Page 1

Santo Domingo | 24 de noviembre | N. 3

Un trabajo que no dignifica /

Por Juliana Mella

Hermanos de papel

La

discriminaci贸n:

驴Un problema (no) educativo? Por Arthur Liberato

Por Mery Dorrejo

Transe煤ntes sin rumbo Por Mery Dorrejo

La lucha de un coraz贸n haitiano Por Erwin Villanueva


INDICE Pág. 2 / La

lucha de un corazón haitiano De Erwin Villanueva

Pág. 3— 5 / la

discriminación ¿Un problema (no) edUcativo? De Arthur liberato

Pág. 6 /

transeúntes sin rumbo De Mery lois dorrejo

Pág. 7 /

un trabajo que no dignifica De juliana mella

Pág. 8 /

hermanos de papel De Mery lois dorrejo


La lucha de un corazón haitiano Joven con descendencia haitiana, que fue adoptada por un sacerdote dominicano, lucha por recuperar sus bienes María de las Nieves es una joven con descendencia haitiana que fue adoptada por un sacerdote dominicano cuando ésta tenía apenas. El cura Raúl Antonio Peguero murió en el 2011 y desde entonces, María se enfrenta, junto a un abogado, a la lucha por recuperar su herencia. La madre de María fallece en el parto, por lo que esta pequeña criatura queda en manos de Diven, un partero haitiano. Vivían en una casucha del Caciquillo, El Seibo, y allí este hombre hacía su mejor esfuerzo por cubrir las necesidades básicas de María. Durante tres años, Diven hizo el rol de padre y madre para la bebé y a la vez se ocupaba de sus labores en la finca de Fello De Luna, sobrino del sacerdote Peguero. El cura, quien había nacido en aquel pueblo, conoce a María en una de sus visitas a la finca de su sobrino. Según la joven, éste le demostró a un trato especial desde su primera conversación. “Entre tantos niños que habían en la finca, que coincidencia que a quien quiere cuidar y llevar consigo es a mí”, fueron las palabras de María tras el intento del reportero por descubrir las raes a mí”, fueron las palabras de María tras el intento del reportero por descubrir las razones por las que fue adoptada. El cinco de agosto del 1988, María de las Nieves fue acogida como hija por el padre Raúl Antonio Peguero tras un aporte monetario que éste le dio a Diven, para ese entonces tutor de la la niña. La familia del sacerdote no estaba de acuerdo con esta situación. Por eso, María fue víctima de múltiples rechazos dentro de lo que era en aquel tiempo su nuevo hogar. De esta manera, luego del fallecimiento del hermano Antonio, María de las Nieves, quien había vivido 20 largos años bajo su cuidado, se ve envuelta en la batalla de arrebatar de las manos del padre Manuel Ruíz y el Lic. Emilio de Luna Peguero, la herencia que su padre le ha dejado. “Cuando el murió, su familia me tenía en bandeja de plata porque se comentaba que él me había dejado una buena parte. Me trataban bien sólo para engatusarme y poder quitarme lo que es mío y de mis hijos” expresó la joven. De hecho, a los hijos de María de las Nieves, Priamo Raúl y Sebastián Antonio, se les prohibió su estancia académica en el Instituto San Juan Bautista de la Salle, antigua propiedad de Peguero y que, en la actualidad, es dirigida por el padre Manuel Ruíz. María estaba recibiendo ayuda de una abogada, Julieta Lluberes, a quien le había depositado toda su confianza para salir de este problema. Pero, en junio del 2011, Lluberes le hizo firmar unos papeles con la premisa de que “firmara y confiara en ella”. La joven, consultó con su actual abogado Frank Ogando, y éste le dijo que había sido engañada y lo que le hicieron firmar fue un descargo de bienes futuros del Instituto San Juan Bautista. “Emilio de Luna ha falsificado todo, la parte que me tienen que dar mensual es él quien la recibe. Me dejaron una jeepeta, la vendió”, declaró María. declaró María. Esta joven se siente ofendida, confundida y engañada por los allegados del fenecido sacerdote. La joven misma expresa que debido a su color, celos y envidia, la familia de Raúl Antonio Peguero, cariñosamente hermano Antonio, se han querido aprovechar de ella, sus hijos y sus bienes. No obstante, María de las Nieves se mantiene en pie frente a esta lucha moral, abriéndose paso a cualquier oportunidad de pedir ayuda como lo ha hecho al entrevistador de la revista Esdrújulas tras el término de la entrevista. “Sólo pido que se haga justicia y poder recibir una ayuda poderosa que me saque de esta pesadilla”.

Esdrújulas | 2

Erwin Villanueva

Intento fallido El redactor de la revista esdrújulas, Erwin Villanueva, visitó la oficina del director del Instituto San Juan Bautista, el padre Manuel Ruíz, los pasados lunes 19, martes 20 y miércoles 21 de noviembre, con la intención de verificar la veracidad de las declaraciones realizadas por María de las Nieves. Los tres días el entrevistador fue atendido por la asistente del cura, quien dice que “el director se encuentra en una reunión y no lo puede atender”. Villanueva logra conseguir el correo electrónico de Ruíz a través de esta joven y le envía la entrevista por este medio. “El leyó tu correo, está a su decisión cuándo te responderá”, fueron las palabras de la asistente tras la llamada del periodista para confirmer la recepción del correo.


La discriminación, ¿un problema (no) educativo? “La educación es la mejor herramienta que existe para cambiar conciencia en las poblaciones y adoptar otras costumbres y actitudes”. Alfredo Capellán

Ronaldo y los medios Ronaldo tiene 13 años, es dominicano de padres y abuelos dominicanos. Es una costumbre

Jairo que no habla con haitianos Se escuchaba cuando decía a nadie o a todos “mira lo que yo tengo, lo que tú no tienes, un Blackberry” y lanzaba a rodar su celular Nokia, Jairo un niño de 12 años que vive en Mata hambre y trabaja de limpiabotas en las afueras de una de las puertas de acceso a Data Vimenca. - ¿Vas a la escuela? -Sí- responde Jairo.

ya preguntarle a Ronaldo por cuestiones de

- ¿A qué hora vas?

atención popular que requieren de cierto análi-

-De las 8 a las 12 del día. -¿Y en esta escuela hay niños haitianos?

sincera es cuestionado: ¿Qué

- ¡Haitianos! En la escuela no aceptan

cree usted de las relaciones dominico-haitianas? Unos se-

niños haitianos.

gundos después despierta o

- ¿Y por qué no?

construye su opinión. “No sé,

- No sé, ahí no van haitianos.

son peligrosos, los haitianos

- ¿Y dónde vives?

tienen cólera”. ¿De dónde

- En Mata hambre, eso es por Haina.

sacas eso?, se escucha sin contener la moderación de un tono potencial de avergonzarlo por su respuesta. “¿Y ellos no tienen cólera?”, dice dubitativo y un poco menos que avergonzado. Mengua la autoconfianza y se estira un “bueeeno” que permite pensar cómo explicar lo inclusiva que puede ser la enfermedad con otras etnias. Se invoca la igualdad de los humanos y por un pequeño momento se encierra con sus ilógicos pensamientos. “Bueno, pero Boyer… Que invadió la isla…” y recorre la habitación sin decir nada, esperemos que meditando sobre su razón predispuesta.

Esdrújulas | 3

- ¿Después de que termines vas para allá? - No, voy a donde mi abuela en Guaricanos. - ¿Y no tienes amigos haitianos por Mata hambre, hay haitianos allá? - Sí, pero yo no hablo con ellos. - ¿Por qué no? - No sé, yo le di una pedrá a uno, porque me molestaba. Ellos no son buenos. Además a mi mamá no le gustan los haitianos. - ¿Cómo que le diste? - Sí. Una vez pasé por la calle y uno de ellos me pisó; yo le dije que no me pisara pero él me pisó y yo me fui. Después me soñé con que él me


Krystel que siente el maltrato Krystel comenta que sólo tiene amigos dominicanos desde que se mudó aquí luego del terremoto en enero del 2010 en Haití. Estudia Arquitectura en la universidad Unibe. Dice que se lleva bien con ellos, reconoce las diferencias personales y culturales, pero cada uno respeta la cultura ajena. En su opinión no cree que todos los dominicanos discriminen a los haitianos pero sí “cree y siente” que hay muchos que los maltratan como si fueran superiores a ellos. “Los dominicanos tienen un poder sobre los haitianos en el sentido de tener un país más avanzado. Los haitianos en República Dominicana son

moldea a partir de lo transmitido.

cambiar conciencia en las pobla-

Las confrontaciones históricas pare-

ciones y adoptar otras costumbres

cen prevalecer en las mentes domi-

y actitudes.

nicanas.

-¿Fomenta el sistema educativo dominicano (no válido para las

Alfredo Capellán

“campañas de concientizar a la

Alfredo Capellán es profesor del

población”) la igualdad de digni-

área de comunicación en la

dad entre todos los seres huma-

Pontificia Universidad Católica

nos?

Madre y Maestra (PUCMM). Entre las asignaturas que imparte

Entiendo que sí; pues, no se dis-

Relaciones públicas, Historia del

crimina desde las aulas a nadie

arte, Bases psicológicas de la

por el contrario se fomenta la

comunicación, Comunicación

igualdad y la integración.

organizacional, entre otras.

-¿Si lo hace (o no), qué podrí a

-¿Existe la discriminación a los

mejorar o cómo podrí a hacerlo?

haitianos en República Dominicana?

Se puede mejor si se invierte el

Entiendo que no existe

justo presupuesto y se

una discriminación marcada hacia

la formación entre los entes res-

los haitianos en nuestro país, si han

ponsables.

existido fricciones entre las dos

-¿Qué técnicas o métodos utiliza

naciones por he-

(utilizará o utilizarí a) usted como

chos históricos conocidos por todos,

educador para crear un juicio

pero los haitianos son acogidos en

crí tico en los estudiantes que per-

nuestro país mas que ha cualquier

mita

de la ciencia, tanto la medicina como

otro extranjero. Sí se han dado

discriminatorios?

la psicología y la sociología se han

casos muy aislados so-

La ampliación de la integración por

bre discriminación a los haitianos

medio de experiencias vivenciales

pero vemos que en nuestras

contacto directo entre el alumna-

escuelas son acogidos niños de

do,

esta nacionalidad

de participación talleres charlas

sin ningún problema, en los hospi-

intercambios.

tratados como inferiores porque los dominicanos los utilizan para hacer trabajos muy peligrosos por poco dinero”. Podemos darnos cuenta, los niños de una sociedad son un factor clave para descubrir cómo piensa la sociedad en la que nos encontramos. Los avances

encargado de enseñarnos que muchos de aquellos supuestos rasgos hereditarios provienen directamente del aprendizaje del entorno. En el caso del niño dominicano, no emerge una tendencia discriminatoria hacia los haitianos, ya codificada en los genes, más bien, aprende estas conductas, se

Esdrújulas | 4

superar

utilización

amplía

comportamientos

de

herramientas

tales también en los diferentes barrios también. -¿Puede la educación disminuir el í ndice

de

discriminación?

Gerardo Feliciano Gerardo Feliciano, quien ha sido profesor de Historia, Moral y cívi-

La educación es la mejor

ca, entre otras, durante 30 años

herramienta que existe para

en diferentes instituciones de edu-


-¿Puede la educación disminuir el índice de discriminación? Sí puede hacerlo, pero no mediante la educación que tenemos hoy en día. Actualmente el papá y la mamá, dejan que toda la educación sea enseñada por la escuela. Y creo que este tipo de educación o formación debe comenzar por la casa. En el hogar es que se empiezan a formar los hijos, no dejarle esta tarea a las escuelas. La familia necesita incorporarse a la educación. -¿Fomenta el sistema educativo dominicano el juicio crí tico en los estudiantes?

educación escolar, presenta otras propuestas como

Fíjate que no creo que lo haga. La mentalidad de la

soluciones educativas a la discriminación. Cree en no

mayoría de los jóvenes dominicanos, si tomamos ese

dejarle toda la responsabilidad educadora a la

ejemplo, con respecto a una materia es pasar exámenes,

escuela, sino que la familia también debe integrarse.

no parecen estar muy interesados por el aprendizaje; pero,

Comparte con el profesor Capellán el bajo incentivo

eso ocurre porque es el sistema que lo propicia. También

salarial por parte de las instituciones. El profesor

está el tema de la remuneración al maestro en República

Feliciano también ejerce de abogado, ha laborado en

Dominicana, que es muy baja y proviene precisamente de

el campo judicial durante 15 años.

un prejuicio. Anteriormente cuando una persona no sabía que estudiar, o no lo haría, se decidía por ser militar o

¿Existe la discriminación a los haitianos en

profesor. Entonces, si el maestro no está preparado

República Dominicana?

académicamente para enfrentar estos retos; ni se le paga, ni se le entrena. Así es difícil que lo logre.

Se puede hablar de niveles de discriminación. Hay todo un conjunto de razones históricas para que el

-¿Qué técnicas o métodos utiliza (utilizará o utilizarí a)

dominicano no vea al haitiano igual que al

usted como educador para crear un juicio crí tico en los

dominicano; Boyer ocupó la parte este de la Isla a

estudiantes que permita superar comportamientos

partir del planteamiento de Dessalines: la Isla es una

discriminatorios?

e indivisible. Trujillo también creó las condiciones para el rechazo a los haitianos, era un individuo

Criticando la realidad diaria de los muchachos, observar

negro

las situaciones del diario vivir. A partir de cada situación

que

no

aceptaba

su

realidad

y

quería

“blanquear” el país. Y en parte la discriminación actual se debe también, a mi juicio, a la situación económica de Haití, que es un país que vive de la caridad internacional.

que sea la realidad de todos, que nos afecte a todos y entendiendo qué es bueno y qué es malo de lo que están viviendo. Arthur Liberato

Esdrújulas | 5


Transeúntes sin rumbo Por Mery Lois Dorrejo

grantes que ingresa legalmente con pasaporte haitiano y visa de turista expedida por los consulados dominicanos, muchos permanecen en el país ilegalmente; creando una manifestación de “ingreso lícito para empleos ilícitos”.

Es tema recurrente la facilidad con la que trabajadores haitianos evaden la frontera y los puntos de chequeo. Fue cercano a la Avenida Máximo Gómez que se recoge el testimonio de Ismaël, haitiano de 27 años, vendedor de dulces, sin papeles. Cuenta su recorrido de Puerto Príncipe a Elías Piña en una guagua con alrededor de veinte personas, adultos hombres, mujeres y niños.

En este mismo reportaje, se establece que el éxodo de los haitianos radicados en República Dominicana se aventura en el medio millón de personas, cuando el Gobierno solo tiene registrados 9,431 inmigrantes reconocidos legalmente. Según otras cifras nooficiales, habría de entre un millón a dos millones de haitianos en el país.

Testifica su pago de RD$3,500 a un intermediario de nombre "Bukón" para cruzar la frontera sin enfrentamiento con las autoridades dominicanas. "Todos debemos pagar RD$3,500 pesos: hombres y mujeres adultos. Los niños no pagan nada", precisa. Actualmente Ismaël tiene dos años sobreviviendo en un lugar despojado de Los Mina con un compañero haitiano, sin papeles también. Con una mirada desilusionada se desahoga: "Las cosas ´tan más duras aquí, de conseguir trabajo. Mi novia vive allá, no sé cuando la vuelva a ver". Luego dice "no quiero que venga pa'ca, es muy peligroso y no es seguro. No se ocupan de nosotros. No tenemos tierra”.

Con las crecientes olas de migración, la opinión pública y el debate público giran en las siguientes generalizaciones: las condiciones de exclusión social, las violaciones de los Derechos Humanos y la problemática de la adscripción nacional de sus descendientes.

Este movimiento de personas se debe al encuentro de inestabilidades políticas, económicas y sociales entre ambos países; y de una situación que se agudizó luego del Terremoto de Haití del 2010 que registró una magnitud de 7,2 grados, dejando a más de 1,5 millones de personas sin hogar.

El presidente Danilo Medina, promete crear políticas "claras, migratorias y transparentes" respetuosas de los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos; mientras tanto, los hermanos haitianos siguen indigentes, a su suerte, deambulando entre el pedazo de tierra infértil que los vio nacer y el sueño de una vida mejor en la tierra prometida de al lado.

El Centro Bono, organización sin fines de lucro que realiza estudios sociales y aboga por los derechos de los haitianos nacidos en el país, en el estudio “Movimientos migratorios desde y hacia la República Dominicana” de marzo de 2011, se apena del uso de la mano de obra haitiana explotada en los trabajos más fuertes y peores pagados de áreas de baja productividad como el azúcar, las El periodista Jhonathan Liriano asegura cuando entrevista a Mario construcciones, ciertas labores agrícolas, y para las mujeres en los Cuevas empleado público, que cientos de haitianos se mueven sin quehaceres domésticos. Les son denegados los beneficios de la seguridad social y la legislación de accidentes dificultad por viejos caminos ubicados entre las lomas fronterizas. Otros, dice, ingresan al terri- “No reniego del patrio- del trabajo. Hay un aumento del empleo de la mano de obra haitiana por los salarios de misetorio nacional con mayor comodidad si pagan tismo, pero primeraria que le atribuyen los empleadores dominicaun soborno a los militares del Cuerpo Especiamientras que se eleva la productividad y la lizado de Seguridad Fronteriza (Cesfront). Mamente soy un ser hu- nos, rentabilidad en el mercado. rio Cuevas agrega, “pasan por la loma y por mano, y cuando ambas dondequiera, hasta por el lago se meten. Los cosas son incompati- En los últimos meses, se ha tocado el tema de cefrones (miembros del Cesfront) están de solas medidas anómalas de la repatriación ilegal bra”. bles, siempre le doy la de haitianos por la Dirección General de MigraLa migración haitiana en la República Domini- razón al ser humano.” ción de la República Dominicana. El Centro Bono denunció los procedimientos irregulares cana constituye el fenómeno migratorio laboral Hermann Hesse del despojo de nacionalidad a miles de ciudadamás dinámico en el Caribe por la cantidad de nos de ascendencia haitiana por los nuevos orpersonas implicadas y en su aumento sustancial denamientos constitucionales que son discrimia través de los años, según el Observatorio del natorios del marco jurídico, al igual que por el desconocimiento Mercado Laboral Dominicano (OMLAD) en un estudio realizado de los derechos laborales de los trabajadores haitianos en Repúblijunto al Ministerio de Trabajo, el cual se titula: “Inmigrantes Haica Dominicana. Su denuncia fue rechazada por Migración. tianos y Mercado Laboral”.

En septiembre de 2003, el sociólogo Ruben Silié, embajador dominicano en Puerto Príncipe desde 2009, presenta durante el Tal vez hace falta rememorar las grandes insurrecciones de nuestros pueblos, las trágicas y hermo“International Migration Conference in The Americas: Emerging sas historias de opresión y liberaIssues Conference, Universidad de York, el fenómeno de una ción que nos unen, la de dos tierras "nueva inmigración haitiana" refiriéndose a la llegada de trabajaunidas separadas por los hombres: dores y trabajadoras de la construcción, las obras públicas, el coHaití la de la primera revolución mercio ambulante, el servicio doméstico, el transporte, el turismo de América, Quisqueya, la que y la agricultura. nunca pudo recuperar su identidad. No se les puede dejar como resiUn reportaje de la revista La Lupa Sin Trabas sobre el estatus miduos y desechos, no pueden seguir gratorio de los haitianos revela que el porcentaje de entre ellos con siendo otras cifras en informes, ni estatus migratorio regular es muy mínimo. Se vislumbra una situamerecen seguir siendo consideración en la cual, si bien hay un pordos como caminantes sin rumbo… centaje importante de los inmiEsdrújulas | 6


Un trabajo que no dignifica Por Juliana Mella

D

esde el 2008 el mundo ha atravesado una crisis mundial a gran escala causando que grandes y pequenos negocios quiebren y que por sucesion miles de personas pierdan sus trabajos, forzando a muchos a ir en busca de una mejor vida lejos de sus familias y hogares. Por ello miles de haitianos cruzan nuestra frontera de forma ilegal persiguiendo el sueno de un mejor futuro, así es como Nao de 34 anos llega a la Republica Dominicana hace casi 6 anos. Cuenta su recorrido desde Gonaíves ubicada al norte de Haití hasta Dajabon, tomando varias guaguas y en un viaje que tardo mas de 8 horas, ya que durante el recorrido recogían a mas personas que realizarían la travesía, adultos, hombre y mujeres y por supuesto ninos. Cuenta que pago la suma de 5,000 pesos para ser dejado en Dajabon por un hombre al cual contacto a traves de un oficial de la frontera, sin papeles y sin un lugar donde vivir, “llegue aquí sin nada, ni nadie, fue muy duro”. Se mudo a Samana donde la industria de la construccion crece debido a los proyectos turísticos que allí se realizan, “Me fui a Samana porque alla había trabaja pa’nosotros lo haitianos” especifica “Lo que pasa es que al dominicano no hay quien le hable de trabajar en la construccion”. Trabajo abriendo zanjas y como ayudante de albanilería recibiendo pagas de RD$ 600 y RD$ 700 pesos. Cuenta que ha realizado todo tipo de oficios para sobrevivir desde la construccion hasta el campo, hoy realiza trabajos como sereno y cuidador de un residencial en la ciudad de Santo Domingo, se le paga RD$ 400 pesos por día y reside en Perantuein, una pequena comunidad haitiana en el sector de Arroyo manzano con su esposa y tres hijos, quienes se trasladaron al país luego del terremoto en 2010 “alla no quedo nada” dice “Tuve

Esdrújulas | 7

que traerlos pa’ aca por que alla se me morían de hambre”. En la Republica Dominicana la fuerza de trabajo inmigrante en su mayoría proviene del hermano país de Haití, donde alrededor de 800.000 haitianos de acuerdo con el IPS “Inter Press Service 2007” Cruzan la frontera para trabajar en nuestras industrias de cana, construccion y mano de obra agrícola. Hay que especificar que hay un movimiento circular de mano de obra haitiana desde las plantaciones azucareras del sur hasta las plantaciones cafetaleras del norte. Los haitianos constituyen mas del 50% de los trabajadores agrícolas en la produccion de cafe y arroz, desplazando gradualmente a los dominicanos, como fuente de mano de obra barata. Los trabajadores haitianos experimentan un grado extremo de explotacion. El trabajo en la industria del azucar es definido como brutal y que solo pueden hacer los animales. Los inmigrantes haitianos no estan protegidos por el Codigo de Trabajo vigente en la Republica Dominicana, ni por ninguna otra disposicion legal Por otro lado, en forma ilegal que llegan los inmigrantes haitianos y en la penetracion clandestina que en forma individual o colectiva realizan algunos, se encuentran el punto de partida de la super explotacion, discriminacion y abuso a que son sometidos miles de haitianos que trabajan en las plantaciones de cana de azucar, cafe, cacao y arroz en la Republica Dominicana.


Hermanos en papel Por Mery Dorrejo ¿Cómo son dirigidas las miradas de la relación dominico-haitiana a través de los periódicos? Hojeando los titulares de los pasados veinte años de Haíti-República Dominicana, el calificativo más justo es el de hermanos naturales en tanto mejores amigos y peores enemigos enlazados por un “síndrome de siameses”. La existencia de corresponsales dominicanos y haitianos de parte y otra de la isla es mayormente nula; sin embargo, cierto es que las relaciones binacionales son noticias en RD. Su ejercicio periodístico se basa en un juego de percepciones donde el sentimiento lo da la dirección de la palabra. Se denota la tensión negativa y vulnerable de los temas y entes migratorios en los periódicos a través de nuestra historia con las matanzas del 37, los graves incidentes y las repatriaciones masivas bajo el gobierno de Balaguer y del 99, el masacre de Guayubín del 2000, el incidente de Hatillo Palma en el 2005, con un sinnúmero de titulares representativos de como los medios han reflejado los incidentes. Los medios ienden a dar relieve a los roces y disputas que produce, sin poder encontrar remedios apropiados para estas situaciones. El tradicional tema periodístico de la inmigración se copula con escandalosos “prime-times” de asuntos relacionados con corrupción y actos delictivos haitianos en RD, el manejo conjunto del cólera e incluso denuncias de tramas internacionales de derrocar gobiernos.

dominico-haitiana: más y mejor periodismo” destaca como “lo que se percibía como una cierta indiferencia del desarrollo humano y el desarrollo real de Haití pasó a tener una caracterización de buen samaritano” como también subraya, por la magnitud del desastre, la tendencia a relegar los momentos de catástrofes naturales temas migratorios a los temas merepresentado en los medios como dioambientales. De manera particumomentos de distensión. Durante el lar, se han ido desmintiendo ciertos suceso de las fuertes inundaciones de mitos raciales de estereotipos y preJimaní, Mapu en las fronteras del sur juicios. del 2004, en Septiembre del 2004 con las inundaciones tras la tormenta Si bien aun se viven tensiones postEjun, se nota un arraigo de necesi- terremoto, debemos crear un nuevo dades colaborativas con la manifes- espacio insular de entendimiento con tación en los artículos y los titulares, nuestros hermanos, de conciencia de de solidaridad, cooperación, consu realidad cuotidiana. Se ha de ir cienciación de parte de República produciendo, como testiga la perioDominicana. De parte de la prensa dista Edith Febles, “a escribir con alternativa de Haití se nota al igual la una nueva mirada desde la solidaripreocupación con sus elaboraciones dad para el acercamiento entre amde jornadas de efloración y sensibili- bos países con la reactivación de los zación dentro de un mes de haber espacios de diálogo, el fortalecitenido las inundaciones. Se presen- miento de lazos comerciales, la detan escenarios emotivos de ayuda manda de productos y servicios y entre parientes y vecinos dominico- nuevos negocios, reconociendo los haitianos. enormes aportes económicos”; pero sobretodo debemos aspirar a la creaEl gran cambio de percepción de los ción de aportes sociales, políticos y roles se da luego del terremoto con de interculturalidad. Nuestro perioun abanico representativo del senti- dismo debe tender la oreja hacia esas miento fraterno, de respaldo y de nuevas voces olvidadas y pasar de unión con nuestra otra mitad. Titula- hermanos de papel a hermanos de res como “Hermanos” (Listín Diario, cuerpo, corazón y cabeza. 17 de enero), “Haití: una solidaridad a largo alcance” (Hoy, 19 de enero), “Haití y el presidente Fernández” (Hoy, 20 de enero), “Sismo marcará un antes y después entre RD y Haití” (Clave Digital, 31 de enero), “Solidaridad” (Listín Diario, 2 de febrero), “Solidaridad académica con Haití” (El Caribe, 9 de febrero), “Protegerán Haitianos. Conani garantiza apoyo de Haití en RD” (El Nacional, 15 de febrero) representan un “prisma humanitario” a favor de las relaciones bilaterales República Dominicana-Haití.

No obstante lo anterior, hay otros momentos en los que los periódicos La socióloga Bridget Woodings, duse han encargado de ensalzar la rela- rante su exposición en el panel ción de her- “Nuevas miradas para la realidad Esdrújulas | 8 mandad en

pasar de hermanos de papel a hermanos de cuerpo, corazón y cabeza.

Revista Esdrújula  

Revista digital dirigida a difundir temas vinculados a la realidad dominico-haitiana.

Advertisement