Page 1

Rakuenscan.home.blog


Rakuenscan.home.blog

Raws: Aragaki Ayase│ Editor: Papo41 Traductor Jap: Aragaki Ayase │Corrector: Drawd


Rakuenscan.home.blog

CAPÍTULO 2 Ha pasado un mes desde el “incidente del Love Touch”. Podría parecer un accidente sin relevancia alguna, pero— Al parecer la relación entre Ayase y Kirino había mejorado. Aunque, ni siquiera yo puedo estar completamente al tanto de las relaciones interpersonales de mi hermana… Es una enorme felicidad tener a alguien a quien puedas llamar mejor amigo. Lo único que desearía sería que la relación entre ellas dos siga conservándose de buena manera. Por cierto— No ha habido avance alguno en lo que respecta a la “relación entre Ayase y yo”. Tal y como siempre ha sido, la adorable mejor amiga de mi hermana sigue pensando en mí como “el más monstruoso e incestuoso hermano pervertido”. Es algo lamentable para mí, pero hasta cierto punto había razones para que ella pudiera llegar a pensar de mí en esa manera— Qué se le va a hacer… —¡No te hagas malentendidos…! ¡A la única a la que acosaría en todo este mundo sería a ti… Ayase…! —¡No vuelvas a hablarme por teléfono, pervertido! ¡Muérete! Justo por cosas como esas, es que es justificable que piense de mí en esa manera. Puesto que a fin de cuentas… Ella no está mal del todo… Se suponía que Ayase me tenía en un concepto tan bajo como el de un pervertido, pero… Por alguna razón, últimamente había comenzado a pedirme varios “consejos”. Aunque, la mayoría de ellos tenían que ver con la afición otaku de Kirino y siempre terminaba diciéndome que no podía hablar con nadie más sobre esos temas y por eso venía conmigo. Me pregunto si esto seguirá de esta manera por un tiempo más… Siendo así, no me importaría que pensara sobre mí como un pervertido. Solamente me gustaría arreglar nuestra relación. Esa era mi verdadera intención. ¿Por qué no hacer algo al respecto…? Luego de lo ocurrido anteriormente, Ayase había bloqueado mi contacto en su celular. Pero… Hace poco me percaté de que me había desbloqueado nuevamente… ¿Por qué será…? Que haya desbloqueado mi contacto… ¿acaso significará que…? —¡Llámame, por favor, Onii-san! Seguramente debe tratarse de algo así. —¡Entiendo…! ¡Espérame, Ayase-tan!


Rakuenscan.home.blog

Tras haber resuelto tal enigma personal, me atreví a llamarle a Ayase. BRRRRR…. Luego de varios intentos, la llamada por fin entró. —¿Bueno…? Habla Aragaki. —¿A-Ayase…? ¡Soy yo! ¡PIIII! —¡¿Cortó la llamada?! Inmediatamente volví a marcarle. BRRRRR…. Tras dos intentos, finalmente pude escuchar una adorable voz. —¿Bueno…? —¡No deberías colgar sin siquiera preguntar el asunto de la llamada! —Haa… ¿tienes algún asunto conmigo? —¡Por supuesto! Eso contesté, pero… Mi objetivo primordial era ser capaz de reconciliarme con ella, así que tenía ninguna otra idea en mente para decirle específicamente. —¿De verdad…? Lo cierto es que…. Tengo que quiero hablar contigo, Onii-san… —¿Conmigo…? —Así es… Ayase no parecía estar nada contenta. ¿Será acaso que tendrá algún problema en su mente…? ¿O será que…? —¿Q-Qué ocurre…? ¿Acaso estás imaginándote algo extraño…? Seguidamente, para enmendar lo anteriormente dicho, Ayase contestó titubeantemente: —Permíteme aclarártelo, pero… ¡No es como si fuera a confesarte mis sentimientos o algo por el estilo, Onii-san! Ni siquiera he dicho nada al respecto ¿y ya está lanzándome advertencias…? … Y yo que en “esta ocasión” estaba tan preocupado que estaba por Ayase de una manera normal… A pesar de todos los eventos que hemos vivido hasta ahora… Ciertamente ella es una heroína cuya popularidad no va en aumento…


Rakuenscan.home.blog

—¿Por qué te quedas callado? ¡Hmpf…! ¡Al fin y al cabo que ni siquiera era algo tan importante…! —Oye… Ayase… ¿Me odias…? —¿Eh…? ¡P-P-P-P-P-Por supuesto que sí…! ¡¿Acaso no recuerdas lo que me has hecho…?! —¿Haberte ayudado con varios consejos…? —¡Me he enfrentado aún más a tu acoso sexual! Esta personalidad malhumorada de Ayase es uno de sus puntos más encantadores. Quizás piense que es un gran desperdicio por parte de ella, que sea algo atemorizante, pero algo dentro de mí se alegraba de ver ese lado suyo. —Así que de eso se trataba, ¿eh…? Contesté con una serena voz. —Entonces, eso significa que me odias, ¿verdad, Ayase…? —¡A-Así es…! ¡P-P-Porque tú eres… “El asqueroso otaku que arrastró a Kirino en sus horribles gustos” y “el hermano pervertido que ama a su hermana menor”! —Aahh… Lo lamento. Había olvidado todo eso, puesto que últimamente hemos estado hablando mucho entre nosotros. —…. Ayase permaneció en un silencio extremo. Pude percibir levemente en mi oído un suspiro lleno de lamento. Fue entonces cuando determiné que era el momento de cambiar de tema. —Bueno. ¿Qué tal si ahora vamos con tu asunto? —… ¿Has terminado con lo tuyo, Onii-san…? —Claro, no te preocupes. Yo solamente “quería llevarme mejor contigo, aunque sea un poco más”. —¿Eh…? —Bueno… Así como tú tienes algo que quieres hablar conmigo, yo también tengo algo que quiero hablar contigo. —¿D-De verdad…? Para ser sincera, yo no tengo interés alguno en llevarme bien contigo, Onii-san. ¡No seas tan directa, por favor! —Ya fue suficiente con ese tema. Ahora te escucharé a ti. —Ah… Entiendo.


Rakuenscan.home.blog

La impresión de Ayase parecía denotar que simplemente no podía aceptar lo anterior. A pesar de eso, tímidamente comenzó a hablar. —Para ser sincera… Hay algo que quiero consultarte, Onii-san… —Ya veo… Déjamelo a mí. Puedes pedirme lo que sea. Rápida y enérgicamente contesté. Seguidamente, Ayase contestó mostrándose algo avergonzada. —¿Eh…? ¿D-De verdad…? ¿Cómo puedes aceptarlo así de fácil…? Si ni siquiera te he dicho de qué se trata… —Puede que me odies, pero… tú realmente me agradas. —¿Eh…? —Cualquiera que sea tu petición, yo la aceptaré. —¡Seguramente le hablas así a todas las chicas…! ¡Eso significa que estás tramando hacer algo extraño nuevamente, ¿verdad…? —No sé si sea algo extraño, pero ¡sí estoy tramando algo! —¡Tal y como pensé! —¡Mi plan era aceptar cualquier petición que me hicieras, para que así pudieras cambiar la perspectiva que tienes de mí, aunque sea un poco! —… ¡Hah…! Lo he logrado. Seguramente con esto, ella se enamorará de mí. —… Fuh… Fuh… Me pregunto cómo eres capaz de decir vergonzosas frases como esas sin siquiera titubear… ¿Eh…? Qué extraño… No cayó rendida ante mis pies… Como era de esperarse de ella, no es tan fácil hacerla caer… No tendría sentido que Ayase cambiara su perspectiva sobre mí con tan solo unas banales palabras como las anteriores. Aunque lo que dije hace un momento no era mentira. —Sea como sea, ¿por qué no me lo cuentas? —Claro… Últimamente he estado sintiendo que Kirino actúa fría conmigo… —Jaja, sabía que dirías algo como eso. Las preocupaciones que tienes en mente siempre tienen que ver con Kirino, después de todo. —¡¿Acaso eso está mal?! —Para nada. De hecho, te lo agradezco. —Me gustaría saber más al respecto. ¿Qué te parece si nos vemos en algún lugar…?


Rakuenscan.home.blog

—En ese caso… Veámonos en “el parque de siempre”. —En el parque, ¿Eh? Siempre que Ayase quiere hablar conmigo, me pide que nos veamos en el parque cercano a mi casa. —… En la parte trasera de ese parque, hay una estación de policía. ¡Así que no te servirá de nada que intentes hacerme algo extraño, Onii-san! —¡Jajaja, no lo haré! Maldición… En verdad no puede confiar en mí. Y así fue como me reuní con Ayase en el parque cercano a mi casa. ¿Lo recuerdan? Aquel lugar en donde Kirino hizo una impresionante aparición. Ayase y yo nos encontrábamos de pie y cara a cara, en la misma posición en la que estábamos en aquel entonces. —Entonces… ¿Qué opinas, Onii-san? ¿Crees que Kirino me ha estado evitando...? —Creo que es tu imaginación. —¡No es verdad! Hoy la invité a que regresáramos juntas a casa, pero ella me rechazó diciéndome que tenía algo que hacer… ¿No tienes alguna pista del por qué actúa así, Onii-san? No se me ocurre nada… —¿No se deberá a que la vez anterior le dijiste algo de deshacerse de Kanako…? ¿No se habrá asustado demasiado Kirino? —¡Ah, eso fue una broma! ¡Y ella lo comprendió así! —Ah, ya entiendo. Hmm… me pregunto qué será… Me detuve a pensar por un momento— Cuando de repente tuve una idea en mente. O, mejor dicho, recordé algo. —Ah, creo que ya lo sé. —¡¿Tienes alguna idea en mente, Onii-san?! —Hoy es viernes. —¿Kirino hace algo especial los viernes? ¿Va a alguna lección especial? —Lo mismo de siempre. Inclusive yo me acabo de dar cuenta, pero la mayoría de los juegos salen a la venta los jueves. Así que seguramente ella esté ahora mismo en su habitación jugando con todos los juegos que compró. —Eh… Este… ¿Y qué significa eso…?


Rakuenscan.home.blog

—Creo que volvió a suceder lo mismo que antes. Kirino quiere jugar con sus nuevos juegos y probablemente rechazó irse contigo por esa razón. Por un instante, pude observar cómo se le dibujaba un “#” a Ayase en su sien. —Entonces, ¿Eso significa que a Kirino le importan más los juegos recién salidos a la venta que yo...? —¡No, para nada! ¡Deja que al menos juegue con esos juegos recién salidos venta! ¡¿Acaso no es este casi el mismo desarrollo que se dio durante el “incidente del Love Touch?! Tal parece que ni Kirino, ni Ayase, ni yo hemos madurado… Ayase mordió sus labios y después exclamó a modo de queja; —¡¿Acaso no entienden que esos personajes femeninos de los juegos no saldrán de la pantalla?! —Puede que no estés equivocada, pero no le digas eso a Kirino, ¿Entendido? Después de todo, si lo hace acabarán peleándose. —Huum… Si fuera yo, haría cualquier cosa por Kirino… Ayase no ha cambiado para nada, sigue siendo tan peligrosa como siempre. Bueno, eso solamente demuestra lo mucho que se preocupa por Kirino. —Sea como sea, tranquilízate. Si no te molesta, puedo ayudarte. —T-Te agradezco que siempre me ayudes… Ayase me dio unas palabras de agradecimiento, con unos ojos llenos de lágrimas. —Creo que… Eres el único con el que puedo hablar sobre estos consejos para Kirino, Onii-san… —Ya te dije que no hay problema. Lo digo siempre, ¿no? Ya que realmente me gustas, Ayase. —¿O-Otra vez con frases banales como esas…? Las mejillas de Ayase se sonrojaron. Y casi como si estuviera acusándome giró su mirada hacia mí. —…Seguramente es lo que les dices a todas las chicas, ¿no es así? —Eres la única a la que se lo digo, a excepción de Kirino. —¿Eh…? —No estoy mintiendo. Aunque no se lo digo en serio a Kirino… —¡C-Como si me importara…!


Rakuenscan.home.blog

Ayase giró su cabeza hacia un lado rápidamente en señal de desprecio. Nuevamente tuve éxito en hacer que Ayase viniera a mi habitación. —Esta es la segunda vez que vienes a mi habitación, ¿verdad? —Tienes razón… Pensaba que nunca más volvería a venir. Ayase había venido a mi habitación para pedirme un consejo, diciéndome que ya no le daba mucha importancia el anterior “incidente del Love Touch”, en el cual “Kirino se la pasaba hablando con Ayaka-chan, la heroína del juego”. Por cierto, en esa ocasión, Ayase se enfadó terriblemente a mitad de la plática y terminó saliendo de mi habitación efusivamente. Aunque, podría decirse que ella no ha aprendido la lección, puesto que ha venido nuevamente a pedirme un consejo a pesar de todo lo anterior. —Dime, Ayase. La razón por la que creo que fallamos en la estrategia anterior, fue porque hicimos demasiadas cosas innecesarias. —¿A qué te refieres? —En la ocasión anterior, Kirino y tú fueron sinceras, hablaron entre ustedes y finalmente pudieron reconciliarse, ¿no? —Aah… —Es por eso, que la mejor opción es empezar de esa manera en esta ocasión. Iré a llamar a Kirino, así que asegúrate de hablar bien con ella y puedan reconciliarse. —P-Pero… —Esa es la mejor opción. Ustedes son mejores amigas, ¿no es así? —¡S-Sí, así es! Asintió Ayase efusivamente. —Es casi imposible que no lleguen a entenderse si hablan entre ustedes. ¿Me equivoco? —Para nada… Tienes razón… En ese caso— Y, justo cuando Ayase había consentido mi idea… —¡Uhyoo—! Pudo escucharse un sonido atravesar la “pared”. —Geh… —¡¿Eh?! ¡¿Esa voz es de Kirino…?!


Rakuenscan.home.blog

—¡Fujiji! ¡Hyojojo! Esto es genial…! ¡Demasiado genial…! ¡Demasiado erótico…! —¡Ugh…! ¿Cómo puedes estar haciendo algo así solamente porque no están nuestros padres, Kirino…?! ¿Cómo puede estar jugando un eroge con sus audífonos puestos…? Este fue un gran error mío… ¡Debí haber supuesto lo que Kirino estaría haciendo en un día como este y aun así…! —Este... ¿Onii-san? —¿Eh? ¿Qué ocurre? —¿Qué es lo que hace Kirino ahora…? —¿Qué hace ahora…? Ya te lo dije, ¿no? Seguramente está jugando a sus “nuevos juegos”. Traté de engañarla, todo por el bien de mi hermana menor. —¿Sus “nuevos juegos”…? Ayase dirigió su desdeñante mirada hacia el lugar de donde provenía la voz de Kirino detrás de esa “pared”. —¡Defuuuh…! ¡Esto es genial! Fujii… ¡Fujiii…! ¡Finalmente ha dejado salir esa extraña risilla llena de Moe…! —¡Kirino…! Esto es malo… El distanciamiento entre ellas dos irá en aumento si sigue así… A pesar de que ella es mi hermana, la actitud de una asquerosa otaku que está mostrando ahora es realmente vergonzosa. Seguramente ella jamás habría imaginado que al lado de su habitación se encontraría nada más y nada menos que Ayase. —… —… Uuh… Esto es malo… —D-Dime, Onii-san. —¿Eh? ¿Q-Qué ocurre…? —¿Por qué… a Kirino… le gustan… ese tipo… de juegos… eróticos…? Esa era— Una pregunta que conlleva una gran explicación de por medio. Y al mismo tiempo, sentía que era una pregunta que definitivamente tenía que responder con sinceridad. —Pues… verás…


Rakuenscan.home.blog

Finalmente, luego de dudar un momento… Respondí de la misma manera que anteriormente lo había hecho. —Tal y como te había dicho antes. Porque ese es el “lazo de amor entre Kirino y yo”. Aunque puede parecer que en varias ocasiones ese lazo llega a ser olvidado. Pero, esa “ideología” no debe ser olvidada. El concepto que tiene Ayase sobre mí es el de “Un hermano pervertido que ama a su hermana menor”. Sin embargo, es justamente por eso que— Ayase ha sido capaz de insistirme en ayudarla a resolver todo aquello relacionado con Kirino y su afición otaku. —Sinceramente no puedo tolerar la afición otaku de Kirino. —Incluso ahora sigo pensando que es un gusto repulsivo. —Pero, que eso sea culpa de su pervertido hermano mayor, es un punto que queda fuera de cuestión. —Tengo que proteger a Kirino. Eso pienso… Han pasado muchas cosas desde ese entonces, inclusive ahora Ayase ha llegado a ser capaz de perdonarle un poco a Kirino su afición otaku. Sin embargo, revelarle la verdad ahora sería demasiado pronto, ¿no? Quizás hasta que Ayase realmente sea capaz de aceptar la afición de Kirino por completo luego de un tiempo— Aún si eso significa que ella piense mal de mí. Eso fue lo que había decidido. —Acabas de mentir, ¿verdad…? —¿Eh? ¿Qué acaba de decirme…? —Aunque no puedo decir certeramente cuánto de lo que dijiste era mentira— Observando mis ojos fijamente, Ayase exclamó: —Ahora puedo comprender… Que eres capaz de mancharte a ti mismo con tal de ayudar a Kirino y a mí. En sus ojos, podía observarse cómo se acumulaban las lágrimas.


Rakuenscan.home.blog

—Y, a pesar de todo eso… Me aproveché de tu amabilidad… Te hice ver como alguien malo… Y engañé a mi corazón… Onii-san… ¿Quién iba a pensar que se daría cuenta de que mentía…? —Siempre había pensado en disculparme contigo. Pero, simplemente no podía hacerlo… —Ayase… —¡En verdad lo lamento! —¡Ah! E-Este… Ayase inclinó su cabeza enormemente. “¿Qué significa esto?” Pensé vagamente. Si dejo que ella siga en esa posición, seguramente haré que pase por un muy mal momento. Eso fue lo que pensé al ver a Ayase con su cabeza inclinada. Fuuh… Dejé salir un gran suspiro. —¿Cuándo fue que te diste cuenta de eso…? —El día en que me reconcilié con Kirino— Justo cuando regresaba a casa. —“Probablemente él sea así”, fue de lo que inmediatamente me percaté cuando te mandé ese mensaje, Onii-san.

Para Onii-san, el gran mentiroso. Gracias a ti, pude ser capaz de reconciliarme con Kirino. Aunque no significa que he aceptado por completo su afición. Por el momento, he decidido que mi pensamiento no cambiará hasta que lleguemos a superar nuestras diferencias. No se le puede hacer nada. ¡Pero nunca me rendiré! ¡Te aseguro que salvaré a Kirino de tus garras! ¡Nunca perderé ante ti! PS.

Si llegas a hacerle algo extraño a Kirino, te mataré.

—… Ya veo… Había comprendido lo que Ayase quería decirme y al recordar “aquel mensaje” … Pude observar cómo los complicados problemas en su mente se hacían notar en su rostro. —¿Pero, es en serio? Exclamé ambiguamente. Fue entonces cuando Ayase sonrió apáticamente. —Sí. Finalmente me he dado cuenta…Ya no puedo seguir mintiéndome a mí misma.


Rakuenscan.home.blog

—Ya veo… —Lo siento mucho. Siempre te he hecho muchas cosas malas, Onii-san. —No te preocupes. Es algo que hacía porque quería. No hay necesidad de que te apures. Al contrario, yo también debería disculparme. —Lamento haberte mentido todo este tiempo. —…

Drip… Una pequeña lágrima había caído de los ojos de Ayase. —Y yo en verdad odio… las mentiras… A pesar de eso, ella sonrió denotando felicidad. —Aunque… mentiras como estas… son necesarias, ¿verdad?

Y así fue como el malentendido entre Ayase y yo finalmente fue resuelto. Sorprendentemente fue más fácil de lo que pensaba. Incluso el más pequeño detonante, es capaz de cambiar drásticamente las relaciones entre las personas. Puedo decirlo porque, anteriormente ocurrió lo mismo en la relación entre mi hermana y yo. Probablemente este momento fue un punto decisivo para que volviera a iniciar la relación entre Ayase y yo.

Al día siguiente— —Buenos días, Onii-san. —Qué tal, entra. Ayase había venido nuevamente a mi casa. Para seguir con el “consejo” que no pudo ser completado debido a que Kirino se la pasó todo el día de ayer jugando a sus eroges. —Lo siento, creo que Kirino salió por ahora. —Ah… Ya veo… —¿Por qué no la esperas un momento? Me dirigí con Ayase a la sala de estar. —Una vez regrese Kirino, lo mejor será que finalmente hoy hablen entre ustedes.


Rakuenscan.home.blog

—Claro. Pero, antes de eso… Justo antes de llegar a la sala de estar, Ayase exclamó: —¿Podrías responderme la pregunta que ayer evitaste…? —¿La pregunta que evité ayer…? —¿Por qué a Kirino… le gustan tanto los juegos eróticos…?

—Eso de los “lazos de amor entre hermanos” era una mentira, ¿no…? —Cierto, tienes razón. Si lo que le dije fuera cierto, estaría en graves problemas. —La verdad es que ni siquiera yo entiendo por qué. Contesté sinceramente. —Incluso alguna vez se lo pregunté a Kirino…

—¡N-Ni siquiera yo lo sé… —¿Cómo que no lo sabes…? Son tus gustos, ¿no…? —Y-Ya te dije que no sé… De verdad que no lo sé… Solamente sucedió que de repente comenzaron a gustarme…

—Eso fue lo que me dijo. —¿Crees que eso es cierto? —¿Eh? Creo que no había razón alguna por la cual me hubiera mentido en ese momento. —Ya veo… Mostrándose pensativa, Ayase entrecerró sus ojos. Su cara denotaba que no podía aceptarlo. —Dime… Onii-san. Ayase levantó su cabeza, y fuertemente exclamó. —Me gustaría… comprender los gustos de Kirino. —Hmpf…


Rakuenscan.home.blog

Comprenderlos, ¿eh…? —¿Podrías ayudarme a poder hacerlo…? Esa fue una petición realmente inesperada. —Pero… todavía estás en contra de los gustos de Kirino, ¿no es así? —Sí, aunque… de ser posible, me gustaría superar esa idea que tengo. Creo que es algo muy complicado… Realmente, creo que es algo demasiado complicado. —Me gustaría tener… algún “tema de conversación similar” con Kirino. Exclamó Ayase, con un tono de seriedad. —Y es que… lo que me preocupa es que… Kirino está realmente metida en esos juegos, aún cuando ni siquiera ella misma puede comprender el por qué… —… No parecía que ella estuviera tratando de mentir. Sin embargo, tampoco parecía como si ella estuviera demostrando sus verdaderas intenciones. Probablemente, lo que en verdad le preocupa a Ayase…

—¿Kirino puede hacer amigos…? —¡Mi sobrenombre es... Kuroneko! —Yo soy Saori Vageena.

Seguramente es eso, ¿no? Bueno, sea como sea… Ya está claro qué es lo que debo hacer. —¿Onii-san…? Ayase me observaba tímidamente con su mirada hacia arriba. Me dirigí hacia ella y golpeando mi pecho dije; —¡Entendido! ¡Déjamelo a mí! Seguidamente ella contestó: —¡C-Claro!


Rakuenscan.home.blog

Con el deber en mente de aceptar la petición y “consejo de vida” de la mejor amiga de mi hermana, llevé a Ayase a mi habitación. Pues, hace un momento había obtenido lo que quería de la habitación de Kirino cuando entramos a hurtadillas. Los preparativos ya estaban más que listos. E, inmediatamente le mencioné lo que tenía en mente. —¡Juguemos a este juego, Ayase! —E-Eso es… Efectivamente, lo que le había mostrado a Ayase era— —¡Es el juego que Kirino estaba jugando ayer! “¡Ah…!” Ayase cubrió su rostro con sus manos efusivamente. Intentando ver un poco de entre la abertura de sus dedos… —¡¿Ese no es un juego erótico…?! —¡Así es! Acepté ese hecho fácilmente. —¡Tal y como pensaba! ¡¿En qué estás pensando, pervertido?! ¡¡L-L-Llamaré a la policía!! —¿Eh? ¿Qué significa esto…? ¿No me habías dicho que querías superar esa idea que tenías en mente…? —Tch… Ciertamente dije eso… Eso dije, pero… Exclamó Ayase, quien tenía sus mejillas sonrojadas mientras veía de reojo el paquete del juego. El sublime rostro sonrojado de Ayase era aún más erótico que la heroína que podía observarse ilustrada en el paquete del juego. Aunque no puedo decirle eso, ¿verdad…? —Está bien que actúes algo avergonzada, tan solo basta conque te sientes a un lado mío y veas cómo juego. —¡Por supuesto que estoy súper avergonzadísima! —Siendo así, ¿por qué no intentamos otro método…? Aunque puede que éste sea algo complicado para ti… —Tch… Ayase giró su cabeza hacia abajo y mordió sus labios en señal de frustración. —Kuuhh…


Rakuenscan.home.blog

Era de esperarse que Ayase actuara así, pues inclusive yo me sentí de la misma manera cuando Kirino hizo que jugara uno de sus eróticos juegos. —Creo que no hay de otra… Dejé salir un gran suspiro… —Jugaremos la versión para todas las edades. —¡Si tenías algo como eso, debiste haberlo sacado desde el inicio! Ayase prácticamente dijo lo mismo que yo en “aquel momento”. —No lo entiendes… Moví lentamente mis dedos en señal de negación. —Aún cuando se trate del mismo juego en su versión para todas las edades… simplemente no es lo mismo hasta cierto punto, ¿sabes…? —Heee… ¿de verdad…? Si le comentara lo que alguna vez Kirino me dijo, seguramente Ayase no me escucharía. —B-Bien… comencemos de nuevo… Les hablaré un poco acerca del nuevo juego que he traído. Este juego es “Sister x Sister” (para todas las edades). Este juego es el predecesor al que Kirino estaba jugando ayer llamado “Sister x Sister Dinasty Legends”. Anteriormente, Kirino—

—¡Ya salió a la venta la versión para todas las edades de “Sis x Sis”! ¡Tengo que comprarlo ya! —El contenido del juego es el mismo, ¿no? —¡Han agregado el escenario de “Asahi-chan”, una nueva heroína! —¿Alguna vez no me dijiste algo como: “que agreguen una sola heroína no sirve de nada”, o algo así…? —¡Ese es un tema diferente, no tiene nada qué ver con esto! —Claro, claro… —¡Una vez lo termine de jugar, te lo prestaré así que asegúrate de jugarlo!

Y, eso fue lo que me dijo.


Rakuenscan.home.blog

—Siendo la versión para todas las edades, no habrá escenas eróticas, tómalo como una “versión para principiantes”, para que así puedas comprender la afición de Kirino, Ayase. —B-Bueno… —Bien, entonces comencemos. Hice un fuerte aplauso. Ayase me miraba fijamente. —Parece divertido, ¿verdad? —Ya lo veremos… Voy a iniciarlo… —E-Entiendo… Ya estoy preparada. Aunque estoy algo avergonzada… Cuando Ayase está mostrándose avergonzada se ve demasiado linda. Uuuh… ¡Me he emocionado! —A-Aquí voy… Hice click en el ícono del juego que se encontraba en el escritorio de mi PC. Luego de que apareciera el logo de la empresa desarrolladora, pudo observarse el menú del juego en la pantalla. Seguidamente, se escuchó una aguda y dulce voz loli.

—SISTER X SISTER ~SISTER COMPLEX LOVE STORY~.

—… —… Ver esto es demasiado vergonzoso. Había olvidado por completo todo esto tras quedarme pensando en lo lindísima que se veía Ayase avergonzada. Mejor dicho, el sentido común se había perdido por culpa de mi hermana menor. ¿Quién iba a imaginar que algún día estaría jugando un juego de chicas hermosas (basado en un eroge) para todas las edades junto con Ayase…? ¿Cómo es que, por mi propia cuenta tomé la iniciativa y terminé en una complicada situación como esta…? ¡¿Acaso soy un estúpido?! —¿Q-Qué ocurre, Onii-san? ¿Por qué no te mueves…? —Ah, cierto… Parece que ella está completamente preparada. No puedo decirle a ella a estas alturas algo como: ¿qué tal si lo dejamos aquí?


Rakuenscan.home.blog

—B-Bien… empecemos. Te enseñaré como jugar, así que tú lo harás. —E-Entiendo…

Dejé que Ayase se sentara en la silla, yo me quedé parado a un lado de ella. Normalmente así es como lo hago con Kirino. Fue así como, sin más preámbulos, dejé a Ayase jugar al juego “Sis x Sis”. Seguramente no es necesario que lo explique a estas alturas, pero este es un juego de aventura con diseño sumamente común; con escenarios al fondo, personajes principalmente posicionados en la pantalla y con una ventana de mensajes en la parte inferior. El comienzo de la historia de este juego se sitúa justo en el momento en el que el protagonista “Ayase” (es un hombre, pero así le pusimos de nombre al personaje) vuelve a encontrarse con su nunca antes vista hermana menor.

—Ayase: Al parecer, alguna hermana menor. Aunque, no solamente una de ellas, sino que eran dos. Mis padres se habían divorciado hace mucho tiempo, en aquel momento mi madre me llevó con ella y mi padre se llevó a mis hermanas con él. Desde aquel entonces, nosotros habíamos estado distanciados. No sabía de la existencia de ellas, hasta que mi madre me lo contó cuando regresó a casa debido al funeral de mi padre. —Madre: Ellas son tus hermanas, Ayase. Vivirán contigo en esta casa a partir de hoy, así que llévate bien con ellas. —Ayase: No sé ni siquiera lo que debería hacer, que me digas algo como eso tan de repente es complicado… No podía estar más que confundido por un hecho como ese.

En ese momento, “Rinko” aparece en pantalla. Contraria a toda su belleza denotaba ser algo malhumorada y tenía sus brazos cruzados. —Rinko: ¿Él es mi hermano…? ¡No puede ser cierto…! ¡Esto es de lo peor…!

Después, “Miyabi”, otra de las hermanas, aparece en pantalla. La impresión que da su personaje es la de ser una hermosa chica pulcra. Y, a diferencia de Rinko, ella llegó hablando con una sonrisa en su rostro.

—Miyabi: ¡Espero llevarme bien contigo, Onii-san!


Rakuenscan.home.blog

—Ayase: ¿Qué pasará ahora…?

Luego de observar todo lo anterior, Ayase exclamó: —C-Creo que Rinko… es una chica agradable… —¿Eh? ¿En serio crees eso...? A decir verdad, no me agrada para nada el personaje de “Rinko”. Aunque no entiendo por qué… —Creo que se parece un poco a… Kirino… —Ya comprendo… ¡No me gustaría seguir la ruta de ella! Pues bien… Al parecer, este juego es de un patrón de romance con las dos heroínas que son hermanas: “Rinko, la grosera y altanera” y “Miyabi, la sensible y amable”. Quiero recalcar que jugué la “Ruta de Miyabi” con Kirino, pero… para ser sincero, fue un juego algo complicado de jugar puesto que tengo una hermana menor. Mientras tenía eso en mente, el juego seguía avanzando, podía observarse la escena del primer contacto con Rinko, la hermana altanera.

—Ayase: Este… ¿puedo llamarte… Rinko-chan…? —Rinko: Qué desagradable… No me hables como si nos conociéramos demasiado… —Ayase: Este… bueno… ¿qué tal si…? —Rinko: ¡Deja de hablar! Me irritas demasiado, ¿acaso eres idiota? —Ayase: ¿Qué…?

—Ugh… Dejé salir un pequeño quejido. —Ahora que lo pienso bien, creo que sí se parece… —¿Verdad que sí? Es un juego que parece interesante. Creo que juzgué estos juegos sin antes probarlos… Ayase parecía estar realmente feliz de jugar, a diferencia de mí, quien denotaba tener una expresión perpleja hasta cierto punto. —Ayase… ¿Acaso te hace feliz que te hablen de esa manera tan grosera…?


Rakuenscan.home.blog

—Pues… ¿no es adorable en cierto modo…? —Tienes un serio problema mental… Yo me encontraba temblando. Por otro lado, ante los reclamos y groserías por parte de Rinko, comenzaron a aparecer las “elecciones” para el protagonista en la pantalla.

①¡Bájale a tu actitud! ②Resiste, resiste su actitud… —Bien, ahora elige la primera opción Ayase. —No, debería elegir la segunda opción Haciendo caso omiso a mi opinión, Ayase eligó la segunda opción. Al hacerlo, Rinko cruzó sus brazos y volteó a ver al denotando algo de altanería.

—Rinko: ¿Quién imaginaría que no te enojarías luego de haberte dicho todo lo anterior? Eres patético.

¡Impresionante, ha dicho una frase que podría ser tan típica de Kirino! ¡Ahora tiene que decir algo como: “Y, ¿qué sugieres que haga al respecto…?”

—Ayase: Y, ¿qué sugieres que haga al respecto…?

¡Pareciera como si el personaje principal hubiera leído mi mente, ha dicho lo que pensaba! Una vez dicho lo anterior, la maldita de Rinko carcajeó sarcásticamente, y…

—Rinko: ¿Qué te parece si te mueres? Después de todo, no serviría de nada que alguien como tú siga con vida, ¿me equivoco? —Ayase: ¿Q-Qué dices…? ¿Cómo puedes decirme algo así? ¿Acaso te hice algo malo? —Rinko: … —Ayase: Viviremos juntos a partir de ahora, ¿no? Siendo así— —¡Cállate! ¡Eres un extraño cualquiera, no actúes como si fueras mi hermano…!


Rakuenscan.home.blog

En ese momento, Ayase dejó de avanzar en el juego… Y, se quedó observando fijamente a Rinko. —…. ¿Se habrá enojado…? Al pensar en ello, justo cuando iba a preguntarle al respecto, repentinamente Ayase exclamó; —¡Onii-san! —¿Qué ocurre? —Me habías dicho que había otra versión que no era para todas las edades, ¿verdad…? —¿Qué? ¡Esta vez yo llamaré a la policía! ¿La esencia otaku en ella ha despertado o algo así? Mientras me quedaba mirando de reojo ese extraño y repentino comportamiento de Ayase, el juego seguía avanzando. Impresionantemente, de verdad, impresionantemente… El juego le había agradado a Ayase. Aunque, para mí, este juego en verdad es complicado. Para empezar, es realmente imposible que una persona que tiene hermanas, llegue a anhelar a un personaje con características de una hermana menor. Simplemente no puedo entender los sentimientos de aquellas personas que pueden sonreír al hacer cosas pervertidas con personajes de hermanas menores…

Hice que Ayase siguiera avanzando en el juego. El personaje principal, quien hace un momento había tenido una pelea con Rinko, había sido llamado por su otra hermana menor “Miyabi”. Fijando su mirada hacia arriba, los ojos de Miyabi se mostraban llorosos.

—Miyabi: Perdónala, Onii-chan. No te enojes con Rinko. —Ayase: Hmm, que me pidas algo como eso es… —Miyabi: ¡Te aseguro que, al igual que tú, Rinko también está muy feliz de conocerte, Onii-cahn.. —Ayase: ¿De verdad…? —Miyabi: Claro. Ella es una persona muy tímida.

En su rostro se dibujaba una pura y hermosísima sonrisa, a diferencia de cierta hermana menor a la cual conozco… Inclusive yo, dejé salir una pequeña risa ante encantadora actitud que pude observar desde un lado de la pantalla.


Rakuenscan.home.blog

—Fufuh… fufuh…

—Ayase: ¿Tímida…? No me pareció en lo absoluto… —Miyabi: ¿Sabes, Onii-chan? Me alegra haberte conocido. Así que creo que Rinko también siente lo mismo. Después de todo, nosotras somos gemelas. —Ayase: … Luego de decir eso, Miyabi tomó gentilmente mis manos y las cubrió con las suyas. —Miyabi: Te quiero mucho, Onii-chan.

—… Fuhaaa… Esto es… Buhii… Seguidamente, comencé a expresar lo que pensaba del juego en voz alta; —Tal y como pensaba, realmente no puedo comprender este tipo de juegos con “hermanitas moe”. —… Aunque digas algo como eso… tan sólo mírate… estás sonriendo de oreja a oreja, ¿no…? —¿Qué dices? Claro que no. —Qué desagradable… —… —No mires hacia este lado. Es algo incómodo.

Eso en verdad hace que me sienta mal… Y así, nuestro armonioso “primer juego en pareja” entre Ayase y yo, continuó. Cuando—

¡Toc, toc, toc, toc, toc! Habían tocado fuertemente la puerta de mi habitación. —¡¿Tch?! —¡¿Hii?! Ayase y yo dejamos salir un pequeño grito al mismo tiempo. —¡Oye, desde hace un momento estoy escuchando la voz de alguien! ¿Con quién estas? La voz de Kirino venía del otro lado de la puerta.


Rakuenscan.home.blog

—¡O-Onii-san…! Ayase acercó su boca a mi oído y con una voz nerviosa exclamó: —¡¿No me habías dicho que Kirino no estaría hoy en tu casa…?! —¡No estaba aquí hasta hace un momento! ¡Al parecer regresó hace poco…! —¿Q-Qué hacemos…? —¿Cómo que qué hacemos…? Mientras Ayase y yo nos encontrábamos nerviosos, la situación comenzó a empeorar poco a poco. Clang, clang, clang, clang… Y la perilla de la puerta fue girada— —¡¿JIIIIH?! Nuevamente, Ayase y yo soltamos un pequeño grito, e inmediatamente nos dirigimos a estorbar en la puerta para evitar la entrada de Kirino a la habitación. —¿Eh…? ¿No abre la puerta…? ¿Qué estás haciendo, hermano tonto? Se supone que nunca le pones cerrojo a la puerta… —A-Ayase… detén la puerta con más fuerza… no le puse cerrojo… —E-Entiendo… —Tenemos que tratar de engañarla de alguna manera y hacer que se vaya… —¡S-Si ella me ve en este lugar, definitivamente me suicidaré! ¡¡El juego de “Sis x Sis” sigue corriendo en la PC!! —¡Oye… ¿por qué estás empujando la puerta…?! Al parecer, Kirino se ha percatado de ello. No por nada había dejado salir una voz llena de enojo. —¡¿N-No me digas que estabas esperando a que no estuviera en casa para que otra vez así pudieras meter a una mujer a tu habitación...?! —¡¿Acaso eres mi esposa o algo así?! —¡Eres un cerdo…! ¡Un cerdo…! ¿Cómo puedes decirle esposa a tu hermana menor…? ¡¿Acaso eres un idiota?! ¡Abre la puerta de una vez! —¿Cómo que “otra vez”, ya has metido a otra mujer aquí, Onii-san? —¿Podrías ignorar esas cosas al menos por este momento? Exclamé en voz baja a Ayase. Y después, le grité a Kirino, quien estaba al otro lado de puerta;


Rakuenscan.home.blog

—¡No entres sin mi permiso! ¡No hay nadie aquí! —Entonces, ¿por qué estás empujando la puerta? ¡¿Acaso no quieres verme o algo así…?! —¡Te equivocas! ¡Así que deja de hacer eso y vete de una vez! —¡Ahora me explicarás por qué no quieres abrir la puerta! Maldición… ¡¿Cómo pudo haber llegado justo en este momento Kirino?! —Onii-san… ¡Inventa alguna mejor excusa! —¿Qué puedo decirle…? ¡Piensa, piensa, piensa…! ¡Lo tengo…! —¡K-Kirino…! ¡Estoy jugando justo ahora y acaba de salir una escena realmente vergonzosa, por eso no quiero que entres! Esa fue la mejore excusa que se me vino a la mente por ahora, creo que es algo convincente. Después de todo, no es una mentira del todo. Ni siquiera sé qué es lo que podría pasarme si le dijera a Kirino que estoy jugando junto con Ayase ahora… La reacción de Kirino ante mi excusa fue— —¿Eh…? ¿De verdad…? —¡En serio! —Hee… Tal y como podría esperarse de un asqueroso gamer pervertido, encerrarse en su habitación desde el mediodía para jugar eroges, ¿Eh? Mientras decía una de sus irritantes frases como las anteriores, la fuerza con la que empujaba la puerta disminuía. —¿Qué estás jugando…? —¡Ah! ¿Acaso estás jugando “Sis x Sis”? ¿Finalmente te dieron ganas de jugarlo? ¡Te tardaste mucho! ¿Qué tal estuvo? ¿Dime cuáles fueron tus impresiones del juego? ¡Maldición, creo que me equivoqué al decirle eso, ha comenzado a mostrar aún más interés! Debido a ello, Kirino volvió a empujar con fuerzas la puerta para poder ver el eroge que estaba jugando. Click. —¡WAAAAAAAAAH! Esto es malo— Kirino comenzó a entrar a la habitación lentamente.


Rakuenscan.home.blog

—¿Cómo se te ocurre hacerme esperar tanto tiempo allá afuera…? ¿Eh…? ¿Estás solo…? —¿Eh…? Giré mi cabeza para ver a Ayase, quien hasta hace un momento se encontraba detrás de mí. Pero— ¿Eh…? ¡¿Ayase no está aquí…?! ¿Adónde fue…? —Hmpf… Kirino llegó al centro de mi habitación, volteaba y volteaba hacia todos lados, observando con duda. —¿Qué quieres, Kirino…? —Sniff Sniff… Puedo oler a una mujer. —¡¿Eh…?! —Sniff sniff sniff… —¡O-Oye…! ¿Qué pretendes al acercarte a mi cama…?! —Nada en especial… Solamente me preguntaba si es que alguna mujer no se escondía por aquí… ¡Veámos! Mostrando confianza en sí misma, Kirino levantó la cobija de mi cama. —No hay nadie, ¿eh…? ¡¿Qué tal por aquí…?! Y, rápidamente abrió la cortina. —Tampoco… —¡Ya te dije que no hay nadie! A decir verdad, yo también me encontraba perplejo. ¿Eh? ¿Eeh…? ¡¿Ayase no está?! ¿Dónde se escondió en aquel momento? —… Miré de reojo debajo de la cama mientras Kirino se encontraba dándome la espalda. Y al hacerlo…


Rakuenscan.home.blog


Rakuenscan.home.blog

—….¡Tch! ¿Acaso eres una ninja? ¡No puedo creerlo, Ayase se había escondido debajo de la cama! Me levanté de mi lugar como si no hubiera visto nada. Y, justo en ese momento, Kirino volteó hacia mí. —Así que no hay nadie, ¿eh…? ¿Habrá sido mi imaginación? —T-Te lo dije, ¿no? Que no había nadie aquí. —¡Hmpf! Sea como sea. —Así que vamos, sal de aquí… —¡Ah…! Estás jugando “Sis x Sis”. —A-Así es… Me dijiste que lo jugara, ¿no…? Por eso estoy haciéndolo… —Fufuh… Kirino soltó una pequeña risa. —Ahora lo entiendo. Entraste en pánico cuando quise entrar repentinamente a tu habitación porque estabas jugando y viendo estas escenas, ¿eh…? Ahora mismo, en la pantalla podía observarse la escena de beso con Rinko. Al parecer, se tragó por completo el cebo. ¡Qué bueno que el nombre del personaje principal no está siendo visible en la pantalla…! ¡De lo contrario, realmente me habría llamado hermano pervertido por estar jugando el juego con el personaje principal llamado “Ayase” …! Irónica y alegremente, Kirino empezó a reír. —Pupuh… Qué cerdo eres… —¡¿Acaso no me dijiste que lo jugara…?! —¿Qué te pareció? Dímelo. —¡¿Por qué tendría que decirte lo que pienso de este juego…?! —Vamos, tan solo dímelo. —… Si no le digo nada, probablemente esto termine mal… Aunque, no se me ocurre ninguna buena idea para decirle así tan de repente… —¡Dímelo rápido!


Rakuenscan.home.blog

Sin tener más opción y siendo apresurado por mi hermana, comencé a decirle lo que realmente pensaba. —Creo que… Rinko… se parece a ti. —¿Eh? Kirino abrió enormemente sus ojos ante la sorpresa, después de eso, su rostro se enrojeció. —¿Q-Qué estás diciendo…? —Es solo que… —Eres asqueroso. ¿Cómo te atreves a decirme algo como “se parece a ti” mientras me muestras esa escena del beso… ¿No es eso acoso sexual? —Aah… Lo siento… Todo eso ocurrió porque me presionaste a responderte, no tuve tiempo de pensar. —Por cierto, tengo una duda… ¿Exactamente qué es lo que crees que tiene de parecida conmigo? —Creo que su lado grosero… —¿Solamente eso…? —Su lado irracional… —… —También te pareces en su lado altanero… —… Casi como si fuera Rinko, Kirino apretó fuertemente sus labios y cruzó sus brazos. Es, exactamente por expresiones como esas que, Kirino se parece a ella. —Cuando estuve jugando el juego, se me complicaba seguir avanzando pues cada gesto que hacía ella me hacía recordarte una y otra vez… —¿Eh…? —Para mí, la nueva heroína “Asahi-chan”, es mi preferida. Mi intención era solamente tratar de engañar a Kirino, siguiendo con esta plática de “Sis x Sis”. —¡No entiendes nada!

—¿Eh?


Rakuenscan.home.blog

—¡Puede que, a simple vista “Asahi-chan” sea el tipo de heroína pulcra que tanto es de tu gusto…! Repentinamente, Kirino levantó uno de sus dedos. —Pero, la verdad es que ella es una Yandere. —¡¿De verdad…?! —En el clímax de la “ruta de Asahi”, para que tu relación con Asahi sea reconocida, hay una escena en la que tienes que convencer a tu hermana para ello— —Ya que, si te equivocas al elegir la opción, terminarás siendo asesinado por Asahi-chan. —¿Qué…? —Cuenta como un Quick Dead End. No le recomiendo esa ruta a un novato, así que lo mejor será que pospongas tu idea de seguir esa ruta. Ah, por cierto, no entiendes para nada el encanto de Rinko-rin. Exclamó Kirino, como si fuera una sabia dándole cátedra a un pobre bufón. —¿No hay alguna otra linda y erótica heroína que te agrade? —¡Que la heroína que se parece a ti sea sumamente erótica es algo que realmente me trae problemas! —¡Qué asqueroso! ¡Deja de compararme con ella! ¡Escúchame bien, te explicaré el encanto que tiene Rinko-rin! ¡No quiero saberlo—! —¿Cómo terminamos así…? Kirino tratando de explicarme el encanto que tiene Rinko-rin con gran confianza en sí misma…. Un eroge (para todas las edades) corriendo en la PC… Y, Ayase escondida debajo de la cama… —Esto es un caos… Luego de unos minutos después… —Haaa… haaa… ¿Qué tal…? ¿Has podido comprender finalmente algo de la esplendorosidad de Rinko-rin? Uff… al fin ha terminado la explicación de Kirino. No pude comprender nada de la esplendorosidad de Rinko-rin, pero— Se me había ocurrido algo para tratar de tomar ventaja de esta mala situación en la que me encontraba —Oye, Kirino. Cambiando de tema…


Rakuenscan.home.blog

—¿Eh…? —¿Te agrada Ayase? —¿Eh? ¿Qué dices tan de repente…? —Tan solo respóndeme. ¿Prefieres más a Rinko-rin, de quien me hablaste todo este rato, o a Ayase? —¡Ya te lo he dicho miles de veces! Kirino giró su cabeza en señal de hastío. —Te dije que no se puede ni debe comparar la fantasía con la realidad. “Dime…”, continuó mi hermana; —¿Por qué sacas de repente a Ayase en este tema? ¿No me digas que de nuevo tienes como objetivo hacerle algo a ella? —Para nada. Además, ella me odia. —… —Últimamente te la has pasado jugando “Sis x Sis Destiny Legends”, y estás casi todo el día en la casa, ¿no? —¿Y? —Hace poco tiempo te peleaste con Ayase luego de haberte metido demasiado en el juego del “Love Tocuh”, ¿no? —Uuh… —¿Qué ocurre ahora? —Puede que Ayase esté algo enojada… Kirino bajó sus hombros denotando decepción… —¡P-Pero realmente lamento eso…! —En ese caso, no hay problema. Hubo silencio por un momento… A Kirino comenzaron a salirle lágrimas mientras miraba hacia abajo. —¿Es obvio no…? —¿Qué dices…? —¡Es obvio que prefiero a Ayase! Pero… tanto los juegos como ella son igual de importantes para mí que no puedo elegir entre ambos…


Rakuenscan.home.blog

Ese era el verdadero sentir de Kirino, no parecía haber mentira en ello. Y finalmente, Ayase pudo ser capaz de escucharla. —¡Hmpf, no me hagas decir lo mismo tantas veces! Casi como haciendo una pose de Rinko, Kirino ocultó su rostro enrojecido y exclamó: —¡Nos vemos! ¡Asegúrate de terminar el juego de “Sis x Sis”! Y así, Kirino finalmente salió de mi habitación haciendo un enorme estruendo al caminar. ¡P-Por fin…! Nuevamente, vuelvo a mirar debajo de la cama, en donde se encontraba Ayase. —¿K-Kirino ya se ha ido? —Sí, no te preocupes. Luego de que asintiera, Ayase comenzó a salir debajo de la cama arrastrándose con unos movimientos casi como si fuera cierto personaje de una niña maquiavélica. Aquella escena ante mis ojos… Hacía parecerla ver casi como un espectro casi indescriptible… —Fuh… eso fue emocionante. —Fuiste muy hábil como para poder ocultarte en ese lugar en un instante. —¡Era de vida o muerte! Parecía como una de esos fantasmas de leyendas urbanas. —Creo que a partir de ahora te llamaré Ayase, la ninja maestra. —No hagas eso, por favor. Luego de hacer un pequeño carraspeo, Ayase dijo; —Onii-san. —¿Eh? —Creo que ahora he podido comprender… de alguna manera los sentimientos que tiene Kirino por estos juegos… —Ya veo… Si es así, qué bueno. —Además… Las mejillas de Ayase se comenzaron a sonrojar. —Kirino… dijo: “obviamente la prefiero a ella”.


Rakuenscan.home.blog

—¿Lo ves? Por eso te dije desde un inicio que no te preocuparas tanto. Mientras lo decía, le mostraba una gran sonrisa. —Después de todo, ustedes son mejores amigas, ¿No? —¡Es… cierto! ¡Tienes razón…! Inclinándose en señal de agradecimiento, Ayase exclamó; —¡Muchas gracias, Onii-san…!

Y de esta manera, finalmente por ahora había concluido el consejo de vida que me pidió Ayase. Al haber hecho que ella volviera a comprobar los lazos que tiene Kirino, seguramente la preocupación con la que cargaba Ayase pudo dispersarse. Y así vivieron felices por siempre, o eso quisiera decir…

Profile for Carlos Flores

oreimoayase  

oreimoayase  

Advertisement