Page 1

S • E • M • A • N • A • R • I • O Año LXV Nº 5994

ÓRGANO OFICIOSO DEL ARZOBISPADO DE SAN SALVADOR. 11 de febrero de 2018

«Ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa» (Jn 19, 26-27) – pág. 6 –

Mons. José Luis Escobar Alas, Arzobispo de San Salvador, otorga el Sacramento de la Unción, gesto que recreó el día de ayer durante la Jornada del Enfermo Misionero en Catedral Metropolitana

La imagen de la Iglesia como un «hospital de campaña», que acoge a todos los heridos por la vida, es una realidad muy concreta, porque en algunas partes del mundo, sólo los hospitales de los misioneros y las diócesis brindan la atención necesaria a la población. Papa Francisco, Mensaje del Santo Padre para la XXVI Jornada Mundial del Enfermo

$ 0.25


2

11 de febrero de 2018

Palabras del Arzobispo Misa del Espíritu Santo. Audiencias varias. Fiesta de San Juan Bosco. Reunión del Clero joven. Eucaristía de la Vida Consagrada. Convocatoria del nuevo Plan Pastoral Arquidiocesano. Confirmaciones en parroquia Nuestra Señora de Lourdes – 390 –

El día lunes 29 de enero, visité el Seminario Mayor San José de la Montaña, para presidir a las 10:00 a.m. la santa Misa del Espíritu Santo, con la que se dio inicio al nuevo año de estudios. Fue una celebración muy linda con gran participación litúrgica. Concelebraron los sacerdotes del Equipo Formador y un buen número de sacerdotes colaboradores. El ambiente fue de mucha alegría y fe. Los días martes 30, miércoles 31 de enero y jueves 1 de febrero, recibí en mi despacho la visita de sacerdotes, religiosas y personas laicas miembros de movimientos eclesiales que me visitaron para conversar sobre diversos temas. Es siempre motivo de mucha satisfacción el recibirles y el compartir la experiencia de fe y de apostolado es muy enriquecedor. El día miércoles, a las seis de la tarde presidí la santa Misa en honor a San Juan Bosco en la parroquia María Auxiliadora (Don Rúa), invitado por el nuevo párroco, Rvdo. Pbro. José Manuel Solano Serrano, SDB, quien concelebró conmigo. Dentro de esa solemne celebración di posesión de esa parroquia al Padre Solano en calidad de párroco de la misma. Fue una celebración muy solemne, concelebrada por varios sacerdotes, con la participación de un buen número de religiosas, principalmente salesianas y gran cantidad de fieles. Aproveché la ocasión para felicitar la querida familia salesiana y agradecerle el inmenso bien que realizan. El viernes 2, a las 9:00 a.m. en el Salón San José del Arzobispado, tuvimos la reunión mensual con los sacerdotes jóvenes, dirigida por Monseñor Rafael Urrutia y el Padre Edgardo Reyes, Rector del Seminario, con la participación de más de 30 sacerdotes menores de cinco años de ordenados. Esta vez contamos con la participación del Padre Mauricio Saravia, quien compartió los conocimientos adquiridos en Roma en un curso de formación sacerdotal, en el que recientemente participó. Esta reunión es siempre muy hermosa, llena de entusiasmo de parte de todos, y a la vez una ocasión muy importante para la formación. El sábado 3, a las 12:00 del mediodía, presidí la Santa Misa con que culminó la Jornada Mundial de la Vida Consagrada en nuestra Arquidiócesis, c e l e brada en Cat ed ra l Met ro p o lit a n a . Concelebraron mis hermanos Obispos y muchos sacerdotes más. La homilía estuvo a cargo del Excmo. Mons. Oswaldo Estéfano Escobar Aguilar, OCD, quien nos regaló una hermosa reflexión, teológica, espiritual y pastoral reflexión sobre la

vida religiosa invitándonos a todos a la santidad. La Catedral se embelleció con la presencia de tantas personas consagradas, mujeres y hombres, miembros de distintos Institutos religiosos, Órdenes y Congregaciones, personas que han dedicado su vida a Dios y a sus hermanos. Toda la celebración fue muy solemne y con una gran participación de todos. Felicitamos y agradecemos la gran labor pastoral y el hermoso testimonio de vida de nuestras hermanas y hermanos religiosos y les encomendamos al Señor.

preparación. Concelebró conmigo el Rvdo. Padre David Blanchard, párroco. El templo parroquial estaba completamente lleno con la presencia de los confirmandos, catequistas, sus familiares y la comunidad de fieles. Además de felicitar a los 35 jóvenes que fueron confirmados, felicité la gran actividad pastoral del Padre Blanchard y sus colaboradores y les animé a seguir adelante. Queridos hermanos a continuación, les comparto algunas reflexiones sobre el Evangelio de este Sexto Domingo del Tiempo Ordinario: Una vez más, las Lecturas nos dicen que el Reino de Dios ha llegado, por lo cual, presentan a Jesús en lucha contra la marginación sufrida por los leprosos. Acción jesuánica en clave pedagógica ya que desea enseñar a los suyos en qué consiste la verdadera pureza y su forma dialéctica, la verdadera impureza.

De izq. a der.: Padre Edgardo Reyes, Mons. José Luis Escobar, Arzobispo de San Salvador, y Padre José Manuel Solano, SDB, durante la toma de posesión como Párroco de este último

El domingo 4, a las 8:00 a.m. celebré la Eucaristía dominical en la Catedral Metropolitana, con la que hicimos la convocatoria a toda la gran comunidad diocesana para la preparación del nuevo Plan Pastoral Arquidiocesano. Fue una celebración muy solemne, concelebraron la santa Misa el Equipo Central del Plan Pastoral compuesto por los Rvdos. Padres Reinaldo Sorto, Octavio Cruz, Belisario Hernández, Edgardo Hernández, OCD, y Estefan Turcios, así como también por casi todos los Vicarios Foráneos de nuestra Arquidiócesis y otros sacerdotes. El majestuoso templo catedralicio estaba completamente lleno de fieles, venidos de las distintas vicarías y parroquias de nuestra Arquidiócesis, fue una celebración muy linda con gran participación de todos. Felicito y agradezco todo el entusiasmo y el dinamismo apostólico de los distintos agentes de pastoral empeñados en la mejor planificación para diseñar la pastoral que necesita nuestra Arquidiócesis. Por la tarde del mismo domingo, mi visita fue a la querida parroquia Nuestra Señora de Lourdes, en Calle Real, para celebrar la santa Misa y conferir el Sacramento de la Confirmación a un grupo de 35 jóvenes que desde hace un año estaba recibiendo la debida

La Primera Lectura ha sido tomada del Levítico, libro que servía –según los biblistas– como manual para los levitas y enseñaba al pueblo a mantener la santidad intacta en su vida entera. Muchas de sus normas son consideras de extrema dureza. Por ejemplo, este domingo se lee las normas impuestas por los sacerdotes a las personas diagnosticadas con lepra: Vivirá solo y tendrá su morada fuera del campamento (Lv 13, 46). Además, debía andar harapiento, despeinado mientras gritaba: ¡impuro! La marginación del leproso se veía más agravada porque la enfermedad era asociada con el pecado; de tal forma, que su vida pecadora era el origen de la lepra. De Miriam, hermana de Moisés, se dice que adquirió lepra por haber murmurado contra él y no fue curada sino hasta que Moisés rogó por ella. El salmista refleja parte de este pensamiento: ¡Feliz el hombre a quien el Señor no le imputa el delito y en cuya conciencia no hay engaño! (Sal 31, 2). En el E vangelio según San Marcos, Jesús aparece haciendo todo lo contrario. Permite que un leproso se le acerque pidiendo: Si quieres, puedes sanarme (Mc 1, 40). Su actitud es misericordiosa: Se compadeció, extendió la mano, lo toco y le dijo: Lo quiero, queda sano (Mc 1, 41). Jesús, enseña con este signo, que el Reino ha llegado y que la pureza no radica en marginar a un enfermo sino en hacer el bien, sea a quien sea. En este caso fue a un leproso, un detestado y despreciado del pueblo. Jesús perfecciona la ley añadiendo tres verbos impregnado de amor al prójimo: compadecerse, extender su mano y tocar al enfermo.

(pasa a la página 9)


11 de febrero de 2018

3

Listos para trabajar Reunión mensual del clero en el próximo Plan Pastoral arquidiocesano Mons. José Luis Escobar Alas (al centro), Arzobispo de San Salvador, preside la Eucaristía ofrecida por la próxima realización del Plan Pastoral

En una Acción de Gracias ofrecida en Catedral Metropolitana, este 4 de febrero, el señor Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar, pidió a Dios nuestro Señor que nos asista en el proyecto de elaboración del nuevo Plan Pastoral. Este consiste en una planeación quinquenal para la Arquidiócesis que aglutina misión, objetivos, desafíos y líneas de trabajo. Concelebró en la santa Misa un buen número de sacerdotes, entre ellos el Pbro. Reinaldo Sorto, Coordinador del Equipo Central para la Planificación Pastoral Arquidiocesana; el Pbro. Octavio Cruz, Vicario de Promoción Humana. Durante su homilía, Monseñor hizo el llamado a todas las instancias de la Arquidiócesis (parroquias, movimientos, asociaciones, centros educativos, etc.)

El señor Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas (der.), se dirige a los sacerdotes participantes de la reunión del Clero de este mes. Le acompaña el Pbro. Reinaldo Sorto El señor Arzobispo predica su homilía en Catedral Metropolitana, la cual lució abarrotada durante la Misa

a participar activamente en el diseño del próximo Plan Pastoral.

Gracias a Dios por la Vida Consagrada Cientos de miembros de congregaciones, órdenes e institutos religiosos de la Arquidiócesis se unieron este 3 de febrero, para participar del Día de la Vida Consagrada. La actividad, en consonancia con la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, dio inicio con la “Peregrinación por la Paz” que partió desde la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús. Algunas religiosas y religiosos portaban carteles, banderas blancas o amarillas, así como afiches con la efigie del fundador de su congregación. Llegados a la Cripta de Catedral Metropolitana se hizo una oración y se ofrecieron cantos alrededor del monumento que contiene los

Obispos reciben las Sagradas Escrituras, entre otras ofrendas, durante la Santa Misa ofrecida por la Vida Consagrada

El clero de la Arquidiócesis participó de su reunión mensual este 6 de febrero, en la parroquia San José de la Montaña; misma que fue presidida por el señor Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar. Durante la reunión tuvieron una gran participación los presbíteros Reinaldo Sorto y Octavio Cruz, ambos del Equipo Central que coordina la preparación del próximo Plan Pastoral, quienes dieron orientaciones metodológicas sobre el proceso de planificación; así como el Pbro. Rodolfo Cardenal, SJ quien ofreció a los presentes antecedentes históricos de la Iglesia en el país hasta el Concilio Vaticano II.

Pbro. Rodolfo Cardenal, SJ, presenta su ponencia durante la reunión

restos mortales de nuestro Beato, Oscar Romero. Más tarde se compartió la reflexión “La Vida Consagrada y la Paz”.

Antes de la Eucaristía, las y los participantes realizaron una “Peregrinación por la Paz”, la cual partió de la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús

Como cierre de la celebración se ofreció una Eucaristía que fue presidida por Mons. José Luis Escobar, Arzobispo de San Salvador, y concelebrada por Mons. Elías Rauda, OFM; Mons. Oswaldo Escobar, OCD; Mons. Elías Bolaños; Mons. Miguel Morán; entre otros sacerdotes invitados. Cada mes los presbíteros de toda la Arquidiócesis participan activamente de esta reunión

Gran cantidad de religiosas, religiosos y fieles participó de esta Santa Misa en Catedral Metropolitana de San Salvador

Se le recuerda al Clero la capacitación metodológica a realizarse este próximo 16 de febrero en el Seminario San José de la Montaña


VOZ DEL PAPA

4

11 de febrero de 2018

Francisco: La usura es un pecado grave que mata la vida y pisotea la dignidad En sus 26 años de existencia, la Asociación italiana contra la usura Juan Pablo II, ha ayudado a 25 mil familias y pequeños empresarios a salir adelante después de haber sido víctimas de esta lacra. El Papa mantuvo una audiencia con los miembros de esta organización para agradecerles su trabajo. Francisco aprovechó el encuentro para denunciar estas prácticas que definió como “pecado grave”. “La usura es un pecado grave: mata la vida, pisotea la dignidad de las personas, es vehículo para la corrupción y obstaculiza el bien común. También debilita los fundamentos sociales y económicos de un país. De hecho, con tantos pobres, tantas familias endeudadas, tantas víctimas de delitos graves y tantas personas corruptas, ningún país puede planificar una recuperación económica seria ni muchos menos sentirse seguro”, dijo el Papa.

Santa Marta: “Enseñen a adorar en silencio” En la homilía de la Misa matutina celebrada por el Santo Padre en la capilla de Santa Marta, una reflexión que parte de la Primera Lectura del día (1 Re 8, 1-7.9-13) en la que se narra que el Rey Salomón convoca al pueblo para subir hacia el Templo, para trasladar el Arca de la Alianza del Señor. “Sí, les enseñamos a rezar, a cantar, a alabar a Dios, pero a adorar… La oración de adoración, ésta que nos aniquila sin aniquilarnos: en el aniquilamiento de

El Papa pide que en Los milagros son febrero se rece para signos que invitan a acabar con la corrupción la fe como respuesta

Para combatir la usura, el Papa propuso “recuperar las virtudes de la pobreza y el sacrificio” y también promover una educación que fomente la responsabilidad de cada persona respecto a sus finanzas. “Se puede prevenir mediante la educación a una vida sobria, que sabe distinguir entre lo que es superfluo y lo que es necesario y que responsabiliza a no contraer deudas para conseguir cosas a las que se podría renunciar”, manifestó Francisco. El Papa les agradeció su labor que restaura la dignidad de las personas y evita que se conviertan en “instrumentos de la lógica del descarte”. (Cf. Romereports.com 5 feb. 2018)

La intención del Papa Francisco para febrero es que se resuelva un problema del que ha hablado bastante a menudo: la corrupción. El vídeo muestra la terrible situación de los refugiados, las ciudades destruidas, el lugar donde la magia asesinó a un juez, y reza para que “quienes tienen un poder material, político o espiritual” no se dejen dominar por la corrupción. Asegura además que la corrupción provoca esclavitud, desempleo, desprecio de los bienes comunes y de la naturaleza. Francisco pide “que se hable” de la corrupción para que se denuncie su maldad y “la misericordia reine sobre la mezquindad, y la belleza sobre la nada”. (Cf. Romereports.com 1 feb. 2018)

El Papa convoca Jornada de Oración y Ayuno por la Paz “Ante las trágicas situaciones de conflicto que se prolongan en diversas partes del mundo, invito a todos los fieles a una especial Jornada de oración y ayuno por la paz para el próximo 23 de febrero, viernes de la Primera Semana de Cuaresma”, dijo Francisco este 4 de febrero, durante el Ángelus. “La ofreceremos en particular por la poblaciones de la República Democrática del Congo y de Sudán del Sur –agregó el Pontífice– como en otras ocasiones semejantes, invito también a los hermanos y hermanas no católicos y no cristianos a asociarse a esta iniciativa en las modalidades que consideren más oportunas, pero todos juntos”, alentaba el Obispo de Roma

la adoración nos da nobleza y grandeza. Y aprovecho, hoy, ustedes, con tantos párrocos de nombramiento reciente, para decir: enseñen al pueblo a adorar en silencio, adorar”, ha sugerido el Papa. “Muchas veces pienso que nosotros no enseñamos a nuestro pueblo a adorar”, reflexiónó. Por ello, el Santo Padre exhortó a aprender desde ahora lo que haremos en el Cielo: la oración de adoración. (Cf. Zenit.org 5 feb. 2018)

a los fieles y peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro para rezar a la Madre de Dios. En este sentido, el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso confirmó esta adhesión al llamado del Papa a través de un comunicado: “El Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso – se lee en el documento – consciente de que las religiones pueden contribuir en gran medida al logro y la consolidación de la paz, estará agradecido a los hermanos y hermanas de otras religiones que deseen acoger este llamamiento y vivir momentos de oración, ayuno y reflexión según su propia tradición y en sus lugares de culto”. (Cf. Vaticannews.va 6 feb. 2018)

Antes de rezar la oración mariana del Ángelus el Papa Francisco explicó que el Evangelio de este V domingo del Tiempo Ordinario prosigue con la descripción de una jornada del Señor en Cafarnaúm, que corresponde a un sábado, fiesta semanal para los hebreos. Y dijo que tal como lo relata el Evangelista San Marcos, pone de relieve “la relación entre la actividad taumatúrgica de Jesús y el despertar de la fe en las personas que encuentra”. Sí, porque con los signos de las curaciones que realiza en favor de todo tipo de enfermos, el Hijo de Dios quiere suscitar la fe como respuesta. En cuanto a la conclusión de la jornada de Jesús en Cafarnaúm que termina con la escena de la gente que lleva a todos los enfermos a la casa en la que se alojaba, el Papa Bergoglio afirmó que se trata del “ambiente vital” en el que realiza su misión hecha de palabras y gestos que curan y consuelan. Y añadió que a una pobre humanidad marcada por tantos sufrimientos se dirige esa “acción poderosa, liberadora y renovadora de Jesús”. Además, el Pontífice consideró que Jesús no presenta su misión de modo triunfalista, puesto que antes del alba del día siguiente, se retira a un lugar apartado para rezar. De manera que la conclusión de este pasaje evangélico indica que el anuncio del Reino de Dios por parte de Jesús encuentra su lugar más propio en la calle. La calle como lugar del feliz anuncio del Evangelio coloca la misión de la Iglesia bajo el signo del “ir”, del “movimiento” y jamás de la inmovilidad. (Cf. Ansalatina.com 6 feb. 2018)


11 de febrero de 2018

5

ditorial «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (Mt 24, 12) Estamos a unos pocos días de iniciar el tiempo de Cuaresma. El 14 de febrero celebraremos el Miércoles de Ceniza, que es el banderillazo de salida para este tiempo de gracia y de preparación para la Pascua. Como todos los años, el papa Francisco ha compartido con nosotros un mensaje para esta Cuaresma, que nos sirva de guía para hacer un camino de auténtica conversión, que nos lleve a buscar configurarnos con nuestro Señor. El Santo Padre ha tomado como referencia, para desarrollar todo su mensaje, la cita tomada del Evangelio de San Mateo, “Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría” (Mt 24, 12). El papa Francisco nos pide que nos preguntemos ¿qué forma adquieren hoy los falsos profetas? En primer lugar, menciona que los falsos profetas son como “encantadores de serpientes”, que nos tratan de fascinar con placeres momentáneos que se confunden con la felicidad; o encantarnos con la ilusión del dinero que nos vuelve esclavos del lucro y del interés mezquino. Otros falsos profetas, dice Su Santidad, son esos «charlatanes» que ofrecen soluciones sencillas e inmediatas para los sufrimientos, remedios que sin embargo resultan ser completamente inútiles; se les ofrece el falso remedio de la droga, de unas relaciones de «usar y tirar», de ganancias fáciles pero deshonestas. Cuántos se dejan cautivar por una vida completamente virtual, en que las relaciones parecen más sencillas y rápidas pero que después resultan dramáticamente sin sentido. La avidez del dinero y el rechazo de Dios termina apagando la caridad de nuestro corazón. “Todo esto

–dice el Papa– se transforma en violencia que se dirige contra aquellos que consideramos una amenaza para nuestras «certezas»: el niño por nacer, el anciano enfermo, el huésped de paso, el extranjero, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas”. La Iglesia que es madre en este tiempo de Cuaresma nos ofrece el dulce remedio de la oración, la limosna y el ayuno. “El hecho de dedicar más tiempo a la oración hace que nuestro corazón descubra las mentiras secretas con las cuales nos engañamos a nosotros mismos para buscar finalmente el consuelo en Dios”, nos dice el papa Francisco. Además, “el ejercicio de la limosna nos libera de la avidez y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano: nunca lo que tengo es sólo mío”. Por último, “el ayuno,… debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer. Por una parte, nos permite experimentar lo que sienten aquellos que carecen de lo indispensable y conocen el aguijón del hambre; por otra, expresa la condición de nuestro espíritu, hambriento de bondad y sediento de la vida de Dios”. El papa Francisco nos ha dado valiosos elementos para vivir este tiempo de gracia con espíritu de conversión, que nos lleve al encuentro con Dios y con nuestros hermanos. Los invito a que leamos completamente el Mensaje para la Cuaresma del papa Francisco, para poder preparar la Pascua con un corazón en gracia.

Por Pbro. Carlos Chavarría, Subdirector de Semanario Orientación

El colmo de nuestra época Las acciones criminales en gran escala, como decir ataques con armas automáticas al público Sigfrido Munés indefenso en un centro tioziggi@hotmail.com comercial, masacres de estudiantes en universidades y escuelas, atentados contra maratonistas en calles principales de grandes ciudades y otras acciones delictivas al por mayor –en EE.UU.– son cometidas por seres enloquecidos bajo los efectos de las drogas, las que tienen en el gran país su mejor mercado y que representan un negocio de muchos miles de millones de dólares, aunque no coticen en Wall Street, y que obviamente se han constituido en un poder muy grande, tan gigantesco y tan incontrolable, que aparentemente goza del disimulo de algunas autoridades, porque si no ¿cómo se explica la enorme expansión en el consumo de sicotrópicos en Norte América? Este drama es alimentado con mucho dinero.

DIRECTORIO

Pbro. Simeón Reyes DIRECTOR

Para encubrir a los milmillonarios distribuidores de drogas –allá, como en los países productores– es útil usar chivos expiatorios, como se ha venido haciendo desde tiempos de la Roma imperial. Y la pita se rompe por lo más delgado. No hay muros que protejan a los inmigrantes indeseados, seres de otro color y de otra lengua. Las maras, que nacieron en California y desde allá extendieron su cultura y métodos hacia el sur, están integradas por gente marginada. Censurables e indignantes sus acciones, ciertamente, pero se trata de personas a quienes –para que se rediman– hay que devolverles su dignidad. Dignidad que ha sido atropellada por la humillante ofertaextorsión de “ayuda a cambio de mareros” que nos hacen desde un Norte que un día consideramos humanitario, cristiano y por sobre las aristas de la política y sus intereses. Los mareros son personas, descarriadas pero personas, e intentar convertirlas en moneda de cambio para que sigamos recibiendo ayuda es peor

Pbro. Carlos Chavarría SUBDIRECTOR

Roger Herrera EDITOR EN JEFE

que si nos llaman como nos han llamado, junto con Haití y países africanos. Pero, ¿qué podemos hacer? Creo que ha llegado la hora de que el gobierno salvadoreño convoque a los organismos internacionales humanitarios, políticos y de defensa de los derechos humanos, para que nos hagan sentir su respaldo moral, que pesará mucho en los círculos políticos de Washington, llamados a detener esta carrera de ofensas verbales y atropellos a la dignidad de los seres humanos. No nos pase lo que a los indiferentes cuando Hitler comenzó su violencia racial y discriminatoria, quienes dominados por el miedo no identificaron el peligro y su propio riesgo. A Dios rogando, hermanos, pero con el mazo dando. No nos abandonemos a la desidia y el conformismo. En Dios confiamos.

Efraín Caravantes

Roger Herrera

CORRECCIÓN Y DISEÑO

DISEÑO DE PORTADA


6

11 de febrero de 2018

Mater Ecclesiae: «Ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa» (Jn 19,26-27) – Mensaje del Santo Padre para la XXVI Jornada Mundial del Enfermo. 11 de febrero de 2018 – Queridos hermanos y hermanas: La Iglesia debe servir siempre a los enfermos y a los que cuidan de ellos con renovado vigor, en fidelidad al mandato del Señor (cf. Lc 9,26; Mt 10,1-8; Mc 6,7-13), siguiendo el ejemplo muy elocuente de su Fundador y Maestro. Este año, el tema de la Jornada del Enfermo se inspira en las palabras que Jesús, desde la cruz, dirige a su madre María y a Juan: «Ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa» (Jn 19,26-27). 1. Estas palabras del Señor iluminan profundamente el misterio de la Cruz. Esta no representa una tragedia sin esperanza, sino que es el lugar donde Jesús muestra su gloria y deja sus últimas voluntades de amor, que se convierten en las reglas constitutivas de la comunidad cristiana y de la vida de todo discípulo. En primer lugar, las palabras de Jesús son el origen de la vocación materna de María hacia la humanidad entera. Ella será la madre de los discípulos de su Hijo y cuidará de ellos y de su camino. Y sabemos que el cuidado materno de un hijo o de una hija incluye todos los aspectos de su educación, tanto los materiales como los espirituales. El dolor indescriptible de la cruz traspasa el alma de María (cf. Lc 2,35), pero no la paraliza. Al contrario, como Madre del Señor comienza para ella un nuevo camino de entrega. En la cruz, Jesús se preocupa por la Iglesia y por la humanidad entera, y María está llamada a compartir esa misma preocupación. Los Hechos de los Apóstoles, al describir la gran efusión del Espíritu Santo en Pentecostés, nos muestran que María comenzó su misión en la primera comunidad de la Iglesia. Una tarea que no se acaba nunca. 2. El discípulo Juan, el discípulo amado, representa a la Iglesia, pueblo mesiánico. Él debe reconocer a María como su propia madre. Y al reconocerla, está llamado a acogerla, a contemplar en ella el modelo del discipulado y también la vocación materna que Jesús le ha confiado, con las inquietudes y los planes que conlleva: la Madre que ama y genera a hijos capaces de amar según el mandato de Jesús. Por lo tanto, la vocación materna de María, la vocación de cuidar a sus hijos, se transmite a Juan y a toda la Iglesia. Toda la comunidad de los discípulos está involucrada en la vocación materna de María. 3. Juan, como discípulo que lo compartió todo con Jesús, sabe que el Maestro quiere conducir a todos los hombres al encuentro con el Padre. Nos enseña cómo Jesús encontró a muchas personas enfermas en el espíritu, porque estaban llenas de orgullo (cf. Jn 8,31-39) y enfermas en el cuerpo (cf. Jn  5,6). A todas les dio misericordia y perdón, y a los enfermos también curación física, un signo de la vida abundante

del Reino, donde se enjuga cada lágrima. Al igual que María, los discípulos están llamados a cuidar unos de otros, pero no exclusivamente. Saben que el corazón de Jesús está abierto a todos, sin excepción. Hay que proclamar el Evangelio del Reino a todos, y la caridad de los cristianos se ha de dirigir a todos los necesitados, simplemente porque son personas, hijos de Dios. 4. Esta vocación materna de la Iglesia hacia los necesitados y los enfermos se ha concretado, en su historia bimilenaria, en una rica serie de iniciativas en favor de los enfermos. Esta historia de dedicación no se debe olvidar. Continúa hoy en todo el mundo. En los países donde existen sistemas sanitarios públicos y adecuados, el trabajo de las congregaciones católicas, de las diócesis y de sus hospitales, además de proporcionar una atención médica de calidad, trata de poner a la persona humana en el centro del proceso terapéutico y de realizar la investigación científica en el respeto de la vida y de los valores morales cristianos.

En los países donde los sistemas sanitarios son inadecuados o inexistentes, la Iglesia trabaja para ofrecer a la gente la mejor atención sanitaria posible, para eliminar la mortalidad infantil y erradicar algunas enfermedades generalizadas. En todas partes trata de cuidar, incluso cuando no puede sanar. La imagen de la Iglesia como un «hospital de campaña», que acoge a todos los heridos por la vida, es una realidad muy concreta, porque en algunas partes del mundo, sólo los hospitales de los misioneros y las diócesis brindan la atención necesaria a la población. 5. La memoria de la larga historia de servicio a los enfermos es motivo de alegría para la comunidad cristiana y especialmente para aquellos que realizan ese servicio en la actualidad. Sin embargo, hace falta mirar al pasado sobre todo para dejarse enriquecer por el mismo. De él debemos aprender: la generosidad hasta el sacrificio total de muchos fundadores de institutos al servicio de los enfermos; la creatividad, impulsada por la caridad, de muchas iniciativas emprendidas a lo largo de los siglos; el compromiso en la investigación científica, para proporcionar a los enfermos una atención innovadora y fiable. Este legado del pasado ayuda a proyectar bien el futuro. Por ejemplo, ayuda a preservar los hospitales católicos del riesgo del

«empresarialismo», que en todo el mundo intenta que la atención médica caiga en el ámbito del mercado y termine descartando a los pobres. La inteligencia organizacional y la caridad requieren más bien que se respete a la persona enferma en su dignidad y se la ponga siempre en el centro del proceso de la curación. Estas deben ser las orientaciones también de los cristianos que trabajan en las estructuras públicas y que, por su servicio, están llamados a dar un buen testimonio del Evangelio. 6. Jesús entregó a la Iglesia su poder de curar: «A los que crean, les acompañarán estos signos: […] impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos» (Mc 16,17-18). En los Hechos de los Apóstoles, leemos la descripción de las curaciones realizadas por Pedro (cf. Hch 3,4-8) y Pablo (cf. Hch 14,8-11). La tarea de la Iglesia, que sabe que debe mirar a los enfermos con la misma mirada llena de ternura y compasión que su Señor, responde a este don de Jesús. La pastoral de la salud sigue siendo, y siempre será, una misión necesaria y esencial que hay que vivir con renovado ímpetu tanto en las comunidades parroquiales como en los centros de atención más excelentes. No podemos olvidar la ternura y la perseverancia con las que muchas familias acompañan a sus hijos, padres y familiares, enfermos crónicos o discapacitados graves. La atención brindada en la familia es un testimonio extraordinario de amor por la persona humana que hay que respaldar con un reconocimiento adecuado y con unas políticas apropiadas. Por lo tanto, médicos y enfermeros, sacerdotes, consagrados y voluntarios, familiares y todos aquellos que se comprometen en el cuidado de los enfermos, participan en esta misión eclesial. Se trata de una responsabilidad compartida que enriquece el valor del servicio diario de cada uno. 7. A María, Madre de la ternura, queremos confiarle todos los enfermos en el cuerpo y en el espíritu, para que los sostenga en la esperanza. Le pedimos también que nos ayude a acoger a nuestros hermanos enfermos. La Iglesia sabe que necesita una gracia especial para estar a la altura de su servicio evangélico de atención a los enfermos. Por lo tanto, la oración a la Madre del Señor nos ve unidos en una súplica insistente, para que cada miembro de la Iglesia viva con amor la vocación al servicio de la vida y de la salud. La Virgen María interceda por esta XXVI Jornada Mundial del Enfermo, ayude a las personas enfermas a vivir su sufrimiento en comunión con el Señor Jesús y apoye a quienes cuidan de ellas. A todos, enfermos, agentes sanitarios y voluntarios, imparto de corazón la Bendición Apostólica. Vaticano, 26 de noviembre de 2017. Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo.


7

11 de febrero de 2018

Discurso Papal a diplomáticos

La Eucaristía según el Santo Padre El Papa recuerda que el Evangelio y las homilías bien hechas son fundamentales en Misa La nueva Catequesis del papa Francisco en la Audiencia General del 7 de febrero trató sobre el Evangelio y la homilía en Misa. A este respecto señaló que las homilías deben estar bien preparadas y no aburrir. “El diálogo entre Dios y su pueblo, desarrollado en la Liturgia de la Palabra en la Misa, alcanza su culmen en la proclamación del Evangelio”, dijo al comienzo. Francisco explicó que al igual que “los misterios de Cristo iluminan la revelación bíblica, así, en la Liturgia de la Palabra, el Evangelio constituye la luz para comprender el sentido de los textos bíblicos que lo preceden, sea del Antiguo o del Nuevo Testamento”. El Papa recordó que su lectura “está reservada al ministro ordenado, que termina besando el libro”. “En estos signos la asamblea reconoce la presencia de Cristo que dirige la ‘buena noticia’ que convierte y transforma”. “En la Misa no leemos el Evangelio para saber cómo han sido las cosas, sino para tomar conciencia de aquello que Jesús ha hecho y ha dicho una vez, y Él continúa cumpliéndolo y diciéndolo ahora también para nosotros”. En este sentido, recordó que “Cristo se sirve también de la palabra del sacerdote que, después del Evangelio, pronuncia la homilía”. Francisco se detuvo en este punto y subrayó que “no es un discurso de circunstancia, ni una conferencia o una lección, sino un retomar el diálogo que ya era abierto entre el Señor y su pueblo para que encuentre cumplimiento en la vida”.

“Me decía un sacerdote una vez –contó el Papa– que fue a una ciudad donde vivían sus padres. Su padre le había dicho: ‘estoy contento porque con mis amigos hemos encontrado una iglesia donde se hace la Misa sin homilía’. ¡Cuántas veces vemos que en las homilías algunos se duermen, otros hablan, o se van fuera a fumar un cigarrillo! Por esto, por favor, que sea breve, aunque sea preparada. ¿Y cómo se prepara? Con la oración, con el estudio de la palabra de Dios, haciendo una síntesis clara”. Además, manifestó que “quien hace la homilía debe realizar bien su ministerio, ofreciendo un servicio real a todos aquellos que participan en la Misa, pero también a los que escuchan”. “La responsabilidad de quien hace la homilía se conjuga con la posibilidad, de quien está en los bancos, de hacer presente, de modo oportuno, las expectativas que la comunidad siente”. “No se trata de acusar, sino de ayudar, esto sí”, dijo el Papa. “¿Quién puede ayudar a los fieles que le son cercanos?”. Por último, recordó que “el conocimiento de la Biblia favorece mucho la participación a la liturgia de la Palabra” y esto significa que “quien no lee habitualmente el Evangelio tiene más dificultad en escuchar y comprender la lectura de la Misa”. Hablando de nuevo del Evangelio, afirmó que “si nos ponemos en la escucha de la ‘buena noticia’ seremos convertidos y transformados, capaces entonces de cambiarnos a nosotros mismos y al mundo”. (Cf. Aciprensa.com 7 feb. 2018)

Andree Cardona En el contexto del inicio de año –enero 2018– el papa Francisco pronunció su acostumbrado discurso al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede. En tal pronunciamiento se mencionaron diferentes temas pero es de destacar tres temáticas que hacen relevante todo el discurso. En primer lugar, se refirió a la diplomacia, que debe ser el centro de todo, hasta tuvo oportunidad de recordar a Thomas Woodrow Wilson, cuando propuso la creación de una asociación general de naciones destinada a promover, para todos los Estados grandes y pequeños, mutuas garantías de independencia y de integridad territorial. Tal como los internacionalistas y juristas saben, tuvo un triste desenlace que fue la Sociedad de Naciones, que no pudo evitar la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). He aquí donde los diplomáticos tienen el reto de colocar siempre en primer lugar la diplomacia en cualquier situación de conflicto. Es importante hoy en día que los países puedan construir sólidas alianzas en el concierto de naciones representadas hoy en la Organización de Naciones Unidas. En segundo lugar, el papa Francisco hizo una importante alusión a los migrantes y las migraciones: en el caso centroamericano es importante poder resaltar que no solo hay migración hacia afuera, como en su mayoría se conoce, también en las últimas décadas se ha podido recibir un flujo migratorio caribeño y africano hacia Centroamérica. Es importante poder desarrollar un plan de carácter regional humanitario para la migración que se va pero también la que se recibe. Existen instituciones como Cáritas Internacional y Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados que en Latinoamérica y Europa están realizando un trabajo excepcional en este sentido. La Unión Europea se ha unido a este trabajo como un cooperante internacional. Concluyendo, Francisco volvió a recordar que las negociaciones internacionales son la única forma de poder dirimir conflictos internacionales: la más escuchada y leída a nivel internacional es la problemática de Corea del Norte y Corea del Sur, que gradualmente ha dado un giro positivo en el contexto de los Juegos Olímpicos de invierno, a realizarse en ambas Coreas. La Santa Sede ha tenido participación a través de sus oficios diplomáticos en este conflicto internacional.

Calendario Litúrgico 2018 La Fundación Monseñor Romero pone a su disposición el Calendario Litúrgico 2018, con bellas fotos y textos significativos sobre el centenario del nacimiento del Beato. Precios especiales al Clero, religiosas e instituciones de la Iglesia. Información al: 2226-0934 O al correo electrónico: fundacionromeroelsalvador@gmail.com


EN EL MUNDO

8

11 de febrero de 2018

Nunca olviden que los primeros católicos de EE.UU. eran latinos, alienta Arzobispo El Arzobispo de Los Angeles, Mons. José Gómez, alentó a no olvidar que los primeros católicos de Estados Unidos eran latinos llegados desde México y España. Así lo dijo el Prelado en su discurso a los más de mil participantes del V Encuentro en el Centro Cívico de Pasadena, Los Angeles, el 27 de enero.

¿Qué se debe responder cuando el sacerdote impone la ceniza? En la Misa que se celebra durante el Miércoles de Ceniza, que marca el inicio de la Cuaresma, el sacerdote y los ministros que lo asisten pronuncian una fórmula cuando imponen la ceniza en la frente de los fieles. Tal vez alguien se ha preguntado si debe responder algo. Aquí lo explicamos. En una reciente publicación en su blog personal, el P. Samuel Bonilla –conocido como el “Padre Sam”– indicó que dentro de la Iglesia Católica “normalmente a una fórmula, le sigue una respuesta”, y como ejemplo señaló que al recibir la comunión, el sacerdote dice “el Cuerpo de Cristo” y el que lo recibe dice “Amén”. “Pero en el caso de la ceniza, al iniciar la Cuaresma, ¿se responde algo cuando el sacerdote o ministro nos coloca la ceniza?”, inquirió el P. Sam.

El presbítero hondureño explicó que tras revisar las indicaciones del rito de la Misa por Miércoles de Ceniza en el Misal Romano, encontró lo siguiente: “Seguidamente, todos los fieles se acercan al sacerdote que impone la ceniza sobre ellos; a cada uno le dice: ‘Conviértete y cree en el Evangelio’ (Cf. Mc 1, 15) o ‘Recuerda que eres polvo y en polvo te convertirás’ (Cf. Gn 3, 19)”. En ese documento, explicó el P. Sam, “no se indica respuesta alguna. Lo cual nos lleva a concluir que no se responde nada, pues de así ser, se especificaría”. “Por lo tanto, cuando el sacerdote o ministro te coloquen la ceniza en la frente o en la coronilla de la cabeza, retírate en silencio, meditando la frase/invitación que te han hecho”, concluyó. (Cf. Ansalatina.com 6 feb. 2018)

Iglesia necesita líderes Papa reconoce el que sean identificados martirio de 7 monjes como católicos franceses asesinados Con motivo de un encuentro en Roma de más en Argelia en 1996

En esa oportunidad, Mons. Gómez dijo que, “como latinos, estamos llamados a ser los líderes de nuestra Iglesia. No somos recién llegados, ni gente que haya llegado al último minuto, ni advenedizos. ¡Los primeros católicos de este país fueron latinos de España y de México! ¡Nunca olviden eso, queridos hermanos y hermanas!” Tras recordar que el papa Francisco llegó en 2015 a Estados Unidos como “el primer Papa de América Latina y como el primer Papa que habla el español como su lengua materna”, el Arzobispo resaltó que “lo primero que hizo fue canonizar a nuestro primer santo latino: San Junípero Serra, el gran misionero fundador de California y de los Estados Unidos”.

de 80 delegados de medios de comunicación y de jefes de prensa de las diócesis españolas, el Obispo de San Sebastián y miembro de la Comisión Episcopal para los Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal Española. Mons. José Ignacio Munilla, afirmó que la Iglesia necesita rostros líderes en materia de comunicación. En una entrevista para ACI Prensa, Munilla señaló que entre los retos comunicativos de la Iglesia en España se encuentra el del liderazgo. “Si nos fijamos hoy día, la comunicación se hace desde rostros personales. Comunica mucho más un determinado futbolista que el club. Quizás uno de los retos de la Iglesia en España es el de ciertos liderazgos”, indicó.

El Arzobispo resaltó también que el reciente V Encuentro “no atañe solo a los latinos”, sino que busca “la unión de toda la Iglesia: de hombres y mujeres, negros y blancos, latinos, africanos, asiáticos, europeos, de los pueblos de Oceanía, es decir, de toda la hermosa diversidad que conforma la familia de Dios aquí en Los Angeles y en todo Estados Unidos”, alentó.

“Por ejemplo, ningún país del mundo tiene tantas facultades de comunicación en la Iglesia como España, pero tenemos que hacer autocrítica porque quizás no hemos sido capaces de generar ciertos liderazgos, que la gente los identifique como católicos y que al mismo tiempo tenga empatía y sea atrayente”. En su opinión, “necesitamos rostros que tengan este liderazgo y sean identificados como católicos”.

(Cf. Aciprensa.com 6 feb. 2018)

(Cf. Aciprensa.com 6 feb. 2018)

CIUDAD DEL VATICANO. El papa Francisco ha reconocido el martirio del obispo francés Pierre Claveri y de los siete monjes franceses asesinados en Argelia en 1996, informó hoy la Santa Sede. El Vaticano explicó en un comunicado que el Papa ha reconocido en total “el martirio del siervo de Dios Pierre Claveri, de la Orden de los Frailes Predicadores, obispo de Oran” (imagen a la der.), quien fue asesinado el 1 de agosto de 1996, a los 58 años, en la explosión de una bomba depositada. Además, ha reconocido el martirio de “otros 18 compañeros, religiosos y religiosas, asesinados por el odio a la fe en Argelia entre 1994 y 1996”. Entre ellos, se encuentran los siete monjes cistercienses franceses (foto al pie) que fueron decapitados en 1996 en Tibhirine, región de Medea, por el Grupo Islámico Armado (GIA), el más extremista de los grupos integristas argelinos.

Iglesia católica de México festeja a su nuevo Arzobispo “Hoy nos abruman situaciones que violentan la justicia y la paz, agresiones que denigran nuestra condición de hermanos y que fomentan una vida de confrontación, discriminación, de menosprecio a la dignidad humana”, comentó el cardenal Carlos Aguiar, nuevo Arzobispo de México, durante su toma de posesión en la Basílica de la Virgen de Guadalupe. El papa Francisco aceptó el 7 de diciembre la renuncia del cardenal Norberto Rivera y designó como sucesor al cardenal Carlos Aguiar en un tiempo inusualmente corto. Aguiar, ex Arzobispo de Tlanepantla (estado

de México, centro) y considerado entre los purpurados más cercanos a Francisco, es licenciado en Sagradas Escrituras en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma y se graduó en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Es obispo desde 1997 y presidió las conferencias episcopales de México de 2006 a 2012 y Latinoamericana (CELAM) de 2011 a 2015. Recibió el título de Cardenal en 2016 y es miembro del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, así como de la Pontificia Comisión para América Latina. (Cf. Lanación.com 5 feb. 2018)

La autorización por parte de Francisco para promulgación de los decretos de beatificación de estos 19 religiosos se produjo el viernes durante una audiencia que mantuvo con el prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, Cardenal Angelo Amato, en el Vaticano. (Cf. Efe.es 27 ene. 2018)


9

11 de febrero de 2018

Palabras del Arzobispo (viene de página 2) Después manda al leproso se presente ante el sacerdote para ser declarado sano. También le pide guardar silencio sobre su sanación; pero, este desobedece y comienza a anunciar lo que Jesús ha hecho por él. San Marcos atraviesa su evangelio con el secreto mesiánico; ya que, la gente podía haber visto a Jesús como un milagrero o curandero y buscarlo por eso. Jesús no quería ser visto así. Quería que el pueblo comprendiera que el Reino había llegado con Él y eso implicaba cercanía, misericordia para con pecadores, enfermos y marginados. Por su parte, San Pablo, en la Segunda Lectura responde a los Corintios sobre la inquietud que estos tenían de comer o no carne sacrificada a los ídolos y que era vendida libremente –según la costumbre– en los mercados. Su respuesta nace de una fe adulta; pero exige comprender a aquellos que aún no la alcanzan: Ya coman o beban o hagan lo que sea, háganlo todo para gloria de Dios. No sean motivo de escándalo ni a judíos ni a griegos ni a la Iglesia de Dios (1Cor 10, 31-32); es decir, pueden comer libremente pues ya se sabe que esos dioses no existen: Del Señor es la tierra y cuanto contiene (1Cor 10, 26); pero, si son advertidos por alguien de no comerla deben abstenerse evitando escandalizar a quien los previno porque usar de su libertad para no comer es ejercer la caridad. En eso consiste la verdadera pureza. Por esto recomienda hacerlo todo: para gloria de Dios, poniéndose él mismo como ejemplo de imitación de Cristo. En la actualidad, la humanidad –como también en la antigüedad–padece de una confusión entre la pureza y la impureza. En primer lugar, sigue marginando como si fuesen leprosos a ciertos grupos aduciendo que tienen ciertas costumbres contrarias a las normas del buen vivir o a la santidad. Con estos pretextos se maltrata y desprecia a los inmigrantes acusándolos de haraganes, ladrones, etcétera; a las madres solteras de no haber cumplido con el sacramento; a las personas de color por tener costumbres distintas; a los ancianos de ser un estorbo; a los bebés de entorpecer el futuro de sus madres; a los pobres de ser ladrones, borrachos, promiscuos, etcétera. Larga de enumerar sería la lista, pero lo cierto es que la pureza y la impureza sigue fundamentándose en duras leyes de desprecio inventadas por la dureza de corazón del ser humano y no por Dios. En segundo lugar, muchos siguen colando el mosquito y tragando el camello (Cf. Mt 23, 24) y aducen servir a Dios por completo, mientras adoran a los ídolos. Más podrán tomar la Eucaristía diariamente, pero, mientras coloquen a dinero, poder y prestigio en primer lugar, incluso legislando en defensa de estos ídolos, no servirán a Dios por completo; logrando con su aparente vida eucarística escandalizar a quienes les rodean. La impureza, pues, no está en las lepras actuales sino en el corazón y mente de aquellos que las provocan. No seamos del grupo que margina sino de los que se compadecen, extienden la mano y tocan a los marginados de este país. Seamos como Jesús. † Mons. José Luis Escobar Alas Arzobispo Metropolitano de San Salvador

Nuestra Señora de Lourdes Marie-Bernard Soubirous (llamada desde pequeña por el diminutivo “Bernardette”) nació un 7 de enero, de 1844 en el pequeño pueblo de Lourdes. A los 14 años de edad, todavía no sabía ni leer ni escribir; sin embargo, un 11 de febrero de 1858 y durante seis meses, Bernadette recibió las revelaciones de la Santísima Virgen María en una pequeña gruta de Masse-Vieille (hoy llamada Massabielle). Ese día Bernadette junto con sus hermanas Toinette y Juana Abadie se ofrecieron para ir a recoger leña. Como ella sufría de asma y no podía meter los pies en las aguas frías del río, se quedó a la vera. Ahí se apareció ante Bernardita la Santísima Virgen: “Sentí como un fuerte viento que me obligó a levantar la cabeza. Volví a mirar y vi que las ramas de espinas que rodeaban la gruta de la roca de Masabielle se estaban moviendo. En ese momento apareció en la gruta una bellísima Señora, tan hermosa, que cuando se le ha visto una vez”. Siguientes apariciones de la Virgen Santísima. La 2ª aparición se dio un 14 de febrero, sin embargo, al enterarse su madre se disgusta y le prohíbe volver. A pesar de ello, muchos amigos de Bernardita le pedían que lo hiciera; y su padre, después de pensar y dudar, le permitió volver el 18 de febrero. Hubo una 3ª aparición. La 4ª ocurre el 19 de febrero y Bernadette llega con una vela bendecida y encendida.

(11 de febrero)

llenó el hueco. Bernadette bebió de la misma y se mojó la cara también. Todos se burlaron de ella. 10ª aparición: 27 de febrero. La Virgen permanece silenciosa. Bernadette bebe agua del manantial y hace los gestos habituales de penitencia. 11ª aparición: 28 de febrero. Más de mil personas asisten a la aparición. Santa Bernadette reza, besa la tierra y se arrastra de rodillas. 12ª aparición: 1 de marzo. Bernadette reza, bebe del agua del manantial y se lava con ella. 13ª aparición: 2 de marzo. Bernadette va de nuevo a ver al párroco, recordándole la petición de la Virgen de levantar un Santuario en el lugar. 14ª aparición: 3 de marzo. 7:00 a.m. y ya hay allí tres mil personas. Bernadette se encamina hacia la Gruta, pero ¡la Visión no aparece! Al salir de la escuela, ella siente la llamada interior de la Señora, acude a la Gruta y vuelve a preguntarle su nombre. La respuesta es una sonrisa. El párroco vuelve a decirle: “Si de verdad la Señora quiere una capilla, que diga su nombre y haga florecer el rosal de la Gruta.” 15ª aparición: 4 de marzo. Alrededor de ocho mil personas están esperando un milagro. La Visión permanece silenciosa. El cura Peyramale se mantiene en su postura. Durante los veinte días siguientes, Bernadette no siente dentro de sí la invitación de la Señora.

La 5ª aparición fue el 20 de 16ª aparición: 25 de marzo. febrero y la Señora le enseña Por fin la Santísima Virgen una oración personal. El 21 de revela su nombre. Bernadette febrero hubo una 6ª aparición. cuenta: “levantó los ojos hacia Bernadette se acerca a Ella de el cielo, juntando en signo Marie-Bernard Soubirous rodillas y la observó triste. Le de oración las manos que preguntó, ¿qué te pasa?, ¿qué puedo hacer? La tenía abiertas y tendidas hacia el suelo, y me Virgen responde: “Rogad por los pecadores”. dijo: «Qué soï era immaculado councepcioũ» En la 7ª aparición, el 23 de febrero, la Virgen (que según la normativa estándar actual se formula una orden concreta: “Ve a decir a los expresa: “Yo soy la Inmaculada Concepción”). sacerdotes que aquí, en este lugar, debe levantarse Bernadette salió corriendo, repitiendo sin cesar, un Santuario, y que a él debe venirse en procesión”. por el camino, aquellas palabras que no entiende. Bernadette se dirigió inmediatamente al párroco Palabras que conmueven al buen párroco, ya que Dominique Peyramale, quien le preguntó el nombre Bernadette ignoraba esa expresión teológica que de la Señora y que le pidiera de su parte que hiciese sirve para nombrar a la Santísima Virgen y que había el milagro de hacer florecer el rosal silvestre sobre sido solemnemente proclamada dogma católico el que ella dijo que se le aparecía. por el papa Pío IX, el 8 de diciembre de 1854. 8ª aparición: 24 de febrero. Bernadette le contó 17ª aparición: 7 de abril. Durante esta aparición, a la Virgen lo que el sacerdote le había pedido. La Bernadette levantó sus manos y luego las dejó caer un Virgen solo sonrió. Después la mandó a rogar por poco, sin percatarse que su mano la tenía sobre una los pecadores y exclamó tres veces: “¡Penitencia, vela encendida que apoyó en el suelo. La llama lame Penitencia, Penitencia!” Le hizo repetir estas su mano por más de un cuarto de hora sin quemarla. palabras y Bernadette lo hacía mientras se arrastraba Este hecho es inmediatamente constatado por el de rodillas hasta el fondo de la gruta. “¡Ruega a médico, el doctor Douzous. Todos gritaban ¡milagro! Dios por los pecadores! ¡Besa la tierra en penitencia 18ª aparición: 16 de julio. Bernadette siente por los pecadores!”. La Virgen la mandó a subir y interiormente el llamamiento de la Virgen y se dirige bajar varias veces la gruta de rodillas. La Virgen a la gruta; pero el acceso a ella estaba vallado. Se tenía la cara de tristeza y dio otro secreto personal. dirige entonces al otro lado del río Gave, enfrente de 9ª aparición: 25 de febrero. La Virgen confía un tercer y último secreto. Y ahora “ve a beber y lavarte los pies a la fuente, y come de la hierba que hay allí”. Bernadette pensó que la Señora la mandaba al torrente, pero la Santísima Virgen la detuvo y le dijo: “No vayas allá, ve a la fuente que está aquí” señalando hacia el fondo de la gruta. Bernadette subió, se inclinó y escarbando la tierra con la mano, pudo hacer en ella un hueco. De repente apareció agua mezclada con la tierra cenagosa que pronto

la gruta. “Me parecía que estaba delante de la gruta, a la misma distancia que las otras veces, no veía más que a la Virgen ¡Jamás la había visto tan bella!”. Las parroquias Nuestra Señora de Lourdes nos invitan a la Santa Misa a celebrarse, ahora, domingo 11: Calle Real, Ciudad Delgado 9:00 a.m. Lourdes, Colón

11:30 a.m.


10

11 de febrero de 2018

Le recomendamos...

Nombramientos

El Padre Carlos Mejía pone en nuestras manos distintas publicaciones de gran utilidad para el clero y valioso atractivo para los laicos. Porque tanto los fieles, como los presbíteros participamos del sacerdocio de Jesús

Homilías para domingos y días festivos Lecturas para cada Ciclo Litúrgico, en las que se reflexiona sobre la forma de transmitir la Buena Nueva, tomando como fuente primaria la Santa Biblia, de modo que la predicación de cada domingo sea una verdadera proclamación de las maravillas de Dios

El señor Arzobispo Metropolitano de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, en varias fechas entre el mes de septiembre de 2017 y enero de 2018, ha efectuado los siguientes nombramientos:

Adquiéralo en Librería “Monseñor Luis Chávez y González”, del Arzobispado de San Salvador. Informes a los números 2235-3597 y 2234-5300

Campaña Pro-Obras Arquidiocesanas. Ayudas Colecta 2016

Vicario Foráneo No. 059/2017 • Rvdo. Pbro. Roque Marcelino Regalado Hernández. Vicaría Foránea “Rutilio Grande” No. 068/2017 • Rvdo. Pbro. Mario Edilberto Díaz Díaz. Vicaría Foránea “San Juan Bautista, Cojutepeque” No. 069/2017 • Rvdo. Pbro. José Martín Sánchez Ramos. Vicaría Foránea “Inmaculada Concepción, La Libertad” No. 070/2017 • Rvdo. Pbro. Héctor Fernando Cruz Padilla. Vicaría Foránea “Monseñor Rivera”

Vicario Parroquial No. 001/2018 • Rvdo. Pbro. Bilson Miguel Martínez Castro. Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, de Cantón Lourdes, Colón POR SU MANDATO:

Mons. Rafael Edgardo Urrutia Canciller

† Mons. José Luis Escobar Alas Arzobispo Metropolitano de San Salvador

A nuestros lectores

Esperamos sus sugerencias, comentarios o avisos de actividades parroquiales a los números:

2298-6268 o 7737-3760, y su correspondencia a: 1a. Calle Poniente Nº 3412, Col. Escalón, S.S.

o bien al correo electrónico: orientacion.semanario@gmail.com


11 de febrero de 2018

11

La Palabra de Dios para cada semana Lev 13, 1-2. 44-46; Sal 31; 1 Cor 10, 31 – 11, 1; † Mc 1, 40-45 Preparado por:

Pbro. Patxi Loidi francisco.loidi@gmail.com

Domingo 11 de febrero de 2018 • Sexto domingo del Tiempo Ordinario • Ciclo “B” • Año par

Se estremeció de arriba a abajo Les mando un cordial saludo y les deseo un feliz Día del Señor. Es impactante ver que Jesús toca al leproso y oír que le dice con decisión: Quiero, quédate limpio. Ojalá escuchemos también nosotros esas mismas palabras a Jesús. Y ojalá nos lancemos a acoger a tanto marginado y leproso de nuestro mundo con la ternura de Jesús. Enhorabuena a quienes ya lo hacen. Y un fuerte abrazo a todas y todos. Saludos a todas las personas, amigas y amigos. El pasaje de hoy nos muestra a Jesús completamente impresionado. ¿Qué le pasó? Los leprosos eran los seres más desagraciados de la tierra. Se les caían las carnes a pedazos. Y además tenían que vivir solos por el campo, lejos de las ciudades, escondidos en cuevas hediondas. Y si veían que alguien se les acerca, tenían que gritar: ¡Leproso a la vista!, para que no se les acercara. Eran las leyes sagradas del Levítico. Jesús quedó conmocionado. Las biblias ponen dos traducciones: compadecido y encolerizado. Ambas aparecen en los manuscritos o r i g i n a l e s . ¡“Compadecido” es poco decir. Se le removieron las entrañas, como sugiere el original. Y ¿la cólera? Era la indignación ante la situación de aquellas pobres personas. ¡No puede ser!, gritó su corazón. Y quebrantó dos veces la norma: le dejó acercarse y lo tocó. Así Él también quedó impuro, en comunión profunda con los leprosos. Después le dijo tres palabras sensacionales: “Quiero. Quédate

limpio”. Cualquier creyente ortodoxo se hubiera escandalizado con Jesús por su quebrantamiento de la norma.

Plegaria Leprosos, acérquense, ustedes, que forman la basura de la tierra, a quienes no se puede ni mirar, y mucho menos dar la mano.

¿Cómo iba a callar aquel leproso, cuando corría a presentarse al sacerdote, para que certificara su curación y le permitiera volver a la sociedad? Gritaba su curación a los cuatro vientos.

Los leprosos sociales, acérquense, ustedes que son nada, no valen nada, no pueden nada, no cuentan para nada…

Y Jesús no podía entrar a ninguna ciudad. ¿Por qué? Quizá por haber quedado impuro. O porque no quería que se difundiera un mesianismo triunfalista. Además el evangelista no quiere desvelar el misterio hasta el final. Pero mucha gente acudía a Él. Hoy podemos hacer dos meditaciones profundas. Una, sobre los modernos leprosos marginados, que son la mayoría de la humanidad. Todos somos responsables de esta terrible realidad, aunque no seamos los causantes. Otra, sobre nuestra propia lepra espiritual. Quizá no nos guste. Pero ¿no es la pura verdad más de una vez? Acudamos a Jesús con la preciosa oración del leproso: Si quieres puedes curarme. Y escuchemos con fe las impresionantes palabras de Jesús: Quiero, queda limpio.

Vengan aprisa, que hay alguien que les ve, les mira, y les da la mano. Pues para Él valen mucho, pueden mucho, cuentan mucho, son importantes. Alguien que no se vuelve al percibir su perfume y que les alarga las dos manos hasta el codo. Vengan todos los hombres, todas las mujeres, vengan a ver este prodigio: un hombre que se acerca a los leprosos y los toca, no teme contagiarse. Tampoco le echa para atrás tu lepra espiritual ni la mía, sino que se te acerca, te toca y sana.

Lecturas de la Semana

• Del 12 al 17 de febrero de 2018 •

Lunes 12: Stgo 1, 1-11; Sal 118; † Mc 8, 11-13 Martes 13: Stgo 1, 12-18; Sal 93; † Mc 8, 14-21

Miércoles 14: Jl 2, 12-18; Sal 50; 2 Cor 5, 20 – 6, 2; † Mt 6, 1-6. 16-18 (Miércoles de Ceniza)

Jueves 15: Dt 30, 15-20; Sal 1; † Lc 9, 22-25

Viernes 16: Is 58, 1-9a; Sal 50; † Mt 9, 14-15

Sábado 17: Is 58, 9b-14; Sal 85; † Lc 5, 27-32


12

11 de febrero de 2018

Fiesta de la semana

Nuestra Señora de Lourdes – 11 de febrero –

– 14 de febrero • Miércoles de Ceniza –

IGLESIA LOCAL

– Pág. 9 –

¡Felicidades señor Arzobispo!

Felicitamos a

Mons. José Luis Escobar Alas quien este próximo 14 de febrero cumplirá un aniversario más de pastorear a la feligresía de la Arquidiócesis

Puedes consultar la edición electrónica de

Orientación

en

www.arzobispadosansalvador.org

Semanario Orientación 11 febrero de 2018  
Semanario Orientación 11 febrero de 2018  
Advertisement