Page 1

70 Ig A añ les yu os ia da d Ne a e ce la sit ad a N° 1 · Enero de 2017 Los donativos entregados a esta Fundación son deducibles en la Declaración de la Renta. C.I.F. nº R-2800175-H

Con tocino y amor a las espaldas desde hace 70 años: Al principio estaban los “sacerdotes de la mochila”.

San Pedro le preguntó a Jesús: “Señor, ¿cuántas veces tendré que perdonar a mi hermano las ofensas que me haga? ¿Hasta siete veces?”. Jesús respondió: “No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete” (Mt 18, 21-22.) Así, con esta loca y, para la posguerra, escandalosa exigencia de reconciliación, comenzó hace setenta años la andadura de la ahora Fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada. El Padre Werenfried van Straaten estaba convencido de que el amor divino es más poderoso que los agravios y la amargura humanos. Desde la confianza en la gracia divina se atrevió a exigirles el máximo amor, que es el amor de Cristo: el amor que siempre se inclina hacia el prójimo para servirle y que así exprime lo mejor del alma y “obliga” a la conversión. Este amor tan desinteresado, humilde y, por ello, poderoso, puede mover montañas. Nuestra Fundación ha afrontado a menudo, en estas siete décadas, un amargo sufrimiento. Pero también tan a menudo ha experimentado el milagro del amor. Este año os informaremos sobre muchas cosas. En el inicio de este aniversario queremos confesar sinceramente, en

“No juzguéis a los demás, sino dedicaos a hacer lo que vosotros podáis. Rezad para que Dios regale a su Iglesia en Occidente y Oriente sacerdotes santos. ¡Rezad sin cesar y ayudad donde podáis!”. Werenfried van Straaten

nombre de todos nuestros colaboradores, que “somos siervos inútiles; solo hemos hecho lo que debíamos hacer” (Lc 17,10). ¿Aunque quién puede afirmar que ha hecho todo lo que podía? No obstante, pese a nuestra insuficiencia, creemos en el amor de Dios, con el cual podemos salvar al mundo. Esto solo es la recompensa del siervo. En última instancia no es la eliminación de la necesidad lo que cuenta, sino el amor llevado al extremo, como el amor infinito del Señor.

no intenta también usted ser una gota de agua pura? Así ya seríamos dos”.

Queridos amigos, vosotros os habéis comprometido desde hace años con Ayuda a la Iglesia Necesitada y nunca nos habéis dejado en la estacada. Gracias a vosotros, hemos podido prestar ayuda. Por eso, a principios del año 2017, queremos renovar con vosotros el contrato con Cristo por otros setenta años. Queremos esforzarnos por perdonar setenta veces “En última instancia, no es siete, implorar misericordia sela eliminación de la necesi- tenta veces siete, contener nuestro egoísmo setenta veces siete, dad lo que cuenta, sino el sacrificarnos setenta veces siete amor llevado al extremo”. y hacer un donativo setenta veces siete sin que la mano deUn periodista intentó provocar así a la recha sepa lo que hace la izquierda. Y así Madre Teresa de Calcuta: “Ahora tiene tendrá lugar lo que prometió la Madre de usted setenta años, pero cuando muera, el Dios hace cien años en Fátima: “Al final, mundo seguirá siendo el mismo. Después mi inmaculado corazón triunfará y llegarán de todo el esfuerzo que ha hecho usted, tiempos de paz”. ¿qué ha cambiado en el mundo?”. Sin la menor impaciencia, ella contestó: “Sepa Un Feliz Año Nuevo os desea, agradecido, usted que nunca he creído ser capaz de vuestro cambiar el mundo. Yo solo he procurado ser una gota de agua pura en la que el amor de Dios pueda reflejarse. ¿Le parece P. Martin Maria Barta poco?”. A continuación, Teresa de Calcuta Asistente Eclesiástico volvió a dirigirse al periodista: “¿Por qué 1


n a r is i m e S

t as

“Llegar a ser un sacerdote santo” Sin sacerdotes no hay sacramentos y sin sacramentos no hay Iglesia. Esta sencilla lógica se ve precedida por otro paso: sin seminaristas no hay sacerdotes; en los primeros reside el futuro de la Iglesia. Se trata nada menos que del porvenir de la Iglesia cuando apoyamos a los seminarios. El país que recibe el mayor apoyo para ello en Iberoamérica es Perú, uno de los países emergentes con un modesto bienestar en las ciudades pese a los suburbios de la periferia. Sin embargo, en la zona rural y, sobre todo, en los Andes, la población mayoritariamente indígena de los aimara vive en casi todos los lugares en la pobreza. Pero allí hay muchas vocaciones, que son el tesoro de la Iglesia. En el Seminario Mayor de Nuestra Señora de Guadalupe, en el altiplano de Chucuito, 48 futuros sacerdotes se preparan para la ordenación. Para ello no solo estudian Teología y Filosofía, sino que los fines de semana acuden a los pueblos, imparten la catequesis, visitan a enfermos y personas que viven solas, y se ocupan de los jóvenes. “Aprendemos a servir”, dice Wilber Sucapuca Jaila, “e intentamos saciar el hambre de Dios de la gente”. Su compañero Benjamín Huanca añade: “No tenemos muchas cosas, pero lo que cuenta no son las posesiones materiales. Tenemos a Dios en el corazón, y eso es lo importante”. Y Richard Pari Chambi habla por los tres y también por los demás cuando dice: “Soy feliz por la vocación que Dios me ha regalado, y tengo el anhelo

Ya diáconos: Dos futuros sacerdotes en Iquitos con su Obispo. 2

“Aquí estamos, Señor”: Peregrinación en Chucuito (Prelatura de Juli) en los Andes.

de convertirme en un sacerdote santo”. Nosotros los ayudamos a alcanzar esta gran meta: con una beca de 180 euros por seminarista pueden tapar los agujeros del presupuesto anual. El coste total de un seminarista por año, incluidos alojamiento, comida, medicamentos, libros, etc., asciende a unos 2.100 euros. “Lo esencial y lo más importante para nosotros son la oración y la Santa Misa”, nos escribe Denys Lerma Parillo, de 19 años de edad. Cuando este seminarista escuchó en su corazón la llamada de Dios, primero pensó: Practicar las alabanzas en Lurín: “No soy digno de recibir este valioso re- Seminaristas cantando. galo, pero me hace feliz. Por ello, dije: ‘Señor, aquí estoy’”. Es el amor a Dios y a Cristo el que mueve a los 48 jóvenes del altiplano de Chucuito, a los nueve del seminario de San Agustín de Iquitos, en la selva del Amazonas, y también a los veinte del seminario de San José de Lurín, cerca de la metrópolis de ocho millones de habitantes de Lima. Las condiciones en las que viven difieren mucho entre sí, pero la primera y última razón para responder a la llamada de Dios siempre es la misma, y vosotros fortalecéis esta razón con vuestros donativos. Pues lo que es válido en todos los lugares es que, sin amor a Cristo, no habría futuros sacerConocimientos sobre la Gracia: Clase sobre la Doctrina en Colombia. dotes.

Todo donativo recibido se destinará a éste o a proyectos similares, con el fin de hacer posible la labor pastoral de Ayuda a la Iglesia Necesitada.


n a r is i m e S

t as

Profundamente arraigados en Cristo

Pese a todos los retos, la Buena Nueva siempre es válida: El P. Santos tutela a los jóvenes novicios de Yaundé, Camerún.

En realidad, tendría que gastarse cada euro tres veces. El P. Alphonse dirige la formación en Yaundé.

También San Pablo fue seminarista. El posterior Príncipe de los Apóstoles En este último rezan y estudian 23 jóvenes estudió y rezó en el desierto durante un tiempo tras su conversión (cfr. Gal varones que en el futuro difundirán la Buena 1, 17), antes de empezar a misionar y predicar. Nueva en su continente y que, tal vez, también contribuyan en Europa a una nueva Rezar y estudiar: estas son las actitudes fun- en la relación con Cristo y una sólida forma- toma de conciencia del Evangelio. La condamentales del futuro sacerdote. Para ello ción de la personalidad. Cada día, en la ca- gregación, que cuenta con 130 miembros, es necesita un entorno (para San Pablo fue la pilla del seminario de Yaundé (Camerún), relativamente pequeña, por lo que hasta hace soledad en el desierto) y los instrumentos se reza cuatro veces y se estudia durante siete poco podía costear sus gastos por sí sola. Sin apropiados. Durante los seis años que dura horas; el resto del tiempo se dedica al de- embargo, el creciente número de vocaciones, la formación, Los Misioneros de los Sagra- porte, al trabajo en el huerto y a las comidas las consecuencias de la crisis en España (su dos Corazones de Jesús y María aprenden en común. Todo ello gira en torno a la Santa país de origen) y la disminución de los domuchas cosas sobre la cultura y la forma de Misa. A las cinco de la mañana suena el des- nativos e ingresos hacen que hoy la comunivida de los pueblos indígenas. Esta congre- pertador y a partir de las diez de la noche se dad no dé abasto. Por ello, os pide ayuda gación, de origen español, trabaja en África guarda silencio. para la formación de los 23 futuros sacerdoe Iberoamérica. En su formación se pone el Actualmente, la mayoría de las vocaciones tes de Yaundé. Nosotros contribuimos a ella acento en los conocimientos interculturales, de esta congregación provienen de África, y con 11.500 euros. Tal vez se encuentre entre la empatía, la apertura a costumbres ajenas por eso el noviciado se encuentra en Butare ellos un joven San Pablo; en todo caso, se y, al mismo tiempo, en un profundo arraigo (Ruanda) y el Seminario Mayor en Yaundé. trata de una inversión en el futuro.

Pequeño gesto, gran efecto ¡Cuántas reflexiones, emociones e ideas ha despertado ya esta obrita! Desde hace más de sesenta años, los estudiantes y sacerdotes del seminario de Santa Teresa en Taunggyi (Myanmar) vie- suficientes ejemplares… el libro está agonen utilizando el mismo librito de tado. ¿Y el contenido? Naturalmente, un oración. libro de oración no pierde actualidad, pues cada acercamiento a Dios se encuadra en Ahora está desvencijado, la cola ya no la eternidad. Pero ahora llegan nuevas orasujeta las hojas y algunas de ellas se han ciones y nuevas llamadas dirigidas a Dios. perdido (ver foto). Además, ya no hay Los futuros sacerdotes las han apuntado y

reunido para imprimir un nuevo libro de oración. También este librito reposará durante décadas en las manos de los orantes y abrirá los corazones a Dios. ¿Alcanzará vuestro gesto de fraternidad para cubrir los costes de impresión (800 euros) de este pequeño libro de oración?

Todo donativo recibido se destinará a éste o a proyectos similares, con el fin de hacer posible la labor pastoral de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

3


n a r is i m e S

t as

Mensajeros de Dios entre los hombres Uno de cada diez futuros sacerdotes del mundo obtiene apoyo de Ayuda a la Iglesia Necesitada. La mayoría estudia en África, Iberoamérica y Europa del Este, y sin nuestra ayuda habría menos sacerdotes en el mundo. Este apoyo es muy variado: abarca desde becas y ayudas a la construcción hasta la financiación de los gastos de impresión de literatura religiosa.

pues en la nueva Alemania ya no se necesitaban sacerdotes. Yo, sin embargo, sabía que esa nueva Alemania estaba en las últimas y que, tras la terrible devastación, los sacerdotes serían más necesarios que nunca. Ciertamente, la situación actual es totalmente diferente, pero sigue habiendo mucha gente que piensa que ya no se necesitan sacerdotes y que se trata de una profesión sin futuro. ¡Qué error! “El sacerdote no es el administrador de una asociación”, señaló Benedicto XVI, “sino el mensajero de Dios En el saludo dirigido a los futuros sacerdo- entre los hombres”. tes del seminario interdiocesano de Benedicto XVI de Kendoumayah (Guinea), el En este espíritu rezan y estudian los 73 fuPapa emérito escribió para la consagración turos sacerdotes de Kendoumayah. Las pride la capilla recién construida: “En diciem- meras ordenaciones de diáconos ya han bre de 1944, cuando fui llamado a realizar tenido lugar, y los primeros mensajeros de el servicio militar, el sargento de la compa- Kendoumayah saldrán este año del seminañía nos preguntó a cada uno qué queríamos rio para dar testimonio del amor de Dios llegar a ser. Yo respondí que quería ser sa- hacia los hombres. ¡Cuán necesario es hoy cerdote católico, a lo que el sargento dijo este mensaje en el mundo! También de Kenque tendría que buscarme otra profesión, doumayah podrían salir más mensajeros,

pero el espacio es limitado y hacen falta más dormitorios, por lo que algunos seminaristas tienen que dormir en una sala de estudios. Es importante poner fin lo antes posible a esta situación, por lo que hemos aprobado una ayuda de 30.000 euros para la puesta a punto de las obras, para que este mundo cuente con más sacerdotes católicos. Vienen de todos los confines de la Tierra. En Papúa Nueva Guinea apoyáis a 17 futuros sacerdotes; en el seminario archidiocesano de San Pedro en Portoviejo (Ecuador), a 40; en el seminario de San Pío X en Istmina (Colombia), a otros 34; en el seminario de Fenoarivo (Madagascar), a 105; y entre los Padres Basilios de Ucrania, a 49… por solo nombrar algunos ejemplos. Ellos renovarán la faz de la Tierra, conscientes, gracias a su exhaustiva formación, de que “el verdadero éxito de nuestra misión es un don de la Gracia”, como nos recuerda a todos el Papa Francisco.

De vez en cuando, la pelota en lugar del libro: Seminaristas jugando al baloncesto en Madagascar.

El mundo necesita sacerdotes: El Obispo con los primeros diáconos de Kendoumayah.

Sólidamente católicos Sin una Biblia propia no cabe imaginarse a un futuro sacerdote. En Sarajevo (Bosnia-Herzegovina), los seminaristas recibirán la Biblia de Jerusalén.

bién son importantes para los futuros sacerdotes las obras que clasifican la violencia y las manipulaciones bajo puntos de vista teológico-morales, y que examinan las relaciones interreligiosas desde un punto de vista histórico, ético y etnológico. Y estos docuEl decano de la Facultad Católica considera mentos existen, están aprobados y son sólique es la más apropiada porque también damente católicos; solo falta editarlos en contiene aclaraciones adicionales para la forma de libros, y ahí es donde entramos posterior labor pastoral. En esta región mar- nosotros. La Biblia y tales libros forman cada por la guerra y las expulsiones, tam- parte del instrumentario espiritual de los se-

4

El Señor los ha llamado: Ordenación sacerdotal en la catedral de Sarajevo.

minaristas. Nosotros hemos prometido una ayuda de 20.000 euros para este fin.

Todo donativo recibido se destinará a éste o a proyectos similares, con el fin de hacer posible la labor pastoral de Ayuda a la Iglesia Necesitada.


S ir ia

Pintar, cantar y rezar por la paz

Tanques en lugar de coches, fulgor de misiles en lugar de rayos de sol, ruinas en lugar de casas, escombreras en lugar de prados floridos, lejanía en lugar de patria: en Siria e Iraq, muchos niños solo conocen la guerra. A los niños les gusta dibujar el sol porque, según opinan los psicólogos, éste representa para ellos la autoridad y el amor del padre. Pero los padres luchan en la guerra o han caído en ella y el sol ya es solo anhelo. Las sombras de la muerte forman parte de la vida cotidiana. En Damasco, Alepo, Homs y Latakia: en todos los lugares los niños rezan por que cese el matraqueo de las cadenas de los tanques y el ruido atronador de los cañones,

por que se reinstaure la paz y para que puedan acudir a la escuela sin miedo. Tienen esperanza, y a ello también contribuyen sus hermanos y hermanas de Ayuda a la Iglesia Necesitada, que les facilitan ayuda a través de sacerdotes, religiosas y obispos, y que así les hacen ver a los niños y a sus familias que no están abandonados. Por iniciativa de Ayuda a la Iglesia Necesitada, más de un millón de niños de dos mil escuelas de Siria han pintado dibujos con un mensaje de paz dirigido al mundo. Algunos Obispos, ejerciendo de embajadores de los niños, han llevado este llamamiento de paz a Europa para transmitírselo a los responsables políticos de la UE. Los mensajes encierran muchos sueños que los políticos europeos no podrán hacer realidad. La paz es el fruto de la justicia, como ya se indica en Isaías 32, 17, donde también se señala la “utilidad” de la justicia: “Tranquilidad y

seguridad; mi pueblo habitará en un lugar de paz, en moradas seguras”. Tampoco nosotros podemos hacer realidad estas expectativas, pero podemos ofrecer consuelo, ayudar y aportar con nuestros donativos algo de sol al día a día, y mantener así con vida la esperanza. Podemos rezar con ellos.

Todo donativo recibido se destinará a éste o a proyectos similares, con el fin de hacer posible la labor pastoral de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

• 5


Lo verdadero, lo bueno y lo bello guardan entre sí una relación indisoluble, y eso es lo que experimenta actualmente la parroquia de Nuestra Señora de la Gracia de São Paulo (Brasil). En la calle Serra de Capivaruçu 274 se encuentra la iglesia parroquial rehabilitada. Gracias a vuestra generosidad, ahora es, según nos escribe el P. Francisco Reginaldo, “más armoniosa e incomparablemente bella”. Y el sacerdote añade que esto contribuye “a un mayor recogimiento y a un rezo más intenso”. También ha notado el sacerdote que ahora acuden muchos más creyentes a visitar a Cristo en el tabernáculo, a confesarse y a la Santa Misa, y que también el número de bautizos y bodas ha aumentado de forma significativa. La gente está contenta y se muestra orgullosa de su iglesia y de su unión con Ayuda a la Iglesia Necesitada. Y es más: el P. Francisco cuenta con diez nuevos bienhechores para Ayuda a la Iglesia Necesitada. “No pueden dar mucho, pero tanto más importante es que, desde nuestra pobreza, ayudemos a otras personas que atraviesan situaciones de necesidad aún mayores”.

Necesidad, amor y gratitud: vuestras cartas Tartas para Oriente Próximo Dios os bendiga por la ayuda que prestáis a los cristianos de Oriente Próximo. Nuestro párroco pidió a las clases de Catecismo que reunieran dinero para comprar paquetes con lo más necesario para los refugiados. Los niños trajeron algunas monedas, y sus madres y los catequistas hicieron tartas para venderlas después de Misa. Estamos contentos de poder enviaros un cheque por 176,33 dólares y esperamos que con ellos se puedan llenar dos paquetes y, tal vez, un tercero para quienes pasan necesidad. Unos feligreses de EE.UU.

por la Iglesia africana. Por la gracia de Dios y también gracias a vuestra ayuda, fui ordenado diácono en agosto de 2016 en la Archidiócesis de Tororo, Uganda. Un joven de Uganda

Decisión correcta Os doy las gracias por las palabras de gratitud que me enviáis tras cada donativo mío. Son unas pocas líneas, pero me demuestran hasta qué punto el amor y la alegría reinan en Ayuda a la Iglesia Necesitada. Vuestras palabras me hacen bien, pues me doy cuenta de haber tomado la decisión correcta al haber elegido vuestra Fundación. Os ruego que Gracias a vosotros, soy diácono utilicéis los donativos para el fin para el Quiero manifestaros a todos mi gran apre- que están pensados, pues son obsequios cio, pues me conmueve profundamente que entrego con gran pasión y compasión. todo lo que hacéis sobre todo por nosotros, Un benefactor napolitano de Italia

Los donativos pueden enviarse a: AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA MADRID Ferrer del Río, 14-28028 91 725 92 12 BARCELONA Luis Antúnez, 24 - 2º 2ª 08006 93 237 37 63 BANCO POPULAR ES1200750080170601667548 LA CAIXA ES2121002415420200140293 BANCO SANTANDER ES7400492674592814342966

Los donativos entregados a esta Asociación son deducibles en la Declaración de la Renta. C.I.F. n° R-2800175-H. Rogamos nos indique los cambios o errores en su dirección.

www.ayudaalaiglesianecesitada.org 6

Johannes Heereman, Presidente Ejecutivo

Queridos amigos,

Este año nuestra Fundación cumple setenta años, y todos vosotros conocéis por libros o por testimonios sus tormentosos inicios. El impulso llegó de Roma cuando el Papa Pío XII pidió al Superior de los Premonstratenses que hiciera algo por los expulsados y refugiados alemanes. Este se acordó del joven P. Werenfried de Tongerlo y éste en diciembre de 1947 escribió en la revista de su orden el famoso artículo “¿La paz en la tierra? No hay lugar en la posada”, que fue el punto de arranque de su labor de ayuda. También la expansión en todo el mundo fue fruto de impulsos provenientes de Roma: Juan XXIII le pidió ayuda para Iberoamérica; Pablo VI, para Asia y África; y Juan Pablo II, para Rusia, por lo que la refundación institucional en una fundación pontifica impulsada por el Papa Benedicto XVI, hace cinco años, fue lógica. En la actualidad, la Fundación cuenta con Oficinas Nacionales en 23 países y presta ayuda en más de 140 países. Si miramos atrás a esta evolución, tenemos que afirmar con asombro: el Espíritu sopla donde quiere, pero, sobre todo, sopla en el corazón de los bienhechores, pues sin su generosidad la Fundación no estaría donde está hoy. ¡Gracias cordialmente por vuestra fidelidad!

Redacción: Jürgen Liminski Editor responsable: Kirche in Not El Boletín es gratuito, aunque se aceptan donativos para ayudar a su envío. Impreso en España. De licentia competentis auctoritatis ecclesiasticae. D.L.M.-11011-1986 www.acn-intl.org

Enero 2017 internacional  

Boletín internacional enero 2017

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you