Catálogo VIII Exposición Colectiva SFM

Page 1

VIII

EXPOSICIÓN COLECTIVA SOCIEDAD FOTOGRÁFICA DE MÁLAGA


PRÓLOGO | CUÉNTAME CUANDO TE MIRO La fotografía escribe un instante de luz y de sombra. Encuadra el secreto de un relato y pronuncia su apertura sensorial para que la mirada del espectador continúe, explore y complete la historia. A veces la fotografía es la metáfora de un poema que nace en la pupila de quién observa y recrea aquello sobre lo que dispara. También puede ser un poema en sí mismo acerca de la fulguración de un instante que enseguida se desvanece. La fotografía no renuncia a disfrazarse de pintura del inconsciente, de la emoción, de múltiples tiempos, de lo que la imaginación evoca, de la técnica que le permite crear un espacio, un volumen, un color, una transrealidad y su paisaje. Siempre que la fotografía me mira me resulta imposible no mirarla a ella. Ambos sabemos que la seducción nos atrapa en tres sentidos: el que emana de lo que sus imágenes me narra, el que me provoca interrogantes y reflexiones en torno a la magia de su naturaleza de arte y el que uniendo uno y otro hace que yo le cuente a la fotografía lo que leo en ella. Creo que ese juego es el que nos mantiene enamorados. No sé resistirme a sus encantos. A buscar cada vez algo nuevo en su misterio, en su dominio, en lo que transmite y en lo que oculta. Sí, porque la fotografía es igualmente la pericia del ilusionismo, y si no hay truco hay trato pero prestidigitación siempre. Aunque lo que a mí más me gusta es contarle al oído lo que me provoca. Lo mismo que en esta exposición de la que comparto por escrito nuestro diálogo. A fondo sobre las principios que he expuesto al inicio de estas letras con diafragma, y personalizándolos en cada uno de los encuentros con las fotografías frente a las que pasaría más tiempo para mejor conocerlas, sentirlas, hacerme suyo, hacerlas mías. Cada una de las que forman este conjunto de relatos destaca por el sello en su género: unas las acuñaría en la intriga del noir, otras en el lirismo de un momento, algunas en la composición de lo fronterizo, las hay perfectas en la arquitectura de su geometría y están las que emanan una humanidad con la que hermanarse. Ninguna desmerece ni pasa desapercibida pero de entre todas les narraré sobre aquellas con las que quedé en volver a vernos el día de la inauguración, y si es posible todavía después. Quiero estar en esas escaleras en las que se miran verticales las ventanas y donde al fondo sucede un pensador, cada cual en su fachada y el sol en la de todos. Contemplar en vivo el volcán azul de un árbol antiguo renacido en la magia de la noche y en cuyo tronco el corazón del fuego late por la luna. Acabo de verla y de encenderle un deseo, estoy seguro que me caerá en las manos su estrella. Me gustaría que me contase Dinesen el joven pastor el sueño con el que se calienta, deseando que no se le escape como el humo. ¿Qué ven realmente los voyeur por el ojo de pez de la fachada del acuario? ¿Tiburones, delfines, sus propias fauces? La mirada nunca ocurre sola, siempre hay otra que la contempla, igual que la del espectador del espectador de fotografía cazado por el ojo de la cerradura. No llega en cambio la pupila al fondo de los rostros del metro ensimismados hacia dentro de su propio túnel. ¿Es lo mismo lo de arriba que lo de abajo, como decía el adagio de la Tabla Esmeralda? Respóndase cada uno contemplando la laguna del cielo y en el agua su belleza invertida, ensimismada en la desnudez del verde que nada sin ruido.


Su paz es otra versión de la paz de una vela encendida entre las manos de un niño cuya inocencia la ilumina. ¿Será un mago y la llama se convertirá en paloma? Puede que su metamorfosis sea también la de un libro del que no imaginó Kipling la escena de Kim y su gemelo leyendo a escondidas, al amparo de Buda, a punto de convertirse en tigres en la jungla de su aventura. ¿Cuál es la que vivirán las horas que pasean libres cuando se detiene el reloj de arena y el tiempo es la perfecta quietud de su marea? Y si no es de arena sino de esfera, son las agujas las que en domingo se adiestran como saltimbanquis picassianos en equilibrio difícil mientras la otra hace que el bambú de su figura se tense en sentido de la espera y del peso de la pieza que muerda su anzuelo. La música vuela entre la escritura y sus imágenes, entre las fotografías y las fabulaciones que les escucho. Lo demuestra el pentagrama urbano cuyas notas humanas son un jazz espontáneo con sombras de ritmos y de graves deslumbrados. Sucede lo mismo en la danza de las partituras como pájaros en embriaguez de aire y fuga, hasta que la batuta de dirección los enmarque en el cuadro de su orquesta. El Gran Hermano está mirando, nadie escapa doblegado. Máscara, sado. Cicatrices. Esperan el cuadrilátero, el lecho, el combate, siempre la equis de la vida y de la muerte. Los cadáveres se lavan, se centrifugan, pero la certeza de una huella los delata por la mano. Cinco dedos en abanico son la confesión del grito detrás de los cristales, y su eco se hace triple: el miedo, el terror, el pánico. Los nenúfares de Monet son el antídoto y si no la sonrisa blanca del mestizaje que nos evoca a Chema Madoz. ¿Quién no ha subido corriendo por la curva de la Historia hacia la torre del Castillo? El dragón o el amor nos esperan. Hasta que los sueños se desvanecen y sólo somos la belleza inquietante de los maniquíes cuyo destino es transformarse en nubes en otro escaparate. Paredes desahuciadas en las que trazar la frontera, el escondite o la salida de un grafiti, de un campo de color, de una composición geométrica en la que el espejismo acontece. Qué fantasmagóricos los juguetes fríos en mitad de donde la risa no sucede. Cruje su silencio inquietante más que cuando son espectros de infancia tatuadas sus sombras en la madera de la memoria. Alguien se dejó todas estas historias engavilladas con una cuerda en la barca de Caronte a punto de ser todo niebla. La esperanza es la belleza de la trapecista antes de convertirse esférica de aire, agua y luz en una pompapola que estalla en un beso. O dentro del ojo donde cada una de las fotografías hacen nido, igual que las cigüeñas, y después prosiguen su vuelo. (Felicito a sus autoras y autores por lograr que su magia nos haga mirar más lejos).

Guillermo Busutil Escritor y periodista



JORGE LÓPEZ-ARILLO | CAMINO DE KILKEE

5


SALVADOR LÓPEZ CAMINATA I MONJE ORANDO

6


SALVADOR LÓPEZ CAMINATA I MONJES LEYENDO

7


SALVADOR LÓPEZ CAMINATA I PESCADORES AL ATARDECER

8


JUANMA LÓPEZ | BLANCOYNIGHT

9


LOLA MAESE | HOT SHOWERS

10


LOLA MAESE | TEO&UNAY

11


FÁTIMA MAIRELES | SIMETRÍA DE COLOR

12


FÁTIMA MAIRELES | PUNTO DE FUGA

13


FÁTIMA MAIRELES | PINCELADAS DE LLUVIA

14


JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ DOÑA | ILUSIONES

15


JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ DOÑA | MUERTE

16


JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ DOÑA | PARTITURAS

17


JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ DOÑA | STRANGERS

18


JOSÉ ANTONIO MORENO PORRAS | COLOR DE ATARDECER

19


A. HORACIO MUÑOZ B. | CALISTENIA

20


A. HORACIO MUÑOZ B. | PASEANTES

21


MARISA MURILLO LARA | FANTASÍA FLORAL

22


MARISA MURILLO LARA | PAISAJE VIETNAMITA

23


NURIA MURILLO LARA I PERSÉFONE

24


ANABEL PACHECO | CHIMENEA MÓNICA

25


ANABEL PACHECO | VERSIONANDO A SOROLLA

26


JUAN GABRIEL RAMÍREZ NEGRILLO | ATARDECER

27


JUAN GABRIEL RAMÍREZ NEGRILLO | MÁSCARAS

28


FRANK RAMOS | DISTOPIA

29


SONIA REINA SEGOVIA | CONFINADO

30


SONIA REINA SEGOVIA | EL PASEO

31


PALOMA ROMERO ZABALA | ST1

32


PALOMA ROMERO ZABALA | ST2

33


SEBASTIÁN SÁEZ REGIDOR | OTOÑO

34


JOSÉ RAMÓN SAN JOSÉ | ASSILAH, MARRUECOS

35


JOSÉ RAMÓN SAN JOSÉ | BERLÍN

36


JOSÉ RAMÓN SAN JOSÉ | NOCTÁMBULOS

37


JOSÉ RAMÓN SAN JOSÉ | ROUND TOWER, COPENHAGUE

38


MARÍA SÁNCHEZ PÉREZ | GARFIELD

39


MARÍA SÁNCHEZ PÉREZ | ONCE UPON A TIME

40


ANA SENDRA HERNÁNDEZ | BANDERA DE COSTADO

41


RENATE SIMBURGER I SOMBRAS POR EL CAMPO

42


JOSÉ A. SUVIRES COLORADO | GEISHA

43


JOSE MANUEL. VILLANOVA REDONDO | BURJ KHALIFA-DUBAI

44


MARÍA JESÚS VILLASEÑOR | ALMA LALIBELA

45


MARÍA JESÚS VILLASEÑOR | PASTOR HAMMER

46


MARÍA JESÚS VILLASEÑOR | MUJER HAMMER

47


VICTORIA ABÓN I LUNA

48


ENRIQUE APARICIO | BAMBUCAT

49


LUIS BENZO | CHEFCHAOUEN

50


LUIS BENZO | DÍA DE PLAYA

51


LUIS BENZO | CONEY ISLAND ACUARIUM

52


LUIS BENZO | TORREMOLINOS

53


LUIS BENZO | VIÑALES

54


ANTONIO CANO URBANO I CIGÜEÑAS EN B&N

55


MJOSÉ CANTERO ANGULO | HIDROFOBIA

56


CINTA CAZORLA | CENTRO NIEMEYER

57


CINTA CAZORLA | CUBA

58


CINTA CAZORLA | GARABATOS

59


CINTA CAZORLA | METRO DE PARÍS

60


PACO CRUCES | ST1

61


PACO CRUCES | ST2

62


ALBERTO ESPINA EIZAGUIRRE | LO QUE NO DIGO

63


RAFAEL FLORIDO RODRÍGUEZ | ATRACCIÓN

64


RAFAEL FLORIDO RODRÍGUEZ | IMPRESIONIST@

65


RAFAEL FLORIDO RODRÍGUEZ | LUCES Y SOMBRAS DEL VIAJERO

66


JOSÉ Mª GARCÍA MARTÍN | ST1

67


JOSÉ Mª GARCÍA MARTÍN | ST2

68


ANTONIO G. REDONDO | MAESTRA Y ALUMNOS

69


JOSÉ MIGUEL GUTIÉRREZ | ESTRUCTURA

70


JOSÉ MIGUEL GUTIÉRREZ | OBSERVADO

71


MERCEDES HIGUERO I GRANDE ARCHE

72


ISABEL INFANTES MORALES | INTERVALO

73


ROCÍO JURADO I ARCOLUNA

74


ROCÍO JURADO I EL RENACIDO

75


ROCÍO JURADO I REVOLUCIONES POR MINUTO

76


ROCÍO JURADO I TE AHOGAS EN UN CHARCO DE AGUA

77


A PESAR DE TODO, SEGUIMOS HACIENDO HISTORIA COMO ASOCIACIÓN La asociación “Sociedad Fotográfica de Málaga (SFM)”, tiene su germen en el “Grupo bB&W” que, en los años 2011-2012, empieza a darle forma a lo que hoy es la Sociedad Fotográfica de Málaga. En el 2012, coincidiendo con unas Jornadas sobre Fotografía Contemporánea, celebradas en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC), y en las que participan varios miembros del “Grupo bB&W”, un número importante de participantes en dichas Jornadas, al tener conocimiento del proyecto, solicitan formar parte del mismo.

fotográficos o simplemente intercambiando experiencias, conocimientos y calidad técnica y artística. Cuenta entre sus socios de honor con fotógrafos de tan reconocido prestigio como Josep María Ribas i Prous, Cristina García Rodero, Isabel Muñoz, Gervasio Sánchez, Chema Madoz, Concha Casajus, Juan Manuel Castro Prieto o Pierre Gonnord.

Si bien, la SFM no toma forma legal hasta primeros de 2013, cuando se constituye legalmente y se inscribe en el Registro de Asociaciones de la Junta de Andalucía y seguidamente se realiza idéntico trámite para que sea inscrita en el Registro de Asociaciones del Excmo. Ayuntamiento de Málaga.

En este tiempo, a pesar de que las instituciones públicas municipales, en este último año, han relajado el apoyo de épocas anteriores, la SFM ha sido capaz de aportar su granito de arena a la fotografía de Málaga, a través de su asesoramiento en el prestigioso Certamen Fotográfico de AsisaFoto, en sus últimas ocho ediciones, la organización y puesta de largo de la exposición retrospectiva del reconocido fotógrafo José Mª Ribas y Prous, así como sus exposiciones colectivas anuales en el Ateneo de Málaga (ocho hasta el momento).

La Sociedad Fotográfica de Málaga (SFM), nace como una asociación cultural, sin ánimo de lucro, cuyos objetivos fundamentales son: fomentar, difundir y promocionar la Fotografía en Málaga, como medio de expresión artística. Buscamos ilusionar, enriquecer y compartir las experiencias de aquellos amantes de la fotografía, tanto profesionales como aficionados, cuya actividad creadora puede ser compartida con cualquier persona, así como sus experiencias, conocimientos y calidad técnica y artística.

La propuesta de la SFM para continuar creciendo, con una apuesta firme por la juventud y la mujer, y siendo un referente en Málaga para todos aquellos profesionales y aficionados que tengan interés por la fotografía, en cualquiera de sus formas, será: realizar talleres y cursos de fotografía, invitar a fotógrafos de reconocido prestigio a compartir experiencias con los miembros de la sociedad, a través de Master Class, planificar exposiciones, organizar “quedadas fotográficas” con sus socios, etc,...

Para ello, pretendemos compartir nuestras imágenes con otros socios, realizando actividades, dentro y fuera de nuestra sede, organizando y participando en eventos

En este contexto, y para orgullo y satisfacción de sus asociados y amigos invitados, hemos recibido a fotógrafos de altísimo nivel como Josep María Ribas i


Prous, Cristina García Rodero, Isabel Muñoz, Gervasio Sánchez, Chema Madoz, Carlos Pérez Siquier, Publio López Mondejar, Enrique Cano, Vicente López Tofiño, Bernardo Pérez, Manuel Vilches, Concha Casajús, Isabel Diez Vicente, Fernando Puche, Gabriel Brau, José Ramón Luna de la Ossa, Fernando Flores Huecas, Ubaldo Moreno, Laura Terré, Samuel Aranda, Jesús Botaro, Mario Rubio, Juan Manuel Castro Prieto, Juan Manuel Díaz Burgos, el fotógrafo cubano Raúl Cañibano, Mingo Venero, Eduardo D’Acosta, Iñaki Relanzón, Ouka Leele, Emilio Morenatti, Julián Ochoa, Agustín Sagasti, Sema D’Acosta, Pierre Gonnord, José Benito Ruiz, Katy Gómez, Chema Conesa, Fernando Moleres o Ana Palacios. En este apartado de fotógrafos ilustres, no podemos dejar de mencionar el nombramiento como Premio Nacional de Fotografía al Mejor Fotógrafo CEF 2019 de nuestro anterior presidente y socio fundador, D. Manuel Viola, lo que es un orgullo y honor para la SFM. Igualmente, la Sociedad Fotográfica de Málaga (SFM) se ha convertido en “altavoz” para fotógrafos noveles malagueños que, trimestralmente, a través de su “Ventana para Jóvenes Fotógrafos”, les da la oportunidad de presentar sus proyectos en la asociación. Este año 2020, ha estado condicionado por la pandemia del Covid-19, lo que ha limitado, a partir de mediados del mes de marzo, las actividades presenciales en nuestra sede. Por lo que ha habido que “reinventarse” y adaptarse a las nuevas circunstancias, optando por reuniones “online” y, aun así, se ha duplicado la asistencia media de los eventos presenciales.

Sin embargo, es un orgullo, como presidente de la SFM, y digno de agradecer, el trabajo de la Junta Directiva, adaptándose a las limitaciones sobrevenidas, y consiguiendo multiplicar por dos las actividades del año anterior, siendo un referente en Andalucía, tanto por los fotógrafos invitados como por sus cursos y talleres realizados. Por último, quisiera destacar el trabajo realizado para poner en valor, mediante la presentación de sus obras, a los fotógrafos malagueños, a través del ciclo de master class, “Hecho en Málaga – FOTÓGRAFOS MALAGUEÑOS”. Y, a pesar de todo, la asociación “Sociedad Fotográfica de Málaga (SFM)” tiene que estar de enhorabuena porque en este 2020 ha conseguido llegar al socio número 200. ¡¡¡ ENHORABUENA TODAS Y TODOS LOS QUE CONFORMAMOS LA SFM Y LA HACEMOS MÁS GRANDE CADA DÍA !!! Nuestro domicilio social se encuentra en calle La Merced Núm. 1 1ª planta de Málaga. Se puede conseguir una mayor información de esta asociación a través de su web www.sfm.org.es

Antonio G. Redondo Presidente de la SFM contacto@sfm.org.es


VIII EXPOSICIÓN COLECTIVA SOCIEDAD FOTOGRÁFICA DE MÁLAGA COPYRIGHT© SFM www.sfm.org.es Depósito Legal: QUEDA PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIERA DE SUS C ONTENIDOS.


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.