Page 1

[,~1i. . .

~G~ __ ------- ~

~ _

----=---------=:I~ -

~


Pa Sa

de rei pa El es

En Es pa na tenemos ilu s tre s a n tec es ores , ya en el siglo XVII Migu el de Ce rvantes en e l Quijote esc r ibe un cap it ulo sob re tite res. Este es un grabado ed itad o en 1730, e l titiritero parece u sa r ute res co n una vara par a m overlos desde aba jo, co mo los qu e se usan actualment e en el Bel en de Tirisiti de Alcoi (Alic no te ). Vida y herhos del ingen ioso cavallero DOll q ui xu te de Iii i\o\a lld lil de Miguel d edicion de 1730 en III lmprentu De [uun S. Ma n in de la mile Mall/pm de Madn

EI g ra n poet a Fede ric o Garcia

Lorca se in te res 6 pOI' los titeres ,

consideraba que los munecos

gua rdan la esencia del teatro popular.

Escribi6 varias obras para titeres y

el mi smo represent6 co n polich in elas,

a vedru.

Es te interes de las angua rd ias pOI' los ut c res avu o mucha a la d ivulgaci6 n y evo l .on del ge n e ro,

I

EI

eI M

lie lu ell

•••ull••• 4_

Asi que pllien cinco

IInOS

'rOlo•• l1li. G..,IIIat'1no d. Torro

L'I retu blo cle rt!lw se Ped ro (II, 26).

Gustave D", "

@ ~

libllorec-. c1hic. )' con'l!!mporA".~

Losada

En el arlo I8o} Gus ta ve Dor e crea es ta otra llu stracion m as co noci da so bre la escena de tit eres de e l

Quija/c. Cerva n tes , pur boca de DUll Q u i jo le, da do s estu pen do s co n se jos al tit iriter o, que au n ho y tienen ple na vigencia: «Lla neza , mu chacho, que toda afectaci6n es mala» y «Se g uid vuestra hi storia en lin ea re cta y no os m etais en co n trap un tos que se suelen quebrar de s ut iles».

Cnrria Loren , Federico, Cinco far,a, breve­

Buenos Ilires. Losada ' 953.

Garn a L. rca con Helena Cortesinn " /1 e! II' ­ lin .. ) de 105 ut eres ell cl Tell I ro / sve niilu d" ,,"os ",;res. marzo tlc: 1934. Archivo !/I'llfim e /Q Fundacion Federico Garciu Loren


Pabl o Pica sso , Ramon Casa s y Sa n tiago Ru sinol , en tre o tras a rtis tas de la bohe mi a ba rcelonesa , sc reunia n en la Cova d el Drac Y4 Gat s par a practi car tertuli a y ve r tit eres. EI pinto r Ramon Casa s hizo es te ca rte l.

Salvador Banolozzi entre sus dos maxilllm creacioues: Pipo y Pipa

Ell

el car tel. RmHl;1l CIlSIlS rep resent o a Pere

Romeu, propieta rio til'! ('( If" .j Gats. como tit ere de cochiporra. 181)1)

11/1

El dramaturgo Rafael Dieste dirigi6 el Retablo de Fantoches para las Misiones Pedag6gicas. Estas mi siones llevab an tcat ro y cu ltura a los lugares m ils reconditos de Espa na du rante la Segu nda Republica,

A caus a d e la Gue rra Civil. p oeta s dramaturgo s y titiriteras tu vieron que exilia rse. Salvado r Bartolo zzi , ilu strador y tit iri te ro creado r d el «Tea tro Pinoch o » marcho a Mexico. Es ta ruptura y la propi a di ct adura sig n ifica ro n un duro co n t ra tie m p o pu es las vangu a rdi as tu vieron que em ig ra r.

Titiritero ambulunte. '!'Jf1I1U/O de lo

Revista i\h,s('o Uni ve rsal. ,S(io

Es te es posiblemente e l titiritero

m as ge n lli na m en te esp a no l, «El

Estro ne del l{<'t ilhlo de Fantorh es ell Mulpica (A

eOr ll/)Il) . 20

d,. oct uhre tI" 11)33

bululu » utiliza su capa co m o ret ablo. Cuando so n dos comediantes se usa la palab ra «naque », uno rane la musica , o tro m ueve los fa n ta ch es.


PRIMEROS ESPECTAcULOS (1975- 1985) Cu a ndo yo (Paco Paricio) tenia d oce a no s, Ge rard o venia a Bin efar, co n s u m ot o y su m alci a lIen a d e titeres d aba Iunciones e n LIn sa lo n p arroqui al , n o se si Ge rardo m e p idi o que Ie a yu d a ra, 0 yo m e olreci a hacerlo. Me Iascino ve rlo move r lo s m u nec os, hace r las voces, cau tivar a Ia audie ncin h aciendo d anza r los Il1Ull eCOS e n e l ret abIo. Asi que fu i trujaman d e Ge ra rd o . (Ce rvantes llama ÂŤtru ja man Âť al

aprcndi z de titi rit ero). Es te reencu entro es de 1985, e n ton ces Gera rdo r et orno los tit eres q ue h abia aba ndo n ado. Pila r Arnoro s y yo tc n iamos nu es tra com p ania.

'-'

Gerurdo Duat call Pilar y Poco ell 1985

L

Los Ti tirile ro s d e Bine fa r h emos bc b id o de 10 tradi cional, tanto del fol clore o ra l y ca n tado co m o de la iconografia, los mun ecos y los ju guet es populates. Co m o sc vera a co n tin uacio n , h emo s id o evo luc io n a n do pero sie m pre 10 p opular ha suste n tad o nuestro trabaj o. No s g us ta p e n sa r que

d

L

r

c

L

hacemos teatro popular.

)

Titeres tnuliritmnles do Guillo[

Esta es u na ca racte ristica fu nda m e nt al del teatro p opul ar d e lit e res. Los personajes son arquetipos, llevan escr ita e n el ro st ra s u pc rso n a lid ad: la bell e za, la m aldad, la b u rla . la a u to ri dad, la mucrt e.


publi co pe rcibe esa mi ra d a co m o una co m p licid ad , u n a co nexi6n direct a que se es ta b lece e n tre aud ienci a y mu neco. El m u neco no p ued e pasar varias esce nas si n m irar al pu bl ico, Los ojos son e l alma del muneco.

Titere dl' IIIWII I I' de EI Giga nte Tragab ola s

Un o b jeto: una cesta, un tra p o, una flor , una es tac a, e tc., so n huen as herrurnientas para jugar can lo s tit e res en el rctablo y evitar la verborrea.

La na ri z es co m o band ero la q ue se na la e l luga r, el lu gar al q ue sc d irigc, e l obj e to que reclama su a te nc io n . La nariz es la intenci6n d el titere , pa r eso lo s pers ona jes trad iciona les sue le n ten e rla g ra nd e. EI publ ico co noce asi s u in tenci6n. Los pe rso na jcs p rot agon ist as sue len ten er los o jos g ran des claws y Iim p ios . Miran al publico y e l

Bartolo y Margarita . titereres de quante

.

de EI Gil;illlte Tragabolas

Pa ra da r v ida a u n We re hay q ue m overlo, d es pla zarl o, ag ita rlo. EI movimiento es la vida del titere, Suele ser un e rror d e l pri n cipiante hacer habl ar d em asi ad o a lo s rnuneco s por es o d eci mos: hazlo, no 10 dig-as.

Pilar

COli

Druqoncio, un titere boco n

Los tite res d e gu a n te se Ha m a n tamb ie n ÂŤgu iI1o le- " 0 tite re d e fu nd a , p ues el tit irite ro sc los e n fu nd a co mo u n gua n te, por eso, al for m a r pa rte d e s u cuerpo, e l ani rn ado r tran smi te los movimient os de fo rm a insta n tanea y casi in tuitiva. No ex is te di s tancia e n tre mu necos y tit ir iteros. Cad a tecn ica tiene una relacio n co rpo ral di s tinta en tre titere y e l titirite ro, es 10 qu e llarnarn o s distancia tecni ca.


EI publico teatral a caba d e completar 10 que nosotros suge r im os. Forma pa rt e de su pa rticip acio n co mo esp eclador co m pIe ta r esas ins in ua ciones. No im port a q ue el titere lenga una sola m an a 0 no ten ga piern as, el pu b lico 10 co rnp le ta, A veces los ninos im agin an bo cas q ue se mu even donde so lo ha y u n bigote.

•Hur; orlt'l lI5 df' hil«. Ruutu y Ius quardiuciviles eu EI Bundido Cucarachu

Observese la d ife re ncia co n es ias rn ar ionetas de h ila. La en e rgfa del ti tirile ro se tra nsm ite a tra ves de los hil e s, 10 cu al im p lica cier ta practica. EI titiriter o debe apre nder a tran sm itir los movi mi cn tos al tftere a tra ves del h ilo. Hay en es te caso m as d istancia qu e co n el m u neco de gua n te. Es ta di st an cia no es necesari amcnte un inco nv enien le.

En las prim e ras csce na s usa ba mos una s m anos gra ndes (las del gigant e) que pe rsegu ian a los munecos , el p ublico imagina b a al gigan te co m ple to. Fue un descu bri rniento qu e h emos usa do mucho, 10 llamarn os la parte pOl' el todo .

EI Giga nte Tra gabo las

Uno de nu eslros primeros espectaculos fue El Gigante Truqabolas, es ta cons trui do a par tir de un jugu el e trad icional: el Traga bo las.

Marota de EI Fr anc es

Voy co n otra n orma: al principio establecern os lo s cod igos, el p ublico con oce las reg las de juego q ue Ie propo nern os, pOl' eso es im porta n te es tud ia r que tipo de cod igos vamos a p ropon er en n uest ros espec tac ulos.

Cua ndo algu ien quie re in icia rse e n cl tea tro de titer es Ie sugie ro e m pezar pOl' u na sim p le silue ta , sin ni ngu n a art icu lacion, ca n este tit ere pueden con ta r in fin id ad de h ist orias y realizar m ul tip les accio nes. Est as pertenece n a «EI Seno r Don Cato », una ca ncion tradicional que conve rtim os en titeres, es la es ce na mas a n tigua qu e m antene m a s e n re per to rio. Fede r ico Garcia Lorca Ilamaba «Ii tere plani st a » a es te muneco,


EL BANDIDO

CUCARACHA

(1989) «m o to r» d e la h is to ria , hay un pri m e r pcriodo que lla m a m o s de inv estigacion p rev ia, bu scam o s tod o 10 relacionad o ca n e l, text os, imagen es, ob jc tos, tex turas, musicas, pu nto s de v ista e nfren taelos, etc.

Nos gu s ta pe n sa r que h acemos teatro util: cr eo q ue esa id ea arran ca de cu and o hi cimo s El Bandido

Cucaracha. Era una hi stori a q ue m e exp licaba rn i ab ue lo, hab ia side un m ilitan te an a rco-si ndi cal ist a q u e p a rti cipo en las Colec tiv idad es Lib e rtar ias de s u pu ebl o, Albalate de Cinca , durante Ia Gue rr a Civ il. Hay q ue eo n ta r las hi st or ias pO l' un motivo, un motor, una razon profunda que las sus te n ta.

A el le g us taba m ucho la h istoria d el bandolero bu eno que ayuda ba a lo s pobres. Es el mito elel «Band ido bi enh ech o r». Los mitos son un bagaje que aporta el publico al espectacu lo, pertenecen a la memoria colec tiva q ue los co medi ant es u samos p ar a que e l p ub lico se interesc por 10 que Ie co n ta mos. Ya en los prirnero s es pe ctac u los d escu brim os la importancia d e la documentacion e n la p repa raci on d el esp ec tac u lo, Esta blecid o el

£/ Cap/rein Tn u-no,de Victor Mora y ; l /ll /"..h

Ap re nd imos tarn bien la ut ilidad d e la diferen ciacion d e los p ersonaj e s. Posibl emente es to no s v ino de l co m ic. Aq uellos tebeos que lei am os d e n in o s en lo s q ue los difere n tes pe rso na jes est a n es tetica me n te b ien elifer enci aclos.


Cad a p ersonaje deb e tener un rasgo que 10 defina: la barba, la papada, los d ientes, e tc. asi Ie resulta al publi co facil reconocerl o. Es bueno ad ernas qu e es e ra sg o tenga qu e ver ca n su pc rson alidad.

En El BUT/dido Cucarachu co n ta m os con un di sen ador, Miguel Card il, y un os rnu sicos q ue se apas ion aro n co n aquella epopeya de anastral' e l remolqu e par las desven ci[ad as ca rr ete ra s ell' los Moncg ro s y arrn a rlo en la plaz a del p ueblo para dar la fu nc ion, Las ge ntes di sfrutaban , creo qu e pa r eso h oy seg u im os h acienda tit er es. Ap rendi m os la importancia de tejer una buena hi storia, tambien la necesidad de colaborar co n otros profesionales: mu sicos, art istas plasti cos , disenadores, e tc.


El carromato se ib a desplegan do y apa recian los deco rad os inspirados directamen te en la a rquitectura p o pular de los p ara jcs do n de vivio el ba ndido. Recu crdo la funcion e n e l pueblo don de nacio el handol ero: Alcub ierre: las gen te s ap laud iero n a l ver sus p ropias casas. En £1 Bandldo Cucaracha queriamos devolver la his toria a la gen te de las comarcas donde h ab ia carnpad o el band olero, Nos resultaba estimu lante vel' a los ad ult os mirando el

espectaculo desde lejos, pues pe n saba n qu e er a so lo pa ra n inos, y dcspues acercarse poco a poco. hasta que sc cmocio naban e n la escena fi n al de la mucr te del ba n dolero. To do es pe ctaculo ti ene algo d e conquista, de sedu ccion , Te nga rnos en cue n ta es tas t rcs e lementos baslcos: retab lo 0 teatrillo. deco ra dos y personaje s. Cuando u no empieza a haccr teatro de titeres 10 h aee todo «bien hcrrnoso, bi en lu ­ cid o, bien ea rg ado ell: co lor» . Es uno de lo s errores de l p rin cipia nt e. Hay que crear rangos: jerarqui zar lo s e lem en tos .

Los titeres, d ifer enciados entre sf pero mas p resentes q ue e l decorado; los deco rados sig n ifica livos pa ra la h ist oria pe ro qu e 110 co mp ita n co n los personajes: el retablo esta en te rcer lugar.

H ist ori as compl cjas n ecesitan m unecos mas ela borad os 0 con m a s posibilid ades de rnovi rn icn to. Est a esc e na esta rea lizada con

rnunccos grandes de mesa para que pu eda verse como e l bandido Ie ca rla la oreja al traidor.

Estos ra ngos y p rio rida c1es afec ta n ta rnbien a la meca nica y arti culaciones de los munecos: esce na s cortas Y si mp les con titeres se nc illos. La te cnica debe ad ecua rse a las necesidades dramat icas del p ersonaje. No vale pensa r, co n tra mas casas pu eda move r, m ejor.

En la pre paracio n del cspcctaculo d ibuj amos la situacion de cada csce n a, es 10 que llam arnos guion vi sual (ve l' contraportada ]. Se con virtio ell u n a herra rnie n ta mlly u til,

En El Bandido Cucaroc ho usamos u n ret abl o- caja de sorpresas , por arr iba sale n los titeres de gllante. en el centro tite re s de m esa y p O I' abajo las marionctas. Los lat erale s se usan para va rios efcctos.


Tras El Bandido Cucaracha, que nos ob lige a sc sudas re llexio ne s y cic rt a comp\ejidad tecn ica, reg resarnos a los munecos de g ua n le, volvi mos nu es tra m ira da a los ellen los tradicionales, Los v ie jos relatos co ntienen claves que nos ayuda n a vivir. Draqoncio es e l espectaculo mas an tiguo que man tenernos tod av ia en repertorio, tal vez porque contiene la esencia del teatro de ti te res. Un retab lo t radi cion al co n dos tit irit eros y u n m usi co q ue tane

instru mentos y realiza e fectos sonoros, a la vieja usanzn, Deben co nocerse la s cla sicas rutinas t.irite ras a n tes de e nlrascarse e n ex pe rirnentos innova dor es.


EI espectaculo usa sa bre todo tfteres

de guante, salvo algu nos munecos de varas, como este galla qu e es tira el cuello al cantar. Es un gag visual efectivo q ue perrnite recordar q ue la tecni ca ha de es tar al servicio de las necesidades exp resi vas del persona je. La sorp resa y el humor son dos poderosas herrarnientas para mantener viva la atencion del publico.

EI rn o nta jc de Draqoncio cue n ta

con un solo decorado : el pueblo Realizamos las pr im eras escenas sin mostrarlo, de forma que, cuando pa r fin aparece, es una so rpresa pa ra el pub lico. Deb en presentarse los recursos paulatinamente.

EI espectaculo acaba con los Ires person a jes princip ales (Dragon, Princes a y Caballero ) montad os en un gloho qu e se va ante la m irada asom br ada de los especradores . No fue el primer desen lace q ue bar ajarnos. Hay que traba jar, investigar, probar, no co nfor ma rs e con la primera ocurrencia que nos viene ala cabeza.


Hab iendo comp ro bad o qu e los titeres se rv ian tam b icn a los mayo res. nos lan zam os ca n u na historia ya d irec ta me n te par a adu ltos , Par tirnos de las si m ples siluetas peru es ta vez can un formate inus ua l: tnrnano humano. Estuble cirno s

cod igo: los pe rsonajes hist ori cos son sil uc tas, los anonimos acto res de carne y hu eso , El cod igo se revelo muy u til para con tar la h istor ia. Esrablec ido cl codigo, resulto facil Ull

solucionar algunas escenas. Hay c6d igos que el es pcctador no porcibs conscien tem e n te pero que le ayudan a entrar en la historia.

No habia retablo, usabarnos unas ca jas si m ples (que servian adernas para cl traslado de los tu eres] como eleme n tos que ibarnos desplaza ndo par a crear di ferentes es pacios. Ap rendimos otra cosa: la mejor so luci6 n es Ia mas versatil, In mas abi ert a 10 que permite m ils juego .

Todo los munecos estan in sp irados en retablos y pintu ras mu rales ro m anicos y proto-gotl cos de los siglos XIV y x v , h ay un a unidad cs teti ca. Hemos trarado que cada espectaculo mantenga una factu ra especifica, d e forma que el espectador, al asis tir a Ia funci6n , accede a un universo cohercn te. Cada espectaculo d ebe teller un estilo plastico.


La hi st oria est a basa da en la cronica m edi ev al de Ram o n Mun t aner csc ri ta e n el siglo XIV . Documeruando la hist o ria descu brimos est a ta bla po licrom ada de Mallorca, cuya im agen no s perrnit io resolver toda una esce na .

lQuien es el titiritero? (Par que cuenta esa historia? En Almoqavares son los propios solda dos m er cenaries , convertidos despues en tit irit er os, quicnes cuen tan la hi storia que vivicron , En oca siones contrad icen la version oficial, 10 qu e da lugar a una relectu ra de los hechos.

Si el titiritero-actor es un p ersonaje, cs o pr o pic ia rclaciones a cuatro

bandas, entre 1(1 propia historia, los personajes q ue la cuen ta n , los titeres y el publico. Ap renrlimos a cuestio na rn os todo: la tecn ica, la musica, la es tc tica, el vcstuario, la relacion ca n el publico , el signi ficado de los objetos, Todo al servicio de la historia.

Aparece una de las clav es que mas p rofusarnen te hemos usarlo: el tltiritero es tarnbien un personaje, Es el cquivalente [II punto de vist a del au tor-na rr ador en la no vela, Descubrimos tarnbien que el I i po de rnanipulacion del muncco: cne rge tica, po eti ca, descuidada, di stuntc, e tc. d cpcndia d e es ta rela tion en tre el per sonaje del titi ritero y el utere. ÂŁ1 tipo de manipulacion tambien es significativo, cs ot ro sig no a descodi fica r pa r c l es pectador dentro de ese co mple jo s istem a de signos qu e es cl teatro,


La idea ce n tral del es pec tac u lo , e l sen t ido, el m otor, d ebe poder r es u m irse e n un a frase. Se trat a de 13 idea motr iz, la co nclu sion a la q ue de be llegar el pu blico. Pe ro esta ide a no I iene po rque SC I' u na certeza , tal vez un a pregunta 0 un prcju icio que cue stiona rn os. Eso, a 10 que varnos a ir a para r, hay que p ode r resumi rlo en u na Irase, para po der rn an e jarlo con ra pi dez, pa ra co tejarlo, pa ra contrast arl o, t El ve stuario esta al se rv icio de es e conce p tor lEI m a ter ial ut ilizmlo cs coheren te con la idea m adre? Debe reali za rse un tr aba jo complejo en 1a preparacion d el espectac ulo, e n la do cu m c n tacion. m an eja r div e rso s puntas de vista, pew despues el reSLJ 11 ado final debe SCI' sim p le. Plensa complejo, pelU hCtLio sim ple. Buscamo s, eso qu e se llama «La diftcil simplicidad ». Al acabar, cu ando Lu iso n , el al rnogava r anon imo q ue n unca pasara a la h is tor ia, lira el gra n

retablo y g rita: " ia la mi erd a Roger de Florl, iviva Luis6n de Noc ito, que soy yo !», recla man do su protago n ismo. La co n tu ndcnc ia del ges to resume la morale ja del esp ectaculo: «los que salen e n la h istori c so n los poder osos, pero la hi sto r ia de verelad la escr iben y la p ad ecen los ciu da d anos a no n imos ». Para p rcp a ra r un a his to ri a con tu e­ res hay cua tro p rcguntas q ue co nsi­ deramos fu nd am e ntales: lQue hago? (La h isto ria que cuen to ). lPara que 10 hago? (Ado n de voy a ir a pa rar, que prete n do deci r). leOmO 10 hago? (Ia tecnica, el vest ua rio, la mus ica y el est ilo a rt ist ico, etc.) lPara quien 10 hago? i,A que publico me d iri jo?

lQuc hago? t.Que his tori a vamos a cont a r? l que pas a ra? Los pe rsona jes, cl co n flicto, eJ dese nla cc. Ca n una hi storia es facil m ant ener la atencion del

publico, En i\lmogavares partimos de un a cro n ica med ieval. EI publ ico

I

s iempre tra ta de reorganiz ar 10 que ve como un a h ist o r ia, hay q ue ida Ilev ando pera , no ne ce sar ia m ente de m anera lineal. Dar p islas, crea r cx pectativas. p rov ocar in terroga n tes . II publico participa pensando.


lPal'a que 10 hago? tpondc vo y a ir a p ararr, t.que pr eiend cmosi', la qu e concl usion de be Ilegar el publico", l q ue refl exion qu erernos provocar? Est are mos de acuerd o que cl te atro debe hacer In sociedad mas cri tica, ma s so lidaria, mas toleran te, ma s abierta, mas libre, mas hum ana y mas fe liz, pero es tos bu enos proposit os hay que co nc retarlos , cr ear una Iabu la que h aga eviden te 10 que que rernos de cir. leomO 10 hago? La puesta en escena lS ie m pre hay que h acer rcir? lH abei s ob se rvado q ue ten emos esa ten de ncia? Es mu y gratifica n le o il' reir al p ublico, pe ro... les 10 m ejo r", llo m as du rad er o i', t.lo que perrn an c­

cera ma s agarrado 11 su coraz6 n? En Almoqavares tratamos de p rov ocar una reflexio n so bre el sinsen tido cle las gucrras .

£1 cine nos Ilega co n un desparrarn e total d e im {lgenes, de efectns y de parafe rnali as, pero la s perso nas qu e acuden al teatro dehen e nc o ntr ar o tra cosa. Fabu las sim ples pero real izad as ca n es m ero artcsana l, iod o 10 contrari o

del «us ar y ti ra r » de los g l'and es medios de cornunica cion. Debe cncon trar espectaculos qu e e xigcn su participacion in tc lec tua l, el pub lico de tc atro debe a cabar de completar 10 que sugerim os.

A] publico Ie gllsln satar cabos», descubrir pOl' si rn isrno. No se 10 des todo hecho.

lPara quien 10 hago? l Ouien es el publico? A veces al vel' UTI es pec tacu lo pic nsas: "Este ha crcad o el espectaculo pen sando s6 10 en sus amigos. Estc cree qu e los nin os son ostu pidos, se nol a qu e es te tr ab aja mucho en p uhs a en gal'itos no cturnes». Es inevitable que imagi n cm os un publico cua ndo creamos u n es pe ctac ulo, e l a sun to ra d ica en i m agi narlo su ficien terncnte Inte ligente, sensible.


-.

I

Posibl emente se trata del cspec tac u lo m as ce lebrado de la com pan ia, ha v iajado mucho. Trab a jarn os con unos m arionet istas u cran iano s q ue co ns truye ron los munecos. Ncccstrab umo s u rra d ls tan cl a COil los

.I

ani mal es que iban a vivir su propia historia, asi que hi cimos estos m unccos de vara s. Se u saro n hil os para los mecani smos: ab rir la bo ca, cerrar los ojo s, men ear la cola...

palabras, s6lo emitirtan sonidos y se

con su ÂŤro lÂť en la com edia , este

co m u nica rta n a tr aves de ges tos. Eso nos obli g6 a re aliz ar un trabajo de

y 10 iden tifica.

busqueda de movimi entos

Co nstruim os un retablo ab ic rto, los titir ite ros cst an ar r iba, e l publi co ve como sc con st ruye In h ist oria, 10 que da lu gar a un a doble lect ura d el es pectac ulo. Toda 10 que enriquece un espectaculo, si no contradice la eseu cia y el discurso, es util, Nos pusimos d os lim it acion es: un 5610 decor ado (una Fuen te junto a un arbol) y que los a ni m ales protago nis tas no iba n a usar

repertorio 10 data de p ersonalidad

esp ecificos p ara ca da muneco, es 10 q ue llam amos rep erlo rio gestual.

EI rcp ertorio gestu al se de scu b re y pruebas de co nstruccion, mov ien do el mun eco

EI repertorio gestual es el conjunto de gestos sig n if ica t ivo s que realiza un muneco segun sus caracteristicas fisicas y tecnicas que tie ne re lacion

en relacio n con otros persona jes y ca n la escenografi a, es mllY d ificil que el dramaturgo pueda preverlo. Ah i re sid e u na de las di ficultad cs del tcatr o de titcrcs.

e ll los c nsayos

1


Las limit acion es au ro-i mpues tas sirvieron pa ra o bliga rn os a traba jar en la direcc ion ad ecuada p ar a potencia r los aspectos m as sign ifica t ivos del espe cta cu lo. Las limitaciones (co heren tes con In esencia) ayudan, se co nvie rten e n estupen das aliadas,

Res o lvi m os a lgllnas es ce nas del espectaculo co n la inter pre tacion de los actares y co n ay u da de

u na m asca ra jug a n do e l espacio delantero del p aisaje. Llegamos a otra co nclusi on: 10 que puede hacer un actor no debe ha cerlo el titere, b ien e n te nd ido que par a 10 g ro tesc o, 10 provocad or , 10 di spa rat ad o, 10 poet ico 10 metafo rico n o hay n ada como el tit ere.


En los primeros espectacu los usaharnos un ret ablo tradi cional qu e h a ido cvo lucionando, En el Retablo de Navidiu] constru irnos un retablo ca n Ires ni veles: infi erno, tierra y cielo. Los laterales se usan par a escenas a par tadas de [a trama princ ipal.

Los Ires niveles del retablo

posihili Ian relac ion es:

-Diablos qu e suben del infierno

a la tierra a dar m al.

- Angelitos que descienden del cielo

a la tierra par a d ar avisos.

-Niflos m as acrados par Herodes

que sube n aJ cielo como an geJitos.

Toda relacion es buena.

Ot ra posihilidad que perrnitio la

estr uctu ra en retablo, ca n pu ertas

que se abren, fu e realizer escen as

delant e de cada uno de los niv eles

(can las puerras cerradas] mi en tras

se camb ia la decoraci6n del interior.

Eso ayu da a mantener el ritrno

vivo a pes ar de la nc cesid ad de

reali zer cam bios de decor-ado.

".


.

'

Nos apoyamos en un a histo ria muy conocida y usamos la caricatura del rostro para definir los person ajes: -Maldad, ap ego al poder: H eredes

- EngaI1o: posad er u - Bur la: d iablos -Sabieluria madurez: Reyes Magos

Los tr es titirit eros del rc ta blo son tin a «senoro na » m arquesa, propietaria del retablo y dos picaros ayu d an tcs , dos «buscavidas » herederos de la p icaresca es pa no la, pues toda la esi etica esta in spi ra da

en el Barroco,

"

Siernpre hemos conjugado la presencia de actor es y ute re en el escena rio pe ro ... ,;,que es un titere? , ,;,que es el teatro de titer cs? EI there es un elemento plastico que juega W1 papel drarnatico y es animado por un actor-titiritero que 10 dot a d e voz y/o rnovimiento. EI teatro de titeres es aquel en e l que los titere s interpretan los

papeles principales, d icho de otra m an era: aquel tea tro e n el qu e cl obj eto an irnado tien e u n rol sustancia l.


Al p rin cip ia nos co n trataban los tit cr es para fiestas, carnavales y fin ales de curse y pe rcib iamos 'lli P

1']

p u bl ico ten ia n ece s id ad

de mov er se, As! que creamos

estas ÂŤjuergasÂť.

El pelelo qu e el pu bli co man tea rue uno de los pri me ros eleme ntos q ue co n fec cionarno s. La vieja trad icio n ca rn ava lera de man tear peleles ya fue ilustrada por Coya

en el siglo XV II I. Nos gusta pen sar qu e son ta m b ien titeres y que el publico es el manipulador colectivo.

Hernos usado mucho los cabezudos en estas animaciones y tarnbien en los pasacalles. Consideramos a los cabezudos parientes muy cercanos de los titeres. Son persona jes a los que el t itiritero p resta parte de su cuerpo y a n ima medi a nte el

moviIn iento.


Estos ele fan tes que vu elan sa b re

el publico, a la vez que ca n la mo s ÂŤun elefante se ba lan ceaba, sobre la tela de u na ar ana ... Âť provocan gran efecto. Sorpre nde al pub lico ver vola r sabre sus cab ezas estos el efantes. Tambi e n lcs maravilla co rn probar que se m ater ializa 10 que imaginan al ca n ta r esa conocida mclodi a,

Apela m os a algo que el espectador lleva en su interior.

Estos munecos de percha qu e dan vu clta s sobre cl pub lico. Tam bien

estan inspirados en un muneco popular qu e da vuelias condenado par robar p eras: es el Furta pe ras de Grau s (Huesca). En otras ocasione s son m onos ha cienda cab rio las 0 bruj as Furtapera s 11" Crnus

En estes espc ctac ulo s de a n imacion,

disen arnos lin ves tua rio con un concepto de vestuario-es cenografia.

vo ln n do e n c l

<1 <'llI cl lI l"I l.~ .


Los Litiriteros son gita nos que eu entan historias de m esli zaj e. Son tr es h isto rias de arn or que al final adquiri er en un sign ific ado unico, En la prirner a historia uti lizam os simp les siluetas sin articulaciones: la segunda co n s ill/e tas mas elaboradas; la tereera de tit er es co rp 6reos . Es efica z ir de 10 simple a 10 co mplejo, y no al re ves.

En Espa n a, en los ultimos anos, esta n llega ndo m u ch os inm igr antes, algu no s vive n situaciones extre rnas de marginacion, Ouisi rnos hacer un especraculo sa b re tolcra n cia, un esp ect aculo a n t lrracistu. Volvi mos nuestra mirada h acia una etnia m arginada: los gitanos.

Usamos aquf 10 que lIam am os

-.

retablo abierto. EI teat rillo tradicion al p ierde los laterales, de forma que

los aet or es-titiriteros entran y

sa len ra pidarnente,


Hernos ida viviendo un pro ceso p au latino de abrir cada vez mas el retahlo. N o s gusto. p en,;;;;,r e ll <:1 r .... t"bk,

como ca ja de so rpresas de la qu e ap are ccn eleme n tos insospechados, En Comicos de la lequÂŤ !legam os a lanzar el uiuuecu sour e el puuncu. Es 10 que lla rnarno s: abrir espac io.

Puesto que los titer es son un e lcm cn to pl asti co, nu estra tr avectoria

ha sido una bu squeda permanente de metaforas visuales. Este n ter e-pandere ta-luna qu e usamos en Com icos de fa lequu ha sido un o de ellos.


En A nimates, los titi riteros-m u sicos representan abuelas y abuelos de

un a residen cia de la te rcera edad qu e hacen titeres para que sus nietos vaya n a ver los. He aq u i tres caracterizacion es de los titi riteros.


Los munecos es ta n hechos can te las de rayas y cua d ro s, co m o si los abuelos al con feccio n ar los muneco s hubicrau echa do ma no de m an teles y ca rt inas, de las lei as que I ien en m as proximas. EI material utilizado esta de acuerdo con la idea motor.

Toda la dramatu rgia se construye a partir de ca ncio nes tradicion al es espanolas de an im ales , pero buscarnos temas relacionado s

con la ter ccra ed ad. La en fermedad: «t\ m i burro Ie d uele la cabe za »

La perdida: «Yo tenia diez perritos ».

El amo r: «Ai p as ar la ba rca ».

La sab iduria po pula r: «Adi vina ,

adivinanza ».

La muert e: «Ya se murio el burro »,


Camino de estrellas es lin esp ccta cu lo sa bre el Camino de San tiago. Dirigido a pu bl ico ad u lto, u t i li '/:lmo<;: Ir-l rn isrn a t (~(' ni (, ; 1 f1 I IP

en Almogavures: gra ndcs titeres planistas in spirados en pinturas m edi evales.

Los tit irir eros so n diablos que cue n ta n un as h istorias q ue ellos c.onsideran patranas.

La idea de la p art e p or el todo nos pcrrni tio rc p re se n tar vari os p ersonajes ca n u n sol o tit iritero. Estes de la fOlografia re p resen tan la batal la de Roncesvalles. Trata rno s de exp resar 10 maximo co n los m ini足 mo s ele men tos . Es otra ide a basica: 10 maximo co n 10 m ini mo.


En Camino de estrellas, jugam os esencialme n te co n do s es pac ios: Den tro del retahlo 0 fuer a del retablo. Usamos este codig o: Lo alcjado , 10 ma gico, 10 epico sc had a en e l reta blo, es e l es pacio po etico.

Lo cntidiano, vul gar, 10 cercano se represe ni ab a en primer terrni no, fuera del retablo. Es el es pac io p rosai co. Cada espacio tiene su significado. Lo ce nt ral suclc se r 10 publico, 10 evide n te y 10 lat era l: 10 secreto , 10 marginal , 10 casual.

En ÂŁ1 Batulidc Cucarachti, una de las esce nas mas celebrad as era el inc ..nd io d e l

bO"'CJ tlI~ ; t"n, bi", n e n

Almoqavares qu emamos pa rte de la escenografia: e n Draqoncio, un globo se escapa par int erven cion del publico. En Camino de est rellas sa cri ficam os tarnbi en unos cartelones q ue rcprcscn tan Reyes y Papa s. Es la parte q ue llam amos sacrificio , iambien nos permite reco rd er que el teatro es un rita y qu e el fuego es un recurso an cestral sicm pre efcctivo.


PI/C0 .v Eva, los dos actores-titiriteros tl« EI homb re rig uena

i'ublo Ruiz PiCflS" O, Cubezu de (Om. 1943

El hombre ciqiieiu: construimos mun ecos in spirado s en 10 que las En

vanguard ias artisticas hi cieron al u sar objetos cotidianos p ara crcar esculturas, com o esta ca be za de toro de Picasso, hecha a partir del m un illar y e l sillln de u na bi cicl eta.

Los titirit eros so n dos arti st as calle jeros: un «vagabundo» y un a «pu nkie», a mbos sc h an unido para ca n ta r la historia de un a balsa do nd e viven, b eb en y ca za n diversos ani mal es y donrle unos nines van ajugar.

Tit erc qans« t'fl fa ,,-,t-ella de la bals«

La co ns truccion de los titcres co n mat eri alcs de dc sccho nos pa rc cio in te res a n te par 10 que tien e de res pe to al m edia. El m ate r ial e m p leado ta rnbie n forma parte de ese complejo sistem a de sig nos que es cl teatro. Aunque el es pcc tac u lo pret ende se r un a denun cia de In especulacion urbanfst ica , e n n in gun mom enta se ha bla d ireetarnente de ella . Tr atarnos de ha cer teat ro ca n mcnsaje pero sin ser panfletarios,

Aprovechamos todo el simbolismo de los objet os, las bote lias de ag ua co lgadas de cue rda s crea n la balsa; dos es cobas: la vegetaci6n.


Los a n im ales es t.in con struidos ca n e lementos si m ples. Los ninos estan hech os ca n trozos de jugu et es, todos !levan rnu sica. Los pa d res , a l co n tra rio, h an sido confeccionados con hcrrami en tas de tra ba]o. Los ob jetos mils m ode rnos, te lefonos y ordenadores los reservamos par a relac io na rlos CUll cl pod er, la actividad fre netica,

el CUl IS llIllO .

l.a liebr« e ssa [arma da

CU ll IIn ll

pnndereui . ruerlas reci clada s v dos cucha ta s de I!I fl(h'fn

Usamos e n El hombre ciqiieiu: 10 que llarn arno s «re ta b lo transp ar ente », plies los cs pectado res ve n como m ueve los tfteres el titi ritero. Es verd ad que £1hom bre cignefj a resulta un cs poc taculo e11/ro. JlNO parado jicamen te nos e nco ntra mos

muy comodos haciendolo y crco que eso res po nde a nu cstra nec es idad de dec ir algo cua ndo subirnos a un escenano.

i'lnocho, 11110 de los titrres-nino de {a ohm Escenn de I" eiq Oella }' I'n tor/llyn


El ret ahlo es un sencillo m arco de madera que apenas oculta al titiritero, es ta simpl ificacion nos ha per mitido utili za r los munecos in di stin tame ntc co mo ut er es y com o mascaras. Es el tirere-mascara. La idea de Ia parte por el todo.

El es pec taculo es ta a media cam ino entre concierto , sesion de juegos y especta cu lo de tueres, plies cre emos que, en 10 que a generos teatrale s se refier e; las fronteras son difusas.

Nos resulto tan interesa ntc la idea de con struir ml1Jl eCOS a part ir de obj etos cotid ianos usados y gasiados qu e repctirnos es tetica en No Nos Moveran.

trayecto ria siernp rc hcmos clegido

La idea motor del espectaculo es: las cosas hay que reclamarlas, no siernpre uno obticne 10 que Ie

pcrson ajes margin ales para crear el personaje del titiritero: picaros (Relahto de Navulads, comediantes de calle (El Bandido Cucaracha) , soldados merccnarios (Afmogcivares) , gitanos (C6micos de fa fegua), juglar es (Dragoncio), demonios

corrcsponde sin protcsta.

(CumiTlo de Estrelloss,

abuelos de

una residencia (Animates), hippi es Los titiriteros son unos hippies qu e v iven e n lin pueblo que qucdo abandonado. A 10 largo de nue stra

(No Nos Moverani . Lo marginal,

10 periferico da mas juego drarnatico que 10 estandar.

Una escena del es pe ctacu lo IJ t i liza un muneco enorrne , el publ ico rie na da mas verlo. La desproporcion y la exageraci6n son tambien huenas herramicntas en el teatro de titeres.


Estos bocetos co rr esponde al

Polich ine la, como en la vie ja

proximo proyecto. Los titiriteros

tradiclon. se rie de todos los

so n los propi etarios-truba jadores d e una barraca de feria dondc ya no entra nadie y I ratan de conquistar al publico, usan Iantoch es qu e son esos munecos a los gue e l tit irit ero presta su ro st ra.

podcrcs, Trat ar ernos de hacer una reflcx ion sob re la vige nc la en los tiempos qu e co rren del aru iguo oficio de titi rit ero.


cómo hacemos teatro de títeres  

Libro de los titiriteros de Binefar sobre su experiencia en el arte

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you