Page 1

42


STAFF DIRECTOR Jorge Pinzón Salas jpinzon@cartelurbano.com

CONTENIDO Ed. 42 Pg. 14 Las cifras de los Olímpicos

EDITOR Rolf Perea Cuervo rperea@cartelurbano.com DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN Brayan Luna Diego Castañeda diego@cartelurbano.com Sebastián Reyes sebasrg@cartelurbano.com REDACCIÓN Paula Góngora Jorge Esteban Benavides N. jbenavides@cartelurbano.com CORRECCIÓN DE TEXTOS Elkin Rivera PORTADA Jhony Velasco FOTOGRAFÍA Hugo Rubiano Santiago Roa WEB MASTER Juan Carlos Arroyo juancarlos@cartelurbano.com JEFE DE REDACCIÓN WEB Paula Ricciulli paular@cartelurbano.com EDITOR ADJUNTO Rubén Darío Higuera rhiguera@cartelurbano.com CARTEL TV Cristian Roncancio Andrés Zapata

Pg. 16 Ranking de mazorca Top de las cinco mejores mazorcadas de Bogotá.

Pg. 18 Sus últimas palabras

en Facebook

Lo que algunos usuarios de la red escribieron antes de morir.

Pg. 20 Disección a un Esmad ¿De qué está hecho un robocop criollo?

AGENDA WEB Y MERCADEO Natalia Díaz nataliad@cartelurbano.com DISTRIBUCIÓN Juan David Ríos jdrios@cartelurbano.com IMPRESIÓN Printer Colombiana S.A.

Pg. 22 Mis cinco series favoritas Un fanático de las series de televisión gringas nos cuenta cuáles son las mejores actualmente.

cartelurbano.com


4 / 5

CARTEL MEDIA Pg. 24 Películas que los pornógrafos

deberían dejar en paz

Alegato en tono sarcástico de una actriz porno.

Pg. 28 El álbum secreto de un transformista Fotorrelato de un tío abuelo excéntrico.

GERENTE GENERAL José Luis Sarralde Molina jlsarralde@cartelurbano.com GERENTE COMERCIAL Andrés Medellín Torres andresm@cartelurbano.com DIRECTOR DE ESTRATEGIA Juan David Arenas jarenas@cartelurbano.com DIRECTOR YOUTH BTL Esteban Triana esteban@cartelurbano.com INNOVACIÓN Diego Castañeda diego@cartelurbano.com

Pg. 42 Las edades del vibrador La evolución del juguete erótico más antiguo.

Pg. 48 Historia de la historieta

nacional

Los personajes más importantes del género entre 1924 y 2008.

Pg. 54 Bogotá metalera

PUBLICIDAD Luisa Fernanda Mora lmora@cartelurbano.com David Roa davidr@cartelurbano.com ANALISTA DEL ÁREA DE INTELIGENCIA Sara Ferrari sferrari@cartelurbano.com COORDINADORA DE INTELIGENCIA Melissa Ortega mortega@cartelurbano.com COORDINADOR MEDIOS EXTERIORES Freddy Ruiz fruiz@cartelurbano.com ÁREA ADMINISTRATIVA Derly Chivara derly@cartelurbano.com Ofelia Lozano ofelia@cartelurbano.com Carolina Ardila carolina@cartelurbano.com Revista

es una publicación de

Reportaje sobre el metal en la ciudad.

Pg. 62 Objetos en vías de extinción

Cra. 13A No. 37 - 01 Tel: 2883779 Bogotá, Colombia

Cajeros, buzones, teléfonos y otros artefactos del espacio público a punto de desaparecer.

cartelurbano.com


Colaboran en esta edición

Bobbi Starr Actriz y directora norteamericana de cine porno. Su primera colaboración en Cartel Urbano es un texto sobre las películas que la pornografía no debería parodiar.

Andrés Montoya Trabajó en Especiales Pirry. Ahora investiga temas para historias de ficción en televisión. Le encargamos un top de las cinco series de tv que lo tienen enganchado.

Paula Slatapolsky Nació en Buenos Aires en 1982. No escribe, pero en su oficio de fotógrafa busca imágenes que le permitan contar historias. El fotorelato intimista de este número es de su autoría.

Jorge Benavides Redactor de Cartel Urbano. Felizmente pastuso, critica mucho y no es optimista. Su lado metalero lo llevó a escribir un reportaje para saber en qué anda la movida del metal en Bogotá.

RECIBA NOTIFICACIONES Y PARTICIPE POR BOLETAS PARA EVENTOS.


cartelurbano @cartelurbano

Bogotá

Música, arte, historias, moda, diseño, eventos, concursos, fotogalerías y cultura emergente.

Paola Quiñones D’haro @paolaquidh Recomiendo el articulo Corrientazos a la mesa de la revista Cartel Urbano: desde el plato mas caro en el Chicó hasta el más barato en el Bronx. Libélula @Mariposas_Rojas Tengo síndrome de abstinencia, no he leído la última de @cartelurbano. Felipe Lozano @felipelozano84 ¿Leyeron la más reciente edición de Cartel Urbano? No lo hagan, está espantosa... De hecho, es desagradable. Edilberto Escobar @Edessa88 @cartelurbano, excelente el artículo Se busca practicante. Refleja la triste realidad de inicios profesionales del egresado universitario. Jose A. Jaramillo @chepejara @cartelurbano es contracultura mainstream. Alejandra Niño @alejandranr Gracias a los artículos de @cartelurbano he logrado soportar una tarde familiar muy aburrida. ¡Qué buena revista! Benny Bazz @BennyBajo Muy muy buena la edicion 41 de @cartelurbano, sin pelos en la lengua y con contenido. Saludos. Helmut Rico Moreno @_Helmut @cartelurbano, qué buena mañana me han dado. La nueva edición está del putas. He soltado mínimo tres carcajadas con cada artículo. Hey vero! @heyverodisena Una de mis revistas favoritas en Bogotá es @cartelurbano: cultura, noticias, concursos y un poco más: www.cartelurbano.com.

QUE NO SE NOTE EL EFECTO

Zombies que caminan por calles destruidas o invasores alienígenas en grandes capitales hoy son una realidad en la televisión gracias al desarrollo tecnológico. The walking dead o Falling Skies son algunos ejemplos de efectos especiales avanzados. Si quiere manejar equipos de edición para hacer realidad múltiples fantasías, inscríbase en las capacitaciones de postproducción del CCAT. + info: www.ccat.com.co

PHOTOSHOP NO SOLO PARA RETOCAR

Aunque es reconocido por su excelencia en el retoque digital, Photoshop tiene una faceta poco explorada: la creación artística. En CCAT los artistas pueden pasar del pincel al pixel para mejorar su desempeño en el mundo digital. “El Photoshop como medio para crear arte es versátil y tiene complementos que ayudan a construir ilusiones irrepetibles”, dice el ilustrador Jean Zapata, quien estudió en CCAT.

cartelurbano.com


Lo

de

El ave más común La tórtola torcaza, o Zenaida auriculata, es de plumaje y pico oscuros, cabeza rosada y patas rojas. Nativa de Suramérica, supera en número a las demás aves que habitan en Bogotá. Los humedales y parques son su centro de operaciones. Mide entre 22 y 26 centímetros de largo y pesa unos 110 gramos.

La hamburguesa más cara En la carta del restaurante Parque Safari sobresale la monumental Safari Challenge, una hamburguesa de res de dos kilos servida en pan con ajonjolí. Esta hamburguesa gigante cuesta $78.000 pesos, y quien sea capaz de comérsela completa se puede ganar una comida gratis y tendrá su foto exhibida en el Salón de la Fama del restaurante. Parque Safari: Cra. 18C # 125-67

La iglesia cristiana más grande Empezó en 1991 en un apartamento al que llegaban no más de diez personas y hoy reúne a casi 200.000 feligreses en todo Colombia. En la sede principal de Avivamiento, la iglesia cristiana más grande de Bogotá, ubicada en la calle 15 con avenida 68, se congregan semanalmente más 30.000 fieles, sin contar a todos aquellos que siguen el culto a través de ABN, el canal de televisión de esta corporación religiosa.

Foto: Hugo Rubiano

El cielo movió sus puertas Cada dos meses, cientos de jóvenes se dan cita en Las Puertas del Cielo, un espacio alternativo de diseño, moda y arte independiente, con picnic incluido y otras atracciones. Después de nueve ediciones en el Museo del Chicó, Las Puertas trasladaron su sede al colegio Jordán de Sajonia. La primera edición de su nueva etapa se llevó a cabo a finales de junio pasado, con el eslogan “Jardín urbano”. Además de un espacio más amplio, los asistentes disfrutaron de la oferta de 60 expositores y un parqueadero con capacidad para más carros. Su próxima edición será en septiembre y la celebración de su aniversario en diciembre. “Movernos no fue un problema. Lo bueno de haber cambiado de sede fue que nos dimos cuenta de lo grande que se ha vuelto este evento. Para las próximas ediciones tendremos muchas más sorpresas”, dice Beatriz Ramírez, organizadora del encuentro.

cartelurbano.com


En el primer piso de Plaza 39 hay un nuevo restaurante donde los emparedados y los smothies son los protagonistas de una exquisita carta que le servirá para invocar la célebre frase de George Bernand Shaw: “No hay amor más sincero que el amor a la comida”. Aunque sus sabores e ingredientes tienen cierto toque de la gastronomía francesa, The French Touch no es un restaurante francés en el estricto sentido del término. Tanto al desayuno como al almuerzo usted va a encontrarse con un menú de comida saludable, en el que se destacan unos de los mejores emparedados de la ciudad, una deliciosa selección de smoothies de pura fruta y una variada oferta de cremas y postres. Al almuerzo una buena opción que le recomendamos es armar un combo con la crema del día, un emparedado y un smoothie. Pregunte por los descuentos, que van del 10 al 13% dependiendo de la combinación que escoja. Si es estudiante con carné, puede ahorrarse el 15% en el total de su cuenta. En caso de querer comenzar el día con un rico desayuno fuera de la casa, tendrá siete alternativas para elegir. Para la merienda le sugerimos las pizzas, que puede acompañar con una infusión, un té negro o una aguapanela TFT. En cuanto a los postres, están el pain raisin, el pain chocolat y el croissant con almendras o chocolate, entre otras delicias de la pastelería francesas. TFT es un lugar realmente acogedor, con excelente servicio y una propuesta gastronómica fresca. ¿Dónde? Plaza 39. Diagonal 40A # 7 – 40. Local 136 + Info: www.thefrenchtouch.com.co info@thefrenchtouch.com.co www.facebook.com/groups/thefrenchtouch En Twitter: @The_Frenchtouch


UN SÓTANO

muy cool

Ya era hora de que abrieran en Bogotá un buen lugar para escuchar jazz en vivo. Cuban Jazz Café tiene todos los ingredientes para convertirse en el mejor bar de la ciudad en su género.

Foto: Hugo Rubiano

E

n un sótano del centro al que hubo que practicarle una cirugía extrema para que luciera glamuroso y sofisticado, se inauguró hace pocos meses un bar donde laten todas las noches los sonidos del jazz y de la cultura antillana. Entre la avenida Jiménez y la calle doce, una cuadra abajo de la séptima, se encuentra Cuban Jazz Café, toda una experiencia caribe cuyas descargas de música se saborean mejor gracias a una amplia selección de cocteles. Le recomendamos la carta especial de mojitos, desde el tradicional hasta el mexicano, pasando por el mojito electric. Hermano menor del famoso Café Habana de Cartagena, Cuban Jazz Café está hecho para bailar en la pista hasta el cansancio o para escuchar en la barra música de primer nivel.

UN ESTUDIO CON

SUITE & JACUZZI Ya los músicos no tendrán que viajar a Miami o a Los Ángeles para grabar sus discos con altos estándares de calidad.

D

esde marzo pasado funciona en Bogotá White Lemon Recording Studios (WLRS), un estudio con lo último en tecnología digital y analógica. “Lo que buscamos es llevar la industria al siguiente nivel y convertir a Colombia en punto de referencia internacional en la grabación y producción musical”, explica su gerente, Felipe Leal. La idea surgió hace más de dos años, cuando Leal se dio cuenta de que en el país no había estudios que cumplieran con las necesidades técnicas de varios de sus colegas DJ, por lo que decidió traer a Colombia lo más reciente en tecnología de grabación. WLRS cuenta con seis pisos y más de 300 metros cuadrados de salas de grabación. Además de espacios para producción de fotografía y video, se acondicionó una suite con jacuzzi para las sesiones más extenuantes. www.whitelemonstudios.com Tel. 533 1644 Cra. 46 # 93-45

cartelurbano.com


12 / 13

cartelurbano.com


Las cifras de los Juegos Olímpicos

Algunos de los datos relevantes sobre el evento deportivo que capta la atención del mundo entero desde el pasado 27 de julio.

El Estadio Olímpico de Londres Tuvo un costo de 537 millones de libras (más de 1,5 billones de pesos) y su capacidad es para 80.000 personas. Es la pieza central de los Juegos Olímpicos, fue su sede en la apertura y será también protagonista en la clausura del 12 de agosto. Aquí se llevan a cabo las competencias de atletismo. Comenzó a construirse en mayo de 2008 y estuvo listo en mayo de este año. Su techo circular –que se puede abrir o cerrar dependiendo de las condiciones climáticas– es una estructura sostenida por cables de acero y fácilmente desmontable. Está ubicado en el Parque Olímpico de Londres, del que también forman parte la Villa Olímpica, el Centro Acuático y una torre que permite a los visitantes ver desde las alturas todo el complejo.

cartelurbano.com


14 / 15

Las Olimpiadas Durante casi tres semanas, 15.000 atletas de 200 naciones compiten por 4.700 medallas de oro, plata y bronce que se entregan en las justas. Se calcula que en la Villa Olímpica se consumirán 350 toneladas de vegetales, 260.000 panes y 100 toneladas de carne. Cerca de cuatro mil millones de telespectadores vieron la ceremonia de inauguración, dos terceras partes de la población mundial. La cifra subió gracias a los múltiples servicios de streaming a través de internet. El Reino Unido invirtió 9.300 millones de libras (más de 25 billones de pesos) en la organización de los Juegos Olímpicos. Se imprimieron 7,7 millones de boletas para la venta. Las más baratas cuestan 20 libras (54.000 pesos) y las más caras 2.000 libras (5.400.000 pesos). En razón de acuerdos comerciales, sólo la firma McDonald’s está autorizada a vender papas fritas en las instalaciones de los Juegos Olímpicos, decisión que la prensa inglesa bautizó “el gran embargo de las papas fritas”. A mediados de junio, el senador estadounidense Harry Reid pidió quemar todos los uniformes de los deportistas gringos que participan en las Olimpiadas a l entera rse de q ue los confeccionaron en China.

1.000 millones de personas en todo el mundo siguieron por televisión la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

cartelurbano.com


Ranking

mazorca desgranada Para revivir el ranking gastronómico de nuestras primeras ediciones, en Cartel Urbano probamos durante un mes toda clase de mazorcadas y al final decidimos recomendar estas cinco. 1. Carbón Place Es la campeona de Chapinero. Viene en versiones ranchera, cebolla grillé, champiñones, lomo, pollo, mixta gaucha y la especial, de maíz a la plancha. Con el sello del sabor costeño, el BBQ y el maíz tierno. Dónde: Cra. 9 No. 53-80 / Calle 63 N.º 7-00 / Cra. 7 N.º 49-38. Cuánto: de $8.900 a $15.900

2. Xabor Ex No es fácil dar con una buena carta diseñada a base exclusivamente de maíz. Acá hay más de diez deliciosas opciones para escoger, entre las que se destacan la mazorcada con pollo napolitano y la de ternera con champiñones. Dónde: Calle 71 No. 9-21. Local 7, plazoleta Quinta Camacho Cuánto: de $13.200 a $16.500

3. J y R Otro clásico de la noche capitalina. Sus recetas con maíz chileno, salsa tártara casera y acompañamientos de lomo y pollo no obtendrían un oro pero sí un dignísimo bronce. Dónde: Calle 147 No. 14-35 / Cra. 45 bis No. 114A-03 / Cuánto: de $4.500 a $9.500

4. Harvey Comidas

Lo que empezó como un puesto ambulante en Barranquilla es hoy una pequeña cadena de restaurantes en Cartagena y Bogotá con más de quince opciones de mazorcadas, que incluyen butifarra, chorizo, atún o huevo. Dónde: Calle 138 No. 49-72 (Colina) Cuánto: de $10.000 a $15.000    

5. Donde Beto

Esta es una de las paradas obligadas después de la rumba. De sus ocho tipos de mazorca desgranada, la más recomendada es una fusión bomba de queso, cebolla, papa chip, piña, tocineta, salchicha, lomo de cerdo y pollo. Dónde: Av. 19 No. 140-45 Avda. Cra. 58 No. 128-35 Cuánto: de $8.000 a $16.000  

cartelurbano.com

En Estados Unidos, el maíz es utilizado en la fabricación de cosméticos, dulces, ropa, resinas, crema dental, tintas y medicinas.


En Estados Unidos, una niña de doce años advirtió en su muro que su madre la iba a matar y en México un hombre describió los últimos instantes de una balacera que terminó con su vida. Esto escribieron algunos usuarios del “carelibro” antes de morir. Ilustración: Ilustra2

Estoy en Baba Amr. Es asqueroso... Hoy vi morir a un bebé. Los doctores no pudieron hacer nada. Me siento impotente. Seguiré tratando de enviar la información. Marie Colvin, reconocida corresponsal de The Sunday Times,antes de morir en un bombardeo en Siria.

Puede que muera hoy.  Rammie Grimer (12 años) asesinada por su madre en Texas (Estados Unidos). Estamos atrincherados en El Álamo. La pelotera está terrible: papazos, pinazos, parece lluvia tropical. Este fue el último post de Héctor Guzmán, en el que describe la balacera en la que fallecería segundos después en Reynosa (México).

Nací en San Francisco, me convertí en estrella fugaz en todas partes… y no pude haber pedido más. Paul Zolezzi, modelo y actor de 30 años a quien en febrero del 2009 lo hallaron colgado en un parque cercano al Museo de Brooklyn.

Realmente lo siento, perdónenme por favor por lo que voy a hacer. ¡Eso es todo! Lashanda Armstrong murió ahogada después de manejar hacia el río Hudson, en Nueva York, y arrojarse al agua con sus cuatro hijos a bordo de una camioneta. Se siente como la muerte. Escribió Siobhan Ullah, de 18 años, antes de morir de un ataque de asma en Bradford (Inglaterra).


18 / 19

Aplicaciones de vida o muerte Detector de suicidas

Facebook lanzó a finales de 2011 una herramienta que permite detectar y prevenir conductas suicidas entre sus usuarios. Con esta opción, se puede reportar como “contenido suicida” una actualización “sospechosa” de algún amigo, tras lo cual se activa una ventana de chat de un experto del Servicio Nacional de Prevención de Suicidios. Por ahora sólo está disponible para usuarios de Estados Unidos y Canadá.

Actualización después de morir

La compañía israelí Willok estrenó hace poco la aplicación If I Die (Si Muero), que permite actualizar su estado de Facebook después de morir. Luego de instalar la aplicación en su página, debe seleccionar a tres personas de confianza que confirmarían su fallecimiento. La aplicación publicará en su muro un mensaje, foto o video, realizado por el usuario previamente, que hará las veces de testamento virtual.

¡Estoy atrapada en los palos! Estas fueron las últimas palabras de Amy Barton, de 26 años. La encontraron muerta en una cabaña en el estado de Arkansas (Estados Unidos). De verdad, aunque me sienta mal, estoy contenta por ver que todos ustedes y mi familia me quieren mucho; nos vemos pronto. Así se despidió de la vida la mexicana Abigaíl Aceves, que murió de leucemia a los catorce años.

¡Conducir y ‘facebukear’ no es seguro! Ja, ja, ja. Escribió Taylor Sauer mientras manejaba su carro. Murió instantáneamente al chocar contra un árbol.

Me tomé todas mis pastillas. Moriré pronto. Adiós a todos. Escribió Simone Back antes de morir por una sobredosis de medicamentos en Brighton (Inglaterra).

Cuenta regresiva por 45 minutos. ¿Qué debo hacer en estos 45 minutos? Alviss Kong (22 años). Se lanzó desde el piso 14 de un edificio en Malasia después de que su novia le terminó luego de cuatro meses de relación.

Durmiendo. Este fue el comentario sucinto que Leanne McNuff, de 24 años, escribió poco antes de ser asesinada a puñaladas por un hombre que al parecer había ingresado previamente a su perfil.

cartelurbano.com


DISECCIÓN A UN ESMAD

El Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) es un grupo especial de la Policía Nacional que copió su modelo de las fuerzas francesas. Hay trece unidades en todo el país dedicadas al manejo de multitudes y al control de protestas salidas de madre. De qué está hecho el atuendo de estos “robocops” criollos, que tanta antipatía despiertan entre los manifestantes jóvenes

El casco, hecho de policarbonato de alta densidad, tiene visera, malla y máscara antigás. Pesa dos kilos y está marcado con el Rh de cada integrante.

Protector cervical hecho con láminas plásticas y espuma.

Hasta 1999, los uniformes contaban sólo con protectores de tibia, peroné y chaleco antibalas.

El ciclo de vida útil del traje completo es de cinco años, aproximadamente. Cada traje pesa doce kilos y cuesta cerca de tres millones de pesos.

Modelo: subintendente Luis Enrique Agudelo Fotografía: Vanessa Cortés

cartelurbano.com

La parte superior resguarda el pecho, la espalda, los brazos, antebrazos y hombros. Las “chocolatinas”, o formaciones convexas en el abdomen, crean un espacio considerable entre el cuerpo y el protector.

La parte media preserva caderas, muslos y genitales, y la inferior, rodillas, peroné, tibia y empeine.

El protector genital, de la marca colombiana Gladiathor, se incluyó en el equipo hace tres años, después que un efectivo sufrió un impacto que le destrozó el miembro.

El gas que se utiliza es el OC, conocido comúnmente como gas pimienta, extraído del chile cayenne. Durante algún tiempo se usaron gases CN, prohibidos posteriormente por efectos cancerígenos en los manifestantes.

De los 1.910 efectivos que conforman los 3 Escuadrones Móviles Antidisturbios del país, 50 son mujeres entre los 19 y los 23 años.


TV

5 MIS

SERIES

FAVORITAS

¿Quién mejor que un fanático de las series gringas para recomendar, de entre la avalancha de dramas y comedias que ofrece la televisión por cable, las historias que nadie debería perderse? Por Andrés Montoya

cartelurbano.com

Game of Thrones (HBO) ¿Qué puede resultar de mezclar Los Sopranos, El señor de los anillos y Los Borgia? Simple: Game of Thrones. Festín de intrigas palaciegas preparado con excesivas dosis de violencia y aderezado con la justa pizca de ternura. Aquí, en la Edad Media, la paz es una quimera. Dragones amaestrados, muertos que caminan, asesinos, canallas y reyezuelos dan vida a esta fábula en la que siete reinos se disputan el derecho a ocupar el trono de hierro. No es televisión, es HBO en estado salvaje.

Homeland (Showtime Fox) ¿Les suena familiar la historia de un exsecuestrado que, tras ser liberado después de casi ocho años de cautiverio, es investigado por traición? Los creadores de 24 vuelven a la carga con un thriller sobre la paranoia estadounidense posterior al 11 de septiembre. El Globo de Oro a Mejor Serie Dramática del 2011 es una razón de peso para verla. Otra: el inquietante parecido de este drama con el que atraviesa Sigifredo López. Geopolítica y libretos de altísima calidad. Tan efectivo como un avión comercial en manos terroristas.


22 / 23

Breaking Bad

Boardwalk Empire

The Big Bang Theory

(AXN)

(HBO)

(Warner Channel)

Los últimos cuatro minutos de la segunda temporada nos hicieron recordar un final como el de Six Feet Under: duro y a la cabeza. Ocurre en 1920 en Atlantic City, en plena Ley Seca. Una ciudad costera (con lo que eso implica para el tráfico ilegal) manejada por políticos inescrupulosos, pactos con la delincuencia y ambiciosos juegos de poder. La parábola de Colombia en tiempo pretérito a través del contrabandista más feo y carismático de la televisión: el gran Steve Buscemi. No es HBO, es Martin Scorsese.

Creada, escrita y producida por Chuck Lorre, el mismo genio desenfadado que creó, escribió y produjo Two and a Half Men. Cuatro nerds integrados al mundo terrenal (o casi) gracias a las enseñanzas prácticas de su vecina. Los dos premios Emmy a Mejor Actor de Comedia para Jim Parsons como el metódico, arrogante, quisquilloso, obsesivo-compulsivo, histérico, asexuado, competitivo e hipocondríaco Sheldon Cooper no son lo mejor de la serie. Lo mejor es jugar a identificar entre los conocidos el que más se parece a él.¡Bazinga!

Es una tierra árida. Polvorienta. Hogar de salamandras y hombres armados. Es la frontera suroeste de Estados Unidos. Desde esta parcela del infierno nos llega una historia que gira en torno a la industria de las drogas de diseño. Breaking Bad no es uno de esos dramas familiares que terminan con cenas alegres y brindis acompañados con un pianito de fondo. Es una bofetada a ese paradigma. Nada más narcotizante que un amargado pero bondadoso padre de familia convertido en la joya de la corona de los carteles de la droga. Tan adictiva como las metanfetaminas.

cartelurbano.com


CINE

Si bien una parte importante del cine de Hollywood pide a gritos versiones porno de películas taquilleras, hay algunas producciones que no se deberían tocar. Una famosa actriz porno nos dice cuáles, a su juicio, tendrían que dejarse quietas. Por Bobbi Starr

Traducción: Juan Manuel Pombo

Ya he dicho en otras ocasiones que la pornografía usa la parodia y abusa de ella, y por eso no quisiera ver el aviso de “No apta para menores” o “XXX” en estas películas. Sin embargo, lo más probable es que tarde o temprano estas producciones terminen en remakes.

cartelurbano.com

Fargo Por razones que no me acabo de explicar, Sarah Palin y Marge Gunderson se me parecen mucho, de manera que la actriz indiscutible para esta película debería ser Lisa Ann, la doble porno de la exgobernadora de Alaska. Pero resulta que ver a Lisa Ann embarazada y embutida en un uniforme de policía es lo que menos podría parecerse a la excelente y mesurada actuación de Frances McDormand. Además, me parece imposible ponerle picante erótico a aquello de cercenar cuerpos en una aserradora, mucho menos como abrebocas del acto sexual.


24 / 25 Top gun No hay modo de hacer esta película en versión porno, al menos no en una forma clara y novedosa. Es tal la abundancia de temas en torno a hombres relacionándose emocionalmente entre sí, que la nueva versión triple X de Top gun sólo podría ser una calenturienta película de machos contra machos. De acuerdo, hay una escena memorable entre Kelly McGillis y Tom Cruise, pero la verdad es que resulta insulsa incluso comparada con una patota de machos sudorosos sin camisa jugando voleibol en una playa. Dune Jamás he sido hincha de las miniseries que pasan por Sci-Fi Channel, aunque hicieron un par de proyectos ambiciosos antes de Megashark vs. Giant Octopus. No obstante, debo confesar que sí soy hincha de la versión de David Lynch. Oír a alguien decir “La uretra tiene que chorrear” debe ser tan estridente como arañar un tablero. Tampoco me puedo imaginar cómo un director de cine porno podría siquiera llegar a pensar que un gigantesco gusano de arena sea cualquier cosa distinta de un gigantesco gusano de arena. Dicho sea de paso, es difícil transmitir el sarcasmo por escrito. Los siete samuráis o Los siete magníficos Nada podría salir bien de la idea de hacer una versión pornográfica de cualquiera de estas dos películas. Si bien ambas tratan sobre espadachines y pistoleros a sueldo que encuentran un propósito noble en defender campesinos de las manos de malandros, las versiones pornográficas derivarían en violación múltiple y eyaculaciones al aire en menos de lo que canta un gallo. Perdonen la pedantería, pero me da escalofrío de sólo pensarlo.

Taxi driver Hay muy poca gente en el negocio del porno capaz de lograr la actuación de Robert de Niro sin que el intento resulte en un lío dramático y monumental. Sería chistosa, sí, pero espero sinceramente que este no sea el tipo de humor por el que alguien quisiera que lo recordaran, aun en este negocio. El Padrino Me refiero a las dos primeras películas. La última jamás ocurrió y jamás se volverá a hablar de ella. La profundidad de los argumentos en esos dos filmes es tal que prácticamente olvidamos cualquier cosa que tenga que ver con cuerpos desnudos, incluso cuando Robert Duvall promete deshacerse del cadáver de una puta pillada con un senador. Además, la escena aquella del “Yo sé que fuiste tú, Fredo” no podría menos que desdibujarse si se abordara a través del porno crudo. Blue velvet Para empezar, este relato de obcecación pueblerina e inocencia versus corrupción, de David Lynch, ya es de por sí una película porno. Desde Isabella Rossellini saliéndose de madre a punta de sexo bruto, pasando por el voyerismo de Kyle MacLachlan, hasta la actuación del difunto Dennis Hopper en el papel de psicópata pervertido, es muy poco lo que podría hacerse para conseguir que esta cinta trate aún más sobre sexo.

cartelurbano.com


ARTE

Del servicio sexual

al servicio del arte “VIP” es el título de la exposición del artista colombiano Javier Vanegas, que estará abierta hasta finales de agosto en la galería El Museo. Por Juan Camilo González Galvis

E

n la madrugada, las tarjetas de servicios sexuales son barridas junto con los demás escombros de la noche. Pequeños rectángulos plastificados, estampas de sexo, pornografía en colores comerciales que en su corta vida —justo antes de convertirse en basura— intentaron animar a hombres que transitaban por la calle y bajaban la mirada para detallar las dos lolitas por treinta mil pesos, las chicas en ducha o las jovencitas VIP. Una se parece a Carmen Electra. Otra, a Pamela Anderson. Javier Vanegas, artista plástico de la Universidad de los Andes, recolectó durante siete años estas tarjetas en

cartelurbano.com

whiskerías y burdeles bogotanos. En su colección hay unas 1.500, un verdadero tesoro de la iconografía popular que se reproduce, técnicamente, en un submundo cuyos ejes son la 19 con caracas, la 60 con 13 o Cuadra Picha. Al empezar su búsqueda, Javier se sintió imantado por el fenotipo de las chicas en las tarjetas; fue entonces (probablemente) cuando descubrió la tensión inicial de su obra, como cuando se corre el telón, vemos la escenografía y sentimos que algo está a punto de ocurrir. Una tensión entre la fantasía prometida —el sueño americano, digamos— y la realidad de las pieles mestizas, los ojos esquivos y oscuros, la desnudez robusta de las mujeres de los locales.


26 / 27

Javier usa las tarjetas como pixeles. Conservando la voluptuosa paleta de colores de las tarjetas promocionales, compone obras icónicas, cuadros inmortales que dieron forma al erotismo y al cuerpo en la modernidad. Egon Schiele y Gustave Courbet están entre los dioses invocados. Le pregunto a Javier sobre la selección de las pinturas para recrear y responde que deberían ser obras censuradas en su época, escandalosas.A la tensión inicial se suma la sacralización del cuerpo, la trampa moral que permitió

que la censura fuera posible, pero compuesta por tarjeticas en las que la desacralización del cuerpo ha caído en la banalización absoluta, en la repetición sórdida donde nada sorprende. Lo eterno en lo efímero. Lo analógico en lo digital. La unidad en la fragmentación. “VIP” es una inteligente suma de tensiones, donde el motivo es el cuerpo femenino como hecho estético y erótico y como desecho, es decir, a la manera de una tarjeta ocasional que decidimos tirar a la calle.

cartelurbano.com


El รกlbum secreto de un transformista

cartelurbano.com


28 / 29

Una artista argentina reconstruye en este relato fotográfico la faceta oculta de su tío abuelo. Hasta hace algunas semanas, se exhibieron en una galería de Buenos Aires estas imágenes que forman parte de los archivos secretos de un soltero con alma de vedette. Álbum íntimo de la oveja descarriada de una familia judío ortodoxa.

Por Paula Slatapolsky

cartelurbano.com


Rodolfo anotaba en papeles como este pequeñas listas con las prendas que formaban sus atuendos de mujer fatal: “Zapatos fucsia, corpiño fucsia, garza fucsia, plumas rosa Dior…”

cartelurbano.com

Hay cosas que me las guardo para mí y que son mías”, me confesó mi tío abuelo Rodolfo la última vez que lo visité. Es poco lo que sé sobre el secreto que se llevó a la tumba el protagonista de estas imágenes: que se vestía de vedette en los años cincuenta y que su diva favorita era la actriz y cantante argentina María Rosa Fugazot, famosa por sus bellísimas piernas y por haber compartido escenario con Gardel.


30 / 31

La tarde en que mi tía me pidió que la ayudara a desocupar la casa de Rodolfo descubrí, al abrir un cajón lleno de fotos, la pasión oculta de aquel hombre enigmático que había trabajado en una fábrica de confección de guantes finos para vedettes y que había cultivado durante años una afición que siempre mantuvo en secreto. En aquel último encuentro, Rodolfo me dijo: “No tengo mucho para decir,

no hace falta hablar para entenderse. Hay mucha gente que habla tanto y no dice nada. No dice nada”. Con ustedes, un fotorrelato intimista que va del glamour de los atuendos de juventud a la cama donde Rodolfo pasó sus últimos días.

cartelurbano.com


cartelurbano.com


32 / 33

Antes de que Paula empezara sus pesquisas en el apartamento de su tío abuelo, otra mujer de la familia botó a la basura buena parte de las fotografías del álbum privado de Rodolfo.

cartelurbano.com


CLAVES

Un videojuego: Starcraft II: Heart of the Swarm Ambientado en el 2506, dos años después de su antecesor (Starcraft II: Wings of Liberty), Heart of the Swarm tiene como figura estelar a Sarah Kerrigan, conocida como la Reina de las Espadas y villana del universo Starcraft.

Un blog: The Big Picture Considerado uno de los mejores y más influyentes blogs de fotoperiodismo, The Big Picture lo crearon en 2008 los editores fotográficos del diario The Boston Globe, con el propósito de reunir las mejores fotografías de actualidad a nivel mundial.

Un lugar: Fundación Teatro Odeón La Feria de Arte Contemporáneo Odeón es una alternativa a La Otra y a Artbo. Su primera edición, en octubre de 2011, tuvo buena acogida entre el público bogotano. La Fundación Teatro Odeón restauró el antiguo Teatro Popular de Bogotá (TPB) para abrir allí un espacio independiente con programación fija. No se pierda en agosto las exposiciones de los artistas Adriana Salazar, Ricardo Rincón y Georgina Bringas. Cra. 5 No. 12C-85.


ILUSTRACIÓN: TRAVIS MILLARD


SECCIÓN PATROCINADA

Mico: la vieja guardia del graffiti

Jaime Ramírez se hace llamar Mico desde la época en que escribía consignas políticas en el metro de Nueva York. El colectivo Ink Crew lo invitó hace poco a Bogotá para que compartiera sus experiencias, técnicas y conocimientos con jóvenes grafiteros.

Por: Diego González Cruz

A

primera vista parece más un circunspecto padre de familia que un artista que ganó cierta popularidad en los años setenta rayando con aerosol los vagones del metro de Nueva York. Es una mañana de domingo y en el parque de La Concordia se congrega un puñado de grafiteros. Todos usan jeans caídos, sacos con capucha y tenis Vans. Por eso resulta tan extraño ver a un hombre de 57 años, que lleva una camisa de manga corta por dentro del pantalón, dispuesto a compartir sus técnicas con esos muchachos que aún no llegan a los 30. Este sobreviviente de la escuela original del graffiti setentero agita una lata de aerosol y dibuja unos trazos sobre una pared. El 20 de julio de 1969, Jaime Ramírez partió de su natal Barranquilla rumbo a Nueva York y, como todo adolescente de barrio popular colombiano, llegó a la Gran Manzana con la cabeza atiborrada de sueños. Quería volverse famoso. Muy pronto se dio cuenta de que había una manera de gritarle al mundo que allí estaba él: escribir su nombre en los muros y en las fachadas de los edificios. Y así fue

cartelurbano.com


36 / 37 como empezó a rayar con marcador las paredes de los salones del Erasmus Hall High School de Brooklyn. Sus amigos y cómplices de aquel entonces (los paisas Mani y Pelusa y el gallego Malo) hacían lo mismo, pero fue a Mani a quien se le ocurrió que la mejor forma de hacerse famosos era rayando sus nombres en letras grandes sobre los vagones de las líneas del metro que atravesaba la ciudad. De esta manera, todo el mundo se percataría de que unos tipos que preferían usar apodos a sus nombres de pila existían y estaban allí para hacerle saber al resto de mortales que los latinos eran algo más que mano de obra barata. Así nacieron Los Salvajes, el primer grupo de artistas urbanos latinos de Brooklyn. Desde sus inicios, a diferencia de sus colegas, Mico se mostró interesado en denunciar la situación sociopolítica de Puerto Rico, las injusticias cometidas contra la activista boricua Lolita Lebrón y contra el surafricano Nelson Mandela, o la corrupción en el gobierno de Richard Nixon. Y qué mejor modo de comunicarle al mundo su inconformismo que escribiendo en las paredes del metro frases como “Cuelguen a Nixon” y “Libertad para Lolita Lebrón”. Así, Mico se labró su fama como artista urbano político, una visibilidad que lo ha llevado a exponer su obra en una bienal de arte de La Habana y a ser reconocido como pionero de un street art con carga ideológica.

En la década del setenta, había más de 3.000 firmas distintas de grafiteros en el metro subterráneo de Nueva York.

cartelurbano.com


SECCIÓN PATROCINADA

Tablas para rodar Hace 25 años, un pequeño grupo de aficionados al skateboarding comenzó a practicar este deporte en Colombia. Hoy hay más de 15.000 skaters sólo en Bogotá, y estas son algunas de las tablas en las que ruedan y saltan a diario.

Sebastián Rodríguez (17 años), o Ratón para sus amigos, no lleva más de un mes montando en esta tabla de la marca Clandestino. En lo corrido de este año, Sebastián ha tenido doce tablas. Esta la utilizó recientemente en un concurso con motivo de los 400 años de Neiva y en un salto impecable de piso y medio en Suba.

cartelurbano.com

Esta tabla, de la marca Policarpa, le costó $85.000 a Lorena Lozano. Hace un año le adaptó las ruedas que tiene actualmente. Con su tabla recorre las calles del centro de Bogotá y se desplaza todos los días desde su casa, ubicada en el barrio Eduardo Santos, hasta su trabajo en un almacén de San Andresito de San José.


38 / 39

Este diseño fue el ganador de la convocatoria hecha en el 2010 por Manual, marca bogotana de skateboarding. Esteban Cortés es el creador de este modelo, del que se produjeron 150 ejemplares.

Diego Cortés, propietario de la tienda de skate Clandestino, es el responsable del diseño de esta tabla. Cortés, bogotano de 27 años, lleva quince dedicado a la práctica del skateboarding y ha sido juez en el Festival de Verano.

Este modelo de la marca Trur, engallado con ruedas de longboard, fue la herencia que recibió Nelson Sánchez de su hermano. Nelson es el cerebro detrás de Ache, una línea de elementos de skateboarding con la que ha lanzado siete diseños exclusivos. Con esta tabla ha descendido desde el alto de la Línea hasta Cajamarca.

Desde su primera tabla, comprada en el 2005, hasta ésta, con la que volvió al ruedo hace seis meses, luego de recuperarse de una lesión de rodilla, Carlos Gutiérrez ha recolectado maderos, ruedas y rodamientos de segunda para armar sus propias tablas, de las que ya tiene una colección de más de veinte.

Esta tabla es del sello Mental, que desde hace dos años es punto de distribución y comercialización de productos para skate. El diseño es una creación de John Valero y fue la inspiración para la fabricación de cien unidades a $105.000 cada una.

La madera es el material más común en las tablas de skate. Las de plástico tienen mayor resistencia y durabilidad, pero a la hora de rodar no responden tan bien como las de madera. También se encuentran en el mercado tablas de aluminio y fibra de vidrio.

cartelurbano.com


Por: Jorge Benavides

Foto: Hugo Rubiano


Se hizo famoso en el siglo XIX porque sus promotores aseguraban que curaba la histeria femenina. El siglo XX lo elevó al honroso título de “mejor amigo de las mujeres”. La madera, la piedra, los motores de vapor, la electricidad y hasta la boñiga de camello han formado parte de la evolución del más famoso de los juguetes eróticos.

Este vibrador tiene veinte centímetros de longitud, tres de diámetro y 300 siglos de antigüedad. Las mujeres del periodo de las cavernas fueron pioneras en el uso de complementos sexuales, y los falos de piedra pulida eran sus favoritos. Desde el año 3.000 hasta los albores de la era cristiana, las egipcias y las griegas se masturbaban con penes de madera recubiertos de aceite de oliva, que se conocían como olisbos. En el antiguo Oriente, los consoladores se elaboraban con boñiga seca de camello, revestida de una resina sólida.

En el siglo XIX, las mujeres más liberales empezaron a incrementar el volumen de sus “malos pensamientos” y a padecer de ansiedad, exceso de lubricación vaginal e irritabilidad. Como el placer sexual era prohibido para ellas, aquellos síntomas dieron origen a una nueva enfermedad: la histeria. Para tratarla, el médico masajeaba el clítoris de la paciente hasta llevarla al “paroxismo histérico”, que no era otra cosa que el orgasmo. Pero como no había suficientes dedos masculinos para masturbar a tantas mujeres, en 1869 el médico norteamericano George Taylor inventó el primer vibrador de la era moderna: una máquina del tamaño de un sillón, que funcionaba con un motorcito de vapor.

cartelurbano.com


Desde principios del siglo XX, los vibradores dejaron de ser de uso exclusivo de los médicos y comenzaron a comercializarse. Si bien ya existían algunos prototipos que funcionaban con pilas y electricidad, los llamados “vibradores manivela” eran los más populares por su bajo costo y porque su funcionamiento dependía únicamente de la resistencia de la muñeca. Al mover una palanca que hacía girar un trozo de goma, se estimulaba el clítoris directamente. En 1905, la compañía británica Macaura patentó este objeto que se vendía como “circulador de sangre”, pues al masajear el cuerpo favorecía la circulación sanguínea.

cartelurbano.com

Después de la máquina de coser, el ventilador, la tetera y la tostadora, el vibrador fue el quinto aparato doméstico en ser electrificado. Aunque algunos se ofrecían en el mercado como masajeadores corporales, su uso estaba implícitamente enfocado en las más íntimas necesidades femeninas. Todos los modelos de consoladores eléctricos tenían la forma de un secador de pelo y funcionaban con pilas, se conectaban a un enchufe o a la boquilla de un bombillo. El efecto vibratorio cambiaba según los tipos de estimuladores que incluía el aparato. Este fue el vibrador más común hasta los años cuarenta.


En la década de los treinta, cuando el vibrador hizo su aparición en fotografías y películas pornográficas, dejó de ser un artefacto hogareño que se promocionaba en los periódicos y adquirió la connotación negativa de objeto de perversión sexual. A causa de esto prácticamente desapareció del mercado durante más de dos décadas, hasta que en 1952 la Asociación Americana de Psiquiatría declaró que la histeria femenina no era una enfermedad sino un mito pasado de moda. De esta manera los vibradores recuperaron su importancia en la vida cotidiana, pero ahora ligados a sus múltiples beneficios sexuales. A partir de los sesenta, se d iseñaron v i bradores de plástico du ro q ue si mu laban penes reales.

En 1977, la sexóloga estadounidense Joani Blank abrió la tienda Good Vibrations, el primer sex shop de su país especializado en el público feminino. Blank inventó el Venus Butterfly Vibrator, un juguete que se amarraba con tirantes al cuerpo, de tal manera que la mujer sólo tenía que concentrarse en sentir placer. Este vibrador, que funcionaba con dos pilas, tenía la forma de una mariposa que cubría la vulva y el clítoris. Hoy en día, bajo el mismo sistema de amarre, algunos de estos vibradores incluyen un pene generoso para que la mujer pueda, además, gozar de la penetración.

cartelurbano.com


i om m A

bit b a R

Más que una oda, esta es una confesión sincera y una sugestiva invitación para que aquellas mujeres que no tienen vibrador se animen a comprar uno. Por María Ximena Pineda

T

uvieron que pasar una década de polvos universitarios, un matrimonio mediocre pero intenso y miles de barreras morales para que entablara una de las relaciones más sólidas de mi vida: la que tengo con mi Rabbit, el famoso vibrador de Sex and the city. Descubrí muy joven cómo masturbarme sola, lo que me permitió independizarme pronto de la ayuda masculina. Soy de esas mujeres que sólo conocen el orgasmo clitoriano, es decir, producido al frotar el clítoris. Los orgasmos vaginales, esos momentos de éxtasis en los que la mujer siente tanto placer que lo moja todo, no son los míos… por ahora. Por eso supe que si alguna vez tenía un vibrador tendría que estimularme el clítoris, pues la parte del dildo no me iba a hacer gozar tanto. No lo pedí por catálogo ni lo compré en un sex shop. Me lo regalaron. Desde que tengo mi Rabbit se acabaron los one night stands y esas incómodas mañanas en la cama con un bulto apenas conocido al lado. Puedo decir a ojo cerrado que un vibrador es ideal para el cybersex y excelente para el safe sex. Lo grandioso del mío es que tiene unas orejas mágicas, causantes del orgasmo clitoriano. Chicas, ¿qué esperan? Si ya le hemos dado la oportunidad a tanto sapo que nos ha besado, ¿por qué no darle un chance a la tecnología?

cartelurbano.com

El clásico noventero de los vibradores se llama “el conejo”, bautizado así porque, aparte de tener un falo rotatorio, cuenta con un estimulador de clítoris que se asemeja a un par de orejas de conejo. Los fabricantes japoneses que se lo inventaron se inspiraron en la pose en la que el hombre penetra a la mujer mientras le acaricia el clítoris. Ambas partes del juguete vibran a la velocidad que la persona prefiera, lo que aumenta las probabilidades de llegar al orgasmo. Se hizo famoso en 1998, cuando fue la estrella invitada a un capítulo de la serie norteamericana Sex and the City.

El siglo XXI ha sido testigo de la combinación de tecnolog ía y placer sexual. Para aquellas que ha n fa nt a seado con la idea de llevar su juguete a todas partes, pero sin tener que cargar en el bolso la réplica de un pene grande, los vibradores tipo huevo o bala son la mejor opción. De plástico o de metal, su tamaño es similar al de un lápiz labial y puede usarse en cualquier lugar de la vagina. Y si ya existen tangas que vibran a control remoto o consolador e s q ue f u nc iona n al ritmo de las canciones del i Pod , se g u ra ment e vendrán muchos más vibradores q ue seg u i rá n cambiando las formas de concebir el sexo.


Carlos Delgado y Bernardo Rincón, profesores de Diseño Gráfico de la Universidad Nacional, trabajaron durante seis años para rescatar en un museo virtual los personajes que modelaron la historia de nuestras tiras cómicas entre 1924 y 2008. Estos son algunos de los títulos más representativos del cómic en Colombia. Por Paula Góngora

Mojicón (1924) En enero de 1924, en el diario gráfico Mundo al Día, apareció por primera vez Mojicón, un niño amiguero, de corbatín y pantalones cortos, que vivía en las calles de Chapinero. Esta historieta del caricaturista Adolfo Samper era una adaptación de la serie norteamericana Smithy. En la Biblioteca Nacional se pueden encontrar algunos ejemplares de Mojicón, el primer cómic colombiano.  

Chanchito (1933) Chanchito formaba parte del universo literario de Rafael Pombo, pero en julio de 1933 el poeta Víctor Eduardo Caro lo convirtió en el plato principal de la revista infantil que dirigía. Chanchito se llamaba aquella publicación, cuyo protagonista era un cerdo salvaje domesticado a punta de rejo. “Los niños no tienen una revista propia. Chanchito aspira a llenar ese vacío”, decía su creador.

cartelurbano.com


48 / 49

Misiá Escopeta (1943) Esta solterona debutó en el semanario Sábado, y desde entonces se hizo popular por sus amores fracasados. También creada por Adolfo Samper, Misiá Escopeta resumía su vida sentimental con dichos y rimas: En la escuela primaria yo tuve novio, todavía me acuerdo de ese microbio / Un galán tuve luego, piernipeludo, me miraba extasiado y absorto y mudo / Y aún con esta cabeza toda teñida, espero al que me quiera toda la vida.

Don Amacise (1953) En esta historieta se le dio vida a un caricaturesco vividor y arribista de clase media bogotana que sabía rodearse de otros figurantes imprescindibles en el paisaje urbano, tales como el empleado público, el comerciante y el manzanillo. Don Amacise, que salía inicialmente cada semana en el periódico Sábado y luego de manera independiente, fue una de las tiras cómicas más célebres de Colombia.

Copetín (1962) Considerada la historieta más representativa del país, esta obra de Ernesto Franco relata la vida de un gamincito gordo, pecoso, mono y de muy buen humor que dormía donde lo cogía la noche, se bañaba en La Rebeca y se la pasaba vagabundeando con su amigo Carecaucho y su novia Querubina por el sector de San Diego. Circuló durante casi treinta años en el diario El Tiempo.

Makú (1967) Esta fue una de las primeras impresiones a todo color que se publicaron en Bogotá. El dibujante Jorge Peña narraba la vida de un joven que se había internado en la selva amazónica después de que sus padres murieron en una inundación. El nombre del protagonista, inspirado en una tribu del Caquetá, aún es recordado como el título estrella de la revista Superhistorietas.

cartelurbano.com


Calarcá (1970) Para cocinar esta historia, desarrollada en asocio con Jorge Peña, el también dibujante Carlos Garzón se internó en el estudio de la cultura precolombina pijao. El resultado de sus pesquisas fue una historieta ligeramente inspirada en la estética de Burne Hogarth, el famoso dibujante de Tarzán. El protagonista era un indio cuya fuerza y fiereza eran tales que podía levantar cinco hombres al mismo tiempo.

Los invasores (1975) Elkin Obregón es el padre de esta tira cómica que en su primera etapa (hasta 1977) apareció de lunes a sábado en el periódico El Colombiano, de Medellín. Luego empezó a publicarse en color en el diario El Mundo. Inspirada en todo el periodo de la Conquista española, sus personajes principales eran indígenas comandados por los líderes de las tribus tupac, nene y nasú.

Tukano (1981) En el suplemento “Los Monos”, del diario El Espectador, apareció por primera vez la historia de un niño huérfano que después de habitar las calles bogotanas terminaba por internarse en la selva del Vaupés. En el mismo año nacieron tiras como La Tomata de la Embajada y Un Año Espantoso, todas creaciones del bogotano Jorge Duarte

Querubín (1988) El caricaturista político Jorge Grosso y el talentoso dibujante Quiriam Pinilla fueron los creadores de un joven medio punk, rebelde y aventurero que de lunes a viernes entretenía con sus anécdotas a los lectores de El Tiempo. En 1989, gracias al Taller del Humor dirigido por Grosso, Querubín tuvo una edición especial, con historietas adicionales como San Victorino y Mugroso.

cartelurbano.com


50 / 51

Chino Risso (1997) Grosso narra en esta tira cómica la historia de un agente viajero y visitante frecuente de restaurantes baratos. Aunque solía andar con los bolsillos vacíos, nunca dejó de actuar como una especie de héroe de la calle. En el 2010, Chino Risso formó parte del Segundo Salón de la Historieta Universitaria.

Charly G (1998) En la sección “La Tiradera”, del diario La Prensa, el profesor Bernardo Rincón publicó la historia de Charly G, un personaje que les rinde homenaje a los músicos callejeros y de bus urbano. Sus rutas por la carrera décima, el Veinte de Julio y el Restrepo lo llevaron a ser el ícono de “los músicos varados, de los que por necesidad tocan vallenatos, ranchera o andina en las noches”, dice su creador.

Marilú (2007)

Dream Tales (2008) En marzo del 2008 se publicó Dream Tales, publicitado como el primer cómic colombiano en formato digital. Con guiones de Jaime Roa y arte de Hernando Díaz, Camilo Tapias y Andrés Rey, incluye la primera aventura de Falom. En diciembre del 2009 lanzó el octavo CD y conmemoró el aniversario de su personaje principal.

De la misma autora de Magola, Marilú es una universitaria que hace hasta lo imposible por encajar, ser moderna, sexy e intelectual, esfuerzos que no tienen mayor efecto. El mismo año de su lanzamiento, la revista española MAD, una joya del humor gráfico, abrió una sección exclusiva para Marilú.

Visite el Museo Virtual de la Historieta Colombiana en: www.facartes.unal.edu.co/muvirt

cartelurbano.com


SONORO

cartelurbano.com


52 53

A

hora que el rock es nada y cualquier cosa, ahora que está muerto y por tanto rejuvenece todos los viernes con bandas nuevas de metal, indie y reggae, vale la pena hablar de las Almas –como les dicen sus devotos–, de la agrupación bogotana 1280 Almas, que celebra dos décadas entrando, saliendo, burlando, tributando al rock. Lo fácil sería recostarse en la nostalgia, pensar en lo felices que fueron aquellos años noventa de bares, desenfreno y pogo. Suspirar pensando en que Háblame de horror, su primera grabación, era –es– un casete. Así estaría mejor, y los compromisos con el presente se esfumarían: cuán heroico ese grupo, qué forma tan directa, tan llana tenían de decir las verdades. Sin embargo, sabemos que los noventa, entre bombas del narcotráfico y apertura económica del presidente César Gaviria, no fueron tan maravillosos como algunos los evocan. Las Almas estuvieron ahí con su fiereza para advertirnos del paraíso mentiroso montado por tantos poderes con el fin de dormirnos, de engañarnos, y ofrecían respuestas contundentes: ven y cágate en el underground, en esta soledad, soledad criminal, decían. Y siguen diciendo. Este último es el valor de las Almas, por eso no son una institución que huele a cadáver respetable. Con los años sus letras se han vuelto más sabias, sus músicas más pulcras, sin perder la agresividad ni la beligerancia. Ahí está el heroísmo auténtico, el motivo verdadero de celebración, que se mantengan en pie y hayan superado los palos en la rueda típicos de este país y del rock mismo: las Almas no les bajaron la cabeza a las grandes disqueras, no les siguieron el juego a las fábricas de estrellitas tipo Juanes. Lo admirable, lo sorprendente es que nadie pudo domesticarlos y por tales razones se trepan al escenario, cotizado o no, como los mismos muchachos de suburbio, independientes, auténticos, respetuosos de su público fiel. El rock es un modo de pensar, una actitud interior y permanente de resistir las patadas y bofetones de la existencia

Los noventa, entre bombas del narcotráfico y apertura económica de Gaviria, no fueron tan maravillosos como algunos los evocan. Y las Almas estuvieron ahí con su fiereza para advertirnos del paraíso mentiroso montado por tantos poderes con el fin de dormirnos, de engañarnos, y ofrecían respuestas contundentes…”. misma. Si en Colombia alguien encarna este espíritu es 1280 Almas. “Alegría por encima de la tristeza”, el grito de batalla ideado por Fernando del Castillo, vocalista de la banda, es una sencilla y poderosa declaración de principios. La precisa combinación de sonidos del Caribe y descargas anglosajonas que distinguen a las Almas nos indican lo inútil de la nostalgia, lo imprescindible de encarar la desgracia venciéndonos a nosotros mismos, con la convicción y la alegría exclusivas del rock. Larga vida a 1280 Almas en retribución por tanta vida que nos han brindado.

Cada año son descargadas ilegalmente 40 billones de canciones, lo cual representa el 90% del total de las descargas online de música.

cartelurbano.com


SONORO


AUNQUE LA CUNA DE ESTA ESCENA EN COLOMBIA ES LA CAÓTICA MEDELLÍN DE LOS AÑOS OCHENTA, BOGOTÁ NO HA SIDO AJENA AL ESPÍRITU DEL METAL, UN MOVIMIENTO AMPLIO Y DISPERSO QUE PERDURA GRACIAS A LA PASIÓN DE VETERANOS Y JÓVENES SEGUIDORES. REPORTAJE EN CINCO FRENTES SOBRE LA SALUD ACTUAL DEL METAL EN LA CAPITAL.

U

n metalero bogotano puede darse por bien servido, ya que por su ciudad han pasado casi todos los grandes de la historia del género. Mötorhead, Ozzy Osbourne, Iron Maiden, Metallica, Venom y Judas Priest son algunos de los íconos del metal que han comprobado que en la Atenas Suramericana hay un público fiel y apasionado. Nada mal para la capital de un

No todo el que se viste de negro y tiene el pelo largo es metalero. Como en muchos otros géneros, acá hay fanáticos de verdad pero también colados y posudos. O falsos metaleros, esos que se encargan de armar “bonche” para poder entrar gratis a los conciertos. Metaleros de fachada sin la suficiente pasión para “guerrearse” una boleta. No ahorran, ni se endeudan, ni buscan la manera de comprarse una entrada para un toque. Algunos de los que llevan la distorsión en la sangre ya son veteranos, biblias andantes del metal, personas entre 35 y 60 años que trabajan para mantener la familia, y que no ven inconveniente en ir a un concierto o a una tienda de discos en saco y corbata después de salir de la oficina. No obstante, quienes más refrescan y sostienen la escena son los jóvenes. “Son puros

país que se mueve a punta de ritmos rompecadera. Sin embargo, no todo es color de rosa en la escena metalera de Bogotá. Que lleguen grupos de afuera no significa que el público sea incondicional, que los conciertos sean multitudinarios, que los bares de metal permanezcan llenos o que los grupos nacionales puedan vivir de hacer rock pesado.

peladitos de quince años los que más apoyan, los que compran los discos y van a los toques”, dice Wilson Muñoz, bajista de la banda de thrash metal Perpetual Warfare. El metal es un estilo musical con más de 40 años de historia y un sinfín de ramificaciones a partir de su semilla original. Subgéneros como el black, el death o el metalcore tienen fanáticos radicales que se encasillan en una sola corriente sonora. “El metalero de antes era de mente abierta, era el mismo ‘thrashero’, ‘blackero’, ‘heavy’, etc. Ahora hay estigmas, cada parche con cada parche: si es ‘blackero’, no puede escuchar death metal; si le gusta el death metal, el heavy paila. Y eso es malo porque el metal es amplio y todos los géneros son buenos”, dice William Bernal, vendedor de la tienda de discos Rocka Rolla.

cartelurbano.com

54 55


SONORO

“Escucho metal desde el 2006, cuando fui a mi primer Rock al Parque y me enamoré del thrash y el heavy metal. Mi banda favorita es Iron Maiden. Me tatué para el último concierto de Maiden en Bogotá: The Final Frontier. Yo veo el metal como una cultura severa. A pesar de que la gente del común lo asocia con destrucción y violencia, yo lo veo como una forma de vida, de expresarse ante los demás. En Bogotá es una chimba, hay buena cultura metalera”.

LA AMPLIA OFERTA DE SHOWS INTERNACIONALES EN LOS ÚLTIMOS AÑOS ES CONSECUENCIA DEL DESCENSO EN LA VENTA DE DISCOS Y DEL HECHO DE QUE ESOS GRUPOS YA ESTÁN “QUEMADOS” EN SUS PAÍSES, POR LO QUE VEN EN SURAMÉRICA EL LUGAR IDEAL PARA NO DEJAR DE ABASTECER SUS ARCAS. cartelurbano.com

En Bogotá, un metalero puede darse el gusto de tener un día entero de metal en Rock al Parque, adonde llegan cada año más de 50.000 personas vestidas de negro, con melenas, chaquetas y chalecos de jean o de cuero, cadenas, tatuajes y aretes. Es una enorme mancha negra que podría hacer suponer que en Bogotá cualquier concierto de metal tiene garantizada la asistencia de multitudes, pero la verdad es que cuando hay que pagar una boleta, los espectáculos deben realizarse en teatros pequeños porque la afluencia de público no siempre es masiva. “El que va a Rock al Parque es el metalero ‘chimbo’. Sólo va a conciertos gratis porque no es capaz de comprar una boleta para apoyar un show”, afirma Bernal. Varios conciertos internacionales en una misma temporada superan las posibilidades económicas de un metalero promedio, que por lo general es un joven con poca plata en el bolsillo. Para no ir tan lejos, en abril de 2012 tocaron en Bogotá Anthrax, Sodom, Lamb of God y Disaster. Si hubiera querido ir a todas esas presentaciones, un metalero habría necesitado mínimo 360.000 pesos. “Acá se piensa que el roquero está lleno de plata y entonces puede pagar todos los conciertos, pero un man que se gana el mínimo, ¿cómo va ir a todos los shows?”, se pregunta Diana Rodríguez, directora de contenidos del portal Rockombia. En estas circunstancias, medírsele a hacer un concierto de metal en Bogotá es un negocio riesgoso, dado que la respuesta del público es impredecible y los costos de producción son elevados. La amplia oferta de shows de artistas extranjeros en los últimos años es una consecuencia del descenso general en la venta de discos y del hecho de que muchos de esos grupos ya están “quemados” en sus respectivos países, por lo que ven en Suramérica el lugar ideal para no dejar de abastecer sus arcas. Sin embargo, la táctica no siempre es exitosa, pues a los metaleros colombianos les basta con ver una sola vez a un artista. Para la muestra, Iron Maiden. Después de un concierto histórico, otro medianamente bueno y un tercero que pasó casi inadvertido en 2011, los empresarios anunciaron que no volverán a traer a la banda. La pregunta ahora es la siguiente: ¿qué pasará en cinco o diez años, cuando ya queden pocas agrupaciones legendarias para ver en los escenarios bogotanos?


56 57

Afiches de los conciertos de Iron Maiden y Slayer en Bogotá en 2011.

Históricamente, la oferta de grupos de metal ha sido numerosa y constante en Bogotá. De ahí que ya existen íconos nacionales del género, como Parabellum, Reencarnación, Witchtrap, Darkness, Kilcrops, Masacre, Kraken o Neurosis. Algunos de éstos, con más de 20 años de carrera musical, siguen vigentes en la escena. De las bandas recientes se destacan Under Threat, Loathsome Faith, Introspección, Perpetual Warfare, Ursus, Guerra Total, Blood of Hatred y Highway, conformada por mujeres. Tener una banda de metal es más un hobby que un proyecto económico sostenible. Al respecto, Jorge Mackenzie, que ha liderado Neurosis por más de 25 años, dice que “hay que tener un trabajo del que se pueda vivir, estudiar algo o ser mantenido por los padres. Yo no conozco a ningún músico de metal colombiano que viva de la música”. Sin embargo, a pesar de los obstáculos, se puede asegurar que en Bogotá hay grupos de calidad, con propuestas serias y estables, que no tienen nada que envidiarles a sus similares en el resto del continente y el mundo. Las razones son diversas: los músicos son virtuosos, emplean con rigor técnicas y recursos propios del género; los discos son producidos profesionalmente; cada grupo delimita la corriente metalera en que se mueve; hacen giras y saben lo que es tocar ante millares de espectadores; tienen videos de buena factura; comparten escenario con artistas extranjeros a los que idolatraban de niños; son activos en sus páginas web y redes sociales; venden accesorios y merchandising de su agrupación.

cartelurbano.com


SONORO

Foto: Santiago Roa

Rolling Disc es una tienda metalera del centro de Bogotá que funciona desde 1989.

Si bien la gama de las letras metaleras es diversa, la realidad colombiana es uno de los temas predominantes en los gritos locales. El metal es rebelde, crudo y no traga entero:

HACE UNOS AÑOS, EL CENTRO Y LA AVENIDA PRIMERO DE MAYO ER AN LOS SECTORES DE CONCENTR ACIÓN DE LOS BARES METALEROS. HOY ES TÁN REGADOS POR TODA LA CIUDAD. OZZY BAR (AVENIDA BOYACÁ), WARNING (RESTREPO) Y TERR AZA EXPRESS (CHAPINERO) SON SÓLO AL GUNOS DE LOS MÁS FRECUENTADOS ACTUALMENTE. cartelurbano.com

Como combatiente te disfrazaré / Luego caerás en mi emboscada / Y yo te caeré como un depredador / Y yo te ejecutaré por un pedazo de latón. Eso canta Kilcrops en el tema Falsos positivos. Cuánta ignorancia hay en tu cabeza / Tanta vigilancia, tu preocupación / Siempre que quieres humillas y maltratas / Siempre que puedes haces el mal. (Fragmento de la canción Policía, de Ursus) “El metal colombiano tiene un ingrediente especial que valoran mucho los extranjeros: es pesado y violento por la realidad en que está inmerso”, comenta Wilson Muñoz. De esta manera, ya son varios los grupos locales que han grabado, editado o reeditado sus discos con sellos musicales de Alemania, México, Canadá, Italia y Suecia. Así mismo, gracias a distribuidores extranjeros, el metal nacional se vende por todo el mundo, lo que demuestra que los músicos locales pueden ser más profetas en el ámbito internacional que en su propia tierra.


58 59

Desde finales de los años ochenta, el centro de Bogotá, especialmente en la calle 19 entre las carreras cuarta y octava, ha sido el epicentro comercial del metal. Tiendas como Rolling Disc, Rocka Rolla, Discos Vicente y Sylphorium Records se mantienen a pesar del descenso general en las ventas de música a causa de las descargas por internet. Los objetos de colección, las rarezas, las reediciones en vinilo, las camisetas y los accesorios ayudan a que estos negocios no se quiebren por vender únicamente discos. Iron Maiden, Black Sabbath, Judas Priest, Slayer y todas las demás bandas icónicas son las que comandan las ventas. Las nuevas generaciones de metaleros tienen preferencia por géneros como el metalcore y el nu metal, por lo que grupos del estilo de As I Lay Dying, Suicide Silence o Black Deliah Murder también se mueven en las vitrinas. No son muchos los metaleros que compran discos de grupos nacionales, que por lo general tardan uno o dos años en vender las 500 o 1.000 copias que publican de sus álbumes. Y eso es un gran logro. “Yo les digo a las bandas colombianas que vendan sus discos a $15.000, porque a $25.000 nadie los compra. Si usted no sabe mover un disco, saca 500 copias y se queda con ellas”, dice Giovanni Romero, administrador de Rolling Disc, una tienda que en sus vitrinas cuenta con más de un centenar de producciones nacionales.

“Escucho rock desde los doce años, luego pasé al metal. Tengo una colección de 1.700 discos de todos los géneros del rock. Soy un tipo universal dentro de la música”.

Loathsome Faith, banda bogotana de death metal.

cartelurbano.com


SONORO

Foto: Hugo Rubiano

“Escucho metal desde que nací. Mí tía es ‘blackera’ y ella fue la que me crió. Me encanta el gothic pero no me creo una gothic, sólo es mi estilo de vida. En Bogotá se escucha metal bueno, pero hay unas bandas que son muy fachas. El metal es algo muy hermoso, un estilo de vida que uno lleva en la sangre”.

Disco Soul of Desease de Blood of Hatred (2011).

cartelurbano.com

Hace algunos años, el centro y la avenida Primero de Mayo eran los sectores de concentración de los bares metaleros. Hoy están regados por todas partes: Ozzy Bar (avenida Boyacá), Warning (Restrepo), Subterráneo (Primero de Mayo), Efesto (Bosa), Bbar y Terraza Express (Chapinero), por mencionar sólo algunos. Con todo, estos bares son más roqueros que metaleros, pues tienen que ampliar su oferta de géneros musicales para aumentar la clientela y no quebrar. Además de los grandes conciertos, a lo largo del año se celebran festivales en parques y salones comunales de Usme, Fontibón, Engativá, Ciudad Bolívar o Suba. Por lo general, son eventos públicos que se gestionan con presupuestos reducidos, que sirven sobre todo para dar a conocer el metal en su faceta de expresión cultural, a través de la cual muchos jóvenes buscan reconocimiento y diferenciación social. “Definitivamente, hace falta un apoyo de la administración pública para que se reconozcan el esfuerzo y la inversión de los músicos a la hora de producir discos”, dice Félix Zamora, vocalista de Ursus, grupo bogotano de speed metal.


60 61

Presentación de Anthrax en el Bogotá Fest, abril 30 de 2012.

Hay otros festivales locales organizados por jóvenes emprendedores y amantes del metal, cuyo objetivo es impulsar a nuevas bandas colombianas. Uno de ellos es el Metal Warrior Fest, que en septiembre celebrará su sexta edición. Su realización es posible gracias a convenios con salas de ensayo, estudios de grabación y tiendas musicales, o con empresas de la trayectoria de HateWorks, el sello independiente especializado en metal más grande de Colombia, que por más de una década ha promovido desde Manizales a bandas nacionales, y que cuenta actualmente con una red de distribución en más de 20 países. *** ¿Qué podemos concluir respecto al estado actual de salud del metal en Bogotá? A pesar de que a la ciudad la adornan miles de melenas y camisetas negras, el metal no deja de ser un movimiento minoritario y alternativo dentro de un contexto cultural en el que predominan las expresiones musicales que mejor se acomodan a los gustos de las mayorías. Bogotá no es la capital del metal en Colombia, pero sí es un lugar donde se hacen y se escuchan buenos sonidos pesados. Los metaleros son una especie resistente que, por más que se enferme o debilite, todavía está muy lejos de desaparecer del mapa. “Siempre va a haber un inconformismo, una rebeldía dentro del ser humano, y el metal da la posibilidad de expresarla. La gente busca una válvula de escape, una forma de identificarse con su sonido y sus letras”, dice Jorge Mackenzie. En conclusión, el metal en Bogotá goza de buena salud y de una juventud envidiable que esperamos le dé larga vida.

“Soy metalero desde los quince años. Un loquito llegó a mi casa y me hizo escuchar Kiss, y allí empezó todo. Cuando uno siente el metal adentro, es difícil descartar bandas. Para poder hablar de una banda hay que escucharla primero. Tengo más de 400 discos originales de metal. Para mí, el metal es mi vida, y del metal nadie me saca. Ahora hay mucho chino… y bacano, el problema es que sólo lo disfrutan por ahí hasta los 20 o 22 años”.

Disco Fuerza Metal de Ursus (2011).

cartelurbano.com


OBJETOS EN VÍAS DE EXTINCIÓN

BUZÓN DE CONSIGNACIÓN NOCTURNA

Fotos: Hugo Rubiano

Ubicación: Banco Popular de la calle 14 con carrera octava. Para acceder a estas urnas de mediados del siglo XX, los clientes del banco tenían una llave. Sumas grandes de dinero eran depositadas en tulas marcadas con los datos personales del usuario.

Alguna vez fueron tecnología de punta y hoy son reliquias olvidadas en el espacio público. Antes de que desaparezcan del todo, el lente de Cartel Urbano salió a la calle a buscar estos artefactos.

cartelurbano.com


62 / 63

ASCENSOR

Ubicación: edificio Casa Lis, en la carrera séptima con calle 17. Es de 1948, lo maneja un ascensorista, soporta 550 kg y sube y baja cinco pisos. Aunque esta clase de elevadores está en vías de extinción, el de Casa Lis aún funciona con un motor de corriente alterna y una sola velocidad.

TELÉFONO PÚBLICO DE MONEDAS

Ubicación: antiguo Hospital San Juan de Dios. Está allí desde 1956, año en que el Concejo autorizó la instalación de tres teléfonos de alcancía en cada barrio de Bogotá. En el 2002, la ETB remplazó más de 10.000 de estos artefactos por 30.000 teléfonos públicos de tarjeta prepago.

BÁSCULA

Ubicación: plaza de mercado La Concordia. Fabricada a mediados de los años treinta, sus dueños afirman que es la única pesa de la plaza que da la medida exacta de granos, frutas, pescados y demás productos de la canasta familiar.

RELOJ

Ubicación: costado suroccidental del edificio Pedro A. López, en la carrera octava con calle 12. Este clásico reloj suizo, colgado en esta esquina en 1920, hace algunos años quedó detenido a las 3:30.

BUZÓN Ubicación: avenida Jiménez con carrera séptima. Únicamente cartas y encomiendas estampilladas podían depositarse en estos cilindros metálicos hechos en Escocia. Los ca r teros del Correo Naciona l de Colom bia se enca rga ba n de ret i ra r la correspondencia. cartelurbano.com


Aplicaciones extrañas La existencia de casi un millón de programas para dispositivos móviles ha hecho que se hable ya de una ‘Aplirrevolución’. Estas son algunas aplicaciones que sorprenden por sus particulares funciones.

Imitador de flatulencias

Exterminador gratuito de mosquitos iFart mobile Repelente Una aplicación extraña y desagradable Póngales fin a las picaduras de mosquitos para algunos usuarios, que sólo sirve sin utilizar repelente y, lo mejor de para simular el sonido de flatulencias en todo, sin gastar un peso. Gracias a el iPhone. Cuando Infomedia la lanzó al esta aplicación, los insectos se alejan mercado, alcanzó el primer lugar en ventas. al interpretar señales emitidas por un eventual depredador. Sensor paranormal Ghost Radar Classic Intérprete del llanto La opción perfecta para los amantes Cry Translator de las actividades paranormales. Esta es la salvación para madres o Por medio de sensores usted podrá niñeras primíparas. El Cry Translator les analizar vibraciones, sonidos o campos permite saber en menos de diez segundos magnéticos para entretenerse un rato si la razón del llanto del bebé es cuestión con las dimensiones ocultas. de hambre, sueño o aburrimiento.


Foto: Sady González

RETROPOLIS

DIRECCIÓN ARCHIVO DE BOGOTÁ (Bogotá) FONDO: Sady González - REFERENCIA: No. 58

Y se acabó la fiesta brava. Ambos, tanto el toro como el torero, se juegan la vida en un instante. El público, expectante e inmóvil, es testigo de un desenlace inevitablemente sangriento. En esta fotografía, tomada el 26 de agosto de 1951, la plaza de toros la Santamaría está a reventar. El fotógrafo bogotano Sady González captó este emocionante momento en una época en la que no había defensores de animales que protestaran por la tortura a los toros. Y si los había, nadie les hacía caso. Eran años dorados para la fiesta brava en Bogotá: la boletería de las corridas se agotaba a las pocas horas de salir a la venta, tanto así que los revendedores las negociaban al doble del precio inicial: a 15 pesos general y a 70 barrera. En las primeras páginas de los principales diarios se describían con poesía las faenas de diestros extranjeros como Domingo Ortega, Gitanillo de Triana, Niño de la Palma o Pepe Ortiz. ¿Quién iba a imaginarse entonces que varias décadas después la Santamaría cerraría sus puertas? El 14 de junio de 2012, el alcalde Gustavo Petro le revocó a la Corporación Taurina de Bogotá el contrato de uso sobre la plaza de toros la Santamaría, inaugurada en 1931 por el empresario Ignacio Sanz de Santamaría y propiedad del Distrito desde 1935. De esta manera, Bogotá se pone a la altura de Cataluña, Quito y Panamá, donde se prohibió recientemente la fiesta brava. A cambio, como lo aseguró Petro, la plaza se convertirá en un centro de poesía y artes. Cumpla o no su promesa cultural, los toros estarán a salvo. Visite nuestras Fotogalerias en cartelurbano.com / cartelurbano.com

Desde el siglo XVIII hasta hoy, 52 toreros han caído muertos en el ruedo, y cada año 250.000 toros de lidia son acribillados en la arena.


cartelurbano.com


Edición 42  

Edición 42 Revista Cartel Urbano

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you