Page 1


Jacinto Soler Matutes ¡

El nuevo capital ĂĄrabe: principales actores y oportunidades para empresas espaĂąolas


Jacinto Soler Matutes1· Con la colaboración de Ester Muñoz Nogal2*

El nuevo capital árabe: principales actores y oportunidades para empresas españolas

1

Doctor en Economía, socio fundador de la consultora de inversiones Emergia Partners y profesor asociado de la Universidad Pompeu Fabra. 2 Licenciada en Filología Árabe por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).


Primera edición, abril de 2013 Coordinación editorial: OLIVIA OROZCO Y KARIM HAUSER Edición de textos: SARA ALBA Ilustración de cubierta: MONCEF DOUIEB, Primavera árabe, 2012 Acrílico sobre lienzo, 60 × 65 cm Composición de cubierta: IRENE GONZÁLEZ Maquetación e Impresión: GRÁFICAS ALMEIDA Depósito legal: M-8125-2013 ISBN:

978-84-695-7046-3 © Jacinto Soler Matutes, 2013 © de la presente edición: Casa Árabe, 2013 c/ Alcalá, 62. 28009 Madrid (España) www.casaarabe.es Impreso en España. Printed in Spain


Índice Agradecimientos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

9

Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

11

Preámbulo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

15

1. España y los países árabes en un nuevo orden financiero . . . . . 1.1. España: un mercado ávido de capital . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.2. Los países árabes ante el fin del petróleo barato . . . . . . . . . . . 1.3. Hacia un cambio histórico en los flujos de capital . . . . . . . . .

18 18 24 29

2. Radiografía del capital árabe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.1. Principales inversores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.1.1. Sector público: empresas, entidades y fondos soberanos . . . 2.1.2. Sector privado: familias y empresas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.2. Instrumentos y vehículos de inversión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.2.1. Bancos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.2.2. Fondos de inversión mobiliaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.2.3. Fondos de acciones no cotizadas (private equity) . . . . . . . . . . 2.2.4. Mercados de capitales: emisiones de sukuk . . . . . . . . . . . . . .

33 34 34 44 52 52 62 76 95

3. Casos de colaboración empresarial. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.1. Torresol Energy: tecnología termosolar española para el mundo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.2. Iberdrola: de la ingeniería a la alianza estratégica con Qatar Holding . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.3. Abengoa Water: tecnología y capital para abastecer a los países árabes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.4. Sol Meliá: expertos hoteleros al servicio del nuevo capital internacional. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.5. PAL Robotics: capital árabe para innovación avanzada en España . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.6. Fondo Mediterrània: capital europeo para el desarrollo de las pymes magrebíes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4. El capital árabe: socio estratégico para la empresa española . . . . . . . . . . . . . . . . . .

111 112 124 132 141 150 156 163


5. BibliografĂ­a . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 175 6. Anexos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Anexo 1. Perfil de los fondos soberanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Anexo 2. Perfil de las grandes fortunas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Anexo 3. Perfil de las gestoras de fondos mobiliarios . . . . . . . . . . . . . . Anexo 4. Perfil de las gestoras de fondos de private equity . . . . . . . . . .

179 179 183 186 196


Agradecimientos

El autor manifiesta su más sincera gratitud a Casa Árabe por el apoyo económico a esta investigación, así como por las orientaciones recibidas en el curso de la misma y por haber puesto a nuestra disposición la base de datos de Zawya, imprescindible para la obtención de la información en que se fundamenta este estudio. El autor expresa también su profundo agradecimiento a Ester Muñoz Nogal, por su incansable trabajo de investigación y análisis de los datos corporativos, así como de los diversos fondos y vehículos de inversión hasta un extraordinario grado de detalle. Sin su entusiasta colaboración no habría sido posible este trabajo, como tampoco lo habría sido sin la intermediación de Ana Planet, del Departamento de Estudios Árabes de la Universidad Autónoma de Madrid. Su labor, como la de Casa Árabe, a favor de un mejor conocimiento y entendimiento entre España y el mundo árabe merecen nuestro más alto respeto y reconocimiento. El presente libro pretende reforzar modestamente en el plano financiero y empresarial el trabajo que aquellas y otras instituciones vienen desempeñando para seguir impulsando y poniendo al día la milenaria relación hispano-árabe. Jacinto Soler Matutes Enero de 2013

9


Prólogo

Los países del Golfo lideran las inversiones en el exterior de Asia Occidental que, pese al contexto de crisis y de inestabilidad tras la llamada primavera árabe, aumentaron un 54% en 2011.1 De las empresas de Oriente Medio y África, que ese año invirtieron un 10% más en proyectos en el exterior, las de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) fueron las más activas, con 328 proyectos en el extranjero; por delante de las de Arabia Saudí, con 135 proyectos; y de otros países árabes, como Marruecos y Qatar, cuyas empresas, por su parte, alcanzaron en 2011 la cifra récord de proyectos desde 2003.2 Algunos de estos movimientos de inversión protagonizaron operaciones señaladas en algunos países de Europa, incluyendo España, pero también se dirigieron hacia otros países árabes. Descontando el descenso que sufrieron en 2011, las inversiones interárabes directas se han duplicado en los últimos siete años, con una media anual de 21 700 millones de dólares en inversiones. En el contexto de transición y reforma política de los países del norte de África, los fondos y capitales árabes del Golfo se están convirtiendo en actores y promotores claves para la financiación de proyectos. De hecho, la recuperación de la inversión en Egipto en 2012 ha llegado de la mano de empresas y fondos de la Península Arábiga. Arabia Saudí encabeza la lista de los países árabes que más han invertido en Egipto desde la caída del régimen de Mubarak en

1 World Investment Report 2012: Towards a New Generation of Investment Policies, United Nations Conference on Trade and Development (UNCTAD), 05/07/12, pág. 49. 2 FDI Report 2012: Global Greenfield Investment Trends, FDI Intelligence (Financial Times), 29/11/12.

11


enero de 2011, con unas inversiones acumuladas a finales de 2012 de 5200 millones de dólares en industria, servicios y construcción, en ese orden de importancia. El segundo inversor árabe en Egipto en este periodo fueron los EAU (con mil millones de dólares), seguidos por Qatar, con importantes inversiones en el sector petroquímico, y Kuwait, con grupos como Al-Kharafi invirtiendo en la industria del turismo y el ocio del país. Qatar está, asimismo, invirtiendo de forma muy activa en Túnez, además de en Argelia y Libia.3 Marruecos se ha convertido también en los últimos años en destino privilegiado de estas inversiones, atrayendo fondos y empresas de distintos países del Golfo para la financiación de infraestructuras, del sector turístico, eléctrico, financiero e inmobiliario. En 2011, la Autoridad de Inversiones Turísticas de Marruecos estableció un fondo para la promoción del turismo con fondos soberanos de Qatar, los EAU y Kuwait. Y, a finales de 2012, el monarca marroquí, Mohammed VI, tras un viaje por la región, firmaba acuerdos con dichos países y Arabia Saudí, por valor de 5000 millones de dólares, para el desarrollo de las energías renovables y del sector industrial e inmobiliario. En Jordania, se estima que las inversiones kuwaitíes acumuladas alcanzaron los 10 000 millones de dólares en 2012, lideradas por el Fondo Kuwaití para el Desarrollo Económico Árabe. Este mismo año, Arabia Saudí cerró también importantes inversiones en el país, incluyendo la del grupo al-Hamdi en una fábrica de fertilizantes. Con el aumento sostenido de los precios del petróleo y la redefinición de sus estrategias de inversión, los fondos soberanos y los capitales privados árabes se consolidan como potenciales y estimados socios en la financiación de proyectos. A pesar de la crisis económica, los fondos soberanos han mantenido un crecimiento extraordinario anual del 10% en activos y un total acumulado en 2011 de cinco billones de dólares. De entre ellos, los más activos son los de Qatar y los Emiratos (Qatar Investment Authority y Mubadala), junto con los de China y Singapur. Aunque tradicionalmente dirigidos a inversiones en cartera, cada vez destinan un porcentaje mayor de sus activos a inversiones directas en los países de la región. Dado su crecimiento económico y demográfico, los países árabes del norte de África afrontan un importante déficit de infraestructuras y servicios de

3

12

Fuentes diversas. Economía y Negocios de Casa Árabe, 2011-2012, <http://economia.casaarabe.es/>.


distinta índole, que precisan satisfacer de forma urgente en los próximos años. La buena marcha de los procesos actuales de transición y reforma política requiere abordar de forma imperiosa las necesidades de desarrollo social y económico demandadas durante los levantamientos de 2011. Todos los países del norte de África, sin excepción, han lanzado ambiciosos planes de desarrollo en una multitud de áreas, desde infraestructuras de transporte y energía a proyectos de urbanización, gestión de agua, vivienda social y desarrollo turístico e industrial. Por otro lado, las empresas españolas, en un contexto de recesión y escasez de crédito en España y Europa, se están posicionando en nuevos mercados, incluyendo los países vecinos del norte de África y los del Golfo. Y tanto para la financiación de proyectos concretos como para la creación de empresas y sociedades mixtas en el extranjero, necesitan explorar distintas estrategias de expansión de la mano de nuevos socios capitalistas. En este contexto, es fundamental conocer la red de fondos y agencias de inversión árabes activas en la región (fondos soberanos, holdings de empresas, agencias públicas de inversión, fondos de inversión islámicos y fondos de capital privado), así como su actividad y sus prioridades. Debido a la inexistencia de información detallada y sistematizada al respecto, Casa Árabe ha considerado necesario realizar un estudio sobre el carácter, la composición y las estrategias de inversión del capital árabe en estos últimos años y ponerlo a disposición de las empresas y los actores económicos españoles. El presente libro recoge los resultados de dicho estudio, realizado por Jacinto Soler Matutes, financiado y editado por Casa Árabe y cuyo objetivo es identificar a los protagonistas del nuevo capital árabe, así como las oportunidades de cooperación que ofrecen para la financiación de proyectos en la región. Basado en datos corporativos y financieros de Zawya y en el análisis de una serie de casos reales de asociación entre empresas españolas y capital árabe, pretende ser una herramienta útil de análisis y consulta para todas aquellas empresas y profesionales españoles que buscan internacionalizar su actividad en países árabes. Los excedentes petrolíferos en el Golfo y el déficit de infraestructuras y servicios en el norte de África confluyen con la experiencia y la competitividad internacional adquirida por las empresas españolas en los últimos años para convertirse en elementos perfectos de un nuevo trinomio de crecimiento y

13


cooperación árabe-hispano-árabe. Tal y como concluye el estudio, esperamos que las empresas españolas puedan forjar nuevos modelos de colaboración con el capital árabe que permitan ampliar su presencia en los países de Oriente Medio y el norte de África, a la vez que estimulen el crecimiento en toda la región del Mediterráneo.

Eduardo López Busquets Director general de Casa Árabe Febrero de 2013

14


Preámbulo

La redacción de este libro ha coincidido con un periodo histórico en los países árabes marcado por inéditos y fuertes vientos de cambio político y reivindicación social soplando desde Marruecos hasta el Golfo. La llamada primavera árabe ha puesto de relieve la imperiosa necesidad de crear empleo y riqueza en aquellos países para una amplia generación de jóvenes, un objetivo que también comparte España, sumida desde 2009 en una grave crisis económica. Tras casi dos décadas de rápido crecimiento pero también acelerado endeudamiento, nuestro país afronta una nueva coyuntura, en la que la generación de ahorro interno y la búsqueda de capital exterior se erigen como prioritarias. Los países árabes exportadores de petróleo constituyen a priori una rica fuente de capital, en un entorno global de demanda creciente para las materias primas. España no es un destino nuevo para el capital árabe, que ya estuvo muy presente en el país en los años ochenta del siglo XX, coincidiendo con los primeros aumentos importantes en los precios del petróleo. Sin embargo, aquel periodo estuvo marcado por inversiones inmobiliarias y episodios polémicos como el de KIO. Hoy en día, en cambio, el nuevo capital árabe se ha profesionalizado y es más selectivo, apostando a menudo por inversiones estratégicas para sus economías. Las inversiones de fondos soberanos árabes en empresas líderes en la automoción, la aeronáutica, la electrónica, las finanzas o el turismo son una prueba de la dirección hacia la cual estos países desean orientar sus economías, mediante la adquisición de conocimiento y tecnología.1

1

En finanzas tenemos, por ejemplo, la participación del 15% del fondo soberano de Qatar (QIA, por sus siglas en inglés) en la Bolsa de Londres, la de Mubadala de Abu Dabi en el fondo Carlyle o la de

15


El objetivo del presente libro es precisamente identificar a los principales protagonistas de estas nuevas finanzas árabes, poniendo de relieve características y tendencias en sus políticas de inversión. Se trata de la primera investigación de este tipo en España, donde el retorno del capital árabe, tras décadas de ausencia, ha sido relativamente reciente aunque bien visible. Durante 2010 y 2011, en particular, algunos fondos árabes protagonizaron sonadas operaciones en España, como la compra del 48% de Cepsa por la International Petroleum Investment Company (IPIC) o la del 6% de Iberdrola por Qatar Holding, luego ampliado al 10% en 2012, cuyo valor conjunto supera los 6000 millones de euros. Estas adquisiciones se unen a otras incursiones del nuevo capital de países emergentes, como la masiva compra de deuda pública española por parte del Gobierno chino o las también inversiones chinas en el puerto de Barcelona o la hotelera NH, por más de mil millones de euros en total. El capital árabe y las empresas españolas pueden forjar nuevos y fructíferos modelos de colaboración, que nos permitan ampliar una todavía modesta presencia empresarial en los países de Oriente Medio y el norte de África, además de seguir creciendo en un entorno de escaso capital en España y Europa. La capacidad técnica española quedó ampliamente demostrada con la adjudicación, en octubre de 2011, de la construcción del tren entre La Meca y Medina en Arabia Saudí, valorada en 7000 millones de euros, a un consorcio de 11 empresas españolas, entre las cuales figuran Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), Talgo, Renfe y Obrascón-Huarte-Lain (OHL). Se trata de un perfecto ejemplo de colaboración empresarial y de competitividad tanto de los productos industriales como de las empresas de servicios españolas. Este libro aporta también seis ejemplos reales de cooperación hispano-árabe, con el trasfondo del intercambio entre tecnología española y capital árabe. El capítulo 1, que sigue a este preámbulo, nos introduce en el nuevo orden financiero internacional que se está forjando y del que, en cuanto a disponibilidad de recursos, España y los países árabes se encuentran en situaciones opuestas. Mientras nuestro país afronta un nivel insuficiente de ahorro, los países árabes están llamados a configurarse como suministradores netos de capital. Las ayudas financieras de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) a Egipto, Omán y Bahréin, tras sus respectivas revueltas sociales, la Kuwait Investment Authority (KIA) en Merrill Lynch y Citigroup. En automoción, destacan Fisker Auto, Volkswagen (17% de QIA) o Daimler (7% de KIA). En aeronáutica sobresalen las inversiones de Abu Dabi en European Aeronautic Defence and Space Company (EADS) y Piaggio Aero, y Advanced Micro Devices (AMD) en la electrónica.

16


muestran la creciente influencia que ejerce el nuevo capital árabe también en las relaciones internacionales.2 En el capítulo 2 se detallan los resultados de la investigación sobre los principales actores y características del nuevo capital árabe, con especial atención a los fondos de inversión mobiliaria y de acciones no cotizadas (private equity),3 inexistentes en los años ochenta y resultado de la sofisticación financiera de los últimos años, así como a los bonos islámicos o sukuk, instrumento financiero particular de las llamadas finanzas islámicas, que puede resultar especialmente adecuado para proyectos realizados por empresas españolas. Los casos reales de colaboración entre empresas españolas y capitalistas árabes se describen en el capítulo 3, abarcando diversos sectores y modelos de cooperación. Finalmente, el capítulo 4 presenta las principales conclusiones del estudio, seguidas de la bibliografía y una serie de anexos, en los que incluimos un perfil de cada uno de los principales protagonistas árabes en cada categoría de inversión, desde los fondos soberanos hasta los fondos de private equity.

2 En Omán y Bahréin, el CCG comprometió 20 000 millones de dólares en ayudas. Egipto también recibió importantes inyecciones de capital desde Qatar (500 millones) y Arabia Saudí (4000 millones), a través de distintos programas («Egypt’s Bold Move» y «The GCC Looks to Expand its Sphere of Influence», Zawya, 6/7/11). 3 En el estudio se usan indistintamente la expresión acciones no cotizadas y el término inglés private equity para referirnos a los títulos representativos del capital de sociedades que no cotizan en bolsa y, por tanto, no son líquidos y negociables en mercados organizados.

17


1. España y los países árabes en un nuevo orden financiero 1.1. España: un mercado ávido de capital La crisis financiera internacional iniciada a finales de 2008 y agravada a partir de 2009 ha tenido en España una especial virulencia, al haber coincidido con el estallido de la «burbuja inmobiliaria», y ha puesto fin a 15 años de crecimiento económico sin precedentes. El periodo de prosperidad de los últimos años ha coincidido también con una fuerte internacionalización de las empresas españolas, sobre todo a través de la inversión en el exterior, tal como se manifiesta en el Gráfico 1. Si en 1993 apenas unos 1800 millones de euros fueron invertidos por empresas españolas en el exterior, en 2007, justo antes de la crisis, la cifra alcanzó los 93 000 millones, un aumento de 50 veces.4 Gráfico 1. Inversión directa de España en el exterior sin ETVE (millones de euros)4 120 000

100 000

80 000

60 000

40 000

20 000

2010

2009

2008

2007

2006

2005

2004

2003

2002

2001

2000

1999

1998

1997

1996

1995

1994

1993

0

ETVE: entidades de tenencia de valores extranjeros. Fuente: Secretaría General de Comercio Exterior. Ministerio de Industria y Comercio, 2011.

4 Las estadísticas excluyen las inversiones realizadas por las entidades de tenencia de valores extranjeros (ETVE), que son propiedad de no residentes y actúan en realidad como holdings por meras razones fiscales.

18


En el periodo 1995-2007, España se erigió en el sexto inversor del mundo, con una fuerte presencia en América Latina, como es bien conocido. El Gráfico 2 nos muestra cómo aquella región, junto con Europa y América del Norte, fue la protagonista de la inversión directa española, en función del periodo y también de grandes operaciones, como por ejemplo la compra de la petrolera argentina Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) por Repsol en el año 2000. Sin embargo, la escasa inversión en otras regiones emergentes, como Asia Oriental, Oriente Medio o África, se ha revelado como una de las carencias de este patrón inversor tan concentrado geográficamente. Gráfico 2. Inversión directa española en el exterior por zonas geográficas (% total)

Europa

América Latina

América del Norte 2% 2%

100% 11%

Otros

0% 14%

90% 13%

10%

80% 19%

70%

77%

60% 50% 40%

76%

57% 30% 20% 10% 0%

19% 1993

2000

2007

Fuente: Secretaría General de Comercio Exterior. Ministerio de Industria y Comercio.

La concentración geográfica de la inversión española se traslada también al ámbito sectorial. El Gráfico 3 ilustra los principales sectores en los que han invertido las empresas españolas en el periodo 1993-2010, destacando los servicios por encima de todos ellos. El conjunto de todas las actividades industriales, por ejemplo, representa tan sólo el 15% de la inversión total, equivalente a la suma de la energía, el agua, los residuos, la construcción, la ingeniería, el comercio y la hostelería, actividades de servicios en las que España manifiesta una aparente ventaja comparativa. Las telecomunicaciones y, sobre todo, las finanzas sobresalen con firmeza, aunque muy influidas por operaciones puntua-

19


les de grandes corporaciones como Telefónica, el Banco Santander o el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA). Gráfico 3. Principales sectores de inversión directa española en el exterior (% total entre 1993 y 2010)

60%

50%

40%

30%

20%

10%

0% Finanzas

Industrias

Telecomunicaciones

Energía, agua y residuos

Construcción, ingeniería y promoción inmob.

Comercio y distribución

Hostelería y turismo

Fuente: Secretaría General de Comercio Exterior. Ministerio de Industria y Comercio.

En un análisis de las empresas exportadoras de servicios, el Banco de España (2010) constata el fuerte dinamismo de este sector en los últimos años. Entre 2002 y 2007, las exportaciones españolas de servicios no turísticos, como la ingeniería, el transporte o las comunicaciones, aumentaron a un ritmo anual del 7,4%. Si en 1995 la cuota española en el comercio internacional de servicios no turísticos era del 1,8%, por debajo de nuestra cuota en mercancías (2,2%), a finales de 2009 esta cifra había alcanzado el 2,9%. En cambio, nuestra cuota de mercado en el comercio de mercancías se ha mantenido estable o incluso en ligero descenso (del 2,2% en 1995 al 2,1% en 2009).

20


El informe del Banco de España (2010) también se hace eco de cómo las empresas exportadoras de servicios cuentan con una mayor cualificación de mano de obra y una capacidad innovadora más elevada que las que no exportan. No obstante, también se observan dificultades a la hora de crear redes de distribución en el exterior, en parte vinculadas con la insuficiente apertura de los servicios en algunos países extranjeros. El sector servicios se caracteriza precisamente por la mayor necesidad de abrir establecimientos e invertir en el exterior, pues no siempre es posible la exportación desde el país de origen, por la naturaleza del propio servicio o bien por exigencias legales (Erramilli, 1990).5 La continuidad en la senda de crecimiento exterior de nuestras empresas exige invertir en nuevos mercados, sobre todo por parte de las compañías de servicios y en las zonas con menor presencia española hasta la fecha, como son los propios países árabes. Sin embargo, el periodo de crecimiento de la última década culmina con un fuerte endeudamiento, como ilustra el Gráfico 4, fiel reflejo de una inversión muy superior a nuestro ahorro interno y manifestado en nuestro crónico déficit por cuenta corriente. Aunque los medios han puesto el énfasis en la deuda pública, lo cierto es que el endeudamiento de las empresas españolas ha crecido de forma más acusada. Entre 2002 y 2010, la deuda de las sociedades no financieras se ha duplicado, pasando de 700 000 millones de euros a 1,4 miles de millones, equivalente al 139% del producto interior bruto (PIB) español, como puede verse en el Gráfico 5.

5 Los servicios han sido objeto de una reciente liberalización en el sistema comercial multilateral, con la firma del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS, por sus siglas en inglés) en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC) a mediados de los años noventa. Aun así, persisten numerosas barreras y los Estados no están obligados a aplicar las cláusulas de nación más favorecida y trato nacional en este ámbito, como sí lo deben hacer en el comercio de mercancías.

21


Gráfico 4. Deuda y déficit por cuenta corriente en España Deuda sectores residentes no financieros (barra derecha)

Saldo por cuenta corriente (barra izquierda)

0

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2016

2007

2008

2009

350

300

-2

250 -4 200 -6 150 -8 100 -10 50 -12

0

Fuente: Banco de España.

Gráfico 5. Deuda de los sectores no financieros españoles (% del PIB) Administraciones públicas

Hogares

Sociedades no financieras

300% 270% 240% 210% 180% 150% 139% 120% 76%

105%

2000

2005

90% 60% 30% 0%

PIB:

22

producto interior bruto. Fuente: Banco de España.

2010


Precisamente, algunos de los sectores de servicios de mayor dinamismo en los últimos años se corresponden con los de mayor endeudamiento, resultado de un vertiginoso crecimiento financiado de forma mayoritaria, y tal vez exagerada, con recursos ajenos. El Gráfico 6 ilustra esta evidencia a través de los niveles medios de deuda para los mismos sectores en la zona euro, mostrando un diferencial que llega a duplicarse.

Gráfico 6. Deuda sobre el resultado bruto en 2008

España

Zona euro

2000 1800 1600 1400 1200 1000 800 600 400 200 0 Industria manufacturera

Actividades inmobiliarias y construcción

Electricidad, gas y agua

Hostelería y restauración

Fuente: Banco de España.

En esta difícil coyuntura de recesión y forzoso «desapalancamiento», las empresas españolas deberán abordar innovadoras estrategias de expansión contando con el concurso de nuevos capitalistas, ya sea en proyectos concretos, a través de empresas y sociedades mixtas en el extranjero, o bien dando entrada a los inversores en el capital del propio grupo español en origen. Todas estas alternativas se estudiarán a través de los casos concretos de cooperación hispano-árabe en esta publicación. Desde un punto de vista macroeconómico, el

23


futuro inmediato pasa también por recurrir a inversores externos para compensar nuestra crónica falta de ahorro interno y garantizar tanto la expansión de nuestras empresas como la inversión en infraestructuras y, por ende, el crecimiento de nuestra economía. 1.2. Los países árabes ante el fin del petróleo barato Tras la espectacular escalada del precio del petróleo entre 2002 y 2008, cuando se llegaron a alcanzar los 150 dólares por barril tras triplicarse el precio en un lustro, la llegada súbita de la crisis provocó el desmoronamiento de los niveles alcanzados, para estabilizarse luego en los 70-90 dólares por barril. Este nivel podría ser el óptimo para garantizar futuras inversiones tanto en nuevos yacimientos como incluso en energías renovables, así como para evitar el estrangulamiento de la demanda en los grandes mercados de consumo (Orozco, 2010). Al margen de los altibajos puntuales, lógicos por tratarse de un producto de demanda inelástica y oferta poco flexible a corto plazo, diversos estudios se han hecho eco de un posible cambio de tendencia, que podría perpetuar este precio de 70-90 dólares a largo plazo o incluso llevarlo al alza. Deutsche Bank (2010) apuntaba a la combinación de una demanda en ascenso en los mercados emergentes, el agotamiento de la capacidad sobrante y la ausencia de nuevas inversiones, elevando el precio internacional hasta unos 125 dólares en 2030 en términos reales.6 El banco alemán prevé para 2030 una demanda diaria de 110 millones de barriles, frente a los 85 millones actuales, por encima incluso de las previsiones de la propia Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) (2010), de 105,5 millones, reflejadas en el Gráfico 7. Aquí destaca el creciente protagonismo de los países emergentes, especialmente China, que duplicará su demanda de petróleo. Deutsche Bank considera que la punta en la oferta de petróleo se alcanzará en 2016-2017, para entrar luego en una fase de escasez, que exigirá nuevos descubrimientos y explotaciones para atender a esta demanda en ascenso.7

6 El estudio del Deutsche Bank revela que sólo existen unos cinco millones de barriles diarios de capacidad excedente, que podrían reducirse con facilidad con la llegada de inviernos fríos. Por su parte, los problemas en el golfo de México tras el accidente de British Petroleum (BP) y el carácter estatal de muchas petroleras no facilitan ni agilizan las inversiones en nuevos yacimientos. 7 El estudio del banco alemán cifra en 317 billones de barriles la nueva capacidad que convendría descubrir y empezar a explotar entre 2009 y 2030 para poder atender la nueva demanda. Esta cantidad supera incluso las reservas estimadas en Arabia Saudí (265 billones).

24


Gráfico 7. Evolución prevista en la demanda de petróleo (millones de barriles/día)

América del Norte

Europa Occidental

América Latina

Oriente Medio y África

China

Resto de Asia

Resto del mundo

120%

100%

80%

60% 10,9

13,2

15

16,7

8,7

2010

2015

2020

2025

2030

40%

20%

0%

Fuente: Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) (2010).

El analista Jeremy Grantham (2011) recuerda que, en un periodo de un siglo, el petróleo ha sido la única materia prima que ha mantenido su precio, en torno a los 16 dólares por barril en términos reales e, incluso, lo ha aumentado en las últimas décadas a raíz de las distintas crisis de suministro (1974, 1981, 1991) y del más reciente incremento de la demanda en los países emergentes. Según Grantham, este shock de demanda, provocado sobre todo por la irrupción de China, implica un cambio de paradigma en los precios de las materias primas ante una oferta limitada. Compara la futura situación con el agotamiento de la madera a comienzos del siglo XIX, por la fiebre en la construcción de buques y su uso como combustible (carbón vegetal), lo cual sólo pudo superarse con el carbón mineral y el petróleo más tarde. Al margen del carácter catastrofista que puedan adoptar algunos de los análisis de los últimos tiempos, es evidente que el ascenso de países emergentes como China, la India o Brasil y la mejora en el nivel de vida de su población provoca-

25


rán un incremento global de la demanda de hidrocarburos, lo cual podría elevar los precios en mayor o menor medida, en función de la oferta existente. Kharas y Gertz (2010) estiman que hasta 2030 se duplicará la clase media mundial en casi 3000 millones de personas, en su mayoría en Asia-Pacífico, con los consiguientes efectos que esto tendría sobre el consumo de energía.8 En este contexto, las perspectivas son positivas para los países árabes exportadores de petróleo y gas, que representan el 40% de la oferta mundial y el 60% de las reservas. Además, los costes de extracción y producción son relativamente bajos en estos países, según se refleja en el Gráfico 8, lo cual favorece su acumulación de divisas con precios internacionales relativamente altos como los actuales. Gráfico 8. Coste de producción del petróleo (dólares por barril)

Arabia Saudí

Kuwait Iraq África Occidental Brasil EE. UU. Irán Canadá (pozos tradicionales) Venezuela Canadá (arenas bituminosas) 0

20

40

60

80

100

120

140

EAU: Emiratos Árabes Unidos. Fuente: Deutsche Bank (2010).

8 En la estimación de Kharas y Gertz (2010), en 2030 el 66% de la clase media mundial viviría en Asia-Pacífico, frente al 28% actual. Los autores definen clase media como las familias con un gasto diario entre diez y cien dólares en paridad del poder adquisitivo.

26


La estimación del Deutsche Bank muestra cómo un incremento de diez dólares en el precio del barril de petróleo genera en los países del CCG un excedente adicional anual de 56 000 millones de dólares en su balanza por cuenta corriente, situación diametralmente opuesta a la de España, que mostrábamos en la sección precedente. Como vemos en el Gráfico 9, los superávits corrientes superiores al 10% del PIB son habituales en estos países exportadores de petróleo, con la excepción de Iraq. El Instituto Internacional de Finanzas (IIF) (2007) estimaba en unos mil millones de dólares diarios la acumulación de fondos en los países del Golfo, mientras que Goldman Sachs actualizaba estos datos indicando que, a unos cien dólares por barril, los exportadores de petróleo y gas ingresarían unos 2,4 billones de dólares al año, una transferencia de rentas desde los países importadores de crudo equivalente al 3,7% de su PIB. Sin embargo, más de la mitad de estos ingresos regresan a los importadores a través de compras de sus bienes y servicios por parte de los exportadores de hidrocarburos. Por tanto, según el banco de inversión, quedaría aproximadamente un billón de dólares netos anuales para invertir en activos financieros.9 El Recuadro 1 aporta mayores detalles sobre esta cuestión. Gráfico 9. Saldo de la balanza por cuenta corriente (% del PIB) 45%

2000-2005

2010

2011

40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% -5% -10% Argelia

Bahréin

Iraq

Kuwait

Libia

Omán

Qatar

Arabia Saudí

EAU

Promedio para 2000-2005. Previsión para 2011. EAU: Emiratos Árabes Unidos; PIB: producto interior bruto. Fuente: Fondo Monetario Internacional (FMI) (2011).

9 Billones en términos europeos, no americanos («$ 1-Trillion of Oil Revenues May Be Looking to Buy Assets Next Year», Zawya, 17/4/11).

27


Las buenas perspectivas futuras de consumo global de hidrocarburos, con la consiguiente acumulación de recursos y su aplicación en la importación y la inversión exterior, convierten a los países árabes en una referencia esencial para captar el ahorro y el capital de los que está tan necesitado nuestro país. En los próximos capítulos, profundizaremos sobre la gestión de estos recursos y las fórmulas de colaboración con empresas españolas, no sin antes realizar, a continuación, una última reflexión sobre los cambios en las fuentes de ahorro global.

Recuadro 1 El gasto público recorta las rentas netas del petróleo Los recursos disponibles para invertir en el exterior en los países árabes exportadores de hidrocarburos dependen, en primera instancia, de los precios internacionales y de los costes de producción. Como veíamos en el Gráfico 8, la geología y la orografía de los países árabes permiten optimizar los costes de extracción y producción, generando a priori importantes márgenes de beneficio. Sin embargo, el margen real no es sólo la diferencia entre los más de cien dólares del precio internacional del barril y los 40-45 de coste de producción del Gráfico 8. Aquí entra entonces en juego el concepto del break-even price. Partiendo de la base de que la explotación de hidrocarburos es una actividad eminentemente estatal en los países árabes, sus plusvalías se integran en el presupuesto público, exceptuando aquellas partidas que se hayan previamente asignado para dotar fondos soberanos o de reserva, en caso de existir. Por tanto, los recursos netos disponibles para la inversión exterior dependerán del saldo fiscal del propio país. En los últimos años, el gasto público ha aumentado en la inmensa mayoría de los países, de modo que cada vez es más alto el precio del petróleo que permite generar un excedente para invertir. Este precio, conocido como break-even price, es el que permite equilibrar las cuentas públicas, teniendo en cuenta que éstas dependen de forma mayoritaria o casi exclusiva de las rentas del petróleo. Un estudio del Deutsche Bank citado por Zawya afirmaba que el break-even price había aumentado un 50% entre 2006 y 2010 en los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), hasta unos 76 dólares por barril, a causa de su mayor gasto público. En el caso de Kuwait, un estudio de Morgan Stanley prevenía en 2011 ante un precio por barril inferior a los 80 dólares, pues lo consideraba el break-even price, a causa de un presupuesto estatal de 71 000 millones de dólares, el más alto desde 2003, y con el 90% de los ingresos públicos procedentes del petróleo. Al margen del gasto corriente, ya de por sí elevado, el presupuesto prevé comenzar con el Kuwait Development Plan (KDP), un ambicioso proyec-

28


to de construcción de nuevas infraestructuras hasta 2014 valorado en 104 000 millones de dólares. Los conflictos sociales de la primavera árabe han generado como reacción un incremento del gasto público en muchos países. El FMI ha cifrado su coste en una horquilla desde el 0,3% del producto interior bruto (PIB) en Argelia hasta el 15% en varios años en Arabia Saudí, elevando aún más el break-even price del petróleo. Sin renunciar a este mayor gasto social de los últimos meses o a las inversiones en infraestructura, los Gobiernos árabes deberán racionalizar su gasto corriente, adelgazar la Administración, eliminar subvenciones y ampliar su base tributaria. De ello dependerán las plusvalías netas del petróleo y, por tanto, su posible canalización en forma de inversiones hacia España y otros países. Fuentes: Zawya, Deutsche Bank (2010) y Fondo Monetario Internacional (FMI) (2011).

1.3. Hacia un cambio histórico en los flujos de capital Los fenómenos mostrados en las dos secciones precedentes, esto es, el insuficiente ahorro en España y la acumulación de recursos en los países árabes, son fiel reflejo de una tendencia de carácter más general observada en los últimos años y que se podría ampliar en el futuro. McKinsey Global Institute (MGI) (2010) analizó este cambio de tendencia en un informe con un título tan revelador que habla por sí solo: Adiós al capital barato. El documento advierte, en primer lugar, de una posible escasez de capital en las próximas décadas, como consecuencia de un aumento de la tasa de inversión junto con una rebaja de la de ahorro. La tasa global de inversión se situaba en los años setenta del siglo XX en un 26% del PIB mundial pero luego descendió hasta un 20% en 2002. Desde entonces, no ha hecho más que aumentar por las ingentes necesidades de infraestructuras y vivienda en los países emergentes. En el futuro, MGI (2010) prevé una tasa mundial de inversión en torno al 25%, tanto por el crecimiento de los países en desarrollo, como también por la renovación de las infraestructuras en las economías maduras.10

10

MGI (2010) indica, por ejemplo, que el 40% de la red de agua corriente de Londres tiene más de 100 años y el 12% más de 150. En los EE. UU., el uso de la red pública de transporte por carretera se ha doblado entre 1980 y 2008, pero la capacidad (medida en vehículos por milla recorrida) sólo ha aumentado un 8% en el mismo periodo. Una fuente independiente cifra en 1,2 billones de dólares la inversión en infraestructuras necesaria en los EE. UU. a lo largo de los próximos cinco años.

29


Frente a las necesidades de inversión, la tasa mundial de ahorro ha ido, en cambio, decreciendo paulatinamente, desde un 23% en 1970 hasta un 19% del PIB mundial en 2002. Entre las causas de este fenómeno, MGI (2010) cita en primer lugar el envejecimiento de la población, que en 2030 podría alcanzar un nivel récord a escala global. Tal como indica la teoría del ciclo de vida, las mayores tasas de ahorro se corresponden con edades maduras (35-55 años), cuando los ingresos por trabajo son ya importantes y se ahorra para adquirir vivienda o de cara a la jubilación, mientras que en la vejez se acostumbra a ahorrar menos en términos relativos (Modigliani y Ando, 1963; Modigliani, 1986). En segundo lugar, el entorno de bajos tipos de interés y de apreciación del valor de los activos de la última década desincentivó el ahorro, especialmente en Europa y los EE. UU., favoreciendo en cambio el consumo y el endeudamiento.11 (2010) concluye que la evolución futura de las tasas de ahorro e inversión a nivel global generará un desequilibrio entre ahorro e inversión de 0,8 a 2,4 billones de dólares en 2030, en función del crecimiento económico que realmente se produzca. En otras palabras, las necesidades de inversión podrían superar en más de dos billones de dólares el ahorro disponible a escala global, provocando en consecuencia un incremento de los tipos de interés reales para equilibrar la oferta y la demanda de capital. Asimismo, otra conclusión fundamental del estudio se refiere al desplazamiento del ahorro global hacia los países emergentes, a consecuencia de su población más joven y de la exportación de recursos naturales.12 Los Gráficos 10 y 11 ilustran perfectamente este fenómeno con la evolución de las tasas de ahorro y la distribución del ahorro global, respectivamente, con los emergentes acaparando en 2030 más de la mitad del ahorro mundial.

MGI

11 Justamente, la crisis de finales de 2008 ha permitido elevar ligeramente las tasas de ahorro en los últimos dos años. En los EE. UU., la tasa de ahorro había caído del 20,6% del PIB en 1980 al mínimo histórico del 12,7% en 2008, para recuperarse en 2009 y 2010 hasta el 16% (MGI, 2010). 12 Un tercer elemento que, sin duda, incidirá en este fenómeno es la evolución en los tipos de cambio. A nadie se le escapa que tanto China como algunos países del Golfo mantienen sus tipos de cambio en niveles artificialmente bajos, lo cual favorece sus exportaciones y contribuye al espectacular superávit de su balanza por cuenta corriente.

30


Gráfico 10. Evolución de las tasas de ahorro (% del PIB)

1990

2000

2009

45% 40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0%

Países desarrollados

Países emergentes

Exportadores de petróleo

PIB:

producto interior bruto. Fuente: McKinsey Global Institute (MGI) (2010).

31


Gráfico 11. Distribución geográfica estimada del ahorro mundial

Otros países emergentes

Países desarrollados

China

100% 20%

90% 80%

28%

12%

70% 25%

60% 50% 40% 68% 30%

47% 20% 10% 0%

2008

2030

Fuente: McKinsey Global Institute (MGI) (2010).

El creciente ahorro en los mercados emergentes ya está alterando los flujos internacionales de capital, que desde hace unos años empiezan a fluir de forma significativa desde aquellos países hacia las economías desarrolladas. Desde 2008, China es ya el primer ahorrador neto del mundo en términos absolutos, por delante de los EE. UU., y en 2010 fue también el quinto inversor en el exterior (MGI, 2010).13 Los países árabes exportadores de petróleo, aun siendo economías más pequeñas en términos de PIB, jugarán también un papel importante como proveedores de capital. Con un alto porcentaje de población joven (cien millones entre 15 y 29 años), los países de Oriente Medio y el norte de África cuentan pues con un «don» demográfico que les podría convertir ahora en un gran mercado de consumo y en importantes ahorradores en un 13

En 2008, el ahorro interno chino fue de 2,3 billones de dólares, equivalente al 53% de su PIB. Sin embargo, la población china también descenderá de forma rápida, como consecuencia de la política del hijo único, instaurada en los años ochenta, de modo que en 2030 su ahorro representará sólo el 40% de su PIB, aunque seguirá siendo el primer ahorrador mundial (MGI, 2010).

32


futuro próximo, siempre y cuando sean capaces de generar empleo y riqueza para los jóvenes (Orozco, 2011b).14 En este nuevo contexto que se dibuja, las empresas que optimicen mejor sus fuentes de capital (con una mayor productividad del capital), así como aquellas que gocen de un acceso privilegiado a las nuevas fuentes de ahorro, podrían beneficiarse en el futuro de una sólida ventaja comparativa según MGI (2010). El acceso al capital se convierte por tanto en nueva herramienta competitiva en un entorno de escasez de ahorro y tipos de interés reales al alza. Para las empresas españolas y de otros países desarrollados será por tanto fundamental explorar nuevas fórmulas de colaboración con los nuevos capitalistas del mundo emergente, como las que analizamos en los siguientes capítulos.

2. Radiografía del capital árabe Como apuntábamos en el preámbulo a este estudio, el capital árabe ha estado presente en España desde hace décadas, pero ha regresado recientemente al primer plano con inversiones importantes, algunas de las cuales tratamos con detalle en el capítulo 3. A diferencia de los primeros años de inversiones en la década de los ochenta, el capital árabe se muestra ahora más selectivo y experto, gestionando su patrimonio a través de nuevos fondos y otros vehículos de inversión. La creciente sofisticación de los mercados financieros globales también se ha plasmado en los países árabes, que están hoy en día más avanzados que treinta años atrás, lo cual se traduce en una gestión más profesional y especializada de sus recursos e inversiones. Con el objetivo de obtener una radiografía exhaustiva de los principales actores de la inversión árabe en esta nueva etapa, se consultaron entre febrero y junio de 2011 las bases de datos financieras Zawya Investor y Zawya Sukuk Monitor, propiedad del servicio de información financiera Zawya de Dubái, ahora parte del grupo internacional Thomson Reuters. A partir de los datos obtenidos y de su posterior tratamiento, se presentan en las siguientes secciones las principales tendencias y conclusiones. Las estadísticas se refieren en todos los casos al cierre de 2010, excepto indicación en otro sentido.

14 Será preciso crear 51 millones de empleos hasta 2020 en la región para emplear a los jóvenes y combatir el actual paro juvenil del 25% (Orozco, 2011a).

33


Se ha creído oportuno empezar por un análisis de las dos grandes fuentes de capital, el sector público y el sector privado, para profundizar luego en un vehículo de inversión tradicional y dos vehículos emergentes: los bancos, los fondos de inversión y los de private equity. Por último, se lanza una mirada a las finanzas islámicas y a uno de sus principales y más prometedores instrumentos, los bonos islámicos o sukuk. Sin ánimo de cubrir la integridad del espectro financiero árabe o islámico, las siguientes secciones ofrecen una perspectiva exhaustiva y amplia del capital árabe en sus distintas formas. 2.1. Principales inversores 2.1.1. Sector público: empresas, entidades y fondos soberanos En el capítulo 1 se ha mencionado ya la naturaleza pública de buena parte de la riqueza y el ahorro generados en los países árabes exportadores de petróleo, puesto que las fuentes de hidrocarburos suelen ser propiedad del Estado y su explotación corresponde mayoritariamente a empresas públicas. Al mismo tiempo, el sector petrolero y del gas aporta una parte primordial de los ingresos públicos a través de tasas, impuestos o la mera propiedad de los recursos. En un contexto de crecimiento de los precios del petróleo, los Gobiernos de los países del Golfo acumulan importantes superávits fiscales, como se expone en el Gráfico 12.15

15

El informe del FMI (2011) afirma, no obstante, que el superávit será incluso inferior al previsto inicialmente, a causa de la inestabilidad social en la región, que ha obligado a los Gobiernos más ricos a adoptar medidas populares, como subvenciones, ayudas a familias o programas extraordinarios de infraestructuras. El FMI cifra el coste de estas medidas en una horquilla desde el 0,3% del PIB en Argelia hasta el 15% en varios años en Arabia Saudí.

34


Gráfico 12. Evolución del saldo fiscal del Estado en el Golfo Pérsico (% del PIB)

Kuwait

Qatar

Arabia Saudí

CCG

40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% -5% -10% 2008

2009

2010

2011

CCG:

Consejo de Cooperación del Golfo; PIB: producto interior bruto. Fuente: Fondo Monetario Internacional (FMI) (2011).

Con superávits fiscales entre el 10 y el 20% del PIB, la acumulación de capital por parte de los Gobiernos de Oriente Medio les permite acometer importantes inversiones en el exterior, con las salvedades expuestas en la sección 1.2 (véase el Recuadro 1). Aun cuando la atención en el sector público se ha centrado tradicionalmente en los fondos soberanos, sobre los que regresaremos posteriormente, la influencia de los Gobiernos va más allá. Son muchas las empresas de diversos sectores con una mayoritaria o al menos significativa participación pública y que pueden erigirse en inversores directos. En el capítulo 3 veremos algunos casos de empresas españolas que colaboran con grupos empresariales de Oriente Medio con una importante participación pública. Según un informe del Kuwait Financial Centre (2010), las bolsas de los países del CCG acogen a un total de 179 empresas cotizadas controladas directa o indirectamente por los respectivos Gobiernos. Estas empresas tenían, a finales 35


de 2010, un valor de 182 000 millones de dólares de los EE. UU. (USD, por sus siglas en inglés), lo cual equivale a un tercio de la capitalización de todos los mercados bursátiles del CCG. Además de los célebres fondos soberanos, las entidades públicas, en un sentido amplio, identificadas en aquel estudio son un total de 51, que a su vez controlan a las 179 sociedades cotizadas mencionadas, tal como indica el Gráfico 13. Por su parte, la Tabla 1 muestra las principales entidades públicas que describe dicho estudio, algunas de ellas calificadas como fondos soberanos, mientras que la Figura 1 nos proporciona un ejemplo de la cadena de relaciones creada desde el sector público para el caso de Arabia Saudí. Gráfico 13. Entidades públicas de inversión y sus sociedades cotizadas controladas

Número de entidades públicas

Número de empresas cotizadas controladas

Valor en bolsa de las empresas (miles de millones de USD)

120 100 80 60 40 20 0 Arabia Saudí

Qatar

Kuwait

Bahréin

EAU: Emiratos Árabes Unidos; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: Kuwait Financial Centre (2010).

36

Omán


Tabla 1. Las diez mayores entidades públicas de inversión Entidad pública

País

Valor de su cartera de sociedades cotizadas en el CCG (millones de USD)

Public Investment Fund

Arabia Saudí

71 874

General Organization for Social Insurance (GOSI) Arabia Saudí

17 768

Emirates Investment Authority

Emiratos Árabes Unidos (EAU)

13 381

Qatar Investment Authority

Qatar

11 781

Qatar Petroleum

Qatar

10 607

Saudi Basic Industries Co.

Arabia Saudí

9392

Kuwait Investment Authority

Kuwait

8351

Abu Dhabi Investment Council

EAU

7907

Public Pensions Agency

Arabia Saudí

5962

Investment Corporation of Dubai

EAU

4990

CCG: Consejo de Cooperación del Golfo; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: Kuwait Financial Centre (2010).

Figura 1. Ejemplo de estructura de entidad pública en Arabia Saudí General Organization for Social Insurance (GOSI) 9% 34%

43%

Al Rajhi Bank

Samba Financials

Riyad Bank

Jadwa Capital

Samba Capital

Riyad Capital

Otras 26 sociedades cotizadas en Arabia Saudí y el CCG

CCG:

Consejo de Cooperación del Golfo. Fuente: elaboración propia a partir de Kuwait Financial Centre (2010) y Zawya. 37


Tal como veremos en secciones posteriores, la colaboración entre el sector público y el privado es muy estrecha, con múltiples inversiones y proyectos conjuntos en el campo financiero. En la Figura 1 tenemos el caso del Banco Al Rajhi, de carácter islámico, donde la familia fundadora comparte la propiedad con el Estado a través de la General Organization for Social Insurance (GOSI).16 A su vez, en un escalafón inferior, encontramos una serie de instrumentos de inversión, gestoras de fondos, en las que a su vez pueden participar otros inversores y que analizaremos con mayor detalle en la sección 2.2. Entre las entidades públicas mencionadas anteriormente, destacan lógicamente los fondos soberanos que, según Aizenman y Glick (2009), se distinguen de las autoridades monetarias, bancos centrales o sistemas de seguridad social en varios aspectos. En primer lugar, los fondos tienen personalidad jurídica propia y una vocación más a largo plazo que las autoridades monetarias, pues no afrontan exigencias de liquidez inmediata, lo cual les permite invertir en activos de mayor riesgo y rentabilidad. En segundo lugar, y a diferencia de los sistemas públicos de seguridad social, fondos de inversión y de pensiones, los fondos soberanos carecen de compromisos explícitos de reembolso ante partícipes, así como de pasivos futuros (pensionistas), lo cual les otorga mayor flexibilidad, capacidad de arriesgar y un horizonte de inversión más a largo plazo. Ante la ausencia de compromisos de reembolso a corto o medio plazo, MGI (2007) afirmaba, por ejemplo, como los fondos soberanos pueden destinar hasta un 12% de su cartera a inversiones alternativas, de alto riesgo y poca liquidez —tales como inmuebles o acciones no cotizadas (private equity)—, frente a la media del 3-5% entre los inversores americanos tradicionales (fondos de pensiones y de inversión mobiliaria). Un informe de Deloitte (2009) sobre los fondos soberanos en el sector inmobiliario sitúa su cuota de inversión en estos activos entre un 5 y un 10% de su patrimonio, indicando su preferencia por inmuebles comerciales en grandes capitales y por entablar colaboraciones con promotoras consolidadas.17 16

Aunque profundizaremos en este tema en otra sección del estudio, por bancos islámicos entendemos aquellas entidades financieras que, además de seguir los preceptos de prohibición de la usura, la especulación y actividades como el juego, articulan sus operaciones de activo y pasivo sobre la base de los modelos de la jurisprudencia mercantil islámica. Así, en lugar de cobrar una tasa de interés, cargan bien comisiones de servicio o bien ofrecen una participación en las pérdidas y beneficios de las actividades financieras. 17 Deloitte (2009) se hace eco de compras sonadas en los mercados inmobiliarios europeos y americanos, como la del mítico edificio Chrysler en Nueva York por parte de la Abu Dhabi Investment Authority (ADIA), la del hotel MGM Mirage de Las Vegas por Dubai World o la de Harrods en Londres QIA (Qatar).

38


El papel de los fondos soberanos en los flujos financieros internacionales crece día tras día y su patrimonio se aproxima al de otros actores importantes, como los bancos centrales o los gestores de fondos de acciones no cotizadas (private equity) y alternativos (hedge funds), tal como se aprecia en el Gráfico 14.18 En el Gráfico 15 confirmamos como prácticamente la mitad de los principales fondos soberanos se encuentran en los países árabes, fruto de sus cuantiosos ingresos por hidrocarburos, tal como apuntamos en el capítulo 1. El aumento en la producción de crudo y la escalada en sus precios permiten ampliar el patrimonio de los fondos existentes o incluso favorecen la aparición de otros nuevos, como se expone en el Recuadro 2. Al ritmo actual, tal como preveía MGI (2007), cada cinco años se podría doblar el patrimonio de los fondos soberanos y posicionarse así como actores financieros de primer nivel. Además, como se ha indicado en un estudio precedente (Soler, 2009), los fondos soberanos, a diferencia de los inversores tradicionales, no dependen tanto de los mercados financieros, pues cuentan con una fuente externa de riqueza a través de las materias primas y los hidrocarburos. En otras palabras, en un entorno de crisis como el actual, los fondos de inversión tradicionales deben esperar a la recuperación de los mercados financieros o a la improbable entrada de nuevos partícipes para ampliar sus patrimonios, mientras que los fondos soberanos se ven provistos cada día de liquidez adicional gracias a los ingresos del petróleo.

18

Como hedge funds o fondos de cobertura se conoce a aquellos que no invierten en títulos representativos del capital o la deuda de sociedades (fondos mobiliarios de renta variable y fija, respectivamente), sino en sofisticados productos financieros, principalmente derivados, opciones y futuros, lo cual les permite lograr enormes beneficios pero asumiendo también grandes riesgos. Suelen estar sólo al alcance de inversores de gran patrimonio y con estrategias avanzadas de inversión, e incluso estar vetados al gran público en muchas jurisdicciones.

39


Gráfico 14. Patrimonio de los fondos soberanos y otros inversores (billones de USD) 20

20

18 16 14 12 10 8 7 6 4 3 2

2 1

0 Bancos centrales

• •

USD:

Fondos soberanos

Fondos hedge

Inversores tradicionales

Datos de 2009 a efectos meramente comparativos. Hoy en día, según el Sovereign Wealth Fund (SWF) Institute, el patrimonio de los fondos soberanos se situaría en unos 4,3 billones. Por inversores tradicionales entendemos a los fondos de inversión mobiliaria y fondos de pensiones, los cuales se nutren de las aportaciones de sus partícipes y destinan sus recursos primordialmente a activos financieros en mercados organizados, como acciones cotizadas o valores de renta fija pública o privada.

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: Aizenman y Glick (2009).

40

Fondos private equity


Gráfico 15. Principales fondos soberanos (miles de millones de USD) 700

600

500

400

300

200

100

Fondo regulador (Argelia)

Libyan Investment Authority (Libia)

Future Fund (Australia)

QIA (Qatar)

Fondo de Bienestar (Rusia)

Fondo de Seguridad Social (China)

Temasek (Singapur)

GIC (Singapur)

HKMA Investment (Hong Kong)

KIA (Kuwait)

CIC (China)

SAMA (Arabia Saudí )

SAFE (China)

Fondo de Pensiones (Noruega)

ADIA (Abu Dhabi)

0

Los fondos de países árabes aparecen en gris oscuro. Aunque el SWF Institute los agrupa a todos, en el caso de Arabia Saudí, Libia y Argelia, no podemos hablar de fondos soberanos en un sentido estricto, sino que se trata de entidades públicas en un sentido más amplio, sin las particularidades y la autonomía de que gozan los fondos en Abu Dabi o Kuwait. ADIA: Abu Dhabi Investment Authority; CIC: China Investment Corporation; GIC: Government Investment Corporation; HKMA: Hong Kong Monetary Authority; KIA: Kuwait Investment Authority; QIA: Qatar Investment Authority; SAFE: State Administration of Foreign Exchange; SAMA: Saudi Arabian Monetary Agency; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: Sovereign Wealth Fund (SWF) Institute. Estimaciones a julio de 2011.

41


Recuadro 2 Iraq: ¿próximo fondo soberano? La mejora de las condiciones de seguridad y la actualización de la infraestructura de extracción han permitido a Iraq aumentar de forma muy significativa su nivel de producción de crudo. En 2012, su producción diaria, con casi tres millones de barriles por día, se situaba ya por delante de Kuwait y de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), y al nivel que el país llegó a extraer antes de la guerra de 1991 y la invasión de 2003. Paralelamente, y tras las últimas elecciones, Iraq está avanzando en la definición de un marco legal más favorable a la inversión extranjera en los hidrocarburos. Estas circunstancias coinciden con el calendario establecido en la Resolución 1956 del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de diciembre de 2010, en virtud de la cual se transfirió al Estado iraquí la administración de los recursos petrolíferos desde el 30 de junio de 2011. Hasta entonces, los ingresos por hidrocarburos eran depositados en el Fondo para el Desarrollo de Iraq, gestionado por los países de la coalición que derrocó a Saddam Husein en 2003, bajo la supervisión de la ONU. Sin embargo, la influencia americana era evidente, pues incluso el propio fondo usaba cuentas corrientes en la Reserva Federal de Nueva York. Desde el 30 de junio de 2011, el Gobierno iraquí asume la gestión de los recursos por hidrocarburos, bajo ciertos requisitos, como la obligación de seguir destinando un 5% de los ingresos a cubrir las indemnizaciones de la guerra con Kuwait. Desde algunos sectores, se reclama ya la constitución de un fondo soberano u otro vehículo similar que garantice que estos recursos se aplicarán a inversiones adecuadas y se destinarán al desarrollo del país. El patrimonio de un futuro fondo soberano iraquí podría superar ampliamente los 30 000 millones de dólares de los EE. UU. (USD, por sus siglas en inglés), con los actuales niveles de producción y precios del petróleo. El Ministerio de Petróleo iraquí ha llegado a fijar su objetivo de producción en 12 millones de barriles/día, frente a los tres actuales. Analistas independientes consideran exagerada esta cifra, pero sí ven factible que pueda llegar a seis millones en unos diez años. Por tanto, las perspectivas de ingresos son muy significativas en Iraq, aunque también son ingentes las necesidades de reconstrucción del país. Fuentes: Agencia Internacional de la Energía (2012), Fondo Monetario Internacional (FMI) (2011), Deutsche Bank (2010) y Zawya.

42


En un entorno de fuerte influencia del Estado en la economía, el sector público se erige en los países árabes exportadores de petróleo en un importante actor de sus mercados financieros. Sin embargo, el modesto tamaño de sus economías y mercados domésticos contrasta con el volumen de recursos captados por aquellas entidades públicas. Así, no es de extrañar que un estudio de Bernstein y cols. (2009) demostrara como sólo un 9% de las inversiones de los fondos soberanos árabes entre 1984 y 2007 se destinó a sus propios países de origen, frente al 38% de promedio entre otros fondos soberanos como los de China y el sudeste asiático.19 Aunque en los últimos años el porcentaje de recursos que han dirigido a los países de origen ha ido en aumento y es probable que siga aumentando en el futuro, existe sin duda un gran potencial de inversión fuera de sus fronteras, que se dirige de forma creciente hacia países emergentes, pero que España debería tratar de aprovechar.20 Más allá de los fondos soberanos, el poder público interviene, como hemos visto, a través de múltiples entidades que, en ocasiones, invierten luego en bancos y gestoras de fondos, incluso en colaboración con el sector privado. Un informe de Invesco (2011) confirma efectivamente como los inversores públicos mantienen un horizonte temporal más amplio y una mayor propensión al riesgo que la media, pero también aconseja distinguir precisamente entre el amplio elenco de entidades públicas, con excesiva frecuencia designadas indistintamente como fondos soberanos. Así, según Invesco (2011), podemos encontrar entidades que actúan en la práctica como agencias de desarrollo, promoviendo proyectos que aporten riqueza y empleo al país o territorio en cuestión. Otras, en cambio, pueden perseguir la simple gestión de un patrimonio, de acuerdo con criterios estrictamente financieros, o bien la diversificación de sus inversiones, entrando en nuevos nichos de mercado o tipos de activo, a menudo de la mano de expertos extranjeros. Algunos de los casos que veremos en el capítulo 3, como Sener/ Masdar o PAL Robotics/Royal, se corresponden con este último modelo, tratándose de entidades con participación pública exclusiva o mayoritaria, que

19 El estudio de Bernstein y cols. (2009) indica también que los fondos soberanos árabes son los que efectúan transacciones de mayor tamaño, con una media de 604 millones de dólares por operación, frente a la media de 351 entre todos los fondos soberanos. Los autores analizaron para ello datos de 2662 inversiones entre 1984 y 2007 de 29 fondos soberanos de todo el mundo. 20 El fondo ADIA de Abu Dabi manifestaba su intención de ampliar las inversiones en mercados emergentes, que ahora mismo representan el 15-25% de su patrimonio («Abu Dabiʼs ADIA Sees Global Shift to Emerging Markets», Zawya, 13/9/11).

43


persiguen la incursión de Abu Dabi en las energías renovables y la robótica, respectivamente. El Anexo 1 a este libro ofrece un perfil de los principales fondos soberanos árabes para completar este análisis.

2.1.2. Sector privado: familias y empresas El sector privado en los países árabes, y en particular los de Oriente Medio, está formado por importantes grupos familiares, titulares de negocios y empresas de todo tipo. La tradición familiar y la singular regulación de muchas economías árabes, que exige contar con un socio local en la mayoría de las actividades, han favorecido la aparición de conglomerados empresariales, habitualmente de propiedad familiar y con presencia en los sectores más diversos. El estudio de Invesco (2011) afirma que el segmento de las familias adineradas y sus negocios vinculados representa en Oriente Medio algo más de la mitad de las inversiones «no soberanas», es decir, inversiones privadas que no proceden de la esfera pública. Un buen indicador del potencial inversor de particulares y familias en el mundo árabe, especialmente en Oriente Medio, viene dado por el informe anual de CapGemini y Merrill Lynch (2011) sobre las grandes fortunas (high net worth individuals —HNWI—), consideradas como aquellas con un patrimonio superior al millón de dólares, excluyendo su primera residencia y otros bienes duraderos (automóviles, etc.). Según dicho informe, en 2010, y a pesar de la crisis global, el número de grandes fortunas aumentó un 8,3%, hasta alcanzar 10,9 millones de individuos en todo el mundo. En el número total de personas, África y Oriente Medio experimentaron el mayor crecimiento, un 11,1% y un 10,4%, respectivamente. Como se aprecia en el Gráfico 16, Asia-Pacífico acumula, después de los EE. UU., el mayor número de grandes fortunas del mundo, por primera vez por delante de Europa, a quien sigue Oriente Medio. En esta zona, encontramos en 2010 a 400 000 individuos con un patrimonio total de casi dos billones de dólares.

44


Gráfico 16. Distribución de las grandes fortunas en el mundo en 2010

Individuos (millones)

Patrimonio (billones de USD)

12

10

8

6

4

2

0 América del Norte

Asia-Pacífico

Europa

Oriente Medio

América Latina

África

USD:

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: CapGemini y Merrill Lynch (2011).

Si analizamos la distribución de las grandes fortunas a partir de los datos del Gráfico 16, es evidente la extrema polarización de la riqueza en América Latina o África, donde hay un menor número de grandes fortunas pero su patrimonio resulta similar o superior incluso al de Oriente Medio (caso de América Latina). El Gráfico 17 confirma esta observación al presentar el patrimonio medio de las grandes fortunas en las diferentes regiones. Oriente Medio ocupa aquí una posición intermedia, con un promedio de unos 4,3 millones de USD, por encima de los tres millones de media en Europa, Asia y América del Norte, pero lejos aún de los 11 y 14 observados en América Latina y África, respectivamente. Por tanto, podríamos afirmar que las fortunas de Oriente Medio se encuentran distribuidas de forma más amplia que en otras regiones, como América Latina y África, también caracterizadas por la exportación de materias primas y energía y donde la riqueza queda concentrada en muy pocas manos.

45


Gráfico 17. Patrimonio promedio de las grandes fortunas (millones de USD)

16 14 12 10 8 6 4 2 0 América Latina

África

Oriente Medio

América del Norte

Europa

AsiaPacífico

USD:

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia con datos de CapGemini y Merrill Lynch (2011).

El Gráfico 18 confirma la relativa mejor distribución de la riqueza en Oriente Medio, al comparar el número de grandes fortunas con la población total de la zona. En los países más avanzados de Europa y América del Norte, las grandes fortunas llegan a representar el 1% de la población total, una cifra que desciende hasta el 0,14% en el caso de Oriente Medio, pero por encima aún de América Latina (0,09%), Asia-Pacífico (0,08%) y África (0,01%). Sin perjuicio de las consideraciones acerca de la desigual distribución de la renta en todas estas regiones en desarrollo, es evidente que en Oriente Medio existe un número considerable de grandes patrimonios, sin la polarización de sus homólogos africanos o latinoamericanos y, por tanto, susceptibles de canalizar sus inversiones con sus respectivas empresas, o bien a través de vehículos e instrumentos como los que veremos en la sección 2.2.

46


Gráfico 18. Peso de las grandes fortunas en la población total

1,20%

1,00%

0,80%

0,60%

0,40%

0,20%

0,00% América del Norte

Europa

Oriente Medio

América Latina

AsiaPacífico

África

Fuente: elaboración propia con datos de CapGemini y Merrill Lynch (2011).

Precisamente con relación a las estrategias de inversión de las grandes fortunas árabes, el informe de CapGemini y Merrill Lynch (2011) aporta algunas conclusiones interesantes. Se afirma que, a consecuencia de la crisis inmobiliaria, su inversión en inmuebles ha descendido notablemente. Si unos años atrás llegó a representar el 38% del patrimonio total, en 2010 había caído hasta el 18%, incluso por debajo del promedio mundial (19%), tal como indica el Gráfico 19. Los autores consideran que las fortunas árabes y asiáticas suelen invertir más en inmuebles que el promedio, pero la caída del mercado en Dubái y otros países de la zona ha pasado factura en 2009 y 2010. En cambio, las fortunas asiáticas mantienen una elevada exposición a los inmuebles, con un 31% de su patrimonio. De cara al futuro, CapGemini y Merrill Lynch (2011) esperaban que la inversión global en inmuebles siguiera cayendo hasta el 15% del patrimonio medio total en 2012, aunque los inversores de países en desarrollo, incluidos los árabes, continúen apostando más por este activo.

47


En cuanto a los inversores árabes, CapGemini y Merrill Lynch (2011) aprecian también un rasgo de gran relevancia. Como se observa en el Gráfico 19, su propensión a invertir en «activos alternativos» es superior al promedio mundial (8 frente al 5%). Entre dichos activos encontramos productos estructurados, derivados, fondos de cobertura (hedge funds), materias primas, divisas extranjeras y acciones no cotizadas, incluyendo capital riesgo. Por determinadas razones coyunturales, las fortunas japonesas, por ejemplo, han apostado mucho por las divisas extranjeras como inversión, mientras que los americanos lo hacen por los derivados y los hedge funds. En cambio, los inversores árabes manifiestan un mayor interés por las inversiones directas y las acciones no cotizadas (private equity), cuyo peso es un 70% superior en sus carteras respecto a la media mundial. Es decir, dentro del 8% que las grandes fortunas árabes destinan a inversiones alternativas, las acciones no cotizadas juegan un papel muy importante, lo cual es una buena noticia para las empresas españolas que buscan financiación.

Gráfico 19. Peso de los diversos activos en el patrimonio de las grandes fortunas Promedio

Oriente Medio

35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% Inversiones alternativas

Depósitos bancarios

Inmuebles

Renta fija

Fuente: elaboración propia con datos de CapGemini y Merrill Lynch (2011).

48

Renta variable


Este análisis de las grandes fortunas árabes puede verse completado con los resultados del ranking de los árabes más ricos que elabora anualmente la revista de negocios Arabian Business.21 En su edición de 2010, la lista incluía 50 nombres con un patrimonio total estimado de 247 000 millones de USD y un aumento del 18% en su riqueza con respecto al año 2009. Como se observa en el Gráfico 20, Arabia Saudí figura como el país con mayor número de grandes fortunas, con un 70% del patrimonio total, es decir unos 173 000 millones de USD, seguido por los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Kuwait con una cifra casi idéntica, unos 21 000 millones de USD. Gráfico 20. Distribución de los 50 árabes más ricos por países (% del patrimonio total)

8% 9% EAU

70%

13%

Kuwait Otros Arabia Saudí

EAU: Emiratos Árabes Unidos. Fuente: Arabian Business.

21

«The World’s Top 50 Richest Arabs», Arabian Business, 19/12/2010.

49


La Tabla 2 proporciona los nombres de las diez primeras fortunas de la lista, con la relación completa de la misma en el Anexo 2 a este libro. Es importante destacar que el ranking no incluye las fortunas de príncipes, reyes o emires de carácter hereditario, que acabarían copando la lista, sino que se basa sólo en la riqueza generada por actividades empresariales.22 Por ello, no encabeza la lista el rey Abdullah de Arabia Saudí, tal vez el monarca más rico de la región, sino el príncipe Al Waleed, por su actividad en el grupo Kingdom Holding, titular de un importante negocio hotelero, amén de incursiones en banca y finanzas. Tabla 2. Principales fortunas de los países árabes Nombre

Patrimonio (miles de millones de USD)

Príncipe Al Waleed Bin Talal Al Saud

20

Arabia Saudí

Banca, hoteles y finanzas

Kingdom Holding Company

Familia Olayan

12

Arabia Saudí

Banca y finanzas

Olayan Group

Mohamed Bin Issa Al Jaber

12

Arabia Saudí

Bienes inmuebles

MBI International Group

Issam Al Zahid

10

Arabia Saudí

Comercio minorista, Alzahid Group energía

Familia Bin Laden

10

Arabia Saudí

Construcción

Binladin Group

Mohammed Al Amoudi

10

Arabia Saudí

Energía

Corral Group

Naser Al Kharafi

8

Kuwait

Bienes inmuebles

MA Kharafi Group

Familia Al Ghurair

7

EAU

Banca y finanzas

Al Ghurair Group

Familia Bugshan

7

Arabia Saudí

Bienes inmuebles, Ahmed Salem Bugshan comercio minorista Group y construcción

Said Khoury

7

Palestina

Construcción

País

Negocios

Empresas vinculadas

Consolidated Contractors International Company

EAU: Emiratos Árabes Unidos; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: Arabian Business.

22

Los responsables del ranking afirman que su proceso de investigación empieza con el estudio de 450 empresas de los países árabes para identificar a sus propietarios y valorar luego su patrimonio.

50


El ranking de 2010 proporciona un patrimonio medio de 5300 millones de USD para cada una de las 50 grandes fortunas árabes. Según los autores, un 58% de los incluidos en la lista han amasado su fortuna en mayor o menor medida a través de la construcción, pues una inmensa mayoría cuenta con este negocio entre sus actividades, tal como vemos en la Tabla 2 y el Anexo 2. A partir de los datos proporcionados sobre las empresas de cada familia, el Gráfico 21 nos ofrece un mayor desglose de sus actividades. En efecto, los inmuebles, la hostelería y la construcción representan una parte muy substancial de la riqueza árabe, seguida de dos grandes grupos de actividades. Por un lado, tenemos el grupo de la banca y las finanzas, con la mayoría de las entidades financieras en manos de familias, en ocasiones en propiedad compartida con los Gobiernos (véase la sección 2.2.1). Por otro lado, tenemos el grupo de actividad relativo al comercio minorista que, como resultado de las restricciones a las actividades de distribución comercial de grupos extranjeros, sigue estando mayoritariamente en manos de grandes familias autóctonas. Gráfico 21. Principales actividades de las grandes fortunas árabes (% del patrimonio total)

Energía 12% 8% 12%

23%

Otros 8%

Inmuebles y hostelería 17%

17%

Comercio minorista 20%

Construcción 20% 20% 20% Banca y finanzas 23%

Fuente: elaboración propia a partir de Arabian Business.

51


2.2. Instrumentos y vehículos de inversión 2.2.1. Bancos El principal propósito del presente trabajo es el de identificar a los nuevos inversores que están surgiendo en los países árabes y reflexionar sobre fórmulas de colaboración con empresas españolas, con la mirada puesta en los nuevos fondos y vehículos de inversión que promueven familias y Gobiernos, que serán objeto de un profundo análisis en las secciones 2.2.2 y 2.2.3. Sin embargo, no podemos obviar que los países árabes disponen de mercados financieros muy «bancarizados», donde estas entidades siguen jugando un papel predominante y, como veremos, controlan indirectamente a una parte importante de los nuevos intermediarios financieros (fondos de inversión y de private equity). Por ello, este estudio de los vehículos de inversión exige en primer lugar un breve análisis del sector bancario árabe. Según el FMI (2011) y Anzoategui y cols. (2010), los países árabes gozan de un nivel adecuado de desarrollo financiero, con un crédito bancario al sector privado y unos activos bancarios superiores en términos relativos a los de muchas otras regiones en desarrollo, excepto Asia Oriental (véase el Gráfico 22). Sin embargo, el FMI (2011) recuerda que, pese a este importante desarrollo —fruto en gran parte de la acelerada acumulación de activos por el petróleo en los países del Golfo—, la contribución del sector financiero al crecimiento económico es más bien discreta. El FMI (2011) considera que el impacto del sector financiero sobre el crecimiento económico es un tercio inferior al de otros países emergentes con un nivel similar de desarrollo financiero.

52


Gráfico 22. Crédito y activos del sistema bancario sobre el PIB

70%

Activos

Créditos

60% 50% 40% 30% 20% 10% 0% MENA

Asia Oriental

Europa del Este

América Latina

Asia del Sur

África Subsahariana

MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés; PIB: producto interior bruto. Fuente: Anzoategui y cols. (2010).

Las limitaciones del sistema bancario como motor de crecimiento están relacionadas con la estructura del propio mercado financiero, la escasa competencia entre entidades, la gran influencia del sector público, fuertes restricciones regulatorias y un modesto papel de las entidades no bancarias. El Gráfico 23 muestra como la concentración bancaria en la región MENA23 es superior a la de otras zonas en desarrollo, mientras que el Gráfico 24 indica que, pese a haber perdido protagonismo en los últimos años, la banca pública sigue jugando un papel predominante en estos países, sólo superada por el sur de Asia. Según Farazi y cols. (2011), este fenómeno no se ha traducido en un mejor acceso al crédito para colectivos y áreas habituales de acción en la banca pública, como

23 Por MENA, siglas de Middle East and North Africa, se entienden en este estudio los países árabes de Oriente Medio y el norte de África, en concreto: Arabia Saudí, Argelia, Bahréin, Egipto, los EAU, Iraq, Jordania, Kuwait, el Líbano, Libia, Marruecos, Omán, Palestina, Qatar, Siria, Túnez y Yemen.

53


las pymes o la vivienda.24 Por último, el Gráfico 25 ilustra la exigua cuota que otras entidades financieras no bancarias mantienen en el mercado de la región MENA, en comparación con otras regiones. Gráfico 23. Evolución de la cuota de mercado de la banca pública 1985

1995

2005

100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0% MENA

África subsahariana

Europa del Este

América Latina

Asia Oriental

Asia del Sur

MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés. Fuente: Farazi y cols. (2011).

24 En su estudio, Farazi y cols. (2011) demuestran que la banca pública árabe presta apenas un 10% de sus recursos a los pequeños empresarios, un nivel muy similar al de la banca privada.

54


Gráfico 24. Cuota de mercado de los tres primeros bancos del país 70%

60%

50%

40%

30%

20%

10%

0% África Subsahariana

Europa del Este

MENA

CCG

América Latina

Asia Oriental

Asia del Sur

CCG: Consejo de Cooperación del Golfo; MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés. Fuente: Anzoategui y cols. (2010).

Gráfico 25. Activos de entidades financieras no bancarias sobre el PIB 45% 40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% CCG

Europa del Este

MENA

América Latina

Asia del Sur

Asia Oriental

África Subsahariana

CCG:

Consejo de Cooperación del Golfo; MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés; PIB: producto interior bruto. Fuente: Anzoategui y cols. (2010).

55


La mejora de la eficiencia de los sistemas financieros árabes es uno de los requisitos esenciales para promover un mayor crecimiento económico en estos países, según reconocen las organizaciones internacionales y estudios recientes como los de Anzoategui y cols. (2010), Farazi y cols. (2011) o Al Malkawi y Abdullah (2011). Es importante, en cualquier caso, reconocer el papel que juegan hoy en día los bancos como vehículos de inversión en las finanzas árabes y su vinculación hacia arriba con el Gobierno y hacia abajo con diversas gestoras de fondos, como las que veremos en próximas secciones. Asimismo, el crecimiento futuro de los bancos será también importante, a juzgar por el estudio de Chaia y cols. (2010). Este informe ha identificado un total de 137 millones de personas adultas en la zona MENA sin acceso a los servicios bancarios, lo cual equivale a un porcentaje del 67%, similar al de América Latina, inferior al de África pero superior al de Asia, como ilustra el Gráfico 26. Existe pues un gran potencial para la captación de depósitos, tanto por la inserción de nuevos clientes en el sistema bancario, como por la mayor riqueza de los árabes ya bancarizados.25 Gráfico 26. Población sin acceso a los servicios bancarios 1000

90%

900

80%

800

70%

700

60%

600

50%

500

40%

400

Millones

30%

300 20% 200 10%

100 0

0 MENA

MENA:

Porcentaje de población

África Subsahariana

Asia Oriental

Asia del Sur

Europa del Este y Asia Central

América Latina

Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés. Fuente: Chaia y cols. (2010).

25 Chaia y cols. (2010) muestran dos grupos de población entre los 2455 millones de adultos no bancarizados en el mundo. Aproximadamente, la mitad percibe ingresos de menos de cinco dólares al día, de modo que no puede acceder a los servicios de depósito/ahorro y crédito de ningún modo, pues consume todo lo que gana al día en operaciones al contado. Para el otro colectivo, en cambio, sí existen servicios de «banca informal», pues percibe más de cinco dólares al día. En la zona MENA, este colectivo sería de unos 45 millones de adultos según los autores, sobre los 137 millones no bancarizados.

56


Entre los mercados bancarios árabes, el de los EAU es el más grande en términos de activos, con unos 463 000 millones de USD, según datos de 2010 publicados por la Unión de Bancos Árabes (2011). Los EAU representan casi una cuarta parte de los activos bancarios árabes totales, que alcanzaron los 2,5 billones de USD, demostrando así la pujanza de aquel país, y de Dubái en particular, como centro financiero árabe. Este predominio se repetirá, como veremos, en algunos otros ámbitos, como los fondos de private equity. A poca distancia de los EAU, aparece Arabia Saudí como segundo mayor mercado, con 395 000 millones de USD en activos, y le siguen, ya más lejos y por este orden, Iraq, Egipto, Bahréin, Qatar y Kuwait, como puede verse en el Gráfico 27. Gráfico 27. Principales mercados bancarios árabes (miles de millones de USD en activos bancarios) Argelia 102,4 Marruecos 117,4

EAU 462

Líbano 132,4 Kuwait 153,4

Qatar 158,5 Arabia Saudí 395 Bahréin 201

Iraq 308

Egipto 213,3 Resto 256,6

USD:

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: Unión de Bancos Árabes (2011).

El ranking que anualmente edita la revista The Banker afirma a propósito de los bancos árabes que en 2010 «lograron aumentar sus activos y mantener ampliamente sus beneficios a pesar de las dificultades globales del sector bancario».26 En efecto, los cien bancos árabes incluidos en el ranking de la revista incrementaron sus activos totales en un 12,4% en 2010, con aumentos muy 26

«Top 1000 World Banks» y «Top 100 Arab Banks», The Banker, 30 de junio de 2011. 57


destacados en entidades libanesas como Bank Audi (+29,8%), Fransabank (+28%) o Credit Libanais (+23%). La banca libanesa se mantiene fiel a su modelo tradicional de banca privada orientada a la captación de depósitos y, de hecho, su ratio de préstamos sobre depósitos es el más bajo del mundo en el estudio de The Banker.27 Entre los bancos con mejores resultados, The Banker destaca cinco entidades árabes con beneficios superiores a los mil millones de dólares, tres de ellas saudíes. En efecto, los bancos saudíes encabezan la clasificación por resultados (Tabla 3), mientras que los emiratíes lo hacen por tamaño, medido en activos totales (Tabla 4). En cualquier caso, los EAU y Arabia Saudí acaparan las primeras posiciones de ambos rankings, en consonancia con su liderazgo como principales mercados bancarios del mundo árabe, según vimos en el Gráfico 27. Tabla 3. Principales bancos árabes por beneficios (2010) Entidad

País

Beneficios (millones de USD)

Al Rajhi Bank

Arabia Saudí

1835

Samba Financial Group

Arabia Saudí

1714

Qatar National Bank

Qatar

1152

National Commercial Bank

Arabia Saudí

1083

National Bank of Kuwait

Kuwait

1049

Emirates NBD

EAU

960

First Gulf Bank

EAU

901

Attijariwafa Bank

Marruecos

874

National Bank of Abu Dhabi

EAU

852

Riyad Bank

Arabia Saudí

838

EAU:

Emiratos Árabes Unidos; siglas en inglés. Fuente: The Banker.

NBD:

National Bank of Dubai;

USD:

dólares de los EE. UU., por sus

27 El ratio es de 41,8, incluso inferior al de otro mercado tradicional de banca privada, como es Andorra (72,7). El hecho de que, según The Banker, entre los diez mercados con menor ratio de préstamos figuren tres árabes (Egipto y Jordania, además del Líbano) también se relaciona con las dificultades de crédito del sector privado y las deficiencias del sector financiero como motor del crecimiento económico en algunos países árabes, tal como mencionamos anteriormente.

58


Tabla 4. Principales bancos árabes por activos (2010) Entidad

País

Activos (millones de USD)

Emirates NBD

EAU

76 561

National Commercial Bank

Arabia Saudí

68 654

National Bank of Abu Dhabi

EAU

53 379

Arab Bank

Jordania

50 600

Samba Financial Group

Arabia Saudí

48 452

Qatar National Bank

Qatar

47 258

Riyad Bank

Arabia Saudí

47 040

Arab Bank of Egypt

Egipto

46 380

Al Rajhi Bank

Arabia Saudí

45 528

National Bank of Kuwait

Kuwait

44 903

EAU: Emiratos

Árabes Unidos; NBD: National Bank of Dubai; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: The Banker.

El Gráfico 28 completa nuestro repaso al sector bancario relacionando los activos bancarios con la población, para poner así de relieve la importancia relativa de los distintos mercados bancarios. Bahréin, centro tradicional de la banca islámica y offshore, se sitúa en primer lugar, con unos depósitos por habitante que duplican los de Qatar o España. Como en el Líbano, la banca de Bahréin se enfoca sobre todo al asesoramiento a grandes y medianas fortunas y a la gestión de patrimonios, aunque también atesora una larga experiencia en la banca de inversión, concretamente en la emisión de sukuk (véase la sección 2.2.4). Como prueba de la especialización bancaria de Bahréin, los medios árabes anunciaban recientemente los planes de crear un gran banco de inversión islámico con sede en aquel Reino. Con un capital inicial de 10 000 millones de dólares y la previsión de alcanzar unos 100 000 millones en una década, el nuevo banco aspira a competir con grandes entidades occidentales en la emisión de bonos islámicos y la financiación de proyectos.28

28 El objetivo de esta iniciativa de varios países del Golfo es precisamente superar la actual fragmentación del mercado bancario regional y crear una entidad con suficiente capital y tamaño para competir por las grandes transacciones. El nombre del futuro banco será seguramente Istikhlaf Bank, bajo los auspicios de la Organización de la Conferencia Islámica («Bahrain Islamic Megabank Seeks to Raise $ 100 bn», Arabian Business, 17/8/11; «Islamic Megabank Likely Based in Bahrain», Arabian Business, 22/8/11).

59


Gráfico 28. Activos bancarios por persona (dólares)

180 000 160 000 140 000 120 000 100 000 80 000 60 000 40 000 20 000 0 Bahréin

Qatar

España

EAU

Kuwait

Líbano

Arabia Saudí

EAU: Emiratos Árabes Unidos. Fuentes: Unión de Bancos Árabes (2011) y Banco de España.

Por último, es notoria la modesta presencia del dinámico sector bancario árabe en España, empezando por los bancos mencionados en las Tablas 3 y 4. Sólo están operativos, en conocimiento del autor, los establecimientos de las entidades marroquíes Attijariwafa Bank y Banque Marocaine du Commerce Extérieur (BMCE), así como del Libyan Foreign Bank, en este caso a través de su participación en el histórico Banco Árabe-Español (Aresbank), como se resume en el Recuadro 3. El proceso de reordenación y apertura a nuevos socios en las cajas de ahorros españolas no ha despertado el interés de los bancos árabes, a pesar de varios viajes de Estado a Qatar, los EAU o Arabia Saudí para dar a conocer, entre otros asuntos, esta reforma financiera.29 Junto con una mayor inversión de los grandes actores financieros árabes en España y la colaboración entre éstos y empresas españolas en terceros mercados, sería tam-

29 También es cierto que ninguna entidad extranjera ha aprovechado el proceso de reforma para entrar en las cajas españolas, habida cuenta de que resultaba más conveniente esperar al pleno saneamiento de las cajas con dinero público y ante la incertidumbre general del propio sector financiero y la economía españoles.

60


bién deseable que los bancos árabes estuvieran más presentes en nuestro país, pues ello favorecería sin duda la consecución de los dos primeros objetivos.

Recuadro 3 La banca árabe en Europa

La banca árabe desembarcó en Europa con la primera escalada en los precios del petróleo de los años setenta. Entonces, se establecieron algunas entidades históricas, como el Banco Árabe-Español (Aresbank) en España o la Banque Intercontinentale Arabe (BIA) en Francia, ambos creados en 1975 con capital inicialmente kuwaití y más tarde adquiridos por entidades libias y argelinas. En general, los bancos árabes en Europa se establecieron tradicionalmente con un doble propósito: facilitar el flujo de comercio entre ambas regiones y favorecer la inversión de los ingentes recursos del petróleo. Al primer objetivo corresponden los citados Aresbank y BIA, que en 2009 canalizaron créditos documentarios por valor de 900 y 4000 millones de euros, respectivamente. Otro buen ejemplo es el francés Union de Banques Arabes et Françaises (UBAF), constituido inicialmente en 1970 y actualmente de capital francés en un 47% (Crédit Agricole) y en un 53% propiedad de bancos de varios países árabes, como Egipto, Argelia, Libia, Arabia Saudí, Kuwait y Bahréin. En 2010, UBAF gestionó créditos documentarios entre Francia y los países árabes por valor de 18 200 millones de euros. Más recientemente, las entidades árabes se han interesado por desarrollar banca minorista ante una población musulmana que alcanza los 12 millones en Europa. Los numerosos colectivos magrebíes en Francia, pakistaníes en el Reino Unido y turcos en Alemania han atraído entidades de estos países y también del Golfo. Así, nacía por ejemplo en el Reino Unido en 2002 el primer banco islámico minorista, Islamic Bank of Britain, con recursos del Qatar Islamic Bank. En 2006 se creaba también en Londres el primer banco de inversión islámico, el European Islamic Investment Bank (EIIB). En España, la presencia de la banca árabe es aún modesta, como también lo es el volumen de transacciones gestionadas por su principal representante, el Aresbank, si lo comparamos con las cifras manejadas por sus homólogos franceses. Su concentración geográfica es también evidente, pues en 2009 gestionó el 66% de las exportaciones españolas a Libia y el 38% de las destinadas a Irán, pero sólo el 7% de las dirigidas a Argelia. Por otro lado, en París coexisten hasta 21 representaciones de entidades bancarias

61


árabes o franco-árabes, cifra muy superior a la de Madrid. El interés árabe por el mercado francés no se repite en el caso español. En agosto de 2011, por ejemplo, el banco de Bahréin Al Baraka anunciaba su intención de establecer, a finales de 2012, una entidad en París dotada con cien millones de euros para materializar y mediar operaciones en euros con los países árabes. No existen tampoco en nuestro país iniciativas en la banca de inversión o minorista, árabe o islámica, como las lanzadas en el Reino Unido. Existe, por tanto, un largo camino por recorrer en las relaciones bancarias hispano-árabes. Fuentes: informes anuales de los bancos y Zawya.

2.2.2. Fondos de inversión mobiliaria El análisis de la información ofrecida por Zawya Investor nos ha permitido obtener estadísticas detalladas para un total de 71 gestoras, con 367 fondos de inversión en activos financieros, regulados por sus respectivas autoridades financieras. El único estudio en este campo, el de Mako y Sourrouille (2010), cifraba a finales de 2009 un total de 854 fondos en toda la región MENA. El patrimonio total de los fondos se sitúa en 62 602 millones de USD, una cifra próxima a los 67 000 millones estimados en el estudio de Mako y Sourrouille para más de 800 fondos, es decir, casi dos veces y media nuestra muestra en número de entidades. La diferencia se puede explicar por el aumento de fondos y activos en el periodo de tiempo que ha trascurrido entre ambas estimaciones. Por otro lado, la base de datos de Zawya incorpora aquellos fondos de mayor tamaño de cada país y muestra que existe una fuerte concentración en el negocio de la inversión colectiva en la región. Los propios Mako y Sourrouille indican en su estudio que el 30% de los gestores acumula el 70% del patrimonio. Esta polarización podría también explicar la diferencia entre nuestros resultados y los del estudio de Mako y Sourrouille, al incluir éste un universo más amplio, con muchos más fondos pero poco patrimonio adicional. Por otra parte, como se observa en el Gráfico 29, más de la mitad de las gestoras de fondos estudiadas tienen una antigüedad inferior a los diez años y no se aprecian variaciones substanciales entre el patrimonio actual y el esperado de las gestoras, puesto que se trata de vehículos de inversión dirigidos al público, sin compromisos futuros de aportación por parte de grandes inversores, como sí ocurrirá en las gestoras de acciones no cotizadas de la sección 2.2.3. 62


Gráfico 29. Antigüedad de las gestoras de fondos

Hasta el año 2000

A partir de 2000

45 40 35 30 25 20 15 10 5 0

Nº de gestoras

Patrimonio gestionado (millardos de USD)

Patrimonio esperado (millardos de USD)

USD:

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

En cuanto al patrimonio bajo gestión, los principales mercados de destino para los fondos de inversión en la región MENA son Arabia Saudí y Marruecos. Por número de gestoras, destacan también Kuwait y Túnez, tal como se aprecia en el Gráfico 30, con alrededor de diez gestoras cada uno. En línea con la observación anterior sobre la concentración del mercado de inversión colectiva, el resto de los países de la región MENA aglutinan a 11 gestoras, es decir, un 16% del total en número de entidades, pero sólo administran el 6% del patrimonio total de la muestra.

63


Gráfico 30. Distribución geográfica de las gestoras de fondos de inversión Nº de gestoras

Patrimonio gestionado (millardos de USD)

35 30 25 20 15 10 5 0 Arabia Saudí

EAU

Kuwait

Marruecos

Egipto

Túnez

Resto

EAU: Emiratos Árabes Unidos; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

A continuación, se comparan en el Gráfico 31 los datos obtenidos de Zawya con los del estudio de Mako y Sourrouille (2010) en cuanto a cuotas de mercado por países. Se confirma un patrón muy similar, con Arabia Saudí y Marruecos a la cabeza, aunque con un ligeramente mayor peso del primero en la muestra de Zawya. El hecho se explica por el análisis en ésta de los fondos y gestoras más relevantes e implica también que el resto de los países manifiesta una importancia relativa menor a la que le otorgan Mako y Sourrouille (2010) en su estudio.

64


Gráfico 31. Distribución geográfica de las gestoras de fondos de inversión según la fuente

Zawya

Mako y Sourrouille

45% 40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0%

Arabia Saudí

Marruecos

Egipto

Kuwait

Túnez

EAU

Resto

EAU: Emiratos Árabes Unidos. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

De los datos anteriores conviene destacar dos aspectos interesantes. Por un lado, Bahréin apenas figura en los datos de Zawya, puesto que el criterio utilizado en la base de datos es el de la sede efectiva de la entidad gestora. Según el estudio de Mako y Sourrouille hay unos 2747 fondos domiciliados en Bahréin, pero se trata en su inmensa mayoría de meros vehículos legales para facilitar el registro de fondos, la distribución de capitales y su comercialización, tal como ocurre con Luxemburgo en Europa.30 Por tanto, la sede efectiva de gestión de estos fondos se puede encontrar en realidad en Riad o Dubái, en lugar de Bahréin. Por otro lado, en el caso de Dubái, es notorio su modesto peso en fondos de inversión, que contrasta, como veremos, con su preponderancia en el campo del private equity.

30 Los autores afirman que un 98% de los fondos domiciliados en Bahréin se corresponde con estructuras legales destinadas a otros mercados, cuyo registro y gestión resulta más sencilla desde el pequeño Reino.

65


Un análisis más detallado de las gestoras permite confirmar el mayor tamaño que tienen de media en los dos grandes mercados antes citados, Arabia Saudí y Marruecos, según se observa en el Gráfico 32. Las gestoras saudíes incluidas en Zawya alcanzan un tamaño medio de 1800 millones de USD, frente a, por ejemplo, los 265 millones que tienen en los EAU. El Gráfico 33 completa el panorama mostrando el tamaño medio de cada fondo. Destacan en este sentido Marruecos, Egipto y Kuwait, con fondos que de media tienen más de cien millones de USD de patrimonio, seguidos de Arabia Saudí. Sobre este último, el mayor mercado de inversión colectiva de toda la región, cabe señalar que cuenta también con las gestoras de mayor tamaño y con el mayor número de fondos administrados por gestora. De hecho, si el promedio de la muestra es de cinco fondos por cada gestora, en Arabia Saudí esta cifra alcanza los 18 fondos por gestora, la más alta entre los países considerados, y prueba de la sofisticación de este mercado. En Marruecos, el otro gran mercado de fondos, cada gestora dispone de nueve fondos en promedio. Gráfico 32. Tamaño promedio por gestora (patrimonio en millones de USD)

Arabia Saudí Marruecos Egipto Kuwait Túnez EAU Resto 0

200

400

600

800

1000

1200

1400

1600

EAU: Emiratos Árabes Unidos; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

66

1800

2000


Gráfico 33. Tamaño promedio por fondo (patrimonio en millones de USD) 140

120

100

80

60

40

20

0 Marruecos

Egipto

Kuwait

Arabia Saudí

Túnez

EAU

EAU: Emiratos Árabes Unidos; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Un importante elemento de comparación es la política de inversión de las gestoras. El Gráfico 34 expone la concentración geográfica de la inversión de los diversos fondos de las gestoras analizadas, tratándose de datos no excluyentes, puesto que una misma gestora puede contar con productos para diversos mercados. Destaca, en este sentido, el especial interés por los países del CCG que, por otro lado, se percibe ya como un mercado único de inversión en casi un tercio de los casos. En el resto de los casos se replica más o menos el patrón de domicilio de los fondos. Es decir, que los fondos tienden a especializarse en el país donde están domiciliados. Si están domiciliados y se comercializan, por ejemplo, en Marruecos, su ámbito de inversión será este mismo mercado. Éste es un resultado que ya aparecía en el estudio de Mako y Sourrouille y que éstos atribuían tanto a las características propias del producto como a los obstáculos a la inversión transfronteriza que aún existen en la zona MENA. Pese a dichos obstáculos, las estadísticas reflejan este creciente interés intrarregio-

67


nal de los fondos hacia las inversiones en los países del CCG, así como que en un 7% de los casos redirigen sus inversiones hacia Europa, lo cual confirma el interés que revisten estos fondos para las empresas españolas. Gráfico 34. Ámbito geográfico de inversión de las gestoras (% de las gestoras de la muestra)

30%

25%

20%

15%

10%

5%

0% CCG

Arabia Saudí

Marruecos

Túnez

Egipto

MENA

Kuwait

Europa

CCG:

Consejo de Cooperación del Golfo; MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

El Anexo 3 a esta publicación muestra perfiles detallados de las diez primeras gestoras de fondos de inversión en la región MENA. Los datos principales de las cinco primeras entidades de gestión se pueden encontrar en la Tabla 5. Las gestoras saudíes dominan esos primeros puestos y además aglutinan algunos fondos de acciones europeas, susceptibles de incluir valores españoles. En cambio, las gestoras de Marruecos o Egipto se orientan mayoritaria o exclusivamente a sus respectivos mercados internos.

68


Tabla 5. Las cinco principales gestoras de la zona MENA Gestora

Fundación

País

Patrimonio Número de Fondos de inversión fondos para Europa (millones de USD)

1. NCB Capital

2007

Arabia Saudí

7323

14

Renta variable europea

2. Riyad Capital

2007

Arabia Saudí

3892

32

Renta variable europea y británica

3. Samba Capital

2007

Arabia Saudí

3179

17

Renta variable europea

4. EFG Hermes

1984

Egipto

2898

23

Ninguno

5. BMCE Capital

1998

Marruecos

2838

21

Ninguno

BMCE:

Banque Marocaine du Commerce Extérieur; EFG: Egyptian Financial Group; MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés; NCB: National Commercial Bank; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Al centrarnos en los principales activos en los que invierten los fondos, nos encontramos también con algunas peculiaridades. En primer lugar, no es casual que los mayores mercados de fondos, Marruecos y Arabia Saudí, se correspondan también con los países más avanzados en cuanto al desarrollo de sus mercados de capitales, tanto de renta fija como variable. En segundo lugar, como veremos luego, debemos tener en cuenta la influencia de los preceptos islámicos de prohibición de la usura y la especulación en la orientación y preferencia de las inversiones, en el sentido de que pueden limitar las opciones en el campo de la renta fija o, cuando menos, exigir otras fórmulas alternativas. En este contexto, destaca la ausencia de fondos de cobertura o hedge funds, con sólo una gestora de este tipo en Arabia Saudí, por tratarse de fondos que presentan un uso intensivo de derivados especulativos (futuros y opciones). Como se aprecia en el Gráfico 35, el grueso del patrimonio se administra a través de fórmulas mixtas, representando la renta variable un destacado 40% del total, mientras que la renta fija es prácticamente inexistente. Mako y Sourrouille atribuyen esta situación parcialmente a las mencionadas prohibiciones islámicas de la usura y la especulación, pero también a otros rasgos singulares del mercado financiero árabe. Esta mayoría de «productos mixtos» se corresponde, 69


según los autores, a valores de los mercados monetarios, como papel comercial y murabaha, instrumento usado en la financiación islámica para operaciones de compra-venta y que carga una comisión o markup en lugar de un porcentaje de interés del crédito, usados para la financiación de operaciones a corto plazo y, en menor medida, de sukuk, o bonos islámicos, y otros productos más sofisticados.31 Según aquellos autores, muchos fondos de inversión no cumplen en realidad su función de acumular ahorros de particulares a largo plazo, sino que más bien administran los excedentes de tesorería de empresas y grandes fortunas y, por ello, apuestan por productos a corto plazo, con limitada rentabilidad.32 A todo ello se une, como decíamos, el escaso desarrollo de los mercados financieros domésticos. Mako y Sourrouille (2010) afirman, por ejemplo, que en Egipto los fondos de activos monetarios pueden representar hasta el 90% del patrimonio total.

31 El contrato de murabaha corresponde a una venta a plazos, usada en el tráfico comercial de los países árabes, susceptible de estar fragmentado en múltiples participaciones, como si se tratara de pagarés. Aunque la doctrina islámica no permite su posterior negociación en el mercado, en la práctica ello se admite como parte de una amplia cartera de productos islámicos y financieros, como ocurre en los fondos (Dubai International Financial Centre —DIFC—, 2009). 32 En la España de los años ochenta, los primeros y más exitosos fondos de inversión fueron también los de activos del mercado monetario (FIAMM), a causa de la ausencia de productos sofisticados, el enorme peso de la deuda pública como alternativa de inversión, la incertidumbre económica y una curva de tipos de interés que arrojaba mayor rentabilidad a corto que a largo plazo.

70


Gráfico 35. Concentración de la inversión de las gestoras por producto (% del patrimonio de la muestra)

Mixtos

Renta variable

Renta fija

Otros

3,9% 0,5%

39,9%

55,7%

Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Aunque el alcance de este trabajo no ha permitido una profunda investigación sobre la oferta efectiva de productos islámicos entre los fondos de inversión, sí hemos podido comprobar qué porcentaje de gestoras ofrece algún tipo de producto islámico en su cartera de fondos. Tal y como se observa en el Gráfico 36, aproximadamente un 60% de las gestoras en términos de patrimonio total afirma disponer de fondos de inversión que operan de acuerdo con los criterios de las finanzas islámicas, mientras que el 40% no indica de forma pública y clara que disponga de dicha oferta. Las diferencias entre países son muy notorias y encajan con las observaciones de Mako y Sourrouille (2010). Así, todas las gestoras de Arabia Saudí incluidas afirman contar con productos islámicos, mientras que, entre las 21 gestoras de Marruecos y Túnez, sólo dos disponen de esta oferta (ambas gestoras tunecinas). Por finanzas islámicas nos referimos a aquel sector de las finanzas internacionales que, siguiendo los preceptos islámicos mencionados, principalmente la

71


prohibición de la usura y la especulación, además de la prohibición de actividades económicas consideradas ilícitas, opta por articular sus operaciones financieras en torno a contratos y activos alternativos, basados en la jurisprudencia mercantil islámica, que, en lugar de cobrar una tasa de interés, cargan bien comisiones de servicio o bien ofrecen una participación en las pérdidas y los beneficios de las actividades financieras. Su desarrollo en el terreno de la banca comercial y de inversión tiene lugar a partir de los años setenta. En las últimas décadas, las instituciones financieras islámicas han tenido un crecimiento significativo, expandiéndose en la mayor parte de los países del mundo, pero siguen representando un porcentaje muy reducido de las finanzas internacionales (1%). En lo que respecta a la zona MENA, su desarrollo ha sido prácticamente inexistente en el norte de África, aunque tiene un peso relativamente importante en algunos países del Golfo, como Arabia Saudí, Kuwait y Bahréin, donde representa el 35, el 31 y el 27% del total de los activos financieros, respectivamente (Orozco, 2011a). Gráfico 36. Patrimonio con oferta de productos islámicos (millones de USD)

40 000 35 000 30 000 25 000 20 000 15 000 10 000 5 000 0 Sí USD:

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

72

No


Por último, hemos contrastado una serie de aspectos institucionales acerca de los fondos de inversión árabes, en concreto sobre sus propietarios y directivos. En cuanto al primer punto, Mako y Sourrouille (2010) ya nos indicaban que se trata de un mercado dominado por la inversión de fondos soberanos, patrimonios familiares y fondos de pensiones públicos, siendo éstos muchas veces quienes acaban controlando los fondos de inversión en su calidad de promotores. En nuestra muestra, un 20% del patrimonio total, es decir, más de 12 000 millones de USD, corresponde a fondos con propiedad pública, aunque no necesariamente mayoritaria, tal como ilustra el Gráfico 37. Por otro lado, el sector bancario tradicional controla buena parte de los fondos de inversión. La muestra no permite efectuar un análisis exhaustivo de este punto y sólo en un 34% del patrimonio total se cita explícitamente a los bancos como propietarios de los respectivos fondos. En cambio, Mako y Sourrouille (2010) indican que el papel de los bancos en los fondos de inversión de la región MENA se sitúa en un 60% aproximadamente, una cifra que duplica el promedio de otros mercados emergentes. Según dicho informe, esta «bancarización» del negocio de los fondos de inversión dificulta su despegue, pues bancos y fondos compiten en realidad por el mismo ahorro, de modo que convendría una mayor liberalización del sector y su «emancipación» del ámbito bancario. Gráfico 37. Tipos de propiedad en los fondos de inversión (% del patrimonio total de la muestra) Otros Bancos 20% Gobiernos

46%

34%

Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

73


En realidad, la muestra arroja una amplia variedad de ejemplos de propiedad, como gestoras impulsadas por varios inversores soberanos, o bien que aglutinan promotores públicos y privados, como se ilustra en la Tabla 6, donde se puede ver la presencia del capital público y la banca, junto a las fortunas familiares que veíamos en la sección 2.1 precedente. En cuanto a los equipos de gestión, la base de datos no dispone de cifras representativas para un amplio número de gestoras, pero entre los nombres de los 28 gestores de fondos (fund managers) y directores de inversión (chief investment officers) incluidos, sólo cuatro son extranjeros y el resto árabes, lo cual demuestra la creciente capacidad de gestión autóctona en aquellos países. Tabla 6. Ejemplos de modelos de propiedad de gestoras en la región MENA Gestora

74

País

Patrimonio (mill. de USD)

Promotores privados o semiprivados (*)

Promotores públicos

Gulf Investment Company (GIC)

Kuwait

359

Mumtalakat (fondo soberano de Bahréin), Emirates Investment Authority y Gobiernos de Qatar, Omán y Kuwait

Arab African International Bank

Egipto

210

Gobierno de Egipto, Kuwait Investment Authority, Gobierno de Jordania y Banque d’Algérie

Jadwa Investment

Arabia Saudí

385

Bank Al-Bilad, familias Al Subeaei y Al Rajhi, Zamil Group más otras familias saudíes y de Bahréin

Gobierno de Malasia y príncipe Al Saud de Arabia Saudí

Abu Dhabi Investment Co.

EAU

181

National Bank of Abu Dhabi

Abu Dhabi Investment Council (fondo soberano)

Securities & Bahréin Investment Co.

180

National Bank of Bahrain y Bank of Bahrain and Kuwait (BBK)

Pension Fund Commission of Bahrain, Seguridad Social de Bahréin y Gulf Investment Co. (Kuwait)

EFG Hermes

2898

Dubai Financial Group y Gazelle Inc. (Egipto)

Egipto


Global Investment House

Kuwait

1001

Bank of New York (EE. UU.), Dubai Capital Group, Royal Group (EAU) y Action Group, Al Khrafi & Sons y Safi Group (Kuwait)

Seguridad Social de Kuwait

(*) Se consideran como «semiprivados» a los diversos bancos de origen público que se han privatizado en buena medida, aunque siguen bajo una fuerte influencia estatal. EAU: Emiratos Árabes Unidos; EFG: Egyptian Financial Group; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Recuadro 4 Fondos de inversión árabes en sus distintas modalidades De la multitud de folletos de fondos de inversión incluidos en la muestra y autorizados por los respectivos reguladores en los diversos países árabes, en el mercado monetario encontramos, por ejemplo, el Al Badr Fund de Arabia Saudí, que prevé un horizonte de inversión de seis meses a un año con mínimo riesgo. Sus activos se componen de operaciones de murabaha en un 85%, así como de bonos islámicos o sukuk en un 15%. Su rentabilidad anual se situaba en un 1,8%. En Túnez encontramos un producto similar al saudí en la forma de sociedad de inversión de capital variable (SICAV), estructura típica de las jurisdicciones francófonas, como Francia o Luxemburgo. El fondo SICAV Tresor invierte exclusivamente en títulos de deuda pública, estatal o local, así como en obligaciones de empresas privadas, con vencimiento a corto y medio plazo. Entre los fondos de renta variable, podemos destacar dos ejemplos representativos de la política de inversión descrita anteriormente. El fondo Al Danah GCC Equity Fund de la gestora saudí Caam Saudi Fransi invierte en empresas cotizadas en las bolsas del conjunto del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG). Sus activos se reparten mayoritariamente entre los mercados de Arabia Saudí (47%), Qatar (24%), Kuwait (10%) y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) (8%). En febrero de 2011, sus principales valores en cartera eran Qatar Islamic Bank, Al Rajhi Bank, Etihad, SA Fertilizers, Sahara Petrochem y Emaar.

75


El fondo Al Arabi European Equity Fund es uno de los fondos de acciones europeas incluidos en Zawya, gestionado por Arab National Bank (ANB) Invest de Arabia Saudí. El fondo existe desde 2005 y replica el índice Morgan Stanley Capital International (MSCI) Europe, siendo sus principales valores en cartera Royal Shell, Hong Kong and Shanghai Banking Corporation (HSBC), AstraZeneca, Allianz y British Petroleum (BP), según el folleto del fondo. Fuentes: folletos de los fondos, consultados a través de Zawya Investor.

2.2.3. Fondos de acciones no cotizadas (private equity) Sin lugar a dudas, las acciones no cotizadas o private equity han constituido uno de los activos financieros de más éxito en los últimos años. Su crecimiento ha sido vertiginoso en todo el mundo y, a finales de 2009, el patrimonio que movían estos fondos superaba el billón de dólares, según vimos en el Gráfico 14 (sección 2.1.1). En España, el private equity se ha confundido con frecuencia con el capital riesgo o venture capital, lo cual exige en primer lugar una breve aclaración a este respecto. En sentido estricto, el término inglés private equity se refiere a acciones o participaciones en todo tipo de empresas o negocios no cotizadas en bolsa, en contraposición a las acciones de empresas negociadas en bolsa, public equity. Dentro de aquella categoría encajan, por tanto, desde participaciones en negocios nuevos y pequeños hasta empresas de gran envergadura y trayectoria, es decir, desde una empresa de Internet de reciente creación hasta El Corte Inglés, siempre que ninguna de ellas cotice en bolsa, como es el caso. Es evidente, sin embargo, que las características de las empresas pequeñas y jóvenes son muy distintas y ello nos permite distinguir una categoría especial de private equity, la del capital riesgo o venture capital, destinado a financiar las primeras fases de un negocio. El private equity puede ofrecer rentabilidades superiores a las de las acciones cotizadas, sometidas a los vaivenes de los mercados en los que cotizan y a la dificultad de discriminar su valoración de aquella definida por las conductas en masa (herd behavior) de otros inversores. Sin embargo, la falta de liquidez es un elemento característico de las acciones no cotizadas, de modo que los fondos que invierten en este tipo de activos suelen buscar una desinversión en unos años, ya sea mediante la salida a bolsa o la venta a otros inversores. En la práctica, por tanto, el private equity no se desvincula totalmente de la coyuntu76


ra de los mercados, pues su desarrollo depende de la posibilidad de «salir» de las empresas en las que se invierte, ya sea a través de la bolsa o con la venta a terceros, lo cual depende de la coyuntura bursátil y de la actividad de fusiones y adquisiciones (M & A, por sus siglas en inglés). En la segunda mitad de la década pasada florecieron los fondos de private equity al calor del dinero barato y abundante, el auge de las bolsas y la búsqueda de rendimientos extraordinarios por parte de los nuevos inversores, algunos de ellos de Oriente Medio. Private Equity International (PEI) (2010) ilustra cómo entre 2005 y finales de 2009 se captaron fondos por valor de más de 900 000 millones de USD en el ámbito del private equity en sentido amplio, es decir, incluyendo también inversiones inmobiliarias. Según esta misma fuente, se trataba de una cifra histórica, que da fe del creciente interés por este nuevo tipo de activo. En esta oleada sin precedentes, los centros financieros occidentales fueron los principales beneficiados, con ingentes sumas de capital fluyendo hacia los «grandes nombres» del sector, como Goldman Sachs, Carlyle, Kohlberg Kravis Roberts & Co. (KKR), Corporate Venture Capital (CVC) o Blackstone (véase la Tabla 7). El Gráfico 38 ilustra esta situación, con Nueva York y Londres como los grandes centros de gestión del private equity, seguidos de otras plazas americanas como Boston, Los Ángeles o San Francisco y, en menor medida, europeas como París o asiáticas como Hong Kong.

Tabla 7. Los diez mayores fondos de private equity (2005-2009) Fondo 1. Goldman Sachs 2. The Carlyle Group 3. Kohlberg Kravis Roberts & Co. (KKR) 4. Texas Pacific Group (TPG) 5. Apollo Global 6. Corporate Venture Capital (CVC) Capital Partners

Sede principal

Patrimonio levantado en 20052009 (millones de USD)

Nueva York

54 584

Washington D. C.

47 825

Nueva York

47 031

Fort Worth (Texas)

45 052

Nueva York

34 710

Londres

34 175

77


7. The Blackstone Group

Nueva York

31 139

Boston

29 239

9. Warburg Pincus

Nueva York

23 000

10. Apax Partners

Londres

21 728

8. Bain Capital

USD:

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: Private Equity International (PEI) (2010).

Gráfico 38. Sede de gestión de los 50 mayores fondos de private equity (2005-2009)

Londres

Otros

Resto de los EE. UU.

Nueva York

23% 35%

9%

33%

Fuente: Private Equity International (PEI) (2010).

En la categoría de «Otros» del Gráfico 38 encontramos una sola gestora de Oriente Medio, Abraaj Capital de Dubái con unos 6500 millones de USD, que lidera también los fondos de acciones no cotizadas o private equity en nuestra muestra.

78


En los últimos 2-3 años, sin embargo, han ocurrido diversos fenómenos que podrían modificar el curso de este sector del mercado. En primer lugar, la atonía en los mercados de capitales y de fusiones y adquisiciones dificulta las salidas y, por tanto, afecta negativamente a las inversiones en acciones no cotizadas. Esto afecta también a los países árabes, aunque persiste, como veíamos en la sección 2.1, un destacado interés por este activo entre los Gobiernos y grandes fortunas. En segundo lugar, la crisis en los mercados financieros occidentales ha afectado a la credibilidad de algunas instituciones históricas y podría dificultar en el futuro la captación de recursos por parte de entidades occidentales.33 Aunque las gestoras de Londres y Nueva York siguen contando con una tradición y una experiencia inigualables, es evidente que cada vez son más las instituciones inversoras en lugares como Dubái, São Paulo o Shanghái, con gestores bien preparados. En tercer lugar, conviene resaltar el propio auge de los mercados emergentes como fuente de ahorro, según describíamos en el capítulo 1, y como destino de inversión, lo cual favorecerá a entidades gestoras de estos países. Nadie estará mejor preparado para gestionar fondos destinados a mercados como China, Brasil o Marruecos que las propias instituciones de estos países. Según PEI (2010), en 2003 sólo existían 3500 millones de USD en fondos de private equity destinados a mercados emergentes, mientras que a comienzos de 2009 se habían convertido en 35 000 millones repartidos en 104 fondos. El futuro, por tanto, augura más capital destinado a private equity, pero con más interés en mercados emergentes y una mayor participación en la gestión de entidades de estos mismos mercados. En el contexto de los países árabes que nos ocupa, la muestra de fondos de acciones no cotizadas o private equity nos ha permitido identificar un total de 104 gestoras, una cifra sin duda significativa, aunque sólo disponemos de datos completos para 86 de ellas. El patrimonio total administrado por todos los fondos de private equity analizados se sitúa en 24 196 millones de USD, tal como se ilustra en el Gráfico 39. No obstante, las gestoras se encuentran en su mayoría en plena fase de captación de recursos, de modo que su patrimonio esperado y anunciado casi duplica la cifra anterior, alcanzando los 46 899 millones de USD. Por otra parte, dos tercios de las gestoras y de su patrimonio han sido constituidos a partir del año 2000.

33 Cabe recordar que durante 2008, y a raíz del inicio de la crisis financiera, varios fondos soberanos árabes y asiáticos entraron en el capital de entidades de Wall Street como Citigroup, Merrill Lynch o Blackstone, habiendo sufrido importantes minusvalías.

79


Gráfico 39. Antigüedad de las gestoras y desglose del patrimonio de los fondos

Hasta 2000

Desde 2001

60 50 40 30 20 10 0 Número de gestoras

Patrimonio gestionado

Patrimonio esperado

Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Un análisis de las gestoras a partir de su domicilio efectivo de administración nos permite confirmar el predominio de Dubái en el ámbito del private equity. Tal como ilustra el Gráfico 40, el pequeño Emirato concentra un tercio de las gestoras identificadas, pero casi la mitad del patrimonio gestionado (un 47%). Detrás de Dubái encontramos, a mucha distancia, otras plazas financieras árabes como Kuwait, Abu Dabi y Bahréin, con un 11-12% del patrimonio total en cada caso. Por debajo del 10% del total se sitúan luego Arabia Saudí, Egipto, Jordania, el Líbano y Marruecos, por este orden. La supremacía de Dubái se refleja también en otros datos relacionados con el private equity, como son las transacciones de compra o participación en empresas por parte de grupos inversores, donde los EAU representaron el 82% del total en la región MENA durante 2010, correspondiendo el 55% de las transacciones a una sola entidad, Abraaj Capital, con sede en Dubái.34 34 Durante 2010 se cerraron operaciones por casi mil millones de USD, de los cuales 816 millones se cerraron con entidades inversoras de los EAU. Abraaj lideró la mayor transacción de la zona, la compra de un 49% de Network International por 554 millones de USD («UAE Tops in MENA Private Equity Business», Zawya, julio de 2011).

80


Gráfico 40. Distribución geográfica de las gestoras (patrimonio en miles de millones de USD)

30 Patrimonio esperado 25

Patrimonio gestionado

20

Gestoras

15

10

5

0 Dubái

Kuwait

Abu Dabi

Bahréin

Riad

El Cairo

Ammán

Beirut

Casablanca

USD:

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Los fondos de private equity suelen estructurarse como fondos cerrados para grandes inversores y, en ocasiones, destinados incluso a una determinada operación. Por ello, puede ocurrir que se encuentren en fase de «captación» (fundraising) o búsqueda de recursos, hasta que el fondo haya alcanzado su objetivo, es decir, obtener un nivel de patrimonio que le permita afrontar las inversiones previstas y optimizar al mismo tiempo sus costes de gestión.35 En nuestro análisis, hemos comprobado como más de mitad de las gestoras de private equity se encuentran aún en fase de «captación», lo cual demuestra las buenas perspectivas para este tipo de fondos en Oriente Medio en los próximos años. De hecho, el patrimonio total esperado por parte de las más de 80 gestoras analizadas casi duplica el actual, tal como indican los Gráficos 39 y 40. 35 Al cubrir sus costes de estructura y gestión con un porcentaje del patrimonio administrado, los fondos exigen un tamaño mínimo para ser rentables. Durante los últimos años de crisis, muchos fondos han cerrado o se han fusionado precisamente por no poder atender sus costes operativos al menguar dramáticamente sus patrimonios.

81


El Gráfico 41 muestra el ratio entre el patrimonio esperado y el actual de todas las gestoras de los países considerados, destacando el hecho de que Dubái no figura esta vez en los primeros puestos. En cambio, las expectativas de crecimiento que presentan grandes mercados de consumo como Egipto, Arabia Saudí o Marruecos se traducen en ambiciosos planes de creación o ampliación de fondos de private equity para invertir en los mismos. Por su parte, en Kuwait y Abu Dabi se refleja la importante liquidez de que disponen estos países. En efecto, si comparamos el peso de cada mercado en el patrimonio actual y esperado de los fondos, en el Gráfico 42, se manifiesta un ligero retroceso de Dubái y un aumento de Kuwait y Abu Dabi en el patrimonio futuro. Gráfico 41. Relación entre patrimonio esperado y actual de las gestoras por sede

Casablanca El Cairo Bahréin Kuwait Riad Abu Dabi Beirut Dubái Ammán 0,00

0,50

1,00

1,50

Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

82

2,00

2,50

3,00


Gráfico 42. Participación de cada plaza financiera en el patrimonio actual y esperado de las gestoras

Patrimonio esperado

800 000 700 000

Patrimonio gestionado

600 000 500 000 400 000 300 000 200 000 100 000 0

u Ab

Da

bi

it

wa

Ku

d

Ria

in

hré

Ba

bái

Du

dio

me

Pro

C

b asa

lan

ca

t

iru

Be

airo

El C

n

Am

Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Las gestoras analizadas cuentan con un patrimonio promedio de 281 millones de USD, netamente inferior a los fondos de inversión de la sección 2.2.2, a causa de la relativa juventud de este tipo de activo en los círculos internacionales de inversión, y especialmente en la región MENA. En consecuencia, la mayoría de las gestoras administra un solo fondo, tal como se aprecia en el Gráfico 43. Sólo tres entidades gestionan más de tres fondos y corresponden a las tres mayores gestoras de private equity de la zona, Abraaj, Egyptian Financial Group (EFG) y Global Capital. La Tabla 8 muestra un perfil de las mismas, mientras que el Anexo 4 facilita un mayor detalle sobre las diez primeras gestoras árabes de private equity por el valor de su patrimonio.

83


Gráfico 43. Número de gestoras por número de fondos administrados

6% 8%

Más de 3 3 fondos 66%

20%

2 fondos 1 solo fondo

Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Tabla 8. Los «tres grandes» del private equity en los países árabes Gestora

Sede

Año de constitución

Número de fondos

Patrimonio Patrimonio actual (millones esperado de USD) (millones de USD)

Abraaj Capital

Dubái

2002

8

5478

6263

Global Capital Management

Kuwait

2007

5

2073

2767

EFG Hermes

Egipto

1984

7

1311

2173

EFG: Egyptian Financial Group; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Al analizar la política de inversión de las gestoras, observamos una distinción importante con respecto a los fondos de inversión de la sección 2.2.2. Mientras éstos, titulares de valores negociados en mercados organizados, invierten

84


principalmente en los mismos mercados en los que están domiciliados, los fondos de private equity se enfocan mayoritariamente al conjunto de la zona MENA. Algunos países del Golfo, como Arabia Saudí, así como Egipto y el Magreb —considerado como un conjunto—, son otros mercados importantes para los fondos de nuestra muestra. En el capítulo 3 incluimos un interesante caso de una gestora de private equity española que invierte precisamente en estos países del norte de África. La Tabla 9 nos muestra también ejemplos de algunos fondos orientados a ciertos países de la zona MENA e incluso fuera de ella, desde Iraq hasta Pakistán, pasando por Europa. Gráfico 44. Principales mercados en los que invierten los fondos

7% Magreb 7% Egipto CCG/Un país CCG

46% 12%

MENA

CCG: Consejo de Cooperación del Golfo; MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Tabla 9. Algunos fondos regionales especializados Fondo

Gestora

Patrimonio actual (millones de USD)

Patrimonio esperado (millones de USD)

Jordan Fund

Foursan (Ammán)

150

250

Europe Technology Fund

Markaz (Kuwait) con Hamilton Lane Technology (Londres)

24

50

85


Palestine Growth Capital Fund

Abraaj Capital (Dubái)

N. d.

N. d.

EFG Hermes Syria Fund EFG Hermes (Egipto)

N. d.

N. d.

ADIC MENA Partners: Turkey & Pakistan

N. d.

N. d.

Abu Dhabi Investment Co. (ADIC) (Abu Dabi)

EFG:

Egyptian Financial Group; MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés; N. d.: no disponible; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Otra cuestión relevante es el sector y el tipo de empresa en los que invierten estos fondos. En este contexto, conviene indicar en primer lugar que la inmensa mayoría de los recursos administrados por las gestoras de private equity árabes se destinan a empresas con un cierto recorrido y transacciones de tamaño mediano. Como muestra, en 2010 las inversiones de private equity en la zona MENA alcanzaron un valor promedio de 136 millones de USD por transacción.36 El informe de MENA Private Equity Association (MPEA) (2011) estima que los recursos acumulados por fondos y vehículos de inversión de capital riesgo en la zona MENA, es decir, los destinados a los negocios más jóvenes, alcanzan un total de 1054 millones de USD. Sobre la muestra total de fondos de private equity, con más de 24 000 millones de USD en patrimonio, el capital riesgo representaría apenas un 4% del mismo, aunque en claro ascenso año tras año, muy a pesar de las importantes restricciones de tipo legal que se señalan en el Recuadro 5.37

Recuadro 5 El capital riesgo en los países árabes Como veíamos, apenas un 4% de los recursos destinados a private equity se dirigen en efecto a negocios y empresas en sus fases iniciales de desarrollo (capital riesgo). El informe de MENA Private Equity Association (MPEA) (2011) afirma que los bancos comerciales y los fondos de private equity siguen mayoritariamente evitando este tipo de inversiones,

36

«UAE Tops in MENA Private Equity Business», Zawya, julio de 2011. El informe MVCA (2011) define el capital riesgo como aquellas operaciones con un importe entre 500 000 USD y diez millones de USD, netamente por debajo de los 136 millones de promedio en las inversiones de los fondos de private equity árabes en 2010. 37

86


esenciales para crear riqueza y empleo en cualquier economía. No obstante, la misma fuente da muestras de esperanza a partir de datos recientes. Entre 2007 y 2010, el número de inversiones en capital riesgo por año se ha triplicado en los países árabes y, en plena crisis financiera global, se han destinado más de 500 millones de dólares de los EE. UU. (USD, por sus siglas en inglés) a este propósito, duplicando por tanto el patrimonio global de los fondos de capital riesgo, hasta alcanzar la cifra de 1054 millones. MPEA (2011) considera que, por su capital humano y el volumen de proyectos emprendedores, los países más atractivos para el capital riesgo en el mundo árabe serían, por un lado, Egipto y Marruecos en el norte de África; por otro, el Líbano y Jordania en el Mashreq; y Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en el Golfo. El mismo informe proporciona un mapa del capital riesgo en el mundo árabe, que reproducimos más adelante. En el mismo, destacan parques tecnológicos e incubadoras como Oasis 500 en Jordania, dirigida por un exdirectivo de Yahoo, TechWadi en Egipto o Technopark en Marruecos, así como fondos como Ideadevelopers o Riyada Enterprise Development. Este último vehículo de inversión, gestionado por Abraaj, dispone de 500 millones de USD y oficinas en Dubái, Ammán, Beirut y Ramallah. Entre las dificultades institucionales que enumera el informe de MPEA (2011) al desarrollo de este tipo de inversiones, sobresalen las relativas al derecho contractual, derecho concursal, derecho societario, así como la escasa liquidez de los mercados bursátiles. A pesar de ello, la tendencia es positiva en los últimos años y permite mantener un cierto optimismo sobre el paulatino desarrollo de esta fórmula de inversión, tan necesaria para el futuro de los países árabes. Fuentes: MPEA (2011) y Zawya.

Desde el punto de vista estrictamente sectorial, la mitad de las más de 80 gestoras identificadas carecen de fondos o vehículos especializados, mientras que en el resto predominan las infraestructuras, los bienes inmuebles y la energía, sectores todos ellos relevantes para las empresas españolas. En algunos casos existen fondos especializados como los que detallamos en la Tabla 10, aunque en otros la gestora cuenta con dos o tres sectores preferentes en su política de inversión, sin disponer de ningún fondo específico para cada uno.38 En nuestra muestra, los «sectores preferentes» más comunes son precisamente la energía, 38 Debemos recordar que la mayoría de las gestoras disponen de un solo vehículo de inversión, así que no es posible para ellas crear fondos para cada sector.

87


las infraestructuras y los inmuebles, junto con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y los hoteles. La Tabla 10 ofrece una relación de los fondos más significativos en algunos de estos sectores. Gráfico 45. Gestoras con especialización sectorial

Sin foco sectorial

9% 5%

Varios sectores 8% TIC

51%

Infraestructuras 9% Energía 7%

11%

Hoteles y turismo Bienes inmuebles

TIC:

tecnologías de la información y la comunicación. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

A diferencia de los fondos de inversión, donde los productos islámicos estaban presentes en un 60% de las gestoras, en el caso del private equity su presencia es testimonial, como se observa en el Gráfico 46. En efecto, el desarrollo del private equity islámico ha sido uno de los grandes retos en los países árabes, observándose ya ciertos avances. Si en 2005 apenas un 5% de los nuevos fondos de private equity se estructuraba con criterios islámicos, en 2009 esta cifra había aumentado hasta el 50%, pero sigue siendo modesta en su conjunto.39

39

88

«Islamic Private Equity on the Rise, Hurdles Remain», Zawya, 30/1/11.


Gráfico 46. Gestoras con oferta de productos islámicos

15%

Sin productos islámicos

Con productos islámicos

85%

Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Por último, al igual que en los fondos de inversión, analizamos la estructura de propiedad y administración de las entidades gestoras. Como en otros muchos casos, observamos modelos mixtos de propiedad, con accionistas privados y públicos, así como una cierta presencia de operadores extranjeros, inexistente en el caso de los fondos de inversión. Un buen ejemplo es el de Abraaj Capital de Dubái, la mayor gestora de private equity. En ella participan las principales familias reales del Golfo (Al Nahyan de Abu Dabi, Al Thani de Qatar), algunos linajes empresariales importantes del Golfo (Al Turki de Arabia Saudí, Zabeel, Al Jaber y Al Qasimi de los EAU), los fondos de la Seguridad Social de Qatar y Kuwait, el grupo público inversor de Dubái (DIFC), así como el alemán Deutsche Bank. Abu Dhabi Investment Co. (ADIC), por su parte, cuenta sólo con dos accionistas públicos de Abu Dabi, su fondo soberano (Abu Dhabi Investment Council) y el National Bank of Abu Dhabi, mientras que la gestora EMP de Bahréin cuenta con inversores locales y un grupo americano que da nombre a la entidad (Emerging Markets Partnership). La presencia de gestores extranjeros es también mayor en el ámbito del private equity que en los fondos de inversión en acciones y valores cotizados. El Gráfico 48 muestra esta comparativa, con

89


un 22% de los cargos de gestión de inversiones en manos de extranjeros, frente al 14% en los fondos de inversión mobiliaria. Gráfico 47. Propiedad de las gestoras

Mixta

Pública 37%

Privada 47%

16%

Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

Gráfico 48. Presencia de extranjeros en los cargos de responsabilidad sobre las inversiones de los fondos 100%

80% Extranjeros 60% 86%

78%

Locales

40%

20% 22%

14% 0% Fondos de inversión

Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio. 90

Private equity


Tabla 10. Selección de algunos fondos sectoriales relevantes Sector

Fondo

Gestora

Horus Food & Agribusiness

EFG Hermes Colaboración entre el experto (Egipto) y Rabobank europeo en inversiones agrícolas (Holanda) Rabobank y el grupo inversor egipcio para invertir en negocios agrícolas en Egipto y África

Agram Fund

Attijariwafa Bank (Casablanca)

Mahaseel Agriculture Beltone Private Fund Equity (Egipto)

Este fondo fue lanzado por Beltone y la azucarera sudanesa Kenana, la mayor del mundo, para invertir en negocios agrícolas en Egipto, Sudán y otros países africanos, con el objetivo de alcanzar un patrimonio de mil millones de USD

Pharos Miro Agriculture Fund

Pharos Financial Advisors (Dubái)

El fondo cuenta con 350 millones de USD y equipos de gestión en Dubái y Moscú para invertir en propiedades agrícolas en África, Rusia, Ucrania y Asia Central

Pharos Miro Timber Fund

Pharos Financial Advisors (Dubái)

El fondo invierte en explotaciones madereras en África y América

EMP Energy Fund

Emerging Markets Partnership (EMP) (Bahréin)

Millennium Global Energy Fund

Millennium Private Equity (Dubái)

Agricultura

Energía

Comentarios

Markaz Energy Fund Kuwait Financial Center Markaz Masdar Clean Tech Fund

Abu Dhabi Investment Co. (ADIC) (Abu Dabi) y Deutsche Bank

Véase el caso sobre Torresol Energy del capítulo 3 para mayor información sobre este fondo y la iniciativa Masdar

91


Infrastructure & Abraaj Capital Growth Capital Fund (Dubái)

Infraestructuras

92

InfraMed Fund

EFG Hermes (Egipto) El fondo invierte en infraestructuras en el norte de África y el Mashreq

Islamic Development Bank (IDB) Infrastructure Fund

EMP

Abu Dhabi Commercial Bank (ADCB) Macquarie Infrastructure Fund

ADCB Macquarie Corporate Finance (Abu Dabi)

MENA Infrastructure Fund

Dubai International Capital

Bunyah Infrastructure Fund

Instrata Capital (Bahréin)

(Bahréin)

La gestora de Bahréin gestiona un fondo especializado en infraestructuras constituido en colaboración con el IDB y dotado con 730 millones de USD Gestora conjunta entre el ADCB y la firma australiana Macquarie especialista en infraestructuras para invertir en estos activos en los países árabes

Fondo creado en 2007 con 150 millones de USD para invertir en infraestructuras en el CCG, especialmente en proyectos de agua


Inmuebles y hoteles

Shuaa Logistics Fund

Shuaa Capital (Arabia Saudí)

Invierte en proyectos logísticos en Arabia Saudí y el CCG

Shuaa Hospitality Fund

Shuaa Capital (Arabia Saudí)

Invierte en proyectos hoteleros en Arabia Saudí y el CCG

Siraj Capital Fund I

Siraj Capital (Yeda y Primer fondo para hoteles creado Dubái) por la gestora de origen saudí con equipo de gestión en Dubái

MENA Real Estate Development Fund

Al Futtaim Investment Management (Dubái)

Inversiones inmobiliarias en toda la zona MENA. Esta gestora es propiedad de una adinerada familia de Dubái titular de diversos centros comerciales

Boubyan International Real Estate Fund

Boubyan Bank (Kuwait)

Fondo inmobiliario con actividad en todo el mundo

GCC Real Estate Fund

Global Investment House (Kuwait)

Fondo para inversiones inmobiliarias en el CCG de acuerdo con criterios islámicos

CCG: Consejo de Cooperación del Golfo; EFG: Egyptian Financial Group; MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de la muestra del estudio.

93


Mapa 1. Principales actores del capital riesgo en los países árabes DAYAM Fund Maroc Numeric Fund AMIC (Moroccan Private Equity & Venture Capital Association) Amundi Aureos CDG Private Equity Riva y Garcia Upline Investments Casablanca Technopark Incubation Center Rabat Technopolis

Berytech Middle East Venture Partners (MEVP) BADER – Young Entrepreneurs Program YallaStartup LBA (Lebanese Business Angels Network) RED

Accelerator Technology Holdings (ATH) Catalyst PE Interactive Ventures Holding (IV Holdings) Jabbar Internet Group Oasis 500 Jordan Innovation Centers Network Queen Rania Center for Entrepreneurship (QRCE) MENA Venture Investments RED Syria Young Entrepreneurs Association (SYEA)

Tuninvest- Africinvest Tunisian Private Equity & Venture Capital Association El Ghazala Technological Park

RED

Siria

Marruecos

Líbano

Túnez

Kuwait

Jordania Libia

Egipto

Cyberparc Sidi Abdellah Algeria Start-up Initiative (ASI)

Bahréin Qatar Arabia Saudí E AU Omán

Sudán Nile Capital/IT Venture Cedar Bridge Partners Ideavelopers Sawari Ventures Techwadi Egyptian Private Equity Association Technology Incubation Program Technology Innovation and Entrepreneurship Center (TIEC) PlugandPlayEgypt Rising Tide Nebny Foundation Egyptian Private Equity Association Tahrir2 RED

94

Iraq

National Technology Enterprises Company (NTEC) Technology Entrepreneurship Center

Palestina

Argelia

EAU:

Venture Capital Bank

Yemen

Enterprise Qatar Qatar Science & Technology Park (QSTP) Malaz Capital King Abdulaziz City for Science and Technology (KACST) Dhahran Techno Valley King Abdullah University of Science and Technology Riyadh Techno Valley N2V Siraj Capital

RED Saffar Dubai Silicon Oasis Intel Capital –Dubai Twofour54 Ibtikar Baraka WillowTree Khalifa Fund Envestors Intilaq Mohammed Bin Rashid Establishment for SMEs Development

Emiratos Árabes Unidos. Fuente: MENA Private Equity Association (MPEA) (2011).


2.2.4. Mercados de capitales: emisiones de sukuk Nuestro repaso a los protagonistas de las finanzas árabes concluye con un análisis de los mercados de capitales en aquellos países y, más concretamente, de un instrumento financiero singular de los mismos: los bonos islámicos o sukuk. La relevancia de esta herramienta de financiación viene reflejada en el Gráfico 49, que compara las emisiones de sukuk con las salidas a bolsa en la zona de Oriente Medio y África. En el periodo 2004-2010, las emisiones de bonos islámicos por parte de entidades de Oriente Medio alcanzaron un volumen de más de 70 000 millones de USD, por encima de los 63 000 captados mediante salidas a bolsa. Como vemos, sobre todo en estos dos últimos años de crisis, el recurso a los sukuk ha sido muy significativo, aunque con un peso relevante de las emisiones soberanas, tal como desglosaremos a continuación. Gráfico 49. Comparativa de emisiones de sukuk y salidas a bolsa en Oriente Medio y África

Emisiones de sukuk

OPV/OPS

20 000 18 000 16 000 14 000 12 000 10 000 8 000 6 000 4 000 2 000 0

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

Las estadísticas de Ernst & Young se refieren al conjunto de Oriente Medio y África en un sentido muy amplio, incluyendo tanto Israel como Sudáfrica y Turquía, cuyas bolsas representan sin duda una parte importante del volumen indicado. OPS: oferta pública de suscripción (venta de nuevas acciones en bolsa); OPV: oferta pública de venta (venta en bolsa de acciones ya existentes). Fuentes: Zawya Sukuk Monitor y Ernst & Young (2011).

95


Dada la amplitud geográfica de las estadísticas que ofrece el estudio de Ernst & Young (2011), las cifras de las emisiones en bolsa referidas estrictamente a los países árabes son seguramente inferiores a las mostradas, lo cual amplía la diferencia entre los fondos recaudados a través de sukuk y las captaciones de capital a través de la bolsa. Esto se corrobora por los resultado del informe de Nexia (2010), que afirmaban que en 2009 no se produjo ninguna salida a bolsa en el mercado de Dubái (ahora National Association of Securities Dealers Automated Quotation —NASDAQ— Dubai), frente a las seis salidas en Brasil, 22 en Singapur o 73 en Hong Kong. Precisamente, el creciente papel de ciertos mercados bursátiles emergentes, como Hong Kong, Shanghái o São Paulo, ha sido una constante en los últimos años, tal como ilustra el Gráfico 50, confirmando el paulatino desplazamiento del ahorro mundial hacia los mercados emergentes que expusimos en el capítulo 1. Sin embarGráfico 50. Capital captado mediante salidas a bolsa en 2010 (millones de USD)

80 000 72 000 64 000 56 000 48 000 40 000 32 000 24 000 16 000 8 000 0 China

USD:

Hong Kong

EE. UU.

Japón

India

Corea del Sur

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: Ernst & Young (2011).

96

Australia

Malasia

Canadá

Brasil

Singapur


go, y a pesar de algunas importantes salidas a bolsa como la de DP World, los volúmenes en la zona MENA siguen siendo modestos.40 Frente a las limitaciones del mercado bursátil, las emisiones de sukuk gozan, como hemos comentado, de una extraordinaria salud en Oriente Medio y otros países de tradición islámica, algunos de ellos carentes de bolsas de valores líquidas. La emisión de bonos islámicos o sukuk es reciente y la expansión de su uso se ha producido en la última década. El DIFC (2009) define estos productos como: Cualquier combinación de activos (o el usufructo de dichos activos), que se puede representar mediante instrumentos financieros en papel, los cuales pueden ser vendidos a un precio de mercado, siempre y cuando la composición del grupo de activos representada por los sukuk consista en una mayoría de activos tangibles.

Dados los principios de las finanzas islámicas mencionados anteriormente, la posibilidad de negociar estos instrumentos en mercados secundarios organizados fue objeto de cierta controversia. Las escuelas islámicas del sudeste asiático (Malasia, Indonesia), al ser más permisivas, favorecieron el especial desarrollo de sus mercados de sukuk desde los años noventa.41 En Oriente Medio, las emisiones de este tipo de bonos surgen sólo a principios del siglo XXI, con un auge espectacular a partir de 2009, con motivo de la publicación de unos estándares mundiales que regulan estos instrumentos financieros y que permitían su negociación en mercados secundarios.42 Desde 2004, el volumen de emisiones de sukuk en todo el mundo se ha prácticamente duplicado año tras año y, pese a la caída que experimentaron en 2008, en 2011 se alcanzaron cifras récord de 85 000 millones de USD en emisiones de este tipo de bonos, que se han vuelto a superar en 2012, con un incremento del 55% respecto al año anterior y emisiones por un valor total cercano a los 144 000 millones de USD. Como vimos en el Gráfico 49, este volumen de captaciones de capital es muy superior al registrado en las bolsas de los países árabes.

40

Según Nexia (2010), la capitalización de NASDAQ Dubai, el mayor de los mercados de la zona es 20 veces inferior a la de la bolsa de Singapur o 60 veces menor a la de São Paulo, incluso tras la salida a bolsa de DP World en 2007, la mayor oferta pública de venta (OPV) en la historia financiera árabe, valorada en 4960 millones de USD. 41 Según DIFC (2009), la corriente imperante en Oriente Medio consideraba que la negociación en el mercado secundario puede dar pie a la especulación y, por tanto, a la usura (riba), prohibida en el Corán. 42 Los estándares fueron publicados por la Organización de Contabilidad y Auditoría de las Entidades Financieras Islámicas (AAOIFI, por sus siglas en inglés), con sede en Bahréin, y apoyada por 14 importantes expertos islámicos de Oriente Medio, Malasia, Pakistán, Sudán y otros países. MENA,

97


Gráfico 51. Emisiones de sukuk en todo el mundo (millones de USD)

90 000 80 000 70 000 60 000 50 000 40 000 30 000 20 000 10 000 0

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2012

USD:

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de Zawya Sukuk Monitor y del Islamic Finance Information Service (IFIS).

Como puede verse en el Gráfico 52, se confirma el predominio de las emisiones de sukuk en Malasia, que representan en promedio la mitad de todas las emisiones del periodo 2004-2012 y el 70% en algunos años. Los EAU se sitúan en la segunda posición, con un promedio del 15% de los bonos emitidos durante el periodo y alcanzando un 25-30% en muchos años. Bahréin, por su parte, que había sido tradicionalmente un gran emisor, ha perdido protagonismo en los últimos años, coincidiendo con un repunte en Qatar y Arabia Saudí. Bahréin ha actuado tradicionalmente como la jurisdicción a través de la cual se canalizaban muchas operaciones financieras de Arabia Saudí. Sin embargo, la progresiva apertura y liberalización financiera en dicho Reino ha alimentado su papel directo como actor en el mercado de los sukuk, pasando del 1% en 2004 hasta un 15% en 2007, para luego estabilizarse en un 6%. Más recientemente, incluso han creado también un mercado de negociación de sukuk en el país.

98


En general, observamos un impacto destacado de operaciones puntuales en lugares como Pakistán o Kuwait, así como la paulatina entrada de nuevos emisores, empezando por Indonesia, que apenas contaba en 2004 pero en 2011 representaba ya el 3% de las emisiones. En la categoría del «Resto» encontramos algunos mercados emergentes de mayoría musulmana, como Gambia, Turquía o Sudán. Este Estado africano emitió en el primer semestre de 2011 unos 285 millones de USD en bonos islámicos, liderando la categoría de emisiones a corto plazo (menos de un año).43 También se incluyen algunas emisiones de países occidentales, como por ejemplo 600 millones de USD emitidos por los EE. UU. en 2009, o los cien millones de USD de la primera emisión japonesa de sukuk en 2010. Por tanto, los sukuk van camino de convertirse en un instrumento financiero de primer orden, no sólo en el ya amplio mundo arabo-islámico, sino incluso a escala global. Gráfico 52. Distribución geográfica del mercado de sukuk (por país de emisión)

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10%

Malasia

Qatar

Indonesia

EAU

Arabia Saudí

Bahréin

Kuwait

Pakistán

Resto

Datos anuales, excepto en 2011, que cubre sólo el primer semestre. EAU: Emiratos Árabes Unidos. Fuente: elaboración propia a partir de Zawya Sukuk Monitor.

43 Según Zawya, el auge en las emisiones a corto plazo en 2011 es una consecuencia de la crisis de liquidez y de los problemas de algunos bancos centrales en lugares como Bahréin. Según esta fuente, los principales emisores en esta categoría de sukuk eran, en julio de 2011, Sudán, Bahréin, Brunei y Malasia («Malaysia Remains Largest Issuer of Domestic Sukuk», 13/7/11).

99


Entre la variedad de contratos islámicos que subyacen en las emisiones de bonos islámicos, predomina el de arrendamiento o ijarah, que representa un 30% del volumen medio de estas emisiones durante todo el periodo 2004-2010, seguido por los contratos de murabaha, bai y musharaka (con un 16-18% cada uno), figuras similares a los pagarés, pagos aplazados y asociación empresarial, respectivamente.44 El que los sukuk deban emitirse sobre la base de bienes tangibles hace que sean especialmente adecuados para articular los contratos de arrendamiento o leasing de edificaciones o infraestructuras, importantes ámbitos de actividad de la empresa española, según vimos en el capítulo 1. Por último, existe también un elevado porcentaje de emisiones estructuradas en torno a varias figuras jurídicas (categoría «Mixtos y otros» del Gráfico 53). Gráfico 53. Distribución de las emisiones por tipo de contrato

60%

50%

40%

30%

20%

10%

0% Ijarah

Bai bithaman

Musharaka

Mudarabah

Murabaha

Istisnaa

Mixtos y otros

Datos anuales, excepto en 2011, que cubre sólo el primer semestre. Fuente: elaboración propia a partir de Zawya Sukuk Monitor.

44 No es el propósito de este estudio profundizar en estas figuras jurídicas, para lo cual se puede consultar DIFC (2009), Ayub (2007) y Casa Árabe (2010), entre numerosas publicaciones sobre la materia.

100


El reciente dinamismo de los sukuk evidencia también un importante papel del apoyo gubernamental en sus emisiones, al haber recurrido los Gobiernos, especialmente en los países del Golfo, a esta fórmula de financiación soberana. Según DIFC (2009), las primeras emisiones importantes de sukuk llegaron precisamente al Golfo de la mano del Banco Central de Bahréin, que captó ya cien millones de USD en 2001. Diez años más tarde, la prensa se hace eco del éxito de las emisiones a corto plazo del mismo organismo como fórmula para captar liquidez ante los problemas financieros de Bahréin.45 Aunque entre 2007 y 2008 el sector privado había tomado la delantera, las emisiones soberanas han dominado el panorama durante 2009-2011, como se aprecia en el Gráfico 54.46 Esta tendencia se mantuvo en 2012, que registró 91 000 millones de USD en emisiones soberanas de este tipo de bonos, frente a 36 900 millones de sukuk corporativos.47 Considerando el mencionado papel predominante del Estado en estas economías, las emisiones soberanas o «cuasi-estatales», esto es, de entidades controladas por el Gobierno, como las de la sección 2.1.1, es de esperar que sigan jugando un papel importante. Las Tablas 11 y 12 completan este panorama con la lista de las mayores emisiones de sukuk en 2009 y 2010.

45 A causa de la inestabilidad política y social, se han producido importantes salidas de divisas de Bahréin, que obligan a su Banco Central a acudir a los mercados para mantener la estabilidad de su moneda y del propio sistema financiero (Soler, 2011). 46 Martín y Téllez (2011) describen la tendencia general de los últimos dos años hacia las emisiones estatales en el mercado internacional de bonos. Según los autores, si en 2007 el sector público representaba el 42% de las emisiones internacionales, en 2010 se había situado ya en el 70%. 47 Sarah Khalifa, «Can Sukuk Continue to Shake off the Global Financial Crisis?», IFIS, 7 de enero de 2013.

101


Gráfico 54. Distribución de las emisiones por tipo de emisor Emisiones soberanas

Emisiones privadas

Emisiones cuasi-estatales

100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0%

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

Datos anuales, excepto en 2011, que cubre sólo el primer semestre. Fuente: elaboración propia a partir de Zawya Sukuk Monitor.

Tabla 11. Principales emisiones de sukuk en 2009 Emisor

Estructura

País

Valor Tipo de emisor (millones de USD)

1. Saudi Electricity Co.

Istithmar

Arabia Saudí

1867

Privado

2. Petronas

Ijarah

Malasia

1500

Cuasi-estatal

3. Terengganu Invest

Murabaha

Malasia

1480

Soberano

4. Dubai DOF

Ijarah

EAU

1250

Soberano

5. TDIC

Ijarah

EAU

1000

Soberano

DOF:

Department of Finance; EAU: Emiratos Árabes Unidos; TDIC: Tourism Development & Investment Co.; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de Zawya Sukuk Monitor.

102


Tabla 12. Principales emisiones de sukuk en 2010 Emisor

Estructura

País

Tipo de emisor Valor (millones de USD)

1. Saudi Electricity Co.

Istithmar

Arabia Saudí

1867

Privado

2. Qatar Sovereign

Ijarah

Qatar

1373

Soberano

3. Malaysia Global

Ijarah

Malasia

1250

Soberano

4. Indonesia Retail

Ijarah

Indonesia

890

Soberano

5. Senai-Desaru Expressway

Ijarah

Malasia

771

Privado

USD:

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de Zawya Sukuk Monitor.

Una vez descontado el efecto de las emisiones soberanas, destinadas a la financiación de los presupuestos públicos o bancos centrales, hemos estudiado la distribución sectorial del resto de las emisiones. Sus resultados se muestran en el Gráfico 55. En este sentido, los servicios financieros predominan entre las actividades financiadas a lo largo de todo el periodo, especialmente en los últimos años, ante las necesidades de recapitalización de las entidades financieras. El inmobiliario y la construcción, junto con la energía y el transporte, son otros sectores predominantes en las emisiones de bonos sukuk. Esto se explica tanto por la estructura económica propia de los países emisores como por el carácter tangible que presentan estos proyectos y que concuerda con las exigencias relativas a los activos subyacentes a este tipo de bonos.

103


Gráfico 55. Distribución por sector de actividad

100% Bienes inmuebles

90%

Servicios financieros Transporte

80%

Energía y servicos públicos Construcción

70% 60%

Petróleo y gas 50%

Turismo y ocio Otros

40% 30% 20% 10% 0%

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

Datos anuales, excepto en 2011, que cubre sólo el primer semestre. Fuente: elaboración propia a partir de Zawya Sukuk Monitor.

Como instrumentos financieros negociables, los bonos islámicos son admitidos a cotización en mercados organizados. En 2010 existían unos 120 000 millones de USD de sukuk en negociación en mercados organizados según Casa Árabe (2010). Nuestra investigación nos permite confirmar la existencia de tres mercados principales de negociación de estos valores a escala global: Malasia, Dubái y Londres, cada uno con unos 20 000 millones de USD de volumen de emisiones en el periodo 2004-2011. Si a Dubái le añadimos otros mercados de Oriente Medio, como Bahréin y Arabia Saudí, el capital total captado en las bolsas de aquella zona alcanza los 36 000 millones, superior a los volúmenes del sudeste asiático —Malasia e Indonesia— y Occidente —principalmente Londres y, en menor medida, Luxemburgo—.

104


Gráfico 56. Emisiones de sukuk en mercados organizados (millones de USD)

Oriente Medio

Sudeste asiático

Países occidentales

26 858 36 184

30 445 Datos anuales, excepto en 2011, que cubre sólo el primer semestre. USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de Zawya Sukuk Monitor.

La evolución de las emisiones en los distintos mercados que se muestra en el Gráfico 57 nos permite confirmar el peso creciente de Londres y Dubái, la relevancia incontestable de Malasia y la aparición de nuevos mercados, como Hong Kong o incluso Singapur, Qatar y Arabia Saudí, en la categoría de «Otros». En cuanto a Dubái, conviene indicar que su peso ha caído substancialmente desde principios de 2011, a causa de la explosión de la burbuja inmobiliaria y la crisis de liquidez del propio Emirato, que ha provocado el retraso o suspensión de muchos proyectos de infraestructura habitualmente financiados con bonos islámicos. Los efectos de la primavera árabe sobre la tradicional imagen de estabilidad del Golfo tampoco han ayudado en este sentido. Así, en febrero de 2011, por ejemplo, un importante emisor de Oriente Medio optó por emitir sus sukuk en Malasia.48

48 Gulf Investment Co., propiedad de diversos Gobiernos de Oriente Medio (véase la Tabla 6), optó por emitir unos 200 millones de USD en bonos islámicos en Malasia. Paralelamente, la misma fuente se hacía eco del creciente interés por Malasia para lanzar fondos inmobiliarios islámicos (REIT, por sus siglas en inglés) por su avanzada regulación en la materia y su importante mercado local («Gulf Bond Issuers Seen Turning to Asia as Turmoil Plagues MidEast», Zawya, 27/7/11).

105


Por su parte, Bahréin, que cuenta con un importante e histórico mercado de sukuk y con la sede de la autoridad contable islámica (AAOIFI), ha perdido protagonismo con el paulatino desarrollo del mercado de Arabia Saudí, incluyendo la apertura de una bolsa para estos valores en Yeda en 2009. En julio de 2011, se anunciaba también en la prensa económica la apertura de un mercado de sukuk en Qatar a finales de 2012, para acoger las futuras emisiones de estos bonos de cara a la financiación de las importantes infraestructuras del mundial de fútbol y otras operaciones que han hecho del Emirato un creciente emisor de estos instrumentos financieros.49 De hecho, la emisión más destacada en 2012 la protagonizó Qatar, con dos emisiones sucesivas realizadas en julio, por un valor total de 4000 millones de dólares. Otras emisiones soberanas de sukuk estuvieron protagonizadas por Turquía, en septiembre, por valor de 1500 millones, así como las primeras emisiones realizadas por el Gobierno de Yemen y el Banco de Desarrollo de Kazajistán, entidad pública (Khalifa, 2013). En cuanto al sudeste asiático, Hong Kong ha desplegado desde 2008 una ambiciosa estrategia de captación de emisiones, replicada posteriormente por Singapur. En julio de 2011, se anunció, por ejemplo, una masiva emisión de 1100 millones de USD en Singapur por parte de una sociedad inversora del Gobierno malayo.50

49 50

106

«Qatar Sees World Cup as Catalyst for $200Bn Development Outlay», Zawya, 23/5/11. «Malaysia Remains Largest Issuer of Domestic Sukuk», Zawya, 13/7/11.


Gráfico 57. Evolución en las emisiones de sukuk en mercados organizados (millones de USD) 2004

2008

2005

2009

2006

2010

2007

2011

80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0% -10% Malasia

Indonesia

Dubái

Bahréin

Luxemburgo

Londres

Hong Kong

Otros

Datos anuales, excepto en 2011, que cubre sólo el primer semestre. USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia a partir de Zawya Sukuk Monitor.

Los sukuk se consolidan, por tanto, como un instrumento financiero de alcance global, en el que participan ya importantes actores de Oriente Medio, Europa (Londres y Luxemburgo), África y el sudeste asiático. La cuota de los sukuk en el mercado global de bonos es aún modesta, al comparar el valor de sus emisiones con los más de dos billones de dólares emitidos anualmente en bonos internacionales según Martín y Téllez (2011). Sin embargo, en el contexto del crecimiento exponencial de las finanzas islámicas en su conjunto, que superan ya el billón de dólares en total de activos y podrían alcanzar los tres billones en pocos años, incluso los emisores occidentales muestran un inusual interés por estos valores como fórmula alternativa de financiación.51 La vinculación de los sukuk a activos y proyectos tangibles los hace especial51

Según Islamic Finance Information Service (IFIS), en 2010 los activos financieros gestionados de acuerdo con criterios islámicos alcanzaban los 950 000 millones de dólares (IFIS Research Focus, julio de 2011). Países como Rusia, Hungría o Australia planifican ya sus primeras emisiones de sukuk.

107


mente aptos para la financiación de proyectos (project finance) y de sectores en los que son particularmente activas las empresas españolas, como el turismo, el agua, la energía o las infraestructuras, como se expone en el Recuadro 6. Entretanto, los esfuerzos de plazas financieras ajenas al mundo islámico tradicional —como Londres, Luxemburgo u Hong Kong— deberían estimular a España a dar continuidad a las primeras iniciativas ya adoptadas para atraer y fomentar los sukuk y las finanzas islámicas en general.52

Recuadro 6 Museos y autopistas financiados con sukuk Dos de las emisiones de sukuk más importantes de los últimos años, mostradas en las Tablas 11 y 12, han sido las de Tourism Development & Investment Co. (TDIC) y Senai-Desaru Expressway, emisores ubicados en Abu Dabi y Malasia, respectivamente. La TDIC promueve hasta 55 proyectos distintos en Abu Dabi para mejorar su atractivo como destino turístico, entre los cuales figura la construcción de los museos Guggenheim y Louvre sobre la isla Saadiyat, junto con 30 hoteles y 48 000 apartamentos. Como en todas las transacciones, esta emisión de hasta 1400 millones de dólares de los EE. UU. (USD, por sus siglas en inglés) implica la constitución de una sociedad fiduciaria, TDIC Sukuk Ltd., responsable de la emisión de los bonos islámicos y titular de un derecho exclusivo de construcción y administración de edificaciones denominado musataha y otorgado por TDIC (véase la Figura 2). El capital captado con los sukuk, emitidos a cinco años, se destina a la construcción de los museos, hoteles y apartamentos que luego son cedidos a TDIC para su gestión a cambio de un alquiler, en un contrato de ijarah (‘arrendamiento’). Mientras TDIC asumirá el riesgo del negocio turístico subyacente, TDIC Sukuk Ltd. percibe un alquiler fijo que le permite atender el pago a los bonistas.

52 En junio de 2010, Casa Árabe y el Instituto de Empresa celebraban en Madrid el primer congreso sobre finanzas islámicas en España, al que siguió la firma en octubre de un acuerdo entre Madrid Centro Financiero Internacional y el DIFC para promover la cooperación en este y otros ámbitos. Durante el congreso, grupos de trabajo analizaron las modificaciones legislativas y avances que resultan imprescindibles para permitir que España se convierta en una jurisdicción apta para las finanzas islámicas y los sukuk. Véase la entrevista al socio de Uría Menéndez, Guillermo Canalejo, en el Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 19, julio/agosto de 2010 (http://economia.casaarabe.es/viewer. php?lang=es&id=82).

108


A pocos kilómetros al norte de Singapur se encuentra la autopista Senai-Desaru, de 77 km, E-22, un importante corredor de la zona más desarrollada de Malasia. La compañía Sunai-Desaru Expressway Berhad (SDEB) emitió en 2010 más de 700 millones de USD en bonos islámicos para financiar la construcción de la vía. En este caso, el vehículo emisor de los sukuk es titular de la autopista y la alquila a la concesionaria (SDEB) para su administración a cambio de una renta, que le permite atender los pagos de los bonos islámicos a 20 años.

Figura 2. Estructura de los sukuk

Titulares de certificados

Certificados

TDIC

Concesión de musataha Precio de adquisición Alquiler de musataha Pagos de alquiler

Ganancias de sukuk

Sukuk limitados de TDIC

Compromisos de compra/rescate/venta/sustitución

Precio de ejercicio/entrega

109


Figura 2.1. Isla Saadiyat en Abu Dabi

110


Figura 2.2. Autopista Senai-Desaru

Figura 2.3. Recorrido de la autopista Senai-Desaru

Fuente: Zawya Sukuk Monitor.

3. Casos de colaboración empresarial La creciente relevancia del capital árabe como fuente de recursos financieros se está empezando a manifestar también en España. Abríamos este estudio con referencias a algunas inversiones recientes de grupos árabes en España y, a continuación, ofrecemos seis casos de colaboración entre empresas españolas e inversores árabes. Se trata, como veremos, de ejemplos de cooperación en un sentido más amplio, no sólo limitado al campo financiero, en los que

111


ambas partes contribuyen también con intangibles, como el conocimiento de un determinado negocio, la experiencia en un sector o bien las relaciones en ciertos países. Los seis casos fueron redactados a partir de entrevistas personales con directivos de las empresas españolas, celebradas entre noviembre de 2010 y junio de 2011, completadas luego con datos y documentación adicional recibida de las mismas empresas, sus socios árabes o bien obtenida de otras fuentes. 3.1. Torresol Energy: tecnología termosolar española para el mundo La ingeniería SENER ha protagonizado uno de los primeros casos de alianza entre empresa española y grupo inversor árabe, haciendo honor a su larga trayectoria de innovación y adaptación a los nuevos tiempos. Fundada en 1956, SENER se centró primero en la ingeniería naval, pero ya en 1966 participó en un primer proyecto de la Agencia Espacial Europea y efectuó algunas incursiones en el incipiente mundo de la programación informática. En los años setenta, se prodigó en el ámbito nuclear para potenciar, ya en los ochenta, sus divisiones de aeronáutica y medio ambiente que, junto con el área de ingeniería, configuran hoy el grupo. Como muestra del grado de innovación del grupo, SENER es, junto con Rolls-Royce, propietaria de ITP, uno de los más avanzados fabricantes de motores de aviación del mundo. En este más de medio siglo de trayectoria, en el que se han alcanzado los 5000 empleados y unos ingresos anuales de más de 900 millones de euros, SENER ha abierto oficinas y sedes en Portugal, México, Argentina, Japón, Polonia, los EE. UU., Argelia y los EAU. Precisamente con este último país es con quien se plasma una ambiciosa alianza tecnológica y comercial, bautizada como Torresol Energy. Su origen se remonta a mediados de los años noventa, cuando SENER se adentró en la investigación de la energía termosolar. Esta energía, a diferencia de la fotovoltaica, capta la radiación solar para calentar un fluido, que posteriormente permite generar electricidad mediante la emisión de vapor y el movimiento de una turbina. En la práctica, existen diversas variantes, dos de las cuales investigó en profundidad SENER y ahora aplica Torresol Energy: la de colectores cilindro-parabólicos y la de torre central con campo de helióstatos, ambas con almacenamiento térmico en sales fundidas. El Recuadro 7 ilustra las particularidades de cada tipo de tecnología.

112


Recuadro 7 Energía termosolar A diferencia de la energía solar fotovoltaica, que transforma la radiación solar directamente en electricidad, la energía termosolar utiliza dicha radiación para calentar un fluido. Existen, por ello, instalaciones termosolares comunes, como son las de baja temperatura, empleadas para calentar piscinas, o bien las de temperatura media, usadas para calentar el agua de duchas y bañeras. Sin embargo, las de alta temperatura son menos habituales y se emplean para generar electricidad, tal como hace Torresol Energy. En estos casos, la radiación solar se concentra —y de ahí el concepto de termosolar de concentración (concentrating solar power, CSP)— a través de espejos para elevar la temperatura de un fluido hasta 500-800 ºC. Dicho fluido, aceite térmico o sales, es el que provoca la evaporación del agua para que así el vapor accione a su vez una turbina y genere corriente. En las plantas de SENER y de Torresol Energy, estos fluidos calientes, además de producir vapor, sirven para almacenar el excedente de calor en tanques de sales de nitrato fundidas. En el campo de la termosolar predominan dos diseños o tecnologías. En el de colectores cilindro-parabólicos, largas hileras de espejos captan la radiación solar y la concentran hacia un tubo central que, lleno de aceite térmico, desencadena el proceso de evaporación del agua y movimiento de la turbina. En cambio, en las plantas de torre central, cientos de espejos (helióstatos) reflejan la luz solar hacia una torre central por donde circulan sales, que son calentadas y, luego, en contacto con el agua, generan vapor. Un sistema de almacenamiento permite que las sales se conserven calientes y, por tanto, en ausencia de radiación solar, como ocurre por ejemplo de noche, puedan seguir evaporando agua, accionando la turbina y generando electricidad. Las Figuras 3 y 4 ilustran todo este proceso con mayor detalle. En las plantas de torre, el proceso de funcionamiento es el siguiente: las sales circulan desde el tanque frío, mediante bombeo, hasta el receptor en lo alto de la torre, donde se calientan hasta alcanzar 565º y bajan así al intercambiador de calor para generar vapor de agua. En momentos de exceso de energía, en los que la radiación calórica recibida es más que suficiente para cubrir la demanda de la turbina, parte de esas sales se almacena en un tanque caliente, capaz de conservar el calor para utilizarlo en momentos de baja radiación solar. Las sales almacenadas se encargan entonces de suministrar ese calor y seguir generando vapor. Fuente: Torresol Energy.

113


Figura 3. Funcionamiento de una planta termosolar de cilindro parab贸lico

Fuente: Torresol Energy.

114


Figura 4. Funcionamiento de una planta termosolar de torre central

Fuente: Torresol Energy.

115


La investigación de SENER en el ámbito termosolar ha dado como resultado diversas innovaciones en este campo, como un programa informático de dimensionamiento y optimización de plantas (SENSOL), un sistema propio de colectores cilindro-parabólicos (SENERtrough) y un avanzado sistema de almacenamiento térmico de sales fundidas, que permite a las plantas generar electricidad en horario nocturno, tal como veíamos en el Recuadro 7. Este grado de innovación situó a SENER en el punto de mira de los promotores de la iniciativa Masdar en Abu Dabi, cuando el proyecto fue lanzado en abril de 2006 y se buscaron entonces alianzas con los líderes mundiales en energías renovables, concretamente en los ámbitos eólico, termosolar y fotovoltaico. Según reconoce el presidente de Torresol Energy, don Enrique Sendagorta, fueron los árabes quienes acudieron directamente a SENER para conocer sus avances y estudiar una posible colaboración. El proyecto Masdar constituye uno de los más ambiciosos del mundo en materia de energías renovables. En primer lugar, se pretende levantar la primera ciudad plenamente libre de residuos y de emisiones de CO2, conocida como Masdar City y cuyos detalles se describen en el Recuadro 8. En segundo lugar, Masdar también da nombre a uno de los principales actores del mercado de inversión en renovables, como veremos a continuación, bajo el paraguas del Gobierno de Abu Dabi. Por último, se ha creado también el Masdar Institute of Science and Technology para liderar la investigación en renovables. Tal como indican tanto Enrique Sendagorta como Pilar García, directora de comunicación de SENER, Abu Dabi se ha convertido en pocos años en centro de referencia mundial en energías renovables, gracias al empeño del Gobierno emiratí por este ambicioso y encomiable propósito. Buena prueba de ello es la celebración cada año en la ciudad de la Cumbre Mundial sobre Energías Renovables (WFES, por sus siglas en inglés) y la elección en 2009 de Abu Dabi como sede de la Agencia Internacional para las Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés).53

53 La Cumbre Mundial sobre Energías Renovables (www.worldfutureenergysummit.com), con cinco ediciones a sus espaldas, concentra cada año a unos 25 000 empresarios, técnicos y expertos en energías renovables en Abu Dabi.

116


Recuadro 8 Masdar City Situada a unos 17 km del centro de Abu Dabi, la nueva ciudad de Masdar aspira a ser la primera sin emisiones de CO2 ni residuos. Sobre una superficie de 6 km2, la ciudad se ha diseñado para albergar hasta 40 000 habitantes y cuenta ya con importantes centros de referencia, como el propio Masdar Institute, la sede de la Agencia Internacional para las Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés), así como centros de investigación de Siemens, Schneider o General Electric. La ciudad prohibirá la circulación de automóviles y en su lugar transitará el transporte público eléctrico. La energía de la ciudad se generará mediante placas fotovoltaicas en los tejados de las propias viviendas para autoconsumo, así como a través de aerogeneradores y una gran planta termosolar. La energía solar también alimentará plantas desalinizadoras que proporcionarán agua a la ciudad. El proyecto en conjunto podría costar unos 19 000 millones de dólares.

Figura 5. Masdar City (vista aérea).

117


Figura 6. Masdar City (detalle).

La voluntad de liderar las energías renovables a nivel mundial llevó a Masdar a entablar conversaciones con SENER, de las cuales resultó la constitución, en marzo de 2008, de una empresa conjunta con sede en España, bautizada como Torresol Energy. SENER participa con un 60% en la nueva sociedad, mientras Masdar posee el 40% restante. Sendagorta concreta en tres los propósitos simultáneos de Torresol Energy en el campo termosolar: • Promoción de proyectos de generación eléctrica termosolar. • Investigación y desarrollo tecnológicos en el ámbito termosolar. • Gestión y operación de plantas termosolares, en este caso a través de la filial Torresol O & M (Torresol Operation and Maintenance). Según Enrique Sendagorta, la presencia en estos tres campos resulta vital para mantener el liderazgo de Torresol Energy. Así, la capacidad de promover parques termosolares es importante para asegurar el crecimiento de la compañía, sobre todo si tenemos en cuenta que cada parque puede costar de 250 a 350 millones de euros. Sin embargo, también es preciso seguir investigando, mientras que la excelencia en la operación de parques es aquí más decisiva que en el ámbito solar fotovoltaico, y de ahí la relevancia de la filial Torresol O & M. 118


Es importante tener en cuenta que Torresol Energy ha sido elegida por Masdar como el principal vehículo de desarrollo en el sector termosolar, al igual que se eligieron sendas inversiones en Alemania y Finlandia para los ámbitos fotovoltaico y eólico, respectivamente. La Figura 7 ilustra la organización de las inversiones de Masdar en este campo, una parte de las cuales, la de los fondos, tiene un carácter de capital riesgo y se orienta hacia empresas jóvenes con tecnologías prometedoras, mientras que las directas, como Torresol Energy, tienen una vocación estratégica, incidiendo en los tres tipos de energías renovables (termosolar, solar fotovoltaica y eólica). A su vez, como ilustra la Figura 7, los recursos de Masdar proceden de Mubadala, fondo soberano para inversiones estratégicas del Emirato de Abu Dabi, que participa también en compañías como Ferrari, Advanced Micro Devices (AMD) o Carlyle. Figura 7. Organización de Masdar

Emirato de Abu Dabi

Mubadala Development Co.

Abu Dhabi Future Energy Co. (Masdar)

Masdar Capital

Masdar Institute

Termosolar

Torresol Energy, España

Masdar Clean Technology Fund

Masdar Power

Fotovoltaica

Masdar PV, Alemania

DB Masdar Clean Tech Fund

Masdar Carbon

Eólica

WinWinD, Finlandia

Inversiones directas

Masdar City

estratégicas

Fuente: elaboración propia.

119


En palabras de su presidente, Torresol Energy tiene el objetivo de construir una cartera de plantas termosolares en propiedad y/o gestión en España, los EE. UU. y la región MENA. En el caso español, Enrique Sendagorta afirma que no se han visto afectados por el recorte de primas del Gobierno, que perjudicó sobre todo a la solar fotovoltaica. En la termosolar, España es líder mundial y la inmensa mayoría de los componentes de una planta proceden de proveedores españoles, algo que no ocurre en otras energías renovables. Los EE. UU. son otro mercado prioritario para Torresol Energy, aunque allí el modelo de apoyo estatal es distinto y se estructura a través de créditos fiscales en lugar de primas directas. En la región MENA, el potencial de desarrollo de la energía termosolar es muy significativo, aunque faltan marcos regulatorios más estables y claros. Los países del Golfo son, en este sentido, los más avanzados, puesto que, en su mayoría, carecen de recurso eólico y comparten una clara vocación de diversificación. Enrique Sendagorta cita a Omán, Kuwait, Qatar y los EAU como los mercados estratégicos en la región MENA para Torresol Energy en un primer momento, seguidos luego de Arabia Saudí y Marruecos. En este último país, Torresol Energy está efectuando investigaciones y entablando contactos de alto nivel, a la vista de un nuevo plan solar que prevé alcanzar 500 MW de capacidad a medio plazo, con el objetivo de rebajar la dependencia energética marroquí. Aunque otros países del Magreb, como Túnez, han anunciado ambiciosos programas solares, Enrique Sendagorta se muestra cauto a la espera de que maduren sus respectivos marcos regulatorios y sistemas financieros.54 En su conjunto, la zona MENA deberá convertirse en un mercado prioritario de la energía solar, como demuestra el ambicioso plan Desertec, del cual se mantiene de momento al margen Torresol Energy.55 La energía termosolar, al permitir el almacenamiento, es particularmente conveniente para las necesidades energéticas de hoy en día. Como ilustra el Gráfico 58, la capacidad instalada de esta energía se multiplicará en los próximos años, alcanzado los 445 MW en la zona MENA, los 1450 en los EE. UU. y los 3058 en Europa. Así, los tres mercados 54

Túnez presentó en España su Plan Solar, que pretende ampliar su capacidad de esta energía desde 2 MW en la actualidad hasta 253 en 2016 y 1700 MW en 2030 (Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 21, diciembre de 2010). 55 Lanzado en 2009 en el ámbito de la política euromediterránea y bajo el liderazgo de empresas alemanas, Desertec pretende construir una serie de instalaciones solares y eólicas en el Sáhara para abastecer a Europa mediante líneas de alto voltaje. El proyecto podría tener un coste de unos 400 000 millones de euros, lo cual ha aconsejado su ralentización ante la crisis de deuda pública en Europa.

120


objetivos de Torresol Energy —España, los EE. UU. y la región MENA— garantizarán suficientes oportunidades de crecimiento para la compañía. Gráfico 58. Capacidad instalada de energía termosolar (MW)

Asia-Pacífico

Oriente Medio/África

EE. UU.

Europa

3 500

3 000

2 500

2 000

1 500

1 000

500

0

2008

2009

2010

2011

2012

2013

2014

2015

Fuente: Torresol Energy.

Torresol Energy ha iniciado su andadura con cuatro proyectos concretos en dos de sus mercados objetivos y una inversión ya comprometida de más de 500 millones de euros. En España se encuentran tres ellos, concretamente Gemasolar en Sevilla y Valle 1 y Valle 2 en Cádiz. El primero, de 19,9 MW de capacidad, corresponde a la tecnología de torre central y campo de helióstatos con almacenamiento, en la que SENER había efectuado importantes innovaciones técnicas. Los otros proyectos utilizan tecnología de colectores cilindro-parabólicos, también con novedades de SENER, para una capacidad de 50 MW cada uno. Gemasolar ha culminado ya su construcción y fue oficialmente inaugurada en octubre de 2011, con la presencia de S. M. don Juan Carlos I y S. A. R. Mohammed bin Zayed Al Nahyan, príncipe heredero de Abu Dabi. Se trata ya de la primera planta comercial operativa en el mundo con torre central y almacenamiento térmico en sales fundidas, una técnica que permite generar electricidad en ausencia 121


de irradiación solar. Además, según Enrique Sendagorta, estas plantas son más eficientes y permiten un mayor ahorro de costes que las cilindro-parabólicas. En Valle 1 y Valle 2 se culminó la construcción a finales de 2011, con su conexión a la red en enero de 2012. Por su parte, en Abu Dabi se ha seleccionado ya un emplazamiento para una planta de torre central, aunque de mucha mayor capacidad que Gemasolar. En concreto, el proyecto contará con dos torres para una capacidad total de 50 MW. En cuanto a los EE. UU., también se están estudiando algunos emplazamientos, mientras que en Marruecos, como hemos indicado, se está evaluando el marco regulatorio y financiero para este tipo de proyectos. Figura 8. Imagen del parque Gemasolar

Fuente: Torresol Energy.

Torresol Energy aspira a un objetivo de energía termosolar en 2015 de 250 MW en operación, 350 MW construidos y unos 300 MW bajo gestión a través de Torresol O & M, según indica Pilar García. Esta progresión se refleja también en el equipo humano de Torresol Energy, que apenas empezó con dos personas 122


en 2008, pasó a 25 en 2009, 59 en 2010 y unas 150 a finales de 2011. Entre ellas, se encuentran algunos directivos llegados desde Masdar, aunque en general la empresa ha contratado a personal nuevo, diverso y de distintos orígenes, que no pertenecía a Masdar ni a SENER. Así, el propio Comité Ejecutivo de Torresol Energy cuenta íntegramente con profesionales externos contratados ad hoc para el proyecto, aunque luego el Consejo de Administración de la empresa refleje el peso de cada socio en el capital. SENER se muestra muy satisfecha del camino recorrido con Masdar y de las perspectivas de negocio. La relación con el socio emiratí es muy productiva y fluida. Enrique Sendagorta afirma que Masdar tiene una cultura corporativa internacional y profesional, con emiratíes formados en el exterior y también muchos técnicos y ejecutivos extranjeros. Próximamente, deberá intensificarse la relación en Abu Dabi, con vistas a la construcción de la primera planta de Torresol Energy en el Emirato. Enrique Sendagorta espera aquí que Masdar despliegue sus relaciones privilegiadas con el Gobierno de Abu Dabi para financiar éste y otros proyectos, ya sea mediante fondos soberanos u otros inversores del Golfo. De hecho, los parques termosolares son financiados mediante fórmulas de project finance, con deuda y capital por parte de los socios de Torresol Energy no siempre en proporción idéntica al capital. Así, para el proyecto de Abu Dabi y otros futuros se podría contar con la aportación de terceros en el capital.

Junto al estrechamiento de las relaciones entre los socios en el campo financiero sobre proyectos concretos, Enrique Sendagorta confía también en los intercambios humanos y tecnológicos. A medida que el Masdar Institute of Science and Technology madure en sus trabajos, Torresol Energy podrá desarrollar allí parcialmente algunos proyectos de investigación ya identificados. Se espera entonces un mayor flujo de técnicos y personal entre España y Abu Dabi, del mismo modo que los ejecutivos de Masdar podrán trabajar en Torresol Energy y cursar un máster en Administración de Empresas (MBA, por sus siglas en inglés) en Madrid, como han hecho ya algunos. Por su parte, la propia SENER espera ampliar sus negocios en Abu Dabi, donde cuenta desde 2009 con una oficina comercial y técnica con veinte empleados. Entre otros proyectos, SENER está participando en la ingeniería del metro ligero/tranvía de Abu Dabi. Aunque Torresol Energy se mantiene como sociedad independiente, es evidente que el conjunto del grupo español podrá beneficiarse de la alianza con Masdar, del mismo modo que éste ha accedido a través de SENER a una tecnología y unos conocimientos cruciales para su estrategia empresarial e incluso del país. 123


3.2. Iberdrola: de la ingeniería a la alianza estratégica con Qatar Holding En marzo de 2011, se anunciaba oficialmente una alianza estratégica entre la empresa española Iberdrola y el grupo inversor Qatar Holding. Esta operación incluía una toma de participación de Qatar en el capital de la energética española, de un 6% en un primer momento, ampliada al 10% en febrero de 2012. La transacción era el fruto de varios años de arduo y constante trabajo en la región MENA de una de las filiales menos conocidas pero más estratégicas del grupo: Iberdrola Ingeniería y Construcción. Esta compañía había inaugurado en mayo de 2010 uno de sus proyectos más emblemáticos en Qatar, la central de ciclo combinado de Mesaieed, valorada en 1700 millones de dólares. En palabras de Ramón de Miguel, en el momento de la entrevista presidente de Iberdrola Ingeniería y vicepresidente Internacional del Grupo Iberdrola, la división de Ingeniería y Construcción representa el «depósito tecnológico» y la «avanzadilla» del grupo. La compañía atesora un amplio y profundo conocimiento técnico en el diseño, la ingeniería y la construcción «llaves en mano» de instalaciones energéticas tanto de generación como de transmisión (redes). Aunque su experiencia abarca desde la energía nuclear hasta la térmica y las renovables, la empresa manifiesta una cierta especialidad en los ciclos combinados, centrales que utilizan el gas natural para accionar una turbina y generar así electricidad. Además de su conocimiento en este campo, Iberdrola Ingeniería participa activamente en proyectos de investigación de nuevas fuentes energéticas, como el Cenit Ocean Líder, centrado en las energías marinas (olas y corrientes). Este know-how reconocido mundialmente y las peculiaridades de los grandes proyectos de ingeniería y construcción energética, adjudicados mediante licitación internacional, permiten a Iberdrola Ingeniería adentrarse en nuevos mercados que el grupo Iberdrola todavía no ha explorado ni identificado como prioritarios. Según informaciones facilitadas por la propia compañía, Iberdrola Ingeniería ha ejecutado proyectos en unos 40 países y cuenta con oficinas técnicas o delegaciones en una treintena de ellos. De Miguel indica que las prioridades estratégicas del grupo Iberdrola en cuanto a mercados de expansión se han ubicado tradicionalmente en la llamada plataforma transatlántica, formada por España, Reino Unido y los EE. UU., completada luego con México y Brasil como países clave en América Latina. Sin embargo, y además de aquéllos, Iberdrola Ingeniería identificó ya a mediados de la pasada década una serie de países con grandes necesidades energéticas y 124


potencial de producción de electricidad, como los de la región MENA, China, la India, Australia y Rusia. En consecuencia, la compañía siguió de cerca estos países y se presentó a diversas licitaciones de ingeniería y construcción de plantas eléctricas. Es importante tener presente que Iberdrola Ingeniería logra un 84% de su facturación fuera de España y que trabaja en un 79% de los casos para terceros clientes, es decir, que los encargos de su casa matriz, Iberdrola, son minoritarios. Según De Miguel, un país con el que Iberdrola mantiene una relación especial es Argelia, donde el grupo realiza importantes compras de gas natural licuado y participa con un 20% en el proyecto Medgaz, el gasoducto submarino inaugurado en marzo de 2011 que transporta gas natural desde Argelia hasta Almería. En el país magrebí, Iberdrola ha diseñado y construido una planta de ciclo combinado de 1200 MW, Koudiet, y opta también a dos proyectos más, recientemente aplazados. De Miguel reconoce la buena relación de Iberdrola con la eléctrica local Sonelgaz, que prevé invertir 11 000 millones de dólares en diez centrales eléctricas hasta 2018.56 En la vecina Túnez, en cambio, la ingeniería española ha ejecutado sólo algunos proyectos menores. Egipto es uno de los mercados que mejor ejemplifican la capacidad técnica de la compañía y su contribución al grupo Iberdrola. Allí se inauguró, en julio de 2011, una de las primeras plantas mixtas de ciclo combinado y energía termosolar de todo el mundo, con una capacidad total de 130 MW, 125 de los cuales aporta el ciclo combinado, es decir, el gas, y 25 la planta solar anexa de cilindros parabólicos. Situada en Kuraymat, a 95 km al sur de El Cairo, la instalación evita depender exclusivamente del sol y permite así generar electricidad durante la noche y en momentos de baja insolación. Según De Miguel, esta alternativa es muy apropiada para los países árabes, que suelen contar con abundante sol y gas barato, y resulta más económica que las costosas instalaciones termosolares con almacenamiento de sales. La planta egipcia fue adjudicada en 2007 y ha permitido que Iberdrola entablara una excelente relación con las autoridades y los operadores energéticos egipcios. En virtud de ello, la división de energías renovables del grupo, Iberdrola Renovables, debía optar a un concurso de construcción y operación de 56 El Gobierno argelino prevé ampliar en un 50% su capacidad de generación, de 10 900 MW a 16 100 MW, con la construcción de nuevas centrales eléctricas, mientras que se obtendrían 2800 MW adicionales con la modernización de las plantas ya existentes (Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 22, enero/febrero de 2011).

125


250 MW de energía eólica. Sin embargo, los acontecimientos políticos en Egipto han retrasado la licitación.57 La compañía, en cambio, ha quedado al margen de la situación en Siria, donde se descartaron ya hace tiempo varios proyectos energéticos por diversos motivos. La presencia de Iberdrola Ingeniería en el Golfo es una consecuencia lógica de su tradicional interés por los mercados de la zona MENA y se inició con la construcción de un ciclo combinado en el Emirato de Fujairah (EAU). De forma análoga a Egipto, y como una de las especialidades de la compañía, esta instalación también se complementa con otra anexa, en este caso una planta desalinizadora. De este modo, los 250 MW de capacidad de la central suministran fluido eléctrico a la desalinizadora y a la red. Asimismo, Iberdrola Ingeniería ha optado a algunos concursos de ciclos combinados en Kuwait, Arabia Saudí y Bahréin. En cualquier caso, según De Miguel, la instalación más emblemática de la compañía en la zona y una de las más importantes en todo el mundo ha sido la central de ciclo combinado de Mesaieed en Qatar, con 2000 MW de capacidad y una inversión total de unos 1700 millones de dólares. La central se empezó a construir en 2007 y se terminó en mayo de 2010. Un año más tarde, en abril de 2011, la obra de Iberdrola fue premiada como la mejor de Oriente Medio en la categoría de «Energía y Agua», compartiendo la distinción con proyectos tan relevantes galardonados en otras categorías como el rascacielos Burj Khalifa de Dubái o el parque temático de Ferrari en Abu Dabi. La obra tuvo un gran alcance y complejidad, llegando a movilizar a unos 5000 trabajadores de 40 nacionalidades, 30 empresas subcontratistas, 300 000 horas de ingeniería y 35 millones de horas/hombre. En palabras de De Miguel, Mesaieed es la mayor obra de Iberdrola Ingeniería en funcionamiento y una extraordinaria referencia para la compañía. Las excelentes relaciones de Iberdrola con la cúpula directiva de Qatar Petroleum, cliente de la central de Mesaieed, y, por extensión, con el Gobierno qatarí, facilitaron los primeros contactos a los efectos de una inversión árabe en el grupo español. Asimismo, De Miguel recuerda que, al igual que en Argelia, la propia Iberdrola también ha sido cliente habitual del gas qatarí. No obstante, De Miguel, buen conocedor de la zona, ya seguía de cerca la evolución de

57 Interrogado acerca de los efectos de estos acontecimientos, De Miguel constata una grave parálisis de los procesos administrativos en Egipto, que lógicamente afecta a las licitaciones y concursos públicos.

126


los fondos soberanos, de los cuales valora su visión a largo plazo y escasa injerencia en la gestión, características que aportan estabilidad a una compañía. Por su parte, y desde el punto de vista de los fondos, De Miguel considera que Iberdrola presenta dos características muy atractivas para aquellos inversores: • Iberdrola es una empresa energética volcada en las renovables, donde mantiene un claro liderazgo a nivel mundial. Como se observa en el Gráfico 59, las energías no contaminantes (hidráulicas y renovables) representan la mitad de la capacidad instalada del grupo, pero sólo las renovables crecen significativamente año tras año en capacidad.58 La asociación con Iberdrola resulta perfectamente lógica si tenemos en cuenta la voluntad de muchos países árabes de penetrar en estos nuevos negocios de futuro para diversificar así sus economías y ampliar su grado de innovación. • Iberdrola es una empresa cotizada en bolsa íntegramente privada, lo cual constituye una garantía de liquidez e independencia para los inversores árabes. Esta afirmación de De Miguel contrasta con la evidencia de que los fondos soberanos son por naturaleza públicos pero, en cambio, parecen preferir empresas privadas, gestionadas de acuerdo con estrictos criterios de negocio y sin injerencias públicas.59 Tal como nos recuerda De Miguel y se expone en la Tabla 13, existen en el mundo pocas compañías eléctricas de cierto tamaño y propiedad íntegramente privada como Iberdrola. Entre las ocho mayores eléctricas mundiales por facturación de la Tabla 13, apenas dos, Iberdrola y E-On, están plenamente libres de injerencia directa pública y, por tanto, de la posible influencia de otras consideraciones distintas a las estrictamente empresariales.

58 Según datos de la propia compañía, la capacidad instalada en renovables aumentó un 17% en 2009, cuando la capacidad total lo hacía sólo un 3%. 59 Esta preferencia de los fondos árabes se justifica cuando se trata de participaciones minoritarias con un marcado carácter financiero, donde el objetivo final es maximizar los rendimientos y la revalorización de los activos.

127


Gráfico 59. Capacidad de generación eléctrica de Iberdrola por fuente de energía

3% 10% 29%

Cogeneración

7% Carbón Nuclear Hidráulica 22% Renovables 28%

Ciclos combinados de gas

Fuente: Iberdrola.

Tabla 13. Principales grupos eléctricos mundiales (2010) Compañía

128

Facturación en millones de dólares

Comentarios acerca de su propiedad

1. Gaz de France (GDF) Suez (Francia)

120 740

A pesar de cotizar el bolsa, el Estado francés posee un 36% de las acciones

2. E-On (Alemania)

115 590

Empresa privada cotizada en bolsa

3. Électricité de France (EDF) (Francia)

89 460

El Estado francés posee el 80% del capital

4. Ente Nazionale per l’Energia Elettrica (ENEL) (Italia)

82 920

El Estado italiano posee directa e indirectamente (a través del fondo de pensiones estatal) un 31% del capital

5. Rheinisch-Westfälische Elektrizitätswerke (RWE) (Alemania)

66 160

Los municipios de Nordrhein-Westfalen controlan un 15% del capital y otros municipios controlan porcentajes menores


6. Tokyo Electric Power Co. (TEPCO) (Japón)

54 900

Empresa privada, pero bajo tutela pública a raíz de la tragedia de Fukushima y los compromisos de indemnización que debe afrontar

7. Iberdrola (España)

35 090

Empresa íntegramente privada y cotizada en bolsa

8. Korea Electric Power (Corea del Sur)

30 890

Aunque cotiza en bolsa, el 21% del capital pertenece al Gobierno coreano y el 30% a la Korean Financial Company (KOFC), también estatal

Fuentes: Forbes y elaboración propia.

En el contexto de esta aparente complementariedad apuntada por De Miguel entre Iberdrola y Qatar Holding, se suscribió en marzo de 2011 un convenio de colaboración (memorandum of understanding, MOU) entre ambos, con una doble vertiente financiera y operativa. El componente financiero consistió en la suscripción por parte de Qatar Holding de un 6,17% del capital del grupo español, valorado en 1905 millones de euros, una participación que en febrero de 2012 se amplió hasta un 10%. Dicha operación se llevó a cabo mediante una ampliación de capital y la entrega de acciones en autocartera. Según comunicó la propia compañía y ratifica De Miguel, las ventajas de la entrada de Qatar Holding desde un punto de vista financiero son bien evidentes: • Fortalecimiento del balance, al ampliar los recursos propios de la compañía. • Mantenimiento de los ratios crediticios, puesto que se obtienen nuevos fondos sin incrementar el endeudamiento del grupo. • Mejora del acceso a los mercados internacionales de financiación, en un momento particularmente delicado por el aumento en la prima de riesgo de la deuda soberana española, que termina por afectar también a las emisiones privadas de origen español. La aportación de Qatar Holding llega en un momento de fuerte crecimiento del grupo Iberdrola. Precisamente, en marzo de 2011 se habían anunciado las previsiones de inversión hasta finales de 2012, cifradas en 16 000 millones de euros, 5600 de ellos para redes eléctricas, 5300 para renovables y el resto para generación y comercialización de electricidad. España, Reino Unido, los EE. UU. y América Latina se erigen en mercados prioritarios 129


para esta inversión. En este contexto, ya se anunció en enero de 2011 la compra de la comercializadora brasileña de electricidad Elektro por 2400 millones de dólares, cuyos detalles se describen en el Recuadro 9. Junto a ello, en otra operación, la filial Iberdrola Renovables se integró de nuevo en la matriz mediante un canje de acciones. Al margen de estas importantes consideraciones financieras, De Miguel destaca el contenido estratégico y operativo del convenio de colaboración suscrito, que prevé identificar y desarrollar conjuntamente oportunidades de negocio en energía en todo el mundo, pero sobre todo en Oriente Medio, la India, Europa, los EE. UU., México y Brasil. De momento, y por las circunstancias políticas, no se ha marcado el norte de África o el Mashreq como mercados prioritarios, pero Iberdrola Ingeniería, como «avanzadilla» del grupo, sigue atenta allí a posibles oportunidades. En Oriente Medio, De Miguel considera que las oportunidades se centrarán en los ciclos combinados, pues advierte de que las condiciones climatológicas de la zona no son óptimas para las energías renovables. Excepto en el estrecho de Ormuz y en Omán, el recurso eólico es escaso y el aire y el polvo limitan la eficiencia de las instalaciones solares. Iberdrola Ingeniería ha presentado ya diversas ofertas para plantas de ciclo combinado en Arabia Saudí. De Miguel cree que Iberdrola será un excelente vehículo inversor para que Qatar Holding participe en el crecimiento de los mercados energéticos de Europa, los EE. UU. y Brasil. En este último país, Qatar Holding tiene un especial interés y De Miguel no descarta que se puedan afrontar allí proyectos conjuntos de generación, ahora que Iberdrola ha consolidado su posición con la compra de Elektro y su futura integración con Neoenergia (véase el Recuadro 9). Iberdrola, como decíamos, espera aprovechar las relaciones de su socio árabe en Oriente Medio, así como en la India, otro mercado de gran interés para la división de ingeniería. En su conjunto, la apuesta de Iberdrola Ingeniería por la región MENA ha resultado muy acertada, a la vista ya de los importantes contratos logrados. La compañía cuenta hoy en día con delegaciones en Argelia, Egipto y Qatar, desde donde sigue explorando las oportunidades de negocio. La reciente alianza estratégica con Qatar Holding marca el colofón a esta exitosa trayectoria, iniciada con gran visión por una unidad relativamente pequeña y desconocida, que apenas representa el 4% de la facturación global de Iberdrola, pero que ha efectuado una valiosa contribución al grupo y a la historia de la cooperación empresarial hispano-árabe. 130


Recuadro 9 Brasil: mercado de expansión para Iberdrola y de inversión para Qatar Iberdrola ya estaba presente en el negocio eléctrico brasileño a través de la comercializadora Neoenergia, ubicada en el noroeste del país, con ocho millones de clientes y una fuerte capacidad de generación, especialmente hidráulica. En Neoenergia, Iberdrola comparte su inversión del 39% del capital con dos socios financieros locales, el Banco do Brasil (12%) y el fondo de pensiones PREVI de los trabajadores del propio banco estatal (49%). PREVI, con 120 000 partícipes y unos activos de 59 000 millones de euros, es el mayor fondo de previsión de toda América Latina. En el periodo 2011-2015, la inversión prevista por Neoenergia asciende a unos 6320 millones de euros, especialmente por cuatro nuevas centrales hidráulicas y parques eólicos con una capacidad adicional aproximada de 3000 MW en total. El monto de la inversión de Neoenergia representa un reto para Iberdrola, que se ha visto ampliado con la adquisición de Elektro, que aporta 2,1 millones de clientes en la rica zona de São Paulo y consolida a Iberdrola como uno de los principales actores del sector eléctrico en Brasil. Los 1700 millones de euros necesarios para la compra de Elektro más unos 980 para la integración de Iberdrola Renovables implicaban unos desembolsos importantes para Iberdrola que se afrontan mejor con la entrada de Qatar Holding y la ampliación de capital. Por su parte, Qatar Holding confirma su apuesta por el mercado brasileño, que ya mostró en octubre de 2010 al adquirir un 5% de Santander Brasil por 2700 millones de dólares. El interés por Brasil como uno de los BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica) más dinámicos se muestra también en el anuncio de otro inversor qatarí, The First Investor (TFI), vinculado al fondo soberano, de invertir en el sector inmobiliario y las infraestructuras brasileñas, de cara a los Juegos Olímpicos y el mundial de fútbol. Fuentes: Iberdrola y Zawya.

131


3.3. Abengoa Water: tecnología y capital para abastecer a los países árabes La escasez de agua y la necesidad de optimizar los recursos hídricos han sido una constante en la historia árabe. Ya en la España musulmana, los árabes introdujeron nuevas técnicas de aprovechamiento del agua, que mejoraron el legado romano y se siguen usando hoy en día.60 Con el 5% de la población mundial, los países árabes acumulan apenas el 1% de los recursos hídricos mundiales, con un 86% de su territorio considerado como zona desértica.61 El Mapa 2 ilustra este fenómeno, con el norte de África y Oriente Medio como las zonas del mundo con menor disponibilidad de agua, menos de 1000 m3 por habitante y año. El crecimiento demográfico esperado en estos países, desde 300 hasta 500 millones de habitantes en unos 20 años, generará mayor demanda y crecientes tensiones en el sistema hídrico de la zona. El uso del agua para fines agrícolas en países como Marruecos, Túnez o Egipto, necesario tanto para alimentar a su propia población como para exportar, no hace más que agravar la ya difícil situación.

Esta extrema necesidad de agua se combina con un interesante binomio configurado por la acumulación de recursos financieros en los países árabes exportadores de hidrocarburos, por un lado, y la avanzada tecnología española en el ámbito de la desalinización, por otro. Ya en 1972, la española Pridesa instaló una primera planta desalinizadora en El Aaiún, en el Sáhara Occidental, y desde entonces, los grupos españoles se han convertido en líderes mundiales de este segmento. A comienzos de 2009, la capacidad mundial instalada de plantas de desalinización superaba los 52 millones de m3, el doble del nivel de 1999.62 Las mejoras tecnológicas merced al sistema de ósmosis inversa, más eficaz y menos intensivo en energía, así como las facilidades de financiación, han permitido este salto cualitativo de la desalinización en el mundo.

60

Un ejemplo son las acequias, canales usados para el riego, palabra que procede del árabe saqiya y que fue en efecto una innovación árabe que aún es perceptible en la Alhambra y la agricultura española. 61 Véase el artículo de Anglés (2008) o el reciente libro editado por Casa Árabe y coordinado por Ayeb (2011). 62 Desalination in 2008: Global Market Snapshot. International Desalination Association (IDA).

132


Mapa 2. Disponibilidad de agua por región (1000 m3/persona y año) en 2000

Fuentes: Ayeb (2011) y Casa Árabe.63

Como muestra el Gráfico 60, los países árabes se sitúan entre los mercados más importantes para esta tecnología, por las necesidades ya expuestas, mientras que las empresas españolas se cuentan también entre las más activas en este campo, según se observa en la Tabla 14. Prácticamente la mitad del mercado mundial de desalinización se localiza en los países árabes, mientras que también la mitad de los principales proveedores de plantas de desalinización tiene su sede en España. Todo ello augura una perfecta combinación que Abengoa Water puso en práctica en Argelia, tal como veremos a continuación.

63

Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 4, noviembre/diciembre de 2007.

133


Gráfico 60. Principales mercados mundiales de desalinización (en % de la capacidad mundial)

Japón 2% Australia 2% Qatar 3% China 4% Argelia 4%

Resto 29%

Kuwait 5%

España 8%

EE. UU. 13%

Arabia Saudí17% EAU 13%

EAU: Emiratos Árabes Unidos. Fuente: Desalination in 2008: Global Market Snapshot. International Desalination Association (IDA).

Tabla 14. Principales contratistas de plantas desalinizadoras en 2000-2009 1. Veolia (Francia) 2. Fisia Italimpianti (Italia) 3. Doosan (Corea) 4. General Electric (GE) Water (EE. UU.) 5. Suez (Francia) 6. Befesa/Abengoa Water (España) 7. Actividades de Construcción y Servicios (ACS) (España) 8. Hyflux (Singapur) 9. Acciona Agua (España) 10. IDE (Israel) 11. Sociedad Anónima de Depuración y Tratamientos (SADYT) (España) 12. Cadagua (España) 13. Nomura Micro Science (Japón) 14. Aqualia (España) 15. Kurita Water (Japón) Fuente: Desalination in 2008: Global Market Snapshot. International Desalination Association (IDA).

134


Fundada en 1941 en Sevilla, Abengoa es hoy en día un diversificado grupo de ingeniería, energía e infraestructuras, cotizado en bolsa y con una facturación consolidada de 5566 millones de euros en 2010, un 70% de los cuales se obtiene fuera del territorio español. Dentro del grupo, la filial Befesa engloba todos los servicios de carácter medioambiental, desde la descontaminación de suelos y el reciclaje de residuos hasta el tratamiento y la gestión de aguas, ámbito de actividad al que pertenecía Befesa Water, convertida recientemente en Abengoa Water. La espectacular evolución de estos servicios, en línea con las crecientes necesidades de protección medioambiental, se reflejan en el incremento de la facturación de Befesa, desde 159 millones de euros en 1998 hasta 833 millones al cierre de 2010, esto es, un aumento anual del 35% en promedio durante la última década. La preocupación global por el medio se manifiesta igualmente en la amplia presencia internacional de Befesa, que cuenta con oficinas en 27 países de cuatro continentes.64 En el contexto de su dinámica expansión internacional, Abengoa Water se interesó a mediados de la pasada década por los ambiciosos proyectos de desalinización en el norte de África, especialmente en Argelia. A diferencia de Marruecos, Argelia ofrecía a priori mejores condiciones, por la abundancia de capital autóctono para desarrollar proyectos en régimen concesional (build-operate-transfer, BOT).65 En efecto, el Gobierno argelino anunció en 2004 un ambicioso plan para dotar al país de hasta 12 desalinizadoras con una capacidad total de 2,3 millones de m3/día, lo cual equivaldría a suministrar agua corriente de origen marino a un tercio de su población.66 Tanto la matriz Abengoa en sus áreas de negocio de energía e infraestructuras, como las filiales Befesa y Befesa/Abengoa Water y otros muchos grupos de infraestructuras, recurren con frecuencia a la técnica de la financiación de proyectos o project finance para poder acometer sus planes de inversión. El Recuadro 10 ofrece un resumen de este régimen de financiación, con las siglas más al uso. Bajo este sistema, las empresas españolas como Abengoa Water han participado activamente en las adjudicaciones de desalinizadoras argeli-

64

Datos del Informe Anual 2010 de Abengoa. Una más detallada explicación del régimen BOT y EPC (engineering-procurement-construction) se ofrece en el Recuadro 10. 66 Cada m3 de agua desalada equivale a mil litros de agua, de modo que una capacidad diaria de 2,3 millones de m3 representa poder aportar hasta 2300 millones de litros cada día. En función del consumo diario, se podrá determinar el alcance de esta capacidad, aunque en el caso argelino se estimaron 200 litros/día y habitante, lo cual representa abastecer a unos diez millones de personas. 65

135


nas y podemos afirmar que un 60% de la capacidad de desalinización instalada en el país ha terminado en manos españolas, como se aprecia en la Tabla 15.

Recuadro 10 Project finance: clave en la financiación de infraestructuras Una de las claves del espectacular desarrollo de las infraestructuras en todo el mundo en los últimos años ha sido el uso de la financiación de proyectos como fórmula principal de aportación de fondo y estructura financiera. El project finance se define como «una estructura de financiación que depende de los flujos de caja procedentes de una explotación específica como fuente principal de la amortización del préstamo y que legalmente cuenta con los activos de dicha explotación como garantía». En términos más corrientes, el project finance asume el proyecto en sí como el activo a financiar y la única garantía de cualquier préstamo, con independencia de los activos de sus promotores. Esta financiación «sin recurso», como se denomina habitualmente, permite a los promotores de infraestructuras asumir nuevos proyectos de infraestructuras sin tener que ampliar sus balances ni presentar perfectas credenciales de solvencia, más allá de los recursos limitados aportados a cada proyecto como fondos propios. En general, el project finance exige negocios estables, con ingresos a largo plazo predecibles y claros, como son el agua, la electricidad, los aeropuertos, las autopistas y otras infraestructuras. Por su naturaleza, una parte substancial del proyecto viene financiada por entidades financieras, las cuotas e intereses de cuyos préstamos son cubiertos por los ingresos propios del proyecto. En función de las condiciones del mercado crediticio, será posible elevar el grado de endeudamiento o apalancamiento de la inversión por encima del 50-70% habitual en estos casos. El resto hasta el 100% debe ser aportado en fondos propios por parte de los promotores. Los sectores preferidos por el project finance se corresponden también con los habituales del ámbito público, como los monopolios energéticos o de agua. Por ello, otro concepto que ha hecho fortuna recientemente es el de cooperación público-privada (public private partnership, PPP), que describe diversas fórmulas de trabajo entre una Administración o entidad pública y un promotor o inversor privado. La más frecuente es la concesión o BOT (build-operate-transfer), mediante la cual un operador privado asume la construcción de una infraestructura, la opera durante un cierto tiempo y la transfiere finalmente a la Administración. El riesgo de la financiación corresponde al operador privado, aunque se suelen establecer determinadas reglas de asunción de riesgos entre concedente (Administración) y concesionario (operador).

136


En el extremo opuesto, tendríamos la mera adjudicación a una constructora privada de un contrato de obra, conocido en la jerga del sector como EPC (engineering-procurement-construction), con los riesgos inherentes al impago de las obras, inferiores en cualquier caso a los de una concesión. Junto a estas dos variantes más populares, coexiste una retahíla de siglas, como TOT (transfer-operate-transfer), BOO (build-operate-own) o BOOT (build-operate-own-transfer). Cualquiera de estas modalidades exige altas dosis de seguridad jurídica y un entorno predecible para los negocios. Fuente: Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) (2002).

Tabla 15. Desalinizadoras argelinas adjudicadas a grupos españoles Proyecto

Empresas adjudicatarias

Beni Saf

Inicialmente, Abengoa, Ahora sólo ACS y SADYT

Honaine

Abengoa

291

Skikda

Abengoa, ACS y SADYT

136

Ténès

Abengoa

231

Fouka

Acciona Agua

100

Cap Djinet

Inima, Aqualia

153

Mostaganem

Inima, Aqualia

226

ACS

Coste total (millones de USD) y

SADYT.

153

ACS: Actividades de Construcción y Servicios; SADYT: Sociedad Anónima de Depuración y Tratamientos; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuentes: Casa Árabe, Boletín de Economía y Negocios, n.º 19, julio/agosto de 2010, y Abengoa Water.

Abengoa Water cuenta con tres proyectos en Argelia: Skikda —en propiedad compartida con la también española Sociedad Anónima de Depuración y Tratamientos (SADYT)—, Honaine y Ténès. Las dos primeras disponen de una capacidad de desalinización de 200 000 m3/día y la tercera de 100 000 m3/día. En todos los casos, se obtuvieron préstamos sindicados de un grupo de bancos

137


liderado por el Crédit Populaire d’Algérie, sin recurso a los accionistas. En palabras de Carlos Cosín, consejero delegado de Abengoa Water, este capital local ha permitido apalancar mejor los proyectos, por encima de lo que sería habitual en estos mercados. Por su relevancia estratégica, el Gobierno argelino ha implicado a las tres grandes entidades financieras del país en los proyectos de desalinización: Banque Nationale d’Algérie (BNA), Banque Centrale d’Algérie (BCA) y Crédit Populaire. El nivel de apalancamiento ha podido así llegar al 80%, pero ello no ha eximido a Abengoa de aportar recursos propios por el importe restante. En su conjunto, las tres desalinizadoras implican una inversión total superior a los 400 millones de euros, un 20-30% de la cual, según el proyecto, ha sido aportada por Abengoa como concesionaria del BOT y el resto por los bancos. La inversión de la propia Abengoa debe recuperarse durante los 25 años del plazo de concesión y gestión de la infraestructura, antes de su retorno al Estado, tal y como expone el Recuadro 10. En este sentido, Cosín reconoce que Abengoa debió prestar un amplio y constante apoyo a las autoridades argelinas en el diseño del marco jurídico de la concesión, pues carecían de experiencia al respecto. Incluso, se desplazaron desde España equipos de juristas expertos en concesiones para colaborar en el diseño de los contratos que garantizaran tanto los derechos de concedente y concesionario como, sobre todo, la financiación de los proyectos por parte de los bancos. Sin embargo, en la práctica las desalinizadoras de Abengoa y de otras empresas españolas se han enfrentado a ciertos problemas de carácter administrativo, que han dificultado su actividad en Argelia. La entidad responsable de otorgar las concesiones de agua en Argelia ha sido la empresa pública Algerian Energy Company (AEC), filial de la poderosa gasista Sonatrach y cuya gestión resulta mejorable, especialmente en cuanto a facilitar el trabajo de los operadores concesionarios. En Honaine, por ejemplo, no se contó con suministro eléctrico durante un tiempo, lo cual retrasó mucho la construcción, mientras que en Ténès se han ido recibiendo licencias administrativas parciales con cuentagotas, con las consiguientes demoras que ello implica. Asimismo, en palabras de Cosín, los problemas han afectado también a otros ámbitos menos técnicos, pero igualmente importantes, como el régimen de repatriación de capitales y el de importaciones. En el primer caso, se produjeron dificultades para repatriar a España una indemnización por un seguro sobre Skikda a raíz de un siniestro en la planta, mientras que en el segundo caso la Administración argelina suprimió de manera inesperada las exenciones fiscales a la importación desde España de componentes esenciales para la construcción de las desalinizadoras. 138


En la valoración de Cosín sobre su experiencia en Argelia, se contrapone el potencial de este mercado para la desalinización y la ventaja de su abundante capital con las dificultades en la gestión operativa de estos proyectos. Las purgas internas en la Administración argelina no han hecho más que perjudicar la gestión de AEC, perpetuar las demoras administrativas y ampliar así los problemas de los operadores extranjeros. Además, en los últimos tiempos, el Gobierno argelino persigue establecer nuevas reglas del juego para que las futuras desalinizadoras vengan promovidas al menos en un 51% por socios argelinos. Según Cosín, esta medida no tiene carácter retroactivo y no afecta a las plantas actuales, pero demuestra la voluntad de reubicar el sector en manos locales. A todo ello se añade la poca cualificación técnica del personal y de los subcontratistas locales, cuestiones que dificultan aún más la construcción de unas infraestructuras de gran complejidad. En el norte de África, Abengoa Water fue precalificada en el primer concurso BOT de agua en Marruecos, en la localidad de Agadir. Sin embargo, Befesa descartó antes pujar por otros proyectos de construcción en régimen EPC porque los contratos no ofrecían suficientes garantías, pues no otorgaban el derecho a interrumpir la construcción de la planta por impago de la Administración. En Túnez, la empresa española se adjudicó a finales de 2010 una desalinizadora mediana (70 000 m3/día) en Djerba, la primera del país en régimen BOT a 20 años. Aquí no resultaba tan accesible la financiación y, según Cosín, el diseño y el cierre de la estructura financiera para la operación se demoraron considerablemente. No obstante, el resultado final fue muy positivo e, incluso, un grupo saudí comprometió parte de los fondos propios del proyecto. Aunque el nivel de apalancamiento era inferior al de Argelia, Cosín se mostraba más optimista en cuanto a la seguridad jurídica en Túnez, hasta que empezaron las revueltas sociales. El envío de un equipo de ingenieros para iniciar las obras se aplazó para dar tiempo al nuevo Gobierno tunecino de confirmar que se respetarían los derechos adquiridos por los inversores extranjeros bajo el antiguo régimen político. A causa de la incertidumbre en buena parte del mundo árabe, Abengoa prevé centrarse en aquellos mercados con mayor seguridad jurídica y estabilidad política. En este sentido, los países del Golfo son a priori los más atractivos.67 Abengoa dispone ya de oficina en Abu Dabi, desde donde sigue sobre todo

67 Por otro lado, Abengoa Water dispone también de desalinizadoras en funcionamiento en la India y China, además de los EE. UU., y un proyecto de potabilización en Sri Lanka.

139


los proyectos en Arabia Saudí, convertida ya en el primer mercado de desalinización del mundo, como veíamos en el Gráfico 60. Como inconvenientes, Cosín reconoce la enorme competencia existente, sobre todo de operadores asiáticos, y la menor penetración e imagen-país de España en la zona. Para Cosín, además, el norte de África tiene una clara ventaja que se valoró muy positivamente cuando Abengoa creó su equipo de desarrollo internacional, concretamente su proximidad geográfica, a pocas horas en avión de España, que minimiza los costes directos y personales de expatriación, especialmente altos en un negocio que exige destacar con gran frecuencia a decenas de técnicos a las plantas. En líneas generales, el ejemplo de Abengoa Water pone de relieve ciertas dificultades para los operadores extranjeros de infraestructuras en Argelia, relativas en nuestro caso al desinterés de Sonatrach por un negocio menor como es el agua, la deficiente gestión de AEC como concedente, las constantes trabas administrativas a distintos niveles, la persistente inseguridad jurídica por incumplimientos contractuales y la incertidumbre sobre las intenciones futuras del Gobierno argelino con respecto a este sector. Aunque Argelia se haya esforzado por facilitar una buena financiación bancaria local, el cúmulo de problemas mencionados ha retrasado la puesta en marcha de los proyectos y, por tanto, su rentabilidad. Cosín recalca que tanto la Administración argelina como Sonatrach han manifestado en repetidas ocasiones su voluntad por resolver estos problemas, aunque dicha solución se demora en el tiempo. En palabras de Cosín, el negocio concesional (BOT) sigue siendo más atractivo que la mera construcción (EPC), porque existe menor competencia y porque la rentabilidad acaba siendo mayor. Sin embargo, dificultades como las de Argelia podrían favorecer el uso mayoritario o exclusivo del EPC por parte de Abengoa y otras empresas. Aunque el capital local permita rebajar los recursos propios aportados, sigue siendo imprescindible que estos últimos se puedan rentabilizar, y los problemas operativos sufridos en Argelia no lo están permitiendo, en opinión de Cosín. En Túnez, son los cambios políticos los que mantienen el proyecto en espera, aunque la situación de partida era mejor desde un punto de vista jurídico, mientras que el creciente interés de los inversores del Golfo por el Magreb había permitido compensar el insuficiente capital autóctono con la entrada de un grupo saudí. Esta tendencia y el esquema de cooperación «triangular» los pretende seguir explorando Abengoa en el futuro a través de su delegación en Abu Dabi. Cosín programa con carácter mensual visitas a fondos en los grandes centros de inversión en infraestructuras que, para el directivo

140


español, serían hoy en día: los EE. UU., China y el Golfo, especialmente Dubái. De cara al futuro, los países árabes, especialmente los del norte de África, deberán por tanto sacar mejor provecho del binomio capital y tecnología en el ámbito del agua mejorando la seguridad jurídica y resolviendo los problemas administrativos para poder así abastecer en condiciones a su creciente población y aliviar su histórico déficit hídrico. 3.4. Sol Meliá: expertos hoteleros al servicio del nuevo capital internacional Con más de 50 millones de visitantes, España se mantiene como uno de los primeros destinos turísticos del mundo, a pesar de haber cedido paso a China como segundo destino turístico del mundo por detrás de los EE. UU. El turismo constituye una de las actividades más importantes dentro de nuestra economía, contribuyendo con el 12% del PIB español. Nuestra dilatada experiencia en este ámbito ha permitido también la consolidación de grandes empresas españolas en segmentos turísticos, como las agencias de viaje o la gestión de hoteles, que se han expandido más allá de nuestras fronteras. Meliá Hotels International es, sin duda, uno de los casos de éxito en este campo.68 Fundada en 1956 en Mallorca a partir de un pequeño hotel familiar de 60 habitaciones, Meliá Hotels International dispone hoy en día de más de 350 hoteles, 89 331 habitaciones en 35 países y cuatro continentes. Aunque la familia fundadora sigue siendo mayoritaria en el capital, la empresa cotiza en bolsa desde 1996, con un valor bursátil de unos mil millones de euros. Tal como se refleja en la Tabla 16, Meliá Hotels International es actualmente uno de los grupos hoteleros más grandes del mundo por número de habitaciones, situándose en el puesto 15.º a escala global y 6.º si exceptuamos a los grandes grupos hoteleros norteamericanos que copan el ranking internacional. De hecho, como podemos observar en la Tabla 16, hasta cinco cadenas españolas se sitúan entre las 30 primeras del mundo, cuatro de las cuales, como Meliá Hotels International, son originarias de la isla de Mallorca.

68 Véanse también aquí los trabajos previos sobre el sector hotelero e incluso sobre Meliá Hotels International de Mulet (2009), Mulet y Rosselló (2003) y Conill y Mulet (2001).

141


Tabla 16. Principales grupos hoteleros del mundo (por número de habitaciones en 2010) Cadena hotelera

Sede central

Número de habitaciones

1. InterContinental

Reino Unido

647 161

2. Marriott International

EE. UU.

618 104

3. Wyndham

EE. UU.

612 735

4. Hilton

EE. UU.

604 781

5. Accor

Francia

507 306

España

87 000

España

67 400

España

58 687

España

46 922

España

42 000

[...] 15. Meliá Hotels International [...] 20. Iberostar [...] 22. NH Hoteles [...] 26. Barceló [...] 30. Riu Hoteles

Fuente: Hotels’ 325, Hotel Management, septiembre de 2011.

La espectacular expansión de los grupos hoteleros norteamericanos, hasta alcanzar cientos de miles de habitaciones, se fundamenta en un modelo de negocio ideado por ellos y que también han adoptado las hoteleras españolas en las últimas dos décadas. En virtud del contrato de gestión, el operador hotelero es responsable de operar el establecimiento hotelero, en nombre y representación de la propietaria del hotel bajo una de sus marcas y a través de su know-how hotelero. El gestor hotelero se responsabiliza, entre otras muchas funciones operativas, de seleccionar al equipo de gestión del mismo y potenciar la comercialización y distribución del hotel, pero no adquiere la propie-

142


dad ni invierte en el establecimiento, tal como expone María Zarraluqui, vice president development, responsable del desarrollo de negocio en Meliá Hotels a nivel nacional e internacional. De este modo, los hoteles son gestionados por Meliá Hotels International por cuenta y en nombre de su titular o propietario, de modo que éste es el último responsable de la financiación del negocio, pero también el destinatario de todos los beneficios derivados del mismo, una vez atendidos los gastos de explotación y los honorarios del gestor hotelero por la prestación de sus servicios hoteleros y buen hacer. Éste y el propietario del hotel acuerdan anualmente los presupuestos y fuentes de financiación, concretados en una estimación de gastos operativos (operating expenses, Opex), otra de gastos en activos fijos (capital expenditures, Capex) y una tercera de inversiones. Igualmente, se suele dotar un fondo o reserva para reparaciones o reposiciones importantes que exija regularmente el hotel, que suele ser alrededor de un 4% anual sobre los ingresos brutos del hotel.69 Asimismo, se selecciona la marca más idónea para abanderar el hotel, en virtud del producto y la ubicación del mismo, y queda agregado a la red de distribución de la compañía a nivel global, comercializándose el hotel en todos los canales de venta a nivel internacional. Esta segunda parte de la relación se articula a través de un contrato de franquicia de marca o como parte del mismo contrato de gestión. En cuanto a los honorarios a percibir por parte del gestor hotelero, el mismo suele percibir habitualmente una remuneración básica calculada sobre los ingresos brutos del negocio, de entre un 3 y un 5% según el caso (basic fee), así como una remuneración participativa o incentivo, calculada como un porcentaje del beneficio bruto de explotación, en torno al 10-12% (incentive fee). También se puede pactar una retribución en concepto de canon de marketing igual a un porcentaje sobre los ingresos brutos de habitaciones de alrededor de un 2%. El incentivo tiene como objetivo alinear los intereses del gestor con los del propietario, de modo que no se persiga sólo la maximización de los ingresos, sino también la optimización de los costes y, por tanto, de la rentabilidad. En algunos casos, se aplica también el modelo del hotel en alquiler, en virtud del cual el hotelero satisface una renta anual fija y/o variable al propietario. Tal como afirma Zarraluqui, el objetivo de Meliá Hotels International y los

69 María Zarraluqui menciona, por ejemplo, la necesidad de cambiar todos los colchones de un hotel cada ocho años.

143


gestores hoteleros es el de evitar el riesgo inmobiliario, así como las elevadas inversiones que ello representa, concentrándose en su know-how de explotación hotelera. Según Zarraluqui, dicho know-how se manifiesta de muchas maneras, como la gestión diaria del establecimiento, su comercialización y la capacidad de rentabilizar el espacio con otros negocios afines, como la restauración o los eventos. La Tabla 17 compara las ventajas de la fórmula de gestión hotelera con la propiedad y el alquiler, a partir de un ejemplo ficticio. Tal como se puede comprobar, el desempeño financiero de la modalidad de propiedad es considerablemente más alto y limita, como es lógico, el ritmo de crecimiento en cuanto a número de establecimientos que se pueden agregar. Tabla 17. Comparativa del régimen de gestión hotelera con la propiedad y el alquiler Propiedad

Alquiler

Gestión

Descripción de la forma jurídica

El hotelero es propietario del inmueble y gestiona el negocio por su cuenta

El hotelero alquila el inmueble y, por ello, paga al propietario una renta fija anual. También es posible articular una parte de la renta de forma variable en función de los resultados

El hotelero gestiona el hotel en nombre y por cuenta del propietario del inmueble y titular del negocio, cobrando por ello unas comisiones de gestión en función de los resultados (facturación y beneficio de explotación)

Riesgos para el hotelero

Riesgo inmobiliario Riesgo hotelero y hotelero solamente. Aunque el negocio genere pérdidas, el gestor debe seguir pagando el alquiler

Limitado riesgo hotelero, porque el titular del negocio es el propietario y quien asume posibles pérdidas, mientras el gestor cobra sólo sus comisiones

Valoración de la inversión y riesgo para el hotelero

15 000 000 € por la construcción o compra del hotel

Ninguno, porque el propietario aporta las instalaciones y el fondo de maniobra para el negocio

Un 5% del valor del inmueble en concepto de alquiler fijo: 750 000 €/año (sin considerar componentes variables)

Supuesto de un hotel de 100 habitaciones y 10 000 m2, con un coste de construcción o compra de 1500 €/m2 construido y un alquiler anual del 5% de este valor. Fuente: elaboración propia.

Meliá Hotels International ha logrado un crecimiento exponencial en su cartera hotelera, gracias a la apuesta por el régimen de gestión hotelera, la adquisición de algunas empresas competidoras (como Hotasa o Tryp) y una decidida apuesta por la internacionalización. Aun así, Zarraluqui indica que

144


un tercio de la cartera sigue siendo establecimientos en propiedad y un tercio en alquiler, pese a que en el futuro se promoverán las fórmulas de crecimiento poco intensivas en capital como los contratos de gestión y los de alquiler con componente variable. La propiedad tan sólo se plantea en algunas ubicaciones muy concretas, como por ejemplo en Londres, donde la entrada en este mercado crucial sólo era posible de esta manera para posicionar fuertemente la marca del grupo y, en particular, la marca ME by Meliá.70 En el Caribe y Brasil, Meliá Hotels International cuenta también con una importante reserva de suelo que le podría permitir promover nuevos hoteles en propiedad. En su ambicioso plan de expansión, los mercados internacionales, y sobre todo los emergentes, jugarán un papel crucial en Meliá Hotels International. La compañía recuerda que, en el momento de salir a bolsa en 1996, un 31% de sus hoteles se ubicaban fuera de España, frente al 54% en la actualidad. Para 2015, el grupo prevé que este porcentaje supere el 60%.71 En América Latina, donde se encuentra un 28% de los hoteles del grupo, se prevé seguir creciendo en las capitales, al igual que en Europa, donde el Reino Unido, Alemania, Francia e Italia constituyen los objetivos prioritarios. Asia-Pacífico es también un gran mercado para la empresa, donde Meliá Hotels International regenta actualmente nueve hoteles, tiene tres proyectos más en marcha en Indonesia, Vietnam y China para las marcas Meliá y Gran Meliá y cuenta ya con un importante equipo humano en la sede regional de Shanghái. En los EE. UU., la cadena española inauguró sus primeros hoteles en Atlanta y Orlando y prevé crecer en las zonas de influencia hispana (Miami, Orlando, Nueva York). Los países árabes son también relevantes para Meliá Hotels International, aunque la reciente inestabilidad social ha ralentizado sus planes en algunas zonas, según reconoce Zarraluqui. En la actualidad, Meliá Hotels International cuenta con dos hoteles en Egipto, relativamente recientes, en los enclaves turísticos de Sharm el-Sheikh y Hurghada, así como un establecimiento ya terminado en Dubái. Los países más atractivos para Meliá Hotels International en la zona MENA serían ahora mismo, según María Zarraluqui, los siguientes: Qatar, Abu Dabi, Bahréin, Omán, Dubái, Turquía, Jordania, Kuwait y Marruecos, además de Arabia Saudí, un mercado especialmente interesante por

70 En la capital británica, Meliá Hotels International adquirió un edificio de 17 000 m2 por 133 millones de euros en una ubicación estratégica junto a Covent Garden, que se convirtió en julio de 2012 en el primer establecimiento de la marca ME en el Reino Unido. 71 Presentación corporativa de marzo de 2011, disponible en la página web de Meliá Hotels International.

145


su efecto «proyección» hacia el resto de la región, pues allí confluyen miles de árabes con motivo del peregrinaje anual. En la zona MENA, Meliá Hotels International apuesta exclusivamente por el modelo de contrato de gestión, tanto para lograr una rápida expansión como para evitar los riesgos inherentes al sector inmobiliario, tal como se han revelado en Dubái por ejemplo, así como los de tipo social que se han demostrado más recientemente en algunos países. María Zarraluqui indica que, en los más de 200 hoteles bajo gestión o alquiler de la compañía, existe un perfil muy variado de inversor/propietario. En algunos casos, sobre todo en España, se trata de empresas constructoras o promotoras inmobiliarias, de mayor o menor tamaño. En otros casos, en cambio, Meliá Hotels International trata con fondos de inversión inmobiliaria, bancos o gestores de patrimonios familiares y personales (family offices). En sus hoteles en el mundo árabe, Meliá Hotels International se ha asociado precisamente con grupos familiares. Los establecimientos de Egipto pertenecen a varios grupos familiares locales, mientras que el de Dubái es propiedad de una rica e influyente familia del Emirato, con múltiples negocios en alimentación, distribución, restauración y otros. De hecho, el hotel de Meliá Hotels International se encontraba en construcción junto con otro y su propietario tenía inicialmente el plan de gestionar ambos por su cuenta. Sin embargo, finalmente decidió buscar una cadena internacional y nueva como Meliá Hotels International para uno de los dos establecimientos, de 150 habitaciones, que es el primero de una cadena española en el Golfo. María Zarraluqui considera que los inversores del Golfo buscan, ante todo, marcas internacionales y amplias redes de distribución que les permitan alcanzar buenas rentabilidades en sus establecimientos, algo que Meliá Hotels International aporta con sus contratos de gestión. El tamaño y la red de ventas de Meliá Hotels International, su experiencia internacional, su origen español y su flexibilidad y disponibilidad frente a las necesidades de los propietarios y las características de la zona son factores que, según Zarraluqui, jugaron a favor de la compañía frente a otros competidores. En Egipto, asimismo, la entrada de un gestor internacional como Meliá Hotels International aporta un elemento adicional más importante, la solvencia y la garantía de ingresos, que facilitan la financiación del inmueble y del negocio con bancos locales, menos accesible para un hotel gestionado por el mismo propietario local. El hotel Meliá Dubai, situado en el distrito financiero de la ciudad, se ha adaptado de forma muy significativa a la realidad del país y de la cultura local, 146


incluyendo aspectos de imagen, diseño y decoración, tal como expone María Zarraluqui. Esta apertura ha permitido a Meliá Hotels International crear en el Emirato un pequeño equipo de trabajo que pilotará la expansión en la zona. Zarraluqui afirma que la crisis inmobiliaria en Dubái y sus alrededores abre nuevas oportunidades para nuevas empresas gestoras internacionales que aportan diferentes vías de gestión y marcas, como Meliá Hotels International. En efecto, son muchos los proyectos hoteleros aplazados, abandonados o cancelados y sus propietarios buscan gestores de calidad, capaces de lograr buenos niveles de rentabilidad y garantizar una ocupación digna con su red de comercialización (véase el Recuadro 11). En este contexto, los propietarios del Meliá Dubai presentaron la empresa española a otra adinerada familia árabe, que regenta múltiples negocios en el Golfo, África, Europa y América. Entre ellos, la familia es propietaria de un hotel de cinco estrellas con cien habitaciones en la isla de Zanzíbar (Tanzania), que estaba gestionado por la cadena alemana Kempinski y cuya gestión Meliá Hotels International asumió recientemente. El hotel reabrió sus puertas en el verano de 2011 como Meliá Zanzibar, siendo el primer establecimiento de la marca española en el África Subsahariana.72 Figura 9. Foto del hotel de Zanzíbar, última incorporación a la red Meliá Hotels International, fruto de la colaboración hispano-árabe

72 Además de los dos hoteles en Egipto, Meliá Hotels International dispone en África de otro establecimiento en la isla de Cabo Verde, pero ninguno en el resto del continente.

147


Recuadro 11 La crisis inmobiliaria abre oportunidades en Dubái Con cierto retraso, la crisis global acabó por llegar al Golfo durante 2009, impulsada por la caída en los precios del petróleo, el contagio bursátil, la masiva repatriación de capitales por parte de inversores internacionales y el endurecimiento del crédito a escala global. Los años de «burbuja inmobiliaria» pasaron especial factura en Dubái, donde la crisis pegó con fuerza y centenares de proyectos inmobiliarios quedaron abandonados. Un medio económico local estimaba en 200 000 millones de dólares el valor total de los proyectos inmobiliarios parados y terminados pero sin vender en el Emirato. Paralelamente, promotoras e inversores inmobiliarios han quebrado o suspendido pagos, como la emblemática promotora estatal Nakheel, que anunció en 2010 un severo plan de reestructuración de sus 10 900 millones de dólares en deuda. Nakheel es la promotora de las célebres islas artificiales de Dubái que, como es lógico, sufren importantes retrasos en su ejecución. En mayo de 2011, la Agencia Estatal Inmobiliaria (RERA, por sus siglas en inglés) anunciaba la cancelación de 217 proyectos inmobiliarios, ordenando la devolución de los pagos a cuenta a los compradores, para evitar así «males mayores» en forma de quiebras o cierres fraudulentos. La misma agencia cifraba en 129 los proyectos inmobiliarios culminados con éxito entre 2009 y la primera mitad de 2011, una cifra irrisoria si se compara con los niveles previos a la crisis. En junio de 2011, para alentar la inversión inmobiliaria, el Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) aprobaba la flexibilización del permiso de residencia, ampliando de seis meses a tres años su validez, para una inversión mínima de un millón de dírhams de los EAU (AED, por sus siglas en inglés) (unos 200 000 €) en inmuebles. La «parálisis inmobiliaria» afecta también a proyectos hoteleros. En la célebre isla artificial Palm Jumeirah, por ejemplo, se esperaba la construcción de 30 hoteles de lujo con 14 000 habitaciones, doblando la capacidad total del Emirato en este segmento. A finales de 2010 sólo había abierto el hotel One & Only en la isla y los expertos aventuraban a lo sumo diez hoteles hasta el fin de 2013, con unas 3000 habitaciones. Esta tendencia hacia menos establecimientos y más pequeños encaja con un mercado hotelero menos especulativo y más ajustado a la realidad. Las marcas reconocidas y la experiencia ganan importancia como garantía de calidad y se abren oportunidades de gestión para grupos españoles como Meliá Hotels International. A finales de 2012, sin embargo, parece invertirse esta tendencia, con el anuncio de nuevos y ambiciosos planes de inversión. En noviembre, Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum, emir de Dubái y primer ministro de los EAU, anunció la aprobación del plan para el desarrollo de un macroproyecto turístico y de ocio que llevará su nombre, Mohammed

148


bin Rashid City, y albergará el mayor centro comercial del mundo. El complejo estará preparado para recibir a 80 millones de visitantes al año y contará con un parque cuya extensión será un 30% superior a la del Hyde Park de Londres, enlazando con un nuevo complejo de ocio que se construirá en Jebel Ali y que incluirá cinco parques temáticos. La primera fase del proyecto, con un coste previsto de 2700 millones de dólares correrá, a cargo del promotor local Meraas Holding y se espera concluir para finales de 2014.

Fuentes: Zawya, The National y Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 23 y 33.

149


De cara al futuro, y en el marco de su expansión en los mercados internacionales, sobre todo los emergentes, Meliá Hotels International desea fortalecer sus vínculos con grupos inversores familiares, como los propietarios de sus hoteles en Dubái y Zanzíbar. Se priorizarán los socios capitalistas de un cierto tamaño y con capacidad para afrontar la inversión en varios hoteles. Paralelamente, en mercados con elevadas barreras de entrada, la cadena española se plantea alianzas con grupos hoteleros locales. Así, en China se ha alcanzado un acuerdo comercial con la cadena Jin Jiang, que prevé tanto acuerdos de comercialización y venta cruzada, como posibles desarrollos de proyectos conjuntos en un futuro.73 En los EE. UU., Meliá Hotels International logró a finales de 2010 una alianza con la americana Wyndham, en virtud de la cual se transfiere a la firma americana la marca de hoteles urbanos Tryp con el objetivo común de desarrollar proyectos conjuntos en Europa y América para la expansión de esta marca a nivel internacional.74 3.5. PAL Robotics: capital árabe para innovación avanzada en España PAL Robotics constituye un singular y ejemplar caso de colaboración entre inversores árabes y técnicos europeos en un campo de alta innovación y gran potencial. La historia se remonta a 2003, cuando dos ingenieros italianos de la Escuela Politécnica de Turín, Davide Faconti y Francesco Ferro, trabajaban en un proyecto de investigación en el ámbito de la robótica. No son muchos los expertos en este sector en Europa, así que Faconti y Ferro entablaron pronto relación con otros dos ingenieros españoles de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), quienes también trabajaban en proyectos de robótica. Ya en 2004, un exprofesor de Faconti radicado en Suecia les puso en contacto con un entonces desconocido grupo inversor de Abu Dabi, interesado en introducirse en la robótica. Las negociaciones dieron sus frutos y, a finales de 2004, se creaba una empresa de robótica en Barcelona, a la que se incorporaron aquellos ingenieros y que en 2008 se trasladó al distrito tecnológico 22@ de la ciudad. Tal como expone Francesco Ferro, el joven consejero delegado de la compañía, el primer proyecto en el que se trabajó fue un robot para fines lúdicos,

73 Con 89 251 habitaciones en 546 hoteles, Jin Jiang figura en 2009 como la 13.ª mayor cadena hotelera del mundo, según el ranking anual Hotels’ 325 de la revista Hotel Management. 74 La cadena de hoteles urbanos Tryp cuenta con 91 hoteles y 13 000 habitaciones en Europa y Sudamérica. A raíz de la transacción con el grupo americano, la marca pasará a denominarse Tryp by Wyndham.

150


concretamente para jugar al ajedrez, en el marco del proyecto Hydra. Se trataba de superar a la máquina Deep Blue, la primera de la historia en vencer a un campeón mundial de ajedrez, Garry Kasparov.75 Hydra era un superordenador que debía instalarse en Abu Dabi en 2006, capaz de procesar 150 millones de posiciones de ajedrez por segundo. El equipo de ingenieros italianos y españoles debía desarrollar una interfaz robótica para el superordenador, que fue presentada a finales de 2005 y bautizada como REEM-A. Desde entonces y hasta 2008, se trabajó en una versión más avanzada del robot, no sólo con fines lúdicos sino también prácticos. El REEM-B podía transportar hasta 15 kg de peso en sus brazos, subir escaleras, sentarse en una silla, así como reconocer y reaccionar a la voz humana. Entre los elementos más innovadores del momento, Ferro destaca una avanzada mano humanoide, una batería de mayor duración (dos horas), así como un sistema de localización del robot (simultaneous localization and mapping, SLAM), mediante el cual el robot es consciente de su posición y del entorno físico donde actúa.76 Además, el prototipo carecía de «mochila», es decir, el espacio en la espalda del robot donde se acostumbra a alojar el ordenador y que en el REEM-B se eliminó gracias a un enorme esfuerzo de miniaturización y ahorro de espacio. El REEM-B ya se presentó oficialmente en Abu Dabi de la mano del grupo árabe, PAL Technologies, que había financiado su desarrollo. Las novedades del REEM-B constituyen de hecho la base de futuros desarrollos, como veremos. PAL Technologies, fundada en el año 2000, es la división tecnológica del grupo Royal, y engloba ámbitos como los sistemas de control y vigilancia, las plantas de desalinización o la ingeniería y construcción, así como una división de inversiones tecnológicas internacionales, creada en 2008. Por su parte, Royal Group, presidido por S. A. R. Sheikh Tahnoon bin Zayed Al Nahyan, de la familia real de Abu Dabi, cuenta con 60 empresas participadas y unos 15 000 empleados, con negocios varios desde los hoteles y los medios de comunicación hasta la tecnología y los servicios financieros. Aunque PAL Robotics ha sido una sociedad de propiedad exclusiva de sus fundadores, la empresa adoptó recientemente el nombre comercial de quien financia sus actividades, PAL, así como la enseña Reem que utiliza el grupo 75

Deep Blue fue desarrollada por el centro de investigación de International Business Machines (IBM) y venció a Kasparov en febrero de 1996 y, de nuevo, en mayo de 1997. 76 Ferro afirma, por ejemplo, que el robot puede saber dónde está la cocina e ir hasta ella para recoger algún objeto.

151


Royal, en honor a la isla del mismo nombre frente a la costa de Abu Dabi, que constituye, junto a la isla Saadiyat, uno de los proyectos inmobiliarios mรกs emblemรกticos del grupo y del Emirato en su conjunto.77 Figura 10. Esquema de los grupos Royal y PAL S. A. R. Sheikh Tahnoon bin Zayed Al Nahyan

Otros inversores

Royal Group, Abu Dabi

Otras empresas y negocios

PAL Technologies

Divisiรณn de Agua y Construcciรณn

PAL International (inversiones tecnolรณgicas)

Divisiรณn de Dragados y Otros Servicios

Acuerdos de investigaciรณn y desarrollo tecnolรณgico, a cambio de prototipos y patentes

Cuatro ingenieros fundadores

PAL Robotics, Barcelona

Fuentes: pรกginas web de PAL y Royal.

77

Mientras la isla Saadiyat se consagrarรก a los equipamientos culturales, con los museos Guggenheim y Louvre, la isla Reem incluirรก esencialmente promociones residenciales y de oficinas, con un techo total de 6,5 millones de m2 y un coste estimado de 30 000 millones de dรณlares. El principal atractivo radica en que se trata de propiedades de titularidad plena para extranjeros, en lugar de usufructos limitados en el tiempo, como ocurre en general en los EAU. Las primeras promociones fueron entregadas a mediados de 2010, con casi dos aรฑos de retraso sobre el plazo previsto a causa de la crisis.

152


Tras el éxito del REEM-B, PAL Robotics se plantea en 2008 dos líneas paralelas de trabajo, según expone Ferro. Por un lado, se investiga en un nuevo prototipo, REEM-C, que permita seguir probando nuevos avances técnicos para el futuro, con la mirada puesta en las aplicaciones domésticas, es decir, el uso de robots en casa. Por otro lado, se trabaja en un modelo de robot comercial, el REEM, con posibilidad de fabricación a gran escala y pensado para su uso en centros comerciales, ferias, hoteles, aeropuertos y otras instalaciones y equipamientos públicos. Como se observa en la Figura 11, el REEM reemplazó el reconocimiento de voz por una pantalla táctil, mucho más fiable para interactuar con los usuarios. Según Ferro, los distintos tonos, matices de voz y acentos no permiten una fiabilidad completa de los sistemas de reconocimiento de voz, aunque han avanzado mucho. Además, en lugares públicos pueden existir muchos ruidos de entorno, que dificultan aún más el reconocimiento de la voz. Los usuarios pierden demasiado pronto la paciencia si el robot no reconoce una orden en seguida, pues esperan que sea capaz de entenderlo todo, así que PAL Robotics ha optado por la pantalla táctil en su lugar. En palabras de Francesco Ferro, el REEM es un «punto de información dinámico», que permite que el usuario se informe e incluso sea acompañado por el robot hasta el lugar que está buscando. Por ello, su uso en ferias es especialmente apropiado, puesto que uno o varios robots pueden deambular por el recinto ferial o un centro comercial informando a los visitantes y mostrándoles el camino hasta los stands. De hecho, la última versión de robot, bautizada simplemente como REEM, fue probada con éxito como «guía» en marzo de 2011 en el Centro Nacional de Exposiciones de Abu Dabi. Como se observa en las fotos, el nuevo REEM, lanzado en marzo de 2010 y cuyo prototipo inicial fue el REEM-H, incorpora los avances de los anteriores modelos, como la ausencia de «mochila», además de algunas novedades, como un espacio para transportar maletas, que podría facilitar su uso en hoteles, aeropuertos, etc.

153


Figura 11. Prototipos de robot REEM

REEM-A

REEM-H

154

REEM-B

REEM

REEM en un centro comercial de Abu Dabi interactuando con una usuaria.


Francesco Ferro afirma que el nivel tecnológico de los productos de PAL Robotics es actualmente similar al de las más avanzadas empresas coreanas y japonesas de robótica. Sin embargo, el robot goza de mayor aceptación social en Oriente que en Europa78 y cuenta también con mayor apoyo por parte de los programas de investigación y desarrollo (I+D) de Gobiernos y empresas privadas. Sin el apoyo financiero del grupo PAL/Royal, no hubiera sido posible el desarrollo tecnológico de estos últimos cinco años. En este periodo, el equipo de trabajo se ha ampliado de los cuatro fundadores a más de treinta personas procedentes de una docena de países en la actualidad. Ahora, precisamente, se abre la fase de «industrialización» del prototipo REEM, que tendrá lugar próximamente en Abu Dabi. Hasta la fecha, los productos de PAL Robotics eran sólo prototipos, no destinados a su comercialización. En palabras de Ferro, no se podía garantizar su plena fiabilidad y seguridad, por ejemplo ante posibles caídas del robot.79 Con el REEM-H y su última versión (REEM), se ha alcanzado un nivel muy sofisticado de desarrollo, que permite cumplir con las normas relativas a su uso en espacios públicos.80 El objetivo es ahora fabricar en serie los robots en Abu Dabi y comercializarlos en Oriente Medio, especialmente en los países del Golfo, donde confluyen tres circunstancias especialmente propicias: • Un gran mercado de equipamientos e instalaciones públicas, con cientos de centros comerciales, aeropuertos, hoteles, etc., siempre en búsqueda de la excelencia y del «último grito» en innovación. • Un alto poder adquisitivo que permite pagar los elevados precios de estos robots, precios que según Ferro irán a la baja a medida que se estandaricen sus componentes y procesos de producción, como ocurrió en su día con los ordenadores y los móviles.

78 Francesco Ferro pone como ejemplo el sinfín de películas occidentales centradas en robots malvados o amenazadores. 79 El REEM-A pesaba unos 40 kg, mientras que el REEM-B pesaba 60 kg y los prototipos más modernos REEM pesan unos 90 kg, de modo que su caída sobre una persona podría provocarle daños. 80 Francesco Ferro distingue tres niveles de seguridad según el uso de los robots: en el ámbito industrial, en espacios públicos y en el ámbito doméstico. En el primer caso, ya se emplean numerosos robots, en recintos de fábricas donde apenas conviven personas (no hay trabajadores cerca de los robots). En el caso de los espacios públicos (ferias, aeropuertos, hoteles, etc.), los robots deben precisamente convivir con personas y desplazarse entre ellas, transportando por ejemplo maletas y demandando por ello una mayor seguridad. En el ámbito doméstico, el nivel de exigencia es incluso superior, pues se espera que los robots realicen ciertas tareas, como levantar ancianos o transportar minusválidos, y deben contar con el máximo grado de seguridad y fiabilidad.

155


• Una endémica escasez de personal y una creciente reticencia a importar nuevos contingentes de mano de obra, por temor a conflictos sociales. La sociedad PAL Technologies ya dispone de un espacio en el que se ubicará la futura fábrica de robots REEM y próximamente se instalará en Abu Dabi un equipo de técnicos desde Barcelona para dirigir y supervisar la construcción de la planta de ensamblaje de los robots. Según Ferro, no es particularmente costoso ni complejo el montaje de los robots, pero sí lo son sus componentes y diseños internos, que la empresa guarda celosamente. Con la apertura de la fábrica, PAL se convertirá en una de las pocas empresas a nivel mundial con capacidad de comercialización en serie de robots de última generación, como REEM, para su uso público. Con un mercado de capital riesgo aún inmaduro, una escasa tradición en robótica y una insuficiente inversión pública en I+D, las condiciones en España no eran particularmente propicias para los planes de PAL Robotics. El capital de Abu Dabi ha facilitado en su lugar una muy valiosa financiación, con unos resultados técnicamente probados en los últimos años y comercialmente viables en los próximos meses, en cuanto se ponga en marcha la fabricación en serie. Sin una participación directa en la empresa española pero con una implicación y un compromiso firmes y claros, a través de acuerdos de desarrollo tecnológico vinculados a hitos y resultados, la relación entre ambas partes constituye un singular y exitoso ejemplo de colaboración hispano-árabe, con magistral participación italiana. 3.6. Fondo Mediterrània: capital europeo para el desarrollo de las pymes magrebíes El último de los casos que nos ocupa presenta unas peculiaridades distintas a los anteriores y podríamos incluso afirmar que se trata de un ejemplo radicalmente opuesto, ya que en él no aparecen recursos financieros de origen árabe sino europeos y españoles, que son canalizados hacia empresas del Magreb. Sin embargo, como en el resto de los casos, una empresa española, concretamente una gestora de fondos de private equity, ocupa aquí un papel protagonista como vehículo de intermediación entre Europa y el Magreb, lo cual no hace más que reforzar el leitmotiv de esta publicación, al respecto de la contribución del know-how español en los flujos financieros y de inversión del mundo árabe.

156


El Fondo Mediterrània es heredero del Proceso de Barcelona de integración euromediterránea. En el curso del mismo, se había discutido en repetidas ocasiones sobre la necesidad de articular un Banco de Desarrollo Mediterráneo, análogo al Banco Europeo de Inversiones (BEI) y al Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), este último creado para los países de la Europa del Este. Ante la falta de consenso político sobre este asunto, se optó por una versión más discreta del Banco de Desarrollo en torno al concepto de un fondo de «capital riesgo», bajo liderazgo español, con aportaciones de entidades públicas y empresas privadas. El fondo, denominado Mediterrània (‘Mediterráneo’ en catalán), fue aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en junio de 2008 bajo la gestión de Riva y García, con un capital de 62,5 millones de euros, distribuidos en las siguientes aportaciones: • Institut Català de Finances (ICF), Instituto de Crédito Oficial (ICO) y BEI, con 15 millones de euros cada uno. • La Caixa, Caixa Catalunya, Repsol, Gas Natural y Telefónica, con 17 millones de euros entre todos. • El equipo gestor del fondo aportó 500 000 euros a título personal. El fondo tiene una doble vocación, siempre con relación a los países del Magreb más próximos a España, esto es, Marruecos, Argelia y Túnez. Por un lado, prevé invertir en empresas europeas con proyectos en el Magreb, y por otro, en las propias empresas magrebíes. El importe de inversión por cada operación se sitúa entre uno y nueve millones de euros y, según Albert Alsina, director del fondo, se procura entrar en la fase de «crecimiento» de las compañías. Tal como ilustra la Figura 12, un negocio manifiesta su mayor riesgo en la primera fase de su desarrollo, cuando hasta el 80% de las empresas puede cerrar, que se conoce como «valle de la muerte» o death valley. El Fondo Mediterrània invierte en una fase algo posterior, en compañías con cuatro o cinco años de trayectoria, pero que pueden encontrarse aún en pérdidas (fase early stage), y hasta un nivel intermedio de crecimiento y rentabilidad, mucho antes de alcanzar la madurez. Al igual que cualquier otro fondo, como veremos, Mediterrània tiene la vocación de vender su participación a los cuatro o cinco años y ésta siempre es minoritaria pero significativa (40-49% del capital).

157


Figura 12. Evolución de un negocio y fases del capital riesgo Rentabilidad

 Start-up

Ganancias 0 Pérdidas

Break even Punto muerto

Death valley

Tiempo

Early stage Capital de desarrollo

En estas fases interviene el Fondo Mediterrània

Fuente: Riva y García.

El fondo, hasta la fecha, ha materializado ocho inversiones, tres en empresas españolas y cinco en magrebíes, con un capital comprometido total de unos 30 millones de euros. Según Alsina, los empresarios magrebíes ya conocen de la existencia del fondo y son muchas las solicitudes de financiación que reciben a través de sus tres oficinas regionales, en Casablanca, Argel y Túnez, donde emplean a unas diez personas en total. Los técnicos regionales se dedican precisamente a filtrar y analizar los proyectos para remitirlos luego a las oficinas centrales de Riva y García en Barcelona, que asigna una puntuación a cada proyecto y, en colaboración con la oficina regional responsable, decide sobre su presentación ante el Comité de Inversiones. El Comité de Inversiones integra en su seno a los expertos de Riva y García, así como a representantes de las entidades promotoras que aportaron capital al fondo. Aunque este comité es el responsable último de las inversiones, también consulta con las oficinas regionales, de quienes reciben los proyectos, así como con el Comité Estratégico. Este segundo órgano, según Alsina, es 158


crucial para el proyecto del fondo, pues aporta conocimientos y relaciones de alto nivel en la región. El comité tiene una función consultiva e incluye a personalidades como un exembajador de Marruecos en España, el expresidente del Banco Central de Argelia o el expresidente del grupo industrial marroquí Omnium Nord-Africain (ONA). Según Alsina, en 2009, por ejemplo, se recibieron unas cien propuestas de inversión, de las cuales las oficinas regionales remitieron un total de 40 a la central y de las que resultaron cinco proyectos concretos de inversión. Alsina afirma que todo el proceso no dura más de seis semanas, de modo que el empresario magrebí puede saber en menos de dos meses si el fondo ha considerado su proyecto de inversión. Si el proyecto no pasa del primer filtro en las oficinas regionales, entonces son sólo unas dos semanas. Una vez tomada la decisión final de considerar una inversión, a las seis semanas, se encarga la revisión del negocio o due diligence, que sí se puede demorar unos dos o tres meses. Según Alsina, la aportación del fondo va más allá de lo estrictamente económico, puesto que se pretende influir en la gestión y contribuir con conocimientos y experiencia a la expansión del negocio. A pesar de sus participaciones siempre minoritarias, Alsina recalca que el fondo aspira a influir activamente en tres áreas clave del negocio en el que invierte: estrategia, recursos humanos y presupuestos/finanzas. Alsina afirma que el prototipo de empresa en la que invierten es un negocio familiar o hasta personal, que ha crecido muy rápido y afronta ahora el reto de incorporar nuevo capital y conocimientos para entrar en una nueva fase de desarrollo. Estos empresarios valoran mucho esta aportación «intangible» del fondo, que se materializa en primer lugar en la creación de consejos de administración en todas las empresas en las que se invierte, así como en los procesos de «gobierno» de las compañías participadas. El consejo permite incorporar no sólo a los representantes del fondo, sino también a expertos externos para ayudar a empresarios que hasta ese momento debían tomar todas sus decisiones en solitario. Este apoyo y la relación personal con los empresarios son fundamentales en el Magreb, en palabras de Alsina. El gestor catalán afirma que los problemas a los que se enfrentan estos empresarios y que, en general, dificultan el crecimiento empresarial en el Magreb son los siguientes:81

81 A este respecto, véase también el artículo del propio Albert Alsina, «Invertir en el sector PYMES en el Magreb», Afkar/Ideas, invierno de 2009/2010.

159


• Falta de capital humano, especialmente de mandos intermedios, porque son pocos en el Magreb los que están bien preparados y con experiencia, resultando por tanto demasiado caros para las pymes. El fondo, en cuanto entra en el capital de una empresa, exige por ejemplo contratar a un director financiero. Aunque esto encarezca los costes de administración, según Alsina, mejora la transparencia y viabilidad del negocio, resultando por tanto rentable a largo plazo para la empresa y sus propietarios. • Inadecuada estructura financiera, puesto que estas pymes suelen tener muy pocos recursos propios y mantienen los beneficios muy bajos por motivos fiscales. La entrada del fondo capitaliza las empresas y mejora su posición de cara a la negociación con los bancos. Al mismo tiempo, el fondo introduce sistemas modernos de gestión financiera, como el control de tesorería, planes de inversión y procesos presupuestarios, al tiempo que elimina la doble contabilidad y otras prácticas informales. Todo esto mejora la gestión de los recursos financieros y la imagen frente a las entidades financieras. • Deficiencias del sistema bancario magrebí, que no suele prestar para financiar circulante o proyectos empresariales sin garantías reales. Los empresarios, por ello, deben hipotecar sus propiedades personales para obtener financiación para sus negocios. En cambio, el Fondo Mediterrània apuesta por el negocio en sí, sin exigir garantías personales ni reales. Según Alsina, todos estos factores institucionales son comunes a los tres países magrebíes, con pequeños matices. Sin embargo, al comparar entre ellos, el directivo considera que Argelia tiene un mayor potencial de desarrollo por sus recursos financieros procedentes de los hidrocarburos, su mayor masa demográfica y sus necesidades de productos y servicios que actualmente no ofrece la industria local. En cambio, Marruecos es un país más abierto y competitivo. Alsina considera que, si una empresa triunfa en Marruecos, es más fácil que lo haga luego en el resto del Magreb. Precisamente uno de los objetivos del fondo es el de promover la integración comercial entre los países magrebíes a través de las empresas en las que invierte. No se trata sólo de un propósito político o macroeconómico, como el que se plantea en el proceso de integración euromediterránea, sino de una necesidad para la supervivencia y el crecimiento empresariales. Alsina cree que la única fórmula para que las empresas magrebíes compitan a escala global es logrando ser «líderes regionales» en primera instancia. Sin embargo, los empresarios locales no siempre comparten esta visión, así que es el fondo quien impulsa este crecimiento regional en cuanto entra en las empresas. En la car160


tera actual del fondo, la mitad de las empresas están ya exportando y algunas disponen de presencia en varios países de la zona. El Fondo Mediterrània excluye sólo dos sectores en su política de inversiones: la promoción inmobiliaria y los servicios financieros. En general, las empresas en las que invierte son de tamaño mediano en el Magreb, pero pequeño a escala europea (7-20 millones de euros de facturación anual), y abarcan sectores como la agricultura, las telecomunicaciones, los electrodomésticos, la carpintería o la higiene personal (pañales). El fondo tiene una vocación de permanencia de cuatro o cinco años en las empresas, con tres fórmulas alternativas de desinversión: • Venta a un competidor o socio estratégico. • Venta al empresario fundador o a su equipo directivo (management buy out). • Salida a la bolsa local. Según Alsina, la tercera opción sólo es válida cuando la empresa haya alcanzado un tamaño importante, en torno a los 30-40 millones de euros de facturación. Además, las bolsas de Túnez y Casablanca son muy dinámicas, con un alto nivel de liquidez y múltiplos elevados, pero en cambio Argelia no dispone de mercado de valores líquido.82 En cualquier caso, y aunque el fondo se podría plantear alguna desinversión, no se ha alcanzado aún el periodo de madurez necesario para su «salida» de la mayoría de las empresas. En líneas generales, Alsina se muestra muy satisfecho por la evolución de las inversiones realizadas, que acumulan aumentos del 50-100% en la facturación y del 300-400% en los beneficios desde la entrada del fondo en el capital de estas empresas. La Tabla 18 muestra los datos financieros para 2009 y 2010 de algunas de las principales inversiones del fondo. Los datos al cierre de 2011 no eran tan positivos, por la ralentización del crecimiento a causa de los acontecimientos sociales en el mundo árabe.

82 La bolsa argelina fue creada en 1997 pero apenas disponía de siete empresas cotizadas con una capitalización inferior a los cien millones de euros. A finales de 2010, la salida a bolsa del grupo privado Alliance Assurance duplicó la capitalización del mercado (http://www.econostrum.info/Leniveau-de-capitalisation-de-la-Bourse-d-Alger-augmente-de-62_a4141.html?com).

161


Tabla 18. Magnitudes financieras de algunas empresas del Fondo Mediterrània (millones de euros) Sector de actividad

Higiene personal

Agribusiness

Electrodomésticos

Carpintería

País

Argelia

Túnez/España

Túnez/Argelia

Marruecos

Participación del fondo Entrada del fondo

49% Diciembre de 2008

49% Julio de 2009

39,6% Abril de 2010

49% Junio de 2010

Facturación en 2009

11,7

17,2

21,7

4,4

Facturación en 2010

21

22,3

34

4,8

97,5%

29,7%

64,1%

9,1%

1,8

1,2

2,3

0,4

en 2010

4

2,6

5,3

0,8

Aumento del EBITDA

166,7%

116,7%

130,4%

100%

Aumento de la facturación EBITDA en 2009 EBITDA

Se han omitido los nombres de las empresas por razones de confidencialidad. EBITDA: beneficio bruto de explotación, antes de intereses, amortizaciones e impuestos, por sus siglas en inglés. Fuente: Riva y García.

A los cuatro años de la creación del fondo, Alsina se muestra esperanzado con su evolución futura, a pesar de la reciente inestabilidad en el mundo árabe. Los fundamentos macroeconómicos son sólidos en los países del Magreb y todos gozan de un importante dividendo demográfico, con un 50-60% de población por debajo de los 25 años, lo cual abre grandes oportunidades en los negocios relacionados con este segmento. En el caso del negocio propio del Fondo Mediterrània, existe poca competencia en el ámbito del private equity en el Magreb, tal como pudimos comprobar en el capítulo 2 del presente libro. Según Alsina, se ha demostrado que las aportaciones del fondo en cuanto a técnicas de gestión resultan muy efectivas y se reflejan rápidamente en las cuentas de resultados de las empresas. Entre los inconvenientes de invertir en el Magreb, Alsina recalca de nuevo la cuestión de los recursos humanos. Además de pocos mandos intermedios con formación y experiencia, falta personal especializado y técnico. Como 162


ejemplo, Alsina cuenta como su empresa agrícola en Túnez, un país caracterizado por su excelente mano de obra, debió contratar a personal marroquí en Murcia para desplazarlo a sus plantaciones y su fábrica. Otro problema grave es el riesgo del tipo de cambio, puesto que la cartera del fondo se computa en euros, pero las inversiones son siempre en moneda local. Aunque algunas de las empresas exportan, en su mayoría se orientan al mercado interior, con las monedas marroquí y argelina vinculadas al USD y, por tanto, más inestables frente al euro. De cara al futuro, Alsina menciona dos estrategias paralelas. Por un lado, la de reforzar y dar valor a la cartera actual de empresas, habida cuenta de su reciente entrada en la mayoría de ellas. Se trataría aquí de seguir promoviendo su crecimiento y favorecer su transformación en líderes regionales, algo que de momento sólo ha ocurrido con el fabricante de electrodomésticos.83 Por otro lado, Alsina prevé invertir en nuevos sectores, como la salud, la logística, la energía o la distribución minorista. Tras haber invertido ya la mitad de los recursos aportados por sus promotores, el Fondo Mediterrània espera llegar pronto a comprometer el 75% de los mismos. Para entonces, se debería haber logrado también con éxito una o dos salidas de empresas de la cartera. En ese momento, según Alsina, se podría plantear un nuevo Fondo Mediterrània II. Este fondo, a diferencia del primero, sería de mayor tamaño y estaría abierto a nuevos inversores además de los promotores. Aunque los inversores del Golfo se han interesado más por los inmuebles y las infraestructuras que por la industria en el Magreb, Alsina confía en poder convencer a algunos capitalistas de aquella zona para invertir en el futuro nuevo fondo.

4. El capital árabe: socio estratégico para la empresa española En un entorno global cambiante, con unos mercados occidentales estancados y gravemente afectados por el endeudamiento y la restricción crediticia, los países árabes ofrecen una fuente potencial de capital que hemos querido explorar en este estudio. La radiografía del capital árabe nos ha permitido confirmar la acumulación de riqueza en dos principales actores: los Estados, con sus dis-

83 Con más de 30 millones de euros vendidos en 2010, esta empresa está ya presente en Túnez y Argelia, además de exportar a Libia y Marruecos.

163


tintas ramificaciones en forma de entidades públicas, y las grandes fortunas privadas, de carácter fundamentalmente familiar. En ambos casos, es destacable su tendencia hacia inversiones directas y alternativas, como los inmuebles o las empresas no cotizadas. Una parte de estos crecientes recursos se canaliza hacia nuevos vehículos de inversión, concretamente fondos de inversión, de private equity y emisiones en los mercados de capitales, especialmente sukuk, vehículos que hemos analizado con mayor profundidad. En efecto, en los últimos años, se constata en los mercados financieros de la región un creciente proceso de especialización de sus actores y de desintermediación de la inversión. Entre los vehículos que ganan protagonismo encontramos los fondos de acciones no cotizadas o private equity, así como los bonos islámicos o sukuk. Aun así, se trata de procesos incipientes, a juzgar por las magnitudes que nos muestra el Gráfico 61, donde predominan aún los tradicionales depósitos bancarios por encima del resto. Las cifras mostradas en dicho gráfico no son excluyentes, puesto que los fondos reciben recursos de varios tipos de inversores e incluso de los bancos, al igual que éstos cuentan tanto con depósitos de grandes patrimonios y entidades estatales, como también de millones de ahorradores pequeños y medianos. En cualquier caso, parece evidente que el patrimonio de vehículos de inversión como los fondos es aún modesto y deberá crecer en el futuro. Los billones de dólares de fondos soberanos o de grandes patrimonios no invertidos a través de estos fondos árabes se encuentran sin duda en bancos, fondos y entidades extranjeras, o bien invertidos directamente a partir de decisiones de alto nivel de los gobernantes y familias árabes, sin la publicidad y transparencia propias de los fondos analizados. A este respecto, conviene también apuntar que la regulación de estos modernos vehículos financieros es aún reciente y se encuentra en fase de consolidación en la mayoría de los países (FMI, 2011; Mako y Sourrouille, 2010). Si tenemos en cuenta que hasta un 10% del patrimonio de los fondos soberanos árabes se puede destinar a private equity (véase la sección 2.1.1), estaríamos hablando de unos 160 000 millones de dólares en recursos para estos fondos, cifra muy superior a los 24 000 millones captados hasta la fecha en el Gráfico 61. Es evidente, por tanto, que este tipo de activos vienen aún mayoritariamente gestionados desde países de Europa y Norteamérica, aunque crezca día tras día el tamaño de los fondos árabes. Como hemos visto, los fondos de private equity doblarán su patrimonio en un par de años en cuanto se completen los procesos de captación de recursos actualmente en curso. Por su parte, las emisiones de sukuk, como el conjunto 164


de las finanzas islámicas, podrían triplicar su tamaño a medio plazo. En plena crisis económica global, el volumen de emisiones de bonos islámicos durante 2012 continuó creciendo y marcó un nuevo récord, aunque dominado por las emisiones soberanas. Como en España en los años ochenta, el proceso de desintermediación y especialización financiera no ha hecho más que empezar en los países árabes, pero su ritmo podría ser tal vez más rápido y la magnitud del cambio más significativa por una serie de motivos que resumimos a continuación: 1. El efecto «motor» de los ingresos del petróleo, que permiten inyectar recursos al sistema financiero con independencia de la evolución de los propios mercados, otorgando un papel predominante al Estado, como administrador de los recursos petrolíferos en todos los países. 2. El creciente interés por los productos islámicos que, como hemos visto, aún no son mayoritarios entre los fondos de inversión y apenas existen en los fondos de private equity. En unos cinco años, los recursos financieros islámicos se podrían triplicar en todo el mundo, con espectaculares crecimientos en las emisiones de sukuk y una mayor penetración entre los fondos. 3. La decepción experimentada a través de operaciones en mercados financieros de Europa y Norteamérica, cuyo derrumbe ha afectado negativamente a muchas inversiones árabes directas y ha puesto en entredicho la capacidad de gestión de algunas grandes firmas de inversión en Europa y los EE. UU. Como vimos en la sección 2.2.2, el tamaño del sector de private equity árabe, con apenas 20 000 millones de USD, es irrisorio en comparación con los 800 000 millones captados por fondos occidentales entre 2005 y 2009, en pleno auge económico y euforia financiera. Una parte de estos recursos procedía de fondos soberanos y grandes fortunas árabes, que confiaron en el «buen hacer» de Londres o Nueva York. Aunque este fenómeno podrá seguir en el futuro, ganará sin duda protagonismo la gestión en los propios países árabes, con equipos locales cada vez mejor formados, precisamente en Europa y los EE. UU.

165


Gráfico 61. Patrimonio de los grupos de inversores (miles de millones de USD) 2 500

2 000 1 700 1 600 1 500

1 000

500 247 63

24

47

Fondos de inversión

Fondos private equity (actual)

Fondos private equity (previsto)

120

0 50 árabes más ricos

Grandes fortunas

Fondos soberanos árabes

Depósitos bancarios

Emisiones de sukuk acumuladas

Las cifras son aproximadas y los grupos mostrados no son excluyentes, puesto que las grandes fortunas pueden tener su dinero en fondos de inversión, bancos o bonos sukuk. USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia.

Si comparamos a los países árabes con España, en el Gráfico 62 observamos como el patrimonio de los fondos de inversión es muy superior en nuestro país, pues casi triplica el conjunto de los fondos árabes. Al margen del efecto del tipo de cambio euro/dólar, ya que el patrimonio de los fondos árabes se valora en la moneda americana, es evidente que la inversión colectiva goza en España de un grado superior de madurez que en los incipientes mercados árabes. En el caso de los fondos de private equity, el informe de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI) (2011) ofrece con carácter anual una radiografía del sector en España. Al cierre de 2010, el patrimonio bajo gestión de estas entidades era sensiblemente superior al de los fondos árabes. Sin embargo, el mismo documento reconoce que más de la mitad del patrimonio corresponde a filiales o instrumentos de inversión de grupos internacionales establecidos en España. Sólo en 2010, el 72% de los recursos 166


captados por el private equity español procedió en realidad de inyecciones de fondos internacionales para materializar operaciones en España (ASCRI, 2011). Por tanto, no es evidente que las decisiones de inversión de estos fondos se tomen íntegramente en nuestro país. Asimismo, el patrimonio previsto por los fondos árabes resulta sensiblemente superior al de los fondos españoles anunciados hasta la fecha, como muestra el Gráfico 62. Gráfico 62. Patrimonio comparado de los fondos en España y los países árabes (millones de euros) Fondos de inversión

Fondos private equity (actual)

Fondos private equity (previsto)

300 000

250 000

200 000

150 000

100 000

50 000

000.0 España

Países árabes

Fuentes: Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) (2011) y Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI) (2011).

Entre las conclusiones de nuestro análisis, conviene recapitular aquí sobre el «mapa» financiero árabe. Como hemos visto, Arabia Saudí, Marruecos y Egipto son los principales mercados de fondos de inversión, aunque con fondos muy orientados hacia activos financieros locales a corto plazo, o bien en empresas cotizadas en sus respectivos mercados. Aun así, hemos constatado una cierta tendencia a la inversión en el conjunto del CCG entre los fondos del Golfo, así como algunas gestoras con fondos de acciones europeas, que pueden ser de interés para las empresas cotizadas españolas. En cambio, en los 167


fondos de private equity, los EAU y, dentro de los Emiratos, Dubái en concreto se confirma como la gran plaza financiera, con casi la mitad del patrimonio actual y futuro, seguida por Kuwait y Abu Dabi. Estas dos últimas plazas financieras tendrán un papel creciente en el futuro, a juzgar por el patrimonio esperado y comprometido de sus respectivos fondos de private equity. La hegemonía de Dubái se confirma en otros dos ámbitos estudiados. Por un lado, los EAU aparecen como el primer mercado bancario del mundo árabe por volumen de activos y depósitos, seguidos a corta distancia por Arabia Saudí y, más lejos, por Iraq, Egipto y Bahréin. Por otro lado, los EAU, con Dubái a la cabeza, se han convertido en el primer mercado de bonos islámicos del Golfo, arrebatando este liderazgo a Bahréin, aunque aquí el primer puesto a nivel global sigue correspondiendo a Malasia, junto a pretendientes de otros muchos países (Londres, Hong Kong, etc.). Las recientes convulsiones sociales y políticas en diversos países árabes no han hecho más que fortalecer la posición de Dubái que, a pesar del estallido de su «burbuja inmobiliaria», se consolida como una segura y abierta plaza financiera internacional, tal como detalla el Recuadro 12.

Recuadro 12 Los conflictos sociales árabes refuerzan a Dubái La prensa económica árabe e internacional se ha hecho eco de algunas implicaciones financieras, poco difundidas en España, derivadas de los conflictos sociales y políticos de los países árabes durante 2011. En pocas palabras, la inestabilidad en estos países ha beneficiado a centros financieros occidentales seguros, en particular Londres y Suiza, así como a Dubái, que se recupera de este modo de su debacle inmobiliaria. El Banco Central de Egipto cifraba en abril de 2011 las salidas de capital en unos 7500 millones de dólares de los EE. UU. (USD, por sus siglas en inglés), en apenas unos dos meses de conflictos sociales. Aunque no puso en peligro la solvencia del sistema financiero, se trataba de casi un 20% de las reservas del Banco Central. Por su parte, en Bahréin, diversas fuentes estimaban la salida de capitales en un 10-15% de los casi 200 000 millones de USD de su sistema bancario. Aunque una inyección de 10 000 millones de los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) apuntaló la estabilidad financiera del país, el daño para la credibilidad de este importante centro financiero regional ha sido muy significativo. El cierre de sus bancos durante varios días de protestas fue un duro golpe simbólico para el pequeño Reino que alberga hasta 400 entidades financieras.

168


El flujo de turistas y capitales a Dubái desde otros países árabes con problemas permite al Emirato recuperarse paulatinamente del «descalabro» provocado por el fin de la «burbuja inmobiliaria» desde finales de 2009. Se estima en unos 247 000 millones de USD el valor contable de los inmuebles en construcción o construidos que siguen en venta tras casi una década de vorágine inmobiliaria. No es evidente que los nuevos fondos árabes llegados a Dubái se destinen a la compra de tantos inmuebles, pero sí que refuerzan el papel del Emirato como centro bancario y financiero, especialmente frente a otros competidores en la región, como Bahréin. Fuentes: Soler (2011), Zawya, Financial Times, Khaleej Times y Cushman & Wakefield.

En el Mapa 3, de los centros financieros árabes, sobresalen, como decíamos, los EAU como primer mercado bancario árabe, importante emisor de sukuk y primer mercado de valores de Oriente Medio, además de acoger a la mayoría de los fondos de private equity. Arabia Saudí se mantiene como el primer mercado de fondos de inversión y el segundo mercado bancario, además de contar con más de la mitad de las grandes fortunas familiares árabes. La ingente acumulación de recursos por los hidrocarburos en países como Kuwait y Qatar no se traduce por el momento en los fondos de inversión o de private equity, donde ambos países juegan un modesto papel, especialmente Qatar. Como vimos en el análisis de ambos sectores, algunas gestoras con sede en Dubái tienen de hecho socios promotores de Qatar o Kuwait, junto con los de otros países, lo cual confirma a aquella ciudad como centro regional de la gestión de fondos. Ante la elevada especialización del capital humano que exige el mundo de las finanzas y las fuertes economías de aglomeración que manifiestan estas actividades, no será tal vez posible mantener varios centros financieros de primer nivel en la zona.84 En cualquier caso, en Kuwait persisten algunos fondos de private equity destacables, Qatar sigue siendo una plaza importante, por sus entidades públicas y fondo soberano, y Bahréin se mantiene como un centro bancario crucial de la zona.

84 En los últimos años, se han multiplicado en Oriente Medio las iniciativas para desarrollar los respectivos sectores financieros y atraer a entidades financieras internacionales, tales como el DIFC, el Qatar Financial Centre (QFC), el Kuwait Financial Centre (KFC) o el Bahrain Financial Harbour. Algunos medios han manifestado la improbabilidad de que la región pueda acoger más de un centro financiero de escala internacional (Financial Times, 24/7/07).

169


Mapa 3. Principales centros financieros árabes Iraq

Jordania

Kuwait

Bahréin Arabia Saudí

Qatar E AU

Omán

Yemen

Fondos soberanos

Fondos de inversión

Grandes fortunas familiares

Fondos de private equity

Bancos

Emisiones de sukuk

Marruecos Argelia

Libia

Fuente: elaboración propia.

170

Egipto


Entre los sectores en los que invierten los fondos de private equity, así como los fondos soberanos y las grandes fortunas familiares, sobresalen algunos de especial interés para las empresas españolas que han protagonizado nuestra expansión internacional de los últimos años, como la energía, las telecomunicaciones, las infraestructuras, los inmuebles y los hoteles. Por su parte, la propia naturaleza de los sukuk, basados siempre en activos tangibles, los hace especialmente atractivos para financiar inversiones en las que participen grupos españoles como socios o bien como gestores. Incluso la especialización de algunos fondos árabes y las emisiones de sukuk en países como Pakistán, Iraq, Sudán o Palestina pueden ser útiles para afrontar proyectos liderados por empresas españolas en aquellos mercados, donde el riesgo país resulta demasiado alto y más aún en un entorno de recursos financieros escasos como el actual. En este contexto, hemos presentado varios ejemplos de colaboración entre inversores árabes y empresas españolas, en diversos sectores y con diferentes modelos de colaboración, que resumimos en la Tabla 19. Entre ellos, observamos desde una participación directa árabe en la empresa matriz española (el caso de Qatar Holding/Iberdrola), hasta la financiación árabe a determinados proyectos de investigación en España al estilo del capital riesgo (PAL Robotics/Royal), pasando por la constitución de una nueva empresa conjunta para desarrollar negocios en un determinado sector (Torresol, en energía solar). Sin embargo, la mitad de los casos se corresponden más con un modelo de participación hispano-árabe en determinados proyectos conjuntos, como es el caso del tratamiento de aguas (Befesa), la hostelería (Sol Meliá) o la gestión de fondos (Fondo Mediterrània). Tabla 19. Resumen de los casos empresariales Sector Ingeniería y energía

Empresa española Iberdrola

Socios árabes Qatar Holding (Qatar)

Tipo de socio Fondo soberano

Modelo de colaboración Adquisición de una participación en el capital de Iberdrola. Proyectos energéticos conjuntos en todo el mundo. Apoyo de Qatar Holding a Iberdrola Ingeniería en sus negocios en países árabes

171


Energías renovables

Sener

Masdar (Abu Dabi) Entidad pública Constitución de una nueva empresa conjunta (Torresol Energy) para promover proyectos de energía solar en Europa, América y Oriente Medio

Agua

Befesa Agua

Algerian Energy Co. (AEC). Bancos y cajas argelinos. Fondos de Oriente Medio

Empresa pública, bancos y fondos de private equity

Proyectos de desalinización en Argelia en colaboración con AES como socio y con la financiación de bancos y cajas argelinas. Estudio de proyectos de inversión en el norte de África con fondos de private equity de Oriente Medio

Hostelería

Sol Meliá

Grupos familiares de los EAU

Grandes fortunas privadas

Gestión de hoteles por parte española en Dubái y Zanzíbar (Tanzania), bajo contratos de gestión en los que la parte árabe es titular del inmueble

Robótica

PAL Robotics

Royal Group (Abu Dabi)

Empresa semipública

Financiación por parte árabe de los proyectos de investigación en robótica en España. En breve, se iniciará la fabricación en Abu Dabi

Inversión

Fondo Mediterrània (Riva y García)

Empresarios de Empresas Argelia, Marruecos privadas y Túnez

Inversión en empresas magrebíes, donde el fondo español toma una participación minoritaria y el socio local se mantiene en mayoría

EAU:

Emiratos Árabes Unidos. Fuente: elaboración propia.

La Tabla 19 muestra una gran variedad de socios árabes, que se corresponden con la radiografía efectuada en nuestro capítulo 2, desde las grandes fortunas familiares que han invertido en los hoteles de Meliá hasta los bancos argelinos en el caso de Befesa Agua. Sin embargo, el sector público es claramente predominante, a través de fondos soberanos o empresas y entidades públicas. Cabe destacar que, en todos los casos empresariales presentados, la colaboración hispano-árabe va más allá de la mera provisión de fondos o recursos financieros. Así, Qatar Holding ya trabaja con la división de ingeniería de Iber172


drola para identificar y adjudicarse concursos energéticos en Oriente Medio, del mismo modo que Royal facilita la introducción de los robots de PAL en los centros comerciales y recintos feriales de la región. Por su parte, el Fondo Mediterrània, además de capital, también aporta conocimientos financieros y experiencia de gestión a las empresas magrebíes en las que invierte, mientras los socios locales contribuyen con su sólido conocimiento del mercado local y del negocio en cuestión. La contribución del capital árabe en algunos de los casos presentados ha resultado también esencial, sobre todo ante la restricción crediticia que sufre España. El caso de PAL Robotics es el más claro, pues la financiación a través de capital riesgo de proyectos de robótica es inédita en España y hubiera resultado difícil financiar este proyecto empresarial con capital autóctono. Con la salvedad de algunos problemas operativos de Befesa en Argelia, en vías de solución en la actualidad, el balance de las seis empresas analizadas es, en general, positivo y augura buenas perspectivas para la expansión en el plano económico-empresarial de las históricas relaciones hispano-árabes. La Tabla 20 que cierra este estudio apunta algunos elementos de esta nueva relación que deberíamos potenciar en el futuro más inmediato. Es fundamental, por ejemplo, mantener una fluida relación diplomática y política al máximo nivel, habida cuenta de que es y será el sector público el principal protagonista de la inversión árabe. Aun así, conviene conocer mejor el segundo gran grupo de inversores, constituido por las grandes fortunas familiares, seguramente menos accesibles y transparentes, pero que invierten ya directamente o a través de fondos. Para fortalecer estas relaciones financieras, sería útil contar también con una mayor presencia bancaria árabe en España. Deberemos pues seguir trabajando en un mejor conocimiento mutuo en este plano financiero-empresarial, confiando en que una segunda parte de este trabajo de investigación nos permita, por ejemplo, describir emisiones de sukuk por parte de empresas españolas, así como otros muchos más casos de fructífera colaboración hispano-árabe.

173


Tabla 20. Elementos a potenciar en la relación financiera con los países árabes Ámbito

Actuaciones

Fondos soberanos y entidades públicas

Intensificar las relaciones diplomáticas y políticas de alto nivel con los Gobiernos árabes, así como el contacto con quienes toman las decisiones de inversión en los fondos y entidades en cuestión

Grandes fortunas

Proseguir el estudio de los grandes patrimonios para identificar a los más propensos a invertir en España o a colaborar con empresas españolas. Estudiar incentivos de tipo legal o fiscal

Bancos

Promover una mayor presencia de entidades bancarias árabes en España

Fondos de inversión

Identificar a los fondos árabes de acciones y valores europeos para que puedan conocer a las empresas españolas cotizadas

Fondos de private equity

Profundizar en el conocimiento mutuo entre estos fondos y empresas españolas, para que así puedan materializarse oportunidades de colaboración en la región MENA

Mercados de capitales: sukuk

Lograr los cambios necesarios en el marco jurídico y fiscal español que faciliten el uso de las finanzas islámicas e introducir a emisores españoles en esta nueva vía de financiación internacional

MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés. Fuente: elaboración propia.

174


5. Bibliografía Agencia Internacional de la Energía (AIE), Iraq Energy Outlook: World Energy Outlook Special Report, 9 de octubre de 2012, <http://www. worldenergyoutlook.org/media/weowebsite/2012/iraqenergyoutlook/ Fullreport.pdf>. AIZEMAN, Joshua, y Reuven GLICK, «Sovereign Wealth Funds: Stylized Facts about their Determinants and Governance», International Finance, vol. 12, n.º 3, 2009, págs. 351-386. AL-MALKAWI, Husam Aldin, y Naziruddin ABDULLAH, «Finance-Growth Nexus: Evidence from a Panel of MENA Countries», International Research Journal of Finance and Economics, n.º 63, 2011. ANGLÉS, Julia, «Agua dulce y mundo árabe: desafíos del milenio», Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 7, mayo/junio de 2008, <http:// economia.casaarabe.es/newsletter.php?id=467/?lang=es>. ANZOATEGUI, Diego, M.ª Soledad MARTÍNEZ y Roberto ROCHA, Bank Competition in the Middle East and Northern Africa Region [en línea], Policy Research Working Paper n.º 5363, Banco Mundial, 2010, <http://elibrary. worldbank.org/content/workingpaper/10.1596/1813-9450-5363>. Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI), Informe Capital Riesgo y Private Equity en España 2010, Madrid: ASCRI, 2011. AYEB, Habib (coord.), El agua en el mundo árabe: percepciones globales, realidades locales, Madrid: Casa Árabe, 2011. AYUB, Muhammad, Understanding Islamic Finance, Londres: Wiley & Sons, 2007. Banco de España, «Las características de las empresas españolas exportadoras de servicios no turísticos», Boletín Económico, noviembre de 2010. BERNSTEIN, Shai, Josh LERNER y Antoinette SCHOAR, The Investment Strategies of Sovereign Wealth Funds, National Bureau of Economic Research Working Paper n.º 14861, 2009. CapGemini y Merrill Lynch, World Wealth Report 2011, CapGemini y Merrill Lynch, 2011, <http://www.capgemini.com/insights-and-resources/ by-publication/world-wealth-report-2011/>, <http://www.ml.com/media/114235.pdf>. Casa Árabe, Las finanzas islámicas hoy. Panorama y claves de crecimiento, Notas Socioeconómicas de Casa Árabe, n.º 9, 2010, <http://www.casaarabe. es/publicacions/show/las-finanzas-islamicas-hoy-panorama-y-clavesde-crecimiento>.

175


—, Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 33, noviembre/ diciembre de 2012, <http://economia.casaarabe.es/newsletter. php?id=1517/?lang=es>. CHAIA, Alberto, Tony GOLAND y Robert SCHIFF, «Counting the World’s Unbanked», McKinsey Quarterly, marzo de 2010. Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Boletín Trimestral de Instituciones de Inversión Colectiva, cuarto trimestre de 2010. CONILL, Onofre y Carles MULET, Estrategias de crecimiento vs. rentabilidad: el caso de Sol Meliá, Universitat de les Illes Balears, 2001. Deloitte, Sovereign Wealth Funds: Real Estate Partners in Growth?, Deloitte, 2009, <http://www.deloitte.com/assets/Dcom-UnitedStates/Local%20 Assets/Documents/us_re_sovereignrealestatepartners_040809.pdf>. Deutsche Bank, The End of the Oil Age. 2011 and Beyond: a Reality Check, Global Market Research, diciembre de 2010. Dubai International Financial Centre (DIFC), Dubai International Financial Centre Sukuk Guidebook, Dubái: DIFC, 2009. Ernst & Young, Global IPO Report 2011, Ernst & Young, 2011, <http:// www.ey.com/Publication/vwLUAssets/Global_IPO_trens_2011_ report/$FILE/global-ipo-trends-2011.pdf>. ERRAMILLI, M. Krishna, «Entry Mode Choice in Service Industries», International Marketing Review, n.º 7, 1990, págs. 50-62. FARAZI, Subika, Erik FEYEN y Roberto ROCHA, Bank Ownership and Performance in the Middle East and North Africa Region, Policy Research Working Paper WPS5620, 2011. Fondo Monetario Internacional (FMI), Regional Economic Outlook: Middle East and Central Asia, mayo de 2011, <http://www.imf.org/external/pubs/ft/ reo/2011/mcd/eng/pdf/mreo0411.pdf>. GRANTHAM, Jeremy, Time to Wake Up: Days of Abundant Resources and Falling Prices Are Over Forever, GMO Capital Quarterly Letter, abril de 2011. Institute of International Finance (IIF), Tracking GCC Petrodollars: How and Where They Are Being Invested Around the World, Washington D. C.: IIF, 2007. Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), Project Finance: financiación de proyectos internacionales, Madrid: ICEX, 2002. Invesco Asset Management, Invesco Middle East Asset Management Study 2011, Invesco, 2011, <http://www.invesco.ae/UK/offshoreliterature/ IMEAMS_2011_ENG.pdf>. KHALIFA, Sarah, «Can sukuk continue to shake off the global financial crisis?», IFIS, 7 de enero de 2013.

176


KHARAS, Homi y Geoffrey GERTZ, «The New Global Middle Class: a CrossOver from West to East», en Cheng Li (ed.), China’s Emerging Middle Class: Beyond Economic Transformation, Washington D. C.: Brookings Institution Press, 2010. Kuwait Financial Centre «Markaz», The Golden Portfolio: Reach of Government Owned Entities in GCC, Kuwait: Markaz, 2010 <http://www.markaz. com/DesktopModules/CRD/Attachments/The%20GoldenPortfolioMarkazResearch-Sep2010.pdf>. MAKO, William y Diego SOURROUILLE, Investment Funds in MENA [estudio presentado en el Congreso sobre Finanzas en la región MENA], Banco Mundial, 2010, <http://siteresources. worldbank.org/INTMNAREGTOPPOVRED/Resources/ MENAFlagshipMutualFund2_28_11.pdf>. MARTÍN, José Luis y Cecilia TÉLLEZ, «Créditos sindicados y emisiones internacionales de bonos», Revista de Contabilidad y Dirección, n.º 12, 2011, págs. 79-94. McKinsey Global Institute (MGI), Farewell to Cheap Capital? The Implications of Long-Term Shifts in Global Investment and Savings, MGI, 2010. —, The New Power Brokers: How Oil, Asia, Hedge Funds and Private Equity Are Shaping Global Capital Markets, MGI, 2007. MENA Private Equity Association (MPEA), Venture Capital in the Middle East and North Africa Report 2010, MPEA, 2011, <http://www.menapea.com/ research-association.php>. MODIGLIANI, Franco, «Life Cycle, Individual Thrift and the Wealth of Nations», American Economic Review, n.º 76, 1986, págs. 297-315. —, y Albert ANDO, «The Life-Cycle Hypothesis of Savings: Aggregate Implications and Tests», American Economic Review, n.º 53, 1963, págs. 55-84. MULET, Carles, Four Papers about the Development, Market Concentration, Mobility, Profitability and Factors Influencing Choice of Entry Mode in the Hotel Chains [tesis doctoral], Castellón: Universidad Jaume I, 2009. —, y Micaela ROSSELLÓ, Internacionalización de las cadenas hoteleras. Modelo de crecimiento europeo vs. americano, Universitat de les Illes Balears, 2003. Nexia International, Where Next for Global Mid-Cap Markets?, Londres: Nexia International, 2010. Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), World Oil Outlook, OPEP, 2010, <http://www.opec.org/opec_web/static_files_project/media/ downloads/publications/WOO_2010.pdf>.

177


OROZCO, Olivia, «50 años de OPEP: viejos y nuevos actores», Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 21, noviembre/diciembre de 2010, <http:// economia.casaarabe.es/newsletter.php?id=392/?lang=es>. —, «Las finanzas islámicas superan el billón de dólares» Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 27, 15 de diciembre de 2011(a), <http://economia.casaarabe.es/newsletter.php?id=1209/?lang=es>. —, «Un don demográfico», Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 22, enero/febrero de 2011(b), <http://economia.casaarabe.es/ newsletter.php?id=422/?lang=es>. Private Equity International (PEI), The PEI 300, PEI, 2010, <http://www. peimedia.com/Pages.aspx?pageID=2844>. SOLER MATUTES, Jacinto, «Consecuencias financieras de las revueltas árabes: ¿un renovado papel para España?», Boletín de Economía y Negocios de Casa Árabe, n.º 23, marzo/abril de 2011, <http://economia.casaarabe. es/newsletter.php?id=948/?lang=es>. —, La empresa española en los países árabes: experiencias de inversión y triangulación, Madrid: Casa Árabe, 2009. Unión de Bancos Árabes, Arab Banking Review 2011, Beirut: Union of Arab Banks, 2011.

178


6. Anexos Anexo 1. Perfil de los fondos soberanos Abu Dhabi Investment Authority TAMAÑO DEL FONDO USD) AÑO DE FUNDACIÓN PAÍS

DIRECCIÓN

TELÉFONO FAX PÁGINA WEB NOMBRE DEL CEO E-MAIL DESCRIPCIÓN

(MILL.

875 000 1976 Abu Dhabi (UAE) Abu Dhabi Investment Authority Building 211 Corniche Street P. O. Box 3600 Abu Dhabi United Arab Emirates +971 2-415-0000 +971 2-415-1000 www.adia.ae HH Sheikh Hamed Bin Zayed Al Nahyan Brazo inversor del Gobierno de Abu Dabi, que actúa a través de vehículos como Abu Dhabi Investment Co. (ADIC).

Kuwait Investment Authority TAMAÑO DEL FONDO (MILL. USD) 250 000 AÑO DE FUNDACIÓN

1982

PAÍS

Kuwait

DIRECCIÓN

Ministries Complex Al Murqab Area P. O. Box 64 Kuwait City Safat 13001 Al Assimah Kuwait

TELÉFONO

+965 2248-5600

FAX

+965 2245-4059

PÁGINA WEB

www.kia.gov.kw

NOMBRE DEL CEO

Bader Mohammed Al Saad

E-MAIL

information@kia.gov.kw

DESCRIPCIÓN

KIA gestiona el Fondo General de Reserva y el Future Generations Fund por cuenta del Estado de Kuwait. Algunos de sus vehículos inversores son Kuwait Real Estate Investment Consortium, Kuwait Investment Company, Egyptian Kuwait Real Estate Development (50%), Arab African International Bank, Kuwait International Investment Co., Kuwait China Investment Co. y Gulf International Bank.

179


Qatar Investment Authority TAMAÑO DEL FONDO (MILL. USD) 60 000 AÑO DE FUNDACIÓN

2005

PAÍS

Qatar

DIRECCIÓN

Qpel Tower Corniche Street P. O. Box 23224 Doha Qatar

TELÉFONO

+974 4499-5900 +974 4499-5859

FAX

+974 4443-7016 +974 4499-5991

PÁGINA WEB

www.qia.qa

NOMBRE DEL CEO

Hamad Bin Jassem Bin Jabor Al Thani

E-MAIL

info@qia.qa invierte en todo tipo de activos financieros y reales. Entre sus vehículos de inversión destacan Qatar Holding, Qatar Investment Co. y Qatari Diar Real Estate Investment Co.

QIA

DESCRIPCIÓN

Libyan Arab Foreign Investment Company TAMAÑO DEL FONDO (MILL. USD) 50 000

180

AÑO DE FUNDACIÓN

1981

PAÍS

Libia

DIRECCIÓN

Libyan Arab Foreign Investment Company Building Al Tharwa Street Gharyan Area P. O. Box 4538 Tarabulus Tripoli

TELÉFONO

+218 21-361-4889 +218 21-361-4881 +218 21-361-4887

FAX

+218 21-361-4883 +218 21-360-0706

PÁGINA WEB

www.lafico.ly

NOMBRE DEL CEO

Mohammed Abu Kalash (director general)

E-MAIL

info@lafico.ly

DESCRIPCIÓN

La LAFICO opera en 25 países africanos en sectores como la hostelería, inmuebles, industria, agricultura, telecomunicaciones y minería.


Mubadala Development Company TAMAÑO DEL FONDO (MILL. USD) 17 000 AÑO DE FUNDACIÓN

2002

PAÍS

Abu Dabi (UAE)

DIRECCIÓN

Mamoura Building 12th Floor Khalifa Street P. O. Box 45005 Abu Dhabi United Arab Emirates

TELÉFONO

+971 2-413-0000

FAX

+971 2-616-0098

PÁGINA WEB

www.mubadala.ae

NOMBRE DEL CEO

Khaldoon Khalifa Al Mubarak (CEO), Rod Mathers (Executive Officer, Infrastructure)

E-MAIL

DESCRIPCIÓN

Mubadala pretende invertir en sectores intensivos en capital que permitan diversificar la economía de Abu Dabi. Entre ellos destacan la aeronáutica, tecnología, energía e infraestructura.

Dubai International Capital TAMAÑO DEL FONDO (MILL. USD) 13 000 AÑO DE FUNDACIÓN

2005

PAÍS

Dubái (UAE)

DIRECCIÓN

The Gate Building 13th Floor Dubai International Financial Center P. O. Box 72888 Dubai United Arab Emirates

TELÉFONO

+971 4-362-1888

FAX

+971 4-362-0888

PÁGINA WEB

www.dubaiic.com

NOMBRE DEL CEO

David Smoot

E-MAIL

info@dubaiic.com

DESCRIPCIÓN

Dubai International Capital invierte tanto en empresas cotizadas como no cotizadas. Se estructura en distintas sociedades según su objetivo: Dubai International Capital Private Equity, Dubai International Capital Global Equities, Dubai International Capital Emerging Markets y Dubai International Capital Asset Management. 181


Istithmar World Capital TAMAÑO DEL FONDO (MILL. USD) 12 000 AÑO DE FUNDACIÓN

2003

PAÍS

Dubái (UAE)

DIRECCIÓN

The Galleries Building Number 4 6th Floor Downtown Jebel Ali Area P. O. Box 17000 Dubai United Arab Emirates

TELÉFONO

+971 4-390-2100

FAX

+971 4-390-3818

PÁGINA WEB

www.istithmarworld.com

NOMBRE DEL CEO

Andy Watson

E-MAIL DESCRIPCIÓN

Istithmar World Capital se centra sólo en private equity e inversiones alternativas, sobre todo en MENA y Asia-Pacífico.

Bahrain Mumtalakat Holding Company TAMAÑO DEL FONDO (MILL. USD) 10 000 AÑO DE FUNDACIÓN

2006

PAÍS

Bahréin

DIRECCIÓN

Addax Tower, Building 1006 5th, 6th and 7th Floor Road 2813 Al Seef District P. O. Box 820 Manama 428

TELÉFONO

+973 17-561111

FAX

+973 17-561109

PÁGINA WEB

www.bmhc.bh

NOMBRE DEL CEO

Talal Ali Abdullah Al Zein

E-MAIL

contactus@bmhc.bh

DESCRIPCIÓN

Mumtalakat Holding Company es el vehículo de inversión del Gobierno de Bahréin, que ha invertido en 35 empresas dentro y fuera del Reino. También actúa a través del Gulf International Bank y Gulf Investment Co.

CEO:

director ejecutivo, por sus siglas en inglés; EAU: Emiratos Árabes Unidos; MENA: Oriente Medio y el norte de África, por sus siglas en inglés; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés.

182


12,00 12,00 10,00

6,00 6,00

Mohamed Bin Issa Al Jaber

The Olayan family

Mohammad Al Amoudi

Issam Alzahid

The Bin Ladin family

Nasser Al Kharafi

Said Khoury

The Bugshan family

The Al Ghurair family

The Alshaya family

The Al Juffali family

The Kanoo family

Tarek Abdulla Al Qahtani

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

5,00

Abdullah Al Futtaim

The Naghi family

17

18

19

5,00

5,00

5,00

Mubarak Al Suwaiket

Mohamed Abdul Latif Jameel

16

6,00

6,00

7,00

7,00

7,00

8,00

10,00

10,00

20,00

HRH Prince Alwaleed Bin Talal Al Saud

1

Arabia Saudí

Emiratos Árabes Unidos

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Bahréin

Arabia Saudí

Kuwait

Emiratos Árabes Unidos

Arabia Saudí

Palestina

Kuwait

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

PATRIMONIO (miles PAÍS de mill. de USD)

NOMBRE

Ranking

Comercio minorista

Comercio minorista

Comercio minorista

Construcción, industria

Energía

Industria, transportes

Energía

Comercio minorista

Yousuf MA Naghi & Sons Group

Al Futtaim Group

Abdul Latif Jameel Group

Al Suwaiket Group

Abdel Hadi Abdullah Al Qahtani Group

Kanoo Group

EA Juffali & Brothers

Alshaya Group

Al Ghurair Group

Ahmed Salem Bugshan Group

Bienes inmuebles, comercio minorista, construcción Banca y finanzas

Consolidated Contractors International Company

MA Kharafi Group

Bin Ladin Group

Alzahid Group

Corral Group

Olayan Group

MBI International Group

Kingdom Holding Company

EMPRESAS VINCULADAS

Construcción

Bienes inmuebles

Construcción

Comercio minorista, energía

Energía

Banca y finanzas

Bienes inmuebles

Banca y finanzas

SECTOR

Anexo 2. Perfil de las grandes fortunas

183


184

5,00

4,00 4,00 4,00

4,00 4,00 3,00 3,00

3,00 3,00

Sulaiman Abdulaziz Al Rajhi

Abdullah Al Rushaid

Omar Hamad Almana

Mohammed Sharbatly

Mohammad Kamal Jamjoom

The Bukhamseen family

The Gargash family

Saad Hariri

The Sawiris family

Ahmed Saleh Baeshen

Faisal Al Ayyar

Abdullah Bin Saleh Al Othaim

Abdullatif Al Fozan

The Saedan family

Abdulaziz Al Sulaiman

Nadhmi Auchi

Hussein Bakry Gazzaz

21

22

23

24

25

26

27

28

30

31

32

33

34

35

36

37

38

3,00

3,00

3,00

4,00

4,00

4,00

5,00

5,00

Majid Al Futtaim

20

Arabia Saudí

Iraq

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Kuwait

Arabia Saudí

Egipto

Arabia Saudí

Emiratos Árabes Unidos

Kuwait

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Qatar

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Emiratos Árabes Unidos

Comercio minorista

Construcción

Hostelería

Bienes inmuebles

Comercio minorista

Banca y finanzas

Comercio minorista

Construcción, tecnología

Política

Transportes

Banca y finanzas

Asistencia sanitaria

Comercio minorista

Gazzaz Department Stores

General Mediterranean Holdings

Rolaco Trading and Contracting Company

Saedan Real Estate

Al Fozan Group

Abdullah Al-Othaim Markets Co.

Kuwait Projects Company

AMS Baeshen

Orascom

Gargash Enterprises

Bukhamseen Group

Jamjoom Group

Mohammed A Sharbatly Co. Ltd.

Almana Group

Al Rushaid Group

Bienes inmuebles, construcción Construcción, industria

Al Rajhi Bank

Al Futtaim Group

Banca y finanzas

Comercio minorista


185

2,00 2,00 2,00

Adel Aujan

The Al Zamil family

Mansour Ojjey

Robert Mouawad

Ayman Hariri

Issam Fares

Mohammad Shafik Gabr

Abdul Mohsen Bin Abdul Aziz Al Hokair

Ahmed and Hassan Heikal

Mohammed Alesayi

42

43

44

45

46

47

48

49

50

51

USD:

2,00

Bahaa Hariri

41

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés.

2,00

2,00

2,00

3,00

3,00

3,00

3,00

3,00

Mohammed Elkhereiji

40

3,00

Osama Ismail Ali Abudawood

39

Arabia Saudí

Egipto

Arabia Saudí

Egipto

Líbano

Arabia Saudí

Líbano

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Arabia Saudí

Horizon Development

Banca y finanzas, construcción

Saudi Oger

Construcción, industria, tecnología

Comercio minorista

Banca y finanzas

Cultura, hostelería

Bienes inmuebles, construcción, energía

Alesayi Group

Citadel Capital

Al Hokair Group

ARTOC Group

Wedge Group

Mouawad Group

Comercio minorista, hostelería

Banca y finanzas

TAG Group

Zamil Group Holding

Transportes

Construcción

Aujan Industries

Elkhereiji Group of Companies

Banca y finanzas, construcción

Comercio minorista

Abudawood Group

Banca y finanzas, bienes inmuebles


Anexo 3. Perfil de las gestoras de fondos mobiliarios

NOMBRE:

NCB Capital

AÑO DE FUNDACIÓN:

2007

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 7 323,40 PRODUCTOS ISLÁMICOS:

186

FONDOS REGIONALES:

AlAhli Diversified Saudi Riyal Trade Fund AlAhli Diversified US Dollar Trade Fund AlAhli Emerging Markets Trading Equity Fund AlAhli Euro Murabahat Fund AlAhli Europe Trading Equity Fund AlAhli GCC Trading Equity Fund AlAhli International Trade Fund AlAhli National Investment Fund AlAhli Saudi Dynamic Trading Equity Fund (A) AlAhli Saudi Mid-Cap Equity Fund AlAhli Saudi Riyal Trade Fund AlAhli Saudi Trading Equity Fund

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de gestión de activos islámicos y convencionales, incluyendo la gestión de fondos, patrimonio y carteras de acciones; inversiones islámicas y convencionales en capital riesgo; servicios de banca de negocios, incluyendo finanzas corporativas y asesoramiento sobre inversiones en fusiones y adquisiciones, oferta pública inicial y suscripción de valores; y servicios de intermediación bursátil en finanzas islámicas y convencionales.

DIRECCIÓN:

NCB Capital Building, Tower B 4th Floor Al Maathar Street Al Maathar Area, P. O. Box22216 Riyadh 11495 Saudi Arabia

TELÉFONO:

+966 1-874-7106

FAX:

+966 1-406-0049

E-MAIL:

csr@ncbc.com

PÁG WEB:

www.ncbc.com


NOMBRE:

Riyad Capital

AÑO DE FUNDACIÓN:

2007

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 3 891,90 PRODUCTOS ISLÁMICOS: FONDOS REGIONALES:

Al Emaar Fund Al Hadi Fund Al Hadi Shariah Compliant Fund British Stock Fund Commodity Trading Fund (SAR) Commodity Trading Fund (USD) European Stock Fund Future Equity Fund Islamic Balanced Income Fund Riyad Equity Fund 1 Riyad Equity Fund 2 Riyad Equity Fund 3 Riyad Gulf Fund Riyad Money Fund Riyad Money Fund (USD) Riyad Small and Medium Cap Fund

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de gestión de activos islámicos y convencionales, incluyendo la gestión de fondos, patrimonio y carteras de acciones; inversiones islámicas y convencionales en capital riesgo; servicios de banca de negocios, incluyendo finanzas corporativas y asesoramiento sobre inversiones en fusiones y adquisiciones, oferta pública inicial y suscripción de valores; y servicios de intermediación bursátil.

DIRECCIÓN:

Riyad Bank Building 5th Floor King Abulaziz Street Al Baatha Area P. O. Box 21116 Riyadh 11475 Saudi Arabia

TELÉFONO:

+966 1-203-6800

FAX:

+966 1-404-2707

E-MAIL:

info@riyadcapital.com

PÁG WEB:

www.riyadcapital.com

187


NOMBRE:

Samba Capital

AÑO DE FUNDACIÓN:

2007

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 3 179,50 PRODUCTOS ISLÁMICOS:

188

FONDOS REGIONALES:

Al Fareed Fund Al Musahem Fund Al Musahem GCC Fund Al Raed Fund Al Raed GCC Fund Al Razeen Dollar Fund Al Razeen Euro Fund Al Razeen Riyal Fund Euro International Trade Finance Fund European Equity Fund SAR International Trade Finance Fund USD International Trade Finance Fund

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de gestión de activos islámicos y convencionales, incluyendo la gestión de fondos, patrimonio, y carteras de acciones; servicios de banca de negocios, incluyendo finanzas corporativas y asesoramiento sobre inversiones en fusiones y adquisiciones, oferta pública inicial y suscripción de valores; y servicios de intermediación bursátil en finanzas islámicas y convencionales.

DIRECCIÓN:

Kingdom Center Building 16th Floor Aruba Street Olayya Area P. O. Box 220007 Riyadh 113111 Saudi Arabia

TELÉFONO:

+966 1-211-7400 +966 1-211-7418

FAX:

+966 1-211-7438

E-MAIL:

info@sambacapital.com

PÁG WEB:

www.sambacapital.com


NOMBRE:

EFG-Hermes Holding

AÑO DE FUNDACIÓN:

1984

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 2 898,00 PRODUCTOS ISLÁMICOS: FONDOS REGIONALES:

Al Massy Fund Al Waseela Fund (F Class) Al Waseela Fund (Q Class) Al Watany Bank of Egypt Fund Al-Tawfeek Arab Telecommunication Fund Arab Investment Bank Money Market Fund Bank Audi Money Market Fund Bank of Alexandria Fixed Income Fund Bank of Alexandria Fund I Bank of Alexandria Fund II Banque Du Caire Fund I Credit Agricole Egypt Fund I Credit Agricole Egypt Fund II

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de consultoría; gestión de activos islámicos y convencionales, incluyendo la gestión de fondos, patrimonio y carteras de acciones; servicios de banca de negocios, incluyendo finanzas corporativas y asesoramiento sobre inversiones en fusiones y adquisiciones, oferta pública inicial y suscripción de valores; e inversiones de capital riesgo en varios sectores.

DIRECCIÓN:

EFG-Hermes Holding Building 58 Tahrir Street Dokki Giza 12311 Egypt

TELÉFONO:

+20 2-3338-3626 +20 2-3338-3628

FAX:

+20 2-3338-3616

E-MAIL:

corporate@efg-hermes.com

PÁG WEB:

www.efg-hermes.com

189


NOMBRE:

BMCE Capital

AÑO DE FUNDACIÓN:

1998

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 2 838,10 PRODUCTOS ISLÁMICOS:

190

FONDOS REGIONALES:

BMCE FCP Capital Monétaire BMCE SICAV IRAD FCP Capital Actions FCP Capital Balance FCP Capital Dynamique FCP Capital Immobilier FCP Capital Imtiyaz Croissance FCP Capital Imtiyaz Expansion FCP Capital Imtiyaz Liquidité FCP Capital Imtiyaz Sécurité FCP Capital Indice FCP Capital Institutions FCP Capital Maghreb FCP Capital Multi-Gestion FCP Capital Obligations Plus FCP Capital Participations FCP Capital Rendement FCP Capital Sélection FCP Medersat.Com SICAV Maroc Valeurs SICAVENIR

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de banca de negocios, incluyendo finanzas corporativas y asesoramiento sobre inversiones en fusiones y adquisiciones, oferta pública inicial y suscripción de valores; seguros de vida; gestión de activos islámicos y convencionales, incluyendo la gestión de fondos, patrimonio y carteras de acciones; inversiones de capital riesgo; y servicios de intermediación bursátil en la Bolsa de Casablanca.

DIRECCIÓN:

Tour BMCE Rond Point Hassan II P. O. Box 20000 Casablanca Greater Casablanca Morocco

TELÉFONO:

+212 522-498978

FAX:

+212 522-492958

E-MAIL:

communication@bmcek.co.ma

PÁG WEB:

www.bmcek.co.ma


NOMBRE:

RMA Capital

AÑO DE FUNDACIÓN: TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 2 399,10 PRODUCTOS ISLÁMICOS: FONDOS REGIONALES:

FCP RMA Cap Dynamique FCP RMA Cap Equity Market FCP RMA Cap Expansion FCP RMA Cap Multi Strategies FCP RMA Cap Obligations FCP RMA Cap Performance FCP RMA Cap Rendement Plus

DESCRIPCIÓN:

RMA Capital es una compañía aseguradora con sede en Casablanca, Marruecos. RMA Capital opera como subsidiaria de RMA Watanya, S. A.

DIRECCIÓN:

83 Avenue de l’Armée Royale 13th Floor Casablanca Morocco

TELÉFONO:

+212 522 546 547

FAX:

+ 212 522 546 546

E-MAIL:

info@rmacapital.com

PÁG WEB:

www.rmacapital.com

191


NOMBRE:

Beltone Asset Management

AÑO DE FUNDACIÓN:

2002

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 2 383,70 PRODUCTOS ISLÁMICOS: FONDOS REGIONALES:

ABC Bank Mazaya Fund Banque du Caire Money Market Fund 2 Banque Misr Money Market Fund (EGP Share) Banque Misr Money Market Fund (Euro Share)

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios gestión de activos, incluyendo la gestión de fondos y carteras de acciones.

DIRECCIÓN:

Isis Building 9th Floor Osiris Street Garden City P. O. Box 11431 Cairo Egypt

TELÉFONO:

+20 2-2792-6610

FAX:

+20 2 -2792-6620

E-MAIL:

info.assetmanagement@beltonefinancial.com

PÁG WEB:

192


NOMBRE:

Wafa Gestion

AÑO DE FUNDACIÓN:

1995

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 2 120,10 PRODUCTOS ISLÁMICOS: FONDOS REGIONALES:

FCP Attijari Actions FCP Attijari Al Moucharaka FCP Attijari Liquidité FCP Attijari Monétaire Jour FCP Attijari Monétaire Plus FCP Attijari Securité SICAV Attijari Diversifié SICAV Attijari Obligations SICAV Attijari Patrimoine Diversifié SICAV Attijari Patrimoine Multigestion SICAV Attijari Patrimoine Valeurs SICAV Attijari Selection SICAV Attijari Trésorerie

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de gestión de activos, incluyendo la gestión de fondos y carteras de acciones; e inversiones de capital riesgo.

DIRECCIÓN:

Building 416 10th Floor Mustapha Al Maani Street P. O. Box 20000 Casablanca Greater Casablanca Morocco

TELÉFONO:

+212 522-545054

FAX:

+212 522-266379

E-MAIL: PÁG WEB:

www.wafagestion.com

193


NOMBRE:

HSBC Saudi Arabia Limited

AÑO DE FUNDACIÓN:

2006

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 2 100,40 PRODUCTOS ISLÁMICOS:

194

FONDOS REGIONALES:

HSBC Amanah GCC Equity Fund HSBC Amanah Multi-Assets Balanced Fund HSBC Amanah Multi-Assets Defensive Fund HSBC Amanah Multi-Assets Growth Fund HSBC Amanah Pan-European Equity Fund HSBC Amanah Saudi Equity Fund HSBC Amanah Saudi Industrial Companies Fund HSBC Amanah Saudi Riyal Trading Fund HSBC Amanah USD Trading Fund HSBC Global Emerging Markets Equity Fund HSBC Saudi Construction and Cement Equity Fund HSBC Saudi Equity Fund HSBC Saudi Equity Index Fund HSBC Saudi Equity Trading Fund HSBC Saudi Financial Institutions Equity Fund HSBC Saudi Petrochemical Equity

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de gestión de activos islámicos y convencionales, incluyendo la gestión de fondos, patrimonio y carteras de acciones; servicios convencionales e islámicos de banca de negocios, incluyendo finanzas corporativas y asesoramiento sobre inversiones en fusiones y adquisiciones, oferta pública inicial y suscripción de valores.

DIRECCIÓN:

HSBC Building 3rd and 4th Floor Al Murooj Area P. O. Box 9084 Riyadh 11413 Saudi Arabia

TELÉFONO:

+966 1-299-2314 +966 1-299-2313

FAX:

+966 1-299-2404

E-MAIL:

saudiarabia@hsbc.com

PÁG WEB:

www.hsbcsaudi.com


NOMBRE:

Al Rajhi Capital

AÑO DE FUNDACIÓN:

2008

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 2 003,90 PRODUCTOS ISLÁMICOS: FONDOS REGIONALES:

Al Rajhi Balanced Fund I Al Rajhi Balanced Fund II Al Rajhi European Equity Fund Al Rajhi GCC Equity Fund Al Rajhi GCC Shares Capital Protected Fund (90%) Al Rajhi Local Shares Capital Protected Fund (90%) Al Rajhi Local Shares Fund Al Rajhi Petrochemicals and Cement Stocks Fund Al Rajhi Saudi Equity Fund EUR Commodity Mudaraba Fund Saudi Riyal Commodity Mudaraba Fund

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de gestión de activos, incluyendo la gestión de fondos, patrimonio y carteras de acciones; servicios de banca de negocios, incluyendo finanzas corporativas y asesoramiento sobre inversiones en fusiones y adquisiciones, oferta pública inicial y suscripción de valores; inversiones de capital riesgo; y servicios de intermediación bursátil, todo de acuerdo a los principios islámicos.

DIRECCIÓN:

Al Rajhi Capital Building King Fahad Road Olaya Area P. O. Box 5561 Riyadh 11432 Saudi Arabia

TELÉFONO:

+966 1-460-0423

FAX:

+966 1-460-0625

E-MAIL:

customerservice@alrajhi-capital.com

PÁG WEB:

www.alrajhi-capital.com

SAR: riyal

de Arabia Saudí, por sus siglas en inglés; USD: dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés.

195


Anexo 4. Perfil de las gestoras de fondos de private equity NOMBRE:

Abraaj Capital

AÑO DE FUNDACIÓN:

2002

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 5 478,50 FONDOS DESTACADOS:

Abraaj Buyout Fund II Abraaj Buyout Fund IV Abraaj Real Estate Fund Palestine Growth Capital Fund Abraaj-Riyada Enterprise Development (RED) Growth Capital (SME) Fund Infrastructure and Growth Capital Fund

PRODUCTOS ISLÁMICOS:

196

DESCRIPCIÓN:

Ofrece inversiones de capital riesgo y servicios de gestión de activos inluyendo la gestión de fondos.

DIRECCIÓN:

The Gate Village Building 8 Level 3 and 4 Dubai International Financial Centre P. O. Box 504905 Dubai United Arab Emirates

TELÉFONO:

+971 4-506-4400

FAX:

+971 4-506-4600

E-MAIL:

info@abraaj.com

PÁG WEB:

www.abraaj.com


NOMBRE:

Global Capital Management Limited

AÑO DE FUNDACIÓN:

2007

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 2 073,84 FONDOS DESTACADOS:

Global Buyout Fund L. P. Global MENA Financial Assets Global Opportunistic Fund I Global Opportunistic Fund II Private Equity Fund

PRODUCTOS ISLÁMICOS: DESCRIPCIÓN:

Ofrece inversiones de capital riesgo.

DIRECCIÓN:

Global Tower Safat Area P. O. Box 28807 Kuwait City Al Assimah Kuwait

TELÉFONO:

+965 2295-1201

FAX:

+965 2295-1268

E-MAIL: PÁG WEB:

197


NOMBRE:

EFG-Hermes Private Equity

AÑO DE FUNDACIÓN:

1984

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 1 311,76 FONDOS DESTACADOS:

Horus Food and Agribusiness Ltd. Partnership Horus Private Equity Fund III Horus Private Equity II InfraMed Infrastructure Fund

PRODUCTOS ISLÁMICOS:

198

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de intermediación bursátil; servicios de gestión de activos convencionales e islámicos, incluyendo la gestión de fondos, patrimonio y carteras de acciones; servicios de banca de negocios, incluyendo finanzas corporativas y asesoramiento sobre inversiones en fusiones y adquisiciones, oferta pública inicial y suscripción de valores; e inversiones de capital riesgo en varios sectores.

DIRECCIÓN:

EFG-Hermes Holding Building 58 Tahrir Street Dokki Giza 12311 Egypt

TELÉFONO:

+20 2-3338-3626 +20 2-3338-3628

FAX:

+20 2-3338-3616

E-MAIL:

corporate@efg-hermes.com

PÁG WEB:

www.efg-hermes.com


NOMBRE:

Investcorp Bank (INVCORP.BSE)

AÑO DE FUNDACIÓN:

1982

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 1 100,00 FONDOS DESTACADOS:

Gulf Opportunity Fund I Investcorp Gulf Mezzanine Fund

PRODUCTOS ISLÁMICOS: DESCRIPCIÓN:

Ofrece inversiones de capital riesgo; servicios de gestión de activos, incluyendo la gestión de fondos y patrimonio; e inversiones directas en varios sectores.

DIRECCIÓN:

Investcorp House 499 Street Number 1706 Diplomatic Area 317 P. O. Box 5340 Manama Capital Bahrain

TELÉFONO:

+973 17-532000

FAX:

+973 17-530816

E-MAIL:

info@investcorp.com

PÁG WEB:

www.investcorp.com

199


NOMBRE:

Swicorp

AÑO DE FUNDACIÓN:

1987

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 1 012,00 FONDOS DESTACADOS:

Swicorp Joussour Fund Intaj Capital I Intaj Capital II Swicorp Emerge Invest

PRODUCTOS ISLÁMICOS:

200

DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de banca de negocios, incluyendo finanzas corporativas y asesoramiento sobre inversiones en fusiones y adquisiciones, oferta pública inicial y suscripción de valores; servicios de gestión de activos incluyendo la gestión de fondos, patrimonio y carteras de acciones; e inversiones de capital riesgo.

DIRECCIÓN:

Kingdom Tower 49th Floor King Fahed Road P. O. Box 2076 Riyadh 11451 Saudi Arabia

TELÉFONO:

+966 1-211-0737

FAX:

+966 1-211-0733

E-MAIL:

info@swicorp.com

PÁG WEB:

www.swicorp.com


NOMBRE:

Emerging Markets Partnership (Bahrain)

AÑO DE FUNDACIÓN:

2000

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 980,50 FONDOS DESTACADOS:

EMP Energy Fund IDB Infrastructure Fund L. P.

PRODUCTOS ISLÁMICOS: DESCRIPCIÓN:

Ofrece inversiones islámicas y convencionales en capital riesgo.

DIRECCIÓN:

Al Salam Tower, Building Number 722 10th Floor Road Number 1708 Diplomatic Area P. O. Box 11385 Manama 317 Capital Bahrain

TELÉFONO:

+973 17-549333

FAX:

+973 17-537660

E-MAIL:

emp@emp.com.bh

PÁG WEB:

www.bahrain.empglobal.com

201


NOMBRE:

ADCB Macquarie Corporate Finance

AÑO DE FUNDACIÓN:

2005

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 902,26 FONDOS DESTACADOS:

ADCB Macquarie Infrastructure Fund ZonesCorp Infrastructure Fund

PRODUCTOS ISLÁMICOS: DESCRIPCIÓN:

Ofrece servicios de banca de negocios, incluyendo finanzas corporativas y asesoramiento sobre inversiones en fusiones y adquisiciones, oferta pública inicial y suscripción de valores; servicios de gestión de activos incluyendo la gestión de fondos, patrimonio y carteras de acciones; e inversiones de capital riesgo.

DIRECCIÓN:

Abu Dhabi Commercial Bank Building 18th Floor Al Salam Street P. O. Box 939 Abu Dhabi United Arab Emirates

TELÉFONO:

+971 2-697-3433

FAX:

+971 2-676-1433

E-MAIL: PÁG WEB:

202

www.macquarie.com


NOMBRE:

Gulf Capital

AÑO DE FUNDACIÓN:

2006

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 874,51 FONDOS DESTACADOS:

Gulf Capital Equity Partners II Gulf Capital

PRODUCTOS ISLÁMICOS: DESCRIPCIÓN:

La empresa Gulf Capital, con sede en los EAU, realiza inversiones de capital riesgo en la región del norte de África y Oriente Medio, con especial interés en los sectores del petróleo y el gas, telecomunicaciones, construcción, agua y energía, sanidad, educación, logística e industria manufacturera. Gulf Capital tiene 2,96 billones de dírhams de los EAU (806 millones de dólares) gestionados en fondos, a partir del año 2008, a través de sus fondos de capital riesgo, Gulf Capital y Gulf Capital Equity Partners II. La empresa ha invertido el 70% del tamaño real del fondo Gulf Capital en empresas de los EAU. Ha adquirido el 79% de Gulf Marine Services, un proveedor de servicios de desalinización y gestión de agua y aguas residuales, el 50% de Maarif Education and Training Holding, el 22,56% de Maritime Industrial Services Company, que se dedica a construcciones ligadas al sector petrolífero, y el 15% de Itsalat International Company, una distribuidora de teléfonos móviles.

DIRECCIÓN:

Ferdous Tower 15th Floor Salam Street P. O. Box 27522 Abu Dhabi United Arab Emirates

TELÉFONO:

+971 2-671-6060

FAX:

+971 2-694-2703

E-MAIL:

info@gulfcapital.com

PÁG WEB:

www.gulfcapital.com

203


NOMBRE:

EVI Capital Partners

AÑO DE FUNDACIÓN: TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 640,00 FONDOS DESTACADOS:

EVI Capital Buyout Fund EVI Capital Mezzanine Fund EVI Capital Procurement Fund

PRODUCTOS ISLÁMICOS:

204

DESCRIPCIÓN:

Con sede en Johannesburgo y oficinas en Londres y Dubái, EVI Capital Partners es una empresa de inversiones con interés en África Subsahariana, el norte de África y Oriente Medio. Invierten en empresas líderes en los sectores de infraestructuras, recursos, energía, telecomunicaciones, servicios financieros y bienes inmuebles.

DIRECCIÓN:

Nelson Mandela Square 4th Floor, West Tower Sandton City Johannesburg, South Africa 2196

TELÉFONO:

+27 10 001 0612

FAX:

+27 86 680 7733

E-MAIL:

enquiries@evicap.com investor.relations@evicap.com

PÁG WEB:

www.evicap.com


NOMBRE:

HSBC Private Equity Middle East Limited

AÑO DE FUNDACIÓN:

2001

TOTAL FONDOS GESTIONADOS (MILL. USD): 618,00 FONDOS DESTACADOS:

Fund I Fund II

PRODUCTOS ISLÁMICOS: DESCRIPCIÓN:

Ofrece inversiones de capital riesgo.

DIRECCIÓN:

Building 5 1st Floor Emaar Square Downtown Dubai P. O. Box 502601 Dubai United Arab Emirates

TELÉFONO:

+971 4-423-5100

FAX:

+971 4-426-7370

E-MAIL: PÁG WEB:

USD:

dólares de los EE. UU., por sus siglas en inglés.

205


Otros títulos de la colección Biblioteca de Casa Árabe:

La empresa española en los países árabes: experiencia de inversión y triangulación, Jacinto Soler Matutes, Madrid: Casa Árabe, 2008. Consecuencias económicas y ecológicas de los conflictos en el mundo árabe, varios autores, Madrid: Casa Árabe, 2009. Musulmanes en España. Guía de referencia, Madrid: Casa Árabe, 2009. Contribuciones árabes a las identidades iberoamericanas, varios autores, Madrid: Casa Árabe, 2009. Políticas industriales en el Magreb, Olivia Orozco (ed.), Madrid: Casa Árabe, 2011. La cooperación empresarial hispano-marroquí: el caso de la región de Tánger, José María Mella Márquez, Madrid: Casa Árabe, 2011. El agua en el mundo árabe: percepciones globales y realidades locales, Habib Ayed (dir.), Madrid: Casa Árabe, 2011. Árabes de Norteamérica, varios autores, Madrid: Casa Árabe, 2011. El Magreb y las migraciones subsaharianas: el papel de asociaciones y sindicatos, Rafael Bustos, Olivia Orozco y Lothar Witte (coords.), Madrid: Casa Árabe, 2011. La islamofobia a debate. La genealogía del miedo al islam y la construcción de los discursos antiislámicos, Gema Martín Muñoz y Ramón Grosfoguel (eds.), Madrid: Casa Árabe, 2012.

207


ISBN: 978-84-695-7046-3

9 788469 57046 3

Profile for Casa Árabe

El nuevo capital árabe: principales actores y oportunidades para empresas españolas  

El miércoles 10 de abril de 2013 Casa Árabe acogió en su sede de Madrid la presentación de los resultados del estudio "El nuevo capital árab...

El nuevo capital árabe: principales actores y oportunidades para empresas españolas  

El miércoles 10 de abril de 2013 Casa Árabe acogió en su sede de Madrid la presentación de los resultados del estudio "El nuevo capital árab...

Profile for casaarabe
Advertisement