Page 1

A l v a r a d o — C a r t a g o — E l G u a r c o — J i m é n e z — L a U n i ó n — O r e a m u n o — P a r a í s o — Tu r r i a l b a Revista #19, Volumen 4 - Enero - Febrero, 2019

ISSN: 2215-4515


Somos su revista, un espacio atractivo, dinรกmico, inteligente de difusiรณn del arte, la cultura, los negocios y todas las inquietudes que contribuyan al desarrollo humano equilibrado y equitativo de nuestra amada provincia.


E

scuché contar, entre vacilón y altanería, “fui a la tienda por unas medias y terminé pasando la tarjeta por doscientos cincuenta mil colones”… es muy comprensible, el mundo está lleno de objetos seductores que se consiguen con dinero. Dejarse tentar y seguir el impulso primario de adquirir cosas que dan prestigio y bienestar inmediato es sencillo. No importa que su pago signifique usar tiempo y energía vital propia. Es momento de pensar ¿por qué el sistema educativo o la publicidad oficial no inducen al consumo racional y consciente? Se ve altamente sospechoso que no haya estímulo al ahorro pero sí a al endeudamiento, engañoso al fin, cuando no se habla de tasas de interés, ni de costo final. ¿Estaremos frente a un nuevo modelo de esclavitud con apariencia de voluntaria? ¿Se trata de una conspiración para mantener a las personas enceguecidas en la preocupación, anulando así cualquier posibilidad de pensamiento crítico? ¿Es una estrategia para mantener trabajadores sumisos, temerosos a ser aplastados por el peso de eternos pagos a futuro? Sabemos que el sistema financiero considera saludable que las personas tomen créditos para fortalecer el consumo interno, mantener la producción, el empleo y enmascarar el escaso poder adquisitivo de las familias que necesitan más de un salario para solventar la canasta básica. Desahorrando, no solo se gasta más del disponible, también se obliga a “comprar dinero” que siempre tiene un precio mayor al que se consigue trabajando. Es peor que comer el coyol antes de partirlo. Confundir deseo, antojo o impulso con necesidad son causa primaria de endeudamiento irracional, a veces justificado con el “me lo merezco” olvidando que ese “gustito” significa el pago de intereses abusivos, dormir inquieto, angustia, males físicos. La recompensa al orden financiero y el consumo racional es la tranquilidad a largo plazo. Como siempre, la respuesta está en uno mismo, en la planificación y disciplina, que al principio suele ser duro pero, como cuando iniciamos una rutina de gimnasio, se siente una molestia agradable porque demuestra un trabajo concienzudo. Evitar los paseos “de compras” cambiándolos por sitios al aire libre que no estimulan el consumo y abren la mente, hacer una lista de necesidades y conversarlas en familia, respetar lo material usándolo hasta que den todo su potencial reduciendo el desperdicio y establecer una cuota de ahorro son algunas claves para disminuir el estrés y aumentar el disfrute. ¡Que este año pueda aprovechar todas las oportunidades para crear una sólida prosperidad!

1


Próxima edición

20 20 PUNTOS DE DISTRIBUCIÓN A partir del 25 de Marzo 2019 nos podrá recibir en su casa por correo o encontrarnos en los siguientes puntos.

Consulta - Charlas - Talleres - Conversatorios

Alvarado • Restaurante La Posada de La Luna: Cervantes. • Restaurante Bocadito del Cielo: 3km. NE del Centro de Cervantes. • Municipalidad – Pacayas.

8701-4749

Los contenidos trascienden al papel

Cartago • Joyería y Relojería Valerín – CC El Dorado. • Clínica Goretti 50m O de la entrada N. del Estadio Cartago. • Museo Municipal de Cartago – 200 N. de las Ruinas. • Municipalidad de Cartago. • Oliver Boutique – Metrocentro. • Distribuidora Freddy Masís CC El Dorado. • Colegio Universitario de Cartago CUC. • Biblioteca Pública. San Nicolás: • Taller Hermanos Gutierrez: Taras, diagonal a la delegación de Tránsito. • Pet Shop Guau Guau, Taras CC Paseo del Sol. Tierra Blanca: • Tiendita de Regalos La Casona. El Guarco • Municipalidad de El Guarco. • Amubis: Costado Sur de la plaza Sn Isidro, El Guarco. • La Cabuya Cuenta, San Isidro de El Guarco, 100 metros al oeste y 25 norte de la plaza. Jiménez • Municipalidad – Juan Viñas • Súper La Canasta – Juan Viñas La Unión • Cafetería Arte y Naturaleza Li: CC Plaza Estación, 2° Piso Diag. a M x M. - Tres Ríos • Taller del Artista: 350m Este, Saint Gregory - calle vieja - Tres Ríos. • Solerti Panadería Artesanal: Centro Comercial Tres Ríos. • Municipalidad de La Unión – Tres Ríos.

¡Que su vuelo no sea solo digital, que tenga impacto real! Participe del contenido de mayor relevancia y lectura, acérquese a su público meta desde todos los ángulos, aumente la presencia ponga su marca en de su marca y acierte en medios digitales, redes sociales e impresos.

2

Oreamuno • Panadería y Pastelería Ivano’s, frente a Agencia del BCR. • Farmacia y Consultorio Espíritu Santo: 150m N del EBAIS de Cot. • Biblioteca Púbica de Cot. Paraíso • Palacio Municipal. • Biblioteca Pública de Paraíso. • Jardín Botánico Lankester. Orosi: • Museo de la Iglesia Colonial de Orosi. • Hotel Río Perlas. Turrialba • Maskoticas – Boutique Canina, Veterinaria y Farmacia Turrialba: Diagonal al Mega Super. • Veterinaria Diprovet - Santa Cruz. • Jardín Botánico del CATIE. Contiguo a la Universidad de Costa Rica.


La Foto

Contenido

Roro

04

05

, Respniirbale… Sostea Flor L

10

De ón: profesPilástico Artista

Amutoorraesdsos: Trciebnseustos

impu

Eleso regr ño i de El N

De ica la pearrte al

14

06

Páginaaria Liter

Un viaje edas sobreorpuor Ujarrás al pasad

08

17

20

18 Alegoría de un Mandala para motivar el ahorrar y liberarse de la esclavitud de las deudas. El Mandala, en el idioma Sancrito significa el círculo sagrado. Es una imagen que representa la perfección. En todas las maravillas de la naturaleza el círculo está presente, la luna, el sol, la redondez es parte fundamental en todos los seres vivos. Representa los ciclos infinitos que están en el universo Los Mandalas nos trasmiten sus energías por medio de imágenes que están inscritas dentro del círculo sagrado, siempre guardando una conexión entre ellas.

Créditos

Revista Cartago Mío es una revista costarricense, de capital e ideas independientes, gestionada y administrada por Cartago Mío Editorial. Dirección editorial y administrativa: Dirección de Arte, y diseño editorial: Equipo de columnistas: Fotografías: Impresión: Aplicación para dispositivos móbiles:

Dedé Coseani Francisco Chavarría Rita Leiva Alice Brenes Youset Vega Carlos Guvarsol Francisco Chavarría Jiménez & Tanzi

issuu.com

Contacto: revistacartagomio@gmail.com Tels.: 2551-5596 8364-9530 8593-1163

Dedé

Rita

Alice

Youset

Carlos

Francisco

www.cartagomio.com


La ciudad descansa. Fotografía de Fabián Yuan.

4


RITA LEIVA.

Periodista y docente ritaleiva@gmail.com

Roro E

l 8 de febrero de 1933, el timbre de su voz resonó, estruendo de neonato… con fuerza tal de diafragma y cuerdas vocales que, a lo largo de muchos amaneceres, ocasos y partidos de fútbol, se tornaría grave y fuerte para alcanzar oídos, razón y conciencias por decenas. La voz de Rodrigo Meza Meza, nombre comprimido a Roro por el aprecio de unos y otros, ha cruzado el césped, las líneas de cal y las redes ¡por más de media centuria! Se le ha oído en pueblos varios, desperdigados por las siete provincias, los cuales les conocieron a él y su grupo en medio de pases y saques. Esa voz, la de Roro, es el tono de un cartaginés con el balompié por pasión… la de un vecino de El Asís que resume con sencillez y jocosidad su legado e historia: “¡Yo nací con la bola en la mano!”. Así nació y aún lleva consigo a su amiga de 360 grados. Cumplidos los 85, cercano ya a sus 86, no se pensiona el espíritu futbolero. Su cabello gris y las arrugas que decoran su rostro, orgullosamente anciano, atestiguan recuerdos, calidad de vida, experiencia y optimismo bien fundado. Espera, ansioso, celebrar sus 100 años y seguir, como lo

En el albor de su vínculo con el Asís FC, 22 velas había soplado nuestro protagonista, quien hizo suya la portería… si la memoria no falla… “más o menos” por una década.

ha hecho… calendario tras calendario, acompañando al pequeño (pero grande) equipo de su corazón. ¡Por allá!, lejos en el tiempo, en el Cartago Centro de 1952, se reunirían los Padres Capuchinos, con su hábito café, los balones y el talento juvenil, para dar vida e ímpetu, bajo guía de Fray Narciso, al Asís Futbol Club. Sin sede deportiva como tal ni campo de juego propio, tomó impulso, remató y anotó un proyecto que cuenta 67 aniversarios. No estuvo Roro en ese despertar del Asís FC pero, desde 1955, sobre las alas de este emprendimiento, enrumbaría su carrera como portero por el fútbol cartaginés de canchas abiertas y Tercera División. Pero el lazo con el deporte de los 11 jugadores no se quedaría en los guantes y el área de meta. Tenía Roro don de enseñanza, temple de entrenador. Asumió la dirección en 1965, carácter fuerte… estricto tronar de galillo. Inflexible requisito de ingreso sería la lejanía contundente de aquellos químicos que alteran neuronas y disparan euforia, fábricas de alucinación. Son para este líder, cancha, marco y camerino, antígeno de las drogas.

5

Con convicción y voluntad, tramitó Roro un donativo que convirtió al Asís en Asociación cuando el 21 de julio del 75 vio la luz del sol. Servirían los fondos para erigir edificio, pequeña fortaleza cercana a la plaza del barrio, que no es de nadie sino “de todos”. Reconoce a Roro, la institución, su labor… hoy llevan su nombre aquellos aposentos. Cree Roro en el juego desinteresado, prácticas y partidos por innata entrega. “¡Yo nunca le pagué a un jugador!”. El salario intangible en salud y satisfacción sería recompensa para las planillas que, por una continuidad que pronto alcanzará las siete décadas, han compartido el gusto por las marcas y el canto de gol. Campeones en más de una ocasión, Roro ha hecho suyo tal cantar… con esa, su voz, eco de constancia y humildad. Entrenador por 50 más dos años, quitó el silbato de su cuello en 2017, pero no así su fervor: todavía se le ve, con andadera y sonrisa, cerca de la plaza… “observando” y monitoreando a su querido Asís Futbol Club. Encuentre contenido y más fotografías escaneando el “QR”

Primero de pie a la derecha, un firme Roro, cuyos tacos han dejado huella por Limón, La Suiza, Puntarenas y múltiples destinos más, talento que saltó también sobre el Mar Caribe, hasta San Andrés.


Encuentre más contenido escaneando el “QR”

De la perica al arte

N

Carlos Guvarsol

carlosguvarsol@gmail.com

unca vi la perica del parque. Perica o perezoso como le llamen. Decían que de vez en cuando se lograba observar su lento desplazamiento en alguna rama, pero yo nunca tuve suerte, quizá porque pocas veces esperaba el tiempo necesario para dar con el pausado animal entre la abundante arboleda. Pero de que existió…existió. Incluso, hay quienes aseguran que no era uno sino dos de estos animalitos los que habitaron ahí por muchos años, lidiando con el ruido de las pitoretas, el humo de los vehículos, los riesgos eléctricos por los cableados cercanos y alguna que otra pedrada lanzada con maldad desde una mano detestable. Dicen que fue hasta hace poco, con la corta de árboles que realizó la municipalidad local, que el perezoso que aún quedaba fue

reubicado a un hábitat más apropiado. Lo cierto es que con los años se convirtió en un ícono de la ciudad. No falta en un desfile de faroles alguna imagen de la perica. En un tronco del parque se puede ver colgando a un perezoso artificial. También está dibujado en un poste de luz, al costado este del parque, y ahora, al otro costado, aparece risueño en una banca de concreto, de esas que la gente que visita el lugar utiliza para descansar. “¡Vaya a ver que está haciendo la perica del parque!”.¿Qué turrialbeño no habrá escuchado esa frase? Puede que la perica ya no esté, pese a eso el parque Quesada Casal, en el centro de Turrialba, no pierde su magia. Sigue siendo el punto de reunión de muchos grupos de amigos o el lugar de leves descansos para los que andan haciendo alguna diligencia en el centro de la ciudad.

6

Cuantas historias se encierran en ese parque que, según dice una placa, fue fundado en el año el año 1937, en el lugar donde anteriormente había una plaza de fútbol, justo al frente de la iglesia católica, donde más de una vez alguna bola imprudente interrumpió la devoción de los feligreses en plena misa. Conserva aún la arquitectura de los parques antiguos, con cruces diagonales, zonas verdes y un hermoso quiosco en el centro que fue diseñado con una caja de resonancia (para presentaciones musicales) pero que alguna administración municipal convirtió en bodega. Un tiempo atrás algunos escultores crearon figuras de animales de la zona, primero en madera y luego en piedra, que fueron convirtiendo al parque en una especie de zoológico de fantasía y posteriormente se tomó una esquina del lugar para instalar juegos


Fotografías de Carlos Guvarsol

infantiles, lo que cada día conquista a decenas de familias. Ahora, la atracción está en las coloridas escenas que surgen de las bancas del parque, en contraste con las aceras agrietadas y las descuidadas zonas verdes. Obras magníficas que atraen la mirada de los caminantes, quienes seducidos por las imágenes no dudan en sacar sus teléfonos celulares para llevárselas en una fotografía. Es parte de un proyecto para embellecer la ciudad. Personas que creen en Turrialba y confían en que vuelva a ser el cantón próspero que fue en el pasado. Ahora el parque es una galería a cielo abierto. Muchas mentes creativas y manos talentosas le fueron dando forma a lo que actualmente es el parque. Hasta el reconocido pintor cartaginés Fernando Carballo aportó con su obra. Hay para todos los gustos, aves, cataratas, casonas, iglesias, árboles…¡hasta da lástima sentarse! Lo mejor es darse un paseo sin prisa -como lo hacía la gente que en el pasado iba a ver la perica- y disfrutar con serenidad del arte.

7


El regreso de

El Niño

• Caribe: exceso de lluvias • Valle Central: déficit de lluvias El fenómeno de El Niño está en evolución. La prevención consiste en actuar sobre los factores causales para evitar y reducir posibles impactos del fenómeno sobre la población, actividades productivas y servicios públicos

8

ALICE BRENES MAYKALL.

Experta en gestión de Riesgos virilla@racsa.co.cr Encuentre contenido escaneando el “QR”

“E

l Niño” es un fenómeno climático del cual el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) nos hablará con frecuencia durante el 2019. No es un augurio de año nuevo, ya en octubre pasado el IMN pronosticó que el fenómeno meteorológico comenzaría en noviembre 2018 y se extendería al menos hasta julio de este año. Su nombre tiene origen en el Niño Jesús dado que tiende a originarse en tiempos de Navidad en el Océano Pacífico sobre la costa oeste en el Sur de América. Podría decirse que consiste en un cambio en los patrones de movimiento de las corrientes marinas en la zona intertropical provocando una superposición de aguas cálidas procedentes de la zona del hemisferio norte. Otras características descritas por el IMN son: Debilitamiento de los vientos alisios (Este) en las costas ecuatoriales; llegada de aguas calientes a Sudamérica y la nubosidad se acumula provocando fuertes lluvias en Perú, Ecuador y Chile. En la región centroamericana, la presencia de El Niño significa excesos de lluvia en el Caribe y sequía el Pacífico; manifestándose de forma contraria cuando el fenómeno presente es La Niña. Durante el último Niño (2013-2015), la sequía se prolongó por más de 12 meses afectando principalmente a productores agropecuarios, pescadores y los servicios comunales de agua potable de Guanacaste y Puntarenas. Mientras tanto, en Cartago y Limón, la población enfrentaba inundaciones y deslizamientos por excesos de lluvia. En agosto pasado, la CNE convocó a 12 instituciones a elaborar un plan y una ruta de trabajo sectorial orientada a mitigar los posibles impactos de El Niño 2018-2019 según los pronósticos de afectación para cada zona: • Pacífico Norte: severo déficit de lluvias • Pacífico Central y Sur: moderado déficit de agua • Zona Norte: déficit y exceso de lluvias

y privados a través de la mitigación de posibles efectos. Esperamos su pico entre febrero y abril. Es el momento de acercarse y atender las recomendaciones de su Comité Municipal y Comunal de Emergencia y seguir las recomendaciones emitidas por el Comité Permanente de Atención del Fenómeno de El Niño presidido por la CNE.


Cuide su salud con un

Dra. Ethel Carranza

Chequeo Preventivo La mayoría de las personas acuden al médico cuando que se sienten enfermas, sin embargo existen enfermedades silenciosas que sólo manifiestan síntomas en etapas avanzadas, además los estilos de vida inadecuados no reflejan los daños en la salud a corto plazo. Los Chequeos Preventivos de Salud permiten identificar riesgo y detectar enfermedades en etapas iniciales, así disminuir la mortalidad por padecimientos prevenibles o tratables. Estos chequeos son dirigidos a personas “sanas” o familiares de pacientes con problemas cardiovasculares, de colesterol, cáncer, hipertensión, obesidad, fumado, sedentarismo, entre otras. La guía médica es fundamental para orientar los exámenes y pruebas, según edad, sexo, factores de riesgo e historial individual. Un chequeo general puede incluir hemograma, glicemia en ayunas, pruebas de función renal y hepática, ácido úrico, perfil lipídico, análisis de orina, radiografía de tórax y electrocardiograma. Clínica Señora los Ángeles cuenta con un equipo médico altamente capacitado que le ofrece la guía adecuada para una consulta integral. Llámenos al 2552-5252.

CITAS E INFORMACION

2552-5252 / 6220-5252 ClinicaSenoradelosAngeles

9


Más detalles, documentos y fuentes escaneando el “QR”

RITA LEIVA.

Periodista y docente ritaleiva@gmail.com

N

os inmergimos en el pasadizo de tierra y vida que da entrada a La Flor, conciencia que cruza el portón, a 1.200 metros de altitud, bajo baño de luz. Pronto será el solsticio. El panorama matutino circundante de apacible sol, brisa y verdor se describe a sí mismo como sitio de energía buena… y contagiosa. Se ha hecho espacio la presencia humana para un albergue dividido en cabañas y salones. La carne de barro y bambú de sus paredes armoniza con el entorno que le envuelve, latir de bosque y vergel. Los pinceles y la creación cromática estuvieron aquí antes que nosotros. Sus trazos polimorfos y multicolores decoran tablas y columnas… ¡Se comunican con quien les mira! Un comedor abierto, al estilo de galera, hace de almuerzo y desayuno experiencias armónicas con la naturaleza, que está ahí, afuera, pero tan cerca, que casi se le puede tocar mientras se posa sentado en una banca de madera. Un rótulo advierte a los comensales: los rectángulos que envían mensajes y reproducen voz no son bienvenidos en la mesa. Bastan unos pasos fuera de estas piezas para hallarse profundo en un jardín botánico que Don Humberto Castillo Masís ha levantado a lo

Desde el balcón de la sala de yoga, se llenan los nervios ópticos de perfil de montaña.

De ocho de la mañana a cuatro de la tarde, interactúan voluntarios y empleados con legumbres, frutas y tubérculos.

Las terrazas prueban ser un mandato en A la antigua, remembranza de otra los cultivos en pendiente: no lavará la época, el sanitario seco ahorra litros de agua y aporta materia prima de abono para los árboles. precipitación el suelo ni arrastrará sobre él arcilla

10

Jeffrey Davis Administrador


largo de 20 años. Su memoria es fuerte como el roble y tiene una historia para cada espécimen de flora que se topa el pasante en su recorrido por los pasillos naturales de humus y pequeñas plantas llamadas pavones. Don Humberto las siembra: corta estacas y las coloca en fila. ¡Son especiales como cortaviento! Sus tonos verde y rojizo se alinean para guiar a los turistas por la senda correcta en medio de heliconias, helechos arborescentes, platanilla y numerosos tallos y hojas de formas distintas. Algunas hacen las veces de copas, reservorios del agua hija de la lluvia. Es este jardín un pasaje de terrazas construidas por Don Humberto, su tiempo y conocimiento. Conllevan material que él recorta, biomasa nutritiva, y acumula a un lado del camino. Evita esta tarea la erosión del negro suelo, cuyas entrañas se empapan de aguacero ocho o diez meses al año. Sirve a su vez de reciclaje sabio, del cual se encargan los ecosistemas. Ocupa este paraíso botánico solo una parte de las once hectáreas y media de la Finca Agroecológica La Flor. Conducen los pies, bajo el cielo y las nubes, a las huertas, con sus patrones de cultivos que rotan, característica esencial de la siembra orgánica. No encuentran abrigo, los agroquímicos, en los confines de esta propiedad. La quebrada que pasa junto a la La Flor no recibe de esta finca residuos de herbicidas, fertilizantes y todo el abanico de sustancias convencionales que la agricultura a la tica sabe importar en cantidades exorbitantes… cifras que asombran. No penetrarán sus tóxicos, como garras malvadas, el subsuelo ni la fibra misma de las cosechas, ni atentará su esencia contra la salud.

Repollo, chayote y el endémico tacaco irrumpen en el paisaje rural junto a los tomates cherry, el cebollino y el maní, en una extensión de terreno fértil que ve brotar no solo estos productos sino una riqueza de hortalizas y vegetales sanos, placer del paladar, para el autoconsumo de quienes administran la finca, la visitan y viven dentro de ella. De dieta vegetariana, Brigitte Draabe, dueña de este singular proyecto, y Jeffrey Davis, administrador y colaborador en rutinas dinámicas que lo colocan desde los sembradíos hasta la cocina, sirven platillos donde priman aquellos ingredientes que crecen del suelo y se alimentan de rayos solares y clorofila. La granja les da lácteos y huevos. En el segundo piso de un establo pintoresco, lejos de la humedad que podría causarles hongos y malestar, las cabras mastican el heno y agradecen con dos litros de leche diarios. Aparte vive Tarzán, macho cabrío. Sus vecinos, los caballos, se suman a las gallinas en una convivencia sustentable, donde excrementos y orina se reutilizan con técnicas apropiadas y ciencia. El compostaje, nutriente agrícola de ausencia impermisible en este orgánico, limpio, paraiseño sistema, tiene también su rústico cubículo… puñado de material oscuro: equilibrio de veinte partes de carbono (materia seca) por una de nitrógeno (residuos verdes de la cocina)… ¡Esa es la proporción para el compost ideal! Inserta Jeffrey el filo de un machete en la mezcla de aquel recurso buscando develar la temperatura oculta de su interior: ¡Comprueba el tacto la calidez de esa química que la vista juzga similar a la tierra! Pero no finaliza en tal montículo la labor por el ambiente y el agro. Las lombrices, señoras de la oscuridad, trabajan incansables, pequeñas máquinas de abono. Manos costarricenses y extranjeras no sólo cuidan de estas diminutas fábricas de potasio

11

y fósforo, sino que plantan semilla, atienden a los animales, labran la tierra y velan por la Casa de Patos. Portal al voluntariado, La Flor atrae pasantes y alumnos universitarios, quienes se abstraen de sus nativas posiciones en el mapa, intersecciones diversas entre longitudes y paralelos. Busca la finca permearse también de la comunidad, límite geográfico, conjunto social, del cual tomó su nombre: La Flor de Paraíso. Cada lapso docemesino de labranza y quehacer, complementa esta empresa su fuerza laboral con ciudadanos vecinos. Parte de su deber será la limpieza de los recintos que dan reposo, habitaciones del ecohotel. Apartado del látigo sónico de motor, el hollín que, groseras, escupen las muflas, y el ajetreo del citadino ir, bajar, correr y venir, esta finca se extiende ante sus huéspedes y excursionistas en forma de sendero, arteria que se abre paso entre árboles nativos y exóticos para entretener, por dos o más horas, el tiempo del viajante. Cuesta abajo se desliza el camino, hasta situarse paralelo al río, cuyo fluir de gotas fusionadas en corriente acompaña al espíritu, como escoltan luego asimismo las cañas de bambú, cuando se forman en círculo en un punto de la ruta… Silban sus estructuras melodías tranquilizantes. Relajan, sus tonalidades, músculos y respiración. Baja el sendero en medio de la floresta que se expresa en diez hectáreas, en lo que solo dos décadas atrás fue potrero y cerca. Respetuosa reforestación a cargo de Don Humberto, el sueño que otrora Draabe soñara despierta: ¡tornar la nada en frondosidad!, hoy es hogar de armadillos, coyotes, mapaches, aves de una y otra especie y vida silvestre más. Impacto severo tiene nuestro existir. Tratan de compensarlo y disminuir su agravio La Flor y los rostros desconocidos que, a lo largo de vastas lunas, han dejado en ella su rastro de trabajo y apoyo… No cesan los esfuerzos, ni hace exhaustivo recuento esta prosa. Las cualidades que erigen la finca, abundantes, sostenibles, respiran.


Movimiento Empresarial Ratificaciones y cambios en la Junta Directiva de La Cámara de Comercio, Turismo y Servicios de Cartago

H De izquierda a derecha fila superior: el Sr. Mauricio Muñoz Lobo, Fiscal Titular, Sr. Fernando Vargas Ulloa, Fiscal Suplente, Sra. Ligia Monge Monge, Vocal, Sr. Henry Trejos Monge, Suplente 2, Sra. Ligia Rodríguez Zeledón, Suplente 1, Sr. Randall Campos Calderón, Tesorero. De izquierda a derecha sentados: Sra. Lucrecia Cordero Montero, Vicepresidenta, Sr. Jorge Brenes Vargas, Presidente, Sra. Andrea Ebanks Leiva, Secretaria.

ace algunas semanas se realizó la Asamblea General y con el ejercicio de su derecho, los afiliados pudieron emitir su voto para renovar parcialmente la Junta Directiva de dicha cámara. Deseamos lo mejor en este nuevo periodo a estos empresarios que donan su tiempo, esfuerzo y experiencia empresarial en el fortalecimiento del mover económico de nuestra provincia.

Junta Directiva de JASEC Reelección en Directorio

A

lfonso Víquez Sánchez conserva la Presidencia. En un acto de confianza a sus gestiones del 2018, el Directorio de JASEC fue reelecto este lunes 7 de enero para el período 2019. La Presidencia la conserva Alfonso Víquez Sánchez, y de igual forma la Vicepresidencia, Luis Gerardo Gutiérrez Pimentel y la Secretaría, Lisbeth Fuentes Calderón. El acuerdo se realizó con una votación unánime.

DIRECTORIO Y ADMINISTRACIÓN SUPERIOR. — Sentados: en el centro Alfonso Víquez Sánchez, Presidente. A su derecha, Luis Gerardo Gutiérrez Pimentel, Vicepresidente y Carlos Quirós Calderón, Gerente General. A su izquierda Lisbeth Fuentes Calderón, Secretaria y Francisco Calvo Solano, Subgerente. De pie de izquierda a derecha: Raúl Quirós Quirós, Auditor Interno y los Directores Ester Navarro Ureña, Carlos Eduardo Astorga Cerdas, Elieth Solís Fernández, Jesús Raúl Navarro Calderón y el Asesor Legal, Juan Antonio Solano Ramírez.

12


Publi Reportaje Un novedoso dispositivo disminurá la cifra de animales muertos en nuestras carreteras. Entre el 2012 y el 2013 un estudio realizado por la UCR identificó que los pizotes, las iguanas y los zorros mueren atropellados a diario en las carreteras nacionales. En sólo los primeros 3 meses del 2018 murieron 12 manigordos en rutas como Cañas – Liberia y San José – Limón. Los perros también se ven afectados por esta situación y miles de ellos mueren de esta misma forma, por esta razón y pensando en reducir los atropellos de animales, surgió un innovador método, se trata de “un asta para banderas” que sirve de alarma y que al colocarlo en el vehículo los aleja. Martín Gutiérrez, Sub-Gerente del Taller de Carrocería y Pintura, Hermanos Gutiérrez, comenta mientras nos muestra un ejemplo: Son muchos los vehículos que sufren las consecuencias de un accidente al tratar de evitar el atropello de un animal, sin embargo esto se puede evitar, por eso nace el “salvafauna”. Al transitar a más de 40 KM/h, el viento atravieza el dispositivo y genera una frecuencia ultrasónica imperceptible para el ser humano pero que sí es escuchada por los animales a más de 300m hacia el frente, el ruido que emite sirve como una alerta para los que están en el camino. Costa Rica posee el 4.5% de la fauna mundial, por eso es nuestro deber buscar soluciones para proteger la vida silvestre, además de reducir los accidentes en carretera causados por conductores que intentaron esquivar a un animal, este dispositivo ayudará también a evitar incidentes mayores. En la actualidad el artefacto se emplea en países como Estados Unidos y Australia. Si usted está interesado en adquirirlo, puede encontrarlo en el Taller Hermanos Gutiérrez, ubicado en Taras, su precio es al costo como un aporte de la empresa en pro del ambiente.

13


14


15


Bienestar Estarbien

Fotos Jay Weinstein

C

ontagia, cura, genera lazos, enamora. Reír es un rasgo en todas las culturas. Los seres humanos somos capaces de hacerlo en cualquier momento y por cualquier asunto de manera involuntaria. En un grupo de conversación distendida, una persona puede reírse unas 7 veces en 10 minutos. Aunque relacionamos la risa al humor, es más una expresión emocional de agrado, juego, distensión, seguridad y comunicación. Nada se contagia con más velocidad ni genera más empatía que esa carcajada nacida en el centro del pecho, que apretado por todos sus músculos que nos obliga a soltar aire acompañado de extraños ruidos. Frente a la gran tensión en el mundo generada por líderes que aconsejan a sus

AURORA CABRÉ

ciudadanos “ir armados para conservar la libertad”, otros ordenan construir más muros, restringen el acceso a la salud y educación, o crean grietas y se definen clases irreconciliables; podemos pensar que estamos sin motivación para reír, sin embargo es justo ahora cuando es necesario hacerlo, hasta de manera intencional. Un pequeño movimiento en los diecisiete músculos alrededor de la boca y algunos cerca de los ojos formando una sonrisa cambiará el entorno. Las neuronas espejo de las personas que encontramos a nuestro paso imitarán este

gesto provocando que todos los cerebros, en solo 0,01 segundos, procesarán un momento de felicidad liberando de inmediato dopamina y endorfinas responsables del bienestar. Si está pensando en usar la sonrisa para manipular a los demás… no será posible porque el cerebro, sin su permiso expreso y ante el estímulo de los músculos faciales, trabajará para convertirlo en una persona realmente feliz. La clave es practicar. Así esa sonrisa, forzada al principio, será natural.

B IE NE STAR CUE RP O ME N T E

+ info 88843772 • • • •

Matrícula abierta Horarios flexibles Clases para principiantes Yôga, Pilates, Yoganidra

SANTÔCHA STUDIO 150 sur del CUC. Complejo Salud y Forma, Cartago

CLÍNICA DENTAL DRA. MARCELA LEIVA U.C.R. Odontología General

Tel.: 2592-2538 Cel.: 6037-5384

E-mail: docleiva@gmail.com – Dirección: Cartago, 100 m. este y 50 m. sur del I.N.S. Horario: Lunes a viernes de 9:00 a.m. a 12:00 m.d. y de 2:00 p.m. a 6:00 p.m.

16


Las grandes aguas a quién vas a llamar cuando acabe el día y al volver del trabajo pienses en estar con alguien a quién vas a llamar para que te acompañe cuando camines por las calles tristes de siempre. Vas a ver que todos están con alguien menos vos que deseás cosas que no volverán y dejás pasar aquellas que te harían feliz si estuvieras preparado para verlas.

En la noche del viernes por calles tristes enviarás mensajes a teléfonos apagados desde cuartos de paredes sucias con pequeños roperos atestados en camas marineras sin equilibrio ardiendo de deseo por el cuerpo de una mujer rezándole al Señor de los Milagros por el cuerpo de una mujer rezándole a Chacalón que es Dios por el cuerpo de una mujer. A quién vas a culpar por no haber hecho lo correcto a quién vas a llamar cuando acabe el día y volviendo por calles tristes sepas que te espera el catre pequeño, más pequeño sin mujer sin cuerpo que fatigue la innúmera cama. Vas a decir que me extrañás cuando ya sea tarde vas a pedirme que hable cuando no tenga fuerza. Hubiera hecho falta tanto más juntos para convertirme en el árbol que baña con su savia el hacha del leñador que lo ha herido. No soy tan buena, lo siento. Las monjas hablarían de perdonar, de dar la otra mejilla. Qué saben ellas de amar si se han casado con un mudo, un ausente, un muerto. ¿Dónde estabas, que no te vi? Tenía que ser ahora, no antes antes no hubieras podido verme, éramos otros tenía que ser ahora. Y ahora aquí estoy, aquí estamos estar juntos es bailar dentro de un huracán una máquina voltaica años luz al borde del sol un agujero negro empujando el centro del abismo tu piel y tu pelo, chocolate y manjar blanco rompiendo en mi paladar de sibarita.

Todavía guardo tu olor, salobre y dulce. Hombre. Ser de ensueño y luz agua mansa y cascada en caída libre como una casa musical voy a conservar tu forma de cantar las palabras. Y quién va a navegar tus aguas, nadador quién se atreverá a enfrentar las grandes aguas el amor es un laberinto del que se sale volando o se perece buscando la salida.

Fotografía Malena Qu

Hacia el fin de jornada cierro los ojos. Escucho el roce de las alas de la polilla embriagada de oscuridad.

Qué bueno no haber escuchado a las amigas: Tranquila, tomate tu tiempo... tranquila estuve toda mi vida tranquila estaré en la tumba. Olvidé que no eras río sino océano y me bebí de un trago tus aguas, nadador y las encontré amargas y me ardieron como una insolación de eclipse. Que tus ojos se hagan de agua y pueda beberlos fue mi profecía y me ahogué: llega un momento en que las palabras tienen valor de acto. No voy a naufragar en tus aguas, nadador. No voy a inmolarme en el laberinto del amor. Vuelvo a mi vida habitual a la calma monótona que necesito para transformar la mierda en oro. Vuelvo a mi centro que se parece mucho al ojo del huracán, el lugar de mayor quietud. En el ojo del huracán hay calma. En el ojo del huracán está todo lo que hemos perdido. Lo perdido es nuestro para siempre. Mientras escucho a la polilla que se quema las alas contra la lámpara pienso que es duro el destino de los que buscan la luz.

17

Griselda García (Buenos Aires, 1979)

es escritora y editora. Estudió Diseño de Imagen y Sonido y Letras (UBA). Publicó los siguientes libros: Alucinaciones en la alfalfa (2000), El arte de caer (2001), La ruta de las arañas (2005), El ojo del que mira (2009), Hallucinations in the Alfalfa and other poems (traductor: Hugh Hazelton, Wolsak y Wynn, Canadá, 2010), La madre del universo, (relatos, 2012), Mi pequeño acto privado (2015), Ahora (2016) y Bouquet Garní + SPAM (2017). Se dedica al dictado de talleres de escritura creativa y al seguimiento de obras literarias en progreso. Se desempeñó como editora en La carta de Oliver y Ediciones Del Dock. En la actualidad dirige GG, editorial de narrativa y poesía.


de “proceso civilizador”, abusos de toda índole se cometieron contra los pueblos originarios. Comunidades enteras fueron capturadas y confinadas en reducciones, utilizados como fuerza laboral y tributarios.

Encuentre contenido escaneando el “QR”

La encomienda

REDACCIÓN revistacartagomio@gmail.com

C

uando Vázquez de Coronado fundó la Nueva Cartago junto a los ríos Coris y Purires hacía ya 50 años que las Leyes de Burgos expresaban que el Rey de España tenía justos títulos de dominio sobre estas tierras y, priorizando la evangelización de los naturales, abolía toda esclavitud indígena en los Reinos de Indias, otorgando a los nativos la dignidad de hombres libres impidiendo su explotación, elevando su estatus a súbditos, sujetos a pagar tributos. Esto no fue una novedad para los pueblos nativos, en épocas prehispánicas fuertes tributos eran pagados por la clase productora: artesanos, labradores y comerciantes, los cuales servían para sostener a las clases dirigentes: gobernantes, sacerdotes y guerreros.

Antes que los impuestos sean impuestos, los seres humanos reunidos en comunidades entendieron la necesidad de contribuir al desarrollo colectivo dando como tributo voluntario parte de sus bienes o su trabajo. Luego las sociedades se hicieron más complejas y sus conductores pasaron de ser guía benevolente y ejemplo de rectitud a ser gobernantes ávidos de privilegios, poder y riquezas. Así surgieron, unos 4000 años AC en Egipto, China y Mesopotamia las primeras leyes tributarias estableciendo obligaciones y amenazas de brutales castigos a los evasores. Al margen de simpatías y orgullos que despierta en ciertos círculos la época colonial pasándolo por el túnel edulcorado

18

23.699 individuos fueron distribuidos entre la Real Corona, 4 conquistadores y los 85 particulares que entraron con ellos, según consta en el documento de la primera repartición de indios, rubricado por Perafán de Rivera en 1569. Aunque fueron más que esos los congregados en reducciones para facilitar a tarea evangelizadora y la recaudación de los tributos obligatorios. “El objetivo fundamental de ese tipo de concesiones era lograr que los españoles se establecieran permanentemente en las zonas dominadas. A cambio de los tributos y servicios que los indios de su encomienda debían brindarle, el encomendero se comprometía a colaborar en las actividades represivas que garantizaran un control efectivo sobre las poblaciones sometidas” Detallan Elizabeth Fonseca Corrales, Patricia Alvarenga Venutolo y Juan Carlos Solórzano Fonseca en el libro COSTA RICA EN EL SIGLO XVIII (Ed.UCR 2001-ISBN 9977-67-641-0) en un análisis sobre la vida económica y social de la colonia, estudio del que tomamos fragmentos que nos darán luz sobre comportamientos tributarios en nuestra tradición.

Tasación del tributo

Tasar el tributo indígena era señalar la clase y la cantidad de bienes y servicios que cada pueblo o parcialidad indígena estaba obligado a entregar a las autoridades o a los encomenderos. (...) la tasación más antigua que se conoce en la provincia de Costa Rica, data de 1573 y corresponde al pueblo talamanqueño de Ciruro. Perafán de Rivera obligó a los trescientos tributarios de ese pueblo a


entregar a su encomendero, Matías de Palacios, el producto de la siembra de veinticinco fanegas de maíz y de un almud de frijoles, ciento trece arrobas de henequén, doce botijas de miel, dos arrobas de cera, trescientas mantas de tres varas de largo por dos de ancho, seis arrobas de cabuya, cien cántaros, cien ollas y dos fanegas y tres almudes de sal. Además, la tasación señala que el pueblo de Ciruro debía dar a Palacios ... seis indios y dos indias, para leña, yerba y para que muelan pan y sirvan en su casa, por estos dos años siguientes, atento a la gran necesidad de las tierras, los cuales se mudarán cada semana o cada mes, como les pareciere y cuando se ofreciere haber necesidad de reparar las casas su encomendero de la dicha ciudad, o hacerlas de nuevo de paja, sean obligados a las hacer y las hagan por estas tasaciones.” Fue imposible controlar los abusos de los encomenderos, quienes no solo obligaban a los indios a prestar servicios personales, sino que también les exigían bienes y servicios no señalados en las tasaciones, y se excedían en los que sí estaban contemplados.

El sujeto de tributo

Poco a poco la categoría de tributario se fue ampliando a nuevos sectores de la población.

Mientras que antes de 1578 eran tributarios solo los indios varones reducidos, jefes de familia, después de ese año lo fueron los indios de ambos sexos reducidos, y además se creó la categoría de “medio tributario”, para los viudos -hombres y mujeres-, y la de “reservados” (exentos de tributo), para los caciques y principales, alcaldes, indios enfermos o minusválidos y mayores de cincuenta años. A partir de 1638, todo indio mayor de veinticinco años estaba obligado a tributar. Los varones, ya fuesen casados, solteros o viudos, pasaron a la categoría de “medio tributario”, al igual que las mujeres casadas y viudas. Las solteras quedaron obligadas a pagar un tercio del tributo.

El pago

Los productos debían ser entregados a las autoridades o a los encomenderos dos veces al año -en junio y diciembre-, para las fiestas de San Juan y Navidad. Los tributos de las encomiendas pertenecientes a la Corona se vendían por anticipado en subasta pública. A pesar de que el sistema tributario estaba bien organizado, los indígenas idearon diversos mecanismos para evadirlo. (...), como el negarse a contraer matrimonio, evitar la procreación usando métodos anticonceptivos o abortivos, y adoptar algunos rasgos culturales occidentales,

19

como el vestido, abandonar los pueblos y trasladarse a vivir entre los blancos y mestizos. Además de la disminución notoria de la población indígena, el sistema de explotación produjo desintegración en las comunidades, la cual se evidenció en el atraso del pago de tributos. (…) según las autoridades de la época, esa situación se presentó porque las comunidades estaban acostumbradas a que “se les siguiera diligencias” para cobrarles el tributo.

Otros mecanismos de explotación.

Los religiosos (...) Además de cobrar por la celebración de misas y de todos los sacramentos, recibían el pago de la ración. (...) que cada doctrinero recibiera treinta fanegas de maíz por año, una gallina y dos reales y medio de carne de vacuno diariamente, excepto los viernes y otros días de ayuno y abstinencia, en que se le debían dar dos libras de pescado y un real de huevos, o dos reales de huevos si era imposible conseguir pescado, más una botija de miel y otra de manteca cada seis meses. Además, dispuso que contaran con una persona para que les preparara la comida, otra para que les hiciera tortillas y un alquilón que se encargara de llevar leña para la cocina y zacate para alimentar a las mulas.


Un viaje sobre ruedas

al pasado por Ujarrás YOUSET VEGA

alcanzar el hito principal: las Ruinas de la Virgen del Rescate de Ujarrás. El recorrido se puede complementar yendo en dirección a Tucurrique por la vieja ruta también colonial “De los Misioneros”, conocida como Fajardo, la cual cruza el puente del mismo nombre, destacado por ser el sitio que alguna vez selló el gran lago que abarcó los valles de Ujarrás y Orosi. El camino de los Misioneros, fue una de las principales rutas hacia el Atlántico o bien hacia el interior de Talamanca. Quien es más atrevido en el deporte del ciclismo, puede aventurarse a Tucurrique o más allá pero, para continuar con nuestro recorrido histórico, nos podemos devolver por la ruta tradicional pasando la represa hidroeléctrica y ascender a Paraíso por el camino de El Calvario. Este camino pertenece al antiguo caserío de la Villa de Ujarrás, antes de su traslado forzado justificación con pestes como hepatitis, paludismo y lepra, además

20

de la amenaza de inundaciones del Río Reventazón, aunque el historiador Manuel Benavidez en su tesis “De Ujarrás a Paraíso”, nos indica que las circunstancias del traslado radicaron en intereses económicos específicos. Al ascender por el camino de El Calvario, el cual sigue directo por el que va a las ruinas, se notarán de inmediato los efectos del Río Reventazón en el poblado casi abandonado de La Luisiana, en donde se escabulle parte del camino deslizado sobre el río y a tan solo unos metros se encuentra con el cementerio del mismo nombre, que fue el antiguo cementerio colonial creado para orden y sanidad del poblado en los últimos años de su existencia. El ascenso es algo pesado pero no es extenso, ideal para una buena y agradable salida, recordando el patrimonio histórico que resguardan los valles cartagineses. Encuentre contenido escaneando el “QR”

U

jarrás es ampliamente reconocido por las ruinas que datan del siglo XVII. Es la estructura colonial más antigua de nuestro país, miles de personas la visitan al año, disfrutando además del hermoso valle y sus panorámicas. Este sitio es realmente un hito histórico nacional, a pesar de que los años solo han dejado claramente a la vista la estructura de su antigua iglesia, esconde también el recuerdo de un antiguo asentamiento, con calles, avenidas y personajes. Un circuito que se puede realizar en bicicleta nos puede llevar a recordar el pasado. Partiendo de Paraíso por la Avenida 0, la que va justo al lado del antiguo ferrocarril donde se observa el puente ferroviario sobre el Río Páez; o por la vieja ruta inutilizada para autos que deja mirar el Salto de la Novia. Por cualquiera se llega al camino actual, bajando por la famosa Cuesta de los Madriz hasta

Fotografía de Youset Vega

yousetdvdv@gmail.com


Acercate a nuestros puntos de distribución en toda la provincia y obtené tu propia revista para coleccionarla. (Lista en la página 2)

Oreamuno: #14: Desarrollo Humano #47: Esperanza de Vida #27: Conocimiento #11: Bienestar Material Índices nacionales en relación a 81 Cantones

Fuente: Atlas de Desarrollo Humano Cantonal de Costa Rica 2016. - Universidad de Costa Rica http://desarrollohumano.or.cr/mapa-cantonal/index.php/ranking-idh#ranking-por-ibm


Escaneรก el cรณdigo te compartimos videos, mรกs fotos, referencias y documentos.

Tu provincia va siempre con vos

Simple y genial

Profile for Cartago Mío

19 Cartago Mío  

19 Cartago Mío  

Advertisement