Page 1


un paseo por senegal A l ba Espa r z a


Para Eugenia Monrós, por regalarme esta experiencia única. Gràcies, mare.


ÍNDICE INTRODUCCIÓN

9

SENEGAL yaarama

10

DAKAR luces del alba

12

KOLDA una sonrisa frente el abismo

16

la vida en la ciudad

18

otra forma de vida

20

hijos de Kolda

24

ZIGUINCHOR un paraíso de aguas

33

ciudad de pesca, tierra de aves

38

COMENTARIO DE LA AUTORA

51


INTRODUCCIÓN

Paseo por Senegal es un una iniciativa de una fotógrafa con ganas de dar a conocer su experiencia en uno de los países más acogedores de África. Un viaje desde los ojos de Alba Esparza, que nos muestra su camino por el país a través de sus fotografías y con la ayuda del antropólogo e historiador Leonardo Álvarez, especialista en culturas africanas, que nos enseña un poco más sobre los lugares y sus gentes. Una miscelánea de cultura e imágenes de los rincones más apasionantes del país es lo que encontrareis en esta pequeña enciclopedia fotográfica de una ruta embaucadora de la cual floreció este proyecto.

9


y a a r a m a Senegal es más que llanuras, desiertos o intrincados caminos. Es un país con antiguas ciudades coloniales; pueblos de gran interés como los diola, quienes construyen chozas de adobe de varios pisos, o los laobé, peul o lebu, por nombrar algunos con los que el viajero aprenderá algo más sobre el África original; zonas desérticas y espacios tropicales como la Región de Casamance, sin olvidar algunos Parques Nacionales que albergan la flora y la fauna más interesante del país. Elefantes, antílopes, leones, búfalos, monos y cientos de aves son la nota predominante. Las regiones naturales del Senegal van desde el tipo saheliano al norte donde el río Senegal tiene sus dominios e incluso el semidesértico Ferlo, al tipo subtropical en el sur, en la zona de Casamance donde se empieza a ver el gran bosque. El río Gambia marca una frontera muy precisa entre las dos. Las excursiones que podrá realizar en cualquier región se convierten todas en una aventura excitante. Po-

drá viajar en piragua hasta unas pequeñas islas denominadas “la Polinesia en miniatura” debido a su vegetación y verdor, próximas a la desembocadura del río Saloum.Estos son sólo algunos de los atractivos que ofrece Senegal. Porque esque lo tiene todo, ciudades y naturaleza salvaje, además del encanto de sus gentes y sus costumbres, que te reciben con una cálida sonrisa allá donde vayas, por blanco que seas. En Senegal conviven muchas etnias diferentes, entre las cuales destacamos, por más nombrosas, la Wolof, la Diola y la Paul. Tienen rasgos y características físicas muy diferentes pero conviven en paz .

Casa típica de poblados de la etnia Diola.

10


on las embarcaciones tĂ­picas stellano, s del paĂ­ a c n e s, pint ucos y adas c a c o on fo , e u rmas g o r llama Pi tivas y cantid ad de colores alegres

11


DAKAR

LAS LUCES DEL A LBA En Dakar el día empieza al amanecer. Los pescadores, con calma pero sin detenerse, se acercan a las orillas del Atlántico con sus redes, para comenzar la jornada. Poco a poco vemos como el horizonte se llena de pequeñas embarcaciones, con los pescadores que vienen de pasar varias noches al raso en su barca, pescando sin detenerse y arriesgando sus vidas en un mar que muchas veces no perdona. La pesca es una de las actividades más comunes y necesarias de Senegal, por eso hay una gran parte de la población que se dedica a este tipo de negocio. Por ello, cada día vemos el mismo ritual, que se convierte en un gran espectáculo para el espectador, entre los colores del alba y el circo que se va formando, sin prisas. Nos despertamos temprano para recorrer las ciudades, adentrándonos en su espacio, su bullicio, sus mercados, formamos parte de su ir y venir cotidiano, caminamos por sus calles y observamos a las gentes trabajar. Asistimos a sus fiestas y eventos y conocemos algo más de su cultura. Pero de pronto queremos dejar la ciudad porque deseamos descubrir el Africa que nos han contado, el de la soledad de la sabana o el del lenguaje de los apacibles animales que descansan en las orillas de sus aguas cuando azota el calor. Entonces tomamos una piragua para adentrarnos en alguno de estos lugares de belleza natural inimaginable, no importa que sea en la Casamance, el Delta del Saloum, el litoral, los Parques Nacionales o el río Senegal en el norte, cualquiera de estos paraísos nos ofrecerá lo que andamos buscando. Partimos con todo nuestro equipo de aventura y nos sorprende que nos sobra todo. Podemos alimentarnos únicamente de la belleza y alguna otra cosa que siempre encontramos al paso. A una distancia prudencial queremos inmortalizar el sol en su cenit cuando de pronto un águila pescadora se lanza al agua sobre su presa, el sol tiñe de plata sus plumas mientras se dibuja ante nuestros ojos un paisaje indescifrable de tonos amarillos, rojos fuego y naranjas, que tiñen las aguas de rosa. 13


14


15


KOLDA

U na son r isa Fr e n t e El a bismo Para situarnos un poco, podemos decir que la Región de Kolda se encuentra al sur de Senegal, entre Guinea Bissau y Gambia, y tiene una población de 800 mil habitantes, prevaleciendo sobre todo la etnia Peul. Kolda es una zona de poblados y gente sin prisa, un sitio para vivir sin tiempo, donde las mujeres se dedican a cultivar y cocinar aquello que comerá hoy toda la gente de su mismo poblado, y los hombres se preocupan por ganar algunas monedas para sus extensas familias. Todo el mundo se conoce y se saluda y nunca faltan las sonrisas a pesar de que muchas veces nisiquiera hay nada que llevarse a la boca. Según la reforma administrativa de 1984 la Región de Casamance se subdividió en Región de Kolda y Región de Ziguinchor siendo esta primera la capital. Kolda resulta ser la Región menos industrializada de Senegal y hay poco turismo, Antes de la independencia, las gue-

rras entre las etnias Peul y Mandinga por el control de la zona llevaron a la Región a una situación de inestabilidad política y retraso económico. Tras la reforma administrativa de los años 80 nace la Región de Kolda pero sin adecuadas medidas de regulación, dejando por tanto a la región en una situación de inestabilidad. Esta región es clasificada como la Región más deprimida de Senegal. Tiene una población muy joven y la pobreza de los ambientes rurales y la alta tasa de desocupación hacen que el éxodo rural sea muy elevado. Se encuentra además en una situación geográfica desfavorable, ya que está completamente aislada de los grandes centros económicos y sanitarios. Por ello, las condiciones de vida son bastante deplorables y hay un desconocimiento genérico de las reglas básicas de sanidad. La malnutrición es una de las mayores causas de muerte en la zona, así como la muerte en el parto.


La vida En la ciuda d Kolda es una ciudad pequeña pero intensa. El mercado es caos, es encuentros, saludos, sonrisas, charlas... Un desorden sistemático allá donde mires. Carne colgando de puestos colocados aquí y allá, con sus respectivas moscas; pescado fresco y seco espercido por las tablas, callejones repletos de gente, de gritos y de toda clase de objetos amontonados aquí y allá; telas y collares de mil colores, que se confunden con las mujeres vestidas con sus trajes más llamativos. Todo esto mezclado con el calor, con el bullicio de la gente en constante movimiento, las especias, la basura acumulándose en la calle, las vacas y las cabras paseando a sus anchas... Esto es Kolda. Así como en los poblados vemos a la mujer con un papel muy claro y diferenciado del del hombre, en las ciudades la mujer desempeña otros papeles y trabaja de la misma manera que el hombre. , como vender los productos de los camiempre estando pendiente de los hijos, desde luego o dejándolos a cargo de alguna de sus hijas más mayores. En la c i u d a d se respira un aire completamente distinto que en los poblados. Movimiento, colores y hedor, resultado de la mezcla de cosas distintas entrelazándose en el aire son los protagonistas de esta selva de movimientos, de productos, gentes y necesidad.


Ot r a for m a de v i da Las regiones como Kolda, situada en la zona de Cassamance, al sur de Senegal, y en general en todas las zonas no urbanizadas de este paĂ­s se suelen organizar en poblados de un nĂşmero determinado de familias -normalmente muy numerosas-. Estan rodeadas por los campos de arroz y miho que se cultivan. Podemos ver las chozas, construidas por ellos mismos esparcidas mĂĄs o menos al azar por el terreno.


Las mujeres y los hombres juegan roles muy diferentes en la vida cotidiana de estos poblados. Así como las mujeres de las ciudades también se dedican a vender en los mercados, coser, etc. en los poblados las tareas de la mujer se reducen -y no son pocas- a cultivar el arroz , cocinar para todo el poblado, lavar la ropa y, por si fuera poco, cuidar de los niños. Una mujer Senegalesa tiene una media de un hijo cada dos años entre los 16-18 hasta los 30 años. Hay mucha mortalidad infantil, pero eso supone una media de cino o seis hijos a los que cuidar y alimentar. Por ello, normalmente vemos a las hermanas “mayores” encargándose de sus hermanos. El hombre se encarga de cultivar el miho. Esto supone que marido y mujer rara vez pasan tiempo juntos durante el día.


A parte del habitáculo para dormir, el resto de estancias y salas comunes del poblado es al aire libre. En las fotografías de esta página vemos la cocina, a la derecha y el baño, abajo. Este tipo de vida puede parecernos precario, pero con el clima que encontramos allí y las condiciones higiénicas llegamos a la conclusión de que se está mejor al aire libre. Este tipo de inodoro empieza a usarse ahora, por iniciativa de las ONG, que enseñan a los Senegaleses las condiciones higiénicas mínimas para la supervivencia, por lo que ahora empiezan por fin a acumularse deshechos en sitios concretos y ajenos a la comunidad. Así pues, este agujero, cuando empiece a estar en condiciones poco higiénicas se tapará y se trasladará a otra parte

del poblado. Asímismo servirá de abono para los campos y la vegetación cercana. En cuanto a la alimentación, en los poblados, a diferencia de las ciudades, se suele comer el miho en todas sus variantes. Es un cereal muy nutrivo por lo que es útil y adecuado para el crecimiento de los niños. Las mujeres dedican largas horas a prepararlo, pues hay que molerlo, proceso para el cual hay que golpearlo durante varias horas con un mazo que pesa varios quilos y luego cocinarlo. Sólamente en las celebraciones importantes se permiten comer pollo o variantes, ya que les es económicamente inaccesible. Pese a todo este déficit, la gente es generosa con lo poco que tiene, hay un gran espíritu de familia .

22


Las casas, que los mismos habitantes construyen, son redondas, con las paredes de piedra y fango. El techo, con una estructura de madera, es de hojas secas de palmera. Sólamente la usan para guardar objetos y a la hora de dormir, de manera que, para que sea más fresca en épocas de calor, la hacen lo más oscura que pueden, con una abertura simple para la puerta y alguna ventana.


H i jos de Kol da

Existe una gran diversidad étnica en todo el país que se ha visto favorecida por un rico pasado histórico, especialmente por los contactos con los pueblos islámicos del norte y los negros animistas del sur, y también con los países europeos llegados por el Atlántico. Francia ha ejercido una gran influencia sobre la población de este país, lo que explica que Senegal cuente con una de las colonias blancas más numerosas de Africa (esta influencia se deja ver en sus habitantes).


Entre los distintos grupos étnicos que habitan estas regiones se encuentran los Wolof, que suponen un 35% de la población; este grupo étnico domina principalmente en la zona norte. Se dedican básicamente a la agricultura. La lengua de este pueblo es entendida, en parte, por todos los demás grupos. Los wolof emigraron hacia el centro del país durante los siglos XII y XV, mientras se constituía el imperio diola. Con los mandingos fueron de los primeros en convertirse al Islam.


“El Don más grande que podemos hacer a otros no es compartir con ellos nuestra riqueza, sino hacerles descubrir la propia.” Disraeli


ZIGUINCHOR U n pa r a íso de agua s Puerto fluvial y capital regional del Senegal, al norte de la frontera con Guinea-Bissau. Fue fundada por los portugueses en el siglo XVI junto al río Casamance, a unos 70 km del Atlántico. En la actualidad tiene más bien «sabor» francés, con elegantes edificios y calles amplias y llenas de palmeras, construidos durante el período colonial francés (1840-1960). Desde la ciudad, los turistas pueden visitar la playa de cabo Skirring, o hacer viajes a las selvas tropicales que la circundan, o navegar aguas arriba y pasar por los manglares y los caseríos de chozas cónicas tradicionales de la región. Su población es de 72.700 Ziguinchor es la capital de la región natural de Casamance y de la región administrativa de Ziguinchor en Senegal. Palmeras, incontables aves, mangos, llanuras de inundación, labradores, agricultores, niños con sus sonrisas y un largo etcétera convierten a esta zona de Senegal en una de las más bellas de Africa.


34


Los atardeceres en Ziguinchor son de los más espectaculares de toda la región, sobretodo en la época de lluvias. El cielo, cubierto de nubes de colores, se transforma en un espectáculo de una belleza sobrenatural. El silencio acompasado solamente con el sonido del mar y las sonrisas de los cálidos senegaleses hacen de la puesta de sol un momento casi mágico.

35


37


c i u d a d d e p e s c a , t i e r r a d e av e s Ziguinchor es la capital de la región natural de Casamance y de la región administrativa de Ziguinchor en Senegal. Su población es de unos 153 269 habitantes. Casamance ha tratado de obtener por largo tiempo autonomía del gobierno central en Dakar, esto es uno de los motivos para que exista un movimiento separatista en la región de Casamance (o Casamanza). Está situado en el sudoeste de Senegal al borde del río Casamance y a unos 70 km del océano Atlántico. La ciudad fue fundadada en 1645 por los portugueses, el nombre de la ciudad derivaría precisamente de la frase portuguesa «Cheguei e choram» (“Llegué y lloraron”) ya que los nativos se conturbaron al establecerse la colonia portuguesa al saber que ésta sería un centro del tráfico de esclavos, fue vendida por Portugal a Francia en 1888 estado que se convirtió entonces en su administrador comercial, explotando especialmente el cultivo de cacahuete (maní) y

38


le anexó a la colonia francesa del Senegal. El área de Casamance se localiza en el suroeste de Senegal, entre Gambia al norte y Guinea-Bissau al sur, incluyendo la cuenca del río Casamance. En la actual organización territorial de Senegal. Región de clima subtropical, de topografía llana con algunas montañas al sureste, donde se cultiva el arroz, tiene un gran potencial turístico, con grandes playas oceáni-

cas. La pesca es el recurso más importante para los habitantes de estas tierras, así como la manufactura de objetos de madera y cerámica. Es de las zonas más recomendadas para turístas, es muy rica en paisajes atractivos, un paraíso para la vista y calidez para el alma; tranquilo y alegre a la vez, playas, ríos y abundante verde son los secretos de esta zona.

39


En Ziguinchor se encuentra “la isla de los pájaros”, donde, desde el pirogue, se pueden ver todo tipo de aves tropicales. Bandadas de flamencos y pájaros de colores descansando en las amplias zonas de agua en calma de los meandros de Cassamance es una de las peculiaridades de esta zona. Si continuamos por el río, se llega a grandes extensiones de paisajes increíbles, donde las cavas de los habitantes de los poblados se pasean por el horizonte, contrastando con las palmeras. 40


41


42


43


44


Toda esta zona del ĂĄrea de Ziguinchor estĂĄ llena de poblados de pocos habitantes, abiertos a las visitas de los tubab y a contarles sus historias y sus costumbres. Habitado mayoritariamente por Diola, la sonrisa es la moneda de intercambio. En Ziguinchor las tierras son fĂŠrtiles y el agua abunda, por lo que el hambre no es una de las principales preocupaciones. La gente vive bastante del poco turismo que llega y siempre estan dispuestos a recibirte .

45


47


La Diola es la etnia dominante en la zona del sur de Senegal. Son animistas y se subdividen en numerosos grupos. Su talla es más bien baja y su piel es oscura. Su carácter nacionalista es uno de los más fuertes, agudizado quizá por haber sido un pueblo muy atacado. Los Senegaleses, en general, son muy acogedores y afables. Son gente tranquila y despreocupada, siempre dispuestos a compartir y regalar sonrisas. tienen una noción diferente del tiempo que los europeos, ellos saborean la vida. ¿Para qué complicarla?

49


La belleza reside en el alma, en la esencia de las cosas, las personas, los lugares... Senegal tiene un alma tan rica, tan pura, que contagia los espíritus de quienes lo visitan. Es como un abrazo a los sentidos, un canto a la vida, y sus gentes, siempre tan cálidas, tan cercanas, nos hacen sentir como en casa. No nos importaría perdernos un tiempo más entre palmeras y pirogues, acariciados por la cálida brisa Senegalesa y las notas de las melodías tradicionales de este embaucador país...


Alba Esparza Monrós - G2t, curs 2009-2010 Guillem Casino Realizado con un Macbook 13” Programas utilizados: Indesign CS4, Illustrator CS4, Photoshop CS4, catálogo tipográfico, Iphoto, Word, Firefox Tipografías: Garamond Premier Pro, Abadi condensed St, Fontin. Características de Papel: estucado mate - 170 g Impresión: CMYK, (barniz en la cubierta) Encuadernación: Encolado y fresado con cubierta de 300 g


Un paseo por Senegal  

Proyecto personal realizado en segundo curso de diseño Gráfico en BAU, Barcelona. Proyecto editorial para la asignatura de Infografía. Avis...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you