Issuu on Google+

Jose Carlos Botto Cayo

Jose Carlos Botto Cayo El regreso a Casa

Editorial La Papa C贸smica


El retorno a casa


Jose Carlos Botto Cayo

Editorial La Papa C贸smica


El retorno a casa


Jose Carlos Botto Cayo

Jose Carlos Botto Cayo El retorno a casa


El retorno a casa

Copyright: © 2011 Jose Carlos Botto Cayo Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro podrá ser reproducida en cualquier forma o por cualquier medio sin el permiso por escrito del editor. Primera Edición Setiembre del 2011


Jose Carlos Botto Cayo

Cuando todo esta perdido encuentras el camino toreando al destino para calmar mi sed de tristeza


El retorno a casa


Jose Carlos Botto Cayo

A Nacho y Tutti por la amistad eterna A Susana por todo el cari単o incondicional A Nan por el amor de un hermano A mi Mama por su amor eterno


El retorno a casa


Jose Carlos Botto Cayo

Introducción Hay sensaciones, que no todos tienen la oportunidad de gozar. Son oportunidades que nos trae el destino, algunos lo pueden llamar una segunda oportunidad, o quizá simplemente, algo que uno va alargando por mucho tiempo hasta que sucede. Regresar a casa, es una sensación extraordinaria. Es reencontrarse con los seres queridos, que uno pensaba que no volvería a ver. Mi experiencia a sido de doce largos años, tiempo en el cual uno empieza a cambiar inconscientemente. Es como entrar a una capsula del tiempo, y cuando sales te das cuenta que todo cambio. Los amigos son mayores, los sobrinos que eran unos niños son ahora jóvenes que terminaron la escuela y empiezan la vida universitaria. Un regreso a casa después de tanto tiempo, es un choque tremendo. Son tantas las cosas que uno se va perdiendo en el camino, desde ver crecer a los sobrinos, pasando por el hecho de perder a mi padre en esos años que pasaron sin pena ni gloria.


El retorno a casa

El presente poemario, trata de un alma que se encuentra entre dos mundos. Por un lado esta Austin, la casa que abrió sus puertas por los últimos diez años, en el cual se quedo mi corazón. Y el otro lado esta Perú, la patria que siempre recibe a sus hijos con los brazos abiertos. Esta lucha de sentimientos internos, es la que esta plasmada en las próximas hojas. Los invito a compartir una parte de mi vida.


Jose Carlos Botto Cayo

Las pequeñas cosas Es lo pequeño donde la vida arranca en medio de las sonrisas en los campos sin malicia Dos ojos que se miran entre el silencio sin prisa volando en el inconsciente las medidas del presente Cuantas veces en el olvido dejamos las cosas sin sentido oscureciendo el pasado con la paleta del descuido Son las pequeñas cosas como una voz en la oscuridad alentando los recuerdos de un futuro cercano Lo que alguna vez fue sera otra vez mañana como los viejos caminos que van destruyendo el olvido

Nada es mas sublime, que la luz que guía al reencuentro


El retorno a casa

Pensando en ti Estoy en silencio escribiendo soledades pensando en que no me lees y yo no te dejo ir En este nuevo mundo las sonrisas no entienden de llanto ni de letras infames que mi tintero aun guarda Debo aprender a callar pero mi pluma solo grita y es que tu ausencia hace marchitar mis venas Mil personas pasan a mi lado apurados en su soledad jugando con los tiempos que conducen a un adiĂłs Yo fiel a tu recuerdo escribo letras al viento creando palomas que lleguen a ti Se me hace difĂ­cil esconder cuando el cielo me sabe a ti y mis ojos en automĂĄtico solo quieren buscarte a ti


Jose Carlos Botto Cayo

Recuerdos en papel La imaginaciĂłn suele correr entre lagos de olvido asfixiando cada letra en suspiros de vacĂ­o Cada amanecer lejano entre matorrales descuidados nos recuerda el renacer en los tiempos del saber Cuando todo era paz mis manos esculpĂ­an tu piel cincelando delicadamente cada curva de tu ser Han pasado mil vidas y tu imagen siempre presente va sonriendo en el papel donde grabo tu rostro de miel


El retorno a casa

Conceptos erróneos Pensé alguna vez que el amor era lo mas sublime dos personas caminando en las rutas paralelas Cuando hay amor las inseguridades desaparecen el mundo se hace de estrellas en los corazones infinitos Sentí que te llenaba la vida con esperanzas del futuro que esas alas crean transformando la soledad Que los sacrificios no eran nada si la otra persona era feliz construyendo espacios serenos a lo largo de la vía Sin embargo.... me equivoque el mundo no cree en eso y las ilusiones son de agua El manantial de los caídos siempre es mas fuerte que los campos de algodón construyendo cada vez mas cementerios


Jose Carlos Botto Cayo

Panadero de almas He de ser panadero de letras amasando los verbos de tu alma creando los mas dulces suspiros que en tu boca renacen Con un poco de dulzura de ángel endulzare tus días salpicando rayos de luna sobre tu piel endulzada Creare los suspiros de piel mezclando ingredientes secretos que deleiten tus sentidos entre los viejos aullidos Cocinare los malos recuerdos dejándolos desaparecer mezclándolos con chocolate para endulzar nuestro secreto En las primaveras por venir calentare el horno eterno para deleitar tus sentidos en este nuevo estallido Seré tu panadero de almas amasando el futuro en los reencuentros de anís que lleva el pan de tu vida


El retorno a casa

La iglesia olvidada Suenan las campanas en esta iglesia abandonada cuervos luminosos escarbando el alma Las paredes gastadas llevan memoria escrita en las venas de una mañana sagrada Llueve la ausencia de esos paraísos que solían ser sermones los domingos en la mañana Las campanas aun de pie se niegan a morir gritando recuerdos en un agitado ding dong Los prados ayer verdes hoy son hierba mala cubriendo una entrada que hoy es solo salida Una iglesia abandonada en una ciudad fantasma donde las almas penan donde el corazón espanta


Jose Carlos Botto Cayo

Madrugadas de recuerdos en lo que un dĂ­a fue hoy grabado en los grafitos de la ciudad olvidada Ding dong las campanas no callan buscando esperanzas en una pared gastada


El retorno a casa

La perdida Nací en el lugar incorrecto bajo el signo de fuego que quema mi alma por la ausencia de ti No estuve en la tierra del Edén donde corriste alguna vez bajo el brillo del sol el cual no pude conocer Caminamos rutas diferentes en un mundo extraño donde las olas del destino vararon en el mismo camino Mi alma reconoció la tuya imagen de los dibujos de mi infancia comunicación tan plena en los instantes de pena Transformaciones instantáneas llenando nuestras almas nuevamente como en las vidas que precedieron y que bajo este sol coincidieron Y en la plenitud del sol la ilusión se calcino entre las ausencias de la luz que nunca sobrevivieron la esclavitud


Jose Carlos Botto Cayo

多Quien va a morir hoy? 多Quien a de morir esta noche? 多Es acaso tu? o es simplemente recuerdos Cuando todo acabo En que piensas cuando las pastillas atacan y los movimientos se hacen lentos como una tortuga holandesa Dime que estas bien y que tu piel verdosa es solo falta de sol en un verano quemador Suj辿tate a la vida como las gotas que caen carcomiendo los segundos de una vida ya gastada


El retorno a casa

Hoy hace un buen día Hoy hace un buen día los árboles renacen entre los elfos cantantes que se acercan a ti La primavera celestial va calmando los aires que sonríen con las nubes que acarician tus cabellos En mis sueños levantaba los ojos al cielo buscando entre los ángeles la mirada de tu ser Hoy hace un buen día para reencuentros caminantes que detengan el tiempo en instantes luminosos


Jose Carlos Botto Cayo

Construyendo esperanzas Quien quiere ser invisible si las patadas caen cuando nos volvemos aire entre la multitud de acero Si los abrazos no llegan al no encontrarnos siendo todo, sin ser nada como agua de manantial Quien quiere ser aire si la multitud contamina olores de muerte que escupen en cada cuadrado de ciudad Si sus chimeneas bastardas queman nuestros pechos con la frescura de una rosa que corta las venas partidas Quien quiere ser futuro en un mundo despreocupado donde la amnesia colectiva nos destruye la vida Si el tiempo venidero clava sus garras antes de que fuera como si siempre estuviera Solo quiero ser el cambio para construir lo destruido en esperanzas nuevas que acaben con las penas


El retorno a casa

Ser parte de un nuevo mundo donde las indiferencia muera serruchando las fronteras del odio para crear juntos la nueva hermandad


Jose Carlos Botto Cayo

Letras muertas Mi alma habla en poemas de aire significados de ojos en cada palabra hablada Sin embargo, mis poemas mueren muchos al nacer o mueren habiendo nacido sin llegar a su destino Cuantas palabras se han ido navegando en el destino buscando su puerto en tus ojos divinos A veces siento el vacío en las hojas del río cuando toda el agua corre sin llegar a tus oídos Las letras ya cansadas han formado una coraza ante la muerte súbita de la tinta del alma Cuanto de sabiduría guardan los escribas juntando las letras idas en las experiencias vividas


El retorno a casa

La casa demolida En la noche solitaria las paredes caen estrellando sus muros en danzas de olvido Una vez limpias y salvajes hoy son ruinas llenas de recuerdos impregnados en el cielo Ayer sostuvieron los sueños entre risas y miradas compartiendo celebraciones que hoy fueron dejadas En la calle ya caída los transeúntes no la miran vieja casa demolida donde ya todo se olvida Un anciano la observa dejando lagrimas caer volviendo a su niñez en esa casa del ayer


Jose Carlos Botto Cayo

Pienso en ti Esta es la transcripción de un poema improvisado en voz.... La transcripción fue hecha por Gabriela Nuñez Mancera, a quien agradezco el haberla pasado a texto En las mañanas pienso en ti cuando despierto cuando extraño tu piel cuando tus ojos verdes ya no están conmigo A veces te dibujo en mi almohada para recordar aquellos días que vivimos juntos Días tan hermosos serenos como velas esas velas que encontraste en la mañana sí, esas pequeñas velas a veces, dibujo tu cuerpo entero te recuerdo, hablo contigo sin embargo, es sólo un dibujo muchas veces quiero volver quiero volver, encontrarte hablar contigo, abrazarte empezar a vivir aquello que dejamos de vivir hay tantas cosas por contar,


El retorno a casa

hay tantas cosas por vivir tantas palabras que no se dijeron y aquĂ­ estoy, al otro lado del camino hablando, escribiendo, tratando de rehacerme y pienso en ti como ayer como hoy y como maĂąana simplemente, pienso en ti


Jose Carlos Botto Cayo

Soledades en la ciudad olvidada Muere una era entre ciclones de guerra bajo las lluvias del averno que condenan al destierro Un camino vacĂ­o empieza a aparecer con ciudades fantasma que se niegan a crecer Bajo un sol que no quema la piel se desgarra y pela atormentada por la guerra de una ciudad enferma No hay ojos que iluminen en los confines del camino donde los ĂĄngeles alados han enterrado el desamparo Nacer de la misma piel es hoy una necesidad desgarrando los misterios de un nuevo sepelio Caminemos ligero que no soporto este peso que voy arrojando al viento entre los ĂĄrboles del silencio


El retorno a casa

Coraz贸n Ternura Devoci贸n Decepci贸n Elementos de un simple coraz贸n


Jose Carlos Botto Cayo

Alma Deseo Inquietud SabidurĂ­a Elementos de un alma viva


El retorno a casa

Pasi贸n Amor Saliva Sudor Elementos de una gran pasi贸n


Jose Carlos Botto Cayo

Suspiros de ĂĄngel La ternura de tu piel se esconde en mi rostro en las paredes del ayer que son murallas del futuro Tus roces hoy tan ausentes marcaron mi alma en memorias invisibles En mi silencio escribo historias mentales que viajan en el tiempo al mundo de los sueĂąos Cuando menciono tu nombre suspiros de ĂĄngel nacen corrompiendo los sentidos que eliminan los olvidos


El retorno a casa

Mi รกngel salvador Te quiero porque eres mi pasado caminas en mi presente prometes ser mi futuro En los parajes oscuros tu luz clama mi ser entre los truenos del miedo que amenazan con sus lluvias Cuando la miseria llega tus palabras abren las puertas escapando del destino que los duendes trazaron Cuando todo esta perdido encuentras el camino toreando al destino para calmar mi sed de tristeza Te quiero porque eres รกngel de luz envolviendo tus alas en lo mas remoto de mi


Jose Carlos Botto Cayo

Recuerdos del futuro Hoy es el final donde los pájaros vuelan espacio terreno vendido para el cuerpo que falla Ya no habrán mas cataratas ni restos de corazón herido solo jubilo en el cielo por un alma redimida Dejare mis letras de plata en los confines del mundo escribiendo desde mi nube poesías de tu vida Nunca pensé dejarte pero mi cuerpo gastado cargaba retazos de alma incapaces de soldarse Hoy en este nuevo mundo los ángeles reunieron los pedazos soldandolos con amor de cielo que solo existía en tus besos Mis letras en la tierra cuentan historias de ti así como en el cielo los ángeles supieron de mi Hoy cuido tus pasos soplando tus cabellos en los momentos ocio que marcan los flojos


El retorno a casa

Sin alma, ni lagrimas Llueve en la ciudad como mi alma mojando las calles en un vacío que queda Atrapado en los silencios cargo pedazos de piel unidos con las babas del tiempo negándose a caer de nuevo Tengo el alma partida y esta ciudad no llena sintiéndome un mendigo rogando por un poco de abrigo Un futuro tan incierto como la memoria ausente buscando en las cloacas algo que despierte mi mente Busco un poco de carne humana para devorar los sentidos abrigando así mi alma en las praderas del olvido Los mares de mis ojos no conocen de consuelo buscan en el corazón el escape del subsuelo Hoy nada queda del ayer solo las sombras de mi alma que coloco bajo mi almohada en los tiempos del alba


Jose Carlos Botto Cayo

La divina comedia Las ausencias son una condena siempre tan presentes como un Cristo en la cruz observando la vida misma Cada mañana vacía sin un sol que ilumine los rostros de los ya idos como una condena eterna Los umbrales pierden su sentido cuando ya no estas para cruzarles solo puertas inertes alimentadas de destierro En el silencio del alma los ruidos de la mente cobran el precio aumentando el dolor Hay mañanas tan crueles como el olvido de los amados que mueren cada día en el infierno del corazón


El retorno a casa

Desde el balcón Desde mi balcón las mañanas tenían tu nombre esperando tus pasos llegando a mi refugio Cada madrugada despertando esperando el momento preciso para ejercer mi labor de gallo cantándote a los buenos días Descalzo corría a ti dejando una alfombra de amor en cada rayo de sol que empezaba a nacer Lujos del amor construir sobre las cenizas un puente indestructible entre dos seres de luz Días de locura en una historia maravillosa donde nuestras almas se unieron copulando en los cielos Momentos en que Dios observaba bendiciendo nuestros pasos en memorias imborrables de un amor en llamas


Jose Carlos Botto Cayo

Laberintos sin sentido Quiero escribir canciones para entender la ausencia como una cuerda fina que explota en la cocina No quiero sentir vacios en dテュas de espantos cuando nada queda en los cuartos calvos Si tu amor esta presente que armas necesitamos para llegar a un acuerdo en los momentos no cuerdos テ[ame ahora como si fuテゥramos uno sin temores ocultos por los cajones sin frutos Nada existe en el mundo cuando las paginas blancas se borran en segundos por los viejos inmundos Dime si es verdad que la tierra se detiene cuando las mentiras mueren en los ojos nacientes Como sobrevivir al infierno sin tus brazos alados que cubran mis pasos en los jardines de llamas


El retorno a casa

Dime que me amas en las tinieblas del Hades que carcomen mis ideas en las llamas de los mares No quiero sobrevivir en el territorio de maĂ­z donde los muertos rĂ­en al caerse la nariz


Jose Carlos Botto Cayo

Cuando no estas Cuando tu no estas las sombras envuelven mi mente cegando mis sentidos ante el nuevo sol Las praderas del renacimiento marchitan sus historias bajo un sol gris que enfrĂ­a el alma Cuando los bosques del recuerdo empiezan a florecer cataratas aparecen a su lado sembrando la tierra de nostalgia Cuando no estas mi mirada se vuelve esquiva buscando en el horizonte un reflejo de esperanza Hoy en la lejanĂ­a empecĂŠ a tallar mi alma con la sonrisa del recuerdo que esta clavada en mi ser


El retorno a casa

Setiembre 2011 Miraflores Lima, PerĂş


El regreso a casa