Page 1

Septiembre - Octubre 2018 No. 235 Año 39


Septiembre - Octubre 2018 No. 235 La santidad al alcance de todos 1 Rector Mayor Vidas plenas

2

Santidad para todos Guía para una santidad feliz Carnet de identidad del cristiano

4

Domingo Savio

9

Fundado por Don Bosco en Turín en 1877, actualmente existen 56 ediciones en diferentes regiones del mundo y en 30 idiomas para 135 países. Don Bosco en Centroamérica publicado por la Inspectoría del Divino Salvador www.salesianoscentroamerica.org Director: Heriberto Herrera Dirección: Parroquia María Auxiliadora, 3a Av. Norte y Pasaje Don Rua, Apartado 2324, San Salvador, El Salvador. Teléfono (503) 2526-9736 Ext. 110-11-112 Fax (503) 2526-9739 Correo electrónico: boletinsalesiano.cam@gmail.com herrerah@gmail.com

Ceferino Namuncurá El santo indiecito mapuche

10

Paola Adamo imagen luminosa para los jóvenes

11

Los cinco de Poznan: Amigos hasta el fin

12

Atilio Giordani

13

Nuncio Sulprizio

13

Meditación ¿Una salvación ligth?

14

Educar como Don Bosco Educar en el optimismo

16

Ética ¿Porqué Dios permite tanto sufrimiento?

18

Colaboradores en esta edición: Luis Corral, Hugo Estrada, Sergio Checchi, Luis de León, Bruno Ferrero, Zaida Navarrete, Domenico Agasso, José Antonio Hernández

Universo Digital Adicto al celular Descúbrelo

20

El Boletín Salesiano se distribuye gratuitamente a la Familia Salesiana y a los Amigos de Don Bosco.

Misión Salesiana Visita a las misiones salesianas de Carchá

24

Consejo de administración: Ángel Prado, Julio Navarro, Heriberto Herrera, Zaida Navarrete. Consejo editorial: Heriberto Herrera, Zaida Navarrete, Alejandra Rodríguez, Mauricio Ponce, Tania Cañas, Evelyn Carbajal. Impresión: Imprenta Ricaldone. Final Av. Hno. Julio Gaitán. Santa Tecla.El Salvador Sitio web: Zaida Navarrete zn.boletinsalesiano@gmail.com Distribución: Librería Salesiana 23 Calle Pte. y 5ª. Av. Nte. No. 335, San Salvador, El Salvador, C.A. Tel. 2235-3826; 2225-6221

El costo de la edición y distribución del Boletín Salesiano se cubre con las contribuciones voluntarias de sus lectores.

En la web y en móviles www.boletinsalesiano.info

Issuu: Boletin Salesiano BSCAM

Google play: Kiosko BS

Apple Store: Kiosko BS

www.boletinsalesiano. info/patiosalesiano/ 7344-9015

Versión digital en línea

Boletin Salesiano para tabletas y móviles

Boletin Salesiano para tabletas y móviles

Un rincón para los pequeños

Facebook: Boletin Salesiano

Twitter: Bsalesiano

Instagram: salesianoscentroamerica

Flickr: boletinsalesiano

Youtube: Salesianos CS CAM

Se parte de nuestros fans +80,000

Twitters para tu vida diaria

Más que sólo imagenes

Un vistazo a la vida salesiana

Videos salesianos y más

Una buena noticia siempre


PRESENTACIÓN

La santidad al alcance de todos La idea de santidad, desde el mundo de los laicos, pareciera bastante deformada. Gente rara, algo tristona, alejada de la realidad diaria, con poses rebuscadas. Gente incapaz de matar una mosca.

L

o peor ha sido el secuestro de la santidad por curas y monjas. Basta examinar el número de santos y santas canonizados provenientes de conventos y seminarios en comparación con los santos y santas laicos, los de a pie. Es, por tanto providencial que el papa Francisco haya abierto el telón de la santidad para el mundo-mundo: la gente corriente, el hombre de la calle, los santos anónimos. Los que no hacen milagros. Las bienaventuranzas las proclamó Jesús cuando todavía no había curas ni monjas. Por tanto, era la proclamación de un modelo de santidad al

alcance del ancho pueblo, no de un grupo selecto. La carta magna de la santidad se encuentra allí, en las bienaventuranzas. Que son el perfil del discípulo de Jesús. Y llama la atención la insistencia machacona de la expresión “bienaventurados”. Que, traducida en lenguaje de la calle, quiere decir “dichosos”, “felices”. O sea, la fórmula para una vida feliz. Jesús habla de tesoro escondido, perla preciosa, una propuesta de vida que amplifica nuestra calidad de vida. No la estrecha calidad de vida que se centra en el disfrute egoísta del éxito. Sí la capacidad gozosa

de dar la propia vida para que los otros, los desheredados, tengan vida abundante. Ser santo es la normalidad, no la excepción. Es vivir el evangelio, seguir a Jesús con alegría, como quien se ganó la lotería. Es el arte de donar la vida para ganarla. Todo eso con normalidad, sin pretender milagros ni visiones ni poses rebuscadas, ni hábitos anticuados. Suena actualísima la fórmula revolucionaria de santidad salesiana como la puso Don Bosco en boca de santo Domingo Savio: “Aquí hacemos consistir la santidad en estar siempre alegres”. Heriberto Herrera

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

1


ANS

Vidas plenas Creo que de esto se trata mis queridos lectores. De sentir que nuestra vida es plena. Me parece que es una aspiración muy humana. Y en este sentido he de decirles que voy conociendo en la vida a muchas personas que viven y han vivido una vida plena. Y yo me propongo a mí mismo seguir esta senda. Ángel Fernández Artime

En uno de mis viajes del mes de mayo, después de la preciosa fiesta de María Auxiliadora en Valdocco-Turín, inicié mi visita a las presencias salesianas de Croacia. Quedé fuertemente impactado de la solidez por aquellas comunidades cristianas, aquellos jóvenes, cientos de jóvenes que he conocido, que son jóvenes de hoy, tan modernos, tan actuales, tan del mundo digital como todos los jóvenes del mundo que tienen acceso a ello, pero con una solidez en su vivir la fe cristiana que me llegó muy hondo al corazón. A una de las presencias salesianas llegamos a las 10 de la noche. Al entrar en el patio de la casa salesiana sonaba la música de danzas típicas y un grupo de unos 150 niños, adolescentes, jóvenes y algunos papás estaban presentes, esperándonos…, y también la comunidad salesiana.Mi asombro fue mayúsculo y lleno de emoción al ver a uno de mis hermanos salesianos (omitiré su nombre para no hacerle sentir vergüenza al saberse nombrado), que con sus 92 años, con

2

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

su sotana vieja que más bien parecía de los tiempos de Don Bosco, y con una sonrisa y un rostro lleno de paz estaba danzando y bailando con los jóvenes y esperándonos para darnos la bienvenida. Al día siguiente pude ver, en distintos momentos de las diversas celebraciones, que nuestro hermano nonagenario era aclamado por los jóvenes, lo aplaudían, lo llamaban, y él sonreía y consentía en tantas cosas que los jóvenes le decía y hacían… Y me dije: He aquí a un salesiano que ha tenido y tiene una vida plena. No he dicho una vida fácil, (incluso le tocó vivir el hambre y la dureza de la segunda guerra mundial, según me lo contaba), pero sí una vida llena de sentido y llena de felicidad en lo esencial. Pocos días antes, en la fiesta en Valdocco a la que ya me he referido, otro salesiano de 94 años estaba con nosotros. Vivir la fiesta de María Auxiliadora en Valdocco es para él siempre un regalo y aunque siempre


ANS

RECTOR MAYOR bromea con que el próximo año ya estará en el paraíso, también este año conseguimos celebrar juntos ese día maravilloso. Mi asombro estuvo en que a sus 94 años se ofreció varias veces para acompañar a algunas personas, salesianos y laicos de Argentina a conocer algunos de los lugares más significativos de Turín como el Santuario de la Consolata. Regresaban estaban cansados, sobre todo él. Durante días ha compartido con aquellas personas esa alegría del estar en la casa de Don Bosco y conocer todo lo que ella significa. Y no dejaba de preguntarme, ¿qué es lo de que da esa fuerza, esa motivación…? Quizá ustedes estén dándose ya la respuesta. El Papa Francisco en diciembre llegará a su 82 cumpleaños si está en la voluntad de Dios. El toca las conciencias del mundo porque su opción es vivir una vida sencilla, y una vida plena desde el Evangelio. Moralmente se le reconoce como el hombre más influyente de este mundo en este momento. Sus mensajes van carga-

dos de sencillez y de búsqueda de autenticidad, invitando a quienes lo deseen a dejarse tocar por esta fuerza de Jesús. Aquí radica la plenitud de estas vidas y de muchas más. Se trata de vidas que se quieren vivir desde el servicio, la donación, el amor. Y qué decir de

millones y millones de mamás, papás, abuelos y abuelas que se sienten muy plenos en este vivir para donarse. Cuando el amor llena una vida, los esfuerzos, los sacrificios, los cansancios, los bailes entre jóvenes en la noche en vez de irse a descansar, o los paseos fatigosos por una ciudad en vez de descansar no cuentan. Se cuenta que en un poblado africano un turista ‘muy occidental’ llegó con sus vestimentas para hacer safari y sus grandes cámaras de foto, y en su mirar vio a una niña de unos 10 años que llevaba a la espalda a su hermano de dos años. Era grandecito y gordito en proporción al cuerpo menudito de la hermana. El turista le dice a la niña: ¿Pequeña, no te molesta llevar tanta carga a la espalda…? A lo que la niña, con un gran sentido común y un corazón lleno de amor respondió: “No es una carga, señor, es mi hermano”. Esta es la clave para las vidas plenas: Vidas que se viven desde el Amor y con Amor. Deseemos que sea así la nuestra. Les saludo muy cordialmente.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

3


Little Saints

Santidad al alcance de todos

Guía para una santidad feliz Carnet de identidad del cristiano pobreza, honor que deshonor, vida larga que corta, y por consiguiente en todo lo demás”. Lucas no habla de una pobreza “de espíritu” sino de ser “pobres” a secas, y así nos invita también a una existencia austera y despojada. De ese modo, nos convoca a compartir la vida de los más necesitados, la vida que llevaron los Apóstoles, y en definitiva a configurarnos con Jesús, que siendo rico se hizo pobre.

Felices los pobres de espíritu,

porque de ellos es el Reino de los Cielos El Evangelio nos invita a reconocer la verdad de nuestro corazón, para ver dónde colocamos la seguridad de nuestra vida. Normalmente el rico se siente seguro con sus riquezas, y cree que, cuando están en riesgo, todo el sentido de su vida en la tierra se desmorona. Jesús mismo nos lo dijo en la parábola del rico insensato, de ese hombre seguro que, como necio, no pensaba que podría morir ese mismo día. Las riquezas no te aseguran nada. Es más: cuando el corazón se siente rico, está tan satisfecho de sí mismo que no tiene espacio para la Palabra de Dios, para amar a los hermanos ni para gozar de las cosas más grandes de la vida. Así se priva de los mayores bienes. Por eso Jesús llama felices a los pobres de espíritu, que tienen el corazón pobre, donde puede entrar el Señor con su constante novedad. Esta pobreza de espíritu está muy relacionada con aquella santa indiferencia que proponía san Ignacio de Loyola, en la cual alcanzamos una hermosa libertad interior: “Es menester hacernos indiferentes a todas las cosas criadas, en todo lo que es concedido a la libertad de nuestro libre albedrío, y no le está prohibido; en tal manera, que no queramos de nuestra parte más salud que enfermedad, riqueza que

4

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

Felices los mansos, porque heredarán la tierra

Es una expresión fuerte, en este mundo que desde el inicio es un lugar de enemistad, donde se riñe por doquier, donde por todos lados hay odio, donde constantemente clasificamos a los demás por sus ideas, por sus costumbres, y hasta por su forma de hablar o de vestir. En definitiva, es el reino del orgullo y de la vanidad, donde cada uno se cree con el derecho de alzarse por encima de los otros. Sin embargo, aunque parezca imposible, Jesús propone otro estilo: la mansedumbre. Es lo que él practicaba con sus propios discípulos y lo que contemplamos en su entrada a Jerusalén: «Mira a tu rey, que viene a ti, humilde, montado en una borrica». Él dijo: Aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso para sus almas. Si vivimos tensos, engreídos ante los demás, terminamos cansados y agotados. Pero cuando miramos sus límites y defectos con


Anton Darius

Santidad al alcance de todos

La mansedumbre es otra expresión de la pobreza interior, de quien deposita su confianza sólo en Dios.

ternura y mansedumbre, sin sentirnos más que ellos, podemos darles una mano y evitamos desgastar energías en lamentos inútiles. Para santa Teresa de Lisieux la caridad perfecta consiste en soportar los defectos de los demás, en no escandalizarse de sus debilidades. Pablo menciona la mansedumbre como un fruto del Espíritu Santo. Propone que, si alguna vez nos preocupan las malas acciones del hermano, nos acerquemos a corregirle, pero con espíritu de mansedumbre, y recuerda: Piensa que también tú puedes ser tentado. Aun cuando uno defienda su fe y sus convicciones debe hacerlo con mansedumbre. Y hasta los adversarios deben ser tratados con mansedumbre. En la Iglesia muchas veces nos hemos equivocado por no haber acogido este pedido de la Palabra divina. La mansedumbre es otra expresión de la pobreza interior, de quien deposita su confianza solo en Dios. De hecho, en la Biblia suele usarse la misma palabra anawin para referirse a los pobres y a los mansos. Alguien podría objetar: Si yo soy tan manso, pensarán que soy un necio, que soy tonto o débil. Tal vez sea así, pero dejemos que los demás piensen esto. Es mejor ser siempre mansos, y se cumplirán nuestros mayores anhelos: los mansos “poseerán la tierra”, es decir, verán cumplidas en sus vidas las promesas de Dios. Porque los mansos, más allá de lo que digan las circunstancias, esperan en el Señor, y los que esperan en el Señor poseerán la tierra y gozarán de inmensa paz. Al mismo tiempo, el Señor confía en ellos: En ese pondré mis ojos, en el humilde y el abatido, que se estremece ante mis palabras.

Reaccionar con humilde mansedumbre, esto es santidad.

Felices los que lloran, porque ellos serán consolados

El mundo nos propone lo contrario: el entretenimiento, el disfrute, la distracción, la diversión, y nos dice que eso es lo que hace buena la vida. El mundano ignora, mira hacia otra parte cuando hay problemas de enfermedad o de dolor en la familia o a su alrededor. El mundo no quiere llorar: prefiere ignorar las situaciones dolorosas, cubrirlas, esconderlas. Se gastan muchas energías por escapar de las circunstancias donde se hace presente el sufrimiento, creyendo que es posible disimular la realidad, donde nunca puede faltar la cruz. La persona que ve las cosas como son realmente, se deja traspasar por el dolor y llora en su corazón, es capaz de tocar las profundidades de la vida y de ser auténticamente feliz. Esa persona es consolada, pero con el consuelo de Jesús y no con el del mundo. Así puede atreverse a compartir el sufrimiento ajeno y deja de huir de las situaciones dolorosas. De ese modo encuentra que la vida tiene sentido socorriendo al otro en su dolor, comprendiendo la angustia ajena, aliviando a los demás. Esa persona siente que el otro es carne de su carne, no teme acercarse hasta tocar su herida, se compadece hasta experimentar que las distancias se borran. Así es posible acoger aquella exhortación de san Pablo: Lloren con los que lloran.

Saber llorar con los demás, esto es santidad.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

5


Francisco Rubio

Monkeybusiness

Santidad al alcance de todos

Felices los que tienen

hambre y sed de justicia,

porque quedarán saciados Hambre y sed son experiencias muy intensas, porque responden a necesidades primarias y tienen que ver con el instinto de sobrevivir. Hay quienes con esa intensidad desean la justicia y la buscan con un anhelo tan fuerte. Jesús dice que serán saciados, ya que tarde o temprano la justicia llega, y nosotros podemos colaborar para que sea posible, aunque no siempre veamos los resultados de este empeño. La justicia que propone Jesús no es como la que busca el mundo, tantas veces manchada por intereses mezquinos, manipulada para un lado o para otro. La realidad nos muestra qué fácil es entrar en las pandillas de la corrupción, formar parte de esa política cotidiana del “doy para que me den”, donde todo es negocio. Y cuánta gente sufre por las injusticias, cuántos se quedan observando impotentes cómo los demás se turnan para repartirse la torta de la vida. Algunos desisten de luchar por la verdadera justicia, y optan por subirse al carro del vencedor. Eso no tiene nada que ver con el hambre y la sed de justicia que Jesús elogia. Tal justicia empieza por hacerse realidad en la vida de cada uno siendo justo en las propias decisiones, y luego se expresa buscando la justicia para los pobres y débiles. Es cierto que la palabra “justicia” puede ser sinónimo de fidelidad a la voluntad de Dios con toda nuestra vida, pero si le damos un sentido muy general olvidamos que se manifiesta especialmente en la justicia con los desamparados: Busquen la justicia, socorran al oprimido, protejan el derecho del huérfano, defiendan a la viuda.

Buscar la justicia con hambre y sed, esto es santidad. 6

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

Felices los misericordiosos,

porque ellos alcanzarán misericordia Esta bienaventuranza se refiere a quienes tienen un corazón sencillo, puro, sin suciedad, porque un corazón que sabe amar no deja entrar en su vida algo que atente contra ese amor, algo que lo debilite o lo ponga en riesgo. En la Biblia, el corazón son nuestras intenciones verdaderas, lo que realmente buscamos y deseamos, más allá de lo que aparentamos: El hombre mira las apariencias, pero el Señor mira el corazón. Él busca hablarnos en el corazón y allí desea escribir su Ley. En definitiva, quiere darnos un corazón nuevo. Lo que más hay que cuidar es el corazón. Nada manchado por la falsedad tiene un valor real para el Señor. Él huye de la falsedad, se aleja de los pensamientos vacíos. El Padre, que ve en lo secreto, reconoce lo que no es limpio, es decir, lo que no es sincero, sino solo cáscara y apariencia, así como el Hijo sabe también lo que hay dentro de cada hombre. Es cierto que no hay amor sin obras de amor, pero esta bienaventuranza nos recuerda que el Señor espera una entrega al hermano que brote del corazón, ya que si repartiera todos mis bienes entre los necesitados, si entregara mi cuerpo a las llamas, pero no tengo amor, de nada me serviría. En el evangelio de Mateo vemos también que lo que viene de dentro del corazón es lo que contamina al hombre, porque de allí proceden los asesinatos, el robo, los falsos testimonios, y demás cosas. En las intenciones del corazón se originan los deseos y las decisiones más profundas que realmente nos mueven. Dar y perdonar es intentar reproducir en nuestras vidas un pequeño reflejo de la perfección de Dios, que da y perdona sobreabundantemente. Por tal razón, en el evangelio de Lucas ya no escuchamos


Santidad al alcance de todos el “sean perfectos” sino “sean misericordiosos como su Padre es misericordioso; no juzguen, y no serán juzgados; no condenen, y no serán condenados; perdonen, y serán perdonados; den, y se les dará”. Y luego Lucas agrega algo que no deberíamos ignorar: Con la medida con que midieren serán medidos. La medida que usemos para comprender y perdonar se aplicará a nosotros para perdonarnos. La medida que apliquemos para dar, se nos aplicará en el cielo para recompensarnos. No nos conviene olvidarlo. Jesús no dice: Felices los que planean venganza, sino que llama felices a aquellos que perdonan y lo hacen setenta veces siete. Es necesario pensar que todos nosotros somos un ejército de perdonados. Todos nosotros hemos sido mirados con compasión divina. Si nos acercamos sinceramente al Señor y afinamos el oído, posiblemente escucharemos algunas veces este reproche: ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?

Mirar y actuar con misericordia, esto es santidad.


Lo que hay que cuidar más es el corazón. Nada manchado por la falsedad tiene un valor real para el Señor. Él huye de la falsedad, se aleja de los pensamientos vacíos. El Padre, que ve en lo secreto, reconoce lo que no es limpio, es decir, lo que no es sincero, sino solo cáscara y apariencia, así como el Hijo sabe también lo que hay dentro de cada hombre. Es cierto que no hay amor sin obras de amor, pero esta bienaventuranza nos recuerda que el Señor espera una entrega al hermano que brote del corazón, ya que si repartiera todos mis bienes entre los necesitado; si entregara mi cuerpo a las llamas, pero no tengo amor, de nada me serviría. Lo que viene de dentro del corazón es lo que contamina al hombre, porque de allí proceden los asesinatos, el robo, los falsos testimonios, y demás cosas. En las intenciones del corazón se originan los deseos y las decisiones más profundas que realmente nos mueven. Cuando el corazón ama a Dios y al prójimo, cuando esa es su intención verdadera y no palabras vacías, entonces ese corazón es puro y puede ver a Dios. Jesús promete que los de corazón puro verán a Dios.

Felices los de corazón limpio,

porque ellos verán a Dios Esta bienaventuranza se refiere a quienes tienen un corazón sencillo, puro, sin suciedad, porque un corazón que sabe amar no deja entrar en su vida algo que atente contra ese amor, algo que lo debilite o lo ponga en riesgo. En la Biblia, el corazón son nuestras intenciones verdaderas, lo que realmente buscamos y deseamos, más allá de lo que aparentamos: «El hombre mira las apariencias, pero el Señor mira el corazón”. Él busca hablarnos en el corazón y allí desea escribir su Ley. En definitiva, quiere darnos un corazón nuevo.

IHH

Mantener el corazón limpio de todo lo que mancha el amor, esto es santidad.

Felices los que trabajan por la paz,

porque ellos serán llamados hijos de Dios Esta bienaventuranza nos hace pensar en las numerosas situaciones de guerra que se repiten. Para nosotros es muy común ser agentes de enfrentamientos o al menos de malentendidos. Por ejemplo, cuando escucho algo de alguien y voy a otro y se lo digo; e incluso hago Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

7


Santidad al alcance de todos una segunda versión un poco más amplia y la difundo. Y si logro hacer más daño, parece que me provoca mayor satisfacción. El mundo de las habladurías, hecho por gente que se dedica a criticar y a destruir, no construye la paz. Esa gente más bien es enemiga de la paz y de ningún modo bienaventurada. Los pacíficos son fuente de paz, construyen paz y amistad social. A esos que se ocupan de sembrar paz en todas partes, Jesús les hace una promesa hermosa: Ellos serán llamados hijos de Dios. Él pedía a los discípulos que cuando llegaran a un hogar dijeran: Paz a esta casa. La Palabra de Dios exhorta a cada creyente para que busque la paz junto con todos, porque el fruto de la justicia se siembra en la paz para quienes trabajan por la paz. Y si en alguna ocasión en nuestra comunidad tenemos dudas acerca de lo que hay que hacer, procuremos lo que favorece la paz porque la unidad es superior al conflicto. No es fácil construir esta paz evangélica que no excluye a nadie sino que integra también a los que son algo extraños, a las personas difíciles y complicadas, a los que reclaman atención, a los que son diferentes, a quienes están muy golpeados por la vida, a los que tienen otros intereses. Se trata de ser artesanos de la paz, porque construir la paz es un arte que requiere serenidad, creatividad, sensibilidad y destreza. La difamación y la calumnia son como un acto terrorista: se arroja la bomba, se destruye, y el atacante se queda feliz y tranquilo. Esto es muy diferente de la nobleza de quien se acerca a conversar cara a cara, con serena sinceridad, pensando en el bien del otro.
 En algunas ocasiones puede ser necesario conversar acerca de las dificultades de algún hermano. En estos casos puede ocurrir que se transmita un relato en lugar de un hecho objetivo. La pasión deforma la realidad concreta del hecho, lo transforma en relato y termina transmitiendo ese relato cargado de subjetividad. Así se destruye la realidad y no se respeta la verdad del otro. No se trata de un consenso de escritorio o una efímera paz para una minoría feliz, ni de un proyecto de unos pocos para unos pocos. Tampoco pretende ignorar o disimular.

Sembrar paz a nuestro alrededor, esto es santidad.

8

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

Felices los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos Jesús mismo remarca que este camino va a contracorriente hasta el punto de convertirnos en seres que cuestionan a la sociedad con su vida, personas que molestan. Jesús recuerda cuánta gente es perseguida y ha sido perseguida sencillamente por haber luchado por la justicia, por haber vivido sus compromisos con Dios y con los demás. Si no queremos sumergirnos en una oscura mediocridad no pretendamos una vida cómoda, porque «quien quiera salvar su vida la perderá. La cruz, sobre todo los cansancios y los dolores que soportamos por vivir el mandamiento del amor y el camino de la justicia, es fuente de maduración y de santificación. Recordemos que cuando el Nuevo Testamento habla de los sufrimientos que hay que soportar por el Evangelio, se refiere precisamente a las persecuciones. Pero hablamos de las persecuciones inevitables, no de las que podamos ocasionarnos nosotros mismos con un modo equivocado de tratar a los demás. Un santo no es alguien raro, lejano, que se vuelve insoportable por su vanidad, su negatividad y sus resentimientos. No eran así los Apóstoles de Cristo. El libro de los Hechos cuenta insistentemente que ellos gozaban de la simpatía de todo el pueblo mientras algunas autoridades los acosaban y perseguían. Las persecuciones no son una realidad del pasado, porque hoy también las sufrimos, sea de manera cruenta, como tantos mártires contemporáneos, o de un modo más sutil, a través de calumnias y falsedades. Jesús dice que habrá felicidad cuando los calumnien de cualquier modo por mi causa. Otras veces se trata de burlas que intentan desfigurar nuestra fe y hacernos pasar como seres ridículos. Aceptar cada día el camino del Evangelio aunque nos traiga problemas, esto es santidad.


Santidad al alcance de todos Musio

Domingo Savio

E

l cristiano genuino es alguien inquieto que vive pendiente de la salvación de los demás. El cristianismo es lo opuesto al narcisismo. Nada de pasar la vida sacándole lustre a la propia santidad. Domingo Savio descubre esta dimensión cristiana en el letrero bíblico colgado en la pared del cuarto de Don Bosco: Dame almas, llévate lo demás. Sigue siendo el lema inspirador de la familia salesiana. A Domingo, preocupado por ser santo, Don Bosco lo envía a trabajar para “ganar almas”, como se decía en el lenguaje del tiempo. Y Domingo lo tomó en serio. Con gusto daba catequesis en la iglesia del Oratorio o cuando se necesitara. Afirmó un compañero suyo: Era tan amable y bondadoso con los jóvenes externos de la ciudad que todos lo querían por catequista. En vacaciones, apenas llegaba a su pueblito, se veía rodeado de muchachos de su edad, más pequeños e incluso mayores, que encontraban un verdadero placer en entretenerse con él. Fue capaz de enfrentarse a un hombre que se introdujo en el Oratorio y atraía a muchachos con impresos indecentes. Se impuso con su recia personalidad, y los incautos muchachos lo siguieron, abandonando al intruso. Domingo tenía buen ojo para descubrir a los tímidos, los apesadumbrados, los acongojados. Eran sus candidatos para entablar amistad y ayudarlos a superar su soledad. Un muchacho recién llegado al Oratorio, estaba enfermo de nostalgia por su familia. Domingo se le acercó y entabló un diálogo franco que derivó en una amistad creciente. Francisco Cerruti era ese muchacho quien sería uno de los grandes salesianos

de Don Bosco. Afirmó: Desde aquel momento me hice la idea de que era un santo joven. Camilo Gavio llegó al Oratorio con su salud deteriorada. Domingo se le acercó y conoció su estado delicado. Le propuso ser amigos. Y fue al grano: ¿Deseas ser santo, verdad? Gavio contestó: Sí, esta es mi gran ilusión, pero no sé qué hacer. Y Domingo le lanza la fórmula mágica salesiana: Aquí hacemos consistir la santidad en estar siempre alegres. Procuramos por encima de todo huir del pecado como de un gran enemigo que nos roba la gracia de Dios y la paz del corazón. En segundo lugar, tratamos de cumplir exactamente nuestros deberes y frecuentar las prácticas de piedad.

Otro gran salesiano de la primera hora, el padre Francesia, declaró: Un día me encontré al azar cerca de Don Bosco, que estaba hablando con el jovencito Domingo Savio; y no pude menos de maravillarme al ver que este, a quien tenía por tímido, hablaba con los brazos en jarras, diciendo con un semblante muy serio: -Estas cosas no se deben tolerar en el Oratorio. Don Bosco le respondía: -Mira, veremos; ten paciencia. Él replicaba, insistiendo: -Es un escándalo y no se puede tolerar. Era la primera vez que veía a aquel jovencito hablar a Don Bosco casi con aire de autoridad. Y lo hacía con una persuasión tal que era forzoso excluir que hubiera ficción ni otro motivo humano. Se trataba de un caso realmente delicado.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

9


Santidad al alcance de todos

Ceferino Namuncurá El santo indiecito mapuche Al igual que Laura Vicuña, Ceferino Namuncurá es un beato que tiende puentes. Su madre era chilena. Su padre el cacique de los mapuches en la actual Patagonia argentina. Con apenas once años Ceferino le pidió a su padre que lo llevara a Buenos Aires para educarse y ayudar a su gente. No estaba a gusto en los Talleres de Marina y consiguió que lo cambiasen a los Salesianos de Almagro.

No pensemos solo en los ya beatificados o canonizados. El Espíritu Santo derrama santidad por todas partes, en el santo pueblo fiel de Dios, porque «fue voluntad de Dios el santificar y salvar a los hombres, no aisladamente, sin conexión alguna de unos con otros, sino constituyendo un pueblo, que le confesara en verdad y le sirviera santamente». El Señor, en la historia de la salvación, ha salvado a un pueblo. No existe identidad plena sin pertenencia a un pueblo.

A

llí coincidió con Carlos Gardel y allí, años más tarde (1936), fue bautizado Jorge Mario Bergoglio, el actual papa Francisco. Estudiaba con pasión y se distinguió por una intensa devoción a la Virgen María. Eligió a Domingo Savio como modelo. Cambió totalmente, sin dejar de ser un verdadero mapuche. El indiecito incapaz de obedecer el toque de la campana, llegó a ser el segundo de la clase. En ese ambiente le sorprende la llamada del Señor: La mejor manera de servir a su pueblo pasaba por ser salesiano y sacerdote. Cae enfermo de tuberculosis. Buscando sus salud, monseñor Juan Cagliero lo llevará primero al sur (donde tendrá al beato Artémides Zatti como enfermero) y luego a Italia. En Turín pudo hablar varias veces con el beato Miguel Rua. Y en Roma fue recibido por el papa san Pío X. Con tanto roce de buena gente, el “indiecito” tenía que ser santo.

10

Santidad para todos

Murió en el hospital de los Hermanos de San Juan de Dios en la isla Tiberina de Roma. Solo tenía 18 años. Sus restos mortales, tras pasar unos años en el Cementerio de Verano (Roma), fueron llevador a Fortín Mercedes en su tierra. El 11 de noviembre de 2007 (fecha que recuerda la primera expedición misionera salesiana, precisamente a Argentina), fue proclamado beato en Chimpay. Desde el cielo sonreía viendo que la celebración se hacía en su pueblo natal, y que el oficialmente era un salesiano. Más de cien mil personas asistieron a la fiesta. Sentimos con la gente sencilla que Ceferino es uno de los nuestros. También los últimos, también los “indiecitos” pueden tomarse en serio los valores del Reino de los Cielos que él supo encarnar con simplicidad y radicalidad.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

Por eso nadie se salva solo, como individuo aislado, sino que Dios nos atrae tomando en cuenta la compleja trama de relaciones interpersonales que se establecen en la comunidad humana: Dios quiso entrar en una dinámica popular, en la dinámica de un pueblo.


Santidad al alcance de todos

lightpoet

Paola Adamo

La santidad a la que el Señor te llama irá creciendo con pequeños gestos. Una señora va al mercado a hacer las compras, encuentra a una vecina y comienza a hablar, y vienen las críticas. Pero esta mujer dice en su interior: «No, no hablaré mal de nadie». Este es un paso en la santidad. Luego, en casa, su hijo le pide conversar acerca de sus fantasías, y aunque esté cansada se sienta a su lado y escucha con paciencia y afecto. Esa es otra ofrenda que santifica. Luego vive un momento de angustia, pero recuerda el amor de la Virgen María, toma el rosario y reza con fe. Ese es otro camino de santidad. Luego va por la calle, encuentra a un pobre y se detiene a conversar con él con cariño. Ese es otro paso.

imagen luminosa para los jóvenes

En este año 2018, el del “Sínodo de los Jóvenes”, es bueno recordar que ser santos no es un privilegio de pocos, sino una meta para todos, sin límites de edad. Nunca han faltado jóvenes santos en la historia. Paola Adamo (Nápoles, 1963-1978) es un ejemplo reciente.

H

ija de Claudio y de Lucía, arquitectos, salesianos cooperadores y catequistas que vivieron en Tarento, donde el padre proyectaba la parroquia de San Juan Bosco. Paola creció y se formó en el oratorio salesiano. Es una chica “extraordinariamente” normal, con los sueños y desilusiones típicos de su edad. Tocaba bien la guitarra, practicaba el deporte (natación, voleibol). Fue un modelo apasionante de santidad vivida en lo cotidiano: casa, iglesia, escuela, amigos. Era un cristianismo discreto, con estilo salesiano, de pocas palabras y muchos gestos. Sensible e inteligente, a la edad de nueve años comenzó a escribir un diario secreto en el cual escribió frases que nos permiten entrever su vida interior: Si crees en Dios, tienes el mundo en el puño. Espera con calma y tendrás todo lo que deseas. Si Dios es la fuente de todas las cosas, !solo Él podrá hacernos realmente felices!

Quienes la conocieron dicen que es un modelo para la juventud actual, para que les descubra el valor de la vida y responda a los interrogantes que les acosan. Fue una luminosa imagen de la juventud. Afirman que su personalidad se basaba en: el diálogo (se mueve, estudia, trabaja, reza, habla, analiza ofreciendo a todos soluciones claramente resolutivas); la donación (los jóvenes frente a una realidad tan viva e interpelante, tan cercana a ellos - belleza, deporte, amistad - quedan conquistados y se esfuerzan en imitarla y ser, como ella, un puente hacia Dios y los hermanos en la alegría de darse); la fe (creía sinceramente en Dios, lo amaba, le hablaba, vivía de Él, lo hacía conocer). Tuvo la suerte de tener una familia que era un admirable icono de fe vivida. Se querían tanto que crecían como familia “siempre los tres juntos”. Murió a los 14 años, segada por una hepatitis viral. En su mesilla tenia una biografía de Don Bosco que leía cada noche.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

11


Santidad al alcance de todos

Los cinco de Poznan: Amigos hasta el fin

Cuando hablamos de persecución nazi, pensamos en el pueblo judío. Pero no debemos olvidar que muchos católicos también fueron perseguidos. Basta recordar los años jóvenes de Karol Wojtyla (san Juan Pablo II) para ver cómo se intentó aniquilar el sentimiento de un pueblo en sus raíces más católicas. El santo Papa polaco beatificó el 13 de junio de 1999 a 108 mártires perseguidos por ser parte de la Iglesia Católica.

F

ueron acusados de ser traidores al régimen y de organizar complots. Casi todos fueron deportados a campos de concentración o las cárceles. Y no todos eran consagrados. También había laicos. Entre ellos queremos recordar a los Cinco de Poznan. Se llamaban: Franciszek Kęsy, Edward Klinik, Jarogniew Wojciechowski, Czesław Jóźwiak y Edward Kaźmiersk. Eran líderes en el Oratorio Salesiano de esa ciudad. Y formaron un grupo de amigos inseparables en el apostolado y en el martirio. Juntos se habían formado en el ambiente salesiano; juntos habían vivido el servicio de animadores en el Oratorio como una vocación; juntos llevaron a las cárceles por las que pasaron, el sereno clima de santidad que habían vivido desde niños. Se les acusó, falsamente, de ser traidores al Estado nazi. Fueron arrestados en septiembre de 1940; juzgados sin pruebas. Eran demasiado jóvenes y demasiado inocentes para entender las oscuras tramas de la maldad humana. El día 24 de agosto de 1942, muy consientes de que era un día dedicado a María Auxiliadora, fueron martirizados en la cárcel de Dresde (Alemania). Para amedrentar al resto de los prisioneros, se les martirizó en el centro del patio de la cárcel y utilizando la guillotina (que ya estaba en desuso). Tenían entre 20 y 23 años. Antes de morir se les permitió escribir una carta a sus familias. Por suerte, las conservamos. Dicen así: “Mis queridos padres, hermanos y hermanas: Ha llegado el momento de despedirme de ustedes y, precisamente, en el día 24 de agosto, día de María Auxiliadora. No lamen-

12

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

ten que siendo tan joven me vaya de este mundo. Hasta el último momento, María ha sido siempre mi Madre”. Y sabían adónde iban. “El buen Dios me lleva consigo. No lloren, porque ya estoy con Jesús y con María”.

Para ser santos no es necesario ser obispos, sacerdotes, religiosas o religiosos. Muchas veces tenemos la tentación de pensar que la santidad está reservada solo a quienes tienen la posibilidad de tomar distancia de las ocupaciones ordinarias, para dedicar mucho tiempo a la oración. No es así. Todos estamos llamados a ser santos viviendo con amor y ofreciendo el propio testimonio en las ocupaciones de cada día, allí donde cada uno se encuentra.


Santidad al alcance de todos

Nuncio Sulprizio

N Atilio Giordani

A

tilio Giordani nació en Milán, Italia, el año 1913. Desde niño frecuentó el oratorio salesiano. Se convirió en animador de grupos y catequista. Salesiano cooperador, manejando todos los recursos del Sistema Preventivo de Don Bosco: liturgia, formación, presencia en el patio, juegos, cantos, teatro. Organizó excursiones con los jóvenes, animó el teatro, inventó loterías y olimpiadas… Todo como fruto del amor a Dios y al prójimo. Alimentó su espiritualidad con los sacramentos, la oración y la dirección espiritual. Prestó servicio militar en la segunda guerra mundial. Eso le permitió el apostolado entre sus compañeros de cuartel. Trabajó en una fábrica de automóviles, donde difundió alegría y buen humor. Se casó con Noemí, con quien compartirá el resto de su vida. Vida familiar rica en fe y serenidad, sencillez y pobreza evangélica para ayudar a los más necesitados. Fiel a la meditación, a la misa y al rosario. Sus tres hijos se ofrecieron por un tiempo como voluntarios misioneros en Brasil. Él y su esposa los acompañarán después. En Brasil seguirá siendo catequista y animador. Un día, mientras estaba hablando a los jóvenes, cayó sin fuerzas, víctima de un infarto. Apenas logró decirle a su hijo: Continúa tú.

ació el 13 de abril de 1817 cerca de Pescara, Italia. Pronto se quedó huérfano y trabajó como orfebre o herrero a las órdenes de su tío Domingo Luciani, Después vivió con un tío quien lo maltrataba; a consecuencia de una paliza, el tío le provocó a Nuncio una lesión en el tobillo que dañó el hueso y se tornó incurable. Pese a su frágil salud fue obligado a trabajar en la herrería de su pariente como aprendiz, donde -sin considerar lo adverso del medio en el aspecto religioso- dedicaba tiempo a la oración. El año 1831 ingresó en el hospital de San Salvador de L’Aquila. Su conducta ejemplar le ganó la estima de sus compañeros, quienes lo llamaban el pequeño santo cojo. En época de huelgas compartía su exiguo salario con aquellos que no recibían sueldo, que le hacía trabajar más allá de sus fuerzas. En 1832, fue a Nápoles al lado de otro tío, Francisco Sulprizio. La lesión en su pierna le causaba un sufrimiento atroz y fue internado en el Hospital de incurables de santa María del Pueblo, gracias a las gestiones del coronel Wochinger, quien, al fin, lo llevó consigo (1834), aunque su pierna todavía no estaba curada, pero los médicos no quisieron amputarla por la debilidad orgánica del muchacho. Se impuso un reglamento de vida cristiana que observó con toda fidelidad. Su paciencia en soportar la mala salud y la desgracia hicieron que fuera propuesto como modelo para los jóvenes y trabajadores. Vivió cristianamente durante sus 19 años, dando siempre ejemplo de caridad y entrega. Siempre profesó gran devoción a María Santísima. Quienes lo conocieron en el hospital de Nápoles, donde murió, lo consideraban santo. Antes de morir dijo: “¡Oh, la Virgen María, vean qué bella es!”. Murió en Nápoles. Fue beatificado por el beato Pablo VI. Será canonizado el 14 de octubre próximo. Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

13


xxolgaxx

MEDITACIÓN

¿Una salvación ligth? Hugo Estrada sdb

C

respuesta práctica de fe. No puede ingresar en el reino el que no se convierte y pone toda su confianza en Jesús. Creer, esencialmente, es confiar plenamente en todo lo que Jesús dice y exige.

Además, le ayuda a hacer una breve oración: “Hermano, diga conmigo: Jesús yo te acepto en mi corazón, me entrego a tí, te doy gracias porque me has salvado. ¡Gloria a Dios, hermano; usted desde ahora ya es salvo!” Todos gritan: “Aleluya, gloria a Dios”. Esta salvación ligth, no es la que enseñó Jesús. En el Evangelio de san Marcos, las primeras palabras que pronuncia Jesús son muy claras en cuanto a la salvación. “Jesús dijo: El tiempo se ha cumplido, el reino de Dios se ha acercado a ustedes; conviértanse y crean en el Evangelio” (Mc 1,15). Expresamente Jesús indica que para ingresar en el reino, para salvarse, primero, hay que “convertirse y creer en el Evangelio”. Jesús pide una

A Jesús le preguntaron si eran muchos los que se salvaban. Jesús optó por decirles que debían ingresar por una “puerta estrecha”; que había otra puerta ancha, pero por ahí no se iba a la salvación (Mt 7,13). “Puerta estrecha”, significa que Jesús exige algunas condiciones para poderse salvar. La salvación es una gracia, un regalo no merecido, pero ese regalo no se entrega por la fuerza; hay que recibirlo con la mano de la fe, de la confianza total en Jesús. También Jesús dijo en el Sermón de la Montaña: No todo el que diga: Señor, Señor, va a entrar en el reino de los cielos, sino el que haga la voluntad del Padre que está en el cielo (Mt 7,21). Jesús fue muy explícito al afirmar que no quería gente “emocionada”, nada más, sino personas que conscientemente enfilaran por el camino del

on frecuencia, por televisión, aparece algún predicador no católico que, cuando alguien le pregunta qué debe hacer para salvarse, le responde: “Usted no tiene que hacer nada; ya Jesús lo hizo todo por usted en la cruz”.

14

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

Evangelio que él proponía. Por eso mismo, Jesús llegó a revelar que el día del juicio llegarán algunos diciendo: Señor, Señor, nosotros hablamos en tu nombre, en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros. Pero entonces, les contestaré: Nunca los conocí. ¡Aléjense de mí obradores de iniquidad! (Mat 7,22-23) Cuando Jesús le dijo a Zaqueo: Hoy ha llegado la salvación a tu casa, fue solo después de que Zaqueo se bajó del árbol en que se había subido para curiosear y ver quién era aquel personaje famoso del que todos hablaban. Luego, Jesús le pidió que abriera la puerta de su casa para hospedarlo. Además, tuvo que escuchar la Palabra de Dios. Jesús no fue a la casa de Zaqueo para contar chistes o a hablar de política, sino para exponer lo básico de su Evangelio. Cuando se puso de pie Zaqueo no fue para hacer un brindis de bienvenida, sino para hacer una confesión pública de sus pecados. Aceptó que era un pe-


cador público. Pero prometió de ese momento en adelante, cambiar de vida. Iba a dar la mitad de su riqueza a los pobres y, además, iba a reparar con abundancia el mal hecho a otras personas (Lc 19.1-10). La conversión de Zaqueo no consistió en una emoción religiosa; vino después que la Palabra de Jesús se le hundió como espada de doble filo, que escudriñó sus pensamientos e intenciones (Hbr 4,12). Solo entonces, Jesús le pudo decirle: Hoy ha llegado la salvación a tu casa (Lc 19,9).

Cuando Zaqueo recibió la oferta de Jesús, muy bien hubiera podido exponer una excusa: “Lo siento: el día de hoy no puedo recibirte; tengo un compromiso urgente. Otro día, con mucho gusto”. El que Zaqueo aprovechó el hoy de Jesús: Hoy quiero hospedarme en tu casa(Lc 19,5). Eso le valió que Jesús, más tarde, le pudiera decir: Hoy ha llegado la salvación a tu casa (Lc 19,9). Todo esto, para Zaqueo, era un regalo de Dios, que él no merecía. A esto, teológicamente, lo llamamos “gracia”.

La salvación siempre es una gracia, un regalo de Dios, no merecido. Zaqueo no tenía ningún mérito para que Jesús se “autoinvitara” para hospedarse en su casa. Zaqueo era un hombre muy malo. Un corrupto comerciante. Jesús no solo ingresó en su casa, sino que también le ofreció la salvación.

El día de Pentecostés, Pedro predicó con el poder del Espíritu Santo lo básico acerca de Jesús. La gente sintió que la Palabra les traspasaba el corazón como una espada. Se pusieron a llorar y gritaban: ¿Qué debemos hacer? (Hch 2,35). Pedro no les dijo: “Ustedes no tienen que hacer nada;

ya Jesús lo hizo todo en la cruz”. Pedro, por el contrario, les dijo lo que le había aprendido de Jesús. Pedro les gritó: Conviértanse y que cada uno de ustedes vaya a bautizarse en nombre de Jesucristo, para perdón de sus pecados; y recibirán el don del Espíritu Santo (Hch 3,38). Pedro les expuso un proceso para recibir la salvación que Jesús les ofrecía con su muerte y resurrección. La salvación siempre es una gracia, un regalo no merecido. Pero ese regalo, no se nos impone por la fuerza. Se nos pide aceptarlo por medio del arrepentimiento de nuestros pecados, de nuestra fe total en Jesús como nuestro Salvador y Señor de nuestra vida. No es una emoción religiosa, nada más. Es un serio proceso de conversión y aceptación total del Evangelio de Jesús.

Sergio Checchi sdb

E

n los siglos pasados era fácil que en los países aparecieran diversas epidemias: la peste, el cólera, la fiebre amarilla, con miles y miles de muertos. Desde hace un tiempo apareció otra epidemia, una verdadera peste: se llama ‘pornografía’. Aquellas aparecían por causa desconocida, sin querer, sin culpa de la gente; esta, en cambio, con todo saber y premeditación, con lo mejor de la tecnología. Aquellas mataban los cuerpos, pero se procuraba dar a los moribundos el consuelo de los sacramentos; esta, en cambio, mata el alma, la inocencia de los niños, la nobleza de los jóvenes, la dignidad de las personas. Ante aquellas la gente cerraba puertas y ventanas para que no entrara el mal; a esta, en cambio, se le abre con curiosidad la pantalla y los ojos para dejarse contagiar. Contagia

Sam Wordley

La peste y el lirio los ojos, la fantasía, los sentimientos, las acciones. Es una de las grandes vergüenzas de la humanidad actual (junto con el aborto, el narcotráfico, la corrupción, el armamentismo,…). Contagia a grandes y pequeños, a varones y mujeres, a gente de toda condición. Para la limpieza de la casa la gente compra detergentes y aerosoles; pero acepta con tolerancia la suciedad de la pornografía; se la pasan de amigo a amigo. Una niña de quinto grado me contaba hace poco que una compañera suya del mismo grado le había pedido que le mandara fotografías de hombre desnudo, y que ella se las mandó. Si alguien encuentra en su habitación un ratón muerto o cáscaras de banano podridas, saca pronto a escobazos esa pestilencia; pero guarda cuidadosamente en su celular fotos o videos pornográficos (para que su mamá o su esposa o sus hijos no los descubran).

¡Vaya vergüenza e hipocresía! Maestros y padres de familia, sean buenos ‘médicos’ y ‘ambientalistas’: prevengan a niños y jóvenes; luchen contra esa peste; denuncien la maldad de los que producen y comercian tan vergonzosa mercancía. Como ‘salesianos’, compartan el sentir de Don Bosco, quien luchó para prevenir a sus muchachos y enamorarlos de la ‘bella virtud’. Díganles que la pornografía produce adicción (al estilo del alcohol, el tabaco y las drogas), y que después ¡qué difícil librarse!

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

15


Yohoprashant

EDUCAR COMO DON BOSCO

Educar en el optimismo Bruno Ferrero Educar en el optimismo significa, antes que nada, crear y mantener una atmósfera familiar rica en estímulos vitales. Un ambiente que nutra las cuatro dimensiones más importantes de la vida: la física, la afectiva, la mental y la espiritual. Los padres pueden alcanzar esta meta, prestando atención sobre todo a algunas cosas sencillas de la vida cotidiana. Dar a los hijos una imagen valiosa de sí. Los padres deben admirar a los hijos, demostrarles estima y confianza, y darles responsabilidad. El mejor modo para lograr esta meta consiste en implicarlos cada vez más en la vida de la familia. Darles puntos de referencia. Aunque parezca una paradoja, el instrumento más adecuado son los “no” que, sobre todo en los primero años de vida, marcan y delimitan el

16

camino físico y espiritual de los hijos. Los “no”, para cumplir su objetivo educativo, deben ser siempre serios y atentamente motivados. Enseñar a los hijos que los problemas pueden resolverse. Educar a un optimista no significa en absoluto construir un iluso, que vive beatíficamente, haciendo como el avestruz, que esconde la cabeza cuando percibe un peligro. Los optimistas son bien conscientes de que viven en un mundo imperfecto, en el que el amor es frágil, los ingenuos son estafados y los enfermos mueren. Sin embargo, los optimistas ponen en práctica algunas estrategias fundamentales que permiten mantener el control y el equilibrio: piensan de sí mismos que son capaces de solucionar los problemas que se presenten; saben que, aunque la situación parezca desesperada, siempre existen alternativas; y, finalmente, son capaces de prever las dificultades antes de que aparezcan.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

Los padres deben enseñar a los hijos que, si un intento falla, se puede siempre escoger otro camino. Deben facilitar a los hijos un abanico de alternativas. Son demasiados los padres que ponen en guardia a sus hijos contra todo y todos. Es una actitud sin salida, que puede desembocar tanto en la temeridad como en el descorazonamiento. Acostumbrarlos a apreciar lo que tienen. Los verdaderos optimistas se concentran en las cosas que tienen y de ese modo no tienen ya tiempo para fijarse en aquellas cosas que producen tristeza. En una familia que luchaba en medio de grandes dificultades, la madre transmitió a los hijos un mensaje de fuerte intensidad, que reboza optimismo: “Las estrellas solo pueden verse cuando llega la noche”. Ahora que son mayores, aquellos hijos no han olvidado las sabias palabras de su madre.


Explorer Bob

Algo más que un número en la lista Cuando uno piensa en la confianza que Don Bosco depositaba en sus alumnos, sobre todo en algunos difíciles como, por ejemplo, Miguel Magone, uno no termina de admirar la “osadía” del Santo Educador. Es claro que uno puede decir: Bueno...!Don Bosco era Don Bosco! Quienes pasamos por las aulas y los patios salesianos, llevamos grabados en forma indeleble la amabilidad y el interés que nos dispensaban aquellos maestros, asistentes, catequistas...

Proponer metas y alcanzarlas juntos. Las incertidumbres, la ociosidad, el relativismo moral, provocan solo hastío y pesimismo. El potencial humano es asombroso, si decidiésemos usarlo. San Pablo, en la Carta a los Filipenses, escribe: “Por último, hermanos, tomen en consideración todo lo que es verdad, lo que es bueno, lo que es justo, puro, digno de alabanza”. También San Pablo piensa, por tanto, que nosotros podemos escoger los objetos de nuestra contemplación y de nuestros pensamientos; el contenido de nuestra mente está en gran parte a nuestra disposición y, haciendo uso de este poder selectivo, seremos capaces de modificar nuestro mundo interior y también el mundo que nos rodea. Animarlos siempre y habituarlos al esfuerzo. Eviten los falsos estímulos: un estímulo falso es en general lo último que un muchacho necesita. Es mucho más valioso que alguno diga: “Estamos en un buen lío, pero si todos nos arremangamos podemos hacer algo para salir de él”. No les permitan que se compadezcan de sí mismos con demasiado facilidad o que se den de patadas mentalmente. Hay personas que viven en catastrofismo como si fuesen “noticieros

ambulantes”; prevén un tropiezo a cada paso, se sienten incapaces, inadecuados, culpables de todo. Un niño debe crecer sin pensar en el “fracaso”. Los hijos deben educarse en la confianza en sí mismos y en el futuro. Enséñenles cómo se puede dominar el propio temperamento. Buscar, para sí y para los hijos, la compañía de personas ricas de experiencia. Es de veras vital crecer en un ambiente rico en estímulos constructivos. Busquen un refuerzo social positivo.

No éramos un numero más en la lista, ni alguien que ocupaba un banco de clase. Éramos algo más. Cierto, esto no es exclusivo de las casas salesianas: muchos tendrán la misma experiencia de otros colegios o escuelas, religiosas o no, privadas o no. Es que la empatía, esa capacidad de “estar en los zapatos o en la piel del otro”, para comprenderlos, y así poder guiarlo, es una condición básico de todo proceso educativo.

Ayudarles a vencer los puntos débiles. Los hijos deben ser y sentirse “competentes” en algo.

Y no se trata de blandura o de complicidad. Cuando las normas son claras y conocidas, la relación -aún con la exigencia de límites inequívocamente marcados- es posible, si existe la confianza, el respeto, el acompañamiento, la razonable tolerancia, la coherencia que no claudica y, sobre todo, el testimonio aleccionador, sin el cual son vanas las palabras e inútiles los esfuerzos.

Alimentar con cuidado el espíritu. Lo peor que puede sucederle a una persona es perder la fuerza del espíritu. Pero el impulso espiritual tiende a “evaporarse” en las familias que no se marcan un espacio para leer y meditar sobre la fe y, sobre todo, para rezar juntos.

La tarea de ayudar a completar en los demás la tarea creadora de Dios es tan elevada y sublime, que no se puede emprender sin optimismo y una dosis de esa paciencia infinita que el Creador tiene para con sus criaturas José Luis Guarrino

Cultiven la fantasía y la creatividad. Denles hábitos intelectuales. Acostúmbrenlos a ver lo bello, escuchen música con ellos, organicen excursiones, rían con frecuencia.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

17


Sasimoto

ÉTICA

¿Porqué Dios permite tanto sufrimiento? Luis Corral

El volcán de Fuego (Guatemala 3-6-2018), nos ha hecho pensar. Sí, el mal bajo todas sus formas: inevitable, escandaloso, permanente... se extiende por todo el mundo y hace pensar. Nuestros sufrimientos, las guerras, la muerte, las masas hambrientas, el cáncer, los terremotos y las erupciones volcánicas nos plantean importantes preguntas. ¿Qué reflexión podría convencer a una madre inclinada sobre su hijo moribundo? ¿Por qué tengo que ser yo el que sufre? ¿Por qué he sido yo escogido? Y después: ¿Por qué vivir? ¿Cuál es el sentido de la vida? La Biblia, al principio, dice que Dios creó todo bueno. El mal, por lo tanto, no procede de Dios. Génesis 3, al na-

18

rrar el pecado original, explica que el mal lo ha causado la acción culpable del hombre. El pecado. El hombre depende de Dios mucho más que un bebé recién nacido depende de su mamá. Lo más insensato que podíamos hacer era separarnos de Él.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

Sin embargo, el hombre quiso decidir por sí mismo lo que está bien y lo que está mal. La pretensión de obrar independientemente de Dios fue la causa de su propia ruina. Todo el universo quedó trastornado. Se terminó el paraíso terrenal. Lo que heredamos es un valle de lágrimas. En lugar de encontrar la felicidad, la perdimos. El efecto de una vida sin Dios fue el dolor y la muerte. Aquí comenzó el sufrimiento del hombre en el mundo desde entonces hasta hoy. El mal se distribuye de forma injusta: La justicia de dar a cada quién lo que merece según sus obras será en el Juicio Final.


Mientras llega el día del Juicio Final no hay relación entre mis propios pecados y mis propios sufrimientos. No hay relación entre mis propias virtudes y mi propio bienestar material. Pero sí hay relación entre la maldad del mundo en general y el sufrimiento del mundo en general. Por eso, el sufrimiento se distribuye en forma injusta: se lleva al que encuentra, de manera que muchas veces los justos pagan por los pecadores. Es lo que le pasó a Jesús. Sin embargo, la misma Biblia nos muestra que Dios no abandonó al ser humano. Por el contrario, Dios extendió nuevamente sus brazos para abrazar con amor a su criatura, amor que ahora se convierte en misericordia, perdón y reconciliación. Ya en Génesis 3,14-15 se lee que la descendencia de la mujer (María - Jesucristo), aplastaría la cabeza de la serpiente mentirosa. El mal está sentenciado a muerte desde su nacimiento. Dios, al crear personas capaces de amar y capaces de negarse a amar, introdujo en la creación una incógnita. ¿Cómo iría a responder el hombre? Dios se arriesgó: creó un mundo donde el mal tiene lugar, pero es un mal que puede ser vencido. El nacimiento de Jesucristo representa, en efecto, la derrota del poder del mal en el mundo por medio del poder infinitamente superior del amor de Dios. Jesucristo representa un nuevo comienzo para la humanidad. Jesús curó a muchos enfermos y expulsó a muchos demonios. Todo esto indica que ha entrado victorioso en el mundo alguien más fuerte que el mal. Jesús vio cómo Satán caía del cielo como un rayo (Lc 10,18). El mal comenzó su retirada. Sin embargo, Dios sigue dejando crecer el bien y el mal juntos hasta el día de la siega para dar oportunidad de conversión, tal como lo muestra la parábola del trigo y la cizaña en Mt 13,24-30. Ya se abrieron las puertas del cielo, pero no hemos llegado todavía al paraíso.

Gaelle Marcel

ÉTICA Si el origen del sufrimiento está en el pecado, ¿por qué permitió Dios el pecado? Dios, al crear personas capaces de amar y capaces de negarse a amar, introdujo en la creación una incógnita. ¿Cómo iría a responder el hombre? Dios se arriesgó: creó un mundo donde el mal tiene lugar, pero es un mal que puede ser vencido. Dios sabía de antemano que el pecado iba a causar tantas desgracias. Dios sabía que incluso iba a causar la muerte afrentosa de su propio Hijo. A pesar de todo, Dios permitió el pecado. Lo hizo porque quiso respetar la libertad el hombre. Dios permitió el pecado para que el hombre tuviera la oportunidad de conocer y experimentar algo realmente nuevo: el amor redentor, perdonador y misericordioso de Dios. El padre del hijo pródigo (Lc 15,1132), permitió a su hijo irse de la casa a malgastar su hacienda (permitió el pecado), para mostrar que al culpable se le abre una renovada experiencia del amor de su padre, cuando regresa a la casa, arrepentido. El hijo pródigo ya sabía que su papá le amaba, pero nunca se imaginó que ese amor era tan grande que, al regresar, en lugar de castigarlo, como merecía, y tratarlo desde entonces como un criado (en el mejor de los casos), lo iba a colmar de besos e iba a celebrar una fiesta en su honor, rehabilitándolo como hijo legítimo. Dios permitió el pecado para mostrarnos que su amor por nosotros es mucho más grande de lo que jamás hubiéramos imaginado. Para perdonarnos a nosotros, no perdonó a su propio Hijo. ¿Qué se nos pide ahora a los cristianos? Es difícil hablar de Dios en una tierra donde suceden tantas desgracias. Hay que ser realistas; las explicaciones teóricas no sirven de mucho en la práctica. Por eso, la misión principal

de los cristianos y de la Iglesia consiste en ser ante el mundo, con nuestras vidas, signo viviente de la existencia de un Dios que es amor misericordioso. Nuestra misión es hacer que, en la humanidad, a pesar de todo, sea creída esta afirmación: Dios es Padre, Dios es Amor. Porque nos dirán: “¿Qué padre es aquél que, pudiendo remediar la situación, permanece, como parece, sin mover un dedo, viendo la tortura de sus hijos?” ¿Qué respuesta dar? Porque si no somos capaces de dar una respuesta adecuada, ¿cómo podremos salir proclamando que Dios es amor? La respuesta al mal existe, pero es costosa. La única respuesta posible es la misericordia. Es la fe la que nos da la certeza de que a pesar de todo Dios es amor. Esa fe hay que testimoniarla con el amor y la misericordia, antes que con las palabras. También con las palabras, pero sobre todo con el amor y la misericordia.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

19


Courtney Clayton

UNIVERSO DIGITAL

¿ADICTO AL CELULAR? DESCÚBRELO

En un concierto, en una graduación, en un cumpleaños, en el quirófano en el nacimiento de un niño, la vida se está viviendo a través de una pantalla. Parece que debemos dejar registrado todo cuanto acontece.

S

egún la revista Forbes, una persona ve su celular alrededor de 150 veces al día, es decir unas diez veces por hora. Según un estudio de Lab México y Millward Brown, el 46% de las personas considera que su dispositivo móvil es indispensable. El celular se ha convertido en una extensión de la vida, a veces llegando a la adicción. La nomofobia es un trastorno psiquiátrico de adicción al celular. Esta podría causar algunas molestias como insomnio, depresión y ansiedad. Puede bajar el rendimiento escolar en jóvenes o la productividad laboral en adultos. La tecnología es atractiva, y el paso de un uso correcto a una adicción es muy fácil y puede ser imperceptible. El paso más difícil en una adicción es reconocer que se padece. Por ello te ofrecemos un pequeño test para que reflexiones al respecto. Sé honesto al contestar.

20

1. Si olvidas tu celular en casa… a. Te conectas a redes sociales desde tu PC. b. No pasa nada. Ves tus mensajes en la noche. c. Regresas por él. No importa si estás lejos. 2. Si te quedas sin batería y olvidaste tu cargador… a. Buscas un lugar para cargarlo. b. No pasa nada. Cuando puedas, lo vuelves a cargar. c. Compras una batería y desde tu PC avisas en todas las redes sociales que estás sin celular por unos minutos. 3. Cuando no tienes señal de internet… a. Buscas wifi gratis. b. No pasa nada. Cuando tengas señal, revisarás si alguien se comunicó contigo. c. Entras a un restaurante y consumes algo para usar el WIFI o regresas a casa.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

4. En una reunión de amigos… a. Siempre estás compartiendo fotos, memes e historias de redes sociales con tus amigos. b. El celular se queda guardado para disfrutar de la reunión. Lo usas para una foto o para alguna llamada urgente. c. Grabas toda la reunión, haces facetime e historias de Instagram. 5. Cuando usas el baño… a. A veces llevas el celular. b. Nunca llevas el celular al baño, es antihigiénico. c. El celular siempre está contigo no importa dónde estés. 6. Mientras estás en el tráfico… a. A veces mandas algún mensaje mientras estás en un semáforo en rojo. b. No usas el celular mientras conduces. Nunca. c. Tienes la habilidad de textear, hablar y escuchar el waze mientras vas en el tráfico.


Tono Díaz

UNIVERSO DIGITAL Resultado: Mayoría de A Podrías estar en el límite del apego a tu celular. Monitorea qué tanto lo usas en el día y qué te hace sentir al no tenerlo por un rato. Desintoxícate. Tómate un día de vacación sin conexión y evalúa cuánto tiempo dedicas a tu móvil y a tus redes sociales. Mayoría de B Felicidades. Usas el celular para lo verdaderamente importante. Sigue así, vive la vida real y no a través de una pantalla.

7. Si tu celular no está contigo, sientes… a. Un poco de ansiedad. b. Nada. c. Angustia y ansiedad por saber qué actualizaciones hay en redes sociales o si tu familia o amigos te han necesitado para algo.

Mayoría de C Alerta. Podrías estar teniendo problemas de adicción. Esto podría llegar a ser grave, sobre todo si usas tu móvil cuando conduces, pues podrías lastimarte o dañar a terceros. Has una prueba, deja tu celular en casa un par de días. Si la desesperación es muy fuerte, busca ayuda profesional. La vida solo es una y hay que vivirla de forma real, no virtual.

Cuando la pedagogía salesiana se extiende al patio ANS - París Las intervenciones educativas para las personas asumen formas de educación a través de programas especiales. Siempre habrá espacios y momentos para el juego espontáneo. En este caso, hablamos de pedagogía informal o, como se llama en las escuelas salesianas, pedagogía del “patio”. El propio Don Bosco estuvo muy atento a esto. Pero, nos preguntamos ¿qué caracteriza a esta pedagogía?

Una voluntad de escuchar y una habilidad para relacionarse En la familia, en la escuela, hay momentos formalmente educativos: un curso, algunos deberes que se deben hacer, un programa que se debe respetar... Y también hay otros momentos espontáneos e informales. La fuerza es por el hecho de que a menudo el niño o el adolescente comienza una relación de amistad. La confianza es posible gracias a la calidad de la presencia del adulto, del

padre o del maestro, que muestra la disposición para escuchar y la capacidad de interesarse de la relación.

La pedagogía informal se practica en los lugares de paso Los jóvenes pasan ocho horas al día en la escuela, pero lo que perciben como espacio vital no es la clase. En cambio, el espacio vital es un banco, un espacio en el campo, un patio... Es allí donde comparten su mundo y hablan sobre lo que les importa. Transmiten valores, constituyen una cultura en evolución perpetua. Son lugares “entre dos” clases o cursos, y expresan un espacio de transición, como la adolescencia.

Don Bosco y la presencia de un adulto en el patio Don Bosco sabía de la importancia de la presencia de adultos en el patio: personas que saben cómo animar un juego o que conocen a un joven en

profundidad. Adultos capaces de decirle a este o aquel joven una palabra al oído para animarlos o advertirlos. Hay muchas razones para que los maestros no estén presentes entre los niños y adolescentes durante los descansos. Pero también hay numerosos medios para experimentar momentos de cercanía: viajes culturales, competiciones deportivas o la simple presencia de quince minutos en el patio al menos una vez a la semana.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

21


Perfil

Cincuenta años de sacerdocio salesiano Seis salesianos centroamericanos llegan este año a la memorable fecha de aniversario de su ordenación sacerdotal: cincuenta años. Medio siglo de sacerdocio con estilo salesiano: metidos entre los jóvenes, creyendo en ellos, estimulándolos a crecer como “honrados ciudadanos y buenos cristianos”, según la clásica fórmula educativa de Don Bosco.

C

incuenta años es mucho tiempo. Quedan lejos los entusiasmos juveniles. La madurez se ha ido aposentando en sus corazones. Pero no viven de recuerdos. Siguen impertérritos

en su servicio sacerdotal y educativo, con una intensidad talvez más paternal, que sostiene en la esperanza y la alegría salesiana sus declinantes fuerzas físicas.

Alfonso Evertsz Monge

P. Alfonso Friso Miazzi

P. Carlos Enrique Aragón

Enrique Morales

Mi vida sacerdotal ha estado marcada por la fórmula “Salesianos y Laicos”, por la generosidad y entusiasmo de los jóvenes, con sus riquezas por descubrir, y el decir Sí en la obediencia religiosa, lo que me ha ofrecido experiencias insospechadas y gratificantes.

En mi vida como salesiano sacerdote he cultivado intensamente la devoción a María Auxiliadora. Ella ha cuidado de mi vida espiritual y de mi salud corporal. Por eso me he dedicado a propagar su devoción en cuantos han estado en contacto conmigo.

22

Cincuenta años de una vida entregada a la pastoral juvenil. Una opción que no los ha defraudado ni amargado. Al contrario. Les queda la honda satisfacción de haber dejado una huella vital en millares y millares de personas que tuvieron la suerte de cruzar sus caminos en algún momento importante de sus vidas juveniles. Cincuenta años de servicio sacerdotal. Tiempo oportuno para mirar hacia atrás y contemplar tan larga trayectoria con mirada de fe y de satisfacción legítima por las maravillas que el Señor ha realizado en ellos y a través de ellos. Pueden asumir como propia la exclamación de María, Madre de Jesús: El Señor ha hecho en mí maravillas.

Casi toda mi vida sacerdotal ha transcurrido en la misión salesiana en Carchá, con los indígenas qeqchí. Aprendí su idioma, les enseñé a cantar. Realicé innumerables visitas pastorales a las dispersas aldeas. Compartí su sufrimiento durante los años de la violencia armada.

Mi vida sacerdotal pletórica, con múltiples experiencias en oratorios, colegios, grupos juveniles, docencia universitaria, vida pastoral como párroco, publicación de obras escritas, casas de formación, me han brindado la oportunidad de crecer en todo sentido.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

P. Roger Castillo Solórzano

En mi sacerdocio he constatado que somos felices porque hacemos felices a los demás. Cómo ha volado mi vida. Sin duda se debe a mi identidad con la familia salesiana.

P. Jesús Menjívar

Dado mi temperamento tranquilo, he podido gestionar mi vida y mi trabajo con calma. Así ganaba la confianza de la gente, sobre todo de quien necesitaba desahogarse de sus problemas. Mi interés mayor se centraba en la celebración eucarística y en la predicación.


Rumbo a la JMJ Septiembre 2018

22 Enero 2019

Santos Patronos San Juan Bosco

El espíritu salesiano vivido por Don Bosco se caracterizó por una visión optimista y humanista de la tarea educativa. Es declarado santo por Pío XI en 1934, y Padre y Maestro de la Juventud por el Papa Juan Pablo II en 1988.

Beato Oscar Romero

Fue Obispo Auxiliar y Arzobispo de San Salvador. Llamó al diálogo y a la paz, reclamando continuamente la conversión de quienes actuaban con violencia, injusticia, impunidad y corrupción. El 24 de marzo de 1980 fue asesinado de un disparo mientras celebraba la Eucaristía en la Capilla del Hospital de la Divina Providencia. Fue beatificado el 23 de mayo de 2015.

San Joselito

José Sánchez del Río (Joselito), martirizado a los 15 años durante los enfrentamientos violentos de la “guerra de los cristeros” en México, cuando muchos cristianos lucharon contra la legislación antirreligiosa promulgada en 1926, que prohibía el culto público y ordenaba cerrar iglesias. Fue Beatificado en noviembre de 2005 por Benedicto XVI y canonizado en octubre de 2016 por Francisco.

Santa Rosa de Lima

Isabel Flores de Oliva fue una mujer bella no solo por su apariencia (de allí el apodo de Rosa), sino por su corazón puro y dedicado a la oración y contemplación en lo secreto. A ejemplo de Rosa de Lima llevemos la luz de Jesús a la nuestra y seamos modelo de virtud también en nuestra familia.

Beata Romero Meneses

Humilde religiosa de las hijas de María Auxiliadora. Fundó sorprendentes obras sociales en Costa Rica. Fue declarada venerable por el Papa Juan Pablo II en el 2000, y beata en el 2002. Su ideal fue: amar profundamente a Jesús, “su Rey”, y difundir su devoción junto a la de su divina Madre María

San Juan Pablo II

“El Grande, eternamente joven”. Fue y será un ejemplo de vida, amor, oración y entrega a su vocación y al servicio. Siempre joven entre los jóvenes, salió a su encuentro y no se quedó a esperarlos. Promovió las Jornadas Mundiales de la Juventud, mostró un amor incansable por su deber, que ni la enfermedad pudo vencer.

San Juan Diego

Fue el mensajero dócil de María, mostró amor servicial ante la Madre de Dios y supo acatar con humildad el mandato que ella le había dado. Corrió con prontitud ante el obispo a llevar el mensaje sin demora y María abogó por él para que le creyeran. A ejemplo de Juan Diego sepamos obedecer sin demora a lo que nos piden y veremos la gracia de Dios en ello.

San Martín de Porres

El que quiera ser el primero que se haga el último y servidor de todos. Martín de Porres ingresó mansamente al convento de los dominicos, limpiando el convento, pues no podía profesar como hermano por su tono de piel. Su humildad, obediencia y generosidad lo hicieron merecer el ingreso a la orden y ganar la fama de santidad. Refleja en él dos continentes: África y Europa, viviendo en una tierra nueva: América. Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

23


BSCAM

Misión Salesiana

Visita a las misiones salesianas de Carchá P. Luis Z. De León V.

T

odo salesiano vuelve siempre con gusto a visitar las casas y los lugares en donde ha trabajado por varios años. Este es mi caso cuando de tanto en tanto puedo regresar a San Pedro Carchá. Constato la verdad de la estrofa de una poesía que siendo niño aprendí y que decía: “Patria es la tierra donde se ha sufrido, donde se ha soñado, donde se ha luchado; patria es la tierra donde se ha nacido.” Interesante que el autor no ponga en primera línea la tierra en que se ha nacido. A todo esto, se añade la cordialidad de los hermanos salesianos y de tantas personas conocidas que me reciben con sinceras muestras de alegría y de amistad. Esta fue mi primera impresión en la residencia salesiana de la colina de Chibajché, en el centro parroquial y en las calles de la pintoresca, bulliciosa y próspera ciudad de San Pedro Carchá. Tuve la suerte de concelebrar con el P. Heriberto en todas la celebraciones litúrgicas de los días grandes

24

de semana santa en el hermoso templo parroquial. Qué calidad de ceremonias, lecturas bíblicas en qeqchí y en castellano, cantos con masivas participación de fieles con acompañamiento de órgano, de marimba de conjuntos de músicos. Y todo preparado con responsabilidad y esmero por diversos grupos de fieles laicos. Esta mi segunda impresión. Y la tercera todo lo que contaré a continuación. Desde el lunes santo por la tarde llegó de la casa Talita Kumi el padre Jorge Puthenpura para entregarme, en Chibajché, una invitación especial para asistir el seis de abril a la inauguración del Hogar Papa Francisco, una nueva obra de caridad en beneficio de los pobres en la periferia de San Pedro Carchá, y que será atendida por las hermanas de la Resurrección. Las Hermanas de la Resurrección expusieron el plan de trabajo a realizarse en el Hogar Papa Francisco. Serán recibidas como internas muchas personas necesitadas: niños, y niñas de cualquier edad que sufran desnutrición, ancianos y ancianas

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

desamparados, convalecientes egresados del hospital que no tengan un lugar donde recuperarse. Disponiendo luego de un día libre, algunos misioneros me llevaron a visitar algunas aldeas de la zona montañosa que yo visitaba y atendía cuando estuve trabajando por largos años como misioneros itinerante por estos parajes. Así pude volver a ver Chamil, Caquipec, Sehuhub, Semesché y Ulpán, lugares emblemáticos de la región qeqchí sobre las crestas de la sierra de Chamá. Descubrí con admiración los progresos de aldeas situadas montaña adentro. Lugarcitos a donde sólo podía llegarse a pie o en lomo de mula ahora tienen carretera, de tierra claro está, pero que es de gran ayuda para las comunidades rurales. Otro inesperado descubrimiento consistió en que algunas aldeas en las que allá por años setenta no se encontraba una sola persona que supiera leer, y en las cuales los misioneros salesianos en mayo de 1975 abrimos las primeras escuelitas con “maestrillos” qeqchíes, muchachos aún, que apenas habían hecho quinto o sexto grado de primaria, pues sí, esas mismas aldeas hora ya tienen escuela oficial; y algunas hasta instituto básico.


BSCAM

Misión Salesiana

Me imagino que el ejemplo del Centro Don Bosco y de Talita Kumi ha sido un gran estímulo para estas comunidades rurales y para las mismas autoridades.

Probablemente estos básicos rurales no estén todavía a la altura, pero son un buen paso hacia la generalización de la instrucción pública al pueblo qeqchí.

Ingenuo sería pensar que con estos adelantos el pueblo pobre de Alta Verapaz haya encontrado ya la solución a tantas carencias acumuladas por la marginación de siglos. No; aún queda mucho por hacer. En lo que se refiere a la evangelización, se ha logrado mucho gracias al celo y abnegación de nuestros hermanos misioneros. Alguno de ellos visita dos aldeas por día de las noventa que debe atender. Sale de casa muy temprano, y regresa ya bien entrada la noche. Se comprueba lo que dice Jesús: “La mies es mucha, y los operarios pocos.”

NOTICIAS

Dos diáconos para Centroamérica Guatemala, julio 2018.- El sábado siete de julio, en la parroquia San Juan Bosco, se realizó la ordenación diaconal de los salesianos Marcos René Castillo Villatoro y Efrén Orlando Mejía Artiga por imposición de manos de mons. Raúl Antonio Martínez. En una ceremonia llena de detalles, familiares y amigos acompañaron en oración a los nuevos diáconos pidiendo a Dios por la fidelidad a su vocación salesiana. Marcos Castillo nació el nueve de mayo de 1988, en Santa Ana, El Salvador. Hijo de Manuel de Jesús Castillo y María Mercedes Villatoro, es el menor de cinco hermanos. Estudió con los salesianos en el Colegio San José de Santa Ana, se graduó como bachiller general en 2005. Entró a la congregación salesiana en el 2006 y profesó como religioso salesiano el cuatro de enero de 2009. Efrén Mejía nació el 16 de noviembre de 1984 en Soyapango, El Salvador. Hijo de Efrén Mejía y Doris Artiga, es el mayor de diez hermanos. Se graduó de bachiller general en el Colegio Padre Arrupe de Soyapango, después se graduó de ingeniería en ciencias de la computación en la Universidad Don Bosco de El Salvador. Entró en la congregación salesiana en el año 2008 y profesó como religioso salesiano el 18 de diciembre de 2009.

Ambos se encuentran finalizando sus estudios de la licenciatura en teología en la Universidad Salesiana Mesoamericana de la ciudad de Guatemala. Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

25


NOTICIAS

Una oferta universitaria de índole humanista El sábado 14 de julio de 2018 se graduaron en administración educativa los primeros cuatro estudiantes universitarios de la aún fresca extensión académica que la Universidad Mesoamericana está acuerpando en el municipio de Carchá, 220 km al norte de Guatemala capital. Fue un día histórico para esa aventura en la educación superior que, con menos de cuatro años de existencia, está creciendo con un ritmo sorprendente. De los 44 estudiantes iniciales en el 2015 se ha pasado a tener inscritos 564 en el 2018. O sea, un 1,400% de crecimiento. Se empezó con pedagogía. Al año siguiente se agregó administración educativa y ciencias de la educación. El tercer año se abrieron las carreras de trabajo social y educación primaria bilingüe. En su cuarto año se creó la ingeniería en agronomía. Aunque en el departamento de Alta Verapaz, funcionan 8 universidades más y en la cercana ciudad de Cobán funcionan cuatro extensiones universitarias, el salesiano p. Jorge Puthen-

pura intuyó que había un nicho para este audaz proyecto: una oferta de educación superior para cubrir las necesidades de la región que acusa un déficit notorio en el campo de la educación y de la agricultura para una población que vive, en su mayoría, del cultivo de la tierra. Todas se orientan al desarrollo humano, social y económico de la región. La filosofía que sustenta este innovador proyecto de educación superior se basa en el espíritu salesiano, que se orienta a la promoción humana y cristiana de los jóvenes, tanto de quienes asisten a sus aulas como de quienes serán beneficiados por el influjo de los profesionales que allí se formarán. La Universidad Mesoamericana presente en San Pedro Carchá es parte importante de un proyecto mayor, Talita Kumi, que lleva años promoviendo el protagonismo de millares de mujeres indígenas, y que se ha ido extendiendo a los departamentos de Quiché, Izabal, Petén, además de Alta Verapaz.

Parabólica

Uganda – Don Bosco, una figura muy visible en el campo de refugiados de Palabek Uganda, Palabek, julio 2018.- En menos de un año de presencia salesiana en el campo de refugiados de Palabek los Salesianos se han ganado la confianza de las personas, en su mayoría mujeres y niños, que huyen de la guerra de Sudán del Sur con lo puesto y que sueñan con regresar a su país en un ambiente de paz. Los misioneros salesianos son la única organización, como ocurre en el de Kakuma (Kenia), que vive dentro del campo, y Don Bosco es ya una autoridad moral para los refugiados. Son 400 kilómetros cuadrados de selva destinados a acoger a alrededor de 150.000 refugiados. La generosidad del Gobierno de Uganda con quienes huyen de la guerra de la vecina Sudán del Sur se ha traducido en numerosos campos de refugiados, pero también en facilidades y atenciones, como permiso de trabajo en Uganda para quienes dejan atrás su pasado por la violencia. Desde principios de año, los salesianos quieren ofrecer una respuesta cercana a estos refugiados. Una primera expedición de cuatro misioneros salesianos vive en el campo de Palabek, para tratar de infundir esperanza, acompañar a las familias

26

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica


NOTICIAS y ofrecer educación y formación técnica a los más jóvenes, que llegan prácticamente con lo puesto después de huir a pie y a escondidas de Sudán del Sur hasta llegar a la frontera con Uganda. “Son médicos, ingenieros, abogados… Los jóvenes tienen un gran potencial y aceptan todas la propuestas de actividades que se les propone, pero por desgracia en el campo todos tienen el mismo título: refugiados”, comenta el P. Ubaldino Andrade, misionero salesiano en Palabek. Los salesianos están trabajando con los más de 42.000 refugiados que hay en el campo, pero también con la población de las aldeas cercanas. Su intención es construir un centro de formación profesional y para ello han comprado un terreno de 30 hectáreas junto al campo. En este corto tiempo, los Salesianos se han convertido en una autoridad moral en el campo por su cercanía a los refugiados y por la organización de pequeñas capillas que ya funcionan también como escuelas para los más pequeños. Los refugiados construyen sus viviendas en un terreno de 30 metros cuadrados en el que también tienen un pequeño huerto. La accesibilidad al agua potable y la formación para que la productividad de esos huertos sea mayor son otros de los objetivos a corto plazo que se plantean.

Egipto - El “Proyecto Aurora” de las Misiones Salesianas Egipto, El Cairo, Julio 2018.- A través del “Sunrise Project” (Proyecto Aurora) para refugiados vulnerables y egipcios, la Procura Misionera Salesiana en New Rochelle, EE. UU., ofrece capacitación y apoyo para las necesidades básicas de 400 personas necesitadas. Recientemente,

profesionales y comenzar con éxito sus propios negocios”, expresó con entusiasmo el P. Mark Hyde, director de la Procura de New Rochelle. Los servicios sociales adicionales proporcionados durante este proyecto también fueron un verdadero éxito”.

algunas de las personas que ya han sido beneficiadas del proyecto han sido invitadas a participar en cursos de capacitación adicionales, que también incluyeron la concesión de fondos para la puesta en marcha de actividades empresariales. Al final, los gerentes del “Proyecto Aurora” decidieron financiar hasta 40 proyectos. En 2014, la Procura de New Rochelle, gracias al apoyo de sus benefactores, comenzó a colaborar con el “Instituto Don Bosco” en El Cairo y financiar becas como parte del “Proyecto Aurora”, que es un programa de capacitación profesional que asiste a refugiados y egipcios vulnerables en la adquisición de habilidades para el trabajo y habilidades de comportamiento. Una de las beneficiarias es la Sra. Hwaida Eltegany Awaad. Hwaida es una mujer de 48 años, originaria de Sudán y madre de cinco hijos, que creó un negocio de costura doméstica con los fondos que recibió.

De hecho, el “Proyecto Aurora” también ofrece a sus miembros lecciones para el desarrollo de habilidades de comportamiento y educación para prevenir la violencia, así como diferentes tipos de cupones y tickets: para el transporte público, para que puedan asistir a cursos en el Instituto Don Bosco; para comprar comestibles y otros artículos en una tienda local; para visitas médicas y para la compra de medicamentos, cuando sea necesario. De esta manera, los beneficiarios, que deben trabajar arduamente para cuidar de sí mismos y sus familias, también pueden ver sus necesidades primarias protegidas. Además de los que participan en este año, el “Proyecto Aurora” en El Cairo mejoró significativamente las vidas de más de 1.300 personas.

MURO DE ACTIVIDADES

Awaad estudió sastrería en el Instituto Don Bosco y ahora prepara sábanas, fundas de almohadas y fundas para controles remotos. Gracias a su inventiva y a la capacidad de llegar a algunas familias acomodadas en la ciudad, su pequeña empresa está progresando muy bien y ahora planea involucrar a otras mujeres sudanesas como ella. “El programa de capacitación técnica y la ayuda a las iniciativas empresariales han permitido a muchos participantes mejorar sus habilidades

Scanea este código con tu dispositivo y entérate de las próximas actividades en las obras salesianas. Envíanos el poster de tu actividad para promocionarla a: boletinsalesiano@gmail.com Utiliza un app de lectura como QR Code Reader

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

27


FOTONOTICIAS Panamá, Panamá, agosto 2018.- El Instituto Técnico Don Bosco se unió en oración con Adoración al Santísimo por la paz del mundo, especialmente por los hermanos de Nicaragua quienes están sufriendo persecución a la comunidad católica.

Costa Rica, San José, julio 2018. – La Familia Salesiana de Costa Rica, los jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano, los oratorios festivos y fieles de Don Bosco realizaron su

peregrinación anual a la Basílica de nuestra Señora los Ángeles, patrona de Costa Rica, como parte de las actividades tradicionales previas a

Nicaragua, Granada, julio 2018- Los alumnos de undécimo grado técnico del Colegio San Juan Bosco, participaron de un ejercicio denominado “Juego de roles” como parte de la clase de Formación Cívica, realizando la simulación de la mesa plenaria del Diálogo Nacional.

28

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

la celebración de la fiesta de esta advocación mariana.


FOTONOTICIAS Honduras, Comayaguela, agosto 2018.- EL 05 de agosto se llevó a cabo un retiro espiritual para los catequistas y colaboradores de los oratorios de la Parroquia Maria Auxiliadora.

Guatemala, julio de 2018.- En las instalaciones de la Casa Provincial “Marillac”, diez salesianos participaron en el taller titulado: “Dimensión presbiteral de la vocación salesiana”. El taller se desarrolló del 2 al 6 de julio. El encargado de impartirlo fue el presbítero Mario Alberto Escalante López, proveniente de México.

FOTO NOTAS EN LINEA

Scanea este código con tu dispositivo y entérate de las foto noticias más recientes de las actividades salesianas en Centroamérica. 6. El Salvador, Ayagualo, julio 2018.- El 25 y 26 de julio se reunieron los equipos de laicos y salesianos responsables de las Oficinas de Desarrollo Nacional ODN, y las Oficinas de Planificación y Desarrollo Inspectorial OPDI, así cómo el equipo integrado de Formación Para el Trabajo FPT y Opción Preferencial OP.

Utiliza un app de lectura como QR Code Reader

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

29


OJO CRÍTICO

Para navegar

Para leer y ver

El niño con el pijama de rayas Este libro de John Boyne llevada al cine trata la historia de un niño llamado Bruno, hijo de un comandante de un campo de concentración. Bruno se hace amigo de un niño judío de ocho años. Sin comprender la situación que están viviendo los niños, desarrollan una hermosa amistad con un final sorprendente.

Dirae.es Si eres exigente con tu escritura, te recomendamos Dirae, un diccionario en línea que ofrece algo más que definiciones. Muestra las palabras usadas en diferentes contextos para comprender mejor su uso correcto. Es mucho mejor que un corrector automático.

Puedes leerlo aquí: http://www.eldamoneo.com/ Boyne%20John%20-%20El%20 Ni%C3%B1o%20Con%20El%20 Pijama%20De%20Rayas.pdf

Visítalo: https://dirae.es/

Verlo aquí: https://gloria.tv/video/yPCQJxm QWmRy3rtH268eKKmuu

Para escuchar

Para ver La invención de HUGO Cabret Huérfano y solitario excepto por un tío, Hugo Cabret (Asa Butterfield) vive entre las paredes de una estación de trenes en el París de los años treinta. El trabajo de Hugo es aceitar y mantener los relojes de la estación, pero su tarea más importante es proteger a un autómata y un cuaderno que le dejó su padre (Jude Law) fallecido. Acompañado por la ahijada (Chloë Grace Moretz) de un vendedor (Ben Kingsley) de juguetes, Hugo decide resolver el misterio del autómata y buscar un

30

Proyecto 67

hogar. Link de la película https://gloria.tv/video/ pPtv6GjGz1sA3ENMMu9ee4WcY También disponible en Netflix.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

Cuatro jóvenes salesianos de República Dominicana decidieron juntarse para componer música para evangelizar con una fusión tropical muy pegajosa. Ellos crearon la famosa canción del bicentenario del nacimiento de Don Bosco en el 2015. Si quieres conocerlos, puedes escuchar su canción Nadie como Tú. https://www.youtube.com/ watch?v=K4JDISdg2qM


7344-9015

¿Qué camino tiene que recorrer la familia Domínguez para llegar a su casa? Los Domínguez, para llegar a su destino, tienen que sumar 84 puntos en total atravesando diferentes casilla. Marca el camino que tienen que recorrer, partiendo del 7 azul y llegando al 3 naranja.

6

1

9

2

4

5

3

7

1

5

5

9

5

3

4

8

7

1

1

3

1

4

5

3

3

4

8

9

2

7

Pedro y María tienen una planta mágica: duplica cada día el número de flores. Si el primer día da una flor, al cabo de 10 días da 512. Realiza la comprobación en una hoja aparte. Ahora contesta rápidamente. ¿Cuántos días tardará la planta en tener el mismo número de flores si el primer día, en lugar de dar una flor, da dos? Respuesta:

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

31


Conociendo a Don Bosco

Diviértanse todo lo que quieran... Domingo Agasso Don Bosco permanece en su puesto, entre sus muchachos: ese es el corazón de su misión como un sacerdote. Ante todo, la salvación de las almas mediante una vida vivida en gracia de Dios. Para guiar a los jóvenes hacia esa meta los invita a meditar: “Muerte, juicio, infierno, cielo, lo único que puede infundir un saludable temor que despierte del letargo espiritual bajo el lema evangélico Estemos preparados para que, cuando nos alcance la muerte, nos encontremos dispuestos a partir de aquí serenos hacia la eternidad. Este es el repetido discurso de Don Bosco. No hay fin de año en el que Don Bosco no vuelva al pensamiento de la fugacidad del tiempo, de la certeza de la muerte y de la incertidumbre de la hora. De ahí la urgencia de un cuidadoso examen de conciencia y la valentía para superar la vergüenza y hacer una confesión sincera e íntegra de los propios pecados, especialmente de aquellos contra la castidad, los más vergonzosos y perturbadores.

32

En una de las “buenas noches” a los muchachos, Don Bosco dice: “Hay dos clases de muerte, la imprevista y la repentina. Es imprevista cuando llega sin estar preparados; es repentina cuando nos sorprende preparados. Venga pues la repentina, pero Dios nos guarde de la imprevista. Hijitos míos, si ahora mismo llegara la muerte, ¿estarían preparados? Espero que la mayor parte lo esté. Desgraciadamente hay algunos que no, porque están en pecado mortal.” La pedagogía de Don Bosco pretende mantener a los jóvenes en gracia de Dios. De ahí la lucha contra el pecado y el programa de vida asentado sobre tres pilares: alegría, trabajo y piedad.

Boletín Salesiano Don Bosco en Centroamérica

Con frecuencia repetía aquella frase de san Felipe Neri a sus jóvenes: “Cuando llegue la ocasión, corran, salten, diviértanse todo los que quieran, pero no cometan pecado”. La receta para no pecar es: oración individual y comunitaria, confesión y comunión, misa diaria, devoción a María Auxiliadora. Los deberes morales del joven del Oratorio son la fuga del ocio y de las malas compañías y la búsqueda de las buenas compañías; el estudio y el trabajo; el respeto de las normas; la pureza y mortificación de los sentidos; la caridad hacia todos; el temor de Dios; pensar en la muerte y el juicio, buscando finalmente el paraíso.


¿Eres consagrada o consagrado?

Sé santo viviendo con alegría tu entrega.

¿Estás casado?

Sé santo amando y ocupándote de tu marido o de tu esposa, como Cristo lo hizo con la Iglesia.

¿Eres un trabajador?

Sé santo cumpliendo con honradez y competencia tu trabajo al servicio de los hermanos.

¿Tienes autoridad?

Sé santo luchando por el bien común y renunciando a tus intereses personales.

Si tienes interés en la vocación salesiana, puedes dirigirte a: animacionvocacionalcam@gmail.com


Librería Salesiana

23 Calle Pte. y 5ª. Av. Nte. No. 335, San Salvador, El Salvador. Tel.: 2526-9746 y 2235-3826; libreriasalesianasdb@gmail.com Sucursal: Centro Comercial Plaza Mundo, Primera Etapa, local Nº 4. Tel.: 2227 6651; libreriasalesianaplazamundo@gmail.com

Nuestro más allá. P. Hugo Estrada. En nuestra sociedad hay mucha confusión acerca de nuestras últimas realidades: la muerte, el juicio, el purgatorio, el infierno, el cielo, el fin del mundo. El autor despeja muchas dudas acerca de lo que técnicamente se llama la “Escatología”, nuestras últimas realidades.

María nuestra Auxiliadora. P. Hugo Estrada. El autor abre su obra invitando a una revisión de la devoción mariana, a la luz de las directivas del Concilio Vaticano II. Luego nos presenta una serie de meditaciones espirituales acerca del papel de la Virgen María en la historia de la salvación: su entrega incondicional, su fe, su intercesión, su cuidado materno en la Iglesia.

Nueva evangelización ¿Cómo evangelizar? P. Hugo Estrada. Este libro es una respuesta para las inquietudes de muchos que quieren ser evangelizadores, pero que no saben cómo llevar a cabo esta orden tajante de Jesús a todo el que se quiera llamar cristiano.

Preparación para la muerte y la eternidad. San Alfonso María de Ligorio. Meditaciones acerca de las verdades eternas, para las almas que desean progresar en perfección y santidad. En este libro encontrarás meditaciones divididas en tres puntos, y como la meditación debe ser también afectiva, se ha añadido después de cada punto una pequeña oración de afecto hacia Dios.

Los dones del Espíritu Santo. P. Hugo Estrada.

El autor define y comenta ágilmente cada uno de los dones, además ilustra los conceptos teológicos con que él ha “visto y oído” durante más de 35 años de estar íntimamente conectado, a nivel nacional e internacional, con esta “corriente de Gracia en la Iglesia”, que es la Renovación Carismática Católica.

Rico en Misericordia. P. Hugo Estrada. Por medio de sencillas meditaciones bíblicas el autor nos lleva a profundizar en la misericordia de Dios y poner en práctica esa misma misericordia que brota del costado abierto de Jesús.

Boletín Salesiano Septiembre-Octubre 2018  

Todos podemos ser santos

Boletín Salesiano Septiembre-Octubre 2018  

Todos podemos ser santos

Advertisement