Page 1

HUYGENS Boletín Oficial de la Agrupación Astronómica de la Safor AÑO XIX

marzo - abril - 2014

Número 107 (Bimestral)

La Alineación solar del Parpalló Luz zodiacal AJUNTAMENT

John Lowry Dobson astrónomo de acera

DE GANDIA


JUNTA DIRECTIVA A.A.S.

A.A.S.

Presidente Honorífico: Presidente: Vicepresidente: Secretario: Tesorero: Bibliotecario y Distribución:

Agrupación Astronómica de la Safor Fundada en 1994

Sede Social C/. Pellers, 12 - bajo 46702 Gandía (Valencia) Correspondencia Apartado de Correos 300 46700 Gandía (Valencia) Tel. 609-179-991 // 960.712.135 WEB: http://www.astrosafor.net e-mail:cosmos@astrosafor.net

COORDINADORES DE LAS SECCIONES DE TRABAJO

Depósito Legal: V-3365-1999 Inscrita en el Registro de Sociedades de la Generalitat Valenciana con el nº 7434 y en el Registro Municipal de Asociaciones de Gandía con el num. 134

EDITA Agrupación Astronómica de la Safor CIF.- G96479340 EQUIPO DE REDACCIÓN Diseño y maquetación: Marcelino Alvarez Villarroya Colaboran en este número: Francisco M. Escrihuela, Marcelino Alvarez, Maximiliano Doncel, Josep Julià Gómez, José Lull, Angel Requena, Angel Ferrer, Palmira Marugán.

Asteroides:Josep Juliá Gómez (mpc952@hotmail.com) Planetaria:Angel Ferrer (palan100@hotmail.com) Arqueoastronomía:José Lull García (jose.lull@gmail.com) Cielo Profundo:Miguel Guerrero (guerrero_fran@ono.com ) Efemérides:Francisco Escrihuela (pacoses@ole.com) Heliofísica: Joan Manuel Bullón (joanma_bullon@yahoo.es) Astrofotografía: Angel Requena Villar (arequenavillar@yahoo.es)

COMITÉ DE PUBLICACIONES

Formado por los coordinadores de sección y el editor, el comité se reserva el derecho a publicar los artículos que considere oportunos.

CUOTA Y MATRICULA

Socios : Socios Benefactores: Matrícula de inscripción única :

IMPRIME DIAZOTEC, S.A. C/. Taquígrafo Martí, 18 - Telf: 96 395 39 00 46005 - Valencia Depósito Legal: V-3365-1999 ISSN 1577-3450

45 € 105 € 6€

• Las cuotas serán satisfechas por domiciliación bancaria y se pasarán al cobro en el mes de enero. • Los socios que se den de alta después de junio abonarán 25 € por el año corriente.

RESPONSABILIDADES Y COPIAS La A.A.S. no comparte necesariamente el contenido de los artículos publicados. Todos los trabajos publicados en este Boletín podrán ser reproducidos en cualquier medio de comunicación previa autorización por escrito de la dirección e indicando su procedencia y autor. DISTRIBUCIÓN El Boletín HUYGENS es distribuido gratuitamente entre los socios de la A.A.S., entidades públicas y centros de enseñanaza de la comarca además de Universidades, Observatorios, centros de investigación y otras agrupaciones astronómicas. Tanto la Sede Social, como la Biblioteca y el servicio de secretaría, permanecerán abiertas todos los viernes de cada semana, excepto festivos, de 20:30 a 23 horas.

La alineación solar del Parpalló La imagen de la portada corresponde a la alineación del Sol equinoccial en la Cova del Parpalló. La fotografía fue tomada por José Lull desde el interior de la sala más profunda de la cueva, en el momento en que el haz de luz equinoccial se introdujo en la sala, por breve espacio de tiempo, el 20 de marzo de 2011.

Huygens nº107

José Lull García Marcelino Alvarez Enric Marco Maximiliano Doncel Jose Antonio Camarena Kevin Alabarta

SOCIOS BENEFACTORES Socios que hacen una aportación voluntaria de 105 € Socio nº 2 José Lull García Socio nº 3 Marcelino Alvarez Villarroya Socio nº 10 Ángel Requena Villar Socio nº 12 Ángel Ferrer Rodríguez Socio nº 14 Jose Antonio Camarena Navarro Socio nº 15 Francisco Pavía Alemany Socio nº 22 Juan García Celma Socio nº 40 Juan Carlos Nácher Ortiz Socio nº 49 Mª Fuensanta López Amengual Socio nº 51 Amparo Lozano Mayor Socio nº 58 David Serquera Peyró Socio nº. 94 Maximiliano Doncel Milesi Socio nº 97 Enric Marco Soler Socio nº 102 José Lloret Pérez

marzo - abril - 2014

SOCIOS NUEVOS

Página 2


Huygens 107 marzo - abril - 2014 3 Editorial

5 Efemérides 1994 AAS

por

Marcelino Alvarez

Veinte años es una cifra lo suficientemente grande como para que la podamos expresar ya en términos astronómicos, ya que llevamos recorridos 20.0001000.000 de Km. y seguimos...

14 La alineación solar del equinoccio en la cova del Parpalló

por

José Lull

La Cova del Parpalló es uno de los yacimientos paleolíticos más importantes de la fachada mediterránea peninsular. A causa de su inusual abundancia en arte mueble respecto a otros yacimientos cercanos podemos sospechar que el lugar pudiera haber tenido alguna significación especial, actuando quizá a modo de santuario, tal vez vinculado a la fertilidad. Con este estudio arqueoastronómico demostramos cómo la sala más profunda de la cueva marca perfectamente los equinoccios y, con ello, el inicio de la primavera, época que se manifestaría con temperaturas menos acusadas, nuevos recursos y migraciones temporales.

20 El legado de John Lowry Dobson

por

Maximiliano Doncel

El día 15 de enero, el inventor del telescopio reflector dobsoniano, John L. Dobson, murió a la edad de 98 años en Burbank, California. Había nacido en Beijing, China, en 1915, donde sus abuelos maternos habían fundado la Universidad de Pekín, en 1898. Quizás junto con Carl Sagan, Dobson fue uno de los divulgadores de la astronomía más entusiastas e importantes

23 Luz Zodiacal por Angel Ferrer y Palmira Marugan En todos los libros y manuales de astronomía se describe que es la luz zodiacal y sin embargo casi ningún aficionado la ha visto. En unos pocos hay fotos. En las web pasa lo mismo, hay pocos artículos, pocas fotos y casi ningún comentario. La etiquetan de “esquiva” luz zodiacal, con “muy buenos cielos se puede intentar ver”, “el halo de lo casi invisible”… Ciertamente no es fácil observarla pero si se consigue queda un recuerdo inolvidable. En este artículo trataremos de dar información para que lo consigamos. 29 Galería fotográfica

por

Angel Requena

No nos hemos recuperado todavía del ajetreo que nos produjeron los cometas de finales de año (Lovejoy, el cometa del año e Ison, el fiasco del siglo) y ya tenemos otro evento fascinante e inusual que fotografiar y seguir, la supernova SN 2014J de M82. La casualidad hizo que la descubrieran unos alumnos británicos mientras hacían prácticas astrofotográficas con un telescopio y al apuntar casualmente a la galaxia del Cigarro (M82). ¡Menuda suerte! En cualquier caso, el mérito del hallazgo es indiscutible y seguro que este descubrimiento incentivará a otros estudiantes a interesarse por nuestra bella ciencia. 38 Actividades sociales

por

40 Efemérides por Los sucesos mas destacables y la situación de los planetas en el bimestre

42

Asteroides

Huygens nº 107

por

marzo - abril 2014

Marcelino Alvarez

Francisco M. Escrihuela

Josep Julià

Página

3


ESTABILIDAD ECONOMICA Bueno; por fin, parece que hemos pasado la crisis, y comienzan a verse los primeros “brotes verdes”* de la A.A.S. Como no hay mal que cien años dure, las penurias económicas de la Agrupación no han sido una excepción, y han durado un par de ejercicios. A día de hoy, han sido pagadas todas las deudas con las que teníamos un compromiso de pago “lo antes posible”, e incluso, tenemos en el horizonte la posibilidad de adquirir nuevo material de observación. Y como dicen que “gato escaldado del agua fría huye” no creo que nos volvamos a meter en esas trampas de la administración. Si alguna vez hay que solicitar alguna subvención o ayuda, será porque sin ella, haríamos lo mismo, y sólo la posibilidad de recuperar algo la inversión, nos hará solicitar la ayuda pública. Hay que aprender de la historia, si no queremos repetirla. Y no queremos. EXCEPCION Nunca viene mal realizar alguna cosa excepcional, para salir un poco (o un mucho), de la rutina, que consigue normalmente que perdamos interés poco a poco por las cosas. Como se puede comprobar, este número de Huygens tiene algunas novedades. Por una parte, la entrada del color en los títulos de las secciones y los encabezados de los artículos. Eso es una cosa que vamos a modificar para darle algo mas de presencia a la revista. Ya comenzó en el número anterior. Y por otra la no aparición las fichas de cielo profundo, que está realizando nuestro compañero Joanma Bullon, ni sus fotos de la sección de Heliofísica, ni alguna que otra sección fija. Esto en realidad es debido a la coincidencia de oportunidad y excepcional longitud de dos de los artículos que forman el cuerpo de la revista. En el próximo número se continuará con las secciones habituales, a no ser que la abundancia de artículos, nos obligue a aumentar el número de páginas para no dejar a nadie fuera. (*) No me resisto a comentar la frase "atravesar el cabo de Hornos" (equivalente a la de los brotes verdes) que pronunció el presidente del Gobierno recientemente, porque los cabos NO se atraviesan. Se pasan, o se doblan, pero atravesarlos... me acuerdo del chiste aquel del farero gallego y la VI Flota americana...

Boletín de afiliación a la Agrupación Astronómica de la Safor. DESEO DOMICILIAR LOS PAGOS EN BANCO O CAJA DE AHORROS BANCO O CAJA DE AHORROS.................................................................................................................................. Cuenta corriente o Libreta nº ........... ............ ........ ....................................... Entidad Oficina D.C. nº cuenta Domicilio de la sucursal.................................................................................................................................................. Población.................................................................................. C.P. .............................. Provincia ................................ Titular de la cuenta ....................................................................................................................................................... Ruego a ustedes se sirvan tomar nota de que hasta nuevo aviso, deberán adeudar en mi cuenta con esta entidad los recibos que a mi nombre le sean presentados para su cobro por "Agrupación Astronómica de la Safor" Les saluda atentamente (Firma) D/Dña ............................................................................. ................................................. Domicilio .......................................................................................................................... D.N.I. ......................... Población ................................................................ C.P. ............................. Provincia ......................................... Teléfono:........................................... ...................... e-mail:........................................................ Cuota:

Inscripción: socio: socio benefactor:

Huygens nº 107

6€ 45 € al año. 105 € al año

marzo - abril 2014

Página

4


FELICIDADES A.A.S. Marcelino Alvarez Villarroya maralvilla@gmail.com Veinte años es una cifra lo suficientemente grande como para que la podamos expresar ya en términos astronómicos, ya que llevamos recorridos 20.0001000.000 de Km. y seguimos...

Durante este año, quiero recordar alguna de las efemérides que también cumplen 20 años. Algunas tendrán relación con la Astronomía o la Ciencia en general, y otras serán noticias de cada día, algunas olvidadas, que en su momento nos acompañaron en nuestra vida.

14 de marzo- se publica la versión 1.0.0 del kernel (núcleo) de Linux.

15 de marzo.- El asteroide 1994 ES1 pasa a 165.000 km de la Tierra, casi la mitad de la distancia que existe entre nuestro planeta y la Luna.. 21 de marzo.- En Estados Unidos, se incluye el cráter Sedan (el cráter artificial más grande en ese país) en el Registro Nacional de Lugares Históricos. La lluvia radiactiva provocada por la bomba Sedan contaminó más estadounidenses que ninguna otra prueba nuclear. 26 de abril.– También en Estados Unidos, se celebra la Gran Carrera de Vehículos Lunares de la NASA .Es un evento anual, que tuvo lugar en el Centro Espacial y de Cohetes, organizado por el Centro de Vuelo Espacial Marshall en Huntsville, Alabama, en el que los estudiantes de secundaria y universitarios tenían el reto de diseñar, construir y mover con fuerza humana, vehículos lunares abordando muchos de los mismos desafíos de ingeniería tratados en el programa Apolo, que fue el desarrollador del vehículo lunar a finales de 1960. 27 de abril.- En Sudafrica, se celebran elecciones libres y multirraciales, poniendo fin al período conocido como “apartheid”, en las que resultaría vencedor el Congreso Nacional Africano de Nelson Mandela. 29 de abril.- En España, Luis Roldán (exdirector de la Guardia Civil) se da a la fuga.

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

5


La alineación solar del equinoccio en la Cova del Parpalló. Una nueva aproximación arqueoastronómica José LULL Coordinador de la Sección de Arqueoastronomía jose.lull@gmail.com

La Cova del Parpalló es uno de los yacimientos paleolíticos más importantes de la fachada mediterránea peninsular. A causa de su inusual abundancia en arte mueble respecto a otros yacimientos cercanos podemos sospechar que el lugar pudiera haber tenido alguna significación especial, actuando quizá a modo de santuario, tal vez vinculado a la fertilidad. Con este estudio arqueoastronómico demostramos cómo la sala más profunda de la cueva marca perfectamente los equinoccios y, con ello, el inicio de la primavera, época que se manifestaría con temperaturas menos acusadas, nuevos recursos y migraciones temporales. Por ello, podemos sugerir que la alineación solar equinoccial, como marcador estacional, pudo aportar a la cueva un elemento diferenciador añadido

ABSTRACT The Cova del Parpalló is one of the most important Palaeolithic Sites of the Mediterranean coastline of the Iberian Peninsula. Because of the unusual abundance in mobility art we suspect that the cave might have been treated as a sanctuary, perhaps linked to fertility. With this archaeoastronomical analysis we can show how the innermost chamber of the cave marks the coming of the vernal equinox and thus, the beginning of the spring, when temperatures are not as cool, nature offers new resources and temporary migrations occur. Therefore, we suggest that the equinoctial solar alignment, as a seasonal marker, could bring to the cave a distinguishing feature added to its sacred character.

para que ésta tuviera dicho carácter sacro.1

SUMARIO 1. El cielo del Paleolítico. 2. La Cova del Parpalló. Situación y arqueología del lugar. 3. Un lugar especial. 4. Sobre la alineación solar de la Cova del Parpalló en el solsticio de invierno. 5. La alineación solar de la Cova del Parpalló durante los equinoccios. 6. Conclusiones.

1. El cielo del Paleolítico

En el período Neolítico y la Edad del Bronce constatamos con claridad el interés que, en ciertas culturas, des-

La observación del cielo por los antiguos y su plas-

pertó la observación del firmamento y, principalmente,

mación en creencias, cosmogonías y simbolismos hace

del movimiento del Sol por la bóveda celeste. La sim-

de la antigua astronomía una fuente cultural (Ruggles

bología astronómica está presente en muchos artefactos

y Saunders 1993; Belmonte 2006) que no debe ser

de la época, si bien nuestra capacidad de acercamiento

obviada, siendo estudiada con una metodología precisa

a estas cosmologías es aún limitada (Pásztor 2010). En

y adecuada en un ámbito interdisciplinar (Cerdeño y

cuanto a las más antiguas alineaciones de edificios que

Rodríguez Caderot 2009) y en el contexto arqueológico

de manera clara muestran una relación entre los astros y

y cultural concreto (Pásztor 2009). Éste es un legado cul-

las creencias, podemos señalar el círculo de Goseck, en

tural al que no siempre nos podremos aproximar, sobre

Alemania, con orientaciones al orto y ocaso del solsticio

todo cuando nos trasladamos a épocas tan antiguas como

de invierno fechadas hacia el año 4900 a.C. (Bertemes

el caso que nos atañe.

y Schlosser 2004; Biehl 2010), o el pequeño círculo de

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

6


piedras de Nabta Playa (Lull 2004: 283-284), en Egipto,

Autores como Marshack (1964), Vertes (1965), Frolov

fechado entre el 4500 y 4000 a.C., y que aparentemente

(1981), Rappenglück (1999), Belmonte (2010) y otros,

marca el orto del solsticio de verano y el ocaso del de

aceptan la existencia de calendarios o almanaques luna-

invierno.

res, solares o luni-solares, a veces complejos, o simples notaciones a partir de la contabilización de series de

Según nos aproximamos al IV y III milenio a.C., el

líneas o círculos, en ocasiones incisos o pintados, que

número de ejemplos conocidos crece muy notablemente.

aparecen en el arte mueble o parietal de la época. Uno

Así, contamos con el conocido túmulo de Newgrange en

de los más simples sistemas de notación es el que según

Irlanda (Ruggles 2010), por el que el Sol del solsticio

Joseph se observa en la Venus de Laussel, descubierta en

de invierno penetra un largo corredor hasta iluminar su

1909 en la Dordoña francesa y fechada en la transición

cámara funeraria. Este enorme túmulo se calcula que

del gravetiense-solutrense, hacia el 25.000 - 20.000 a.C.

fue erigido hacia el año 3300 a.C. (Belmonte 1999:

Consiste en una figura femenina desnuda que sostiene

57-59). También en el mundo megalítico destaca el

un cuerno en cuyo interior aparecen 13 trazos que han

yacimiento de Stonehenge, del que se han desbordado

sido interpretados como las trece menstruaciones de la

las hipótesis arqueoastronómicas yendo más allá, sin

mujer o los trece ciclos lunares que se completan en

duda, de lo que en origen pudo ser la intención de sus

un año solar (Joseph 2002: 326). Un hueso procedente

constructores (Krupp 1989: 99-153). O, las antas portu-

del Abri Blanchard (Dordoña, Francia), fechado hacia

guesas, y de la zona de Valencia de Alcántara (Belmonte

el 30.000 a.C., presenta una serie de marcas que han

y Hoskin 2002; Belmonte y Belmonte 1995), donde

sido interpretadas por Marshack como una recreación

encontramos antiguos ejemplos de alineaciones solares

de dos ciclos lunares (Ruggles 2005: 5-7). Otro ejem-

de finales del V y IV milenio a.C. que transmiten una

plo, más complejo, es el supuesto sistema de notación

evidente relación entre el renacimiento de la potencia

calendárico reconocido en el llamado Hueso de Thaïs

solar y la regeneración del difunto en la otra vida. Esta

(Rappenglück 2010: 16-18), fechado hacia el año

relación entre la arquitectura megalítica y los astros es

10.000 a.C., procedente de la cueva del mismo nombre

observable en muchos lugares del mundo, como el sitio

(Drôme, Francia). Rappenglück, firme defensor de los

de Hanamsagar en la India (Rao 2005: 509-510), donde

conocimientos astronómico-calendáricos de las gentes

las alineaciones parecen relacionarse con el inicio de los

del papelolítico indica: Palaeolithic man was able to

diversos ciclos estacionales. No es sorprendente com-

establish lunar, solar and lunisolar time-factored nota-

probar cómo este tipo de alineaciones han conservado

tions mostly written down on mobiliary art, as proven

el mismo significado en las más diversas culturas y en

by the scientific research work of the last decades

épocas muy distintas (Lull 2009).

(Rappenglück 2001: 401). No obstante, esta visión ha sido contestada por otros investigadores (D’Errico et al.

Más allá de la constatación de los numerosos

2003: 32-33; Pásztor y Priskin 2010).

yacimientos donde se crearon alineaciones astronómicas intencionalmente, y que demuestran la relación

Evidentemente, los hombres del Paleolítico Superior,

del ser humano con el cielo desde el Neolítico, existen

al observar el cielo, tuvieron que darse cuenta, entre

otros estudios, a veces controvertidos, enfocados a los

otras cosas, que la Luna cambia de aspecto en un ciclo

conocimientos calendáricos luni-solares del Neolítico y

regular y que el Sol, a lo largo de las estaciones, varía

Bronce (Rebullida 1990; 1999) por los que deducimos

su recorrido en altura y azimut. Así, no es descartable

que el control del tiempo también podía tener importan-

que algunas representaciones reflejen el cambio en el

cia en las necesidades y creencias de aquellas gentes.

aspecto de la Luna durante sus fases. Asunto muy distinto es reconocer si entonces fueron capaces de concebir y

Pero, ¿cuál es la situación en el Paleolítico Superior?. Realmente, ésta es una época de muy complejo acer-

registrar series lunares y relacionarlas con el año solar, a modo de calendario.

camiento desde el punto de vista arqueoastronómico. Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

7


Menos probabilidad debe darse aún, en mi opinión,

tadamente así la deformación a la que llevan muchos

a las equiparaciones que algunos autores han reali-

“estudios” arqueoastronómicos cuando abandonan peli-

zado entre constelaciones o asterismos actuales con

grosamente el umbral de la metodología científica.

supuestas constelaciones paleolíticas plasmadas en las

En la prehistoria del Paleolítico Superior peninsu-

paredes o techos de algunas cuevas. Un ejemplo es

lar destaca la cueva de Altamira, cuyo techo plagado

la supuesta Corona Boreal que, según Rappenglück

de bisontes es por todos conocido. Este techo ha sido

(2000), aparece representada en La Cueva del Castillo

interpretado también a modo de planisferio (Antequera,

(Cantabria), del Magdaleniense; o la constelación de

1994), equiparación que me parece fuera de lugar, pues

Orión presuntamente plasmada en una placa de marfil

carece de la más mínima base de apoyo.

de Geißenklösterle de hace 32.000 años (Rappenglück

Es tal la dificultad que encontramos al intentar reali-

2003), y otras equiparaciones similares (Rappenglück

zar una aproximación astronómica a la simbología del

2008). Sin embargo, el grupo estelar del Paleolítico

Paleolítico Superior, cuando tan complejo es cualquier

Superior que más defensores y difusión ha encon-

acercamiento al pensamiento religioso de estas culturas

trado es el de las Pléyades (Laouli 2006: 7) e Hyades,

que, de hecho, podemos llegar a comprender a Pásztor y

en la constelación de Tauro, según se supone plas-

Priskin (2010) cuando señalan que until now no research

mado en la cueva de Lascaux (Dordogne, Francia), del

into prehistoric European cave art has led to the defini-

Magdaleniense (Antequera 1994; Rappenglück 1997)

tive identification of any astronomical knowledge. All of

o en la cueva de La-Tête-du-Lion (Ardecha, Francia),

the various hypotheses put forward identifying astrono-

del solutrense, hace unos 21.000 años (Rappenglück

my in the European Palaeolithic lack objective scientific

2001). También en Lascaux se han querido ver, incluso,

evidence to support them. This, however, does not mean

representaciones de eclipses solares, planetas y otras

that Palaeolithic people were not interested in the sky.

constelaciones (Antequera: online), llevando el estudio

Evidentemente, observaban el cielo, y probablemente

de este arte parietal a un campo absolutamente especu-

se interesaron por los cambios de posición del Sol,

lativo y falto de base científica. En relación a muchas de

transmisor de las estaciones en un mundo cuyos ciclos

estas teorías Belmonte (2005-2006: 27) hablaba “de la

estacionales debían marcar las principales pautas del

especulación simpática a la salvaje”, criticando acer-

comportamiento humano.

Figura 0: Entrada de la Cova del Parpalló, Gandía (foto del autor, 24-XII-2010).

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

8


2. La Cova del Parpalló. Situación y arqueología del lugar

metros de desarrollo. La sala más profunda de la Cova del Parpalló es la que llamaremos sala C. Se accede a ella desde el extremo NO de la sala B. Es de pequeñas

La Cova del Parpalló se halla a unos 450 metros de

dimensiones, 3 x 1.5 metros, pero su altura (2.14 m.)

altitud, en la vertiente sur del monte Mondúber, en el

permite que nos podamos poner de pie en ella. El suelo

paraje natural Parpalló-Borrell, situado en el extremo

de esta sala se halla entre un metro (lado norte) y 56 cm

occidental del término municipal de Gandía, a 11 km. de

(lado sur) por debajo del suelo de la sala B, y la altura

la ciudad ducal. Sus coordenadas son: Latitud: 39º 00’

de su entrada es de 1,30 metros.

15” N - Longitud: 00º 16’ 18” W; UTM 30, 736263 X, La Cova del Parpalló, es el mejor exponente del arte

4320800 Y (ETRS 89).

del Paleolítico Superior en toda la mitad este peninsuDesde el exterior, la entrada de la cueva tiene un gran

lar, por lo que constituye un yacimiento casi único y de

desarrollo vertical. Superando un desnivel de varios

gran interés para cualquier estudioso de dicho período.

metros se accede a la sala principal de la cueva, que

Su conocimiento como yacimiento arqueológico se

tiene cerca de 14 metros de longitud en su lado mayor,

constata desde 1872 por parte del arqueólogo Juan

con orientación N-S (fig. 1). Esta sala alcanza los 15

Vilanova, quien en unas pequeñas excavaciones extrajo

metros de altura, y es en ella donde se encontraron los

materiales que actualmente se encuentran en el Museo

sobradamente conocidos restos de arte mueble cara-

Arqueológico Nacional. Cuarenta años más tarde, la

Figura 1: Planta y perfil de la Cova del Parpalló (tomado de J. Aparicio et al. 1983: fig. 21).

cterísticos del Parpalló y, más recientemente, el grabado

cueva suscitó el interés del conocido prehistoriador

de un caballo en 2001. En el lado NO de la sala principal

francés Henri Breuil, que tras hallazgos de plaquetas

se alcanza, salvando un desnivel de varios metros, una

grabadas en una simple prospección, solicitó permiso

primera sala (que llamaremos A) de aproximadamente 5

para excavar la cueva, cosa que no pudo llevar a cabo a

metros de lado y más de 3 metros de altura. Tras la sala

causa del inicio de la Primera Guerra Mundial.

A, superando una serie de estalagmitas hallamos la sala B, de dimensiones similares a la anterior pero con una

Las primeras campañas de excavación sistemática de

altura en su acceso de 2,89 metros, y unos 2,5 metros

la Cova del Parpalló, tendrían lugar tras la fundación

en su punto medio. Prácticamente en su centro posee un

en 1927 del Servicio de Investigación Prehistórica de

pozo de poco más de un metro de profundidad que da

la Diputación de Valencia. La excavación, dirigida por

acceso a un espacio de muy baja altura pero de varios

Luís Pericot, se desarrolló durante tres campañas, desde

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

9


1929 a 1931, si bien en julio de 1959 el mismo Pericot

yacimientos vecinos como la Cova de les Mallaetes

volvería al lugar para excavar parte del acceso de la

(Dupré 1980). Hay que recordar que el máximo glacial

cueva.

tuvo lugar hacia el 16.000 a.C., en la fase Würm (Chaline 1982: 252-254), si bien la mayor extensión de las capas

Pericot estableció 9 niveles de ocupación (Pericot

de hielo en el Ártico no se alcanzaron hasta el 8.000 a.C.

1942; Fletcher 1979: 6-9; Aparicio 2006: 170-175) que,

Evidentemente, a causa del enorme volumen de agua

a grandes rasgos, resumo en la tabla que puede verse a

congelada de aquella época, el nivel del mar era muy

continuación:

inferior al actual, calculándose como media en 100 met-

NIVEL

PERÍODO

POTENCIA

CRONOLOGÍA

I

Magdaleniense IV

0,08 – 0,80 m.

13.700 – 12.000 a.C.

II

Magdaleniense III

0,80 – 2,50 m.

III

Magdaleniense II

2,50 – 3,50 m.

IV

Magdaleniense I

3,50 – 4,00 m.

V

Solutreo-gravetiense

4,00 – 4,50 m.

16.000 – 15.000 a.C.

VI

Solutrense Superior

4,50 – 5,25 m.

17.000 – 16.000 a.C.

VII

Solutrense Medio

5,25 – 6,25 m.

18.000 – 17.000 a.C.

VIII

Solutrense Inferior

6,25 – 7,25 m.

20.000 – 18.000 a.C.

IX

Gravetiense

7,25 – 9,50 m.

25.000 – 20.000 a.C.

ros menos. Este detalle, así como el clima frío y seco conferían al paisaje y al entorno del Parpalló un

15.000 – 13.700 a.C.

Tabla 1: Secuencia cronológica de la Cova del Parpalló.

aspecto distinto al actual, donde los ciervos, durante el magdaleniense, se conviertieron en el primer objetivo de los cazadores parpallonenses (Yravedra 2002: 155 fig. 4; Nadal et al. 2005).

En cuanto al habitat se refiere (Aparicio et al. 1983: 90-99), la primera ocupación, la del gravetiense, se pro-

3. Un lugar especial

duce en un momento en el que la cueva estaba exenta de sedimentación. Esta ocupación humana fue muy reduc-

En la Cova del Parpalló se han hallado más de 5.000

ida y dejó escasos restos de material óseo y, dentro del

plaquetas (Villaverde 1994b), con pintura o grabado,

lítico, principalmente buriles y raspadores sobre dorsos

que reflejan una variedad de fauna vegetal y animal

rebajados. Sin embargo, ya en esta época aparece uno

compuesta de cápridos, bóvidos, caballos, etc., así como

de los elementos más característicos y notorios del arte

motivos geométricos. Esta profusión de arte mueble, no

mueble del Parpalló, las plaquetas pintadas y grabadas

sólo en plaquetas sino también sobre hueso, fue descu-

(Villaverde 1994a: 139-162). Durante el solutrense se

bierta principalmente durante las excavaciones llevadas

define una mayor ocupación del yacimiento, hallándose

a cabo por Luís Pericot entre 1929 y 1931, así como por

buen número de hogares. De esta época (en concreto,

José Aparicio (Aparicio y Ortí 2003: I 175-176; II 121-

del Solutrense Inferior) data un cráneo de un indi-

173; Aparicio 2006: 179-193), en sucesivas campañas de

viduo Homo Sapiens Sapiens, posiblemente femenino,

análisis de las escombreras de Pericot, efectuadas desde

y el apogeo del arte sobre plaquetas, que también

principios del siglo XXI. La abundancia de este cara-

se prolongará durante el magdaleniense (Aura 1984-

cterístico arte mueble diferencian la cova del Parpalló

1985), momento en que la cueva muestra una intensa

respecto a otros yacimientos cercanos de esa época (en

ocupación y consumo estacional que podría obedecer a

Mallaetes, por ejemplo, sólo se han localizado poco más

la interpretación del yacimiento como lugar de concen-

de veinte artefactos similares), lo que podría consider-

tración (Villaverde 2001: 343).

arse como un indicio de que Parpalló fue algo más que un lugar de hábitat, una suerte de santuario. Hay que

El período de uso de la cueva coincide con una fase climática más fría (Dennell 1987: 131-138), y,

advertir que el de Parpalló constituye el conjunto de arte mueble paleolítico más abundante de Europa.

principalmente, más seca en esta zona, según parece desprenderse de los análisis polínicos realizados en Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Por otro lado, es evidente que la orientación meridiPágina

10


onal de Parpalló hizo también de esta cueva un lugar

alta de la cueva (sala A, etc.) podría haber servido como

idóneo para ser habitado durante el invierno, mientras

estrado ideal a causa de su acústica (Picó et al. 2006;

que otros lugares relacionados, como Mallaetes (Barx) y

Jiménez et al. 2008), pues Parpalló tiene características

Volcán del Faro (Cullera), serían empleados durante los

sonoras excepcionales para la transmisión de mensajes

meses de verano (Gamble 1990: 264).

orales. En un planteamiento de la Cova del Parpalló como santuario esto, también, podría tenerse en cuenta.

La entrada de la Cova del Parpalló, podría haber simbolizado los genitales de una mujer, como diosa madre (Esteban 2006: 86-87; Esteban y Aura 2011: 13). La

4. Sobre la alineación solar de la Cova del Parpalló en el solsticio de invierno

visualización de elementos topográficos con la madre tierra se reproduce en muchas sociedades y, a menudo,

En 2001 el astrofísico del IAC César Esteban y el

bajorrelieves o pinturas del cuerpo femenino o sus

arqueólogo de la UV, J. Emili Aura, publicaron un

genitales, pueden enfatizar el carácter femenino de una

artículo titulado “The Winter sun in a Paleolithic cave:

cueva y su relación con ritos de fertilidad, tal y como

La Cova del Parpalló”, tras exponer dicho trabajo en

podría percibirse en ejemplos del Paleolítico Superior

el encuentro de la SEAC (Société Européenne pour

(Rappenglück 2007). De hecho, es interesante con-

l’Astronomie dans la Culture) en septiembre de 1998, en

statar la amplia distribución geográfica que tienen las

Dublín. Su conclusión principal fue relacionar el Sol del

figurillas y relieves de las llamadas “Venus” en Europa

solsticio de invierno, visible desde el interior de la Cova

(Champion et al. 1988: 123), si bien podría discutirse si

del Parpalló, con el hecho de que ésta funcionara como

todas comparten un mismo significado simbólico o no

santuario, tal vez vinculado a la fertilidad, durante la

(Soffer et alii 2000).

fase gravetiense-magdaleniense del Paleolítico Superior (dada la evidente simbología regenerativa vinculada

Por último, cabe señalar, en relación a los estudios de

a este Sol) (Esteban 2003). Sin embargo, tras haber

acústica realizados en la Cova del Parpalló, que la parte

sometido a la Cova del Parpalló a un estudio arque-

Figura 2: Interior de la sala B durante la alineación del solsticio de invierno (foto del autor, 24-XII-2010).

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

11


oastronómico más preciso y completo, estamos en

a la izquierda de la cima del Montgó (Denia), montaña

disposición de rectificar algunas conclusiones expuestas

situada a algo más de 40 km. al SE, la rojiza luz del

en aquella publicación, así como ofrecer nuevos datos y

Sol comienza a iluminar la pared oeste de la entrada de

conclusiones más aproximadas a la realidad del lugar.

la Cova del Parpalló. A las 8h 19’ los primeros rayos inciden en la parte anterior de la sala A. El foco de luz

Por mi parte, el análisis arqueoastronómico de la Cova

comienza a desplazarse hacia abajo y a su derecha (visto

del Parpalló lo realicé durante el invierno de 2010-2011,

desde fuera) conforme pasan los minutos, al tiempo

cuando tuve ocasión de entrar en la Cova del Parpalló,

que aumenta la superficie iluminada del techo y pared

en diversas ocasiones, a partir del solsticio de invierno.

derecha de la sala A. A las 8h 40’ (8h 41’18” el día 27),

Debe tenerse en cuenta, por tanto, que todos los datos de

aproximadamente 25’ después del orto solar, empieza a

tiempo, declinación y barridos de luz que describo en las

iluminarse la sala B. La tenue luz inicial en el techo de

siguientes líneas se refieren al invierno de 2010-2011,

la sala B comienza, aquí también, a ampliar su superfi-

pues hay que tener en cuenta que a causa del desfase de

cie e intensidad al tiempo que se va desplazando hacia

nuestro calendario respecto al año solar, de bisiesto a

abajo y a la derecha. Y es entonces cuando ese foco de

bisiesto se producen pequeñas variaciones.

luz inicial empieza a formar una banda de luz estrecha y alargada que ilumina la pared del fondo de la sala B

Mi primera visita a la cueva, el 24 de diciembre de

más hacia abajo pero también más a la derecha. Esta

2010, sirvió para documentar fotográficamente la ali-

forma alargada es un distintivo de los rayos del solsticio

neación solsticial y tener una primera impresión de

de invierno cuando se introducen en la sala B (fig. 2).

las características del fenómeno en las condiciones

Observado desde el interior de la sala B, el Sol aparece

topográficas de la cueva. La segunda visita, tres días

por el extremo inferior de la entrada de la cueva, que

más tarde, sirvió para realizar un video ininterrumpido

marca su declinación más baja (fig. 3). Desde el primer

que documentara todo el proceso de la alineación en la

momento en que la luz entra en la sala B hasta que des-

sala B, realizar imágenes estereoscópicas (por parte de

aparece el último rayo de luz, a las 9h 17’, pasan 37’.

Miguel Guerrero), y para tomar mediciones de ángulos de altura y azimut con una brújula y un clinómetro, con

Durante el solsticio de invierno el haz de luz nunca

especial interés en la sala C, realmente la más profun-

llega a impactar contra el suelo de la sala B, del mismo

da, desconsiderada como tal en el estudio de Esteban y

modo que nunca llega a entrar en el interior de la sala

Aura. Hay que tener en cuenta que incluso por entonces, la variación del Sol en declinación respecto al momento del solsticio era sólo de 7’ de arco, puesto que la variación de la posición del Sol durante los días cercanos a los solsticios es muy reducida dado su lento desplazamiento aparente sobre el fondo de “estrellas fijas”. Desde que, hacia las 8h 17’ 12” (TL), desde la misma entrada de la cueva se ve aparecer el Sol 2º 20’ Huygens nº 107

Figura 3: El Sol del solsticio de invierno visto desde el interior de la sala B (foto del autor, 27-XII-2010).

marzo - abril 2014

Página

12


C, la más profunda de la Cova del Parpalló. La mínima

que me sirvieran para calcular con precisión en qué

altura que llegan a alcanzar los rayos del Sol sobre el

momento del año el Sol iluminaría el interior de dicha

suelo de la cámara B es de 40 cm. aproximadamente. Lo

sala. Para realizar esta operación visité nuevamente la

que en su trabajo Esteban y Aura llaman “the innermost

Cova del Parpalló la noche del 4 de febrero de 2011.

chamber” no hace referencia a lo que en realidad es la

Así, pude concluir que el lado occidental de la sala C

sala más profunda (la que he convenido en llamar sala

sería iluminado por el Sol, días después del inicio del

C) sino a la sala B, en cuya parte central hay un hueco

mes de marzo y hasta el equinoccio de primavera, pues

en el suelo de algo más de un metro de profundidad. En

la ventana de observación permitía ver declinaciones

todo caso, aunque Esteban y Aura no consideraran a la

por encima de los -5º y por debajo de los 0º (ecuador

sala C como tal a causa de sus pequeñas dimensiones

celeste).

(si bien se puede estar de pie en su interior y su entrada es de 1,30 m. de altura) lo cierto es que en el plano que publican (Esteban y Aura, 2003: 10 fig. 2.2) la señalada

5. La alineación solar de la Cova del Parpalló durante los equinoccios

como objetivo del Sol solsticial invernal es erróneamente la sala C y no la B.

Con los datos obtenidos en febrero de 2011, indicados anteriormente, quedaba claro que el Sol podría iluminar

Por otro lado, dichos autores indican que durante 56

la sala C en un momento coincidente o muy cercano al

días antes y después del solsticio (Esteban y Aura, 2003:

equinoccio. Para registrar este extremo, volví a la Cova

11), es decir, desde la última semana de octubre hasta

del Parpalló el 18 y el 19 de marzo de 2011.

mediados de febrero, puede verse el Sol en la sala B. Sin embargo, este extremo tampoco es correcto, pues

la

El 18 de marzo de 2011, el Sol entró en la sala B a las

sala B se ilumina incluso más allá de los equinoccios en

8h 39’ (TL), impactando los primeros rayos en su pared

septiembre y marzo, es decir, durante buena parte del

occidental. Esta luz desaparece a las 8h 41’ durante

año. De hecho, sólo con un análisis preliminar con los

unos instantes, para volver a aparecer en una posición

datos obtenidos con el clinómetro-brújula de la ventana

cercana. A partir de las 8h 51’ la luz se parte en dos, de

de observación que desde la sala B ofrece la Cova del

modo que mientras un foco sigue iluminando la zona

Parpalló ya se puede deducir que el Sol puede iluminar

anterior, otro nuevo foco, que también se partirá a su

ésta durante un período mucho mayor que el indicado

vez en dos, comienza a iluminar a la izquierda de la

por dichos autores. Tras

esta

con-

statación, pasé a comprobar cuándo la sala C (la más profunda) podría

iluminarse.

Tras un estudio preliminar con el clinómetro, consideré realizar fotografías del cielo nocturno desde el interior de la sala C para así poder extraer datos más exactos sobre las declinaciones estelares visibles, de modo Huygens nº 107

Figura 4: Luz entrando en el interior de la sala C (foto del autor, 18-III-2011).

marzo - abril 2014

Página

13


entrada de la sala C. A las 9h 02’, un pequeño rayo de luz impacta en el suelo de la sala B, en el umbral de acceso a la sala C, y a las 9h 02’ 24”, entra la luz del Sol en el interior de la sala C (fig. 4). Hasta las 9h 15’ el Sol ilumina el suelo de la sala C, barriendo de oeste a este pero no yendo más allá de su parte central. Durante estos 13’ en que la sala más profunda de la cueva es iluminada se ha formado un rayo de luz

Figura 5: Curiosa forma de punta de flecha de base cóncava sobre el suelo de la sala B durante la alineación equinoccial (fotografía del autor, 18-III-2011).

que la sala más profunda de la Cova del Parpalló sirve

alargado que recorre de izquierda a derecha el suelo de

actualmente para determinar con gran precisión los

la sala B, y que a causa de una de las estalagmitas que

equinoccios de primavera y otoño, pues justamente el

separan la sala A de la B, llega a adquirir, curiosamen-

día del equinoccio de primavera es iluminada por última

te, forma de punta de flecha de aletas y base cóncava,

vez quedando en penumbra, precisamente, hasta el equi-

apuntando hacia la sala C (fig. 5), no apareciendo este

noccio de otoño.

fenómeno durante el solsticio de invierno. Este foco de luz pasa por encima del hueco que caracteriza la parte

Si comparamos el área aproximada de insolación que

central de la sala B, iluminándolo de extremo a extremo

se produce durante el solsticio de invierno y durante los

hacia las 9h 28’. A las 9h 41’ el Sol deja de iluminarlo, y

días inmediatos al equinoccio de primavera (o posteri-

el rayo de luz sigue hacia la parte anterior derecha de la

ores al equinoccio de otoño), en las salas A, B y C de

sala B hasta dejar de hacerlo pocos minutos después.

la Cova del Parpalló, podemos percatarnos inmediata-

El 19 de marzo, el Sol impacta en la pared posterior

mente de las notables diferencias existentes en uno y

de la sala A a las 8h 30’. A las 8h 42’ entra en la sala

otro momento del año (fig. 7). Mientras que en el solsti-

B, en su pared oeste. Hacia las 8h 58’ desaparece por

cio de invierno sólo algunas zonas de las pared oriental

espacio de dos minutos para luego volver a mostrarse

de las salas A y B son iluminadas, sin que los rayos

y finalmente entrar en la sala C (en su parte izquierda)

del Sol incidan en el suelo, y sin que éstos alcancen el

a las 9h 05’. Esta sala es iluminada durante cerca de 9’

interior de la sala C, en los días previos al equinoccio de

sólo en su mitad occidental. A pesar de la iluminación

primavera no sólo el área iluminada en las salas A y B

indirecta, es posible ver el rayo de luz que accede a la

es mayor (barriendo la luz parte del suelo de las mismas)

sala C. Respecto a la sala B, el desarrollo del foco de luz

sino que además, como hecho más destacado, la sala C

es similar al día anterior.

llega a ser iluminada.

El 20 de marzo, día del equinoccio de primavera en

¿Era observable la alineación solar equinoccial de la

2011, el Sol iluminó durante un breve espacio de tiempo

sala C durante la ocupación paleolítica de la Cova del

el suelo de la sala C, en su parte oeste (fig. 6). Tras este

Parpalló? Evidentemente, lo primero que deberíamos

día, ningún rayo de luz vuelve a iluminar la sala C hasta

tener en cuenta es el grado en que la forma de la entrada

el siguiente equinoccio. Podemos concluir, por tanto,

de la cueva o la serie de estalagmitas que separan la

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

14


mo en la inclinación del

eje

terrestre,

con 24°14’07”, el próximo mínimo en la oblicuidad se dará hacia el año 12.030 d.C. con 22°36’41”. A causa de la oblicuidad de la eclíptica (fig. 8), hacia el

comienzo

del

Gravetiense (25.000 a.C.) la inclinación del eje terrestre era de

22,25º,

mien-

Figura 6: Haz de luz atravesando la sala B, entrando en la sala C (fotografía del autor, 20-III-2011).

tras que al final del

sala A de la B puede haberse modificado en los últimos

Magdaleniense IV era

27.000 a 14.000 años (desde el gravetiense al final del

de 24,04º (12.000 a.C.). Hay que remontarse al período

magdaleniense IV). Respecto a esto, la falta de estudios

Solutrense Superior para hallar unas condiciones de

geológicos en los que se trate este problema impide que

inclinación del eje terrestre similares a las actuales.

podamos valorar hasta qué punto podría afectar a la alineación que actualmente se observa en la Cova del Parpalló. Por otro lado, también debemos considerar la variación de la inclinación del eje terrestre en ese período de tiempo. A lo largo de un período de casi 40.000 años, la Tierra cambia la inclinación de su eje respecto al plano de la eclíptica entre los 22º y 24,5º, aproximadamente. A esta variación se la conoce como oblicuidad de la eclíptica. Así, mientras que hacia el año 7530 a.C. se alcanzó el último máxiHuygens nº 107

Figura 7: Zonas barridas por la luz solar durante el solsticio de invierno y los días inmediatos al equinoccio de primavera (dibujo del autor).

marzo - abril 2014

Página

15


Evidentemente la observación de los solsticios, por

vocabulario de los arqueoastrónomos (Ruggles, 1997:

ser posiciones extremas del Sol, es mucho más sen-

49), por considerarla más bien propia sólo de nuestro

cilla que la observación de los equinoccios, que mar-

pensamiento racional.

can la posición media del Sol a lo largo del año en su orto/ocaso por el horizonte astronómico. Sin embargo,

En todo caso, la importancia de la alineación solar

reconociendo los solsticios y el tiempo que separa el

equinoccial que hemos descubierto en Parpalló, aunque

invierno del verano, es posible percibir en los equinoc-

actualmente sea un marcador absolutamente preciso de

cios ese punto medio en el que el día y la noche igualan

los equinoccios, no debe ser entendida, necesariamente,

su duración. Otra cuestión distinta es si los equinoccios

en ese sentido para épocas prehistóricas sino más bien

tuvieron algún significado para las gentes del Paleolítico

como un indicador aproximado y orientativo del cambio

Superior. Aunque algunos autores especulan sobre el

estacional.

interés que el equinoccio de primavera podría haber tenido en ambientes megalíticos, como en Portugal

6. Conclusiones

(da Silva, 2010: 2207-2216), en dólmenes de la fachada atlántica peninsular (Hoskin, 2009: 167 fig. 2) o

Como he indicado en líneas anteriores, tras el estudio

Mnajdra (Malta) (Cox y Lomsdalen, 2010: 2217-2231)

que he realizado sobre el comportamiento de la luz solar

y muchos otros lugares en un contexto Neolítico o de la

en el interior de la salas B y C de la Cova del Parpalló, es

Edad del Bronce, lo cierto es que otros autores son par-

difícil seguir sosteniendo la hipótesis de Esteban y Aura

tidarios incluso de eliminar la palabra “equinoccio” del

de relacionar el solsticio de invierno con el supuesto

Figura 8: Variación de la inclinación del eje terrestre durante las fases de ocupación de la Cova del Parpalló (modificado de C. Johnson, Equaton of Time, http://mb-soft.com/public3/equatime.html).

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

16


carácter sacro de la cueva dado que, como he podido

No cabe duda que la Cova del Parpalló es un lugar

demostrar, la iluminación de la sala B no sólo tiene

muy especial en el ámbito Paleolítico Superior del este

lugar durante el solsticio de invierno sino también más

peninsular. Aunque la conclusión que expongo sobre la

allá de los equinoccios, es decir, durante gran parte del

importancia del equinoccio en El Parpalló no deja de ser

año. Por ese motivo, la iluminación de la sala B durante

una hipótesis de trabajo, de ser acertada, también haría

el solsticio de invierno no supone un acontecimiento

de la Cova del Parpalló el más antiguo “observatorio

especial en dicha parte de la cueva y, por tanto, ello debe

equinoccial” conocido, y con ello también un útil mar-

conducirnos a desestimar que el solsticio de invierno se

cador estacional.

hubiera convertido en el Paleolítico Superior en el factor determinante para elegir la Cova del Parpalló como un posible lugar especial sacralizado. No cabe duda que, independientemente de que pudiera haber sido observada o no durante el Paleolítico o que entonces pudiera haber tenido interés o no, la alineación más relevante que actualmente se produce en la parte más profunda de la Cova del Parpalló no es la que tiene lugar durante el solsticio de invierno sino durante los equinoccios. Lo más espectacular es comprobar cómo más allá del 20 de marzo y antes del 23 de septiembre los rayos de Sol dejan de iluminar dicha sala, de modo que casualmente el día del equinoccio de primavera constituye el último día en que dicha sala es iluminada, mientras que el día del equinoccio de otoño es el momento en que nuevamente los rayos del Sol vuelven a incidir en ella. Por tanto, casualmente, la sala C puede funcionar como un perfecto y preciso marcador equinoccial. En el caso de la Cova del Parpalló, no debemos olvidar que, por su orientación hacia el sur, ésta ofrecía un lugar de habitación ideal para los meses de invierno al verse sometida a una mayor insolación de modo que el marcador equinoccial que ofrece la sala C, podría haber sido útil para reconocer la llegada de la primavera y el inicio del otoño, estaciones en las que podría tener lugar la marcha y regreso de la comunidad del Parpalló hacia otros lugares del entorno en busca de nuevos recursos estacionales. En ese sentido, esta alineación tampoco abandona la idea de entender Parpalló como un lugar de connotaciones especiales donde la fertilidad, reflejada en los elementos naturales plasmados en sus numerosas plaquetas, y el carácter de santuario (paralelamente al lugar de hábitat común) estarían presentes.

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: Antequera, L. (1998). Altamira. Astronomía, magia y religión en el Paleolítico. Arqueoastronomía Hispana. Prácticas astronómicas en la Prehistoria de la Península Ibérica y los Archipiélagos Balear y Canario (J. A. Belmonte, coord.). Equipo Sirius, Madrid: 67-98. Antequera, L. Los hombres de Lascaux y las estrellas. http://www.luzantequeracongregado.com/index.lascaux.htm (consultado 30-XII-2010). Aparicio, J.; Gurrea, V. y Climent, S. (1983): Carta Arqueológica de La Safor. Instituto de Estudios Comarcales Duque Real Alonso el Viejo, Gandía. Aparicio, J. y Ortí, R. (2003): Catálogo del arte prehistórico de la Península Ibérica y de la España insular, vols. I-II, serie arqueológica 20. Real Academia de Cultura Valenciana, Valencia. Aparicio, J. (2006): La labor de la SEAV de la Diputación Provincial de Valencia hasta 2005. Diputación Provincial, Valencia. Aura, J. E. (1984-1985): La Cova del Parpalló y el Magdaleniense de facies ibérica: estado actual y perspectivas. Zephyrus, 37-38: 99-114. Belmonte, J. A. y Belmonte, J. R. (1995): Astronomía, cultura y religión en la prehistoria de la Península Ibérica: los dólmenes de Valencia de Alcántara. Tribuna de Astronomía, 116-117: 18- 25 y 72-77. Belmonte, J. A. (1999): Las leyes del cielo. Astronomía y civilizaciones antiguas. Ed. Temas de Hoy, Madrid. Belmonte, J. A. y Hoskin, M. (2002): Reflejo del cosmos. Atlas de arqueoastronomía en el Mediterráneo antiguo. Equipo Sirius, Madrid. Belmonte, J. A., (2005-2006): De la arqueoastronomía a la astronomía cultural. Boletín de la SEA, 15: 23-40. Belmonte, J. A. (2006): La investigación arqueoastronómica. Apuntes culturales, metodológicos y epistemológicos. En Lull 2006: 41-79. Belmonte, J. A. (2010): Finding Our Place in the Cosmos: The Role of Astronomy In Ancient Cultures. Journal of

Página

17


Cosmology, 9: 2052-2062. http://journalofcosmology.com/AncientAstronomy102. html (consultado 20-III-2012). Bertemes, F. y Schlosser, W. (2004): Der Kreisgraben von Goseck und seine astronomischen Bezüge. Der geschmiedete Himmel: Die wiete Welt im Herzen Europas vor 3600 Jahren (H. Meller, ed.). Landesamt für Denkmalpflege und Archäologie in Sachsen-Anhalt / Landesmuseum für Vorgeschichte, Halle: 48-51. BIEHL, P. F. (2010): Measuring time in the European Neolithic? The function and meaning of Central European circular enclosuresThe Archaeology of Measurement. Comprehending Heaven, Earth and Time in Ancient Societies ( J. Morley y C. Renfrew, eds.). Cambridge University Press, Cambridge: 229-239. Cerdeño, Mª. L. y Rodríguez, G. (2009): Arqueoastronomía: Una nueva perspectiva en la investigación arqueológica. Complutum, 20,2: 11-21. Chaline, J. (1982): El Cuaternario. La historia humana y su entorno. Ed. Akal, Madrid. Champion, T.; Gamble, C.; Shennan, S. y Whittle, A. (1988): Prehistoria de Europa. Ed. Crítica, Barcelona. Cox., J. y Lomsdalen, T. (2010): Prehistoric Cosmology: Observations of Moonrise and Sunrise from Ancient Temples in Malta and Gozo. Journal of Cosmology, 9: 2217-2231. http://journalofcosmology.com/AncientAstronomy114.html Da Silva, C. M. (2010): Neolithic Cosmology: The Equinox and the Spring Full Moon. Journal of Cosmology, 9: 22072216. http://journalofcosmology.com/AncientAstronomy113.html (consultado 20-III-2012). Dennell, R. (1987): Prehistoria económica de Europa. Ed. Crítica, Barcelona. D’Errico, F.; Henshilwood, C.; Lawson, G.; Vanhaeren, M.; Tillier, A.M.; Soressi, M.; Bresson, F.; Maureille, B.; Nowell, A.; Lakarra, J.; Backwell, L. y Julien, M. (2003): Archaeological Evidence for the Emergence of Language, Symbolism, and Music—An Alternative Multidisciplinary Perspective, Journal of World Prehistory, 17,1: 1-70. Dupré, M. (1980): Análisis polínico de sedimentos arqueológicos de la Cueva de les Malladetes (Barx, Valencia). Cuadernos de Geografía, 26: 1-22. Esteban, C., Aura, J. E. (2001): The Winter sun in a Paleolithic cave: La Cova del Parpalló. Astronomy, Cosmology and Landscape. Proceedings of the SEAC 98 meeting, Dublin, Ireland, September 1998 (C. Ruggles, F. Prendergast y T. Ray, Eds.). Bognor Regis: 8-14. Esteban, C. (2003): Astronomía en la Edad de Piedra. Caos y Ciencia. http://www.caosyciencia.com/ideas/articulo.php?id=090803 (consultado el 30-XII-2010).

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Esteban, C. (2006): Arqueoastronomía en tierras levantinas. En Lull 2006: 81-102. Fletcher, D. (1979): La Cova del Parpalló (Gandía, Valencia). Nota informativa con motivo del cincuenta aniversario del inicio de sus excavaciones (1929-1979). Diputación de Valencia, Valencia. Frolov, B. A. (1981): On Astronomy in the Stone Age, Current Anthropology, 22,5: 585. Gamble, C. (1990): El poblamiento paleolítico de Europa. Ed. Crítica, Barcelona. Joseph, R. (2002): Paleolithic Spiritual Evolution. Death, The Frontal Lobe, Spiritual Symbolism. Neuro Theology Brain, Science, Spirituality, Religious Experience (R. Joseph, Ed.). California University Press, San José: 315-358. Krupp, E. C. (1989): Crónicas de Stonehenge. En busca de las antiguas astronomías (E.C. Krupp, coord.). Ed. Pirámide, Madrid: 99-153. Laouli, A. (2006): The Greek Myth of Pleiades in the Archaeology of Natural Disasters. Decoding, Dating and Environmental Interpretation. Mediterranean Archaeology and Archaeometry, 6,2: 5-22. Lull, J. (2004): La astronomía en el antiguo Egipto. Valencia: Publicacions de la Universitat de València. Lull, J. (ed.) (2006): Trabajos de Arqueoastronomía. Ejemplos de África, América, Europa y Oceanía. AAS, Valencia. Lull, J. (2009): Dos estudios de arqueoastronomía local: las alineaciones solares de Vall de Gallinera y Penáguila al norte de la provincia de Alicante. Astronomía, 119: 24-32. Marschak, A. (1964): Lunar Notation on Upper Paleolithic Remains. Markings on bones and rock walls dating from the Upper Paleolithic Period show accurate lunar observation. Science, 146 (nº3645): 743-745. Nadal, J.; Fullola, J. M. y Esteve, X. (2005): Caballos y ciervos: una aproximación a la evolución climática y económica del Paleolítico Superior en el Mediterráneo Peninsular. Munibe, 57: 313-324. Pásztor, E. (2009): An Archaeologist’s comments on prehistoric European astronomy. Complutum, 20,2: 79-94. Pásztor, E. (2010): Retracing Ancient Cosmologies in Bronze Age Central Europe: A Prehistoric Puzzle. Journal of Cosmology, 9: 2092-2105. h t t p : / / j o u r n a l o f c o s m o l o g y. c o m / AncientAstronomy105.html (consultado 20-III-2012). Pásztor, E. y Priskin, A. (2010): Celestial symbols revisited. Palaeolithic sky lore: fiction or fact?. IFRAO Congress, September 2010 – Symposium: Signs, symbols, myth, ideology in Pleistocene art: the archaelogical material and its anthropological meanings’. (Pre-Acts). Pasztor_Priskin-Signes-3 celestial symbols revisited – 2010. pdf (consultado 29-XII-2010).

Página

18


Pásztor, E. (2011): Prehistoric Astronomers? Ancient Knowledge Created By Modern Myth. Journal of Cosmology, 14. http://journalofcosmology.com/Consciousness159.html (consultado 20-III-2012). Pericot, L. (1942): La cueva del Parpalló (Gandía). CSIC, Madrid. Picó, R., Hortelano, L., Roig, B., Redondo, J. (2006): Simulación acústica de la cueva del Parpalló mediante el método de elementos finitos. Tecni Acústica: 1-6. h t t p : / / w w w. m u s i c a r c h a e o l o g y. o r g / c o n t e n t / simulaci%C3%B3n-ac%C3%BAstica-de-la-cuevade-parpall%C3%B3-mediente-el-m%C3%A9todo-deelementos-finitos (consultado 11-VI-2012). Jiménez, N., Picó, R., L., Redondo, J. (2008): The Parpalló Cave: A Singular archaeologic acoustic site. Acoustics 08 Paris. http://personales.epsg.upv.es/nojigon/publicaciones.html (consultado 11-VI-2012). Rappenglück, M. A. (1997): “The Pleiades in the “Salle des Taureaux”, Grotte de Lascaux (France). Does a Rock Picture in the Cave of Lascaux Show the Open Star Cluster of the Pleiades at the Magdalénien Era ca 15.300 BC?”. Actas del IV Congreso de la SEAC “Astronomía en la cultura” (Jaschek y F. A. Barandela, eds.). SEAC, Salamanca: 217-225. Rappenglück, M. A., (2000): Ice Age people find their ways by the stars: A rock picture in the Cueva de El Castillo (Spain) may represent the circumpolar constellation of the Northern Crown (CrB). Migration & Diffusion an International Journal 1,2: 15-28. Rappenglück, M. A. (2001): Palaeolithic Timekeepers Looking at the Golden Gate of the Ecliptic: The Lunar Cycle and the Pleiades in the Cave of La-Tete-du-Lion (Ardèche, France) - 21,000 BP. Earth, Moon and Planets 85-86: 391-404. Rappenglück, M. A. (2003): The Anthropoid in the Sky: Does a 32.000 years old ivory plate show the constellation Orion combined with a pregnancy calendar?. Uppsala Astronomical Observatory Report, 59: 51-55. Rappenglück, M. A., (2007): Cave and Cosmos, a geotopic model of the world in ancient cultures. Lights and Shadows in Cultural Astronomy. Proceedings of the SEAC 2005, Isili, Sardinia (M. P. Zedda y J. A. Belmonte, eds.). Associazione Archeofila Sarda, Dolianova: 241-249.

Rebullida, A. (1999): Astronomía prehistórica. Terrassa: publicación propia. Ruggles, C. y Saunders, N. J., (1993): The Study of Cultural Astronomy.), Astronomies and Cultures (C. Ruggles y N. J. Saunders, eds.). University Press of Colorado, Niwot: 1-31. Ruggles, C. (1997): Whose Equinox?. Archaeoastronomy, 22 / Journal of the History of Astronomy, 27: 45-50. Ruggles, C. (2005): Ancient astronomy: an encyclopedia of cosmologies and myth. ABC-Clío, Santa Bárbara. Ruggles, C. (2010): Later Prehistoric Europe, Heritage Sites of Astronomy and Archaeoastonomy in the Context of the UNESCO World Heritage Covention. A Thematic Study (C. Ruggles y M. Cotte, coords.). University Press of Colorado, Niwot: 28-35. Soffer, O., Adovasio, J. M., y Hyland, D. C. (2000): The “Venus” Figurines. Textiles, Basketry, Gender, and Status in the Upper Paleolithic. Current Anthropology, 41,4: 511-537. Vértes, L. (1965): “Lunar Calendar” from the Hungarian Upper Paleolithic. Science, 149 (nº 3686): 855-856. Villaverde, V. (1994a): Arte mueble de la España Mediterránea: breve síntesis y algunas consideraciones teóricas. Complutum, 5: 139-162. Villaverde, V. (1994b): Arte Paleolítico de la Cova del Parpalló. Estudio de la colección de plaquetas y cantos grabados y pintados, vols. I-II. : SIP – Diputación de Valencia, Valencia. Villaverde, V. (2001): El arte de los cazadores y recolectores del Paleolítico Superior. De neandertales a cromañones. El inicio del poblamiento humano en las tierras valencianas. Publicacions de la Universitat de València, Valencia: 331366. Yravedra, J. (2002): Especialización cinegética en el magdaleniense de la Península Ibérica. Cypsela, 14: 151158.

(Nota final)

Quiero agradecer la amabilidad del arqueólogo municipal de Gandía, Joan Cardona, por haber facilitado mi acceso, cuantas veces fueron necesarias, al interior de la Cova del Parpalló con el fin de realizar este estudio arqueoastronómico. Igualmente, a Miguel Guerrero, por la colaboración que me brindó en las numerosas ocasiones en las que entramos juntos a ella.

1

Rappenglück, M. A. (2008): “Astronomische Ikonografie” im Jüngeren Paläolithikum (35.000 – 9.000 BP). Acta Praehistorica, 40: 179-203. Rappenglück, M. A. (2010): Earlier Prehistory. Heritage Sites of Astronomy and Archaeoastonomy in the Context of the UNESCO World Heritage Covention. A Thematic Study (C. Ruggles y M. Cotte, coords.). ICOMOS – IAU, París: 13-27. Rebullida, A. (1990): Astronomía en la Prehistoria. Tribuna de Astronomía, 56-57: 64-69.

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

19


El legado de John Lowry Dobson Maximiliano Doncel maxi.doncel@gmail.com El día 15 de enero, el inventor del telescopio reflector dobsoniano, John L. Dobson, murió a la edad de 98 años en Burbank, California. Había nacido en Beijing, China, en 1915, donde sus abuelos maternos habían fundado la Universidad de Pekín, en 1898. Quizás junto con Carl Sagan, Dobson fue uno de los divulgadores de la astronomía más entusiastas e importantes En fechas recientes fallecía John Dobson, astrónomo aficionado que dejó tras de sí un gran legado para los aficionados a la astronomía de todo el mundo.

la astronomía comenzaron sus andanzas. El telescopio Dobson fue inventado en la década de los 1950’ y revolucionó el mundo de la astronomía

Este articulo no pretende ser una recopilación bio-

amateur, ya que su sencillo y económico diseño permi-

gráfica de la vida de John Dobson, sino más bien un

tió que los aficionados pudieran acceder a telescopios

homenaje a un gran astrónomo que realizó una gran

de gran potencia, a un bajo coste. Aunque no fue hasta

aportación al mundo de la astronomía amateur.

la década de los 1970’ cuando el dobson se popularizó entre los astrónomos amateur.

Telescopio Dobson

El dobson supuso una revolución en el mundo ama-

John Dobson es mundialmente conocido por ser el

teur ya que acercó al gran público objetos de espacio

inventor de un telescopio sencillo y económico, el

profundo, más allá del catálogo Messier que era lo

telescopio newtoniano que lleva su nombre (Telescopio

máximo a lo que podía aspirar a observar un aficionado

Dobson). Con este telescopio que podía construirse en

de los 70’ y 80’. El dobson fue mejorando con el tiempo

el garaje de casa, generaciones enteras de aficionados a

y gracias a la gran difusión que tuvo su invento, aparecieron variantes que ampliaron todavía mas el uso que se hace de este tipo de telescopio: tubos plegables, de barras rígidas, caja giratoria, etc…

Astronomía callejera. (Sidewalk Astronomers) John L. Dobson fue uno de los fundadores de la asociación “San Francisco Sidewalk Astronomers” (Astrónomos callejeros de San Francisco), junto a otros colaboradores. Esta asociación se dedicó a construir telescopios de bajo coste y

Nuestro compañero Joan Vidal, tiene un dobson, que ha realizado él mismo, utilizando ponerlos a disposición del gran públimateriales fáciles de conseguir, baratos y duraderos. En la foto vemos el telescopio dobson en activo, durante el tránsito de Venus co, realizando eventos durante las

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

20


tardes-noches despejadas, en plazas y parques públicos

the problem of understanding the relation between our

a la par que se les enseñaba acerca de los objetos celes-

physics and what underlies it. So far as we know this

tes. De aquí nace la idea de las hoy llamadas “observa-

is the first time the solution has been in print. And it

ciones populares” que realizan todas las asociaciones

is simple and readable. We don’t have two worlds one

astronómicas del planeta.

for the scientists and one for the mystics. There’s only

La asociación de Dobson fue invitada en 1969 a la primera reunión de

one of it. And if the mystics are right in their descrip-

constructores de telescopios de

tions, and if the scientists are right in theirs, we need

Riverside (ca). Si. Sé lo que estáis pensando: es el

only a translator and a dictionary of both languages.

RETA de los USA.

Fortunately for us, John Dobson has lived and worked

A esta reunión llevaron el telescopio Dobson de 610

in both camps, and knows both languages, so he under-

mm. construido por la asociación de astrónomos calle-

took the task of translating. But to succeed in joining the

jeros (Sidewalk Astronomers). Este invento de Dobson

descriptions by the physicists and the mystics he had to

fue galardonado con el primer premio por su óptica

start far below the scientist’s descriptions and he got

y por su mecánica altazimutal, sencilla y precisa. La

there through Einstein’s 1905 equations, his physics

Sidewalk Astronomers, fue ampliamente reconocida y

and his geometry.”

galardonada por su labor de difusión de la astronomía entre el gran público.

Hasta donde tenemos conocimiento este es el primer libro que trata sobre la piedra fundamental en la conexión entre ciencia y religión. Y la interesante es que se

Publicaciones de John Dobson

hace desde las bases de las ecuaciones de Einstein de

John Dobson escribió 3 libros sobre astronomía, el

física y geometría. Durante miles de años nos hemos

primero de los cuales fue editado en el año 1991 y

enfrentado con el problema de la comprensión entre

se titulaba “How and Why to Make a User-Friendly

la relación de nuestra física y lo que subyace. Hasta

Sidewalk Telescope” (ISBN 0-913399-64-7) (Cómo y

donde conocemos esta es la primera vez que la solución

por qué hacer un telescopio callejero, fácil de usar).

ha sido escrita. Y esta es simple y legible. No tenemos

“This book helped popularize what came to be known

dos mundos, uno para la ciencia y otro para lo místico.

as the Dobsonian mount, and treats the “why” as

Sólo hay uno de ellos. Y si lo místico es correcto en

importantly as the “how”. It covers Dobson’s back-

su descripción, y si lo científico es correcto en la suya,

ground and his philosophy on astronomy and the uni-

necesitamos únicamente un traductor y un diccionario

verse, and his belief in the importance of popular access

de ambos lenguajes. Afortunadamente para usted, John

to astronomy for proper appreciation of the universe”

Dobson vivió y trabajó en ambos campos, y conoce

Este libro ayudó a popularizar lo que vino a llamarse

ambos lenguajes, por ello se comprometió en la labor

como montura Dobsoniana, y trata el “por que” tan

de traducirlo. Pero para el éxito en la conexión de la

importante como el “cómo”. El libro cubre el trasfondo

descripción mediante lo científico y lo místico, el tuvo

de Dobson y su filosofía de astronomía y del universo,

que empezar lejos de descripciones científicas y obtuvo

así como su creencia en la importancia del acceso

a través de las ecuaciones de Einstein de 1905, su física

popular a la astronomía para una correcta apreciación

y su geometría. En 2008 se edita su tercer libro, en esta ocasión

del universo. Su segundo libro vino en el año 2004 Beyond Space and Time (2004) (ISBN-13: 978-0972805193) (Mas

una novela. “The Moon is New” (ISBN-13: 9780981695204). La Luna es nueva. ““Something deeply hidden had to be behind things.”

allá del espacio y el tiempo). “So far as we know this is the first book to present the

- Albert Einstein

rock bottom connection between science and religion.

Dobson would say in response to Einstein’s quote

And the interesting thing about it is that it is done from

above that what lies beyond space and time is what

the basis of Einstein’s equations of physics and geom-

is behind this reality and it is infinite, undivided and

etry. For thousands of years we have been faced with

changeless. It is energy which is the underlying exist-

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

21


ence showing up in space time as matter, the planets,

Publica Estadounidense (PBS), “los astrónomos”; reali-

gravity and the rest of the Cosmos. He would also

zó apariciones en el mundialmente conocido programa

tell you that there are no photons and the separation

“the tonight show starring Johnny Carson”. (El show de

between you and everything you’ve experienced in this

esta noche con Johnny Carson) Así mismo colaboró como narrador en “Univers: The

life in the waking state is just like the dream.... “Algo profundamente escondido tenía que estar detrás de las cosas” – Albert Einstein

Cosmology Quest”, un documental sobre teorías cosmológicas fuera de lo estándar.

Dobson diría, en respuesta a la cita de Einstein, que lo que está más allá del espacio y el tiempo es lo que

Conclusión

está detrás de esta realidad y es infinito, indivisible e

Como podemos comprobar Dobson revolucionó el

inmutable. Es la energía que es la existencia subyacente,

ámbito de la astronomía amateur; desde popularizar las

apareciendo en el espacio-tiempo como la materia, los

observaciones populares y acercar el cosmos al gran

planetas, la gravedad y el resto del Cosmos. También

público, hasta facilitar el acceso a telescopios de calidad

diría que no hay fotones y la separación entre usted, y

a un bajo coste. El mundo de la astronomía pierde un

todo lo que usted ha experimentado en esta vida en el

gran divulgador, aunque su legado perdurará durante

estado de vigilia, es como el sueño....

generaciones.

Participación en medios de comunicación La vida de Dobnson y sus ideas fueron objeto de un documental en 2005 titulado, “A Sidewalk Astronomer”. Dobson participó también en la serie de la Televisión

CURSO DE ASTROFOTOGRAFÍA CON CÁMARAS DIGITALES •

Contenido

El curso está dirigido a aquellos aficionados a la astronomía que quieran iniciarse en la técnica astrofotográfica. El curso tendrá un enfoque teórico-práctico abordando los aspectos técnicos más importantes de la captura astrofotográfica: acople, enfoque, guiado, exposición, etc. También se repasará otros aspectos necesarios en una observación astronómica: montaje, puesta en estación y manejo de telescopio. Y se dispondrá de telescopios y cámaras para practicar aunque sería recomendable traer equipo propio, si se dispone. Finalmente, se abordará el tratamiento básico de imágenes.

Información e inscripción     

• • •

  •      

  

Agenda Viernes 25 Abril (Tarde): Recepción de cursillistas, introducción al curso y cena en Aras Rural. Viernes 25 Abril (Noche): Práctica de observación astrofotográfica (1ª parte) en el Observatorio de la Cambra. Sábado 26 Abril (Mañana y Tarde): Fotografía Solar (1ª parte). Aspectos teóricos y tratamiento de imágenes en el salón de actos de Aras Rural. Sábado 26 Abril (Noche): Práctica de observación astrofotográfica (2ª parte) en el Centro Astronómico del Alto Turia (CAAT). Domingo 27 Abril (Mañana): Fotografía Solar (2ª parte). Domingo 27 Abril (Tarde): Visita al planetario de COSMOFÍSICA. Domingo 27 Abril (Noche): Práctica de observación astrofotográfica (3ª parte) en el Observatorio de la Cambra. Lunes 28 Abril (Mañana): Conclusiones y entrega de certificados de aprovechamiento.

Cabañas (5 pax): 18 Euros/persona Hab. indiv./doble: 49 Euros/habitación Pensión completa: 34 Euros/día

Se abonará en la cuenta corriente: ES27 2095 0536 4191 1257 4221 Enviar aviso indicando: ASTROFOTOGRAFIA Nombre y apellidos (Asociación a la que pertenece) a: cosmos@astrosafor.net

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

22


.

LUZ ZODIACAL Angel Ferrer Rodríguez angelferrer@gmail.com

y

Palmira Marugán Gacimartín palmi4@hotmail.com

En todos los libros y manuales de astronomía se describe que es la luz zodiacal y sin embargo casi ningún aficionado la ha visto. En unos pocos hay fotos. En las web pasa lo mismo, hay pocos artículos, pocas fotos y casi ningún comentario. La etiquetan de “esquiva” luz zodiacal, con “muy buenos cielos se puede intentar ver”, “el halo de lo casi invisible”… Ciertamente no es fácil observarla pero si se consigue queda un recuerdo inolvidable. En este artículo trataremos de dar información para que lo consigamos. (Imagen 01)

Imagen 01.- Imagen de la Luz zodiacal en todo su esplendor. Se distinguen las pléyades en el vértice de la luz zodiacal. En ese momento estaban casi en el cénit. Un poco más arriba y a la izquierda las Hiades. Fuera de la luz zodiacal a la derecha se ve una manchita correspondiente a la Galaxia de Andrómeda. En la base hay varias estelas de aviones. Mi buen amigo Ángel Requena descubrió que había también una fugaz ¿la veis? Fotografía tomada desde las montañas de Tragacete. Cámara Nikon D800. Objetivo Nikon 14-14 a 14 mm. F: 2.8, t:25s, ISO 4000. Sin seguimiento.

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

La luz zodiacal es un débil resplandor en forma cónica que se puede observar en plena noche en dirección a la salida o puesta de sol. Se llama precisamente luz zodiacal porque aparece proyectada sobre las constelaciones del zodiaco. También se le ha llamado “falso amanecer” pues la luminosidad precede al crepúsculo matutino. Todos los planetas del sistema solar, incluida nuestra Luna están casi en el mismo plano. Se alejan pocos grados. Visto desde la Tierra este plano imaginario por donde se mueve el Sol y el resto de los planetas describe una línea que se llama eclíptica. La eclíptica se proyecta en el cielo en unas constelaciones que la mayoría tienen nombre de animales y por eso se llama Zodiaco. En las constelaciones zodiacales veremos los planetas, la Luna y la luz zodiacal. La luz zodiacal se ve perfectamente a simple vista como un cono luminoso con base en el horizonte de unos 20-30º de anchura que sube en dirección a la eclíptica hasta que se desvanece. Es una luminosidad difusa, blanca tirando a amarillenta sin límites definidos. Cuando se ve no ofrece dudas. Hay que diferenciarla del brillo de las ciudades lejanas que es redondeado y amarillento. La dificultad estriba en que es muy poco luminosa. Se considera que es más tenue que la vía láctea. (yo difiero, en mi opinión es igual o superior). Por lo tanto solo se ve en cielos muy oscuros. Si no vemos la vía láctea es imposible ver la luz zodiacal. Presenta además el agravante que la luz zodiacal esta próxima al horizonte muy atenuada por el espesor de la atmósfera. Cuando observamos la vía láctea lo hacemos próxima al cénit. Si a esto añadimos la contaminación lumínica de las ciudades ya tene-

Página

23


hace falta decir que tiene que estar despejado, sin nubes…. Historia Hay muy pocas referencias históricas. No aparece en las crónicas chinas ni griegas. En algunos templos egipcios aparece un triángulo que puede representar la luz zodiacal. En el libro de los Salmos de la biblia habla de “las alas de la mañana” que se interpreta como la luz zodiacal. Plinio y Séneca hicieron mención de la luz zodiacal. La llamaron trabes, pero parece más probable que se refirieran a la luz de la aurora. Niceforas, el historiador, es el primero que Imagen 02.- Comparación de la Luz zodiacal y las luces contaminantes. Se aprecia claramente el resplanhace relación de este fenómeno, dor de Madrid distante 150 km y Cuenca situado a 40 km. La luz zodiacal es blanca azulada y con forma de cono. Las luces de las ciudades son marronaceas y semiesféricas. según puede juzgarse en el pasaje siguiente que describe la entrada mos los ingredientes que hacen la observación de la luz de Alarico en Roma en el año 410:”ocurrió entonces un zodiacal tan difícil para los aficionados (Imagen 02). eclipse de Sol, durante el cual fue tan grande la oscuriPor tanto para observarla necesitamos: cielos muy dad, que aparecieron las estrellas en pleno día… Se vio buenos y alejados de las ciudades. Pero hay más: la luz al propio tiempo en el cielo, al hallarse eclipsado el Sol zodiacal sigue la eclíptica. Todos sabemos que el Sol en y sobre este astro, una luz extraña que tenía forma de invierno está más bajo y en verano más alto…pues la cono, y que algunas gentes mal informadas tomaron por altura de la eclíptica también cambia según las estacio- un cometa, pero no tenía estrella que pudiera servirle nes. Cuando está más perpendicular al horizonte, sube de núcleo. Era más bien una llama que subsistía por sí más que cuando está muy inclinada. Para ver la luz misma como una gran lámpara…. La posición y movizodiacal tenemos que buscarla al atardecer de los meses miento de este cuerpo cambió de tiempo en tiempo. Al de febrero, marzo y abril o bien al amanecer los meses principio estaba situado en la parte del cielo por donde de septiembre, octubre o noviembre. He dicho atardecer nace el Sol en el equinoccio vernal; luego pareció incliy amanecer para orientarnos pues solamente se puede narse hacia la región del zodiaco que se aproxima a la ver cuando ha pasado el crepúsculo civil, náutico y última estrella de la Osa mayor, siempre con su vértice astronómico y es plena noche, lo que sucede aprox. hacia el Oeste; después que hubo viajado de esta suerte 1h30m después que se ponga el sol. O bien hasta 1h30m a lo largo del zodiaco por espacio de más de cuatro meses, desapareció. Su vértice se puso a veces más antes de que salga. aguzado y el cuerpo adquirió una forma más prolongada Con estas premisas, casi todas las imágenes que que la del cono; después de esto se acortó y volvió a su vemos de la luz zodiacal están tomadas al comienzo posición primera. También tomó otras formas extraorde la noche los meses de febrero o marzo. Apreciamos dinarias y no se parecía a ningún fenómeno conocido. un cono luminoso que se dirige hacia las Pléyades que Empezó a mostrarse a final del verano y duró hasta el nos servirán de referencia. En la madrugada también se fin del otoño”. Los árabes le llamaban “falso crepúsculo matutino”. puede observar la luz zodiacal pero supone estar esperando hasta las 4-5h de la madrugada en los meses de Le dan una cierta importancia para no confundirla con sus oraciones de la salida del Sol. septiembre u octubre. Es más cómodo en primavera. Sigue siendo un misterio la ausencia de información Muchas veces se comenta que la luz zodiacal se ve mejor en la zona ecuatorial, entre los trópicos. En durante tantos siglos. La Vía Láctea tiene muchos mitos, realidad la gran diferencia es que se puede ver durante creencias, leyendas…sin embargo luz zodiacal carece todo el año. La eclíptica siempre está muy alta y per- de esta cultura popular. Y eso que se ve a simple vista pendicular al horizonte, tanto en la zona de la puesta de sin ningún problema y más cuando no tenían contamisol como en la salida. En nuestras latitudes los meses nación lumínica!!!!!! Kepler habla de la luz Zodiacal, Descartes la comenta buenos de observación se reducen a unos pocos como en 1630, pero fue Cassini en 1683 quien la difundió hemos comentado. Y como siempre: sin luna. La menor muestra de luna entre los astrónomos y empezaron a darle importancia. hace imposible la observación de la luz zodiacal. No Cassini describía la luz zodiacal semejante a la vía Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

24


láctea pero más clara y brillante en el centro y más débil hacia los extremos. La compara con la coma de los cometas tanto por su color como por su trasparencia. También cita que la luz zodiacal desaparece entre 1665 y 1681. Mairán la creía más brillante que la Vía Láctea, pero no tan blanca, sino con un ligero tinte amarillo o rojo, sobre todo en la parte baja. Aragó la vio rojiza y pudo compararla a la cola del cometa visible en 1843. Otros observadores la ven de color amarillento y algo encarnado, en particular cerca de la base donde es mayor su resplandor. En esta parte baja llega a eclipsar las estrellas. Algunos observadores aprecian Imagen 03.- Representación esquemática de la nube zodiacal. Muy tenue y extendida un cierto movimiento ondulatorio de la hasta la proximidad de Júpiter. luz zodiacal que llamaron pulsaciones materia desprendida de la Tierra, es decir que nuestro o vibraciones. planeta sería como un gran cometa. Un fanático de la luz zodiacal fue Mr. Jones, capellán de la fragata americana Mississippi, que navegó por los El espectro de la luz zodiacal es muy diferente del que mares del sur y china. La veía de un tinte cálido, suave produce la luminiscencia atmosférica y es idéntico al y amarillento muy distinto del tono frio y blanco de la de la luz solar reflejada. Vía Láctea. Jones dio a conocer el resultado de sus estuActualmente se piensa que la luz zodiacal es el reflejo dios en la Academia de Berlín. En más de una ocasión de la luz del sol sobre pequeñas partículas dispersas en pudo distinguir una segunda luz hacia el Este, al mismo el espacio interplanetario que forman la llamada nube tiempo que la principal brillaba en el occidente. Creyó de polvo zodiacal. Estas partículas de polvo tienen un que se debía a un efecto de reflexión. Hais, Brorsen y origen en los asteroides y cometas que pululan por las el mismo Jones también percibieron esa segunda lumi- proximidades del Sol. (imágenes 3 y 4) nosidad, que los alemanes llaman Gegenschein , que traducido sería algo así como contraresplandor o antiTodas las noches se puede ver estrellas fugaces. Son claridad. Brorsen, Liais y Gruey han notado así mismo pequeñas partículas del tamaño de granos de arena o que la luz occidental y su reflejo del este se reunían con menores que al chocar con la atmósfera, se calientan, un filete de escaso brillo, de modo que el fenómeno en ionizan el aire y brillan durante escasos segundos. En ocasiones, describía un círculo completo en la bóveda algunas ocasiones son más brillantes y dejan estela celeste. durante unos segundos. En otras ocasiones llegan a caer Humboldt escribe que la luz zodiacal se ve constan- sobre la tierra en forma de meteoritos. El espacio intertemente en los trópicos. “…en la costa de Valencia la planetario alrededor del Sol está plagado de partículas observó fácilmente y también en las vegas de Castilla. de distintos tamaños. Cuando son grandes se llaman En Cádiz aparece con brillo singular en las noches asteroides. Actualmente se pueden detectar asteroides despejadas de primavera levantándose como fosfóri- de pocos metros de diámetro siempre que pasen próxico y gigantesco huso sobre la tranquila superficie del mos a la Tierra. Estos asteroides pueden chochar entre Océano”. si y dar una nube de pequeñas partículas. Pero según los Eran otros tiempos en los que no había contamina- cálculos no es suficiente. Se necesita otra fuente de la ción lumínica ni atmosférica. nube de polvo interplanetario. Que es la luz zodiacal. Cassini opinaba que la luz zodiacal se debía a una infinidad de cuerpos pequeños que circulaban en torno al Sol y reflejaban su luz. Mairán la consideraba como una continuación de la atmósfera solar. Euler pensaba que era una especie de anillo como el de Saturno en torno al Sol. Aragó, Humbolt, Herschel y muchos otros pensaban que la luz zodiacal era un fenómeno solar, y que el sol ocupaba el centro de un anillo nebuloso más o menos plano. En cuanto al contraresplandor, mucho más difícil de observar, se llegó a pensar que era Huygens nº 107

marzo - abril 2014

La mayor parte del polvo interplanetario tiene un origen en los cometas. Desde la más remota antigüedad hay descripciones de estos enigmáticos objetos. Históricamente se pensaba que eran emanaciones atmosféricas. Poco después que Newton desarrollara la teoría de la gravedad, Halley calculó las orbitas de los cometas descritos históricamente. Se dio cuenta que varios de ellos tenían parámetros orbitales muy similares y pensó que era el mismo que volvía periódicamente. Predijo su vuelta y demostró que los cometas son objetos del sistema solar que giran en torno al Sol Página

25


Imagen 04.- Este croquis es muy demostrativo de cómo se ve toda la franja de luz zodiacal en el cielo. (No sé el autor original pues está en muchos sitios en internet).

en un determinado periodo. Los cometas se describen como bolas de nieve sucia. La mayor parte de sus vidas están muy alejados del Sol y por tanto muy fríos. Cuando se acercan al Sol, aumentan la velocidad y sobre todo aumentan su temperatura. Progresivamente van calentándose y liberando al espacio toneladas de materia cada segundo. Esta materia es sobre todo agua y polvo. El espectáculo es conocido por todos con una cabellera y una larga cola que sale del núcleo. Van llenando el espacio interplanetario de pequeñas partículas. En algunas ocasiones la Tierra atraviesa esa región con múltiples “desechos” cometarios y podemos disfrutar de una maravillosa lluvia de estrellas fugaces. Cada día la Tierra captura unas 1000 toneladas de polvo de la nube zodiacal. Si hacemos cuentas de la cantidad de materia que pierden los cometas cada vez que se acercan al Sol nos damos cuenta que su vida es bastante efímera. Por ejemplo, si el cometa Halley perdiera en cada paso una milésima de su masa, en 1000 revoluciones, o sea en unos 80.000 años habrá desaparecido. Para solucionar este problema se piensa que existe un reservorio de millardos de cometas muy alejados del Sol. Formarían como una nube, bautizada como nube de Oort por ser quien la predijo, situada a miles de Unidades Astronómicas de distancia. Ocasionalmente, por perturbaciones entre ellos o por algún asteroide, modifican su órbita para caer al sistema solar interior. Muchos de los cometas que vemos tienen órbitas casi parabólicas, con periodos de muchos miles de años. Por ahora no se ha encontrado ninguno con una órbita que sugiera que viene de fuera de nuestro sistema solar. Algunos de estos cometas pasan próximo a un planeta y modifican su órbita haciéndose de corto periodo. Y los cometas de corto periodo ya sabemos lo que les pasa: en unos pocos cientos de miles de años pierden todo su material volátil para quedar solamente un núcleo oscuro tipo asteroidal. También hay cometas con peor suerte y pasan muy cerca del Sol o de algún planeta. Hemos visto como se desintegran cuando pasan cerca de Sol o de Júpiter. Se fragmentan en múltiples pedazos que en poco tiempo se desintegran. El más reciente fue el cometa C/2012 S1 Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Ison que prometía unos amaneceres espectaculares pero no pudo resistir la proximidad de Sol y se desintegró. Con el tiempo, las perturbaciones gravitatorias y la radiación modifican las trayectorias individuales de las partículas y acaban formando una nube semejante a un disco achatado, bastante uniforme en su interior. Cuando escribo estas líneas se está despertando la sonda Roseta para visitar el cometa 67P/Chuyumov_ Gerasimenko y darnos muchísima más información sobre estos los astros cabelludos. No sabemos exactamente la composición del polvo interplanetario. Pueden ser partículas de silicatos, grafitos, hierro, o hielos de dióxido de carbono, amonio y agua. Tampoco sabemos bien su tamaño, albedo ….hemos recogido granos en la estratosfera y son muy oscuros y de pocas micras de diámetro. Tiene importancia para la preparación de viajes espaciales pues aunque son muy pequeños y ligeros se mueven a unos 30.000 metros por segundo y pueden perforar cubiertas bastantes gruesas. Todo ese material cometario, polvo y pequeñas partículas, queda disperso en el sistema solar interior. Llevamos varios miles de millones de años acumulando polvo y no parece que sea muy denso. Es difícil hacer cálculos, pero si reunimos todo el polvo interplanetario contenido en la nube zodiacal equivale a unos cientos de miles de millones de toneladas. Dicho así parece mucho pero es lo que pesa un comenta de pocos kilómetros de diámetro. Debe haber algún mecanismo de eliminación de este polvo pues de lo contrario sería mucho más denso. Sobre los microscópicos granos de polvo de pocas micras actúan dos fuerzas que van modificando su órbita. Por un lado la presión de la luz y por otro el efecto Poynting-Robertson. La luz está formada por fotones que chocan con la materia. Ejercen una minúscula presión. Hay intentos para hacer satélites con grandes velas empujadas por el Sol. La aceleración es minúscula pero interminable. Los granos menores de unas pocas micras se ven empujados por la luz solar hasta desplazarlos a las profundidades del espacio. Página

26


llover desde un coche en marcha, en que las gotas parecen venir de un punto no cenital. Un granito de polvo calentado por el Sol emite radiación en todas direcciones. La resultante entre la fuerza que ejerce la luz del sol y la radiación que emite, le hace disminuir su órbita y le obliga a caer en espiral hacia el Sol. Una partícula típica de unas pocas micras a la distancia de la Tierra tiene una vida de unos 7.000 años. Al Sol le caen unas 10 toneladas de polvo por segundo. Ye hemos comentado la observación de las estrellas fugaces que no son más que partículas de polvo atraídas por la Tierra que al atravesar la atmosfera se calientan y brillan. Los grandes planetas como son la Tierra y Venus hacen limpieza en su zona de influencia gravitatoria. Pero a demás de limpiar de polvo, originan como un anillo de mayor densidad de partículas delante y detrás del planeta. Se ha detectado este anillo de mayor densidad en la órbita de la Tierra y recientemente de Venus. Imagen 05: Imagen realista de la luz zodiacal en condiciones ideales. Cubre todo el Hay un equilibrio entre el polvo liberado cielo con un máximo próximo al Sol y opuesto a él (gegenschein). El planetario está por los cometas y el reciclaje que hacen los realizado con el programa gratuito Coelix lite de Jean Vallières. (muy aconsejable) planetas y el Sol. No sería descabellado penEl efecto Poynting-Robertson es un poco complicado sar que hay épocas con más polvo y otras con menos lo de explicar. La nube zodiacal orbita en torno al Sol. que se traduce en épocas con Luz zodiacal más intensa Cada grano de polvo tiene un movimiento propio. La luz del Sol, vista desde la partícula, parece venir de que otras. Es posible que en la antigüedad y edad media un punto ligeramente separado del Sol. Es como ver fuera muy tenue y ahora sea más intensa. Me atrevo a

Imagen 06. Representación esquemática del horizonte y la inclinación de la eclíptica a primeros de los meses indicados. Esta calculado para el comienzo de las noches astronómica con el Sol a 18º por debajo del horizonte. Si queremos verla al amanecer sucede al contrario y está más vertical los meses de septiembre y octubre.

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

27


no tienen sombra, están totalmente iluminados y por eso brillan tanto. Para buscar la luz zodiacal tenemos que concretar varios parámetros. --- Ausencia de Luna. Un Luna aunque sea pequeña puede dar al traste con la observación. No necesariamente tiene que ser un día de luna nueva. Si decidimos buscar la luz zodiacal en primavera, después de la puesta de sol, una luna en cuarto menguante no molestará. Al contrario si decidimos observar en otoño, antes del amanecer, podemos permitir que haya luna en cuarto creciente. En cada lunación hay unos 10 días buenos. --- Época de año. En el ecuador y zona intertropical, la eclíptiImagen 07. Hay muchos mapas y esquemas de lugares oscuros. Como se ve en esta mapa quedan ca está muy alta y perpendicular pocos lugares buenos para observar. al horizonte, cualquier época es pronosticar que estamos en una buena época por todo el material que se originó tras la desintegración del cometa buena. En los polos, hay 6 meses de luz diurna que imposibilita cualquier observación, mientras que los Ison. (Imagen 5) No hay muchos investigadores que se dediquen a la meses en los que no sale el Sol, la eclíptica también está Luz Zodiacal. Hay uno muy conocido pero en otros muy baja y próxima al horizonte por lo que tampoco se círculos. Se trata de Brian May, guitarrista del grupo puede observar fácilmente la luz zodiacal (a cambio se musical Queen. Se licenció en Física y Astronomía en ven las auroras boreales). En nuestra zona, sobre los 40º N, tenemos que busel Imperial College de Londres en 1968 y acabó la tesis doctoral en el 2008 titulada: “Estudio de las velocidades carla cuando este los más perpendicular posible al radiales en la nube de polvo zodiacal” después de una horizonte. Esto sucede en los meses de Febrero y Marzo después de la puesta de Sol. No es descabellado buslarga ausencia dedicada a la música. Curioso. carla también en Enero y Abril. Si nos gusta madrugar Observación. Según lo descrito, la nube de polvo zodiacal se distri- o trasnochar y la buscamos antes de que amanezca los buiría formando un ovalo centrado en el Sol que llegaría meses más indicados son Septiembre y Octubre. (imahasta la órbita de Júpiter, con densidad cada vez menor gen6) --- Horario. Si es por la tarde, nos tenemos que esperar cuanto más alejado del plano de la eclíptica. La órbita a que sea noche astronómica, es decir que el Sol este 18º de la Tierra estaría dentro de esa nube de polvo interpor debajo del horizonte. Durante el crepúsculo civil, planetario. De ahí que veamos la luz zodiacal próxima al Sol náutico o astronómico no la veremos. Tampoco hay que mucho más ancha y brillante. Se va atenuando conforme esperar mucho: 1h 30m desde que se ponga el Sol. Eso nos alejamos hasta casi desaparecer. Tiene una forma de sí, cuando empieza la noche es cuando más ancha y cono o triángulo con base en el horizonte y vértice en la esplendorosa esta la luz zodiacal. Todo el cono de luz eclíptica. Solo en los lugares más oscuros podemos ver zodiacal se desplaza con el movimiento celeste. La base una zona del polvo interplanetario opuesto al Sol lla- se va haciendo más pequeña y el cono disminuyendo de mado Gegenschein. Y con mucha suerte podríamos ver altura. Cada vez es más tenue. Si ya es difícil observaruna banda que los une, traducción del polvo que rodea a la, es casi imposible detectarla pasadas unas horas. Por ejemplo, un buen día para intentar buscarla es el la Tierra en el plano de la eclíptica. Fuera del plano de la 1 de marzo de 2014. Hay Luna nueva. Si estuviéramos eclíptica también hay polvo pero mucho menos y no lo podemos captar como imagen bien delimitada. Cuando en Valencia el sol se pone a las 18:53h, la noche astrola noche es perfectamente oscura puede representar nómica empieza a las 20:22h. A esa hora las Pléyades están a 58º y 2 horas más tarde a 35º. Es decir que hasta el 60% del brillo del cielo. La explicación que se vea el Gegenschein es la misma tenemos 1-2 horas para observar la luz zodiacal. Más que explica el brillo de la Luna Llena y la corona de avanzada la noche estará muy cerca del horizonte y ya Santo. Los granos de polvo justamente opuestos al Sol no se puede observar. Si decidimos observarla por la madrugada el orden Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

28


Imagen 08.- Cartel anunciador del curso-observación de la luz zodiacal. Este año lo vuelven a hacer. La parte astronómica corre a cargo de Ramón Naves lo que asegura un altísimo nivel y máximo grado de satisfacción.

Gandia (Valencia) hay varios sitios buenos, aunque no óptimos, no excesivamente lejanos. Las luces de Valencia se ven desde 150 km de distancia, pero Madrid… yo creo que se ve desde toda la península. También es importante que la luz zodiacal no coincida con una gran ciudad pues puede enmascarar la observación. Desde Valencia podemos ir a la zona de Ademuz. Aras de los Olmos en un sitio muy bueno. Nos comenta un gran astrofotógrafo como es Joanma Bullon que muchas veces es un “incordio” si quieres fotografiar objetos del cielo profundo. Una zona muy oscura está centrada en Tragacete, Cuenca, equidistante de Madrid y Valencia. Tiene el inconveniente que la luz zodiacal casi coincide con la contaminación de Madrid. Si no nos importa desplazarnos más lejos creo que los pirineos son inmejorables. Hay un parque astronómico en Ager, LLeida. Es un lugar privilegiado sobre todo si subimos al Montsec. Hay un observatorio astronómico. Las condiciones son muy buenas aunque desde lo alto de la montaña se ven pequeños pueblos dispersos por el valle. Desde ahí creo que Madrid no molesta mucho. Un poco más alejado, ya en Francia, tenemos una zona centrada en el Obervatorio Pic du Midi en los Pirineos. Todo el valle está protegido de contaminación lumínica. Hay otros parques astronómicos en la Rioja, en Portugal, … pero desde Valencia están muy alejados. Por supuesto no hay que descartar Las Palmas, Marruecos …para ver cielos verdaderamente oscuros. Atacama en Chile y Hawai son los mejores del mundo. También podemos ir en un barco y alejarnos de la costa unos 100-200 km. Muy oscuro pero imposible hacer fotos.

lógicamente es inverso. 1h30m antes de que amanezca es cuando mejor se ve. Progresivamente se irá difuminando con los primeros vestigios de amanecer. Como fotografiarla. --- Lugar. Buena pregunta. Como hemos comentado Para inmortalizar la observación debemos preparar un repetidamente tiene que ser un lugar muy bueno para observarla. No vale el lugar habitual. Nos tenemos que desplazar a un sitio oscuro y alejado de las grandes ciudades. Hay muchos artículos en referencia a la contaminación lumínica y al cielo oscuro con indicaciones de lugares idóneos. Hay parques y zonas de especial protección lumínica. En la imagen 7 se aprecia donde hay menos contaminación lumínica. Según donde estemos, y la distancia que podamos desplazarnos, podremos buscar zonas mejores. Imagen 09.- Desde el Montsec descubrimos por primera vez la luz zodiacal. Las condiciones climatológicas (imagen 7) eran nefastas. En un hueco entre las nubes pudimos verla y fotografiarla. Cámara Nikon D800. Objetivo Nikon Como os escribo desde 24-70 a 24mm. t:15 seg. F:2,8. ISO 4000. Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

29


mente necesitaremos un ocular que cubra todo ese campo y un poco más. Necesitaremos como mínimo un 24 mm. Un 12-14 mm son ideales. Un ojo de pez puede dar imágenes muy bonitas. Diafragma abierto al máximo, como mínimo un 2.8. Disparar a la mayor sensibilidad que admita la cámara con poco grano siendo aconsejable 1600 o 3200. Casi todas las fotos tienen la referencia del suelo. La luz zodiacal nos permite crear arte, incorporando elementos a la Imagen 10. Me resisto a no poner esta foto de gran campo de la vía láctea. Esta tomada desde Tragacete. fotografía como árboles, Objetivo Nikon 14-24 a 14m. t:25 seg, f:2.8s, Iso 4000. Sin seguimiento. Se ve hacia la izquierda y arriba la rocas, ermitas lejanas…. Galaxia de Andrómeda, a la derecha las Pléyades y bajo a la derecha Júpiter y toda la vía láctea. También puede servir equipo básico consistente en: cámara digital con objetipara ocultar una luz contaminante de alguna ciudad. vo de gran campo y trípode sólido. Muchas de las fotos Las mejores fotos que he visto son un montaje de 2-4 que vemos en los libros e internet no tienen seguimiento fotos cubriendo la vía láctea, luz zodiacal, montañas… y se ven pequeñas trazas de las estrellas. Con un gran ¡envidiables! angular podemos utilizar un tiempo de 15-20 segundos con escaso movimiento del cielo. La luz zodiacal tiene Nuestra experiencia. unos 20-30º de ancho y fácilmente alcanza los 60º de Después de leer en todos los libros de astronomía altura (en foto puede tener más). Para captarla íntegra-

Imagen 11. Si subimos la vista perdemos toda contaminación lumínica de las ciudades y se puede disfrutar de un paisaje estrellado inolvidable. Datos técnicos igual que la anterior.

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

30


que es la luz zodiacal teníamos ganas de observarla. Sobre todo por el morbo de ser tan difícil conseguirlo. La verdad es que nunca habíamos planeado buscarla de verdad hasta que descubrimos por internet un curso titulado: “En busca de la Luz Zodiacal”. Los profesores que impartían el Curso eran inmejorables, tanto por la parte astronómica como por la parte fotográfica. El lugar ideal: el Montsec en Ager (Lleida). Habían escogido un fin de semana sin Luna. Perfecto. Solo faltaba que estuviera despejado. El curso lo hicimos del 8 al 10 de marzo de 2013. Os pongo el enlace de este año 2014, que repiten el curso: http://www.imaginem.es/enbusca-de-la-luz-zodiacal/ (imagen8) Problemas personales hicieron que casi renunciásemos al curso. Meteorológicamente pronosticaron lluvias, lluvias y más lluvias. Aun así nos fuimos. Una calçotada a mitad del camino nos alegró los 450 km de distancia. Los compañeros y profesores perfectos pero la climatología un desastre. La primera noche imposible. Subimos al Montsec por una carretera de montaña hasta casi la cima pero aparte del frio y el viento no vimos nada. La segunda noche no pronosticaba mucho mejor. Subimos al observatorio con mucho frio, viento, nublado….. se puso el Sol, esperamos casi un milagro…. y nos bajamos a cenar dando por imposible cazar la luz zodiacal. Mi mujer y yo bajamos de los primeros. En la carretera fuimos persiguiendo una liebre que cegada por los focos no se decidía a escapar a la oscuridad del monte. Como no queríamos atropellarla fuimos descendiendo a paso “liebre” y viendo el paisaje tranquilamente. A mitad de la bajada del Imagen 13. La luz zodiacal un poco más baja. Datos técnicos igual que Montsec vimos que Orión destacaba majestuosamente. las precedentes. Como teníamos tiempo nos adentramos en un caminito su esplendor. En ese momento una caravana de coches y entre nubes y algún claro vimos algunas constela- pasó por la carretera: eran nuestros compañeros en ciones. Nos pusimos a hacer fotos y de pronto, en un dirección a Ager. Fuimos los únicos que conseguimos pequeño claro vimos una tenue luminosidad blanca que verla. El recuerdo fue inolvidable pero por si acaso la no ofrecía dudas: era la Luz Zodiacal. Durante unos fotografiamos (imagen 9). La crónica de las jornadas las tenéis en http://www. minutos se despejó lo suficiente para captarla en todo quesabesde.com/noticias/fotografiar-luz-zodiacalastrofotografia-montsec_9634 por Iker Moran redactor de la conocida página fotográfica www. quesabesde.com

Hay experiencias que te quedas con ganas de repetir. Durante todo el verano y otoño intentamos observarla al amanecer. Imposible, cuando no hay luna, hay que trabajar y cuando se puede está nublado, como siempre. En navidad nos propusimos volverla a ver. Buscamos un fin de semana sin luna, un buen sitio y allá que nos fuimos. (imagen10) Seleccionamos el 25 de enero de 2014 y el lugar Tragacete. Ya lo conocíamos pues es un pueblo muy bonito. En sus sierras nace el Júcar, el Turia, el Tajo, y el famoso nacimiento Imagen 12. No sé cómo se verá impreso o en la pantalla las fotos previas. Os pongo del rio Cuervo. En sus cocinas preparan platos un esquema. He puesto varios objetos a escala 1:1. En la imagen original se aprecian fantásticos como el morteruelo, ajoarriero, zaraprácticamente todos los Messier. Las pléyades con su azulada envoltura, la nebulosa jos…y la amabilidad de sus gentes es proverbial. de Orión, la Galaxia de Andrómeda,… (Imagenes 11 y 12) Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

31


tales seguro que no las vimos al menos a simple vista. Hicimos decenas de fotos algunas de las cuales la hemos puesto en este artículo (imagen14 y 15). El 1 de Febrero de 2014 había una luna de 2 días. El cielo totalmente despejado y decidimos ir a una localidad próxima a Gandia llamada Barx. Nos subimos por un camino forestal en dirección Pinet. Que diferencia a Tragacete. Luces por todos lados. A simple vista no vimos la Luz zodiacal. Las constelaciones bien pero dejaban mucho que desear. Hicimos fotos y ¡sorpresa! También la hemos cazado aunque mucho más tenue y sin Imagen 14. El cielo hacia el oeste. La luz de la lejana Valencia (150 km) justo en la continuación de la vía tanto brillo. Difícil reproducir láctea y de Zaragoza (a la izquierda) no impedían ver los esplendores del cielo. en papel. Me queda la duda si la desintegración del cometa Ison hace que la luz zodiacal sea más brillante y fácil de observar que en otras épocas. Nos queda pendiente un viaje a los pirineos. Debe ser impresionante observarla desde un lugar verdaderamente oscuro alejado de la contaminación lumínica. Bibliografía. Armicis Augusto T, Astronomia Popular, descripción general del cielo. Capítulo VI. La luz zodical. Pag 141146. Ed Montaner y Simón 1901 Audouzw J. et Israel. Le grand Atlas de L’Astronomie. Le milieu interplanertaire. Pag 22-223. Enciclopedia Universalis 1983 Imagen 15. Esquema de la foto anterior. Tanto a simple vista como en la foto hay L. Anselmo. El Polvo Interplanetario. un brillo en la zona de la eclíptica entre el cúmulo del pesebre y Júpiter. Puede ser el Enciclopedia de Astronomía.El Universo Gegenschein o las ganas de verlo. en tus manos. Ed. Orbis-Fabbri. Buscamos un alto que se podía subir fácilmente en Observación del la luz zodiacal desde el Roque de los coche. Cuando se puso el sol subimos y nada más bajar del coche: “ahí estaba,… la luz zodiacal”. No hacía Muchachos (La Palma) http://www.somyce.org/modules. falta acostumbrar la vista, se veía fácilmente, brillante y php?name=Content&pa=showpage&pid=52 Luz zodiacal. Luis de Manuel y Ángel J. Nicolas. blanca. Subía hasta casi las Pléyades situadas a 80º. En mi opinión era mucho más brillante que la vía láctea. La (Asociación Valenciana de Astronomía) http://www. noche era impresionante. La vía láctea se veía completa somyce.org/modules.php?name=Content&pa=showpage&pi hasta el horizonte. Orión casi nos dispara el arco. Can d=51 Dolores Maravilla. Nubes de polvo en el sistema solar Mayor y Menor ladrando… Las estrellas se veían hasta y en otros ambientes estelares. http://www.smf.mx/boletin/ el mismo horizonte sin apenas atenuación. Solamente 4 zonas con contaminación lumínica que resultaron Oct-98/articles/polvo.html Annia Domenech Luz Zodiacal: el halo de lo casi ser Cuenca, Madrid y Valencia y Zaragoza molestaban invisible. 1-09-2008 http://www.caosyciencia.com/ideas/ próximas al horizonte. (Imagen13) articulo.php?id=010908 Hasta el Gegenschein nos pareció verlo. Había una luminosidad sospechosa, lejana a la Vía Láctea y a la Nota: todas las fotos están hechas por los autores: contaminación lumínica, centrada en el cúmulo del Palmira Marugán Gacimartín y Angel Ferrer Rodríguez. pesebre en Cáncer en plena eclíptica. Las bandas ceni- Si las pirateáis al menos poned los autores. Gracias Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

32


Coordinado por Ángel Requena arequenavillar@yahoo.es No nos hemos recuperado todavía del ajetreo que nos produjeron los cometas de finales de año (Lovejoy, el cometa del año e Ison, el fiasco del siglo) y ya tenemos otro evento fascinante e inusual que fotografiar y seguir, la supernova SN 2014J de M82. La casualidad hizo que la descubrieran unos alumnos británicos mientras hacían prácticas astrofotográficas con un telescopio y al apuntar casualmente a la galaxia del Cigarro (M82). ¡Menuda suerte! En cualquier caso, el mérito del hallazgo es indiscutible y seguro que este descubrimiento incentivará a otros estudiantes a interesarse por nuestra bella ciencia.

01-SN 2014J en M82 La primera imagen de la supernova SN 2014J que hemos seleccionado para esta galería la realizó Jesús Peláez el 26 de Enero de 2014 desde su observatorio de Padilla (Burgos). Se aprecia claramente el brillo inusual de una nueva estrella que apareció a mediados de Enero en M82. Se trataba de la supernova de tipo Ia más brillante y cercana que se había descubierto en los últimos 42 años. Usó para ello una Canon EOS 400D acoplada a foco directo de un telescopio reflector TS de 254 mm. a F/4. La imagen es el resultado del apilado de 10 tomas a 30” c.u. (300” de TE en total). Más detalles de la toma en http://www.astrobin.com/74857/

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

33


02-M81 y M82 En esta toma de gran campo aparecen las galaxias M81 y M82 (Osa Mayor) e incluso también se puede apreciar la supernova SN 2014 J. La toma la realizó Joanma Bullón desde su observatorio de la Cambra en Aras de los Olmos el 23 de Enero de 2014 y usó para ello una Canon EOS 600D acoplada a foco directo de un telescopio reflector de 200x800 mm. El ajuste de la toma fue de 60” de TE y 6400 ISO.

03-Comparativa M82 Y finalmente, en esta última imagen presentamos una comparativa del antes y del después de que apareciera la supernova. Ésta alcanzó un pico de magnitd 10.5 a principios de Febrero y actualmente (mediados de Febrero) la magnitud sigue en torno a la 11; sin duda, al alcance de cualquier telescopio de aficionado. La toma de la supernova fue realizada por Joanma Bullón el día 23 de Enero de 2014 desde Aras de los Olmos, apenas dos días después de su descubrimiento. Usó para ello una Canon EOS 600D acoplada a foco directo de un telescopio reflector de 200x800 mm

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

34


04-Mancha solar AR1944 A principios de año otro fenómeno ciertamente inusual apareció de repente en el limbo solar, una gran mancha solar. Catalogada como AR1944, ésta apareció en el ecuador solar y en apenas unos días recorrió todo el limbo de Este a Oeste (de izquierda a derecha) hasta finalmente desaparecer. La toma fue realizada por Josep Julià Gómez el 6 de Enero de 2014 a la puesta de Sol desde Marxuquera (Valencia) empleando una Canon 50D acoplada a un teleobjetivo de 300 mm. y protegido con un filtro solar Baader. El ajuste de la toma fue de 1/160” de TE, F/5.6 y 100 ISO. Más detalles de la toma en: http://mpc952.blogspot. com.es/2014/01/gran-tacasolar-ar1944.html

05-Comparativa mancha AR1944 y Tierra La siguiente imagen muestra de nuevo la gran mancha AR1944 y el grupo al que iba asociada. Si la comparamos con la foto anterior se aprecia claramente cómo se ha desplazado significativamente por el limbo solar en tan sólo un día. Aparte de eso, lo interesante de esta imagen es apreciar lo grande que es este grupo de manchas; concretamente, sólo en la AR1944 caben decenas de Tierras juntas. La toma fue realizada por Albert Capell el 7 de Enero de 2014 desde Sant Pol de Mar (Barcelona) empleando una Canon 60D acoplada a un telescopio MaksutovCassegrain de 8” y protegido con un filtro solar Baader.

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

35


06-Gran Nebulosa de Orion Poco podemos decir de nuevo de esta archiconocida nebulosa que no hayamos dicho ya. Sin duda es la protagonista de los cielos invernales y en todas las observaciones en las que he asistido, rara es la noche en la que no se le eche una mirada. La imagen que hemos seleccionado es sublime y, como suele ser costumbre, fue realizada por Jesús Peláez el 6 de Enero de 2013 desde el Observatorio Padilla (Burgos). Usó para ello una cámara Canon EOS 350D acoplada a foco directo de un telescopio reflector TS de 254 mm. a F/4. La toma final es el resultado de la combiación de 27 tomas de 300” c.u. (2.2 horas de tiempo de integración) a ISO1600, con darks (15), flats (12) y bias (12). Más detalles de la toma en http://www.astrobin.com/29855/

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

36


07-Nebulosa Estrella Flameante (IC405) Otra nebulosa no tan famosa pero que también es de una gran belleza es la nebulosa de la Estrella Flameante. Ubicada en la constelación de Auriga contiene en su interior una estrella gigante azul tipo O (AE Aurigae), expulsada de la zona de la nebulosa de Orión hace 2.5 millones de años, la cual es la responsable de la iluminación de la nebulosa que se encuentra a su lado. Por si fuera poco, ambas además se encuentran envueltas por una gran nebulosa de emisión de un intenso color rojizo lo que hace que este conjunto sea tan “llamativo”. La imagen fue realizada también por Jesús Peláez el 1 de Febrero de 2014 desde el Observatorio Padilla (Burgos). Usó para ello una cámara Canon EOS 350D acoplada a foco directo de un telescopio reflector TS de 254 mm. a F/4. La toma final es el resultado de la combinación de 25 tomas de 300” c.u. (2.1 horas de tiempo de integración) a ISO1600, con darks (16), flats (15) y bias (15). Más detalles de la toma en http://www.astrobin.com/77960/

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

37


08-Luna y Venus en fase Esta curiosa imagen corresponde a una toma de la Luna y Venus en fase de cuarto menguante. Curiosamente, tanto nuestro satélite como el planeta Venus mostraron esa misma fase el mismo día, estando separadas apenas unos grados en el cielo. La toma la realizó Josep Julià Gómez el 28 de Enero de 2014 desde Marxuquera (Valencia) empleando una Canon 50D acoplada a un objetivo de 34 mm. (para la foto general) y 300 mm. (para el detalle de Venus). Los ajustes de la toma fueron de 1/13” de TE, F/4 y 1600 ISO (para la foto general) y de 1/40” de TE, F/5.6 e ISO800 (para el detalle de Venus). Más detalles de la toma en http://mpc952.blogspot.com.es/2014/02/venus-i-lluna-en-la-mateixa-fase.html

09-Luna llena sobre Cullera Y la última imagen de la galería corresponde de nuevo a la Luna (esta vez llena) sobre la bahía de Cullera. La artística toma fue realizada por Pepe Valldecabres el 19 de Septiembre de 2013 desde Cullera (Valencia). Usó para ello una Nikon D90 y el ajuste de la toma fue de 1” de TE, F/3.8 e ISO200.

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

38


Notas importantes: 1. Es posible que se incluyan actos especiales, con colegios, público en general, o conferencias durante este año. Se anunciarán oportunamente, y se comunicarán por medio de la lista de correos. 2. Pueden haber cambios importantes. Confirmar siempre con la página web.

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

39


EFEMÉRIDES Para MARZO & ABRIL 2014 Por Francisco M. Escrihuela pacoses@hotmail.com

LOS SUCESOS MÁS DESTACABLES DEL BIMESTRE 7 de marzo: La Luna a 2.1ºN de las Hyades. 14 de marzo: máxima elongación matutina de Mercurio W(28º) a las 02:21 (mag. 0.26). 18 de marzo: Marte (mag. -1.00) a 4.0ºN de la Luna (94 %) a las 23:55 en Virgo. 20 de marzo: Equinoccio de primavera a las 12:56. 20 de marzo: Saturno (mag. 0.32) a 1.0ºN de la Luna (80 %) en Libra. 22 de marzo: máxima elongación matutina de Venus W(47º) a las 15:28 (mag. -4.39). 7 de abril: Marte en oposición a las 17:04 en Virgo (mag. -1.47). 15 de abril: Eclipse de Luna Umbral: Entrada en sombra 02:00; Centro del eclipse 03:47; Salida de sombra 05:34. 22 de abril: Lluvia de meteoros Líridas. 25 de abril: Mercurio en conjunción superior a las 23:26.

Planetas visibles: Mercurio antes de amanecer, Venus al amanecer, Marte durante toda la noche, Júpiter la primera mitad de la noche, Saturno durante toda la noche, Urano no estará visible, Neptuno antes de amanecer y Plutón durante la segunda mitad de la noche.

LOS PLANETAS EN EL CIELO Mercurio, en Acuario, estará localizable, aunque con cierta dificultad, a mediados de marzo durante el crepúsculo matutino a baja altura sobre el horizonte Este-Sureste. En abril resultará del todo imposible por su proximidad al sol. Venus, moviéndose entre Sagitario, Capricornio y Piscis, estará presente antes y durante el crepúsculo matutino, durante estos dos meses, sobre el horizonte Este-Sureste. Marte, en Virgo, estará visible durante este bimestre prácticamente durante toda la noche. A principios de marzo hará su aparición poco antes de medianoche si bien a principios de abril, al anochecer empezará a emerger por el horizonte Este-Sureste quedando visible toda la noche. Su magnitud aumentará pasando de la -0.49 a la -1.48 de mediados de abril, después de su paso por su oposición, el mejor momento de todo el año para su observación. Júpiter, estará fácilmente localizable en Géminis. A principios de marzo se ocultará tras el horizonte Oeste-Noroeste unas cuatro horas antes de amanecer. A finales de abril lo hará poco después de la media noche, aunque satisfará con creces nuestras espectativas de observación si la climatología primaveral no lo impide. Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

40


Saturno, en Libra, estará visible la segunda mitad de la noche en marzo, pero a partir de la segunda quincena de abril ya podremos disfrutar de él durante toda la noche. Urano no estará visible durante estos dos meses. Neptuno, en Acuario, estará localizable una hora antes de amanecer a mediados de abril, sobre el horizonte EsteSureste. El 12 de abril pasará a poco más de medio grado de Venus, siendo visible durante el crepúsculo matutino sobre el mismo horizonte. Plutón, en sagitario, estará localizable a principios de bimestre unas dos horas antes de amanecer emergiendo sobre el horizonte Este-Sureste. A finales de abril lo hará unas cuatro horas antes de amanecer.

Entramos en la Primavera El 20 de marzo se producirá el Equinocio de Primavera, a las 12:56 hora local. En ese momento el Sol se hallará a 148.986.586 km de la Tierra, en el punto donde la eclíptica cruza el ecuador celeste. El dia poseerá la misma duración que la noche y además, en el hemisferio norte, comenzará la primavera (el otoño en el hemisferio sur). El tamaño angular del Sol será de 32’07’’.

DATOS PLANETARIOS DE INTERÉS (El 31 de marzo o en el momento de mejor visibilidad para Mercurio y Venus) Magnitud Tamaño angular Iluminación Distancia (ua.) Constelación

Mercurio 0.91 9.2’’ 28% 0.734

Venus -4.44 32’’ 37% 0.519

Marte -1.35 15’’ 99% 0.634

Júpiter -2.05 38’’ 99% 5.136

Saturno 0.56 18’’ 99% 9.119

Acuario

Capric.

Virgo

Gémin.

Libra

Urano -

Neptuno 7.93 2.2’’ 99% 30.527 Acuario

Plutón 14.19 0.097’’ 99% 32.631 Sagit.

Lluvias de Meteoros En este bimestre tendremos la lluvia de meteoros Líridas que desarrollarán su actividad entre el 19 y el 25 de abril, siendo el día de mayor intensidad el 22. La radiante se situará a 18h 8m de ascensión recta y a +32 grados de declinación. Para la noche del máximo, el meridiano pasará a las 00:08 TU y a 83º de altitud. En el momento del máximo, la Luna tendrá iluminada el 54 % de su cara visible. Esta lluvia está relacionada con el cometa Thatcher.

Bibliografía Para la confección de estas efemérides y la determinación de los sucesos y fases lunares se han utilizado los programas informáticos Starry Night Pro y RedShift y un calendario convencional.

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

41


MARZO/ABRIL 2014 por Josep Julià APROXIMACIONES A LA TIERRA Objeto

Nombre

Fecha

2013 TN127 2014 BW57 2013 RJ74 2014 CP13 2013 YR2 2005 EY95 2014 CU13 (275677) 2000 RS11 2012 RJ15 2002 SZ 2013 UX2 2014 AY28 2012 XB112 2013 WT44 2008 EF85 2003 YX1 2012 FK15 2011 FQ21 2013 GW68 2013 FD8 (143649) 2003 QQ47 2011 BE24 2012 FM35 2012 EA 2009 FW25 2000 HO40 2011 FT53 2009 SA100 2010 GD35 2009 FD 2009 CT 2001 QC34 2013 TT5 (86878) 2000 HD24 2010 GC35 1997 GK3 2008 OC6 2011 GW9 2004 FG11 2003 GS 2011 CH50 2014 CH13 2011 AY22 2013 TG6 2009 HH21 2013 GO3 2008 US 1999 SH10 2008 EZ5 2014 BR43 2012 RH10 2000 HB24 2013 JX28 2008 TZ3

Dist. UA

2014 Mar. 2.16 2014 Mar. 2.78 2014 Mar. 4.03 2014 Mar. 7.63 2014 Mar. 8.63 2014 Mar. 9.04 2014 Mar. 11.34 2014 Mar. 11.39 2014 Mar. 12.55 2014 Mar. 12.63 2014 Mar. 13.21 2014 Mar. 17.15 2014 Mar. 18.14 2014 Mar. 18.30 2014 Mar. 19.77 2014 Mar. 21.23 2014 Mar. 22.20 2014 Mar. 23.21 2014 Mar. 25.52 2014 Mar. 26.07 2014 Mar. 26.52 2014 Mar. 26.73 2014 Mar. 28.29 2014 Mar. 29.57 2014 Mar. 30.73 2014 Mar. 30.91 2014 Mar. 30.94 2014 Mar. 31.17 2014 Apr. 1.02 2014 Apr. 1.38 2014 Apr. 1.87 2014 Apr. 2.82 2014 Apr. 4.02 2014 Apr. 4.95 2014 Apr. 7.97 2014 Apr. 8.35 2014 Apr. 8.76 2014 Apr. 11.47 2014 Apr. 11.64 2014 Apr. 12.04 2014 Apr. 12.98 2014 Apr. 16.33 2014 Apr. 16.39 2014 Apr. 17.09 2014 Apr. 19.61 2014 Apr. 20.13 2014 Apr. 21.56 2014 Apr. 22.58 2014 Apr. 22.96 2014 Apr. 24.78 2014 Apr. 25.06 2014 Apr. 27.70 2014 Apr. 29.89 2014 Apr. 29.98

0.192998 0.112261 0.117850 0.079715 0.076125 0.068075 0.020751 0.035249 0.111170 0.105928 0.148183 0.042914 0.117468 0.032739 0.06181 0.165389 0.150640 0.004569 0.194934 0.084215 0.128318 0.01578 0.191324 0.033092 0.06049 0.04403 0.07802 0.03453 0.04498 0.100930 0.198436 0.108187 0.095891 0.1084 0.05829 0.09336 0.194901 0.05932 0.052657 0.087467 0.096495 0.069563 0.08636 0.175456 0.05347 0.140881 0.060351 0.147366 0.098612 0.141714 0.174951 0.03938 0.084329 0.089360

Arco Órbita 1-opposition, arc = 3 days 1-opposition, arc = 16 days 1-opposition, arc = 84 days 1-opposition, arc = 4 days 1-opposition, arc = 8 days 7 oppositions, 2002-2013 1-opposition, arc = 3 days 6 oppositions, 2000-2013 1-opposition, arc = 8 days 5 oppositions, 2002-2014 1-opposition, arc = 1 days 1-opposition, arc = 40 days 1-opposition, arc = 3 days 1-opposition, arc = 72 days 1-opposition, arc = 2 days 3 oppositions, 2003-2014 1-opposition, arc = 1 days 1-opposition, arc = 2 days 1-opposition, arc = 32 days 1-opposition, arc = 11 days 6 oppositions, 2003-2013 1-opposition, arc = 1 days 1-opposition, arc = 24 days 1-opposition, arc = 12 days 1-opposition, arc = 6 days 1-opposition, arc = 10 days 1-opposition, arc = 14 days 1-opposition, arc = 13 days 1-opposition, arc = 5 days 3 oppositions, 2009-2014 2 oppositions, 2009-2014 3 oppositions, 2001-2014 1-opposition, arc = 13 days 4 oppositions, 1983-2004 1-opposition, arc = 6 days 1-opposition, arc = 5 days 2 oppositions, 2008-2013 1-opposition, arc = 1 days 4 oppositions, 2004-2012 5 oppositions, 2003-2014 2 oppositions, 2011-2014 1-opposition, arc = 1 days 1-opposition, arc = 1 days 1-opposition, arc = 7 days 1-opposition, arc = 7 days 1-opposition, arc = 7 days 1-opposition, arc = 0 days 1-opposition, arc = 16 days 4 oppositions, 2005-2014 1-opposition, arc = 11 days 1-opposition, arc = 30 days 1-opposition, arc = 10 days 2 oppositions, 2006-2013 4 oppositions, 2008-2014

Fuente: MPC Datos actualizados a 03/03/14

La mayoría de éstos asteroides suelen tener pocas observaciones, lo que se traduce en órbitas con un elevado grado de incertidumbre. Por ello, es recomendable obtener las efemérides actualizadas en: Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

42


http://www.minorplanetcenter.org/iau/MPEph/MPEph.html ASTEROIDES BRILLANTES

Efemérides de los asteroides más brillantes (mag. ≤ 11; elongación ≤ Contraportada-Luz zodiacal 90) obtenidas para el día 15 de cada mes a las 00:00h TU. NOMBRE

MAG.

(1) (2) (4) (9) (15) (18) (24) (313) (349) (532) NOMBRE

(1) (2) (4) (9) (15) (29) (43)

Ceres Pallas Vesta Metis Eunomia Melpomene Themis Chaldaea Dembowska Herculina

Ceres Pallas Vesta Metis Eunomia Amphitrite Ariadne

MARZO

7.5 7.3 6.4 11.0 10.8 10.6 10.7 10.7 10.5 10.6 MAG.

14h15m41.99s 09h36m33.90s 14h06m43.26s 16h01m46.37s 16h51m38.27s 08h07m45.36s 11h37m20.76s 11h30m33.79s 10h43m33.66s 05h49m52.33s

ABRIL

CONST.

COORDENADAS

+01 -02 -00 -17 -33 +17 +03 +01 +18 +24

COORDENADAS

16’ 57’ 20’ 19’ 32’ 20’ 18’ 41’ 06’ 23’

33.6” 04.8” 08.9” 05.7” 04.0” 47.0” 57.0” 45.2” 27.9” 40.1”

Vir Hya Vir Lib Sco Cnc Leo Leo Leo Tau

CONST.

7.0 13h54m50.08s +03 13’ 43.8” Vir 8.1 09h41m31.98s +08 07’ 17.2” Leo 5.8 13h45m43.97s +02 44’ 19.5” Vir 10.4 15h58m03.19s -17 25’ 58.7” Lib 10.4 16h58m48.59s -34 48’ 15.6” Sco 10.8 18h37m40.14s -30 24’ 41.0” Sgr 10.0 13h44m13.96s -16 54’ 21.3” Vir

La contraportada de este bimestre la dedicamos a un precioso fenómeno celeste, la luz zodiacal. Según el diccionario de la AIA2009, esta luz es un resplandor difuso y débil debido a la incidencia de la luz solar sobre las partículas microscópicas que llenan el espacio interplanetario. Esta distribución de polvo adopta forma lenticular con la eclíptica como plano de simetría. Como la densidad de partículas y su iluminación decrecen con la distancia al Sol, la luz zodiacal se detecta mejor en las direcciones cercanas al Sol. Como se puede ver bien en la imagen se manifiesta como un triángulo luminoso que en condiciones de observación óptimas se puede distinguir hacia poniente tras la puesta de Sol o hacia levante justo antes del amanecer. La fantástica toma fue realizada por Ángel Ferrer el 25 de Enero de 2014 desde Tragacete (Cuenca). Usó una Nikon D800 y un objetivo de 14-24 mm. El ajuste de la toma fue de 25” de TE, 14 mm. de DF, F/2.8 e ISO4000.

SERVICIOS MENSAJERÍA URGENTE LOCAL PROVINCIAL REGIONAL NACIONAL INTERNACIONAL

Huygens nº 107

marzo - abril 2014

Página

43


Huygens 107  

Boletín Oficial de la Agrupación Astronómica de la Safor

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you