Page 1

Ernesto Pesce


Ernesto Pesce

10 de junio al 12 de julio de 2009 Sala Cronopios, Centro Cultural Recoleta Buenos Aires, Argentina


Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Jefe de Gobierno: Ing. Mauricio Macri Ministro de Cultura: Ing. Hernán Lombardi Centro Cultural Recoleta Dirección General: Claudio Patricio Massetti Directora de Programación: María Rita C. de Fernández Madero Directora de Administración: Mónica Cánepa Director Musical: Julio Viera Coordinador de Programación y Curaduría: Elio Kapszuk Asesora y Coordinadora de Artes Visuales: Laura Batkis Jefes de Departamento del Centro Cultural Recoleta Formación Cultural: Ana María Monte Artes Escénicas y Actividades Multimedia: Jorge Doliszniak Coordinación: Elsa Cristina García Infraestructura y Funcionamiento Edilicio: Eduardo Tapia Asociación Amigos del Centro Cultural Recoleta Presidenta: Magdalena Cordero Vicepresidente: Alejandro Corres


El Centro Cultural Recoleta presenta hoy la obra de Ernesto Pesce, un artista que desde la década del 70 incursiona en varios lenguajes, siendo predominante su vertiente gráfica. En sus primeros trabajos, la imagen de Buenos Aires fue un tema recurrente, con la serie de los inmigrantes en una urbe cosmopolita. El trazo figurativo se inscribía en la tendencia realista de tono crítico con dibujos, litografías y acuarelas. Por entonces rescataba con cierta nostalgia íconos escultóricos como el Mercado del Abasto, que distinguen a Buenos Aires como la Reina del Plata. Documentó una ciudad que cambiaría por completo su fisonomía en la posmodernidad, de manera que estos trabajos son hoy anclajes testimoniales de una urbe que fue siendo sustituida por espacios del anonimato en la aldea global. Más recientemente, la obra de Pesce se tornó más intimista en su serie de Cosmogonías. Son cartografías celestes de ciudades, constelaciones y figuras del zodíaco. Mirando el cielo bajo la Cruz del Sur, el artista plasma un mapa imaginario, en el que el cielo y la tierra se juntan en la levedad inefable del territorio propio. Claudio Patricio Massetti

Director General Centro Cultural Recoleta


Agradecimientos de Ernesto Pesce: A Mariana Schapiro, la mujer que amé. A mis hijos Lautaro, Julián y Malena. A María Teresa Constantin, Julio Sánchez y Elio Kapszuk, por sumar su emotiva e inteligente mirada. A Juan Cavallero, amigo entrañable.


En cada una de las cosas que hace Ernesto Pesce está pre-

implícita una preocupación de Pesce sobre la mirada y cómo

sente lo didáctico. Este catálogo contiene las obras de la

va cambiando con el transcurso del tiempo. También nos

muestra, pero también imágenes de bocetos, recortes de

habla de una profunda modificación interna del artista, y no

diarios o partes de libros de donde salieron o “dispararon”

se trata de que el artista se subió a la “estratósfera”, sino de

las ideas para hacerlas. Él decide poner menos cuadros

la necesidad de tomar distancia para volver a ver.

e incluir la piedra basal de estos, lo que solo puede en-

Por otro lado la posibilidad ilimitada de la tecnología, que

tenderse como la intención de no mostrar “llegadas” sino

incluye ver desde Google cualquier geografía, lo entusiasma

“caminos”. No está dispuesto a renunciar a ninguna he-

y lo preocupa. Esta percepción de “mirá quién te está miran-

rramienta que pueda sumarle a su trabajo. Ese es el caso

do”, de ser vigilados en nuestra más recóndita intimidad, va

de los títulos, que se convierten en enunciados verdade-

apareciendo en muchas de las obras y tiene su particular ori-

ramente significativos y que no solo aportan información

gen en la serie No podrás ocultar tu siembra que, como acla-

adicional, sino que son parte de la obra. En el tiempo de

ra el artista, se realizó antes de comenzar el conflicto entre

“si lo tenés que explicar no sirve”, él se dedica a explicarlo

el Gobierno y el campo. Esta mirada desde arriba, y desde

todo, desde una discursividad pictórica completa y com-

arriba de todo, ya no es ocupada por la divinidad que obser-

pleja, donde la suma potencia lo expresivo y genera un

va todos nuestros actos sino por el todopoderoso satélite.

viaje dentro del viaje. Pero no se trata de un manual para

Círculos y circuitos, Pequeños universos, Algunos caminos

entender lo que el artista quiso decir, son solo indicios de

que conducen a la fortaleza, La deriva, La muralla china,

una trama superior que permiten una entrada diferente

Pequeños paisajes apaisados, son algunas de las series que

Quizá, uno de los hitos característicos de la obra de los

conforman un universo ensamblado, planteando una nue-

últimos años de Pesce, es el punto de vista, el lugar desde

vo trazado, donde se incluye el recorrido de los hombres y

donde se mira. En 1999, comienzan sus constelaciones; la

mujeres como transformadores de ese territorio o paisaje.

posibilidad de observar desde la tierra el cielo. Todo es in-

Si bien subyace una idea del universo en tensión perma-

menso cuando uno se asume pequeño, los millones de kiló-

nente entre lo natural y lo tecnológico, entre los diagramas

metros se transforman en centímetros en la tela pero dan la

de los circuitos y el recorrido de los ríos, entre las fortalezas

misma sensación descomunal. Solo la actitud de mirar de

y las murallas, entre las autopistas y los campos, lo que

abajo hacia arriba genera un modo narrativo que en cine

realmente está buscado es una imagen móvil, dinámica y

y fotografía se llama “contra picada”, desde ese lugar lo

testimonial del paso del hombre sobre estas tierras, devol-

grande se hace más grande y lo chico se agiganta.

viéndonos la verdadera dimensión de las cosas. Es desde

Por el contrario muchas de las obras que conforman las

esa pequeñez que la obra de Ernesto Pesce tiene la con-

series de esta muestra, están pensadas como imágenes obser-

tundencia del contenido, la belleza de la estética, desde lo

vadas desde más allá de las propias constelaciones, donde lo

particular y único de su lenguaje.

que ahora se enfoca es la tierra. Ahora el que mira se coloca en una situación superior, todo le parece diminuto aunque

Elio Kapszuk

sea gigantesco. Este cambio radical del punto de vista, tiene

Coordinador de Programación y Curaduría


De la serie La Deriva Proyecto supermercado en el Impenetrable, 2006 AcrĂ­lico sobre tela, 150 x 150 cm


La deriva María Teresa Constantin

Est-ce que l´on sait oú l´on va?1

sin rumbo cierto. Como la de los personajes de Diderot o como la actitud del propio Ernesto Pesce, tanteando per-

Al iniciar la escritura de este texto dudamos entre la frase

manentemente la vida y las posibilidades plásticas: “Frente

que lo inicia actualmente o el estribillo de una canción2

a la idea de proyecto, plan, método… prefiero la palabra

cuyo autor es Ernesto Pesce. Una, la que elegimos, es la

estrategia. El artista propone una situación y la obra res-

apertura de uno de los más espléndidos relatos de viajes. El

ponde con otra, la respuesta visual o conceptual debe tener

segundo, las líneas de un autor de los márgenes, irónico e

una reacción nueva y producto de lo inesperado”, señala.

irreverente, que, entre risas y melancolía, rescata la digni-

Una deriva que adopta en el acercamiento a la tela cuando,

dad de lo popular. La duda sobre el destino y la incerteza de

más allá de todo lo proyectado, se apresta a la sorpresa que

la vida frente a la seguridad mínima de las raíces y los afec-

cada vez, y frente a distintos soportes, le puede brindar la

tos cotidianos. Es entre estos dos extremos que se desarro-

reacción del material, un color o la sutileza de una transpa-

lla la obra de Pesce. A la vez, ambas citas, en igualdad de

rencia. Así, su búsqueda en la fijación de puntos de origen,

condiciones, introducían a los que nos interesaba: pensar la

de antecedentes, a la vez que de desplazamientos, se obser-

obra de Ernesto Pesce atravesada por la idea del viaje y los

va tanto en la selección de temas como en la resolución de

desplazamientos. Mínimos y circunstanciales a veces, pero

las obras.

también los movimientos vitales que obligan a interrogarse

La deriva es, entonces, una especie de estado, de actitud

sobre la existencia, el sentido de la vida o la levedad del

expectante y vigilante ante la vida y ante la obra. Anclaje y

pasaje de los hombres sobre la tierra.

movimiento son parte de una misma dinámica.

El titulo de la muestra, por su parte, fue tomado del

De la misma manera que los personajes de Diderot aban-

nombre de una de las series que exhibe el artista en esta

donan el eje de la narración para perderse en el tránsito,

oportunidad. El adoptarlo para la totalidad de las obras ex-

uno de los textos preferidos de Ernesto Pesce, el poema Íta-

puestas –una selección de trabajos realizados entre los años

ca de Kostantin Kavafis, refiere a esa actitud: “…Ten siem-

90 y el presente– alude a lo señalado anteriormente y a

pre a Itaca en la memoria/ Llegar allí es tu meta./ Mas no

otros aspectos que atraviesan la producción de Ernesto Pes-

apresures el viaje/ Mejor que se extienda largos años/ y en

ce. El nombre actúa como la síntesis de un largo trayecto.

tu vejez arribes a la isla/ con cuanto hayas ganado en el

Deriva en el sentido casi literal de derivar de algo anterior y

camino/ sin esperar que Ítaca te enriquezca…”. Lo impor-

al mismo tiempo en el sentido de ir a la deriva, una marcha

tante es la ruta, el aprendizaje, el goce del tránsito, y los ámbares y ébanos que mecerán el alma hasta la madurez.

1 2

“¿Es que se sabe dónde se va?” Jacques le Fataliste. Denis Diderot. “vámonos, vámonos, vámonos a Punta Lara…”

La deriva, No podrás ocultar tu siembra, en parte La muralla China y aún Ulises, el viaje dentro del viaje, las series


que se presentan en esta muestra, son un registro de pre-

po”. La primera obra de esta serie fue una acuarela donde

guntas. Si en la Serie Cósmica y los 100 pequeños universos,

una superficie cultivada y una casa eran vistas desde el es-

“una y otra vez, Pesce parece mirar el cielo y preguntarse

pacio. En ella, la intervención del hombre se impone en

cómo pudo haberse ordenado aquel caos”, como señala Ju-

líneas abstractas y cuerpos geométricos, un procedimiento

lio Sanchez más adelante, para estas series el artista parece

que mantendrá en obras posteriores y que ya había utiliza-

haber girado la cabeza y, desde lo alto, vuelto la mirada

do anteriormente. Explica el artista que “los fondos de las

hacia abajo invirtiendo la observación. Una mirada que en

acuarelas como de los acrílicos están realizados por una

lugar del cielo se fija en los hombres o más exactamente en

especie de azar dirigido. Sopleteo la superficie con colores

su rastro. Diderot hacía afirmar a sus personajes que todo lo

superpuestos, luego coloco la tela en forma horizontal y

que nos sucede de bueno y de malo aquí abajo está escrito

la salpico con agua o el diluyente adecuado. Esto produce

allá arriba, pero ahora se ha producido un cambio radical

texturas inesperadas”. Así, los fondos tratados a la manera

y la obra de Pesce parece advertir que todo lo que sucede

informalista, donde el pigmento circula por la superficie

aquí abajo está siendo supervisado desde allá arriba. Un

de la tela, generan formas que evocan las manchas sateli-

mundo vigilado por satélites y sofisticados sistemas tecno-

tales; luego sobre esa superficie aparecen los diagramas de

lógicos que perdieron la dimensión de lo humano. Quizás

la intervención humana generando un orden racional: las

haya allí un rasgo de desencanto, la melancólica necesidad

jangadas son diminutos rectángulos que se agrupan regu-

de recuperar las huellas de los hombres.

larmente salpicando ríos y costas, o el perfil de una arqui-

La serie No podrás ocultar tu siembra fue iniciada en

tectura se instala sobre la superficie móvil de la mancha.

2006. Muchos de los motivos de los trabajos que la inte-

La contraposición de lenguajes, el gesto espontáneo y la

gran son el resultado de la contemplación de libros como

razón, dialogan y dinamizan la superficie de la tela.

La fotografía del territorio de Alex Maclean y La tierra vista

La deriva, por su parte, es una serie cargada de melanco-

desde el cielo de Yann Arthus-Bertrand, entre otros. Pero,

lía: “la idea es dejar registro de la deriva, de los desplaza-

si bien estas apoyaturas documentales existen, en la obra

mientos-vida que desaparece con los seres humanos y sólo

de Pesce el motivo original pierde importancia para tra-

quedan las acciones u objetos que cada individuo generó

ducirse en formas. Es la misma seducción que producen

con esos desplazamientos cotidianos”, señala el artista. En

en el artista otras escritura sobre el suelo terrestre, desde

esos mapas de movimientos retenidos en las obras aparecen

las líneas de Nazca –que vinculan su interés entre historia,

momentos que fueron claves para la historia de la huma-

y cielo y tierra– hasta el modernísimo programa Google

nidad: la construcción de catedrales en la Edad Media y el

Earth cuyas imágenes satelitales casi permiten rastrear el

mínimo registro de los pasos de su arquitecto, o el recuento

más privado de los espacios. El título, a la manera de una

de los días en que la bóveda de una biblioteca londinense

sentencia bíblica, alude a la práctica de países que utilizan

cobijó a Carlos Marx mientras escribía El Capital. Docu-

las imágenes satelitales para detectar las zonas cultivadas,

mentada tanto en imágenes de libros de antiguos mapas y

y calcular cosechas e impuestos. Y Pesce advierte: “esto su-

arquitecturas como en las modernas infografías de los me-

cedió en 2006 y no tiene relación con el conflicto del cam-

dios gráficos, la serie parece recurrir a cortes y diagramas

8


que le permitan explicar y entender fenómenos difíciles de abarcar. Algunos trabajos refieren a los gestos menores de las sociedades contemporáneas, como las idas a un supermercado, pero, en dos obras en particular, aparece la importancia que tienen en el artista los vínculos afectivos, la memoria familiar y los anclajes de los que hablábamos al inicio. Se trata de Algunos caminos conducen a la fortaleza y El Volcán; la primera de las obras remite directamente a la actitud de Mariana Schapiro frente a la enfermedad y la segunda fue realizada a partir de una fotografía de Mariana escalando un volcán en Chile, en unas vacaciones familiares. Ese permanente va y viene entre lo macro y lo micro, los mundos mínimos y las cuestiones universales es una constante en las preocupaciones de Pesce. Conviene recordar que el aspecto de los mapas de recorridos ya había sido abordado por él a fines de la década del ´70, cuando realiza una serie dedicada a los inmigrantes, y a sus padres, abuelos y tíos en particular. Un núcleo de trabajos tomados de un archivo de fotografías sacadas por la familia. Entre ellos, una obra como Los abuelos vascos de Eloísa, dedicado a los abuelos de Eloisa Marticorena, su primera esposa, ponía el acento sobre la cuestión de los desplazamientos. El retrato de la pareja aparecía sobre un fondo de mapas y en él, abordando también la cuestión de lo macro y lo micro, a modo del zoom de una maquina de fotografía se focalizaba en Irun, la ciudad de origen, el punto de partida de los abuelos inmigrantes. Se dimensionaba el movimiento a la vez que se trabajaba sobre la memoria. Aquella obra, vista desde hoy, aparece como un condensado de los problemas que Pesce tratará en el futuro y que hemos señalado: los mapas, los desplazamientos, la nostalgia de la partida y

Los abuelos vascos de Eloisa, 1977 Lápiz color sobre papel, 70 x 50 cm Premio Marcelo de Ridder Col. Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires

la pérdida de la huella, los afectos familiares, las raíces, la mirada desde arriba, la noción de ser sólo un punto en el planeta. Un punto en movimiento que, como señalaba

9


Kandinsky, es una línea. La línea de tránsito de un hombre sobre la tierra. En una y otra serie aparece el rastro, pero no la gente. Cultivos, sembrados, construcciones o líneas dan cuenta de su existencia pero, a diferencia de los trabajos de los años ´70 y ´80, en estas obras la figura humana se oculta. Es en las dos series de dibujos que se exhiben actualmente –dibujos eróticos y Ulises, el viaje dentro del viaje– donde se produce la revelación de lo micro. Un mundo oculto que se presenta como refugio de lo mínimo, el movimiento ágil y escueto de la línea, apenas un rastro de color, lo íntimo. Tienen algo de diario privado. Un refugio en el cual Pesce parece replegarse a recobrar fuerzas, a pensar. Los dibujos expuestos no fueron nunca realizados para ser exhibidos, eran, hasta ahora, cuadernos de ejercicios. Se ofrece entonces un espacio secreto que no ha querido ser escamoteado en tanto revela un aspecto importante del trabajo del artista. Retomando la noción de deriva, las dos series aparecen como respondiendo al mismo gesto o recurso que realizó el artista cuando a finales de la década del ´70, en circunstancias externas sumamente graves, inició la serie de los interiores. Un repliegue temático y real al interior del taller. Y es justamente en aquel momento en que los interiores se pueblan de desnudos, “impregnados de erotismo”, como De la serie Interiores Mariana, 1982 Litografía, 76 x 55 cm

decía Aldo Galli en una crítica de la época.3 La modelo primero, Mariana después, en la sensualidad de la entrega privada. Años más tarde, los desnudos femeninos y masculinos le permiten retomar la figura humana. Algunos de los Ulises han sido localizados en Villa Gesell, durante 2008. Circe, Sirenas, Penélope, algunos conjugan la mancha negra de tinta con el trazo fino de la línea. Los desnudos hacen gala de los mismos recursos que los trabajos de las series 3 La Prensa, 22/11/75

10


anteriores: la línea de la figura, más expresiva, se rodea de

jóvenes. Ese mismo año recibe el Gran Premio de Honor

elementos que se deslizan hacia lo decorativo-geométrico:

de Dibujo en el Salón Nacional. Seguirían después otros,

se trataría nuevamente de forzar las formas hasta hacerles

pero los premios recibidos, en los momentos más duros de

perder el motivo. Es en ese sentido que la línea de orín se

la represión desatada por el último gobierno militar, eran

transforma casi en una guarda art déco que recorre el papel

la confirmación de una elección y un recorrido. De la labor

con su diseño abstracto. Pareciera que el ejercicio de estos

docente realizada desde aquel taller dan cuenta los nume-

trabajos estuviera dirigido a recuperar aspectos del dibujo

rosos artistas que participaron en la muestra de Pasaje 17:

industrial, los resultados de la xilografía, la caligrafía, las

Jorge González Perrin, Mariano Sapia, Cristina Tomsing,

iluminaciones o el arabesco de las escrituras árabes. Como

Andrea Juan, entre muchos otros. Como señaláramos en

los tatuajes de las figuras femeninas –de uso privado– esos

otro momento4 Pasco no sólo había sido un lugar desde

ejercicios se exhiben y se dan a conocer revelando sus se-

donde se supo enseñar cuestiones plásticas sino que funcio-

cretos.

nó también como un espacio de reflexión, de transmisión

A pocos meses de la realización de esta muestra la ga-

cultural y de modelos éticos. En cierto sentido se preservó

lería de arte contemporáneo Pasaje 17 organizaba una ex-

allí un dialogo generacional que había sido cortado en el

posición dedicada al Taller de Pasco, el taller que Ernesto

resto de la sociedad y que contribuyó a la coherencia del re-

Pesce creara junto a Aldo Molina en 1975 y que funcionó

corrido y la actitud de muchos de sus discípulos, entre ellos

hasta 1994. En el texto del catálogo Héctor Medici, curador

la propia Mariana Schapiro. Obra e intervención social son

de Pasaje 17, señalaba que “es posible trazar una genea-

modos únicos para el artista; esto aparece ya reflejado en

logía de la producción donde el sujeto artista y su trabajo

el libro de 2001, un volumen que además de reunir su obra

se regulan a través de otros parámetros sociales, los de la

incorporaba genealogías familiares y un recorrido cultural:

solidaridad, el intercambio reflexivo y la amistad”. Así, muy

Mariana, Malena, Lautaro, Julián, los amigos, y también

cercana en el tiempo, aquella muestra completaba la actual

textos de Borges, Cortázar, Juan Gelman y Lao Tse. Se agre-

y daba visibilidad a una dimensión del trabajo de Ernesto

ga ahora un nuevo tramo de ese recorrido.

Pesce que excede la producción de la obra. Esta dimensión

El psicólogo Jacques Hassoum relata como ciertas tribus

señala una intervención en la escena artística de Buenos

beduinas se saludan con las preguntas “¿de dónde vienes,

Aires que se extiende también hacia otros espacios y fun-

adónde vas, quién eres?”. Pareciera que el viaje, la deriva,

ciones, como es la prolífica actividad docente mantenida

es un tránsito necesario para conocerse y reordenar una

hasta la fecha. Al taller de Pasco el artista llegaba cuan-

historia, siempre que, como sucede con Ernesto Pesce, pue-

do ya había alcanzado el Primer Premio de Dibujo en el

dan mantenerse vivos la interrogación y el asombro.

Salón Nacional, luego, en 1977 recibe el Premio Marcelo de Ridder. Una distinción destinada a artistas menores de 35 años que había instituido el coleccionista Marcos Curi y que se constituyó en aquellos años como un paso obligado para el reconocimiento al que podían aspirar los artistas

4 Véase catalogo de la exposición Cuerpo y Materia. Arte argentino entre 1976 y 1985. Fundación OSDE, 2006

11


Cielo para América del Sur, 1990 Acrílico sobre tela, 200 x 200 cm


Cielo del Pez Julio Sánchez

En una página miniada de la Bible Moraliseé de Reims, que

de Zodíaco. La palabra deriva del griego y significa animal,

data de mediados del siglo XIII y se guarda con celo en la

pues todos los signos del zodíaco son criaturas vivas, excep-

Biblioteca Nacional de Viena, se ve un hombre barbado, de

to Libra, la balanza. Es cierto que se han perdido muchos

guedeja parda y larga, túnica azul y manto rojo. Se inclina

de los primeros mapas celestiales, pero de todos modos se

sobre un compás de gran tamaño que esgrime con su mano

conservan preciosos y valiosos manuscritos, como el Harley

derecha, mientras la izquierda sostiene una curiosa esfera

4940, de la British Library, en cuyo folio 32 se describen

con cuatro campos irregulares de color. Para los cristianos

las constelaciones; mientras que el Firmamento Septentrio-

de la Edad Media era la forma corriente de representar a

nal de Alberto Durero, de 1515, se considera uno de los

Dios como Gran Geómetra, tomando las proporciones de la

primeros mapas impresos. Hay varias obras de Pesce que

tierra, el agua, el aire y el fuego, es decir, ordenando el caos

pintan el firmamento atravesado por el zodíaco, nos remi-

primigenio para crear el universo. La imagen era frecuen-

timos a la más representativa, Cielo para América del Sur,

te en los manuscritos, y llega a perdurar en el siglo XVIII,

1990. ¿Cuál es la particularidad de los cielos “pescianos”?

cuando el pintor inglés William Blake dibujó en 1794 El

Nunca faltan las referencias a su realidad inmediata y local,

anciano de los días para acompañar su poema Europa, una

a Buenos Aires, a la fuente de las Nereidas de Lola Mora, o

profecía. Aquellas imágenes ilustraban un momento remoto

a la Costanera Sur. No oculta el pintor una preferencia por

e impostergable, el minuto preciso en que el universo es

el centauro sagitariano, mitad animal, mitad humano, un

creado. En todos los tiempos, todos los pueblos del orbe,

ser que participa de la cultura y la naturaleza, de la razón

trataron de explicar con palabras o imágenes ese momento

y del instinto. La misma dualidad se repite en los cielos de

de precario equilibrio, sea con mitos de creación (cosmogo-

Pesce, siempre está el “arriba”, y nunca falta el “abajo”, lo

nías) o con racionales teorías como la del Big Bang.

inalcanzable y lo cotidiano van de la mano en cada una

En algunas obras de Ernesto Pesce y particularmente la

de sus pinturas. En 1999 Pesce pinta otra representación

serie Círculos y Circuitos, se rescata ese momento esencial

cósmica, esta vez con los 64 hexagramas del I Ching dis-

para el hombre. Una y otra vez, Pesce parece mirar el cie-

puestos doblemente en forma circular y cuadrada. Entre los

lo y preguntarse cómo pudo haberse ordenado aquel caos.

chinos, el I Ching es un oráculo diariamente consultado,

Como hombre del siglo XX, marcado por su época, pinta

tanto para pequeños como grandes eventos, contiene una

constelaciones tal como la ve un telescopio, se inspira en

sabiduría remota que contempla las mutaciones del univer-

los mapas celestiales antiguos y modernos y repasa estos

so. Nada más maravilloso, nada más incomprensible. “El

criterios de ordenación. Para conocer la trayectoria del sol,

porvenir es tan irrevocable como el rígido ayer. No hay una

el hombre trazó un mapa de las estrellas, la franja del fir-

cosa que no sea una letra silenciosa de la eterna escritura

mamento centrada en aquella trayectoria recibió el nombre

indescifrable cuyo libro es el tiempo. Quien se aleja de su


del I Ching o las formas de Stella. Lo mismo sucede con los circuitos, esas formas que encierran información concentradísima recuerdan las teorías del Microcosmos y el Macrocosmos. Si el universo está contenido en un grano de arroz, según el ancestral dictum del budismo zen, también es válido pensar que está encerrado en un chip. En otras pinturas de Pesce, las plantas de castillos fortificados del Renacimiento se superpone a los cielos como si ellas también fueran una fuente de ordenación. Es precisamente en aquel período cuando amanece el pensamiento racional, ese que busca explicar todo no desde Dios, sino desde el hombre. En Cien pequeño universos, 2009, Pesce aglutina en un enorme círculo, pequeños círculos de cielos ordenado por patrones geométricos de distinta procedencia. Nuevamente se hace presente el diálogo entre macrocosmos y microcosmo; lo infinitamente pequeño se reproduce en I Ching. Homenaje a J.L. Borges II, 1999 Acrílico sobre tela, 200 x 200 cm

lo infinitamente inmenso, así como en el átomo está la estructura del sistema solar. Las formas del mandala (literalmente “círculo sagrado” en la tradición hindú) han sido las más prácticas para representar lo que no se puede representar; la forma del círculo, esa línea infinita que se

casa ya ha vuelto. Nuestra vida es la senda futura y recorri-

cierra en sí misma, parece ser la más adecuada para resu-

da”, estas son las primeras palabras que Jorge Luis Borges

mir el Todo.

escribe en La moneda de hierro, 1976, pensando en el Libro

Como todos los hombres, Pesce mira al Cielo desde la Tie-

de las Mutaciones. La tela que Pesce pinta con acrílico se

rra. Allá arriba dibuja una nueva constelación, una mujer de

llama I Ching, Homenaje a J.L. Borges.

torso desnudo y un solo aro en la oreja izquierda, Acaso te

Desde las elevadas consideraciones del autor de El Ale-

llamarás solamente Mariana, 2007, y La luminosa constela-

ph, Pesce puede orientarse hacia fortuitas composiciones

ción de Mariana, 2007, un homenaje a la mujer amada tan-

geométricas inspiradas en artistas como el estadounidense

tos años. Ya no es uno de esos míticos animales del zodíaco

Frank Stella, o incluso en circuitos electrónicos o chips. Si

sino aquella compañera que compartía alivios y quebrantos

bien el rescate del pintor no está exento de humor, es váli-

de lo cotidiano. ¿Y cómo serán las cosas allá arriba?, parece

do preguntarse cuáles son los patrones secretos que rigen

preguntarse Pesce cuando da un golpe de timón en sus pin-

el orden universal, si son las líneas llenas e interrumpidas

turas y comienza a pintar la Tierra desde el Cielo. Como un

14


Acaso te llamarás solamente Mariana, 2007 Acrílico sobre tela, 200 x 200 cm

La Memoria, 2006 Acrílico sobre tela, 100 x 100 cm

mandato bíblico, bautiza la serie con este título: No podrás

todo lo organiza. Lo que es arriba, es abajo, decían los viejos

ocultar tu siembra. En la tradición simbólica, el sol ha sido

alquimistas inspirados en la Tabla Esmeralda.

considerado el único ojo diurno del cielo, como lo ha sido la

Aquella figura de Dios con el compás tan cara a los hom-

luna para la noche. Pesce comparte los ojos de esa Mariana

bres medievales no es más que la encarnación de una duda

estelar y comienza a mirar desde arriba hacia abajo. Ve costas

universal, ¿con qué secreta geometría está organizado el

y mares, volcanes y montañas, las formas de las carreteras

universo? En muchas de sus obras Pesce ensaya una res-

que se entrelazan abriendo y cerrando un moño titánico, ve

puesta, repasa la astronomía, la astrología, la electrónica,

troncos flotando en el río como desordenadas líneas de un

la historia del arte, la historia de la arquitectura, la foto-

I Ching desconcertado, las líneas de siembra de los campos

grafía satelital y el I Ching. Hasta que encuentra la Cons-

recuerdan a los circuitos estelares y los techos redondos de

telación de Mariana, ahí se da cuenta, como lo hizo Dante

los silos se convierten en un ta-te-ti de cíclopes; Pesce descu-

Alighieri en los últimos versos de la Divina Comedia, que

bre que en la Tierra también hay una geometría secreta que

“es el amor lo que mueve el cielo y las estrellas”.

15


16


La deriva Esta serie tiene su origen en la de “Círculos y circuitos”, pensaba como graficar el desplazamiento de las personas en esas cartografías satelitales y recordé que durante mis estudios como Técnico mecánico, en la escuela industrial vimos un sistema que se llamaba “diagrama de hilos” .Se utilizaba para graficar el desplazamiento de las personas, por ejemplo en una planta fabril, y ver los puntos de conflicto en la circulación. Sobre la planta de una maqueta, con alfileres e hilos se trazaban los recorridos. (Foto diagrama de hilos) En las obras, la idea es dejar registro de los desplazamientos de seres humanos que están realizando tareas específicas, por ejemplo “Siete días en la vida de Carlos Marx escribiendo el Capital en la biblioteca del British Museum

17


Museo imaginario, 2008 Acrílico sobre tela, 70 x 100 cm Página opuesta: Estructura, 2009 Acrílico sobre tela, 150 x 150 cm

18


19


Félix y Francisco Lemaur de La Real Comisión de Guantánamo construyen un dique, Cuba, 1796 I, 2007 Acuarela y tinta sobre papel, 72 x 150 cm

21


Siete días en la vida de Carlos Marx, escribiendo El Capital en la biblioteca del British Museum, 2009 Acuarela y tinta sobre papel, 56 x 42 cm Página opuesta: Siete días en la vida de Carlos Marx, escribiendo El Capital en la biblioteca del British Museum, 2009 Acílico sobre tela, 150 x 150 cm

22


23


24


Siete días en la vida del fundidor de campanas Balthasar Neumann (1687 -1740), 2009 Acuarela y tinta sobre papel, 125 x 101 cm Página opuesta: Siete días en la vida del arquitecto Iacomo Barozzi da Vignola (1507-1573), constructor de catedrales I, 2006 Acrílico sobre tela, 150 x150 cm

25


Siete dĂ­as en la vida del Maestro Vidriero Gonzalo de Escalante (1430-1490), 2009 AcrĂ­lico sobre tela, 150 x 150 cm

26


27


Siete dĂ­as en la vida del arquitecto Iacomo Barozzi da Vignola (1507-1573), constructor de catedrales II, 2006 AcrĂ­lico sobre tela, 42 x 56 cm

28


Veintisiete d铆as en la vida de Nic贸strato, cantero de Diolcleciano, Danubio medio, Mas贸n y M谩rtir Coronado (230-287), 2006 Acuerela y tinta sobre papel, 74 m x 107 cm

29


30


Félix y Francisco Lemaur de La Real Comisión de Guantánamo construyen un dique, Cuba, 1796 II, 2007 Acuarela y tinta sobre papel, 80 x 110 cm

31


Tanto va el cåntaro a la fuente‌, 2007 Acuarela y tinta sobre papel, 42 x 56 cm

32


De la serie Treinta peque単os paisajes apaisados, 2006-2009 Acuarela y tinta sobre papel, 17 x 80 cm cada uno

33


Mariana escala el volc谩n Villarrica, Puc贸n, Chile, 2007 Acuarela y tinta sobre papel, 56 x 42 cm

34


35


Azul profundo, 2007 Acuarela y tinta sobre papel, 150 x 63 cm

36


Profundos, 2007 Acuarela y tinta sobre papel, 56 x 42 cm

37


38


Serie cósmica Círculos y circuitos Trabajo en esta serie desde el año 1990, en su origen fueron imágenes relacionadas con la mitología celeste, interactuando con paisajes urbanos. El cielo constelado, donde infinitos puntos estelares sirven para generar imágenes, como en esos diagramas infantiles donde se propone al niño seguir la secuencia de puntos para que se devele la figura, eran utilizados para contraponerlos a la dura geometría de los diagramas y circuitos ciudadanos, el tejido urbano era visto a través de la urdimbre celeste, en perspectivas a vuelo de pájaro. Lecturas de textos científicos provenientes de la física cuántica y teorías sobre el caos y el origen del universo, fueron aportando imágenes para nuevas obras, imágenes que no pretenden representar lo fenoménico sino traducir construcciones mentales. Las obras se fueron despojando de su carga mitológica y aparecieron superficies realizadas en forma muy aleatoria combinadas con estructuras geométricas.

39


40


41


Cosmogonía circular, 2001 Acrílico sobre tela, ø 83 cm

42


Redes, 2009 Acrílico sobre tela, ø 160 cm

43


Pliegue cósmico, 2001 Acrílico sobre tela, ø 123 cm

44


Estructura cósmica I, II y III, 2008 Acrílico sobre tela, ø 52 cm cada uno

45


Copenahage I y III, 2003 Acrílico sobre tela, ø 110 cm cada uno

46


47


Isla de Utopía, 2003 Análisis de sitio, 2003 Acrílico sobre trela, ø 70 cm cada uno

48


Virtual Amazonas, 2003 Acrílico sobre tela, ø 96 cm

49


Guantánamo, 2003 Acrílico sobre tela, ø 96 cm Ejercicios de cartografía I, II, III y IV, 2003 Acrílico sobre tela, ø 60 cm cada uno

50


51


De la serie Peque単os universos, 2008 Acuarela y tinta sobre papel, 17 x 80 cm cada uno

52


53


Cien pequeños universos Montadas en soportes circulares, pequeñas acuarelas forman un mandala circular de tres metros de diámetro. En ellos hay representadas imágenes que provienen de diseños fractales, atractores, circuitos viales, electrónicos, sanguíneos; también diseños de autopistas, arquitecturas de fortalezas medievales, chips de tarjetas telefónicas, etc. Lo macro y lo micro, el fragmento y el todo .


Cien pequeños universos, 2003-2009 Técnica mixta sobre papel, ø 14 cm cada uno


57


58


No podrás ocultar tu siembra No podrás ocultar tu tala Esta serie comienza con una pequeña acuarela donde se observa el dibujo geométrico de un campo sembrado, me gustaba la idea de hacer citas a artistas geométricos emblemáticos con el dibujo de los sembrados. Empecé a documentarme con libros de fotos aéreas y vi, en Internet, el programa Google Earth. Con él se puede observar el planeta tierra y luego, con un zoom, se puede acercar a América del Sur, a la Argentina, y terminé viendo la palmera que tengo en la entrada de mi casa. Fue muy fuerte la sensación de poder ser vigilado satelitalmente en nuestra intimidad. Me enteré de que satelitalmente controlan a los agricultores para saber lo que siembran y cosechan. Así surgió el título de No podrás ocultar tu siembra que me gustó porque parecía una sentencia bíblica. (Ya no nos mira Dios, nos mira El Satélite)


De la serie Treinta peque単os paisajes apaisados, 2006-2009 Acuarela y tinta sobre papel, 17 x 80 cm cada uno

60


No podrรกs ocultar tu siembra I, 2009 Acuarela y tinta sobre papel, 81 x 100 cm

61


No podrรกs ocultar tu siembra II, 2009 Acuarela y tinta sobre papel, 81 x 100 cm

62


No podrรกs ocultar tu siembra III, 2009 Acuarela y tinta sobre papel, 42 x 56 cm

63


No podrรกs ocultar tu siembra IV y V, 2009 Acuarela y tinta sobre papel, 42 x 56 cm cada uno

64


De la serie Treinta peque単os paisajes apaisados, 2006-2009 Acuarela y tinta sobre papel, 17 x 80 cm cada uno

65


No podras ocultar la tala I, 2009 Acrílico sobre tela, ø 140 cm

66


67


68


De la serie Treinta pequeños paisajes apaisados, 2006-2009 Acuarela y tinta sobre papel, 17 x 80 cm cada uno Página opuesta: No podras ocultar la tala II, 2009 Acrílico sobre tela, ø 140 cm

69


De la serie Treinta peque単os paisajes apaisados, 2006-2009 Acuarela y tinta sobre papel, 17 x 80 cm cada uno

70


71


72


Algunos caminos conducen a la fortaleza La muralla china Esta serie se origina en la lectura del texto de J.L. Borges La muralla y los libros donde relata que el Emperador Shih Huang Ti comienza a construir la muralla china y, al mismo tiempo, manda a quemar todas las bibliotecas para que la historia comience con ĂŠl.

73


Algunos caminos conducen a la fortaleza I, 2007 AcrĂ­lico sobre tela, 150 x 150 cm

74


Algunos caminos conducen a la fortaleza II, 2007 AcrĂ­lico sobre tela, 150 x 150 cm

75


El Emperador Shih Huang Ti (259-210 AC) manda quemar las bibliotecas para que la historia comience con ĂŠl, 2009 Acuarela y tinta sobre papel, 122 x 102 cm

76


77


El Emperador Shih Huang Ti (259-210 AC) construye la muralla china y manda quemar las bibliotecas para que la historia comience con ĂŠl II, 2009 Acuarela sobre papel, 82 x 102 cm cada uno

78


El Emperador Shih Huang Ti (259-210 AC) construye la muralla china y manda quemar las bibliotecas para que la historia comience con ĂŠl II, 2009 Acuarela sobre papel, 82 x 102 cm cada uno

79


Una mirada cercana Serie Ulises, el viaje dentro del viaje La serie tiene origen en el viaje que mi hijo, Julián, realiza por Europa durante seis meses, en 2006. Tenía 17 años y viajaba solo. Mariana, a su regreso, le regaló un libro de artista realizado con todos los correos electrónicos y fotos intercambiados durante el viaje. Cuando lo recibió, Julián dijo “todo lo que toca mi mamá lo convierte en arte”. Uno de los primeros correos que le enviamos a Julián tenía el poema Ítaca, de Konstantín Kavafis. Julián contestó que comenzaba su “viaje dentro del viaje”. Mariana tituló así su libro y yo, esta serie de dibujos. Serie Erótica A partir del 2006 retomo el dibujo de la figura humana, los primeros dibujos, de pequeño formato los realizo en Cuba, en el Hotel Habana Libre, con Mariana como modelo .

81


Ítaca

Si vas a emprender el viaje hacia Itaca,

y en tu vejez arribes a la isla

pide que tu camino sea largo,

con cuanto hayas ganado en el camino,

rico en experiencias, en conocimiento.

sin esperar que Itaca te enriquezca.

A Lestrigones y a Cíclopes, al airado Poseidón nunca temas,

Ítaca te regaló un hermoso viaje.

no hallarás tales seres en tu ruta

Sin ella el camino no hubieras emprendido.

si alto es tu pensamiento y limpia

Mas ninguna otra cosa puede darte.

la emoción de tu espíritu y tu cuerpo. A Lestrigones ni a Cíclopes,

Aunque pobre la encuentres, no te engañará Ítaca.

ni a fiero Poseidón hallarás nunca,

Rico en saber y en vida, como has vuelto,

si no los llevas dentro de tu alma,

comprendes ya qué significan las Ítacas.

si no es tu alma quien ante tí los pone. Kostantin Kavafis Pide que tu camino sea largo.

Alejandría, Egipto (1863-1933)

Que numerosas sean las mañanas de verano en que con placer, felizmente arribes a bahías nunca vistas; detente en los emporios de Fenicia y adquiere hermosas mercancías, madreperla y coral, y ámbar y ébano, perfumes deliciosos y diversos, cuanto puedas invierte en voluptuosos y delicados /perfumes; visita muchas ciudades de Egipto y con avidez aprende de sus sabios. Ten siempre a Ítaca en la memoria. Llegar allí es tu meta. Mas no apresures el viaje. Mejor que se extienda largos años;

82

De la serie Ulises (300 obras) Una mirada cercana, 2006-2009 Tinta sobre papel, 21 x 16 cm c/u


83


84


85


86


87


De la serie er贸tica (40 obras) Una mirada cercana, 2007-2009 Acuarela y tinta sobre papel, 35 x 25 cm cada una

88


89


De la serie er贸tica (40 obras) Una mirada cercana, 2007-2009 Acuarela y tinta sobre papel, 35 x 25 cm cada una

90


91


92


Cronología 1943 Ernesto Pesce nace, en Buenos Aires, el 4 de abril. Su familia se compone por su padre, Ernesto Pesce (1907-1974), obrero gráfico; su madre, Catalina Pozzetti (1905-1994); y su hermana, Irene Beatriz (1944). Vive su infancia y adolescencia en el barrio de Villa Urquiza. Sus padres se conocen militando en el partido socialista. Se casan en 1942. Su bisabuelo paterno, Carlos Pesce (1837-1906), nace en Alessandria, Piamonte, Italia. Es, de profesión, artista pintor. Realiza numerosos murales y decoraciones de iglesias en Italia. Su abuelo paterno, Eusebio Pesce (1871-1943), nace en Alessandria, llega como inmigrante a la Argentina en 1900. Es, también, artista pintor. Realiza algunos trabajos como la decoración del cielorraso del edificio del Jockey Club que tuvo su sede en la calle Florida. Luego, por falta de trabajo artístico, crea una pequeña empresa de pintura de obra. 1955 Cursa el 5º grado de la escuela primaria cuando se produce el golpe de estado que derroca el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón. 1957 Comienza sus estudios secundarios en la escuela fábrica General San Martín, en el barrio de Chacarita.

A pesar de que la práctica artística es habitual en su casa, no muestra interés por ella . Trabaja como tornero matricero y estudia de noche. 1964 Egresa con el título de Técnico mecánico en máquinas y herramientas de la Escuela industrial E. Piñeiro. 1966 Realiza el ingreso a la universidad tecnológica nacional. Aprueba y cursa solamente unos meses. Decide ingresar a la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano. A partir de ese momento, deja su profesión anterior y comienza una nueva etapa dedicada solamente a las artes plásticas.

Dibujo del bisabuelo, Carlos Pesce (1837-1906)

El abuelo, Eusebio Pesce (1871-1943), pintando en el patio de la casa de Villa Urquiza

1967 Concurre a los cursos de dibujo de la Asociación Mutual de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes, MEEBA. 1968 Tiene su primer taller en el barrio de Flores, junto a Osvaldo Rodríguez, Pájaro López y Bastón Díaz. En la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano conoce a la pintora Eloísa Marticorena. Comienza a compartir el taller que Eloísa tenía en el barrio de la Boca, en Pedro de Mendoza al 1300. Ese año se realizan muestras muy importantes en el Instituto Di Tella como las de Julio Le Parc, Líbero

Ernestito pintor, caricatura de tío Carlos, 1951

93


Charles Lantero, Ernesto Pesce y Eloísa Marticorena en la Asociación de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes, MEEBA, 1968

94

Junto a sus compañeros del curso de dibujo dictado por Aída Carballo en la Escuela Nacional de Bellas Artes, 1966

Badii y Antonio Berni. Hay mucho contraste entre lo que plantean esos artistas y la enseñanza en la escuela. Estalla el Cordobazo. Desarrolla una activa militancia en las acciones políticas que se tienen lugar en el campo estudiantil.

el ingreso pero cursa unos pocos meses debido al carácter represivo que las autoridades de turno ejercían en la escuela. Realiza su primera exposición de dibujos en la sala de la MEEBA. Comienza una serie de relieves en madera calada y laqueada.

1969 Deja de concurrir a la Escuela de Bellas Artes. Trabaja intensamente en el taller que comparte con Marticorena. Allí se realizan reuniones políticas en las que suelen concurrir entre otros Ruano y Carreira. Realiza el ingreso como alumno no regular a la Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova. Tiene como compañeros a Mildred Barton y Hugo Sbernini. Aprueba

1970 Expone por primera ves una serie de relieves en madera en la sede de la MEEBA. Se casa con Eloísa Marticorena, viven en una casa taller en el barrio de Flores. Comienza a dictar clases en MEEBA. 1971 Trabaja en una serie de dibujos a lápiz en los cuales, con una línea uniforme e impersonal, intenta


fusionar el dibujo técnico con el artístico. Obtiene el Primer Premio de dibujo en el Salón Nacional de Bellas Artes. 1972 Comienza una serie de dibujos que reflejan el entorno político y social. Obtiene el 4º premio en experiencias visuales. Galería Van Riel. 1973 Expone, en la Galería H, dibujos de la serie realizada en el 72. Obtiene el premio Sesostris Vitullo en escultura, Salón Municipal Manuel Belgrano. Se publica la primera nota gráfica sobre las obras de la Galería H en el diario la prensa firmada por Aldo Galli. 1974 Comienza la serie de dibujos sobre inmigrantes documentada en fotos familiares de su abuelo, padre, y tíos, aficionados a la fotografía. 1975 En los dibujos de la serie Los inmigrantes comienza a incorporar el color. Con esta serie realiza una muestra en la Galería H. Crea el taller de Pasco, con el artista Aldo Molina, para la enseñanza de las artes visuales. Funciona de 1975 a 1994. Obtiene mención en escultura en el Salón Nacional, y el 2º premio de dibujo en el Salón Municipal. Comienza a trabajar en la técnica litográfica junto a Carlos Kusnier.

Crean un taller donde, además de realizar su obra personal, imprime litografías creadas por Antonio Berni, Aída Carballo y Roberto Páez, entre otros. 1976 Se produce el golpe cívico militar que derroca al gobierno constitucional. Nace su hija Malena. Expone en la Fundación Lorenzutti dibujos de la serie Los inmigrantes. 1977 Obtiene el gran premio nacional de dibujo con una obra de la serie Los inmigrantes. Recibe el premio Marcelo de Ridder en dibujo, del Museo Nacional de Bellas Artes, con una obra de la serie Los inmigrantes. Esta obra integra el patrimonio del Museo Nacional de Bellas Artes. Obtiene el 3º premio de grabado en el Salón Nacional de Grabado y Dibujo. Realiza, en la Galería Vermeer, una muestra de la serie Los inmigrantes con dibujos y litografías. 1978 Participa del premio Benson & Hedges en el Museo Nacional de Bellas Artes. Expone, en la galería Vermeer, una serie de dibujos eróticos y litografías. Desde 1970, sigue realizando, paralelamente a la obra gráfica, relieves en madera.

Estampando la litografía con la cual obtiene el Gran Premio de Grabado, Salón Nacional, 1979

La dama de los seis dedos (o la familia del francés), litografía, 1977

95


Su hija, Malena, dibujando, 1980

1979 En la galería Praxis, muestra la serie de relieves en madera realizados entre 1972 y 1979. No continuará trabajando obras en volumen hasta el comienzo de la serie de cajas y objetos de la serie Cósmica, en 1993. Con la técnica de la litografía, sobre antiguas imágenes postales de amantes con fuerte contenido kitsch, realiza la serie de estampas con el personaje “Rosita”. Obtiene el primer premio de grabado en el XLV Salón de Bellas Artes de Rosario, provincia de Santa Fe. Conoce a la escultora Mariana Schapiro. 1980 Comienza la serie Interiores y Dibujando con Malena. En la primera desarrolla la idea de “el cuadro dentro del cuadro”. Las manos del artista se representan, en primer plano, dibujando la modelo y su entorno. La serie Dibujando con Malena está compuesta por obras realizadas en conjunto con su hija de 4 años. Con veinte de estas obras, realiza una muestra en la galería Vermeer. Obtiene el gran premio de grabado en el Salón Nacional de Grabado y Dibujo con una litografía de la serie Interiores.

Mariana, lápiz color y tinta, 1981

96

1981 Realiza dos muestras individuales en las galerías Angelus y Hoy en el Arte. Comienza una serie erótica.

Comienza la serie Los que sufren la retórica y Viva la clase media. Obtiene el premio de grabado, en el Salón Municipal, con una litografía de la serie Interiores. 1982 Participa en numerosas muestras colectivas: 7 dibujantes, Museo de Arte Moderno; Grandes premios del Salón Nacional, Cámara de la Industria; Muestra internacional de Arte Gráfico Anader 82, Bilbao, España. Se casa con la escultora Mariana Schapiro. 1983 Es invitado a participar de la muestra Confrontaciones, en el Museo Nacional de Bellas Artes. La muestra, curada por Marta Manni, está integrada por los artistas ganadores del premio Marcelo de Ridder. 1984 Expone, en la galería Wildestein, las series Los que sufren la retórica, Que viva la clase media y Erótica. A fin de este año, viaja por primera vez a Europa con Mariana Schapiro. Durante cuatro meses recorren España, Francia, Italia y Holanda. 1985 Participa de la International Biennial Print Exhibit 1985 ROC, Taipei, Taiwán. Exhibe en Grabadores argentinos, Museo Provincial de Bellas Artes


“Timoteo Navarro”, San Miguel de Tucumán. En la Fundación del Banco Patricios, expone litografías con el “Grupo Balvanera”. Este grupo es creado por el artista, en 1982, para formar nuevos litógrafos, exponer su producción y difundir la técnica litográfica.

ecológica y la contaminación del Río de la Plata. 1988 Nace su hijo Julián. Participa, con pintura, en el XIII Premio “Calderón de la Barca”, en el Museo Nacional de Bellas Artes.

1986 Expone una retrospectiva de su obra litográfica en la Fundación Banco Patricios. Participa de la II Bienal de la Habana. Comienza a pintar con acrílicos sobre tela.

1989 En la Fundación del Banco Patricios, expone tintas y acuarelas de la serie Costanera Sur. Con una pintura realizada en conjunto con su hija Malena, de trece años, obtiene una Mención Honorífica en la V Bienal de Arte Iberoamericana-Domec, México.

1987 Expone en la Galería Wildestein, la serie Costanera Sur. Está basada en una mirada crítica sobre la reserva

1990 Comienza una serie de pinturas con paisajes urbanos y cielos constelados.

Incendio en la Costanera Sur, acuarela y transfer, 1989

Con su mujer, Mariana Schapiro, en el Ponte Sant’Angelo, Roma, 1985

97


Trabajando en el mural para el Subte de Buenos Aires, Centro Cultural Recoleta, 1990

Comienza la serie Cósmica. Se origina en la utilización de antiguas cartas celestes con cielos, donde se representan figuras mitológicas. Las imágenes se van tornando más abstractas al basarse en ideas sugeridas por lecturas sobre física cuántica, teoría del caos, similitudes entre el Taoísmo y la mecánica cuántica y semejanzas entre las estructuras macro y micro. Expone en la galería Ática, obras de la serie Costanera Sur. Obtiene el premio otorgado por el CAYC, Centro de Arte y Comunicación, para realizar un mural de 6 x 2 m, que se emplaza en Alto Palermo Shopping. Participa de la XX Bienal Internacional de Arte, Valparaíso, Chile. Invitado por el Centro Cultural Recoleta, participa de la realización

98

de murales cerámicos destinados a las estaciones de subterráneos de Buenos Aires. Se realizan a la vista del público y, el suyo, se emplaza en la estación Pueyrredón de la línea D. Expone en la Fundación Banco Patricios Gráfica contemporánea 5 Maestros con Berni, Alonso, Seguí y Páez. La muestra es expuesta, también, en Venecia. 1991 Realiza su primera muestra individual de pintura en la Fundación Banco Patricios, con obras de la serie Cósmica. 1992 Realiza tres muestras en museos del interior del país: en el Museo Provincial de Bellas Artes de Paraná, Entre Ríos, expone pintu-


ras, acuarelas y litografías; en el Museo Municipal de Bellas Artes de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires, litografías; y en el Museo Provincial de Bellas Artes Fernando Fader, de Mendoza, expone dibujos junto a Páez, Sapia y Scafati. 1993 Participa de numerosas muestras, entre ellas: Monocopias de artistas argentinos, Museo Nacional de Bellas Artes; Argentina Contemporary Prints, Washington Printmakers Gallery, EEUU; Paradise Endangered. The new word in Contemporary Prints, Baltimore City Hall, Courtyard Galleries, EEUU; 3 Sculpteurs. 18 Graveurs Argentins, Mairie de Caen Foire International de Caen, Francia; Pintango Madriz, Ayuntamiento de Madrid, Centro Cultural Galileo, Madrid, España; Diez años de Democracia en las Artes, Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires. Viaja a New York con Mariana Schapiro. 1994 Nace su hijo Lautaro. Viaja a Alemania, invitado por el Consulado Argentino en Frankfurt am Main. Expone en esa ciudad y en Saarbruken. En la muestra a,e,iuo, en el Centro Cultural Recoleta, expone las primeras cajas y objetos de la serie Cósmica.

1995 Exposición individual de cajas y objetos de la serie Cósmica, en la Galería Ática. Expone Objetos y acuarelas en la Galería McCann Erickson, en Frankfurt am Main, Alemania. Participa de la muestra Arte al Sur, en el Centro Cultural Recoleta, con cajas y objetos.

Con Juan Carlos Romero en el Encuentro de Grabadores, Resistencia, Chaco, 1996

1996 Exposición de pinturas, acuarelas, cajas y objetos de la serie Cósmica, en el Museo de Arte Español Enrique Larreta. En el Museo Provincial de Bellas Artes René Bruseou, Resitencia, Chaco. Dicta un seminario de litografía y monta un taller para realizar esta técnica. 1997 Junto con Mariana Schapiro, inaguran las salas de exposición y el patio de esculturas del BAC, British Arts Centre. El Museo Nacional de Bellas Artes expone una muestra del Instituto Tamarind de Estados Unidos. Es invitado a exponer litografías en el marco de la misma. Viaja a Corea y expone, en el Museo de Arte Moderno Kumho de Seúl, pinturas de la serie Cósmica. Expone litografías en el Museo Provincial de Bellas Artes de Resistencia, Chaco .

Durante su viaje a Seúl, Corea, 1997

1998 Viaja a México y Florida, EEUU.

99


Expone, en la Galería Art Nexus de Philadelphia, EEUU, libros de artista. Participa, con litografías, de la muestra Gráfica Argentina, Gallery Space 21, Tokyo, Japón. En la provincia de Salta, participa de las Primeras Jornadas Latinoamericanas del Libro de Artista, Museo de la Ciudad.

Junto a su mujer, Mariana, y sus hijos Malena, Julián y Lautaro, 1999

1999 Expone individualmente en el BAC, British Arts Centre. En el marco del programa Encuentros con el Arte, organizado por el Citibank, expone litografías, pinturas y objetos. Obtiene el Primer premio del Certamen Internacional de Arte “Goethe 99”. Viaja a Frankfurt a recibirlo, junto a Mariana Schapiro. 2000 Expone en la Sala C, del Centro Cultural Recoleta, una selección de pinturas, cajas y papeles de la serie Cósmica, comenzada en 1990. Es invitado al Premio Trabucco en la sección Grabado.

Con Raúl Santana, durante la selección de obras para la publicación de su libro, 2001

100

2001 Expone, en la Galería Rubbers, pinturas, cajas y papeles de la serie Cósmica. La Fundación Vital edita un libro con su obra. Participa en la muestra 5 grabadores Argentinos en el Encuentro Nacional de Grabado, La Habana, Cuba .

Es invitado de honor en la muestra Litografías Porteñas y Gauchas, Museo de Arte Do Rio Grande Do Sul “Ado Malagoli”, Brasil. 2002 Junto a Blas Castagna, Alfredo Prior y Hector Medici, expone en la muestra Mitos, en el Museo de Arte Español “Enrique Larreta”. Participa como invitado especial de la X Bienal Gráfica “Luis Palacios”, Galería CAF, Caracas, Venezuela. 2003 En la Galería Rubbers Internacional expone la muestra Círculos y Circuitos, compuesta por obras en soportes circulares donde prevalece la mirada satelital sobre la tierra y las coincidencias entre lo macro y lo micro. Es convocado por la Asociación Arte sin Techo para realizar un mural en la calle Medrano 107. El mismo se realiza sobre un boceto del artista y las personas en situación de calle colaboran en su realización. Obtiene Medalla de Plata 4th Egiptian International Print Triennale, El Cairo, Egipto. 2004 Expone en el Museo de Dibujo y Grabado “Guamán Poma” de Concepción del Uruguay, Entre Ríos. Es invitado al Premio Trabucco, de la Academia Nacional de Bellas Artes, en la disciplina Grabado. Viaja a Cuba con su familia.


2005 Viaja a Perú junto a Mariana, Lautaro y Julián. Visita Macchu Picchu y Cuzco. Expone en el Espacio de Arte AMIA, obras de la serie Cósmica. Participa de la muestra Maneras de la Poesía, Fundación Klemm, Academia Nacional de Bellas Artes. Julio Sánchez lo convoca a la muestra Geometría sagrada - mandalas de artistas, en Tono rojo. Forma parte de la muestra Gráfica del encuentro, en las Salas Nacionales de Exposición, Palais de Glace. La muestra está compuesta por artistas españoles y argentinos. 2006 Nace, en Madrid, su nieto Vito, hijo de Malena. Invitado por María Teresa Constantin, expone obras realizadas durante la dictadura militar en la muestra Cuerpo y materia, arte argentino entre 1976 y 1985, Imago, Fundación Osde. Participa en las Salas Nacionales Palais de Glace de la muestra curada por Elio Kapszuk, La Memoria, a 30 años del golpe militar de estado. Invitado por la Asociación Arte sin Techo, participa de la muestra Sillas intervenidas, con el fin de recaudar fondos para la institución. Expone en Contemporary Argentine Art, The Consulate General of Argentine, Nueva York, EEUU. Fallece Mariana Schapiro.

2007 Viaja a Tokyo, Japón, para inaugurar la muestra Dibujantes argentinos en Japón - Una mirada Argentina sobre los cuentos de Ganji, en el Merugo Museum of Art. Invitado por la comisión directiva de la AMIA, realiza un monumento a la memoria de las víctimas del terrorismo de estado. Es emplazado en el cementerio de La Tablada, Provincia de Buenos Aires. Invitado por la curadora Laura Malosetti Costa, participa de la muestra Pampa, ciudad y suburbio, en Imago, Fundación OSDE. Expone en Ocho miradas - Huit Regards Argentins, en la galería de la embajada argentina en París, Francia. Participa del Premio Nacional de Pintura Banco Central, Museo Nacional de Bellas Artes. 2009 En la Galería Empatía de Buenos Aires se expone la muestra Ocho miradas - Huit Regards Argentins. Se exhiben, en el Centro Cultural Recoleta, Los caminos de Arte sin techo, murales realizados con gente en situación de calle. Inaugura, en la Galería Pasaje 17, la muestra El Taller de Pasco, Espacios de Arte en Tiempos de Resistencia. Se exhiben trabajos y textos de los artistas que concurrieron, entre 1975 y 1994, a ese taller creado por Aldo Molina y Ernesto Pesce. Expone su última producción en la sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta.

Delante del mural realizado con artistas de la Asociación Arte sin Techo, Buenos Aires, 2003

Monumento en homenaje a las víctimas del terrorismo de estado, Cementerio Israelita de La Tablada, 2007

101


Ernesto Pesce en el Centro Cultural Recoleta Exposición Curaduría María Teresa Constantin Producción Verónica Otero Romina Aulicino Montaje Arturo Aguilera Héctor Antelo Walter Blanco Adrián Borda Sebastián Carbaleira Hernán César Martín Labonia Rodolfo Martínez Horacio Vega Miguel Viceconte Iluminación Enzo Cuenca José Montero Gabriel Marola Roberto Orellana Rodolfo Fernández Infraestructura y funcionamiento edilicio José Luis Fariña

Catálogo Relaciones institucionales y comunicación Marisela Oberto Prensa Lucía Hernández Erica Hoffmann Carolina Ortú Ileana Stofenmacher Titi Stoppani Paula Schprejer Diseño y realización del CD de prensa Federica Bolomo Archivo y Documentación Juan Carlos Solowej Coordinadoras de Sábados, Domingos y Feriados Andrea Chiesa Raquel Olmos

Coordinación Verónica Otero Fotografía de obra Juan Cavallero Otilio Moralejo Patricia Parodi Diseño gráfico Marius Riveiro Villar Impresión Talleres Trama Asociación Amigos del Centro Cultural Recoleta Equipo de gestión Mariela Sambán Sofia Besada Romero Danila Silveyra

Asistentes de Ernesto Pesce Víctor Aramayo Merardo Benítez Iván Enquin David Katzowicz

Esta exposición se realizó con la colaboración de todo el personal del Centro Cultural Recoleta. Gracias a todos


www.centroculturalrecoleta.org


Ernesto Pesce  

Catálogo de la exposición realizada en la sala Cronopios en junio de 2009

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you