a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 1

Revista no. 132 / 2019

Beata InĂŠs de BenigĂĄnim

1


La Beata Inés a la luz de la Vultum Dei quaerere. Con fecha 29 de junio del año 2016 el Papa Francisco firmaba en Roma la Constitución Apostólica Vultum Dei quaerere (la Búsqueda del rostro de Dios), dónde manifiesta “el gran aprecio y amor sincero que la Iglesia ha manifestado, a lo largo de los siglos, por los hombres y mujeres que, dóciles a la llamada del Padre y a la moción del Espíritu, han escogido seguir a Cristo “más de cerca”, para dedicarse a él con corazón indiviso”.(1Cor. 7,34) (V.D 5). Toda la Constitución Apostólica es un canto de alabanza a la vida monástica contemplativa, pero el Papa destaca claramente la vida contemplativa femenina que “siempre ha representado en la Iglesia y para la Iglesia el corazón orante, guardián de gratitud y de rica fecundidad apostólica”. (V.D 5). Precisando con claridad los elementos esenciales de la vida contemplativa, el Papa Francisco nos recuerda cómo la vida contemplativa ha estado siempre viva en la Iglesia, con periodos de gran vigor y algunos de decadencia. “Ha mantenido siempre viva la búsqueda del rostro de Dios y el amor incondicional a Cristo, como su elemento específico y característico”. Y centrándose en el punto esencial de la oración, el Papa recuerda a todas las contemplativas, como “habéis elegido la mejor parte, habéis entregado vuestra vida, vuestra mirada fija en el Señor, retirándoos en la celda de vuestro corazón, en la soledad del claustro y en la vida fraterna en comunidad”. Si volvemos la mirada a los principios del siglo XVI, encontramos una vida contemplativa en periodo de esplendor y pujanza. Se estaban llevando a la práctica las grandes reformas de las Órdenes religiosas, 2


con personalidades como Santa Teresa de Jesús y su “discípulo” y confidente San Juan de la Cruz, maestros insignes de oración y místicos preclaros; San Pedro de Alcántara, modelo de penitencia; fundadores como San Ignacio de Loyola; prelados insignes, como Santo Tomás de Villanueva y San Juan de Ribera, reformadores de sus diócesis y de toda la Iglesia española y fundadores de monasterios femeninos de vida contemplativa. El 5 de junio del 1611, cinco religiosas Agustinas Descalzas, venidas de Valencia, inauguraban el monasterio de Benigánim, con todas las licencias, dadas por el Santo Fundador, fallecido el 6 de enero del mismo año. Un destacado historiador nos recuerda que “la quinta esencia de la espiritualidad que allí se vivió, y la que han vivido todas las Agustinas Descalzas, la encontramos en una monja que profesó, vivió y murió en este monasterio”: la Beata Josefa María de Santa Inés. La Beata Inés. Espigando los rasgos fundamentales de su espiritualidad, podríamos pensar que el Papa Francisco la tenía presente al escribir su Constitución Apostólica sobre la vida contemplativa. Humildad profunda, amor generoso, trato constante con el Señor, y entrega total a la voluntad del Padre marcaron, en la Beata Inés, los 51 años de profesa en la comunidad de Agustinas Descalzas de Benigánim. En todos sus quehaceres buscaba y encontraba el Rostro de Dios y el Señor la premiaba con dones y gracias extraordinarias. Basta con recordar el acontecimiento histórico, cuando el Señor Arzobispo de Valencia, el P. Martín López de Ontiveros, conocedor de las virtudes extraordinarias que resplandecían en la hermana Inés, y a petición de la comunidad , acordó elevarla de religiosa Lega a Hermana de Coro.

3


Era de todos sabido que la hermana Inés no sabía leer ni escribir y menos en latín del Oficio Divino. Eso no importaba. Por obediencia fue al coro con todas las Hermanas .No tenía ningún Breviario, solo llevaba en las manos un librito, donde estaba el oficio parvo de la Santísima Virgen. Este librito tenía una imagen del Santo Ecce-Homo, al cual dirigía su mirada , y mirándole se extasiaba en amor divino y recitaba y cantaba el Oficio Divino con la misma perfección que sus Hermanas Coristas. Esa imagen del Ecce-Homo, o Redonet, motivo de tantos prodigios, permaneció en el monasterio hasta la Guerra Civil de 1936 y el año 1952,Dm. Ismael Roses, párroco de Benigánim, la entregó a la Iglesia Parroquial , no sé por qué razón, donde ahora se encuentra.

¡Qué bien se enmarca la vida de nuestra beata Inés en la Constitución Apostólica Vultum Dei quaerere! P.J, Manuel Gutiérrez , O.A.R.

SE ACEPTAN INTENCIONES DE MISA. ES64 2038 6115 1830 0007 9200 4


FAVORES Y PETICIONES Beata Inés que todo salga bien y pueda salir adelante del cáncer de pecho. M Antonia Castelló (Carcaixent -Valencia) Por la salud de mi madre que sufrió un ictus a consecuencia de una operación. He venido con ella. Blanca Llopis (Xátiva - Valencia) Que me ayude contra el cáncer que tengo en el cuello. Vicenta Esther Fuster (Real de Gandía - Valencia) Para que interceda en la operación de los ojos a una niña de 7 años, pedimos la intercesión de la Beata Inés. Laura Ferrer (Carlet - Valencia) He cumplido 17 años de vida con mi marido Juan José. La vida nos unió por un error telefónico y a día de hoy seguimos disfrutando de este amor. Vanessa Sanchis. (Valencia) Teniendo lesiones irreversibles en el corazón fueran curadas todas y desaparecidos los indicios de las lesiones de la enfermedad. Algo insólito para los médicos. Milagros Oriola Vizcaya (Valencia) Le pedí a la Beata Inés un favor: tenían que intervenir a mi hija de una operación delicada. Gracias a Dios y a la Beata Inés la operación salió bien y se está recuperando. Antonia (Burriana - Valencia) Nacimiento de bebé prematuro de 24 semanas (540gr.). Nunca perdimos la esperanza. Gracias a la Beata Inés, hoy nuestro hijo ya pesa 6kg. José Ig. Barreiro Sanchis (Gandía - Valencia) Para que el amor y la paz inunde mi hogar y mi familia. Xelo Cerveró (Benifaió - Valencia) 5


HISTORIA PARA NIÑOS- TEMAS SOBRE LA FE CATÓLICA 4 MANDAMIENTO: HONRARÁS A TU PADRE Y A TU MADRE

Felicia y Alfonso tenían seis hijos: tres niñas y tres niños. Este matrimonio recibió una buena educación cristiana de sus padres. Por eso, todo lo que aprendieron fueron capaz de trasmitírselo a sus hijos. Desde pequeños, Felicia y Alfonso escuchaban los consejos de sus padres y les obedecían. Sabían compartir con sus hermanos todo lo que tenían: sus juguetes, sus ropas y hasta las meriendas…Los dos: Felicia y Alfonso, antes de dormir reunían a sus hijos para contarles un cuento y muchas veces también compartían la historia de los santos (as) y beatos (as). Felicia, la madre, empieza a decirles: -Mis hijitos, ahora vamos a contaros un poco sobre la vida de una chica muy obediente, cumplidora de sus deberes y muy respetuosa. 6

Todos alrededor de la cama la miran atentamente…


Alfonso, el padre prosigue: -Esta chica se llamaba Josefa Teresa, después conocida como la Beata Inés de Benigánim. Su padre murió cuando ella era pequeña. Por eso, su tío Bartolomé Tudela, se llevó consigo a Josefa - Teresa y su hermanita María, para que no les faltara nada… Sigue Felicia: -Josefa - Teresa en casa de su tío Bartolomé continuó siendo una niña obediente, trabajadora y que dedicaba tiempo también para rezar. Angelina que tenía cinco años y Ángel que tenía seis años eran los dos hijos que a menudo intervenían en medio de las historias… Angelina contesta: -¡Pobrecita Josefa - Teresa! Sin padre y después… llevada a casa de su tío… Ángel pregunta: -¿Ella fue una buena hija? ¿También en casa de su tío? Felicia la madre le contesta: -Por supuesto! Josefa aprendió a ser una buena hija porque sus padres fueron sus maestros. Y en casa de su tío buscó ser mejor aún, rezando, frecuentando la Iglesia y trabajando. Alfonso añade: -Es muy importante que los hijos escuchen a sus padres y que no les desobedezcan. Dios, nuestro Padre Bueno y nuestro Amigo, nos dejó unos consejos, donde en el 4 Mandamiento afirma: “Honrarás a tu padre y a tu madre”. Que es lo mismo que decir: confiad en vuestros padres, amadlos, abrazadlos, besadlos, escuchadlos…Bueno…ya es hora de dormir. En seguida, los dos hijos, abrazaron a sus padres y les besaron…los otros ya estaban casi durmiendo… Texto: Hna. Fabiana Souza Duca de Aguiar - Agustina Descalza Dibujo: Pablo Sempere Morant 7


“Recárgate las pilas” …

“Pero nosotros llevamos ese tesoro en recipientes de barro, para que se vea bien que este poder extraordinario no procede de nosotros, sino de Dios” (II Cor 4,7) Una vasija de barro es muy frágil y puede romperse con un simple golpe. Así es la criatura humana: un ser “quebrantable” y débil; pero, que aporta en sí este tesoro incorruptible de la presencia de Dios. Sentirse frágil no es sentirse derrotado. La fragilidad es una oportunidad para reconocerse pequeño, es una condición para dejarse guiar por la brújula de la confianza y del abandono filial. Este es el único camino para lograr la superación de las pruebas, de las dificultades y de los sufrimientos. 8


Sentirse frágil es sentirse hijo de Dios, es ponerse en actitud de espera, es acreditar que la gracia divina interviene en cada momento real de la vida. La gracia es el “abastecimiento” que sustenta la existencia humana. La gracia es la fuerza plena e infinita que eficazmente convierte y salva a los pecadores, que sana los corazones heridos, que levanta a los caídos y que renueva la fe a los abatidos. La gracia es el don gratuito de Dios que nos basta para combatir el mal y vencerlo, es la fuerza que nos capacita para crecer en santidad. Pero él me dijo: “Te basta mi gracia: la fuerza se realiza en la debilidad”. (II Cor 12,9a) El agotamiento de las fuerzas puede traer un desgaste muy profundo en la vida de una persona. Por eso, diariamente hay que “conectarse con Dios y recargar las pilas”. Pues, una persona renovada es una persona motivada que no se detiene en el camino, sino que busca “volar cada vez más alto, que camina sin cansarse y corre sin fatigarse”. (Cf Isaías 40,31). Hna. Fabiana Souza Duca de Aguiar Agustina Descalza

9


VISITAS A LA CASA RECUERDOS

Todos los domingos que se abre la Casa Recuerdos de la Beata Inés, cerca de medio centenar de personas la visitan. Vienen algunos que conocen a la Beata desde hace mucho tiempo, otros la acaban de conocer, pero todos suelen relatar alguna historia entrañable. De Vilanova de Castelló (Valencia) vino una madre trayendo a su hija, tras haber visitado la exposición semanas antes y las dos, muy devotas de la Beata, prometieron traer al padre de familia para que la vea y cumpla una promesa a la Beata. Desde Barcelona llegó una anciana mujer oriunda de Benigànim; al terminar de visitar la Casa Recuerdos en compañía de su familia, se fue pidiendo a la Beata Inés vivir hasta el año 2025 para celebrar los cuatrocientos años del nacimiento de la Beata. Vino también un pequeño grupo de Segorbe (Castellón), quienes recordaban que cuando las Agustinas Descalzas moraban en el convento de San Martín de aquella ciudad, había un gran cuadro de la Beata al entrar a la iglesia y que una de las monjas de aquella Comunidad, les dio las primeras estampas de la Beata Inés y con ellas les transmitió la devoción. Vinieron emocionados a pedir nuevas estampitas y visitar la Casa de la Beata Inés y su inmenso huerto. 10


NOTICIAS El pasado mes de diciembre se publicó una tesis doctoral sobre la figura de la Beata Inés. En el convento de Benigánim se guarda una copia del documento que en la Universidad de Valencia publicó la historiadora Laura Guinot Ferri. El trabajo es resultado de una exhaustiva labor documental en torno a la figura de la Beata y la repercusión de su santidad y aporta gran interés para conocer mejor a la Beata Inés. En enero los “Amigos de la Beata Inés” empezaron a poner en circulación las Capillas enfermeras. Se trata de unas capillas domiciliarias con la imagen de la Beata que visitan las casas de los enfermos que la piden, para estar acompañados de la Beata durante su dolencia. En estos meses ya han sido de consuelo en muchos hogares que la han necesitado. Otra feliz noticia fue la exposición, durante la novena y fiesta de la Beata, de la única carta que se conserva de la Madre Inés. Es un documento fechado en 1690 cuyo contenido, dictado por la Beata, muestra el carisma de consejera que la religiosa tuvo durante su vida. Ahora la carta forma parte de la colección permanente de la Casa Recuerdos, para que todas las personas que la visiten, puedan sentir de cerca los consejos que la Beata nos trae del cielo.

11


El cuadro de la portada es de José Vergara Gimeno. Valencia (1726 - 1799) En el se muestra la aparición del Niño Jesús a la Beata Sor Josefa Inés de Benigánim. Y se encuentra en el Museo de la Ciudad de Valencia. ORACIÓN ¡Oh Dios mío!, que adornaste a la Beata Josefa María de Santa Inés de Benigànim, con abundantes gracias, elevándola a la más encumbrada santidad, otorgando por su intercesión señalados favores del cielo, concededme ahora, por mediación de vuestra enamorada Sierva, la gracia que deseo alcanzar (aquí se expresa la gracia que se desea obtener) a fin de que sea pronto glorificada y coronada con la diadema de los santos, para gloria de Dios y esplendor de nuestra fe. Amén. Las gracias o favores que se obtuvieren se ruega lo comuniquen a las Agustinas Descalzas Monasterio Beata Inés.

M.M Agustinas Descalzas- Monasterio la Purísima, San José y Beata Inés- c/Leonor Ortiz, 4 46830 Benigánim (Valencia) Teléfono: 962 92 02 94 info@beatainesbeniganim.com www.BEATAINESBENIGANIM.COM 12

Profile for Celia Moreno

Beata Inés de Benigánim  

Revista de la Beata Inés de Benigánim

Beata Inés de Benigánim  

Revista de la Beata Inés de Benigánim

Advertisement