Page 1


INDICE

Introducción

4

Modos de habitar

6

Unidades de convivencia

8

Ámbitos específicos

12

Ámbitos flexibles

20

Espacios intermedios

24

Agrupación

27

Bibliografía

30


“ Las formas de vivir y de habitar son enfrentadas hoy a transformaciones intensas que las conmueven existencialmente. La globalización, la internalización de la economía, el acelerado desarrollo de las tectologías, han llevado a profundos cambios sociales, culturales y políticos. El arquitecto “pensador del habitar”, se interroga que es habitar-vivir en ese mundo caracterizado por la fluidez de imágenes, la invasión de la información, la ubicuidad de los flujos de capitales y la masificación de los individuos.” Jorge Sarquis


INTRODUCCIÓN

Toda obra arquitectónica tiene como principal objetivo satisfacer las necesidades de sus usuarios a través de la espacialidad. En el S. XXI es notorio el cambio que la sociedad está presentando respecto a sus relaciones interpersonales y también con el entorno inmediato y éstos cambios repercuten directamente en sus necesidades y aspiraciones alterando el modo de concebir los espacios todos, incluida la vivienda la cual será el objeto de estudio en este trabajo. La familia tipo en la cual nos basábamos para construir y diseñar los espacios está disminuyendo y dando lugar a nuevos agrupamientos sociales, tales como: personas que viven solas por propia decisión; padres/madres solteros; parejas heterosexuales u homosexuales; personas con movilidad limitada o nula que se independizan de sus seres queridos/cercanos; jóvenes viviendo juntos, entre otros. A su vez los jóvenes retrasan su emancipación, la expectativa de vida ha aumentado y el trabajo desde la casa se ha tornado habitual, éstas razones alteran también el modo de 2 concebir la vivienda. El mercado inmobiliario del siglo xx es tan homogéneo que no permite crear alternativas arquitectónicas adecuadas a las necesidades de la sociedad actual; éste en nuestro disparador para ensayar, mediante el proyecto, como materializar los distintos modos de habitar. Éstos cambios repercuten directamente en los escenarios que proyectamos, debemos considerar sus nuevas necesidades y crear espacios flexibles que atiendan no solo las demandas del presente sino también sus variaciones a lo largo del ciclo de vida.

“El sujeto habitando, opera simultáneamente como individuo, como parte de un núcleo familiar, integrando una sociedad, e inmerso en una cultura.” “Arquitectura y modos de habitar”.1


Estudiaremos los diferentes tipos de usuarios de acuerdo a la cantidad de personas, separandolas, si es necesario, de acuerdo a sus necesidades.


MODOS DE HABITAR


A modo de esquema podemos ver en el gráfico anterior, aquellos modos de habitar que consideramos son diferentes, según necesidades, hábitos y costumbres, agrupados según su cantidad de habitantes. Éstos parámetros son variados y poseen distintos orígenes por lo cual consideramos importante tenerlos en cuenta y ser sensibles a ello. Es fundamental que los espacios generados provean igualdad de oportunidades de uso y disfrute, siendo espacios inclusivos. Cabe aclarar que no hemos tomado en cuenta todo el espectro existente de usuarios, sino que nos hemos puesto un límite de 4 personas conviviendo bajo el mismo techo. Además hemos considerado que quienes viven solos, si bien no conviven con otros en su vivienda sí lo hacen en la sociedad, en el complejo habitacional, en los espacios intermedios, por lo cual consideramos pertinente sean tenidos en cuenta. La característica que consideramos mas relevante es su movilidad, determinar si es total, reducida o nula nos determinará también áreas, infraestructura y equipamiento en la(s) vivienda(s) en cuestión. 1 PERSONA:

Parejas, ya sean personas jóvenes o adultas, parejas de amigos, y padres solteros con un hijo. Pueden darse diversas alteraciones por eso es necesario generar espacios a-jerárquicos y flexibles.

2 PERSONAS:


Parejas con 1 hijo o adulto mayor a cargo, padre/madre que viven con 2 hijos o amigos que deciden convivir. 3 PERSONAS:

Parejas con hijos o adulto mayor a cargo; o amigos que deciden vivir juntos. 4 PERSONAS:

A medida que vamos sumando personas a las viviendas, éstas se van complejizando y sus requerimientos espaciales aumentan. Al tratarse de vivienda colectiva y no responder a una demanda en particular nos resulta interesante tener en cuenta los modos de habitar del S.XXI, para crear un escenario donde los usuarios se sientan conformes con los espacios y tengan la libertad de apropiarse de ellos, colonizandolos de acuerdo a sus hábitos y costumbres. Encontraremos casos donde basta con un monoambiente; otros donde se necesiten tener accesos independientes y dormitorios más amplios; así como la necesidad de compartimentar el baño para que pueda ser usado en simultáneo; etc. Nuestro proyecto deberá atender estas variantes y satisfacer las necesidades que de ellas se desprenden.


UNIDADES DE CONVIVENCIA

Al igual que Sarquis* creemos mas adecuado hablar de Unidades de Convivencia en lugar de Familias, dado que su relación no necesariamente es de consanguineidad sino que puede estar dada por su actividad o edad. “La adaptación de la vivienda a la diversidad de modelos familiares y a la evolución de cada uno de ellos.” “Herramientas para habitar el presente. La vivienda del siglo XXI” 4

En ésta línea es que se plantea que la vivienda no debe ser pensada para un único usuario o una única familia convencional, sino para un conjunto de usuarios que responden a iguales necesidades. De este modo nos encontramos con los siguientes grupos: Son personas que viven solas e independientemente de su edad consideramos que sus necesidades básicamente se reiteran. Si bien en principio no es primordial la separación de espacios, se puede dar el caso de que trabaje en su domicilio por lo cual sería interesante que haya espacios que permitan su uso tanto separados como unificados. NÚCLEOS UNIPERSONALES:

Padres e hijos en común. Por un lado, los adultos trabajan y necesitan sus espacios; y por otro, los hijos al ser pequeños necesitan espacios lúdicos y cercanía con sus progenitores. Al pasar el tiempo comienzan a crear sus propios lazos afectivos generando nuevas necesidades espaciales. FAMILIA NUCLEAR:

FAMILIA AMPLIADA: A la familia nuclear se le suman parientes

*Estas unidades de convivencia fueron determinadas en base a una investigación realizada por la UBA (Universidad de Buenos Aires).

debido a distintas necesidades, padres mayores, sobrinos que vienen a estudiar, etc. En estos casos los espacios sociales deben tener mayores dimensiones y los servicios a menudo se saturan, por lo cual sería apropiado que se puedan separar y usar en simultáneo.


FAMILIA ENSAMBLADA: Los padres tras relaciones y separaciones

forman una nueva familia. En algunos casos sus hijos no viven siempre con ellos, a veces vienen los fines de semana o a veces están entre semana. Los padres siguen necesitando sus espacios de trabajo pero el resto de las necesidades dependerá de las edades y relación entre los hijos. FAMILIA MONOPARENTAL: Sus jefes de familia no son una pareja

sino que es un solo adulto con hijo/s a cargo. Las necesidades son básicamente las mismas que en la familia nuclear y van variando con el paso del tiempo. Temporalmente se podrían categorizar entre la familia nuclear y la familia ensamblada. Éstos grupos necesitan amplios espacios donde se puedan reunir niños, adolescentes y adultos. Espacios lúdicos y de estar donde las familias pueden socializar entre ellas. JÓVENES VIVIENDO JUNTOS: Estas unidades de convivencia están

poco contempladas en el mercado actual; pero en ciudades que reciben año a año miles de jóvenes que llegan a estudiar y/o trabajar se hace imperiosa su necesidad. Si bien los jóvenes tienen gran capacidad de adaptación al lugar que se les otorga, es apropiado pensar en amplios espacios colectivos para sociabilizar, cocinar y estudiar. Es oportuno pensar un área de cocina, comedor, sala de estudios y lugares de esparcimiento, tantos interiores como exteriores, que complementan a la unidad.

“La vivienda es el primer espacio de sociabilización y la representacion espacial de las diversas agrupaciones familiares. Por ello ha de ser capaz de albergar las diversas maneras de vivir que se evidencian en las sociedades del siglo XXI” “Herramientas para habitar el presente. La vivienda del siglo XXI” 5


ANCIANOS VIVIENDO JUNTOS: Sus necesidades son semejantes

al caso anterior teniendo en cuenta la salvedad que algunos de ellos pueden tener movilidad reducida o nula. Se deben presentar espacios de dispersión, de relación con los demás unidades de convivencia. Son elementales los espacios exteriores pero, dadas sus condiciones de salud y movilidad, no se deben reducir solo a éstos sino que debemos pensar en espacios semi-abiertos o con posibilidades de ser cerrados si así se requiere.


ÁMBITOS ESPECÍFICOS

Investigamos los tipos y modos de apropiación en la vivienda, con el objetivo de proyetarlas con tal flexibilidad que permitan ser adaptadas de acuerdo a las necesidades de cada usuario. Aunque se pretenda proyectar espacios “sin etiquetas” para ser apropiados por sus usuarios, ésto también tiene un límite y algunos de ellos deben (por sus necesidades de infraestructura) tener un lugar estipulado siendo su entorno quien pauta la flexibilidad. Montaner alude a ellos como los “espacios especializados”, refiriéndose a baños, cocinas, lavaderos, almacenaje, etc. Éstos son ámbitos que requieren de infraestructuras e instalaciones específicas (agua, desagüe, gas). Para determinar las tipologías de vivienda tomamos como punto de partida el Núcleo de Servicios quien albergará en su interior a los Servicios Higiénicos y en su perímetro a los Espacios de Almacenaje, incluida la cocina. La conformación del mismo y su ubicación va a estar asociada a las demandas de las unidades de convivencia. Es bien sabido que cuando una casa es habitada poco se parece a las fotos de revista que nos muestran previamente. Cada uno de los integrantes de la familia tiene sus pertenencias, objetos preciados , ropa, muebles, etc. ; en consecuencia a menudo vemos espacios atiborrados de cosas, espacios que se vuelven reducidos y por tanto nos limitan su habitabilidad y apropiación. Basados en ésta premisa y con el objetivo de crear espacios mas apropiables, mas colonizables, hemos decidido vaciar éstos espacios de uso creando lugares exclusivos para el almacenaje, siendo éstos elementos fijos estructuradores

“La creciente complejidad de nuestros requerimientos exige flexibilidad (...). Si a causa de la instalación de fontanería, consideramos cocinas y cuartos de baño como un núcleo fijo, entonces todo el espacio restante debe ser sometido a partición por medio de paredes móviles.” Van der Rohe en “Arquitectura y modos de habitar” 6


del espacio doméstico que pretende ser flexible en su máxima dimensión. “Concebir espacios, elementos y sistemas destinados al almacenamiento racional permite vaciar las estancias de uso”7 “Casa Collage”

Consideramos igual de importante que los espacios de almacenamiento también sean flexibles, permitiendo al usuario conformar en él una biblioteca, un ropero, un escritorio o lo que sus necesidades requieran, que si bien están en un lugar predeterminado de la vivienda su organización y diseño dependa del uso de su espacio inmediato (no definido previamente). De este modo hemos definido a los espacios de almacenamiento sumados a los servicios higiénicos y la cocina como los ámbitos específicos de nuestra vivienda.


Tipología I

NUCLEOS

A

B

0.60m

B

1.40m

A

B

0.60m

0.60m

0.95m

0.95m

A

esc 1:100

0.60m

1.50m

1.20m

2.10m

1.80m

0.60m

3.80m

A

B

COMPOSICIÓN

Baño compartimentado que permite el uso en simultaneo de 3 personas. Baño social que permite conservar la intimidad del baño principal Area de almacenamiento / Cocina*

UBICACIÓN

Núcleo central, que dispone los servicios de tal manera de no jerarquizar ningún espacio. Se plantea una periferia posible de colonizar en todo su perímetro.

ALMACENAMIENTO

Área de almacenamiento perimetral = 17,5 m3

*

El sector dispuesto a la cocina es considerado desde su conformación como un área de almacenamiento.


Tipología II

NÚCLEOS

A

1.40m

0.60m

A

0.60m

A

esc 1:100

0.60m

2.25m

A

COMPOSICIÓN

Baño principal. Área de almacenamiento / Cocina

UBICACIÓN

El sub núcleo se asocia a uno de los lados de la tipología conservando su ubicación central. Vinculado al sub núcleo de la tipología contigua conforman el nucleo incial.

ALMACENAMIENTO

Area de almacenamiento permietral= 10,4 m3


Tipología III

NUCLEOS

A

2.00m

0.60m

A

A

esc 1:100

0.95m

2.50m

2.35m

A

COMPOSICIÓN

Baño accesible. Baño social que permite conservar la intimidad del baño principal Área de almacenamiento / Cocina

UBICACIÓN

Núcleo central, que dispone los servicios de tal manera de no jerarquizar ningún espacio. Se plantea una periferia posible de colonizar en todo su perímetro.

ALMACENAMIENTO

Área de almacenamiento perimetral y local = 23 m3


Tipología IV

NUCLEOS

A

2.00m

0.60m

A

A

esc 1:100

0.60m

1.50m

1.50m

1.50m

0.60m

A

COMPOSICIÓN

Baño compartimentado accesible que permite el uso en simultaneo de 3 personas. Área de almacenamiento / Cocina

UBICACIÓN

Núcleo central, que dispone los servicios de tal manera de no jerarquizar ningún espacio. Se plantea una periferia posible de colonizar en todo su perímetro.

ALMACENAMIENTO

Área de almacenamiento perimetral = 16,4 m3


Tipología V

NUCLEOS

A

2.00m

0.60m

A

A

esc 1:100

0.60m

2.25m

A

COMPOSICIÓN

Baño con accesibilidad. Área de almacenamiento / Cocina9

UBICACIÓN

El sub núcleo se asocia a uno de los lados de la tipología conservando su ubicación central. Vinculado al sub núcleo de la tipología contigua conforman el núcleo inicial.

ALMACENAMIENTO

Área de almacenamiento perimetral= 7,8 m3


Tipología VI

NUCLEOS

A

1.20m

A

1.40m

A

esc 1:100

0.60m

2.25m

A

COMPOSICIÓN

Baño principal. Área de almacenamiento / Kitchenette*

UBICACIÓN

El sub núcleo se asocia a una esquina de la tipología otorgandole a la pequeña kitchenette una relación directa con el espacio flexible.

ALMACENAMIENTO

Área de almacenamiento perimetral y local = 11,7 m3

*

Se plantea una cocina mínima (kitchenette) ya que se propone que este tipo de tipología esta vinculada a espacios de uso común.


AMBITOS FLEXIBLES

La flexibilidad de una vivienda puede considerarse como una característica que le permite adaptarse, en su ciclo de vida, a las necesidades de los usuarios. Es capaz de tomar diferentes configuraciones, creando espacios indeterminados que pueden cambiar de uso sin transformarse físicamente. 4

Son los denominados “espacios no especializados” los cuáles deben cumplir con ciertos parámetros de confort cuya función será determinada por cada usuario. Para lograr esto es preciso que los espacios no estén determinados por muros de mampostería, sino que puedan ser cerramientos livianos/móviles, prescindiendo de la distribución interior. Entendemos la adaptabilidad como una cualidad que da dinamismo a la distribución interior. La misma deberá responder a las sociedades y culturas que la generan, demandan y transforman, por lo tanto, la adaptabilidad es entendida como una condición asociada a la flexibilidad del espacio. Para lograr la flexibilidad debemos evitar jerarquías de espacios en una superficie limitada. Proponemos dos maneras para lograrlo: disponer de espacios abiertos de libre circulación, y proyectar ámbitos que permitan ubicar en ellos cualquier estancia, ya sea, living, comedor, dormitorios, entre otros. Determinamos como ámbito flexible, un espacio de dimensiones tales que permitan su adaptabilidad, organizado en torno al núcleo de servicios. El acceso a la vivienda, por un espacio flexible, determinará la capacidad del mismo de ser privado o público; su posición y materialidad determinará el tipo de relación que el espacio tiene con el exterior.

“Una arquitectura flexible es de por sí adaptable...” 8 “Herramientas para habitar el presente: la vivienda del siglo XXI”


De ser necesario se podrán establecer dos accesos para evitar catalogar a un espacio indeterminado; permitiendo al usuario establecer distintos grados de privacidad, por ejemplo, tener ingreso independiente desde el exterior a alguno de los dormitorios.

Ana / 25 años Teletrabaja Estudia Ingeniería en Sistemas (Fing.)

Ana / 30 años Ing. Sistemas Ute Felipe / 32 años Prevencionista Merlin / 8 años escolar

Heber / 78 años Jubilado Sonia / 81 años Jubilada


ADAPTABILIDAD AL USUARIO


ESPACIOS INTERMEDIOS

Si tenemos como objetivo relacionarnos con la sociedad de la mejor manera posible no solo debemos proyectar viviendas funcionales y flexibles sino también pensar donde -en que otros lugares- transcurre la vida, no es solo en la vivienda sino también en el espacio público, el espacio comunitario, en los equipamientos urbanos, el espacio intermedio: los espacios que no son vivienda pero la nutren en su vida cotidiana. Es un límite dinámico, es el espacio de contacto entre el interior y el exterior, puede ser el interior que se prolonga hacia el exterior o viceversa. Son espacios de gran importancia ya que contienen los gradientes entre lo público y lo privado, articulan el pasaje del bullicio urbano a la tranquilidad del hogar. Éstos espacios derivan directamente de las necesidades de las personas que lo circulan y habitan; aquí es donde convive el juego, las charlas, la lectura, el intercambio, la música, el encuentro. Potencian la sociabilización de la vivienda colectiva, son espacios de relación, de tránsito y permanencia, dinámicos y adaptables.

“… no se está dentro o se está fuera, en realidad se está entrando o saliendo; es más, en muchos casos, se puede estar dentro con la sensación de estar fuera y viceversa." 9

“Construir espacios colectivos a partir de las preocupaciones y percepciones personales mas no individuales, sino aquello que nos afecta como las emociones, sentimientos, conexiones, relaciones, etc.” Andrés Jaque


Podemos realizar diferentes categorizaciones según su: - grado de privacidad: - espacio doméstico refiriéndonos a los espacios que se ubican en el interior de la vivienda. - espacios colectivos cuando éstos son externos a ella y permiten la relación entre los habitantes de la agrupación. - ubicación: - exteriores cuando son al aire libre. - interiores cuando son ámbitos cerrados o poseen algún filtro tanto sea visual como físico. De acuerdo a los tipos de unidades de convivencia éstos espacios deben tener mayores o menores dimensiones así como también distintos equipamientos. Encontramos espacios que son intermedios y específicos como los lavaderos comunitarios; para éstos consideramos como ideal su ubicación en el último nivel, próximos al lugar del tendido de ropa (azotea). “Es maravilloso cuando llueve, estar en tu casa y ver caer el agua en tu terraza... Es una de esas cosas que no son fundamentales, pero que importan realmente en la vida diaria.” Jean Renaude,1980

En todos los casos tendremos en cuenta las actividades que en ellos se realizan, los filtros visuales y físicos necesarios para éstas actividades, así como también cómo se relaciona nuestro edificio con la ciudad (miradas exteriorinterior) y su orientación; dándole vital importancia al gradiente entre lo público y lo privado.


Los espacios intermedios, deben tener la capacidad de ofrecer al usuario la posibilidad de diversos usos en simultaneo, sin que se generen fricciones entre estos usos opuestos. Encontramos deseable la presencia de รกmbitos de:

SOL

SOMBRA

PASEAR

ESTAR

PASAR

MIRAR


AGRUPACIÓN

Tipo Barra

Proyectamos dos barras de unidades agrupadas, las cuales distanciamos lo suficiente para que ambas fachadas reciban el asoleamiento deseado, además de crear el espacio de múltiple altura, propicio para el tránsito y sociabilización. Algunas unidades cuentan con un segundo acceso a través de un espacio de expansión exterior privado donde funcionan ciertos servicios así como áreas sociales más intimas


AGRUPACIÓN

Tipo Torre

Se buscó que el apilamiento no sea monótono, generando estratégicamente huecos y terrazas en doble altura en lugares de estar y contemplar. Como ventaja, la torre explota al máximo el área construible del terreno, por esto se pensaron espacios exteriores a nivel de calle, importantes en el funcionamiento del todo y con alto valor paisajístico.


AGRUPACIÓN

Estas viviendas para jóvenes, proponen una forma de vida en colectivo, en la cuál las unidades son capaces de satisfacer las necesidades más intimas, mientras que los espacios intermedios atienden la vida social. El patio central, es el corazón de la agrupación, llenando de luz el ambiente y permitiendo la ventilación cruzada de las unidades El conjunto se eleva sobre el nivel del suelo creando un ámbito público y controlado por el cual se comienza la transición hacia lo privado.

Tipo Patio


BIBLIOGRAFIÍA

3,7

- MONTEYS Xavier, FUERTES Pere, “Casa Collage”, Editorial Gustavo Gili SA, Barcelona, 2001. -

1,2,6

SARQUIS Jorge, “Arquitectura y modos de habitar”, Editorial Nobuko, 2007.

4,5,8

MONTANER Josep María,“Herramientas para habitar el presente: la vivienda del siglo XXI”, Universitat Politécnica de Catalunya, Barcelona, 2011. - BAHAMÓN, Alejandro, ÁLVAREZ, A. María, ARIZA, Felipe, “Bajo presupuesto, vivienda contemporánea”, Editorial Parramón SA, Barcelona, 2008. - 3er. CONGRESO IBEROAMERICANO, “Teoría del habitar”, Farq.,Montevideo, 2013. er - 1 .SIMPOSIO NACIONAL, “Habitar y diseñar”, FAUD: UNSJ, San Juan (Argentina), 2006.

- a+t RESEARCH GROUP, “10 Historias sobre Vivienda Colectiva”, a+t Research Group, España, 2013. - OREGGIONI, Luis , Viviendo vivienda, Farq, Montevideo, 2009.

http://tridimensionar.com/wp-content/uploads/2014/pdf/flexibilidad.pdf

Modos de habitar  

Alejandra Genes, Emilia Rodriguez, Manuela Pizzolon, Gaston Tourn, Camila Quiroga

Modos de habitar  

Alejandra Genes, Emilia Rodriguez, Manuela Pizzolon, Gaston Tourn, Camila Quiroga

Advertisement