Issuu on Google+

Pontificia Universidad Católica del Perú

MATERIALES TRADICIONALES DE CONSTRUCCIÓN ADOBE Clase Nº2

Profesor: Ing. Urbano Tejada Schmidt


Construcción con Adobe Fuentes principales:

Ing. Urbano Tejada Schmidt

PUCP – UNI - SENCICO


Tomado de la cartilla del INIAVI,Construyendo con Ladrillo


Tomado de la cartilla del INIAVI, Construyendo con Ladrillo


Tomado de la cartilla del INIAVI, Construyendo con Ladrillo


Limpieza del terreno previa a la construcci贸n


Tomada de la cartilla del INIAVI, Construyendo con Ladrillo


TRAZO Y REPLANTEO DE LOS PLANOS EN EL TERRENO


TRAZO Y REPLANTEO DE LOS PLANOS EN EL TERRENO


COLOCACIÓN CORRECTA DE BALIZAS Y MEDIDAS


La cimentación más conveniente para las viviendas de adobe es de concreto ciclópeo. En todo caso piedra asentada con cemento. Esquema de cimentación convencional recomendable. (Tomada de Construyendo con Ladrillo. INIAVI)

Cimentación de concreto ciclópeo.


EXCAVACIONES


PREVER UBICACIÓN DE LAS TUBERÍAS DURANTE LA EXCAVACIÓN.


PREPARACIÓN DE LA MEZCLA PARA LA CIMENTACIÓN


VACEADO DE SOLADOS


LA CAÑA El término genérico caña se refiere en nuestro país generalmente a la caña brava, al carrizo o a la caña de Guayaquil, aunque puede aludir a cualquier otro tipo de bambusas. Tipo de Caña

Nombre Científico

*fs Kg/cm2

E Kg/cm2

Caña Guayaquil entera

Guadua angustifolia

1350

1.52 x 105

Caña Guayaquil sin pulpa

Guadua angustifolia

1810 – 1900

2.25 a 2.6 x 105

Carrizo

Chusquea spp.

1100 – 1150

1.3 a 1.77 x 105

Caña Brava

Gynesium sagittatum

1319 – 2700

2.59 a 4.2 x 105

*fs Esfuerzo a tracción La caña brava es una gramínea de tallo relleno, muy dura y flexible. Suele crecer en las riberas de los ríos de la costa y de ceja de selva, mostrando en estas últimas localidades tallos de mayor diámetro, el mismo que, para utilizarlo en obra, debe ser habitualmente de 2 cm como mínimo.


La caña El carrizo es hueco, algo menos resistente que la caña brava, y su diámetro varía entre ½ pulgada y 1 ½ pulgadas; alcanza una longitud de unos 6 metros. Su sección transversal es casi redonda y cuenta con tabiques transversales rígidos que evitan su ruptura al doblarse. Se puede utilizar entera o en tiras longitudinales. La caña Guayaquil es un tipo de bambú, cuyo diámetro varía de 10 a 40 cm y cuya longitud puede llegar a los 40 metros. Existen más de 600 especies de bambúes que crecen principalmente en los trópicos y las regiones cálidas y templadas; son generalmente huecos, cuentan con fuertes tabiques transversales y tallos lisos. En proporción a su peso las cañas de bambú son de gran resistencia. La caña Guayaquil, es la más utilizada en zonas costeras, se usa generalmente “chancada” o en tiras, tanto como refuerzo de la albañilería de adobe como en techos.


La caña (2) En general las cañas son fáciles de cortar cuando están húmedas, pero al estado seco adquieren gran dureza, muchas veces superior a muchas maderas. Las cañas deben ser utilizadas cuando están maduras, secas y de preferencia que hayan sido cosechadas en la época adecuada. La caña cortada antes de su madurez se contrae excesivamente en el proceso de secado -se arruga- y tiene poca durabilidad, siendo fácilmente atacable por hongos e insectos xilófagos. La caña, especialmente si es usada en tiras, tiende a absorber agua durante el asentado de los adobes y consecuentemente a hincharse; posteriormente cuando el muro ha sido terminado reduce su volumen al secarse, y ello puede ocasionar su separación del mortero, reduciendo su adherencia. Para atenuar este fenómeno conviene que, previamente a la utilización de la caña, ésta sea pintada con asfalto disuelto en gasolina u otro solvente.


La caña (3) Es útil también señalar que es conveniente emplear la caña de modo que ésta quede, sin contacto directo con el ambiente. Es decir conviene que la caña quede embebida en el mortero, en el caso de muros, o que quede entre una capa de tierra y otra de revoque, en el caso de techos. Esto ayudará a la durabilidad de la caña puesto que los xilófagos que la atacan son aeróbicos y no pueden desarrollarse en ambientes que carezcan de oxígeno. En caso que las cañas deban quedar expuestas al medio ambiente, es recomendable preservarlas, mediante la aplicación de productos como creosota o pentaclorofenol, de manera similar a las maderas. En las vistas que siguen observar los procesos para colocar la caña como refuerzos interiores de los muros, protegiéndolos en caso de sismos, como ha sido demostrado mediante los ensayos de laboratorio.


PREPARACIÓN DE LAS CAÑAS DE REFUERZO INTERIOR VERTICAL


Colocaci贸n de ca帽as verticales de refuerzo


DETALLE DE COLOCACIÓN DE CAÑAS VERTICALES


UBICACIÓN CORRECTA DE LAS CAÑAS VERTICALES


CAÑAS EN SU UBICACIÓN Y VACEADO DE LA CIMENTACIÓN


CIMENTACIÓN LISTA PARA RECIBIR SOBRECIMIENTOS


PROCESO DE ENCOFRADO DE SOBRECIMIENTOS


VACEADO DE SOBRECIMIENTOS


VACEADO DE SOBRECIMIENTOS


NIVELACIÓN DE SOBRECIMIENTOS


SOBRECIMENTACIÓN TERMINADA


IMPERMEABILIZACIÓN DE LOS SOBRECIMIENTOS


USO DE LA MANGUERA TRANSPARENTE Tomada de la cartilla del INIAVI, Construyendo con Ladrillo


Uso de la Plomada

Uso del Escantill贸n

Tomada de la cartilla del INIAVI, Construyendo con Ladrillo


MARCACIÓN ADECUADA DE NIVELES


Utilizaci贸n de Adobes Rectangulares

Notar las variaciones entre hiladas pares e impares


Encuentros en Cruz con adobes rectangulares


Utilizaci贸n de Adobes Cuadrados


Refuerzos al Interior de los Muros


MORTEROS DE ASIENTO El mortero más utilizado en las construcciones con adobe en el Perú es el del propio suelo, y para la mayoría de las edificaciones, sus características son suficientes para satisfacer sus requerimientos técnicos. Es muy recomendable que el tipo de suelo que se utilice en obras sea el mismo que el empleado para elaborar los adobes y procesarlo de la misma manera. Es importante recordar que el mortero actúa como un pegamento de modo que es conveniente que su composición se adecue a criterios de adhesividad. En la vigente NTE E-080 se recomiendan 2 tipos de morteros; estos varían con relación a los propuestos en la norma inmediatamente anterior, tal como se muestra en el cuadro que sigue. Sin embargo, todos los tipos han sido experimentados con resultados satisfactorios.


Morteros(2) Tipos de Mortero considerados en las Normas Mortero Tipo I

Mortero Tipo II

Norma E080 vigente.

Mezcla de suelo con un aglomerante como cemento, cal o asfalto. Las proporciones se harán de acuerdo a la granulometría de los agregados.

Su composición de ser igual a la de los adobes y no será de menor calidad.

Norma E080 anterior.

Mezcla de cemento - arena en una relación volumétrica que varía entre 1:5 y 1:10

Cumplirá los mismos lineamientos que las unidades de adobe y no será de menor calidad.

Para el caso de muros de adobe estabilizado, pueden emplearse las mezclas cemento - arena y también la mezcla de una parte de cemento, 10 partes de tierra arenosa mas 1% de asfalto RC2. Es importante acompañar la buena selección del mortero con otras consideraciones como que las juntas horizontales y verticales tengan unos 2 cm y sean completamente llenadas. Esto último es también un punto importante a tomar en cuenta dado que es costumbre muy arraigada entre los autoconstructores no llenar las juntas verticales, en la idea de que éstas serán llenadas con el barro del tarrajeo y que éste, a su vez, se adherirá mejor a los muros cuando las juntas verticales estén vacías. Se comprende fácilmente que este tipo de prácticas contribuye a debilitar los muros y, por tanto, deben ser evitadas.


CERNIDO DE LA TIERRA PARA EL MORTERO DE ASIENTO


PREPARACIÓN DEL BARRO PARA ASENTAR ADOBES

El mortero es un pegamento


EMPLANTILLADO


INSTALACIONES En las casas de adobe las instalaciones eléctricas y sanitarias se deben colocar cuidadosamente para evitar debilitar los muros. En particular las instalaciones sanitarias, pueden ser una fuente de riesgo para la seguridad, toda vez que pueden originar fugas de agua que, al humedecer a los muros de adobe, los debilitan y ocasionan su desplome. Se considera recomendable utilizar instalaciones visibles que permitan en cualquier caso acceso fácil a las mismas para efectuar reparaciones o mantenimiento. Se debe recordar que en zonas serranas los cambios de temperatura son muy marcados y pueden afectar a las instalaciones, en especial hay que prevenir las posibilidades de heladas que pueden dañar la tuberías. Cuando las instalaciones sean empotradas en los muros se recomienda incorporarlas a éstos desde el inicio de la construcción, verticalmente, para evitar debilitar los muros al picarlos indiscriminadamente.


Instalaciones (2) Si en una edificación nueva se utiliza adobes cuadrados con alvéolos o adobes rectangulares con amarre americano, las tuberías de agua y electricidad pueden instalarse dentro de los muros de manera similar al caso de los refuerzos con caña verticales, de modo de reducir al mínimo el picado de los muros. Es también importante tomar en cuenta, en edificaciones de más de un nivel, que los entrepisos habituales son de vigas de madera y entablados. En ese caso las instalaciones deberán sujetarse al entrepiso, mediante abrazaderas y otros medios de sujeción; por lo tanto, las instalaciones “colgarán” de los entrepisos. Si se requiere cubrir las instalaciones, puede utilizarse falsos cielos o, en el caso de baños, usar pisos levantados, que oculten las tuberías. Las instalaciones sanitarias requieren mano de obra calificada, no sólo para éstas funcionen bien, sino por la propia seguridad de la edificación.


LAS INSTALACIONES DEBEN CRECER CON LOS MUROS


COLOCACIÓN DE CAÑAS HORIZONTALES CHANCADAS USUALMENTE CADA 4 HILADAS


AMARRE DE CAÑAS HORIZONTALES Y VERTICALES


MUROS REFORZADOS CON LA MALLA INTERIOR DE CAÑAS


Efecto del refuerzo interior de ca単a

PUCP. M. Blondet y otros.


Arriostres Verticales

Arriostres verticales: Mochetas, pilastras o machones. Su uso en casas en Poxi, Moquegua. Notar centrado de ventanas.


USO DE MOCHETAS, VANOS CENTRADOS Y HASTA LA ALTURA DE TECHO


Vigas soleras o collar (Arriostres horizontales). Pueden ser de madera o de concreto armado


Vigas collar con madera rolliza


COLOCACIÓN DE VIGAS SOLERAS DE MADERA


DETALLES EN LA COLOCACIÓN DE LAS VIGAS SOLERA


COLOCACIÓN DE LAS VIGAS DE TECHO O ENTREPISO


FIJACIÓN ADECUADA ENTRE VIGAS SOLERAS Y DE TECHO O ENTREPISO


Detalles: Clavos Lanceros entre vigas soleras y vigas de techo. Amarre de caĂąa vertical con la solera. Relleno con adobes de vacĂ­os entre vigas.


Mรกs detalles de envigado del techo/entrepiso.


COLOCACIÓN DE CAÑAS DEL TECHO SOBRE LAS VIGAS


DETALLES DE LA COLOCACIÍN DE CAÑAS


Si se dispone de ca単as gruesas, puede usarse chancada en el techo


ENCAÑADO, ENTABLADO E INSTALACIÓN DE TUBERÍAS


VACEADO DE LA TORTA DE BARRO SOBRE LA CAÑA


Detalle de entablado, enca単ado y torta de barro


Torta de barro terminada. Puede recibir cubierta de planchas impermeables.


REVOQUES Los revoques exteriores se utilizan fundamentalmente para proteger a los muros de la lluvia. Actúan en combinación con los aleros y zócalos. Los tarrajeos interiores cumplen una función de higiene, facilitando su limpieza. Además al evitarse oquedades, se impide el anidamiento de insectos dañinos que causan el mal de Chagas, paludismo, uta y otras enfermedades. El revoque más utilizado es el del propio barro, el cual se aplica directamente a los muros de adobe, ligeramente humedecidos. El material empleado suele ser el mismo que el usado para preparar o asentar los adobes, debiendo siempre pasar por el proceso de hidratación; la cantidad de agua a emplear debe permitir la trabajabilidad del revoque para facilitar su aplicación.


Revoques(2) El barro para el tarrajeo debe llevar paja en un porcentaje aproximado de 1% en peso, con el propósito de reducir las grietas que se producen por contracción del revoque durante el secado de éste. Se recomienda que la paja sea empleada en trozos pequeños a fin de no afectar la trabajabilidad. El espesor del tarrajeo puede variar de 1.5 a 2.5 cm. dependiendo de las condiciones de la superficie del muro. Por lo general es necesario aplicar una segunda capa de tarrajeo para cubrir las fisuras producidas por el secado de la primera; esta segunda capa será de barro más fluido y sin paja. Una buena práctica para reducir fisuras en los tarrajeos es incorporación de arena gruesa al barro, sobre todo cuando éste es muy arcilloso. Cuando en el revoque se emplea yeso o yeso-cemento (diablo), lo que es bastante frecuente, éste puede ser aplicado directamente sin mayor problema, bastará con humedecer la superficie de adobe ligeramente. Los revoques de yeso no suelen presentar fisuras como en el caso del barro, por lo que requieren de una sola aplicación.


Revoques(3) En caso de aplicarse revoques de cemento-arena, será necesario aplicar un “salpicado” previo para evitar desprendimientos. En algunos casos será necesario colocar mallas metálicas para sostener los acabados, en particular si se colocan mayólicas. Una alternativa de mucho interés para obtener revoques con características impermeables, es la aplicación de un aditivo obtenido de las hojas de cactus – tunas - , que abundan en muchos lugares de la sierra peruana. Este aditivo se obtiene remojando en agua hojas partidas de cactus durante 7 a 14 días, dependiendo de la temperatura ambiental. La pulpa del cactus suele disolverse en ese tiempo, al cabo del cual puede incorporarse a la mezcla del revoque. Un tiempo excesivo de remojo hace perder viscosidad y capacidad estabilizante al preparado. De acuerdo a los investigadores, este estabilizante produce resultados mejores a la estabilización con asfalto al 2%.


Enlucido de Muros. Varias posibilidades: Cementoarena, yeso. Barro.


Detalles de enlucidos y contraz贸calos


EJECUCIÓN DE CONTRAZÓCALOS


TRABAJOS DE ACABADOS


PISOS La mayor parte de las viviendas de adobe en el Perú tienen pisos de tierra. Una mejora es emplear pisos de suelo cemento, empedrados de piedras planas con cemento o concreto simple. Pisos de madera son muy adecuados a zonas frías. En lugares donde este material tenga costos accesibles su empleo debería recomendarse.

Listones de base @ 60 cm.

Espesor del entablado mínimo18 mm.

Mín. 10 cm. 5 cm. 10 cm. 10 cm.

Falso piso de concreto o de suelo estabilizado con cemento o asfalto Tierra compactada


OTRAS ALTERNATIVAS DE REFUERZO Refuerzos Exteriores con Mallas Electrosoldadas

Malla vista desde el interior del modelo. Notar lado tarrajeado

Malla colocada sobre el modelo, a ambos lados del muro


Refuerzo exterior de los muros, generalmente pre existentes, con malla de acero electrosoldada.


Reforzamiento de viviendas existentes con malla metテ。lica

Retiro del revestimiento

Paso de conectores

Vivienda reforzada en Arequipa

Tarrajeo exterior e interior

Reforzamiento de viviendas de dos plantas

Fuente: Ing. テ]gel San Bartolomテゥ, Ing. Daniel Quiun, Ing. Luis Zegarra


Efecto del reforzamiento con malla elecrosoldada


Casa reforzada con malla. Moquegua.


Refuerzos Exteriores de Muros

Malla con CaĂąas y sogas

Malla Industrial de PlĂĄstico duro


REFORZAMIENTO DE MUROS DE ADOBE CON MALLA DE PLÁSTICO DURO Fotografías. Cortesía del Ing. Casimiro Bautista Sotelo


Preparando la malla de plรกstico duro especificada por la NTE E.080


Vaciado parcial del concreto en los sobrecimientos


Corte de la malla para “empotrarlaâ€? en la sobrecimentaciĂłn


Vaciado final de la sobrecimentación. Notar las “mechas” de malla plástica


Curado de los sobrecimientos. Inicio del desencofrado


Sobrecimientos concluidos


Preparaci贸n de la rafia


Emplantillado y colocaci贸n de rafia


Colocación de rafia. Observar “mechas” de la malla.


Preparación de la albañilería para recibir la malla de refuerzo


Colocaci贸n de las vigas collar


Colocación de las mallas en los lados exteriores de los muros, empalme a las “mechas”


Colocaci贸n de las mallas en los lados interiores de los muros


Conexi贸n de la malla con las vigas soleras


Uso de caña Guayaquil, entera como v techo y “chancadas” como cubierta.


Colocaci贸n de instalaciones el茅ctricas en el techo


Colocación de la torta de barro sobre la tela plástica que cubre las cañas


Revoques exteriores con barro sobre la malla


Revoques interiores


Interior casa de adobe El Paso Texas

Iglesia en Huaccana, ApurĂ­mac


CASA DE ADOBE Y QUINCHA EN PACARÁN


VISTA DE LA SEGUNDA PLANTA DE QUINCHA


ESCALERA DE ACCESO A LA SEGUNDA PLANTA


Viviendas construidas con Adobe Mejorado ININVI

CayaltĂ­

ININVI


Casas de adobe en Huaraz


Distribuci贸n en planta por hiladas pares e impares.

Distribuci贸n en planta por hiladas pares e impares, con refuerzo de ca帽a.


Distribuci贸n en planta por hiladas pares e impares, a nivel de ventanas.

Distribuci贸n en planta por hiladas pares e impares, con refuerzo de ca帽a, a nivel de ventanas.


Elevaciones frontales y laterales

Elevaciones frontales y laterales, con refuerzo de ca単a.


GRACIAS!!


Materiales tradicionales de construcción 2