vida, del recuerdo de los seres queridos y de la esperanza de un mundo mejor”. Que así sea. Rosa Visiedo Rectora de la Universidad CEU Cardenal Herrera


La comunidad universitaria, con las víctimas del terrorismo (abril de 2011)

Contra los atentados al Estado de derecho, contra la impunidad de cuantos alientan los crímenes contra la humanidad, contra el silencio cómplice de los cobardes, contra la falta de higiene provocada y consentida. Son muchas las víctimas, pero hay que seguir adelante por todas ellas. Todo el ánimo posible para que puedan encauzar de nuevo sus vidas. Joel

José Manuel Prieto Andreu Profesor de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Información CEU-UCH


Alumnos participando en las V Jornada “Universitarios con las Víctimas del Terrorismo” (6 de abril 2011)

A pesar de haber pasado diez años de sufrimiento físico y psicológico desde aquel trágico atentado, las víctimas siguen necesitando aunque no lo reclamen: el apoyo, cariño y solidaridad de todos y cada uno de los españoles porque en aquel tren del 11-M íbamos todos.

Virginia Martínez Martínez Estudiante de 4º de Grado en Educación Primaria


III Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo (febrero de 2006)

Los problemas más graves de nuestro país, y de cualquier país europeo, son el terrorismo y el aborto, ya que ambos atentan contra la vida, que es el derecho fundamental sobre el que se sustentan todos los demás derechos. Por eso es tan importante estar al lado de las víctimas y defender el fin definitivo de la lacra del terrorismo, y todas sus variantes políticas, previa entrega total de las armas, petición de perdón a los afectados e impartiendo Justicia desde el Estado de Derecho Mª Carmen Sanfeliu Alonso Profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud CEU-UCH


Alumnos de la CEU-UCH tras la lectura del manifiesto contra el terrorismo (11 de marzo de 2014)

Nadie muere mientras haya alguien que lo recuerde.

Pedro Miguel Iranzo MartĂ­nez Estudiante de 4Âş de Grado en Periodismo


Ofrenda floral en memoria de las víctimas del terrorismo (6 de abril de 2011)

Quiero expresar toda mi solidaridad y apoyo a las víctimas del terrorismo por su actitud siempre democrática de pedir que se luche contra el terrorismo, no devolviendo mal por mal, sino usando las herramientas y resortes del Estado de Derecho: la ley y la justicia. Vaya para ellas todo mi apoyo y mi oración. Que el señor acoja en su seno a sus familiares asesinados y que a ellos les dé paz y consuelo para vivir el tiempo que les queda hasta volver a encontrarse con sus seres queridos. Y como decía el Papa Juan Pablo II, "no hay paz si justicia, no hay justicia sin perdón".

Francisco Núñez Romero Olmo Profesor de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Información CEU-UCH


Irene Ville atiende a los medios durante el ¡!! Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo

Como personas y profesionales de la comunicación, tenemos con las víctimas del terrorismo de todo origen una doble obligación moral: la de ayudarles a esclarecer la verdad de los hechos que les afectaron, tanto a ellas como a sus familiares, y la de poner nuestros medios siempre al servicio de su voz, para que la ejemplaridad de su testimonio se imponga siempre a la vileza de los actos perpetrados por sus asesinos.

Elisa Marco Marco, Profesora de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Información CEU-UCH


Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, con las víctimas del terrorismo

Ojalá, el profundo respeto y la sincera admiración que muchos sentimos por las Victimas del Terrorismo, alivie, aunque sólo sea un poco, su sufrimiento.

Laura Valls Navarro Profesora de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Información CEU-UCH


Lectura del manifiesto en el III Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo

Decídase lo que se decida, España entera está detrás de todas las familias que han sufrido por se fieles a sus principios.

Pilar Mcgillycuddy Profesora del Servicio de Idiomas Universidad CEU-UCH


Pilar Manjón participa en el III Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo

La guerra me parece una de las peores acciones del hombre. Pero el terrorismo es, sin duda, una atrocidad donde se hace pagar a ciudadanos inocentes la sinrazón de unos pocos con el único objetivo de hacer daño a toda la sociedad.

Francisco Suay Pérez Profesor de la Facultad de Derecho, Empresa y Ciencias Políticas CEU-UCH


Placa conmemorativa en la biblioteca de la CEU-UCH

Hoy me he levantado temprano, me he duchado, he dado dos besos a mis padres que hoy estaban en casa, a mi hermano pequeño y me he ido a la Uni, llego al metro, subo, hago el traslado en la misma parada de siempre, hay un sitio libre y me quedo mirando la ventana, pienso, sueño, una mala pesadilla, una explosión, humo, olor, gritos, sangre, ¿Qué ha pasado?, ya no oigo nada, ya no siento nada, pienso en el beso a mi familia de esa mañana, pienso en sus ojos, en su desesperación, en su dolor cuando se enteren de lo que ha pasado, en cómo va a cambiar su vida desde esta mañana, pero ¿qué ha pasado?, el tren sale al exterior, veo la luz, mi corazón está muy acelerado, sigo mirando la ventana, miro fuera, al exterior, veo un coche de la policía parado en un semáforo, veo a los agentes, pienso en ellos, en su familia, también ellos han dado un beso a los suyos, a sus hijos, a su pareja, un adiós, un hasta luego como yo a mis vecinos, a mis amigos, un hasta luego que ya es para siempre, el dolor de ellos, de su familia, de sus amigos, de sus compañeros de trabajo, de estudios, de sus vecinos, ¿vale la pena tanto dolor?, ¿vale la pena para esas asesinos?, y me quedo también pensando en cómo está cambiando todo, y lo poco que sabemos todos de la historia de terrorismo, he escuchado a mi padre decir que el cuerpo se pierde, queda el alma, que cuando se pierde ese recuerdo, ese alma, entonces y solo entonces el mal, esos asesinos, habrán ganado, ahora le estoy entendiendo, pita el tren, llegamos al Ceu, es mi parada, bajo, miro la hora, las ocho, llego a tiempo, miro la fecha, 11-M del 2014… Adrián Alambiaga Carabaca Estudiante de 2º de Grado en Farmacia


Valencia 11 de marzo de 2014


Manifiesto Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo 11 marzo 2014