Page 1

Ciudad Universitaria, Tegucigalpa 2014


Este libro está dedicado a las y los estudiantes, maestros y maestras que han engrandecido el Alma Mater de la Educación de Honduras.

D.R. @ 2014 Universidad Nacional Autónoma de Honduras Hitos Históricos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, (UNAH) Primera edición 2014 Las ideas y opiniones expuestas en esta sistematización son de exclusiva responsabilidad de sus autores y/o autoras, y no reflejan necesariamente la visión ni la opinión de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Consultor/autor: Mario Posas Revisión: Centro de Arte y Cultura de la UNAH Corrección de Estilo: Rebeca Becerra Diagramación general y diseño de cubierta: Dirección de Comunicación UNAH Impreso en Honduras - 2014


Plaza Cuatro Culturas, Ciudad Universitaria. Fotografía: José Hernández. 2012.


Presentación

CONTENIDO Presentación 7 Introducción 8 Entre la Iglesia Católica y el Estado (1847-1876)

12

1.1 La fundación de la Universidad del Estado de Honduras

12

1.2. La Universidad del Estado de Honduras, un centro de estudios superior público con connotaciones religiosas 15 La Universidad de Honduras se convierte en una institución de educación superior moderna (1876-1948) 20 2. 1. Los reformadores liberales transforman la universidad del Estado de Honduras

20

2.2. La universidad central de la República ingresa al siglo XX

24

Un nuevo modelo de gestión y la modernización de la vida universitaria (1949-2004)

28

3.1 Gálvez y la reforma del modelo de gestión universitario

28

3. 2. La Universidad de Honduras se convierte en una institución autónoma

30

3. 3. La UNAH entra en un proceso de reforma y de acelerada expansión

35

3. 4. Paridad universitaria y estilos de gestión (1958-2004)

38

El surgimiento de un nuevo modelo de gestión universitaria (2005-2012)

47

4. 1. La IV Reforma Universitaria y la nueva Ley Orgánica de la UNAH

47

4. 2. La Comisión de Transición Universitaria

49

4. 3. La Junta de Dirección Universitaria 54 La UNAH, rectora de la educación superior 58 5.1 La UNAH, representante del Estado en la educación superior

58

5.2. Las luchas por arrebatar a la UNAH su potestad constitucional

60

Desafíos de la UNAH de cara al siglo XXI

64

El desafío del modelo educativo y de mejorar la calidad de los aprendizajes. 65 El desafío de contribuir a la transformación de la realidad nacional

66

Cronología de la UNAH 69 Rectores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras 74 Bibliografía 85

Una acertada manera de aproximarse a la historia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras es a través de sus grandes momentos. Sean estos de cambio o de continuidad, los grandes momentos de nuestra universidad hacen constar el papel protagónico que esta institución ha tenido en la historia de nuestro país. Son grandes momentos que nacen del seno del Alma Máter y que recuentan las grandes aspiraciones, las grandes luchas, los grandes logros y los grandes desafíos de la educación superior hondureña. Parece lejana en el tiempo aquella primera utopía que inspiró a la insigne Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto y que dio origen a la máxima casa de estudios de Honduras. No obstante, aun seguimos participando de esa misma utopía por hacer realidad el desarrollo de nuestro país mediante el trabajo académico arduo y constante. Hoy la UNAH sigue estando convencida, como lo estaba el Padre Reyes, de que “las ciencias contribuyen sobremanera a hacer felices a los pueblos y los hombres, y en los países donde por fortuna se han adoptado los principios democráticos, son de absoluta necesidad”. La Universidad Nacional de Honduras entiende su historia –y por ende a sí misma- como una institución que avanza en la profundización y la consolidación de su compromiso con la sociedad hondureña. Una institución que hoy como siempre, en tiempos de encrucijadas, a la luz aspira. Hoy releemos nuestra historia, la entendemos y la valoramos desde la práctica de una renovada agenda universitaria. Una agenda de desarrollo académico, de desarrollo humano y profesional; una agenda de investigación científica al servicio del trabajo por la solución de los más urgentes problemas de nuestro país. La UNAH es una institución educativa que reconoce su papel histórico. Que no se conforma con adaptarse simplemente a los tiempos sino que asume, mediante la formación humana y la construcción del conocimiento, el ejercicio de su poderosa capacidad transformadora al servicio de la sociedad. Su propia evolución histórica coloca a nuestra universidad en una situación actual de plena conciencia acerca de la responsabilidad que entraña ser la institución que organiza, dirige y desarrolla la educación superior del país. Reconociendo en las bases de la sólida cimentación histórica un proceso continuo de opción decidida por la construcción de una nación hondureña más justa, más democrática, más desarrollada, más feliz. Presento gustosamente a la comunidad universitaria y a todo el pueblo hondureño este ensayo historiográfico, que nos permite visualizar de manera sistemática y consistente, las disposiciones y los esfuerzos de nuestra universidad por la renovación constante, como respuesta a las exigencias de la relación que a través del tiempo la UNAH ha mantenido con su más importante interlocutor: la sociedad contemporánea. Valga este magnífico análisis que nos ofrece el profesor Mario Posas –y que a su vez constituye un importante aporte para la permanente construcción de la memoria histórica hondureña-, como una invitación a no escatimar esfuerzos por brindar una formación de calidad a nuestros estudiantes; a seguir tomando parte de los procesos de cambio como institución y como sociedad ante los desafíos de nuestra época; a seguir escribiendo desde dentro esta historia que es de todos los hondureños y todas las hondureñas.


Introducción Este trabajo pretende ir más allá de la mera reseña cronológica de hechos relevantes desde el punto de vista institucional. Pretende ser un trabajo analítico e interpretativo. Recoge hechos, los organiza de una manera lógica y cronológica para que adquieran sentido y los contextualiza a fin de poder interpretarlos. Como nos ha recordado Marc Bloch, el gran historiador francés, “la historia es una recopilación de experiencias cuya tarea no consiste exclusivamente en la publicación de dicha compilación, labor más propia de editores que de sabios, sino sobre todo en interpretarla”. 1 En este sentido, uno de los desafíos intelectuales más importantes que tienen que enfrentar las y/o los estudiosos de la historia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), es construir una periodización que permita ordenar los hechos e interpretarlos. ¿Cuáles deben ser los criterios para construir esta periodización? Me parece que, al menos, dos criterios son esenciales. En primer lugar, los cambios en los patrones de dominación social del país. Es obvio que muchos cambios que han ocurrido en la vida universitaria no son inmanentes; responden a cambios sociales y políticos que han ocurrido a nivel de los patrones de dominación del país. Así, por ejemplo, cambios que han ocurrido en la vida universitaria no se pueden comprender sin conocer los cambios sociales y políticos que introdujeron regímenes políticos como los reformadores liberales (Marco Aurelio Soto y Ramón Rosa) y los gobiernos reformistas de Juan Manuel Gálvez, de la Junta Militar de Gobierno y de Ramón Villeda Morales. En segundo lugar, son también esenciales los cambios que se han producido en los modelos de gestión y en la dinámica interna de la UNAH. Desde el momento que la Universidad de Honduras obtiene su autonomía y el Estado le otorga la potestad de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior, muchos cambios institucionales y legales decididos al interior de la UNAH han sido, por regla general, ratificadas por el Congreso Nacional. Es así que el nombramiento de la Junta de Dirección Universitaria y la aprobación de leyes reguladoras de la educación superior, se han atenido a este procedimiento. Basado en la combinación de ambos criterios, la periodización que se propone en este trabajo para construir una aproximación histórica a la UNAH es la siguiente: 1. 1847-1876. Es el período en que la historia de la UNAH está sometida a la influencia combinada de la Iglesia Católica y el Estado; 2. 1876-1948. Durante este período, la Universidad de Honduras, convertida en una institución laica, construye la oferta tradicional de carreras liberales; 3. 1949-2004. Durante este periodo de modernización económica e institucional del país, la Universidad de Honduras, se convierte en una institución autónoma y se aprueba la paridad 1

8

Marc Bloch, Historia e historiadores, Ediciones Akal, Madrid, 2008, p. 15. Este libro es una colección de textos reunidos por su hijo Étienne Bloch

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

estudiantil. Se inicia un periodo de expansión acelerada. Se incrementa la oferta no convencional de carreras y de estudiantes universitarios. En este período se pueden distinguir dos sub-periodos, en términos del estilo de gestión predominante: 1) 1949-1982. En este sub-periodo el país vive en ciclo de intervención del Estado y de reforma política, interrumpido apenas por pequeños interregnos conservadores. Es también un periodo de alta politización de la actividad universitaria. Se trata, en general, de un periodo en que el Frente de Reforma Universitaria (FRU) logra gran influencia en la gestión universitaria. 2) 1982-2004. Desde el punto de vista del país, este sub-periodo está dominado por los programas de ajuste estructural de la economía y por las ideas neoliberales que, de una u otra manera, influyen en el ámbito universitario. Desde el punto de vista político e institucional se trata de un período en que el Frente Unido Universitario Democrático ( FUUD) logra un gran ascendiente en la vida universitaria y que el movimiento estudiantil y la UNAH se repliegan sobre si misma. 4) 2005-2012. Este es el periodo la UNAH adopta un nuevo sistema de gestión. Desaparece de la estructura de gestión en la UNAH el Claustro Pleno Universitario, que fue durante años el máximo organismo de decisión de la UNAH. Se elimina también la paridad universitaria. La UNAH es dirigida inicialmente, por una Comisión de Transición integrada por siete miembros, que fueron seleccionados por el Congreso Nacional, y después, por una Junta de Dirección Universitaria formada por nueve miembros electos por el Consejo Universitario. Este trabajo sobre los grandes momentos en la historia de la UNAH ha sido precedido por varios libros sobre el tema. Estos libros son los siguientes: 1. Esteban Guardiola, Historia de la Universidad de Honduras, Talleres Tipográficos Nacionales, Tegucigalpa, 1955. Una versión más resumida de la historia de la Universidad de Honduras escrita por el autor es “La Universidad de Honduras a través de su primera centuria” publicada en la Revista de la Universidad, enero, 1948, pp. 198 y ss. Esta revista es en sí misma, una valiosa fuente para la historia de la Universidad de Honduras 2. Ángel G. Hernández, Problemas de la educación universitaria, Secretaria de Educación, Tegucigalpa, 1956. La parte histórica de este texto, fue publicada por el Profesor Rafael Bardales, Nociones de historia de la educación, Imprenta Aldina, México, 1957, pp. 115-126. 3. José Reina Valenzuela, Historia de la Universidad de Honduras, Talleres Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 1976 4. Jorge Arturo Reina, Historia de la UNAH en su Època Autónoma, Editorial Universitaria, Tomo I y Tomo II, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 1999 y 2000, respectivamente. 5. Andrea Portillo Sánchez (coordinadora), La educación superior en Honduras 1733-1997, SCANCOLOR, Vol, Vol. II y Vol. III, Tegucigalpa, 1997, 1998 y 2004, respectivamente. A pesar de su título, no incluyo en esta lista de obras sobre la historia de la UNAH, el libro de Jorge Fidel Durón (compilador), Reseña histórica de la Universidad de Honduras, Talleres Tipográficos Nacionales, Tegucigalpa, 1953. Se trata básicamente, como reconoce su autor, de una compilación de algunos

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

9


artículos sobre la historia de la Universidad de Honduras, algunas leyes relacionadas con la Universidad de Honduras y una extensa gama de programas de asignaturas de diferentes carreras universitarias.

CAPÍTULO 1

Para ubicar información adicional y contextualizar los datos obtenidos a partir de estas obras, he acudido al uso de periódicos locales, de publicaciones internacionales sobre la educación superior en América Latina y de conversaciones con algunas personas. Este trabajo es un ensayo de interpretación histórica. La responsabilidad de lo que aquí se plantea es del autor y no de la autoridad universitaria que me encargó escribirla.

10

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

Estatua del Padre José Trinidad Reyes. Fotografía: José Hernández. 2012.


Entre la Iglesia Católica y el Estado (1847-1876) 1.1 La fundación de la Universidad del Estado de Honduras En la época independiente las universidades latinoamericanas fueron creadas por la Iglesia Católica, preocupada por la formación de sacerdotes y por los nuevos Estados, interesados en formar cuadros dirigentes para la incipiente burocracia pública.2 En el caso de la Universidad de Honduras, asistimos a una combinación de iniciativas de la Iglesia Católica y del Estado hondureño.

Resplandor propiedad de el Padre José Trinidad Reyes. Fotografía: Paúl Martínez. 2012.

Convento de la Merced, sede de la Universidad del Estado de Honduras de 1869-1969. En: Vallejo, Antonio. Primer Anuario Estadístico, 1898.

En efecto, a iniciativa del Presbítero José Trinidad Reyes y de un grupo de alumnos y amigos, se fundó el 14 de diciembre de 1845 la Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto. Los amigos y alumnos del Padre Reyes que le acompañaron en esta iniciativa fueron Máximo Soto, Alejandro Flores, Miguel Antonio Rovelo, Yanuario Girón y Pedro Chirinos. 3 . En su discurso inaugural el Presbítero José Trinidad Reyes, Rector de este centro educativo de educación superior, destacó el compromiso de los que lo acompañaban en la creación de la Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto: “...hoy -dijo el prelado- ve Tegucigalpa un rasgo sin ejemplo de verdadero patriotismo, que no lo viera antes de nuestra gloriosa independencia ni después que el amor a la patria ha sido tan incesante decantado. Unos jóvenes, que uniendo sus talentos, una infatigable aplicación al estudio, han merecido los honrosos títulos literarios con los que los condecoró la acreditada Universidad de León de Nicaragua, consagran hoy a la Patria sus tareas, y vienen a pagarle las primicias de sus luces, haciéndole un servicio de una clase superior a cuantos puedan prestarle sus más amantes hijos. Su misma ilustración los ha hecho conocer que las ciencias contribuyen sobremanera a hacer felices a los pueblos y los hombres, y en los países donde por fortuna se han adoptado los principios democráticos, son de absoluta necesidad, y he aquí el don precioso que vienen a ofrecerle. Ven la falta de establecimientos de enseñanza; advierten, no sin dolor, que en Honduras las ciencias están todavía encerradas bajo los pergaminos y capelladas, y no pueden ser indiferentes al malogro y desperdicio de talentos privilegiados que se quedan sin cultivo, debiendo ser el honor de su país. Y sin otro móvil que su enardecido patriotismo y filantropía, sin más ambición que la de ver prosperar a su suelo natal, y sin otra aspiración que la de ser útiles a sus semejantes, toman hoy la ardua tarea de la enseñanza de la juventud...” 4 2

Simon Schwartzman, Las universidades latinoamericanas en el contexto, 1996, p. 2. Disponible en http://www.schartzman.org.br/simon/marlo/htm

3 José Reina Valenzuela, Historia de la Universidad, Universidad Nacional Confesionario utilizado por el Padre Reyes (1828-1855). Fotografía: José Hernández. 2012.

12

Autónoma de Honduras, Tegucigalpa, 1976, p. 33 4

Esteban Guardiola, “La Universidad de Honduras a través de la primera centuria” en Revista de la Universidad, Tegucigalpa, enero, 1948, pp. 200-201 y José Reina Valenzuela, op. cit., pp. 34-35

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

Al referirse a los cursos que se impartirían en el centro de educación superior que estaba surgiendo a la vida, el Presbítero José Trinidad Reyes, dijo lo siguiente: “...Por ahora se limitan a enseñar la Filosofía, cultura del entendimiento y del corazón, y llave de todas las ciencias; y la gramática de la lengua latina, de esa hermosa lengua con que Cicerón hablo al pueblo republicano de Roma, y en la que Virgilio, cantando al son de su poética lira, los campos, los pastos y las hazañas del Troyano, inmortalizó su nombre y el de sus héroes, entras se reúne competente número de libros para dar también los preceptos de nuestro propio idioma, y mientras los alumnos se ponen en disposición de emprender otros estudios...” 5 Como puede verse, la nueva casa de estudios superiores se inicio con la enseñanza de la filosofía y la gramática de la lengua latina. En esa época, el aprendizaje del latín era clave para los estudios superiores porque parte importante de los libros que se utilizaban se encontraban en latín. A propuesta de la Municipalidad de Tegucigalpa, la cámara legislativa emitió un decreto declarando la protección pública de la Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto a la que bautiza con el nombre de Academia Literaria de Tegucigalpa. Este decreto fue fechado en Comayagua el 10 de marzo de 1846. 6 El Decreto de la creación oficial de la Academia Literaria de Tegucigalpa, si nos atenemos a lo dicho por el Presidente Juan Lindo en un Decreto Especial, fue emitido el 18 de abril de 1846.7 El 11 de agosto de 1847, el Presidente Juan Lindo emitió un Acuerdo orientado a convertir la Academia Literaria de Tegucigalpa en la Universidad del Estado de Honduras, aprobando los Estatutos de la misma elaborados por el Presbítero José Trinidad Reyes. 8 En el acto final de la conversión de la Academia Literaria de Tegucigalpa en Universidad del Estado de Honduras, el Presidente Juan Lindo emitió el 13 de septiembre de 1847, un Decreto Especial formando el Claustro Universitario y confiriendo los grados de Doctor y de Licenciado a las personas que debían integrarlo. 9 Con este último acto, el Presidente, Juan Lindo, elevó a la Academia Literaria de Tegucigalpa a la categoría de Universidad del Estado de Honduras. La Academia Literaria de Tegucigalpa o Universidad del Estado de Honduras, fue inaugurada solemnemente en un acto público celebrado el 19 de septiembre de 1847 en el antiguo convento de San Francisco, hoy Cuartel San Francisco, de la ciudad de Tegucigalpa. A este acto asistió el Presidente de la República, Juan Nepomuceno Fernández Lindo y Zelaya, quien tomó la decisión de trasladar el Gobierno a Tegucigalpa para participar personalmente en el acto inaugural. 10 El Gobierno de la República residía en Comayagua.

5 6 7 8 9 10

Incensario utilizado por el Padre Reyes (1828-1855). Fotografía: Paúl Martínez. 2012.

Retrato de Juan Lindo Autor: Álvaro Canales. Fotografía: Paúl Martínez. 2012.

José Reina Valenzuela, op. cit., p. 35 Ibidem, pp. 37-38 y p. 56 y Esteban Guardiola, op. cit., pp. 202-203 Cf. José Reina Valenzuela, op. cit., p. 51 Ibidem, p. 49 Ibidem, pp. 51-53 Andrea Portillo Saenz (Coordinadora), La educación superior en Honduras 17331997, Tomo I, SCANCOLOR, Tegucigalpa, 1997, p. 41

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

13


Tegucigalpa solo se convertiría en la capital del país hasta el año de 1880. El Presidente Lindo había tomado posesión de su cargo el 12 de febrero de 1847.11 Siendo Presidente de la República de El Salvador, Lindo impulsó la fundación de la universidad de aquel país. 12 El primer Rector de la Academia Literaria de Tegucigalpa o Universidad del Estado de Honduras, fue el Presbítero José Trinidad Reyes.

Convento San Francisco, sede de la Universidad del Estado de Honduras de 1847 a 1869. En: Vallejo, Antonio. Primer Anuario Estadístico, 1898.

Libro perteneciente al Padre Reyes (1828-1855). “Sacerdote Cristiano y la Vida Sacerdotal” Fotografía: Paúl Martínez. 2012.

La Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras fue, en orden cronológico, la quinta universidad de la región centroamericana. La más vieja de las universidades centroamericanas, fue la Universidad de San Carlos de Guatemala, que data de 1676. 13 De sus aulas, egresaron hondureños distinguidos como José Cecilio del Valle, Marco Aurelio Soto y Ramón Rosa. Le siguió la Universidad de León en Nicaragua, que data del año de 1812. 14 El Presbítero José Trinidad Reyes, primer Rector de la Universidad del Estado de Honduras, se graduó en Filosofía, Teología y Derecho en la Universidad de León, Nicaragua. 15 Máximo Soto y Alejandro Flores estudiaron también en la Universidad de León, Nicaragua. 16 La universidad de El Salvador fue fundada el 18 de febrero de 1841 por el Presidente de aquel país, Juan Lindo, que como sabemos, fue también el creador de la Universidad de Honduras.17 Desde el año de 1843, se había fundado en San José, Costa Rica, la Universidad de Santo Tomás, la que fue eventualmente cerrada. La actual Universidad de Costa Rica, una de las mejores universidades de la región, fue fundada en el año de 1940. 18

11

Microscopio de comienzos del siglo XX. Fotografía: José Hernández. 2012

14

Víctor Cáceres Lara, Gobernantes de Honduras en el siglo 19, publicaciones del Banco Central de Honduras, Tegucigalpa, 1978, p. 81 12 Véase “Discurso de Julián López Pineda pronunciado en nombre del Consejo Universitario en la celebración del Primer Centenario de la Fundación de la Universidad de Honduras” en Revista de la Universidad, Tegucigalpa, enero, 1948, p. 13, y el “Discurso pronunciado por el Lic. Federico Leiva h. en la sesión pública celebrada por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales en el Paraninfo de la Universidad de Honduras, como parte de los actos de celebración del Primer Centenario de la misma” en Revista de la Universidad, Tegucigalpa, enero, 1948, pp. 21-22. 13 Carlos Tünnermann Bernheim, Universidad y sociedad. Balance histórico y perspectivas desde América Latina, Editorial Hispamer, Managua, 2001, p. 45 14 Idem 15 José Reina Valenzuela, op. cit., p. 54 16 Ibidem, p. 93 17 Jorge Arturo Reina, Historia de la UNAH en su época autónoma, Tomo I, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 1999, p. 28 18 Carlos Tünnermann, “La educación general en la universidad contemporánea” en Carlos Tünnermann, La universidad y los desafíos del desarrollo y la democracia, Editorial Millenium, Tegucigalpa, 1993, p. 36

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

1.2. La Universidad del Estado de Honduras, un centro de estudios superior público con connotaciones religiosas El 19 de septiembre de 1847 comenzó a funcionar la Academia Literaria de Tegucigalpa o Universidad del Estado de Honduras en el antiguo Convento de San Francisco bajo la dirección del Presbítero José Trinidad Reyes. En el año de 1869, la Universidad se trasladó al Convento de La Merced. 19 El Convento de la Merced fue donado a la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras el 17 de marzo de 1857, por la Municipalidad de Tegucigalpa que presidía el Licenciado Crescencio Gómez. 20 El edificio se encontraba en ruinas y la Academia Literaria o Universidad de Honduras, lo arregló y le agregó un segundo piso. La reconstrucción de este edificio duró 12 años debido a las estrecheces financieras de la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras. 21

Escudo mayor de la Universidad del Estado de Honduras, retocado por Max Euceda en 1932. Fotografía: José Hernández. 2012.

El Presbítero José Trinidad Reyes fue Rector de la Academia Literaria o Universidad de Honduras hasta su muerte, ocurrida el 20 de septiembre de 1855. Fue reelecto en este cargo por cuatro veces. El 5 de diciembre de 1853 fue reelecto por cuarta vez. En esta ocasión el Vicerrector, fue el Licenciado Máximo Soto. 22 Al momento de su muerte, José Trinidad Reyes tenía 58 años.23 Los Estatutos de la Academia Literaria de Tegucigalpa o Universidad del Estado de Honduras fueron emitidos por el Gobierno de Juan Lindo el 1º. de noviembre de de 1849 y aprobados de la Cámara Legislativa el 2 de julio de 1850. 24 En lo relativo a la gestión de la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras, tres artículos son claves: el 10, el 6 y el 7. El Artículo 10 de los Estatutos de la Academia Literaria o Universidad de Honduras, establecía que “...El Gobierno tiene el patronato de la Academia, y en consecuencia le dará toda la protección que necesite para su engrandecimiento y mejora: pero en ningún caso ni por pretexto alguno, puede ni debe ingerirse en su administración económica, ni menos tocar sus fondos, excepto en aquellos casos en que degenere de su instituto...”. El Artículo 6 declara que “...La Academia tiene toda la independencia y libertad necesarias para mejorar, modificar o variar sus estatutos cuando lo juzgue absolutamente necesario, atendida la experiencia, las exigencias científicas y el ensanchamiento progresivo de las ciencias..”. El Artículo 7 establece que “Las antedichas reformas que hagan la Academia serán una ley con la aprobación del Poder Legislativo, o Ejecutivo, según su naturaleza, extensión y circunstancias”. 19 20 21 22 23 24

Facultad de Medicina. Fotografía: José Hernández. 2012.

José Reina Valenzuela, op. cit., p. 112 Ibidem, p. 109 Ibidem, p. 112 Andrea Portillo Saenz, op. cit., p. 47, Ibidem José Reina Valenzuela, op. cit., pp. 60-61. Los Estatutos aparecen reproducidos textualmente en las páginas 62-92

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

15


Como puede verse, aunque la Academia Literaria de Tegucigalpa o Universidad del Estado de Honduras, dependía del Estado, tenía un amplio margen de gestión autónoma. La Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras era regida por una Junta de Dirección de Estudios integrada por el Rector y cuatro Directores. El Rector y el Vice-Rector eran electos por los Directores, los catedráticos y todos los individuos graduados de la Academia que estén presentes el día en que se practiquen. (Art. 21) “...El Rector es el Jefe inmediato de la Academia y a él están sujetos todos los individuos y empleados del establecimiento, y le deben entera obediencia en cuanto tenga relación con sus destinos...”. (Art. 18) El Rector y el Vice-Rector durarán dos años en sus funciones y podían ser reelectos sin intervalo alguno. (Art. 19) Los cuatro Directores duraban en sus funciones cuatro años. (Art. 49) El Rector podría ser eclesiástico o secular. En las asistencias públicas y demás actos de su jurisdicción, el Rector debía utilizar un bastón con borlas negras. Los graduados de la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras ostentaban el grado de Bachilleres y Doctores. Los estudiantes podían graduarse de bachilleres en filosofía, bachilleres en derecho canónico, en derecho civil y en teología escolástica. Se podía también obtener el título de Doctor. Para ser Doctor, se requería hacer un examen frente a un grupo de seis Doctores. El grado de Doctor se confería “...en la Iglesia principal con asistencia de toda la Academia, y entonces es cuando el doctorado podrá hacer la dedicatoria de su examen: dirá, después de la misa solemne del caso, el elogio del Mecenas o del objeto propuesto; y en seguida, previo al juramento necesario, el Presidente del Estado o el Rector de la Academia, le conferirá el grado con las insignias que correspondan por Estatuto...”. (Art. 155) Los estudiantes estaban agrupados en facultades. Estas facultades eran las de Cánones, la de Leyes, la de Medicina, la de Teología, la de Filosofía y la de Gramática. (Art. 169) En realidad, la Facultad de Medicina no existía. Era más bien una aspiración que tardó mucho en hacerse realidad. Todavía en 1855, no se enseñaba medicina en la Academia Literaria. 25 Diez años después, en 1865, la carrera de Medicina todavía no había sido establecida como se infiere de las siguientes declaraciones de Rafael Alvarado Manzano, Secretario de la Universidad: “...Hoy, como en los años precedentes, cuatro ramos son los que se enseñan en el establecimiento: Latinidad, Filosofía, Derecho Civil y Sagrados Cánones, ramos que no pueden presentar a la juventud un elemento capaz de dar a la inteligencia un desarrollo completo, cuyo estudio no puede ser perfecto, sin el precedente auxilio de otros que metódicamente hablando deben estudiarse como primeros en orden…La Dirección nota por supuesto, la importancia y utilidad de otras cátedras, y de muy buena voluntad las habría establecido si hubiera contado con los recursos suficientes; pero sus fondos son tan limitados que aún no alcanzan para dotar como debiera las que tienen planteadas y al querer observar el rigor, método y regularidad que conviene, la Universidad no existiría, y en cambio de volver al absoluto oscurantismo, es mejor una ilustración limitada y relativa...”. (La letra cursiva es mía. M. P.) 26 La Facultad de Medicina y Cirugía fue creada finalmente en el año de 1881, durante el régimen de Marco Aurelio Soto. 27 La Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras tenía como santo patrón al Doctor San Buenaventura. (Art. 11) El 14 de julio de cada año, se celebraba el día de su nacimiento. “Las primeras fiestas fueron celebradas en el Templo de San Francisco, pero cuando la Universidad se trasladó al viejo 25 26 27

16

Ibidem, p. 113 Ibidem, p. 122 Andrea Portillo Saenz, La educación superior en Honduras, Tomo II, SCANCOLOR, Tegucigalpa, 1998, p. 40

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

Convento de La Merced, éstas tomaron mayor esplendor, los Catedráticos y estudiantes, presididos por el Rector, conducían la imagen del Santo Patrono en hombros, hacia el templo de La Merced para cantar “Vísperas”. Por la noche había rosario solemne y gran reunión en la plazuela de este Iglesia y al día siguiente, por la mañana, misa de ministros y alegre procesión. Las fiestas terminaban con una Velada organizada por los estudiantes a la que concurría la selecta sociedad de Tegucigalpa, el pueblo y especialmente la muchachada”.28 El Artículo 201 de los Estatutos en referencia definió el Escudo de la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras. “El Escudo de la Academia”, dice el artículo en referencia, “lo formarán dos columnas sentadas sobre tres gradas exactamente iguales en altura, llevando dos de ellas su figura en blanco donde se acomode la inscripción que diga: Academia Literaria del Estado de Laboratorio de Biología. Honduras. En el remate superior de las columnas irá una faja figurada con el Fotografía: José Hernández. 2012. letrero: Lucem aspicio.29 En el centro se acomodarán tres libros cerrados unos sobre otros, con un tintero y pluma sobre ellos; a la derecha un compás medio abierto, figurando estar clavado delante de los libros; y en medio, a nivel del remate de las columnas, un sol con toda su luz. Llevará también al lado derecho, por fuera de las columnas, un ramo de rosas con flores abiertas y en botón; al izquierdo también por fuera otro ramo; y por último se formará un prado en figura oval, donde considerará estar formado el edificio emblemático”. 30 Hubo que esperar casi un siglo para que la Universidad de Honduras se dotara de una bandera. Esta insignia, de color azul, blanco y amarillo, con el escudo de la Universidad de Honduras en el centro, fue creada por el Consejo Universitario, Silla que pertenció al padre, Jose Trinidad Reyes. el 19 de septiembre de 1947. 31 Debería estar fuera de toda duda que los Fotografía: Paúl Martínez, 2012. Estatutos de la Academia Literaria de Tegucigalpa o Universidad del Estado de Honduras del 2 de julio de 1850, pusieron las bases de la primera gran reforma de la universidad del Estado de Honduras. La relativa autonomía de gestión que disponía la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras, estaba supeditada a la voluntad de los que dirigían la gestión del Estado. Una muestra evidente de la fragilidad de esta autonomía concedida a la Academia Literaria, tuvo lugar durante el gobierno de José Maria Medina. Mediante Decreto Ejecutivo del 30 de diciembre de 1868, el gobierno de Medina, como nos dice Reina Valenzuela, “barrió con la autonomía universitaria, suprimió el Claustro y la Dirección de Estudios y creó un organismo distinto para regir los destinos del establecimiento”. 32 Esto ocurrió mediante una reforma a los Estatutos de la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras. Modificó el Artículo 1 de los Estatutos de la Academia aprobados en 1850. Mediante esta reforma, la Dirección de Estudios, bautizada a partir de entonces como Junta Superior Directora de Instrucción Pública, quedó constituida por cinco padres de familia nombrados por el gobierno por un periodo de 28 29 30 31 32

José Reina Valenzuela, op. cit., p. 106 Esta expresión latina significa aspiro a la luz, busco la luz José Reina Valenzuela, op. cit., p. 88 Revista de la Universidad, Tegucigalpa, enero, 1948, p. 9 José Reina Valenzuela, op. cit., p. 128

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

17


cuatro años. Derogó el Artículo 21 relativo a la elección del Rector y el Vice-Rector, los que partir de entonces, serían nombrados por el gobierno por un plazo de cuatro años. El tesorero de la Academia fue convertido en funcionario estatal bajo la jurisdicción del Tesorero General de la República. La Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras fue convertida en una dependencia del Ministerio de Instrucción Pública. Esta drástica medida, fue una respuesta del gobierno, orientada a destruir “los gérmenes de la insubordinación de la juventud, evitando su ingerencia en la elección periódica de las autoridades”.33 A juicio de Medina, la academia Literaria se estaba convirtiendo en un “foco de agitación antigubernamental”. 34 El régimen de Medina nombró como Rector al Licenciado Valentín Durón y como Vice-Rector al Licenciado Yanuario Girón. 35 A ellos les tocó editar el periódico mensual “El Monitor”, una de las tareas que les fue impuesta por el Decreto Ejecutivo del 30 de diciembre de 1868. 36

CAPÍTULO 2

Desde sus inicios, la Academia Literaria se vio enfrentada a serias dificultades financieras. Esto fue así porque el Estado de Honduras acudió a fuentes de captación de ingresos fiscales frágiles y fluctuantes para financiarla. Entre estas fuentes de ingresos fiscales, se encontraban la suma anual de 100 pesos por parte de los explotadores de minas de donde se extrajera oro y plata y de 50 pesos de las que solo produjeran plata, “el resultado libre que dejaré la Casa de la Moneda en la acuñación de moneda de buena ley”, “un porcentaje de las campañas del diezmo en los departamentos de Olancho y Tegucigalpa” y el producto del centro territorial, el producto de matrículas y grados, el impuesto de seis reales por cada res sacrificada en las carnicerías, la manda forzosa de testamentos y el producto de la Imprenta de la Universidad. 37 La Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras también tuvo que enfrentar algunas veces el impacto de las guerras civiles, un problema secular del siglo XIX y parte del siglo XX. Así, por ejemplo, en agosto de 1860, tropas del gobierno de Guardiola ocuparon el edificio de Convento de La Merced que estaba en proceso de restauración. Eran las tropas que iban a combatir a William Walker en el litoral Norte. El Rector Hipólito Matute protestó enérgicamente por este acto. En un nota enviada al Comandante de Plaza, el Rector Matute escribió lo siguiente: “...La Dirección de Estudios se hace cargo de la situación emergente porque atravieza (sic) Honduras, pero considera que se trata de un atropello incalificable que se ha cometido sin miramientos contra la dignidad de la Academia y de las personas que la forman y, por lo mismo, a nombre del Superior de Estudios protesto contra este hecho inusitado que no se registra hasta hoy en la Historia y pido el desalojo inmediato del Convento de la Merced que es propiedad legal de la Universidad del Estado y no del Gobierno Nacional...”. 38 El Gobierno presentó sus excusas al señor Rector argumentando que por razones de emergencia nacional y por la capacidad de alojamiento del local universitario, habían tomado la decisión de acampar la tropa en ese lugar. El Rector aceptó las disculpas y los soldados desalojaron el edificio ocho días después. 39

33 34 35 36 37 38 39

Ibidem, p. 129 Idem Idem. Ibidem, p. 130 Jorge Arturo Reina Idiáquez, Historia de la UNAH en su época autónoma, Tomo II, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 2000, pp. 94-95 José Reina Valenzuela, op. cit., p. 119 Idem

Fotografía del Hospital General, frente a la facultad de Medicina. 1920.

18

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

19


La Universidad de Honduras se convierte en una institución de educación superior moderna (1876-1948) 2. 1. Los reformadores liberales transforman la universidad del Estado de Honduras A partir de 1876, se produjo en el país un cambio importante en el modelo de dominación social. Con el apoyo de los reformadores liberales de Guatemala, llegó a la Presidencia de Honduras el Doctor Marco Aurelio Soto. Soto, con el apoyo de Ramón Rosa, inició un proceso de reformas liberales en Honduras y, por extensión, un proceso de reforma de la Universidad Central de Honduras. Soto tomó posesión de la Presidencia del país el 27 de agosto de 1876. Para desarrollar el programa de reformas liberales que se había planteado, Soto nombró como Ministro General al Doctor Ramón Rosa. Ambos habían estudiado en Guatemala y habían ocupado posiciones gubernamentales en ese país. Soto había sido Ministro de Gobernación, Justicia y Negocios Eclesiásticos en el gobierno provisional de Miguel García Granados y Ministro de Relaciones Exteriores e Instrucción Pública en el gobierno del General Justo Rufino Barrios. Rosa había desempeñado el cargo de Ministro de Instrucción Pública y Hacienda en el gobierno de Miguel García Granados. 40 Como parte de su programa de gobierno, Soto y Rosa, en lo que aquí nos concierne, separaron la Iglesia Católica del Estado, instituyeron el matrimonio civil, secularizaron los cementerios y declararon la laicidad de la educación pública. Una de sus grandes preocupaciones fue reformar la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras. La dirección de la reforma universitaria fue puesta en claro por el Presidente Soto. Sobre este particular, dijo lo siguiente: “...La enseñanza profesional, en la Universidad necesita de reformas radicales. Ha sido también abstracta, y hábil solo para formar abogados y canonistas. Para la época en que se creó y para los elementos con que ha contado, la Universidad ha sido un progreso y un bien para la República, pues que de ella han salido notabilidades en el Foro y en la Iglesia. Pero ahora la enseñanza profesional necesita tomar un gran desarrollo, y la Universidad tiene que ser un centro de enseñanza superior, en donde el aprendizaje práctico y científico proporcione copiosos beneficios. El Gobierno ha principiado las reformas estableciendo un curso científico preparatorio, para entrar en los estudios de las ciencias prácticas que dan en su aplicación utilidades positivas. La Universidad, en cuanto haya el personal necesario, se organizará con facultades donde se sigan las profesiones que se necesitan, y en especial, las carreras de naturalistas, químicos, mineralogistas, ingenieros, etc., hoy descuidadas y que son sin embargo las que más convienen a los hondureños para servir sus propios intereses y los intereses de la República...”. 41 En el mismo sentido, el Doctor Rosa, en su condición de Ministro de Instrucción Pública, expresó lo siguiente: “...La Universidad Nacional, que tiene el mérito indisputable de haber formado en sus aulas a muchos hondureños distinguidos en el Foro y en la Iglesia, requiere que se introduzcan en su sistema de 40 41

José Reina Valenzuela, Historia de la Universidad, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 1976, p. 152 Ibidem, p. 160

20

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

enseñanza radicales innovaciones. En la Universidad solo ha podido obtenerse el aprendizaje del Derecho y de materias eclesiásticas. De su seno han salido abogados y clérigos. Es indispensable que la enseñanza universitaria sea más amplia, más variada, más práctica; es indispensable que en la Universidad se aprendan las Ciencias Sociales en toda su extensión, las Ciencias Médicas y las Ciencias Prácticas aplicables a la industria que tienen por base los conocimientos físico-matemáticos. Se ha dado comienzo a la reforma en la enseñanza, estableciendo un curso preparatorio para realizar con éxito la transición a los estudios prácticos. El Gobierno se propone proporcionar recursos a la Universidad y alistar un cuerpo de profesores competentes para llevar a cabo, por medio de una ley, la reglamentación del nuevo plan de estudios que reclama la enseñanza profesional...”. 42 Como dejó claro esta intervención del Doctor Rosa, el camino para la reforma de la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras no sería modificar los Estatutos de la institución universitaria, sino que emitir una nueva Ley. Esta nueva ley fué el Código de Instrucción Pública que fue aprobado el 31 de diciembre de 1881 y puesto en vigencia el 26 de febrero de 1882, al inaugurarse el año académico de la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras. 43

Dr. Adolfo Zúniga, Rector de la Universidad de Honduras. Retrato de Mario Castillo. Fotografía: Paúl Martínez. 2012.

El Código de Instrucción Pública de 1881 había sido precedido por la Constitución Política del 1 de noviembre de 1880 en cuyo Artículo No. 24 dejó establecido lo siguiente: “El Estado tiene el primordial deber de fomentar y proteger la instrucción pública en sus diversos ramos: la instrucción primaria es obligatoria, laica y gratuita. Será laica la instrucción media y superior”. 44 Este artículo, como puede verse, declara la laicidad de la educación superior. Al referirse a la laicidad de la educación pública en su discurso pronunciado en la inauguración en la universidad central de la república el 26 de febrero de 1882, el Doctor Rosa dijo lo siguiente: “...Separada entre nosotros la Iglesia del Estado, este no puede, a virtud de ninguna de sus funciones administrativas, imponer un credo religioso, cualquiera que este sea. En materia de enseñanza tiene, pues, que proporcionar una instrucción puramente civil. La consecuencia es y debe ser extraña a la acción del Estado...”. 45 El capítulo XIV del Código de Instrucción Pública de 1881 está dedicado a la enseñanza profesional. La enseñanza profesional tiene por objetivo, declara el Código en referencia, “...dar conocimientos especiales, y de su aplicación práctica, para el ejercicio facultativo de determinadas ciencias...”. (Art. 164) “La enseñanza profesional se dará en las Universidades establecidas por leyes anteriores, o que se establezcan en lo sucesivo”. (Art. 165). Es en este contexto, que el Código Fundamental de Instrucción Pública, cambió el nombre de la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras, y la convirtió en la “Universidad Central de la República”. “La Universidad de Tegucigalpa”, se lee en el Artículo 166, “tendrá el carácter y la denominación de Universidad Central de la República”. 42 43 44 45

Ibidem, pp. 153-154 Ibidem, pp. 162-163 Rafael Bardales, Nociones de historia de la educación, Imprenta Aldina, México, p. 8 Reproducido en Andrea Portillo Saenz, La educación superior en Honduras 1733-1997, Tomo I, SCANCOLOR, Tegucigalpa, 1997, p. 60

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

21


El Código de Instrucción Pública de 1881, creó el Consejo Superior de Instrucción Pública compuesto por el Rector, el Vice-Rector y los Decanos de las Facultades de la Universidad Central. El Rector y el ViceRector eran nombrados por el Estado. Creó las siguientes facultades: 1) la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Políticas; 2) Facultad de Medicina, Cirugía, y, 3) La Facultad de Ciencias que comprendía las carreras de Ingeniería Civil, Agrimensura, Perito Minero, Perito Constructor, Perito Químico, Perito Mecánico y Perito Agrónomo. Los estudios de Farmacia formaban parte de la Facultad de Medicina y Cirugía. Cada Facultad, era dirigida por un Decano, dos Vocales y un Secretario quienes duraban en sus funciones dos años y fueron electos por primera vez por el Poder Ejecutivo. 46 El Código de Instrucción Pública de 1881, suprimió “...las latinidades, los Cánones y la Teología, las Matemáticas y la Filosofía que formaban la base de la antigua carrera de Derecho y colocando algunas de estas materias en los programas de educación secundaria...”. 47 Para atender muchas de las nuevas asignaturas de las Facultades de Medicina y de Ciencias, el Estado hondureño hizo venir de Europa a varios profesores bajo modalidad de contrato. El Estado dotó a la Universidad Central de Laboratorios de Química, Física y aparatos y útiles para el ejercicio de la ingeniería. Por otra parte, el Estado construyó, equipó e hizo funcionar el Hospital General de Tegucigalpa. 48 En el ámbito universitario, estos cambios fueron liderados por el Dr. Adolfo Zúñiga. Caracterizando la Universidad de Honduras que estaba reformando, el Dr. Adolfo Zúniga, Rector de la Universidad de Honduras, dijo lo siguiente: “...La Universidad de Honduras, instituto calcado sobre las universidades coloniales, que era el único tipo que se conocía, adoleció por supuesto de todos los vacíos, de todas las imperfecciones, de las falsas vistas, de la torcida dirección, y aún de los absurdos de una época que ya no era la nuestra. Dio entera y exclusiva preferencia a las ciencias o profesiones que hoy llamamos humanistas, como la filosofía escolástica, la teología y el derecho, olvidándose absolutamente de las ciencias o profesiones realistas, para los trabajos del orden económico en la esfera de la producción, como la agricultura, la mineralogía, la mecánica, la industria y el comercio, que son los ramos del saber humano de que más necesitan estos nacientes y desiertos países, que viven pobres e inertes en medio de la abundancia, que estimula la actividad en todas sus manifestaciones...”. 49 El Doctor Zúniga tenía una clara conciencia de los desafíos de la educación superior de cara al desarrollo económico y social del país. Esta conciencia se encuentra claramente reflejada en los siguientes párrafos, que a pesar de su extensión, reproducimos por su vitalidad y su pertinencia. “...Yo no comprendía entonces, como no comprendo ahora, que en un país que posee los más vastos y feraces terrenos aptos para todos los cultivos, y donde nacen y crecen espontáneamente el cafeto, el cacao, la caña de azúcar, el índigo, el algodonero, el tabaco y cien frutos más, que uno solo bastaría para enriquecer a un pueblo, se carezca en absoluto de las más elementales nociones de agricultura, de botánica y química en sus aplicaciones agrícolas, y que no haya habido una escuela donde ramos tan importantes, tan prácticos y tan positivos se enseñen. Yo no comprendía entonces, como no puedo comprender ahora, que en un país donde la ganadería ha formado y forma la mayor parte de su riqueza, y donde pampas y praderas inmensas convidan al desarrollo creciente de tan sencilla como productiva 46 47 48 49

22

José Reina Valenzuela, op.cit., pp. 164-165 Ibidem, p. 167 Ibidem, p. 173 Reproducido en Andrea Portillo Saenz, op. cit., p. 69

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

industria, no haya habido una escuela de veterinaria, ni que se hayan ensayado, pero ni intentado ensayar siquiera, los métodos prácticos para cruzar y mejorar las ya degeneradas razas de nuestros ganados. Yo no comprendía entonces, como no comprendo ahora, que dueños y señores de inmensos desiertos, donde no ha repercutido aún el eco del hacha del leñador, ni puesto su planta el hombre; como dueños y señores de tantas y tantas encantadoras florestas, donde crecen desde el caoba, rey de los bosques, hasta el plátano, gloria de la América, riqueza de sus hijos, hermosura de la tierra, valiéndonos de la pintoresca frase de nuestro sabio Valle, no se hayan enseñado jamás las artes mecánicas, que nos darían fuerza y poder para dominar y vencer nuestra naturaleza salvaje, y en las ciencias físicas y naturales que nos harían conocer y explotar los tesoros de la riqueza que guardan nuestras selvas y montañas...”. 50 A renglón seguido y en el mismo tono, el Doctor Zúniga dejó escrito lo siguiente:

Frasco utilizado por la Facultad de Quimica y Farmacia de la UNAH Fotografía: Paúl Martínez. 2012.

“...Yo no comprendía entonces, como no comprendo ahora, como Honduras que posee una riqueza mineral inagotable en todas sus cordilleras, en los lechos de sus ríos y aún en sus pequeños murmuradores arroyos, no haya consagrado atención alguna al estudio de la mineralogía y de la metalurgia. Yo no comprendía entonces, como no comprendo ahora, como un país tan extenso, que carece de vías de comunicación, sin las cuales la producción y el consumo, el comercio y la industria, son poco menos que imposibles, se haya descuidado al extremo el estudio de la ingeniería, que enseña a abrir fácilmente caminos, construir canales, fabricar y dirigir máquinas. Yo no comprendía entonces, como no comprendo ahora, como en Honduras, colocada en el centro del istmo americano, destinado a unir los dos grandes continentes, y a ser puente universal del comercio del mundo, se haya visto en absoluto abandono el estudio de las lenguas vivas, de las lenguas que hablan las naciones civilizadas, con quienes debemos ponernos en contacto, y que deben traernos sus hábitos de orden, de trabajo y de libertad práctica. Yo no comprendía entonces, como no comprendo ahora, ese desdén por la enseñanza de las industrias, de las artes y los oficios, y esa ciega preferencia por el estudio de ciertas ciencias privilegiadas, que aparecen a los ojos del vulgo como las únicas capaces de dar honra y provecho...”. 51 Las ideas expresadas por el Doctor Zúniga en este conceptuoso discurso no eran ideas de ocasión. El señor Rector las había venido defendiendo desde hacia ya hacia bastante tiempo. En un discurso evaluativo de los avances de la Universidad del Estado de Honduras pronunciado a propósito de la apertura solemne de las clases de este centro de educación superior, el Doctor Adolfo Zúniga manifestó lo siguiente: “...¿Hemos mejorado del año de 1846 acá? Negarlo sería cerrar los ojos a la luz. Pero después de lo que hicieron los fundadores de la Universidad. ¿qué hemos hecho nosotros, los que todos lo debemos a este patriótico establecimiento? No tengo embarazo en decirlo, poca cosa, talvez nada. Una clase de idioma muerto, otra de filosofía escolástica y tal cual otra de Derecho Canónico y Civil, no satisfacen, ni con mucho, las exigencias de la sociedad actual, no corresponden al grado de cultura, que han alcanzado las hermanas Repúblicas del centro, y sobre todo no pueden llenar las necesidades palpitantes del país. Es necesario decir la verdad franca y resueltamente, sin prevención, sin ilusiones, y es en este día solemne, que tal

50 51

Ibidem, pp. 70-71 Ibidem, p. 71

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

23


Estudiantes de la Facultad de Ciencias Jurídicas, UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

vez la verdad se hará escuchar. El plan de estudios debe ser profundamente modificado...”. 52

Legislativo No. 31 del 7 de febrero de 1944, se agregaron a la Facultad de Medicina, Cirugía y Dentistería, los títulos de Enfermera Hospitalaria y de Enfermera Obstétrica. 55

“...Honduras, - argumentaba el Doctor Zuñiga- tiene un vasto territorio, donde se produce con vigor y lozanía los frutos de todas las zonas, y una riqueza mineral inmensa, que nosotros no hemos podido ni apreciar. El hondureño, pues, debe conocer las ciencias, que lo harán dominar en beneficio propio y del mundo, esos grandes elementos de prosperidad, con que plugo a la mano del Creador favorecerlo. Una escuela de ciencias, artes aplicadas a la industria, sería: ¿por qué no he de decirlo?, sería cien veces más fructuosa, más fecunda en resultados prácticos que lo que hoy llamamos Universidad de Honduras. No carecemos, Señores, de hombres competentes para redactar un despacho diplomático, una memoria, un folleto político, pero cuando se trata de formar el trazo de un camino, de levantar un puente, de hacer una rueda hidráulica, nuestra nulidad es absoluta, completa. Muy dudoso es que haya en Honduras un solo ingeniero indígena. Pues bien, Señores: agricultores, químicos, mineralogistas, ingenieros, es lo que necesitamos. Tenemos ya un abundante acopio de Abogados y Teólogos...”.53 Sin lugar a dudas, el Doctor Zúniga fue uno de los más importantes ideólogos de una universidad avanzada y moderna, capaz de responder con solvencia a los desafíos del desarrollo económico y social de Honduras. Los ecos de su poderoso pensamiento llegan hasta nuestros días y aún mantienen su lozanía y vigencia.

El Código de Instrucción Pública de 1947 cambió el nombre de Universidad Central de la República a Universidad de Honduras. Como nos explica don Ángel G. Hernández. “antes de 1947, como se sabe, sólo existían cuatro Facultades: la de Jurisprudencia y Ciencias Políticas y Sociales, de Ingeniería, de Medicina y Cirugía y de Química y Farmacia. En la nueva Ley antes aludida se agregaron la de Filosofía y Educación, de Ciencias Económicas, de Odontología y de Bellas Artes, cambiándosele sus denominaciones a las Facultades de Jurisprudencia y Ciencias Políticas y Sociales y de Ingeniería, por la de Ciencias Jurídicas y Sociales y de Ciencias Físicas y Matemáticas, respectivamente. Posteriormente se ha agregado la Facultad de Agronomía y Veterinaria y a la de Filosofía y Educación se le sustituyó este nombre por el de Humanidades”. 56 Según el Código de Instrucción Pública de 1947, “cada Facultad puede tener el número de Escuelas e Institutos, según las necesidades de la enseñanza y la investigación científica, correspondiendo a los Decanos la dirección y vigilancia de las actividades docentes que en ellos se realicen”. 57 Los avances del Código de Instrucción Pública de 1947 se consolidaron, como veremos más adelante, en los nuevos Estatutos de la Universidad de Honduras que fueron aprobados el 19 de enero de 1953. 58

2.2. La universidad central de la República ingresa al siglo XX Campana perteneciente a la Universidad de Honduras. Fotografía: José Hernández. 2012.

Clase de entomología por el Ingeniero Manfredo Fájardo.

El Código de Instrucción Pública de 1881 le dio a la Universidad Central de Honduras una cara de universidad moderna, la dota de las facultades básicas de una universidad del siglo XX: Jurisprudencia, Ingeniería y Medicina y Cirugía. Explora nuevas carreras técnicas, que no logran consolidarse y desaparecen. La convierte en una institución laica y elimina aquellas clases y carreras que la ligaban a un pasado religioso. El Código de Instrucción Pública de 1881 se mantuvo en vigencia hasta el 8 de febrero de 1906, cuando fue emitido uno nuevo. En lo relativo a la educación universitaria, mantuvo el mismo espíritu del Código de Instrucción Pública de 1881. El 26 de marzo de 1923, se emitió otro nuevo Código, que mantuvo el mismo espíritu de los códigos de instrucción pública de 1881 y el de 1906. (Citado por Bardales, 1957, p. 122) 54 Sin embargo, mediante Decreto Legislativo No. 138 del 15 de marzo de 1935 se creó la Facultad de Farmacia y por Decreto 52 53 54

24

Julio Rodríguez Ayestas (compilador), Adolfo Z úniga. El progreso democrático, El Ahorro Hondureño, Tegucigalpa, s.f., p. 40 Ibidem, p. 41 Angel G. Hernández, Problemas de la educación universitaria, reproducido por Rafael Bardales, Nociones de historia de la educación, 1957, p. 122

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

Una de las innovaciones más importantes introducidas por el Código de Instrucción Pública de 1947 es, a juicio de Ángel G. Hernández, “...la facultad que en dicha ley se da al Poder Ejecutivo de determinar el número de años de estudio para cada Escuela Universitaria, de acuerdo con el Consejo Universitario. La misma ley da también al Poder Ejecutivo la facultad de elaborar y aprobar los planes de estudio, de hacer la distribución de las asignaturas por cursos, de determinar el número de horas semanales de cada asignatura, así como aprobar los programas de estudio respectivos. Anteriormente, el Congreso Nacional aprobaba los planes de estudios y la distribución por cursos, y para introducir algunas modificaciones en ellos, era necesario recurrir al expresado Congreso...”. 59 En el marco de la inestabilidad política secular del país, la agitación estudiantil al interior de la Universidad de Honduras fue vista por algunos regímenes políticos autoritarios como una actividad subversiva, como una amenaza a su estabilidad política. En una actitud abiertamente hostil y represiva, el gobierno de Manuel Bonilla cerró el 6 de noviembre de 1903, la Facultad de Medicina y Cirugía. He aquí como el Rector de la Universidad de Honduras, cuya lealtad al régimen es bastante visible, explicó el incidente: “En el curso del año últimamente citado ocurrió un hecho de suma gravedad que deslustra la Facultad de Medicina y que bien claramente demuestra el desconcierto en que había caído el régimen universitario. El 14 de octubre, la mayor parte de los estudiantes de dicha Facultad redactaron una acta, que en seguida publicaron por la prensa, en la cual, después de emplear términos irrespetuosos y ofensivos contra uno de los Poderes del Estado, el Ejecutivo, declararon cerradas las aulas de la Escuela y excitaron a los profesores para que renunciaran de sus respectivos cargos. El motivo aparente de esta actitud subversiva, digna no solo de censura sino también de represión severa dentro de los reglamentos escolares, parece haber sido una disposición del Gobierno 55 56 57 58 59

Rafael Bardales, op. cit., p. 122 Ibidem, p. 124 Ibidem, p. 125 Estos estatutos fueron publicados en LA GACETA, 16 de febrero de 1953. Véase también José Reina Valenzuela, op. cit., pp.197-198 Rafael Bardales, op. cit., p. 126

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

25


sobre el establecimiento de una sección para depósito de venéreas en uno de los departamentos del Hospicio, en el cual también, pero en parte independiente, se servían las asignaturas de cursos abiertos”. 60

CAPÍTULO 3

Más por este motivo, si por ventura pudo serlo de agravio en el sentir de los estudiantes”, puntualizaba el señor Rector,”...no obstruía el camino franqueado por las leyes para representar al Gobierno, por el órgano correspondiente, los inconvenientes más o menos graves que la medida adoptada podía acarrear, y hasta la ofensa del propio desdoró, si acaso lo había, y pedir que el depósito o las aulas se trasladarán a otro edificio. Los estudiantes, sin embargo, ofuscados por el espíritu de indisciplina de que estaban poseídos, llevaron a cabo su inconsulta determinación y desertaron de las aulas… El Ejecutivo, sin embargo, confió que los alumnos revueltos recapacitarían sobre su proceder desatentado, y que oyendo los consejos de la prudencia y de la cordura volvieran a sus aulas; más habiendo trascurrido cerca de un mes sin que ninguno intentase reanudar sus estudios, y visto que habían perdido los cursos en todas las materias de estudio, por Acuerdo del 6 de noviembre ordenó la clausura de la Escuela de Medicina durante el resto del año escolar, de conformidad con el Acuerdo del 6 de junio de 1890. Desde entonces dicha escuela permanece cerrada por falta de alumnos...”. 61 En realidad, el motivo de la querella estudiantil y de la huelga que declararon, fue la instalación del Hospital de Venéreas en el edificio de la Escuela de Medicina, lo que les obligaba a convivir con las prostitutas y les llevó a condenar “el incorrecto y vejatorio proceder del Poder Ejecutivo”. 62 Los jóvenes que estudiaban medicina y cirugía en la clausurada facultad por disposición gubernamental, concluyeron sus estudios en El Salvador y Guatemala. La Facultad de Medicina solo volvió a abrirse a partir del 1 de febrero de 1910, bajo los auspicios de Vicente Mejía Colindres, Ministro de Instrucción Pública, con una matrícula de 19 alumnos.63 La Facultad de Medicina y Cirugía fue cerrada de nuevo, esta vez acompañada del primer curso de la Facultad de Derecho, durante el régimen autoritario del General Tiburcio Carías Andino. He aquí cómo fue consignado este hecho, en forma por demás, sumaria: “...En 1944, un incidente desagradable entre el Gobierno y la Federación de Estudiantes Universitarios, culminó con el cierre de la Facultad de Medicina, después de que esta abandonó el edificio de La Merced y con la clausura del primer curso de la Escuela de Derecho. Los estudiantes emigraron unos, a León, Nicaragua y otros, a El Salvador, de donde regresaron pasados los años, graduados como médicos y abogados. La Escuela de Medicina pronto restableció sus clases. El primer curso de Derecho, permaneció clausurado por varios años...”. 64

60 61 62 63 64

José Reina Valenzuela, op. cit., p. 186 Ibidem, pp. 186-187 Ibidem, pp. 184-185 Ibidem, pp. 189-190 Ibidem, p. 195 Edificio del Centro de Arte y Cultura de la UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

26

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

27


Un nuevo modelo de gestión y la modernización de la vida universitaria (1949-2004) 3.1 Gálvez y la reforma del modelo de gestión universitario Juan Manuel Gálvez asumió la Presidencia del país el 1 de enero de 1949. Fue el triunfador indubitable de una elección general en la que participó un solo candidato. Ángel Zúñiga Huete, el candidato del opositor Partido Liberal, abandonó la contienda alegando que no había condiciones para una competencia electoral limpia y creíble.

Puesta de la primera piedra de la construcción de la Ciudad Universitaria, 1965. Fotografía de autor anónimo.

Construcción de Ciudad Universitaria, 1980.

Contra lo que algunos esperaban, Gálvez rompió sus ligaduras con el estilo autoritario del General Tiburcio Carías Andino Museo de Historia Natural, UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012. (1933-1948) e inició un régimen de relativa apertura política y de modernización institucional que durará varias décadas. El régimen de Gálvez emitió la Ley del Impuesto Sobre la Renta (1949), creo el banco Central de Honduras (1950) y un banco para apoyar el desarrollo económico y social del país, el Banco Nacional de Fomento (1950). Gracias a los préstamos otorgados por el Banco Nacional de Fomento, el país puso las bases sociales para la constitución de sectores empresariales ligados a la explotación agroindustrial de algodón, caña de azúcar, leche y carne refrigerada. En el ámbito social, Gálvez creó la Dirección General de Trabajo, pero no se atrevió a desafiar el enorme poderío de la United Fruit Company en Honduras emitiendo la legislación laboral que reconociera la organización sindical de los trabajadores Hondureños. Fue necesario que los trabajadores de la Tela Railroad Company, subsidiaria de la United Fruit Company en Honduras, mediante la célebre huelga de 1954 (1 de mayo-9 de julio de 1954) vencieran la resistencia de esta compañía bananera a permitir la organización sindical de los trabajadores para que el Estado Hondureña pudiera ejercer el derecho soberano de emitir la correspondiente legislación laboral reguladora. 65 El régimen de Gálvez apoyó la modernización de la Universidad de Honduras. “...Durante el gobierno constitucional del Doctor Juan Manuel Gálvez - se nos explica - la Universidad estableció las Facultades de Odontología y de Ciencias Económicas; estableció también los exámenes de oposición para optar a las cátedras universitarias mejorando los sueldos asignados a los catedráticos que, por muchos años devengaban 35 lempiras por clase al mes y se interesó porque el Estado le proporcionara edificios apropiados para el funcionamiento de sus dependencias. El gobernante, justo es decirlo, no fue sordo a los reclamos universitarios y adquirió para alojar las Facultades de Química y Farmacia, Medicina y Cirugía y Odontología el inmueble situado frente al Parque La Libertad de Comayagüela; compró el local en que debería funcionar la Facultad de Ingeniería, situado en la Segunda Avenida o Calle Real de Comayagüela, y el que sería destinado a la Facultad de Economía, en el llamado Callejón del Jockey Club, atrás de la

Complejo Deportivo Universitario, UNAH. Fotografía: Delmer Membreño. 2013

Casa Uhler en Tegucigalpa, dejando el tradicional edificio del Convento de La Merced, para la Facultad de Derecho y Oficinas de la Rectoría, Secretaría y Biblioteca de la Universidad...”. (Reina Valenzuela, 1976, p. 201) El régimen de Gálvez, “...incrementó el plan de becas para post-grados que se concedieron a jóvenes profesionales. Los primeros especialistas que regresaron al país, habían sido becados por el gobierno de Juan Manuel Gálvez: eran productos de nuestra Universidad con cursos de tiempo variable en universidades de Chile, Argentina, Brasil, México, España, Francia, Estados Unidos de América, Italia y Alemania. Generalmente los especializados fueron médicos...”. 66 Durante el régimen de Gálvez, se aprobaron también los nuevos Estatutos de la Universidad de Honduras. Esto ocurrió, como ha quedado indicado, el 13 de enero de 1953. 67 Estos estatutos declararon la Universidad de Honduras como una “institución docente de cultura superior, dependiente de la Secretaría de Educación Pública”, dedicada al cultivo, la enseñanza y la difusión de las ciencias, las letras y las 66

65

28

Sobre Gálvez véase Mario Argueta, Juan Manuel Gálvez. Su trayectoria gubernamental, Banco Central de Honduras, Tegucigalpa, 2007

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

67

José Reina Valenzuela, op. cit., p. 197. Estos Estatutor se encuentran reproducidos en Jorge Fidel Durón (compilador), Reseña histórica de la Universidad de Honduras, Talleres Tipográficos Nacionales, Tegucigalpa, 1953, pp. 30-52 José Reina Valenzuela, op. cit., pp.197-198

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

29


artes. 68 Estos estatutos dieron vida al Consejo Universitario, como máxima autoridad de la Universidad de Honduras. El Consejo Universitario quedó integrado por el Rector, los Decanos de las Facultades, un Consejero por cada Facultad nombrado por el Poder Ejecutivo a propuesta del rector y un Secretario. Al tenor de estos estatutos, se suprimió la Facultad de Humanidades, la de Agronomía y Veterinaria y la de Bellas Artes. 69 Los Estatutos de 1953 establecieron también la Extensión Universitaria en la Universidad de Honduras 70 y la figura del Vice-Rector. 71

3. 2. La Universidad de Honduras se convierte en una institución autónoma Para poder conceptualizar adecuadamente este fenómeno, hay que hacerse un par de preguntas: ¿Cuál es el origen del modelo de autonomía universitaria en América Latina? ¿Qué es la autonomía universitaria?. La autonomía universitaria forma parte del conjunto de postulados de la reforma universitaria planteada por los estudiantes en la ciudad argentina de Córdova en 1918. Estos postulados son los siguientes: 1) Autonomía universitaria en sus aspectos político, docente, administrativo y económico; 2) elección de los cuerpos directivos y de las autoridades universitarias por la comunidad universitaria y participación en los organismos de gobierno (cogobierno) de profesores, estudiantes y graduados en los organismos de gobierno; 3) concursos de oposición para optar a las cátedras; 4 )docencia libre: 5) asistencia libre: 6) gratuidad de la enseñanza; 7) reorganización académica, creación de nuevas escuelas y modernización de los métodos de enseñanza; 8) democratización del ingreso a la universidad sin consideraciones de origen y posición social; 9) vinculación con el sistema educativo nacional; 10) Fortalecimiento de la misión social de la universidad mediante la extensión universitaria, la difusión cultural y su conversión en el centro por excelencia para el estudio objetivo de los grandes problemas nacionales; 11) lucha por la democracia significada en la frase: “libertad dentro del aula y democracia fuera de ella”. 72 El concepto de autonomía sustentado por la reforma universitaria de Córdova, se nos explica. “… era muy amplio: implicaba el reconocimiento del derecho de la comunidad universitaria a elegir sus propias autoridades, sin interferencias extrañas: la libertad de cátedra; la designación de los profesores mediante procedimientos puramente académicos que garantizasen su idoneidad; la dirección y gobierno de la institución por sus propios órganos directivos; la aprobación de planes y programas de estudio; elaboración y aprobación del presupuesto universitario, etc. Incluso se llegó a recomendar la búsqueda de un mecanismo que permitiera a la universidad su autofinanciamiento (autarquía patrimonial) a fin de evitar las presiones económicas por parte del Estado o de otras fuentes de ingresos, que en determinado momento podían hacer irrisoria la autonomía formal. Más tarde, y ante las constantes amenazas por parte de las fuerzas públicas, se incluyó la inviolabilidad de los recintos universitarios”. Este último concepto ha sido altamente debatido, 73 porque le concede a la universidad pública latinoamericana un carácter

68 Ibidem, p. 197 69 Ibidem, p. 198 70 Ibidem, p. 198 71 Jorge Fidel Durón, op. cit., p. 32 72 Carlos Tünnermann Bernheim, 90 años de reforma universitaria de Córdova (1918-2008), Editorial Hispamer, Managua, 2008, p. 103 y ss. 73 Ibidem, pp. 109-110

30

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

de extraterritorialidad, una condición de un Estado dentro de un Estado. 74 En este sentido, un foro latinoamericano sobre la autonomía ha concluido que “La autonomía no significa soberanía, sino independencia administrativa, gubernativa y financiera interna, para garantizar el cumplimiento de sus funciones sustantivas, y salvaguardar a la universidad de injerencias internas”. 75 El principal agente impulsor de la autonomía universitaria latinoamericana a partir de 1918, fueron los estudiantes universitarios pertenecientes a las emergentes clases medias latinoamericanas. Después de Argentina, la autonomía universitaria se hizo realidad en países como Perú (1920), México (1929), Chile (1931), Cuba (1931), Venezuela (1944). 76 En la región centroamericana, la autonomía universitaria llegó primero a El Salvador (1933), Costa Rica (1940), Guatemala (1945), Honduras (1957) y Nicaragua (1958). 77 Como hemos visto, con la aprobación de los Estatutos aprobados por el Poder Micrófono de la Carrera de Periodismo. 1960. Ejecutivo en 1849 y por el Poder Legislativo en 1850, la Academia Literaria Fotografía: Paúl Martínez. 2012. o Universidad del Estado de Honduras fue investida de un cierto grado de autonomía de gestión. Se le permitió elegir sus propias autoridades y decidir sobre la reforma de sus Estatutos, los que para devenir en ley, deberían ser ratificadas por el Poder Ejecutivo y Legislativo. En diciembre de 1868, el Gobierno de José María Medina eliminó la autonomía que había venido disfrutando la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras. Soto y Rosa y los gobernantes que le sucedieron mantuvieron este estado de cosas haciendo de la selección de sus autoridades patrimonio del Estado. Haciéndose eco de la reforma universitaria de Córdova, se inició la lucha por la autonomía en el año de 1929. Sobre este particular, se nos dice lo siguiente: “...La lucha por la autonomía (…), se formalizó a finales de 1929. Entonces se comenzó a formar conciencia especialmente en los Diputados al Congreso Nacional, en los funcionarios del Ejecutivo y en los sectores sociales. Para alcanzar esta finalidad era preciso tener un órgano publicitario que diera a conocer el pensamiento estudiantil sobre este problema y sobre muchos otros problemas que confrontaba el país. Para tener una tribuna apropiada a estos fines se fundó el periódico “El Universitario”, tabloide de 8 páginas que fue financiado con la contribución estudiantil en metálico, y que era dirigido y redactado por los estudiantes Ramón Villeda Morales, Luis D. Villafranca, Medardo Mejía, José Reina Valenzuela, Luis Suárez Romero, Alejandro Alfaro Arriaga, Armando Zelaya Romero y Pío Suárez Romero, colaborando todos los estudiantes que así lo desearan. Tremendas controversias libró el Universitario: trató de convencer a la ciudadanía y a las autoridades de que la Universidad no podía desarrollarse ni progresar sin autonomía. Pero todo esfuerzo realizado por aquellos jóvenes fue nulo, porque tanto el Gobierno como la sociedad tenían temor a la autonomía, ya fuera por cálculo político, ya porque no lo entendían en lo que justamente representa...”. 78 La lucha por la autonomía universitaria fue liderada por la Federación de Estudiantes de Honduras que había sido fundada en el año de 1929. 79

74 75 76 77 78 79

Ibidem, p. 24

“La autonomía universitaria hoy: experiencias y desafíos en América Latina, p. 1. Disponible en http:// www.udual.org/AutonomíaUniversitaria/ConclusionesForoRCC.pdf Carlos Tünnermann Bernheim, op. cit., pp. 84-98 Ibidem, p. 93 Ibidem, pp. 194-195) Ibidem, p. 193

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

31


El 16 de enero de 1954 el Congreso Nacional de la República aprobó, por unanimidad de votos, la reforma del Artículo 60 de la Constitución Política vigente, otorgando autonomía de gestión a la Universidad de Honduras. En la reforma queda claramente establecido que “La Universidad de Honduras es autónoma, una ley especial determinará su patrimonio y reglamentará su organización y funcionamiento”. Refiriéndose a este acto, Jorge Fidel Durón, Rector de la Universidad de Honduras, dijo lo siguiente: “...La resolución tomada hoy por ese Alto Cuerpo, decretando la autonomía de la Universidad de Honduras, es un acto feliz que honra, acredita y enaltece a la Representación Nacional, tanto más cuanto que ella ha sido tomada por espontánea iniciativa de los Honorables Señores Diputados los abogados Salomón Jiménez Castro, Eliseo Pérez Cadalso, Jerónimo Suazo Alcerro y Tito Cárcamo, atendiendo un imperativo nacional y recogiendo el vivo anhelo manifestado reiteradamente por el Consejo Universitario y el estudiantado de las distintas escuelas facultativas...”. “Creo”, enfatizó el Rector, “que interpreto bien y fielmente el sentir de las autoridades y alumnos al expresar al Soberano Congreso Nacional, por el muy digno medio de ustedes, nuestra calurosa felicitación por paso tan acertado y nuestro profundo agradecimiento por decisión tan trascendental para la cultura de Honduras, comparable únicamente en los anales universitarios, con la creación de esta centenaria Casa de Estudios por el Padre José Trinidad Reyes”. 80 Este decreto parece haber sido ratificado como demandaba la normativa constitucional.

administrativos, técnico y económico, conforme a los principios de la autonomía universitaria”. 83 La comisión quedó integrada por el Ministro de Educación Pública, el Rector de la Universidad de Honduras, un representante de los estudiantes universitarios y la Profesora Ruth Lerner de Almea, que formaba parte de la misión de la UNESCO que había llegado al país para organizar la Escuela Superior del Profesorado, hoy Universidad Pedagógica Nacional “Francisco Morazán”. En la práctica, la comisión quedó integrada por el Dr. Lisandro Gálvez, el Abogado Ramón Ernesto Cruz, el abogado Jorge Fidel Durón, Ruth Elmer de Almea, Jorge Arturo Reina y Ezequiel Escoto Manzano. El Doctor Hernán Corrales Padilla, Ministro de Educación del régimen, se incorporó en algunas ocasiones a las discusiones de la comisión. 84

Sin embargo, la lucha por la emisión de la Ley Orgánica que hiciera realidad la autonomía universitaria, no fue tan tranquila ni tan pasiva. Demandó enormes esfuerzos. Fue liderada por la Federación de Estudiantes Universitarios en el marco del régimen de Julio Lozano Díaz, que había asumido el pleno control del Estado a partir del 5 de diciembre de 1954, al no reunirse la Asamblea Nacional Constituyente que debía decidir sobre la elección del Presidente de la República ya que en las elecciones de octubre de 1954 ninguno de los candidatos había obtenido la mayoría requerida por la Constitución Política vigente. Lozano Díaz fungía como Vicepresidente del régimen de Gálvez.

Mediante Decreto No. 170 del 15 de octubre de 1957, se emitió la Ley Orgánica de la Universidad de Honduras. 85

A inicios de julio de 1956, la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras dirigida por Jorge Arturo Reina, inicia una huelga cuyos objetivos eran “exigir LA AUTONOMÍA DE LA UNIVERSIDAD, LA CAÍDA DEL GOBIERNO DE FACTO Y LA REESTRUCTURACIÓN DEL PAÍS SOBRE BASES JUSTAS Y DEMOCRÁTICAS”. 81 Esta huelga duró 4 meses. Culminó el 21 de octubre de 1956 con el golpe de Estado militar que derribó a Julio Lozano Díaz. Este golpe de Estado fue dirigido por la Junta Militar de Gobierno integrada por el General Roque J. Rivera, Director de la Escuela Militar General Francisco Morazán, el Coronel Héctor Caraccioli, Comandante de la Fuerza Aérea de Honduras y el Mayor e Ingeniero Roberto Gálvez Barnes, que fungía como Ministro de Fomento del régimen del depuesto Lozano Díaz. El 23 de octubre de 1956, la directiva de la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras, se reunió con los 3 integrantes de la Junta Militar de Gobierno, a excitativa de esta última. En la reunión, también participó el Coronel Armando Velásquez Cerrato, que actuaba como Ministro General. En esta reunión, los líderes estudiantiles plantearon al gobierno militar la urgente necesidad de emitir la ley que debía otorgar a la universidad de Honduras su autonomía. 82 El 19 de diciembre de 1956, la Junta Militar de Gobierno emitió el Acuerdo No. 230 mediante el cual se nombraba una comisión para que redactara un proyecto de Ley Orgánica de la Universidad de Honduras, “el cual debe comprender los aspectos 80 81 82

32

Reproducido en Andrea Portillo Saenz, op. cit., pp. 82-83 Jorge Arturo Reina Idiáquez, Historia de la UNAH en su época autónoma, Tomo I, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 1999, p. 88 Ibidem, p. 108

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

Biblioteca Virtual de la UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

En su Artículo Primero, establece, con claridad meridiana, que “...la Universidad de Honduras es una institución autónoma, con personería jurídica, y cuyo asiento es la ciudad de Tegucigalpa, capital de la República. Constituye su objeto el estudio de los problemas universales de orden científico y cultural; de éstos, especialmente los que atañen a Centroamérica; y, de modo particular, los que conciernen a Honduras”. Tiene, como objetivo primordial, se dice en el Artículo Segundo, “...el cultivo de la Ciencia, la Tecnología, las Letras y las Artes, por medio de Facultades, Escuelas, Institutos y Laboratorios de investigación para la capacitación y el adiestramiento de profesionales y especialistas. Asimismo se dedicará a la difusión de la cultura a través de la revista y el libro y por todo medio que corresponda a la realización de los fines indicados...”. El Artículo Tercero define lo que puede considerarse su misión, indicando que “...La Universidad Nacional Autónoma de Honduras pondrá su interés en la formación de profesionales y técnicos, dotados de una amplia cultura que los capacite, no sólo para resolver adecuadamente los problemas nacionales, con pleno conocimiento de la realidad física, social y económica de Honduras. En consecuencia, las Autoridades universitarias dispondrán lo conveniente para que el estudiante adquiera la mejor concepción posible del mundo y de la vida, del proceso histórico de la Humanidad, de la estructura, funcionamiento y economía de la Sociedad y de los principios universales...”. La Ley Orgánica que nos ocupa, dotó a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) una nueva estructura de gestión. En la parte cimera de la estructura de gestión de la UNAH se coloca al Claustro Pleno Universitario a quien se define como “la máxima autoridad de la Universidad”. El Claustro Pleno Universitario quedó integrado por el Rector, el Secretario General y el Tesorero de la Universidad, los Decanos, un Miembro 83 84 85

Citado en Ibidem, p. 110 Ibidem, p. 113 LA GACETA, 18 de noviembre de 1957

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

33


Defensa de la autonomía universitaria. Fotografía: José Hernández. 2010.

Elecciones estudiantiles, 2011. Fotografía: José Hernández. 2011.

Estudiantes universitarios. Fotografía: José Hernández. 2012.

del Personal Docente de cada Facultad, un Miembro no catedrático de cada Colegio de Profesionales Universitarios, dos representantes de la Asociación de Estudiantes Universitarios de cada Facultad un representante de la Federación Universitaria. Entre las principales atribuciones del Claustro Pleno puede señalarse: Elegir el Rector, ViceRector, Secretario General y Tesorero de la Universidad; conocer en consulta las resoluciones del Consejo Universitario; aprobar el presupuesto de la Universidad, y, conocer las proposiciones del Consejo Universitario sobre la creación de Facultades, Institutos y Escuelas y sobre la fusión o supresión de los mismos. Eran facultades y Escuelas de la UNAH, las siguientes: Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, de Ciencias Médicas, Ciencias Económicas, Química y Farmacia, Odontología e Ingeniería. Tenían condiciones de Escuelas la Escuela Nacional de Enfermeras y de Técnicos de Laboratorio. Le sigue en la estructura de gestión, el Consejo Universitario que está integrado por el Rector, el Secretario General y el Tesorero de la Universidad, los Decanos de las Facultades Universitarias y un Delegado Estudiantil de cada Facultad. El Consejo Universitario tiene como función esencial ejercer la dirección y administración general de la Universidad en todos aquellos asuntos que no sea potestad del Claustro Pleno. A diferencia del Claustro Pleno que se reúne en forma ordinaria durante dos veces al año, el Consejo

Universitario se reúne cada mes en forma ordinaria y extraordinarias cuando el Rector o la mayoría absoluta de sus miembros. El Claustro Pleno también puede reunirse extraordinariamente a solicitud del Consejo Universitario o cuando lo requieran las dos terceras partes de sus miembros. La Ley Orgánica que nos ocupa compromete a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras a establecer “...un departamento de Extensión Universitaria que organizará cursos libres, cursos de postgrados, conferencias, audiciones, exposiciones, seminarios, investigaciones interfacultativas, publicaciones y transmisiones de diferente naturaleza...”. La extensión universitaria es interpretada en este contexto como “perfeccionamiento de la enseñanza y la difusión de la cultura”. Una nueva concepción sobre la extensión universitaria surge a partir del Primer Encuentro de la Comunidad Universidad Universitaria celebrado entre el12 al 16 de noviembre de 1974. En el contexto de una definición más clara de las funciones básicas de la UNAH (docencia, investigación y extensión), la extensión es orientada a poner los conocimientos profesionales de los estudiantes universitarios avanzados al servicio del pueblo y al cumplimiento de las tareas que contribuyan a impulsar la transformación social, que es definida como la función esencial de la misma. 86

86

34

Andrea Portillo Saenz, op. cit., p. 90

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

En su Artículo No. 146, la Constitución Política de 1957 ratifica la autonomía universitaria elevándola a rango constitucional y le concede la “exclusividad de organizar, dirigir y desarrollar la enseñanza superior y la educación profesional”. En el Artículo 147, el Estado hondureño se compromete adicionalmente a dotar a la Universidad Autónoma de Honduras “con una asignación privada anual del dos por ciento del Presupuesto de Ingresos netos de la Nación, excluidos los préstamos”. Esta aportación del Estado al sostenimiento de la UNAH, fue aumentada al 3% por la Constitución Política del 1965 y a un porcentaje no menor del 6%, por la Constitución Política de 1982. (Art. 181)

Laboratorio de Química y Farmacia. Fotografía: José Hernández. 2012.

Una reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras estableció la paridad estudiantil, que significa que en todos los organismos de gobierno universitario, la mitad de los votos son de los estudiantes. La paridad estudiantil, fue aprobada mediante Decreto Legislativo del 30 de abril de 1958.87

3. 3. La UNAH entra en un proceso de reforma y de acelerada expansión Para responder a las demandas planteadas por el proceso de urbanización, de la modernización del Estado y del desarrollo económico y social, la UNAH entró en un proceso de reforma y de acelerado proceso de expansión.

Matriculas en Registro de la UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

El proceso de reforma propiamente dicho, se inició el 4 de mayo de 1960 con la creación del Departamento de Ciencias Básicas. Las finalidades de este departamento fueron los siguientes: “a) La elevación del conocimiento de los estudiantes en estudios superiores en las facultades universitarias; b) La formación del Cuerpo Docente Universitario en el ramo de las Ciencias Básicas; c) Creación de incentivos para la investigación científica de alumnos y docentes, d) El estudio especializado sobre las ciencias puras por parte de alumnos y docentes; e) Las demás finalidades que en atención a la estructuración dinámica del Departamento, y al grado de desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma, se estime oportuno encomendarle a este organismo”.88 El 10 de enero de 1962, el Departamento de Ciencias Básicas fue cancelado. Su lugar fue ocupado por el Centro Universitario de Estudios Generales (CUEG). 89 “...El Departamento de Ciencias Básicas, -nos explica Jorge Arturo Reina-, fue el origen del CUEG, el que constituyó la piedra angular de la Reforma Universitaria...”. 90

87 88 89 90

Jorge Arturo Reina Idiáquez, op. cit, pp. 118-121 Ibidem, pp. 275-276 Ibidem, pp. 276-277 Ibidem, p. 277

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

35


“...La razón que llevó a la UNAH a crear el CUEG en lugar de una tradicional Facultad de Humanidades, -señala un documento de la Comisión de Reforma Universitaria creada por el Doctor Hernán Corrales Padilla, Rector de la UNAH-, fue la de proporcionar, a través de una nueva unidad universitaria, no solamente todas las funciones que en una Facultad normalmente se encuentran, sino también una gran variedad de otros servicios y ventajas para la Universidad y la comunidad misma. El CUEG, además de proporcionar estudios y carreras en los campos humanísticos y científicos para sus propios fines, proporciona también la enseñanza de esas mismas materias como servicio a todas las demás facultades profesionales que así lo desean o lo necesitan. (…) Si bien es innegable la necesidad de que la Universidad proporcione a la comunidad carreras universitarias propias del Magisterio en áreas como Sociología, de Biología, de Filosofía, de Química, de Historia, de Idiomas, etc., también es cierto que el país necesita desarrollar el estudio de las materias propias de esos campos del conocimiento: Sociología como Sociología, Biología como Biología, Filosofía como Filosofía y así otros campos del conocimiento. Esa flexibilidad para los campos del conocimiento en sí, por lo general no la posee una Facultad dirigida como este a la preparación profesional. El CUEG, además de lo anterior, también proporcionará en el futuro el ambiente favorable para el desarrollo de la investigación científica original...”. 91 La Comisión de Reforma Universitaria a que se hace referencia, estaba integrada por el Doctor Hernán Corrales Padilla (Rector), el Ingeniero Arturo Quesada (Vicerrector), el Ingeniero Edgardo Sevilla Idiáquez, el Licenciado Policarpo Callejas Bonilla, por el Doctor Carlos Galeano y por el Licenciado Infieri Jorge Arturo Reina. Este último era el Secretario de la Comisión de Reforma Universitaria. 92 La Comisión de Reforma Universitaria funcionó desde el 27 de enero de 1960 hasta el golpe de Estado del 3 de octubre de 1963 que derribó al gobierno del Doctor Ramón Villeda Morales. 93 La Comisión de Reforma Universitaria contó con la asesoría del Doctor Rudolf P. Atcon.94 “El CUEG”, subrayó Jorge Arturo Reina, adoptando una actitud polémica, “jamás fue concebido como un mecanismo para “remendar” las deficiencias de la educación media, ni como una estructura rígida”. 95 Bajo la conducción del Ingeniero Arturo Quesada, las ideas básicas de la reforma universitaria iniciada en 1960, continuaron. El ingeniero Quesada fue electo Rector de la UNAH en 1963 y reelecto el 30 de junio de 1966 por un nuevo período de 3 años. Uno de los grandes objetivos del Ingeniero Quesada fue la construcción de la Ciudad Universitaria. El 30 de junio de 1965 se inició la construcción de la Ciudad Universitaria, 96 con una donación de la Fundación Ford de 100.000 dólares y un préstamo del BID de 122.000 dólares. 97 El primer edificio en construirse fue el edificio de aulas de tres plantas. 98 En 1963, la UNAH tenía 1738 estudiantes, los que se habían duplicado para 1969, en que la UNAH tenía 3576 estudiantes. 99 En 1963, la UNAH tenía 251 maestros, de los cuales 25 laboraban a tiempo completo. Para el año de 1969, la UNAH tenía 381 maestros, de los cuales 171 eran maestros a tiempo completo. 100

91 92 93 94 95 96 97 98 99 100

36

Ibidem, pp. 278-279 Ibidem, p. 281 Ibidem, pp. 282-283 Ibidem, p. 282 Ibidem, p. 283 Ibidem, p. 300 Ibidem, p. 305 Ibidem, pp. 303-305 Ibidem, p. 338 Idem

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

En este contexto de reforma universitaria y de los desafíos del desarrollo económica y social, la UNAH incrementó la oferta de carreras universitarias. A partir de la década del 60, se crearon carreras como Pedagogía (1961), Psicología (1961), Administración Pública (1965), Periodismo (1965), Administración de Empresas (1966), Contaduría Pública (1966), Enfermería (1966), Ingeniería Mecánica (1967), Ingeniería Química (1967), Ingeniería Eléctrica (1967), Matemática (1967), Biología (1967), Física (1967), Ingeniería Agronómica (1967), Ingeniería Forestal (1967), Trabajo Social (1973), Historia (1976), Letras (1977), Química (1977), Filosofía (1978), Administración Aduanera (1978), Arte (1979), Ingeniería Industrial (1981), Arquitectura (1981), Economía Agrícola (1982), Administración Bancaria (1984), Informática Administrativa (1985), Administración Agropecuaria (1985), Lenguas Extranjeras (1987), Educación Física (1987), Música (1988), Sociología (1989), Comercio Internacional (1993), Administración Militar (1994) e Ingeniería Agroindustrial (1997).101 Desde inicios de la década del sesenta, la UNAH había autorizado el ingreso de maestros y peritos mercantiles en carreras relacionadas con su formación. Respondiendo a una petición de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUH), las autoridades de la UNAH autorizaron, a partir del año de 1971, el ingreso de maestros y peritos mercantiles a cualquier carrera universitaria. 102 Esto es un factor esencial para comprender el rápido incremento de la matrícula universitaria a partirde la década del sesenta y del setenta. Es también clave para comprender el incremento de la matrícula universitaria, la ampliación de la oferta educativa de la UNAH a través de la apertura de los Centros Universitarios Regionales y el Sistema de Educación a Distancia (SUED).

Anfiteatro de Medicina, UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

Biblioteca Central de la UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

Laboratorio de Biología, UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

En su fase formativa, el Centro Universitario Regional del Norte (CURN) se inició con la apertura de la Facultad de Economía en la ciudad de San Pedro Sula en el año de 1955. Le siguió el Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA) que se inició con la creación de las carreras de Ingeniería Agrícola e Ingeniería Forestal en el año de 1967. A estos centros universitarios regionales, le han seguido el Centro Universitario Regional del Centro (CURC) de Comayagua (1996), Centro Universitario de la Región Occidental de Santa Rosa de Copán (1996) y el Centro Universitario Regional Nororiental (CURNO) de Juticalpa (1997). 103

101

Andrea Portillo Saenz, La educación superior en Honduras. 1733-1997, Vol. II, SCANCOLOR, Tegucigalpa, 1998, pp. 12-14 102 Andrea Portillo Saenz, La educación superior en Honduras, 1733-1997, Vol. I, SCANCOLOR, Tegucigalpa, 1997,

p. 89 103

Andrea Portillo Saenz, La educación superior en Honduras, 1949-2000, Vol. III, SCANCOLOR, Tegucigalpa, 2004, passim

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

37


El Sistema Universitario de Educación a Distancia (SUED) data de diciembre de 1981. Comenzó a funcionar efectivamente hasta el segundo semestre de 1985 en cuatro centros asociados: Siguatepeque, El Progreso, Juticalpa y Santa Rosa de Copán. Para el año de 1988, el SUED contaba con ocho Centros Asociados ubicados en Choluteca, Juticalpa, El Progreso, El Paraíso, Tegucigalpa, La Entrada y Tocoa con una matrícula de 1, 354 estudiantes. Ofrecía 3 carreras: Administración Agropecuaria y Pedagogía y Ciencias de la Educación en el grado académico de Bachiller Universitario y Licenciatura en Enfermería. 104 El sistema de postgrados comenzó en 1975 con la formación de Especialistas en Gineco-Obstetricia y Pediatría. En el área de las Ciencias Médicas se han establecido postgrados para la formación de Especialistas en Medicina Interna (1978), Cirugía (1978), Ortopedia y Traumatología (1982), Patología (1983), Dermatología (1984), Oftalmología (1991), Neurocirugía (1993), Salud Materno Infantil (1995), Atención Integral al Niño y Adolescente (1995), Salud Familiar (1995), Cirugía Plástica y Reconstructiva (1995) y Psiquiatría (1995). En otros ámbitos del conocimiento, se han desarrollado Maestrías en Trabajo Social (1977), Economía y Planificación del Desarrollo (1978), Administración de Empresas (1983), Contaduría Pública (1983), Ingeniería de la Construcción y Gerencia de Proyectos (1986), Salud Pública (1991), Derecho Mercantil (1996), Astronomía y Astrofísica (1996), Tecnología de Alimentos (1996), Literatura Centroamericana (1998), Docencia en Educación Superior (1999), Demografía Social (2000) Derecho Penal y Procesal (2000) Medicina del Trabajo (2002), Epidemiología (2003), Educación Superior (2002) y otras. La UNAH comenzó a explorar el campo de los Doctorados, con el Doctorado en Gestión del Desarrollo (1996). 105 El crecimiento de la matrícula de la UNAH ha sido exponencial desde el año de 1957 año de su Autonomía, hasta el 2009106

Cuadro No. 1

Cuadro No. 2

Incremento de estudiantes desde la autonomía universitaria

Incremento de docentes desde la autonomía universitaria

Año 1957 1967 1977

No. de estudiantes 1,41 2,467 15,464

1987

30,960

2009

67,150

Igualmente incrementó su número de docentes

Año

No. de docentes

1958 1968 1978 1988 2009

204 318 978 2,275 3,227 de los cuales 2,506 eran docentes a tiempo completo

3. 4. Paridad universitaria y estilos de gestión (1958-2004) La aprobación de la paridad universitaria significó en la práctica un importante cambio en el estilo de gestión universitaria. A partir de entonces, los líderes, activistas y los simpatizantes de los frentes estudiantiles, adquirieron una gran importancia en la selección de las autoridades universitarias y en las grandes decisiones de la vida de la UNAH. 104 105 106

38

Andrea Portillo Saenz, op. cit. Vol. III, pp. 173-175 Andrea Portillo Saenz, op. cit, Vol. II, pp. 14-15. Véase también Dirección de Estudios de Postgrado, Revista Postgrados UNAH, Año 2, No. 1, Tegucigalpa, noviembre, 2008 Ramón Salgado y Esther Fonseca, op. cit., p. 199

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

A través de ellos, los partidos políticos lograron una gran influencia en la vida interna de la misma. Como se sabe, los frentes estudiantiles que más influencia han ejercido en la vida universitaria han sido el Frente de Reforma Universitaria (FRU) y el Frente Unido Democrático Revolucionario (FUUD). El primero, un frente estudiantil de centro-izquierda, estuvo tradicionalmente influido por el Partido Liberal y por los pequeños núcleos de la izquierda hondureña organizada. El segundo, un frente estudiantil de centro-derecha, ha estado influido tradicionalmente por el Partido Nacional. La paridad universitaria inauguró un sistema de co-gobierno entre autoridades universitarias y los líderes y activistas de los frentes estudiantiles universitarios. Una visión sobre las limitaciones de la paridad Estudiantes universitarios. estudiantil sobre la vida universitaria ha sido Fotografía: José Hernández. 2012. recogida por el Abogado Olvin Rodríguez, presidente de la Junta de Dirección Universitaria. Por su interés, lo reproduzco in extenso: “...La politización de los frentes inducía a que los méritos, la calidad profesional y la idoneidad, no siempre fueron los referentes para su elección. Tal esquema se caracterizó por el descuido del quehacer universitario y la politización sectaria. Reflejo de ello fue, en las últimas décadas, el abandono de lo académico; el descuido de las instalaciones físicas y el atraso tecnológico; el manejo no transparente del presupuesto y de las finanzas universitarias, al grado que en las últimas administraciones al final de cada año no podían cubrirse las obligaciones y la práctica era obtener préstamos de la banca privada, con altos intereses, para pagar la planilla, aguinaldos y vacaciones al personal; desórdenes y violencia en el proceso de matrícula; conflictos permanentes de trabajadores, docentes y estudiantes; suspensiones intempestivas de labores; cohetes, petardos, ruidos insoportables y pérdida de clases; disminución de la matrícula; violencia en los campus universitarios, deterioro de la imagen institucional y el caos y la anarquía conformaban aquel cuadro desolador que mantenía paralizada a la institución, colocándola en un nivel de atraso frente a otras universidades nacional y del ámbito centroamericana. Esa era la universidad de ayer. Aquel modelo de universidad tocó fondo y ante el clamor de la comunidad universitaria y de la sociedad en general, a petición de los propios universitarios, el Congreso Nacional intervino aprobando una nueva Ley Orgánica el 17 de diciembre del 2004...” 107 ¿Cómo leer este periodo de la vida universitaria en que el estilo de gestión universitaria estuvo dominado por la paridad universitaria? Creo que se pueden distinguir dos grandes sub-períodos en el período comprendido entre 1958 y 2004. Un primer sub-periodo, comprendido entre 1958 y 1979. Este es un periodo que a nivel latinoamericano está marcado por grandes procesos de cambio social como la Revolución Cubana, el reformismo militar peruano y el nacionalismo de Omar Torrijos en Panamá, el breve régimen socialista de Salvador Allende,

107

Olvin E. Rodríguez, “El cambio y la resistencia en la UNAH” en LA TRIBUNA, 4 de mayo de 2012, p. 6

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

39


el triunfo de la revolución sandinista. Estos procesos tuvieron una gran influencia en la conciencia de toda una generación de intelectual y líderes políticos hondureños. A nivel nacional, Honduras vivió una gran ola reformista, que empezó un tanto tímidamente con el régimen de Juan Manuel Gálvez y concluye con el reformismo militar de Oswaldo López Arellano y los primeros años de Juan Alberto Melgar Castro. Esta ola reformista se vio apenas interrumpida por regimenes conservadores como los efímeros gobiernos de Julio Lozano Díaz, Ramón Ernesto Cruz y los primeros años del régimen que López Arellano instauro después del golpe militar del 3 de octubre de 1963. Es la época de la participación política de la comunidad universitaria en grandes jornadas políticas de apoyo a iniciativas organizativas de campesinos del norte y del sur del país bajo la consigna de la Revolución Cubana “la tierra es para quien la cultiva”, la lucha contra las universidad del consorcio de la Florida a finales de la década del 60, el apoyo al reformismo militar de los años setenta, el apoyo solidario al experimento socialista del Chile de Salvador Allende y el apoyo abierto a los Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que puso a las autoridades universitarias en conflicto con Anastasio Somoza y sus aliados. A nivel universitario, este período está marcado por el triunfo de los candidatos del FRU a nivel de la Federación de Estudiantes Universitarios y, eventualmente, a nivel de los órganos de gobierno universitario. Se trataría de los gobiernos universitarios que van desde el Rector Lisandro Gálvez (19561960), Hernán Corrales Padilla (1960-1963) y Arturo Quesada Galindo (1963-1969), hasta el rectorado de Cecilio Zelaya Lozano (1969-1973) y Jorge Arturo Reina (1973-1979). En los dos primeros no es tan visible la influencia del FRU, como en los dos segundos. Sin embargo, puede decirse que el FRU mantuvo una relación de amistosa colaboración con los Rectores Gálvez, Corrales Padilla y Quezada Galindo. Es emblemático en este primer periodo, Jorge Arturo Reina, que comenzó como líder del FRU y de la FEUH en los años cincuenta, y se convirtió en Rector Universitario en los años setenta. El FRU data del año de 1957. 108 Un segundo sub-período, comprendido entre 1983 y 2004. Desde el punto de vista económico, es la época de los programas de estabilización y ajuste estructural propiamente dichos. En este sub-periodo, cualquiera fuere el partido político gobernante, hay una línea de continuidad en las políticas de ajuste económico. En el mundo propiamente universitario, se advierte un repliegue de los frentes estudiantiles hacia el campus universitario. Las autoridades universitarias y los frentes estudiantiles se abstienen de intervenir en los grandes temas de la vida política nacional. Sin embargo, presentan propuestas ante los grandes problemas del desarrollo económico y social.109 Se trataría de los gobiernos universitarios que van desde el Rector José Oswaldo Ramos (1982-1988), Jorge Omar Casco (1988-1991), el Doctor René Sagastume Castillo (1991-1997), Ana Belén Castillo (1997-2003) y Guillermo Pérez Arias (2003-2006). Son líderes emblemáticos de este período José Oswaldo Ramos Soto y el Doctor René Sagastume que combinaron su actividad como rectores universitarios y con la de asesores del FUUD. El FUUD data del año de 1960. 110

108 109 110

40

El gobierno universitario de Juan Almendares Bonilla (1979-1982), que fue apoyado por la Fuerza Universitaria Revolucionaria (FUR) y el Bloque Amplio Reivindicador de los Estudiantes de Medicina (BARM), puede ser interpretado como un periodo de transición entre gobiernos apoyados por el FRU a gobiernos universitarios apoyados por el FUUD. En general, el estilo de gestión de los rectores mencionados se fundamentaba en el apoyo de los líderes, activistas y simpatizantes de los frentes estudiantiles que les habían ayudado a convertirse en autoridades universitarias. Se apoyaba también en una suerte de relación clientelar y prebendal con el SITRAUNAH que llegó a tener una enorme influencia en la vida universitaria. El SITRAUNAH data del 11 de diciembre de 1961. En sus orígenes, formó parte de las filas del movimiento sindical libre y democrático afiliado a la Federación Central de Sindicatos Libres de Honduras (FECESITLIH). Desde inicios de la década del setenta, pasó a ser dirigido por los líderes sindicales ubicados en el centroizquierda del espectro político. La Asociación de Docentes de la UNAH (ADUNAH), que agrupa a la mayor parte de los docentes de la UNAH, data de enero de 1995. Algunos docentes se han mantenido fieles al SITRAUNAH, en el cual han ocupado posiciones de liderazgo. Durante muchos años, el SITRAUNAH mantuvo una política de ingreso selectivo de docentes. En la práctica, las bases del SITRAUNAH han sido los trabajadores administrativos y los trabajadores de servicio. ¿Existe alguna línea de continuidad entre los rectores que gobernaron la UNAH entre el año de 1958, y más precisamente de1960, y el año 2004? A pesar de la agitación existente en la vida universitaria por la acción política de los frentes estudiantiles y el Sindicato de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (SITRAUNAH) y las consecuencias de sus estilos de lucha reivindicativa y política que han sido señalados por el abogado Olvin Rodríguez, se advierten ciertas líneas básicas de continuidad entre los mismos. Entre esas líneas de continuidad, pueden advertirse las siguientes: 1) el compromiso con la reforma universitaria, 2) la planificación universitaria; 3) los encuentros de la comunidad universitaria; 4) la semana científica. Hay una voluntad compartida entre todos los Rectores del periodo que estamos considerando, una voluntad de reforma académica y de incremento de la infraestructura física e intelectual de la UNAH. Todas las autoridades universitarias han estado comprometidos, en mayor o menor grado, en la apertura de nuevas carreras, en la apertura de postgrados, en la construcción de nuevos edificios y en el mejoramiento académico de la planta de profesoras y profesores dedicados a tiempo completo a la docencia universitaria. Se advierte una clara línea de continuidad en lo relativo a la planificación universitaria. El Primer Plan de Desarrollo Quinquenal de la UNAH para el período 1967-1972 fue aprobado por el Claustro Pleno en el mes de abril de 1967.111 Un Plan de Desarrollo Universitario para el período 1985-1989 fue aprobado durante la rectoría del abogado José Oswaldo Ramos. 112 Un Plan de Desarrollo Universitario fue elaborado para el período 1998-2002.113 La Dirección de Planificación de la UNAH fue creada en el mes de noviembre de 1976. Comenzó a funcionar efectivamente hasta el mes de diciembre de 1980. 114 Fue hasta el 27 de julio de 1989 que se aprobó el reglamento del Sistema de Planificación de la UNAH. 115

Sobre los orígenes del FRU véase, por ejemplo, Rebeca Becerra Lanza, Verdades sobre el FRU y el FUUD, 01 de agosto de 2011. Disponible en http://www.fru.unah.com/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog...)

111

Durante la década del noventa e inicios de la década siguiente, la UNAH presentó una Propuesta para la modernización de la educación nacional” (1992), un Planteamiento Universitario a la Comisión Ad-Hoc de alto nivel, Tegucigalpa (1993) y el Análisis acerca de la situación de la Nación (2000). Rebeca Becerra Lanza, op- cit.

112 113 114 115

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

Jorge Arturo Reina Idiaquez, op. cit., Tomo I, p. 331, y, Comisión de la IV Reforma, Lineamientos generales de la IV Reforma Universitaria, Ciudad Universitaria, 2000, p. 31 Jorge Arturo Reina Idiáquez, op. cit,tomo II, p. 230 y ss. y Andrea Portillo Sanz, op. cit., Vol. I, pp. 99-100 Comisión de la IV Reforma, op. cit., p.31 Andrea Portillo Saenz, op. cit.Vol. I, p. 96 Ibidem, p. 106

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

41


Hay también una cierta línea de continuidad en la celebración de los Encuentros de la Comunidad Universitaria. Se han realizado hasta ahora tres Encuentros de la Comunidad Universitaria. El Primer Encuentro de la Comunidad Universitaria fue celebrado del 12 al 16 de noviembre de 1974. Su lema fue “Reconstruir Transformando”. 116 El Segundo Encuentro de la Comunidad Universitaria se realizó del 11 al 15 de mayo de 1981. Estuvo consagrado a debatir en torno a dos temas estrechamente relacionados: Universidad-Estado y Universidad-Comunidad. 117 El Tercer Encuentro de la Comunidad Universitaria se realizó entre 4 y 8 de septiembre de 1989. Fue dedicado a debatir en torno a la “Formación Profesional con excelencia Académica”.118 Ha existido también una clara línea de continuidad en el impulso a la Semana Científica, la que se ha venido celebrando, año a año. La primera semana científica se realizó en el año de 1983. Se trataba de crear un espacio de encuentro para dar a conocer las investigaciones realizadas por los docentes y, por extensión, incrementar la producción científica de la UNAH. 119 Hace algunos años, la semana científica fue convertida en un Congreso de Investigación Científica. El sexto Congreso de Investigación Científica se realizará del 6 al 9 de agosto de 2012.

116 117 118 119

42

Andrea Portillo Saenz, op. cit., p. 89. Ibidem, p. 96 Ibidem, p. 104 y ss Ibidem, p. 98

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

43


Auditorio Central "Juan Lindo" Ciudad Universitaria. Fotografía: José Hernández. 2012.


CAPÍTULO 4

El surgimiento de un nuevo modelo de gestión universitaria (2005-2012) 4. 1. La IV Reforma Universitaria y la nueva Ley Orgánica de la UNAH Un nuevo modelo de gestión universitaria comienza a adquirir forma el 15 de octubre del 2000 con la aprobación por parte del Claustro Pleno Universitario de los Lineamientos Generales para una IV Reforma Universitaria. La idea de fondo de estos lineamientos era identificar los ejes estratégicos de reforma para hacer que la UNAH pudiera enfrentar con éxito los desafíos de la globalización, de la competitividad sistémica y de la sociedad de la información y del conocimiento. Los ejes estratégicos identificados fueron los siguientes: 1) fortalecimiento institucional; 2) modernización administrativa; 3) currículo; 4) fortalecimiento de la investigación; 5) vinculación Universidad-Sociedad; 6) desarrollo estudiantil; 7) desarrollo docente; 8) conducción y desarrollo de la educación superior, y, 9) fortalecimiento de la educación nacional. Fueron considerados ejes transversales el financiamiento, la gestión para el cambio, las tecnologías y los sistemas de información, la evaluación y acreditación de la calidad y los aspectos relativos a la legislación universitaria. 120 Para llevar adelante la IV Reforma Universitaria, se nombraron básicamente dos comisiones: 1) la Comisión de la IV Reforma, como órgano de dirección, coordinación y formulación de las políticas de la reforma universitaria., y, 2) la Comisión Técnica, como instancia estratégica, técnico-política, de apoyo a la Comisión de la IV Reforma que era presidida por la Rectoría. 121

Estudiante en laboratorio de Medicina. Fotografía: José Hernández. 2012.

Estudiantes de Educación Física y Deportes. Fotografía: José Hernández. 2012.

Con visión retrospectiva, la Comisión Técnica de la IV Reforma Universitaria reconoció que a lo largo de su historia, la Universidad Autónoma de Honduras había experimentado tres grandes reformas: 1) la reforma que ocurrió cuando el Presidente Juan Lindo elevó la “Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto” a la categoría de Academia Literaria de Tegucigalpa o Universidad del Estado de Honduras y el Congreso Nacional aprobó sus Estatutos el 2 de julio de 1850; 2) la reforma universitaria promovida por la Constitución 120 Comisión de la IV Reforma, Lineamientos generales de la IV reforma universitaria, Ciudad Universitaria “José Trinidad Reyes”, Tegucigalpa, 15 de octubre de 2000, pp. 31-39 121 Ibidem, p. 24

Estudiantes de Odontología, UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

Julieta Castellanos. Rectora de la UNAH (2009-2017) Fotografía de : José Hernández. 2012

46

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

47


Estudiantes de matemáticas de la UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

Estudiante de Química y Farmacia de la UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

Política de 1880 que declaró la laicidad de la educación superior y el Código de Instrucción Pública del 31 de diciembre de 1881 que reformó el modelo educativo que había imperado en la Universidad de Honduras desde la aprobación de sus Estatutos en 1850, y, 3) la reforma universitaria promovida por la Ley Orgánica de la Universidad de Honduras (Decreto No. 170 del 15 de octubre de 1957) que le concedió a la institución su plena autonomía. 122 La Comisión Técnica de la IV Reforma Universitaria, fue la encargada de elaborar y someter a debate en el seno de la comunidad universitaria un nuevo anteproyecto de Ley Orgánica de la UNAH. Este fue un proceso muy laborioso. Durante el mismo, llegaron a elaborarse 15 versiones hasta lograr su versión final.123 Este anteproyecto fue discutido y aprobado por el Consejo Universitario y el Claustro Pleno. En julio de 2003, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), como institución, presentó al Congreso Nacional su anteproyecto de Ley Orgánica. Después de amplios debates, el Congreso Nacional de la República aprobó el Decreto No. 209-2004 del 31 de diciembre de 2004 que contiene la nueva Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. 124

Según la nueva Ley Orgánica, son objetivos de la UNAH, los siguientes: “1.Fomentar y promover el desarrollo de la educación superior en beneficio de la sociedad hondureña; 2) Formar profesionales del más alto nivel académico, cívico y ético, capaces de enfrentar los desafíos que impone la sociedad; 3) Promover, desarrollar, innovar y difundir la investigación científica, humanística y tecnológica; 4) Fomentar y difundir la identidad nacional, el arte, la ciencia y la cultura en el nivel educativo que le corresponde; 5)Fomentar la vinculación de la UNAH con las fuerzas productivas, laborales, empresariales, así como con las demás que integran la sociedad hondureña, y, 6) Contribuir a la transformación de la sociedad hondureña y al desarrollo sostenible de Honduras”. 125

La nueva Ley Orgánica de la UNAH eliminó la paridad estudiantil reduciendo la representación estudiantil en los organismos de gobierno universitario del 50 al 33 por ciento y eliminó el Claustro Pleno como máximo organismo de decisión universitario. Su lugar es ocupado por el Consejo Universitario y por la Junta de Dirección Universitaria. 126 El Consejo Universitario es convertido en el “...órgano máximo de dirección superior, responsable de concertar y generar las políticas y estrategias de la gestión universitaria, con visión de largo plazo; realizar contraloría social, evaluar y reorientar el cumplimiento de los objetivos trascendentales de la UNAH; velar

122 123 124 125 126

48

Comisión de Transición Universitaria, Informe de gestión de la Comisión de Transición Universitaria. Resumen Ejecutivo, Ciudad Universitaria, mayo, 2008, p. 3 Ibidem, p. 3 Ibidem, pp. 3-4 La Gaceta, 12 de febrero de 2005, p. 3 Comisión de Transición, op. cit., p. 4

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

por la transparencia, la autonomía universitaria y los intereses del Alma Máter. El Consejo Universitario no ejecutará acciones administrativas de gestión directa y estará integrado por autoridades universitarias, docentes, estudiantes y representantes de la sociedad...”. Es presidido por el Rector. La sociedad participará por medio del Secretario Ejecutivo del Foro Nacional de Convergencia (FONAC) o en su defecto, de la institución equivalente. (Art. 7) La Junta de Dirección Universitaria “...es el órgano administrativo principal de la UNAH, responsable de la planificación, organización, control administrativo y seguimiento de los resultados operativos de la institución. Está formada por nueve (9) miembros, electos por el Consejo Universitario por periodos escalonados en la forma que se determina en esta Ley; sus miembros durarán cuatro (4) años y podrán ser reelectos por una sola vez...”. (Art. 11) La Junta de Dirección Universitaria tiene la potestad de nombrar el Rector, Los Vice-Rectores, Decanos de Facultades, Directores de Centros Universitarios y Regionales, Director de Educación Superior y los representantes de la UNAH ante el Consejo de Educación Superior. Antes de nombrar a estas autoridades universitarias, la Junta de Dirección Universitaria debe escuchar al Consejo de Carrera Docente para verificar si los candidatos cumplen los requisitos. La Rectoría es la autoridad ejecutiva y el representante legal de la UNAH. La nueva Ley Orgánica de la UNAH creó también la Comisión de Control y Gestión como órgano responsable de la planificación, evaluación financiera y patrimonial, tres Vice-Rectorías (Académica, de Relaciones Internacionales y de Orientación y Asuntos Estudiantiles) y la figura del Comisionado Universitario encargado de garantizar y proteger los derechos de los miembros de la Comunidad Universitaria. Establece que el ingreso a la carrera docente será por oposición o concurso público y la evaluación del personal de la institución.

4. 2. La Comisión de Transición Universitaria En su Artículo 61, la nueva Ley Orgánica de la UNAH creó la Comisión de Transición “para asegurar la reforma institucional integral de la UNAH, la organización de la nueva estructura universitaria, la instalación del nuevo gobierno universitario y, en general, la pronta y correcta aplicación de la Ley”. La Comisión de Transición estará integrada por 9 miembros los que durarán dos años en sus funciones. Este número fue reducido finalmente a siete. La Comisión de Transición fue seleccionada por el Congreso Nacional de la lista de candidatos enviados por distintas entidades del país, universitarias y no universitarias. A la Comisión de Transición Universitaria le fue permitido nombrar las autoridades de la UNAH. Fue autorizada, finalmente, por la nueva Ley Orgánica para “...contratar a una institución de acreditada experiencia en la materia, para que realice la evaluación del personal; procediéndose, de acuerdo con lo establecido en la Ley, a la cancelación de los empleados y funcionarios que no aprueben dicha evaluación, previo al pago de sus prestaciones e indemnizaciones laborales...”. Esta recomendación enfrentó una seria oposición de los docentes universitarios y de su organización, la ADUNAH, por lo que no pudo llevarse a cabo. Mediante el Decreto 13-2006 del 29 de marzo de 2006, 127 el Congreso Nacional modificó la Ley Orgánica de la UNAH, elevando la categoría de la Comisión de Transición. Mediante la modificación del Artículo 61 de la Ley Orgánica de la UNAH, el Congreso Nacional declaró a la Comisión de Transición Universitaria como “la máxima autoridad de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y fungirá como tal, hasta que se instale solemnemente el nuevo Consejo Universitario, asumiendo todas las atribuciones otorgadas por esta Ley al Consejo Universitario y a la Junta de Dirección Universitaria”. Este Decreto 127

La GACETA, 1 de abril de 2006, pp. 8-10

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

49


amplió el plazo de la Comisión de Transición Universitaria de “dos (2) a tres (3) años contados a partir de su juramentación”.

Cinco objetivos generales y una amplia gama de estrategias prioritarias hacen a la esencia de la reforma universitaria propuesta. Estos objetivos generales y sus correspondientes estrategias son los siguientes:

Los siete miembros de la Comisión de Transición Universitaria fueron seleccionados por el Congreso Nacional el 18 de mayo de 2005. Quedó integrada por el Doctor Jorge Haddad Quiñónez, como Presidente, el Dr. Antonio Nuñez, como Vice-Presidente, el Abogado Juan Arnaldo Hernández Espinoza, como Secretario y la Abogada Alba Alonzo de Quezada, la Dra. Norma Martín de Reyes, el Dr. Armando Euceda y el Abogado Jorge Omar Casco, como comisionados. La Comisión de Transición Universitaria nombró como Rector de la UNAH, al Doctor Raúl Antonio Santos. También nombró como Vicerrectora Académica, a la Doctora Rutilia Calderón, al Doctor Ernesto Paz, como Vicerrector de Relaciones Internacionales y a la Doctora América Alvarado Díaz como Vicerrectora de Orientación y Asuntos Estudiantiles.

1. Consolidar y legitimar el liderazgo de la UNAH como expresión del ejercicio de su autonomía responsable y de sus aportes al desarrollo integral del país y de la región centroamericana. Las estrategias generales planteadas para el logro de este objetivo son los siguientes: a) Adecuación de la oferta educativa a las necesidades del desarrollo nacional y regional; b) Apertura de espacios y construcción participativa de posiciones y propuestas universitarias sobre los grandes problemas nacionales, y, c) Institucionalización de la nueva Ley Orgánica de la UNAH.

La Comisión de Transición Universitaria presentó un Plan General para la Reforma Integral de la UNAH en el mes de julio de 2005. 128 Este documento recoge los lineamientos para la IV Reforma Universitaria del año 2000, los desarrolla y los enriquece. Reconoce que los desafíos de un contexto internacional “incierto y desafiante” exige “una educación superior renovada para garantizar su autonomía intelectual para producir y hacer avanzar los conocimientos, educar y formar ciudadanos responsables y conscientes, especialistas calificados sin los cuales ninguna nación puede desarrollarse en el plano económico, social, cultural y político. La UNAH como institución rectora del nivel de la educación superior en Honduras”, se subraya, “es la primera llamada a renovarse o aún más a refundarse”. 129 Acepta como correcta la visión de país elaborada por los Lineamientos de la IV Reforma que visualiza al país como “...una nación moderna y una sociedad con identidad nacional integrada, con una organización social participativa e incluyente. Una sociedad y una economía equitativas, integrada en lo interno y vinculada externamente de forma cooperativa con la economía mundial y las sociedades globales...”. 130 En este contexto reconoce que “la capacidad de la UNAH de enseñar, investigar y brindar diversos servicios y bienes científicos y técnicos a la sociedad es una piedra angular para el desarrollo de la nación hondureña. Los graduados universitarios son y serán parte decisiva de la capacidad hondureña para lograr el desarrollo, asumiendo entre otros, el análisis y definición de rutas del desarrollo a seguir, la definición de los roles que los diferentes agentes del proceso deben desempeñar, el diseño de estrategias y de las políticas de acción, la evaluación y monitoreo del proceso de desarrollo”. 131 “Para avanzar hacia la visión de país orientada por un enfoque de desarrollo humano sostenible”, se subraya, “es necesario construir consensos y acuerdos entre las fuerzas sociales que constituyen el Estado, la sociedad civil y el mercado, las que actúan aisladamente limitando la posibilidad de una visión conjunta e integral del desarrollo del país”. 132 Define una misión para la UNAH en los siguientes términos: “...Somos una Universidad Estatal y Autónoma, responsable constitucionalmente de organizar, dirigir y desarrollar el tercer y cuarto nivel del sistema educativo nacional. Nuestro ámbito de producción y acción científica es universal. Nuestro compromiso es contribuir a través de la formación de profesionales, la investigación y la vinculación Universidad-Sociedad al desarrollo humano sostenible del país y por medio de la ciencia y la cultura que generamos, contribuir a que toda Honduras participe de la universalidad y a que se desarrolle en condiciones de equidad y humanismo. Atendiendo la pertinencia académica para las diversas necesidades regionales y el ámbito nacional...”. 133 128 129 130 131 132 133

Comisión de Transición, Plan General para la Reforma Integral de la UNAH, Ciudad Universitaria, julio, 2005 Ibidem, p. 12 Ibidem, p. 14 Ibidem, pp. 14-15 Ibidem, p. 15 Ibidem, p. 22

2. Elevar la UNAH a un nivel de calidad y pertinencia que le permita cumplir sus funciones de actor estratégico del cambio integral de la sociedad hondureña y contribuir de manera efectiva y sostenida a reducir, a lo interno del país y entre Honduras y los otros países latinoamericanos, las brechas de acceso al conocimiento y a la tecnología. Las estrategias generales planteadas para el logro de este objetivo general son las siguientes: a) Promoción activa de la valoración institucional y social de la investigación e inversión en su desarrollo; b) Elevación del nivel académico de los docentes en forma masiva e intensiva, c) “Fortalecimiento de la vinculación de la UNAH con el sector productivo nacional, d) Desarrollo en red de los centros regionales como agentes de desarrollo en ese nivel. 3. Contribuir con el fortalecimiento y modernización de la educación superior y del sistema educativo nacional, a crear el capital humano y el capital social que genere condiciones para el desarrollo sostenible del país. Las estrategias generales planteadas para el logro de este objetivo general son las siguientes: a) Conducción de la planificación y la gestión del desarrollo de la educación superior en el país, b) Participación activa y legítima en los organismos regionales e internacionales de desarrollo integral de la educación superior, y, c) Fortalecimiento del Consejo Nacional de Educación como instancia decisoria y deliberativa, conductora de la política pública en educación. 4. Contar en la UNAH con un sistema académico vinculado a la sociedad hondureña que conduzca a la formación de profesionales de alto valor científico técnico y ético, capaces de actuar como agentes de cambio del sistema social y económico social vigente y de enfrentar con éxito los desafíos del contexto centroamericano y mundial. Las estrategias generales planteadas para el logro de este objetivo general son las siguientes: a) Implementación y desarrollo de un modelo curricular pertinente a las necesidades y aspiraciones del país y basado en los avances científico-tecnológicos y educativos a nivel mundial, b) Vinculación de la UNAH a la comunidad científica internacional, c) Implementación y desarrollo de la investigación educativa como quehacer institucional prioritario y, d) Desarrollo permanente y planificado del recurso humano institucional. 5. Contar en la UNAH con un sistema de investigación científica que contribuya al abordaje y superación de los grandes problemas nacionales, a democratizar el saber y a insertar positivamente a Honduras en la red mundial de producción, divulgación y gestión del conocimiento y de la información. Las estrategias generales planteadas para el logro de este objetivo general son las siguientes: a) Implementación y desarrollo del sistema universitario de investigación vinculado a los núcleos de ciencia y tecnología a nivel nacional y mundial; b) Participación activa y permanente en la monitoria y evaluación estratégica del desarrollo nacional y regional, y, c) Promoción permanente e inversión para el desarrollo de la multidisciplinariedad y la interdisciplinariedad. 134 134

50

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

Ibidem, pp. 48-49 HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

51


Edificio J1, Ciudad Universitaria. Fotografía: José Hernández. 2012.

Los objetivos generales y las estrategias correspondientes, tienen como horizonte prospectivo, el año 2025. Esto les concede pertinencia de cara a la evaluación y monitoreo de la actividad universitaria actual. Para el corto plazo, la Comisión de Transición seleccionó dos áreas programáticas: La primera, el mejoramiento de la calidad que gira en torno a cuatro ejes: calidad de la educación superior, investigación y conocimiento; uso creativo de las tecnologías de la información y la comunicación, y, responsabilidad social solidaria. La segunda, el fortalecimiento institucional, que gira en torno a tres ejes: autonomía responsable, nuevo gobierno universitario y gestión transparente y eficiente.. De la extensa lista de resultados esperados en el ámbito de mejoramiento de la calidad, pueden destacarse los siguientes: creación de la Unidad Técnica de Auto-Evaluación y Acreditación en la UNAH y en todas las carreras, la reforma curricular en todas las unidades académicas, la implementación del servicio social en todas las carreras de la UNAH, la obligatoriedad de la realización de un trabajo de tesis como requisito de graduación en todas las carreras de la UNAH, implantación del sistema de evaluación del desempeño del personal de la UNAH., firma y ejecución de convenios con instituciones educativas o de servicios nacionales y extranjeras para la formación de docentes a nivel de postgrado, reorganización y fortalecimiento de la Dirección de Educación Superior, diseño y desarrollo del Sistema Nacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior, ejercer el liderazgo de la reforma del nivel de educación superior en el marco del proceso de reforma del sistema educativo nacional, desarrollar el sistema de investigación de la UNAH articulado con el sistema nacional de ciencia y tecnología, fortalecimiento de la editorial universitaria, creación de la academia de Ciencias de la UNAH, instalación, desarrollo y mantenimiento de la Plataforma Tecnológica de la UNAH, establecimiento de alianzas estratégicas con otras universidades nacionales e internacionales para desarrollo de recursos humanos y tecnología y desarrollar un proyecto de integración del paradigma de la responsabilidad social en el Consejo de Educación Superior y a nivel institucional de la UNAH. Entre los resultados esperados en el ámbito del fortalecimiento institucional, pueden destacarse los siguientes: reingeniería de procesos, procedimientos y tareas en el área administrativa y de gestión de la UNAH, Portal de la UNAH actualizado en la Web, un sistema de registro estudiantil eficiente, segura y actualizada, un proceso de desconcentración universitaria en marcha, instalar el nuevo gobierno universitario y la nueva estructura organizativa de la UNAH según lo establecido en la Ley Orgánica,

52

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

implantado un Sistema de Información Gerencial Integrado, la creación de las condiciones técnicas, materiales y financieras para la implantación de un Plan Maestro de Infraestructura y el desarrollo de un proceso de desconcentración de procesos de gestión en las unidades académicas y centros universitarios regionales. Al final de su gestión, la Comisión de Transición reconoció como avances y logros de su gestión los siguientes: 1) la creación del sistema de admisión como parte de la transición hacia la búsqueda de la calidad, 2) la elaboración de un documento que define un nuevo modelo educativo para la UNAH. La Comisión creó un grupo Técnico Ad-hoc para aplicar el nuevo modelo educativo y apoyar el desarrollo curricular en todas las carreras de la UNAH; 3) el lanzamiento del proyecto de la Plataforma Tecnológica de la UNAH y el Plan Maestro para las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC); 4) la flexibilización de las estructuras y procesos administrativos y de gestión institucional; 5) la creación de nuevos centros universitarios como el Centro Universitario Tecnológico de Danlí, el Instituto Tecnológico de Tela y la Escuela Universitaria de las Ciencias de la Salud en la UNAH-Valle de Sula, y, 6) la aprobación de una nueva estructura organizativa académica. 135 Veamos en qué consiste la nueva estructura administrativa de la UNAH. La Comisión de Transición creó y/o reorganizó las siguientes facultades: 1) Humanidades y Artes integrada por las Escuelas de Arte, Educación Física y Deportes, Arquitectura y Diseño, Letras, Lenguas, Filosofía, Pedagogía e Historia; 2) Facultad de Ciencias Sociales integrada por las Escuelas de Ciencias Políticas, Sociología, Trabajo Social, Antropología, Psicología y Periodismo e Información; 3) Facultad de Ciencias integrada por las Escuelas de Biología, Microbiología, Física, Matemáticas y Ciencias de la Computación y Astronomía; 4) reorganizar la Facultad de Ciencias Económicas que estará integrada por las Escuelas de Economía, Administración de Empresas y Administración Pública, 5) reorganizar la Facultad de Ciencias Médicas que estará integrada por las Escuelas de Medicina, Enfermería y Medicina Veterinaria, 6) reorganizar la Facultad de Química y Farmacia que quedará integrada por las escuelas de Química y la de Farmacia; 7) reorganizar la Facultad de Ingeniería que quedará integrada por las Escuelas de Ingeniería Civil, Ingeniería Industrial y Química, Telecomunicaciones 135

Comisión de Transición Universitaria, Informe de gestión de la Comisión de transición Universitaria. Resumen Ejecutivo, Ciudad Universitaria, Tegucigalpa, 18 de mayo de 2008, pp. 7-10

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

53


Graduaciones públicas del año 2012. Fotografía: José Hernández. 2012.

e Ingeniería Mecánica y Eléctrica; 8) reorganizar la Facultad de odontología integrada por la Escuela de Odontología, y, 8) reorganizar la Facultad de Ciencias Jurídicas integrada por las Escuelas de Derecho y la de Derechos Humanos. (Comisión de Transición Universitaria, 2008, p. 11) Como puede verse, las carreras del Centro Universitario de Estudios Generales quedaron agrupados en tres Facultades: la Facultad de Humanidades y Artes, la Facultad de Ciencias Sociales y la Facultad de Ciencias.

La Comisión de Transición de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (CT-UNAH) elaboró finalmente el reglamento General de la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Este reglamento fue publicado en La Gaceta del 11 de agosto de 2007 bajo la forma del Acuerdo 206-07.

4. 3. La Junta de Dirección Universitaria Los miembros de la Junta de Dirección Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (JDU-UNAH) tomaron posesión de sus cargos el 18 de mayo de 2008, la JUD-UNAH quedó integrada por Jorge Omar Casco, Norma Martín de Reyes, Adalid Rodríguez, Armando Euceda, Cristiana Nufio de Figueroa, Marlen Perdomo de Zelaya, Olban Valladares, Ramón Romero y Olvin Rodríguez. Los primeros cuatro fueron seleccionados por dos años porque habían venido fungiendo como miembros de la Comisión de Transición Universitaria. Los cinco restantes fueron nombrados por cuatro años. 136 Fue seleccionado como Presidente de la JUD-UNAH, el Abogado Olvin Rodríguez. Puede decirse que el gran objetivo que se planteo la JDU-UNAH para cumplir su misión es el siguiente: “...Convertir a nuestra Universidad en el actor estratégico que aporte conocimientos científicos, tecnológicos, humanistas y profesionales de alta calidad, para encausar al país por la senda del crecimiento autosostenido, del desarrollo humano y del desarrollo sostenible, logrando reducir la extrema pobreza, mejorar la calidad de vida y ubicar a nuestro país en una posición de ventaja para todos los hondureños en el contexto de la sociedad global en que vivimos, caracterizada por los mercados abiertos, la competitividad, la primacía del conocimiento y la búsqueda de democracia...”. 137 Uno de los momentos más difíciles en la vida de la Junta de Dirección Universitaria de la UNAH fue haber tomado la decisión de destituir al Rector Jorge Abraham Arita. Esto ocurrió el 19 de diciembre de 2008. Arita había sido miembro de la Comisión de Transición y seleccionado como Rector de la UNAH por los miembros de la misma. La Junta de Dirección Universitaria argumentó que el Rector Arita no había podido manejar la conflictividad que estaba enfrentando al Sindicato de Trabajadores de la UNAH (SITRAUNAH) y la Asociación de Profesores de la UNAH (ADUNAH) con las autoridades universitarias. 138 Después de analizar el currículo de 19 postulantes, la Junta de Dirección Universitaria tomó la decisión de seleccionar a la socióloga, Julieta Castellanos como Rectora de la UNAH. En su primera comparecencia ante el Consejo Universitario del 30 de abril de 2009, la señora Rectora dejó claramente expuesta su posición ante los asuntos de la UNAH. “...Voy a aprovechar la oportunidad 136 137 138

Página Web de la JDU-UNAH Página Web de la JDU-UNAH Hondudiario.com

que tengo en este momento que es la primera reunión con autoridades universitarias, con miembros del Consejo Universitario y con la representación de estudiantes que está en este momento...” -dijo-, “para plantear algunos de los principios que van a regir en lo que es esta gestión. Uno de ellos es el liderazgo académico-institucional, que en materia de educación superior tiene que tener la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y que es un mandato constitucional y eso requiere un alto compromiso de la Universidad para que ese mandato constitucional realmente pueda legitimarse, el desarrollo académicoinstitucional es básico para la Universidad. El otro de los temas que es realmente importante es que la Universidad cumpla con su misión, con su función, con sus mandatos de ley en materia que lo dispone la Constitución de la República, es realmente tener la Universidad al servicio de la academia, al servicio de la investigación científica y que la administración universitaria responda a esos intereses, o sea, una administración de la universidad para la academia. Los estudiantes deben estar realmente en un lugar prioritario de la Universidad, nosotros debemos entender que nuestro compromiso y nuestra función tiene como objetivo el país y el estudiante como la meta realmente de este proceso universitario, y esperamos que los estudiantes también asuman este papel importante que les compete jugar”. “...En este sentido -agregó la señora Rectora-, estamos en un proceso de Reforma Universitaria, la Reforma Universitaria se relanza para profundizarla. No estamos realmente en el planteamiento de retroceder en aquellos temas en que la reforma avanza, sino que mejorarlos, si hay revisiones, si hay propuestas es para la mejora pero no para los retrocesos, y en este sentido si vamos a tener bastante firmeza en ese tema. Sabemos que la reforma requiere de consensos, que requiere de acuerdos para la gobernabilidad. Eso es básico, pero estos tienen que hacerse realmente con un profundo reconocimiento de los problemas que tiene la institución y sobre ese reconocimiento llegar a acuerdos posibles. No vamos a poner en riesgo la institución, eso es claro, no va haber riesgos al patrimonio, a la institución, no hay ningún riesgo. Tampoco a lo que se pueda decir que la Universidad se va a privatizar como he estado escuchando en alta voz en la Ciudad Universitaria, no hay ningún riesgo de privatización, no vamos a tomar ninguna decisión, ni ninguna medida que dé la posibilidad que se vulneren o enajenen los bienes universitarios, ninguna medida que vaya a llevar al riesgo siquiera de que los bienes de la universidad vayan a ser enajenados para cumplir compromisos que toman las autoridades universitarias...”. “Por otro lado - dijo en tono reiterativo la señora Rectora-, los compromisos también con el estudiante van a implicar no solamente mejorar el nivel académico sino revisar el sistema de becas de la Universidad, los montos e inclusive el presupuesto de la universidad para destinar mayor porcentaje al presupuesto de becas universitarias, becas completas tanto para la Ciudad Universitaria y para los Centros Regionales. Vamos a hacer una revisión del presupuesto y si hay, y esperamos que haya, se va a revisar para el lanzamiento de más presupuesto para becas universitarias y también un espacio para actividades artísticas, culturales y recreativas de la universidad. En eso pensamos comenzar a trabajar no solamente con sectores universitarios sino que con sectores extrauniversitarios...”. “Si en algún momento - puntualizó la señora Rectora-, nuestro trabajo en la universidad se desvirtuó hagamos el camino para retomarlo de nuevo y en eso ojalá que se pueda contar con la Comunidad Universitaria o con la mayoría de los miembros de la Comunidad Universitaria. Vamos a evitar que el conflicto llegue a crisis y vamos a evitar que el conflicto y la crisis acaparen el tiempo de las autoridades universitarias porque esa es la gran trampa en que se ha estado permanentemente. La agenda de la Universidad es la agenda del conflicto, de la crisis pero no la agenda de la academia. Entonces sí, ojalá que las autoridades en sus diferentes niveles resuelvan lo que les compete resolver para evitar detonantes de crisis, pero no vamos a permitir que la agenda de la universidad sea la agenda de la crisis. La agenda de la universidad debe ser la agenda del desarrollo académico, del desarrollo profesional, de la investigación científica...”. 139 Esta comparecencia de la señora Rectora ante el Consejo Universitario evidencia una gran determinación y firmeza que han caracterizado su estilo de gestión. Esta determinación y esta firmeza le permitieron salir exitosamente en su confrontación abierta 139

54

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

Consejo Universitario, Acta Número 004-04-2009, 30 de abril de 2009, pp. 3-4 HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

55


con la ADUNAH, primero, y con el SITRAUNAH, después. Su conflicto con el SITRAUNAH es una de las luchas más encarnizadas que se ha librado en la UNAH. Concluyó con el despido de un líder emblemático del SITRAUNAH y la suspensión del cuerpo de vigilantes que se vieron inducidos a mostrar su lealtad a la junta directiva sindical y no a la autoridad universitaria que pagaba sus salarios. La firmeza de la Rectora en su conflicto con el SITRAUNAH quedó reflejada en las siguientes frases: “...Estos no son los tiempos del arreglo bajo la mesa, del olvido cómplice y del reparto impune del pastel presupuestario. Son tiempos de soluciones legales y transparentes. Trabajamos con lealtad a la Universidad y a Honduras para resolver con eficacia los problemas y dedicar todos los esfuerzos, sin obstáculos, a nuestra gran tarea: el desarrollo académico de la Universidad...”. 140

CAPÍTULO 5

La Rectora Julieta Castellanos se ha significado en la historia de la UNAH por un singular estilo de gestión, caracterizado por su firmeza. También se ha significado por el desarrollo de una obra física visible en los predios de la UNAH. Ha remodelado los edificios de aulas de la Ciudad Universitaria “José Trinidad Reyes” de Tegucigalpa. La ha dotado de un moderno muro perimetral y está construyendo el Hospital de las Ciencias de la Salud, una de las grandes aspiraciones de la comunidad universitaria. Se han requerido más de cuarenta años para hacer realidad esta aspiración, que era parte del Plan Quinquenal de 1967-1962. 141 Gracias a la iniciativa personal de la Rectora Castellanos, se ha construido en la Ciudad Universitaria el moderno edificio que alberga el Instituto para la Democracia y la Paz. Se ha construido también una moderna plaza denominada Plaza de las Cuatro Culturas. Se ha construido un moderno Centro Acuático para la enseñanza y promoción de la natación y un moderno polideportivo conocido como “Palacio Universitario de los Deportes y Ciencias de la Cultura Física”. Se construyó el edificio del Consultorio Jurídico Gratuito de la UNAH, se restauro el edificio de la UNAH ubicado frente al parque “La Libertad” en la ciudad de Comayaguela, donde se instalo el Centro de Arte y Cultura de la UNAH, y se está construyendo un moderno edificio para las oficinas administrarivas. En San Pedro Sula está a punto de ser concluido el edificio de la Facultad de Ciencias Médica. 142 En defensa de la autonomía universitaria, la Rectora Castellanos se enfrentó a algunos Diputados de la mayoritaria bancada nacionalista que pretendió que los profesores más antiguos de las facultades de la UNAH ocuparan los puestos de los cinco miembros de la Junta de Dirección Universitaria que deberían desocupar sus cargos el pasado 17 de mayo de 2012. La moción que intervenía la potestad de la UNAH de escoger sus propias autoridades, fue retirada. Al final, se impuso la posición que había sido previamente consensuada por las bancadas de todos los partidos políticos que decidió: 1) extender el periodo de gestión de la Junta de Dirección Universitaria hasta el 30 de noviembre de 2012, y, 2) facultar, por única vez, al Consejo Universitario a tomar decisiones con los miembros que lo integran actualmente y nombrar en forma interina autoridades universitarias. 143 Esta crisis en el órgano principal de gestión de la UNAH, fue el resultado de las dificultades que enfrentaron las elecciones para seleccionar la representación estudiantil ante el Consejo Universitario que es el órgano encargado de nombrar los nuevos miembros de la Junta de Dirección Universitaria. Se dio a los estudiantes un plazo de 45 días calendario para establecer el reglamento electoral que permita la selección de la representación estudiantil ante el Consejo Universitario.

140 141 142 143

COMUNICADO OFICIAL, 29 de marzo de 2010, p. 2. Página Web de la JDU-UNAH Jorge Arturo Reina Idiáquez, op. cit.,Tomo I, p. 334 Para una descripción de la obra física construida y por construirse véase LA TRIBUNA, 20 de mayo de 2012, pp. 10-11 Véase EL HERALDO, 18 de mayo de 2012, p. 28, LA TRIBUNA, 17 de mayo de 2012, p. 18 y TIEMPO, 18 de mayo de 2012, p. 12 Orquesta de Cámara de la UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

56

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

57


La UNAH, rectora de la educación superior 5.1 La UNAH, representante del Estado en la educación superior La Constitución Política de 1957 le concedió a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) la “exclusividad de organizar, dirigir y desarrollar la enseñanza superior y la educación profesional” (Artículo 146) Esta potestad fue ratificada por la Constitución Política de 1965 (Artículo 157) y por la Constitución de 1982 (Artículo 160), actualmente en vigencia. Durante mucho tiempo, no hubo urgencia de emitir la ley respectiva que regulara esta potestad de la UNAH. Durante décadas, la UNAH fue prácticamente la única universidad del país. El proceso de creación de otras universidades se inicia con la fundación de la Universidad José Cecilio del Valle en el año de 1976. El proceso de conversión de instituciones de educación superior en Universidades comenzó en el año de 1988. (véase cuadro) Fue hasta el 14 de septiembre de 1989 que el Congreso Nacional emitió el Decreto No. 142-89 que contiene la Ley de Educación Superior que vino a regular la “exclusividad” de la UNAH de “organizar, dirigir y desarrollar la enseñanza superior y la educación profesional”.1

Cuadro No. 3 Centros de Educación Superior y año de fundación

Fuente: Salgado, Ramón “...Educación superior en Honduras...”, en Ramón Salgado y Renán Rápalo (coordinadores), Estado de la educación en Honduras, UPNFM, Tegucigalpa, 2012, p. 190

Centros de Educación Superior

Año de fundación

1.

Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH)

1847

2.

Escuela Agrícola Panamericana (EAP)

(1942) 1988

3.

Universidad Nacional de Agricultura (UNA)

(1950) 1994

4.

Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM)

(1956) 1988

5.

Escuela Nacional de Ciencias Forestales (ESNACIFOR)

(1969) 1994

6.

Universidad José Cecilio del Valle (UJCV)

1978

7.

Universidad de San Pedro Sula (USPS)

1978

8.

Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC)

1986

9.

Seminario Mayor “Nuestra Señora de Suyapa” (SMNSS)

1988

10. Universidad Tecnológica de Honduras (UTH)

1992

11. Universidad Católica de Honduras “Nuestra Señora Reina de la Paz” (UNICAH)

1992

12. Instituto Superior de Educación Policial (ISEP)

1996

13. Universidad Cristiana Evangélica “Nuevo Milenio” (UCENM)

2001

14. Universidad Metropolitana de Honduras (UMH)

2003

15. Universidad Cristiana de Honduras (UCRISH)

2004

16. Instituto Superior Tecnológico “Jesús de Nazareth” (ISTJN)

2004

17. Universidad Politécnica de Honduras (UPH)

2005

18. Universidad de Defensa de Honduras (UDH)

2005

19. Universidad Politécnica de Ingeniería (UPI)

2007

El Artículo No. 1 declara que la Ley de educación Superior “...regula la organización, dirección y desarrollo de la educación superior. El Artículo No. 2 expresa taxativamente que “la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, como organismo autónomo y descentralizado del Estado, tiene a su cargo la exclusividad de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior y profesional...”. En el Artículo No. 3 se definen los fines de la educación superior. En este sentido se declara que “...La educación superior tiene como fines la investigación científica, humanística y tecnológica; la difusión de la cultura; el estudio de los problemas nacionales; la creación y transmisión de la ciencia y el fortalecimiento de la identidad nacional. La educación superior, deberá promover la transformación de la sociedad hondureña...”. “Su misión -se subraya-, se orientará hacia la formación integral del ciudadano para el logro de una óptima calidad académica, conjugando el dominio del saber, el conocimiento de la realidad nacional, con el cultivo de las más puras cualidades éticas e incremento del sentido de responsabilidad frente a su misión profesional. Capacitará al educando para promover el desarrollo y fortalecer las condiciones de independencia nacional en el marco de los procesos de integración regional y las relaciones internacionales...”. 2 La organización, dirección y desarrollo del nivel de educación superior, la ejerce la UNAH a través de los siguientes órganos: 1) el Claustro Pleno, 2) el Consejo de Educación Superior; 3) el Consejo Técnico Consultivo, y, 4) la Dirección de Educación Superior. El Claustro Pleno es el organismo máximo de la educación superior. Actuaba como instancia para conocer recursos de apelación y como órgano de consulta, capaz de crear doctrina académica. El Consejo de Educación Superior dirige el nivel de educación superior por medio de resoluciones y reglamentos. Esta integrado por: a) el Rector de la UNAH; b) seis miembros representantes de la UNAH.; c) Seis Rectores, Directores o autoridad jerárquica de los centros de educación superior. Estos serán seleccionados por el Consejo Técnico entre sus integrantes, con excepción del representante de la UNAH. El Consejo Técnico emite dictámenes y opiniones de carácter ilustrativo y no vinculante ante el Consejo de Educación Superior. Está integrado por los Rectores o Directores o autoridad jerárquica de cada centro de educación superior. La Dirección de Educación Superior es el órgano ejecutivo de las resoluciones del Consejo de Educación Superior. Actúa como Secretaria del Nivel de Educación Superior y su Director es el medio de comunicación y enlace con los Centros de Educación Superior. 3 La Ley de Educación Superior otorga a la UNAH, a través de los órganos de dirección referidos, la potestad de acreditar y validar los títulos que expidan los centros de educación públicos y privados. También tiene la potestad de acreditar y validar los estudios realizados en el extranjero. Tiene también la potestad de autorizar la creación, organización y funcionamiento de los Centros de Educación Superior. Las Normas Académicas de la Educación Superior del 6 de noviembre de 1992 y el reglamento de la Ley de Educación Superior del 14 de diciembre de 1989 desarrollaron los contenidos de la Ley de Educación Superior. Las Normas Académicas de la Educación Superior definen con claridad las funciones básicas de la docencia, la investigación y la extensión en la educación superior. Me parece relevante citar sus objetivos los que habría que tener presentes a la hora de reflexionar sobre el quehacer universitario porque son guías para la acción. Son objetivos de la docencia, según las Normas Académicas, los siguientes: “a) Comunicar el conocimiento de la ciencia, la técnica, el arte y la cultura en la búsqueda de las soluciones a los problemas nacionales e internacionales; b) Desarrollar la naturaleza interdisciplinaria del conocimiento que permita el acercamiento a la realidad a través del trabajo integrado; c) Contribuir al desarrollo integral del estudiante del Nivel Superior, a través de su participación 2 3

1

Ibidem, p. 18 Ibidem, pp. 33-38

Graficentro Editores, Leyes Educativas de Honduras, Tomo II, Tegucigalpa, 2003, pp. 17-28

58

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

59


activa en el proceso de formación; ch) Guiar al estudiante en la búsqueda de la verdad por medio de recursos metodológicos que desarrollen su actitud crítica; d) Orientar sus acciones hacia el logro de los objetivos institucionales y el perfil concebido del profesional a formar”. 4 Son objetivos de la investigación, las siguientes: “a) Contribuir a la solución de los problemas nacionales y regionales; b) Elevar el nivel científico y tecnológico de la institución; c) Enriquecer la labor docente; ch) Incorporar al currículo la formación científica y tecnológico; d) Comunicar los resultados del quehacer científico y tecnológico a la sociedad hondureña y a la comunidad internacional”. 5 Son, finalmente, objetivos de la extensión, los siguientes: “a) Proyectar la educación superior hacia la comunidad nacional; b) Contribuir al perfeccionamiento de la enseñanza en la Educación Superior; c) Contribuir a la formación de profesionales calificados; ch) Corroborar en la realidad la validez de los productos científicos, tecnológicos y profesionales; d) Fortalecer la identidad nacional mediante la vivencia y estudio de las comunidades del país; e) Difundir la cultura por medio del arte, la ciencia, la técnica y el deporte; y f) Transferir los resultados del quehacer científico y tecnológico a la sociedad hondureña y a la comunidad internacional”. 6

5.2. Las luchas por arrebatar a la UNAH su potestad constitucional La exclusividad de organizar, dirigir y desarrollar la enseñanza superior y la educación profesional por parte de la UNAH ha sido objeto, al menos, de dos cuestionamientos públicos. El primero, ocurrió el 27de abril de 1979. En esa fecha, la Junta Militar de Gobierno presidida por Policarpo Paz García aprobó, en Consejo de Ministros, el Decreto No. 752, por medio del cual reformó los artículos 2, 11 y 12 de la Ley de Universidades Particulares, que había sido emitida el 27 de enero de 1978. Estas reformas estaban orientadas a privar a la UNAH de la potestad de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior que le confieren las Constituciones de 1957 y 1965 a través de los Artículos 146 y 157, respectivamente. Ante esta situación, la UNAH presentó ante la Corte Suprema de Justicia un Recurso de Inconstitucionalidad, 7 el que parece haber sido admitido. La Constitución de 1982 volvió a ratificar a través de su Artículo 160 la exclusividad de la UNAH de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior y profesional. El segundo, ocurrió en enero de 2011. Estamos hablando de la reforma constitucional propuesta de Ricardo Díaz Aceituno, diputado nacionalista de Francisco Morazán, orientada a privar a la UNAH de la potestad de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior trasladando esta competencia a una Comisión Nacional de Educación Superior integrado por una representación paritaria de las universidades públicas y las universidades privadas. El meollo de la propuesta del diputado Díaz Aceituno se encuentra en el Artículo 159 que reforma el Artículo 160 de la Constitución Política vigente. Mediante esta reforma, se traslada la potestad de la UNAH de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior y profesional a una Comisión Nacional 4 5 6 7

60

Ibidem, pp. 59-60 Ibidem, pp. 61-62 Ibidem, pp. 62-63 Jorge Arturo Reina Idiáquez, op. cit., Tomo II, p. 165

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

de Educación Superior y Profesional. En la reforma constitucional propuesta, el Artículo 159 es redactado de la manera siguiente: “...La Comisión Nacional de Educación Superior es responsable de organizar, dirigir y desarrollar la Educación Superior y profesional. Está integrada por doce miembros, de los cuales seis serán los Rectores de las Universidades Estatales y seis serán Rectores elegidos por la Asociación de Universidades Privadas, ANUPRIH. Actuarán en igualdad de condiciones y las decisiones serán tomadas por mayoría simple. Durarán en sus cargos tres años pudiendo ser reelectos por un período similar. La Secretaría de Estado en el Despacho de Educación y la Comisión de Educación Superior, sin menoscabo de sus respectivas competencias, adoptarán las medidas que sean necesarias para que la programación general se integre en un sistema coherente, a fin de que los educandos Edificio F1, Ciudad Universitaria. Fotografía: José Hernández. 2012. respondan adecuadamente a los requerimientos del país y de la Educación Superior...”. 8 En la reforma propuesta al Artículo 161, se propone que “...Tanto las universidades Estatales como las Privadas organizadas sin fines de lucro, están exoneradas de toda clase de impuestos y contribuciones...”.9 Era también parte de la propuesta, incluir a las universidades privadas en la formación de maestros. Es por eso que el Artículo 163 de la propuesta de reforma constitucional del diputado Díaz Aceituno fue redactado de la manera siguiente: “...La formación de docentes es función y responsabilidad exclusiva del Estado, la que ejercerá, a través de las Universidades Estatales, Privadas y demás entidades de Educación Superior legalmente autorizadas. Se entenderá por docente a quien administra, organiza, dirige, imparte o supervisa la labor educativa...”. 10 La UNAH como institución asumió una vigorosa postura de rechazo ante esta iniciativa. En un documento presentado ante el Congreso Nacional, las autoridades universitarias declararon que “la reforma propuesta no es solamente un atentado contra la UNAH, es una reforma profunda del Estado, es un cambio en la concepción del Estado, de sus vertebral de la formación, en la que la UNAH no solo pierde su autonomía para impulsar su propio desarrollo, sino que el Estado se retira y niega su papel de dirección y desarrollo de la educación superior”. 11 “...La reforma constitucional propuesta -se enfatizó-, debilita a la UNAH en su doble función, en su función del Estado en materia de Educación Superior al privarla de la responsabilidad y de la exclusividad de organizar, dirigir y desarrollar el sistema de educación superior y, le arrebata su autonomía para impulsar su propio desarrollo, porque la obligará a someter la aprobación de sus nuevas carreras, la creación de nuevas facultades e institutos de investigación a un Consejo Nacional de Educación Superior integrado por 12 miembros y donde la UNAH solo tendrá un asiento.12 La igualdad del número de miembros entre el Consejo de Educación Superior que hoy existe y el Consejo Nacional de Educación Superior propuesto -subrayó-, es un espejismo que pretende confundir; en esencia, a la 8 9 10 11 12

Véase “Honduras: posiciones encontradas frente a la reforma de le Educación Superior”, p. 3, en http:// mt.educarchile.cl/MT/jjbrunner/archives/2011/02/honduras_posici.html . Esta es la conocida página Web de José Joaquín Brunner, uno de los más destacados sociólogos de la educación de América Latina. Idem Ibidem pp. 3-4 Ibidem, p. 4 Ibidem, p. 5

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

61


UNAH se le someterá a la voluntad de otras instituciones que en su mayoría sólo desarrollan una o dos áreas del conocimiento, y que, además carecen de una estructura académica permanente y de profesores dedicados a tiempo completo a atender la enseñanza, la investigación y a desarrollar la vinculación con la sociedad...”. 13 Las Universidades Privadas, a través de la ANUPRIH, se pronunciaron a favor de la propuesta del diputado Díaz Aceituno “por considerarla oportuna, dinámica y que dará participación equitativa a todo el sistema de educación superior”. 14 Sin embargo, este apoyo no fue suficiente para que la mayoritaria bancada nacionalista en el Congreso Nacional, aprobara la reforma constitucional propuesta. En consecuencia, esta fue rechazada. Sin embargo, el asunto no terminó allí. En enero de 2012, 19 centros de educación superior agrupados en el grupo G-19 presentaron un nuevo anteproyecto de Ley de Educación Superior. 15 En el Artículo 28 del anteproyecto en referencia, se otorga al Consejo Nacional de Educación, integrado por el Presidente de la República, el Ministro de Educación y un representante del Sistema de Educación Superior, la responsabilidad de elaborar y dar seguimiento a la política educativa nacional. En el Artículo 30, se propone la creación de la Comisión Nacional de Educación Superior, la que debería estar integrada por tres Comisionados electos por el Congreso Nacional de una lista de candidatos presentado por el Consejo Nacional de Rectores y dos representantes electos por el Consejo Nacional de Rectores, uno de las universidades estatales y uno de las universidades privadas. En el Artículo 31, se concede a la Comisión Nacional de Educación Superior la potestad de “organizar, dirigir y desarrollar la Educación Superior”. 16

Estudiantes de Derecho de la UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

El anteproyecto en referencia propone también que “...Todas las Universidades de índole Estatal gozan de autonomía universitaria como garantía de su independencia académica, política, administrativa y financiera; y en el caso de las Universidades de índole Particular, su autonomía es implícita a su personalidad jurídica...”. (Artículo 12) Se propone también que “...El Estado podrá asignar recursos a las Universidades Particulares, no para lucrarse, siempre que estos atiendan actividades complementarias a las de las Universidades Estatales o se trate de proyectos específicos de interés nacional en el marco de la Visión de País y el Plan de Nación...”. (Artículo 16) El anteproyecto de Ley de Educación Superior propone que “...Las Instituciones de Educación Superior, Estatales y Particulares, organizadas sin fines de lucro, están exentas de toda clase de impuestos, arbitrios y contribuciones, locales o nacionales, sin excepción alguna, en todos los actos y contratos en que intervengan...”. (Artículo 22).17 El Grupo G-19, como indica la sigla, está integrado por 19 universidades del país, cinco universidades públicas y 14 universidades privadas. Esta iniciativa fue presentada al Congreso Nacional por el diputado nacionalista Luis Berrios, que funge como presidente de la comisión de educación del mismo. 18 13 14 15 16 17 18

62

Ibidem pp. 5-6 Ibidem, pp. 8-9 Grupo G-19, Anteproyecto de Ley de Educación Superior ante el Congreso Nacional de Honduras, enero 2012 Ibidem, pp. 9-11 Ibidem, pp. 5-7 TIEMPO, San Pedro Sula, 20 de enero de 2012. Disponible en http://www.tiempo.hn/index.php/honduras/3575-

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

Además de realizar una masiva manifestación de protesta ante el Congreso Nacional, las autoridades de la UNAH presentaron ante la asamblea legislativa su propia propuesta de Ley de Educación Superior. 19 El Artículo 2 de la misma establece que “...La Universidad Nacional Autónoma de Honduras, por mandato constitucional, tiene a su cargo la exclusividad de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior y profesional...”. En su Artículo 5, el anteproyecto de ley en referencia, declara que “...Toda universidad estatal gozará de autonomía universitaria como garantía de su independencia con respecto a la institucionalidad política, administrativa y financiera de la nación. La autonomía deberá traducirse en el uso de las más elevadas formas de democracia en los procesos de elección de los diferentes órganos de gobierno consignados en los estatutos constitutivos de las instituciones; igualmente la autonomía deberá manifestarse en el uso expreso de prácticas académicas que garanticen la libertad de cátedra y de pensamiento, así como en la calidad de los servicios académicos que presten las instituciones. En lo financiero la autonomía universitaria deberá permitir a las autoridades legalmente constituidas, el uso dinámico y racional de los recursos que se le asignen en el presupuesto nacional...”. 20 “...Toda Institución de Educación Superior pública y privada, previa aprobación del Consejo de Educación Superior -se dice en el Artículo 9-, está facultada para abrir nuevas Carreras, Escuelas, Facultades o Centros, ofrecer carreras de grado y postgrado...” siempre que cumpla un conjunto de requisitos que se detallan en el artículo en referencia. 21 El Consejo de Educación Superior -se dice en el Artículo 21-, es el organismo técnico responsable de la dirección, gestión y administración del Sistema de Educación Superior y por medio del cual, como su órgano auxiliar, la UNAH cumplirá el mandato constitucional de organizar, dirigir y desarrollar la educción superior y profesional. Estará integrado por veintidós (22) miembros así: a) El titular de la Rectoría, quien lo presidirá, con derecho a voz y voto y voto de calidad en caso de empate. b) Diez miembros representantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. c) Cinco miembros representantes de los otros centros de educación superior estatales. d) Cinco miembros representantes de los centros de educación privados. e) El titular de la Dirección Ejecutiva de Educación Superior, quien actuará como Secretario, con voz y sin voto”. 22 La propuesta de Ley de Educación Superior de la UNAH reconoce la existencia del Consejo de Rectores de las Universidades e Instituciones de Educación Superior de Honduras (CRUH) y de la Comisión Nacional de Acreditación de la Calidad de la Educación Superior.23 Al final, el grupo de universidades que había presentado el anteproyecto de Ley de Educación Superior que ponía en cuestión la potestad constitucional de la UNAH de organizar, dirigir y desarrollar la educación superior y profesional, terminó aceptando la propuesta de la misma. Como dice una crónica periodística, “...las universidades privadas cambiaron de opinión y aceptan que la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) continúe rectorando la educación superior de Honduras...”. 24 Sin embargo, todavía no se ha emitido la nueva Ley de Educación Superior, la que es objeto de negociaciones y ajustes entre las partes.

19 20 21 22 23 24

introducen-al-cn-proyecto-para-nueva-le... Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Anteproyecto Ley de Educación Superior, Ciudad Universitaria “José Trinidad Reyes”, Tegucigalpa, noviembre 2011. Disponible en http://www.enlaceacademico.org/base-documental/ biblioteca/documento/anteproyecto-le... Ibidem, p. 7 Ibidem, p. 8 Ibidem, p. 13 Ibidem, p. 16 y pp. 21 y ss. www.elheraldo.hn) Disponible en http://www.universidades.com/noticias/universidades-privadas-hondurasaceptan-que un..

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

63


Desafíos de la UNAH de cara al siglo XXI La Universidad Nacional Autónoma de Honduras ingresó al siglo XXI con la firme voluntad de reformarse y ponerse a tono con los desafíos de la globalización y de la sociedad de la información y el conocimiento. Esta voluntad se reflejó en la necesidad de promover la IV Reforma de la UNAH hacia finales del siglo recién pasado.

Exposición de arte, Plaza 4 Culturas. UNAH. Fotografía: José Hernández. 2012.

En el marco de la IV Reforma, la UNAH ha venido experimentando reformas en su quehacer institucional. Para promover estos cambios se creó primero, la Comisión de Transición Universitaria, y después, la Junta de Dirección Universitaria.

La Comisión de Transición elaboró y publicó en julio de 2005 un “Plan General para la Reforma Integral de la UNAH” con una perspectiva de mediano plazo (2005) y de corto plazo (2007). Este es un documento de referencia para el proceso de reforma universitaria. He reproducido en este trabajo las líneas maestras de este Plan General de Reforma Integral de la UNAH. Bajo el marco de este Plan General, se ha definido el modelo educativo universitario y se intentó, sin éxito, contratar los servicios de una universidad extranjera para promover la capacitación de las y los maestros universitarios. La UNAH ha introducido un examen para la selección de las y los estudiantes que pueden ingresar a la misma. La UNAH está tratando de impulsar la investigación en el seno de la UNAH. La Dirección de Investigación Científica ha venido tratando de ampliar la comunidad de investigadores a través de cursos de investigación. En esta misma dirección, la UNAH se encuentra en un proceso de creación de maestrías para formar profesionales que puedan convertirse en investigadores. Se mantiene viva, la Semana Científica que se realiza año a año. Bajo el liderazgo de la Rectora Julieta Castellanos, la UNAH ha emprendido un vigoroso programa de remejoramiento de las facilidades físicas de la misma. En vista de todo lo anterior, uno puede llegar a la conclusión que la IV Reforma avanza con resultados positivos. A pesar de estos avances, se pueden identificar algunos desafíos que es necesario enfrentar. He aquí algunos de ellos. El desafío de consolidar un nuevo modelo de gobernabilidad El modelo de gobernabilidad democrática basado en la paridad estudiantil que dominó la vida universitaria entre 1958 y 1964 ha llegado a su fin. Es necesario definir con claridad el modelo emergente de gobernabilidad democrática universitaria que va adquiriendo forma. Para ello es vital resolver la incongruencia anotada por el Profesor Ramón Romero, miembro de la Junta de Dirección Universitaria. “...La Ley Orgánica de la UNAH ordena que la representación estudiantil en el Consejo Universitario debe ser nombrada y no electa, pero el Reglamento General de tal Ley, ilegalmente establece elecciones. El procedimiento legal de nombramiento se dirige a brindar y hacer permanente el Gobierno Universitario con criterios académicos y de sana administración. En el respeto a dicho

64

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

procedimiento de selección reside la clave para evitar el retorno a un cercano pasado en que la UNAH fue desnaturalizada, manipulada y disminuida en su misión...”.25 Aunque por esta vez, el procedimiento de selección de la representación estudiantil ante el Consejo Universitario se está ejecutando de acuerdo al Reglamento General de la Ley Orgánica de la UNAH, es necesario, como sugiere el profesor Romero, ajustar el reglamento al espíritu de la ley “...reformando el Reglamento General de la Ley Orgánica eliminado el cuarto requisito y reglamentando el proceso de nombramiento de representantes estudiantiles al Consejo Universitario, como manda la propia Ley Orgánica...”. 26 Según la Ley Orgánica de la UNAH para integrar el Consejo Universitario se requiere: a) ser estudiante de grado, matriculado regularmente; b) haber cursado al menos un tercio de las asignaturas de su carrera, y, c) tener un índice académico no menor de 80%. 27 Esta normativa reduce el papel tradicional que han jugado los frentes estudiantiles en la selección de la representación estudiantil ante el Consejo Universitario. Es por eso que, para garantizar la gobernabilidad democrática en el seno de la UNAH, es clave debatir en torno al papel que deben jugar los frentes estudiantiles de cara a la universidad del siglo XXI.

El desafío del modelo educativo y de mejorar la calidad de los aprendizajes. Para promover la reforma académica de la UNAH, se elaboró un modelo educativo. Este modelo educativo es básicamente conceptual. Está basado en la teoría constructivista y en la teoría crítica. Son principios básicos del modelo educativo de la UNAH, la calidad, la pertinencia, la equidad, la interdisciplinaridad y la internacionalización. Se hace una elaboración conceptual sobre la perspectiva pedagógica, el proyecto curricular y sus ejes, el modelo didáctico y sobre la evaluación y acreditación de la calidad del currículo. Con una visión prospectiva, el modelo educativo de la UNAH construye el perfil del docente, de los estudiantes, de la metodología y del aprendizaje. El perfil de docente del futuro incluye los siguientes rasgos: a) es facilitador del aprendizaje, colaborador, líder y guía, b) es constructor de su práctica pedagógica, c) es fuente de información y conocimiento, pero no es la única, d) cede su protagonismo al estudiante, y, e) enseña al estudiante a aprender a aprender. El perfil del estudiante incluye los siguientes rasgos: a) es constructor de sus conocimientos, asume el papel fundamental en su propio proceso de formación; b) despliega una actitud intelectual productiva y creadora en todas las actividades del proceso; c) es protagonista de su aprendizaje; d) produce y comparte el conocimiento, y e) es autónomo, solvente, creativo y fundado éticamente.28 El tipo de metodología recomendada se destaca lo siguiente: a)propiciar estrategias para la construcción de aprendizajes individuales y sociales significativos; b)uso de metodologías activas que propician el diálogo y la reflexión; c) intercambio conceptual y metodológico en el cual, tanto los docentes como los estudiantes aprenden, y, d) hace énfasis en el aprendizaje. En relación al aprendizaje, se plantea que: a) es un proceso activo por parte del estudiante que ensambla, extiende, restaura e interpreta y por tanto “construye” conocimiento; b) es una actividad colectiva que se lleva a cabo con otros estudiantes; c) permite que el estudiante sea más responsable de su propio aprendizaje y le ofrece diversas opciones, y, d) tiene la característica de ser significativo. 29 25 Ramón Romero, “La academia o la política” en LA TRIBUNA, 23 de abril de 2012, p. 6 26 Idem 27 Idem 28 El Modelo educativo de la UNAH, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 2009, p. 83 29 Ibidem, pp. 83-84

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

65


En relación al modelo educativo, uno de los grandes desafíos que enfrenta la UNAH, es hacer realidad lo que es hasta ahora se ha asumido como una toma de posición y como una aspiración, que debe adquirir una forma concreta. Se trata, en el fondo, de comenzar un esfuerzo sostenido por cambiar las estrategias de enseñanza frontal y expositiva predominante en la vida cotidiana de la UNAH, por metodologías activas y participativas. Desde el punto de vista didáctico, se trata de dotar al estudiante de los “conocimientos básicos e instrumentos de análisis y adquisición y selección de información para el desarrollo de capacidades, competencias y habilidades, la “capacidad de comunicarse verbalmente, por escrito y con instrumentos modernos”. 30 Esto requiere que los docentes universitarios comiencen a familiarizarse con la didáctica de la educación universitaria y a conocer los métodos y estrategias de enseñanza centradas en el estudiante 31 y que se introduzcan en la discusión actual sobre la enseñanza centrada en el desarrollo de competencias. Esto exige programas de capacitación para docentes universitarios en servicio que sean flexibles y que permitan a los mismos enseñar a aprender de una manera que sea eficaz y desafiante. Este es, a mi juicio, uno de los elementos claves de la reforma académica de la UNAH que preconiza el modelo educativo aprobado. Un proceso de inducción semejante deben experimentar los estudiantes universitarios que encontrarán igualmente desafiante adoptar el rol de agentes activos de su propio aprendizaje. Como ha argumentado repetidamente Antonio Bolívar, la práctica docente en el aula, es el núcleo clave para el mejoramiento de la calidad de los aprendizajes, 32 uno de los grandes desafíos de nuestro tiempo. Me parece que el diseño de una estrategia operativa que permita el paso de un modelo educativo basado en la enseñanza a uno basado en el aprendizaje, debería ser desarrollado por la Dirección de Innovación Educativa de la UNAH.

objetivo debería consistir en diseñar soluciones eficaces y eficientes para tales desafíos y participar en su implementación”. 35 Es obvio que para el logro de este objetivo, la UNAH debe estimular la investigación interdisciplinaria a través de los institutos de investigación existentes y los que puedan crearse. Sin embargo, el ideal no debía ser solo tener investigadoras e investigadores dedicados a tiempo completo a cumplir esta tarea. Es necesario que la UNAH cree incentivos para que cada docente sea al mismo tiempo un investigador. Esto incrementaría no solo la oferta de trabajos de investigación en la UNAH, sino que también mejoraría la calidad de la docencia universitaria. Para generar una cultura más proclive a la investigación y reflexión sobre la realidad nacional, los estudiantes deberían aprender el oficio de la investigación incorporados a grupos de trabajos dirigidos por sus docentes. En la coyuntura actual, uno de los grandes desafíos de la UNAH es ofrecer un aporte sustantivo a hacer realidad las aspiraciones recogidas en el Plan de Nación (2010-2022) y en la Visión de País (20102038), elaborados por el régimen de Porfirio Lobo Sosa. Se trata de una visión estratégica que la UNAH no debe perder de vista y mantenerlo con vida. En este sentido, sería fuente de una gran experiencia en investigación la elaboración cada dos años de el Estado de Nación siguiendo la línea de investigación abierta por el Análisis acerca de la situación de la Nación, que fue publicado por la editorial universitaria en el año 2000 por la Rectora Ana Belén Castillo de Rodríguez. También sería de gran valor para la UNAH y el país que se crearan grupos de trabajo interdisciplinarios que logrará expertise en el diseño y evaluación de políticas públicas.

El desafío de contribuir a la transformación de la realidad nacional La UNAH está llamada a ser un centro de docencia, investigación y extensión del más alto nivel. Está llamada, para emplear las palabras de dos estudiosos, a “constituirse en referencia principal y ser parte de los debates sociales y de la formulación de las políticas públicas y las nuevas reglas y normas que regirán la sociedad. Esa es su obligación principal”. 33 El rol de la UNAH no debe ser solo formar el capital humano que requiere el país para lograr mayores niveles de desarrollo económico, social, político y cultural, sino que también “adelantarse y funcionar como guía, ofrecer reflexión y soluciones”. 34 Debe “contribuir a crear riqueza y a resolver la pobreza, la inequidad y la exclusión social. Por tal razón, la investigación y la docencia deberían concentrarse en estas cuestiones, que son al mismo tiempo éticas, económicas, políticas, sociales y tecnológicas. El

30 31

32 33 34

66

Cesar Ferrari y Nelson Contreras, “Universidades en América Latina. Sugerencias para su modernización” en NUEVA SOCIEDAD, No. 218, noviembre-diciembre, 2008, p. 31 Este es justamente el título del trabajo de Mario de Miguel Díaz (Director) Modalidades de enseñanza centrada en el desarrollo de competencias. Orientaciones para promover el cambio metodológico en el espacio europeo de educación superior, Ediciones Universidad de Oviedo, Asturias, 2006 que una referencia didáctica para conocer métodos y estrategias de aprendizaje centrados en el estudiante. Antonio Bolivar y Maria Rosel Bolivar Ruano, “La didactica en el núcleo del mejoramiento de los aprendizajes. Entre la agenda clásica y actual de la didáctica” en PERSPECTIVA EDUCACIONAL, Vol. 50, No. 2, 2011, pp. 3-26. Cesar Ferrari y Nelson Contreras, op. cit., p. 28 Ibidem, p. 24

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

35

Ibidem, pp. 29-30

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

67


Cronología de la UNAH

Anexos

14 de diciembre de 1845 Bajo el liderazgo del Presbítero José Trinidad Reyes se funda la “Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto”. 10 de marzo de 1846 El Congreso Nacional declara la protección pública de la “Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto” a la que bautiza como Academia Literaria de Tegucigalpa. 18 de abril de 1846 Se crea oficialmente la Academia Literaria de Tegucigalpa. 19 de septiembre de 1847 Se inaugura solemnemente la Academia Literaria de Tegucigalpa o Universidad del Estado de Honduras en el antiguo convento de San Francisco, hoy Cuartel San Francisco, de la ciudad de Tegucigalpa, con la presencia del Presidente de la República Juan Nepomuceno Fernández Lindo y Zelaya. 17 de marzo de 1857 El Convento de la Merced fue donado a la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras por la Municipalidad de Tegucigalpa que presidía el Licenciado Crescencio Gómez. 1 de noviembre de 1850 El gobierno de Juan Lindo emite los Estatutos de la Academia Literaria de Tegucigalpa o Universidad del Estado de Honduras. Estos Estatutos fueron aprobados por la Cámara Legislativa el 2 de julio de 1850. Según el Artículo No. 6 de estos Estatutos, la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras tenía “toda la independencia y libertad necesarias para mejorar, modificar o variar sus estatutos cuando lo juzgue absolutamente necesario, atendida la experiencia, las exigencias científicas y el ensanchamiento progresivo de las ciencias”. 20 de septiembre de 1855 Muere el Presbítero José Trinidad Reyes, fundador y primer Rector de la Universidad del Estado de Honduras. Fue reelecto en su cargo por cuatro veces. 30 de diciembre de 1868 Mediante Decreto Ejecutivo de esa fecha, el gobierno de José María Medina eliminó la autonomía de gestión de la Universidad del Estado de Honduras, suprimió el Claustro y la Dirección de Estudios y creó un organismo distinto para regir los destinos del establecimiento.

Interior del Centro de Arte y Cultura de la UNAH, Comayagüela. Fotografía: Miguel Flores. 2013.

68

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

69


1 de noviembre de 1880 La Constitución Política de 1880 declara que la educación primaria, media y superior es laica. 31 de diciembre de 1881 Se aprueba el Código de Instrucción Pública, el cual fue puesto en vigencia el 26 de febrero de 1982, al inaugurarse el año académico de la Academia Literaria o Universidad del Estado de Honduras. Este Código cambia el nombre de Universidad del Estado de Honduras a Universidad Central de Honduras. El Código de Instrucción Pública de 1947 cambia el nombre de Universidad Central de la República a Universidad de Honduras. 15 de octubre de 1957 Mediante Decreto No. 170 del 15 de octubre se emite la Ley Orgánica de la Universidad de Honduras, que establece que “la Universidad de Honduras es una institución autónoma, con personería jurídica”. La Constitución Política de 1957 le había concedido la “exclusividad de organizar, dirigir y desarrollar la enseñanza superior y la educación profesional” (Artículo 146). Esta potestad fue ratificada por la Constitución Política de 1965 (Artículo 157) y por la Constitución de 1982 (Artículo 160), actualmente en vigencia. 30 de abril de 1958 Mediante decreto legislativo se aprueba la paridad estudiantil. 28 de abril de 1960 El Consejo Universitario aprobó la creación del Departamento de Ciencias Básicas y declaró que como obligatorio el estudio de las ciencias básicas para todas y todos los alumnos aspirantes a iniciar estudios profesionales en las carreras de Medicina y Cirugía, Ciencias Químicas y Farmacia y Odontología. El Consejo Universitario acordó transformar el Departamento de Ciencias Básicas en el Centro Universitario de Estudios Generales (CUEG) como una unidad universitaria independiente. El 29 de junio de 1961 el Consejo Universitario aprobó el Reglamento del CUEG.

de la Ciudad Universitaria se había iniciado el 30 de junio de 1965. En estos edificios se invirtieron 3,858,052.11 Lempiras. 3 de diciembre de 1975 El Claustro Pleno Universitario aprobó la creación del Centro Universitario Regional del Norte (CURN). Los orígenes del CURN datan de enero de 1955 en que mediante un Decreto-Ley, Julio Lozano Díaz creó la Facultad y la Carrera de Economía de San Pedro Sula, la que comenzó a funcionar en las aulas del Instituto José Trinidad Reyes. 11 de diciembre de 1981 El Consejo Universitario aprobó la creación de nuevos Centros Universitarios Regionales con sede en las ciudades de Comayagua, Choluteca, Juticalpa y Santa Rosa de Copán. 5 de julio de 1983 El Programa de Educación a Distancia bautizado como el Sistema de Educación a Distancia (SUED) fue elevado a la categoría de Dirección y adscrito a la Rectoría. El Proyecto de Educación Superior a Distancia había nacido en diciembre de 1981 adscrito a la Dirección de Extensión Universitaria. El SUED inició sus actividades en el segundo semestre de 1985. 17 de junio de 1996 Se funda el Centro Universitario Regional del Centro (CURC) con sede en Comayagua. 23 de octubre de 1996 Se inaugura el Centro Universitario de la Región Occidental (CUROC) en el Auditórium Monseñor “ José Carranza Chévez” de la ciudad de Santa Rosa de Copán. 12 de junio de 1997 Se inaugura el Centro Universitario Regional Nororiental (CURNO) con sede en la ciudad de Juticalpa.

1 de enero de 1962

17 de junio de 1997

El Claustro Pleno universitario transformó el Departamento de Ciencias Básicas en el Centro Universitario de Estudios Generales (CUEG), con sujeción a la Ley Orgánica de la UNAH.

Se inician las actividades del Centro Regional del Litoral Pacífico (CURLP) en las instalaciones físicas de la Escuela Normal Mixta del Sur de la ciudad de Choluteca.

29 de mayo de 1967

21 de agosto de 1999

El Claustro Pleno Universitario dio vida al Centro Universitario Regional del Litoral Norte (CURLA) con la creación de las carreras de Ingeniería Agronómica e Ingeniería Forestal.

El Consejo Universitario aprueba el funcionamiento del Centro Universitario Regional del Valle del Aguán (CURVA) con sede en la ciudad de Olanchito.

11 de julio de 1969

31 de diciembre de 2004

Se inaugura la primera fase de la Ciudad Universitaria de Tegucigalpa con dos edificios de aulas, un edificio de laboratorios, un salón de conferencias y un edificio para la biblioteca central. La construcción

Después de amplios debates, el Congreso Nacional de la República aprobó el Decreto No. 209-2004 que contiene la nueva Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Esta nueva Ley Orgánica eliminó la paridad estudiantil reduciendo la representación estudiantil en los organismos de gobierno universitario del 50 al 33 por ciento, eliminó el Claustro Pleno como máximo organismo

70

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

71


de decisión universitario. Su lugar es ocupado por el Consejo Universitario y por la Junta de Dirección Universitaria, responsable de la planificación, organización, control administrativo y seguimiento de los resultados operativos de la UNAH.

AUTORIDADES UNIVERSITARIAS

29 de marzo de 2006 Mediante el Decreto 13-2006 el Congreso Nacional modificó la Ley Orgánica de la UNAH, declarando a la Comisión de Transición Universitaria como“la máxima autoridad de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y fungirá como tal, hasta que se instale solemnemente el nuevo Consejo Universitario, asumiendo todas las atribuciones otorgadas por esta Ley al Consejo Universitario y a la Junta de Dirección Universitaria. Este Decreto amplió el plazo de la Comisión de Transición Universitaria de “dos (2) a tres (3) años contados a partir de su juramentación”. 18 de mayo de 2005 Fueron seleccionados por el Congreso Nacional los miembros de la Comisión de Transición Universitaria. 18 de mayo de 2008 Los miembros de la Junta de Dirección Universitaria toman posición de sus cargos.

72

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

73


Rectores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras

1. Presbítero José Trinidad Reyes Sevilla 1847-1855.

2. Doctor Hipólito Casiano Matute 1855-1865.

3. Abogado Trinidad Ferrari Agüero 1865-1867.

4. Abogado Jerónimo Zelaya 1867.

5. Abogado Valentín Durón 1868-1873.

6. Presbítero Yanuario Girón Bustillo 1873.

7. Abogado Valentín Durón 1874.

8. Presbítero Yanuario Girón Bustillo 1874-1882.

9. Abogado Adolfo Zúñiga Midence 1882-1883.

10. Doctor Esteban Ferrari 1883-1888.

11. Doctor Antonio Abad Ramírez Fontecha

12. Abogado Rafael Ciriaco Alvarado Manzano

1888-1892.

74

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

1892-1900.

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

75


13. Abogado José Leonard 1900-1901.

16. Abogado Carlos Alberto Uclés Soto 1907-1908.

76

14. Abogado Rafael Ciriaco Alvarado Manzano 1901-1903.

17. Abogado Rómulo Ernesto Durón Gomero 1 908-1911.

15. Abogado Pedro José Bustillo 1903-1907.

18. Abogado Alberto A. Rodríguez 1911.

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

19. Abogado Rómulo Ernesto Durón Gomero

20. Abogado Carlos Alberto Uclés Soto 1915.

21. Abogado Rafael Ciriaco Alvarado Manzano 1915-1916.

23. Abogado Leandro Valladares Gálvez 1917-1920.

24. Abogado Carlos Alberto Uclés Soto 1920.

1911-1915.

22. Abogado Carlos Alberto Uclés Soto 1916.

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

77


25. Abogado José Maria Sandoval Burgos 1920-1933.

28. Abogado Tomás Alonzo Brito 1947-1949.

78

26. Abogado Ramón Alcerro Castro 1933-1936.

27. Abogado Timoteo Chirinos Zúñiga 1936-1947. 31. Licenciado Jorge Fidel Durón 1949-1955.

32. Doctor Ernesto Argueta Ayes 1955-1956.

33. Doctor Lisandro Gálvez Flores 1956-1960.

34. Doctor Hernán Corrales Padilla 1960-1963.

35. Ingeniero Arturo Quesada Galindo 1963-1969.

36. Licenciado Cecilio Zelaya Lozano 1969-1973.

29. Doctor Carlos Maximiliano Gálvez Rovelo 1949. 30. Abogado Ramón Ernesto Cruz Uclés 1949.

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

79


37. Doctor José Reina Valenzuela 1973.

40. Abogado José Oswaldo Ramos 1982-1988.

80

38. Licenciado Jorge Arturo Reina Idiáquez 1973-1979.

41. Licenciado José Omar Casco Zelaya 1988-1991.

43. Doctora Ana Belén Castillo 1997-2003.

44. Abogado Guillermo Augusto Pérez Arias 2003-2006. 45. Raúl Antonio Santos 2006-2008.

46. Jorge Abraham Arita 2008-2009.

47. Rutilia Calderón Padilla 2008 - 2009.

39. Doctor Juan Almendares Bonilla 1979-1982.

48. Julieta Castellanos Ruiz 2009-2013 / 2013 - 2017

42. Doctor René Sagastume Castillo 1991- 1997.

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

81


Comisión de Transición Universitaria (2005)

9. Abog. Enrique Flores Valeriano 1980-1982

1. Dr. Jorge Haddad Quiñónez (Presidente)

10. Ing. Ángel Andrés Casco Lanza 1983-1989

2. Antonio Nuñez (Vicepresidente)

11. Dr. Octavio Rubén Sánchez Midence 1989-1992

3. Juan Arnaldo Hernández Espinoza (Secretario)

12. Abog. José Tomás Guillén Williams 1992-1995

4. Alba Alonzo de Quezada

13. Abog. Roberto Bográn Idiáquez 1995-1998

5. Norma Martín de Reyes

14. Ing. Amparo Guadalupe Salgado 1998-2001

6. Armando Euceda

15. Dr. Raúl Antonio Santos Maldonado 2001-2004

7. Jorge Omar Casco

16. Dr. Rutilia Calderón (Vicerrectora académica)

2006-2010

17 Dr. Ernesto Paz Aguilar (Vicerrector de Relaciones Internacionales)

2005-2009

18 Dra. América Alvarado Díaz (Vicerrectora de Orientación y Asuntos Estudiantiles)

2005-2009

19. Dra. Rutilia Calderón (Vicerrectora Académica Interina)

2011-

20. Lic. Mayra Falck (Vicerrector de Relaciones Internacionales)

2011-

Junta de Dirección Universitaria 2008 1. Olvin Rodríguez (Presidente)

Junta de dirección universitaria interina (2013) 1. Ramón Antonio Romero (Presidente)

2. Jorge Omar Casco (Secretario)

2. Margarita Oseguera (Secretaria)

3. Norma Martín de Reyes

3. Ernesto Betancurth

4. Armando Euceda

4. Valerio Gutierrez

5. Adalid Rodríguez

5. Melba Baltodano

Secretarios Generales de la UNAH

6. Cristiana Nufio de Figueroa

6. Emilia Alduvin

1. Sr. Miguel Antonio Rovelo 1847-1851

7. Marlen Perdomo de Zelaya

7. Norman Martín de Reyes

2. Sr. Sinforiano T. Rovelo 1851-1853

8. Olban Valladares

8. Martha Lorena Suazo

3. Presbítero Simeón Ugarte 1853-1856

21. Lic. Ayax Irias Coello (Vicerrector de Orientación y Asuntos Estudiantiles)

2011-

9. Ramón Romero Cantarero

4. Presbítero Samuel Escobar 1856-1863

Junta de Dirección Universitaria 2013

5. Lic. Rafael Ciriaco Alvarado Manzano 1863-1869

1. Aleyda Romero (Presidente) 2. Manuel Torres (Secretario) 3. Martha Arguijo 4. Valerio Gutiérrez 5. Ramón Romero 6. Melba Baltodano 7. Juan Carlos Ramírez

6. Lic. Jerónimo Zelaya 1869-1880 7. Lic. Carlos Zúñiga 1880-1882 8. Lic. Fausto Dávila Bonilla 1882-1883 9. Lic. Alberto Membreño Márquez 1883-1884 10. Lic. Constantino Martínez 1884 11. Presbítero José Leonardo Vigil 1884-1887 12. Lic. Miguel Oquelí Bustillo 1887 13. Lic. Leandro Valladares Gálvez 1887

Vicerrectores de la UNAH

14. Lic. Vicente Sáenz 1888

1. Lic. Jorge Fidel Durón 1954

15. Lic. Rafael Alvarado Guerrero 1888

2. Dr. Hernán Corrales Padilla 1954

16. Lic. Fausto Dávila Bonilla 1889

3. Ing. Arturo Quesada Galindo 1960-1962

17. Lic. Fernando C. Quintanilla 1889

4. Ing. Edgardo Sevilla Idiáquez 1963-1966

18. Lic. Fausto Dávila Bonilla 1890

5. Ing. Roberto Valenzuela 1966-1969

19. Lic. Francisco Cañizale 1890

6. Dr. Jorge Haddad Quiñónez 1969-1972

20. Lic. Rafael Alvarado Guerrero 1891-1894

7. Lic. Marco Virgilio Carías Velásquez 1973-1976

21. Lic. Rómulo Ernesto Durón Gamero 1894-1897

8. Dr. Dagoberto Espinoza Mourra 1977-1979

22. Lic. Camilo Turcios Durón 1897-1900

82

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

83


23. Lic. Saturnino Meda 1900 24. Lic. Maximiliano Sagastume 1900

BIBLIOGRAFÍA

25. Lic. Buenaventura Zepeda 1903-1904 26. Lic. Eduardo Padilla 1904-1907 27. Lic. Eduardo A. Rodríguez 1907-1912 28. Lic. Buenaventura Zepeda 1912-1915

AMAYA BANEGAS, Jorge Alberto, Historia de la lectura en Honduras: libros, lectores, bibliotecas, librerías, clase letrada y la nación imaginada en Honduras. 1876-1930, Versión electrónica, s.f.

30. Lic. Gonzalo S. Sequeiros 1917-1920

ARGUETA, Mario, Juan Manuel Gálvez. Su trayectoria gubernamental, Banco Central de Honduras, Tegucigalpa, 2007.

31. Lic. Buenaventura Zepeda 1920-1924

BARDALES, Rafael, Nociones de historia de la educación, Imprenta Aldina, México, 1957.

29. Lic. Alberto A. Rodríguez 1915-1917

32. Lic. Arturo Martínez Galindo 1924 33. Lic. Manuel Rovelo Landa 1924-1926 34. Lic. Miguel Oquelí Rodríguez 1926-1932 35. Lic. José Oquelí Hernández 1932 36. Lic. Lisandro Valle T. 1932-1934 37. Lic. Cecilio Colindres Zepeda 1934-1956 38. Lic. Jerónimo Sandoval 1956-1958 39. Lic. Edmon L. Bográn 1960-1964 40. Lic. Roberto Suazo Tomé 1960-1964 41. Lic. Miguel Rodrigo Ortega López 1964 42. Lic. Humberto López Villamil 1964 43. Lic. Adolfo León Gómez Suazo 1965-1968 44. Lic. Víctor M. Padilla 1968-1970 45. Lic. Rigoberto Espinal Irás 1970-1973 46. Lic. Edgardo Cáceres Castellanos 1973 47. Lic. René Alirio Murillo 1973-1976 48. Lic. Ramón Izaguirre 1976-1979 49. Lic. Bayardo Altamirano 1979-1980 50. Lic. Ángel Antonio Mejía Erazo 1981-1984 51. Lic. Oscar Roberto Alvarenga Mairena 1984-1987 52, Lic. Alfredo Hawitt Banegas 1987-1990 53. Lic. Germán Rodríguez Montoya 1990 54. Lic. Ángel Valentín Aguilar Ordóñez

1990-1993

55. Lic. Juan Andonie Rivas 1993-1996

BOLIVAR, Antonio y María Rosel Bolivar Ruano, “La didáctica en el núcleo del mejoramiento de los aprendizajes. Entre la agenda clásica y actual de la didáctica” en PERSPECTIVA EDUCACIONAL, Vol. 50, No. 2, 2011. BLOCH, Marc, Historia e historiadores, Ediciones Akal, Madrid, 2008. CÁCERES LARA, Víctor, Gobernantes de Honduras en el siglo 19, publicaciones del Banco Central de Honduras, Tegucigalpa, 1978. CASTILLO DE RODRÍGUEZ, Ana Belén, Análisis acerca de la situación de la Nación, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 2000. COMISIÓN DE TRANSICIÓN UNIVERSITARIA, Plan General para la Reforma Integral de la UNAH, Ciudad Universitaria, julio, 2005. Informe de gestión de la Comisión de Transición Universitaria. Resumen Ejecutivo, Ciudad Universitaria, mayo, 2008. CRUZ-REYES, Víctor, Reseña histórica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Revista Historia de la Educación Latinoamericana (Rhela) Vo. 7, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Tunja, 2005. DIRECCIÓN DE ESTUDIOS DE POSTGRADO, Revista Postgrados UNAH, Año 2, No. 1, Tegucigalpa, noviembre, 2008. DURÓN, Jorge Fidel (compilador), Reseña histórica de la Universidad de Honduras, Talleres Tipográficos Nacionales, Tegucigalpa, 1953. FERRARI, César y Nelson Contreras, “Universidades en América Latina. Sugerencias para su modernización” en NUEVA SOCIEDAD, No. 218, noviembre-diciembre, 2008.

56. Dr. Juan Ramón Pineda Andino 1996-1999

GRAFICENTRO EDITORES, Leyes Educativas de Honduras, Tomo II, Tegucigalpa, 2003.

57. Dr. Yovanny Dubón Tróchez 2003-2006

GUARDIOLA, Esteban, “La Universidad de Honduras a través de su primera centuria” en Revista de la Universidad, Tegucigalpa, enero, 1948.

58. Lic. Emma Virginia Rivera 2008 -

Historia de la Universidad de Honduras, Talleres Tipográficos Nacionales, Tegucigalpa, 1955.

84

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

85


HERNÁNDEZ, Ángel G., Problemas de la educación universitaria, Secretaría de Educación, Tegucigalpa, 1956. PORTILLO SAENZ, Andrea (Coordinadora), SCANCOLOR, Tegucigalpa, 1997.

La educación superior en Honduras 1733-1997, Vol.

I,

La educación superior en Honduras 1733-1997. Vol. II. Bosquejo histórico de las Unidades Académicas, SCANCOLOR, Tegucigalpa, 1998. Disponible en http://www.guspepper.net/Vol2.htm. La educación superior en Honduras 1733-1997. Vol. III. Bosquejo histórico de las Unidades Académicas, SCANCOLOR, Tegucigalpa, 2004. REINA IDIÁQUEZ, Jorge Arturo, Historia de la UNAH en su época autónoma, Tomo I, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 1999. Historia de la UNAH en su época independiente, Tomo II, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 2000. REINA VALENZUELA, José, Historia de la Universidad, Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Tegucigalpa, 1976. REVISTA DE LA UNIVERSIDAD, Tegucigalpa, enero, 1948. RODRÍGUEZ AYESTAS, Julio, (compilador), Adolfo Zúniga. El progreso democrático, El Ahorro Hondureño, Tegucigalpa, s.f. RODRÍGUEZ, Olvin E., “El cambio y la resistencia en la UNAH” en LA TRIBUNA, 4 de mayo de 2012. ROMERO, Ramón, “La academia o la política” en LA TRIBUNA, 23 de abril de 2012. SALGADO, Ramón y Esther Fonseca, “Educación superior en Honduras” en Ranón Salgado y Renán Rápalo (coordinadores), Estado de la educación en Honduras, Universidad Pedagógica Nacional “Francisco Morazán”, Tegucigalpa, 2012.

SCHWARTZMAN, Simon Las universidades latinoamericanas en el contexto, 1996. Disponible en http://www.schartzman.org.br/simon/marlo/htm. TÜNNERMANN BERNHEIM, Carlos, Universidad y sociedad. Balance histórico y perspectivas desde América Latina, Editorial Hispamer, Managua, 2001. “La educación general en la universidad contemporánea” en Carlos Tünnermann, La universidad y los desafíos del desarrollo y la democracia, Editorial Millenium, Tegucigalpa, 1993. 90 años de reforma universitaria de Córdova (1918-2008), Editorial Hispamer, Managua, 2008. VICERRECTORÍA ACADÉMICA, El modelo educativo de la UNAH, Editorial Universitaria, Tegucigalpa, 2009.

86

HITOS HISTÓRICOS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE HONDURAS

Hitos Históricos Universidad Nacional Autónoma de Honduras  

Libro que describe los principales hitos históricos de la UNAH desde su creación hasta la actualidad.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you