Issuu on Google+

01

Notas socioeconómicas de Casa Árabe

122011

Retos y avances de la economía jordana en el siglo XXI Oportunidades para las empresas españolas

La economía jordana es una de las más abiertas del mundo árabe, gracias a los acuerdos bilaterales y reformas realizados en el país desde su entrada en la OMC en 2000. Pese a la crisis económica internacional, en 2010 la economía jordana recuperó su dinámica expansiva, con una tasa del crecimiento real del PIB del 3,3%, que se espera alcance el 4,5% entre 2012 y 2015. El gobierno jordano ha destinado 6000 millones de euros a su Programa de Desarrollo, previsto para el periodo 2011-2013, y contempla importantes proyectos en transporte público, educación, sanidad, energía y agua de alto interés para las empresas españolas.

Una década de crecimiento y apertura Desde la accesión al trono del rey Abdallah II, en febrero de 1999, Jordania ha conocido un proceso de apertura y transformación económica que ha tenido como objetivo la modernización y la inserción del país en la economía global. Inició este proceso con la adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC), de la que es miembro de pleno derecho desde el 11 de abril del año 2000, y tras ello ha firmado numerosos acuerdos bilaterales y multilaterales, entre ellos los acuerdos de libre comercio con los Estados Unidos (en vigor desde 2001) y la Unión Europea (desde mayo de 2002). El primero de ellos concluyó con la creación de una zona de libre comercio el 1 de enero de 2010. A esto se une el establecimiento, en 1998, de las zonas industriales cualificadas, Qualifying Industrial Zones (QIZ), en las que, mediante el cumplimiento de ciertos requisitos, las manufacturas producidas en ellas pueden exportarse libres de aranceles a los Estados Unidos y que han sido uno de los motores del desarrollo de la industria jordana. Por su parte, el acuerdo con la Unión Europea (UE) permitirá crear una zona de libre comercio en 2014 y, el 26 de octubre de 2010, la UE concedió el Estatuto de Asociación Avanzada a Jordania, que aumentará la cooperación bilateral a todos los niveles, convirtiéndose así en un interlocutor clave para la UE en Oriente Medio.

Además, Jordania forma parte, junto con Marruecos, Túnez y Egipto, del Acuerdo de Agadir, en vigor desde marzo de 2007 y que, auspiciado por la UE, pretende crear una zona árabe mediterránea de libre comercio, cuyos productos y servicios tengan un acceso preferencial al mercado europeo. Por su parte, los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) han sido unos de los principales inversores en el país en los últimos años y en mayo invitaron a Jordania a adherirse al CCG. Si la propuesta es aceptada, constituirá un gran impulso para la economía en general y para algunos sectores como el turismo y la construcción. Los resultados del proceso de apertura han sido muy positivos: el PIB creció un 6% anual en el periodo 2000-2008 e, incluso, en plena crisis internacional obtuvo un crecimiento positivo (2,3% en 2009), recuperándose desde entonces con tasas estimadas del 3,3% en 2010 y del 4,5% de media entre 2012 y 2015. Otro resultado ha sido la gran afluencia de inversiones extranjeras, que superaron los 15 000 millones de dólares en la última década, atraídas por un amplio programa de privatizaciones, el estable-

Indicadores

cimiento de un marco regulador transparente, la estabilidad política y la solidez financiera del país. Aunque iniciada en los años noventa, la privatización de empresas públicas se puso en marcha a gran escala sólo en la primera década de este siglo. La participación gubernamental ha pasado así a representar del 15% al 6% de las empresas públicas, concentrándose en empresas de productos minerales (Arab Potash, Jordan Phosphate Mines, Jordan Cement Factories y Jordan Petroleum Refinery).

2010 2011 2012 2013 2014

2015

Crecimiento PIB real (%)

3,1

3,4

4,3

4,5

4,7

5,1

Inflación (promedio, %)

5,0

6,4

6,0

3,3

5,0

5,3

Saldo presupuestario (% del PIB)

-8,4

-9,5

-8,7

-8,4

-7,5

-6,7

Balanza por cuenta corriente (% del PIB)

-4,3

-2,9

-1,4

-0,9

-0,1

0,5

Fuente: The Economist Intelligence Unit


Casa Árabe

02

Notas socioeconómicas

Principales objetivos económicos de la Agenda Nacional 2007-2017 -

Crear 600 000 empleos y reducir la tasa de desempleo al 6,8%. Aumentar un 65% el PIB per cápita hasta alcanzar los 3580 dólares. Obtener un superávit presupuestario del 1,8% en 2017. Mejorar el sistema de recaudación de impuestos y reducir la evasión fiscal. Conseguir un crecimiento anual del PIB del 7,2%. Reducir la deuda pública del 91% al 36% del PIB. Alcanzar un gasto en investigación equivalente al 1,5% del PIB en 2017. Recibir 12 millones de turistas y crear 51 000 empleos en el sector.

Planes de desarrollo El proceso de modernización, iniciado en 1999, se ha articulado en torno a diversos programas de reformas, políticas, económicas y sociales. La campaña Jordan First fue la primera iniciativa lanzada en 2002; posteriormente, en 2005, se creó un comité de personalidades de diferentes ámbitos que dio lugar a la Agenda Nacional, que establece las líneas maestras para el desarrollo del país en el periodo 2007 a 2017 (véase el cuadro adjunto). Con el propósito de alcanzar estos objetivos, el Ministerio de Planificación de Jordania ha lanzado el Programa Ejecutivo de Desarrollo 2011-2013, con fondos por valor de 8400 millones de dólares, para 24 sectores económicos. El 55% se destinará a infraestructuras, construcción de viviendas, proyectos de transporte y agua. Un 14% se dedicará a educación y un 6% a mejorar el clima de los negocios, para facilitar el lanzamiento de proyectos de envergadura en energía, agua y transporte.

Principales industrias Jordania está haciendo importantes esfuerzos para desarrollar su industria. Además del establecimiento de las QIZ, se han establecido toda una serie de zonas francas y económicas, con condiciones especiales. En 2001 se estableció la Aqaba Special Economic Zone Authority (ASEZA), dedicada a la promoción de la región sur de Jordania, Aqaba, para convertirla en centro regional turístico y de negocios y que ha atraído inversiones en torno a los 18 000 millones de dólares. A pesar de los avances, el sector industrial necesita mejorar su competitividad, a la que no ayuda la paridad fija del dinar jordano con el dólar estadounidense. La industria manufacturera jordana importa gran parte de sus equipos y semimanufacturas de la UE y de países asiáticos, denominados en divisas distintas al dólar estadounidense y con mayor cotización que éste.

Industria farmacéutica Una de las más antiguas del país, comenzó a desarrollarse en los años sesenta y representa el 20% de la producción industrial (exportaciones superiores a los 450 millones de dólares en 2010). Los laboratorios farmacéuticos proporcionan empleo a más de 5000 personas, muchas de ellas con elevada cualificación. Entre las 18 firmas locales destaca Hikma Pharmaceutical, una de las empresas líderes del norte de África y Oriente Medio y única de la región que cotiza en la Bolsa londinense, desde 2005. Aunque los genéricos constituyen su principal producción, los laboratorios jordanos también producen bajo licencia medicamentos más especializados y están creando empresas conjuntas con empresas de biotecnología. Industria química Jordania se encuentra entre los siete primeros productores del mundo de fosfato y potasio. La abundancia de estos recursos junto con importantes reservas de otros minerales, como silicio, cobre o uranio, le han permitido desarrollar una industria química importante, especialmente de fertilizantes, cemento y derivados del petróleo. Industria textil Uno de los principales sectores exportadores, que emplea a unas 35 000 personas y está localizado en las QIZ. En 2010, sus exportaciones, con un crecimiento anual en los últimos cinco años del 20%, superaron los mil millones de dólares. En Jordania se trabaja para firmas internacionales como Levi’s, Calvin Klein o Tommy Hilfiger. El turismo: pilar de la economía jordana El turismo es uno de los pilares de la economía jordana, con una contribución al PIB del 14% (y expectativas de que represente el 23% en 2020) y un 17% del empleo total (435 000 personas). 2010 fue un año excepcional para el sector con unos ingresos de 2300 millones de dólares (un 17% más que en 2009). Las expectativas para 2011 son menos halagüeñas, debido a los problemas sociales y políticos que afectan a varios países árabes. Aunque crece a un ritmo del 7% y recibe unos seis

millones de visitantes al año, el sector se enfrenta a varios desafíos, entre ellos la mejora de la capacitación profesional y la estacionalidad. De ahí la necesidad de realizar campañas y promocionarse en los mercados occidentales y asiáticos, como China, y ampliar los productos turísticos, como el turismo de aventura, incentivos y salud. En este último, Jordania es el primer destino turístico de salud del mundo árabe y el quinto del mundo, con 250 000 pacientes anuales provenientes de unos 80 países.

Relaciones económicas con España España y Jordania mantienen buenas relaciones políticas y comerciales. Como muestra de las primeras, destaca la visita que realizó el rey Abdallah II a España el mismo año de su coronación y la visita oficial de los reyes de España a Jordania en 2006, en cuyo marco se organizó el primer Foro Empresarial Hispano-Jordano. Ambos países han firmados numerosos acuerdos, entre ellos: el Programa Financiero Hispano-Jordano, firmado en enero de 2010 y que, con una cuantía de 125 millones de euros, casi triplica el acuerdo firmado en 1999; el Acuerdo para la Promoción y la Protección Recíproca de Inversiones (APPRI) firmado en 1999; y el Acuerdo de Cooperación en Energía Nuclear firmado en enero de 2010. Desde 2006, se negocia la firma de un acuerdo para evitar la doble imposición, de vital importancia para las inversiones españolas en el país ya que Jordania es considerada paraíso fiscal por la Administración española. A estos acuerdos se une la creación en enero de 2007 de la Oficina Técnica de Cooperación de España en Jordania. A pesar de las buenas relaciones, queda mucho por avanzar en materia de comercio e inversión. Las exportaciones españolas alcanzaron los 124 millones de euros en 2010, cifra que sitúa a Jordania en el duodécimo lugar dentro de los países árabes, si bien en la década 2000-2010 aumentaron un 47%. Las importaciones % Crecimiento del PIB real Jordania

Oriente Medio

Mundo

10,0 8,0 6,0 4,0 2,0 0,0 -2,0 -4,0

2005

07

08

09

10

11

Fuente: The Economist Intelligence Unit

12


Notas socioeconómicas desde Jordania se cifraron en 21,12 millones de euros, de ahí que el comercio bilateral sea favorable para España. Por su parte, las inversiones españolas en Jordania se cifraron en 69,3 millones de euros en la década 2000-2010 y, de ellos, 60 millones se derivan de la concesión en el año 2000 de la gestión de las tiendas duty free de los tres aeropuertos de Jordania. Otras inversiones destacadas son los proyectos de empresa conjunta de Laboratorios Ordesa y Aceites Borges, en los sectores de alimentación infantil y aceite de oliva, respectivamente, Amadeus, Thyssenkrupp España y Mapfre. Otras empresas españolas que han realizado proyectos importantes en Jordania son: Acciona Infraestructuras, Duro Felguera, Isolux, Telvent, Typsa, Indra, Page Ibérica, Guido Rayos, Fatronik Systems-Sitre, CYMI y Socoin. Asimismo, están presentes en el mercado franquicias españolas como Inditex, Mango, Induyco, Cortefiel, Don Algodón, Tribune, Gynkana, Pablosky, Roberto Verino y Caramelo. En cuanto a las inversiones jordanas en España, se estiman en 15,47 millones de euros, y cabe destacar la creación de una filial del Arab Bank, uno de los mayores bancos árabes, y la de la empresa de aire acondicionado Petra Engineering Industries Co.

Sectores de oportunidad El mercado jordano, a pesar de su pequeño tamaño, puede ofrecer a las empresas españolas grandes oportunidades, tanto en exportaciones como en inversión, ya que se trata de una economía abierta pero dotada de pocos recursos naturales, con grandes necesidades tanto de bienes de consumo como de insumos y tecnología para su industria. Jordania además constituye una vía de acceso a otros países de la región, principalmente a Iraq, siendo receptor de población de estos países, tanto en calidad de transeúntes y turistas, como de residentes permanentes. Esto propicia que a través del mercado jordano pueda accederse a otros consumidores árabes. La expansión de la construcción en los últimos años es fuente de oportunidad para todo tipo de materiales, equipos y maquinaria. Además, las empresas españolas de azulejos y sanitarios tienen una importante presencia en el mercado. Otros sectores que tradicionalmente han ofrecido oportunidades a la exportación española son: equipos y material médicohospitalario, material eléctrico, maquinaria industrial y de obras públicas, equipos de automoción, equipos de laboratorio, material agrícola, equipos para la manipulación de fluidos y productos químicos.

Casa Árabe

03

Principales exportaciones e importaciones jordanas en 2009 (en % del total) Exportaciones 2009 Otros 31,7%

Alimentos y animales vivos 11,0%

Importaciones 2009 Manufacturas 25,15%

Productos Químicos 18,8% Materias Primas 13,4%

Otros 16,2%

Maquinaria y equipos de transporte 30,5%

Alimentos y animales vivos 17,0%

Manufacturas 20,3%

Petróleo y derivados 15,9%

Fuente: Economist Intelligence Unit

Agroalimentario y consumo Aunque la industria jordana produce una gran variedad de productos, su baja producción agrícola y escasa infraestructura hacen que ofrezca oportunidades tanto en productos finales como en maquinaria y semimanufacturas y en inversión en el sector agroalimentario. Algunas empresas españolas ya están presentes en el mercado en productos como confitería, conservas vegetales, pescado congelado, arroz, embutidos y bebidas sin alcohol. Destaca la importante presencia de productos españoles en los sectores del mueble, iluminación y textil para el hogar, así como en franquicias de moda. Por su parte, la industria jordana de bienes de consumo se concentra en la producción de joyería, cosméticos, muebles, iluminación, marroquinería, decoración y confección. Salvo en las dos primeras, que ofrecen productos de gama media-alta y alta, estas industrias necesitan mejorar sus procesos productivos, de ahí que ofrezcan oportunidades tanto para la creación de empresas conjuntas como para la exportación de maquinaria, productos intermedios y sistemas de automatización y control. Agua El Plan Hidrológico Nacional contempla inversiones por valor de 5000 millones de dólares para la obtención y mejora de la gestión del agua. Uno de los proyectos más antiguos es el trasvase de agua desde el acuífero DisiMudawara, al sur del país, hasta la capital, Ammán, que con 325 km de longitud transportaría 100 millones de m3 anuales. El proyecto se desarrollará en la modalidad de construcción, gestión y transferencia (BOT, en sus siglas en inglés) y su coste se estima en unos 700 millones de dólares. Otro antiguo proyecto es el trasvase de agua del Mar Rojo al Mar Muerto, a lo largo de 180 km, para el cual el Banco Mundial encargó en 2007 un estudio de viabilidad, todavía no iniciado por dificultades financieras y técnicas. Las dos primeras fases tendrán un coste previsto de 1000 y 1500 millones de dólares, respectivamente. Energía La energía es una de las carencias de Jordania ya que, a diferencia de la mayoría

de los países vecinos, no es productora de hidrocarburos. Importa el 96% de la energía que consume y su coste representa un 20% del PIB. La guerra en Iraq le privó de su principal suministrador de petróleo, en condiciones muy ventajosas, y desde entonces su factura petrolífera ha aumentado enormemente, siendo una de las partidas que más influye en el déficit presupuestario. Aunque no hay problemas de suministro y existen varias centrales térmicas de generación, así como una red eléctrica que cubre casi todo el país, necesita aumentar su capacidad de generación anual un 5,6% hasta 2020. La puesta en funcionamiento en 2007 de un gasoducto desde Egipto permitió cambiar a centrales de ciclo combinado, mejorando la eficiencia y reduciendo el coste. Aun así, asegurar y diversificar el abastecimiento energético es una de sus prioridades y se estima que se necesitarán unos 1200 millones de dólares anuales en inversiones. Con este objetivo, la estrategia energética diseñada en 2007 determinó que en 2020 el 29% de la energía proceda del gas natural, el 14% de esquisto bituminoso, el 10% de energías renovables, el 6% de energía nuclear, y sólo el 39% de hidrocarburos. La promulgación de la Ley de Energías Renovables en enero de 2010 ha supuesto un punto de partida para el desarrollo de las renovables en el país, sobre todo eólica y solar, para las que tiene buenas condiciones. La capacidad de producción de energías renovables en 2009 se estimaba en 17,4 MW y representaba un 0,7% del total. Se espera que la nueva ley, que permite al Estado negociar directamente con las empresas fijando de antemano los precios de compra, fomente la inversión. La ley obliga, además, a la compañía estatal Nepco a comprar toda la energía renovable producida y permite a particulares y pequeños productores vender sus excedentes. En energía eólica, se pretende generar 600 MW en 2015. El Ministerio de Energía y Minas tiene diversos proyectos. Uno de los más recientes, en negociación con una empresa griega, es la construcción de la primera planta de energía eólica del país, con una potencia de 40 MW y que estará operativa en 2013. En cuanto al uso civil de la energía nuclear, se pretende que el 30% de la energía producida por Jordania en 2030 provenga de esta fuente y prevé construir su primera central nuclear en 2017 con la colaboración de Francia.


04

Casa Árabe Inmobiliario El sector inmobiliario ha sido uno de los más activos de los últimos años, principalmente en el periodo 2004-2007, en el que su contribución al PIB superó el 10%. La crisis económica mundial ha ralentizado el crecimiento del sector que, aun así, ofrece importantes expectativas para los próximos diez años, con inversiones previstas de más de 15 000 millones de dólares, tanto en macroproyectos como en vivienda residencial. Las inversiones extranjeras, procedentes principalmente de países del Golfo aunque también de Iraq y el Líbano, han sido los motores del boom inmobiliario jordano. En macroproyectos, destacan los de tipo turístico, en Aqaba y el Mar Muerto, o de tipo residencial, centrados en la capital, Ammán, como la regeneración de Abdali, zona urbana que constituirá el nuevo centro comercial de la ciudad y cuyo coste se estima en 1200 millones de dólares. Infraestructuras de transporte En este sector los esfuerzos se han dirigido hacia dos áreas: la construcción de una nueva terminal en el Aeropuerto Queen Alia de Ammán, adjudicada a un consorcio liderado por un grupo francés, y el desarrollo del transporte ferroviario. Jordania presenta una carencia en infraestructuras de transporte ferroviario, especialmente de pasajeros, y un escaso desarrollo del transporte de mercancías y materias primas. En los últimos años se han diseñado varios proyectos entre los que destaca la construcción del metro de Ammán para 2016 y la creación de una red de trenes de cercanías. La primera fase es la construcción de la línea ferroviaria de 26 km entre Ammán y Zarka, principal ciudad satélite

Notas socioeconómicas de la capital. Este proyecto BOT, que supera los 300 millones de euros, ha conocido varias licitaciones y está pendiente de un nuevo proceso de adjudicación. Asimismo, en mayo de 2011 se ha anunciado un plan ferroviario valorado en 5000 millones de dólares, en cuya financiación participarán diversos donantes, entre ellos, el Banco Islámico de Desarrollo, el Banco Mundial y el Banco Europeo de Inversiones. El proyecto conectaría por ferrocarril con el Líbano, Siria, Iraq, Irán, Turquía y, a través de Arabia Saudí, con los países del Golfo. Además de los beneficios que supondría para Jordania al facilitar tanto su comercio con la región como el turismo procedente de países árabes, el proyecto tendría un gran impacto en la integración comercial de la región. Puertos La prioridad en este ámbito es la construcción del nuevo puerto de Aqaba, única ciudad con salida al mar del país y que se quiere transformar en centro logístico regional. El nuevo puerto está en fase de licitación.

Retos presentes y futuros Junto a los logros alcanzados durante los últimos años, Jordania debe resolver algunas cuestiones socioeconómicas importantes. La reducción del déficit público, que del 2,4% del PIB en 1999 ha pasado a representar el 8,5% del PIB en 2009, y de la deuda pública, que se estima en unos 16 200 millones de dólares, son cuestiones prioritarias.

Con una población de 5,9 millones, de los cuales el 70% tiene menos de 30 años, el gobierno jordano está diseñando un nuevo plan para reducir el desempleo, oficialmente del 12% en 2010 y que supera el 40% en los jóvenes. Pese a haber alcanzado tasas de alfabetización cercanas al 90%, es preciso mejorar la formación profesional y técnica. Otra de sus medidas es la sustitución de mano de obra extranjera por mano de obra jordana, dado que en los últimos diez años el 50% de los empleos creados en el sector privado fueron ocupados por inmigrantes. El plan también pretende aumentar las inversiones en los sectores que más mano de obra local emplean: el farmacéutico, las tecnologías de la información y la comunicación y la aeronáutica. Por otra parte, Jordania necesita seguir eliminando los obstáculos a la inversión, para lo cual el gobierno está estudiando una nueva ley de inversiones que atraiga capital hacia industrias de mayor valor añadido, que supongan mayor creación de empleo y se basen en los recursos nacionales. En este sentido, se deberán mejorar también los trámites y la eficiencia burocrática en materia de concesión de permisos de construcción, acceso al crédito y protección de inversores, entre otros. En la recuperación de la economía jordana han influido medidas como la apertura a la banca islámica en 2009, que ha abierto nuevas vías de financiación para particulares y empresas y ha fomentado la competitividad en el sector bancario. Otro factor importante son las remesas de los inmigrantes, cuyo valor en los últimos años ha representado un 20% del PIB y que provienen principalmente de expatriados en el Golfo, por lo que, el continuo desarrollo de estos países influirá positivamente en la economía jordana.

Más información y referencias Marwan Muasher, A Decade of Struggling Reforms Efforts in Jordan,The Canergie Papers, mayo de 2011 Executive Development Program 2011-2013, Ministry of Planning of Jordan, marzo de 2011 Doing Business in the Arab World 2011: Making a difference for Entrepreneurs, Banco Mundial, 01/04/11 Jordan Human Development Report 2011, UNDP y Ministry of Planning of Jordan, junio de 2011 Jordan Country Outlook 2011, The Economist Intelligence Unit, junio de 2011 2010-11Global Competitiveness Report, World Economic Forum, Naciones Unidas, 2007 Oxford Business Group Oficina Económica y Comercial de España en Ammán

Notas Socioeconómicas de Casa Árabe - Año IV Nº 12/2011 - Madrid, 20 de junio de 2011 Publicación editada por:

Casa Árabe-Instituto Internacional de Estudios Árabes y del Mundo Musulmán - economia@casaarabe-ieam.es c/ Alcalá nº 62 - 28009 Madrid - www.casaarabe.es - http://economia.casaarabe.es/


Nota socioeconómica 12 / 2011