Page 1

FÉDÉRATION INTERNATIONALE DE BASKET-BALL INTERNATIONAL BASKETBALL FEDERATION

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES GUÍA PARA ENTRENADORES

EUROPEAN ASSOCIATION BASKETBALL COACHES

WORLD ASSOCIATION BASKETBALL COACHES


Todos los derechos reservados. La reproducción o utilización de este trabajo en cualquier forma, ya sea electrónica, mecánica o cualquier otra conocida en la actualidad o inventada en el futuro, está prohibida sin el permiso escrito de la FIBA.

Publicado por la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) en colaboración con la Asociación Europea de Entrenadores de Baloncesto (EABC).

FIBA 8A, Ch. de Blandonnet 1214 Vernier/Genève Suisse

EABC Jorge Juan, 82- 5º, -1ªA 28009 Madrid, España

Escrito por Jose María Buceta, Maurizio Mondoni, Aleksandar Avakumovíc y László Killik. Editado por Jose María Buceta. Versión española realizada por José María Buceta (presentación, capítulos 1, 2, 3, 4 y 5, y soluciones y comentarios a los ejercicios test) y José Luis Hernández Claverie (capítulos 6, 7 y 8, e índice temático).

© 2000, FIBA

ISBN: 84-9772-098-9 Deposito Legal: M. 48.802-2003 Impreso en Madrid, España, por la Editorial DYKINSON, S.L. Meléndez Valdés, 61 28015 Madrid, España en colaboración con SAFEKAT, S. L. y JACARYAN, S. A.


AGRADECIMIENTOS Este libro ha sido escrito siguiendo las directrices del grupo de trabajo creado por la FIBA con el propósito de desarrollar el programa Young Coaches 2000. Este grupo de trabajo estuvo dirigido por: Patrick Baumann, Secretario General Adjunto de la FIBA. Antón María Comas, Presidente de la Asociación Europea de Entrenadores de Baloncesto. Otros miembros del grupo fueron: Aleksandar Avakumovic´, Presidente del Movimiento BAM Pasarela. Jose María Buceta, Secretario General de la Asociación Europea de Entrenadores de Baloncesto. Maurizio Mondoni, Miembro del Comité Europeo de Mini-Basketball de la FIBA. László Killik, Miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación Europea de Entrenadores de Baloncesto. Los señores Avakumovic´, Buceta, Mondoni y Killik, expertos en este campo, fueron asignados para escribir este libro, y el Dr. Buceta para editarlo. La FIBA desea reconocer el excelente trabajo realizado por este grupo y agradecer la colaboración de las personas e instituciones que proporcionaron las fotografías que aparecen en el libro: Paloma Romero, Susana Fernández, Germán García Casanova, Antonio Paterna, Aleksandar Avakumovic´, Carlos Sainz de Aja, Jose María Buceta, Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto, Federación de Baloncesto de Bulgaria, Club Estudiantes de Madrid, Club El Palo de Málaga, Colegio Virgen de Atocha de Madrid, Real Canoe de Madrid, Real Madrid Club de Fútbol. La FIBA también desea agradecer a Dña. Sheila Ingrisano y a Dña. Maika Zurita su eficiente trabajo con el texto en inglés en la versión original, a Don Antonio Parrón sus excelentes dibujos, a Dña. Dolores del Pino su valiosa ayuda, a la Editorial Dykinson su cuidadosa atención al proceso editorial de este libro y a Jose Luis Hernández Claverie y Jose María Buceta su contribución a la versión española. Finalmente la FIBA desea reconocer la excelente contribución a este proyecto de la Asociación Europea de Entrenadores de Baloncesto.


Finalizando el siglo XX podemos ver como el baloncesto se ha expandido por todo el mundo llegando a ser uno de los deportes que más practican hoy en día los chicos. La FIBA tiene 208 federaciones nacionales afiliadas, lo que significa que cientos de miles de jugadores practican nuestro deporte. Muchos de estos jóvenes son niños y adolescentes para los que el baloncesto puede ser una excelente oportunidad educativa para su desarrollo deportivo, personal y social. Entre otros aspectos, el baloncesto debe servir para desarrollar valores que ayuden a ser mejores ciudadanos a estos futuros adultos, propiciando la cohesistencia pacifica y respetuosa de las personas y los países del siglo XXI. La FIBA es consciente de la gran importancia que tiene el baloncesto en el desarrollo de las personas jóvenes, así como del papel fundamental que tienen los entrenadores en este contexto, pues son los entrenadores los que trabajando diariamente con los jugadores deben hacer que la experiencia de jugar al baloncesto sea beneficiosa. Por esta razón, en colaboración con la Asociación Europea de Entrenadores de Baloncesto y La Asociación Mundial de Entrenadores de Baloncesto, la FIBA ha creado el programa Young Coaches 2000 para el entrenamiento de entrenadores que trabajan con jugadores jóvenes desde el mini-basket hasta la categoría junior. El objetivo de este programa es que los entrenadores comprendan y asuman su responsabilidad, y aprendan conceptos y estrategias que les permitan desarrollar con éxito su cometido de formar a los chicos y chicas que tanto dependen de ellos. Bajo estas premisas, varios expertos elegidos por la FIBA, han formado un grupo de trabajo para elaborar este libro, una herramienta de trabajo muy valiosa para los cursos de entrenadores de baloncesto que se desarrollen en cualquier lugar del mundo bajo el auspicio de la FIBA, Solidaridad Olímpica o una federación nacional. Espero que los lectores aprecien los contenidos que aquí se presentan y los utilicen apropiadamente para enriquecer su método de trabajo con los jugadores jóvenes. BORISLAV STANKOVIC´ Secretario General de la FIBA


Enseñar es más difícil que aprender. Todos sabemos esto pero a menudo nos olvidamos de esto. ¿Por qué enseñar es más difícil?. No sólo porque un profesor necesita tener un conocimiento mayor en todo momento, sino también porque enseñar es una tarea más difícil: significa enseñar cómo y qué aprender. La Asociación Mundial de Entrenadores de Baloncesto (WABC) tiene el honor de estar asociada con esta importante iniciativa en la «enseñanza» del entrenamiento del baloncesto a los jugadores jóvenes como parte del programa que promueve la FIBA. Los clinic para entrenadores se organizan continuamente en todo el mundo. Sin embargo, muy pocos de ellos se centran en el trabajo con los jugadores jóvenes. La FIBA ha reconocido que estos jugadores serán el futuro del baloncesto en el nuevo milenio y por tanto ha decidido crear este libro como guía para los entrenadores de baloncesto de todo el mundo. Aunque este proyecto comenzó ha aplicarse únicamente en Europa, puede extenderse a cualquier otra parte del mundo. Este libro puede ahora utilizarse en cualquier lugar del globo, en cualquier clinic de entrenadores organizado bajo el hospicio de la FIBA. Nosotros, la Asociación Mundial de Entrenadores de Baloncesto, como órgano reconocido oficialmente por la FIBA, utilizaremos estas orientaciones como referencia en todas nuestras actividades en el mundo. Esperamos que los lectores, entrenadores y jugadores, den la bienvenida a esta iniciativa y apoyen a la FIBA, EABC y WABC en sus esfuerzos por dar a conocer este trabajo en todo el mundo. El futuro está en nuestras manos. CESARE RUBINI Presidente de la WABC


Para la Asociación Europea de Entrenadores de Baloncesto (EABC), el entrenamiento avanzado de los entrenadores europeos es una importante prioridad. Por tanto es un gran honor que la FIBA haya aprobado el programa Young Coaches 2000 para el entrenamiento de entrenadores jóvenes que trabajan con jugadores jóvenes. Los entrenadores que trabajan con jugadores jóvenes no pueden entrenar de la misma forma que los entrenadores que trabajan con jugadores profesionales, si no que deben desarrollar su propio estilo de trabajo teniendo en cuenta el desarrollo deportivo y personal de sus jugadores. Así, es importante que estos entrenadores adquieran conocimientos específicos par<a trabajan con niños y adolescentes. El objetivo del programa Young Coaches 2000 y de este libro no es sustituir los programas existentes para el entrenamiento de los entrenadores que utilizan las respectivas federaciones nacionales, si no complementar estos programas. Así el programa y el libro están dirigidos a personas que ya son entrenadores titulados en sus países y que por tanto tienen un amplio conocimiento de los aspectos técnicos del baloncesto. Partiendo de esta base, nuestro propósito es que estos entrenadores amplíen sus recursos mediante un entrenamiento especifico centrado en el trabajo con los jóvenes jugadores, destacando los aspectos metodológicos y los contenidos que deben predominar desde el mini-basket hasta la categoría junior. Este libro es un elemento más del programa Young Coaches 2000, complementando los cursos a desarrollar en diferentes países. Además puede ser útil para cualquier entrenador que trabaje con jugadores jóvenes. El propósito del libro no es abarcar todos los aspectos del baloncesto si no servir como orientación para los entrenadores que trabajan con niños y adolescente, incluyendo los aspectos que los expertos del grupo de trabajo seleccionado por la FIBA han considerado más relevantes. Estoy convencido de que este libro será una herramienta de trabajo muy valiosa para cualquier entrenador. ANTON MARÍA COMAS I COMA Presidente de la EABC


SOBRE LOS AUTORES Jose María Buceta es Doctor en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, España, y Master de Ciencia por la Universidad de Manchester, Inglaterra. Es experto en los campos de la Psicología del Deporte y la Psicología de la Salud, y Profesor de Psicología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia de España. Tiene una amplia experiencia como entrenador de baloncesto de jugadores jóvenes de elite, incluyendo las Selecciones Nacionales Femeninas Cadete, Junior y Senior de España. Maurizio Mondoni es titulado universitario en Educación Física por la Universidad Católica de Milán. Es profesor de Teoría y Metodología de la Enseñanza y Entrenamiento Deportivo en la Escuela del Deporte del Comité Olímpico Italiano y de Teoría y Metodología de los Juegos Deportivos y de Baloncesto en la Universidad Católica de Milán. Tiene una amplia experiencia como entrenador de baloncesto de jugadores jóvenes y está considerado como experto internacional en el campo del Mini-Basket. Aleksandar Avakumovic´ es abogado y entrenador de baloncesto con la máxima titulación por la Universidad de Belgrado, Yugoslavia. Antiguo jugador de baloncesto en Yugoslavia es un entrenador experto con jugadores jóvenes. Él y su mujer Biljama Markovic fundaron la primera escuela privada de baloncesto en Europa «Basket Bam» para jugadores jóvenes. Ha desarrollado el «Movimiento BAM Pasarela» en toda Europa.

László Killik es titulado universitario en Educación Física por el Instituto Superior de Educación Física de Budapest, Hungría. Tiene una amplia experiencia como entrenador de baloncesto incluyendo la Selección Nacional Junior masculina y la Selección Nacional Senior femenina de Hungría y las Selecciones Nacionales de Egipto. Ha trabajado en el Instituto para la Investigación Científica en Educación Física en Budapest y ha sido el máximo responsable de la formación de entrenadores de baloncesto en Hungría. Es un reconocido experto en el entrenamiento de jugadores jóvenes de elite.


CONTENIDOS

PREFACIO PRESENTACIÓN 1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN DE LOS JÓVENES ...............................................................

1

2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD .............................................

37

3.

ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO ...

83

4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO ...............................................................................

101

5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS ........

125

6.

MINI-BASKET ........................................................................................

149

7.

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 AÑOS .......................................................................................................

207

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES DE 15-18 AÑOS .................

265

APÉNDICE: SOLUCIONES Y COMENTARIOS A LOS EJERCICIOS TEST .................................................................................................................

349

INDICE TEMÁTICO .....................................................................................

359

8.


PRESENTACIÓN El programa Young Coaches 2000 fue creado por la FIBA para mejorar el entrenamiento de los entrenadores jóvenes que entrenan a jugadores jóvenes. Este libro ha sido escrito como parte de este programa, siendo su propósito proporcionar orientaciones útiles a los entrenadores que trabajan con equipos de chicas o chicos desde el mini-basket hasta la categoría junior. El libro consta de ocho capítulos y un apéndice. Los primeros cinco capítulos han sido escritos por José María Buceta, abarcando contenidos metodológicos y aspectos específicos del entrenamiento de jugadores jóvenes de cualquier edad que los entrenadores deberían tener en cuenta cuando trabajan con estos jugadores. Estos aspectos conforman un área de trabajo específico para los entrenadores de jugadores jóvenes, diferente al ámbito que corresponde al entrenador que trabaja con equipos profesionales. El principal objetivo de estos capítulos, y de todo el libro, es precisamente, que los entrenadores que trabajan con jugadores jóvenes acepten su tarea como algo diferente al cometido de un entrenador de profesionales, que entiendan en qué consiste esta tarea y que dominen los conceptos y las estrategias específicos necesarios para llevar a cabo tal tarea correctamente. Como punto de partida, el capítulo 1 se refiere al papel del baloncesto en la formación de los jóvenes, acentuando la importancia que puede tener en el desarrollo deportivo y humano de los jugadores y destacando la importancia del entrenador en este proceso. El capítulo señala como la práctica del baloncesto, desde mini-basket hasta la categoría junior, puede contribuir a aumentar la salud de los jugadores jóvenes, desarrollar valores personales y sociales como el compromiso, la perseverancia, la responsabilidad, el trabajo en equipo y el respeto a las reglas y a los demás, desarrollar recursos psicológicos como la autoconfianza, el autoconcepto, la autoestima y el autocontrol, proporcionar a los jóvenes experiencias positivas como divertirse, sentirse competente y recibir reconocimiento y aprecio, y por supuesto, desarrollar las habilidades baloncestísticas de los jugadores. Para conseguir todos estos objetivos, el entrenador debe aprovechar las oportunidades que le proporcionan los entrenamientos y los partidos en la línea que se explica a través de este capítulo, adoptando un estilo de trabajo cuyas principales características se comentan en la parte final.


XVIII

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Utilizando el capítulo 1 como base, los capítulos 2, 3, 4 y 5 incluyen estrategias especificas que los entrenadores pueden aplicar cuando realizan su trabajo. El capítulo 2 se centra en la planificación del conjunto de la actividad baloncestística de los jugadores jóvenes. Los capítulos 3 y 4 se refieren a las sesiones de entrenamiento y el capítulo 5 a los partidos de baloncesto. El capítulo 2 pretende orientar a los entrenadores respecto a la metodología que podrían adoptar para planificar las actividades de sus equipos: cómo organizar el equipo, qué periodos de trabajo deben contemplarse a lo largo de la temporada, los objetivos mas apropiados, cómo elegir los contenidos más importantes, aspectos a tener en cuenta para controlar correctamente las cargas física y psicológica de las actividades, cómo enfocar los partidos considerando la edad de los jugadores y cómo programar todas las actividades. El capítulo 3 se centra en la organización de las sesiones de entrenamiento y está dividido en tres seccione. En la primera, se explican las principales características de una sesión de entrenamiento: sus fases, objetivos, contenidos y normas de funcionamiento. En la segunda, la más extensa, se comentan las principales características que deben se consideradas para que los ejercicios del entrenamiento sean más eficientes. En la tercera, se ofrecen sugerencias sencillas para evaluar una sesión de entrenamiento. El objetivo de este capítulo es que el entrenador aprenda a utilizas lo mejor posible el tiempo de entrenamiento disponible con el fin de obtener el máximo beneficio del mismo. El capítulo 4 también se centra en las sesiones de entrenamiento, pero en este caso en la conducta del entrenador cuando las dirige. El objetivo de este capítulo es que los entrenadores aprendan estrategias psicológicas que puedan incorporar a su método de trabajo habitual, con el fin de que sus jugadores logren un rendimiento mejor y una mayor satisfacción. Tras haber planificado adecuadamente las actividades a realizar (capítulo 2) y organizado correctamente cada sesión de entrenamiento (capítulo 3), el entrenador debe desarrollar la habilidad de conducir la sesión de entrenamiento de la manera más productiva posible, consiguiendo que sus jugadores asimilen los contenidos de la sesión y, así, obtengan el máximo beneficio de su trabajo diario. La actividad baloncestística no debe limitarse a las sesiones de entrenamiento, sino incluir, también, un número de partidos a lo largo de la temporada. Por este motivo, el entrenador debe estar preparado para manejar los partidos de la manera más beneficiosa posible. El capítulo 5 se refiere específicamente a la conducta del entrenador antes, durante y después de los partidos, incluyendo estrategias para preparar el partido, controlar las expectativas de éxito de los jugadores, estimular su concentración durante el tiempo del partido, utilizar eficientemente los tiempos muertos y los descansos, y lograr el máximo beneficio del partido como experiencia formativa. Para facilitar el estudio de estos primeros 5 capítulos, el libro incluye ejercicios prácticos y ejercicios test.


PRESENTACIÓN

XIX

Los ejercicios prácticos plantean situaciones características del trabajo de un entrenador de baloncesto en las que el lector debe aplicar los contenidos del libro. El propósito de estos ejercicios es que, de esta manera, se puedan asimilar mejor los conocimientos que trasmite el libro mediante un esfuerzo practico que es necesario para completar los ejercicios. Los ejercicios test incluyen preguntas que el lector puede contestar para comprobar en qué medida ha asimilado los contenidos de cada capítulo. El apéndice incluye las soluciones a estas preguntas junto a algunos comentarios explicativos. Los capítulos 6, 7 y 8 incluyen contenidos técnicos específicos de cada uno de los tres grupos de edad en los que los expertos han decidido dividir el baloncesto para los jugadores jóvenes: mini-basket, hasta los 12 años (capítulo 6), pasarela (o categoría infantil), 13 y 14 años (capítulo 7) y las categorías cadete, 15 y 16 años, y junior, 17 y 18 años (capítulo 8). El capítulo dedicado al mini-basket ha sido escrito por Maurizio Mondoni. La primera parte incluye orientaciones generales para trabajar con niños de tres grupos de edad: 6-7 años, 8-9 años y 10-12 años, así como las características básicas del «base-game» (o juego básico), el punto de partida para un entrenador que enseña mini-basket. A continuación, las dos partes centrales del capítulo incluyen numerosos ejercicios centrados en el desarrollo físico de los niños que practican mini-basket y en el desarrollo progresivo de los fundamentos del baloncesto. Estos ejercicios fueron publicados previamente en otro libro de la FIBA «From Mini-Basketball to Basketball» escrito por el mismo autor. La última sección del capítulo incluye planes orientativos para la organización de las sesiones de entrenamiento de los equipos de mini-basket. El capítulo 7 ha sido preparado por Aleksandar Avakumovic´. Incluye una lista de consejos metodológicos para trabajar con jugadores de 13-14 años y 24 sesiones de entrenamiento como ejemplos del tipo de trabajo que se puede realizar con jugadores de estas edades. En cada una de estas sesiones, se especifican el objetivo principal de la sesión, su duración total, los ejercicios a utilizar en la sesión, incluyendo diagramas para una mejor comprensión, y observaciones que destacan los aspectos clave que el entrenador debe tener en cuenta. Finalmente, el capítulo 8 ha sido escrito por Jose María Buceta y László Killik. Comprende cuatro secciones centradas en el entrenamiento de jugadores de 1518 años. La primera, muy breve, señala la importancia de considerar las necesidades individuales de los jugadores para mejorar sus recursos. La segunda explica fundamentos del baloncesto que deberían recibir una atención especial en estas edades, tales como los movimientos sin el balón, el rebote ofensivo y el juego del poste medio-bajo de espaldas a la canasta. La tercera se refiere al desarrollo de la toma de decisiones tácticas, incluyendo conceptos básicos y algunos ejemplos. La cuarta se centra en la construcción del juego de equipo, incluyendo conceptos que los jugadores jóvenes deberían aprender progresivamente. En muchos casos a lo largo del capítulo, se distingue entre jugadores de 15-16 años (cadetes) y 1718 años (juniors), especificando las características particulares del trabajo del


XX

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

entrenador con cada uno de estos grupos. Así mismo, al igual que en los primeros cinco capítulos del libro, se incluyen ejercicios prácticos para facilitar el estudio de los contenidos. En su conjunto, el libro pretende trasmitir un esquema de trabajo progresivo para los jugadores jóvenes. Durante la etapa del mini-basket, se sugiere realizar un trabajo global estandarizado con todos los niños que les ayude en su desarrollo físico y psicológico, haciendo de la actividad una experiencia gratificante que proporcione oportunidades a los jugadores para desarrollar los fundamentos del baloncesto. Más adelante, con los jugadores de 13-14 años, el trabajo debe continuar siendo predominantemente global y estandarizado, pero al mismo tiempo debe contemplar en mayor medida los detalles relacionados con el desarrollo de los fundamentos más básicos (pasar, botar, etc.). Durante esta etapa, se deben practicar múltiples situaciones de 1 contra 1, 2 contra 2, 3 contra 3, 2 contra 1, 3 contra 2, etc., con el propósito de comenzar a desarrollar las decisiones tácticas más básicas, teniendo en cuenta, además, la importancia de fortalecer la autoconfianza de los jugadores. Desde los 15 años en adelante, el trabajo a realizar debe ser más analítico e individualizado, considerando lo que cada jugador necesita para poder seguir progresando. En esta etapa, el tiempo de entrenamiento debe dedicarse, en gran parte, a perfeccionar detalles esenciales de los fundamentos del baloncesto. También es importante trabajar más específicamente para el desarrollo de la toma de decisiones tácticas y abordar la enseñanza progresiva del juego de equipo, con conceptos más básicos cuando se trabaja con jugadores de 15-16 años, y otros más avanzados en el caso de los jugadores de 17-18 años.

Participantes búlgaros en el programa Young Coaches 2000 de la FIBA.


PRESENTACIÓN

XXI

Este libro no es un manual que pretenda cubrir todos los aspectos del baloncesto desde los más elementales a los más complejos, sino un volumen dirigido a los entrenadores que ya son titulados y que, por tanto, tiene ya un conocimiento técnico de este deporte. Bajo esta premisa, se explican los aspectos metodológicos que se han considerado más relevantes para trabajar con jugadores jóvenes, al tiempo que se destacan aspectos técnicos que, aunque muy importantes, suelen recibir una atención menor en otros libros, acentuándose la importancia de los fundamentos del baloncesto y del entrenamiento específico para que los jugadores jóvenes aprendan a utilizar tales fundamentos en el contexto apropiado. Como es obvio, el propósito del libro no es señalar a los entrenadores, exactamente, qué es lo que tienen que hacer, sino trasmitirles conocimientos que les ayuden a desarrollar mejor su propio método de trabajo. Con este propósito se ha intentado que los contenidos del libro sean muy prácticos, de forma que los entrenadores puedan aplicarlos fácilmente en su trabajo diario. Por tanto, se han incluido fotografías, tablas, ejemplos prácticos y diagramas que complementan el texto escrito y facilitan su comprensión. Algunas tablas también incluyen, a modo de ejemplo, instrumentos sencillos y prácticos que pueden ayudar a los entrenadores en su trabajo de planificación, programación, registro y evaluación. En resumen, se trata de un libro que debe ser estudiado, no simplemente ojeado, dirigido a los entrenadores que trabajan con los jugadores jóvenes, tanto chicas como chicos. Deseamos que el libro resulte útil para todo aquel que decida estudiarlo. El libro ha sido editado por Jose María Buceta siguiendo las directrices del grupo de trabajo elegido por la FIBA para este proyecto.


1 EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN DE LOS JÓVENES Jose María Buceta 1.1.

DERECHOS DE LOS DEPORTISTAS JÓVENES

1.2.

FORTALECIMIENTO DE LA SALUD MEDIANTE LA PRÁCTICA DEL BALONCESTO

1.3.

DESARROLLO DE VALORES PERSONALES Y SOCIALES • Compromiso • Perseverancia • Responsabilidades Individuales dentro del Grupo • Trabajo en Equipo • Respeto a las Normas • Respeto a los Demás • Aprender a Competir

1.4.

DESARROLLO DE RECURSOS PSICOLÓGICOS • Desarrollo Cognitivo • Percepción de Control • Autoconfianza • Autoconcepto y Autoestima • Autocontrol

1.5.

EXPERIENCIAS POSITIVAS

1.6.

DESARROLLO DEPORTIVO • Jugadores de Mini-Basket • Jugadores Infantiles (13-14 años) • Jugadores Cadetes (15-16 años) • Jugadores Junior (17-18 años)

1.7.

ESTILO DE TRABAJO DEL ENTRENADOR


2

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Los niños y adolescentes que juegan al baloncesto pueden obtener múltiples beneficios de esta experiencia, pero también pueden sufrir problemas que les perjudiquen. El baloncesto, como cualquier deporte de competición, es un instrumento muy valioso en el proceso formativo de los jóvenes, pero para ello tiene que cumplir unos requisitos que deben ser considerados, siendo la responsabilidad de los directivos, los padres y los entrenadores, asegurarse de que tales requisitos están presentes. En este capítulo, se señalan los objetivos que debe tener el baloncesto como parte del proceso formativo de los jugadores jóvenes, y se destacan las directrices generales de la actuación del entrenador para que tales objetivos puedan cumplirse. 1.1.

DERECHOS DE LOS DEPORTISTAS JÓVENES

El entrenador de baloncesto no debe considerar a sus jugadores como piezas de ajedrez que puede mover a su antojo. Los jugadores jóvenes no son un juguete del entrenador. Son personas, niños y adolescentes que tienen sus derechos, y el entrenador que trabaja con ellos debe empezar por conocer, aceptar y respetar tales derechos. En la actualidad, numerosas organizaciones relacionadas con el deporte en la infancia y la adolescencia reconocen los siguientes derechos: • Derecho a participar en las competiciones deportivas. • Derecho a participar en competiciones cuyo nivel sea adecuado al nivel de habilidad de cada deportista. • Derecho a tener un entrenador cualificado. • Derecho a jugar como un niño o un adolescente y no como un adulto. • Derecho a intervenir en la toma de decisiones sobre su actividad deportiva. • Derecho a practicar la actividad deportiva en un entorno seguro y saludable. • Derecho a tener la preparación adecuada para poder participar en las competiciones. • Derecho a la igualdad de oportunidades. • Derecho a ser tratado con dignidad. • Derecho a divertirse practicando deporte. 1.2.

FORTALECIMIENTO DE LA SALUD MEDIANTE LA PRÁCTICA DEL BALONCESTO

La salud es uno de los aspectos del desarrollo de los jóvenes a los que más puede contribuir la práctica del mini-basket o el baloncesto.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

3

✓ La práctica adecuada de Mini-Basket o Baloncesto, contribuye al desarrollo físico de los jugadores. ✓ También puede contribuir a que desarrollen el hábito saludable de hacer ejercicio físico. ✓ Así mismo, proporciona la oportunidad de desarrollar hábitos saludables relacionados; fundamentalmente: hábitos alimentarios, de higiene y de cuidado personal. Sin embargo, es importante estar alerta para prevenir posibles riesgos para la salud que podrían acentuarse mediante la práctica del baloncesto. • Un plan inadecuado puede interferir negativamente en el desarrollo físico de los jugadores (por ejemplo: un plan de entrenamiento de fuerza con pesas podría perjudicar a los jugadores de Mini-Basket). • Un plan inapropiado puede favorecer lesiones graves o crónicas que, en algunos casos, pueden afectar al desarrollo físico de los jugadores jóvenes. • Si la actividad es muy estresante o frustrante, lo más probable es que los jugadores abandonen la práctica del baloncesto, perdiendo la posibilidad de obtener los beneficios asociados a ésta. De esta forma, también será más improbable que los jugadores consoliden el hábito del ejercicio físico. • Con el propósito de mejorar su rendimiento o controlar el dolor de sus lesiones, los jugadores jóvenes pueden ingerir sustancias dopantes, perjudicando gravemente su salud. Esta conducta puede derivar en la adicción a las drogas, al tratarse de personas en edades de elevada vulnerabilidad. Por tanto, el simple hecho de hacer baloncesto no garantiza que se obtengan los beneficios para la salud que puede proporcionar este deporte. Sólo cuando se hace correctamente, guiado por unos directivos y, sobre todo, unos entrenadores competentes, el Mini-Basket y el Baloncesto propician efectos beneficiosos. En caso contrario aumentará el riesgo de los efectos perjudiciales.


4 1.3.

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

DESARROLLO DE VALORES PERSONALES Y SOCIALES

El baloncesto puede contribuir a desarrollar valores personales y sociales de gran importancia en el proceso formativo del niño y el adolescente.

Compromiso Los jugadores jóvenes deben acostumbrarse a aceptar y cumplir compromisos con los demás. Un jugador debe comprometerse con su equipo a entrenar unos días concretos y a jugar unos partidos los fines de semana; y este compromiso debe cumplirlo aun cuando a él, personalmente, no le apetezca. El compromiso implica que en ocasiones tendrá que renunciar a sus apetencias individuales y sacrificarse por el grupo, pensar en los demás y no sólo en él, y desarrollar la disciplina necesaria para poder cumplir con sus obligaciones.

* Por ejemplo: a un jugador de once años no le apetece ir a entrenar y no va; a otro compañero suyo tampoco le apetece, pero asume el compromiso adquirido con el equipo y asiste al entrenamiento. ¿Cuál de los dos obtiene mayor beneficio del Mini-Basket como experiencia formativa?

Hoy en día, un problema bastante extendido en algunos paises es que los jóvenes no aceptan compromisos y se mueven, mayoritariamente, considerando sus apetencias individuales a corto plazo. Así, cuando no les gusta algo, lo dejan aunque esté sin terminar; cuando algo les resulta incómodo, abandonan; cuando algo les parece complejo o exige esfuerzo continuado, no lo hacen. El abandono y no acometer proyectos que encierran dificultad, son dos efectos graves de la falta de compromiso. Los equipos de Mini-Basket y Baloncesto son una excelente oportunidad educativa para que los niños y los adolescentes aprendan a aceptar y cumplir compromisos. Esta enseñanza puede ser muy importante para su futuro como adultos.

Perseverancia En la vida es muy importante ser perseverante, y el baloncesto puede desarrollar este valor: ser perseverante realizando el máximo esfuerzo posible.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

5

* Por ejemplo: Juan es un chico de catorce años que se entusiasma por muchas cosas, pero pronto abandona sus proyectos porque no es perseverante. Sin embargo, su amigo Luis cuando empieza algo no lo deja, esforzándose siempre al máximo para conseguir lo que se propone. Incluso en algunos momentos de desánimo porque no le salen las cosas como esperaba, Luis es capaz de seguir adelante hasta que logra su propósito. Luis juega al baloncesto desde los diez años, y ha aprendido a aceptar compromisos y ser perseverante. El desarrollo de la perseverancia es especialmente importante cuando los jugadores pasan por malos momentos: por ejemplo, cuando cometen errores, juegan mal, intentan cosas pero no obtienen el resultado deseado, etc. En la vida extradeportiva también se presentan momentos adversos en los que es difícil seguir perseverando, pero los jugadores de baloncesto pueden estar preparados si este importante aspecto, la perseverancia, se ha desarrollado mediante la práctica deportiva. Es evidente que el baloncesto puede contribuir al desarrollo de la perseverancia si el entrenador de jugadores jóvenes reconoce y destaca su esfuerzo continuado con independencia de sus logros, sobre todo en los momentos adversos.


6

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Responsabilidades Individuales dentro del Grupo

* Un jugador tiene que defender 1x1 a un jugador contrario. Debe asumir esta responsabilidad individual para cumplir con éxito este cometido. Todo el equipo depende de él. Si el atacante consigue encestar será en contra de todo el equipo; si no encesta, el beneficio será también para todos.

Es importante que los jóvenes aprendan a asumir responsabilidades individuales en beneficio del grupo; y el baloncesto es una excelente escuela para desarrollar esta cualidad. El entrenador que enseña a los jugadores a asumir sus responsabilidades individuales en el entorno del equipo, no como una carga pesada («eres responsable de que hayamos perdido»; «de ti depende que el equipo gane»), sino como algo razonable que les produzca satisfacción, realiza una tarea formativa de enorme trascendencia en el futuro adulto de esos jugadores. Por este motivo es importante que los jugadores sepan qué tienen que hacer, qué se espera de ellos individualmente. Y también que comprendan la trascendencia de su aportación individual al equipo. Así mismo, el entrenador debe destacar, reconocer y premiar las conductas individuales que son significativas para el grupo, sobre todo las conductas que se ven menos y reciben normalmente un reconocimiento menor.

* Por ejemplo: en un equipo cadete (15-16 años) el entrenador señala la importancia de bloquear el rebote para poder coger el balón, destacando que se trata de una tarea individual (cada jugador debe asumir la responsabilidad individual de bloquear a un jugador contrario) que beneficiará un resultado colectivo (coger el balón). Algunos jugadores cumplirán bien su cometido de bloquear el rebote, facilitando que otro compañero coja el balón. Normalmente el crédito se lo llevará el jugador que cogió el balón, pero no los compañeros que bloquearon el rebote correctamente. * El entrenador debe reconocer y felicitar a los jugadores que bloquean el rebote eficazmente, si pretende que sigan asumiendo esa responsabilidad individual. De esta forma, potenciará que vuelvan a hacerlo en ocasiones futuras y, más aún, contribuirá a desarrollar este importante valor en esos jugadores.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

7

Ejercicio Práctico • Haga un listado de tareas concretas que, al igual que el bloqueo de rebote, puedan servir para desarrollar la responsabilidad individual en beneficio del equipo.

Trabajo en Equipo En relación con el valor anterior, es importante que los jóvenes aprendan a trabajar en equipo. ¿Qué mejor escuela que un deporte colectivo para desarrollar esta valiosa cualidad? * En un equipo de Mini-Basket el entrenador organiza un ejercicio de 2x2. Los jugadores que atacan no pueden driblar, sólo pasarse el balón. Comienzan en una de las dos líneas de fondo y deben traspasar la otra línea de fondo con el balón controlado. Para ello, lógicamente, no tienen más remedio que cooperar. Este ejercicio y otros del mismo tipo, enseñan a los niños la importancia de la cooperación, del trabajo en equipo. También son útiles, obviamente, los propios partidos, pues ningún jugador puede ganar él solo. Sin embargo, no por el simple hecho de jugar partidos de baloncesto ya se aprende a cooperar (de


8

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

hecho hay muchos jugadores que no han aprendido a trabajar en equipo), por lo que el entrenador debe acentuar específicamente este aspecto, la cooperación, organizando la actividad deportiva de forma que los jugadores cooperen. Con este propósito puede ser muy útil que el entrenador emplee registros de rendimiento en tareas colectivas que requieran cooperación; por ejemplo, que anote el número de contraataques que hace el equipo a lo largo del partido.

Ejercicio Práctico • Haga un listado de tareas colectivas cuyo rendimiento pueda ser registrado para acentuar la importancia del trabajo en equipo.

Respeto a las Normas Sin duda, jugar en un equipo de baloncesto obliga a respetar diversas normas: fundamentalmente, normas de funcionamiento interno, normas de los ejercicios del entrenamiento y reglas del juego. Así, los jóvenes se acostumbran a que no pueden hacer exactamente lo que quieren, sino que deben respetar unas normas que regulan su convivencia con los demás. Esta experiencia es un aspecto formativo muy valioso del baloncesto de competición.

Respeto a los Demás Anteriormente se ha comentado que el baloncesto es una excelente escuela para aprender a trabajar en equipo. También lo es para aprender a respetar a otras personas, ya sean compañeros, rivales, entrenadores, directivos o árbitros. Los jugadores jóvenes deben aprender a respetar las diferencias individuales dentro de su propio equipo, aceptando y conviviendo con compañeros que, en algunos casos, pueden ser de otro estrato social, otra raza, otra religión, otra etnia, otra ciudad, otro país, etc. o tener ideas diferentes u otra forma de ser. También con compañeros que en el propio baloncesto, según los casos, juegan mejor o peor, dominan mejor o peor unas u otras habilidades, destacan más o menos, juegan más o menos tiempo, etc. La experiencia diaria de un equipo de baloncesto favorece que los jugadores se acostumbren a respetar a sus compañeros y se hagan más solidarios; de hecho, es habitual que el baloncesto una a personas muy diferentes que quizá estarían enfrentadas en otros contextos.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

9

• El entrenador debe propiciar con sus acciones el respeto mutuo y la solidaridad entre los jugadores del equipo. • El propio entrenador debe ser un modelo a imitar, respetando a todos los jugadores con independencia de sus diferencias. • El entrenador debe favorecer una relación próxima entre sus jugadores, pues el respeto a las diferencias se fortalece cuando las personas se conocen más. * Por ejemplo: el entrenador puede propiciar que determinados jugadores trabajen juntos en el entrenamiento o se sienten juntos en el autobús. También que se realicen actividades extradeportivas (una visita al zoo, una excursión, etc.). • El entrenador debe reforzar las conductas de los jugadores que impliquen respeto y solidaridad, neutralizando las contrarias. * Por ejemplo: debe elogiar a los jugadores que intenten integrar en el grupo a los compañeros con alguna diferencia desfavorable, e intervenir enérgicamente si un jugador menosprecia a otro porque es diferente. En cuanto a los rivales, resulta obvio que los partidos de baloncesto ofrecen la oportunidad de luchar frente a otro equipo en busca de un mismo objetivo que sólo uno de los dos puede conseguir, pero respetando a los jugadores rivales como deportistas y personas. El entrenador debe fomentar que sus jugadores sean correctos con los rivales, que no les insulten, que les ayuden a levantarse del suelo si se han caído, que les saluden al terminar el partido, que les feliciten si han ganado, etc. Debe inculcar a sus jugadores que los rivales son chicos o chicas de su edad que también juegan al Mini-Basket o al Baloncesto y se esfuerzan como ellos. Debe enfatizar una rivalidad deportiva amistosa y solidaria.


10

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

En ningún caso, el entrenador debe intentar «motivar» a sus jugadores jóvenes enemistándoles con los jugadores contrarios; por ejemplo, haciendo comentarios como: «han dicho que somos unos...; «dicen que la otra vez les ganamos porque jugamos sucio»; «de ti han dicho que eres un imbécil», etc. Esta estrategia es muy poco ética y, lógicamente, no contribuye a desarrollar un valor tan importante como es el respeto a los adversarios. El entrenador no debe insultar, ridiculizar o menospreciar a los jugadores o entrenadores del equipo rival. Todo lo contrario, debe ser un modelo a imitar por sus jugadores, mostrando el máximo respeto por cualquier adversario sean cuáles sean sus características y su nivel de juego.

* Por ejemplo: en un partido de Mini-Basket un equipo es muy superior al otro; en el tercer cuarto el marcador es 35-2; el entrenador del equipo que va ganando debe mostrar respeto al equipo contrario, evitando comentarios que puedan ser ofensivos. En la misma línea, el entrenador debe ser un modelo de comportamiento con los árbitros, favoreciendo, así, que sus jugadores aprendan a respetarlos. Probablemente, éste es uno de los aspectos formativos que peor se desarrollan en el baloncesto de equipos jóvenes. Por ejemplo, con cierta frecuencia se pueden observar entrenadores que insultan, menosprecian o ridiculizan a los árbitros, o atribuyen las derrotas a la actuación del árbitro delante de sus jugadores niños o adolescentes. Observando este ejemplo es difícil que estos jóvenes aprendan a respetar al árbitro. Además, si esto es lo que aprenden los chicos, ¿cómo van a respetar a los árbitros cuando sean adultos?; ¿qué ejemplo van a ser para sus hijos?; ¿qué puede suceder si esta falta de respeto se generaliza a otras figuras de autoridad?


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

11

Es evidente que el entrenador de jugadores jóvenes tiene una enorme responsabilidad en esta parcela, y asumirla es un elemento básico para poder influir favorablemente en la formación de sus jugadores.

Aprender a Competir La vida plantea múltiples situaciones competitivas y las personas debemos estar preparadas para ello. El baloncesto de competición es una excelente oportunidad para aprender a competir de forma saludable y eficaz, adoptando un estilo de funcionamiento que puede ser muy valioso para los jóvenes en su vida deportiva y extradeportiva presente y futura. Todos los valores destacados anteriormente contribuyen a que los jóvenes aprendan a competir. Además, es importante que aprendan a aceptar equilibradamente las victorias y las derrotas, los éxitos y los fracasos, las buenas y las malas actuaciones, los aciertos y los errores. Por este motivo, es importante que a lo largo de la temporada los equipos de jugadores jóvenes puedan afrontar distintas experiencias: ganar, perder, jugar bien, jugar mal, etc., y que éstas sean aprovechadas por el entrenador para enseñar a aceptar los buenos momentos con moderación y los malos momentos con esperanza. Como es lógico, los jugadores estarán más contentos si ganan que si pierden, reflejando que como buenos competidores se han esforzado para ganar. Sin embargo, ni la victoria ni la derrota deben acentuarse demasiado. El entrenador debe felicitar a sus jugadores por su esfuerzo con independencia del resultado del partido. Cuando se ha ganado debe destacar las acciones de los jugadores bien hechas y cuando se ha perdido también; el día que se ha ganado debe establecer nuevos retos para seguir mejorando, y el día que se ha perdido también. Pase lo que pase el entrenador debe aprovechar la experiencia de los partidos para que los jugadores aprendan a ser buenos competidores.

Resumen En definitiva, el baloncesto puede ser una excelente escuela para que los jugadores jóvenes aprendan a comprometerse, perseverar en su esfuerzo dando el máximo posible, tolerar las situaciones adversas y seguir perseverando, asumir responsabilidades individuales en beneficio del grupo, trabajar en equipo, respetar normas de funcionamiento, respetar a los demás y ser buenos competidores, aceptando la victoria y la derrota, los buenos y los malos momentos, como parte del proceso de la vida. El baloncesto es una excelente oportunidad educativa que los entrenadores deben saber manejar para que los jugadores jóvenes puedan beneficiarse de ella.


12

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ejercicio Test 1 • Conteste a las siguientes preguntas eligiendo la opción que indique su grado de acuerdo. Al final del libro encontrará un comentario relacionado con estas preguntas. Totalmente Parcialmente En de acuerdo de acuerdo desacuerdo

1. Practicar deporte es siempre saludable. 2. Las lesiones de los deportistas son cuestión de suerte. 3. Jugar en un equipo de baloncesto puede propiciar que los jugadores desarrollen hábitos saludables. 4. El compromiso no es bueno. Los niños deben hacer deporte cuando les apetece. 5. El entrenador debe propiciar que los jugadores aprendan a trabajar en equipo, pero aceptando sus responsabilidades individuales. 6. Es importante que los jugadores odien a sus rivales. «A los rivales ni agua». 7. Si el árbitro toma una decisión injusta, el entrenador debe protestar enérgicamente para que sus jugadores vean que les defiende. 8. Cuando se juega una competición que no se puede ganar, lo mejor es retirarse para no hacer el ridículo. 9. El entrenador debe ser un modelo a imitar, mostrando respeto y solidaridad con todos sus jugadores, con los jugadores rivales y con el árbitro. 10. El baloncesto puede ser una experiencia educativa muy valiosa para los jugadores jóvenes.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

13

1.4. DESARROLLO DE RECURSOS PSICOLÓGICOS Además de los valores señalados anteriormente, el baloncesto puede contribuir a que los jugadores jóvenes, futuros adultos, adquieran recursos psicológicos que pueden resultarles muy útiles en el propio baloncesto y en su vida en general. El desarrollo de estos recursos también debe formar parte del proceso formativo de los niños y adolescentes que practican este deporte.

Desarrollo Cognitivo En primer lugar, el Mini-Basket en los más jóvenes y después el Baloncesto, plantean múltiples situaciones que obligan a los jugadores a realizar un determinado trabajo mental que puede contribuir a desarrollar sus capacidades mentales (o cognitivas). Así, los jugadores de baloncesto (incluyendo los de mini-basket) deben aprender a atender y concentrarse en los estímulos relevantes de su entorno. Estos estímulos pueden ser uno, pocos o varios a la vez, y tener una amplitud más extensa o más reducida. Además, la atención que requiere cada estímulo puede ser más o menos prolongada y más o menos intensa. Y es importante aprender a cambiar la dirección, la amplitud y la intensidad de la atención en momentos muy precisos. Pocas actividades plantean una oportunidad tan apropiada para desarrollar estas habilidades atencionales. Así mismo, el juego del baloncesto favorece que los jugadores desarrollen su capacidad de seleccionar y procesar correctamente la información que reciben del exte-


14

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

rior. Así, entre los múltiples estímulos que están a su alrededor, deben seleccionar los que son más relevantes para relacionarlos con otros datos almacenados en la memoria y poder tomar decisiones rápidas. Estos procesos cognitivos de selección, relación, almacenamiento, utilización de los datos almacenados y toma de decisiones, pueden desarrollarse mejor si el entrenador los favorece con demandas apropiadas al nivel de los jugadores. * Por ejemplo: si el entrenador de un equipo de Mini-Basket organiza un ejercicio con demasiadas demandas atencionales (muchos estímulos al mismo tiempo), provocará una sobrecarga de información que dificultará los procesos cognitivos posteriores, derivando, finalmente, en una deficiente toma de decisión. * Otro ejemplo: si el entrenador de un equipo infantil (13-14 años) pretende que sus jugadores aprendan varios contenidos novedosos a la vez, dificultará que éstos puedan ser relacionados y almacenados correctamente. De esta forma será más probable que no se consiga el objetivo del aprendizaje y el trabajo mental de los jugadores habrá sido baldío. Así mismo, si la estimulación que plantea el entrenador es muy pobre, tampoco favorecerá el trabajo mental que puede ser productivo para el desarrollo cognitivo de los jóvenes. * Por ejemplo: los entrenamientos monótonos, con ejercicios poco atractivos, con contenidos demasiado simples, sin la posibilidad de que los jugadores aporten su iniciativa para tomar decisiones, contribuyen poco al desarrollo cognitivo de los jugadores jóvenes.

Percepción de Control Las personas necesitamos percibir que controlamos las cosas que nos importan: es decir, que con nuestra propia conducta somos capaces de influir en ellas. La percepción de control es la base de la autoconfianza y un aspecto decisivo de la fortaleza psicológica. En contraposición al control se encuentra la indefensión. La persona indefensa percibe que no puede influir en las cosas que le interesan, llegando a la conclusión de que, haga lo que haga, no dependen de su propia conducta. La indefensión está presente en muchos casos de niños y adolescentes, provocando que no confíen en sí mismos, se desanimen, lo pasen mal, se desmotiven por la actividad que les produce indefensión e, incluso, se debilite su autoestima.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

15

Por tanto, cuando se trabaja con niños y adolescentes en cualquier ámbito, es muy importante desarrollar su percepción de control en lugar de permitir que se sientan indefensos. La inseguridad propia de estas edades debe contrarrestarse con experiencias de control, en vez de acrecentarse con experiencias de indefensión. Los niños y los adolescentes necesitan experiencias de control para confiar más en sí mismos y fortalecerse psicológicamente. El baloncesto proporciona muchas oportunidades para que las experiencias de control se produzcan, pero mal aprovechadas pueden ocasionar el efecto contrario: es decir, indefensión.

* Por ejemplo: en un ejercicio de 1x1 los jugadores pueden percibir que controlan esta situación utilizando las habilidades que dominan, o que está a su alcance controlarla mejorando ciertos aspectos; pero también pueden sentirse indefensos al percibir que, hagan lo que hagan, no podrán controlar la situación.

Si el entrenador plantea un ejercicio cuyo nivel de dificultad es apropiado y los jugadores saben qué tienen que hacer, éstos percibirán control; pero si la exigencia del ejercicio sobrepasa las posibilidades de los jugadores o éstos no saben bien cuál es su cometido, se sentirán indefensos. Por desgracia, muchos jugadores jóvenes se encuentran indefensos porque se les exige más de lo que pueden hacer o no se les explica qué tienen que hacer exactamente.

* Por ejemplo: Carlos tiene trece años y juega en el equipo de su colegio. En un partido tiró a canasta y falló; el entrenador le dijo desde el banco: «Carlos, no tires tan pronto, tenemos que mover más el balón». En una jugada posterior, Carlos estaba solo cerca de la canasta, pero en vez de tirar pasó el balón a un compañero; el entrenador le gritó: «¡Carlos, tira a canasta!». En una tercera jugada se volvió a repetir la situación anterior, pero en esta ocasión Carlos tiró; por desgracia para él volvió a fallar y el entrenador volvió a recriminarle: «¿cómo puedes fallar eso?, si no vas a meterla ¡no tires!». * Carlos se sintió indefenso porque ya no sabía a que atenerse; percibió, seguramente, que no estaba en sus manos hacerlo bien y contentar al entrenador. A partir de ese momento se inhibió todo lo que pudo y tomó las decisiones de menor riesgo, aquéllas cuyos errores sobresaliesen menos.


16

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Medidas para Mejor el Control Todos los entrenadores, pero sobre todo los de equipos de jóvenes, deben propiciar que sus jugadores perciban control en lugar de indefensión. Con este propósito deben considerar medidas como las siguientes: • Entrenar para mejorar el repertorio de habilidades deportivas de sus jugadores, de forma que tengan más recursos para controlar las demandas que les plantea el juego del baloncesto. • Establecer objetivos que sean alcanzables considerando el nivel de los jugadores. • Organizar ejercicios en las sesiones de entrenamiento que los jugadores puedan controlar. • Explicar a los jugadores qué tienen que hacer, cuál es su cometido concreto; y exigirles, únicamente, que cumplan ese cometido. • Jugar partidos contra rivales de nivel similar, de forma que las demandas del partido sean controlables. Aunque a lo largo de la temporada haya otro tipo de partidos (por ejemplo, contra rivales muy superiores), el entrenador debe procurar que se jueguen bastantes partidos con demandas controlables. • Destacar las conductas de los jugadores en vez de sus resultados; y cuando se produzcan resultados relevantes que se deban destacar, relacionarlos con conductas concretas. De esta forma, el entrenador potenciará que los jugadores perciban una relación entre su conducta y los resultados que consiguen, fortaleciéndose su percepción de control. * Por ejemplo: el equipo ha ganado un partido y todos están muy contentos por este resultado; el entrenador debe aprovechar esta oportunidad para relacionar el resultado conseguido con conductas concretas que hayan realizado los jugadores y puedan repetirse; de esta forma, los jugadores percibirán que disponen de conductas para controlar las demandas de los partidos y alcanzar el resultado deseado.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

17

• Es importante que el entrenador destaque continuamente el esfuerzo de los jugadores para conseguir los resultados. Si las conductas a resaltar son conductas de esfuerzo (correr, bloquear el rebote, anticiparse, ayudar en defensa, etc., bastará con relacionarlas con el resultado conseguido. Sin embargo, si las conductas a resaltar son de habilidad (pases, tiros, etc.) se deberá señalar el esfuerzo que ha supuesto dominar las habilidades que han contribuido al resultado.

* Por ejemplo: «hemos ganado este partido (resultado) gracias a estas conductas defensivas (conductas de esfuerzo que deben especificarse) y a las canastas que hemos conseguido jugando 1 × 1 (conductas de habilidad); la verdad es que habéis mejorado mucho en el 1 × 1 porque os habéis esforzado mucho en los entrenamientos; cuando hacemos ejercicios de 1 × 1 estáis muy concentrados y trabajáis bastante duro (el entrenador destaca el esfuerzo relacionado con las conductas de habilidad); ese trabajo es el que hace posible que podáis meter tantas canastas jugando 1 × 1».

• Valorar las decisiones de los jugadores en función de los criterios que están presentes en el momento de tomar la decisión, y no en función de su resultado.

* Por ejemplo: si un jugador está solo cerca de la canasta y el entrenador le enseña que éste es un criterio apropiado para que tome la decisión de tirar, cuando el jugador decida tirar el entrenador tendrá que valorar su decisión positivamente, con independencia de que enceste o no; así, el jugador percibirá que controla esta situación y sabrá que hacer en ocasiones futuras. En el proceso formativo de los niños y adolescentes que juegan al mini y al baloncesto, desarrollar su percepción de control es sumamente importante. El aprendizaje de que uno puede controlar las cosas que le interesan si se esfuerza para ello, es decisivo para que los jóvenes, futuros adultos, se sientan más seguros y más competentes en cualquier ámbito de la vida.

Las experiencias de control favorecen el rendimiento deportivo de los jugadores y son muy gratificantes, por lo que es mucho más probable la continuidad en el baloncesto si éste proporciona este tipo de experiencias positivas.


18

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ejercicio Práctico • Haga un listado de cosas concretas que podría hacer como entrenador para desarrollar la percepción de control de sus jugadores.

Autoconfianza En estrecha relación con la percepción de control se encuentra la autoconfianza. La autoconfianza es la confianza que los jugadores tienen en sus propios recursos para poder lograr un determinado objetivo. Sin embargo, la autoconfianza no es estar convencido «a ciegas», porque sí, porque «hay que estarlo», ni hacer declaraciones como «seguro que ganamos», «somos unos ganadores» o «no podemos pensar en perder», ni aparentar que uno está convencido de la victoria con comentarios como «venga chicos, que en la segunda parte remontamos». La autoconfianza es un estado interno que implica un conocimiento real de la dificultad del objetivo, de los recursos propios que uno puede utilizar para conseguir este objetivo y, en función todo ello, de las posibilidades realistas que uno tiene de lograrlo. Por tanto, el jugador con autoconfianza, respecto al que no la tiene, conoce aproximadamente sus posibilidades reales y sabe cuáles son las conductas propias que debe emplear para que estas posibilidades existan. También conoce las dificultades que podrían impedirle conseguir el objetivo deseado y las conductas que, en ese caso, podría utilizar para neutralizar en lo posible tales dificultades.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

19

La autoconfianza se fortalece cuando el jugador percibe que es eficaz para controlar las demandas de los entrenamientos y los partidos. Desarrollar la autoconfianza de los jugadores jóvenes es muy importante en su proceso formativo como jugadores y como personas. • Como jugadores, porque la autoconfianza es la clave para que progresen, sean capaces de afrontar satisfactoriamente las situaciones más estresantes de los partidos y sigan jugando con la ilusión de alcanzar metas ambiciosas. • Como personas, porque confiar en uno mismo ayuda a afrontar las demandas de la vida y contribuye a mejorar el autoconcepto y la autoestima.

Autoconfianza General y Autoconfianza Específica La autoconfianza de una persona no es la misma en todas las situaciones de su vida; por ejemplo, un chico puede tener mayor autoconfianza jugando al baloncesto que en la asignatura de matemáticas. Sin embargo, el fortalecimiento de la autoconfianza en una parcela concreta (por ejemplo, el baloncesto) puede generalizarse a otras parcelas cuando se desarrolla un estilo de funcionamiento objetivo que incluya elementos como los siguientes: • el análisis realista de las situaciones a las que uno debe enfrentarse y de los propios recursos para hacerlo; • el establecimiento de objetivos y planes de actuación realistas que deriven en expectativas apropiadas sobre el propio rendimiento; • el énfasis y el control de la propia conducta, por encima de todo lo que no dependa de uno mismo; • la valoración objetiva y constructiva de las propias experiencias, de forma que la persona controle tanto el éxito como el fracaso, y ambos sirvan para fortalecer su autoconfianza con vistas al futuro. Se puede hablar, por tanto, de una autoconfianza específica respecto a situaciones concretas, y de una autoconfianza más general o global, que indicaría el nivel de confianza en los propios recursos ante cualquier situación conocida o novedosa. Un buen manejo de la práctica deportiva puede propiciar un aumento de la autoconfianza específicamente relacionada con el propio deporte, favoreciendo que los jugadores confíen en sus recursos para afrontar las demandas de los entrenamientos y los partidos.


20

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Pero además, puede contribuir a desarrollar un estilo de funcionamiento objetivo que no sólo sirva para fortalecer la autoconfianza específica, sino que ayude, también, a que ésta se generalice a otras áreas de funcionamiento de los jóvenes. De esta forma, a través de la práctica del baloncesto, se puede potenciar un recurso psicológico de suma importancia en el desarrollo de los niños y los adolescentes. Esta cuestión es especialmente importante teniendo en cuenta que los niños y los adolescentes, en muchos casos, tienen poca confianza en sí mismos para enfrentarse a cualquier reto con posibilidades de éxito. Estos chicos y chicas, gracias al baloncesto, pueden desarrollar su autoconfianza y ser más fuertes psicológicamente.

Éxito y Fracaso Controlados Para que se desarrolle la autoconfianza, el baloncesto debe proporcionar experiencias de control (recuérdese el apartado anterior), y tanto los buenos como los malos resultados (es decir, conseguir o no los objetivos establecidos) pueden contribuir a la percepción de control si la actividad se plantea correctamente y se desarrolla el estilo de funcionamiento apropiado. • El «éxito controlado» tendrá lugar cuando se produzcan buenos resultados (se cumplan los objetivos establecidos) y los jugadores atribuyan tales resultados a recursos propios que controlan. • El «fracaso controlado» estará presente cuando los resultados no sean los deseados (no se cumplan los objetivos establecidos) y los jugadores perciban que, a pesar de ello, han controlado el proceso para intentar conseguir tales resultados, mejorando su conocimiento para poder lograrlos en el futuro. En general, las experiencias de «éxito controlado» suponen la consecución de los objetivos planteados previamente gracias a la aportación propia, producién-


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

21

dose una congruencia entre expectativas previas y logros alcanzados que fortalecerá la autoconfianza y motivará a los jugadores a continuar en la actividad. Por su parte, las experiencias de «fracaso controlado» contribuyen a desarrollar una mayor tolerancia a la frustración y una mayor capacidad para reaccionar en las situaciones adversas. En estos casos, la consecución de éxitos posteriores favorecerá que los jugadores aprendan a confiar en ellos mismos cuando no obtengan el resultado deseado y deban seguir adelante en busca de futuros resultados. Por tanto, la alternancia del éxito y el fracaso controlados (es decir, que existan experiencias de ambos tipos), parece lo más apropiado en el proceso de fortalecimiento de la autoconfianza de los jugadores jóvenes, si bien es conveniente que el éxito se produzca con mayor asiduidad que el fracaso, y que éste, cuando ocurra, no se aleje demasiado del éxito deseado (es decir, que aunque los jugadores no consigan su objetivo, se queden lo más cerca posible del mismo). En resumen, el procedimiento para conseguir éxitos y fracasos controlados que contribuyan a fortalecer la autoconfianza, debe incluir características como las siguientes:

• organizar actividades competitivas apropiadas en entrenamientos y partidos (por ejemplo: ejercicios competitivos con retos alcanzables; partidos contra rivales de nivel deportivo similar); • establecer objetivos atractivos que también sean realistas, centrados en el propio rendimiento (las acciones de los jugadores) y no en el resultado del partido; • elaborar planes adecuados para conseguir los objetivos establecidos (planes que los jugadores deben conocer y dominar), acentuándose la importancia del esfuerzo personal para la consecución de los objetivos; • utilizar criterios correctos (que deben conocer los jugadores previamente) para decidir si se han conseguido o no los objetivos planteados; • analizar objetiva y constructivamente lo sucedido, en función de los criterios establecidos con anterioridad; • no juzgar la actuación de los jugadores por resultados que también dependan de otros factores; • no llegar a conclusiones generales a partir de experiencias aisladas que hayan resultado impactantes (por ejemplo: no llegar a la conclusión de que se ha jugado mal porque se ha perdido el partido en la última jugada); • evitar juzgar la actuación de los jugadores en momentos que conlleven experiencias emocionales intensas (por ejemplo: al terminar un partido con un marcador muy igualado).


22

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Como se puede observar, la forma en la que se evalúa el rendimiento de los jugadores constituye un elemento crucial en el proceso de desarrollo y fortalecimiento de la autoconfianza. Una evaluación global, ambigua, arbitraria, utilizando criterios desconocidos o poco claros para el jugador, que no corresponda a los objetivos planteados previamente, dificultará que los jugadores puedan establecer una relación precisa entre su conducta y los resultados deportivos, favoreciendo un estado perjudicial de indefensión en lugar de la percepción de control que contribuye a fortalecer la autoconfianza.

Autoconcepto y Autoestima El autoconcepto se refiere a la opinión que una persona tiene de sí misma; y la autoestima refleja la medida en que a una persona le gusta esa opinión. En ambos casos se trata de una valoración global no específicamente relacionada con actividades concretas, sino vinculada al conjunto de datos que cada persona procesa sobre sí misma, con una mayor influencia de aquellos aspectos que cada uno considera más significativos en su vida. En el caso de los niños y los adolescentes, el autoconcepto y la autoestima son valores inestables que pueden fluctuar con facilidad, a veces como consecuencia de experiencias de éxito o fracaso en parcelas que para ellos sean muy relevantes, como por ejemplo el baloncesto. De hecho, las valoraciones globales que hacen sobre sí mismos muchos jugadores jóvenes, dependen de estas experiencias. Para comprender mejor la importancia del autoconcepto y la autoestima, conviene diferenciar tres subgrupos de jóvenes jugadores. En primer lugar, jugadores con un autoconcepto y una autoestima apropiados que no dependen del éxito deportivo o del éxito social relacionado con éste. En estos casos, esta situación debe intentar mantenerse fortaleciéndose la autoconfianza de los jugadores e impidiendo que asocien el éxito deportivo a su valor como personas. Se debe estar especialmente alerta con los jugadores adolescentes (a partir de los 13 años) para los que el baloncesto adquiera una trascendencia mayor en su


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

23

vida (fundamentalmente los jugadores que más destaquen y pasen a formar parte de equipos más importantes). En estos casos, es probable que desaparezcan otras fuentes de gratificación ajenas al baloncesto, y muchos chicos no se encontrarán preparados para mantener el baloncesto en la perspectiva apropiada y controlar convenientemente el éxito y el fracaso. Estos jugadores serán especialmente vulnerables a asociar autoconcepto y autoestima con éxito/fracaso deportivo. En estas condiciones, el baloncesto será una actividad muy estresante, pudiendo perjudicar el rendimiento, la salud y el desarrollo de estos jóvenes.

* Por ejemplo: Quique tiene 15 años y acaba de incorporarse al equipo cadete de un club muy destacado. Para él, ahora, lo más importante es triunfar como jugador. Si no lo consigue, se considerará una persona fracasada. Quique se exige mucho y se encuentra muy presionado. Cualquier comentario negativo de su entrenador le afecta muchísimo. También le afectan enormemente sus errores en los entrenamientos y los partidos. En general sufre mucho y ya no se divierte como antes. Cada partido es para él un angustioso test en el que se prueba a sí mismo. Quique no está jugando como él sabe y cada vez le van peor las cosas. Últimamente ha tenidos dos lesiones que le han impedido jugar algunos partidos. Se encuentra bastante deprimido aunque no lo aparente, y está pensando en abandonar.

Este caso ilustra la experiencia de muchos adolescentes que juegan al baloncesto. En un momento concreto identifican autoconcepto y autoestima con éxito/fracaso deportivo, y los efectos pueden ser muy perjudiciales. En una situación parecida se encuentran los jugadores jóvenes del segundo subgrupo. Su autoconcepto y autoestima son apropiados a su edad, pero dependen considerablemente del éxito deportivo. Esta situación les hace muy vulnerables, pues es probable que cuando se produzcan momentos bajos en su trayectoria deportiva, aparezcan déficits de autoconcepto y autoestima que les afecten negativamente. Además, como en el caso de Quique, la amenaza de que esto ocurra hace que los entrenamientos y los partidos se conviertan en una experiencia todavía más estresante, pues para el joven jugador no sólo estará en juego un resultado deportivo, sino algo mucho más importante: su autoconcepto y su autoestima. En estos casos, se debe intentar paliar esta situación separando, claramente, el éxito deportivo de la valoración personal que el jugador pueda hacer sobre sí mismo. Con este propósito se debe actuar en dos frentes:


24

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• por un lado, acentuando otros aspectos en la vida del jugador por los que también pueda valorarse; • por otro lado, potenciando su percepción de control sobre las experiencias deportivas, con el propósito de fortalecer su autoconfianza y evitar percepciones de fracaso incontrolado que podrían precipitar crisis graves de autoconcepto y autoestima. En el tercer subgrupo de jugadores jóvenes, están los que tienen un autoconcepto y una autoestima débiles. Estos chicos podrían aprovechar la experiencia del baloncesto para aliviar este problema. El baloncesto puede contribuir a fortalecer la autoconfianza de estos jóvenes y, por esta vía, su autoconcepto y su autoestima, aunque éstos no deben vincularse al éxito deportivo, sino al esfuerzo y el control de la situación para conseguirlo. Paralelamente, es conveniente desarrollar otras vías de fortalecimiento del autoconcepto y la autoestima para que su dependencia del baloncesto sea cada vez menor.

La Influencia de los Entrenadores La relación de los entrenadores con los deportistas jóvenes puede influir decisivamente en su autoconcepto y su autoestima.

* Por ejemplo: tendrá una influencia negativa un entrenador que insulte a sus jugadores («¡pareces idiota!»), les menosprecie («¡ya estás haciendo otra vez el ridículo!»), les ridiculice ante sus compañeros («¡chaval, la canasta no está en el edificio de al lado!») y les regañe sin explicarles porqué ni ofrecerles la posibilidad de rectificar en el futuro («¡no das una; no haces más que fallar!»), utilizando, además, frases que pueden vincular la actuación deportiva al valor como personas («¡no sabes hacer nada!, ¡eres un desastre!»).


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

25

Sin embargo, tendrá una influencia positiva el entrenador que evite el comportamiento anterior y, en su lugar, aplique las siguientes estrategias: • definir con claridad y precisión los objetivos que los jugadores deben conseguir; • ayudar a los jugadores para conseguir tales objetivos y confiar en ellos pacientemente; • delimitar con claridad las conductas que conforman el rendimiento deportivo y referirse a ellas de forma específica; • corregir a los jugadores constructivamente, señalándoles lo que hacen mal pero dejándoles claro de que se trata y dándoles la oportunidad de rectificarlo.


26

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ejercicio Test-2 • Conteste a las siguientes preguntas eligiendo la opción que indique su grado de acuerdo. Al final del libro se encuentra un comentario relacionado con estas preguntas. Totalmente Parcialmente En de acuerdo de acuerdo desacuerdo

1. El entrenador no puede hacer nada para mejorar los recursos psicológicos de sus jugadores. 2. El planteamiento apropiado de los ejercicios del entrenamiento puede contribuir al desarrollo cognitivo de los jugadores jóvenes. 3. Los entrenamientos monótonos son mejores para desarrollar la capacidad atencional de los jugadores. 4. Para desarrollar la percepción de control de los jugadores es apropiado que el entrenador relacione los resultados que consiguen con las conductas que realizan. 5. Las experiencias de «exito controlado» consisten en que los jugadores tengan éxito justo en los partidos que más interesa un buen resultado. 6. Las experiencias de «fracaso controlado» pueden fortalecer la autoconfianza. 7. El entrenador que explica con precisión a sus jugadores qué es lo que tienen que hacer, favorece que aumente su percepción de control. 8. El entrenador que plantea retos que los jugadores pueden conseguir, favorece que se fortalezca su autoconfianza. 9. Es bueno que el autoconcepto y la autoestima dependan del éxito deportivo, pues así los jugadores jóvenes estarán más motivados por el éxito. 10. Los comentarios del entrenador a los jugadores jóvenes pueden influir en su autoconcepto y su autoestima.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

27

Autocontrol Para un jugador de baloncesto es muy importante desarrollar la capacidad de autocontrolarse: de autocontrolar su impulsividad y su conducta en general para prepararse y rendir al máximo. El baloncesto plantea múltiples situaciones en las que los jugadores deben aprender a controlarse. Pensemos, por ejemplo, en una decisión adversa de los árbitros, un error que se desea corregir cuanto antes, una mala acción de un compañero, el momento en que se es sustituido por el entrenador, etc.

* Elena tiene 11 años y le encanta el Mini-Basket. Forma parte de uno de los equipos de su colegio, con el que entrena dos tardes a la semana y juega los sábados. Elena pone mucho interés e intenta hacerlo lo mejor que puede; por eso le gusta que sus compañeras también se lo tomen en serio. En varias ocasiones, cuando alguna compañera ha cometido un error, se ha enfadado con ella y la ha llamado la atención de forma agresiva. Su entrenador le ha explicado que no puede actuar así, y Elena ha hecho un esfuerzo para autocontrolarse. Ahora, cada vez que falla una compañera suya, en lugar de recriminarla la da ánimos o la ignora y se concentra en lo que ella tiene que hacer. Su madre ha comentado que también la nota menos impulsiva en otras facetas.

* Mario, también jugador de Mini, protestó un día a un árbitro porque le había señalado una falta personal que en su opinión no había existido. Su entrenador le dejó sin jugar el siguiente partido explicándole que lo hacía por este motivo. Desde entonces Mario es más capaz de autocontrolarse. Estos dos ejemplos ilustran las oportunidades que el mini o el baloncesto proporcionan a los jugadores jóvenes para que aprendan a autocontrolarse. Ahora bien, como en estos casos, las oportunidades deben aprovecharse para que resulten productivas, siendo el entrenador la figura clave para que así sea. En estos ejemplos, los entrenadores de Elena y Mario han aprovechado muy bien sus oportunidades, pero en casos similares otros entrenadores las desaprovechan.


28

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

El entrenador de jugadores jóvenes debe estar siempre alerta para aprovechar las oportunidades que puedan ayudar a mejorar la capacidad de autocontrol de sus jugadores.

Ejercicio Práctico • Tómese diez minutos para pensar en su equipo y haga un listado de oportunidades que podrían servir para mejorar la capacidad de autocontrol de sus jugadores.

1.5. EXPERIENCIAS POSITIVAS En los apartados anteriores hemos visto que el baloncesto proporciona excelentes oportunidades para desarrollar valores personales y sociales y recursos psicológicos. También es una valiosa fuente de gratificación a través de las experiencias positivas que pueden producirse diariamente. Las experiencias positivas son importantes para cualquier persona. Para los niños y los adolescentes el baloncesto puede ser uno de los medios que más experiencias positivas les aporte. Si éstas predominan sobre las experiencias negativas, será más probable que los jóvenes sigan jugando y obtengan más beneficios de la práctica deportiva. Las experiencias positivas deben producirse diariamente a través de aspectos como los siguientes:

• diversión; • dominio de habilidades; • consecución de retos atractivos; • experiencias internas gratificantes (sensaciones positivas, satisfacción personal, etc.); • reconocimiento social del entrenador y los compañeros; • percibir apoyo social del entrenador y los compañeros.

El entrenador debe procurar que estos aspectos estén presentes con bastante frecuencia en los entrenamientos, los partidos y cualquier otra actividad del equipo.


1. EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

29

Ejercicio Práctico • Haga un listado de medidas que pueda adoptar un entrenador de baloncesto para conseguir que sus jugadores tengan experiencias positivas.

1.6. DESARROLLO DEPORTIVO Como es lógico, uno de los objetivos de los equipos de jóvenes es el desarrollo deportivo de los jugadores, de forma que puedan llegar a ser buenos jugadores de elite. Sin embargo, este objetivo debe enmarcarse en el ámbito de desarrollo global de los chicos que ha sido expuesto en este capítulo. • En primer lugar, porque la mayoría de los jugadores jóvenes de mini-basket o baloncesto no llegan a ser jugadores de elite y, sin embargo, pueden beneficiarse mucho como personas de su paso más o menos prolongado por este deporte. Así, el baloncesto estará contribuyendo a una sociedad mejor, con mujeres y hombres mejor preparados para enfrentarse a la vida con eficacia, salud y espíritu tolerante y solidario. • En segundo lugar, porque el mini-basket y el baloncesto de jugadores jóvenes también pueden contribuir a formar a los futuros entrenadores, árbitros, directivos, padres de jugadores, periodistas deportivos, expertos de las ciencias del deporte, espectadores, etc. Si en el futuro todos o la mayoría de estos adultos han sido jugadores cuando eran niños y su experiencia ha sido favorable, es evidente que el baloncesto saldrá ganando y será más probable que haya futuras generaciones de personas vinculadas a este deporte cada vez mejor formadas. • En tercer lugar, porque habrá más jugadores que podrán ser


30

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

jugadores de elite, al seguirse un procedimiento de trabajo que potencia el desarrollo físico, técnico, táctico y psicológico. De esta manera, se evitará que se pierdan en el camino muchos jugadores que podrían alcanzar cotas muy altas de rendimiento. • En cuarto lugar, porque los que lleguen a la elite, en lugar de ser, simplemente, unos «supervivientes» que «a pesar de todo han llegado», serán jugadores mejor preparados en todos los aspectos, elevando el nivel deportivo y humano de los que están en el baloncesto profesional.

En general, es importante no tener prisa y dejar que los jugadores más jóvenes sigan su propia trayectoria, encauzando su formación deportiva progresivamente, con contenidos cada vez más avanzados.

Jugadores de Mini-Basket Los entrenadores de mini-basket deben comprender que algunos niños mejorarán más rápido y otros más despacio, y adaptarse a esta circunstancia tratando a cada niño como el «sastre» que «hace trajes a medida». Estos entrenadores deben seguir un esquema de trabajo general para todos los niños de su equipo, sin especializarlos, pero respetando la individualidad de cada jugador; es decir, exigiendo a cada niño según sus características y posibilidades, y ayudando a cada uno a desarrollar su propio talento. En estas edades no es necesario que los jugadores perfeccionen los fundamentos del baloncesto, pero sí es importante que conozcan estos fundamentos y los vayan dominando. También deben percibir la necesidad de los fundamentos para solventar las demandas que les plantea el juego, y desarrollar la iniciativa de utilizarlos aunque cometan errores. En esta categoría es fundamental que los jugadores tengan muchas experiencias positivas para que sigan jugando. El divertimiento diario y el desarrollo de la iniciativa personal, son dos aspectos clave que deben tener muy en cuenta los entrenadores de mini-basket.

Jugadores Infantiles (13-14 años) El entrenador de equipos infantiles debe darse cuenta de que aunque algunos de sus jugadores físicamente parezcan mayores, todavía son adolescentes jóvenes. En estas edades los chicos necesitan reafirmarse y se encuentran en una etapa de enorme vulnerabilidad (por ejemplo, serán propensos a abandonar el balon-


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

31

cesto si no perciben control). Además, muchos de ellos deben adaptarse a jugar al baloncesto tras haber jugado al mini-basket, pudiendo sentirse inseguros y menos competentes que en años anteriores. El entrenador debe ayudar a estos jugadores a adaptarse progresivamente a un nivel de exigencia mayor, profundizando en el desarrollo de los fundamentos técnicos y las decisiones de táctica individual (las decisiones del 1x1, 2x2, 3x3, etc.). Ahora bien, debe procurar no ir demasiado rápido, pues los jugadores necesitan consolidar lo que van aprendiendo, sentirse seguros y obtener la gratificación del control. En esta etapa es importante no limitar a los jugadores. Todo lo contrario, se deben ampliar sus posibilidades de rendimiento futuro propiciando que puedan hacer cualquier tipo de cometido (por ejemplo: que todos puedan realizar el contraataque en cualquier posición). Como es muy probable que los jugadores cometan muchos errores si intentan hacer cosas que no dominan, el entrenador debe reforzar mucho su iniciativa y su esfuerzo (aunque no lo hagan bien) y combinar las demandas que dominan peor con otras en las que puedan obtener gratificación. En estas edades, el entrenador debe provocar múltiples experiencias de control que fortalezcan la autoconfianza de los jugadores.

Jugadores Cadetes (15-16 años) En los equipos cadetes se debe seguir manteniendo una perspectiva global del proceso formativo de los jugadores, pero habrá que evaluar con mayor detalle las necesidades concretas de cada jugador: ¿qué carencias tiene?, ¿qué aspectos debe trabajar para ampliar sus recursos? En estas edades se debe realizar un trabajo de preparación física más específico, considerando las características de cada jugador. También se debe dedicar más tiempo al desarrollo de la táctica individual y comenzar a trabajar aspectos básicos de la táctica de equipo. Los jugadores deben aprender a «leer» las situaciones del juego y a decidir sus acciones en función de esta lectura. En muchos casos estos jugadores tienen miedo a cometer errores. Los


32

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

entrenadores deben cuidar, especialmente, que los jugadores no se inhiban por este motivo. Es importante que intenten hacer las cosas que peor les salen y no se conformen con repetir lo que mejor dominan, convirtiéndose en «jugadoresrobot» que siempre hacen lo mismo aunque no sea lo más aconsejable. El entrenador debe fomentar la «iniciativa controlada», estableciendo criterios que faciliten las decisiones de los jugadores y valorando el mérito de los que intentan hacer cosas siguiendo esos criterios.

Jugadores Junior (17-18 años) Finalmente, en los equipos junior es importante realizar un trabajo individualizado para subsanar los déficits individuales significativos, al tiempo que se desarrollan las decisiones tácticas más complejas. En estas edades el nivel de exigencia debe ser mayor, porque es el momento de ver qué jugadores pueden llegar a formar parte de la elite. Los entrenamientos deben plantear situaciones competitivas estresantes que formen a los jugadores para rendir en las condiciones más adversas de los partidos. Los jugadores deben aprender a utilizar sus recursos de la manera más rentable, considerando circunstancias que no eran importantes en el proceso formativo de los años anteriores (por ejemplo: el equipo contrario, la situación del marcador, el tiempo que resta para terminar). Así mismo, parte de los partidos del calendario deben plantearse con el objetivo exclusivo de ganar, de forma que los jugadores aprendan a competir bajo la presión de «tener que ganar».

Comentarios Lógicamente, todas estas directrices son indicaciones generales que pretenden ofrecer una idea aproximada del proceso formativo que pueden seguir los jugadores a través de las distintas categorías. Sin embargo, deben tenerse en cuenta las diferencias que podrían existir en cada caso.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

33

Por ejemplo, algunos jugadores comenzarán a jugar al mini-basket con 5 o 6 años, otros lo harán más tarde y otros empezarán ya en las edades del baloncesto; algunos mostrarán una gran habilidad y otros menos, etc. Además, no debe olvidarse el caso particular de los jugadores muy altos. Muchos de ellos no pueden seguir el mismo proceso que sus compañeros, debiéndose elaborar un esquema de trabajo especial que se adapte a sus necesidades específicas. También deben considerarse las características y condiciones particulares de cada país, federación, club, colegio, etc., pues como es lógico resultan determinantes. Es importante que en cada federación o club los entrenadores formen un grupo de trabajo y se reúnan para decidir el proceso formativo que deberían seguir sus jugadores jóvenes, estableciendo objetivos y contenidos que correspondan a las diferentes categorías. En este libro se aportan ideas que pueden servir como guía, pero cada grupo de trabajo debe meditar y decidir el proceso que más le convenga.

1.7. ESTILO DE TRABAJO DEL ENTRENADOR El estilo de trabajo de cada entrenador debe adaptarse a las circunstancias particulares que estén presentes en su equipo. Sin embargo, un grave problema, por desgracia extendido, es que los entrenadores de jugadores jóvenes tienden a imitar el estilo de funcionamiento de los entrenadores de equipos de elite. Esta tendencia puede resultar muy perjudicial para los niños y adolescentes bajo la responsabilidad de estos entrenadores. El mejor entrenador de jugadores jóvenes no es el que imita automáticamente a los entrenadores de mayor prestigio, sino el que es capaz de trabajar considerando las características específicas de su equipo, entre ellas la edad de sus jugadores y los objetivos generales que deberían cumplirse.


34

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

El entrenador de jugadores jóvenes no debe olvidar que ser entrenador de niños y adolescentes implica una gran responsabilidad. Entrenar no es un juego en el que el entrenador puede utilizar a los jugadores para satisfacer su ego personal. Los jugadores son personas, con sus ilusiones, intereses, aspiraciones, sufrimientos, alegrías, emociones de todo tipo..., y se ponen (o les ponen) en manos del entrenador para que éste les dirija correctamente. El entrenador, quiera o no, tiene una responsabilidad que va mucho más allá de un resultado deportivo, pues a través de su comportamiento puede beneficiar o perjudicar las vidas de los jugadores jóvenes que dependen de sus decisiones y acciones. Esta responsabilidad exige que el entrenador de jugadores jóvenes cuide, especialmente, aspectos de su conducta como los siguientes: • no actuar caprichosamente; • meditar cuidadosamente las decisiones que afectan a sus jugadores; • tratar a sus jugadores con dignidad y respeto; • exigir a sus jugadores esfuerzo y rendimiento, pero dándoles la oportunidad real de responder satisfactoriamente a ese nivel de exigencia; • proporcionar a los jugadores información sobre lo que hacen (feedback); • tener paciencia con los jugadores; • diferenciar las conductas de los jugadores de los resultados de tales conductas; • felicitar a los jugadores por su esfuerzo y sus progresos, con independencia de los resultados de los partidos; • separar, en todo momento, el rendimiento y los resultados deportivos del valor de los jugadores como personas. Sin duda, una perspectiva amplia del deporte y de su cometido como entrenador, que vaya más allá de ganar un partido o un campeonato, ayudará al entrenador de jugadores jóvenes a asumir una responsabilidad de suma trascendencia: formar a sus jugadores en todos los aspectos, influyendo positivamente en la trayectoria de sus vidas. Las personas encargadas de contratar a un entrenador para trabajar con jugadores jóvenes, deben valorar su capacidad como formador antes que sus conocimientos técnicos.


1.

EL PAPEL DEL BALONCESTO EN EL DESARROLLO Y LA FORMACIÓN ...

35

Ejercicio Test-3 • Basándose en la información de este capítulo, conteste si considera las siguiente frases Verdaderas (V) o Falsas (F). Las respuestas correctas se encuentran al final del libro. Verdadero Falso 1. La consecución de retos atractivos es una experiencia positiva que debe predominar en la actividad de los jugadores jóvenes. 2. Los jugadores deben saber autocontrolarse por sí mismos; si no lo consiguen ya lo harán más adelante. 3. Divertirse es una experiencia positiva que sólo debe considerarse en los equipos de Mini-Basket. 4. Los jugadores jóvenes deben especializarse lo antes posible para llegar a la elite. 5. El entrenador de jugadores jóvenes debe imitar a los entrenadores de elite porque son los mejores. 6. En los equipos de jugadores jóvenes es importante que el entrenador provoque muchas experiencias de control. 7. El entrenador de jugadores jóvenes debe tratar con dignidad y respeto a todos sus jugadores. 8. El entrenador es un técnico de baloncesto y su cometido es enseñar baloncesto; para educar a los niños ya están los profesores del colegio y sus padres.


2 PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD Jose María Buceta 2.1.

2.2.

2.3.

2.4.

2.5. 2.6.

2.7.

2.8.

2.9.

PUNTO DE PARTIDA • ¿Cuáles son mis Responsabilidades? • ¿Cuáles deben ser los Objetivos Generales de este equipo? ORGANIZACIÓN DEL EQUIPO • Los Jugadores • Obligaciones de los Jugadores • Normas de Funcionamiento Interno • Recursos Disponibles PLANIFICACIÓN DE ACTIVIDADES • Plazos de la Planificación • Periodización del Trabajo ESTABLECIMIENTO DE OBJETIVOS • Objetivos de Resultado y Objetivos de Realización • Ventajas de los Objetivos de Realización • Características de los Objetivos Eficaces • Selección de los Objetivos Prioritarios CONTENIDOS DEL ENTRENAMIENTO • Selección de los Contenidos CARGA DE TRABAJO FÍSICO • Trabajo y Descanso • Volumen e Intensidad CARGA PSICOLÓGICA • Características de la Carga Psicológica • Carga Psicológica Insuficiente • Sobrecarga Psicológica • Carga Psicológica Productiva • Utilización Adecuada de las Cargas Psicológicas • Periodos de Descanso Psicológico PLANIFICACIÓN RELACIONADA CON LOS PARTIDOS • Equipos de Mini-Basket • Equipos Infantiles • Equipos Cadetes y Junior • Puntos a Considerar PROGRAMACIÓN DE LA ACTIVIDAD


38 2.1.

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

PUNTO DE PARTIDA ¿Qué equipo voy a entrenar?

Esta es la cuestión clave que debe plantearse un entrenador antes de comenzar su trabajo. Para resolverla puede contestar a preguntas como las siguientes: • ¿Es un equipo de mini-basket?, ¿es un equipo de niños?, ¿es un equipo de jóvenes promesas?, ¿es un equipo de elite? • ¿A qué tipo de organización pertenece el equipo?: ¿es el equipo de un colegio?; ¿es el equipo de un club?; ¿qué tipo de colegio o de club? • ¿Qué nivel tienen los jugadores?; ¿cuánto tiempo llevan jugando?; ¿qué posibilidades tienen? La respuesta a este tipo de preguntas situará al entrenador en el contexto que le corresponde, evitando que cometa errores por no tener claro qué tipo de equipo entrena.

¿Cuáles son mis Responsabilidades? Después, teniendo en cuenta el tipo de equipo que entrena, el entrenador debe preguntarse: ¿cuáles son mis responsabilidades?; ¿debo ayudar a la formación global de los jugadores?, ¿debo contribuir a que mejoren como jugadores y como personas?, ¿debo intentar que rindan al máximo a corto plazo?, ¿qué aspectos son más prioritarios? Obviamente, el entrenador de equipos con jugadores jóvenes debe asumir la responsabilidad de contribuir a la formación global de sus jugadores, incluyendo las facetas deportiva y humana, sin «jugar» a ser un entrenador de elite al que sólo le importa el rendimiento a corto plazo.

¿Cuales deben ser los Objetivos Generales de este equipo? Considerando todo lo anterior, el entrenador debe decidir los objetivos generales de su equipo. * Por ejemplo: pensemos en un entrenador de un equipo de minibasket de un colegio. Algunos jugadores nunca han jugado antes; otros llevan un año jugando; el nivel es bajo. La responsabilidad de este entrenador es, prioritariamente, contribuir a la formación humana de estos chicos a través del mini-basket. Sus objetivos generales podrían ser: que los chicos se diviertan, que mejoren su desarrollo físico, que desarrollen algunos valores (trabajo en equipo, respeto a los demás, etc.) y que mejoren de forma global algunos fundamentos (bote, pase, etc.).


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

39

Ejercicio Práctico • Piense detenidamente qué tipo de equipo entrena, cuáles son sus responsabilidades y cuáles pueden ser los objetivos generales de su equipo.

2.2.

ORGANIZACIÓN DEL EQUIPO

El siguiente paso consiste en organizar al equipo. ¿Cuántos jugadores forman parte del equipo?, ¿qué obligaciones van a tener?, ¿qué normas de funcionamiento interno van a establecerse?, ¿con qué medios se cuenta (instalaciones, balones, etc.)?

Los Jugadores El número de jugadores que formarán parte del equipo dependerá de los que estén disponibles y del número máximo autorizado en cada caso. Sin embargo, al tratarse de jugadores jóvenes, el entrenador debe tener en cuenta consideraciones como las siguientes: • ningún joven interesado debería quedarse sin jugar; si es necesario se deben hacer dos o más equipos para que todos los chicos puedan jugar; • el número de jugadores por equipo debe ser lo suficientemente amplio para desarrollar la actividad en buenas condiciones, pero no tan amplio que dificulte la participación de todos los jugadores; • es conveniente que el nivel deportivo de los jugadores del mismo equipo sea similar, pues así la experiencia será mucho más beneficiosa que en equipos con jugadores de niveles muy diferentes; • si es posible, los equipos de mini-basket (y en ocasiones los infantiles) deberían estar formados por jugadores que ya compartan otras actividades (por ejemplo, chicos de la misma clase, que suelen jugar juntos, etc.).

Obligaciones de los Jugadores El entrenador debe reflexionar sobre las obligaciones de sus jugadores y decidir, finalmente, las que considere más oportunas. ¿En qué meses se desarrolla la actividad?, ¿cuántos días a la semana van a entrenar?, ¿cuántos partidos van a jugar?, ¿deben jugar los partidos los fines de semana?, ¿deben viajar?, etc.


40

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Este apartado debe considerarse clave, pues en muchos casos las obligaciones no están lo suficientemente claras, o el entrenador establece obligaciones que los jugadores, todos o algunos, no están dispuestos a cumplir, planteándose, tarde o temprano, un grave problema que afectará al funcionamiento del equipo. El entrenador debe establecer obligaciones que sean apropiadas al tipo de equipo que entrena y no otras que quizá serían adecuadas para otro tipo de equipo pero no para el suyo.

Ejercicio Práctico • Considerando el tipo de equipo que entrena, piense qué tipo de obligaciones serían razonables para sus jugadores.

Uno de los aspectos más importantes del deporte para lograr sus objetivos formativos con deportistas jóvenes, es que éstos adquieran un compromiso y lo cumplan. Las condiciones del compromiso deben ser razonables considerando la edad y otras características de los jugadores, pero lo importante es que, mucho o poco, el deportista se comprometa y cumpla con su compromiso.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

41

Por este motivo, no es apropiado organizar un equipo en el que los jugadores vayan a entrenar o a jugar sólo cuando les apetezca o no tengan otra cosa mejor que hacer. Ni tampoco establecer obligaciones poco realistas que no vayan a poder cumplirse. En muchos casos, será apropiado que el entrenador hable con los jugadores y les implique en la decisión sobre las obligaciones a las que se comprometen. Si entrenador y jugadores toman la decisión conjuntamente, el compromiso de los jugadores será mayor. Es apropiado, no obstante, que el entrenador plantee las obligaciones mínimas que estime imprescindibles, sobre todo en los equipos infantiles y, más aún, en los equipos cadetes y junior. Por ejemplo, si estima que, como mínimo, el equipo debe entrenar tres días a la semana, y lo considera viable, debe planteárselo a los jugadores y, si procede, a sus padres, explicándoles sus razonamientos, siendo su objetivo que a partir de este planteamiento los jugadores se comprometan a entrenar esos días.

Ejercicio Practico • Teniendo en cuenta la importancia de conseguir el compromiso firme de los jugadores y de que éstos cumplan con ese compromiso, relexione de nuevo sobre las obligaciones que serían apropiadas en su equipo.

Normas de Funcionamiento Interno Las normas de funcionamiento son un elemento clave en la organización de un equipo. Al igual que las obligaciones de los jugadores, es aconsejable que sean pocas y muy precisas; que estén claramente definidas y que cuando se apliquen no den lugar a dudas, interpretaciones arbitrarias o situaciones de conflicto. Lógicamente, deben ser apropiadas a las circunstancias y el nivel de exigencia de cada equipo, teniendo en cuenta el grado de compromiso adquirido por los jugadores o el compromiso que, razonablemente, se les pueda pedir que adquieran. * Por ejemplo: se pueden establecer normas de funcionamiento como estar listos para comenzar el entrenamiento a la hora prevista, llegar una hora antes a los partidos, vestir la ropa adecuada, hacer turnos para recoger los balones, etc. Así mismo, en los equipos de mini-basket puede haber normas relacionadas con la participación en los partidos. Por ejemplo, se puede establecer un sistema de rotaciones para que todos los niños puedan jugar un número mínimo de partidos a lo largo de la temporada.


42

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

También puede ser apropiado establecer algunas normas que regulen mínimamente el funcionamiento de los padres de los jugadores, acordándolas con ellos tras explicarles los razonamientos que las justifican. Por ejemplo, que no den instrucciones a sus hijos durante los partidos, o que no se sienten en el banquillo.

Ejercicio Práctico • Decida las normas de funcionamiento que le parecen más apropiadas para su equipo considerando las características del mismo.

Recursos Disponibles El entrenador debe conocer los medios de los que dispone (cancha, balones, canastas, etc.) para obtener el máximo partido de esos recursos y suplir las carencias existentes con imaginación. En primer lugar, debe aprovechar los medios disponibles. Por ejemplo, si tiene cuatro canastas es conveniente que en muchos momentos use las cuatro en lugar de utilizar únicamente dos. En segundo lugar, lo más habitual cuando se entrena a un equipo de jugadores jóvenes es que falten medios (pocos balones, pocas horas de cancha disponible, tener que entrenar en medio campo, cancha descubierta, etc.). Y por ello, el entrenador de estas categorías debe tener imaginación para aliviar estas carencias.

* Por ejemplo: si tiene pocos balones puede organizar circuitos con distintos tipos de ejercicios, combinando los ejercicios con balón y sin balón e intentando que los ejercicios sin balón sean muy atractivos. Pero no debe «resignarse», sin más, colocando a todos los jugadores en una larga fila hasta que por fin les toca el turno de tocar el balón.

* Este es el momento de explorar qué otras posibilidades existen para paliar la falta de medios. Pensemos, por ejemplo, que el equipo sólo dispone de una cancha con dos canastas dos días a la semana. El entrenador puede considerar la posibilidad de entrenar un tercer día en un terreno sin canastas, aprovechando esa sesión para hacer ejercicios que no necesiten canastas.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

43

Cuantos menos medios tiene el entrenador, más debe buscar y encontrar soluciones imaginativas que suplan sus carencias. El entrenador que se resigna fácilmente porque no tiene medios, no suele ser un buen entrenador de jugadores jóvenes.

Ejercicio Práctico • Considere los medios de los que dispone y piense cómo podría suplir sus carencias de la mejor forma posible.

2.3. PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD La planificación de la actividad (entrenamientos y partidos) es un aspecto esencial del trabajo de los entrenadores. Los entrenadores que no planifican suelen ir a la deriva. Cuando al principio de la temporada están ilusionados, con energía y confianza, tienen «grandes proyectos» y pretenden hacer muchas cosas a la vez. Sin embargo, cuando la temporada avanza y la ilusión, la energía y la confianza se debilitan, se quedan sin nuevas ideas y los entrenamientos se hacen rutinarios y poco provechosos. Cuando se presenta un partido importante suelen recuperar la motivación del principio y entonces pretenden, de nuevo, que los jugadores aprendan muchas cosas a la vez y corrijan todos sus defectos en pocas sesiones de entrenamiento. Cuando la competición es igualada, el entrenador que no planifica «vive al día», pensando únicamente en el partido siguiente, olvidando el trabajo necesario para que sus jugadores progresen.


44

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Por el contrario, al planificar su trabajo el entrenador tiene una visión de conjunto muy ventajosa que le ayuda a valorar con objetividad qué es lo que más le interesa. Con esta perspectiva puede decidir con más acierto y organizar mejor el trabajo a realizar. Gracias a la planificación, el entrenador tiene un rumbo y no va a la deriva: sabe dónde quiere llegar, qué camino debe seguir, cómo debe seguirlo, qué dificultades puede encontrarse y cómo puede superar tales dificultades si finalmente se presentan.

Plazos de la Planificación El entrenador puede planificar a largo, medio y corto plazo, considerando periodos de varios años, una temporada, uno a varios meses, una o varias semanas y, por supuesto, cada sesión de entrenamiento. En un club con equipos de diferentes categorías, puede ser apropiado hacer una planificación global y flexible de varios años con los jugadores más jóvenes. De esta forma, el trabajo concreto del entrenador de cada equipo estará delimitado en un ámbito general que le dará más sentido. Con o sin esta planificación a largo plazo, el entrenador de jugadores jóvenes debe considerar la posible trayectoria de sus jugadores en los próximos años, con el fin de no perder la perspectiva en la que debe situar su trabajo diario.

Periodización del Trabajo Normalmente, el entrenador de baloncesto trabaja con un equipo durante una temporada que se prolonga entre 6 y 10 meses según los casos. Por tanto, debe planificar este periodo de tiempo, también denominado macrociclo o ciclo. Después, dependiendo de las circunstancias de su equipo y de la actividad en principio prevista para éste, debe dividir la temporada en otros periodos más cortos con unas características determinadas. Estos periodos se denominan mesociclos. Más tarde, puede contemplar periodos de una o dos semanas en cada uno de los mesociclos. Estos periodos se denominan microciclos. Finalmente, debe considerar la unidad que representa cada sesión de entrenamiento. Cada uno de estos periodos (macrociclo de la temporada, mesociclos, microciclos y sesiones de entrenamiento) debe ser planificado con antelación. Obviamente, el plan de los periodos más amplios debe ser más general y flexible que el plan de los periodos más restringidos y cercanos. Es decir, el plan de la temporada será más general y flexible que el plan de cada mesociclo, microciclo y sesión de entrenamiento.


2.

MES

PLANIFICACIĂ&#x201C;N DE LA ACTIVIDAD

MESOCICLOS

MICROCICLOS 1.1

SEP.

OCT.

45

1.2. 1

1.3. 1.4. 1.5.

NOV.

2.1 2.2. 2.3. 2

DIC.

2.4. 2.5. 2.6. 2.7. VACACIONES DE NAVIDAD

3.1.

ENE.

3.2. 3

3.3. 3.4.

FEB.

3.5 4.1. 4

MAR.

4.2. 4.3. 4.4. VACACIONES DE SEMANA SANTA

5.1. ABR.

5.2. 5

MAY

5.3. 5.4. 5.5. 5.6.

Tabla 1. Posibles periodos a lo largo de una temporada. El macrociclo corresponde a la totalidad de la temporada desde septiembre hasta mayo. Se contemplan cinco mesociclos, cada uno de ellos dividido en microciclos de una o dos semanas.


46

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

El plan de un mesociclo será más general y flexible que el de sus microciclos y sesiones de entrenamiento. Y el plan de cada microciclo será más general y flexible que el de cada sesión de entrenamiento. Por tanto, el plan específico de cada sesión de entrenamiento deberá ubicarse en el contexto más general de un microciclo, que a su vez se ubicará en el contexto aún más general de un mesociclo situado en el contexto todavía más general de la temporada completa. De esta forma, el entrenador conseguirá que cada ejercicio que realice con sus jugadores jóvenes (o al menos la mayoría de ellos) contribuya mejor al propósito general de su formación deportiva y humana.

EJercicio Práctico • Piense en el equipo que entrena en este momento (o en el último equipo que haya entrenado) y determine los mesociclos en los que podría dividirse el macrociclo de toda la temporada.

2.4. ESTABLECIMIENTO DE OBJETIVOS Situándose en primer lugar en el periodo más amplio (la temporada completa) y, posteriormente, en cada uno de los restantes periodos (mesociclos, microciclos y sesiones de entrenamiento), lo primero que debe hacer el entrenador es decidir cuáles son los objetivos deportivos que debe conseguir su equipo, colectiva e individualmente, durante el periodo correspondiente. • ¿Qué objetivos debemos conseguir, como equipo, en esta temporada?; ¿y en este mesociclo?; ¿y en este microciclo?; ¿y en esta sesión de entrenamiento? • ¿Qué objetivos debe conseguir cada jugador del equipo en esta temporada?; ¿y en este mesociclo?; ¿y en este microciclo?; ¿y en esta sesión de entrenamiento? Los objetivos son las metas que debe alcanzar el equipo y cada jugador individualmente, a lo largo de la temporada. Por tanto, los objetivos señalan el rumbo que debe seguir el trabajo del entrenador.

Objetivos de Resultado y Objetivos de Realización Para establecer los objetivos de cada periodo de la temporada, el entrenador debe distinguir entre objetivos de resultado y objetivos de realización.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

47

Los objetivos de resultado se refieren a resultados colectivos o individuales, como por ejemplo, ganar la liga, conseguir más puntos o reducir el número de faltas personales. Estos objetivos pueden ser de dos tipos: • objetivos de resultado intra-sujeto o intra-grupo; es decir, resultados de un jugador o del equipo respecto a sí mismos, como por ejemplo, el número de puntos que consigue un jugador (intra-sujeto) o el número de puntos que logra el equipo (intra-grupo); • objetivos de resultado inter-sujetos o inter-grupos; es decir, los resultados de un jugador o del equipo frente a otros jugadores u otros equipos, como por ejemplo, ser titular (inter-sujetos) o ganar un partido (intergrupos). Por su parte, los objetivos de realización incluyen las conductas individuales o colectivas que los jugadores deben realizar para poder influir en los resultados deseados. Por ejemplo: mejorar el pase de pecho, dominar las paradas en dos tiempos, tirar más veces a canasta desde determinadas posiciones del campo, bloquear el rebote defensivo o jugar con el poste bajo. El cumplimiento de los objetivos de realización no garantiza la consecución de los objetivos de resultado, pero aumenta la probabilidad de que así sea y es el único camino para intentarlo.

* Por ejemplo: tirar más veces a canasta desde posiciones idóneas (objetivo de realización) no garantiza que se vayan a conseguir más puntos (objetivo de resultado), pero aumenta la probabilidad de que así sea y es la única manera de lograrlo.

En líneas generales, los objetivos de resultado son más eficaces para aumentar el interés de los jugadores, pero los objetivos de realización son más útiles para que los jugadores perciban que pueden controlar la situación a la que se enfrentan. Ambos tipos de objetivos indican la dirección que debe seguir el trabajo del entrenador y contribuyen a fortalecer la motivación de los jugadores, pero los objetivos de resultado, sobre todo los de resultado inter-sujetos o inter-grupos, pueden ser muy estresantes (y por tanto perjudiciales) para los jugadores más jóvenes. En general, es aconsejable combinar los distintos tipos de objetivos dependiendo del grupo de edad de los jugadores, debiendo considerarse los siguientes: • objetivos de resultado inter-sujetos e inter-grupos; son aconsejables, fundamentalmente, en los equipos cadetes y junior; y en menor medida en los infantiles; no son recomendables en los equipos de mini-basket;


48

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• objetivos de resultado intra-sujeto e intra-grupo; son aconsejables en los equipos infantiles, cadetes y junior; y en ocasiones en los de mini-basket de niños más mayores (10-12 años); • objetivos de realización individuales y colectivos; son muy recomendables en todos los equipos de jugadores jóvenes.

Ejercicios Prácticos • Haga un listado de posibles objetivos de resultado inter-grupos e intra-grupo para el conjunto de una temporada, en un equipo junior, un equipo cadete y un equipo infantil. • Haga un listado de posibles objetivos de realización colectivos e individuales para un mesociclo de cinco semanas, en equipos de 6-7 años, 8-9 años, 10-12 años, 13-14 años (infantil), 15-16 años (cadete) y 17-18 años (junior).

Ventajas de los Objetivos de Realización En todos los equipos de jugadores jóvenes (también en los equipos de elite) los objetivos de realización son sumamente importantes por los siguientes motivos: • acentúan la conducta de los jugadores más que sus consecuencias; es decir, se centran en lo que los jugadores hacen, en lo que depende de ellos; más que en las consecuencias de lo que hacen, que no dependen tanto de ellos; • propician que los jugadores se centren en su propia conducta, adoptando un estilo de funcionamiento más productivo y gratificante; • permiten que se pueda realizar una valoración más realista sobre la viabilidad de los objetivos; • facilitan una evaluación del rendimiento sencilla y fiable; • favorecen que los jugadores puedan utilizar como indicador de progreso su propia conducta; • propician que los jugadores puedan establecer contingencias beneficiosas entre su propia conducta y las consecuencias de ésta; • favorecen el fortalecimiento de la autoconfianza y la motivación de los jugadores. Por todos estos motivos, y porque además los objetivos de resultado pueden ser muy estresantes y perjudiciales en los equipos de niños más pequeños, el entrenador de equipos de mini-basket de 6-9 años debe utilizar únicamente objetivos de realización, evitando los objetivos de resultado.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

49

El entrenador de equipos de mini-basket de 10-12 años, también debe utilizar, predominantemente, objetivos de realización, pero puede incorporar algunos objetivos de resultado intra-sujeto o intra-grupo (no muchos), relacionados con objetivos de realización. * Por ejemplo: relacionado con el objetivo de realización individual de mejorar las entradas a canasta, podría establecer el objetivo de resultado intra-sujeto de conseguir un determinado número de encestes en un ejercicio-test. En los equipos infantiles, cadetes y junior, el entrenador puede incorporar objetivos de resultado (más con los jugadores más mayores que con los más jóvenes), pero no por ello debe olvidar los objetivos de realización. Todo lo contrario, es importante que establezca objetivos de realización relacionados con cada objetivo de resultado, de forma que los jugadores siempre sepan qué tienen que hacer para aumentar la probabilidad de conseguir el resultado deseado. Además, en estos grupos de edad, puesto que se trata de jugadores jóvenes que deben seguir trabajando a largo plazo, el entrenador debe establecer objetivos de realización que no estarán relacionados con objetivos de resultado alcanzables en esa temporada, pero sí con el progreso de los jugadores para poder optar a buenos resultados en etapas posteriores de su carrera deportiva. * Por ejemplo: un entrenador puede establecer el objetivo de mejorar los movimientos en el poste bajo (objetivo de realización). Este objetivo podría no afectar a los resultados de la presente temporada, pero sí aumentar las posibilidades de rendimiento de los jugadores en futuras temporadas (objetivo de resultado a largo plazo).


50

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ejercicio Test-4 • A continuación encontrará una relación de posibles objetivos. Indique si se trata de objetivos de resultado intersujetos o inter-grupos (Inter), objetivos de resultado intrasujeto o intra-grupo (Intra) u objetivos de realización (OR). Las respuestas correctas se encuentran al final del libro.

Inter

Intra

OR

1. Mejorar la clasificación del año anterior. 2. Coger 10 rebotes. 3. Botar con la mano izquierda al desplazarse hacia el lado izquierdo. 4. Mirar al aro al recibir el balón. 5. Dar el pase de pecho en línea recta. 6. Ser el máximo encestador del equipo. 7. No cruzar los pies al desplazarse en defensa. 8. Encestar el 65% de los tiros libres. 9. Bajar rápidamente a defender después de perder el balón. 10. Levantar los brazos para dificultar el tiro de los jugadores contrarios.

Características de los Objetivos Eficaces Para que sean eficaces, los objetivos deben reunir las características que se señalan a continuación. • Se deben establecer objetivos finales y objetivos intermedios que estén bien coordinados entre sí, delimitando el plazo de cada uno de ellos. Los objetivos finales deben señalar la meta final a la que se pretende llegar, y los objetivos intermedios las etapas que deben cubrirse para acercarse progresivamente hasta alcanzar el objetivo final. Tanto los objetivos finales como los intermedios son necesarios para mantener elevada y estable la motivación de los jugadores.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

51

PERIODO:

FECHA LÍMITE OBJETIVOS DE RESULTADO

OBJETIVOS DE REALIZACIÓN

OBJETIVO FINAL

OBJETIVOS INTERMEDIOS

Tabla 2. Tipo de instrumento para establecer objetivos de resultado y objetivos de realización relacionados, tanto finales como intermedios, en un periodo específico.


52

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

La consecución de los objetivos intermedios fortalece la motivación de los jugadores para seguir avanzando. Por ello es importante establecer objetivos intermedios a corto plazo que puedan conseguirse pronto. • Los objetivos deben ser muy específicos y estar claramente definidos, en lugar de ser generales y ambiguos. Ejemplos de objetivos específicos y claramente definidos son: tirar a canasta con la mano izquierda, botar el balón utilizando los dedos o colocarse en una posición defensiva concreta para ver al balón y al jugador contrario a la vez. Sin embargo, objetivos generales y ambiguos son: tirar mejor a canasta o defender bien. • Los objetivos deben ser atractivos para los jugadores, pero a la vez realistas. Los objetivos atractivos son los que despiertan el interés de los jugadores, pero este interés sólo puede mantenerse si los jugadores perciben que se trata de objetivos realistas que, verdaderamente, pueden alcanzar. Un objetivo atractivo pero poco realista, plantea el riesgo de que la motivación inicial disminuya drásticamente cuando el jugador perciba que no puede conseguir lo que se había propuesto. Sin embargo, si el jugador percibe que puede alcanzar el objetivo que desea, se esforzará más por lograrlo. Además, cuando se consiguen los objetivos se fortalecen la autoconfianza y la motivación respecto a los siguientes objetivos. Por tanto, es importante que los objetivos sean alcanzables, de forma que los jugadores los alcancen. • Los objetivos deben ser desafiantes para los jugadores, pero a la vez exigirles un coste proporcionado. Los objetivos demasiado fáciles (que requieren poco esfuerzo) o que exigen un coste muy alto, no son adecuados. Los objetivos deben ser desafiantes, constituyendo un reto que resulte motivante para el jugador, y los objetivos demasiado fáciles, aún siendo atractivos, no son desafiantes. Así mismo, un objetivo puede ser atractivo, desafiante y realista, pero implicar un coste demasiado elevado (por ejemplo: entrenar muchas horas) que el jugador no está dispuesto a pagar, en cuyo caso la motivación de los jugadores disminuirá. • En los deportes de equipo, se deben establecer objetivos colectivos y objetivos individuales. Cuando sólo existen objetivos colectivos es fácil que la motivación individual decaiga. Además, en los equipos con jugadores jóvenes es importante que cada jugador pueda seguir su propio ritmo de progreso, por lo que los objetivos individuales son bastante importantes.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

53

Ejercicio Práctico • Piense en el equipo que entrena en este momento (o en el último equipo que haya entrenado) y considere las siguientes cuestiones: ✓ ¿ha establecido objetivos de resultado y objetivos de realización?; ✓ ¿ha establecido objetivos finales y objetivos intermedios?; ✓ ¿son objetivos específicos, claramente definidos?; ✓ ¿son objetivos atractivos?; ✓ ¿son objetivos realistas?; ✓ ¿son objetivos desafiantes?; ✓ ¿tienen los objetivos un coste proporcionado?; ✓ ¿ha establecido objetivos colectivos y objetivos individuales?

Selección de los Objetivos Prioritarios Cuando el entrenador decide los objetivos que le parecen más apropiados, debe tener en cuenta si son viables en el tiempo de entrenamiento disponible. Y en muchos casos, por falta de tiempo, tendrá que prescindir de objetivos que en principio le interesaban. En este caso, bastante frecuente cuando se entrena a equipos de jugadores jóvenes, el entrenador debe seleccionar los objetivos que considere más prioritarios, eliminando los restantes. Para ello puede utilizar criterios como los siguientes. • La importancia de cada objetivo, teniendo en cuenta el tipo de equipo que se entrena y, en función de ello, los objetivos generales del equipo. Obviamente, los objetivos que se consideren más importantes serán los más prioritarios. • La proximidad de cada objetivo respecto al momento presente. En general, si la importancia es similar se deben elegir los objetivos que se puedan alcanzar antes. • La relación entre distintos objetivos; considerando si la consecución de un objetivo es imprescindible para lograr otros. En general, los objetivos más simples que faciliten la consecución posterior de objetivos más complejos, deben ser más prioritarios.


54

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

PERIODO : JUGADORES

OBJETIVOS DE REALIZACIÓN DEFENSA

ATAQUE

1

2

3

4

5

etc. Tabla 3. Tipo de instrumento para establecer objetivos de realización para cada jugador.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

55

En esta línea es interesante combinar objetivos de defensa y objetivos de ataque (por ejemplo, mejorar fundamentos defensivos y fundamentos ofensivos del 1 × 1). Tanto a nivel individual como a nivel colectivo, el desarrollo de los fundamentos de defensa y el desarrollo de los fundamentos de ataque deben seguir una progresión paralela. • La incompatibilidad o interferencia entre objetivos (¿hasta qué punto centrarse en lograr un objetivo es incompatible o interfiere con lograr otros objetivos?). Obviamente, si la importancia es similar serán prioritarios los objetivos que no sean incompatibles o interferentes. • El coste estimado para conseguir cada objetivo; considerando como coste, fundamentalmente, la dedicación y el esfuerzo físico y psicológico que son necesarios para conseguir el objetivo. En general, deben ser más prioritarios los objetivos con un coste menor. • La probabilidad estimada de lograr cada objetivo, ya que aun siendo alcanzables todos los objetivos considerados, unos lo serán más que otros. Lógicamente, los objetivos que se estimen más probables deben predominar sobre los menos probables.

Ejercicios Prácticos • Decida los objetivos que podría tener su equipo como conjunto y cada uno de sus jugadores para el conjunto de la temporada. • Haga lo mismo, pero ahora centrándose en el primer mesociclo de esa temporada. • Haga lo mismo, pero ahora centrándose en el primer microciclo del mesociclo anterior. • Céntrese en cualquiera de estos tres periodos (sólo en uno de ellos) y establezca el tiempo disponible para entrenar a su equipo en ese periodo. Después, considerando el tiempo disponible, entre los objetivos señalados anteriormente seleccione los que considere más prioritarios teniendo en cuenta los criterios expuestos (importancia, proximidad, relación con otros objetivos, coste estimado y probabilidad de lograrlo).


56 2.5.

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

CONTENIDOS DEL ENTRENAMIENTO

Una vez seleccionados los objetivos, el entrenador debe decidir el trabajo concreto que tiene que realizar para poder conseguir tales objetivos; es decir, los contenidos del entrenamiento. Para ello, debe valorar en qué situación se encuentran los jugadores respecto a los objetivos y, a partir de ahí, qué necesidades tienen y qué tipo de trabajo es el más apropiado. Ejemplos de contenidos son: juegos con o sin balón para mejorar la coordinación; ejercicios para perfeccionar el bote, el tiro o cualquier otro fundamento; ejercicios para mejorar las decisiones individuales en situaciones de 2x2 o 3x3, etc. Al igual que ocurre con los objetivos, el entrenador debe ser muy realista respecto a los contenidos del entrenamiento, planteándose preguntas como las siguientes: ✓ ¿Están preparados los jugadores para afrontar estos contenidos?; • el entrenador no debe exponer a sus jugadores a contenidos para los que, de momento, no estén preparados. ✓ Aun estando preparados, ¿son los contenidos más apropiados para este tipo de equipo?; • aunque el entrenador se haya hecho ya esta pregunta respecto a los objetivos, es aconsejable que vuelva a hacérsela al reflexionar sobre los contenidos. ✓ ¿Es viable trabajar estos contenidos en el tiempo disponible?; • de nuevo aquí, la estimación del tiempo disponible resulta crucial.

Ejercicios Prácticos • Haga un listado de posibles objetivos para un mesociclo de cinco semanas en un equipo junior, cadete, infantil o de minibasket que entrene tres tardes a la semana durante hora y media. Después, consecuentemente, elabore un listado con los contenidos que serían necesarios para poder lograr tales objetivos. • Partiendo del ejercicio anterior, intente responder a las tres preguntas señaladas previamente: ✓ ¿están preparados los jugadores para afrontar estos objetivos?; ✓ aun estando preparados, ¿son los contenidos más apropiados para este tipo de equipo?; ✓ ¿es viable trabajar estos contenidos en el tiempo disponible?


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

OBJETIVOS

57

CONTENIDOS

D E F E N S A

A T A Q U E

O T R O S

Tabla 4. Los objetivos y los contenidos relacionados pueden agruparse en tres categorías: defensa, ataque y otros.


58

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Selección de los Contenidos Del mismo modo que en el caso de los objetivos, es muy probable que al estimar el tiempo disponible el entrenador deba prescindir de algunos contenidos, decidiendo cuáles son los más prioritarios para incluirlos en el plan de entrenamiento y eliminando los restantes. Para seleccionar los contenidos el entrenador puede tener en cuenta los criterios que se exponen a continuación. • La idoneidad del contenido. Obviamente, el entrenador sólo debe considerar los contenidos más idóneos, eliminando los que no lo sean. • La especificidad del contenido respecto al objetivo: Los contenidos más específicos respecto al objetivo deben ser más prioritarios.

* Esto no quiere decir que, por ejemplo, un entrenador de minibasket deba considerar más prioritario el trabajo específico (por ejemplo: ejercicios centrados en mejorar el pase de pecho) que el trabajo más general (ejercicios para mejorar distintos tipos de pases y otros fundamentos relacionados), sino que una vez determinado el objetivo (más específico o más general), los contenidos deben ser específicos respecto a ese objetivo. En el caso anterior, un entrenador de minibasket podría establecer el objetivo de mejorar diversos fundamentos de una manera global y después seleccionar contenidos específicamente centrados en conseguir esta mejora global. • La simplicidad del contenido: En principio, los contenidos más simples deben ser más prioritarios que los más complejos. • La urgencia del contenido. En general, los contenidos más urgentes para conseguir el objetivo deben ser más prioritarios. • La relación con otros contenidos. Deben ser prioritarios los contenidos que faciliten el desarrollo posterior de otros contenidos, más que los contenidos neutros o que perjudiquen un trabajo posterior.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

59

• La integración del contenido en el conjunto del trabajo a realizar. Debiendo ser prioritarios los contenidos que se integren mejor. • El coste de cada contenido en cuanto a dedicación y esfuerzo físico y mental. Debiendo ser prioritarios los contenidos con un coste más bajo. Por tanto, para conseguir los objetivos del plan de entrenamiento el entrenador debe seleccionar contenidos que sean idóneos y específicos respecto al objetivo, y entre éstos, elegir los más simples, más urgentes (respecto a ese objetivo), que faciliten mejor otros contenidos, que se integren mejor en el conjunto del trabajo a realizar y que supongan un coste menor en dedicación y esfuerzo.

Ejercicios Prácticos • Elija un objetivo que los jugadores deban conseguir en un periodo de tiempo concreto, y haga un listado con los contenidos que se deban trabajar para lograr ese objetivo. • Utilizando el listado del ejercicio anterior, seleccione los contenidos más prioritarios teniendo en cuenta los criterios expuestos (idoneidad, especificidad, simplicidad, urgencia, relación con otros contenidos, integración en el conjunto del plan de trabajo, y coste en dedicación y esfuerzo).

2.6. CARGA DE TRABAJO FÍSICO Al planificar el entrenamiento, el entrenador de baloncesto no debe considerar únicamente los contenidos técnicos y tácticos (pasar, botar, situaciones de 3x3, etc) o los contenidos relacionados con el desarrollo físico de los jugadores (por ejemplo, ejercicios para mejorar la coordinación o la velocidad de reacción), sino también la carga de trabajo físico que más le conviene utilizar en cada periodo y sesión de entrenamiento. El entrenador que emplea cargas de trabajo apropiadas, puede conseguir los siguientes beneficios: • mejorar la condición física de los jugadores; no sólo con el trabajo físico más específico (las sesiones específicas de preparación física), sino también con el entrenamiento técnico y táctico en el que haya un trabajo físico (por ejemplo, cuando los jugadores realizan ejercicios de contraataque); • facilitar que los jugadores asimilen mejor el trabajo técnico y táctico; al realizarlo en mejores condiciones físicas;


60

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• prevenir el exceso de cansancio y el agotamiento físico de los jugadores; cuando los jugadores jóvenes entrenan estando muy cansados, dejan de divertirse, aprenden menos y tienen más riesgo de lesionarse; además, en estas condiciones es más probable que rindan peor en sus actividades escolares (aspecto muy importante cuando se trabaja con deportistas jóvenes); por estos motivos es muy importante controlar la carga de trabajo físico. • favorecer que los chicos puedan rendir bien en los partidos; aunque el objetivo más importante de muchos equipos con jugadores jóvenes no sea el rendimiento en los partidos, los jugadores deben jugar los partidos en buenas condiciones físicas (aunque no sean las condiciones óptimas) para poder rendir mínimamente y, así, aprovechar mejor esta experiencia. Por tanto, el entrenador debe planificar sus entrenamientos teniendo en cuenta la carga de trabajo físico más conveniente en cada momento.

Trabajo y Descanso En primer lugar, el entrenador debe asumir que el plan a realizar tiene que alternar el trabajo y el descanso a lo largo de cada periodo y sesión de entrenamiento: • por un lado, debe someter a los jugadores a un trabajo físico (sin o con el balón, más general o más específico, según sean sus objetivos) para provocar que su organismo pueda estar mejor preparado; • pero por otro lado, debe permitir que los jugadores descansen lo suficiente como para asimilar el trabajo realizado y estar en condiciones de realizar nuevos esfuerzos. Para controlar la relación entre trabajo físico y descanso, el entrenador debe tener en cuenta tanto el trabajo deportivo del equipo como el trabajo físico que los jugadores hacen en otras actividades. Así, en los equipos de jugadores jóvenes lo normal es que los chicos, además del trabajo que realizan con el equipo, tengan clases de educación física, practiquen otros deportes o jueguen al baloncesto por su cuenta. El entrenador de mini-basket debe integrar el «mini» en el estilo de vida habitual de los jugadores, procurando que sea una actividad más que resulte muy gratificante y no interfiera negativamente con otras actividades. * Por ejemplo: sería grave que los entrenamientos de mini-basket dejasen a los niños tan agotados que después no pudiesen hacer sus deberes del colegio, jugar con sus vecinos o charlar con sus padres. Por tanto, el entrenador de mini-basket debe procurar que la carga de trabajo físico de los entrenamientos no sea excesiva, y que los jugadores, considerando todas sus


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

61

actividades, tengan suficiente tiempo de descanso durante la semana y a lo largo de la temporada. Conseguir la mejor forma física para rendir en los partidos no debe ser un objetivo prioritario en los equipos de mini-basket e infantiles. Sin embargo, puede ser prioritario en algunos equipos cadetes o junior, si no en todos los partidos sí en los más importantes de la temporada. En cualquier caso, es conveniente que todos los jugadores puedan rendir a un nivel aceptable en los partidos aunque el principal objetivo no sea ganar:

• en primer lugar, porque para cualquier jugador mínimamente motivado, jugar un partido es una situación muy atractiva en la que desea rendir lo mejor posible; • en segundo lugar, porque los jugadores que son capaces de rendir bien en los partidos (adaptando en cada caso los criterios que signifiquen «jugar bien») salen muy fortalecidos psicológicamente de esta experiencia positiva, potenciándose su autoconfianza y su motivación; • en tercer lugar, porque al ser los partidos parte de la experiencia formativa de los jugadores, es importante que sean aprovechados lo mejor posible; y se aprovecha mejor un partido si los jugadores llegan al mismo en buenas condiciones físicas que si están muy cansados y apenas pueden rendir. Por estos motivos es importante que los jugadores lleguen a los partidos estando descansados. Con este propósito, cuando el entrenador planifique los entrenamientos debe procurar que, en general, el trabajo físico en los dos días anteriores a los partidos sea suave. También es conveniente recordar que en los partidos se produce un enorme desgaste físico del que los jugadores deben recuperarse. Por ello, al planificar los entrenamientos se debe procurar que, en general, el día posterior al partido los jugadores descansen o realicen un entrenamiento también muy suave. La relación entre trabajo y descanso también debe considerarse en cada sesión de entrenamiento. Los jugadores deben someterse a una serie de ejercicios (trabajo) y deben poder recuperarse del esfuerzo realizado, bien mediante periodos


62

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

de descanso dentro de la misma sesión de entrenamiento, bien realizando ejercicios que exijan un esfuerzo menor. La recuperación es más importante tras los ejercicios más intensos. * Por ejemplo: tras un ejercicio de series de 1x1 en todo el campo (ejercicio muy intenso) los jugadores necesitarán descansar o realizar un ejercicio de intensidad muy baja (por ejemplo, tiros libres). En general, en los equipos con jugadores jóvenes (sobre todo los de minibasket e infantiles) es conveniente que los jugadores no hagan esfuerzos intensos muy prolongados y tengan tiempo suficiente para recuperarse después de cada esfuerzo incluso dentro del mismo ejercicio. * Por ejemplo: el ejercicio de series de 1x1 en todo el campo puede hacerse con dos series seguidas (ida y vuelta; defensa y ataque) y 30/40 segundos de recuperación hasta las siguientes dos series. De esta forma, los jugadores podrán recuperarse tras el esfuerzo realizado y estarán en mejores condiciones para la siguiente serie.

Ejercicios Prácticos • Organice una sesión de entrenamiento con ejercicios con balón para un equipo de mini-basket o infantil, combinando apropiadamente el trabajo y el descanso. • Haga una planificación general de una semana para un equipo de mini-basket o infantil, combinando el trabajo y el descanso; considere que los jugadores tienen dos días a la semana clases de educación física en el colegio y que uno de estos días (el jueves) también hay entrenamiento de baloncesto.

Volumen e Intensidad Al estimar la carga de trabajo físico se debe diferenciar entre volumen e intensidad. El volumen es la cantidad total de trabajo físico que realizan los jugadores. La intensidad se refiere al trabajo físico que hacen los jugadores en una unidad de tiempo. * Por ejemplo: un ejercicio de treinta series de contraataques tiene más volumen que otro ejercicio de veinte series. Y ambos ejercicios serán más intensos si el total de las series se realiza en cinco minutos que si se hace en ocho minutos.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

63

El equilibrio adecuado entre el volumen y la intensidad a lo largo de la temporada, es un elemento importante en la preparación de los equipos junior y cadetes, menos importante en los equipos infantiles y poco trascendente en los equipos de mini-basket. El volumen se considera la base sobre la que se sustenta el trabajo que debe realizar un deportista. Y sobre esta base adquiere importancia la intensidad. Por ello, el volumen es clave en los equipos de jugadores más jóvenes, en los periodos iniciales de la temporada o tras cualquier periodo de inactividad. A partir de un volumen apropiado, la intensidad y el descanso son la clave para conseguir el mejor estado de forma. Sin embargo, si durante un periodo prolongado sólo se trabaja con cargas de intensidad, lo más probable es que se pierda la forma. Por ello, volumen, intensidad y descanso deben combinarse convenientemente en los equipos que deben cuidar con precisión sus estados de forma (los equipos de elite y, en momentos concretos, los equipos junior y cadetes). Por tanto, el entrenador de equipos de mini-basket e infantiles debe preocuparse fundamentalmente por el volumen y no por la intensidad, buscando el equilibrio adecuado entre volumen y descanso. Es decir, lo importante en estos equipos es que entrenen en la medida apropiada (cantidad apropiada) sin tener en cuenta su estado de forma, con el propósito de desarrollar las cualidades físicas, técnicas y tácticas de los jugadores, prevenir el exceso de cansancio y el agotamiento, y rendir aceptablemente (aunque no sea al máximo de sus posibilidades físicas) en las experiencias formativas de los partidos. Sin embargo, el entrenador de equipos junior y cadetes deberá cuidar más la relación entre volumen e intensidad. En general, como sugiere la figura-1, es conveniente que en los primeros meses de la temporada el volumen predomine sobre la intensidad, mientras que en la segunda parte de la temporada vaya aumentando la intensidad y disminuyendo el volumen para conseguir un buen estado de forma en los momentos en que los jugadores deban rendir mejor en los partidos (suponiendo que los partidos más importantes se jueguen en la parte final de la temporada; si no es así, la relación entre volumen e intensidad tendrá que ser diferente). En estos equipos (junior y cadetes), a lo largo de la temporada conviene combinar el trabajo formativo que todavía es necesario en estas edades, con el trabajo de puesta a punto que favorece rendir mejor en los partidos más importantes del calendario. Así, lejos de los partidos más importantes el volumen debe ser más elevado y la intensidad más baja, y


64

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

+

– SEP. SEP

OCT. OCT

NOV. NOV DIC. DEC

ENE. JAN

FEB. FEB

MAR. MAR

ABR. APR

MAY MAY

Figura 1. Ejemplo de la tendencia del volumen (—) y la intensidad (—) del entrenamiento durante toda la temporada en un equipo cadete o junior.

aproximándose estos partidos debe disminuir el volumen y aumentar la intensidad. Además, justo antes de los partidos más significativos se debe reducir la carga total de trabajo físico (tanto el volumen como la intensidad) y aumentar los periodos de descanso.

Ejercicios Prácticos • Organice una sesión de entrenamiento con ejercicios con balón para un equipo cadete o junior en la que predomine el volumen sobre la intensidad. • Organice una sesión de entrenamiento con ejercicios con balón para un equipo cadete o junior en la que predomine la intensidad sobre el volumen. • En líneas generales, planifique la tendencia del volumen y la intensidad a lo largo de una temporada, en un equipo cadete o junior que debe trabajar para mejorar la mayor parte del año, pero que debe rendir al máximo en dos competiciones: una al final del mes de febrero y otra a final de temporada. La temporada comienza en septiembre y finaliza en mayo.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

65

2.7. CARGA PSICOLÓGICA Del mismo modo que debe controlar la carga física, el entrenador debe controlar la carga psicológica del entrenamiento. Así, favorecerá que sus jugadores jóvenes: • aprovechen mejor el tiempo de entrenamiento; • asimilen mejor los conceptos técnicos y tácticos más complejos; • soporten mejor la sobrecarga de trabajo físico que conlleva el entrenamiento; • se recuperen mejor de unas sesiones a otras; • lleguen en mejores condiciones psicológicas a los partidos; • aprovechen el entrenamiento para desarrollar capacidades psicológicas que les resultarán muy útiles tanto en el deporte como en su vida en general; • no sufran un exceso de cansancio mental ni agotamiento psicológico, evitando, de esta forma, que disminuya su motivación, aumente el riesgo de lesionarse, empeore su rendimiento, se deteriore su salud y, en muchos casos, sea más probable el abandono de la práctica deportiva.

Características de la Carga Psicológica La carga psicológica se relaciona con aspectos del entrenamiento como los siguientes: • el compromiso que los jugadores adquieren con la actividad deportiva; a mayor compromiso, mayor carga psicológica; • la participación de los jugadores en los ejercicios; a mayor participación, mayor carga psicológica; • la novedad, la variedad y la complejidad de las tareas del entrenamiento; a mayor novedad, variedad y complejidad, mayor esfuerzo mental deben hacer los jugadores; • el grado de exigencia en general; cuánto más se les exige a los jugadores, mayor carga psicológica; • el grado de exigencia atencional; aunque cualquier exigencia conlleva una carga psicológica, las tareas que requieren una atención más intensa tienen una carga psicológica mayor que las tareas con escasa exigencia atencional; • el planteamiento de situaciones competitivas estresantes; los ejercicios que plantean situaciones competitivas estresantes (por ejemplo: jugar un partido con un tiempo limitado, considerando el marcador y concediéndole un premio al equipo ganador), tienen una mayor carga psicológica;


66

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• la evaluación del rendimiento de los jugadores; evaluar el rendimiento de los jugadores en un ejercicio del entrenamiento, aumenta la carga psicológica; • la conducta del entrenador; si el entrenador está encima del ejercicio, da instrucciones, comenta, corrige, refuerza, etc., la carga psicológica es mayor que en caso contrario; y más aún si la conducta del entrenador es estresante (por ejemplo, un entrenador que recrimina agresivamente a los jugadores).

Ejercicio Práctico • Organice un ejercicio de 1x1 con una carga psicológica baja, y otro ejercicio de 1x1 con una carga psicológica más alta.

Carga Psicológica Insuficiente Sin un mínimo de carga psicológica el entrenamiento se hace aburrido y pesado, excepto en las sesiones muy próximas a los partidos, porque en este caso la motivación por el partido suele eclipsar cualquier déficit del entrenamiento. En estas condiciones de carga psicológica insuficiente, muchos jugadores jóvenes pierden la motivación que en principio tenían. Van a entrenar y se aburren, van otro día y vuelven a aburrirse, y así día tras día. Para muchos, el mini o el baloncesto dejan de ser una actividad estimulante. Por tanto, las sesiones monótonas (siempre los mismos ejercicios), en las que los jugadores participan poco (por ejemplo, muchos jugadores en una larga fila esperando que les toque el turno), con una exigencia general y atencional baja, sin ejercicios competitivos, sin que se evalúe el rendimiento de alguna manera y sin que el entrenador esté involucrado en los ejercicios, propician que los jugadores se aburran, pierdan interés por el baloncesto, aprovechen deficientemente el tiempo de entrenamiento, asimilen nada o muy poco lo que se les trasmite y, en muchos casos, abandonen el deporte.

Ejercicio Práctico • Haga un listado de medidas que podría adoptar con sus jugadores de mini-basket, infantiles, cadetes o junior, para que las sesiones de entrenamiento no sean aburridas.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

67

Sobrecarga Psicológica En el otro extremo, tampoco es bueno que existe una sobrecarga psicológica permanente, pues en este caso la actividad será demasiado estresante y, mal manejada, provocará efectos perjudiciales. Al considerar la sobrecarga psicológica, se debe tener en cuenta tanto la sobrecarga cuantitativa (muchas demandas psicológicas) como la sobrecarga cualitativa (demandas muy estresantes que obligan a los jugadores a un enorme sobreesfuerzo mental).

Carga Psicológica Productiva También se debe distinguir entre sobrecarga productiva y sobrecarga inútil. La sobrecarga productiva es la que puede resultar beneficiosa si se maneja correctamente. La sobrecarga inútil, por el contrario, es la que no tiene efectos beneficiosos y puede tener efectos perjudiciales. * Por ejemplo: un entrenador que plantea un ejercicio desafiante que los jugadores pueden dominar haciendo un sobreesfuerzo mental, está utilizando una carga psicológica productiva. * Sin embargo, un entrenador que insulta a un jugador que ha cometido un error, está utilizando una carga psicológica inútil que puede resultar perjudicial. Las cargas psicológicas productivas son excelentes oportunidades para que los jugadores progresen.


68

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Su característica más importante es que deben provocar un sobreesfuerzo psicológico de los jugadores que les sirva para controlar una situación de cierta dificultad que verdaderamente sea controlable. * Por ejemplo: el entrenador de un equipo de mini-basket divide a sus jugadores en dos grupos y organiza un concurso de tiro a canasta; si los jugadores tiran desde posiciones en las que verdaderamente pueden encestar y el nivel de los dos grupos es similar, el ejercicio tendrá una carga psicológica muy productiva. Los jugadores estarán muy concentrados en la tarea, se enfrentarán a una situación competitiva que pueden manejar, tendrán que tolerar la frustración de sus errores para seguir intentándolo, deberán asimilar rápidamente el éxito de encestar para seguir tirando, se enfrentarán al éxito o al fracaso del resultado final (aprendiendo de esta forma a controlarlos), etc. * Sin embargo, si el entrenador organiza el mismo ejercicio pero los jugadores tiran desde posiciones en las que apenas llegan al aro, o un equipo es muy superior al otro, la carga psicológica será perjudicial. En el primer caso, tras varios intentos fallidos, los jugadores no superarán la frustración de sus errores porque percibirán que no pueden controlar la situación; es decir, se darán cuenta de que por mucho que hagan el objetivo de encestar no está a su alcance y, en estas condiciones, decaerán su motivación y su esfuerzo. En el segundo caso, el equipo superior no tendrá que esforzarse demasiado y el equipo inferior tampoco lo hará en cuanto aprecie una desventaja amplia en el marcador.

Ejercicios Prácticos • Piense que es el entrenador de un equipo de mini-basket y elabore un ejercicio con una carga psicológica productiva y otro ejercicio con una carga psicológica perjudicial. • Haga lo mismo, pero ahora pensando que es el entrenador de un equipo infantil. • Haga lo mismo, pero ahora pensando que es el entrenador de un equipo cadete o junior.

Utilización Adecuada de las Cargas Psicológicas Al igual que las cargas de trabajo físico deben ser asimilables por parte de los jugadores en función de su capacidad, las cargas psicológicas también deben ajustarse a las posibilidades de los jugadores para que éstos puedan controlarlas apropiadamente.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

69

Así, en general, en los equipos de mini-basket la carga psicológica debe ser moderada, evitándose los ejercicios muy estresantes y la evaluación estresante del rendimiento de los jugadores. En estos equipos, para lograr la carga psicológica apropiada deben predominar los siguientes elementos: • ejercicios en los que participen asiduamente todos los jugadores (evitando que estén esperando mucho tiempo a que les toque participar); • ejercicios sencillos que puedan asimilar con facilidad los jugadores; • contenidos generales que no obliguen a los jugadores a realizar sobreesfuerzos de concentración en estímulos muy reducidos; • ejercicios cortos que eviten el cansancio atencional de los jugadores; • ejercicios competitivos bien controlados por el entrenador, para que las experiencias de éxito y fracaso se repartan convenientemente; • ejercicios muy gratificantes. En estos equipos, el volumen total de carga psicológica puede ser muy similar en todas las sesiones de entrenamiento. Y en cada sesión se pueden utilizar ejercicios de carga parecida o emplear algunos con una carga mayor que sean compensados con otros de carga más baja. * Por ejemplo: si se organiza un ejercicio que obliga a los jugadores a estar especialmente concentrados en algún aspecto concreto, posteriormente conviene organizar otro ejercicio que permita una conducta atencional más dispersa. En los equipos infantiles, la carga psicológica puede ser más alta, y aumentar más en los equipos cadetes y junior, aunque en ambos casos alternando cargas más altas y más bajas en las sesiones de entrenamiento y los ejercicios de cada sesión. Pensemos, por ejemplo, en el plan de una semana de cuatro sesiones de entrenamiento de un equipo cadete o junior: • el primer día, el entrenador introduce contenidos nuevos de ataque que obligarán a los jugadores a un sobreesfuerzo mental (carga media/alta); • el segundo día, se repasan los mismos contenidos nuevos con ejercicios que no son estresantes (carga media/baja); • el tercer día, el entrenador utiliza ejercicios competitivos relacionados con estos contenidos nuevos y otros contenidos que los jugadores ya dominan; algunos ejercicios son muy estresantes (carga alta/muy alta); • el cuarto día, se repasan contenidos ya conocidos (carga baja).


70

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

En general, al igual que sucede con la carga física, la carga psicológica no debe ser alta en los días anteriores a los partidos. Este aspecto se debe tener muy en cuenta al realizar la planificación de cada periodo de la temporada en los equipos junior y cadetes, y en ocasiones en los infantiles.

Ejercicios Prácticos • Organice una sesión de entrenamiento de una hora de duración de un equipo de mini-basket, teniendo en cuenta que el volumen total de carga psicológica sea moderado; • Planifique una semana de entrenamiento de un equipo junior o cadete en la primera parte de la temporada, distribuyendo distintos tipos de carga psicológica (contenidos nuevos, ejercicios complejos con una exigencia atencional elevada, ejercicios competitivos poco estresantes, ejercicios muy estresantes, etc.).

Periodos de Descanso Psicológico Al planificar el conjunto de la temporada, cada mesociclo, microciclo y sesión de entrenamiento, el entrenador debe considerar la importancia del descanso psicológico al igual que considera el descanso físico, de forma que los jugadores puedan asimilar mejor el trabajo realizado y estén en mejores condiciones de hacer nuevos esfuerzos productivos. Así, en el macrociclo de la temporada es conveniente que los jugadores jóvenes, sobre todo los de mini e infantiles, tengan periodos de descanso en los que aparten su atención del baloncesto. Por este motivo es aconsejable que compaginen su dedicación a este deporte con otras actividades físicas, recreativas e intelectuales. Por ejemplo, para un jugador de mini-basket que practica ya un deporte de equipo en una edad formativa, puede ser un buen complemento hacer un deporte individual. De esta forma, al tiempo que desarrolla aspectos más relacionados con un deporte colectivo, como aprender a trabajar en equipo, puede desarrollar otras cualidades más cercanas a un deporte individual, como asumir responsabilidades.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

71

También es adecuado que junto a actividades en las que el jugador asume un compromiso, se planifiquen otras en las que el compromiso sea más leve o no exista (excursiones, días en el campo, etc.). Estas combinaciones de actividades, u otras similares, favorecen una formación más enriquecedora de los jugadores más jóvenes, y además ayudan a que éstos descansen de las demandas psicológicas de los entrenamientos y los partidos. Con los jugadores infantiles, cadetes y junior, también es importante tener en cuenta la importancia del descanso psicológico.

* El entrenador de un equipo junior solía cometer el siguiente error: el equipo se desplazaba a jugar un partido en autobús a unas dos/tres horas de viaje, y en el trayecto de regreso el entrenador obligaba a los jugadores a ver el video del partido. El razonamiento que hacía este entrenador era que los jugadores estaban sentados y, por tanto, podían descansar del esfuerzo realizado en el partido mientras veían el video.

Es evidente que este entrenador no tenía en cuenta la carga psicológica del partido ni la carga psicológica de ver un video de este tipo. Un partido conlleva una carga psicológica muy alta que produce un enorme desgaste psicológico; y este desgaste requiere un periodo de descanso mental para que los jugadores puedan recuperarse. En las condiciones de cansancio psicológico que se encuentra un jugador después de un partido, es muy difícil que pueda hacer el esfuerzo mental necesario para asimilar las enseñanzas de un video. Es más, intentarlo supone un sobreesfuerzo muy poco productivo que podría ser perjudicial, pues en esas condiciones es fácil que los jugadores alcancen conclusiones erróneas y, además, se les estará privando de un descanso necesario para poder realizar otros esfuerzos psicológicos en futuros entrenamientos y partidos. En este ejemplo, el entrenador debe planificar las sesiones de video en otro momento, respetando el descanso psicológico que necesitan los jugadores.

Ejercicio Práctico • Considerando el macrociclo de una temporada, planifique periodos y actividades de descanso psicológico a lo largo de este macrociclo en equipos de mini-basket, infantiles, cadetes o junior.


72 2.8.

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

PLANIFICACIÓN RELACIONADA CON LOS PARTIDOS

Además de los entrenamientos, los entrenadores deben considerar en su planificación los partidos que juega su equipo, con independencia de la trascendencia y el cometido que quieran concederle a cada partido. • En primer lugar, los partidos conllevan una carga física y psicológica que deben ser consideradas en el conjunto de la planificación. • En segundo lugar, conllevan contenidos técnicos y tácticos que también deben ser considerados. • En tercer lugar, son una experiencia competitiva muy atractiva para los jugadores que debe ser aprovechada al máximo.

Equipos de Mini-Basket En los equipos de mini-basket los partidos deben ser, únicamente, valiosas experiencias en el proceso formativo, deportivo y humano, de los jugadores. Los partidos de mini deben aprovecharse como una excelente oportunidad educativa en la que ganar no sea el objetivo fundamental. Los niños deben aprender a comportarse deportivamente, a respetar las reglas del juego, a los árbitros y a los contrarios, a esforzarse al máximo, a competir sanamente, etc., y deben divertirse con esta magnífica experiencia. Por este motivo, el entrenador de mini-basket debe organizar el conjunto de los partidos de la temporada de forma que, a lo largo del año, participen todos los jugadores suficientemente. Es muy conveniente que reparta el tiempo de juego entre todos los componentes del equipo que cumplan razonablemente con el compromiso adquirido, sin que jueguen más los mejores jugadores y estén sentados en el banquillo los peores. Además, no es suficiente que todos los jugadores salgan al campo. Participar en el partido significa que cualquier jugador en el campo debe poder expresar sus iniciativas, jugando sin restricciones. Algunos entrenadores, por ejemplo, propician que sus mejores jugadores sean los que pueden tener el balón y tirar a canasta, y tienen a dos o tres niños


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

73

en el campo «de relleno», simplemente porque tienen que jugar todos. Es evidente que estos niños, aunque estén en el campo, participan poco en el partido. El entrenador de mini debe planificar el conjunto de los partidos de la temporada y cada partido en concreto, pensando que todos los jugadores deben participar suficientemente. Además, puede utilizar parte del tiempo de juego para premiar a los jugadores por su asistencia y puntualidad a los entrenamientos, por su esfuerzo deportivo e incluso por conductas extradeportivas en el colegio o en casa.

* Por ejemplo: puede establecer que uno de los cuatro tiempos del partido lo jugarán aquellos jugadores que asistan más a los entrenamientos y sean más puntuales; y que otro tiempo se repartirá entre los chicos que hayan hecho todos los deberes del colegio esa semana. Así mismo, no será una experiencia educativa positiva que juegue un niño que nunca asiste a los entrenamientos (aunque sea muy buen jugador). Y tampoco será razonable que un chico no juegue por haber faltado a entrenar un día que tuvo que ir con sus padres a un evento familiar. Todos estos aspectos deben ser valorados convenientemente por el entrenador. El entrenador de mini-basket debe procurar que los partidos sean experiencias gratificantes en lugar de aversivas, siendo aconsejable que enfoque los partidos como un día más de actividad placentera para los chicos, sin que ningún partido sea muy trascendente. No obstante, en el grupo de 10-12 años puede ser interesante que los jugadores tengan algún objetivo de rendimiento (siempre objetivos de realización; no objetivos de resultado). En los equipos de mini los partidos no deben alterar el tipo de entrenamiento formativo que es más apropiado en estas edades, sino formar parte de este entrenamiento. Por ello, al planificar la temporada, el entrenador debe asegurarse de que existe un número adecuado de partidos (en general, entre 18 y 25), a ser posible contra rivales de nivel similar o, como mínimo, que no sean casi todos muy superiores o muy inferiores.


74

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Si el número de partidos es muy bajo, puede faltar un elemento motivador que es importante para los niños; y si se planifican demasiados partidos, la carga psicológica que conllevan puede ser inadecuada para los jugadores de estas edades. • Así mismo, si los rivales tienen un nivel similar o las diferencias de nivel, a favor o en contra, sólo se producen pocas veces, la experiencia de los partidos será mucho más enriquecedora. Finalmente, el entrenador de mini-basket debe integrar los partidos en el conjunto del plan de entrenamiento del equipo, sin adaptar este plan a los rivales de los siguientes partidos ni dedicar tiempo de entrenamiento a preparar específicamente ningún partido.

Ejercicio Práctico • Teniendo en cuenta las consideraciones expuestas en este apartado, haga un plan de partidos para el conjunto de la temporada que sea apropiado para equipos de mini-basket de 6-7 años, 8-9 años y 10-12 años.

Equipos Infantiles En los equipos infantiles (13-14 años), los partidos tampoco deben ser trascendentes, sino formar parte del proceso global de formación de los jugadores; aunque en este caso con más objetivos de rendimiento (fundamentalmente objetivos de realización) que en los equipos de mini-basket. El entrenador de equipos infantiles también debe considerar que todos los jugadores que asistan a los entrenamientos jueguen muchos minutos a lo largo de la temporada, pues de lo contrario su motivación disminuirá y será muy probable que abandonen o se esfuercen poco. Con jugadores de estas edades, el entrenador debe aprovechar los partidos como excelentes tests para comprobar la eficacia de su trabajo en los entrenamientos. Con este propósito es necesario que considere los siguientes pasos: • antes de cada partido, debe decidir los objetivos de realización (muy realistas), colectivos y/o individuales, que considera prioritarios en ese partido, teniendo en cuenta los contenidos entrenados durante la semana o semanas anteriores; • también antes del partido, debe establecer un procedimiento sencillo para evaluar si se consiguen, o no, o en qué medida, tales objetivos;


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

75

• durante el partido (o después si se graba en video), el entrenador o algún colaborador cualificado, puede registrar las conductas que constituyan los objetivos de realización previamente establecidos; • después del partido, el entrenador puede observar los registros realizados y valorar qué ha sucedido con los objetivos de realización establecidos antes del partido; esta valoración le permitirá saber cómo están asimilando los jugadores el trabajo de los entrenamientos. Por ejemplo, se están realizando en los entrenamientos ejercicios de bloqueos y el entrenador pretende saber cómo están asimilando los jugadores este contenido. En el siguiente partido establece como objetivo de realización prioritario hacer bloqueos, y elabora una hoja de registro como la que se presenta en la tabla-5. Durante el partido, un entrenador ayudante utiliza esta hoja de registro para señalar con una rayita cada bloqueo que el equipo realiza, considerando quién es el jugador que bloquea y quién es el jugador bloqueado. Después del partido, el entrenador puede utilizar este registro para conocer cuántos bloqueos ha realizado el equipo, quiénes son los jugadores que más bloqueos han hecho, quiénes son los jugadores que más veces han sido bloqueados y que parejas de jugadores han sido las que han hecho más bloqueos entre sí. Esta información resultará muy útil al planificar los entrenamientos de las semanas siguientes. En sucesivos partidos, el entrenador puede establecer el mismo objetivo y utilizar la misma hoja de registro para observar si se ha producido un progreso. Básicamente, la interacción entre los entrenamientos y los partidos, utilizando éstos como experiencias test, es un elemento fundamental en los equipos infantiles. Los objetivos que debe establecer el entrenador en los partidos deben ser, mayoritariamente, objetivos de realización, pues lo que le interesa es observar el progreso de los jugadores en los fundamentos del baloncesto que conforman los contenidos del entrenamiento.

Ejercicio Práctico • Elija dos posibles objetivos de realización para un equipo infantil en un partido, y diseñe una hoja de registro sencilla para poder evaluar esos objetivos.

Equipos Cadetes y Junior En este grupo de edad, sobre todo en la categoría junior (17-18 años), los equipos deben jugar partidos en los que el resultado tenga importancia, aunque sin perder la perspectiva formativa que todavía debe estar presente. Así, pueden considerarse dos tipos de partidos:


76

BALONCESTO PARA JUGADORES Jテ天ENES

JUGADORES

JUGADOR BENEFICIADO DEL BLOQUEO 4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

4

5

6 J U G A D O R

7

8 Q U E B L O Q U E A

9

10

11

12

13

Tabla 5. Ejemplo de instrumento sencillo para registrar la frecuencia de los bloqueos durante los pテ。rtidos. Cada vez que se realiza un bloqueo el entranador ayudante puede anotar una marca en la casilla apropiada, teniendo en cuenta al jugador que bloquea y al jugador beneficiado del bloqueo.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

77

• partidos cuyo objetivo principal sea ganar; que, en general, no deberían ser más del 25% en los equipos cadetes ni más del 40% en los equipos junior; • partidos cuyo objetivo principal sea consolidar el trabajo formativo de los entrenamientos. Los partidos cuyo objetivo principal sea ganar, bien utilizados, también forman parte del proceso formativo de los jugadores jóvenes, pues éstos deben aprender a afrontar la experiencia estresante de tener que ganar en este tipo de partidos. Sin embargo, la existencia de estos partidos no significa que la mayor prioridad del plan de entrenamiento sea preparar al equipo para ganarlos (a diferencia de lo que suele ocurrir en los equipos de elite). La presencia de estos partidos debe influir en cierta medida en el plan de entrenamiento, pero sin que éste se aparte del objetivo fundamental de estos equipos: la formación avanzada de los jugadores. Esto quiere decir que no se debe limitar a los jugadores de estos equipos a potenciar sus mejores recursos individuales y colectivos con el propósito de rendir mejor en los partidos clave de la temporada, sino que se debe trabajar para mejorar los puntos más débiles y enriquecer, así, el repertorio de recursos de los jugadores pensando en la proyección que pueden tener en el futuro. De esta forma, puede que en algunos casos el rendimiento del equipo sea menor a corto plazo, pero los jugadores se beneficiarán en mayor medida, y se estará cumpliendo el cometido formativo que todavía debe predominar en estas edades. No obstante, para aprovechar al máximo la valiosa experiencia de los partidos, sí es importante que el entrenador los prepare mínimamente considerando a los equipos rivales. • Cuando se trate de partidos cuyo objetivo sea ganar, el entrenador debe preparalos para que este objetivo sea más probable y los jugadores se acostumbren a la situación de preparar un partido con todo lo que conlleva. • Cuando se trate de otros partidos, el entrenador debe prepararlos para que se les pueda sacar el máximo beneficio como experiencia formativa.


78

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

* Por ejemplo: si el entrenador sabe que un determinado equipo rival hace defensa individual en todo el campo, aunque su objetivo principal no sea ganar ese partido, se trata de una excelente oportunidad para poder practicar contenidos relacionados con el ataque contra ese tipo de defensa, por lo que al planificar los entrenamientos será conveniente que lo tenga en cuenta. El procedimiento que puede seguir el entrenador de los equipos cadetes y junior para planificar la temporada completa y cada periodo dentro de ésta, puede ser el siguiente: • decidir los objetivos y los contenidos que considera adecuados para que los jugadores puedan mejorar significativamente su nivel; • establecer la proporción que estima apropiada entre los partidos cuyo objetivo principal debe ser ganar y los restantes partidos (¿25% y 75%?; ¿30% y 70%?, ¿35% y 65%?...); • localizar en el calendario los partidos cuyo objetivo principal deba ser ganar, y decidir, en función de estos partidos, la carga de trabajo físico y la carga psicológica del entrenamiento; • teniendo en cuenta estos partidos, situar en el calendario de entrenamientos los objetivos y contenidos más relacionados con tales partidos (entre los objetivos y contenidos elegidos previamente); • posteriormente, situar en el calendario de entrenamientos los restantes objetivos y contenidos, considerando los demás partidos; • en las semanas de los partidos cuyo objetivo principal sea ganar, el entrenador puede dedicar uno o dos entrenamientos a preparar específicamente esos partidos; en las restantes semanas, el entrenador no debe utilizar los entrenamientos para preparar partidos; • cualquiera que sea el objetivo principal del partido, el entrenador debe establecer para todos los partidos objetivos de realización. En los partidos cuyo objetivo principal sea ganar, objetivos de realización que aumenten la probabilidad de conseguir ese resultado. Y en los restantes partidos, objetivos de realización relacionados con el progreso individual o colectivo de los jugadores.

Ejercicio Práctico • Piense en un equipo cadete o junior, y siguiendo los pasos que se han señalado anteriormente, planifique, en líneas generales, una temporada de ocho meses en la que el equipo tenga que jugar entre 25 y 30 partidos.


2.

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

79

Puntos a Considerar Cualquiera que sea su equipo, el entrenador de jugadores jóvenes debe tener muy en cuenta dos importantes aspectos. • En primer lugar, debe reflexionar sobre lo que exige a sus jugadores en los partidos. Muchos entrenadores exigen más de lo que verdaderamente pueden hacer sus jugadores y, de esta forma, consiguen que los partidos pierdan gran parte de su valor formativo y se conviertan en una experiencia demasiado estresante y poco productiva. Sin embargo, los entrenadores que exigen considerando las verdaderas posibilidades de los jugadores, aprovechan mucho mejor cada partido. Así, el entrenador debe procurar que cada partido (o la gran mayoría de ellos) sean experiencias gratificantes en las que los jugadores, pierdan o ganen, perciban que controlan o pueden controlar las distintas situaciones a las que se enfrentan. La percepción de control es un aspecto muy importante para desarrollar la autoconfianza de los jugadores jóvenes. Por tanto, los objetivos que el entrenador establece para cada partido deben ser objetivos alcanzables y muy realistas. • El otro aspecto es que el entrenador de jugadores jóvenes no debe imitar a los entrenadores de equipos de elite; es decir, no debe planificar la temporada con el único objetivo de rendir al máximo en los partidos, ni limitar los objetivos y contenidos del plan de entrenamiento para poder ganar el mayor número de partidos, ni dedicar gran parte del tiempo de entrenamiento a preparar los partidos, etc. Los equipos de elite tienen un cometido y los equipos con jugadores jóvenes tienen otro. El entrenador debe tener clara esta diferencia y planificar los partidos y los entrenamientos en consecuencia.

2.9.

PROGRAMACIÓN DE LA ACTIVIDAD

En cada periodo de la temporada el entrenador debe programar los objetivos y contenidos del entrenamiento, teniendo en cuenta, según proceda, los partidos, la carga de trabajo físico y la carga psicológica. A modo de ejemplo, se pueden observar los instrumentos incluidos en las tablas-6 y 7. En el primer caso (tabla-6), el entrenador programa la carga de trabajo físico (volumen e intensidad) y la carga psicológica del entrenamiento en un mesociclo de cinco semanas, teniendo en cuenta las sesiones de entrenamiento disponibles y los


80

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

PLANIFICACIÓN DEL MESOCICLO: CARGA DE TRABAJO PERIODO :

DESDE :

18-1

NÚMERO DE SESIONES : NÚMERO DE PARTIDOS :

SEMANA FECHAS :

HASTA :

15

21-2

TOTAL TIEMPO DISPONIBLE : 22 h 30´ 5 (días 24, 31, 6, 13 y 21)

LUN.

MAR.

MIER.

JUE.

VIER.

SAB.

DOM.

18

19

20

21

22

23

24

30

31

6

7

13

14

20

21

VOL. :

ALTO (A)

MEDIO (M)

B

INT. :

BAJO (B)

M

M

PSIC. :

A

M

B

28

29

1

FECHAS :

25

26

27

VOL. :

A

A

B

INT. :

M

M

M

PSIC. :

M

B

B

4

5

2

FECHAS :

1

2

3

VOL. :

M

B

B

INT. :

M

A

B

PSIC. :

M

M

B

11

12

3

FECHAS :

8

9

10

VOL. :

M

B

B

INT. :

M

A

B

PSIC. :

A

M

B

18

19

4

FECHAS :

15

16

17

VOL. :

A

M

B

INT. :

B

M

M

PSIC. :

M

M

M

5

Tabla 6. Ejemplo de instrumento para planificar la carga de trabajo: volumen (VOL.) e intensidad (INT.), y la carga Psicológica (PSIC.) del entrenamiento en un mesociclo de cinco semanas.


2.

81

PLANIFICACIÓN DE LA ACTIVIDAD

PLANIFICACIÓN DE MICROCICLO PERIODO :

DESDE : 18-10

HASTA :

NÚMERO SESIONES ENTRENAMIENTO : 3 NÚMERO DE PATIDOS :

CARGA DE TRABAJO

24-10 TOTAL TIEMPO DISPONIBLE : 4 h 30’

1 (día 24)

LUN.

MAR.

MIER.

JUE.

VIE.

SAB.

DOM.

18

19

20

21

22

23

24

VOLUMEN

ALTO

MEDIO

BAJO

INTENSIDAD

BAJA

MEDIA

MEDIA

CARGA PSICOLÓGICA

ALTA

MEDIA

BAJA

OBJETIVOS

CONTENIDOS

D E F E N S A

A T A Q U E

O T R O S

Tablea 7. Ejemplo de instrumento para planificar los objetivos y contenidos del entrenamiento en un microciclo de una semana, considerando el tiempo disponible, la carga de trabajo físico (volumen e intensidad) y la carga psicológica.


82

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

partidos que debe jugar el equipo. A partir de aquí, el entrenador podrá programar los objetivos y los contenidos del entrenamiento que procedan en ese mesociclo. En el segundo ejemplo (tabla-7), el entrenador debe programar los objetivos y contenidos de un microciclo de una semana, considerando el tiempo de entrenamiento disponible, los partidos que debe jugar el equipo, la carga de trabajo físico (volumen e intensidad) que estima más apropiada, y la carga psicológica que debe tener el entrenamiento. En esta línea, siguiendo las directrices expuestas en este capítulo, el entrenador puede programar la actividad de su equipo en el conjunto de la temporada y en cada periodo de ésta. Después, tendrá que organizar cada sesión de entrenamiento considerando aspectos que se comentan en el capítulo siguiente.

Ejercicio Test-5 • Basándose en la información de este capítulo, conteste si las siguientes afirmaciones son verdaderas (V) o falsas (F). Las respuestas correctas se encuentran en la parte final del libro. Verdadero Falso 1. Al establecer las obligaciones de los jugadores, es conveniente que el entrenador y los propios jugadores tomen decisiones conjuntas. 2. Las normas de funcionamiento interno sólo deben establecerse cuando surgen problemas. 3. Los mesociclos son los periodos en los que se divide el macrociclo de la temporada. 4. Los objetivos de resultado son mucho más útiles que los objetivos de realización. 5. Entre otras características, los objetivos deben ser atractivos para los jugadores, pero a la vez realistas. 6. El control de la carga física es un aspecto clave que el entrenador debe considerar al planificar el entrenamiento. 7. En general, la intensidad del trabajo físico debe predominar sobre el volumen en las primeras semanas de la temporada. 8. La carga psicológica del entrenamiento es un aspecto que no concierne al entrenador. 9. En general, los ejercicios cortos evitan el cansancio atencional de los jugadores jóvenes. 10. En los últimos días de la semana, todos los entrenadores deben adaptar su plan de entrenamiento para preparar el partido siguiente.


3 ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO Jose María Buceta 3.1.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO • Fases de una Sesión de Entrenamiento • Objetivos de la Sesión de Entrenamiento • Contenidos y Ejercicios • Rutinas de Trabajo

3.2.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LOS EJERCICIOS DEL ENTRENAMIENTO • Explicación del Objetivo del Ejercicio • Control de Estímulos Antecedentes • Ejercicios con una Estructura Sencilla • Reglas de Funcionamiento Específicas • Ejercicios Variados • Ejercicios Relacionados • Ejercicios Competitivos • Ejercicios Divertidos • Duración de los Ejercicios • Intensidad Atencional de los Ejercicios • Participación de los Jugadores • Ejercicios Test

3.3.

EVALUACIÓN DE LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO


84 3.1.

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

A partir de la planificación de la temporada, el mesociclo y el microciclo correspondientes, el entrenador debe organizar cada sesión de entrenamiento. En primer lugar, debe planificar y programar la sesión considerando su duración, la carga de trabajo físico y la carga psicológica. En concreto, debe especificar los objetivos de la sesión, sus contenidos y sus ejercicios, y decidir el calendario de la sesión distribuyendo todos los ejercicios en el tiempo disponible (veáse la tabla-8).

Fases de una Sesión de Entrenamiento En líneas generales, una sesión de entrenamiento debe tener tres fases: • En la primera fase, el próposito es preparar progresivamente a los jugadores para que lleguen en las mejores condiciones físicas y mentales a la parte central del entrenamiento. Aquí se incluyen los ejercicios de calentamiento sin balón, tales como correr, hacer estiramientos, etc., y ejercicios con balón sencillos (con una carga física y psicológica bajas) que, poco a poco, vayan exigiendo un mayor esfuerzo físico y atencional. • En la segunda fase, el entrenador debe incorporar los principales contenidos de la sesión: es decir, los que demanden un mayor esfuerzo físico y psicológico, combinando ejercicios más y menos intensos (física y psicológicamente) en la proporción que estime adecuada. • En la tercera fase, debe reducir progresivamente la intensidad física y psicológica, aunque no necesariamente ambas al mismo tiempo. Así, en un primer momento de esta tercera fase, puede organizar un ejercicio físicamente intenso pero con una exigencia atencional muy baja (por ejemplo: correr a lo largo del campo para mejorar la forma física; o jugar un partidillo divertido dejando que los jugadores actúen libremente); o bien al revés, un ejercicio psicológicamente intenso pero con una carga de trabajo físico baja (por ejemplo: un concurso de tiros a canasta). Después, puede finalizar con ejercicios que demanden poco esfuerzo físico y mental (por ejemplo: ejercicios de estiramientos).

Ejercicios Prácticos • Programe una sesión de entrenamiento de una hora y quince minutos de duración para un equipo de mini-basket. • Programe una sesión de entrenamiento de una hora y treinta minutos de duración para un equipo infantil (13-14 años). • Programe una sesión de entrenamiento de dos horas de duración para un equipo cadete (15-16 años) o junior (17-18 años).


3.

ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

FECHA:

HORARIO:

VOLUMEN:

INTENSIDAD:

CARGA PSICOLÓGICA :

OBJETIVOS

CONTENIDOS-EJERCICIOS

DEFENSA

ATAQUE

OTROS

PROGRAMA

OBSERVACIONES

Tabla 8. Ejemplo de instrumento para organizar cada sesión de entrenamiento.

85


86

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Objetivos de la Sesión de Entrenamiento El entrenador debe decidir cuáles son los principales objetivos de la sesión de entrenamiento y, en función de éstos, seleccionar los contenidos de la sesión y los ejercicios más apropiados para trabajar tales contenidos, teniendo en cuenta el tiempo disponible y las cargas física y psicológica que estime más apropiadas en cada momento. Los objetivos de cada sesión deben ser pocos y estar muy claros para el entrenador. Dos graves errores son: • pretender hacer muchas cosas en una sola sesión de entrenamiento o en un mismo ejercicio; • que el entrenador no sepa qué es lo que pretende conseguir en el conjunto de la sesión y en cada ejercicio específico. En general, los objetivos de una sesión de entrenamiento pueden agruparse en cuatro grandes bloques: • aprendizaje: el objetivo es que los jugadores aprendan o perfeccionen habilidades nuevas o que no dominan suficientemente; • ensayo repetitivo: el objetivo es que los jugadores repitan habilidades que ya dominan con el fin de consolidarlas, ponerlas a punto o, según los casos, favorecer cambios fisiológicos; • exposición y ensayo en las condiciones de los partidos: el objetivo es que los jugadores entrenen en las condiciones estresantes de los partidos para acostumbrarse a ellas y que, en presencia de tales condiciones, ensayen habilidades que dominan suficientemente; • preparación específica de partidos: el objetivo es preparar al equipo para enfrentarse a rivales concretos que plantearán dificultades específicas. • En los equipos de mini-basket deben predominar, mayoritariamente, los objetivos de aprendizaje y, en menor medida, los de ensayo repetitivo. En estos equipos, no procede dedicar tiempo de entrenamiento a los otros dos apartados. • En los equipos infantiles también deben predominar el aprendizaje y el ensayo repetitivo, pero en pequeña medida conviene que los jugadores ensayen las habilidades que ya dominan en las condiciones de los partidos, siempre que éstas no sean muy estresantes. En estas edades tampoco es adecuado que se dedique tiempo de entrenamiento a la preparación específica de partidos.


3.

ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

87

• En los equipos cadetes y junior deben combinarse adecuadamente los objetivos de aprendizaje, ensayo repetitivo, exposición y ensayo en las condiciones de los partidos y preparación específica de partidos.

Contenidos y Ejercicios Los contenidos de la sesión deben corresponder a los objetivos (perfeccionar el desplazamiento de los pies en la defensa 1x1; repetir pases que se dominan, etc.) y deben seleccionarse considerando criterios que han sido expuestos en el capítulo anterior. En líneas generales, es interesante que el entrenador combine objetivos y contenidos del ataque con otros de la defensa, aunque en ocasiones organice sesiones de entrenamiento con un énfasis mayor en aspectos ofensivos o defensivos. Para trabajar cada contenido, el entrenador debe diseñar ejercicios específicos. Por ejemplo, para trabajar el contenido «defensa 1x1», debe diseñar un ejercicio específico que sea adecuado para este propósito. Los ejercicios son clave para conseguir optimizar el tiempo de entrenamiento. Una sesión con buenos ejercicios, bien coordinados entre sí, será más provechosa que otra sesión con ejercicios inapropiados o mal coordinados. Más adelante se señalan las principales características que pueden reunir los ejercicios de una sesión de entrenamiento, y en los capítulos correspondientes se exponen ejemplos de ejercicios en cada grupo de edad (mini-basket, infantil, cadete y junior).

Rutinas de Trabajo El entrenador debe establecer unas rutinas de trabajo que los jugadores conozcan. Para ello, debe decidir cuestiones como las siguientes: • ¿con cuánta antelación deben llegar los jugadores al entrenamiento?: ¿cuándo deben estar ya vestidos y preparados para empezar a entrenar?; • ¿cómo empieza el entrenamiento?: ¿se reúne el entrenador con los jugadores en el vestuario antes de salir al campo?; ¿los jugadores salen conforme están preparados y empiezan a entrenar por su cuenta hasta que el entrenador los llama?; ¿los jugadores llegan al campo y esperan la señal del entrenador antes de hacer nada?;


88

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• ¿quiénes son los encargados del material necesario para el entrenamiento?: ¿quién debe sacar los balones?; ¿quién los recoge después?; ¿quién se encarga de la llave del vestuario?; ¿quién se encarga de la pizarra?, etc. • ¿qué ocurre si un jugador se lesiona?: ¿quién le atiende?; ¿qué se debe hacer? Así mismo, el entrenador debe establecer unas normas sencillas para poder dirigirse a los jugadores y que éstos le presten atención. * Por ejemplo: puede utilizar un silbato cuando quiera que los jugadores dejen lo que están haciendo y escuchen sus comentarios; y utilizarlo dos veces seguidas para que los jugadores acudan a donde él se encuentra. * También debe establecer que cuando él reúna a los jugadores para hablar con ellos, éstos no pueden estar botando el balón, atándose las botas, hablando entre ellos o haciendo cualquier otra cosa; sino que deben mirarle y atender sus indicaciones. Ahora bien, para mantener la atención de los jugadores en estos casos, el entrenador debe plantearse que sus explicaciones en el campo deben ser muy cortas y muy precisas. También debe regular cuestiones como que los jugadores tengan que pedir permiso para abandonar el entrenamiento (por ejemplo, para ir al cuarto de baño), sobre el tipo de ropa deportiva que deben llevar, sobre si pueden o no sentarse o beber agua entre ejercicios, sobre la relación que deben tener entre ellos durante la sesión (por ejemplo, puede ser pertinente que prohíba comentarios negativos entre ellos), sobre la relación con personas que asistan a ver el entrenamiento (padres, amigos, etc.) o sobre cualquier otro aspecto que sea relevante para el buen funcionamiento de la sesión.

Ejercicio Práctico • Haga un listado de rutinas de trabajo que considere interesantes para la organización de las sesiones de entrenamiento de su equipo.

3.2. PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LOS EJERCICIOS

Explicación del Objetivo del Ejercicio Antes de cada ejercicio, el entrenador debe explicar a sus jugadores cuál es el objetivo del ejercicio; es decir, qué es, exactamente, lo que pretende que los juga-


3.

ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

89

dores hagan. Así, será más probable que los jugadores centren su atención en lo más importante del ejercicio y trabajen mejor. Además, si los objetivos son atractivos y alcanzables, los jugadores estarán más motivados y mejorará aún más su concentración. Las explicaciones deben ser muy breves. Los jugadores no pueden estar parados durante mucho tiempo escuchando largas explicaciones. El entrenador sólo tiene que decirles, clara y escuetamente, en qué consiste el ejercicio y qué es lo que ellos deben hacer.

Control de Estímulos Antecedentes Los estímulos antecedentes son todos los estímulos que están presentes en el ejercicio (lugar del campo, jugadores que participan, balones, canastas, etc.). Para controlar la atención de los jugadores y lograr que el ejercicio cumpla su propósito, el entrenador debe asegurarse que están presentes todos los estímulos que sean relevantes en función del objetivo del ejercicio, y eliminar los que sean irrelevantes. En general, cuantos menos estímulos estén presentes, mayor será la concentración en ellos. * Así, por ejemplo, puede ser conveniente reducir el espacio del campo, trabajar con grupos pequeños de jugadores y limitar las acciones que se pueden realizar en el ejercicio.

Ejercicios con una Estructura Sencilla Los ejercicios con una estructura sencilla facilitan que los jugadores puedan concentrarse mejor en el objetivo y el contenido del ejercicio. Al contrario, un ejercicio con una estructura compleja propicia que los jugadores deban dedicar parte de su atención a adaptarse a esa estructura, en detrimento de su concentración en el objetivo y el contenido. * Por ejemplo: si se pretende ensayar tiros a canasta, un ejercicio sencillo facilitará que la atención de los jugadores pueda centrarse mejor en la tarea de tirar.


90

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ejercicio Práctico • Elija un fundamento de ataque y organice un ejercicio sencillo para practicarlo.

Reglas de Funcionamiento Específicas Los ejercicios sólo deben complicarse, y nunca excesivamente, con reglas de funcionamiento que sirvan para centrar la atención de los jugadores en el objetivo del ejercicio. * Por ejemplo: se pretende que los jugadores boten el balón con la mano que peor dominan. Se organizan partidos de 3x3 en una canasta, estableciendo como objetivo botar únicamente con esa mano. Después se establece que si un jugador bota con la otra mano (la que mejor domina) su equipo perderá el balón (regla de funcionamiento). De esta forma, los jugadores estarán más atentos al objetivo del ejercicio: es decir, a botar sólo con la mano que peor dominan.

Ejercicio Práctico • Elija un fundamento de ataque y organice un ejercicio sencillo con una regla de funcionamiento que ayude a centrar la atención de los jugadores en la conducta concreta que sea el objetivo del ejercicio.

Ejercicios Variados Al igual que los ejercicios con una estructura sencilla favorecen la concentración de los jugadores en el objetivo, mantener siempre el mismo ejercicio provoca que la motivación y la concentración decaigan. Por este motivo, es conveniente variar los ejercicios, bien en su estructura, bien en sus objetivos, bien en ambos. * Por ejemplo: se puede cambiar de ejercicio para seguir insistiendo en el objetivo de pasar el balón en línea recta; o bien aprovechar la misma estructura de este ejercicio, pero ahora para trabajar el bote; o cambiar a otro tipo de ejercicio para entrenar el bote.


3.

ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

91

Ejercicios Relacionados Si después de un ejercicio se realiza otro con una cierta relación por sus objetivos y/o su estructura, los jugadores estarán mentalmente mejor preparados para rendir en el segundo ejercicio; sobre todo si el nivel de exigencia atencional aumenta progresivamente. Veamos un ejemplo: • se puede comenzar con un ejercicio que abarque un sólo objetivo y contemple un número muy reducido de estímulos (por parejas, en un espacio reducido, con un solo balón por pareja; los jugadores deben moverse sin el balón y pasarse el balón entre ellos; el jugador que recibe el balón debe mirar a la canasta; el jugador que pasa debe moverse inmediatamente a otra posición); • se continua con otro ejercicio que tenga el mismo objetivo pero añadiendo más estímulos (se plantea una situación de 2 × 2, en un espacio más amplio pero también limitado; los jugadores que atacan deben desmarcarse para recibir el pase de su compañero; si los defensores roban el balón pasan a atacar y los atacantes a defender; el objetivo sigue siendo que los jugadores miren a la canasta cuando reciban el balón y se muevan a otra posición después de pasarlo);

• se pasa a otro ejercicio manteniendo una estructura parecida pero con otro objetivo (se sigue planteando una situación de 2 × 2, pero ahora el objetivo es conseguir canastas haciendo entradas con la mano izquierda); • se sigue con otro ejercicio manteniendo la misma estructura y combinando los dos objetivos anteriores (se mantiene la situación de 2 × 2; los jugadores deben dar como mínimo tres pases antes de poder entrar a canasta; el jugador que recibe debe mirar al aro; el jugador que pasa debe moverse


92

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

inmediatamente a otra posición; sólo se puede encestar entrando a canasta con la mano izquierda); • se cambia a otro ejercicio (cambio de estructura) con los mismos objetivos pero añadiendo más estímulos (se organiza un partido de 4x4 en una canasta; los jugadores que reciben el balón deben mirar al aro; los jugadores que pasan deben desplazarse inmediatamente a otro lugar; como mínimo deben darse cinco pases antes de poder entrar a canasta; sólo se puede encestar entrando a canasta con la mano izquierda).

Ejercicio Práctico • Organice una secuencia de cuatro ejercicios relacionados, cambiando la estructura o el objetivo de cada ejercicio.

Ejercicios Competitivos Organizar ejercicios en los que los jugadores deben competir entre ellos o contra sí mismos, es una buena medida para incrementar su motivación y su concentración, siempre que tengan recursos suficientes para poder tener éxito en esa competición. Veamos varios ejemplos: • se puede dividir al equipo en cuatro grupos: dos en cada canasta; se organiza una competición para ver que grupo consigue encestar más entradas a canasta con la mano izquierda en tres minutos; • se divide al equipo en grupos de tres jugadores; cada grupo debe hacer pases de pecho corriendo de una canasta a la otra (al menos tres o cuatro) y finalizar con una entrada a canasta; se conceden dos puntos por cada enceste y se resta un punto por cada pase que no vaya en línea recta o no llegue a su destino; el ejercicio dura cinco minutos; se trata de ver que equipo consigue más puntos; después, en una segunda fase, se repite el mismo ejercicio, pero ahora se trata de ver que equipos son capaces de mejorar el resultado conseguido en la primera fase; • dos jugadores juegan 1x1 (con unas reglas de funcionamiento específicas) hasta que uno consigue tres canastas; • todo el equipo dividido en todas las canastas disponibles; los jugadores se agrupan en parejas y tiran a canasta simultáneamente (el que tira recoge el balón y se lo pasa al compañero que espera preparado, etc.); durante tres minutos deben conseguir el máximo número de encestes, acumulándose los de todo el equipo; al finalizar el tiempo se registra la marca lograda; periódicamente (una o dos veces a la semana) se puede hacer este ejercicio planteando el reto de superar la mejor marca y establecer un nuevo record.


3.

ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

93

Si los ejercicios competitivos se plantean correctamente (con retos que verdaderamente sean alcanzables) y no se abusa de ellos, los jugadores trabajarán muy motivados y se incorporará al entrenamiento un elemento importante en el proceso de formación de los jugadores jóvenes: acostumbrarse a competir.

Ejercicio Práctico • Elija un equipo de mini, infantil, cadete o junior, y organice dos ejercicios competitivos: uno entre jugadores diferentes y otro en el que los jugadores compitan contra sí mismos. En ambos casos tenga en cuenta que el objetivo de la competición debe ser atractivo y alcanzable.

Ejercicios Divertidos La diversión es un elemento esencial que debe cuidar el entrenador, sobre todo en los equipos de jugadores más jóvenes. En los equipos de mini-basket, que los niños se diviertan entrenando debe ser el objetivo principal. En los equipos infantiles, cadetes y junior también debe ser un objetivo muy importante, porque no es incompatible entrenar con seriedad y que los jugadores se diviertan. Los ejercicios divertidos no deben ser ejercicios desorganizados o inútiles para otros propósitos. Todo lo contrario, sirven para compensar la carga psicológica del entrenamiento y pueden ayudar al proceso de formación del jugador mediante contenidos interesantes que se desarrollarán mejor con este tipo de ejercicios. Por tanto, hacer ejercicios divertidos no debe confundirse con que cada jugador haga lo que quiera o sólo se esfuerce cuando le apetezca. Los ejercicios divertidos son aquéllos que tienen ingredientes atractivos para los jugadores, con un ambiente relajado y no estresante que permite al jugador sentirse cómodo y pasárselo bien; pero deben ser ejercicios que tengan un objetivo y unas reglas de funcionamiento y demanden un cierto rendimiento. * Por ejemplo: un ejercicio divertido para un equipo de mini-basket podría ser el siguiente: los jugadores están dentro de la zona de tres segundos cada uno con un balón; cada jugador debe botar su balón e intentar desviar el balón de los demás sin perder el propio; el jugador que pierde el balón está eliminado; el último jugador es el ganador. En este tipo de ejercicio los jugadores trabajarán en un ambiente relajado y lo pasarán bien, pero además el ejercicio tiene un objetivo y unas reglas de funcionamiento, y demanda un rendimiento, por lo que puede ser doblemente beneficioso: por un lado, los jugadores se divierten y les gusta más entrenar; paralelamente, trabajan contenidos importantes en su proceso de formación como jugadores.


94

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Duración de los Ejercicios Al decidir el tiempo de los ejercicios el entrenador debe tener en cuenta aspectos como el aburrimiento y el cansancio psicológico, cuyo principal efecto es una disminución de la concentración. Los ejercicios deben ser lo suficientemente largos como para que los jugadores tengan tiempo de comprender y asimilar el contenido del ejercicio, pero si se prolongan mucho empeora la concentración de los jugadores y, a partir de ese momento, su rentabilidad es baja. Este aspecto es especialmente importante con los jugadores más jóvenes. En general, los ejercicios más atractivos pueden ser más largos, mientras que los menos atractivos y más rutinarios deben ser los más cortos.

Intensidad Atencional de los Ejercicios En cuanto a la intensidad atencional, unos ejercicios requieren que los jugadores estén más concentrados que otros. Si en una sesión de entrenamiento se programan varios ejercicios seguidos con una elevada exigencia atencional, se producirá un cansancio mental y la atención decaerá.


3.

ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

95

Por este motivo, es importante programar descansos atencionales a lo largo de la sesión de entrenamiento, bien mediante intervalos de descanso total, bien mediante ejercicios que no exijan un gran esfuerzo atencional.

Ejercicio Práctico • Diseñe tres ejercicios que no exijan un gran esfuerzo atencional.

Participación de los Jugadores El entrenador debe diseñar ejercicios en los que participen todos los jugadores con la asiduidad apropiada. Por ejemplo, es frecuente observar entrenamientos de equipos de niños en los que se organiza una larga fila para hacer entradas a canasta. En estos ejercicios los niños deben esperar su turno durante más de un minuto para hacer una entrada en cinco segundos (a veces el tiempo de espera es aún mayor si el entrenador detiene el ejercicio para corregir a algún compañero). También es habitual observar entrenamientos en los que algunos jugadores están sentados durante bastante tiempo mientras sus compañeros juegan un partido. Aunque disponga de medios muy limitados (por ejemplo, un solo balón y una sola canasta), el entrenador debe tener imaginación para que sus jugadores estén activamente involucrados durante todo el entrenamiento (con la intensidad que estime apropiada en cada caso). La falta de medios no debe ser una excusa, sólo una dificultad que el entrenador debe subsanar lo mejor posible. * Por ejemplo: es apropiado que el entrenador divida a los jugadores en grupos pequeños y establezca objetivos concretos para cada grupo; si no dispone de suficientes balones o canastas, tendrá que organizar distintos turnos; así, algunos grupos realizarán ejercicios sin balón y sin canasta (desplazamientos defensivos, fintas sin balón, juegos sin balón, etc.) mientras otros hacen ejercicios con balón, y después será al revés.


96

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

En ningún caso deben estar los jugadores parados, salvo que se trate de un descanso corto para recuperarse de un esfuerzo intenso o el número de jugadores obligue necesariamente a ello. Cuando el número de jugadores impida que todos participen al mismo tiempo (por ejemplo, hay once jugadores y se pretende jugar un partido de 5x5) los jugadores excluidos deberán ser los menos (en este caso un jugador) y estar parados por muy poco tiempo, estableciéndose rotaciones frecuentes entre jugadores.

Ejercicios Prácticos • Organice un ejercicio en el que los trece jugadores de minibasket que han asistido al entrenamiento estén activamente involucrados; sólo dispone de tres balones y una canasta. • Organice un ejercicio en el que los siete jugadores infantiles que han asistido al entrenamiento estén activamente involucrados; sólo dispone de un balón y dos canastas. • Organice un ejercicio en el que los doce jugadores cadetes que han asistido al entrenamiento estén activamente involucrados aprovechando al máximo todos los medios disponibles: cinco balones y tres canastas.

Ejercicios Test Cuando el objetivo del entrenamiento sea el aprendizaje de habilidades técnicas o tácticas, es interesante que el entrenador incluya breves ejercicios test que le permitan saber hasta qué punto han asimilado los jugadores el trabajo realizado. Básicamente, estos ejercicios consisten en incorporar más estímulos que en el ejercicio de aprendizaje, de forma que los jugadores tengan que atender a más demandas. Si ante esta situación más compleja, los jugadores no aplican las habilidades que estaban aprendiendo, será señal de que estas habilidades todavía no están lo suficientemente consolidadas y, por tanto, siguen necesitando un trabajo muy específico en un ámbito de estímulos restringido.

* Por ejemplo: pensemos que en el ejercicio de aprendizaje los jugadores trabajaban en una canasta con el objetivo de aprender la decisión de entrar a canasta con la mano izquierda, disputando un partido de 2 × 2 en el que sólo podían encestar si entraban con esa mano.


3.

ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

97

* Ahora, en el ejercicio test, el entrenador organiza un ejercicio de 4 × 4 en todo el campo (con más estímulos que en el ejercicio anterior y, por tanto, más demandas) y observa si los jugadores entran a canasta con la mano izquierda cuando se presenta la oportunidad de hacerlo o siguen utilizando la derecha. Si sucede esto último, el entrenador podrá concluir que el objetivo de aprender a entrar a canasta usando la mano izquierda todavía necesita un entrenamiento específico que favorezca tal aprendizaje.

Ejercicio Práctico • Organice un ejercicio sencillo para mejorar un fundamento y, posteriormente, organice un ejercicio test para comprobar hasta qué punto se ha consolidado el aprendizaje pretendido.

3.3. EVALUACIÓN DE LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO Al finalizar cada sesión, es conveniente que el entrenador realice una pequeña evaluación de lo sucedido con el fin de controlar mejor el proceso del entrenamiento de su equipo. Para ello, puede utilizar un instrumento sencillo como el que se presenta en la tabla-9. Este tipo de instrumento le permitirá comparar el plan que tenía para la sesión con lo que realmente ha realizado, y registrar sus observaciones más relevantes sobre la sesión. De esta forma, nada más finalizar la sesión, antes de que se le olvide algo, puede evaluar lo ocurrido y reflejarlo por escrito en tan solo cinco o diez minutos. Es evidente que existen otros procedimientos más sofisticados para evaluar lo sucedido en una sesión de entrenamiento, pero no sirven si, por ser complejos, el entrenador se olvida de utilizarlos o los abandona tras varias semanas. Por tanto, lo más realista es que el entrenador use un procedimiento muy sencillo que pueda incorporar con facilidad a sus quehaceres diarios. El procedimiento anterior puede completarse con una reflexión un poco más amplia al finalizar cada semana. En este caso, el entrenador puede emplear un instrumento como el de la tabla-10 para recopilar el trabajo realizado en los días de entrenamiento de esa semana, distribuyéndolo en tres categorías: defensa, ataque y otros. Esta información le ayudará a controlar mejor lo sucedido durante la semana y a preparar mejor el plan de entrenamiento de la siguiente semana.


98

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

REGISTRO DE LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO FECHA : ________________________ OBJETIVOS : ___________________________________________________________ _______________________________________________________________________ TRABAJO PLANIFICADO ANTES DE LA SESIÓN

TRABAJO REALIZADO EN LA SESIÓN

OBSERVACIONES

Tabla 9. Después de la sesión de entrenamiento el entrenador puede comparar el trabajo planificado antes de la sesión con el trabajo verdaderamente realizado.


3.

ORGANIZACIÓN DE LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

REGISTRO DE TRABAJO SEMANAL SEMANA : OBJETIVOS :

TRABAJO REALIZADO DEFENSA

ATAQUE

OTROS

LUNES

MIÉRCOLES

VIERNES

OBSERVACIONES

Tabla 10. El entrenador puede registrar el trabajo realizado durante la semana.

99


100

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ejercicio Test-6 • Utilizando la información de este capítulo, conteste si las siguientes afirmaciones relacionadas con los ejercicios del entrenamiento son verdaderas (V) o falsas (F). Las respuestas correctas se encuentran al final del libro. Verdadero Falso 1. Antes de la sesión de entrenamiento, el entrenador debe decidir los objetivos de la sesión, improvisando posteriormente, sobre la cancha, los ejercicios más adecuados. 2. Para que un ejercicio sea divertido no deben existir reglas. 3. Los estímulos antecedentes de un ejercicio son aquéllos que el entrenador utiliza para premiar a los jugadores. 4. Es conveniente variar los ejercicios en cuanto a sus objetivos pero no en cuanto a la estructura del ejercicio. 5. En general, organizar la sesión de entrenamiento con ejercicios relacionados favorece que se aproveche mejor el tiempo de entrenamiento. 6. Los ejercicios competitivos pueden plantearse entre jugadores o grupos de jugadores, y también respecto a un jugador o un grupo contra sí mismo. 7. En los ejercicios competitivos lo importante es competir con independencia del objetivo y del contenido. 8. En los equipos de mini-basket los objetivos relacionados con la preparación específica de partidos deben predominar casi tanto como los objetivos de aprendizaje. 9. En todos los ejercicios la intensidad atencional debe ser elevada. 10. Trabajar en grupos pequeños simultáneos no es bueno porque el entrenador no puede atender a todos a la vez. 11. Comparar el trabajo realizado en la sesión de entrenamiento terminada con el trabajo planificado anteriormente para esa sesión, facilita que el entrenador controle el proceso del entrenamiento de su equipo. 12. En general, es interesante combinar objetivos y contenidos de ataque y de defensa.


4 ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO Jose María Buceta 4.1.

ACTITUD CONSTRUCTIVA

4.2.

DIRECCIÓN DE LOS EJERCICIOS DEL ENTRENAMIENTO

4.3.

MODELADO

4.4.

INSTRUCCIONES Y COMENTARIOS A LOS JUGADORES

4.5.

PREGUNTAS Y RECORDATORIOS

4.6.

REGISTROS DE RENDIMIENTO

4.7.

FEEDBACK

4.8.

MANEJO DE CONTINGENCIAS • Utilización del Reforzamiento • Reforzamiento Social • Economía de Fichas • Utilización de Estímulos Aversivos

4.9.

REGISTRO DE LA CONDUCTA DEL ENTRENADOR


102

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Además de planificar y evaluar las sesiones de entrenamiento, es importante que el entrenador dirija con eficacia el trabajo de los jugadores en los ejercicios de cada sesión. Con este propósito puede utilizar estrategias como las que se comentan a continuación. 4.1.

ACTITUD CONSTRUCTIVA

En general, el entrenador debe tener una actitud constructiva dirigiendo los entrenamientos de su equipo. Su trabajo no consiste en reprender a los jugadores cuando lo hacen mal, ni es necesario que esté de mal humor, y por supuesto no debe insultar, menospreciar o ridiculizar a los chicos. El trabajo del entrenador en el entrenamiento es ayudar a los jugadores, facilitando que puedan lograr los objetivos establecidos. Para ello, es fundamental que su actitud constructiva se refleje en aspectos como los siguientes: • crear un clima de trabajo agradable, en el que predominen retos atractivos y alcanzables y comentarios positivos; • asumir que los jugadores no son perfectos y que, por tanto, cometen errores; • aceptar que los errores de los jugadores son parte de su proceso formativo, por lo que siempre habrá errores que estarán presentes; • asumir que no basta con una o varias explicaciones para que los jugadores hagan lo que se pretende. En muchos casos, son convenientes las demostraciones y, aún así, es necesario un periodo de entrenamiento para que los jugadores asimilen y dominen la información que reciben; • comprender que cada jugador joven tiene su propio ritmo de aprendizaje, por lo que el entrenador debe ayudar a cada chico respetando su propio ritmo, sin infravalorar a los que aprenden más despacio o con mayor dificultad; • tener siempre una perspectiva realista sobre lo que puede y debe exigir a los jugadores;


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

103

• valorar y destacar el esfuerzo que hacen los jugadores más que los resultados que consiguen. Si los jugadores lo intentan y el entrenador controla el proceso del entrenamiento, tarde o temprano se observarán los frutos; • fijarse y destacar las mejoras de los jugadores más que sus defectos; • tener paciencia cuando las cosas no salen como se esperaba, animando a los jugadores para que lo intenten de nuevo; • analizar con objetividad los errores de los jugadores y las situaciones difíciles en el proceso del entrenamiento, siempre con el propósito de alcanzar conclusiones productivas. Los errores y las situaciones difíciles son excelentes oportunidades para saber cómo están las cosas, qué aspectos deben trabajarse más o qué detalles deben modificarse; • tratar siempre a los jugadores, pase lo que pase, con respeto y cariño. Esta línea de actuación favorece que el entrenador se gane el respeto de sus jugadores jóvenes y realice con más eficacia su trabajo en el entrenamiento.

Ejercicio Práctico • Reflexione sobre su forma más habitual de dirigir los entrenamientos de su equipo y piense si su actitud podría ser más constructiva.

4.2. DIRECCIÓN DE LOS EJERCICIOS DEL ENTRENAMIENTO Para dirigir eficazmente los ejercicios del entrenamiento, el entrenador puede emplear un procedimiento como el siguiente: • explicar a los jugadores cómo es el ejercicio que tienen que hacer y cuál es su objetivo; • en algunos casos, hacer una demostración práctica de lo que pretende para que los jugadores puedan observarle y entiendan mejor cuál es el objetivo; • establecer las reglas de funcionamiento del ejercicio; • al comenzar el ejercicio, observar si los jugadores han comprendido de que se trataba; si no lo han comprendido, parar el ejercicio y explicarlo de nuevo; • en caso de que hayan comprendido el ejercicio, en los primeros minutos dejarles que lo desarrollen sin corregirles; de esta forma el entrenador podrá evaluar el nivel en que se encuentra el objetivo del ejercicio en ese momento y cómo están funcionando atencionalmente los jugadores;


104

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• esta evaluación facilita que el entrenador pueda observar si ha introducido demasiados estímulos al mismo tiempo, provocando que a los jugadores les resulte difícil centrarse en el objetivo del ejercicio. En este caso, deberá rehacer el ejercicio eliminando algunos estímulos que, quizá, podrá incorporar más tarde cuando los jugadores hayan asimilado los conceptos clave; • durante el ejercicio, no interferir en la concentración de los jugadores con sus instrucciones y comentarios; todo lo contrario, debe utilizar las instrucciones y los comentarios para centrar la atención de los chicos en los aspectos clave del ejercicio; • no actuar como un locutor que está «radiando» a los jugadores lo que tienen que hacer en cada momento; al contrario, debe «dejar hacer» a los jugadores, permitiendo que se produzcan los procesos mentales implicados en el desarrollo del ejercicio para que los chicos puedan asimilar correctamente los contenidos; • aprovechar las pausas de los ejercicios para hablar con los jugadores, en lugar de dirigirse a ellos mientras están participando activamente (por ejemplo, esperar a que el jugador haya terminado de correr el contraataque para corregirle); • utilizar conductas no verbales y verbales apropiadas (por ejemplo, mirar a los jugadores cuando les habla, usar el volumen de voz adecuado); • usar preguntas y recordatorios apropiados para propiciar que los jugadores trabajen bien atencionalmente; • proporcionar información (feedback) a los jugadores sobre las conductas que realizan; • registrar datos sobre las conductas de rendimiento de los jugadores; • utilizar el reforzamiento para potenciar el aprendizaje y el esfuerzo de los jugadores. Algunas de estas estrategias han sido comentadas en el capítulo anterior (explicar los objetivos del ejercicio, establecer reglas de funcionamiento). Otras se comentan con mayor detalle en los apartados siguientes. 4.3.

MODELADO

Los jugadores jóvenes tienden a fijarse en la conducta del entrenador y de otros jugadores, aprendiendo en muchos casos a través de la imitación de tales conductas. Por este motivo, el modelado es una estrategia muy útil para potenciar la motivación de los jugadores y mostrarles lo que se pretende que aprendan. Básicamente, la estrategia del modelado consiste en presentarle al jugador, o al equipo, un modelo significativo que represente un ejemplo a imitar, destacando o mostrando las conductas concretas que deben ser imitadas.


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

105

* Por ejemplo: el entrenador de un equipo de mini-basket (modelo significativo) puede mostrar a sus jugadores cómo deben pasar el balón con el propósito de que los chicos le imiten. Gracias a esta demostración, será más fácil que los jugadores comprendan, con precisión, qué pretende el entrenador de ellos. * Otro ejemplo: el entrenador de un equipo infantil puede hablar a sus jugadores de otros jugadores que les resulten significativos (jugadores de elite o de los equipos cadete o junior del mismo club) para explicarles que en su momento también realizaron los ejercicios de defensa que ahora deben hacer ellos. De esta forma, los chicos estarán más motivados ante una tarea, los ejercicios de defensa, que en principio no les resultaba muy atractiva. Deben distinguirse dos tipos de modelos: los modelos expertos y los modelos competentes. Los modelos expertos son jugadores o equipos de reconocido prestigio. Los modelos competentes son jugadores o equipos más cercanos a los jugadores propios, que aun no siendo reconocidos expertos tienen un nivel superior. * Por ejemplo: para los jugadores de un equipo infantil un jugador internacional podría servir como modelo experto, mientras que un jugador del equipo cadete del mismo club que dos años antes estuvo en el equipo infantil, podría ser un buen modelo competente. El ejemplo del modelo experto puede ser muy motivante en un principio, pero si se trata de un jugador muy superior que está muy distante, los jugadores pueden considerar utópico imitar a ese modelo. Por este motivo, es útil emplear modelos expertos que aumenten la motivación de los jugadores y, paralelamente, recurrir a modelos competentes, más cercanos, con los que los jugadores se encuentren más identificados. De esta forma, al interés por imitar al modelo se unirá la percepción de que, verdaderamente, es posible imitarlo. Los jugadores jóvenes pueden tender a imitar cualquier conducta de los modelos que consideren atractiva. Sin embargo, es importante que el entrenador destaque aquellas conductas que estime más relevantes en el contexto del entrenamiento. Es


106

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

decir, no se trata de hablar de los grandes jugadores, sin más, sino de hablar de ellos destacando las conductas deportivas y de esfuerzo que son un ejemplo a imitar, potenciando estos comentarios con ejemplos de modelos más cercanos. * Por ejemplo: antes de comenzar un ejercicio el entrenador puede mostrar un determinado movimiento para que los jugadores lo imiten, e indicar, así mismo, que es uno de los fundamentos que más usa un jugador famoso (siempre que sea verdad). Esta estrategia puede resultar muy útil con los jugadores jóvenes. * También, aprovechando el interés de sus jugadores por un determinado jugador famoso, el entrenador puede destacar las conductas concretas que hace este jugador para conseguir sus éxitos, demostrándolas él mismo o utilizando como modelo competente a un jugador más mayor. A veces, los modelos pueden encontrarse dentro del propio equipo y, de hecho, muchos jugadores aprenden observando e imitando a sus compañeros. También el entrenador puede ser un excelente modelo. Un entrenador de jugadores jóvenes, sobre todo de mini-basket e infantiles, debe poder modelar los fundamentos del baloncesto (pase, bote, etc.) para que sus jugadores observen y puedan imitar los movimientos correctos. Ocasionalmente, el entrenador puede utilizar videos o materiales gráficos con modelos expertos y competentes que puedan ser imitados.

Ejercicio Práctico • Haga un listado de los fundamentos que podría mostrar a sus jugadores actuando como modelo.

4.4. INSTRUCCIONES Y COMENTARIOS A LOS JUGADORES Las instrucciones y los comentarios a los jugadores durante los entrenamientos deben ser cortos, claros y precisos, evitándose mensajes largos, ambiguos y dispersos. El entrenador debe centrarse en lo que quiere decir y decirlo claramente para que los jugadores lo entiendan bien y se centren al máximo en lo que tienen que hacer. Con este propósito, el entrenador debe adaptar su lenguaje al nivel de los jugadores, sin utilizar palabras o conceptos que éstos no dominen y evitando hablarles como si estuviera dando un clinic o participando en una reunión con otros entrenadores.


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

107

* Por ejemplo: si un entrenador al explicar un ejercicio de 2x2 se refiere a las fintas de recepción, debe asegurarse de que los jugadores saben a qué se está refiriendo exactamente. Si las instrucciones y los comentarios del entrenador se centran única, específica y claramente en el objetivo de cada ejercicio, es mucho más probable que los jugadores se concentren en los aspectos importantes del ejercicio y rindan mejor. Sin embargo, ocurrirá lo contrario si el entrenador interfiere en la concentración de los jugadores con instrucciones y comentarios respecto a aspectos diferentes. * Por ejemplo: si en un ejercicio el objetivo es que los jugadores salgan corriendo con rapidez al contraataque, lo más conveniente es que el entrenador, durante el ejercicio, se refiera únicamente a este aspecto, sin que de pronto pretenda corregir o haga comentarios respecto a otros aspectos del juego. De esta forma, logrará que los jugadores se centren mejor en el objetivo del ejercicio. En esta línea, el entrenador debe centrarse en las conductas-objetivo de los jugadores y no en sus resultados, pues es la conducta deportiva (lo que los jugadores hacen) y no los resultados (la consecuencia de lo que hacen) el aspecto en el que el entrenador puede influir directamente. * Por ejemplo: se realiza un ejercicio de 1x1; el entrenador debe centrar sus instrucciones y comentarios en las decisiones y/o la ejecución de los movimientos implicados, pero no en las canastas que consigue cada jugador. Además, resulta muy útil que el entrenador dé instrucciones directamente relacionadas con la conducta atencional que deban utilizar los jugadores. * Por ejemplo: «observa al mismo tiempo al atacante y al balón», «céntrate en la posición del pivot», etc. De esta manera, estará recordando a los jugadores las exigencias atencionales de la tarea e incidirá mejor en su atención. 4.5. PREGUNTAS Y RECORDATORIOS Habitualmente, cuando un entrenador se dirige a un jugador para corregirle, le señala qué ha hecho mal o qué debe cambiar para mejorar en futuros intentos: es decir, le da las soluciones correctas respecto al error cometido para que el jugador las asimile.


108

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

En muchos casos, esta forma de actuar es apropiada, sobre todo cuando los jugadores no conocen las soluciones correctas y es la única forma de que las conozcan. Sin embargo, si los jugadores conocen las soluciones, una estrategia eficaz para centrar su atención en el objetivo del ejercicio y provocar que asimilen mucho mejor, es utilizar preguntas para que sean ellos mismos los que busquen las respuestas correctas. * Por ejemplo: pensemos en un ejercicio de aprendizaje de entradas a canasta con niños de mini-basket. Se pretende que pisen el suelo con la pierna derecha en el momento de recibir el balón. Un niño entra a canasta y no lo hace. El entrenador, en lugar de indicarle que no lo ha hecho, le pregunta: ¿qué pie has puesto en el suelo?, ¿qué pie tenías que haber puesto?, ¿estás seguro?, etc. Este tipo de preguntas obligan al niño a buscar la respuesta y propician que esté más atento en los siguientes intentos. Así, puede ocurrir que ante la primera pregunta del entrenador el jugador no sepa la respuesta porque no ha estado suficientemente atento, pero a partir de entonces aumentará su concentración para poder responder correctamente a posibles preguntas sucesivas. Además, lo más probable es que también aumente la concentración de sus compañeros, pues habrán aprendido que el entrenador puede preguntarles también a ellos. Este sistema de preguntas puede complementarse recordándole al jugador lo que tiene que hacer justo antes de intentarlo («recuerda que el objetivo es poner el pie derecho en el suelo al recibir el balón»). Si el jugador tiene suficiente información, este recordatorio previo también puede realizarse mediante una pregunta («¿qué pie tienes que poner en el suelo al recibir el balón?»), consiguiendo, en ambos casos, que los jugadores centren su atención en el aspecto clave del ejercicio justo antes de intervenir. Las dos estrategias, preguntas y recordatorios, son especialmente útiles cuando se trata de habilidades no consolidadas que necesitan una atención consciente más intensa, o en momentos concretos en los que el entrenador percibe déficits de atención. Las preguntas deben seguir a la conducta del jugador con la mayor inmediatez posible (justo después de producirse la acción del jugador) y los recordatorios previos (con o sin pregunta) deben preceder a la acción siguiente justo antes de ésta.


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

109

4.6. REGISTROS DE RENDIMIENTO Los registros de rendimiento durante los ejercicios del entrenamiento, favorecen que los jugadores estén más concentrados en las conductas que se registran y aprovechen mejor el tiempo disponible. * Por ejemplo: si en un ejercicio se anotan en una pizarra o en una hoja, las veces que se produce cada conducta-objetivo (determinados pases, bloqueos, tiros, etc.), los jugadores estarán más atentos y realizarán tales conductas con mayor frecuencia. Lo mismo ocurrirá si el entrenador lleva registros acumulados de las conductas a las que concede más importancia. Para conseguir este efecto positivo, tienen que estar muy claros los criterios que se seguirán para realizar los registros. Cuando se trate del aprendizaje de conductas, los criterios elegidos deben referirse a las conductas de los jugadores y no a sus resultados. * Por ejemplo: se puede llevar un registro de las veces que los jugadores de un equipo cadete bloquean correctamente (la conducta), con independencia de que ese bloqueo sea o no aprovechado para recibir un buen pase o conseguir una canasta (el resultado de la conducta). De esta forma, los jugadores estarán más centrados en la conducta-objetivo del ejercicio, en este caso hacer bloqueos. A modo de ejemplo, en la tabla-11 se presenta un instrumento que puede utilizarse para registrar las conductas-objetivo de los jugadores. Sin embargo, cuando se trate del ensayo repetitivo de conductas que se dominan, puede ser más apropiado registrar los resultados de tales conductas; siempre que esos resultados dependan en gran medida de la conducta que ensayan los jugadores. * Por ejemplo: en un ejercicio de ensayo repetitivo de tiro a canasta de un equipo junior cuyos jugadores ya dominan la técnica de tiro, se pueden registrar los encestes logrados. Así, será más probable que los jugadores estén concentrados en el ejercicio y no tiren a canasta de cualquier manera.

Ejercicio Práctico • Elabore una hoja de registro para evaluar la frecuencia de una conducta-objetivo en un ejercicio del entrenamiento.


110

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

PASAR Y ALEJARSE DEL BALÓN JUGADORES

EJERCICIO-1

EJERCICIO-2

EJERCICIO-3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13 Tabla 11. Ejemplo de instrumento para registrar la frecuencia de la conducta «pasar y alejarse del balón» en tres ejercicios de una sesión de entrenamiento.


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

111

4.7. FEEDBACK El feedback es la información que los jugadores reciben sobre lo que hacen. Por ejemplo, un jugador decide dar un determinado pase a un compañero y el entrenador le comenta algo sobre la realización de ese pase. Este entrenador estará dándole al jugador feedback sobre el pase. El feedback es un elemento importante para mantener y fortalecer la motivación de los jugadores y favorecer que aprendan. Así, un jugador o un equipo que se encuentran motivados por un determinado objetivo (por ejemplo, mejorar el contraataque) y se esfuerzan para conseguirlo, necesitan recibir información precisa sobre su conducta para que la motivación se fortalezca y sea más probable la consecución del objetivo. El feedback permite que los jugadores, aun siendo muy jóvenes, controlen su propio progreso hacia los objetivos establecidos. • Cuando el feedback es favorable, resulta gratificante, indica que la acción realizada es correcta y que, por tanto, debe repetirse, y potencia la motivación por seguir esforzándose. • Cuando el feedback es desfavorable, ayuda a que el jugador sepa cuál es la conducta concreta en la que debe mejorar y cómo puede hacerlo; y por esta vía también puede ser motivante si el jugador percibe que la mejora se encuentra a su alcance. El feedback desfavorable debe incluir que los jugadores conozcan la forma de hacerlo mejor en sucesivos intentos. Los jugadores pueden obtener feedback por diversos conductos. Por ejemplo: a través de los resultados que consiguen, observando un video, por los comentarios de otras personas o mediante sus propias sensaciones. Sin embargo, aplicarlo como técnica implica que el entrenador debe controlarlo apropiadamente, evitando o minimizando los indicadores incorrectos que los jugadores puedan recibir por otras vías. El entrenador puede utilizar, fundamentalmente, el feedback verbal, el video (controlándolo adecuadamente), registros objetivos de rendimiento que sean apropiados y cualquier otro procedimiento que aporte información inmediata sobre la conducta-objetivo. * Por ejemplo: para mejorar la precisión en el pase, puede situar un blanco a una determinada distancia (una marca en una pared) y plantear el objetivo de «dar en el blanco». El resultado de cada lanzamiento (dar en el blanco, lanzar cerca, lanzar desviado hacia un lado, etc.) será un excelente feedback para los jugadores que realicen el ejercicio. * Otro ejemplo: el entrenador pretende que los jugadores no saquen el codo hacia fuera cuando lanzan a canasta; les coloca paralelos a una pared con el brazo del lanzamiento casi pegado a ésta y, en esas condiciones, deben lanzar a una canasta imaginaria. El jugador que saque el codo rozará la pared y el que no lo saque no la rozará; en ambos casos, los jugadores recibirán un excelente feedback que contribuirá al aprendizaje del objetivo.


112

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

También se puede utilizar el video para grabar partes del entrenamiento que sean especialmente importantes, fundamentalmente en los equipos cadetes y junior. Después, el entrenador revisará la película y seleccionará las partes más relevantes para mostrárselas a los jugadores. La sesión de video con los jugadores debería organizarse antes de empezar el siguiente entrenamiento en el que se aborden de nuevo los aspectos grabados. Así, los jugadores recibirán información sobre una o varias conductas que justo después tendrán que desarrollar en el campo. Estas sesiones de video no deben ser largas (en general, entre cinco y diez minutos) ni programarse con frecuencia. Siendo cortas y esporádicas, captarán mejor la atención de los jugadores y resultarán más valiosas. * Por ejemplo: el entrenador de un equipo junior considera importante proporcionar feedback a los pivots sobre sus movimientos en el poste alto. Organiza un ejercicio con este propósito y un ayudante lo graba en video. Más tarde, el ayudante selecciona algunos fragmentos de la película. Dos días después está previsto un nuevo ejercicio para trabajar este mismo aspecto del juego. Antes de la sesión, los pivots se reúnen con el entrenador o su ayudante, y durante cinco minutos observan las imágenes seleccionadas. El entrenador aprovecha para hacer algunos comentarios e invita a los jugadores a que planteen dudas y sugerencias. Al terminar esta reunión, los jugadores salen al campo y se unen a sus compañeros. Más tarde, cuando se realicen los ejercicios para trabajar los movimientos en el poste alto, estos jugadores estarán más concentrados y rendirán mejor.

Ejercicio Práctico • Piense en tres ejemplos de procedimientos para proporcionar feedback inmediato a los jugadores de un equipo de mini-basket, infantil, cadete o junior en una sesión de entrenamiento.

4.8. MANEJO DE CONTINGENCIAS La utilización de estímulos gratificantes o aversivos de manera contingente a conductas deportivas (es decir, como consecuencia de éstas), es una estrategia muy eficaz en el ámbito del entrenamiento.


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

113

* Por ejemplo: el entrenador puede felicitar a un jugador, en cuyo caso estará utilizando un estímulo gratificante, o establecer que un jugador recoja todos los balones después del entrenamiento, aplicando en este caso un estímulo aversivo. El objetivo principal del conjunto de técnicas psicológicas que abarca esta estrategia, es contribuir al aprendizaje de conductas deportivas. • Si el propósito del aprendizaje es la adquisición o el perfeccionamiento de una conducta (por ejemplo, mejorar la técnica del tiro), cuando el jugador realice esa conducta, con la mayor inmediatez posible, se deberá aplicar un estímulo gratificante (reforzamiento positivo) o retirar un estímulo aversivo (reforzamiento negativo) para reforzar la conducta y que el jugador vuelva a realizarla. • Del mismo modo, si lo que se pretende es eliminar una conducta (por ejemplo, protestar al árbitro), cuando el jugador realice tal conducta, se deberá aplicar un estímulo aversivo (castigo positivo) o retirar un estímulo gratificante (castigo negativo) para que la conducta sea menos probable en el futuro.

En ambos casos, los estímulos gratificantes y aversivos sólo deben aplicarse de manera contingente a las conductas de los deportistas, pero no respecto a sus resulta-


114

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

dos (es decir, se refuerzan o se castigan conductas, pero no sus resultados). Veamos varios ejemplos. * Un jugador de 13 años toma la decisión que el entrenador considera correcta en una situación de 3x3. Inmediatamente el entrenador le felicita (estímulo gratificante), aplicando así reforzamiento positivo para favorecer que el jugador vuelva a repetir esa decisión.

* Los jugadores de un equipo junior están realizando un ejercicio de defensa muy intenso y se encuentran bastante cansados. Un jugador realiza una buena ayuda defensiva y como premio el entrenador permite que este jugador descanse durante unos minutos. En este caso, el entrenador estará retirando un estímulo aversivo (hacer un ejercicio muy intenso estando cansado), aplicando así reforzamiento negativo para favorecer que el jugador vuelva a realizar este tipo de ayuda defensiva.

* El entrenador intenta que un jugador de 17 años defienda sin cometer faltas personales. Para ello, además de enseñarle la técnica de defensa correspondiente, organiza un ejercicio en el que cada vez que el jugador cometa una falta le apuntará un punto. Al finalizar el entrenamiento, por cada punto acumulado en este ejercicio el jugador deberá quedarse a realizar durante tres minutos ejercicios defensivos. En este caso, el entrenador estará utilizando un estímulo aversivo (el punto y quedarse más tiempo a realizar ejercicios de defensa) para aplicar un castigo positivo que ayude a eliminar la conducta de hacer faltas personales. Paralelamente, cada vez que el jugador defienda sin hacer faltas, el entrenador utilizará el reforzamiento social positivo («¡bien hecho!», «¡eso es!») para potenciar la conducta defensiva correcta.

* El entrenador de un equipo cadete organiza un partido de 3x3 en una canasta en el que pretende que los jugadores no utilicen la mano derecha cuando deban emplear la izquierda. Cada vez que un jugador utilice la mano derecha cuando no deba, su equipo perderá la posesión del balón. De esta forma, el entrenador retirará un estímulo gratificante (tener el balón), aplicando así castigo negativo para eliminar la conducta de usar la mano derecha. Paralelamente, cuando en tales situaciones los jugadores usen la mano izquierda, el entrenador aplicará el reforzamiento social positivo («¡muy bien!») con el propósito de potenciar esta conducta correcta.


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

115

Como puede verse, se refuerza para potenciar el aprendizaje de conductas deseadas y se castiga para eliminar conductas no deseadas. Además, cuando se aplica el castigo, se debe reforzar, paralelamente, una conducta alternativa a la conducta no deseada (en los ejemplos anteriores, conductas defensivas sin faltas y utilizar la mano izquierda). Mayoritariamente se debe utilizar el reforzamiento para potenciar conductas más que el castigo para eliminar conductas, sobre todo con los jugadores más pequeños, pero el castigo bien aplicado como técnica psicológica puede ser muy valioso en el proceso de formación de los jugadores jóvenes.

Ejercicios Prácticos • Piense en un ejemplo de reforzamiento de una conducta que se desea potenciar. Defina bien la conducta, los estímulos que se aplicarán contingentemente y la forma de aplicar esos estímulos. Recuerde que los estímulos deben aplicarse con la mayor inmediatez posible. • Piense en un ejemplo de castigo de una conducta que se desea eliminar. Defina bien la conducta, los estímulos que se aplicarán contingentemente y la forma de aplicar esos estímulos. Recuerde que, paralelamente, se debe reforzar una conducta alternativa que sustituya a la conducta a eliminar. Defina la conducta alternativa y los estímulos que se aplicarán contingentemente para reforzarla.

Utilización del Reforzamiento El reforzamiento también se denomina refuerzo. Cuando se aplica frecuentemente contribuye a que los jugadores obtengan una tasa de gratificación elevada que, al ser un beneficio muy valioso, fortalecerá su motivación por el deporte y el entrenamiento, además de favorecer el aprendizaje de las conductas-objetivo. Por ello es tan importante que los entrenadores usen habitualmente dosis elevadas de reforzamiento. Los estímulos que sirven para reforzar se denominan reforzadores, debiendo distinguirse entre reforzadores sociales y materiales. • Los reforzadores sociales incluyen el respeto, el reconocimiento, la aprobación y la atención del entrenador. Por ejemplo, el entrenador destaca el esfuerzo realizado por un jugador para recuperar un balón: «¡bien hecho!, ¡así es!, ¡muy bien!». • Los reforzadores materiales son objetos tangibles que deben tener un valor para los jugadores. Por ejemplo, tiempo de descanso, terminar un ejercicio aburrido o muy duro, elegir el ejercicio que quieren hacer, ganar un trofeo, etc.


116

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ambos tipos de reforzadores son compatibles y pueden combinarse perfectamente. * Por ejemplo: el entrenador de un equipo junior puede destacar el esfuerzo realizado por los jugadores en un ejercicio muy intenso (reforzamiento social) y, paralelamente, terminar antes el entrenamiento (reforzamiento material). Los reforzadores no deben aplicarse arbitrariamente, sino como consecuencia de las conductas de los jugadores. De hecho, la clave del reforzamiento es que los jugadores perciban que lo obtienen gracias a algo que ellos han hecho. De esta forma, los jugadores conseguirán una gratificación interna muy valiosa y sabrán cómo lograrlo de nuevo en futuras ocasiones. Además, como ya se ha señalado, el reforzamiento más potente es el que se obtiene inmediatamente después de realizar la conducta que lo consigue. Por todo ello, es importante que el entrenador aplique el reforzamiento con la mayor inmediatez posible y, cuando pueda existir confusión, señalando la razón por la que lo aplica. * Por ejemplo: tras una buena finta de una jugadora del equipo, el entrenador puede decir: «¡bien Rosa, muy buena finta!».

Reforzamiento Social Al igual que el reforzamiento material, el reforzamiento social debe aplicarse con la mayor inmediatez posible, justo después de que los jugadores realicen las conductas que el entrenador desea potenciar. * Por ejemplo: se pretende que los jugadores de un equipo de minibasket miren a la canasta cada vez que reciban el balón; justo cuando se produce esta conducta, el entrenador dice en voz alta: «¡eso es, así, muy bien! El reforzamiento social no se debe aplicar indiscriminadamente, sino como consecuencia de conductas que supongan una mejora (aunque sea pequeña) en el progreso particular de cada jugador. * Por ejemplo: un jugador de mini que no suele bajar a defender, en una jugada corre y baja a defender al mismo tiempo que sus compañeros. El entrenador tiene aquí una excelente oportunidad para aplicar el reforzamiento social con este jugador: «¡Julio, bien hecho!».


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

117

Es importante que los entrenadores de jugadores jóvenes estén alerta para aprovechar las oportunidades que se les presenten de aplicar el reforzamiento social. De esta forma, podrán utilizar y beneficiarse de una herramienta muy eficaz para influir adecuadamente en la conducta de sus jugadores. En las sesiones de entrenamiento, el reforzamiento social es un instrumento muy valioso por los siguientes motivos: • proporciona al jugador información sobre su conducta (feedback); • resulta muy gratificante, pues el jugador aprecia el reconocimiento del entrenador; • contribuye a crear un clima positivo en el entorno del entrenamiento. Por estos motivos, el reforzamiento social influye favorablemente en la motivación y la concentración de los jugadores, constituyendo una herramienta de trabajo que el entrenador debe utilizar generosamente. En los equipos de niños, el reforzamiento social es especialmente importante y, de hecho, los entrenadores que lo usan con mucha frecuencia consiguen que la experiencia del deporte sea más satisfactoria y productiva para los niños en todos los sentidos. Además, el reforzamiento social favorece que los niños aprendan mejor las conductas-objetivo del plan de entrenamiento, por lo que también su rendimiento deportivo mejora significativamente cuando se utiliza esta estrategia.

Ejercicio Práctico • Observe a un entrenador de un equipo de niños y registre las veces que utiliza el reforzamiento social con sus jugadores. Registre también las oportunidades que tiene de usarlo y, sin embargo, no lo hace.

Economía de Fichas Sabemos, por un lado, que es importante aplicar el reforzamiento con la mayor inmediatez posible. Pero por otro lado, no se puede detener el entrenamiento continuamente para aplicarlo. La técnica de la Economía de Fichas soluciona este problema. Cada vez que se produce la conducta-objetivo, se otorga inmediatamente un punto. Los puntos que se consiguen permiten obtener, más tarde, un premio atractivo. De esta forma, la obtención de cada punto refuerza la conducta-objetivo.


118

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

* Por ejemplo: se pretende que los jugadores de un equipo cadete pasen más veces el balón al pivot desde unas determinadas posiciones del campo, y se organiza un partido de 4x4 en una canasta con este objetivo. Se establece que cada vez que un jugador pase el balón al pivot desde las posiciones señaladas, se anotará un punto a su equipo, y que al final del partido (que durará diez minutos) el equipo que haya conseguido como mínimo siete puntos, tendrá cinco minutos para descansar. * Los puntos tendrán que anotarse cada vez que se produzca la conducta de «pasarle el balón al pivot», con la mayor inmediatez posible. Para ello, el entrenador, cada vez que se produzca un pase desde las posiciones acordadas, deberá gritar en voz alta: «¡punto!» y anotar el punto correspondiente, si es posible en una pizarra que los jugadores puedan ver.

Para que funcione esta técnica, se deben tener en cuenta los aspectos que se señalan a continuación. ✓ El premio final debe ser atractivo. • Por ejemplo, puede ser atractivo descansar en un entrenamiento intenso o jugar un partido informal. También puede serlo el hecho de conseguir el reto que plantea el ejercicio (en el ejemplo anterior, alcanzar un mínimo de siete puntos).


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

119

• Para valorar esta cuestión, el entrenador debe tener en cuenta la edad de sus jugadores y el conocimiento que tiene de ellos (¿qué les gusta a estos jugadores?). También debe considerar que, en general, será más atractivo para los jugadores un estímulo del que estén más privados que otro del que se encuentren saciados; por ejemplo, será más atractivo jugar un partido más informal si no lo hacen frecuentemente, que si ya han jugado más partidos de ese tipo en esa misma sesión. ✓ El total de puntos necesarios para conseguir el premio final, tiene que ser alcanzable en el tiempo y las condiciones del ejercicio. • En el ejemplo anterior, debe haber tiempo suficiente para que, en las condiciones de ese ejercicio (amplitud del espacio, número de jugadores, reglas específicas), los jugadores tengan la oportunidad de pasarle al pivot tantas veces (algunas más) como puntos necesitan para alcanzar el objetivo. ✓ Tienen que estar muy claros la conducta-objetivo y los estímulos antecedentes que deben estar presentes para que se concedan los puntos. • En el ejemplo previo, la conducta-objetivo es «pasarle el balón al pivot», y los estímulos antecedentes son las zonas del campo establecidas por el entrenador para que, desde allí (y no desde otras zonas), se pase el balón al pivot. Sólo cuando se produzca la conducta-objetivo en presencia de esos estímulos antecedentes, se concederá el punto (es decir, sólo cuando se pase el balón al pivot desde esas zonas del campo). ✓ Antes de empezar el ejercicio, los jugadores deben saber, exactamente, el tiempo y el objetivo del mismo, así como las condiciones del programa de Economía de Fichas. Es decir, cuál es la conducta-objetivo (incluyendo los estímulos antecedentes) por la que se pueden lograr los puntos, cuál es el premio final y cuándo se consigue, y cuántos puntos hacen falta para conseguir este premio. ✓ La concesión de cada punto debe ser inmediata. • Para ello, sin detener el ejercicio, el entrenador o un ayudante deberá gritar en voz alta: ¡punto!, justo cuando se produzca la conducta-objetivo, sin esperar a su resultado. En el ejemplo anterior, el entrenador gritaría ¡punto! justo en el momento en que un jugador pase el balón al pivot desde las zonas del campo señaladas, preferiblemente antes de que se sepa el resultado de la acción (por ejemplo, antes de saber si el pivot ha aprovechado el pase para conseguir canasta). ✓ A veces, para que quede más clara la relación entre la conducta y el punto, es conveniente que el entrenador señale el punto y la razón por la que se consigue (por ejemplo: «¡punto por pasar el balón!»). ✓ Es aconsejable utilizar un marcador o una pizarra que puedan ver todos los jugadores para llevar un registro de los puntos. Si no se dispone de marcador o pizarra, el entrenador puede registrar los puntos en un papel y con bastante frecuencia, aprovechando las paradas del juego, indicar a los jugadores los puntos que llevan acumulados.


120

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ejercicios Prácticos • Elabore un programa de Economía de Fichas en una sesión de entrenamiento de un equipo de mini-basket. • Elabore un programa de Economía de Fichas en una sesión de entrenamiento de un equipo infantil. • Elabore un programa de Economía de Fichas en una sesión de entrenamiento de un equipo cadete o junior.

Utilización de Estímulos Aversivos Se ha señalado que el entrenador de jugadores jóvenes debe trabajar predominantemente aplicando el reforzamiento, pero la técnica psicológica del castigo también puede ser útil y formativa siempre que reúna las siguientes condiciones: • debe tener un valor proporcionado y fundamentalmente simbólico; • debe ser acordado previamente, especificándose con la mayor claridad en qué consistirá y porqué se aplicará (en lugar de decidirlo el entrenador de manera arbitraria); • debe servir para aumentar el interés de los jugadores por objetivos desafiantes cuya consecución suponga evitar el castigo; • evitarlo debe estar al alcance de las conductas de rendimiento de los jugadores; • paralelamente, debe aplicarse el reforzamiento para potenciar conductas alternativas.


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

121

* Por ejemplo: antes de empezar un partido de 3x3, se puede establecer que cada vez que un jugador bote con la mano incorrecta se le anotará un punto negativo, y que al final del partido los jugadores del equipo que tenga más puntos tendrán que llevar a caballo a los jugadores del otro equipo. Evitar esta contingencia aversiva, fundamentalmente simbólica, aumentará la motivación de los jugadores por el objetivo del ejercicio y ayudará a que centren su atención en no botar con la mano incorrecta. Paralelamente, el entrenador podrá utilizar el reforzamiento social («¡bien chaval!») cada vez que un jugador use la mano correcta. Por tanto, lo importante de los castigos no es penalizar a los jugadores para dar la imagen de «entrenador duro» o mostrar que hay mucha disciplina, sino conseguir que evitar el castigo constituya un reto motivante para los jugadores y lograr que la atención de éstos se centre especialmente en las conductas a eliminar.

4.9. REGISTRO DE LA CONDUCTA DEL ENTRENADOR Un ejercicio interesante para cualquier entrenador consiste en registrar su conducta dirigiendo el entrenamiento. Puede hacerlo un observador de confianza del entrenador o se puede grabar la sesión de entrenamiento en video para que después se autoobserve el propio entrenador. Con este propósito, se puede utilizar un instrumento como el que aparece en la tabla-12. Este tipo de registro puede servir para que el entrenador conozca cómo entrena y reflexione sobre los cambios que le convendría adoptar para mejorar su forma de dirigir los entrenamientos. Mediante éste u otros procedimientos, es importante que el entrenador autoevalúe su conducta periódicamente, si pretende perfeccionar su método de trabajo y mejorar su rendimiento como entrenador.

Ejercicio Práctico • Observe a un entrenador en un entrenamiento y registre su conducta utilizando un instrumento similar al de la tabla-12.


122

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

FECHA : TIPO DE ENTRENAMIENTO :

CONDUCTA DEL ENTRENADOR DURANTE LOS EJERCICIOS DEL ENTRENAMIENTO

EJERCICIOS 1 2 3 4 5 6 7

1. Explica el objetivo de cada ejercicio 2. Explica las reglas de funcionamiento de cada ejercicio 3. Mira a los deportistas cuando se dirige a ellos 4. Hace de modelo para mostrar la conducta-objetivo 5. Centra su conducta verbal en el objetivo del ejercicio 6. Da instrucciones claras (y no ambiguas) 7. Da instrucciones precisas (y no dispersas) 8. Utiliza el tono, el volumen y la velocidad de voz apropiados 9. Se centra en la conducta de los deportistas (y no en sus resultados) 10. Se centra en los estímulos antecedentes relevantes 11. Utiliza preguntas cuando los deportistas ya conocen la información relevante 12. Discrimina entre la decisión y la ejecución 13. Aporta feedback inmediato y constructivo 14. Utiliza, correctamente, el reforzamiento social 15. Aplica, correctamente, programas de reforzamiento o castigo 16. Juzga el rendimiento utilizando criterios apropiados 17. Da ánimos a los deportistas 18. (Otra): 19. (Otra):

Tabla 12. Instrumento para registrar la conducta del entrenador durante los ejercicios del entrenamiento. Tomado de J. M. Buceta, Psicología del Entrenamiento Deportivo, Madrid: Dykinson, 1998.


4.

ESTRATEGIAS DEL ENTRENADOR EN LAS SESIONES DE ENTRENAMIENTO

123

Ejercicio Test-7 • Utilizando la información de este capítulo, conteste si las siguientes afirmaciones relacionadas con los ejercicios del entrenamiento son Verdaderas (V) o Falsas (F). Las contestaciones correctas se encuentran en la parte final del libro. Verdadero Falso 1. Ridiculizar a un jugador delante de sus compañeros es una buena estrategia para motivarle. 2. Cuando a los jugadores se les explica lo que tienen que hacer, lo normal es que lo hagan inmediatamente. 3. El entrenador debe valorar y destacar más la conducta apropiada de los jugadores que los resultados que consiguen. 4. Cuando se utiliza como modelo a un jugador estrella, es importante destacar las conductas concretas que los jugadores jóvenes deben observar. 5. El entrenador debe corregir cualquier error que detecte durante los ejercicios del entrenamiento. 6. Los jugadores aprenden más rápido si el entrenador les dice continuamente qué es lo que tienen que hacer. 7. Los registros de rendimiento durante los ejercicios del entrenamiento, favorecen que los jugadores estén más concentrados en las conductas que se registran. 8. El feedback permite que los jugadores, aun siendo muy jóvenes, puedan controlar su propio progreso. 9. El reforzamiento positivo sirve para adquirir o perfeccionar conductas y el reforzamiento negativo para eliminar conductas. 10. El reforzamiento (o refuerzo) debe aplicarse con la mayor inmediatez posible, justo después de producirse la conducta que el entrenador desea potenciar. 11. Los entrenadores de jugadores jóvenes deben utilizar generosamente el reforzamiento (o refuerzo) social. 12. La Economía de Fichas sólo debe utilizarse con equipos cadetes o junior (15-18 años) 13. El objetivo del castigo es que los jugadores se acostumbren a tener disciplina. 14. Cuando se aplica la técnica del castigo para eliminar una conducta, paralelamente debe aplicarse la técnica del reforzamiento para potenciar conductas alternativas.


5 LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS Jose María Buceta 5.1. LA ACTITUD DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS 5.2. LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR ANTES DEL PARTIDO • Preparación para el Partido • Comentarios del Entrenador 5.3. LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR DURANTE EL PARTIDO • Periodos de Participación Activa • Favorecer la Concentración de los Jugadores • Comentarios Apropiados • Pausas • Detenciones del Juego • Tiempos Muertos • Descanso del Partido 5.4. LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR DESPUÉS DEL PARTIDO


126

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

En un capítulo anterior se ha señalado que el entrenador debe comprender cuál es la función que tienen los partidos en el contexto de la actividad de su equipo y, consecuentemente, planificar los partidos para que cumplan esa función. Así mismo, es importante que el entrenador controle su propia conducta durante los partidos. El entrenador no es un hincha, por lo que no debe comportarse como tal. El entrenador es un experto que debe controlar su conducta para conseguir que los partidos, sea cuál sea su función, resulten una experiencia provechosa para su equipo.

5.1. LA ACTITUD DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS Al igual que en las sesiones de entrenamiento, la actitud en los partidos del entrenador de un equipo con jugadores jóvenes, debe ser objetiva, constructiva y positiva. • Objetiva, porque debe valorar con objetividad qué pueden hacer sus jugadores (antes del partido), qué es lo que están haciendo (durante el partido) y qué es lo que realmente han hecho (después del partido). • Constructiva, porque pase lo que pase en el partido, el entrenador debe aprovecharlo para que sus jugadores, individualmente y como equipo, obtengan un beneficio que contribuya a su formación deportiva y humana. • Positiva, porque sin perder la objetividad, el partido no es el momento para analizar con profundidad los errores, sino para destacar las conductas positivas de los jugadores y animarles a que hagan cosas sin miedo a fracasar. El entrenador debe tener muy claro qué es lo que puede esperar de sus jugadores y no exigirles más, asumiendo que se producirán múltiples errores que serán lógicos si se consideran hechos reales como los siguientes: • los mejores jugadores del mundo, en sus mejores partidos, han fallado tiros a canasta que parecían sencillos. ¿Cómo puede enfadarse el entrenador de un equipo de jugadores jóvenes porque éstos fallen tiros que parecían sencillos?; • los mejores jugadores cometen errores en los pases y pierden balones. ¿Cómo puede enfadarse el entrenador de un equipo de jugadores jóvenes porque éstos cometan errores en los pases y pierdan balones? Muchos entrenadores de jugadores jóvenes pierden la perspectiva apropiada y el autocontrol que deben tener en los partidos, cuando sus jugadores cometen errores que son perfectamente normales; y en lugar de centrarse en los aspectos del partido que podrían ser aprovechados, estresan a los chicos con comentarios inútiles que aumentan su inseguridad y hacen del partido una experiencia aversiva.


5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

127

De hecho, muchos jugadores jóvenes que comenzaron jugando al baloncesto con mucha ilusión, dejan de tenerla y, en muchos casos, abandonan este deporte porque los partidos se convierten en experiencias muy estresantes que no pueden manejar. La conducta del entrenador es un elemento fundamental para evitar este problema y conseguir que los partidos sean experiencias positivas cualquiera que sea su resultado. Por tanto, el entrenador debe establecer objetivos realistas para el partido y ser consciente de que habrá algunos aspectos del juego que no saldrán como le gustaría: • en unos casos, porque será lo normal considerando el nivel de los jugadores, ya que no podrán hacer más de lo que son capaces; • en otros, porque será lo normal teniendo en cuenta que en este deporte existe un inevitable margen de errores que debe aceptarse; es decir, por muy bien que estén preparados los jugadores, y por muy bien que jueguen, se producirán errores en aspectos del juego que dominan, tal y como les ocurre a los mejores jugadores profesionales. Así, el entrenador debe estar preparado para tolerar los errores de sus jugadores y seguir dirigiendo el partido sin que le afecten emocionalmente. Además, debe estar preparado para aprovechar la experiencia del partido, pase lo que pase, de manera constructiva: • por un lado, reforzando las acciones positivas de los jugadores para que éstos tiendan a repetirlas; • por otro lado, observando lo que salga mal y verdaderamente se pueda mejorar, para trabajar en ello en sucesivos entrenamientos. El partido no es el ámbito apropiado para corregir los errores graves (para eso están los entrenamientos) y, por tanto, no es útil que el entrenador pierda energía con este propósito, perjudicando el rendimiento de los jugadores en otros aspectos. En los partidos, el entrenador debe centrarse en las acciones positivas de los jugadores reforzándolas para que se repitan, y limitarse a corregir pequeños detalles cuyo cambio en el propio partido sea realista.


128

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Además, no debe detenerse demasiado en las jugadas pasadas (ya lo hará después, cuando analice el partido en su conjunto), sino centrarse en el presente y el futuro del partido. Lo importante en un partido no es lo que ya ha ocurrido y no puede cambiarse, sino lo que está sucediendo ahora o puede ocurrir en el resto del partido.

* Por ejemplo: lo importante no es que el equipo contrario haya conseguido varias canastas haciendo contraataques, sino aprovechar esta experiencia para que no vuelva a suceder, o suceda lo menos posible, a partir de este momento.

* Por tanto, el entrenador no debe lamentarse por las canastas que el equipo contrario ha metido, ni recriminar a sus jugadores por lo sucedido, sino dar instrucciones constructivas, con contenidos que los jugadores dominen, para subsanar o reducir este problema en lo que resta de partido.

Este enfoque objetivo, constructivo y positivo de los partidos, es muy importante para dirigir equipos de jugadores jóvenes con la máxima eficacia.


5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

129

Ejercicios Prácticos • Piense cómo le suelen afectar los errores de sus jugadores en los partidos y recuerde cuáles suelen ser sus reacciones. • Reflexione sobre lo que espera de sus jugadores en los partidos. ¿Establece objetivos realistas? ¿Les exige, simplemente, lo que verdaderamente pueden hacer? ¿Asume que inevitablemente cometerán errores? • Piense si aprovecha bien la experiencia de cada partido para que sus jugadores jóvenes sigan avanzando con independencia del resultado y de los aciertos o errores cometidos. ¿Aprovecha los partidos que, en general, han salido bien? ¿Aprovecha los partidos que, en general, han salido mal?

5.2. LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR ANTES DEL PARTIDO Como ya se ha señalado, antes del partido el entrenador debe decidir los objetivos del partido y tener una expectativa realista sobre el posible rendimiento de sus jugadores: ¿qué puedo esperar de ellos?, ¿es esto realista?, ¿qué es lo que verdaderamente pueden hacer?

Preparación para el Partido A modo de ejemplo, en la tabla-13 se incluye un instrumento que puede resultarle muy útil al entrenador para preparar el partido: • en primer lugar, el entrenador debe especificar los objetivos y planes para el partido (lógicamente, considerando las características y objetivos generales de su equipo); • en segundo lugar, debe anticipar las dificultades más probables en el partido (por ejemplo, un entrenador de mini-basket puede anticipar que sus jugadores perderán muchos balones cuando el equipo contrario les presione); • en tercer lugar, debe decidir qué hará para paliar esas dificultades (en el caso anterior, por ejemplo, podrá tener previsto advertir a los jugadores que no se preocupen y animarles cuando pierdan balones). Al anticipar posibles dificultades, el entrenador conseguirá que éstas no le cojan por sorpresa, evitando enfadarse con los jugadores o no saber qué hacer cuando se presenten en el partido.


130

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

PARTIDO: FECHA: OBJETIVOS Y PLANES PARA EL PARTIDO

DIFICULTADES MÁS PROBABLES

¿QUÉ HAREMOS PARA CONTROLAR ESAS DIFICULTADES?

Tabla 13. Ejemplo de instrumento para preparar los partidos. El entrenador debería establecer objetivos y planes para el partido, anticipar posibles dificultades y estar preparado para el caso de que se presente tales dificultades.


5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

131

Decidiendo que hará si las dificultades previstas se presentan, el entrenador habrá preparado estrategias deportivas apropiadas (en los equipos con más recursos) o, en cualquier caso, la estrategia que él utilizará como entrenador al dirigir el partido. El ejemplo anterior ilustra lo que puede suceder en los equipos de minibasket. En la mayoría de los casos será absurdo que el entrenador intente preparar una estrategia deportiva para paliar los efectos negativos de una posible defensa presionante del equipo contrario, pues lo más probable es que sus jugadores no estén preparados para asimilarla. Sin embargo, será muy adecuado que el entrenador sepa que hará él, como entrenador, cuando se presente este problema, para que la experiencia del partido sea favorable en cualquier caso. También en el caso de los equipos de baloncesto que por su nivel estén preparados para asimilar estrategias deportivas que puedan paliar las dificultades previsibles en un partido, es muy conveniente que, además, el entrenador prepare la estrategia que él mismo adoptará en su papel de director del partido.

Ejercicio Práctico • En el próximo partido de su equipo, prepárese siguiendo las directrices señaladas en el apartado anterior: decida los objetivos y planes de su equipo para ese partido, anticipe las dificultades más probables y decida qué hará si se presentan tales dificultades.

Comentarios del Entrenador El entrenador debe cuidar los comentarios que transmite a sus jugadores antes del partido: ¿qué les dice?, ¿cómo controla sus expectativas?, ¿cómo evita que le den al partido más trascendencia de la que tiene? Veamos algunas sugerencias: • en general, es importante que el entrenador, ante sus jugadores, mantenga una actitud equilibrada respecto a los partidos; • antes del partido, no es conveniente que el entrenador hable mucho del partido, ni que se refiera al posible resultado, sobre todo utilizando comentarios estresantes como: «tenemos que ganar el próximo sábado»; • el entrenador debe recordar a los jugadores que lo importante es que se diviertan jugando y se esfuercen al máximo; • también puede señalarles que, pase lo que pase, es importante seguir mejorando, por lo que deben centrarse en lo que tienen que hacer y olvidarse del resultado («pase lo que pase, nosotros a lo nuestro»);


132

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Es importante que en estos momentos el entrenador potencie la percepción de control de los jugadores. Para ello, debe evitar referirse a aspectos que los jugadores no puedan controlar directamente (el resultado del partido) y centrarse en aspectos controlables, fundamentalmente en las conductas que los jugadores dominen. Así, los objetivos del equipo antes de un partido deben ser, únicamente, objetivos de realización; y las instrucciones y los comentarios del entrenador deben centrarse, únicamente, en la conducta de los jugadores. Además, en los momentos anteriores al partido, el entrenador debe tener en cuenta que los jugadores suelen estar nerviosos, deseando que empiece el partido, y que en esas condiciones su capacidad atencional es muy reducida, por lo que debe evitar transmitirles mucha información o cualquier información compleja. En estos momentos, el entrenador debe limitarse a recordar los tres o cuatro aspectos clave del partido, señalando «telegráficamente» las conductas concretas que estime más prioritarias entre aquéllas que los jugadores dominen.

Ejercicio Práctico • Utilizando los contenidos expuestos en esta sección, reflexione sobre lo que le debe decir a sus jugadores antes del partido.

5.3. LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR DURANTE EL PARTIDO En los partidos, la conducta del entrenador puede influir decisivamente en el funcionamiento de los jugadores, tanto favoreciéndolo como perjudicándolo. ¿Cómo debe actuar el entrenador para propiciar el mejor funcionamiento de sus jugadores, de forma que la experiencia del partido sea más beneficiosa?


5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

133

A continuación se exponen algunas sugerencias, diferenciándose los periodos de participación activa de los periodos de pausa: • los periodos de participación activa son aquéllos en los que los jugadores están jugando; • los periodos de pausa son aquellos otros en los que está detenido el juego (después de una falta personal, los tiempos muertos, el descanso del partido, etc.).

Periodos de Participación Activa Durante los periodos de participación activa, la conducta del entrenador puede interferir negativamente en el funcionamiento apropiado de los jugadores. * Por ejemplo: un entrenador que desde la banda recrimina o da instrucciones a sus jugadores durante estos periodos, puede propiciar que los jugadores se pongan más nerviosos o que, al tener que atender al entrenador, disminuya su concentración en el juego. Por este motivo, es muy conveniente que los entrenadores se dirijan a los jugadores en los periodos de pausa y no en los de participación activa. Y en todo caso, cuando consideren que deben hacerlo en estos últimos, que se refieran a lo que deben hacer los jugadores en ese momento, y no a aspectos que hayan sucedido antes y que quizá tengan importancia más adelante, pero que justo ahora no son relevantes. * Por ejemplo: pensemos en un jugador que se ha despistado en defensa, propiciando que el atacante al que defendía consiguiera una canasta. El entrenador se enfada y se levanta del banquillo para recriminar al jugador por lo sucedido, advirtiéndole que esté más atento la próxima vez. Mientras el entrenador recrimina al jugador, el equipo ya está atacando: los jugadores han sacado rápidamente y ahora mueven el balón para buscar un tiro. Al escuchar a su entrenador, el jugador que se despistó se pone nervioso y se distrae, y cuando le llega el balón toma una decisión equivocada y lo pierde. ¿Qué ha sucedido?: el comentario del entrenador, quizá justo, ha sido inoportuno, perjudicando el rendimiento del jugador en la jugada posterior.

Favorecer la Concentración de los Jugadores Siguiendo con el mismo ejemplo, aunque el entrenador no hubiera recriminado al jugador por su error, simplemente por el hecho de referirse a un aspecto del juego distinto a lo que ocurría en ese momento (comentaba un aspecto defensivo


134

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

cuando el jugador estaba atacando), habría favorecido una división de la atención del jugador entre dos tipos de estímulos muy diferentes: • por un lado, el jugador tendría que escuchar y asimilar el mensaje del entrenador respecto al error defensivo; • por otro, tendría que observar los estímulos clave para poder rendir bien en la tarea presente de ataque. La intervención de este entrenador habría sido más eficaz si en lugar de actuar de forma impulsiva, hubiera actuado metódicamente para favorecer y no perjudicar la concentración del jugador * Por ejemplo: habría sido más apropiado no decir nada en ese momento, dejando que el jugador estuviera concentrado en su tarea presente de ataque, y hacer un comentario constructivo sobre la defensa justo antes de la siguiente jugada defensiva. De esta forma, no habría alterado la concentración del jugador mientras participaba en el juego de ataque, y el comentario habría sido mucho más eficaz al producirse en el momento oportuno para evitar un nuevo error. Por tanto, si el entrenador transmite instrucciones en los periodos de participación activa, es conveniente que éstas estén relacionadas con la tarea que los jugadores realizan o están a punto de realizar en el momento que las reciben (y no al contrario). Puesto que el baloncesto es un deporte en el que se alternan las situaciones de defensa y ataque, el entrenador debe cuidar que en los periodos de participación activa sus instrucciones sobre aspectos defensivos se produzcan cuando el equipo esté defendiendo, y sus instrucciones sobre aspectos ofensivos cuando el equipo esté atacando.

Ejercicios Prácticos • Observe a un entrenador dirigiendo un partido y registre cuántas veces se dirige a sus jugadores en periodos de participación activa y cuántas, sin contar los tiempos muertos ni el descanso, en periodos de pausa. • Observe a un entrenador en un partido cuando se dirija a sus jugadores en periodos de participación activa, y registre si sus comentarios están relacionados con la tarea que realizan los jugadores en ese momento o, al contrario, se refieren a aspectos diferentes. • Para realizar ambos ejercicios se puede utilizar un instrumento como el de la tabla-14.


5.

135

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

PERIODOS DE PARTICIPACIÓN ACTIVA COMENTARIOS RELACIONADOS CON LA TAREA PRESENTE

COMENTARIOS NO RELACIONADOS CON LA TAREA PRESENTE

PAUSAS

1.er CUARTO

2.º CUARTO

3.er CUARTO

4.º CUARTO

Tabla 14. Ejemplo de instrumento para registar la frecuencia de los comentarios del entrenador a los jugadores durante los periodos de participación activa y las pausas.


136

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Comentarios Apropiados En líneas generales, se debe dejar que durante los periodos de participación activa los jugadores actúen sin que el entrenador les de instrucciones, limitándose la intervención del entrenador a momentos muy relevantes. En los equipos con jugadores jóvenes esta medida es especialmente interesante, porque así se les permite que tengan iniciativa, asuman responsabilidades y desarrollen mejor su talento, en lugar de estar demasiado pendientes de lo que les dice el entrenador. Así mismo, el entrenador debe evitar las frases despectivas y los insultos, adoptando un estilo positivo y constructivo que ayude a los jugadores. Por tanto, más que recriminar o corregir, en los periodos de participación activa resulta apropiado que el entrenador instigue y/o refuerce conductas individuales o colectivas que quiera consolidar. • En el primer caso, el entrenador podría hacer un comentario como: «¡Tomás, busca el balón!» (instigación) justo en la situación y el momento en los que ese jugador pudiera realizar esta acción. • En el segundo caso, cuando el jugador buscase el balón con o sin instigación, el entrenador podría decirle «¡bien Tomás!» (refuerzo) justo después de producirse esta acción. La instigación debe utilizarse pocas veces, pues no es adecuado decirles a los jugadores qué tienen que hacer en cada momento del partido, sino recordarles alguna conducta muy importante en momentos muy concretos. Esta estrategia puede ser muy apropiada para centrar la atención de los jugadores tras cometer un error. * Por ejemplo: un jugador falla una entrada a canasta y el entrenador le indica: «Alex baja rápido a defender». Sin embargo, el refuerzo debe ser muy generoso, sobre todo en los equipos de mini-basket e infantiles, por lo que el entrenador debe aprovechar cualquier oportunidad que lo merezca para reforzar a sus jugadores. Reforzar las acciones correctas de los jugadores, incluyendo su esfuerzo y sus iniciativas, es lo que deben hacer en mayor medida los entrenadores cuando se dirigen a sus jugadores en los periodos de participación activa.


5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

137

Ejercicio Práctico • Utilizando un instrumento como el que se incluye en la tabla15, observe a un entrenador dirigiendo un partido y registre las veces que refuerza las buenas acciones de sus jugadores.

Además de su conducta verbal, el entrenador debe cuidar sus expresiones no verbales (su actitud en el banquillo o al borde del campo, sus gestos, etc.) pues también de esta forma puede afectar al funcionamiento de sus jugadores. Así mismo, debe controlar los comentarios que puedan oír los jugadores que están en el banquillo, evitando insultos o frases despectivas hacia los que están jugando, o cualquier comentario que denote su falta de control sobre el partido (por ejemplo: «¡esto es un desastre!; ¡ya no sé ni qué hacer!»). Este tipo de comentarios propiciarán el rechazo y la desconfianza de los jugadores, tanto de los que en ese momento no juegan y los escuchan, como de sus compañeros que juegan cuando se enteren más tarde. En general, es conveniente que el entrenador dirija el partido sin gestos de desaprobación, enfado o desesperación respecto a las conductas de sus jugadores, con una actitud tranquila que favorezca el buen funcionamiento del equipo y de él mismo dirigiendo el partido.

Periodos de Pausa La actividad del entrenador y los jugadores en los periodos de pausa debe considerarse crucial. Bien aprovechadas, las pausas pueden ser de gran ayuda para que los jugadores se recuperen físicamente (en la medida posible) y se preparen para rendir mejor en los siguientes periodos de participación activa; pero mal utilizadas pueden resultar muy perjudiciales, pues facilitan que los jugadores puedan tener imágenes o pensamien-


138

BALONCESTO PARA JUGADORES Jテ天ENES

EL ENTRENADOR REFUERZA LAS ACCIONES BUENAS DE LOS JUGADORES JUGADOR

DEFENSA

ATAQUE

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

TOTAL EQUIPO

Tabla 15. Instrumento para registrar la frecuencia del reforzamiento que proporciona el entrenador durante los periodos de participaciテウn activa.


5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

139

tos negativos, o reciban la influencia de elementos externos que alteren su funcionamiento óptimo (cosas que suceden alrededor, comentarios del entrenador o los compañeros, etc.). En el baloncesto, las pausas pueden distribuirse en tres categorías: cuando el árbitro detiene el juego (al señalar un falta personal, cuando la pelota sale fuera, etc.), los tiempos muertos y el descanso del partido.

Detenciones del Juego La actuación del entrenador en los periodos de pausa cuando se detiene el juego, puede beneficiarse de las siguientes recomendaciones: • sus comentarios a los jugadores deben ser muy claros, muy específicos y muy concisos; • el propósito principal de sus comentarios debe ser centrar la atención de los jugadores en los aspectos clave del siguiente periodo de participación activa, sin detenerse a analizar lo sucedido en jugadas pasadas; • no debe hablar o gritar sin un propósito concreto; si está nervioso o enfadado, debe utilizar otro procedimiento para calmarse; en ningún caso es conveniente que hable a los jugadores cuando sea innecesario; • no debe dirigirse continuamente a los jugadores para decirles cómo deben actuar; los jugadores necesitan autonomía y no pueden estar siempre pendientes del entrenador; además, muchos de ellos se sienten incómodos si el entrenador les corrige frecuentemente, aumentando su ansiedad y funcionando peor; muchas veces, estos jugadores «desconectan» y «pasan» de lo que el entrenador les dice; • el entrenador puede utilizar las pausas para reforzar el esfuerzo de sus jugadores en los cometidos menos vistosos (por ejemplo: conductas defensivas, ayudas a los compañeros, buenos pases, etc.) o acciones apropiadas en las que considere que debe insistir aunque de momento no hayan producido un resultado positivo;


140

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

* Por ejemplo: en un equipo infantil los jugadores están intentando jugar al contraataque siguiendo las instrucciones del entrenador; tras un intento que finaliza con un pase malo que sale fuera, el entrenador refuerza la acción de sus jugadores diciendo: «¡bien, eso es, hay que seguir insistiendo en el contraataque!» • también puede utilizar las pausas para ayudar a sus jugadores tras haber cometido errores, animándoles en primer lugar y, seguidamente, propiciando que se centren en las tareas que deban realizar en el siguiente periodo de participación activa; * Por ejemplo: un jugador ha perdido el balón y después ha cometido una falta personal; el entrenador le dice: «¡ánimo Felipe!, olvídate de lo que ha pasado y defiende a tu jugador». • al igual que en los periodos de participación activa, el entrenador debe evitar gestos y comentarios despectivos, de desaprobación o desánimo; • el entrenador de jugadores jóvenes no debe utilizar ni éstos ni otros periodos para insultar o cuestionar al árbitro; todo lo contrario, debe ser un modelo de comportamiento para sus jugadores, aceptando y respetando la autoridad y el trabajo del árbitro.

Tiempos Muertos Las mismas directrices pueden aplicarse en los tiempos muertos y en los descansos, aunque en estos casos, al disponer de más tiempo, lo más apropiado es que el entrenador establezca una rutina de funcionamiento. En los tiempos muertos, el entrenador puede tener en cuenta sugerencias como las siguientes: • acostumbrar a los jugadores a que se dirijan rápidamente a la banda o al banquillo; • dejar quince segundos para que los jugadores beban agua, se sequen el sudor y se relajen mínimamente; mientras tanto, el entrenador debe seleccionar los comentarios que desea transmitir en ese tiempo muerto; • establecer que el único que habla en los tiempos muertos es el entrenador; ni los ayudantes ni los jugadores, sólo el entrenador; pues de lo contrario la atención de los jugadores estará dispersa y será más difícil que se centren en los comentarios que el entrenador haya seleccionado; • no pretender decir muchas cosas, sobre todo en los equipos con jugadores más jóvenes; • no hablar muy rápido; hablar con energía pero sin «atropellarse» hablando; decir frases completas; dar instrucciones claras y precisas; utilizar palabras y frases que sean comprensibles para los jugadores;


5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

141

• al dirigirse a los jugadores, en primer lugar, si la última o últimas jugadas han sido desafortunadas, hacer un breve comentario para que los jugadores se olviden y puedan centrarse en otros aspectos (por ejemplo: «olvidaros ya de esta mala racha, vamos a centrarnos en lo que tenemos que hacer a partir de ahora») • después, debe reforzar, brevemente, las conductas correctas que estime más importantes (por ejemplo: «estamos haciendo un buen trabajo bajando a defender muy rápido; hay que seguir así); • si el equipo ha tenido una buena racha justo antes del tiempo muerto, es conveniente que refuerce las conductas de esfuerzo, concentración y cooperación relacionadas con esa racha («muy bien los pases que estáis dando, hay que seguir buscando al compañero desmarcado»);


142

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• a continuación, tras reforzar brevemente las principales acciones previas, debe centrar la atención en las acciones más prioritarias del siguiente periodo de participación activa (por ejemplo: «tenéis que moveros más para poder recibir el balón en los saques de banda»; «Marta, intenta jugar 1x1 cuando te pasen el balón», etc.); • finalmente, debe dar alguna palabra de ánimo (por ejemplo: «¡venga chicos!, hay que seguir divirtiéndose»; «¡ánimo!, ¡a seguir luchando!»); • en general, es apropiado que desvíe la atención de los jugadores del marcador para centrarla en lo que tienen que hacer (por ejemplo: «olvidaros del marcador», «ocuparos sólo de lo que tenéis que hacer»).

Los tiempos muertos son grandes oportunidades para formar a los jugadores, ayudándoles a mejorar individualmente y como equipo. Por tanto, no deben malgastarse sino utilizarse eficazmente.


5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

143

Ejercicio Test-8 • Reflexione sobre la forma en que suele actuar en los tiempos muertos y conteste a las siguientes preguntas eligiendo una de las tres opciones (HABITUALMENTE, ALGUNAS VECES, CASI NUNCA). En la parte final del libro se encuentra un comentario sobre las respuestas a estas preguntas. Habitualmente 1. ¿Sus jugadores se dirigen con rapidez a la banda o el banco? 2. ¿Deja usted tiempo a los jugadores para que puedan beber agua y relajarse un poco, antes de empezar a hablar? 3. ¿Es usted el único que habla en los tiempos muertos? 4. ¿Les echa una bronca a los jugadores por los errores que han cometido en las jugadas anteriores al tiempo muerto? 5. ¿Refuerza las buenas acciones que desea que los jugadores sigan repitiendo? 6. ¿Habla muy rápido para que le de tiempo a decir muchas cosas? 7. ¿Intenta centrar la atención de los jugadores en sus conductas más prioritarias para el siguiente periodo de participación activa? 8. ¿Recuerda a los jugadores que deben pensar en la victoria? 9. ¿Ridiculiza a algún jugador cuando quiere que reaccione y juegue mejor? 10. ¿Le suele faltar tiempo para decir todo lo que quiere transmitirles a los jugadores? 11. ¿Suele dar algunas palabras de ánimo justo antes de que los jugadores regresen al campo?

Algunas veces

Casi nunca


144

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Descanso del Partido El descanso del partido es el periodo de pausa más prolongado, y por tanto, aquél en el que el entrenador puede intervenir directamente en mayor medida. El descanso tiene cometidos como, por ejemplo, que los jugadores descansen, vayan al cuarto de baño, beban agua, cambien o ajusten su equipación, rehagan sus vendajes, se pongan hielo para aliviar el dolor de un golpe, etc. y, además, que el entrenador pueda dirigirse a ellos para mejorar su rendimiento en la segunda parte. Precisamente, éste es el objetivo que debe tener el entrenador cuando hable con sus jugadores en el descanso del partido: propiciar que mejore su rendimiento en la segunda parte, aplazando para otro momento cualquier comentario sobre lo ocurrido en el primer tiempo que no sea relevante para conseguir este objetivo. • En primer lugar, al igual que ocurre en los tiempos muertos, es conveniente que el entrenador establezca una rutina de funcionamiento en el descanso, incluyendo todas las actividades propias de este periodo; de esta forma, podrá aprovechar mejor el tiempo disponible. • Después, antes de dirigirse a los jugadores, es aconsejable que medite brevemente lo que quiere decirles en lugar de actuar impulsivamente, sin una estrategia. La pausa del descanso es muy valiosa y no debe desaprovecharse improvisando según dicte el estado de ánimo del entrenador. Al contrario, aunque en poco tiempo, el entrenador debe decidir cuáles son sus objetivos y su estrategia para obtener el máximo rendimiento del descanso. • Al impartir instrucciones, es conveniente que el entrenador siga la pauta que, en general, debe predominar en un partido: pocas, precisas y muy claras, centradas en las conductas concretas que los jugadores deban realizar en la segunda parte. Brevemente, el entrenador puede recordar, corregir o reforzar acciones del primer tiempo, siempre que sean relevantes para el segundo tiempo, finalizando con instrucciones muy específicas para la segunda parte. El tipo de conductas del primer tiempo que el entrenador debe reforzar con el propósito de que vuelvan a repetirse en el segundo tiempo, deben ser:


5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

145

• conductas de esfuerzo (anticiparse en defensa, correr el contraataque, bloquear el rebote, etc.); • conductas de concentración (reaccionar a tiempo en defensa y en ataque); • conductas de control (mover bien el balón, no hacer faltas personales por bajar el brazo, etc.); • conductas de cooperación (jugar con el pivot, pasar al compañero desmarcado, hablar en defensa, ayudas defensivas, etc.). Sin embargo, no es conveniente que destaque conductas esporádicas de habilidad (por ejemplo: un tiro a canasta muy llamativo). De esta forma, el refuerzo servirá para fortalecer la autoconfianza de los jugadores, al destacarse conductas que dependen de ellos mismos en un porcentaje muy alto. Por último, el entrenador debe finalizar su charla especificando los objetivos prioritarios de realización para la segunda parte y transmitiendo un mensaje optimista que anime a los jugadores.

Ejercicio Práctico • Utilizando la información anterior y el instrumento de la tabla-16, reflexione sobre lo que suele hacer habitualmente en los descansos de los partidos y señale aquellos aspectos en los que podría mejorar.

5.4. LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR DESPUÉS DEL PARTIDO Al finalizar el partido, es conveniente que el entrenador adopte una actitud equilibrada con independencia de lo sucedido. Ni es bueno que esté eufórico el día que se gana y se juega bien, ni tampoco que esté deprimido el día que se pierde y se juega mal. El entrenador de jugadores jóvenes debe recordar que los partidos son una experiencia formativa única, siendo uno de sus principales momentos el final de los mismos. En este momento, los jugadores deben aprender a tolerar la frustración de la derrota o el mal juego, y también a situar la victoria y el buen juego en una perspectiva apropiada. El entrenador de jugadores jóvenes es un modelo de comportamiento que en estos momentos, más que en ningún otro, debe mostrar conductas adecuadas que los jugadores tiendan a imitar; y lo mismo debe aplicarse a los padres de los jugadores.


146

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

QUÉ SUELO HACER EN EL DESCANSO DEL PARTIDO

QUÉ ASPECTOS PUEDO MEJORAR

Tabla 16. Instrumento para evaluar la propia actuación del entrenador en el descanso del partido.


5.

LA ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LOS PARTIDOS

147

Así, al acabar el partido es importante que el entrenador controle sus emociones y enseñe a sus jugadores a felicitar al equipo contrario y al árbitro, mostrándose tranquilo y respetuoso. El partido ha terminado y ya habrá tiempo para analizarlo. Ahora, lo importante es que el entrenador muestre su apoyo a los jugadores. Para ello, no hace falta que organice una charla ni que, por ejemplo, intente convencer a los que estén tristes de que no importa haber perdido. Basta que esté allí, con ellos, que les de alguna palabra de ánimo (sin excederse) y que se despida con optimismo hasta el siguiente entrenamiento. No es éste el momento de analizar nada, ni de explicar nada, ni de corregir nada. Los jugadores deben tener tiempo para vivir sus emociones con tranquilidad, pues este aspecto también es parte del proceso formativo que propicia el baloncesto.


148

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ejercicio Test-9 • Conteste a las siguientes preguntas eligiendo una de las cuatro opciones (HABITUALMENTE, ALGUNAS VECES, CASI NUNCA o NUNCA). En la parte final del libro se encuentra un comentario sobre las respuestas a estas preguntas. Cuando usted dirige un partido de su equipo... Habitualmente 1. ¿Suele ver más los aspectos negativos de su equipo que los aspectos positivos? 2. ¿Se enfada cuando sus jugadores cometen errores? 3. ¿Elogia o reconoce el mérito de sus jugadores cuando intentan hacer las conductas correctas aunque no tengan éxito? 4. ¿Anima a los jugadores después de cometer un error e intenta que se centren rápidamente en la tarea inmediata? 5. ¿Valora el rendimiento de sus jugadores en función del resultado del partido: si se ha ganado tiende a verlo casi todo bien; si se ha perdido tiende a verlo casi todo mal? 6. ¿Está diciéndoles a los jugadores continuamente lo que tienen que hacer? 7. ¿Insulta o ridiculiza a los jugadores? 8. ¿Es capaz de dirigir el partido con objetividad, con independencia de la situación del marcador? 9. ¿Insulta o protesta a los árbitros? 10. ¿Suele transmitir mensajes positivos a los jugadores? 11. ¿Emplea la mayor parte de los descansos para recriminar a los jugadores por sus errores del primer tiempo? 12. ¿Hace gestos o comentarios de desaprobación hacia sus jugadores? 13. ¿Felicita al entrenador contrario después del partido e inculca a sus jugadores que deben hacer lo mismo con los jugadores rivales? 14. ¿Después de perder un partido, organiza una charla en el vestuario para que los jugadores se den cuenta de lo que han hecho mal?

Algunas veces

Casi nunca

Nunca


6 MINI BASKET Maurizio Mondoni 6.1. ORIENTACIONES GENERALES • 6-7 años • 8-9 años • 10-11-12 años • El juego básico 6.2. EJERCICIOS PARA EL DESARROLLO FÍSICO • Desarrollo corporal • Orientación corporal en espacio y lateralidad • Percepción espacio-temporal • Equilibrio • Coordinación • Educación de la respiración • Resistencia • Fuerza rápida • Velocidad • Movilidad de articulaciones • Diferenciación espacio-temporal y dinámica • Movilidad, desarrollo y control de la movilidad, adaptación y transformación • Anticipación y toma de decisiones 6.3. EJERCICIOS PARA EL DESARROLLO DE LOS FUNDAMENTOS DEL BALONCESTO • El bote • El tiro • Botar y tirar • El pase • Botar, pasar y tirar • La defensa y su combinación con el bote, el pase y el tiro 6.4. PLANES ORIENTATIVOS PARA LOS ENTRENAMIENTOS • 6-7 años • 8-9 años • 10-11-12 años


150 6.1.

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

ORIENTACIONES GENERALES

En los capítulos anteriores hemos explicado muchos conceptos para ser aplicados cuando estamos entrenando a un equipo de mini-basket. En este capitulo vamos a resaltar algunas ideas especificas y explicar ejercicios apropiados para los jugadores de mini-basket.

6-7 años En los niños de 6 o 7 años de edad, las habilidades sensoriales-perceptivas, las pautas y habilidades motoras y posturales, han de ser entrenadas y mejoradas durante el juego utilizando el cuerpo, y ayudándonos del equipamiento adecuado. Cuantos más gestos y movimientos introducimos en el niño, mayor destreza y habilidad conseguiremos. Ejercicios y juegos han de presentarse de una forma genérica, haciendo preguntas a los jugadores del tipo «¿Haber quién puede...?» El entrenamiento debe de desarrollarse en un clima de tranquilidad y cierta relajación. Los niños deben de ser sus propios «guías» en sus descubrimientos (la música ayuda y facilita el aprendizaje). La enseñanza analítica de los fundamentos del baloncesto debe evitar el que se realice a cualquier coste, haciendo propuestas de pautas de desarrollo motor en el juego: • Correr. • Saltar. • Lanzar y atrapar. • Etc.

8-9 años A esta edad es necesario continuar entrenando y desarrollando las pautas básicas motoras (perfeccionamiento de técnicas), de forma que ellos puedan gradualmente ir las transformando en habilidades motoras específicas a través el entrenamiento y desarrollo de las habilidades motoras (capacidad de coordinación, movilidad, así como otras capacidades). Los niños deben jugar botando, pasando, tirando, defendiendo y todas estas actividades han de ser presentadas por entrenador de una forma general, resaltando al inicio del juego, las reglas del mini-basket. Sin embargo antes de analizar las reglas de juego de mini-basket, es importante que los chicos entiendan:


6.

MINI BASKET

151

• Los movimientos deben realizarse en un espacio y un tiempo. • El espacio disponible para jugar está limitado. • Que han de hacer cuando están atacando. • Que han de hacer cuando están defendiendo. • Otras reglas del juego.

Cuando un chico está «preparado», las reglas del juego pueden ir siendo introducidas, a partir de las cuales, los fundamentos del baloncesto los iremos sacando a relucir:

✓ «Tu no puedes andar o correr teniendo el balón en la mano; para desplazarte por el campo de juego con el balón debes llevarlo botando». ✓ «Para ganar el partido debes conseguir más canastas que el equipo contrario, así pues, tu tienes que tirar a la canasta del equipo contrario». ✓ «Tu no puedes jugar siempre solo contra todo el equipo contrario, pero como tienes compañeros de equipo, debes pasarles el balón a ellos». ✓ «El equipo contrario no debe conseguir más canastas que tu equipo; así pues, tu tienes que defender tu propia canasta».


152

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Desde el inicio del juego en forma de entrenamiento global, que no debemos considerar únicamente como el 1 contra 1, 2 contra 2, ó 3 contra 3, sino también desde cualquier ejercicio ó incluso desde cualquier juego no especifico, el entrenador debe de observar que es lo que sucede en el campo y asesorar en el progreso de los jugadores. De esta forma, el entrenador debe de insistir más en aquello que ha sido adecuadamente entendido ó aprendido (forma analítica), utilizando ejercicios tipo juegos, que mejoren las incorrecciones, antes de volver al juego de forma global en que verifique las habilidades (individuales y de equipo) que se han mejorado. * Ejemplo: durante el ejercicio de 1x1, el entrenador observa que los chicos no saben como driblar. El/ella trabajará en juegos ó ejercicios en que el objetivo sea el botar el balón, y solo después volverá a los ejercicios específicos de 1x1, con el fin de verificaren que forma ha mejorado el bote de balón.

10-11-12 años En estas edades, el trabajo de entrenamiento y mejora de las habilidades motoras continua, los fundamentos del baloncesto son mejorados y las correcciones deben de hacerse de forma más analítica. En estos momentos del desarrollo es más importante, empezar desde unas situaciones globales del juego (1 × 1, 2 × 2, ó 3 × 3 con libertad de movimientos) antes que ir a un trabajo muy especifico y luego volver al concepto global del juego. En cualquier caso, los roles y especializaciones no deben de establecerse todavía. Los gestos ó movimientos no serán demasiado técnicos, el juego debe desarrollarse de forma libre. Los conceptos de juego (en ataque ó defensa) han de introducirse por el entrenador de forma sencilla y paulatina desde el principio. El objetivo final debe de ser, llegar con ellos a jugar un 5 contra 5 de la forma más organizada posible.

El Juego Básico El juego básico del baloncesto parte de las situaciones de 1 × 1, 2 × 2, 3 × 3, 4 × 4, y por fin el 5 × 5. Estos serían los puntos de partida ideales para un entrenador cuando está enseñando mini-basket, siempre y cuando anteriormente se haya construido una sólida base motora multilateral.

Juego Básico de 1 contra 1 Lo básico del 1x1 debe de iniciarse de forma sencilla y paulatina con chicos de 8-9 años, de forma y situaciones más complejas con los grupos de 10-11-12 años.


6.

MINI BASKET

153

Con los chicos de 8-9 años, el entrenador debe de saber que no cabe esperar de los jugadores de esa edad, gestos ó movimientos de alta complejidad técnica, él/ella han de ser pacientes y observar con atención el comportamiento de los jugadores en el campo de juego. A la edad de 10-11-12 años, las expectativas de mejores y más complejos gestos y movimientos técnicos deben de irse cumpliendo, dado que la cualidad motora de los jugadores se va incrementando y almacenando en su cerebro. El juego de 1 contra 1, constituye la situación inicial de juego que mejor puede enseñarse a los niños de 8-9 años en el mini-basket. Los siguientes consejos deben de aportarse a los jugadores para facilitarles las situaciones de 1 contra 1: • No puedes correr con el balón las manos, sin utilizar el bote. • No puedes salirte de los límites del campo de juego. • No puedes botar, de nuevo una vez que lo has dejado de hacer. • El jugador que tiene el balón ha de intentar ir hacia donde no hay jugadores contrarios (explicar como) y debe de decidir inmediatamente qué hacer, pero también tiene que cambiar de plan si aquello que él/ella esperaba que sucediese no está ocurriendo. • El jugador con el balón debe de intentar alejar a su contrario de el/ella (protegiendo el bote, dándole la espalda con un pivote, etc.). • El jugador con posesión del balón ha de intentar superar a su contrario. • Los jugadores en situación de ataque, que no tengan el balón han de intentar desmarcarse de su defensor. • Los jugadores que se encuentran en defensa han de tratar de no ser superados y deben de intentar mantenerse de pié delante de su contrario, tanto si este tiene el balón ó no. El entrenador debe de observar con atención el comportamiento de sus jugadores durante el desarrollo del juego, y ante las situaciones que se vayan dando en el campo él/ella debe de corregir aquellas acciones que los jugadores no deban de hacer ó las hagan incorrectamente. Estas correcciones se han de hacerse con los ejercicios y juegos adecuados para resolver los errores.


154

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

* Por ejemplo: -el/ella pueden notar que el niño en posesión del balón no saben botar correctamente, que él/ella se salen de la zona de juego, que el/la jugador no cambian de mano cuando botan, él /ella no saben elegir el tipo de dribling adecuado, el/ella no tienen un buen control del balón, el/ella no tienen una percepción de su cuerpo y de su espacio, ó que el/ella es incapaz de tomar decisiones con rapidez. * En otro aspecto el entrenador debe de darse cuenta de que el jugador en defensa comete demasiadas faltas, cuando intenta obtener la posesión del balón, el/ella tiene movimientos descoordinados, el/ella tienen poco equilibrio, el/ella no tienen control de las distancias, ó que el/ella no es capaz de disociar de brazos y piernas. En este momento el entrenador ha de decidir las necesidades que deben de ser atendidas primero, y así ayudar a los jugadores a resolver los problemas mencionados anteriormente. El entrenador debería de proponer ejercicios-juegos útiles para resolver los problemas, intentando corregir los errores principales (probablemente haciendo esto los errores secundarios desaparecerán)y debe de facilitar a los chavales sencillos pero importantes avisos que les ayuden a entender el juego (la lógica aplicada al movimiento) Para poder realizar todo esto, el entrenador debe de saber aplicar los ejercicios adecuados. Posteriormente al trabajo analítico, el entrenador debe de volver al juego básico del 1 × 1 y contrastar que lo realizado ha sido productivo. En una situación de 1 × 1 el jugador debe de entender gradualmente que el dribling le ayuda a: • Desplazarse de defensa a ataque. • Superar a su oponente. • Acercarse a la canasta (entrar, pararse, pasar y tirar, tirar); • Mejorar el ángulo de pase (cuando esté jugando ya con compañeros)

La situación de 1 × 1 es dual, los dos contendientes son atacante y defensor, siendo importante para los jugadores el cambio de mentalidad(de ataque a defensa y al contrario)


6.

MINI BASKET

155

Progresivamente los jugadores deberían de ser capaces de saber ó entender, cuando es necesario cambiar de mano, dirección ó velocidad, cuando es mejor pasar que botar, y cuando es mejor tirar y como hacerlo. Todo esto es llamado «habilidad para la anticipación y decisión», la cual en los primeros niveles de aprendizaje provoca que los jugadores cometan muchos errores mientras juzgan la situación y toman las consiguientes decisiones. Solo después que el jugador ha entendido «qué» debe de hacer, puede empezar a trabajar en él «como» debe de hacerlo (mejora de la técnica) para obtener un mejor resultado. Es posible jugar un 1x1 en toda la pista de juego, en media pista ó cercano a la canasta. El entrenador puede realizar las funciones de arbitro, dirigir el partido y pararlo cuando haya violaciones a las reglas, enseñar las mismas y ser tolerante con los jóvenes jugadores en sus errores.

Juego Básico de 2 contra 2 En el juego básico del 2 × 2 tenemos una situación de doble 1 × 1, con balón y sin balón. Este juego básico puede utilizarse con niños desde la edad de 8 años utilizando diferentes métodos y técnicas de acuerdo con la edad del grupo. En la situación previamente vista del 1x1, el jugador ofensivo tenia solo la posibilidad de superar a su contrario con el dribling, ó tiro, mientras que el defensor intenta pasar a ser jugador atacante robando el balón. Ahora en el 2 × 2 básico, el jugador atacante con balón tiene más posibilidades además del dribling y el tiro, el/ella pueden también pasar el balón a su compañero/a desmarcada, mientras que en defensa un jugador defiende al atacante con balón mientras su compañero defiende al atacante que no tiene el balón. El jugador con balón debe de decidir lo que hacer, qué es mejor hacer, botar, pasar ó tirar (según la distancia existente a la canasta y del defensor). * Por ejemplo: si el jugador con balón no tienen defensor delante de él/ella, deben de decidir si, acercarse a la canasta botando y si en defensor se acerca a él/ella, este puede superarle cambiando de mano, de dirección ó de velocidad. Si el jugador no puede entrar a canasta, pararse y tirar ó dando un salto y tirando, él/ella deben de pasar el balón a su compañero/a que esté desmarcado.


156

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

La acción inicial concebida por el chico/a (dribling, y tiro a canasta) tiene sus cambios inmediatos en cuanto tienen a su defensor delante de él, significando esto que el jugador ha de variar su plan de acción (intentar superar a su contrario ó pasar el balón a su compañero/a). Para hacer todo esto, el/ella deben poseer los recursos técnicos que les permitan utilizarlos a lo largo de las diferentes situaciones del partido. El jugador que no tiene posesión del balón debe intentar estar desmarcado, yendo hacia donde no haya un contrario que le impida recibir el balón o ocupar espacios ya ocupados. El/ella deben moverse rápido por el campo, porque si no lo hacen así, resultará más fácil para el defensor interceptar el balón en el supuesto de un pase (el/ella deben realizar engaños al contrario y señales hacia donde quieren el pase). Uniendo las dos situaciones de 1 × 1 con balón y 1 × 1 sin balón, tenemos una nueva situación de 2 × 2 en ataque y defensa (juego de colaboración). En el juego básico del 2 × 2 es muy importante desde un punto de vista didáctico limitar inicialmente el número de botes al jugador que posee el balón, obligándole a este a pasar el balón más a menudo (pasar es más rápido que botar). Es muy útil proponer situaciones de ventaja 2 × 1, en forma de juego (en áreas grandes o pequeñas), de forma que los niños entiendan que es mejor pasar el balón a un compañero desmarcado que continuar botando. A menudo el jugador que defiende a un atacante que no tiene el balón, se olvida de su contrario y se va hacia el balón dejando a su pareja desmarcada. Esto nos lleva a las siguientes situaciones:

• El jugador que tiene el balón está marcado por dos defensores. • El atacante que no tiene posesión del balón está desmarcado, pero no puede recibir el balón puesto que el compañero que lo tiene está en dificultades. • El jugador que no tiene posesión del balón va hacia el que lo tiene a recibirlo. • El jugador con balón tiene dificultades para botar o pasar.


6.

MINI BASKET

157

Es una buena idea decirle al jugador que no tiene el balón que no se vaya demasiado cerca de su compañero con balón, porque haciendo este, el/ella llevarán a su defensor más cerca del balón (esto dificultará los movimientos de sus compañeros). Eso solo es posible realizarlo cuando el jugador balón está en dificultad y grita «ayuda», en cuyo caso su compañero se acercará a recibir el balón (igualmente a recibir un pase o a recibir el balón directamente de las manos de su compañero de equipo). El uso del «pie de pivote» en estos casos debe explicarse y el jugador ha de entenderlo sin automatizar la técnica.

El juego básico del 2x2, puede realizarse obligando a los jugadores a pasar el balón sin utilizar el bote del mismo. Entonces, puede introducirse el bote y finalmente la posibilidad de tiro. El juego puede limitarse por puntos o por tiempo

El entrenador debe actuar como árbitro, dirigiendo el juego y parándolo en el caso de violación de las reglas, enseñando estas y siendo tolerante con los errores de los chicos. El entrenador debe observar en que forma juegan los chicos, minimizar los problemas que vayan ocurriendo, trabajar sobre ellos antes de volver al juego de 2 contra 2, y verificar, que las correcciones realizadas dan como resultado la mejora de los movimientos. Las situaciones que se proponen son 1x1 con balón, 1x1 sin balón, 2x1, 1x1 con la ayuda del entrenador, 2x2 todo el campo, 2x2 medio campo y 2x2 cercano a la canasta. Mientras juegan, los chicos mejorarán indefectiblemente, llegando a situaciones reales de juego (que les sucederán a lo largo de los partidos) y a al mismo tiempo desarrollarán su creatividad e imaginación motora.

Mayor trabajo analítico en profundidad de gestos y movimientos debería de ser evitado a toda costa, pero es importante llamar la atención de los jugadores acerca de lo que ellos deben hacer durante el juego (tanto en ataque como en defensa), y el entrenador debe ayudarles a resolver los problemas que se les plateen a lo largo del juego.

Juego Básico de 3 contra 3, 4 contra 4 y 5 contra 5 En el juego básico del 3 x 3 es importante que los jugadores sean capaces de desenvolverse en el espacio libre permitido, primero a lo largo de todo el campo, después en medio campo, y después cerca de la canasta.


158

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

En esta situación hay dos jugadores ofensivos sin balón en el campo, y su compañero con balón tiene que decidir a quien de ellos se lo pasa (al jugador que antes esté desmarcado). A partir de esa situación una gran cantidad de situaciones deben de irse introduciendo (3 × 1, 3 × 2, y 2 × 3), de forma que el jugador con balón tenga que ir decidiendo si ha de botar, tirar, botar y tirar, ó pasar el balón. Obviamente, los defensores han de defender tanto al jugador con balón como a los que no lo tienen. En un principio la defensa deberá ser cara a cara, hacer que se relaja y luego anticiparse. El jugador con balón ha de ver a todos los defensores delante de él/ella, y a partir de ese momento intentar pasar el balón a su compañero desmarcado. Si, los defensores solo defienden a jugadores sin balón, el jugador con balón ha de irse directo a canasta y tirar. Si, el jugador que maneja el balón, tiene confianza, debe de intentar superar a su contrario botando, en caso contrario debe de pasar el balón a sus compañeros. Este trabajo requiere un considerable tiempo de dedicación, Se deben de ir introduciendo ejercicios a modo de juegos el método a utilizar es similar al empleado en el juego básico del 2 × 2. A partir del juego básico del 3 × 3 podemos gradualmente ir introduciendo el 4 × 4 y el 5 × 5 en sus formas más sencillas, a través de un gran numero de situaciones (4 × 1, 4 × 2, 4 × 3, 5 × 1, 5 × 2, 5 × 3, 5 × 4) Lo más importante para los chicos/as de esta edad es hacer que jueguen el mayor número de tiempo y situaciones sin que el entrenador interrumpa el juego muy a menudo. Solo de esta forma es posible que los jugadores vayan descubriendo las mejores soluciones para ellos mismos. Esto hará que sean más creativos, se diviertan más, y que no se vean forzados ha jugar como el entrenador quiere. Si los jugadores no pueden tirar en situaciones de 1x1, ellos buscaran soluciones alternativas, pasaran el balón a un compañero y jugaran entre ellos (pasar e irse, paso y voy, paso y cambio de lado etc.)


6.

MINI BASKET

159

A partir de situaciones de 4 × 4 y 5 × 5, el entrenador tendrá en consideración aquello que observa como más necesario y organizará más ejercicios específicos, que harán que los jugadores mejoren en el desarrollo de sus habilidades, para posteriormente volver al juego del 5 × 5 en forma global. El entrenador ha de dirigir el juego, enseñar las reglas, manejar con habilidad las situaciones de faltas y violaciones, enseñar las señales de los árbitros y su significado, no pitar y parar el juego demasiado a menudo, e intentar explicar la «globalidad» del juego a los chicos/as.

6.2. EJERCICIOS PARA EL DESARROLLO FÍSICO En este apartado explicaremos una serie de ejercicios para el desarrollo físico de los jugadores de mini-basket.

Desarrollo Corporal 1. Invitar a los chico/as a conocer su cuerpo y los movimientos que pueden realizar con cada parte de su cuerpo (estando parado, en movimiento, con o sin balón). Enseñarles una guía de movimiento con los que ellos no estén familiarizados todavía. 2. Diferentes tipos de forma de caminar (sobre las puntas, sobre los talones, con la parte interior y exterior de los pies). 3. Andando o corriendo hacia delante, andando hacia atrás, yendo hacia los lados, alrededor del campo o por en medio de él, llevando el balón sobre la cabeza con los brazos extendidos hacia arriba, hacia abajo o en la espalda. 4.

Correr, sujetando el balón por la espalda.

5.

Correr con las rodillas muy altas llevando el balón al frente.

6. Andando o corriendo, pasamos el balón alrededor de la cabeza, el tronco, por debajo de las caderas lo llevamos en un sentido y en el contrario. 7. Andando o corriendo por el medio del campo de juego sujetando el balón, y con fondo musical; de repente paramos la música y observamos el comportamiento que se produce en los chico/as. Repetimos varias veces. 8. El mismo ejercicio mencionado anteriormente, pero esta vez botando el balón libremente por el campo. 9. Andar llevando el balón con las manos, lo hacemos rodar sin que se escape, alrededor del cuerpo. 10. Caminar llevado el balón entre los tobillos. 11. Saltar llevando el balón entre los tobillos.


160

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

12. Braceando llevar el balón entre los tobillos bajo el estómago rodando el balón. 13. Juegos para el entrenamiento de la respiración. 14. Sentados con las piernas estiradas pasar el balón por debajo de las rodillas. 15. Tumbado boca arriba pasar el balón por debajo de las rodillas.

16. Tumbado boca arriba sujetar el balón entre los tobillos y subirlo hasta tocar el suelo por detrás de la cabeza. Volver a la posición inicial. 17. Doblar los brazos hasta tocar el pecho con el balón y estirar de nuevo. 18. Sujetar el balón entre los tobillos: agacharse, sentarse y moverse a izquierda y derecha. 19. Tumbado boca abajo botar con la mano izquierda y derecha. 20. Apretar el balón con las dos manos durante 5 segundos. 21. De pie con las piernas abiertas sujetar el balón con los brazos estirados y doblarse hasta tocar con el balón el pie derecho, subir y doblarse de nuevo hasta tocar el izquierdo. 22. Tumbado boca arriba, balón encima de los tobillos subir las piernas hasta que el balón ruede hacia el pecho. 23.

Con el balón en el suelo tratar de hacerlo botar, golpeándolo con una mano.

24. Botar el balón con los pies, las rodillas y la cabeza. 25. Subir el balón a lo alto, dejarlo caer y que de un bote, y tocarlo con la cabeza, los hombros, las rodillas y pies. 26. Con el balón sujeto entre las manos, rápidamente cambiar la posición de estas. 27.

Rodando el balón entre los pies movernos por la pista.


6.

161

MINI BASKET

28. Empujar el balón hacia delante con la cabeza.

29. Tumbado sobre una mano botar el balón con la otra y moverse.

30. Botar el balón con el puño, con el lateral de la mano, con la mano vuelta al revés y con la palma de la mano. (Parado y en movimiento). 31. El mismo ejercicio antes mencionado, pero ahora con los dos puños, con los dos laterales de la mano y con las dos manos del revés. 32. En parejas sentados uno de espaldas al otro pasarnos el balón girando el tronco. 33. Por parejas tumbados boca arriba: «A» sujetar el balón entre los tobillos, elevar las piernas y pasar el balón a «B» que lo recibe con las manos, repetir.

A

B

34. Por parejas: «A» con el balón entre los tobillos subir las piernas y pasar el balón a «B», que está de pie; repetir y cambiar posiciones.

A

B


162

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Orientación Corporal en Espacio y Lateralidad 1. Ejercicio de exploración sobre la pista de baloncesto (líneas laterales, líneas de fondo, círculos), andando, corriendo, saltando, botando. 2. Lanzar el balón hacia las líneas laterales y tratar de alcanzarlo antes de que salga del campo; lo mismo hacia las líneas de fondo. 3. Caminar por el campo con un ojo cerrado y otro abierto, los do ojos cerrados, botando, saltando, y botando. 4. Botar siguiendo las líneas del campo, los círculos y las líneas de fondo. 5. Caminar por el campo de juego pasándonos el balón entre las piernas.

6. Botar de pie, parado con la mano preferida, andar, correr. 7. Botar de pie estando parado y saltar con los dos pies juntos, saltar sobre un pie, con las piernas abiertas, con las piernas cruzadas. 8.

Botar de pie parado con una mano y saltar sobre el correspondiente pie.

9.

Lanzar contra una pared con una mano y luego con dos manos.

10.

Botar alto, muy alto, bajo, muy bajo.

11.

Botar sentado con un dedo, dos, tres, cuatro, cinco dedos.

12.

Botar haciendo «tam-tam» con el balón.

13. Lanzar el balón muy alto y atraparlo con la misma mano, con la mano contraria, con las dos manos (de pie, de rodillas, sentado, tumbado boca arriba). 14. Botar y saltar en línea recta.


6.

MINI BASKET

163

Percepción Espacio Temporal 1. Rodar el balón sobre la pista, con una mano, dos manos, con los pies, botando, tratando de evitar objetos esparcidos por la pista. 2. Caminar, lanzar el balón hacia delante y atraparlo inmediatamente después de que ha tocado el suelo. 3. Caminar, lanzar el balón hacia atrás e inmediatamente recuperarlo, repetir. 4. Lanzar el balón muy alto y atraparlo después de dar palmas con las manos al frente varias veces, por detrás, al frente y por detrás, debajo de las piernas. 5. El mis ejercicio antes mencionado habiendo tocado el suelo con una mano, con dos manos, después de girar en círculo. 6. Lanzar el balón contra la pared y atraparlo.

7. Lanzar el balón contra la pared, dar palmas al frente y atraparlo sin que caiga; repetir dando palmas por detrás de la espalda, tocando el suelo, girando. 8. En parejas juntar las manos y botar (de pie sobre el terreno y en movimiento). 9. Rodar el balón, correr y atraparlo antes de que este alcance una marca preparada. 10. Rodar el balón y girar alrededor de él.

11. Lanzar el balón alto y dar palmas cada vez que toca el suelo. 12. El mismo ejercicio anterior, saltando con los pies juntos, lo mismo sobre un pie. 13. Lanzar el balón tan alto como sea posible y tan lejos como sea posible. 14. Botar siguiendo un ritmo. 15. De espaldas a una pared, lanzar el balón contra ella, girarse y atraparlo.


164

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

16. Lanzar el balón hacia lo alto e intentar pasar por debajo de él, tantas veces como sea posible.

17.

Botar el balón en el suelo y pasar un brazo alrededor de él.

18. El mismo ejercicio anterior con las dos manos juntas, con los pies juntos. 19. Andar llevando el balón por detrás de la espalda, dejarlo caer y atraparlo antes de que toque el suelo.

20. Hacer girar el balón sobre un dedo.

21. Caminar pasando el balón de una mano a otra. 22. Con las piernas separadas botar el balón sobre el suelo, entre las piernas, girar y atraparlo. 23. De pie con las piernas separadas el balón sujeto entre ellas, con una mano de frente y otra detrás, cambiar rápidamente de mano.


6.

MINI BASKET

165

Equilibrio 1. Lanzar el balón hacia arriba y girar el pie alrededor (contar el número de veces que el chico/a lo realiza). 2. Botar saltando sobre un pie (sobre el terreno y en movimiento).

3. Rodar sobre un pie sin perder el equilibrio. 4. Caminar sobre las puntas de los dedos y sobre los talones. 5. De pie sujetando el balón con las piernas separadas, saltar dando un giro completo y caer en la misma posición (en una dirección y en la otra). 6. Botar con los ojos cerrados. 7.

Saltar y caer sobre un banco sin perder el equilibrio.

8. Correr por el campo de juego, y a una señal parar inmediatamente. 9. El mismo ejercicio anterior, botando. 10. Corriendo alrededor de la pista, parar a una señal, saltar cambiando el sentido, y empezar a correr de nuevo. 11. Caminar hacia atrás. 12. Caminar hacia atrás sobre un banco, caminar hacia delante. 13.

El mismo ejercicio anterior, botando.

14. Botar por la pista y a la señal tirarse al suelo, levantarse, atrapar el balón y empezar a botar de nuevo. 15. Rodar el balón dar un salto mortal sobre el suelo, atrapar el balón de nuevo y salir botando, o tirar o pasar.


166

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

16. Caminar sobre un banco y atrapar el balón lanzado por un compañero, pasarlo de nuevo rápidamente.

17. Botar por el campo y a la señal pararse sobre un solo pie.

18. Botar, alrededor, por el interior y por el de un círculo alternativamente. 19. Tirar dentro de un círculo marcado por el entrenador. 20. Tirar a canasta desde una posición desequilibrada.


6.

MINI BASKET

167

Coordinación 1. Rueda el balón y trata de tocar una señal ó diana (un balón en movimiento, números escritos en una pared, señales etc.). 2. Correr con un brazo hacia adelante y el otro hacia lo alto. 3. Lanza el balón y trata de meterlo en un circulo formado por los brazos de tu compañero.

4. Por parejas, (cada uno con un balón); intentar tocar la espalda del otro, sus rodillas, el balón del otro (aquel que consigue, tocar más veces al contrario en un cierto periodo de tiempo, gana) 5. El mismo ejercicio anterior, pero en grupos de tres, de cuatro y de cinco. 6. Botar sobre el terreno con dos balones alternativamente. 7. El mismo ejercicio anterior, pero corriendo. 8. Caminando hacia atrás, botar con dos balones. 9. Por parejas botar con dos balones y a una señal, intercambiar los balones. 10. El mismo ejercicio anterior, pero en grupos de tres, cuatro, y cinco. 11. Botando hacer la figura de un «8» con las piernas separadas. 12. Por parejas, botar y hacer la figura de un «8».


168

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

13. Por parejas, «A» bota hacia «B» (piernas separadas y brazos extendidos), pasa por debajo, gira alrededor de él, y retorna a la posición inicial, se para, gira, y pasa el balón a «B», quien repite el mismo ejercicio. 14. De pié, el balón sujeto entre los brazos con estos estirados, lo dejamos caer, damos palmas delante y detrás, para cogerlo de nuevo. 15. El mismo ejercicio anterior, sujetando el balón por detrás; dar palmas y cogerlo de nuevo. 16. El mismo ejercicio con el balón sujeto frente a las rodillas. 17. Botar, simultáneamente con tres balones. 18. Por parejas, (cada uno con un balón): «A» bota avanzando hacia delante y «B» bota moviéndose hacia atrás. A la señal cambio de sentido. 19. El mismo ejercicio anterior pero con el movimiento hacia los lados. 20. Por parejas (cada uno un balón): «A» envía un pase picado a «B» y «B» un pase de pecho hacia «A». 21. Por parejas, «A» de pié con balón y «B», sentado sin balón: «A», pasa a «B», y se sienta, «B» pasa a «A» y se levanta. 22. Por parejas, pases de pecho con dos manos, pases picados, pases de cadera, pases picados desde la cadera, pases de «bolos», pases mano a mano, pases de béisbol, pases por encima de la cabeza, 23. Por parejas, espalda con espalda: pasar el balón por encima de la cabeza y por entre las piernas.

24. El mismo ejercicio anterior, pasando el balón por los lados de derecha a izquierda. 25. Por parejas, cara a cara: «A» rueda el balón hacia «B» y «B» pasa el mismo tiempo con él pié. 26. Por parejas, sentados cara a cara, cada uno con un balón: intercambiar los balones, botando, rodando y lanzándolo. 27. Apuntar y lanzar el balón contra una señal (diana). 28. Por parejas: «A» realiza un movimiento botando un balón, «B» tiene que imitarlo. Intercambiar la posición.


6.

MINI BASKET

169

29. Por parejas, con el balón entre las espaldas, caminar hacia delante, hacia atrás, lateralmente, pero siempre intentado que el balón no caiga al suelo.

30. El mismo ejercicio anterior pero con el balón sujeto por las cabezas de ambos.

31. Por parejas, tumbados boca abajo, y cada uno con un balón, pasarlo de uno al otro. 32. Por parejas: «A» pasa el balón a «B» y «B» antes de recibirlo debe de dar palmas. 33. Por parejas: «A» lanza el balón alto hacia el aire y «B» lanza otro balón intentado que se golpeen en el aire. 34. El mismo ejercicio pero haciendo rodar los balones.


170

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Enseñanza de la Respiración 1. Inflar globos, inflarlos uniéndolos a palos y hacer ruidos con ellos. 2. Respirar tapando un orificio de la nariz, y luego el otro. 3. Soplar empujando pelotas de ping-pong por el suelo. 4. Inhalar, aire por la nariz, y contar en alto, sin soltar el aire. Lo mismo pero contando mentalmente. 5. Sentados, apoyándose con las manos hacia atrás, coger aire de un golpe, soltarlo de dos veces. 6. De pie, sujetando el balón entre los talones, coger aire de una vez, extendiendo los brazos y subiéndolos. Soltar el aire de una vez, mientras doblamos las piernas simultáneamente. 7. Tumbado boca arriba, el balón sobre el pecho, coger y soltar aire mirando el movimiento del balón, que se mueve de arriba abajo.

8. El mismo ejercicio con el balón sobre él estomago. 9. «Soplar», bolas de papel, a través de un camino construido, sin que choquen entre ellas.


6.

MINI BASKET

171

Resistencia 1. Carrera votando el balón 15-20 metros. 2.

Carrera en slalom, y botando el balón.

3.

Carreras de relevos. Lo mismo, pero botando el balón.

4.

Ejercicios para el manejo rítmico del balón.

5. Tic-tac en grupos de 2,3, 4, solo ida. Después ida y vuelta, en un tiempo marcado. 6. Competición de «fondos»

7. Competición de saltos, manteniendo el ritmo. 8.

El mismo ejercicio anterior, botando el balón al mismo tiempo.

9. Competición de tiro por tiempo: Comprobar el número de tiros que se pueden realizar en un tiempo marcado.

10. El mismo ejercicio anterior, pero controlando el número de canastas conseguidas. 11. Pases en un tiempo marcado: (2, 3, 4, 5 jugadores en grupos); ver cuantos pases se pueden dar en un tiempo marcado. 12. Circuitos de ejercicios, común tiempo marcado.


172

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Fuerza Rápida 1. Botar el balón y saltar al mismo tiempo. 2. Competiciones de bote de balón, de tiro a canasta, pases, en estático y en movimiento. 3. Ejercicios por parejas, en ataque y defensa, oposición y resistencia. 4. Por parejas: carreras de «carretillas». 5. Saltar dentro y fuera de un circulo. 6. Saltos de altura, de longitud, salto hacia atrás, saltos cortos. 7. Lanzar el balón hacia delante, hacia atrás, hacia los lados, desde sentado, de rodillas, tumbado boca a arriba y boca abajo. 8. Todo tipo de carreras de relevos. 9. Todo tipo de circuitos (estimulando fuerza de salto, fuerza de lanzamiento).

Velocidad 1. Botar corriendo por el campo, y cambiar de velocidad a una señal (silbato, voz, líneas del campo etc.) 2. Botar empezando desde diferentes posiciones (de pié, sentado, de rodillas, tumbado boca arriba, tumbado boca abajo, etc.) 3. Por parejas (cada uno con un balón) botar e intentar tocar el balón del otro, la rodilla, la espalda, los cordones de las zapatillas, etc.

4. Carreras y relevos botando el balón (diferentes señales.). 5. Circuitos sencillos. 6. Ejercicios de reacción a una señal (visual, sonido, tacto).


6.

MINI BASKET

173

Movilidad de Articulaciones 1.

Juegos de manejo de balón ó manejo con otro tipo de equipo.

2. Rotaciones, giro de tronco, extensión de los miembros del tren inferior de cuerpo, extensión de los miembros del tren superior del cuerpo, sujetar el balón con las manos. 3. Circuitos sencillos: pasar por debajo de un banco, entre barras de una barandilla, bajo una escalera etc.

4. Ejercicios tipo juegos, para la movilidad del tronco, caderas, haciendo algún test para comprobar la mejora.

Diferenciación Espacio Temporal y Dinámica 1. Caminar y correr rápido, lento, saltar despacio ó rápido. 2.

El mismo ejercicio anterior pero botando.

3. Botar lento, rápido, haciendo el bote alto, bajo, muy alto, muy bajo. 4. Botar con dos balones de formas alternativas (sobre el mismo terreno, en movimiento). 5. Botar corriendo, cambiando de mano, de dirección, de velocidad, hacer reversos (ir dando señales) 6. Botar con diferentes tipos de pasos. 7. Por parejas, imitar al compañero haciendo bote de velocidad. 8. El entrenador marca un ritmo de movimientos y los jugadores intentan seguirle imitándole con sus manos, pies, con el balón.


174

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Desarrollo y Control de la Movilidad, Adaptación y Transformación 1. Ejercicios siempre variados, con diferentes tipos de salidas y de finales. 2.

Ejercicios individuales, por parejas, en grupos (con balones duros, blandos, rugosos, lisos, pesados, ligeros, pequeños, grandes), con utensilios pequeños del gimnasio, haciéndolo marcha atrás, con ritmos variados, con diferentes señales (voz, manos, silbato, golpeando algo, con música).

3. Todo tipo de botes, tiros a canasta, pases y sus combinaciones. 4. Todas las situaciones de 1x1 hasta 5x5 (tanto en defensa como en ataque). 5. Juegos y ejercicios con número impar de jugadores.

Anticipación y Toma de Decisiones 1. Pases entre una pareja con un defensor en el centro.

2. El mismo ejercicio anterior en grupos de 3 ó 5 (con uno ó 2 defensores) 3. Juegos de 1 contra 1 en diferentes posiciones del campo. 4. Juegos con número impar de jugadores en cada equipo. 5. Juegos de 1 contra 1 hasta de 3 contra tres con un soporte de ayuda. 6.

Juego de ayuda defensiva (trenes)


6.

MINI BASKET

175

6.3. EJERCICIOS PARA EL DESARROLLO DE LOS FUNDAMENTOS DEL BALONCESTO En esta sección, vamos a explicar una serie de ejercicios para la mejora de los fundamentos básicos del baloncesto.

El Bote 1. Bote en parado, en movimiento, alrededor de la pista, siguiendo las líneas del campo, en el medio del campo. 2. En medio de la pista, botar siguiendo las instrucciones de señales del entrenador (voz, silbato, golpeo, palmas, etc.), cambio de velocidad, de dirección, cambio de mano, reverso, etc. 3. Botar por la pista siguiendo un camino previamente marcado. 4. Botar con dos balones, sobre el mismo terreno y en movimiento. 5. «Juego de la Estatua»: Los jugadores botan por el campo (cada uno con un balón) y a la señal del entrenador, ellos tienen que pararse inmediatamente (los que no se paran pierden un punto). Este ejercicio enseña como pararse (parada en salto y parada en dos tiempos). 6. «Atrápalo»: Los jugadores (cada uno con un balón) botan por el campo tratando de no ser tocados por el jugador «prenda». El jugador que es tocado pasa a ser «prenda» en ese turno. De esta forma los jugadores aprenden a cambiar de mano, hacer reversos, cambios de dirección, velocidad mientras juegan a alcanzar un objetivo (no analíticamente). 7. El mismo juego anterior, con la diferencia que el jugador que es «prenda» tiene que intentar tocar al máximo número de jugadores en un tiempo determinado. 8. Los jugadores botan siguiendo las líneas del campo de juego, y cuando se encuentran a otro jugador deben de cambiar de mano, de dirección, reverso, etc. 9. «El imitador»: Todos los jugadores botan por el campo «imitando» los botes del entrenador (bote alto, bajo, lento, rápido). 10. «El juego del coche»: Todos los jugadores (cada uno con un balón) esparcidos por la pista de juego han de imitar un coche. En posición básica, cuando el coche está parado, botando cuando el coche tiene el motor encendido, empiezan a botar cuando el coche arranca, botando por toda la pista (hacia delante, atrás, derecha, izquierda) cuando el coche se mueve, parar de botar cuando el coche se para en los semáforos (el entrenador gritará: «semáforo rojo»)retorno al punto inicial (parada en salto ó de un tiempo). • Esto les enseñará las diferentes formas de iniciar el dribling, y las diferentes formas de hacerlo, la parada en salto, y salida de nuevo en dribling.


176

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

jugador ofensivo sin balón

jugador defensivo

jugador ofensivo con balón

pase (cualquier tipo)

movimientos del jugador sin balon

jugador botando

movimientos del jugador con balon

tiro a canasta

entrenador

obtáculo

Tabla 17. Leyenda para seguir los diagramas de este capítulo.

• A partir de estas situaciones iniciales, siguiendo una somera introducción de los diferentes fundamentos básicos del baloncesto, debe de haber una evolución gradual hacia movimientos más precisos y la representación de estos, así como hacia una mayor estabilización de los mismos, así como su utilidad y necesidad. 11. «El juego del rabo» (pañuelo): Los jugadores sin pañuelo botan por todo el campo y por un cierto periodo de tiempo tienen que intentar quitar el pañuelo a los jugadores que lo tienen. El jugador que consigue tener después del tiempo señalado más pañuelos gana. 12. Botar libremente por la pista de juego, y a la señal, parada y giro saliendo hacia la canasta, usar las líneas laterales, líneas de fondo (según las instrucciones del Entrenador). Este ejercicio es práctico para aprender el uso de los pies de pivote. 13.

«Auto-pase», paradas y salidas botando (en todas direcciones)

14. «El juego del perro y la liebre»: Dividir los jugadores en dos equipos (un balón cada uno), hay que asignar a cada jugador de un equipo (perro) uno del otro equipo (liebre). Los «perros» se sitúan en él circulo central y las «liebres» en la línea central. Cuando el entrenador señala el inicio, los «perros»salen botando y han de tocar a las «liebres». Los jugadores


6.

MINI BASKET

177

que son «tocados» han de quedarse quietos y sentarse. El jugador que haya tocado a más liebres al final de tiempo marcado es el ganador.

15. «El juego del lobo y el cordero»: Colocar a los jugadores (cordero) en los tres círculos del campo (un balón cada uno)y un jugador (lobo)fuera de los círculos (con balón), Cuando el entrenador dice: »El lobo no está aquí», los «corderos» pueden moverse libremente por todo el campo (el lobo puede moverse pero no puede tocar a los corderos). Cuando el entrenador dice: «Ya llega el lobo», el lobo puede tocara los corderos que están fuera de los círculos (sí, el cordero está dentro del circulo, está a salvo.) Los corderos que son tocados fuera del circulo pasan a ser lobos, de forma que el juego continua. El juego intenta enseñar a los jugadores a no mirar al balón muy a menudo, y a utilizar diferentes tipos de botes de balón, dependiendo de las situaciones que aparezcan en el juego. 16. «El juego del pescador»: Todos los jugadores (peces) se sitúan de pié detrás de la línea de fondo (cada uno con un balón), mientras que un jugador está en el medio del campo (pescador). A la señal del entrenador, los jugadores deben de ir botando hasta tratar de alcanzar el otro lado de la pista (pasada la línea) sin dejar que el «pescador» les toque. Aquellos que sean tocados, pasar a ser «pescadores» Al principio del juego, no son muy importante las violaciones que se cometen. El juego enseña velocidad, anticipación y elección del tipo de bote a utilizar.


178

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

17. «El juego de correr y cazar»: Los jugadores están divididos en dos equipos (cada uno con un balón) y se sitúan alineados en el medio de la pista (un equipo de cara a una canasta y el otro equipo de cara a la otra) Los equipos están espalda con espalda. A cada equipo se le asigna un número (1 ó 2) un color (blanco ó negro) y si es luna ó sol. Cada vez que el entrenador dice un número, ó un color, el equipo que es llamado se va botando hacia canasta hacia la línea de fondo y el otro equipo ha de volverse, iniciar el bote e intentar atrapar a los del otro equipo que van corriendo hacia la canasta (cada uno de los jugadores solo puede tocar al jugador con el que estaba espalda con espalda.) Aquellos que llegan a la línea de fondo sin ser tocados están salvados, mientras que los que son tocados deben de levantar una mano (no se elimina a nadie)El equipo que consigue tocar más veces a los jugadores del otro grupo en un periodo de tiempo, gana. El juego puede iniciarse desde la posición de pie, sentado, de rodillas, tumbado boca arriba, boca a bajo etc.

18. «El juego de las cuatro esquinas»: Los jugadores se colocan en forma de cuadrado (un balón cada uno), un jugador desde el centro trata de ocupar una de las esquinas libres. A la señal, los jugadores deben de moverse y cambiar de esquina botando, y el jugador que se sitúa en el centro debe de tratar de ocupar uno de los lugares libres. El jugador que se queda sin sitio libre pasa a ocupar el centro y se comienza de nuevo. Es importante establecer un sentido del movimiento (sentido de las agujas del reloj ó contrario al sentido de las agujas del reloj) antes de comenzar el juego.


6.

MINI BASKET

179

19. «Juego de librar»: Los jugadores (cada uno con un balón) corren por el campo de juego botando, y uno que es designado ha de ir «tocando» a todos los demás. El jugador que es tocado, se ha de parar y colocar un brazo estirado, esperando a que alguno de los otros jugadores, le liberan (tocándole) y pueda seguir. 20. «Juego de 1,2,3 correr»: Los jugadores (cada uno con un balón), se sitúan por detrás de la línea de fondo, y un jugador se coloca en la línea de medio campo, de espaldas a ellos. El juego comienza cuando el jugador del medio del campo grita «1,2,3, correr», y los jugadores de la línea de fondo tienen que correr botando el balón, hacia el centro de la pista. Cuando el jugador del centro se vuelve han de pararse. El jugador del centro ha de volverse inmediatamente y, si ve moverse alguno de las que están corriendo este vuelve al comienzo (así siguen jugando). El primero que alcanza la línea del medio campo sin ser visto en movimiento por el jugador del centro, gana. 21. «El juego de la señal» Los jugadores (cada uno con un balón) se colocan mirando al entrenador. El entrenador indica con sus brazos la dirección hacia donde deben de dirigirse botando (hacia la derecha, la izquierda, hacia detrás, adelante, etc.) Si el entrenador mantiene los brazos abajo los jugadores van botando hacia un lado u otro, si él levanta su mano derecha, los jugadores cambian de mano de bote y lo hacen con la izquierda (y viceversa). Si, el entrenador levanta los dos brazos los jugadores realizan un reverso y continúan botando. 22. «Carreras de relevos botando»: Existen muchos tipos de carreras de relevos. (Hacia adelante, atrás, mixta etc.) sin balón (corriendo, saltando), ó botando con balón, con un balón por equipo ó uno ó jugador. A una señal del entrenador, el primero de la fila, sale y va siguiendo el camino marcado (corriendo en slalom, corriendo sobre marcas, árboles, círculos, etc.)El jugador regresa a la fila se para delante del primero colocado que toca el balón y continua el juego. El equipo que llega al final en primer lugar después de haber completado todo el recorrido, es el ganador. 23. «Carreras de relevos con conos»: Dividir a los jugadores en dos grupos, (un balón cada uno) y se colocan tal y como indica el diagrama. A la señal, el primer jugador de cada equipo, sale botando con una mano, mientras que con la otra, tiene que ir tumbando los conos colocados a lo largo del camino, y volver botando a toda velocidad. Cuando llega, sale el segundo que tiene que ir botando con una mano y con la otra, ir levantando los conos tumbados. (el juego no puede seguir si los conos no están todos levantados) y así sé continua. El equipo que llega primero es el ganador.


180

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

24. Botar libremente por la pista, e ir cambiando de mano, haciendo reversos, cambios de dirección, cambios de velocidad, haciendo giros botando etc. 25. Botar siguiendo el perímetro de la pista y cambiar de dirección, velocidad, mano, etc. Según vaya indicando el entrenador. 26. Botar libremente por la pista, y a la señal del entrenador, intercambiar el balón con otro jugador, pero sin parar de botar (no hay que interrumpir el bote, ni cometer violaciones). 27. Colocar a los jugadores en grupos de tres, cuatro, ó cinco, a lo largo de la línea de fondo del campo. Hacer unas marcas en el suelo a la altura de las dos líneas de tiros libres, en el centro del campo y en cualquier otro punto que considere el entrenador. A la señal, salen los jugadores y en cada señal, tienen que realizar lo siguiente: • cambio de mano • reverso • cambio de velocidad • pivote y salida botando. • parada en salto • reverso, cambio de mano y salida botando • cambio de dirección. 28. Enseñar ejercicios de bote (salidas, bote y parada, con cambios de mano, reversos, cambio de dirección, pivotes, protección del balón, por la espalda, fintar un pivote y pivotar, amagos, etc.


6.

MINI BASKET

181

El Tiro 1. Lanzar balones de diferentes pesos, y tamaños, en papeleras, contenedores, círculos, canastas de diferentes alturas etc. Hacerlo desde diferentes distancias. 2. Tirar libremente a canasta.

3. Tirar a canasta desde un banco. 4. Tirar desde círculos dibujados en el suelo y a diferentes distancias, a círculos marcados en la pared. También a círculos hechos con los brazos de otros jugadores. 5. Tiros intentando tumbar conos, golpear otros balones, u otros objetos (parados ó en movimiento) 6. Hacer tiros más lejanos de lo normal en el juego. 7. Tiros con pelotas de diferentes tamaños a canastas sin tablero. 8. Tiros a canasta desde diferentes posiciones, (de cara, desde lado derecho, desde lado izquierdo). 9. Tiros a canasta: competición con diferentes valores de las canastas (dos puntos por canasta limpia, 1 punto si el balón toca el aro en la canasta, medio punto si el balón toca el tablero) El equipo que consigue llegar a la cantidad de puntos marcada gana.


182

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

10. Competición de tiro delante de la canasta, tirando libremente (un punto por cada canasta). El equipo que consigue mas canastas en un cierto periodo de tiempo, gana. La competición puede desarrollarse desde distintas distancias, las del campo de juego, utilizando ó no el tablero de la canasta.

11. Competición de tiros libres. (individual ó por equipos). 12. «Juego del 21»: Dividir a los jugadores en dos equipos, y se alinean en las dos líneas de tiros libres. Ala voz de empezar, el primer jugador tira a canasta (2 puntos por canasta, en caso contrario, el jugador tienen que ir al rebote y tirar de nuevo, consiguiendo un punto sí mete la canasta). El segundo jugador comienza a tirar cuando el primero ha metido su canasta ó ha gastado sus dos tiros disponibles. El equipo que primero consigue llegar a 21 puntos gana. 13. «El juego del mundo»: Se marcan diferentes posiciones de tiro alrededor de la zona (numeradas progresivamente) y se empieza jugar por la más cercana a la canasta. Si, el jugador consigue canasta avanza posiciones (ó se queda, sí ha fallado). El jugador que consigue llegar hasta el final de los círculos ha ganado. (Cuando se falla, el jugador tienen hasta tres intentos, desde cada posición, si falla puede pasar a la siguiente posición). 14. «El triángulo»: Se dividen los jugadores en dos equipos (cada uno con un balón) y se alinean como indica en el diagrama, bajo las dos canastas. Se marcan 3 posiciones de tiro (a la derecha, desde el centro, y a la izquierda) y comienza el ejercicio cuando el entrenador da la señal. El jugador no puede pasar a la siguiente posición hasta que no conseguido la canasta. (Se permiten hasta 3 tiros no consecutivos). El equipo que pase por las tres posiciones y antes llegue primero a la posición final, gana. No es posible tirar desde una posición si todos los miembros de ese equipo no han conseguido canasta,desde la posición anterior ó no han utilizado todos los intentos que tiene disponible cada jugador.


6.

MINI BASKET

183

15. Todos los ejercicios de tiro pueden realizarse, con dos manos, una mano, dos manos y en salto, una mano y en salto. 16. Tirar el balón hacia lo alto, atraparlo y tirar a canasta. 17. Mirando a la canasta, lanzar el balón a lo alto, pasar por debajo, girarse, atrapar el balón, girar de nuevo (utilizar él pié de pivote) y tirar a canasta. 18. Tirar a canasta con un ojo abierto y el otro cerrado. 19. Los jugadores de pié alrededor de la línea de tiros libres (cada uno con un balón), de espaldas a la canasta. A la señal del entrenador, los jugadores pivotan (hacia delante ó en reverso) y tiran a la canasta. 20. Los jugadores de cara a canasta y con los balones en el suelo. A la señal, tienen que rápidamente coger el balón y tirar a canasta. 21. Los jugadores de cara a canasta, y con el balón detrás de cada uno. A la señal tiran atrapan el balón desde detrás (por debajo de las piernas) y tiran a canasta. 22. Los jugadores de cara a la canasta, sujetando el balón con sus tobillos, a la señal, tienen que saltar y atrapar el balón los manos, para luego tirar a canasta. 23. Tirar estando sobre una sola pierna. 24. Competición de tiros desde la línea de tres puntos. 25. Dejar rodar el balón hacia la canasta, correr a por él, pararlo (con una mano delante y la otra detrás) y tirar a la canasta. 26. Tirar a canasta desde la posición de sentado. 27. Lanzar el balón contra el tablero de la canasta, ir a por el rebote y luego tirar a canasta. 28. Tirar por parejas desde todas las posiciones. 29. Enseñar ejercicios para tirar correctamente, (posición de los pies, peso del cuerpo, correcta extensión de las articulaciones, dar «golpe» muñeca, extensión correcta del brazo) con correcciones analíticas. 30. Competición de tiro de «gancho», a canasta desde cerca. 31. Competición de «pasar y tirar», después de pararse correctamente. Desde la derecha y desde la izquierda y con la mano derecha y la mano izquierda.


184

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Botar y Tirar La combinación de bote y tiro permite a los jugadores distinguir entre diferentes situaciones durante el juego (cerca de la canasta se debe de tirar inmediatamente, lejos de la canasta se debe de botar para acercarse a ella). 1. «Todos juntos a canasta»: Se dividen los jugadores en dos grupos (cada uno con un balón) y se colocan de pié (espalda con espalda) en el centro del campo (como indica el diagrama). A la señal del entrenador todos los miembros de los equipos empiezan a botar simultáneamente hacia la canasta de los contrarios (a la que ellos está de cara). Aquellos que anoten canasta, regresan rápido al punto de partida, mientras que los que no anoten, tienen tres oportunidades para hacerlo, pero vuelven al punto de partida en cualquier caso. El equipo que finaliza el juego primero y tiene a todos sus miembros sentados, gana. El juego también puede comenzar desde la posición de sentado, de rodillas, tumbados boca arriba, ó boca abajo, y los tiros pueden ser, parada en salto y tiro, parada de paso y tiro ó entrada a canasta.

2. El mismo juego, pero con un pivote inicial (frontal ó en reverso) a la señal del entrenador. Los jugadores botan y tiran a la canasta contraria de la posición en la que se encuentran 3. «Carreras de relevos, botando y tirando»: Los jugadores se dividen en dos grupos (cada uno con balón). A la señal del entrenador, el primer jugador de cada equipo, comienza a botar, se para y tira a canasta. Si el jugador mete canasta, regresa a toda velocidad a su punto inicial. En caso de que no consiga canasta, tiene tres intentos para conseguirlo. Después de intentarlo tres veces, si no ha metido canasta, regresa también al punto inicial. El equipo que consigue anotar el mayor número de canastas en un periodo de tiempo determinado, gana. 4. La misma carrera de relevos, se puede hacer pero permitiendo solo un intento de tiro a canasta a cada jugador. ( El segundo jugador empieza cuando el primero ha tirado.)


6.

MINI BASKET

185

5. «Carreras de relevos botando en slalom»: se divide a los jugadores en dos equipos, (cada uno con un balón o un balón para cada equipo).

6. «Juego del círculo»: se divide a los jugadores en dos equipos (un balón cada uno).

7. «Juego de los tres círculos»: se divide a los jugadores en dos equipos.

8. «Carrera de relevos en slalom en media pista»: se divide a los jugadores (un balón cada uno). A la señal el primer jugador de cada equipo sale botando entre los conos, llega a la canasta, se para y tira. El


186

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

segundo de la fila, empieza cuando el primero ha cogido su rebote. El equipo que consigue más canastas en un período de tiempo marcado gana.

9. «Carrera de relevos en paralelo»: divide a los jugadores en tres o cuatro equipos (un balón cada uno y se alinean detrás de la línea de fondo. Cuando el entrenador da la señal de salida el primero de cada fila, empieza a botar hacia la canasta contraria, se para y tira (se permiten tres tiros), entonces va a por su rebote y regresa hacia la fila de su equipo, toca al segundo compañero de la fila que sale botando. El equipo que consigue anotar más canasta en un período de tiempo marcado gana. Los tiros pueden ser en parada, parada y tiro, entrada a canasta, utilizando todo tipo de tiros. 10. Botar desde el medio de la pista, cambio de dirección e ir a la canasta desde la derecha y desde la izquierda, con la mano derecha y con la izquierda. 11. Botar desde el medio de la pista (diferentes tipos de salida, autopases, parada y salida botando) y tiro (parada en salto y tiro; para en salto un paso y tiro; entrada a canasta; reverso y entrada a canasta, etc.). 12. Botar desde el medio de la pista pivotar y tiro. 13. Combinación de diferentes tipos de bote y tiro, desde el fondo de la pista y desde el medio de la pista. 14. Salida botando (elegir de cuando en cuando diferentes tipos de salidas) y tiro. 15. Enseñar la técnica de las entradas (dependiendo de la edad de los jugadores) (ver tabla 18).


6.

MINI BASKET

187

Método I • Correr llevado el balón, contar «1-2» y antes de «3», lanzar el balón hacia

lo alto, o por encima de una cuerda atada a dos postes, o en círculo. • Correr recoger el balón del suelo y lanzarlo después de haber contado

hasta dos «sin parar de correr». • Salir botando hasta un punto marcado en el suelo, «parar» de botar,

correr hacia la canasta llevando el balón y tirar (no es importante si al principio los jugadores dan más de dos pasos o comenten alguna violación). • El mismo ejercicio con el balón sujeto por el entrenador en la línea de

tiros libres. • Ir botando y a la cuenta de tres entrar a canasta (desde la derecha y

desde la izquierda, con la mano derecha y con la izquierda).

Método II • Desde debajo de la canasta sujetando el balón, dar un paso y tirar. • Empezando más atrás botar, parar, un paso y tirar. • Empezando todavía más atrás, dos o más botes, parar, un paso y tirar. • Salir botando e ir hacia la canasta.

Método III • Desde debajo de la canasta, levantar una rodilla y tirar (desde la dere-

cha levantar la rodilla derecha y desde la izquierda levantar la rodilla izquierda). • Saliendo un paso más atrás dar un paso y tirar. • Saliendo dos pasos más atrás dar dos pasos y tirar. • Botar y tirar a la cuenta de tres. Tabla 18. Ejemplo de métodos progresivos para la enseñanza de las entradas a canasta.


188

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

El Pase 1. Por parejas cada uno con un balón, intercambiar los balones (de pie, de rodillas sentado, tumbado boca arriba o boca abajo). 2. El mismo ejercicio en grupos de tres, cuatro o cinco. 3. Por parejas, lado con lado, hacer la figura de un «8» entre las piernas, intercambiar los balones. 4. Por parejas, cada uno un balón pasarse el balón utilizando todas las posibilidades. 5. El mismo ejercicio en grupos de tres, cuatro o cinco. 6. Igual que en los ejercicios anteriores, gradualmente reducir el número de balones hasta que haya sólo un balón, por cada dos, tres, cuatros y cinco jugadores: pasar el balón y contar cuantos pases se dan en un período determinado de tiempo. 7. Por parejas, (un balón cada pareja): el primero de la pareja camina pidiendo el balón hacia el otro jugador, repetir (sin cometer violaciones de «pasos»). 8. El mismo ejercicio anterior en grupos de tres, cuatro y cinco (andando y corriendo). 9. Por parejas mirándose entre ellos: pasar el balón, fintando un tiro. 10. Por parejas pasar en «salto» (el levantar una mano señalando al compañero que va a pasar el balón y desplazarse lateralmente para atraparlo). 11. Por parejas, lado con lado: pasarse el balón con una mano detrás de la espalda. 12. Por parejas, correr alrededor del círculo, pasar el balón y a la señal del entrenador correr en el sentido contrario. 13. Dividir a los jugadores en dos equipos (un balón para cada equipo) y hacer filas. A la señal, el primero de la fila rueda el balón entre las piernas de los miembros de su equipo, cuando el último recibe el balón sale botando hacia el principio de la fila. Cuando el equipo del jugador que empezó, llega de nuevo al principio de la fila, gana. 14. El mismo juego, pero con los jugadores sentados. 15. El mismo juego girando lateralmente el tronco (de pie y sentados). 16. «El juego del tren»: igual que los juegos anteriores, con la variante de que el balón sale desde atrás y a la señal se va «pasando» hacia delante (el pasador debe de correr al principio de la fila haciendo que el balón se vaya desplazando). El equipo, que primero consigue alcanzar un punto señalado con el balón, gana.


6.

189

MINI BASKET

17. «Juego de pases en Zig-Zag» : Se dividen a los jugadores en dos grupos, tal y como se muestra en el diagrama. A la señal de inicio, los jugadores han de ir pasándose el balón y contar cuantos pases seguidos, pueden darse en un periodo marcado de tiempo.

1

1

3

5

2

4

6

2

4

6

3

5

18. «Pases en estrella»: Se colocan los jugadores tal y como se indica en el diagrama (un balón por cada equipo). A la señal de inicio, los jugadores comienzan a pasarse el balón. El equipo que realiza más pases en un periodo de tiempo, gana. Los jugadores no pueden pasar el balón al compañero más cercano.

19. «Pases Doble-Estrella»: Igual que el ejercicio anterior, con dos equipos (y dos balones) pasando el balón al mismo tiempo. 20. «Pasar y moverse»: • Dos filas, cara a cara, se pasa el balón y se va al final de la fila contraria. • Dos filas, cara a cara, se pasa el balón y se va al final de la propia fila.


190

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• «Pasar y correr»: (En grupos de cuatro), pasar el balón y cambiar de posición con otro jugador.

• Un jugador pasa el balón, al compañero que está enfrente, e inmediatamente se desplaza a recibir el balón en el pase de vuelta.

• Los jugadores en un circulo, con un pasador en el centro. El balón se va pasando desde fuera hacia el centro (con cambio de posición después de pasar). • Los jugadores en un cuadrado, pasan el balón y cambian de posición (en sentido de las agujas del reloj y contrario a las agujas del reloj) y a la señal del entrenador, se cambia de dirección. • El mismo ejercicio anterior, cambiando de puesto después de pasar. 21. Dos filas: Pasar el balón y moverse hacia el siguiente jugador. 22. Dos filas: pasar el balón e irse al final de la propia fila. 23. Dos filas: pasar el balón y moverse hacia la derecha, el receptor pasa y se mueve a la izquierda. 24. Ejercicio progresivo para enseñar pases en movimiento (Tic-Tac en grupos de tres, cuatro y cinco): • Por parejas(un balón cada pareja), caminar lateralmente e ir pasando el balón. • Por parejas, el mismo ejercicio anterior pero corriendo lateralmente.


6.

MINI BASKET

191

• Por parejas, pasar el balón y correr (con los pies hacia delante)Es importante no pasar el balón hacia detrás ó demasiado alto, demasiado bajo, muy fuerte (decir a los jugadores que cuando ellos tienen la posesión del balón, deben de pasar inmediatamente. • Por parejas, pasar y correr en todas las direcciones. 25. Juegos de Tic-Tac, en parejas, hacia la izquierda, hacia la derecha, en el centro del campo (con cambios de dirección, a las señales del entrenador). 26. Tic-Tac en parejas: contar cuantos pases puede llegar a dar la pareja, antes de llegar a la línea de fondo. Mientras se trabajan los pases es útil, finalizar los ejercicios tirando ó entrando a canasta. 27. Tic-Tac por parejas, con diferentes objetos colocados por el campo (entrenamiento de la visión de perímetro) 28. Dos filas en la línea de fondo, sin balón. El entrenador, lanza ó rueda el balón ó lo hace botar hacia delante y las parejas han de correr a recogerlo. El jugador Que coge el balón se va en Tic-Tac con su pareja. 29. La misma serie en progresión para la enseñanza, en Tic-Tac en parejas, pero utilizando Tic-Tac en grupos de tres, cuatro ó cinco.

30. Tic-Tac en grupos de tres con dos balones. 31. Tic-Tac por parejas, en grupos de tres, cuatro, ó cinco, empezando desde un rebote. 32. Olas, en grupos de tres, cuatro, ó cinco (mas abiertas, más cerradas, con bote etc.)


192

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Botar, Pasar y Tirar 1. Botar libremente por el campo de juego, y a la señal del entrenador, intercambiar el balón con otro jugador, seguir botando. 2. Por parejas, un jugador de pié, con las piernas abiertas y los brazos estirados. Otro jugador con el balón se sitúa a una distancia de 3-4 metros. A la señal, el jugador con el balón, comienza a botar, pasa por debajo de los brazos de su compañero , hace un círculo a su alrededor, bota hacia atrás, se para, pivota (frontal y en reverso) y pasa el balón a otro jugador que repite el ejercicio. 3. Por parejas, un jugador con el balón y el otro a una distancia de 3-4 metros. El jugador con el balón comienza a botar y se para delante del otro jugador, dándole un pase mano a mano. El otro jugador comienza a botar mientras que el primero hace un reverso y camina hacia atrás, hacia el punto inicial, repitiéndose el ejercicio. 4. El mismo ejercicio anterior pero en grupos de tres, cuatro y cinco. 5. Por parejas, (cada uno con un balón) juntos pegados cadera con cadera. Comienzan a botar, y a la señal del entrenador, se cambia uno con otro, botando con el balón del compañero. 6. El mismo ejercicio anterior pero en grupos de tres, cuatro ó cinco. 7. Los mismos ejercicios anteriores pero andando, y corriendo en fila. 8. Por parejas, un jugador bota simultáneamente dos balones y a la señal, pasa ambos balones al otro jugador, que también bota con ambos. El mismo ejercicio se puede hacer corriendo y caminando. 9. Repetición de la progresión didáctica del Tic-Tac en grupos de dos, tres, cuatro y cinco, introduciendo el bote (bote, parada y pase). Hay que recordar a los jugadores que se debe botar con la mano derecha en el lado derecho y con la mano izquierda en el lado izquierdo. 10. Relevos con bote, para en salto (un tiempo) y pase (en grupos de dos y tres).


6.

11.

MINI BASKET

193

El mismo ejercicio anterior pero botando sin parada.

12. Los jugadores en filas, en las cuatro esquinas de medio campo. Un balón para cada grupo. A la señal, el primer jugador de cada grupo comienza a botar hacia el círculo central, se para, gira, pasa el balón al segundo jugador de la fila y corre al situar el último de ella. El grupo que dé más pases en un periodo de tiempo, gana. 13. El mismo ejercicio anterior, pasando hacia la izquierda y siguiendo hacia la izquierda. 14. El mismo ejercicio, con la diferencia que, después de la parada el jugador, debe pasar el balón al grupo que está enfrente de él y se va ha ese grupo. 15. Tic-Tac por parejas. (en competición y enseñando el ejercicio). 16. Tic-Tac en grupos de tres, cuatro, y cinco (solo ida ó ida y vuelta). 17. Pasar e irse, por parejas (paso el balón y voy a tirar cerca de la canasta). 18. Por parejas, uno tira y el otro va a por el rebote y pasa fuera (a los tres tiros, cambio) 19. El mismo ejercicio pero con la variación de que el jugador que va por el rebote, pasa el balón a otro jugador que se está moviendo por la línea exterior. 20. Tic-Tac en grupos de dos, tres, cuatro y cinco, desde rebote de un tiro lanzado por el entrenador. 21. Olas en grupos de tres, cuatro, y cinco, solo en un sentido ó ida y vuelta. 22. Dos filas detrás de la línea de fondo, un jugador rueda el balón, y el otro va a recogerlo, pasa el primer jugador, que en ese tiempo ha entrado en el campo, y juegan un paso y voy (desde la derecha, y desde la izquierda, y tanto con la mano derecha como con la mano izquierda) 23. Tic-Tac en grupos de dos, tres, cuatro, y cinco botando, parada en salto (un tiempo), pase y tiro (todo tipo de tiros cambiando posiciones). La progresión ha de continuar el trabajo hecho inicialmente en el tic-tac en grupos de dos. 24. Tic-Tac en grupos de tres desde un rebote, pasando al jugador que está en el centro del campo, que bota hacia la otra canasta, se para y pasa el balón al jugador que «corta». Es prácticamente un contraataque, dividiendo el campo en tres partes (centro, derecha e izquierda). 25. Ejercicios botando, pasando, y tirando con variantes: • tictac por tríos con dos balones. • Pasar y recibir mano a mano, salir botando. • Botar, pase de apoyo y tiro.


194

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Pasar a un compañero, continuar a recibir el balón y pasar al compañero que se ha ido hacia canasta. • Dos filas desde el medio del campo, pasar el balón a un compañero, continuar a recibir, botar para acercarse a la canasta y entonces pasar el balón al compañero que «corta». 26. «Cuatro esquinas»: Colocar a los jugadores en las cuatro esquinas del campo (dos balones). A la señal, los dos jugadores en posesión del balón salen botando hacia el círculo de la canasta contraria, parada, pasan el balón y van a tirar a canasta después de recibir un pase de vuelta. Esto se puede realizar desde la derecha y desde la izquierda, con la mano derecha y con la izquierda. 27. Combinación en diferentes tipos de botes, pasar y tirar; pasar, botar y tirar; tirar, botar y pasar, etc.

Las combinaciones de botar, pasar y tirar, han de explicarse a los jugadores de forma que entiendan su importancia, y el momento adecuado para realizarlas, como elegir el más apropiado, etc.

Como puede observarse durante las clases de minibasket se pueden practicar una gran variedad de interesantes, entretenidos y divertidos ejercicios.


6.

MINI BASKET

195

La Defensa y su combinación con el Bote, el Pase y el Tiro Cuando jugamos, algunas veces el equipo defiende y otras veces está en una posición defensiva. En cualquier caso si un jugador tiene el balón se debe intentar defenderlo (conociendo uno sus propios movimientos, buen manejo de balón, conocer el espacio y el tiempo, etc.). Si el equipo contrario tiene el balón debemos de ser capaces de conseguir la posesión para nosotros (sin hacer faltas y con buen equilibrio y coordinación) y también ser capaces de defender nuestra propia canasta. Estos conceptos no están claros para los jugadores en un principio, de modo que el entrenador debe proponer ejercicios y juegos que motiven y ayuden a los jugadores a entender:

• Que el balón debe ser defendido (protección de balón). • Que si tu estas defendiendo al jugador con balón, tienes que hacer algo más que intentar quitárselo. • Que si tu estas defendiendo a un jugador sin balón, debes intentar evitar que lo reciba (en lugar de intentar quitárselo).

También es importante ayudar a los jugadores a entender en que canasta deben tirar y en cual deben defender. 1. Uno contra uno, un balón cada jugador, tratar de tocar la espalda del otro jugador, las piernas, el balón (el primero en llegar a unos puntos determinados gana). 2. El mismo juego se puede hacer en grupos de tres, cuatro y cinco (incrementando la dificultad del juego: visión periférica, coordinación, etc.). 3. El mismo ejercicio se puede jugar como un «todo vale», haciéndolo en toda la pista (aquel que pierde el balón es eliminado: si el balón se sale del campo el jugador es eliminado, etc.). 4. «El juego del pañuelo» (un pañuelo colgando del pantalón). Aquellos que pierden el pañuelo son eliminados. 5. Por parejas, el jugador en posesión de la pelota es el atacante, y el otro el defensor. A la señal del entrenador el defensor trata de alejar el balón del atacante. 6. El mismo ejercicio lo podemos realizar en los círculos del campo de juego. Aquellos que se salen del círculo son eliminados (manejo de balón, protección de bote, etc.).


196

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

7. Por parejas un jugador bota con dos balones y el otro trata de quitárselos. 8. Por parejas, el entrenador lanza el balón entre ambos. El jugador que lo atrapa es el atacante y el otro el defensor (vigilar el tiempo que el atacante tiene la posesión del balón). 9. El mismo ejercicio desde el medio del campo, desde el fondo de la pista, cerca de canasta. El jugador que tiene el balón debe intentar conseguir canasta. 10. Sacando desde la línea de fondo y desde la línea lateral, (un pasador, un atacante y un defensor): el atacante trata de desmarcarse del defensor y si lo consigue recibe el balón del pasador y trata de meter canasta (intercambiar las posiciones). 11. Uno contra uno con el balón siendo pasado por el entrenador

• Dividir a los jugadores y numerarlos. Ajustar el número de atacantes y el número de veces que van a atacar (o ajustar el número de tiempo posible para cada pareja). • Los jugadores utilizarán todo aquello que han aprendido y tienen capacidad. • El entrenador debe dirigir el juego, no insistir en la violación de las reglas con los jugadores muy jóvenes, no usar el silbato, utilizar su propia voz para ir corrigiéndoles. • Posteriormente el 1 x 1 deberá ser más disciplinado, los movimientos han de llegar a ser más funcionales (enseñar la diferencia entre hacer falta a un contrario que está tirando, hacer falta a un jugador que está botando, la importancia de los tiros libres, etc.). • El equipo que consigue más canasta en un cierto período de tiempo gana.


6.

MINI BASKET

197

12. Uno contra uno en todo el campo con la ayuda del entrenador. Este ayuda al jugador que está en dificultades, pasando el balón desde los laterales, línea de fondo, etc.

13. Uno contra uno desde la línea de fondo (con saque, rodando el balón, dando un bote, con salto entre dos). El entrenador advierte al atacante hacia donde ir, que mano utilizar, y enseña al defensor que debe hacer. 14. Dos contra uno en estático.

15. Dos contra uno en movimiento.

16. Comenzando en un salto entre dos llegar a jugar un «pequeño partido» de dos contra dos (previamente se han de haber realizado algunos ejercicios de salto entre dos). Es importante insistir mucho, para que los jugadores trabajen en conseguir canasta.


198

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

17. 2 contra 2 en partido, todo el campo, comenzando desde salto entre dos. Dividir a los jugadores en dos equipos pares. El equipo que primero consigue más canastas en período determinado de tiempo gana. 18. 2 contra 2 con la ayuda del entrenador. 19. 3 contra 3 libre (este es el objetivo final para niño/as de 6 ó 7 años. Este es el momento de máxima creatividad, opciones y diversión. Al principio, los jugadores no pasan el balón demasiado, todos van a por el balón, botan constantemente. El entrenador ha de ser paciente. Las reglas técnicas del juego deben de enseñarse mientras los jugadores están jugando. 20. 3 contra 3 libre, sin bote. Un equipo no puede tirar antes de realizar un número determinado de pases. 21. El mismo ejercicio anterior con la variación de que el equipo no puede tirar antes de que todos los jugadores hayan tocado el balón. 22. 3 contra 3 con la ayuda del entrenador. 23. Desde 3 contra 0 hasta 3 contra 3: ir incluyendo uno, dos, tres, defensores (situaciones con número impar de jugadores. 24. 1 contra 1 sin balón por líneas: desmarcarse en una zona concreta. 25. El mismo ejercicio, botando y tirando. 26. 3 contra 3 por líneas. Marcar tres líneas en la pista (la extensión de las dos líneas de tiros libres, más la del centro del campo). (Ver diagrama): Los tres jugadores deberán jugar en su propia línea pero pasada la línea de tiros libres ellos se pueden mover libremente (desmarcarse, cortar, etc.). Competición con tiempo o marcador limitado.

27. 3 contra 3 cercano a la canasta: enseñar progresivamente a desmarcarse. Dividir el espacio en tres áreas y colocar a un jugador en cada una de ellas. Los atacantes han de moverse para recibir el balón del entrenador: si el jugador recibe el balón dentro de su área él/ella debe tirar; si el jugador recibe el balón fuera de su área él/ella debe botar hacia canasta o tirar, o jugar un «paso y voy» con el entrenador.


6.

MINI BASKET

199

El entrenador debe cambiar constantemente de posición en la pista y cambiar el tipo de pase. Lo que sucede, es que al comienzo los jugadores se mueven principalmente en el área determinada para ellos (más tarde ellos pueden cambiar de lugar). Según mejoran los defensores, habrá que ir avanzando hacia un 3 contra 3 con mayores dificultades. 28. 3 contra 3 en todo el campo. 29. Ejercicios en continuidad: • Ida en Tic-Tac, por parejas, regreso 1 contra 1 • Ida en Tic-Tac , por tríos, regreso 2 contra 1 • Ida en Tic-Tac, por tríos, regreso 1 contra 2 30. Paso y voy por parejas desde todas las posiciones (con y sin defensa). 31. Paso y voy en tríos, desde todas las posiciones (con y sin defensa). 32. Partido 4 contra 4 todo el campo. También 2 contra 2 y 3 contra 3. 33. Desde 4 contra 0, hasta 4 contra 4, libre. Gradualmente introducir defensa. 34. 4 contra 0 cerca de la canasta. La misma progresión usada en el 3 contra 3 (pegado al centro, alero derecho, alero izquierdo). 35. Ejercicios en continuidad: • Ida en Tic-Tac, en grupos de cuatro, regreso 2 contra 2. • Ida en Tic-Tac en grupos de 4 y regreso 3 contra 1. 36. Partido 5 contra 5, en todo el campo, libre. Este es el objetivo final, para chicos/as de 8 o 9 años. Jugar pequeños partidos con tiempo y número de canastas limitados. 37. Partido de 5 contra 5 sin botar. 38. Desde 5 contra 0, hasta 5 contra 5, libre. Incluir progresivamente a los defensores. 39. 5 contra 0 cerca de la canasta: Utilizar la misma progresión para la enseñanza que la realizada previamente (primero sin defensa, después con defensa pasiva y posteriormente con defensa activa.) 40. Ejercicios en continuidad: • Ida en Tic-Tac en grupos de 5 y regreso 3 contra 2. • Ida en Tic-Tac en grupos de 5 y regreso 2 contra 3. 41. Tic-Tac en grupos de cinco, en las líneas. Jugar en las líneas ayuda a organizar el juego. 42. Desde 5 contra 0 hasta 5 contra 5, en las líneas, incluir progresivamente a los defensores en las líneas preestablecidas. 43. Jugar 5 contra 5 cerca de la canasta, intercambiando defensa-ataque.


200

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

44. Conceptos ofensivos del 5 contra 5: • Sin defensores delante, el jugador con balón, ha de irse hacia canasta. • Sin defensor delante, si el atacante está cerca de la canasta y tienen el balón, debe de tirar. • Con defensor delante, el atacante debe de intentar superar a su defensor (1 contra 1 botando ó tiro) • Si el atacante no puede superar a su defensor, deberá de pasar el balón a su compañero/a que esté libre y jugar «paso y me voy», ó cambiar posición con otro compañero/a. • Si el atacante que es llamado por su compañero, no tiene el balón, deberá de intentar desmarcarse para recibirlo (ir hacia canasta) • Si, el compañero en posición ofensiva está en dificultades y no puede pasar el balón, un compañero/a debe de intentar ayudarle (ir a recibir un pase mano a mano) • Cuando cortamos hacia la canasta, es importante pasar por delante del defensor. 45. Conceptos defensivos del 5 contra 5: • Es importante defender al atacante, manteniéndonos delante del jugador que está en posesión del balón. • En los cortes hacia la canasta, el jugador atacante nunca debe de pasar por delante • Nunca debemos permitir al atacante que tire a canasta con facilidad. • Hay que «ir» siempre a por el rebote después de que un atacante haya tirado a canasta. • Presionar al atacante que no está en posesión del balón. 46. Ideas ofensivas para el juego del 5 contra 5 • Hay que intentar siempre el 1 contra 1 • Pasar e irse, jugando por parejas es muy interesante (al principio, después de cortar, sí el jugador no recibe, el jugador retorna a su posición, y cambia luego rápidamente, etc.) • Paso y me voy, por tríos • Paso y me alejo • Cambios de posición entre los aleros • Intentar siempre el contraataque.


6.

MINI BASKET

201

6.4. PLANES ORIENTATIVOS PARA LOS ENTRENAMIENTOS Estos planes orientativos, son solo una guía para aquellos que trabajan con jugadores de Mini-Basket, con el fin de darles algunas sugerencias para una correcta y progresiva metodología de enseñanza del Mini-Basket.

6-7 años Primer Plan Orientativo • Juegos con balón, y otros utensilios, para mejorar el conocimiento del cuerpo, lateralidad, espacio, tiempo, etc. • Enseñanza del bote, con juegos y ejercicios: • Juego del «Imitador». • Juego del «Coche». • Juego del «Pescador». • Juego del «Lobo y el Cordero». • Juego de «Atrápalo». • Juego de las «Estrellas». • Diferentes juegos de relevos. • Juegos Finales (robar el balón, batalla naval, quitar el pañuelo, etc)


202

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Segundo Plan Orientativo • Juegos con el balón, y otros utensilios, con el propósito de ayudar a mejorar a estructurar la coordinación, equilibrio, ritmo, etc. • Enseñanza continua del bote, con ejercicios y juegos, siguiendo una metodología progresiva. • Enseñanza del tiro. Competiciones individuales y por grupos. • Combinación de bote, y tiro, con juegos y ejercicios.

Tercer Plan Orientativo • Juegos y ejercicios con el balón y otros utensilios, para la mejora progresiva del modelo de cuerpo. • Mayor trabajo de botes, tiros, combinación de bote y tiro, con competiciones, ejercicios y juegos. • Enseñanza del pase, primero como trabajo de equipo (juegos por parejas, con un balón cada uno, luego otro balón por pareja, relevos, etc.) • Combinaciones de bote, pase y tiro. • Juegos finales (competiciones de tiro, circuitos, relevos, etc.)

Cuarto Plan Orientativo • Juegos con balón, individuales y por pareja, mejorando la coordinación. • Mayor trabajo de botes, tiro, pase y defensa, con competiciones y ejercicios. • Enseñanza de la defensa (defensa del balón, luego defensa de la canasta). • Pequeños partidos de 1 contra 1 en todo el campo.


6.

MINI BASKET

203

8-9 años Primer Plan Orientativo • Juegos con el balón, en estático, en movimiento, por parejas, en grupos de tres, etc. • Ejercicios combinando el bote y tiro. • Ejercicios de pase y tiro. • Ejercicios de 1 contra 1 • Ejercicios de 1 contra 1, con ayuda • Pequeños partidos de 2 contra 2 en todo el campo.

Segundo Plan Orientativo • Ejercicios con el balón • Ejercicios combinando el bote y el tiro. • Ejercicios de tiro (competiciones individuales y por equipos) • Pases en movimiento (Tic-Tac por parejas y tríos) • 1 contra 1 en todo el campo, medio campo, cercanos a canasta.

Tercer Plan Orientativo • Cinco minutos de juego libre (botando y tirando libremente) • Juegos de bote (correr y perseguir, cuatro esquinas, 3 círculos, relevos etc.) • Juegos de Tiro (individuales, desde diferentes posiciones y por equipos, con diferentes marcadores) • Ejercicios combinando botes, pases, tiro y defensa. • Pequeños partidos 1 contra 1, 1 contra 1 con ayuda, 2 contra 2, 2 contra 2 con ayuda y 3 contra 3 libre.


204

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Cuarto Plan Orientativo • Cinco minutos de juego libre. • Utilizando ejercicios enseñar a botar, tirar, combinación de bote y tiro. • Ejercicios e pases en movimiento (ida y vuelta). • Desde 1 contra 1, hasta 3 contra 3, libre. • 5 contra 5 todo el campo, libre (sin posiciones concretas).

Quinto Plan Orientativo • Ejercicios de manejo de balón. • Ejercicios todo el campo de 1 contra 1, 2 contra 2, 3 contra 3, libre. • Ejercicios para desmarcarse, línea lateral, línea de fondo, salto entre 2, saques de banda. • 3 contra 3, y 3 contra 3 cerca de la canasta. • 5 contra 5, libre.

Sexto Plan Orientativo • Cinco minutos de juego libre. • Ejercicios para botar, tirar, pasar. • Ejercicios con número impar de jugadores (solo ida, ida y vuelta). • 3 contra 3 libre. • 3 contra 3 libres sin botes. • 5 contra 5 libres.

10-11-12 años Primer Plan Orientativo • Cinco minutos de juego libre. • Juegos con balón. • Ejercicios de botar y tirar (de aprendizaje y competiciones.


6.

MINI BASKET

205

• Ejercicios de botar, pasar y tirar (en grupos de 2, 3 4 y 5). • 3 contra 3 libre. • 5 contra 5, aprendizaje del juego cerca de la canasta. • 5 contra 5 todo el campo (pasar e irse por parejas).

Segundo Plan Orientativo • Cinco minutos de juego libre. • Ejercicios de manejo de balón, individuales y por parejas. • Ejercicios de bote por todo el campo con cambios de mano, cambios de dirección, reversos, pivotes, cambios de velocidad, etc. • Tiro saltando, un paso y tiro (entrada a canasta, etc.). • Pases con defensas (2 contra 1, 3 contra 2, etc.). • Pequeño partido 5 contra 5.

Tercer Plan Orientativo • Cinco minutos de juego libre. • Ejercicios de manejo de balón. • Ejercicios para botar, tirar, pasar y sus combinaciones. • Ejercicios de defensa. • Ejercicios desde 1 contra 1, hasta 3 contra 3. • 3 contra 3 libre y 3 contra 3 por posiciones. • Ejercicios desde 5 contra 5 libre, hasta 5 contra 5 organizado. • Partido 5 contra 5 (con tiempo o marcador limitado).


7 SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 AÑOS Aleksandar Avakumovic´ • Consejos Metodológicos • Sesión 1:

Enseñando técnica del bote

• Sesión 2:

Técnica del pase y táctica individual

• Sesión 3:

Entrenamiento de los fundamentos del contraataque

• Sesión 4:

Fundamentos defensivos

• Sesión 5:

Entrenamiento de los bloqueos

• Sesión 6:

Entrenamiento del contraataque

• Sesión 7:

Entrenamiento de la defensa

• Sesión 8:

Enseñando bloqueos

• Sesión 9:

Entrenamiento de la defensa

• Sesión 10:

Entrenamiento del contraataque y el ataque con bloqueos

• Sesión 11:

Fintas para recibir el balón, pases, utilización de bloqueos y situaciones de desventaja

• Sesión 12:

Trabajo defensivo: bloqueos, rebotes, 2 contra 1, y posicionamiento según la situación del balón

• Sesión 13:

Enseñanza de la técnica de pase

• Sesión 14:

Continuación de la enseñanza del pase con paradas y pivotes. Defensa: distancia y posicionamiento

• Sesión 15:

Elementos del contraataque

• Sesión 16:

Entrenando los elementos de la defensa

• Sesión 17:

Movimientos en la pista y entrenamiento del contraataque

• Sesión 18:

Posicionamiento de la defensa

• Sesión 19:

Enseñando los fundamentos del contraataque

• Sesión 20:

Defensa y «flash»

• Sesión 21:

Cooperación en el ataque

• Sesión 22:

Entrenamiento del contraataque y ejercicios competitivos

• Sesión 23:

Ejercicios de contraataque y transición

• Sesión 24:

Contraataque y ejercicios competitivos


208

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Consejos Metodológicos • Olvídate de las tácticas hasta que tus jugadores hayan aprendido la técnica individual, porque saber de tácticas sin tener la técnica necesaria, deriva en un mal baloncesto. • Exige a tus jóvenes jugadores un total compromiso, gran concentración y disciplina. • El proceso de enseñanza, comienza con tareas sencillas que gradualmente van pasando a ser más complicadas. • Debe darse importancia a los detalles. El entrenador debe demostrarlos y exigírselos a los jugadores. • Un máximo del 25 % de elementos nuevos pueden ser incorporados en cada entrenamiento. • Ataque y defensa deben entrenarse paralelamente. • Los ejercicios deben ejecutarse, primero en un espacio pequeño y posteriormente en uno más grande. • Tú puedes influir en la velocidad, variando el espacio y el tiempo. • Los jugadores altos deben trabajar los mismos ejercicios que los más bajos, con el fin de que aprendan las técnicas básicas. • Sólo se debe entrenar la defensa individual. • Se debe prestar especial atención a las paradas y los pivotes. • Se debe dar importancia a la posición de equilibrio del cuerpo del jugador, la posición de los pies y de los brazos. • La «triple amenaza» (el balón preparado para tirar, botar o pasar) es crucial en el juego ofensivo. • Insiste a los jugadores en un juego rápido, con acciones sencillas y la participación de 2 o 3 jugadores. • Ten determinación tanto para criticar como para apoyar a tus jugadores. • Permite a tus jugadores preguntar cuando no entiendan algo. Tus explicaciones deben ser cortas y claras. • Mantén en tus jugadores un alto nivel de trabajo y concentración. • Exige de tus jugadores que se involucren al máximo. • No lo olvides: un buen partido es el resultado de muchos entrenamientos duros, más mental que psicológicamente. • Los jugadores mostrarán su talento si tu realizas un buen trabajo.


7.

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 AÑOS

x

Jugador con balón.

x

Jugador atacante sin balón. Entrenador. Entrenador con balón. Defensor Nueva posición del defensor. Movimiento del jugador atacante sin balón. Movimiento defensivo. Pase. Bote. Parada en un tiempo. Parada en dos tiempos. Pierna de parada. Pivote. Vuelo del balón. Tiro o entrada a canasta. Paso-paso. Finta de tiro (engaño).

x

Avance.

x

Entrega de balón. Bloqueo (pantalla).

Tabla 19. Leyenda para seguir los diagramas de este capítulo.

209


210

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión -1 Objetivo:

120 minutos Enseñanza de la Técnica del Bote

Ejercicios: • Calentamiento: ejercicios de manejo del balón (ejercicios de manejo del balón en movimiento) (10 minutos). • Bote, finta de salida con pie izquierdo, continúa con salida en bote con la mano derecha, pase al compañero, corte y nos dobla el pase. (trabajar en ambos lados). (Diagrama 1). • Jugador de ataque bota en paralelo a la línea de fondo, cambio de mano con un bote y dos pasos grandes, pasa y corta para que le doblen el pase. El pasador está en posición de «triple» amenaza antes de pasar. (Diagrama 2). • Después de pasar al entrenador y parar en dos tiempos, pivote hacia atrás con el pie derecho y entrada hacia la izquierda cruzando el pie (trabajar con ambos pies y en los dos lados). (Diagrama 3). • Ir botando en zig-zag utilizando buena técnica, cambios de mano y giros de pies, cambio de ritmo y entrada a canasta (intensidad alta). (Diagrama 4). • Botando con la mano izquierda hacia el centro parada sobre el pie derecho, paso de caída con l pie izquierdo, pase con la mano derecha al jugador en la siguiente fila según el sentido de las agujas del reloj. El pasador va al final de su fila (trabajar en ambas direcciones). (Diagrama 5). • 1 contra 1 media pista. El bote se inicia cruzando el pie después de combinar pivote frontal y atrás. La defensa no intenta robar el balón, pero acompaña en correcta posición defensiva. • Tiros libres: Dos canasta seguidas metidas, dos veces.

Observaciones: • El bote se realiza sin mirar el balón. • Es absolutamente obligatorio hacia el lado izquierdo con la mano izquierda, y hacia el lado derecho con la mano derecha. • Es útil empezar a botar con la mano más débil, de forma que el jugador pueda utilizar su mano más fuerte para situaciones de más dificultad. • El bote debe de hacerse sobre la mano más alejada del contrario.


7.

211

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 1

15 min.

Diag. 4

20 min.

x R L

x x

Diag. 2

x

15 min.

Diag. 5

15 min. xx

x

x

x

xx

x

Diag. 3

20 min.

L

R

x x x

x

x

xx

xx


212

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-2 Objetivo:

120 minutos Técnica de Pase y Táctica Individual

Ejercicios: • Calentamiento: ejercicios de manejo de balón en movimiento (10 minutos). • Recibir el balón con parada de dos tiempos y pasarlo con pase de 1 mano. (Diagrama 6). • Después de pasar al entrenador la recepción la hacemos con parada de dos tiempos, después pivote atrás y pase al entrenador. Finalizamos con un corte para recibir el pase de vuelta y entrada a canasta. (Diagrama 7). • Desmarcarse para recibir pase en movimiento, moviéndonos en triángulo con dos balones. (Diagrama 8). • Pase con una mano y desplazamiento. (Diagrama 9). • 2 contra 2 en medio campo, pasar después de pivotar y cortar para recibir pase de vuelta. Intentar completar la acción sin bote. (20 minutos). • Entrenar «el timing» de un pase de vuelta cuando el defensor viene del lado contrario, pasar y cortar recibiendo el pase de vuelta con un defensor rebasado. (Diagrama 10). • Tiro saltando después de doble pase con parada en un tiempo. (Diagrama 11). • Tiros libres: dos canastas seguidas dos veces. Observaciones: • Es muy importante que exista equilibrio del cuerpo cuando se está pasando. • Cuando realizamos un pivote frontal o hacia atrás debemos de proteger el balón con el codo por encima del hombro. • Todos los pases deben ser fuertes y en línea recta.


7.

213

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 6

10 min. x

R

Diag. 9

10 min.

xx

x

x

x

x

L R

L

x x

Diag. 7

x

15 min. Diag. 10

20 min.

R L

x x x

x

Diag. 11

10 min.

R L

x x

L

Diag. 8

20 min.

x

x x x

R


214

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión- 3

120 minutos

Objetivo: Entrenamiento de los Fundamentos del Contraataque Ejercicios: • Calentamiento: estiramientos y ejercicios de manejo del balón en movimiento (10 minutos). • Ejercicio de contraataque con 5 jugadores, 3 contra 2 en el regreso. En el regreso el tirador y el pasador son los defensores. (15 minutos). • Un pasador con un defensor solo «molestando»: el último pase el jugador que recibe con parada en dos tiempo y sale botando hacia canasta (trabajar en ambos lados). (Diagrama12). • 2 contra 2 en situación de contraataque. (Diagrama 13). • 2 contra 2 + 1 pasador, en situación de contraataque con los fundamentos del «hombre contra hombre». Los jugadores sobre el primer y segundo pase están defendidos muy próximos. En el regreso se cambian los roles ataque defensa. (Diagrama 14). • 4 contra 0. (Diagrama 15). • Tiros libres: 3 tiros libres seguidos. El jugador que falla está fuera. Continuamos jugando hasta que quede un ganador. (15 minutos). Observaciones: • Los jugadores sin balón deberán intentar estar delante de él. • Los jugadores cuando corren deben estar mirando hacia el balón en cada momento. • Cuando el atacante y el defensor se mueven de lado a lado, el atacante deberá de «salir» hacia arriba del defensor buscando un mejor ángulo de recepción de balón.


7.

215

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 12

20 min.

Diag. 14

20 min.

R L

x

x

Diag. 13

20 min.

x

x

x

Diag. 15

x

x

20 min.

x

x

x

x

x


216

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-4 Objetivo:

120 minutos Fundamentos Defensivos.

Ejercicios: • Calentamiento: ejercicios de manejo de balón en movimiento (10 minutos). • A) el jugador atacante da un paso hacia uno u otro lado. El defensor se desplaza delante de él evitando una posible penetración. (Diagrama 16). B) el mismo ejercicio anterior pero el atacante se lanza el balón hacia un lado para realizar una parada en dos tiempos el defensor protege la entrada. (Diagrama 17). C) el atacante realiza un flash para recibir el balón de su compañero y finta la salida en bote. (Diagrama 18). • 2 contra 2 + 1 pasador en el puesto de base que bota de un lado a otro con los aleros intentando desmarcase. Los defensores se alejan o acercan más a su atacante en función de la posición del balón. Después de recibir el balón 1 contra 1. (Diagrama 19). • 3 contra 2 medio campo, después de tirar a canasta el tirador pasa a defender y los defensores atacan (2 X 1) hacia la otra canasta del campo. (Diagrama 20). • 1 contra 1, defensa del corte manteniendo el cuerpo en línea de los movimientos del atacante. El jugador con balón intenta pasar desde bote. Después de tirar el atacante pasa a defender y juega 2 contra 1. (Diagrama 21). • 5 contra 5 con defensa agresiva, el ataque no puede botar, uso de los pivotes y cortes; defensa: presión con especial atención al balón. (20 minutos). • Tiros libres: 2 veces 3 canastas seguidas sin fallo. Observaciones: • Cuando un atacante inicia la salida en bote, el defensor debe estar delante con la mitad de su cuerpo con el balón. • El jugador en el lado del balón, (lado fuerte) poca distancia al atacante; el jugador en el lado que no está el balón (lado de ayuda o lado débil) más distancia sobre el atacante. • Cuando estamos en defensa 3 contra 2, el defensor más atrasado siempre sale a parar el primer pase y el primer jugador se coloca en el centro de la zona. • El jugador con balón debe ser defendido al menos a la distancia de la longitud de un brazo.


7.

217

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 16

8 min.

Diag. 19

20 min.

x

x

x x

Diag. 17

8 min.

Diag. 20

20 min.

x

x

x Diag. 18

x

9 min.

Diag. 21

20 min.

x x

x

x


218

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-5 Objetivo:

120 minutos Entrenamiento de los Bloqueos

Ejercicios: • Calentamiento: estiramientos y ejercicio de manejo de balón en movimiento (10 minutos). • A) 2 contra 0, comenzando con un bloque después de bote y continuación hacia la canasta del bloqueador. (Diagrama 22). B) 1 contra 1 + 1, bote hacia canasta, bloqueo y continuación hacia canasta del bloqueador. (Diagrama 23). • A) 3 contra 0, bloque indirecto al lado contrario del balón y corte hacia canasta a recibir. (Diagrama 24). B) Bloqueo indirecto al lado contrario del balón con defensa sobre el jugador que recibe el bloqueo. (Diagrama 25). C) El defensor del bloqueador cambia la defensa y defiende al jugador bloqueado. (Diagrama 26). • 1 contra 1 + 1, defensa adelantada sobre el bloqueo. El jugador que bota pasa al bloqueador después de que este ha «continuado» hacia la canasta. (Diagrama 27). • 3 contra 3 en todo el campo, jugando en ambos lados. Ataque: sin bote solo pivotes. Defensa: presión. (20 minutos). • Tiro en salto después de pase al entrenador. Defensa pasiva. (15 minutos). • Tiros libres, 3 tiros X 3 veces. El jugador que consigue 3 canastas seguidas acaba. Observaciones: • El jugador que va a ser bloqueado dirige a la defensa hacia el bloqueo. • Para tener un correcto bloqueo el jugador que recibe el bloque, en el momento de cambiar de dirección y «salir» de éste no debe estar demasiado alejado ni demasiado cerca del bloqueo. • El jugador que bloque cuando va a realizar la continuación debe de ver en todo momento el balón.


7.

219

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 22

10 min.

Diag. 25

10 min.

x x

x

x

Diag. 23

x

10 min.

Diag. 26

10 min.

x

x

x x

Diag. 24

x

10 min.

Diag. 27

x

x

x x

20 min.

x


220

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-6 Objetivo:

120 minutos Entrenamiento del Contraataque

Ejercicios: • Calentamiento: ejercicios de balón en movimiento. (10 minutos). • Recepción del balón en contraataque con parada en 2 tiempos y después del último paso, pasamos el balón hacia el otro jugador, que se para en un tiempo al recibir y sale botando hacia canasta. (Diagrama 29). • 3 contra 2, salida del contraataque. Un defensor llega en posición de desventaja. (Diagrama 30). • 3 contra 0, contraataque con 2 pases. (Diagrama 31). • 3 contra 3 en ambas direcciones. Ataque: sin botes. (Diagrama 32). • Contraataque de 4 contra 4 con primer pase hacia la línea de banda. La defensa «acompaña». (Diagrama 33). • Partido. El ataque utiliza pases cortos hacia el primer compañero desmarcado y solo bota para entrar a canasta. Defensa: rápida transición y juego agresivo sobre el jugador con balón. (20 minutos). • 3 tiros libres X 3 veces. Observaciones:

Diag. 29

• Los jugadores por delante del balón deben siempre estar mirando hacia el balón y preparados para recibir un pase en cualquier momento.

15 min.

L R

• En paradas para atrapar balones de pases largos, los pies deben estar totalmente en contacto con el suelo. L

R

x x x


7.

221

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 30

x

x

Diag. 31

20 min.

Diag. 32

x

x

20 min.

Diag. 33

10 min.

x

20 min.

x

x

x

x x

x

x x


222

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-7 Objetivo:

120 minutos Entrenamiento de la Defensa

Ejercicios: • Calentamiento: ejercicios de manejo de balón en movimiento. (10 minutos). • 2 contra 1; el defensor, defiende al atacante con balón. El atacante con balón pivota y pasa a su compañero que cambia de posición. El jugador que coge el balón pivota y lo devuelve al primer jugador. Este jugador intenta la entrada a canasta contra el defensor. La defensa acompaña el balón de un atacante a otro. (Diagrama 34). • Coger al atacante desde una posición de desventaja. (Diagrama35). • 1 contra 1; el atacante es detenido mientras corta y después hace un flash alejándose del balón. Después de pasar el jugador del otro lado le bloquea permitiéndole salir botando. (Diagrama 36). • 2 contra 2 con 1 pasador: Defensa de los bloqueos en el lado de ayuda. Creación de un espacio, para que el defensor 2 pueda superar el bloqueo. (Diagrama37). • 3 contra 1, 2 defensores juegan desde posición en desventaja. (Diagrama 38). • El defensor se encuentra a su atacante, que llega botando el atacante pasa a su compañero, que recibe para tiro en salto. La defensa acompaña el balón de un atacante a otro. (Diagrama 39). • Tiros libres: 2 X 3 canasta conseguidas.

Observaciones: • En situaciones de desventaja enseñar a la defensa encontrar buenas posiciones y ser fuerte en ellas. • En los cortes, el defensor debe de utilizar su cuerpo para evitar el movimiento en esa dirección. • Cuando nos dirigimos hacia un bloqueo botando, la defensa debe deslizarse por delante de ese bloqueo.


7.

223

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 34

15 min.

Diag. 38

20 min.

x

x

x

x x

Diag. 35

10 min.

Diag. 39

15 min.

x

x

x

Diag. 36

20 min.

x x

Diag. 37

20 min.

2

x

x

1

x


224

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-8 Objetivo:

120 minutos Enseñando Bloqueos

Ejercicios: • Calentamiento: estiramientos y ejercicios de manejo de balón en movimiento. (10 minutos). • Movimientos verticales utilizando bloqueos con continuación del bloqueador. (Diagrama 40). • «Puerta atrás» en lado de ayuda. (Diagrama 41). • Organización del bloqueo alejado del balón. (Diagrama 42). • Participación de un tercer jugador en un bloqueo con continuación. (Diagrama 43). • Partido. Ataque: organizarlo utilizando bloqueos en 2 contra 2 y 2 contra 2 + 1. Defensa: importancia de deslizarse por delante del bloqueo y ayudar con el cuerpo delante del atacante. Utilización del cuerpo contra el bloqueador. (20 minutos). • Tiros libres: 2 X 3 tiros libres. Observaciones: • El ángulo para montar un bloqueo está en relación con el ángulo del jugador que queremos beneficiar con ese bloqueo. • En el momento de dirigirnos hacia un bloqueo, el jugador debe variar la dirección de su movimiento.


7.

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 40

20 min.

Diag. 42

225 20 min.

x

x

x

Diag. 41

x

x

x

20 min.

Diag. 43

25 min.

x x

x

x

x


226

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-9 Objetivo:

120 minutos Entrenamiento de la Defensa

Ejercicios: • Calentamiento: estiramientos y ejercicios de manejo de balón en movimiento. (10 minutos). • Situaciones de defensa en desventaja después de un pase. Pase al entrenador y corte. (Diagrama 44). • 2 contra 1: sobremarcando a un jugador sin balón. Después de fintar recibe el balón y lo devuelve a su compañero libre. La defensa acompaña al balón y uno de los atacantes realiza tiros saltando. (Diagrama 45). • Ejercicio de 2 contra 1 con transición en el lado contrario. (Diagrama 46). • 3 contra 3: después de sacar de fondo, los defensores 3 y 1 realizan un 2 X 1, mientras que el defensor 2 se queda con el atacante X2. Después del saque X3 corta. El 2 contra 1 se realiza con un jugador que esté viendo la posición del balón. (Diagrama 47). • 1 contra 1 utilizando 1/4 de pista hasta conseguir 5 canastas. Comienza atacando el jugador que gana la competición de tiros libres. El ganador finaliza el ejercicio. El resto de jugadores se quedan en la banda esperando su turno. (Diagrama 48). Diag. 44 20 min. • 2 X 3 tiros libres. Observaciones: • El jugador que bota, ha de ser forzado a jugar en un espacio pequeño. • En el momento en que sujeta el balón, es cuando otro defensor ha de intentar llevar a cabo el 2 X 1. • El 2 contra 1, se realiza con un jugador que siempre pueda ver la posición del receptor del balón.

x


7.

227

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 45

20 min.

Diag. 47

20 min.

x

x

Diag. 46

20 min. 3

x

2

x1

x

x2

1

x3 Diag. 48

25 min.

x

x

x

x

x

x

x

x


228

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-10

120 minutos

Objetivo: Entrenamiento del Contraataque y el Ataque con Bloqueos

Ejercicios: • Calentamiento: estiramientos y ejercicios de manejo del balón en movimiento. (10 minutos). • 1 contra 1 + 1 pasador. Trabajo de «puerta atrás». (Diagrama 49). • A) 3 contra 0, 3 contra 3. El atacante X2 pasa X3, que bloquea a X1 para que este corte. Si no recibe el balón, X3 pasa a X2 y bloquea a X1 en el poste bajo. X1 se beneficia del bloqueo para un tiro desde la posición de alero. Después de bloquear X3 continúa hacia la canasta para recibir un pase. (Diagrama 50). B) Continuando X3 bloquea a X2 que corta hacia canasta. (Diagrama 51). • A) Contraataque 5 contra 0 y segundo contraataque. (Diagrama 52). B) Continuación del movimiento desde el segundo contraataque. (Diagrama 53). • Partido (competición de 4 equipos. Eliminación directa): el ataque utiliza solo un bote, cada vez que un jugador recibe. Utilización del contraataque y bloqueos en el juego ofensivo. La defensa intenta llevar el ataque hacia las líneas laterales. Sobremarcar el pase y las líneas de pase. (30 minutos). • Tiros libres: 3 canasta seguidas. Observaciones: • Cuando se realiza la «puerta atrás» se debe intentar alejar de la canasta lo máximo posible al defensor, de forma que exista más espacio para recibir. • El jugador que realiza un bloqueo espera a su compañero, para que este se beneficie, y entonces realiza la continuación. • Profundizar en organizar a los jugadores en la última fase del contraataque permite cortes más sencillos y la ejecución del segundo contraataque.


7. Diag. 49 x

229

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S 15 min.

Diag. 52

10 min.

x

x

x x

x1

x

Diag. 50

15 min.

x

x3

x5

15 min.

x4

x5 x

x1

x3 x2

Diag. 51

15 min. x3 x1

x2

x4

Diag. 53

x2

3

2

x1


230

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-11

120 minutos

Objetivo: Fintas para Recibir el Balón, Pases, Utilización de los Bloqueos y Situaciones de Desventaja Ejercicios: • Calentamiento: estiramientos y ejercicios de manejo de balón en movimiento. (10 minutos). • 1 contra 1, jugador atacante sin balón realiza fintas de recepción a lo largo de la pista. El entrenador con balón pasa al atacante que lo devuelve para seguir jugando con el segundo entrenador. Cuando el atacante ha recibido el tercer balón juega hacia canasta. (Diagrama 54). • 2 contra 2, juego con bloqueos. Los bloqueos se realizan en el lado de ayuda. 2 entrenadores ayudan. (Diagrama 55). • Ejercicio en desventaja, 4 X 5. El ataque con pases rápidos crea caminos libres para entrar a canasta,. Después de una entrada el atacante con balón pasa a un jugador desmarcado. Después de un tiro los defensores pasan a atacar en la otra canasta contra 3 defensas, (4 X 3) utilizando los mismo principios. El primer tirador se va a un lado esperando el próximo ataque. Después de completar el 4 contra 3 se vuelve a organizar un equipo de 5 jugadores con 2 nuevos de los que estaban esperando. (Diagrama 56). • Competición de 2 contra 2 utilizando bloque y continuación. En cada mitad del campo 2 parejas juegan durante el mismo tiempo o a 5 canastas conseguidas. Al final los ganadores juegan entre ellos. (15 minutos). • Concurso de tiros libres. Un jugador es eliminado, si no consigue 3 canasta sin fallo. Observaciones: • En situaciones de desventaja defensiva hay que realizar rotaciones. • Después de pasar al entrenador, el atacante debe mantenerse en movimiento hasta la nueva acción. • Cuando se dirige a un defensor hacia un bloqueo, es útil cambiar de dirección.


7.

231

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 54

20 min.

Diag. 56

25 min.

x

x

x

x

x

x x

Diag. 55

20 min.

x

x

x


232

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-12

120 minutos

Objetivo: Trabajo Defensivo: Bloqueo de Rebote, Rebote, 2 contra 1y Posicionamiento Según la Situación del Balón Ejercicios: • Calentamiento: estiramientos y ejercicios de manejo de balón en movimiento. (10 minutos). • 2 contra 2; después de botar la defensa ayuda y recupera. El ataque intenta dispersarse cuando la defensa ayuda. Todo el campo. (Diagrama 57). • 4 contra 4, ejercicio de las 4 esquinas: el jugador atacante pasa. Cuando el balón es recibido la posición de «triple amenaza» es una obligación. (El balón listo para tirar, botar o pasar). Después de pasar, corte. Sí es posible pase al jugador que corta. La defensa sobremarca. (Diagrama 58). • 3 contra 3 en medio campo, después de tiro, la defensa bloquea el rebote y corre el contraataque. En el otro medio campo, 4 defensores esperan e intentan hacer 2 contra 1 sobre el balón. Cuando el ataque finaliza el entrenador puntúa el peor trabajo defensivo, quedando ese jugador como defensor, mientras que el resto pasa al ataque en la otra canasta. (Diagrama 59). • Partidos en competición, (4 equipos en eliminación directa): ataque; se utiliza solo un bote para entrar a canasta, contraataque o bloqueo y continuación. Defensa: agresiva sobre el jugador con balón, intentar el 2 contra 1 sobre el balón, bloqueo de rebote. (35 minutos). • Concurso de tiros libres, el jugador que no consigue 3 canasta seguidas queda fuera. Observaciones: • La defensa sobre un jugador situado en la línea de fondo, se realiza sin perder de vista el balón, pero sin perder el control sobre el jugador. • Ejecutamos el 2 contra 1 defensivo cuando el atacante para de botar o cuando el área d manejo de balón es pequeña.


7. Diag. 57

15 min.

x

Diag. 59

25 min.

x

x

x x

Diag. 58

25 min. x

x

x x

233

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S


234

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión 13 Objetivo:

120 minutos Enseñanza de la Técnica de Pase

Ejercicios: • Calentamiento: ejercicios de manejo del balón en movimiento. (10 minutos). • A) Pase con una mano con paso cruzado. Utilizar ambas manos. B) Pase de pecho con dos manos con continuo movimiento del balón. (Diagrama 60). • Echar el balón hacia delante, parar y recogerlo, pivote (frontal o atrás), pase con una mano. (Diagrama 61). • Echar el balón hacia delante, parar y recogerlo, pase con una mano al entrenador. Corte en «L» y después de recibir entrada a canasta. (Diagrama 62). • Pase largo con una mano con un paso hacia adelante (beisbol), pase de pecho con dos manos en movimiento, entrada a canasta después de recibir el balón. (Diagrama 63). • 1 contra 1, desplazamientos defensivos. A la señal del entrenador cambio de rol. • A) Sin balón. B) Con bote de balón en movimiento. (Diagrama 64). • Pivote, pase, flash y corte. La defensa acompaña. (Diagrama 65). • Contraataque con situaciones de 2 contra 1. (Diagrama 66). • Partidos en competición: ataque; pases con dos manos por encima de la cabeza, y de hombro con una mano. Solo se permite un bote para entrar a canasta. Pases al compañero más cercano. En las paradas, utilizar pivotes. Después de cada pase, movimiento. Defensa: crear responsabilidad en la defensa de tu jugador. Agresividad sobre el balón. Buscar la mejor posición para ver a tu atacante y el balón. • Tiros libres: 3 canastas conseguidas sin fallo. Observaciones: • «Acompaña» el balón con el cuerpo en los pases con una mano. • Los codos no deben estar muy separados del cuerpo cuando se tiene el balón en las manos. • Los pases deben ser fuertes y rápidos. • Moverse, es una obligación después de pasar, y muy recomendable antes de recibir un pase. • La para en un tiempo, debe realizarse con completo equilibrio del cuerpo, (rodillas y caderas semiflexionadas). • Los pivotes deben ser amplios y en equilibrio, (peso del cuerpo igualado en ambos pies).


7.

235

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 60

5 min.

Diag. 64

15 min.

x

x

Diag. 61

5 min. x x

x

Diag. 65

x x

Diag. 62

15 min.

10 min.

x x x x Diag. 63

10 min.

Diag. 66

15 min. x x

x x x

x x

x x x

x x


236

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-14

120 minutos

Objetivo: • Continuación de la Enseñanza del Pase con Paradas y Pivotes • Defensa: Distancia y Posicionamiento Ejercicios: • Calentamiento: ejercicios de bote y manejo de balón. (10 minutos). • Pase, desplazamiento, parada en un tiempo, pivote hacia atrás y pase con dos manos por encima de la cabeza, (pivote frontal). (Diagrama 67). • Pase con una mano por encima del hombro (beísbol), para en un tiempo, finta de tiro, pivote atrás, pivote adelante y entrada a canasta por el lado izquierdo. (Diagrama 68). • Bote para en un tiempo, pivote atrás, pase con una mano por encima del hombro (beísbol), y desplazamiento después del pase. (Diagrama 69). • 2 contra 1 continuo en ambos lados. El tirador pasa a ser defensor en la siguiente acción. Después de bote pase con una mano. El ataque debe mantenerse siempre en el mismo nivel. Los defensas corren de un atacante a otro. (Diagrama 70). • Un equipo de 2 jugadores. Los jugadores reciben el balón después de desplazarse y se paran, realizan un pase con una mano y se mueven de nuevo. Combinación de pivotes frontales y hacia atrás. (Diagrama 71). • A) 1 contra 1: defensa del atacante con balón. 1 contra 1: defensa del atacante sin balón, o en el lado de ayuda. (Diagrama 72). B) 1 contra 1: defensa del atacante sin balón. (Diagrama 73). • 5 contra 5: la defensa espera en media pista. El ataque solo utiliza un bote para entrar a canasta. Énfasis en buenos pases y pivotes. Si el equipo atacante anota se mantiene atacando. Si falla pasa a defender. • Tiros libres: 2 X 3 canastas sin fallo seguidas. Observaciones: • En los pivotes proteger el balón alejándolo de la defensa y mantenerlo sobre la cadera más lejana. Los codos delante del defensor. • Un jugador en defensa tiene la responsabilidad de defender a su atacante, pero al mismo tiempo debe ver la posición del balón. • La distancia entre un atacante y un defensor depende directamente de la distancia del balón. • Si el balón está más cerca la defensa está más cercan y más agresiva sobre el atacante y viceversa.


7.

237

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 67

5 min.

Diag. 71

x

x x

R

10 min.

x

L

x

Diag. 68

2 x 5 min.

L

x

R

Diag. 72

x

x

x

Diag. 69 xx

10 min.

10 min.

x

x

Diag. 73

10 min.

xx

x

x

x

x

x

x x

15 min.

x

xx

x

x

x

Diag. 70

xx


238

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-15 Objetivo:

120 minutos Elementos del Contraataque

Ejercicios: • Calentamiento: manejo del balón en movimiento. (10 minutos). • Parada en dos tiempos después de bote, pivote frontal alrededor del pie de pivote, paso adelante (pie izquierdo) y pase con una mano al compañero. (Diagrama 74). • 2 contra 0, contraataque en la ida y regreso 1 contra 1. (Diagrama 75). • 1 contra 1, el atacante rueda el balón y lo atrapa acompañado por el defensor, cuando el atacante a recogido el balón pivota, pasa a su compañero y pasa a ser defensor. Repetir el ejercicio en el lado contrario. (Diagrama 76). • Contraataque 3 contra 0; en el regreso el tirador corre a la línea de tiros libres y defiende a sus compañeros. (2 X 1). (Diagrama 77). • Pase devuelta después de bote, parada y tiro en saltando. (Diagrama 78). • Contraataque, finalizando en tiro saltando. (Diagrama 79). • 2 X 2 X 2: desde la posición de «triple amenaza» el otro jugador realiza un flash, después de pasar los jugadores cortan hacia la canasta. La defensa pasa a ser ataque en el otro lado del campo. Es muy importante realizar flash y cortar para los buenos pases, no botar. (Diagrama 80). • El ataque bota, cambia de dirección y se para delante de la defensa para realizar un tiro en salto sobre esta. El defensor permanece con los brazos levantados. (Diagrama 81). Observaciones: • En el contraataque los jugadores sin balón deben estar delante de él. • Un buen contraataque debe realizar con movimientos en amplitud y profundidad. • Un buen «timing» (coordinación), en los pases es medio camino para conseguir un buen ataque. • El último pase antes de una entrada a canasta suele ser un pase picado.


7.

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 74

5 min.

Diag. 75

15 min. x

x 1 R L

2

2 L

239

x

R

1

x

x


240

BALONCESTO PARA JUGADORES Jテ天ENES

Diag. 76

10 min.

Diag. 77

x

15 min.

x x

x

x


7. Diag. 78

10 min.

x

Diag. 80

30 min.

x x

x

Diag. 79

10 min.

Diag. 81

10 min.

x

x

241

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

x

x


242

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-16 Objetivo:

120 minutos Entrenando los Elementos de la Defensa

Ejercicios: • Calentamiento: los jugadores se dividen en dos equipos. Utilizando únicamente pases, intentar acercarse a los jugadores contrarios para tocarles con el balón. Cada toque es un punto. • Ejercicio de pasar y moverse dentro de un hexágono. Utilización de pase con dos manos por encima de la cabeza. El ejercicio se realiza con dos balones y en las dos direcciones. (Diagrama 82). • Posición de 1 contra 1: El atacante bota adelante y atrás, en zig-zag, pasa a su compañero y corta a por el balón. La defensa solo acompaña no intenta robar ni tocar el balón. (Diagrama 83). • Situaciones de defensa en desventaja. (Diagrama 84). • 1 contra 1 sin balón: el atacante corta desde el lado de ayuda al lado del balón. El defensor siempre permanece del lado del atacante. (Diagrama 85). • 1 contra 1 sin balón. (Diagrama 86). • 3 contra 2 en triángulo: el ataque debe fintar y pivotar. Mientras un defensor está agresivo sobre el balón, el otro defensor se sitúa entre los otros dos atacantes. Si el defensor toca el balón, juega 2 contra 1 en la canasta contraria contra el atacante que cometió.(Diagrama 87). • 2 contra 1, el defensor se sitúa sobre el balón, y después de un pase corre hacia el otro atacante que devuelve el balón a su compañero. Este jugador realiza un 1 contra 1 contra e3l defensor. (Diagrama 88). • Partido en todo el campo. Defensa: Presión en todo el campo. Ataque: contraataque, no está permitido el bote.

Observaciones: • Defensa agresiva sobre el jugador con balón, manteniendo la distancia en paralelo. • En los movimientos defensivos hay que deslizarse y correr. • En los movimientos defensivos, nunca cruzar las piernas. • Estar siempre preparados para acercarnos al atacante, al mismo tiempo que recibe el balón. • Buen equilibrio de cuerpo permite rápidos cambios de posiciones y fáciles retrocesos.


7.

243

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 82

5 min.

x x

Diag. 86

15 min.

x x

x

x x

x

Diag. 83

10 min.

Diag. 87

15 min.

x

x

x

x x

Diag. 88

Diag. 84

15 min.

10 min. x

x

x

x

Diag. 85

15 min.

x

x

x


244 Sesión-17

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

120 minutos

Objetivo: Movimientos en la Pista y Entrenamiento del Contraataque

Ejercicios: • Calentamiento: ejercicios de manejo de balón en movimiento. (10 minutos). • Pases en movimiento. Dos filas a ambos lados salen hasta cruzarse. Una fila utiliza pase con una mano por encima del hombro, y la otra utiliza pase picado con una mano. (Diagrama 89). • Bote hacia atrás utilizando pasos continuos, botando en diagonal de un lado de la pista a otro, utilizando la anchura máxima del campo. (Diagrama 90). • Ejercicios de desplazamiento. El atacante se mueve en diferentes direcciones utilizando cambios de ritmo y dirección. El defensor le sigue con agresividad a poca distancia, y no dejando al atacante realizar los cambios fácilmente. (Diagrama 91). • Después de recibir el balón, bote y pase con una mano por encima del hombro al compañero que se para en dos tiempos, después de correr a toda velocidad. Entrada a canasta. (El ejercicio se realiza desde ambos lado). (Diagrama 92). • Situación de contraataque: 2 contra 1 con la ayuda de un defensor en desventaja. Continuación a juego de transición 2 contra 2, en el lado contrario. (Diagrama 93). • Contraataque 3 contra 0. En el regreso transición 2 contra 1 con el tirador pasando a ser defensor. (Diagrama 94). • Juego de 2 contra 2 en dos balones. (Un balón en cada lado del campo). El balón se utiliza para pivotar, pasar e irse (utilizando al entrenador) y cortar. Después del ataque en una lado pasar a defensa en el lado contrario. (Diagrama 95). • «Paso y voy» con el entrenador finalizando el tiro con parada en un tiempo. La defensa acompaña.

Observaciones: • Por encima de todo presta atención de los detalles: recepción y protección del balón y paradas. • Es imprescindible, equilibrio en los movimientos y buen «timing» (coordinación), en la ejecución de los pases y movimientos.


7.

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 89

10 min. x

x

x x x

x

Diag. 91

x x x

x x x

Diag. 90

5 min.

x

x

245 5 min.


246

BALONCESTO PARA JUGADORES Jテ天ENES

Diag. 92

15 min.

x

x

Diag. 94

20 min.

x

x

L R

L R

Diag. 93

x

20 min.

x

x


7.

247

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 95

20 min.

Diag. 96

15 min.

x

x

x

x

x x x


248

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-18 Objetivo:

120 minutos Posicionamiento de la Defensa

Ejercicios: • Calentamiento: Competición a «tocar « el balón. Dos equipos jugando con marcador durante un tiempo limitado. • En 1/4 de pista, «flash» y jugamos 1 contra 1 (Diagrama 97) • 2 contra 2, trabajo con flash. Pases entre los jugadores, entrada a canasta. Defensa del jugador sin balón, llega a la ayuda y continua con su atacante y el balón. (Diagrama 98). «Paso y voy» con la defensa acompañando, luego corte a canasta. (Diagrama 99) • A) 3 contra 0 cortando después de pase. El jugador con balón está en posición de «triple amenaza». Después de algunos cortes, contraataque hacia la otra canasta. (Diagrama 100) B) El mismo ejercicio, en el otro lado del campo, tres defensores esperan para el contraataque. El ejercicio se puede organizar como un 3 x 3 x 3. • 3 contra 2 en medio campo. (Diagrama 101). • Partido: Tareas ofensivas: movimientos continuos sin balón, buscando los espacios libres, cortes y pases de vuelta, rápida transición defensa-ataquedefensa. Tareas defensivas: Estar atentos al balón en el lado débil, defensa agresiva sobre el balón. • Tiros libres: concurso de dos tiros sin fallo. (hay que meter las dos canastas, el jugador que falla está fuera.)

Observaciones: • Los defensores deben siempre de ver el balón. • La distancia entre el defensor y el jugador de ataque sin balón, depende de la distancia con el balón. • Los jugadores han de estar siempre alerta y listos a reaccionar, incluso cuando no estén cerca del balón.


7.

249

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 97

10 min.

Diag. 100

20 min.

x x

x

x

x

Diag. 98

15 min.

Diag. 101

20 min.

x

x

x x

x

Diag. 99 x

15 min.

x x

x

x

x x

x


250

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-19 Objetivo:

120 minutos Enseñando los Fundamentos del Contraataque

Ejercicios: • Calentamiento: Ejercicios de manejo de balón (10 min.). • Después de pasar el atacante finta y corta en «V» hacia la canasta. La defensa acompaña, sin presionar. El ejercicio se realiza desde ambos lados. (Diagrama 102). • 2 contra 1 en contraataque. Defensor siempre con el mismo atacante. El jugador defendido pasa y corre hacia el otro lado del campo. El compañero bota hacia el otro lado, y busca el pase. Trabajamos el ejercicio como transición en ambas direcciones. En el regreso, el que ha defendido pasa a botar y el tirador pasa a ser defensa. (Diagrama 103). • Defensa del contraataque en situación de desventaja. El ataque juega libre para desmarcarse. (Diagrama 104). • Defensores tratan de ocupar el máximo espacio, y de molestar el ataque. Los atacantes buscaran los espacios libres para realizar el contraataque. (Diagrama 105). • El ataque realiza un «flash» usando cambios de dirección y ritmo. Pasa al entrenador después de pivote. El balón solo se puede pasar al entrenador. Defensores deben de mirar al balón y al jugador , tratando de no permitir cortes hacia la canasta. (Diagrama 106). • 3 contra 2 continuo en todo el campo. Los jugadores se sitúan en los lados del campo con los defensores en los fondos. El tirador va un lado, los otros dos atacantes van la defensa. (Diagrama 107). • Cambios de dirección con botes en zig-zag. Parada en salto (un solo tiempo) y tiro en salto, después de bote. (Diagrama 108).

Observaciones: • Los atacantes sin balón deberán moverse hacia los espacios libres, buscando el balón. • Jugadores sin balón debe de estar en constante movimiento, por delante del balón. • Un buen «Timing»(coordinación) y precisión en el pase del balón es muy importante para realizar un buen contraataque.


7.

251

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 102

10 min.

Diag. 104

15 min. x

x

x

x

x

x

Diag. 103

15 min.

x x

Diag. 105

x

20 min.

x

x


252

BALONCESTO PARA JUGADORES Jテ天ENES

Diag. 106

Diag. 107

20 min.

x

x

20 min.

x

x x

x x

Diag. 108

x x x

10 min.

xx


7.

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

253

REGISTRO DE CONTRAATAQUES FECHA BUENOS PASES

MALOS PASES

BALONES PERDIDOS

EJERCICIO 1

EJERCICIO 2

EJERCICIO 3

Tabla 20. Herramienta para registrar los pases buenos y malos y los balones perdidos

durante los ejercicios de contraataque.


254

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-20

130 minutos

Objetivo:

Defensa y «Flash»

Ejercicios: • Calentamiento: Ejercicios de manejo de balón en movimiento. (10 minutos) • 1 contra 1+1: «flash2desde la posición de base-escolta. (Diagrama 109) • «Flash» desde la posición de alero. (Diagrama 110) • Liberando un espacio para un corte cerca de la canasta. (Diagrama 111). Después de estos movimientos transición hacia la otra canasta. • Dos balones y dos entrenadores ayudando: 1 contra 1 con «flash» , atrapo el balón con parada en dos tiempos, bote y tiro a canasta. Defensa acompaña sin interceptar. (Diagrama 112) • Partido. Ataque: Contraataque, pases al compañero más próximo y corte por delante del balón. Botes solo para entrar a canasta. Defensa: Agresiva sobre el balón. Mirar al balón y al jugador. • Tiros libres: 3 tiros cada vuelta. Después de la primera vuelta, los que no consiguiesen ni una canasta, están fuera. Después de la segunda, aquellos que no consiguiesen dos, al menos están fuera. Después de la tercera vuelta aquellos que no consigan los tres están fuera. Se continua hasta que quede un ganador. Observaciones: • El defensor debe de ver al atacante suyo y al balón en todo momento. • En el lado del balón, el defensor ha de situarse en posición defensiva muy cerca del atacante. • En el lado de ayuda, el defensor debe de estar más separado del defensor. • Es bueno para los movimientos en ángulos rectos, realizar «flash». Diag. 109

15 min.

Diag. 110

25 min. x

x x


7. Diag. 111

255

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S 30 min.

Diag. 112

15 min.

x

x

x

x

x

FECHA:

JUGADOR COMENTARIOS SOBRE EL RENDIMIENTO DE LOS JUGADORES

1

2

3

4

5

6

7

8

etc. Tabla 21. El entrenador puede utilizar este tipo de herramienta sencilla para evaluar el rendimiento de los jugadores en las sesiones de entrenamiento.


256

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-21 Objetivo:

120 minutos Cooperación en el Ataque

Ejercicios: • Calentamiento: Manejo de balón en movimiento y estiramientos (10 minutos). • Cortes con pase de vuelta. (Diagrama 113). • «flash» hacia el lado contrario y luego pase de vuelta, recepción del balón, con la mano derecha, pivote atrás con pié izquierdo, finta de tiro y entrada a canasta, saliendo cruzando él pié, hacia el lado derecho, bote y entrada a canasta. (entrenar por ambos lados) (Diagrama 114). • Juego de 2 contra dos, después de pase mano a mano y «flash» para recibir pase de vuelta. (Diagrama 115). • 2 contra 1, el defensor sobre el atacante sin balón. Después de «flash» y tiro, la defensa bloquea rebote. Después de rebote primer pase al tirador y 2 contra 1 en el campo contrario.(Diagrama 116). • 2 contra 2: ayuda y recuperación sobre el intento de entrada a canasta. Rápida transición en la canasta contraria. (Diagrama 117). • Pase vuelta con el entrenador. Tiro después deparada en un tiempo. (Diagrama 118). • Tiros libres: Tres tiros consecutivos. (el jugador que falla se queda fuera).

Observaciones: • Después de pase mano a mano, el jugador debe de rodarlo de forma que el jugador lo vea constantemente y lo pueda recoger de nuevo. • Cuando un defensa ayuda, el atacante debe de ampliarse con el fin de encontrar el mejor ángulo para recibir el balón. Diag. 113 x x x

10 min.

Diag. 114

15 min.

x x x

x L R

x

x

x


7.

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 115

20 min.

Diag. 117

257 25 min.

x

x x

Diag. 116

20 min.

Diag. 118

x

15 min.

x

x

x x x


258

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-22 Objetivos:

125 minutos • Entrenamiento del Contraataque • Ejercicios Competitivos

Ejercicios: • Calentamiento: Manejo de balón en movimiento (10 min.). • 3 contra 0, contraataque organizado. En el regreso 2 contra 1; el tirador pasa a defender. (Diagrama 19). • 1 contra 1: El atacante puede ayudarse con el entrenador. (Diagrama 120). • 3 contra 2, 3contra 3 continuo. Después de 3 contra 2, el tirador se queda fuera, y dos de los atacantes, pasan a defender. Dos defensores junto con un jugador de los que está fuera esperando pasan a ser atacantes. (Diagrama 121). • Competición de 1 contra 1, desde el medio del campo. Cada jugador tiene 5 intentos. El que gana se queda y el que pierde sale fuera. • 3 contra 3 en todo el campo, hasta realizar 5 canastas (20 minutos). • Competición de tiros libres. Los jugadores que no consiguen 3 canastas de 3 intentos, quedan fuera.

Observaciones: • Paciencia y concentración son la clave para conseguir buenos resultados en la competición. • En el contraataque, la concentración y la velocidad de reacción son elementos muy importantes. • Durante el partido los jugadores deben de seguir jugando hasta que se consigue la canasta, ó hasta que en defensa logran tener la posesión del balón.

Diag. 119

20 min.

x x x


7.

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 AÑOS

Diag. 120

20 min.

Diag. 121

259 20 min.

x

x x x x x

COMPETICIÓN DE TIROS LIBRES: RESULTADOS JUGADOR

FECHA DE LA COMPETICIÓN

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 TOTAL EQUIPO Tabla 22. Ejemplo de instrumento para registrar los resultados de una competición de tiros libres.


260

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-23 Objetivo:

120 minutos Ejercicios de Contraataque y Transición

Ejercicios: • Calentamiento: Ejercicios de manejo de balón en movimiento. (10 minutos) • Pases de vuelta, utilizando al entrenados después de pivotar. La defensa acompaña. (Diagrama 122). • 2 contra 2 en todo el campo. Ataque: ocupando máximo espacio posible. Defensa: ayuda y recuperación. (Diagrama 123). • A) 4 contra 0. B) 4 contra 2 continuo; dos jugadores de los que están en el lateral van a defender y dos defensores junto a dos atacantes juegan en la canasta contraria. El tirador y el pasador van fuera a esperar su turno. (Diagrama 124). • 1 contra 1, defensa acompañando. Intensidad en el rebote defensivo y ofensivo, después de cada tiro. Alternar los roles en la otra canasta. (Diagrama 125). • 3 contra 3 contra 3. El equipo atacante si consigue canasta se mantiene atacando. El jugador que consigue canasta sale al lateral y cambia con un nuevo jugador que entra. (Diagrama 126).

Diag. 122

20 min.

• Tiros libres: 3 canasta sin fallo. El jugador que falla queda fuera. Observaciones: • Cuando un defensor está bloqueando el rebote, el jugador no debe girar su cabeza y mirar al balón, primero debe de tener contacto con el atacante y no dejarle acercarse a la canasta. • Los pases en un contraataque deben ser fuertes y rápidos. • Intenta evitar los pases largos a lo ancho del campo. • Los botes en el contraataque solo se utilizan para avanzar rápido por la pista.

x

x x


7.

261

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 123

20 min.

Diag. 125

15 min.

x

x

x

x

Diag. 124

25 min.

Diag. 126

20 min.

x

x

x

x x

x

x

x x x x


262

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Sesión-24 Objetivo:

120 minutos Contraataque y Ejercicios Competitivos

Ejercicios: • Calentamiento: ejercicios de manejo de balón en movimiento. 10 minutos. • 3 contra 0 en la ida y 2 contra 1 en el regreso. El tirador pasa a ser defensor. (Diagrama 127). • 1 contra 1: el atacante puede ayudarse con el entrenador. (Diagrama 128). • Después de completar el ataque en un lado, 3 defensores y el tirador atacan en la canasta contraria. 3 jugadores nuevos que entran al campo pasan a defender y los 3 atacantes pasan a descansar fuera del campo. (Diagrama 129). • Competición de 1 contra 1 en medio campo. Cada jugador tiene 5 intentos. El ganador se mantiene en el juego. • 3 contra 3 en todo el campo a conseguir 5 canasta. • Competición de tiros libres. Solo aquellos que consiguen 3 veces, 3 canastas seguidas permanecen en el juego.

Observaciones: • Hay que procurar en las competiciones que los integrantes de cada grupo tengan un nivel similar. • Alaba el esfuerzo de los jugadores.


7.

SESIONES DE ENTRENAMIENTO CON JUGADORES DE 13-14 Aテ前S

Diag. 127

x

15 min.

x

Diag. 129

20 min. x

x x x

Diag. 128

15 min.

x

263

x


8 ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS Jose María Buceta László Killik 8.1.

NECESIDADES INDIVIDUALES

8.2.

MEJORA DE LOS FUNDAMENTOS INDIVIDUALES • Movimientos Sin Balón • Rebote Ofensivo • Movimientos del Poste Bajo

8.3.

DESARROLLO DE LA TOMA DE DECISIONES TÁCTICAS • Criterios para tomar Decisiones Tácticas • Algunos Ejemplos

8.4.

CONSTRUCCIÓN DEL JUEGO DE EQUIPO • Conceptos Defensivos de Equipo • Defensa de Zona • Defensa Presionante • Estrategia Defensiva Avanzada • Contraataque y Transición • Ataque contra Defensa Individual • Ataque contra Defensa de Zon • Ataque contra Defensa Presionante • Otros Aspectos


266 8.1.

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

NECESIDADES INDIVIDUALES

Cuando los jugadores llegan a los 15 años ya tienen experiencia en el baloncesto, aunque existen claras diferencias individuales entre ellos. Algunos jugadores dominan los fundamentos básicos mejor que otros, algunos tienen un desarrollo físico mayor que otros, etc. Los entrenadores que trabajan con jugadores entre los 15-18 años, deben entender estas diferencias y evaluar los recursos y necesidades particulares de cada jugador (sus puntos fuertes y débiles) para decidir los objetivos y contenidos del entrenamiento. Como hemos visto en capítulos anteriores, tanto en mini-basket como en equipos de jugadores de 13-14 años, el entrenamiento debía ser más global y estandarizado para todos los jugadores. Sin embargo, con jugadores de 15-18 años el entrenamiento debe ser más analítico e individualizado. En este momento del desarrollo de los jugadores, es importante valorar sus necesidades individuales y las posibilidades de ampliar sus recursos, por lo que se debe tener la seguridad de que el entrenamiento ayuda a cada jugador a mejorar adecuadamente. Siguiendo esta norma, los entrenadores deben considerar que la preparación física es un aspecto importante del entrenamiento de estos jugadores. Con 15-16 años es importante prepararlos para enfrentarse progresivamente a mayores cargas de trabajo físico. De esta forma, cuando los jugadores alcancen una mayor madurez (17-18), serán capaces de asimilar un entrenamiento más sofisticado, disminuyendo el riesgo de lesiones que suele ser alto cuando la demanda del entrenamiento excede a la capacidad de los jugadores. Obviamente, resistencia, fuerza y velocidad son aspectos claves a tener en cuenta en el trabajo físico; si bien los entrenadores también deben tener en cuenta la flexibilidad y la coordinación. Un error habitual es subestimar la importancia de estos dos últimos aspectos, con lo cual muchos jugadores limitan su progreso. Las necesidades físicas individuales de los jugadores deben ser determinadas; entonces, con la ayuda de los expertos en este campo, los entrenadores deben dedicar parte del programa de entrenamiento para el desarrollo de los aspectos físicos. Así mismo, las necesidades técnicas individuales de los jugadores también deben ser evaluadas, de forma que los entrenadores sepan qué fundamentos del baloncesto domina cada jugador y cuáles necesita mejorar.

* Por ejemplo: el entrenador debe valorar en profundidad la técnica de tiro de sus jugadores; entonces podrá organizar un entrenamiento analítico para mejorar las deficiencias individuales que encuentre. Siguiendo este ejemplo, una herramienta como la que se muestra en la tabla 23, puede ayudar a valorar las necesidades individuales de sus jugadores en lo que respecta a los fundamentos del baloncesto.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

ASPECTOS A CONSIDERAR

267

COMENTARIOS

PIES

A N T E S

PIERNAS

D E

COLOCACIÓN DEL BALÓN

T I R A R

MANO Y BRAZO QUE NO TIRAN

TREN SUPERIOR CABEZA

BRAZO QUE TIRA MANO QUE SUJETA EL BALÓN

D U R A N T E

MOVIMIENTO DEL CUERPO BRAZO QUE LANZA EL BALÓN

Y D E S P U É S

MANO JUSTO DESPUÉS DE LANZAR ARCO DE LA TRAYECTORIA DEL BALÓN

D E L

GIROS DEL BALÓN

T I R O

CUERPO DESPUES DEL TIRO

Tabla 23. Ejemplo de herramienta para valorar las necesidades individuales, en este caso relativas al tiro.


268

BALONCESTO PARA JUGADORES Jテ天ENES


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

269

8.2. MEJORA DE LOS FUNDAMENTOS INDIVIDUALES Además del trabajo individualizado y analítico para mejorar los fundamentos básicos como pasar, botar o tirar, los entrenadores deben tener en cuenta otros fundamentos a los que frecuentemente no se les da importancia durante los primeros años. Como ejemplo nos centramos en los «movimientos sin balón», el «rebote de ataque» y los «movimientos del poste bajo».

Atacante Atacante con Balón Defensor C

Entrenador Pase Bote Movimiento de un Atacante sin Balón Bloqueo Bloqueo y Continuación Movimiento del Defensor

Tabla 24. Claves para seguir los diagramas de este capítulo.

Movimientos Sin Balón En ataque, sólo un jugador tiene la posesión del balón, mientras que al mismo tiempo otros cuatro jugadores tienen que jugar sin él. De esta forma, los movimientos sin balón son parte esencial del juego. Los entrenadores deben darle importancia a este aspecto desde el mini-basket, pero sobre todo, los entrenadores de jugadores de 15-18 años deben dedicar tiempo y esfuerzo para la mejora de todos los fundamentos involucrados. Los atacantes sin balón deben moverse siguiendo uno de los siguientes propósitos:


270

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Favorecer a su compañero con el balón el juego de 1 contra 1 contra su defensor, alejándose del balón y, de esta forma, llevándose a sus defensores (Diagrama 1).

Diag. 1

• Tener libre la línea de pase para recibir el balón de otro compañero (Diagrama 2).

Diag. 2

• Conseguir una posición libre de marcaje para recibir el balón y tirar, en ocasiones beneficiándose de bloqueos (Diagrama 3).

Diag. 3

• Realizar bloqueos para los compañeros, tanto para el que tiene el balón como para los otros tres sin balón (Diagrama 4).

Diag. 4

• Ir al rebote ofensivo (Diagrama 5).

Diag. 5


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

271

Las claves para un movimiento eficiente sin balón son: buena posición y equilibrio del cuerpo, fintas efectivas, buen trabajo de pies, adecuada velocidad, correr cuando es necesario y buenas paradas. Los entrenadores que trabajan con chicos de 15-18 años, deben evaluar a los jugadores en todos estos aspectos y ayudarles a mejorar sus deficiencias.

Posición del Cuerpo En baloncesto, la posición básica del cuerpo es una posición que permite a los jugadores actuar. No es una posición natural, por lo que los jugadores deben tener en cuenta detalles como los siguientes: • Piernas abiertas un poco más que el ancho de los hombros; pies paralelos. • Rodillas y caderas ligeramente flexionadas, haciendo que baje el centro de gravedad corporal. • La cabeza levantada, siendo capaz de ver el balón y la canasta (no mirar al suelo). • Parte superior del cuerpo ligeramente inclinada. • El peso del cuerpo igualado entre ambos pies, levemente sobre las punteras. • Las manos listas para recibir el balón con los brazos cerca del cuerpo.


272

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Tener una posición correcta del cuerpo es importante antes de iniciar el movimiento, porque va a favorecer la rapidez de la acción. También es importante durante el movimiento, puesto que va a permitir al jugador tanto coger el balón en mejor situación para tirar, pasar o entrar a canasta, como pararse con firmeza para realizar un bloqueo o ganar la posición en el rebote ofensivo. Con relación a la posición del cuerpo, los jugadores deben aprender a diferenciar cuando deben estar de cara al balón y cuando deben estar de cara a la canasta al tiempo que giran la cintura o el cuello para ver el balón y estar listos para cogerlo. Al igual que en otros aspectos, los entrenadores deben observar como sus jugadores dominan estos detalles y corregirlos en caso de que fuese necesario.

Equilibrio del Cuerpo Esta expresión se refiere a la «posición básica» descrita anteriormente. Sin embargo, los jugadores deben aprender a variar el grado de flexión de sus piernas, el peso de una pierna a la otra y la inclinación del tren superior de su cuerpo, con el fin de realizar más efectivamente los movimientos sin balón. * Por ejemplo: el jugador debe flexionar una de sus piernas más que la otra, apoyar el peso de su cuerpo sobre esta pierna e inclinar la parte superior del cuerpo en esta dirección, de forma que sea capaz de mover a su oponente hacia ese lado antes de cambiar de dirección hacia el otro lado.

Fintas Realizar fintas convincentes hace que el defensor preste atención y reaccione en un sentido que favorezca el propósito de la siguiente acción del atacante. * Por ejemplo: un jugador que quiera sacar ventaja del bloqueo de un compañero, debe fintar un movimiento hacia el lado contrario del bloqueo, provocando en su defensor una reacción hacia ese lado; entonces se moverá hacia el bloqueo con una posibilidad mayor de conseguir su propósito. Fintar tiene un importante significado en la distracción de la atención del defensor, haciendo que éste reaccione en el sentido contrario al de la verdadera intención del atacante. El adecuado equilibrio del cuerpo, el gesto, así como el correcto cambio de velocidad, son elementos cruciales para realizar fintas convincentes y efectivas.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

273

• En una primera fase es importante que el jugador que realiza las fintas, utilice recursos como la flexión de sus piernas, el mayor apoyo de su cuerpo sobre una pierna, el tren superior del cuerpo inclinado, gestos con la cabeza, los brazos y las manos, e incluso expresiones con la cara, de forma que resulten acciones convincentes a su defensor cuando de hecho es lo contrario de lo que desea realizar. • En una segunda fase, una vez que el defensor reacciona a la finta, será muy importante, cambiar de velocidad, realizándose la acción siguiente con mayor rapidez y explosividad.

Trabajo de Pies La importancia del trabajo de los pies resulta obvia. Si los jugadores cruzan sus pies o no pivotan adecuadamente, no serán capaces de moverse de forma rápida y efectiva. Aunque este aspecto debería estar bien desarrollado a esta edad, es conveniente alertar a los entrenadores sobre la necesidad de ayudar a los jugadores que tengan deficiencias en el juego de pies, o que no tengan automatizados estos movimientos. El juego de pies también incluye la utilización de pasos cortos o largos (y la combinación de ambos) para superar al defensor. * Por ejemplo: un jugador debe utilizar pasos cortos cuando se acerca a la zona, y entonces utilizar un paso largo a la vez que pivota, cambia de dirección e incrementa la velocidad para recibir un pase de su compañero (Diagrama 6). Diag. 6

PASO SHORTER CORTO STEPS PASO LONGER LARGO STEP

Tal y como se muestra en el ejemplo, el trabajo de pies es fundamental para realizar los cambios de dirección, uno de los movimientos sin balón más importantes.


274

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Velocidad La velocidad de movimientos de los jugadores sin balón, es un aspecto crucial. Algunas veces, estos movimientos requieren un máximo de velocidad, mientras que otras veces necesitan una ejecución más lenta. En muchos casos, se obtendrá beneficio del cambio de velocidad, como en el ejemplo de las fintas. La máxima velocidad es «obligatoria» cuando los jugadores corren el contraataque hasta que llegan al campo contrario, donde deben ajustar su velocidad hasta adecuarla al «timing» que requieren sus compañeros, en especial el que tienen el balón en su poder. El ataque organizado también requiere en momentos específicos del máximo de velocidad, aunque utilizando la adecuada coordinación con los compañeros. Los cambios de velocidad son uno de los recursos más importantes de los grandes jugadores. Sin embargo, muchos jugadores de élite no dominan este fundamento tan valioso porque sus entrenadores no le dieron la suficiente importancia cuando eran jóvenes. Para desarrollar un buen cambio de velocidad, no es suficiente que el entrenador, de vez en cuando, diga a sus jugadores «cambio de velocidad», «tienes que cambiar de velocidad», sino que es necesario realizar un trabajo específico para mejorar este aspecto. Considerando este concepto, los entrenadores deben organizar ejercicios que permitan a los jugadores comparar las propias sensaciones cuando trabajan a diferentes niveles de velocidad. Esto mejorará la percepción de los jugadores respecto a su propia velocidad, siendo un primer paso para dominar este aspecto.

* Por ejemplo: utilizando el movimiento descrito anteriormente en el Diagrama 6, los jugadores se acercan a la pintura y reaccionan dando el último paso a diferentes velocidades. Para facilitar esta tarea, se pueden establecer tres velocidades: alta, media y baja. Utilizando estas denominaciones, el entrenador puede indicar la velocidad requerida en cada momento, tanto para aproximarse a la pintura como en el momento de reaccionar y cambiar de velocidad. Así, por ejemplo: «baja-alta» significaría baja velocidad para acercarse a la pintura y alta velocidad en la reacción. Al principio es aconsejable mantener constante la velocidad de uno de los dos movimientos (por ejemplo: siempre la misma velocidad cuando se acerquen los jugadores a la pintura). Después, el entrenador puede utilizar todas las combinaciones posibles (baja-baja, baja-media, baja-alta, media-baja, etc).

Siguiendo este método, los jugadores aprenderán a diferenciar entre los distintos niveles de velocidad y a controlar los cambios de ésta.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

275

Correr Algunos jugadores necesitan mejorar su técnica de carrera. Si fuera éste el caso, este aspecto debería ser incluido entre las prioridades del trabajo físico. Aparte de esto, muchos jugadores jóvenes necesitan aprender a correr cuando se mueven en ataque sin el balón. Existen tres errores comunes: pérdida de visión del balón, correr lateralmente y correr por un camino incorrecto. • Los jugadores deben aprender a correr mientras giran el cuello para ver el balón. Diag. 7 • Los jugadores deben aprender cuando es apropiado correr lateralmente. Por ejemplo, será apropiado cuando el jugador entre en la pintura cortando hacia el balón para recibir el pase. En este caso, corriendo lateralmente se protege del defensor dificultando que éste corte el pase (Diagrama 7).

MOVIMIENTO FRONTAL FRONTAL RUNNING MOVIMIENTO SIDEWAYS LATERAL RUNNING

• Así mismo, los jugadores deben aprender a moverse utilizando el camino correcto. Por ejemplo, será incorrecto correr el contraataque sin respetar los carriles laterales, o cortar hacia la canasta rodeando al bloqueador (dándole al defensor espacio suficiente para pasar el bloqueo) (Diagramas 8 y 9). Diag. 8

CAMINOPATHWAY ERRÓNEO WRONG

Diag. 9

RIGHT CAMINOPATHWAY CORRECTO

Cambio de Dirección Cuando se tienen enfrente a un buen defensor, los atacantes tienen que cambiar de dirección muy a menudo. Es un requisito fundamental el tener piernas fuertes, un alto grado de coordinación, buen equilibrio corporal y un correcto trabajo de pies. Existen dos técnicas en el cambio de dirección: frontal y hacia atrás.


276

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

El cambio de dirección frontal puede realizarse con o sin pivote. En el primer caso (con pivote) la técnica incluye los siguientes aspectos: • El pie más alejado a la nueva dirección es el que se utiliza para el último paso en la actual dirección y el primer paso en la nueva. Esto se realizará pivotando sobre el otro pie (el más cercano a la nueva dirección). • El último paso de la dirección actual será más corto, con la rodilla flexionada apoyando el peso del cuerpo sobre esa pierna y presionando fuerte sobre el suelo. Para acentuar este movimiento, será muy útil realizar una finta, utilizando una inclinación de la parte superior del cuerpo hacia ese lado a la vez que un gesto con la cabeza. • El primer paso en la nueva dirección requiere un pivote rápido, desplazando el peso del cuerpo hacia la otra pierna, utilizando un paso más largo (aunque no tan largo como para rebajar la velocidad de la acción) y un cambio de velocidad (de baja a alta velocidad). En el segundo caso (sin pivote), el último paso de la actual dirección se debe realizar con el pie más alejado a la nueva dirección, pero el primer paso en la nueva dirección se debe realizar con el otro pie (el más cercano a la nueva dirección). • En este caso, cuando el jugador carga el peso del cuerpo en la pierna que realiza el último paso antes del cambio, tiene la otra pierna lista para moverla hacia el otro lado con un paso largo y contundente. Cambiar el peso del cuerpo de una pierna a la otra y cambiar la velocidad, también son parte de este movimiento. La técnica para realizar el cambio de dirección hacia atrás es similar. • En este caso, el último paso en la actual dirección debe realizarse con el pie más cercano a la nueva dirección; entonces el jugador pivota hacia atrás con este pie y cambia de dirección. De nuevo el desplazamiento del peso del cuerpo y el cambio de velocidad son importantes. • Un error habitual es girar el cuerpo en la nueva dirección mientras se da el último paso. El jugador debe utilizar el último paso para enfatizar esa dirección, de forma que el defensor reaccione a ese movimiento y sea superado cuando el atacante cambie de dirección. De otra manera, el defensor podrá controlar el cambio de dirección y éste no será eficaz. Otros errores habituales durante el proceso de aprendizaje del cambio de dirección, son los siguientes: • La carrera previa al cambio puede ser inadecuada, porque en lugar de correr normalmente el jugador tiende a dar los paso finales más cortos. El jugador debe correr normalmente y sólo hacer más corto el último paso. • Los jugadores pierden el equilibrio porque mantienen su centro de gravedad muy alto, en lugar de mantenerlo bajo flexionando sus rodillas.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

277

• El movimiento se realiza en curva y no en ángulo. Los jugadores deben describir un ángulo desplazando el peso de su cuerpo y dando un primer paso explosivo en la nueva dirección.

Paradas Después de moverse, pararse es un movimiento clave para bloquear a los compañeros y, obviamente, para recibir el balón en buena posición de tiro, pase o entrada a canasta. Para pararse, los jugadores pueden utilizar igualmente la parada de un paso («parada en un tiempo»), o la parada de dos pasos («parada en dos tiempos»). En el primer caso, ambos pies contactan con el suelo al mismo tiempo, mientras que en el segundo primero se apoya un pie en el suelo y posteriormente el otro. En ambos casos, lo más importante es mantener el equilibrio del cuerpo con una adecuada flexión del mismo. Los jugadores de 15-18 años deben dominar las paradas. Sin embargo, es habitual observar deficiencias relevantes. La deficiencia más importante es la pérdida de equilibrio. Básicamente esto ocurre porque los jugadores no flexionan lo suficiente sus piernas cuando paran, no dirigen el peso de su cuerpo adecuadamente o no abren sus piernas para conseguir la posición básica del baloncesto. • Si el jugador utiliza la parada en un tiempo, el peso del cuerpo debe estar distribuido por igual en las dos piernas, mientras que si utiliza la parada en dos tiempos, el peso del cuerpo debe recaer sobre la pierna utilizada en la parada hasta que la otra contacte con el suelo. En ambos casos, la parada debe realizarse con las rodillas bien flexionadas. • Además, la distancia entre ambas piernas debe ser un poco más amplia que la anchura de los hombros, con ambos pies en paralelo y manteniendo la posición básica del baloncesto. Los jugadores deben evitar tener sus piernas demasiado abiertas o cerradas.

Moverse y Recibir Pararse bien es fundamental para poder recibir el balón en buenas condiciones para tirar, pasar o entrar a canasta. • Cuando se utiliza la parada en un tiempo, los jugadores deben parar con ambos pies a la vez, justo en el momento que reciben el balón. • Cuando se usa la parada en dos tiempos, se debe situar el primer pie en el suelo justo cuando se recibe el balón, y entonces situar el otro. Como regla general, cuando se emplea la parada en dos tiempos es recomendable que el primer paso se realice con el pie que está más cercano al balón, especialmente cuando el jugador necesita girar la cabeza hacia la canasta.


278

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Tanto en la parada en un tiempo como en la de dos tiempos, el jugador debe pararse mirando hacia la canasta, a no ser que esté jugando de espaldas a ella. Por tanto, en términos generales, la parada en un tiempo puede ser más recomendable que la parada en dos tiempos sólo si el jugador es capaz de pararse de cara a la canasta. De otra forma, pararse de cara al balón y entonces pivotar para encarar la canasta, resultaría demasiado lento. Así pues, cuando el jugador necesita girarse hacia la canasta, es preferible la parada en dos tiempos. En este caso, el jugador recibirá el balón mientras realiza el primer paso con el pie más cercano al balón, flexionando esa rodilla para mantener el equilibrio y ser capaz de pivotar para encarar la canasta; entonces, realizará el segundo paso al final del giro y ya estará encarando la canasta con el balón listo para pasar, tirar o penetrar. Otro aspecto importante es el timing. Los jugadores deben entender que un buen timing es más importante que una gran velocidad, pues permite a un compañero con balón la posibilidad de pasar en el momento exacto y en el lugar adecuado. Mucho jugadores jóvenes necesitan trabajar específicamente para mejorar este aspecto tan importante. A esta edad, los entrenadores deben evaluar la habilidad y la técnica de los jugadores cuando se paran. Probablemente hayan desarrollado el hábito de pararse de una forma concreta (por ejemplo, parada en un tiempo, parada en dos tiempos, siempre situando el mismo pie como primer paso) y realizan este movimiento de forma automática, por lo que resultará difícil cambiarlo. Sin embargo, a no ser que el entrenador considere que este hábito es útil y eficiente, y que no va a limitar el progreso del jugador, es importante tener en cuenta que estos chicos son todavía muy jóvenes, por lo que aún tienen la posibilidad de aprender y mejorar sus recursos como jugadores de baloncesto. * Por ejemplo: pensemos en un jugador de 16 años que siempre realiza la parada en dos tiempos, situando su pie izquierdo en el suelo como primer paso. Es muy eficiente cuando recibe el pase desde el lado izquierdo, pero no es igual de eficiente cuando recibe el balón desde el lado derecho. A esta edad, puede ser capaz de enmascarar esta deficiencia y su rendimiento presente puede considerarse positivo. Sin embargo, ¿qué pasará en unos pocos años cuando tenga que jugar contra mejores defensores? ¿Será capaz de tirar a canasta cuando reciba el balón desde el lado derecho? Lo más seguro es que no, dado que tendrá una carencia técnica que dificultará las paradas, la recepción y los tiros rápidos. Los entrenadores de jugadores de 15-18 años, deben pensar detenidamente acerca de las consecuencias a largo plazo que conllevan sus decisiones, tanto si se decide mantener o tratar de cambiar la técnica de los jugadores. Muchas veces sólo se considera el rendimiento a corto plazo, sin que se intenten cambiar hábitos que todavía resultan eficientes pero que limitarán en el futuro las posibilidades de los jugadores.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

279

Bloqueos Una buena parada, mantener la posición básica del baloncesto con buen equilibrio, proteger el cuerpo con los brazos y no moverse, son las claves para llevar a cabo un buen bloqueo. Básicamente existen dos formas de realizar un bloqueo: • Moviéndose hacia la posición del defensor para bloquear en ese lugar (Diagrama 10). • Permanecer en un lugar específico del campo y dejar al compañero que va a ser bloqueado llevar a su defensor hacia esa posición (Diagrama 11). Diag. 10

Diag. 11

En ambos caso, los errores más habituales entre los jugadores de 15-18 años, son los siguientes: • Realizar el bloqueo en un lugar incorrecto. Los jugadores deben entender que el lugar donde se va a realizar el bloqueo debe ser ese exactamente. Si se mueven hacia la posición del defensor y realizan un bloqueo de lado (Diagrama 10), deben situarse de forma que el hombro del defensor esté en línea con la mitad de su pecho, manteniendo la pierna del defensor entre sus dos piernas. • Tener una mala posición del cuerpo y un mal equilibrio. En concreto, una posición incorrecta de las piernas (normalmente demasiado cerradas) y un centro de gravedad demasiado alto (las rodillas no flexionadas suficientemente). Es importante corregir estos fundamentos para poder realizar buenos bloqueos. • Empujar al defensor (algunas veces debido a un equilibrio deficiente), en lugar de permitir que sea él quien realice el contacto físico. Los jugadores jóvenes deben entender que el papel del jugador que bloquea es, única-


280

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

mente, establecer una posición fuerte que sirva para bloquear el movimiento del defensor, siendo el defensor (y no el jugador que bloquea) el que realiza el contacto físico al no poder atravesar el bloqueo. • Moverse para hacer contacto. De la misma forma, los jugadores jóvenes cambian la posición inicial del bloqueo para contactar con el defensor cuando éste está evitando el bloqueo satisfactoriamente. Es entonces cuando mueven sus pies, sus caderas, sus hombros o sus brazos para parar al defensor, provocando en muchos casos una falta personal. • Evitar el contacto. Algunos jugadores bloquean «con los ojos cerrados» y encogiendo su cuerpo o moviéndose ligeramente con el fin de evitar el contacto con el defensor. Obviamente estas deficiencias deberán ser corregidas por el entrenador.

Ejecución vs. Toma de Decisiones Tal y como hemos destacado en secciones anteriores, es importante que los entrenadores que trabajan con jugadores de 15-18 años evalúen el nivel técnico de los fundamentos relacionados con los movimientos sin balón, con el fin de corregir las carencias de los jugadores. Sin embargo, muchas veces, el fallo más habitual en la realización de estos fundamentos no es la calidad de la ejecución, sino la falta de decisión para realizarlos. El problema de un jugador que no realiza adecuadamente los bloqueos, puede no ser una falta de dominio de la técnica del bloqueo, sino una falta de decisión para realizar ese bloqueo. Este problema es común en todas las acciones del baloncesto que normalmente tienen un reconocimiento social menor (bloqueo de rebote, ayudas, balance defensivo, bloqueos…). Así pues, a la vez que se consideran la evaluación y la corrección de la realización técnica de un movimiento (ejecución), los entrenadores deben considerar la mejora en la toma de decisiones respecto a la adecuada realización de todos los movimientos ofensivos sin balón. Con este propósito, pueden utilizar estrategias como las comentadas en el capítulo 4. * Por ejemplo: las jugadoras de un equipo femenino de 15-16 años, han entrenado la técnica de cambio de velocidad (ejecución) y la dominan bastante bien. Ahora el entrenador quiere mejorar la toma de decisiones para realizar el cambio de velocidad. Para ello, explica a sus jugadoras las situaciones concretas en las que deberán cambiar de velocidad y organiza un ejercicio de 3 contra 3 para entrenar esta toma de decisiones.

El ejercicio de 3 contra 3, en una canasta, con 20 segundos de posesión, se realizará durante 10 minutos. El objetivo del ejercicio es cambiar de velocidad en las situaciones explicadas. Cada vez que una jugadora cambie de velocidad en esas situaciones, su equipo conseguirá un punto. Al final de los 10 minutos, el equipo que más puntos haya obtenido será el ganador. El premio será 3 minutos de descanso mientras el otro equipo realiza series de carreras con cambios de velocidad.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

281

Utilizando ejercicios de este tipo, los entrenadores pueden influir en las decisiones de sus jugadores, desarrollando el hábito de tomar las decisiones correctas. Esto es especialmente relevante en relación con los movimientos ofensivos sin balón. Los entrenadores deben diferenciar siempre entre decisión y ejecución, manteniéndose alerta incluso en el caso de que los jugadores jóvenes hayan alcanzado un nivel razonable en el dominio de los movimientos. Así, puede suceder que, por ejemplo, algunos jugadores (o solamente uno) muestren un «retroceso técnico» cuando realizan cambios de velocidad. En este caso, el entrenador debe realizar los ejercicios adecuados para ayudar a mejorar la ejecución en el cambio de velocidad (como los explicados en la sección dedicada al cambio de velocidad), en lugar de asumir que se mejorará este aspecto a través de ejercicios pensados para mejorar la toma de decisiones.

Ejercicios Prácticos • Teniendo en cuenta todos los aspectos mencionados anteriormente, evalúe la ejecución de los movimientos sin balón de jugadores de 15-18 años. • Durante un partido de baloncesto, elija dos jugadores de 1518 años. Observe y registre las veces que cambian de velocidad para recibir el balón cuando estén jugando en ataque.

Rebote Ofensivo Desde su más temprana experiencia en el baloncesto, los jugadores han escuchado lo importante que resulta ir a por el rebote, tanto en defensa como en ataque, siendo estimulados por sus entrenadores para realizar estas tareas. Sin embargo, mucho jugadores, incluso jugadores altos, no mejoran su habilidad de ir al rebote debido a una falta de trabajo específico en ese aspecto. En estas edades, los entrenadores deben trabajar en ello con sus jugadores jóvenes.

Ir al Rebote El rebote ofensivo, en primer lugar, requiere de los jugadores el estar allí; es decir, estar en una posición desde la que se pueda luchar por conseguir el balón.


282

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Muchos jugadores jóvenes simplemente no se mueven para estar allí, de forma que pierden sus oportunidades de conseguir el rebote. Así pues, lo más importante para estos jugadores es trabajar en la «decisión de ir al rebote», siendo su objetivo situarse en la posición correcta con independencia de que cojan el balón o no. * Por ejemplo: Antonio es un jugador alto de 16 años que juega de pivot. Aunque suele estar alrededor de la zona cuando sus compañeros tiran a canasta, la mayoría de las veces no va a por el rebote. Su entrenador ha decidido establecer un programa de entrenamiento especial para superar este problema. En cada ejercicio del entrenamiento con una situación de juego (3 contra 3, 4 contra 4 o 5 contra 5), Antonio tiene el objetivo individual de ir a por el rebote. Cada vez que lo hace, consiga o no el balón, se le anota un punto positivo como reconocimiento por su acción. En cada ejercicio, Antonio tiene que alcanzar un número de puntos previamente establecidos. Si alcanza este objetivo, podrá descansar con el resto del equipo. En caso contrario, tendrá que dedicar un tiempo extra para entrenar por su cuenta la tarea de ir a por el rebote. De esta forma, la atención de Antonio está más centrada en ir a por el rebote y, así, es más probable que este comportamiento se convierta en un hábito.

Anticipación En segundo lugar, es importante enseñar a los jugadores a anticiparse. De hecho, muchos jugadores jóvenes van al rebote, pero llegan tarde porque no se anticipan a los tiros de su compañeros. Por ello es importante que los jugadores aprendan a anticiparse, de forma que vayan a por el rebote «justo antes» de que se realice el tiro. Para mejorar esta habilidad, el entrenador debe considerar el rebote de ataque como una parte importante de muchos ejercicios del entrenamiento, de forma que los jugadores tengan una mayor oportunidad de aprender cuando deben ir a por el rebote. * Por ejemplo: el entrenador organiza un ejercicio de 4 contra 4 para entrenar los bloqueos. Normalmente, él estará centrado en los bloqueos y en los tiros que se realizan beneficiándose de ellos, y, por tanto, lo más probable, es que tan pronto como un jugador tire, la acción termine y comience una nueva jugada. Sin embargo, si el entrenador también se interesa por el rebote ofensivo y permite que se continúe jugando hasta que se consiga canasta o la defensa tenga el balón, habrá una oportunidad para que los jugadores aprendan a anticiparse. Así pues, los entrenadores deben aportar oportunidades de aprender sobre este importante aspecto. Aún más, es crucial que enseñen a los jugadores las seña-


8.

283

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

les que indiquen el momento preciso de ir a por el rebote; es decir las señales que indiquen «¡ahora!». Cuando estas señales son claras, los entrenadores pueden marcar el objetivo de ir a por el rebote, exactamente, cuando aparezca la señal; ni antes ni después; registrando el comportamiento de los jugadores tanto en los entrenamientos como en los partidos. * Por ejemplo: continuando con el ejemplo de Antonio, el próximo paso para este jugador debería ser premiarle con un punto positivo sólo si va a por el rebote exactamente cuando las señales apropiadas aparecen; esto es, cuando se anticipa al tiro y va a por el rebote justo antes de que el tiro se realice. Por todo ello, es importante que los entrenadores incluyan el rebote ofensivo en sus movimientos ofensivos, en lugar de considerarlo sólo como un apéndice de éstos. Esto significa que los movimientos de ataque no deben finalizar con un tiro a canasta, considerándose el rebote ofensivo como un aspecto independiente, sino con el posicionamiento de los jugadores para el rebote. Así, el entrenador debe preparar una estrategia para el rebote tal y como lo hace para el resto de los aspectos del juego, explicando a sus jugadores qué posiciones deben tomar para ir al rebote y los caminos que deben utilizar para alcanzar esas posiciones desde los distintos posibles tiros a canasta. De esta forma, los jugadores irán considerando el rebote como una parte más del ataque, aprendiendo a reconocer las señales para anticiparse en cada tiro posible. Además, aprenderán a orientarse sobre las posiciones correctas de rebote. * Por ejemplo: en el Diagrama 12 el entrenador ha dibujado una jugada para conseguir un tiro, ignorando (como suele ser normal) el rebote ofensivo. Sin embargo, en el Diagrama 13 la misma jugada ha sido dibujada, pero ahora incluyendo los movimientos de los jugadores para ir al rebote. Este último planteamiento, favorece una mejor actitud de los jugadores hacia el rebote, les ayuda a aprender y mejorar en la anticipación, y permite una organización de las posiciones de rebote para cada jugador del equipo. Diag. 12

Diag. 13

3

5

3

5

4

2

4

1

2

1


284

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Cuando los jugadores se mueven a por el rebote, deben fintar hacia un lado y desplazarse hacia el otro con el fin de superar al defensor más cercano y conseguir un camino mejor para alcanzar la posición de rebote.

Ganar la Posición El siguiente paso es ganar la posición correcta para el rebote. Aunque es muy importante, no es suficiente ir a por el rebote y anticiparse a los tiros, siendo crucial que los jugadores se muevan y ganen las posiciones correctas antes que los defensores. En el Diagrama 13, hemos visto que se puede organizar una pequeña estrategia de equipo, de forma que se asignen las posibles posiciones entre los dos o tres reboteadores. Esto ayudará a los jugadores a elegir entre las mejores posiciones para ir a por el rebote. En cualquier caso, deben aprender las tres reglas siguientes: • No colocarse justo debajo de la canasta. • Un tiro fallado realizado desde una lado, la mayoría de las veces va hacia el lado contrario. • Los rebotes de los tiros de larga distancia, suelen ser más largos que los de los tiros de corta distancia. Los jugadores deben estar especialmente atentos cuando su defensor vaya a ayudar. Esta es una excelente ocasión para anticiparse y ganar una buena posición de rebote. Deben aprender a ver los espacios libres que puedan ser ocupados, teniendo en cuenta las posiciones que tienen los defensores. Así pues, tan pronto como empiecen a moverse, deben buscar esos espacios, en lugar de mirar la trayectoria seguida por el balón. Cuando un jugador se anticipa y gana la posición correcta, está en una excelente situación para llevarse el balón. Sin embargo, todavía tendrá que luchar contra los defensores. Ahora, la misión del atacante será la de ganar la posición, evitando que los defensores la alcancen. Considerando este concepto, el jugador deberá utilizar su cuerpo para contactar con fuerza con el defensor, ganándole la posición a éste. Esta acción necesita de una buena posición de equilibrio, flexión de rodillas, buen uso de la espalda, los hombros y los codos.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

285

En resumen, el reboteador debe ir hacia la canasta anticipándose a los tiros de sus compañeros. Además, en lugar de mirar el balón, debe buscar los espacios libres y también al defensor más cercano, con el fin de asegurarse la posición. Entonces será el momento de buscar el balón, saltar y atraparlo. • Un error habitual de los jugadores que van a por el rebote, es girar su cabeza y mirar la trayectoria del tiro, en lugar de utilizar este tiempo en buscar el mejor espacio libre y estar listo para el rebote. Los entrenadores deben trabajar para superar este problema. Mucho jugadores jóvenes simplemente van a por el rebote sin considerar ninguno de estos aspectos. Obviamente, consiguen algunos rebotes, dado que hay muchas oportunidades a lo largo del partido. Sin embargo, ¿conseguirían más rebotes si mejoraran estos aspectos? Sin duda, muchos de ellos serían mejores reboteadores.

Saltar, Atrapar el Balón y Tirar a Canasta Estos aspectos son en los que los entrenadores suelen trabajar más a menudo con diferentes ejercicios. Los siguientes puntos son importantes: • El jugador debe estar en una posición de equilibrio antes de saltar: entonces debe saltar tan alto como le sea posible con sus brazos estirados y listos para agarrar el balón o palmearlo. • Un buen timing es crucial. Los jugadores deben aprender a saltar en el momento adecuado para atrapar el balón tan alto como sea posible. • Los jugadores deben aprender a saltar y mover sus brazos para atrapar el balón sin hacer falta a los defensores. • Cuando los jugadores caen al suelo, deben flexionar sus rodillas para mantener una buen posición de equilibrio, protegiendo el balón con su cuerpo; éste deberá estar entre el balón y los defensores. • Finalmente, el reboteador debe saltar y tirar a canasta, pudiendo utilizar, algunas veces, fintas antes


286

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

de tirar. En cualquier caso, debe levantar su cabeza y mirar a la canasta antes de tirar. Muchos jugadores fallan estos tiros porque sólo miran a la canasta en el último momento, cuando ya están lanzando el balón. • Los jugadores deben entrenar estos tiros rodeados de defensores, tal y como se realizan en un partido.

Reboteando los Tiros Propios Los jugadores jóvenes, especialmente los altos, deben aprender a rebotear sus propios tiros. De hecho, muchos jugadores que tiran no van a por el rebote, lo hacen tarde o se desplazan al lugar equivocado. En este caso, probablemente, el jugador no podrá luchar por alcanzar una buena posición, pero tendrá una mejor perspectiva del balón. Así, tan pronto como toque el suelo, sin perder de vista el balón, deberá desplazarse hacia la posición en la que estime que puede ir el balón. Al igual que en los restantes casos, los jugadores deben aprender este hábito con el adecuado entrenamiento. El jugador que tira no puede ir a por el rebote tan rápido como en los tiros de sus compañeros, puesto que su primera prioridad es hacer un buen tiro. Sin embargo, debe ir tan pronto como toque el suelo después de tirar.

Algunos Ejercicios Los siguiente son algunos ejercicios sencillos para el entrenamiento del rebote de ataque. • Un jugador bajo la canasta. Él mismo tira el balón contra el tablero y salta a atraparlo; después salta para anotar canasta. Cinco veces sin parar, cambiando de lado. • El mismo ejercicio, pero ahora el jugador palmea el balón. • Una fila con tres o cuatro jugadores. El primero de ellos lanza el balón al tablero y corre al final de la fila; entonces, el segundo jugador palmea el balón al tablero y el tercero hace lo mismo. Todos los jugadores van al final de la fila tras palmear el balón. Después de un cierto número de palmeos, hay que conseguir canasta.


8.

287

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

• Jugador fuera de la zona. El entrenador lanza el balón. El jugador va a por el rebote y debe conseguir canasta. Entonces, el jugador sale de la zona y el entrenador le lanza un segundo balón, y así sucesivamente con un tercer, cuarto y quinto balón. • Dos jugadores luchan por un rebote ofensivo. Ambos fuera de la zona. El entrenador lanza el balón. La primera tarea es ganar la posición para luego atrapar el balón y anotar canasta. Diag. 14

• El mismo ejercicio con tres jugadores (Diagrama 14).

C

• El mismo ejercicio con tres parejas: una pareja lucha por el rebote, mientras que las otras dos descansan unos segundos hasta que llega su turno. • 1 contra 1: el entrenador lanza el balón, el atacante va a por el rebote ofensivo, el defensor intenta bloquear el rebote. Realizarlo desde diferentes posiciones (Diagramas 15, 16 y 17).

Diag. 15

• El mismo ejercicio, pero ahora con 2 contra 2 y 3 contra 3 (Diagramas 18 y 19).

C

Diag. 17

Diag. 16

C

C

Diag. 19

Diag. 18

C

C


288

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• El mismo ejercicio, 2 contra 2 o 3 contra 3, pero ahora dos o tres jugadores exteriores mueven el balón antes de tirar (Diagrama 20).

Diag. 20

• Los jugadores exteriores juegan 1 contra 1 o 2 contra 2. Los jugadores interiores sólo rebotean. Los defensores interiores deben ir a ayudar. Los reboteadores atacantes deben obtener ventaja cuando sus defensores van a las ayudas (Diagram21).

Diag. 21

• 3 contra 3, 4 contra 4 o 5 contra 5 en situación de partido. Hacer énfasis en el rebote.

Ejercicio Práctico • Teniendo en cuenta la información anterior, evalúe como rinden jugadores de 15-18 años en todos los aspectos del rebote ofensivo. Para realizar este ejercicio, puede utilizar una herramienta como la que aparece en la tabla 25.

Movimientos del Poste Bajo En estas edades, los jugadores deben aprender a jugar de espaldas a la canasta en la posición del poste bajo (lo mismo en el poste medio). Esta es una tarea importante para todos los jugadores, excepto los que sean muy bajos. Es obvio que los jugadores altos necesitan mejorar los fundamentos para jugar de espaldas a la canasta, pero también los aleros y bases de cierto tamaño pueden sacar ventaja utilizando esta posición. De hecho, una de las estrategias más valiosas que se pueden realizar, consiste en situar en la posición del poste bajo/medio a jugadores que sin ser esa su posición habitual, puedan sacar ventaja de su altura provocando un desajuste favorable con su defensor (jugadores más altos que su respectivo defensor). Estos jugadores pueden ser tanto un pivot, como un alero o un base, con tal de que sean capaces de jugar de espaldas en la posición del poste bajo.

Antes de Recibir el Balón La primera obligación del poste bajo es ser capaz de recibir el balón en esa posición. No resultará fácil, puesto que la defensa estará atenta para cortar ese pase.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

JUGADOR: ASPECTOS A CONSIDERAR

289

FECHA: COMENTARIOS

IR AL REBOTE

ANTICIPACIÓN

GANAR LA POSICIÓN

SALTAR Y COGER EL REBOTE

TIRO DESPUÉS DEL REBOTE

REBOTE DE TIROS PROPIOS

Tabla 25. Ejemplo de instrumento para evaluar la habilidad individual de los jugadores en el rebote ofensivo.


290

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• El jugador debe estar en línea de pase para que le puedan pasar. Esto significa que debe estar entre el balón y su defensor. Para conseguir esa posición debe utilizar todo tipo de movimientos. * Por ejemplo: alejarse del balón (llevándose al defensor consigo) y cambiar de dirección y velocidad para volver y ganar la línea de pase. Fintar, cambiar de dirección y cambiar de velocidad en un espacio limitado, son aspectos muy importantes, así como un buen timing, pararse correctamente y una posición básica de equilibrio. • Algunas veces, la línea de pase no está libre, pero puede estarlo tan pronto como el balón vaya a un compañero diferente. Este concepto es muy importante para el juego en el poste bajo. Si no se consigue el pase desde una posición, en lugar de luchar por ese pase, se debe luchar por el siguiente pase, anticipándose a la situación. De esta forma, se puede sacar ventaja de un defensor parado en el presente pase, ganando la posición para el pase siguiente. Así, tan pronto como el balón vaya al compañero más cercano, el jugador en el poste bajo estará listo para recibir el balón. * Por ejemplo: en el Diagrama 22, el jugador 1 tiene el balón. La línea de pase al jugador número 4 (poste bajo) no está libre, puesto que el defensor está delante. El jugador 4 debe trabajar para el pase siguiente, sacando ventaja de la posición de su defensor. Debe bloquear al defensor con su hombro y su brazo izquierdo, cuando el balón está todavía en esa posición. Así, cuando el jugador 1 pase al jugador 3, tendrá la línea de pase libre desde el jugador 3. Cuando el poste bajo no esté libre, no debe seguir el movimiento del balón yendo detrás de él; por el contrario, debe anticipar donde irá el balón más tarde, trabajando para ganar la posición para el pase siguiente. • Cuando el poste bajo tiene finalmente la línea de pase libre, es importante que aguante a su defensor hasta que reciba el balón.

Diag. 22

4 3

1


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

291

• Un error muy habitual en los jugadores jóvenes, es aguantar al defensor sólo hasta que ven a su compañero pasarles el balón. En este momento mueven su cuerpo para ir a coger el balón, dejando al defensor libre para moverse. Y el defensor puede sacar ventaja de este movimiento interceptando el pase. • Por el contrario, los jugadores deben mantener una buena posición de equilibrio, con sus rodillas bien flexionadas, aguantando al defensor con el hombro y el brazo, usando la mano contraria como diana para recibir el pase. Y deben ser capaces de parar el balón con esta mano, mientras aguantan todavía al defensor. Sólo entonces, deben atrapar el balón con las dos manos y avanzar hacia la canasta aprovechando el camino libre. • Cuando el defensor esté detrás del poste, la línea de pase estará libre, pero el defensor puede ser capaz de anticiparse e interceptar el pase, por lo que el poste debe estar seguro de que tiene al defensor bajo su control. En este caso, el poste debe mantenerse en contacto con su defensor utilizando la parte baja de su espalda, con un buena posición de equilibrio (haciéndose tan grande como sea posible, pero sin perder el equilibrio), rodillas bien flexionadas, parte superior del cuerpo ligeramente inclinada hacia delante y brazos y manos bien extendidos pidiendo el balón. Haciendo un buen uso de su cuerpo, el poste bajo debe crear el mayor espacio posible entre el defensor y la posición donde recibirá el balón. De este modo, el jugador debe sujetar el balón con sus brazos extendidos, no cerca de su cuerpo, tal y como muchos jóvenes hacen incorrectamente. Entonces, debe abrir sus codos y llevar el balón hacia el pecho, manteniéndolo bien protegido. Algunas veces será de utilidad dar un paso hacia el balón mientras éste está llegando al atacante, de forma que sea más difícil para el defensor interceptar el pase. Sin embargo, esto no significa que el poste bajo deba recibir el balón fuera de su propia posición, pues debe tener el balón en una posición del campo en la que sea un jugador peligroso.

Juego con Balón Una vez que el poste bajo tienen el balón, hay dos opciones: Si el jugador tiene una vía libre hacia la canasta, debe realizar un movimiento rápido para acercarse a la canasta y tirar. En caso de no tener una vía libre, lo primero que debe hacer es girar la cabeza hacia la línea de tiros libres y mirar para comprobar cuál es la situación. • Dos errores habituales en los jugadores jóvenes son: botar el balón tan pronto como lo reciben y mirar hacia el suelo, perdiendo la perspectiva de lo que está sucediendo en el campo.


292

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Tomándose un segundo para mirar, el poste puede observar la posición de su defensor, así como los movimientos del resto de los defensores y las posiciones de sus compañeros. De esta forma puede comprobar el lado más débil de su defensor, si los otros defensores ayudan o no, y si sus compañeros están libres para poder darles un buen pase. Esta perspectiva global es muy importante en el juego del poste bajo. • El pase es una de las habilidades más importantes para el poste bajo. Por tanto, además del trabajo general de pase que todos los jugadores deben desarrollar, es muy importante realizar un trabajo específico del pase desde la posición del poste bajo. Esto incluirá: pases cortos con una mano a jugadores que cortan hacia la canasta, pases rápidos con una mano a compañeros en el perímetro con posiciones de tiro exterior, e incluso pases en salto para superar las ayudas. Los jugadores deben aprender a pasar a través de una «jungla» de brazos y manos intentando interceptar el balón, encontrando la vía adecuada para conseguir un buen pase que permita a un compañero realizar un tiro. Así pues, los entrenadores deben emplear tiempo de entrenamiento para la mejora de este tipo específico de pases, trabajando con los ejercicios apropiados. * Por ejemplo: 3 contra 3, dos jugadores en el perímetro y uno en el poste bajo; este último recibe el balón y los dos defensores del perímetro van a la ayuda. El poste debe pasar el balón a los jugadores exteriores en buenas condiciones para el tiro. Algunas veces, uno de los jugadores del perímetro puede cortar hacia la canasta, mientras que el otro se mantiene en el exterior. En esa situación, el poste tendrá la opción de pasar al jugador que corta o al tirador en el perímetro. • Los jugadores que jueguen en el poste deben aprender a tomar la decisión de pasar a un compañero o de jugar para realizar su propio tiro. Esto dependerá de las acciones de los defensores. Si ayudan, la mejor opción será pasar a un compañero que esté libre. Si no ayudan, lo más apropiado será jugar 1 contra 1 contra el defensor propio.

Movimientos Específicos A modo de ejemplo, los siguientes son algunos movimientos específicos que el poste bajo puede emplear para jugar contra su defensor.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

293

• Finta hacia un lado (por ejemplo el lado derecho), con un giro de la cintura, el hombro y la cabeza suave pero rápido; entonces desliza la pierna contraria (pierna izquierda) hacia la canasta, mientras se gira hacia la izquierda apoyando el peso del cuerpo sobre esa pierna; al mismo tiempo, se realiza un bote rápido y corto entre las piernas, y después un giro a la vez que se agarra el balón y se da un paso con el otro pie (pie derecho); seguidamente, con las rodillas flexionadas (deben estar flexionadas todo el tiempo), se salta y se tira a canasta. • La misma finta, pero ahora desplazando la pierna contraria (izquierda) y botando el balón entre las piernas. No se realiza un giro, sino que se permanece de espaldas. Suavemente se desplaza la otra pierna (derecha) y se agarra el balón mientras se da una paso con esta pierna (derecha). Entonces, se mueve el otro pie (izquierdo) rápidamente, mientras se gira la cabeza para mirar a la canasta y saltar sobre este pie para realizar un tiro de medio gancho. El balón debe estar todo el tiempo protegido; no se debe extender el brazo hacia fuera para realizar el gancho. Se debe llevar el balón en el lado del tiro con ambas manos y hacer una extensión completa a partir de la altura del oído. Utilizar el otro brazo para protegerse del defensor. • El mismo movimiento, pero ahora, después del último paso, en lugar de saltar para realizar un tiro de medio gancho, se finta este tiro con un movimiento de cabeza y se realiza un pivote sobre el pie más atrasado (derecho) para saltar y tirar Es evidente que existen otros posibles movimientos, pero los anteriormente mencionados nos dan una idea de cómo los jugadores pueden ir mejorando en esa posición. En todos los movimientos, un aspecto importante es mirar a la canasta antes de tirar, de forma que el jugador pueda ver la «diana» por adelantado y tenga mayor seguridad. Muchos jugadores jóvenes miran a la canasta sólo cuando están lanzando el balón, y este error explica muchos de los tiros que se fallan.

Ejercicios Se pueden organizar una gran cantidad de ejercicios para entrenar los movimientos del poste bajo. Algunos de ellos deben centrarse en el entrenamiento por separado de cada uno de los tres aspectos mencionados anteriormente: movimientos anteriores a recibir el balón, pases y movimientos con el balón para intentar tirar. Otros ejercicios deben combinar dos de estos aspectos: recibir y pasar, recibir y jugar para tirar, pasar y jugar para tirar. Y por último, otros ejercicios deben incluir los tres apartados: recibir y bien pasar o bien jugar para tirar. Los siguientes son algunos ejemplos:


294

BASKETBALL POUR JEUNES JOUEURS

• Objetivo: Entrenamiento de movimientos específicos para tirar a canasta. El jugador empieza con el balón en el poste bajo y practica diferentes movimientos desde esa posición. El Diag. 23 entrenador explica, demuestra y detiene el ejercicio para corregir. Sin defensor. Posteriormente el mismo ejercicio con un defensor. • Objetivo: Recibir el balón y jugar hacia la canasta. El mismo ejercicio, pero ahora un compañero pasa el balón desde el perímetro. Sin defensa. Posteriormente, el mismo ejercicio incluye un defensor (Diagrama 23). • Objetivo: Mejorar la técnica de recibir el balón. Un poste bajo. Dos compañeros en el perímetro cada uno con un balón. El poste bajo entrena la recepción del balón. Recibe el balón y lo pasa de nuevo a su compañero, recibe otro e igualmente lo pasa, y así sucesivamente. El entrenador explica, demuestra y detiene para corregir. Sin defensor. Posteriormente, el Diag. 24 mismo ejercicio con un defensor. • Objetivo: Trabajar para tener libre la línea de pase. Un poste bajo y un defensor. Dos jugadores de perímetro. El poste bajo trata de ganar la posición para tener libre la línea de pase. El defensor intenta tapar esa línea. Los jugadores exteriores intentan pasar el balón al jugador interior buscando la línea de pase libre (Diagrama 24). • Objetivo: Decisión entre pasar o jugar para tirar a canasta. 2 contra 2 o 3 contra 3. El poste bajo recibe el balón (los defensores no cortan este pase) y tiene que decidir entre pasar o jugar para tirar a canasta, dependiendo de la presencia o ausencia de ayudas de los defensores exteriores (Diagramas 25 y 26). Diag. 25

Diag. 26

• Objetivo: Juego en condiciones normales de partido. 2 contra 2 o 3 contra 3. Los jugadores exteriores intentan pasar el balón al poste bajo. Éste debe luchar por conseguir una línea de pase libre y recibir el balón. Después debe decidir entre pasar a sus compañeros exteriores o jugar para tirar. Se deben utilizar los movimientos y pases apropiados.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

295

8.3. DESARROLLO DE LA TOMA DE DECISIONES TÁCTICAS Uno de los aspectos más importantes del entrenamiento de jugadores de 1518 años, es el desarrollo de la toma de decisiones tácticas. Esto es, aprender a decidir de acuerdo con el conocimiento táctico. Muchos entrenadores no entrenan de forma específica este aspecto, asumiendo que los jugadores aprenderán, simplemente, con el trabajo de los movimientos del juego de ataque. Sin embargo, un problema relevante de muchos jugadores jóvenes (y más tarde, incluso, de jugadores profesionales), es que no saben porqué deciden una opción en lugar de otra. Los entrenadores deben valorar este problema y trabajar con los jugadores para mejorar su toma de decisiones tácticas. Los jugadores jóvenes desarrollan la toma de decisiones tácticas simples si reciben el adecuado entrenamiento en las categorías de minibasket y 13-14 años. En estos niveles, se encuentran con situaciones de 1 contra 1, 2 contra 2 y 3 contra 3, así como de 5 contra 5 en los partidos de competición, que requieren la toma de múltiples decisiones. Por ejemplo, un jugador de 13-14 años que juega un 2 contra 2, debe decidir entre pasar a su compañero o tirar a canasta, iniciar la entrada botando o esperar a un bloqueo, etc.

Mediante «ensayo y error», con la orientación del entrenador, los jugadores de minibasket pueden ir descubriendo algunos de los estímulos que son relevantes en la toma de decisiones. Más tarde, con 13-14 años, el entrenador puede ser más directo en la enseñanza de algunos conceptos importantes. Ahora, con 15-18 años, el entrenador debe diseñar un entrenamiento programado con el objetivo específico de mejorar la toma de decisiones. Al igual que en otros aspectos del juego, el programa debe comenzar por una evaluación del nivel de los jugadores en la toma de decisiones, con el fin de detectar sus recursos (puntos fuertes, aunque puedan ser mejorados) y sus necesidades (deficiencias que han de mejorarse).


296

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Criterios para Tomar Decisiones Tácticas Con el fin de tomar las decisiones correctas, los jugadores deben entender y conocer los criterios clave para tomar tales decisiones. Por ejemplo, en una situación de 2 contra 1, el jugador con balón tiene que decidir entre pasar a su compañero ó continuar botando hacia la canasta en busca de una entrada. ¿Cúal es el criterio a seguir para tomar esa decisión? En este caso, dicho criterio estará directamente relacionado con la acción del defensor. Por ejemplo, si el defensor fuera hacia él para pararle el bote, la decisión más adecuada sería la de pasar a su compañero, pero si el defensor se «quedase» a mitad de camino, dejándole espacio suficiente para llegar a la canasta, la decisión más apropiada sería mantener el bote buscando la entrada a canasta. Entender este criterio ayudará al jugador a la hora de tomar la decisión correcta. A través de su experiencia previa en el baloncesto, muchos jugadores de 1518 años tienen hábitos automatizados en su juego, confiando principalmente en los aspectos que dominan mejor. Si observamos a jugadores en un 1 contra 1, es muy probable que realicen los mismos movimientos repetidamente, con independencia de la conveniencia del movimiento en ese momento. Lo mismo ocurrirá en los 2 contra 2, 3 contra 3, 4 contra 4 o 5 contra 5. La mayoría de los jugadores utilizan sus mejores recursos sin tener en cuenta si es la acción más apropiada en las circunstancias presentes. Por ejemplo, un jugador que es un buen tirador exterior tenderá más a tirar, incluso en ocasiones en las que un compañero esté en una posición mejor debajo de la canasta. Así pues, el proceso de aprendizaje de la toma de decisiones tácticas, a esta edad, comienza a partir de la decisión del entrenador de empezar a explicar a los jugadores los criterios clave que deben tener en cuenta para poder tomar las decisiones correctas.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

297

Estos criterios deben ser claros, y la clave que el entrenador utilizará para juzgar y corregir las decisiones de los jugadores. Como ya ha sido expuesto en anteriores capítulos, a menudo los entrenadores carecen de un criterio claro, juzgando y corrigiendo a los jugadores en base al resultado de las decisiones que han tomado. * Por ejemplo: si un jugador decide pasar y el pase llega a su destino, el entrenador tenderá a juzgar la decisión como correcta. Ahora bien, si el pase es interceptado, el entrenador tenderá a juzgarlo como una decisión incorrecta. En el caso de este ejemplo, el único criterio es el resultado de la acción, pero éste es un criterio equivocado a la hora de fortalecer el proceso de aprendizaje de la toma de decisiones. ¿Por qué? Porque lo más probable es que el jugador que obtenga malos resultados deje de tomar decisiones. De hecho, ésta es la razón por la que muchos jugadores se limitan a sí mismos demasiado pronto, pues no quieren intentar tomar decisiones que puedan conducirles a malos resultados. El criterio para decidir si una decisión es correcta ó incorrecta, debe ser conocido con anterioridad a que la decisión sea tomada. Ese criterio debe estar en relación con las condiciones que existen en el juego cuando el jugador toma la decisión, y no con el resultado de ésta. El criterio para la toma de decisiones debe incluir estímulos-señal clave que puedan ser reconocidos por los jugadores mientras juegan. Por ejemplo, el movimiento de un defensor en una dirección u otra, puede ser el estímulo-señal clave para tomar una decisión u otra. De esta manera, los jugadores deben aprender a centrar su atención en los estímulos-señal clave para poder tomar las decisiones correctas.

Ejercicios Prácticos • Piense y escriba algunos criterios para poder juzgar las decisiones correctas de los jugadores en las siguientes situaciones: 1 contra 1, 2 contra 2, 2 contra 1, 3 contra 2 y 3 contra 3. • Decida cuáles van a ser los estímulos-señal clave en los que los jugadores deben centrar su atención mientras juegan

Alguno Ejemplos Una vez que los criterios están claros, el entrenador debe organizar los ejercicios adecuados para desarrollar la toma correcta de decisiones. Básicamente, estos


298

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

ejercicios deben incluir todas las condiciones que forman parte del criterio elegido, con muchas oportunidades para que los jugadores puedan tomar las decisiones. A modo de ejemplo, consideraremos algunas decisiones tácticas del ataque desde la base de un 3 contra 3. La dificultad de los ejercicios deberá incrementarse paulatinamente, desde ejercicios que demanden un funcionamiento sencillo, hasta ejercicios mas complejos en la medida que los jugadores vayan dominando los conceptos previos.

Pases al Poste Bajo Decisión: • La primera decisión de este ejemplo es la de los jugadores exteriores de pasar al poste bajo.

Criterio: • El pase se debe realizar a partir de que el balón esté por debajo de la prolongación de la línea de tiros libres (Diagramas 27 y 28). • El defensor del poste bajo debe defender por detrás (Diagrama 27) ó en tres cuartos en el lado contrario al pasador (Diagrama 28). ✓ Esto significa que, de acuerdo con este criterio, la decisión correcta será pasar el balón al poste bajo cuando el pasador esté por debajo de la extensión de la línea de tiros libres (como está el jugador-3 en los Diagramas 27 y 28) y el defensor del poste bajo se sitúe bien por detrás (Diagrama 27) ó jugando en tres cuartos en el lado contrario del pasador (Diagrama 28). ✓ En este punto del proceso de aprendizaje, pasar el balón al poste bajo en condiciones diferentes a las anteriores (por ejemplo: por encima de la línea de tiros libres o con el poste bajo siendo defendido por delante) sería una decisión incorrecta. Diag. 27

Diag. 28 5

3

5 3

1

1


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

299

Ejercicios: • 3 contra 3, ejercicio de competición en una canasta durante diez minutos. El equipo que consigue canasta sigue atacando. Los ganadores descansan durante dos minutos, los perdedores corren sprints. • Reglas: sólo se puede anotar si el poste bajo recibe el balón en una decisión correcta según los criterios establecidos (pasar desde debajo de la extensión de la línea de tiros libres, etc.). Todos los jugadores pueden anotar tanto por primeros tiros como por tiros después de coger el rebote, pero sólo después de haber realizado la decisión correcta de haber pasado al poste bajo. Cuando un equipo consigue canasta sin haber pasado al poste bajo, el punto no es válido y el balón pasa al equipo contrario. • Con el fin de tener más oportunidades de tomar decisiones correctas, se establecen dos normas: el defensor del poste bajo debe defender sólo por detrás (posteriormente se permitirá también la defensa en tres cuartos) y los defensores del perímetro no pueden cortar los pases al poste. Comentarios: • Este ejercicio obliga a los jugadores a tomar la decisión correcta, uniendo el criterio establecido por el entrenador a la propia decisión. Es importante comenzar con un ejercicio restringido, con limitaciones como las señaladas anteriormente, de forma que los jugadores se acostumbren a tomar la decisión correcta. • No es necesario que el entrenador esté constantemente diciendo a los jugadores: «pasa el balón al poste bajo», «pasa el balón al poste bajo», «no pases por encima de la línea de tiros libres», etc. Las reglas del ejercicio favorecerán que los jugadores centren su atención en los aspectos más relevantes (la decisión y el criterio correcto).


300

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Decisiones del Poste Bajo Decisión: • El próximo paso consistiría en desarrollar las decisiones del poste bajo cuando reciba el balón. Podrá aprender a decidir entre jugar 1 contra 1 contra su defensor e intentar anotar, o pasar el balón a los compañeros del perímetro (recuérdese la sección dedicada a los movimientos del poste bajo). Criterios: • El poste bajo ha recibido el balón. Su defensor está detrás de él. • El estímulo-señal clave serán las acciones de los defensores del perímetro: ✓ Si ayudan, la decisión correcta será pasar al compañero que esté libre (Diagrama 29). Diag. 29

5 3

1

✓ Si no ayudan, la decisión correcta será jugar 1 contra 1 e intentar conseguir canasta (Diagrama 26, en página 294).

Ejercicios: • 3 contra 3, ejercicio competitivo en una canasta durante diez minutos. El equipo que anota se mantiene atacando. Los ganadores descansan dos minutos, los perdedores corren sprints. • Reglas: sólo se puede tirar a canasta si el poste bajo ha recibido el balón mediante un pase desde debajo de la extensión de la línea de tiros libres, etc. • Cada vez que el poste bajo toma la decisión correcta (pasar o tirar a canasta, dependiendo de los criterios establecidos), su equipo obtiene un punto extra añadido a su marcador (hasta un máximo de 2 puntos en


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

301

cada jugada). De lo contrario, cada vez que el poste bajo toma un decisión incorrecta (de acuerdo con el criterio establecido), su equipo pierde un punto. • Para incrementar las oportunidades de toma de decisiones se mantienen dos reglas del ejercicio anterior: el defensor del poste bajo debe jugar sólo por detrás (posteriormente se permitirá la defensa en tres cuartos) y los defensores del perímetro no pueden interceptar los pases al poste. • Así mismo, si el entrenador observa que los defensores siempre reaccionan de la misma forma (ayudando o no ayudando), debe establecer una nueva regla: los defensores pierden tres o cinco puntos si al final del ejercicio la diferencia entre las dos opciones (ayudar o no ayudar) sucede en más de tres ocasiones. El entrenador anotará lo que los defensores hagan cada vez, informándoles de la situación en la que se encuentran cada tres minutos aproximadamente. Esto mantendrá la atención de los defensores centrada en el comportamiento (ayudar o no ayudar) que es el criterio para la decisión del poste bajo. Así, el entrenador controlará la presencia de los dos estímulos señal clave (ayudar o no ayudar) favoreciendo el entrenamiento de la toma de decisiones del poste bajo. Comentarios: • Las reglas de este ejercicio aportan muchas oportunidades para el poste bajo de tomar la decisión correcta. • El ejercicio está en relación con el anterior, de forma que los jugadores exteriores trabajan también en la decisión de pasar al poste bajo.


302

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Decisiones de los Jugadores del Perímetro Decisiones: Utilizando la misma forma de trabajo, el siguiente paso debería ser la mejora de la toma de decisiones de los jugadores del perímetro. • Primero, cuando el poste bajo reciba el balón y los defensores de los jugadores del perímetro se muevan para ayudar, la decisión de éstos será desplazarse a una posición en la que puedan recibir un buen pase de vuelta (Decisión 1). • Segundo, cuando los jugadores del perímetro reciban el balón que proviene del poste bajo, la decisión podrá ser tirar o botar hacia la canasta buscando una entrada o un tiro en suspensión después de uno o dos botes (o pasar al compañero libre si la defensa ha rotado) (Decisión 2). Criterios: Decisión 1: • El defensor del propio jugador del perímetro se desplaza para ayudar en el interior. • El estímulo-señal clave será la posición del defensor. Dependiendo de esa posición el jugador exterior se moverá a una posición en la que exista una línea de pase libre desde la posición del poste bajo (Diagrama-30). Ésta será la decisión correcta. Diag. 30

5 3

1

Decisión 2: • El balón le llega al jugador del perímetro de vuelta desde el poste bajo. El jugador recibe el balón con sus pies bien colocados y mirando a la canasta con el balón preparado para el tiro. • El estímulo-señal clave serán las acciones del defensor del jugador del perímetro (quien previamente fue a ayudar cuando el poste bajo recibió el balón).


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

303

✓ Si el defensor no regresa, la decisión correcta será tirar a canasta. ✓ Si el defensor regresa, la decisión correcta será fintar el tiro y botar hacia la canasta en busca de una entrada o un tiro en suspensión después de uno o dos botes (Diagrama 31). Diag. 31

5 3

1

• Más tarde, se puede añadir un nuevo estímulo-señal clave: las acciones de otro defensor del perímetro. ✓ Si el otro defensor exterior rota para detener el tiro, la decisión correcta será pasar el balón al compañero que se quede libre (Diagrama 32).

Diag. 32

3

5

1

Ejercicio: • 3 contra 3; ejercicio competitivo en una canasta durante diez minutos. El equipo que anota sigue atacando. Los ganadores descansan dos minutos y los perdedores corren sprints. • Reglas: sólo se puede conseguir canasta si el poste bajo recibe el balón mediante un pase desde debajo de la línea de tiros libres, etc. • Cada vez que los jugadores del perímetro tomen la decisión correcta (bien sea la decisión 1 o la decisión 2), su equipo obtendrá un punto extra que se añadirá a su marcador (máximo tres puntos en cada jugada). Por el con-


304

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

trario, cada vez que los jugadores del perímetro tomen la decisión incorrecta (de acuerdo con el criterio establecido) su equipo perderá un punto. • Para incrementar las oportunidades de toma de decisiones, se mantienen dos reglas del ejercicio anterior: el defensor del poste bajo sólo puede defender por detrás (posteriormente por detrás y en tres cuartos) y los defensores del perímetro no pueden interceptar el pase interior. • Además, los defensores del perímetro (al menos uno) tienen que ayudar cuando el poste bajo reciba el balón. Si no lo hacen, su equipo perderá un punto y el equipo atacante tendrá el balón de nuevo. • Así mismo, si el entrenador observa que los defensores siempre reaccionan de la misma forma al pase del poste bajo (bien sea saliendo para defender un posible tiro en el pase de vuelta o no saliendo), debe establecer una nueva regla: el equipo defensor perderá tres o cinco puntos si al final del ejercicio la diferencia entre las dos opciones (regresar a defender el tiro o no hacerlo) se presenta en más de tres ocasiones. El entrenador anotará lo que han hecho los defensores en cada ocasión, haciéndoles saber el resultado cada tres minutos aproximadamente. Esto mantendrá la atención de los defensores centrada en el comportamiento (salir al tiro o no) que es el criterio para tomar la decisión. Así, el entrenador controlará la utilización de los dos estímulos-señal clave (salir al tiro y no salir), favoreciendo el adecuado entrenamiento de cada decisión.

Comentarios: • En este ejercicio, el poste bajo sólo tiene una opción (pasar a los jugadores del perímetro), aunque tiene que reconocer el estímulo-señal clave (¿cuál de los dos defensores viene a ayudar?) para tomar la decisión de pasar a un compañero u otro. • Sin embargo, la importancia del ejercicio está en las decisiones de los jugadores del perímetro, por lo que la atención y los comentarios del entrenador deben estar centrados en esas decisiones. • Al igual que en los ejercicios anteriores, las reglas favorecerán que existan muchas oportunidades tanto para la decisión 1 como para la decisión 2.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

305

Decisiones del Poste Bajo y de los Jugadores del Perímetro Decisiones: • El próximo paso debería ser trabajar tanto en las decisiones del poste bajo (pasar o jugar para tirar) como en las decisiones de los jugadores del perímetro (pasar al poste bajo y las decisiones 1 y 2 cuando el poste reciba el balón). Criterios: • Los mismos utilizados en los ejercicios previos. Ejercicio: • Misma organización y mismas reglas que en los ejercicios anteriores. • Los defensores de los jugadores del perímetro deben combinar las situaciones de ayudar o no ayudar. Para asegurarse de ello, el entrenador mantendrá la norma de que perderán tres o cinco puntos si al final del ejercicio la diferencia entre las dos opciones (ayudar o no ayudar) sucede en más de tres ocasiones. • Así mismo, los defensores de los jugadores del perímetro deben combinar salir para defender el tiro después del pase de vuelta y no salir a defenderlo. Para asegurarse de esto, el entrenador deberá mantener la norma de que perderán tres o cinco puntos si al final del ejercicio la diferencia entre las dos opciones (salir a defender o no) se produce en más de tres ocasiones. Comentarios: • El entrenador debe estar muy atento para controlar bien este ejercicio centrándose en las acciones de los defensores (anotándolas) y las decisiones de los atacantes (recompensándolas o castigándolas de acuerdo con las reglas del ejercicio). • Las exigencias y el funcionamiento de este ejercicio son complejos, por lo que, previamente, deben dominarse los ejercicios anteriores que son más sencillos.


306

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Algunas Variaciones Los mismos ejercicios (mismas decisiones, mismo criterio, mismas reglas), pueden ser organizados con algunas variaciones. • Los jugadores del perímetro pueden utilizar a un compañero o al entrenador para pasar el balón y cambiar sus posiciones (Diagrama 33).

Diag. 33

3

5

C

1

• El base (Jugador 1) puede botar hasta rebasar la extensión de la línea de tiros libres, y el alero (Jugador 3) puede cortar por detrás del poste bajo para reemplazar al base (Diagrama 34).

Diag. 34

3 5

1

• El alero (Jugador 3) puede realizar un bloqueo sobre el poste bajo (Jugador 5) para intercambiar ambas posiciones (Diagrama 35).

• Los jugadores pueden pasar el balón al poste bajo estando por encima de la extensión de la línea de tiros libres, si han recibido el balón desde debajo de esta línea y el defensor del poste bajo defiende bien en tres cuartos en el lado de la línea de fondo o totalmente por delante. Esas posiciones del defensor del poste bajo serán los estímulos-señal clave para pasar el balón del alero (por debajo de la extensión de la línea de tiros libres) al base (por encima de este línea) y entonces al poste (Diagrama 36).

Diag. 35 5

3

1

Diag. 36 5 3

1


8.

307

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

Creación de la Situación para la Toma de Decisiones Un aspecto importante que debe ser desarrollado con los jugadores jóvenes, es que sean capaces de crear las situaciones en las que se tengan que tomar las decisiones tácticas. Con este objetivo, el entrenador puede establecer reglas que favorezcan la creatividad de los jugadores. De esta forma, podrá observar como los jugadores rinden en la tarea de crear situaciones apropiadas para la toma de decisiones. Posteriormente, podrá aportar más información a los jugadores, con el fin de incrementar las opciones posibles y establecer la regla de que deben utilizarse al menos dos, tres o cuatro opciones en el ejercicio. El siguiente es un ejemplo.

Objetivo del Ejercicio: • Los jugadores deben crear la situación adecuada con el fin de tener que tomar decisiones tácticas jugando con el poste bajo.

Ejercicio: • Competición de 3 contra 3 en una canasta durante diez minutos. El equipo que consigue encestar se mantiene en ataque. Los ganadores descansan durante dos minutos y los perdedores corren sprints. • Reglas: sólo se puede anotar si el poste bajo recibe el balón mediante un pase desde debajo de la extensión de la línea de tiros libres, etc. • En lugar de comenzar el ejercicio con la misma colocación que en los casos anteriores, empezará desde el centro de la pista; entonces, los jugadores tendrán que moverse y organizarse con el fin de poder cumplir las reglas. Los diagramas 37, 38 y 39 representan algunas de las opciones que los jugadores pueden elegir. Diag. 37

3

Diag. 38

1

2

3

1

2


308

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES Diag. 39

3

1

2

• Más tarde, el comienzo del ejercicio puede ser más complejo. Por ejemplo, los seis jugadores se colocan en el centro de la pista. Durante dos-cinco segundos se mueven dando vueltas (despacio) o realizan un trabajo defensivo de pies; entonces, el entrenador pasa el balón a uno de ellos y su equipo tiene que jugar en ataque, siendo este jugador el que tiene que conducir el balón y organizar el ataque. Los tres jugadores tienen que moverse para crear la situación ofensiva que permita la toma de decisiones según las reglas del ejercicio: ✓ necesitan un poste bajo; ✓ necesitan un jugador por debajo de la línea de tiros libres que pueda pasar al poste bajo. • Los jugadores pueden utilizar diferentes opciones para crear la situación requerida por las reglas del ejercicio (recuérdense los Diagramas 37, 38 y 39). El entrenador puede influir sobre esas opciones (haciendo el ejercicio más sencillo o más difícil) estableciendo reglas adicionales como las siguientes: ✓ Los jugadores no pueden utilizar la misma opción dos veces seguidas. Si no respetan esta norma pierden el balón. ✓ No pueden utilizar al mismo jugador como poste bajo dos veces seguidas. Si no respetan esta norma pierden el balón. ✓ No pueden jugar en el mismo lado dos/tres veces seguidas. De nuevo, si no respetan esta norma pierden el balón. ✓ Deben incluir aspectos concretos: por ejemplo, tienen que realizar un bloqueo, el jugador que bota no puede hacerlo por debajo de la línea de tiros libres, etc.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

309

Comentarios: • Utilizando este tipo de ejercicios, los jugadores jóvenes mejorarán su conocimiento del baloncesto y su creatividad para construir situaciones en las que puedan ser tomadas decisiones tácticas. • Este ejercicio puede ser complementado con reglas de ejercicios anteriores respecto a las decisiones del poste bajo y los jugadores del perímetro. Por ejemplo, se pueden añadir reglas específicas para trabajar en la decisión del poste bajo entre pasar a sus compañeros o jugar para intentar anotar.

Ejercicio Práctico • Utilizando la estructura básica de 2 contra 2 o 3 contra 3, diseñe diferentes ejercicios que permitan mejorar la toma de decisiones tácticas de ataque.


310 8.4.

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

CONSTRUCCIÓN DEL JUEGO DE EQUIPO

Construir el juego de equipo es un aspecto importante cuando se trabaja con jugadores de 15-18 años. Sin embargo, los entrenadores deben entender que éste es un proceso progresivo que necesita mucho tiempo, en lugar de algo que puede ser realizado tan sólo en unas semanas. La construcción del juego de equipo debe estar muy vinculada a la mejora de los fundamentos individuales y el desarrollo de la toma de decisiones tácticas, de forma que los jugadores aprendan a interactuar con sus compañeros utilizando los recursos individuales adecuados. El desarrollo del juego de equipo debe combinar la defensa y el ataque. Ambos aspectos deben construirse simultáneamente, lo que aportará beneficios recíprocos. En general, el juego de equipo en estas edades debería abarcar los aspectos incluidos en las siguientes secciones.

Conceptos Defensivos de Equipo Posicionamiento Básico Teniendo en cuenta la posición tanto del balón como de los jugadores atacantes, el posicionamiento básico es el primer paso para organizar la defensa de equipo. Probablemente, en los años anteriores algunos de estos aspectos fueron enseñados en situaciones de 2 contra 2 o 3 contra 3, pero los jugadores, ahora, deben incluir dichas situaciones dentro de un contexto general de equipo. • Los entrenadores deben tomar la siguiente decisión: ¿qué tipo de defensa se utilizará para defender a los jugadores que estén un pase alejados del balón? ¿Negar el pase o flotar? (Diagramas 40 y 41). Diag. 40

Diag. 41

3

3

1

1

2

2

Diag. 42

• ¿Dependerá del lado en el que se encuentre el defensor?: negar el pase si se encuentra en el lado fuerte o lado del balón, y flotar si se encuentra en el lado de ayuda? (Diagrama 42).

3

2 1


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

311

• Cuando el balón se encuentre por debajo de la extensión de la línea de tiros libres, ¿cómo defenderán los jugadores el pase de vuelta al base? ¿negando? (Diagramas-43) o ¿flotando? (Diagrama-44). Diag. 43

Diag. 44

3

3

1

1

• Estas son decisiones clave para poder enseñar a los jugadores una forma o la otra, sin confundirles con mensajes ambiguos o contradictorios.

• El próximo paso podrá ser que los jugadores aprendan todas las posibles opciones, de forma que puedan utilizar la más adecuada a cada situación específica. • Sin embargo, en este momento, todavía deben aprender únicamente un sistema. Los entrenadores tienen diferentes opiniones acerca del camino a elegir para comenzar. Muchos coinciden en que es mejor empezar enseñando los movimientos que exigen un mayor esfuerzo físico y un mayor riesgo (como los que se exponen en los Diagramas 40 y 43).


312

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Sin embargo, es conveniente elegir un sistema que incluya ambas posibilidades, negar y flotar (en diferentes posiciones), de forma que los jugadores trabajen ambos fundamentos (por ejemplo, el sistema que aparece en el Diagrama 42). • Para mejorar la posición básica defensiva del equipo, son muy recomendables los ejercicios de 4 contra 4 en los que todos los atacantes jueguen como jugadores exteriores.

Ayudas Las ayudas son un aspecto esencial de la defensa de equipo. Básicamente, los jugadores deben aprender a ayudar en las siguientes situaciones: • penetraciones botando; • pases al interior de la zona; • bloqueos; • defensa del poste.

Ayuda para Defender Penetraciones Ayuda y Recuperación Los jugadores deben aprender y entrenar los fundamentos de ayudar y recuperar. Esto significa ayudar a un compañero a parar la penetración botando de su atacante, pero sin perder de vista al atacante propio, de forma que se pueda recuperar para defenderle tan pronto como el jugador con el balón agarre éste para pasarlo. Los ejercicios de ayuda y recuperación deben ser entrenados tanto desde la posición de negar el pase como desde la posición de flotar, en distintos lugares del campo (de acuerdo con la posición defensiva básica del equipo): • utilizando la negación del pase en diferentes zonas del campo (Diagramas 45, 46 y 47); Diag. 45

Diag. 46

3

1

2

1


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

313

Diag. 47

3

1

• desde la posición de flotación, también en diferentes partes del campo (Diagramas 48 y 49); Diag. 48

Diag. 49

3

1

2

1

• los jugadores interiores, desde la posición de flotación en el lado de ayuda (Diagrama 50) y desde la posición de negación del pase en el lado del balón (Diagrama 51). Diag. 50

Diag. 51

5

5 1

1

Ayudar al que Ayuda Los jugadores también deben aprender a ayudar al compañero que ha ido a ayudar a otro compañero. Esto significa estar alerta para observar el movimiento de un compañero que ayuda a defender una penetración. Puede ocurrir que este compañero, al recuperar, vaya un poco por detrás del balón, y la tarea del segundo jugador de ayuda será parar al atacante de su compañero hasta que éste recupere. Esta segunda ayuda también debe ser realizada sin perder de vista al propio atacante.


314

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Los ejercicios de 4 contra 4 son muy Diag. 52 apropiados para el entrenamiento de la ayuda al jugador que ayuda 4 3 (Diagrama 52). Uno de los atacantes penetra a canasta botando y fuerza al defensor más cercano a ayudar y recuperar. El jugador con balón pasa 1 2 al atacante libre y fuerza al siguiente defensor a ayudar al compañero que ha realizado la primera ayuda, y así sucesivamente. Los atacantes deben alejarse del balón cuando sus defensores van a ayudar, haciendo la recuperación de los defensores más difícil. Rotaciones Los jugadores deben aprender a rotar, especialmente para parar las penetraciones por la línea de fondo (Diagrama 53). Cuando un jugador penetra por la línea de fondo la ayuda debe venir del defensor más cercano del lado contrario. Este jugador intentará ayudar parando al atacante tan lejos de la canasta como le sea posible. Este defensor no puede pensar en recuperar; sólo debe centrarse en ayudar y parar al jugador con el balón. Por ello, se hace necesaria una rotación para defender al atacante que ha quedado libre al otro lado del campo. • El defensor que rota (el más cercano del mismo lado), debe estar preparado para cortar el pase al atacante que se quedó libre próximo a la canasta. Además, debe estar preparado para realizar un buen bloqueo de rebote, pues es muy posible que el atacante que penetra intente un tiro. • Los defensores que rotan y se quedan encargados de atacantes cercanos a la canasta, deben estar preparados para bloquear el rebote a jugadores más altos que ellos. • Los defensores situados por encima de la línea de tiros libres, tan pronto como ven que un jugador contrario Diag. 53 penetra por la línea de fondo, deben meterse dentro de la zona 3 4 con el fin de proteger esta área de los atacantes que cortan o intentan ganar la posición para el rebote. • Los ejercicios de 4 contra 4 son muy adecuados para entrenar las rotaciones (Diagrama-53).

1

2

Ayuda para Defender Pases Interiores Las ayudas son también importantes para parar los pases interiores a jugadores del perímetro que cortan por la zona y a los que juegan en posiciones de poste. Más tarde nos referiremos a los jugadores en posiciones de poste.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

315

• Una jugada de ataque que clara- Diag. 54 mente necesita ayuda es la «puerta atrás» (Diagrama-54). El defensor 4 3 del lado de ayuda cercano a la línea de fondo debe estar alerta y anticipar la intención del atacante con el balón. Debe ser capaz de reaccio1 nar e interceptar el pase, forzar una 2 falta de ataque (situándose en el lugar adecuado cuando el receptor esté mirando al balón) o defender al receptor muy encima tan pronto como éste reciba el balón, forzándole a hacer pasos o a realizar un mal tiro. • El compañero más cercano en el lado de ayuda debe rotar y encargarse del atacante abandonado por el compañero que ha ido a la ayuda de la «puerta atrás» (Diagrama-54). • La ayuda puede venir también de Diag. 55 los defensores que están flotando, al estar alejados un pase del balón. 2 4 Por ejemplo, en el Diagrama 55 el jugador que defiende al base (atacante-1) está flotando, alejado un pase del balón en el lado fuerte. 3 Este defensor debe estar situado en 1 una posición que dificulte un pase interior (en este ejemplo, el pase de 4 a 3) y le facilite poder anticiparse cuando el jugador con el balón intente pasar dentro de la zona. Para ello, deberá estar atento a los ojos del atacante con el balón y al propio balón.

Ayuda para Defender Bloqueos Las ayudas defensivas son también muy importantes para defender bloqueos. • En los bloqueos para el jugador con balón, es importante trabajar con los dos defensores involucrados directamente en el bloqueo (los defensores del jugador que bloquea y del que es bloqueado) para mejorar sus fundamentos defensivos. También es importante desarrollar una defensa de equipo a través de las ayudas apropiadas de los compañeros. La ayuda debe ir dirigida a parar al jugador que bota inmediatamente después del bloqueo (Diagrama-56) o a detener el pase al bloqueador (Diagrama-57). En cualquiera de los casos, puede ser necesario ayudar al jugador que ayuda o realizar rotaciones, por lo que los cinco defensores deberán estar alerta cuando el equipo atacante organice un bloqueo sobre el jugador con el balón.


316

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES Diag. 56

Diag. 57 3

3

5

5

4

4

1

1 2

2

• En los bloqueos a jugadores sin el balón, el defensor del jugador que bloquea debe ayudar a su compañero, bien dejándole espacio para pasar, negando la línea de pase hasta que haya recuperado o interponiéndose en el camino del jugador que ha sido bloqueado (Diagramas 58 y 59). Algunas veces, el jugador que ha ido a ayudar también necesita ayuda de otro compañero. Diag. 58

Diag. 59 5 3

3

5

1

4

4

2

1

2

Defensa del Poste Bajo Aunque los postes tienen sus propios defensores, la defensa del poste debe ser considerada como una responsabilidad de equipo, por lo que los jugadores jóvenes deben desarrollar este aspecto. En primer lugar, la defensa del equipo para defender al poste bajo dependerá de la forma en la que defienda el propio defensor del poste. • Si el poste bajo es defendido por detrás, la ayuda de los compañeros vendrá por delante (Diagrama-60). En este caso, el jugador que ayuda debe anticipar el pase al poste, bien para evitarlo, interceptarlo o dificultar al poste la recepción del balón.

Diag. 60 5 4

3

1

2

• Si el poste bajo recibe el balón, los defensores exteriores deben estar preparados para ayudar. Esta ayuda puede ser una «ayuda completa» (2 contra 1) o «media ayuda».


8.

317

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

• Cuando los defensores exteriores realicen un «2 contra 1» sobre el poste, éste tenderá a pasar el balón a un compañero del perímetro que vea libre. Entonces, se hará necesaria la rotación del resto de los defensores para defender a los jugadores del perímetro (Diagrama 61).

Diag. 61

• Cuando los defensores exteriores realicen una «media ayuda», se mantendrán «a medio camino» entre el poste bajo y su atacante exterior, observando a ambos y estando preparados para reaccionar en cualquier sentido (Diagrama 62).

Diag. 62

3 5

4

1 2

5 3

1

• Así, si el poste bajo decidiera pasar de nuevo al exterior, los defensores deberían reaccionar defendiendo a sus jugadores exteriores. Por el contrario, si el poste decidiera jugar 1 contra 1 buscando su propio tiro, los defensores tendrían que ayudar en el interior. En este caso, si el poste botase el balón, deberían intentar robar o desplazar el balón cuando se produzca el bote. Las ayudas deben realizarse sin hacer faltas, únicamente con el propósito de robar o desplazar el balón, o como sucederá en la mayoría de los casos, de dificultar el tiro del poste.

• Si el poste bajo es defendido completamente por delante o en tres cuartos, la ayuda debe venir de los compañeros situados en el lado de ayuda (Diagrama 63). En esta situación, si el atacante en la posición de alero no es muy fuerte jugando el 1 contra 1, la defensa

Diag. 63

5

4

3

1

2


318

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

puede negar el pase hacia el base, de forma que el alero se vea obligado a dar un pase bombeado al poste bajo. • En este caso, los defensores en el lado de ayuda deberán estar muy atentos para anticiparse al pase bombeado.

• Normalmente, la ayuda debe llegar del defensor más cercano a la línea de fondo, y hará falta una rotación para defender al atacante de este defensor (Diagrama-64).

Diag. 64

5

4

3

1 2

• Para evitar esta ayuda, algunos sistemas de ataque no sitúan un jugador en el poste bajo del lado contrario al balón. A pesar de ello, la defensa de equipo debe estar preparada para defender en esa posible situación.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

319

* Por ejemplo: la defensa podría situarse como muestra el Diagrama 65. El defensor del poste alto (atacante-4) se queda a medio camino entre su atacante y el poste bajo, de forma que pueda reaccionar en ambas direcciones. Este defensor debe aprender a anticiparse a la intención del jugador con el balón, y reaccionar tan pronto como le sea posible, bien sea en ayuda del poste bajo o en la defensa de su atacante si es que éste recibe el balón. Así mismo, el defensor del base situado por encima de la línea de tiros libres (atacante-1) debe estar pendiente de un posible pase al poste alto tapando la línea de pase, ayudando así a su compañero mientras éste ayuda al poste bajo. Diag. 65

5 3

4

2

1

Hablar en Defensa Este es un aspecto muy importante en la construcción de la defensa de un equipo. Desgraciadamente, muchos entrenadores se dan cuenta de ello pero no trabajan para desarrollar este apartado. Hablar en defensa es esencial para que los defensores puedan comunicar los aspectos más relevantes, tales como bloqueos, cortes, ayudas, tiros, etc. Sin embargo, no es suficiente decirles a los jugadores que tienen que hablar. El entrenador debe especificar las situaciones en las que hablar se hace imprescindible, decidir las palabras que deben decirse en cada momento y especificar qué jugador debe decir esas palabras. Los jugadores no deben utilizar frases largas. Por el contrario, necesitan frases cortas y «palabras clave» cuyo significado sea entendido por todo el equipo. Por ejemplo: «bloqueo a la izquierda» debe ser suficiente para alertar a todos los compañeros sobre esa situación. Todas las «palabras clave» deben utilizarse durante los entrenamientos como un objetivo más en el que hay que mejorar. * Por ejemplo: el entrenador diseña un ejercicio de 4 contra 4 con el fin de entrenar conceptos defensivos de equipo. En este ejercicio debe incluir no sólo los movimientos correctos, sino también las «palabras clave» relevantes. También puede utilizar un sistema de recompensas con el fin de reforzar la utilización de las «palabras clave». Por ejemplo, cada vez que un jugador utilice correctamente una palabra clave en la situación adecuada, su equipo conseguirá un punto extra.


320

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ejercicio Práctico • Haga una lista de «palabras clave» que pueda incluir en su defensa de equipo, especificando la situación exacta en la que se vaya a utilizar cada palabra y el jugador responsable de decirla.

Defensa de Zona Los jugadores de 15-18 años tienen que aprender a jugar utilizando la defensa de zona. A los 15-16 años será suficiente comenzar con una formación de zona sencilla (2-1-2 o 2-3) para enseñar a los jugadores a adaptar los fundamentos defensivos a una estructura de zona. En esas edades, 2-1-2 o 2-3 son las disposiciones más recomendables por las siguientes razones: • son muy sencillas, por lo que los jugadores asimilan los movimientos básicos muy rápidamente; • tienen la misma estructura (cuatro jugadores exteriores) que la recomendada para desarrollar la defensa de equipo (recuérdense las situaciones de 4 contra 4 mencionadas anteriormente) por lo que los jugadores pueden aplicar más fácilmente todos los conceptos defensivos; • son las formaciones más habituales, por lo que el equipo puede utilizarlas para mejorar tanto el ataque como la defensa.

Puntos Clave En esta etapa, el aspecto más importante es que los jugadores entiendan que defender en zona no significa realizar menos esfuerzo o tener menos responsabilidad individual. La función del entrenador no es sólo enseñar los movimientos básicos de la zona, sino señalar claramente las responsabilidades específicas de cada posición. • ¿Quién debe salir a defender al jugador con el balón? • ¿Quién debe parar las penetraciones desde cada posición? • ¿Quién debe ayudar y recuperar? • ¿Quién debe ayudar al jugador que ha ayudado? • ¿Quién debe rotar? • ¿Quién debe tapar las líneas de pases interiores en cada posición? • ¿Quién debe ayudar dentro de la zona si el poste alto recibe el balón?


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

321

• ¿Quién debe parar los cortes desde cada posición? • ¿Quién debe defender cada tiro? • ¿Quién debe bloquear el rebote defensivo? En primer lugar, estas preguntas deben ser respondidas por el mismo entrenador. Después, éste debe explicar con claridad a los jugadores qué deben hacer en cada una de estas situaciones. Además, el entrenador debe observar el funcionamiento individual de cada jugador y detectar las deficiencias individuales para corregirlas.

Conceptos Específicos La tarea del entrenador cuando enseña una defensa de zona, es adaptar los conceptos defensivos conocidos a la estructura de zona. No obstante, debe trabajar específicamente en los siguientes aspectos: • Los jugadores situados en la primera línea de la zona deben decidir quién defiende al base con el balón, puesto que, probablemente, este jugador estará en el medio de los dos defensores (Diagrama-66).

Diag. 66

• Entonces, el defensor situado detrás del que salga a parar al jugador con el balón, deberá estar muy atento y moverse ligeramente hacia delante, puesto que, probablemente, el pase vaya hacia su lado (Diagrama-66). • El entrenador tiene que establecer el límite entre el espacio en el que el alero atacante debe ser defendido por el defensor de la primera línea, y el espacio en el que este jugador debe ser defendido por el jugador de detrás. * Por ejemplo: el entrenador puede establecer este límite como una línea imaginaria desde la parte de abajo del semicírculo discontinuo de la zona (Diagrama 67). Por encima de esta línea imaginaria, el defensor de la primera línea sería el responsable de defender al alero, y por debajo de esta línea, el responsable sería el defensor de detrás. Diag. 67


322

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Esto significa que si el pase va a un alero que está por encima de esa línea imaginaria, el defensor de detrás deberá ayudar hasta que su compañero de delante llegue, y cuando éste llegue, deberá recuperar su posición. Así mismo, el defensor del centro ayudará al defensor de detrás, y el otro defensor de la primera línea cerrará el pase interior al área del poste alto (Diagrama-68). • Así, mientras los dos defensores del lado del balón juegan abiertos (el defensor de la primera línea debe llegar a su nueva posición viniendo desde arriba y el defensor de detrás tiene que ayudar a su compañero), el defensor del centro y el defensor de la primera línea en el lado de ayuda deben cerrar las líneas de pases interiores (Diagrama-69). • Por el contrario, si el pase desde el base al alero llega por debajo de la línea establecida, será el defensor de atrás el responsable de defender al alero, y el jugador de la primera línea se cerrará para tapar las líneas de pases interiores (Diagrama-70). • Cuando el balón regrese desde el alero al base, hay dos posibilidades: ✓ Si es el defensor de detrás el que está con el alero con el balón, el jugador de la primera línea del lado del balón será quien salga a defender al base (Diagrama-71). ✓ Si es el defensor de la primera línea el que está con el alero con balón, será el otro defensor de la primera línea quien salga a defender al base que recibe el balón. En este caso, el defensor que estaba con el alero deberá moverse con rapidez para tapar las líneas de pases interiores (Diagrama-72).

Diag. 68

5

2

1

Diag. 69

2

Diag. 70

2

1

Diag. 71

2

1

Diag. 72

2

1


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

323

• Los jugadores tienen que aprender a anticipar el siguiente pase del ataque, de forma que estén preparados para moverse con rapidez tan pronto como el balón haya abandonado las manos del pasador. • Los jugadores tienen que acordarse siempre de que es fundamental moverse a la vez que el balón en lugar de detrás de él. • Los jugadores deben aprender a moverse con los movimientos de pies más adecuados, siempre mirando simultáneamente al balón y al jugador atacante que podría ser su próxima responsabilidad. • Cuando los jugadores van de una posición a otra, es importante que aprendan a utilizar los brazos con el fin de tapar las posibles líneas de pase, puesto que la mayoría de los pases peligrosos se dan mientras los defensores están en movimiento. De esta forma, se conseguirá retrasar los pases hasta que estén colocados. • Esto es especialmente importante para el defensor que sale a defender al jugador con el balón, y también para el defensor que tras defender al jugador con el balón en el exterior, se desplaza hacia el interior para tapar las líneas de pases interiores. El entrenador debe estar muy alerta con este último, puesto que los jugadores jóvenes tienden a retroceder tarde. • El jugador que defiende al atacante con el balón, es el responsable de parar a este jugador en sus posibles penetraciones botando. Los compañeros más próximos a él son los responsables de ayudarle en caso de que esto suceda. • Los jugadores en el lado de ayuda deben aprender a parar los cortes de los atacantes, interponiendo su cuerpo en el camino del atacante que corta, de forma que el corte no se realice por la vía más conveniente para recibir el balón. • Los defensores situados en la línea de atrás, deben situarse por delante del poste bajo (no quedarse detrás). También deben vigilar el corte del poste bajo hasta el centro de la zona, lugar en el que el otro defensor de la línea de atrás se encargará de él. El defensor del centro debe cubrir, tanto como le sea posible, las líneas de pase a los postes bajos. También debe ayudar a sus compañeros de la línea de atrás cuando sea necesario. • El defensor del centro y los dos defensores de la línea de atrás, deben bloquear el rebote en las posiciones cercanas a la canasta. Los defensores de la primera línea, deben bloquear el rebote en la zona del poste alto tantas veces como les sea posible.

Ejercicios Todos estos conceptos deben ser desarrollados progresivamente a través de los ejercicios adecuados, utilizando un método de enseñanza global y por partes. Es decir, combinando ejercicios en los que se practique la defensa de zona globalmente (5 contra 5) con ejercicios en los que se entrene únicamente una parte de la defensa.


324

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Por ejemplo: Un ejercicio para entrenar los movimientos de los dos jugadores de la primera línea (Diagrama 73). Los aleros atacantes se mueven entre ambos lados de la línea imaginaria señalada anteriormente. No pueden ni tirar ni penetrar si están por debajo de esa línea. Ninguno de los atacantes puede tirar hasta que se hayan dado al menos cuatro pases. Los defensores de la primera línea deben moverse de acuerdo con los conceptos defensivos explicados anteriormente. • Ejercicio en el que se entrenan los movimientos de los defensores de un mismo lado, tanto de la primera línea como de la línea de atrás (Diagrama 74).

Diag. 73

3

2 4

1

Diag. 74

2

1

Diag. 75

• El siguiente ejercicio incluye al defensor de la primera línea del lado de ayuda (Diagrama 75). 2 4

1

• Este ejercicio incluye a los cuatro defensores exteriores (Diagrama 76).

Diag. 76

3

2 4

1

• Ejercicio con los defensores del lado del balón más el defensor del centro (Diagrama 77). • Ejercicios de 5 contra 5 para entrenar la totalidad de la defensa de zona. Todos estos conceptos deben ser convenientemente desarrollados durante el período de los 15-16 años de edad.

Diag. 77 5

2 4

1


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

325

Después, durante el período de los 17-18 años, deben ser mejorados. Así mismo, durante este último período, los entrenadores pueden enseñar otras formaciones de defensa de zona, tales como 1-3-1, 1-2-2, 3-2, zonas de ajuste (match-up) y zonas mixtas como «caja y uno» (box and one), «rombo y uno» (diamond and one) y «triángulo y dos» (triangle and two).

Defensa Presionante En general, en estas edades los entrenadores no deberían dedicar mucho tiempo al desarrollo específico de las defensas presionantes. En el trabajo con jugadores de 15-16 años, el entrenador puede practicar la defensa presionante individual, utilizando los conceptos defensivos básicos del equipo (ayuda y recuperación, rotaciones, etc.) y, por supuesto, los fundamentos básicos individuales. En esta etapa, el entrenador no debería restarle tiempo de entrenamiento a otros contenidos del baloncesto que ahora tienen mayor prioridad. Por ello, será suficiente, de momento, la defensa presionante individual como una oportunidad para trabajar los fundamentos defensivos, sin dedicar tiempo a la mejora de aspectos específicos. Posteriormente, con jugadores de 17-18 años, estos aspectos específicos podrán ser entrenados más concretamente.

Posiciones y Movimientos El entrenador puede organizar ejercicios para mejorar el posicionamiento y los movimientos de todos los jugadores, dedicando una atención especial a los jugadores alejados del balón (Diagrama 78). • En este caso, el jugador más atrasado deberá situarse hacia la línea vertical imaginaria que atraviesa el campo de canasta a canasta (Diagrama 78), de forma que pueda ver simultáneamente al balón y a su jugador atacante. • Así mismo, cuanto más alejado del balón se encuentre este jugador, mayor distancia tendrá que existir entre él y su atacante. Esta distancia se irá reduciendo según se vaya aproximando el jugador con el balón (Diagrama 79), aunque a menor velocidad, de forma que en algún momento el defensor pueda «saltar» sobre el jugador con el balón (Diagrama-80).

Diag. 78

1

4

3


326

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES Diag. 79

Diag. 80

1 1

4

4

• Los defensores alejados del balón deben estar listos para reaccionar a un pase largo, de forma que puedan interceptar el balón o, al menos, estar allí para defender al jugador que reciba el pase. Deben aprender a anticiparse a los pases largos y correr rápidamente hacia atrás sin perder de vista el balón y tan pronto como éste salga de las manos del pasador. • Estos defensores deben aprender a cambiar su posición cada vez que lo hagan el balón o los atacantes. • Es importante, también, que anticipen el movimiento del balón y estén preparados para ayudar y rotar. • Así mismo, deben entrenar el parar a su atacante cuando corte hacia el balón, puesto que ésta puede ser una estrategia del ataque.

Dos contra Uno El entrenador también puede trabajar para desarrollar la técnica y la estrategia del 2 contra 1. ¿Dónde se debe realizar el 2 contra 1? ¿Quién debe realizarlo? ¿Cómo se debe realizar? * Por ejemplo: si el defensor del jugador que bota el balón es capaz de detenerle, el 2 contra 1 lo podrá realizar otro defensor viniendo por detrás (Diagrama 81), pero si el atacante con el balón ha superado a su defensor, el 2 contra 1 deberá realizarse viniendo desde el frente (Diagrama 82).


8.

327

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

Diag. 81

Diag. 82

1 1 2 2

• Cuando los dos jugadores realicen el 2 contra 1, deberán asegurarse de que el jugador con el balón no pase por el medio de ambos. Es importante realizar ejercicios para desarrollar esta habilidad. • Los jugadores deben aprender a realizar el 2 contra 1 sin cometer faltas (es un error muy habitual en jugadores jóvenes hacer faltas cuando realizan el 2 contra 1). • Una vez que el jugador con el balón ha dejado de botar, el propósito de los jugadores que realizan el 2 contra 1 no debe ser robar el balón, sino forzar un mal pase o una violación de los segundos. En esta situación, los defensores no necesitan tocar al atacante, sino tapar las líneas de pase con sus brazos, de forma que el pase sea difícil.


328

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Los otros tres defensores deben aprender a rotar para sacar ventaja del 2 contra 1 realizado por sus compañeros.

Diag. 83

1

Otros Aspectos

2

• El entrenador debe también decidir, y trabajar en ello, sobre lo que harán los jugadores en el caso de que el otro equipo utilice bloqueos. En general, cambiar en los bloqueos es una buena estrategia en la parte delantera del campo, e incluso algunas veces en la parte trasera. Cualquiera que sea la estrategia 3 que el entrenador decida, los jugadores deben desarrollar este aspecto a través de ejercicios específicos. • Si se trata de un equipo de jugadores de 17-18 años, el entrenador debe decidir si incluye defensas presionantes específicas, tales como: «saltar y cambiar» o defensas presionantes en zona en diferentes lugares del campo (medio campo, todo el campo, etc.). Obviamente, el entrenador debe evaluar si los jugadores están preparados para realizar estas defensas, ya que si no lo están, sería una pérdida de tiempo y esfuerzo intentar realizarlas en lugar de mejorar conceptos defensivos que serán más necesarios. En cualquier caso, no es aconsejable tratar de realizar diferentes tipos de defensa presionante, pues esta medida, probablemente, confundiría a los jugadores jóvenes.

Estrategia Defensiva Avanzada Con jugadores de 17-18 años, el entrenador debe continuar fortaleciendo los fundamentos defensivos individuales, así como los conceptos básicos de la defensa de equipo. Además, si el equipo está preparado, debe trabajar en aspectos defensivos más complejos, tales como defensas presionantes, zonas mixtas, etc. Y también combinaciones defensivas que puedan formar parte de la estrategia defensiva del equipo. * Por ejemplo: podría trabajar diferentes formas de defender la situación del jugador alejado un pase del balón (negar o flotar) y enseñar a sus jugadores a utilizar cada alternativa dependiendo de la estrategia defensiva global de cada partido.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

329

* La misma situación podría plantearse en relación con la defensa del poste. Si los jugadores desarrollan diferentes formas de defender al poste, pueden aprender a combinarlas dependiendo de las circunstancias. Así, por ejemplo, el entrenador podría decidir jugar un partido defendiendo al poste bajo por detrás y cambiar el tipo de defensa en el descanso o en un tiempo muerto. * El entrenador también puede enseñar a su equipo a utilizar defensas alternativas; es decir, a cambiar de defensa individual a defensa de zona o viceversa, o a alternar diferentes tipos de zona. Por ejemplo: puede entrenar para cambiar a zona 2-1-2 después de un tiro libre o en los saques de banda o de fondo. Este tipo de aprendizaje debe ser parte de la formación de los jugadores de baloncesto de 17-18 años. Sin embargo, es obvio que será un objetivo muy difícil si los jugadores no han seguido el apropiado proceso de aprendizaje progresivo en los años anteriores. Así pues, el entrenador de jugadores de 17-18 años tiene que realizar un análisis realista de las capacidades actuales de sus jugadores, con el fin de decidir el grado de dificultad y de estrategia defensiva para los que están preparados. Probablemente, necesitará dedicar gran parte del tiempo a la mejora y fortalecimiento de los conceptos básicos individuales y de equipo, y sólo en algunos casos podrá dedicar algo de tiempo a aspectos más complejos relacionados con la estrategia defensiva avanzada.

Contraataque y Transición Los jugadores de baloncesto deben jugar al contraataque desde el inicio de su trayectoria. Los entrenadores no deben impedir que los jugadores jóvenes jueguen al contraataque, porque les resulta divertido y les ayuda a mejorar muchos de los fundamentos del baloncesto. En el período de 15-16 años, los fundamentos del contraataque deben ser evaluados por el entrenador, quien deberá trabajar para mejorar todas las deficiencias que pueda encontrar. Los siguientes son algunos aspectos que habitualmente necesitan ser mejorados.

Primer Pase de Contraataque El entrenador puede encontrar problemas como que el reboteador se gire incorrectamente hacia la línea lateral (utilizando una posición del cuerpo de poco equilibrio o equivocada, o una posición del balón incorrecta) o que los aleros se abran tarde o incorrectamente para recibir el balón (área incorrecta, mala posición del cuerpo). • El jugador que coge el rebote debe girarse hacia la línea lateral del mismo lado en el que agarró el balón, de cara a la esquina más cercana del campo. Debe


330

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

girarse levemente en el aire antes de llegar al suelo, de forma que caiga en la posición correcta y rápidamente consiga dar el primer pase de contraataque. Un buen equilibrio al caer al suelo, resulta crucial para poder dar un buen pase. Los jugadores jóvenes diestros, suelen tener problemas para realizar el giro adecuado en el lado izquierdo (puesto que, desde este lado, el primer pase, en la mayoría de los casos, se tendría que dar con la mano izquierda) y lo contrario sucede con los jugadores zurdos. El reboteador debe caer en el suelo con el balón protegido correctamente y alejado de los reboteadores atacantes. Extendiendo sus brazos debe encontrar una línea de pase libre para dar el primer pase del contraataque. El base debe de ir a la posición adecuada cercana a la línea lateral, justo en el momento en que observe que su compañero agarra el balón en el aire. El entrenador debe decidir la posición en la que quiere que se reciba ese primer pase. Habitualmente se acepta que sea en la extensión de la línea de tiros libres. Algunos bases jóvenes tienden a acercarse al reboteador para «quitarle» el balón. Esto reduce las posibilidades del contraataque, puesto que es importante ganar algunos metros con el primer pase. Así pues, el base debe moverse hacia la extensión de la línea de tiros libres con su espalda hacia la línea lateral y esperar el pase. Sólo si no existe una línea de pase libre hacia esa posición, podrá moverse hacia la línea de fondo o hacia el centro para recibir el pase. Existen algunos ejercicios específi- Diag. 84 cos para mejorar todos los aspectos involucrados en el primer pase del contraataque. Primero sin oponentes. Después con un defensor sobre C el reboteador (Diagrama 84). Y más tarde, añadiendo un defensor sobre el base receptor.

Juego del Base Algunos bases jóvenes necesitan mejorar sus habilidades cuando reciben el primer pase después del rebote. Dos errores habituales son: girarse, quedándose de cara a la línea lateral, lo que supone la pérdida de visión del campo completo y botar el balón tan pronto como lo reciben sin mirar hacia delante (algunos bases miran a la vez que botan el balón). • Los bases deben aprender a girarse para recibir el balón con su espalda hacia la línea lateral. A la vez que se giran, deben levantar la cabeza para tener una visión amplia de todo el campo, de forma que puedan conocer rápidamente cuál es la situación del juego y decidan entre pasar a algún compañero que tenga una clara posición de ventaja, botar rápidamente hacia el centro de la pista o parar el contraataque. • Este rápido análisis debe ser realizado sin botar el balón, tomándose un segundo para mirar y decidir.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

331

• Cuando el base bote hacia el centro, convendrá que aprenda a utilizar un bote largo para comenzar, utilizando la mano más alejada a la línea lateral (muchos bases jóvenes sólo utilizan su mejor mano, perdiendo oportunidades de contraataque cuando ésta no es la apropiada). Obviamente, todas las habilidades de los bases deben ser definidas y mejoradas cuando sea necesario. Por ejemplo, la habilidad de botar y pasar, las decisiones para finalizar el contraataque, etc.

El Reboteador llevando el Balón Este es un recurso muy valioso que puede ser mejorado con los jugadores jóvenes, de forma que cuando cojan un rebote largo o vean que el carril central se encuentra libre, puedan salir botando rápidamente y desarrollar, así, el contraataque. Los entrenadores deben tener paciencia para desarrollar este recurso, puesto que los jugadores jóvenes altos cometerán muchos errores al principio. Sin embargo, los beneficios futuros hacen que esta inversión merezca la pena.

Corriendo el Contraataque Muchas veces, los equipos de jóvenes no realizan el contraataque porque los jugadores no empiezan a correr en el momento oportuno. Un error habitual es esperar hasta que el base haya recibido el primer pase, pero entonces suele ser demasiado tarde para correr. • Los jugadores que no han cogido el rebote ni esperan el primer pase, deben correr hacia delante a toda velocidad, tan pronto como comprueben que su compañero ha atrapado el rebote. Lo primero que deben hacer es correr rápidamente por el primer carril que esté libre sin mirar el balón. Después, a la altura del medio campo, deben girar su cabeza para ver el balón. • En general, deben tomar el carril libre más cercano a la línea lateral más próxima. Si el más cercano no está libre, deben ir por el otro carril lateral, y si éste tampoco está libre, deben correr por el carril central por delante o por detrás del base (obviamente éste último aspecto dependerá de la estructura de contraataque que el entrenador haya designado para su equipo).

Finalización del Contraataque El entrenador debe decidir cómo quiere que su equipo finalice el contraataque y trabajar este aspecto con sus jugadores.


332

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Los equipos con jugadores de 15-16 años, deben tener finalizaciones de contraataque sencillas, situaciones fáciles de superioridad (1 contra 0, 2 contra 1, 3 contra 1, 3 contra 2, 4 contra 2, 4 contra 3), manteniendo a los jugadores en sus propios carriles (Diagramas 85 y 86). Diag. 85

Diag. 86

3 2

3

2

4

4

1 1 5

5

• Los equipos con jugadores de 17-18 años, pueden desarrollar movimientos de transición más complejos, para unir el contraataque al ataque posicional (como ejemplo véanse los Diagramas 87 y 88). Diag. 87

Diag. 88

2 4

3

2

1

5 4

1

5

3


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

333

Contraataque Después de un Robo de Balón Muchos contraataques comienzan a partir del robo de un balón. Por lo tanto es importante organizar y entrenar esta situación. • Si el jugador que roba el balón está en una posición ventajosa, debe botar rápidamente hacia la otra canasta. • Si no está en posición ventajosa, puede tomarse un segundo para levantar la cabeza y evaluar cómo están posicionados los restantes jugadores; después, tendrá que decidir entre pasar a un compañero, botar hacia delante o parar el contraataque. • Los otros cuatro jugadores deben moverse rápidamente. El base debe buscar una línea de pase libre mientras se desplaza hacia la línea lateral más cercana al balón. Los otros tres compañeros deben correr ocupando los carriles libres. El entrenador puede utilizar muchos ejercicios defensivos para entrenar el contraataque después del robo de balón. También puede organizar ejercicios específicos. * Por ejemplo: 3 contra 3, 4 contra 4, o 5 contra 5. Todos los jugadores situados en un lado de la pista, colocados por el entrenador en el lado del balón o en el lado de ayuda. El entrenador realiza un mal pase o lanza el balón al suelo. Los defensores deben organizar rápidamente el contraataque.

Ejercicio Práctico • Organice tres ejercicios que sirvan para entrenar aspectos específicos de la defensa y el contraataque cuando se roba el balón.

Ataque contra Defensa Individual El ataque del equipo, tanto contra defensa individual como contra defensa de zona, debe estar muy relacionado con el desarrollo de las decisiones tácticas ofensivas y los fundamentos individuales ofensivos. Es un error muy habitual de los entrenadores que trabajan con jugadores de 15-18 años, enseñar una serie de sistemas de ataque que los jugadores aprenden como autómatas. Esto significa que los jugadores quizá sabrán dónde tienen que moverse, pero no dominarán las decisiones tácticas y los fundamentos técnicos que conlleva cada movimiento, siendo el resultado una mala realización del ataque. Así, por ejemplo, puede ocurrir que un equipo de 15-16 años tenga un buen sistema de ataque que incluya bloqueos, pero que los jugadores no sean capaces de realizar tales bloqueos adecuadamente (paradas incorrectas, mal equilibrio del cuerpo, movimientos en falta, decisiones erróneas, etc.). O que un equipo de 17-18 años tenga


334

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

un buen sistema de ataque incluyendo el juego con el poste bajo, pero que sus jugadores no sean capaces de ver y realizar satisfactoriamente los pases interiores necesarios. Todo esto resulta evidente, pero muchos entrenadores continúan dedicando gran parte de su tiempo de entrenamiento a la enseñanza de sistemas ofensivos que sus jugadores no son capaces de realizar correctamente. Teniendo esto en cuenta, los entrenadores deben decidir qué tipo de ataque puede ser el más apropiado para su equipo. A modo de ejemplo, algunas ideas serán explicadas en los siguientes apartados.

Ataque Básico para Equipos de 15-16 años Con un equipo de jugadores de 15-16 años, puede ser adecuado organizar un ataque con cuatro jugadores exteriores de cara a la canasta y tan solo un jugador jugando de espaldas. Más aún, es recomendable que ningún jugador se limite a jugar de espaldas, de forma que todos aprendan a jugar de cara a la canasta y algunos (si es posible todos excepto los más bajos) aprendan a jugar de espaldas a la canasta. ¿Por qué? • Todos los jugadores necesitan suficientes oportunidades para jugar de cara a la canasta, de forma que puedan mejorar todos sus fundamentos ofensivos. A esta edad, estarán comenzando a aprender a jugar de espaldas, por lo que son necesarias menos ocasiones para entrenar en esta posición. • Los jugadores necesitan más espacio para conseguir penetrar a canasta, así como más espacio dentro de la zona para jugar en la posición del poste. • Utilizando este esquema, los jugadores tendrán suficientes oportunidades para desarrollar decisiones tácticas básicas. • Organizar la defensa de un equipo con una estructura de 4 contra 4 jugadores exteriores, resulta excelente a esta edad. Un ataque con cuatro jugadores exteriores ayudará a construir la defensa del equipo y, a su vez, se beneficiará de una buena defensa. Como ejemplo, los diagramas 89 y 90 muestran una organización que puede ser apropiada para jugadores de 15-16 años. Como se puede observar en el diagrama 90, esta organización permite desarrollar un juego de 3 contra 3 con un poste bajo y bloqueos sobre un jugador sin balón, así como otras opciones que pueden ser añadidas progresivamente (por ejemplo bloqueo y continuación). Diag. 89

3

Diag. 90

4

5

2

1

3

4

5

2

1


8.

335

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

Algunas reglas se pueden establecer para favorecer las opciones de este movimiento. • Cada vez que un jugador en la posición de uno de los bases, pasa el balón a un lado, debe ir a bloquear a todos los jugadores exteriores del lado contrario (Diagramas 91 y 92). Diag. 91

Diag. 92

3

5

4

2

3

2

1

• Posteriormente, otra opción puede ser añadida: cuando el base situado en el lado contrario al poste bajo, pasa el balón al alero, debe ir a bloquear al poste; y entonces sus compañeros exteriores deben rotar para reemplazarle (Diagrama 93).

5

4

1

Diag. 93

3

4

5

2 • Cada vez que un jugador en la 1 posición de base, no puede recibir el balón porque está bien defendido, debe ir a bloquear a todos los jugadores exteriores del lado contrario al balón (Diagrama 94).

Diag. 94

3

5

4

2

1

Gracias a estas reglas, las posiciones y los movimientos de los jugadores proporcionan muchas opciones que deben ser desarrolladas mediante un trabajo específico de toma de decisiones tácticas y fundamentos individuales ofensivos. • El alero situado en el lado del poste, puede utilizar al poste para desmarcarse (Diagrama 95). El alero en el lado contrario, puede intentar jugar una puerta atrás si su defensor le defiende negándole el pase (Diagrama 96).


336

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES Diag. 95

Diag. 96 1

3

3 4

4

5

2 5

• Los jugadores pueden utilizar el cambio de dirección con cambio de velocidad para conseguir buenos pases (Diagrama 97).

1

2

Diag. 97 3 5

4

2

1

• Los bloqueos a los jugadores sin Diag. 98 balón ofrecen muchas oportunida3 des. Por ejemplo, en el Diagrama 98 5 4 el jugador que es bloqueado (nº 5), finta un movimiento hacia la canasta para atraer la atención de su defensor, alejándole del blo2 1 queo. Sin embargo, ve y aprovecha la oportunidad de cambiar de velocidad para recibir el balón cerca de la canasta (Diagrama 98). • Otro ejemplo puede ser el que obser- Diag. 99 vamos en el Diagrama 99. En este 2 1 caso, el bloqueador (nº 5) saca ven4 taja de un cambio defensivo. Al observar el cambio, pivota y da un paso hacia el interior de la zona para recibir el pase de su compañero. 3 5 • Igual que en el ejemplo anterior, si la defensa cambia para defender los bloqueos, los jugadores atacantes deben aprender a sacar ventaja de ello teniendo en cuenta los desajustes de altura que se puedan producir al realizar el cambio. Así, los jugadores con ventaja en altura deben aprender a situarse en el poste y los jugadores con desventaja a situarse en el exterior.


8.

337

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

• Estos movimientos ofrecen muchas oportunidades de jugar 1 contra 1, por lo que los jugadores pueden desarrollar las decisiones tácticas y los fundamentos del 1 contra 1. • También ofrecen la oportunidad de jugar contra una defensa de ayuda y recuperación. Así, cada vez que un jugador bota y penetra hacia la canasta, si se encuentra con la ayuda de otro defensor debe aprender a buscar a su compañero libre para pasarle el balón.

Conceptos Avanzados para Jugadores de 17-18 años Con jugadores de 17-18 años se pueden introducir otros conceptos más avanzados. A esta edad, los jugadores pueden aprender a jugar con dos jugadores interiores (ya sean dos postes bajos, dos postes altos o un poste bajo y un poste alto). A modo de ejemplo, estos jugadores pueden jugar con movimientos que incluyan conceptos como los siguientes. • Bloqueo para el que ha bloqueado (Diagramas 100 y 101). En este caso, el jugador que bloquea es inmediatamente bloqueado por otro compañero, de forma que el jugador con balón tiene dos opciones de pase consecutivas. Diag. 100

Diag. 101

4

2

4

3

3

2

5

1

5

1


338

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Bloqueos en serie para un tirador Diag. 102 (Diagramas 102, 103 y 104). Se trata de dos o tres bloqueos seguidos 4 5 3 que permitan a un tirador quedarse libre y recibir un pase para tirar o jugar un 1 contra 1. Los bloqueadores deben aprender también a pedir el pase para ellos si los defen1 2 sores cambian o ayudan. El jugador bloqueado debe aprender a «leer» la defensa, de forma que pueda sacar ventaja de cada situación. Diag. 103

Diag. 104 2

4

3

3 4

2

5

5

1 1

• Dobles bloqueos (Diagramas 105, 106 y 107). Dos jugadores se sitúan juntos para realizar un bloqueo. Deben aprender a «leer» la defensa, de forma que puedan pedir el pase cuando sus defensores ayuden o cambien.

Diag. 105

3 2

4

5

1

Diag. 106

Diag. 107 4

4

5

3 2

5

3

2

1

1

• Bloqueos ciegos (Diagramas 108 y 109). El bloqueo viene desde detrás del defensor, sin que éste pueda ver al bloqueador. Este bloqueo es eficiente para bloquear a defensores cuya atención esté muy centrada en lo que suce-


8.

339

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

de delante de ellos sin estar alerta respecto al bloqueo. Por ejemplo, para bloquear a defensores de jugadores que acaban de pasar el balón (Diagrama 108) o defensores que están negando el pase (Diagrama 109). Diag. 108

Diag. 109

5 4

4

3

3 1

5 2

2 1

• Bloqueo y continuación con un Diag. 110 triángulo en el lado de ayuda (Diagrama 110). Los jugadores ya 3 deben saber jugar el bloqueo y con5 tinuación. Ahora pueden hacerlo añadiendo un triángulo en el lado 4 2 de ayuda (lado contrario al del blo1 queo). Así los dos jugadores que realizan el bloqueo y la continuación (1 y 4) tendrán más espacio libre. Si se produce una ayuda desde el lado contrario, el jugador con el balón podrá pasar a su compañero libre. Esta situación hace que las ayudas defensivas sean muy difíciles, pero los atacantes tienen que dominar todas las decisiones a tomar y los fundamentos involucrados en esta situación del juego. • Cortes sobre el poste alto (Diagramas 111 y 112). Los bases pueden cortar sobre el poste alto inmediatamente después de que el balón haya pasado debajo de la extensión de la línea de tiros libres, y antes de que los defensores se muevan y floten. El «timing» es muy importante en este movimiento, especialmente si el jugador que corta viene del lado de ayuda (como en el Diagrama 112). Este corte puede facilitar dos oportunidades de pase: una al jugador que corta y otra al poste alto si da un pequeño paso hacia fuera. Diag. 111

Diag. 112

4

3

3 4 5 1

1

2


340

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

• Juego de 1 contra 1 (Diagramas 113 y 114). En este caso, un jugador tiene mucho espacio para jugar 1 contra 1. Debe jugar para conseguir una canasta por sí mismo, pero en el caso de que se encuentre con la ayuda de otros defensores, debe estar atento para pasar el balón a su compañero libre. Diag. 113

Diag. 114

3

3

1 4

5

5

2

4

1

2

De la misma forma, los compañeros sin el balón deben aprender a desmarcarse cuando sus defensores se desplacen para ayudar. Si la defensa ayuda utilizando defensores del interior y se mueven defensores del exterior para ayudar a éstos, los atacantes del interior (4 y 5) pueden bloquear a los defensores exteriores para evitar que recuperen, creándose, así, una buena oportunidad de pase a los atacantes exteriores (1 y 3) (Diagrama 115).

Diag. 115

5

3

4 2

1

Obviamente, no es necesario ni conveniente que el entrenador enseñe todos estos movimientos a sus jugadores de 17-18 años. El entrenador debe seleccionar algunos de ellos para incrementar el conocimiento de los jugadores, teniendo en cuenta el número de «jugadas» que los jugadores son capaces de asimilar. Los entrenadores deben tener presente que no es suficiente memorizar los movimientos, sino que los jugadores deben entender su significado, dominar las decisiones y los fundamentos involucrados y entrenar lo necesario como para ser capaces de realizar su cometido de forma eficiente.

Ataque Contra Zona La misma filosofía se debe aplicar en el ataque contra defensas en zona. A la edad de 15-16 años, los jugadores deben desarrollar algunos conceptos de equipo para atacar la zona, dominado las decisiones y fundamentos involucrados. Más tarde, a la edad de 17-18 años, este proceso de aprendizaje debe ser completado añadiendo otros conceptos. Los aspectos más básicos para el ataque contra zona se resumen en los siguientes apartados.

Mover a los defensores fuera de sus posiciones Este es un concepto básico que debe ser enseñado a los jugadores en primer lugar.


8.

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

• El base con el balón debe desplazarse a una posición en la que obligue a uno de los defensores de la primera línea a salirse de su posición en la zona (Diagrama 116).

341

Diag. 116

5

2

• Entonces, el base con el balón podrá sacar ventaja de esta situación pasando el balón al alero de ese mismo lado (Diagrama 116).

1

• El compañero en la posición de alero, debe situarse en una posición en la que obligue al defensor de la línea de atrás a salirse de su posición en la zona cuando reciba el pase del base (Diagrama 116). • El poste bajo debe moverse a una posición en la que obligue al defensor del centro de la zona a salirse de su posición para ayudar al defensor de la línea de atrás (Diagrama 116). Algunos equipos, especialmente de 15-16 años, pueden decidir jugar con un falso poste bajo que inicialmente se coloque en esa posición para, más tarde, abrirse a la esquina tan pronto como el defensor de la línea de atrás se desplace para defender al alero. • Estos movimientos proporcionarán buenas oportunidades al alero y al poste bajo de tirar a canasta, a no ser que los defensores salgan de sus posiciones. Y si esto último sucede, habrá buenas oportunidades de meter el balón dentro al jugador del poste alto. Este jugador debe aprender a moverse de forma que encuentre la línea de pase para recibir el balón (Diagrama 117).

Diag. 117

5

2

4

1

• Un error habitual de los jugadores jóvenes en el poste alto, es cortar por la zona como autómatas, perdiendo la oportunidad de recibir el pase. Por el contrario, deben cortar situándose en los lugares adecuados (líneas de pase libres) para recibir el balón. • Así mismo, los jugadores en las posiciones de alero y poste bajo (y también el base cuando el balón regresa) deben aprender a ver, justo antes de recibir el balón, si un defensor sale a pararles. Si no es así, deben buscar su propio tiro; si es así, deben observar cuál es el lado desde el que llega el defensor para atacar por ese mismo lado. • También, justo antes de recibir el balón, los jugadores exteriores deben contemplar la posibilidad de pasar el balón dentro de la zona cuando los defensores se desplazan de una posición a otra. Haciendo esto, los jugadores exteriores podrán pasar el balón dentro de la zona tan pronto como reciban el balón, antes de que la defensa se sitúe en la nueva posición.


342

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Un error habitual de los jugadores jóvenes a la hora de atacar la zona, es moverse y mover el balón sin pensar, sin provocar que los defensores salgan de sus posiciones, sin pasar buscando los puntos débiles de la defensa y sin buscar la oportunidad de meter el balón dentro de la zona.

Penetraciones Otro error habitual contra la zona es no utilizar el bote para penetrar. Sin embargo, éste es un recurso muy valioso que debe ser desarrollado con los jugadores jóvenes. • Los jugadores deben aprender a penetrar cuando el defensor que se desplaza para pararles llega tarde, especialmente cuando el balón ha cambiado de un lado al otro (Diagrama 118).

Diag. 118 4

2 5 3

1

• Así pues, los atacantes deben Diag. 119 aprender a tomar decisiones de acuerdo con la reacción de los 4 defensores. Algunas veces deberán 2 botar una o dos veces para luego 5 3 pararse y tirar desde el borde de la zona antes de que el defensor del centro pueda pararles. Otras veces, 1 si atraen la ayuda de otros defensores, podrán buscar el pase al compañero que esté desmarcado (Diagrama 119). Este movimiento puede facilitar buenas oportunidades para los tiradores exteriores.

Juego con el Poste Alto Hemos mencionado anteriormente, que los jugadores exteriores deben estar atentos para poder pasar el balón al poste alto cuando corta por la zona. También es interesante utilizar al poste alto para mover el balón, con el propósito de crear problemas a la defensa. Dos ejemplos. • En el Diagrama 120, el base bota hacia la posición de alero, llevándose con él al defensor de la primera línea de ese lado. En ese momento, el poste alto se abre ligeramente para recibir el balón. Ahí tendrá una posición de tiro,


8.

343

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

a no ser que otro defensor salga a pararle. En este diagrama, el defensor de la primera línea del lado de ayuda es el que se desplaza para defender al poste, por lo que éste podrá sacar ventaja de la debilidad de la defensa en ese lado, pasándole el balón al alero.

Diag. 120

4

2

3

5

1

• Esto permitirá al alero tener la Diag. 121 oportunidad de tirar, salvo que el defensor de la línea de atrás o el 4 defensor de la primera línea (éste moviéndose muy rápido) sean 2 capaces de pararle. Si no puede tirar, podrá obtener ventaja de los 5 movimientos de los defensores, 1 con la posibilidad de pasar al poste bajo o al poste alto cuando corte (Diagrama 121) o de penetrar hacia la canasta (recuérdese el Diagrama 118). • El segundo ejemplo está en el Diag. 122 Diagrama 122. El jugador en la 5 posición de alero puede buscar el pase al poste alto cuando esté defendido por el defensor de la pri3 2 mera línea. En este caso, el poste 4 alto deberá saber moverse hacia la esquina de la línea de tiros libres 1 para complicar la ayuda del otro defensor de la primera línea. Entonces, tan pronto como reciba el balón, podrá tirar a canasta o, si el defensor se mueve para pararle, pasar al compañero libre. Aquí existen tres posibilidades: ✓ Si el poste alto es defendido por el defensor de la primera línea del mismo lado, deberá pasar de nuevo a su compañero alero, puesto que resultará muy difícil para ese defensor regresar otra vez (Diagrama 123).

Diag. 123 5

3

2 4 1


344

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

✓ Si el poste alto es defendido por el defensor de la primera línea del lado de ayuda, deberá pasar a alguno de sus compañeros de ese lado (Diagrama 124).

Diag. 124 5

2

3

4

1

✓ Si es defendido por el defensor del centro, podrá pasar, bien al poste bajo, que buscará el corte hacia el interior para recibir, o bien al alero del lado contrario, que se desplazará hacia la esquina si el defensor de ese lado ayuda en el interior para evitar un pase al poste bajo (Diagrama 125).

Diag. 125 5

2

3

4

1

Juego entre el Poste Alto y el Poste Bajo Tal y como se muestra en el diagrama 125, el juego entre el poste alto y el poste bajo aporta valiosos recursos para atacar la defensa de zona. • Cuando el poste bajo recibe el balón, el poste alto debe cortar hacia la canasta buscando una línea de pase libre para recibir y tirar (Diagrama 126). Este movimiento funcionará mejor si, justo antes, los defensores exteriores han sido desplazados de sus posiciones, de forma que el defensor en el centro tenga que ayudar cuando el poste bajo haya recibido el balón, dejando libre la posición central para el poste alto (recuérdese el Diagrama 117). • Cuando el poste alto recibe el balón, el poste bajo puede cortar hacia la canasta buscando la línea de pase libre para recibir y tirar

Diag. 126 5

3

4

Diag. 127

5

3 4


8.

345

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

(Diagrama 127). Si no recibe, deberá continuar hacia el lado contrario, puesto que es posible que tenga la oportunidad de recibir el pase más tarde, cuando haya recibido el balón el alero del otro lado (Diagrama 128).

Diag. 128

5

3

2

4

• Todos estos movimientos pueden aportar buenas oportunidades de tirar a canasta, tanto a los postes como a los compañeros exteriores, ya que pueden provocar que los defensores exteriores tengan que ayudar en el interior dejando a los atacantes exteriores libres (recuérdese el Diagrama 125).

Bloqueos Contra la zona, los bloqueos pueden utilizarse para evitar que un defensor se mueva hacia una posición, de forma que sus compañeros tengan que salirse de sus posiciones respectivas. También permiten conseguir buenos tiros exteriores. Son especialmente útiles contra los defensores del lado de ayuda. • En el Diagrama 129 podemos ver un ejemplo de un bloqueo que evita el movimiento del defensor de la primera línea en el lado de ayuda. De esta forma, se puede conseguir que el defensor no llegue lo suficientemente rápido a defender al alero.

Diag. 129

5

3 4

2

1

• En el Diagrama 130, el bloqueo dificulta el desplazamiento del defensor de la línea de atrás en el lado de ayuda, evitando que llegue a parar el tiro del alero. Este alero deberá moverse para situarse detrás del bloqueo y poder beneficiarse del mismo.

Diag. 130

5 3

4

2

1 • En ambos casos, los bloqueos deben realizarse mientras los defensores estén prestando atención al balón en el lado contrario, de forma que cuando el balón cambie de lado, no puedan reaccionar y el ataque obtenga ventaja de ello.


346

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

Ataque Contra Defensa Presionante Los entrenadores que trabajan con jugadores de 15-18 años, no deben dedicar mucho tiempo a la preparación del equipo contra defensas presionantes. Será suficiente enseñarles algunos conceptos como los siguientes. Si la defensa presionante es individual, los jugadores deben dejar mucho espacio para que el base pueda avanzar con el balón, de forma que pueda asumir esta función sin parar de botar hasta que haya pasado al campo contrario o conseguido un buen pase. • Si otros defensores van a ayudar o a realizar un 2 contra 1 (trap), el compañero libre debe moverse para conseguir una línea de pase libre, de forma que el jugador con el balón pueda pasarle en caso necesario. Si la defensa presionante es en zona, los jugadores deben abrirse «agrandando» el campo y moverse para buscar los huecos libres de la zona. • Deben jugar con la cabeza levantada para poder ver la totalidad del campo y a sus compañeros libres. • Deben pasar el balón antes de que les hagan un 2 contra 1. • Pueden utilizar al jugador situado en el poste, con el fin de crear problemas a la presión y, así, favorecer el movimiento del balón (Diagrama 131). • Pueden atraer la atención de la zona hacia un lado, para después cambiar el balón hacia el otro. Esto creará problemas a la presión (Diagrama 132). Diag. 131

Diag. 132

1 2

1 2

4

4

3

3

5

5


8.

347

ENTRENAMIENTO DE JUGADORES CADETES Y JUNIORS

• Pueden botar para romper la presión tan pronto como reciban el balón, siempre que los defensores lleguen tarde a su nueva posición (Diagrama 133).

Diag. 133

• El jugador que bote el balón, debe tener una visión completa del campo a la vez que bota, buscando el pase a los compañeros que se encuentren en una buena posición. Debe evitar ser atrapado por un 2 contra 1.

1 2

4

3

5

Otros aspectos del Juego de Equipo Otros aspectos del juego de equipo, tales como jugadas de banda o de fondo, colocación en los tiros libres, saltos entre dos, etc., pueden irse introduciendo sin utilizar mucho tiempo del entrenamiento. * Por ejemplo: la colocación para los tiros libres y el salto entre dos, puede entrenarse mientras se realiza un partido en el entrenamiento. En relación con las jugadas de banda y de fondo, para los jugadores de 15-16 años puede ser interesante tener una colocación desde la que puedan hacer un juego libre, de forma que puedan desarrollar sus decisiones tácticas. Obviamente, el entrenador podrá darles algunas sugerencias, pero ésta puede ser una gran oportunidad de fortalecer la creatividad y la implicación de los jugadores. Con jugadores de 17-18 años, los entrenadores pueden valorar la posibilidad de trabajar jugadas específicas de banda y de fondo. De nuevo, deben recordar que no es conveniente abrumar a los jugadores con demasiadas jugadas y opciones, sino ayudarles a desarrollar la toma de decisiones tácticas y los fundamentos involucrados en cada jugada.


APÉNDICE SOLUCIONES Y COMENTARIOS A LOS EJERCICIOS TEST


350

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

EJERCICIO TEST-1 PREGUNTA

COMENTARIOS

1

En general, practicar deporte es saludable, pero no necesariamente. El deporte puede ser perjudicial si se practica incorrectamente. Por este motivo, el papel del entrenador es esencial para lograr que el deporte sea beneficioso.

2

En un equipo siempre habrá lesiones, pero el entrenador puede reducir el riesgo de lesiones si planifica y dirige correctamente la actividad deportiva de sus jugadores.

3

El baloncesto proporciona la oportunidad de que los jugadores jóvenes desarrollen hábitos saludables relacionados; por ejemplo, hábitos alimentarios, de higiene y de autocuidado.

4

Adquirir un compromiso razonable es un elemento fundamental para que el deporte tenga un valor formativo.

5

El baloncesto proporciona una excelente oportunidad para que los jugadores jóvenes aprendan a trabajar en equipo y acepten sus responsabilidades individuales en el contexto del grupo. El entrenador debe aprovechar esta oportunidad propiciando ambos aspectos: el trabajo en equipo y la responsabilidad individual.

6

El baloncesto debe servir para que los jugadores jóvenes aprendan a respetar a sus rivales. En ningún caso el entrenador debe propiciar que desarrollen odio u hostilidad hacia sus adversarios.

7

Los jugadores jóvenes deben aprender a respetar a los árbitros, y el entrenador debe ser un modelo a imitar. Por tanto, no es apropiado que proteste las decisiones de los árbitros.

8

La competición es un instrumento formativo que debe ser convenientemente aprovechado. Los jugadores deben aprender a competir, a ganar y a perder. Si una competición no se puede ganar y el entrenador decide retirarse, estará desaprovechando una excelente oportunidad educativa.

9

El entrenador es un modelo muy significativo para sus jugadores jóvenes, por lo que debe cuidar su comportamiento. Es muy apropiado que muestre respeto y solidaridad con todos sus jugadores, con los jugadores rivales y con los árbitros, porque será un excelente ejemplo para sus jugadores.

10

Sin duda, el baloncesto puede ser una experiencia educativa muy valiosa para los jugadores jóvenes, pero para ello es fundamental que los directivos y los entrenadores actúen adecuadamente.


APÉNDICE: SOLUCIONES Y COMENTARIOS A LOS EJERCICIOS TEST

351

EJERCICIO TEST-2 PREGUNTA

COMENTARIOS

1

El entrenador puede mejorar significativamente los recursos psicológicos de sus jugadores si organiza y dirige la actividad de su equipo considerando este importante aspecto formativo.

2

El desarrollo cognitivo de los jugadores jóvenes puede beneficiarse de un planteamiento apropiado de los ejercicios del entrenamiento de baloncesto.

3

En general, los entrenamientos monótonos no tienen la estimulación suficiente para desarrollar la capacidad atencional de los jugadores jóvenes. Por este motivo, el entrenador debe evitar este tipo de entrenamientos.

4

La percepción de control es un aspecto muy importante en el proceso de formación de los jóvenes. Entre otras medidas, el entrenador puede desarrollar la percepción de control relacionando los resultados que consiguen los jugadores con las conductas que realizan; así, los jugadores percibirán que pueden controlar los resultados con su propia conducta.

5

Las experiencias de «éxito controlado» se producen cuando los resultados favorables son atribuidos por los jugadores a las conductas propias que pueden controlar, en lugar de atribuirlos a factores externos o conductas sobre las que tienen escaso control. Estas experiencias son especialmente importantes para fortalecer la autoconfianza.

6.

Las experiencias de «fracaso controlado» se producen cuando los resultados no han sido favorables pero los jugadores perciben que, a través de sus conductas, han controlado el proceso para intentar conseguir el resultado deseado, y además perciben que han aprendido con vistas al futuro. En combinación con las experiencias de «éxito controlado», las experiencias de «fracaso controlado» pueden ser muy valiosas para fortalecer la autoconfianza de los jugadores jóvenes.

7

Uno de los elementos que favorece la percepción de control, es que los jugadores sepan qué tienen que hacer exactamente. Por tanto, el entrenador que les explica con precisión cuál es su cometido, propiciará que aumente la percepción de control de sus jugadores.

8

Plantear retos que los jugadores consideren alcanzables, favorece su autoconfianza para intentar lograrlos. Y que los jugadores consigan retos, fortalece su autoconfianza con vistas a futuros intentos. Por tanto, es muy importante que el entrenador plantee retos que los jugadores puedan conseguir para potenciar su autoconfianza.

9

Cuando el autoconcepto y la autoestima de un jugador joven dependen en gran medida de su éxito deportivo, el jugador se encuentra en una situación de enorme vulnerabilidad emocional. En estas condiciones, lo más probable es que la actividad deportiva sea muy estresante para el jugador, con un elevado riesgo de bajo rendimiento, lesiones y, en ocasiones, otros efectos perjudiciales para su salud y su desarrollo psicológico. Por este motivo, es importante que el entrenador de jugadores jóvenes haga lo posible para que el autoconcepto y la autoestima de sus jugadores no dependan del éxito deportivo.

10

Los comentarios del entrenador pueden influir en el autoconcepto y la autoestima de sus jugadores jóvenes, por lo que el entrenador debe cuidar mucho este aspecto, evitando comentarios que los debiliten y empleando otros que los fortalezcan.


352

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

EJERCICIO TEST-3

PREGUNTA

RESPUESTA CORRECTA

1

V

Conseguir retos atractivos es una de las experiencias más gratificantes para los jugadores jóvenes, por lo que debe producirse con bastante frecuencia en la actividad deportiva de estos jugadores.

2

F

Algunos jugadores tienen más capacidad de autocontrol que otros, pero todos pueden mejorar esta capacidad si el entrenador aprovecha las oportunidades que se presentan en los entrenamientos y los partidos. El entrenador debe intentar influir en la mejora del autocontrol de sus jugadores en lugar de asumir que mejorarán por azar.

3

F

Divertirse es una experiencia muy positiva que debe considerarse en cualquier equipo de baloncesto, no sólo en los equipos de mini-basket.

4

F

La especialización temprana no aumenta las posibilidades de llegar a la elite. Todo lo contrario, en la mayoría de los casos limita las posibilidades de los jugadores.

5

F

El entrenador de jugadores jóvenes no debe imitar a los entrenadores de equipos profesionales, sino adoptar su propio estilo de funcionamiento considerando los objetivos formativos que deben tener los equipos de jugadores jóvenes.

6

V

Las experiencias de control son muy importantes para cualquier jugador, pero especialmente para los jugadores jóvenes. Por tanto, el entrenador de jugadores jóvenes debe provocar muchas experiencias de control para sus jugadores.

7

V

El entrenador de jugadores jóvenes debe tratar con dignidad y respeto a todos sus jugadores, evitando insultarles, menospreciarles o ridiculizarles.

8

F

El entrenador es un técnico de baloncesto, pero cuando trabaja con jugadores jóvenes debe asumir su responsabilidad educativa. Esta responsabilidad es complementaria a la que también tienen los profesores del colegio y los padres.

COMENTARIOS


APÉNDICE: SOLUCIONES Y COMENTARIOS A LOS EJERCICIOS TEST

353

EJERCICIO TEST-4 PREGUNTA

RESPUESTA CORRECTA

1

Objetivo de Resultado Intra-grupo.

2

Objetivo de Resultado Intra-sujeto si es para un solo jugador, o Intra-grupo si es para el conjunto del equipo.

3

Objetivo de Realización.

4

Objetivo de Realización.

5

Objetivo de Realización.

6

Objetivo de Resultado Inter-sujetos.

7

Objetivo de Realización.

8

Objetivo de Resultado Intra-sujeto si es para un solo jugador, o Intra-grupo si es para el conjunto del equipo.

9

Objetivo de Realización.

10

Objetivo de Realización.


354

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

EJERCICIO TEST-5

PREGUNTA

RESPUESTA CORRECTA

1

V

Cuando el entrenador y los jugadores deciden conjuntamente las obligaciones de éstos últimos, los jugadores aprenden a asumir responsabilidades y su compromiso es más firme.

2

F

Las normas de funcionamiento deben establecerse desde el principio, pues favorecen el buen funcionamiento del equipo y evitan muchos problemas.

3

V

El macrociclo de la temporada debe dividirse en varios periodos denominados mesociclos. Estos, a su vez, deben dividirse en periodos de una o dos semanas denominados microciclos.

4

F

Los objetivos de resultado y los objetivos de realización deben combinarse correctamente para conseguir el máximo beneficio del establecimiento de objetivos, por lo que ambos son importantes. Sin embargo, los objetivos de realización son más útiles, porque se refieren a las conductas de los propios jugadores y, por tanto, se puede ejercer sobre ellos un mayor control; además, son la única manera para poder influir en los objetivos de resultado.

5

V

Los objetivos deben ser atractivos para que los jugadores se motiven por ellos, pero al mismo tiempo deben ser realistas para que los jugadores perciban que pueden alcanzarlos y, de hecho, los consigan.

6

V

Al planificar el entrenamiento, el entrenador debe considerar la carga física que es más conveniente en cada periodo y sesión.

7

F

En general, el volumen debe predominar sobre la intensidad en las primeras semanas de la temporada.

8

F

El entrenador debe controlar la carga psicológica del entrenamiento, al igual que controla la carga de trabajo físico o los contenidos técnicos y tácticos.

9

V

Los ejercicios cortos evitan el cansancio atencional de los jugadores jóvenes.

10

F

En los equipos de jugadores más jóvenes no es conveniente que el entrenador adapte su plan de entrenamiento para preparar el partido siguiente, y en los equipos cadetes y junior tampoco lo es en muchos partidos de la temporada.

COMENTARIOS


APÉNDICE: SOLUCIONES Y COMENTARIOS A LOS EJERCICIOS TEST

355

EJERCICIO TEST-6

PREGUNTA

RESPUESTA CORRECTA

1

F

Antes de la sesión de entrenamiento, el entrenador debe decidir los objetivos de la sesión y los contenidos y ejercicios apropiados para lograr tales objetivos.

2

F

Las reglas de los ejercicios y la diversión no son incompatibles. Es más, las reglas apropiadas pueden favorecer que un ejercicio sea divertido.

3

F

Los estímulos antecedentes de un ejercicio son aquéllos que están en el ejercicio para que en su presencia se produzcan las conductas de los jugadores.

4

F

Cuando se trabaja con jugadores jóvenes, es conveniente variar los objetivos de los ejercicios y también su estructura.

5

V

En general, los ejercicios relacionados favorecen un mejor aprovechamiento del tiempo de entrenamiento.

6

V

En una sesión de entrenamiento, los ejercicios competitivos pueden plantearse entre jugadores o grupos de jugadores y, también, respecto a un jugador o a un grupo contra sí mismo.

7

F

En los ejercicios competitivos no basta con competir de cualquier manera; es importante controlar los objetivos y contenidos del ejercicio.

8

F

En los equipos de mini-basket los objetivos de aprendizaje deben ser mayoritarios, resultando inapropiados los objetivos relacionados con la preparación específica de partidos.

9

F

La intensidad atencional no puede ser elevada en todos los ejercicios de una sesión de entrenamiento. El entrenador debe combinar ejercicios de mayor y menor intensidad a lo largo de la sesión.

10

F

Trabajar en grupos pequeños simultáneos es una buena estrategia, porque los jugadores participan más y pueden asumir una mayor responsabilidad individual.

11

V

Entre otros procedimientos para controlar el proceso del entrenamiento, uno sencillo y eficaz es comparar el trabajo realizado en cada sesión con el que se había planificado previamente.

12

V

En general, es muy conveniente combinar objetivos de ataque y de defensa para optimizar el entrenamiento de un equipo de baloncesto.

COMENTARIOS


356

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

EJERCICIO TEST-7 PREGUNTA

RESPUESTA CORRECTA

1

F

En ningún caso se debe ridiculizar a un jugador delante de sus compañeros. Además, no es una buena estrategia para motivar a los jugadores.

2

F

En muchos casos, no basta con explicar a los jugadores qué tienen que hacer para que lo hagan. Es necesario mostrárselo para que lo comprendan mejor y desarrollar un programa de entrenamiento para que aprendan a hacerlo.

3

V

El entrenador debe valorar y destacar más la conducta apropiada de los jugadores que los resultados que consiguen.

4

V

Los jugadores «estrella» pueden ser buenos modelos para los jugadores jóvenes si se destacan las conductas concretas que éstos deben observar y tratar de imitar.

5

F

Durante los ejercicios del entrenamiento, el entrenador debe centrarse, únicamente, en los objetivos de cada ejercicio; por tanto, sólo debe corregir los errores que correspondan a tales objetivos, ignorando los restantes.

6

F

Los jugadores no aprenden más rápido (ni mejor) porque el entrenador les esté recordando continuamente lo que deben hacer. El entrenador debe utilizar estrategias adecuadas para que los jugadores se involucren mentalmente en los ejercicios, tomen decisiones y reciban el feedback correspondiente.

7

V

Los registros de rendimiento son una herramienta muy útil para que los jugadores se concentren mejor en las conductas que se registran.

8

V

El feedback es una estrategia muy valiosa en el proceso de aprendizaje. Entre otros atributos, permite que los jugadores puedan controlar su propio progreso aun siendo jugadores muy jóvenes.

9

F

El reforzamiento, tanto positivo como negativo, sirve para adquirir conductas. El reforzamiento negativo no debe confundirse con el castigo.

10

V

El reforzamiento (o refuerzo) debe aplicarse con la mayor inmediatez posible tras la conducta que se desea reforzar.

11

V

El refuerzo social es una herramienta muy poderosa cuando se trabaja con jugadores jóvenes. El entrenador debe aprovechar las oportunidades que se le presentan para utilizarlo generosamente.

12

F

La Economía de Fichas es una estrategia muy eficaz y apropiada con equipos de cualquier edad.

13

F

El objetivo de la estrategia del castigo, es eliminar conductas inapropiadas como, por ejemplo, protestar al árbitro o recriminar a un compañero del equipo.

14

V

Cuando se aplica el castigo para eliminar una conducta, paralelamente se debe aplicar el reforzamiento para potenciar conductas alternativas.

COMENTARIOS


APÉNDICE: SOLUCIONES Y COMENTARIOS A LOS EJERCICIOS TEST

357

EJERCICIO TEST-8

PREGUNTA

COMENTARIOS

1

Es conveniente que los jugadores se dirijan con rapidez a la banda o al banquillo.

2

Es conveniente que los jugadores dispongan de unos segundos para beber agua y relajarse un poco antes de que el entrenador comience a hablar.

3

El entrenador debe ser el único que hable en los tiempos muertos.

4

En general, no es productivo echar una bronca a los jugadores por los errores que han cometido en las jugadas anteriores. El tiempo muerto debe aprovecharse constructivamente para preparar el futuro del partido.

5

Es una buena estrategia reforzar las buenas acciones que el entrenador desea que los jugadores sigan haciendo.

6

No es conveniente hablar muy rápido para decir muchas cosas. El entrenador debe asumir que no puede decirlo todo. Por tanto, debe seleccionar los mensajes más importantes y transmitirlos sin hablar atropelladamente.

7

El entrenador debe intentar centrar la atención de los jugadores en sus conductas más prioritarias para el siguiente periodo de participación activa.

8

En general, no es recomendable que el entrenador recuerde a sus jugadores que deben pensar en la victoria; todo lo contrario, es conveniente que aparte su atención del resultado del partido para centrarla en las conductas propias que puedan controlar.

9

No es una buena estrategia ridiculizar a un jugador para provocar que reaccione y juegue mejor. Además, los efectos de esta medida, más allá de este partido, pueden ser muy perjudiciales.

10

Si al entrenador le falta tiempo para decir todo lo que quiere transmitir a los jugadores, es que pretende decir demasiadas cosas y no selecciona bien los mensajes más importantes.

11

En general, es aconsejable que el entrenador finalice el tiempo muerto dando unas palabras de ánimo a sus jugadores.


358

BALONCESTO PARA JUGADORES JÓVENES

EJERCICIO TEST-9 PREGUNTA

COMENTARIOS

1

El entrenador debe tener una actitud objetiva, positiva y constructiva durante el partido. Si suele ver más los aspectos negativos que los positivos, es conveniente que reflexione y cambie esta tendencia.

2

El entrenador que suele enfadarse cuando sus jugadores cometen errores, debe reflexionar sobre esta cuestión. Los errores forman parte del partido y el entrenador debe aprender a tolerarlos y manejarlos con la actitud objetiva, positiva y constructiva que debe predominar cuando dirige un partido.

3

El entrenador debe elogiar a los jugadores cuando intentan hacer las conductas apropiadas aunque no tengan éxito. De esta forma, los jugadores seguirán intentando realizar tales conductas.

4

En los partidos, es conveniente que tras cometer un error el entrenador anime a los jugadores e intente que, rápidamente, centren su atención en la tarea inmediata.

5

El entrenador no puede valorar el rendimiento de sus jugadores en función del resultado del partido.

6

Es conveniente que el entrenador deje jugar a sus jugadores sin estar diciéndoles continuamente lo que tienen que hacer.

7

Suceda lo que suceda en el partido, el entrenador no debe insultar o ridiculizar a los jugadores.

8

El entrenador debe tener en cuenta la situación del marcador por motivos estratégicos, pero debe ser capaz de dirigir el partido con objetividad, con independencia de que el marcador sea favorable o desfavorable.

9

El entrenador que protesta o insulta a los árbitros es un mal ejemplo para sus jugadores jóvenes.

10

Es muy conveniente que el entrenador, cuando dirige los partidos, trasmita mensajes positivos a sus jugadores.

11

El descanso no debe emplearse pera recriminar a los jugadores por los errores cometidos en el primer tiempo, sino para ayudarles a que mejore su rendimiento en el segundo tiempo.

12

El entrenador debe evitar los comentarios y gestos de desaprobación hacia sus jugadores mientras dirige los partidos.

13

El entrenador debe dar ejemplo a sus jugadores jóvenes felicitando al entrenador contrario al finalizar el partido; también debe inculcarles que deben hacer lo mismo con los jugadores rivales.

14

Al terminar el partido, los jugadores no están en disposición de asimilar las enseñanzas del entrenador. Por tanto, no es conveniente que éste organice charlas justo después del partido. La semana siguiente, con más tranquilidad, encontrará un momento mejor para explicar a sus jugadores lo que considere conveniente.


ÍNDICE — Ayuda al jugador que ha ayudado; 313 — Ayuda y recuperación; 312

A Actitud; 102,126 Actitud del entrenador hacia el baloncesto; 126

Ayuda a la concentración de los jugadores; 133

Aprendiendo a competir; 11 Ataque — Ataque contra defensa individual; 333 — Ataque contra presión; 346 — Ataque contra defensa de zona; 340 — Conceptos avanzados para jugadores de 17-18 años; 337 — Conceptos básicos para jugadores de 15-16 años; 334 — Cooperación en el ataque; 256 — Organización del ataque con bloqueos; 228

B Bloqueo de rebote; 232, 260 Bloqueos; 218, 219, 279, 280 — Bloqueos ciegos; 338 — Bloqueos contra defensa de zona; 345 — Bloqueos para el corte en el poste alto; 339 — Bloqueo para un tirador; 338 — Bloqueo sobre el bloqueador; 337 — Bloqueo y continuación (Pick and roll); 339

Atención; 13,95,107,132,139,301 Autoconcepto: 22

— Defensa de los bloqueos; 315, 316

Autoconfianza: 18

— Dobles bloqueos; 338

— Autoconfianza específica: 19 — Autoconfianza general: 19

— Enseñando a bloquear; 219, 224, 228 — Frecuencia del bloqueo; 76

Autocontrol: 27 Autoestima: 22 Ayudas — Ayuda a defender las entradas botando; 312 — Ayuda a defender los bloqueos; 315 — Ayuda a la defensa del pase interior; 314

— Utilización de los bloqueos; 230 Bote; 175, 184, 192, 195, 2110

C Cambios de dirección; 275,290, 336 Cambios de velocidad; 274, 290, 336 Carga de trabajo: 59, 62, 80


360 Carga de trabajo físico: 59

INDEX

Defensa — — — — — — —

Ayuda; 312 Bloqueos defensivos; 315, 316 Bloqueo de rebote; 232 Conceptos defensivos de equipo; 310 Defensa en zona; 320 Defensa presionante; 325 Distancia y posicionamiento; 232, 236, 248, 310 — 2 contra 1; 232, 317, 326

Carga psicológica: 65, 80, 81 — Características de la carga psicológica: 65 — Carga psicológica deficiente: 66 — Carga psicológica productiva: 67 — Sobrecarga psicológica: 67 — Utilización de cargas psicológicas: 68 Carrera; 275 Castigo: 120 — Castigo negativo: 113 — Castigo positivo: 113 Ciclo: 47 Comentarios a los jugadores; 106, 131, 135, 136 Competiciones en los entrenamientos; 56, 57, 58, 81 Compromiso; 4

— — — —

Elementos defensivos; 242 Entrenamiento de la defensa; 222, 226 Estrategia defensiva avanzada; 328 Fundamentos defensivos; 216, 222, 226, 236, 248, 254 — Hablar en defensa; 319 — Rotaciones; 314 Derechos (de los deportistas jóvenes): 2 Desajustes; 336 Desarrollo

Concentración; 12, 133, 145

— Desarrollo deportivo; 28 — Desarrollo cognitivo; 13 — Desarrollo de recursos psicológicos; 13 — Desarrollo de valores personales y sociales; 4

Conductas-objetivo: 107, 109 Confianza; 18 Contraataque — Elementos del contraataque; 238, 329 — Entrenamiento del contraataque; 220, 228, 244, 258, 260, 262

Descanso: 60, 70 Descanso del partido; 144

— Fundamentos del contraataque; 214, 250 — Registro de contraataques; 253 Contraataque y transición; 329

— Autoevaluación en el descanso del partido: 146 Descanso Psicológico: 70 Diversión; 28

Control; 14, 16, 145 — Medidas para mejorar el control; 16 — Autocontrol; 27

E Economía de fichas: 117 Edades:

D Decisiones — Criterios en la toma de decisiones tácticas; 296 — Toma de decisiones; 280, 295, 307, 337

— — — — — —

6-7 años; 150, 201 10-11-12 años; 152, 204 13- 14 años; 30, 69, 74, 207 15-16 años; 31, 320, 325, 334, 347 15-18 años; 31, 69, 75, 265, 332, 334 17-18 años; 33, 325, 328, 332, 337, 347


361

INDEX

— — — — — — —

Pases; 188, 192, 212, 213, 234, 235, 237 Percepción espacio-temporal; 163 Rebote; 286 Reglas; 90 Resistencia; 171 Tiro; 181, 184 Toma de decisiones tácticas; 299, 300, 303, 305, 307 — Velocidad; 172 — 2 contra 1; 232, 317, 326

Ejecución vs. toma de decisiones; 280 Ejercicios — Anticipación y toma de decisiones; 174 — Aprendizaje de la movilidad, adaptación y transformación, control de la movilidad; 174 — Aprendizaje de la respiración; 170 — Bloqueos; 218, 224 — Bote; 175, 210, 211 — Bote, pase y tiro; 192

Ejercicios del Entrenamiento: 88

— Bote y tiro; 184

Entradas a canasta; 187

— Competiciones; 258 — Contraataque; 220, 228, 244, 258, 260, 262

Entrenador — — — — — — — —

— Coordinación; 167 — Defensa; 216, 217, 222, 223, 226, 227, 232, 233, 236, 237, 242, 243, 248, 249, 254, 323 — Defensa en zona; 323 — Defensa y su combinación con bote, pase y tiro; 195 — Desarrollo corporal, 159

Comportamiento; 102, 103 Antes del partido; 129 Después del partido; 145 Durante el descanso; 144, 146 Durante el entrenamiento; 121 Durante el partido; 132, 135, 138 Influencia; 24 Registro del comportamiento del entrenador; 121, 122

— Desarrollo físico; 159

Equilibrio del cuerpo; 272

— Diferenciación espacio-temporal y dinámica; 173

Establecimiento de objetivos: 46, 57

— Duración de los ejercicios; 94

Estilo de trabajo del entrenador; 33

— Entradas a canasta; 187

Estímulos Antecedentes: 89

— Ejercicios competitivos; 92

— Estímulos-señal clave: 297, 298, 300, 302

— Ejercicios divertidos; 93 — Ejercicios de estructura sencilla; 89

Estímulos aversivos: 120

— Ejercicios Relacionados: 91

Estrategia del entrenador en las sesiones de entrenamiento; 101

— Ejercicios Test: 96 — Ejercicios variados; 90 — Entrenamiento; 88

Estrategias para las sesiones de entrenamiento; 101

— Equilibrio; 165

Evaluación de la sesión de entrenamiento; 97

— Estructura; 89

Éxito controlado: 20

— Fuerza explosiva; 172 — Fundamentos del baloncesto; 175

Experiencias positivas: 28

— Intensidad de la atención; 94 — Movimientos del poste bajo; 293

F

— Orientación corporal en espacio y lateralidad; 162

Feedback: 111, 117

— Participación de los jugadores; 95

Fintas; 232, 272, 290, 293, 326


362

INDEX

Fortalecimiento de la Salud: 2

Mesociclo: 44, 45, 80

Flash; 254

Microciclo: 44, 45, 81

Fracaso controlado: 20

Modelado: 104, 145 Modelos

I Indefensión: 14 Influencia de los entrenadores; 24 Instigación: 136 Intensidad; 62, 64, 80, 81 Intensidad de la atención; 94

— Modelos competentes: 105 — Modelos expertos: 105 Movimientos alrededor de la pista; 244 Movimientos sin balón; 269, 288 Movimiento y recepción; 277 Movilidad Articular: 173

Instrucciones a los jugadores; 106 N Necesidades individuales; 266

J Juego básico — — — —

Juego básico 1 contra 1; 152 Juego básico 2 contra 2; 155 Juego básico 3 contra 3; 157 Juego básico 4 contra 4 y 5 contra 5; 157

Juego de 1 contra 1; 153, 262, 337, 340 Juego de equipo; 310 Juego del base en el contraataque; 330

Normas de trabajo: 59, 62, 80

O Objetivos — — — — —

Jugadas de banda; 347 Jugadores; 39 — Concentración de los jugadores; 133 — Obligaciones de los jugadores; 39 — Participación de los jugadores; 95

L Leyendas de los diagramas; 176, 209, 269

M

— — — — — — — — — —

Características, 50, 52 Elección del más apropiado; 53 Objetivos colectivos; 48, 52 Objetivos de equipo; 47 Objetivos de realización: 46, 48, 51, 54, 132 Objetivos de resultado: 46, 47, 51 Objetivos de resultado inter-grupos: 47 Objetivos de resultado inter-sujetos: 47 Objetivos de resultado intra-grupo: 47 Objetivos de resultado intra-sujeto: 47 Objetivos en los ejercicios; 88 Objetivos en los entrenamientos; 85, 86 Objetivos finales; 50, 51 Objetivos individuales; 47, 48, 52, 54 Objetivos intermedios: 50, 51

Obligaciones

Macrociclo: 44 Manejo de Contingencias: 112 Minibasket; 149 — Equipos de minibasket; 69, 72 — Jugadores de minibasket; 30

— Obligaciones en el rebote ofensivo; 289 — Obligaciones de los jugadores durante las sesiones de entrenamiento; 255 — Obligaciones durante el descanso; 146


363

INDEX

Organización de equipo; 39

Presión

Organización de las sesiones de entrenamiento; 83 Orientación de los planes de entrenamiento; 201 — Equipos, 6-7 años; 201 — Equipos, 8-9 años; 203 — Equipos, 10-12 años; 204

— Ataque; 346 — Defensa; 325 Primer pase de contraataque; 329 Programación: 79 Programación de objetivos: 82 Puerta atrás; 335, 336

P

R

Parada en un tiempo; 277

Rebote; 232, 281, 289

Parada en dos tiempos; 277

Rebote ofensivo; 281, 289

Paradas; 236, 277, 278

Recepción del balón; 230, 277

Pasar e irse; 110

Recordatorios: 107

Pases; 188, 192, 195, 212, 230, 234, 236, 292, 299, 329

Recursos disponibles: 42

Pausas; 135, 137, 139 Penetraciones interiores; 342 Percepción de control: 14, 79, 132

Recursos psicológicos: 13 Reforzadores: 115 Reforzamiento: 113, 115, 136, 138 — — — —

Periodización: 44 Periodos de participación activa: 133, 135 Perseverancia: 4

Reforzamiento negativo: 113 Reforzamiento positivo: 113 Reforzamiento social: 116 Utilización del reforzamiento: 115

Pivotes; 236, 336

Registro del trabajo semanal: 99

Posicionamiento y movimiento; 232, 244, 325

Rendimiento de los jugadores: 109, 110, 255

Poste alto; 342 Poste alto-poste bajo; 344 Poste bajo: defensa; 316 Poste bajo: movimientos; 288 Postura corporal; 271 Planificación:37 — — — —

En relación con los partidos: 72, 74, 75 Planificación de actividades: 43 Planificación del mesociclo: 45 Planificación del microciclo: 45

Preguntas; 107 Preparación del partido; 129, 130 Preparación física; 266

Reglas; 41, 299, 300, 303, 304, 305, 307 Respeto a las normas: 8 Respeto a los demás: 8 Responsabilidad: 6, 38 Responsabilidad individual: 6 Rotaciones; 314 Rutinas de trabajo: 87, 140

S Sacar a los defensores fuera de sus posiciones; 340 Sesión de entrenamiento: 44, 83 — Conducta del entrenador: 122 — Contenidos y ejercicios: 85, 87


364

INDEX

— Etapas de la sesión de entrenamiento: 84

— Sesiones de entrenamiento; 98 — Trabajo semanal; 99

— Estrategias del entrenador: 101

Tiempos muertos; 140

— Evaluación del rendimiento de los jugadores: 109, 110

Tiro; 181, 184, 192, 195, 267, 268, 285, 293

— Objetivos: 86

Tiros libres; 259, 347

— Organización de las sesiones del entrenamiento: 83, 85

Toma de decisiones tácticas; 295, 296, 299, 300, 302, 305, 306

— Registros de la sesión de entrenamiento: 98

Trabajo en equipo: 7

— Rutinas de trabajo: 87 — Valoración: 97, 98, 99 Situaciones en desventaja; 230 Soluciones y comentarios a los ejercicios prácticos; 349

Trabajo de pies; 273, 292, 293 Trabajo y descanso: 60 Transición; 260, 332 Triple amenaza; 208, 232

V Valores personales y sociales: 4

T Tablas — Bloqueos; 76 — Competición de tiros libres; 259 — Comportamiento del entrenador; 121, 122, 135 — Contraataque; 253 — Frecuencia de los comentarios del entrenador; 135 — Resultados de la competición de tiros libres; 259

Velocidad; 274 Volumen: 62, 64, 80, 81

Z Zona Defensa: — Conceptos específicos; 321 — Ejercicios; 323 Ataque; 340


Profile for Lena Esport

Baloncesto para jugadores jóvenes - Guía para entrenadores  

Baloncesto para jugadores jóvenes - Guía para entrenadores

Baloncesto para jugadores jóvenes - Guía para entrenadores  

Baloncesto para jugadores jóvenes - Guía para entrenadores

Advertisement