Page 1

Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN I. EL CICLO DE MANTIS

Lascazalvuelo se levantó de un brinco, salió corriendo, <mientras Grulla Azul también> se levantó de un brinco. Grulla Azul corrió tras Lascazalvuelo, para atraparlo. (8820) De este modo, fue en pos de él. Y Lascazalvuelo se metió dentro. 12

FUENTES Y COMENTARIOS L.VIII.32: 8859-8878; L.VIII.32: 8848-8852 (BC 151, A2.1.107 = LL107) LR: # 8. KH: 938 NoS nº 29, «The Blue Crane and the dju». Dictado el 17 de noviembre de 1879. Este es uno de los pocos relatos escatológicos de la CBL. Su contenido puede explicar la brevedad de la historia, y que Lloyd no pidiera muchas explicaciones. Por ejemplo sobre por qué Rana estaba avergonzada de Lascazalvuelo, y sobre la identidad de este personaje y su forma de desaparecer dentro de una piedra plana.

12

(8820')

De una piedra, una piedra plana.

502


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN I. EL CICLO DE MANTIS

A2b. Cómo Grulla Azul buscó en vano a Lascazalvuelo, fue muerta y devorada por los [dos] leones, y devuelta a la vida por Mantis mediante uno de sus huesos1 (Parte II) (8794) Grulla Azul, cuando Grulla Azul buscaba a Lascazalvuelo,2 Grulla Azul fue y encontró su rastro. Lo siguió. Dijo: –<Por aquí, por aquí camino.> (8795) <Voy> caminando, <sí>. Quería atrapar aquí a mi //k'en,3 me lancé sobre él y se me escapó, cuando entró dentro, cuando entró aquí. Por eso, me lancé sobre él y se me escapó, 4 aquí, cuando entró dentro. 1

(8794')a

/Haŋ≠kass'o, de su abuela materna, ≠Kammi. [Encima de esto (en /xam e inglés): Si no recupero a (mi) niño, no regresaré (a Mowbray) –Ed.] 2

(8794')b

Antes era una persona. No lo conozco. 3

(8795')a

Suelen llamar //k'en a un hombre cuyo hijo ha entrado por matrimonio dentro de la familia de otra persona. Mi suegro hizo de mi madre su //k'en, mientras mi madre hizo de mi suegro su //k'en. Mi suegro hizo de mi madre su //k'en porque mi madre era una mujer. [La palabra //k'en es un término de parentesco que no tiene equivalente en nuestra terminología. Según dice D. F. Bleek en el artículo que escribió sobre estas cuestiones, el término «se aplica a los padres de un yerno o nuera, o de un cuñado o cuñada» (D. F. Bleek 1924: 58). En DIC: 605 se define //k'en como «compañero, nombre de dado al padre del yerno o nuera, o cuñado o cuñada, de la persona que habla». En M: 26 //k'en se traduce como «el marido de mi amiga». El hecho de Grulla Azul use este término implica que hay un parentesco, político, probablemente ficticio, entre Grulla Azul y Rana. –Ed.] 4

(8795)

Se metió dentro de una piedra (una piedra plana).

503


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN I. EL CICLO DE MANTIS

Ella fue, (8796) regresó, fue a buscar su (propio) rastro. Dijo: –Este es el lugar por el que corrí, de modo que por aquí pasé. Aquí pensé que me haría con mi //k'en. (8797) Así pues, aquí me abalancé sobre mi //k'en y se me escapó. Y Grulla Azul enflaqueció.5 Mientras estaba allí buscando se quedó en los huesos. Y los leones la oyeron,6 mientras estaba allí buscando. Los (8798) leones (al oírla) fueron7 hasta ella. Y los leones la vieron, los leones se acercaron a ella a hurtadillas, los leones la mataron. Los leones la mataron, los leones la devoraron. Estera8 dijo:

[La palabra /xam traducida como «piedra plana» es !kara, definida de ese modo en DIC: 409, donde se nos dice que es sinónima de !kauxu. El significado de este último vocablo se da como «piedra plana y hueca, probablemente superficie de la piedra» (DIC: 416). El ejemplo que se da de !kauxu en DIC sugiere que la palabra designa las piedras usadas por los /xam como parte inferior de un mortero. Todo esto invita a dudar de que !kara sea un término general para designar piedras planas, y sea lo mismo que !kauxu. – Ed.] 5

(8797')a

Enflaqueció de pena 6

(8797')b

Los dos leones, Correa y !Gú: [Estera]. [Esto es, los protagonistas del ciclo recogido en la sección A II. Como hago en los textos de dicha sección, siguiendo la práctica iniciada por la propia Lloyd en algunos relatos, traduzco los nombres de los leones. Para más información sobre estos personajes, véase lo que se dice en la Introducción y también las respectivas entradas en el Glosario. –Ed.] 7

(8798')a

Una cosa que oímos es aquella a la que vamos (oyéndola). Cuando escuchamos que hace un ruido, cuando no la vemos. 8

(8798')b

504


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN I. EL CICLO DE MANTIS

–¡Oh Correa! No quiero que el hueso (8799) de esta persona salte fuera de mi boca. Y devoraron a Grulla Azul, <sí>. Y la <espoleta>9 de Grulla Azul saltó de la boca de Correa. Fue a caer más lejos. Ellos la (8800)10 buscaron. La dejaron estar porque no pudieron encontrarla, y se marcharon. Y Mantis buscó a Grulla Azul, <sí>. Mantis vio el rastro de los leones. Mantis (8801) buscó, Mantis avistó el lugar donde los leones habían matado a Grulla Azul. Buscando, Mantis llegó al lugar donde encontró la <espoleta> en el suelo, pues la <espoleta> era grande. Mantis recogió (8802) la <espoleta>. Mantis fue a colocar la <espoleta> en la charca. Mantis regresó a casa. Mantis fue (y) se quedó allí (un tiempo). Y Mantis llegó11, porque fue a (8803) mirar. Grulla Azul saltó hacia arriba, arriba, chapoteó12 dentro del agua. Y Mantis dio la vuelta, (volvió) a casa, fue (y) Se llamaba Estera [!Gu:], cuando era un hombre. Las esteras son !gu:, esteras hechas con juncos gruesos. Son !gu:. Estera (esto es, el león Estera) era el que se comía a la gente, mientras que Correa era el que no comía gente. Por eso, era el que regañaba (solía regañar) a Estera. (8799') Estera fue el que indujo al otro a comerse la carne de la muchacha, dijo: «¡Prueba! ¿Te crees que no es un avestruz? Su carne es como la de avestruz.» Por eso, Correa la probó, comió decididamente (?), y desde entonces devora personas. 9

(8799')

Huesos, con junturas [joints], que están en algún lugar del pecho de las ovejas, etc. [El término /xam es !khVm, «hueso con junturas en el pecho, espoleta (DIC: 430431). En la versión publicada del mito, D. F. Bleek traduce el término por merrythought (espoleta). María Moliner define espoleta como «horquilla que forman las clavículas del ave». Es probable que la palabra /xam se refiera a este término, aunque en tal caso es improbable que ese hueso puedan tenerlo las ovejas. –Ed.] 10

(8800')

El nombre de !Haúë-ta-≠hou recuerda (el de) la correa que ponemos alrededor de nuestro cuerpo.

505


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN I. EL CICLO DE MANTIS

se quedó (allí). Siguió allí. Y, (8804) una vez más, fue, fue a ver. Cuando fue, vio a Grulla Azul sentada al sol. Grulla azul había crecido. Regresó, porque no quería sobresaltar a Grulla Azul. Se dio la vuelta, (8805) mientras Grulla Azul estaba sentada al sol. Fue a preparar cosas, cosas que, cuando ella hubiera crecido, debía darle a Grulla Azul. Y otra vez fue. Cuando (8806) llegó, reparó de nuevo en Grulla Azul, sentada al sol. Otra vez regresó, dejó estar a Grulla Azul, mientras Grulla Azul estaba sentada al sol. Porque deseaba que Grulla Azul se sentara tranquila, (8807) porque no quería sobresaltar a Grulla azul, para que Grulla Azul se sentara tranquila y él pudiera volver a casa. Por eso, cogió las cosas, porque sentía que Grulla Azul se había convertido en una persona adulta, que Grulla Azul parecía (8808) ser una joven. Fue. Vio a Grulla Azul sentada al sol. Dejó las cosas en el suelo. A hurtadillas se acercó a Grulla Azul, a hurtadillas fue hasta Grulla Azul. Agarró a Grulla Azul. Él, cuando Grulla Azul (8809) quiso introducirse en la charca, aferró con fuerza a Grulla Azul, se frotó las axilas con las manos y (después) frotó el rostro de Grulla Azul, hizo que Grulla Azul oliera su aroma, le dijo a Grulla Azul que él es el hermano mayor de Grulla Azul, él es el Dueño del Chisquero,13

11

(8802')

Fue a mirar. 12

(8803')

Es el agua la que dice //k"uabbi(t), pues el agua siente que ella se mete dentro. [Cf. DIC: 609, //k"wabbitou, «chapotear». –Ed.] 13

(8809')a

Los /xam acostumbran a <nombrar> el nombre de otro (es decir, a darle un apodo). Soppie es Hendrik. Fue !Káog@n-≠kákk@n* quien le dio el nombre de Soppie, por la sopa que se había derramado por el pecho, cuando había querido beber sopa.

506


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN I. EL CICLO DE MANTIS

(8810) el Dueño del Chisquero,14 que está aferrando a Grulla Azul. Que él es el hermano mayor de Grulla Azul, que Grulla Azul debe dejarlo,15 que Grulla Azul puede sentarse. Por eso, Grulla Azul se sentó. Él cubrió la cabeza de Grulla Azul con el gorro que le había hecho a Grulla Azul,16 (8811) [la vistió] con la capa de piel, con el mandil de piel.17 Y guió a Grulla Azul, volvieron a casa.18 *

Era Andries». Su nombre //xam, es !Káog@n ≠kákk@n.

[Para hacerle entender por qué a Mantis se le llama //kaŋdoro, Dueño del Chisquero (o de los palos para hacer fuego) /Haŋ≠kass'o explicaba así a Lloyd la costumbre de los /xam de darse apodos. En su estudio de los ju/'hoansi (!kung) de Nyae Nyae, en Namibia, Lorna Marshall dice que entre ellos «los apodos son de uso frecuente, sobre todo entre los hombres [. . .] Normalmente, los apodos de los hombres los confieren sus iguales. [. . .] Normalmente, los apodos aluden a rasgos físicos del individuo, aunque algunos se refiren a rasgos de carácter y otros a acontecimientos en la vida de las personas» (Marshall 1976: 226). Entre los /xam, la práctica de dar apodos parece que se desarrollaba en una línea muy similar. En el caso de Mantis, el apodo se refiere con toda probabilidad a su condición de ladrón del fuego aunque, por desgracia, este mito no ha llegado hasta nosotros, aunque sí se han recogido relatos de este tipo en el Kalahari. Véanse, por ejemplo, las variantes ju/'hoansi y /gwi que incluye Marshall en la obra citada (1976: 348350), en los que la divinidad embaucadora se hace con el fuego mediante la astucia y lo pone a disposición de la humanidad. Como Marshall señala en una nota, citando el Dictionary de D. F. Bleek, la palabra !kung para fuego, doro, es la misma que emplean los /xam para referirse al chisquero o a los palos con los que se enciende el fuego (cf. DIC: 28). –Ed.] 14

(8810')a

Grulla azul le llamaba //Kann-dóro. Su esposa también llamaba //Kann-dóro a su marido. (N) 15

(8810')b

Dejar de debatirse. 16

(8810')c

Ella (Grulla Azul) era una persona. 17

(8811')a

Lo que visten las mujeres, es lo que las mujeres llaman !kwabbba.

507


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN I. EL CICLO DE MANTIS

FUENTES Y COMENTARIOS L.VIII.32: 8794-8811 (BC 151, A2.1.107 = LL107) LR: # 8; KH: 938 Dictado el 11 y 13 de noviembre de 1879.

18

(8811')b

La historia de Grulla Azul deriva de la historia de Rana.

508


II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CORREA Y ESTERA


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

A3. [Los dos leones se transforman en estrellas. Los dos leones y los lagartos (1)]1 (237)2 El león camina, se yergue, su nombre es «estrella», <se transforma en estrella>. Él (el otro hombre) teme al león, él (el león) se transforma en estrella. Cuando se yergue es hombre <y león>. Es león, <se transforma> en estrella. En el futuro se transforma en estrella. Él [(el otro hombre)] teme al león, él [el león] se convierte en estrella porque una muchacha lo miró cuando llegaba, se convierte (238) en estrella, mientras llega.3 Se yergue, se transforma en estrella, en adelante se convierte en estrella. Él [(el otro hombre)] teme a la persona, teme al león que es una persona, se yergue porque quiere ser una persona, en adelante se yergue. Se transforma en estrella, se yergue, (239) más tarde regresa a su campamento, en adelante se yergue, se queda quieto; también el otro león. Los dos, los dos se transforman en estrellas; caminan. En adelante ambos son estrellas, en adelante avanzan y se yerguen; en adelante, ambos se transforman en estrellas, cuando se yerguen, (240) porque son dos leones; se transforman en estrellas. No van junto a sus esposas, porque permanecen muy quietos. Primero avanzan. Se yerguen. Las mujeres se sientan, los hombres se yerguen, el hombre

1

Narrado por //Kábbo. –Ed

2

Aquí empieza el segmento consignado como 26b en BR.

3

Los dos leones, !Gu: y !Hauë-ta-≠hou, se transformaron en Alfa y Beta Centauri,

los punteros de la Cruz del Sur (BR: # 10). Sus esposas, mencionadas más adelante, están en la Cruz propiamente dicha, y son alfa, beta y gamma Crucis (BR: # 10). //Kábbo no explicó cuál de los punteros era cada león, aunque en la lista de estrellas proporcionada por ≠Kasiŋ y Diä!kwain se nos dice que los /xam de la hierba llamaban !kui /a ka /kuati al mayor de los punteros. Si !kui es una forma de !Gu:, este león sería Alfa Centauri.

511


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

después se detuvo. Ellos [los dos leones] no hablan. Las mujeres se sientan; ellos [los dos leones] no hablan, ellos callan. Los hombres callan.

(277)4 El león se va, pues va a lo alto, en el cielo, por eso permanece quieto en el cielo, <sí>, <ya que> es un león que habla, devora personas, habla (278) porque es un león. Es un hombre, tiene vello, aunque es un león, <sí>. Sus manos son las de un hombre, tienen cabellos. _______5 El león persigue a Lagartija.6 Lagartija también es un hombre, y el león también es un hombre. Lagartija está aquí, Estelión7 está aquí, el león está aquí, el otro león esta aquí. Un león atrapa a Estelión, mientras el otro atrapa a Lagartija. Por eso, el otro león se lleva (279) la carne de Estelión. El otro león lleva a Antílope Cabrío8 la carne de Lagartija. Antílope Cabrío la deja, porque es su marido. Antílope Cabrío va a recoger agua, la otra también recoge agua. Entonces Antílope Cabrío se escapa, <sí>.

4 5

Aquí empieza el segmento consignado como 26a en BR. –Ed. Aquí empieza el segmento consignado como 26d en BR. Lloyd puso un

interrogante junto a la línea que separa ambos segmentos, sin duda porque no estaba segura de si el narrador había iniciado un nuevo relato. Podemos considerar que así es. El texto está sólo parcialmente traducido al inglés, pero //Kábbo dictó poco después una versión más completa (texto A4). Véase A5 para una variante del mismo mito dictada unos años después por /Haŋ≠kass'o.–Ed. 6

En el original, /gi. Véase la nota al texto inglés, y la entrada correspondiente a

Lagartija en el Glosario, así como el Anexo Gráfico, B62b. 7

En el original, !kao, sin duda lo mismo que !khaξü. Véase la nota al texto inglés, y

la entrada «Estelión» del Glosario, así como el Anexo Gráfico, B59. –Ed. 8

En el original, /ki. Véase la nota al texto inglés, y la entrada del Glosario

correspondiente a Antílope Cabrío. También el Anexo Gráfico, B19. –Ed.

512


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Antílope Cabrío trepó hasta la casa de Cuervo, [la traducción inglesa se interrumpe aquí]

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. L.II.1: 237-240 (BC 151, A2.1.7 = LL7) BR: 26b + 26a + 26d (aunque en BR este texto está dividido en distintas subentradas, lo cierto es que estas forman una unidad); KH 59 + 893 Dictado el 10 de mayo y el 19 de junio de 1871.

513


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

A4. [Los dos leones y los lagartos (2). Los dos leones y la tortuga (1). Los dos leones y la persona inválida (1)] 9 (305) [1. Los dos leones y los lagartos] Y sucede que Estelión se casó con otro estelión, Lagartija se casó con una bella lagartija, mientras que Estelión se casó con Grulla Azul, que era fea. Como también Estelión es feo, Grulla Azul es fe también, <sí>. Y resulta que el león atrapó a Estelión, <sí>. Y otro león atrapó a Lagartija. <Pues> el león que atrapó a Estelión es Correa, 10 porque el otro león era Estera.11 (306) Tiene pies de león, <sí>, tiene manos con las que es un hombre, habla. Sin embargo, devora personas, <sí>, cuando es hombre, porque siente que es un hombre del león. Por eso atrapa gente por la noche, <sí>, porque sus ojos brillan como fuego. También olfatea con la nariz. Entonces pone a Estelión a asar en el fuego. El otro, Estera, pone a Lagartija a asar en el fuego, (307) se lo come. Correa es el que pone a Estelión en el fuego. El otro, Estera, fue el que puso a Lagartija en el fuego. El otro, Correa, fue el que puso a Estelión en el fuego. Entonces Antílope Cabrío los buscaba, cuando atraparon a Estelión. Antílope Cabrío también los estaba buscando, cuando atraparon a Lagartija. Antílope Cabrío miró el fuego, por eso Antílope 9

10

Narrado por //Kábbo. –Ed. En la traducción opto por traducir los nombres de los leones: !Gu: es Estera y

!Hauë-ta-≠hou es Correa. –Ed. 11

(305')

Es un león, tiene manos, habla. [Esta anotación está al final de la página 305', con la letra de D. F. Bleek, sin ningún texto /xam al que pueda corresponder. –Ed.]

514


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Cabrío no comió la carne de Lagartija. Grulla Azul fue [quien] comió la carne de Estelión, (308) Antílope Cabrío sólo tomó una raíz, porque le parecía que a Estera le crecía vello, el vello de las manos. Antílope Cabrío las olió con la nariz,12 Antílope Cabrío estornuda. Entonces [sale del campamento y] recoge agua, <sí>; se llevó (su) niño consigo. Grulla Azul dejó a su niño en casa; era el pequeño Estelión. Entonces Correa y Estera fueron detrás, cuando Antílope Cabrío se llevó al pequeño Lagartija. Entonces Correa y Estera se zamparon a Grulla Azul. Grulla Azul había ido a recoger agua. Regresó. Correa y Estera se la zamparon, porque eran hombres, eran hombres del león. Por eso persiguieron a Grulla Azul, la atraparon, (310) le dieron dentelladas, la mordieron con los dientes hasta matarla, la devoraron cuando estuvo muerta. Entonces tenían hambre; cuando la hubieron matado tenían hambre; cuando la hubieron matado, se la zamparon. Fueron al campamento de Estelión, fueron y devoraron la carne de Estelión. <Él (Correa) y el otro, Estera, [la] devoraron, devoraron la carne de Lagartija, que estaba asada.> Entonces Estera (311) se separó de Correa, <sí>, porque Antílope Cabrío se había escapado, Antílope Cabrío había ido y había trepado por la acacia. Antílope Cabrío cogió la correa de piel de órix. Cuervo Negro13 la izó con la

12

W. Bleek dice en su resumen del relato (B: 11-12) que Antílope Cabrío no toma

la carne de su marido porque ha visto lo que han hecho los leones. Por el contexto, y por cómo se desarrollan las cosas en la versión de /Haŋ≠kass'o (A5), da la impresión de que los dos felinos se hacen pasar por Estelión y Lagartija. Esto es lo que sucede en una variante korana recogida en 1879 por Lucy Lloyd (Maingard 1962: 55-62). –Ed. 13

Se trata del cuervo de El Cabo (Corvus capensis), muy común en África

meridional. Véase la correspondiente entrada del Glosario y el Anexo Gráfico, B66. –Ed.

515


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

correa de órix. Entonces Cuervo Negro puso a secar las tripas de musaraña, 14 <sí>. Cuervo Negro bajó de la acacia, encendió una hoguera, puso piedras a calentar. Estera (312) encontró huellas, las olfateó con la nariz; sus ojos brillaron, también olfateó con la nariz. Entonces siguió el olor de Antílope Cabrío, <sí>. Se irguió; erguido, dijo: –¡Esposa! ¡Ízame! Porque quería engañar a Antílope Cabrío, para matarla, porque Antílope Cabrío es bella; Cuervo Negro es bella, (313)15 porque es Cuervo Negro. Puesto que Antílope Cabrío es bella, él la mata. Por eso se casó con Antílope Cabrío, <sí>, porque la había <engañado>. Entonces Cuervo Negro <habló, sí>. Entonces Antílope Cabrío arrojó (la cuerda de) tripas de musaraña, porque Cuervo Negro le dijo: –¡Eh, Antílope Cabrío! Tíraselas a tu marido que está allí, las tripas de musaraña. Entonces Antílope Cabrío echó abajo (314) las tripas de musaraña, <sí>. Y entonces el león las coge con la mano. Y entonces Antílope Cabrío lo iza hasta la acacia, <sí>. Las tripas de musaraña se rompen, y entonces <el cuerpo> de Estera cae al fuego. Se muere, porque yace asándose en el fuego. Entonces Cuervo Negro le pone fuego en la boca, y entonces, asándose, se muere, <sí>, mientras yace asándose. (315)

14

En el original, mouse, pero no cabe duda de que !hennixa, el término /xam, es la

llamada musaraña-elefante. Véase la nota al texto original y el Glosario, así como el Anexo Gráfico, B53. –Ed. 15

Las páginas 313-318 las tradujo Lucy Lloyd. –Ed.

516


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Y entonces Antílope Cabrío se marcha, mientras el león yace asándose en el fuego. Antílope Cabrío se marcha [con su hijo], ellos y Cuervo Negro [se marchan]. Llegan a otro campamento, van a establecerse, mientras el león yace asándose, mientras el león se asa. Y entonces el otro (!Hauë-ta-≠hou)16 llega para cortar de la carne del otro,17 mientras se asa. Y entonces [Estera] da un salto, <sí>, ansía su propia carne, dice: –¡Dame un poco de carne, <compañero>, que tú te la comes! (316) Entonces el león da al otro, Estera de la propia carne de Estera.18 Estera se come la propia carne de Estera porque está asada. Se la come porque está asada, se la zampa.19

[2. Los dos leones y la tortuga] 20 Y entonces Correa habla, sí: –¡Eh, Estera! Vamos a cazar seres humanos.

16

(315')b

Un nombre de león (algo sobre un cinturón que se aprieta o afloja). [Al parecer fue al traducir este pasaje cuando Lloyd reparó en que los dos leones tenían nombre. Recordemos que buena parte de las páginas anteriores las tradujo años después su sobrina, D. F. Bleek. –Ed.] 17

En el original «de su propia carne», pero véase la nota al texto inglés. –Ed.

18

(316')a

!Gu: [Estera] es el nombre del segundo león del relato. (L) 19

Bleek resume así este pasaje: «[Antílope Cabrío y Cuervo Negro] se fueron de la

acacia, y [Correa], atraído por el aroma de la carne asada, llegó y cortó un trozo del muslo de su compañero. Entonces el león Estera (quien, al parecer, ha vuelto de pronto a la vida) dio un salto y pidió un trozo de su propia carne, que ambos devoraron juntos» (BR: # 26, pág. 12). 20

Véanse los textos A6 y A7 para otras variantes de este episodio (KH 282A). –Ed.

517


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Van, no ven seres humanos, ven venir una tortuga macho. Estera la engulle gaznate abajo, viva y de una pieza. Entonces (317) la tortuga habla, sí, porque es una tortuga entera, también habla: –¡Eh, león! Tómanos, león; también te comes mi rabo, porque mi esposa, que es grande, está en el campamento. La tortuga dice: –Yo soy pequeño. Era grande, soy pequeño; mi esposa es grande. El león dice: –Quería que escucharas y me cogieras otro trozo para que lo comiese. (318) Dices que te has zampado la tortuga, así que quiero que te des cuenta: nos quedaremos flacos, porque la tortuga habla por delante de nosotros.21 [Se aproximan a un campamento.] La tortuga dice: –¡Eh, hombres!¡ Quemadnos con fuego, porque somos el león, que devora personas! Entonces los hombres los queman22 con fuego, ellos escapan, y entonces Correa, sí, va y le dice al otro (319) que el otro no le había dado parte de la tortuga.

21

Es decir, anuncia a quienes están cerca que los leones se aproximan. –Ed.

22

(318')

(les tiran fuego)

518


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

[3. Los dos leones, Salamanquesa y Bocafétida] 23 Entonces los leones fueron y se acostaron. El león [Correa] se levanta a la mañana siguiente con el otro, Estera. Caminan de día, caminan, van a donde vive Bocafétida,24 cuando el pequeño Salamanquesa25 estaba con Bocafétida. Entonces el pequeño Salamanquesa escapó corriendo, <sí>. Entonces el león fue hasta él,26 que estaba sentado, pues notaba que (320) su <muslo> estaba pudriéndose. El león [Correa] fue hasta él, él y el otro, Estera. El león se acercó, el león siguió el olor hasta llegar a la putrefacción, al <muslo podrido> de Bocafétida.27 El león lo agarró con la boca, el león se lo comió. Bocafétida dijo:

23

Si bien recoge elementos del segundo episodio de la versión que contó

/Haŋ≠kass'o de la historia de los dos leones y los lagartos (A5), este episodio puede considerarse una variante, más bien confusa, de la historia en que los dos leones intentan devorar a un anciano o anciana que padece de gangrena y que está en compañía de Liebre. Véase la nota 19. 24

En /xam, el nombre de este personaje es !k"wa ga ttu. Véase DIC: 509,

!k"wakk@n, «estar corrompido, podrido» y, como sustantivo, «materia podrida». Dentro de esta entrada se nos explica que !kwa-ka-tu significa «Boca maloliente [Foulmouth], una persona mítica». El personaje aparece también en un mito del ciclo de Mantis (M: 23-24, L.VIII.29: 8526-8554), donde Grulla Azul y unas niñas que van con ella son víctimas de las letales ventosidades del personaje. Al principio D. F. Bleek escribió muishond, lo que indica que en un primer momento creyó que se aludía aquí a la mofeta africana (Ictonyx striatus), !kwa:, !k?wa:ξ. Es posible, que, de hecho, no estuviera del todo desencaminada, y que Bocafétida sea un avatar mítico de la mofeta. Véase el Glosario.–Ed. 25

Este personaje aparece también en la versión de /Haŋ≠kass'o de este relato (A5).

Se trata, probablemente, de una especie de gecko similar a las salamanquesas europeas. Véase el Glosario. Uso aquí la ortografía de DIC: 543. –Ed. 26

Presumiblemente este «él» (it en el original) se refiere a Bocafétida. –Ed.

27

O, «la putrefacción del muslo de Bocafétida». A partir de aquí el relato se vuelve

un tanto confuso, quizá porque la traducción de D. F. Bleek es errónea en algún punto clave, o porque el original tampoco está muy claro. El episodio relativo a Salamanquesa está narrado con detalle en la versión de /Haŋ≠kass'o (A5.2). Por otro lado, Diä!kwain,

519


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

–Deberíais traerme a rastras a ese niño de ahí. Deberíais atraparlo, deberíais matarlo. Deberíais venir y ungir la putrefacción de mi muslo. El león accedió, el león (321) traería a rastras el niño, el león corrió a atrapar al niño. El niño puso el pequeño muslito podrido sobre una piedra. El niño echó a correr, mientras, allí sobre la

piedra, el muslito podrido de

Bocafétida hablaba: –Correa lo está atrapando, ¡que los arbustos traspasen el pie de Correa! Entonces Correa se puso a chillar, <sí>. Entonces (322) el trocito podrido dijo: –¡Eh, Estera! ¡Atrápame! –¡Ya lo estoy haciendo! Entonces el león [Correa] dijo, <sí>: –¡Estera, atrápalo, porque una rama me ha atravesado el pie! Entonces Estera lo atrapó, <sí>. Y entonces Estera <alcanzó al niño y llegó hasta la piedra.> Entonces el trocito podrido saltó. Entonces Bocafétida se cortó el muslo, <sí>, saltó. Bocafétida (323) habló, estas son las cosas que iba cantando, <sí>. Iba cantando: ¡El pecho es arrojado a la roca vuvu!

!Kweiten ta //ken y ≠Giri-sse narraron un episodio del ciclo de los dos leones en que un personaje tiene la pierna gangrenada y se la amputa para evitar caer en las garras de los leones (A7.2 A8 y A9). En estas versiones el personaje inválido azuza a los leones contra Liebre que está con él, de un modo similar a como aquí Bocafétida azuza a los leones contra Salamanquesa. Se diría que //Kábbo no recordaba bien el episodio, y que la presencia de Bocafétida en el relato obedece en parte a esta confusión. –Ed.

520


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

FUENTES Y COMENTARIOS L.II.2: 305-323 (BC 151, A2.1.8 = LL8) BR: #26e; KH 893 + 482A Se empezó a dictar el 22 de julio de 1871 (fecha que consta en la página 303) o poco después, y se terminó el 24 de julio.

521


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

A5. Los dos leones, los lagartos, Grulla Azul, Antílope Cabrío y Cuervo Negro1 [Los dos leones y los lagartos (2)] (8859) [1. Los dos leones, los lagartos, Grulla Azul y Antílope Cabrío] Hace tiempo, los leones2 vieron a Lagartija3 (y a Estelión) 4 que estaban de cacería. El león (Estera) mató a Estelión, y los (dos) leones corrieron tras Lagartija. Lagartija siguió avanzando bajo tierra, avanzó y (8860) los leones estaban escarbando, escarbando porque querían encontrarlo. Y los leones escarbaron hasta hacerlo salir de un salto. Y entonces él echó a correr. Lo persiguieron, los leones lo persiguieron (8861) y él se metió [otra vez] bajo tierra.5 Y los leones escarbaban buscándolo, y él (Correa) escarbó hasta hacerlo salir de 1

(8859')a

/Haŋ≠kass'o de su abuela materna ≠Kammi, y de su madre, /Xabbe-aŋ. 2

(8859')b

Eran Estera [!Gu:], y su compañero, Correa [!Hauë-ta-≠hou]. 3

(8859')c

Un lagarto listado, mayor que el ackeldos, pero más pequeño que el !khaü [estelión]. No se parece al !khaü, que es feo, ni al ackeldos. Porque es bello, ya que normalmente (?) es rojo. [El término /gi: no está en DIC pero, a juzgar por los datos que aporta el narrador, la especie en cuestión podría ser Mabuya occidentalis, que mide entre 7 y 9'5 cm, es decir, es mayor que el estelión y algo más pequeño que Nucras tessellata, que es un posible candidato para el ackeldos o tarra-gu. Para más información, véase el Glosario, y también el Anexo Gráfico, B62b. –Ed.] 4

(8859')d

<El Estelión.> 5

(8861')

Cuando vio que parecía que los leones iban a atraparlo, se metió bajo tierra. Y los leones escarbaban en el lugar donde había entrado.

522


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

un salto. Y él (Lagartija) se metió bajo tierra. Otra vez escarbaron los leones, y otra vez el león (Correa) escarbó, (8862) haciendo que saliera de un salto. Entonces echó a correr, se metió bajo tierra. Y otra vez los leones escarbaron. El león escarbó hasta hacerlo salir de un salto. Lo mataron. Fue Estera (8863) quien lo mató.6 Y lo llevaron junto a Estelión. Fueron a asarlos, y cargaron su carne.7 Fueron hasta la <compañera>, y su amiga (Grulla Azul). Correa dijo: –¡Eh, Estera! Voy a ir yo (8864) hasta la compañera, mientras tú vas hasta Grulla Azul. Estera dijo: –¡Nada de eso! Seré yo quien (8864) vaya hasta <la compañera>, mientras tú vas a Grulla Azul. Correa dijo: –No quiero que asustes a <la compañera>, porque (8865) por lo visto piensas que no es una persona avispada. Se esfumaría. Si se esfuma, no podríamos encontrarla. [Y para no asustar a la compañera y a Grulla Azul, decidieron ponerse la piel de Lagartija y Estelión, y hacerse pasar por ellos.]8

6

(8863')a

!Hauë-ta-≠hou fue el que escarbó hasta sacarlo. 7

(8863')b

Eran personas. Creo que, probablemente, eran grandes. 8

Esto se desprende del contexto, y es también lo que sucede en una variante korana

de este mito recogida por Lloyd en 1879 (Maingard 1962: 55-60), como ya dije al comentar el mismo pasaje en la versión A4, narrada por //Kábbo. –Ed.

523


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Fueron. Llegaron hasta <la compañera> (y Grulla Azul>), (8866)9 que estaban pelando !kuisse.10 El león (Estera) llegó, dejó sus cosas en el suelo. Se estaba calentando las manos en el fuego, mientras el fuego ardía. Y el fuego le quemó las manos, el fuego (8867) le chamuscó el vello de las manos, el fuego quemó11 el vello de las manos. Y <la compañera> estornudó, <sí>. El león le dio (a Antílope Cabrío) parte de la carne de (su) marido.12 Antílope (8868) cogió la carne de (su) marido; la dejó a un lado. Se sentó, pellizcando al niño. El niño estaba allí, llorando. Ella dijo: –Quisiera llevar al niño a la charca, pues el niño llora de sed.13 (8869) Yo, que soy adulta, también tengo sed. 14 Por eso quiero llevar al niño para que beba, y luego poder venir a comer. Se marchó, de este modo (8870) avanzó, mientras llevaba al niño a la espalda.15 9

En la página 8866' hay una glosa sin traducir cuyo sentido, aproximadamente, es

que ambos leones se separaron, (!kwai !kwai:), y que !Hauë-ta-≠hou esperó (!kuïta) a Grulla Azul, mientras !Gu: esperó a la compañera. –Ed. 10 11

!kúisi, !kuise, «un bulbo comestible, muy consumido» (DIC: 450). –Ed. (8867')

xau se susurra audiblemente. [El término no está en DIC, pero se trata probablemente de una onomatopeya de cómo el fuego quema el pelo del león. –Ed.] 12

(8867')

<La carne de Lagartija.> 13

(8868')

Los /xam dicen que están sedientos. Cuando han bebido, dicen que han saciado su sed. Mi sed está ahora saciada, marchemos. Porque vosotros me pedíais (que caminase) cuando yo estaba sediento. 14

(8869')

No estaba sediento. Estaba engañando al león, para poder marcharse a toda prisa, antes de que el león la atrapara.

524


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Su hermana mayor,16 Grulla Azul, la siguió. Ella (Antílope Cabrío) dijo: –¿Por qué no te echas la niña a la espalda? Porque no son nuestros maridos. (8871) Son personas diferentes. Grulla Azul dijo: –¿Por qué mi hermana menor habla así, y mira de esa forma a nuestros maridos? Antílope Cabrío dijo: –Son leones. (8872) No son nuestros maridos, porque son leones. Antílope Cabrío fue hasta la charca. Dijo: –Me iré con mi <tía>,17 Salamanquesa.18 (8873) Deberías dejar atrás a tu niña, para que podamos llegar hasta (mi) <tía>, Salamanquesa. Grulla Azul dijo: –Debo dar media vuelta, por mi niña, porque mi niña se ha quedado en el campamento. Antílope Cabrío dijo: –Deja (8874) atrás a (tu) niña, porque es esa niña que oíste gritar. Deja atrás a (tu) niña, para que podamos llegar hasta (mi) <tía>, Salamanquesa. Grulla Azul dijo: –Debo ir junto a mi niña. 15

(8870')

Eran personas, personas de la primera humanidad. 16

No hermana en el sentido literal, sino en el de «amiga, compañera». –Ed.

17

También en este caso el empleo de este término no implica un parentesco real. –

18

En /xam, //hoξru, posiblemente una variedad de gecko del género Pachydactylus.

Ed.

Estos lagartos son muy similares a las salamanquesas europeas. Véase el Glosario, y el Anexo Gráfico, B62c. –Ed.

525


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Y Grulla Azul (8875) fue, de este modo regresó. Y los leones la vieron llegar, a hurtadillas fueron los leones a su encuentro. Ella se desvió. Los leones se desviaron (8876) hacia el lugar hacia el que ella se había desviado. Ella vio que los leones se desviaban, fue directamente hacia los leones. Los leones fueron directamente hacia ella, y los leones corrieron hasta acercarse (8877) a ella. Y los leones la atraparon. Los leones la mataron a dentelladas, mientras ella exclamaba: «Mi hermana pequeña te. . . ¡heh!'»19 (exhalando un largo gemido de dolor mientras los leones la mataban). Y lo que había querido decir era: «¡Mi hermana pequeña (8878) tenía razón!» Y Correa exclamó: –¿Por qué mi colega20 hace eso, en lugar de esperar a que escucháramos lo que esta persona iba a decir? Pues parecía como si esta persona quisiera (8848)21 decir, «¡Mi hermana pequeña tenía razón!» Y la levantaron, se la llevaron al campamento. Fueron a asarla.

[2. Los dos leones, Antílope Cabrío y Salamanquesa]

19

(8877')

Porque sentía que los leones la despezaban a dentelladas. Por eso exclamó: «Mi hermana pequeña te. . . ¡heh!'». 20

(8878')

[!kwa:ä =] colega, camarada, compañero. Ellos (los /xam) dicen también: «¡Eh, fiera!, cuando se dirigen a otro hombre. Dicen también: «Nuestro compañero parece pensar que nuestro hermano es el que actúa correctamente». Dicen (también), «¡compañero!» 21

Aquí empieza el segundo segmento de este relato, que está escrito en las páginas

8848-8852 del cuaderno L.VIII.32. –Ed.

526


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Por la mañana, salieron (8849) a buscar el rastro de Antílope Cabrío. Lo siguieron, lo fueron siguiendo, los encontraron (a Antílope Cabrío y a Salamanquesa).22 La hija de Antílope Cabrío jugaba allí. Ellos (los leones) la llamaron. La niña retrocedió por miedo (8850) a ellos. Su madre exclamó: –¡Quédate aquí, porque esos son leones! La niña se sentó frente a su abuela, Salamanquesa. Su abuela estaba tumbada al sol. Se sentó frente a (8851) su abuela, cuando su abuela estaba tumbada al sol. Estaban en un lugar despejado.23 Los leones fueron hacia [la pequeña] Antílope Cabrío. La piedras se juntaron. El león se dio con (8852) los dientes, al pretender hacerse con [la pequeña] Antílope Cabrío. Se dio con los dientes en la piedra, cuando acometió a [la pequeña] Antílope Cabrío. La roca cubrió a Antílope Cabrío. La roca se abrió otra vez. (7643)24 La roca permaneció abierta. Otra vez pudo verse a [la pequeña] Antílope Cabrío. El león !Gú: avanzó, acometió a [la pequeña] Antílope Cabrío. La piedra (7644) se cerró otra vez sobre [la pequeña] Antílope Cabrío. Otra vez, Estera se puso a gritar de dolor, por su piel.25 La piedra, de nuevo, la piedra se abrió sobre [la pequeña] Antílope Cabrío.

22

(8849')b

La salamanquesa (//hoξru) se parece al estelión. Tiene la garganta roja. [Véase la nota 19. –Ed.] 23

(8851')a

Allí no había arbustos, ya que era una roca. 24

Aquí empieza el tercer segmento del relato, que no está escrito en el cuaderno

L.VIII.32, sino en un cuaderno anterior, L.VIII.19. La página 8851 del segundo segmento lleva también la fecha de 11 de diciembre de 1879. –Ed. 25

(7644')

527


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

[La pequeña] Antílope Cabrío fue otra vez visible. Cuando !Hauë-ta-≠hou, (7645) pensó que sacaría a [la pequeña] Antílope Cabrío con el pie, la piedra cayó sobre su pie, se puso a gritar a causa de su pie, que estaba atrapado en la (7646) piedra. Extrajo el pie, pero la piel del pie se quedó en la piedra. Ellos (los dos leones) dejaron a <la compañera>,26 pues pensaron que <la compañera> tendría que dejar [la casa de] Salamanquesa. Ellos se (7647) alejaron un poco para echarse a dormir.

[3. Los dos leones, Antílope Cabrío y Cuervo Negro] Y su tía Salamanquesa le dijo [a Antílope Cabrío]: –Levántate, ve a casa de la tía Cuervo Negro,27 mientras tus tíos (7648) siguen (7648) tumbados. Y Antílope Cabrío fue con Cuervo Negro. Su tía Cuervo Negro la subió a la casa de ramas28 (con una correa). Antílope Cabrío estaba (7649) allí arriba cuando Estera se apartó de Correa. Estera dijo que no pensaba seguir el rastro de <la compañera>. Correa

Le dolía la piel, porque la piedra que estaba aferrando, no la había aferrado suavemente. 26

(7646')

El nombre con el que era una persona era /ke-dde [compañera]. [Véase la nota a la página 8863b del texto inglés. –Ed.] 27

El término /Xam es //hoξë. Cf. DIC: 543, //hoξ–e, //ho:e, «cuervo negro, Corvus

segetum» (DIC: 543). La taxonomía actual es Corvus capensis. –Ed. 28

(7648')

Una casa es (era?). Creo que la [casa] quizá se parecía a una casa de ladrillo. La casa era resbaladiza. [El término /xam es !nu:, «choza de arbustos, casa de ramas, nido» (DIC: 482). El sentido aquí es, muy probablemente, el de «nido». –Ed.]

528


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

siguió el rastro de <la compañera>. Él (7650) encontró el rastro de Antílope Cabrío. Lo siguió. Cuervo Negro lo vio venir. Cuervo Negro izó a Antílope Cabrío. Antílope estaba arriba, con su niña, mientras Cuervo Negro (7651) había calentado una piedra29 (debajo). La piedra se calentó, se calentó, se calentó. Caliente, la piedra se puso roja. Y entonces el león llegó hasta ellos. El león exclamó: –¡Eh, esposa! ¿Cuándo subiré (7652) yo? Antílope Cabrío exclamó: –Subirás por aquí. Con lo mismo que yo subí, subirás tú. Cuervo Negro exclamó: –Ven y ponte aquí, para que yo pueda ponerme (7653) ahí, donde estás tú, y pueda darle la correa a (tu) marido. Y echó abajo la correa. Y el león agarró la correa. Cuervo Negro izó al león. La correa se rompió. El león (7654) se cayó desde lo alto, el león se dio en la cabeza con la piedra.30 Antílope Cabrío exclamó: –¡Mi marido, mi marido! Otra vez, ellos31 [hicieron lo mismo.] Cuervo Negro tiró la otra parte de la correa; el león (7655) cogió la correa. Otra vez izaron al león. Otra vez, la correa se rompió. Y el león cayó desde lo alto, el león (cayó), perforándose la nuca. La 29

(7651')

Puso la (parte inferior de la) piedra en el fogón. Hizo un fuego (sobre) la piedra. El fuego estaba debajo (de la casa de Cuervo Negro). Calentó la piedra, y la piedra se puso roja. 30

(7654')a

Esto es, sobre la piedra caliente, cuya punta sobresalía hacia arriba en la hoguera. 31

(7654')b

Antílope Cabrío y Cuervo Negro.

529


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

piedra había estado calentándose, y estaba ardiendo. Por eso, (el león) murió. Cuervo negro bajó a Antílope Cabrío [de su nido].

FUENTES Y COMENTARIOS «The Two Lions, the Lizards, the Blue Crane, the Rhebok, and the Black Crow», L.VIII.32: 8859-8878; L.VIII.32: 8848-8852 (BC 151, A2.1.107 = LL107) y L.VIII.19: 7643-7656 (BC 151, A2.1.94 = LL94) LR: # 31. KH: 893 NoS, nº 11, «/gi:, a striped lizard. He was a man; he married /ki. !kháü married !k'ŏ ». Anotado en diciembre de 1879. Las páginas 8851 y 7643 de L.VIII.19 llevan la fecha de 11 de diciembre de 1879. La fecha anterior en el cuaderno L.VIII.32, 8 de diciembre de 1979, está en la página 8858.

530


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

A6. Los dos leones y la tortuga (1)1 El león hace esto, cuando la tortuga sale del campamento para buscar huevos el león la ve, mientras la tortuga va trotando en busca de huevos; el león la ve, cuando la tortuga va cantando, cuando va trotando en busca [de huevos], cuando va cantando, cuando el arco llega. Habla, porque siente que es una tortuga; tiene su propio idioma, no habla con la lengua, sino que habla con la piel de la boca. Por eso habla dentro de la boca. Por eso, esto es lo que hace: habla, porque la piel de su boca está dentro de la boca. Canta: El arco llega, el arco llega.2 Por eso, el León va alrededor, mientras trota por ahí, de cacería, buscando el rastro del avestruz. El león llega, un león le dice al otro león que deben partir la tortuga a bocados. La tortuga le dice al león que el león debe partirla de un 1

Narrado por /A!kuŋta. En una tira de papel azul pegada a la página 1365'

encontramos la siguiente nota de Lucy Lloyd:

Feb./ 1873 (Must try to get the story bodily. It is a little tortoise which has been swallowed whole by a lion; it comes out of the lion's <stomach> & stands on his eyebrow; then leads him to all sort of dippointments, in the way of food & water, he talks thus:) [sigue una cita sin traducir del habla de la tortuga.]

«(Hay que intentar obtener esta historia completa. Es una pequeña tortuga que ha sido tragada entera por un león; sale del estómago del león y se pone sobre sus cejas; entonces lo conduce a toda clase de frustraciones en lo referente a comida y agua, habla así:)». El texto A7, dictado por Diä!kwain, contiene una versión completa de este relato. – Ed. 2

Aparentemente, «arco» es una forma de referirse al león evitando pronunciar su nombre. –Ed.

531


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

bocado, que el león debe dar al otro (león) la raíz del lomo de la tortuga, para que él también pueda comerla. El león le replica a la tortuga que es una tortuga pequeña, una que engullirá entera. Avanza, coge la tortuga, se la pone en la boca, se la traga, y de nuevo se cuelga [del hombro] la aljaba. Tragada queda la tortuga, salta hacia la cabeza del león, se pone sobre el cabello de las cejas del león. La tortuga habla, colocada en las cejas del león, le dice al león: –León, vamos a la charca, a beber, para que podamos buscar campamentos de los /xam, para que podamos acercarnos sigilosamente a ellos.3 La tortuga le dice al león: –Tú arrebatarás para nosotros a esa persona4 corpulenta, será gorda, iremos por detrás de ella tú (sin embargo) no acecharás engañando, tú acecharás con calma. La gente no escuchará con sus oídos, aunque una persona está escuchando con sus oídos, está escuchando la noche; no duerme, porque duerme

3

En el manuscrito original, esta intervención de la tortuga está en la página 1370',

indicando su lugar en la página 1370. Al publicar el relato en SSAM: 169, D. F. Bleek omitió en esta última página las seis últimas líneas de la página 1370 del manuscrito, y las dos primeras de la página siguiente, que contienen la intervención de la tortuga, pero en estilo indirecto:

that the lion may let them go to get water, that they may go to the water, for, they are dying with thirst they will go to cool (1371) themselves, for their heart is thirsty.

«[La tortuga le dice al león] que el león los deje ir a por agua, que los deje ir a la charca, para que refrescarse (1371) porque su corazón está sediento.» –Ed. 4

Aunque D. F. Bleek pone siempre man en el texto publicado, en el manuscrito

siempre utiliza la palabra person, sin duda la mejor forma de traducir, en este contexto, el término /xam !kwi, «hombre, persona, ser humano» (DIC: 466). –Ed.

532


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

mirando con los ojos, escucha dentro de la choza, porque siente que es una persona adulta y sensata, conoce la noche. Por eso escucha para los niños. Los niños duermen, el adulto es el que conoce la noche, entiende la noche, porque camina de noche. Escucha la noche, los peligros de la noche, porque es una persona adulta, conoce la criatura que camina de noche. Está escuchando si una fiera ronda de noche, olfateando en busca de algo que pueda matar y comer en el paseo de la noche, en su salida nocturna. Por eso acostumbra a caminar en la noche, porque quiere oler con su hocico, oler el aroma del campamento; con sigilo se acercará al campamento, arrebatará a una persona, acometiendo hará que la persona se mueva, la persona se moverá y caerá al suelo, el león corre detrás, ve a la persona. Entonces se lleva a la persona, corre con la persona, corre penetrando en la noche, corre adentrándose en la negrura de la noche, mientras otras personas llaman a sus espaldas, mientras el león corre llevándose a la persona. Va corriendo, avanza y se sienta; se tumba, sigue caminando, porque va cargado, avanza cargando a la persona hacia el centro de los arbustos. Deja a la persona en el centro de los arbustos, devora la carne de la persona, devora la grasa de la persona. Otra gente camina temiendo al león, porque sienten que el león quizá vuelva a ir hasta ellos, cuando el león se acerque a otra persona, el león la arrebatará, el león escapará de nuevo con ella, mientras otra gente de nuevo da voces a sus espaldas. Mientras, el león se lleva a la persona, penetrando en la oscuridad de la noche, para que la noche pueda cubrir su espalda, para que la gente no lo vea. Mientras él penetra así en la noche, otra gente arroja fuego a sus espaldas mientras él intenta llevarse [a la persona] al otro lado de la colina, porque los otros sienten que el otro [el león] desaparece en la noche, mientras el león lo 533


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

tiene cogido en sus fauces, dentro de las fauces del león. El león corre dándole dentelladas, el va corriendo matándolo a dentelladas. Mientras corre con él, abre la boca, y el león siente que corre rugiendo, y el león siente que está obrando así, avanza arrebatando [personas de su campamento]. Por eso, el león lo mata a dentelladas, para que enmudezca, porque la otra gente correría tras el león, si oyeran al otro.

FUENTES Y COMENTARIOS «The Lions and the Tortoise», traducido de SSAM: 168-172 = B.XIV: 1362-1392 (BC 151, A1.4.14 = WB14) BR: # 26g; KH 282A Este relato lo recogió Wilhelm Bleek. Parte del texto está traducido por su hija, D. F. Bleek. D. F. Bleek incluyó este relato en su artículo para ilustrar la peculiar forma de hablar de la tortuga, «caracterizada por el cambio de los chasquidos y algunas otras consonantes, en labiales» (SSAM: 168). Aunque empieza como una variante de KH 282A, el relato de /A!kuŋta deriva en la descripción de lo que sucede cuando un león se lleva a una persona de un campamento. La segunda sección del texto A4 (dictado por //Kábbo) y el texto A7 (dictado por Diä!kwain) son variantes de KH 282A.

534


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

A7. Los leones, la tortuga, la pequeña Liebre y la anciana [Los dos leones y la tortuga (2). Los dos leones y la persona inválida (2)] (2487)1 [1. Los dos leones y la tortuga] Un león2 agarró3 una tortuga.4 Y ellos (dos leones) se pusieron a caminar. El otro león5 dijo: –Parte la tortuga (con una piedra) y divídela conmigo. Y el otro león [Estera] dijo: –¡No, hermano! ¿No (2488) ves que la tortuga no tiene aspecto de que deba compartirla contigo? Ya ves que la tortuga es demasiado pequeña. Una cosa así no es de las que todo el mundo está habituado a comer. Normalmente, (2489) una sola persona se come una cosa tan pequeña. Y se zampó la tortuga.

1

(2487')a

Contado a Diä!kwain por su madre, quien lo oyó, dice él, de su madre. Diä!kwain dice que su madre no sabe hablar holandés [afrikaans] y sólo [habla] /xam, aunque entiende un poco de holandés [afrikaans]. 2

Se trata de Estera (!Gu:), a tenor de cómo se desarrollan las cosas en otras

versiones. Véase el texto A4. Diä!kwain nunca usa el nombre de los dos leones pero es improbable que no los conociera. –Ed. 3

(2487')b

El león cogió la tortuga con la mano, pues en aquellos tiempos era todavía un hombre y podía hablar. 4

El término /xam es !góξë, cf. DIC: 385, !goξe, «tortuga, caparazón de tortuga»

(DIC: 385). –Ed. 5

El león Correa (!Hauë-ta-≠hou). En adelante, y para mayor comodidad del lector,

añadiré entre corchetes el nombre de cada león. –Ed.

535


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Y la tortuga se dio la vuelta, la tortuga <avanzó y se quedó en su cabeza>.6 Y él (el león [Estera]) dijo: –¡Mira (2490) ahora! ¿Por qué la tortuga se me ha puesto <en la cabeza>? Y el otro león [Correa], dijo: –Ya te dije que debías romper la tortuga y dividirla conmigo, para que pudiéramos compartir la tortuga. Tú (2491) te negaste7 a (compartir) la tortuga, porque era pequeña. Al parecer pensabas que era una tortuga joven,8 aunque era una tortuga adulta. Te negaste. Cuando te lo pedí me preguntaste si pensaba yo (2492) que tenías que darme parte de una tortuga así, tan pequeña. Y se marcharon, <sí>. Y avistaron órix9 que estaban quietos. Y el león al que la tortuga se le había plantado en la cabeza se acercó a hurtadillas a los órix, (2493) y la tortuga, cuando él acechaba a los órix, la tortuga dijo: –¡Órix! ¿Cómo podéis quedaros ahí quietos, cuando el león está aquí acechándoos? Me (2494) devoró; me menospreció. No quiso compartirme con el otro, cuando el otro se lo pidió. El otro le dijo que me tenía que partir para 6

(2389')

En el hueso de la frente, pero debajo de la piel, explica Diä!kwain. 7

(2491')a

Te puedes negar a aceptar un trozo de la cabeza, porque crees que es demasiado pequeño, lo cual también es !ko:ξë. [!koξe: significa «confundir, infravalorar» (DIC: 438). –Ed.] 8

(2491')b

Era una tortuga macho. 9

(2492')c

Muchos órix. Diä!kwain explica que su madre le contó que en aquellos días los órix eran abundantes. [Véase W. C. Scully 1915: 87-88, donde se nos dice que a finales del XIX los órix seguían siendo abundantes en la zona de Bushmanland de la que Diä!kwain era originario. –Ed.]

536


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

compartirme con él, que debía darle mi (2495) otra mitad. [Y este león] le dijo al otro que yo era demasiado10 pequeña. Y los órix echaron a correr, <sí> , porque los órix11 oyeron que un león se había acercado a hurtadillas para atraparlos. (2496) Y el león [Estera] se dio la vuelta, <sí>. Y fue hasta el otro león, y le dijo al otro león, le dijo: –Esa tortuga que me comí les ha hablado a los órix. Ella (2497) habló desde mi cabeza. Y el otro león [Correa] dijo: –Eso es lo que yo te dije, que la tortuga podía vengarse de nosotros. Tú me dijiste (2498) que la tortuga era demasiado pequeña, y que no me darías parte de ella porque la tortuga era demasiado pequeña. Y avanzaron, <sí>. Y avistaron órix,12 y el otro león [Correa]dijo: –¡Hombre! Tú (2499) te quedarás aquí, seré yo quien aceche los órix. Y el otro león [Estera] dijo que no lo haría,13 porque quería seguir siendo él quien acechara los órix, para que él pudiera realmente escuchar si era (2500) cierto que la tortuga hablaba desde su cabeza, <sí>. Y el otro león [Correa] dijo: –La cosa que no crees es lo que ves, que la tortuga <simplemente> está 10

(2495')a

Diä!kwain dice que es «demasiado pequeña». 11

(2495')b

Se refiere aquí a la manada; significa que uno de ellos lo oyó primero. 12

(2498')

Otro día. 13

(2499')

Esto es, no se quedaría quieto.

537


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

(2501) en tu cabeza, porque no me escuchaste cuando te hablé. Y el otro león [Correa] dijo: –Ve (pues) a acechar a los órix, puesto que no me creíste cuando te hablé de ello. (2502) Y él [Estera] acechó a los órix, y la tortuga, cuando él quiso acercarse mucho a los órix, la tortuga se lo dijo a los órix: –¡Órix! ¿Os vais a quedar ahí parados, cuando (2503) el león está aquí acechándoos? Y los órix echaron a correr,14 <sí>. Y el otro león [Estera] dijo: –Deseo que puedas verlo, porque cuando te lo conté (2504) no me escuchaste, cuando te lo conté.15 Quisiera que me hicieras el favor de mirar si no podrías quitarme la tortuga. Y el otro león [Correa] dijo: –Siéntate, (2505) para que pueda cortarte y ver si puedo sacar la tortuga. Y entonces la tortuga se dio la vuelta y se puso en la nuca16 del león (justo encima del cuello), cuando17 el otro león intentó cortar y sacar la tortuga. Y el

14

(2503')

Empleado para muchos que corren, no sólo uno. 15

(2504')

Habla ahora el otro león, al que incordiaba la tortuga. [Esto es, habla Estera (!Gu:), que es el que se ha zampado la tortuga. Ed.] 16

(2505')a

Todavía bajo la piel. 17

(2505')b

Diä!kwain explica justo cuando el león [Correa] rasga la piel de la frente, la tortuga se va al otro lado de la cabeza del león [Estera].

538


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

otro león [Correa] (2506) dijo: –¡Mira! ¿Dónde está ahora la tortuga?18 ¿Por qué se ha ido del sitio donde estaba? Y es que no la veo. Y el otro león [Estera] contestó: –Detente,19 de modo que podamos ver dónde puede estar, (2507) a dónde puede haber ido. [Pero no lograron sacar la tortuga de dentro de la cabeza.]

[2. Los dos leones, la anciana y Pequeña Liebre] 20 Y siguieron adelante, <sí>. Y avistaron una choza, en la que yacía una anciana21 cuya cadera estaba podrida.22 Pequeña Liebre estaba con ella. Y llegaron

18

(2506')a

Diä!kwain dice que esta es la traducción de la frase. 19

(2506')b

(de cortar) 20

Este episodio, que sin duda constituye un tipo independiente, no tiene entrada

alguna en KH. Los textos A8 (dictado por !Kweiten ta //ken) y A9 (dictado por ≠Giri-sse) son variantes de este relato. También lo es la parte final del texto A4, dictado por //Kábbo, aunque esta última versión es un tanto confusa, y da la impresión de que el narrador no conocía bien la historia. –Ed. 21

(2507')

La anciana llevaba tiempo enferma, y durante largo tiempo la habían llevado de un lado a otro, pero su gente ya no la podía llevar, ni tampoco podía alimentarla, de modo que se marcharon, dejándola en la vieja choza, con una joven liebre [macho] para que la cuidara y le llevase agua y leña. La liebre fue una persona (igual que la Luna) explica Diä!kwain. Por eso entendía lo que decía la anciana y también hablaba. La anciana era la !ko:i-te, o oud mama [abuela] de la liebre. [El término de parentesco significa «abuela»; cf. D. F. Bleek 1924a: 59. –Ed.] 22

En /Xam, !k"wakk@n, «estar descompuesto o putrefacto» y, como sustantivo,

«materia descompuesta» (DIC: 509). –Ed.

539


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

a la choza, y la anciana dijo: (2508) –¡Pequeña Liebre! Coge el saquito de <abrojo>.23 Coge el saquito de espinas de acacia.24 Sal. Porque ahí vienen unos leones a devorarnos. Y los leones llegaron hasta la anciana, y miraron a la anciana. (2509) Y el otro león (el atormentado por la tortuga) dijo: –¿Es posible que la vieja no esté como para que nos la comamos, pues está llena de podredumbre? Y la anciana dijo: –Realmente estoy así; (2510) no ha pasado un sol25 desde que yazgo enferma con esto. Por eso id a por la niña que va por ahí. Atrapadla y comednos a las dos juntas. Así os quitaréis el gusto (2511) a podredumbre de la boca, pues mi podredumbre no sabrá bien si me coméis sólo a mí. Y el otro león [Estera]26 dijo:

23

(2508')

/kaξntsi es una planta que crece a ras de suelo en Bushmanland, dice Diä!kwain, en abundancia donde él vive, y que es tan espinosa que no se puede caminar sobre ellas sin sandalias. Crece también en Mowbray. Diä!kwain dice que los bóers la llaman duif doorn. El señor MacGibbon (a quien Wilhem [Bleek] ha enseñado la muestra que Diä!kwain nos trajo para que la viéramos) la llama Tribulus terrestris. [Cf. DIC: 301, /kaξntsi, «arbusto con semillas espinosas, Tribulus terrestris». La identificación es, sin duda, correcta. En España se dan varias especies del género Tribulus, y se las conoce como tríbulo o abrojo. Véase el Glosario. Y el Anexo Gráfico, B72. Ed.] 24

El término /xam es !kou:. Cf. DIC: 445, –!kou, «acacia», probablamente la misma

palabra que !khou, «acacia de gran tamaño» (DIC: 428), véae el Glosario, s.v., !khuirri. – Ed. 25

(2510') Había estado yaciendo cerca de seis meses, explica Diä!kwain.

26

(2511')

(el león atormentado por la tortuga)

540


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

–Sin duda debemos ir tras (2512) Pequeña Liebre, para matarla y que realmente podamos comérnosla junto a la carne de la vieja. Y fueron tras Pequeña Liebre, cuando Pequeña Liebre atravesaba un aguazal.27 Y se acercaron a (2513) Pequeña Liebre cuando Pequeña Liebre estaba sentada28 en el aguazal (mirando a los leones). Y persiguieron a Pequeña Liebre, <sí>. Y Pequeña Liebre <hizo lo siguiente> cuando el león pensó que se haría con ella: esparció las espinas de acacia; (2514) y las espinas de acacia se clavaron en los pies del (primer) león [Estera].29 Y el león se sentó para arrancarse las espinas de acacia, mientras Pequeña Liebre estaba sentada frente a él.30 Y el león [Estera] dijo: (2515) –¡Corre tras ella! Atrapa a Pequeña Liebre, porque yo estoy aquí arrancándome las espinas. Y el otro león [Correa] dejó atrás al otro, e intentó aferrar a Pequeña Liebre, <llevándosela>. Y ella esparció (2516) las espinas de <abrojo>. Y las espinas de <abrojo> traspasaron los pies del león. Y el león [Correa] le dijo al respecto al otro león: –¡Adelántame! Tienes que atrapar a Liebre, porque (2517) Liebre está 27

(2512')

vloor [Un aguazal cenagoso. Véase la nota al texto inglés. –Ed.] 28

(2513')

Sentada con las mandíbulas hacia arriba y las orejas gachas (era una liebre niña). 29

(2514')a

Cuando la liebre vio que el primero realmente iba a atraparla, esparció las espinas que llevaba en el saquito, de modo que el león, al precipitarse sobre ella, las pisó, llenándose los pies de espinas. 30

(2514')b

Los dos eran leones macho.

541


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

sentada delante de ti. Porque mis pies están llenos de espinas de <abrojo>. Y el otro león [Estera], mientras el otro se sentaba a arrancarse las espinas, lo dejó atrás y (2518) corrió tras la Pequeña Liebre. Y Pequeña Liebre, cuando el león intentó atraparla, esparció las espinas de acacia. Y el otro león [Correa] dijo: –Demos media vuelta, (2519) porque ya ves que la niña a la que pretendíamos devorar, a la que pretendíamos devorar junto a su abuela, sigue esparciendo para nosotros el saquito de <abrojo>, ese y las espinas de acacia. (2520) Tenemos que ir a devorar la podredumbre de la anciana, pues nada más podemos hacer. Mientras comamos le quitaremos la poca carne que parece que está bien, aquella que la podredumbre parece no haber estropeado. Y (2521) fueron a la casa. No encontraron en ella a la anciana, porque la anciana se había marchado. Y el otro león [Estera] dijo: –¡Mira! Esa vieja se ha debido de marchar a nuestras espaldas, mientras nosotros (2522) perseguíamos a Pequeña Liebre. Y el otro león [Correa] contestó: –Quiero que te des cuenta, porque siempre que te lo decía no me escuchabas: te dije (2523) que debíamos devorar a la vieja. Tú me dijiste, cuando te hablé, que daba la impresión de que la podredumbre de la vieja sería amarga, cuando yo seguía pensando que debíamos comérnosla, si (2524) la podredumbre la había ablandado; debíamos comernos su podredumbre. Pues sabes que hace muchas noches que no hemos podido comer, porque la tortuga se ha vengado de nosotros. (2525) Tú me llevaste la contraria, tú deseaste31 a Pequeña Liebre, es decir, querías que nos comiéramos a Pequeña Liebre, cuando yo te decía que 31

(2525')

Tendría mejor carne.

542


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

debíamos comernos de inmediato la podredumbre de la vieja. Quisiera que te dieses cuenta de la <cosa> (2526) que nos has hecho, <sí>. Y se marcharon, <sí>.

[3. Conclusión de la historia de los dos leones y la tortuga] Y siguieron caminando, y (el león atormentado) dijo: –¿Qué voy a hacer respecto a la tortuga? Y el otro [Correa] respondió: –Tienes que dejarme que (2527) atice un golpe y mate a la tortuga que llevas en la frente. Y el otro león [Estera] dijo: –Coge el garrote y colócate bien, para que la tortuga no se dé cuenta de que quieres golpearla (2528) y hacerla añicos. Y el otro león [Correa] dijo: –Levanta (hacia atrás) la frente, para que a golpes pueda hacer pedazos a la tortuga. Y levantó (hacia atrás) la frente para el otro [Correa], (2529) y el otro [Correa] se colocó bien, y el otro hizo ademán de atizar a la tortuga; la tortuga dio la vuelta hasta colocarse en (la parte de atrás) del cuello del otro. Y él (el león servicial), atizó al otro en la cabeza, <sí>. Y del golpe le abrió al otro una brecha en la cabeza. (2530)32 Y del golpe dejó inconsciente al otro. Y dejó de ayudar al otro. Y el otro [Estera] se levantó, <sí>. Y la tortuga se puso otra vez en medio de la frente del otro. (2531) Y el otro león [Correa]

32

Aquí empieza el cuaderno B.XXVII (BC 151, A1.27). –Ed.

543


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

dijo: –Tenemos que dejar en paz a la tortuga, o te voy a matar de un golpe. Debemos seguir vagabundeando, debemos seguir muriéndonos de hambre (2532) pues no hay nada hacer, si morimos de hambre. Porque es culpa tuya, porque no me escuchabas cuando te lo decía. Porque tu estupidez sigue pareciendo la de un niño. No se parece a la de un adulto, (2533) porque tú eres ya mayor. Y se marcharon, <sí>. Y el otro ([Estera,] el león atormentado) murió de (hambre y) de lo flaco que quedó, <sí>. Y la tortuga salió, <sí>, salió de la frente del otro [Estera]. Y la tortuga, que buscaba comida, se alejó de él, y la tortuga le dijo al respecto que (2534) él <había menospreciado> a la tortuga (por su pequeñez); al parecer creía que la tortuga era un niño, cuando era adulta. Fue aquella criatura, la que no la masticó primero. Se la tragó entera. Sus (2535) grandes pies yacían como piedras.33

[4. Consejo que la madre de Diä!kwain le dio sobre la tortuga] Madre me dijo que cuando viera una tortuga macho debía <hacer lo siguiente>: debía cogerla del suelo, para llevarla (2536) a casa, para poder asarla, para poder comérmela. Porque si la tortuga veía que estaba hambriento, que era pobre, y me la comía, entonces no se vengaría de mí, <sí>. Entonces (2537) 33

(2535')

Nota.

El otro león se marchó cuando su compañero hubo muerto, y en ese

mismísimo día se hizo con un órix. Los dos se habían quedado en los «puros huesos», por culpa de la tortuga. Pero cuando uno estuvo muerto, el otro pudo obtener comida, y la obtuvo esa misma tarde, apenas unas horas después de la muerte del primero. [En esta nota, Lloyd sin duda parafrasea lo que le dijo Diä!kwain. –Ed.]

544


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

obtendría comida para mí, <sí>. Por eso nos da miedo dejar en paz a la tortuga,34 pues pensamos que (en otro tiempo) la tortuga se vengó del león, y el león murió de flaco, <sí>. Por eso madre me enseñó (2538) que no debía dejar en paz a la tortuga macho, incluso si pasaba que no quería cogerla. Debía cogerla para llevarla a casa, <aunque> no fuera yo quien se la comiera, porque los niños eran quienes (2539) pensaban comérsela. <Aunque> los mayores no se la coman, porque son los niños los que quieren comérsela. Porque la tortuga piensa que, si la dejas en paz, se vengará de ti, como antaño lo hizo con el león.

FUENTES Y COMENTARIOS « The Lions, the Tortoise, the little Hare and the Old Woman», B.XXVI: 2487-2529 (BC 151, A1.26 = WB26 ) y B.XXVII: 2530-2535 (BC 151, A1.27 = WB27) BR: # 26g; KH 28 Dictado los días 13-14 y 16 de marzo de 1874. La sección 2 del texto A4 (dictado por //Kábbo), y el texto A6, son variantes de KH 282A.

34

Es decir, no cogerla cuando uno se la encuentra en el páramo. –Ed.

545


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

A8. La historia del león

//kha: ka kkumm1 [Los dos leones y la persona inválida (4)] (3959) Su2 muslo estaba dolorido; yacía enfermo, con dolor yacía. Yacía enfermo por su muslo; no podía caminar. Y el niño avistó un león, <sí>. Y el león llegó para perseguir al niño, <sí>. Él (el abuelo) (3960) yacía enfermo. Y el niño escapó corriendo, <sí>, corriendo escapó (del león), dejando a su abuelo, <sí>. Y el león le dio caza, <sí>. El león no lo mató, y él dio media vuelta y regresó hasta su abuelo, <sí>. Su abuelo se cortó el muslo, (3961) también él escapó corriendo, <sí>. Y esparció (para) el león <abrojo>,3 cuando el león pensó que lo perseguiría. Y el <abrojo> traspasó los pies del león, que dio media vuelta, <sí>, (3962) porque el <abrojo> le traspasó los pies. Dio media vuelta, <sí>. Porque4 notaba que el <abrojo> le había traspasado los pies. Por eso dio media vuelta, mientras (3963) el anciano escapaba corriendo, porque se había cortado el muslo. Por eso también escapó corriendo, <sí>.

1

(3959')a

Contado a !Kweiten ta //ken por su madre. 2

(3959')b

Un hombre de la !xwe: /na: sso !k'e [La primera humanidad. Véase el Glosario. –Ed.] 3

Esto es, espinas de abrojo. –Ed.

4

(3962')

!Kweiten ta //ken dice, «he cannie mehr loop nie, his feet is puir doorrs»

546


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Y el león lo persiguió, <sí>. Mientras el león perseguía al niño, (3964) él se cortó el muslo, y también salió corriendo, <sí>. Y el león lo persiguió, <sí>; mientras corría, él esparció <el abrojo> para el león. También él escapó corriendo. (3965) Mientras notaba que se había cortado el muslo, el muslo dolorido. Tiró el muslo y escapó corriendo, <sí>. Mientras corría, esparció <abrojo> para el león; éste traspasó los pies del león. (3966) Porque el niño <hizo señas>, vio que el león se acercaba, y el niño escapó, <sí>. De nuevo, el león persiguió al niño, y dio la vuelta, dirigiéndose al abuelo del niño, (3967) porque el abuelo del niño se había cortado el muslo, cuando el león iba a perseguir al niño. Y, una vez más, se dio la vuelta, dirigiéndose al abuelo del niño, <sí>. El abuelo del niño (3968) también escapó corriendo, <sí>, porque notaba que se (había) cortado el muslo, <sí>. Mientras avanzaba, esparcía <abrojo> para el león, porque el león pensó que también lo perseguiría a él. Él, mientras avanzaba, esparcía <abrojo> para el león, (3969) cuando el león pensó que lo perseguiría, también él escapó corriendo, cuando el león pensó que lo perseguiría. Se cortó el muslo y escapó corriendo, <sí>.

FUENTES

Y COMENTARIOS

L.VI.1: 3959-3969 (BC 151, A2.1.51 = LL51) BR: #26h Dictado el 22 de diciembre de 1874. Esta historia no tiene una entrada en KH, sin duda porque cuando Schmidt elaboró su catálogo ninguna de las versiones se había publicado. Como señala Bleek en la entrada de BR, se trata de una variante de una aventura de los 547


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

dos leones que también contaron Diä!kwain (A7, sección 2) y ≠Giri-sse (A9). La sección final del texto A4 (dictado por //Kábbo) también una variante, si bien confusa, de este mito.

548


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

A9. [La Liebre. !Nau]1 [Los dos leones y la persona inválida (4)] (6031)2 Fragmento de la historia del anciano y la liebre3

!Nau Liebre le dijo al anciano, el anciano le dijo a Liebre, (que) Liebre (debe) decirle a la gente, que vaya por el pie4 de la colina que se levantaba allí. Un grupo5 que viajaba llegó;

1

Adopto este título porque !Nau, «La liebre» (o «Liebre»), que está tanto en el

inicio en falso como en el definitivo, es sin duda el que el narrador dio a este mito. –Ed. 2

El texto de esta página es un inicio en falso. El texto completo del relato empieza

en la página 6033. –Ed. 3

(6031')a

Contado por «Jan Rondabout», ≠Giri-sse, quién lo escuchó de su madre !Kwarra-aŋ o «Mietje» 4

(6031')b

«trek bo land» [La glosa en afrikaans podría significar «viajan por encima [bo] de la tierra», aunque boξ podría la forma como el informante pronunció below, «debajo», queriendo decir, «al pie de la colina», sin ascender a ella.–Ed.] 5

(6031')c

(otro grupo) [La palabra /xam para travelling party es !kwain, «partida, inicio, grupo que viaja» DIC: 459. –Ed.]

549


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

(6032) Historia del anciano (que se cortó una pierna y escapó corriendo con la otra), la pequeña Liebre y los Leones La Liebre6 El anciano le pidió a Liebre que le dijera a la gente que pasara por la falda montaña.7 Un grupo que se desplazaba8 apareció justo en entonces. Liebre les dijo a los viajeros que pasaran por la falda de la montaña: (6033) –¡Abuelo!9 La banda de los caamas10 se acerca por ahí.

6

(6032')a

Nota explicativa de Diä!kwain [El anciano] ordenó a Liebre que hablara con cualquiera que viese viajando hacia él, puesto que los trekkers (viajeros) estaban debajo de ellos. Porque su muslo no estaba (6033') como para poder caminar con él para escapar, sino que supuraba terriblemente sobre el suelo. Por eso quería que Pequeña Liebre mirara alrededor y le hablara sobre la gente [que pasaba], para no que no se acercaran a él. [En el original manuscrito, «estaban encima de ellos». Sigo la lectura del texto mecanografiado, que tiene más sentido. Si no entiendo mal, el anciano y Pequeña Liebre están en lo alto de la colina o, en cualquier caso, en un lugar elevado. –Ed.] 7

Es decir, que no la atravesaran subiendo a ella y descendiendo por la otra ladera,

sino que la bordearan. –Ed. 8

(6032')c

(otro) [Imagino que otro grupo de gente, distinto del formado por el anciano y Liebre. – Ed.] 9

(6033')

ŋ !kõiŋ! [«¡Abuelo!» en /xam puro. En la columna /xam se dice lo mismo, pero en una mezcla de /xam y afrikaans. Véase la nota correspondiente al texto inglés. –Ed.] 10

El caama, Alcelaphus buselaphus, es un tipo de antílope de mediano tamaño.

Véase el Glosario, y el Anexo Gráfico, B26. –Ed.

550


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Otro banda que viajaba llegó al campamento, se acercó al campamento. (Se traba de un grupo de leones que perseguía al de los caamas). (El anciano dijo:) –¡Pequeña Liebre! ¿Te has atado las sandalias? –¡Sí, padre, mi madre me ha atado las sandalias, (6034) abuelo! –¡Pequeña Liebre! Ven y dame agua; tengo sed. –No hay agua11 en el campamento. –¡Díselo a los leones, Pequeña Liebre! Dile a la gente que (debe) dar media vuelta. Yo (6035) huelo mal, ¿por qué se acercan a mi campamento? Que se den la vuelta. Estoy enfermo. Un viejo león12 le dijo a Liebre: –No daré media vuelta. Liebre le dijo al anciano que el león no pensaba dar media vuelta. Se había acercado (6036) al campamento, estaba hambriento. Por eso dijo que no pensaba dar media vuelta: se había acercado al campamento para conseguir comida. Liebre le dijo al anciano que el león se acercaba para comérselo, porque estaba hambriento. (6037) Liebre le dijo al anciano: –No me acercaré a ti. Estoy solo, no tengo esposa. Entonces (el anciano) le dijo al niño (Liebre) que bajara (de la colina). Los leones volvían para comerse al anciano. (El anciano quería agarrar a Pequeña Liebre, para dárselo a los leones. Pero previamente, la madre de Pequeña Liebre le había dicho que cuando el anciano lo llamase, no se acercara a él.) El anciano les dijo a los leones que atraparan a Liebre, (6038) (que) él era flaco; Liebre estaría gorda. Por eso el león (debía) hacerse con Liebre. Liebre se escapó corriendo del león. El anciano le dijo al león: –¡Atrapa a Liebre!

11

(6034')

Liebre dice que no hay agua en el campamento. 12

(6035')

Allí había un grupo de leones que viajaba; un león viejo era el que hablaba.

551


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

El león persiguió a Liebre. Entonces el anciano se cortó la (6039) pierna. Corrió (con) una pierna, fue saltando (sobre) una pierna; la otra se la cortó; allí, sobre el suelo, apestaba. El anciano llamó a la bruma,13 mientras corría. Decía: (6040) ¡Bruma, ven a nosotros en el lugar de la matanza! ¡Bruma, ven a nosotros en el lugar de la matanza! ¡Bruma, ven a nosotros en el lugar de la matanza! ¡Bruma, ven a nosotros en el lugar de la matanza!14

FUENTES Y COMENTARIOS LVII.1: 6031-6041 (BC 151, A2.1.75 = LL75). Tengo también en cuenta una versión mecanografiada, quizá por D. F. Bleek, que se conserva en la CBL (BC 151, E4.1.2). LR: #33 Dictado el 21 y 22 de noviembre de 1875. El episodio final del texto A4 (dictado por //Kábbo), el segundo episodio del texto A7 (dictado por Diä!kwain) y el texto A8 (dictado por !Kweiten ta //ken) son variantes de esta historia, que no tiene entrada en KH. Véase la nota final a A8.

13

Tanto ≠Giri-sse como Diä!kwain dicen que /kumm es bruma.

14

«Lugar de cacería» (/khara en /xam) es el sitio donde se ha matado una presa.

Véase la nota al texto original. –Ed.

552


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

A10. La muchacha cuyo pecho quedó atrapado en una grieta de roca Hace mucho tiempo, a una joven,1 cuando su madre la mandó a por agua, la madre le dijo: –Ve a traerme agua. Ella (la hija) contestó que ella no quería ir a buscar agua porque quería ir a sacar lagartos2 de los agujeros de las rocas. Y su madre la maldijo, diciendo: –Buscaré algo que hará que tu pecho quede atrapado en la grieta de roca. Y la muchacha se marchó, fue a sacar lagartos. Y el pecho se le quedó atrapado firmemente en la hendidura de la roca. Y allí cantaba:

¡Madre me maldijo cuando me marchaba; la boca de mi pecho (el pezón) se metió en la boca de la hendidura! ¡Madre me maldijo cuando me marchaba, la boca de mi pecho se metió en la boca de la hendidura!

A un niño [que la acompañaba] le dijo: –Vuelve con madre, tu madre te llama. Correa y Estera, los leones, la oyeron cuando estaba allí cantando. La oyeron cuando estaba allí cantando y fueron hasta ella. 1 2

Eran gente de la primera humanidad. (L.8821') El //hoξru se parece al köchelman (!khau [estelión]). Nos los comemos, en

especial los comen los niños. Sólo ellos se los comen, y los dejan en paz al hacerse mayores. Les atravesamos la cabeza con un palito muy afilado. (8822')

553


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Ella los vio acercarse y exclamó: –¡Largaos! Porque los leones querían matarla. –Acercaos a mí con cuidado, y dejad en el suelo vuestras cosas. Y antes que nada id a la charca a beber. Primero tenéis que beber. Porque miradme, no soy nada rolliza y si me comierais os entraría sed. Por eso id a la charca. Dejad vuestras cosas cerca de mí. Porque mirad, mirad las huellas de las cornejas que me rodean por todas partes, porque están esperando mi muerte.3 Y los leones llevaron las cosas hasta ella. Dejaron sus flechas cerca de ella. Y se marcharon corriendo, fueron a toda velocidad para beber rápidamente. Y la muchacha dijo: –¡Aléjate! 4 ¡Agua vete, vete flotando!5 Y en vano siguieron los leones el agua, porque el agua se marchó, el agua se alejó fluyendo a otra parte. Y la muchacha cogió una flecha, la sujetó con fuerza, rompió la flecha y partió el astil.6 Con el astil partido se cortó el pezón.7 Se cortó el pezón, cogió el

3

Si colocaban sus cosas lejos de la muchacha, las cornejas se las estropearían. Las

cornejas se sientan a esperar que muera un animal, para comérselo. Cuando los pájaros ven un animal moribundo, se acercan a él y esperan a que muera. Mientras todavía está vivo se posan junto a él y lo vigilan (L.VIII.32: 8826'). 4

Quería hechizar el agua, como nosotros hechizamos a otra persona para que no

tenga éxito en la caza (L.VIII.32: 8827'). [En inglés, spoil, pero el término /xam es ts?erre, «hechizar» (DIC: 215). –Ed.] 5

Quería que el agua se marchara, que se alejara flotando, como si se marchase

caminando (L.VIII.32: 8827'). 6

En otro tiempo, los leones descuartizaban a la gente con cuchillos de piedra.

(8828')a

554


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

morral del león y extrajo de la hendidura de roca el pezón (que había quedado atrapado en la hendidura de la roca) y con la mano sacó !kai8del morral. Guardó el pezón y el !kai en el morral y machacó ambas cosas. Las machacó mucho y dividió [la harina]9 en dos. Dejó una parte para los leones, y fue a poner el otro trocito en la roca. Después se marchó corriendo. Y cuando se hubo puesto el sol, los leones volvieron, volvieron al lugar donde habían visto a la muchacha. Los leones llegaron y se pusieron a buscarla después de comerse la bolita [de carne pulverizada] que ella había dejado para ellos. Y los leones se pusieron a preguntar a voces.10 El león decía: –¿Dónde estás?, ¿dónde estás? La parte de su pecho que ella había dejado sobre la roca contestaba: –¡Estoy aquí! ¡Estoy aquí! ¡Tienes que acercarte! El león se acercó al lugar donde la persona había hablado. Una vez más, [el pezón] dijo: –¡Estoy aquí! El león se dio la vuelta, fue al lugar donde (la carne) había hablado. La carne dijo de nuevo:

7

La palabra que usa es «corazón», pero lo que se quiere decir, explica el narrador,

son «pezones» (L.VIII.32: 8828'). 8

Algo que la gente (es decir, los mayores de /Haŋ≠kass'o) conocía. Porque lo he

oído nombrar, pero no lo he conocido. Creo que debe de tratarse de !ko:ä (una raíz comestible) (L.VIII.32: 8829'). 9

Los /xam-ka !ei hacen harina [el informante usa la palabra inglesa meal] de carne,

cuando las gacelas son abundantes. Sus sacos (de carne) se parecen a harina; la harina se parece a harina (L.VIII.32: 8829'). 10

Eran dos [leones]; uno la llamaba a gritos mientras el otro callaba, escuchando al

otro (L.VIII.32: 8831').

555


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

–¡Estoy aquí! A espaldas del león. Y el león retrocedió otra vez. El león preguntó, diciendo: –¿Dónde estás? La carne le respondió: –¿Es que no estoy aquí sentada, mirándote, esperando a que me veas? Parecía como si estuviera sentada en la roca sobre la que había dejado el trozo de pecho. Parecía como si estuviera sentada allí. El león agarró la roca [con los dientes]. Se rompió los dientes en la roca. Y ahí estaba el león, dando gritos de dolor a causa de los dientes. La muchacha dijo, de nuevo dijo: –Tú agarras la roca, cuando yo estoy aquí sentada. Tú agarras la roca. El otro león le echó la bronca y dijo: –¡Atrápala! ¡Aquí hay alguien! ¡En este lugar hay alguien que habla! El león (que todavía no había agarrado la roca), también él aferró la roca, y también gritó de dolor, porque se había roto los dientes. Al amanecer del día siguiente, los leones seguían buscando allí. Y encontraron el lugar en el que la muchacha se había sentado cuando rompía las flechas.11 Los leones se abroncaron mutuamente, decían: –¡Fui yo12 el que dije que tú tenías que matar a la muchacha! ¡Tú dijiste que debíamos dejarla!

11

Ella había agarrado y roto las flechas. En esa época los leones eran personas

(L.VIII.32: 8838'). 12

Estera, él era el que entendía (L.VIII.32: 8838').

556


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

Correa dijo: –¿Por qué dices eso? ¿Acaso la muchacha no tenía el pecho firmemente atrapado en la roca? Por eso dije que la dejáramos. Cuando vi que ella misma dijo que la dejáramos, que fuéramos primero a beber, mientras ella todavía vivía. Durante todo este tiempo nos ha estado engañando para poder largarse. ¡Pero tú me echas a mí la culpa de que se haya escapado!13 Estera, el otro león, dijo: –Yo quería que matáramos a la muchacha y entonces podríamos ir a la charca. Tu dijiste que teníamos que ir a la charca cuando la muchacha ya lo había dicho. Así que tú tendrías que ir a buscarla. La muchacha volvió junto a su madre, que la había maldecido. Su madre estaba allí, estaba allí, llorando. Y mientras regresaba a casa, la muchacha cantaba:

Mi pezón crecerá otra vez, mi pezón crecerá otra vez, mi pezón crecerá otra vez.

Cantaba esto para que su pecho volviera a ser como antes.

[Guenther (1989: 114n57) interpreta esto como que Estera era el león listo, pero la glosa de /Haŋ≠kass'o parece más bien referirse a que en este caso era él, Estera, el que entendía lo que había pasado. –Ed.] 13

Regañaba al otro (L.VIII.32: 8840').

557


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES II. EL CICLO DE LOS DOS LEONES, CINTO Y ESTERA

FUENTES

COMENTARIOS

«The young woman from the Early Race whose breast was caught in the cleft of a rock», traducido de Guenther 1989: 111-114 = L.VIII.32: 8831-8842 (BC 151, A2.1.107 = LL107). Las dos canciones están también en Kirby 1936: 232. LR: # 32; KH 891

558


III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

A11. León y Rata Silbadora1 León quería el pecho de Rata Silbadora.2 El pecho de una rata silbadora suena enorme, es ancho por dentro, mientras que el pecho del león era pequeño. Por eso, León se puso a rogarle a Rata Silbadora, cuyo pecho es como una cazuela. Rata Silbadora accedió a lo que le pedía, y dio a León el pecho de Rata Silbadora. Porque León pensaba que era él, León, quien era grande. León rugió [con su nuevo pecho]. Y estaba complacido, por eso le había pedido su pecho a Rata Silbadora. Pues sentía que era así como debía ser su pecho, para poder bramar, para poder pensar que su pecho era grande y que los /xam-ka !e: podrían tenerle miedo. Para que ellos pudieran saber que era un león, que ruge poderosamente, 3 {cuando ruge preguntando dónde verá él, [dónde] verá un hombre allí; de noche llega, pidiendo un ser humano. Rata Silbadora} vive en un agujerito, fue león el que se quedó con su pecho. Entonces el pecho del león era como el que tiene hoy la rata silbadora. León le dijo a Rata Silbadora que 1

Narrado por /A!kuŋta, a quien «se lo contó su madre» (B.XIX: 1778'). –Ed.

2

En el manuscrito, y en la edición de Guenther, field mouse, «ratón de campo». El

término /xam es !khwi, que está en DIC: 433 como «fieldmouse». Sin embargo, a tenor de la descripción del !khwi proporcionada por /Haŋ≠kass'o en el texto B5, parece claro que no se trata de un ratón, sino de una rata silbadora del género Parotomys. Véase el Glosario. 3

En este punto, Guenther (1989: 105n22) indica en una nota que ha omitido la

siguiente frase por encontrarla «indescifrable». Gracias a la imagen digital y al texto /xam, he podido descifrar el pasaje en cuestión, que incluyo entre llaves. El texto original es el siguiente: And he roars (1782 ) while he roars asking, where he shall see, he shall see a man there, he asking comes at night, for a man. The fieldmouse inhabits a (1783) …

561


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

pensaba que él (el león) era el más grande, y que por tanto Rata Silbadora debía darle su pecho. Porque Rata Silbadora era un niño. Un niño, eso es lo que, en realidad, era Rata Silbadora. Era a él (León) a quien la gente temía. La gente no temía a Rata Silbadora. Eso es lo que León le dijo a Rata Silbadora, esto es lo que le dijo mientras estaba hablando con Rata Silbadora. Y Rata Silbadora estuvo de acuerdo, y dijo que le daría su pecho. Porque se daba cuenta de que León tenía razón y decía la verdad. De modo que estuvo de acuerdo con él, porque Rata Silbadora se dio cuenta de que era tan pequeño. De modo que Rata Silbadora le dio su pecho a León. León lo tomó y rugió, probando su nuevo pecho para ver si era realmente ancho. Rugió, y como sintió los pulmones de su pecho, supo que su pecho era realmente ancho por dentro. Cuando se yerga rugiendo, se sentirá como una rata silbadora. El [!hó] <responderá>4 al rugido de su boca. Las colinas5 resonarán, mientras se yergue rugiéndole a los /xam-ka !ei.

FUENTES

Y COMENTARIOS

«The lion and the field mouse», B.XIX: 1778-1789 (BC 151, A1.4.19 = WB19). Traducido de Guenther 1989: 104-105. 4

En el manuscrito (B.XIX: 1789), y en la trascripción de Guenther, scold,

«regañar», pero el término /k"e: puede significar también, entre otras cosas, «responder» (DIC: 338). Por otro lado, todo depende de lo que sea !hó, palabra que no está en DIC. – Ed. 5

El término /xam es /kauk@n/kauk@n, el plural, si no me equivoco, de /kaξo, término

que designa las colinas de cima puntiaguda. Véase el Glosario, y el Anexo Gráfico, A2.25a. . –Ed.

562


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

BR: # 28. KH 1483 Dictado el 27 de junio de 1873. El texto está fechado el 29 de junio de 1873. Lo anotó Wilhelm Bleek, quien también lo tradujo, salvo por las páginas 1788-1789, que tradujo su hija D. F. Bleek. Guenther (1989: 104) comenta que «en esta antojadiza fábula el león se presenta en su típico aspecto de fanfarrón y abusador. Con más de un toque de ironía, se le muestra sintiendo envidia del ratón [de hecho, rata silbadora] a causa de su imponente pecho y su rugido, y lo engatusa para que le entregue esos atributos. Tras adquirirlos, se yergue en las colinas. Rugiéndole a los bosquimanos, "se siente como un ratón"». De hecho, como indico en las notas, lo que Bleek creyó que era un ratón común, es en realidad una rata silbadora del género Parotomys (Anexo Gráfico, B56). /Haŋ≠kass'o explicó a Lloyd que la rata silbadora se parece a un león. Suele agitar sus patas delanteras ([el

narrador] coloca las manos delante del pecho). Se sienta sobre las patas traseras. Dice tssi, tssi, cuando agita las patas delanteras. (L.VIII.:7527'1528'; B5) Estas similitudes podrían explicar por qué es precisamente este animal el que intercambia su pecho con el del león. No es sólo que su pelaje pueda ser similar al del león (véase el Glosario), sino también que se yergue para emitir su reclamo. Claro que el chillido de la rata silbadora, que emite cuando se siente alarmada y se dispone a refugiarse en su madriguera, no puede estar más en las antípodas del de un león, y no deja de ser una imagen divertida, la del león chillando como uno de estos roedores, antes de que ambos animales intercambiaran sus pechos.

563


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

A12. Esta es la historia de los leones y Avestruz

//Khaξ, hé-kko to:ï ka kumm1 Y los leones se confabularon2 para engañar a Avestruz, porque, normalmente, las mujeres,3 en lo que a Avestruz se refería, sólo tenían palabras de alabanza para Avestruz por su dulce4 llamada,5 las mujeres no los alababan a ellos. Y ellos hablaron, dijeron: –¿Cuál será nuestro ardid?

1

«El oud ta:ta [abuelo] de Diä!kwain, !Xug@n-ddí le contó esta historia» (L.V.5:

4320')a. 2

León era una persona, Avestruz también era una persona, cuando León dio una

patada a la <garganta> de Avestruz, cuando hicieron el ≠gebbi-ggu. Por eso, la uña de Avestruz de pudrió, porque la uña sintió que Avestruz le había dado una patada al <ano> de León. Por eso se pudrió, <sí>. Por eso, la gente dice sobre la cicatriz en la <garganta> de Avestruz que se debe a la uña de León (L.V.5: 4320'). [En el original, Lloyd deja en /xam las palabras «garganta» (//hatt@n-ttu) y «ano» (/wann-ttu). El significado de ambas sólo lo averiguó Dorothea Bleek en 1910-1911, cuando hizo trabajo de campo entre los /xam de Prieska (//hat@n-tu, «garganta, identificado en Prieska», DIC: 540; y /wantu, «ano, D. B. escrito en Prieska en 1910», DIC: 361). En lo referente a //hat@n-tu, «garganta», sospecho que más que un término genérico es una palabra para referirse a un punto específico del largo cuello del avestruz– Ed.] 3

Las mujeres de los avestruces y los leones (L.V.5: 4320').

4

En el manuscrito (L.V.5: 4320), nice, en SBF: 129, «for calling finely». Véase

DIC: 242, twaita, twait@n, «dulce, dulcemente, bien, agradable». –Ed. 5

En el original impreso (SBF: 129), calling (llamar, como cuando se emite un

reclamo), roaring (rugir), en el manuscrito. El término /xam es !gumm, «rugir, vociferar, emitir un reclamo». El verbo designa, sin duda, la emisión de sonidos animales, que los /xam, como muchos grupos bosquimanos acutales, emiten también, a veces para cazar, a veces en el contexto de juegos y danzas. D. F. Bleek (1928b: 21) observó entre los naron (nharo) del Kalahari un juego en el que los participantes imitan el reclamo de distintos animales, juego que es muy similar al ≠gebbi-gu de los /xam. –Ed.

564


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Y otro león respondió, dijo: –Tenemos que decirles a las mujeres que hagan un (juego de) ≠gebbi-ggu,6 para ver si las mujeres hacen otra vez lo de siempre, cuando sólo <aman>7 a Avestruz, para que veamos si es verdad que las mujeres <aman> a Avestruz. Veremos lo que Avestruz hará, <sí>. Y otro león habló, dijo: –¿Cómo es posible que la llamada de Avestruz sea tan dulce? Y otro león respondió, dijo: –Avestruz llama con los pulmones, por eso su garganta suena de esta manera, <sí>, [en] la parte delantera del pecho. Tú llamas con la boca, por eso tu llamada no es dulce, <sí>. El otro león respondió, dijo: –Tenéis que hacer un (juego de) ≠gebbi-ggu, para que podáis matar a Avestruz, para que podáis sacarle los pulmones a Avestruz, para que podáis coméroslos; y vuestra llamada sonará como la de avestruz, cuando os hayáis

6

El /goo o ≠gebbi-ggu tal y como lo ejecutan los /xam de la hierba, fue descrito por

/Haŋ≠kass'o en 1878 de la siguiente manera: Ellos (los bosquimanos de la hierba) llaman [como el avestruz macho]; las mujeres dan palmadas para ellos; ellos llaman a las mujeres. Las mujeres bailan; ellos, llaman. Y esta mujer sale (de la danza), se yergue [cansada], mientras otras dos personas (es decir, otras dos mujeres) avanzan hasta ponerse entre los hombres, mientras éstos llaman. Ellos llaman con más dulzura que nadie, porque su garganta suena como se tratara de verdaderos avestruces, mientras las mujeres cantan, mientras los hombres llaman. [Este pasaje está en L.VIII.22: 7978-7979 (LR: #194c). –Ed.] 7

En el original impreso, admire (?); en el manuscrito Lloyd pone puntos

suspensivos cada vez que aparece la palabra. Véase DIC: 512, //ã:, «amar, admirar (?)». Da la impresión de que la palabra se usaba sólo para referirse a la admiración suscitada por el canto o la música. –Ed.

565


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

comido sus pulmones. Y los leones hablaron, les dijeron a las mujeres: –Haced un (juego de) ≠gebbi-ggu. Escucharían, para ver si era cierto que la llamada de Avestruz es dulce, <sí>. Y las mujeres hicieron un (juego de) ≠gebbi-ggu, <sí>, y León llamó, <sí>. Avestruz seguía allí, en su choza. León llamó; las mujeres no aplaudieron a León, porque les parecía que León no llamaba bien, y siguieron mirando a León. Y llegó Avestruz, y Avestruz llamó sonoramente. Y las mujeres exclamaron: –Ya quisiera yo que León llamara de esta forma, porque él suena como si se hubiera puesto el rabo en la boca, mientras que Avestruz llama de forma sonora. Y León, en respuesta, dijo [dirigiéndose a un compañero]: –¿No ves que las mujeres actúan así hacia Avestruz? Y es sólo Avestruz a quien quieren, porque su llamada es dulce. Las mujeres sólo lo quieren a él. Y el otro León se enfadó, <sí>, de que Avestruz fuera el único al que querían las mujeres. E hizo como si fuera a marcharse, y dio un zarpazo a la <garganta> de Avestruz, la arañó, rasgándola. Y exclamó: –¿Es esto algo que llama dulcemente? –mientras pateaba la <garganta> de Avestruz. Y Avestruz también <se dio la vuelta>8 rápidamente. Y Avestruz también dio una patada, rasgando su <ano>. Y Avestruz habló, dijo: 8

En inglés, quickly (?) turned back, en /xam !kaξrraξk@n; DIC: 409 confirma que el

verbo significa «volverse con rapidez». El contexto corrobora esto, pues parece que Avestruz ha seguido la misma táctica que León: darle la espalda a su adversario y luego volverse de pronto para asestar el golpe. Los avestruces se defienden a menudo dando coces, que pueden ser letales. –Ed.

566


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

–Esta persona, este es su <ano>. Está furioso conmigo, porque suele ponerse el rabo en la boca cuando llama. Por eso las mujeres no lo alaban, porque las mujeres sienten que no llama de un modo agradable para ellas. Por eso las mujeres no quieren hacer para él un ≠gebbi-ggu, las mujeres notan que al llamar no suena como yo; si sonara como yo, las mujeres lo hubiesen alabado, <sí>. 9 Por eso mi abuelo habló, nos habló de ello,10 que a ese respecto nosotros debíamos también hacer como en otro tiempo León le hizo al avestruz, cuando en otro tiempo mató a Avestruz: se comió los pulmones de Avestruz, porque quería que su llamada sonara como el de Avestruz. Por eso se comió los pulmones. Mi abuelo también nos daba para comer los pulmones del avestruz, para que también nos pareciéramos a él. Y nosotros hablamos, le preguntamos a nuestro abuelo si no debíamos cocer los pulmones de avestruz, y nuestro abuelo habló, nos dijo al respecto que no debíamos cocinar los pulmones del avestruz, porque así es como nos los comemos: nos los comemos crudos. Porque si nos 9

[Nota añadida el 26 de mayo de 1875]

El tiempo en que León no había matado a Avestruz no es el mismo en que tuvieron la pelea del ≠gebbi-ggu. León, después, mató a Avestruz y se lo comió. Fue en un tiempo nuevo cuando se comió a Avestruz, <sí>, {e hizo de él una «cosa de comer». Por eso, los ancianos dicen que el león, cuando ha matado un avestruz, no suele marcharse asustado, abandonando el avestruz; incluso si le estamos hablando muy enfadados, no quiere marcharse asustado, abandonando el avestruz.} Estaría muy furioso con nosotros, si tan siquiera pensáramos que lo espantaríamos. [En SBF: 134-137 esta glosa está al final del texto, junto una traducción al menos literal de la nota de las páginas 126-128, que aquí es la nota 2. Pongo la glosa en el lugar que ocupa en el manuscrito, L.V.5: 4335'-4336', añadiendo la fecha. Es interesante constatar que, en el manuscrito, cerca de 20 líneas de la glosa están sin traducir, aunque el segmento en cuestión, que aquí he puesto entre {} sí está traducido en SBF. –Ed.] 10

«A nosotros que somos niños», explica el narrador.

567


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

comíamos cocinados los pulmones del avestruz, nuestra llamada no sonaría como el de avestruz, si nos los comíamos cocinados. Hablando, nuestro abuelo nos lo explicó, que no debíamos masticar los pulmones del avestruz, que debíamos engullirlos enteros. Porque si masticábamos los pulmones del avestruz, nuestra llamada no sonaría como el suyo, si los habíamos masticado. Y nuestro abuelo, hablando, dijo: –Venid a mi alrededor, para que os corte trozos de los pulmones del avestruz y os los dé para que os los traguéis. Y nosotros, en respuesta, dijimos: –¡Abuelo! ¡No queremos comernos crudos los pulmones del avestruz! Y nuestro abuelo respondió, nos dijo al respecto, que nosotros también queríamos parecernos a León, que en otro tiempo se enfureció con Avestruz por la dulce llamada de Avestruz. Acostumbraríamos, si oyéramos que la llamada de nuestros compañeros sonaba dulce, a enfurecernos con nuestros compañeros, cuando oyéremos que su llamada sonaba muy dulce; nos pelearíamos con ellos, si notáramos que las mujeres nos <veían con agrado>. Por eso, nos enfurecemos, <sí>. Nos peleamos con ellos, porque nos enfurece que las mujeres no nos <vean con agrado>.11 FUENTES Y COMENTARIOS «The Lion jealous of the voice of the ostrich», traducido de SBF: 126-137, = L.V.5: 4320-4344 (BC 151, A2.1.54). El título inglés en el manuscrito es «The Story of the Lion and the Ostrich», en la versión impresa es «The Lion jealous of the voice of the ostrich», pero Lloyd añade debajo la traducción del título /xam. BR: # 28a; KH 656 11

En ambos casos, en el original impreso y en el manuscrito, el término que aquí traduzco como «no ver con agrado» es applaud (?). El término /xam es k"wa, con toda certeza que la palabra que aparece en DIC: 126 como –k"wã, «ir bien (?), ser favorable a (?)».

568


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del leรณn SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEร“N COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Dictado el 8 de marzo de 1875, salvo la glosa de las pรกginas 4335'-4336', que estรก fechada el 26 de mayo de 1875.

569


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

A13. Los chacales y el león (1) Chacal salió al páramo. Vio un eland, <sí>. Cuando el eland estuvo cerca, se arrastró hasta él, <sí>. Le disparó al eland; el eland fue a tumbarse, <sí>.1 Fue hasta el eland, y sacó su cuchillo para descuartizarlo, <sí>. Llegó León. Le quitó el eland a Chacal, <sí>. Chacal volvió a su campamento, <sí>. Fue a contarles a los suyos, <sí>, lo que León le había hecho, <sí>. Ignoraba qué podía haberle hecho él a León para que León le quitara el eland, <sí>. Chacal fue a preguntarle a una chamán2 (una anciana) para que le hablara sobre este asunto. Porque no había podido comerse lo que había matado, <sí, [eso había pasado]>. La chamán le dijo que cerrara la boca, que no hablara, que cuando saliera de caza al día siguiente debía callarse y no decir nada, que debía ir y ver si era cierto, <sí>, lo que León había hecho. Chacal salió (al páramo), <sí>. Vio un eland, <sí>; disparó al eland. Una vez más, León se acercó a él, <sí>. León le ordenó que dejara el eland, cuando él aún no había descuartizado al eland. Chacal dijo que no lo haría. Una vez más, León se llevó el eland, <sí>. Chacal regresó, <sí>. Fue a contárselo a la chamán, <sí>. La chamán le dijo que no volviese a salir, que se quedara en casa, puesto que ella haría que los 1

En su transcripción, Guenther pone he shot the eland, as the eland went to lie

down («disparó al eland, cuando el eland fue a recostarse»); prefiero seguir literalmente el manuscrito (he shot the eland; the eland went to lie down), donde queda claro que si el eland se tumba es como consecuencia del disparo del cazador; esto es, el antílope se aleja del lugar donde le han disparado para ir a morir lejos. –Ed. 2

En el original /xam, !gixa. Para más información sobre este importante concepto,

véase el Glosario. –Ed.

570


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

arbustos desaparecieran. También hizo que se secara el agua, <sí>. La chamán dijo que haría que el eland acudiera por sí mismo al campamento, que ella se sentaría a ver si Chacal disparaba al eland, <sí>, delante del campamento. Un eland llegó, <sí>, por la mañana. La chamán advirtió a Chacal de que allí había un eland, Chacal debía ir a matarlo. Ella estaría atenta, ella haría (construiría) una montaña,3 <sí>, cuando (apenas) el eland cayera.4 La chamán creó una montaña, <sí>. Así lo hizo, <sí>. Ella creó una montaña, <sí>. Ella estaba en lo alto de la montaña, <sí>.5 Buscando, León llegó hasta el lugar donde había estado el campamento. León no encontró el campamento, <sí, [así fue]>. León lo buscó, <sí>. No lo vio, porque ellas (todas las chozas) estaban en lo alto de la montaña. Ellos (la

3

El término /xam es /kou:. En una glosa al texto A14, que es una variante de este

mismo relato, ≠Kasiŋ explicó que se trataba de «una montaña alargada y alta con una cumbre redondeada y llana» (L.IV.1: 3486'). Diä!kwain contó una variante del mito en la que son las hienas las que se dedican a abusar de los chacales; al final del relato se identifica la montaña creada por la chamán con una peculiar formación rocosa llamada Gerre kk'a por los /xam y conocida por los europeos, incluso hoy día, con el nombre de Jakkals- en Wolftoren, «La torre de los chacales y las hienas» (L.V.4: 4231'). Es muy probable que las variantes del relato contadas por ≠Kasiŋ también se refieran a esta formación rocosa, que está a «en la carretera de Brandvlei a Willliston cerca de la granja Haasfontein» (Bank 2006: 240), en las proximidades del Karreberge, es decir, en el territorio de los /xam de la montaña, muy lejos del «país de la hierba», en el que vivían ≠Kasiŋ y Diä!kwain. En el Anexo Gráfico, A3.3, reproduzco una imagen de esta colina, tomada de un folleto turístico. –Ed. 4

Los /xam creían que, al morir, el eland descargaba una intensa potencia

sobrenatural, potencia que también se encontraba en otros ámbitos del mundo natural: la miel, el flujo menstrual de las mujeres, etc. (véase Lewis-Williams 1983: 46-47; Katz 1982: 93-95). Es posible que si la chamán de este relato logra crear la montaña es gracias a la potencia descargada por el eland muerto. –Ed. 5

(estaban todos en lo alto de la montaña: la chamán, los chacales, y el eland)

571


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

gente que estaba allí arriba) le miraban, mientras él caminaba por allí abajo. Porque estaban todos arriba, mientras León estaba abajo, buscándolos, <sí>. León levantó la mirada, <sí>. Los vio allá arriba y les pidió agua, <sí>. Chacal le dijo que no tenía agua. León dijo que Chacal no debía hablar así, Chacal le tenía que dar agua porque ya no podía aguantar, <sí, [eso dijo]>.6 Chacal dijo que él mismo podía ver que allí no había agua, que el terreno estaba seco, <sí>. León le preguntó: si decía que allí no había agua, ¿por qué encendía una hoguera, si allí no había agua? No habría encendido una hoguera, si no tuviera agua. Chacal cogió un poco de grasa y se la enseñó a León, <sí>. León dijo: –¡Dámela! Chacal dijo: –¡Es de los niños! León dijo: –¡Dámela, aunque sea de los niños! Chacal le dijo que fuera (y) derribara una roca, para que él viera si León era realmente fuerte. León fue a empujar la roca, <sí>. León vio que la roca no se movía, <sí, [eso vio]>. León retrocedió, <sí>; le dijo al otro, Chacal, que no había derribado la roca, porque la roca seguía firme en el suelo, la roca no había rodado. Chacal cogió un poco de grasa, <sí>. Se la enseñó al otro; el otro dijo (que) Chacal tenía que darle un poco de grasa. Chacal dijo: –¡Es de los niños! León dijo: –¡Aunque sea de los niños, dámela! 6

(His heart cannie houd nie for the dorst, porque tenía hambre y sed.)

572


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Chacal le dijo que esperara, que de todos modos más tarde vería (grasa). Mientras, los otros ya han puesto una piedra a calentar (en el fuego). Chacal se sentó y sacó grasa, <sí>. Le dijo al otro que no mirase, que cerrara los ojos. El otro encajó la piedra [ardiendo] en la boca de León, <sí>. León retrocedió de un salto, <sí>; León salió corriendo, <sí>. León corría; mientras corría se desplomó, muerto, <sí>. Chacal le dijo a un compañero que se fijara en ese fortachón, en lo que le había hecho, que corriendo se había desplomado; dijo (que) León no es un hombre; que león había obrado como si él (Chacal) no fuera un gran hombre. Y, a pesar de todo, León se había desplomado mientras corría, <sí>. Él también era así,7 había hecho posible que [el otro] viera lo que León realmente es. León se había desplomado muerto, <sí>. Chacal le dijo a su compañero que mirara al hombre que era tan fuerte, lo que le había hecho, que mientras corría se había desplomado, dijo que León no era una persona; que León había obrado como si él (Chacal) no fuese un gran hombre. Y aún así León se había desplomado mientras corría, <sí>. Él (Chacal) también era así, había hecho posible que [el otro] viera lo que León realmente es. León había obrado como si él (Chacal) no fuese también un adulto. Chacal había hecho lo mismo. Así había luchado por el predominio. León se había desplomado (muerto) mientras corría, para que los niños pudieran comer, en el lugar donde antes habían pasado hambre, el mismo lugar donde su abuelo León había caído muerto. Por eso les dijo a los niños que comieran. Y eran felices, <sí>, porque, a pesar de todo, podían comer, en el lugar en que veían comida en abundancia. La chamán hizo que los matorrales volvieran a crecer, y que hubiese agua otra vez, <sí>, para que los niños de nuevo tuvieran agua, para que los niños de 7

(Esto es, tan fuerte como León.)

573


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

nuevo tuvieran agua para beber, <sí>. Y los niños iban sin miedo de un lado a otro, a sus anchas. Porque su abuelo, el que les quitaba la comida, ya no estaba allí. Antes le tenían miedo a aquel tipo. Ahora ya no estaba allí, y podían pasearse por el lugar, como hacían antes. Los chacales bajaron de la montaña, <sí>. La chamán hizo que allí [al pie de la montaña] crecieran matorrales, <sí>. Los matorrales crecieron allí como lo habían hecho antes, <sí>. El agua brotó en el lugar como había hecho antes. Las presas que Chacal cazaba, para Chacal eran. Chacal podía ahora llevarlas al campamento, los niños pequeños ahora recibían la comida que su padre les llevaba. La chamán vio con sus propios ojos la comida que Chacal llevaba. Por eso ahora la paz parecía reinar, porque ahora Chacal llevaba comida. Chacal no decía nada. Chacal callaba, porque guardaba silencio. Porque llevaba comida, y no hablaba. El lugar ahora parecía cómodo, un lugar en el que los niños tendrían comida. Porque ahora parecía que había paz. Ahora su padre iba de un lado a otro en silencio. Así, el lugar8 era ahora cómodo, porque parecía que había paz. Por eso, en estos lugares Chacal no hablaba. Porque ahora parecía reinar la paz, porque el lugar antes era así, la paz reinaba en él, para que los niños pequeños no tuvieran miedo, porque hay paz. Para que los niños pequeños pudieran ir a traerle agua, para que él (Chacal) pudiera beber; porque ahora estaban satisfechos. Por eso ahora estaban cómodos allí.

8

Werld is friede.

574


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

FUENTES Y COMENTARIOS «The Jackals and the Lion», traducido de Guenther 1989: 149-151 = L.IV.1: 3486-3515 (BC 151, A2.1.44 = LL44). Otra traducción de este relato puede verse en NCE: 129-131. BR: # 29a. KH 472 Dictado 12-13 de noviembre, 1873. El texto A14 es una paráfrasis en inglés de una variante de este relato, clasificada por Schmidt con KH 474. Otros grupos bosquimanos conocían también esta historia de la que Bleek (1864: 3-4) publicó una versión nama. En su comentario a este cuento, Guenther (1989: 149-150) dice que, a diferencia de otras variantes, esta versión del relato destaca sobre todo la faceta benéfica y protectora del Chacal, y no su más habitual naturaleza de embaucador. Guenther compara al protagonista de este cuento con el ciclo de narraciones sobre el mismo animal que goza de gran popularidad entre los oprimidos bosquimanos nharo que trabajan en las granjas de Ganzhi, en la moderna Botswana. Los nharo se identifican con el astuto chacal, cuya astucia e ingenio le hace triunfar siempre sobre su enemigo que, tenga la forma que tenga, es siempre el explotador patrón europeo. También el León del relato /xam sería un trasunto de los bóers para los cuales el narrador había trabajado, y el párrafo final sería «quizá, un canto de esperanza, o de recuerdos nostálgicos sobre la época anterior a los colonos invasores».

575


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

A14. [Los chacales y el león (2)] (3485') 11de noviembre de 1873. Traducción inglesa de la historia los Chacales y el León (anotada apresuradamente de ≠Kasiŋ [que la contó] sobre todo en bosquimano, y en un poco de holandés a modo de explicación, cuando no entendía bien).1 Un chacal salió [de caza] dos días seguidos, y en ambos abatió un eland. Las dos veces llegó un león y se lo arrebató; dos veces el chacal fue a casa y se quejó de esto, y la gente en casa estaba hambrienta. El primer día la hechicera2 le dijo que no hablara, que guardara silencio; el segundo día la hechicera le aconsejó que se quedara en casa el día siguiente, cosa que el chacal hizo. (3486') [La hechicera] hizo que los arbustos y el agua de abajo desaparecieran, de modo que un eland se pusiera justo delante de la casa; [esto lo hizo] gracias a su poder. El chacal disparó al eland cerca de la parte delantera de su casa, mientras la hechicera miraba, y entonces la hechicera hizo una montaña alta, y el eland muerto se elevó 1

La siguiente nota está al final del índice del cuaderno L.IV.1, págs. iv-v: (V) Desde la página 3484rev a la página 3492rev es una traducción al inglés de la historia del León y los Chacales dada otro día; traducida y escrita apresuradamente. Tal y como Klaas Katkop [≠Kasiŋ] me la contó en bosquimano, y un poco en holandés. (Esta [historia] se abrevió en la primera página, y fue simplemente (VI) anotada apresuradamente, para no perderla. Es un poco distinta de la historia en las páginas 3486-3515rev. [= A13], y debe también usarse, cuando se quiera tener una imagen cabal del relato.)

En realidad, más que dos versiones de la misma historia, el relato parafraseado en inglés corresponde a una forma distinta del relato. En su catálogo tipológico, S. Schmidt les asigna dos números distintos, KH 474 para el texto resumido, y KH 472 para el texto completo (A13). –Ed. 2

Sería más bien una chamán, pero al tratarse de una paráfrasis en inglés del texto /xam,

prefiero dejar tal cual este término, y también dejar «casa» en lugar de campamento. –Ed.

576


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

con ella al mismo tiempo. (Esta /kou: era una montaña alargada y alta con una cumbre redondeada y llana, sobre la cual la hechicera puso la casa y el agua.) (3487') Las casas que había sobre ella eran muchas. Todas ascendieron con la montaña, cuando se alzó. Llegó el león, al terreno al pie [de la montaña], y miró y no vio arbustos, y tras mirar más se encontró con que no había agua, ni tampoco piedras. Miró alrededor, y vio que la gente (la gente chacal) estaba muy por encima de él, en el /kou:. Caminó por los alrededores y buscó agua alrededor de la montaña (/kou:). (3488') Le pide al chacal agua para beber; el chacal le engaña y dice que no tiene agua. El león pide otra vez agua, a lo cual el chacal dice otra vez que no tiene, y que está sin agua. El león está muy sediento y pide otra vez; el chacal dice que ellos no tienen agua, y que el león pude ver por sí mismo que la tierra está seca; el león pide agua otra vez. El chacal otra vez le dice que está sin agua. (3489') El león pregunta: –¿Por qué encendéis una hoguera tan grande, si no tenéis agua? Porque ve el fuego allá arriba, como estrellas. El chacal le muestra en un plato la grasa del eland. El león quiere que se la vierta en la boca. El chacal dice, no, porque es para los niños. El león vuelve a pedir que le viertan la grasa en la boca. El chacal dice que lo hará, pero que el león debe esperar un poco. Va y (3490') les dice a los otros chacales: «El león nos pide grasa.» Y los otros chacales le indican que coja una piedra y la caliente. Otro chacal coge una piedra, ellos (los otros chacales) la calientan. El primer chacal va y le dice al león que espere, vuelve y les pregunta a los otros si la piedra ya está caliente, los otros dicen que sí. Sacan la piedra del fuego. Los otros le aconsejan 577


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

que saque grasa de la olla que está en el fuego, y llena el plato. (3491') El chacal le enseñó la grasa al león, le dijo al león: –No mires (porque la grasa tenía que metérsele en los ojos), cierra los ojos y abre la boca. Otro chacal sostuvo la piel húmeda del eland, sujetó la piedra con ella, para que no quemara sus manos. El primer chacal sostuvo el plato de grasa, retrocedió, le dijo al otro que el león había cerrado los ojos, (3492') el otro dejó caer la piedra en la boca del león, el león retrocedió de un brinco porque la piedra, al bajar [por su gaznate] le había quemado la garganta, y también la boca. El león salió corriendo, se quemaba por dentro, su pecho y la cavidad de sus costillas. Murió mientras corría. El chacal miró, lo que podía hacer bien porque en el lugar no había un solo arbusto, y les dijo a los otros: –El hombre (¿tipo?) yace muerto. (3493') Y todos los chacales se levantaron y miraron. Dijeron que el león era un hombre fuerte, ¿cómo era posible que no fuera [tan] fuerte {ante / con} el fuego? Los chacales dijeron que había dado la impresión de ser una criatura grande y fuerte, pero que no era más que una criaturilla que no había podido resistir una piedrecita. Dicen que ellos (los chacales) son poquita cosa, pero que [el] león tiene un cuerpo grande. Que ellos3 son como una piedrecita.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el orginal. L.IV.1: 3485'-3493' (BC 151, A2.1.44 = LL44) Publicado por David Lewis-Williams en SFFA: 165-167. 3

Presumiblemente, este «ellos» se refiere a los chacales. –Ed.

578


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

BR: # 29c; KH 474 Véase el comentario al texto A13, que es una variante de este relato (KH 472), contada por el mismo narrador.

579


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

A15. Di-xerreten, la leona y los niños1 Hace mucho tiempo, Di-xerreten,2 cuando la leona estaba en la charca recogiendo3 [agua], (cuando) había ido allí a recoger agua, Di-xerreten se dio cuenta de que era la leona la que había juntado a los niños de la gente, porque la leona se daba cuenta de que era inválida, a causa de su pecho. Por eso, juntó a los niños de la gente, para que los niños vivieran con ella, para que los niños trabajaran para ella. Porque era inválida, y no podía hacer trabajos pesados. Por eso, Di-xerreten fue a su campamento, cuando ella estaba recogiendo agua. En su ausencia, Di-xerreten fue al campamento, Di-xerreten se dirigió a los niños, en el campamento. Di-xerreten fue al campamento y llegó hasta los niños. Di-xerreten se sentó. Y Di-xerreten dijo [dirigiéndose a uno de los grupos de niños]: –¡Niños que estáis aquí sentados! El fuego de vuestra gente es aquel que está en lo alto del barranco4 que desciende desde la cumbre (de la colina). Por eso, se levantaron dos niños, y se marcharon para reunirse con su gente. 1

«Escuchada de ≠Kammi y también /Xábbi-aŋ cuando tenía más edad»

(L.VIII.25: 8177'). –Ed. 2

Era un hombre de la primera humanidad. Su cabeza era una piedra.

3

Creo que, probablemente, recogía agua con un estómago de órix, porque mataba

4

En el original inglés ravine, «quebrada», pero el término /xam es !kwírri, que

órix.

normalmente se traduce como «río, lecho seco de un río» (DIC: 460). El paisaje descrito en este mito, de colinas cuyas laderas están surcadas por barrancos horadados por el agua, es muy similar al que puede verse en la granja Sprinbokoog y sus alrededores. Es muy probable que este relato se desarrolle en esa zona, próxima a Vanwyksvlei, que /Haŋ≠kass'o y //Kábbo conocían. Véase el Anexo Gráfico, A3.6-7. –Ed.

580


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Di-xerreten dijo de nuevo: –¡Niños que estáis aquí sentados! El fuego de vuestra gente es aquel es está debajo de la parte alta del barranco que desciende en este lado (de la colina). Y así, tres niños se marcharon, se marcharon para reunirse con su gente. Y él dijo de nuevo: –¡Niño que estás aquí sentado! El fuego de tu gente es el que está debajo de la parte alta del barranco que desciende por este lado (de la colina). Y el niño se levantó, se marchó, el niño fue a reunirse con su gente. Él dijo de nuevo: –¡Niños que estáis aquí sentados! El fuego de vuestra gente es el que está debajo5 de la cumbre del barranco6 que desciende por este lado (de la colina). Y dos niños se levantaron, de este modo se marcharon, se marcharon a reunirse con su gente. Y él dijo otra vez: –¡Niños que estáis aquí sentados! El fuego de vuestra gente es aquel que está en lo alto del barranco que desciende desde la cumbre (de la colina). Y dos niños se levantaron, de este modo se marcharon. Él de nuevo dijo: –¡Niños que estáis aquí sentados! El fuego de vuestra gente es aquel que está en lo alto del barranco que desciende de la cumbre (de la colina). Y tres niños se levantaron, de este modo se marcharon, se marcharon para reunirse con su gente.

5

Porque el campamento está en el barranco (es decir, no allí donde fluye el agua,

sino entre los arbustos). 6

Habla de otro barranco.

581


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Y él dijo de nuevo: –¡Niños que estáis aquí sentados!7 El fuego de vuestra gente es el que está en lo alto del barranco que desciende desde la cumbre (de la colina). Y se levantaron dos niños, de este modo se marcharon, se marcharon para reunirse con su gente, mientras Di-xerreten se sentaba a esperar a la leona. Y la leona volvió de la charca, de este modo regresó. Caminó mirando (el campamento). No vio a los niños. Y exclamó: –¿Por qué los niños, niños, niños, niños, niños (tartamudeando de rabia)8 no hacen esto para mí?9 ¿Y los niños no juegan aquí, como suelen hacer? Debe de ser ese hombre que está sentado en el campamento. La cabeza recuerda a Dixerreten.10 Y se enfureció, al ver a Di-xerreten.11 La leona exclamó: –¡Di-xerreten tenía que ser, ese de ahí! La leona caminó hasta el campamento. Exclamó: –¿Dónde están mis niños?12 Y Di-xerreten dijo: –No son nuestros niños. Y la leona exclamó: –¡Calla ya! ¡Agarra a tu madre!13 ¡Dame a los niños! 7

Los hijos [de la leona] no estaban allí, porque eran los hijos de la gente los que

tenía [en su campamento]. 8

Esta explicación entre paréntesis no está en el manuscrito. –Ed.

9

Esto es, no juegan por aquí, como solían. –Ed.

10

Lo reconoció.

11

Porque no veía a los niños.

12

El narrador tradujo /ne /auwaki !kauken como «¿dónde están mis niños?» pero

«dame los niños» o «muéstrame los niños» quizá sea verbalmente más preciso.

582


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Di-xerreten dijo: –No eran nuestros niños. La leona le aferró la cabeza. Exclamó: –¡Xabbabbu! –(gruñéndole)14 a la cabeza del otro. Y exclamó: –¡Ouuuu! ¡/i! ¡/i! ¡/i! ¡/i! ¡Mis dientes! ¡Por eso la espantosa15 cabezota de este hombre fue a plantarse delante de mi choza! Mientras Di-xerreten dijo: –Te dije que no eran nuestros niños. La leona exclamó: –¡Maldición! Viniste a plantar aquí tu cabezota. –No eran nuestros niños.16 Y se levantó, y regresó (a su campamento), mientras la leona se quedaba furiosa en su choza, porque Di-xerreten había llegado (y) le había quitado los niños que habían estado (viviendo) pacíficamente con ella. Porque ella sabía que se había portado bien con los niños, porque no era poco lo que los amaba.

FUENTES Y COMENTARIOS «Ddi-xerreten, the Lioness, and the children», traducido de SBF:162-169 = L.VIII.25: 8177-8191 (BC 151, A2.1.100 = LL100). 13

Este parece ser el sentido de la interjección Oëya! /ne xoä!, que Lloyd traduce

como leave off! (algo así como ¡anda ya!). Aquí /ne es probablemente el verbo «sujetar» (DIC: 365), y xoä significa madre (DIC: 259). Todo apunta hacia una expresión más bien obscena. –Ed. 14

Gruñendo metió la cabeza.

15

El término /xam es k"oa, sobre el que Lloyd tenía dudas. Puede tener varios

sentidos, uno de ellos el verbo «tener miedo, temer» (DIC: 124). –Ed. 16

Es Di-xerreten quien habló así.

583


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

LR: # 37; KH 886 NoS, nº 40, «Di xerreten (whose head was stone)». Se dictó el 21 de enero de 1879, a continuación del texto A16.

584


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

A16. Historia de Tssi-!kwára-/hiŋ, «Arrancada-a -mordiscos» (8084)1 [1. La leona mata a una mujer y adopta a la hija no nacida de su víctima] Hace tiempo, la leona vio una mujer. La mató, y a mordiscos le abrió el vientre, y exclamó: –¡Ó ë ya, Ó ë ya! ¡Esto parece una (8085) niña pequeña! Me la tengo que quedar, sin duda debo alimentarla. Y la llamó Arrancada-a-mordiscos. La alimentó, (8086) en verdad, alimentándola, la crió.

[2. Cuando Arrancada-a-mordiscos es una niña mayor, la leona acosa a unas niñas pequeñas que están en la charca] Y Arrancada-a-mordiscos se hizo una niña mayor. Y cuando Arrancada-amordiscos se hizo una niña mayor, la leona, al reparar en unas niñas que iban a recoger (8087) agua, exclamó: –Deja que vaya hasta esas niñas, a la charca. Y Arrancada-a-mordiscos respondió: –¡Madre! Tú no te muevas, para que pueda ser yo quien recoja agua. Y su madre (8088) le dijo: –No te muevas tú, para que puedas traer leña para las dos.

1

/Haŋ≠kass'o, de su abuela materna, ≠Kammi, cuando era niño. También de su

madre, cuando él era mayor.

585


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Y la leona cargó las cáscara de huevo [de avestruz] (en la malla), y <se colgó la malla y se levantó.> Esto hizo, fue [a la charca]. Cuando notó que las niñas se acercaban, (8089) cantó:

«Ŋ –!kau: ke !gabbak@n, !káu ke. Ŋ –!kau: ke !gabbak@n, !káu ke.» [<Allí voy al acecho, allí voy. Allí voy al acecho, allí voy.>]

Caminó, y llegó hasta la niña que estaba sentada en un lado [de la charca]. La leona (8090) le dijo: –¿Del órix de quién pueden ser estos <amuletos de hueso>?2 Y la niña respondió: –Son los /Vhai /Vhain del órix de nuestros padres.3 Y la leona caminó <alejándose>. Cantaba: 2

En /xam, /Vhai /Vhain; véase la nota correspondiente al texto inglés. –Ed.

3

«Padres» aquí en el sentido de «progenitores varones». –Ed.

586


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

[«Ŋ –!kau: k !gabbak@n, (8091) !káu ke.» <Allí voy al acecho, allí voy.>]

Mientras iba hacia otra niña. Fue hasta ella. Exclamó: –¿Del órix de quién pueden ser estos /Vhai /Vhain? Y la niña respondió: –[Son] los /Vhai /Vhain (8092) del órix de nuestro padre. Y la leona <se alejó> caminando, se dirigió hasta otra niña. Cantaba: [«Ŋ –!kau: ke !gabbak@n, !káu ke.» <Allí voy al acecho, allí voy.>]

Se acercó hasta la niña. (8093) Dijo: –¿Del órix de quién pueden ser estos /Vhai /Vhain? Y la niña respondió lo mismo [que las otras]: –Son los /Vhai /Vhain de órix de nuestro padre. Y la leona <se alejó> caminando, contrariada. Y cantaba:4

4

(8094')

Esta vez cantando con fuerza.

587


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

[«Ŋ –!kau: ke (8094) !gabbak@n, !káu ke. Ŋ –!kau: ke !gabbak@n, !káu ke.» <Allí voy al acecho, allí voy. Allí voy al acecho, allí voy.>]

Y caminó hasta una niña que estaba sentada junto a la que estaba en el lado [de la charca]. La leona (8095) preguntó: –¿Del órix de quién pueden ser estos /Vhai /Vhain? –sintiéndose contrariada. La niña respondió: –[Son] los /Vhai /Vhain de órix de nuestros padres. Y ella exclamó: 5 –¿Por qué habláis así de eso? ¡Son <obra> (8096) mortífera de los ancianos!6

5

(8095')

Tartamudeando a causa de su enfado.

588


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Y andando <se alejó>. Fue hasta una niña sentada a un lado [de la charca], la que era tímida. La leona dijo: –¿Del órix de quién pueden ser estos /Vhai /Vhain? Y la (8097) niña respondió: –Son los /Vhai /Vhain del órix de mi hermano. Y la leona exclamó: –¡Sí, sí! Tu hermano debe venir, venir al anochecer. Debe <hacer eso>, venir cuando el sol [no] esté alto <cuando> (8098) venga. Deber <hacer eso>, <salir> por la noche, para llegar pronto, si viene mañana temprano, [para llegar] cuando el sol no haya salido todavía.

[3. Las niñas regresan a su campamento y cuentan a sus madres lo sucedido. El joven se prepara para ir al campamento de la leona] Y apartaron sus cantimploras de cáscara de huevo de avestruz, llevaron el (8099)

agua,

regresaron

(al

campamento).

Y

las

niñas

caminaban

<reprochándole> a la otra. Decían: –¿Cómo puede nuestra compañera ser tan boba? ¡<Y> le ha dicho a la leona que fue su hermano quien mató al órix cuyos (8100) !khaija7 lleva alrededor del cuello! ¿Es que no sentirá la ausencia de su hermano? Si su hermano acude a la leona, ésta lo engañará para poder matarlo. (8101) Entonces llegaron al campamento. Fueron a contárselo a sus madres.

6

Esta frase está parcialmente sin traducir en el manuscrito. Mi propuesta es

conjetural. Véase la transcripción. –Ed. 7

Esta palabra, al parecer sinónimo de /Vhai /Vhain no está en DIC. –Ed.

589


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

–¡Esa compañera le dijo a la leona que fue su hermano quien mató el órix cuyos !khaija lleva alrededor del cuello! (8102) Entonces sus madres8 dijeron: –¿Por qué (vuestra) compañera dice insensateces? ¿Le ha hablado a la leona de su hermano? ¿Cómo sobrellevará mi compañera9 de aquí la añoranza? Porque su (8103) hija le ha dicho a la leona [lo de los !khaija]. Entonces la anciana de la que era hijo [el joven] dijo que su hijo debía ir [al campamento de la leona]. Pues allí estaba su abuela Zarza, [y] también su abuela Brezo.10 (8104)

8

(8102')a

Las madres de las niñas. 9

(8102')b

Otra anciana, de la que [el joven] era hijo. Era su hija la que le había dicho a la leona [lo de los !khaija]. 10

(8103')

Según la información proporcionada por el narrador, /Haŋ≠kass'o, !kwa:ξ-!kwa:ξ y !kwaξ:-kau son los nombres correspondientes a dos árboles (¿o arbustos?) cuya madera puede crepitar mucho al arder. En este relato parece que, además de árboles, son también personas. [Que yo sepa, estos dos son los únicos personajes de la mitología /xam que, en lugar de animales, son plantas personificadas. J. M. Orpen recogió entre los bosquimanos de los montes Maluti, unos 1.000 kilómetros al este del territorio /xam, un relato, un tanto confuso, en el que los espinos, Cagncagn, matan a Cagn, el embaucador, con ayuda de cierto tipo de hormigas (Orpen 1874: 9). –Ed.] [La tinta y la caligrafía de esta nota se corresponden con las empleadas en la traducción, por lo que debió de añadirse en 1897, cuando Lloyd tradujo el relato. Aunque todavía no ha sido posible identificar las especies en cuestión (ninguno de los términos figura en DIC), he traducido !kwa:ξ-!kwa:ξ, como Zarza, y !kwaξ:-kau como Brezo. –Ed]

590


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

El joven <sacó> una <piedra puntiaguda>11 [y se vendó el pecho, como si estuviera enfermo.] 12

[4. El joven llega al campamento de la leona. Arrancada-a-mordiscos frustra los intentos de su madre para hacerse con él. Zarza y Brezo queman a la leona con sus chispas cada vez que ésta miente sobre sus intenciones] El joven fue [al campamento de la leona], de esta forma caminó, caminando llegó hasta el campamento, y allí estaba la leona. La leona lo vio llegar. Caminando, llegó (8105) al campamento. Cuando de este modo hubo llegado, la leona dijo que Arrancada-a-mordiscos debía sentarse cerca de ella: –¡Arrancada-a-mordiscos! Siéntate cerca de mí, para que tu marido13 se pueda sentar cerca. Y Arrancada-a-mordiscos (8106) exclamó: –¡Ésta que se calle! Y la madre leona dijo: –¿Por qué suena como si Arrancada-a-mordiscos me estuviera regañando por esto, cuando fue el joven quien quiso venir?14 Y [desde la hoguera] Zarza exclamó: 11

Posiblemente una laja puntiaguda de dolerita, como se explica en la nota

correspondiente al texto inglés. –Ed. 12

El narrador no alude a este vendaje hasta la página 8110, pero sin duda es en este

punto donde debería mencionarse por primera vez. 13

La leona, como se verá a continuación, intenta hacer creer a su hija adoptiva que

ha hecho venir al joven para que sea su marido. –Ed. 14

(8106')

O (?) «este joven quería venir».

591


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

– [¡Crac, crac, crac, (8107) crac, crac! Y cuando Zarza hubo dicho ¡crac, crac, crac, crac, crac! desde la hoguera, la leona exclamó: –¡Au: wwe! Y Brezo exclamó: –¡Crac, crac, crac, crac, crac! Y la leon gritó: –¡Que me quema! ¡Oou wwe! Y la leona se apartó [de la hoguera], (8108) se sentó. La leona dijo: –¡Arrancada-a-mordiscos! Levántate (y) ve a <apilar> [leña] a ese sitio de allá. Arrancada-a-mordiscos replicó: –Eres tú la que debería levantarse (e) ir a por leña, allí, <junto a la entrada de la choza>, pues siempre lo haces. Tú eres la que (8109) siempre enciende la hoguera. Y la leona dijo: –¿Por qué Arrancada-a-mordiscos habla de esta forma? Había pensado que serían ellos los que encendieran la hoguera.15 Arrancada-a-mordiscos dijo: –<Haz brillar> (8110) el ojo en la persona <de la que hablas>, que no puedes sino ver que está enferma, y <en verdad> no puede recoger leña. Ya ves

15

(8109')

Porque quería que el joven se levantara (y) se alejara para recoger leña. Entonces ella saldría de un salto de la choza, para poder abalanzarse (?) sobre el joven, haciendo lo que solía hacer con los órix.

592


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

que lleva el <pecho> vendado.16 Por eso no puede ir a por leña. Así que ve tú (8111) a por leña. Y ella17 salió [a por leña]. Su hija dijo: –Irás a recoger leña sólo en ese lugar, irás a recoger leña <junto a la entrada de la choza>, y no la recogerás <ahí> (en la parte de atrás de la choza). Pues Arrancada-a-mordiscos se daba cuenta de que (8112) la leona quería recoger leña detrás de la choza, se daba cuenta de que quería pasar por detrás de la choza para, una vez allí, cargar desde la parte trasera de la choza, hacerse con el joven (y) llevárselo. Por eso Arrancada-a-mordiscos (8113) quería que la leona recogiera leña <junto a la entrada de la choza> para que ellos pudieran verla, para que pudieran verla cuando estuviera allí recogiendo leña, para que Arrancada-amordiscos pudiera regañarla.

[5. Arrancada-a-mordiscos instruye al joven sobre la leona. Kwa:ξ !kwa:ξ y !Kwa:ξ -!kau queman a la leona cada vez que ésta miente sobre sus verdaderas intenciones] Arrancada-a-mordiscos, cuando la leona había ido a por leña, Arrancada-amordiscos habló, le explicó aquello a (8114) (su) marido: –¿Crees que sentirás llegar a esa persona que ha ido allá? Con sigilo se acercará y se apoderará de ti, sin que yo me entere. Debes entenderla bien.

16

Este detalle no se había mencionado antes, quizá por error del narrador. Es

posible que sea en este falso vendaje donde el joven oculta la laja puntiaguda de dolerita.– Ed. 17

(8111')

La leona.

593


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Tampoco debes dormirte. ¿Piensas (8115) que, si yo me durmiera, ella no se haría contigo cuando haya ido allá a buscar leña? La leona recogió leña, recogió leña, miró hacia la choza. (8116) Dejó de recoger leña. Se quedó allí, mirando la choza. Y Arrancada-a-mordiscos exclamó: –¿Qué hace esa persona de ahí mirando la choza, en lugar de recoger leña? Y la leona respondió: –¿Por qué (8117) Arrancada-a-mordiscos habla de esa forma, cuando [sólo] estoy mirando? Y la leona, recogiendo leña <se alejó>. De este modo, siguió recogiendo leña. Arrancada-a-mordiscos habló, le dijo a (su) marido: –No quiero que olvides a esa persona que anda por ahí, (8118) porque [así] la entenderás bien. Cuando estés acostado, te tumbarás aferrando <la laja de piedra>, para poder apuñalarla. Porque [si no lo haces], se apoderará de ti. Mientras la leona (8119) estaba allí recogiendo leña, Arrancada-amordiscos habló de este modo, le habló de aquello a (su) marido. Quería que (su) marido entendiera bien a su madre, porque su madre, (8120) mientras andaba allí recogiendo leña, se apoderaría de él. Arrancada-a-mordiscos dijo: –Mira lo que ha hecho (¿puede hacer?) sobre eso: está allí, detrás del arbusto, y no recoge leña. Desaparecerá detrás del arbusto, para que no la veamos llegar. (8121) A hurtadillas se acercará a nosotros, mientras nosotros miramos (todavía) el lugar en el que estaba recogiendo leña. Arrancada-a-mordiscos exclamó: –¿Por qué te quedas detrás del arbusto, y no recoges leña? La leona (8122) respondió:

594


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

–¿Qué dice Arrancada-a-mordiscos, cuando me estoy frotando18 el ojo porque se me ha metido algo en el ojo? Mientras recogía leña, la leona pasó junto al arbusto. La leona puso la correa19 en el suelo. Colocó (8123) la leña (que había recogido) sobre la correa. Se cargó la leña a la espalda, eso hizo. Llegó, cargando la leña a la espalda. Llegó caminando, caminando, caminando, caminó para refrescarse, porque (8124) pretendía acercarse a hurtadillas al joven; caminaba atenta, mientras el joven estaba sentado. Entonces Arrancada-a-mordiscos exclamó: –¿Por qué esa persona no camina rápido? Tendría que (8125) dejarme que pusiera la leña a arder, porque el fuego se ha apagado. Ella replicó: –¿Por qué Arrancada-a-mordiscos (habla de esta forma) cuando si no camino [rápido] es por mis pies? Brezo, cuando la leona habló de esta forma, Brezo le dijo: –¡Crac, crac, crac, crac, crac! –a la leona. Porque el fuego daba la impresión (8126) de que hubiera gente que estuviera arrojándole llamas a la leona. Y la leona exclamó: –¡Auu uuu! Quiero (saber) (8127) qué puede ser eso que está ahí. Zarza, cuando ella acaba de decir esto, Zarza le dijo: –¡Crac, crac, crac, crac, crac! –a la leona. Y ella se lamentó:

18

(8122')

kkwóξbbo: frotarse el ojo kkuobbo: 19

un hombre negro

Con la que sujetaba la leña que recogía. –Ed.

595


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

– ¡Auu uu wwe! Me pregunto qué cosas (8127) puede ser, la que parece que está en la hoguera. La leona puso la leña en el suelo (y) entró en la choza. Cuando se sentó, lo hizo cerca de Arrancada-a-mordiscos. Arrancada-amordiscos exclamó: –¿Por qué nuestra madre se me sienta encima? (8128) Ella contestó: –¿Por qué Arrancada-a-mordiscos (habla así) cuando me siento cómodamente a su lado? Y cuando fue el joven el que quiso venir, ¿por qué me regaña como si yo no hubiera permitido que este joven viniera? Arrancada-a-mordiscos (8129) dijo: –Te regaño porque quería que te sentarás más lejos de mí, y no tan cerca. Y Zarza, cuando Arrancada-a-mordiscos hubo hablado así, Zarza le dijo: –¡Crac, crac, crac, crac, crac! (8130) Ella exclamó: –¡Aüuuu wwe! Se apartó, se sentó, enfadada por aquello: ¿cómo era posible que la hoguera le arrojase chispas? Cuando allí hablando estuvo, estuvo, estuvo, estuvo, (8131) dejó de hablar, se quedó inmóvil, callada, pensando en lo de <acometer> al joven. Arrancada-a-mordiscos dijo: –¿Por qué nuestra madre (8132) está tan quieta? La leona respondió:

596


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

–¿Por qué Arrancada-a-mordiscos (me habla así) cuando estoy aquí con dolor de cabeza? Zarza, cuando la leona hubo dicho esto, Zarza le arrojó chispas. La leona chilló: –¡Aüuuu wwe! Brezo (8133) le arrojó chispas, cuando apenas acababa de gritar auuuu a causa de Zarza, Brezo [también] le arrojó chispas. La leona gritó: –¡Auuuu wwe! La leona se apartó de allí, se sentó. Y cuando el sol se puso, todos se durmieron. Ella no quería dormir. Cuando (8134) había bajado la cabeza, <se la rascaba>.20 Miraba hacia Arrancada-a-mordiscos (y su marido), que estaban en la choza. Arrancada-a-mordiscos exclamó: –¿Por qué motivo nuestra madre me mira fijamente? –¿Por qué Arrancada-a-mordiscos (8135) (habla de esa forma) cuando me estoy rascando la oreja? Zarza, cuando la leona dijo esto, Zarza le arrojó chispas. Ella gritó: –¡Auuuu wwe! Brezo, cuando ella acaba de gritar auuuu a causa de Zarza, (8136) Brezo le arrojó chispas. Ella gritó: –!Auuuu! ¿Por qué las chispas tienen que volar hacia mí en la oscuridad? Cuando se hubo tumbado, tumbado, tumbado, tumbado, se [levantó y se] echó cerca de Arrancada-a-mordiscos. (8137) Y Brezo la cubrió de chispas. Ella gimió: 20

O «se rascaba la cabeza y se despiojaba». Véase la nota correspondiente al texto

inglés. –Ed.

597


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

–¡Tssu auuuu!– mientras se marchaba retorciéndose de dolor. Brezo, cuando la leona se hubo vuelto a tumbar (donde había estado antes), Brezo de nuevo la cubrió (8138) de chispas. Y ella gimió otra vez: –¡Auuuu! –mientras se alejaba, retorciéndose.

[6. Por la mañana, la leona ve un órix y se transforma para cazarlo] Y rompió el día. El joven se levantó y encendió el fuego. Arrancada-amordiscos también se levantó, cuando (su) marido lo (8139) hubo hecho. Quería sentarse, protegiendo a (su) marido, de modo que su madre <se abalanzara sobre> ella, que estaba sentada en medio, para sentarse interponiéndose entre su madre y (su) marido. Entonces, cuando la leona, de madrugada, estaba sentada (8140) mirando, atisbó un órix, cuando el órix se acercaba <a sotavento>. La leona exclamó: –¡Arrancada-a-mordiscos! ¡Mira! Ve a ese sitio de allí, acecha al órix desde ese lugar. Y Arrancada-a-mordiscos (8141) respondió: –Levántate y ve tú misma. Porque ya ves que el joven está enfermo. Y la leona exclamó: –¿Por qué Arrancada-a-mordiscos habla de esa forma? Precisamente por esto deseé a esta persona que quiso (8142) venir: está acostumbrada a cazar animales. 21 Arrancada-a-mordiscos dijo: 21

En el manuscrito no está clara la distribución exacta de las distintas traducciones

posibles que se dan para algunas palabras. El sentido general de la frase vendría a ser, «precisamente porque suele cazar animales quise que viniera esta persona, que además vino porque quiso». –Ed.

598


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

–Esta persona está enferma. Levántate (y) ve a hacer lo que siempre sueles hacer. Entonces, la leona (8143) <puso el rabo entre las piernas>22 [y] se alejó. Y Arrancada-a-mordiscos dijo: –Quédate observando en silencio. ¿Piensas que la seguiríamos viendo, si el órix se acercara? La leona (8144) fue a cazar. Arrancada-a-mordiscos dijo: –Observa. Y la leona se hizo pequeña. Arrancada-a-mordiscos dijo: –Obsérvala: se hace pequeña. Y la leona, (8145) (esto es) su trocito23 se hizo pequeño. Y su cabeza se volvió grande, y la leona observó el órix. Arrancada-a-mordiscos dijo: –¿Piensas que cuando mira de esa forma (8146) no es porque desea desaparecer de ese lugar de allí, que dejemos de verla? Nosotros miraremos simplemente hacia ese lugar, donde el trocito de su cabeza se volverá <negrura>.24 Ese lugar (8147) estaremos mirando. Entonces el trocito de la cabeza de su madre se transformó en <negrura>, allí, mientras la leona estaba mirando al órix. Arrancada-a-mordiscos dijo:

22

No está clara la traducción de //kabbe:ta au tSweŋ. Véase la nota correspondiente

a este pasaje en el texto original. –Ed. 23

Véase la nota al texto inglés. Este episodio del relato es un tanto oscuro, pues no

está clara la naturaleza de la metamorfosis de la leona. Lo que parece decir el narrador es que el cuerpo de la leona se redujo, y la cabeza aumentó de tamaño. –Ed. 24

(8146')

<Oscuridad.> [En /xam, /hóäka; véase la nota correspondiente al texto original. Lloyd pensó que quizá la leona se hace invisible, y quizá, en cierto modo, sea así. –Ed.]

599


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

–Siéntate y observa. <¿Piensas que (8148) no obra así, cuando actúa de esa forma?> Percibimos su cabeza. Cuando su cabeza ha desaparecido de esta forma, ya no la percibimos. Porque su cabeza desaparece por completo. Estaremos (8149) mirando al órix, cuando el órix vaya al lugar en el que su cabeza se volvió <negrura>. Observa en silencio. Entonces, cuando Arrancada-a-mordiscos (8150) la estaba mirando junto a (su) marido, la leona saltó desde el lugar donde había estado. Saltó, abalanzándose (?) sobre el órix. Arrancada-a-mordiscos exclamó: –¡Mírala! Ha hecho esto mientras (8151) yacía sobre el órix, mientras yacía sobre el órix, mientras daba dentelladas a la <nuca>25 del órix. Daba dentelladas <a sus nalgas, sí>. La leona saltó apartándose del órix. De este modo (8152) se alejó, fue a tumbarse, mientras el órix se quedaba allí, solo, tambaleándose.26 Y el órix se desplomó.

[7. Muerto el órix, Arrancada-a-mordiscos y el joven se reúnen con la leona. La muchacha insiste en que su madre debe llevar la presa al campamento. Una vez la leona está cargada con el animal, indefensa, el joven, a una señal de Arrancada-a-mordiscos, mata a la leona] Y Arrancada-a-mordiscos dijo: –Deja que vayamos rápidamente hasta ella, mientras (8153) sigue con el órix. Porque si viniera aquí, a la choza, no saldría de la choza. Estaría nerviosa,27 25

(8151')

Le daba dentelladas, porque quería romperlo. 26

(8152')

Estaba a punto de desplomarse.

600


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

en la choza, si yo le dijera que tenía que ir a por el órix. Por eso, sin demora iremos hasta (8154) ella, mientras sigue con el órix. Se quedará tranquila con el órix, cuando vea que hemos ido a su lado. Por tanto, fueron hasta la leona, <sí>. Eso hicieron, caminaron, acercándose a ella. (8155) Ella estaba sentada, mirándolos, <sí>, mientras Arrancada-a-mordiscos y los otros28 llegaban. Estaba sentada, con los ojos casi cerrados. Arrancada-a-mordiscos llegó caminando (y) mirándola. Arrancada-amordiscos dijo: –¡Mírala! Se sienta (8156) con los ojos casi cerrados. Quiere cazarnos. No la veremos llegar, porque estaremos caminando (y) mirando al órix. Arrancada-a-mordiscos exclamó: –¿Por qué nuestra madre se tumba? <Se diría>que (8157) que me miraba fijamente mientras me acercaba. –¿Por qué Arrancada-a-mordiscos (habla así) cuando estoy cansada? Se me ocurrió tumbarme, para refrescarme –[dijo,] mientras se sentaba erguida. Y (8158) Arrancada-a-mordiscos y el otro se acercaron a ella, <sí>. La leona exclamó: –¡Arrancada-a-mordiscos! Dile a (tu) marido que descuartice el órix.

27

El término /xam es !garaka, traducida como angry, «enfadada», en el manuscrito.

Pero en una glosa en (8153') el narrador explica que la palabra /xam para «enfadado» es kkawai que, en DIC: 127, aparece escrita k"wain, «estar enfadado con». El diccionario también explica que las formas más habituales son !kwain y !khwein. En cuanto a !garaka, DIC: 377 da «estar asustado, tenso», cosa que parece confirmada por el contexto en que aparece aquí. 28

Este plural se aclara con la explicación que da el narrador en la página 8169',

donde se nos dice que Zaraza y Brezo también están presentes, se entiende que con forma humana. –Ed.

601


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Arrancada-a-mordiscos replicó: –Haz lo que sueles hacer. Destripa el (8159) órix, para poder llevar el órix sobre la espalda, para poder descuartizarlo en el campamento, después de haberlo llevado entero. Y la leona respondió: –Hija mía, no parece que mi <pecho> esté para que haga algo así, <no>. Por eso, (tu) marido debe (8160) descuartizar el órix. Arrancada-a-mordiscos dijo: –Tú debes destripar el órix, para poder tú <cargarlo a tus espaldas>. Entonces, eso hizo. La leona destripó el órix. Le (8161) sacó el estómago. Apartó el estómago. Le sacó las tripas, las apartó. Tomó una correa, la puso en el suelo, se <acercó> al órix, (8162) pasó su propia cabeza por la correa. Levantó esta parte de la correa, puso [el órix] sobre ella, ató [sus piernas].29 Levantó la otra parte de la correa, (8163) puso [el órix] sobre ella. Arrancada-a-mordiscos le guiñaba el ojo a (su) marido. La leona exclamó: –¡Arrancada-a-mordiscos! ¡Agárrame y levántame! Arrancada-a-mordiscos le guiñó a (su marido), porque Arrancada-amordiscos deseaba que (su) marido (8164) actuara sin demora. Entonces, Arrancada-a-mordiscos se levantó (y) avanzó. Arrancada-a-mordiscos agarró los brazos de su madre. Cuando estaba ayudando a su madre a incorporarse, (8165)

29

Se describe aquí cómo la leona ata el cuerpo del animal con la correa, para luego

levantarlo a peso y cargarlo sobre sus espaldas. En las sociedades bosquimanas la caza es una actividad exclusivamente masculina. Que la leona no es realmente humana (aunque pertenezca a la primera humanidad) queda evidenciado por el hecho de que todas las cosas que está haciendo (cazar un antílope, destriparlo, cargar con él, etc.) son, en el orden correcto (es decir, humano) de las cosas, trabajo exclusivo de los varones. –Ed.

602


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

agarró los brazos de su madre y se los levantó. Entonces, el joven avanzó. Le traspasó el <pecho>[;] le traspasó la parte del <pecho> que (estaba) (8166) expuesta, <la laja de piedra> en ella <y la retorció>, <sí>. Entonces la leona exclamó: –¡Qué dolor! ¡Arrancada-a-mordiscos! ¡–au! Y sin demora el joven (8167) agarró <la laja de piedra> y la extrajo. Una vez más atravesó su <pecho>, mientras la leona gemía: –¡Dolor! ¡Arrancada-a-mordiscos! ¡Dolor! Arrancada-a-mordiscos sostenía los brazos de su madre (8168) y cuando vio que de la boca y de la nariz de su madre salía sangre, apretó con menos fuerza los brazos de su madre. Y exclamó: (8169) –Rápido, desatadla30 (y) apartadla para que su sangre no llegue al órix. Así, rápidamente la desataron. A rastras la apartaron. Eso hicieron, la arrastraron31 y la dejaron (8171) a un lado. Y descuartizaron el órix. Descuartizaron el órix, <sí>, transportaron la carne del órix. Transportaron la carne del órix, llevándosela de regreso al campamento.

[8. Arrancada-a-mordiscos y el joven regresan al campamento de este. Zarza y Brezo van con ellos] Y formaron un grupo de viaje. El joven (8172) viajaba para reunirse con su madre (con su madre y los demás), tras matar a la madre leona, que tenía consigo 30

(8169')a Porque Zarza y el otro estaban allí, ella y Brezo. Eran estas personas las

que ella quería que actuaran, para desatar a su madre, de modo que su sangre no alcanzara al órix. 31

(8169')b No se la comieron porque era una persona (!kui).

603


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

a Arrancada-a-mordiscos. Por eso viajó, alejándose de (8173)32 del campamento de la leona. Y así, su madre se alegró mucho, cuando vio que volvía. El joven traía consigo a Arrancada-a-mordiscos. Entonces su madre dijo que sabía que no había cerrado la boca y así, había deseado que su hijo fuera [al campamento de la leona]. Aunque (8174) Arrancada-a-mordiscos era lista, porque era consciente de que era una persona. Porque sus <abuelas>, Zarza y la otra estaban allí, ella y su abuela Brezo. Entonces las ancianas dijeron: –¡Compañeras! Ha sido la sagacidad del hijo de mi compañera la que lo ha liberado de la leona, aquella que nosotros creíamos que (8175) lo mataría. Fue él quien mató a la leona. Las otras ancianas dijeron: –¿Por qué parece que mis compañeras no han estado escuchado a esta compañera de aquí? Ella no (8176) cerró la boca, cuando educaba a su hijo. Esta es la sagacidad que su hijo posee. 33

FUENTES Y COMENTARIOS «The Story of Tssi-!kwára-/hiŋ», LVIII.24: 8084-8172 (BC 151, A2.1.99 = LL99) y LVIII.25: 8173-8176 (BC 151, A2.1.100 = LL100)

32

Aquí empieza el cuaderno L.VIII.25. –Ed.

33

(8176') 22 de enero, 1879. Ellos (los bosquimanos) dicen que el sol se ha ido

dentro del cielo.* * Esto es, cuando se ha eclipsado. [La glosa no tiene nada que ver con el relato, pero la fecha, 22 de enero de 1879, es probablemente aquella en que Lloyd y /Haŋ≠kass'o terminaron de trabajar en ella. –Ed.]

604


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

LR: #38; KH 886 NoS nº 38, «The Lioness who was a woman, and brought up a child». Dictado el 9-19 de enero de 1879. En las guardas del cuaderno L.VIII.24 se dan las siguientes fechas de traducción: 27 de marzo de 1897 (pp. 8084-8096); 29 de marzo (8097-8120); 30 de marzo (8120-8162); 1 de abril (8162-8172). Y en el cuaderno L.VIII.25, 2 de abril (8173-8176)

605


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

A17. La venganza de Hiena (1) (8232)1 León y Chacal se tiraron barro el uno al otro. Chacal dijo: 2 –¡Tssi ha:, tssi ha:, ttsi ha!. Porque es un bromista.3 (8233) Por eso dijo: – ¡Tssi ha:, tssi ha:, ttsi ha! Porque hablaba muy deprisa, porque arrojaba (barro) muy deprisa a León. León era el que, despacio, decía: –Tssi: !k'a:, (8234) tssi: !k'a:. Porque arrojaba (cieno) lentamente a Chacal. Por eso decía: –Tssi: !k'a:, tssi: !k'a:. Mientras arrojaba lentamente cieno a Chacal. Chacal decía: –¡Tssi ha: (8235) tssi ha:! Mientras arrojaba rápidamente (cieno) a León. Entonces, el cieno cerró los ojos de León. Entonces, Chacal guardó las cáscaras de huevo (de avestruz) (en su morral, tras llenarlos de agua). Se marchó, mientras León, (8236)4 ciego, se sentaba junto a la charca.

1

(8232')a

/Haŋ≠kass'o, de su madre, /Kabbi-aŋ. 2

(8232')b

Creo que estaban cantando, mientras se tiraban barro el uno al otro. 3

(8232')c

A una persona que hace muchas bromas [k"e:nk"e:n], la gente la llamaba bromista [/nerrisa]. 4

(8236')

(Se dice de un león:)

606


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Chacal regresó a casa. Entonces sucedió que Tortuga Angulada, que estaba recogiendo agua, llegó hasta León, cuando León, ciego, estaba sentado junto a la charca. Y León la oyó. León dijo: –¡O ë ya!5 ¿Quién está ahí? (8237) Ven a humedecerme los ojos. Y es que Tortuga Angulada era de una belleza sin igual. Y Tortuga Angulada llegó hasta él, Tortuga Angulada recogió agua, Tortuga Angulada (8238) le humedeció los ojos. El barro se había secado, y por eso no se ablandó rápido. Entonces el barro se ablandó, y Tortuga Angulada (8239) <fue y> le arrancó el barro de los ojos. Y él, cuando levantó la mirada6 y vio a Tortuga Angulada, después de que ésta le hubiera arrancado el barro de (8240) los ojos, la agarró, a Tortuga Angulada. Derribó a Tortuga Angulada y la mató. Comió, comió, comió, comió, comió7 lo bastante de (8241) ella. Guardó (en su morral) el resto de la carne. Metió la cabeza de Tortuga Angulada. Se colgó el morral [del hombro], se fue al campamento de Hiena. El otro (es decir, Hiena) estaba allí. Y el otro (8242) cuando vio al otro (es decir, a León), percibió la cabeza de Tortuga Angulada, como si fuera oscuridad, en la abertura8 del morral.

Con tranquilidad llega, corriendo a medio galope, se enrosca (como una serpiente). [Esta glosa no parece tener relación directa con el relato, y es la traducción de la frase tVmmopwa //kwara sa: !khauwa ha, al parecer proverbial. –Ed.] 5

Cf. DIC: 153 oe, óeja, «exclamación, ¡eh!, ¡eh tú!, ¡cállate!». –Ed.

6

(8239')

Eran personas. 7

(8240')

Porque había estado pasando hambre junto al agua, pues sus ojos estaban cerrados y eso no le dejaba marcharse. 8

(8242)a

Algo que no es poco negro, es lo que la gente dice que se parece a oscuridad [/hoξV] es . . . [hã] bello.

607


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Y Hiena lloró9, cuando percibió la cabeza de (su) esposa. Y Hiena ordenó a los (8843) niños (es decir, a sus niños): –Id a traernos leña, para que nos podáis encender una hoguera con la que cocinar. Y encendió una hoguera. Vertió agua en la olla. Puso la olla [en el fuego] y la olla hirvió. Y sacó (8244) carne.10 Le dio al otro, (a) León. El otro comió. Y Hiena, cuando el otro se hubo terminado la carne,11 le trajo la olla. Le dijo: –Permite que te sostenga [la olla] para que bebas;12 (8245) porque normalmente nos la sosteníamos, dándonos de beber, Auru13 y yo. Y León dijo: –¡Eh, fiera! 14 Dame (el caparazón de) tortuga,15 (para) que pueda llenarlo, para que (8246) pueda beber.

[Para el sentido de la palabra /hoξV véase el Glosario, donde se explica que la extraña oscuridad que emana de la cabeza de Tortuga Angulada está probablemente relacionada con el uso de su caparazón por parte de los chamanes. –Ed.] 9

(8842')b

Lloró, porque estaba apesadumbrada (? o «porque sentía que era pesar»). (Cuando sentimos pesar [/k"óiŋ], no hablamos de pena [hárt sehre].) (8243') Los /xam dicen (que) el otro siente pena, mientras que los blancos son los que dicen «pesar» [hárt sehre].) [A propósito de esta Glosa, véase la nota correspondiente de la transcripción. –Ed.] 10

(8244')a

La carne que había estado en la olla, que estaba cocida. 11

(8244')b

Dio al otro parte de la carne, él se comió la otra parte. 12

(8244)c

Es beber; como nosotros lo hacemos con el café. Los /xam dicen que beben [!kumm] sopa. 13

Sobre el posible sentido de este nombre, véase la voz /ho:ξ del Glosario.

608


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Y Hiena dijo: –Solíamos sostenernos [la olla], dándonos de beber, Auru y yo. Y León dijo: –¿Por qué quieres darme de beber sosteniendo (8247) la olla, que es grande, si tú no dejas que yo la sostenga, dándote a ti de beber? Y Hiena dijo: –Solíamos siempre sostenérnosla siempre, dándonos de beber, (8248) Auru y yo. Por eso debes dejar que yo la sostenga, dándote de beber. Entonces Hiena levantó la olla hasta la boca del otro. La cogió, poniendo (8249) la cabeza del otro dentro de la olla.16 Exclamó: –¿Por qué me mataste a Auru? Se puso a zurrar al otro la badana, mientras el otro gritaba por las heridas (8250) de su cabeza. Los ojos le estallaron, y el otro murió, porque el otro (Hiena) le había estado zurrando. Hiena llevó al otro a rastras, (8251) lo fue a poner debajo17 (es decir, en medio del árbol).

14

Sobre esta interjección (!kwa:ä), véase la glosa de /Haŋ≠kass'o en el texto A5:

«[!kwa:ä =] colega, camarada, compañero. Ellos (los /xam) dicen también, "¡Eh, fiera!" cuando se dirigen a otro hombre. […] Dicen (también), «¡compañero!» (L.VIII.32: 8878'). 15

Aquí se usa el términos genérico, !go:ë. –Ed.

16

(8249')

Es decir, colocando la olla sobre la cabeza del otro. 17

(8251')

Lo metió dentro del árbol (es decir, sobre el suelo, en la parte frondosa).

609


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

FUENTES Y COMENTARIOS «The Hyena's Revenge», L.VIII.25: 8232-8251 (BC 151, A2.1.100 = LL100) LR: #39; KH 654 NoS nº 41, «Lion, Jackal, Black Tortoise, and Hyena».

610


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

A18. La venganza de Hiena (2)18 Hiena fue al campamento de León. Entonces engañó a León, porque le parecía que León le había cicateado19 la carne de cuaga. Por eso, León fue a casa de Hiena, cuando Hiena estaba allí cociendo [comida] en su olla. Hiena cocía carne de avestruz. Entonces Hiena dio sopa a León. Entonces León cogió la olla, cuando la olla estaba caliente. Hiena también cogió la olla con las manos. Hiena dijo: –¡León! Deja que yo te eche la sopa por la boca. Hiena vertió la sopa en la boca de León. Después, puso la abertura de la olla sobre la cabeza de León, cuando la olla estaba caliente. La sopa estaba quemando los ojos de León, la sopa también quemaba el interior de su boca. Entonces se tragó con el gaznate la sopa caliente; tragó, matándose con la sopa caliente. Murió, con la cabeza dentro de la olla. Hiena sacó su bastón, Hiena golpeó a León con el bastón, mientras él tenía la cabeza dentro de la olla. Hiena lo golpeaba, Hiena asestó un golpe, quebrando la olla. Porque Hiena sentía que había engañado a León, y por eso él había ido a ver a Hiena. Hiena lo mató con la sopa caliente, porque la olla había estado en el fuego. Sacó la olla del fuego, porque quería abrasar a León hasta matarlo, con el calor de la sopa, porque sentía que León había sido cicatero con la carne de cuaga; por eso lo engañó con la carne de avestruz, porque su propósito era meter la cabeza de

18

En el cuaderno el relato no lleva título. –Ed.

19

En el original had acted grudgingly towards him («había actuado de mala gana»).

El término /xam es /kwákka, cf. DIC: 330, /kwakk@n?ĩ, «negar, escatimar». –Ed.

611


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

León en la olla, por eso lo había engañado. Porque se había casado con una hiena hembra; también él es una hiena, [una hiena] macho. Por eso es un «brazo podrido»20, <sí>. León también se casa con una leona, puesto que León es un león macho. Hiena también se casa con una hiena hembra, porque Hiena es una hiena macho. El leopardo también se casa con un leopardo hembra, porque él es un leopardo macho. El

guepardo se casa con una hembra de guepardo, porque es un

guepardo macho.21

FUENTES Y COMENTARIOS «The Hyena's revenge. First version», traducido de SBF: 122-125 = L.II.1: 257, 257'261' (BC 151, A2.1.7 = LL7) BR: # 27b; KH: 654 Dictado en mayo de 1871 (la anterior entrada fechada está en la página 255 y es el 18 de mayo). La página 255, donde termina un texto que tiene que ver con hienas, lleva fecha del 18 de mayo de 1871. El texto aquí traducido debió de empezar a dictarse entonces, o poco después. En el cuaderno hay muchas partes sin traducir, desde pequeñas frases a segmentos enteros. Al parecer, con vistas a la

20

Esta expresión [k"wákk@n / /kuŋ] se utiliza para referirse a una persona que no es

generosa con la comida. (L) [Puesto que el cicatero es León, este comentario debe de referirse a él, y no a Hiena. –Ed.] 21

Este último párrafo más que pertenecer propiamente al relato es una observación

del narrador, al hilo de lo que ha dicho al final del mito propiamente dicho, sobre la conveniencia de que cada animal se case con un miembro de su propia especie. –Ed.

612


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

inclusión del texto en SBF bien Lloyd, bien D. F. Bleek, tradujeron el texto completo en otro lugar. En su libro sobre los naron (nharo) D. F. Bleek ofrece una variante auen de este relato (1928: 50). Véase KH, págs. 235-236 para una relación de variantes recogidas en otros grupos.

613


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

A19. Historia de León y Hiena1 [La venganza de Hiena (3)] Fue Hiena quien se dirigió al campamento de León. Y es que León había sido cicatero con Hiena, y por eso Hiena se había enfadado, por eso Hiena engañó a León, para que también fuera a su campamento. Hiena dijo: –¡León! Tienes que visitar también mi casa. Había engañado a León. Por eso león visitó su casa, <sí>. Hiena se dispuso a engañar a León con la sopa. Hiena dijo: –Yo suelo verter la sopa en la boca de este niño; también vierto sopa en la boca de este [otro] niño; también la vierto en la boca de este [otro] niño. También vierto la sopa en la boca de mi esposa. Así, vertió sopa en la boca de León, metió la cabeza de León en la olla, sintió que ponía totalmente la cabeza de León en la olla, para matar totalmente a León con el calor de la sopa. Porque nota que él es Hiena, que engaña a los demás; habla, por eso habló a León al respecto. León también habla, hablaban entre sí, por eso León accedió, porque también es un león estúpido, porque es un león que mata gente, también devora gente. Hiena también mata gente, por eso se llevó a la anciana, <sí>.2

1

«The story of the Hyena & the Lion (2nd giving)». Este es el título que tiene el

relato en el manuscrito (L.II.2: 362). –Ed. 2

El narrador alude aquí a otro relato (narrador por /A!kuŋta y por el propio

//Kábbo), que cuenta cómo una anciana a la que los suyos no habían tenido más remedio

614


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

Y entonces Hiena cogió el bastón, derribó a golpes a León, cuando León tenía la cabeza dentro de la olla. Lo golpeó con el bastón. Notó que León moría, cuando tenía la cabeza dentro de la olla.

FUENTES Y COMENTARIOS «The Hyena's revenge. Second version», traducido de SBF: 125-127 = L.II.2: 362-368 (BC 151, A2.1.8 = LL8). BR: # 27a; KH: 654 Dictado el 5 de agosto de 1871.

que abandonar, fue capturada por una hiena, pero logró matarla y, tras recuperar fuerzas comiendo parte de su carne, consiguió reunirse con los suyos. Véase BR: # 80. –Ed.

615


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león SEGUNDA PARTE: TRADUCCIONES A. EL LEÓN COMO PERSONA EN EL PRIMER ORDEN III. OTROS MITOS SOBRE LA PRIMERA HUMANIDAD

616


B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

B0. Historia del hombre de la primera humanidad, que llevó a Su casa un cachorro de león para usarlo como perro

(2320)1 [1. El hombre roba el cachorro y lo lleva a su campamento] [1a. El hombre y su esposa discuten sobre la identidad del cachorro] Fue un hombre de la primera humanidad2 el que encontró los cachorros de león. Cogió en brazos al primer cachorro. Lo sostuvo en sus brazos, lo llevó a su campamento (y) lo puso en el suelo. (2321) Su esposa le preguntó: –¿Qué perrito es este? Parece una criatura diferente, con esa cabeza así, esas orejas cortas. El hombre le dijo a su esposa: –Mi hermano menor me dio este perro. (2322) Le pareció que debería darle de comer y criarlo. Eso me dijo cuando habló conmigo. 1

El mito comienza en el cuaderno L.II.26 (BC 151 A2.1.32), iniciado el 6 de enero

de 1873. –Ed. 2

(2320')

Del que se dice era el primer (o uno de los primeros) bosquimanos. Se escribe también !Xwe //na ssho !kui. [Esta nota se entiende si tenemos en cuenta que el original dice, literalmente: «Fue el primer bosquimano el que descubrió los cachorros de león». Al parecer, en un primer momento, Bleek y Lloyd pensaron que esto era un nombre de persona y, de hecho, inicialmente el título que pusieron al mito era The story of !Xwe /na ssho !kui, who brought home a young lion to use as a dog. El artículo indeterminado fue añadido más tarde, quizá no mucho tiempo después, dado que la primera explicación detallada del concepto de «primera humanidad» (!Xwe/na ssho !kui) parece ser la incluida en el cuaderno L.II.35, iniciado en septiembre de 1873, poco después de que //Kábbo terminara de dictar este mito. La glosa en cuestión está reproducida en SBF: 54-57. –Ed.]

619


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Su esposa le dijo: –Esto es un cachorro de león. Él le dijo a su esposa: –No hables así del perro de mi hermano pequeño. Su esposa le dijo: (2323) –No hables así. Esto es un cachorro de león. Tiene la cabeza grande, los pies distintos, el pelaje rojizo. El hombre le dijo a su esposa: –Esto es un cachorro de perro. Tiene ese aspecto <porque> (2324) (es) un perro ya crecido. Su esposa habló en voz baja con los niños. Los niños le dieron la razón. El hombre le dijo a su esposa: –Alimenta bien al perrito, porque [hace tiempo que] no comemos (2325) órix jóvenes, para que corra y nos atrape órix, jóvenes, para que comamos carne. Su esposa le dijo: –La madre leona seguirá tu rastro, porque has traído a nuestra casa un cachorro de león. (2326) La mujer le dijo a su hijito (al mayor): –¡Niño!3 Esto es un cachorro de león. La mujer le dijo a su marido: –Cuando hayas dejado este perrito, ve a traernos leña para que podamos acostarnos alrededor del fuego. La mujer había pensado en hablar (2327) con los niños.4 3

El texto /xam y la traducción inglesa siempre hablan de «niño» (!khwa, child). En

sus aclaraciones entre paréntesis, sin embargo, Lloyd utiliza siempre el término «boy», «muchacho», y del contexto se desprende que el personaje es un adolescente. –Ed.

620


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

[1b. En ausencia del marido, la mujer habla su hijo] Su hombre se marchó. Su marido fue a por leña. Ella pensó que hablaría con todos los niños,5 para hacerles entender. Pensó que, mientras su hombre estaba recogiendo leña, (2328) ella hablaría rápidamente con los niños y les haría entender que aquello era un cachorro de león. Su marido se marchó, su marido fue a por leña. La mujer le dijo al hijo varón: –¡No dejes de mirar a (tu) padre! La mujer (2329) le preguntó al hijo varón: –¿Está padre cerca? El niño miró a su padre, el niño respondió: –No está cerca. La mujer le dijo al niño: –Me pareció que tu padre estaba pendiente de si hablaba contigo. (2330) El niño replicó: –Puedes hablar conmigo. Estoy donde puedo verlo. Sigue ahí, recogiendo leña, donde puedo verlo, para que tú puedas hablar conmigo. Su madre le dijo: –Me parece (2331) que piensas que esto de ahí no es un cachorro de león, [aunque] su cabeza sea así. La madre le dijo: 4

(2327')

Esto es, cuando el hombre no estuviera cerca. (L) 5

Por lo que se dice más adelante (2769), la familia tiene tres hijos: un niño y una

niña de muy corta edad y el muchacho que es su principal interlocutor. –Ed.

621


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–Observa sus ojos: son grandes. Sus ojos brillan. El cachorro miró a la madre (del niño). (2332) La madre le dijo [al niño:] –Fíjate, cuando pronuncio su nombre nos mira. El cachorro de león miró a su alrededor. La mujer le dijo a su hijito: –Cuando estés con tu padre [de cacería], pasarás miedo. Porque tu padre nos ha engañado para que (2333) pensemos que esto es un perro. Esto es un cachorro de león. Tiene la boca grande. Yo fui (y) le dije a padre que atara a este perro y lo alejara. Porque yo no conozco este perro que padre nos ha traído. Esa cabeza así. (2334) Nunca he visto un perro como este que nos ha traído padre. La madre leona rugió. El cachorro levantó de pronto la cabeza, atento. La mujer pellizcó a su hijo. (2335) –¡Mira!, esto de aquí es una criatura diferente. Le hablaba en susurros a su hijo. Su hijo también le hablaba a ella en susurros. –Ahora soy yo quien tiene miedo. Ahora entiendo. La mujer le dijo a su hijo: –Tu padre ha robado (2336) un cachorro de león. Es su madre, a lo lejos, la que ruge. Lo llama, porque está buscando a la cría. Su madre (del muchacho) le dijo: –Al parecer piensas que el cachorro de león no escapará, cuando sea mayor. Tu padre nos ha engañado. Es un necio, (2337) por eso nos ha traído un cachorro de león, sí. Para que la madre leona, si no deja de buscarlo, llegue hasta nosotros. La mujer le dijo al niño: –Espera y verás.

622


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Él niño asintió. La mujer le dijo al niño: (2338) –Cuando tu padre, alimentándolo, lo haya criado, [ya verás.] Porque parece que me llevas la contraria, cuando lo que digo es cierto. El niño asintió: –Lo que dices es cierto, te entiendo. Eso de ahí es una criatura que camina de noche.6 Es distinta. Un perro (2339) tiene las patas blancas. Un cachorro de león tiene las patas peludas, las patas de un perro no son peludas.7 El dorso de las orejas es negro, los extremos de las orejas no son largos porque tienen las puntas cortas, <agita [las orejas]>8 porque sus padres devoran hombres.9 Por eso también entiende que todavía es un león pequeño. Fíjate, escucha un poco, porque es pequeño, (2341) porque entiende. Todavía es un león pequeño. Piensa que es un cachorro de la oscuridad. Por eso escucha. Con atención escucha a su madre. Escucha porque su madre es la que (2342) lo llamaba así, cuando estaba junto a ella. Por eso, escucha con atención. Su madre debe de andar buscándolo, por eso ruge, mientras lo busca.10

[1c. Nueva discusión de la mujer con su marido. La familia se

6

«Porque el león es una criatura que no está dispuesta a venir a nosotros cuando el

sol está en el cielo», explica Diä!kwain al final del relato «El hombre que encontró a un león en una cueva» (SBF: 269). –Ed. 7

(2339')

Esto significa, explica Diä!kwain, que las patas de un perro no tienen pelos largos. 8

Traduzco así !kuobboken, que está sin traducir en el original. Según DIC: 468, este

término significa «agitar las alas». –Ed. 9

(2340')

Esto es, porque es una fiera, dice Diä!kwain. 10

Una nota a lápiz en la página (2342') indica que Lloyd no estaba segura de si este

parlamento corresponde al niño o a la madre. –Ed.

623


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

acuesta] Ella (la mujer bosquimana) le preguntó a su esposo: –Esposo, ¿por qué nos has traído (2343) un cachorro de león? Su esposo le respondió: –Es un perro que me dio mi hermano menor. Yo le pedí este perro. ¿Por qué miras al perrito de esa forma (como si no lo conocieras)? ¿No ves (2344) que es el perrito de mi hermano menor? El padre del perro tenía este aspecto, y el perrito ha salido a su padre. Es un perrito macho. Su esposa le dijo: –Este es un perro con el que soñaste.11 (2345) Por ello se enfurecerá con nosotros. Porque yo le tengo miedo. Su marido le dijo: 12 –La madre del perro tiene este aspecto. Vendrá, y podrás verla, cuando mi hermano menor la traiga. Me dijo (2346) que la madre del perro mata órix. La mujer le dijo a su marido: –Me estás engañado para que piense que esto es un perro. Este perro me matará. La madre del perro ruge a lo lejos. Hace (2347) un ruido de león, eso que escucho es un león. Un león acostumbraba a hacer eso, cuando yo aún vivía con mis padres. Un león hace eso: el león ruge. Veo que eso de ahí es un cachorro de

11

Este (para nosotros) enigmático comentario de la mujer abre la posibilidad a una

interpretación chamánica del relato. Véase lo que se dice en la introducción sobre los leones y los sueños. –Ed. 12

(2345')

Nota explicativa de Diä!kwain, febrero de 1876: Llama al perro que (?) va contigo (?), para que olfatee, para que puedas ver si ventea alguna cosa que pueda levantar (?).

624


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

león.13 Su marido le dijo: (2348) –Tú eres la que hablas así, y dices que soñé con este perro. No soñé con él. Lo pedí, para que tuviéramos un perro. El marido le dijo: –Saldré (2349) con el perro; él levantará un órix joven para mí. El hombre durmió. El perrito miraba. Estaban acostados en la choza, ellos14 (y) su esposa. El perrito hizo ademán de saltar sobre ellos. El hombre regañó al perrito. Su esposa (2350) no dejó de pellizcar a su hijo, porque le había pedido que se acostara a su lado para poder seguir pellizcándole, para que el niño vigilara sin dormirse. Ella sostenía al bebé bajo el brazo.

[2. El hombre sale de cacería con el cachorro] [2a. La familia se levanta. El hombre se marcha con el cachorro] [Al amanecer,] el cachorro de león se levantó y se alejó, (2351) fue (y) se sentó erguido; se tumbó. El marido fue el primero en levantarse. A continuación se levantó su esposa, cuando el marido ya había encendido el fuego. El marido cogió la aljaba, se la colgó del hombro, cogió (2352) la maza, se la puso bajo el brazo. Llamó al perro por su nombre, el perro se marchó con él. Su esposa le dijo al niño: –Allá va el cachorro de león. Fíjate, nos mira furioso. Nos mira furioso. Mientras nos mira furioso olfatea nuestro aroma (2353) y siente que es una 13

Al resumir el mito en su informe de 1875 (B #36), Bleek interpreta este pasaje en

el sentido de que la mujer «sabía que el [cachorro] era hijo de una leona cuya voz ella conocía de tiempo atrás». –Ed. 14

Este «ellos» parece referirse a los tres niños. –Ed.

625


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

criatura que camina de noche. Mata personas. Come personas.

[2b. El hombre y el cachorro cazan en el páramo] El cachorro de león se acercó a hurtadillas al marido. El marido habló muy airadamente al cachorro.15 El cachorro lo dejó en paz. En verdad, el (2354) cachorro fue (y) mató a un órix joven. El hombre corrió hasta donde estaba el cachorro. El cachorro avanzó, el cachorro le salió al encuentro. El hombre le habló muy airadamente. El cachorro retrocedió, (2355) gruñendo. Temblando, el hombre llegó hasta el órix joven, mientras el cachorro se tumbaba. El hombre arrastró al órix para apartarlo de allí, lo arrastró hasta el !khui.16 Dejó allí (2356) el órix. El cachorro le miró. El hombre regañó al cachorro. Llamó al cachorro por su otro nombre, el que él había utilizado, ese nombre de cachorro de león con el que había convertido al cachorro en un perro, (2357) para poder usarlo siempre que lo quisiera llamar.17 El cachorro escuchó su nombre. El cachorro pensó que 15

(2353')

Nota explicativa de Diä!kwain, 2 de marzo de 1876: El marido dijo: Ta ta ta ta ta! (para asustar al león). Expresándolo de otra forma, es como si dijera: «¿Qué pretende ese? ¿Qué hace ahí? Parece que se me acerca a hurtadillas». 16

(2355')

Wolle doorn, un árbol grande, dice Diä!kwain. Ni quebradizo ni fuerte. Es como el kokerboom, que los bosquimanos utilizan para hacer aljabas. [En /xam, !khui; según DIC: 430, s.v. !khui se trata de «un árbol grande con espinas y flores muy pequeñas». Las espinas y las flores pequeñas apuntan a una acacia más que a un aloe del tipo «árbol aljaba», que es lo que es el kokerboom (Aloe dichotoma). Véase el Glosario, s.v., !khuirri. –Ed.] 17

El momento en el que el protagonista llama por primera vez al cachorro de león

por su nombre de perro es uno de los puntos cruciales del mito. Se diría que es el hecho de darle este nombre lo que sella el destino del cazador, como si para el león esta imposición fuera la más imperdonable de las humillaciones. No he podido todavía

626


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

él era un cachorro de león. Escuchó su nombre, que (era) !Kuisse !khwi /ku.18 Se quedó mirando al hombre que se había apoderado de él (2358) cuando era pequeño. El hombre lo llamó por su nombre, el hombre lo llamó, tranquilizándolo, para que escuchase su nombre.19 El hombre arrancó unos pequeños arbustos (para) poner (sobre ellos) el órix joven, para poner (sobre ellos) [los trozos] del joven órix, cuando lo hubiera descuartizado. Cortó (2359) los pulmones del joven órix. Llamó a !Kuisse !khwi /ku. !Kuisse !khwi /ku se acercó al galope. El hombre arrojó los pulmones hacia !Kuisse !khwi /ku para que los cogiera al vuelo. !Kuisse !khwi /ku los atrapó, se los (2360) zampó. !Kuisse !khwi /ku lo miró fijamente. El hombre regañó a !Kuisse !khwi /ku. El hombre cogió el corazón del órix joven, llamó a !Kuisse !khwi /ku y le dio el corazón del órix joven. !Kuisse !khwi /ku (2361) aferró su mano, !Kuisse !khwi /ku aferró su mano a la vez (que el corazón). El hombre se apresuró a liberar la mano de las fauces de !Kuisse !khwi /ku, mientras !Kuisse !khwi /ku engullía (2362) el corazón del órix joven. El hombre dijo: –¿Por qué este perrito me agarra la mano? Cortó el cuello del órix; se lo dio a !Kuisse !khwi /ku. !Kuisse !khwi /ku (2363) fue y le aferró la mano. El hombre volvió a liberar apresuradamente la

desentrañar el sentido del nombre que el protagonista impone al cachorro, pero todo parece apuntar a que se trata de un nombre indigno para un león. –Ed. 18

(2357')

Este es su nombre como perro. 19

(2358')

El hombre pensó que haría que el perro le amara, dice Diä!kwain. El hombre pensó que su perro le amaría {si / cuando} oyera su nombre. El hombre hizo lo que solemos hacer siempre, cuando oímos que un perro nos gruñe: lo llamamos por su nombre.

627


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

mano. Cogió su bastón y amenazó a !Kuisse !khwi /ku. !Kuisse !khwi /ku se alejó de un salto llevándose el cuello del órix. (2364) El hombre pensó que debía irse, aunque no había cocinado (carne alguna). Habló para sí, los hilos de su pensamiento le hablaron, habló consigo mismo con la boca, esto es, que <en verdad> debía marcharse. Pues aquel perrito (2365) no le miraba bien. Por cómo se había portado, parecía que sería arrojado al suelo (y) sujeto [por el perrito]. Éste había ido y le había aferrado la mano. El hombre se dijo a sí mismo: –Debería marcharme, pues (2366) este perrito me estaba dando dentelladas en las manos. Tuve que hacerme a un lado, cuando estaba junto al órix joven, a causa del perrito. Eso es lo que hizo. Parecía como si, en la oscuridad, fuese a arrojarme al suelo y agarrarme. Volveré (2367)

a casa,

mientras el sol está alto, para poder vigilar al cachorro.

[2c. Ante la actitud amenazadora del cachorro, el hombre regresa al campamento] El hombre preparó rápidamente su carga, para poder llevarse rápidamente el órix joven, para no perder de vista al perro mientras caminaba. Colocó los (2368) brazos en la piel de las patas del órix, se incorporó y lo levantó.20 Cogió su aljaba y se la colgó. Llamó al perro por su nombre, mientras se alejaba. Mientras caminaba, llamó al perro. El perro (2369) llegó a paso ligero (hasta él). El hombre

20

(2368')

Esto es, se incorporó con la carga a la espalda, dice Diä!kwain. Se había puesto sobre la carga, para pasar los brazos por entre las patas del órix, que había atado juntas (dos y dos).

628


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

avanzó al trote.21 Dejó de trotar y caminó. Trotaba con una pierna, avanzaba caminando con la otra. Miró al perro, (2370) pensó que se le tiraría a la espalda. Cogió su bastón, para poder golpear al perro. Avanzó, arrastrando los pies por el suelo. Vio su campamento. El perro vio el campamento.

[2d. Al ver acercarse al hombre, su esposa y su hijo trazan una estrategia para defenderse de las acometidas del cachorro de león] La mujer le dijo al niño: –Mira a tu alrededor,22 para poner en el fuego (2371) trozos largos de leña. Le echaremos leña al cachorro de león. Porque lo que tu padre nos ha traído no puede ser otra cosa que un cachorro de león. Es grande. El cachorro de león reparó en el fuego. El cachorro (2372) avanzó al galope. El marido de la mujer avanzaba dando voces. El niño oyó que el padre llamaba a la mujer para que se levantara. La esposa dijo: –¡Escucha! Parece que un hombre llama. El niño se levantó y atisbó a su padre. –El que viene por ahí es mi padre, (2374)23 camina arrastrando los pies y va cargado.24

21

(2369')

La carga era tan pesada que le impedía correr, explica Diä!kwain. 22

(2370')

Para avistar al león, dice Diä!kwain. 23

En página (2374'): (Página 2373 omitida).

24

En el original, he {has / is} carried. Omito una glosa de Diä!kwain en (2374'), en

la que aclara el sentido del verbo aquí utilizado, /kummaiŋ, «llevar, transportar» (DIC: 299), que en este contexto está claro que significa también «ir cargado». –Ed.

629


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Su madre le dijo:25 –Busca al perro con la mirada para ver dónde está, para arrojarle fuego26 mientras todavía se acerca. Porque vendrá corriendo hacia el fuego. Yo (2375) sostendré la pala,27 para poder tirarle fuego. El niño vio que el cachorro de león se acercaba al galope y le dijo a su madre: –En verdad, es ese que se acerca por ahí. Su madre le dijo: –Pues coge el fuego, y quédate en pie con el fuego, para que podamos arrojárselo. Tírale ramas encendidas. Debemos tirarle fuego para que retroceda, para alejarlo de la choza, (2377) para que se tumbe y padre, el que trajo este perro, pueda llegar hasta nosotros. Porque este perro <realmente> no se ha portado bien; debemos temerle, si queremos observar esa cosa de ahí que al parecer padre ha obtenido. (2378) Parece algo de comer. Tú estáte atento a padre. Viene gritando y nos dice algo. El niño le dijo: –Se está acercando. La madre le dijo: –Coge fuego, (2379) porque por ahí se acerca un león. Aquel cuya cara ya viste, cuya cara es amarillenta. Aquel al que debemos temer mucho, pues tiene el aspecto de un león.

25

El énfasis está señalado en el original. –Ed.

26

Esto es, brasas y ramas encendidas. –Ed.

27

(2375')

A veces hecha con el esternón de un avestruz, a veces con un cuerno de buey. También con [el caparazón de] una tortuga o un galápago, me dice Diä!kwain.

630


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Su hijo le dijo: –Saca [brasas] de la hoguera para que puedas sin demora (2380) arrojarle fuego. Yo le tiraré (una rama encendida), para que se aparte de inmediato de nosotros, para que lo primero que haga sea tumbarse28 y padre pueda llegar hasta nosotros y quitarnos el perro de encima. Para que antes que nada nos deje comer, (2381) porque tendríamos miedo estando allí, delante del órix joven, sin comérnoslo. Ya oyes cómo padre, que está llegando, nos llama para alertarnos, para alertarnos de que el perro ya (2382) viene, para que nos pongamos en pie y el perro nos vea. Porque parece que el perro viene a acometernos. Ya has oído a padre. El perro llegó hasta ellos y les acometió. El niño le dijo a su (2383) madre: –¡Arrójale fuego! Debo tirarle (ramas) cuando pase junto a mí, tirarle (ramas encendidas) al cuerpo, para que resuenen en su cuerpo, mientras tú le tiras fuego a la cara. (2384) Entonces retrocederá. Porque tus hijos pequeños29 ahora le tirarán unas pocas (ramas encendidas). Ya oyes cómo se acerca, gruñendo enfurecido. Que retroceda, para que tu marido pueda llegar. (2385) Él es quien siempre lo llama por su nombre. Ahora tengo en las manos dos ramas encendidas. El niño le preguntó a su madre:

28

(2380')

Diä!kwain piensa que aquí el hijo hubiera dicho táta. 29

Así en la versión inglesa, lo que está corroborado por el texto /xam puoŋ-dde ,

que es el plural de puoŋ, «hijo, niño» (DIC: 686). Sin embargo, por lo se nos dice en otras partes del relato, los hermanos del muchacho son muy pequeños, y uno de ellos es una niña. –Ed.

631


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–Mamá,30 ¿no te has echado el niño pequeño a la espalda, para que el fuego no le queme cuando le tiremos ramas a la persona31 que llega por ahí? Porque (2386) ahora está cerca, ahora se está aproximando. El niño le dijo a su madre: –Saca fuego de la hoguera, ahora que te has echado a la espalda al niño pequeño. Su madre estuvo de acuerdo. –Ya lo he hecho. (2387) Quédate tú, pues, fuera. Quédate [fuera], para que pase junto a ti. Yo me pondré delante de la choza, junto a la entrada. Es a mí a quien debe ver, cuando yo esté [allí]. Su hijo le dijo: (2388) –Fue un león lo que (tu) marido nos trajo. El perro de mi tío no se comportaba de esta forma. El cachorro de león llegó hasta ellos. El niño le dijo a su madre: –Tírale rápidamente fuego, para que yo pueda arrojarle (ramas encendidas). (2389) Su madre le arrojó fuego. El cachorro se alejó de un salto. El niño le tiró (ramas encendidas) al cachorro, mientras su madre sacaba [fuego] de la hoguera. Su madre arrojaba fuego al cachorro de león. El niño (2390) también arrojaba 30

En inglés, mother, en el original /xam, mama. En otros lugares aparece la forma

enfática, máma-gu. Según Dorothea Bleek, (DIC: 134), esta forma es menos usada que las otras palabras para madre, itau (DIC: 70) y xoa (DIC: 259). Lloyd traduce siempre por mother. Yo entiendo que se trata de una forma familiar (empleada por el niño sobre todo en momentos de mucha tensión), y por eso prefiero «mamá». Para referirse a la madre del cachorro, en el relato se usa también la palabra //kwarra, que se emplea para referirse a los animales con crías (DIC: 598.). –Ed. 31

Se refiere al león, aunque la palabra /xam !kui ( = !kwi), «hombre, persona, ser

humano» (DIC: 466) parece referirse sólo a los seres humanos. –Ed.

632


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

(ramas encendidas) al cachorro, que se alejó de un salto, hacia sotavento. Corrió de un lado a otro delante de ellos, se tumbó. Se tumbó a la sombra. Tumbado, gruñía.

[2e. Nueva discusión entre el hombre y su esposa por la identidad del cachorro] El padre (2391) llegó hasta la madre del niño, junto a la choza. Allí le habló a su esposa. Le dijo a su esposa: –Tuve miedo allí, mientras descuartizaba este órix, por culpa del perro. El perro que tu cuñado (2392) me dio. La mujer le regañó: –Tú nos trajiste a este perro, por culpa de esa estupidez tuya, que parece como si tu madre no te hubiera instruido para que tuvieras entendimiento. Fuiste (y) cogiste un cachorro de león, (2393) viniste a mí para engañarme sobre él. Dijiste que era un perro, aunque tiene todo el aspecto de un león. Me engañaste, este cachorro de león me matará a un hijo. (2394) Cuando estamos acostados en la choza nos mira, no duerme. [La otra noche] era yo la que estaba [despierta], vigilándolo, mientras él, erguido, se cernía sobre nosotros.32 Por estupidez, trajiste ese perro. No has visto (2395) a mi cuñado, me engañas. Mi cuñado está con su padre. Me estás mintiendo, quieres que crea una mentira. Pero es una falsedad con la que me quieres engañar. Fuiste (2396) y te llevaste el cachorro de la madre leona. La madre leona [merodea] buscando al cachorro de león que tenemos (aquí.)

32

(2394')

No sentado sobre ellos, dice Diä!kwain.

633


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

El cachorro miró a la mujer que había pronunciado su [verdadero] nombre, que era cachorro de león. (2397) El niño le dijo a su madre: –¡Mamá, calla! El perro te está mirando. La madre replicó: –¿Es que no te das cuenta? Crees que eso es un perro. Él (el padre) no nos guisó (carne) porque (2398) pasó miedo allí [en el páramo], tenía miedo de este perro, pasó miedo allí [en el páramo], junto a este órix joven. El perro que (mi marido) ha alimentado es el que lo matará. Su marido le dijo: (2399) –El perro vino hasta mí cuando el órix joven yacía [muerto]. Su esposa le dijo al niño: –Escucha lo que dice padre sobre este perro, ¿qué han hecho los hilos del pensamiento de (tu) padre? ¿Pensaron (2400) que desearía volver cargado con un cachorro de león?33 Él nos dijo que este de aquí era !Kuisse !khwi /ku, refiriéndose a un león que come personas. Entiende de devorar personas, sabe (2401) que sus padres devoran personas. Por eso distingue el olor de las personas. El hombre dijo: –Me mantuve con vida arrojándole [cosas] al perro que está ahí tumbado. (2402) Pensé que me mataría, derribándome frente al órix antes de que yo hubiera llegado a él. Me estaba alejando de este órix. Me acordé34 de que soy 33

Tal y como está traducida, la frase es bastante oscura. Lloyd tenía dudas sobre el

sentido de la palabra !xuonni, que (de forma equivocada, según parece) traduce tentativamente como wrongly, «erróneamente». El verdadero sentido, según DIC: 505, es «dar la vuelta, volver, girar, cambiar». Mi versión es tentativa, teniendo en cuenta esto. Véase la correspondiente nota de la transcripción. –Ed. 34

En el original dice I thought (?) I that I am a man. Según DIC: 616 ≠nau, la

palabra sobre la que Lucy Lloyd tenía dudas, es un verbo coloquial que normalmente

634


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

hombre, y por eso le tiré (2403) piedras. Él se alejó, y después se tumbó delante de mí. Fui hasta el órix joven. Ese es el motivo, como veis, de que no guisara [la caza]. Primero regresé a casa, hambriento, (2404) pensando que el perro que está ahí tumbado hoy me miraba mucho, la criatura a la que tuve que hablar muy airadamente mientras descuartizaba este órix. Tuve la impresión de que esta criatura a veces no (2405) tenía sueños agradables, pues parecía que el perro estaba furioso conmigo. Fue por eso por lo que el perro maquinó mi muerte. La mujer le dijo: –Esto es un cachorro de león. (2406) Él le dijo a la mujer: –No hables así del perro de mi hermano menor. Se enfadará conmigo si hablo [mal] del perro que me dio. Tendrías que callarte y dejarme hablar a mí (del) perro (o «Yo soy el que tendría que hablar sobre el perro»).

[2f. El hombre da más detalles a su familia sobre lo sucedido durante la cacería] (2407) El hombre echó agua [en un recipiente]. Fue (y) la puso a cierta distancia. El cachorro de león miró el agua mientras el hombre sostenía un bastón. El hombre volvió [hacia la choza]. Llamó al león por su nombre, que era !Kuisse !khwi /ku. El (2408) cachorro avanzó a paso ligero, avanzó hasta el agua. El cachorro bebió. El cachorro miró hacia el hombre. El hombre se volvió a mirar al significa «obrar de este modo» pero también puede significar «pensar, recordar». Creo que encaja más con la patética conducta del cazador el que en este punto diga que se acordó de que era un hombre. –Ed.

635


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

cachorro. Miró a su espalda.35 Fue y se sentó en la choza. (2409) Su esposa le dijo: –¿Porque no descuartizas la carne de ese órix para que comamos? Porque tú eres el responsable de esto, hiciste algo malo, algo que no está bien, (2410) es feo. Ahora soy yo la que tiene que tirar fuego. Su marido le dijo: –Fue el perro el que actuó así. El perro se parecía a su padre, por eso obró así. Su esposa (2411) le guiñaba al niño, su hijo, que había arrojado (ramas encendidas) junto a ella. Su marido le dijo: –Me pareció que debía llegar dando voces, para que vosotros me oyerais. Porque parecía que el perro me iba a matar, allí, (2412) en el páramo. Tirándole piedras salí de aquella. El perro les miró con fijeza. La mujer le dio un codazo a su hijo y le dijo al niño: –¡Fíjate! El perro de ahí nos mira furioso, aunque el que nos ha mentido es ese embustero que está ahí sentado. (2413)36 Vino aquí con engaños, pretendiendo que pensáramos que eso de ahí era un perro, aunque lo que está (ahí) tumbado es un león. Por eso te dio miedo, y pensaste [como yo] que el embustero que está (ahí) sentado (2414) nos había engañado. Nos trajo un 35

Con esta pequeña escena el narrador nos hace saber hasta qué punto la vida en

ese campamento se ha convertido en algo terrorífico. El hombre sabe que incurre en un grave riesgo al darle la espalda al león. Por eso se vuelve para ver qué hace. Normalmente, cuando uno le da de beber a su perro, no tiene que andarse con esas cautelas. –Ed. 36

Aquí comienza el cuaderno L.II.27 (BC 151 A2.1.33 = LL33), iniciado el 16 de

enero de 1873. –Ed.

636


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

cachorro de león. Por lo visto me he casado con un león. Fue él quien trajo un cachorro de león, y estoy aquí, aterrada y en ayunas, delante de este órix. (2415) La mujer le dijo a su marido: –¡Embustero! Descuartiza a toda prisa el órix, para que comamos sin demora y puedas tirarle los huesos al perro que está ahí tumbado. Su marido le dijo: –Ya le he dado los pulmones. (2416) Se los zampó, y eso que eran dos. También le tiré el corazón del órix: se lo zampó. Siguió mirándome fijamente. Así que corté el cuello de órix joven y se lo (2417) di. El cachorro <aferró mi mano, y yo me asusté.>37 La arranqué de su boca al momento. Su boca quemaba. De modo que le amenacé con el bastón. (2418) Se hizo a un lado, temeroso del bastón. Sin embargo, camino del campamento, no dejó de mirarme, en busca de otro (trozo de carne), no dejó <de acosarme> cuando volvía. Por eso vine (2419) dando voces, para que estuvieras alerta. Su esposa le dijo: –¿Es que no ves el león que trajiste, con el que viniste a engañarme? Por eso le dije a este niño (2420) que quizá tendría mucho miedo de este perro. Porque es un león. Yo veo que es un león, por el aspecto que tiene. Cuando sea adulto, el pelo <en torno a su cuello> será negro. (2421) Es todavía un cachorro. Tú pensaste que al verlo no me daría cuenta, yo, que siempre fui la persona sensata. Yo soy una persona con sensatez, a mí mi madre me educó. (2422) Siempre supe que era un león. Me fijé en el pelo de león, porque soy una persona

37

En el original esta frase (haŋ /ku !kann !kabbe !!ko ŋ ≠ka) está sin traducir, pero

su sentido parece ser el que sugiero. –Ed.

637


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

adulta de verdad, no una niña pequeña y tonta. Intentas engatusarme a mí, que soy mayor. Me estás engañando. Al parecer pensabas que no te conozco, y que no iba a saber que intentabas engañarme. Siempre te he conocido. Ahí tumbado hay un león.

[2g. La mujer instruye a su hijo sobre qué debe hacer cuando salga a cazar con su padre y el cachorro] La mujer <le susurró> al niño: (2424) –Quiero que estés junto a padre, para que veas lo que hace. Síguele a poca distancia, con cuidado, para ver lo que hace el perro cuando haya matado un órix. Escóndete entonces, para observar a padre, (2425) cuando el perro haya matado a un órix joven. Déjate ver en el momento que tu padre esté junto al órix, porque el perro te atraparía, mientras padre está pendiente del órix. Debes <preparar rápidamente una flecha>, (2426) para poder poner otra flecha…38 [el resto de la página no está traducido] [las páginas 2426-2437 están sin traducir] (2438) El hombre le dijo al perro: –¡Siéntate ahí! El perro retrocedió; el perro se sentó. El niño le dijo a su madre. –Ahora soy yo el que está atento. Su madre le dijo: –Por eso no debes dormir. (2439) Que cuando rompa el día tú estés 38

El sentido de esta última frase es oscuro, y Lloyd tenía dudas respecto a varias

palabras, entre ellas xau, que deja sin traducir y, según el DIC: 257 significa «limpiar, rascar». No ayuda a aclarar las cosas el que la traducción se interrumpa en este punto (primeras líneas de la página 2426) , y no se reanude hasta la página 2438. –Ed.

638


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

vigilante. Ya ves el perro que está ahí sentado, ese perro que no es un perro. Su hijo le dijo: –Esto de aquí es una criatura que camina de noche. Es asesina, la mirada de aquel con quien padre nos engañó, (2440) como si fuera capaz de matarnos. Mi… [el resto de la página está sin traducir] [las páginas 2441-2553 están sin traducir] (2554) [Su madre dijo:] –Ya ves cómo se comporta esa pequeña fiera. No es un perro. El embustero que ronca ahí pensó que nosotros no nos fijaríamos39 en este perro de aquí … [última línea sin traducir] (2455) [cinco líneas sin traducir] Él fue quien [//kutten-//kutten]40 vino hasta nosotros, y no pensó que se cansaría. Y le parecía que él había… [las páginas 2456-2457 están sin traducir; la parte no traducida de la última frase tiene que ver con el miedo pasado por el hombre mientras cazaba el órix con la ayuda del supuesto perro. Cuando se reanuda la traducción, parece que sigue hablando la mujer:] (2458) El perro pensó que iría temprano (y) lo derribaría para devorarlo, el perro <pensó que tenía hambre>, estaba hambriento. El hombre fue y regañó al perro. Por eso se me ocurrió que irás temprano con él. (2459) Mañana, cuando vayas, observarás, y luego vendrás a contarme [lo que has visto], para que lo sepa. 39

En el manuscrito no está claro si pone look first («seríamos los primeros en

fijarnos») o look past, que vendría a significar lo que pongo en la traducción. Una vez más, falta contexto, porque la traducción vuelve a interrumpirse. La frase siguiente, última de esta página, ya está sin traducir, lo mismo que la mayor parte de la página siguiente. Cuando el texto inglés se reanuda en la página 2455 parece que continúa el parlamento de la mujer iniciado en la página 2454. –Ed. 40

No he podido encontrar esta palabra DIC. –Ed.

639


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Y entonces tengo que hablar contigo, porque un embustero nos ha engañado. El niño asintió. –Ahora pienso que cuando la mañana (2460) … [siete líneas sin traducir en las que el niño parece explicar lo que hará cuando vaya con su padre] Su madre le dijo: –Mantente detrás de él. Síguelo. (2461) Mientras él avanza, mantente a un lado, para poder observar al perro. Después, pondrás (la flecha),41 ten siempre presente que esto de aquí es un cachorro de león. Para que puedas matarlo completamente.42 Date cuenta (2462) de que no es un perro. Lo que ese embustero nos ha traído es un león, del que todos tenemos miedo.

[3. Por segunda vez, el hombre va de cacería con el cachorro] [3a. El hombre y su hijo van en busca de los órix] Rompió el alba, el marido se levantó. Encendió el fuego, consciente de que el cachorro de león estaba (2463) sentado erguido. El cachorro miraba a su alrededor. El hombre encendió el fuego, el niño estaba sentado con el arco en la mano. Su padre se aprestó para irse, <se preparó>, reuniendo sus cosas. El niño también <se preparó>, se (2464) echó la aljaba al hombro. El padre salió del campamento. El niño fue con él. Ambos salieron del campamento. Fueron cerca del <lecho del río>. Bajaron hasta el lecho del río y (2465) siguieron por él. El niño… [el resto de la página está sin traducir pero no es difícil establecer el

41

Lucy Lloyd no tenía claro a qué se estaba refiriendo aquí el narrador,

probablemente porque se alude a algo mencionado en las páginas sin traducir. –Ed. 42

Lucy Lloyd no estaba segura de si lay it dead era la mejor forma de traducir la

frase /xam !kau te y DIC no es de mucha ayuda para aclarar su sentido. Véase la nota correspondiente en el texto original. –Ed.

640


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

contenido: el niño le pregunta a su padre por qué el perro se ha separado de ellos y el padre le responde que está buscando el rastro de un órix joven] (2466) [las primeras cuatro líneas de la página están sin traducir pero, si interpreto correctamente el texto /xam, el muchacho observa a su padre, temiendo que éste lo engañe. Esto se referiría probablemente a su explicación de por qué el perro se ha alejado] El cachorro de perro se les acercó a hurtadillas. El niño le preguntó a su padre: –¿Por qué <el cachorro se nos acerca rodeándonos>?43 [una línea sin traducir, que enlaza con las dos primeras líneas de la siguiente página, donde termina esta intervención del muchacho. El sentido viene a ser: «Él está furioso y se acerca a hurtadillas»] (2467) [página sin traducir] (2468) [las siete primeras líneas están sin traducir] <El perro> se agazapó44… [resto de la página sin traducir] [las páginas 2469-2489 están sin traducir]

[3b. El cachorro de león atrapa a un órix] (2489) <…porque el perro escuchó>45 (2490) el nombre por el que le

43

En el original pone «¿Por qué sucede que ello [texto sin traducir] nosotros?».

Para mi reconstrucción del sentido completo, véase la nota correspondiente en el texto original. –Ed. 44

En el manuscrito «arqueó la espalda (?)». Pero según DIC: 438 !k?o:e significa

«dejar caer las orejas, agazaparse».

641


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

llamaban. <El perro avistó al órix joven.> El hombre le dijo al niño: –Ven, y corre cerca de mí, porque el perro va por allá y parece como si hubiera <ido a buscar el órix joven y lo hubiera acorralado.>46 [Escucha] cómo gime ahora (2491) el órix. El cachorro de perro estaba haciendo presa del órix. El cachorro le estaba clavando los dientes. El hombre le gritó al niño: –¡Niño! Acércate rápido hasta aquí, para que puedas correr <pegado> a mí y lleguemos hasta donde está el órix, porque el perro (2492) lo ha derribado a dentelladas. El niño pensó que su padre lo estaba engañando, para que todos murieran. El niño <puso> una flecha [en el arco]. Sin dejar de correr, su padre se volvió para mirar al niño. Se dio cuenta de que había puesto una flecha. Antes que nada (2493) le gritó al niño: –Normalmente no le disparamos al órix que ha capturado un perro. Solemos matarlo golpeándolo con un bastón.47 El perro mató a dentelladas al joven órix, mientras el hombre seguía corriendo. El perro miró en su dirección (2494) cuando oyó el ruido de sus pasos <al acercarse en diagonal>. El perro se levantó de un salto y fue hasta él. El

45

Traduzco con ayuda de DIC la última frase de la página anterior, au /kuiŋ yaŋ

ttui. También !kuiŋ yaŋ /ni !khwai-pua, otra frase sencilla sin traducir que aparece al principio de la página siguiente del manuscrito.–Ed. 46

En el texto inglés del manuscrito aparecen puntos suspensivos en esta frase, que

traduzco con ayuda DIC. Véase la nota correspondiente del texto original. –Ed. 47

En este contexto, los comentarios didácticos del padre son totalmente grotescos,

sobre todo si tenemos en cuenta que el niño ha preparado la flecha para defenderse de un posible ataque del león. –Ed.

642


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

hombre habló muy airadamente al perro. El perro <se quedó allí con las fauces abiertas>.48 El perro se alejó de él y se tumbó. (2495) Tumbado, <agitaba> la cola. Se volvió para mirar al niño. El niño corrió para ocultarse detrás del <árbol> !khe:. El niño pasó junto a su padre. Llegaron hasta el órix y lo arrastraron. El padre le dijo al niño: (2496) –Fíjate en el perro. Estoy descuartizando [el órix] y quiero que me dé tiempo a hacerlo. El niño se fijó en el perro. El hombre terminó de descuartizar el órix joven. Le extrajo el corazón. El hombre llamó al perro. El perro corrió hasta él. (2497) El hombre arrojó el corazón del órix joven para que lo atrapara al vuelo. El perro lo <despedazó>. El perro lo engulló. El perro se alzó y //kwonna49 la lengua. El hombre cortó el cuello del órix joven y se lo arrojó al perro. (2498) El perro lo aferró, junto (con) la mano del hombre. El hombre saltó hacia un costado, gimiendo. Le dijo al niño: –Marchémonos, porque ya ves a este perro, que me ha hecho saltar al otro lado del órix joven, sin que yo haya probado bocado. El niño estuvo de acuerdo. (2499)

[3c. Regreso al campamento] Prepararon la carga, se marcharon. Mientras caminaba, el hombre llamó al perro. El perro trotó suavemente. El perro le escuchaba. Al niño le pareció que

48

Esta frase está sin traducir en el original. Su sentido es aproximado. Véase la nota

correspondiente en el texto original. –Ed. 49

Lloyd no pudo averiguar el significado de esta palabra, que no aparece en DIC en

ningún sentido que encaje con este contexto. Véase DIC: 601, donde se dice que, como verbo, significa «estar caliente» y como sustantivo «verano, mediodía». –Ed.

643


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

reconocía las raíces de las orejas del perro, (2500) esto es, que aquello era un cachorro de león, porque un león adulto solía tener ese aspecto.50 Se aproximaron al campamento. El perro estaba atento a lo que se oía en el campamento. El perro se iba acercando furtivamente a la choza. El padre del niño llamó a la madre. La madre (2501) se levantó, y les dijo a los niños: –Ese perro, parece que se acerca, porque padre llama. Vamos a encender el fuego. Porque se acerca a lo lejos. Debemos hacer lo necesario para poder tirarle fuego, porque un león (2502) se acerca a lo lejos. No puede ser un perro. El león suele obrar de este modo. El niño corría junto a su padre. Llegaron, sin dejar de correr. Cargados, corrían. El cachorro de león (2503) llegó hasta la madre, la madre arrojó fuego ardiente a su encuentro. El cachorro se apartó de un salto y fue a tumbarse. Tumbado, agitaba la cola. Tumbado, miraba. El padre (2504) llegó corriendo al campamento. Estaba cansado. De pie, aflojó su carga. El niño le dijo a su madre: –¡Mamá! Allí fuera hemos pasado miedo, a causa del perro que está ahí tumbado, que no es un perro. (2597)51 No es como un perro, este es su aspecto. Su madre le dijo: –Con un aspecto así sólo puede ser un león: tiene surcos dejados por las

50

Es decir, el cachorro tenía rasgos semejantes a los de un león adulto. –Ed.

51

Aquí empieza, con fecha del 6 de febrero de 1873, el cuaderno L.II.29 (BC 151

A2.1.35 = LL35). Entre medio está el cuaderno L.II.30, compilado entre enero y julio de 1873, que contiene otros textos, uno de ellos el mito sobre la muchacha que creó la Vía Láctea. En los preliminares del cuaderno L.II.30 se nos informa de que las páginas 25972614 fueron «traducidas por /A!kuŋta». Esto tuvo que ser antes del 15 de octubre de 1873, cuando, según Bleek (1875: 5), /A!kuŋta y //Kábbo abandonaron Mowbray con destino a Victoria West. No obstante, hay glosas de /A!kuŋta en las páginas 2738', 2766' y 2803'. –Ed.

644


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

lágrimas.52 (2598) Mira, sus ojos son amarillos, las puntas de sus orejas son cortas. Mira, sus orejas están en el pelo.53 Su marido le dijo, (2599) el hombre, le dijo: –¿Pero qué dices del perro de tu cuñado? Esto es <un cachorro>. Por eso, el perro se parece a su padre. El perro es iracundo, como su padre. (Tu) joven cuñado (2600) lo dijo, me explicó que el padre del perro hacía lo mismo. Por eso debo temer al perro, tú debes temer al perro. Tienes que arrojarle fuego, para que tema el fuego, (2601) porque es un perro iracundo. Para que retroceda de un salto y vaya a tumbarse, para que yo pueda llegar y estar entre vosotros, yo que sé su nombre, (2602) que su nombre es tal. Es su nombre lo que (hace que) se tumbe, sí. Estoy tranquilo, sí, mientras él reposa atento a su nombre. Levanta la mirada. Me mira a mí.

[3d. La madre sigue instruyendo a su hijo sobre la verdadera naturaleza del cachorro] Su esposa (2603) trocea la carne del joven órix y la pone en la olla. El perro se acerca. El hombre le dice al perro: –¡Quédate ahí! Su esposa le dice: –Trocea rápidamente la carne, para poder dársela al perro. (2604) El hombre trocea la carne. Se la tira al perro. El perro salta y la coge al 52

(2597')

«El sendero por el que el agua se derrama de sus ojos» [La explicación es probablemente de /A!kuŋta, que tradujo esta página. –Ed.] 53

Es decir, sobresalen de la melena. –Ed.

645


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

vuelo. Atrapa la carne, con ella en la boca va a tumbarse y se la come. El perro (2605) engulle la carne de un bocado. La mujer le guiña a su hijo <porque>, sentado, el hombre observa. Parece que la mujer ha mirado más allá del niño, para guiñarle. La mujer (2606) señala a hurtadillas con el brazo, le dice al niño: –¡<No dejes> de mirar! <Pues al parecer piensas> que el león no <siente> que todavía es un cachorro. Espera a que crezca, (2607) y ya verás cuando mate los grandes órix. Como vas con padre, pasarás miedo. Porque eso de ahí es un león robado del páramo. (2608) El liante que tenemos aquí estaba buscando con calma huevos de avestruz, que al parecer la hiena había escondido. Vio un cachorro de león, cuando (las cachorros de león) estaban juntos.54 Coge a un cachorro que ha crecido, (2609) para hacerle oler su aroma,55 para que al olerle él le conozca. Para, a falta de perro, poseer un cachorro de león y sentirse como si tuviera un perro (2610) aunque lo que tiene es un cachorro león. El niño le dijo: –¡Mamá! [Cuando estamos de caza,] el perro corre (y) se queda (junto) a tu marido. Se diría que, cuando se haga mayor, matará al hombre junto al órix joven. (2611) Su madre le dijo: –¡Por eso te lo digo, para que sepas que no es un perro! Eso de ahí es una fiera robada, robada del cubil de su madre, (2612) cuando sus padres estaban ausentes. ¡Mírale la cara! El niño le dijo: 54

(2068')

(Estaban juntos, como los gatitos.) 55

(2609')

Frotándose la mano bajo el brazo y haciendo que el cachorro la huela.

646


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–Mamá, el perro cree que tu marido le dará (carne), el perro mueve la boca. (2613) Es como si estuviera enfadado con tu marido, mira intensamente a tu marido. Su madre le dijo: –Me pareció que tú mismo tenías que mirar al perro y verle la cara, que es (2614)56 amarilla, como ya puedes ver. <Porque sabe que> es un perro diferente. Ruge, como una criatura que mata personas. <Debes temer mucho al perro, por su cara. El niño le dijo: <–¡Mamá!, (1615) yo lejos me ocultaré. Me quedaré detrás de tu marido, porque el perro que está aquí no ruge de un modo agradable. Irá a cazar con nosotros.>57 [El resto del cuaderno está sin traducir, salvo por algunas palabras y frases sueltas en el texto principal. Algunas de las glosas también están traducidas.]

[4. Tercera cacería en el páramo] [4a. La cacería] [Todo parece indicar que en la parte sin traducir se describe una tercera cacería, en la que padre e hijo van juntos, acompañados por el cachorro. Por lo que se deduce de lo que el niño le cuenta a su madre en las páginas, traducidas, la experiencia es, una vez más, terrorífica: el

56

Aquí terminan las páginas traducidas por /A!kuŋta. –Ed.

57

A título experimental, he traducido estas líneas con la ayuda de DIC y los

esbozos gramaticales de D. F. Bleek (1928 y 1929a), y también teniendo en cuenta cómo ciertas frases formulares se han traducido en otras partes del manuscrito. Para el equivalente en inglés véase el texto original.–Ed.

647


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

perro mata un órix, pero luego le disputa la presa a su padre, o reclama una parte mayor de la que el hombre está dispuesto a darle. Hay, además, un elemento nuevo, como se verá a continuación. Como se explica en la edición del texto inglés, las cinco primeras líneas de la página

2649 están traducidas, aunque con algunos espacios en blanco, que más o menos se pueden completar. Una vez llenados los huecos, el pasaje queda así: (2648) <El perro retrocede a paso ligero. Se detiene, mira hacia atrás. Escucha. El perro está furioso, (2649) se sienta;> se sienta a escuchar; gime, <porque> ha oído a sus padres.

Por lo que se desprende de este pasaje, durante la cacería el cachorro oye a lo lejos los rugidos de sus padres, que lo buscan. Esto no hace sino aumentar sus deseos de abandonar el entorno humano en el que ha sido introducido a la fuerza.]

(2688)58 [4b. De regreso en el campamento. El niño le cuenta a su madre lo sucedido durante la cacería] [En las últimas páginas del cuaderno anterior, el niño le habla a su madre del pánico pasado durante la cacería.] Su madre le dijo: –Ahora me iré, para que tú puedas estar con padre, porque uno de los pequeños habla. Debes seguir de cerca los pasos de padre, sin olvidar que tienes (2689) que mirar a cada lado, junto a tu padre. Mira al perro, y cuando el perro

58

Aquí empieza el cuaderno L.II.30 (BC 151 A2.1.36), iniciado el 13 de mayo de

1873. –Ed.

648


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

perciba un órix, correrás para ponerte muy cerca detrás de padre, cuando padre haya alejado (al cachorro de) vosotros.59 (2690) Porque el perro corrió y casi atrapó a padre. Saltó más allá de padre.60 El niño le dijo a su madre: –¡Mamá! Asustado, salté poniéndome detrás de padre. (2691) Temblando me quedé allí. Creo que el perro dio la vuelta, fue dando brincos mientras nosotros llegábamos al lugar donde el órix yacía muerto. <Y entonces>, el perro pasó delante de nosotros y se tumbó. Levantó la cabeza (2692) para mirar hacia ese lugar, cuando se tumbó.61 Yo lo miro fijamente, pienso: parece que vendrá. Me parece que me aferrará por la nuca y me derribará si no sujeto para tu marido su joven órix.62 (2693) Busqué mi arco con la mirada, pensando: cogeré el arco y me alejaré de un salto, dispararé, porque esto sólo puede ser una fiera. (2694) Reconozco sus ojos al verlos, ojos que miran por entre la melena. Son grandes, porque su hocico es grande. (2695) Su boca es redonda. Es como si el león fuera a engullirnos. Si lo hiciera, nuestros pies se deslizarían por su garganta, pues se

59

Así en el original. –Ed.

60

//Kábbo dice que todo esto sucedió el día anterior.

[Este comentario sugiere que en las más de 70 páginas sin traducir al final del cuaderno anterior se habla de nuevas jornadas de cacería. Varias calas hechas en esas páginas parecen indicar que esto es así. Por ejemplo, en la página 2655 Lloyd indica con corchete el inicio de un nuevo segmento de la narración. La frase inicial se abre con la palabra !gawë-ten, «mañana, amanecer» pero también «siguiente día». –Ed.] 61

La frase es un poco oscura incluso en el original inglés, donde reza, literalmente,

«esos lugares, en los que levantando la cabeza para mirar[,] se tumbó en ellos». Creo que lo que dice el narrador es que mientras se tumbaba, el león miró hacia el lugar desde el que se había oído el rugido de sus padres. –Ed. 62

(1692')

Como tiene miedo, el niño no sujeta para su padre una de las patas delanteras del órix, para que aquél pueda cortarle el pecho.

649


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

nos tragaría enteros. Y entonces (2696) atraparía a otra persona, a la que también engulliría; pues parece que sería capaz, porque se traga entero el cuello del joven órix. Porque ese de ahí es un perro al que robaron, (2697) es el perro de un ladrón. Por eso no come la comida que comen sus padres, que sus padres devoran de noche, porque (2698) caminan en la oscuridad y atrapan presas de noche y las devoran. En verdad, el cachorro se hará grande con la comida de las personas. »Padre nos engañó para hacernos creer que esto de aquí es un perro, cuando esto de aquí es una fiera robada de los matorrales espesos. A falta de un perro, como no tenía un perro, observó con su ojo63 a las órix jóvenes. (2700) No 63

(2700')

7 de junio de 18?? Los bosquimanos se dicen unos a otros cuando se avisan unos a otros para que miren la caza: ¡Fiera!, dirige tu ojo a ese lugar. Las mujeres utilizan la misma expresión (//khe-//khe) cuando pide a sus maridos que vayan a por leña: ¡Fiera!, tráenos leña, porque yo no traje leña, yo no quiero ir a por leña. Un bosquimano le dice a otro: ¡Fiera!, ven (2701') tienes que puoŋ puoŋ, para que

puedas puoŋ puoŋ todos los lugares, para que puedas puoŋ puoŋ

650


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

los atrapaba a la carrera, porque los órix jóvenes tienen muchas patas, patas que corren con vigor. Él tiene dos piernas. Por eso, mira (2701) a los órix jóvenes y se va. Hambriento, vuelve. Aquí está el hambre. Busca por los arbustos para poder hacer esto, para poder traer a casa una pequeña fiera. Tiene en cuenta que yo (2702) no estoy con él para observarlo, porque va solo. Yo no estaba con él, y no pude seguir a su lado el rastro del órix joven, para poder cazarlo. Pues él (2703) miró alrededor buscando el rastro de los órix jóvenes. Hambriento, vuelve al campamento. Hambriento, se sentará, <inquieto>.64 Se ata la red65 alrededor del cuerpo. No bebe. Por eso (2704) mira por entre los árboles grandes, y parece como si no temiera que nosotros estemos esperándolo, cuando haya sido devorado, cuando las fieras se lo hayan comido, cuando sus huesos estén secos, (2705) cuando la madre fiera lo arrastre hasta los arbustos. Porque no se entera. Es un sinvergüenza, fue él quien nos engatusó, pensando que no lo conocíamos. (2706) Nos engaña, pensó que creeríamos que esto es un perro de verdad. <Porque> es un viejo. ¡Claro que hemos visto fieras adultas que matan personas!

kkuirri tte, au !khwéten !khwéten todos los lugares

[Como se explica en la nota correspondiente del texto inglés, el sentido de esta exortación es bastante oscuro, aunque es posible que contenga varios juegos de palabras basados en los diversos sentidos de los términos sin traducir y sea un tanto obscena, motivo por el cual Lloyd nunca terminó de traducirla. –Ed.] 64

En la traducción hay una palabra sin traducir, guppem, que según DIC: 51

significa «alejarse de un salto», lo cual no encaja en este contexto. Es concebible que tenga también el sentido de «inquietud, desasosiego». –Ed. 65

Empleada por los /xam para acarrear lo que cazaban o recolectaban durante sus

salidas al páramo. Véase el mito de Mantis y el Pájaro Mágico (Prada 2001: 88), donde el protagonista utiliza una red de este tipo. –Ed.

651


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Esas muerden a las personas (2707) para devorarlas. Este perro corre atento66 al león, cuando el león ruge.

[4c. La madre imagina lo que sucederá cuando, finalmente, el león mate a su marido] Su madre le dijo: –La madre leona ruge, buscando al cachorro. Ya lo ves. El cachorro (2708) corrió hacia su madre. Fue a sentarse, cuando su madre calló. Volvió al trote mientras intentaba escucharla. Se sentó erguido (2709) con la mirada fija en el lugar desde el que su madre le había rugido, cuando ya no se la oía. Allí, su madre debe de estar buscándolo. Ha olfateado el olor de un pie humano, y por eso (2710) ruge, sí. Huele el aroma del cachorro, allí donde el hombre arrebató al cachorro, sí. Él se lo llevó. Al principio iba buscando huevos de avestruz. No nos trajo huevos de avestruz. (2711) En verdad lo que trajo fue un cachorro de león. Somos nosotros quienes pasamos miedo. Nuestros mayores67 creen que vivimos tranquilos, cuando en realidad en esta soledad, en estas tinieblas en que nos encontramos, pasamos miedo.68 (2712) Porque no estamos con otras personas,

66

En el original, runs towards the lion, con un interrogante debajo de towards.

Según DIC: 558, el término en duda, //kao:, significa «correr escuchando», lo que encaja perfectamente con este contexto. Por supuesto, lo que hace el cachorro es correr atento al rugido de sus padres. –Ed. 67

El término /xam es !koïŋggu, plural de !koïŋ, «abuelo, tío, anciano» (DIC: 440).

«Nuestros mayores» parece ajustarse más a esto. –Ed. 68

(2712')

Quien está con sus congéneres, no está en la soledad, [en las tinieblas], porque ellos son numerosos. El hombre que se lleva a su mujer, la introduce en la soledad, [en las tinieblas]. No está entre personas. Sus hijos también están con él, en la soledad, [en las tinieblas].

652


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

las que estuvieron viviendo con nosotros las noches en que acampamos juntos en distintos lugares. Vieron los animales que nosotros vimos, los que padre nos trajo. Los vieron con nosotros. (2713) Los que él mismo, al pasar, vio en los arbustos entre los que caminaba.69 Él fue quien trajo el perro al que miramos fijamente, al que vemos y no conocemos. Yace (2714) pensando en matar. No yace atento a los chacales. Mira hacia nosotros, que estamos dentro del campamento. Piensa en cazar (un ser humano). Por eso tengo cerca (2715) el plato (de esternón de avestruz). Cerca de la hoguera. Padre tiene que traer leña gruesa, para que pueda hacer una hoguera grande, para que el fuego sea rojo y el perro lo vea. Para que no parezca (2716) que el fuego se ha apagado. Para que siga vivo. Porque el perro podría arrebatarnos hacia la oscuridad mientras dormimos. Padre tiene que coger el bastón y tenerlo al lado, (2717) para tenerlo cerca y poder cogerlo rápido para pegarle al perro, para que el perro se aleje un poco, para que yo pueda levantarme. <Voy a> coger el plato y luego (2718) lo hundo en el fuego. Después le echo (fuego) al perro, para que el fuego le queme la melena, porque tiene una densa melena. Para que se aleje de un salto, sí. »Primero coge el arco para disparar, (2719) sin pensar que esto es un perro

[Véase el Glosario, donde se explica por qué el término /xam /ho:ξ parece aludir a un concepto metafísico de la oscuridad. Como se ha explicado en la introducción, no es probable que entre los /xam las familias nucleares viajaran solas por el páramo de forma habitual. La situación del relato es, por tanto, anómala. La glosa de //Kábbo pare abundar en las consecuencias de esta anomalía, más que referirse a algo que sucediera con frecuencia en la vida cotidiana. La palabra /ka:g@n es también el plural de /aiti, «mujeres» (DIC: 296) –Ed.] 69

La idea parece ser: «Quienes estuvieron con nosotros vieron los animales

normales y corrientes que padre nos trajo del páramo, y constataron que eran animales normales y corrientes», en contraste con el supuesto perro que, procedente del páramo, es en realidad un león. –Ed.

653


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

de verdad, porque no es un perro de verdad. Es una fiera. Padre nos engaña con esta fiera, para que nos devore. Tú tienes que darte cuenta, (2720) ya que hablas con sensatez. Eres mayor, y por eso hablas con sensatez. (2721) Entiendes, hablas con acierto y entiendes, por eso entendiste a este perro de aquí. Afila las puntas de flecha, camina sosteniendo la flecha (en la mano), lista para ponerla en el arco y poder disparar sin demora, cuando veas que (2722) el perro de un salto se pone entre vosotros, en el lugar en el que tú estás detrás, sí. Saldrás corriendo, sí. Para que puedas contármelo, cuando veas que el perro atrapa a padre. Debes escapar, cuando el perro (2723) mate a dentelladas a tu padre. Que quede a tus espaldas el árbol, ese sobre el que te apoyaste.70 Debes correr, sí, para así saltar rápidamente sobre los otros arbustos. También debes saltar (2724) hasta el otro lado de los montículos, que mientras corre deprisa, muy deprisa, el nene dé la espalda a los montículos, para que sin dejar de correr pueda arrojarse abajo,71 y llegar sin demora para contárnoslo. (2725) Porque la fiera daría caza al nene, si el nene viniera corriendo suavemente. Por eso el nene tiene que correr. Mirar a sus espaldas, para, sin dejar de correr, dar la vuelta por el otro lado de la colina. (2726) La fiera le sigue72, mientras él, oculto, pasa detrás de una pequeña colina, mientras él mira bien, y por eso sobrevive, sí, y luego escuchamos su historia, sí, cuando ha vuelto, y el nene es consciente de que es él quien, corriendo, (2727) ha

70

(2723')

Esto significa, tal y como ellos lo explican, que el muchacho, al escapar debe mantener los árboles (este árbol, y otros) entre él y el león, para que éste último no le detecte. (L) 71

«Al descender, quiere decir, no arrojándose al suelo» explica Lloyd en un

paréntesis. –Ed. 72

En el original, passes behind him, «pasa detrás de él». Véase la nota

correspondiente del texto original, donde se explican los motivos del cambio. –Ed.

654


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

vuelto. Mientras la fiera da la vuelta, para regresar rápidamente a la cosa que yace ahí, a sus espaldas, porque piensa que la cosa se marchará, cuando vuelva a la vida, aunque el hombre está realmente muerto.73 Piensa también que (2728) los buitres devorarán a su hombre. Por eso se da prisa, sí. Primero galopa un poco por los alrededores (buscando el rastro del niño). Retrocede, para ir rápido a llevarse al hombre del lugar manchado de sangre, para (2729) irse rápidamente, a ocultarlo (bajo) un gran árbol. Una vez más, se hace con otra presa, para llevarla al gran árbol. »Entonces en el árbol estará furioso con los chacales que, al olfatear [sus presas], se le acercan (2730) para vigilarlo. Se levantan, le rondan. Él observa y gruñe. Los chacales se sientan. Aúllan así los chacales, mendigando carne a la fiera. Porque son chacales. Un chacal mendiga (2731), mendiga aullando, y la fiera se enfada con todos ellos.74 La fiera atrapa al chacal y lo mata. Lo arrastra hasta [las otras presas.] Para dejarla allí debajo junto [a las otras], para que (2732) todas las presas yazgan bajo (los arbustos). Para tenerlas allí dispuestas. Para tumbarse, hasta que se sienta hambriento. Porque le entró sed, mientras vigilaba las otras cosas.75 Está tumbado esperando a que le entre hambre, para (2733) comer después. Buscará a sus padres, pues estuvo atento a si los oía. Se acuerda de que vivió con un hombre, aquel que lo raptó. El hombre lo convirtió en un perro. (2734) Por eso comía la comida de las personas, con aquello creció. No creció con la comida de la oscuridad, la que comen sus padres, y él en verdad olía 73

(2727')

El león piensa que el hombre fingió estar muerto, y se levantará y marchará cuando él no esté delante. 74

(2731')

Uno grita, y el león se enfada con todo el grupo. 75

«El chacal y el órix, explica //Kábbo», dice Lloyd en un paréntesis. –Ed.

655


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

el aroma de persona. (2735) Piensa en sus padres, que el aroma de sus padres no era así, porque (este) es aroma de persona, porque su aroma es así, diferente. El aroma de sus padres olía a criaturas de la oscuridad, porque son (2736) fieras, de las que yacen en la oscuridad. Yacen bajo los arbustos. Por eso tienen el olor del <salicor>.76 Tienen pelo, y por eso carecen de fuego. (2737) Porque son criaturas que, después de acercarse con cautela, se apoderan de personas por la noche, mientras la gente duerme, y escapan corriendo. También por la noche corren hasta las personas y se las llevan. Le clavan los dientes a un hombre y lo aferran con la boca. Se aproximan con cautela a un hombre para matarlo, (2738) para devorarlo. A este cachorro de aquí padre lo convirtió en un perro, y nos engañó. Lo encontró en la guarida de la leona y se lo llevó. Estaremos esperando a padre, y él estará en el estómago (de león). Se lo (2739) habrá tragado, mientras el sol estaba alto. Lo estuvimos esperando, convencidos de que estaría troceando el órix que había matado con sus flechas, mientras que era a él a quien se comían. »Porque padre robó el niño de la leona. Ella (2740) se acerca al hombre, se hace con él, mientras el sol está alto. Lo mata a dentelladas. El león se acerca a la leona, mientras ella está allí comiendo, después de haberse apoderado del hombre. La leona se lleva el hombre a su cubil, (2741) para que sus hijos puedan comer con ella. Todos comerán. El león acude también a comer. Todos hacen crujir los huesos (del hombre), y por eso van entonces a la charca, y (2742) van a acostarse (entre) los juncos de la charca, para dormir tumbados en ellos. Cuando robó su cría, padre nos engañó acerca de la leona. Con los hilos de su pensamiento, pensaba que yo no razonaba. Yo era (2743) tonta y él sagaz. Y así, 76

(2736')

!k"oa-keu ( plural, !k"oa !k"oa pl.), un arbusto que se encuentra Bushmanland; junto a un río o ríos, y que tiene flores amarillas.

656


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

me engañó. Es un necio, es taimado. Por su otro lado es un hombre taimado. En sus pensamientos, es necio. (2744) Es un embustero, y por eso nos mintió sobre el león que reconocimos nada más verlo, porque tiene este aspecto. Parece como si se le hubieran cortado las orejas, cuando es un león adulto.77 »Por eso (2745) creo que deberías estar con padre. Para que seas tú el que hable con delicadeza con los tíos,78 porque fuiste tú el que vio con sus propios ojos lo que durante la cacería le hizo a tu padre el perro que le dio <tu tío>,79 (2746) cuando no estaba conmigo, en el campamento, donde yo podía ver lo que le hacía el perro. Porque él vino, me lo dijo. Por eso no pensaba (2747) en su cuerpo (vivo), que era probable que sobreviviera, en el campo de caza. Porque yo pensaba que era probable que este perro lo matara, en la cacería. Porque yo pensaba que este perro parecía dispuesto a saltar sobre nosotros y aferrarnos, mientras nos comíamos (2748) la carne del órix joven. Mientras tragaba, nos observaba, mientras tragaba la espalda del órix, sin masticarla. Se la tragó tal cual, de un bocado. Este perro de aquí se traga cosas (2749) alargadas. »Piensa que vivía entre los arbustos. Lo raptaron, mientras la madre leona estaba de caza. Ella dejó a la cría en el cubil, para matar gacelas, (2750) para llevarle una gacela a la cría. Porque las crías de león que son mayores, cazan por sí mismas, matan, y se alimentan a sí mismas. Un cachorro de león pequeño espera

77

(2744')

Aparentemente, sus orejas no han crecido en proporción a su cuerpo. Las orejas de los leones grandes son también cortas, como si alguien se las hubiera cortado. 78

En el texto inglés grandparents (abuelos). Véase la nota correspondiente al texto

inglés. –Ed. 79

(2745')

La esposa cuenta aquí la historia de su marido sobre el perro. (L) [Esto es, como si le diera crédito. –Ed.]

657


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

él solo a su madre en el cubil. Aún no (2751) anda, sus hermanos son los que cazan, junto a sus hermanas, todos ellos andan. La madre está con el macho, ambos cazan. Las crías juegan alrededor de sus padres. (2752) Jugando, van con sus padres cuando han matado una gacela. Comen, van juntos a dormir y cuando el sol ya no calienta tanto, salen lentamente de la sombra, (refrescados), cuando (2753) las sombras del atardecer son largas. Juegan, camino del cubil, mientras sus padres todavía están lejos. Hasta que los padres regresan junto a ellos, llevando una gacela, para que el cachorro pequeño, el que se ha quedado hambriento en el cubil, para (2754) que pueda comer. Y entonces padre fue (y) se apoderó de él, que estaba esperando a sus padres. Fue padre quien vio el rastro de los leones adultos. Los hilos de su pensamiento estaban cerrados. Por eso nos trajo una <lucha>,80 <sí>. (2755) Para que nos mate a todos cuando sea un león adulto. »Por eso quizá los tíos no nos conozcan, pues ignoran que no les llegará esta historia: que padre trajo este león a nuestra casa (2756) a propósito del cual 80

(2754')a

//Kábbo explica que es una criatura que mata personas, por eso tiene ese nombre. (2754')b Nombre que los bosquimanos dan al león. Todavía no conozco su significado. (L) [Ambas glosas se refieren al término /ak@n-sse. Al traducirlo por «lucha» me guío por las sugerencias de Lewis-Williams, y por el paralelo existente con la lengua !kung (véase la nota al texto inglés). –Ed.] [En la página (2755') se encuentra la siguiente glosa:] /ak@n-sse ta tchueŋ un nombre que los bosquimanos dan a los leones !k"ui otro nombre usado por los bosquimanos (para muchos leones juntos) !ku ttu /i nombre para un león con grandes zarpas (si pusiera la pata en el fuego, éste se apagaría) !koa !koa-ssho este nombre (de chica) quiere decir lo mismo que contar ovejas, dice //Kábbo [Sobre /ak@n-sse ta tchueŋ véase la nota correspondiente al texto inglés –Ed]

658


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

nos engañó. Dijo que <el tío> fue quien le dio este perrito. Yo <estaba avergonzada>, porque <el tío> es mi cuñado, fue él quien le dio el perro. Padre fue quien llamó al perro por este nombre, (2757), cuando estaba solo, cuando pensó que tú no estabas con él y no podías oírle. Así, solo, mientras caminaba, lo llamó por ese nombre, y pensó que debía pronunciarlo, cuando llegara al campamento. Debía sentarse y llamar al perro (por ese nombre), (2758) mientras lo instruía para que conociera su nombre, para que estuviera atento a su nombre. Tu tío no llamaba al perro por este nombre, porque mi cuñado no solía tener perros así. (2759) Porque aquí tenemos un perro que surgió de <las tinieblas y> la soledad81 en que vivía, al que miramos intensamente a los ojos. Se parece a una criatura aterradora, a la que en verdad tememos. Desea eso, sí, desea nuestra muerte, (2760) matarnos, y piensa que desea comer. Por eso debes disparar contra él, aunque padre te lo impida. Tú dispara, pensando que no es nuestro perro, porque es un perro de la oscuridad, que surgió de la oscuridad en que vivía, (2761) en la que no percibía personas con la piel cobriza. Veía a sus padres, que tienen pelaje, que tienen cuatro patas.82 Será en nuestro campamento donde este perro olerá el aroma del fuego. Lo arrebataron de la oscuridad en que habitaba. (2762) Se hubiera hecho mayor viviendo en la oscuridad, sin ver personas, hubiera dormido con sus padres, si no hubiera venido a nosotros para hacer esto: levantarse (como si quisiera) darnos muerte en el campamento. Esto es lo que hace padre: (2763) regaña (al perro) en el campamento, como si él no fuese el responsable de esta estúpida acción, sobre la cual los hilos de su pensamiento estaban cerrados, sobre la cual parece que su gente no le instruyó. (2764)

81

Una vez más, la palabra /ho:ξ. Véase la nota a la glosa de la página 2712'. –Ed.

82

//Kábbo explica aquí que cada león tiene cuatro patas.

659


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Hablándole, podrían haberle quitado la estupidez. Si nos engaña es por esta estupidez. Llegará el perro y lo derribará [para darle muerte]. El niño le dijo: –¡Madre! Ayer se olía el aliento del perro. (2765) De un salto me hice a un lado, alrededor de tu marido. Tu marido regañó (al perro), y tuvo la impresión de que sería derribado [por el perro], mientras el órix joven yacía lejos. El perro vino derecho hacia nosotros, por eso pensamos (2766) que aquel día moriríamos, porque el perro no retrocedió de inmediato. Tu marido quiso darle un golpe al perro, pero no acertó, y el perro, de un brinco, se alejó de él. El perro iba a paso ligero, (2767) como una gran fiera. Avanzó en dirección a una acacia. Se sentó justo al lado de la acacia. Se sentó muy furioso. Mientras regañaba al perro, tu marido se sentó (junto al) órix joven, y pensó (2768) que parecía que el perro iba a venir. ¿Crees que deseo poder ir hoy [a la cacería]? Porque temblé, no cociné carne, regresé hambriento después de pasar miedo, mientras tu marido descuartizaba el órix joven. (2769) Tu marido también pasó miedo. Por eso volvimos dando voces, cargados, deseando que nos oyeras, que antes que nada te levantaras, que hablaras con tu hijita, para que cogieras (por las muñecas) a los niños83 y pudieras así (2770) sacar el plato de hueso de avestruz y ponerlo (en las brasas de la hoguera) para poder echarle fuego a este perro. Porque no dejó rápidamente de correr de un lado a otro, alejándose de nosotros, y parecía que realmente iba a entrar en la choza. El fuego fue lo que le hizo alejarse. (2771)

83

(2769')

La madre, me dice //Kábbo, sujeta juntas las muñecas de sus hijos con una mano, poniéndolos tras de sí y manteniéndolos allí para protegerlos, y con la mano derecha llena de fuego [brasas –Ed.] el esternón de avestruz, y se las arroja al león.

660


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Mañana84 estaré con tu marido, para observar. Primero, asustado me ocultaré detrás de un árbol, para poder ver al perro cuando tu marido lo azuce contra el órix, cuando yo vea que son órix adultos; (2772) después seguiré adelante. Su madre le dijo: –Hazlo así.

[5. Última cacería. El león mata al hombre. El niño escapa] [5a. Padre e hijo salen a cazar. El cachorro de león mata un órix] (El padre y el hijo) salen [a cazar]. Azuzan (al perro) contra un órix adulto. El perro se hace con un órix adulto, lo derriba, (2773) lo mata a dentelladas. Asustado, el niño se esconde detrás de una acacia. Su padre corre hacia el órix, el perro corre derecho a su encuentro. Él le regaña. El perro se acerca. Él le regaña. Ahí está el niño (2774) pensando que ese día, en ese lugar, esa mañana, su padre, en verdad, morirá. «Porque el perro vino. Yo estaba realmente asustado (detrás del árbol), dispuesto a escapar corriendo para, corriendo, ir hasta madre, porque madre así me lo dijo.»

[5b. El león mata al hombre] (2775) El perro se hizo con su padre. Sin soltarlo, lo derribó, mientras el órix yacía más allá. El perro le daba dentelladas a su padre. El niño retrocedió poco a poco. Corrió con todas sus fuerzas. Mientras corría (2776) miró hacia atrás. Miró para ver si su padre había muerto de las dentelladas. Porque el perro

84

Today (hoy) en la versión inglesa. Pero en el texto /xam, !gau e, «amanecer», que

tiene también el sentido de «mañana» (DIC: 379). –Ed.

661


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

estaba allí, solo, mientras su padre yacía muy quieto. Él debe correr veloz, a toda prisa, pues el perro podría avanzar (hacia él). (2777) El perro avanzó. El niño se dijo a sí mismo: «No puede ser más que un león, pues ahí viene, y yo en verdad me lo digo, pienso en aquello que madre me dijo, sobre que el león obraría así, cuando hubiera matado a padre. Creo que si siguiera corriendo suavemente, él vendría hasta mí, antes de que haya llegado hasta madre. Me parece que primero va a dar la vuelta.» Corriendo, el león dio la vuelta. El niño mira hacia atrás, (2779) dice: –Me pareció que el león primero haría eso, obraría de modo que pudiera llegar al campamento y decirle a madre que nos iremos asustados, porque ahí yace el hombre. El león corrió hasta el padre del niño, (2780)85 que yacía muerto. El león lo aferró, le clavó los dientes, aunque estaba totalmente muerto. El león lo dejó. El niño piensa que primero se quedará (quieto), para poder (2781) ver bien [lo que pasa], y así no engañar a su madre. El perro corrió hasta el órix joven que yacía más allá, que era un órix adulto, el perro fue a llevárselo. El perro le dio bocados, el perro le dio bocados (2782) para comprobar. El perro comprobó si en verdad estaba muerto. El perro regresó trotando hasta el hombre. Fue a llevarse el hombre. Le dio bocados, para comprobar [si en verdad estaba muerto]. Con rapidez tiró del hombre, mientras no dejaba de morderle el cuello.86 Se (2783) lo echa al lomo. El niño observó de lejos, desde un lugar alto. Echándoselo al lomo 85

Aquí comienza el cuaderno L.II.31 (BC 151 A2.1.37), iniciado el 23 de junio de

1873. –Ed. 86

(2782')

Nota añadida el 21 de febrero de1876, !Ku:i-sse !khwi /kuxu. Diä!kwain dice así el nombre del pequeño león. Escuchó la historia de su madre y de su abuelo paterno, !Xug@n-di

662


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

con la boca, el perro se llevó al padre del niño (al lugar donde) yacía el órix. Los hilos del pensamiento del niño le dijeron: «Padre está allá, dentelleado, (2784) arrojado al lomo [del león] y llevado [a otro lugar]. Esa criatura que debería caminar de noche lo mató. La que él mismo, con engaños, nos trajo. Padre está allá, fue un león el que allá lo derribó, en el lugar en el que yacía el órix. (2785) El león está allá, mirando a su alrededor. Parece que se va reponiendo de su fatiga. Primero debo quedarme aquí, mirando, porque él parece que busca un árbol grande, para jadear y recuperarse de su fatiga. Porque ahí yacen dos, (2786) padre y el órix joven. Debo ver si eso es lo que hace el perro, cuando vea un árbol grande. Y así lo diré, se lo contaré a madre, porque no me creerá.»87 El perro ve una acacia grande (2787) que se levanta a lo lejos entre los arbustos. Con la boca, el perro se echó a la espalda al padre del niño, mientras el niño miraba. El niño se dijo: «Padre está ahí, dentelleado, cargado en la espalda [del león] después de ser cazado. Es alargado, es de tez rojiza, porque (2788) no tiene pelaje. Ahí va, sobre la espalda de león, llevado hasta la acacia mientras yo miraba, porque el perro aún no me había detectado, porque desaparecía detrás de una acacia. (2789) Escapé corriendo, mientras él seguía allí, dando dentelladas.» El león llevó a su padre hasta la acacia que estaba entre los arbustos. El león se introdujo en la acacia.88 El león dejó a su padre bajo (el árbol). El león regresó corriendo, corrió (2790) hasta el órix joven. El niño seguía mirando, cómo el león tiraba rápidamente del órix, arrastraba al órix dejando un rastro tras 87

O «si me contradice». Véase la nota correspondiente al texto original. –Ed.

88

(2789')

Atravesó los arbustos entre los que se alzaba el árbol, hasta llegar a su tronco.

663


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

de sí.89 El niño se dijo: «Una vez más, el órix es arrastrado.90 Allá va, arrastrado, hasta esos arbustos. Creo que debo marcharme, para ir y contarlo. Porque ciertamente he observado bien al perro que no puede ser un perro. Él es en verdad el que por dos veces llevó [una carga] a los arbustos (2792) de allá, mientras yo no estaba con el hombre con el que solía estar, que fue el primero en ser llevado a los arbustos. Después fue llevado el órix de allá, a esos arbustos. Creo que debo correr, (2793) pues en verdad he observado bien, así lo diré, lo contaré, cuando vaya al campamento. Creo que debo correr mucho, para que no tengamos que irnos en la oscuridad, pues hoy padre ha sido derribado, (2794) cuando no se dirigió antes que nada hasta su órix. El perro que no es un perro fue el que salió al encuentro de padre y se plantó ante él. Aquello que nos trajo, engañándonos. Nos dijo que era un perro, cuando (2795) al verlo reconocimos un león. Parece que él no lo reconoció, y es él quien ha sido derribado. Primero lo arrebató [el perro], que [luego] lo ocultó, el perro que no es un perro lo ocultó. Y así se lo contaré (2796) a mis tíos, cuando en la oscuridad vayamos hasta ellos. Porque no es corto el camino que tendremos que recorrer entre (los dos campamentos).»91

89

En el texto inglés making a-noise-on-the-ground, pero según DIC: 454 (s.v.,

!kurru:) la palabra /xam !kurru significa «rastro». Probablemente, lo que quiere decir el narrador es que al arrastrar a su presa el león deja un surco tras de sí. –Ed. 90

(2790')

Al tratarse de un órix grande, el león se lleva su pecho, y arrastra por el suelo los cuartos traseros, haciendo ruido [o dejando un rastro. –Ed.] mientras los arrastra. Al ser joven, el león no puede llevar a sus espaldas el cuerpo entero, como hubiera hecho un león adulto. 91

(2796')

//Kábbo explica que viajarían mientras el sol estuviera alto. Después seguirían viajando, y estaría oscuro cuando llegaran cerca del campamento de los ancianos.

664


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

[5c. El niño regresa al campamento y explica lo sucedido durante la cacería] Corrió hacia su madre. Su madre dijo: –Este niño, ¿no se acerca corriendo y sin su padre? Parece que (huye) asustado, hace lo que yo anticipé. Porque el perro no debió de errar la dentellada que dirigió a su padre. El niño está aquí. (2798) Estas son las cosas que dije.92 Camina para, al llegar, poder hablar conmigo e informarme de que no puedo quedarme aquí esperando cuando este perro ha matado, (2799) el perro al que yo, realmente, nada más verlo reconocí, aunque era muy pequeño. En verdad sus ojos parecían los de un fiera. Se hizo grande, y sus ojos eran así. El niño (2800) llegó corriendo hasta su madre. Le dijo a su madre: –¡Mamá! ¿Estarás tranquila aquí, donde yo pasé miedo? Este perro, que no es un perro, hizo <en verdad> lo que les hizo a ellos.93 Se plantó (2801) delante de tu marido. Tu marido le estaba regañando. El perro avanzó. Asustado, yo estaba encorvado detrás (de un árbol). El perro saltó sobre tu marido, de un salto lo derribó. Yo corrí erguido (2802) mientras tu marido, atenazado, yacía [en el suelo]. El perro corrió en mi busca. Al regresar pensaba: «yo corro veloz». Al llegar a esa colina me paré a observar, la colina a la que subí (2804) corriendo. Llegué hasta ti, y te digo que nos marchemos sin demora, mientras el sol está alto, porque creo que el perro vendrá al campamento, porque le parece que aún no ha comido, (2804) debe volver <corriendo >. Primero ha cogido a tu marido, para

92

En el original inglés, these tales which I did tell them, «estas son las historias que

les conté». Véase la nota al texto inglés. –Ed. 93

Parece referirse aquí a los órix. –Ed.

665


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

llevarlo a los arbustos. Hizo aquello por lo que, al verlo, lo reconocimos, sí.94 No puede ser sino un león. »Quiero que (2805) juntes las cosas para que nos marchemos cuando el sol esté todavía alto. Iremos cerca (al campamento del tío), porque no estamos cerca95 de mis tíos,96 para llegar rápidamente al campamento. Pues recorreremos el trayecto en la oscuridad. Por eso quiero que (2806) rápidamente cojas al niño y te lo eches a la espalda. Tenemos que viajar ligeros, dejar las cosas viejas, avanzar ligeros, sin llevar cosas pesadas, para poder (2807) darnos prisa, porque parece que el león está allí comiendo. Porque volvió para coger el órix joven y llevárselo. Piensas que se trata de un órix joven, pero era un órix joven ya crecido, con los cuernos largos y el pelaje (2808) blanco. Cuando ese perro le clavó los dientes, su cola era como la de un león, cuando le clavó los dientes al joven órix. Su madre estuvo de acuerdo con él: –A tu padre tiene que haberlo matado un león. (2809) En verdad yo te lo dije, que el león haría esto, porque padre me habló del olor de su aliento, cuando saltó yendo más allá de padre. <Así pues>, esto dirás, cuando hables con los tíos. (2810) Porque el perro irá a por sus padres, para traerlos, para comer juntos, porque el órix está junto al hombre. Porque el perro corrió para escuchar a sus padres, cuando rugían allí. Padre lo llamó, y lo hizo volver. (2811) 94

Traduzco literalmente el original. El sentido parecer ser «hizo lo que cabía

esperar de un león». –Ed. 95

Así en el original. Se usan aquí dos palabras distintas para «lejos», /ko: y !kiŋ.

Quizá la primera tendría que ser /ke:, «allí, en la lejanía, lejos» (DIC: 306). –Ed. 96

Aquí y en el anterior paréntesis, lo mismo que en otros lugares de las páginas

siguientes, el original inglés dice: grandparents. El término /xam, !koiŋ¸ puede significar también «tío, anciano» (DIC: 440). De lo que se dice más adelante se desprende que los fugitivos se dirigen al campamento del hermano menor del padre del muchacho, la persona que, supuestamente, le había regalado el «perro» al protagonista del mito. –Ed.

666


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

[6. La familia se refugia en el campamento de unos parientes] [6a. La mujer y sus hijos van al campamento de su cuñado] Se pusieron en camino. El niño le dijo a su madre: –¡Madre! Avanza a paso ligero,97 para así aproximarte [al lugar donde vamos.] Porque debemos ir con miedo. Dile a tu hija98 que está ahí que corra. Su hermano menor debe (2812) también correr. Al parecer piensas que no estoy cansado y asustado. No me detuve a reposar, para desembarazarme de la fatiga. Yo temblé de miedo, mi corazón se sobresaltó, cuando (2813) vi hoy morir a tu marido. Pues él estaba callado. En la oscuridad, recorrieron el trayecto (entre los campamentos). El niño le dijo a su madre: –Debemos caminar en la oscuridad para encontrar el sendero, para así, en la oscuridad, (2814) llegar a la casa. Para, en la oscuridad, contárselo a los abuelos. Y ellos sabrán, en la oscuridad, pensarán que escucharon, en la oscuridad, y supieron. Tendrán miedo, en este lugar nocturno,

(2815) en el que todos

pasaremos miedo. Harán una gran hoguera, pues no habrá silencio: tendremos miedo en ese momento.

[6b. La madre y sus hijos llegan al campamento del cuñado] Avanzando en la oscuridad, llegan al campamento. La madre del niño llama: 97

El término /xam es /kaouŋ/kaouŋ, que, según explica Lloyd en una glosa en la

página 2811' «es el movimiento cuando uno avanza a paso ligero llevando algo» –Ed. 98

(2811')

Esta niña estaba un poco rezagada.

667


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–¿Estáis (2816) dormidos? Ladran los perros. El niño le dice a su madre: –Los perros ladran. La madre le dice a los tíos del niño: –Apartad de mí ese perro. (2817) He venido a despertaros en la oscuridad, en este lugar nocturno, a causa del perro que, llevado (en brazos) llegó a mi campamento. Dándole una parte de la comida, lo crié. No ladraba igual que este perro, que nos ladra a nosotros, porque es un perro (2818) de verdad. En verdad nos observaba furtivamente. No fuiste tú quien dio el perro, el perro que se parecía a un perro que había vivido en la oscuridad. Tu hermano me dijo que tú le diste el perro. (2819) Por eso quiero que me digas en qué lugar tu hermano te vio. Porque ignoro si os visteis durante la cacería, cuando tu hermano no fue a verte al campamento, y en las chozas tú le diste (2820) el perro. Su cuñado más joven le habló, su cuñado más joven lo desmintió: –Yo no vi a tu marido. Me quedé aquí, y por eso no lo vi. Ahora te veo a ti, que (2821) desde la oscuridad has llegado a este lugar nocturno. No he visto a tu marido. Ahora <me doy cuenta>, veo que has venido sola, viajando en la oscuridad, en compañía de los niños. (2822) La esposa de su hermano le dijo: –He venido sola a causa del perro que regalaste, el perro que me hizo sentir miedo. Su cuñado más joven le dijo: –Yo (2823) todavía no he visto a tu marido. En verdad, no ha venido a mi campamento para que pudiera darle un cachorro. La esposa de su hermano le dijo:

668


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–Vi cómo tu hermano traía un perrito en sus brazos. (2824) En verdad, el perrito nos miraba con fijeza, cuando era pequeño. Tu hermano me dijo que debía respetar al perro, porque tú se lo habías dado. Tu hermano sabía el nombre del perro, cuando éste era pequeño. (2825) Su cuñado más joven lo negó: –No se lo di, porque mi perro sigue aquí. Su pelaje es así, así son sus orejas: caen hacia abajo. La esposa de su hermano le dijo: (2826) –Las orejas de la criatura que trajo tu hermano no eran así. Tenía las orejas largas, no cortas. Su cuñado más joven le dijo: –Tu marido te trajo una criatura que, (2827) recostada en la soledad y las tinieblas, no olfateaba el olor del fuego. Fue una estupidez, porque él era realmente estúpido, y por eso te la trajo. Parecía como si nuestra madre no nos hubiera educado. Seguía (2828) obrando estúpidamente. Sin duda los leones rugieron, cuando tu marido se llevó la cría de la madre leona. La llevó a tu campamento. Allí tenéis que haber pasado miedo. (2829) La esposa de su hermano le dio la razón: –Eso es lo que hizo tu hermano, me trajo una pequeña lucha.99 Sus

99

La palabra /a-kensse, forma enfática de /a:, /a, que como sustantivo significa

«lucha, daño, maldición» (DIC: 267), apareció ya en la página 2754, donde Lloyd dice no saber todavía óomo traducirla. Aquí sale como /a-kensse-pua, y la traductora propone

669


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

miradas eran de entendimiento, sus miradas eran de maldición. Sus miradas eran de lucha, sus ojos en verdad miraban (2830) como si hubiera estado en la oscura soledad. Quiero que sea tu sobrino100 quien te cuente. Fue él quien se quedó con su padre, él mismo. Él contempló el lugar donde el perro hizo aquello, sí. Al parecer piensas que el pelo del perro no era amarillo. El perro (2831) tenía la cola larga. En la punta de la cola tenía pelo. Las raíces de las orejas eran negras, las puntas eran como si alguien se las hubiera cortado con un cuchillo. Su joven cuñado le dio la razón: –Tiene que haber sido (2832) un león, que es así. Los perros tienen otro aspecto. La esposa de su hermano le dijo: –Lo que tu hermano dijo que era un perro, no tenía ese aspecto. Tenía la cabeza cubierta de pelo, (2833), pelo largo que no nos dejaba ver sus ojos, ojos que nos asustaron. Cuando llegó al campamento, al principio me mantuve a cierta distancia, alerta, para (2834) tener cogidos a tus sobrinos cuando se acercaba, cuando furioso se acercaba. Me planté ante él y lo regañé. Los otros (lo regañaron) y lo hicieron retroceder. Se sentó a (2835) mirarnos mientras yo sostenía el fuego (en un plato). Él temía el fuego. Retrocedió, mientras tu hermano llegaba corriendo a mi lado y los niños permanecían detrás de mí. (2836) Retrocedió caminando, se sentó. Sentado, nos miraba. Su cuñado más joven le dio la razón. Su [otro] cuñado le dio la razón, su cuñado de más edad: young fighter («joven luchador»). Véase la nota correspondiente a la página 2754 del texto inglés, donde se razona por qué opto por traducir el término por «lucha». –Ed. 100

En el original inglés, grandson, «nieto». Pero en este contexto «sobrino» es el

término apropiado. Véase la correspondiente en el texto original. –Ed.

670


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–Eso lo hizo un león. Su sobrino le dijo: –¡Tío!, (2837) el perro que tu hermano trajo cuando era muy pequeño mató allá lejos a tu hermano, tu hermano, que decía que tú se lo habías dado. Su tío le dio la razón: –Tu padre os engañó, quiso que pensarais que (2838) eso era un perro. En verdad tu padre hacía cosas estúpidas cuando vivía con nosotros. Su hermano, que está ahí sentado, hablaba con él para enseñarle a obrar con sensatez. Porque siempre fue una (2839) persona estúpida. El niño le dijo: –¡Tío! Al ir allí [con mi padre] me acordé de lo que madre me dijo, por eso me oculté asustado detrás [de un árbol] para poder salir corriendo porque (2840) el perro nos hubiera venido a matar a todos, de no haber salido yo corriendo. Porque el perro corrió de un lado a otro, buscándome. Yo corrí a través de muchos arbustos, para que estos me ocultaran, para poder primero avisar a la esposa de tu hermano, (2841) que es mi madre, la que me habló, cuando fui [al páramo]. Y esta misma mañana, asustados, hemos llegado hasta ti. Su tío dijo: –Pensé que eso habías hecho, (2842) porque eso es lo que hace un niño pequeño, cuando es sensato, para poder contárselo y hacérselo saber a todos, y que les llegue la historia, para que la sepan. Así fue con nosotros. No lo sabíamos, estábamos aquí tan tranquilos, (2843) porque no vimos a nadie que pudiera habérnoslo contado. Me pareció que tu madre obraría así, porque pensaba que el león no iría a por sus padres, porque conoce (2844) el campamento en el que creció, donde se alimentó, haciéndose grande con la comida que había en él.

671


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Cuando ha devorado a tu padre piensa en el campamento, [piensa] que no ha visto [por allí] a la otra gente a la que vio [cuando vivía en él], aquellos cuya aniquilación (2845) concibió.101 Irá primero a por sus padres. Ellos huelen (en el cachorro) el olor de la sangre del hombre. Van con él, pensando que comerán, que primero (2846) se terminarán los huesos [que les quedan de otras cacerías], y luego irán al campamento en el que cree que todavía puede haber alguien, porque el cachorro vio otras personas. Su sobrino le dijo: –¿Crees que no vine (2847) para que tu hermana pudiera hablar contigo, para, asustados, irnos cuanto antes, asustados, subir por la montaña, la montaña por la que descenderás, cuando vayas para observar con cautela el campamento. Después, irás con cautela al campamento, para (2848) echar un vistazo. Porque yo estaré contigo, para poder guiarte. Iremos con cautela, sí. No irás rápido. Y entonces llegaremos con cautela al campamento, para que primero podamos mirar bien, (2849) pues parecía que el perro iba a llevar a sus padres al campamento, para comprobar que la persona102 no está en el campamento. Entonces te llevaré, sí. Para mostrarte el lugar en el pasé miedo. Y entonces (2850) te mostraré el lugar en el que el perro derribó al órix joven; te mostraré el lugar en el que tu hermano corrió. Corría todavía, cuando el perro le salió al encuentro. El perro lo aferró, cuando [tu hermano] todavía (2851) estaba lejos de 101

(2845')

Esto es, que debía matarlos. 102

Es decir, el león. En el manuscrito Lloyd dejó un espacio en blanco e insertó más

tarde las palabras lion at. Pero en el texto /xam se usa la palabra !ko, «persona, hombre, niño» (DIC: 436). Lo mismo sucede en la página 2854, 2855. Se está evitando usar la palabra «león», aunque más adelante, y hasta el final del relato, todos los personajes la emplean. –Ed.

672


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

donde yacía el órix joven. A medio camino, fue aferrado (y) derribado, y no llegó, [hasta allí], no logró acercarse. De ese lugar escapé corriendo, mientras tu hermano yacía allí, aferrado [por el león.] Eso es lo que hice, (2852) vine a contarlo, espoleando a tu hermana para que viniera. Eso hicimos, asustados, vinimos. No nos quedamos a dormir en el campamento, porque allí habíamos pasado miedo. Su tío le dio la razón: –Temprano, (2853) iremos con miedo, trepando por la montaña alta que allá se levanta. Haremos lo que tú nos indicas. Iremos con cautela al campamento. Iremos y veremos. El niño le dijo a su tío: –Así lo he dicho.

[6c. Las dos familias van al lugar donde el león mató al hombre y lo examinan] (2854) Temprano, con miedo, salieron, treparon por la montaña, durmieron en la montaña. Al despertar, bajaron la montaña. Fueron al campamento, para verlo. Atentos, descendieron silenciosamente la colina junto a la que estaba la casa. Miraron. No vieron a las personas.103 Con cautela, se acercaron al campamento. (2855) El niño les dijo a sus tíos: –Venid con cuidado, para que podamos primero ver bien. Cuando no veamos en el campamento a las personas,104 lo examinaremos. Fueron con cautela al campamento. Vieron el rastro de los leones. Su tío

103

Esto es, los leones. Véase la nota a la página 2849. –Ed.

104

Una vez más, se refiere a los leones. –Ed.

673


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

(2856) le dijo: –Mira, el león al que pertenece este rastro estuvo buscando por aquí. El niño le dijo: –Vinieron al campamento, porque las ramas de la choza de ahí están rotas. (2857) Su tío le dijo: –Quiero que tu [otro] tío mire el olor del rastro de tu madre, que el león encontró, en este lugar nocturno. Parece que los leones se terminaron los huesos. Eso (2858) dijiste, eso nos lo contaste. Su (otro) tío dijo: –Quiero que mi sobrino vea el león que registró este lugar, en busca de su olor. Porque su padre hizo eso, les llevó (2859) un cachorro de león, para alimentarlo y criarlo. Ya ves, aquí está el rastro del padre del cachorro. Su hijo lo llevó hasta allí, para que llegara hasta esas otras personas a las que él observaba a hurtadillas.105 Madre actuó con sensatez. Asustada, se marchó, mientras el león seguía comiendo allá. Lo primero que hizo fue marcharse, asustada. Tú actuaste con sensatez, tú, que eres un niño. Creo que eso hiciste: asustado, te quedaste quieto, para dejar que tu padre (2861) avanzara él solo, corriendo, y luego regresaste. El niño le dijo: –Eso hice. La esposa de tu hermano me había hablado, porque ella pensaba que mi padre actuaba estúpidamente. (2862) Ella sí era sensata, ella sí habló bien: padre nos había engañado con un león. Me dijo que debía sentir

105

(2860')

Como hace un gato con un pájaro, dice //Kábbo.

674


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

miedo. Su tío le dio la razón: –Madre dijo la verdad. (2863) Buscan (el rastro) por el campamento. Su tío le dijo: –Tú mira en las ramas de la choza, que los leones han desordenado.106 El niño le dijo: –Aquí está el rastro del cachorro. Allí está el rastro de su padre. El rastro del cachorro (2864) está aquí. El rastro de su madre está allá. Este de aquí es el rastro de su hermano. El rastro de su hermana es ese. El rastro de su otro hermano es el de allá. El rastro de su hermana está aquí. El rastro de su otra hermana está allá. Vayamos, vayamos a ver el lugar en el que el cachorro derribó y mató a mi padre. (2865) Os llevaré allí, para que podáis ver el lugar en el que, a dentelladas, derribó a padre. Y después os llevaré al lugar del órix joven, donde el cachorro derribó al órix joven. Lo mató a dentelladas. (2866) Su tío estuvo de acuerdo: –Eso haremos. Iremos y miraremos bien. Iremos con miedo, porque los árboles son árboles muy grandes. Parece que los leones han ido a la charca. Iremos (y) miraremos alrededor, y cuando (2867) hayamos mirado bien alrededor, cogeremos las flechas de padre. En verdad cogeremos el arco, porque el arco probablemente está allí tirado. Avanzaron. El niño guió a sus tíos:

106

(2863')

Separadas unas de otras cuando el león entró en la choza. (L)

675


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–Este es el lugar desde el que miré, que (2868) abandoné corriendo. Estuve en él viendo cómo tu hermano era arrebatado [por el cachorro]. Lo llevó a esos arbustos de allá, entre los que se levanta una gran acacia. A ellos es adonde fue el perro a dejar a tu hermano. Desde (2869) lo alto [de la colina] yo miraba este lugar. Cuando el león, que era el perro de tu hermano, fue de nuevo a por el órix, también se lo llevó a los arbustos.

[6d. Las dos familias llegan al lugar donde el león mató al hombre y lo examinan] Caminaron hasta el lugar [donde yacía] el padre del niño. El niño se lo mostró a sus parientes: (2870) –Fue detrás de esta acacia de aquí donde, asustado, me escondí. Escapé corriendo desde este lugar, desde aquí escapé corriendo. Mi rastro es este de aquí. El rastro del perro es ése de allá. Su tío asintió: –Quisiera que el hermano menor de padre viera el rastro de este león (2871) que padre convirtió en perro. Pero la nuestra, la choza de quienes tenemos perros de verdad, sigue visible.107 Siguieron hasta llegar al lugar [donde yacía] su padre. El niño se lo mostró a sus tíos:

107

(2871')

Su choza no ha sido destruida por leones. [En el original our house, does handsome stand, «se levanta (o permanece) hermosa», pero el verbo ≠ka: significa «estar iluminado, ser brillante, visible, despejado, próximo» (DIC: 653).]

676


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–Este es el lugar donde el perro avanzó y salió al encuentro de padre, (2872) cuando el perro volvía del lugar donde yacía el órix joven. Las flechas están allí, allí está el arco, desde aquel lugar fue arrebatado vuestro hermano. Quiero que cojáis esas cosas, (2873) porque son esos arbustos de ahí los que os he venido a enseñar. En esa acacia que se levanta allí daremos la vuelta, para que nuestro rastro no sea abundante. Con cautela nos daremos la vuelta y nos marcharemos. (2873 ½ ) Volveremos para contarles [lo que hemos visto] a los que están en el campamento. Ellos verán estas flechas. Ese perro trajo a sus padres [a este lugar]. Este de aquí es su rastro, que es abundante. Corrió para traer a sus padres. Quiero que nos marchemos con miedo, que asustados nos marchemos por una montaña distinta. Asustados, se marcharon, para trepar por una montaña distinta. En verdad se marcharon.

FUENTES Y COMENTARIOS «The story of a !Xwe/na ssho !kui, who brought home a young lion to use as a dog» El mito del cachorro de león está repartido en cinco cuadernos, que según la clasificación de Lloyd llevan los números L.II.26, L.II.27, L.II.29, L.II.30 y L.II.31. Las signaturas de estos cuadernos dentro del actual catálogo de la CBL son BC 151, A2.1.32 = LL32; BC 151, A2.1.33 = LL33; BC 151, A2.1.35; = LL35, BC 151, A2.1.36 = LL36 y BC 151, A2.1.37 = LL37. Cada cuaderno tiene poco más de 180 hojas. El mito del cachorro de león ocupa un total de 462 páginas, de las cuales cerca de 130 (56 en el cuaderno L.II.27 y 74 en el cuaderno L.II.29) están total o

677


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

parcialmente sin traducir. Por fortuna, esta considerable laguna no afecta la inteligibilidad del relato, dado que las páginas sin traducir refieren episodios muy similares a los que figuran en las páginas traducidas. Aun así, es de esperar que algún día sea posible conocer el pleno sentido de estos y otros segmentos de la Colección que quedaron sin traducir a la muerte de Dorothea F. Bleek. Según consta en las guardas del cuaderno L.II.26, //Kábbo comenzó a dictar el relato el 6 de enero de 1873. El trabajo de dictado prosiguió de forma más o menos constante durante las siguientes semanas de 1873, pero se interrumpió el 18 de febrero, para no reanudarse hasta el 28 de abril, en que se dictan unas cinco páginas. Después de eso hay otra pausa hasta mayo. El trabajo durante ese mes es más bien esporádico, dado que sólo se avanza los días 7, 12, 13, 15 y 31. Después de esta última fecha, hay una pausa hasta el 9 de junio. El resto de ese mes Lloyd y su informante trabajan en ese relato otros 10 días, hasta el 26 de junio. La nueva pausa dura hasta el 7 de julio. El 8 y el 9 de ese mes siguen trabajando y, después de una pausa el día 10, concluyen el trabajo de dictado el 11 de julio. La información en las guardas del cuaderno L.II.31 nos dice que el texto de dicho cuaderno comenzó a traducirse a principios de junio de 1873 y terminó los días 1 y 2 de julio de ese mismo año. Es probable que al menos algunas de las pausas en el dictado se debieran al trabajo de traducción de las páginas ya anotadas. Cuando //Kábbo y /A!kuŋta todavía estaban en Mowbray, este último colaboró en la traducción de cerca de treinta de páginas del cuaderno L.II.29, según una nota que aparece en las páginas preliminares. Esto quizá fue en febrero de 1873, que es cuando se anotó casi todo el material de ese cuaderno.

678


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

/A!kuŋta no fue la única persona en colaborar en este relato. Una anotación en las guardas del cuaderno L.II.26 nos dice que las páginas 2349 a 2412 se tradujeron a principios de 1876, con la ayuda de Diä!kwain, esto es, más de dos años después de que //Kábbo dejara Mowbray. Las páginas 2320 a 2349 constan como «ya traducidas», y probablemente lo fueron con la ayuda del propio //Kábbo. Diä!kwain, que conocía el mito por haberlo escuchado de labios de su madre y su abuelo paterno (página. 2782'), aportó también una serie de valiosas glosas.

679


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

B1. [El hombre y el león (1)]1 (325) Un hombre está en lo alto de un árbol. El león camina bajo la acacia. El león lo mira. El león se duerme, mientras el león mira al hombre. (326) El hombre también duerme; se cae de la acacia en la que, sentado, duerme, se cae. El hombre duerme (con) la cabeza en la acacia. El león pone su cabeza en el suelo. Duerme. El hombre sueña que está en las fauces del león. (327) Salta al suelo, salta sobre el león, <dentro de la boca>. El león se yergue (despierto). De un salto el león se aleja de la acacia. El león sale corriendo. El hombre también sale corriendo, asustado, a su campamento. (328) Su esposa lo ve llegar corriendo. Su esposa le dice que corra. <El hombre corre,> corre hacia su esposa, que está en la choza, observándolo. El hombre corre hasta ella. El hombre dice: –Méteme en el saco de piel de gacela, (329) el saco de hembra preñada de gacela. Su esposa lo mete en el saco de hembra preñada de gacela, lo agita hasta meterlo, lo ata fuerte con las patas del saco, lo ata fuerte con las patas de la gacela, lo agita hasta (330) meterlo por la abertura del saco. Así que, cuando ya está en el saco de [piel de] gacela, lo ata bien, porque la esposa lo empuja y agita <hasta meterlo>. Lo ata bien cuando está dentro. Su esposa lo mete en la choza, (331) porque está bien atado. Su esposa lo deja en el suelo, pone otro saco sobre él. El hombre yace [allí]. No puede respirar. Yace [allí]. Su esposa se sienta delante de él cuando llega el león. Los hombres acuden a tirarle fuego. (332) El león salta y retrocede, porque le teme al fuego. Salta fuera

1

Narrado por //Kábbo. –Ed.

680


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

del fuego, da media vuelta y se acerca, corre, corre entre la gente, salta, salta (333) alejándose, corre, <lucha> cuando vuelve. Salta, salta, <lucha>, alejándose. Corre, <lucha> cuando vuelve. Porque quiere al hombre, cuando va a beber. Regresa corriendo, porque viene a devorar al hombre. Pues <la mujer> metió al hombre en el saco (334) cuando el hombre estaba vivo. El león regresa corriendo, va en busca del hombre, cuando el hombre se ha marchado, porque bebe mucho agua. Porque había puesto al hombre (dentro de un saco), porque no había devorado al hombre. Por eso regresa corriendo, porque (355) <la mujer metió al hombre en el saco>, cuando el león estaba sediento. Por eso corre, <sí>. Fue a matar al hombre a dentelladas, a devorarlo. Va a buscar al hombre, corre, buscándolo.2

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. B.I: 325-333 (BC 151, A1.4.1 = "WB1) y B.II: 334-335 (BC 151, A1.4.2 = WB 2) BR: # 73b; KH 1647 + 888A.1 Dictado el 20 de mayo de 1871. El viajero Sir James Alexander refiere en su Expedition of discovery into the interior of Africa (1838) el siguiente relato de uno de sus guías khoi, que reproduzco aquí tomándolo del libro de Bleek Reynard the Fox in South-Africa:

2

Esta parte del relato sólo puede entenderse si tenemos en cuenta que //Kábbo ha

derivado aquí hacia un relato distinto: la historia del león que no quiere renunciar al hombre al que ha capturado creyéndolo muerto, y que se le escapa mientras está bebiendo en la charca, porque, en realidad, el hombre está dormido. Véase la nota final y los textos B2 y B3. –Ed.

681


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Cierta vez, cuando un bosquimano que seguía una manada de cebras acababa de herir a una con sus flechas, un león saltó desde unos matorrales cercano, totalmente decidido a disputarle su presa. El bosquimano, que estaba cerca de un oportuno árbol, soltó sus armas y trepó en busca de la seguridad de una rama alta. El león, tras dejar que la cebra herida se alejara, centró toda su atención en el bosquimano, y mientras daba vueltas y más vueltas alrededor del árbol gruñía de vez cuando y lo miraba. Hacia el amanecer, el sueño venció al bosquimano, que hasta entonces se había mantenido despierto, y soñó que había caído en las fauces del león. Sobresaltado por la impresión del sueño, perdió su agarre, y tras caer de la rama fue a dar con todo su peso sobre león. Ante lo cual el monstruo, saludado de forma tan inesperada, salió corriendo con un sonoro rugido y el bosquimano, poniendo también pies en polvorosa en una dirección distinta, huyó hacia un lugar seguro. (Bleek 1864: 59-60)

En la fase inicial de su trabajo con los /A!kuŋta, el primero de sus informantes /xam, Bleek, ayudándose de los conocimientos de Afrikaans de su informante, le leyó este relato y le pidió que se lo tradujera al /xam (B.I: 158159). En la entrada correspondiente de BR (# 73), Bleek dice que //Kábbo «contó de forma independiente este relato, con una conclusión que describe lo que el bosquimano hizo en su hogar, una vez llegó sano y salvo, etc.». Si bien es cierto que //Kábbo se ciñe al principio al texto de Alexander, a partir del momento en que el cazador huye abandona el relato del libro para introducirse en un relato muy distinto: la historia del hombre que se queda dormido en el páramo

682


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

y es atrapado por un león (véanse los dos relatos siguientes, B2 y B3). Sin duda, //Kábbo reparó de inmediato en las similitudes entre ambas historias. Bien porque el relato en los estadios iniciales de la investigación, bien porque //Kábbo no conocía bien este mito, los resultados no son muy satisfactorios.

683


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

B2.1 Historia del león y del hombre, y de lo que, hace mucho tiempo, el león le hizo al hombre2 [El hombre y el león (2)] Hace tiempo, un joven3 que estaba cazando subió por una colina.4 Le entró sueño. Mientras oteaba a su alrededor (en busca de caza), <sí>, le entró sueño. Decidió que antes que nada se echaría a dormir, porque tenía mucho sueño. ¿Qué podía pasarle ese día? Y es que nunca antes se había sentido así.5 Y el joven se tendió en el suelo, <sí>. Y se durmió, <sí>. Entonces llegó un león. Iba al agua,6 porque el mediodía (el calor) lo había matado.7 Estaba sediento. Y vio al hombre que yacía dormido, y se apoderó del hombre, <sí>. 1

Esta historia se la contó a Diä!kwain su madre, ≠Kaξmme-aŋ (L.V.7: 4457').

2

Este es el título que aparece, en /xam e inglés, en el manuscrito: //khaξ:, he tau

!,kui ta kumm ti e:, //khaξ: óä /kweï /kwe, ha: di !kui, i:, «The Lion and Man's story; what the Lion formerly did to the man» (L.V.7: 4457 ). En SBF: 175-175 el título es «The young man of the ancient race, who was carried off by a lion, when asleep in the field». 3

Este joven pertenecía a los !xwé /na sse !k'e o !xwé /naŋ se !k'e. (L.V.7: 4457')

[Esto, es a «los primeros residentes», la primera humanidad. Véase el Glosario. – Ed.] 4

El término /xam es //xau:, esto es, una colina cubierta de doleritas. Véase el

Glosario, y el Anexo Gráfico, A2.4. –Ed. 5

Resulta evidente, por otra versión de esta leyenda dictada por !Kweiten ta //ken,

que se supone que la desacostumbrada somnolencia la causa el león. [Nota de Lucy Lloyd a la edición impresa. La versión que menciona es el texto B3 de este trabajo. –Ed.] 6

Era agua de una balsa [«kalk» water], a la que iba el león, dice Diä!kwain (L.V.7:

4459'). [La nota en la versión impresa dice que el león iba to a water pit, «a un pozo». Pero kalk, palabra con la que Diä!kwain explicó el tipo de fuente de agua a la que se dirigía el león, designa en afrikaans una hondonada, no muy grande, en la que se acumula el agua de lluvia, que viene a corresponder al concepto castellano de balsa, «acumulación de agua, de cierta extensión y permanencia, en una depresión del terreno» según el

684


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

El joven se despertó sobresaltado, <sí>, y se dio cuenta de que estaba a merced de un león. Decidió no moverse, pues si lo hacía el león lo mataría a dentelladas. Era preferible averiguar sus intenciones, <sí>, pues, al parecer, el león lo daba por muerto. Y el león llevó al joven hasta un árbol !khwakki8 y lo colocó en él, <sí>.9 El león se dio cuenta de que si devoraba al hombre estaría (aún) sediento. Primero iría al agua, a beber; volvería después a comer, tras haber bebido. Pues estaría (aún) sediento, si comía [primero]. Y el león pisó (haciendo presión) la cabeza del hombre entre las ramas [bajas] del árbol !khwakki, <sí>, y retrocedió, <sí>. Y el joven movió un poco la cabeza.10 El león se volvió, <sí>. Y es que, ¿por qué se había movido la cabeza del hombre? Cuando él pensaba que la había pisado hasta dejarla bien sujeta. Y el león pensó que, al parecer, no había colocado bien al hombre, porque el hombre había caído. Y volvió a pisarlo, empujando la cabeza del hombre, <sí>, hacia el centro (de las ramas [bajas]) del árbol, <sí>. Y le lamió las lágrimas de los ojos,

diccionario de María Moliner. En el texto /xam no se menciona el tipo de fuente de agua, ya que se utiliza el verbo !xu, que significa «ir al agua, y a por agua» (DIC: 502). El hecho de que Diä!kwain aclarara que se trataba de un kalk sugiere que, para él, el relato se desarrollaba en un paisaje concreto. –Ed.] 7

Lloyd pone entre comillas esta palabra. En /xam el verbo que se usa, en efecto,

/kha, «matar» (DIC: 293). –Ed. 8

Descrito por el narrador como un árbol grande, sin espinas y con flores amarillas.

[Todo parece indicar que se trata de la especie Cadaba aphylla, llamada en inglés desert broom or swartstorm tree, y bobbejaanarm en afrikaans. Para más información, véase el Glosario. –Ed.] 9

El león puso al hombre a medias dentro del árbol, en la parte baja; las piernas no

estaba dentro. 10

Pues una ramita se le clavaba en la nuca.

685


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

<sí>.11 Y el hombre lloraba, <sí>, por eso el león le lamió los ojos del hombre. Y el hombre notaba que un palo12 se le clavaba con fuerza en la nuca. Y el hombre movió un poco la cabeza; mientras miraba fijamente al león, movió un poco la cabeza, <sí>.13 Y el león miró (para ver) por qué parecía como si el hombre se hubiera movido. Y le lamió las lágrimas de los ojos, <sí>. Y el león pensó que pisaría la cabeza del hombre, empujándola bien hacia abajo, para ver si realmente lo dejaba bien sujeto. Porque daba la impresión de que el hombre se había movido. El hombre vio que parecía como si el león sospechara que estaba vivo, y se quedó inmóvil, <sí>, aunque el palo se le estaba clavando [en la nuca], <sí>. Y el león vio que parecía que había dejado al hombre bien sujeto, porque no se movía, y se alejó unos pasos, <sí>, y miró en dirección al hombre, <sí>, mientras el hombre levantaba los ojos; el hombre miró por entre los párpados, vio lo que el león hacía. Y el león se marchó, <sí>, ascendiendo por una colina. Y el león descendió (por el otro lado de la colina), <sí>, mientras el hombre movía ligeramente la cabeza para ver si el león se había marchado de verdad. Y vio que parecía que el león había descendido (por el otro lado de la colina), y se dio cuenta de que el león, de nuevo (levantando la cabeza) miraba a hurtadillas desde detrás de la cima de la colina.14 Porque pensaba que daba la

11

El hombre lloraba en silencio, porque se veía a merced del león, y en un gran

peligro. 12

El narrador explica que el palo era uno de los trozos que se habían roto, se habían

caído y habían quedado en el fondo del árbol. 13

El hombre miraba con los ojos casi cerrados, pero observaba para ver si el león se

había dado cuenta de que había movido la cabeza. 14

El león retrocedió un poco (tras haber salido del campo de visión del hombre)

para mirar de nuevo.

686


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

impresión de que el hombre estaba vivo, y por eso antes quería dar otra vez un buen vistazo. Porque daba la impresión de que el hombre había intentado levantarse, porque pensaba que el hombre había estado haciéndose el muerto. Y vio que el hombre aún yacía allí, y pensó que lo mejor sería ir corriendo al agua, para poder beber, para poder salir rápidamente (del agua), para poder comer. Porque estaba hambriento; era alguien que tenía mucha sed, por eso pensaba primero ir a beber, para luego venir a comer, una vez hubiese bebido. Y el hombre yacía viendo lo que hacía el león, <sí>. Y el hombre vio que volvía la cabeza15 (y desaparecía), así que se dio la vuelta (y desapareció), <sí>, parecía como si se hubiera marchado de verdad. Y el hombre pensó que primero permanecería inmóvil, por si acaso el león volvía para mirarlo a hurtadillas. Porque es una criatura astuta, y trataría de engañarlo, para que pareciese (como si) se hubiera ido de verdad, cuando pensaba que se iba a levantar, porque había dado la impresión de que el hombre se movía. Porque ignoraba por qué el hombre se había caído, cuando él lo había dejado bien sujeto. Por eso el león pensó que correría, para volver de prisa, para ver si el hombre seguía allí. Y el hombre vio que había pasado mucho tiempo desde que el león volviera a mirarlo a escondidas; daba la impresión de que por fin se había marchado. Y el hombre pensó que primero esperaría un poco, pues (de otro modo) alertaría al león, si el león seguía en ese lugar. Y el hombre vio que había pasado ya un poco de tiempo, y no había visto al león, <no>. Daba la impresión de que realmente se había marchado.

15

Esta vez, cuando volvió para mirar al hombre, sólo la cabeza y los hombros del

león eran visibles.

687


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Él procedió con cuidado allí, en el lugar donde yacía. No se levantó y se marchó. Se levantó, y primero saltó hasta un lugar distinto, porque quería que el león no supiera hacía dónde había ido. Cuando hubo obrado así, echó a correr en zigzag,16 porque quería que el león no olfateara sus pasos, que el león no supiera adónde había ido, y fuese (allí) a buscarlo. Por eso no corrió en línea recta hasta su campamento, <no>, porque el león, cuando regresara (y) no lo encontrase, intentaría encontrar sus huellas, para poder buscarlo siguiendo su rastro, para intentar hacerse con él. Así, cuando llegó a la cima de la colina17 [al pie de la cual estaba acampada su gente], el joven anunció aquello a voces, que lo acababan de «levantar»18 cuando el sol estaba alto, que lo habían «levantado». Por eso, debían buscar muchas pieles de caama para envolverlo en ellas, porque acababan de «levantarlo», cuando el sol estaba alto. Por eso pensaba que el león –cuando volviese del lugar al que había ido y viera que ya no estaba–, decidiría seguir su rastro y encontrarlo. Por eso quería que su gente lo envolviera en pieles de caama, 16

No corrió en línea recta, sino que primero corrió en una dirección, después saltó

hacia otro lugar, después corrió de nuevo, etc. 17

El término /xam es aquí, de nuevo, //xau:, una colina de cima ancha. Véase el

Glosario. –Ed. 18

El joven evitó (?) pronunciar el nombre del león, y por eso le habló así a su gente

de aquello. [El término /xam sobre el que Lloyd tenía dudas es !nanna-sse. Lloyd pidió a su informante que le aclarara por qué era necesario evitar el nombre del léon. Su respuesta está recogida en los textos D3 y D4, que dictó inmediatamente después de terminar este relato. Véanse también la descripción general del concepto de !nanna-sse dictada por el propio Diä!kwain en septiembre de 1875 (SBF: 270-275), y el testimonio de /Haŋ≠kass'o sobre esta cuestión (SBF: 275-283). Entre los bosquimanos del Kalahari también se ha documentado la práctica de evitar pronunciar el nombre de aquello que se considera dañino o peligroso, includo el león. Véase, por ejemplo, Marshall 1976: 245-246; 1999: 100-103; Thomas 2006: 168. –Ed.]

688


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

para que el león no pudiera llegar y atraparlo. Porque ellos sabían que el león es una criatura que obra así hacia aquello que ha matado: no lo abandona, cuando no lo ha devorado. Por eso la gente tenía que hacer aquello con pieles de caama, la gente debía envolverlo en ellas, <sí>, y también con esteras. En esas cosas debía envolverlo la gente, <sí>, (para que) el león no se apoderase de él. Y eso hizo la gente, <sí>, la gente lo envolvió en esteras,19 y también en pieles de antílope que enrollaron también junto a las esteras, <sí>. Pues eso les había dicho el hombre, por eso lo envolvieron en pieles de caama, porque era el joven de su corazón, y no querían que el león lo devorase.20 Por eso querían ocultarlo bien, para que el león no lo atrapara. Porque era un joven al que amaban mucho. Por eso no quería que el león lo devorara, <no>, y dijeron que lo cubrirían con las enramadas21 de las chozas, para que cuando llegara el león, cuando llegara buscando al joven, no pudiera apoderarse de él, cuando llegara buscándolo. Y la gente fue a buscar [bulbos de] !kuï-se,22 y los desenterraron, <sí>, y al mediodía los llevaron al campamento, <sí> , y los asaron,23 <sí>. Y un viejo

19

Muchas esteras.

20

Aquí [en el texto /xam], ha = ha a:, creo, aunque Diä!kwain no parece muy claro

al respecto. (L.V.7: 4496') [Si la forma correcta es la dictada por Diä!kwain, entonces há sería el pronombre personal de primera persona del singular, de modo que la frase podría leerse, «era el joven de su corazón, que no quería ser devorado por el león». –Ed.] 21

La enramada o abrigo de la choza. El narrador usa para referirse a ella la palabra

[afrikaans] scherm. 22

Véase DIC: 450, !kúisi, !kúise, «un bulbo comestible, muy consumido». –Ed.

23

En un agujero cavado en el suelo, que previamente se ha calentado, y que se

cubre con tierra después de introducir el !kuï-se. –Ed.

689


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

/xam24 que iba buscando leña para que su esposa, para que su esposa los hiciera un fuego sobre los !kuï-se,25 vio cómo el león llegaba (a lo alto de la colina), al lugar por el que había llegado el joven. Y se lo dijo a la gente del campamento; habló, dijo: –¡Podéis ver con vuestros propios ojos, <sí>, lo que hay en la cima de esa colina, en el lugar por el que llegó ese joven! Ya la madre del joven habló, dijo: –No dejéis que el león entre en las chozas.26 Disparadle hasta matarlo, antes de que llegue a las chozas. Y los hombres se echaron las aljabas al hombro, <sí>, y fueron al encuentro del león, <sí>. Dispararon sus flechas contra él, pero, pero aunque la gente estuvo disparándole, el león no moría. Y otra anciana habló, dijo: –Tenéis que darle un niño al león, (para que) se aleje de nosotros. El león respondió, dijo que no quería un niño. Quería al hombre cuyas lágrimas había lamido. Era a él a quien quería. Y la (otra) gente habló, dijo: 24

En el texto /xam, /xamka-/nuk"o, «un anciano de los /xam» (cf. DIC: 351, /nu,

«viejo, aplicado a personas». A pesar de que al inicio del relato se nos dice que el protagonista pertenece a la primera humanidad, aquí se identifica a su gente con los /xam–ka !ei. –Ed. 25

Es decir, sobre la tierra con la que había sido cubierto el agujero.

26

El narrador explica aquí que había varias chozas en fila; la madre se refiere a

todas las chozas, no sólo a una. El león no debe entrar en el werf (= patio, o «terreno»). [Lloyd, que nunca pudo viajar al territorio de sus informantes, no reparó nunca en que el término //neiŋ, que ella solía traducir casi siempre por «casa», también significa «campamento», que es como lo he traducido yo en la mayoría de los casos. También aquí lo más correcto sería poner «no dejéis que el león entre en el campamento Disparadle hasta matarlo, antes de que llegue al campamento».–Ed.]

690


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–¿De qué modo disparasteis sobre el león, puesto que no habéis logrado darle muerte? Y otro anciano habló, dijo: –¿No os dais cuenta de que debe ser un !gixa?27 No muere cuando le disparamos, se empeña en (hacerse con) el hombre al que capturó. La gente arrojó niños al león; el león no quería los niños que la gente le arrojaba; les echaba una mirada y se desentendía de ellos. Los hombres disparaban sobre el león,28 mientras éste seguía buscando al joven para hacerse con él, los hombres disparaban sobre el león. Los hombres dijeron: —Traednos azagayas, ¡tenemos que matar al león! 29 Los hombres disparaban al león, pero era como si no le disparasen. Le clavaban30 las azagayas, querían clavárselas hasta matarlo. Era como si no se las clavasen, porque el león seguía buscando al joven, decía que quería al hombre cuyas lágrimas había lamido; era a él a quien quería. Daba zarpazos a un lado y a otro, despedazando las chozas de la gente, daba zarpazos a un lado y a otro, buscando al joven. Y la gente habló, dijo: —¿No veis que el león no quiere comerse a los niños que le hemos dado? Y la gente habló, dijo: 27

Para más información sobre este importante concepto, véase el Glosario. –Ed.

28

Querían matarlo, antes de que pudiera encontrar al hombre.

29

Como parecía que las flechas no podían alcanzar el punto que mataría al león,

pensaron que quizá fuera mejor usar sus azagayas. 30

El narrador explica que algunos arrojaban azagayas; otros se las clavaban al león.

Los hombres rodeaban al león, pero este no les atacaba, porque quería al hombre al que había capturado.

691


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

—¿No veis que no puede ser sino un chamán? Y la gente habló, dijo: —Dadle una muchacha al león, a ver si la devora y así se marcha.31 El león no quería a la muchacha; el león sólo quería al hombre al que había capturado. Era a él a quien quería. La gente habló. Dijeron que no sabían cómo actuar frente al león, <no>, pues era por la mañana32 cuando le dispararon. El león no moría. Cuando la gente le disparaba, iba de un lado a otro. –Por eso no sabemos cómo actuar frente al león, <no>, pues ha rechazado los niños que le hemos dado, porque quiere al hombre al que capturó. Y la gente habló, y dijo: –Decídselo a la madre del joven, que, aunque lo ame al joven, debe sacarlo, debe entregárselo al león, aunque sea el niño de su corazón. Porque ella misma puede ver que el sol está a punto de ponerse, y el león sigue amenazándonos. El león no quiere marcharse (y ) dejarnos, insiste en (apoderarse) del joven. Y la madre del joven habló, dijo: –Podéis entregarle mi niño al león. No permitiréis que el león devore a mi niña, que el león se marche andando; porque lo mataréis dejándolo sobre mi niño, para que muera, como mi niño; para que muera, yaciendo sobre mi niño. Y la gente, cuando así hubo hablado la madre del joven, sacó al joven de entre las pieles de antílope en las que lo había envuelto, <sí>, y se lo entregó al león. Y el león mató a al joven a dentelladas, <sí>. La gente, mientras él daba

31

El león no la hubiera devorado en el campamento.

32

Ahora era tarde, habían estado disparándole al león desde la mañana, y no sabían

qué hacer para librarse de él.

692


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

dentelladas al joven, le disparaba; la gente le clavaba [las azagayas]. Y el león mató al joven a dentelladas. Y el león habló, le dijo a la gente que aquél sí que era el momento de su muerte, pues se había apoderado del hombre al que había estado buscando, ¡se había apoderado de él! Y

murió, <sí>, mientras el hombre yacía también muerto. El león

también yacía muerto, con el hombre.

FUENTES Y COMENTARIOS «The young man of the ancient race, who was carried off by a lion, when asleep in the field», traducido de SBF: 175-191 = L.V.7: 4457-4525 (BC 151, A2.1.56 = LL56) BR: # 37; KH 888A.1 Dictado entre el 29 de marzo y el 4 de abril de 1875. Las guardas del cuaderno nos informan también de que el texto se tradujo entre el 30 de marzo y el 9 de abril de ese mismo año, es decir, que Diä!kwain y Lloyd empezaron a traducir el relato antes de que el narrador terminase de dictarlo.

693


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

B3. El hombre que se acostó cuando estaba cazando en solitario [El hombre y el león (3)] (4014)1 Él2 salió del campamento, de cacería, y trepó colina3 arriba, <sí>, y se sentó en la cima, <sí>, mirando alrededor, por si veía caza. Y sintió sopor, <sí>, cuando estaba allí. (4015) Y se dio la vuelta, se tumbó, porque el león le estaba causando sopor. Y se durmió, <sí>, se durmió, tumbado en la colina, <sí>. Y el león llegó allí, cuando él estaba tumbado, y él vio al león, que se trataba de un león. Entonces lloró, porque le daba miedo el león, (4016) y no miró directamente4 al león, porque yacía, y yaciendo lloraba, porque le daba miedo el león. El león le lamió las lágrimas de los ojos, el león se lo llevó a rastras

1

(4014')a Contado a !Kweiten ta //ken por su madre (para que no se quedaran

dormidos cuando estaban muy solos, dice, sino que se levantaran [y] siguieran caminando). 2

(4014')b

El protagonista era de los !xwe: /na: sse !kui [la primera humanidad], me dice !Kweiten ta //ken. Tumbado, el hombre lloraba, porque tenía miedo del león. No se movía, con la esperanza de que el león lo creyera muerto. Así que simplemente yacía allí, y lloraba, pensando que el león lo mataría a dentelladas, si se movía. El león, al principio, pensaba que estaba muerto, y se lo llevó, y lo dejó en el suelo, con la intención de regresar más tarde para devorarlo. 3

(4014')c

Kop, dice !Kweiten ta //ken. [Kop significa «colina», en afrikaans; el término /xam es //xauw, que es una forma de //xau:. Véase el Glosario. –Ed.] 4

(4016')a

Atisbó por entre los párpados, explica !Kweiten ta //ken. Permanecía muy quieto, porque quería que el león pensara que estaba muerto, para que no lo matara a dentelladas, lo que hubiera hecho, de haberse movido él.

694


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

hasta el espino, se lo llevó hasta el espino.5 (4017) Y lo dejó allí, <sí>, para poder ir al agua,6 para poder ir a beber, porque estaba sediento, para luego poder ir a comer. Porque hubiera comido, de no haber sentido sed. Por eso lo dejó en el suelo, <sí>, para luego devorarlo. Y miró si el hombre aún yacía, y se fue lejos, al agua, <sí>. El hombre se levantó, el hombre echó a correr, cuando el león se hubo marchado al agua. (4018) Y el hombre corrió hacia otro lugar, y el hombre habló, mientras aún no había llegado al campamento, que la gente debía cubrirlo con dos pieles de caama, que la gente debía ocultarlo, para que el león no lo viese, <sí>. (4019) Porque lo habían arrastrado, cuando el sol estaba alto. 7 Por eso la gente debía cubrirlo con dos pieles de caama, porque lo habían arrastrado, cuando el sol estaba alto.

5

(4016')b

Grenad bushes o !khuirri, el achterveld dein doornboom. [La glosa en afrikaans significa aproximadamente «el árbol espinoso del Achterveld». El primer informante de W. Bleek, Adam Kleinhardt, dijo proceder de esta zona que, según el filólogo, está posiblemente al norte de Calvinia (BR: # 121). En el texto inglés, thorn tree, «acacia», !khuirri en /xam. En este punto difieren las versiones de los hermanos, pues en el relato de Diä!kwain el león arrastra a su víctima hasta un tipo de arbusto llamado !khwakki. No me ha sido posible todavía identificar la especie. Véase el Glosario. –Ed.] 6

En la columna /xam se usa el término !xu, «ir al agua, y a por agua» (DIC: 502).

Lo mismo hace Diä!kwain en su versión del relato (texto B2), aunque él aclara en una glosa que se trataba de agua de una sima. –Ed. 7

(4019')

Literalmente se detuvo, como se detiene el sol a las ocho en punto de la mañana, en invierno, explica !Kweiten ta //ken.

695


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Y el león siguió su rastro, <sí>, el león llegó al lugar donde el hombre había yacido, cuando (4020) pensó que iría a beber. El león no lo encontró, <no>. El león siguió el rastro, <sí>. El león dijo: –¿A dónde ha podido ir el hombre? 8 Siguiendo el rastro, el león llegó al campamento, <sí>. Y la gente del campamento vio al león, cuando los perros (4021) le ladraron al león. Y vieron al león, y le dispararon, <sí>. El león dijo que quería al hombre cuyas lágrimas había lamido. La gente le dio niños; él dijo (4022) que no quería niños, que quería al hombre cuyas lágrimas había lamido. Quería a ese hombre, no quería niños. La gente se cansó, lo dejó en paz. (4023) Y él fue y sacó a rastras al hombre de las pieles de caama. Porque la gente, cansada, lo había dejado en paz. Por eso arrastró al hombre, <sí>. Fue a comerse al hombre, a devorarlo. Porque (4024) ya no le disparaban, porque se había cansado, lo habían dejado en paz, <sí>. Por eso, si siente sopor, una persona sigue andando. Se levanta, sigue caminando, cuando siente sopor. Porque son las fieras quienes le causan sopor.9 (4025) Es por eso por lo que sigue andando, <sí>, porque siente sopor. [Camina,] cuando siente sopor, <sí>.

8

(4020')

O «¿A qué lugar parece que ha ido el hombre?». 9

(4024')

Esto es lo que los ancianos les dicen a los niños bosquimanos, dice !Kweiten ta //ken.

696


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

FUENTES Y COMENTARIOS «The man who went to sleep when out hunting alone», L.VI.2: 4014-4025 (BC 151, A2.1.51 = LL51) BR: # 36a. KH: 888A.2 Dictado el 4 y 5 de enero de 1875.

697


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

B4. [Estelión, cuya esposa le advirtió, en vano, de un león]1 (7626) Él2 hizo lo siguiente, cuando su esposa dijo: –Oye, ven aquí, porque algo que hace ruido se ha parado a acechar en los arbustos. Él dijo: –Vuelve aquí. Que es el (7627) órix [que ha caído] en nuestra zanja. La esposa dijo: –Oye, ven aquí, que una cosa que hace ruido acecha junto a los arbustos. Él dijo: –¡Oëja! ¡Deja de engatusarme, vuelve! Porque quería que su esposa volviera junto a él, [para que] él siguiera tranquilamente comiendo (7628) larvas de hormiga. Él dijo: –Oye, vuelve, ¿por qué haces esto, cuando <hemos hablado>, cuando te digo que eso tiene que ser el órix [que ha caído] en nuestra zanja, que solemos ver, que siempre hace eso. (7629) Se queda esperando en los arbustos. ¿Por qué hablas así? ¿Es que no tienes respeto por el órix [que ha caído] en nuestra zanja? Entonces su esposa se marchó, mientras que él se metió en el hoyo. Se metió en el hoyo, comió en el hoyo. Cogió los //noöŋ3 de las hormigas, dijo: 4

1

(7626')a

/Haŋ≠kass'o, de su madre /Xábbi-aŋ. 2

(7626')b

Él es Estelión. 3

(7629')a

Las casas de las larvas, en las que se meten. Entonces asoman sus cuartos traseros. Entonces hacen //noöŋ [tres palabras ilegibles] (7630') que es lo que Estelión cogía y

698


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–Wo, wo, wo, wo, wo, (7630) abVb@m,5 abVb@m, abVb@m abVb@m, abVb@m – mientras se zampaba las larvas que se le escapaban por entre los dedos. Entonces el león se deslizó hasta él, porque (7631) el león lo había visto cuando él se metía en el hoyo. Entonces el león fue hasta donde se lo oía, el león miró alrededor, porque estaba fuera [del hoyo], al sol. Porque (7632) el león estaba fuera, al sol, el león miró alrededor. Entonces la sombra del león cayó (ante) él, cayó sobre esa parte del hoyo al que Estelión había dirigido el rostro. Y Estelión hizo esto, cuando (7633) dijo abVb@m: vio la sombra de la cabeza del león, la sombra de las orejas en la cabeza del león, porque eran así (levantando dos dedos de la mano izquierda).6 Así eran, (7634)7 en la parte del hoyo en la que caía la sombra, y él estaba en ella. Entonces Estelión hizo esto, cuando iba a ponerse a hacer aquello, a decir abVb@m mientras se llevaba las larvas a la boca, vio la sombra de la cabeza con orejas del león. (7635) Entonces dijo: –Ai, ¿es esa la sombra de mi cabeza?

rompía. Dejaba en el suelo el //noöŋ. [Sobre el término //noöŋ véase la nota al texto inglés. –Ed.] 4

(7629')b

Cuando él <estaba engañando> allí. 5

Esta exclamación no está en DIC. –Ed.

6

Muy probablemente el índice y el anular, como en el signo de la victoria. –Ed.

7

(7631')

27 de octubre [de 1878] El león, a menudo, se transforma en persona (tanto hombre como mujer), se pone el rabo sobre la cabeza cuando se dirige a los buitres que devoran una gacela. Avanza al trote como un hombre, cuando va trotando hasta los buitres, porque siente que se parece a una verdadera persona. (Esto no tiene que ver con el relato, sino que se refiere a los leones en general). [Este testimonio lo publicó aparte D. F. Bleek en CAB-II, 61, y se incluye también como texto D10 de este trabajo. –Ed.]

699


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Y esto es lo que hizo con su cabeza, (es decir, la puso en el lado izquierdo). Y el león hizo esto con su cabeza (esto es, la puso en el lado opuesto, a la derecha), mientras Estelión hacia esto con la cabeza (esto es, la puso en el otro lado, a la izquierda). Entonces dijo: (7636) –Mira, ¿qué es eso? Entonces hizo esto, cuando miró hacia el lugar que estaba encima, en el exterior del hoyo, vio al león que estaba allí fuera. Dijo: –Ai, ahí tiene que haber una persona. Y dijo: (7637)8 –¡Orro wi ho! Date la vuelta, échale un vistazo a esta larva rolliza, con la que me he puesto gordo. ¿Piensas que podrás superarme? Pues <por ese bonito> hoyo de allí me meteré yo, cuando salga de este otro hoyo. Entonces (7638) el león se dio la vuelta, el león lo escuchó, y Estelión salió de un salto. Corrió hacia el [otro] hoyo. El león corrió tras él. El león lo acometió, sin alcanzarlo, cuando entraba en el hoyo. Y entró en (7728)9 el hoyo. Estelión exclamó: – ¡N hũ:! (profiriendo una risita) ¡Orro wi ho!, hazte a un lado, es en ese [otro] hoyo donde tienes que ponerte, es en ese (7729) donde me meto, cuando lo tengo. Mira esta larva rolliza, con la que me pongo gordo, para que no me puedas superar.

8

(7637')

Chasqueó los dedos (al león). 9

Aquí empieza la parte del relato que está en el cuaderno L.VIII.20 (BC 151

A2.1.95). –Ed.

700


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Y el león se puso tras él, el león le echó tierra en medio del hoyo. Y (7730) Estelión saltó fuera del hoyo y escapó corriendo del león, mientras el león seguía escuchándolo en el hoyo [anterior]. Estelión corrió entre [los dos hoyos y] llegó al [otro] sitio, porque corrió.10 Y saltó dentro del hoyo, mientras el león lo acometía (7731) sin alcanzarlo. Estelión dijo: –Ya te dije que no debías pensar que podrías superarme. Pero es ese hoyo en el que deberías ponerte, pues por él entraré cuando salga de este hoyo. Y (7732) el león se quedó quieto; se dio la vuelta.11 Y el león le escuchó. Y Estelión saltó fuera del hoyo, escapó del león; escuchándolo, saltó fuera. Y el león se quedó quieto; se dio la vuelta, (7733) miró el centro del hoyo. El león no vio a Estelión. Y el león miró todo alrededor, el león lo vio, cuando Estelión avanzaba. Y el león corrió tras él, cuando él casi había llegado al hoyo. Y el león (7734) corrió para atraparlo, cuando él casi había llegado al hoyo. Y el león lo acometió, sin alcanzarlo, cuando él se introducía [en el hoyo]. Estelión dijo: –Ya te dije que no debías (7735) mirar primero a la larva con la que te engordo, [ya te dije] que no podrías igualarme. Y el león estaba detrás de él, el león lo escuchó. Y Estelión salió de un salto del hoyo, (7736) escapando del león, cuando el león no lo veía, aunque todavía seguía atento a si lo oía. Estelión salió rápidamente, mientras el león seguía en el hoyo, atento a si lo oía. Salió rápidamente, mientras el león seguía atento a si lo oía en el hoyo. Salió, (7737) echó a correr. 10

(7730')

Correr a toda prisa. Por eso siempre decimos: «Nuestro hermano está solo, corre deprisa, mientras yo no pudo correr deprisa». 11

Sobre esta frase formular, véase la nota correspondiente al texto inglés. Como

digo allí, lo que parece explicar el narrador es que el león se queda inmóvil, desconcertado, y luego se da la vuelta para intentar captar los sonidos de su presa. –Ed.

701


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Y el león se quedó quieto; se dio la vuelta y no lo vio en medio del hoyo. Y el león lo vio, cuando iba hacia allí, [hacia el otro hoyo.] El león corrió tras él, cuando él (7738) casi había llegado al hoyo. Y el león corrió para atraparlo. Y el león hizo esto, cuando el león pensó en dar un salto para atraparlo, el león acometió, sin alcanzarlo, mientras él (7739) entraba en el hoyo. Y Estelión dijo: –Ya te lo dije, que no debías pensar que podrías superarme. Aunque es a ese hoyo de ahí cerca al que iré cuando salga de este, (7740) dentro de nada me meteré en él. Y él león se apartó de él, el león lo escuchó. Y Estelión salió de un salto, escapando del león, mientras el león simplemente lo estaba escuchando. Y el león se dio la vuelta; el león (7741) no lo vio. Mientras Estelión corría, el león corrió tras él. El león corrió para atraparlo, cuando Estelión llegaba al hoyo. Y saltó dentro, cuando el león lo acometió, sin alcanzarlo. Pero aquel hoyo no era hondo, (7742) Estelión no se detuvo para saltar [dentro]. Y el león estaba detrás de él, el león lo oyó. Y Estelión saltó, <sí>, echó a correr, de ese modo escapó corriendo. Y (7743) el león se quedó quieto; se dio la vuelta. El león no lo vio. Y el león lo vio, cuando se iba, y el león corrió tras él. Y el león lo acometió, sin alcanzarlo. Estelión se metió dentro [del hoyo poco profundo], se quedó allí, esperando la muerte. Y el león (7744) lo aferró y lo izó, mientras él gritaba: – ¡Ai ai ai, ai, se me rompe <el cuello!> Gritaba: –A:ξi a:ξi, yaï, yaï –mientras el león se lo llevaba. El león lo mató a dentelladas. (7745) El león lo llevó a una arboleda, el león fue a devorarlo, <sí>. El león estuvo allí hasta que se lo terminó. El león se marchó.

702


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. L.VIII.18: 7626-7638 (BC 151, A2.1.93 = LL93) y L.VIII.20: 7728-7745 (BC 151, A2.1.95 = LL95) LR: # 4 NoS, nº 26, «The !kháξü whose wife warned him of a lion, in vain». Dictado el 12 y el 14 de octubre de 1878.

703


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

B5. [Lagarto y su joven cuñado, que se transformó en león] (7527)1 Hace tiempo, los niños2 imitaron la llamada3 de las ratas silbadoras.4 Dispararon contra ellas, vieron que <no iban por donde ellos querían >. <Pero> el otro era un muchacho contra el que se confabularon. Lo meterían (7528) en una piel de rata silbadora. Imitaron la llamada de las ratas silbadoras, dispararon contra ellas y mataron una rata. La despellejaron. Metieron al otro (en su pellejo). Vieron que el otro no entraba bien, (7529) porque sobresalía, no cabía. Y de nuevo imitaron la llamada,5 dispararon a las ratas silbadoras. Y de nuevo despellejaron una rata silbadora. Una grande, despellejaron. (7530) Y metieron al otro dentro, lo sujetaron muy fuerte, y dijeron: 1

(7527')a

/Haŋ≠kass'o de su madre /Xábbi-aŋ, quien, cree él, la escuchó de su madre, ≠Kammi. 2

(7527')b

Eran niños de la primera humanidad. No sé cómo se llamaban. 3

En el manuscrito, cried «upp». Véase la glosa detallada en págs. 7528'-7529'. –

4

(7527')c

Ed.

La rata silbadora [!khwih] no tiene otro nombre, porque es un «ratón» [muis]. Sus madrigueras abundan en los lugares llanos. La rata silbadora se parece a un león. Suele (7528') agitar sus patas delanteras ([el narrador] coloca las manos delante del pecho). Se sienta sobre las patas traseras. Dice tssi, tssi, cuando agita las patas delanteras. Come arbustos; sus dientes son como los del puercoespín. Suele roer los arbustos. [La rata silbadora es protagonista del relato A11, donde intercambia su pecho por el del león. También en A11 !khwih aparece erróneamente identificado co mo field mouse, «ratón campestre». –Ed.] 5

(7529')

Explicación def !kúpp@m.

704


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–Vete trotando. Y el otro se marchó trotando, mientras el otro se convertía en león. Y ellos (7531) dijeron: –Quédate ahí tumbado. Luego te nos quedarás quieto, allí donde nos <acometiste>. Y el otro se tumbó. Y este [que había hablado] dijo, porque le tenía miedo al otro, (7532) dijo: –¡Compañeros! Saquemos a nuestro hermano [de la piel de rata]. Y otro dijo: –Dejemos en paz a nuestro hermano, porque la cuñada de nuestro hermano se burló de él, ha estado regañando a nuestro (7533) hermano. Y el otro los acometió. Ellos se alejaron corriendo, mientras el otro los perseguía6. Ellos dijeron: –¡Somos nosotros, somos nosotros! Y <el otro> [que había hablado antes] dijo: !kúpp@m Ellos dicen «upp, upp, upp» (haciendo un ruido en las mejillas cerrando los labios, hinchando las mejillas y metiéndolas repentinamente). Hacen esto con la mano (agitando la mano derecha muy deprisa, mientras sostienen la izquierda con la derecha). Dicen (4530') upp, upp, upp, cuando sobresaltan a las ratas, y cuando las ratas han salido [de la madriguera] y quieren entrar, dicen upp, upp, upp, upp. Entonces las ratas se quedan a escuchar tranquilamente. Y cuando las ratas regresaban [a la madriguera] se sentaban tranquilas. [El verbo !kúpp@m figura en DIC 453 como «sobresaltar», aunque también puede significar «pisotear, imitar un caballo». Una palabra parecida, aunque pronunciada con un tono distinto, se usa para referirse al sonido de las langostas al alejarse saltando. Todo esto sugiere que el verbo se refiere a la imitación de los movimientos y sonidos de los animales en general. –Ed.] 6

(7533')

Quería atrapar al otro.

705


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–Os (7534) lo dije, deberíais sacar a nuestro hermano [de la piel de rata]. Y otro dijo: –Debemos dejar en paz a nuestro hermano. La esposa del hermano de nuestro hermano hizo esto, nos regañó, <incordiaba> a nuestro hermano, ¡ya (7335) verá! El otro se metió entre los juncos, mientras los demás iban al campamento. Y la esposa del hermano del otro dijo: –Mirad allí, mirad allí, ¿<quién> es esa gente? Y los niños dijeron: –Hemos dejado (7536) a nuestro compañero, que estaba en los juncos. Nuestro compañero no se estaba quieto, sino que parecía que quisiera matarnos. Y la esposa del hermano del otro dijo: –¡Mirad por aquí, mirad por aquí, vuestro compañero parece estar aquí! Y ellos (7537) guiaron a la esposa del hermano del otro hasta los juncos entre los cuales el otro se había metido, y toda la gente fue también. Y los niños dijeron, a voces: –¡Gente! En verdad debéis marcharos (7538) a un lugar <despejado>, pues nuestro compañero parece que ya no es el que era siempre, <sí>. Entonces la esposa de su hermano7 dijo:

7

(7538')

Ella era un lagarto, un lagarto rojo. En otro tiempo el lagarto fue una persona. Es rojo, es largo. Tiene aproximadamente la longitud de la mano de /Haŋ≠kass'o, con el índice extendido. [El término /xam para designar a este lagarto es táξrru-ggu¸traducido por los informantes como ackeldos, sin duda una corrupción del término afrikaans akkedis, «lagarto». DIC: 193 no da ningún dato adicional. Por los datos que se mencionan en otros

706


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

–¡Sal, sal! ¡Sal de los juncos en los que te has metido! Entonces su joven cuñado irrumpió (7539) desde los juncos. Acometió a los que habían venido, porque no vio a la esposa de su hermano. Fue directamente hacia ella, corrió hasta ella. (7540) Saltó,8 aferrando la esposa de su hermano. La derribó, mordió la cabeza de la esposa de su hermano, la quebró, mientras la gente9 decía: –¿Por qué le habéis hecho esto a vuestro compañero? <Esta necedad vuestra no es (7541) inteligente.> ¿Habéis, pues, metido a vuestro compañero en una piel de rata? Mientras el niño se llevaba a la esposa de su hermano, se llevaba a la esposa de su hermano a los juncos en los que había estado.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original.. L.VIII.17: 7527-7541 (BC 151, A2.1.92 = LL92) LR: # 60. KH: 1483 Dictado el 20 de septiembre de 1878. Publicado en SFFA: 209-210. La mayor parte de este relato la tradujo D. F. Bleek. Lloyd supo de este mito por //Kábbo, pues en las guardas del cuaderno L.II.28 encontramos la siguiente nota:

textos (L.VIII.7: 6596; L.VIII.23: 8859'; L.VIII.32: 8859') probablemente se trata de la especie Nucras tessellata, que mide unos 7-9,2 cm. Véase el Glosario, y el Anexo Gráfico, B62a. –Ed.]s 8

(7540')a La estaba atrapando.

9

(7540')b Quienes habían ido a ver al niño, fueron ellos los que regañaron a sus

hijos. (N)

707


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

N.B. To get the story of some of the first Bushmen who persuaded a young relation to enter the skin of a little animal somewhat like a mouse; they fitted on the skin carefully and finished it off; soon it became a lion, and ate one of the first Bushmen women; and then, I think, later, became one of the Lion Stars in heaven. [Nota. Obtener la historia de varios de los primeros bosquimanos, que persuadieron a un joven pariente para que se metiera en la piel de un animalito parecido a un ratón. Le ajustaron cuidadosamente la piel y la cerraron (finished it off). No tardó en transformarse en león, y devoró a una de las primeras mujeres bosquimanas. Y entonces, creo, se convirtió en una de las estrellas león del cielo.] El texto A11 cuenta que Rata Silbadora tenía un pecho grande y rugía con gran fuerza, mientras León tenía el pecho pequeño y daba chillidos como los que ahora emite la rata silbadora. Este último animal se dejó intimidar por León y le entregó su pecho. Desde entonces el león ruge como un león, y la rata silbadora chilla como una rata silbadora. Es posible que para los /xam, rata silbadora fuera un ejemplo de algo que es preferible evitar: dejarse intimidar por otro. Este sería el motivo por el que los verdugos del protagonista de este relato lo introducen en una piel de este animal.

708


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

B6. [Los matadores de leones]1 (7551) En otro tiempo ellos [dos hermanos] cazaban leones. Y fueron y avistaron un león, y el león se abalanzó sobre ellos. Uno [de los hermanos] le tiró un hueso que dio al león en la cara. (7552) Y su hermano menor también abatió aquel león. Y despedazaron el león. <sí>. Cargaron con la carne del león, fueron a (7553) a trocearlo. Y otra vez salieron los dos a cazar leones. Fueron y encontraron rastro de leones, vieron que era reciente y lo siguieron. (7554) Siguieron el rastro de los leones hasta llegar a ellos. Y el león se abalanzó sobre ellos, uno de los hombres abatió al león, mientras su hermano (7555) abatía a una leona. Y despedazaron los leones, <sí>, los llevaron al campamento, cargados llegaron al campamento. Dejaron la carga, trocearon la carne de león, (7556) la pusieron a secar. Y otra vez cazaron, fueron de cacería, fueron y avistaron leones, y los leones los acometieron. Y él [el hermano mayor] lanzó [un hueso] y abatió un león, mientras su (7557) hermano menor también abatió ese león. Y despedazaron el león, <sí>. Y lo despedazaron, lo cargaron, lo llevaron hasta el campamento, y (7558) dejaron la carga. Trocearon el león, lo pusieron a secar. De nuevo, al amanecer, salieron otra vez a cazar, fueron de cacería, a cazar fueron. Fueron y (7559) encontraron el rastro reciente de un león. Lo siguieron, lo siguieron hasta el león, donde el león estaba tumbado. El león los acometió, y él [el hermano mayor] abatió (7560) el león, mientras su hermano menor también abatía ese león. Y despedazaron el león, <sí>, lo despedazaron, lo llevaron al 1

(7551')a

/Haŋ≠kass'o, de su abuela materna, ≠Kammi.

709


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

campamento, llevaron la carne al campamento, (7561) la descargaron, la trocearon. Cuando amaneció, salieron a cazar leones, fueron de cacería. Y encontraron leones. Los leones los acometieron cuando llegaron hasta ellos, (1762) que estaban durmiendo. Y los leones los acometieron y llegaron hasta ellos. Y cuando un león intentó hacerse con él [el hermano mayor], le asestó un golpe en el rostro, lo golpeó a conciencia, <sí>. Y su hermano menor también (1763) abatió un león. Entonces él2 (el hermano mayor) se quedó en casa, mientras el menor salió a cazar en solitario. El menor fue de cacería, no dijo que había visto un <//kwaξmma>.3 (7564) Fue a cazar, fue a cazar, fue a cazar, fue y encontró <//kwaξmma>, en un lugar alejado. Fue y avistó leones, <sí>, y los leones lo acometieron. Y él hizo esto porque quería hacer (7565) lo que hacía siempre: arrojarle el hueso al león y darle en la cabeza. Entonces los leones saltaron sobre él,4 los leones lo aferraron, los leones lo mataron. Y su hermano esperaba, su hermano cantaba. Entonces su hermano (7566) cantó. Decía que el viento de su hermano menor era así porque había matado un <//kwaξmma>, mientras los niños dijeron que el viento de su padre soplaba así porque el <//kwaξmma> lo había matado. Entonces los niños (7567) se marcharon con su madre, porque se daban cuenta de que habían pasado

2

(7563')

<El mayor.> 3

Véase la glosa a la página 7573'b . –Ed.

4

(7565')

<Ambos lo derribaron.>

710


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

muchas noches sin que su padre regresara. Por eso se marcharon, <sí>, mientras su tío se quedaba sólo en el campamento. Entonces él (7568) cantó:

¡Hermanito! El viento de mi hermanito se siente así cuando mi hermanito ha matado un //kwaξmma. Y dijo: –Hermano, hermano, pueden esto ser estrellas. Cuando los ojos del leones (7569) llegaban brillando cuando los leones se acercaban a él, mientras él cantaba: ¡El viento de mi hermanito se siente así cuando mi hermanito ha matado un //kwaξmma! Él dijo: –Hermano, hermano, ¿qué puede ser eso? Deben de ser estrellas que brillan sobre mí. (7570) –Hermano, hermano, ¿por qué las estrellas brillan sobre mí? Cuando eran los ojos de los leones que brillaban mientras se iban acercando a él. Porque eran dos leones. (7571) Entonces los leones fueron hasta él, los leones se hicieron con él. Él gritó: «Ai, ai, ai, ai, auuuuu.» El león lo arrastró fuera de la choza, el león lo mató a dentelladas. (7572) Y el león lo arrastró, el león se lo llevó a otro lugar, el león fue y lo devoró. Entonces parece que el león lo terminó, el león se marchó.

711


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

(7573)5 Él [el hermano mayor] cantaba: ¡Hermanito! [hn] 6 El viento de mi hermanito suele sentirse así Cuando ha matado un //kwaξmma.7 Mientras los niños decían: (7574) ¡Padre!, [ho: ŋ] El viento de nuestro padre se siente así cuando lo ha matado un <//kwaξmma>. Y su tío dijo: –¡Owe owe! ¡Parad! ¿Por qué habláis así? Porque padre obra así cuando hay dos leones. (7575) Por eso no vendrá. Obra así porque al parecer está todavía troceando la carne de <//kwaξmma>, porque la quiere secar. Él vendrá. Entonces la madre de los niños dijo: (7576) –Nos marcharemos, porque un león debe haber matado a padre. Ya veis que padre no llega, y un león debe haberlo matado. Por eso, marchémonos. Tío

5

El mito, tal y como lo contó inicialmente /Haŋ≠kass'o, termina en la página 7572.

Lo que sigue a partir de aquí es una narración más detallada del final, que incluye las canciones que, en la versión inicial, el narrador se limitó a parafrasear. –Ed. 6

(7573')a

Cantaba, acompañaba (?) la canción. [La glosa es una explicación de hn. –Ed.] 7

(7573')b

La gente de la primera humanidad llamaba //kwaξmma a los leones, porque sentían que cazaban leones, mataban leones, se los comían. Por eso les llamaban //kwaξmma, (7554') como si cada día cazaran leones.

712


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

que se quede tranquilamente (7577) allá. Nosotros nos iremos; él puede quedarse tranquilamente en la choza. Entonces los leones encontraron el rastro de su hermano menor; siguieron el rastro de su hermano menor, siguieron (7558) el rastro de su hermano menor hasta el campamento en el que había vivido. Y los leones lo oyeron [al hermano mayor] cantando allí. Y mientras él cantaba y miraba hacia allí, vio los ojos de leones (7559) brillando mientras se le acercaban. Entonces dijo que eran estrellas. Los leones se hicieron con él, mientras él pensaba que eran estrellas. –––––––Son huesos, <fémures> y (7580) [–//?o –//?o]. Ellos los usan como garrotes, porque tienen muchos. Por eso los usan como garrotes y golpean con ellos al león, <sí>. Derriban al león, <sí>, porque sienten que lo harán cuando (7581) un hueso8 ha roto la cabeza del león. Harán esto con otro hueso, también derribarán al león. El león no hubiera matado a su hermano menor si él hubiese estado allí, pero el león hizo aquello [mató al menor] cuando él [el mayor] se quedó en casa. Su hermano (7582) menor también actuó estúpidamente, sólo tenía huesos de avestruz, que no eran duros y se rompieron, <sí>, se rompieron cayéndose de la cabeza del león. Son los huesos duros los que derriban al león, <sí>, lo golpean traspasándole la cabeza. Entonces el león no volvió a levantarse, porque habían sido derribados con un [–//?o] de jirafa, lo habían derribado con eso. (7584) Mientras que el otro [el menor] derribó al león con un <fémur> de jirafa.

8

(7581')

<Un hueso de avestruz.>

713


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES B. EL LEÓN COMO DEPREDADOR EN EL PRIMER ORDEN

Entonces el león quedó muerto,9 porque notaba que la parte de la cabeza del <fémur> de jirafa con el que habían hecho la cabeza del garrote había golpeado (7585) el cráneo del león. Entonces el león quedó muerto. Entonces él se puso a atizarle10 a al león, golpeándolo hasta matarlo. Vio que al león le salía sangre de la oreja, entonces (7586) se detuvo. Entonces ellos11 llevaron huesos de elefante, cazaron con ellos, porque habían cazado con huesos de jirafa, y los había guardado en el campamento mientras cogía (7587) los huesos de elefante, para poder derribar con ellos a los leones. Esos huesos son duros. Derribarían con ellos un león. Entonces, cuando el león lo acometió, arrojaron el hueso y dieron con él en la cabeza del león, (7587) con el hueso de elefante en la cabeza del león, mientras su hermano menor también golpeó la cabeza del león con los [–//?o] de elefante. Entonces descuartizaron el león, <sí>. FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. «Los matadores de leones» (The Lion Slayers) el título que aparece en la versión mecanografiada (BC 151, E4.1.13). L.VIII.18: 7551-7588 (BC 151, A2.1.93 = LL93) Se narró los días 23, 24 y 27 de septiembre de 1878. Publicado en SFFA: 211-214. Mi traducción en NCE: 125-128 se basa en esa edición.

9

(7584')

Murió. 10

(7585')

Lo golpeó, siguió golpeándolo porque pensaba que quizá el león se hiciera el muerto. 11

(7586') Es decir, <los hombres> que habían derribado al león. (N)

714


C. LEYENDAS


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C1. El león espectral (2191') //kha: ga mummu «El fantasma de un león» (//Kábbo vio uno cierto día, cuando llevaba ovejas a casa; era después del ocaso. Al día siguiente no encontró rastro alguno. La luna brillaba sobre el hombro de este espectro.) Los /xam sostienen que no tienen constancia de otros espectros, ni los han visto.

FUENTES Y COMENTARIOS «The spectre lion», B.XXIII: 2191' (BC 151, A1.4.23 = WB 23) No incluido en BR El texto no está fechado, pero cuaderno B.XXIII data de 1873.

717


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C2. La aventura de una niña bosquimana (llamada Tai:ξ-tchueŋ) con una leona que tenía cachorros (4927)1 Hace tiempo, cuando su madre la mandó a recoger una estera que había ocultado, Tai:ξ-tchueŋ, (4928) que todavía era niña, fue a recoger la estera para su madre. Y sacó la estera para su madre, y mientras regresaba, (4929) <ascendió> un cubil de leones, cuando la leona tenía cachorritos. Y la leona hizo esto, cuando (la niña) iba caminando, la leona <fue tras ella>.2 Y la leona (4930) fue hasta ella, mientras la niña pensaba que cogería tierra con la mano, porque pensaba echarle tierra a la leona. Y la leona se puso ante ella, <sí>.Y ella oyó cómo la leona hacia esto, <sí>. Y (4931) la leona fue a paso ligero hacia el lugar del que había salido. Y Tai:ξ-tchueŋ, cuando la leona se hubo ido, caviló y pensó, que se marcharía rápidamente, si la leona se había ido. La niña lloraba de miedo. Y la leona (4932) vio que se marchaba, y se acercó a ella una vez más. La leona condujo a Tai:ξ-tchueŋ <hacia> el lugar en que estaban sus cachorros. Y la

1

(4927')

Diä!kwain escuchó esta historia de Tai:ξ-tchueŋ, que era prima hermana suya (al ser hija de un hermano de su madre). Dice que Tai:ξ-tchueŋ era hermosa y «blanca», como una mujer korana. [En un trozo de papel inserto en el cuaderno L.V.17, hay una nota sin fechar que dice lo siguiente: «La hija del hermano de la madre de Diä!kwain. Lo que le hizo el león cuando era niña. Tai:ξ-tchueŋ se llamaba. (Diä!kwain's mother's brother's child. What the lion did to her when a girl. Tai:ξ-tchueŋ was her name.)» En el mismo trozo de papel hay una breve nota sobre el texto C9. –Ed.] 2

Traduzco la frase siguiendo la lectura de DIC: 579, salvo por las palabras entre

<>. Véase la nota al texto original. –Ed.

718


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

leona llegó, <sí>, la leona se sentó. (4933) La leona <orinó> sobre ella con su <orina>.3 Tai:ξ-tchueŋ pensó (que) no dejaría ver su miedo, haría como si no temiera a la leona. Porque la leona obró así, ya que (4934) pensó que Tai:ξ-tchueŋ la atacaría. Por eso la leona obró de esa forma, <sí>, quería ver si Tai:ξ-tchueŋ la atacaría. (4935) Por eso obró de esa manera, <sí>. Porque el león es una criatura que suele indagar si pretendemos atacarle. Si ve que le hacemos daño, <sí>, entonces (4936) también nos ataca, <sí>. Cuando ve que no le hacemos daño, tampoco nos hace daño a nosotros, <no>. Cuando ve que (4937) lo tratamos con delicadeza, también a nosotros nos trata con delicadeza. Cuando ve que estamos furiosos con él, también él se muestra furioso con nosotros. En estas cosas pensó Tai:ξ-tchueŋ, en lo que su madre y su (4938) padre solían decirle al respecto, sobre el proceder del león, sobre lo que de esta forma el león hacía. Por eso salió con vida, <sí>. Porque si no hubiera (4939) hecho caso a las enseñanzas de sus padres, no hubiera vuelto junto a ellos. Procedió así porque era una niña que entendía lo que le enseñaban, por eso regresó a su (4940) hogar, <sí>. Si hubiera sido como otras mujeres, que eran ignorantes, hubiera muerto, la leona la habría matado a dentelladas. (4941) Procedió así porque era sagaz; por eso trató con delicadeza a la leona, <sí>, porque no quería darle a la leona la impresión de que la temía. (4942) Por eso la leona no se enfureció con ella, <no>. Porque la leona <la hizo rodar> con delicadeza, porque veía que ella no le oponía resistencia. Por eso, (4943) la leona también la trató con delicadeza, <sí>. Porque si la leona hubiera visto que Tai:ξ-tchueŋ estaba furiosa con ella, la leona no hubiera tardado en matarla a dentelladas. (4944) Por eso la leona no quería

3

En el original, milked her (upon ?) her with the lioness' milk. Véase la nota el

texto original. –Ed.

719


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

matarla, <porque> Tai:ξ-tchueŋ seguía recordando lo que su madre solía decirle sobre esto, es decir, que el león es una criatura que no (4945) nos <amenaza> si ve que nosotros no le hacemos nada. Y Tai:ξ-tchueŋ veía, pensaba, que su madre solía decirle sobre estos que el león es una criatura que teme (4946) lo que refleja la luz. Tai:ξ-tchueŋ reflexionó, pensó, «Lo intentaré con un botón, para ver si el botón destella, si la leona se asusta del destello; (4947) porque mi madre solía decirme que el león es una criatura que se asusta mucho del destello de un botón. Y Tai:ξ-tchueŋ hizo esto, de los botones que llevaba (4948) con uno hizo esto: lo cogió y lo movió, porque quería hacer destellar el botón. Y la leona, cuando » hizo esto, (4949) pareció desconcertada, cuando vio que el botón destellaba en sus ojos. Parecía que la leona estuviera desconcertada, mientras Tai:ξ-tchueŋ hacía aquello. (4950) Dejó caer la orejas,4 mientras Tai:ξ-tchueŋ hacía aquello. Y así, Tai:ξ-tchueŋ pensó, «De verdad (jugaré con) el botón, para ver, (4951) pues la leona parece tenerle miedo al botón, ya que deja caer la orejas, la leona ha puesto el rabo entre las patas, como si fuera a irse.» Y la leona se levantó y retrocedió, y Tai:ξ-tchueŋ (4952) pensó: «Nuestras madres solían decirme que un león tiene miedo de girar.5 Me giraré; si la leona se levanta para marcharse, veré (4953) si no se va lejos.» Tai:ξ-tchueŋ giró con fuerza, para ver si la leona mostraba la intención de marcharse. Y la leona fue 4

(4950')

Diä!kwain explica aquí Haŋ ha:ξ /ku k"waŋ ha tauruk@n. [No me es posible aclarar el sentido de esta glosa, que, sin duda, tiene que ver con el gesto de la leona, ya que la palabra clave, tauruk@n, no está en DIC: –Ed.] 5

D. F. Bleek, que tradujo esta parte del relato, no estaba segura del significado del

término ≠ne≠numm, por lo que no está claro lo que el narrador quiere decir aquí. Véase la nota al texto inglés. –Ed.

720


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

hacia sus cachorros, y (4954) parecía tener miedo. Y la leona fue hacia su cubil, y llamó a sus cachorros, <sí>, mientras Tai:ξ-tchueŋ miraba (4955) lo que la leona hacía. Y los cachorros de león hicieron esto, mientras Tai:ξ-tchueŋ miraba, empezaron a salir del cubil; se dirigieron a su madre. (4956) Su madre hizo esto, los cachorros intentaron ir hasta ella, la madre los cogió y los alejó. Tai:ξ-tchueŋ pensó: «¿No da la impresión de que la leona (4957) se aleja bastante?» Y Tai:ξtchueŋ pensó esto: «Clavaré la estera; la leona probablemente pensará que la estera soy yo; me marcharé, dejando la estera. (4958) La leona mirará la estera; probablemente pensará que sigo allí; me marcharé, porque es una madre leona, sobre la que nuestras madres me han dicho que (4959) no suele estar dispuesta a dejarnos marchar, porque, cuando ve que nos marchamos, nos persigue hasta volvernos a llevar cerca de su cubil, donde están los cachorros. (4960) Tira de nosotros con sus dientes, nos muerde hasta ponernos [en el lugar]. Hacemos esto, aunque vemos lo que ella hace; no le ofrecemos resistencia, dejamos que siga haciéndolo, como es (4961) su costumbre. Pensamos, <sí>, nosotros somos delicados con ella.»6 Tai:ξ-tchueŋ vio que la leona desaparecía como si se estuviera marchando. Pensó esto: (4962) «Esperaré, porque madre solía decirme que una madre leona se va detrás de un arbusto, hace eso cuando nosotros creemos que se ha ido muy 6

(4961')

Nota explicativa de Diä!kwain. Nos quedamos quietos, porque queremos que vea que no queremos luchar con él, porque un león es una criatura que provoca: busca que nos peleemos, quiere que lo ataquemos, para poder matarnos a dentelladas. Porque es una criatura que no quiere darnos dentelladas, puesto que es (4962') una madre leona (una leona con crías, es lo que quiere decir aquí). Pues solía parecerse a un perro que nos quiere, si es una madre leona. Hace algo parecido a lo que el perro siempre solía hacernos, pues un perro suele siempre tumbarse juntos a nosotros meneando la cola, si nos quiere.

721


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

lejos, (4963) nos mira a hurtadillas, desde un lado del arbusto, porque quiere ver si nos escaparemos corriendo.» En estas cosas pensaba Tai:ξ-tchueŋ, en lo que su madre (4964) solía decirle sobre lo que el león hace. Su madre le dijo que la sagacidad del león es como la de un hombre, sus acciones; quiere hacer que parezca que nos ha dejado del todo, (4965) para luego poder <regresar> hasta nosotros, cuando pensamos que se ha marchado definitivamente. Tai:ξ-tchueŋ hizo eso, cuando la leona <orina> sobre ella con su <orina> (4966) no parece como si la leona hubiera <orinado> sobre ella. La leona <agachada> , se acercó más y más a ella, la leona la aferró con los dientes, la leona la arrastró hasta su cubil. Porque los ancianos solían decir (4967) que la leona es una criatura que la leona al <orinar> sobre nosotros, quiere que sus cachorros olfateen en lugar donde despedimos olor a <pene>. Ellos son quienes nos devorarán, matándonos,7 porque nuestro olor es idéntico al del león. (4968) Y Tai:ξ-tchueŋ hizo esto cuando la leona la dejó: regresó al campamento, dejando la estera allí donde la leona la había visto, <sí>. Regresó al campamento, y los perros hicieron (4969) esto: cuando se disponían a ir a su encuentro, ventearon su olor, porque realmente olía a león. Los perros sintieron miedo, (4970) y la madre de Tai:ξ-tchueŋ se lo dijo los hermanos (de la niña): –¡Mirad! ¿Qué puede pasar, para que los perros también teman a vuestra hermana pequeña? ¿Qué le ha sucedido, que (4971) los perros le tienen miedo? Los perros actúan como si fuese un verdadero león. Y es que huele a león, por eso los perros le tienen miedo, <sí>. (4972)

7

(4967')

Te devoran cuando todavía estás vivo.

722


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

Y llegó a la choza, y su madre le preguntó, <sí>, qué le había pasado, que los perros le tenían miedo. Y Tai:-tchueŋ (4973) le dijo a su madre que, de camino, se había encontrado con el cubil de la madre leona. La leona había <orinado> encima de ella. Por eso los perros le tenía miedo, (4974) por el olor a león. Pues no había pensado que regresaría al hogar; había pensado que la leona tenía intención de matarla a dentelladas. Entonces pensó (4975) lo que su madre le había dicho al respecto, que una leona le tema a todo lo que refleje la luz, y así pensó: «Probaré con un botón, (4976) para ver si la leona actúa de esa forma cuando vea destellar el botón, <sí>. Quizá no se asuste, pero madre solía decirme (4977) que el león teme las cosas que destellan; haré destellar el botón de verdad; entonces veré si la leona se desconcierta mientras está (4978) allí, de esta forma. Y veo que parece asustarse; creo que también giraré, mientras ella actúa así. Me giro, y ella (4979) se levanta, <sí>.» Entonces le habló de ello a su madre, de lo que había hecho, <sí>, era por eso por lo que había vuelto, <sí>, porque había pensado que (4980) no volvería, porque cuando había querido regresar, la leona la había perseguido. Entonces pensó en lo que su madre le había dicho, y por eso había regresado para ver a su madre. Porque (4980½) su madre la estaría esperando, mientras pensaba que seguía yendo a por la estera, cuando la leona la habría matado.

723


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

FUENTES Y COMENTARIOS «The Adventure of a Bushman girl (named Tai:ξ-tchueŋ) with a Lioness, which had young cubs», L.V.12: 4927-4980½ (BC 151, A2.1.61 = LL61) BR: # 157 Dictado los días 8-12 de julio de 1875.

724


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C3. Lo que el león le hizo a Xwerri-k"au, y qué partes de la caza no deberían comer los niños, etc. (4574)1 Nuestros padres solían decirnos al respecto, ¿no veíamos lo que <en verdad> el león habia hecho a Xwerri-k"a, que el león había mordido las (6575) <nalgas> Xwerri-k"au, a causa de los [!khwerri-!khwerri] de animales que en otro tiempo había comido, cuando era niño. Por eso el león había mordido sus <nalgas>, <sí>, éstas y sus paletillas, por las partas altas del espinazo de animales que había comido cuando (4576) era niño. Por eso, nuestros padres nos habían instruido al respecto: que un niño pequeño no debe comer la parte superior del espinazo de animales, eso, y los [!khwerri-!khwerri] de los animales. Porque el león da dentelladas (4577) quebrándonos la espalda, y la parte alta de nuestro espinazo, a causa de las cosas que no debemos comer cuando somos niños. Porque comerlas nos suele dar miedo. Nuestros padres acostumbraban a decirnos (4578) que ellos2 seguían el rastro de los cuagas a los que padre disparaba con veneno. Y fueron y vieron el cuaga, <sí>. Y padre y Xwerri-k"au3 espantaban al cuaga, porque (4579) querían, arreándolo a cada lado (de él), llevar el cuaga hasta

1

(4574')

Narrado por Diä!k"wain. 2

(4578')b

Es decir, tata, he ko Xwerri-k"au: «Padre, con Xwerri-k"au». 3

(4578')c

(El nombre que los bóers daban a Xwerri-k"au era «Jantje», y después de que el león le mordiera, los bóers solían llamarlo Oud Jantje Leeuw Stert [«Viejo Jantje Culo de León»].

725


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

el campamento.4 El cuaga no actuaba como si lo estuvieran aguijando a cada lado en dirección a las cercanías del campamento. El cuaga corrió más allá por delante (de los hombres) hasta un lugar en el que el león había (4580) estado. Pues nuestros padres solían decirnos al respecto que la caza, si sabe de un lugar en que una fiera nos podría morder, (4581) la caza va obstinadamente a ese lugar, porque quiere que la fiera vaya (y) nos muerda. Por eso va obstinadamente, <sí>, al lugar en el que está la fiera. Por eso, mamá solía decirnos que, (4582) si veíamos que la caza iba obstinadamente a ese lugar cuando nosotros la habíamos aguijado por cada lado, debíamos de nuevo aguijarla por cada lado, [y si] de nuevo iba obstinadamente a ese lugar, (4583) debíamos renunciar a ella, y no debemos negarnos a renunciar a ella, aunque nuestro corazón quiera matarla, debíamos renunciar a ella. Porque la caza que (4584) de este modo se encamina obstinadamente en una dirección, nos lleva a la muerte. Por eso nuestros padres nos decían al respecto que debíamos dejar en paz la caza que se encamina obstinadamente en una dirección. Nuestros padres (4585) decían que debíamos renunciar a ella. Sobre esto, nuestros padres nos decían que el momento en que la fiera está cerca, es aquel en que la caza está a punto de morir. El momento en que la fiera está próxima, esto es, aquel en que la caza (4586) sabe que la fiera está próxima, la caza se tumba rápidamente, porque desea que, en el momento en que nos disponemos a matarla, sea el momento en que (4587) la fiera, cuando nos aprestábamos a matar al animal, nos derribe junto al animal, nos mate junto al animal, porque quiere (4588) devorarlo [y] devorarnos también a nosotros, cuando devore la caza.

4

(4579')b

(Las chozas en las que vivían los hombres.)

726


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

Por eso, nuestros padres solían decir al respecto que el cuaga, cuando Xwerri-k"au lo estaba persiguiendo, que no daba la impresión (4589) de que entonces fuera un cuaga herido, porque seguía corriendo como si fuese un cuaga sano. Al llegar cerca de /Gumm-xa !na,5 a los <salicores>6 en los que el león estaba tumbado, cuando (4590) dio la impresión de que el cuaga iba a morir, pues se daba cuenta de que el león estaba en esos <salicores>. El cuaga, cuando Xwerri-k"au lo estaba aguijando para que se alejara de ellos (los <salicores>), avanzando a lo largo del aguazal,7 se encaminó obstinadamente hacia (4591) aquellos <salicores> en los que el león había estado tumbado, en ellos se adentró, llevando consigo a Xwerri-k"au. Y ahora fue [adentrándose], llevando a Xwerrik"au hacia el león. Y el león, cuando (4592) Xwerri-k"au se disponía a adentrarse en aquellos salicores el león saltó desde aquellos <salicores>, el león hizo presa de Xwerri-k"au y lo tumbó. El cuaga, cuando el león (4593) daba dentelladas a Xwerri-k"au, el cuaga estaba frente a él, mientras el león le daba dentelladas. Después el cuaga estaba dispuesto a morir, cuando vio que el león había estado

5

(4589')a

«Brand vlei» (nombre de un lugar), está en un «Fluur Pan» en un lado del río Zak. [Aunque Diä!kwain parece referirse sólo al aguazal (pan), hoy día se levanta en ese lugar la población de Brandvlei, situada entre Calvinia y Kenhardt. –Ed.] 6

(4589')b

Ciertos arbustos, llamados por los bóers xanna bosch. [Como se indica en la nota al texto inglés se trata, muy probablemente de la especie Salsola dealata, cuyo nombre común es ganna, de donde vendría la forma xanna usada por el narrador. Véase el Glosario y el Anexo Gráfico, B74. –Ed.] 7

(4590')

(Xwerri-k"au quería hacer que el cuaga fuera con él a lo largo del aguazal.)

727


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

dándole dentelladas a Xwerri-k"au. (4594) El cuaga murió, cuando vio que ahora Xwerri-k"au estaba en las garras.8 Y cuando el león, tras darle dentelladas, lo dejó en paz,9 Xwerri-k"au (4595) cogió su arco y regresó lentamente (porque estaba mal a causa de las heridas), y no buscó el cuaga, porque los huesos de sus hombros estaban colgando (los trozos de hueso y carne, explica Diä!kwain), aquellos que el león, a dentelladas, había roto. Y la gente (4596) avistó a Xwerri-k"au, que venía lentamente. Y la gente habló, dijo: –¡Mirad! ¿Qué puede pasarle a Xwerri-k"au, que camina así? (como nunca lo habíamos visto caminar, [cuando suele caminar rápido])10 (4597) ¿Le ha hecho daño el sol, y por eso camina así? Y, hablando, la gente dijo: –Traed agua para cuando llegue. Porque parece que el sol le ha hecho daño, porque parece que el cuaga le ha llevado (4598) a un lugar que no es cercano.11 Allí donde le llevó el cuaga el sol era demasiado fuerte para él. 8

(4594')a

(Del león.) 9

(4594')b

Nota explicativa añadida aquí por Diä!kwain. Xwerri-k"au pensó que los mayores le solían enseñar (que) el león es una criatura que siente no poca vergüenza. [Así,] primero debía intentar que el león lo liberara. Y dio una patada bajo los <testículos> del león, (4595') entre las patas, <sí>. Y el león aflojó la presa. Y el león puso el rabo entre las patas, agachó las orejas, cuando Xwerri-k"au le hizo esto. Y parecía como si el león estuviera avergonzado, <sí>. Y el león, arrastrándose, se marchó, <sí>. 10

Corchetes en el original. –Ed.

11

(4598')a

Queriendo decir que le había llevado muy lejos.)

728


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

Y la esposa (de Xwerri-k"au's), cogió entonces un odre de agua12, <sí>, (4599) cuando la gente le dijo lo de su marido. Y fue hasta su marido, porque quería darle algo de agua, y le preguntó a su marido sobre aquello, esto es, qué le había herido. Y (4600) su marido le dijo entonces que el cuaga le había engañado llevándole <en verdad> hasta el león, y el león le había dado dentelladas. Por eso ahora su esposa veía que estaba (4601) así. Y su esposa habló, le dijo al respecto si no había estado dispuesto a dejar marchar el cuaga, cuando vio que actuaba de esa forma. (4602) ¿Por qué no había obrado como si entendiera aquello? Al parecer su gente no le había instruido,13 ya que seguía haciendo tonterías. (4603) No había actuado como un adulto, que es sensato. Pues cuando vio que el animal obraba así, se obstinó, y no lo dejó marchar. Y su esposa (4604) habló, le dijo al respecto: –Siéntate aquí, para que pueda ir a decírselo a la gente del campamento,14 que el león te <acaba> de morder. Y su esposa fue hasta la gente del campamento, y se lo contó a la gente del campamento, (4605) que su marido aquel día <simplemente> había salido malparado en el lugar al que había sido conducido cuando aguijaba el cuaga. Y se lo dijo a la gente, (4606) para que primero llevaran a su marido hasta ella. ¿Creían 12

(4598')b

!kabba {«water pense» / whai: /kho:äξ} [«Bolsa de (estómago de) gacela» es el sentido de la frase en /xam; DIC: 401, – !kabba, «bolsa de agua hecha con el estómago de un antílope». Lloyd traduce el término como water's stomach, «estómago del agua» –Ed.] 13

(4602')

(O le había educado, criado como es debido) 14

(4604')

(Diä!kwain dice que la gente de toda la aldea.)

729


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

que la carne de su marido no colgaba? Y ella (4607) no sabía como actuar con su marido, <no>. La gente tenía ahora que ir a ver cómo estaba su marido, <sí>. Tenía que ver cómo estaba su cuerpo, <sí>, (4608) a causa del cuaga que había estado persiguiendo, cómo estaba cuando vino de perseguir el cuaga, como estaba por culpa de sus acciones, pues no habían sido (4609) las de una persona adulta. Él mismo les diría las cosas que no tendría que haber hecho.15 Hubiera podido morir a causa de sus acciones, (4610) las acciones que daban la impresión de que su gente no le había instruido, pues había seguido haciendo tonterías. Y la gente llevó entonces a Xwerri-k"au al campamento, (4611) <sí>. Y la gente cortó la carne que colgaba, la que el león había desgarrado a dentelladas. Sus huesos, los que el león había roto a dentelladas, los huesos de sus (4612) paletillas, la gente los cortó (es decir, las partes rotas). Y la gente habló, dijo: –¿Así que no estabas dispuesto a dejar marchar el cuaga? Y Xwerri-k"au le dijo entonces a la gente (4613) que <realmente> había querido dejar escapar el cuaga., <cuando> vio que el cuaga <en verdad> iba a morir. Por eso realmente no quería dejar que el cuaga fuese lejos, (4614) pues en verdad había pensado que llevaría el cuaga hasta el campamento, aunque el cuaga quería que el león lo mordiera. Por eso, el cuaga estaba después a punto de morir, <sí>. (4615) Antes no había dado la impresión de algo que se iba a morir. Y la gente habló, le dijeron si no sabía que una fiera, cuando (4616) la caza estaba todavía lejos, <obraba así: orinaba> en la herida del animal, pues quería que el veneno que había disparado al animal se enfriara, y el animal siguiera

15

La traducción inglesa de esta frase es muy confusa, pero creo que el sentido viene

a ser más o menos el que plasmo en la versión castellana. –Ed.

730


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

avanzado, como si no lo hubiera herido, porque el león quería que el animal nos llevara hasta él. Por eso, el león <orinaba>16 en la herida, <sí>, (4617½) pues quería que la caza nos atrajera, llevándonos hasta él. A los niños nos enseñaban cosas así que los mayores decían, sobre lo que pasaba en el cazadero, sobre las animales de los que debíamos tener cuidado, cómo obran los animales (4618)17 a los que persiguimos, <sí>. Sobre estas cosas nos hablaban los mayores, para que supiéramos perseguir a los animales.

FUENTES Y COMENTARIOS «What the Lion did to Xwerri-k"au, and what parts of game should not be eaten by little children, etc.», L.V.8:4574-4617½ (BC 151, A2.1.57 = LLL 57) y L.V.9: 4618 (BC 151, A2.1.58 = LL 58) 16

(4617')a

<Es precisamente un acto mágico.> Nota de Diä!kwain a [el comentario precedente:] Parece que el león piensa que el hombre al que morderá está en ese lugar. Parece como si hubiera soñado, <sí>, que el hombre está en ese lugar, el hombre irá hasta él. Y es como si el león supiera que la cosa sucederá de esa forma, <sí>. Por eso el león, aunque no está junto a la caza, <hace esto> la sensación que él siente la causa en el lugar donde está, cuando desea que la presa [que está en otro lugar] pueda también (4617½') ser como el león [y sentir la sensación que el león] está pensando, <sí>, en este lugar [donde él está]. Por eso, ignoramos cómo hace estas cosas, <sí>, pues no deja de obrar sus (propias) acciones, que [sólo] él conoce; entonces obró de esta forma, <sí>. Porque es una fiera, que camina de noche, así que hace cosas no conocemos. [Si no entiendo mal, Diä!kwain explica que el león, sin moverse de donde está, orina en la herida del animal que se va acercando, no mediante telepatía, sino a través de una sensación o premonición, hoũŋhoũŋ, que establece un vínculo entre él y el animal herido. Estos presentimientos fueron descritos por //Kábbo en uno de sus testimonios más conocidos (SBF: 330-339; NCE: 229-232); véase también el breve testimonio del propio Diä!kwain sobre esta cuestión (CAB-VIII: 31; Hollmann 250; NCE: 233). –Ed. ] 17

Aquí empieza la parte del texto que está en el cuaderno L.V.9. –Ed.

731


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del le贸n TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

LR: # 74b Dictado el 11-12 de abril de 1875.

732


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C4. Xu:rri k"o, muerto por un león1 (4010) Un león mordió al viejo Xu:rri k''o, cuando ellos2 seguían el rastro de un cuaga, y el cuaga fue a morir delante del león, <sí>. Y ellos vieron el león, <sí>. El león lo persiguió,3 <sí>. El león se apoderó de él (Xu:rri k''o), (4011) el león le

1

(4010')a

!Kweiten ta //ken me dice que lo escuchó de su padre y de su madre. 2

(4010')b

El padre de !Kweiten ta //ken le había disparado a un cuaga, y cuando esto sucedió los dos hombres seguían su rastro. El nombre del lugar donde murió Xu:rri k''o, y que era el lugar del padre de !Kweiten ta //ken, es Riet Kolk. El nombre bosquimano era [//Xuru]. El hombre que murió era !köiŋ del padre de !Kweiten ta //ken, un oom, como también lo llamó. [Como se ha dicho en la nota el texto inglés, !köiŋ significa «abuelo, tío, anciano» así como «abuelo paterno de la mujer, abuelo materno del varón» (DIC: 440), y oom significa «tío» en afrikaans, pero no parece que aquí existiera un vínculo de sangre. Según Dorothea Bleek, los términos !köiŋ y !koïte (forma femenina de primero) «se usan al dirigirse a cualquier pariente de edad avanzada, o a personas claramente mayores que la persona que habla, de un modo muy similar a como se emplean oom y tante en afrikaans» (D. F. Bleek 1924a: 59). Lloyd no llegó a recoger de !Kweiten ta //ken el nombre /xam de Riet Kolk, pero sí lo hizo de su hermano, Diä!kwain, quien dijo que era //Xuru (L.V.23.5878'). En su variante de este relato (texto C3), el lugar donde acontece la desventura del protagonista es /Gumm-xa !na, la moderna Brandvlei. Al norte de esta localidad, en las coordenadas 30°21′60″ S, 20°07′67″ E, hay una granja llamada Riet Kolk que, muy posiblemente, es el lugar mencionado por !Kweiten ta //ken. El padre de !Kweiten ta //ken y Diä!kwain se llamaba Xa:tiŋ o «Jakob». Otros lugares asociados a él son !Kann (SBF: xiv; L.V.24: 5964'; LR: # 202,), donde según Diä!kwain labró petroglifos y //Ann (L.VI.1: 3895), palabra que podría ser una forma de !Kann. Janette Deacon identificó este lugar con la moderna granja de Varkans (Deacon 1988: 32). Sobre Xa:tiŋ véase también el texto C7. – Ed.] 3

(4010')c

733


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

dio dentelladas. Y mi padre mató al león, que quedó tendido junto a él, <sí>. Y el león murió junto a él, <sí>, mientras (todavía) le daba dentelladas. Mi padre llevó (al anciano) de vuelta al campamento, mientras el león yacía muerto. Pues el león le había mordido las rodillas (4012) y <las nalgas>. Él (el padre de !Kweiten ta //ken) lo llevó de regreso al campamento, donde le cortaron los muslos,4 que el león había hecho pedazos. Y Xu:rri k''o yació enfermo, a causa de las rodillas,5 que estaban hechas pedazos, y también de sus <nalgas>. Y (4013) murió, <sí>. Porque el león también le mordió <las nalgas>, y murió, <sí>. Porque el león obró así, le mordió <las nalgas>. Por eso murió, <sí>.

FUENTES Y COMENTARIOS «Xu:rri k"o killed by a Lion », L.VI.2: 4010-4013 (BC 151, A2.1.51 = LL51) BR: # 72b Dictado el 2 de enero de 1875.

!Kweiten ta //ken explica que el león persiguió a un hombre de los dos que escaparon corriendo. 4

(4012')b

Esto es, cortaron los trozos arrancados y desgarrados de carne, que colgaban. 5

(4012')c

!Kweiten ta //ken explica que el león te hace pedazos a mordiscos los hombros y las rodillas, no la cabeza.

734


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C5. Cómo un búho (mediante su conducta) hizo pensar a /A:kum que había peligro cerca, y cómo la buscó un león, que le habló1 Un búho le hizo lo siguiente a /A:kum,2 mi hermana mayor, cuando salía de !Kau-/nũnu3 (ahora llamada Kenhardt). Estaba ella a mitad de camino cuando el búho vio que el sol estaba a punto de ponerse y acometió a mi hermana, intentó atraparla. Ella dijo: –El sol se comporta como si el búho estuviera haciendo que se ponga, pues el sol no se ciñe a su tiempo, sino que empieza a ponerse. Y el búho ve que el sol se está poniendo, y sale al ocaso.4 1

Esta historia se la contó a Diä!kwain su hermana /A:kum cuando todavía era niño.

(L.V.11: 4869'). [El título es del manuscrito, «How an Owl (by its conduct) made /A:kum think that danger must be at hand; and how she was sought for by a Lion, which spoke to her» (L.V.11: 4869). En CAB-II: 47 el relato no tiene título.] 2

Neil Bennun (2004: 370) sugiere que este nombre significa «relato (kum) de lucha

(/a:)» (Fight Story). Andrew Bank, que interpreta el nombre como The story of a fight, «el relato de una lucha», dice que su nombre europeo era Lena. Según Bank, las historias que Diä!kwain contó sobre su hermana, o dijo haber aprendido de ella, «sugieren que probablemente se trasladó al norte, a la zona de Kenhardt, después de casarse con un hombre conocido como !Kau-/noan (o Mansse), cuyo apodo era Rodilla de Piedra» (Bank 2006: 235). –Ed.] 3

En cuanto a Kenhardt [!Kau-/nũnu], cuando el león obró así, cuando actúo de esta

forma hacia mi hermana, las casas de los blancos no estaban todavía en Kenhardt [!Kau/nũnu]. Eran los /xam ka !ei quienes vivían en Kenhardt [!Kau-/nũnu] (L.V.11: 4869'). [Las casas a las que se refiere Diä!kwain las mandó construir el magistrado Louis Anthing en 1862, que hizo de Kenhardt su base de operaciones durante su fallida misión en Bushmanland. Véase la Introducción. –Ed.] 4

Véase el texto D5, que en realidad es una glosa a este relato. En dicho testimonio

se dice que el búho no está realmente atacando a la persona, sino advirtiéndola de la presencia del león, que es quien realmente está haciendo que el sol se ponga. –Ed.

735


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

Y cuando el búho comenzó alejarse de /A:kum, ella sintió mucho miedo, y reflexionó, pensó: «Madre solía decirme que el búho obraba así cuando sabía que estaba cerca una fiera: se alejaba de nosotros». Y /A:kum reflexionó, pensó: «Encenderé aquí una hoguera, encenderé una hoguera grande, para poder marcharme cuando arda el fuego. El animal que hace que el búho se comporte así pensará que estoy sentada junto al fuego, calentándome. Mientras él me acecha cerca de la hoguera, yo me iré al campamento. [Así lo hizo,] y cuando mi hermana se disponía a alejarse del fuego, vio un león sentado sobre la colina de piedras marrones.5 Y reflexionó, pensó: «Tendría que haberlo sospechado, cuando el búho me acometía al ver ponerse el sol. Sin duda fue por ese animalote que estaba ahí arriba, esperándome». Y mi hermana se marchó, escapando del león que estaba allí sentado. Y el león se acercó a la hoguera, y no la encontró allí. Y el león dio con sus huellas y las siguió. Y mientras se alejaba, /A:kum oía los rugidos del león mientras la buscaba. Y pensó: «El lugar no está lo bastante despejado como para que vuelva al campamento en la oscuridad, pues si continuara andando el león me seguiría. Sin embargo, el lugar es escarpado.6 En la oscuridad treparé a un peñasco, iré y me tumbaré en el saliente rocoso».

5

En la versión impresa y el manuscrito, Brinkkop, //xau: en la columna /xam.

Janette Deacon (1998: 138) estableció que Brinkkop es, en realidad, una corrupción de bruinkop, «colina marrón», un término genérico para designar las colinas cubiertas con doleritas. //xau: designaba las colinas cuya cima era ancha. Véase el Glosario.. –Ed. 6

D. F. Bleek tenía dudas sobre este término, ≠khãĩ. Como suele suceder con los

textos que ella tradujo y publicó, el diccionario no resuelve la duda. Cf. DIC: 660, ≠khãĩ, «ser escarpado, en pendiente (?)». –Ed.

736


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

Y trepó al peñasco al amparo de la oscuridad, y se tumbó en el saliente rocoso. Y esperaba tumbada. Se durmió. Entonces despertó, y oyó la llamada del león mientras buscaba sus huellas. Y pensó: «Esto significa, me temo, que el león intenta seguir mis huellas». Y el león olfateó su rastro hasta el peñasco, y dijo: —¡/A:kum! ¿Dónde estás? Y mi hermana reflexionó, pensó: «Quien me llama, buscándome, no puede ser una persona. Tiene que ser el león. Hace esto porque quiere que piense que una persona me llama, para que acuda a su lado. Por eso me llama como si fuese un hombre. Las ancianas me contaron a menudo que cuando un león quiere que contestemos, nos llama con voz humana, para que le digamos dónde estamos. Por eso me llama con voz de persona». Mi hermana reflexionó, pensó: «Ya puedes seguir llamándome desde lejos, ¿te crees que ignoro que lo que quieres es que te diga dónde estoy?» Y el león dijo: —/A:kum, ¿dónde puedes estar, que tus huellas desaparecen aquí? ¿Dónde te has metido, que no te veo? Dime dónde estás, porque pensé que estarías aquí. Has debido de trepar rocas arriba. Ayúdame a subir. ¿Por qué dejas que siga llamándote, cuando estoy seguro de que estás ahí? Y mi hermana pensó: «Quien me llama no puede ser una persona. Parece que es el león. No le contestaré, porque hace esto para obligarme a decirle dónde estoy». Entonces mi hermana recordó que madre le había dicho que el león se pone el rabo en la boca, y nos busca llamándonos, cuando quiere sonar como un ser humano y que no oigamos que es un león. Por eso se pone el rabo en la boca.

737


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

FUENTES Y COMENTARIOS «How an Owl (by its conduct) made /A:kum think that danger must be at hand; and how she was sought for by a Lion, which spoke to her», traducido de CAB-II, 47-50; 63n1 = L.V.11: 4689-4889½. (BC 151, A2.1.60 = LL60) LR: # 156; KH 1605 Dictado el 1-2 de Julio de 1875. La mayor parte del relato, que no tiene título en la versión impresa, lo tradujo D. F. Bleek. Véase Sigrid Schmidt (1996b: 118-119), donde esta folklorista utiliza el relato para ilustrar el uso por parte de los /xam de los métodos usados tradicionalmente por los narradores de todas las épocas y lugares para dar verosimilitud a este tipo de leyendas.

738


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C6. /A: ku:m, llamada por un león1 (4026) El león le preguntó a /A:ku:m, cuando ella estaba tumbada: –¿Dónde estás, que no me guías hasta allí? A mi hermana <le pareció> que el león preguntaba en qué lugar podía estar, puesto que no le guiaba hasta él. Él se ponía el rabo en la lengua cuando preguntaba en qué lugar (4027) podía estar /A:ku:m. Ella estaba tumbada, mientras él la llamaba preguntándole, buscándola. Porque el león la buscaba. Ella estaba tumbada, porque recordaba que el león se transforma en persona cuando se lleva el rabo a la lengua, <sí>, suena como una persona. Por eso, ella (4028) siguió tumbada,2 <sí>, para que el león la siguiera llamando, buscándola. Y /A:ku:m despertó, cuando el día estaba a punto de romper. Vio que tenía que haber sido un león, quien la llamaba, buscándola. El león estaba El león <corría> (4029)3 frente a ella. Y ella se levantó, se alejó caminando, regresó al campamento, sabiendo que era un león quien la había llamado, buscándola. Por eso no respondió al león. (4030) por eso, se había quedado callada, <sí>. Pues, mientras escuchaba, se daba cuenta de que no era una persona quien la llamaba, sino un león. Seguió tumbada. Que fuese el león quien la llamara. 1

(4026')

Contado a !Kweiten ta //ken por su hermana. 2

(4028')

De haber respondido, él hubiese ido y la hubiera matado. Ella se quedó tumbada, escuchando, pero no respondió. 3

(4029')

La madre de !Kweiten ta //ken ordenó a sus hijos que nunca la llamaran en voz alta cuando estuvieran solos en el páramo.

739


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

Porque nuestra madre solía decirnos que el león suele parecernos una persona. (4031) Llamó con voz de persona, (preguntando) en qué lugar podía estar /A:ku:m, ya que no lo guiaba hasta allí. Parecía un hombre, sonaba como una hombre. Por eso no acostumbramos a responder, si oímos que un animal nos llama allí, en la oscuridad. Sabemos que un león suele parecernos una persona. (4032) Nosotros pensamos que nos llama un hombre, uno de los nuestros. Por eso, no solemos responder, <no>, si estamos solos. Esto es lo que las ancianas decían, lo que nos enseñaron al respecto, cuando éramos niños, para que entendiéramos. (4033) Por eso mi hermana sabía que la llamaba un león, porque nuestra madre nos habló de esta forma, esto es, [diciéndonos] que el león suele parecernos una persona: llama, con voz de hombre, cuando tiene el rabo en la boca.

FUENTES Y COMENTARIOS «/A:kum called by a Lion », L.VI.2: 4026-4033 (BC 151, A2.1.51 = LL51) BR: # 92b; KH 1605 Dictado el 5 de enero de 1875, que es la fecha que consta en la página 4024 (que es parte del texto B3). En las guardas del cuaderno se indica que las páginas 4026-4033 se tradujeron en 1911.

740


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C7. !Nuiŋ-/kuit@@n1 Mi padre2 solía contarme lo que !Nuiŋ-/kuit@n solía hacer cuando se transformaba en león, cuando caminaba pisando sobre pelo.3 Por eso, al ver su rastro, la gente hablaba entre sí, se decían unos a otros: –Por lo visto, !Nuiŋ-/kuit@n ha pasado por aquí. Ya veis que ha estado caminando sobre zarpas. Parece que una persona robusta ha pasado por aquí. Se diría que ha venido a echar un vistazo al lugar y ver qué aspecto tiene el lugar. Porque eso es lo que hace cuando quiere ver lugares. Cuando obra así, nosotros vemos su rastro, cuando camina por este lugar. Mi padre solía contarme que !Nuiŋ-/kuit@n no es un hombre que camine de día. Él ronda de noche, porque no es un hombre paciente,4 y teme que podría matar a un hombre, si la gente le disparara.5 Por eso no quiere que la gente, si lo ve, lo ataque y por eso oculta su cuerpo (de león), pues sabe que si lo atacaran podría hacerle daño a alguien.6

1

Un hechicero [!gixa] que era, dice Diä!kwain, amigo del abuelo paterno de

Diä!kwain, y al que vio el padre de Diä!kwain cuando aquel (Xã:ä-tiŋ) era joven. Instruyó a Xã:ä-tiŋ sobre !khwa: ka tik@n-tik@n [«las cosas de la Lluvia»]. (L.V:15: 5079') 2

Esto se lo contó a Diä!kwain su padre (Xã:ä-tiŋ). (L.V:15: 5079')

3

(El cabello de los propios pies del león). (L.V:15: 5079')

[Esta glosa, como la mayoría de las que siguen, se han omitido de la versión impresa, o se han integrado en el cuerpo del texto. –Ed. ] 4

Es decir, no tarda en enfurecerse. (L.V:15: 5084')

5

Según Hollmann, en su edición de los textos de CAB, «Diä!kwain se refiere

probablemente a otros hechiceros, así como espíritus malignos que disparan enfermedades a las personas por medio de flechas mágicas» (D. F. Bleek 2004: 282). – Ed. 6

Según Hollmann (D. F. Bleek 2004: 282), la expresión /xam, /ki taŋtaŋ se

traduciría mejor como make people sick, «enfermar a la gente». –Ed.

741


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

La gente le preguntaba entonces que por qué hacía aquello, puesto que él acostumbraba a decir que no salía a vagar por ahí en busca de pelea. Porque salía para vigilar a los otros que rondaban por ahí, buscaba a aquellos que querían matar a otras personas, porque sabía que si esos otros veían las chozas de la gente, se acercaban a ellas para llevarse a alguien del campamento. Era eso lo que pensaba. Por eso había salido, para vigilar a los otros. Porque esos no deambulaban apaciblemente: solían rondar para hacer daño. Esos no deambulaban apaciblemente, para luego regresar con tranquilidad. Entonces, cuando iba en una de estas correrías mágicas,7 vio el buey de un bóer. Cuando era un león, mató el buey del bóer. El bóer se enteró de que había matado el buey y juntó un comando8 contra él para, fue a darle caza. !Nuiŋ/kuit@n le contó esto a mi padre, pues mi padre parecía pensar que el bóer no lo había herido. Por eso padre parecía pensar que !Nuiŋ-/kuit@n no tenía el aspecto de que fuese a morir de los tiros que le habían disparado. Sin embargo, le contó todo esto a mi padre porque sufría dentro de él. Por eso le habló de aquello a padre, porque no sabía si padre volvería a verlo. Parecía que iba a morirse sin que padre volviera a verlo. Estas cosas se las contó a padre, para que padre las supiera. Pues era verdad que un bóer acababa de disparar sobre él, y era probable que muriese repentinamente, en otro momento. Le dijo a padre si ponía en duda que había vuelto a casa renqueando, cuando lo cierto era que unos hombres habían intentado matarlo. Él, sin 7

Lewis-Williams (1981: 95) interpreta esto como un viaje extracorporal durante el

trance chamánico. –Ed. 8

El término /xam es k"ao, «avanzar juntos, reunir un comando» y, como sustantivo,

«grupo de combate» (DIC: 120). –Ed.

742


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

embargo, los había ahuyentado. Al parecer, habían tenido miedo y se habían ido, después de que realmente intentaran matarlo. Padre me dijo que !Nuiŋ-/kuit@n le había contado todo aquello, cuando en verdad estaba a punto de morir. Se lo contó a padre en el momento9 en que iba a morirse, fue entonces cuando le dijo a padre que su cuerpo sufría. Le habló de aquello a padre, porque quería que padre lo supiera.10 Quería llevar a padre consigo,11 enseñarle su magia, la magia que hacía. Entonces padre sabría las cosas que le había enseñado, padre, no las olvidaría y seguiría pensando en ellas, cuando caminase entre los otros.12 En otro momento, padre debía cantar las canciones que él le había enseñado. Después, debía cantar sobre él. Sobre eso cantaba padre, padre decía:

Esos hombres me rompieron la cuerda,13

9

Nota explicativa de Diä!kwain (20 de octubre de 1875)

En el momento en que estaban juntos, fue entonces cuando la cosa pasó de este modo (5097'). 10

Nota explicativa de Diä!kwain (20 de octubre de 1875)

Porque pensaba que no tardaría en marcharse y dejar a padre. Por eso le habló a padre del dolor que padecía, de eso le habló a padre, para que lo supiera, porque sufría. Sentía sufrimiento, sentía que pronto se marcharía, dejando a padre. (5098'). [Sigo aquí el manuscrito. En la edición de Bantu Studies D. F. Bleek integró esta glosa en el cuerpo del relato (CAB-VIII: 133). –Ed.] 11

El término /xam !xãũ puede también traducirse como «arrebatar» (take away,

DIC: 498). Como señala Hollmann al comentar esto, «al parecer, los hechiceros muertos podían intentar llevarse con ellos a las personas por las que sentían afecto» (D. F. Bleek 2005: 284). –Ed. 12

Presumiblemente, se refiere aquí a los merodeadores nocturnos. –Ed.

743


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

por eso, este lugar se ha vuelto así para mí, <sí>. Porque la cuerda fue lo que me rompieron, por eso este lugar ya no me parece como me parecía antes, <no> . Es como si el lugar se abriera ante mí porque la cuerda se me ha roto. Por eso, El lugar ya no me resulta agradable, <no>.

Lo que Xã:ä-tiŋ solía cantar14 13

La palabra /xam es !nũ:iŋ, que tanto Lloyd como D. F. Bleek traducen como

string, «cuerda», sin duda siguiendo las indicaciones del narrador. Sin embargo, según DIC: 484, !nũ:iŋ es el nombre «de cierta serpiente, también llamada //xe:t@n, probablemente una pitón», mientras que el término para cuerda es !nũi, «nervio, ligamento, cuerda del arco, hilo» (ibid). En julio de 1875, Diä!kwain contó a Lucy Lloyd un mito en el que una doncella desobediente es transformada por la Lluvia en una de estas serpientes, «cuyo nombre es temido». Diä!kwain dijo que esa serpiente podía verse en una de las copias de pinturas rupestres de G. W. Stow que Lloyd le había enseñado poco antes (L.V.13: 5019'). La serpiente, sin duda, es mítica, ya que no existen pitones ni en el territorio /xam, ni en sus proximidades. Por otro lado, la primera parte del nombre del amigo de Xã:ä-tiŋ es !nuiŋ, que puede estar relacionado con !nuiŋ, «capa de piel, manta» (DIC: 584). La segunda parte del nombre, /kúït@n, puede estar relacionada con el término –/kuita, –/kuit@n, «refugiarse» y, como sustantivo, «enramada» (DIC: 324). Todo esto abre interesantes perspectivas para una nueva interpretación de este tan comentado poema. –Ed. 14

Diä!kwain cuenta esto sobre una de las canciones que su padre solía cantar.

(L.V.5104').

744


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

Padre solía cantar que la cuerda se había roto.15 Por eso las cosas ya no eran como antes. [Decía mi padre:] –Las cosas me siguen pareciendo desagradables. Ya no oigo aquella vibración16 que solía escuchar. Noto que la cuerda se ha roto de verdad, abandonándome. Por eso, cuando duermo, no siento aquello que solía vibrar dentro de mí mientras estoy dormido. Pues yo solía oír algo cuando dormía, como si una persona me llamara. Decía: «¡Xã:ä-tiŋ! ¿Duermes profundamente, y por eso no me has dicho nada, como solías hacer cuando errábamos juntos? Mientras, yo he estado atento, aguardando el momento en que vinieras a verme, y yo supiera que seguías con vida. Me dirías entonces si habías hecho salir al Animal de la Lluvia [!khwa:-ka xOro]. Me da la impresión de que te propones causar enfermedades, como yo solía hacer.

FUENTES Y COMENTARIOS «The sorceror !nuiŋ-/kuit@n» y «What Xã:ä-tiŋ, Diä!kwain's father, used to sing», traducido de CAB-VIII, 131-135, Hollmann 2005: 279-283 = L.V.15: 5079-5109 (BC 151, A2.1.64 = LL64) KH 1460(4)

15

La cuerda que solía escuchar cuando !Nuiŋ-/kuit@n llamaba al Animal de la

Lluvia [!khwa:-ka xOro]. (L.V.5104'). [También en este caso, la edición de Bantu Studies D. F. Bleek integró esta glosa en el cuerpo del relato (CAB-VIII: 134-135). –Ed.] 16

Aquí significa, dice Diä!kwain, un zumbido en el cielo. (L.V.15: 5105').

[En la edición impresa, D. F. Bleek integra esta explicación como un paréntesis en el cuerpo del texto. El término /xam es //ka-//kãũξiŋ, «vibrar», y como sustantivo, «vibración, sonido, cambio (música)» (DIC: 565). –Ed.]

745


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

Dictado el 26-28 de julio de 1875, con explicaciones adicionales dictadas el 20 de octubre de 1875. La canción de Xa:atiŋ es quizá uno de los textos /xam más conocidos, y ha sido recogida y comentada en varias antologías y ensayos. Maurice Bowra (1962: 96-97) la cita completa, y comenta que «lo que conmueve al cantor no es el misterio inherente en la idea misma de la cuerda del hacedor de lluvia, ni siquiera su tristeza por la muerte de éste, sino el que de su mundo haya desaparecido algo a lo que se había acostumbrado y que daba por sentado. Su pérdida le hace sentir que no está a gusto en su entorno de siempre, y esta desasosegante sensación de ser un extraño le perturba y angustia. Se centra en este único punto porque es lo más significa para él, y esto es lo que confiere a la canción su notable originalidad» (Bowra 1962: 97). También la recogen, y comentan con más acierto, Jerome Rothemberg (1985: 104, 509), que opina que puede haber una alusión al «juego de las cunitas» y Stephen Watson (1995: 65), para quien la canción refleja el hecho de que los /xam eran conscientes de la inminente desaparición de su cultura. El comentario más interesante es el de Hewitt (1985: 664-665) que extracto a continuación: «La imagen principal consiste en la sencilla ecuación entre la muerte de un amigo y la ruptura de la cuerda de un instrumento musical. El «lugar» en el que en otro tiempo resonaba la vida de !Nuin-/kuiteŋ produce ahora al cantor una sensación de vacío y desolación. Esta imagen, de por si delicadamente sugerente, posee una intensidad adicional por el hecho de que el difunto era también músico y cantor [...] y su música ya no volvería a oírse». Hewitt opina también que, puesto que el difunto era un !gi:xa (chamán) de la lluvia, la cuerda (!nu:iŋ) de la canción alude también a la correa de cuero (!hau) utilizada por los chamanes para sacar al Animal de la Lluvia de su escondite. En

746


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

ocasiones, dicha correa se rompía, dando al traste de un modo repentino a las esperanzas puestas por la comunidad en el ritual chamánico.

747


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C8. Relato sobre un león

//Khaξ ka kumm1 La niña estaba allí llorando porque quería larvas de hormiga. La oyó un león, y fue hasta ella, cuando ella estaba llorando. Sus padres dormían. Ella estaba a su lado, llorando. Y el león la oyó, cuando estaba allí llorando, y el león se acercó a ella, <sí>. Y la niña extrajo (parte de) la hierba2 sobre la que sus padres estaban durmiendo, porque había visto al león, el león tenía intención de matar (y) llevarse a sus padres. La niña prendió fuego al león con la hierba.3 El león salió corriendo. Los arbustos se prendieron,4 porque la niña había pegado fuego al león. Y después la madre de la niña le dio larvas de hormiga, (porque) sabía que el león los hubiera matado, si la niña no le hubiera pegado fuego al león. Y el león fue a morirse, a causa del fuego. Porque el fuego lo había quemado, matándolo. Y la madre de la niña dijo: –Sí, mi niña, de no haberle pegado fuego al león, hubiéramos muerto. Tú le pegaste fuego al león por nosotros, pues hubiéramos muerto, si tú no le hubieras prendido fuego por nosotros. Porque eso romperemos para ti una cáscara de huevo de avestruz [llena] de larvas de hormiga, pues gracias a ti estamos vivos. Estaríamos muertos, habríamos muerto, de no haber tú pegado 1

Contado a !Kweiten ta //ken por su madre. (L.VI.2: 4004').

2

La narradora explicó que los bosquimanos duermen sobre hierba que, con el paso

del tiempo, se seca. 3

Pegó fuego al pelo del león.

4

Cuando corría por entre los arbustos, éstos también se prendieron.

748


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

fuego al león de esa forma. De no haberle pegado de esa forma fuego al león, hubiéramos muerto. FUENTES Y COMENTARIOS «A Lion's Story / //khaξ ka kkum», traducido de SBF: 258-261 = L.VI.2: 4004-4009 (BC 151, A2.1.51 = LL51) BR: # 75a; KH 166 Dictado el 1 de enero de 1875.

749


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C9. El hombre que se refugió de la lluvia en una cueva, y encontró que un león le había precedido1 Mi abuelo, !Xug@n-ddi, me contó una vez, que hace tiempo un hombre hizo lo siguiente: como llovía, se le ocurrió meterse a dormir en una cueva,2 cuando había sido un león el que había hecho llover para él, para que no se diera

1

Contado por Diä!kwain, quien oyó la historia de su abuelo paterno, !Xug@n-ddí o

«Oud Klaas». (L.V.12: 4890'). [Este es el título del manuscrito (L.V:12: 4890). En SBF: 260 se titula «The man who found a lion in a cave». En un trozo de papel inserto en el cuaderno L.V.17, hay una nota sin fechar que dice lo siguiente: «!Xug@n-ddí, el !káiŋ de Diä!kwain, le contó una historia sobre un león que hizo caer mucha lluvia, y entonces se metió en una cueva esperando al hombre, pero, desgraciadamente, se quedó dormido, etc.» (!Xug@n-ddí, Diä!kwain's !káiŋ, told him a story about a lion who made much rain fall, and then sat in a cave waiting for a man, but unfortunately fell asleep, etc). En este mismo papel hay una breve nota sobre el texto C2. –Ed.] 2

En /xam, !kau ka //neiŋ, literalmente, «la casa (//neiŋ) de la montaña (!kau)».

Según Andrew Bank, «el que la historia se desarrolle en una cueva es, sin duda, su aspecto más llamativo; en las 12.000 páginas que suman los cuadernos, esta es el único relato asociado a una cueva. […] El escenario en una cueva, tan fuera de lo común, me sugiere que puede tratarse de un relato tomado de quienes vivían en un paisaje distinto [al de los bosquimanos de la hierba y la llanura, quizá los bosquimanos de la montaña, que vivían en el Karreberge, al sur de Vanwyksvlei. Cerca de Williston y Carnarvon hay abrigos de piedra con pinturas. ¿Es uno de esos abrigos el escenario original del relato?» (Bank 2006: 249). Sin embargo, el desfiladero de Kangnas (29° 34′ 00" S, 18° 21′ 00" E), está en el territorio de los /xam de la hierba, y en él hay cuevas con figuras geométricas, hechas con los dedos. W. C. Scully, que estuvo allí a finales del siglo XIX, describe este lugar como «un cañón en miniatura, cuyas paredes rocosas y perpendiculares contenían cuevas que habían sido habitadas, hasta tiempos relativamente recientes, por bosquimanos» (1915: 28). Véase también Wilman 1933: 56 y Rudner y Rudner 1968: 8081. Kangas es, probablemente, el lugar próximo a Bosluis que /Haŋ≠kass'o, al referirse a una ocasión en que vio a los /xam de la hierba, llamó /Koro-tteŋ (L.VIII.22: 7981). –Ed.

750


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

cuenta de dónde estaba su campamento, para que (lo) pasara de largo (en la oscuridad), y fuera a otro sitio, donde el león pudiera hacerse con él. Estaba muy oscuro, pues siguió adentrándose en los arbustos, no veía el lugar por el que caminaba. No sabía dónde podía estar su campamento. Y pensó: «Debo seguir avanzando en la oscuridad, en busca de una cueva, para, si la encuentro, poder dormir en ella. Después, por la mañana, puedo regresar a casa, porque la lluvia cae en abundancia sobre mí». Y el león había llegado antes a la cueva, había ido a la cueva3 a esperar al hombre. Y también estaba mojado. Cuando llevaba (un rato) dentro de la cueva, entró en calor. Y durmió, cuando hubo entrado en calor, pensando que estaría pendiente de la llegada del hombre para hacer esto, si el hombre entraba: mientras el hombre buscaba un lugar donde dejar sus cosas, él se apoderaría de él. Eso había pensado, (pero) se quedó profundamente dormido. Y llegó el hombre, mientras el león estaba allí, dormido. Y el hombre, cuando hubo entrado en la cueva, oyó algo que era como si respirara. Y el hombre pensó: «¿Es posible que haya entrado gente en la cueva? ¿Esperan en la cueva, esos que aquí respiran?» Y pensó: «Si son personas, ¿cómo es que no hablan? ¿Es posible que se hayan quedado profundamente dormidos, y por eso no me hablan?» Y pensó: «No llamaré a la gente, porque no sé si hay gente. Primero palparé con cuidado (con las manos), para cerciorarme de si son gente de verdad. Porque si se tratara de otra cosa, al llamar la despertaría.» Y palpó cuidadosamente a su alrededor, y notó que allí había algo que parecía tener pelo. Y con cuidado se acercó un poco más, y palpó bien alrededor, y se dio cuenta de que lo que dormía en la cueva era un león. Y retrocedió con 3

Al interior, dice Diä!kwain (L.V.12: 4894').

751


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

cuidado, (y) se dio media vuelta. Salió de puntillas. Y cuando estuvo un poco alejado, corrió veloz, porque pensó que el león olfatearía su aroma (allí donde) había estado palpándolo. El león correría a buscarlo. Y cuando se hubo alejado un poco, cuando hubo pasado un poco de tiempo, oyó al león, porque el león había olfateado su aroma, mientras dormía. Y mientras el león estaba dormido, el olor del hombre entró en su hocico, y a causa del olor del hombre, que daba la impresión de que estuviera a su lado, se levantó rugiendo. Porque por el aroma de persona que había olfateado parecía que el hombre estuviera a su lado. Por eso dio un zarpado al lugar en el parecía estar hombre. Y el hombre lo oyó, y el hombre exclamó: –Suena como si hubiera percibido mi aroma, porque tú mismo (dirigiéndose a sí mismo) oyes esos sonidos de la cueva, porque el león suena como si se hubiera despertado, sobresaltado por mi aroma. Suena como si estuviese dando dentelladas a su alrededor, buscándome4 en la cueva. Y el hombre pensó que no iría a casa, sino que correría hasta un lugar distinto, pues sabía que el león encontraría su rastro. Después haría esto: cuando hubiera amanecido, si el león no lo había matado, iría a buscar su campamento, al amanecer. Y rompió el alba, cuando el hombre (seguía) corriendo, porque oía al león, esto es, el ruido que el león hacía, mientras lo buscaba para hacerse con él. Y,

4

El narrador explicó que el león olfateaba y gruñía a su alrededor, para encontrar a

la persona (o personas) a las que había olfateado. [En el manuscrito (página 4907'), la nota dice: «Diä!kwain explica: oliendo y gruñendo a su alrededor para encontrar a la persona o personas que habían dejado el olor». –Ed.]

752


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

mientras corría, atisbó el fuego que otra gente había encendido para calentarse. Y pensó: «Correré hasta ese fuego que hay allí, para llegar a la gente que está allí encendiendo una hoguera, para dormir (entre) ellos.» Y pensó: «¿No piensas (que) nuestros padres también me dijeron que los ojos del león, en la noche, a veces se parecen a una hoguera? Miraré para cerciorarme que allí arde fuego de verdad.» Y corrió aproximándose al fuego, miró y vio que la gente estaba tumbada alrededor de la hoguera. Y pensó: «Iré junto a la gente, porque parece que son personas de verdad.» Y fue hasta la gente, y les contó aquello [que le había sucedido]: –¿Pensáis que esta noche no he caminado adentrándome en la muerte? Sucedió que el león dormía, ¡por eso me veis! De no haber estado dormido el león, no me hubierais visto. Es porque dormía, porque lo que me veis, he acudido a vosotros. Pues había pensado que esperaría (en) la cueva, pero león había ido a esperarame a mí en la cueva. Ignoraba que el león estuviera dentro de la cueva. Se me ocurrió palpar alrededor, buscando un lugar seco en el que dejar mis cosas. Entonces, cuando entré en la cueva, oí como si algo respirara, y pensé que había gente que también esperaba allí, (dentro de) la cueva. Escuché que la respiración de la cosa no sonaba como una persona. Pensé que primero tantearía alrededor, y no dejé mis cosas en el suelo. Tanteé alrededor, sin dejar mis cosas. Tanteé cuidadosamente alrededor. Me pareció que tocaba cabello, y me di cuenta de que debía ser un león que dormía, dentro (de la cueva). Me di la vuelta cautelosamente, cuando me di cuenta de que era un león. Le contó aquello a los otros. ¿No escuchaban los otros al león, que buscaba? Así, las otras personas debían estar alerta, por el león. Porque el león vendría, cuando encontrase su rastro. Y escucharon al león, que preguntaba,

753


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

buscándolo. El león preguntaba que dónde estaba el hombre que había acudido a él, pues su olfato le indicaba que el aroma del hombre se interrumpía en aquel campamento. Daba la impresión de que estaba en aquel campamento. Quería que el hombre se dejara ver, para poder hacerse con él. Amaneció, y el león (seguía) amenazándolo. Cuando amaneció, el león se marchó, dejando a la gente. Porque se levantaba el sol, se marchó, dejando a la gente, pues sentía que el sol se levantaba. Pues (de otro modo) la gente lo vería, pues el león es una criatura que no quiere acudir a nosotros, cuando el sol se levanta (en el cielo).

FUENTES Y COMENTARIOS «The Bushman who sought refuge from the rain in a cave, and found a lion there before him», traducido de SBF: 260-269 = L.V.12: 4980-4926 (A2.1.61 = LL61) BR: # 15; KH 1600 Dictado el los días 4 y 8 de julio de 1875. En las guardas del cuaderno se indica que las páginas 4890-4906 se tradujeron el 15 de julio de 1875, y las páginas 4906-4926 «en Charlottenburg, mucho más tarde». También en la página 4906' se dice que esas páginas se tradujeron en Charlottenburg. En SBF el relato se titula «The man who found a lion in a cave».

754


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C10. [Los lugares de //Kábbo y la historia de //Xuóbett@@n] (7215) //Gubo1 La gente (es decir, los báster) lo llaman «Blaauwpits», porque sus rocas son negras, ya que son pizarra. El lugar de //Kábbo (Jantje Toreen) es //Gubo («Blaauwpits») y (7216) y él recorría el lugar como su dueño. Así, poseía !Khũï-tteŋ, y //Xaü ka !khoa: (Agua de los juncos). Poseía //Xuóbbet@n.2 Y en verdad avanzaba, como dueño [del lugar], (7217) poseía /Unn.3 Así, cavó en //Ka:-tu4 (nombre de un lugar

1

Escrito en otras partes //Gubbo. Varios testimonios de //Kábbo y /Haŋ≠kass'o

confirman la importancia que este lugar tenía para aquél. En una relación de los lugares que le pertenecían dictada a W. Bleek en septiembre de 1871 (B.II: 372), se mencionan dos lugares con este nombre, //Gubbo gwai y //Gubbo /ai:ti, esto es, //Gubbo macho (o «marido») y //Gubbo hembra (o «esposa»). Las indicaciones dadas en distintos testimonios, y un pequeño mapa pegado en las guardas del cuaderno L.II.37, dejan claro que //Gubbo /ai:ti, el mencionado aquí por /Haŋ≠kass'o, es un pozo que manaba de la piedra pizarrosa de una granja llamada actualmente Blouputs (Anexo Gráfico A2.2-3 ), mientras que //Gubbo gwai es una colina cubierta de doleritas, muchas de ellas decoradas por petroglifos, que está a pocos kilómetros del pozo, y que es conocida localmente como Tafelkop (Anexo Gráfico, A2.4-6). Sobre los lugares de //Kábbo, véanse los importantes estudios de Janette Deacon (1986, 1988, 1996c, 1997, 1998, y su libro con Craig Foster (Deacon y Foster, 2004). 2

(7216')

//Xuóbbet@n era una mujer. La mató un león, y el león se la llevó a la charca. Ignoro el verdadero nombre de la charca, porque hace poco que llegué al lugar. 3

Ninguno de estos lugares, salvo //Gubbo y, posiblemente, //Ka-tu (véase la nota

siguiente), ha sido todavía identificado. –Ed. 4

Este lugar (escrito también /Ka" tu), cuyo nombre significa «la boca (tu) del cauce

seco (/k"a)», está mencionado en otras relaciones sobre el territorio de //Kábbo, y figura en el mapa inserto en L.II.37 que se mencionó en la nota 1. Posiblemente está en el entorno de la piedra blanca descrita por /Haŋ≠kass'o en L.VIII.20: 7751-7752, que está a

755


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

próximo a //Gubo), <sí>. Cavó, abriendo allí una (honda) zanja (para cazar). Por eso, mató un avestruz en la zanja, porque las zanjas de mi suegro no tenían igual.5 (7218)6 Se llamaba /Xuóbett@n,7 y un león se hizo con ella y se la llevó, cuando estaba dormida. El león la mató, le rompió la cabeza a dentelladas. Y el león la levantó (con sus fauces), el león (7219) se la llevó a la charca. Así, la gente (es decir, los bosquimanos) llamaban a la charca //Xuóbett@n, porque el león había llevado a esa persona hasta ella, porque el león se dio cuenta de que en la charca pocos pasos del lecho seco de un río, al sur de un campamento excavado por Janette Deacon (1996c). Para una fotografía de esta piedra, véase el Anexo Gráfico, A2.22. –Ed. 5

En el Anexo Gráfico, A2.23-24 pueden verse imágenes de unos alineamientos de

piedras, no muy lejos de la piedra blanca mencionada en la nota anterior, que quizá tengan que ver con la zanjas de //Kábbo. 6

/Haŋ≠kass'o, de su suegro //Kábbo.

[El relato relacionado en LR: # 154 comienza, propiamente, aquí, pero he incluido el texto anterior (relacionado en LR: # 261a), porque, en realidad, la historia de //Xuóbbet@n surje del testimonio sobre los lugares de //Kábbo. –Ed.] 7

//Xuóbbet@n era la esposa uno de los tíos paternos de //Kábbo. En agosto de 1871,

al dictar a Bleek información sobre su familia para que éste elaborara su genealogía, //Kábbo le contó con mayor detalle la trágica historia de su tía, que Bleek resumió así

[//Xuóbbet@n] llevaba casada cuatro o cinco meses cuando un león entró en su choza y atacó al marido, que dormía. Ante esto, la joven esposa atacó al león con un garrote. El animal entonces dejó a su marido, que estaba malherido, y se volvió hacia la esposa, a la que se llevó a otro lugar y devoró.»

[She was four or five months married, when a lion entered their hut, and attacked the sleeping husband. Thereupon the young wife attacked the lion with a knobkerrie. The animal then left the husband, who was much wounded, and turned to the wife, whom he carried off, and devoured. (BC 151, E1.2.3).]

Véanse los comentarios de Andrew Bank a esta historia (Bank 2006: 129-131). –Ed.

756


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

había (7220) arbustos, había <acacias>.8 Así, el león se la llevó hasta la charca, pues se daba cuenta de que los arbustos a los que debía llevar a la persona no estaban allí, [en el lugar donde la había matado], pues era un terreno despejado. Es en la charca, donde hay arbustos. FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. L.VIII.14: 7215-7220; 7221' (BC 151, A2.1.89 = LL89). La relación de lugares de //Kábbo se publicó en SBF: 306-307, como nota al relato de //Kábbo «//Kábbo's intended return home» (SBF: 298-317). LR: # 261a (los lugares de //Kábbo) y # 154 (historia de /Xuóbett@n). NoS nº 22, «//Xuóbbten's history». Dictado el 13-15 de julio de 1878.

8

(7220') Las <acacias> [!kwaξna] tienen espinos. Sus espinos son así (mostrando el

deddo índice curvado), son muy cortos, nos arañan, haciéndonos daño. Por eso, estamos cubiertos de sangre, cuando nos arañan y laceran nuestra piel por eso (7221') estábamos cubiertos de sangre, porque no llevábamos pantalones cuando, de noche, corríamos tras el puercoespín, porque nos adentrábamos en los matorrales de acacia, y de noche no veíamos los matorrales de acacia.

!kwáξna es el nombre de un árbol grande, también de un pequeño arbusto. Ambos tienen espinas en forma de gancho. (L) [Cf. DIC: 461, !kwáξna , «cierto tipo de arbusto, probablemente haakdoorn». La especie en cuestión en probablemente Acacia mellifera, subespecie detinens. Véase el Anexo Gráfico, B79. –Ed.]

757


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C11. [/Ã!karak@@n, a la que mató un león] (7364)1 Un león estaba cierta vez sentado de cara al sol, para que el sol se pusiera rápidamente para él y pudiera ir hasta las personas. Estaba de cara al sol. Entonces le hizo lo siguiente a /Ã!karak@n.2 (7365)3 /Ã!karak@n y su gente llegaron, cuando el león estaba [oculto] en la arboleda. Dejaron sus cargas ante él y recogieron leña, pues el sol se estaba poniendo. Entonces el león salió de la arboleda, (7366) a tumbarse a la sombra, pues buscaba la sombra del atardecer, pues quería sentarse a mirar si veía alguna criatura a la que derribar. Entonces, (7367) cuando miraba en esa dirección, vio cómo /Ã!karak@n y su gente llegaban para recoger leña en la colina. Y se agazapó a esperar, en silencio, para que no lo vieran. Entonces llegó la gente /Ã!karak@n (7368) y depositó su carga delante de él. Hicieron esto porque anochecía; recogieron leña. Y el león se acercó <desde fuera> a la arboleda, vio al grupo de /Ã!karaken, avanzó hacia la arboleda (7639)

1

(7364')a

Por /Haŋ≠kass'o, de su madre, /Xábbi-aŋ. 2

(7364')b

Es una mujer /xam. Ignoro el nombre de su hermana y el de sus padres, pues su gente fue la primera que estuvo allí, cuando yo no estaba allí. El lugar donde la mató un león está cerca de //Ku:-ko, que era el lugar de Tsáξtssi. [Tsáξtssi era el abuelo materno de /Haŋ≠kass'o. //Ku:-ko (también escrito //K"u:kó, L.VIII.1: 6052), está probablemente en las proximidades del Strandberg. –Ed.] 3

(7365')a

tswaiξtswai:ξn, denso (como los arbustos), ellos (el !gabba, o «Drie Doorn») no dejan resquicio para mirar. Por eso el león se adentra en ellos, el león duerme tumbado en ellos, mientras duerme en el <espino dulce> que se levanta entre ellos.

758


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

por detrás. Estaba sentado de cara al sol. Y la hermana pequeña de /Ã!karak@n lo vió. Dijo: –Hermana, ¿qué eso que hay en la arboleda? Y (7370) su hermana dijo: « ¡Ó ë ja!, ¡Dejad de recoger leña, porque el chacal del atardecer, que está ahí, no suele ser pequeño! Y su hermana pequeña dijo: –Amiga, deja de mirar a la criatura que no es (7371) pequeña. No saldrá de la arboleda con el trote acostumbrado del chacal cuando está en los arbustos. Porque [es] un chacal macho, que no es pequeño. Entonces llegó el león. Cuando el león vio (7372) que el sol había bajado, el león se acercó a ellos a hurtadillas. Entonces el león se tumbó, para mantenerse caliente, junto a una choza de ramas, y cuando la gente fue a acostarse, porque (7373) querían dormir, el león salió. El león salió. El león fue hasta ellos, el león se llevó a /Ã!karak@n, el león se la llevó a rastras. Esto hizo el león: le dio una dentellada, derribándola. (7374) Y la niña se levantó, cuando el león todavía estaba dándole dentelladas a su hermana, y la niña corrió en esa dirección mientras el león seguía dándole dentelladas a su hermana. Y el león mató a su hermana [mayor]. El león corrió tras [la pequeña]. (7375) El león no dio con el lugar donde la había visto, no dio con él. El león corrió a buscarla. Y el león hizo esto cuando hubo corrido buscándola: el león retrocedió rápidamente, el león volvió junto a la persona a la que (7375½) había matado a dentelladas. Fue a cogerla, la arrastró hasta la arboleda. Por eso la gente la llama la

759


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

arboleda de /Ã!karak@n, porque la persona a la que el león arrastró hasta la arboleda4 se llamaba /Ã!karak@n.

FUENTES Y COMENTARIOS «/Ã!karak@n, killed by a lion», L.VIII.15: 7364-7375½ (BC 151, A2.1.90 = LL90) LR: # 155 Dictado los días 28 y 29 de agosto de 1878.

4

(7375')

Yo le tenía mucho miedo a esa arboleda, porque mi abuelo contaba que el león solía ir hasta ella para buscarnos cuando nos veía llegar, y nos esperaba allí. Porque (7375bis) el león no se muestra amistoso, sino que nos espera. Cuando nos ve se impacienta, [si] no llegamos de lejos. Entonces quiere ser una bola roja para nosotros, cuando escapamos a la muerte. Nuestra boca no puede hablarle. Mi abuelo solía hacer esto, cuando trabajaba con un bóer, le hablaba al león. [El sentido de esta glosa es un tanto oscuro. Si no la interpreto mal, el narrador habla de la reacción del león cuando se daba cuanta de que sus potenciales víctimas habían escapado. Pero no está nada clara la referencia a la «bola roja» [ku !khum], ni tampoco la referencia a lo que hacía el abuelo del /Haŋ≠kass'o cuando trabajaba con el bóer.–Ed.]

760


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

C12. [El cazador que se hirió con sus propias flechas cuando el órix que cazaba se transformó en león] (8775)1 Él2 solía acechar órix. Fue a acecharlos. Fue a poner la flecha. Fue a preparar el veneno. Él acechó al órix, cuando (8876) el órix pacía allá. A hurtadillas, a hurtadillas, avanzó, avanzó, avanzó, avanzó, hasta quedarse quieto. Vio que el órix pacía en un lugar despejado, en el que no había ni un solo arbusto, porque el órix (8777) comía en un lugar despejado. Así que se alejó caminando. Y el órix lo vio, y el órix hizo esto: cuando vio al hombre de pie, el órix se transformó en león. Cuando el órix lo vio (8778) el órix se apartó asustado, y el órix se transformó en león. El órix obró de esta forma, el órix avanzó <a medio galope>, cuando era león, mientras el hombre (8879) andaba, mirando al órix. No miró mientras caminaba; simplemente, avanzó mirando el órix, y entonces vio a lo que era un órix convertirse en león, porque el (8880) órix no tenía cuernos, como que tenía antes. Pisó una flecha, porque caminaba mirando al órix. Puso el pie en una flecha, y la flecha (8881) <le hirió, sí.> Y el veneno de la punta de la flecha <le traspasó> [el pie]. El veneno hizo esto: le llegó hasta <la pierna>, el veneno <le 1

(8775')a

/Haŋ≠kass'o, de su abuelo materno Tss'aξtsi. 2

(8775')b

Ignoro no su nombre, porque era a sus hermanos a quienes conocía. /Kho:k@ngu era el menor, /Kannu el mayor; su hermano más pequeño era /Kho:kn. Eran gente de la montaña. <Eran tíos de> //Hóak@n-k?e (Klaas Streep), cuñado de !Kwe-!kwe, cuyo otro nombre era !Kabbi !koiŋ.

761


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES C. LEYENDAS

traspasó> (8882) <el brazo>. Y el veneno le envenenó el <fémur>. Y él <tiró [de la flecha] y la extrajo de la pierna> [el resto del texto no está traducido]

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. L.VIII.31: 8775-8889 (BC 151, A2.1.106

=

LL106) LR: # 159 Dictado el 31 de agosto de 1879 La traducción (hecha por D. F. Bleek) se interrumpe en la página 8882. En la entrada de este texto en LR Lucy Lloyd resume así el relato: «Cierto bosquimano, mientras cazaba un órix, se las arregló para pisar sus propias flechas, se hirió con una envenenada y murió a causa de esto».

762


D. CREENCIAS


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D1. 1 Sobre el toornan,2 el brujo bosquimano Él [el !gi:xa] olisquea a la persona con la nariz, mientras el hombre está tumbado. Entonces tiembla.3 Muerde a la gente con los dientes. Cuando la otra gente lo sujeta con las manos, muerde a la otra gente. Los otros lo sujetan y le frotan la espalda con grasa, mientras él tiembla. Entonces deja de temblar, porque es un hechicero [!gi:/xa]. Por eso tiembla cuando olisquea a una persona con la nariz (para curar a la persona). Le sale pelo de león en la espalda, la gente lo elimina frotándolo con grasa, frotan arrancándole el pelo. Entonces el hombre deja de temblar, cuando el pelo de león se ha desprendido de su espalda. Lo frotan hasta arrancárselo, para que el pelo de león se desprenda. Entonces el hombre (el paciente) se levanta, porque está bien. Se sienta porque está bien. Hablando, se sienta, porque está bien. Están allí sentados bebiendo, él se tumba, porque está bien.

1

Narrado por //Kábbo. –Ed.

2

Toornan deriva de towenaar, «brujo» en Afrikaans. El apellido europeo de

//Kábbo, Toreen, probablemente deriva de esta palabra, y alude a su condición de !gi:xa o chamán. –Ed. 3

En la columna /xam, !kauk@n, que según DIC: 414 significa «golpear», pero lo

más probable es que, como sugiere Hollmann en su edición del texto (203), aquí el narrador dijera !khauk@n, «temblar» (DIC: 425). –Ed.

765


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

FUENTES Y COMENTARIOS Traducido de CAB-VII, 1-2; Hollmann, 202-203 = L.II.1: 273-275 (BC 151, A2.1.7 = LL7) BR: # 105 Dictado el 14-15 de junio de 1871. En la versión impresa el texto no tiene título. El manuscrito original está en L.II.1: 273-275. En el encabezamiento, a lápiz, lleva estos dos títulos: «About the "Toorna:n"» y, debajo, «The Bushman Witchdoctor».

766


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D2. Extracto de «Nombres bosquimanos de seis mariposas nocturnas» 2. //khã:ξ ka /góro «Mariposa nocturna del león» 1

Se la llama mariposa nocturna del león porque su vello es del color de un león. También precede al león. Cuando llega al anochecer y revolotea alrededor de la hoguera de los bosquimanos, éstos saben que el león no está lejos, y a la mañana siguiente encuentran el rastro del león, indicando que ha pasado cerca, a cierta distancia de la choza [campamento], cuando se desplazaba de un lugar a otro. Los bosquimanos sienten miedo cuando ven llegar esta mariposa nocturna. Se encuentra en Bushmanland del mismo tamaño que este espécimen.

3. //khã:ξ !núntu ta /góro «Mariposa nocturna de la oreja del león»

1

Véase DIC: 573, //kha:ξ ka dadaξbasi (también //kha ka /gúru), donde se identifica a

esta mariposa como la especie Rhodogastria amasis, del género Arctidade (véase al Anexo Gráfico, B69a-b). Otro tipo de mariposa nocturna, llamada en /xam –!num –!num también se identificó como esta especie. Véase NCE: 137-145 (L.VIII.15: 7307-7363) para un mito sobre la oruga de Rhodogastria amasis y SFFA: 215-216 para un mito sobre la propia mariposa.–Ed.

767


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

Los bosquimanos [//Kábbo y /A!kuŋta] me dicen que esta mariposa se llamaba así porque sus alas inferiores recuerdan el dorso de la oreja del león (detrás de la oreja). Cuando ven llegar esta mariposa a su hoguera vespertina, los bosquimanos sienten miedo y les dicen a los demás: «Esta noche tenemos que vigilar nuestros cuerpos, no debemos dormir, pues la mariposa oreja de león viene a nosotros». Piensan que el propio león se acerca «con su pecho hacia ellos». También tienen mucho miedo cuando por la mañana salen a cazar gacelas, no fuera que el león los matara junto a las gacelas. Esta mariposa (dicen) abunda en Bushmanland; del mismo tamaño que el espécimen.

FUENTES Y COMENTARIOS BR: # 119 (BC 151, E.4.5.1), elaborado el 14 de febrero con información proporcionada por //Kábbo y /A!kuŋta. Respecto a las creencias de los /xam sobre mariposas nocturnas, véase Hollmann 2007.

768


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D3. [El nombre del león no debe mencionarse (1)]1 Los /xam evitan el nombre del león, porque piensan que las moscas escuchan lo que dicen sobre el león, <sí>. Las moscas vuelan hasta la oreja del león, <sí>. Y las moscas le dicen al león lo que la gente ha estado diciendo sobre él, <sí>. Y el león, que está dormido, se sobresalta. Es como si un hombre lo despertara de su sueño. Por eso los niños no mencionamos el nombre del león, porque nos da miedo hacerlo, porque nuestros padres no dijeron que si un niño pronuncia el nombre del león, las moscas se lo dicen. El león se enfada porque parece que los niños juegan con su nombre. Por eso, cuando el león se entera de esto por las moscas, hace que el sol se ponga allí donde las moscas han venido a hablar con él.2 Cuando el sol se ha puesto, el león va en la oscuridad hasta el campamento donde viven los niños pequeños que mencionaron su nombre, mientras la gente de allí está dormida. Pues quiere asustarlos, para que sepan que es una fiera, cuyo nombre se tomaron los niños a la ligera. Por eso, nuestros padres no querían que dijéramos el nombre del león, y solían decirnos que si veíamos las huellas de un león, cuando quisiéramos decírselo debíamos levantar la mano así,3 para hacerles saber que han visto el

1

A Diä!kwain le enseñó esto su madre, ≠Kamme-aŋ (L.V.7: 4526').

2

Es decir, el lugar en el que estaba cuando las moscas fueron a contarle (lo que el

niño había dicho (L.V.7: 4529'). 3

Levantan la mano derecha con los dedos extendidos, entonces los padres saben

que ellos (los niños) han visto es el rastro del león.

769


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

rastro de un león. Porque sabrían lo que queríamos decirles cuando nos acercáramos enseñándoles simplemente la mano, reconocerían la criatura sobre la que les hablábamos, que habíamos visto su rastro. Porque esto es lo que hace el león, cuando los niños hemos visto sus huellas: si vamos a decirles a nuestros padres que las hemos visto, el león encuentra nuestro rastro donde hemos encontrado el suyo, y lo sigue hasta nuestro campamento, para atraparnos mientras dormimos, cuando estamos profundamente dormidos. Por eso nuestros padres nos decían que si veíamos las huellas de un león, no debíamos pararnos para hablar entre nosotros del rastro, debíamos seguir caminando como lo habíamos hecho cuando vimos el rastro, debíamos simplemente mirarnos los unos a los otros mientras caminábamos, sin pararnos a mirar el rastro. Pues simplemente debíamos decirnos unos a otros con los ojos que un león había caminado por allí. Los ojos debían ser nuestra forma de hablar entre nosotros, no debíamos decir: «Mira, compañero, parece que un león ha pasado por aquí». Nuestros padres solían decir que no debíamos hablar así, pues el león es una criatura que escucha. Aunque no lo veamos, sabe lo que hemos estado diciendo sobre él, escucha, porque las moscas le cuentan lo que hemos estado diciendo sobre él, cuando hablamos de él, <sí>.

(Aquí el narrador levantó la mano derecha, con todos los dedos extendidos, como una garra.) (L.V.8: 4532') [Sólo la parte entre paréntesis de esta nota aparece en la edición impresa. –Ed.]

770


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

Nuestros padres solían decirnos que es una criatura que cuando duerme sueña que la gente ha visto su rastro, la gente se ha tomado su nombre a la ligera. Cada vez que sueña, cree su sueño.4 Nuestros padres solían preguntarnos si acaso no veíamos cómo se comporta un león cuando mata una presa: actúa como un hombre, no devora la presa en el lugar donde la ha matado, <sí>. Pues suele destriparla como una persona, para enterrar el contenido del estómago5 allí donde ha matado al animal, <sí>. Se lleva al animal sin devorarlo. Cuando se lo ha llevado a un arbusto, entonces lo devora, <sí>. No lo devorará en terreno descubierto, pues quiere devorarlo bajo el arbusto grande al que se lo ha llevado, bajo el arbusto. Entonces nuestros padres solían decirnos que si vemos algo que el león ha matado y queremos despedazarlo, no debemos llevarnos el animal entero, debemos llevar la cabeza para el león, y la parte superior del espinazo,6 estas dos cosas debemos dejar para él en el lugar, para que las vea allí donde dejó el animal. Cuando lo hemos espantado, debemos despedazar al animal en su ausencia. Nuestros padres solían decir que no debíamos llevarnos toda la carne, que debíamos dejar comida para león en el lugar de la matanza, debíamos cubrirla con los arbustos7 sobre los que hemos puesto la carne que cortamos, para que la

4

(Esto es, lo cree como si alguien le hubiera contado la cosa, dice Diä!kwain)

(L.V.8: 4543') 5

(Lo que está en el estómago del animal, hierba, etc.) (L.V.8: 4545')

6

El término /xam es !xã, que Lloyd dejó en blanco en el manuscrito y que D. F.

Bleek traduce tentativamente como upper backbone. Según DIC: 496, !xã significa «parte superior del espinazo, nuca». 7

(Para que otros animales no se la coman) (L.V.8: 4551')

771


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

encuentre. Porque es un animal que nos seguirá, si no le dejamos algo para comer. Nuestros padres solían decir que el león es un animal que actúa de esa forma, incluso si no queda más que el hueso !xã8 de un animal,9 sigue yendo al lugar de la matanza para triturarlo, y cuando haya terminado de triturarlo, se marchará y buscará otra cosa que matar. Si ve que nos hemos llevado toda la carne del animal, piensa que no nos hemos acordado de que él también está hambriento. Pues al parecer no tuvimos en cuenta que fue él quien mató al animal, pues nos hemos llevado hasta el último pedazo de carne. Nuestros padres solían decir que si el león no encontrase comida en el lugar de la matanza, se enfadaría, y se diría a sí mismo: «Tú espera un poco, pues te has llevado toda mi comida, te haré lo que me has hecho a mí, seguiré tus huellas, iré y me haré con uno de tus hombres mientras duerma, y lo devoraré. Pues al parecer tú no te acordaste de que también yo estoy hambriento». Por eso, nuestros padres solían decirnos que no debemos llevarnos toda la carne de ninguna cosa que el león haya matado, debemos dejar algo para el león en le lugar de la matanza, para que lo encuentre cuando venga. Porque esto es lo que hace cuando lo hemos espantado: va a otro lugar y espera hasta el ocaso para ir en la oscuridad a ver si le hemos dejado algo para comer.10

8

(Incluso si has cortado la carne y solo le dejas el hueso) (L.V:8: 4552')

9

Sigo aquí el manuscrito (L.V:8: 4552). La versión impresa no especifica el hueso,

y no recoge la glosa. Véase la nota 7. –Ed. 10

En ocasiones, un león sinvergüenza hace como que se marcha, pero vuelve a

hurtadillas cuando la gente está despedazando la carne, y entonces la mata. Por eso la madre del narrador decía que debían despedazar rápido la carne y marcharse del lugar donde el león había matado la presa.

772


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

Por eso nuestros padres nos decían que no nos lleváramos toda la carne del animal, pues el león seguiría nuestros rastros, si nos llevábamos toda la carne.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. Traducido de CAB-II, 53-57; Hollmann, 45-50 = L.V.7: 4526-4526½ (BC 151, A2.1.56 = LL56); L.V.8: 4527-4562 (BC 151, A2.1.57 = LL57) BR; # 74a(a). Dictado los días 5, 6, 13, 15 y 17 de abril de 1875. Según consta en las guardas iniciales, la traducción se hizo los días 6, 13, 15 y 17 de abril de 1875.

773


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D4. [El nombre del león no debe mencionarse (2)] Nuestros padres solían enseñarnos que, en otra ocasión, cuando habíamos visto el rastro del león y queríamos decírselo, podíamos mencionar su otro nombre, podíamos llamarlo «Pelo» [/kuk@n], diciéndoles que habíamos visto el rastro de «Pelo» en tal lugar, cuando veníamos desde allí. Eso es lo que nuestros padres nos decían, pues no querían que los niños dijéramos «león», ya que no éramos mayores1 como para mencionar el nombre del león. Porque el león nos esperaría hasta que fuésemos lo bastante mayores para salir de cacería, entonces nos vería allí, se dejaría ver, porque querría que lo viéramos, a él, cuyo nombre los niños habíamos estado tomándonos a la ligera. En verdad se aparecería ante nosotros, para que lo pudiéramos ver, que era realmente aquel con cuyo nombre los niños habíamos estado jugando. Por eso quería plantarse ante nosotros, para que viéramos si era algo con lo que se podía jugar, para que lo viéramos y nos juzgáramos si se parecía a algo con lo que se podía jugar. Por eso nuestros padres nos decían que si de pequeños nos burlábamos del nombre del león, las moscas iban a decírselo, y el león decía: «Espera un poco, cuando sean mayores irá de cacería y yo los veré, cuando sean mayores. Porque todavía no van de caza, sino que se quedan en el campamento. Pronto se harán mayores y saldrán de caza.2 Por eso nuestros padres nos instruyeron al respecto, <sí>, porque les parecía que el león solía esperar (hasta) que un niño pequeño se había hecho mayor, cuando el niño, de pequeño, había jugado con el nombre del león. 1

(Un adulto puede usar el nombre del león) (L.V.8: 4565')

2

El siguiente párrafo (páginas 4571-4573) no está en la versión impresa. –Ed.

774


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

Nuestros padres solían decir al respecto, ¿<realmente> no veíamos lo que el león le había hecho a Xwerri-k"au? 3

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. Traducido de CAB-II, 57-58; Hollmann, 51-52 = L.V.8: 4563-4573 (BC 151, A2.1.57 = LL57) BR: # 74a(b). Este texto se dictó el día 9 de abril de 1875., inmediatamente a continuación del anterior (D3) y dio lugar a la narración de la historia de Xwerri-k"au (C3). La traducción se hizo los días 17 y 19 de abril de 1875, según consta en las guardas iniciales.

3

Éste, (dice Diä!kwain) jugó de niño con el nombre del león, no respetó (?)

(!hummi:) el nombre del león. [El término /xam no está en DIC. La historia de Xwerri-k"au , contada por el propio Diä!kwain, está en el texto C3. El texto C4 es otra versión del relato, contada por !Kweiten ta //ken. –Ed.]

775


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D5a. [Poder del león sobre el ocaso. Precauciones en la charca]1 Madre solía contarnos lo que hace un león cuando quiere llegar hasta nosotros. Aunque el sol esté todavía alto, influencia al sol con sus actos, el sol se pone rápidamente, porque el león quiere llegar hasta nosotros <para devorarnos>.2 Entonces madre solía decirnos que si íbamos a coger agua a cierta distancia, debíamos observar el odre en que la recogíamos. Si se rasgaba, debíamos arreglar la parte que estaba rasgada, pero si cuando habíamos hecho un nudo en la parte que estaba rasgada, el odre se rasgaba de nuevo por otro sitio, entonces nuestras madres decían que era el león quien mordía y rasgaba el odre, porque quería alcanzarnos en la charca, mientras arreglábamos el odre. Esto es lo que madre solía decirnos sobre los actos del león, esto es lo que decía sobre ellos, sobre las cosas que el león hace cuando quiere matarnos. Es entonces cuando actúa así. Madre solía decirnos que si veíamos que no parecía posible arreglar el odre, aunque <perdiera agua>3,

1

debíamos alejarnos de la charca, debíamos

(Nota de Diä!kwain, 2 de julio de 1875) (4870')

[Este testimonio no es realmente un texto independiente, sino una glosa al relato C5.] –Ed. 2

Las palabras to eat us no están en la edición impresa, pero sí en el manuscrito (p.

4870'). –Ed. 3

En la versión impresa, kicked. El manuscrito (4873') ofrece en este punto la

alternativa leaked. El término /xam es ≠nai:. Como señala Hollmann (p. 55), posiblemente D. F. Bleek creyó que podía tratarse del término ≠nai:, ≠nãiξ, «dar patadas, arañar con los pies» (DIC: 670). El diccionario recoge el término ≠nãĩ, «verter dentro» (ibid.), lo que tampoco encaja aquí, a menos que D. F. Bleek interpretara erróneamente todo el pasaje. Un análisis de las cuatro últimas líneas de la columna /xam sugiere que el

776


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

arreglar el odre más tarde, cuando nos hubiéramos alejado del agua. Aunque la sed nos consumiera primero debíamos alejarnos y no pensar en nuestras ganas de beber, no debíamos pensar en eso en absoluto, sino seguir adelante, por sedientos que estuviéramos. Pues la sed de agua no nos mataría, pero la fiera que a dentelladas hacía agujeros en el odre nos mataría. El agua no nos mataría. Madre solía explicarnos que las moscas le dicen al león lo que sucede allí. El león actúa como si allí hubiera escuchado las cosas, porque las moscas le han dicho que ese día una persona irá a la charca. Por eso nuestras madres solían decirnos que el león es una criatura que actúa de ese modo cuando quiere matarnos, hace que sucedan cosas que no entendemos, porque quiere atraparnos mientras estamos allí [en la charca] trabajando.4 Nuestras madres nos solían decir al respecto que debíamos hacer esto cuando hubiéramos ido a la charca: debíamos caminar <hacia allí>,5 debíamos caminar aproximándonos a la charca, debíamos caminar mirando alrededor porque el león también va hasta la charca, también se aproxima al agua. Por eso nuestras madres nos decían que, cuando fuéramos a la charca, no debíamos jugar en la charca. Debíamos comportarnos así cuando llegáramos a la charca a la que

sentido es, aproximadamente, We should do this: although we fill the waterbag, we should go away from the water. –Ed. 4

El resto del testimonio (páginas 4878'-4880) no está en CAB-II, pero sí en

Hollmann, 54. –Ed. 5

En el manuscrito, we should walk far off. El término /xam es /ke:, que significa

«allí, a lo lejos, eso, aquí» (DIC: 306); we should walk there parece encajar mejor en este contexto. –Ed.

777


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

nos dirigíamos: debíamos llenar el recipiente, debíamos alejarnos rápidamente de la charca.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. Traducido de CAB-II, 58-59; Hollmann, 53-55 = L.V.11: 4870'-4877' (BC 151, A2.1.60 = LL60) LR: # 206a. La práctica totalidad del texto fue traducido por D. F. Bleek, salvo las últimas líneas de las páginas 4874' y 4875', que están sin traducir. Alan James (2001 : 217), comenta sobre este relato: La historia servía, sin duda, como una advertencia generalizada de que la charca no era un lugar seguro: daba la vida, pero también ofrecía un peligro de mortal por el ataque de los depredadores. Era el lugar donde animales y persona compartían un recurso escaso, y un lugar donde vidas y necesidades en conflicto convergían.

778


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D5b. El gemido del viento es considerado presagio de algo maligno1 Cuando nuestras madres oían llorar al viento, solían decir: –¡Que calle el viento! Al parecer piensas que algo bueno saldrá de él, pero el viento llora como llorará la gente cuando alguien muera. Pues el viento llora para nosotros, para que sepamos que otro amigo está muriendo. Por eso el viento llora, pues siento que nosotros lloraremos. Por eso, cuando nuestras madres oían al viento, decían: –Haz que el viento se detenga,2 para que no haga esto, pues una desgracia caerá sobre nuestro hogar. Pues así se porta el viento cuando trae la desdicha a nuestro hogar. El viento llora cuando nos trae la desdicha. Nuestras madres nos decían que cuando parece que el viento llora, es que nos hace llegar su llanto. Los animales que merodean oyen el viento cuando sopla más allá de nuestra choza. Entonces las fieras saben dónde vivimos, pues oyen al viento que las llama. Nuestras madres me decían que cuando una fiera merodea no camina contra el viento, sino con el viento. Cuando el viento sopla con fuerza, la fiera va de un lado a otro, para que oigamos el movimiento, para así sorprendernos cuando el viento sopla con fuerza y nosotros estamos a resguardo del vendaval. La fiera se presenta cuando parece que el viento llora y le habla, diciéndole dónde

1

≠Kaξmme-aŋ le contó esta historia a su hijo Diä!kwain (L.V.23: 5841').

[El título es el que el relato tiene en el manuscrito (L.V.23: 5841), y que se omite en la edición impresa. –Ed.] 2

(Es decir, mueve la estera cuando el viento sopla por ahí) (L.V.23: 5844')

779


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

estamos. Entonces la fiera viene hasta nosotros para matarnos, porque el viento le ha dicho dónde estamos. Por eso, cuando nuestras madres oían el vendaval, decían: –¿Es que no sabes que cuando un león se acerca a nosotros para arrancarnos del sueño el viento sopla con fuerza? El viento sopla así porque el león se acerca a nosotros, que estamos asustados por el vendaval, para arrancarnos de nuestra choza y matarnos a dentelladas. Nuestras madres me dijeron que cuando el león quiere llegar hasta nosotros, el viento sopla con fuerza, porque el león no quiere que los perros lo oigan cuando se acerca. Por eso, cuando oyen que hay vendaval, nos dicen: –Traednos leña, para que nos resguardemos con el humo de la hoguera, pues vosotros sentís cómo sopla el viento. Porque los ancianos nos decían que cuando un león quiere acercarse a nuestra choza, hace que sople el viento, porque no quiere que sepamos el momento en que llegará hasta nosotros.

FUENTES Y COMENTARIOS «The crying of the wind is considered an omen of evil». Traducido de CABIV, 331-332; Hollmann, 108-110. L.V.23: 5841-5857 (BC 151, A2.1.72 = LL72) LR: # 213b Traduje este texto en NCE: 241-242.

780


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D6. El búho y el cuervo negro1 Nuestros padres solían decirnos que el búho es una criatura que actúa de este modo cuando sabe que el león vuelve hasta nosotros, viene a gritar frente a nosotros. Cuando ha estado gritando, vuela hacia arriba, acomete los arbustos de nuestra choza,2 pues piensa que llegará el león y nos atrapará dormidos. Por eso, nuestros padres solían decir que si un búho nos acometía al ocaso,3 teníamos motivo para sentir miedo, debíamos recordar que es un león el que hace que el búho se comporte así. 4 Por eso, nuestros padres solían decirnos que si veíamos a un búho actuar de esta forma, no debíamos acostarnos en el lugar en el que el búho se había portado de esta forma con nosotros, <no>, en el lugar en el que era nuestra intención dormir, aunque hubiéramos planeado acostarnos allí. Si el búho venía a nosotros cuando estábamos preparando el lugar para dormir, cuando lo viéramos moverse así, debíamos recoger nuestras cosas y abandonar el lugar en el que el búho había venido hasta nosotros, debíamos ir a dormir a un lugar diferente, no hacerlo allí donde el búho había venido, <no>. Pues si no prestábamos atención al búho5 y dormíamos en el lugar donde de esa forma había venido hasta nosotros, <sí>, el león llegaría hasta nosotros y nos atraparía durante el sueño. 1

Contado por Diä!kwain, que lo obtuvo de su madre y de su padre. (L.V.9: 4689').

[El relato no tiene título en la edición impresa. «The Owl and the Black Crow» es el que aparece en el manuscrito, (L.V.9: 4689). –Ed.] 2

(Vuela sobre lo alto de la choza, acometiendo la punta sin tocarla, dice

Diä!kwain.) (L.V.9.4690') 3

(Sin tocarnos.) (L.V.9: 4691'a)

4

«Habíamos pensado que era un búho, cuando era un león, se había <obrado así>

porque quería que pensáramos que era un búho, cuando era un león» (L.V.9: 4691'b).

781


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

Eso es lo que nuestros padres nos enseñaron sobre el cuervo y el búho, pues decían que el cuervo6 y el búho son criaturas que nos advierten del león. El cuervo negro es aquel al que nuestros padres nos dijeron que debíamos temer mucho. Grita wa, wa, cuando nos advierte del león. Dice wa, wa, mientras nos sobrevuela, se posa delante de nosotros cuando ha volado directamente encima de nosotros. Y si ve que seguimos andando, grita de nuevo wa, y mientras grita aletea, y vuela de nuevo sobre nosotros.7 Por eso, cuando vemos que el cuervo y el búho se comportan así con nosotros, no nos quedamos en el lugar en que actuaron de esa forma, sino que nos marchamos, dejando el lugar donde se portaron así y dirigiéndonos a otro lugar, en el que el búho no se ha portado de ese modo con nosotros. Nuestros padres solían decirnos que debíamos <hacer lo siguiente> (si) nos marchábamos del lugar en el que el búho había acudido a nosotros: (cuando) nos hubiéramos ido a dormir a un lugar diferente, nuestros padres solían decirnos,8 no debíamos dejar que el fuego se apagara, debíamos acostarnos cara al olor del fuego, para notar mientras dormíamos si la hoguera se había apagado, y

5

(es decir, si pensábamos que el búho nos engañaba y no teníamos miedo, y

dormíamos en el lugar donde el búho actuaba así) (L.V.9: 4695') 6

Este es un cuervo que es totalmente negro, dice Diä!kwain (4696').

[En /xam, //hoξë. Se trata del cuervo de El Cabo, Corvus capensis (véase el Glosario). En el texto A5, una mujer identificada con esta ave ayuda a otros personajes a escapar de los dos malvados leones, Correa y Estera. –Ed.] 7

En el manuscrito original, esta explicación es una glosa en las páginas L.V.9:

4697'-4698'. –Ed. 8

Traduzco el pasaje (L.V.9: 4699') siguiendo el manuscrito, ya que D. F. Bleek

omitió algunas frases, sin duda por considerarlas reiterativas. También omitió las glosas de la página L.V.9: 4700', que también traduzco. El texto original de estas partes omitidas puede leerse en Hollmann, 44. –Ed.

782


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

entonces9 coger un leño10 y echarlo al fuego (bajo las cenizas).11 Debemos dormir cara al olor del fuego recordando cómo el búho había venido hasta nosotros cuando el sol estaba alto. Entonces, habíamos cuidado el fuego, para no dejar que el fuego se extinguiera, pues habíamos estado pensando en lo que el búho había hecho.12 Entonces, cuando la fiera sobre la que el búho nos había advertido piensa nos va a atrapar mientras dormimos, olerá el aroma del fuego y creerá que la persona está despierta. El olor del fuego le hará pensar que alguien está despierto; el hombre estará allí durmiendo, pero el olor del fuego hará que parezca que está despierto, alimentándolo. Esto es lo que nuestros padres solían contarnos sobre el fuego, diciendo que una fiera no irá a un campamento en el que husmee el aroma del fuego, pues teme acercarse cuando husmea el aroma del fuego. Pues piensa también que el hombre lo verá, si se acerca a escondidas hasta él pensando que duerme. Si estuviera despierto, entonces le dispararía, aunque él había pensado que estaba dormido. Esto es lo que nuestros padres nos contaban, que una fiera no acudirá al lugar en el se huele a fuego, pues teme acercarse; no le gusta acercarse a un lugar donde se huele a fuego.

FUENTES Y COMENTARIOS 9

(es decir, si despertábamos) (L.V.9: 4700')

10

(un tocón de leña que no está en el fuego pero sí al lado, listo para usarse)

(L.V.9: 4700') 11 12

(para que produjera humo, pero no se consumiese rápido) (L.V.9: 4700') Esta frase, que constituye la mayor parte del texto en la página L.V.9: 4701', no

está en la edición impresa. El texto inglés está en Hollmann, 44. –Ed.

783


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

«The Owl and the Black Crow», traducido de CAB-II, 50-52; Hollmann, 41-44 = L.V.9: 4689-4706½ (BC 151, A2.1.58 = LL58) BR: # 40a. Dictado el 7 y 10 de mayo de 1875. Según consta en las guardas iniciales, la traducción se hizo los días 9, 10 y 14 de mayo. Al publicar el texto, D. F. Bleek omitió el título. Alan James (2001: 218) comenta sobre este relato: puesto que el león no era una amenaza ni para el cuervo ni para el búho, los gritos y chillidos de estas aves al ver al depredador podrían quizá interpretarse como una advertencia a las personas, que eran criaturas como ellos. Algunas aves y animales eran así algo más que una fuente de alimento; podían también ser portadores y comunicadores de información vital para la supervivencia de la gente.

784


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D7. Se cree que un búho anticipa la presencia del león Mi abuelo Tsaξ-tssi solía decir que un búho suele venir hasta nosotros cuando el león está viniendo hasta nosotros, pues precede al león, cuando el león viene. Por eso, mi abuelo solía tirarle fuego al búho. Si venía al ocaso le tiraba fuego, porque ellos (él y los demás ancianos) querían que el búho se marchase y le dijera al león que la gente le había tirado fuego. Eso es lo que mi abuelo nos dijo. También habló de las moscas. Nos dijo que un niño pequeño no debía exclamar hmm, hmm, ka,1 si una mosca se posaba ante una de sus fosas nasales, pues la mosca siempre iba y le decía al león que un niño pequeño había estado insultando al león, es decir, había estado quejándose del mal olor del león.2 Entonces el león exclamó: –¿Qué edad tiene? La mosca dijo: –Es un niño. Y el león dijo: –¿Es grande? Y la mosca dijo: –Es pequeño. Entonces el león dijo: –Déjalo en paz. Crecerá.

1

Cerrando mucho la boca y expulsando violentamente el aliento por las fosas

nasales. 2

La mosca era una mosca del león. Esas moscas venían del león. La mosca en

cuestión se había posado en el sobaco del león.

785


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

Así,

sucede

que,

cuando

somos

mayores,

nos

encontramos

inesperadamente con un león que está tumbado. Entonces nuestra boca está negra de miedo, de terror, de alarma. Nuestra boca no es ligera, a causa del terror.

FUENTES Y COMENTARIOS Traducido de CAB-II, 60; Hollmann, 56-57 = L.VIII.23: 8059'-8061; 80788880 (BC 151, A2.1.98 = LL98). LR: # 206b Dictado el 22-23 de diciembre de 1878.

786


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D8. [La cabeza del león]1 Cuando un león todavía se acerca, el reflejo2 de su cabeza es visible antes que él. Se le parece, tiene el aspecto de un verdadero león. El reflejo de su cabeza (es aquello) con lo que nos engaña.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. Traducido de CAB-II, 61; Hollmann, 57 = L.VIII.6: 6577' (BC 151, A2.1.81 = LL81) LR: # 206c Dictado entre el 3 de abril de 1878, que es la fecha que figura en la página 6564 (la página 6580 está fechada el 4 de abril).

1

Narrado por /Haŋ≠kass'o. –Ed.

2

El término /xam es /hu/hunta, explicado en DIC: 291 como «imagen (?), sombra

(?), reflejo (?)». –Ed.

787


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D9. [Los niños no deben mencionar de noche el nombre del león]1 Nosotros, de niños, no le llamamos «león» de noche, sino que lo llamamos [/kErre-/e:].2 También decimos «cosa que es la oscuridad3 de su cabeza»,4 pues notamos que camina por la noche, después de haber dormido cuando el sol estaba alto. Los niños lo llamamos [/kErre-/e:] cuando el sol está alto. Cuando es de noche, también le llaman [/kErre-/e:], porque el león podría pensar que es una ofensa, si los niños lo llamaran por su nombre, insultándolo. Puede suceder que los niños lo llamen león. Entonces, crecemos, crecemos, crecemos, crecemos, nos hacemos mayores sin ver al león. Entonces, cuando somos mayores, nos topamos con él. Entonces nos ataca, obra así: viene a luchar contra nosotros.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. Traducido de CAB-II, 61; Hollmann, 58 = L.VIII.23: 8076'-8077', 8079' (BC 151, A2.1.98 = LL98) LR: # 114 Dictado el 28 de diciembre de 1879. 1

Narrado por /Haŋ≠kass'o. –Ed.

2

En la edición impresa D. F. Bleek traduce esto como lighting in, aunque no

encuentro nada en DIC que respalde esto, salvo que en la página L.VIII.23: 8077' Lloyd traduce /kErre tentativamente como lighting. Cf. DIC: 309, /kErre, «ser tímido» y DIC: 271, /e:, «entrar, estar dentro, meter dentro, disponer», usado también como preposición, «en, bajo». –Ed. 3

En /xam, ts?á a: /na: –/hok@n e. Una vez más el término /ho:ξ; véase el Glosario. –

4

Dicen que (la oscuridad) es su sombra. ts?á a: /na: –/hok@n e

Ed.

788


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del le贸n TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D10. [El le贸n puede transformarse en persona] El le贸n, a menudo, se transforma en persona (tanto hombre como mujer), se pone el rabo sobre la cabeza cuando se dirige a los buitres que devoran una gacela. Avanza al trote como un hombre, cuando va trotando hasta los buitres, porque siente que se parece a una verdadera persona.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin t铆tulo en el original. Traducido de CAB-II, 61; Hollmann, 59 = L.VIII.18: 7631', 8079' (BC 151, A2.1.93 = LL93) LR: #206e. Dictado el 27 de octubre de 1878. Este comentario es una glosa al texto B4.

789


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D11. El león tiene el poder de transformarse en otras cosas1 El león se transforma en otra cosa. Se transforma en caama,2 se transforma en caama porque quiere que vayamos delante de él.3 Y cuando lo cazamos, cuando yacemos delante de él, entonces viene hasta nosotros, se transforma en león. El terror casi nos mata, cuando vemos que es un león lo que avanza hacia nosotros, y no tenemos nada con lo que podamos hacer algo. Porque sabemos que no se portará amablemente si nos ve, nos matará.

/ku-koro [es el] nombre que los bosquimanos dan a un león que no es sensato y va a las chozas a matar personas.4

1

Narrado por /Haŋ≠kass'o. En la edición impresa el texto no tiene título; este es el

que figura en el manuscrito, L.VIII.23: 8075, «The lion has the power of turning itself into other things». –Ed. 2

El antílope conocido en afrikaans como hartebeest (Alcelaphus buselaphus),

Véase el Glosario, el Anexo Gráfico, B26.–Ed. 3

También se transforma en persona (vestida con un manto de piel) (L.VIII.23:

8076'). [Esta glosa no está en la edición impresa. El texto inglés puede leerse en Hollmann, 62. –Ed.] 4

Este breve testimonio no está en la edición impresa, pero está en la página

L.VIII.23: 8075' y se dictó más o menos por la misma fecha que el texto principal. El texto original es así: /ku-koro [is] the name given by the Bushmen to a lion who does not understand, and who comes to the huts to kill people.

El término /ku-koro no figura en DIC, pero su sentido podría ser «pelo (/ku) de chacal (koro)». –Ed.

790


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del le贸n TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

FUENTES Y COMENTARIOS Sin t铆tulo en el original. Traducido de CAB-II, 62-63; Hollmann, 62 = L.VIII.23: 8075-8077 (BC 151, A2.1.98 = LL98) LR: # 206d

791


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D12. Cuando alguien ha matado a muchos gatos monteses, uno de ellos se transforma en león y acaba con el que los ha matado1 Mi abuelo Tsaξtsi solía contarme que un gato montés2 se transforma en león. Los gatos3 que hemos matado4 cuando el sol estaba alto, se transforman en leones cuando el sol se pone y oscurece. Vienen a llevarnos a rastras mientras dormimos, cuando se han transformado en leones. Vienen a llevarnos a rastras mientras dormimos, porque no hemos visto ningún rastro de león. Por eso dormimos y no estamos atentos; estamos allí, profundamente dormidos. Entonces el león llega para llevarnos a rastras mientras dormimos, porque no habíamos visto un león que nos obligara a estar atentos. Porque no dormimos a causa de un león, sino que un anciano no deja de levantarse, enciende una hoguera, después se acuesta cuando arde el fuego. Entonces se levanta de nuevo y empuja un tocón hacia las brasas, porque quiere que haga humo. Entonces se echará a dormir cuando el sol esté alto.5 *

1

Narrado por /Haŋ≠kass'o. En la versión impresa D. F. Bleek omitió el título, que sí

está en el original (L.VIII.23: 8080). –Ed. 2

En el territorio de los /xam se encuentran dos especies de gatos monteses, el gato

salvaje africano Felis lybica, y el gato salvaje moteado, Felis nigripes. Véase el Anexo Gráfico, B18c y B18d. –Ed. 3

No vemos un león a causa de un gato (L.VIII.23: 8080').

4

Son los perros los que matan a los gatos monteses, porque son ellos los que los

levantan, tras olfatearlos (L.VIII.23: 8080'). 5

En el original, este párrafo es una glosa del narrador a la última frase del párrafo

anterior.–Ed.

792


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

Si matan un gato montés, y llevan el gato montés al campamento, ese gato montés se transforma en león. El gato viene a acabar con el hombre que lo mató. Eso cuenta la gente, yo nunca los he visto (es decir, no los he visto hacerlo).6

FUENTES Y COMENTARIOS «A Wild Cat, when many have been killed by a person, changes itself into a Lion and kills the slayer», traducido de CAB-II, 62; Hollmann, 60-61 = L.VIII.23: 8080-8083; L.VIII.27: 8400' (BC 151, A2.1.98 = LL98). LR: # 207 Dictado el 23 y 24 de diciembre de 1878. No tiene título en la edición impresa.

6

Esta breve variante del mismo testimonio la agrupa Lloyd en la misma entrada de

su informe (LR: # 207b). /Haŋ≠kass'o la dictó el 21 de mayo de 1879. El texto inglés, editado, es como sigue: If they kill a (wild) cat, and they bring home a wild cat, that wild cat turns itself into a lion. The cat comes to kill that man who killed it. People are those who say so, I have not seen them (that is, seen them do it). (L.VIII.27: 8400') –Ed.

793


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D13. Historia de la gacela

Whai: ta kumm1 Nuestros padres solían decirnos lo que haría una gacela cuando estaba cerca un león: nos llevaría corriendo al lugar donde estaba el león. Apenas supiera que el león estaba donde podía oír, la gacela haría como si se estuviera muriendo,2 porque quería que fuésemos hasta ella para matarla de una pedrada. Lo que quería era, una vez nos viera coger una piedra para tirársela, ponerse a balar roncamente, porque quería que el león la oyera. Por eso nuestros padres solían decirnos que si oíamos a la gacela balar roncamente debíamos mirar alrededor. ¿Pensábamos que la fiera que acudía al sonido se detendría si veía a un hombre junto a la gacela? Porque acometería a toda prisa, y aunque le ordenáramos que retrocediera, no retrocedería. Pues insistiría en venir hasta nosotros, aunque le gritáramos, vendría a arrebatarnos la gacela. Por eso nuestros padres solían decirnos que si veíamos que el sol se ponía mientras la gacela nos ofrecía resistencia,3 debíamos dejarla cuando viéramos que actuaba así. Aunque pensáramos que la gacela no es un animal que pueda causar nuestra perdición, , lo cierto es que incluso cuando vemos que está casi muerta obrará de esta forma cuando se dé cuenta de que queremos apartarla del aguazal 1

Narrado por Diä!kwain. En la edición impresa D. F. Bleek omitió tanto el título

inglés («The Springbok's story») como el /xam. –Ed. 2

Ahora se volvería débil, para obligar al cazador a ir hasta ella (L.V.9: 4620').

3

Es decir, no se dejaría arrear en la dirección que nosotros queríamos.

[En el manuscrito, esta explicación está entre paréntesis en el cuerpo del relato (p. 4625. –Ed.]

794


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

al que obstinadamente se dirige: se levantará y echará de nuevo a correr hasta que nos haya adelantado. Cuando ve que estamos tras ella, vuelve a tumbarse, porque quiere que pensemos «no debería dejar escapar esa gacela, pues en verdad parece que va a morirse; es la que acaba de adelantarme y se ha tumbado allí. Por eso no debería dejarla, pues parece que se está muriendo». Nuestros padres solían decirnos que cuando viéramos a una gacela4 comportarse así, debíamos dejarla en paz. Porque la gacela nos estaba atrayendo hacia la fiera, correría hasta llegar junto a ella; entonces moriría realmente, cerca de la fiera, apenas supiera que la fiera podía vernos mientras la matábamos, y nos derribaría junto a la gacela. Por eso nuestros padres nos enseñaban que tuviéramos cuidado con cualquier gacela a la que disparáramos al ocaso,5 si veíamos que no era probable que pudiésemos matarla mientras el sol estuviera aún alto. Debíamos dejarla, cuando viéramos que el sol se ponía. Aunque nos pareciera que una gacela abatida al ocaso no era mala, lo cierto es que es una gacela que nos lleva a la muerte. {Sobre estas cosas nos hablaban nuestros padres, <sí>, sobre lo que hacían las presas.}6 Esto es lo que nuestra gente nos enseñaba para que supiéramos lo que hace una presa cuando sabe que nuestra sangre se derramará. {Sobre estas cosas hablaba nuestra gente, para que las supiéramos, <sí>.7 Solían decirnos que la presa sabe de nuestra muerte, del momento en que moriremos. {Estas cosas nos decían nuestros padres, para que supiéramos la forma de perseguir a las presas, para que prestáramos atención a las cosas que hacen las 4

(Diä!kwain dice «die bok» [los antílopes]) (4633') –Ed.

5

(esto es, antes de que el sol se haya apuesto) (4634') –Ed.

6

Este segmento, en las páginas 4635-4636 no está en la edición impresa. –Ed.

7

Este segmento, en la página 4637 no está en la edición impresa. –Ed.

795


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

presas, sus acciones. Sobre las presas nos hablaron nuestros padres.}8 Nuestros padres solían preguntarnos si pensábamos que la presa ignoraba que uno de los nuestros había muerto.

{La presa nos dice9 que uno de los nuestros ha

muerto.}10 Porque es una criatura que olfatea desde lejos, porque sabe todas las cosas, porque siente que es una criatura que tiene un fino olfato. Por ese olfatea lo que sucedió en otro lugar, {lo sabe, y tiene olfato.}11 Esto solían decirnos nuestros padres, ¿no veíamos como actúa una gacela cuando alguien yace muerto allí? ¿Habíamos visto alguna vez a las gacelas viajar hacia el lugar donde la persona yace muerta? {Parece como si <el rebaño>12 lo supiera, que un hombre yace muerto (en) ese lugar, pues es algo que olfatea lo que se ha hecho (en) ese lugar, lo sabe.}13 Las gacelas no viajarán hasta el lugar donde alguien yace muerto, sino que siguen avanzando por un camino distinto, parece que sepan lo que yace en ese lugar. Porque la gacela lo olfatea. Por eso saber lo que va a suceder, lo sabe, sabe lo que nosotros ignoramos, lo que va a suceder en ese lugar. {Estas son las cosas que yo ahora veo que tenían que ser verdad, que mis padres hace tiempo me dijeron sobre lo que hacen los animales. Y ahora veo que es como me lo dijeron, me lo contaron, hace tiempo, <sí>, ahora yo mismo me doy cuenta de lo que los animales hacían, <sí>. Porque ahora me parece que las cosas son como hace tiempo me dijeron, me contaron <sí>. Ahora veo que era verdad lo que

8

Este segmento, en las páginas 4638-4640 no está en la edición impresa. –Ed.

9

(Diä!kwain dice que no habla con la boca pero que una persona sensata puede

verlo (saberlo) por sus acciones) (4641') 10

Este segmento, en las páginas 4641-4641', no está en la edición impresa. –Ed.

11

Este segmento, en las páginas 4642-4643, no está en la edición impresa. –Ed.

12

(este [ha] se refiere a un rebaño entero, dice Diä!kwain) (4644')

13

Este segmento, en las páginas 4644-4645, no está en la edición impresa. –Ed.

796


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

hace tiempo me dijeron sobre lo que hacen los animales. A estas cosas [que me dijeron] yo ahora asiento, <sí>.}14

FUENTES Y COMENTARIOS «The Springbok's story», traducido de CAB-III, 240-243; Hollmann, 78-81 = L.V.9: 4619-4651 (BC 151, A2.1.58 = LL58) BR: # 99a Dictado los días 20, 21, 16 y 27, de abril de 1875. En las guardas iniciales del cuaderno se indica que este relato se tradujo los días 26, 28 y 29 de abril de 1875. El texto inglés de los segmentos omitidos por D. F. Bleek se puede leer en la edición de Hollmann, 81. La edición impresa no tiene título. Michael Wessels (2007: 319-320) ha señalado que en los relatos /xam, «el significante "gacela" esta vinculado a la muerte de múltiples formas […] Presumiblemente se colige que la gacela, mediante su íntimo contacto con la muerte humana, puede considerarse como estrechamente relacionada con los espíritus de los muertos».

14

Este segmento, en las páginas 4648-4651, no está en la edición impresa. –Ed.

797


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D14. El destino de las personas apuestas1 Cuando está enferma una persona apuesta, siempre recibe cuidados, porque es apuesta. Por eso las ancianas dicen: «Creo que hay que cuidar de este niño. Por eso, quiero que vayas a por agua, para que esté tranquilo, porque no quiero que vaya él a por agua. Porque podría empeorar,2 si fuese a por agua. Por eso quiero que que esté tranquilo, no quiero que él traiga agua». Los !git@n parecen leones. Sus ojos miran (como los de un león) a la persona que es apuesta. Entonces esa persona enferma y muere, <sí>. Es mediante una mirada como un !gixa se lleva a una persona apuesta; con una mirada, lo atrapa. Entonces el hombre enferma. Por eso la gente dice: «Cuidadlo».3 Se hacen con él, por eso la persona muere, porque los !git@n se apoderan de él. Entonces la gente dice: «Ese hombre vuelve a estar enfermo. Mejora, y después vuelve a enfermar. Entonces muere, <sí>, porque ellos no dejan de venir a dispararle. Entonces los perros no duermen, sino que se ponen a ladrar, ladran a los hombres que vienen a disparar. Entonces esos hombres disparan al enfermo. Cuando esta cosa nueva le golpea, el hombre muere, por la nueva flecha que ellos le han disparado. Disparan a matar, matan al hombre del disparo.

1

/Haŋ≠kass'o, de su madre, /Xabbi-aŋ (L.VIII.15: 7296').

[En el manuscrito original este testimonio no tiene título. Este se lo puso D. F. Bleek en la edición impresa. –Ed.] 2

Por alguna parte de él está enferma (L.VIII.15. 7297').

[Esta glosa no está en la edición impresa. –Ed.] 3

En el manuscrito, las dos últimas frases de este párrafo son una glosa en las

páginas 7298'-7299'. –Ed.

798


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

Eso sucede cuando la gente está soplando al hombre, aunque le estén extrayendo cosas, sigue muy enfermo. Es como si no le estuvieran extrayendo cosas, pues los !git@n le disparan bajo las narices de la gente, disparan al hombre al que están soplando. Entonces cae su corazón, aunque le estén soplando,4 su corazón cae.5

FUENTES Y COMENTARIOS «The fate of good-looking people», traducido de CAB-VII, 7; Hollmann, 210211 = L.VIII.15: 7296-7303 (BC 151, A2.1.90 = LL90) LR: # 223f Dictado en agosto de 1878.

4

En el manuscrito, «disparan al hombre al que están soplando» es una glosa en la

página 7303'. –Ed. 5

/Haŋ≠kass'o dice que los hechiceros [!git@n] ven a una persona apuesta y disparan,

porque comen. (7303') [En un testimonio dictado a continuación de este (L.VIII.15: 7304-7306; CAB-VII: 9, Hollmann, 212) /Haŋ≠kass'o explicó que los !git@n devoran personas muertas. –Ed.]

799


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

D15. El médico [!gixa] bosquimano1 [1] Yo he visto a esa gente, !git@n que ya han muerto. Un !gixa obra así, un !gixa hombre, o un !gixa mujer: extrae el león (del paciente), y entonces muerde a la gente. La gente lo sujeta y lo agarra con fuerza, para que no pueda escapar y salir corriendo. Entonces la gente le da a oler buchu, y él estornuda2 el león, expulsándolo. Entonces extrae (de la otra persona) las cosas de la enfermedad. Los !gixa las llaman trozos de madera, porque esas cosas son como palos. Cuando yo los solía ver eran muy bonitos. Esas cosas las extraen muy bien [el !gixa], estornudando.3 La persona se recupera, <sí>, va tranquilamente a cazar, si las gacelas están allí.

[2] Hace un ruido como el del búho, dice –hŋhŋ, –hŋ, cuando extrae un búho de una persona. Entonces va a expulsarlo con estornudos. Llega para soplar a la persona, extrae los palos, los expulsa estornudando. Hace también un ruido como el del león, dice haŋ-a:, haŋ-a:. Entonces dice –

hm–m, –hm–m. Entonces la otra gente lo oye y llega hasta él guiándose por el

sonido. A continuación sacan buchu y se lo dan a oler. Entonces expulsa al león, estornudando. 1

Este es el título del manuscrito, omitido en la edición impresa. –Ed.

2

En /xam, /khamma, «estornudar» y también, «acto de estornudar, estornudo»

(DIC: 311), en este caso el ritual chamánico de aspirar la enfermedad del paciente y expulsarla. –Ed. 3

En el manuscrito, estas dos últimas frases son una glosa en la página 7758'. –Ed.

800


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

FUENTES Y COMENTARIOS «The Bushman doctor», traducido de CAB-VII, 2-3, 4; Hollmann, 204-207 = L.VIII.20: 7757-7759; 7761-7762, 7768 (BC 151, A2.1.95 = LL95) LR: # 223a. NoS, nº 4, «Doctors take out Lions from people; then the former bite (that is, the doctors do) and must be held down. Mere sticks are nicely sneezed out». D. F. Bleek unió una serie de testimonios de /Haŋ≠kass'o sobre los !gi:xa repartidos en distintos puntos del cuaderno L.VIII.20, pero que probablemente se dictaron en un mismo momento y Lloyd agrupó en una sola subentrada de su informe (LR: # 223a). Yo sólo incluyo aquí los dos segmentos que tienen que ver con leones. El segmento 1 se dictó el día 19 de octubre de 1878. El segmento 2 el 20 de octubre de ese mismo año.

801


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del le贸n TERCERA PARTE: TRADUCCIONES D. CREENCIAS

802


E. EXPERIENCIAS CON LEONES


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

E1. [La hiena y el león] (591)1 La hiena se lleva a la cría de órix. El león ve cómo la hiena se lleva a la cría de órix. El león se encamina hacia la hiena, el león le sale al encuentro, cuando la hiena se lleva a la cría de órix lejos, (592) hasta su cubil. El león la busca. El león la espanta con sus fauces. La hiena piensa que ha sido ella la que mató a la cría de órix, así que se lo lleva (593) (para que) coman sus crías. Las crías de la hiena están en el cubil, un cubil que es un agujero. Dentro aguardan a su madre, a que su madre les lleve la cría de órix. La madre mete una cría de órix (594) en el agujero. Comen y comen, dentro del agujero, porque su madre, que es una madre hiena, ha llevado una cría de órix hasta el agujero que es su cubil, porque ha llevado su presa, (595) la cría de órix. Así que [el león y la hiena] se enzarzan a mordiscos en medio (del agujero). Entonces la hiena muerde al león, de una dentellada la hiena le rompe el fémur al león. Así que (596) la hiena no lo suelta y lo tumba, porque piensa que también le romperá de un bocado el otro fémur. Entonces el león grita (llora), porque le duele la piel. Entonces el león grita (llora) por (597) la piel del otro muslo. Así que la hiena lo deja en paz, la hiena levanta a la cría de órix, se la lleva a sus crías, deja al león que se queda gimiendo a causa (598) del dolor de su piel, su gran dolor. Gimiendo a causa de su fémur, avanza, avanza gimiendo mucho, adentrándose en los arbustos !nabba que rodean el espino dulce, gimiendo mucho (599) se va debajo del tronco del espino.

1

En la parte superior de la página: «/A!kuŋta, del padre de su madre» –Ed.

805


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

De modo que !Kaŋ gu:ken2 reparó en él, [reparó en él] por su rastro, cuando se alejaba arrastrándose, cuando se arrastraba hacia los arbustos, se adentraba a rastras en los arbustos, porque le ardían (600) las patas. De modo que se adentró en los arbustos, con grandes gemidos aguarda tumbado junto a los arbustos, a causa de su piel. De modo que fue a tumbarse, entre los arbustos, para yacer allí a causa de sus muslos. (601) Fue allí a tumbarse, mientras la hiena comía en su cubil, porque los muslos de la hiena estaban sanos. Así que el león estaba en los arbustos, porque aún tenía los muslos doloridos, (602) de modo que se movía de un costado a otro, gimiendo en los arbustos a causa de la carne de su muslo, que la hiena había hecho trizas con sus dientes, cuando le dio una dentellada buscando el fémur del león. Por eso tenía la carne del muslo hecha trizas a dentelladas. (603) Así que gemía entre los arbustos a causa de la carne de su muslo, gemía a causa de su piel. Porque su piel está un poco dolorida, porque se ha enfriado, porque (604) ha mejorado. Así que se levanta, estira el muslo, cruza y estira los muslos, comprueba (si) podrá caminar, comprueba sus muslos. (605) Tiene el muslo un poco mejor, los muslos estaban un poco doloridos para poder caminar. Así que con calma se aleja caminando, comprueba si tiene el muslo un poco dolorido para poder caminar, dice, (606) sí, se dice sí a sí mismo, esto es, que sus muslos está bien. Mientras, la hiena va en busca de huevos de avestruz, a ver si otea un avestruz cuyos huevos pueda ocultar en los arbustos, (607) para poder romper con los dientes un huevo de avestruz. [Una vez los encuentra], rompe uno a dentelladas, se come la yema del huevo, se la zampa. A dentelladas rompe otro 2

(599’)

El padre de la madre de /A!kuŋta. [En la traducción inglesa se da su nombre europeo, Oud Griesbaart. –Ed.]

806


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

huevo, de nuevo se come la yema del huevo. Atrae hacia sí (608) otro huevo, lo rompe a dentelladas, se come la yema. Se revuelca sobre el nido del avestruz, se levanta, se sacude del polvo del pelaje, (609) para poder llevar los huevos sobre su espalda. Se carga a la espalda sus huevos de avestruz y se los lleva a sus crías, deja los huevos en el cubil, a dentelladas rompe uno para sus crías. Las crías de la hiena (610) se comen la yema, las crías de la hiena se la comen. La hiena trae otro huevo, también lo rompe a dentelladas para sus crías. Éstas se lo comen, se lo zampan. (611) De nuevo su madre trae un huevo, lo rompe a dentelladas. De nuevo ellos se lo comen, dejan la cáscara del huevo, se lo comen. Se tumban, cuando están ahítos. (612) Una vez más se levantan por la mañana, su madre les trae un huevo, lo rompe a dentelladas, ellos lamen la cáscara, dejan los trozos. Cuando se han bebido la (613) yema, su madre3 se levanta, su madre sale de nuevo a por otros huevos, su madre va a romper otro huevo, se lo come, cuando está sola, (614) deja la cáscara del huevo, se tumba, se tumba, debe dormir tumbada entre los arbustos, pues aguarda a que se ponga el sol, pues piensa que el león podría verla, si llevara [los huevos] (615) a mediodía, a causa de la (disputa sobre) la cría de órix. Así que <piensa es>, piensa, <sí>. De modo que se tumba un poco a dormir, porque piensa que el león (616) la verá de nuevo, eso piensa. Así que esperó al sol, <sí>, a que primero el sol se pusiera. Entonces se levantó al ocaso, y eso hizo, se cargó los huevos de avestruz a la espalda, (617) de modo que en la

3

(613’)

«Oculta» o «coloca en los arbustos», creo que dijo //Kábbo. [Esta glosa la escribió Lloyd, y recoge un comentario de //Kábbo sobre el relato de /A!kuŋta. –Ed.]

807


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

oscuridad carga los huevos de avestruz, mientras sus crías duermen. Cargada con los huevos entra en el cubil. Las crías de la hiena se despiertan. (618) A dentelladas, la madre rompe para ellas un huevo, ellas se comen la yema del huevo, lamen los trozos de cáscara, dejan la piel del huevo, porque es una cáscara (619) que nosotros tiramos, porque nos damos cuenta de que es una cáscara. Así que las crías de la hiena tiran la cáscara, porque piensan que es una cáscara. La madre coge otro huevo (620) que tiene yema, las crías se la comen, la devoran, lamen la cáscara, la tiran, porque es una cáscara, es hueso, por eso la tiran [y] (621) se comen otro huevo, porque es una cáscara. Así que se estaban comiendo otro huevo dentro del cual estaba la yema, otra vez tiran la cáscara, porque cáscara (622) es, está seca. Otra vez van a por un huevo nuevo, tiran la cáscara, porque cáscara es. Cogen un huevo, se comen la yema, se la beben y (623) tiran la cáscara, porque es una cáscara, que tiramos después de bebernos la yema. De esta forma la hiena termina los huevos. Otra vez deben salir en busca de (624) huevos de avestruz. Así que por la mañana temprano va a buscar otro avestruz, por la mañana temprano lo busca dando vueltas por el rastro de los avestruces. Los encuentra con su olfato, cuando olfatea con el hocico el olor de las patas de avestruz. Con su olfato los encuentra, (625) sigue el rastro de los avestruces, sigue su rastro, lo sigue aproximándose al nido. Parece que el avestruz no está en el nido pero ha dejado los huevos. La hiena se acerca a los huevos, se los lleva (626) y los oculta en los arbustos, llega, los carga, camina, camina, oculta los huevos de avestruz en los arbustos, porque piensa que hay muchos. Así que va y viene (627) a los arbustos, <sí>, para llevar los huevos poco a poco. Piensa eso, piensa que los

808


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

huevos se le caerán de la espalda. (628) Tiene razón, <sí>. Estos son los huevos que llevará a sus crías, para que sus crías dispongan de ellos. Así que lleva los huevos hasta sus crías, (629) que esperan a su madre dentro [del cubil], lleva los huevos al cubil, mientras las crías esperan dentro a su madre, va a colocar los huevos, los coloca dentro del cubil. (630) Rompe otro huevo para sus crías. Ellas se comen la yema, lamen la cáscara, la tiran, porque es una cáscara, que nosotros solemos tirar, (631) porque es hueso. Así que la tiramos, (cuando) comemos un huevo fresco que tiene yema. Y tiramos la cáscara, rompemos otro huevo, (632) nos comemos la yema. Esto dice la hiena, la hiena le habla a sus crías. Entonces las crías de la hiena entienden que su madre está en lo cierto cuando habla así. De modo que ella habla, (633) les dice a las crías que irá a buscar otro avestruz, lo atrapará, lo arrastrará para ocultarlo en los arbustos. Entonces llevará los huevos al cubil. (634) Entonces llevará comida al cubil, llevará los otros huevos al cubil, para poder comer en el cubil. A dentelladas rompe en el cubil un huevo para sus crías. (635) Ellas se lo comen, tiran la cáscara. –Porque es cáscara (dice la hiena) lo que arrojamos, porque en verdad la desechamos, porque (636) es cáscara, que tiramos, y se queda ahí. Caminamos, comemos, partimos comiendo un huevo fresco, y cuando entramos en casa, dejamos (637) la cáscara del huevo, que se queda allí, seca. Nosotros avanzamos, porque nos marchamos. Y nos comemos las yemas de los huevos de otro avestruz, dejamos las cáscaras, (638) nos comemos otra yema, nos comemos otra yema, tiramos la cáscara, porque cáscara es. Así que la tiramos, porque lo que nos comemos es la yema, tiramos la cáscara, (639) porque cáscara es.

809


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

»Así que tiramos (lo que) es cáscara, nos comemos la yema, porque la yema es dulce. Así que nos comemos los huevos, (640) porque la yema es dulce. Por eso nos la comemos, porque es bueno. La piel del huevo no es buena, porque es cáscara que está seca. (641) La tiramos, nos comemos otro huevo con yema, nos comemos la yema, la yema que está dentro del huevo, tiramos la piel de huevo, la piel del huevo es hueso, nosotros nos comemos la yema. Nos marchamos tras desechar (642) la piel del huevo; las cáscaras quedarán secas, mientras vamos a buscar los huevos de otro avestruz, para comérnoslos, para que el avestruz escape brincando. Para que se escape corriendo y podamos llegar hasta los huevos que están en el nido y poder (643) comérnoslos. Nos los llevamos, nos llevamos los huevos a los arbustos, los ocultamos. Volvemos otra vez, volvemos cargados, vamos a ocultarlos, vamos de nuevo. Volvemos cargados con otros huevos, (644) de nuevo volvemos cargados, los llevamos a otros arbustos, vamos a poner los huevos [en los arbustos]. De nuevo volvemos cargados con los huevos que han quedado, los llevamos a distintos arbustos, de nuevo los colocamos (645) en ellos.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. B.V: 591-645 (BC 151, A1.4.5 = WB5). BR: # 63 Dictado los días 22, 24 y 30 de marzo de 1872. La entrada del informe de Bleek resume así el relato: «la Hiena hembra, al defender de un león la presa (un órix) que está llevando a casa para sus hijos, le da una dentellada en el muslo, por lo que el león se retira dolorido». Según observaron Jane Goodall y Hugo van Lawick en su estudio de los carroñeros del Serengetti y el cráter de Ngorongoro, en Kenya, las hienas «muestran mucho respeto por un león macho adulto» (1978 [1970]: 186). Los 810


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del le贸n TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

leones, por su parte, suelen ser implacables a la hora de tratar con las hienas. Esto sugiere que el le贸n de este relato era un ejemplar joven, o quiz谩 enfermo.

811


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

E2. [Un león mata y devora a un bosquimano] (286) El león está en <la arboleda>, el león salta desde la arboleda y corre, cuando el hombre corre. El hombre le tiene miedo al león. (287) El león corre y atrapa al hombre, que tiene miedo del león. El león da dentelladas con sus dientes, mata al hombre a dentelladas. Levanta al hombre, se lo lleva. Se lo lleva a <un espino> que crece en <la arboleda>, lo deja en la raíz del <espino>. (288) Lo devora, se lo zampa entero. Tiene la barriga llena.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. B.I: 286-288 (BC 151, A1.4.1 = WB1). BR: # 71 Dictado después del 16 de febrero de 1871, cuando //Kábbo llegó a Mowbray. Este relato es poco más que un ejercicio de aprendizaje de la lengua /xam.

812


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

E3.1 [Un león mata a un hombre] (908)2 La otra (la esposa) chilla, porque <siguió> chillando. Pues vio cómo el marido de [otra mujer] traía las cosas de su marido. Entonces chilla, <sí>, (909) pues ve que su marido debe de haber muerto, pues sus cosas están aquí. Ella las ve. Por eso chilla, <sí>. El marido [de la otra mujer] se sienta. Dice que vio al león (910) tumbado, el león <se dio la vuelta, se marchó>. <Entonces> se detuvo, porque asustado retrocedió, vio al león, cuando el león también le vio a él. Se detuvo. <Entonces> dio la vuelta, <sí>. Le dijo a su (911) esposa que regresó para decirle a su esposa que debían marcharse, porque el león, el león <buscaría> su rastro en la oscuridad. <Por eso> el león vendrá al campamento, en la oscuridad, cuando con su olfato encuentre <el olor de> su <rastro>, en la oscuridad. (912) <Entonces> ellos <escaparán corriendo>, <encenderán una hoguera>, <aterrados> se irán, irán, irán, pues tienen miedo, el león <busca> nuestro <rastro> en la noche, viene al campamento, <sí>. Por eso, <asustados>, nos vamos. Acampamos en otro sitio, (913) porque el león me vio. <Por eso> tengo

1

Narrado por //Kábbo. –Ed.

2

(908')

Final de una historia [descriptiva] de la vida bosquimana, sobre un león que mató al marido de una mujer, y cómo los otros se fueron a otro lugar, por miedo a que el león encontrara el rastro hasta sus chozas. [Como se dice en la nota correspondiente al texto inglés, sólo el segundo segmento de este relato está traducido. En el informe de Bleek (BR: # 72a) encontramos este resumen de la historia: «Un bosquimano muerto por un león; búsqueda del hombre perdido; traslado de los demás a otro lugar, por miedo a que el león siga el rastro hasta sus chozas».–Ed.]

813


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

miedo, <sí>. Regresé, <hice esto>, hablé.3 Por eso se van, <sí>. El hombre dice que el león devoró al [otro] hombre. De nuevo, el león busca a otro hombre (914) en el campamento, pues es una fiera diferente. <Suele> devorar personas en la oscuridad. Llega (al) campamento en la noche. Se lleva a las personas en la noche. Salta dentro del campamento en la noche, arrebata una persona, (915) en la noche. Escapa corriendo [con] la persona, se aleja al galope. Sostiene a la persona (en sus fauces), muerde la carne de la persona. La persona chilla, <sí>, la persona dice: –¡Gente, <weh>! ¡Cogedme, el león se me está llevando (916) para devorarme lejos! <¿Podéis> dormir cuando el león viene a nosotros en la noche? Él ha debido de ser quien me atrapó, de noche, mientras dormía. Tiene razón. Habla mientras se aleja. Chilla, habla, porque debe (917) hacerlo, <por eso> debe <decir>: «¡El león me tiene atrapado, el león se aleja llevándome!» Los hombres, <que están en el campamento le arrojan fuego>, porque tienen miedo <de que> el león (918) se lleve a otra persona. <Así,> los hombres piensan que tienen razón. <Por eso,> no <buscan> al otro hombre, <no>. Amanece, y chillan en el campamento. Temprano, parten,4 <van corriendo, van lejos>. (919) <Ellos corren>, van deprisa, porque <corren>. Rápidamente llegan [a otro lugar], <encienden una hoguera>. El león no volverá a verlos, [no verá] su hoguera, que está allí. (920) <Así> el león no ve el fuego,

3

En este punto el narrador oscila entre la primera y la tercera persona. –Ed.

4

(918')

«Dey far loep, de ander plaas»

814


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

porque está devorando a la persona, <sí>. El león llega a un lugar diferente,5 al no ver el fuego. Los hombres acampan, porque no ven al león. FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. L.II.9: 908-920 (BC 151, A2.1.15 = LL15) BR: # 72a Como se dice en la nota al texto inglés, el primer segmento de este relato (L.II.8: 892-907, BC 151, A2.1.14 = LL14) está sin traducir. Este segmento se dictó el 22 de noviembre de 1871.

5

(920')

The lion, having eaten the man, loep di kant, sook onder man.

815


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

E4. Relato de //Kábbo sobre su encuentro con un león (258) Salgo, cuando el león está tumbado. Saco el bastón de cuerno de órix, le golpeo la cabeza, mientras está tumbado. Salta del suelo, echa a correr. Yo <increpo>

al león. El león me ha

sobresaltado, mi corazón late con fuerza (de terror). El león corre mientras yo me quedo sobre (259) el polvo de sus huellas. Va a tumbarse, mientras yo me quedo mirándolo. Otro león se encuentra con él, corre a su lado. Los dos van a tumbarse. Yo me alejo caminando, voy a mi campamento. Voy y se lo digo a mi madre, porque mi madre me espera en el campamento. Le digo a mi madre (260) (que) el león me sobresaltó, mi corazón late con fuerza (al estar) sobresaltado. El corazón del león se agitó sobresaltado. Sintió miedo de mí. Se alejó corriendo de mí. Cuando yo estaba en pie, él fue a tumbarse. Yo me alejé de ellos, mientras los dos se tumbaban, yo fui a quedarme en el campamento. Se puso el sol, yo dormía.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. L.II.1: 258-260 (BC 151, A2.1.7 = LL7) BR: # 74 Dictado el 20 de mayo de 1871. Revisado en septiembre de 1876.

816


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

E5. //Kábbo me cuenta su sueño (1949) Soñé con un león que hablaba. Ellos1 hablaban con sus congéneres. Yo los escuchaba, yo los veía. Eran negros. Sus pies parecían de león. Yo les temía. Tenían muchas patas. (1950) Tenían vello. Sus rabos eran largos. Yo tenía miedo, me desperté sobresaltado. Miré [a mi alrededor], porque me desperté sobresaltado. Tumbado, miraba cuidadosamente. Sus rabos (1951) tenían en la punta pelo negro. Estaban cubiertos de vello. Al marcharse les dijeron a sus congéneres que irían tras las gacelas siguiendo su rastro. Porque iban siguiendo el rastro de las gacelas. Aquellos leones fueron a la llanura. Me desperté sobresaltado. (1952) <Asustado>2 miré el rastro de gacela, mientras los leones hablaban con sus congéneres (sobre) el rastro de gacela. Vi muchas gacelas, el camino dejado por sus huellas. Me desperté sobresaltado. Me dormí de nuevo. <Entonces> soñé que (1953) !Kwobba-aŋ vivía en la casa de personas que eran diferentes.3 Me pidió tabaco. Me pidió que le diera para fumar. Yo le dije que me había fumado todo el tabaco. Le di a probar la pipa de aquí. !Kwobba-aŋ 1

(1949')

(estos eran dos leones) 2

(1952')

(sueña con el rastro) 3

Es decir, personas que no eran /xam, en el texto original, !k'e e: /xarra, como en

la primera parte del lema de la República de Suráfrica. –Ed.

817


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

fumó con ella. (1954) Me preguntó: –¿Qué pipa es esta? Yo le dije: –Yo compré esta pipa de aquí, cuando <robamos, [y] el magistrado me llevó a la casa de un hombre blanco, cuando robamos [y] estuvimos [con] él.> Me preguntó (1955) que dónde vivía. Eso preguntó. Yo le dije que todavía me tenía que quedar con mi patrón. Ella dijo que yo no había vuelto con ella. Me preguntó si aún trabajaba, puesto que (1956) no había vuelto a su lado. Le respondí que no trabajaba,4 porque he estado aquí, instruyendo. Ella me dijo que había visto gacelas. Ella no comía gacelas. Le dije que había estado esperando (1957) para ir a buscarla, que /Haŋ≠kass'o tenía que traerla hasta mí. Esto le dije, hablé con ella. La vaca dio (con los cuernos en la) casa. Me desperté sobresaltado. Acostado, miraba, <sí>. No soñé con /Haŋ≠kass'o. (1958) <Ellos y> mi hija, <ellos y> mi hijo. Miraba [a mi alrededor], mientras /A!kuŋta ordeñó la vaca, <porque> era de día. <Por eso> el lugar está iluminado. Es la hora de trabajar, cuando trabajamos tranquilamente en la casa. (1959) /A!kuŋta desató la vaca, mientras yo miraba tumbado. Llevó la leche a casa. <Entonces> lavará la colodra de la leche, mientras yo me pongo los pantalones. <Después> beberé (1960) café, <sí>. /A!kuŋta ordeñaba la vaca, porque ya era de día, y había luz. Esa es la hora en que debemos trabajar bien en la casa. /A!kuŋta había soltado a la vaca cuando yo miraba [a mi alrededor]. Ya llevó la leche a la casa y lavará la colodra mientras yo me pongo los pantalones. Después beberé café.

4

Es decir, no estaba sometido a trabajos forzados, como cuando estaba en la cárcel del

Malecón. –Ed.

818


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Cojo la escoba.5 Barreré bien el porche. Trabajo bien el porche. <Después> dejo de nuevo la escoba, voy a la casa de la vaca, cojo el rastrillo, (1961) limpio el camino, mientras quito trocitos de madera de mi casa, para que esté bonita. Para poder caminar por un lugar agradable, pues me caigo en la oscuridad, cuando vengo a comer. Para poder (1962) caminar por un lugar agradable. Porque en la oscuridad yo voy hasta mi patrón. Podría caerme. Caminaré por un terreno agradable, porque está oscuro cuando voy a reunirme con mi patrón,6 y podría caerme.7 Por qué también trabajo para la vaca, en la oscuridad, cuando el lugar está oscuro, cuando es de noche. Voy a (1963) por agua para la vaca, cuando no veo bien el terreno, para que la vaca beba en la oscuridad, para que la vaca se llene de la leche de la oscuridad mientras duerme dentro de la casa, atada. Porque (1964) comió hierba verde, húmeda. Beberá, llenándose de agua, <sí>.

FUENTES Y COMENTARIOS «//Kábbo tells me his Dream», L.II.9: 892-920 (BC 151, A2.1.28 = LL28) Bleek 1875: # 72a Dictado el 24 y 27 de agosto de1872. Publicado en SFFA: 131-132. Mi traducción en NCE: 38-41 se basa en mi transcripción

del

manuscrito

original,

transcripción

que

he

revisado

considerablemente para este trabajo.

5

(1960')a

Los bosquimanos barren con arbustos, dice //Kábbo. 6

Sobre las sesiones nocturnas de trabajo de //Kábbo y Bleek, véase Bank 2006:

160-162. –Ed. 7

(1962') «Ik dinn, ik fall» (?)

819


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

E6. Cómo un león se llevó al hermano mayor de ≠Kasiŋ, etc.1 (3453)2 Mi madre estaba sentada comiendo el !kerri.3 Él estaba tumbado, mi padre estaba tumbado. Mi hermano estaba sentado, los tres4 estábamos sentados. Mi madre estaba sentada (3454) con el niño pequeño en brazos. El león saltó entre nosotros, <sí>. Se hizo con el niño5 y se lo llevó, <sí>. Mi madre corrió tras el león, mi padre agarró a mi madre y la hizo retroceder, <sí>. El león mordió el brazo de mi padre, <sí>. Mi madre (3455) golpeó al león en el hocico; el león soltó a mi padre, <sí>, salió corriendo. El <hombre mayor>6 regresó, fue a tumbarse, <porque no tenía fuerzas para caminar>, por eso se tumbó, porque el brazo se le había hinchado, (3456) <sí>. Nos quedamos en el campamento. Mi persona mayor llegó, <sí>, otro de mis mayores, mientras estábamos allí hambrientos, porque el <hombre mayor> esta enfermo. Él (el otro hombre adulto) se marchó, fue a decírselo a la gente, para que la gente se desplazara hasta nosotros, <sí>, para que pudieran ver a la

1

(3453')

(Esto sucedió cuando eran niños y nuestro Klaas [≠Kasiŋ] (el más pequeño, medía unos tres pies y medio [1'07 metros].) 2

La anterior entrada fechada en el cuaderno está en la página 3448 es el 5 de

noviembre de 1873, fecha en la que casi con toda seguridad se dictó este relato. –Ed. 3

Un alimento vegetal no identificado. –Ed.

4

Esto es, ≠Kasiŋ, su hermano mayor y la madre de ambos. –Ed.

5

(3454')

(El hermano mayor de ≠Ka:siŋ) 6

Esto es, el padre del narrador. –Ed.

820


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

<persona mayor>, (3457) <sí>, para poder darnos de comer a los niños, que estábamos hambrientos, mientras cuidaban de mi padre. Quemaron <medicina>, frotaron7 el brazo de <la persona mayor>, <sí>. Quemaron (los alrededores) de la herida.8 La <persona mayor> se pone lentamente en pie, <sí>. Camina (3458), nos da comida, porque se siente mejor. Paseó por los alrededores. FUENTES Y COMENTARIOS «How ≠Kasiŋ's eldest brother was carried off by a lion, etc.», L.IV.1: 3453-3458 (BC 151, A2.1.44 = LL44) BR: # 75

7

(3557')a

Machacan la <medicina> quemada, la mezclan con grasa, se untan las manos con ella, se calientan las manos al fuego y con ellas frotan y sujetan el brazo [del paciente]. 8

(3557')b

Y también untan los alrededores de la herida (no su interior) con grasa mezclada con <medicina> quemada y machacada.

821


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

E7.1 [Encuentro fatal con un león durante la cacería ] (3462)2 Y entonces fui hacia el lugar del que habían venido los chacales. Y (3463) me adentré entonces en los arbustos, <sí>. Vi el rastro de los chacales (el rastro de otros3 chacales), chacales que se adentraron ligeros en los arbustos, <sí>. Y entonces avancé, <sí>. Vi el lugar donde habían estado los chacales, y lo examiné, <sí>. Entonces avancé, (3564) <sí>. Y vi el rastro de un león, <sí>, y seguí el rastro del león, <sí>. Y me adentré en los arbustos, <sí>, y vi el lugar donde las gacelas se habían espantado. Y entonces examiné los arbustos, y me percaté de la (3565) sombra4 del animal (la sombra del león). Y de nuevo fui a mirar, <sí>. Pues miré debajo del árbol, y vi su cabeza, <sí>. Y retrocedí otra vez, <sí>. Y atravesé el <cauce seco>. <sí>, para caminar por su orilla, (3566) <sí>, para mirar desde un lugar despejado si veía la cabeza del animal.

1

En la entrada de su informe correspondiente a este texto (BR: # 76), Bleek resume

así la parte que he omitido: «Las aventuras de caza del propio narrador. Mata a una hiena y a sus dos cachorros, y dispara a unas gacelas a las que ha espantado un león. La presencia de chacales indica el paradero del león». –Ed. 2

La página 3539 de este relato está fechada el 20 de noviembre de 1873. La

anterior entrada fechada (pág. 3524) es del 17 de noviembre, día en que, con toda probabilidad, se empezó a dictar este texto. –Ed. 3

(3563')

(Chacales que [antes] no había visto.) 4

(3565')

(La sombra del león, que estaba tumbado.)

822


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Y vi que estaba tumbado bajo el árbol, <sí>. Y grité, <sí>. El animal estaba en silencio (y no se asustó), siguió tumbado, era como si no me hubiese oído, <no>. (3567) Y retrocedí, <sí>, y fui hasta la gacela [que había cazado], <sí>, y fui a coger otra gacela, y cargado regresé a casa, <sí>. Y fui a contarle aquello a la gente, lo que había visto ese día. Y la gente me preguntó (3568) qué animal era aquel. Y le dije entonces a la gente que el animal no me tenía miedo. Y la gente dijo: –¿No te acercaste al animal, para poder verlo? Le dije a la gente que tenía miedo, y ellos callaron, <sí>. (3569) Me habían preguntado sobre las gacelas, <sí>. Y yo les dije que otras gacelas yacían en el lugar de la cacería. La gente me preguntó si estaba lejos. (3570) Les dije que no estaba lejos. Y entonces la gente se juntó, <sí>, para ir, para ir a mirar qué animal era. Y entonces fuimos, <sí>, fuimos cruzando el cauce seco, <sí>. (3571) Fuimos trepando (por una pequeña colina o montículo), <sí>, trepando fuimos al lugar en que yacían las gacelas.5 Y entonces mostré a la gente el lugar en el que había visto al animal, <sí>. Y la gente se llevó las tres gacelas. Y fuimos al lugar donde (3572) el animal estaba tumbado. Y la gente fue a dejar las gacelas [en otro lugar], <sí>. Y me acerqué al lugar donde la cosa había yacido. Y entonces le mostré a la gente, <sí>, el árbol junto al que el animal había estado tumbado. Y otro hombre dijo:

5

(3571')

(habían sido abatidas por el narrador)

823


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

–El animal, (3573) negro, está allí, bajo el árbol. Y el otro hombre dijo: –Acerquémonos, a ver qué es. Y yo dije: –Es un león.6 Demos media vuelta, porque no tenemos gente7 para ayudarnos. (3574) Y fuimos al otro lado (del cauce), <sí>. Nos sentamos, <sí>.

Me

mandaron a que fuese corriendo hasta la gente, para que vinieran. Y entonces fui al campamento, <sí>. Se lo dije. Y entonces la gente se juntó, (3575) <sí>, fueron a colgarse las aljabas [del hombro], y otros cogieron azagayas. Entonces fuimos, <sí>. Fuimos hasta la gente (los otros, que habían mandado a por ayuda); mientras avanzaban, los hombres estaban rojos.8 Y vimos (3576) a la gente que estaba en lo alto de la colina de doleritas, y nos hacían señas para que nos diéramos prisa. Porque el león se había levantado, avanzaba a lo largo del cauce. Y corrimos hasta ellos, <sí>. Nos dijeron, <sí>, que el león (3577) había descendido hasta el lecho seco. Y nosotros corrimos por encima [de la cresta de la colina], fijándonos si el león iba [por allí]. El león iba [por el cauce seco,] <sí>. Los hombres ascendieron (la colina), vieron al león, cuando el león iba a lo largo del cauce seco. 6

Aunque es muy posible que tanto el narrador como sus acompañantes supieran

desde el principio que se trataba de un león, hasta este momento han evitado decir su nombre. Sobre esta práctica véanse los textos D3, D4, y D9. –Ed. 7

(3573')

(sólo habían ido unos pocos hombres.) 8

No entiendo esta referencia al color rojo. –Ed.

824


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Y ellos (3578) siguieron al león, y aguijaron al león, y el león se tumbó, <sí>. Y ellos estaban allí, en pie, cuando el león estaba tumbado. Y los veteranos9 que habían quedado atrás, fueron hasta ellos. Ellos (los que habían aguijado al león) dijeron (a los veteranos): –Aquí está el león. (3579) (Todos) debían acercarse, para ver el <camino [desde]> el que podían dispararle al león. Entonces lo hicieron. Y otro hombre vio al león tumbado bajo el arbusto. Y otro anciano dijo: –Este hombre disparará al león, pues su (3580) veneno es fuerte. Y el hombre (veterano) disparó, <sí>. Y el león cargó saliendo de los arbustos bajo los que se había tumbado. Y la gente retrocedió corriendo, <sí>, y se detuvieron, cuando el león se detuvo. Y el león (3581) se tumbó de nuevo, <sí>, (junto al) arbusto bajo el que se había tumbado. Los hombres volvieron a dirigirse hacia el león, para dispararle. Dispararon. El león atacó, y otro veterano cayó10 (mientras corría). Y el león se apoderó entonces del veterano, <sí>. (3582) El león mordió la rodilla del veterano, <sí>. Los hombres dispararon al león. El león no quería soltar al veterano. Y los hombres corrieron hasta el león, dieron lanzazos al león, mientras éste mordía al veterano. Y a dentelladas el león (3583) hizo pedazos el hueso de

9

(3578')

Es decir, en este caso, hombres de cabello cano. [En /xam, !kerri, traducido al inglés como old men. Véase la nota correspondiente al texto inglés. –Ed.] 10

(3581')

El veterano estaba demasiado débil para correr, explica ≠Kasiŋ.

825


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

la rodilla del veterano. Los otros hombres dieron lanzazos, matando al león, mientras el veterano moría.11 Y cargaron con el veterano. Lo llevaron al campamento, para que sus hijos lo vieran, (3584) para que ellos y su esposa pudieran verlo por última vez.12 Sepultaron al veterano.13 Se desplazaron a otro lugar, (3585) para llevar allí a los niños, y que los niños no pensaran (en él). Porque, de haber vivido en aquel lugar, los niños hubiesen tenido deseos de llorar.14

FUENTES Y COMENTARIOS Extracto del relato titulado en el manuscrito «The Hyena mother», L.IV.2: 3462-3585 (BC 151, A2.1.45 = LL45) BR: # 76 Dictado los días 17 y 20, de noviembre de 1873, 17, 20 de enero y 16 y 19 de febrero de 1874.

11

(3583')

(por pérdida de sangre.) 12

(3584')a

No lo sepultaron en el campo de caza, para que su familia pudiera verlo una vez más. (N) 13

(3584')b

(cerca de su campamento.) 14

Como se ha explicado en la Introducción, los /xam, como los bosquimanos que

actualmente viven en el Kalahari, consideraban una temeridad cazar leones, entre otros motivos porque sus flechas envenenadas, de lenta actuación, no eran precisamente el arma más adecuada para matar a estos felinos. Por eso, lo que sucede en este relato es muy extraño, y cabe preguntarse si el empeño de los hombres por matar al león obedecía a una circunstancia extraordinaria que el narrador no explicó. –Ed.

826


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

E8. [Lo que hace una familia de leones] [1. Lo que la leona come] (1051) Mantis1 no ve a su esposa en este día, pues la leona estaba enfadada. Ella mata a un hombre, lo devora. La leona devora personas. <Porque> estaba furiosa, <sí>. Atrapa a un hombre, (1052) a dentelladas mata a un hombre, con sus dientes. Lo devora, y la esposa del hombre no lo ve, porque la carne del hombre está en el vientre [de la leona]. Mira alrededor en busca de otro hombre (1053) al que matar. <Porque siente que> ella devora todas las cosas. Devora, personas, devora avestruces, devora gacelas, devora órix, devora cuagas, devora caamas, devora chacales, devora <proteles>, devora <zorros orejudos>, devora gatos monteses, porque ella devora todas las criaturas. (1054) Devora antílopes cabríos, devora <duikers>, devora elands, devoras kudus, devora <suricatos>, devora <ginetas, devora linces, devora aardvaks, devora puercoespines, porque ella devora a todas las criaturas. (1055) Devora rateles, devora <avutardas>,2 devora <avutardas kori>, devora damanes, devora [!kau !kerru:], devora avutardas korhaan, devora buitres.3

1

Este relato de //Kábbo entronca con un mito de Mantis al final del cual éste tiene

un encuentro con una leona. Por este motivo, en las primeras páginas del relato Lloyd habla de una leona. Sólo a partir de la página 1056, cuando //Kábbo inicia claramente otro relato, Lloyd traduce siempre lion. –Ed. 2

(1055')a

(Un pájaro que come langostas) [Posiblemente se trate de la avutarda de Ludwig (Neotis ludwigii), como se señala en la nota correspondiente al texto original. –Ed.] 3

Megan Biesle (1993: 60-61) explica de los ju/'hoansi (!kung) del Kalahari que

«cuando enumeran los animales, en especial los que dan más carne, bien en los cuentos

827


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

<Porque> ella <acecha> de noche a las criaturas. <Entonces> también <devora a la criatura,> cuando la criatura duerme. (1056) <Porque> ella también <acecha y devora> a los hombres por la noche.

[2. El león atrapa personas por la noche] <Porque> el león atrapa hombres por la noche, les clava los dientes y los mata. Lo arrastra, camina llevándoselo, va a ponerlo dentro de un <espino dulce>. El hombre (1057) yace dentro de los arbustos espinosos, el león <se aleja [y se sienta.]> El chacal no puede comerse su hombre. Él se lo zampa, cuando está solo, y se zampa [también] los huesos del hombre. Y termina, y va hasta la charca, para (1058) beber, para beber en abundancia, porque comió abundante carne de persona. Bebe, <se adentra en la charca>. Y está ahíto, y va refrescar su vientre.4 El vientre se refresca en el suelo, porque yace tumbado, (1059) <pone su vientre a refrescar>. Yace dormido. Se levantará cuando esté fresco.5 Se sentará mirando [a su alrededor]. Mira en busca de otra persona, otra vez debe <desplazarse de noche para ir> hasta el hombre, de noche.

tradicionales, bien en la conversación cotidiana, lo hacen de una forma en extremo estilizada, casi rapsódica. Cuentan de forma gráfica y visual, llevándose los dedos en sucesión a los labios a medida que se pronuncia el nombre de un animal. Hay cierta forma de recalcar las sílabas que no aparece en ningún otro contexto. […] La lista se convierte en una cantinela. […] A la gente le encanta hacer esto, y enumeran los animales en cualquier oportunidad que se presenta». A juzgar por esta enumeración de //Kábbo, y por otra que Lloyd anotó de labios de /A!kuŋta (B.V: 1403-1482), los /xam, también se deleitaban en la enumeración de los animales. –Ed. 4

(1058')c

Para tumbarse en este costado y que el viento sople sobre su vientre lo refresque. 5

(1059')a

Cuando el sol casi se ha puesto.

828


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

[3. Un león va a un campamento y captura a un hombre] El león (1060) sale en busca de una hoguera, para percibirla, cuando la hoguera está roja. <Porque> el león, cuando estaba sentado, vio al hombre que regresaba. El león estaba sentado6 a la sombra de un <espino dulce>. Estaba sentado <sobre>7 el rabo, mirando fijamente. El león miraba. (1061) <Y entonces él se fue, se fue, se sentó. El león siente que> es astuto, el hombre no debe verlo, él debe ver al hombre, cuando el hombre va hacia el campamento. El león <lo rodea, yendo en dirección> al sol.8 Va al otro lado del campamento. Mira (1062) si la hoguera se ha apagado. Se acerca. Se dirige a la hoguera. <Acecha> detrás del campamento. Se acerca. Aguza el oído para saber si la gente duerme. Llega,9 al campamento. (1063) Atrapa (al hombre) dentro del campamento. El hombre grita, para que los demás lo agarren, pues el león lo ha atrapado. La gente habla airadamente (al león), el hombre grita mientras se aleja.

6

(1060')a

(Se sienta con la espalda hacia los arbustos, está casi oculto por ellos, y observa, pues es astuto.) 7

(1060')c

Creo que sobre la base del rabo. (L) 8

(1061')

El león aguarda hasta que el sol se ha puesto, y también hasta que se ha extinguido el fuego del hombre en su campamento, y entonces se apodera de él. 9

(1062')

(al campamento)

829


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

La otra gente le arroja fuego10 [al león]. Las mujeres (1064) <se defienden>11 con fuego, chillan. Los hombres hablan airadamente, son las mujeres las que chillan, porque tienen miedo. Rompe el alba y allí están, chillando.

[4. La gente huye y asciende una montaña para escapar del león] Por la mañana temprano <se ponen en camino>, cargan sus cosas, asustados, se marchan. (1065) Cargan sus cosas, <Sienten que>, asustados, se marchan lejos, apresurándose, pues el león volverá a devorar a una persona. <Por eso>, caminan deprisa, con miedo. Deben ir lejos. El león los seguirá. Se irán (1066) a dormir bien, <se tumbarán, porque> rompió el alba, <se sentaron>, pero no durmieron.12 Dormirán, <sí, porque> se han detenido. <Entonces> viajan lejos, <sí>, suben a la montaña alta.13 (1066) Duermen en la montaña. <Sienten que>, asustados, suben a la montaña. Deben dormir en

10

(1064')a

Meten la mano en el fuego y le arrojan brasas al león. Otras cogen un plato para hacer lo mismo. Las mujeres hacen platos con el hueso del corazón del avestruz (para poner carne en él). 11

(1064')a

Meten la mano en el fuego y le arrojan ascuas al león. Otros cogen un plato para hacer lo mismo. Las mujeres hacen platos del esternón del avestruz (para colocar carne). 12

(1066')

(Están todavía en el campamento, chillando.) 13

Visto que más adelante (1115-1116) se menciona una pequeña colina cuya

ubicación, cerca de Tafelkop se Leegte, nos es conocida, es casi seguro que //Kábbo ubicaba este relato en un paisaje real, que le era conocido. La «montaña alta» que tiene más posibilidades de ser la aquí citada es el Strandberg, un conjunto de tres colinas que está unos 50 kilómetros al sureste de Tafelkop se Leegte, y que es el punto más elevado de la Llanura. Las laderas abruptas del Strandberg, y su altura (968 metros), hacen de él un lugar muy apropiado para refugiarse de los leones. Véase el Anexo Gráfico, imágenes, A2.37-46. –Ed.

830


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

la montaña, la montaña alta. <Encenderán> hogueras, cuando estén parados, <permanecerán en silencio>, mientras debajo el león <da vueltas alrededor> de la base de la montaña, (1068) mientras arriba está el olor del fuego. <Son muchos allí> arriba. <Deben ir al agua, pues están sedientos> en la montaña, deben beber. Deben traer agua. Deben trepar por la montaña, de regreso, pues en verdad <establecen> el campamento en la montaña. (1069) Deben <permanecer entre las grietas de las rocas llenas de agua>, deben disparar a las gacelas, <porque siguen su rastro,> hay muchas cerca, abajo [de la montaña.] Deben alimentarse de gacelas, en la montaña. Para que el olor de su rastro permanezca en la montaña. (1070) <Deben cocinar> en silencio, acampados arriba. Matan gacelas, asan (la carne) abajo (de la montaña). Comen, <cargadas las espaldas>14 ascienden la montaña. Las mujeres <van>, comen, sentadas en el campamento. Los hombres [ta tuka-kən] <en el interior>, disparan a las gacelas abajo (1071) de la montaña. Deben trocear [las presas]. Deben comer, deben <guisar> para las mujeres <la cabeza> de las mujeres. Deben llevárselas a las mujeres. Las mujeres deben <quitarles> la grasa. Moran, acampados en lo alto.

[5. El león busca el rastro de la gente, después se cansa y va a cazar gacelas] El león <recorre> el terreno, (1072) el león olfatea en busca del olor de la gente, en el terreno. El león [!gauök@n] su rastro, en el terreno. El león [!gauök@n !gauök@n], se aparta de la gente. <Porque> el león se fatiga. Se tumba a dormir, porque está fatigado. Duerme entre (1073) los <salicores>. Tiene hambre,

14

(1070')c

Se echan las gacelas a la espalda y suben a lo alto de la montaña.

831


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

cuando está tumbado, cuando duerme, tumbado. Se levanta, <va a cazar> gacelas en la oscuridad, atrapa una gacela. A dentelladas mata la gacela, la arrastra, la arrastra hasta los <salicores>. (1074) A rastras coloca la gacela entre los <salicores>, extiende la gacela entre los <salicores>, allí la devora. Come abundantemente. Va a beber agua. <Entonces>, va a <tomar el sol>, <sí>, porque su vientre esta frío. (1075) <Así>, primero yace al sol, <sí>, para que su vientre se caliente. <Así, primero pondrá el vientre al sol, sí, después> va <a sentarse a la sombra>, hambriento. <A continuación,> (1076) se incorpora. Desde donde está busca15 las gacelas, sin levantarse. Desde allí [mira alrededor,] ve otra gacela, sin levantarse. Sigue sentado, espera a que se ponga el sol, para poder <cazar> gacelas en la oscuridad. (1077) Porque es grande, <siente> que las gacelas lo verán, cuando el sol esté en el cielo; con la oscuridad, las gacelas se acercarán a él. Entonces saltará sobre la gacela, <sí>, debe cazar la gacela que está cerca, <por eso> saltará, (1078) la atrapará. Aferra la gacela. A dentelladas la mata, cuando la gacela está en el suelo. Arrastra la gacela, la arrastra hasta <los salicores, pues> (1079) los <salicores> son muchos. Coloca la gacela entre los <salicores>, para comérsela allí. <Así,> va a colocar allí la gacela, y, entre los <salicores>, donde pueda devorarla.

[6. El león descansa a la sombra; después va a cazar un órix] En verdad <se refresca> entre los <salicores>, cuando (1080) está tumbado a la sombra, la sombra de los <salicores>, para que el sol sea menos intenso, para poder ir a beber a la charca, beber sobre la carne de gacela, para

15

(1076')a

Sentado, mira alrededor, con el sol a sus espaldas, que va descendiendo. (N)

832


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

poder ir de nuevo a tumbarse al fresco de la sombra del atardecer, para poder de nuevo incorporarse y mirar alrededor, para poder (1081) mirar alrededor buscando un órix. <Y entonces> ve al órix, <sí. Le da caza corriendo por el cauce seco>. Va a <acecharlo> al <pequeño cauce seco>. Llega el órix. Tumbado, el león lo observa. Está tumbado. Andando, el órix llega a su altura, mientras (1082) el león está tumbado. El león yace entre la hierba,16 lo observa entre17 la hierba. El órix camina, llega hasta la hierba, el órix come la hierba. El león salta, salta de entre la hierba sobre el lomo del órix. (1083) Aferra el cuello del órix, a dentelladas rompe el cuello del órix. El órix cae, cae sobre el suelo. El león se aparta de su lomo, está allí golpeando el suelo con la cola, porque está exultante,18 (1084) porque en verdad ha matado a un órix grande. Se quedará ahíto. <Entonces> rugirá. <Así>, arrastra al órix, <sí>. Se lo lleva hasta un <espino dulce> grande, <arrastra el órix hasta debajo [del árbol], tumbado junto a él lo devora,> (1085) el órix yace junto a las raíces. También el león yace junto a las raíces. <Entonces> lo devora, yaciendo bajo las raíces.

[7. La familia del león se une a él] <Entonces> otro león va hasta [el primero], que está rugiendo, <porque siente> que rugiendo llama a otros compañeros, (1086) para que los demás

16

(1082')a

(piensa que el órix irá a comer la hierba) 17

(1082')b

(yace sobre la hierba, y mira por entre los tallos, como una persona entre los dedos) 18

(1083')

Igual que Mantis cuando dice //ai g /ni: !kui kwa: ka tte xwa:. [Esto es, como Mantis cuando, al escapar del escenario de alguna de sus malandanzas, profiere una exclamación de júbilo. –Ed.]

833


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

leones, y con ellos su esposa, acudan a él. Su esposa, la <madre> leona le llevará a sus hijos. Los hijos del león vendrán a comer del órix. Eso hacen los hijos del león, cuando su madre los lleva. Su padre piensa. (1087) <Entonces> se levantarán, mientras todos están allí comiéndose el órix.

[8. Los leones van a buscar un cuaga] <Así>, van todos a beber, <sí>. De nuevo [cazan,] buscan un cuaga. Ven un cuaga. <Lo cazan separándose, sienten que> (1088) el león macho le dijo a la hembra que debería separarse. Estuvieron de acuerdo. <Así, hicieron aquello>, los dos <persiguieron lejos> al cuaga, porque eran dos. Los dos leones19 <persiguen al animal, lo atrapan, llevan> el cuaga hasta los <arbustos>. Lo dejan (1089) entre los <arbustos>. Lo devoran. Rugen para llamar a sus cachorros, para que los oigan. Los cachorros del león los oyen, acuden rugiendo hasta ellos. Sus padres también rugen. (1090) Llegan, los escuchan. Llegan hasta ellos. <Se lo comen>, devoran el cuaga, porque están todos. Se lo acaban. Se marchan,

19

(1088')a (El león macho le dice a su esposa que vaya,

mientras él va de esta forma, de modo que ambos se encuentran donde está el cuaga, y lo matan, saltando sobre él despedazando su cuello a dentelladas.) [Esta glosa no traduce un texto en /xam, y es una explicación del término !Vhatt@n. –Ed.]

834


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

dejando la piel del cuaga. Van a la charca, todos van a beber. De nuevo (1091) van a tumbarse bajo los <salicores>. Se tumban satisfechos, duermen.

[8. Al día siguiente, los leones cazan un eland. El león macho se dirige a sus compañeros] El sol <refresca>. Los leones se levantan, <se marchan.> Se sientan [de nuevo,] <se sientan y> miran. Los cachorros del león duermen. Ellos (los mayores) ven (1092) un eland que pace cerca. <Corren hacia él.> <Primero> el sol se pone. Los leones <acechan> al eland, en la oscuridad del crepúsculo. <Entonces> el sol se ha puesto, <sí>. Hablan con sus esposas, <con ella>. <Sienten que> son dos. El león le dice a su esposa: (1093) –Debes <ir a acechar [al eland]> en este lugar, mientras tu hijo está a tu lado, porque yo debo <ir a acechar [al eland]> en este [otro] lugar, mientras el otro hijo está a mi lado, el que es un pequeño macho. El otro pequeño macho está contigo. Ellos [nos acompañarán] y [también] las [hermanas] <pequeñas> (1094) pues en verdad son pequeñas leonas. Su hermano es en verdad el pequeño león. Su cuerpo es grande. Él <comerá> conmigo. Soy yo quien cazará el eland, yo que soy un macho. Tú, que eres una leona, tu eres la que aferra el eland, (1095) mientras yo [también] lo aferro. <Entonces> el pequeño león macho aferra al eland, <sí>. El otro pequeño león macho aferra al eland, <sí. Entonces> la pequeña leona lo aferra, <sí. Entonces,> (1096) tras sujetarlo lo derribamos, sujetándolo lo derribamos sobre el suelo.20

20

El patriarca de la banda de leones expone aquí la estrategia para cazar el león, en

la que participan los cachorros, macho y hembra, de la pareja, sin duda ya subadultos. – Ed.

835


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

»<Entonces,> devoraremos el eland, <sí>, mientras yace sobre <el suelo>. Porque los (otros) leones adultos21 están con nosotros, para ayudarnos a arrastrarlo hasta los arbustos, pues es (1097) grande.22 <Así,> lo devoraremos, tal como yace en el suelo. Nos vamos, vigilantes nos tumbamos a la sombra de los arbustos. Vigilamos al chacal, para que el chacal no se coma el eland, pues nosotros fuimos quienes lo matamos. Para que la hiena no (1098) se nos coma el eland, pues fuimos nosotros quienes lo matamos. Esto dice el león. Le habla a la leona, <porque siente que> él <es> el león. <Por eso es> él quien habla. La leona piensa. 23 Se levantarán, (1099) y correrán hasta el chacal. Atraparán al chacal, lo arrastrarán, tumbarán al chacal junto a ella. Todos comerán, comerán al chacal, comerán al eland. –Porque nosotros los leones, nosotros devoramos todas las cosas. (1100)24 Devoramos al eland, devoramos al chacal, porque siempre devoramos a todas las criaturas. Por eso devoraremos a la vez al chacal y al eland, para saciarnos con el chacal, para saciarnos de la carne del eland. Cuando hayamos terminado con el eland, iremos a la charca, iremos todos a beber. [Después] cazaremos, (1101), iremos todos buscar kudus, cazaremos un kudu, también lo mataremos. Tú, leona, tú aferrarás al kudu; <entonces> nuestro otro hijo aferra al kudu, <sí>; <entonces> yo, el león macho, aferro al kudu, <sí>. Entonces las pequeñas 21

(1096')

(al no ser muy fuertes los cachorros.) 22

(1097')

Es grande como un buey. [Un eland macho suele pesar unos 700 kg, y un hembra unos 450 (Stuart y y Stuart 1993: 184). –Ed.] 23

(1098')b

Ella piensa y no habla. 24

Aquí empieza el cuaderno L.II.11 (BC 151, A2.1.17). –Ed.

836


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

leonas (1102) aferrarán al kudu, <sí>. <Entonces> yo <realmente> aferraré al kudu tumbándolo en el suelo. <Entonces> lo arrastraremos hasta la sombra de la <acacia>.25 <Y así> comeremos tumbados junto a él, <sí>. <Porque nosotros sentimos que> es un kudu macho. La hembra de kudu devoraremos, la levantaremos (sobre nuestros hombros), la llevaremos hasta (1003) la <acacia>, la colocaremos a la sombra de la <acacia>. La devoraremos tumbados junto a ella. <Entonces> iremos a la charca, iremos todos a beber. <Porque sentimos que> iremos a cazar a otro lugar. <Así>, <primero> dormiremos a mediodía, entre las cañas. El sol <refrescará.> (1104) Primero buscaremos gacelas, al atardecer. <Entonces> cazaremos tranquilamente gacelas, <sí>, porque estaremos <saciados> de agua. <Entonces> todos mataremos gacelas, <sí>. Las llevaremos juntos (sobre el hombro), <porque sentimos que> también debemos comer gacelas. Nos zampamos las gacelas, comemos (1105) en abundancia. »<Así>, iremos a otra charca, beberemos, <sí>. <Entonces> nos adentraremos en otro cañaveral,26 dormiremos entre las cañas, a su sombra. <Y entonces> se pondrá el sol, mientras nosotros seguimos durmiendo allí, porque comimos muchas gacelas. (1106) Primero nos entrará hambre, pues buscaremos elands, mataremos una hembra de eland <y después> nos la zamparemos, <sí>. <Porque notamos que> nos entró hambre, cuando estábamos allí durmiendo. <Así>, iremos rápidamente a la charca, iremos a beber, <sí>. Iremos hasta donde hay muchas <acacias>, (1107) iremos a dormir acostados a su sombra. 25

(1102')

Un árbol grande, una acacia. [En /xam, –!khaow, que posiblemente sea otro nombre para el //k"erri o espino dulce. Véase el Glosario, s.v //k"erri y el Anexo Gráfico, B78. –Ed.] 26

(1005')

Es decir, otro cañaveral. (L)

837


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

<Entonces> el sol volverá a ponerse, <sí>, mientras dormimos allí, mientras estamos acostados, <sí>, mientras sentimos que el <vientre> está frío. <Porque sentimos> que el <vientre> está frío, <sentimos> que bebimos agua en abundancia. <Así, en la oscuridad saldremos> de (los arbustos), en la noche. (1108) En la oscuridad iremos a la charca. Una vez más, beberemos, porque el sol nos <estaba matando>, cuando cazábamos allí. <Por eso,> no comimos mucho, <no>, pues allí dejamos carne. <Así,> los buitres son los que devoran la carne, <ellos y> el chacal, ellos y la hiena. <Esos> son los que (1109) se comen la carne, la carne de nuestro eland, el que matamos nosotros, mientras venimos a beber aquí. Seguimos bebiendo. También dormimos. <Entonces,> despertamos en la oscuridad. Miramos alrededor, no miramos lejos. Miramos el lugar <cercano.27 A continuación>, (1110) nos ponemos a andar. Caminamos venteando. Debemos ventear las gacelas que <pacen a barlovento>. Venteando, llegamos hasta las gacelas, <sí>. Nos acercamos a las gacelas, <hacemos esto,> hablamos. <Así,> tenemos que <hacer esto:> tenemos que aproximarnos, <sí>. Tenemos que aproximarnos con cautela. <De ese modo> mataremos gacelas, porque <sentimos que> hablaremos bien con crías, de forma que las crías se acercarán [a las gacelas] con entendimiento, <sí>. <Nosotros> hablamos con ellas, hablamos, para hacer que entendieran. Ellas entendieron, porque (1112) nosotros, los mayores, hablamos con ellas para hacerlas entender. <Y así,> el leoncito mata una gacela, cuando está solo, pues piensa que debe comer. Porque está solo. Porque ve cómo los mayores vamos a cazar. Capturamos gacelas, (1113) el cachorro observa con discernimiento. También atrapa gacelas, da

27

(1109')

Miran alrededor del cauce seco en el que están tumbados.

838


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

dentelladas a gacelas de otro lugar. Por eso ambos arrastramos gacelas.28 Debemos ir a colocar la gacela entre los arbustos. Debemos comer, tras colocar a la gacela entre los arbustos. Debemos devorarla. Y nos tumbamos a dormir, <sí>. Debemos (1114) tumbarnos, con los estómagos calientes. <Porque sentimos que> iremos a la charca, iremos a beber. Por eso vamos, <sí>. Bebemos,29 con nuestro estómago, bebemos en abundancia, <sí>. Y vamos a tumbarnos, cuando nuestros estómagos están frescos. Debemos refrescar el estómago. (1115) Y nos levantamos al atardecer,30 miramos alrededor, sentados.31 Sentados, miramos alrededor. Miramos todos los lugares, todavía sentados. Nos incorporamos.32 »Después nos alejamos, y ascendemos la pequeña colina, <sí>, para sentarnos sobre ella, para poder observar todos los lugares.33 Porque (1116) 28

(1113')

(//Kábbo dice que a veces dos leones transportan una gacela.) 29

(1114') //Kábbo explica que tras comerse la carne y también los huesos (supongo

que unos pocos) tienen el estómago caliente, por eso beben agua, para que se mezcle con la carne y así humedecer su estómago. 30

(1115')a

(pasado el mediodía, cuando el sol todavía está en el cielo, pero bajo.) 31

(1115')a

(se sientan a la sombra de los árboles.) 32

(1115')c

Se sientan erguidos, como lo hace un perro, y miran. 33

Al describir esta escena, y probablemente a lo largo de todo el relato, //Kábbo

tiene en mente una zona concreta de su territorio. El /kao al que suben los leones es, casi con seguridad, un colina pequeña, situada al sur de Tafelkop (//Gubbo gwai), que ofrece una vista excelente de los alrededores (29º 48' 49" S, 21º 18' 41" E). Al sur de la colina está Tafelkop se Leegte, un cauce seco cuya abundante vegetación, incluso cuando no tenía agua, sin duda atraía a muchos hervíboros. En su testimonio sobre presentimientos (SBF: 332-333; NCE: 229-232; L.II.28: 2537), //Kábbo menciona esta misma colina, y dice que la gente solía mandar a los niños que subieran a ella para «mirar alrededor hacia

839


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

observamos,34 observamos sentados en lo alto, para ver un órix <caminar. Le damos caza. Entonces lo perseguimos.> <Lo perseguimos> por el <cauce seco,35 lo perseguimos cauce abajo, sentimos> que el órix come, el órix puede atravesar (el cauce), porque el órix come hierba, (1117) porque <siente> que la hierba está en el cauce seco. El órix irá a comer.

[9. El león captura un órix y después un kudu] <Y entonces,> el león sale de un salto del cauce, el león atrapa al órix que está allí comiendo. Le clava los dientes, derribándolo sobre el cauce seco. <entonces> come, 36 tras haberlo derribado sobre el cauce seco. El león se lo zampa, (1118) cuando el órix yace sobre el cauce seco. El león se aleja, y quedan allí los huesos y la piel del órix. Los buitres se los comen, cuando el león va a la charca. Va a beber, pues está sediento, ya que devoró el órix. Va a beber en abundancia. (1119) Se adentra en el cañaveral, se tumba entre las cañas, saciado. Debe refrescar su estómago, a la sombra de las cañas. Debe aguardar, (hasta que) le entre hambre. <Y así,> se pone el sol, cuando el león sigue sentado. todos los lugares» (look around at all places, en /xam !goa-a, tik@ntik@n ka ku:), frase idéntica a la empleada aquí. Los petroglifos que adornan algunas de las doleritas al pie de la colina parecen recalcar su función como observatorio privilegiado, en especial un panel con un conjunto de elands orientados hacia el sur, en dirección al cauce seco que mencionaba más arriba. Pueden verse imágenes de esta colina y sus alrededores en el Anexo Gráfico, A2.25a-31. –Ed. 34

(1116')a

Mirando en todas direcciones. 35

(1116')c

Penetran corriendo en el <cauce seco> y se tumban (en la hierba) preparados cuando llegue el órix y se ponga a pacer. 36

(1117')

(el león está seis días junto al órix, dice //Kábbo, y al séptimo va a beber.)

840


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Se levanta en la oscuridad. Va de nuevo a beber. (1120) <A continuación,> busca un kudu, para poder acecharlo, cuando esté paciendo junto a la acacia, para poder apoderarse del kudu, cuando se aleje brincando de la acacia. Para poder matarlo a dentelladas, para poder arrastrarlo hasta la sombra de la acacia, para poder devorarlo, bajo la sombra (1121) de la acacia. El león duerme ante la acacia, ahíto. Deja el kudu bajo (la sombra) (de los árboles), para poder comer de nuevo por la mañana. Está ahíto, tumbado a la sombra. Come de nuevo, en la oscuridad. De nuevo ahíto, (1122) se tumba.

[10. El león termina de devorar el kudu; a continuación busca un órix que ha sido muerto por unos cazadores] Por la mañana, vuelve a levantarse. De nuevo, come, por la mañana. Queda ahíto, se tumba. Comerá otra vez, al atardecer. Piensa en la charca, con los <hilos del pensamiento>. Sigue comiendo allí (junto al kudu). Le entra sed. Come allí. Se tumba. Se levanta, come. (1123) Se tumba a la sombra. Primero debe zamparse el kudu. Se muere de sed. <Porque> los chacales, y también las hienas, se zamparán la carne del kudu. <Hace esto,> piensa.37 Se muere de sed. Se come la carne del kudu. Rompe las rótulas del kudu; se las zampa. (1124) Rompe también las costillas. <Entonces> piensa que irá a la charca,<sí>, porque queda la piel, la piel del kudu. Quedan los huesos del cráneo del kudu, y sus cuernos. Se zampa la lengua del kudu. Va a beber. Bebe, humedeciendo la carne que tiene en el estómago.38 Sale (1125) de la charca, se tumba junto al agua, para

37

(1123')b

Eso piensa (sus pensamientos le hablan). 38

(1124')c

841


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

que el estómago se humedezca. De nuevo se levanta, bebe. <Siente> que su estómago está húmedo. <Por eso> se acuesta entre las cañas, <sí>, para que su estómago se refresque. Irá de nuevo a beber, en la oscuridad. (1126) Irá a beber en la oscuridad. De nuevo entra en el cañaveral y se tumba. Refrescará su estómago. Primero sentirá hambre. <Entonces> se tumba, <sí>. Se tumbó, hambriento. Primero sentirá hambre, y después irá a beber. <Y entonces> caza, <sí>, (1127) cuando está colmado de agua limpia. Cuando está de caza, busca un órix, en el frescor del atardecer. Camina, mirando alrededor.39 Avanza, camina. Se detiene, mira alrededor. Avanza, se detiene cerca de allí, junto a un árbol.40 (1128) Mira alrededor, avanza. Se detiene, mira hacia sotavento. Se detiene, ventea, para oler un órix, que en verdad [posee] su olor [propio.] Un órix al que [los hombres] han disparado. El león debe captar su olor. Mira alrededor buscando los buitres en el cielo. (1129) Porque le entra hambre. [Quiere encontrar a los buitres.] Para que los buitres caigan sobre el órix [y él lo vea]. Para correr al galope hasta los buitres, para ver la criatura en torno a la que están los buitres. Debe devorarla, cuando vea si realmente es un órix. Porque la roba. Expulsa a los buitres (agitando el rabo). Debe llevarse el órix, para devorarlo, porque está hambriento. (1130) Camina mirando alrededor (el cielo), buscando buitres.

Al haber comido mucho, su estómago está muy seco, de modo que bebe para humedecer la carne (que está dentro). 39

(1127')a

Se detiene y mira, después avanza un poco y hace lo mismo. 40

(1127')b

(Se detiene bajo un árbol grande y alto, junto a su tronco, explican [//Kábbo y /A!kuŋta].)

842


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Camina también olfateando con el hocico, para oler el olor del estómago del órix, para poder ir al galope hasta él, cuando le llegue el olor, mientras los chacales se lo comen, sosteniéndolo.41 Verá a los chacales, se enfurecerá. Correrá entre los chacales. (1131) Rápidamente se llevará el órix, mientras corre entre los chacales, que son muchos. Los chacales escapan, alejándose del órix. El león <hace esto,> piensa, porque está hambriento. Los chacales escaparán corriendo del órix, mientras el león los espanta con sus fauces.42 Los chacales, que son muchos, escaparán corriendo, (1132) ellos, que estaban allí comiendo. Sólo él comerá allí. Los chacales se sentarán a su alrededor, a distancia. Sólo él comerá allí. Pues los chacales fueron los primeros en comerse el órix, cuando el león seguía bebiendo [en la charca]. Sólo él estará allí comiendo, mientras los chacales están lejos, los chacales lo observan, desde lejos. (1133) Porque se enfurecerá, piensa que matará a los chacales, pues los chacales se comerían la grasa del órix, y el león está hambriento. <Así>, está furioso con los chacales. Matará un chacal, para devorarlo, si el chacal se acerca a él, porque el león no lo ha espantado. Piensa que correrá hasta atrapar el chacal, (1134) para matarlo a dentelladas, para devorarlo, cuando lo lleve hasta donde está el órix, para devorar al chacal junto al órix. Para quedar ahíto. Para que el estómago se caliente, porque está frío a causa del agua (que ha bebido). el león <hace esto,> piensa. Avanza al galope. Con el hocico olfatea si se trata de un órix. Porque el aroma del órix huele así, (1135) los

41

(1130')b

(Se aferran a él con las patas delanteras, mordiéndolo.) Están sobre él, sujetándolo firmemente con las patas delanteras. 42

(1131')

(es decir, gruñendo, agita el rabo, lo agita alrededor)

843


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

órix tienen un olor dulce. Porque el órix está muerto, <por eso> su carne huele. El león piensa que ahora comerá, porque el aroma de la carne de órix se huele. Se huele el aroma del estómago del órix.43

[11. El león imagina su encuentro con los chacales que están devorando el órix muerto] [El león piensa:] «Avanzo al galope, los huelo. Pensaré que veo a los chacales, que están comiendo. Con cautela me aproximaré a los chacales, con cautela me acercaré. (1136) Expulsaré a los chacales que estén más cerca. Los chacales se alejarán rápidamente del órix, cuando llegue hasta él. <Entonces> yo lo aferro con la boca. Clavo los dientes en la carne, me la trago,44 cuando está entera. Sigo allí comiendo. Debo tragarme la carne, (1137) cuando está entera. Porque este órix es grande, su carne es gruesa. Debo tragarme la carne <grande>, para que mi estómago se caliente rápido. Me tumbaré a la sombra, cuando mi estómago esté caliente. Machacaré los huesos (junto a la carne). Los huesos pincharán mi estómago, porque el estómago está frío. El estómago debe (1138) calentarse otra vez. Iré a beber sobre los huesos, porque las cabezas de los huesos deben quedar húmedas en el estómago. Pues me tragaré enteras las cabezas de los huesos. Beberé de nuevo, tumbado a la sombra. <Así>, beberé de nuevo, <sí>, para que las cabezas de los huesos (1139) se empiecen a humedecer. Me tumbaré primero al sol, fuera del agua. De nuevo me levantaré, beberé para humedecer mi

43

(1135')b

El león huele la hierba que está en el estómago del órix, explica //Kábbo. 44

(1136')c

Engulle o traga haciendo un ruido con la garganta. La pronunciación aquí de la o [en el término /xam konn] es muy musical, y bastante oscurecida.

844


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

estómago. <Y entonces> miraré alrededor buscando un órix para matarlo yo. Devoraré el órix que yo haya matado, porque este [otro] órix lo mató la gente. Son los chacales (1140) los que se comen su grasa, mientras yo sigo bebiendo aquí, porque <siento que> estaba muy sediento. <Entonces,> realmente bebí en abundancia, <sí>. En verdad bebí en abundancia agua limpia. <A continuación> iré lejos a cazar, <sí>. Veré carne, <sí>. En verdad como [//k?au:]. (1141) porque vi yacer un órix muerto. Venteándolo con mi hocico voy hacia él y lo levanto, <sí>. Debo arrastrarlo hasta la sombra de los <espinos dulces>. Debo dejarlo allí, a la sombra, y devorarlo. Porque el sol calienta. <Entonces>, mi cuerpo se refrescará, <sí>. (1142) »Primero debo comer, pues iré a tumbarme a la sombra. Debo cargar con el órix, porque el órix yace al sol. Los árboles no están cerca, <y así,> debo transportar el órix, <sí>. Pues comeré al sol. Debo alejarme del órix, (1143) porque el sol me quemaría. Pues mi cuerpo está caliente. <Entonces> me tumbaré, debo comer tumbado a la sombra. Porque la carne de órix se enfriará. <Entonces> me solazaré mucho, <sí>, mientras el estómago está fresco. Pues iré a tumbarme a la sombra. (1144) Pues el estómago está caliente, porque no comí mucho. Pues el sol quemaba mi cuerpo. <En verdad> no comí mucho. Pues <noto> que me entra rápido sed, cuando el agua no está cerca. <Entonces> el estómago estará fresco, <sí>. En verdad comeré mucho, pues debo saciarme de agua limpia. (1145) <Entonces>dormiré otra noche. De nuevo comeré por la mañana, esto es, me comeré los huesos, <sí>. <Después> iré a la charca, <sí, y entonces> iré a beber, <sí>. Dormiré tumbado junto la charca. Dormiré tumbado cerca del agua. (1146)

845


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

»Me levantaré; beberé otra vez. Porque <siento que> estaba muy sediento. Porque comí mucho, porque la carne del otro órix era buena. <Así era>. Me solacé mucho. La carne era grande. Los chacales no se terminaron la carne, porque, satisfechos,45 abandonaron el órix. (1147) Yo llegué rápidamente, mientras los chacales seguían comiendo, cuando el otro costado del órix seguía entero. Asustados, los chacales abandonaron la carne. Yo, sin demora, me llevé (arrebatándoselo) el órix. Pues salí de la charca. Seguía hambriento, <y> me entró hambre, porque <sentía> que me había hartado de agua. (1148) Llegué veloz, cuando los chacales todavía estaban tumbados a la sombra de los arbustos. Yacían sobre el suelo que habían escarbado, escarbando se habían tumbado a la sombra, para poder tumbarse a la sombra, para refrescarse, mientras refrescaban su estómago sobre el suelo.46 (1149) <Entonces> los espanto. Ellos salen corriendo de la sombra a la que, satisfechos, estaban tumbados. Salen corriendo. Yo llego hasta el órix, mientras los chacales corren. Los chacales se detienen, (1150) miran atrás, corren hasta ponerse a mi alrededor mientras yo, furioso, me yergo sobre el órix. <Entonces> levanto el órix, <sí>. Debo llevarme el órix, debo colocarlo,47 debo tumbarme junto a él. <Entonces,> como junto a él. Debo mirar, <sí>. (1151) Rápidamente expulsaré a los chacales, porque los chacales empezaron a comerse el órix cuando yo estaba bebiendo allí [en la 45

(1146)c

//Kábbo explica que los chacales estaban tumbados umbetje dieck junto al órix, vigilando la carne, cuando llegó el león y los espantó. 46

(1148')

Los chacales (hasta donde alcanzo a entender), cavan un agujero en el que colocan el lomo, y ponen su estómago por encima del suelo, para refrescarlo. Al parecer se tumban sobre un costado, para poder elevar el estómago. 47

(1150')

Colocarlo bajo los arbustos.

846


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

charca]. Deben de estar ahítos, pues ellos, ellos devoraron el órix cuando éste estaba entero. Yo llego para comerme el órix. <Así,> venteando llego. (1152) Debo comer, pues estoy hambriento. <Por eso,> debo poner el órix bajo el <espino dulce> que crece entre los arbustos. <Así,> los chacales me temerán, <sí>. Para los chacales es un árbol grande.48 Pues me pongo a comer fuera [de los arbustos], pues quiero que los chacales me vean (1153) fuera, cuando estoy comiendo fuera, pues quiero que los chacales me vean. Me inclino49 sobre el órix. Los chacales deben verme fuera. <Después> dormiré apoyado en el órix, en la oscuridad. Llegan los chacales, perciben mi olor, que está presente. Llegan los chacales, (1154) se dan la vuelta, <porque> despertaré, <sí>. Tumbado miro, debo mirar, tumbado. <Entonces> me incorporo, en esa postura miro. <Entonces> me levantaré, levantado miraré (a lo lejos). »<Y así>, después volveré a comer, (1155) pues temo que el estómago tiene hambre. Porque me tumbaré, para hacer que el estómago sienta hambre. <Entonces> comeré mucho, <sí>, porque la otra carne es buena. Pues, tumbado, haré que el estómago sienta hambre. Porque estoy muy lleno, <porque siento> que pasé mucha hambre. Comí no poco, apresuradamente, (1156) para llenarme rápidamente. Me tumbé cuando estaba lleno, cuando el estómago estaba caliente. <Y> a la sombra del <espino dulce>, bajo la cual estaba el órix, refresqué el estómago, pues llevé el órix hasta el <espino dulce> que estaba lejos.

48

(1152')c

//Kábbo explica que los chacales ven el gran árbol en medio de los arbustos, piensan que el león está allí. 49

(1153')

(con la espalda del león)

847


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Es grande, pues parece50 que da sombra, mucha sombra. (1157) <Y> mi cuerpo se refrescará, <sí>, mientras estoy refrescándome a la sombra del <espino dulce>, pues ya llegó el mediodía. Hace calor, <y> no debo comer bajo el calor (al sol), porque ya es mediodía. Porque mis pies están calientes, porque <noto> que el suelo está caliente, porque a la sombra mis pies estarán frescos. En verdad (1158) estiro mis pies frescos, a la fresca sombra [del espino dulce]. Pues debo ir a levantar el órix y ponerlo junto al tronco. Lo devoré, tras colocarlo en la sombra. También yo me tumbo a la sombra. <Porque> dormiré en la oscuridad. »<Después> me levantaré, (1159) y miraré alrededor, pues miro buscando a un hombre que vendrá, mientras como aquí. Me acercaré a él, que siguiendo el rastro llega hasta mí, al lugar hasta el que arrastré el órix, <sí>. <Porque siente que> ve el rastro reciente de órix. Sigue el rastro. Yo también veo los chacales, también me ocupo (1160) de los chacales, para que no se me coman el órix. En verdad me terminé el órix, porque la otra carne (del otro costado) es buena, tiene grasa. El corazón del órix está dentro. La lengua del órix está dentro. El tronco del órix está entero, el otro costado está entero, <y pienso que> todavía tiene grasa. <Y> aún no me la he comido (1161) pues estoy ahíto del otro costado del órix, <pues siento que> es un órix macho: su carne es dura. <Así>, no tardo en quedar satisfecho, <sí>. El estómago ya está caliente, <por eso> me terminaré el órix, <sí>. <Después> beberé agua. Iré a por agua. <Entonces> (1162) beberé, <sí>. Dormiré junto al agua, pues en verdad el agua está entre las cañas. <Así>, dormiré entre las cañas, <porque siento que> iré hasta el agua, en la oscuridad.

50

(1156')

//Kábbo explica que el león, al mirarlo, piensa que el árbol da una gran sombra.

848


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

En la oscuridad entraré en el agua. <Entonces> beberé por la mañana temprano, <porque siento que> (1163) me levantaré en la oscuridad. Bebo, regreso andando, me tumbo, refrescando el estómago. »Debo tumbarme hasta que me entre hambre, pues <pienso> que iré a cazar un cuaga. Debo matarlo, debo comerme también un cuaga. Su carne es muy gruesa, <realmente> gruesa. (1164) Porque me comí un órix. Debo también comerme un cuaga. Debo comer con tranquilidad, para terminar el órix, pues en verdad antes no comí. <En verdad debo> dormir otra noche <y>, de nuevo, dormir otro día. Porque al acabarme los órix, (1165) trituré los huesos, cuando me terminé la carne. Fui a la charca, <sí>, cuando ya no comía. Debo hartarme con buena carne. Me tumbo a la sombra; me levanto; como al atardecer. Porque no trituro los huesos, porque los huesos (1166) me arden en el estómago, cuando estoy tumbado. Me duele el estómago, porque los huesos lo hacen arder. No duermo, me revuelco aquí, a causa del estómago, hago dar vueltas al estómago. Me alejaré de los huesos de este cuaga, que quedarán aquí. (1167) Voy a la charca. Debo beber, pues se trata de un cuaga. Es un animal muy grande, por eso no trituro los huesos. Debo beber sobre carne pura. No daré vueltas al estómago. El estómago estará fresco, porque es blando. (1168) <Así,> refrescaré el estómago, <sí>, porque el terreno está fresco. Fresco me tumbo sobre el lomo. 51 El viento debe soplar sobre mi estómago, cuando estoy sobre el lomo. Camino hasta la charca, desciendo hasta ella. Me paro al borde, (1169) bebo, de pie. Primero bebo, de pie. El estómago estaba lleno, bebo sobre la carne. El agua puede entrar hasta el centro de la carne. Así pienso, pues siento que soy un gran león.

51

(1168')

//Kábbo explica que el león se tumba sobre el lomo para refrescar el estómago.

849


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Por eso, los hilos de mi pensamiento me hablan así (1170) al respecto, me hablan a mí. Sienten que yo mismo pensé. Por eso hablan de esta forma. Retrocedo, camino hasta el lugar donde estoy tumbado. Voy a echarme en él. Otra vez me duermo. Debo tumbarme, esperando a que me entre sed. Me tumbo. Tumbado también espero a que al estómago le entre hambre, que el estómago se sienta hambriento, mientras estoy tumbado. Por la mañana beberé mucho, <porque siento que> caminaré.

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. L.II.10: 1051-1099 (BC 151, A2.1.16 = LL16); L.II.11: 1100-1170 (BC 151, A2.1.17 = LL17) BR: # 30 Dictado en 1872, los días 9-13, 15-18 de enero; 12-13, 16, 18, 20 22-23, 2627 y 30 de marzo y 1, 2, 4, 8-9 y 11 de abril. Este relato cabe situarlo todavía en las fases iniciales del trabajo de Lloyd con //Kábbo, de ahí las numerosas palabras y frases sin traducir, y la vacilación en cuanto a tiempos verbales y otras cuestiones. En la edición del texto inglés he intentado aclarar el mayor número posible de estas lagunas en la traducción, pero aún así la traducción es, en muchos puntos, tentativa. Por otro lado, el texto es de una enorme complejidad, al alternar //Kábbo el relato de lo que le sucede al león, con lo que él piensa que el león hará, con lo que el león piensa sucederá.

850


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

E9 [Relato sobre bosquimanos y leones]1 (1548)2 [1. Dos leones conspiran para atrapar a un hombre] Va a beber donde también bebe el león, <sí>, que piensa eso, piensa que dormirá tumbando entre las cañas. (1549) Porque son criaturas airadas,3 que matan personas. <Porque sienten que> son criaturas de un cubil grande, la criaturas de un gran cubil. (1550) Por eso, se comen todas las cosas, <sí>. Comen tanto personas como avestruces, <porque sienten> que ellos (el león y el leopardo) son criaturas diferentes. <Y> tienen dientes. No tienen cuernos, porque (1551) tienen orejas. <Sienten que siempre hacen eso>, devoran personas. Y ellos (los leones y los leopardos) hablan. <Porque sienten que> también son personas. Por eso hablan, <sí>. <Sienten> que también son personas. (1552) Hablan, devoran a sus congéneres, <porque sienten que> carecen de entendimiento, <porque sienten que> son gente distinta, gente <que es> del cubil grande. <En verdad, ellos> salen de un gran cubil, ellos hablan. (1553) Por tanto, su cabello es distinto, pues piensan que deben devorar personas. Deben comer a personas y avestruces. No se fijan en un órix. Están hambrientos y se dicen unos a otros que buscarán un campamento. (1554)4

1

En el manuscrito, el relato no tiene título. Esta es el que aparece en el segmento

que se inicia en L.II.17: 1554. –Ed. 2

Las primeras líneas de esta página recogen el final de otro relato. –Ed.

3

(1549')

El león y el leopardo. 4

Aquí empieza el cuaderno L.II.17 (BC 151, A2.1.23). –Ed.

851


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Buscarán el olor, el olor de las hogueras del campamento. Con sigilo irán al campamento, a hurtadillas se detendrán

ante el campamento. Se quedarán

quietos, escucharán, mientras la gente duerme. Un león [el león viejo]5 le dirá al otro: –Busca (1555) al hombre del manto negro, porque es bello. Primero detente, mira las caras de la gente. Fíjate en el hombre cuyo rostro es bello. No hagas ruido, porque yo estaré esperando. Tú (1556) <mira> [al hombre], sujétalo bien con tus fauces abiertas. <Entonces> yo lo oiré, <sí>, porque estaré cerca. Tú primero observa bien a la gente. Entonces verás a ese hombre. Su manto es grande, y él está tumbado, (1557) <porque> su carne es grande. No creo que hagas tonterías, porque tenemos hambre. El otro [el león joven] le dijo: –¡Hermano! He pensado que [mejor] vayas tú, porque me regañarás. El otro [el león viejo] le dijo: –Tú (1558) eres un sinvergüenza, <por decir esas cosas>. El otro [el león joven] le dijo: –Vayamos, para verlo nosotros mismos.

[2. Los leones se apoderan del hombre] Entonces se ponen en camino, <sí>. Sin hacer ruido, con cuidado, se detienen (1559) haciéndose señales el uno al otro para guardar silencio. El otro león [el viejo] hace callar [al joven].

5

Para una mejor comprensión del relato, distinguiré a ambos leones llamándolos

león viejo y león joven, y poniendo esta indicación entre corchetes. Que el león que lleva la voz cantante es más viejo de los dos es algo que se nos dice en la página 1610. –Ed.

852


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

–Ve con cuidado a la parte de atrás de la choza. Entonces, con cuidado, colócate junto a la choza, mira dentro. Escucha, (1560) escucha si la gente duerme. Escucha si oyes ladrar los perros, para estar seguro de que no ladran. Entonces, acércate con cuidado. Porque yo [también] me acercaré [pero tú llevarás la iniciativa], pues (1561) creo que el vello de tus zarpas es largo, mientras que el vello de las mías es corto. Por eso, mis zarpas hacen ruido, <sí>.6 Porque ese hombre está atento, cree que entiende. Es el que despierta (1562) a la gente,7 <y entonces> la gente nos tira fuego, y nosotros nos vamos dando brincos, y no comemos, <no>. Van a la parte trasera de la choza. El otro [el león viejo] <pasa con cuidado al lado [de su compañero]>, junto a la choza. El otro [el león viejo] también (1563) se pone al otro lado de la choza. Mira al otro [el león joven]. Piensa que el otro [el león viejo] atrapará rápidamente [a la presa], mira intensamente al otro [el león viejo], el otro [el león joven] llega, se apodera del hombre, lo arrebata [de la choza]. El hombre (1564) despierta a los demás: –¡Agarradme! ¡El león me ha atrapado! La gente se levanta de un salto.8 El [segundo] león suelta al hombre, el otro [el león joven] salta hacia el hombre, lo atrapa. La gente, (1565) sobresaltada, los pierde de vista, cuando se adentran de un salto en la oscuridad, cuando de un salto empujan al hombre a la oscuridad. Ambos [leones] corren, agarrando al hombre (en las fauces). El hombre grita. Enmudece, porque (1566) muere. 6

El león que lleva la voz cantante justifica así porque es su compañero el que debe

adentrarse en el campamento. –Ed. 7

Es decir, es el encargado de vigilar el campamento mientras los demás duermen.–

8

(1564')

Ed.

Asustados, se levantan precipitadamente.

853


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

[3. En el campamento, la gente discute la situación] La gente [venida de fuera]9 <encuentra vacía> la casa.10 Dicen: –Nuestro hermano, que estaba aquí acostado, está ahí lejos. La gente [de la llanura] les dice a sus compañeros: –No teníamos perro. Nuestro compañero está ahí lejos. (1567) [La] otra gente dice: –No lo sabíais. El otro, que parecía sensato, no estaba despierto. Ellos [los recién llegados] <hacen esto>, regañan a sus compañeros, porque se diría que son muy estúpidos, que no (1568) entienden que el león viene a nosotros en la oscuridad. El otro [venido de fuera] dice: –Toda la gente debía de estar dormida. El otro [del grupo de la llanura] le dice: –Fue precisamente eso, cuando se oyó el murmullo de las zarpas del león, no estábamos despiertos; (1569) dormíamos profundamente, cuando llegó el león. Por eso parecíamos estúpidos, <sí>. Porque [normalmente] parecemos gente sensata, <siempre obramos así: gritamos>. [Pero ahora] no parecíamos sensatos, dormíamos profundamente, cuando el león vino a llevarse a ese hombre. (1570) Por eso nos sobresaltamos, <sí>. Asustados nos despertamos,

9

Si no interpreto mal este diálogo, las personas a las que se alude aquí son /xam

venidos de un campamento cercano, que también han sufrido las incursiones de los leones. De lo que se dice en la página 1591 se desprende que el grupo atacado de noche por los leones está formado por gentes de la llanura, el grupo al que pertenecía //Kábbo. Todos estos detalles hacen pensar que el narrador está contando un episodio que sucedió realmente, oído de primera mano, o en el que quizá participó él mismo. –Ed. 10

(1566')

Ven la choza, pero ya no pueden ver al hombre que estaba en ella. (L)

854


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

mientras el león se marchaba llevándose11 al hombre. Le tiramos fuego y le dimos en la espalda, cuando a todo correr se llevaba al hombre. (1571) »Se [lo] llevó a los arbustos, para dejar allí al hombre. Entonces dejaron al hombre, <sí>, en los arbustos, para devorarlo. Los huesos del hombre están en los arbustos, los huesos y la sangre del hombre. (1572) Van a beber a la charca de las cañas. En verdad duermen entre las cañas, pues piensan que la hoguera es visible. En verdad duermen (entre) las cañas, (1753) mientras piensan que han matado a un hombre del campamento lo han devorado, se lo han zampado. En verdad duermen (entre) los arbustos. Después se irán. Otra vez duermen (entre) los arbustos, <Hacen esto>, piensan. Porque la gente (1574) les tira fuego, pues arrebataron mientras dormían a uno de los suyos. En verdad ellos debían comer, porque tenían hambre. <Esto hacen> entre las cañas, piensan. Así, en verdad (1575) dormirán, otra noche. <Entonces rugen, sí, rugen al ventear las hogueras en la distancia, sí>. Después irán a cazar órix. Se acercarán con sigilo a un órix macho que está solo. Buscarán también (1576) un rebaño de órix, con crías. Con sigilo se acercarán a ellos. Juntos se acercarán con sigilo, <sí>, pues <normalmente se alejan> del campamento de las personas. Mataron a uno de los suyos, porque tenían (1577) hambre. La gente les arrojó fuego. Ellos ventean el olor de las hogueras. En verdad acecharán un órix. El órix es un animal grande. Comerán mucha carne. En verdad quedarán ahítos. Todavía vendrán a beber. (1578) en verdad todavía vendrán a hartarse, bebiendo sobre la carne, la carne de la barriga.

11

(1570')

(Llevándoselo en las fauces)

855


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

De nuevo, van a beber al cañaveral, al agua que está en el cañaveral.12 Una vez más, se tumbarán entre las cañas. (1579) Escuchan, están atentos a si las cañas crujen, piensa que llega un hombre para buscar cañas. Los leones <hacen esto>, piensan, tumbados en el cañaveral piensan. Por eso, escuchan, <sí>. Acecharán al hombre desde las cañas, se (1580) apoderarán de él, entre las cañas. Lo arrastrarán al interior del cañaveral. El hombre piensa que el león está en el cañaveral, el hombre no irá al cañaveral. »Los leones salen del cañaveral. Se sientan fuera. Miran alrededor sin ver [al hombre], (1581) al lado del cañaveral. No ven al hombre, allí sentados no lo ven. Se levantan, se adentran en el cañaveral a beber agua. Van a beber de pie, entre las cañas. Beben de pie, pensando que han estado tumbados y les ha entrado hambre. (1582) Se conformarán con agua. »Irán a cazar un rebaño de órix. Irán y acecharán un órix, capturarán un órix. En verdad, los dos lo capturarán. Sujetándolo, lo derribarán. En verdad, a dentelladas le romperán (1583) el hueso. A dentelladas matarán al órix. El órix morirá. Ambos atraparán al órix, lo arrastrarán, pensando que cerca no hay un árbol grande que dé (1584) una sombra grande. Se tumbarán a la sombra, comiendo, tras arrastrar al órix a la sombra. El otro león está tumbado bajo [la sombra] en otro lugar, para devorar el otro costado del órix, que también tiene grasa. El otro león (1585) también come otro costado, que igualmente tiene grasa. Piensan en el agua que beberán, que está en otro cañaveral. 12

En julio de 1878 (L.VIII.14: 7216; SBF: 307n), /Haŋ≠kass'o dijo a Lloyd que

uno de los lugares de //Kábbo era //Xaü ka !khwa:, glosado como Rushes (?) water, es decir, «el agua de las cañas», aunque Lloyd no estaba segura del significado de //xaü, y DIC no termina de aclararlo. Es posible que, más que una traducción del topónimo, «el agua de las cañas» fuera una descripción de esta charca, que quizá sea la misma que //Kábbo menciona en este relato. –Ed.

856


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

»Les dicen a sus congéneres: "Iremos a beber al agua de las cañas grandes. (1586) beberemos agua que está fresca, porque hay muchas cañas. <Solemos> beber, <sí>, cuando hemos devorado al órix, <el agua fresca>. Porque nos entró sed al comer el órix, pues el órix yacía (1587) bajo el sol. Esa charca no está cerca de este lugar. Moriremos de sed, por eso, en la oscuridad de la noche iremos a beber. Por eso, comeremos mucho. (1588) Porque nos alejaremos del órix. El chacal se comerá al órix. Por eso, comeremos sólo la grasa, <sí>. <Porque> nos marcharemos. No pensaremos en la grasa, porque (1589) primero beberemos. Por eso buscaremos las cañas, la sombra de las cañas. Tumbados entre ellas, observaremos. Hacemos [del cañaveral] nuestra casa, <sí>, pensando en [las cañas] cuya sombra es fresca. <Entonces,> en verdad (1590) dormiremos en ellos. Pues nuestra casa <suele ser>, la casa de nosotros, los leones. Por eso, es nuestra casa, este cañaveral que la gente teme.

[3. La gente decide quemar el cañaveral en el que están los leones] Los /xam piensan (1591) que quemarán el cañaveral. Las gentes de la llanura <buscarán> el cañaveral [donde están los leones], les dicen a sus compañeros: –Vayamos con ellos [los recién llegados]. Quemaremos ese cañaveral de ahí. El rastro de león sale de él. Los leones cazan, porque (1592) mataron a otro de los nuestros.13 También iremos y con fuego expulsaremos a los leones del cañaveral.

13

Aparentemente, se refiere al hombre atacado en los juncos del que se habla en las

páginas 1579-1580, aunque en principio esa segunda víctima era hipotética, puesto que se habla de ella en el largo parlamento del primer hombre que habla después de la tragedia

857


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

El otro hombre [del grupo recién llegado] le dice: –El rastro de los leones conduce hasta ellos. El otro [del grupo de la llanura] está de acuerdo: –Nuestros hermanos acceden (harán eso).14 (1593) El otro hombre [del grupo recién llegado] le dice: –Pienso eso, pienso que seguiréis <buscando>, pues por ahí va un rastro reciente; parece que llega hasta la charca. Es un rastro fresco. Parece de anoche, cuando dormimos aquí. (1594) Por eso vine, para que podamos quemar el cañaveral. Porque aquí pasamos miedo, no podemos coger cañas para hacer flechas nuevas con las que disparar a las gacelas. Por eso (1595) vine a hablar con vosotros, para que podamos partir ahora, cuando parece que el león duerme todavía entre [las cañas], porque su rastro no retrocede, porque las huellas <se detienen> [allí]. Por el aspecto del lugar parece que el león ha ido (1596) a dormir tumbándose entre las cañas. Así que iremos deprisa, <sí>. El otro [del grupo de la llanura] está de acuerdo. –Así lo haremos. Escuchamos a nuestros hermanos cuando nos hablan. El otro [del grupo recién llegado] está de acuerdo: –Tendríamos que ir sin demora. El otro [del grupo de la llanura] (1597) está de acuerdo con él: –<Eso haré>, mientras el sol siga cálido, <eso> pensé. El otro [también del grupo de la llanura] le dice:

en el campamento. Al hilo de lo dicho en la nota anterior, también podría ser un miembro del grupo que se ha unido al que sufrió el ataque nocturno de los leones. –Ed. 14

Lloyd tenía dudas sobre la traducción del término taŋ; véase la nota al texto

inglés. –Ed.

858


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

–Yo fui, mientras nuestro hermano nos decía que debíamos quemar al león mientras duerme dentro [del cañaveral]. (1598) Para que también él se despierte sobresaltado de su sueño. Pues él vino a despertarnos cuando dormíamos, se llevó [a nuestro compañero] despertándonos con el sobresalto. <Porque> es una persona airada: (1599) mata a gente, devora a gente. Se ponen en camino. Les dicen a sus compañeros: –Debemos ir, para primero examinar bien el rastro, para ver bien el cañaveral en el que está el león (1600) mientras sigamos su rastro. <Así>, miraremos primero alrededor (del cañaveral).

[5. Los dos grupos se dirigen al cañaveral] Se ponen en camino. El otro le dice: –¿Dónde viste el rastro? Lo seguiremos. El otro le dice: –¿Qué (1601) me preguntas, cuando todavía estamos de camino? No esperas a que estemos cerca, y enseñe [el rastro]. Pues vi a los leones en el borde <del cauce seco>. (1602) Se adentraron en el cañaveral. Por eso me di la vuelta, <sí>. Había ido a coger cañas para <prepararla>. Para poder poner en ellas las puntas de flecha que había guardado (en el morral), (1603) en <los astiles>. <Debemos> ir, <sí>. El otro los llevó, les mostró el rastro de los leones. Le dijo al otro [del grupo de la llanura]: –¿No ves aquí mi rastro, allá el rastro del león (1604) el otro, el rastro del otro león, allá, el lugar <en el que estaban>? Yo lo seguí, <sí>. El otro [del grupo de la llanura] le dijo:

859


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

–Los leones que estuvieron aquí, que mataron a nuestro hermano, deben de ser dos. Tened cuidado (1605) porque estos leones de aquí <hechizan> a las personas, estos beben sangre.15 Primero, mientras estamos todos aquí, debemos mirar bien alrededor del cañaveral. Vosotros dad la vuelta a nuestras cañas. Vosotros <poned una flecha en el arco y entrad [en el cañaveral]>. Porque (1606) aquí hay leones macho, que son todos furibundos. Que la otra gente queme las cañas. La otra gente estará <alerta> . Esos <que pongan la flecha en el arco y penetren [en el cañaveral]>. Esos dispararán al león, cuando salga. Les (1607) dice a sus compañeros: –Id primero a barlovento. Debéis quemar desde donde sopla el viento,16 para que el fuego avance en dirección a la gente. Veremos. Crecerán las cañas nuevas, de las (1608) que debemos recoger.

[6. La gente quema en el cañaveral] Van hacia el viento. Prenden las cañas en el lugar desde el que sopla el viento. El fuego arde hacia donde está la gente. También prenden [las cañas] por el otro lado del lugar desde el que sopla el viento. Los leones oyen el rugido del fuego. (1609) Lo oyeron, tumbados entre las cañas. Están furiosos, pues allí tumbados ventean el olor de la gente. El otro 15

Muy probablemente, el hombre de la llanura sospecha que los felinos en cuestión

son !git@n (chamanes) con forma de león. Sobre la capacidad de algunos !git@n para transformase en leones véase, por ejemplo, el texto C7. También los habitantes del campamento en que se desarrolla el texto B2 sospechan que el león que ha acudido allí para reclamar a su presa es un !gixa. –Ed. 16

Literalmente, the wind mouth (!khwe tu), «la boca del viento». –Ed.

860


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

[león] sale de un salto de las cañas al oír que el fuego parece próximo. El león viejo [sin moverse] sigue escuchando. (1610) <Entonces> le dice al otro sobre aquello: –Sal y mira, porque parece que la gente nos está quemando, porque arden las cañas. El otro sale de un salto, sube y se sitúa en la (orilla) del <cauce seco>, con la cabeza vuelta. (1611) Erguido, mira. El otro escucha, creyó ver la carne de la gente. <Por eso> se enfureció. El otro león sale a paso ligero del cañaveral, atento. (1612) La gente los asusta. El otro león se yergue, erguido, mira. Los leones se van. A gritos, la gente los expulsa. Se detienen erguidos, miran. Piensan que se marcharán a otro cañaveral. (1613) Porque el sol calienta. Irán a tumbarse y observar, porque no han vuelto a beber. Otra vez volverán a beber, <eso hacen,> piensan. Dan la vuelta, en dirección a otro cañaveral. De nuevo, se introducen en él. (1614) La gente les dice a sus compañeros: –En verdad volveremos. Porque los leones no pueden oír, porque esta es la <última sombra>. De nuevo buscaremos su rastro reciente, y entonces quemaremos el cañaveral, <sí>. (1615) [12 July, 1872] El otro hombre les dijo: –En verdad debemos prender fuego al cañaveral, pues tememos a la gente (leones) (que) por ahí se aleja. En verdad con fuego los obligamos a irse muy lejos, porque les tenemos miedo. Porque los que van ahí lejos son criaturas que devoran personas. En verdad los seguimos, iremos a prenderle fuego a ese cañaveral de ahí, en el que ellos están. Para que en verdad salgan [de allí], <sí>.

861


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Porque (1617) a causa de su rastro, no podemos ir a un lugar que es bueno. Porque su rastro nos hace mirar alrededor, por miedo damos un rodeo a causa de los arbustos [en los que pueden ocultarse los leones], allí donde nos hemos percatado que estaban tumbados. El otro le dijo: –Arreémosles, para que puedas ir a prender (1618) las cañas de ese lugar de ahí, para que el fuego <queme>, para que, ardiendo, el fuego llegue al cañaveral. Porque iremos a quemar el lugar en este lado,17 para que el fuego avance, el fuego vaya quemando. <Entonces> el fuego arde, y se encuentra [con el otro fuego]. Los leones saldrán, correrán (1619) <Correrán18 en el calor>, correrán bajo el sol ardiente, sentirán <el sol>. Porque nos impidieron el paso al cañaveral, no podíamos recoger cañas. Deben irse lejos, para que nosotros podamos (1620) caminar en paz por un terreno seguro. [Ahora] iremos con tranquilidad, porque [antes] no podíamos caminar por el extenso lugar. Con miedo dábamos un rodeo, cuando cazábamos gacelas.

[6. Los leones escapan. La gente los empuja hasta el cauce seco] La otra gente (1621) corre delante de los leones, cuando estos se acercan. Prenden [el cañaveral] delante [de los leones]. La otra gente los prenderá detrás del león. Una vez más, los leones salen de un salto del cañaveral. El león (1622)

17

(1618')

Los hombres prenden fuego delante de los leones y detrás de ellos, de modo que las llamas se encuentran en medio del cañaveral, y los obligan a salir. (L) 18

(1619')a

Corren llanura arriba, donde el terreno está caliente por el sol. (L)

862


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

corre al galope por el terreno ardiente, mientras el sol quema su carne, mientras los dos leones están de nuevo sedientos. Ellos les dicen a sus compañeros: –Yo <debo hacer esto>, tú arrearás a los leones. (1623)19 Nosotros los arrearemos para que se alejen. Ellos tendrán que lamerse los pies para enfriárselos, porque la tierra arde, la tierra no puede sino quemarles los pies. En verdad deben ir brincando hasta la sombra. (1624) Salen sobresaltados [del cañaveral], tienen que correr. Es posible que se fatiguen. <Entonces> regresamos nosotros, <sí>. Con tranquilidad arrancaremos las cañas, sin tener que salir sobresaltados [del cañaveral] para mirar alrededor. (1625) porque salimos sobresaltados, escuchamos. Nos asusta el ruido que hacen los pájaros, nos asustan los ratones listados al corretear entre las cañas. Así, quizá regresemos (1626) cuando miremos, si vemos que los leones están cansados cuando se van alejando. <Entonces> regresamos al campamento. Porque <cazamos juntos corriendo bajo> el calor del sol, a causa del avestruz, mientras el avestruz avanza <corriendo bajo> el calor del sol. (1627) Vamos a cazar tumbados bajo el sol, cuando el sol abrasa. El sol nos quema la espalda. El sol nos quema las rodillas cuando yacemos sobre la tierra ardiente. Tumbados, sentimos (el sol), <sí>. Nuestros ojos (1628) arden. Arrean a los leones. Los leones se alejan corriendo. Arreándolos, empujan al león hasta otra <arboleda>,20 para que los dos leones se metan entre las acacias, mientras los hombres regresan.

19

Aquí empieza el segmento que está en el cuaderno L.II.18. –Ed.

20

(1628')a

Otra acacia del río Orange, un árbol grande.

863


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Alguien les dice a (1629) sus compañeros. –Volvamos, porque tengo sed. Porque los leones están en otra acacia. La otra gente está de acuerdo con él: –Volvamos, porque me arden los pies, porque (1630) hemos empujado a los leones hasta este otro <cauce>. Nosotros <debemos> regresar, para poder decirle a la gente [que se quedó en el campamento] que hemos obligado a irse a los leones. Dormiremos tranquilos. (1631)

[7. La gente regresa al campamento. Diálogo entre la gente del campamento y los recién llegados] Regresan. La gente [que permaneció en casa] les pregunta: –¿Habéis visto a esa gente airada? La gente [que regresa] les dice: –Los expulsamos con fuego, fueron a otro cañaveral. Una vez más los expulsamos con fuego, (1632) los arreamos, los arreamos, <mientras> el sol [quemaba]. A cierta distancia, nos dimos la vuelta, mientras los leones entraban a paso ligero en otra <arboleda>. Parecían sedientos, (1633) sobresaltados se adentraron en la sombra. <Por eso> entraron corriendo en la arboleda de <espinos dulces>.21 Los expulsamos del cañaveral. Salieron sobresaltados. Corren <bajo> el sol. Van corriendo hasta adentrarse en la arboleda de <espinos dulces>. (1634)

[En realidad, por lo que se desprende del contexto, una concentración de estos árboles. Véase la nota correspondiente al texto inglés. –Ed.] 21

(1633')

Una gran acacia. [En la columna /xam, //k"erri. Véase el Glosario y el Anexo Gráfico, B77. –Ed.]

864


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Sus padres les dan su aprobación: –Me pareció que eso le habíais hecho a la gente que va a lo lejos, porque son gente airada. En verdad también debéis arrearlos <bajo> el sol. También ellos deben palparse (1635) los pies al avanzar bajo el sol. También deben avanzar lamiéndose los pies para refrescárselos, cuando al avanzar sienten los pies. Nosotros dormimos tranquilamente. Deben de haberse ido bastante lejos, pues (1636) se marcharon muy lejos. No vimos su rastro. La lluvia se llevará el rastro que dejaron cuando rondaron este lugar, <sí>. Nosotros sentimos paz, cuando pensamos que (1637) nos movemos por el extenso lugar. Guardamos silencio, para poder dispararles a las gacelas, pues no vemos su rastro. Sus madres les dan su aprobación: –Pensé que nuestros hijos habían hecho eso. Puedo recoger agua tranquilamente junto a la charca. (1638) Puedo con calma sentarme a beber. Pues no quiero tener que abandonar asustada mi hogar.22 La gente airada va allá lejos, de regreso a su hogar. Deberían meterse en el gran cubil, porque (1639) es su gran cubil. Por eso, los leones del cubil23 deben de tener zarpas grandes. Su hermano menor no debe de tener mucho vello en las garras, el vello de sus garras es corto. Aquel cuyas (1640) zarpas sobresalen. Su hermano tiene calzado de pelo. Sus zarpas están por entre el vello, porque es mayor. Tiene vello.24 La vieja

22

El término /xam es !xoe, que designa el territorio al que uno pertenece, de que se

es parte. Véase la nota correspondiente al texto inglés. –Ed. 23

(1639')

«!kwe !kwe a leeuve» (Los leones macho y hembra de más edad que están en casa.) [!kwe !kwe se refiere aquí al «agujero» o cubil de los leones, como en la página 1639; leeuve es el plural de leeu, león en afrikaans. –Ed.] 24

(1640')

En su cuello y hombros.

865


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

leona, el viejo león (1641) tienen los dos vello, porque son mayores. Aquellos que se casaron con sus congéneres deben regresar asustados a su cubil. Porque sus hijos deben de estar allí, en su casa, (1642) deben de estar en el cubil, en el que deben de estar [también] sus <mayores>, cuya cabeza es blanca. Esas personas son muy ancianas, sus zarpas son grandes, el vello de sus zarpas es largo. <Por eso> caminan sobre vello. (1643) Por eso no salen del cubil. Son los leones de (vello) corto, los que caminan, ellos son los que cazan gacelas. Sus <mayores> están en el cubil, porque sus pies25 (1644) no corren deprisa, <no>. Tienen la cabeza blanca, se cubren la cabeza de vello. Por eso <inclinan>26 la cabeza, <sí>. Por eso, son sus hijos los que caminan por todos los lugares, los que corren deprisa, (1645) los que están junto a la gacelas que avanzan y las devoran. Sus <mayores> devoran las gacelas que están en el cubil, las que matan los leones del cubil, porque son las gacelas del cubil y de los leones, las que (1646) están cerca del cubil del león.27 Esas son las gacelas que devoran los leones viejos. Sus hijos les dicen: –Pensé que iríais con tranquilidad a recoger agua, sin tener miedo. Por eso quemaremos (1647) las cañas viejas, para que las cañas nuevas broten de la tierra cuando caiga la lluvia, [y] el agua pueda discurrir sobre la tierra, el agua pueda discurrir por cauce del río Hartebeest. (1648) <Entonces>, las cañas brotan de la tierra, <sí>. Esas cañas nuevas, verdes, serán las que recojamos, <sí>. Debemos 25

(1643')

Les pesan los pies. 26

(1644')

Les pesa la cabeza. [La traducción es tentativa, ya que el término /xam, –/k"wa:ξŋ, no está en DIC.–Ed.] 27

Es decir, devoran las gacelas que, por derecho, les pertenecen, no las de los /xam.

–Ed.

866


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

<preparar las flechas>, debemos disparar a las gacelas, cuando las gacelas lleguen aquí. Por eso, no (1649) debéis tener miedo, <no>. Los niños espantarán con tranquilidad (los buitres) de los huesos de las gacelas, sin pensar que el león los espantará [a ellos]. Porque los leones <se quedan lejos>, ya no (1650) regresan, en verdad se han marchado. Fueron al río Orange para beber en él y poseerlo. Devorarán las gacelas del río Orange. Regresarán a su cubil, (1651) el que poseen sus mayores. Sus hijos morarán allí. Devorarán las gacelas de su cubil, las que comen sus padres. Comerán con sus padres las gacelas que son de ese lugar.28 (1652) Porque con sus padres cazaban las gacelas de los /xam. Por eso, cazaban en este lugar, se quedaban en este cañaveral, cuando el hogar en el que están sus mayores es otro. 29

FUENTES Y COMENTARIOS Sin título en el original. L.II.16: 1548-1553 (BC 151, A2.1.22 = LL22), L.II.17: 1554-1622 (BC 151, A2.1.23 = LL23) y L.II.18: 1623-1652 (BC 151, A2.1.24 = LL24) BR: # 25b Dictado los días 24-25, 29 de junio, y 2-3, 8-10, 12-13 y 16-17 de julio de 1872.

28

Una vez más, el término /xam es !xoe. Véase la nota correspondiente en la página

1638. Como se ha dicho en la nota precedente, quien dice estas palabras está afirmando el derecho de los leones a beber el agua y devorar las gacelas del lugar que es suyo por derecho, su !xoe, sin invadir el !xoe de las personas. –Ed. 29

(1652')b

La historia del león termina aquí. (L)

867


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del le贸n TERCERA PARTE: TRADUCCIONES E. EXPERIENCIAS CON LEONES

Andrew Bank 2006: 175-176 considera que esta historia es una leyenda, pero yo me inclino a pensar que se trata de un relato descriptivo de las estrategias empleadas por los /xam para ahuyentar a los leones de su territorio.

868


ABREVIATURAS USADAS EN EL MATERIAL INTRODUCTORIO Y LAS NOTAS


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ABREVIATURAS

BG-1: D. F. Bleek, «Bushman Grammar: A Grammatical Sketch of the Language of the /xam-ka-!k'e» (1928a) BG-2: D. F. Bleek «Bushman Grammar: A Grammatical Sketch of the Language of the /xam-ka-!k'e (continuation)» (1929a) BR: A Brief Account of Bushman Folklore and other Texts de W. H. I. Bleek (1875) CAB I-VIII: D. F. Bleek, «Customs and Beliefs of the /Xam Bushmen», artículos aparecidos entre 1931 y 1936 en la revista Bantu Studies (entre 1933 y 1936 con el título «Beliefs and Customs»). Se da también la paginación de la edición anotada de estos artículos a cargo de Jeremy Hollmann (D. F. Bleek 2004) CBL: Colección Bleek-Lloyd CO: Colonial Office DIC: D. F. Bleek, A Bushman Dictionary (1956) ISAM: Iziko South African Museum, Ciudad del Cabo. KAB: Archivos de El Cabo Occidental (Western Cape Archives and Records Service, Cape Town Archives Repository) KH: Sigrid Schmidt, Katalog der Khoisan Volkserzählungen des südlichen Afrikas/Catalogue of the Khoisan Folktales of Souther Africa (1989) (L): Glosa de Lucy Lloyd LL: Numeración de los cuadernos de Lloyd en el DVD que acompaña a Skotnes 2007 y en la web LR: A Short Account of Further Bushman Material Collected de Lucy C. Lloyd (1889) M: D. F. Bleek, The Mantis and His Friends (1923) (N): Glosa del narrador. NCE: J. M. de Prada-Samper, La niña que creó las estrellas (2001) NLSA: National Library of South Africa, Ciudad del Cabo. NoS: «Name of stories to be still obtained» (BC 151, E4.5.3, transcrito como Apéndice III) SBF: W. H. I. Bleek y Lucy C. Lloyd, Specimens of Bushman Folklore (1911) SFFA: D. Lewis-Williams, Stories that Float from Afar (2000) SSAM: D. F. Bleek, «Special speech of Animals and Moon Used by the /Xam Bushmen» (1936b) WB: Numeración de los cuadernos de Bleek en el DVD que acompaña a Skotnes 2007.

871


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del le贸n ABREVIATURAS


GLOSARIO


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

Este glosario incluye los principales personajes y conceptos que aparecen en los textos, así como las especies de plantas y animales que en ellos se mencionan. AxG remite a la imagen o imágenes correspondientes en el Anexo Gráfico que se encontrará en el DVD adjunto a este trabajo. ACACIA.

Véase !KHUIRRI, //K"ERRI

ANTÍLOPE CABRÍO (/ki, /khi). La esposa de Lagartija en el relato «Los dos leones, los lagartos, Grulla Azul, Antílope Cabrío y Cuervo Negro» (A5). El nombre inglés (de origen holandés) de esta especie de rhebok, y su nombre científico es Pelea capreolus. En el relato se llama a Antílope Cabrío /kedde (compañera, amiga del alma). AxG, B19 ARRANCADA A MORDISCOS (Tssi-!kuara-/hiŋ). Joven protagonista del relato A16. Su madre adoptiva es una leona que la llama así porque la arranca, literalmente, del vientre de su madre, a la que ha matado para devorarla. AURU. Nombre que HIENA, en el relato A17, da a su esposa, TORTUGA ANGULADA.

Véase también /ho:ξ

AVESTRUZ

(toi). Los avestruces eran antaño muy abundantes en el territorio

de los /xam, del que hoy han desparecido por completo. Los /xam pensaban que en el universo sólo había dos seres inmortales: Luna (vista como un varón en la mitología) y el avestruz macho. Los /xam ka !ei cazaban avestruces por su carne y por sus huevos. Las cáscaras de estos eran utilizadas como recipientes para recoger agua. Véanse las fotografías de petroglifos que muestran avestruces, A1.12, A2.31 BOCAFÉTIDA (!K"wa-ga-ttu). Al traducir el texto A4, y en su edición de un mito de Mantis en el que también aparece (M: 23-25), D. F. Bleek tradujo el nombre /xam de este personaje, !K"wa-ga-ttu, como Foulmouth. En el manuscrito del mito de Mantis, Lucy Lloyd traduce el nombre (allí escrito !xa-ka-ttu) Badsmelling-mouth (L.VIII.29: 8526). Al traducir A4 D. F. Bleek utilizó inicialmente el término muishond, que alude a la mofeta africana, Ictionyx striata, cuyo nombre /xam es !kwa: o !k?wa:ξ (DIC: ). Siguiendo el precedente del mito de MANTIS traducido por su tía, Bleek rectificó. Con todo, las características del personaje, y la similitud de los nombres, además del hecho de que !K"wa--ga-ttu podría también significar «ano maloliente», apuntan a que Bocafétida podría muy bien ser un avatar mitológico de la mofeta. Dicho esto, hay que señalar que /Haŋ≠kass'o 875


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

contó un mito sobre la mofeta, «que, en los días en que era un hombre de [la primera humanidad] se hizo pequeño cortándose su propia carne cuando no tenía comida» (LR: # 68; L.VIII.25: 8198-8211). BUCHU

(–sã:, tsã). Sustancia aromática, extraída de diversas plantas, que los

/xam utilizaban para fines terapeúticos y ceremoniales. También es conocida por otros pueblos del sur de África. BÚHO

(!hũ!hũ). El búho (de la especie Tyto alba) no aparece como personaje

en los mitos, pero sí en varias leyendas y testimonios (C5, D5a D6, D7) donde se le atribuye el poder de provocar el ocaso y anticipar la llegada del león. CAAMA

(!kw?a). Se trata del hartebeest (Alcelaphus buselaphus), un antílope de

mediano tamaño, muy difundido por toda África en sus distintas subespecies. En el texto A9 se menciona un grupo de caamas que se desplaza, seguido por otro de leones. En el contexto del relato, hay que entender que tanto los antílopes como los leones son personas. Por lo demás, esta especie no aparece como personaje, pero los narradores dijeron que fue creado por MANTIS inmediatamente después del eland, y es su segundo favorito. Su pelaje es rojizo porque Mantis lo alimentó con miel de abejas jóvenes (M: 10, 12). En un mito narrado por //Kábbo, Mantis se transforma en caama para engañar a unas niñas (SBF: 3-17; NCE: 55-59). El morral de Mantis está hecho de piel de caama, de ahí que se dirija a él con el grito «Hijos de caama». AxG, B26 CHACAL

(kóro). Canis mesomelas. Al igual que la hiena, el chacal era un animal

despreciado por los /xam. El chacal sigue presente en el antiguo territorio /xam, pues la eliminación de los grandes predadores, y la introducción de las ovejas, que son presa fácil de sus ataques, han favorecido su multiplicación. AxG, B17 CORREA. En /xam, !Hauë-ta-≠hou. Junto a ESTERA (!Gu:), su inseparable compañero de malandanzas, Correa es uno de los dos leones protagonistas del ciclo de relatos recogidos en la sección A II. La primera vez que reparó en este nombre, Lloyd recabó la siguiente información de //Kábbo: «Un nombre de león (algo sobre un cinturón que se aprieta o afloja)» (L.II.2: 315'; A4). !hauet@n significa, en efecto, «atar, apretar» (DIC: 396, cf., en la misma página, !hãu, «correa, cinturón»), y ≠hou: «cinturón» (DIC: 651), por lo que quizá el nombre se podría traducir como «Apriétate la correa». Teniendo en cuenta que –ta puede ser una variación de –ka, la partícula posesiva, otra posible traducción del nombre sería «Correa del Cinturón», una redundancia que no deja ser adecuada para un 876


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

personaje grotesco. En una glosa al relato A2b (págs. 8798'-8799'), /Haŋ≠kass'o explicó a Lloyd que Correa era más reacio que su compañero a devorar personas, pero que Estera le incitó a comer la carne de GRULLA AZUL y «desde entonces devora personas». En los relatos, en general, Correa es algo menos bruto y voraz que su compañero, al que amonesta con frecuencia por sus excesos. En el texto A3, //Kábbo explica que la mirada de una doncella transformó a ambos leones en estrellas. Estas estrellas se han identificado como Alfa y Beta Centauri, los dos punteros de la Cruz del Sur. CUAGA

(//kwi:, //k"hwi). Eqqus quagga, un tipo de cebra que era presa

frecuente de los /xam (C3, C4), y figura también como personaje en varios de sus mitos. Vivía en grandes manadas en el Karoo, hasta que los granjeros que invadieron la zona acabaron por completo con ella. AxG, A1.1, A1.7, B52 CUERVO

NEGRO

(//hoξë). Tía (probablemente no en el sentido literal) de

ANTÍLOPE CABRÍO en el relato «Los dos leones, los lagartos, Grulla Azul, Antílope Cabrío y Cuervo Negro» (A5). En DIC: 543 se identifica la especie como «cuervo negro, Corvus segetum» (DIC: 543). La taxonomía actual es Corvus capensis. Axg, B66 DAMÁN (/hun-tu-!ka!katt@n). El damán, Procavia capensis, es un mamífero con cierto parecido a la cobaya, muy abundante, incluso hoy en día, en el que fue el antiguo territorio de los /xam. En su mitología, Damán es la esposa de MANTIS. Axg, B58 ELAND

(sa:). Taurotragus oryx, el más grande de los antílopes africanos.

Taurotragus oryx. Es el mayor de todos los antílopes, creado por Mantis al sumergir en un charca una vieja sandalia de su yerno /Kwammaŋ-a. Los bosquimanos lo aprecian mucho por la abundancia de carne que proporciona y por su gran mansedumbre, que facilita su caza. De su importancia ritual son testimonio las numerosas pinturas rupestres y petroglifos en los que aparece representado y en las que, al decir de los expertos, se alude metafóricamente a los componentes más importantes de la realidad bosquimana: la divinidad, el sustento diario, la potencia sobrenatural y el mundo invisible. Según Andrew Bank (2006: 139) ninguno de los informantes de Bleek y Lloyd dice haber visto o cazado un eland, lo que sugiere que la especie había desaparecido de la zona en las primeras décadas del siglo XIX, víctima de la presión de los cazadores blancos y baster. Axg, B48-50

877


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

ESCARABAJO PELOTERO (–dZu). Personaje del relato A2a, donde vive en el mismo campamento que RANA, GRULLA AZUL y LASCAZALVUELO. La entrada en el diccionario (DIC: 34) dice simplemente que –dZu significa «escarabajo». Es posible, sin embargo, identificar la especie, ya que en marzo de 1879, /Haŋ≠kass'o hizo un detallado dibujo de este insecto (AxG, B69), reproducido en Szalay 2002: 143, figura 47. Posiblemente se trate de un escarabajo pelotero del género Scarabaeus. AxG, B68 ESTELIÓN (–!kaξu, !kao:). El estelión es un lagarto del género Agama, género muy difundido en el sur de África. El estelión de los mitos /xam es, probablemente, Agama aculeata. En todos los relatos en los que aparece, se caracteriza a Estelión como un hombre estúpido, inepto e irresponsable. AxG, B59-61 ESTERA. En /xam, !Gu:, el más descerebrado y voraz de los dos malvados leones que se transformaron en la Cruz del Sur, y que son los protagonistas del ciclo de relatos /xam recogidos en la sección A. En una glosa al relato A2b (págs. (8798'-8799), /Haŋ≠kass'o explicó a Lloyd (que ya había escuchado historias sobre los dos leones de boca de otros informantes) que el nombre /xam del personaje !gu:, era el de unas «esteras hechas con juncos gruesos». /Haŋ≠kass'o explicó también que Estera era el que se comía a la gente, mientras que Correa era el que no comía gente. Por eso, [Correa] era el que regañaba (solía regañar) a Estera. Estera fue el que indujo al otro a comerse la carne de la muchacha, dijo: «¡Prueba! ¿Te crees que no es un avestruz? Su carne es como la de avestruz.» Por eso, !Haúë-ta-≠hou la probó, comió decididamente (?), y desde entonces devora personas. FOULMOUTH. Véase BOCAFÉTIDA GACELA

(wai, whai). Se trata de la llamada gacela saltarina (Antidorcas

marsupialis), muy abundante en el Alto Karoo hasta finales del siglo XIX, y una de las principales fuentes de sustento de los /xam. Sobre la importancia de esta especie para los bosquimanos del sur, y su presencia en el arte rupestre, véase Lenssen-Erz 1994. AxG, B20-25 GATO SALVAJE

(//gwattən, //gwatta). El gato salvaje aparece como personaje

en varios mitos /xam. Dos especies vivían en su territorio, el gato salvaje africano Felis lybica, y el gato salvaje moteado, Felis nigripes. 878


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

GRULLA AZUL. Anthropoides paradisea. Hermana de MANTIS. En el árido territorio /xam se la debía de ver sólo los periodos en que las lluvias habían sido especialmente buenas. AxG, B67 HIENA. En el territorio /xam se daban los dos tipos de hiena que viven en el sur de África, la hiena parda (Hyaena brunnea), llamada !gwai en /xam, y la hiena manchada (Crocuta crocuta), cuyo nombre /xam era !kau!káunu. En los mitos y otros relatos, se usa siempre el término !gwai, lo que hace pensar que se usaba indistintamente para ambos tipos de hiena. AxG, B18 LAGARTIJA (/gi:). /Haŋ≠kass'o describió al /gi: como «un lagarto listado, mayor que el ackeldos, pero más pequeño que el !khaü [estelión]. No se parece al !khaü, que es feo, ni al ackeldos. Porque es bello, ya que normalmente (?) es rojo» (L.VIII.23: 8859'). Es el marido de Antílope Cabrío (/ki) en el relato «Los dos leones, los lagartos, Grulla Azul, Antílope Cabrío y Cuervo Negro» (A5). El término /gi: no está en DIC, pero a juzgar por los datos que aporta el narrador, la especie en cuestión podría ser Mabuya occidentalis, que mide entre 7 y 9'5 cm, es decir, es mayor que el estelión y algo más pequeño que Nucras tessellata, que es un posible candidato para el ackeldos o tarra-gu (ver Lagarto). AxG, B62b LAGARTO (tarra-gu). Este personaje es la cuñada del niño de la primera humanidad que en el relato B5 se transforma en león porque sus compañeros lo introducen en una piel de

RATA SILBADORA.

El tarra-gu corresponde

posiblemente a la especie Nucras tessellata. AxG, B62a LASCAZALVUELO (!Kwoξmmaiŋ /ka //kãũ). Es el marido de Rana en el relato A2a. La naturaleza e identidad de este personaje distan de estar claras. !kwommaiŋ es un verbo que significa «disparar entre animales que corren» (DIC: 468), pero en DIC: 469 encontramos también !kwommainja, «de suelas gruesas». /ka puede tener muchos sentidos: «matar», «dejar en paz», «hacer eso, decir eso» (DIC: 293-294). La palabra //kãũ (con las vocales nasalizadas) no está en DIC. Las formas que sí figuran incluyen «cubrir», «mendigar (?), trocar», «vigilar, velar por, proteger» así como uno de los nombres del ratón listado (DIC: 573). Todo esto parece apuntar a un animal con buenas dotes para la caza. Quizá se trate del sapo, capaz de atrapar a sus presas en movimiento, de ahí la traducción que propongo. LIEBRE (!nãũ, !nau:). Una muchacha Liebre aparece como personaje en los relatos A6, A7, A8 y A9, en los que termina burlando a los dos malvados leones, 879


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

CORREA y ESTERA. En la mitología /Xam, y en la de la mayoría de pueblos khoisan, Liebre (generalmente un personaje femenino) es la protagonista de un mito en el que es enviada por Luna (un personaje masculino) para que comunique a los seres humanos que, al igual que el propio Luna, nunca morirán. Sin embargo, Liebre tergiversa el mensaje, y por eso los hombres son ahora mortales. AxG, B57 MANTIS (/Kaggen). Protagonista del principal ciclo de la mitología /xam (NCE: 45-116). A pesar de su nombre, no cabe identificarlo con el insecto Mantis religiosa ni con sus peculiares costumbres. Es un embaucador nato que recorre incansablemente el desolado paisaje de /Xam-ka !au en busca de pendencias de las que suele salir mal parado. Provisto de poderes mágicos, a Mantis le salen alas cada vez que su situación es desesperada, lo que le permite escapar volando. Asimismo, todas sus pertenencias tienen vida propia y el don de la palabra, y escapan por su propio pie cuando la situación de su amo se pone fea. De regreso a su casa, sin embargo, tiene que enfrentarse a los sermones y reproches de su familia. Mantis es también el creador y protector de los antílopes, especialmente del eland, el más grande de todos y su favorito. A pesar de sus rasgos negativos, es también un ser beneficioso dotado de atributos divinos. Mantis pertenece a la categoría de los embaucadores (tricksters) divinos, y está, por tanto, emparentado con figuras tales como el Maui de los polinesios, el Cuervo de los indios de la costa noroeste de América, o el Loki de la mitología escandinava. Por otro lado, a diferencia de muchos otros personajes de este tipo, Mantis tiene una faceta de héroe trágico que lo acerca mucho al dominio de lo humano (cf. Prada 1995a). Al igual que tantas figuras similares de la mitología universal, se trata de un ser proteico capaz de múltiples transformaciones. Unas veces es una liebre, otras un eland, otras el insecto cuyo nombre lleva. Según Lewis-Williams (1981: 119-121), la identificación de la divinidad con el insecto podría estar relacionada con su uso para fines oraculares. Lorna Marhsall (1999: 245) opina que si la mantis es considerada por muchos grupos bosquimanos como una criatura especial es porque es el único insecto capaz de girar la cabeza hasta mirar fijamente con ambos ojos a quien la observa. John Parkington (2003: 87-88) sugiere que fueron sus incomparables dotes como cazador las que favorecieron que los /xam y otros grupos bosquimanos asociaran la mantis con la divinidad. AxG, B70a-c, B71 880


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

MELONCILLO (/ni). Un tipo de mangosta, identificado con Herpestes ichneumon, la mangosta egipcia (en castellano llamada meloncillo), en DIC: 348, Bleek 1875, M, y en otras publicaciones. Sin embargo, la identificación es incorrecta, dado que esta especie no se encuentra en el antiguo territorio /Xam. Con toda probabilidad, /ni es la mangosta gris, Galerella pulverulenta (antes conocida como Herpestes pulverulenta), que sí habita esa zona (Stuart y Stuart 1993: 136). El error de identificación no deja de ser curioso, dado que en enero de 1872, durante una visita al Museo Surafricano, /A!kuŋta, el primer informante de los Bleek, identificó como /ni un espécimen del museo clasificado como Herpestes caffer (B.II: 368'), un nombre ya obsoleto para , Galerella pulverulenta. AxG, B18a MUSARAÑA

(!hennixa). Por la descripción que se hace de este animal en

varios testimonios, no cabe duda de que el término !hennixa designa una musaraña del género Macroscelides, conocidas popularmente, a causa de su largo hocico, como musarañas-elefante. Muy probablemente se trata de la musaraña-elefante de orejas redondas, Macroscelides proboscideus, que vive en territorio /xam (Stuart y Stuart 1993: 38). Este tipo de musarañas aparecen en varios mitos /xam, caracterizadas como seres débiles, que necesitan la protección de otros para no sucumbir a sus enemigos. En uno de estos mitos, contado por /Haŋ≠kass'o, las musarañas (que son personas de la primera humanidad) son víctimas fáciles de Estelión, que las deja inconscientes y las mete dentro de una madriguera. MANTIS avisa en sueños a los ratones listados (Rhabdomis pumilio), y sólo gracias a la intervención de éstos Estelión es eliminado y las musarañas liberadas. El simbolismo de este relato apunta de forma bastante clara a que las musarañas representaban a los chamanes de la lluvia, y Estelión a las fuerzas a las que debían enfrentarse estos chamanes. Esta hipótesis se ve reforzada por la presencia de musarañas en los petroglifos de varios lugares del territorio /xam (al menos, que yo sepa, en Springbokoog y Franseville), desde algunos de los cuales es posible ver el Strandberg, la montaña que, según un mito /xam (SBF: 214-217; NCE: 1619) es el cuerpo de un estelión que se partió en trozos cuando quería a travesar las montañas. AxG, A3.18-20 y B53 MOSCA

(–!houkn!houka). Según varios testimonios de Diä!kwain y

/Haŋ≠kass'o (D4, D5, D7), si un niño se tomaba a la ligera el nombre del león, las moscas iban a avisarlo.

881


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

ÓRIX

(!khwai). Oryx gazella. Se trata de un antílope de gran tamaño, muy

cazado por los /Xam, y representado con bastante frecuencia en sus petroglifos. A pesar de eso, no aparece en los mitos sino como presa (A7, C12). El protagonista del mito del cachorro de león (B0) quiere un perro para cazar órix jóvenes. El testimonio de W. C. Scully (1915: 87-88) indica que, al menos en ciertas partes del antiguo territorio /xam, el órix era todavía muy abundante a finales del siglo XIX. AxG, B27

PERRO

(!khwiŋ). El tipo de perro al que se alude en el mito del cachorro de

león (texto B0) pertenece a la forma africanis, propia del sur de África, del perro doméstico (Canis lupus familiaris). Véase la Introducción. AxG, B16 PRIMERA HUMANIDAD.

Ver !XWE: /NA: SSO !K'E

PUERCOESPÍN (!kó:a, !xo). En la mitología /Xam, Puercoespín es la hija adoptiva de Mantis. Está casada con /KWAMMAŊ?A. AxG, B18b RANA (–!ga). La esposa de LASCAZALVUELO en el relato A2a. Probablemente se trata de la especie Rana fuscilgula. AxG, B64, B65 RATA SILBADORA (!khwih). En el relato A11, Rata Silbadora cambia su pecho, amplio y resonante, por el de León, que entonces tenía un pecho como el que ahora tienen las ratas silbadoras. El joven protagonista del relato B5 es introducido en una piel de este animal por sus compañeros, a consecuencia de lo cual termina transformándose en león. La traducciones inglesas de A11 y B5 hablan siempre de field mouse, «ratón campestre», pero está claro que ni /A!kuŋta ni /Haŋ≠kass'o no se refieren a un ratón común. En el sur de África, la especie conocida comúnmente como field mouse es el ratón listado, (Rhabdomys pumilio). Es improbable que esta sea la especie aludida aquí, dado que su nombre /xam es //khou (DIC: 577). La descripción que ofrece /Haŋ≠kass'o apunta a que el !khwih es una «rata silbadora» del género Parotomys. Las dos especies que viven en Suráfrica, P. brantsii yP. littledalei, se encuentran en lo que fue el territorio /xam. Según Stuart y Stuart 1993: 118, cuando perciben una amenaza, las ratas silbadoras «se yerguen sobre las patas traseras, muy cerca de la madriguera, y emiten un agudo silbido, antes de desaparecer en la madriguera», lo que se corresponde a la conducta descrita por /Haŋ≠kass'o. El color del pelaje, dicen los Stuart, «es muy variable y va desde un amarillo-rojizo pálido, con la parte

882


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

inferior del cuerpo blanca, a un tono marronáceo o grisáceo, con la parte inferior gris», lo que también corresponde a la descripción de /Haŋ≠kass'o. AxG, B56 SALAMANQUESA (//hoξru). Aliada de Antílope Cabrío en el mito de los dos leones y los lagartos (textos A3, A4 y A5). En la página L.VIII.32: 8849' de A5 ese texto se nos dice que el //hoξru se parece al estelión y tiene la garganta roja. La protagonista del relato A11 prefiere ir a cazar estos lagartos a hacer lo que le manda su madre, con lo que termina en las zarpas de CORREA y ESTERA. En la página L.VIII.32: 8822' de ese relato se nos dice que los niños comen estos lagartos, y que los atrapan entre las rocas. Todo esto apunta a que el //hoξru es una variedad de gecko, probablemente del género Pachydactylus. Estos lagartos son muy similares a las salamanquesas europeas. AxG, B62c TORTUGA ANGULADA (/go/gok@n). La esposa de Hiena en el texto A17. El nombre científico es Chersina angulata. Véase también /HO:ξ. AxG, B63 TSSI-!KUARA-/HIŊ. Ver Arrancada a mordiscos

/HO:ξ. Esta palabra aparece explicada en DIC: 288 como darkness, oscuridad, pero los contextos en que aparece en el mito del cachorro de león, así como los relatos en A16 («Historia de Tssi-!kuara-/hiŋ, «Arrancada-a mordiscos») y A17 («La venganza de Hiena»), sugieren que el término alude a un concepto muy especial de oscuridad. En L.II.30: 2711 la esposa del hombre que robó el cachorro de león le dice a su hijo: En verdad lo que trajo fue un cachorro de león. Somos nosotros quienes pasamos miedo. Nuestros mayores creen que vivimos tranquilos, cuando en realidad en esta soledad, en estas tinieblas [the darkness and solitude = /ho:ξ] en que nos encontramos, pasamos miedo. En la página 2712', //Kábbo glosa el término /ho:ξ de la siguiente forma: Quien está con sus congéneres, no está en la soledad, [en las tinieblas], porque ellos son numerosos. El hombre que se lleva a su mujer, la introduce en la soledad, [en las tinieblas]. No está entre personas. Sus hijos también están con él, en la soledad, [en las tinieblas].

883


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

El término se usa otras tres veces en el texto del relato (páginas 2759, 2827 y 2830). En todos estos casos, salvo uno, se traduce sólo como solitude, «soledad». La excepción está en la página 2830, donde se vierte como dark solitude, «oscura soledad». Quizá ésta se la mejor forma de traducirlo. El ejemplo que se da en DIC: 288 está tomado de la versión de /Haŋ≠kass'o del mito en que Mantis crea el eland y la Luna (D. F. Bleek 1923: 9). A continuación reproduzco todo el pasaje, tal y como figura en el manuscrito. Al final del mito, Mantis le dice a la Luna: Thou art the one who must shine at night; thou must shining take away the people's the (sic.) darkness [/ho:ξ]. Thou art the one who shalt lighten at night [//ga], who shalt, shining lighten (?) for the people the dark [/ho:ξ]. (L.VIII.6: 6577-6578). Tú eres quien debe brillar en la noche; brillando, debes llevarte la oscuridad [/ho:ξ]. Tú eres quien dará luz en la noche [//ga], quien, brillando, dará luz (?) a la gente en la oscuridad [/ho:ξ]. En A16, «Historia de Tssi-!kuara-/hiŋ, "Arrancada-a -mordiscos"», la leona que ha adoptado a la protagonista transforma su cabeza en oscuridad, aparentemente haciéndose invisible para sus presas. La palabra empleada por /Haŋ≠kass'o es !kwi:ŋ (cf. kwe:n, –!kweŋ, «negro, oscuro», DIC: 464), glosada como /hóäka, una forma de /ho:ξ. Transcrita como /hoξV, la palabra aparece en el texto A17, «La venganza de la Hiena», narrado también por /Haŋ≠kass'o. Allí se emplea para referirse a la negrura de la cabeza de TORTUGA ANGULADA, que sobresale del morral donde la ha colocado León, su asesino. En este mito /Haŋ≠kass'o glosa así el término: Algo que no es poco negro, es lo que la gente dice que se parece a oscuridad [/hoξV] es [hã] bello. (L.VIII.25: 8242') En NoS nº 4º al personaje se le llama «tortuga negra», algo que, sin duda, está relacionado con la referencia a la oscuridad del personaje, debida, quizá, al hecho de que algunos ejemplares de Chersina angulata tienen un caparazón muy 884


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

oscuro. Todo parece indicar que los /xam consideraban muy bellas a estas tortugas, y que sus caparazones fueran especialmente valorados como recipientes para hierbas medicinales. A este respecto, es interesante tener en cuenta que entre los ju/'hoansi (!kung) de Nyae Nyae (Namibia) estudiados por Lorna Marshall, «el componente de su instrumental con el que los sanadores [chamanes] complementan su propio n/um [potencia sobrenatural] al curar es su caparazón de tortuga lleno de una mezcla de plantas con n/um y tuétano o grasa» (Marshall 1999: 56). Es muy posible que el caparazón de tortuga fuera también parte importante del instrumental de los chamanes /xam, y que este mito aluda al aspecto numinoso de esos caparazones. El nombre que Hiena da a Tortuga Angulada, Auru, apunta en esa dirección. La palabra auru no está en DIC, donde sí encontramos //auro//auro como «cóncavo» y //auru como «buena luna, probablemente cóncavo» (DIC: 519). En otro lugar /Haŋ≠kass'o explicó a Lloyd que //auru, !kwi k'Vmm, significaba «persona que al soñar con ella tenemos éxito» (L.VIII.23: 8074'). En el texto D9, uno de los nombres que, según el narrador, usan los niños para no mencionar directamente al león es «cosa que es la oscuridad de su cabeza» (ts?á a: /na: –/hok@n e)». Una vez más, se usa aquí una forma de /ho:ξ. El término /xam más comúnmente usado para referirse a la oscuridad es //ga, del cual se dan numerosos ejemplos en DIC: 522, y que en el mito del cachorro de león se utiliza a menudo para referirse a la oscuridad (o la noche) como tal. Por tanto, parece claro que el término /ho:ξ-/hoξV se refiere a un concepto metafísico y numinoso de oscuridad, asociado con la oscuridad primigenia que dominó el mundo antes de que Mantis creara la Luna.

/KAξNTSI. Según el diccionario, se trata de un «arbusto con semillas espinosas, Tribulus terrestris» (DIC: 301). Se trata del abrojo o tríbulo, cuyas flores producen un fruto que se desgaja con facilidad, produciendo cuatro o cinco segmentos. Estos segmentos son duros y, además de una única semilla, tienen dos afiladas espinas de unos 10 mm de longitud y 4-6 mm de anchura. Tanto !Kweiten ta //ken (A8) como Diä!kwain (A7) mencionan este arbusto en sus respectivas versiones de la historia de un personaje que escapa de los leones tirando espinas tras de sí. No cabe duda de que la identificación es correcta, dado que Diä!kwain vio la planta en Mowbray y llevó a Bleek una muestra (B.XXVI: 2508'). AxG, B72 885


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

/KAξO. Según DIC: 301, este palabra significa «colina». Janette Deacon (1988, 1998) opina que tanto este término como //xau: se refieren a colinas cubiertas de doleritas. Mis propias investigaciones apuntan a que lo importante aquí no es la presencia o no de doleritas, sino la forma de las colinas. Así, el término /kaξo se referiría concretamente a las colinas que tenían la cima puntiaguda, como la descrita en los textos A13 y A14. AxG, A2.25a, A3.3

/KOU:. En los textos A13 y A14, ≠Kasiŋ utiliza este término para designar la colina que la chamán de los chacales crea para protegerlos del león. En una glosa al texto A14, ≠Kasiŋ explicó que se trataba « una montaña alargada y alta con una cumbre redondeada y llana» (L.IV.1: 3486'). Posiblemente se trate de una variante de la palabra /KAξO. AxG, A2.25-26 /KWAMMAŊ?A. Esposo de Puercoespín, la hija adoptiva de Mantis. No está identificado con ningún animal concreto, aunque los /xam ka !ei decían que la franja roja del arco iris era /Kwammaŋ?a. Está debajo de la franja amarilla, que era Mantis (L.VIII.7: 6601'-6602'; M: 66). El mismo informante, /Haŋ≠kass'o, dijo también que ellos llamaban /Kwammaŋ?a a todo el arco iris. /Kwammaŋ?a es el prototipo del hombre bosquimano, prudente, valeroso y buen proveedor de su familia. En ese sentido es la antítesis de Mantis, que a menudo ha de sufrir sus broncas, trasmitidas indirectamente a través del Meloncillo. Una de sus reacciones más características cuando se entera de la última trastada de su suegro consiste en guardar un obstinado silencio. AxG, A3.39

!GABBA. Planta mencionada en varios relatos. Transcrita también !nabba (DIC: 472). Los informantes daban driedoorn como su nombre en afrikaans. Con toda seguridad se trata de la especie Rhigozum trichotomum llamada driedoring («tres espinas») en afrikaans. Es un pequeño árbol espinoso. AxG, B73

!GIXA. También escrito !gi:xa. El plural es !git@n. El término significa, literalmente, «el que tiene la cualidad (xa) del poder mágico (!gi)». Véase DIC: 328, !gi:, «poder mágico, hechicería» y DIC: 255, –xa, «sufijo similar [el inglés] –ful» (como en wrathful). El plural es !gi:t@n. Lloyd y D. F. Bleek tradujeron el término como sorcerer («hechicero»), y más tarde como medicine man («hombre medicina»), pero hoy día se suele utilizar el término «chamán» para referirse a estos especialistas en lo sobrenatural, que siguen existiendo entre los bosquimanos del

886


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

Kalahari. Véase al respecto lo que J. Hollmann dice en el prólogo a su edición de la serie CAB de D. F. Bleek (Hollmann 2005: xvi). !GU:. Véase Estera !HAUË-TA-≠ ≠HOU. Véase Correa

!KAU. Según DIC: 408, 412, este término (del que !káogən y !kaug@n serían formas enfáticas) significa «piedra, sendero, montaña». Con toda probabilidad se trata de una forma de !KOU.

!KAU:ξÄ. Un tipo de arbusto al que el protagonista del texto C3 es conducido por su presa, un cuaga, que sabe que allí le aguarda un león. Mencionado en el mito del cachorro de león (1736') como !k"oa-keu. El narrador de C3, Diä!kwain, dijo que los bóers llamaban a este arbusto, xanna. El término !kau:ξä está en DIC: 413, donde se nos dice que es «un arbusto, "gannabos"». El diccionario recoge también las formas !kwa:ξ, «arbusto usado por los europeos para hacer jabón, por los bosquimanos para calzar los fogones» (DIC: 437) y !ko-aξ, «arbusto, "asbos", "saibos"» (DIC: 457). La referencia a su uso por parte de los bóers como ingrediente para hacer jabón apunta a que se trata de la especie Salsola dealata, uno de cuyos nombres comunes es ganna, término del que, casi con certeza, deriva xanna. Los arbustos del género Salsola se dan en terrenos salobres, como el aguazal que se menciona en el relato de Diä!kwain. En España se encuentran varias especies de este género, como la barrilla borde (Salsola kali), conocida como almarjo de los jaboneros o salicor de la Mancha. AxG, B74

!KHUIRRI. En la versión de !Kweiten ta //ken del mito del hombre atrapado por un león después de quedarse dormido (B3), la fiera coloca a su víctima en un árbol de esta especie, cuyo nombre europeo, según la narradora, era grenad bushes. !Kweiten ta //ken añade, también en afrikkans, achterveld dein doornboom. El término achterveld se refiere al páramo que se extiende al norte de Calvinia y los montes Hantam, estos es, la zona de donde procedían !Kweiten ta //ken y Diä!kwain (BR: # 121); doornboom es sin duda un término genérico para todos los árboles y arbustos espinosos. En el testimonio de /Haŋ≠kass'o sobre la elaboración de vasijas de barro, se hace alusión a un árbol llamado !khou, cuyo nombre europeo era doorn boom («árbol espinoso»). El !khou produce unas bayas rojas que los /xam llamaban «excrementos del !khou», porque salían del tronco del árbol (SBF: 345). En otro testimonio, /Haŋ≠kass'o explicó que !kuerriten-!kuerriten (en singular !kui!kuerri): «es el nombre un arbusto que se encuentra en las 887


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

quebradas de una montaña "roja" a este lado [sur] de Kenhardt, llamada Rooiberg for los blancos» (SBF, 197). Todo parece indicar que el !khou, el !khuirri y, posiblemente, también el !kui!kuerri, son la misma especie. En una lista manuscrita de árboles y arbustos que Lucy Lloyd extrajo de una publicación botánica (BC 151, E4.5.7), se identifica el doornboom con la especie Acacia horrida o espino de Natal (AxG, B77). Sin embargo, es improbable que se trate de esta especie, cuya área de distribución queda lejos del antiguo territorio /xam (Smit 2008: 38-39). La especie Searsia pendulina (antes Rhus pendulina) o kareeboom, conocida localmente como krieboom produce bayas rojas comestibles y está muy extendida en la zona, pero no tiene espinas. En mayo de 2004, Rina van Wyk, de la granja Springbokoog, y Janette Deacon me sugirieron que el !kui!kuerri podía ser la especie Rhus lancea, llamada karee en afrikaans, pero, que yo sepa, tampoco este árbol tiene espinas. Si tiene espinas la especie Acacia haematoxylon, o acacia camello gris, llamada vaalkameeldoring en afrikaans (Smit 2008: 32-33), pero es dudoso que esta especie, más propia de las arenas rojas del Kalahari al norte del Orange, se diera en el achterveld.

!KHWAKKI. En la versión de Diä!kwain del mito del hombre que se queda dormido en el páramo y cae en las fauces de un león (B2), el felino lo lleva hasta un árbol de esta especie, que, según el narrador, es «un árbol grande, sin espinas y con flores amarillas». A la vista de esta descripción, parece que se trata de la especie Cadaba aphylla, llamada en inglés desert broom or swartstorm tree, y bobbejaanarm en afrikaans. No se trata realmente de un árbol, sino de un arbusto que puede crecer hasta alcanzar las proporciones de un árbol. Sus flores son normalmente rojas, pero pueden llegar a adquirir una coloración amarilla (comunicación personal de Janette Deacon y Rina van Wyk, 29 de mayo de 2005). AxG, B76-77

!KOU. Según DIC: 444, el término significa «piedra, montaña, roca». Muy probablemente es un término genérico para todo tipo de montañas y colinas, aunque, según Janette Deacon, el término se refiere concretamente a las colinas que no estaban cubiertas de doleritas, que se llaman /KAξO o //XAU: (Deacon: 1998: 138). AxG, A3.1-2 !KUISSE!KHWI/KU. Nombre que el protagonista del mito del cachorro de león (B0) da al cachorro que él insiste que es un perro. 888


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

!KWA:ξ-KAU Y !KWAξ-!KWAξ. Arbustos no identificados, que en el texto A16 («Historia de Tssi-!kwára-/hiŋ»), aparecen personificados como las «abuelas» del joven que acude al campamento de la leona. Colocados en la hoguera como leña, !Kwa:ξ-kau y !Kwaξ-!kwaξ crepitan y sueltan chispas, quemando a la leona, cada vez que esta miente sobre sus intenciones con respecto al joven. !KWOξMMAIŊ /KA //KÃŨ. Véase LASCAZALVUELO

!XWE: /NA: 504 como

SSO !K'E, !XWE:-NA:-SE-!K?E. Traducido literalmente en DIC:

first-there-sitting people («las primeras allí sentadas personas»). Sin

embargo, no cabe duda de que so, (que se encuentra también en las formas s'o, cho) significa igualmente «residir», «morar». Cf. L.VIII.18: 7552' //kaiten-s'o-!ke, como el nombre la gente (!ke) que vive (s'o) en //Kaiten. Traduzco el término como «primera humanidad». !XOA-KA-TTU. Ver BOCAFÉTIDA

//K"ERRI. Se trata de un tipo de acacia cuyo nombre afrikaans era, según los informantes, dwasdoorn (DIC: 605). //Kábbo también dijo a Lucy Lloyd que //k"erri era el nombre de una zona, al oeste de su territorio, que abundaba en esos árboles y a la que se dirigían las gacelas en sus grandes migraciones anuales (L.II.25: 2319½'). En octubre de 1878, /Haŋ≠kass'o también se refirió a este territorio (BC 151, A.2.2.4, pequeño cuaderno de cubiertas rojas con las páginas sin numerar). Podría tratarse de la especie Acacia karroo o espino dulce, uno de cuyos nombres comunes en afrikaans es soetdoorn. Produce una resina dulce, comestible, a la que debe su nombre. En condiciones favorables, puede alcanzar hasta 12 metros de altura. AxG, B78-79

//XAU:. Según DIC: 633, «colina, Brinkkop». Janette Deacon (1998: 138), dice que Brinkkop es como Bleek y Lloyd escribieron el término Bruinkop, «la palabra neerlandesa o afrikaans que significa "colina marrón", dicho de otro modo, una colina cubierta por peñascos de dolerita de color marrón herrumbroso. Por tanto, Bruinkop o Brinkkop son términos genéricos para referirse a cualquier colina de dolerita, y no a un lugar concreto». Para Deacon, //xau: sería sinónimo de /kaξo. No obstante, el uso de ambos términos sugiere que no son realmente sinónimos, y que //xau: se usaba para referirse a las colinas cuya cima era del tipo mesa, mientras que /KAξO se refería a las colinas de cima estrecha o puntiaguda. 889


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león GLOSARIO

Sobre la importancia ritual de la colinas de dolerita, en muchas de las cuales los /xam labraron petroglifos, véase Deacon 1987, 1988, 1997, 1998 y Deacon y Foster 2005. Veáse la fotografía de Tafelkop (//Gubbo gwai) en AxG, A2.4, típica colina del tipo //xau:.

890


BIBLIOGRAFÍA


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

1. FUENTES PRIMARIAS A. UNIVERSIDAD

DE

CIUDAD

DEL

CABO. DEPARTAMENTO

DE

ARCHIVOS Y MANUSCRITOS BC 151

Colección Bleek Lloyd

Salvo por el relato del cachorro de león, todos los textos transcritos de los cuadernos están tomados bien de la web del Lucy Lloyd Archive and Resource Centre (LLAREC), que depende de la Michaelis School of Fine Arts de la Universidad de Ciudad del Cabo, bien del DVD que acompaña a Skotnes 2007. El texto del mito del cachorro de león se transcribió a partir de fotocopias proporcionadas en 1991 por el Departamento de Archivos y Manuscritos de la Universidad de Ciudad del Cabo. En mayo de 2005 cotejé la transcripción con los cuadernos originales. Otros cotejos y comprobaciones los he hecho a partir de las reproducciones digitales de la web de LLAREC, o del DVD que acompaña a Skotnes 2007.

B. ARCHIVO ARCHIVES

DE LA

COLONIA

DE

EL CABO (WESTERN CAPE

RECORDS SERVICE, CAPE TOWN ARCHIVES

AND

REPOSITORY) Colonial Office CO 4414

Arrears: Civil Commissioners and Resident Magistrates:

Aborigines and Diamond Fields. Namaqualand 1/SBK 5/2/1 Papers Despatched by Resident Magistrate, Oct. 1855-Oct. 1862.

893


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

C. BIBLIOTECA DE LA UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE Archivo de la Royal Commonwealth Society. Se ha cosultado el Register of Fellows de esta institución antes llamada Royal Colonial Institute.

D. FUENTES PRIMARIAS PUBLICADAS PERIÓDICOS Anon., «The Anthing expedition», editorial del Cape Argus, 27 de junio de 1863, cols. 2-3 PUBLICACIONES OFICIALES Anexures to the Votes and Proceedings of the House of Assembly A39-'63 Message from His Excellency the Governor, with Enclosures, relative to the Affairs in the North-Western Districts of the Colony. Citado como «Anthing, A39-'63». A8-'66

Report of the Select Committee appointed to Consider and

Report on a Petition from Bastards and others at a Rhenish Missionary Station. OTRAS FUENTES PRIMARIAS PUBLICADAS ANTHING, Louis Ver más arriba, Publicaciones oficiales, A39-'63. BLEEK, Dorothea Frances 1923

The Mantis and His Friends: Bushman Folklore, Ciudad del Cabo: T.

Maskew Miller. 1924a

«Bushman Terms of Relationship», en Bantu Studies, vol. 2, pp. 57-

1924b

«Note on Bushman Orthography», en Bantu Studies, vol. 2, pp. 71-

1928a

«Bushman Grammar: A Grammatical Sketch of the Language of

70. 74. the /xam-ka-!k'e» en Zeitschrift für Eingeborenen-Sprachen, vol. 19, pp. 81-98.

894


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

1928b

The Naron: A Bushman Tribe of the Central Kalahari, Cambridge:

Cambridge University Press. 1929a

«Bushman Grammar: A Grammatical Sketch of the Language of

the /xam-ka-!k'e (continuation)» en Zeitschrift für Eingeborenen-Sprachen, vol. 20, pp. 161-174. 1929b

«Bushman Folklore», Africa, 2 (3), 302-313.

1931

«Customs and Beliefs of the /Xam Bushmen. Part I: Baboons»,

Bantu Studies, 5, 167-179. 1932a

«Customs and Beliefs of the /Xam Bushmen. Part II: The Lion»,

Bantu Studies, 6, 47-63. 1932b

«Customs and Beliefs of the /Xam Bushmen. Part III: Game

Animals», 6, 233-249. 1932c

«Customs and Beliefs of the /Xam Bushmen. Part IV: Omens,

Wind-Making, Clouds», Bantu Studies, 6, 323-342. 1933a

«Beliefs and Customs of the /Xam Bushmen. Part V: Rain», Bantu

Studies, 7, 297-312. 1933b

«Beliefs and Customs of the /Xam Bushmen. Part VI: Rain-

Making», Bantu Studies, 7, 375-393. 1935a

«Beliefs an Customs of the /Xam Bushmen. Part VII: Sorcerors

[sic]», Bantu Studies, 9, 1-47. 1935b

«!Kung Mythology», Zeitschrift für Eingeborenen-Sprachen, 25 (4), 261-

1936a

«Beliefs and Customs of the /Xam Bushmen. Part VIII: More

283. About Sorcerors [sic] and Charms», Bantu Studies, 10, 131-162. 1936b

«Special speech of Animals and Moon Used by the /Xam

Bushmen», Bantu Studies, 10, 163-199. 1956

A Bushman Dictionary, New Haven: American Oriental Society.

2004

Customs and Beliefs of the /Xam Bushmen, edición a cargo de Jeremy

C. Hollmann, Johannesburgo: Wits University Press/Filadelfia: Ringing Rocks Press. BLEEK, Dorothea Frances y Edith Bleek 1904

«Notes on the Bushmen», en Helen Tongue 1904: 36-44.

BLEEK, Dorothea Frances, J. VAN DER PIET y M. VAN DER PIET 1940

More Rock Paintings of South Africa, Londres: Methuen. 895


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

BLEEK, Wilhelm Heinrich Immanuel 1862

A Comparative Grammar of South African Languages. Part I. Phonology,

Londres: Trübner. 1864

Reynard the Fox in South Africa or Hottentot Fables and Tales, Londres:

Trübner. 1869

A Comparative Grammar of South African Languages. Part II. The

Concord, Section I, Londres: Trübner. 1875

A Brief Account of Bushman Folklore and other Texts: Second Report

concerning Bushman Researches presented to both Houses of the Parliament of the Cape of Good Hope, by command of His Excellency de Governor, Londres: Trübner. 1952

Zulu Legends, edición a cargo de J. A. Engelbrecht, Pretoria: J. L.

Van Schaik Ltd. 1965

The Natal Diaries of Dr. W. H. I. Bleek, 1855-1856, traducción del

alemán y edición de O. H. Spohr, Ciudad del Cabo: A. A. Balkema. BLEEK, W. H. I. y Lucy C. LLOYD 1911

Specimens of Bushman Folklore, Londres: George Allen.

BURCHELL, William John Travels in the Interior of South Africa, vol. II, Londres:

1824

Longman, Hurst, Rees, Orme, Brown & Green. 1967 [1822-1824] Travels in the Interior of South Africa, 2 vols., Nueva York: Johnson Reprint Corporation. DUNN, Edward John 1978 [1872-73]

«Through Bushmanland», en Cape Monthly Magazine, 5,

374-384; 6, 31-42, reimpreso en Selected Articles form the Cape Monthly Magazine (New Series 1870-1876), edición de A. M. Lewin Robinson, Ciudad del Cabo: Van Riebeeck Society, 38-65. GUENTHER, Mathias 1989

Bushman Folktales: Oral Traditions of the Nharo of Botswana and the

/Xam of the Cape, Stuttgart: Franz Steiner Verlag Wiesbaden, 1989. LEWIS-WILLIAMS, John David

896


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

2000

Stories that Float from Afar: Ancestral Folklore of the San of Southern

Africa, Ciudad del Cabo: David Philip. LICHTENSTEIN, Henry 1928-1930 [1812-1815] Travels in Southern Africa, in the Years 1803, 1804, 1805 and 1806, traducción del alemán de Anne Plumptre, 2 vols., Ciudad del Cabo: The Van Riebeeck Society. LLOYD, Lucy C. 1871

«Contributions in Zulu», en Cape Monthly Magazine, junio, págs. 1-

1889

A Short Account of Further Bushman Material Collected: Third Report

7. concerning Bushman Researches, presented to both Houses of the Parliament of the Cape of Good Hope, by command of His Excellency the Governor, Londres: David Nutt. MOODIE, Donald 1960 [1838-1841] The Record, or a Series of Official Papers Relative to the Condition and Treatment of the Native Tribes of South Africa, Amsterdam y Ciudad del Cabo: A. A. Balkema. ORPEN, J. M. 1874

«A Glimpse into the Mythology of the Maluti Bushmen», Cape

Monthly Magazine, vol. 9, págs. 1-13. RACSTER, Olga [con el pseudónimo Viola] 1911

«Bushman Hunting: A Trip into Bushman Haunts», Cape Times, 13

de septiembre. SCULLY, William Charles 1915

Lodges in the Wilderness, New York: Henry Holt.

STOW, George W. 1910 [1905]

The Native Races of South Africa: A History of the Intrusion of the

Hottentots and Bantu in the Hunting Ground of the Bushmen, the Aborigines of the Country, edición de George McCall Theal, Londres, tercera reimpresión STOW, George W. y D. F. Bleek 1930

Rock Paintings in South Africa, Londres: Methuen.

897


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

2. FUENTES SECUNDARIAS AARNE, Antti y Stith Thompson 1981 [1961]

The Types of the Folktale: A Classification and Bibliography,

Folklore Fellows Communications No. 184, Helsinki: Academia Scientiarum Fennica. ARREOLA, Juan José 1982 [1952]

Confabulario, Ciudad de México: Joaquín Mortiz.

BANK, Andrew 2006

Bushmen in a Victorian World: The Remarkable story of the Bleek-Lloyd

Collection of Bushman folklore, Ciudad del Cabo: Double Storey. 2007

«Anthropology and Fieldwork Photography: Dorothea Bleek's

Expedition to the Northern Cape and the Kalahari, July to December 1911», en Kronos, 77-113. BARNARD, Alan 1992

Hunters and Herders of Southern Africa: A Comparative Ethnography of

the Khoisan Peoples, Cambridge: Cambridge University Press. 2003

Diverse People Unite: Two Lectures on Khoisan Imagery and the State,

Edimburgo: Centre of African Studies, Edinburgh University, Occasional Papers No 94. BEAUMONT, Peter y John C. VOGEL 1989

«Patterns in the age and context of rock art in the Northern

Cape», en South African Archaeological Bulletin, vol. 44, 73-81. BENUNN, Neil 2004

The Broken String: The Last Words of an Extinct People, Londres:

Viking. BIESELE, Megan 1975

Folklore and Ritual of the !Kung Hunter-Gatherers. Tesis doctoral,

Cambridge, MA: Harvard University. 1993

Women Like Meat: The Folklore and Foraging Ideology of the Kalahari

Ju/'hoan, Bloomington e Indianapolis: Witwatersrand University Press/Indiana University Press.

898


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

1995

«"Different People Just Have Different Minds": A Personal

Attempt to Undestand Ju/'hoan Storytelling Aesthetics», Current Writing: Text and Reception in Southern Africa, 7 (2), 1-17. 1996

«"He Stealthily Lightened at his Brother-in-law" (and Thunder

Echoes in Bushman Oral Tradition a Century Later)», en Janette DEACON y T. DOWSON 1996: 142-160. 2001

«Foreword: Publishing to Humanize the Past», prefacio a la

edición fascímil de Specimens of Bushman Folklore publicada por Daimon Verlag, Einsiedeln: 2001, I-IV. 2002

«A Sketch of !Xun Ethnography», en en M. SZALAY 2002: 53-66.

BLUNDELL, Geoffrey 2004

Nqabayo's Nomansland: San Rock Art and the Somatic Past, Uppsala:

Department of Archaeology and Ancient History, Uppsala University. BRANCH, Bill 1998

Field Guide to the Snakes and Other Reptiles of Southern Africa, Ciudad

del Cabo: Struik. BRINGHURST, Robert 2007

«What is found in translation», en Everywhere Being is Dancing:

Twenty pieces of thinking, Kentville, Nova Scotia: Gaspereau Press, págs. 73-90. BROWN, Duncan 2006

To Speak of this Land: Identity and Belonging in South Africa and Beyond,

Scottsville: University of KwaZulu-Natal Press. BRUFORD, Alan y Natalya Todd 1996

«The Eye Behind the Mouth: The Controbution of Visual

Memory to Oral Storytelling», en Dietrich Scheunemann (ed.), Orality, Literacy, and Modern Media, Columbia, Carolina del Sur: Camden House, págs. 7-14. CANETTI, Elias 1996 [1994]

Hampstead: Apuntes rescatados 1954-1971, traducción del

alemán de Juan José del Solar, Madrid: Anaya & Mario Muchnik. 1997 [1996] Apuntes 1992-1993, traducción del alemán de Juan José del Solar, Madrid: Anaya & Mario Muchnik. CHAPMAN, Michael 1996

Southern African Literatures, Londres y Nueva York: Longman. 899


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

COPE, Jack y Uys Krige (eds.) 1968

The Penguin Book of South African Verse, Harmondsworth: Penguin.

CORTÁZAR, Julio 1976

Los relatos: 1. Ritos, Madrid: Alianza Editorial.

DEACON, Janette 1986

«"My place is the Bitterpits": the home territory of Bleek and

Lloyd's /Xam San informants», en African Studies, 45 (2), 137-155. 1988

«The power of a place in understanding southern San rock

engravings», en World Archaeology, 20, 128-140. 1994

«Rock Engravings and the Folklore of Bleek and Lloyd's /Xam

Informants», en T. A. DOWSON y J. D. LEWIS-WILLIAMS 1994: 237-256. 1996a

«The /Xam Informants», en J. DEACON y T. DOWSON 1996: 11-

1996b

«A Short Note on Lloyd's !Kung Informants», en J. DEACON y T.

39. DOWSON 1996: 40-43. 1996c

«Archaeology of the Flat and Grass Bushmen», en Janette Deacon

y T. Dowson 1996: 245-270. 1996d

«A Tale of Two Families: Wilhelm Bleek, Lucy Lloyd and the

/Xam San of the Northern Cape», en P. SKOTNES 1996: 93-113. 1997

Home of the /Xam: A Guide to the Places in the Northern Cape where

/Xam Lived in the Nineteenth Century, Ciudad del Cabo: Prepared for an excursion after the Conference on Khoisan Identities and Cultural Heritage. 1998

«"My Heart Stands in the Hill": Rock Engravings in the Northern

Cape» en Andrew Bank (ed.), The Proceedings of the Khoisan Identities and Cultural Heritage Conference, Ciudad del Cabo: Infosource, pp. 135-141. DEACON, Janette y Thomas A. DOWSON (eds.) 1996

Voices from the Past: /Xam Bushmen and the Bleek and Lloyd Collection,

Johannesburgo: Witwatersrand University Press. DEACON, Janette y Craig FOSTER 2005

My Heart Stands in the Hill, Ciudad del Cabo: Struik.

DEETZ, Patricia Scott 2007

Catalogue of the Bleek-Lloyd Collection in the Scott Family Archive,

Williamsbrug, VA: Deetz Ventures Inc. 900


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

DICKENS, Patrick 1996

«The Place of Lloyd's !Kun Texts in the Ju Dialects», en Janette

Deacon y T. Dowson 1996: 161-211. DOWSON, Thomas A. 1992

Rock Engravings of Southern Africa, Johannesburgo: Witwatersrand

University Press. DOWSON, Thomas A. y J. D. LEWIS-WILLIAMS (eds.) 1994

Contested Images: Diversity in Southern African Rock Art Research,

Johannesburgo: Witwatersrand University Press. EBERHARD, Etaine 1996

«Wilhelm Bleek and the Founding of Khoisan Research», en

Janette Deacon y T. Dowson 1996: 49-65. EBERHARD, Etaine y Leonie TWENTYMAN JONES 1992

The Bleek Collection: A List, Ciudad del Cabo: UCT Libraries.

ENGELBRECHT, J. A. 1952

«Introduction» a W. H. I. BLEEK 1952: v-viii.

FOURIE, Coral 2000

Splinters from the Fire: Bushman Storie, Pretoria: Protea Book House.

FRERE, Sir Bartle 1882

«On the Laws Affecting the Relations Between Civilized and

Savage Life, as Bearing on the Dealings of Colonists with Aborigines», en The Journal of the Antrhopological Institute of Great Britain and Ireland, vol. 11, págs. 313354. GALLANT, Johan 2002

The Story of the African Dog, Pietermaritzburg: University of Natal

Press. GODBY, Michael 1996

«Images of //Kabbo», en P. SKOTNES 1996: 115-141.

GOODALL, Jane, y Hugo van Lawick 1978 [1970]

Innocent Killers, Londres: Collins.

GUENTHER, Mathias 901


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

1988

«Animals in Bushman Thought, Myth and Art», en Tim INGOLD

et al. Hunters and Gatherers 2: Property, Power and Ideology, Oxford, Nueva York y Hamburgo: Berg. 1996

«Attempting to Contextualise /Xam Oral Tradition», en Janette

DEACON y T. DOWSON 1996: 77-99. 1999

Tricksters and Trancers: Bushman Religion and Society, Bloomington e

Indianapolis: Indiana University Press. GÜLDEMANN, Tom 2004

«Bushman Grammar: Introduction», en D. F. BLEEK 2004: 383-

387. HALL, Martin 1996

«The Proximity of Dr. Bleek's Bushman», en P. SKOTNES 1996:

143-159. HECKLER, Melissa A. 1996

«Two Traditions», en Carol L. BIRCH y Melissa A. HECKLER

(eds.), Who Says? Essays on Pivotal Issues in Contemporary Storytelling, Little Rock: August House, 15-34. HECKLER, Melissa A. y Megan BIESELE 1988

«Symbolic Structures in the Tales of the /Xam: A Double Review

of Roger Hewitt's Narratives of the Southern San» en Reiner Vossen (ed.), New Perspectives in the Study of Khoisan, Hamburgo: H. Buske Verlag, 186-190. HEWITT, Roger L. 1985

«The Oral Literatures of the San and Related Peoples», en B. W.

Andrezejewski et al., Literature in African Languages: Theoretical Issues and Sample Surveys, Cambridge y Varsovia: Cambrdige University Press/W. Poszechna, 650672. 1986

Structure, Meaning and Ritual in the Narratives of the Southern San,

Hamburgo: Helmut Buske Verlag. 2002

«An Ethnographic Sketch of the /Xam», en M. SZALAY 2002: 33-

2007

«Reflections on Narrative», en P. Skotnes 2007: 161-167.

52.

902


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

HOLLMANN, Jeremy C. 2007

«/Kaggen's code: paintings of moths in southern African hunter-

gatherer rock art», en Southern African Humanities, vol. 19, pp. 83-101. HYMES, Dell 1981

«Discovering Oral Performance and Measured Verse in American

Indian Narrative», en «In vain I tried to tell you»: Essays in Native American Ethnopoetics, Filadelfia: University of Pennsylvania Press, págs. 309-341. JACOBS, Melville 1959

The Content and Style of an Oral Literature: Clackamas Chinook Myths

and Tales, Chicago: University of Chicago Press. KATZ, Richard 1982

Boling Energy: Community Healing Among the Kalahari Kung,

Cambridge, MA: Harvard University Press. KATZ, Richard, Megan BIESELE y Verna ST. DENIS 1997

Healing Makes our Hearts Happy, Rochester, Vermont: Inner

Traditions. KERR, Donald Jackson 2006

Amassing Treasures for All Times: Sir George Grey, Colonial Bookman

and Collector, Newcastle, Delware: Oak Knoll Press / Dunledin, New Zeland: Otago University Press. KROG, Antjie 2004

The Stars Say "Tsau", Ciudad del Cabo: Kwaela Books.

2006

«Stephen Watson in the Annals of Plagiarism», en New Contrast,

vol. 34, No. 5, págs. 72-77. LABRIE, Vivian 1983

«Carthography and Graphic Analysis of the Physical Universe in

the Odyssey Story», en Journal of Folklore Research, vol. 20, nos. 2-3, págs. 219-242. LEE, Richard B. 1993

The Dobe Ju/'hoansi, Fort Worth: Harcourt Brace College

Publishers, segunda edición.

903


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

LENSSEN-ERZ 1994

«Jumping About: Springbok in the Brandberg Rock Paintings and

in the Bleek and Lloyd Collection, an Attemp at Correlation», en T. A. Dowson y J. D. Lewis-Williams 1994: 275-291. LEWIS-WILLIAMS, John David 1981

Believing and Seeing: Symbolic Meanings in Southern San Rock Art,

London: Academic Press. 1983

The Rock Art of Southern Africa, Cambridge: Cambridge University

Press. 1987

«A dream of eland: an unexplored component of San shamanism

and rock art», en World Archaeology, 19, 165-177. 1990

Discovering Southern African Rock Art. Ciudad del Cabo &

Johannesburgo: David Philip. 1996a

«“A Visit to the Lion's House”: The Structure, Metaphors and

Socio-political Significance of a Nineteenth-century Bushman Myth», en Janette Deacon y T. Dowson 1996: 122-141. 1996b

«The Ideas Generally Entertained with Regard to the Bushmen

and their Mental Condition», en P. SKOTNES 1996: 307-321. 1998

«The Mantis, the Eland and the Meerkats: Conflict and Mediation

in a Nineteenth-century San Myth», en African Studies, 57, 194-216. 2007

«Wilhelm Bleek, Lucy Lloyd and Dorothea Bleek: a personal

tribute», en Skotnes 2007: 177-181. LEWIS-WILLIAMS, John David y Megan BIESELE 1978

«Eland hunting rituals among the northern and southern San

groups: striking similarities», Africa, 48, 117-134. LEWIS-WILLIAMS, John David y Thomas DOWSON 1989

Images of Power: Understanding Bushman Rock Art, Ciudad del Cabo:

Southern. LEWIS-WILLIAMS, John David y David PEARCE 2004

San Spirituality: Roots, Expressions and Social Consequences, Walnut

Creek: Double Storey. MAINGARD, I. F. 1962

Korana Folktales, Johannesburg: Witwatersrand University Press. 904


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

MACDONALD, D. A. 1978

«A Visual Memory», en Scottish Studies, vol. 22, págs. 1-26.

1981

«Some Aspects of Visual and Verbal Memory in Gaelic

Storytelling», en Arv: Scandinavian Yearbook of Folklore, vol. 37, págs. 117-124. MACLENNAN, Don 2001

Notes from a Rhenish Mission, Plumstead: Snailpress.

MARAIS, Eugène N. 2007 [1927]

The Rain Bull and Other Tales from the San, traducción de

Jacques Coetzee, Ciudad del Cabo: Human & Rousseau. MARAIS, J. S. The Cape Coloured People 1652-1937, Johannesburg:

1962 [1939]

Witwatersrand University Press. MCCRACKEN, J. L 1993

New Light at the Cape of Good Hope: William Porter, the Father of Cape

Liberalism, Belfast: Ulster Historical Foundation Publications. MARKOWITZ, Arthur 1956

With Uplifted Tongue: Stories, Myths and Fables of the South African

Bushmen told in their manner, Ciudad del Cabo (?): Cape Times. MARSHALL, Lorna 1969

«The Medicine Dance of the !Kung Bushmen», en Africa, Vol. 39,

347-381. 1976

The !Kung of Nyae Nyae, Cambridge, MA: Harvard University Press.

1999

Nyae Nyae !Kung Beliefs and Rites, Cambridge, MA: Peabody

Museum Monographs No 8. MORRIS, David R. N. M. s.f.

«"Etchings and "intaglios" in the Upper Karoo: Part I:

Engravings at Sprigbok Oog», incluido en Deacon 1997. 2002

Driekopseiland and "the rain's Magic power": history and landscape in a

new interpretation of a Northern Cape rock engraving site, tesis de máster, University of the Western Cape. NEWTON-KING, Susan 1999

Masters and Servants on the Cape Eastern Frontier, Cambridge:

Cambridge University Press. 905


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

PARKINGTON, John 2002

The Mantis, the Eland and the Hunter, Clanwilliam: Living Landscape

Project. 2003

Cederberg

Rock

Paintings,

Clanwilliam:

Living

Landscape Project. 2006 Shorelines, Strandlopers and Shell Middens, Clanwilliam: Living Landscape Project. PARKINGTON, John, David MORRIS y Neil RUSCH 2008

Karoo Rock Engravings: Marking Places in the Landscape, Clanwilliam:

Living Landscape Project. PEDROSA, José Manuel 2004

La autoestopista fantasma y otras leyendas urbanas españolas, Madrid:

Páginas de Espuma. PEIRES, J. B. 1989

The Dead Will Arise: Nongqawuse and the Great Xhosa Cattle-Killing

Movement of 1856-7, Johannesburgo: Ravan Press/Bloomington: Indiana University Press/Londres: James Currey. PENN, Nigel 1996

«"Fated to Perish": The Destruction of the Cape San», en P.

SKOTNES 1996:81-91. 2005

The Forgotten Frontier: Colonist and Khoisan on the Cape's Northern

Frontier in the 18th Century, Athens: Ohio University Press / Ciudad del Cabo: Double Storey Books. 2007

«"Civilising" the San: The First Mission fo the Cape San, 1791-

1806», en Skotnes 2007: 90-115. PIERPONT MORGAN LIBRARY 2002

David to Cézanne: Nineteenth-Century French Drawings, June 6-

September 8, 2002. Exhibition Checklist. PRADA-SAMPER, José Manuel de 1995a

«/Kaggen, el embaucador /Xam», en Studia Africana, nº 6, 131-

139.

906


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

1995b

«Los cuentos tradicionales y su traducción» en Vasos Comunicantes,

nº 5, 23-27. 2001

La niña que creó las estrellas: relatos orales de los bosquimanos /xam,

Madrid: Lengua de Trapo. 2007

«The plant lore

of the /Xam San: //Kabbo and ≠Kasiŋ's

identification of "Bushman medicines"», en Culturas Populares. Revista Electrónica, nº 4, enero-junio de 2007, (artículo accesible en http://www.culturaspopulares.org/textos4/articulos/deprada.pdf)

RAMSEY, Jarold 1990

«Introduction» a Elizabeth Derr Jacobs and Melville Jacobs,

Nehalem Tillamook Tales, Corvallis, Oregon: Oregon State University Press, 1990. REES, Wyn (ed.) 1958

Colenso Letters from Natal, Pietermaritzburg: Shuter and Shooter.

ROSENTHAL, Eric 1953

«Dorothea Bleek», en E. ROSENTHAL y A. J. H. GOODWIN 1953,

págs. 5-21. ROSENTHAL, Eric, y A. J. H. GOODWIN 1953

Cave Artists of South Africa, Ciudad del Cabo: A. A. Balkema.

RUDNER, Jalmar, e Ione Rudner 1968

« Rock-Art in the Thirstland Areas», en The South African

Archaeological Bulletin, Vol. 23, No. 91, págs. 75-89. SCHAPERA, Isaac 1960 [1930] The Khoisan Peoples of South Africa: Bushmen and Hottentots. Londres: Routledge & Kegan Paul. SCHEUB, Harold 1998

Story, Madison: University of Wisconsin Press.

SCHMIDT, Sigrid 1975

«Folktales of the non-Bantu Speaking Peoples in Southern Africa

(Bushman, Khoekhoen, Daman)», en Folklore, 86, 99-114. 1979

«The Rain Bull of the South African Bushmen», en African Studies,

38, 1979, 202-224.

907


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

1982

«Khoisan Folktales: Original Sources and Reproductions», en

African Studies, 41, 203-212 1984

«Lucy Lloyd», en Newsletter of the South West African Scientific Society,

No. 25, 1984, 2-5. 1988

«Symbolic Structures in the Tales of the /Xam: A Double Review

of Roger Hewitt's Narratives of the Southern San» en Reiner Vossen (ed.), New Perspectives in the Study of Khoisan, Hamburgo: H. Buske Verlag, 181-186. 1989

Katalog der Khoisan Volkserzählungen des südlichen Afrikas/Catalogue of

the Khoisan Folktales of Southern Africa, 2 vols., Hamburgo: Helmut Buske Verlag. 1996a

«Lucy Lloyd», en Janette Deacon y T. Dowson 1996: 67-73.

1996b

«The Relevance of the Bleek/Lloyd Folktales to the General

Khoisan Tradition», en Janette Deacon y T. Dowson 1996: 100-121. 2001

Tricksters, Monsters and Clever Girls: African Folktales – Texts and

Discussions, Colonia: Rüdiger Köppe Verlag. SCHOEMAN, Karel 1997a

A Debt of Gratitude: Lucy Lloyd and the «Bushman Work» of G. W.

Stow, Ciudad del Cabo: South African Library. 1997b

«Namqualand to Nice: Two letters from Louis Anthing, 1899», en

Quarterly Bulleting of the South African Library, vol. 51, no 4, pp. 155-160. SCULLY, W. C. 1915

Lodges in the Wilderness, New York: Henry Holt.

SHOSTAK, Marjorie 1983

Nisa: The Life and Words of ¡Kung Woman, Harmondsworth: Penguin

Books, 1983. SKOTNES, Pippa 1996a

«The Thin Black Line: Diversity and Transformation in the Bleek

and Lloyd Collection and the Paintings of the Southern San», en Janette DEACON y T. DOWSON 1996: 234-244. 1996b (ed.)

Miscast: Negotiating the Presence of the Bushmen, Ciudad del

Cabo: University of Cape Town Press. 1999

Heaven's Things, Ciudad del Cabo: LLAREC, the Museum Workshop

at the University of Cape Town. 2002

A story is the wind: Representing time and space in San narratives, LLAREC,

the Museum Workshop at the University of Cape Town. 908


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

2007

Claim to the Country: The Archive of Whilhelm Bleek and Lucy Lloyd,

Johannesburgo y Ciudad del Cabo: Jacana / Athens: Ohio University Press. SKOTNES, Pippa y Mark FLEISHMAN 2002

A Story is the Wind: Representing Time and Space in San Narratives,

Ciudad del Cabo:

LLAREC,

the Museum Workshop at the University of Cape

Town. SMIT, Nico 2008

Field Guide to the Acacias of South Africa, Pretoria: Arcadia.

SPOHR, O. H. 1962

Wilhelm Heinrich Immanuel Bleek: a Bio-bibliographical Sketch. Ciudad

del Cabo: Varia Series No. 6. University of Cape Town. 1965

«Biographical Introduction», en W. H. I. BLEEK 1965: 1-10.

STRAUSS, Teresa 1979

War along the Orange: The Korana and the Northern Border Wars of

1868-9 and 1878-9, Cape Town: Centre for African Studies, University of Cape Town. STUART, Chris y Tilde STUART

1993

Field Guide to the Mammals of Southern Africa, Ciudad del

Cabo: Struik. SZALAY, Miklós 1995

The San and the Colonization of the Cape 1770-1879: Conflict,

Incorporation, Acculturation, Colonia: Rüdiger Köppe Verlag. 2002

Der Mond als Schnuh: Zeichnungen der San /The Moon as Shoe: Drawings

of the San, Zurich: Scheidegger & Spiess. TEDLOCK, Denis 1983

The Spoken Word and the Work of Interpretation, Filadelfia: University

of Pennsylvania Press. THOMAS, Elizabeth Marshall 1990

«Reflections: The Old Way», en New Yorker, 15 de octubre, 78-

2006

The Old Way: A Story of the First People, Nueva York: Sarah Crichton

110. Books / Farrar, Straus and Giroux. THORNTON, R. J. 909


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

1983a

«“This dying out race”: W. H. Bleek's Approach to the Language»,

en Social Dynamics, 9 (2), 1-10 1983b

The Discovery of Southern African Literatures: The Works of W. H. I.

Bleek, Ciudad del Cabo: Centre for African Studies. TOELKEN, Barre y Tacheeni Scott 1981

«Poetic Retraslation and the "Pretty Languages" of Yelloman», en

K. Kroeber (ed.), Traditional American Indian Literatures: Texts and Interpretation, Lincoln y Londres: University of Nebraska Press, 1981, págs. 65-116. TONGUE, Helen 1909

Bushman Paintings, Oxford: Clarendon Press.

TRAILL, Anthony 1996

«!Khwa-Ka Hhouiten Hhouiten “The Rush of the Storm”: The

Linguistic Death of /Xam», en P. SKOTNES 1996: 161-183. VINNICOMBE, Patricia 1972

«Motivation in African rock art», en Antiquity, 46, 124-133.

1976

The People of the Eland, Pietermaritzburg: University of Natal Press.

WATSON, Stephen 1991

Return of the Moon: Versions from the /Xam, Ciudad del Cabo:

Carrefour Press. 1995

Song of the Broken String: Poems from a Lost Oral Tradition, Riverdale-

on-Hudson, NY: Sheep Meadow Press. WEINTROUB, Jill 2007

«"Some sort of Mania": Otto Hartung Spohr and the Making of

the Bleek Collection», en Kronos, vol. 32, págs. 114-138. WELSH, Frank 2000

A History of South Africa, Londres: HaperCollins.

WESSELS, Michael 2007

«The Discursive Character of the /Xam Texts: A Consideration of

the /Xam "Story of the Girl of the Early Race, Who Made Stars», en Folklore, vol. 118, no 307-342 WILMAN, Maria

910


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

1933

The Rock-Engravings of Griqualand West and Bechuanaland, South

Africa, Cambridge and Kimberley: Deighton Bell & Co., Alexander MaGregor Memorial Museum. WRIGHT, John B. 1971

Bushman Raiders of the Drakensberg 1840-1870: A Study of their Conflict

with the Stock-keeping peoples in Natal, Pietermaritzburg: University of Natal Press. WRIGHT, John B., y Aron Mazel 2007

Tracks in a Mountain Range: Exploring the History of the uKhahlamba-

Drakensberg, Johannesburgo: Wits University Press. YAMAGUCHI, Nobuyuki 2000

«The Barbary lion and the Cape lion: their phylogenetic places and

conservation» en African Lion News 1: 9-11.

911


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león BIBLIOGRAFÍA

912


APÉNDICE I TABLA DE PARTÍCULAS VERBALES, MODISMOS Y OTROS TÉRMINOS /XAM DE USO FRECUENTE EN LAS TRANSCRIPCIONES


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE I TABLA DE PARTÍCULAS VERBALES, MODISMOS Y OTROS TÉRMINOS /XAM

when, as because, while» (BG-1, 97)

au

«who, which, the one who, that which, where, when» (DIC: 4) au haŋ tatti:

«for, because» (SBF: 155, nº 55)

ha oä, –// kuaŋ –ha oä, kaŋ

«are often used at the beginning of a story, where

– –

ha oä, taŋ –ha oä

whe should say "once" or "one upon a time". They have generally been translated "formerly"» (BG-2, 166)

he, hEE

«and (joining sentences)» (BG-1, 97) «and, then, that» (DIC: 59)

he e:,

«shortened form of he ti hiŋ e» (BG-1: 98) «The phrase he e:, those which, is also used as then, and then» (DIC: 59)

he ti hiŋ e:

«then, therefore (literally "those things they are")» (BG-1: 98) «the phrase he ti hiŋ e:, or he ti hiŋ /ku e:, this thing it is or this things they are, is used as therefore, then, that being so, this is why. It is often shortened to he tik@n e:» (DIC: 59) «this thing it is, these things they are is a phrase used as therefore, this is why, then» (DIC: 202) «and it is so» (L.II.12: 305)

he tiken e:,

«shortened form of he ti hiŋ e:» (BG-1: 98) «then it was that» (L.VIII.25: 8236)

915


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE I TABLA DE PARTÍCULAS VERBALES, MODISMOS Y OTROS TÉRMINOS /XAM

ĩ, ĩ:, i:

«the ĩ: that finishes so many sentences is sometimes clearly a part of the relative, referring back to the preceding pronoun or demonstrative, but occasionally it seems only a final "in this manner", "like this", "on account of it"» (BG-2, 172) «to do so, do thus, used also for verily, truly, merely, yes» (DIC: 67)

kau

«and, connecting words» (DIC: 83)

koä

«and (joining words) is always preceded by a plurarl pronoun» (BG-1, 98)

kwa:, kwaŋ

«[these words] are generally used in one of a series of clauses to express sequence or effect. They may be translated "shall", "should" or "must", or by and adverb "then", "henceforth", etc.» (BG-2, 165) «must, therefore» (DIC: 110)

oa, oξa, o:aξ, –oa

«verbal particle [which] expresses past, often distant past» (DIC: 152)

siŋ

«indicates the past tense, also the perfect, pluperfect and subjunctive perfect» (BG-2, 162)

tau

«conjunction connecting double verbs or noun and pronoun» (DIC: 195)

tuko, tu-ko, tu ko

«really, now, just» (DIC: 240)

/ku /ne, /kug-ne

«[verbal particle] used often in narratives; it seems to express either continous action, or a repetition of the preceeding tense» (BG-2, 164)

/kwait@@n

«always, usual, usually» (DIC: 330)

/kweit@@n

«to do always, do usually, used as always, often» (DIC: 332)

916


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE I TABLA DE PARTÍCULAS VERBALES, MODISMOS Y OTROS TÉRMINOS /XAM

/kwe: da, /kweda, /kwe-

«to do so» (DIC: 331)

/ne

«verbal particle […] used in imperative, or to

da

denote a state, habitual action, or merely a continuation of the narrative, in which case it is often joined by the verbal particle /kau» (DIC: 345) // kwξaŋ, // kuξaŋ,

«seems to emphasize the following verb; it is sometimes merely narrative, sometimes adverbial in meaning» BG-2: 165) «obsolete verb used as verbal particle expressing emphasis. It is sometimes merely narrative, sometimes adverbial in meaning» (DIC: 597)

917


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE I TABLA DE PARTÍCULAS VERBALES, MODISMOS Y OTROS TÉRMINOS /XAM

918


APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL TEXTO INGLÉS DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN (B0)


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

L.II.26 (BC 151 A2.1.32 = LL32) [Cubierta del cuaderno]

Bushman (J. T.) pp. 2320-2412 1873

II.–––26. [Los márgenes están trazados a lapiz] [Información en la guarda izquierda:] pp. 2320-2414,. Began January 6/73 Ended Jan. 14/73 (N.B. p. 2373 omitted in pagination) pp. 2320-2349 translated already "

2349-2412

translated with the help of Diä!kwain. 1876 (beginning

of) [Información en la guarda inicial izquierda (que, propiamente, es la primera página del cuaderno):]

Contents pp. 2320-2412 Story of <a> !Xwe /na ssho !kui; the man who took a young lion, & made us of it as a dog

921


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

The story of <a> !Xwe/na ssho !kui, who brought home a young lion to use as a dog –––––––– [1873 / January 6th] (2320) The first Bushman,1 he <was the one> who went <(and)> {perceived / espied} the lion's children; he lifted up in his arms the first little lion. He hold it in his arms, he brought it, to his house; He he came (and) set it down. (2321) His wife asked him, «What little dog is this; it does resembles a thing which <is> different, hence its head is like this, its ears are not long.» He said to his wife, «My younger brother <is the one> who gave me the dog <which is> here; he (2322) thought that I should, feeding, bring it up; he said so, he said <spoke> to me.» His wife said to him, «A young lion is that which is here.» He said to his wife, «Thou must not2 speak thus, of my younger brother's dog.» His wife said to him, (2323) «Thou must not speak so, for a young lion <is that which is> here; its head hair is large; its feet are different; its hair is red.» He said to his wife, «A young <dog is that> which is here; . . . . . . . . . an eldest (2324) dog (it is [)]; therefore <hence> it is {thus / like this.}» His wife talked softly to the children; the children {assented to her / agreed with her.[}] He said to his wife, «You shall feed nicely for us the young dog which <is> here, for, we do not eat (2325) gemsbok's children; that he may running catch for us, the gemsbok's children; that we may eat {flesh / meat}.» The His wife said to him, «The <mother> lioness will follow thy spoor; for, thou <hast brought> shouldest x bring <us> a young lion, to our (2326) house.» S She said to her little son, <(her eldest son)> «Oh! Child! a young lion is that which is here.» She said to her husband, «Thou shalt bring wood for us, that we may <have> lie <lie down which having> fire; <when> while thou <hast set down> the young dog which is here;» while she <thought> thinks that she would will talk to (2327) the children.3 Her husband man absented to her. Her husband gets <went to get> wood; while she thinks <thought> that she will <would> talk to all the children, that <they might> may understand; <x for while> she thought that her man was <still> getting wood there; (2328) that she 1

(2320') Said to be the first (or one of the first) Bushmen. Also !Xwe //na ssho !kui (2322') «Munnie praat so mein broers sein hundjes» 3 (2327') (<i.e.> when the man was out of the way) 2

922


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

<x> may <would> <x> quickly talking, make the children understand, that the children <should> shall <should>know, that, a little lion in wh <was that which was> here. Her husband absented to her; Her <her> husband goes <went> to get wood. She said to the male child, «Look at <(thy)> father!» She (2329) asked the male child, «Is father near?» The male child looked <looked> at his father, the male child <says said> x to her, «He is not near.» She said to the male child, «I thought was thinking that father seemed to be listening that I might speak to thee.» (2330) The male child said to her, «Thou shalt <mayest> speak to me, <for> I now stand, <in order that> I did might look at him; for, he still gets wood there; I must <that I might> x ? look at him, <that> thou mightest talk to me speak to me.» His mother said to him, «I now feel (2331) that thou seemest to think that a young lion is not the one which is here, its head is being <is used to be> thus.» His mother said to him, «Look thou his <at its> eyes, those <they> are large; his its eyes are {bright / yellow / shining};4» The young lion looked at his (the child's) mother; (2332) his mother says <said> to him, «Look thou at it hair, he <it> looks at us, when I speak his its name.» The young lion looked around. She (the woman) says <said> to her little son, «Thou must <shalt> {be afraid / fear,} when thou art <(out)> with <(thy)> efather; for (thy) father has deceived us, that we (2333) should <might> think that a dog is was <that which is> here. A young lion is <that which is here>; its mouth is large. I must came (and) say said to <(thy)> father, that <(thy)> father shall <should> tie up, placing away, the dog which <is> here; for, I know not the dog which is here, which (thy) that father brought to us; its head (being) like this; (2334)5 [Jan. 7] for, I never saw a dog like this; for the dog which is here, he it is <the one> which <(thy)> father brought him to us.» The <mother> lioness {roars / cried / called,} the young lion <suddenly> raised his head sprang up; it listened. She (the woman) pinched her son, (2335) «See thou, a thing which is different, <it is the one> which is here;» she was speaking softly to her son; her son also was speaking softly to her, «I am now the one who is afraid, I now understand.» She said to her son, «<(Thy)> father has stolen away (2336) a young lion; its mother yonder {roars/ calls / cries} there; she <asking,> seeks her <the> child;» His (the boy's) mother said to him, «Thou seemest to <think> that <the young> lion will not run away, when it in <has> 4 5

? a lápiz en la página (2340') en este punto. –Ed. ? a lápiz en la página (2334') en este punto. –Ed.

923


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

grown up; for (thy) father x x deceived us. For a foolish fellow (he) is; continued to be is (2337) therefore, he brought us a young lion, [i];1 that the <mother> lioness should <might> continuing to seek for it, seekin {come to / reach} us.» She said to the child, «Thou should <must therefore> wait, <that> thou shalt <mayest> see.» The child assented. She said to the child, (2338) «When <(thy)> father has, feeding, reared it, for, thou seemest to contradict me, while I speak the truth;» the child assented, «Thou dost speak truly, I do understand; a thing which walks by night, it is <the one which is> here. It is different; a dog's feet (2339) are white; then <a> young lion <is the one whose> feet are hairy; a <a> dog's feet are not hairy6. Its ears' backs are black; Its its ears' tips are not long; for, they (2340) have short points;7 are [--]8, because its parents do <are x to> eat men9. Therefore, it also <understands> does understands; <that> it is still a little lion. See thou, its is <the one> which a little listens, while <while> it (is) little; (2341) because, it understands. It is yet a little lion. It thinks that, the {darkness's / night's} little thing (it) is. Therefore, it listens [i]. It listens nicely to its mother. It listens that its mother now is <the one> who (2342) is <was> used to call <thus>; when it was by its mother. Therefore, it listens nicely, [i]. Its mother dis ? <must been> seeking to get <find> it, therefore, its mother cries seeking for to find it, [i].»10 She (the Bushwoman) asked her husband, «Oh! My husband! for what cause (2343) didst thou bring to us a [Jan. 8th] young lion?» Her husband said to her, «a dog is this is here, <which> my younger brother <now> was <the one> who gave it <to me>. I am <the one> who {desired / asked} of him this <dog> which here; why dost thou stare at the little dog? (as if thou didst not now it) whilst thou dost not (2344) {see / look}{well / nicely}, that my younger <brother's> little dog it is. The dog's father is looks like this; therefore, the little dog has resembled its father, while it feels that a little male dog it now is.» His wife said to him, «A dog which thou didst continue to dream about it; (2345) it is <this one> here; it will become angry with us. [i i] For, I <am afraid of it»> continue to fear it». Her husband said to her, «The dog's mother is <looks> like this; she shall come, that thou mayst 6

(2339') (This means, D. H. explains, that a dog's feet have not long hair) ? a lápiz en la pág. 2331' en este punto. –Ed. 8 No está claro si aquí falta algo. Pudiera ser el término reduplicado !kuobak@n,«to flap its wings», según DIC: 468. –Ed. 9 (2340') (i.e. Because it is a beast of prey, D.H. says) 10 (2342') ).; this longish speech the child? [Esta glosa está en lápiz. –Ed.] 7

924


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

look at her, when my younger brother has goes with her. He told11 (2346) me that the dog's mother kills gemsbok.» She said to her husband, «Thou dost deceive me, that I might think that it <a dog was here> is that which is here; this dog, which is here, it will kill me. The dog's mother yonder, over there, cries there; it (2347) <makes a noise> sound like a lion; that which I {hear / listen} that a lion it continues to be <is> . For, it (a lion) is the was <is> the one who used to do so, when I was still <living> with my parents. A lion is the one who <does> thus, the lion cries; I continue to see that <this is> a little lion is here.» Her husband said to her, (2348) «Thou art the one who says <speakest> thus, whilst whilst thou dost feel that thou sayest that I dreamt of this dog; of which I did not dream; – for, I asked for it; that we <might> posses a dog.» Her husband said to her, «I shall (2349) take out (with me) this dog, it shall it shall chase a young gemsbok for me.» He slept;12 the little dog looked, they lay in the house, they (and) his wife; the little dog made as if it would spring upon them. He (the man) scolded the little dog. His wife (2350) <continued to> pinch her son, while she felt that she had been the one who <had> said (that) the child should lie down with her. <That> she might continue to pinch the child, that the child might lie looking, while it did not sleep. She held under her arm the baby. The young lion went got up, & went away, (2351) it went (and)13 sat upright; it lay down. Her husband first, he arose; his wife arose after him, when her wife <husband> had made the fire. He lifted up the quiver, he slung it near his shoulder, he took out (2352) the knobkerry, he put it under his arm. He called the dog's name; the dog went with him. His wife said to the child, «The young lion yonder goes; see thou <seest>, it looks {as if it did not know / angrily at} us; while it feels that it looking angrily smells our scent; Because while it while it (2353) feels that a thing which goest by night, it is; it kills people. It eats people.» The young lion went stealing up to her husband; her husband spoke very angrily14 to the young lion. The young lion let him alone. The young lion verily

11

(2345') Expl. note by D. H. Feb/76 «Call the dog which (?) goest with thee (?) that it may scent about, that thou mayst see if it {will may} not perceive a thing which it can, smelling, put up?» 12 En plural en el original, lo que se ve corrobardo por el texto /xam: puoŋ-dde es la forma plurarl (DIC: 687). –Ed. 13 (2351') «Sit nett so hund» 14 (2353') (Expl. note by D.H. March 2/76) Her husband said «tta tta tta tta tta!» (to frighten the lion) He in another way, he says, «yonder man, what is it that he wants to do? That he does thus there? It seems as if he went stealing up to me.»

925


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

(2354) went (and) killed a young gemsbok. He (the man) ran up to the young lion. The young lion came forward; the young lion met him. He spoke very angrily to it; the young lion cantered turning back. (2355) It, going, looked <growled>. The man shuddering <trembling> reached the young gemsbok, [Jan. 9th] while <it> he (the little lion) lay down. The man dragged away the young gemsbok; he dragged the young gemsbok away to the !khui15 (a large the young gemsbok to tree). He (2356) laid down the young gemsbok; the young lion looked at him; he scolded the young lion. He called the young lion's different name, which he was the one who had called it (i.e. had given it). That young lion's name, with which he made a dog of the young lion; (2357) that he might always, calling use it. The young lion listened to the young lion's name. The young lion thought that it was a young lion. He It heard its name which (was) !Kui-sse-!khwi-/ku.16 It lay looking at the man who had carried it off, (2358) when it was little. The man called its name; the man called enticing (?)17 it, that it might listen to its name. The man took up little sticks <bushes> (in order) that he might lay the <young gemsbok (upon them),> that he might cut up laying <(upon them> the young gemsbok. He cut (2359) off the young gemsbok's lungs; he called . . . . . . . . .; . . . . . . . . . galloped forward. He threw the lungs to meet . . . . . . . . .; . . . . . . . . . {caught / took} them; it (2360) swallowed them <down>. . . . . . . . . . looked hard <steadfastly> at him. He scolded . . . . . . . . .; he took the young gemsbok's heart; he called . . . . . . . . .; he gave to . . . . . . . . . the young gemsbok's heart; !Kui-sse-!khwi-/ku (2361) caught hold of his hand; . . . . . . . . . caught hold of his hand together (with the heart). He hastily snatched away his hand from the middle <inside> of . . . . . . . . .'s mouth; while . . . . . . . . . swallowed down18 (2362) the young gemsbok's heart. He said, «Why is it that this young dog is catching hold of my hand?» He cut off the young gemsbok's neck; he gave it to . . . . . . . . . !Kuisse-!khwi-/ku (2363) came catching <(and) caught> hold of his hand; he again, he hastily snatched away his hand. He took up (his) stick, he threatened . . . . . . . . .; . . . . . . . . . sprang away with the the young gemsbok's neck. (2364) He (the man) thinks thought that he must go away, while 15

(2355') «Wolle doorn» a great tree, D. H. says, ) not brittle & not strong) It is like the «Koker boom», of which the Bushmen make their quivers. 16 (2357') This is his name as a dog. 17 (2358') The man thought to make it love him D.H. says; the man thought that his dog would love him, {if / when} <the dog> is heard that the man called its name; while the man did that which we always are used to do, when we hear that a dog growls at us, we call the dog's name. 18 (2361') mus. inton:

926


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

he had not broiled (some <any> of the meat). He himself, he talked to himself, his thoughts (lit. «thinking strings») talked to him; he talked to himself with his mouth, namely, that he must ….. go away; for, this young dog (2365) it {did (?) / does} not look nicely at him. For, it he seemed as if he would be felled <thrown> down <(and) held>; for this young dog, he did <it has done> in that manner. It had come, catching hold of his hand. He said to himself, «I ought to go away; for, (2366) this young dog it was snatching <(with its mouth)> at my hands; for I was the one who sprang aside, {in front of / opposite to} this young gemsbok, on account of this young dog; he it <has> acted in that manner. It seemed as if it would had throwing me down, <and hold me> in the darkness. I will (2367) return home, while the sun starts <is up> that I may myself, I {look at / behold} it» (i.e., the young lion). He quickly prepared his load, that he might quickly, carry off <lift up> the young gemsbok; that he might <going>, look at the dog so he went. He put his (2368) arms <in> to the young gemsbok feet's skin; he arising, lifted it stooping carried up19 it away. He took up (his) quiver, he slung it on; he called the dog's name as he walked x <away>. He, walking, called the dog. The dog (2369) cantered across (to him). He (the man) trotted forward.20 He left off trotting, he walked. He trotted with the one leg; He <he> walked on <forward> with the other leg. He looked at the dog; he thought that (2370) the dog would catch hold of his back; he grasped (his) stick; that the might beat the dog; he went, slipping his feet along the ground; he saw his house; the dog saw the house. The woman said to the child, «Thou must look around21 that thou mayes; <that> thou shalt lay in the fire (2371) x branches <pieces> of wood <which are long>; that we may <will> throw fire at the young lion for a young lion <must22 have been that> that was which <thy> father brought to us; It <it> is grown up.» The young lion perceived the fire; the young lion (2372) galloped back. Her husband calling goes <went>; the child heard his father, while he called <in order> that the woman might arise. His wife said, «Hear! (it x) sounds like a man calling;» the child went out <got up> he {perceived / spied} his father; «Thy My father is coming <the one who> 19

(2368') i.e. arose with his load on his back, D.H. says. He had lain down upon the load, to slip his arms through the gemsbok's feet, which he had fastened together (two and two). 20 (2369') His load being too heavy for him to run, D.H. explains. (/kaoun/kaoun «to go slipping your <the> feet along the ground»). 21 (2370') (for the lion D.H. says) 22 Parece una tachadura, pero está sobriempuesto a lo que se había escrito antes. –Ed.

927


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

comes there, (2374) he comes slipping his feet along the ground, [{]has / is [}] carried23.» His mother said to him, «Thou must, looking, seek for that [10 Jan.] dog; that thou mayst perceive it, that thou mayst come to throw fire at it, while it <is> yet coming. For it must come running into the fire. For, I (2375) must hold the shovel;24 that I may throw fire at it.» The child perceived the young lion come galloping; and he said to his mother, «It verily is the one which is coming there.» His mother said to him, «Thou x <shalt therefore> take fire, <that> thou must <mayst> stand holding (2376) fire, that we may throw fire at it; thou shalt hurl at it with fire (sticks). [11 Jan.] For we must throw fire at it, in order that it may, springing, turn back; that we mayst <must> drive it away from the house; that it may (2377) lie down for us; that Father (thy) father may first come to us;– he who brought this dog. For, this dog, he it . . . . . has not acted well; it is the one <(?) of> whom we must be afraid; that we may first behold the thing yonder, (which) (thy) father seems to have x got. (2378) It resembles a thing which we eat. For, thou are the one who listens to (thy) father. He comes calling, while he {calls /speaks} to us.» The child said to her, «He is coming near.» His mother said to him, «Thou must take fire; for, (2379) a lion is coming yonder; {it / that} (whom) thou art the one who behold <beholdest> its face; its face is yellow. It whom we must greatly fear; for25 a lion is the one who is like this.» Her son said to her, «Thou must scoop up <from the> fire that thou mayst quickly throw at it (2380) with fire; for I will {hurl / throw} at it (with a fire-stick), that it may quickly turn back for us; that it may first lie down;26 that father may first come to us; that he may first <drive away> for us {his (?) / that} dog. That it may first allow us to eat; (2381) for, we should be afraid there, opposite to the young [13 Jan.] gemsbok, while we did not eat it. For, thou are the one who hearest, father does calling comes. That we may know; that we might know that, that dog, it verily (?)(2382) is coming <comes>; that we may rise stand erect <arise>; that we may stand round <up>; that it might 23

(2374') (page 2373 ommitted) (Ex. Note by D. H.) My father <went> slipping his feet along the ground, which he felt that he was x carrying (a load). Therefore, he went slipping his feet along the ground, on account of it; while he felt that the things which he was carrying (or with which he had loaded himself), they were heavy. Therefore, he did not run. For, he verily went slipping his feet along the ground, while he felt that the things which he was carrying, they did not (2375') admit of his running. For this was why he continued to go slipping his feet along the ground. 24 (2375') Sometimes made from the breast-bone of the ostrich, and sometimes from an ox's horn; also from the tortoise, and turtle, D.H. tells me. 25 ? en p. 2739' en este punto. –Ed. 26 (2380') D. H. Thinks that the son would have said tata here.

928


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

behold us. For the dog {seems / seemed} (?)to be all <coming to attack> us. Therefore, thou art the one who hearest father.» The dog coming to came to <attack (them) reached> them. The child said to his (2383) mother «Throw fire at it! I must {hurl / throw} (fire sticks) at it, when it goes past, that I may {hurl / throw} (fire sticks) at his <its> body; that I might make the lion's body sound; while thou dost throw fire into x <its> face. Hence <Then, it (2384) shall will springing go away back. For, (thy) <little boys> / sons now will a little {hurl / throw} (fire sticks) at it. For, thou <art the one who> hearest it angrily growling comes. That it may first spring jump backwards opposite to us; that (thy) husband may first come, (2385) he x is the one who used <the one who> <always> calls his its (the young lion's) name. For I now hold two fire-sticks.» He questioned his mother, «Oh (my) mother! hast thou not put upon thy back the child which is small? that the fire may not burn it, when we are {hurling / throwing} (sticks of fire) at the person coming yonder; for, (2386) it now is near; it now comes close by.» comes.» He said to his mother, «Thou must shalt therefore dip <scoop> out fire; for, thou hast now taken on thy back the little child.» His mother {agreed / assented}. «I have now doing it <done so>. (2387) Thou must therefore stand going outside, thou must stand, so x that it passes x <thee>; for I am the one who must stand in front of the house, by the door, I am the one whom it must see, (that I am standing up) as I stand.» Her son said to her, (2388) «A lion is <was> now the one which <that> (thy) husband was the one who brought it to us. For my uncle's dog did not act {thus / in this manner}.» [The young lion {came <up> to / reached} them. He (the boy) called to his mother, «Quickly throw fire at him it, that <that> I must throwed <might hurl> <(fire-sticks)> at it.» (2389) His mother threw fire at it. The young lion sprang away. He (the boy) threw <hurled> (sticks of fire) at the young lion, whilst his mother dipped <scooped> up from the fire. His mother threw fire after the young lion. He (2390) (the boy) also threw <hurled> (fire sticks) {after / following} the x young lion, while the young lion sprang away x to leeward. It cantered across in front, it lay down. It lay in the shade. It lay growling. His <(the boy's)> mother father (2391) came to his mother at the house. He standing, started talking talked to his wife. He said to his wife, «I {have been / was} afraid there, while I was cutting up this gemsbok, on account of the dog which is (here). That which (thy)

929


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

brother-in-law27 (2392) gave.» The woman scolded him; «Thou wert the one who brought us this dog, on account of the foolishness which thou possessest; that which is not as if (thy) mother had counselled <counselled> thee, that thou mightest understand. Thou art the one who went (and) took up a young lion; (2393) thou camest to {deceiving / to deceive} me {with / about} it; thou saidst that a dog was that the one which was here, x while <while> a young lion, it is the one which is thus x is <always> like this; while thou dost <didst (?)> deceive me. The young lion which is here, it will kill {a / my} child for me; for, it looks, (2394) when we are lying in bed in the house, while it does not sleep. I was the one who lay looking; while it sits <sat> upright above us.28 That dog, it is the one which is here; thou didst bring it, from foolishness. Thou dost hast not seen (2395) my brother in law; for thou <dost> deceivedst me. My brother-in-law is with his father. Thou art deceiving me speaking falsely to me, that I might [{]believe (?) / assent to[}]a lie; while a {deception / cheat} it is. He is <It> is <the one> with which thou dost deceive me. Thou (2396) didst go (and) take up (carry off) the child of the mother lioness. The mother lioness is the one who seems to be seeking for the young lion which lies (here).» The young lion looked at the woman, who (had) called its name which was young lion. (2397) The child {called / said} to his mother, «Oh! my mother! Be silent! The dog is looking at thee.» His mother said to him, «Art thou <the> one who seest <dost> not <see>? Thou seemest to think that a dog is that which is here. He (the father) now is the one who did not broil (flesh) for us; while he was (2398) afraid there; while he fearing had the dog which lies yonder; while he was afraid there, above the young gemsbok which is here. That dog is the one which he (my husband) has fed, it is 29the one which (shall) kill him.» Her husband said to her, (2399) «This dog (or the dog which is here) it met me, while the young gemsbok lay.» His wife said to the child, «Listen to (thy) father [Jan. 14] about this dog; for what have <(thy)> father's thoughts doing <thinking strings done>? They think? thought? (2400) that he thought wrongly (?), he, carrying, brought to us a young lion? He was the one who said (?) (that) . . . . . . . . was the one which was here; about a lion which eats people. It understands the eating of people; while it feels that, (2401) its parents are those which eat people; 27

(2391') J. T. says that Charlie is Wilhelm's !khwi pua. In this instance the man is talking to his wife of his own younger brother who is her brother-in-law. 28 (2394') (not sitting on them, D. H. says) 29 ? en pág. 2798' en este punto. –Ed.

930


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

therefore, it smells that the scent of people is thus.» The man said, «I am the one who throwing <hurling>, 30 kept {keeping / making / alive} myself alive, at the dog lying yonder; while (2402) it thought that it would kill, lying me down opposite to this gemsbok; which I {did / had} not (yet) {go / gone} to it. It was driving me away from this gemsbok. I thought (?) that I am a man, therefore <hence>, I hit it with stones (2403) stones; it left me. Then, it went (and) lay down opposite to me. I went to the young gemsbok. Therefore, thou seest that I <did not> broil, on account of it; I first, hungry, returned home; (2404) while I felt that, the dog which lies (here) it . . . . looked very much at me today. That <to> which I31 was obliged to be speaking very angrily <to it>, while I was cutting up this gemsbok. While I felt that, the thing (the lion) <was> sometimes32 < x used> not to (2405) dreamt <dream>nicely; for, the dog seemed as if the dog were angry with me. Thus it was that the dog went (and) thought {my destruction / my killing}»The woman said to him, «A young lion is here.» He said to the woman, (2406) «Thou must not33 speak thus about my younger brother's dog; because <while> he will be angry with me, that I spoke {about / of} his dog, which he gave; while thou art not silent for me; that I might be the one who should speak (of) the dog» (or «I am the one who must speak about the dog»), (2407) He poured out water, he went (and) set down the water at a little distance. The young lion34 looked at the water, while he (the man) held a stick. He (the man?) went back. He called the lion's name which (was) . . . . . . . . The young (2408) lion cantered forward; it cantered up to the water. The young lion drank; the young lion looked {toward / at} him. He looked behind him at the young lion, he looked behind his back. He went to sit down in the house. (2409) His wife said to him, «Why is it that thou dost not cut up that gemsbok, its flesh? that we may eat; because thou art now the one who didst thus, thou didst a bad thing, which <that> was not ha had handsome; (2410) it is ugly. I now am the one who throws with fire.» Her husband said to her, «The dog was the one who did thus; the dog resembled the dog's father, thence (?) (it) did thus.»35 His wife (2411) winks <was winking> to the child, her son, he who had thrown (fire-sticks) with 30

(2401') (i.e. , throwing something at the young lion) (2404') or, It was the one to which (?) 32 (2404') «altemis» 33 (2406') (N.B. I think that it means literally «Thou dost therefore speak thus,» a <as an angry exclamation> but both Jantje Tooren & David Hoesar translate it much as I have done on 2406) 34 ? en este punto. –Ed. 35 (2410') or they are those which <did thus> (?) 31

931


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

her. Her husband said to her, «I {did / thought that I must} calling come, that thou {shouldst / mightest} hear me; – for, the dog had seemed as if the dog would kill me, on (2412) the hunting-ground. I was the one who throwing stones brought myself out (i.e. saved myself).» The dog looked hard at them. She nudged her son (with her elbow), she said to the child, «See thou! the dog yonder is looking angrily at us, while the lying man who sits there, he is the one who has lied to us.»

932


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

L.II.27 (BC 151 A2.1.33 = LL33) [En el reverso de la página 2504, a lápiz, hay una lista tachada de palabras en /xam. Inserto en cuaderno hay también un pequeño trozo de pape (no incluído en el DVD que acompaña a Skotnes 2007)l, con indicaciones que remiten a páginas concretas. Sin embargo, en ninguna de éstas hay señales de ningún tipo.] [Cubierta del cuaderno:]

Bushman (J. T.) pp. 2413-2504 1873

II.–––27. [Información en guarda incial derecha] pp. 2413-2504 { From January 16th 1873 To February 4th 1873 [Información en la guarda inicial izquierda (que, propiamente, es la primera página del cuaderno):]

Contents Page 2413-2504 { Story of !xwe-/na: ssho -!kui (continued, from II–26, page 2412)

933


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

(2413) Story of !Xwe-/na ssho !kui (continued from II–26, p. 2412) ––––––––––––––– [January 16/73] [«]He came to sit lying to <cheating us> ; while he {desired / thought / intended} that we should think that a dog was the one which was here it is; while a lion {lies ? / lay} yonder. Therefore, thou must <didst> fear it; while you think <thou thoughtest> that the lying <man> who sits (here), (2414) he was the one who has deceived us; he has brought a young lion to us; . . . . . I must (?) have married a lion; he was the one who brought a young lion; I am the one who is afraid opposite this gemsbok, while I do not eat.» (2415) She said to her husband, «Oh lying man! Cut quickly up <in haste> for us the gemsbok, that we may quickly eat; that thou mayest throw at the dog yonder lying, it with bones.» Her husband said to her, «I already gave <to> it the lungs; (2416) it swallowed them down; while they . . . . . they (were) two; I again, I threw towards (it) the gemsbok's heart; it swallowed it down. It continued to look strongly at me. I again, I cut off the young gemsbok's neck; I gave (the neck) it (the cub <lion>) (2417) x to it36 (the lion). It (the young lion) [--] I quickly snatched <bringing> away my hand, from the inside of its mouth; while its mouth felt hot. Therefore, I {threatened / menaced} it with the stick; (2418) it sprang on one side away, while it feared the stick. It still, it looked, seeking another (piece of) meat; it going, continued to [--] me; as I was returning home; therefore, I came along (2419) calling out; that thou mightest arise.» His wife said to him, «Art thou the «Thou art the one who didst not beholdest <not> the lion which thou didst bring; <with which> thou comest to deceive me? Therefore, I spoke to this child, (2420) that he might be very much afraid of this dog; for a lion (it) continues to be <is>; it whom I am the one who sees, that a lion (it) is. It its is the one that {is used to be thus / is thus}; its . . . . . 's hair is <will be> black, when it becomes a grown lion; (2421) it feels that it is yet a young lion; while thou {didst think / thinkest} that I would not seeing know; I who always was one who understand; I am understanding's person; I am one whom my mother counselled. (2422) I knew; I always perceived the lion. I {looked at / beheld / saw} the lion's skin hair; for I truly am a grown woman; I am not a

36

(2417') a ha a hi literally «gave to it (the lion) of the (the neck).»

934


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

young child, so that I might be foolish; thou dost deceive <try to cheat> me who am grown up; (2423) thou dost <art> deceiving me. Thou seemest to think that I did not know thee, <namely,> that thou wert trying to cheat me, that I might not know; while I always knew thee. That lion it is the one which is lying down.» She [-] to the child, (2424) «I desire that thou mayest <shalt> be with (thy) father <in order> that thou mightest behold him; that thou mayst <shalt>, at a little distance, gently come, behind him; <in order> that thou mightest look at the dog, when the dog has killed a gemsbok; and then thou shalt <mayst> come to sit (?) hidden; <in order> that thou mightest look at (thy) father, (2425) when the dog has killed a young gemsbok. And then, thou must soon after presently come forward when (thy) father is by the young gemsbok. For, the dog will <would> catch hold of thee, while father was looking at the young gemsbok. Thou must (?) therefore (?) . . . . . . . an arrow, (2426) that thou mightest stick in another arrow; [nueve lineas sin traducir] (2427-2437) [sin traducir] (2438) The man said to the dog, «Sit down yonder!» The dog {walked going back / went back}, the dog sat down. The child said to his mother, «I am now the one who looks.» His mother said to him, «Thou therefore (?) shalt not sleep; (2439) <that> the day may break, while thou looking liest; for thou art the one who seest, the dog yonder sitting, that which is not a dog.» Her son said to her, «A thing which walks by night, it is the one which is here. It looks {killing / death (?)} at us. That one with which (my) father deceived us. (2440) {That it may (?) / it will (?)} kill us. My [resto de la página sin traducir] (2441-2453) [sin traducir] (2454) Thou dost ? see that the little wild beast (or beast of prey) does so [on account of it]. It is not a dog; for the deceitful man who snoring lies; while he thought we are who <(would)> look past37 at the dog which here. [última frase sin traducir] (2455) January 30/73 [unas cinco líneas sin traducir] He now was the one who [--] came to us; which he did not think that he would be weary. While he felt that he had (2456-2457) [sin traducir] (2458) The dog thought that the dog would early go (and) hold him down, that the dog might eat him; while the dog thought that the dog . . . . . . . . . .; it hungered. He was the one who going {called to / scolded} the dog. Therefore, I thought that thou shalt early be with him. (2459) Thou shalt see, tomorrow, when thou goest; and then, thou shalt come to tell me, that I may know. And then, I 37

It could also be «look first». By looking at the /Xam text I have not been able to establish the correct reading. –Ed.

935


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

must speak to thee (?) for, {a lying / an untruthful} man has deceived us.» The child assented. «I now think, that <when>38 morning (2460) [siete lineas sin traducir] His mother said to him, «Thou shalt keep behind him. Thou must walk, (2461) after him. That thou mayest looking keep thyself by the side, as he goes along. That thou mayest look at the dog. And then, thou shalt stick in (the arrow [?]39), thou shalt always think that a young lion is that which is here. That thou mayest altogether lay it dead (?). Whilst thou feelest that (2462) a dog it is not. For, a lion has been that which the lying man, brought to us; that <(of)> which we all are afraid.» [40The day broke, her husband arose. He made the fire, while he felt that, the young lion was (2463) sitting <upright>. It sat looking around; he (the man) made the fire; the child sat holding the bow; his father made ready (?) for the going, that the might go, he . . . . . . putting together the things; he put together the things; the child also . . . . . .; he (2464) slung on the quiver. He <(the man)> went out of the house. The child went out with him. They both went <going> out of the house. They went near to the . . . . . ; the young dog went down into the bed of (?) the river (?); it went along (2465) keeping in the river bed (?). The child [resto de la página sin traducir] (2466) [cuatro líneas sin traducir] [Feb. 3rd] The young dog stole up approached them stealthily. He (the boy) said to his father, «Why is it that it [--] us? [última línea sin traducir] (2467) [sin traducir] (2468) [siete líneas sin traducir] arched its back (?) the dog [resto de la página (tres líneas) sin traducir] (2469-2489) [Sin traducir41 Hay glosas en la página 2489'42] (2490) its name which (was) called. [--] He (the man) said to the child, «Thou must come (and) run near to me, for the dog yonder goes, it seems as if it had . . . . . . the young gemsbok. For, the young gemsbok now (2491) cries.» The young dog was catching hold of the young 38

Esto está en un tipo distinto de tinta. –Ed. Corchetes en el original –Ed. 40 El corchete de apertura está en el texto /xam, indicando que Ludy Lloyd vio que aquí se iniciaba un nuevo segmento del relato. –Ed. 41 Excepto por la página 2474 donde parte de la línea 9 del texto /Xam se traduce como sigue: look around; Y la página 2475, donde parte de la línea 11 del texto /xam se traduce como sigue: {at / in } the grass yonder 42 (2489') [Línea 1]: J. T. explains that when one goes far after the spoor one says !gauo-ken but when it is not far one says !gauken. [Línea 6]: J. T. explains that this means the man who fed and brought up the dog. 39

936


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

gemsbok. The young dog was biting it. He (the man) called to the child, «Oh! Child! thou must run coming near, that thou mightest run . . . . . . after me: that we all may {reach / go up to} the young gemsbok; for the dog yonder (2492) has biting {laid / thrown it down}.» The child thought that his father <was> deceiving him, that they might all die. The child [--] an arrow; his father running, looked back at the child. He perceived the child having stuck in an arrow. He first (2493) called out to the child. «We are not used to shoot {a / the} dog's gemsbok; for, we are used to beat (and) kill it with a stick.» The dog bit {making die / killing} the young gemsbok; while the man yet ran along. The dog looked towards him; (2494) when the dog heard his foot rustle, while he [--] came; the dog [--]He spoke very angrily to the dog. The dog [--] The dog cantered <back> away from him. It went to lie down. (2495) It lay [--] its tail. It looked back at the child. The child ran hiding behind [--] back. The child looking went past him. (his <x> father?) They reached the young gemsbok. They dragged it away. He (the father) said to the child, (2496) «Thou must look at the dog; for, I am cutting up; that I may cut up in haste.» The child looked at the dog; he (the man) finished cutting up the young gemsbok. He cut off the young gemsbok's heart; he called up the dog. The dog galloped up to him. (2497) He threw to meet the dog, the young gemsbok's heart. The dog caught at it with its mouth (?) The dog swallowed it down. The dog stood . . . . . . . . . . . its tongue. He cut off the young gemsbok's neck. He threw it to the dog. (2498) The dog snatched together (with it) his hand; he sprang on one side . . . . . . . He said to the child, «We must go, for, thou are the one who seest, the dog which is here; that (one) on account of it (of which)? have been springing aside opposite to the young gemsbok; while I have not eaten.» (2499) The child assented. [ They made ready the load, they went. He (the man), going, x <called to> the dog. The dog slowly cantered. The dog was listening to him. The child thought (that) he recognized the dog's ear' roots; (2500) namely, that a young lion was <the one which was> here; for, a grown lion was used to be thus. They {drew near / approached} the house. The dog was listening to the house. The dog <was> cantering stealthily up to the house. The child's father called to his (the child's) mother. His mother (2501) arose; she said to the children, «That dog, it sounds to be coming; for, they (your) father calls; ye must allow us to make up the fire. For, it (the dog?) yonder comes; we must do so that we may throw fire at it; for a lion (2502) [posiblemente una línea sin traducir] yonder comes. A dog it cannot be. For, a lion is the one who is used 937


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

to do in this manner.» The child ran along by his father. They <continually> running came. They ran {having carried / being loaded (?)}. The young lion (2503) reached his (the child's) mother; his mother threw to meet (it) fire which was burning (?); the young lion sprang away. It went to lie down. It lying beat (lashed) its tail. It lay looking. His (the boy's) father running (2504) reached the house, while he was weary. He, standing, unloosed his load. The child said to his mother, «Oh! my mother! We have been afraid there, on account of the dog lying yonder; {that / it(?)} which (?)is not a dog.» (continued in II.– 29, p. 2597)43

43

Esto está en tinta negra. –Ed.

938


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

L.II.29 (BC 151 A2.1.35 = LL35) [Cubierta del cuaderno]

Bushman (J. T.) pp. 2597-2687 1873

II.–––29 [En el reverso de la guarda incial derecha:] pp. 2597-2687 {From February 6th 1873 to may 12th 1873 [Información en la guarda inicial izquierda (que, propiamente, es la primera página del cuaderno):]

Contents Page 2597 {Story of !Xwe/na: –sso-!kwui (Continued, from / II.-27, p. 2504). (From 269744-2614, translated by /a !kuŋ ta.)

44

Así en el manuscrito. El número correcto de página es el 2597 –Ed.

939


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

(2597) Story of !khwe-/na-ssho-!kui (continued from II–27, p. 2504) ––––––––––––––– [Feb. 6/73] It is not like45 a dog, for, it is {like this / just so[}].» His mother said to him, «A lion (it) must be; it is like this, it has furrows <tear> furrows.46 (2598) Thou must look, his eyes are yellow. His ear tips are short; thou must look, his ears are in the hair.[»] Her husband said to her, (2599) the man, he said to her, «What thing is it which thou dost say, of <(your) younger> brother-in-law's dog? [-] is which here. Therefore, the dog resembles the dog's father, the dog is angry like the dog's father. (Your) younger brother-in-law (2600) did say so, he said to me, that the dog's father does so. Therefore, I must did fear <be afraid of> the dog, [î]. [Y]ou must fear the dog. You might to <must> throw at him with fire, that he may <should> fear fire; (2601) for, a dog which is angry, he is. That he should springing turn back; that he should going, he lying; that I may first come; and [--], I who <(must ? be)> among with you; I who know his name; (2602) that, his name is so; for, his name (is) which <(makes)> his lying down, [î]. I am still, [--]; while he listening lies, to his name. It looks up; he <it> looks at me.» His wife (2603) cuts putting in the young gemsbok's flesh to the pot. The dog does walk, coming. He (the man) says to the dog, «Stand yonder!» His wife says to him «Quickly cut off flesh, that thou mayest throw <it> to the dog.» (2604)47 The man cuts off flesh. He throws it to the dog; the dog springs across in front to catching snatches up <(as it flies)> the flesh. He catches the flesh; he takes (it) away in his mouth, he goes to lie down, he lying eats. He (2605) swallows down the flesh, while the flesh is whole. The woman winks to her son, [--] the man looking sits. She seems as if she looked {past / beyond[}]the child; that she may wink <at> the child. She (2606) points stealthily with her arm; she said to the child, «Thou must [--] look; thou [--] the lion which here, it not [--], it still is a young lion; thou must wait, that it may be grown, (2607) and, thou must <shalt> look at it, when it kills old <great> gemsboks. Thou art as if thou didst <must> fear, for, thou art with father; for, the <a> lion which was steals <stolen> out of the bushes, it is which here; (2608) when <for> 45

(2597') «Mak so» (2597') «the path where the water runs out of its eyes.» 47 ? a lápiz, tachado (también en lápiz) en el margen izquierdo de esta página. –Ed. 46

940


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

the deceiving man which here, he was gently seeking to get ostrich's eggs which, the hyena seemed to have hidden them, he perceived a little lion, while they (the lion cubs) sit together.48 He lifts up a little lion which has grown; (2609) that he may going make smell the little lion <with of his> scent; that the little lion may smell <his> scent; that the little lion may smelling know him, [on account of it], in the absence (or want) of a dog; that he may possess a lion cub, that he might feel49 <as if> he had a dog; (2610) when he possessed a lion cub.» The child said to her, «Oh! Mother, the dog does run (and) stand (by) husband; the dog is like as if he <it> will come, when it is <has> grown, it is as if it to <seems> <(as if it)> will would kill together the man with the little gemsbok.» (2611) His mother said to him, «Therefore, I do talk to thee it, that thou shouldest know, that the <a dog it is not>;50 for, a beast of prey which stolen, it is here; it is stolen out of <from> its mother's house; (2612) when its parents were away. Look thou <Thou must look> at its face.» The child said to her, «Oh! Mother, the dog does think that husband shall give him <(meat)>, the dog is moving with his mouth; the dog is (2613) as if it were angry with husband, it's looking strongly at husband.» His mother said to him, «I did think, <that> thou shouldest thyself, thou look at the dog; for thou art which sees the dog's face, dog's face is (2614) yellow, its hair, [--], a dog which different, it is; it does [--] like a thing which it kills people. [February 10th] [tres o cuatro líneas sin traducir] [págs. 2615-2687 sin traducir, a excepción de algunas palabras sueltas y glosas en las páginas 2618, 2626, 2626', 2637', 2639, 2643, 2647', 2649, 2655, 2656, 2657, 2660', 2661', 2662, 2664', 2665', 2667', 2669, 2671]

48

(2068') (Sit together as kittens) (2609') by rubbing his hand under his arm, & letting the cub smell it. 50 (2611') «It is nie huad nie» 49

941


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

L.II.30 (BC 151 A2.1.36 = LL36) [Cubierta del cuaderno]

Bushman (J. T.) pp. 2688-2779 1873

II.–––30 [Información en la guarda derecha:] pp. 2688-2779 {From may 13th 1873 to June 23rd/73 (Pp. 2688-2713 translated beginning of June 1873 . Pp 2713-2779 also translated in June, & finished July 1st & 2nd /73) [En la primera página del cuaderno:]

Contents Pages 2688-2799

Story of !Xwe-/na:ssho / -!kui (continued from II.-

29, / p. 2867) p. 2688-2690

The mother advises the boy:

2690-2707

The child replies:

2707-2764

The mother speaks:

2764-1772

Child replies:

2772

Mother

speaks;

assenting: 2772

The father & son set 942


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

out: 2772-2774

Their adventures;

2775

The dog (lion) catches

hold of the father; the child runs away. 2776

he

perceives,

by

looking [En el reverso de la misma página:] 2777

The lion gives chase <to> the boy

2778

he turns back,

2779

the child says to himself,

«That

mother,

that

he

must tell his they

may quickly make their scape for the man (father) lies yonder dead.» The lion] goes to the dead man. (continued II – 31, page 2780)

943


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

(2688) Story of !xwe-/na-ssho-!kui (continued from II–29, p. 2687) ––––––––––––––– [May 13th/73] His (the child's) mother said to him, «I now shalt go; that thou mayest be with father, for, a little child is ? (one ?) who talks, thou must go closely behind father's heel, while thou thinkest <that> thou must (2689) beholding <looking> on each side go, at51 father side; thou must look at the dog; and ? when the dog perceives a gemsbok; then thou shalt run to stand <fast>52 behind father; when father shall drive away (the young lion from) you all. (2690) For, the dog did gallop <run> nearly catching father; it did53 spring past father.» The child said to its mother, «Oh! Mother! I did startled spring behind putting <myself> at father('s) back; I did (2691) trembling stand (at) his other side; while I think that the dog turned it springing goes <went>, while we did arrive, where the young gemsbok did dead lie. [--], it (the young lion) [May 15] did, passing across in front <(of us)>, lie down; therefore these places, they which it did (2692) lifting up his head to look[,] lie them. I do look steadfastly at it, while I think that it wants <seems> as if it x <would> come again; I think that it will catch me at the me, x <back of the neck throwing me down> if I do not hold <for> husband,54 at his young gemsbok; (2693) I did look <round> at the <my> bow; while I think that, I shall take up the bow; I shall spring away; I shall shoot; for, a beast of prey <(it)> must be x <which here,> therefore, (2694) I do seeing know its eyes; that its eyes do look through hair. They do great sit; because, its nose is large. (2695) Its mouth is round. And <This> ?,55 it seems as if it56 (the lion) would57swallow me <us> down. Our feet would (?) swallowed slip down into its throat. While it does swallows us down whole. us And then, (2696) it does catch another person. It again, it does swallow him down, for, it does seem as if it does <would do> so. For 51

Encima de esta palabra: by. –Ed. (2589') not quickly 53 (2690') J.T. says that all this took place the previous day. 54 (1692') The child, being afraid, does not hold for his father one of the gemsbok's forelegs, that –the latter might cut open the gemsbok's chest. 55 And tachado bajo This. El término /xam es he ««this, that, these, those» (DIC: 59). –Ed. 56 x a lápiz bajo esta palabra. –Ed. 57 ? a lápiz en este punto en la página 2695' –Ed. 52

944


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

?, it does swallow down the young gemsbok neck (it) being ? whole. [--], a dog which (was) a dog stolen away, its x <it is> (2697) which here. Therefore, it is a stolen thief's dog, it is. Therefore, it does not eat its parents' mouth's food, which its parents eat them by night. For they think that, (2698) they do walk about in the night <darkness>. They do catch things by night. They do eat them. [May 31.] It verily shall eating make grow itself upon people's mouth's food. Father did decieve <cheat> us, (2699) that we might think that a dog is here, while a beast of prey which was stolen out of the <thick> bushes, it is here; in the x <want> of a dog; <since> ? he <does> not <did not> possess a dog, he did behold the gemsbok's children, with his eye.58 He (2700) did not running catch them, because the gemsbok's children's legs are many. Those f run strongly away; his legs are two; therefore, he does looking leave59 (2701) the gemsbok's children. He hungering returns; hunger is ? which <here>; he seeks around (on acccount of) among the bushes; that he may do this; that he may bring <(home)> a young beast of prey, which he thinks that (2702) I <(his son)>, was not with him, that I should behold him; for, he was alone. I was not with him, that I might follow with him, the young gemsbok's spoor, that we might shoot it. [June 6th] For, he (2703) did ? look 58

(2699') see note on p. 2699 reverso. (2700') June 7th/x x The Bushmen say to each other when telling one another to look at game, «O! Beast of Prey! direct thine eye to yonder place.» The women use this same expression (//khe-//khe) when asking their husbands to fetch wood: «O! Beast of Prey! fetch wood for us, for I did fetch wood, I do not {desire / want [}] that I should fetch wood.» Bushman says another, «Oh! Beast of Prey! come up, (2701') thou must [puoŋ], [puoŋ], that thou mayest [puoŋ puoŋ] all places, that thou mayest [puoŋ puoŋ] [kkuirri tte, au !xwéten !xwéten ta ku:] all places.» 59

945


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

about <around> at the gemsbok's children's spoor. He does hungry return <come> to the house. He will hungry lie [--]; while he bind round his <body> the net. While he does not drink. Therefore, his (2704) peeping about among the large trees; while he appears not to fear, that we should ? await him; while <when> he is eaten up, while the beasts of prey have eaten him; while his bones are dry; (2705) while a mother beast of prey drags him into the bushes ?. For, he does not understand. He is a rascal ? <rogue>, for, it was <(he)> who deceived ? cheated us. While he thought that we did not know him. (2706) He deceives us; while he thought we should think that a real x dog is ? here; [--] he is with60 an old man; we indeed ? did behold <have beheld> at grown beasts of prey which kill people. Those ? bite people, (2707) that they might eat people. The dog which (is) here, it does runs61 (sic.) towards ? the lion, when the lion roars, <roars>.» His mother said to him, «The mother lioness [{]<did> /does ? [}] call seeking the child <cub>. Therefore, thou art (one) who beholdest. The children. The child <cub>. (2708) did ? run towards its mother. [I]t does went to sit down, when its mother was silent; while it (the cub) did listening seek, it, from without, did canter back. Therefore, it did sit upright, (2709) while it stared steadfastly at the place which, its mother did roar at it (lit. them); while its mother was silent. Its mother must ? be seeking there. Because, she smells a man's foot scent. Therefore, she her (2710) calling roar, [i]. She smells the cub's scent, where the man did lift up the cub, [i]. He ( the man) took it away. He first did go seeking <ostrich> eggs. He did not bring us, ostrich eggs, (2711) he did verily, bring a young lion. We are ? who fear here. Our parents do seem to think that we are at peace, while we are afraid here night <in the darkness and solitude which> is here,62 which we are in it; them; (2712) for

60

Or «which» –Ed. «runs towards» has been added later. –Ed. 62 (2712') A man who is with his fellows, he is ? not in solitude; because they are numerous. A man who takes his wife, he takes in his wife to solitude. He is not {with / among[}] people. His children are also with him, in solitude. 61

946


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

we are not [{]with / among [}] [June 9] people; the people who did dwell ? <together> with us on the nights which we dwelt together in various places. That They would <did> see the things which we saw them. Those <that> father brought them to us. That They should <did> see with us {of / at[}] them. (2713) Those which he did himself, he walking perceived them, in the trees <bushes> which he walked about among them. [June 10] He was (the one) who brought the dog which we stare at it, that we do not seeing know it. It does (2714) lie looking (thinking) about killing, it does not listening watch for jackals, it does look in at us, in the house inside. It does lie thinking of catching (food <a man>). Therefore, my dish (made of the breastbone of the ostrich) (2715) must did <did> stand near <near by>. It didn't <did> stand near to the fire. Father must fetch thick (pieces of) wood, that he may make <(strongly)> much fire; that the fire must be red; and so that ? the dog must see the fire. That <the> fire shall <may> (2716) not seem gone out; that it might remain living sitting; for the dog may catching lift us up in<to> the darkness; if when we sleep (or if we ? slept). Father must ? <taking> hold place <lay> the stick by (2717) him, that the stick might be ? nearer lie near him; that he may quickly lift up the stick, that he may beat for us this dog; that it (the dog) may a little spring away; that I may first arise, [--], I take the dish, (2718) I dip (it) into the fire, [--]. I do afterwards throw (fire) at the dog; that the fire may burn its head-hair. For its head-hair is thick; that <so>, <that> it may spring away. [i], [T]hou dost first pick up the bow that thou mayest shot (2719) while thou dost not think that a real dog is here; for a real dog is not here. For, a breast of prey is which here; father does ? deceive (us) with the beast of prey which is here that it may eat us. Therefore, thou must ? know; (2720) for, thou dost talk understandingly, [--], thou art grown. Therefore, thou talkest understandingly. Thou thyself, thou dost understand, thou dost talking well understand; therefore, (2721) thou didst understand the dog which is here. Thou must sharpen the arrowheads, thou must go holding the arrow (in thy hand); thou must holding lay them upon the bow, that thou mayest quickly shoot, when thou seest seest that (2722) the dog does spring between you; the place which thou liest behind, [i:]. [T]hou shalt run away [i:]. That thou mayest tell me, when thou seest that the dog does catch hold of father. Thou must escape it, when the dog does (2723) bitting kill

947


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

father. Thou [{]shalt / must [}] behind63 place the tree at thy back, that one that thou didst flat behind lie its back. [T]hou must run away, [i:]; that thou mayest quickly run springing over <behind> the other bushes. Thou must also spring (2724) behind the little hills back; the hill shall lie behind the little child's back; as he quickly runs in great haste, <that> he must <might> descending, that he may quickly run throwing himself down <(descending it means, not throwing himself down on the ground)>. That he may quickly come to tell us. (2725) for, the beast of prey is used to chasing reach the little child, if the little child gently running came. Therefore, the the (sic.) little child's haste ? ; he looks behind him; that he may run turning back behind ? the mountain's <hill's> back. (2726) [T]he beast of prey passes behind <him>; while he (the child) (runs) hidden passing behind <(a little hill)>, while he (the child), he looks well; therefore his living, [i:]. [He e:,] our hearing the story, [--]; when he does return, while he feels (or thinks) that he is the one who running (2727) returned; while the beast of prey turns back; when he <it> escapes <quickly returned to> the thing which yonder lies behind its back' while it (the lion) thinks that it <(the thing)> will go away,64 when it comes to life looking <comes> returning; while the man does indeed lie dead. He <It> <(the lion)> also thinks that (2728) the vultures shall eat that <his> man. Therefore, his haste (going back) [î]. He first gallops a little about (seeking the child's spoor), he ? does turn back: that he may quickly go to carry away ? the man, from the ground which blood has soiled it; that it <he> (2729) may quickly go, to lay hiding <him (the man)> it, by big <(under)>a great tree. It again, it fetches another thing, that it may carry (it) back to the great tree. It Then ? <he (the l[ion])> must be angry in the tree; at <with> the jackals which they smelling come to x <him>, (2730) that they may beg from <watch> him. They go away <going arise>, they go round. He (the lion) looks by them <looks & growls>, the jackals sit down. Therefore, the jackals' do [{]yelping / winning /baying [}], while the jackals do beg ? from the beast of prey for meat. Because, jackals they are; it (one j[ackal]) <at is> (they) are ; they <begs> ? (2731) it bays (yelps) when it begs; and ? the beast of prey becomes

63

(2723') This means, as they explain it, that the boy must in running away keep the trees <(this tree, & others)> between him & the lion; so that the latter may not perceive him. 64 (1727') (The lion thinks that the man pretended to be dead & will get up & and go when it (the lion) is out of the way.)

948


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

angry with them.65 The beast of prey catches it, <(one jackal)>, and ? the beast of prey does kill it. He carrying takes ? it <together (to the other ground)>. [June 16.] That he may lay it under alongside, that they (2732) all may lie underneath <(the bushes)>. That he may <putting away> saving lay them. That he may first become hungry, while he lies. For, he was <did> thirsty <thirst>, while he did guard things other (the jackal & the gemsbok, J.T. explains). That it may first lie making himself hungry, which he lies. That he may afterwards, he (2733) eat; for, he shall seek his parents; for, he did listening seek them. He remembers that he did live (with) a man. {That / he ?} (the man) was <the> one who stealing lifted him. He (the man) made a dog of him. (2734) Therefore, he (the lion) did eat people's mouth food; that was what he grew <up upon>. He (the young lion) did not grew up upon, the food of darkness; those which (that which) his parents eat them (it); while he did verily <verily> smell people's scent. He thought (of) his parents, that, (2735) his parents' scent was not thus; for, like people (this) is. For, their scent [{]was/ is[}] thus. It (the scent) [{]is ? / was[}] different. His parents' scent did smell of ? things of darkness, because, they are ? (2736) beasts of prey, those which sleep lie in the darkness. They lie under bushes. Because, they in the shade lie (under) the bushes. Therefore, they smell of bushes (this particular bush)66 scent. They have hair; therefore they have not fire, [i:]. (2737) Because, they are things which softly approaching lift up {men / people} by night; while people areasleep. They also do running take away people, by night; while they bite holding in their mouth a man; they softly steal up to a man, that they may kill a man, (2738) that they may eat him. This young lion, he which (is) here, father made a dog of him; while he (father) cheated67 ? us. He (father) did <finding> ? pick it <up>, at the lioness's house. We <sitting> were ? shall await father, while father is in the <(lion's)> stomach. He68 will have been must shall (2739) have been (sic.) swallowed, while the sun was <does> up stand. We waited for him, while we thought he was <cutting into slices> killed the gemsbok which, he shot dead; while he is eaten up. For, the lioness 69father stole away her child. She does (2740) come to {a / the ? [}] man, she does [{]catch / caught [}] {a / the [}] man, while the sun 65

(1731') (One cries, and the lion becomes angry with the party). (1736') !k"oa-keu <(!k"oa !k"oa pl.)> a Bush which is in Bushman land; by a river or rivers; which has yellow flowers – 67 (2738') St. Explains here «vernoek». 68 ? a lápiz,en el margen izquierdo, en este punto. –Ed. 69 ? a lápiz,en el margen izquierdo, en este punto. –Ed. 66

949


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

does stand (was <is> up). She bites (him) dead; the lion does come to her, while she ? does eat there, while <when> she has carried off the man. She does carry taking away the man, to her house, (2741) that the lion's children shall <may> eat with her. They all, shall eat. The he-lion does come also (to) eat. They all, do crunch the bones (the man's bones). And ?, they all, go to the water, [June 17] on account of them (the bones). And, (2742) they do go to sleep (in) the ? water's reeds. That they may sleep, lying in them. It70 was the one whom father deceived us with <about it>; when <with> <when> his <he> stealing <stole> away her child. While he thought that, I seemed not to think, within his thoughts. For I, (in his thoughts) was (2743) foolish; he was the one who understood. Therefore, he deceived me, [i:]. He is foolish; he is ? cunning; he is a man who is cunning, on his other side. He is foolish, with <in> his thoughts. (2744) He is a liar; therefore, he lied to us, about the lion which we seeing know it; its being so. <(or, that it is so ?)> Its ears71 are like as if people had cut them, because <when> it is a grown lion. Therefore, (2745) I think (wish ?) that thou shouldest be with father; <That> thou may be the one to talk nicely to the elders <grandparents>; while thou feelest that thou wert the one who (thy)self, thou beholdest, with thy eye, that the dog which, [--]72 gave father of it, it did so to father, [i]; on the hunting ground; (2746) while father was not with me, at the house; that I might behold him, that, the dog did so, to him. For, he (my husband) did come, he {told / said [}] to me. Therefore, I did ? not think of his (2747) <(living)> body, that, he appeared <likely> to live, on the hunting-ground. For, I did think, that the dog which (is) here, it did appear <likely> to kill him, on the hunting ground. For, the dog did seem, as if it would spring & [{] hold of / catch us [}],73 while we did sit eating, (2748) <(of)> the young gemsbok's flesh. It did swallowing <(above of the gemsbok)> look at us; while it swallowed down the young gemsbok – back; while it did not biting divide ? <break> it. He did swallow it down upright, while it was yet whole. The dog which is here, it does swallow down things (2749) which (are) long, it is which (is)74 here. It thinks that it did [{]live / stay [}] in the bushes. He (the man <dog>) went 70

(2742') the lioness (2744') (Its ears have <apparently> not grown correspondingly to its body. Great lion's ears are <also> short as if people had cut them) 72 (1745')a The wife here tells her husband's story about the dog. (1745')b The child's elder relation (the father's younger brother). 73 (2747') (There is a suspicion of a g after these hho's here.) 74 (2749') «this dog» St. Translates here. 71

950


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

<was> ? to steal (it) <stolen> away, while the mother lioness was hunting; she ? {left / placed [}] the child, at the house. That she might <may> kill a springbok; (2750) that she may carrying bring a springbok, to the child. For, the lion's children which are grown, they do themselves, they hunt; they killing, feed themselves. A lion cub which is small, it d <(is the one)> who alone, waiting sits (at) the house, for its mother. It does not (2751) yet walk; its brothers (are those) who hunt, with i(ts) (or they ? it(s)) sisters; those who, all, {walk / go ? [}]; its mother is (the one) <who> is with the male; they two, hunt. The children are who play (springing about & catching hold of each of them) about their parents; (2752) that they may playing <together (go)> when they kill a springbok. They do eat; therefore, they do go to sleep together and ? when the sun does cool, they do gently <(with cooled bodies)> go out of the shade, when the evening's (2753) shadows ? are long. They do play going to the house, while their parents still are afar. ? [June 18.] That their parents may returning come to them; while they ? do carrying bring a ? springbok; that the lion cub which ? is small, he may eat; (2754) <that which ?> he hungry lies (at) the house. Therefore, father went (and) lifted it up, it was waiting <for> its parents. Father was (one) who saw the old lions' spoor. His thoughts (or thinking channels?) were those which were closed. Therefore, he did bring to us an [/akensse], [i].75 (2755)76 That it may squeeze us (to death <kill us all together>; when it does become a grown-up lion. Therefore, the grandparents may not know us, while they think that they do not get this [{] <tale> / history / account [}]; that father brought this young lion to our house. (2756) Which father did deceive us about. He said, that, the relation ? was the one who gave this young dog, [ha ha ka] I [-]for the [--]is brother-in-law, he is the one who gave the dog. He (the man's brother <father>) is the one who called the dog this name; (2757) when he was alone, while he thought that thou (my son) were not with him, that thou shouldest listen 75

(1754')a J.T. explains, that it is a thing which kills people, that is why it has this

name. (1754')b A name which the Bushmen have for a lion; what the meaning is, I do not yet know. 76 (2755') /aken-sse ta tehueŋ {A name that the Bushmen / use for / lions !k"ui Another name used / by Bushmen (for many / lions together). !ku ttu /i A name for a lion / with great paws – (If it were to put / a foot on the fire, the / latter would be put out). !koa !koa-ssho This name (of a girl) / means the same as / counting sheep, J.T. says.

951


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

to him; for, he did alone, going along called it (the name) while he thought that, he should say so, when he came to the house. He should sitting call it (the name); (2758) while he sitting taught the dog; that the dog should {know /understand[}] the dog's name; that the dog might hear the dog's name (or listen to it, J.T. explains). Uncle was not he one who called the dog this name; for, my brother-inlaw used ? has not used to have dogs which were like thus. (2759) For this <a> dog did <which> coame out of the solitude which it did inhabit, it is here. Which we do look hard at its eyes; it does resemble a thing of terror; that we indeed do fear it. It does so, it does intend to kill <our death> us; (2760) our {slaying / killing [}]; while he thinks, that he wishes that he may eat. Therefore, thou {mayest / shalt ?[}] shoot it, when father is the one who prevents thee; thou dost shoot, while thou thinkest that, our dog (it) is not; for, a dog of darkness (it) is. That that came out of the darkness which, it did inhabit.77 (2761) While it did not perceive people whose <coat> hair78 x (it means skin here) is red. It did behold, its parents, who have hair, whose legs are many <four> .79 We are those who the dog which is here, it shall smell fire smell, at our house. He was stolen out of this darkness, which he did inhabit. (2762) He would have grown, lying in the darkness, while he did not perceive people. He was did sleeping lying <lie> among his parents; ?{when he did not / if he had not} come to us; that he might do thus, he raising raising (himself) up (as if he would) lay us down <(dead)> us at <in> the house. Father's doing &, <(or father does so,)> ? (2763)80 he scolded <scolding> driving away (the dog), laid in the house, as if he were not the one who <had> did <done> so, in his foolishness <action>; which his thoughts were closed, about it; which <(foolishly)> his folk do not appear to have instructed him, about it. [June 19] That they might (2764) have talking, driven away his foolishness. For, this foolishness, it is which deceives here. The dog will come (and) throw him down.» The child said to her «Oh mother! the scent of the dog's mouth did smell, (2765) yesterday; I did spring aside, round husband, husband did scold (the dog), while he thought that he seemed as if (he) would be thrown down, while the young 77

(2760') J.T. explains that one may say ha or he here; why, I cannot understand. Untranslated gloss by J. T. at this point. –Ed. 79 (2761') (J.T. explains here that each lion has four legs) 80 (2763') En esta página hay na nota a lápiz muy apresurada (aparentemente de Lucy Lloyd)a, parecer referida a /Haŋ≠kass'o (Klein Jantje): Let there relations [las primera cuatro letras son, sin duda, «rela». La parte ilegible podría ser también toughts] of K. J. to write, & write to K. J. 78

952


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

gemsbok did lie afar; the dog did come straight <towards> us; therefore, we did (2766) think that {dying / death ? [}] (it) seemed to be, today; for, the dog did not quickly turn back; husband did striking miss the dog, while the dog did spring going past him. The dog did gallop <canter> (2767) like a great beast of prey. It did gallop going to a thornbush. He went to sit up right by the thornbush. He did sitting sit being angry (or angrily); husband did scolding sit <up> (by) the young gemsbok; while he thought that, (2768) the dog seemed as if the dog would come. Thou seem <Dost thou> eat to think that I wish that I may go today; for, I did tremble, I did not roast <broil> (flesh), for I did hungering return, when I had been afraid there, while husband cut up the young gemsbok; (2769) husband also feared. Therefore, we <our> coming calling, [i]; while we carried; while we wanted (wished) that thou shouldest hear us, that thou mightest first, arise; that thou mightest talk to little sister daughter, that thou shouldest hold together (by both their <respective> wrist) the children,81 that thou mightest (2770) take the ostrich-breast-bone-dish, that thou mightest put it (into the fire embers) that thou mightest throw fire at this dog, for he did not quickly leave off galloping round; that he might turn back from us; for he did seem as if he would <could> really come in to the house; the fire was what <that which> he turned back from it. (2771) [June 23rd] I shall be with husband, today, that I may behold. I shall first <frightened> stand behind a tree which I can perceive it while husband does urge (the dog) towards the gemsbok; when I see that <full->grown gemsboks (they) are; (2772) and ? [--], I shall afterwards, I go forward.» His mother said to him, «Thou shalt do so.» They (the father & son) go. They do urge forward (the dog to) fullgrown gemsbok; the dog does catch hold of a full-grown gemsbok; he throws it down; (2773) he bites killing it; the child frightened stands behind the thorn-tree; his father runs reaching <towards> the gems gemsbok, the dog does runs straight forward <coming to> meeting him; he scolds, the dog does come, he (the man) scolds; the child (2774) stands thinking; (that) to day the morning's x place which here, it {feels / seems / seems [}] like <that (on)> which father shall die; [i]. [«]For, the dog did come, I did indeed frightened stand, (behind the tree) that I might run away. That I might running go to mother. For mother did say so.» (2775) The dog did catch hold of his father. The dog did holding throw him down, while the 81

(1769') The mother, J.T. tells me, takes hold of her children's wrists together, in one hand, putting <& holding> them behind her for their protection, & with the right hand she lades up fire with the ostrich-breast bone, & throws it at the lion.

953


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

gemsbok laid yonder. The dog did stand biting his father. The child went softly straight back. He ran hard; he going (2776) looked back; he beheld that <looked if> his father appeared to have been bitten dead. For, the dog did alone stand; while his father did lie quite still. He (the child) must quickly run with haste, for the dog may come forward (at him, the child). (2777) The dog came forward; he (the child) said to himself, «A lion it must be, for, it does yonder come, while I indeed say so, <(to myself)> I think; those <(counsels)>82 which mother did say them to me; that he <(the lion)> should do so, when (2778) he <had> killed father. It does seem to <as if> it would reach <come up to> follow me; while <if> I did yet, <still> gently run yon; while I have not first gone to mother; I think it seems first to turn back.» The lion running about turned back; he (the child) looks back, (2779) he says, «I do <did> think <that> he would first does thus, <so> that I might first go to the house; that I might tell mother, that we shall quickly <fearing go>, for, the man does indeed yonder lie.» The lion running going <went> to his father, [Continued II.–31, page 2780]

82

(2777') he refers here (J. T. explains) to //kammaŋ//kammaŋ counsels (which his mother had given him).

954


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

LII.-31 (BC 151 A2.1.37= LL37) [Cubierta del cuaderno]

Bushman (J. T.) pp. 2780-2873½ 1873

II.–––31 [Información el reverso de la guarda izquierda:: ] Pp. 2688-2779 {From June 23rd 1873 To July 12th

"

Pp. 2780-2790 translated July 2nd /73; 2790-2797

"

5th /73

2797-2802

"

"

7th /73

2802-2818

"

"

8th /73

2818-2820

"

2820-2833

"

"

14th /73

2833-2844

"

"

16th /73

2844-2846

"

"

17th /73

2846-2862

"

"

18th /73

2862-287 ½

"

"

"

9th /73

19th /73

955


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

[In first page of the notebook (recto):]

Contents P. 2780 Story of !Xwe-/nassho / -!kui (contd. from II.-30, p. 2779) and concluded ___________________ 2780

The lion takes up the dead man; bites him, & lets him go; the

child wants to see what happens 2781

The lion takes up the gemsbok, & bites it;

2782

Trying if it is really dead; he does the same to the man; & then snatches the

latter up; 2783

The lion takes the man to the gemsbok; & lays him down there;

[En el reverso de la página anterior:] Page 2783-2786

{The child talks to / himself;

2786-2787

{The lion perceives a large tree, & takes up the man;

2787-2789

{The child talks to 956


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE II TRANSCRIPCIÓN DIPLOMÁTICA DEL MITO DEL CACHORRO DE LEÓN

himself; 2789

{Lion takes the man to the great tree; lays him underneath it, & comes back

2790

{To the gemsbok; to take it also away;

2790-2796

{The child talks to

himself; 2796

He runs to <wards> his mother;

2796-2799

She speaks;

2800-2802

{He comes to her; he speaks

957


(2780)

Story of !Xwe/na ssho !kui (contd from II.–30, p. 2779) ––––––––––––––– [June 23rd 1873] while his father lay dead; the lion taken <took> him up; the lion bit him; while he is quite dead. The lion left him. The child thinks that he may <will> first stand (still), that he may (2781) look well, so that he shall not deceive his mother. The dog did running go to the young gemsbok yonder lying, that (which) was a young grown-up gemsbok; the dog did go to it <take> it up. [June 25.] The dog bit it, the dog bit it (2782) trying it; the dog did try, if it were indeed dead. The dog cantered cantered back to the man; he went to take up the man. He bit, trying the man. He <quickly> snatched up the man, while he bit fast at the man's neck.83 He (2783) throws him (the man) on his back; the child beheld <from yonder afar>, standing above; the dog x did bitting throwing up on his back take away the child's father to (the place where) the gemsbok laid. The dog laid down the child's father; the child's thought's said to him «Father does <is> yonder bitten (2784) <thrown up on the back,> carried away; that thing which ought to walk by night, it was (the one) who killed him; that which he did deceiving bring us of it, we, mother; he (father) is yonder, a lion is the one who yonder laid him down, at the place which the young gemsbok did lie at it.» (2785) «The lion does yonder stand looking around; he does appear to be standing out his fatigue. I must first looking stand, for, he seems to <stand> [{] seek<ing> / looking [}] standing by for a great tree, that he may pant away not <(his)> fatigue; for, the folk do, two, lie, (2786) they and the young gemsbok; I <did> must84 look if the dog seemed <seems> as if it would do so, when he <it> perceived a great tree; and I shall say so, I tell mother, when <if> she says so, to me.» 85The dog perceives a great thorntree, (2787) that afar stands in the bushes; the dog did biting throw up upon his back to the child's father, while the child beholding stood; the child said to himself, «[F]ather is yonder, bitten & <thrown up upon the back> carried away; he is long, he is red, because, (2788) 83

(2782') (Note added Feb. 21/76, !Kui-sse !khwi /ku xu D.H. calls the young lion's name thus; he heard the story from his mother and from his paternal grandfather !Xugenddi) 84 Tachado pero, más tarde, vuelto a poner. –Ed. 85 «[» en este punto. –Ed.

958


he has not (a coat of) hair; he yonder carried goes, he is carried to the thorntree86 yonder standing; that he may go into the thorntree, that <while> I did first looking stand, for, the dog did not yet perceive me; for, I did vanish, behind a thorntree; (2789) I did run away, while he yet was biting there.» The lion carrying took away his father, to the thorntree which was in the bushes. The lion went87 into the thorn tree (sic.). The lion did lay his father underneath (the tree). The lion did jog along coming back; it jogged along coming to the (2790) to the young gemsbok; the child yet beholding stood; that the lion should <quickly> snatch up the young gemsbok; he drag along making a-noise- on-the ground, the young gemsbok; the child said to himself, «[T]he young gemsbok is again, it yonder carried away;88 it (2791) yonder is carried away <goes>, it yonder, went into those bushes. I think that I must go yon x <away>, that I might go and tell; for I have ? indeed seen x <well>; the dog which {cannot be / is not [}] a dog. He was the one who verily carried twice putting into the bushes x <which> (2792) yonder; while I was not with the man whom I used to be with him; he was first, he carried away into the bushes. The gemsbok was afterwards, yonder carried away; he yonder went into those bushes. I think that I must run, (2793) for I have truly seen well, I shall say [{]this / so ? [}], I tell, when I go to the house. I think that I must run in haste; that <so we may> not go in the darkness, for, father was <is> one who was <is> thrown down (2794) today, when he had <did> not first gone to this gemsbok; the dog who is not a dog, he is the one who went meeting standing in front of father. [June 26.] That which he did deceiving bring us of him. He said that a dog (it) was; while a lion, which here, we did (2795) seeing know him; he did not appear to have seen him, while he is the one who is thrown down; yonder first, he <(was)> carried away, he was laid hidden, the dog which hiding laid him, he is not a dog; and ? I shall do sa <say thus>, I tell (2796) my grandparents; ? when we do in the dark89 go to them; for, a little (short) path is not the one which is here, that we shall go in the in

86

(2788') J.T. says that ha does not mean the tree here, as I had thought it did, but the same as «au» 87 (1789') He went through the bushes among which the tree stood, to its stem 88 (1790') It being a big gemsbok the lion carries its chest, & the after-part of its body drags along the ground, making a noise as it is dragged along. The lion being young, cannot carry it <entirely on his back>, as a fully-grown lion would have done. 89 (1796') J.T. explains that they would walk <journey> all the time that the sun was high; then they would still go on, & it would be dark, when they got near the old people's house.

959


<darkness> the middle <between>90 <(the two houses)>.» He ran going towards towards his mother; his mother said, «This child, is he not one who (2797) com<ing>es running, that his father is not with him, he seems to have (run) afraid away, he does that which I did foretell. For, the dog which is here, he must not have caught with his mouth missing his (the child's) father; he <(the child)> is here (2798) these91 tales which I did say <tell> to them. He walks, that he may do that so, when he comes, to talking make <me> known, that I should know, that I shall <may> not wait here, while death has been done, by this dog; (2799) which I did truly, seeing know it; while it was <very> little; its eyes were <did> indeed resemble <its> being <he was> a beast of prey, it did grow up, while its eyes were so.» The child running (2800) reached its <his> mother; he said to his mother, «Oh! mother! Shalt thou be at peace, while I was afraid here? This dog, that is not a dog, he [--] did that which he did them. He did (2801) meeting went to <stand before> husband. Husband was scolding (at him), the dog came; I did frightened <bent> stand behind ? (a tree); he (the dog), did come straight to <spring upon> husband, he did springing upon throw down him; I did run placing myself upright, (2802) while husband did held down lie; the dog did run chase <seeking for> me; I thought that, I am the one who runs quickly, coming; I did come to behold, standing on the hill yonder lying; [July 7.] that which, I did running (2803) chased <upon> <come over> 92 it; I came to thee, I tell thee, that we may quickly go; while the sun is high, for, I think, that, the dog [{] seems /appears [}] as if he will come to the house; for, it feels that, he has not yet eaten, (2804) he [{]did / must [}] go back [--]; he first, he lifted up husband, that he might go, carry <(the man)> into the bushes; while he did, that which, we did seeing know him, [--]. That, a lion must be the one which here; I think wish, that thou mayest did (2805) putting together the things; that we may go, while the sun is still high; we shall go near <to> (<to> grandfather's house); for, we are not near, to my grandparents; so that we may quickly go to the house. For, we hall go, travelling in the darkness mid x (or in the spaces between). Therefore, I wish, that thou mayest (2806) carrying fast placing take the child, on thy back, that we may go quickly <lightly (quickly)> forward; for, we will <must> ? leave the old things; that we may go, when we feel light, while we do not carry 90

(2796') J. T. explains that the space between the one house & the other (where the road goes) is kkammaŋ. 91 (2798') [I] can't understand the connection of sentence, here. 92 (2803') St. «harteloss bone conu».

960


<heavily> burdening ourselves. That we may (2807) go in haste, for, it (the lion) seems to eat there. For, it did again, it came to <lift (and)> carry the young gemsbok. Thou appearest to think that (it) is a young gemsbok; but, a young fully– grown gemsbok (it) was, its horns were long, its hair, (2808) was white. That dog, while the dog did bite at it, the dog's tail was like a lion's tail; while it did bite at the young gemsbok.» His mother agreed with him, «A lion (it) must have been; it was the one who killed father; (2809) while I truly did say so, I thought, that the lion would do this; for, father said to me93 its breath's smell, when it sprang going past father, [--], thou shalt say so, when thou talkest to grandparents. (2810) For, it will fetch its parents. That it may bring them, that they may come to eat with it; for, the gemsbok is with the man; for, it ran to listen to its parents, when they roared there. Father was the one who ? see calling brought it back.» (2811) [They went. He (the child) said to his mother, «Oh mother! thou must jog along;94 that thou mightest jogging along walk going near; for, we must ? fearing go away; thou must say to daughter yonder,95 that she must run. Her younger brother, must (2812) also run. [T]hey appear to think that I am not tired, with fear. For, I did not stopping stand, that I might walk out from me the fatigue. For, I {trembled / shuddered [}], with fear, while my heart was the one which stopped <was startled>. When I beheld that (2813) husband appeared 96?{to be dead / to die [}], on this day. For, he was still <silent>.» They went going in the darkness between (the houses). He (the child) said to his mother, «We should <must> go in the darkness to take <find> the footpath, that we may, going in the darkness, (2814) reach the house. That we may tell grandparents in the darkness. And, they shall know, <in it>; while they think that they did hear, by night <in the darkness>; they did know. They shall be afraid, on this night x97 place which here. And, (2815) we all shall be afraid, <upon it>. They shall make much fire; for, silence (it) is not; for, we were afraid at this time.» They, going in the darkness, reach the house. His (the child's) mother calls out «Are you (2816) asleep?» The dogs bark. He (the child) says to his mother, «The dogs do thus, 93

(2809') ka here, J.T. translates by said to me [«said to me» in English text has been added later.] 94 (2811') This is a movement when one jogs along carrying something. 95 (2811') This child is a little behind. 96 El interrogante afecta a las palabras en paréntesis. –Ed. 97 Se trata de una sola letra, quiza una «p», como si Lloyd hubiera dejado de escribir la frase y, al reanudar la escritura se hubiese saltado esta línea. –Ed.

961


they bark.» His mother says to the child's grandparents, «Call <Drive ye> off <from me> the from yonder dogs; (2817) I have in the darkness come to rouse ye, on the night's place which is here; on account of the dog which x carried (in the arms) did arrive at my house. I giving it a share of food brought it up; it is one which did not bark with <as> a <the (this)> dogs is custom doing <does>, it barks at us, for a real dog (2818) it is. It did verily, stealthily watch us. Thou wert not the one who gave the dog; the dog which resembled a dog which had x <lived> in the darkness; brother <(my husband)> did ?, he said to me that thou wert the one who gave him the dog. (2819) [July 8.] Therefore, I wish, that thou mayest tell me, at of <about> that <the> place <which> brother did perceive thee at it. For I know not, the place w <if> you (can ? have) did perceive(d) each other, at the hunting-ground; {if (?) / when [}] brother did <not> come to thee, at the house. And, (2820) thou didst give him the dog, at it <them> (the houses). [July 9th.] Her younger brother-in-law said <spoke> to her; her younger brother-in-law denied (it) to her, «I did not perceive husband; for I did remain at the place which is here, while I did not perceive husband; thou {wert / ?art / art [}] (the one) whom, I do ? perceive thee; while <when> (2821) thou in the darkness camest, on this night's place which is here; while I have not perceived husband. I did now [--],I perceive (that) thou art <dost> alone, camest; when thou didst in the darkness come; while the children were ? those who {were / are [}] with thee.» (2822) His brother's wife said to him, «The dog which, thou gavest it, it was the one which, I did so <on account of it>; I alone came, on account of him <it>. That ? <which> I did frightened stand on account of it.» Her younger brother-in-law said to her, «I (2823) have not yet seen husband, so that husband should come to my house, [--]; so that I may give him a young dog, [--].» His brother's wife said to him, «I did see brother carrying in his arms, bring a little dog; (2824) the young dog indeed did look strongly at us, when he was little; brother said to me, that I must <respect> the dog; for, thou wert the one who, gave the dog. Brother did know the dog's name, when the dog was little.[»] (2825) Her younger brother-in-law denied (it) to her; «I did not give; for, my dog did still stand here. Its coat <of hair> is thus; its ears are thus; they do droop.» His brother's wife said to him, (2826) «The thing which brother brought it, its ears were not thus, for, its ears were short; they were not long.» Her younger brother-in-law said to her, «Husband was the one did bring to thee this <a> thing which, (2827) laid in the solitude, it smelt not the scent of the fire, on 962


account of foolishness, which he <(the husband)> indeed had it, which he did foolishly bring of it. He ? was <not> resembled <like as if> our mother did instruct us; he still, (2828) he did foolishly (or was foolish ?)[.] Therefore, it was ? <that> the lions must ? have roared [--], when husband was the one who took away the lioness-mother's child. He brought it, to thy house. Thou must have been afraid there.» (2829) His brother's wife agreed <assented> to him, «Brother did do so, he did bring to me, a young fighter (?);98 it did look understandingly. It did look fighting's looks; its eyes were <did> truly look as if he (2830) had been in the <dark> solitude; I wish that grandson shall be the one who tells thee, he was the one99 who was with his father, he himself, he beheld the place that <which> the dog was the one who he did so, at it [i]. Thou appearest to think that the dog's hair was not yellow; the dog had a (2831) long tail; hair did stand at the end of it, <upon> the dog's tail-tip; the dog's ears' {roots / stems [}] were black; the dog's ears' tips were like as if people had cut them, with a knife.» Her younger brother-in-law assented to her, «A lion (2832) was the one which was there <(it) must have been>; it was the one which was so. Dogs are thus.» His brother's wife said to him, «The thing which brother said that a dog (it) was, it was not thus; for, it is cover over its head, with hair; (2833) hair which, it did growing send out, which we did not seeing know its eyes, on account of it; for, its eyes did were as if they made (us) afraid;100 when it came to me at the house I did first, I {at distance / afar [}] stood upright, that I might (?) be the one to (2834) hold together grandsons, while he yet came, while he did angrily come; I was ? 101

one who did <scold> driving away stand {opposite / before / in front of [}] it;

they (scolding) was which, it did stop and turn back <at it>; and ? it sitting (2835) looked (at us) while I did stand holding a the fire <(in a dish)>, the fire was that which it did fear it; it walked going back; while brother did jogging along {reach / came to[}] me; while the children did stand behind me; while it walking (2836) went back, it laid down; it lay looking.» Her younger brother-in-law assented to her; her brother-in-law did assent to her, her elder brother-in-law, «A

98

La palabra se dejó en blanco, y Lloyd la añadió más tarde. –Ed. (2830') (or ? he who remained with his father) [En este caso, el asterisco que remite a esta nota está en el texto inglés. –Ed.] 100 (2833) «ful bank mak» 101 En este punto, en la página 2834', encontramos la glosa en afrikaans: «hart pratt, witjagt» 99

963


lion was that which did so.» His nephew said to her, «Oh my uncle!102 (2837) the dog which brother brought, it very little, it yonder was the one which, killed brother, (x) while brother did say <that> thou wert the one who gave it;» his103 uncle assented to him «Father did deceive ye, that you might think that, (2838) a dog was <the one which was> here; father must <did> indeed foolish actions; when he lived with us; his brother who there sits, he is the one who did talk teaching <(him)>; so that he might act understandstandingly; for a foolish person (2839) {always / indeed ? [}] (he) was.» The child said to him; «Oh my uncle! I did remember that which mother did say to me, when I went; hence, I <frightened> behind stood; that I might run away; for, we all, (2840) (were) those which the dog would come to kill us, if I had not run away. For, the dog did running <about seek for> me; I did <was the who did> run through many bushes, that they should lie shutting me x <off>;104 <that> I might first tell brother's wife (2841) whom I made my mother of, she who did speak to me, when I went; because, that <this> morning it was the one which is here, that we should frightened come to you on it.» His uncle said [«]I did say <think> that thou didst do so, (2842) for, a little child does so, when he understands; that he may tell making know all people, that (they) may get105 <get the> story, that they might know, while we did so, we knew not, we did peacefully sit; (2843) because, we did not see people, those which they <may> tell us. I did think that mother did thus, for, she seems to think, that the young lion is not ? the one which (sic); he may go to fetch his <its> parents, for it knows (2844) the <(Bushman's)> house, that he grew up lying at it. That ? which he eat <(at)>, growing himself with its food. It (the house) is which when he has eaten up father, he thinks of the house; that, he did not perceive the other people, which he did behold them; those whom he did think (of) their (2845) killing <destruction>;106 he will first, go to fetch his parents; and, his parents smell the man's blood scent <(about the cub)>; they go around <in front> with him; while they think that they go round

102

(2836') It really is used for uncle here; but it seems to be used for several older male relatives. 103 La puntuación es así en el original. –Ed. 104 Sigue la palabra «off», aunque parece estar tachada. –Ed. 105 Da la impresión de que Lloyd intentó borrar este primer «get». –Ed. 106 (2845') (<viz.> That he should kill them) [El asterisco de esta nota está en el texto inglés. –Ed.]

964


food107<to eat>; <that> they will <may> first, (2846) finish eat up the bones, and then, they go to the house which they think, that, other people are probably ? yet at it; for, it {used to / did [}] behold other people.» His nephew said to him «Thou seemest to think, I did not come, (2847) that sister may talk to thee, that we may early fearing go away, that we may <fearing go> climbing the mountain, that which you shall descend, you shall go, {softly / gently [}] look at the house. And then, you shall softly looking go to the the house; that you may (2848) look about, for, I shall be with you; that I might take you, and ? then, we shall gently go, [i]. You shall not quickly go <x>, and ? then, we shall gently go towards the house. That we may first look well; (2849) for, the dog did seem as if, that he may <will would> go to fetch <bring> his parents to the house. That we may first not see the <lion at> the house; and then, I take you108 [i]; that I might shew to you, the place which, I did frightened stand at it; and then I must ? (2850) shew to you, the place which, the dog threw down the young gemsbok at it; I must shew to you, the place which brother ran along at it. The dog met him, while he yet ran along. The dog caught <hold of> him, when he had not (2851) gone near, while <where> the young gemsbok did afar lie; yond he was grasped (and) thrown <laid> down midway; while he did not go, that he not first go near. They <It> (the place) was that which, I ran away, while brother held down laid at it. I did so, (2852) I came to tell, rousing-to-come sister; we did so, we frightened came, while we did not sleep at the house; while we felt that, we {had / must be [}] been afraid there.» His uncle assented to him; «We will early (2853) frightened go, climbing the mountain yonder tall standing; we will do that which, thou directedest it. And, we shall gently go to the house; on account of them (the lions). We will go and look.» The child said to his uncle, «I have said so.» (2854) [July 11th] They early frightened went, climbing the mountain; they slept on the mountain; they waking, descended the mountain; they went to the house; that they may might go to look around; they looking quietly ascending ascended the house's hill. They beheld; they do not see the lions, they gently go near to the house. (2855) The child said to his older relations, [«Y]ou did <shall> come, gently going, that we may first see well, and then, we shall look about not seeing at the house <of> them the lions.[»] They softly went to the house.; they

Ed.

107

No está claro si este «food» está tachado, o si está escrito otra palabra, ilegible. –

108

Un asterisco en el margen izquierdo parece referirse a este «you». –Ed.

965


perceived the lions' spoor. His uncle (2856) said to him, «Thou must look; the lion whose spoor is <that which is> here, is the one which sought about here.» The child said to him, «They did come to the house, for the house's sticks yonder sitting, those seem {broken / displaced / removed from each other [}].» (2857) His uncle said to him, «Uncle yonder, I do wish that he may look at mother's spoor scent, which the lion seeking found it, on the night's place which is here. They do seem to have finished the bones; for, thou (2858) didst say so; thou <didst> talked to us.» His <(other)> uncle did say, «I wish that nephew may behold the lion which sought at the place which is here, for their scent. For, his father did do so; he did (2859) bring to them a young lion, he came to feed (and) bring up it. Thou mayest see, the young lion's father's foot <spoor>, it is (the one) which (is) here, which <whom> his son was the one who brought him, that they might come to the other people, which he did (2860) stealthily109 <approaching> look <watch> them. Mother was the one who, acted understandingly, she frightened went away, while the lion yet ate there; she first, she frightened went away. Thou art the one who, acted understandingly, thou who art a child, I thought that thou didst so, thou frightened stoodest that father (2861) might alone, run forward, and then, thou didst return back.» The child said to him «I did so, [{]for / while[}] I thought that, brother's wife did ? (or was the one who) talk to me, for she thought that, father did ? (was the one who) acted foolishly; (2862) she was the one who understood, she was the one who said well, that a lion it was, it (that?) which, father deceived us about it. She said to me, that I must fear.» His uncle did assent to him, «Mother did speak truly.» (2863) [ They seek about110 the house (for the spoor); his uncle said to him, «Look thou at the house's sticks, the lions have disarranged111 them.» The child said to him, [«]His (the cub's) spoor is (the one) which (is) here, his father's spoor is (the one) which (is) here, his (the cub's) spoor, (2864) is (the one) which (is) here, his mother's spoor is (the one) which (is) here, his brother's spoor is (the one) which (is) here, his sister's spoor is (the one) which (is) here, his other brother's spoor is (the one) which (is) here, his sister's spoor is (the one) which (is) here; his other sister's spoor is (the one) which (is) here; we will go; we will go (and) see the place which he killed lying down father, at it. (2865) They <(the 109

(2860') (as a cat does a bird J.T. says) (2863') Now, J. T. says that it [≠kerre] means "look around" 111 (2863') (thrown away from each other <by the lion's entrance into the house>) 110

966


place)> are which, take you to them; that you may go to behold, the place which he biting laid father at them. And then I take you away <to> the young gemsbok's place, which x112 (the young lion) did throw down the young gemsbok at them. He ? bit (it) dead.» (or biting killed it) (2866) His uncle assented to him, «We will do so; for we will going behold well, we did afraid go, for the trees are great great trees; they (the lions) appear to have gone to the water, we will go (and) seek about, and when, we (2867) seek about well; we shall {gather / pick up [}] father's arrows; we shall indeed take up the bow; for the bow is probably lying.»113 They went forward. He (the child) shewed to his elder relatives, «The place which is here, it is which I did behold, standing upon it; it is which, (2868) I did running back from <leave> it. That is which I did beholding stand at it, while brother was carried away. He was carried away to the bushes yonder, a great thorn-tree there, stands in them. They are which, the dog went carrying to put in brother to them; while (2869) I beheld above standing, this place which is here. The young gemsbok again, it was carried away to them (the bushes); when the dog came to lift if up. Which brother's dog was.» They walked going <reaching> to the <child's> father's place. The child shewed to his elder relatives, (2870) «The thorn-tree which is here, it is the one <which> did frightened-stand-behind it, I did run away, at <from> this place which is here; it is the one which I did run away from ? it. My spoor is the one which is here; the dog's spoor is the one which is here.» His uncle assented to him, «I did wish that father's younger brother <should> behold the lion which is here, its spoor; (2871) that father made a dog of it, while our house, does handsome114 stand; we who have real dogs.» They went, reaching his father's place; he (the child) shewed to his elder relatives, «This place which is here, it is <the one> which, the dog did come forward & meet father at it; (2872) while he (the dog) came back from the young gemsbok, while the young gemsbok laid; the arrows do yonder lie, the bow does yonder lie, this place yonder, it is which, x brother was carried away from it. I think <did wish> that you may take up the things; (2873) for, these bushes, they are which sit; those which, I did come, shew to you them. That thorn-tree, it does yonder stand; we will turn back, that our spoor scent may not become abundant; we will gently turn back, while we think that, we gently go (2873 ½ ) away. We 112

This could be a «he» written over «it», and to be considered valid. –Ed. (2867') «he tink de boog is lay daar» 114 (2871') (their house has not been broken by lions) [El asterisco de esta nota remite al texto inglés. –Ed.] 113

967


will go, to tell the house's people. That They [{]will / may[}] behold the arrows which are here, while the dog which is here he has brought his parents. The<ir> spoor is that which is here; x it is abundant; while he did run to fetch <bring> them. I did think <wish> that we shall <may> in fear go away; that we may frightened go away to a different mountain.Âť They went frightened away, to climb a different mountain; while they think that they did ? indeed go away.

968


APÉNDICE III TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO

«NAMES OF STORIES TO BE STILL OBTAINED» [«TÍTULOS DE RELATOS PENDIENTES DE ANOTAR»] BC 151, E.4.5.3


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE IIII TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO «NAMES OF STORIES STILL TO BE OBTAINED»

Transcribo aquí el documento catalogado por el Departamento de Archivos y Manuscritos de la Universidad de Ciudad del Cabo con la signatura BC 151, E.4.5.3. Queda aún mucho trabajo que hacer sobre este manuscrito, que permite hacernos una idea de los métodos de trabajo de Lloyd, pero allí donde he podido identificar el relato aludido, indico su ubicación.

Names of Stories to be still obtained and other information115 [1] Indications of Route.116 Told [2] West wind, and clouds, which are the liver of a person who dies, whose wind also blows.117 [3] !Kùï tsi: xu the spy. [4] Doctors take out Lions from people; then the former bite (that is, the doctors do) and must be held down. Mere sticks are nicely sneezed out.118 [5] //Kunn a Bushman, who possessed or had Rain.119

115

Más que el título propiamente dicho del documento, esta indicación en la letra de

Lloyd, está en el sobre que otro tiempo contuvo el manuscrito y que se conserva en parte en la colección con la signatura BC 151, E4.5.12. La inscripción completa es como sigue:

Bushman Names of Stories to be still obtained, and other information. (Put into this envelope in July, 1908, from a parcel.). 116

Muy probablemente, esto se refiere a la información contenida en las guardas

iniciales del cuaderno L.VIII.8, que está fechado el 15-28 de abril de 1878. Véase Bank 2006: 299. –Ed. 117

Sin título en el manuscrito, L.VIII.28: 8459-8565. Dictado el 1 y 2 de junio de

1879. LR: # 215. Publicado en CAB-IV: 337-338; Hollmann, 120-122–Ed. 118

Texto D15 de este trabajo. –Ed.

971


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE IIII TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO «NAMES OF STORIES STILL TO BE OBTAINED»

Told History of //kunn's son.120

[6]

[7] The givers of a girl's name. Also of a boy's. [8] !K"wăka ttŭ. [Heard from] /Xábbi-aŋ. Told 1879 [9] Plants which talked. [Heard from] //Kabbo and !Kwóbba-aŋ. [10] !Nu !numma !kwit@n.121 [Heard from] Tsátsi Told [11] /Gi:, a striped lizard. He was a man; he married /Ki. !Kháü marrried !K'ŏ.122 [12] !Kuiŋ –ssi-/kaξu:ö-k@n.123 Told

119

Sin título en el manuscrito, L.VIII.20: 7746-7749. Dictado el 15 de octubre de

1878. LR: # 218c. Publicado en CAB-VI: 387; Hollmann, 185-186. –Ed. 120

«Two of //Kunn's children», L.VIII.20: 7749-7750. Dictado el 16 de octubre de

1878. LR: # 218c. –Ed. 121

«Nu !numma-!kwit@n», L.VIII.29: 8555-8560. Dictado el 24-25 de junio de

1879. LR: # 242i. –Ed. 122

Texto A5 de este trabajo. –Ed.

123

«!Kwiŋ-si-|kau:ξok@n [Young dog]», escuchado a ≠Kammi. L.VIII.29: 8603-

8627, dictado el 10 de julio de 1879. LR: # 40. Publicado en SSAM: 180-186; Hollmann, 359-365, traducido en NCE: 156-159. –Ed.

972


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE IIII TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO «NAMES OF STORIES STILL TO BE OBTAINED»

[13] !Gwá-ttu's story. [14] Tsa: and lions, his want of fear. [15] /Kúk@n /ŭ-/ũnu.124 Told. [16] !Káü. [17] Names of water places in Bushmanland. [18] The girl and !Gu, and /Haúë ta ≠hou, with two nice songs.125 [Heard from] /Xabbi-aŋ. Told. [19] ≠Xo married a young springbok, !Guíssi-puã [20] «Frans Brand», the man who drowned the Bushmen. [21] !Káξo who cut off his own flesh.126 Told [21] !Gábbaken-!gábbak@n, a man of the Early Race, who killed his wife.127 Told 124

«The story of /Kuken/u/unu», escuchado a Xabbi-aŋ. L.VIII.15: 7307-7363. LR:

# 74. Se comenzó a dictar el 19 de agosto de 1879. Traducido en NCE: 137-145.–Ed. 125

Texto A10 de este trabajo. –Ed.

126

«The !Khau brought home his own flesh as food», escuchado a /Xabbi-aŋ.

L.VIII.12: 7114-7118; L.VIII.13: 7119-7156. Se empezó a dictar el 29 de junio de 1878. LR: # 71. –Ed. 127

«The Mason Wasp and his wife», escuchado a /Xabbi-aŋ. L.VIII.12: 7098-

7103. Se empezó a dictar el 5 de junio de 1878. LR: #47. Publicado en SBF: 170-172. – Ed.

973


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE IIII TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO «NAMES OF STORIES STILL TO BE OBTAINED»

[22] Springbok's cries and calls. Told [21] Ssai:ï (end of). [22] //Xwóbbet@n's history.128 Told. [23] /Gwai:.129 Told [24] Ssoúk@n-ssoúk@n.130 [25] The girl and the Baboon131 [Heard from] /Xábbi-aŋ. Told [26] The !Kháξü, whose wife warned him of a lion, in vain.132 Told [27] !Kaúädóro.133

128

Texto C10 de este trabajo. –Ed.

129

«The Story of the /gwai (who killed his sister-in-law, and was killed by his

brother-in-law)», escuchado a ≠Kammi. L.VIII.25: 8198-8215. Se empezó a dictar el 29 de enero de 1879. LR: # 69. –Ed. 130

«Saξuk@n [A game played by some Bushmen]». L.VIII.26: 8335-8350. Se

empezó a dictar el 24 de marzo de 1879. LR: #193. –Ed. 131

«The girl of the Early Race of people, who married a Baboon», L.VIII.18:

7608-7625. Se empezó a dictar el 9 de octubre de 1878. LR: # 149. –Ed. 132

Texto B4 de este trabajo.–Ed.

974


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE IIII TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO «NAMES OF STORIES STILL TO BE OBTAINED»

[28] The woman of the Early Race who shot a gemsbok with her husband's bow, when he missed it. [Heard from] /Xábbi-aŋ. [29] The Blue Crane and the dju.134 Told [30] !Xódda khóë and his younger brother, who eat ostrich eggs, and escaped from the Korannas.135 [31] The Grass Bushmen call like ostriches, the women sing. Told [32] ≠ku: (preparation of). [33] Games, dances, described which are mentioned on 8327 rev.136 [34] «Koŭgoed» (found on the mountains in rocks, and chewed by Bushmen). [35] «Oud Dirk» (a constable). [36] /Kárraŋ (whose warning was not listened to).137

133

Sin título en el manuscrito, L.VIII.20: 7767rev-7773rev; 7774-7785; 7786-

7789. Se empezó a dictar el 20 de octubre de 1878. LR: # 152. Este relato sobre leones está sin traducir. –Ed. 134 135

Texto A2a de este trabajo. –Ed. Sin título en el manuscrito. L.VIII.28: 8486-8506. Se empezó a dictar el 9 de

junio de 1879. LR: # 56. –Ed. 136

La página en cuestión (8328') está en el cuaderno L.VIII.26, y está fechada en

marzo de 1879. –Ed.

975


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE IIII TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO «NAMES OF STORIES STILL TO BE OBTAINED»

[Heard from] ≠Kammi. Told [37] Opinion of /Haŋ≠kass'o regarding sheet of chippings (i.e., that it represented the work of the earlier Race whose places the Bushmen afterwards inhabited).138 [38] The Lioness who was a woman, and brought up a child.139 [Heard from] ≠Kammi. Told [39] The brothers of the Early Race, who hunted with giraffe and elephant leg-bones as weapons (to get the lions' name in this story, and also when he tells the children to leave off their song.) 140 Told [40] Ddi xerreten (whose head was stone).141 [Heard from] /Xábbi-aŋ (?). Told [41] Lion, Jackal, Black Tortoise, and Hyena.142 Told [42] The !Gwíten who was formerly a man, and gave lean meat to his wife.143

137

«The escape of /Kannaŋ from the Koranna Commando», escuchado de /Xábbi-

aŋ. L.VIII.26: 8269-8285. Se empezó a dictar el 15 de febrero de 1879. LR: #58. Publicado en SFFA: 121-122. Traducido en NCE: 23-25. –Ed. 138

Véase la Introducción, pág. 000. –Ed.

139

Texto A16 de este trabajo. –Ed.

140

Texto B6 de este trabajo. –Ed.

141

Texto A15 de este trabajo. –Ed.

142

Texto A17 de este trabajo. –Ed.

976


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE IIII TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO «NAMES OF STORIES STILL TO BE OBTAINED»

Told [43] The girl of the Early Race, who, going for water, saw people, and warned her people at home, who were saved. [Heard from] /Xábbi-aŋ. Told [44] //ua:, when a man of the Early Race, saw a Koranna Commando come.144 Told [45] The vulture's daughter married to a man of the Early Race.145 [Heard from ] /Xábbi-aŋ. Told [46] The /U: (a Black people).146 Told [47] The custom of !nanna-sse (with regard to the springbok).147 Told

143

«The [!gwitt@n] who was niggardly to his wife», escuchado a ≠Kammi.

L.VIII.25: 8216-8231. Anotado en febrero de 1879. LR: #65. –Ed. 144

«The Koranna commando slain by the [//ua:]», escuchado a Tsatssi. L.VIII.18:

7593-7596; 7602-7607. Anotado en septiembre y octubre de 1878. LR: #66. Publicado en SFFA: 217-218. –Ed. 145

«The Vultures, their elder sister, and her husband», LVIII.27: 8351-8373.

Anotado el 8-11 de abril de 1879. LR: #43 Publicado en SBF: 154-162.–Ed. 146

Sin título. L.VIII.27: 8387-8390. Anotado el 21 de abril de 1879. . LR: #255b. –

147

«!nanna-sse», L.VIII.14: 7257v, 7260-7275. Se empezó a dictar el 1 de agosto

Ed.

de 1878. LR: # 161d. Publicado en SBF: 274-283. –Ed.

977


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león APÉNDICE IIII TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO «NAMES OF STORIES STILL TO BE OBTAINED»

978


ANEXO GRÁFICO: FOTOGRAFÍAS DEL TERRITORIO /XAM Y OTRAS IMÁGENES


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

Salvo donde se indique otra cosa, estas fotografías son una selección de las más de 3.000 que he tomado en distintos puntos de la actual provincia de El Cabo del Norte, Suráfrica, en los años 2005, 2006, 2007 y 2009. Cuando dispongo de ellas, doy las coordenadas precisas del lugar donde se tomó la fotografía.

A. LUGARES ASOCIADOS CON LOS INFORMANTES /XAM DE BLEEK Y LLOYD

1. El país de la hierba (/Ke-//en !xóe) A1.1 La granja Varskans, 27 de noviembre de 2006. En primer plano, petroglifo que muestra un equino, posiblemente un cuaga. A1.2 Colina con petroglifos en Varskans, 27 de noviembre de 2006. Janette Deacon (1988: 131-133) ha identificado este lugar con !Kann, «donde el padre de Diä!kwain labró [imágenes de] órix, cuaga y avestruces, etc., en un lugar al que solían ir a beber, antes del tiempo de los bóers» (L.V.24: 5964'; cf. SBF: xiv, LR: # 202 y DIC: 456). A1.3 Petroglifos en la colina de Varskans. El Cabo del Norte, 27 de noviembre de 2006. A1.4 Petroglifo mostrando un órix en Varskans, 24 de mayo de 2005. Janette Deacon (1988: 132) interpreta esta figura como una representación del «animal de la lluvia». Este grabado es uno de tres muy similares que están en estrecha proximidad, como formando una secuencia. La fotografía está tomada al ocaso, cuando el sol de poniente da de lleno en los petroglifos. A1.5 Otra fotografía del mismo petroglifo, tomada a mediodía, 27 de noviembre de 2006. A1.6 La misma dolerita de la fotografía A1.3, con la luz de poniente, 24 de mayo de 2005. A1.7 Équido, posiblemente un cuaga, 24 de mayo de 2005, al ocaso. Este petroglifo aparece también en la fotografía A1.1. A1.8 La charca de Varskans, 27 de noviembre de 2006. A diferencia de lo que ha sucedido con la mayoría de las fuentes de agua de la zona, la charca de

981


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

Varskans parece conservar en gran medida el aspecto que tendría en la época en que Diä!kwain y los suyos acampaban en las proximidades. A1.9 Cañaveral que crece junto a la charca de Varskans, 27 de noviembre de 2006. Los leones de los textos E8 y E9 se ocultan en cañaverales parecidos. A1.10 Boesmankop, «la colina de los bosquimanos», en la granja del mismo nombre, cerca de Katkop, El Cabo del Norte, 29 de noviembre de 2006. A1.11 Cauce visto desde Boesmankop, en la granja del mismo nombre, 28 de noviembre de 2006. En el antiguo territorio /xam, los árboles suelen concentrarse en torno a estos cauces secos, que sólo se llenan de agua en caso de lluvias excepcionalmente abundantes. A1.12 Avestruces. Colina de Boesmankop, 29 de noviembre de 2006. A1.13 Figuras geométricas. Colina de Boesmankop, 29 de noviembre de 2006. A1.14 Pinturas rupestres en una roca al borde de un aguazal. Granja Boesmankop, 28 de noviembre de 2006. Estas crudas imágenes hechas con los dedos se cuentan entre las poquísimas pinturas que pueden verse en lo que fue el territorio /xam. A1.15 El aguazal (pan) de Gifvlei, 29 de noviembre de 2006. En primer plano, la tumba de Jacob Kruger, el granjero al que Diä!kwain y ≠Kasiŋ mataron en defensa propia (véase la introducción, pág. 000). A1.16 Hondonada natural en la roca, donde el agua se acumula, en un lugar al norte de Bosluis se pan (29º 55' 36" S, 19º 5' 5"). Los /xam llamaban !hun a estas «pequeñas charcas» (L.VIII.1: 6092-6093), que se mencionan en el relato D8, pág. 1069. En este lugar concreto había otras tres hondonadas similares, y en los alrededores señales de una intensa habitación humana en forma de herramientas de piedra, trozos de cáscara de huevo de avestruz y cuentas hechas de este material. El Cabo del Norte, 28 de mayo de 2009. A1.17 Bosluis se pan, un extenso aguazal salino al este de Springbok, 9 de octubre de 2007. Esta fotografía, como las siguientes, está tomada en la parte norte del aguazal, cerca de la granja Bosluis (29° 52′ 16″ S, 18° 56′ 48″ E). En las proximidades de este lugar tuvo lugar una de las matanzas de /xam investigadas por el magistrado y comisionado civil Louis Anthing (véase la Introducción, págs. 000).

982


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

A1.18 Costra de sal en Bosluis se pan, 28 de mayo de 2009. A1.19 Extensión de hierba en las proximidades de Bosluis se pan, 28 de mayo de 2009. La acacia que se ve al fondo de la imagen señala el lugar donde está la granja, hoy abandonada. La charca original estaría en ese mismo lugar, o muy cerca de allí. A1.20 Namies, al norte del país de la hierba, 9 de noviembre de 2007. Aunque en los últimos 15 años el nivel de las aguas subterráneas ha descendido drásticamente, en el siglo XIX la abundancia de agua de esta región era extraordinaria. Hacia 1849-1852, un comando de granjeros encabezados por un tal Van Neel, fieldcorporal de Pella, asesinó en esta zona a un gran número de /xam (véase la Introducción, p. 000). A.21-22 Otras dos vistas de Namies, tomada desde la antigua carretera que unía esta zona con Pella, más al norte. Granja Namies Noord, 27 de mayo de 2009.

2. La Llanura (Swat) A2.1 Pequeño mapa pegado en las guardas del cuaderno L.II.37. Muestra ocho lugares, siguiendo un eje de Este-Oeste. El encabezamiento dice «Algunos nombres de lugares en Bushmanland que hace tiempo me dijo //Kábbo (o //Kábbo y /A!kuŋta), puestos aquí para salvaguardia». El informante fue, sin duda, //Kábbo, ya que todos los lugares se encuentran en su territorio. En los comentarios a las siguientes imágenes cito el mapa como KBLM. /Haŋ≠kass'o menciona algunos de estos lugares en el relato C9. A2.2-3 El pozo de la granja Ou Blouputs (29° 50′ 47″ S, 21° 25 02″ E) y sus alrededores, 30 de mayo de 2009. Este es el primer lugar de KBLM, //Gubbo /aiti, es decir, «//Gubbo hembra». En el texto C9, pág. 7215, /Haŋ≠kass'o dice que «el lugar de //Kábbo (Jantje Toreen) es //Gubo ("Blaauwpits")». Aunque hoy está seco, la vegetación de la zona atestigua todavía que el pozo daba agua en abundancia. El lugar debe su nombre europeo, Blouputs («pozo azul»), a la presencia de pizarra azulina en los alrededores del pozo. A2.4. La colina Tafelkop (29° 47 06″ S, 21° 19′ 04″ E), en la granja Arbeidsvreug, vista desde el sur, 26 de mayo de 2005. Tafelkop está a unos 15 kilómetros al oeste de Ou Blouputs y corresponde a //Gubbo gwai, «//Gubbo

983


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

macho», el segundo lugar en KBLM. En varias ocasiones (por ejemplo B.II: 349), al ser preguntado por su lugar de procedencia, //Kábbo dijo «mi lugar es //Gubbo», por lo que no cabe duda de que tanto el pozo como la colina, en la que hay numerosos petroglifos, eran el corazón del territorio del que era custodio. A2.5 La llanura, vista desde Tafelkop, 26 de mayo de 2005. A2.6 La cima de Tafelkop, que está cubierta por cientos y cientos de doleritas, muchas de ellas decoradas con petroglifos, 26 de mayo de 2005. A2.7-8 Petroglifos de la colina Tafelkop, 26 de mayo de 2005. A2.9-12 Petroglifos de la colina Tafelkop, 1 de diciembre de 2006. A2.13a-d Petroglifos de la colina Tafelkop, 10 de agosto de 2009. A2.13e Esquirla puntiaguda desprendida de una dolerita. Tafelkop, 11 de agosto de 2009. A2.14 La granja Arbeidsvreug, 10 de agosto de 2009. Es muy posible que los /xam acamparan en el lugar donde se levanta la granja, o muy cerca de allí, ya que todavía hoy se encuentran en los alrededores numerosas herramientas de piedra, sobre todo en el trecho de poco más de un kilómetro que separa los edificios de Tafelkop. El emplazamiento de la granja correspondería a !Nau !nau («liebres») el tercer lugar en KBLM. Según el señor Frans J. J. Reichert (nacido en 1922), cuando en 1949 se decidió construir aquí la granja, en este lugar vivía un bosquimano. Las coordenadas de la granja son 29º 46' 58" S, 21º 18' 24" E. A2.15 La granja Arbeidsvreug vista desde Tafelkop, 10 de agosto de 2009. A2.16 Aljibe en Bitterpits, la principal fuente de agua de Arbeidsvreug, 25 de mayo de 2005. En invierno, el agua es muy salobre. El pozo corresponde a //Khara //kum /ai:ti el cuarto lugar en KBLM. En un conocido testimonio que //Kábbo dictó a Bleek hacia primeros de septiembre de 1871, cuando durante un viaje en tren desde Mowbray a Ciudad del Cabo alguien preguntó al viejo narrador cuál era su lugar, éste contesto «Mi lugar es Bitterpits [//Khara //kum]» (B.II: 357-358; SBF: 298-299). Poco antes, //Kábbo dijo a Bleek que tanto su padre como su abuelo eran «gente de //Khara //kum» (B.II: 349). A2.17 El aljibe, en 1 de diciembre de 2006, cuando, al ser primavera, sus aguas eran menos salobres. A2.18 Aspecto actual del pozo, 10 de agosto de 2009.

984


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

A2.19-21 Restos de un campamento a unos 3 kilómetros de Bitterpits (S 29º 45' 978", E 21º 15' 366"), 11 de octubre de 2007. Todo indica que corresponde a //Khara //kum gwai, «//Khara //kum macho», el quinto lugar en KBLM. En los años de 1980, Janette Deacon excavó este campamento y pudo constatar que había sido intensamente habitado durante el siglo XIX (Deacon 1996c). A2.22 Piedra blanca granítica, situada a unos 800 metros del campamento mostrado en las fotografías anteriores, 11 de octubre de 2007. /Haŋ≠kass'o describió esta piedra en un testimonio dictado a Lucy Lloyd (L.VIII.20: 77517752). Muy posiblemente, la piedra señala el lugar conocido por /Kaξ:-ttu, que aparece en sexto lugar en KBLM. /Haŋ≠kass'o menciona este sitio en el texto C10, pág. 7217: «Así, [//Kábbo] cavó en //Ka:-tu (nombre de un lugar próximo a //Gubo), <sí>. Cavó, abriendo allí una (honda) zanja (para cazar). Por eso, mató un avestruz en la zanja, porque las zanjas de mi suegro no tenían igual.» La palabra /k"a significa «cauce seco» (DIC: 336) y tu «boca, agujero abertura» (DIC: 239), por lo que el sentido del topónimo sería «la boca del cauce seco». La piedra, en efecto, está junto a un cauce seco, lo que explica su insólita presencia en un paisaje dominado por las doleritas marrones. A2.23-24 Alineamientos de piedras no muy lejos de donde está la piedra blanca, 11 de octubre de 2007. Es posible que estas piedras sirvieran para sostener enramadas relacionadas con las zanjas de caza mencionadas por /Haŋ≠kass'o en el testimonio sobre /Kaξ:-ttu citado en el comentario a la imagen anterior. A2.25a Pequeña colina al sur de Tafelkop, no lejos de Tafelkop se Leegte, 1 de diciembre de 2006. Esta colina (situada en las coordenadas 29º 48' 49" S, 21º 18' 41" E) es, muy probablemente, el /kaξo (véase el Glosario) mencionado por //Kábbo en el texto E8, págs. 1115-1116: «Después nos alejamos, y ascendemos la pequeña colina, <sí>, para sentarnos sobre ella, para poder observar todos los lugares. Porque observamos, observamos sentados en lo alto, para ver un órix <caminar. Le damos caza. Entonces lo perseguimos.> <Lo perseguimos> por el <cauce seco, lo perseguimos cauce abajo, sentimos> que el órix come, el órix puede atravesar (el cauce), porque el órix come hierba, porque <siente> que la hierba está en el cauce seco. El órix irá a comer». En el relato de //Kábbo, es un león quien piensa esto, mientras planea lo que hará a continuación. El cauce seco

985


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

que se menciona en el texto es Tafelkop se Leegte, que está justo al sur de la colina, lo que haría de ella un excelente observatorio para avistar caza tanto para los /xam como para los felinos. La misma colina se menciona también en el famoso testimonio de //Kábbo sobre los presentimientos (SBF: 332-333; NCE: 229-232; L.II.28: 2537), donde se nos dice que la gente solía mandar a los niños que subieran a ella para «mirar alrededor hacia todos los lugares» (look around at all places, en /xam, !goa-a, tik@ntik@n ka ku:), frase idéntica a la empleada en el texto E8. La colina abunda en petroglifos, y su estrecha cima muestra señales de un uso muy intenso por parte de los /xam, entre ellos restos de sus comidas. Es probable que este lugar perteneciera a //Ua-/hain, el tío de //Kábbo, y sea /Kwobba, la «pequeña colina» que //Kábbo mencionó en su enumeración de varios lugares pertenecientes a su tío (B.II: 371). A2.25b La pequeña colina vista desde el lugar donde está la piedra blanca mostrada en la imagen A22, 10 de agosto de 2009. A2.26 Otra vista de la pequeña colina, 30 de mayo de 2009. A2.27 Petroglifo en la ladera norte de la pequeña colina, 30 de mayo de 2009. Este espectacular panel muestra un rebaño de elands que avanza hacia al sur, donde está un cauce seco al que los antílopes y otras presas potenciales acudirían a menudo a pacer. A2.28 Vista de Tafelkop desde la pequeña colina, 30 de mayo de 2009. A2.29 Vista desde la cima de la pequeña colina, mirando a Tafelkop se Leegte, 30 de mayo de 2009. A2.30-31 Otros dos petroglifos de la pequeña colina, 30 de mayo de 2009. A2.32 Colina con doleritas en Bosduif, 10 de octubre de 2007. Esta zona está a unos 50 kilómetros al oeste de Arbeidsvreug, y fue escenario de una de las matanzas investigadas por Louis Anthing en 1862. Véase Anthing, A39-'63: 10– 11. A2.33 Detalle de las colinas de Bosduif, 29 de mayo de 2009. A2.34 Arcoiris sobre las colinas de Bosduif, 29 de mayo de 2009. A2.35 Paisaje de Bosduif, al este de las colinas que se muestran en las imágenes anteriores, 29 de mayo de 2009. A2.36 Aguazal de Bosduiflaagte, uno o dos kilómetros más al norte de las colinas mostradas en las imágenes A2.16-18. En los alrededores del aguazal

986


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

podían encontrarse trozos de cáscara de huevo de avestruz y numerosas herramientas de piedra, algunas de ellas del Paleolítico medio. A2.37 El Strandberg (30° 01′ 00″ S, 21° 38′ 00″ E) visto desde el norte, 2 de diciembre de 2006. Según un relato narrado por /Haŋ≠kass'o, estas colinas son el cuerpo metamorfoseado de Estelión, un lagarto del género Agama (SBF: 214-217; NCE: 16-19). Estelión es también protagonista de un ciclo de relatos (uno de los cuales es el texto B4), en los cuales se lo caracteriza como un personaje incompetente y malicioso. En el relato sobre el origen del Strandberg, Estelión quiere pasar por entre las montañas, pero estas lo atrapan, y queda transformado en las tres colinas que hoy pueden verse. La del este es la parte delantera del cuerpo, y se llama !Gúru-/na, que puede traducirse como «la cabeza (/na) de las nubes blancas (!guru)». La colina del oeste se llama /Xe-!khwái, nombre que se puede traducir como «caza (!khwai ) lejana (/xe)», lo que quizá esté relacionado con el hecho de que al oeste de esta colina hay un aguazal al que, después de las lluvias, los antílopes y otros animales irían a abrevar. La pequeña colina situada al norte no tiene nombre, pero el comentario de /Haŋ≠kass'o en el original del dibujo que hizo de las montañas (fotografía A2.24), /xe-!khwái ta !kau ti-pwa, e: ≠a !khe ha, puede traducirse como «un pedazo de /Xe-!khwái que fue y se quedó allí». Es posible que se viera en esta colina la punta doblada de la cola del lagarto. En sus primeras publicaciones sobre el territorio /xam, Janette Deacon (1988: 134) identificó erróneamente esta colina con la cabeza del lagarto. Según la arqueóloga, en las tres colinas hay unos 150 petroglifos, aunque éstos se concentran sobre todo en /Xe-!khwái y en la pequeña colina del norte (Deacon y Foster 2005: 62). Aunque Deacon (1988, 1998) opina que el Estelión es una metáfora del !gixa y sus esfuerzos por hacer lluvia, es posible que el Strandberg simbolizara más bien el adversario sobrenatural al que los chamanes /xam debían enfrentarse para causar la lluvia, ya que varios textos dejan constancia de la capacidad de este lagarto, tanto en el mito (M: 60-64) como en la vida cotidiana (CAB-V: 302-303; Hollmann, 143), para impedir la lluvia. Con sus 968 metros, el Strandberg es el punto más alto del país de la Llanura, el territorio de //Kábbo y /Haŋ≠kass'o, y es visible desde Tafelkop (véase imágnes A2.4-13), Springbokoog (véase A3.4-33) y varias otras colinas muy alejadas, colinas cuyos petroglifos indican su uso ritual, quizá en relación a la lucha de los !git@n para neutralizar la

987


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

capacidad de Estelión para impedir la lluvia. Algunos de esos petroglifos muestran musarañas-elefante (véanse las imágenes A3.18-20 y B53), animales que sí podrían simbolizar al !gixa hacedor de lluvia, a juzgar por el mito del ciclo de Mantis que dramatiza su enfrentamiento con el lagarto (M: 60-64) A2.38-39 El dibujo de /Haŋ≠kass'o mostrando el Strandberg, tal y como apareció en SBF (frente a la página 215), y en su forma original (tomado de Szalay 2002: 123, pl. 19). El dibujo está hecho siguiendo un eje Sur-Norte. A2.40 Vista aérea del Strandberg, tomada de la web MapPlanet. A2.41 !Guru-/na, la parte delantera del cuerpo de Estelión, vista de la pequeña colina del norte, 26 de mayo de 2005. A2.42 Vista de la llanura desde la colina del norte, 2 de diciembre de 2006. A2.43 Petroglifos de antílope y elefantes en la colina del norte, 26 de mayo de 2005. Aunque la región es demasiado árida como para permitir que los elefantes la habiten permanentemente, es muy posible que en época de lluvias excepcionales estos animales acudieran masivamente desde la zona del río Orange hasta los aguazales repletos de agua del país de los /xam. Esta asociación con las lluvias los convertiría en símbolos del agua (Deacon y Foster 2005: 65). A2.44 Detalle de los petroglifos de elefantes, 26 de mayo de 2005. A2.45 Otro petroglifo con elefantes en la colina norte del Strandberg, 2 de diciembre de 2006. A2.46 Eland. Colina norte del Strandberg, 2 de diciembre de 2006.

3. El país de la montaña (!ka:ok@@n) Cuando //Kábbo y /Haŋ≠kass'o hablaban de la «gente de la montaña» (!ka:ok@n-ss'o-!e:), probablemente pensaban sobre todo en grupos de /xam que vivían en la zona del Kareeberge, unas colinas altas que se extienden en torno a la población de Carnarvon, a unos 200 kilómetros de Kenhardt, y unos 125 del Strandberg. Sin embargo, incluyo aquí imágenes de Springbokoog, una granja situada unos 50 kilómetros al norte del Karreberge en cuyo perímetro hay unos petroglifos extraordinarios. El padre de /Haŋ≠kass'o era un «hombre de la montaña», de un lugar llamado /Khu: !humm» (L.VIII.1: 6052). Uno de los relatos contados por él que se incluyen en este trabajo, «Di-xerreten, la leona y los niños» (A15) se desarrolla en un paisaje muy parecido al de Springbokoog. Es

988


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

posible que para los /xam la zona en torno a Vanwyksvlei que incluye Springbokoog, en la que abundan las colinas, fuera parte del territorio de la montaña. Para mayor comodidad, denomino las tres concentraciones principales de petroglifos de Springbokoog Lugar A, Lugar B y Lugar C.

A3.1 Las montañas del Karreberge, 12 de octubre de 2007. A3.2 Columna de roca en la ladera de una colina en la granja Kareeboom, cerca del Kareeberge. Janette Deacon (1997: 11) ha identificado esta columna con la roca en la que, según un mito contado por Diä!kwain (L.V.5581-5591; NCE: 247-248), quedó convertido un joven músico de la primera humanidad después de ser mirado por una muchacha que estaba aislada por tener su primera menstruación (L.V.20: 5581-5591; NCE: 247-248). A3.3 Jakkals- en Wolftoren, fotografía tomada de un folleto turístico obtenido en Williston en diciembre de 2007. El nombre afrikaans de esta colina, situada en el camino entre Brandvlei y Williston, significa «la torre de los chacales y las hienas», sin duda porque en ella se desarrolla un mito que tiene a estos animales por protagonistas. Diä!kwain contó una versión de este mito (L.V.4: 4231-4252½; L.V.5: 4253-4264), y dijo que el nombre /xam de la colina era Gerre k?a. Es muy posible que esta misma colina sea el escenario de un mito sobre leones y chacales contado por ≠Kasiŋ (textos A13 y A14). A3.4 El aguazal de Boesmankolk (31° 31' 59.9982", 21° 55' 0.0012"), 12 de octubre de 2007. Boesmankolk está situado entre las localidades de Carnarvon y Fraserburg, unos 75 kilómetros al sur del Kareeberge. Fue el escenario de una de las matanzas más atroces descritas por Louis Anthing en sus informes al gobierno colonial (Anthing, A39-'63: 10; véase también la Introducción ). A3.5 Vista del Strandberg desde la colina de Springbokoog donde está la principal concentración de petroglifos (Lugar A), 27 de mayo de 2005. Esta concentración está en una serie de grandes doleritas que forman una especie de anfiteatro natural. Springbokoog significa en afrikaans «el ojo de la gacela», y es probable que sea una traducción del nombre /xam, ya que hay varios topónimos en esta lengua que tienen el elemento tsxau, «ojo», aludiendo siempre a algún tipo de manantial o charca. Por desgracia, no sabemos cuál era el aspecto original de la

989


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

charca que abastecía de agua a las bandas de bosquimanos que vivían en esta región. A3.6 Típico paisaje de Springbokoog, con las laderas de las colinas surcadas por barrancos, 27 de mayo de 2005. El relato «Di-xerreten, la leona y los niños» (A15) se desarrolla en un paisaje muy parecido a este. A3.7 Paisaje de Springbokoog. Fotografía tomada desde uno de esos barrancos, 3 de diciembre de 2006. A3.8 Esquema dibujado por /Haŋ≠kass'o el 26 de noviembre de 1879 para explicar la ubicación de los campamentos mencionados en el relato «Di-xerreten, la leona y los niños» (A15). Del DVD que acompaña Skotnes 2007. El original está en el Departamento de Archivos y Manuscritos de la Universidad de Ciudad del Cabo. El esquema está también reproducido en SBF, frente a la página 172. A3.9 Uno de varios círculos de piedra cerca del edificio de la granja Springbokoog, 3 de diciembre de 2006. Estas piedras servían para calzar los arbustos con los que se hacían las chozas, y señalan el lugar en el que había un campamento. A3.10 Panel de petroglifos con figuras de antílopes en el Lugar A de Springbokoog, 27 de mayo de 2005 A3.11 Primer plano de este panel, 2 de diciembre de 2006. A3.12-13 Figura humana y antílope, Lugar A, 2 de diciembre de 2006 A3.14 Antílopes, Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006. A3.15 Figura en forma de boomerang, Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006. Esta figura podría representar una mariposa nocturna, ya que se parece mucho a las pinturas de estos insectos identificadas por Jeremy Hollmann en la cueva de Raiders, en el noroeste de Namibia (Hollmann 2007: 92, fig. 9). Los /xam, como posiblemente otros grupos bosquimanos, atribuían a las mariposas nocturnas el poder de presagiar la proximidad de determinados animales, entre ellos el león (véase el texto D2). A3.16-17 Elefante rodeado por figuras humanas, Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006, por la tarde y a la puesta del sol. A3.18-20 Musarañas-elefante, también llamadas sengis. Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006. Fue Janette Deacon quien identificó estas figuras con musarañas (Deacon y Forster 2005: 135). En un mito narrado por /Haŋ≠kass'o,

990


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

las musarañas sucumben a los engaños de Estelión, hasta que Mantis se aparece en sueños a Ratón Listado, y este pone fin a esta situación (M: 60-64). A3.21 Gacela, en una dolerita que forma un diminuto !hun (véase fotografía A1.16). A3.22 Figura humana alargada, con aljaba y arco a la espalda, Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006. A3.23 Morrales. Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006. Los morrales de piel desempeñan un papel importante en algunos mitos /xam, y aparecen representadas con frecuencia, tanto en las pinturas como en los petroglifos. Véanse los textos A1a y A2b. A3.24-25 Rinoceronte. Springbokoog, Lugar B, 3 de diciembre de 2006. A3.26 Aardvak o cerdo hormiguero (Orycteropus afer). Springbokoog, Lugar B, 3 de diciembre de 2006. A3.27-28 Caballos (orientados hacia el sur), a los que se ha sobreimpuesto una especie de red. Springbokoog, Lugar B, 3 de diciembre de 2006. Estas imágenes de caballos parecen estar hechas en tiempos muy recientes, posiblemente en el último tercio del siglo XIX, cuando la forma de vida tradicional casi se había desmoronado por completo, y muchos /xam eran peones en las granjas de los invasores. Este tipo de petroglifos tardíos, muchos de los cuales representan caballos con o sin jinete, se encuentran en muchos lugares del antiguo país /xam, y quizá atestiguan los esfuerzos de los últimos supervivientes para expulsar a los granjeros de su territorio mediante la magia asociada a los petroglifos, una de cuyas funciones quizá era la de ejercer algún tipo de control sobre los animales representados. Al representar los caballos, los artistas que labraron estos petroglifos quizá intentaban obligarlos a marcharse de sus tierras. Esta hilera de equinos está orientada hacia el sur. A3.29-32 Vista general y detalles del Lugar C de Springbokoog, 3 de diciembre de 2006. Rina van Wyk, la actual propietaria de Springbokoog, descubrió estos petroglifos en el año 2005. Están en una zona literalmente sembrada de herramientas, trozos de cáscara de huevos de avestruz y restos de cerámica. A3.29 Herramientas, colocadas por mí sobre una piedra que quizá hizo las veces de yunque. Springbokoog, cerca del Lugar C, 3 de diciembre de 2006.

991


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

A3.34-37 Panel con petroglifos de morrales, en una granja próxima a Springbokoog, 27 de mayo de 2005. A3.38 Hipopótamo, en una granja próxima a Springbokoog, 3 de diciembre de 2006. Tanto el tema, como la técnica de este petroglifo son poco habituales en la zona. A3.39 Arcoiris, no lejos de donde está el petroglifo del hipopótamo, 3 de diciembre de 2006. Los /xam decían que /Kwammaŋ?a, marido de Puercoespín y yerno de Mantis, era la franja roja del arcoiris, aunque también a todo el arcoiris se le podía llamar /Kwammaŋ?a. Mantis era la franja amarilla (L.VIII.7: 6601'6602'; M: 66).

B. ANIMALES Y PLANTAS QUE APARECEN EN LOS RELATOS B1. León de El Cabo (Panthera leo melanochaitus). Dibujo de Rembrandt van Rijn, c. 1650-1652, Museo del Louvre, Paris. De la web Wikimedia Commons. B2. Dos leones del El Cabo, dibujo de Antoine Louis Bayre (1795-1875). Nueva York, Pierpont Morgan Library. Del prospecto de la exposición David to Cézanne: Nineteenth-Century French Drawings (Pierpont Morgan Library, June 6September 8, 2002). B2a. León descansando bajo una acacia, en la reserva de caza de Shamwari, cerca de Port Elizabeth. Foto tomada de un álbum privado colgado en Picasa, http://picasaweb.google.com/MHershberger19. B3-B5 Dibujos de felinos hechos por Diä!kwain en Mowbray. Como otros de los dibujos de este informante, estos se ajustan notablemente a la estética de los petroglifos. Tomados del DVD que acompaña a Skotnes 2007; Los originales están en el Iziko South African Museum de Ciudad del Cabo. B6 Felinos y figura humana, Springbokoog, Lugar A, 28 de mayo de 2005. B7 Detalle de la anterior imagen, 2 de diciembre de 2006. B8 El mismo petroglifo, con luz de poniente, 26 de mayo de 2005. B9 Otra figura del mismo conjunto, 26 de mayo de 2005. B10 Otra figura del mismo conjunto, 2 de diciembre de 2006. B11 Felino, Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006. B12 El mismo petroglifo, con luz de poniente, 26 de mayo de 2005.

992


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

B13-14 Posible representación de una leona, Springbokoog, Lugar B, 3 de diciembre de 2006. B15a1-a2 León, Tafelkop, 10 de agosto de 2009. B15b León, pequeña colina al sur de Tafelkop, no lejos de Tafelkop se Leegte, 30 de mayo de 2009. B16 Perro bosquimano. De un grabado panorámico en W. J. Burchell 1824, vol. II. B17 Chacal de lomo negro (Canis mesomelas). De la web De la web Wikimedia Commons. B18a1 Hiena parda. De la web Isak Pretorius Nature and Wildlife Photography, http://www.isakpretorius.com B18a2 Detalle del petroglifo mostrado en la imagen A2.13a, en el que se superponen varios animales, uno de ellos claramente reconocible como una hiena. Tafelkop, 10 de agosto de 2009. B18a Mangosta gris (Galerella purvurulenta). De la web e-Kapa. Cape Town's Lowlands, http://ekapa.ioisa.org.za/ B18b1

Puercoespín

(Hystrix

africaeaustralis).

De

la

web

http://www.britannica.com/ B15b2 Puercoespín, Tafelkop, 11 de agosto de 2009. B15b3 Puercoespín macho y puercoespín hembra dibujados por /Haŋ≠kass'o, octubre de 1878. Del DVD que acompaña Skotnes 2007; el original está en el Iziko South African Museum de Ciudad del Cabo. B18c Gato montés de la especie Felis nigripes. De Wikipedia. B18d Gato montés de la especie Felis lybica. De la web Nigel Dennis Wildlife Photography, http://www.nigeldennis.com B19 Antílope cabrío (Pelea capreolus). De la web Focus on Pictures (http://focusonpictures.com). B20-21 Gacelas saltarinas (Antidorcas marsupialis), fotografiadas al sur de Carnarvon, 12 de octubre de 2007. B22-23 Gacela macho y gacela hembra, dibujados por Diä!kwain en marzo de 1875. Del DVD que acompaña Skotnes 2007; los originales están en el Iziko South African Museum de Ciudad del Cabo.

993


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

B24-B25 Gacela. Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006 y 27 de mayo de 2005. Según Janette Deacon (Deacon y Foster 2006: 68), este es el único petroglifo conocido que puede decirse que representa inequívocamente una gacela. B26 Caama (género Alcelaphus). Fotografiado en la reserva de caza de Ithala, KwaZulu-Natal, 7 de junio de 2005. B27 Órix (Oryx gazella). De la web Wikimedia Commons. B28-29 Órix macho y órix hembra, dibujos de Diä!kwain, abril de 1875. Del DVD que acompaña Skotnes 2007. Los originales están en el Departamento de Archivos y Manuscritos de la Universidad de Ciudad del Cabo. B30 Órix, junto a una posible representación de Mantis, Varkans, 27 de noviembre de 2006. B31 Órix junto a figuras alucinatorias. Esta piedra está muy próxima a la anterior, y a una tercera que también representa un órix. Varkans, 27 de noviembre de 2006. B32 Avestruz y dos órix. Varkans, 27 de noviembre de 2006. B33 Órix. Varkans, 24 de mayo de 2005. B34 Órix. Varkans, 27 de noviembre de 2006. B35 Órix. Varkans, 27 de noviembre de 2006. B36 Dos órix. Varkans, 27 de noviembre de 2006. B37 Detalle del anterior, Varkans, 27 de noviembre de 2006. B38 Órix. Colina con petroglifos al sur de Tafelkop se Leegte, granja Arbeidsvreug, 26 de de mayo de 2005. B39-40 Otros dos petroglifos del mismo lugar que muestran órix, 11 de octubre de 2007. B41 Órix. Granja Franseville, 11 de octubre de 2007. B42 Órix con rasgos fantásticos. Colina norte del Strandberg, 26 de mayo de 2005. B43 Órix. Colina norte del Strandberg, 2 de diciembre de 2006. B44 Órix. Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006. B45 Órix. Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006. B46-47 Órix. Springbokoog, Lugar B, 3 de diciembre de 2006.

994


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

B48 Macho, hembra y cría de eland (Taurotragus orxy) fotografiados en la granja Boesmankop, provincia de El Cabo del Norte, 29 de noviembre de 2006. B49 Eland. Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006. B50 Eland. Granja Franseville, 11 de octubre de 2007. Esta colina se encuentra a pocos kilómetros al este de Tafelkop y quizá formara parte del territorio de //Kábbo. Compárese este petroglifo con la imagen siguiente, el dibujo de un «animal de la lluvia» hecho por Diä!kwain B51 El animal de la lluvia (!khwa: ka xóro or «Water Bull»). Dibujado por Diä!kwain en mayo de 1875. Del DVD que acompaña Skotnes 2007; el original está en el Departamento de Archivos y Manuscritos de la Universidad de Ciudad del Cabo. El dibujo también está reproducido en SBF, frente a la página 224. B52 Cuaga (Equus quagga). Acuarela sobre pergamino de Nicolas Marechal (1753 -1802), ejecutada en París en 1793, mostrando el macho de cuaga del zoológico de Luis XVI en Versailles. De Wikipedia. B53 Musaraña elefante o sengi de la especie Macroscelides proboscideus. B54-55 Petroglifo de Franseville, granja vecina a Arbeidsvreug, que posiblemente muestra una musaraña del género Macroscelides. Granja Franseville, 11 de octubre de 2007. B56 Rata silbadora del género Parotomys. De la web Viola Brandt Naturfotografie (www.violabrandt.de). B57 Liebre de El Cabo. De la web www.biodiversityexplorer.org. B58a Hembra de damán (Procavia capensis) con una de sus crías. Fotografiada en el Parque Nacional de las Augrabies, Suráfrica, 30 de mayo de 2005. B58b Posible representación de un damán. Tafelkop, 11 de agosto de 2009. B59 Estelión (género Agama). Fotografiado en Verneukpan, El Cabo del Norte, 11 de agosto de 2009. B60-61 Estelión macho y estelión hembra. Dibujos de Diä!kwain, marzo de 1875. Del DVD que acompaña Skotnes 2007; los originales están en el Departamento de Archivos y Manuscritos de la Universidad de Ciudad del Cabo. Estos dibujos están también reproducidos en SBF, frente a la página 215. B62a Lagarto de la especie Nucras tessellata. De la web Southern African Herpetology, http://sarca.adu.org.za/

995


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del león ANEXO GRÁFICO

B62b Lagartija de la especie Mabuya occidentalis. Fotografía de Dieter M. Humbe, tomada de la web http://www.dihu.ch/index.html B62c Gecko del género Pachydactylus. Imagen tomada de la web www.sareptiles.co.za. B63 Tortuga angulada, fotografiada cerca de Boesmankolk, en el distrito de Carnarvon. B64 Rana en la charca de la granja Varkans, El Cabo del Norte, 26 de noviembre de 2006. B65 Petroglifos de ranas en la granja Springbokoog, Lugar A, 2 de diciembre de 2006. B66 Cuervo negro (Corvus capensis). De la web http://www.realbirder.com/ B67 Grulla azul (Anthropoides paradisea). De Wikipedia. B68 Escarabajo pelotero de estrías verdes (Scarabaeus rugosus). De la web Biodiversity Explorer (http://www.biodiversityexplorer.org). B69 Dibujo de /Haŋ≠kass'o mostrando escarabajos del género Scarabaeus, marzo de 1879. Del DVD que acompaña Skotnes 2007; el original está en el Iziko South African Museum de Ciudad del Cabo. B69a-b Mariposa nocturna de la especie Rhodogastria amasis. De la web http://www.zandvleitrust.org.za/ B70a Mantis mimetizada con el color amarillento de la hierba. Fotografiada entre los restos de un antiguo campamento /xam próximo a la colina de Boesmankop, 29 de noviembre de 2006. B70b-c Mantis hembra y mantis macho. Dibujos de Diä!kwain, marzo de 1875. Del DVD que acompaña Skotnes 2007; los originales están en el Departamento de Archivos y Manuscritos de la Universidad de Ciudad del Cabo. Estos dibujos están también reproducidos en SBF, después de la página 213 . B71 Detalle del mismo petroglifo mostrado en las imágenes A1.5 y B30, Varkans, 27 de noviembre de 2006. Esta figura podría representar a Mantis, creador y protector de los antílopes.

996


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam: Relatos orales acerca del leテウn ANEXO GRテ:ICO

B72 Abrojo (Tribulus terrestris). De la web www.anbg.gov.au B73 Driedoring (Rhigozum trichotomum), fotografiado en Bosduif, 29 de mayo de 2009. B74 Salicor (gテゥnero Salsola). Fotografiado en la granja Arbeidsvreug, 9 de agosto de 2009. B75-76 Arbusto y flor de Cadaba aphylla. Del blog Desert Plants (http://desert-plants.blogspot.com/). B77a Acacia horrida o carambuco, de una pintura del siglo XIX que se conseva en Kew Gardens. Tomada de la web www.kew.org B77b Hojas y frutos de Searsia pendulina (antes Rhus pendulina). De Wikipedia. B78 Ejemplar de Acacia karroo fotografiado en las proximidades del campamento

excavado

por

Janette

Deacon

(//Khara

//kum

blouhaakdoring.

De

/ai:ti),

Arbeidsvreug, 10 de agosto de 2009. B78

Ejemplar

de

Acacia

mellifera

http://calphotos.berkeley.edu/

997

o

la

web


Beliefs and Myths of the /Xam Bushmen: Oral Tales about the Lion SUMMARY

The Bleek-Lloyd Collection (BC), kept at the Department of Archives and Manuscripts of the University of Cape Town, the National Library of South Africa and the Iziko South African Museum, is an extensive ethnographical archive which documents the language, literature and history of the /Xam, a hunting-gathering San (Bushman) people that lived in the Upper Karoo region of South Africa, south of the Orange River, until their complete extermination by white and colored farmers in the second half of the 19th century. The body of the BLC is formed by about 120 notebooks which total more than 12.000 manuscript pages of text in /Xam language with English translation. Part 1 of the thesis provides a summary of the history of the Bleek-Lloyd collection and those that made it possible. It gives also an overview of the history of the /Xam, with special emphasis on the accomplished genocide that led to their complete extinction as a people, followed by an ethnographic overview, which pays special attention to their beliefs and traditions about lions. Most important of all, Part 1 offers a critique of the methods used for the transcription of unpublished materials from the BLC which have been published since the 1980s, and proposes a different approach to the transcription process. The author argues that the basic principles of textual criticism should be used when transcribing and editing the manuscripts in the BLC. He argues also that transcribers and editors of the manuscripts should pay closer attention to the original /Xam text, using for this purpose the lexicographical and grammatical tools provided by the Bleek family. Part 2 of the thesis is a transcription, following the principles explained in Part 1, of all the unpublished texts in the BLC (myths, legends, personal experiences and descriptions) concerning lions. Part 3 is an annotated translation into Spanish of all the texts in the Collection, published or unpublished, about lions. The DVD includes scanned images of all the texts about lions in the Collection, as well as photographs and drawings of most of the animals and plants mentioned in them. It includes also an extensive series of photographs of the former /Xam territory in the Northern Cape Province, South Africa, and the rock-engravings found there. These photographs have been selected among the several thousand taken by the author as part of the fieldwork he has been conducting in the area since 2005.


Mitos y creencias de los bosquimanos /xam:Relatos orales acerca del león  

Doctoral thesis by José Manuel de Prada Samper

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you