Issuu on Google+

kancha PRENSA DEL CENTRO DE ESTUDIANTES DE ARQUITECTURA UNI / NÚMERO 1-DICIEMBRE-2013

LA LOMA: EL ESPACIO APROPIADO LIMA Y LOS JUEGOS PANAMERICANOS 2019

TRANSITANDO EN LA CIUDAD: BUENOS AIRES Y LIMA SUSTENTABILIDAD Y ORDENAMIENTO TERRITORIAL


El término kancha, en lengua quechua significa literalmente recinto o Kancha es un espacio público. Es el intento de los integrantes del CEA de retomar la directriz de la investigación y la producción de conocimientos en el área de arquitectura a nivel nacional. No queremos que sea un simple y frívolo panfleto, tampoco que no aporte a la universidad ni a la sociedad sino que se afirme en su importante labor de resolver o plantear las posibles soluciones de urgentes problemas que tiene nuestra casa de estudios y el país. Para eso estamos en la universidad y por algo estudiamos en una universidad pública de la referencia que tiene la UNI. De esa manera, queremos generar un precedente que se siga manifestando en las siguientes gestiones del CEA para que así podamos llegar a plantear una nueva dinámica en torno a la investigación y crítica constante de lo que sucede en nuestra realidad. En esta edición, por ejemplo, hemos insertado como temática “el espacio público”. Lo abordamos desde la FAUA con lo sucedido con respecto al foyer que se deseaba construir en un espacio usado por nosotros hasta un nivel metropolitano tratando los retos y consecuencias de los Juegos Panamericanos 2019 a realizarse en Lima. Y, a nivel nacional, con el tema del ordenamiento territorial. Temas complicados que necesitan ser tratados y debatidos. En este primer número notamos nuestra evolución desde los boletínes que publicamos este año hasta esta inacabada construcción de un medio abierto para los estudiantes y profesionales que quieran aportar. Sabemos de las carencias que tenemos como generación con pocas herramientas para realizar este tipo de documentos. Partiendo de las deficientes cátedras para aprender a investigar, redactar y ordenar nuestros pensamientos. Es por eso que, a contracorriente, sacamos a la luz esta revista sin grandes presupuestos pero con grandes pretensiones. Fabio Portocarrero Director

Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2013-19769 Versión digital Medio de Prensa del Centro de Estudiantes de Arquitectura de la Universidad Nacional de Ingeniería. COMITÉ EDITORIAL Fabio Portocarrero Pinedo, Hugo Ráez Martínez, Adison Azabache Olazabal, Jeysson Camacho. COLABORADORES Percy Acuña Vigil, José Canziani, Shirley Chilet, Raquel Rodríguez, Javier Vera.

espacio cercado, pero paradójicamente el término también puede ser utilizado para mencionar un espacio libre o despejado. En la época colonial el término castellanizado cancha se difundió ampliamente en el español de las Américas y hoy a todos nos es familiar emplearlo para designar espacios deportivos, aludir al dominio de ciertas habilidades, al espacio ganado en alguna especialidad, o al reclamo del espacio que requerimos abrir o despejar, etcétera. Pero todos estos significados del término refieren o derivan, por extensión, de la definición o delimitación espacial que tiene una clara e innegable raigambre arquitectónica y urbanística. En el caso del urbanismo inca, se aprecia que en la planificación y trazo de sus ciudades u otras instalaciones vinculadas al poder imperial, se planteó una trama de calles y pasajes que definieron la retícula de las kanchas, en las cuales se construyeron las edificaciones ordenadas con un patrón recurrente, que dispone los edificios exentos en el perímetro de los recintos con un patio central, quedando como remanentes espacios menores libres en las esquinas de los conjuntos cercados.

La morfología urbana resultante de la modulación de las kanchas propuso a su vez modelos arquitectónicos recurrentes, donde las estructuras se organizaron espacialmente de acuerdo a patrones establecidos, lo que permitió resolver múltiples y variadas funciones, estableciéndose una tipología de formas arquitectónicas singulares, diseñadas y estandarizadas para resolver funciones específicas. Formas arquitectónicas que encuentran sus referentes tipológicos en los contextos urbanos de la ciudad capital del Cusco, por encima de su diversidad funcional, ya sea en el caso de palacios reales (Amarukancha, Hatunkancha, Kiswarkancha, Kusikancha), de templos y complejos ceremoniales (Qorikancha), como también de los acllawasi o de la arquitectura civil destinada a funciones productivas o residenciales. Antecedentes ancestrales de la modulación de kanchas los encontramos en la planificación urbana de ciudades Wari, como es el caso de Pikillacta y de Viracochapampa, donde también la arquitectura se ordena en recintos ortogonales alrededor de un patio central, si bien en estas las estructuras generalmente se presentan de forma contigua e interconectadas entre sí. Posibles antecedentes costeños son menos definidos, pero las formas de organización espacial de la arquitectura, de los patios y plazas interiores, circunscritos en módulos cercados, que se perciben en los complejos de Chan Chan y en otras expresiones mucho más tempranas de la costa peruana, bien pueden aludir al concepto espacial al que refiere el término kancha. JOSÉ CANZIANI AMICO ARQUITECTO


LIMA Y LOS PANAMERICANOS 2019 SEIS AÑOS MÁS

por Mg. Arq. Percy Acuña Vigil

L

a realización en Lima de los Juegos Panamerica- nos 2019, representa una gran oportunidad para mejorar su infraestructura, sobre todo la de transporte, que es la que permitirá la movilidad no solo de los atletas y sus equipos técnicos, sino también la de los espectadores. Para ello se necesitará invertir entre US$20.000 millones y US$30.000 millones. Esta cifra puede parecer un poco exagerada si se tiene en cuenta que la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN), ha estimado que el déficit de infraestructura nacional supera los US$80.000 millones, pero esta, solo contempla la infraestructura básica que necesita el país en diversos sectores. Hasta ahora nadie se ha puesto a analizar cuánta inversión necesita Lima. Considerando los graves cuellos de botella que tienen nuestras calles fácilmente se puede llegar a la conclusión de que se necesita hasta más de US$20 mil millones. ¿QUÉ INFRAESTRUCTURA? Lima ya tiene un tramo avanzado en el desarrollo de infraestructura vial, tanto en proyectos en ejecución, como por ejecutarse, lo que hacen montos de inversión comprometidos por casi US$15.000 millones, entre las que destacan las líneas 2 y 3 del Metro de Lima, Vía Parque Rímac, Vía Expresa Sur, entre otros. Esta fue una de las variables, junto al proyecto de reordenamiento del transporte urbano,

cerca, se afirma.

FUENTE/ LA REPÚBLICA

k

3

UNA CARRERA OLÍMPICA QUE NO SOLO LAS AUTORIDADES TENDRÁN QUE CORRER.

que contempla la operatividad de los buses patrón, lo que pesó para que la ciudad sea elegida como la sede de estos juegos según explican representantes de la Municipalidad de Lima. ¿Pero estas obras son suficientes para unos juegos que pueden atraer a más de 30 mil visitantes tal como sucedió con los Panamericanos en Guadalajara?. Se afirma que también serán necesarias obras como la ampliación de la Avenida Faucett, puerta de ingreso a la ciudad. Se agrega que no solo se debe de trabajar en esta arteria, sino también ponerle acelerador al mejoramiento y ampliación del tramo Javier Prado-La Marina y otras arterias como la avenida Aviación. Pero la modernización no solo debe de pasar por mejorar las pistas, sino también en una optimización del trazado de la línea 2 del Metro de Lima, la cual debería de volver a contemplar el paso por el Estadio Nacional. Todas los estadios del mundo tienen una estación del metro

VALORAR EL OCÉANO Se afirma que en el planeamiento de infraestructura para los Panamericanos se debe de contemplar el uso del mar, tal como lo hizo Barcelona con los juegos olímpicos de 1992, en el cual creó infraestructura cerca al mar que hoy sirve para el transporte diario. Al respecto se dice soñadoramente que se tiene proyectado hacer una villa deportiva en La Punta, entonces por qué no construir pequeños embarcaderos que en el futuro funcionen como expresos marítimos en el que se puedan transportar a las personas del Callao a Chorrillos. VIVIENDAS NUEVAS El presidente del Comité Olímpico, ha anunciado que se construirá en La Punta una villa olímpica que servirá como un bloque de viviendas para los deportistas y sus equipos. Estas viviendas, podrían convertirse en viviendas sociales, una vez que terminen los Panamericanos. Por ejemplo en Londres con las olimpiadas se construyeron >>>


4 viviendas para los deportistas en las zonas menos favorecidas de la ciudad. Luego estas fueron vendidas a la gente con menor capacidad económica a un precio razonable. ¿Ese modelo podría ser replicado en el Perú? Sí es posible, siempre y cuando el comité organizador así lo decida desde el principio. Esto obedece a un enfoque, en cuyo diseño intervienen los inversionistas del proyecto, el Estado y la sociedad civil representado por los gremios empresariales y técnicos. También se afirma que esta decisión debe de partir de un consenso, primero dentro de las instituciones del sector público, lo que equivale a decir gobierno central, gobiernos locales y regionales para que vean quién se encargará de conseguir el terreno y el uso que le quieren dar. Luego vendrá el componente privado, que es de donde viene la inversión Se ha propuesto también que la Villa Olímpica de los Juegos Panamericanos, evento que organizará Lima en 2019, se construya en el actual terreno del Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima, conocido como ‘Maranguita’. El Gobierno tendría que firmar un convenio con el Poder Judicial para trasladar el reformatorio a otro lugar, explicó el burgomaestre, quien destacó que en el terreno, de 30 mil metros cuadrados y con vista al mar, se podría levantar una infraestructura deportiva de primer nivel. Se indicó que la villa tendría características similares a la construida en Barcelona para las Olimpiadas de 1992. El presidente de la Comisión de Educación del Congreso, recomendó que los preparativos para las

“Imaginemos ¿qué será de la ciudad cuando en cinco años se puedan realizar los juegos de atletismo?, cuando colapse el sistema de transporte...” obras se realicen a largo plazo y con anticipación. La burgomaestre capitalina consideró que esta será una oportunidad para que el deporte llegue a todos los rincones, además de una gran inversión que creará puestos de trabajo. Se mostró optimista luego de la elección de Lima como sede de los Juegos Panamericanos del 2019, al considerar que se realizará un esfuerzo gigantesco para que la ciudad capital se adapte y esté a las expectativas de todos. En ese sentido, consideró que la elección de Lima significa también una oportunidad de inversión, lo cual generará mayores puestos de empleos y los resultados quedarán no solo para los deportistas participantes, sino también para la ciudadanía y aseguró que Lima será ‘reinventada’ tal como Cataluña hizo con Barcelona, cuando fue elegida como sede los Juegos Olímpicos de 1992. Explicó que esta transformación se verá reflejada en el sistema de transporte, un mayor orden de la ciudad y una garantía en seguridad ciudadana. Además, refirió que esta será una oportunidad para que el deporte se masifique, en un escenario en donde los niños y adolescentes puedan desarrollarse libremente. Ahora el proyecto para Lima incluye la modernización de todos los escenarios deportivos; además, se construirá un coliseo nuevo para 10 mil aficionados y se modernizará la piscina olímpica, ubicada en el Campo de Mar

te, una de las mayores áreas verdes de la ciudad. La red de transporte de la inmensa urbe está menos congestionada en la actualidad, a partir de la construcción del tren eléctrico, la remodelación del aeropuerto internacional “Jorge Chávez” y la ampliación de los servicios de ómnibus. El presidente del Comité Olímpico Peruano, aseguró que se remodelará el Estadio Nacional, con capacidad para 40 mil espectadores, también la Villa Deportiva y el estadio Monumental. Hasta ahora no es público cuánta inversión necesita Lima. Considerando los graves cuellos de botella que tienen nuestras calles fácilmente se puede llegar a la conclusión de que se necesita hasta más de las cifras señaladas. ¿CON QUÉ INFRAESTRUCTURA CONTAMOS? Hasta ahora se van desarrollando proyectos de infraestructura vial, tenemos las líneas 2 y 3 del Metro de Lima, Vía Parque Rímac, Vía Expresa, entre muchos, por un valor alrededor de los US$ 15,000 millones. Los Panamericanos son el segundo espectáculo más importante después de las olimpiadas y es la primera vez que tenemos este reto a nivel deportivo, es así que todo dependerá del estado y el sector privado para que se cumplan con los plazos establecidos en lo relacionado a infraestructura. >>>


5 PUNTO DE VISTA Imaginemos ¿qué será de la ciudad cuando en cinco años se puedan realizar los juegos de atletismo?, cuando colapse el sistema de transporte más de lo que actualmente es. Cuando el parque automotor se duplique y no se atienda los requerimientos que demanda la ciudad que más población tiene de todas las que han organizado similares certámenes. Recordemos qué sucede cuando sale la procesión o se juega un partido de fútbol, toda la ciudad se paraliza y queda desarticulada. Constantemente se ve y

se comprueba que la ciudad no está preparada ni en infraestructura ni en medios para combatir la delincuencia. ¿Qué sucederá cuando esta situación se magnifique? Alegremente se planea que todo el certamen se realizará en el Callao, cuando todos sabemos qué implica esto, en términos de acceso y en términos de cercanía a los núcleos del hampa y del lumpen que circunda la ciudad. Se han preguntado qué sucederá con la salida del aeropuerto, que hoy está en las manos de la delincuencia y es una aventura ir o salir de él. Como siempre, nadie toma las

medidas necesarias (ni Municipalidad, ni Región, ni la Administración Central) y se va a esperar que peligre la designación ganada, por golpe de suerte, para intentar algún paliativo trasnochado. En mi concepto, el gremio de arquitectos debió haberse ocupado de este tema. La Universidad debió hace tiempo ocuparse de esta situación y guarda silencio al igual que las facultades de arquitectura. Pareciera que no es su problema. Sólo parece. Pero en realidad, en el fondo, ya se calcula la inversión factible y la posible repartija.

FUENTE/ LA REPÚBLICA


k 6

L

LA LOMA, EL ESPACIO APROPIADO Espacio apropiado: idóneo para hacer algo. Espacio apropiado: hecho propio.

a loma se ha vuelto nues- tro territorio. Nadie más lo toca a excepción de nuestros anquilosa- dos cuerpos después de una entrega madrugadora. Es el espacio referente de varias experiencias, es un espacio de uso colectivo, libre, heterogéneo, multifuncional, convivencial, integrador, cargado de sentido, de memoria, de identidad. Lo curioso, sin embargo, es que este hito dentro de uno de los mejores exponentes de la modernidad sudamericana no ha sido pensado para funcionar tan bien como lo hace. El responsable, el arquitecto Oswaldo Nuñez, después de 57 años de haberlo ideado, ha pretendido derrumbar el árbol para construir un foyer o vestíbulo. Entonces, la guerra se desató. El SNIP (Sistema Nacional de Inversión Pública) ya había sido aprobado para dar rienda suelta a la voracidad constructora del célebre foyer. Éste constaba, además, de dos pisos, dos baños, dos rampas, dos de todo, hasta dos árboles se planteaba derribar, el de caucho y la poinciana al frontis del auditorio. Fatal. Y así se ganó a sus detractores. El decano, en su afán de construir para sus congéneres un espacio para el ocio protocolar, argumentaba en el informe del SNIP que el auditorio se usaba

por Fabio Portocarrero para las actividades estudiantiles a pesar de que nos lo permite usar una vez al mes. Bueno, para los informes siempre hay mentirillas, no hay novedad. Nosotros usamos la loma para nuestras actividades y hasta éstos tiempos se ha convertido en el fondo fotográfico de los cachimbos, códigos y promociones por excelencia. Es decir, nada más histórico que eso. Es así que nos planteamos defender el espacio que ya nos habíamos hecho propio. Con el CEA organizamos una asamblea un día antes del fatídico concejo de facultad donde se decidía la continuación del proyecto. Planteamos y acordamos nuestros argumentos que al día siguiente serían expuestos por nuestros representantes del tercio. Genial. Fuimos y con nuestra atiborrada presencia en la sala concejal logramos persuadir para que no se permita aquel atropello arquitectónico. Lo logramos. Hicimos historia un último jueves de setiembre. Defendimos nuestro espacio. Este suceso marcará un precedente, o podría hacerlo, para seguir generando espacios como esos y estudiar sobre lo importante que es la apropiación del espacio público para el diseño urbano y arquitectónico. ¿Tiene lado serio? Claro. Los arquitectos hasta ahora nos hemos dedicado a diseñar espacios pú-

blicos, de lo que se trata es de apropiarlos. No solo defendamos nuestra loma, defendamos también Puruchuco, defendamos las plazas enrejadas, defendamos los parques desiertos de gente, defendamos y construyamos lo apropiado para generar ese orgullo, esa identidad dentro de una ciudad pluricultural para una adecuada convivencia y participación colectiva. Tenemos un gran reto.


7

LA LOMA. UN ESPACIO LIBRE DE TODOS Y DE NADIE


k 8

TRANSITANDO LA CIUDAD Sobre Buenos Aires y Lima

E

n octubre de este año tuve la opor tunidad de viajar a la ciudad de Buenos Aires. Me hospedé en una casa familiar ubicada en la comuna de Almagro, una comuna bastante céntrica dentro de la ciudad. Estas dos condiciones me permitieron interactuar con la gente y conocer la ciudad de una manera distinta. Desde el comienzo, me hice la idea de recorrer a pie la ciudad, modalidad que disfruto bastante y que me permite conocer y aproximarme a las actividades y costumbres en la ciudad. Allí hay que reconocer que los espacios públicos permiten la interacción y el disfrute. Las calles que recorrí se caracterizaban por tener en ambos lados hileras de árboles altos que en perspectiva parecían túneles verdes. Las veredas eran amplias, de aproximadamente tres metros y estaban hechas con distintos materiales: piedras, cerámicos, concreto con texturas que iban cambiando de acuerdo al lote que tenían en frente. Me topé en varias oportunidades con veredas dañadas las cuales nos exponían a los transeúntes a posibles caídas. Encontré ciclovías trazadas en la pista y ciclistas que las recorrían en doble sentido, generando muchas veces conflicto con los de a pie al momento de cruzar la calle. No solamente tenía que fijarme si venían carros si no también fijarme si venían ciclistas tanto desde el lado izquierdo como del derecho. Respecto a las edificaciones me impresionó bas-

por Arq. Raquel Rodríguez Zamalloa

tante la combinación de lo antiguo con lo nuevo. La importancia que le dan a los balcones y terrazas, que vuelan sobre las veredas. Se observaba que, así como existen puestos de ventas de golosinas en casi todas las cuadras, también existen puestos de la lotería nacional. Las esquinas de varias calles y avenidas no solamente lo ocupaban establecimientos de comida sino también de oficinas inmobiliarias. Las avenidas, por su parte, con más carriles de circulación para vehículos, presentaban menos cantidad de árboles que en las calles pero tenían otros elementos importantes como son los paraderos, kioscos de revistas y periódicos, los tachos de basura, los elementos de señalización, etc. Algunas avenidas como la 9 de Julio resultaban bastante anchas que parecía todo un viaje atravesarlas. Felizmente no es frecuente encontrar estos casos. Disfruté de las diferentes plazas y parques de la ciudad, al menos las que se encuentran por el centro y en las cercanías de la ribera del río de La Plata, por la avenida Libertador y la avenida Sarmiento. Los espacios son utilizados por las personas para descansar, conversar, jugar, ejercitar. Cerca de estas zonas se pueden encontrar >>>

Calle en la comuna de Almagro

trar p de ci ta. Para los co Único de es de re kiosc perm dos d para ment en el El SU respe éstas punto Los c table ción d ésta lante que p casos equip rueda gran cual s inform vuelta El sis orden


puestos de alquiler de bicicletas y se puede ver grupos iclistas conformados por amigos o una familia comple-

recorridos más largos utilicé el subterráneo (SUBTE) y olectivos (Buses). Conseguí la tarjeta SUBE - Sistema o de Boleto Electrónico - que me permitía hacer uso stos dos medios de transporte. La tarjeta SUBE pueecargarse en las estaciones del SUBTE o en los tantos cos de la ciudad. Existe un ordenamiento tarifario que mite que en los colectivos se tengan precios ya definide acuerdo a las distancias recorridas. Existe una tarifa SUBTE y otra para colectivos. Me costaba aproximadate 1 sol movilizarme en el subterráneo y 80 céntimos l colectivo. UBTE cuenta con más de cinco rutas y cada una con sus ectivas estaciones establecidas a lo largo de s para el acceso y salida de pasajeros. Las rutas tienen os de interconexión entre sí en diferentes niveles. colectivos también cuentan con rutas y paraderos esecidos. Uno puede observar paraderos con la informade la línea que hace su parada e inclusive la ruta que sigue. Uno asciende a los colectivos por la puerta deera, junto al conductor y desciende por la puerta central puede llegar a medir poco más de 1 metro y en algunos s también por la puerta posterior. Los colectivos están pados para permitir el acceso de personas en silla de as y cuentan con un espacio definido para ésta. Es de utilidad la guía de bolsillo que venden en los kioscos, la se actualiza cada año y en el que uno puede encontrar mación de las calles (planos), colectivos (rutas de ida y a) y otros. stema de transporte público se encuentra integrado y nado. Lo que no significa que sea perfecto. El subterrá-

9

Estación de Metro en Buenos Aires.

neo si bien te permite ahorrar tiempo en el desplazamiento no te permite disfrutar del paisaje urbano como los colectivos, aunque éstos toman más tiempo de viaje. Hay que señalar que existen prácticas de urbanidad que permiten mantener el orden. Por ejemplo, para tomar un colectivo, se hace cola y se respeta el orden de llegada. Los conductores de los colectivos paran únicamente en los paraderos establecidos y se toman su tiempo antes de arrancar. El transporte privado cuenta con numerosos taxis, los que uno puede identificar rápidamente por los colores amarillo y negro. Estos tienen instalado un taxímetro que determina el monto a pagar al llegar al lugar señalado. Inician con el monto de 10 pesos (5 soles aprox.) y uno sube al taxi sin hacer la negociación previa sobre lo que costará llegar al destino final. Lo que sí uno debe evaluar el mejor momento del día para usarlo puesto que zonas congestionadas en horas punta pueden ser bastante costosas. Para hacer un comparativo entre la ciudad de Buenos Aires y Lima, hay que tomar en cuenta una serie de datos importantes. Por ejemplo, habría que comenzar con la superficie que ocupan ambas. La primera tiene una superficie de aproximadamente 202 Km2 mientras que la segunda, incluyendo el Callao, alcanza los 2670 Km2. La segunda duplica en población a la primera a pesar de la densificación de ésta última. Si nos centramos en el transporte público tenemos que en Buenos Aires circulan 16000 unidades de colectivo (según la página web www.colectivos.com.ar) mientras que en Lima circulan más de 25000 unidades entre buses, microbuses y camionetas rurales (25874 unidades de acuerdo a la página web de la Gerencia de Transpor-


10

Espacios públicos sin rejas o con baja altura.

te Urbano de la Municipalidad Metropolitana de Lima, en la que se indica además que existe una sobreoferta de unidades y superposición de rutas). En la capital Argentina, la antigüedad de circulación promedio de las unidades de transporte público es de 5 años mientras que en la capital peruana es de 14 años. La Municipalidad Metropolitana de Lima actualmente viene implementando una serie de reformas en el transporte urbano que buscan reducir tiempos

de viaje, renovar el parque automotor, reducir la contaminación ambiental, reducir la cantidad de accidentes de tránsito y muertes, entre otros, ordenar la ciudad e integrarla. Sin embargo, debo compartir lo que pude entender en el 3º Encuentro Iberoamericano de Transporte Urbano Sostenible (6 al 8 de noviembre): que la ciudad como un todo exige soluciones que responden a un proyecto mayor, de largo plazo, que traspase cualquier gestión de gobierno, que incluya los sueños de todos y todas.

Plaza bonaerense.

Existe un manejo prolijo del perfil urbano.


k

L

11 EL PRINCIPIO RECTOR DE LA SUSTENTABILIDAD EN LA CONCEPCIÓN DEL ORDENAMIENTO TERRITORIAL

a planificación debe con figurarse como un me dio o herramienta para la con secución de una ordenación del territorio. Únicamente será legítima cuando este sea ambientalmente sostenible y garantice la equidad social y la cohesión territorial. Así, las decisiones que se tomen sobre el territorio han de atender a la conservación de los recursos naturales y valores ambientales sobre los que inciden, asegurando el mantenimiento de los mismos para las generaciones futuras. Por lo tanto, el ordenamiento territorial realizado a través de la planificación, debe orientarse hacia los siguientes objetivos: •La conciliación del desarrollo económico, la sustentabilidad ambiental y la equidad social, con objetivos de desarrollo integral sostenible y cohesionado del territorio, que compatibilicen una equilibrada distribución espacial de los usos, actividades, el máximo aprovechamiento de las infraestructuras y servicios existentes. •El desarrollo de objetivos estratégicos y de contenido social y económico solidariosque resulten compatibles con la conservación de los recursos naturales y el patrimonio cultural y la protección de los espacios de interés productivo rural. •El establecimiento de las condiciones necesarias para

por Dra. Arq. Shirley Chilet / Decana del CAP el acceso igualitario de todos los habitantes a una calidad de vida digna, que garantice la accesibilidad a los equipamientos y a los servicios de infraestructuras necesarios; así como el acceso a un hábitat adecuado. •La tutela y valorización del patrimonio cultural, constituido por el conjunto de bienes en el territorio a los que se atribuyen valores de interés ambiental, científico, educativo, histórico, arqueológico, arquitectónico o turístico, referidos al medio natural y a la biodiversidad biológica, unidades de paisaje, conjuntos urbanos y monumentos. En la actualidad, esta concepción integradora de articular los objetivos del desarrollo socioeconómico con la protección de los recursos naturales, la conservación del entorno, el paisaje y la tutela del patrimonio cultural, sobre la base del espacio físico y el territorio, ha dado origen a la consideración de las denominadas “cuencas vitales”, en los cuales el uso del territorio es definido en forma dinámica en relación al conjunto de actividades humanas que se desarrollan en él. En muchos países en vía de desarrollo, como se dice el nuestro,

se encuentra escasamente integrado al conjunto de políticas públicas orientadas a la promoción de la calidad ambiental y el desarrollo sustentable; ello es debido a la poca importancia conceptual que existe respecto del ordenamiento del territorio como instrumento de la política ambiental. Así también, a pesar que existen marcos normativos e institucionales para el uso del suelo, su poco o nulo nivel de cumplimiento los debilitan como herramientas o instrumentos para el desarrollo sustentable. Sin embargo, el reconocimiento de la importancia de esta herramienta es creciente en nuestro país por parte de los decisores públicos, los diferentes actores y de los propios ciudadanos, en la toma de conciencia respecto de la importancia del ordenamiento territorial como instrumento para el desarrollo sustentable, la misma que viene dando un giro conceptual desde una visión estática del uso del suelo, hacia una concepción mucho más dinámica del ordenamiento territorial, como una herramienta que procura lograr metas socioeconómicas más amplias.

“Las decisiones que se tomen sobre el territorio han de atender a la conservación de los recursos naturales y valores ambientales sobre los que inciden, asegurando el mantenimiento de los mismos para las generaciones futuras.” el ordenamiento territorial se


kE 12

ARQUITECTURA & CULTURA

TERCER PUESTO DEL CONCURSO METROPOLITANO DE INVESTIGACIÓN

por Javier Vera Cubas

l I Concurso de Inves tigación sobre la Cultura en Lima Metro politana tuvo, en tre los tres ganadores, dos trabajos de la FAUAUNI. El tercer puesto fue para “Regeneración Urbana, Espacio Público y Cultura Viva en la Ciudad popular”, investigación en la que sistematizo 6 años (20072013) de trabajo del grupo CITIO junto a la Comunidad FITECA en La Balanza, Comas. El segundo fue para el trabajo de Nicolás Palacín y Johanna Huacoto sobre el movimiento cultural de la UNI (del que precisamente CITIO ha sido parte), espacio entendido como una micro-ciudad dinamizada por diferentes fuerzas creativas. Dos finalistas es algo significativo en una ciudad en la que la arquitectura, hoy reducida a economía y estética, normalmente poco o nada tiene que decir en temas culturales. Mi investigación es una invitación a volver a pensar en lo público: en la calle, en el barrio, en la ciudad viva e incontrolable. A pensar nuevas formas de intervención urbana en alianza con las culturas emergentes locales, cuyo trabajo da sustentabilidad a cualquier proyecto de desarrollo y por tanto debe ser conocido, estudiado y respaldado. A reconocer la ciudad mas allá de la ciudad formal y a ensayar en ella nuevas lógicas proyectuales

ARRIBA. CONCIERTO EN LOS TECHOS DE LA FAUA/UNI IZQUIERDA. DOMINGO COMUNITARIO EN LA BALANZA, COMAS

en las que el proceso sea mas importante que el objeto diseñado. A ser críticos con los procesos actuales y a apostar por abrir nuevos campos de desarrollo profesional, pues Lima es inmen sa y compleja, y si los arquitectos no empezamos a decir y hacer

cosas, triunfará la urbanización y fracasará la ciudad. El interés por la ciudad tiene que surgir aquí, en esta pequeña ciudad que es la UNI.


kP

13 “LOS BARRIOS CERRADOS SON EL

CRIMEN DE LOS URBANICIDAS” El reconocido urbanista catalán señala la privatización del espacio público como un recorte de la ciudadanía, alerta contra el transporte que obstaculiza en vez de comunicar y critica el inmovilismo urbano de los conservacionistas.

ara el urbanismo, la ciudad es una expresión del de sarrollo de la democracia, habla de su dimensión territorial. Al espacio público se lo considera el escenario donde la sociedad se representa, donde demuestra su diversidad, sus contradicciones, donde se manifiestan las demandas y los conflictos, donde sus habitantes se sienten más (o menos) ciudadanos. Sin embargo, desde hace algunas décadas, especialistas en el tema comenzaron a hablar de la “agonía de las ciudades”, de “agorafobia urbana”, de un “temor al espacio público”. Los análisis más extremos diagnostican directamente la muerte de las ciudades, tanto por la expansión indetenible de las nuevas urbanizaciones, como por las tendencias a privatizar y debilitar así los espacios públicos. Jordi Borja, el prestigioso sociólogo y urbanista catalán, pasó por Buenos Aires y, aunque descartó de plano la hipótesis de la “desaparición”, advirtió que la dispersión de la ciudad es un potenciador de las desigualdades sociales y genera formas más extremas de exclusión. En diálogo con Tiempo Argentino, sostuvo que “nunca hemos vivido más seguros”, y aseguró: “¿Qué pienso de los barrios cerrados? Son un crimen. Quiere decir que hay criminales: los que los hacen, los que los permiten, los que los

diseñan y los que viven allí. Son una pandilla de criminales, son urbanicidas.” –¿Las ciudades están en crisis? –Yo nunca he hablado de la muerte de las ciudades. Prefiero hablar de su agonía o de su disolución. Porque agonía significa etimológicamente luchar por la vida. Desde que empecé a dedicarme al tema del urbanismo, en la década de los sesenta, oigo hablar del crepúsculo de las ciudades. En general, cada vez que se producen cambios importantes en lo económico, lo social y también en lo geográfico, se dice que las ciudades van a desaparecer. Cuando la ciudad europea medieval atravesó las murallas, se generó una primera dispersión. Luego dio un nuevo salto con el comienzo de la revolución industrial, por los ferrocarriles y la electricidad. En los sesenta, apareció la ciudad metropolitana, muy compacta, casi sin vacíos, una aglomeración que se definía por la movilidad residencia-trabajo. Había barrios de clase media, ciudades jardín, barrios obreros, y se extendía con una corona de ocupación desigual del territorio, donde todavía hay restos agrícolas, rurales, y en la que tarda en llegar el tren. Es la Buenos Aires entre el Río de la Plata y la General Paz, con el primer cordón. En cada uno de estos pasos, se dijo: “Cuidado, que se pierde la ciudad.” El tema es que, a fina-

por Tiempo Argentino

les del siglo pasado, la ciudad da un nuevo salto hacia regiones urbanizadas que integran espacios forestales, barrios cerrados, countries o villas miseria, que no están conectadas con el tejido urbano, y aquí sí que se pierde la ciudad. Entonces, no estamos hablando sólo de ciudad, sino de urbanización sin ciudad. No digo que haya desaparecido. La ciudad existe, más o menos transformada. –¿No se puede pensar que la ciudad se extiende y se potencia? –La ciudad aglomerada podía tener diferencias, pero había una escala que permitía moverse por esta realidad multimunicipal. Pero ahora hay un efecto de escala distinta. En teoría, permite un mayor grado de opciones, porque puedes vivir en un lugar muy disperso o muy concentrado, puedes tener una casa con jardín o una torre alta, puedes ir al centro para algunas cosas, y para otras puedes ir a un mall que está en medio de la nada. Pero esto, que aparentemente multiplica las libertades, lo hace sólo para una minoría. (...) Seguir leyendo aquí


k

www.ceauni.org tw: @ceafaua fb: /cea.uni.pe


KANCHA Dic'13