Issuu on Google+

RECITALES CELESTES 26 de mayo y 9 de junio, 21:00h.


3

recitales celestes

Los recitales celestes

se inician como un nuevo ciclo de perfopoesía para la ciudad de Sevilla. En él apostaremos tanto por poetas emergentes como por voces ya consolidadas que, desde luego, tienen siempre algo nuevo que decir. En cada cita intentaremos unir poéticas distintas, interesadas todas ellas por la poesía escénica. Difundir la poesía de manera oral y aderezarla con actos o performances enriquece el recital y ofrece al público un espectáculo apetecible y divertido. Es una manera de hacer este arte accesible a todos y promover así el gusto por la lectura, acercar la palabra de una manera lúdica al mayor público posible. Los Recitales Celestes pretenden abrir las puertas a un mundo poético lleno de color, de matices. Pretenden mostrar nuevas posibilidades en el acto poético, que cada vez se acerca más a la música, a la performance, a la video creación o al teatro, de manera natural y espontánea. Pero, creemos que no basta con hacer un evento, sino que es fundamental difundirlo, publicitarlo, darlo a conocer a la mayor parte posible de la ciudadanía, que no pase desapercibido en la vida de la ciudad donde se celebra, sino que termine por formar parte de ella. Siguiendo este principio, los Recitales Celestes nacen con una clara vocación de continuidad. Además, en su afán de difundir la poesía y darla a conocer, los recitales no sólo se quedarán en Santa Clara, sino que permanecerán en la red a través de las fotografías y los vídeos que se realizarán en cada sesión del ciclo. Los Recitales Celestes arrancan con cuatro voces que combinan experiencia, juventud e innovación. Nos visitan Juan José Téllez (Cádiz), Luna Miguel (Almería), Fernando Mansilla (Barcelona) y Siracusa Bravo Guerrero (Sevilla). Y no es más que el principio... Antonio G.ª Villarán Nuria Mezquita de Haro (Coordinadores de los Recitales Celestes)


LUNA MIGUEL


Luna Miguel (1990)

estudia Periodismo y colabora con el diario Público y en revistas como Quimera o 330ml. Es autora de los poemarios Estar enfermo (La Bella Varsovia, 2010), Poetry is not dead (DVD, 2010), Pensamientos estériles (El Cangrejo Pistolero, 2011) y Bluebird and Other Tattoos una selección de su poesía traducida al inglés (Scrambler Books, 2012, en prensa), así como del relato Exhumación (Alpha Decay, 2010) escrito con Antonio J. Rodríguez. Adicta a las redes sociales, fotógrafa y traductora a ratos y antóloga de Tenían veinte años y estaban locos (La Bella Varsovia, 2011, en prensa) y de VOMIT (El Gaviero Ediciones, 2012, en prensa). Mantiene un blog desde los quince años: lunamiguel.blogspot.com


LA MUJER SIN ROSTRO then i woke up your parents were dancing so hard ELLEN KENNEDY Qué cara poner.. Qué rostro dentro de tu rostro y dentro de tu rostro y qué tabique nasal. Qué cara poner delante de tus padres recién colocada recién muerta recién la sangre y la sangre y qué sangre poner si no son tus venas. No. No son tus venas lo que corto son otras uñas son otros gestos es otra mujer la que me habita. No. Mis padres bailan, locos, bailan y engullen sushi engullen pavo se engullen a ellos mismos primero los dedos luego

6


recitales celestes

las tripas luego... Y hablan de libros y me miran a los ojos y me miran el rostro pero qué rostro poner cómo mentir a papá cómo mentir a una madre. No estoy embarazada. No tomo drogas. No me lavo. No tengo sexo. No enseño las palmas de las manos. No las estiro hasta romperlas. No. Aquí no hay polvo blanco. ¿Quién llama? ¿A qué hora llegas? ¿Por qué la ausencia? No cocaína. No, padre. Aquí, donde el cielo aclara. No tengo rostro.

7


MAL Ni siquiera sé si me imaginas. ¿Me imaginas? Dímelo. Dímelo. ¿Me imaginas desnuda desabotonada detestable me imaginas? ¿Piensas en mí cada noche? ¿Piensas en mí como yo pienso en la muerte en el mar en las lúbricas golondrinas cada noche? Existo, entonces, luego tiemblo. Existo, entonces, luego odio. Existo, entonces. Todo puede hacerme daño.

8


Eres un buen momento para nacerme de este brazo. Para nacerme de las rodillas. Para nacerme (nunca del vientre) (sí del tatuaje plateado). Antes del óxido yo lo era todo. ¿Y ahora? Ahora soy futuro. Un futuro incierto y breve como el hilo delicado que se anuda al ancla. (Inéditos)

9

recitales celestes

ANCLA PLATEADA


JUAN JOSÉ TÉLLEZ


Juan José Téllez

Nacido en Algeciras, en 1958, se formó en Cádiz. Durante su juventud, participó en distintos colectivos y publicaciones contraculturales. En la actualidad, sigue participando activamente en movilizaciones ciudadanas que guardan relación con la defensa de los derechos civiles y humanos. Ha publicado los libros de poemas: “Crónicas urbanas” (1979), “Medina y otras memorias” (1981), “Ciudad sumergida” (1985), “Bambú” (1987) “Daiquiri” (1989), “Trasatlántico” (2001) -todos ellos agrupados posteriormente bajo el título de “Ciudadelas y sextantes” (2004)-. En 2005, apareció “Las causas perdidas” y, en 2010, “Las grandes superficies”. También ha publicado numerosas plaquettes como “Historias del desarrollo”, “Memoria y suplica”, “Grandes éxitos”, “El tiempo de las lilas” o antologías como “Melodías inolvidables” (1994). En paralelo, prosigue su labor como narrador -”Main Street”, “El loro pálido”, “Territorio Estrecho”, “Señora melancolía”- o ensayista -”Moros en la costa”, “Sin ninguna base” o biografías de Paco de Lucía, Carlos Cano o Chano Lobato-. Periodista, colabora habitualmente en radio, prensa y televisión. Ha escrito canciones y libretos teatrales, por lo común para espectáculos flamencos. Ha recibido varios premios por sus distintas facetas creativas.


SONDALEZA Yo soy mi memoria, viene a decirme el tiempo; y la vida es un barco donde los monos husmean si va quedando cerca la costa de la muerte. Echo el ancla al olvido como una sondaleza que lanzo hacia los años que llaman de la infancia, algún lugar al sur con olor a jazmines. Los trenes de la noche, los cines de verano, el incienso aventaba templos y conciencias, sobre un mar de bares y de motocarros. El amor vino luego, como una niña menuda. La quise largamente y aunque no la recuerdo aquel primer beso no se repitió nunca. Una foto antigua me trae la marea: son mis padres, pienso, e incluso yo mismo. Mas no me reconozco mirándome al espejo. La juventud parecía que no pensaba en irse. Se tendió en mi cama exhausta de emociones. Cuando tuve un hijo, le miré como a un testigo. Más temprano que tarde, andaba yo seguro, sacaría del océano su propia remembranza

12


Un viejo loco que viene de otro siglo, con demasiado entusiasmo por los efectos del ron y muy exigua esperanza en el género humano.

MEMORIA HISTÓRICA Suelo recordar las tardes de la infancia Con la vaga precisión de una super 8. Mi memoria archiva a su vez la fecha del espanto, El número de muertos, el dolor invencible, Pero se me olvida a menudo cual fue el día Que juntos decidimos capear las tormentas.

13

recitales celestes

y quizás me viera entonces como yo me veo:


HUIDA DE SEVILLA La ciudad solía ser un teatro, pero su drama fue la busca de la dicha en un escenario raro de eterna primavera, con sabor a vino y a la flor de la naranja. Cruzaba el río grande la pasión entre ribazos de olvido y de memoria, cuando el alma era un mar que no existía y el cuerpo, un largo beso sin ternura. La ciudad de los templos vigilaba con la mirada abierta en campanarios. El deseo tañía como en fiesta de difuntos sobre el rastro claroscuro de la vida. Yo me persignaba bajo la cruz del tiempo, compuse mi perfil, me enfrenté a su embestida como esos matadores a los que el diario retrata dispuestos a retar a portagayola a cualquier enemigo que emerja hacia el albero. Lonja de los esclavos, portón de las leyendas, convidados de piedra, navajas en las ligas: los adoquines conducen hacia viejas masacres, bajo una torre alta como la ira de sus dioses. Bajo sus puentes, el miedo me mecía: las voces del pasado me llamaban entonces pero yo no escuchaba su canto de sirenas.

14


15

recitales celestes

No huí de la ciudad, sino de mi propia suerte, aunque en su laberinto de calles me atrapara en espera de que su sino borrase el maleficio y dejase de ser una princesa dormida en un sueño eterno de vanas apariencias. Cualquier día, me dije, seguro cualquier día, volverán los delfines a recorrer sus aguas y el Guadalquivir besará de nuevo a los almendros.


FERNANDO MANSILLA


Fernando Mansilla

Barcelona 1956. Se parapeta tras la identidad de un poeta inédito aunque en su armario de mortadelo guarde otros disfraces como el de actor, músico callejero, padre entregado, solícito amo de casa... y otros muchos. Como dramaturgo ha estrenado numerosas obras (Nos los Inquisidores, Página Uno, Los Literonautas, Station to Station, Hamburger de Conejo, Copyright el Ser Humano... entre otras) y cosechado algunos premios con ellas (Hermanos Machado de Sevilla 1985, o el Maximinus al mejor autor de teatro de 2008...). Puso el nombre de Julieta a su única hija y acaba de terminar una novela en la que ha invertido varios años de trabajo y que ha titulado Buscarse una Ruina. Este año de 2011 va a editar su primer libro de poesía: “Poemas para la No Posteridad”. Su principal arma secreta es la solemnidad con la que habla y con la que consigue que todo se le tome en serio. Es del Barça.


Si te mueres por la noche a los noventa sentado en la mecedora con el nieto en las rodillas el bastón caído en el suelo el cigarro apagado en los labios la pistola humeante en tus manos sangre todavía caliente resbalando por tu rostro y un agujero rojo pequeño redondo en tu sien. Entonces baja el nieto de tus rodillas y se te acerca curioso cadáver porque no sabe lo que es la Muerte. Te mira, te ve, no se va, no te besa, no sabe, se ve y se va, se ve que se va y váse.

18


El poder encender una simple y sencilla bombilla no tan simple no tan sencilla. El poder tripular un bólido a 140 Km/H. El poder sembrar los campos represar los ríos hablar por teléfono. El poder de la especie alimenta la soledad del individuo. Yo no entiendo el poder no sabría explicarte una bombilla pertenece a la especie la especie me la regala me regala bombillas viajes al espacio vehículos veloces me regala el rayo Láser me envía a la Luna. Señores, estoy solo en la Luna.

19

recitales celestes

El poder


Buscarse una ruina Somos la rehostia espléndidos y generosos todo corazón somos un encanto mi amor por todo lo cual nos gustamos tanto. Y yo aún diría más: seamos lo que seamos somos sobre todo egomaníacos hasta la náusea. Y queremos quedar bien mucho quedar bien invitar siempre nosotros dejar buenas propinas mucha buena imagen mucho estilo y elegancia mucho presumir de persona espléndida para acabar siempre sumidos en la mismísima ruina. Egorruinosos a la par que egomaníacos luchan los egos para quedar bien; para quedar bien tienes que invitar;

20


recitales celestes

para invitar tienes que contar con el ego de tu cartera. Las carteras tienen ego los monederos tienen ego mi cuenta corriente tiene un ego que ni te cuento difícil caprichoso despreciativo. Mi cartera me desprecia. Mi cuenta corriente me humilla. Mi monedero se avergßenza de mí. Ésta es la ramera y violada realidad de todas las crisis del mundo: Los hombres no dan la felicidad dijo el dinero.

21


SIRACUSA BRAVO GUERRERO


Siracusa Bravo Guerrero,

alias iNdigesta, escribe desde antes de tener uso de razón. Poeta, perfopoeta y antipoeta, sus poemas se encuentran en varias antologías, revistas a nivel nacional e incluso digitales. Aparece y desaparece, no se sabe cómo, en todo tipo de recitales y festivales. Su primer poemario publicado, Indigesta, vio la luz a finales del 2009 y el segundo, De cómo Peter Pan me quitó demasiado, ha florecido esta misma primavera 2011, ambos de la mano de Cangrejo Pistolero Ediciones. Autora del blog: http://www.indigesta.es y de unos cuantos más, de los que se cansa de vez en cuando y siempre vuelve, es una adicta (en autotratamiento) de la blogesfera.


1a1 Si me como una a una mis palabras si me como una a una tus palabras si me trago cada uno de mis versos de tus insultos de nuestras faltas de ortografía ... de respeto ... acabo con una indigestión que te cagas que me cago EN ... déjame que te escriba y tú mejor grita SOLO.

Indigesta

24


Conociéndote –Hoy soy indio. ¿Tú qué eres, Lelo? Y Lelo contestó: –Indio. ¿Tú qué eres, Avispado? Y Avispado dijo: –Indio. ¿Tú qué eres, Gemelo? Peter Pan, J. M. Barrie («Capítulo 7. La casa subterránea»). Hoy soy pirata. Surcaré el mar con Garfio y sus perros. Daremos vueltas y más vueltas, te encontraremos. Tendrás que elegir atado de pies y manos al final de la plancha: ¿verdad, atrevimiento o beso? Y tendrás que besarme porque tú y yo sabemos que no reconocerás tener miedo y que por nada del mundo dejarías esta maldita isla. De cómo Peter Pan me quitó demasiado

25

recitales celestes

10-Septiembre


Volo me tangere Lavarme la cara y mirar de nuevo. Abrir, cerrar, volver a abrir los ojos. Sacarme la lluvia de dentro y mezclarla, mezclarla con el agua de fuera. Tantear la toalla sin apartar la vista del reflejo. Estrujar el corazón y dejarlo seco. Plantarle un tulipán en todo el centro, en pleno mes de Diciembre con la que está cayendo. Saber que es real lo que veo, lo que bebo. No pensar en nada más, él está esperándome bajo el edredón de mi cama, con un ramo de flores blancas saliéndole del pecho. Y yo aquí, preguntándome por qué es tan difícil aceptar lo bueno. Inédito

26


C/ Becas s/n. Sevilla 26 de mayo y 9 de junio, 21:00h.

sĂ­guenos en: y en nuestra web: www.icas-sevilla.org


RECITALES CELESTES