Page 1



Editorial

s e r a i l i m a Valores f risis c a l a e t fren Es en los momentos de mayores dificultades cuando se pone de relieve más claramente el papel insustituible que desempeña la institución familiar en la sociedad. De una u otra manera, la crisis económica está afectando a una mayoría de hogares españoles, y es precisamente en el seno de la familia donde podemos encontrar el mejor remedio para superar este trance. Al fin y al cabo, las crisis económicas suelen venir acompañadas de crisis de valores, y la familia es el ámbito natural de la educación y la transmisión de valores. La selección de contenidos que hemos realizado para este número de la revista Signos responde a nuestro compromiso por ofrecer a los padres información y criterios útiles que les faciliten esa labor educativa familiar. Hemos querido centrar nuestro interés en una habilidad que está en la base del éxito escolar, la lectura, reuniendo distintos consejos para promover su aprendizaje desde la edad más temprana. La felicidad en la familia, la transmisión de la virtud de la sobriedad a los hijos y

las últimas investigaciones sobre los beneficios de la educación diferenciada son otras de las materias que completan nuestra agenda. No faltan, por último, las habituales recomendaciones de cine y literatura, a cargo de la redacción de Aceprensa. Esperamos que los lectores encuentren de utilidad la información que les ofrecemos en este ejemplar de Signos, que hemos tratado de abordar desde una perspectiva científica pero amena, para satisfacer por igual los intereses de padres, educadores y simples interesados en las cuestiones educativas.

signos

A fondo

04

revista pedagógica para la familia

Transmitir el placer... de leer y pensar

Edita: Attendis Periodista Ramón Resa, 10 41012 Sevilla

Para ser feliz

12

Dirección: Departamento de Comunicación

No sin mi familia

Redacción: Departamento de Comunicación Departamento Pedagógico

Enfoque personal

17

Miguel Aranguren, escritor

Colaboradores de este número: Helena Vales-Villamarín Navarro Miguel Aranguren

Siempre creciendo

20

En tiempos de crisis... educa con sobriedad

El valor de lo singular

24

Los chicos con los chicos... y las chicas con las chicas

Fotografías: Attendis Ele Medios Imprime: Gráficas Andalusí

Muy interesante

29

Diseño y maquetación: Ele Medios

Depósito Legal: GR-1581-98 ISSN: 1577-5127

Libros, DVD, cine... [Aceprensa]

signos

3


Transmitir el placer... de leer y pensar En la última edición del informe PISA, la media de los alumnos españoles en lectura cayó 20 puntos respecto a la prueba anterior, la mayor bajada de todos los países desarrollados, dentro de un descenso general de todos los participantes. Paralelamente se puede observar que mientras la relación con el libro se distancia, conquistan terreno otras experiencias, como la que ofrece la televisión, que se dispara hasta cerca de las cuatro horas de media diaria. signos

4

Pero… ¿qué beneficios aporta la lectura? ¿Sigue siendo, en el siglo de la imagen y el ciberespacio, un presupuesto básico del aprendizaje? Y sobre todo, ¿cómo transmitir a los hijos, acosados por multitud de alternativas de ocio, el gusto por la lectura?


E

Helena Vales-Villamarín Navarro (Departamento Pedagógico de Attendis)

n las últimas décadas se ha transformado sustancialmente el consumo cultural de occidente. Aunque parece ser que los jóvenes leen más que antes (Boudelot, 1999), la lectura se ha convertido en un acto cultural que debe coexistir con otras ofertas como los entornos informáticos, la imagen o la música. signos

5

Además, se ha producido un cambio en lo que respecta a la relación entre la lectura y el éxito escolar. Así, entre la Educación Primaria y Secundaria se produce un receso en el índice de lectura, a la vez que se observa un cambio de orientación hacia lecturas más específicas y relacionadas con el rendimiento académico.


Por otra parte, según el Estudio General de Medios (EGM) el consumo de libros impresos en España se ve amenazado por el consumo de productos multimedia y por el rápido incremento de accesos a Internet, con un tiempo medio de conexión que oscila entre media hora y dos horas. No obstante, conviene recordar que una gran cantidad de la información que circula por la Red es de carácter escrito. En cualquier caso, parece que el escaso hábito lector de niños y adoles-

centes es un tema que preocupa a familias, docentes y administraciones. Es lógico, si se tiene en cuenta que existe una relación directa y constatada entre la lectura y el éxito escolar. Los malos estudiantes suelen tener en su origen problemas en el campo de la lectura: no han aprendido a leer bien, lo que genera problemas de comprensión que arrastrarán durante toda su vida académica. Ya lo decía Miguel de Cervantes:”El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”.

El gusto por la lectura no se improvisa Pero, ¿hay algo que los padres puedan hacer para que sus hijos se conviertan en lectores? Según los especialistas, sí hay, y mucho. Es bien sabido que en muchos aspectos del comportamiento y la personalidad, los hijos son un fiel reflejo de los padres. Los pequeños tienden a repetir los patrones que observan en casa y, de padres lectores, saldrán —generalmente— niños lectores.

“...la lectura pasará a convertirse en un acto individual, privado, en el que el niño o niña disfruten de los mundos mágicos de las lecturas y sigan desarrollándose como personas a partir de los libros y por ellos mismos”

signos

6


Sin embargo, el papel de los padres en el desarrollo del hábito lector de los hijos no se reduce al buen ejemplo. Las cuestiones importantes, y la lectura de los hijos lo es, no pueden dejarse a la improvisación, sino que salen adelante con esfuerzo y planificación. ¿Cuándo iniciar el hábito lector en los hijos? Es conocido que durante los seis primeros años de vida los niños construyen los cimientos para ser lectores competentes, por lo que los especialistas recomiendan que los bebés ten-

gan contacto con los libros desde bien pronto. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha recordado que promocionar el hábito de la lectura desde edades tempranas influye no sólo en la capacidad lectora sino en el desarrollo integral del niño o niña. Ya desde que nacen, el contacto con los libros promueve la denominada “lectura emergente”, en varias fases. Antes de los 2 años la lectura emergente significa la toma de contacto con el texto impreso, comenzando por diferenciar dibujos y objetos de las grafías, conocer que ambos se relacionan entre sí, y más adelante empezar a conocer la estructura de las historias narradas, que contienen principio, desarrollo y final. Cuando el niño inicie el aprendizaje de los grafemas empezará, a su vez, la interpretación de que esos pequeños trazados son las letras. A partir de este momento se abre un camino de infinitas posibilidades para el desarrollo de la persona. Incluso la lectura pasará a convertirse en un acto individual, privado, en el que el niño o niña disfruten de los mundos mágicos de las lecturas y sigan desarrollándose como personas a partir de los libros y por ellos mismos. A nivel cognitivo-emocional, la lectura emergente significa acercarse a otras realidades y, aunque muy ligada a los sentidos (estadio sensorio-motor), es transmisora de emociones (a través de las voces, el tono…). La lectura emergente es también acercarse y familiarizarse con un nuevo objeto lúdico que es el libro, para el cual se puede dedicar un momento mágico del día. A partir de los 2 años, el niño deja de ser prelingüístico, por lo que esta lectura emergente se dirige ahora hacia el progreso del lenguaje y al enriquecimiento de su vocabulario. Con ello se van formando los cimientos para el posterior desarrollo de la lectura. signos

7

El placer de leer Tras estas ideas y consejos sobre los beneficios de la lectura y la forma de motivar a los hijos hacia este campo, es importante insistir en que el hábito lector es como una “enfermedad” contagiosa; el deseo de leer sólo se puede lograr por contacto, imitación o seducción. Se trata de buscar una manera de interesar al lector, despertar su curiosidad. El verbo leer no soporta el imperativo. Muchas veces se quiere dar a la lectura una finalidad, una función, y se olvida que la tiene por sí misma. A veces hay que leer por el mero hecho de hacerlo. No hay que olvidar que la literatura debe tener un punto de inutilidad, como todas las cosas bellas. No siempre hay que buscar una función a las cosas y la lectura es una de ellas. El reto de los padres es ayudar a sus hijos a percibir esta realidad. Hay que transmitirles primero el hábito, la costumbre y, luego, el placer de disfrutar de la lectura.

El que lee abre ventanas a la vida y entra en diálogo con personajes de la historia, reales o no, de todos los tiempos; gana en conocimientos y desarrolla inquietudes que la vida de la literatura le ofrece. La lectura de un buen libro es un diálogo incesante en que el libro habla y el alma contesta; por eso vale la pena transmitir y vivir el placer de leer y pensar, hoy más que nunca.


Un brain

training llamado ‘lectura’

Al hablar sobre la lectura, algunas personas suelen relacionarla únicamente con alguna actividad académica o meramente como un medio para mantenerse informados. Posiblemente sea porque desconocen las grandes ventajas que el hábito de la lectura trae consigo, tanto en el campo cultural como en el social e intelectual. Es evidente que la lectura mejora el uso del lenguaje y la escritura; desarrolla, como ninguna otra actividad, la imaginación y la creatividad. Además de aumentar la capacidad de memoria y de concentración, es un ejercicio de reflexión en sí misma. Un grupo de científicos franceses identificó con toda precisión en 2006 la zona del cerebro indispensable para la lectura, poniendo de manifiesto el carácter clave que tiene una zona del lóbulo temporal izquierdo para esta actividad. Diferentes especialistas han concluido que el hombre habituado a la lectura desarrollará su cerebro de tal forma que podrá llegar, fácilmente, a los 90 años completamente lúcido, con una memoria y un perfecto trabajo mental e intelectual. Hay incontables casos de hombres y mujeres de edad avanzada que impresionan con sus pensamientos, atribuibles en gran medida, a que siempre fueron amantes de la lectura. Por otro lado, científicos de la Universidad Tohoku, de Japón, revelaron en 2003 que existen diferencias significativas en la corteza cerebral entre la lectura silenciosa y la lectura en voz alta, siendo esta última la que produce una mayor activación en ambos hemisferios cerebrales.

signos

8

Investigaciones señalan que la lectura puede ejercer un efecto de “protección” del cerebro, aumentando la cantidad de sinapsis corticales. De esta manera, podría conducir a las personas adultas hacia un mayor desarrollo de la capacidad cerebral, proporcionándoles la posibilidad de usar circuitos cerebrales alternativos en el caso que algunos resulten dañados por alguna causa, dotándoles de la capacidad para procesar las tareas de modo más eficiente. Cabe apuntar, como curiosidad, que un estudio publicado en la revista Neurology, reveló que los adultos que no practicaban o practicaban poco el hábito de la lectura tenían 2,5 veces más probabilidad de que la intoxicación con plomo ejerciera efectos negativos en sus cerebros, respecto de quienes son buenos lectores.



Promover la lectura en Y cuando los niños ya son un poco más mayores ¿qué pueden seguir haciendo los padres? La revista Signos ha recopilado una serie de consejos prácticos que los especialistas en Pedagogía ofrecen a las familias para favorecer el gusto por la lectura en una etapa clave del desarrollo y la creación de hábitos: Educación Primaria.

1

Para el primer año de Primaria: 1. No esperes que tu hijo pequeño se quede sentado y quieto con un libro. Los niños en edad de caminar necesitan moverse, y no debes preocuparte si teatralizan los cuentos o sencillamente brincan, juguetean o se revuelcan mientras les lees. Si bien están en movimiento, están escuchando. 2. Haz rimas, inventa canciones y ¡comete errores! Haz una pausa para que tu hijo pequeño complete una frase o recite un estribillo. Cuando el niño conozca la rima o el patrón, comete errores a propósito para que el niño lo descubra. 3. Escoge libros entretenidos. Los libros con animales o máquinas invitan al movimiento y a realizar sonidos. Los libros troquelados o con distintas texturas para tocar mantienen las manos ocupadas. Los libros con ilustraciones detalladas o elementos recurrentes ocultos en los dibujos son excelentes para investigar y debatir. 4. Haz de la lectura una actividad breve, sencilla y frecuente. Lee a tu hijo con expresión y humor. Usa diferentes voces al leer. ¡Hazlo más divertido! 5. Propón juegos que incluyan nombrar cosas, describir y comunicar. Arma un zoológico con todos los animales de peluche. Haz una carrera con los coches de juguete. Deja que tu hijo dirija el juego y haga muchas preguntas. 6. Todos los días son una aventura para los niños pequeños. Escoge libros sobre sentimientos y experiencias cotidianas. Tu hijo se identificará con los personajes cuando se visten, comen, van de visita y juegan. 7. Haz preguntas. Tómate tiempo para escuchar las respuestas de tu hijo. Los niños pequeños tienen opiniones firmes e ideas interesantes acerca del mundo. Incentiva a tu hijo para que te cuente sus ideas. Así, le ayudarás a desarrollar destrezas lingüísticas y, al mismo tiempo, descubrirás que motivas a tu hijo. 8. Juega con sus preferencias. Lee sus cuentos preferidos una y otra vez. Busca libros sobre las cosas que más le gustan a tu hijo: trenes, animales, la luna... Estos libros pueden ampliar la capacidad de atención de tu hijo y fomentar el entusiasmo por la lectura. 9. ¿No se divierte? Prueba con otro cuento o en otro momento del día. Leer con un niño muy pequeño se trata principalmente de construir experiencias positivas con los libros, no de terminar cada libro que empiezan a leer. signos

10


Primaria

2

Para el segundo año de Primaria: 1. Cuéntale historias de la familia. A los niños les encanta escuchar historias de sus familias. Cuéntale anécdotas divertidas que te hayan sucedido. 2. Haz una caja especial para la escritura. Llena una caja de material para escribir y dibujar. Encuentra los momentos para que tu hijo escriba, por ejemplo, listas para el supermercado. 3. Sé el admirador nº 1 de tu hijo. Pídele que lea en voz alta lo que ha escrito en el colegio. Sé un oyente entusiasta. 4. Una vez más, pero con sentimiento. Cuando tu hijo lea una palabra desconocida, pídele que lea el enunciado nuevamente. Muchas veces los niños están tan ocupados tratando de entender las palabras que pierden el significado de lo que están leyendo. 5. Haced un libro juntos. Dobla hojas de papel a la mitad sujetándolas con grapas para hacer un libro. Pídele que escriba enunciados en cada página y que haga sus propias ilustraciones. 6. Inventa cuentos en los viajes. Por turnos, añadid cosas a un cuento inventado por vosotros mientras vais en el coche o el autobús. Trata de hacer que los cuentos sean divertidos. 7. Señala la relación entre palabras. Explícale cómo las palabras que están relacionadas se escriben de manera similar y significan cosas parecidas. Por ejemplo, muéstrale cómo una palabra como “conocimiento” se relaciona con “conocer”. 8. Rápido, rápido. Usa las nuevas palabras que tu hijo vaya aprendiendo en fichas o en ejercicios de ordenador. Muchas veces esto ayuda a que los niños automáticamente reconozcan, lean y utilicen las palabras.

3 Para niños del tercer año de Primaria: 1. Haz de los libros algo especial. Convierte la lectura en algo especial. Lleva a tus hijos a la biblioteca, ayúdalos a que obtengan su propia credencial, lee con ellos y regálales libros. Escoge un lugar favorito para poner los libros en casa. 2. Consigue que lea otro libro. Encuentra la manera de que tus hijos lean otro libro. Introdúcelos en series o colecciones de libros que puedan “engancharles”. 3. Consulta un diccionario. Deja que tus hijos te vean consultar el diccionario. Di: “Hmm, no estoy muy seguro de lo que quiere decir esta palabra… creo que la buscaré en el diccionario”. 4. Habla acerca de lo que ves y haces. Habla de actividades cotidianas para mejorar el conocimiento contextual de tu hijo o hija, lo cual es crucial para comprender lo que se lee y se escucha. Por ejemplo, mantén una conversación animada mientras cocináis juntos, visitáis algún lugar nuevo o veis un programa en la televisión. 5. Las primeras veces son más difíciles. Motiva a tus hijos cuando escriban. Recuérdales que aprender a escribir bien es un proceso. Nadie lo hace bien a la primera. 6. Diferentes estilos para diferentes personas. Lee diferentes tipos de libros para exponer a tu hijo diferentes estilos de escritura. Algunos niños, en especial los varones, prefieren los libros que no son de ficción. 7. Enseña a tu hijo “trucos mentales”. Muéstrale cómo resumir una historia en tan solo unos enunciados o cómo predecir lo que va a pasar en un relato. Ambas estrategias pueden ayudar al niño o niña a comprender y recordar lo que lee. 8. Crear un ambiente propicio para la lectura en el hogar. No enciendas la televisión ni le mandes hacer un recado mientras el niño está leyendo, para manifestarle así la importancia que la lectura tiene en su desarrollo. signos

11


NO

feliz Para ser

Numerosos estudios y reconocidos autores concluyen que la familia es la

SIN MI FAMILIA Según los resultados de un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de 2006, la felicidad de los españoles se apoya en la familia y la salud. Concluye que para ser feliz es indispensable compartir al menos dos horas diarias con la familia y gozar de buena salud. Los mayores reveses de fortuna son la escasez, la soledad y el abandono de los valores tradicionales. Para el 10% de los españoles la vida moderna es fuente de insatisfacción. La falta de tiempo libre y el trabajo poco estimulante son factores que provocan infelicidad. signos

12


“Cuanto más aspiramos a la felicidad y al placer, tanto más erramos nuestro objetivo”

El decálogo de una familia feliz

1 2

mayor causa de felicidad

Los datos de la investigación del CIS, que hasta ahora es la más completa sobre felicidad, indican que el 78% de los españoles se considera muy feliz o bastante feliz y sólo el 6% se declara desgraciado. El mismo informe determina que para mujeres y hombres disfrutar de un entorno familiar adecuado es esencial para sentirse realmente feliz. Los conceptos de familia y felicidad, aunque no sinónimos, tienden a unirse por su sentido y significado más amplio. Normalmente, la familia no se entendería sin el concepto de felicidad, pues constituye la fuente de esta última. Frases populares, a simple vista sin ningún contenido trascendente, como “en casa, en ninguna parte” o home sweet home, reflejan que la familia, materialmente el hogar-, es el núcleo y lugar donde la persona se siente bien, descansa, se da a los demás y se realiza plenamente. El hombre, en su familia, es aceptado tal y como es, sin reservas ni condiciones. Enfermo, bajo, alto, gordo, guapo o menos listo, cada uno de los miembros es querido por su familia tal y como es, sin exclusiones, con sus defectos y sus virtudes. Según la Real Academia Española, el término familia se describe como un “grupo de personas emparentadas entre signos

13

3 4 5 6 7

8 9 10

Disfrutar unos de otros. En las familias felices hay un disfrute que caracteriza la interacción de los miembros. Intercambiar historias. Cuando tus hijos vienen a casa, pregúntales qué ha ocurrido en la escuela y ten una historia preparada para ellos. Debes dejar a un lado todo lo que estás haciendo o pensando y siempre llegar a casa con algo para compartir con ellos. Primero, cuida de tu cónyuge. Ofrece ejemplos verdaderos de amor. La relación y el matrimonio deben estar siempre primeros. Comer juntos. Las comidas familiares son un punto esencial; son un momento para conectarse. Procura tener, al menos, cuatro comidas o cenas familiares por semana, en la medida de lo posible. Jugar juntos. Establece una o dos actividades que la familia pueda realizar en forma conjunta. La familia antes que los amigos. En las familias felices, la familia está antes que los amigos. Controla el nivel de la voz. Recuerda que los niños necesitan y se nutren de la estabilidad. Habla con tus niños, establece reglas firmes, y castígalos cuando sea necesario, pero nunca pierdas el control ni grites. Nunca pelees delante de los niños. Intenta mantener el control. Respira hondo y, si es necesario, date una vuelta a la manzana. Alienta la armonía entre los hermanos. Es bueno hablar con los hijos y hacerles saber lo afortunados que son por tener hermanos con quienes poder jugar y divertirse. Comunícate. En una familia feliz, todos se comunican con todos. Tiene que haber líneas de comunicación flexibles y abiertas.


sí que viven juntas”, aunque realmente posee un significado más alto, enunciado en multitud de ocasiones por el orientador familiar Tomás Melendo1: “El lugar natural donde se aprende y enseña a amar y ser amado”. La RAE define la felicidad como un “estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien”. No obstante, en un borrador de su vigésima tercera edición, apunta una segunda acepción: “Persona, situación, objeto o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz”. Aunque ésta no sea la definición más acertada, finalmente aparece un ejemplo de lo que puede ser la felicidad. Y no es el dinero, un cuerpo perfecto o un vehículo de alta gama. El ejemplo propuesto por la RAE como causa de la felicidad es la familia: Mi familia es mi felicidad. Y así lo señala el autor Tomás Melendo: “El ámbito natural de la acogida sin reservas, por el mero hecho de ser personas, es la familia (en la que se nace o la que se crea). Y sigue: “No solo el niño necesita de ella, sino el adolescente que aparenta negarlo, el joven ante el que se abre un abanico de posibilidades, el adulto en plenitud de facultades o el anciano que aparenta declinar (...)”. Melendo, en el Congreso Internacional sobre Familia y Sociedad de 2008, organizado por el Instituto de

“Cuando falta la familia, se crea en la persona que viene al mundo una carencia preocupante y dolorosa, que pesará posteriormente durante toda la vida” Estudios Superiores de la Familia de la UIC, aludía a Víktor Frankl, fundador de la Logoterapia, en una aclaración de lo que significa realmente la felicidad y que se puede trasladar al ámbito familiar: “No es sólo el resultado de la pleni-

“El ámbito natural de la acogida sin reservas, por el mero hecho de ser personas, es la familia”

1

Tomás Melendo Granados es catedrático de Filosofía (Metafísica) de la Universidad de Málaga y doctor en Ciencias de la Educación y Filosofía. Además, dirige el Master Universitario de Ciencias para la Familia de la Universidad de Málaga. Sus escritos superan ya los cuarenta libros y más de un centenar de colaboraciones en revistas especializadas. signos

14

ficación de un sentido, sino también, un efecto colateral, no buscado, de la autotrascendencia. Por tanto no puede ser perseguida, si no que sobreviene. Cuanto más aspiramos a la felicidad y al placer, tanto más erramos nuestro objetivo”. Como dice Juan Pablo II en su Carta a las Familias del año 1994: ”Entre los numerosos caminos, la familia es el primero y el más importante”, y prosigue: “Cuando falta la familia, se crea en la persona que viene al mundo una carencia preocupante y dolorosa, que pesará posteriormente durante toda la vida”.


Pero no hay que olvidar que el darse a los demás en la familia significa un sacrificio y un continuo gastarse a diario, que lejos de la tristeza, dotarán al individuo de una inmensa alegría, fruto de la generosidad y de mirar continuamente por el bien familiar y no por el de uno mismo. Como diría Cherteston, formar la propia familia, es de hecho, fundar una sociedad propia, “un pequeño país”. Se podría añadir que de cada miembro de la familia depende convertir ese “pequeño país” en un paraíso, que sea foco de paz y alegría. Y...¿cómo conseguirlo? Primero, amando a todos los miembros de la familia con objeto de favorecer su felicidad. Al amar a los tuyos conseguirás ser feliz, pero no debes hacerlo a sabiendas de que conseguirás ese bien para ti. Tendrás que facilitarles que hagan ese bien al resto, con el objetivo de que los demás sean felices. Y como consecuencia, tú serás feliz.

¿Qué es lo que te hace feliz? Esta pregunta fue objeto de estudio en una encuesta realizada en 2007 por la empresa estadounidense Knowledge Networks Inc. El cuestionario se realizó entre jóvenes americanos y reveló que para una abrumadora mayoría de ellos “pasar tiempo en familia“ es la principal razón de su felicidad. El 73 por ciento de los encuestados indicó además que la relación que tienen con sus padres los hace felices. Asimismo, el 64 por ciento de ellos (de entre 13 y 17 años) cuyos padres permanecen juntos, se levantan contentos por la mañana, un 20 por ciento más alto que en el caso de los hijos de padres divorciados. Tras la familia, el segundo lugar en razones para la felicidad recae en los amigos. Además, el 92 por ciento indicó que tiene intenciones de casarse y tener hijos. Casi nadie consideró que el dinero sea una razón para ser feliz.

El estudio fue realizado por Knowledge Networks Inc. del 16 al 23 de abril de 2007. Contó con una muestra de 1280 jóvenes entre 13 y 24 años que respondieron a 100 preguntas relacionadas a la felicidad de la juventud en Estados Unidos.

¿De qué depende la felicidad? En otro estudio se concluye que la felicidad depende de que familia y amigos sean felices, es decir, que la felicidad humana es proporcional a la felicidad de los demás. Con este objetivo se recabaron datos sobre la salud mental de 5.124 adultos entre 1971 y 2003. Los resultados afirmaban que la felicidad no es una experiencia individual, sino que depende de las redes sociales a las que el individuo está conectado, o lo que es lo mismo, si familiares y amigos de una persona son felices, es probable que ésta también lo sea. signos

15



e u q o f n e personal Miguel Aranguren sabe muy bien que los grandes escritores se forjan en la adolescencia. Él mismo publicó su primera novela con 19 años cumplidos, y firmó una columna de opinión en El Mundo a la edad de 23 años. Quizás por ese motivo, desde 2004 une a su trabajo como novelista y colaborador de diarios y revistas nacionales el de director del Proyecto Excelencia Literaria, una iniciativa que trata de buscar y formar a jóvenes que deseen desarrollar sus talentos para el periodismo o la literatura. En esta entrevista, Aranguren responde a las cuestiones de la revista Signos sobre el papel de los padres en el desarrollo de la afición literaria de sus hijos.

Miguel Aranguren, escritor

“Es fundamental alentar la carrera de escritores con una formación sólida” signos

17


¿Qué prácticas concretas pueden llevar a cabo los padres en el hogar para promover entre sus hijos el hábito de la lectura? Creo que lo primero que necesita una familia que pretenda hijos lectores es el trato cotidiano con los libros. Tiene que haber libros, buenos libros, libros a los que se pueda acercar cualquiera con la seguridad de que lo va a pasar bien, de que va a aprender. Después, tiempos de silencio consagrados a la lectura. Además, es muy positivo que en las tertulias familiares surjan comentarios sobre libros leídos que exciten la curiosidad. Por último, un libro siempre es un regalo apetecible y accesible a cualquier bolsillo. Desde su punto de vista y su experiencia, ¿qué motiva realmente para aficionarse a la lectura? En mi caso influyeron unos padres lectores (lectores normales, no ratones de biblioteca), una buena biblioteca familiar y el acceso a la biblioteca del colegio y a la del club juvenil por el que iba. Por último, visitar con cierta frecuencia librerías y ferias del libro acompañado de familiares y amigos. Desde la creación del Proyecto Excelencia Literaria, habrá tenido la oportunidad de tratar con muchos adolescentes, ¿cuál es su diagnóstico sobre el nivel cultural de los chicos actuales? Hay de todo, como siempre, por lo que no es fácil generalizar. Sin embargo, noto cierta infantilización de la lectura: pesa demasiado la fuerza comercial de las editoriales y productoras de cine, que animan a una lectura fácil, monotemática (el género fantástico es ya un empacho) y que enseguida se traslada a imágenes en una gran pantalla. En este sentido, las familias y los colegios deben hacer un esfuerzo para regresar a las fuentes de la buena literatura (adaptada a cada edad). Cuando visitamos cualquier librería nos encontramos con una multitud abrumadora de nuevos títulos. Pero novedad y calidad no siempre van de la mano. ¿Podría hablarnos sobre la vigencia de los clásicos? ¿Cómo presentar de manera atractiva las obras de Dovstoievski, Cervantes o Austen, a la generación del chat y los sms? No es fácil. El mundo de nuestros hijos se ha ceñido al ámbito virtual ya

“Un padre, una madre, deben alentar a la aventura, también a la aventura creativa: escribir, pintar, hacer maquetas, tocar un instrumento…”

signos

18


masticado: imagen y sonido. Por eso creo fundamental crear en el hogar un ambiente de lectura, que sean padres y educadores quienes ofrezcan títulos aconsejables al nivel intelectual de cada chaval y que los colegios refuercen el papel siempre beneficioso de las bibliotecas escolares. Aprender a leer es aprender a escoger: tenemos que enseñar a nuestros alumnos a elegir qué conviene leer y por qué. Casi nadie duda de que la lectura es enriquecedora para la educación de los jóvenes, pero, ¿qué hay de la escritura? ¿Con qué argumentos convencería a un padre para que alentara la carrera literaria de un adolescente con talento? Éste es un apartado mucho más vocacional. Yo pediría a los padres que no limiten las vocaciones creativas de sus hijos, que no hagan de ellos pequeños utilitaristas que sólo quieren ganar dinero o vivir cómodamente. Un padre, una madre, deben alentar a la aventura, también a la aventura creativa: escribir, pintar, hacer maquetas, tocar un instrumento… ¿Cree que para dedicarse a la escritura es imprescindible haber leído previamente los títulos fundamentales de la literatura universal? Dado el modo de vida actual, adquirir este bagaje podría ser un tanto inasequible para muchos adolescentes… No. Leer es un proceso que empieza en la infancia y no termina nunca. Hay que darle más libertad a la creación, dejar que madure. En escribir bien uno emplea la vida entera. Hay que empezar y no importa cuándo. ¿Qué le empujó en su juventud hacia la creación literaria? ¿Tuvo algo que ver en esa decisión la lectura de alguna o algunas obras en concreto? Sí y no. Por dentro notaba la necesidad de contar historias. De pequeño las dibujaba en comics. Más tarde descubrí que la palabra tiene una capacidad de expresión mucho mayor , que llega hasta el alma del escritor, del personaje y del lector. Y hubo un autor que me deslumbró desde el primer libro que cayó en mis manos: Miguel Delibes.

1

Algunos afirman que la creación artística debe permanecer ajena a los valores morales, ¿podría ofrecernos su postura al respecto? Lo que comenta sería hacer del escritor un impostor. Uno escribe lo que porta en el corazón y la moral es la espina dorsal sobre la que se arma la vida. Lo que sí es cierto es que, en estos tiempos de cierta confusión moral, muchos autores despojan su literatura del valor formativo que siempre han tenido los libros, hasta convertirlos —en algunos casos— en elementos deformadores. Por eso es fundamental buscar, encontrar y alentar la carrera de escritores con una formación sólida y ganas de hacer el bien. Ese es el motor de mi proyecto, Excelencia Literaria. Con La sangre del pelícano ha demostrado que la buena literatura no está reñida con el entretenimiento; un comentario unánime entre sus lectores es que el libro engancha desde

la primera página. Dado el éxito de la novela, ¿tiene entre sus planes seguir cultivando el thriller religioso? Me encanta experimentar, y La sangre del pelícano no ha dejado de ser una prueba, un reto del que creo he salido airoso. Pero ahora tocan géneros distintos. En breve publicaré una novela que abunda en el amor y el dolor. Más tarde, llegará el momento de mi propia visión de la fantasía. Y después, quién sabe, tal vez volvamos a los personajes que aparecen en el Pelícano. Para terminar, y teniendo en cuentan que se aproximan las vacaciones, ¿podría recomendarnos algún libro? Además, claro está, de su última novela, La hija del ministro1… Recurriría a algún clásico del entretenimiento como La isla del tesoro, al que uniría algunos títulos más “frescos”, como La estrella de las siete puntas, de Mamen Sánchez (Espasa) o la colección de cuentos Siestas con viento Sur, del gran Miguel Delibes (Destino).

Novelas de Miguel Aranguren La hija del ministro, La Esfera de los Libros Los guardianes del agua, Palabra La sangre del pelícano, Libroslibres Monzón sobre Bombay, Palabra Desde un tren africano, Palabra Aquel verano, Palabra La sombra del cóndor, Editex Cuando el otoño se levanta, Belácqua Hijos del paraíso, Martínez Roca El mirador del valle, Tempo

La hija del ministro. Miguel Aranguren. La Esfera de los Libros, 2009. Crítica en la sección “Muy interesante” de este número de Signos. signos

19


iendo c e r c re Siemp

¿Qué hay de malo en pasarlo bien? ¿Por qué no puedo hacer lo que quiera con mi dinero, si no hago daño a nadie? Son preguntas muy recurrentes entre jóvenes y adolescentes. La sobriedad no es una virtud que tenga ‘buena prensa’ en la cultura postmoderna y, sin embargo, es imprescindible para el éxito personal y profesional.

L

a sobriedad puede definirse como la virtud que distingue lo que es razonable de lo que es excesivo. Se orienta al aprovechamiento de los recursos (dinero, tiempo, esfuerzo…) de manera racional y justa. Sus presupuestos están en la base del progreso en los más diversos ámbitos –económico, social, administrativo…- y sin embargo, la sobriedad atraviesa en este momento histórico una de sus etapas de menor popularidad, gracias, en parte, al auge de la publicidad y a su influencia en los jóvenes actuales. Sin embargo, la crisis que actualmente aflige la economía doméstica de tantas familias puede contar también con algún aspecto positivo, y es que constituye un contexto ideal para hacer ver a los hijos el carácter limitado de los recursos y la necesidad de aprovecharlos de una manera inteligente. Pero ¿cómo educar a los hijos a ser sobrios en la utilización de su dinero y, en general, en la adquisición de bienes que pueden suponer una atención desmesurada a los placeres superficiales? Los padres cuentan con un campo lleno de oportunidades para transmitir a los hijos el valor de la sobriedad: los caprichos. Los caprichos son deseos superficiales, transitorios, que surgen como consecuencia de una reacción no meditada ni justifi-

cada. Un padre de familia que compra un juguete para su niño, porque lo ha visto en un escaparate y lo pide pataleando porque le apetece en este momento, está faltando a la sobriedad y también está ayudando a su hijo a faltar a esta virtud.

Crecer en el autodominio Una de las facetas de esta virtud consiste en desarrollar el autodominio de los hijos, de tal modo que sepan seguir adelante, aunque un deseo suyo no haya sido satisfecho. En este sentido, hay mulsignos

20

titud de posibilidades que se pueden aprovechar en la vida cotidiana. Por ejemplo, cuando no hay suficientes helados para toda la familia; cuando se ha terminado el desayuno favorito del niño; cuando un adolescente ha gastado su saldo y quiere seguir llamando por el móvil, etc. Otras formas para ayudar a los hijos a vivir la sobriedad es hacerles partícipes de la situación económica de la familia -de acuerdo con la edad y la madurez de los hijos, para no atosigarles-. En este sentido,


En tiempos de CRISIS...

educa en la sobriedad con gastar el dinero y el tiempo de acuerdo con una imposición externa. La sobriedad no supone que el hombre no deba gastar, ni comer, ni beber, etc. Es evidente que una persona que no gasta dinero a menos que sea absolutamente necesario y además de mala gana no es sobria, sino “avara”. Al contrario, la sobriedad es perfectamente compatible y complementaria con tener buen gusto, y con disfrutar de la vida en toda su plenitud.

La coherencia de los padres

estimular a un hijo a realizar algún trabajo con el fin de aportar dinero a la familia si hace falta, puede favorecer el desarrollo de esta virtud. Del mismo modo, los padres pueden llevar a sus hijos de compras para que lleguen a entender lo que cuesta adquirir los productos que se consumen en casa: comida, ropa, etc. Para que los hijos no vean la sobriedad como algo pesado y desagradable, los padres deberían vivir esta virtud de una manera positiva. La verdadera sobriedad no tiene nada que ver con no pasarlo bien, ni

Como en todos los ámbitos de la educación, el ejemplo de los padres juega un papel decisivo en la educación de la sobriedad. Por ejemplo, un matrimonio que sale los fines de semana con sus hijos y regularmente gasta una cantidad considerable en bebidas o en un aperitivo, no puede esperar que sus hijos cuiden el modo de gastar su propio dinero. Seguramente es en la adolescencia cuando los padres van a notar de una manera más clara la falta de sobriedad en sus hijos, porque es en este momento cuando están en situación de tomar decisiones personales. Surgen disputas porque los hijos gastan su dinero sin criterios, porque pierden su tiempo inútilmente, porque se levantan tarde y se acuestan tarde, etc. Pero a su vez, es frecuente que los adolescentes echen en cara a sus padres conductas similares: les acusan de ser muy cómodos, de gastar su dinero en caprichos, de trabajar rutinariamente y de divertirse sin sentisignos

21

do… que es lo mismo que acusarles de falta de sobriedad. Únicamente si hay acuerdo entre padres e hijos en lo que se refiere a criterios —válidos para todos— puede ser eficaz la educación de esta virtud. Es curioso que muchos padres acepten sin dificultad su propio modo de buscar lícita-

La verdadera sobriedad no tiene nada que ver con no pasarlo bien, ni con gastar el dinero y el tiempo de acuerdo con una imposición externa

mente lo que les place pero, al mismo tiempo, sean intransigentes en este aspecto con sus hijos. Si se centra la atención en los criterios (sobre la forma de gastar el dinero, de emplear el tiempo, etc.) se llegará a respetar la interpretación lícita que padres e hijos hagan de ellos, adecuándolos a sus circunstancias y necesidades personales. Para saber más: La educación de las virtudes humanas. David Isaac, ed. Eunsa.


iendo c e r c re Siemp

¿EDUCO A MIS HIJOS EN LA SOBRIEDAD?

El “filtro anticaprichos” En ocasiones los padres no tienen a mano argumentos prácticos que les ayuden a enseñar a sus hijos a no dejarse llevar por los caprichos. Los especialistas señalan algunas cuestiones que pueden ayudar a niños y adolescentes a reflexionar sobre la conveniencia de realizar un determinado gasto. ¿Qué consecuencias negativas sufriría en caso de no adquirir este artículo? __________________________ Este gasto ¿podría ser considerado por otra persona que me conoce, y conoce mi situación, como algo injusto respecto a los demás? __________________________

1

¿Enseño a los niños/as a apreciar y valorar, lo que poseen, con el fin de que sean conscientes de sus posibilidades? Habitualmente se trata de un conjunto de pequeñas informaciones que se van dando: respecto a lo que cuestan determinados bienes, de cómo pueden utilizar su tiempo, etc.

2

¿Les ayudo a distinguir entre lo que es necesario y lo que es superfluo/ entre lo que es razonable y lo que es un puro capricho? Un ejercicio ilustrativo es hacer una relación de todas las cosas que tenemos disponibles en nuestras propias casas y que no tenían los abuelos.

¿Cuál es el motivo real de este gasto? __________________________ Viviendo de este modo, ¿acabo siempre con una pequeña necesidad de tener más? __________________________ ¿Educo a mis hijos en la sobriedad? Guía rápida de autoevaluación

3

¿Ayudo a los jóvenes a tener buen gusto/ no a gastar poco, sino a gastar bien, a disfrutar razonablemente de sus posesiones? A veces se plantea esta virtud de una manera muy negativa. No debe ser así. Las personas sobrias harán buen uso de lo que poseen, y disfrutarán razonablemente de sus bienes.

¿Insisto a los pequeños en la capacidad de autodominio? Enseño a los niños/as a apreciar y valorar, lo que poseen, con el fin de que sean conscientes de sus posibilidades?

4

No es fácil actuar así, ya que aspectos de la educación «postmoderna» se basan en lo contrarío. Se entienden palabras como «autoestima», o «tolerancia» de manera inadecuada.

signos

22


GUÍA RÁPIDA DE AUTOEVALUACIÓN

5

¿Enseño a los jóvenes lo que “vale” el dinero? ¿Les enseño a ganar, a ahorrar, a dar y no sólo a gastar? Educar en el uso del dinero es un buen medio para ayudar a vivir la sobriedad.

8

¿Dedico tiempo a razonar con los jóvenes, con el fin de que dispongan de criterios rectos y verdaderos para tomar sus propias decisiones en relación con la sobriedad? Pensar «bien» requiere información. y se trata de dar la información adecuada a los jóvenes; una información clara, corta y concisa.

¿Acostumbro a los pequeños a distribuir su tiempo armónicamente, entre diferentes actividades, y asesoro a los mayores para que decidan cómo distribuir su tiempo con criterios adecuados?

6

Existen frecuentes abusos en el uso del tiempo: viendo la televisión, en el uso del ordenador, en alguna afición, en las salidas nocturnas, durmiendo, etc.

¿Evito que los hijos/alumnos desarrollen un exceso de perfeccionismo en la realización de determinadas actividades?

7

La sobriedad también consiste en no prestar excesiva atención a acciones que, en sí, pueden considerarse buenas. Por ejemplo, prestar tiempo y atención excesiva a un trabajo.

9

¿Intento lograr que los jóvenes actúen congruentemente con los criterios que tengan en sus vidas? Es relativamente sencillo lograr que los jóvenes tengan criterios claros. Lo realmente difícil es conseguir que ejerciten su voluntad para actuar de manera coherente con esos criterios.

10 signos

23

¿Creo un ambiente de alegría en que los jóvenes puedan vivir la sobriedad sin asociarla con “caras largas”, aburrimiento o rigidez? Se trata de vivir la sobriedad con alegría, porque permite a cada persona dedicar los bienes materiales, los recursos, el tiempo… a lo que debe ser atendido en cada momento.


ingular El valor de lo s

Los chicos con signos

24


Un estudio realizado por el diario británico The Guardian afirma que las alumnas de colegios para niñas sacan mejores notas. La enseñanza diferenciada mejora los resultados académicos y disminuye la violencia en el aula, según el presidente de la Asociación Nacional para la Educación Pública de un solo Sexo de Estados Unidos, Leonard Sax.

Las chicas tienen mayor probabilidad de prosperar, conseguir mejores calificaciones y permanecer más tiempo en el sistema educativo si estudian en aulas donde no hay presencia de chicos, según una investigación realizada en Reino Unido, publicada por el diario ‘The Guardian’. Este estudio se ha realizado con más de 700.000 niñas de escuelas estatales del Reino Unido. La investigación, realizada por la Guía de buenas escuelas, se ha realizado a través de los resultados académicos de las niñas en el

los

por el diario MAGISTERIO, a partir de datos del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte y del Instituto Nacional de Estadística, se concluye que por sexos, las diferencias se amplían, siendo, por ejemplo, más de siete veces menor la probabilidad de fracasar de las mujeres nacidas en Soria que de los hombres alicantinos. Según este informe sobre fracaso escolar por sexos (2006) las diferencias más acusadas se encuentran en Cáceres, pues son 23 puntos los que separan un sexo del otro. Otro dato lla-

… chicos

sector estatal entre 2005 y 2007. El informe ha analizado las calificaciones de más de 700.000 alumnas británicas de Secundaria y concluye que aquellas que estudian en colegios sólo para chicas progresan más que las que asisten a clases mixtas. En concreto, las 71.286 chicas que cursaron Secundaria en un colegio diferenciado consiguieron unos resultados mejores de lo que su expediente de Primaria preveía. Por el contrario, de las 647.942 alumnas de colegios mixtos, el 20% lo hizo peor de lo esperado. En la actualidad, en Reino Unido sólo 221.000 chicas y 160.000 chicos reciben sus clases en aulas separadas por sexos, de una población escolar total de 3,5 millones. Pero no hay que irse muy lejos para advertir las diferencias entre ellos y ellas en el periodo escolar. En un reciente informe elaborado

mativo es que la probabilidad de fracasar de una chica soriana es del 7%, mientras que la del chico alicantino es del 52%, siete veces y media más. La única provincia donde las niñas fracasan más que los chicos es Ceuta, aunque más de la mitad de ambos sexos no acaban la ESO. Por el contrario, varias de las provincias con mayor diferencia entre sexos se concentran en la submeseta sur.

Educación pública y diferenciada en Estados Unidos Leonard Sax, presidente de la Asociación Nacional para la Educación Pública de un solo Sexo de Estados Unidos, apuesta por que todos los padres tengan la oportunidad de poder escolarizar a sus hijos en un centro público de educación diferenciada, que según dice “mejora los resultados académicos de los alum-

signos

25


“Las diferencias más acusadas del fracaso escolar por sexos en España se encuentran en Cáceres, pues son 23 puntos los que separan a ellos de ellas”

“Cuando una escuela de un barrio deprimido de la ciudad americana de Toledo (Ohio) dejó de ser mixta el porcentaje de aprobados pasó del 19% a más del 80%”

nos, además de disminuir la violencia en el aula”. Esta afirmación queda respaldada por unos estudios realizados en Ohio (Estados Unidos), en los que se demostró que cuando una escuela de un barrio deprimido de la ciudad americana de Toledo dejó de ser mixta (para pasar a ser sólo para chicas) el porcentaje de aprobados pasó del 19% a más del 80%. De esta forma y desde que en 2002 se apostó firmemente por el fomento de las escuelas públicas de educación diferenciada en Estados Unidos, estos centros han pasado de 11 a un total de 540 en la actualidad. No obstante, cabe señalar que la educación diferenciada no es el único factor que favorece el éxito escolar. Por encima de esta realidad se sitúa el papel de los docentes y el compromiso de los padres con la formación de sus hijos. Aunque, claro está, si se aúnan todos estos factores, mejor los chicos con los chicos, y las chicas, con las chicas.

…y

Fuente: www.guardian.co.uk www.ecodiario.es www.diferenciada.org www.nytimes.com www.magisnet.com

Las chicas +

¿Quieres saber ?

La revista Signos te facilita la documentación necesaria para profundizar en las claves y ventajas de la Educación Diferenciada:

LIBROS:

FORMACIÓN:

Cerebro y Educación. Las diferencias cerebrales entre los sexos y su importancia en el aprendizaje (MARÍA CALVO CHARRO, EDITORIAL ALMUZARA). Este libro recoge de modo detallado la existencia de una serie de diferencias en los modos de vivir y aprender, entre hombres y mujeres. La guerra contra los chicos (CHRISTINA HOFF SOMMERS, EDICIONES PALABRA). La autora concluye que hay una base biológica para las diferencias entre sexo en todo lo concerniente a las aptitudes y las preferencias.

Postgrado en Educación Diferenciada (UNIVERSIDAD INTERNACIONAL DE CATALUÑA). El postgrado EDIF llena un vacío formativo en muchos profesionales de la educación y en muchas familias. Aporta conocimientos teóricos y prácticos para el trato diferencial de niñas y niños. Más información: www.uic.es II Congreso Latinoamericano de Educación Diferenciada: “Nuevos Escenarios para la Educación de Mujeres y Varones” (BUENOS AIRES, 3-5 SEPTIEMBRE 2009). El objetivo principal del Congreso es ofrecer un espacio que permita el diálogo y la reflexión acerca de la Educación Diferenciada por sexos. Más información: www.alcedargentina.com.ar Conclusiones II Congreso Educación Diferenciada (EASSE). El 24 de abril tuvo lugar en Roma el II Congreso Internacional de Educación Diferenciada organizado por EASSE (European Association Single-Sex Education). Las conclusiones las puedes encontrar en www.educaciondiferenciada.com/?p=390

signos

26


con las chicas



MUY INTERESANTE

Colabora: Aceprensa

ARTÍCULO

Hoy día absolutamente nadie discute que la lectura es una parte fundamental para la formación intelectual de las personas, tengan la edad que tengan. Las campañas de animación a la lectura institucionales, la extensión de la educación, la proliferación de bibliotecas escolares y municipales, las ferias del libros, etc., han convertido el libro en algo cotidiano, muy valorado, en teoría, por casi todo el mundo. Y digo en teoría porque luego sorprende negativamente el peso que la lectura tiene en la vida real: casi la mitad de los

Leer, la mayor diversión interactiva Adolfo Torrecilla ACEPRENSA

españoles confiesa no leer ningún libro al año, dato que contrasta con la masiva difusión, por ejemplo, de las revistas del corazón y de los periódicos deportivos. Según el último estudio de la Federación de Gremios de Editores de España, la tasa de lectura disminuye según aumenta la edad: entre los 10 y los 13 años el 85,3% se declaran lectores, porcentaje que baja al 71% entre los 14 y los 24. Y luego sigue descendiendo. La literatura sigue siendo la materia preferida por el 79,9% de los lectores. Por géneros, se repiten los habituales: novela histórica, misterio, aventuras. Mero entretenimiento Esta concepción de la lectura tiene sus consecuencias positivas para la industria del ocio, como que la lectura compita abiertamente con otras maneras de divertirse que tienen sobre todo los lectores más jóvenes. Así vemos que a pesar del auge de las cadenas televisivas, Internet, el correo electrónico, las redes sociales, el cine, etc., la lectura sigue siendo una de las actividades más practicadas y preferidas, como se ha visto con los éxitos internacionales de El Señor de los Anillos, las novelas de Harry Potter y también la saga de Stephenie Meyer. Pero entender la lectura solo como un mero y placentero entretenimiento tiene también sus

consecuencias negativas, ya que se rebaja la altura estética de sus contenidos en beneficio de una literatura cómoda, facilona, light. Esta actitud influye más de lo que parece en los libros que publican las editoriales (por ejemplo, en la calculada selección de los premios literarios), volcadas en el best-seller comercial. Salirse del guión Cuesta, sin embargo, salirse del guión, pues las editoriales más potentes son las que tienen más medios para promocionar sus libros y para distribuirlos en todos los lugares. Son, además, las que, a través de diferentes estrategias, ponen algunos libros tan de moda que hasta parece obligatorio tener que leerlos. Pero merece la pena hacer el esfuerzo para salirse del guión y encontrar libros que proporcionen un tipo de ocio más creativo y duradero. La suerte que tenemos en España es que la industria editorial es tan potente (se editan más de 70.000 títulos al año en casi novecientas editoriales) que todos los años encontramos unos cuantos títulos, no pocos, que contienen los mejores ingredientes para convertir la lectura en una actividad culturalmente enriquecedora, además de entretenida. A la caza de buenos títulos Para ello hay que saber rastrear, buscar, fiarse de alguien que pueda proponernos libros que nos hagan escapar de la uniformidad cultural que padecemos. La lectura así entendida nos enseña a contemplar la realidad, a analizar con detalle nuestras emociones y sentimientos, a ensanchar nuestro mundo interior y también a engrandecer nuestro espíritu de aventura. Aquellos que han leído a los clásicos saben de lo que estoy hablando. Uno de los principales retos que tienen los lectores actuales es reconocer que no todo vale, que todos los títulos no tienen la misma calidad, que no da lo mismo leer esto que aquello. Y en esta fase tienen una especial importancia los profesores, cuya misión es fomentar entre sus alumnos el mayor número de inquietudes, también culturales.


MUY INTERESANTE

LIBROS El sari rojo Autor: Javier Moro. Seix Barral. Barcelona (2008). 555 págs. Javier Moro consiguió un gran éxito de público en 2005 con Pasión India. El tema de la joven europea que adopta a la India como nueva patria, y los azares y dificultades que conlleva su aclimatación a un mundo totalmente nuevo, es retomado ahora por el autor en El sari rojo. En esta ocasión la protagonista es Sonia Gandhi, nacida Antonia Maino en un pueblo de Italia, que se convirtió en la esposa de Rajiv, el hijo de Indira y más tarde también primer ministro indio.

La hija del ministro Autor: Miguel Aranguren. La Esfera de los Libros. Madrid (2009). 512 páginas. Interesante cambio de registro en la obra de Miguel Aranguren. Una novela histórica que se ambienta en los años veinte y treinta del siglo pasado, un tiempo convulso marcado por la decadencia de la monarquía de Alfonso XIII, la proclamación de la II República y el estallido de la Guerra Civil. El libro engancha por su historia humana y social, por la verosimilitud del argumento y por la creación de personajes.

Amor y autoestima Autor: Michel Esparza. Rialp. Madrid (2009). 288 págs. Este ensayo, a la vez reflexivo y didáctico, contiene un análisis de la madurez humana y del amor ideal, así como una serie de remedios para quienes tienden al perfeccionismo y se desaniman fácilmente al constatar sus fallos. El hilo argumental es claro: puesto que necesitamos ser amados para mejorar la relación con nosotros mismos y con los demás, el Amor de Dios supondrá una ayuda decisiva.

DVD Valkiria Dirección: Bryan Singer. Intérpretes: Tom Cruise, Kenneth Branagh, Bill Nighy, Tom Wilkinson, Carice van Houten, Thomas Kretschmann, Terence Stamp. Guión: Christopher McQuarrie, Nathan Alexander. Música: John Toman. Fotografía: Newton Thomas Sigel. Duración: 115 min. Para jóvenes y adultos. En DVD y Blu-ray a partir de junio de 2009. El complot del 20 de julio para acabar con la vida de Hitler es uno de los episodios más heroicos y menos conocidos de la Segunda Guerra Mundial. Gravemente herido en combate, el coronel Claus Von Stauffenberg vuelve de África para unirse a la resistencia alemana y ayuda a organizar la Operación Valkiria, el complejo plan para que un gobierno en la sombra reemplazara al de Hitler una vez que hubiera muerto.

signos

30

The Visitor Dirección: Thomas McCarthy. Intérpretes: Richard Jenkins, Haaz Sleiman, Danai Jekesai Gurira, Hiam Abbass, Marian Seldes, Maggie Moore. Guión: Thomas McCarthy. Música: Jan A.P. Kaczmarek. Fotografía: Oliver Bokelberg. Duración: 104 min. “The visitor” se centra en un desencantado profesor de universidad (Richard Jenkins) que un día se encuentra a una pareja viviendo en su apartamento. A medida que vaya conociendo a estos dos extraños, descubrirá una nueva vida y un nuevo mundo. Thomas McCarthy demuestra un enorme talento para crear tipos humanos memorables, y las situaciones dramáticas a las que se enfrentan emocionan y resultan creíbles.

CINE Ponyo en el acantilado Dirección: Hayao Miyazaki. Guión: Hayao Miyazaki. Música: Joe Hisaishi Fotografía: Atsushi Okui. Duración: 100 min. “Ponyo en el acantilado” es una aventura mágica sobre la fuerza de la amistad y el poder de la naturaleza. Otra de las maravillas animadas con que nos suele obsequiar el genial Hayao Miyazaki. Su película es pura poesía, una delicia en cada uno de sus fotogramas. Llama la atención lo positivos que son sus personajes, la naturalidad con que despliegan sus virtudes, la generosidad, el espíritu de servicio, la alegría, la gratitud.




Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.