Issuu on Google+

UNIVERSIDAD PEDAGOGICA DE EL SALVADOR Facultad de educación

Influencia del pensamiento pastoral de monseñor romero en la literatura testimonial salvadoreña

Trabajo de graduación presentado por

Maria margarita abrego Wendi Ester dueñas Miranda

Acesor: doctor José Humberto Velásquez

Para optar al grado de licenciadas en ciencias de la educación, especialidad lenguaje y literatura San salvador, el salvador centro América


Autoridad de la Universidad

Ingeniero: Luís Mario Aparicio Guzmán Rector

Lic. Catalina Rodríguez de Merino Vicerrectora Académica

Decano: Lic Jorge Alberto Escobar. Decano de Educación


Señores del jurado

F_________________________ Lic. Manuel Antonio Ramírez Suárez Presidente

F________________________ Lic. Juana Elizabeth Villalta 1º vocal

F_________________________ Lic. Francisco Alfredo Ramírez Gómez 2º vocal

F._________________________ Asesor: Doctor Jose Humberto Velásquez


Dedicatoria Este trabajo lo he dedicado primeramente a dios todo poderoso por haberme permitido culminar mi carrera universitaria A la Virgen Maria, ya que por su intersección logre con esfuerzo alcanzar la meta propuesta A mis padres Juan Alfredo, Margarita Escobar por sus oraciones que elevaron al todo poderoso, me sirvieron de mucho, a mí hna. Mari (religiosa Carmelita,) Crista, Josefina, Antonia, Juanita, Elsa, Carmen y Guadalupe además a mis sobrinos y sobrinas que de una u otra manera hicieron posible este éxito. Agradecimientos Agradezco de una manera muy especial a la comunidad Franciscana el apoyo incondicional que me brindaron a la larga de la carrera. Al asesor que en la medida de lo posible me oriento para realizar y dar términos a nuestra tesis Al lic. Ramírez Suárez por sus consejos sabios.


Dedicatoria

Primeramente le doy infinitas gracias a Dios ya que el fue mi guía durante toda mi carrera Universitaria y sobre todo en este trabajo. A mis padres, Ana Elizabeth Miranda y Julio dueñas los cuales me han apoyado siempre en cada uno de mis sueños. A mis amigos y familiares que han estado con migo en las buenas y en las malas pero que hoy son parte de mi éxito De manera especial agradezco a Doni Obed Valle y su familia que siempre fueron impulsores de mis sueños, les agradezco de todo corazón. A mis catedráticos con sus consejos y apoyo recibido durante toda mi carrera. Wendi Ester Dueñas Miranda


INDICE Introducción………………………………..I  Situación problemática……………..II  Objetivos…………………………...III  Justificación………………………..IV  Metodología………………………..V CAPITULO I – DE CIUDAD BARRIOS AL ARZOBISPADO 1. Semblanza biográfica…………………………………1-4 2. La realidad nacional…………………………………..5-12 CAPITULO II – LA CONVERSION DE MONSEÑOR ROMERO 3. Trayectoria de su pensamiento pastoral……………....13-17 4. ¿Conversión o ajuste a una nueva realidad?................ 17-20 CAPITULO III – VALORES Y PRINCIPIOS PASTORALES 5. Inventario axiológico………………………………….21-57 CAPITULO IV – LITERATURA TASTIMONIAL SALVADOREÑA. 6. Características del testimonio literario………………..58-72 7. Análisis de autores……………………………………73-76 CAPITULO V – CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 8-CONCLUSIONES…………………………………………77-80 9- REFERENCIAS……………………………………..........81


INTRODUCCION

Situación problemática

El presente Proyecto surge de la necesidad de seguirle la pista a la influencia que Monseñor Romero sigue teniendo en los pensadores de este su pueblo, agrietado por hechos violentos. La grandeza de Monseñor Romero es notoria, pero es necesario precisar los detalles

de esta notoriedad, las cuales es rastrear su presencia en el

pensamiento de los autores del país y fuera de él. Su vida es la historia del llamamiento que Dios hizo a un hombre especial para un momento especial. El despertó con su palabra profética la conciencia de todo un pueblo muerto en vida y comenzó a escribir con su sangre el evangelio de liberación, de la violencia y la injusticia. Sus Homilías transmitidas por la radio, eran seguidas por todo el País, por amigos y adversarios. Caminando por las calles se podían oír sin perder una palabra: “Todos en casa las escuchaban porque Romero decía la verdad” sostenían algunos, porque era una voz humana religiosa, fraterna para decir lo mejor. Monseñor Romero era apacible, le horrorizaba la violencia en su País marcado por ella; quería dialogo, soluciones razonables y civiles a la crisis de su pueblo. La personalidad de este hombre de la Iglesia es ampliamente conocida por el servicio sacerdotal que prestó por igual a pobres y ricos y por la misión que desarrolló por igual a un momento crítico de la historia de El Salvador. Llamó a la conversión a todos y ofreció su voz en defensa de los desprotegidos y marginados por la sociedad salvadoreña, por lo cual se hizo de muchos enemigos que deseaban eliminarlo; pero aún sabiéndolo no se detuvo y en cada homilía hablaba de la realidad nacional, del


sufrimiento, la pobreza y la miseria en que muchos vivían. Monseñor Romero fue la “voz sin voz”, la de todos aquellos que no tenían el valor ni la forma de decir lo que sentía. Monseñor Romero en su tiempo influyó mucho en los pensadores nacionales y extranjeros, lo cual se hizo evidente cada día; pero su influenza se mantiene aún ahora en la actualidad. Este es el problema, evaluar la influencia de su pensamiento pastoral, político y social que sigue ejerciendo en los ambientes intelectuales. Es problema por cuanto a su mensaje pasa inadvertido inclusive entre quienes lo siguen ahora; lo que hace necesario perfilar, primero, su temática y rastrear, después, su influencia en los escritores, si fuera posible en quienes cultivan el testimonio social- particularmente en las áreas problemáticas tratadas por Monseñor. Este estudio se concreta en el análisis del pensamiento religioso-políticosocial de Monseñor Romero y en rastrear si influyó e influye aún en la literatura testimonial salvadoreña. La literatura testimonial refleja fenómenos de la realidad inmersa en nuestro alrededor por lo tanto ejerce una fuente inmejorable para realizar estudios sobre diversos fenómenos sociales. De modo que estudiar como el pensamiento pastoral de Monseñor Romero esta presente en la literatura, se adapta a la realidad nacional Salvadoreña. La investigación trata de responder a las siguientes preguntas. ¿Hay influencia en el pensamiento pastoral-social de Monseñor Romero en la Literatura Testimonial Salvadoreña?


Objetivos

General.  Analizar la influencia ideológica del pensamiento pastoral-políticosocial de Monseñor Romero en la

Literatura

Testimonial

Salvadoreña de 1980-2000.

Especifico.  Caracterizar estéticamente el pensamiento de Monseñor Romero y su rol en la Literatura Salvadoreña. Especifico.  Caracterizar mediante análisis literarios diferentes muestras de la Literatura Testimonial Salvadoreña posteriores a Monseñor Romero. Justificación

La Literatura es un instrumento propio para mantener y fomentar una determinada concepción sobre la realidad de un fenómeno específico, de aquí resulta necesario, conocer la cosmovisión de los escritores sobre la problemática de la realidad histórica. La Literatura Académica, por su parte, plasma ideas y valores sobre una particular coyuntura de la realidad y no busca investigar las cosas; por el contrario trata de moldearse con el fin de que se vayan construyendo mayores niveles de comprensión, por lo que resulta interesante ampliar el enfoque de los escritores sobre dichos temas. Para descubrir las implicaciones y consecuencias de este fenómeno en la identidad cultural nacional, es necesaria la investigación de o sobre, pues constituye un valioso aporte, especialmente para los intelectuales y analistas. A este respecto, la palabra de Monseñor Romero se cita con alguna frecuencia, pero sin mayor referencia a los elementos, valores,


que constituyen la estructura de su pensamiento; de modo que su verdadera intención y fuerza se diluye en menciones no muy coherentes. Esto hace perfilar los valores que animan su pensar y que le dan sentido a su palabra profética. En este orden de ideas, se espera que la investigación contribuya a ampliar el conocimiento (y ¿por qué no la conciencia social?) del quehacer pastoral de Monseñor Romero y a orientar a quienes trabajan en el campo de la docencia, en la política y en las letras Salvadoreñas; es decir, puede servir al investigador, a maestros/as en la enseñanza y aprendizaje de las letras. Podría, pues, constituirse en un recurso orientador y didáctico ya que el tema mismo se ubica en los campos de la psicología, política, educación y otras ciencias humanísticas. Además, tiene un carácter social, ya que los conocimientos teóricos y las experiencias que en ella se plasman pueden ser de utilidad en forma directa o indirecta para todas las personas que tengan relación con el fenómeno estudiado.


Metodología

El análisis y la interpretación de los datos se hizo tomando en cuenta a los sectores involucrados en la actividad pastoral de Monseñor Romero, tales criterios se proyectaron hacia la población que participa a favor y en contra de dicha ideología de su pensamiento; en este proceso de investigación se utilizó el método inductivo hipotético el cual consiste, en un método cualitativo, lo que nos evitó formular hipótesis. A continuación se presentan las técnicas que se utilizaron. Básicamente se hizo la investigación documental y bibliografía. Para ello se contó con los 8 volúmenes de las homilías de Monseñor Romero; además con los textos de algunos autores que se han ocupado del tema, tales como Jesús Acevedo Delgado, María López Vigil, José Rutilio Quezada y otros más. Con estos materiales se trató de construir la ideología de Monseñor Romero, es decir su mundo de valores. Se realizó también, una investigación de campo que consistió en entrevistas personales a quienes rodearon a Monseñor Romero, para obtener su opinión sobre el tema en estudio. También se asistió a ciertos lugares donde estuvo, con el propósito de conocer más de cerca su realidad y tener una base mejor para aceptar lo que el vivió. Para obtener esta información se usaron instrumentos tales como el cuestionario, que se aplicó a las personas correspondientes. El universo de esta investigación está constituido por la literatura testimonial salvadoreña escrita bajo algún tipo de influencia de Monseñor Romero. Inicialmente se dispuso de una amplia nómina de autores de la época, la cual se fue reduciendo a medida que se analizaba. Los sujetos de la investigación, además de Monseñor Romero, son los escritores y otras personalidades religiosas y políticas ligadas al


pensamiento pastoral; en otras palabras, los literatos y políticos Salvadoreños influidos por sus tesis ideológicas. Para ello se entrevistó a personas religiosas en cuya literatura destaca el tratamiento literario de Monseñor Romero; y se implementó la búsqueda y recolección en los periódicos más influyentes del país a través de hemerotecas, bibliotecas de las Universidades de la zona metropolitana, así como también la Biblioteca Nacional. Nomina tentativa de personajes a entrevistar inicialmente  Salvador Juárez.  Luís Melgar Brizuela.  Jorge Meléndez “Jonás”.  Ellacuría “Teología de La Liberación. Lideres Religiosos  Gregorio Rosa Chávez.  Ricardo Urioste.  Jesús Delgado.  Rafael Urrutia  Rafael Urrutia Nomina de los entrevistados realmente  Salvador Sánchez Ceren  Nidia Díaz  Monseñor Ricardo Urioste  Monseñor Jesús Delgado Acevedo


CAPITULO I DE CIUDAD BARRIOS AL ARZOBISPADO

1- Semblanza biográfica

Para reconstruir el pensamiento de Monseñor Romero parece indispensable adentrarse en sus orígenes, su inicio en la vida y sus idas y venidas de un país a otro, de una parroquia a otra y, quizá, de una ideología a otra. En éste ensamble biográfico se mezclan sus datos personales con datos de la realidad nacional, pues para entenderlo es necesario explicar las circunstancias que lo rodearon. Oscar Arnulfo Romero, nació en Ciudad Barrios, San Miguel, el 15 de Agosto de 1917, era el segundo de ocho hermanos. Su padre se llamaba Santos y su madre Guadalupe de Jesús. Eran una familia humilde, su padre era empleado de correos y telegrafista; su madre se dedicaba a oficios domésticos. Madre les inculcó la devoción a los santos. A los trece años habló con un sacerdote que acompañaba a otro recién ordenado al que le comunicó sus deseos de ser sacerdote. Un año después entra al Seminario Menor de San Miguel en el que permaneció durante seis o siete años. En un determinado momento interrumpió sus estudios para regresar a su casa y ayudar a su familia que estaba pasando por dificultades económicas. En 1937 regresa nuevamente al Seminario Mayor San José de la Montaña. Siete meses más tarde es enviado a Roma, para proseguir sus estudios de teología, donde le tocó vivir penurias de la Segunda Guerra Mundial. Fue ordenado sacerdote a la edad de 25 años en Roma el 4 de Abril de 1942, continuó en Roma para hacer su tesis doctoral, su interés por la mística y la teología ascética. Sin embargo, la guerra lo obligó a regresar a El Salvador. La primera


parroquia en la que trabajó fue Anamorós; poco después lo llaman de San Miguel donde realizó su labor pastoral durante veinte años. Impulsó muchos movimientos apostólicos como la Legión de María, los Caballeros de Cristo Rey, los cursillos de Cristiandad, etc. Trabajó mucho en la construcción de la catedral de San Miguel. El padre Romero era el modelo de un sacerdote tradicional, de mucha oración y actividad pastoral. Estaba un poco distanciado de los demás sacerdotes que lo miraban como un sacerdote muy serio, intolerante y difícil de tratar por lo cual le tocó vivir una dura crisis. Con el tiempo fue elegido secretario de la Conferencia Episcopal de San Salvador. El 3 de Mayo de 1970 recibe la noticia de haber sido elegido Obispo, siendo ordenado el 21 de Junio y nombrado Obispo auxiliar de Monseñor Luís Chávez y Gonzáles. Monseñor Romero vivía en el Seminario Mayor, en aquel entonces dirigido por los padres jesuitas, allí conoció al padre Rutilio Grande con quien fue muy amigo. Monseñor Romero no encajó en la Diócesis, Monseñor Chávez y Gonzáles y Monseñor Rivera, que también era auxiliar, impulsaban los cambios pastorales que el Vaticano Segundo y Medellín exigían para la Iglesia. Se celebra la primera semana pastoral, comenzaron a tomar vida las comunidades cristianas, muchas personas a la luz de la palabra de Dios, comenzaron a tomar conciencia de la realidad de pobreza e injusticia, descubren a un Dios liberador, es así como la Iglesia apoyó la asociación de campesinos en cooperativas y organizaciones. Monseñor Romero defendía y divulgaba los criterios pastorales y los caminos señalados por el Concilio Vaticano Segundo y

Medellín. A un que no

concordaba con la Teología de la Liberación, fue nombrado Director del Semanario Orientación y le dio un giro conservador. Desde la columna


editorial hizo muchas críticas a los padres jesuitas y a los sacerdotes que trataban de impulsar una evangelización liberadora. Posteriormente fue nombrado Rector del Seminario Mayor San José de la Montaña, que desde 1915 había sido dirigido por los jesuitas. Debido a su deficiente capacidad de administrar las cosas, sustentada en la caridad hacia los demás, el seminario tuvo que ser cerrado, pues era considerado un bolsillo roto. Fue nombrado Obispo de la diócesis de Santiago de María, el 15 de octubre de 1974, toma posesión el 14 de diciembre del mismo año y se trasladó para la diócesis. Era el periodo en que estaba comenzando la represión contra los campesinos organizados. En junio de 1975, se producen los hechos del cantón tres calles. La Guardia Nacional asesinó a cinco campesinos, Monseñor Romero llegó a consolar a los familiares de las víctimas y celebrar la misa. Sus sacerdotes le pidieron que hiciera una denuncia pública, pero Monseñor Romero optó por hacerla privada y envió una dura carta al Presidente Molina que era su amigo. Santiago de María es una zona cafetalera y en la época de "las cortas", mucha gente pobre llegaba a la ciudad, Monseñor Romero abría las puertas del obispado para que pudieran dormir bajo techo, es allí donde comenzó a ver de cerca la pobreza y miseria en que vivían. En la diócesis funcionaba el centro de formación campesina en el caserío Los Naranjos. Monseñor tuvo problemas con los padres que dirigían este centro, pues se decía que en éste se enseñaba marxismo y no el evangelio. El pueblo comenzó a abandonar su miedo a la represión, se organizaba y reclamaba sus derechos. Monseñor Romero fue nombrado Arzobispo de San Salvador el 23 de febrero de 1977. Tenía 59 años, para muchos fue una sorpresa. Se esperaba el nombramiento de monseñor Rivera que por mucho tiempo fue auxiliar de monseñor Chávez y Gonzáles y conocía bien la pastoral de la arquidiócesis. Por lo contrario los


pudientes y el gobierno se alegraron con el nombramiento. Esperaban que Monseñor Romero parara el ritmo que se llevaba la arquidiócesis. La ceremonia de toma de posesión fue sencilla sin la presencia de autoridades civiles ni militares. 2. La realidad Nacional Para reconstruir el pensamiento de Monseñor Romero es necesaria una mirada al escenario histórico en el que ejerció su ministerio, con énfasis en la situación económica y política. Para ello seguimos los textos de varios autores, por ejemplo el del Equipo Maíz (Tiempo de guerra y tiempo de paz), el de Oscar Martínez Peñate (El Salvador, Historia General). En 1969, la guerra entre El Salvador y Honduras afectó al comercio en Chalatenango, sobre todo en la zona de Arcatao y Nueva Trinidad, el fallo de La Haya se da a favor de Honduras a raíz del cual parte de Chalatenango pasó a ser propiedad de ellos.1 Ya en el inicio de la demanda de 1970, este acontecimiento agudizó la crisis nacional; el conflicto bélico fronterizo, el éxodo masivo de los bolsones territoriales llevaron a la ruptura del Mercado Común Centroamericano (MCCA), la frustrada y fracasada Reforma Agraria en 1970, las huelgas de ANDES 21 de Junio (1968-1971), la fraudulenta elección presidencial y su consecuente golpe de Estado y el cierre militar de la Universidad Nacional en 1972, fueron causas internas para el surgimiento de nuevas formas de oposición.2 Durante buena parte de ésta misma época, los partidos de oposición fueron reducidos al papel de víctimas de la represión. _________________________ 1. Equipo Maíz, “Tiempo de guerra y Tiempo de Paz”. Pág. 9 2. Martínez Peñate. Oscar. “El salvador historia general”. Pág. 114


Sin posibilidad alguna de alcanzar el poder. Al no llegar un sistema democrático sobre la base de los partidos políticos representativos, muchas personas buscaron otras formas de organización, tanto en la izquierda como en la derecha. Aparecieron grupos que usaban la violencia como principal arma en la clandestinidad. La izquierda tomó un modelo guerrillero cuya fórmula revolucionaria continuaba la lucha armada con organizaciones de masa, se empezaron a gestar las Fuerzas, Populares de Liberación Farabundo Martí (FPL-FM) y el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). 3. Por el lado religioso se iniciaron las primeras comunidades cristianas en Aguilares, Guazapa, Ilopango y otras localidades. En el mismo año aparece la Organización Nacional de Sacerdotes (17 en total), que se dedicaba al análisis de la "Realidad Nacional"; desde el primer momento hubo una inclinación del grupo hacia la izquierda, se llama Reflexión Pastoral intensificando el estudio del Marxismo-Leninismo. 4. El 8 de Julio de 1971, ANDES inicia su segunda gran batalla con una huelga que duró 53 días y en la que participaron 10,000 maestros/as de 19,000 que estuvieron en 1968; esta vez para combatir y protestar por la imposición de la Ley General de Educación. El 30 de Julio del mismo año surgió el Frente de Unión Popular (FUP), compuesto por organizaciones sindicales, que se unió a la Confederación. General de Sindicatos (CGS) surgida en los años 50-60 pro gubernamentales y apoyó el dialogo entre el gobierno y ANDES. 5. ___________________ 3. Tomo II MINED, Historia de El Salvador. Pág.140 4. La Iglesia popular en El Salvador. Monseñor Freddy Delgado. Pág. 5 .IDEM


El militar Arturo Armando Molina a los19 días de tomar posesión como presidente del país, respondió a la creciente organización estudiantil magisterial y sindical con la intervención militar de la Universidad Nacional (UES), afirmando que la juventud estudiosa era comunista porque se inspiraba en las ideas del "Che Guevara" y "Salvador allende". 6 En 1972 una alianza de partidos políticos constituyeron la llamada Unión Nacional Opositaría (UNO) compuesta por /PDC, MNR, UDN/ que llevaba como candidatos a la presidencia de la república al Ingeniero Napoleón Duarte y al Dóctor Guillermo Manuel Ungo. En este periodo el P.P.S y el recientemente formada Frente Unido Democrático Independiente (FDDI) adoptaron posiciones más a la derecha que el PCN. La sucesión presidencial fue una decisión del Coronel Sánchez Hernández al imponer al Coronel Arturo Armando Molina por medio de un fraude electoral. 7 La UNO fue acusada por la oligarquía y los sectores más reaccionarios y retrógrados de la fuerza armada como una alianza cristiana marxista que quería introducir el comunismo bajo la influencia de la Iglesia.

8

Luego en 1973 surgió el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC) con otra visión de la lucha revolucionaria. En ese mismo año, el entonces Presidente Coronel Molina daba señales de moverse en la dirección de cambios sustantivos en dos áreas:

___________________________ 6- Tomo II MINED, Historia de El Salvador Pág. 234. 7. IDEM 8. IDE


El sistema bancario y el agro. Se constituyó una junta monetaria bajo la dirección exclusiva del Presidente. En este mismo año se estableció un Banco de Fomento Agropecuario que substituyó a la antigua Administración de Bienestar Campesino. En 1979, en las elecciones para diputados y alcaldes, la UNO participó de nuevo a un que debilitada por la represión que se desató en su contra. El dominio del partido oficial quedó consolidado tanto en la Asamblea Legislativa como en los municipios aunque la gran excepción fue la alcaldía de San Salvador que continuó siendo del (PDC). En este tiempo los campesinos fueron masacrados por la Guardia Nacional en la toma de tierra en La Cayetana. En Chalatenango nace la Unión de Trabajadores del Campo (UTC). En 1975 se creó el Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) como organismo ejecutor de la reforma, cuando a Molina le quedaba menos de un año de gobierno; también nace la Fuerza Armada de Resistencia Nacional (FARN). El BPR salió a la palestra política en agosto de 1975 con la toma de Catedral Metropolitana para protestar por la masacre de estudiantes de la Universidad Nacional (UES), frente al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS). Esta acción contrainsurgente fue dirigida por el General Carlos Humberto Romero, Ministro de Defensa del Presidente Molina. 9 En marzo del mismo año se reunió un congreso entre la UTE de Chalatenango y la UTC de San Vicente y se acordó crear una sola UTC;

____________________

9. Tomo II MINED, Historia de El Salvador Pág.13


En ese tiempo se visitaron todos los cantones y caseríos promoviendo las bases de la organización y desde un principio tuvieron claros sus objetivos:  Transformar las estructuras injustas de la economía y el poder político.  Unidad y solidarización: había un fuerte espíritu solidario. 

Lucha reinvicativa: Exigencia del pago al jornal, buena alimentación en las cortas, precios bajos en los abonos al alquiler de la tierra.

Raíces cristianas: siempre los animó y motivó el mensaje liberador de la palabra de Dios que integraron con los ideales revolucionarios.

 Movilización y propaganda: sobre democracia participativa.  Información política. Luego, el 21 de Junio la Guardia Nacional asesinó a 5 campesinos en el Cantón Tres calles, San Agustín (Usulutan) y nuevamente el BPR aparece con una nueva integración: FECCAS, UTC, ANDES, UPT, MESP. 10 En 1976 inician nuevas elecciones en la que la UNO optó por abstenerse de participar por los fraudes electorales pasados. Quedando todos los órganos del gobierno en control del oficialismo. El 29 de Junio del mismo año se creó la primera fase de transformación agraria; esta debía cubrir unas 600 ó 700 hectáreas en los departamentos de San Miguel y Usulutan, destinados al algodón y ganadería donde asentarían algunos campesinos, pero no dio resultado porque la empresa privada se opuso (ANEP). 11. EL 20 de Octubre se anunciaron cambios que significarían

____________________________________________ 10- Martínez Péñate. El Salvador. Historia General Pág. 115.

11- IDEM


el congelamiento de la reforma. El presidente Molina fue derrotado y entonces la guerrilla empezó a adquirir visibilidad por sus acciones. Se inician los secuestros como medio para obtener dinero con objetivos políticos, unos ejemplos fueron: Ernesto Regalado, quien murió, Roberto Poma y Mauricio Borgonovo, asesinados. También se toman emisoras de radio. En la derecha surgieron grupos radicalizados como la Falange, la UPR y los llamados Escuadrones de la Muerte, integrados por elementos civiles y militares. De esa manera la sociedad salvadoreña se fué dividiendo y polarizando por las acciones de dos bandos. 12. Los partidos políticos tradicionales fueron desplazados por nuevas organizaciones que agudizaron la confrontación social, incluyendo el sector educativo y la Iglesia Católica. 13. En Noviembre de 1976 los campesinos de FECCAS y UTC firmaron una alianza para trabajar unidos y empezar a reclamar sus derechos. En Noviembre del mismo año presentan ante el Ministerio del Trabajo un pliego de demandas exigiendo un salario de nueve colones y tres tiempos de comida. El de diciembre el gobierno respondió a las demandas con un operativo militar. En 1977 la dinámica electoral llevó a los partidos políticos a enfrentar una secuencia de fraudes que minaban al sistema electoral desde hacia ya varios años.

_________________________________________ 12.IDEM 13.IDEM


Aunque las elecciones las ganaron los partidos de oposición. el PCN, la Fuerza Armada y la oligarquía tomaban el poder. El país estaba en un clima de violencia, la UNO buscaba una candidatura que neutralizara la desconfianza que tenían a los militares. Carlos Humberto Romero logra imponerse a la fuerza ya que dobló los votos que le atribuyen a Fidel Sánchez Hernández; al conocerse los resultados la UNO organizó una protesta pacífica en el centro de la capital que duró varios días; los cuerpos de seguridad la disuelven violentamente. Alguien señaló que aquí nació la guerrilla queriendo indicar que las decepciones políticas empujaron a la lucha armada como alternativa, aunque la insurgencia ya estaba organizada. La Falange y la UGB (Unión Guerrera Blanca), organizaciones clandestinas de derecha fundadas en el mismo año (1977), se presentaban como la contraparte de la guerrilla.

El 20 de febrero asumió como Presidente del país el militar Carlos Humberto Romero, relacionado con la oligarquía, el 1 de julio fue la toma de posesión. Los candidatos de la UNO, Ernesto Claramount y Antonio Morales Erlich fueron enviados al exilio. El 27 de Noviembre Carlos Humberto Romero puso en vigencia la ley para la Defensa y Garantía del Orden Publico, con la que se desataron los escuadrones de la muerte con licencia para matar a los opositores del régimen. En el mismo año se llevaban a cabo 18 huelgas, la mayoría de ellas exigiendo aumento salarial y un buen trato a los trabajadores. La respuesta del gobierno siempre fue la misma, balas y más represiones, encarcelamientos, torturas y desaparecimientos.


Para ese entonces muchos sacerdotes y religiosas católicos habían cambiado su forma de pensar. La Teología de la Liberación hizo ver que la Iglesia no podía ignorar el sufrimiento y explotación de la gente, que debía acompañarla en sus justas luchas para lograr mejores condiciones de vida. En las Comunidades Eclesiales de Base se discutía la Biblia vinculándola con la problemática social que se vivía desde la reforma agraria que se intentó en 1970 y 1976. Los sacerdotes que apoyaban al pueblo en sus justas luchas fueron perseguidos hasta llegar a una cadena de asesinatos como ocurrió con el padre Rutillo Grande el 12 de marzo de 1977 en El Paisnal, Aguilares. Posteriormente lo fue el padre Alfonso Navarro el 12 de mayo del mismo año. Los padres y hermanos Higinio e Inocente Alas, sacerdotes de Suchitoto, fueron expulsados del país. Este es el ambiente en el que fue nombrado Arzobispo de San Salvador Monseñor Oscar Arnulfo Romero Galdámez. La ceremonia se celebró en la Iglesia San José de la Montaña, porque Catedral fue ocupada por el "Grupo de Reflexión Pastoral".

_________________ 14- Equipo Maíz, Tiempo de guerra y Tiempo de Pa


CAPITULO II LA CONVERSION DE MONSEÑOR

3. Trayectoria de su pensamiento pastoral

La conversión de Monseñor Romero es quizá el tema más discutido con respecto a su identidad ideológica; en este caso, su manera de "Sentir con la Iglesia". Aunque no hay duda de que hubo variaciones en su acción pastoral, la discusión se centra en si estas variaciones pueden llamarse "conversión". Los cambios habidos en la actitud pastoral se hacen evidentes en los cambios registrados en la feligresía; su nombramiento de arzobispo trajo consigo una ola de desencanto entre los pobres y la población política perseguida. Por el contrario, las clases dominantes y gubernamentales respiraron con satisfacción y lo recibieron con agrado. Esa primera impresión de su feligresía se modificó radicalmente con el tiempo; Monseñor Romero terminó siendo venerado por el pueblo de Dios y asesinado por los ricos. Describamos brevemente el contexto histórico en el que se da la actuación de Monseñor percibida como conversión. A un escaso mes de su ministerio arzobispal, es asesinado el padre Rutilio Grande, S.J. hecho que impactó mucho a Monseñor Romero, quien desafiando la oposición del clero ce1ebra una única misa en catedral como signo de unidad de la Iglesia. En esta época el presidente Romero fue acusado internacionalmente de violar los derechos humanos. La UNO se rehusó a participar en las elecciones para diputados y alcaldes, con lo que el escenario se parecía cada vez más al que había antecedido la caída de Somoza en Nicaragua. fué en ese momento cuando se produjo el


golpe de Estado del 15 de octubre de 1979, dando paso a una Junta Cívico Militar y a una nueva etapa. Monseñor Romero escribió la carta pastoral "La Iglesia y las organizaciones políticas populares". "defendamos el derecho de las justas reinvicatorias y denunciamos que con un simplismo peligroso y mal intencionado se le quiera confundir y condenar como terrorismo y subversión, el derecho de organizarse a los campesinos". Esto era parte de la carta que Monseñor enviara. La FECCAS y la UTC se unieron la federación de trabajadores del campo (FTC). El 19 de marzo la Fuerza Armada montó un operativo militar en San Pedro Perulapán durante toda la Semana Santa, donde varios campesinos fueron masacrados. El 28 de Noviembre de 1978, muere otro sacerdote diocesano, Ernesto Barrera Motto, en un enfrentamiento con la policía nacional, según el diario oficial, este engrosaba las filas del BPR. El arzobispo conocía de su militancia y de su trabajo revolucionario. Los refugios para desplazados se iniciaron durante la Semana Santa por grupos de personas desalojadas de sus hogares por los enfrentamientos entre la Fuerza Armada y el FMLN. Monseñor Romero acomodó a estos en el corredor del seminario de San José de la Montaña y en la nueva casa parroquial del mismo lugar. En 1979 un grupo de militares preparó un golpe de Estado involucrando a Monseñor Romero, pues les convenía tener al arzobispo de su parte; los grupos revolucionarios lo tildaron de traidor. El golpe se dió el 15 de octubre y se instaló una Junta Revolucionaria de Gobiemo integrada por militares y civiles. Monseñor públicamente pidió a la Junta que diera cuenta de los reos políticos y de los desaparecidos. El 28 de febrero la guerrilla ocupó el seminario San José de la montaña tomando como rehén al padre Mariano Brito, el padre Rafael Urrutia y a los dos secretarios.


El papa Pablo VI llamó a Roma a monseñor Romero para que informara sobre su primera labor pastoral y darle recomendaciones para evitar males posteriores; el papa Juan Pablo II también lo llamó a Monseñor Romero para recomendar audacia y valor y un equilibrio necesario para el momento que estaba cruzando. A su regreso en la homilía del domingo el arzobispo señaló las injusticias y hechos de los grupos marxistas-leninistas. Los empleados del arzobispado como respuesta a esta aclaración no se presentaron a trabajar el día lunes en señal de protesta. El 24 de enero de 1979, en Mejicanos, un grupo de religiosas y ocho sacerdotes, recorrieron las calles de la población apoyando la plataforma del Bloque Popular Revolucionario (BPR). El Grupo de Reflexión Pastoral, recogió firmas en una carta al nuncio apostólico Emmanuel, donde no apoyaban sus ideas. Luego, la fuerza armada hizo un allanamiento en la casa de retiro El Despertar, el padre Octavio Ortiz murió pistola en mano. Luego, el 5 de agosto fue asesinado el padre Alirio Napoleón Mancia, que perteneció a las FPL. EL 20 de junio el padre Rafael Palacios, fue asesinado en Santa Tecla, perteneció al BPR con la organización magisterial ANDES 21 de junio. En febrero del mismo año, las Ligas Populares ocuparon la Iglesia El Rosario en San Salvador y se sepultaron 21 cadáveres de sus compañeros caídos en un enfrentamiento. En 1980, se formo la segunda junta que surgió del pacto entre la Fuerza Armada y el partido Demócrata Cristiano. También salieron a la luz pública todos los frentes de masas el Brazo Popular Revolucionario (BPR), las Ligas Populares 28 de febrero (LP-28) y el Frente de Acción Unificado. (FAU)


En marzo se decretó la reforma agraria, anhelo de muchos campesinos sin tierra, pero no se pudo impulsar debido al conflicto abierto entre soldados y guerrilleros. El 1 de abril se formó el Frente Democrático Revolucionario (FDR) que aglutinaba a todas las organizaciones revolucionarias de masas. Ya estos movimientos pertenecían el Movimiento Nacional Revolucionario (MNR), Partido

Social

Cristiano

(PSC),

Movimiento

Independiente

de

Profesionales y Técnicos de El Salvador (MIPTES). El 13 de mayo se produjo la masacre del río Sumpul, Monseñor Romero llamó a los militares para que ya no siguieran masacrando al pueblo. El 23 de marzo de 1980 Monseñor pronunció palabras "en nombre de Dios, pues, y en nombre de este' sufrido pueblo cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplicó, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, cese la represión". Al día siguiente, lunes 24 de marzo Monseñor Romero fue asesinado mientras oficiaba misa en la capilla del Hospital Divina Providencia. Este hecho provocó, gran indignación entre el pueblo, se ha señalado al mayor Roberto D'abuisson como el hechor intelectual del asesinato.

4. ¿Conversión o ajuste a una nueva realidad?

El conflicto social se produjo en la Iglesia Salvadoreña, como no podía dejar de suceder y tal como ha sucedido en muchas ocasiones en la milenaria historia de la Iglesia universal. Es un hecho histórico que algunos sacerdotes, una minoría reducida ciertamente, se incorporaron a las organizaciones revolucionarias, acompañando casi siempre a grupos de fieles que habían tomado esa decisión. En la homilía pronunciada en la misa de exequias del padre Rutilio Grande, Monseñor hace énfasis en la


palabra liberación que arranca del arrepentimiento del pecado, la liberación que apoyada en Cristo, es la Única fuerza salvadora. Esta liberación nos da hombres inspirados en la fe y, en segundo lugar, hombres que ponen a la base de su prudencia una doctrina social de la Iglesia que les dice que la religión cristiana no es un sentido solamente horizontal espiritualista, olvidándose de la miseria que lo rodea. Es un mirar a Dios y desde Dios mirar al prójimo como hermano y sentir que "todo lo que hiciereis a uno de estos a mi me lo hiciereis". Es decir no hagas a nadie lo que no quieres que te hagan. Monseñor Romero estaba convencido de que el Concilio llamaba a la puesta al día y a la renovación profunda, pues su fe y su espíritu no se desviaron de las firmes bases de su formación y de su prolongada experiencia religiosa. Fue esencialmente un pastor de almas, un sacerdote, un místico marcado por los ejercicios ignacianos, un devoto de María. La Iglesia que monseñor Romero deseaba es la que se acerca al pobre, no por motivo político ni interés mezquinos, sino porque quiere llamar a servir; de hecho desde que fue sacerdote ya se inclinaba por los pobres y aunque desde el púlpito no denunciaba las injusticias que hacían los ricos contra los pobres, tenía amigos ricos a quienes pedía que dieran lo justo, el salario de los campesinos en sus plantaciones de café. Les decía que actuando como venían haciendo no sólo faltaban a la justicia, sino que ellos mismo abrían las puertas al comunismo. Desde el momento en que llegó a ser obispo de Santiago de María, los pobres adquirieron una centralidad creciente. De hecho, la gran mayoría de los salvadoreños fueron campesinos, identificó la pobreza con la condición concreta de su pueblo. Con la muerte del padre Rutilio mucho se ha hablado a propósito de la hipotética "conversión", es decir, un cambio radical de actitud espiritual. Pero Monseñor Romero defendió el trabajo pastoral, plenamente conforme


a una pastoral fundada en la "Evangelli Nuntiandi", en esta versó la homilía fúnebre citando a Pablo VI y, más que todo, subrayando que la aportación específica de la Iglesia a la liberación de los pueblos está constituída por el evangelio y que la Iglesia no se puede confundir con otros movimientos de liberación, recomendando seguir la doctrina social sin dividirse por causas de peligrosas ideologías progresistas. A partir del asesinato del jesuita, las relaciones entre Monseñor y el poder político comenzaron a agrietarse. El asesinato lo impulsó a sentir intensamente la exigencia de fortalecer la unidad de la diócesis y en particular la relación entre el arzobispo y el clero, esta necesidad táctica la sentía como un "deber pastoral". Monseñor Romero no se convirtió ante la muerte del padre Rutilio Grande, más bien cambió de juicio hacia quién obstentaba el poder en El Salvador, de quién era la responsabilidad de tal poder respecto al asesinato de un sacerdote católico. Monseñor Romero iba hacia Roma donde Juan Pablo II quien le recomendó, sobre todo prudencia, especialmente en la denuncia de situaciones concretas, le dió un consejo derivado de su propia experiencia. Le recordó su situación en Polonia donde tuvo que hacer frente a un gobierno y con el Papa. Monseñor se sorprendió de que el mismo Papa le recomendase audacia y valor, pero al mismo tiempo mesura por una prudencia y un equilibrio necesario. Por otra parte en la homilía del 22 de abril de 1979 dijo la Iglesia es una presencia de Dios misericordioso en el mundo... y cuando dice que el espíritu le ha dado el poder de perdonar quiere decir que le ha dado la capacidad de predicar la conversión, de llamar las injusticias por su propio nombre, de decir a los pecadores: "Conviértanse que Dios les quiere perdonar"…; de ponerse solidarios del lado de los que sufren para decirles: "animo, Dios va con el que sigue a


Dios". Capacidad de predicar la verdad sobre Cristo... la Iglesia animada por el espíritu de Dios, lleva la capacidad de la verdad, llevar la capacidad de la verdad es sufrir el tormento interior que sufrían los profetas, porque es mucho mas fácil predicar la mentira, callar la verdad, acomodarse a las situaciones para no perder ventajas, para tener siempre amistades halagadoras, para tener poder y que tentación mas horrible de la Iglesia! Y sin embargo, ella que ha recibido el espíritu de la verdad, y si es necesario perder los privilegios, los perderá pero dirá siempre la verdad"


CAPITULO III

VALORES Y PRINCIPIOS PASTORALES

Para rastrear comenzamos por formular una lista de los valores actualizados en su pensamiento. En base a ellos se analiza la coincidencia de los autores seleccionados con Monseñor. Los valores son: 

El bien común

Los Derechos humanos

La verdad

La dignidad

La libertad

La solidaridad

La igualdad

La violencia

La humildad

El amor

Como puede verse, es un juego de valores propio de la cultura cristiana. Los tratamos uno a uno en palabras de Monseñor.  El Bien Común Los bienes existen independientemente de la valoración que el sujeto haga de ellos ya que estos están en manos de unos pocos que no quieren cumplir con la voluntad de Dios. Por que cuando una vida, familiar, un pueblo, esta en sintonía con la voluntad de Dios allí hay paz es aquella que se basa en la justicia en la equidad, en el plan de Dios que nos ha hecho a su imagen y semejanza y nos ha dado a todos los hombres la capacidad de contribuir al bien común de la república. Por tal razón Monseñor Romero decía:


Que todos y cada uno tiene derecho a participar en nuestro propio destino, en nuestro propio bien común y por eso la Iglesia no puede callar esas injusticias del orden, económico, político y social. Si callara sería cómplice con el que margina, con el que se aprovecha del pueblo para abusar y acaparar económicamente y marginar a la inmensa mayoría del pueblo salvadoreño.

La realidad de siglos atrás se repitieron en el siglo XX aquí entre nosotros podría preguntar el rico epulón y los ricos del norte de Galilea y todos aquellos que se dan la vida cómoda ¿Qué pecado hay en esto? Parece que no hay pecado. Y el primero de los "pecados" es el haber subvertido el sentido de la propiedad. Como decían los paganos refiriéndose a la propiedad privada. Derecho de usar y abusar, "si es mío" ¿Por qué no voy hacer lo que me da la gana? Pero Monseñor Romero dice: "Que el derecho a la propiedad tiene limites: los que señala, aquí San Pablo a Timoteo: Dios le da vida a las cosas del mundo y tiene que ver para que las cosas han sido creadas por Dios: entonces lo ideal sería que el que tiene comparta con el prójimo de mendicidad, con el pobre. Tu eres un mendigo, yo también soy un mendigo por que lo que tengo Dios me lo ha prestado y a la hora de la muerte tengo que devolvérselo todo; si de esa forma pensáramos e hiciéramos las cosas daríamos sepultura a las luchas de clases y patria amor y justicia y paz reinara el amor, la justicia y la paz en-nuestro país, El Salvador”. “La Iglesia nunca predica el comunismo y lo que si hemos predicado: que la libertad que la Iglesia propicia es, ante todo la libertad en la justificación, en el arrepentimiento del pecado, en desprenderse de los egoísmos, en dejar todo aquello de donde derivan, las otras consecuencias del pecado: ¿Por qué estas diferencia de clases sociales, esta injusta distribución de los


bienes, esta no partición del bien común de la república al que todos los salvadoreños tienen derecho?” “Cristo le enseñó a la Iglesia a decir que no se puede servir a dos señores; que todo aquel que hace de una cosa de la tierra un ídolo y lo adora ya esta de espaldas a Dios; y que tenemos que estar de rodillas ante Dios y de espalda a las otras cosas que no son de Dios; o valiéndose de las cosas dinero, poder, riquezas- para servir al bien común, para hacer el bien a los demás, mirando siempre a Dios, a quien hay que servir. Serián traidores a la ley de Dios, serián pecadores de omisión si por temor a perder su vida en la tierra, no hacen lo que deben hacer para dar a sus paisanos, al pueblo, a la sociedad, al bien común, un respiro de paz y sobre todo una justicia más equitativa.” “Uno de los signos de los tiempos actuales es ese sentido de participación, ese derecho que cada hombre tiene a participar en la construcción de su propio bien común. Por eso lo más peligroso de esta hora actual es la represión, es decir: sólo nosotros podemos gobernar; los otros no, hay que apartarlos.” “Hay que propiciar al ambiente unas situaciones en que el hombre, imagen de Dios, pueda de veras resplandecer en el mundo como una imagen de Dios, participar del bien común de la república, participar en aquellos bienes que Dios ha creado para todos. Monseñor Pironio dice que hay un pecado personal de aquellos que acaparan lo que Dios ha creado para felicidad de todos. No se dice que vayan a repartirlo. Es una objeción estúpida que muchas veces le han tirado a la Iglesia: "cómo va a repartirse por igual, y mañana todos habrán acabado con todo!. No se trata de eso; se trata de una transformación de la propiedad privada. Que respetando la propiedad privada, se sepa dar un verdadero sentido social que no consiste en producir más, sino en producir más para el bien común de todos.”


“Se trata de que Dios ha creado y hace fructificar en nuestros corazones tierras y lleve felicidad a tanta gente que no tiene lo necesario.” “La Iglesia no hace política porque ha aprendido en el Concilio Vaticano II que hay una autonomía de la autoridad civil, y la Iglesia tiene también su autonomía. Y que cada una en su campo tiene que colaborar para el bien común. Esta es la gran política de la Iglesia: es el bien común de mi pueblo que así lo merece.” “El derecho a la propiedad tiene unos límites; los que señala aquella sagrada lectura de San Pablo a Timoteo (10 TM 6: 13): Dios le da la vida a las cosas del mundo y tiene que ver para qué las ha creado Dios. Las consecuencias son que la vida muelle, los errores tremendos, han llevado a ese falso concepto de propiedad, lo más terrible es esto: Metaliza, hace insensibles a los hombres. ¿Que es lo que aquí denuncia Jesucristo cuando dice que el rico se banqueteaba, Lázaro "estaba echado en su portal cubierto de llagas y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico, pero nadie se lo daba?” Hasta los perros se acercaban a lamerle las llagas. Tenían más dicha los perros, los cuales podían comer los mendrugos con que el rico limpiaba sus manos o los platos y se los tiraban a los perros, y al pobre ni siquiera eso quería y ni eso se lo daba (Lc.16.20-25). La propiedad privada para los israelitas la consideraban a la luz de Dios y el pobre era el representante de Dios al que había que pagarle esa renta de la tierra. De allí que el rico y el pobre debían de sentarse y compartir como dos limosneros. Dios le da limosna al rico y Dios, por el rico, le quiere dar limosna también al pobre. ¡Que hermosa sería este concepto bíblico de pobreza y riqueza! No es malo tener. Lo malo es la insensibilidad. Lo bello es que el que tiene dé, comparta.”


“También tenemos que reclamar que las huelgas, las manifestaciones en reclamo de derechos, no terminan son índice de un malestar profundo que la Iglesia viene denunciando y que los encargados del bien común tiene que apresurarse a buscar las causas, en nuestro diálogo con los interesados.”

Leemos también en (San MT. 25.34) el juicio final aquel tremendo apartado a la derecha a los que quisieron obedecer, ya esta la sentencia, ya están juzgados, dice Cristo: apartaos malditos al fuego eterno preparado para el demonio, el rebelde y sus seguidores. Porque tuve hambre y no me distéis de comer; tuve sed y no me distéis de beber; estuve desnudo y no me cubriste, encarcelado, desaparecido, asesinado y no tuvisteis misericordia de mí. Y asustados los réprobos le preguntaron: ¿Cuándo señor? Y el les dirá: siempre que atropellastéis a uno de mis hermanos pequeños, a mi me atropellastéis".  Derechos Humanos

La justicia se relaciona con el equilibrio que debe existir entre los derechos y deberes de un individuo. Por eso precisamente la paz es el futuro de la justicia decía Monseñor Romero. Esto si es paz. Paz solamente habrá cuando haya justicia. La Iglesia acentúa y reclama una sociedad más justa, riquezas mejor distribuídas por que el hombre puede calmarse si sabe manejar las cosas de la tierra con el corazón de Dios ya lo dice (San LC. 12.20) aquel rico que hacia llenar sus graneros y pensaba darse una gran vida disfrutando de sus cosas, se había olvidado de la muerte y se había olvidado de Dios y El Evangelio le recuerda. "Insensato esta noche te va a exigir la vida. Lo que

___________________ T.I Págs. 160,164,171,179,194,2] 6,2] 7,235,256,277,292,342388,408,454,478


haz acumulado de quien será? ” se puede comprobar que la Iglesia vela por la felicidad, pero nuestra patria sufre la fealdad de la injusticia. La Iglesia Por su parte ofrece la cooperación: la defensa de la dignidad humana, los derechos humanos. La dignidad de Dios respetada en medio del pueblo; por que sólo así, respetando la ley de Dios, se le podrá dar a la patria su verdadero rostro de belleza que se merece, aquella que recibió de Cristo el hombre más bello, la patria del Divino Salvador. La Iglesia aprecia al hombre y no puede tolerar que una imagen de Dios sea pisoteada por quien se embrutece pisoteando a otro hombre, la Iglesia quería hermosear esa imagen. Monseñor Romero también decía tomando como referencia al profeta que quien adora al becerro de oro, sus riquezas, son capaces de atropellar todos los derechos y mandar a matar, destruir y calumniar; es decir todos los epítetos contra una Iglesia que no hace otra cosa que reclamar lo del profeta. Por último tenemos información de que desde Francia le fue enviada una carta al señor presidente por parte del hermano Roger suplicándole, pues su colaboración eficaz en el respeto de los Derechos Humanos, pero la persecución continúo. "Solidarizándonos con los sacerdotes Jesuitas, tan calumniados en este momento, que se comprenda su lenguaje; y "contra el episcopado salvadoreño campaña que, desde el anonimato pretende ahogar y callar la voz de la Iglesia y justificar los más incalculables atropellos contra los derechos humanos. La paz es el fruto de la justicia. Paz solamente habrá cuando haya justicia, sino hay justicia no hay paz. Este es el producto del orden querido por Dios, pero que los hombres tienen que conquistarla como un gran bien en medio de la sociedad: cuando no hay represiones, cuando no hay segregaciones, cuando todos los hombres pueden disfrutar de los derechos legítimos, cuando no hay libertad, cuando no hay miedo, cuando no hay pueblos sofocados por las


armas, cuando no hay balazos, donde gimen perdiendo su libertad tantos hijos de Dios, donde no hay torturas, donde no hay atropellos a los derechos humanos. Cuando La Iglesia reclama una sociedad más justa, una riquezas mejor distribuidas, una política más respetuosa de los derechos humanos. Los obispos panameños también condenan la situación por la que atraviesa El Salvador. Ellos denuncian una parte de la guerra de La Unión Guerrera Blanca y dicen "su tono, su contenido causa horror y ciertamente merecen el más fuerte repudio de todo ser que se considere humano y más aun cristiano". Este grupo pretende tomar en sus manos las leyes y pisotearlas, esto es terrorismo, pues perturba el orden jurídico, gobierno representativo y constitucional, irrespeto a los derechos humanos. La misión de La Iglesia en el mundo actual: es reclamarle a los hombres que miren con trascendencia todas las actitudes, todas sus cosas: la política, lo económico, lo social todo lo de la tierra. Los deberes temporales, los derechos humanos, todo lo que la tierra tiene, La Iglesia tiene que ver mucho con ello, no por que ese sea el fin de su misión, sino porque su misión tiene que ser cabalmente, darle sentido trascendente, orientar hacia Dios los corazones de los hombres y desde los corazones de los hombres convertirlos hacia Dios, crear un mundo mejor, un mundo más conforme a la voluntad de Dios. La Iglesia que no puede menos que mostrarse solidaria con los derechos humanos, con los sufrimientos de los hogares que ven desaparecer su gente, no puede tener confianza mientras no se hable con hechos un ambiente mayor de confianza. Por eso La Iglesia aprecia al hombre y lucha por sus derechos, por su libertad, por su dignidad. Y mientras se atropellen los derechos humanos, mientras haya capturas arbitrarias, mientras haya torturas, La Iglesia se siente perseguida.


El 9 de octubre de 1977 en una asamblea internacional el canciller de El Salvador participa y se refirió a los derechos humanos, diciendo que se respetaban en El Salvador éstos derechos. La promoción del hombre es que se sienta la capacidad de desarrollar toda la capacidad de salir de la enfermedad, de encontrar hospitales donde curarse, de encontrar escuelas, para todo sus niños, que no se queden analfabetos, de promover, pues, en todos los sentidos el desarrollo humano integral. El derecho de organización es uno de los derechos humanos, sobre todo cuando ha recibido de Cristo el encargo de llevar su promoción evangélica. Por otra parte la persecución sigue, las noticias tristes que nos llega el fin de semana es de atropello del párroco de Osicala el Padre Miguel Ventura. Tengo detalles crudos de cómo lo amarraron y como a un asesino lo tuvieron junto a él en la policía de Gotera y a otros catequistas fueron detenidos y desaparecidos. Quiero recordar que el cánon 119 de nuestros leyes eclesiásticas dispone: "todos los fieles deben reverenciar a los clérigos, según un grado y oficios, y cometen delito de sacrilegio si infieren a los mismos injura real" y todo aquel que tales cosas hace son reos de sacrilegios y sanciona el cánon 2343; el que pusiere manos violentas en la persona de los clérigos o de religiosos de uno u otro sexo cae en excomunión y sólo el obispo puede levantar esa sanción".

La verdad Según Monseñor Romero planteaba la verdad de esta manera refiriéndose al Concilio Vaticano II. La misión de la Iglesia es decir su unión con Dios y desde esa unión enseña a los hombres que la oración, la contemplación, es la actividad más noble del hombre, al encontrarse con Dios comprende el secreto de la verdad. Todas las cosas están dotadas de consistencia, verdad y bondad propicias de un propio orden regulado que el hombre debe respetar.


El llamado, el reclamo, que Monseñor hacía a los gobernantes es que se esclarecieran los hechos macabros impunes en sucesos como estos: El 19 de agosto de 1977 se publicó en el Diario de Hoy un manifiesto de la R.NFARN (Resistencia Nacional y Fuerzas Armadas de Resistencia Nacional) el que acusaba a miembros del ejército de participar en masacres, torturas y asesinatos de dirigentes políticos así como de organizar y dirigir U.G.B. FALANGE, ORDEN y otros grupos pandilleros. Si los asesinos hubieran estado en unión con Dios no se habrían manchado las manos de sangre y de

________________________ Tomo 1 Págs. 92, 102, 170, 192,197,226,2237,253,299,367,377,386,387,408,409, 440,441


esa forma se habría encontrado la verdad tan ausente y una solución pacífica a tantos atropellos de la dignidad humana trayendo como consecuencia la verdad esclarecida a los hechos impunes del momento. “Queridos Sacerdotes vivamos unidos en la verdad auténtica del evangelio, por eso hay una voz que en nombre de todo ese organismo sufre, que clama y dice la verdad, la fortaleza, el aliento. Y ya siento hermanos, que ya soy esa voz y ciertamente como lo hecho en el mensaje que todos deben haber leído en los periódicos de esta semana cumplimos una misión. Pues la Iglesia es madre, compréndanla. La madre dela Iglesia comprende a las madres de los hogares y les dice: Solidaricémonos, mujeres porque yo también soy Iglesia, soy mujer, soy madre y como tal defiendo la verdad que mi esposo divino me encomendó transmitir a mis hijos la verdad. Mientras tanto el señor presidente me hacía un llamado por teléfono, que se iba a preocupar de investigar los crímenes y a pesar de las promesas de investigación todavía estamos lejos de conocer la verdad. (San Juan 8.32) “La verdad os hará libres” de un evangelio sin ataduras, de un Evangelio auténtico, de renovación y al mismo tiempo de hombres de la verdad. Encontraremos en nuestra Iglesia estas tres notas: apertura a lo absoluto, enseñar a orar; seguridad de la verdad, la misión de la Iglesia es denunciar la mentira y la ambigüedad y proclamar la verdad del Señor no den crédito a todas esas campañas de calumnias acérquense al sacerdote, al obispo para esclarecer las dudas que puedan haber y vivamos unidos y cancelemos todo lo que nos desuna. Gracias a Dios, católicos, hemos vivido en la intimidad de nuestra Iglesia la verdaderamente noble, la verdad, la sinceridad; mientras a nuestros


alrededor, una cortina de humo de mentira, de distorsión de noticias, de falsedades, de calumnias. Hace algunos días ha circulado un boletín muy peligroso, pero allí hay hechos que no se pueden negar, y a la justicia le toca investigar para que se responsabilicen a los verdaderos autores de tanto crimen, de tanto terror, de tanto secuestro. ¿Quienes son los responsables, pues? ¿Hasta cuando seguiremos manchando la paz de nuestra patria?”.

Persecución viene de todos aquellos que tienen algo contra el decálogo. También les duele, a los que fomentan el aborto, que la Iglesia no esté con el aborto; también les duele a quienes usan medios anticonceptivos artificiales, que la Iglesia, en su Encíclica Vitae diga que no es lícito mutilar las fuentes de la vida. Al que mata, asesina, naturalmente le duele que le recuerden el quinto mandamiento "no matarás". Hay una corrupción dentro del matrimonio, que se ha convertido también en un prostíbulo cuando se evitan los hijos y se quieren los placeres de la carne.

____________________ Tomo 1 Pags. 40,57,58,61,66,74,105,114,120,126,127,129,131,132,181.


Hay una inmoralidad y Dios no puede tolerar estas cosas, se nos dan privilegios de los derechos humanos, pero a condición de que se consuman los medios anticonceptivos artificiales. Se mutilan las fuentes de la vida. Se esteriliza la mujer y se esteriliza también el hombre El aborto que se legaliza y a pesar de que los obispos pedimos al mismo presidente y en la misma Asamblea respeto a la vida en las entrañas de la mujer, allí están las leyes. Esa es verdadera persecución a la Iglesia desde las leyes contra la moral que la Iglesia predica. Y a pesar de haberse prometido al episcopado entero que se respetaría ese derecho a la vida, derecho a nacer. Y se dice que respetan los derechos humanos en El Salvador y se cuentan por millares los abortos en los mismos hospitales, clínicas y se pagan viajes al extranjero incluyendo el aborto. Es terrible hermanos. Vivimos de veras bajo esa maldición del profeta ¡ay de los pueblos sometidos que beben el vino hasta embriagarse y mirar sus desnudeces! Hermanos, ya va llegando la teoría que ya usó Hitler de eliminar todo ser inútil Un viejo, un enfermo que ya no sirve, se le elimina. ¡ Que inhumano! A esto se puede llegar cuando no se ha tenido cuidado de la vida que comienza". • La dignidad Circunstancialmente, Monseñor denuncia la persecución que sufre la Iglesia en la persona del arzobispo. Declarar sus fuentes y sus razones, con motivo de la denuncia del aborto y de las masacre. Resulta muy oportuno que Monseñor Romero que en junio de 1979 hiciera un homenaje al cuerpo y la sangre del hijo del hombre, mientras había y hay tantos ultrajes al cuerpo y la sangre de nuestros hermanos.


En esta homilía Monseñor plasma el valor de la dignidad, la dignidad es dar a las cosas el valor que se merece, reconocer a las personas respetando por lo que es y no por lo que tiene o posee de la creación. Esto reindica que ninguna persona debe ser utilizada ni manipulada para alcanzar otros objetivos ya que tiene derechos, los cuales nadie tiene autoridad para eliminarlos ni pisotearlos. La represión, el abuso de poder y la violencia utilizados cuando matan a un joven, a un profesional o a un niño en estado de gestación, es un hombre que por el aborto es asesinado. Ser persona no es sólo ser un privilegio, sino también una responsabilidad que es libre y que herida en su dignidad cuando se esclaviza o engaña. Cultivar, pues, la dignidad y la de los demás equivalen a humanizar más nuestro mundo. "La Iglesia es la sal del mundo y naturalmente que donde hay una herida tiene que arder esa sal. Por eso la Iglesia tiene como nota esencial la persecución y hay momentos en que arrecia esa persecución. Nosotros no decimos que viene solo del gobierno la persecución viene de todos aquellos que tiene algo contra el decálogo. También les duele, a los que fomenta el aborto, que la Iglesia no este con el aborto; también les duele a quienes

usan medios anticonceptivos

artificiales, que la iglesia, en su encíclica Vital diga que no es lícito mutilar las fuentes de la vida. Al que mata, asesina, naturalmente le duele que recuerden el quinto mandamiento “no matarás”. Hay una corrupción dentro del matrimonio, que se ha convertido también en un prostíbulo cuando se evitan los hijos y se quieren los placeres de la carne. Hay una inmoralidad y Dios no puede tolerar estas cosas, se nos dan privilegios de los derechos humanos, pero a condición de que se consuman los medios anticonceptivos artificiales. Se mutilan las fuentes de vida. Se esteriliza la mujer y se esteriliza también al hombre. El aborto que se legaliza y a pesar de que los obispos pedimos al mismo presidente y a la misma asamblea respecto a la vida en las entrañas de la


mujer, allí están las leyes. Esa verdadera persecución a la iglesia desde las leyes. Esa es verdadera persecución a la iglesia desde las leyes contra la moral que La Iglesia predica. Y a pesar de que haberse prometido al episcopado entero que se repetería ese derecho a la vida, derecho a nacer. Y se dice que respetan los derechos humanos en El Salvador y se cuentan por millares, los abortos en, los mismos hospitales, clínicas y se pagan viajes al extranjero incluyendo el aborto. Es terrible hermanos. Vivimos de veras bajo esa maldición del profeta ¡ay de los pueblos sometidos que beben el vino hasta embriagarse y mirar sus desnudeces! Hermanos, ya va llegando la teorías que ya uso Hitler de eliminar todo ser inútil. Un viejo, un enfermo que ya no sirve, se le elimina. ¡Que inhumano! A esto se le puede llegar cuando no se ha tendido cuidado de la vida que comienza”


• La Libertad

La libertad que es la facultad de decidir por nosotros mismos, por encima incluso del instinto, además es la capacidad para elegir ya que elegimos desde nuestra libertad. Según Monseñor Romero decía que ya antes de elegir somos libres porque Dios nos ha hecho libres y el hombre no debe ni tiene derecho de coartar la libertad de sus semejantes. La libertad es la capacidad de decidir sin ser manipulado. Monseñor define lo que es la libertad y la relaciona con la verdad: lo cual le permite denunciar la persecución que sufre la Iglesia por predicarla en casos concretos de la vida diaria. Da, además, una visión de la Iglesia que él quiere: una Iglesia sin privilegios, pero con mayor libertad para luchar y reclamar los derechos del ser humano, "por su libertad, por su dignidad". “Ahí esta la raíz de todos los males. Esta voz de libertad esta encuadrada en el mensaje de la justificación, hermanos, en primer lugar, la libertad que debemos ansiar los cristianos no puede prescindir de Cristo. Solo Cristo es el libertador.

__________________ Tomo I Págs. 117, 367, 386,44


Hemos abogado por la defensa de los derechos aun cuando no se trataba de gente de La Iglesia. Recuerdan el caso del secuestrado del Ministerio de Relaciones Exteriores: la Iglesia abogó no porque fuera un hombre, eran también los prisioneros que se reclamaban, como hombres son todos aquellos que sufren, y por esos derechos y esa libertad, La Iglesia ha abogado. Por eso la Iglesia tiene que chocar, porque ella predica este reino de amor, de libertad que parte de la libertad del pecado. Aquí puede encontrar el gobiemo a los artífices de la paz, mientras deje a la Iglesia la libertad para predicar su evangelio, la libertad para predicar la promoción del hombre. Esta es la voz de la Iglesia, hermanos, y mientras no se deje libertad de clamar estas verdades de su evangelio, hay persecución, y es Dios el que ha dicho lo que tiene que predicar y esa santa libertad mejor la soporta callando en absoluto, pero no consumiendo honores. Cuando a la Iglesia esos honores, esos privilegios y las valías de cosas de la tierra. Una Iglesia cada vez más desligada de las cosa terrenas, humanas para poderlas juzgar con más libertad desde su perspectiva del Evangelio, desde su pobreza. Por eso La Iglesia lucha y aprecia al hombre y reclama sus derechos, por su libertad, por su dignidad"

_____________________ Tomo1 paginas105,111,114,116,159,161,166,170,175,179,203,213,217,220,235,243,245,264,291,299 305.


 La Solidaridad

La prédica y a la denuncia de Monseñor Romero dió lugar a un rechazo amenazante de la derecha política. La arquidiócesis se vio obligada a organizar unos comités de solidaridad; y es precisamente en esa ocasión que se ocupa de aclarar en qué consiste, como se manifiesta entre los cristianos. La solidaridad debe estar en cada ser humano, debemos siempre estar dispuestos a ayudar y a tratar de que el dolor sea menos y también compartido. Hay que sufrir con el pueblo las carencias, los secuestros, las muertes. Monseñor Romero dice que no seamos indiferentes al sufrimiento de aquellos más necesitados, esas personas merecen que nosotros los ayudemos a salir adelante, así como Cristo ayudó a su pueblo. Debemos alzar nuestra voz para que no se siga reprimiendo en nombre de una verdad que daña la integridad de las personas, ya que el ser humano tiene derechos que deben ser respetados. La Iglesia nos enseña el amor a todas las razas humanas, las culturas, las posiciones sociales, las lenguas. Debemos ser solidarios con nuestro prójimo, demostrémosles el amor y la igualdad que Dios nos enseña. "La solidaridad con el obispo me ha conmovido profundamente, de tal manera que este domingo, cuando estoy hablando aquí yo con mi voz siento que es todo un presbítero, todo un trabajo social de la arquidiócesis que me esta respaldando. Esta semana hermanos, ha sido para mi muy reveladora en este sentido. Ustedes saben que, ante la situación, he organizado un comité de solidaridad. Se hizo el llamamiento a todas las organizaciones que nos acordamos. Llegaron muchos, pero muchos solamente mandaron el recado: "no podemos porque no podemos tomar partido" otro: "porque no nos


podemos meter en política". ¡Que lástima, hermanos, que seamos tan indiferentes! Bajo el pretexto de no meterse en política, se quedan con los brazos cruzados y hacen el bien únicamente cuando hacer el bien es fácil o es glorioso, trae prestigio. Servir es sacrificarse. Nuestra Iglesia ha trabajado. Una comisión de solidaridad ha tomado muy enserio, sobre, todo, dos aspectos, dos subcomisiones en el arzobispado. La una, para recoger testimonios y tratar de aportar algo a la verdad que todos tenemos que buscar; y segundo la comisión de ayuda, recogiendo, haciendo propaganda, donativos, víveres, ropa, medicina y luego buscando la manera de hacerla llegar pronto al que tiene necesidad. Por otra parte tenemos que lamentar la muerte de dos policías, son hermanos nuestros. Ante el atropello y la violencia jamás he parcializado mi voz me he puesto con comparación de Cristo al lado del muerto, de la víctima, del que sufre y he pedido que oremos por ellos y nos unimos a la solidaridad de dolor con sus familiares".

________________________ Págs. 113, 206, 222, 309, 386, 387, 401, 422, 444,499.


• La Igualdad

Otro de los valores de los que se ocupa Monseñor Romero es el de la igualdad, fundamento de la justicia y del régimen de derecho. Lo expone desde su perspectiva pastoral, al igual que hace con los otros valores. La Iglesia nos enseña que nadie es diferente, que todos tenemos los mismos derechos y sobre todo aquellos más fundamentales como lo son la vida, el amor, la igualdad. Dios no hace distinción entre las personas por su color, su físico o posición social. Nos mira igual a todos, ya que somos coherederos de todas las promesas. Los únicos que vemos diferencias y desigualdades y no hay comprensión: No debe existir conveniencia política que pueda suplir a un ser humano, no importa la raza a la que pertenezca, la igualdad es para todos ya que la paz, la injusticia, el amor, la educación son derechos inherentes al ser humano. Es por tal razón que Monseñor Romero hablaba por igual a ricos, pobre y políticos, él nos muestra que la igualdad es un valor importante para el ser humano. "Esta es la razón de nuestra igualdad. Ya no hay distinción entre judío ni gentil, no hay pueblo privilegiado y pueblo marginado, todos en el misterio de Cristo como coherederos de todas las promesas, nos hace hermanos suyos. El evangelio es el gran defensor, el proclamador de todos los grandes derechos fundamentales del hombre. Es la igualdad que aun cuando desaparecieron las conveniencias políticas .. , es decir, lo que la Iglesia predica cuando defiende estos derechos y esta libertad y esta igualdad, es porque parte de una trascendencia. El secretario adjunto del departamento de Estado de los Estados Unidos el señor Todman, dice que el celo por los derechos humanos es parte de su


vida. Hay que tener en cuenta que él pertenece a la raza negra, lo cual significa, en Estados Unidos, una de las marginaciones más anticristianas. El lleva en su vida, pues, en su raza, como muy grabado en su existencia, este derecho de la igualdad de los hombres. Por eso hermanos, en nuestra arquidiócesis, y cada uno de nosotros, tiene que ser un devoto enardecido de la justicia, de los derechos humanos, de la igualdad, de la libertad, pero mirándolos a la luz de la fe. "debemos satisfacer las aspiraciones del ser humano de participar en el gobierno, de exponer libremente su pensamiento de tener igualdad de oportunidad

de

estudio

y de

trabajo,

así como

de

fortalecer

permanentemente sus facultades creadoras. Una inspiración más a la igualdad, aspiración a la participación; dos formas de la dignidad del hombre y su libertad"

__________________ pp. 120, 198,200,234,257,278,279,305,306,333


 La violencia

La violencia engendra violencia, la Iglesia como buena madre recoge los hechos violentos ejecutados por sus enemigos. Monseñor Romero como pastor soberano denuncia en primer lugar el abuso de poder que los hombres de uniforme hicieran con el santuario de Aguilares donde rompen con hacha el sagrario. Monseñor Romero recuerda al padre RUTILIO GRANDE con una frase extraordinaria "el supo descubrir la grandeza de los hombres y se compadeció de ellos, el supo reconocer a la persona como lo más valioso de la creación y fue criticado diciendo se ha volcado mucho a los hombres” Los hombres que no reconocen la dignidad de los demás manipulan, eliminan, pisotean y abusan de sus semejantes. La opresión que el más fuerte impone al otro olvidando los valores que nos hacen verdaderamente humanos a unos y otros. Es preciso reforzar el aprecio hacia todas las personas por encima de algunas reacciones impulsivas que nacen de las diferencias raciales o temperamentales; por lo tanto, es necesario defender a quien sea tratado indignamente en la medida de nuestras posibilidades. "Esta misma semana hemos denunciado los hechos violentos en Aguilares y el arresto del padre Víctor Guevara, llevado a la Guardia Nacional y tratado indignamente; el padre Vides, capellán de la guardia nacional, enviado por el arzobispo para recoger el santísimo sacramento de La Iglesia de Aguilares y no se le dejó, ni al mismo arzobispo recoger el santísimo para evitar su profanación, y de hecho así sucedió. Cómo no le va a doler a la Iglesia que el signo más hermoso de la presencia de Dios en la tierra, la Eucaristía, haya sido pisoteada en Aguilares? ¿Cómo no le va a doler que hayan metido hacha y hayan roto el sagrario? En ciudad Arce hubo profanación también.


La Iglesia no puede ser indiferente hermanos, a las escenas dolorosas de Aguilares: el Paisnal, Guazapa. ¿Cómo no va a decir la Iglesia su palabra con que sufre y de rechazo a la violencia contra esos atropellos? ¡Que se juzguen las cosas, que se hagan justicia! Pero quien debe hacerla, porque por encima de los hombres está un Dios que reclama el respeto a la vida y a la dignidad. En el símbolo de la hostia pisoteada en Aguilares miremos a los blasfemos, los adúlteros, los ladrones, los que pisotean la dignidad de los hombres, todos estos pecadores. i Y en esta hora de la patria, cuántos son los que odian, los que calumnian! Queridos hermanos, a mi me toca ir recogiendo atropello, cadáveres y todo eso que va dejando la persecución de La Iglesia, he venido a recoger, en esta Iglesia profanada, un sagrario destruido y sobre todo un pueblo humillado, sacrificado indignamente yo quiero no solamente cosas tristes pero en realidad se impone, sino que quiero como debe de ser un profeta, lo bueno que nuestro pueblo salvadoreño tiene por innata condición; por ejemplo: Una carta de Aguilares en que recordando con cariño nostálgico las enseñanzas del Padre Rutilio Grande en una comunidad, dice esta frase: "él supo descubrir la grandeza de los hombres y se compadeció ante sus sufrimientos". No se desentendió del hombre; al contrario lo criticaron por que dijeron "se ha volcado mucho al hombre de hoy, y la sociedad de hoy, casi ha sido infiel al evangelio". En este mismo sentido, hemos ido recordando cosas muy tristes; este día se cumple seis meses del asesinato del padre Rutilio Grande cuatro meses, del asesinato del padre Alfonso Navarro. Aunque estos crímenes quedan en el misterio, la realidad es que hay dolor en la Iglesia y hay manos manchadas de sangre. Quien ha compartido la vida de los pobres en haciendas, en dificultades, se da cuenta qué fanáticos son ciertos administradores para quedar bien con sus patronos


y atropellan al pobre necesitado, a quien le quitan el trabajo, como 10 están haciendo allá por Aguilares: "que te dé trabajo el obispo, que te den trabajo los curas". La burla, además de la ofensa de la propia dignidad del hombre. En esta hora de reflexión que estamos viviendo ha prometido hablarles, en este momento de confusión de Aguilares y El Paisnal en este ambiente de espionaje de "orejas" de informadores falsos, que comprenden el lenguaje nítido de la Iglesia. No estoy acusando a nadie a una revancha, un odio, una violencia. (10 corintios 15.55) la victoria es la de la fe. Han salido victoriosos los matados por la justicia. Y los vencidos, los humillados los que ahora no dan la cara, son los que mataron. Han escuchado lo que acabo de leerles; no los odiamos, desde el altar pedimos a Dios el arrepentimiento. Recuerda muy bien el funeral del padre Rutilio Grande citando los pensamientos del papa Pablo VI en su exhortación Evangelí Nuntiandi, decir que estos como el padre Grande son los hombres que la Iglesia ofrece en colaboración con la liberación del mundo actual; que la Iglesia tiene que luchar por su liberación de las esclavitudes y sobre todo del pecado. Esa liberación que la Iglesia predica lleva tres características que yo encontré en el Padre Grande y en los liberadores también que, como el Padre Grande, se incorporaron a la lucha liberadora de nuestro pueblo". a) Una inspiración de fe. b) Una inspiración de amor. e) Una doctrina social de la Iglesia puesta a la base de su prudencia y de su acción.


• Humildad Monseñor Romero da una imagen del cristiano que él persigue; es una visión de cómo imagina a su feligresía. De paso describe las características morales del rico y del político; y lo hace precisamente, cuando desarrolla los conceptos de humildad. A los ricos no se les condena sólo por el hecho de ser ricos, éstos tienen que buscar la humildad, deben tener a Dios para ser perdonados. "No es que estén condenados los que tienen, sino que tienen que hacerse humildes, tienen que hacerse pobres, necesitados de Dios, si quieren encontrar el perdón y la gracia de la salvación.

______________________ Tomo 1. la violencia que enluta al país (Aguilares) Págs. 96, 97, 115, 118, 133, 135, 149,155, 19(), 205, 229, 230, 283, 306, 322,408,429,432,433.


He aquí, pues, ya que el desierto y al principio del misterio de Cristo, un homenaje a la palabra de Dios. Un aplauso del mismo Cristo, para ustedes y para mí que en este momento estamos reflexionando la palabra de Dios. De esto vive el hombre. Principalmente de esto. No que se descuide del pan, sino que no prefiera el pan a la palabra de Dios; que no sea idólatra de su estómago; que no vaya a traicionar, por un puesto en la sociedad o en la política, sus convicciones de fe; que no traicione; ¡esto nos dice el Señor! Cuando ese descubrimiento de nuestra miseria se recibe con humildad y se inclina con fe, cuando hay buena voluntad, hermanos, hasta en las deficiencias de la Iglesia se encuentra Cristo. por eso el desenlace de este juicio de reo ausente termina cuando el reo se hace presente; y el reo presente, al final del Evangelio de hoy, se convierte en juez que les dice a sus enemigos: he venido trayendo un juicio para que todo aquel que no vea y sinceramente busca la verdad la encuentre; pero también aquellos que, autosuficientes, creen que ven mejor que los demás y rechacen a los humildes, gesto del cieguito curado; esos se quedarán ciegos". • Amor Todos los seres humanos tienen que vivir con amor como lo dice Monseñor Romero, nosotros predicamos la violencia del amor, ya que en estos momentos de conflicto tienen que fortalecer el amor de Cristo, este ser especial en el mundo entero que murió en la cruz por todos nosotros.

______________________ Págs. 100,269,271,299,316,349,350,351,357 .


Que no triunfe el egoísmo, el odio en esos corazones marchitos y llenos de maldad, que busquen a Dios, pues el hombre sin Dios es un desierto, hace maldades imperdonables, pierde el sentido del bautismo. Para un gran modelo de amor vivo es la virgen María que ama a todo su pueblo que sufrió la pérdida de su hijo cuando se entregó por todos los hombres. Dios los invita a demostrar su amor a todo aquel que sufre las penurias de la pobreza, la guerra que causa miles de muertes a gentes inocentes, pobres, demostremos hoy nuestro amor, dice Monseñor, a todo aquel que lo necesita.

"Jamás hemos predicado la violencia, solamente la violencia de amar, la que dejó Cristo clavado en una cruz, la que se hace cada uno para vencer sus egoísmos y para que no haya desigualdades tan crueles entre nosotros. Esa violencia no es la de la espada, la del odio; es la violencia del amor, la de la fraternidad, al que quiere convertir las armas en haces para trabajar. Es que el hombre sin Dios es una fiera. El hombre sin Dios es un desierto: su corazón no es más que el perverso perseguidor del hermano. Así se explica que haya corazones capaces de traicionar a sus hermanos, de señalarlos, no importa que se lo lleven a torturarlos y a matarlos: ¡ Que corazón es cuando Dios no anima el verdadero amor al hombre, cuando se ha pedido el sentido del bautismo, el sentido de la confirmación, y los hombres se han vuelto a ser estepas, desiertos, troncos áridos!. Hermanos: María es el modelo de una Iglesia que sabe conjugar la evangelización y la promoción. Una evangelización sin el amor al hombre para promoverlo sería una evangelización falsa, mutilada. En Cristo se revela el misterio del amor, como nos ha amado, cuando el apóstol escribe: "de tal manera amó Dios al mundo que le dió a su único hijo". ¿Qué padre


entrega a su hijo para que quede salvo un prisionero, un esclavo? Esto lo ha hecho el padre eterno nos dio a su hijo, su palabra, su vida y en Cristo nosotros podemos recuperar vida de Dios. Así como al pie de la cruz una víctima que dio su vida por los pecados del mundo. Pero que no hubiera unos brazos de madre que lo recibieran, sería, si el amor infinito de un Dios que se entregó por nosotros, pero le faltaría eso que saben dar las mujeres: ternura, el amor, la comprensión". Este es el pensamiento de Monseñor Romero, que no requiere comentarios, pero que hemos tratado de esquematizar de acuerdo con nuestro propósito. Esta dicho en términos muy generales, para mayor claridades el concepto acudimos a Juan Ramón Duchesme según él los documentos testimoniales tan antiguos como la escritura misma “(Duchesme 1981) y tiene razón A través de la historia el ser humano ha narrado o testificado lo que ha vivido.

____________________ Tomo II Pág. 36,44, 63, 101,121,145,182.


Están plasmados en los documentos como los diarios de Marco Polo o de Cristóbal Colón, las cartas de Hernán Cortéz, los testimonios bíblicos de los Apóstoles narrando las escenas de la vida de Jesús, las desgarradoras escenas sobre los campos de concentración nazi, etc.

El común denominador de estos relatos no es propiamente lo literario, sino la “vivencia personal que muestran los distintos autores de la realidad que les tocó vivir a través del tiempo y de su situación en ella; es decir ser testigo y dar fe de lo vivido”. La literatura testimonial parte del “yo lo vi “ o cuando se obtiene la información de una fuente directa y se acepta por fe; al mismo tiempo es considerada una literatura de denuncia que refleja la realidad objetiva y a la vez se convierte en testimonio histórico del momento social narrado Paralelamente al fenómeno boom de la narrativa latinoamericana, comienzan a producirse obras que se caracterizan por ser testimonios de variados acontecimientos con relativa trascendencia para diversos conglomerados populares. Durante este período, dicha producción se da principalmente en Cuba

y posteriormente se difunde

por todo

Latinoamericana. Es así como en El Salvador. Podemos señalar a Roque Daltón con su “Miguel Mármol” como el introductor de la problemática testimonial. Hay un segundo impulso de textos testimoniales en nuestro país que consisten en una serie de historias de militantes guerrilleros publicadas. En el extranjero o dentro del país, a veces en la clandestinidad. El más emblemático de esta serie es Las cárceles clandestinas de El Salvador, de Guadalupe Martínez.


En la trayectoria del testimonio en El Salvador, 1980 es un año importante. Ese año se publicó la novela, testimonio de Manlio Argueta, “Un día en la vida”. Cabe mencionar los testimonios de los López Vigil y una serie de relatos memorialistas, como los de Nidia Díaz, Henríquez Consalvi, etc. , si bien los logros formales de estas obras son desiguales son un rico registro de experiencias de los años del conflicto armado, que han sido salvados del olvido .

¿QUE ES TESTIMONIO? Según Jhon Benerly y otros entendidos y que han trabajado en el tema, señalan cuatro rasgos elementales del testimonio:

a) A nivel de estructura literaria se trata de un texto narrativo que asume por lo general, forma autobiográfica o de la historia de la vida, para tomar prestado un término de las ciencias sociales.

b) Esta historia refiere, a nivel de contenido, una experiencia (de validez colectiva) extrema de sufrimiento, opresión o marginación. c) En lo referente a la pragmática del texto, es de notar que generalmente el testimonio conlleva a un pacto de recepción característico. Es un relato que no sólo reclama verosimilitud. sino también “veracidad”; es decir, tiene un valor referencial directo. Se narran experiencias que tuvieron lugar y esto suele dejarse claro en el pacto de recepción.

d) La verdadera novedad del testimonio radica en una cuestión de autoridad. o, mejor dicho, es la forma como se instaura la autoridad del texto, pues el testimonio resulta casi siempre de la colaboración voluntaria entre un intelectual y un personal que, por su condición marginal, no tiene acceso al mundo de las letras, o de la representación


artística. Con ello el testimonio intenta “inscribir” una experiencia en cierto espacio de representación y rememoración colectiva. Entre los rasgos característicos de la literatura testimonial podemos enunciar: 

Su carácter colectivizante, la autorialidentidad entre el sujeto de la enunciación y el sujeto del enunciado, el carácter contestatario, la intencionalidad del discurso, el empleo de marcas de los personajes reales

del

testimonio,

aspectos

de

identificación

biográficas,

establecimiento del contrato de veredicción, la presencia de hechos socio-históricos, el valor de la praxis inmediata y la función de los aspectos paratextuales. En los relatos testimoniales que nos ofrece María López Vigil, Piezas para un retrato de Monseñor Romero encontramos: Cretiato

 Un día unos familiares del Majagual en la parte de arriba de estas lomas de por La Libertad gente de mucha pobreza , le pedían para abono. Fuimos a llevarles la respuesta de Monseñor, la espiritualidad y la material, el consuelo y los saludos y el pisto. (Pág. 133 Isabel Figueroa)

Carácter colectivizante

En los testimonios los acontecimientos, tienen un sujeto de acción, un yo identificado, al cual se le atribuye la responsabilidad de la enunciación, y así utiliza sus conocimientos sobre hechos, para dar su testimonio. Tiene un carácter colectivizante ya que no sólo se narran

hechos

o

consecuencias

individuales,

sino

aquellos

acontecimientos históricos reales que han afectado a un colectivo en


los cuales se ha participado de forma activa o pasiva y en la que se enmarca un proceso de concientización de los hechos, además sirve como portavoz de la versión de lo ocurrido.

“Los ojos se nos rebalsaban de lágrimas pensando en tantos que estaban muriendo a pausa. Buscar presos, tratar de encontrar desaparecidos, desenterrar cadáveres para ver quienes eran.... ese trabajo nos tocó realizar en aquellos años”.

“Mire Monseñor, lo que pasó es que esos guardias llegarían en la noche a Las Vueltas a capturar a unos campesinos de ese caserío, para asesinarlos, pues. Pero nuestra gente, los campesinos de FECCAS, los descubrieron, se organizaron para agarrarlos y al final, tuvieron que liquidarlos; antes que ellos mataran, los mataron a ellos. ¿Qué le parece?”

Autoría y Mediación

En los discursos testimoniales, el sujeto de la enunciación y el sujeto del enunciado convergen en uno solo; es decir, tenemos un testimonio directo ya que los testigos presentan directamente los acontecimientos ocurridos y emiten sus propios juicios.

También hay testimonios mediatizados donde el sujeto del enunciado es diferente al de la enunciación; esto se da cuando existe un mediador, es decir la presencia de autores que han recibido o compilado la información y luego la han trascrito, lo han ordenado de acuerdo a ciertos criterios cronológicos temáticos, estilísticos, etc. el mediador hace esto ya que los testigos han sido personas que no habían podido tomar la palabra, siempre


habían sido silenciados, carecían de recursos, o eran analfabetos, Es así como el receptor ha mediatizado el escrito.

“La misa de nueve días por los muertos de Tres Calles la celebró él. Allí lo conocí Me dio cólera aquel Monseñor Romero. ¡No era ni chicha ni limonada¡ se puso a hablar de “difuntos” y no de “asesinados”

y se voló un sermón condenando la violencia, era

como decir que aquellos pobres los habían matado por violentos, que ellos se lo habían buscado”. 

“Recuerdo que fuimos con un camión de campesinos de Aguilares, todos organizados. Se regresaron de aquella misa con una decepción”.

“¡Puta, ya la canteamos¡ dijimos los seminaristas. porque Monseñor Chávez había ido en un aceleramiento de compromiso, apoyado durante diecisiete años por Rivera ¿y ahora con Romero? ¿para dónde jalar?. A nosotros nos tocaba feo, porque si no nos poníamos a la par del Obispo ¡poca esperanza teníamos de llegar a ser curas! ( Pág. 76 Juan Bosco Palacios)

Carácter Contestatario El testimonio surge de la necesidad de contestar a una versión oficial de los hechos que han tenido relevancia para un colectivo social, pues el carácter contestatario le es inherente, es su razón de ser, ya que cuando presenta las pruebas de los acontecimientos, puede desmentirlos o denunciarlos a aquellos que se han tergiversado o mantenido oculto, de tal forma la producción y difusión de dichos testimonios se contesta la versión oficial


de los acontecimientos, por tal razón es necesario que alguien del colectivo presente en nombre de ellos su versión.

“¿Estábamos de acuerdo con la ONU, cualquiera sabía que aquello no remediaba nada. pero también veíamos que estar en aquella plaza era una forma de denunciar, vaya que nuestra comunidad eclesial de la Zacamil, con todo y curas, nos fuimos a meter a la manifestación”.

“Usted cree en el evangelio porque es su trabajo, lo estudió, lo leé y lo predica y Chamba de obispo tiene usted ¡y yo........ ya casi ni puedo leer ni le estudio al evangelio toda su “Indiología”, pero creo en el Evangelio. Usted por oficio, yo creo lo necesito. Porque ahí me dice que Díos no quiere que haya ricos y pobres ¡y yo soy pobre¡ ¿mira la diferencia? la misma fe tenemos, pero en distinto huacal la andamos”?.

Marcas de Oralidad

Esta característica se refiere a que las representaciones del habla popular, sus expresiones orales, mantienen íntima relación con el testimonio, no se pueden alterar las frases o palabras plasmadas en el testimonio. “Cuando ya casi nos regresábamos, vimos a una señora toda pechita con un vestido caído, apoyada entre unas piedras.” “¿Y que le parece a usted de esas cien familias que los cuilios desalojaron de los predios de la Universidad, cuando la ocuparon? ¡Buenos talegazos nos pegaron los guardias, Señor Obispo! * le grito un anciano, uno de los desalojados, que por ahí andaba con su nieto” “Padre, al menos recemos un padrenuestro...


¡Que Padrenuestro!- Yo estaba encachimbado!” “Yo por fregarlo le hice la gran discurseada. Vaya, si un chucho se cruza y quiere atacar lo que es mío, no tengo otra que dispararle y llegado el caso,¡Mato al chucho! Ya sabe usted como molestan esos chuchos babosos.” “¡Vos, vos sos el culpable! ¿De qué, hombre? 

De que yo me haya metido en es huevo, ¡allá me convencistes!”

“¡Quite diay! que nosotros por aquí también tenemos ya fierros para defendernos. Meramente como ustedes, ya estamos aprendidos “de eso”.

“Nunca había visto yo tan de cerca a un obispo y no más entrar él se me fué el alma al fundío y perdí las ganas de hablar.” “¡Puta, ya la canteamos! ¿Y ahora con Romero? ¿Para donde jalar?” “Mis niñas aprendieron a cantar avemarías y el mayor me ayudaba a hacer la segunda, así que a todos mis hijos los encaminé desde bichos a los rezos.” “En el Cantón era una chaparrera, puro aguardiente clandestino. Se emborrachaban y hacían unas babosadas.” “¡Onde dispararon, les miramos a las caras a los matadores! ¡Ta finado el padre, ya no habla!” “En medio de aquel tumulto, alguien me habló por la espalda, era bien clarito para que no dejara de escucharlo-. ¡Te salvastes, cabrón!” “La plaza estaba a reventar” “Hizo una calor que no mermaba ni tantito. Y fue en el gran calorón de aquel día que le tocó a M.R una de sus primeras giras por el lado nuestro.” 

“Le preparamos atol de elote, Monseñor ¿Va a querer una probadita?

En las manos se nos quedó el atol y algotras cosas que teníamos para ofrecerle. De la desilusión, hasta las lágrimas nos caiban por las caras a mi y a mi comadre.”


“¿Que dicen ustedes? Sería una suerte que M.P llegara también aquí donde nosotros? ¡Sería bueno!- dijimos todos. ¡Vergonísimo!- dijo Fabián, que siempre fue mal hablado.” “¡Cura hijueputa, ahora vamos a ver si tenés lengua! y el vergo de interrogatorios a toda hora.” “Oíamos los golpazos, la quebrada de cristales, la tirada de las bancas... Y como las campanas seguían repicando, enseguida subieron donde estábamos. ¡Ríndanse, hijos de puta!” “Adelita quiso hablar algo, pero no atinó qué. Y una llorazón que nos agarra a todos, cipotes y grandes!


CAPITULO IV LITERATURA TESTIMONIAL SALVADOREÑA 6. Características del testimonio literario. La “literatura de testimonio” no es una literatura inocente, sino de compromiso, de tendencia. Es la literatura que se hace por amor, por odio, por una injusticia o una esperanza, para elogiar o criticar. Es, pues una literatura de enfrentamiento con la realidad, nacida del acontecimiento. Las características que la distinguen como género literario son:  Es un relato en el mejor de los hechos a que se refiere surgen de fuentes directas e indirectas.  El hecho a que se refiere se ubica en el tiempo y el espacio.  Es un medio de comunicación popular que expresa la verdad desde un punto de vista ideológico.  Utiliza técnicas de comunicación social, tales como periodísticas, entre vistas, manifiestos, etc. Este es el género, pero la obra testimonial se reconoce por que:  La posición del mensaje esta definida dentro de un determinado conflicto.

Si

incluye

personajes,

éstos

estan

relacionados

precisamente con esa situación conflictiva.  Capta un momento en la vida de una comunidad, bien por el relato o por personajes.

Ejemplos de literatura testimonial son: “Dolor de patria” Rutilio Quezada 1983 Mataron al pastor” Samuel Rovins Ki 1985


Un dia en la vida” Manlio Arqueta 1987 “Nunca estuve sola” Nidia Díaz 1988 “Poemas clandestinos” Roque Dalton En la literatura testimonial los testigos son a quienes se les atribuye un papel determinado en la obra y por consiguiente

son seres reales,

claramente identificados, que presentan unos acontecimientos en

las

cuales desempeñaron un papel destacado, protagónico en el testimonio.

Entonces, decimos salir de nuestros escondites y regresamos a la parroquia de Suchitoto. El arzobispo Chávez dispuso que M. Romero hiciera conmigo el viaje de regreso. Hicimos el viaje a Suchitoto. Todo bien, hasta dejamos San Martín. Allí nos paró la policía N. para pedirnos los papeles y enseñe los míos y M. los suyos - Yo soy el obispo auxiliar de San Salvador- les dijo.-

Pero que, no le hicieron caso. “¡Bájense! Tenemos orden de registrar el carro y de llevarlos a los 2 a Cojutepeque. Aquello no me lo esperaba, ni yo ni él. Nos bajamos. ¡Abra la maleta!- me conmino el policía, yo llevaba al fondo una pistola calibre 22, de las más sencillas. ¿Y esto?


- Esto es una pistola que yo usaba en la escuela de agricultura. ¿Y se puede saber para que la usa Ud? Para defender a las vacas recién paridas de los zopes y de los chuchos. El cuilio me miraba de arriba abajo y yo haciéndole mi historia…como en El Salvador a los perros y a los policías les llamamos “chuchos”., yo por fregarlo le hice la gran discurseada. Vaya si un chucho se cruza y quiere atacar lo que es mío, no tengo otra que dispararle y llegado el caso, ¡mato al chucho! ¡Ya sabe usted que molestan esos chuchos babosos! El policía se fue encachimbado. M.R. no había escuchado mi alegato, se había apartado y tal por el miedo ni puso atención. Entonces, ahí nomás, el cuilio va donde él y le pone la pistola delante. ¿Y esa pistola? ¿Es mía?- ¡dijo en un arranque de valor o de qué sé yo! ¡Esa es mía! - Ya le dije, nosotros la usamos para matar chuchos… Monseñor se me queda viendo, aguevado. Yo tragándome la risa, el tragando seco. ¡Ustedes son un par de subversivos insolentes! Y los dos van presos para Cojutepeque. El policía nos desvió el carro hacia allá. M.R iba pálido, hecho paste, pero bravo. - Yo soy el Obispo auxiliar de San Salvador, Oscar Romero- le dice al oficial nomás llegar al cuartel.


- Y yo soy el jefe de la policía de Cojutepeque y tengo orden de captura contra ustedes dos. Romero miró a la mesa fijamente. - ¡Présteme usted ese teléfono! - ¿Y para que se le antoja?- bien groserito el hombre. - Para hacer una llamada. - ¿Y a quien quiere usted llamar…? Al Presidente Molina. -¡Apunta usted muy alto, ah! Monseñor Romero, muy enojado, sacó una libretita de teléfonos que andaba en el bolsillo de la sotana. El policía miró y pusos ojos de Chacalele. Le clavo los ojos a Romero y volvió a mirar de reojo la libretita ¡El teléfono personal del Presidente! - Váyanse. Váyanse los dos! ¡con pistola y todo.”

Contrato de veredicción. Según Prado Oropeza. La veredicción verdadera de un hecho social por el emisor-actor, ese asume la intencionalidad primordial frente a su auditor. Por consiguiente se llega a establecer el contrato de veredicción por medio del cual se genera un acuerdo entre el emisor- testigo y el interlocutor, creando así una relación, basada en el saber de la situación por parte del testigo y el “creer” por parte del receptor, es decir lo que vió y vivió.

El golpe de los militares jóvenes, cuando llegó la Guardia por el Paraíso, eso fue lo que se miró, iban cateando las casas, buscando quiénes eran organizados.


¡A ustedes los subversivos, se les acabó la fiesta! Así iban gritando, metiendo miedo a las viejitas y a los niños. Patadas, vidrios quemados y todos los tanates de las familias regados por las calles a cuenta de aquel registro. Sacaron a 5 cipotes que eran organizados. ¡A ver si el Obispo viene a salvarlos!! ¡No me mate, por favorcito! Dijo uno, que se achicó al ver como les apuntaban los fusiles al pecho. ¡Si no te vamos a matar a vos, cagado! Los vamos a matar a todos! Y rastrarás, los fusilaron allí mismo en la calle y a la vista del público. A mí vista pues. Los diablos se desplegaron por las casas ya saqueadas y además y empezaron a sacar fuera todo: camas, cocinas, maquinas de coser y hasta los juguetillo de los niños. ¡Se les acabó la fiesta, subversivos hijos de la gran puta!!. El cachimbo de familias que se quedaron sin ni una mudada para cambiarse. Todo se robaron los cuilios.

Presencia de los hechos socio históricos Jorge Narváez dice que el testimonio como género describe la historia verdadera de los grupos, es la voz histórica oficial, como narración de acontecimientos que hacen la historia de las grandes mayorías, es el relato de sus propios protagonistas.

Yo creo que interpreto el sentir de todos. “Nuestro primer saludo de esta mañana es para la hermana. Republica de Nicaragua. ¡Que alegría nos da el inicio de su liberación!


Costó mas de 25.000 vidas humanas.” Un descontento, un pueblo que no era escuchado y para escucharlo fue necesario llegar hasta este baño de sangre. ¡Lo que es absolutizar el poder, endiosar el poder, endiosar el poder!” (Homilía, 22/01/1979) La sangre que no cesa. “A mi comadre y a mi nos golpearon poniéndonos mismamente en la pose de garrobo.” Es fea esa tortura que hacen ellos. Te vuelan en un calabozo todo fangoso y te tapan la boca con un poco de “esparatrapo” para que nadie escuche los pujidos de una. De ahí ya te acuestan boca abajo, la panza prensada y las canillas y los brazos plegados como patas de garrobo. Y empiezan ellos a volarte planazos de machete por la espalda, la grandísima penqueada. Yo y mi comadre, viejas al fin, hasta ahí nomás llegaron, pero a las más cipotas, después de tenerlas así, garrobeadas, les hacían la grosería. Se ponían la fila de diablos de la tira para ofenderlas en lo de ellas. Uno tras otro las iban abusando. Hasta con niñitas lo hicieron.” (Moisés González) Me quedaba de camino Ciudad Barrios, cuando caminaba yo un día de mi vida a visitar a mi abuelita, que vivía por Morazán. Cipote vago de sólo 10 años ya me gustaba ir por esos rumbos conociendo, y llegue y vi esa Ciudad Barrios toda engalanada con flor de café y papelillos y hasta marimba que habían traído. Capaz que me quedé, pensé.


- Un padre nacido aquí celebraba hoy su primera misa en esta iglesia. Todo mundo lo sabía, menos yo, por no ser del lugar. Para cuando me di cuenta, ya estaba metido en la Iglesia para espiarlo todo con mis ojos de primeras a últimas. Entre como una hora antes para esa gran misa que se prometía. Los caites los traía bien polvosos de mi vagancia y como había un gran calorón estuve sudando todo el rato. Gran pena me dió porque el sudor me corría por todo mi cuerpo y llegaba hasta los caites y allí con el polvo se hacía lodito y salían de mí persona rayitos de lodo que pringaban los ladrillos. Pero no me moví ni un poco porque mucho me gustó aquella misa y aquel padre de estrenada.

Llegué ya noche donde mi abuela, todo desmechado. Gran beata era ella. “¿Por qué le agarró la tarde, muchacho? -Estuve en una misa de un padre. - ¿Qué padre…? Le dí a mi abuela la tarjeta que repartieron en la misa y no podía leerla. Allí estaba escrito el nombre: Oscar Arnulfo Romero.” Primera misa solemne. Ciudad Barrios, 11 de enero de 1944. - Me late que ese padre va para obispo le dije a la señora. - ¡Vaya el adivino! ¿Y vos ya sabés qué cosa es ser obispo? - Yo no lo sé, pero me lo imagino.


1981. La obra “Piezas para un retrato” de María López Vigil, es un libro de testimonios, no un archivo documental ni siquiera una biografía: No hay rigor cronológico en el orden. Los nombres de los testigos, algunos camuflados al tratar de reconstruir el retrato de Monseñor Romero – el más universal de los salvadoreños. La verdad de los testimonios plasmados en la obra están cargados de amor.

Primer testimonio “Carmen Chacón” Ciudad Barrios se despertó de su modorra campesina al nomás el sol asomó la cara por el lugar de siempre.

¡Viene el señor obispo! Llegaba de visita el primer obispo que hubo en San Miguel, Juan Antonio Dueñas y Argumedo. - Mamá – dice Oscar, que es aún un cipote chiquitío - ¿por qué no me compra usted camisa y pantalón para ir a verlo? La niña Guadalupe de Jesús alistó ropa nueva para que su hijo estuviera nítido y así anduvo él, para allá y para acá, acompañando en todas sus vueltas al obispo. Encantado quedó del niño aquél. - ¡Ya se va el señor obispo! Y toda Ciudad Barrios se juntó para despedirlo.


- Oscar, vení! – lo llamó el delante de sus paisanos. - ¿Qué manda, señor Obispo? - ¿Decime, muchacho, que quieres ser cuando seas grande? - “¡Pues yo!... yo deseara ser padre! Entonces el obispo levantó su dedo macizo y lo apuntó derechito a la frente de Oscar. -Obispo vas a ser. Después de marcarle el destino al niño, se regresó a su palacio migueleño. Y Ciudad Barrios volvió a adormilarse. - Ese dedo lo tengo aquí grabado, me comentaba, Monseñor Romero tocándose aquella huella en la frente cincuenta años más tarde.”

Valor de praxis inmediata. El testimonio nace de la urgencia de dejar constancia de ciertos acontecimientos; es una manifestación de emergencia para denunciar un hecho que se considera injusto. Retomando las palabras de René Jara. El deseo de superar la convicción de que el mismo hecho de narrar unas experiencias y de denunciar los atropellos de que es víctima un conglomerado social. Dicen que dicen, que al padre Miguel Ventura lo colgaron de las ramas de un árbol del patio del convento de osicala y lo golpearon zañudamente. Que lo siguieron golpeando después en el garage y que el oficial del ejército


terminó sampándole un pañuelo en la boca para que nadie oyera los gritos de dolor. La tortura terminó en una celda del cuartel de Anamorós, cuando lo soltaron, algunas personas fueron a reclamarle al obispo de San Miguel, Eduardo Álvarez, como éste era coronel del ejército dijo al respecto de la tortura del padre Ventura. “Es que el padre Miguel lo torturaron en cuanto hombre, pero no en cuanto sacerdote.” Fabio Argueta 167-168 * 177 - 178 El paratexto en el discurso testimonial El paratexto se compone de un conjunto heteróclito de práctica de discursos de toda clase y de todas las edades. El paratexto comprende toda la producción verbal y además los aspectos como el nombre del autor, el título, los subtítulos, la portada, la contraportada, las viñetas, las fotografías, el prefacio, las advertencias, dedicatorias, agradecimientos.

“El ciclo se ha puesto rojo.” (Pág. 151.) “La situación se estaba enmarañando. En abril del 77, las F.P.L, secuestraban nada menos que al canciller Borgonova. Los cuerpos de seguridad estaban en máxima alerta.”


“El día del cateo. A los hombres se los llevaron presos enyugados uno al otro, amarrados de las manos a las espaldas, afilados como que fueran bestias, pero ya no regresaron. Cuando capturaban a alguno, lo hacían arrodillarse, le obligaban a hacerles el bendito y pedir perdón al uniformado, como adorándolo. Después lo mataban. Vísperas color de hormigas. (Pág. 273) La huelga en La Constancia y La Tropical. Teníamos la fábrica tomada por cientos de obreros y totalmente paralizada. Alrededor de la fábrica, un cerco militar amenazante y alrededor del cerco de los chafas, un cerco popular. Así varios días. La gente quemaba buses, levantaba barricadas y pasaba las horas desafiando a los uniformados.” El corazón de El Salvador marcaba 24 de marzo. “Mataron a Monseñor Romero. ¡¡No le creo!! Repicaban a la vez todos los teléfonos de San Salvador. Llegan todos con la misma noticia y regresan todos con idéntico estupor, igual incredulidad, las mismas lágrimas. Como quien llora al padre y a la madre.”


Identificación Biográfica En el testimonio ocurre una identificación del testigo, ya que es un elemento de veridicción. Por tal razón se hace mención de los datos biográficos donde los testigos describen los acontecimientos de la vida que consideren importantes ya que el carácter colectivizante se impone al individual, se mantiene la referencialidad colectiva, pues se realza el aspecto social que rodea la memoria del testigo y digno de ser mencionado por su relación socio-histórico. El testimonio con la autobiografía

tiene elementos comunes, pero al

mismo tiempo características que los diferencian pues ambos discursos parten de datos exactos, aunque en la autobiografía se inicia desde su nacimiento para desarrollar el relato de forma cronológica y el testimonio lo hace a partir

de un acontecimiento social trascendente. Ya que el

testimonio nace

como una urgencia de denunciar algo, hay una

responsabilidad con la colectividad y así presentar la versión de los hechos. “Llegaba la visita del primer Obispo que hubo en San Miguel. Juan Antonio Dueñas y Argumedo. Mamá dice Oscar, que un cipote chiquitio ¿porqué no me compra una camisa y un pantalón para ir a verlo?” “…es fácil Monseñor, le dice uno, bandidito. Si usted dedica los siete días de la semana a estarse en San Salvador, los pasará oyendo a esas viejas que se le reúnen y lo invitan a tomar té. Cambie la receta. Pásese seis días en el campo, entre los campesinos y un solo día aquí ¡y será un buen Obispo!”


“Y sale él , aun con más ingenuidad. Me parece bien, pero yo no conozco todavía los lugares del campo a donde ir. ¿Por que no hacen ustedes el programita para esos seis días?! “!Que mas queríamos! De Obispo auxiliar de San Salvador ni había salido de su oficina. !Y ahora nos estaba pidiendo nada menos que un plan de trabajo pastoral! Que cambiazo! Me dice aquel cura, el bandidito, sin terminar de creérselo.”

7. Análisis de autores La exploración conceptual anterior la completamos con el análisis de una reconocida autora, María López Vigil; comenzamos con sus datos biográficos relatados por ella misma. María López Vigil. Nací en La Habana (Cuba), en 1944. Salí de Cuba en 1961 impulsada por la ideología beligerantemente católica y por tanto, anticomunista de mi papá. Viví en España y fui allí monja durante 13 años. En esos años estudie magisterio y periodismo. Soy licenciada en ambas carreras. Magisterio en Barcelona (no recuerdo ahora los años). Periodismo en la Escuela Oficial de Periodismo de Barcelona (1970-1974). Vivo en Nicaragua desde febrero de 1981, donde soy redactora-jefe de la revista

mensual

de

análisis

políticos-social

de

la

Universidad

Centroamericana, llamada “envió” y del semanario popular “el tayacan”.


En 1981, y a petición del padre Ignacio Ellacuría pasé de Managua a El Salvador, para trabajar en la UCA. Viví en El Salvador de mayo a agosto de ese año y participé en la fundación de la publicación dos cartas a las Iglesias en la de “proceso”. Fui apresada por la policía el 25 de agosto de 1981 y expulsada de El Salvador a los 3 días. Soy autora de varios libros sobre temas de El Salvador: “Don Lito de El Salvador” (1982), públicado en 1990 también por UCA Editores. “Muerte y vida en Morazán” (UCA Editores, 1987), que en años sucesivos fue traducido al portugués, italiano, flamenco, alemán e inglés. (Don Lito está traducido al holandés y al inglés). “¡primero Dios!” (UCA Editores 1993). También he publicado “Camilo Camina en Colombia” (Entrevista a los máximos dirigentes de la guerrilla Colombiana de ELN, en la que combatió Camilo Torres) (Editorial Nuestro Tiempo. México, 1989), publicado también en España y Colombia. Y el libro para niños “gue gue me contó”, primer premio del concurso “los niños queremos cuentos”, celebrado en Managua en 1988. Está traducido al japonés. Soy coautora con mi hermano José Ignacio, de varia series radiales publicadas y distribuidas por Serpal (Servicio Radiofónico para América Latina): “Un Tal Jesús” (144 capítulos de 15 mins), que fue publicada en forma de libro en España y en El Salvador (UCA Editores), “500 años” (adaptación para radio de “Las venas abiertas…” de Eduardo Galoano, publicada también en libro en España y “Noticias de última ira” (52


capítulos de 5 mins.). también hecho libro en España. (500 años son 20 capítulos de 30 mins.). “Un paisano me contó” ( 12 capítulos de 30 minutos). Intencionalidad del testimonio Desde el momento en que una persona (o testigo), decide dar su testimonio lo hace con una determinada intención. ya que desde su nacimiento dirige como respuesta a otra versión con una clara visión de rescatar del olvido una situación, desea probar la existencia de acontecimientos que quieren ser descubiertos. Se puede afirmar también que desde la producción del testimonio se está adelantando una intención política, pues cuando el testigo decide presentar una versión, seguramente ya habrá otra existente. “El volado va bien, pero mucha gente ya sabe, y hay que ser más discretos le, advirtió el Mayor D'Aubuisson.” “…en la reunión evaluaban una operación secreta que el había llamado “De uno en uno” y que se había inicializado en Marzo de aquel año 77 con el asesinato del párroco de Aguilares, el Padre Rutilio Grande.” “Es importante quebrarnos a varios curas mas dijo, pero hay que hacerlo bien limpio y bien rápido. muerto el perro se acaba la rabia.” “El Mayor sacó una lista con los nombres de los “perros” y se fue nombrando en desorden, mirando fijó a las caras de sus compañeros


después de cada mención. Incitando al primero que hay que volarse es a Monseñor Romeo. Si no lo vamos a lamentar después.” “Roberto D'Aubuisson aquel hombre que fue mi hermano entró en el apogeo de su contrainsurgencia cuando Monseñor Romero comenzó en el Arzobispado. Roberto salía en la televisión desprestigiándo a todos los curas de línea comprometida. Enseñaba la foto de cada uno de ellos y les volaba insultos. Decía: Conózcanlo !Es un Comunista que se viste de cura! así desmoralizaba a la gente, la confundía.” “…estos curas han armado una cosa que se llama Iglesia Popular, que no es nuestra Iglesia del Vaticano, la Iglesia que dirige el Papa, la Iglesia de la que nosotros somos creyentes.” “Roberto fue total y absolutamente responsable de la campaña “Haga Patria, mate un cura”. Fue él con los del PAN fundado por él, que luego se convirtió en ARENA los que inventaron aquella barbaridad y casi todos los sacerdotes que sacaron por televisión los fueron matando después.


CAPITULO V Conclusiones y Recomendaciones Conclusiones. Rastrear la influencia ejercida por el pensamiento pastoral de Monseñor Romero ha resultado una tarea compleja

y comprometida. Compleja por

cuanto el juego de valores de Monseñor es correspondiente por el repertorio de valores Cristianos; pero que en el caso cabían mayor relevancia por el momento histórico y las cirscuntancias en que se pronuncian en que se pronuncian. Comprometida por que al analizar la literatura testimonial

salvadoreña

encontramos a vacíos autores que tratan los mismos temas, pero de los cuales sería arriesgado atribuirlo a la influencia de Monseñor, pues se producen en las mismas circunstancias, aunque en el tiempo que sigue a su muerte. Cabría preguntarse, la coincidencia en el juego de valores usados es solo influencia de la página de monseñor o también del momento histórico? Por ejemplo, en el apartado de este estudio “la realidad nacional” que de claro que los atropellos, amenazas y persecuciones que sufren el pueblo y su Iglesia exigen que se denuncien y se traigan a cuento los derechos humanos, la


libertad, la dignidad, la verdad y tanto otros valores mancillados por el gobierno y la oligarquía. No tiene nada de raro que los autores testimoniales coincidan con ellos y hablen de influencia de monseñor, sería en base del perfil internacional que alcanza. Aunque siempre

queda la posibilidad de que se trate de una

innegable influencia de liderazgo nacional de monseñor Romero. Esto dicho como preámbulo a las conclusiones del estudio. En primer lugar no hay duda que en El Salvador existe una vigorosa e innegable literatura testimonial, correspondiente a las situaciones políticas que se han vivido. Esta literatura lleva plenamente todas las características que la literatura le atribuye a este género, a este genero pertenece ahora la palabra de monseñor Romero, cuya, publicaciones forman parte de la literatura aunque en su nombramiento no lo fueran. En las entrevistas con los líderes políticos y religiosos Nidia Díaz, Salvador Sánchez Ceren, monseñor Ricardo Urioste Monseñor Jesús Delgado Acevedo, todos ellos admiten sin reservas la influencia de monseñor Romero en la construcción de su credo personal. De esto no había ni la menor duda caso de los monseñores, pero es parcialmente ilustrativo en el caso de los mencionados diputados.


En el caso de monseñor Ricardo Urioste y monseñor Jesús Delgado Acevedo la influencia se da en el conocimiento teológico del pensamiento de monseñor Romero, relacionado por algunos analistas con el movimiento conocido como Teología de la Liberación, de tan amplio alcance que inclusive el Santo Padre se ocupó oficialmente de él. En general, es una nueva reconstrucción de los valores Cristianos en una perspectiva latinoamericana. Es decir una nueva Teología desde los países subdesarrollados. Este carácter contestatario es la tónica permanente de la palabra de monseñor Romero, al que se refieren los escritos de los hermanos López Vigil sobre el relato de monseñor. Ponen el acento en la urgencia de Monseñor Romero de dejar constancia de ciertos acontecimientos para denunciar hechos injustos. De modo que el texto de Maria López Vigil es una muestra de la influencia de monseñor, no por que se trate precisamente de su vida, sino por el actitud de quien escribe un texto para narrar unas experiencias y denunciar la política de silencio alrededor de esa vida. La influencia de monseñor en ella es visible en las razones por las cuales escribe lo que escribe. Basta leer sus datos autobiográficos para comprobarlo. Es hasta el momento de formular estas conclusiones que los autores tenemos en la cuenta de que nuestro trabajo tiene el carácter de una investigación


explotadoratoria, por cuanto la influenciadle pensamiento de monseñor queda registrado a lo largo del mismo. Decimos exploratoriamente por que sus numerosos hallazgos pueden dar lugar a nuevos estudios reorientados a otras dimensiones de monseñor, por ejemplo, la dimensión estrictamente religiosa, la política, la ética, la popular, etc.


Recomendaciones 1. Al ministerio de educación que incluya en los programas de Lenguaje y Literatura de bachillerato la lectura de obras de autores nacionales de la actualidad, especialmente obras testimoniales para que fomente el rescate de valores culturales salvadoreños. 2. A la iglesia que promueva a través de los programas de catequesis el pensamiento de monseñor Romero para que conozcan como enfocaba monseñor Romero los valores por medio del Evangelio. 3. Al arzobispado como institución jerárquica de La Iglesia que promueve en sus predicaciones la concientizacion de la Teología de la Liberación. 4. A la institución de los derechos humanos, actúe con equidad para que se cumplan los derechos y deberes que planteaba monseñor Romero en sus homilías. 5. A la Universidad Pedagógica de El Salvador que haga énfasis en el estudio de otros autores que tengan similitud con el pensamiento de monseñor Romero.


Referencias. MARTINEZ PEÑATE, OSCAR - EL SALVADOR HISTORIA GENERAL. Editorial Nuevo Enfoque, San Salvador, 2002. LOPEZ VIGIL, MARIA – Piesas para un Retrato, UCA EDITORES Vol. 17 4 ° Edición 1998. DELTA ROCA (ed) ROBERTO MOROSA Oscar Romero un Obispo entre Guerra Fría y Revolución. Edición San Pablo Bálsamo Milán 2003 MONSEÑOR ROMERO, Su Vida su Testimonio y su Palabra Primera Edición Octubre 1999. MONSEÑOR OSCAR ARNULFO ROMERO, Su Pensamiento TOMOS I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII- Colección Homilías y Diario de Monseñor Oscar Arnulfo Romero. ACEVEDO DELGADO, JESUS,- Oscar Arnulfo Romero Edición Paulina 1986.


EN EL MARTIRIO DE MONSEÑOR ROMERO

Saó Félix do Araguirá, 26 de marzo de 1980

Queridos hermanos de la iglesia y del pueblo de El Salvador. Ayer nos llego, y todavía con las impresiones características en estas latitudes, la noticia de la muerte del entrañablemente querido Monseñor Oscar A. Romero, Arzobispo de San Salvador. Una “buena nueva” , en el evangelio; un acontecimiento pascual. En nombre propio, como obispo hermano y en nombre de toda mi Iglesia de Saó Félix do Paraguaya, en este sufrido Mato Grosso brasileño, quiero expresaros, a vosotros – obispos, sacerdotes, comunidades, Iglesia y pueblo de El Salvador-, El testimonio de la más total comunión. Sólo nos resta recoger la sangre de Monseñor Romero como una bandera de liberación pascual. El ha sido un buen pastor que supo dar la vida por el rebaño. El sufrimiento de su pueblo lo sacrifico en la Libertad y en la deidad totales. Era un hombre libre que ayudaba a liberar. Las oligarquías nacionales y los intereses imperialistas y todas las fuerzas represivas aliadas no podrán hacer callar esa última gran homilía de Romero, el grito limpio de su muerte, su misa mas verdadera. Modelo de obispo comprometido con la historia de su pueblo, su coherencia pastoral lo llevó al martirio. Su sangre y la sangre de tantos hijos de Dios, pobres y oprimidos, labradores, sobre todo, e indígenas, jóvenes estudiantes y agentes de pastoral dedicados, forzaran el día nuevo de Centroamérica y limpiaran el rostro de nuestra iglesia. América entera y el mundo entero, toda la iglesia de los pobres particularmente se vuelven hacia El Salvador, hacia Centroamérica. Sois para nosotros un evangelio vivo, un testimonio de pascua. No cedáis Sed fieles. Estad unidos Orad en común. Contad con nuestra oración y con nuestra solidaridad. Dadle voz y camino al pueblo. El Espíritu de Jesús resucitado está con vosotros. El miedo y la muerte siempre ceden ante la Vida. Gracias por vuestro testimonio, gracias por la sangre del arzobispo Romero. Su presencia, ya de resucitado será una nueva “memoria subversiva” para nuestra Iglesia. Romero es un nuevo mártir. Gracias por vuestro testimonio, gracias por la sangre del arzobispo Romero. Su presencia, ya de resucitado, será una nueva memoria subversiva para nuestra iglesia. Romero es un nuevo mártir de la liberación, un nuevo santo de nuestra America. A todos os abrazamos, con inmensa ternura fraterna en Aquél que es el testigo Fiel y nuestra Paz y la Resurrección y la Vida.


AL MISIONERO ANONIMO

Quizás no daba más tu teología Del Reino y de un imperio servidor Salvar y conquistar la paganía, Cruzando entre las armas y el amor. La espada tu Evangelio desmentía, Los yelmos apagaban tu fervor, ¡la mucha sangre de tu Eucaristía No era sólo la sangre del Señor ¡ ¿Pudo la gente hacernos gente esclava? ¿Qué nueva Libertad nos liberaba En las violentas aguas del Bautismo? ¿Qué paz traían tus atadas manos? ¿Hacía de verdad hijos y hermanos El padre Nuestro de tu catecismo?

SAN ROMERO DE AMERICA, PASTOR Y MARTIR El ángel del Señor anuncio en la víspera…. El corazón de El Salvador marcaba 24 de marzo y de agonía. Tu ofrecías el pan, El Cuerpo Vivo -el triturado cuerpo de tu pueblo; Su derramada Sangre victoriosa -¡ la sangre campesina de tu Pueblo en masacre Que ha de teñir en vinos de alegría la aurora conjurada! El ángel del Señor anuncio en la víspera Y el Verbo se hizo muerte, otra vez, en tu muerte; Como se hace muerte, cada día, en la carne desnuda de tu pueble. Y se hizo vida nueva En nuestra vieja Iglesia. Estamos otra vez en pie de testimonio, ¡San Romero de América, pasto y mártir nuestro! Romero de la paz casi imposible en esta tierra en guerra.


Romero en flor morada de la esperanza incólume de todo el continente. Romero de la pascua Latinoamericana. Pobre pastor glorioso, Asesinado a sueldo, a dólar, a divisa. Como Jesús, por medio del imperio. ¡Pobre pastor glorioso, Abandonado Por tus propios hermanos de Báculo y de mesa…! (Las curias no podían entenderte: Ninguna sinagoga bien montada puede entender a Cristo). Tu pobrería si te acompañaba, En desespero fiel, Pastor y rebaño a un rebaño, a un tiempo, de tu misión profética El pueblo te hizo santo La hora de tu pueblo te consagro en el kairos Los pobres te enseñaron a leer el Evangelio. Como un hermano Herido Por tanta muerte hermana, Tu sabias llorar, solo, en el huerto Sabias tener miedo, como un hombre en combate, ¡Pero sabias dar tu palabra, libre, su timbre de campana! Y supiste beber El doble cáliz Del altar y del pueblo Con una sola mano consagrada al servicio. América latina ya te a puesto con su gloria de Bertini En la espuma-aureola de sus mares, En el retablo de los andes alertaos, En el dosel airado de todas sus florestas, En la canción de todos sus caminos, De todas sus trincheras, De todos sus altares… ¡En el ara segura del corazón insomne de sus hijos! San Romero de América, Pastor y mártir nuestro: ¡nadie Hará callar Tu última homilía!


.


INFLUENCIA DEL PENSAMIENTO PASTORAL DE MONSEÑOR ROMERO EN LA LITERATURA TESTIMONIAL SALVADOREÑA