Issuu on Google+

Conociendo mejor a Jesús

Contenido

Lecciones de Escuela Sabática Primer Semestre 2013

Informe Misionero de los Países Árabes...................... 88 14. El Sol de Justicia................................................................................. 92 15. El Camino, la Verdad y la Vida...................................................... 98 16. El Pan de Vida...................................................................................... 104 17. El Agua de Vida.................................................................................. 110 18. La Luz del Mundo.............................................................................. 116 19. El Gran Médico.................................................................................... 122 20. El Maestro Divino............................................................................... 128 21. El Amigo de Niños y Madres......................................................... 134 22. La Escalera Vinculante...................................................................... 140 23. La Vid Fructífera.................................................................................. 146 24. Refugio y Fortaleza............................................................................ 152 25. La Roca de las Edades...................................................................... 158 26. El Alfa y la Omega.............................................................................. 164 Informe Misionero de África Occidental...................... 170 Reflexiones Diarias......................................... 174 Minutos Misioneros........................................ 224 Directorio Nacional......................................... 230 Año Bíblico...................................................... 236

1 Lecciones de Escuela Sabática

1. El Hijo de Dios....................................................................................... 6 2. El Hijo del Hombre............................................................................... 12 3. El Rey de Gloria..................................................................................... 18 4. Mesías y Salvador................................................................................. 24 5. El Príncipe de Paz................................................................................. 30 6. Nuestro Hermano................................................................................. 36 7. El Buen Pastor........................................................................................ 42 8. El Cordero de Dios............................................................................... 50 9. Nuestro gran Sumo Sacerdote........................................................ 56 10. Intercesor y Sustituto....................................................................... 62 11. Testigo, Juez y Abogado................................................................. 68 12. Cristo nuestra Justicia.......................................................................74 13. El Novio.................................................................................................. 82

Primer Semestre 2013

Introducción


Introducción “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz...”

Isaías 60:1

2 Jesús le preguntó a un hombre que había sanado una o dos horas antes, después de años de ceguera: “¿Crees en el Hijo de Dios?” Como esta era la primera oportunidad del hombre de verle, su respuesta fue: “¿Quién es Señor, para creer en Él?” Juan 9:35, 36. Las personas están interesadas en investigar muchas cosas en el mundo; quieren saber qué hay en las entrañas de la tierra, explorar las profundidades del mar y descubrir y examinar cuerpos celestiales en la gran expansión del universo. Les gusta estudiar acerca de la mecánica de la naturaleza y las leyes y principios de la obra de Dios, pero dedican muy poco esfuerzo a conocer a Aquel que ha creado tantas cosas maravillosas. Si las investigaciones de las realidades en la tierra, mar y cielo proveen tanto conocimiento científico, cuánto más podrían alcanzar las personas si obtuvieran conocimiento de su Creador. Con bue-


Nuestro conocimiento del Hijo de Dios es limitado, y nuestra experiencia es, a menudo, superficial. Necesitamos conocer mejor su completa y verdadera identidad, sus atributos y su obra en nuestro favor. Esta será una gran experiencia y bendición para cada cual. “Cuando preguntan: ‘¿Quién es Éste?’ los discípulos, llenos de inspiración, contestan en elocuentes acordes repitiendo las profecías concernientes a Cristo: “Adán os dirá: Es la simiente de la mujer, que herirá la cabeza de la serpiente.

“Preguntadle a Abrahán, quien os dirá: Es ‘Melquisedec, rey de Salem,’ rey de paz. “Jacob os dirá: Es Shiloh, de la tribu de Judá.

“Isaías os dirá: ‘Emmanuel, Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.’

“Jeremías os dirá: La rama de David, ‘Jehová, justicia nuestra.’

Primer Semestre 2013

nas razones el sabio pensador escribió: “…el conocimiento del Santo es comprensión” Proverbios 9:10. En realidad es el conocimiento principal y más importante que deberíamos buscar, así como declaró Jesús, es la vida eterna: “Y es vida eterna, que te conozcan a Ti, el único Dios verdadero y a Jesucristo, a quien as enviado” Juan 17:3.

3

“Oseas os dirá: Es ‘Jehová’ ‘Dios de los ejércitos: Jehová es su memorial.’ “Juan el Bautista os dirá: Es ‘el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.’

“El gran Jehová ha proclamado desde su trono: ‘Este es mi Hijo amado.’ “Nosotros, sus discípulos, declaramos: Este es Jesús, el Mesías, el Príncipe de la vida, el Redentor del mundo.

“Y el príncipe de los poderes de las tinieblas lo reconoce, diciendo: ‘Sé quien eres, el Santo de Dios’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 532).

El objetivo de estas lecciones es identificarnos de tal modo con el Hijo de Dios y el Hijo del hombre que podamos revelarle de forma más completa en nuestras vidas, de modo que otros glorifiquen a nuestro Padre en el cielo. Esto solo puede cumplirse si nos acer-

Lecciones de Escuela Sabática

“Daniel os dirá: Es el Mesías.


camos a Él. Por tal razón el título de las lecciones para este primer semestre es “Conocer mejor a Jesús”. Hay grandes bendiciones para el estudiante aplicado. Así pues, estudiemos las lecciones cada día, por lo menos una hora diariamente, como el Espíritu de Profecía recomienda–no en el último momento–pues al contemplar santidad y amor seremos transformados.

“El mundo celestial abriría sus cámaras de gracia y de gloria a la exploración,” declara el Espíritu de profecía. “Los seres humanos serían totalmente diferentes de lo que son ahora; porque al explorar las minas de la verdad, los hombres quedarían ennoblecidos. El misterio de la redención, la encarnación de Cristo, su sacrificio expiatorio, no serían, como ahora, vagos en nuestra mente. Serían no solamente mejor comprendidos, sino del todo más altamente apreciados.

4

“En la oración que Cristo dirigió al Padre, dio al mundo una lección que debe ser grabada en la mente y el alma. ‘Esta empero es la vida eterna –dijo–: que te conozcan el solo Dios verdadero, y a Jesucristo, al cual has enviado’. Esta es la verdadera educación. Imparte poder. El conocimiento experimental de Dios y de Cristo Jesús, a quien Él ha enviado, transforma al hombre a la imagen de Dios. Le da dominio propio, sujetando cada impulso y pasión de la baja naturaleza al gobierno de las facultades superiores de la mente. Convierte a su poseedor en hijo de Dios y heredero del cielo. Lo pone en comunión con la mente del Infinito, y le abre los ricos tesoros del universo. “Este es el conocimiento que se obtiene al escudriñar la Palabra de Dios. Y este tesoro puede ser encontrado por toda alma que desea dar todo lo que posee por obtenerlo” (Palabras de Vida del Gran Maestro, págs. 85, 86).

Sea la adquisición de un conocimiento tal una experiencia maravillosa para todos los que estudian estas lecciones. –Los hermanos y hermanas de la Asociación General


Primer Semestre 2013

La Ofrenda Especial de Escuela Sabática dedicadas a:

Países Árabes África Occidental

Lecciones de Escuela Sabática

5


1

La Ofrenda Especial de Escuela Sabática está dedicada al Departamento de Colportaje de la Asociación General Sea tu ofrenda una expresión de amor y gratitud

5 de Enero - 2013

El Hijo de Dios

6

Introducción

“Dios es el Padre de Cristo; Cristo es el Hijo de Dios. A Cristo ha sido dada una posición exaltada. Ha sido hecho igual al Padre. Todos los consejos de Dios están abiertos para su Hijo”

Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 266


Piensa y Responde

• ¿Quién es Jesucristo para tí? • ¿De qué manera se ha revelado esto en tu vida?

• Reconocer la divinidad de Jesucristo • Ver en el Hijo de Dios la manifestación de la gracia Divina. • Comprender la importancia de la elección de nuestro líder. • Ver en el sacrificio de Dios el único medio de Salvación.

Su prexistencia

1

¿Dónde encontramos testimonios en las Escrituras relacionados con la prexistencia del Hijo de Dios? Juan 1:1, 2; Miqueas 5:2; Colosenses 1:16.

Cristo es el Hijo de Dios prexistente y existente por sí mismo... Al hablar de esta prexistencia, Cristo hace retroceder la mente hacia las edades sin fin. Nos asegura que nunca hubo un tiempo cuando Él no haya estado en estrecha relación con el Dios eterno. Aquel cuya voz los judíos escuchaban en ese momento había estado junto a Dios. (El Evangelismo, pág. 446).

Cristo, el Verbo, el Unigénito de Dios, era uno solo con el Padre eterno, uno solo en naturaleza, en carácter y en propósitos; era el único ser que podía penetrar en todos los designios y fines de Dios. ‘Y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz’ ‘sus salidas son desde el principio, desde los días del siglo.’ (Isaías 9:6; Miqueas 5:2) (Patriarcas y Profetas, pág. 12).

7 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Ha sido Cristo una verdadera esperanza para tu vida?


2

¿Qué declaraciones confirman que Jesús es Hijo de Dios? Lucas 3:22; Salmo 2:7; Hebreos 1:5.

Las Escrituras indican claramente la relación que hay entre Dios y Cristo, y hacen resaltar muy claramente la personalidad individual de cada uno… ‘Dios, habiendo hablado muchas veces y en muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, ... el cual siendo el resplandor de su gloria, y la misma imagen de su sustancia, y sustentando todas las cosas con la palabra de su potencia, habiendo hecho la purgación de nuestros pecados por sí mismo, se sentó a la diestra de la majestad en las alturas, hecho tanto más excelente que los ángeles, cuanto alcanzó por herencia más excelente nombre que ellos. Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi hijo eres tú, hoy yo te he engendrado? Y otra vez: Yo seré a Él Padre, y Él me será a mí hijo.’ (Hebreos 1:1-5) (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 266).

8

Un don incalculable

3

¿Cómo expresó Dios su amor supremo por la raza humana caída? Juan 3:16; 1 Juan 4:9, 10, 14.

Tenemos todo lo que pudiéramos pedir para inspirarnos fe y confianza en Dios. En las cortes terrenales, cuando un rey quiere dar la máxima garantía que asegure su veracidad, da a su hijo como rehén, para ser rescatado cuando se cumpla la promesa del rey. Y he aquí, qué prenda de la fidelidad del Padre, porque cuando quiso asegurar a los hombres de la inmutabilidad de su consejo, dio a su unigénito Hijo para que viniera a la tierra y tomara la naturaleza humana, no sólo por los cortos años de vida, sino para retener esa naturaleza en las cortes celestiales como garantía eterna de la fidelidad de Dios. ¡Oh, la profundidad de las riquezas tanto de la sabiduría como del amor de Dios! ‘Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios’ (1 Juan 3:1) (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 302).


El enemigo del Hijo de Dios

(Patriarcas y Profetas, pág. 16).

Si la confianza de Cristo en Dios podía ser quebrantada, Satanás sabía que obtendría la victoria en todo el conflicto. Vencería a Jesús. Esperaba que bajo el imperio de la desesperación y el hambre extrema, Cristo perdiera la fe en su Padre, y obraría un milagro en su propio favor. Si lo hubiera hecho habría malogrado el plan de salvación. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 94).

El Hijo de Dios en la tierra

5

¿En qué ocasiones reveló Dios su parentesco con Cristo? Mateo 3:16, 17; 17:5.

En ocasión del bautismo y de la transfiguración, se había oído la voz de Dios proclamar a Cristo como su Hijo... Entre la vasta muchedumbre que estaba congregada a orillas del Jordán, pocos, además de Juan, discernieron la visión celestial. Sin embargo, la solemnidad de la presencia divina embargó la asamblea. El pueblo se quedó mirando silenciosamente a Cristo. Su persona estaba bañada de la luz que rodea siempre el trono de Dios. Su rostro dirigido hacia arriba estaba glorificado como nunca antes habían visto ningún rostro humano. De los cielos abiertos, se oyó una voz que decía: ‘Este es mi Hijo amado, en el cual tengo contentamiento.’ Estas palabras de confirmación fueron dadas para inspirar fe a aquellos que presenciaban la escena, y fortalecer al Salvador para su misión. A pesar de que los pecados de un

Primer Semestre 2013

Pero luego se llenó del orgullo de su propia gloria. Volvió a su deseo de supremacía, y nuevamente dio cabida a su envidia hacia Cristo... ¿Por qué –se preguntaba el poderoso ángel– debe Cristo tener la supremacía? ¿Por qué se le honra más que a mí?

9 Lecciones de Escuela Sabática

4

Así como Satanás no aceptó la autoridad del Hijo de Dios en el cielo, ¿cómo continuó su lucha contra Cristo en la tierra y por qué? Mateo 4:3, 6.


mundo culpable pesaban sobre Cristo, a pesar de la humillación que implicaba el tomar sobre sí nuestra naturaleza caída, la voz del cielo lo declaró Hijo del Eterno. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 696, 86, 87).

6

¿A quién le fue dado conocer y creer que Jesús era el Hijo de Dios? Juan 1:49; Mateo 16:15-17; 14:33.

Jesús hizo entonces una segunda pregunta relacionada con los discípulos mismos: ‘Y vosotros, ¿quién decís que soy?’ Pedro respondió: ‘Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.’... Desde el principio, Pedro había creído que Jesús era el Mesías... Él no esperó que los honores regios coronasen a su Señor, sino que le aceptó en su humillación... La verdad que Pedro había confesado es el fundamento de la fe del creyente. Es lo que Cristo mismo ha declarado ser, vida eterna. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 379, 380).

10

Condenado a muerte

7

Habiéndose declarado a sí mismo Hijo de Dios, ¿qué le esperaba a Jesús? Mateo 26:63, 64; Juan 10:36; 19:7.

Cristo no podía callar ante esta demanda. Había tiempo en que debía callar, y tiempo en que debía hablar. No habló hasta que se le interrogó directamente. Sabía que el contestar ahora aseguraría su muerte. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 653). Y así, por la tercera condena de las autoridades judías, Jesús había de morir. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 661). El enemigo esperaba que tanta burla y violencia arrancara del Hijo de Dios alguna queja o murmuración; o que manifestara su poder divino y se librara de la multitud y que de esa manera fracasara el plan de salvación. (La Historia de la Redención, pág. 220).


Todas las Gentes, págs. 696, 697).

Estudio personal • 2 Pedro 1:16-18 • Juan 12:28-30; 11:27; 5:36, 37 Era igual a Dios, infinito y omnipotente... Es el Hijo eterno y existente por sí mismo. (El Evangelismo, pág. 446).

El Padre obró por medio de su Hijo en la creación de todos los seres celestiales. ‘Porque por Él fueron creadas todas las cosas,... sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue criado por Él y para ��l.’ (Colosenses 1:16) (Patriarcas y Profetas, pág. 12).

11 Lecciones de Escuela Sabática

Los que con irrisión dijeron: ‘Confió en Dios: líbrele ahora si le quiere: porque ha dicho: Soy Hijo de Dios,’ no pensaron que su testimonio repercutiría a través de los siglos. Pero aunque fueron dichas en son de burla, estas palabras indujeron a los hombres a escudriñar las Escrituras como nunca lo habían hecho antes. Hombres sabios oyeron, escudriñaron, reflexionaron y oraron. Hubo quienes no descansaron hasta que, por la comparación de un pasaje de la Escritura con otro, vieron el significado de la misión de Cristo. Nunca antes hubo un conocimiento tan general de Jesús como una vez que fue colgado de la cruz. En el corazón de muchos de aquellos que presenciaron la crucifixión y oyeron las palabras de Cristo resplandeció la luz de la verdad. (El Deseado de

Primer Semestre 2013

Meditación


2

12 de Enero - 2013

El Hijo del Hombre

12

Introducción

“La doctrina de la encarnación de Cristo en carne humana es un misterio, ‘el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades’ (Colosenses 1:26). Es el grande y profundo misterio de la piedad. ‘Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros’ (Juan 1:14). Cristo tomó sobre sí la naturaleza humana, una naturaleza inferior a su naturaleza celestial. No hay nada que demuestre tanto como esto la maravillosa condescendencia de Dios. ‘De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito.’ (Juan 3:16)”

Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 289


Piensa y Responde

• ¿Por qué crees que Cristo tuvo que ser un humano al venir a este mundo?

Objetivos

• Comprender que Cristo como humano siempre dependió de su Padre. • Vislumbrar parte del misterio de la Redención trazado por Dios.

Encarnación del Hijo de Dios ¿Cómo se convirtió el Hijo de Dios en Hijo del hombre? Juan 1:14; Hebreos 2:14; 10:5-7.

13

Hace casi dos mil años, se oyó en el cielo una voz de significado misterioso que, partiendo del trono de Dios, decía: ‘He aquí yo vengo.’ ‘Sacrificio y ofrenda, no los quisiste; empero un cuerpo me has preparado... He aquí yo vengo (en el rollo del libro está escrito de mí), para hacer, oh Dios, tu voluntad.’ En estas palabras se anunció el cumplimiento del propósito que había estado oculto desde las edades eternas. Cristo estaba por visitar nuestro mundo, y encarnarse. Él dice: ‘Un cuerpo me has preparado.’ Si hubiese aparecido con la gloria que tenía con el Padre antes que el mundo fuese, no podríamos haber soportado la luz de su presencia. A fin de que pudiésemos contemplarla y no ser destruidos, la manifestación de su gloria fue velada. Su divinidad fue cubierta de humanidad, la gloria invisible tomó forma humana visible. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 14).

Lecciones de Escuela Sabática

1

Primer Semestre 2013

• ¿Cuál fue la experiencia vivida por Cristo como ser humano?


2

¿Cómo se anunció la encarnación del Hijo de Dios? Mateo 1:21-23; Lucas 1:30-35.

Cristo no tomó la naturaleza humana en forma aparente. La tomó de verdad. En realidad, poseyó la naturaleza humana. ‘Por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, Él también participó de lo mismo’ (Hebreos 2:14). Era el hijo de María; era de la simiente de David de acuerdo con la ascendencia humana. Se declara de Él que era hombre, el hombre Cristo Jesús... (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 290).

14

Cristo trajo a los hombres y a las mujeres poder para vencer. Vino a este mundo en forma humana para vivir como un hombre entre los hombres. Tomó las flaquezas de la naturaleza humana para ser probado y examinado. En su humanidad, era participante de la naturaleza divina. En su encarnación, ganó un nuevo sentido el título de Hijo de Dios. Dijo el ángel a María: ‘El poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios’ (Lucas 1:35). Si bien era el Hijo de un ser humano, llegó a ser en un nuevo sentido el Hijo de Dios. Así estuvo en nuestro mundo: el Hijo de Dios, y sin embargo unido a la raza humana por su nacimiento. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 265).

Su filiación

3

Durante su infancia, ¿a quién reconoció Jesús como su Padre? Lucas 2:49.

Con profundo interés, la madre de Jesús miraba el desarrollo de sus facultades, y contemplaba la perfección de su carácter. Con deleite trataba de estimular esa mentalidad inteligente y receptiva. Mediante el Espíritu Santo recibió sabiduría para cooperar con los agentes celestiales en el desarrollo de este niño que no tenía otro padre que Dios. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 49). En la escuela de los rabinos, encontraron a Jesús. Aunque llenos de regocijo, no podían olvidar su pesar y ansiedad. Cuando estu-


El Hijo de Dios descendió del cielo para manifestar al Padre. ‘A Dios nadie jamás le ha visto: el Hijo unigénito, que está en el seno del Padre, Él le ha dado a conocer’ (Juan 1:18). ‘Ni al Padre conoce nadie, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quisiere revelar’ (Mateo 11:27). Cuando uno de sus discípulos le dijo: ‘Muéstranos al Padre’, Jesús respondió: ‘Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, ¿y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre: ¿Cómo pues dices tú: Muéstranos al Padre?’ (Juan 14:8, 9) (El Camino a Cristo, pág. 9). Por su humanidad, Cristo tocaba a la humanidad; por su divinidad, se asía del trono de Dios. Como Hijo del hombre, nos dio un ejemplo de obediencia; como Hijo de Dios, nos imparte poder para obedecer (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 16).

El Hijo del hombre, Señor del sábado

5

¿Cómo se menciona el día de reposo en las Sagradas Escrituras? ¿Cómo confirmó Jesús que el sábado le pertenecía? Isaías 58:13, primera parte; Mateo 12:8.

‘El Hijo del hombre es Señor aun del sábado.’ Estas palabras rebosan instrucción y consuelo. Por haber sido hecho el sábado para el hombre, es el día del Señor. Pertenece a Cristo. Porque

Primer Semestre 2013

4

Como Hijo del hombre, ¿cómo reveló Jesús ser Hijo de Dios? Mateo 11:27; Juan 15:9, 10; 20:17.

15 Lecciones de Escuela Sabática

vo otra vez reunido con ellos, la madre le dijo, con palabras que implicaban un reproche: ‘Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con dolor.’ ‘¿Por qué me buscabais?’ –contestó Jesús– ‘¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me conviene estar?’ Y como no parecían comprender sus palabras, Él señaló hacia arriba. En su rostro había una luz que los admiraba. La divinidad fulguraba a través de la humanidad... pero [María] sabía que había negado que fuera hijo de José y se había declarado Hijo de Dios. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 60).


‘todas las cosas por Él fueron hechas; y sin Él nada de lo que es hecho, fue hecho.’ y como lo hizo todo, creó también el sábado. Por Él fue apartado como un monumento recordativo de la obra de la creación. Nos presenta a Cristo como Santificador tanto como Creador. Declara que el que creó todas las cosas en el cielo y en la tierra, y mediante quien todas las cosas existen, es cabeza de la iglesia, y que por su poder somos reconciliados con Dios. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 255).

El Hijo del hombre perdona y sana

6

16

¿Cómo podría afirmar el Hijo del hombre su poder para perdonar pecados y sanar enfermos? Marcos 2:10-12.

Jesús vino para ‘deshacer las obras del diablo.’ ‘En Él estaba la vida,’ y Él dice: ‘Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.’ Él es un ‘espíritu vivificante.’ Y tiene todavía el mismo poder vivificante que, mientras estaba en la tierra, sanaba a los enfermos y perdonaba al pecador. Él ‘perdona todas tus iniquidades,’ Él ‘sana todas tus dolencias.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 236).

Los ángeles de Dios pasan siempre de la tierra al cielo, y del cielo a la tierra. Los milagros de Cristo, en favor de los afligidos y dolientes, fueron realizados por el poder de Dios mediante el ministerio de los ángeles. Y es por medio de Cristo, por el ministerio de sus mensajeros celestiales, como nos llega toda bendición de Dios. Al revestirse de la humanidad, nuestro Salvador une sus intereses con los de los caídos hijos e hijas de Adán, mientras que por su divinidad se aferra al trono de Dios. Y así es Cristo el medio de comunicación de los hombres con Dios y de Dios con los hombres. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 177).

El Hijo del hombre realiza milagros

7

Como Hijo del hombre, ¿cómo realizó Jesús el milagro de calmar la tempestad? ¿Cómo le reconocieron los discípulos al verle caminando sobre el mar y calmando los vientos? Mateo 8:27; 14:32, 33; Juan 5:30, p.p.


‘Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito’. Lo dio no solamente para que viviese entre los hombres, no sólo para que llevase los pecados de ellos y muriese como su sacrificio; lo dio a la raza caída. Cristo debía identificarse con los intereses y necesidades de la humanidad. Él que era uno con Dios se ha unido con los hijos de los hombres con lazos que jamás serán quebrantados. Jesús ‘no se avergüenza de llamarlos hermanos’ (Hebreos 2:11). Es nuestro Sacrificio, nuestro Abogado, nuestro Hermano, lleva nuestra forma humana delante del trono del Padre, y por las edades eternas será uno con la raza que ha redimido: es el Hijo del hombre. Y todo esto para que el hombre fuese levantado de la ruina y degradación del pecado, para que reflejase el amor de Dios y participase del gozo de la santidad. (El Camino a Cristo, pág. 12).

Estudio personal • Marcos 2:28 • Mateo 9:6  

Primer Semestre 2013

Meditación

17 Lecciones de Escuela Sabática

Pero Él no confiaba en la posesión de la omnipotencia. No era en calidad de ‘dueño de la tierra, del mar y del cielo’ cómo descansaba en paz. Había depuesto ese poder, y aseveraba: ‘No puedo yo de mí mismo hacer nada.’ Jesús confiaba en el poder del Padre; descansaba en la fe– la fe en el amor y cuidado de Dios,–y el poder de aquella palabra que calmó la tempestad era el poder de Dios. Así como Jesús reposaba por la fe en el cuidado del Padre, así también hemos de confiar nosotros en el cuidado de nuestro Salvador. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 302).


3

19 de Enero - 2013

El Rey de Gloria

18

Introducción

“‘Mi reino no es de este mundo –dijo:– si de este mundo fuera mi reino, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos: ahora, pues, mi reino no es de aquí. Le dijo entonces Pilato: ¿Luego rey eres tú? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz’”

El Deseado de Todas las Gentes, pág. 675


Piensa y Responde

• Visualizar el amor de Cristo, que siendo Rey de Reyes, se humanó para alcanzar a seres caídos. • Comprender y practicar la humildad de Cristo.

El Rey de gloria se revistió de humanidad y se convierte en siervo ¿Cómo reveló el Rey de gloria su amor por la humanidad caída? Filipenses 2:5-8.

1

Desde su elevada posición, Cristo, el Rey de gloria, la Majestad de los cielos, vio la condición de los hombres. Tuvo compasión de los seres humanos, débiles y pecadores, y vino a la tierra para mostrar lo que Dios es para el hombre. Dejando su corte real, revistiendo su divinidad con los velos de la humanidad, vino personalmente al mundo para labrar en nuestro favor un carácter perfecto. No eligió morada entre los ricos de la tierra. (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 383).

El Rey de gloria se rebajó a revestirse de humanidad. Tosco y repelente fue el ambiente que le rodeó en la tierra. Su gloria se veló para que la majestad de su persona no fuese objeto de atracción. Rehuyó toda ostentación externa. Las riquezas, la honra munda-

19 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• Lee Salmos 24 y medita en la alabanza que los seres celestiales le otorgaron a Jesucristo en el instante de su ascención. Analiza su manera de glorificar a Dios con la manera que la Iglesia actual le rinde loores al Creador.


nal y la grandeza humana no pueden salvar a una sola alma de la muerte; Jesús se propuso que ningún halago de índole terrenal atrajera a los hombres a su lado (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 29).

2

20

Como hombre, ¿en qué se convirtió el Rey de gloria? Mateo 20:28; Lucas 22:27; Juan 13:4, 5.

‘El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. Porque el que se ensalzare, será humillado; y el que se humillare, será ensalzado.’ Repetidas veces Cristo había enseñado que la verdadera grandeza se mide por el valor moral. En la estima del cielo, la grandeza de carácter consiste en vivir para el bienestar de nuestros semejantes, en hacer obras de amor y misericordia. Cristo, el Rey de gloria, fue siervo del hombre caído... Poniendo a un lado el manto exterior que habría impedido sus movimientos, tomó una toalla y se ciñó. Con sorprendido interés, los discípulos miraban, y en silencio esperaban para ver lo que iba a seguir. ‘Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a limpiarlos con la toalla con que estaba ceñido.’... Tenía plena conciencia de su divinidad; pero había puesto a un lado su corona y vestiduras reales, y había tomado forma de siervo. Uno de los últimos actos de su vida en la tierra consistió en ceñirse como siervo y cumplir la tarea de un siervo. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 565, 600, 601).

Reconocido por algunos y despreciado por otros

3

¿En qué ocasión fue Jesús reconocido como Rey de gloria y por quién? Lucas 19:37, 38; Mateo 21:5; Marcos 11:9, 10.

El que siempre había rechazado los honores reales iba a entrar en Jerusalén como el prometido heredero del trono... Nunca antes había visto el mundo tal escena de triunfo... Los ciegos a quienes había restaurado la vista abrían la marcha. Los mudos cuya lengua Él había desatado voceaban las más sonoras alabanzas. Los cojos a quienes había sanado saltaban de gozo y eran los más activos en arrancar palmas para hacerlas ondear delante del Salvador. Las viudas y los huérfanos ensalzaban el nombre de Jesús por sus misericordiosas obras para con ellos. Los leprosos a quienes había limpiado exten-


dían a su paso sus inmaculados vestidos y le saludaban Rey de gloria. Aquellos a quienes su voz había despertado del sueño de la muerte estaban en la multitud. Lázaro, cuyo cuerpo se había corrompido en el sepulcro, pero que ahora se gozaba en la fuerza de una gloriosa virilidad, guiaba a la bestia en la cual cabalgaba el Salvador. (El Desea-

Jesús no respondió directamente a esta pregunta... Aunque no contestó directamente la pregunta de Pilato, expuso claramente su propia misión. Le dio a entender que no estaba buscando un trono terrenal... ‘Le dijo entonces Pilato: ¿Luego rey eres tú? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.’... Cristo afirmó que su palabra era en sí misma una llave que abriría el misterio para aquellos que estuviesen preparados para recibirlo. Esta palabra tenía un poder que la recomendaba, y en ello estribaba el secreto de la difusión de su reino de verdad. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 674, 675).

El Rey de gloria regresa al cielo

5

Después de su ascensión al cielo, ¿cómo fue recibido Jesús como Rey de gloria? Juan 16:28; Salmo 24:7-10.

Cristo vino a la tierra como Dios en forma humana. Ascendió a los cielos como Rey de los santos. Su ascensión fue digna de su exaltado carácter. Fue como alguien poderoso en batalla, vencedor, que llevaba cautiva la cautividad. Fue acompañado por la hueste angélica, entre aclamaciones de alabanza e himnos celestiales. (La Maravillosa Gracia, pág. 49).

Cuando Cristo entró por los portales celestiales, fue entronizado en medio de la adoración de los ángeles. Tan pronto como esta ceremonia hubo terminado, el Espíritu Santo descendió sobre los discípulos en abundantes raudales, y Cristo fue de veras glorifica-

21 Lecciones de Escuela Sabática

4

¿Qué contestó Jesús cuando Pilato le preguntó si era un rey? Juan 18:33, 36, 37.

Primer Semestre 2013

do de Todas las Gentes, págs. 523, 526).


do con la misma gloria que había tenido con el Padre, desde toda la eternidad (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 32).

El Rey de gloria regresará

6

¿Cómo regresará a la tierra por segunda vez el Rey de gloria? Apocalipsis 19:11, 16.

Entonces vi que Jesús se despojaba de sus vestiduras sacerdotales y se revestía de sus más regias galas. Llevaba en la cabeza muchas coronas, una corona dentro de otra. Rodeado de la hueste angélica, dejó el cielo... Su corona era gloriosa y resplandeciente. Estaba formada por una corona dentro de otra corona, hasta un total de siete. (Primeros Escritos, págs. 280, 281, 53).

22

Cuando Cristo vuelva a la tierra, los hombres no le verán como preso rodeado por una turba. Le verán como Rey del cielo. Cristo volverá en su gloria, en la gloria de su Padre y en la gloria de los santos ángeles. Miríadas y miríadas, y miles de miles de ángeles, hermosos y triunfantes hijos de Dios que poseen una belleza y gloria superiores a todo lo que conocemos, le escoltarán en su regreso. Entonces se sentará sobre el trono de su gloria y delante de Él se congregarán todas las naciones. Entonces todo ojo le verá y también los que le traspasaron. En lugar de una corona de espinas, llevará una corona de gloria, una corona dentro de otra corona. En lugar de aquel viejo manto de grana, llevará un vestido del blanco más puro, ‘tanto que ningún lavador en la tierra los puede hacer tan blancos.’ Y en su vestidura y en su muslo estará escrito un nombre: ‘Rey de reyes y Señor de señores.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 688).

7

¿Cuál será el privilegio de los redimidos en ocasión de la segunda venida del Rey de gloria? Mateo 25:31-34; 16:27; Apocalipsis 22:12.

Pero cuando venga Jesús, concederá la inmortalidad a su pueblo; y luego los llamará a poseer el reino, del que hasta aquí sólo han sido presuntos herederos... ‘El reino, y el señorío y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo’ van a ser dados a los herederos


Meditación

En aquel día los redimidos resplandecerán en la gloria del Padre y del Hijo. Tocando sus arpas de oro, los ángeles darán la bienvenida al Rey y a los trofeos de su victoria: los que fueron lavados y emblanquecidos en la sangre del Cordero. Se elevará un canto de triunfo que llenará todo el cielo. Cristo habrá vencido. Entrará en los atrios celestiales acompañado por sus redimidos, testimonios de que su misión de sufrimiento y sacrificio no fue en vano. (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 432).

Estudio personal

Allí estaba el Hijo de Dios, llevando el manto de burla y la corona de espinas. Desnudo hasta la cintura, su espalda revelaba los largos, y crueles azotes, de los cuales la sangre fluía copiosamente. Su rostro manchado de sangre llevaba las marcas del agotamiento y el dolor; pero nunca había parecido más hermoso que en ese momento... Cada rasgo expresaba bondad y resignación y la más tierna compasión por sus crueles verdugos. Su porte no expresaba debilidad cobarde, sino la fuerza y dignidad de la longanimidad. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 684).

Pronto presenciaremos la coronación de nuestro Rey. Aquellos cuya vida quedó escondida con Cristo, aquellos que en esta tierra pelearon la buena batalla de la fe, resplandecerán con la gloria del Redentor en el reino de Dios. (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 434).

Primer Semestre 2013

Siglos, págs. 369, 671, 704).

23 Lecciones de Escuela Sabática

de la salvación y Jesús va a reinar como Rey de reyes y Señor de señores... Dicha indecible estremece todos los corazones, y cada voz se eleva en alabanzas de agradecimiento. ‘Al que nos amó, y nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre, y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y su Padre; a Él sea gloria e imperio para siempre jamás.’ (Apocalipsis 1:5, 6.)... Luego se oye aquella voz, más armoniosa que cualquier música que haya acariciado jamás el oído de los hombres, y que dice: ‘Vuestro conflicto ha terminado.’ ‘Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.’ (El Conflicto de los


4

26 de Enero - 2013

Mesías y Salvador

24

Introducción

“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”

Hechos 4:12. Cristo sufrió el castigo en favor de la raza humana con el fin de que el universo celestial pudiera discernir las condiciones del pacto de la redención. El trono de Justicia debe asegurarse eternamente y para siempre... Todas las dudas quedarían contestadas para siempre mediante el sacrificio que Cristo estaba por realizar, y la raza humana sería salva si retornaba a su lealtad. Únicamente Cristo podía restaurar el honor del gobierno de Dios.


Piensa y Responde

• ¿Por qué crees que cuando Jesucristo llegó a este mundo no fue recibido como debía? • ¿Qué significa para tí la palabra “Mesías”?

• Visualizar el antiquísimo anuncio de la llegada del Mesías. • Analizar la labor que Cristo como Redentor había (y ha) de realizar a favor dela raza caída.

En el Antiguo Testamento

1

¿Cómo presenta el Antiguo Testamento al Redentor? Job 19:25; Isaías 59:20. ¿Cómo sabían los patriarcas acerca de su venida? Génesis 3:15.

Entonces informó a la hueste angélica que se había encontrado una vía de escape para el hombre perdido. Les dijo que había suplicado a su Padre, y que había ofrecido su vida en rescate, para que la sentencia de muerte recayera sobre Él, para que por su intermedio el hombre pudiera encontrar perdón; para que por los méritos de su sangre, y como resultado de su obediencia a la ley de Dios, el hombre pudiera gozar del favor del Señor, volver al hermoso jardín y comer del fruto del árbol de la vida. (La Historia de la Redención, pág. 43).

25 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿A quién esperaban los Judíos que apareciera como Mesías?


En el Nuevo Testamento

2

¿Quiénes fueron los primeros informados acerca de la venida a la tierra del Salvador? Lucas 2:8-11.

3

¿Quién reconoció a Jesús como el Salvador del mundo y el Mesías? Lucas 1:67-69; Juan 1:41; 4:42.

En los campos donde el joven David apacentara sus rebaños, había todavía pastores que velaban. Durante las silenciosas horas de la noche, hablaban del Salvador prometido, y oraban por la venida del Rey al trono de David. ‘Y he aquí el ángel del Señor vino sobre ellos, y la claridad de Dios los cercó de resplandor; y tuvieron gran temor. Mas el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.’ Al oír estas palabras, las mentes de los atentos pastores se llenaron de visiones gloriosas. ¡El Libertador había nacido en Israel! (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 31).

26

Andrés trató de impartir el gozo que llenaba su corazón. Yendo en busca de su hermano Simón, exclamó: ‘Hemos hallado al Mesías.’... En su nuevo gozo, decían a la mujer: ‘Ya no creemos por tu dicho; porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente Éste es el Salvador del mundo, el Cristo.’ Los samaritanos creían que el Mesías había de venir como Redentor, no sólo de los judíos, sino del mundo. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 113, 163).

Salvador de la raza humana

4

¿Para quién es Jesús, el Salvador? 1 Timoteo 1:15; Hebreos 7:25; Mateo 18:11.

Como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así ‘también fue el Hijo del hombre... levantado, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna’ (Juan 3:14, 15). Si


Jesús se convirtió en el Redentor del mundo prestando perfecta obediencia a cada palabra que procede de la boca de Dios. Redimió la desdichada caída de Adán, uniendo la tierra –que había quedado divorciada de Dios por el pecado– con el continente del cielo. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 1, pág. 1099). El Señor vio nuestra condición caída. Vio nuestra necesidad de gracia, y porque amaba nuestras almas, nos ha dado gracia y paz. La gracia significa un favor para alguien que no lo merece, para alguien que está perdido. El hecho de que seamos pecadores, en vez de rechazarnos apartándonos de la misericordia y del amor de Dios, hace que la práctica del amor de Dios sea para nosotros una necesidad positiva a fin de que seamos salvados. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 407).

Salvar de sus pecados

6

Cristo vino a salvar pecadores, pero ¿qué nos pide que hagamos con nuestros pecados? Mateo 1:21; 1 Juan 1:9; Proverbios 28:13.

Y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo; y ‘Él es la propiciación por nuestros pecados: y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo

Primer Semestre 2013

5

¿Qué gran labor realizó Jesús como Redentor del mundo? 1 Pedro 2:24; Efesios 1:5-7; Romanos 3:24.

27 Lecciones de Escuela Sabática

estáis conscientes de vuestros pecados, no dediquéis todas vuestras facultades a lamentaros por ellos, sino mirad y vivid. Jesús es nuestro único Salvador, y aunque millones que necesitan ser curados rechacen su misericordia ofrecida, nadie que confía en sus méritos será abandonado para perecer. Al paso que reconozcamos nuestra condición impotente sin Cristo, no debemos desanimarnos. Debemos confiar en un Salvador crucificado y resucitado. Pobre alma, enferma de pecado y desanimada, mira y vive. Jesús ha empeñado su palabra; salvará a todos los que acuden a Él (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 413, 414).


el mundo.’ ‘Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para que nos perdone nuestros pecados y nos limpie de toda maldad.’ Las condiciones para obtener la misericordia de Dios son sencillas y razonables. El Señor no requiere que hagamos algo doloroso a fin de obtener el perdón. No necesitamos hacer largas y cansadoras peregrinaciones o ejecutar penitencias penosas para encomendar nuestras almas a Él o para expiar nuestra transgresión. El que ‘confiesa y se aparta’ de su pecado ‘alcanzará misericordia.’ (Proverbios 28:13) (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 441).

Ha [Satanás] declarado que... los hombres pueden acudir a Cristo, no para ser salvados de sus pecados sino en sus pecados. (Fe y Obras, pág. 93).

7

28

Así como los fieles esperaban la primera venida del Salvador y lo comunicaron a sus semejantes, ¿qué harán los fieles que le esperan por segunda vez? Filipenses 3:20; 2 Corintios 5:20; 2 Pedro 2:9.

Hay que amonestar al mundo. Velad, esperad, orad, trabajad, y no permitáis que nada se haga con rivalidad y vanagloria... Hay que llevar a cabo una gran obra aún, y hay que realizar todo esfuerzo posible para revelar a Cristo como el Salvador que perdona los pecados, a Cristo como el portador del pecado, a Cristo como la brillante estrella matutina, y el Señor nos dará su apoyo frente al mundo hasta que hayamos hecho nuestra obra (El Evangelismo, pág. 53).

Meditación

Jesús dijo de las Escrituras del Antiguo Testamento – y ¡cuánto más cierto es esto acerca del Nuevo! –: ‘Ellas son las que dan testimonio de mí’ (Juan 5:39), el Redentor, Aquel en quien vuestras esperanzas de vida eterna se concentran. Sí, la Biblia entera nos habla de Cristo. Desde el primer relato de la creación, de la cual se dice: ‘Sin Él nada de lo que es hecho, fue hecho’ (Juan 1:3), hasta la última promesa: ‘¡He aquí, yo vengo presto!’ (Apocalipsis 22:12) leemos acerca de sus obras y escuchamos su voz. Si deseáis conocer al Salvador, estudiad las Santas Escrituras. (El Camino a Cristo, pág. 87).


Estudio personal • 1 Timoteo 4:10 Sólo Jesús puede limpiarnos de todo pecado. Él no nos salva mediante la ley, pero tampoco nos salvará en desobediencia a la ley.

29 Lecciones de Escuela Sabática

La santa ley de Dios es la única cosa por la cual podemos determinar si estamos caminando de acuerdo con Él, o no. Si somos desobedientes, nuestros caracteres no están en armonía con la norma de gobierno moral de Dios, y es una falsedad que digamos: ‘Estoy salvado’. No está salvado ningún transgresor de la ley de Dios, la cual es el fundamento del gobierno divino en el cielo y en la tierra. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 369).

Primer Semestre 2013

(Fe y Obras, pág. 99).


5

2 de Febrero - 2013

El Principe de Paz

30

Introducción

“El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos... Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”

Isaías 9:2, 6


Piensa y Responde

• ¿Por qué en el Antiguo Testamento se resalta más un Dios de guerra (Jehová de los Ejércitos) mientras que el Nuevo se resalta a un Dios de amor (Principe de Paz)?

• Saber que el Evangelio de Paz es Universal. • Analizar en qué consiste la verdadera PAZ que es ofrecida por el Cielo. • Comprender que nosotros tenemos un llamamiento especial.

El Evangelio de paz

1

¿Cuáles son las buenas nuevas que Jesús proclamó y qué debemos dar a conocer? Siguiendo su mensaje, ¿qué experiencia hacen los creyentes? Efesios 2:17; 6:15.

‘Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con gran esfuerzo; y gran gracia era en todos ellos’ (Hechos 4:33). Gracias a sus labores se añadieron a la iglesia hombres elegidos, quienes, recibiendo la Palabra de vida, consagraron su existencia a la obra de comunicar a otros la esperanza que había llenado su corazón de paz y gozo. (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 210). El evangelio de Cristo es la buena nueva de su gracia, por medio de la cual el hombre puede ser liberado de la condenación del pecado y capacitado para obedecer la ley de Dios. El evangelio señala hacia el código moral como regla de vida. (Mente, Carácter y Personalidad, tomo 2, pág. 584).

31 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Qué tipo de PAZ es la que ofrece Cristo?


2

Sin embargo, ¿qué declaró Jesús mismo? ¿Cómo se entiende? Mateo 10:34; Lucas 12:52, 53.

Jesús declaró: ‘No he venido para traer paz, sino espada’. ¿Por qué? Porque los hombres no recibirían la palabra de vida; porque combatirían contra el mensaje que les era enviado para proporcionarles gozo, esperanza y vida. Consideramos que los judíos no tienen excusa porque rechazaron y crucificaron a Cristo. Pero los mensajes que el Señor envía hoy con frecuencia son recibidos de una manera similar a la forma en que los judíos recibieron el mensaje de Cristo. Si la enseñanza del Señor no armoniza con las opiniones de los hombres, la ira domina a la razón y los hombres le facilitan el juego al enemigo oponiéndose a los mensajes que envía el Señor. Satanás los usa como afilados instrumentos para oponerse al progreso de la verdad. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, págs. 1064, 1065).

De una manera más amplia, estaba entrando en el conflicto de su vida. Aunque era el Príncipe de Paz, su venida iba a ser como el acto de desenvainar una espada. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 85).

32

El Evangelio como una espada

3

Si el evangelio es un mensaje de paz, ¿por qué no es recibido por todas las naciones que anhelan paz? Juan 3:19; 10:25-27.

‘Gloria en las alturas a Dios, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres.’ (Lucas 2:14.) Hay contradicción aparente entre estas declaraciones proféticas y las palabras de Cristo: ‘No vine a traer paz, sino espada’ (Mateo 10:34). Pero si se las entiende correctamente, se nota armonía perfecta entre ellas. El Evangelio es un mensaje de paz. El cristianismo es un sistema que, de ser recibido y practicado, derramaría paz, armonía y dicha por toda la tierra. La religión de Cristo unirá en estrecha fraternidad a todos los que acepten sus enseñanzas. La misión de Jesús consistió en reconciliar a los hombres con Dios, y así a unos con otros; pero el mundo en su mayoría se halla bajo el dominio de Satanás,


4

¿Qué herencia confió Jesús a sus discípulos antes de irse? Juan 14:27.

La paz que Cristo denomina su paz y la que Él legó a sus discípulos no es la que evita todas las divisiones, sino es la paz que se brinda y se disfruta en medio de las disensiones. La paz que siente el fiel defensor de la causa de Cristo es el conocimiento de que está haciendo la voluntad de Dios y reflejando su gloria por medio de las buenas obras. Es una paz interna, más bien que externa. Afuera hay guerras y luchas por la oposición de enemigos declarados, y aun la frialdad y desconfianza de los que afirman ser amigos. (Alza tus Ojos, pág. 218).

Los que aceptan la palabra de Cristo al pie de la letra, y entregan su alma a su custodia, y su vida para que Él la ordene, hallarán paz y quietud. Ninguna cosa del mundo puede entristecerlos cuando Jesús los alegra con su presencia. En la perfecta aquiescencia hay descanso perfecto. El Señor dice: ‘Tú le guardarás en completa paz, cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti se ha confiado.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 298).

5

Si deseamos esta paz, ¿qué debemos hacer? Mateo 11:28, 29; Isaías 26:3; Salmo 119:165.

Quien consienta en renunciar al pecado y abra el corazón al amor de Cristo participará de esta paz celestial. No hay otro fundamento para la paz. La gracia de Cristo, aceptada en el corazón,

Primer Semestre 2013

Paz perfecta

33 Lecciones de Escuela Sabática

el enemigo más encarnizado de Cristo. El Evangelio presenta a los hombres principios de vida que contrastan por completo con sus hábitos y deseos, y por esto se rebelan contra Él. Aborrecen la pureza que pone de manifiesto y condena sus pecados, y persiguen y dan muerte a quienes los instan a reconocer sus sagrados y justos requerimientos. Por esto, es decir, por los odios y disensiones que despiertan las verdades que trae consigo, el Evangelio se llama una espada. (El Conflicto de los Siglos, págs. 50, 51).


vence la enemistad, apacigua la lucha y llena el alma de amor. El que está en armonía con Dios y con su prójimo no sabrá lo que es la desdicha. No habrá envidia en su corazón ni su imaginación albergará el mal; allí no podrá existir el odio. El corazón que está de acuerdo con Dios participa de la paz del cielo y esparcirá a su alrededor una influencia bendita. El espíritu de paz se asentará como rocío sobre los corazones cansados y turbados por la lucha del mundo. (El Discurso Maestro de Jesucristo, págs. 27, 28).

6

¿Es posible perder esta paz celestial? ¿Cómo? En un caso tal, ¿cómo se puede encontrar de nuevo? Isaías 59:1, 2; 1 Juan 2:1; Romanos 5:1.

La vida de cada hombre testifica acerca de la verdad de las palabras de la Escritura: ‘Los impíos son como la mar en tempestad, que no puede estarse quieta... No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos.’ El pecado ha destruido nuestra paz. Mientras el yo no está subyugado, no podemos hallar descanso. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 302).

34

El sentimiento del pecado ha envenenado las fuentes de la vida; pero Cristo dice: ‘Yo llevaré vuestros pecados; yo os daré paz. Os compré con mi sangre. Sois míos. Mi gracia fortalecerá vuestra voluntad debilitada; os libraré del remordimiento de vuestro pecado.’ Cuando os asalten las tentaciones, cuando os veáis envueltos en perplejidad y cuidados, cuando, deprimidos y desalentados, estéis a punto de ceder a la desesperación, mirad a Jesús y las tinieblas que os rodeen se desvanecerán ante el resplandor de su presencia. Cuando el pecado contiende por dominar vuestra alma y agobia vuestra conciencia, mirad al Salvador. Su gracia basta para vencer el pecado. Vuélvase hacia Él vuestro agradecido corazón que tiembla de incertidumbre. (El Ministerio de Curación, págs. 56, 57).

Bienaventurados los pacificadores

7

¿Nos encontramos entre los pacificadores? Si lo estamos, ¿cuál será nuestra experiencia? Mateo 5:9.


‘Bienaventurados los pacificadores.’ La paz de Cristo nace de la verdad. Está en armonía con Dios. El mundo está en enemistad con la ley de Dios; los pecadores están en enemistad con su Hacedor; y como resultado, están en enemistad unos con otros. Pero el salmista declara: ‘Mucha paz tienen los que aman tu ley; y no hay para ellos tropiezo.’ Los hombres no pueden fabricar la paz. Los planes humanos, para la purificación y elevación de los individuos o de la sociedad, no lograrán la paz, porque no alcanzan al corazón. El único poder que puede crear o perpetuar la paz verdadera es la gracia de Cristo. Cuando ésta esté implantada en el corazón, desalojará las malas pasiones que causan luchas y disensiones. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 270).

Estudio personal • Isaías 32:17 Han de seguir ‘lo que hace a la paz,’ pero la verdadera paz no puede obtenerse traicionando los buenos principios. Y ningún hombre puede ser fiel a estos principios sin excitar oposición. Un cristianismo espiritual recibirá la oposición de los hijos de la desobediencia. Pero Jesús dijo a sus discípulos: ‘No temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar.’ Los que son fieles a Dios no necesitan temer el poder de los hombres ni la enemistad de Satanás. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 322, 323).

Primer Semestre 2013

Meditación

35 Lecciones de Escuela Sabática

Los seguidores de Cristo son enviados al mundo con el mensaje de paz. Quienquiera que revele el amor de Cristo por la influencia inconsciente y silenciosa de una vida santa; quienquiera que incite a los demás, por palabra o por hechos, a renunciar al pecado y entregarse a Dios, es un pacificador. ‘Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios’. El espíritu de paz es prueba de su relación con el cielo. El dulce sabor de Cristo los envuelve. La fragancia de la vida y la belleza del carácter revelan al mundo que son hijos de Dios. Sus semejantes reconocen que han estado con Jesús. (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 28).


6

La Ofrenda Especial de Escuela Sabática está dedicada para la Iglesia de Garzón (Huila ) Sea tu ofrenda una expresión de amor y gratitud

9 de Febrero - 2013

Nuestro Hermano

36

Introducción

“El que es ‘santo, inocente, limpio, apartado de los pecadores,’ no se avergüenza de llamarnos hermanos. En Cristo, la familia de la tierra y la familia del cielo están ligadas. Cristo glorificado es nuestro hermano. El cielo está incorporado en la humanidad, y la humanidad, envuelta en el seno del Amor Infinito”

El Deseado de Todas las Gentes, pág. 17


Piensa y Responde

• Si Dios, siendo Todopoderoso, ¿por qué llega a considerarnos sus hermanos?

• Comprender que a parte de la relación Dios-Criatura existe una relación filial entre Cristo y nosotros. • Ver la profunda aplicación que implica ser hermanos de Cristo.

Los hermanos de Jesús

1

¿Quiénes, de acuerdo a las enseñanzas de Jesús, son sus hermanos? Marcos 3:31-35; Mateo 7:21; Gálatas 3:26.

Mientras Jesús estaba todavía enseñando a la gente, sus discípulos trajeron la noticia de que su madre y sus hermanos estaban afuera y deseaban verle. Él sabía lo que sentían ellos en su corazón, y ‘respondiendo Él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano, y hermana, y madre.’ Todos los que quisieran recibir a Cristo por la fe iban a estar unidos con Él por un vínculo más íntimo que el del parentesco humano. Iban a ser uno con Él, como Él era uno con el Padre. Al creer y hacer sus palabras, su madre se relacionaba en forma salvadora con Jesús y más estrechamente que por su vínculo natural con Él. Sus hermanos no se beneficiarían de su relación con Él a menos que le aceptasen como su Salvador personal. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 292).

37 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Qué requisitos debe cumplir el ser humano para ser parte de la familia celestial?


El amor de nuestro Hermano mayor

2

Siendo nuestro Hermano mayor, ¿cómo expresó Jesús su maravilloso amor por nosotros? Filipenses 2:7, 8; Hebreos 2:17.

Si nuestra salvación dependiera de nuestros propios esfuerzos, no podríamos ser salvos; pero ella depende de Uno que endosa todas las promesas. Nuestro asimiento de Él puede parecer débil, pero su amor es como el de un hermano mayor; mientras mantengamos nuestra unión con Él, nadie podrá arrancarnos de su mano. (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 441).

Su Padre, nuestro Padre

3

38

¿Qué seguridad tenemos de ser aceptados por el Padre a través de Jesús? Hebreos 2:11, 12.

Jesús nos enseña a llamar a su Padre, nuestro Padre. No se avergüenza de llamarnos hermanos. Tan dispuesto, y ansioso, está el corazón del Salvador a recibirnos como miembros de la familia de Dios, que desde las primeras palabras que debemos emplear para acercarnos a Dios Él expresa la seguridad de nuestra relación divina: ‘Padre nuestro.’ (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 89).

En la apostasía, el hombre se separa de Dios, la separación es amplia y terrible; pero Cristo ha hecho provisión de nuevo para relacionarnos consigo. El poder del mal está tan identificado con la naturaleza humana que ningún hombre puede vencerlo excepto por su unión con Cristo. Por medio de esta unión recibimos poder moral y espiritual. Si tenemos el espíritu de Cristo llevaremos el fruto de justicia, fruto que honrará y bendecirá a los hombres, y glorificará a Dios. (Reavivamientos Modernos, pág. 43).

4

¿En qué ocasión se refirió Jesús a esta relación especial con sus discípulos? Mateo 28:10; Marcos 16:7.


Ser miembros de la familia celestial

5

¿Cómo podemos ser hijos de Dios y hermanos de Jesús? Juan 1:12:13; 1 Juan 5:1, 2; Romanos 8:14.

Si llamáis a Dios vuestro Padre os reconocéis hijos suyos, para ser guiados por su sabiduría y para darle obediencia en todas las cosas, sabiendo que su amor es inmutable. Aceptaréis su plan para vuestra vida. Como hijos de Dios, consideraréis como objeto de vuestro mayor interés, su honor, su carácter, su familia y su obra. Vuestro gozo consistirá en reconocer y honrar vuestra relación con vuestro Padre y con todo miembro de su familia. Os gozaréis en realizar cualquier acción, por humilde que sea, que contribuya a su gloria o al bienestar de vuestros semejantes. (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 91).

Todos los que han nacido en la familia celestial son en un sentido especial los hermanos de nuestro Señor. El amor de Cristo liga a los miembros de su familia, y dondequiera que se hace manifies-

Primer Semestre 2013

39 Lecciones de Escuela Sabática

Pero ahora, con su propia voz familiar, Jesús le dijo: ‘¡María!’ Entonces supo que no era un extraño el que se dirigía a ella y, volviéndose, vio delante de sí al Cristo vivo. En su gozo, se olvidó que había sido crucificado. Precipitándose hacia Él, como para abrazar sus pies, dijo: ‘¡Rabboni!’ Pero Cristo alzó la mano diciendo: No me detengas; ‘porque aún no he subido a mi Padre: mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.’ Y María se fue a los discípulos con el gozoso mensaje... La primera obra que hizo Cristo en la tierra después de su resurrección consistió en convencer a sus discípulos de su no disminuido amor y tierna consideración por ellos. Para probarles que era su Salvador vivo, que había roto las ligaduras de la tumba y no podía ya ser retenido por el enemigo de la muerte, para revelarles que tenía el mismo corazón lleno de amor que cuando estaba con ellos como su amado Maestro, les apareció vez tras vez. Quería estrechar aún más en derredor de ellos los vínculos de su amor. Id, decid a mis hermanos –dijo,– que se encuentren conmigo en Galilea. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 734, 736).


to este amor se revela la filiación divina (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 593).

6

40

¿Qué deseo expresó Jesús en su oración intercesora dirigida a su Padre en nuestro favor? Juan 17:21, 24.

El Señor desea que sus siervos escogidos aprendan cómo unirse en un esfuerzo armonioso. Puede parecerles a algunos que el contraste entre sus dones y los dones de sus colaboradores es demasiado grande para permitirles unirse en un esfuerzo armonioso; pero cuando recuerden que hay variedad de mentes que alcanzar, y que algunos rechazarán la verdad como la presenta algún obrero, sólo para abrir sus corazones a la verdad de Dios como la presenta de diferente manera otro obrero, se esforzarán llenos de esperanza por trabajar juntamente en unidad. Sus talentos, aunque diversos, pueden estar bajo el control del mismo Espíritu. En toda palabra y acto, se revelarán bondad y amor; y a medida que todo obrero ocupe fielmente el lugar que le ha sido señalado, la oración de Cristo por la unidad de sus seguidores será contestada, y el mundo sabrá que éstos son sus discípulos. (El Evangelismo, pág. 77).

Coherederos con Cristo

7

Sí somos hermanos de Jesús, ¿cuál será nuestra herencia? Gálatas 3:29; Romanos 8:17; Mateo 25:34.

‘Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios’ (Salmos 103:13; 1 Juan 3:1). ¡Cuán precioso privilegio es éste, que seamos hijos e hijas del Altísimo, herederos de Dios y coherederos con Jesucristo! (Joyas de los Testimonios, tomo 2, págs. 108, 109).

Dios ama a sus hijos obedientes. Tiene un reino preparado, no para súbditos desleales, sino para sus hijos que Él ha probado y purificado en un mundo maleado y corrompido por el pecado. Como hijos obedientes tenemos el privilegio de tener relación con Dios. ‘Si hijos –dice Él– también herederos’ de una herencia inmortal... Cristo y su pueblo son uno. (Comentario Bíblico Adventista, pág. 1077).


Estudio personal

A los que le reciben les da potestad de ser hechos hijos de Dios, para que al fin Dios los reciba como suyos, a fin de que vivan con Él por toda la eternidad. Si durante esta vida permanecen leales a Dios, al fin ‘verán su cara; y su nombre estará en sus frentes.’(Apocalipsis 22:4.) ¿Y en qué consiste la felicidad del cielo sino en ver a Dios? ¿Qué gozo mayor puede haber para el pecador salvado por la gracia de Cristo que el de contemplar la faz de Dios y conocerle como Padre? (El Ministerio de Curación, pág. 328).

Dios nos ama como ama a su Hijo. Es lo que dijo Jesús en su postrera oración en favor de sus discípulos: ‘Los has amado a ellos como también a mí me has amado.’ (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 89).

• Hebreos 1:2

41 Lecciones de Escuela Sabática

Los que aceptan a Cristo como su Salvador personal no son dejados huérfanos, para sobrellevar solos las pruebas de la vida. Él los recibe como miembros de la familia celestial, los invita a llamar a su Padre, Padre de ellos también. Son sus ‘pequeñitos,’ caros al corazón de Dios, vinculados con Él por los vínculos más tiernos y permanentes... Y si sostenemos un vínculo de parentesco con Él, ¡con qué ternura debemos considerar a los que son hermanos y hermanas de nuestro Señor! ¿No debiéramos estar listos para reconocer los derechos de nuestra relación divina? Adoptados en la familia de Dios, ¿no honraremos a nuestro Padre y a nuestra parentela? (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 294).

Primer Semestre 2013

Meditación


7

16 de Febrero - 2013

El Buen Pastor

42

Introducción

“‘El que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es.’ Cristo es la puerta y también el pastor. Él entra por sí mismo. Es por su propio sacrificio como llega a ser pastor de las ovejas. ‘A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz: y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. Y como ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz’”

El Deseado de Todas las Gentes, pág. 444


Piensa y Responde

• Si una oveja es generalmente obediente, ¿por qué nosotros somos tan reacios en escuchar la voz de nuestro Pastor?

• Comprender el tierno cuidado que Cristo nos ofrece. • Reconocer nuestra propia situación y la necesidad del Pastor Divino en nuestras vidas. • Llegar a pertenecer al redil del Gran Pastor.

Profecías concernientes al Pastor divino

1

¿Cómo se presenta Jesús a sí mismo? ¿Cuál es su misión? Juan 10:11.

Cristo, el gran ejemplo para todos los predicadores, se compara a un pastor. ‘YO SOY el buen pastor: Declara Él – el buen pastor su vida da por las ovejas. Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen. Como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.’ Como un pastor terreno conoce sus ovejas, así conoce el Pastor divino su grey que está dispersa por todo el mundo. ‘Vosotras, ovejas mías, ovejas de mi pasto, hombres sois, y yo vuestro Dios, dice el Señor Jehová’ (Obreros Evangélicos, pág. 189). ‘Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.’ Es decir, mi Padre os ama tanto, que me ama aún más porque doy mi vida para redimiros. Al hacerme vuestro substituto y fiador, mediante la entrega de mi vida, tomando vuestras

43 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Hasta dónde es capaz de llegar nuestro Pastor por alcanzarnos?


obligaciones, vuestras transgresiones, se encarece el amor de mi Padre hacia mí. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 447, 448).

2

¿Quién profetizó en el Antiguo Testamento acerca del Pastor divino? Isaías 40:11; Salmo 23:1.

El profeta Isaías había aplicado esta figura a la misión del Mesías, en las alentadoras palabras: ‘Súbete sobre un monte alto, anunciadora de Sión; levanta fuertemente tu voz, anunciadora en Jerusalem; levántala, no temas; di a las ciudades de Judá: ¡Veis aquí el Dios vuestro!... Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo cogerá los corderos, y en su seno los llevará.’ David había cantado: ‘Jehová es mi pastor; nada me faltará.’ El Espíritu Santo había declarado por Ezequiel: ‘Y despertaré sobre ellas un pastor, y Él las apacentará.’ ‘Yo buscaré la perdida, y tornaré la amontada, y ligaré la perniquebrada, y corroboraré la enferma.’ ‘Y estableceré con ellos pacto de paz.’ ‘Y no serán más presa de las gentes, ... sino que habitarán seguramente, y no habrá quien espante.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 442).

44

El Pastor y la puerta del redil

3

¿Cómo explica Jesús, el Pastor divino, que también es la puerta del redil? Juan 10:9.

Cristo es la puerta del redil de Dios. Por esta puerta todos sus hijos, desde los más remotos tiempos, han hallado entrada. En Jesús, como estaba presentado en los tipos, prefigurado en los símbolos, manifestado en la revelación de los profetas, revelado en las lecciones dadas a sus discípulos, y en los milagros obrados en favor de los hijos de los hombres, ellos han contemplado al ‘Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo,’ y por Él son introducidos en el redil de su gracia. Se han presentado muchos otros objetos de fe en el mundo; se han ideado ceremonias y sistemas por los cuales los hombres esperan recibir justificación y paz para con Dios, y hallar así entrada en su redil. Pero la única puerta es Cristo, y todos los que han interpuesto alguna otra


cosa para que ocupe el lugar de Cristo, todos los que han procurado entrar en el redil de alguna otra manera, son ladrones y robadores. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 443).

La preocupación del Pastor

5

Si nos descarriamos, ¿qué hará el Pastor divino? Lucas 15:4; 19:10.

Pero en la parábola de la oveja perdida, Cristo enseña que la salvación no se debe a nuestra búsqueda de Dios, sino a su búsqueda de nosotros. ‘No hay quien entienda, no hay quien busque a Dios; todos se apartaron’. No nos arrepentimos para que Dios nos ame, sino que Él nos revela su amor para que nos arrepintamos... La oveja que se ha descarriado del redil es la más impotente de todas las criaturas. El pastor debe buscarla, pues ella no puede encontrar el camino de regreso. Así también el alma que se ha apartado de Dios, es tan impotente como la oveja perdida, y si el amor divino no hubiera ido en su rescate, nunca habría encontrado su camino hacia Dios... Hace todos los esfuerzos posibles por encontrar esa sola oveja perdida... Al fin es recompensado su esfuerzo; encuentra la perdida... (Palabras de Vida del Gran Maestro, págs. 148, 146, 147).

Primer Semestre 2013

Como un pastor terrenal conoce sus ovejas, así el divino Pastor conoce su rebaño, esparcido por el mundo. ‘Y vosotras, ovejas mías, ovejas de mi pasto, hombres sois, y yo vuestro Dios, dice el Señor Jehová.’ Jesús dice: ‘Te puse nombre, mío eres tú.’ ‘He aquí que en las palmas te tengo esculpida.’ Jesús nos conoce individualmente, y se conmueve por el sentimiento de nuestras flaquezas. Nos conoce a todos por nombre. Conoce la casa en que vivimos, y el nombre de cada ocupante. Dio a veces instrucciones a sus siervos para que fueran a cierta calle en cierta ciudad, a tal casa, para hallar a una de sus ovejas. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 444).

45 Lecciones de Escuela Sabática

4

¿Es animador saber que Jesucristo conoce su rebaño? Ezequiel 34:31; Isaías 43:1; 49:16, primera parte.


6

Así como bala alegremente la oveja perdida al ser encontrada por el pastor, ¿qué ocurre en el cielo cuando un alma perdida es encontrada? Lucas 15:7.

‘Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido’ (Lucas 15:6). Así también, cuando un extraviado es encontrado por el gran Pastor de las ovejas, los ángeles celestiales responden a la nota de gozo del Pastor. Cuando el perdido es encontrado, el cielo y la tierra se unen en agradecimiento y regocijo. ‘Habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.’ (Lucas 15:7) (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 398).

Buscando la oveja perdida

7 46

El propósito de Jesús es reunir su rebaño. ¿Estamos dispuestos a trabajar con Él para buscar, también otras ovejas–perdidas y descarriadas? ¿Qué mensaje podemos darles? Juan 10:16; Isaías 56:8.

¿A cuántos de los errantes, tú, lector, has buscado y llevado de vuelta al redil? Cuando te apartas de los que no parecen promisorios ni atractivos, ¿te das cuenta de que estás descuidando las almas que está buscando Cristo? En el preciso momento en que te apartas de ellos, quizá es cuando necesiten más de tu compasión. En cada reunión de culto, hay almas que anhelan descanso y paz. Quizá parezca que viven vidas descuidadas, pero no son insensibles a la influencia del Espíritu Santo. Muchas de ellas pueden ser ganadas para Cristo (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 150). Si Cristo dejó las noventa y nueve para buscar y salvar a la oveja perdida, ¿podremos quedar justificados haciendo menos? ¿No es la omisión de trabajar como Cristo trabajó, de sacrificarse como Él se sacrificó, una traición hecha a los cometidos sagrados, un insulto a Dios? (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 375).


Estudio personal

Recordemos que Jesús nos conoce individualmente, y se compadece de nuestras flaquezas. Conoce las necesidades de cada una de sus criaturas, y la pena oculta e inexpresiva de cada corazón. Si se perjudica a uno de los pequeñuelos por los cuales murió, lo ve y pedirá cuenta al ofensor. Jesús es el buen Pastor. Él se interesa por sus ovejas débiles, enfermizas y errabundas. Las conoce a todas por nombre. La angustia de cada oveja y de cada cordero de su rebaño conmueve su corazón de amor y simpatía; y llega a su oído el clamor que pide ayuda. (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 115). Gracias a Dios, Él no ha presentado a nuestra imaginación el cuadro de un pastor que regresa dolorido sin la oveja. La parábola no habla de fracaso, sino de éxito y gozo en la recuperación. Aquí está la garantía divina de que no es descuidada o dejada al desamparo ni aun una de las ovejas descarriadas del aprisco de Dios. Cristo rescatará del hoyo de la corrupción y de las zarzas del pecado a todo el que tenga el deseo de ser redimido. (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 147).

47 Lecciones de Escuela Sabática

¿Estáis vosotros, los que veis este ejemplo, cooperando con el que está tratando de salvar a los perdidos? ¿Sois colaboradores con Cristo? ¿No podéis soportar por su causa sacrificios, padecimientos y pruebas? Hay oportunidad de hacer bien a las almas de los jóvenes y de los que yerran. Si veis a alguno cuyas palabras o actitud demuestran que está separado de Dios, no le culpéis. No es obra vuestra condenarle, sino acercaros a su lado para darle ayuda. Considerad la humildad de Cristo, su mansedumbre y sumisión, obrad como Él obró, con el corazón lleno de ternura santificada. (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 408).

Primer Semestre 2013

Meditación


8

23 de Febrero - 2013

El Cordero de Dios

48

Introducción

“Juan había quedado profundamente conmovido al ver a Jesús postrarse como suplicante para pedir con lágrimas la aprobación del Padre. Al rodearle la gloria de Dios y oírse la voz del cielo, Juan reconoció la señal que Dios le había prometido. Sabía que era al Redentor del mundo a quien había bautizado. El Espíritu Santo descendió sobre Él, y extendiendo la mano, señaló a Jesús y exclamó: ‘He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo’”

El Deseado de Todas las Gentes, pág. 87


Piensa y Responde

• ¿Por qué fue necesario que Cristo tuviera que sacrificarse? • ¿Cuáles eran las posibilidades que Cristo fallara en su misión?

• Ver en Cristo el único medio de Salvación ofrecido por Dios para la humanidad. • Visualizar la profundidad del significado del Sacrificio hecho por Cristo, al punto de llegar a la cruz.

Símbolo del Cordero de Dios

1

¿Cuándo fue anunciado por primera vez el Cordero de Dios y por medio de qué tipo? Génesis 3:15; 4:4; Éxodo 29:38, 39.

El sacrificio de animales fue ordenado por Dios para que fuese para el hombre un recuerdo perpetuo, un penitente reconocimiento de su pecado y una confesión de su fe en el Redentor prometido. Tenía por objeto manifestar a la raza caída la solemne verdad de que el pecado era lo que causaba la muerte. Para Adán el ofrecimiento del primer sacrificio fue una ceremonia muy dolorosa. Tuvo que alzar la mano para quitar una vida que sólo Dios podía dar. Por primera vez iba a presenciar la muerte, y sabía que si hubiese sido obediente a Dios no la habrían conocido el hombre ni las bestias. Mientras mataba a la inocente víctima temblaba al pensar que su pecado haría derramar la sangre del Cordero inmaculado de Dios. Esta escena le dio un sentido más profundo y vívido de la enormidad de su transgresión, que nada

49 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Existía otra manera para salvar a los seres humanos?


sino la muerte del querido Hijo de Dios podía expiar... Trajo la víctima inmolada, la vida sacrificada, y así reconoció las demandas de la ley que había sido quebrantada. En la sangre derramada contempló el futuro sacrificio, a Cristo muriendo en la cruz del Calvario; y al confiar en la expiación que iba a realizarse allí, obtuvo testimonio de que era justo, y de que su ofrenda había sido aceptada. (Patriarcas y Profetas, págs. 54, 55, 59, 60).

2

50

¿Qué paralelo se puede establecer entre el sacrificio pedido a Abrahán y el Cordero de Dios? Génesis 22:7-16.

Y en el carnero divinamente provisto en lugar de Isaac, Abrahán vio un símbolo de Aquel que había de morir por los pecados de los hombres... Abrahán aprendió de Dios la mayor lección que haya sido dada a los mortales. Su oración porque pudiera ver a Cristo antes de morir fue contestada. Vio a Cristo; vio todo lo que el mortal puede ver y vivir. Mediante una entrega completa, pudo comprender esa visión referente a Cristo. Se le mostró que al dar a su Hijo unigénito para salvar a los pecadores de la ruina eterna, Dios hacía un sacrificio mayor y más asombroso que el que jamás pudiera hacer el hombre. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 87, 435).

El Cordero pascual

3

En el tiempo adecuado, ¿quién sería el Cordero pascual? Éxodo 12:5, 6, 11; 1 Corintios 5:7.

En el aposento alto de una morada de Jerusalén, Cristo estaba sentado a la mesa con sus discípulos. Se habían reunido para celebrar la Pascua. El Salvador deseaba observar esta fiesta a solas con los doce. Sabía que había llegado su hora; Él mismo era el verdadero cordero pascual, y en el día en que se comiera la pascua, iba a ser sacrificado. Estaba por beber la copa de la ira; pronto iba a recibir el bautismo final de sufrimiento (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 598). La pascua había de ser tanto conmemorativa como simbólica. No sólo recordaría la liberación de Israel, sino que también señalaría


la liberación más grande que Cristo habría de realizar para liberar a su pueblo de la servidumbre del pecado. El cordero del sacrificio representa al ‘Cordero de Dios,’ en quien reside nuestra única esperanza de salvación. Dice el apóstol: ‘Nuestra pascua, que es Cristo, fue sacrificada por nosotros.’ (1 Corintios 5:7) (Patriarcas y

Cristo se hallaba en el punto de transición entre dos sistemas y sus dos grandes fiestas respectivas. Él, el Cordero inmaculado de Dios, estaba por presentarse como ofrenda por el pecado, y así acabaría con el sistema de figuras y ceremonias que durante cuatro mil años había anunciado su muerte. Mientras comía la pascua con sus discípulos, instituyó en su lugar el rito que había de conmemorar su gran sacrificio. La fiesta nacional de los judíos iba a desaparecer para siempre. El servicio que Cristo establecía había de ser observado por sus discípulos en todos los países y a través de todos los siglos. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 608). Las ceremonias relacionadas con los servicios del templo, que prefiguraban a Cristo en símbolos y sombras, fueron quitadas en el tiempo de la crucifixión, porque en la cruz el símbolo se encontró con la realidad simbolizada [‘tipo’ y ‘antitipo’] en la muerte de la verdadera y perfecta ofrenda, el Cordero de Dios. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 6, pág. 1115).

El Cordero de Dios se ofrece a sí mismo

5

¿Cómo se cumplieron las palabras del profeta Isaías? Isaías 53:4-7.

Caifás se desesperaba. Quedaba un último recurso; había que obligar a Cristo a condenarse así mismo. El sumo sacerdote se levantó del sitial del juez, con el rostro descompuesto por la pasión, e indicando claramente por su voz y su porte que, si estuviese en su poder, heriría al preso que estaba delante de él. ‘¿No

51 Lecciones de Escuela Sabática

4

¿Qué cambios introduciría el sacrificio del verdadero Cordero pascual? ¿Cuándo finalizaron todos los sacrificios ceremoniales? Lucas 22:13-20; 23:45, 46.

Primer Semestre 2013

Profetas, pág. 281).


respondes nada? –exclamó,– ¿qué testifican éstos contra ti?’ Jesús guardó silencio. ‘Angustiado Él, y afligido, no abrió su boca: como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca...’ Una mancha sobre su vida humana, un desfallecimiento de su humanidad para soportar la prueba terrible, y el Cordero de Dios habría sido una ofrenda imperfecta y la redención del hombre habría fracasado. Pero Aquel que con una orden podría haber hecho acudir en su auxilio a la hueste celestial, el que por la manifestación de su majestad divina podría haber ahuyentado de su vista e infundido terror a esa muchedumbre, se sometió con perfecta calma a los más groseros insultos y ultrajes. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 653, 683).

6

52

¿Qué caracterizaba a ambos, al cordero ceremonial y al Cordero de Dios? Levítico 22:20; 1 Pedro 1:19.

Dios les indicó expresamente que toda ofrenda presentada para el servicio del santuario debía ser ‘sin defecto’ (Éxodo 12:5). Los sacerdotes debían examinar todos los animales que se traían como sacrificio, y rechazar los defectuosos. Sólo una ofrenda ‘sin defecto’ podía simbolizar la perfecta pureza de Aquel que había de ofrecerse como ‘cordero sin mancha y sin contaminación.’ (1 Pedro 1:19) (Patriarcas y Profetas, pág. 363). Las ofrendas presentadas al Señor debían ser sin mácula. Estas ofrendas representaban a Cristo, y por ello es evidente que Jesús mismo estaba exento de toda deformidad física. Era el ‘cordero sin mancha y sin contaminación.’ Su organismo físico no era afeado por defecto alguno; su cuerpo era sano y fuerte. Y durante toda su vida vivió en conformidad con las leyes de la naturaleza. Tanto física como espiritualmente, era un ejemplo de lo que Dios quería que fuese toda la humanidad mediante la obediencia a sus leyes. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 34).

El Cordero de Dios en el Monte de Sión

7

¿Dónde encontramos de nuevo al Cordero de Dios? ¿Qué hará posible que alguien se encuentre entre los elegidos a su lado? Apocalipsis 14:1-5.


(Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 989).

Meditación

Fije el pecador arrepentido sus ojos en ‘el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo;’ y contemplándolo, se transformará. Su temor se trueca en gozo, sus dudas en esperanza. Brota la gratitud. El corazón de piedra se quebranta. Una oleada de amor inunda el alma. Cristo es en él una fuente de agua que brota para vida eterna. Cuando vemos a Jesús, Varón de dolores y experimentado en quebrantos, trabajando para salvar a los perdidos, despreciado, escarnecido, echado de una ciudad a la otra hasta que su misión fue cumplida; cuando le contemplamos en Getsemaní, sudando gruesas gotas de sangre, y muriendo en agonía sobre la cruz; cuando vemos eso, no podemos ya reconocer el clamor del yo. Mirando a Jesús, nos avergonzaremos de nuestra frialdad, de nuestro letargo, de nuestro egoísmo. Estaremos dispuestos a ser cualquier cosa o nada, para servir de todo corazón al Maestro. Nos regocijará el llevar la cruz en pos de Jesús, el sufrir pruebas, vergüenza o persecución por su amada causa. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 407).

Primer Semestre 2013

Para seguir a Cristo no necesitamos esperar hasta que seamos trasladados. El pueblo de Dios puede hacer eso en esta tierra. Sólo, podremos seguir al Cordero de Dios en los atrios celestiales, si lo seguimos aquí. Que lo sigamos en el cielo depende de que guardemos ahora sus mandamientos. No debemos seguir a Cristo esporádica o caprichosamente, sólo cuando nos conviene.

53 Lecciones de Escuela Sabática

Juan vio un Cordero sobre el monte de Sión, y con Él 144.000 que tenían el nombre de su Padre escrito en sus frentes. Llevaban el sello del cielo. Reflejaban la imagen de Dios. Estaban llenos de la luz y de la gloria del que es Santo. Si queremos tener la imagen y la inscripción de Dios en nosotros, debemos apartarnos de toda iniquidad. Debemos abandonar cada mala práctica, y entonces colocar nuestro caso en las manos de Cristo. Mientras estemos ocupados en nuestra salvación con temor y temblor, Dios producirá en nosotros así el querer como el hacer por su buena voluntad (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 988).


Estudio personal

En el templo, el sacrificio matutino y el vespertino señalaban diariamente al Cordero de Dios; sin embargo, ni aun allí se habían hecho los preparativos para recibirle. Los sacerdotes y maestros de la nación no sabían que estaba por acontecer el mayor suceso de los siglos. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 30). El carnero ofrecido en lugar de Isaac representaba al Hijo de Dios, que había de ser sacrificado en nuestro lugar. Cuando el hombre estaba condenado a la muerte por su transgresión de la ley de Dios, el Padre, mirando a su Hijo, dijo al pecador: ‘Vive, he hallado un rescate.’ (Patriarcas y Profetas, pág. 150).

54

Mientras el pueblo estaba reunido en Jerusalén para celebrar la Pascua, Él, el verdadero Cordero de Dios representado por los sacrificios simbólicos, se puso aparte como una oblación. Iba a ser necesario que su iglesia, en todos los siglos subsiguientes, hiciese de su muerte por los pecados del mundo un asunto de profunda meditación y estudio... Habían traído para matarlo el cordero que representaba a Cristo... Todo era terror y confusión. El sacerdote estaba por matar la víctima; pero el cuchillo cayó de su mano enervada y el cordero escapó. El símbolo había encontrado en la muerte del Hijo de Dios la realidad que prefiguraba. El gran sacrificio había sido hecho. Estaba abierto el camino que llevaba al santísimo. Había sido preparado para todos un camino nuevo y viviente... Ahora terminan todos los sacrificios y ofrendas por el pecado. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 525, 705).

El cordero había de prepararse entero, sin quebrar ninguno de sus huesos. De igual manera, ni un solo hueso había de quebrarse del Cordero de Dios, que iba a morir por nosotros (Éxodo 12:46; Juan 19:36). En esa forma también se representaba la plenitud del sacrificio de Cristo. (Patriarcas y Profetas, pág. 282).  


¿QUIÉN ES JESÚS? Apocalipsis dice que es el Dios que nos ama, que nos redimió y que regresará a buscarnos. Jesús es el Dios que nos garantiza la victoria en la vida: La victoria presente y la victoria al enfrentar un futuro incierto.

¿Quién es Jesús para tí?

55 Lecciones de Escuela Sabática

¿Quién es Jesús? Él es quien revela los secretos, el que anuncia lo que debe suceder en el futuro. Jesús también es el dador de los dones de la gracia (el perdón inmerecido) y la paz (una relación con Dios). Jesús es el Testigo fiel. Podemos tener confianza en que todo lo que dice es verdadero y exacto. Como primogénito de los muertos, Jesús es nuestra garantía de que la muerte no es el fin inevitable e insoluble de la vida. Al igual como Jesús resucitó de los muertos, nosotros también podemos ser partícipes de la resurrección. Podemos confiar en que esto es verdad, porque Jesús es poderoso. Está por encima de todos los poderes terrenales. No tenemos nada que temer de los gobernantes de este mundo. Jesús es el verdadero poder detrás de todos los poderes de éste mundo, y éstos no pueden hacer nada sin que él lo permita. Jesús nos ama y ha hecho provisión para nuestra salvación. Él es nuestro Salvador, que derramó su sangre en un acto de sacrificio para liberarnos de la esclavitud de nuestros pecados. Jesús es el que nos promete otorgarnos puestos de autoridad y honor. Él prometió hacernos reyes y sacerdotes. Jesús es el que regresará a llevarnos al cielo para que ya nunca más tengamos que sentir el dolor de la separación. Jesús es el General que infunde confianza a sus seguidores al garantizarles la victoria final. La seguridad de la victoria fortalece al ejército, tranquiliza nuestras mentes y nos brinda verdadera paz. Jesús es el que nos ama

Primer Semestre 2013

¿Quién es Jesús para nosotros ?


9Nuestro Gran Sumo Sacerdote 02 de Marzo - 2013

56

Introducción

“Nuestro gran Sumo Sacerdote completó la ofrenda expiatorio de sí mismo cuando sufrió fuera de la puerta. Entonces se hizo una perfecta expiación por los pecados de la gente. Jesús es nuestro Abogado, nuestro Sumo Sacerdote, nuestro Intercesor; por lo tanto, nuestra situación actual es como la de los israelitas que estaban en el atrio exterior, esperando y buscando esa bendita esperanza, el glorioso aparecimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo... El símbolo se encontró con la realidad simbolizada en la muerte de Cristo, el Cordero muerto por los pecados del mundo. El gran Sumo Sacerdote ha hecho el único sacrificio que es de valor”

Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 924


Piensa y Responde

• ¿Qué labor principal era la que llevaba el Sumo Sacerdote en el antiguo Santuario hebreo?

Objetivos

• Comprender la labor Salvífica que Cristo desarrolla por cada uno de nosotros desde el Cielo. • Conocer la importancia que el Nuevo Pacto tiene para nosotros y su influencia en el Plan de la Redención.

Designado para el sacerdocio ¿Quién designó a Jesús como el gran Sumo Sacerdote? Hebreos 5:5, 6, 9, 10.

57

Cristo no se glorificó a sí mismo al ser hecho Sumo Sacerdote. Dios lo designó para el sacerdocio. Debía ser un ejemplo para toda la familia humana. Él se calificó para ser no sólo el representante de la raza humana, sino su Abogado, de modo que cada alma, si así lo desea, pudiera decir: Tengo un Amigo en el tribunal. Es un Sumo Sacerdote que puede conmoverse con el sentimiento de nuestras flaquezas. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 942).

Lecciones de Escuela Sabática

1

Primer Semestre 2013

• ¿Qué características cumplía Cristo para poder llegar a ser nuestro Sacerdote?

El nuevo pacto

2

¿Sobre qué base se estableció el nuevo pacto por medio del cual Jesús se convirtió en el mayor Sumo Sacerdote para el ser humano? Hebreos 8:5, 6; 7:21, 22.


Aunque este pacto fue hecho con Adán, y más tarde se le renovó a Abrahán, no pudo ratificarse sino hasta la muerte de Cristo. Existió en virtud de la promesa de Dios desde que se indicó por primera vez la posibilidad de redención. Fue aceptado por fe no obstante, cuando Cristo lo ratificó fue llamado el pacto nuevo. La ley de Dios fue la base de este pacto, que era sencillamente un arreglo para restituir al hombre a la armonía con la voluntad divina, colocándolo en situación de poder obedecer la ley de Dios... El nuevo pacto se estableció sobre ‘mejores promesas’, la promesa del perdón de los pecados, y de la gracia de Dios para renovar el corazón. (La Maravillosa Gracia, págs. 133, 136).

3 58

Aunque tentado como nosotros, ¿cómo resurgió nuestro Sumo Sacerdote de su conflicto con el pecado? Habiendo realizado experiencias, ¿qué es capaz de hacer? Hebreos 4:15; 2:18; 7:26.

Jesús se interesa en cada uno como si no hubiese otra persona en toda la tierra. Como Dios, ejerce gran poder en nuestro favor, mientras que como Hermano mayor nuestro, siente todas nuestras desgracias. La Majestad del cielo no se mantuvo alejada de la humanidad degradada y pecaminosa. No tenemos un Sumo Sacerdote tan ensalzado y encumbrado, que no pueda fijarse en nosotros o simpatizar con nosotros, sino que fue tentado en todas las cosas como nosotros, aunque sin pecar. (Joyas de los Testimonios, tomo 2, págs. 115, 116).

Así también Cristo, el gran Sumo Sacerdote, al ofrecer su sangre ante el Padre en favor de los pecadores, lleva sobre el corazón el nombre de toda alma arrepentida y creyente. El salmista dice: ‘Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí.’ (Salmos 40:17) (Patriarcas y Profetas, pág 363).

En el santuario celestial

4

¿Cuándo entró Jesús en el santuario celestial para desarrollar su cargo como Sumo Sacerdote? Marcos 16:19; Hebreos 8:1, 2.


Estamos en el gran día de la expiación, cuando mediante la confesión y el arrepentimiento nuestros pecados han de ir de antemano al juicio... En 1844, nuestro gran Sumo Sacerdote entró en el lugar santísimo del santuario celestial para comenzar la obra del juicio investigador. Han estado siendo examinados delante de Dios los casos de los muertos justos. Cuando se complete esa obra, se pronunciará juicio sobre los vivientes. ¡Cuán preciosos, cuán importantes son estos solemnes momentos! Cada uno de nosotros tiene un caso pendiente en el tribunal celestial. Individualmente hemos de ser juzgados de acuerdo con lo que hicimos en el cuerpo. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 145).

El ministerio de nuestro gran Sumo Sacerdote

6

¿Por qué es tan importante que Jesús sea nuestro gran Sumo Sacerdote? Apocalipsis 8:3, 4.

Primer Semestre 2013

5

Después de su ascensión, nuestro gran Sumo Sacerdote inició su ministerio en el lugar santo y después se transfirió al lugar santísimo en 1844. Además de presentar los méritos de su sangre en favor de los pecadores arrepentidos, ¿qué otra labor inició pronta a finalizar? 2 Timoteo 4:1; 1 Pedro 4:17.

59 Lecciones de Escuela Sabática

Después de su ascensión, nuestro Salvador iba a principiar su obra como nuestro Sumo Sacerdote. El apóstol Pablo dice: ‘No entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el mismo cielo para presentarse ahora por nosotros en la presencia de Dios’ (Hebreos 9:24)... Como Cristo, después de su ascensión, compareció ante la presencia de Dios para ofrecer su sangre en beneficio de los creyentes arrepentidos... Aunque la sangre de Cristo habría de librar al pecador arrepentido de la condenación de la ley, no había de anular el pecado; éste queda registrado en el santuario hasta la expiación final;... En el gran día del juicio final..., en virtud de la sangre expiatoria de Cristo, los pecados de todos los que se hayan arrepentido sinceramente serán borrados de los libros celestiales. (Patriarcas y Profetas, pág. 372).


Los servicios religiosos, las oraciones, la alabanza, la confesión arrepentida del pecado ascienden desde los verdaderos creyentes como incienso ante el santuario celestial, pero al pasar por los canales corruptos de la humanidad, se contaminan de tal manera que, a menos que sean purificados por sangre, nunca pueden ser de valor ante Dios. No ascienden en pureza inmaculada, y a menos que el Intercesor, que está a la diestra de Dios, presente y purifique todo por su justicia, no son aceptables ante Dios. Todo el incienso de los tabernáculos terrenales debe ser humedecido con las purificadoras gotas de la sangre de Cristo. Él sostiene delante del Padre el incensario de sus propios méritos, en los cuales no hay mancha de corrupción terrenal. Recoge en ese incensario las oraciones, la alabanza y las confesiones de su pueblo, y a ellas les añade su propia justicia inmaculada. Luego, perfumado con los méritos de la propiciación de Cristo, asciende el incienso delante de Dios plena y enteramente aceptable. Así se obtienen respuestas benignas. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 404).

60

7

¿Durante cuánto tiempo intercederá Jesús en el santuario a favor de los pecadores? ¿Qué sucederá cuando cese de interceder por su pueblo? Apocalipsis 16:7; 22:11; 6:17.

Cuando termine el mensaje del tercer ángel la misericordia divina no intercederá más por los habitantes culpables de la tierra... Entonces Jesús dejará de interceder en el santuario celestial. Levantará sus manos y con gran voz dirá ‘Hecho es,’... Cristo ha hecho propiciación por su pueblo y borrado sus pecados... Ahora, mientras que nuestro gran Sumo Sacerdote está haciendo propiciación por nosotros, debemos tratar de llegar a la perfección en Cristo... Cuando Cristo deje de interceder en el santuario, se derramará sin mezcla la ira de Dios de la que son amenazados los que adoran a la bestia y a su imagen y reciben su marca. (Apocalipsis 14:9, 10) (El Conflicto de los Siglos, págs. 671, 680, 685).

Meditación

Los que vivan en la tierra cuando cese la intercesión de Cristo en el santuario celestial deberán estar en pie en la presencia del Dios


Estudio personal • Hebreos 5:9 • Efesios 1:20 Así como el sumo sacerdote ponía a un lado sus magníficas ropas pontificias, y oficiaba en la ropa blanca de lino del sacerdote común, así también Cristo tomó forma de siervo, y ofreció sacrificio, siendo Él mismo a la vez el sacerdote y la víctima. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 16).

Los sacrificios y las ofrendas del ritual mosaico señalaban siempre hacia adelante, hacia un servicio mejor, el celestial. El santuario terrenal ‘era figura de aquel tiempo presente, en el cual se ofrecían presentes y sacrificios’ (Hebreos 9:9) y sus dos lugares santos eran ‘figuras de las cosas celestiales’ (Hebreos 9:23) pues Cristo, nuestro gran Sumo Sacerdote, es hoy ‘ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que el Señor asentó, y no hombre.’ (Hebreos 8:2) (Profetas y Reyes, pág. 505).

Ojalá comprendieran todos que toda obediencia, todo arrepentimiento, toda alabanza y todo agradecimiento deben ser colocados sobre el fuego ardiente de la justicia de Cristo. La fragancia de esa justicia asciende como una nube en torno del propiciatorio. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 404).

Primer Semestre 2013

Siglos, pág. 478).

61 Lecciones de Escuela Sabática

santo sin mediador. Sus vestiduras deberán estar sin mácula; sus caracteres, purificados de todo pecado por la sangre de la aspersión. Por la gracia de Dios y sus propios y diligentes esfuerzos deberán ser vencedores en la lucha con el mal. Mientras se prosigue el juicio investigador en el cielo, mientras que los pecados de los creyentes arrepentidos son quitados del santuario, debe llevarse a cabo una obra especial de purificación, de liberación del pecado, entre el pueblo de Dios en la tierra. (El Conflicto de los


10

9 de Marzo - 2013

Intercesor y Sustituto

62

Introducción

“El Redentor del mundo poseía el poder de atraer a los hombres hacia Él, de aquietar sus temores, de disipar su lobreguez, de inspirarlos con esperanza y valor, de capacitarlos para creer en la buena voluntad de Dios de recibirlos mediante los méritos del Sustituto divino. Como objetos del amor de Dios, siempre debiéramos estar agradecidos porque tenemos un mediador, un abogado, un intercesor en las cortes celestiales, que suplica por nosotros ante el Padre”

Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 302


Piensa y Responde

• ¿Por qué la necesidad de tener un Intercesor ante el Padre? • ¿Era absolutamente necesario que el Hijo fuera quien soportase la ira de Dios?

• Descubrir la gran necesidad de tener un Mediador entre Dios y nosotros. • Buscar la manera que nuestras vidas se muevan al llamado que nos hace el Espíritu.

Mediador entre el ser humano y Dios

1

¿En qué momento se convirtió Jesús en el Mediador entre Dios y el ser humano? 1 Timoteo 2:5.

Cristo fue designado como Mediador desde la creación de Dios, designado desde la eternidad para ser nuestro sustituto y garantía. Antes de que fuera hecho el mundo, se dispuso que la divinidad de Cristo estuviera revestida de humanidad. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 293).

Desde que pecaron nuestros primeros padres, no ha habido comunicación directa entre Dios y el hombre. El Padre puso el mundo en manos de Cristo para que por su obra mediadora redimiera al hombre y vindicara la autoridad y santidad de la ley divina. Toda comunicación entre el cielo y la raza caída se ha hecho por medio de Cristo. (La Maravillosa Gracia, pág. 43).

63 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Crees que tu vida necesita el Sustituto?


Nuestro Intercesor

2

64

¿Qué hace posible que las oraciones sean contestadas? Juan 16:26, 27; 15:16.

Orar en nombre de Jesús es más que una mera mención de su nombre al principio y al fin de la oración. Es orar con los sentimientos y el espíritu de Jesús, creyendo en sus promesas, confiando en su gracia y haciendo sus obras. (El Camino a Cristo, pág. 100). Cristo es el vínculo de unión entre Dios y el hombre. Él prometió su intercesión personal. Coloca toda la virtud de su justicia de parte del suplicante. Intercede por el hombre, y el hombre, que necesita ayuda divina, intercede por sí mismo en presencia de Dios, usando la influencia de Aquel que dio su vida por la vida del mundo. Mientras reconocemos delante de Dios nuestro aprecio por los méritos de Cristo, nuestras intercesiones cobran fragancia. Mientras nos acercamos a Dios por la virtud de los méritos del Redentor, Cristo nos atrae cerca de sí, rodeándonos con su brazo humano, mientras que con su brazo divino traba del trono del Infinito. Pone sus méritos, como suave incienso, en el incensario que tenemos en la mano, a fin de alentar nuestras peticiones. Él promete oír y contestar nuestras súplicas. (Joyas de los Testimonios, tomo 3, págs. 93, 94).

3

¿Qué oración incluye una de las más hermosas intercesiones de Jesús a favor de sus seguidores? Juan 17:7-9, 17, 20, 24.

Este capítulo contiene la oración intercesora que Cristo ofreció a su Padre poco antes de su enjuiciamiento y crucifixión. Esta oración es una lección acerca de la intercesión que el Salvador llevaría a cabo dentro del velo, cuando se hubiera completado su gran sacrificio a favor de los hombres: la ofrecida de sí mismo. Nuestro Mediador dio a sus discípulos esta instrucción de su ministerio en el santuario celestial en favor de todos los que vengan a Él con mansedumbre y humildad, despojados de todo egoísmo y creyendo en el poder de Cristo para salvar. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, pág. 1119).


Substituto y Seguridad

5

¿Cómo, en beneficio del ser humano, Dios encara las exigencias de su santa ley? Romanos 8:3, 4.

Dios no podía alterar una jota ni una tilde de su santa ley a fin de ir al encuentro del hombre en su condición caída; porque esto habría producido descrédito sobre la sabiduría de Dios al hacer una ley por la cual habían de gobernarse el cielo y la tierra. Pero Dios podía dar a su Hijo unigénito para que llegara a ser el Sustituto y Garante del hombre, para que sufriera la penalidad que merecía el transgresor y para que impartiera al alma penitente su perfecta justicia. Cristo vino a ser el sacrificio inmaculado en favor de una raza caída, convirtiendo a los hombres en prisioneros de esperanza, de manera que, mediante el arrepentimiento ante Dios por haber quebrantado su santa ley, y por medio de la fe en Cristo como su Sustituto, Garante y Justicia, pudieran ser traídos de vuelta a la lealtad a Dios y a la obediencia a su santa ley. (Fe y Obras, pág. 121).

Primer Semestre 2013

Cristo está en el cielo como nuestro abogado, para interceder por nosotros. Siempre hemos de cobrar consuelo y esperanza al pensar en esto. Él está pensando en los que están sujetos a las tentaciones de este mundo. Piensa en nosotros individualmente, y conoce cada una de nuestras necesidades. Cuando seáis tentados, decid: Él cuida de mí, Él hace intercesión en mi favor, Él me ama, Él ha muerto por mí. Miraré sin reservas a Él. Entristecemos el corazón de Cristo cuando vamos condoliéndonos de nosotros mismos como si fuéramos nuestro propio salvador. No; debemos encomendar la guarda de nuestras almas a Dios como a un Creador fiel. Él siempre vive para interceder por los probados y tentados. (Testimonios para los Ministros, pág. 397).

65 Lecciones de Escuela Sabática

4

Sabiendo que Él vive para interceder por nosotros y siempre está dispuesto a cumplir sus promesas, ¿cómo nos podemos apropiar de las bendiciones contenidas en la oración de Jesús por medio de la fe? Hebreos 7:25; Romanos 8:34.


6

¿Qué fue necesario para Jesús a fin de convertirse en el perfecto Sustituto y Garantía del ser humano? ¿Cómo se pueden obtener los beneficios de su servicio intercesor? Juan 15:10; 6:38, 39; Hebreos 5:9.

El sustituto y garantía del hombre debía tener la naturaleza del hombre, un entronque con la familia humana a quien había de representar, y, como embajador de Dios, debía participar de la naturaleza divina, debía tener una unión con el Infinito a fin de manifestar a Dios ante el mundo y ser un mediador entre Dios y el hombre. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 301).

66

En la oración intercesora que Jesús elevó a su Padre, afirmó que había cumplido con las condiciones que el Padre había dispuesto como obligatorias, respecto al hombre caído, para que Cristo las cumpliera conforme al contrato hecho en el cielo. Él oró: ‘He acabado la obra que me diste que hiciese’. [Es decir, había forjado en la tierra un carácter justo como un ejemplo para que lo siguieran los hombres.] Ahora, pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, pág. 1119).

El tiempo de gracia terminará

7

¿Continuará indefinidamente la intercesión de Cristo? ¿Por qué es tan importante arrepentirse, abandonar nuestros pecados ahora y recibir el perdón y curación de Cristo? Hebreos 3:14, 15; 2 Corintios 6:2.

Pronto será vindicada la justicia de Dios delante del Universo. Su justicia requiere que el pecado sea castigado; pero su misericordia hace posible que éste sea perdonado mediante el arrepentimiento y la confesión. El perdón puede obtenerse solamente por medio de su Hijo unigénito; sólo Cristo puede expiar el pecado, y únicamente cuando el pecador se arrepiente y lo abandona. El hombre cortó su conexión con Dios y su alma quedó paralizada y débil por el veneno mortal del pecado. Pero hubo un tiempo


cuando se proclamó en las cortes celestiales: ¡He encontrado la redención! Se dio una vida divina como rescate por el hombre; Uno igual al Padre llegó a ser el sustituto del ser humano. (Alza tus Ojos, pág. 47).

Bíblico, tomo 6, pág. 1078).

Estudio personal • Juan 17:1-3, 14-16 En cuanto existió el pecado, hubo un Salvador. Cristo sabía que tendría que sufrir y, sin embargo, se ofreció como sustituto del hombre. (La Fe por la Cual Vivo, pág. 77).

Al salir Jesús del lugar santísimo, oí el tintineo de las campanillas de su túnica. Una tenebrosa nube cubrió entonces a los habitantes de la tierra. Ya no había mediador entre el hombre culpable y un Dios ofendido. Mientras Jesús estuvo interpuesto entre Dios y el pecador, tuvo la gente un freno; pero cuando dejó de estar entre el hombre y el Padre, desapareció el freno y Satanás tuvo completo dominio sobre los finalmente impenitentes. Era imposible que fuesen derramadas las plagas mientras Jesús oficiase en el santuario; pero al terminar su obra allí y cesar su intercesión, nada detiene ya la ira de Dios que cae furiosamente sobre la desamparada cabeza del culpable pecador que descuidó la salvación y aborreció las reprensiones. (Primeros Escritos, pág. 280).  

67 Lecciones de Escuela Sabática

Todo el que desee librarse de la esclavitud y del servicio de Satanás y quiera estar bajo la bandera ensangrentada del Príncipe Emanuel, será protegido por las intercesiones de Cristo. Cristo, como nuestro Mediador a la diestra del Padre, siempre nos tiene en cuenta, pues es tan necesario que nos guarde mediante su intercesión como que nos haya redimido con su sangre. Si Él deja de sostenernos por sólo un momento, Satanás está listo para destruirnos. A los que han sido comprados con su sangre los guarda ahora mediante su intercesión. (Comentario

Primer Semestre 2013

Meditación


11

16 de Marzo - 2013

Testigo, Juez y Abogado

68

Introducción

“El mundo ha sido confiado a Cristo, y por Él ha fluido toda bendición de Dios a la especie caída. Era Redentor antes de su encarnación tanto como después... Ha dado luz y vida a todos, y según la medida de la luz dada, cada uno será juzgado. Y el que dio la luz, el que siguió al alma con las más tiernas súplicas, tratando de ganarla del pecado a la santidad, es a la vez su Abogado y Juez... El que hizo frente al engañador, y a través de todos los siglos procuró arrebatar cautivos de su dominio, es quien pronunciará el juicio sobre cada alma”

El Deseado de Todas las Gentes, pág. 181


Piensa y Responde

Objetivos

• Estudiar las ventajas que conlleva tener de nuestro lado a Cristo, en especial actuando como nuestro abogado. • Tener una vislumbre de lo que sería el juicio y nuestras posibilidades de salir exonerados de toda culpa sin la ayuda de Cristo.

Jesús como el Testigo Fiel

¿Qué nombre, muy significativo, se encuentra en Apocalipsis 1:5 y 3:14?

69

Una cosa se comprenderá con certeza por el estudio del Apocalipsis: que la relación entre Dios y su pueblo es estrecha y decidida. Juan escribe: ‘Gracia sea con vosotros, y paz del que es y que era y que ha de venir, y de los siete Espíritus que están delante de su trono; y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y príncipe de los reyes de la tierra.’ (Testimonios para los Mi-

Lecciones de Escuela Sabática

1

Primer Semestre 2013

• Piensa en la posibilidad de asistir a un juicio (donde eres el principal acusado) y no tienes un abogado de turno que pueda llevar tu caso. ¿Qué sucedería durante y después de la sesión?

nistros, pág. 111).

2

¿De qué modo se dirige el Testigo fiel a la iglesia de Laodicea? Apocalipsis 3:15, 17.

El mensaje para la iglesia laodicense es aplicable para todos los que han tenido gran luz y muchas oportunidades, y sin embargo no las han apreciado. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 972).


El Testigo fiel dice de una iglesia fría, sin vida y sin Cristo: ‘Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca’ (Apocalipsis 3:15, 16). Tomad buena nota de las siguientes palabras: ‘Porque tú dices: Yo soy rico y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo’ (Apocalipsis 3:17). Aquí se representa a aquellos que se enorgullecen de sí mismos por su posesión de conocimiento y ventajas espirituales. Pero no han respondido a las bendiciones inmerecidas que Dios les ha conferido. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 418).

3

70

¿Qué consejo imparte el Testigo fiel? Apocalipsis 3:18.

Oíd el consejo del Testigo fiel: Comprad oro afinado en el fuego, a fin de que seáis ricos, ropas blancas para que estéis vestidos, y colirio a fin de que veáis. Haced algún esfuerzo. Estos tesoros preciosos no descenderán sobre nosotros sin esfuerzo alguno de nuestra parte. Debemos comprar, ser celosos y arrepentirnos de nuestro estado de tibieza. Debemos despertarnos para ver nuestros males, buscar nuestros pecados y arrepentirnos celosamente de ellos. (Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 42). Hagamos caso del consejo del Testigo fiel. Ninguno de nosotros esté lleno de prejuicios como estuvieron los judíos, de modo que la luz no entre en nuestro corazón. Que no sea necesario que Cristo diga de nosotros como dijo de ellos: ‘No queréis venir a mí para que tengáis vida.’ (Juan 5:40) (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 419, 420).

Jesús como Juez

4

¿Cómo se convirtió Cristo en juez de toda la raza humana? Juan 5:22, 26, 27, 30.

Y Dios ‘le ha dado potestad de ejecutar juicio, por cuanto Él es Hijo del hombre.’ Porque gustó las mismas heces de la aflicción y tentación humanas, y comprende las debilidades y los pecados


de los hombres; porque en nuestro favor resistió victoriosamente las tentaciones de Satanás y tratará justa y tiernamente con las almas por cuya salvación fue derramada su sangre, por todo esto, el Hijo del hombre ha sido designado para ejecutar el juicio.

Testimonios, tomo 3, pág. 383).

5

En primer lugar, ¿cuál era el propósito de Jesús para la raza humana? En realidad, ¿cómo se juzga cada individuo a sí mismo? Juan 3:17, 18; 12:47.

Pero la misión de Cristo no era juzgar, sino salvar. ‘No envió Dios a su Hijo al mundo para que condene al mundo, mas para que el mundo sea salvo por Él.’ Y delante del Sanedrín, Jesús declaró: ‘El que oye mi palabra, y cree al que me ha enviado, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas pasó de muerte a vida.’... En su actitud hacia Cristo, todos iban a demostrar en qué lado estaban. Y así cada uno pronuncia juicio sobre sí mismo... ‘Desde ahora –dijo Jesús,– habéis de ver al Hijo del hombre sentado a la diestra de la potencia de Dios, y que viene en las nubes del cielo.’ Con estas palabras, Cristo presentó el reverso de la escena que ocurría entonces. Él, el Señor de la vida y la gloria, estaría sentado a la diestra de Dios. Sería el juez de toda la tierra, y su decisión sería inapelable. Entonces toda cosa secreta estaría expuesta a la luz del rostro de Dios, y se pronunciaría el juicio sobre todo hombre, según sus hechos. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 181, 40, 654).

71 Lecciones de Escuela Sabática

Cristo se humilló para encabezar a la humanidad, para afrontar las tentaciones y sobrellevar las pruebas que los hombres deben arrostrar y soportar. Debía conocer lo que la humanidad debe arrostrar de parte del enemigo caído, a fin de saber cómo socorrer a los que son tentados. Y Cristo ha sido hecho nuestro Juez. No es el Padre el Juez. Tampoco lo son los ángeles. Nos juzgará Aquel que se revistió de nuestra humanidad y vivió una vida perfecta en este mundo. Él solo puede ser nuestro juez. (Joyas de los

Primer Semestre 2013

(El Deseado de Todas las Gentes, pág. 181).


Jesús nuestro abogado

6

Como pecadores acusados por Satanás ante Dios, ¿a quién podemos elegir para defendernos? 1 Juan 2:1; Romanos 8:34.

Satanás está a nuestra diestra para acusarnos, y nuestro Abogado está a la diestra de Dios para rogar por nosotros. Él nunca ha perdido un caso que le ha sido entregado. Podemos confiar en nuestro Abogado porque presenta sus propios méritos en favor de nosotros. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 960).

En todos nuestros actos de verdadera devoción fijamos los ojos de nuestra fe en nuestro Abogado, que intercede entre el hombre y el trono eterno, y quien espera para tomar nota de todo esfuerzo nuestro y para ayudarnos por su Espíritu a lograr un conocimiento más perfecto de Dios. (Testimonios para los Ministros, pág. 121).

72

7

¿Cómo puede acercarse al trono de gracia el pecador arrepentido? Hebreos 4:16.

Habéis de venir a Dios como un pecador arrepentido, mediante el nombre de Jesús, el divino Abogado, a un Padre misericordioso y perdonador, creyendo que cumplirá lo que ha prometido. Todos los que deseen la bendición de Dios, llamen al trono de la misericordia y esperen con firme seguridad diciendo: ‘Tú, oh Señor, has dicho: Todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá’. El Señor anhela que los que buscan a Dios crean en Aquel que puede hacer todas las cosas... Sólo mediante Jesús, a quien el Padre dio por la vida del mundo, puede encontrar acceso a Dios el pecador. Sólo Jesús es nuestro Redentor, nuestro Abogado y Mediador. Nuestra única esperanza de perdón, paz y justicia está en Él. En virtud de la sangre de Cristo, el alma herida de pecado puede ser restaurada a la salud. Cristo es la fragancia, el incienso santo que hace aceptables nuestras peticiones ante el Padre. (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 386, 391).


Cristo intercede por la raza perdida mediante su vida inmaculada, su obediencia y su muerte en la cruz del Calvario. Y ahora, no como un mero suplicante, intercede por nosotros el Capitán de nuestra salvación, sino como un Conquistador que reclama su victoria. Su ofrenda es completa, y como Intercesor nuestro ejecuta la obra que Él mismo señaló, sosteniendo delante de Dios el incensario que contiene sus méritos inmaculados y las oraciones, las confesiones y las ofrendas de agradecimiento de su pueblo. La ofrenda se hace completamente aceptable, y el perdón cubre toda transgresión. (La Maravillosa Gracia, pág. 174).

Estudio personal

El mensaje a la iglesia de Laodicea es una denuncia sorprendente y se aplica al actual pueblo de Dios... Aunque aquellos a quienes se dirige el mensaje del Testigo Fiel se lisonjean de que se encuentran en una exaltada condición espiritual, dicho mensaje quebranta su seguridad con la sorprendente denuncia de su verdadera condición de ceguera, pobreza y miseria espirituales. Este testimonio tan penetrante y severo no puede ser un error porque es el Testigo Fiel el que habla y su testimonio debe ser correcto.

Primer Semestre 2013

Meditación

73 Lecciones de Escuela Sabática

(Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 327, 328).


12

23 de Marzo - 2013

Cristo Nuestra Justicia

74

Introducción

“La justicia es obediencia a la ley. La ley demanda justicia, y ante la ley, el pecador debe ser justo. Pero es incapaz de serlo. La única forma en que puede obtener la justicia es mediante la fe. Por fe puede presentar a Dios los méritos de Cristo, y el Señor coloca la obediencia de su Hijo en la cuenta del pecador. La justicia de Cristo es aceptada en lugar del fracaso del hombre, y Dios recibe, perdona y justifica al alma creyente y arrepentida, la trata como si fuera justa, y la ama como ama a su Hijo. De esta manera, la fe es imputada a justicia y el alma perdonada avanza de gracia en gracia, de la luz a una luz mayor”

Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 430


Piensa y Responde

• ¿Qué tan amplios son los méritos de Cristo para llegar a perdonar los pecados del ser humano?

• Considerar como único medio de Justicicación los méritos de Cristo. • Analizar la relación JUSTICIA-FE-OBRAS.

La ley lleva al pecador a Cristo

1

Sabiendo que nuestra justicia es un trapo de inmundicia, ¿qué nos lleva a Cristo y su justicia? Isaías 64:6; Gálatas 3:24-26; Tito 3:5-7.

Cuando el pecador contempla la ley, le resulta clara su culpabilidad, y queda expuesta ante su conciencia, y es condenado. Su único consuelo y esperanza se encuentran en acudir a la cruz del Calvario. Al confiar en las promesas, aceptando lo que dice Dios, recibe alivio y paz en su alma. Clama: ‘Señor, tú has prometido salvar al que acude a ti en el nombre de tu Hijo. Soy un alma perdida, impotente y sin esperanza. Señor, sálvame, o perezco’. Su fe se aferra de Cristo, y es justificado delante de Dios. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 429). La ley condena, pero no puede perdonar al transgresor. El penitente, el alma creyente no mira la ley por justificación, sino a Cristo, el sacrificio expiatorio, quien es capaz de impartir su justicia al pecador, y hacer sus esfuerzos aceptables ante Dios. (Signs of the Times, August 5, 1889).

75 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Cómo sería nuestro juicio sin los méritos de Cristo a nuestro favor?


Fe vital

2

¿Qué es necesario para el pecador a fin de apropiarse de la justicia de Cristo? Romanos 4:3-5; 3:24-26; Efesios 2:8.

La fe es la condición por la cual Dios ha visto conveniente prometer perdón a los pecadores; no porque haya virtud alguna en la fe que haga merecer la salvación, sino porque la fe puede aferrarse a los méritos de Cristo, el remedio provisto para el pecado. La fe puede presentar la perfecta obediencia de Cristo en lugar de la transgresión y la apostasía del pecador. Cuando el pecador cree que Cristo es su Salvador personal, entonces, de acuerdo con la promesa infalible de Jesús, Dios le perdona su pecado y lo justifica gratuitamente. El alma arrepentida comprende que su justificación viene de Cristo que, como su Sustituto y Garante, ha muerto por ella, y es su expiación y justificación. (Fe y Obras, pág. 104).

76

3

¿Quién debe obrar en nosotros para ser transformados y poder encontrarnos delante de Dios en las ropas inmaculadas de la justicia imputada de Cristo? Salmo 15:1, 2; Romanos 12:2; Juan 16:7, 8.

Para poder hacer frente a los requerimientos de la ley, nuestra fe debe aferrarse de la justicia de Cristo, aceptándola como su justicia. Mediante la unión con Cristo, mediante la aceptación de su justicia por la fe, podemos ser hechos idóneos para realizar las obras de Dios, para ser colaboradores con Cristo. Si estáis dispuestos a ser llevados a la deriva con la corriente del mal y a no cooperar con los instrumentos celestiales para restringir la transgresión en vuestras familias y en la iglesia, a fin de que pueda enseñorearse la justicia eterna, no tenéis fe. La fe obra por el amor y purifica el alma. Mediante la fe, el Espíritu Santo obra en el corazón para producir allí la santidad. Pero esto no puede hacerse, a menos que el instrumento humano colabore con Cristo. Sólo podremos ser hechos idóneos para el cielo mediante la obra del Espíritu Santo en el corazón, pues debemos tener la justicia de Cristo como nuestro salvoconducto si hemos de tener acceso


al Padre. A fin de que tengamos la justicia de Cristo, necesitamos ser transformados diariamente por la influencia del Espíritu para ser participantes de la naturaleza divina. La obra del Espíritu Santo es elevar los gustos, santificar el corazón, ennoblecer a todo el hombre. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 438).

La gracia es un favor inmerecido y el creyente es justificado sin ningún mérito de su parte, sin ningún derecho que presentar ante Dios. Es justificado mediante la redención que es en Cristo Jesús, quien está en las cortes del cielo como el sustituto y la garantía del pecador. Pero si bien es cierto que es justificado por los méritos de Cristo, no está en libertad de proceder injustamente. La fe obra por el amor y purifica el alma. La fe brota, florece y da una cosecha de precioso fruto. Donde está la fe, aparecen las buenas obras. Los enfermos son visitados, se cuida de los pobres, no se descuida a los huérfanos ni a las viudas, se viste a los desnudos, se alimenta a los desheredados. Cristo anduvo haciendo bienes, y cuando los hombres se unen con Él, aman a los hijos de Dios, y la humildad y la verdad guían sus pasos. La expresión del rostro revela su experiencia y los hombres advierten que han estado con Jesús y que han aprendido de Él. Cristo y el creyente se hacen uno, y la belleza del carácter de Cristo se revela en los que están vitalmente relacionados con la Fuente de poder y de amor. Cristo es el gran depositario de la rectitud que justifica y de la gracia santificante. (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 465, 466).

5

¿Qué tipo de fe produce justificación? Romanos 6:16-18; 1 Pedro 2:16.

Pero al paso que Dios puede ser justo y sin embargo justificar al pecador por los méritos de Cristo, nadie puede cubrir su alma con el manto de la justicia de Cristo mientras practique peca-

77 Lecciones de Escuela Sabática

4

¿Qué producirá la fe en el creyente justificado? Santiago 2:24, 17; Colosenses 1:10.

Primer Semestre 2013

Justicia, fe y obras


dos conocidos, o descuide deberes conocidos. Dios requiere la entrega completa del corazón antes de que pueda efectuarse la justificación. Y a fin de que el hombre retenga la justificación, debe haber una obediencia continua mediante una fe activa y viviente que obre por el amor y purifique el alma... A fin de que el hombre sea justificado por la fe, la fe debe alcanzar un punto donde domine los afectos e impulsos del corazón; y mediante la obediencia, la fe misma es hecha perfecta... El apóstol dice: ‘Con el corazón se cree para justicia’ (Romanos 10:10). Nadie puede creer con el corazón para justicia y obtener así la justificación por la fe mientras continúe en la práctica de aquellas cosas que prohíbe la Palabra de Dios, o mientras descuide cualquier deber conocido. (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 428, 464).

Arrepentimiento

6

78

¿Qué se encuentra vinculado a la fe al recibir la justicia de Cristo? Hechos 20:21; 13:38, 39; Ezequiel 18:31.

El arrepentimiento, tanto como el perdón, es el don de Dios por medio de Cristo. Mediante la influencia del Espíritu Santo somos convencidos de pecado y sentimos nuestra necesidad de perdón. Sólo los contritos son perdonados, pero es la gracia de Dios la que hace que se arrepienta el corazón. Él conoce todas nuestras debilidades y flaquezas, y nos ayudará. (Fe y Obras, págs. 37, 38). Ningún arrepentimiento que no obre una reforma es genuino. La justicia de Cristo no es un manto para cubrir pecados que no han sido confesados ni abandonados; es un principio de vida que transforma el carácter y rige la conducta. La santidad es integridad para con Dios: es la entrega total del corazón y la vida para que revelen los principios del cielo. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 507).

Paz con Dios

7

¿Qué experimenta el pecador cuando es justificado por los méritos de Jesús? Romanos 5:1, 2; Isaías 32:17.


Vivió sobre la tierra en medio de pruebas y tentaciones tales como las que nosotros tenemos que arrostrar. Sin embargo, su vida fue impecable. Murió por nosotros y ahora ofrece quitarnos nuestros pecados y vestirnos de su justicia. Si os entregáis a Él y lo aceptáis como vuestro Salvador, por pecaminosa que haya sido vuestra vida, seréis contados entre los justos por consideración a Él. El carácter de Cristo toma el lugar del vuestro, y vosotros sois aceptados por Dios como si no hubierais pecado... Así pues no hay nada en nosotros mismos de que jactarnos. No tenemos motivo para ensalzarnos. El único fundamento de nuestra esperanza es la justicia de Cristo imputada a nosotros y la que produce su Espíritu obrando en nosotros y por nosotros. (El Camino a Cristo, págs. 62, 63).

Estudio personal • Apocalipsis 19:8 • Efesios 2:10 Era imposible que el pecador guardara la ley de Dios, que era santa, justa y buena; pero esta imposibilidad fue eliminada por la imputación de la justicia de Cristo al alma arrepentida y creyente.

Primer Semestre 2013

Meditación

79 Lecciones de Escuela Sabática

Tenemos un Salvador viviente. No se halla en el sepulcro nuevo de José; resucitó y ascendió al cielo como Sustituto y Garante de cada alma creyente. ‘Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo’ (Romanos 5:1). El pecador es justificado por los méritos de Jesús, y esto es el reconocimiento de Dios de la perfección del rescate pagado en favor del hombre. El hecho de que Cristo fue obediente hasta la muerte, y muerte de cruz, es prenda de la aceptación del pecador arrepentido por parte del Padre. Entonces, ¿nos permitiremos tener una experiencia vacilante de dudar y creer, creer y dudar? Jesús es la prenda de nuestra aceptación por parte de Dios. Tenemos el favor de Dios, no porque haya mérito alguno en nosotros, sino por nuestra fe en ‘el Señor, nuestra justicia.’ (Fe y Obras, pág. 111).


La vida y muerte de Cristo en beneficio del hombre pecador tuvieron el propósito de restaurarlo al favor de Dios, impartiéndole la justicia que satisfacía los requerimientos de la ley y hallaría aceptación ante el Padre. (Fe y Obras, págs. 121, 122).

La justificación es el perdón total y completo del pecado. En el momento en que el pecador acepta a Cristo por la fe, es perdonado. La justicia de Cristo le es imputada, y ya no ha de dudar de la gracia perdonadora de Dios. No hay nada en la fe que la convierta en nuestro salvador. La fe no puede eliminar nuestra culpa. Cristo es el poder de Dios para salvación a todos los que creen. La justificación nos alcanza por los méritos de Jesucristo. Él pagó el precio de la redención del pecador. Pero sólo mediante la fe en su sangre puede Jesús justificar al creyente. (Dios nos Cuida, pág. 320).

80

DIOS PERMITIÓ QUE TE EQUIVOCARAS Tu historia personal, desde su COMIENZO al PRESENTE; y del PRESENTE hacia su FINAL, no ha estado ni estará a la deriva, aunque por momentos tú asi lo hayas sentido… A lo largo de tu caminar por esta vida, Dios ha estado pendiente de todos tus pasos… Es cierto que hubo momentos que diste pasos tan errados, que tuviste que enfrentar consecuencias de tristeza, dolor y frustración. Pero eso no indica que Dios estaba desentendido de ellos. Dios sabia perfecta-


Primer Semestre 2013

81 Lecciones de Escuela Sabática

mente lo que decidías y la acción que eso conllevaba de tu parte; pero te dejó actuar aun en aquellas decisiones que no eran las correctas. Dios permitió que te equivocaras, para que te dieses cuenta de lo importante que es tomarle en cuenta a Él en cada paso que des, por muy pequeño e insignificante que parezca… Dios ha mostrado en su Palabra, cuáles son las PAUTAS claras y precisas que hemos de tomar en cuenta en nuestras decisiones por la vida. Las decisiones no se toman por lo que TÚ PIENSAS que asi es; no se toman por los SENTIMIENTOS que dominan tu corazón; ni tampoco por los DESEOS que tienes. Las verdaderas decisiones se toman teniendo como ÚNICA BASE las pautas doctrinales, éticas y morales que nuestro Señor Jesucristo ha dejado establecidas en forma clara en su Palabra… Si tomas otra BASE, vas por mal camino. Ahhh!!! Si yo en el pasado hubiese decidido y actuado conforme a esas pautas, cuántos dolores me habría evitado; pero lo importante es que un día llegué a comprender que para tener el RESPALDO DE DIOS en todo lo que emprendiera, debía de tomar en cuenta NO solamente mis puntos de vista… Sino los de ÉL. Asi que no te olvides de tomar en cuenta a Dios en todos tus proyectos para que todo te salga bien; es más, Él en su soberanía sabía y perfecta es quien TE HA SACADO de donde estabas, para traerte allí donde justamente estás hoy, pero también para CONDUCIRTE EN SU VOLUNTAD hacia donde Él lo tiene preparado hasta cuando llegue el momento de tu paso final por este mundo… Si Dios permitió que te equivocaras, fue para ENSEÑARTE que eres libre; pero esa libertad te trae CONSECUENCIAS de mal o bien; de mal si vives en POSICIÓN CONTRARIA al punto de vista de Dios; pero de bien si vives de acuerdo los lineamientos que Él ha dejado establecidos en su Palabra… Recuérdalo: Pese a tus errores pasados, Dios te ha traido a este punto tal, para que aprendas a caminar de su mano y EN SU VOLUNTAD a traves de los áridos, espinosos y engañosos caminos del mundo… “Y EN EL DESIERTO HAS VISTO QUE EL SEÑOR TU DIOS, TE HA TRAÍDO, COMO TRAE EL HOMBRE A SU HIJO, POR TODO EL CAMINO QUE HABÉIS ANDADO, HASTA LLEGAR A ESTE LUGAR” Deuteronomio 1:31


13

Léase el Informe Misionero de los Países Árabes en la página 88.

30 de Marzo - 2013

El Novio

82

Introducción

“En vista del acontecimiento de la pronta venida de Cristo, debemos trabajar con vigilancia para preparar nuestras propias almas, para mantener nuestras lámparas bien acondicionadas y brillando, y para presentar a otros la necesidad de prepararse para la venida del Esposo. Velar y actuar deben ir juntos. La fe y las obras deben estar unidas, o nuestro carácter no será simétrico y bien equilibrado, perfecto en Cristo Jesús”

Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 161


Piensa y Responde

• ¿Estás listo(a) para el encuentro con el Novio? • ¿De qué manera te estás preparando?

Objetivos

• Saber de la sagrada labor que tenemos. • Conocer la manera que estamos implicados frente al Plan de la Redención, y los hechos que el Novio ha dado a conocer. • Vislumbrar la Gran Boda a la que estamos invitados.

Juan el Bautista, amigo del novio ¿Quién presentó al novio y de qué modo? Juan 1:29; 3:27-29.

83

Juan había quedado profundamente conmovido al ver a Jesús postrarse como suplicante para pedir con lágrimas la aprobación del Padre. Al rodearle la gloria de Dios y oírse la voz del cielo, Juan reconoció la señal que Dios le había prometido. Sabía que era al Redentor del mundo a quien había bautizado. El Espíritu Santo descendió sobre él, y extendiendo la mano, señaló a Jesús y exclamó: ‘He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo’... Juan se representó a sí mismo como el amigo que actuaba como mensajero entre las partes comprometidas, preparando el matrimonio. Cuando el esposo había recibido a la esposa, la misión del amigo había terminado. Se regocijaba en la felicidad de aquellos cuya unión había facilitado. (El Deseado de Todas

Lecciones de Escuela Sabática

1

Primer Semestre 2013

• ¿Cómo ayudas a otros a encontrarse con Dios?

las Gentes, págs. 87, 151).


El novio es quitado

2

¿Permanecería el novio con sus discípulos? Mateo 9:15; Lucas 9:51; Juan 14:2, 3.

‘Vendrán días –les dijo,– cuando el esposo les será quitado: entonces ayunarán en aquellos días.’ Cuando viesen a su Señor traicionado y crucificado, los discípulos llorarían y ayunarían. En las últimas palabras que les dirigiera en el aposento alto, dijo: ‘Un poquito, y no me veréis, y otra vez un poquito, y me veréis. De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará: empero aunque vosotros estaréis tristes, vuestra tristeza se tornará en gozo.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 243).

3

84

¿Cuándo fue tomado el novio? ¿A dónde se fue? Marcos 16:19; Hechos 7:55, 56; Hebreos 9:12.

Había llegado el tiempo en que Cristo había de ascender al trono de su Padre. Como conquistador divino, había de volver con los trofeos de la victoria a los atrios celestiales. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 768).

El servicio del sacerdote durante el año en el primer departamento del santuario, ‘adentro del velo’ que formaba la entrada y separaba el lugar santo del atrio exterior, representa la obra y el servicio a que dio principio Cristo al ascender al cielo... Así es como Cristo ofrece su sangre ante el Padre en beneficio de los pecadores, y así es como presenta ante Él, además, junto con el precioso perfume de su propia justicia, las oraciones de los creyentes arrepentidos... Hasta allí siguieron los discípulos a Cristo por la fe cuando se elevó de la presencia de ellos... Este ministerio siguió efectuándose durante dieciocho siglos en el primer departamento del santuario. La sangre de Cristo, ofrecida en beneficio de los creyentes arrepentidos, les aseguraba perdón y aceptación cerca del Padre. (El Conflicto de los Siglos, págs. 473, 474).


La parábola de la boda

La novia y los invitados

5

¿Qué se dice acerca de la novia y los invitados? Apocalipsis 21:9, 10; 19:9.

En la parábola, cuando vino el Esposo, ‘las que estaban preparadas entraron con Él a las bodas.’ La venida del Esposo, presentada aquí, se verifica antes de la boda. La boda representa el acto de ser investido Cristo de la dignidad de Rey. La ciudad santa, la nueva Jerusalén, que es la capital del reino y lo representa, se llama ‘la novia, la esposa del Cordero.’ El ángel dijo a San Juan:

Primer Semestre 2013

Así también Cristo sólo había terminado una parte de su obra como intercesor nuestro para empezar otra, y sigue aun ofreciendo su sangre ante el Padre en favor de los pecadores... Cristo había venido, no a la tierra, como ellos lo esperaban, sino, como estaba simbolizado en el símbolo, al lugar santísimo del templo de Dios en el cielo... La proclamación: ‘¡He aquí que viene el Esposo!’ en el verano de 1844, indujo a miles de personas a esperar el advenimiento inmediato del Señor. En el tiempo señalado, vino el Esposo, no a la tierra, como el pueblo lo esperaba, sino hasta donde estaba el Anciano de días en el cielo, a las bodas; es decir, a recibir su reino. ‘Las que estaban preparadas entraron con Él a las bodas; y fue cerrada la puerta.’ No iban a asistir en persona a las bodas, ya que éstas se verifican en el cielo mientras que ellas están en la tierra. Los discípulos de Cristo han de esperar ‘a su Señor, cuando haya de volver de las bodas’ (Lucas 12:36, V.M.). Pero deben comprender su obra, y seguirle por fe mientras entra en la presencia de Dios. En este sentido es en el que se dice que ellos van con Él a las bodas. (El Conflicto de los Siglos, págs. 482, 477, 480).

85 Lecciones de Escuela Sabática

4

¿Qué ocurrió al inicio del Movimiento Adventista cuando el séptimo ángel empezó a sonar la trompeta? ¿Cómo se representa la boda? ¿Qué parábola se refiere a este evento? Apocalipsis 11:15; Mateo 25:1-13.


‘Ven acá; te mostraré la novia, la esposa del cordero.’ ‘Me llevó en el Espíritu,’ agrega el profeta, ‘y me mostró la santa ciudad de Jerusalem, descendiendo del cielo, desde Dios.’ (Apocalipsis 21:9, 10, V.M.) Salta pues a la vista que la Esposa representa la ciudad santa, y las vírgenes que van al encuentro del Esposo representan a la iglesia. En el Apocalipsis, el pueblo de Dios lo constituyen los invitados a la cena de las bodas. (Apocalipsis 19:9.) Si son los invitados, no pueden representar también a la esposa. Cristo, según el profeta Daniel, recibirá del Anciano de días en el cielo ‘el dominio, y la gloria, y el reino,’ recibirá la nueva Jerusalén, la capital de su reino, ‘preparada como una novia engalanada para su esposo.’ (Daniel 7:14; Apocalipsis 21:2, V.M.) (El Conflicto de los Siglos, págs. 479, 480).

La fiesta de boda

6 86

¿Cuándo vendrá el novio para llevar a los santos con Él a la cena de las bodas del Cordero? ¿Cómo se engalanará? Apocalipsis 19:16; Mateo 24:44.

Vi entonces que Jesús, quién había estado oficiando ante el arca de los diez mandamientos, dejó caer el incensario, y alzando las manos exclamó en alta voz: ‘Consumado es.’ Todos los casos habían sido fallados para vida o para muerte. Mientras Jesús oficiaba en el santuario, había proseguido el juicio de los justos muertos y luego el de los justos vivientes. Cristo, habiendo hecho expiación por su pueblo y habiendo borrado sus pecados, había recibido su reino. Estaba completo el número de los súbditos del reino, y consumado el matrimonio del Cordero. El reino y el poderío fueron dados a Jesús y a los herederos de la salvación y Jesús iba a reinar como Rey de reyes y Señor de señores. (Primeros Escritos, pág. 280).

La venida del esposo ocurrió a medianoche, es decir en la hora más oscura. De la misma manera la venida de Cristo ha de acontecer en el período más oscura de la historia de esta tierra. (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 340).


Vida del Gran Maestro, págs. 251, 253, 254).

Meditación

Aquellos que esperan la venida del Esposo han de decir al pueblo: ‘¡Veis aquí el Dios vuestro!’ Los últimos rayos de luz misericordiosa, el último mensaje de clemencia que ha de darse al mundo, es una revelación de su carácter de amor. Los hijos de Dios han de manifestar su gloria. En su vida y carácter han de revelar lo que la gracia de Dios ha hecho por ellos. (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 342).

Estudio personal

Después de recibir el reino, vendrá en su gloria, como Rey de reyes y Señor de señores, para redimir a los suyos, que ‘se sentarán con Abraham, e Isaac, y Jacob,’ en su reino (Mateo 8:11; Lucas 22:30), para participar de la cena de las bodas del Cordero. (El Conflicto de los Siglos, pág. 480).

Primer Semestre 2013

El examen que de los convidados a la fiesta hace el rey, representa una obra de juicio. Los convidados a la fiesta del Evangelio son aquellos que profesan servir a Dios, aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida... El vestido de boda de la parábola representa el carácter puro y sin mancha que poseerán los verdaderos seguidores de Cristo. A la iglesia ‘le fue dado que se vista de lino fino, limpio y brillante’, ‘que no tuviese mancha, ni arruga, ni cosa semejante’. El lino fino, dice la Escritura, ‘son las justificaciones de los santos’. Es la justicia de Cristo, su propio carácter sin mancha, que por la fe se imparte a todos los que lo reciben como Salvador personal... Únicamente el manto que Cristo mismo ha provisto puede hacernos dignos de aparecer ante la presencia de Dios. Cristo colocará este manto, esta ropa de su propia justicia sobre cada alma arrepentida y creyente. ‘Yo te amonesto –dice Él– que de mí compres... vestiduras blancas, para que no se descubra la vergüenza de tu desnudez.’ (Palabras de

87 Lecciones de Escuela Sabática

7

¿Qué se dice de aquellos a quienes se les concederá participar de la cena de boda del Cordero? Apocalipsis 19:9; Efesios 5:27.


Para ser leído el Sábado 30 de Marzo de 2013. La Ofrenda Especial se recogerá el Sábado 6 de Abril de 2013

Informe Misionero

Países Árabes

88

Los países árabes tuvieron el gran privilegio de poder ver la mano de Dios dirigiendo a su pueblo durante los tiempos bíblicos. El pueblo de Israel salió de Egipto y entro en la tierra prometida bajo la poderosa mano de Dios. Dentro de las menciones bíblicas de los países árabes encontramos en 2 Crónicas 9:14 que los reyes de Arabia reconocieron la sabiduría de Salomón y el poder de Dios llevando presentes a Jerusalén ... y también todos los reyes de Arabia y los príncipes de la tierra traían oro y plata a Salomón. Con el correr de los años, especialmente a partir del siglo VII, la


Por obra de Dios el mensaje de la Reforma ha logrado establecer las primeras almas en este territorio que es un gran desafío para alcanzar al mundo árabe. En el año 2010 se abrió la primera puerta a través de la obra de la página web de la Asociación General alcanzando Sudán. Después de establecer contactos por correo electrónico y de contar con visitas de alumnos de la Escuela Misionera de Kenia a Sudán bajo el asesoramiento de los pastores P. Shirima y S. Moyo se lograron los primeros bautismos y el establecimiento de la iglesia en dicho país. En el mes de Febrero 2012 Dios abrió otra puerta a través de la página web de la Asociación General en Yemen. Un nuevo interesado en la verdad presente, Ahmed solicito materiales y ayuda para desarrollar el cristianismo en Yemen. Se enviaron materiales de estudio y también se coordinó para que visitara el seminario para obreros organizado en Etiopía en el mes de Abril 2012 considerando las limitaciones del cristianismo en Yemen. El Señor obró grandemente en la vida de Ahmed tomando la decisión por la verdad. Inmediatamente decidió dedicar sus talentos a traducir los Principios de Fe, Manual para Estudios Bíblicos y Lecciones de Escuela Sabática para distribuir entre otros contactos cristianos en Yemen. Ahmend no solo está colaborando para extender el mensaje de la verdad en Yemen sino también con sus amigos y conocidos en Egipto, Jordania, Arabia Saudita, Katar y otros países árabes.

89 Lecciones de Escuela Sabática

Los países árabes cubren un extenso territorio que va desde el océano Atlántico en el oeste hasta el mar Arábigo en el Este, desde el Mediterráneo en el norte hasta el cuerno de África y el océano Indico en el sur. Este extenso territorio tiene una población aproximada de 340 millones de habitantes en unos 22 países cubriendo el norte de África y Oriente Medio. Gran parte de estos países reconocen el árabe como una de sus lenguas oficiales.

Primer Semestre 2013

luz de la verdad de Dios fue oscurecida por fuerzas musulmanas que persiguieron cruelmente al cristianismo exterminándolo casi por completo. Hoy muy pocos cristianos son tolerados en algunos de los países árabes.


También el Señor ha permitido que por medio de la página web se pueda contactar con otra persona en Somalia que ha solicitado ayuda espiritual.

90

Dios está obrando con su espíritu y abriendo puertas ante las limitaciones del hombre. Pero todo es un llamado para que su pueblo pueda unirse en alcanzar a tantos que se encuentran en densas tinieblas espirituales y apoyar con nuestras ofrendas a aquellos que están dispuestos a arriesgar sus vidas para que Cristo y su verdad sea proclamada. Se necesita apoyar económicamente para producir más materiales en árabe y desarrollar centros de salud pues a través del brazo derecho del triple mensaje angélico, la reforma pro salud puede alcanzar a las almas que de otra manera seria muy difícil por las limitaciones impuestas en estos países al cristianismo. Se está coordinando un nuevo seminario para alcanzar con la verdad a más cristianos árabes que están en busca de la verdad de Dios. Quiera Dios tocar cada corazón para contribuir dadivosamente y así ser un apoyo en la obra de alcanzar los países árabes con la verdad presente como también recordar en vuestras oraciones a aquellos siervos de Dios que arriesgan cada día su vida de modo que la verdad de Dios sea proclamada. Sinceramente, vuestro hermano en Cristo

Pablo Hunger

–Secretario de la Asociación General


Lecciones de Escuela Sabática

Primer Semestre 2013

Países Árabes

91


14

La Ofrenda Especial de Escuela Sabática está dedicada a los Países Árabes Sea tu ofrenda una expresión de amor y gratitud

6 de Abril - 2013

El Sol de Justicia

92

Introducción

“Aquel cuyo corazón ha respondido al toque divino, buscará lo que aumente su conocimiento de Dios, y refine y eleve su carácter. Como una flor se torna al sol para que sus brillantes rayos le den bellos colores, así se tornará el alma al Sol de justicia, para que la luz del cielo embellezca el carácter con las gracias del carácter de Cristo”

El Deseado de Todas las Gentes, pág. 433


Piensa y Responde

• ¿Por qué es tan importante el sol para el desarrollo de la vida en el planeta tierra?

Objetivos

• Comprender que nosotros no tenemos un brillo propio (Santidad), sino que es otorgada por nuestro gran Salvador. • Permitir que el Sol de Justicia haga en nosotros el proceso de crecimiento y maduración debido.

El Sol de justicia alumbra al ser humano progresivamente

¿Cómo se revela el Sol de justicia? ¿Cuál es su objetivo? 2 Corintios 4:6; Lucas 1:78, 79.

93

El Sol de justicia no apareció a la vista del mundo para deslumbrar los sentidos con su gloria. Escrito está de Cristo: ‘Como el alba está aparejada su salida’ (Oseas 6:3). Suave y gradualmente raya el alba, disipando las tinieblas y despertando el mundo a la vida. Así también nacía el Sol de justicia, trayendo ‘en sus alas... salud.’ (Malaquías 4:2). (El Ministerio de Curación, pág. 21). Como los rayos del sol penetran hasta los remotos rincones de la tierra, así la luz del Sol de justicia brilla sobre toda alma. (El Deseado de

Lecciones de Escuela Sabática

1

Primer Semestre 2013

• ¿Cuán importante debiera ser Cristo para el desarrollo de nuestra vida espiritual?

Todas las Gentes, pág. 429).

2

¿Qué harán aquellos que reciben los rayos del Sol de justicia? Filipenses 2:15; Daniel 12:3.

Quien se acerca a Cristo no necesita esforzarse por brillar. Al contemplar al Salvador, capta los divinos rayos del Sol de Justicia y


no puede evitar el brillar. La luz que está en él brilla con rayos claros, relucientes, por medio de las palabras y obras de justicia. La gracia de Cristo mora en él abundantemente y la luz del cielo brilla a través de él. Mediante la obediencia completa honra a Cristo y es estimulado en una acción más vigorosa en la causa de Dios al impartir lo que el Señor le da. Es un portador de luz para el mundo esparciéndola sobre aquellos que están en la oscuridad del error. (Alza Tus Ojos, pág. 320). Mientras Cristo more en el corazón, será imposible esconder la luz de su presencia, u obscurecerla. Por el contrario, brillará cada vez más a medida que día tras día las nieblas del egoísmo y del pecado que envuelven el alma sean disipadas por los brillantes rayos del Sol de justicia. (Patriarcas y Profetas, pág. 127).

Los rayos brillantes del Sol de justicia

3

94

¿Cómo nos ayudará el Sol de justicia en el estudio de las Sagradas Escrituras? Juan 14:26; 16:13.

Necesitamos la iluminación del Espíritu Santo para discernir las verdades de la Palabra de Dios. Las cosas hermosas del mundo natural no se ven hasta que el sol, disipando las tinieblas, las inunda con su luz. Así los tesoros de la Palabra de Dios no son apreciados hasta que no sean revelados por los brillantes rayos del Sol de Justicia... El Espíritu Santo, enviado desde los cielos por la benevolencia del amor infinito toma las cosas de Dios y las revela a cada alma que tiene una fe implícita en Cristo. Por su poder, las verdades vitales de las cuales depende la salvación del alma son impresas en la mente, y el camino de la vida es hecho tan claro que nadie necesita errar en él. Mientras estudiamos las Escrituras, debemos orar para que la luz del Espíritu Santo brille sobre la Palabra, a fin de que veamos y apreciemos sus tesoros. (Palabras de Vida del Gran Maestro, págs.84, 85).

4

¿Por qué debemos abrir nuestra alma al Sol de Justicia? Salmo 51:12; 2 Corintios 7:1.


Benditos y benéficos son los rayos de luz del Sol de Justicia que están ahora derramándose –luminosos y curativos– sobre todo el que abre las ventanas del alma hacia el Cielo. (Alza Tus Ojos, pág. 255).

5

¿Cómo afecta el Sol de justicia la formación del carácter? 2 Corintios 3:18.

A medida que la mente se espacia en Cristo, el carácter es modelado a la semejanza divina. Los pensamientos son saturados de un sentido de su bondad, de su amor. Contemplamos su carácter y así Él está en todos nuestros pensamientos. Su amor nos abarca. Aun al observar un momento el sol en su gloria meridiana, cuando apartamos nuestros ojos, su imagen aparecerá en todo cuanto veamos. Así ocurre cuando contemplamos a Jesús; todo lo que miramos refleja su imagen, la imagen del Sol de justicia. No podemos ver ninguna otra cosa, ni hablar de ninguna otra cosa. Su imagen está impresa en los ojos del alma, y afecta toda porción de nuestra vida diaria, suavizando y subyugando toda nuestra naturaleza. Al contemplar, somos conformados a la semejanza divina, a la semejanza de Cristo. Ante todos aquellos con quienes nos asociamos reflejamos los brillantes y alegres rayos de su justicia. Hemos sido transformados en carácter; pues el corazón, el alma, la mente, han sido irradiados por el reflejo de Aquel que nos amó y dio su vida por nosotros. Aquí de nuevo se manifiesta una influencia viva y personal que mora en nuestros corazones por la fe. (Mensajes para los Jóvenes, pág. 158).

Primer Semestre 2013

sonalidad, tomo 1, pág. 335).

95 Lecciones de Escuela Sabática

Cada sala del templo de su alma ha llegado a estar más o menos contaminada, y necesita limpieza. Ha de entrarse al aposento de la conciencia lleno de telarañas. Las ventanas del alma han de ser cerradas hacia la tierra y abiertas de par en par hacia el cielo a fin de que los brillantes rayos del Sol de justicia tengan libre acceso a ella. La memoria ha de ser refrescada por los principios bíblicos. La mente ha de ser mantenida limpia y pura a fin de que pueda distinguir entre el bien y el mal. Al repetir la oración que Cristo enseñó a sus discípulos, y luego procurar contestarla en la vida diaria, el Espíritu Santo renovará la mente y el corazón y le dará fuerzas para llevar a cabo propósitos elevados y santos. (Mente, Carácter y Per-


Curación por los benéficos rayos del Sol de justicia

6

96

¿Qué se puede decir del Sol de justicia, además de sus propiedades curativas? Malaquías 4:2, primera parte; Salmo 103:2-4.

Cuando se recibe el Evangelio en su pureza y con todo su poder, es un remedio para las enfermedades originadas por el pecado. Sale el Sol de justicia, ‘trayendo salud eterna en sus alas’ (Malaquías 4:2, V.M.). Todo lo que el mundo proporciona no puede sanar al corazón quebrantado, ni dar la paz al espíritu, ni disipar las inquietudes, ni desterrar la enfermedad. La fama, el genio y el talento son impotentes para alegrar el corazón entristecido o restaurar la vida malgastada. La vida de Dios en el alma es la única esperanza del hombre. El amor que Cristo infunde en todo nuestro ser es un poder vivificante. Da salud a cada una de las partes vitales: el cerebro, el corazón y los nervios. Por su medio las energías más potentes de nuestro ser despiertan y entran en actividad. Libra al alma de culpa y tristeza, de la ansiedad y congoja que agotan las fuerzas de la vida. Con Él vienen la serenidad y la calma. Implanta en el alma un gozo que nada en la tierra puede destruir: el gozo que hay en el Espíritu Santo, un gozo que da salud y vida. (El Ministerio de Curación, pág. 78).

7

Así como el sol tras las nubes, ¿podemos ver siempre la luz del Sol de justicia? Salmos 102:1, 2; 27:9; 6:2, 3.

Nunca llegará el tiempo en que la sombra de Satanás no atraviese nuestra senda. Porque con ello el enemigo trata de ocultar la luz del Sol de justicia. Pero nuestra fe debe atravesar esta sombra. (Obreros Evangélicos, págs. 280, 281).

Cuando nos encontramos profundamente ensombrecidos es porque Satanás se ha interpuesto entre nosotros y los brillantes rayos del Sol de Justicia. En los momentos de tribulación este resplandor se eclipsa y no entendemos por qué nos da la impresión de que la seguridad desaparece. Se nos induce a mirar al yo, y eso nos impide recibir el consuelo que hay en la cruz no en su


Los que siguen a Jesús le agradan cuando muestran que, aunque humanos, son partícipes de la naturaleza divina. No son estatuas, sino hombres y mujeres vivientes. Su corazón, refrigerado por los rocíos de la gracia divina, se abre y expande bajo la influencia del Sol de justicia. Reflejan sobre otros, en obras iluminadas por el amor de Cristo, la luz que resplandece sobre ellos mismos. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 127). Los cristianos son las gemas de Cristo, compradas a un precio infinito. Deben resplandecer brillantemente para Él, reflejando la luz de su hermosura. Y han de recordar siempre que todo el lustre que posee el carácter cristiano proviene del Sol de Justicia. (Alza Tus Ojos, pág. 370).

97 Lecciones de Escuela Sabática

Meditación

Primer Semestre 2013

sombra para nosotros. Nos quejamos del camino, y apartamos nuestra mano de la de Cristo. Pero a veces el favor de Dios irrumpe repentinamente en el alma, y las sombras se disipan. Vivamos a la luz de la cruz del Calvario. No moremos más en las sombras, quejándonos de nuestros dolores, porque eso sólo aumenta nuestra tribulación. (Mente, Carácter y Personalidad, tomo 2, pág. 843).


15

13 de Abril - 2013

El Camino, la Verdad y la Vida

98

Introducción

“Existe sólo una verdadera religión, sólo un camino al cielo, sólo una luz para iluminar la senda a medida que los peregrinos avanzan de prisa.b En tanto prosigamos en el conocimiento del Señor, reconoceremos a cada paso que Cristo es la ‘Luz del mundo’, que Él es ‘el Camino, la Verdad, y la Vida’; y veremos que la senda por la que nos pide que transitemos es ‘como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto’ (Proverbios 4:18)”

Alza tus Ojos, pág. 231


Piensa y Responde

Objetivos

• Reconocer que el camino ya está trazado, sólo debemos seguir las guías del camino. • Ver en Cristo, su Palabra y su Ley la verdad Universal que nos dará la Vida y la Libertad.

El Camino ¿Cómo se refirió Jesús acerca de sí mismo en respuesta a una pregunta de sus discípulos? Juan 14:6.

99

No hay muchos caminos que llevan al cielo. No puede cada uno escoger el suyo. Cristo dice: ‘Yo soy el camino... Nadie viene al Padre, sino por mí.’ Desde que fue predicado el primer sermón evangélico, cuando en el Edén se declaró que la simiente de la mujer aplastaría la cabeza de la serpiente, Cristo ha sido enaltecido como el camino, la verdad y la vida. Él era el camino cuando Adán vivía, cuando Abel ofreció a Dios la sangre del cordero muerto, que representaba la sangre del Redentor. Cristo fue el camino por el cual los patriarcas y los profetas fueron salvos. Él es el único camino por el cual podemos tener acceso a Dios. (El Deseado de Todas

Lecciones de Escuela Sabática

1

Primer Semestre 2013

• ¿Cuál es el proceso que todo verdadero cristiano debiera experimentar en su corazón para poder reconocer a Cristo como el Redentor y no dejarse llevar por vientos de doctrinas ajenas a la Palabra de Dios?

las Gentes, pág. 618).

2

¿Por qué es importante seguir este sendero único? Hechos 4:12; 1 Timoteo 2:5, 6.


Dios se acerca al hombre por medio de Jesucristo, el mediador, único medio por el cual perdona los pecados. Dios no puede perdonar los pecados en menoscabo de su justicia, su santidad y su verdad. Pero, perdona los pecados y lo hace plenamente. No hay pecados que no perdonará por medio del Señor Jesucristo. Esta es la única esperanza del pecador, y si descansa en ella con fe sincera, puede estar seguro del perdón pleno y gratuito. Hay sólo un canal y éste es accesible a todos y por medio de este canal el alma penitente y contrita recibe abundante perdón y hasta los pecados más negros son lavados. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 912).

La Verdad

100

3

¿Quién es el fundamento de toda verdad? Juan 14:6; 18:37; 1:14.

4

¿Quién nos puede instruir y guiar para permanecer en la verdad? Juan 15:26; 16:13; 1 Juan 5:6.

Los que pretenden ser amantes de la verdad tienen los medios para ser mansos y humildes de corazón, como fue el gran Maestro. Los que han estado trabajando diligentemente en las minas de la Palabra de Dios y han descubierto el precioso mineral en las ricas vetas de verdad, en los divinos misterios que han estado ocultos durante siglos, ensalzarán al Señor Jesús, la Fuente de toda verdad, revelando en sus caracteres el poder santificador de lo que creen. Jesús y su gracia deben ser entronizados en el santuario más íntimo del alma. Entonces Él será revelado en palabras, en oración, en exhortación, en la presentación de la sagrada verdad, pues éste es el gran secreto del éxito espiritual. (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 473, 474).

El Espíritu Santo exalta y glorifica al Salvador. Es su oficio presentar a Cristo, la pureza de su justicia y la gran salvación que tenemos por Él. Jesús dice: Él ‘tomará de lo mío, y os lo anunciará’ (Juan 16:14). El Espíritu de verdad es el único maestro eficaz de la verdad divina. ¡Cuánto no estimará Dios a la raza humana, siendo que dio a su Hijo para que muriese por ella y manda su Espíritu para que sea el maestro y continuo guía del hombre! (El Camino a Cristo, pág. 91).


‘Cuando Él [el Espíritu de verdad] viniere redargüirá al mundo de pecado, y de justicia, y de juicio.’ La predicación de la palabra sería inútil sin la continua presencia y ayuda del Espíritu Santo. Este es el único maestro eficaz de la verdad divina. Únicamente cuando la verdad vaya al corazón acompañada por el Espíritu vivificará la conciencia o transformará la vida. (El Deseado de Todas las

Cuando la verdad de Dios sea un principio permanente en el corazón, se asemejará a una fuente viva. Pueden hacerse tentativas para reprimirla, pero brotará en otro lugar; si está allí no puede ser reprimida. Cuando la verdad está en el corazón es un manantial de vida. (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 242).

La Vida

6

¿En quién se encuentra, también, la preciosa energía de la vida? Juan 1:1-4; 5:26; 1 Juan 5:11.

‘En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres’ (Juan 1:4). No se especifica aquí la vida física, sino la inmortalidad, la vida que es exclusivamente la propiedad de Dios. El Verbo, que estaba con Dios y que era Dios, tenía esta vida. La vida física es algo que recibe cada individuo. No es eterna ni inmortal, pues la toma de nuevo Dios, el Dador de la vida. El hombre no tiene dominio sobre su vida. Pero la vida de Cristo no era prestada. Nadie podía quitársela. ‘Yo de mí mismo la pongo’ (Juan 10:18), dijo Él. En Él estaba la vida, original, no prestada, no derivada. Esa vida no es inherente en el hombre. Puede poseerla sólo mediante Cristo. No puede ganarla; le es dada como un don gratuito si cree en Cristo como su Salvador personal. ‘Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado’ (Juan 17:3). Esta es la fuente de vida abierta para el mundo. (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 348, 349).

101 Lecciones de Escuela Sabática

5

Cuando Jesús, la Verdad, mora en el cristiano, ¿cómo se revela? Efesios 5:9; 1 Juan 3:18, 19.

Primer Semestre 2013

Gentes, pág. 625).


Jesús declaró: ‘Yo soy la resurrección y la vida.’ En Cristo hay vida original, que no proviene ni deriva de otra. ‘El que tiene al Hijo tiene la vida.’ La divinidad de Cristo es la garantía que el creyente tiene de la vida eterna. (La Fe por la Cual Vivo, pág. 189).

7

102

Cuando el Príncipe celestial entregó su vida por los pecadores, ¿la iba a perder? ¿Cuál es el don gratuito de Dios para el pecador arrepentido? Juan 10:17, 18; 20:31; Romanos 6:23.

Cuando la voz del poderoso ángel fue oída junto a la tumba de Cristo, diciendo: ‘Tu Padre te llama,’ el Salvador salió de la tumba por la vida que había en Él. Quedó probada la verdad de sus palabras: ‘Yo pongo mi vida, para volverla a tomar... Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar.’… Para el creyente, Cristo es la resurrección y la vida. En nuestro Salvador, la vida que se había perdido por el pecado es restaurada; porque Él tiene vida en sí mismo para vivificar a quienes Él quiera. Está investido con el derecho de dar la inmortalidad. La vida que Él depuso en la humanidad, la vuelve a tomar y la da a la humanidad… La vida está oculta con Cristo en Dios y ‘cuando Cristo, vuestra vida, se manifestare, entonces vosotros también seréis manifestados con Él en gloria.’ (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 729-731).

Meditación Mas vanos son los sueños de progreso de los hombres, vanos todos sus esfuerzos por elevar a la humanidad, si menosprecian la única fuente de esperanza y amparo para la raza caída. ‘Toda dádiva buena y todo don perfecto’ (Santiago 1:17) es de Dios. No hay verdadera excelencia de carácter fuera de Él. Y el único camino para ir a Dios es Cristo, quien dice: ‘Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre sino por mí.’ (Juan 14:6) (El Camino a Cristo, pág. 19).


seado de Todas las Gentes, págs. 624, 625).

103 Lecciones de Escuela Sabática

El Consolador es llamado el ‘Espíritu de verdad.’ Su obra consiste en definir y mantener la verdad. Primero mora en el corazón como el Espíritu de verdad, y así llega a ser el Consolador. Hay consuelo y paz en la verdad, pero no se puede hallar verdadera paz ni consuelo en la mentira. Por medio de falsas teorías y tradiciones es como Satanás obtiene su poder sobre la mente. Induciendo a los hombres a adoptar normas falsas, tuerce el carácter. Por medio de las Escrituras, el Espíritu Santo habla a la mente y graba la verdad en el corazón. Así expone el error, y lo expulsa del alma. Por el Espíritu de verdad, obrando por la Palabra de Dios, es como Cristo subyuga a sí mismo a sus escogidos. (El De-

Primer Semestre 2013

Estudio personal


16

20 de Abril - 2013

El Pan de Vida

104

Introducción

“La sabiduría que proviene de Dios es el pan de vida. Son las hojas del árbol de la vida las que se usan para la sanidad de las naciones. La corriente de vida espiritual estremece al alma cuando las palabras de Cristo se creen y se ponen en práctica. Así es como somos hechos uno con Cristo. La experiencia débil y enfermiza se vuelve fuerte. Significa la vida eterna para nosotros, si mantenemos nuestra confianza firme desde el comienzo hasta el final. Toda verdad ha de recibirse como la vida de Jesús. Ella nos purifica de toda impureza y prepara el alma para la presencia de Jesús. Cristo, la esperanza de gloria, se forma en el interior”

Alza tus Ojos, pág. 222


Piensa y Responde

• ¿Por qué en el Santuario hebreo el pan de la proposición nunca fue hecho de la manera tradicional (esto es, con levadura)? ¿Qué significado especial tiene esto?

• Ver en Cristo ese alimento espiritual que fortalece nuestra alma. • Suplir nuestra necesidad y la de nuestros semejantes al comer y ofrecerles del Pan que Dios nos da.

El pan de la presencia

1

¿Qué simbolizaba el pan de la presencia en los servicios del santuario? Éxodo 25:30.

El pan de la proposición se conservaba siempre ante la presencia del Señor como una ofrenda perpetua. De manera que formaba parte del sacrificio diario, y se llamaba ‘el pan de la proposición’ o el pan de la presencia, porque estaba siempre ante el rostro del Señor (Éxodo 25:30). Era un reconocimiento de que el hombre depende de Dios tanto para su alimento temporal como para el espiritual, y de que se lo recibe únicamente en virtud de la mediación de Cristo. En el desierto Dios había alimentado a Israel con el pan del cielo, y el pueblo seguía dependiendo de su generosidad, tanto en lo referente a las bendiciones temporales como a las espirituales. El maná, así como el pan de la proposición, simbolizaba a Cristo, el pan viviente, quien está siempre en la presencia de Dios para interceder por nosotros. (Patriarcas y Profetas, pág. 366).

105 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Cada cuánto debiéramos comer del Pan del Cielo?


El Pan vivo

2

¿Cómo se llamó Cristo a sí mismo cuando las personas estaban interesadas en seguirle para obtener alimento temporal? Juan 6:35, 51.

El que había dado el maná estaba entre ellos. Era Cristo mismo quien había conducido a los hebreos a través del desierto, y los había alimentado diariamente con el pan del cielo. Este alimento era una figura del verdadero pan del cielo. El Espíritu que fluye de la infinita plenitud de Dios y da vida es el verdadero maná. Jesús dijo: ‘El pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.’ Pensando todavía que Jesús se refería al alimento temporal, algunos de sus oyentes exclamaron: ‘Señor, danos siempre este pan.’ Jesús habló entonces claramente: ‘Yo soy el pan de vida.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 349).

106

3

Después de pasar cuarenta años en el desierto, ¿qué respuesta dio Jesús a la tentación de Satanás? Mateo 4:4.

4

Así como el pan sostiene la existencia terrena, ¿cuál es la nutrición espiritual para la vida eterna? Juan 6:47-50.

Toda promesa de la Palabra de Dios nos pertenece. Hemos de vivir de ‘toda palabra que sale de la boca de Dios.’ Cuando nos veamos asaltados por las tentaciones, no miremos las circunstancias o nuestra debilidad, sino el poder de la Palabra. Toda su fuerza es nuestra… La vida de Cristo, que da vida al mundo, está en su palabra. Fue por su palabra como Jesús sanó la enfermedad y echó los demonios; por su palabra calmó el mar y resucitó los muertos; y la gente dio testimonio de que su palabra era con autoridad. Él hablaba la palabra de Dios, como había hablado por medio de todos los profetas y los maestros del Antiguo Testamento. Toda la Biblia es una manifestación de Cristo, y el Salvador deseaba fijar la fe de sus seguidores en la Palabra. Cuando su presencia visible se hubiese retirado, la Palabra sería fuente de poder para ellos. Como su Maestro, habían de vivir ‘con toda palabra que sale de la boca de Dios.’ (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 99, 354).


Santa comunión

5

¿En qué ocasión invitó Jesús a sus discípulos a comer pan? ¿Qué representaba el pan de la cena del Señor? 1 Corintios 11:23, 24.

¡Y cuánto más ciertas son las palabras de Cristo en cuanto a nuestra naturaleza espiritual! Él declara: ‘El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna.’ Es recibiendo la vida derramada por nosotros en la cruz del Calvario como podemos vivir la vida santa. Y esta vida la recibimos recibiendo su Palabra, haciendo aquellas cosas que Él ordenó. Así llegamos a ser uno con Él. ‘El que come mi carne –dice Él, –y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.’ Este pasaje se aplica en un sentido especial a la santa comunión. Mientras la fe contempla el gran sacrificio de nuestro Señor, el alma asimila la vida espiritual de Cristo. Y esa alma recibirá fuerza espiritual de cada comunión. El rito forma un eslabón viviente por el cual el creyente está ligado con Cristo, y así con el Padre. En un sentido especial,

Primer Semestre 2013

Así como necesitamos alimentos para sostener nuestras fuerzas físicas, también necesitamos a Cristo, el pan del cielo, para mantener la vida espiritual y para obtener energía con que hacer las obras de Dios. Y de la misma manera como el cuerpo recibe constantemente el alimento que sostiene la vida y el vigor, así el alma debe comunicarse sin cesar con Cristo, sometiéndose a ‘Él y dependiendo enteramente de Él. (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 21).

107 Lecciones de Escuela Sabática

El Salvador dijo: ‘Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y son muertos. Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de el comiere, no muera. Yo soy el pan vivo que he descendido del cielo: si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre.’ Cristo añadió luego otra figura a ésta. Únicamente muriendo podía impartir vida a los hombres, y en las palabras que siguen señala su muerte como el medio de salvación. Dice: ‘El pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 352).


forma un vínculo entre Dios y los seres humanos que dependen de Él. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 615, 616).

6

¿Qué significa comer la carne y beber sangre de Jesús? Juan 6:52-54, 40, 47; 1 Corintios 11:26.

Comer la carne y beber la sangre de Cristo es recibirle como Salvador personal, creyendo que perdona nuestros pecados, y que somos completos en Él. Contemplando su amor, y espaciándonos en Él, absorbiéndolo, es como llegamos a participar de su naturaleza. Lo que es el alimento para el cuerpo, debe serlo Cristo para el alma. El alimento no puede beneficiarnos a menos que lo comamos; a menos que llegue a ser parte de nuestro ser. Así también Cristo no tiene valor para nosotros si no le conocemos como Salvador personal. Un conocimiento teórico no nos beneficiará. Debemos alimentarnos de Él, recibirle en el corazón, de tal manera que su vida llegue a ser nuestra vida. Debemos asimilarnos su amor y su gracia. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 353).

108

Si practicamos las enseñanzas que nos dejó en su Palabra, estos principios se hacen carne en nuestra vida. Esto es lo que significa comer la carne de Cristo y beber su sangre. Diariamente hemos de prepararnos para la vida gloriosa, y cuando nos unamos con la familia de lo alto, no se nos darán lecciones nuevas, sino la continuación de las que Cristo dio a sus discípulos cuando estuvo aquí. (Alza tus Ojos, pág. 244).

Compartamos nuestro pan

7

¿Es suficiente pedir a nuestro Padre celestial el pan de cada día? Cuando recibimos nuestro pan diario, ¿qué debemos hacer? Mateo 6:11, 33; Eclesiastés 11:1, 2.

La oración por el pan cotidiano incluye no solamente el alimento para sostener el cuerpo, sino también el pan espiritual que nutrirá el alma para vida eterna. Nos dice Jesús: ‘Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece’. ‘Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno


Así como nuestra vida física es sostenida por el alimento, nuestra vida espiritual es sostenida por la palabra de Dios. Y cada alma ha de recibir vida de la Palabra de Dios para sí. Como debemos comer por nosotros mismos a fin de recibir alimento, así hemos de recibir la Palabra por nosotros mismos. No hemos de obtenerla simplemente por medio de otra mente. Debemos estudiar cuidadosamente la Biblia, pidiendo a Dios la ayuda del Espíritu Santo a fin de comprender su Palabra. Debemos tomar un versículo, y concentrar el intelecto en la tarea de discernir el pensamiento que Dios puso en ese versículo para nosotros. Debemos espaciarnos en el pensamiento hasta que venga a ser nuestro y sepamos ‘lo que dice Jehová.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 354).

Estudio personal

No hay agente humano que pueda proporcionar lo que satisfaga el hambre y la sed del alma. Pero dice Jesús: ‘He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo’. ‘Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás’. Así como necesitamos alimentos para sostener nuestras fuerzas físicas, también necesitamos a Cristo, el pan del cielo, para mantener la vida espiritual y para obtener energía con que hacer las obras de Dios. Y de la misma manera como el cuerpo recibe constantemente el alimento que sostiene la vida y el vigor, así el alma debe comunicarse sin cesar con Cristo, sometiéndose a Él y dependiendo enteramente de Él. (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 21).

Primer Semestre 2013

Meditación

109 Lecciones de Escuela Sabática

comiere de este pan, vivirá para siempre’. Hemos de orar día tras día para que, mientras leemos su Palabra, Dios nos envíe su Espíritu con el fin de revelarnos la verdad que fortalecerá nuestras almas para las necesidades del día. Al enseñarnos a pedir cada día lo que necesitamos, tanto las bendiciones temporales como las espirituales, Dios desea alcanzar un propósito para beneficio nuestro. Quiere que sintamos cuánto dependemos de su cuidado constante, porque procura atraernos a una comunión íntima con Él. (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 96).


La Ofrenda Especial de Escuela Sabática está dedicada para la Iglesia Santa Rosa del Sur (Bolívar ) Sea tu ofrenda una expresión de amor y gratitud

17

27 de Abril - 2013

El Agua de Vida

110

Introducción

“Se extiende la invitación ‘a todos los sedientos: Venid a las aguas.’ Y esta invitación se repite en las últimas páginas de la santa Palabra. El río del agua de vida, ‘resplandeciente como cristal,’ emana del trono de Dios y del Cordero; y la misericordioso invitación repercute a través de los siglos: ‘El que tiene sed, venga: y el que quiere, tome del agua de la vida de balde’ (Isaías 26:4, V.M.; 32:2; 41: 17; 44:3; 35:6; 55:1; Apocalipsis 22:17)”

Patriarcas y Profetas, pág. 438


Piensa y Responde

• ¿Qué sucedería con el planeta (o contigo) si faltase el agua por un lapso de 72 horas?

• Llegar a los pies de Cristo y pedir del agua que sacia la sed espititual que tenemos. • Permitir que nuestro corazón tambien sea una fuente de agua viva.

El manantial de agua pura

1

¿Qué invitación extendió el Señor, hace muchos años, a los sedientos? ¿Quién es el verdadero manantial de agua pura? Isaías 55:1, primera parte.

Al modo como el viajero fatigado que, hallando en el desierto la buscada fuente, apaga su sed abrasadora, el cristiano buscará y obtendrá el agua pura de la vida, cuyo manantial es Cristo… Las palabras de Dios son las fuentes de la vida. Mientras buscamos estas fuentes vivas, el Espíritu Santo nos pondrá en comunión con Cristo. Verdades ya conocidas se presentarán a nuestra mente con nuevo aspecto; ciertos pasajes de las Escrituras revestirán nuevo significado, como iluminados por un relámpago; comprenderemos la relación entre otras verdades y la obra de redención, y sabremos que Cristo nos está guiando, que un Instructor divino está a nuestro lado. (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 22).

2

¿Qué será esta agua para todo aquel que la beba, creyendo en el Señor? Juan 4:13, 14.

111 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Es posible que exista agua en un lugar árido sin esperanzas de vida?


Jesús no quiso dar a entender que un solo sorbo del agua de vida bastaba para el que la recibiera. El que prueba el amor de Cristo, lo deseará en mayor medida de continuo; pero no buscará otra cosa. Las riquezas, los honores y los placeres del mundo no le atraen más. El constante clamor de su corazón es: ‘Más de ti.’ Y el que revela al alma su necesidad, aguarda para satisfacer su hambre y sed. Todo recurso en que confíen los seres humanos, fracasará. Las cisternas se vaciarán, los estanques se secarán; pero nuestro Redentor es el manantial inagotable. Podemos beber y volver a beber, y siempre hallar una provisión de agua fresca. Aquel en quien Cristo mora, tiene en sí la fuente de bendición, ‘una fuente de agua que salte para vida eterna.’ De este manantial puede sacar fuerza y gracia suficientes para todas sus necesidades. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 157).

Una fuente abierta y limpia

112

3

¿Qué otro profeta presenta la gran promesa del agua purificadora y sanadora y qué propiedades contiene? Zacarías 13:1.

Cristo vino como el Gran Médico para sanar las heridas que el pecado había hecho en la familia humana, y su Espíritu, trabajando por medio de sus siervos, imparte al ser humano enfermo por el pecado y doliente, un gran poder sanador que es eficaz para el cuerpo y el alma. ‘En aquel tiempo habrá un manantial abierto para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, para la purificación del pecado y de la inmundicia’ (Zacarías 13:1). Las aguas de esta fuente contienen propiedades medicinales que sanarán las enfermedades físicas y espirituales. (Consejos sobre la Salud, pág. 206).

4

¿En qué ocasión Jesús reiteró este símbolo del agua viva? Juan 7:37-39.

El Salvador utilizó este servicio simbólico para dirigir la atención del pueblo a las bendiciones que Él había venido a traerles. ‘En el postrer día grande de la fiesta’ se oyó su voz en tono que resonó


5

¿Qué puede atraer, a veces, al pueblo de Dios? ¿Se nos recomienda beber de las fuentes mundanales? Jeremías 2:13.

El que trate de aplacar su sed en las fuentes de este mundo, bebe tan sólo para tener sed otra vez. Por todas partes, hay hombres que no están satisfechos. Anhelan algo que supla la necesidad del alma. Un solo Ser puede satisfacer esta necesidad. Lo que el mundo necesita, ‘el Deseado de todas las gentes,’ es Cristo. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 157).

Aquellos que beben de los canales contaminados no ansían el agua de vida, pues están satisfechos con las cisternas rotas del mundo. Piensan que tienen los tesoros del conocimiento, cuando están acumulando madera, paja y hojarasca que no aporta ganancia ni es digna de retener. (Fundamentals of Christian Education, pág. 168).

Llamada al alma sedienta

6

¿Qué invitación extiende Jesús a todos los sedientos? ¿Qué riesgo existe para aquellos que no responden al llamado? Apocalipsis 22:17; Juan 6:35; Amos 8:11, 12.

Primer Semestre 2013

El agua contaminada del mundo

113 Lecciones de Escuela Sabática

por todos los ámbitos del templo, diciendo: ‘Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, ríos de agua viva correrán de su vientre.’ ‘Y esto –dice Juan– dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en Él’ (Juan 7:3739). El agua refrescante que brota en tierra seca y estéril, hace florecer el desierto y fluye para dar vida a los que perecen, es un emblema de la gracia divina que sólo Cristo puede conceder, y que, como agua viva, purifica, refrigera y fortalece el alma. Aquel en quien mora Cristo tiene dentro de sí una fuente eterna de gracia y fortaleza. Jesús alegra la vida y alumbra el sendero de todos aquellos que le buscan de todo corazón. Su amor, recibido en el corazón, se manifestará en buenas obras para la vida eterna. Y no sólo bendice al alma de la cual brota, sino que la corriente viva fluirá en palabras y acciones justas, para refrescar a los sedientos que la rodean. (Patriarcas y Profetas, págs. 437, 438).


El clamor que Cristo dirige al alma sedienta sigue repercutiendo, y llega a nosotros con más fuerza que a aquellos que lo oyeron en el templo en aquel último día de la fiesta. El manantial está abierto para todos. A los cansados y exhaustos se ofrece la refrigerante bebida de la vida eterna. Jesús sigue clamando: ‘Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.’ ‘Y el que tiene sed, venga: y el que quiere, tome del agua de la vida de balde.’ ‘Mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed: mas el agua que yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 418).

Compartamos el agua recibida

7 114

De modo que esta Agua fluya abundantemente en nosotros, ¿qué debemos hacer? Isaías 58:10, 11; Juan 7:38; Proverbios 11:25.

‘Dad, y se os dará’, porque la Palabra de Dios es una ‘fuente de huertos, pozo de aguas vivas, que corren del Líbano’. El corazón que probó el amor de Cristo, anhela incesantemente beber de él con más abundancia, y mientras lo impartimos a otros, lo recibiremos en medida más rica y copiosa. Cada revelación de Dios al alma aumenta la capacidad de saber y de amar. El clamor continuo del corazón es: ‘Más de ti.’ (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 22). Cada verdadero discípulo nace en el reino de Dios como misionero. El que bebe del agua viva, llega a ser una fuente de vida. El que recibe llega a ser un dador. La gracia de Cristo en el alma es como un manantial en el desierto, cuyas aguas surgen para refrescar a todos, y da a quienes están por perecer avidez de beber el agua de la vida. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 167).

Meditación

El corazón que recibe la palabra de Dios no es un estanque que se evapora ni es una cisterna rota que pierda su tesoro. Es como el arroyo de las montañas, alimentado por manantiales inagotables, cuyas aguas frescas y chispeantes saltan de roca en roca, refrige-


El sacerdote había cumplido esa mañana la ceremonia que conmemoraba la acción de golpear la roca en el desierto. Esa roca era un símbolo de Aquel que por su muerte haría fluir raudales de salvación a todos los sedientos. Las palabras de Cristo eran el agua de vida. Allí en presencia de la congregada muchedumbre se puso aparte para ser herido, a fin de que el agua de la vida pudiese fluir al mundo. Al herir a Cristo, Satanás pensaba destruir al Príncipe de la vida; pero de la roca herida fluía agua viva. Mientras Jesús hablaba al pueblo, los corazones se conmovían con una extraña reverencia y muchos estaban dispuestos a exclamar, como la mujer de Samaria: ‘Dame esta agua, para que no tenga sed.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 417).

Primer Semestre 2013

Estudio personal

115 Lecciones de Escuela Sabática

rando a los cansados, sedientos y cargados. Es como un río que fluye constantemente, y a medida que avanza se va haciendo más hondo y más ancho, hasta que sus aguas vivificantes se extienden por toda la tierra. El arroyo que prosigue su curso cantando, deja detrás de sí sus dones de verdor y copiosos frutos. La hierba de sus orillas es de un verde más fresco; los árboles son más frondosos y las flores más abundantes. Mientras la tierra se desnuda y se obscurece bajo el calor que la afecta durante el verano, el curso del río es una raya de verdor en el panorama. Así también sucede con el verdadero hijo de Dios. La religión de Cristo se revela como principio vivificante, como una energía espiritual viva y activa que lo compenetra todo. Cuando el corazón se abre a la influencia celestial de la verdad y del amor, estos principios vuelven a fluir como arroyos en el desierto, y hacen fructificar lo que antes parecía árido y sin vida. (Profetas y Reyes, págs. 175, 176).


18

4 de Mayo - 2013

La Luz del Mundo

116

Introducción

“Podemos remontar la línea de los grandes maestros del mundo hasta donde alcanzan los anales humanos; pero la Luz estaba antes que ellos. Así como el brillo de la luna y las estrellas del sistema solar es reflejo de la luz del sol, también, en cuanta verdad contenga su enseñanza, reflejan los grandes pensadores del mundo los rayos del Sol de Justicia. Cada gema de pensamiento, cada destello del Intelecto, proviene de la Luz del mundo”

(Obreros Evangélicos, pág. 51).


Piensa y Responde

• ¿Cómo fuera tu vida sin la existencia de la luz (bien sea artificial o natural)?

• Analizar la razón por la que Cristo se compara a sí mismo como la luz del mundo. • Caminar en el Camino, guiado por la Luz que Cristo nos ofrece.

La verdadera Luz

1

¿De qué modo se presenta Jesús a sí mismo? Juan 8:12.

Dios es luz; y en las palabras: ‘Yo soy la luz del mundo,’ Cristo declaró su unidad con Dios, y su relación con toda la familia humana. Era Él quien al principio había hecho ‘que de las tinieblas resplandeciese la luz.’ Él es la luz del sol, la luna y las estrellas. Él era la luz espiritual que mediante símbolos, figuras y profecías, había resplandecido sobre Israel. Pero la luz no era dada solamente para los judíos. Como los rayos del sol penetran hasta los remotos rincones de la tierra, así la luz del Sol de justicia brilla sobre toda alma. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 429). ‘Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús’. Si os esforzáis con toda humildad por comprender cuál es el sentir de Cristo, no seréis dejados en oscuridad. Jesús dice: ‘El que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.’ (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 915).

117 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Quiénes son los únicos seres que viven en tinieblas?


2

¿Aceptan la luz todos los que son iluminados? ¿Cuál es la consecuencia? Juan 1:9-13; 3:19-21.

Debemos andar en la luz que resplandece sobre nosotros. De otra manera esa luz se trocará en tinieblas. Dios exige que manifestemos al mundo, por medio; de nuestro carácter y nuestras obras, una medida del espíritu de unión que esté de acuerdo con las verdades sagradas que profesamos, y con el espíritu de las profecías que se están cumpliendo en estos postreros días. La verdad que hemos comprendido y la luz que ha resplandecido sobre nuestra alma nos juzgarán y condenarán si nos apartamos de ellas y nos negamos a ser guiados por ellas. (Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 91).

118

No es Dios quien ciega los ojos de los hombres y endurece su corazón. Él les manda luz para corregir sus errores, y conducirlos por sendas seguras; es por el rechazamiento de esta luz como los ojos se ciegan y el corazón se endurece. Con frecuencia, esto se realiza gradual y casi imperceptiblemente. Viene luz al alma por la Palabra de Dios, por sus siervos, o por la intervención directa de su Espíritu; pero cuando un rayo de luz es despreciado, se produce un embotamiento parcial de las percepciones espirituales, y se discierne menos claramente la segunda revelación de la luz. Así aumentan las tinieblas, hasta que anochece en el alma. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 289).

La única luz que ilumina el sendero

3

¿De dónde procede esta preciosa luz? ¿Qué es específico acerca de la auténtica luz? Salmo 119:105; Proverbios 4:18.

Existe sólo una verdadera religión, sólo un camino al cielo, sólo una luz para iluminar la senda a medida que los peregrinos avanzan de prisa. En tanto prosigamos en el conocimiento del Señor, reconoceremos a cada paso que Cristo es la ‘Luz del mundo’, que Él es ‘el Camino, la Verdad, y la Vida’; y veremos que la


4

¿Es importante cómo caminamos en la Luz? 1 Juan 1:7; Colosenses 2:6.

Se necesitan vigilancia constante y ferviente y amante devoción. Pero ellas se presentarán naturalmente cuando el alma es preservada por el poder de Dios, mediante la fe. No podemos hacer nada, absolutamente nada para ganar el favor divino. No debemos confiar absolutamente en nosotros mismos ni en nuestras buenas obras. Sin embargo, cuando vamos a Cristo como seres falibles y pecaminosos, podemos hallar descanso en su amor. Dios aceptará a cada uno que acude a Él confiando plenamente en los méritos de un Salvador crucificado. El amor surge del corazón. Puede no haber un éxtasis de sentimientos, pero hay una confianza pacífica permanente. Toda carga se hace liviana, pues es fácil el yugo que impone Cristo. El deber se convierte en una delicia, y el sacrificio en un placer. La senda que antes parecía envuelta en tinieblas se hace brillante con los rayos del Sol de Justicia. Esto es caminar en la luz como Cristo está en la luz. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 415).

Una misión mundial

5

¿Qué solicita Jesús de sus discípulos? Mateo 5:16.

Los seguidores de Cristo han de ser más que una luz entre los hombres. Son la luz del mundo… Como Cristo era el medio de re-

119 Lecciones de Escuela Sabática

Para llegar al conocimiento de la verdad, debemos tener un deseo sincero de conocer la verdad y buena voluntad en el corazón para obedecerla… En vez de discutir y cavilar tocante a aquello que no entendáis, aprovechad la luz que ya brilla sobre vosotros y recibiréis mayor luz. Mediante la gracia de Cristo, cumplid todos los deberes que hayáis llegado a entender y seréis capaces de entender y cumplir aquellos de los cuales todavía dudáis. (El Camino a Cristo, pág. 113).

Primer Semestre 2013

senda por la que nos pide que transitemos es ‘como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto.’ (Proverbios 4:18) (Alza tus Ojos, pág. 231).


velar al Padre, hemos de ser los medios de revelar a Cristo. Aunque el Salvador es la gran fuente de luz, no olvidéis, cristianos, que se revela mediante la humanidad. Las bendiciones de Dios se otorgan por medio de instrumentos humanos. Cristo mismo vino a la tierra como Hijo del hombre. La humanidad, unida con la naturaleza divina, debe relacionarse con la humanidad. La iglesia de Cristo, cada individuo que sea discípulo del Maestro, es un conducto designado por el cielo para que Dios sea revelado a los hombres. (El Discurso Maestro de Jesucristo, págs. 37, 38).

Portadores de luz en el mundo

6 120

¿Con qué compara el Señor a sus discípulos que proclaman fielmente el triple mensaje angélico? Filipenses 2:14, 15; Efesios 5:8; 1 Timoteo 4:15.

Dios exige que sus hijos brillen como luminarias en el mundo. No se exige que lo hagan solamente los ministros, sino todo discípulo de Cristo. Su conversación debe ser celestial. Y mientras disfrutan de la comunión con Dios, querrán tener un intercambio con sus semejantes, a fin de expresar por medio de sus palabras y hechos el amor de Dios que anima sus corazones. De esta manera serán luces en el mundo, y la luz transmitida por su intermedio no se apagará. (Servicio Cristiano, pág. 27).

En un sentido muy especial, los adventistas del séptimo día han sido colocados en el mundo como centinelas y transmisores de luz. A ellos ha sido confiada la tarea de dirigir la última amonestación a un mundo que perece. La Palabra de Dios proyecta sobre ellos una luz maravillosa. Una obra de la mayor importancia les ha sido confiada: proclamar los mensajes del primero, segundo y tercer ángeles. Ninguna otra obra puede ser comparada con ésta y nada debe desviar nuestra atención de ella. (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 288).

7

Al extenderse las tinieblas, ¿cómo brillarán los verdaderos cristianos en este mundo considerando la segunda venida de Cristo? Isaías 60:1; Daniel 12:3.


Meditación

¿Qué es la luz? Es piedad, bondad, verdad, amor; es la revelación de la verdad en el carácter y en la vida. El Evangelio depende de la piedad personal de los creyentes para su poder agresivo, y Dios ha hecho provisión por medio de la muerte de su Hijo amado, para que toda alma fuera ampliamente equipada para toda buena obra. Toda alma ha de ser una luz brillante, que muestre las alabanzas de Aquel que nos ha llamado de las tinieblas a su luz maravillosa. ‘Porque nosotros coadjutores somos de Dios.’ Sí, colaboradores; esto significa realizar ferviente servicio en la viña del Señor. Hay almas que deben ser salvadas, almas en nuestras iglesias, en nuestras escuelas sabáticas y en nuestro vecindario. (Servicio Cristiano, pág. 27).

Estudio personal

Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: ‘Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto…’ (Hebreos 3:7). Las pruebas soportadas con paciencia, las bendiciones recibidas con gratitud, las tentaciones resistidas valerosamente, la mansedumbre, la bondad, la compasión y el amor revelados constantemente son las luces que brillan en el carácter, en contraste con la oscuridad del corazón egoísta, en el cual jamás penetró la luz de la vida. (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 41).

Primer Semestre 2013

y Reyes, págs. 531, 532).

121 Lecciones de Escuela Sabática

‘Levántate, resplandece; que ha venido tu lumbre, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti’(Isaías 60:1). Cristo viene con poder y grande gloria. Viene con su propia gloria, y con la del Padre. Y le acompañarán los santos ángeles. Mientras todo el mundo esté sumido en tinieblas, habrá luz en toda morada de los santos. Percibirán la primera vislumbre de su segunda aparición. Una luz sin sombra brillará de su resplandor, y Cristo el Redentor será admirado por todos los que le sirvieron. Mientras huyan los impíos, los que siguieron a Cristo se regocijarán en su presencia. (Profetas


19

11 de Mayo - 2013

El Gran Médico

122

Introducción

“Dios es el único que puede sanar. Aquellos cuyas mentes y cuerpos están enfermos han de ver en Cristo al restaurador. ‘Porque yo vivo –dice, –y vosotros también viviréis’ (Juan 14:19). Esta es la vida que debemos ofrecer a los enfermos, diciéndoles que si creen en Cristo como el restaurador, si cooperan con Él, obedeciendo las leyes de la salud y procurando perfeccionar la santidad en el temor de Él, les impartirá su vida. Al presentarles así al Cristo, les comunicamos un poder, una fuerza valiosa, procedente de lo alto. Esta es la verdadera ciencia de curar el cuerpo y el alma”

El Ministerio de Curación, pág. 187


Piensa y Responde

• ¿Qué fuera el mundo sin la existencia de los médicos, o sin el conocimiento médico?

• Encontrar una esperanza de sanación para el enfermo por el pecado. • Saber que sólo Cristo es capaz de sanar al oprimido y pobre pecador.

Esperanza para el enfermo

1

¿En qué condición se encuentran hoy la mayoría de las personas? ¿Hay alguna esperanza de curación? Isaías 1:5, última parte, 6.

Este mundo es un vasto lazareto, pero Cristo vino para sanar a los enfermos y proclamar liberación a los cautivos de Satanás. Él era en sí mismo la salud y la fuerza. Impartía vida a los enfermos, a los afligidos, a los poseídos de los demonios. No rechazaba a ninguno que viniese para recibir su poder sanador. Sabía que aquellos que le pedían ayuda habían atraído la enfermedad sobre sí mismos; sin embargo no se negaba a sanarlos. Y cuando la virtud de Cristo penetraba en estas pobres almas, quedaban convencidas de pecado, y muchos eran sanados de su enfermedad espiritual tanto como de sus dolencias físicas. El Evangelio posee todavía el mismo poder, y ¿por qué no habríamos de presenciar hoy los mismos resultados? (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 763).

123 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Cuál es el papel fundamental de un médico?


2

¿Por qué vino Jesús a la tierra? Mateo 9:12; 4:23.

Cristo vino a este mundo y vivió conforme a la ley de Dios para que el hombre pudiera dominar perfectamente las inclinaciones naturales que corrompen el alma. Él es el Médico del alma y del cuerpo y da la victoria sobre las pasiones guerreantes. Ha provisto todo medio para que el hombre pueda poseer un carácter perfecto… Cristo es el mismo médico compasivo que cuando desempeñaba su ministerio terrenal. En Él hay bálsamo curativo para toda enfermedad, poder restaurador para toda dolencia. (El Ministerio de Curación, págs. 92, 172).

Poder sanador de Jesús

3

124

¿A través de que poder curaba Jesús? Salmo 107:19, 20; 2 Reyes 20:4, 5; Mateo 8:8.

El mismo poder que Cristo ejerció cuando andaba entre los hombres se encuentra en su Palabra. Con ella curaba las enfermedades y echaba fuera demonios; con ella sosegaba el mar y resucitaba a los muertos; y el pueblo atestiguó que su palabra iba revestida de poder. El predicaba la Palabra de Dios, la misma que había dado a conocer a todos los profetas y maestros del Antiguo Testamento. La Biblia entera es una manifestación de Cristo… En sus milagros, el Salvador manifestaba el poder que actúa siempre en favor del hombre, para sostenerle y sanarle. Por medio de los agentes naturales, Dios obra día tras día, hora tras hora y en todo momento, para conservarnos la vida, fortalecernos y restaurarnos. Cuando alguna parte del cuerpo sufre perjuicio, empieza el proceso de curación; los agentes naturales actúan para restablecer la salud. Pero lo que obra por medio de estos agentes es el poder de Dios. Todo poder capaz de dar vida procede de Él. Cuando alguien se repone de una enfermedad, es Dios quien lo sana. (El Ministerio de Curación, págs. 84, 75, 76).

4

¿Cuál es la invitación aún hoy? Mateo 11:28-30.


5

¿Es Jesús sólo Médico del cuerpo? ¿Cuáles son sus palabras a los enfermos? Salmo 103:3, 4; Mateo 9:2.

Muchos de los que acudían a Cristo en busca de ayuda habían atraído la enfermedad sobre sí, y sin embargo Él no rehusaba sanarlos. Y cuando estas almas recibían la virtud de Cristo, reconocían su pecado, y muchos se curaban de su enfermedad espiritual al par que de sus males físicos. (El Ministerio de Curación, pág. 49).

Hay remedio para el alma enferma de pecado. Ese remedio es Jesús. ¡Precioso Salvador! Su gracia es suficiente para el más débil; y el más fuerte también debe tener su gracia o perecerá. (La Maravillosa Gracia, pág. 87).

6

¿Cuál es la prescripción del Médico divino para la salud del cuerpo, mente y alma? ¿Qué motivará a otros a buscar este Médico? Juan 6:51; Jeremías 15:16; Romanos 10:14.

A fin de tener salud y vitalidad en el alma, el Médico divino prescribe comunión con Él. Debemos sentamos a sus pies y aprender

Primer Semestre 2013

Médico del alma

125 Lecciones de Escuela Sabática

El amor que Cristo infunde en todo nuestro ser es un poder vivificante. Da salud a cada una de las partes vitales: el cerebro, el corazón y los nervios. Por su medio las energías más potentes de nuestro ser despiertan y entran en actividad. Libra al alma de culpa y tristeza, de la ansiedad y congoja que agotan las fuerzas de la vida. Con Él vienen la serenidad y la calma. Implanta en el alma un gozo que nada en la tierra puede destruir: el gozo que hay en el Espíritu Santo, un gozo que da salud y vida. Las palabras de nuestro Salvador: ‘Venid a mí,… que yo os haré descansar’ (Mateo 11:28), son una receta para curar las enfermedades físicas, mentales y espirituales. A pesar de que por su mal proceder los hombres han atraído el dolor sobre sí mismos, Cristo se compadece de ellos. En Él pueden encontrar ayuda. Hará cosas grandes en beneficio de quienes en Él confíen. (El Ministerio de Curación, págs. 78, 79).


de Él cómo ser mansos y humildes de corazón. La salud espiritual depende del alimento que se da a la mente y del aire que se respira. El alma necesita alimento, y a fin de conseguirlo, debe estudiarse la Palabra de Dios. Para curar la enfermedad es esencial inspirar aire puro. Y no es menos esencial que la atmósfera que respiramos en la vida espiritual sea pura. Esto es imprescindible para el crecimiento saludable en la gracia. Respiren la atmósfera pura que produce pensamientos puros y palabras nobles. Escojan asociarse con los cristianos. El cristiano no tendrá salud espiritual a menos que sea cuidadoso con respecto a sus compañías. (Alza tus Ojos, pág. 172).

7

126

¿Qué instrucción impartía Jesús a aquellos que había sanado o perdonado? Juan 5:14; 8:11.

Al curar las enfermedades, Cristo decía muchas veces a los enfermos: ‘No peques más, porque no te venga alguna cosa peor’ (Juan 5:14). Así les enseñaba que habían atraído su dolencia sobre si al transgredir las leyes de Dios, y que la salud no puede conservarse sino por medio de la obediencia. El médico debe enseñar a sus pacientes que han de cooperar con Dios en la obra de restauración. El médico echa cada vez más de ver que la enfermedad resulta del pecado. Sabe que las leyes de la naturaleza son tan ciertamente divinas como los preceptos del Decálogo, y que sólo por la obediencia a ellas puede recuperarse o conservarse la salud. Él ve que muchos sufren los resultados de sus hábitos perjudiciales cuando podrían recobrar la salud si hiciesen lo que está a su alcance para su restablecimiento. Es necesario enseñarles que todo hábito que destruye las energías físicas, mentales o espirituales, es pecado, y que la salud se consigue por la obediencia a las leyes que Dios estableció para bien del género humano. (El Ministerio de Curación, págs. 76, 77).

Meditación

El único remedio para los pecados y dolores de los hombres es Cristo. Únicamente el Evangelio de su gracia puede curar los males que azotan a la sociedad… Solamente Él da un nuevo corazón


de amor en lugar del corazón egoísta de pecado.

(La Maravillosa

Estudio personal

El Salvador asistía tanto al alma como al cuerpo. El Evangelio que enseñó fue un mensaje de vida espiritual y de restauración física. La salvación del pecado y la curación de la enfermedad iban enlazadas (El Ministerio de Curación, pág. 75).

• Mateo 20:32 • Lucas 18:41 Así sucede con la lepra del pecado, tan profundamente arraigada, tan mortífera, tan imposible de curar por el poder humano. ‘Toda cabeza está enferma, y todo corazón doliente. Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa ilesa, sino herida, hinchazón y podrida llaga’ (Isaías 1:5, 6.) Pero Jesús, al humanarse, no se contamina. Su presencia es virtud curativa para el pecador. Cualquiera que se postre a sus pies, diciéndole con fe: ‘Señor, si quisieras, puedes limpiarme,’ oirá esta respuesta: ‘Quiero: sé limpio’… El renunciar a la satisfacción dañina de los apetitos impone sacrificios. Pero al fin se verá que, si no se le pone trabas, la naturaleza desempeña su obra con acierto y los que perseveren en la obediencia a sus leyes encontrarán recompensa en la salud del cuerpo y del espíritu. (El Ministerio de Curación, págs. 45, 89).

127 Lecciones de Escuela Sabática

La curación física va enlazada con la misión de predicar el Evangelio. En la obra del Evangelio, jamás deben ir separadas la enseñanza y la curación… La proclamación del Evangelio a todo el mundo es la obra que Dios ha encomendado a los que llevan su nombre. El Evangelio es el único antídoto para el pecado y la miseria de la tierra. El dar a conocer a toda la humanidad el mensaje de la gracia de Dios es la primera tarea de los que conocen su poder curativo. (El Ministerio de Curación, pág. 100).

Primer Semestre 2013

Gracia, pág. 25).


20

18 de Mayo - 2013

El Maestro Divino

128

Introducción

“Cristo fue el mayor Maestro que el mundo conoció jamás. Vino a esta tierra para difundir los brillantes rayos de la verdad, a fin de que los hombres pudiesen adquirir idoneidad para el cielo. ‘Para esto he venido al mundo –declaró–, para dar testimonio a la verdad’ (Juan 18:37). Vino para revelar el carácter del Padre, a fin de que los hombres pudiesen ser inducidos a adorarle en espíritu y en verdad”

Consejos para los Maestros, Padres y Alumnos, pág. 246


Piensa y Responde

• ¿Cuál debiera ser el papel esencial del maestro en el área de la formación de un ser?

• Mirar la vida de Cristo y ver en ella el ejemplo máximo de comportamiento. • Aprender de las lecciones que Cristo ofrecía a su entorno durante su ministerio.

La niñez del Maestro divino

1

¿De quién recibió Jesús, el Maestro divino, su educación? Lucas 2:51, 52.

El niño Jesús no recibió instrucción en las escuelas de las sinagogas. Su madre fue su primera maestra humana. De labios de ella y de los rollos de los profetas, aprendió las cosas celestiales. Las mismas palabras que Él había hablado a Israel por medio de Moisés, le fueron enseñadas sobre las rodillas de su madre. Y al pasar de la niñez a la adolescencia, no frecuentó las escuelas de los rabinos. No necesitaba la instrucción que podía obtenerse de tales fuentes, porque Dios era su instructor… Puesto que Él adquirió saber como nosotros podemos adquirirlo, su conocimiento íntimo de las Escrituras nos demuestra cuán diligentemente dedicó sus primeros años al estudio de la Palabra de Dios. Delante de Él se extendía la gran biblioteca de las obras de Dios. El que había hecho todas las cosas, estudió las lecciones que su propia mano había escrito en la tierra, el mar y el cielo. Apartado de los cami-

129 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Por qué se vuelve tan influyente el carácter del maestro en el de su aprendiz?


nos profanos del mundo, adquiría conocimiento científico de la naturaleza (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 50, 51).

Sus enseñanzas

2

¿A qué libro se refirió Jesús como auténtico y con autoridad? ¿Qué usaba, a menudo, en sus enseñanzas? Lucas 24:27; 10:26; Mateo 13:34, 35.

Empezando con Moisés, alfa de la historia bíblica, Cristo expuso en todas las Escrituras las cosas concernientes a Él… Así el mensaje evangélico, tal como lo daba el Salvador mismo, se basaba en las profecías. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 739, 200).

130

El gran Maestro puso a sus oyentes en contacto con la naturaleza, para que oyeran la voz que habla en todas las cosas creadas, y a medida que sus corazones se hacían más sensibles y sus mentes más receptivas, les ayudaba a interpretar la enseñanza espiritual de las escenas que contemplaban sus ojos. Las parábolas, por medio de las cuales le gustaba enseñar lecciones de verdad, muestran cuán abierto estaba su espíritu a las influencias de la naturaleza y cómo le agradaba extraer la enseñanza espiritual del ambiente en que transcurría la vida diaria. (La Educación, pág. 102).

3

¿Enseñaba Jesús solo durante las reuniones o aprovechaba muchas oportunidades diferentes? ¿Cuál era el objetivo del Maestro divino? Marcos 2:15; Juan 4:7; Lucas 10:38, 39; Mateo 18:11.

Jesús veía en toda alma un ser que debía ser llamado a su reino. Alcanzaba el corazón de la gente yendo entre ella como quien desea su bien. La buscaba en las calles, en las casas privadas, en los barcos, en la sinagoga, a orillas del lago, en la fiesta de bodas. Se encontraba con ella en sus ocupaciones diarias y manifestaba interés en sus asuntos seculares. Llevaba sus instrucciones hasta la familia, poniéndola, en el hogar, bajo la influencia de su presencia divina. Su intensa simpatía personal le ayudaba a ganar los corazones. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 125, 126).


Su enseñanza abarcaba las cosas del tiempo y la eternidad, las cosas visibles en su relación con las invisibles, los incidentes pasajeros de la vida común, y los solemnes sucesos de la vida futura. Establecía la verdadera relación que existe entre las cosas de esta vida, como subordinadas a las de interés eterno, pero no ignoraba su importancia. Enseñaba que el cielo y la tierra están ligados, y que el conocimiento de la verdad divina prepara mejor al hombre para desempeñar los deberes de la vida diaria… El que trata de transformar a la humanidad, debe comprender a la humanidad. Solo por la simpatía, la fe y el amor, pueden ser alcanzados y elevados los hombres. En esto Cristo se revela como el Maestro de los maestros: De todos los que alguna vez vivieran en la tierra, Él sólo posee una perfecta comprensión del alma humana. Practicaba lo que enseñaba… Así, las palabras de Cristo tuvieron en su vida una ilustración y un apoyo perfectas. Y más aún, Él era lo que enseñaba. Sus palabras no sólo eran la expresión de la experiencia de su propia vida, sino de su propio carácter. No sólo enseñó la verdad; Él era la verdad. Eso fue lo que dio poder a su enseñanza. (La Educación, págs. 82, 78).

El verdadero Rabino

5

¿Qué enseñó Jesús a evitar a sus seguidores con el fin de no atraer la atención a sí mismos? Mateo 23:7, 8.

Primer Semestre 2013

4

¿Qué se puede decir acerca de su enseñanza? ¿Cuál era su doble clave para tener éxito como Maestro? Juan 5:39; 15:10, última parte, 13:15.

131 Lecciones de Escuela Sabática

En Él se hallaba el ideal perfecto... Cristo vino al mundo para revelar este ideal como el único y verdadero blanco de nuestros esfuerzos; para mostrar lo que todo ser humano debiera ser; lo que llegarían a ser por medio de la morada de la divinidad en la humanidad todos los que lo recibieran. Vino a mostrar de qué manera deben ser educados los hombres como conviene a hijos de Dios; cómo deben practicar en la tierra los principios, y vivir la vida del cielo. (La Educación, págs. 73, 74).


Antes, todas sus obras hacen para ser mirados de los hombres; porque ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas; y las salutaciones en las plazas, y ser llamados de los hombres Rabbí, Rabbí. Mas vosotros, no queráis ser llamados Rabbí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo;… También reprendió la vanidad manifestada al codiciar el título de rabino o maestro. Declaró que este título no pertenecía a los hombres, sino a Cristo. Los sacerdotes, escribas, gobernantes, expositores y administradores de la ley, eran todos hermanos, hijos de un mismo Padre. Jesús enseñó enfáticamente a la gente que no debía dar a ningún hombre un título de honor que indicase su dominio de la conciencia y la fe. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 564, 565).

Los oyentes de Jesús

132

6

¿Quién se encontraba a menudo entre la audiencia de Jesús? ¿Cómo reaccionaban a menudo los oyentes? Marcos 12:37, última parte; Juan 7:46; Mateo 7:28, 29.

No sólo hablaba para toda la humanidad, sino a ella misma. Su mensaje alcanzaba al niñito en la alegría de la mañana de su vida; al corazón ansioso e inquieto de la juventud; a los hombres, que en la plenitud de sus años llevaban la carga de la responsabilidad, a los ancianos en su debilidad y cansancio. Su mensaje era para todos; para todo ser humano, de todo país y toda época. (La Educación, pág. 82).

Acerca de la enseñanza de Cristo se dice: ‘Y gran multitud del pueblo le oía de buena gana’ (Marcos 12:37). ‘¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!’ (Juan 7:46), declararon los alguaciles enviados a apresarlo. Sus palabras reconfortaban y bendecían a los que anhelaban la paz que Él solo podía dar. Había en sus palabras algo que elevaba a sus oyentes a un nivel más alto de pensamiento y acción. (Consejos para los Maestros, Padres y Alumnos, pág. 246).


Cuando nos encontramos profundamente ensombrecidos es porque Satanás se ha interpuesto entre nosotros y los brillantes rayos del Sol de Justicia. En los momentos de tribulación este resplandor se eclipsa y no entendemos por qué nos da la impresión de que la seguridad desaparece. Se nos induce a mirar al yo, y eso nos impide recibir el consuelo que hay en la cruz no en su sombra para nosotros. Nos quejamos del camino, y apartamos nuestra mano de la de Cristo. Pero a veces el favor de Dios irrumpe repentinamente en el alma, y las sombras se disipan. Vivamos a la luz de la cruz del Calvario. No moremos más en las sombras, quejándonos de nuestros dolores, porque eso sólo aumenta nuestra tribulación. (Mente, Carácter y Personalidad, tomo 2, pág. 843).

Meditación

Los que siguen a Jesús le agradan cuando muestran que, aunque humanos, son partícipes de la naturaleza divina. No son estatuas, sino hombres y mujeres vivientes. Su corazón, refrigerado por los rocíos de la gracia divina, se abre y expande bajo la influencia del Sol de justicia. Reflejan sobre otros, en obras iluminadas por el amor de Cristo, la luz que resplandece sobre ellos mismos (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 127).

Los cristianos son las gemas de Cristo, compradas a un precio infinito. Deben resplandecer brillantemente para Él, reflejando la luz de su hermosura. Y han de recordar siempre que todo el lustre que posee el carácter cristiano proviene del Sol de Justicia. (Alza Tus Ojos, pág. 370).

Primer Semestre 2013

Nunca llegará el tiempo en que la sombra de Satanás no atraviese nuestra senda. Porque con ello el enemigo trata de ocultar la luz del Sol de justicia. Pero nuestra fe debe atravesar esta sombra. (Obreros Evangélicos, págs. 280, 281).

133 Lecciones de Escuela Sabática

7

Aunque las personas se admiraban de la enseñanza de Jesús, ¿cómo reaccionaban algunos y por qué? Juan 7:1417.


21

25 de Mayo - 2013

El Amigo de niños y madres

134

Introducción

“El Salvador mira con infinita ternura las almas que compró con su sangre. Pertenecen a su amor. Las mira con indecible cariño. Su corazón anhela alcanzar, no sólo a los mejor educados y atractivos, sino también a los que por herencia y descuido presentan rasgos de carácter poco lisonjeros”

El Ministerio de Curación, pág. 28


Piensa y Responde

Objetivos

• Aplicar la lección de Cristo en su trato con las diferentes edades. • Saber que como cristianos nuestro deber, no se cierra a cierto grupo de personas, es universal.

La niñez de Jesús

1

¿Qué se conoce acerca de la niñez y juventud de Jesús? ¿Por qué puede ser el Amigo de niños y jóvenes? Lucas 2:40.

Había algunos que buscaban su sociedad, sintiéndose en paz en su presencia; pero muchos le evitaban, porque su vida inmaculada los reprendía. Sus jóvenes compañeros le instaban a hacer como ellos. Era de carácter alegre; les gustaba su presencia, y daban la bienvenida a sus prontas sugestiones; pero sus escrúpulos los impacientaban, y le declaraban estrecho de miras. Jesús contestaba: Escrito está: ‘¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.’ ‘En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti.’… Cuando le preguntaban por qué no participaba en las diversiones de la juventud de Nazaret, decía: Escrito está: ‘Heme gozado en el camino de tus testimonios, como sobre toda riqueza. En tus mandamientos meditaré, consideraré tus caminos. Me recrearé en tus estatutos: no me olvidaré de tus palabras.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 69).

135 Lecciones de Escuela Sabática

• ¿Qué diría Cristo acerca del trato que ofrecemos a muchos de nuestros hermanos?

Primer Semestre 2013

• Como individuos y como parte de la Iglesia, ¿cómo debiéramos considerar a los niños? ¿Cuál debería ser nuestra labor con ellos?


2

136

¿Qué revela su cercano contacto con la naturaleza? Habiendo siendo un niño, ¿cómo se regocijaba con los niños pequeños? Lucas 12:27.

Cuando los niños recogían las flores silvestres que crecían tan abundantemente a su alrededor y se apiñaban para presentárselas como pequeñas ofrendas, las recibía alegremente, les sonreía y expresaba su gozo al ver tanta variedad de flores. Estos niños eran su herencia. Sabemos que vino para rescatarlos del enemigo mediante su muerte sobre la cruz del Calvario. Les habló palabras que guardaron en sus corazones. Se sintieron gozosos al pensar que apreciaba sus dones y les hablaba en forma tan amorosa. Cristo observaba a los niños en sus juegos, y a menudo expresaba su aprobación cuando obtenían una victoria inocente en alguna cosa que estaban decididos a hacer. Entonó cantos para esos niños utilizando palabras dulces y benditas. Ellos sabían que los amaba. Nunca les frunció el ceño. Compartió sus gozos y tristezas infantiles. A menudo recogía flores y después de señalarles su belleza, se las dejaba como regalo. Él había hecho las flores y se deleitaba en señalar su hermosura. Se ha dicho que Jesús nunca sonrió. Esto no es exacto. Un niño en su inocencia y pureza hacía brotar de sus labios un cántico de gozo. (Alza tus Ojos, pág. 55).

Jesús curó y bendijo a los niños pequeños

3

¿Qué episodio se describe cuando niños pequeños fueron llevados ante Él para ser bendecidos? Mateo 19:13-15.

Cuando venían las madres a Él con sus pequeñuelos, los discípulos las miraban con desagrado. Pensaban que esos niños eran demasiado tiernos para recibir beneficio de una visita a Jesús, y concluían que su presencia le desagradaba. Pero los discípulos eran quienes incurrían en su desagrado. El Salvador comprendía los cuidados y la carga de las madres que estaban tratando de educar a sus hijos de acuerdo con la Palabra de Dios. Había oído


Permita que el ojo de la fe se posesione de la escena. Observe a las madres tratando de llegar a Él, pálidas, cansadas, casi desesperadas, pero determinadas y perseverantes, sosteniendo en sus brazos su carga de sufrimiento. Mientras estas personas anhelantes, son empujadas hacia atrás, Cristo avanza hacia ellas paso a paso, hasta llegar a su lado. Lágrimas de alegría y esperanza fluyen libremente porque la atención de Jesús se dirige hacia ellas, y en sus ojos ven expresada la más tierna compasión y amor tanto por las debilitadas madres como por los dolientes niños. Las invita a tener confianza, diciendo: ‘¿Qué puedo hacer por ti?’ La madre entre sollozos expresa su gran anhelo: ‘Señor, sana a mi hijo’. Había manifestado su fe abriéndose paso hacia Él, aunque no sabia que Él se estaba dirigiendo hacia ella. Cristo toma al niño en sus brazos. Pronuncia la palabra, y la enfermedad huye ante su toque. La palidez de muerte desaparece. La corriente de vida fluye a través de sus venas. Los músculos reciben vigor. (Alza tus Ojos, pág. 24).

5

¿Cuándo y de qué modo especial los niños sanados alabaron a Jesús, más tarde? Mateo 21:9, 15, 16.

Los niños eran los primeros en regocijarse. Jesús había sanado sus enfermedades; los había estrechado en sus brazos, había recibido sus besos de agradecido afecto, y algunos de ellos se habían dormido sobre su pecho mientras Él enseñaba a la gente. Ahora con alegres voces los niños pregonaban sus alabanzas.

137 Lecciones de Escuela Sabática

4

¿De qué otro modo demostró Jesús cuidado especial por los niños? Mateo 17:18; 15:28; Juan 4:51, 52.

Primer Semestre 2013

sus oraciones. Él mismo las había atraído a su presencia… Así se reunieron varias madres, con sus pequeñuelos. Algunos de los niños ya habían pasado de la infancia a la niñez y a la adolescencia. Cuando las madres expresaron su deseo, Jesús oyó con simpatía la tímida petición… Tomó a los niños en sus brazos, puso las manos sobre ellos y les dio la bendición que habían venido a buscar. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 472).


Repetían los hosannas del día anterior y agitaban triunfalmente palmas ante el Salvador. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 542).

Incluso hoy

6

¿Pueden las madres llevar a Jesús a sus hijos hoy del mismo modo? Explica tu experiencia personal. Salmo 115:13, 14.

Las madres de hoy han de recibir sus palabras con la misma fe. Cristo es tan ciertamente un Salvador personal hoy como cuando vivió como hombre entre los hombres. Es tan ciertamente el ayudador de las madres hoy como cuando reunía a los pequeñuelos en sus brazos en Judea. Los hijos de nuestros hogares son tanto la adquisición de su sangre como lo eran los niños de entonces. Jesús conoce la preocupación del corazón de cada madre. Él que tuvo una madre que luchó con la pobreza y la privación, simpatiza con cada madre en sus trabajos… En todo pesar y en toda necesidad, dará consuelo y ayuda. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 473).

138

7

¿Qué pueden hacer los niños y jóvenes, sabiendo que su mejor Amigo está listo para escucharles y contestar sus oraciones? 1 Juan 5:14, 15; Efesios 3:20.

Los niños y jóvenes pueden acudir a Jesús con sus cargas y perplejidades y saber que Él respetará sus súplicas y les dará precisamente lo que necesiten. Sed fervientes; sed resueltos. Presentad la promesa a Dios, y luego creed, sin una duda. No esperéis sentir emociones especiales antes que os parezca que el Señor contesta. No indiquéis ningún modo particular en que el Señor deba obrar por vosotros antes de creer que recibiréis las cosas que le pedís, sino confiad en su palabra y dejad todo el asunto en manos del Señor, con la plena fe de que vuestra oración será honrada y recibiréis la respuesta en el momento exacto y en la forma precisa en que vuestro Padre celestial crea que es para bien vuestro; luego poned en práctica vuestras oraciones. Andad humildemente, y seguid avanzando. (Mensajes para los Jóvenes, pág. 121).


Estudio personal

‘Les dice: Apartaos, que la muchacha no es muerta, mas duerme. Y se burlaban de Él. Y como la gente fue echada fuera, entró, y la tomó de la mano, y se levantó la muchacha’ (Mateo 9:24, 25). Dirige a la madre palabras de consuelo y paz, y entonces otro caso tan urgente como el anterior se presenta ante Él. La madre pide ayuda para ella y su hijo, porque los dos están padeciendo. Con prontitud y gozo Cristo ejerce su poder vivificante, y ellos alaban y dan honor y gloria a su nombre que hace cosas maravillosas. (Alza tus Ojos, pág. 24).

Acudan las madres a Jesús con sus perplejidades. Hallarán gracia suficiente para ayudarles en la dirección de sus hijos. Las puertas están abiertas para toda madre que quiera poner sus cargas a los pies del Salvador. El que dijo: ‘Dejad los niños venir a mí, y no los impidáis,’ sigue invitando a las madres a conducir a sus pequeñuelos para que sean bendecidos por Él. Aun el lactante en los brazos de su madre, puede morar bajo la sombra del Todopoderoso por la fe de su madre que ora. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 472).

• Mateo 7:7, 8

139 Lecciones de Escuela Sabática

En los niños allegados a Él, veía el Salvador a hombres y mujeres que serían un día herederos de su gracia y súbditos de su reino, algunos, mártires por su causa. Sabía que aquellos niños le escucharían y le aceptarían por Redentor con mejor voluntad que los adultos, muchos de los cuales eran sabios según el mundo, y duros de corazón. Al enseñarles, se colocaba al nivel de ellos. Él, la Majestad de los cielos, respondía a sus preguntas y simplificaba sus importantes lecciones para que las comprendiera su inteligencia infantil. Plantaba en la mente de ellos la semilla de la verdad, que años después brotaría y llevaría fruto para vida eterna. (El Evangelismo, pág. 422).

Primer Semestre 2013

Meditación


La Ofrenda Especial de Escuela Sabática está dedicada para la Fundación Misionera Internacional El Buen Samaritano (Panamá) Sea tu ofrenda una expresión de amor y gratitud

22

01 de Junio - 2013

La Escalera Vinculante

140

Introducción “Jesús es la escalera hacia el cielo… y Dios nos invita a subir por ella. Pero no podemos hacerlo mientras estemos cargados de los tesoros terrenales”

Signs of the Times, 1 de febrero, 1899


Piensa y Responde

• ¿Cuál es la importancia del sueño de Jacob? ¿Cómo lo puedes aplicar a tu vida personal?

• Ver por la fe y subir la escalera que nos lleva al cielo. • Escalar los peldaños de las virtudes cristianas que nos llevan a la perfección de carácter. • Vivir una vida de obediencia.

Visión de la escalera

1

¿En qué visión encontramos la escalera conectando la tierra al cielo? Génesis 28:10-13.

Aquí está el hombre que había perdido toda relación con Dios, y el Dios del cielo lo contempla y consiente en que Cristo salve el abismo abierto por el pecado. Podríamos haber mirado y dicho: Anhelo el cielo, ¿pero cómo puedo alcanzarlo? No veo ningún camino. Eso es lo que pensó Jacob, y por eso Dios le mostró la visión de la escalera, y esa escalera conecta la tierra con el cielo, con Jesucristo. Un hombre puede subir por ella, pues la base descansa sobre la tierra y el peldaño superior llega hasta el cielo... (Comentario Bíblico Adventista, tomo 1, pág. 1109).

Cristo es la escalera que Jacob vio, cuya base descansaba en la tierra y cuya cima llegaba a la puerta del cielo, hasta el mismo umbral de la gloria. Si esa escalera no hubiese llegado a la tierra, y le hubiese faltado un solo peldaño, habríamos estado perdidos. Pero Cristo nos alcanza donde estamos. Tomó nuestra naturaleza

141 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Cómo sería tu manera de apoyar a tu Iglesia local a que alcance metas más elevadas?


y venció, a fin de que nosotros, tomando su naturaleza, pudiésemos vencer. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 278).

2

142

¿En qué ocasión, en el Nuevo Testamento, se refirió Jesús a la mística escalera? Juan 1:51.

La escalera mística que se le mostró en su sueño, fue la misma a la cual se refirió Cristo en su conversación con Natanael. Dijo el Señor: ‘De aquí adelante veréis el cielo abierto, y los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del hombre’ (Juan 1:51). Hasta el tiempo de la rebelión del hombre contra el gobierno divino, había existido libre comunión entre Dios y el hombre. Pero el pecado de Adán y Eva separó la tierra del cielo, de manera que el hombre no podía ya comunicarse con su Hacedor. Sin embargo, no se dejó al mundo en solitaria desesperación. La escalera representa a Jesús, el medio señalado para comunicarnos con el cielo. Si no hubiese salvado por sus méritos el abismo producido por el pecado, los ángeles ministradores no habrían podido tratar con el hombre caído. Cristo une el hombre débil y desamparado con la fuente del poder infinito. (Patriarcas y Profetas, págs. 183, 184).

Los ángeles ascendiendo y descendiendo

3

¿Cuál es la misión de los ángeles ascendiendo y descendiendo la escalera? Hebreos 1:14; Salmo 91:11.

Los ángeles de Dios que ascienden y descienden por la escalera que Jacob vio en visión, ayudarán a toda alma que quiera ascender hasta el más elevado cielo. Ellos están guardando al pueblo de Dios y observando cómo da cada paso. Los que ascienden por el camino iluminado serán recompensados; entrarán en el gozo de su Señor. (Mensajes para los Jóvenes, pág. 36). Los ángeles de Dios están ascendiendo, y llevando las oraciones de los menesterosos y angustiados al Padre celestial, y al descender, traen bendición y esperanza, valor, ayuda y vida a los hijos de los hombres. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 116, 117).


La escalera de Pedro

El cristiano que progresa tiene gracia y amor que sobrepasa el conocimiento, porque la contemplación del carácter de Cristo transforma profundamente sus afectos. La gloria de Dios, revelada por encima de la escalera, puede ser apreciada únicamente por el que progresa en la ascensión, quien siempre es atraído más alto, hacia los blancos más nobles que Cristo revela. (La Maravillosa Gracia, pág. 351).

Cómo ascender la escalera

5

¿Cómo puede ascenderse en la escalera con seguridad y progresivamente? 1 Corintios 9:24, 25; 1 Timoteo 6:12.

Al empezar no se tendrán presentes todos estos pasos sucesivos, ni se los contará; pero fijando la mirada en Jesús, y teniendo sólo en vista la gloria de Dios, progresaréis. No podéis alcanzar en un día la plenitud de la medida de la estatura de Cristo, y os sumiríais en la desesperación si pudieseis contemplar todas las dificultades que hay que afrontar y vencer. Tenéis que contender con Satanás, quien tratará por toda estratagema posible, de apartar vuestra mente de Cristo. Dando un paso después de otro

Primer Semestre 2013

Estas palabras están llenas de instrucción, y dan la nota tónica de la victoria. El apóstol presenta a los creyentes la escalera del progreso cristiano, en la cual cada peldaño representa un avance en el conocimiento de Dios, y en cuya ascensión no debe haber detenciones. Fe, virtud, ciencia, temperancia, paciencia, piedad, fraternidad y amor representan los peldaños de la escalera. Somos salvados subiendo escalón tras escalón, ascendiendo paso tras paso hasta el más alto ideal que Cristo tiene para nosotros. De esta manera, Él es hecho para nosotros sabiduría y justificación, santificación y redención. (Los Hechos de los Apóstoles, págs. 422, 423).

143 Lecciones de Escuela Sabática

4

¿Qué ilustración presenta el apóstol Pedro acerca del progreso cristiano al ascender la escalera peldaño tras peldaño? 2 Pedro 1:5-11.


se puede subir la más elevada cuesta y llegar al fin a la cima del monte. No os sintáis abrumados por la gran cantidad de trabajo que tenéis que hacer en el espacio de vuestra vida, pues no se requiere de vosotros que lo hagáis todo a la vez. Aplicad toda facultad de vuestro ser a la tarea del día, aprovechad toda preciosa oportunidad, apreciad las ayudas que Dios os da y avanzad paso a paso por la escalera del progreso. Recordad que habéis de vivir sólo un día a la vez, que Dios os ha dado un día, y los registros celestiales mostrarán cómo habéis valorado sus privilegios y oportunidades. Ojalá aprovechéis cada día que Dios os ha dado de modo tal, que al fin hagáis decir al Maestro: ‘Bien, buen siervo y fiel.’ (Mensajes para los Jóvenes, pág. 43).

6

144

¿Hay algún riesgo que impedirá nuestro ascenso en la escalera? ¿Qué consuelo se da para prevenir el retroceso o la caída? Filipenses 3:13, 14; Mateo 26:41; 1 Pedro 5:8.

Nuestro Salvador es la escalera que Jacob vio, cuya base descansaba en la tierra, y cuya cúspide alcanzaba a los altos cielos. Esto revela el señalado método de salvación. Si alguno de nosotros se ha de salvar finalmente, será por haberse aferrado a Jesús como a los peldaños de una escalera. Para el creyente, Jesús es hecho sabiduría y justificación, santificación y redención. Nadie se imagine que es una cosa fácil vencer al enemigo, que puede ser llevado a una herencia incorruptible sin esfuerzo de su parte. Mirar atrás es sentir vértigo; soltarse es perecer. Pocos aprecian la importancia de luchar constantemente para vencer. Cesan en su diligencia, y como resultado se vuelven egoístas y sensuales. No creen esencial la vigilancia espiritual. No dedican a la vida cristiana el fervor de los esfuerzos humanos. (Joyas de los Testimonios, tomo 2, págs. 211, 212).

7

¿Por qué es tan importante alcanzar la cima de la escalera y ser victorioso? Mateo 24:13; Hebreos 12:1, 2.

Recordad que nunca alcanzaréis una norma más elevada que la que vosotros mismos os fijéis. Fijaos, pues, un blanco alto y ascended todo el largo de la escalera del progreso paso a paso,


Cristo puede salvar hasta lo último a todos los que vienen a Él. El que viene a Jesús, coloca los pies en una escalera que va de la tierra al cielo. Enseñe con la pluma y la voz que Dios está encima de la escalera. Los brillantes rayos de su gloria brillan en cada peldaño. Está mirando con bondad a todos los que ascienden penosamente, dispuesto a enviarles ayuda, ayuda divina, cuando la mano parece aflojar y tiemblan los pies. Sí, diga esto, dígalo con palabras que ablanden el corazón, que nadie que persevere subiendo por la escalera fracasará en su entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Los que creen en Cristo, nunca perecerán, ni nadie los arrebatará de su mano. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 213).

Estudio personal

Dios nos exhorta a subir por ella. Pero no podemos hacerlo mientras nos cargamos con tesoros terrenales. Nos perjudicamos cuando preferimos nuestra conveniencia y ventajas personales a las cosas de Dios. No hay salvación en las posesiones o recursos terrenales. Un hombre no es exaltado a la vista de Dios ni considerado bueno por él, porque posee riquezas terrenales. Si nos hacemos expertos en el arte de subir, aprenderemos que a medida que ascendemos debemos abandonar todo estorbo. Los que suben deben afirmar bien los pies en cada peldaño de la escalera. (Signs of the Times, 1 de febrero, 1899).

Primer Semestre 2013

Meditación

145 Lecciones de Escuela Sabática

aunque represente penoso esfuerzo, abnegación y sacrificio. Que nada os estorbe. El destino no ha tejido sus redes alrededor de ningún ser humano tan firmemente que éste tenga que permanecer impotente y en la incertidumbre. Las circunstancias adversas deberían crear una firme determinación de vencerlas. El quebrantar una barrera dará mayor habilidad y valor para seguir adelante. Avanzad con determinación en la debida dirección, y las circunstancias serán vuestros ayudadores, no vuestros obstáculos. (Mensajes para los Jóvenes, págs. 98).


23

08 de Junio - 2013

La Vid Fructífera

146

Introducción

“Cristo señaló la vid y sus pámpanos: les doy esta lección para que puedan comprender mi relación con ustedes y la de ustedes conmigo. Sus oyentes no tenían la más mínima excusa para tergiversar sus palabras. La ilustración que usó fue como un espejo sostenido delante de ellos, para que pudieran comprender su conexión con ellos”

Alza tus Ojos, pág. 180


Piensa y Responde

• ¿Cuánto tiempo es capaz de vivir una rama (de cualquier árbol) sin estar unido a su tallo principal?

• Reconocer lo esencial que es para nosotros como personas y como Iglesia estar siempre conectados con nuestro Dios. • Dar frutos de acuerdo a nuestra experiencia de fe que vivamos con nuestro Señor.

Vida en Cristo

1

¿Por qué es esencial estar conectados a Cristo? 1 Juan 5:11, 12.

Esta lección se repetirá hasta los confines de la tierra. Todos los que reciben a Cristo por la fe llegan a ser uno con Él. Los pámpanos no están ligados a la vid por medio de un proceso mecánico o artificial. Están unidos por las raíces de la vid. De la misma manera, quienes reciben a Cristo por la fe llegan a ser uno con Él en principio y en acción. Están unidos a Él, y la vida que viven es la vida del Hijo de Dios. Deben su vida a Aquel que es vida… El corazón debe estar unido con el corazón de Cristo, la voluntad debe estar sumergida en su voluntad. La mente debe llegar a ser una con su mente, los pensamientos deben sujetarse a Él. Un hombre puede bautizarse y su nombre ser escrito en los registros de la iglesia, pero con todo, puede ser que el corazón no haya cambiado. Las tendencias heredadas y cultivadas pueden estar todavía obrando mal en el carácter. (Alza tus Ojos, pág. 180).

147 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Has sentido en algún momento que tu vida se ha desgajado del tallo de Dios?


Conexión de la vida con los pámpanos

2

¿Cómo intercedió Jesús con su Padre con el fin de preservar la conexión entre la viña y los pámpanos? Juan 17:20-23.

La unidad cristiana consiste en que las ramas estén en el mismo tronco materno: el poder vitalizador central que sostiene los injertos que se han unido a la Vid. Debe haber una identidad con Cristo, una constante participación de su vida espiritual, en pensamientos y deseos, en palabras y hechos. La fe debe aumentar con el ejercicio. Todos los que viven cerca de Dios comprenderán lo que Jesús es para ellos y ellos para Jesús. A medida que la comunión con Dios vaya dejando su impresión en el alma y vaya brillando en el rostro como una luz resplandeciente, los inmutables principios del santo carácter de Cristo se reflejarán en la humanidad. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, pág. 1117).

148

3

¿Qué sucederá a la viña del Señor, la iglesia, cuando los verdaderos discípulos de Cristo lleven a cabo las instrucciones incluidas en su oración intercesora? Efesios 4:1-6.

La armonía y unión existente entre hombres de diversas tendencias es el testimonio más poderoso que pueda darse de que Dios envió a su Hijo al mundo para salvar a los pecadores. A nosotros nos toca dar este testimonio; pero para hacerlo, debemos colocarnos bajo las órdenes de Cristo; nuestro carácter debe armonizar con el suyo, nuestra voluntad debe rendirse a la suya. Entonces trabajaremos juntos sin contrariarnos. Deben estar unidos en Él, aunque se hallen dispersos en el mundo… Cuando el pueblo de Dios crea sin reservas en la oración de Cristo y ponga sus instrucciones en práctica en la vida diaria, habrá unidad de acción en nuestras filas. (Joyas de los Testimonios, tomo 3, págs. 246, 247).

4

¿Por qué es imposible tener una relación intermitente con Cristo? ¿Qué peligro existe para aquel que desvía su atención de caminar continuamente con Él? Juan 15:2, primera parte, 6.


5

¿Cómo verá el mundo que estamos unidos a la Vid divina? Juan 15:4, 5; Mateo 7:16, 17.

El hombre regenerado tiene una unión vital con Cristo. Como el pámpano obtiene su sustento del tronco paterno y por esto puede llevar mucho fruto, de la misma manera el verdadero creyente está unido con Cristo y revela en su vida los frutos del Espíritu. El pámpano llega a ser uno con la vid. La tormenta no puede arrancarlo. Las heladas no pueden destruir sus propiedades vitales. Ninguna cosa es capaz de separarlo de la vid. Es un pámpano viviente, y lleva los frutos de la vid. Así ocurre con el creyente. Mediante su conversación y buenas obras revela el carácter de Cristo. Como el pámpano extrae su nutrimento de la vid, así también todos los que están verdaderamente convertidos extraen vitalidad espiritual de Cristo. (Alza tus Ojos, pág. 180). Ahora que somos ramas de la Vid viviente seremos nutridos por la savia que fluye de la Vid. Fluye a todas las ramas todo el tiempo, y cada rama llevará fruto para la gloria de Dios. ‘A vuestro Padre le ha placido’ ‘que llevéis mucho fruto.’ (Fe y Obras, págs. 64, 65).

6

¿Qué fruto se producirá en aquellos unidos a la Vid viva? Gálatas 5:22, 23.

Primer Semestre 2013

La rama con frutos

149 Lecciones de Escuela Sabática

‘Estad en mi, y yo en vosotros.’ El estar en Cristo significa recibir constantemente de su Espíritu, una vida de entrega sin reservas a su servicio. El conducto de comunicación debe mantenerse continuamente abierto entre el hombre y su Dios. Como el sarmiento de la vid recibe constantemente de la savia de la vid viviente, así hemos de aferrarnos a Jesús y recibir de Él por la fe la fuerza y la perfección de su propio carácter. La raíz envía su nutrición por el sarmiento a la ramificación más lejana. Así comunica Cristo la corriente de su fuerza vital a todo creyente. Mientras el alma esté unida con Cristo, no hay peligro de que se marchite o decaiga. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 630).


El que está unido con Cristo y participa de la savia y la nutrición de la vid, realizará las obras de Cristo. Debe estar en él el amor de Cristo, o no puede estar en la Vid. El amor supremo hacia Dios, y el amor hacia nuestro prójimo, igual al que tenemos para con nosotros mismos, es la base de la verdadera religión… Así como el pámpano debe permanecer en la vid para obtener la savia vital que lo hace florecer, los que aman a Dios y guardan todos sus dichos deben permanecer en su amor. Sin Cristo no podemos subyugar un solo pecado ni vencer la menor tentación… Todos los que están realmente en Cristo experimentarán el beneficio de esta unión. El Padre los acepta en el Amado, y se transforman en el objeto de su solicitud y tierno y amante cuidado. Esta relación con Cristo resultará en la purificación del corazón, y en una vida circunspecta y un carácter sin tacha. El fruto que llevará el árbol cristiano es ‘caridad, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza.’ (Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 514, 516).

150

7

¿Qué hará el Viñador divino a cada rama para dar más fruto? Juan 15:2, última parte.

Con solemne ternura, Jesús explicó el propósito del labrador. La poda causará dolor, pero es el Padre quien la realiza. Él no trabaja con mano despiadada y corazón indiferente. Hay ramas que se arrastran por el suelo; y tienen que ser separadas de los apoyos terrenales en que sus zarcillos se han enredado. Han de dirigirse hacia el cielo y hallar su apoyo en Dios. El follaje excesivo que desvía de la fruta la corriente vital, debe ser suprimido. El exceso de crecimiento debe ser cortado, para que puedan penetrar los sanadores rayos del Sol de justicia. El labrador poda lo que perjudica, a fin de que la fruta pueda ser más rica y abundante. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 631).

Meditación

El Espíritu Santo, que procede del unigénito Hijo de Dios, une al ser humano, cuerpo, alma y espíritu, con la perfecta naturaleza de Cristo divino - humana. Esta unión está representada por la unión de la vid y los sarmientos. El hombre finito está unido con


la fortaleza de Cristo. Mediante la fe, la naturaleza humana queda asimilada con la naturaleza de Cristo. En Cristo, somos hechos uno con Dios. (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 294).

Las ramas de la vid no pueden mezclarse unas con otras, están separadas individualmente; y sin embargo cada rama debe estar unida en compañerismo con todas las otras si están unidas en el mismo tronco materno. Todas ellas obtienen su alimento de la misma fuente, beben de las mismas propiedades vivificantes. Así también cada rama de la Vid Verdadera es separada y distinta, y sin embargo están todas unidas en el tronco materno. No puede haber división. Están todas vinculadas por la voluntad de Cristo para dar fruto donde quiera que puedan hallar lugar y oportunidad. Pero para hacer esto, el obrero [el hijo de Dios] debe ocultar el yo. No debe expresar sus propios pensamientos y su propia voluntad. Debe expresar el pensamiento y la voluntad de Cristo.

Primer Semestre 2013

Estudio personal

(Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, pág. 1117).

Cuando los hombres no están vinculados por la fuerza o los intereses propios, sino por el amor, manifiestan la obra de una influencia que está por encima de toda influencia humana. Donde existe esta unidad, constituye una evidencia de que la imagen de Dios se está restaurando en la humanidad, que ha sido implantado un nuevo principio de vida. Muestra que hay poder en la naturaleza divina para resistir a los agentes sobrenaturales del mal, y que la gracia de Dios subyuga el egoísmo inherente en el corazón natural. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 631). Un hermano se sentirá unido al otro por las cadenas del amor de Cristo. Sólo el Espíritu de Dios puede realizar esta unidad. El que se santificó a sí mismo puede santificar a sus discípulos. Unidos con Él, estarán unidos unos a otros en la fe más santa. Cuando luchemos para obtener esta unidad como Dios desea que luchemos, nos será concedida. (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 247).

151 Lecciones de Escuela Sabática

• Colosenses 3:12-15


24

15 de Junio - 2013

Refugio y Fortaleza

152

Introducción

“Vivamos en contacto con el Cristo vivo, y Él nos asirá firmemente con una mano que nos guardará para siempre. Creamos en el amor con que Dios nos ama, y estaremos seguros; este amor es una fortaleza inexpugnable contra todos los engaños y ataques de Satanás. ‘Torre fuerte es el nombre de Jehová; a Él correrá el justo, y será levantado’”

El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 101


Piensa y Responde

• ¿Por qué fueron establecidas ciudades de refugio en el antiguo Israel?

• Saber que Cristo está pendiente de nuestra seguridad, tanto física como espiritual. • Caminar seguro, no presumiendo, que en Cristo tenemos seguridad para nuestra alma.

Ciudades de Refugio

1

¿Qué simbolizaban las ciudades de refugio establecidas durante la distribución de Canaán? Salmo 46:1; 9:9.

Las ciudades de refugio destinadas al antiguo pueblo de Dios eran un símbolo del refugio proporcionado por Cristo. El mismo Salvador misericordioso que designó esas ciudades temporales de refugio proveyó por el derramamiento de su propia sangre un asilo verdadero para los transgresores de la ley de Dios, al cual pueden huir de la segunda muerte y hallar seguridad. No hay poder que pueda arrebatar de sus manos las almas que acuden a Él en busca de perdón. ‘Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús.’ ‘¿Quien es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, quien además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros,’ ‘para que... tengamos un fortísimo consuelo, los que nos acogemos a trabarnos de la esperanza propuesta.’ (Romanos 8:1, 34; Hebreos 6:18) (Patriarcas y Profetas, pág. 553).

153 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• En momentos de dificultad, ¿has asistido a la ciudad de refugio que Cristo preparó?


2

¿Por qué es tan peligroso posponer a Jesús como nuestro refugio? Hebreos 3:14, 15; 3:6.

El que huía a la ciudad de refugio no podía demorarse… No tenía tiempo para despedirse de los seres amados. Su vida estaba en juego y debía sacrificar todos los intereses para lograr un solo fin: llegar al lugar seguro… El pecador está expuesto a la muerte eterna hasta que encuentre un escondite en Cristo; y así como la demora y la negligencia podían privar al fugitivo de su única oportunidad de vivir, también pueden las tardanzas y la indiferencia resultar en ruina del alma. Satanás, el gran adversario, sigue los pasos de todo transgresor de la santa ley de Dios, y el que no se percata del peligro en que se halla y no busca fervorosamente abrigo en el refugio eterno, será víctima del destructor. (Patriarcas y Profetas, págs. 553, 554).

3

154

Cuando hemos encontrado refugio en Jesús, ¿qué peligro nos espera si no permanecemos en Él? 1 Pedro 5:8; 1 Corintios 10:12.

El prisionero que en cualquier momento salía de la ciudad de refugio era abandonado a la voluntad del vengador de la sangre. En esa forma se le enseñaba al pueblo a seguir celosamente los métodos que la sabiduría infinita había designado para su seguridad. Asimismo no basta que el pecador crea en Cristo para el perdón de sus pecados; debe, mediante la fe y la obediencia, permanecer en Él. ‘Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio por el pecado, sino una horrenda esperanza de juicio, y hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.’ (Hebreos 10: 26, 27) (Patriarcas y Profetas, pág. 554). Por el plan de salvación, Jesús está quebrantando el dominio de Satanás sobre la familia humana, y rescatando almas de su poder. Todo el odio y la malicia del jefe de los rebeldes se encienden cuando contempla la evidencia de la supremacía de Cristo, y con poder y astucia infernales trabaja para arrebatarle el residuo de los hijos de los hombres que han aceptado su salvación. (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 173).


Protegido por Dios

Gentes, págs. 104, 105).

5

¿Qué invitación extiende Jesús a cada cual? ¿Cómo se puede permanecer en Él? Juan 15:9, 10.

Preguntaréis, tal vez: ‘¿Cómo permaneceremos en Cristo?’ Del mismo modo en que lo recibisteis al principio. ‘De la manera, pues que recibisteis a Cristo Jesús el Señor, así andad en Él’. ‘El justo... vivirá por la fe’ (Colosenses 2:6; Hebreos 10:38). Habéis profesado daros a Dios, con el fin de ser enteramente suyos, para servirle y obedecerle, y habéis aceptado a Cristo como vuestro Salvador. No podéis por vosotros mismos expiar vuestros pecados o cambiar vuestro corazón; mas habiéndoos entregado a Dios, creísteis que por causa de Cristo Él hizo todo esto por vosotros. Por la fe llegasteis a ser de Cristo, y por la fe tenéis que crecer en Él dando y tomando a la vez. Tenéis que darle todo: el corazón, la voluntad, la vida, daros a Él para obedecer todos sus requerimientos; y debéis tomar todo: a Cristo, la plenitud de toda bendición, para que habite en vuestro corazón y para que sea vuestra fuerza, vuestra justicia, vuestra eterna ayuda, a fin de que os dé poder para obedecerle. (El Camino a Cristo, pág. 69).

Primer Semestre 2013

Así podemos nosotros resistir la tentación y obligar a Satanás a alejarse. Jesús venció por la sumisión a Dios y la fe en Él, y mediante el apóstol nos dice: ‘Someteos pues a Dios; resistid al diablo, y de vosotros huirá. Allegaos a Dios, y Él se allegará a vosotros.’ No podemos salvarnos a nosotros mismos del poder del tentador; Él venció a la humanidad, y cuando nosotros tratamos de resistirle con nuestra propia fuerza caemos víctimas de sus designios; pero ‘torre fuerte es el nombre de Jehová: a Él correrá el justo, y será levantado.’ Satanás tiembla y huye delante del alma más débil que busca refugio en ese nombre poderoso. (El Deseado de Todas las

155 Lecciones de Escuela Sabática

4

¿Cómo reacciona Satanás cuando se elige a Jesús como refugio? Santiago 4:7, 8; Proverbios 18:10.


6

¿Qué alentadoras palabras de Jesús puede escuchar el alma tentada y probada? Juan 6:37-39.

7

En el día del Señor, ¿qué clamarán aquellos que no hicieron de Jesús su refugio? Pero, ¿qué exclamarán los redimidos? Apocalipsis 6:15-17; Isaías 25:9.

El poder omnipotente del Espíritu Santo es la defensa de toda alma contrita. Cristo no permitirá que pase bajo el dominio del enemigo quien haya pedido su protección con fe y arrepentimiento. El Salvador está junto a los suyos que son tentados y probados. Con Él no puede haber fracaso, pérdida, imposibilidad o derrota; podemos hacer todas las cosas mediante Aquel que nos fortalece. Cuando vengan las tentaciones y las pruebas, no esperéis arreglar todas las dificultades, sino mirad a Jesús, vuestro ayudador. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 455).

156

… ‘¡Se pasó la siega, se acabó el verano; y mi alma no se salvó!’ ¿Por qué no busqué un refugio en la Fortaleza? ¿Por qué juzgué con la salvación de mi alma y desprecié al Espíritu de gracia? (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 310).

Si subsistimos en el gran día del Señor, con Cristo como nuestro refugio y nuestra fortaleza, debemos abandonar toda envidia y toda contienda por la supremacía. Debemos destruir completamente la raíz de estas cosas impías para que no puedan surgir de nuevo a la vida. Debemos ponernos plenamente del lado del Señor. (Eventos de los Últimos Días, pág. 195).

Meditación

Los cristianos deben prepararse para lo que pronto ha de estallar sobre el mundo como sorpresa abrumadora, y deben hacerlo estudiando diligentemente la Palabra de Dios y esforzándose por conformar su vida con sus preceptos. Los tremendos y eternos resultados que están en juego exigen de nosotros algo más que una religión imaginaria, de palabras y formas, que mantenga a la verdad en el atrio exterior. Dios pide un reavivamiento y una reforma. (Profetas y Reyes, pág. 461).


Había cesado la gran paciencia de Dios, se habían acumulado las cifras en el divino libro de registro, la copa de los injustos estaba llena. Había cesado la misericordia y la justicia blandió entonces la espada de la venganza... Hubo una puerta que se cerró en tiempo de Noé. Hubo otra puerta que se cerró para los incrédulos en ocasión de la destrucción de Sodoma, pero hubo una puerta que se abrió para Lot. Hubo una puerta que se cerró para los habitantes de Tiro y otra puerta que se cerró para los habitantes de Jerusalén. . . que no creyeron, pero había una puerta abierta para los humildes creyentes que obedecían a Dios. Lo mismo ocurrirá al fin del tiempo.” (Manuscrito 17, del 14 de agosto de 1885).

Primer Semestre 2013

Llegó el momento cuando la última invitación de Noé se extendió a la raza culpable. Una vez más les suplicó que prestaran atención al mensaje de advertencia y que buscaran refugio en el arca. Extendió sus manos suplicantes con voz saturada de simpatía. Con labios temblorosos y ojos llenos de lágrimas les comunicó que su obra estaba terminada, pero las burlas, los escarnios y los insultos, pronunciados en alta voz y más decididos que nunca, se amontonaron sobre Noé. El entusiasmo, el fanatismo y la locura llenaron su oído. Se despidió de ellos. Junto con su familia entró en el arca y Dios cerró la puerta, y la puerta que se cerró detrás de Noé dejó el mundo afuera. Una puerta se cerró en tiempos de Noé. Y el Señor la cerró tras él. En aquella época Dios había abierto una puerta para que los habitantes del mundo antiguo pudieran encontrar refugio si creían en el mensaje que les había enviado. Pero esa puerta se había cerrado ahora y nadie la podía abrir. El tiempo de prueba había terminado.

157 Lecciones de Escuela Sabática

“La combinación de la fe y las obras de Noé condenó al mundo. No sólo predicó la verdad presente apropiada para su época, sino que puso en práctica cada sermón que pronunció. Aunque nunca hubiera elevado su voz para formular sus amonestaciones, sus obras, su carácter santo en medio de los corruptos e impíos, habrían sido sermones condenatorios para los incrédulos y disolutos de aquella época. Soportó con paciencia y humildad semejante a la de Cristo las provocaciones, los insultos, las burlas y los escarnios...


25

22 de Junio - 2013

La Roca de las Edades

158

Introducción

“En la edificación de nuestro carácter, debemos construir sobre Cristo. Él es nuestro seguro fundamento, un fundamento que es inconmovible. La tempestad de la tentación y las pruebas no pueden mover el edificio que está fundado en la Roca Eterna”

La Conducción del Niño, pág. 152


Piensa y Responde

• ¿De qué manera podemos cimentarnos en Cristo?

• Ver en Cristo el mejor fundamento además de los mejores materiales. • Saber que Cristo nos dará socorro en el momento adecuado. • Creer que la Iglesia está en el fundamento celestial.

La Roca en profecía

1

¿En qué sentido se refiere el Antiguo Testamento a Jesús como la Roca de protección y refugio? De acuerdo al Espíritu de Profecía, ¿Quién es representado por las expresiones Roca de Israel y Roca de mi fortaleza? 2 Samuel 23:3; Salmo 94:22; Deuteronomio 32:4.

Siglos antes del advenimiento del Salvador, Moisés había señalado la roca de la salvación de Israel. El salmista había cantado acerca de ‘la roca de mi fortaleza.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 381).

Las mismas figuras, bellas y expresivas, se conservan en toda la Biblia. Muchos siglos antes que viniera Cristo, Moisés le señaló como la roca de la salvación de Israel (Deuteronomio 32:15); el salmista cantó sus loores, y le llamó ‘roca mía y redentor mío,’ ‘la roca de mi fortaleza,’ ‘peña más alta que yo,’ ‘mi roca y mi fortaleza,’ ‘roca de mi corazón y mi porción,’ la ‘roca de mi confianza...’ Isaías lo describe como ‘la Roca de la eternidad,’ como ‘sombra de gran peñasco en tierra calurosa.’ (Isaías 26:4, V.M.; 32: 2) (Patriarcas y Profetas, pág. 438).

159 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿Por qué Él es la única base sobre la que podemos construir confiados?


Un fundamento seguro

2

¿Por qué otra razón la Roca espiritual es considerada importante en profecía? Isaías 28:16; 1 Pedro 2:6.

En su sabiduría infinita, Dios escogió la piedra fundamental, y la colocó Él mismo. La llamó ‘cimiento estable.’ El mundo entero puede colocar sobre Él sus cargas y pesares; puede soportarlos todos. Con perfecta seguridad, pueden todos edificar sobre Él. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 549).

3

160

¿Por qué es tan importante el fundamento elegido para nuestra fe? ¿Quién es el único elegido por el Señor? 1 Corintios 3:11; Hechos 4:12.

Cristo es una ‘piedra probada.’ Nunca chasquea a los que confían en Él. Él ha soportado la carga de la culpa de Adán y de su posteridad, y ha salido más que vencedor de los poderes del mal. Ha llevado las cargas arrojadas sobre Él por cada pecador arrepentido. En Cristo ha hallado alivio el corazón culpable. Él es el fundamento estable. Todo el que deposita en Él su confianza, descansa perfectamente seguro. En la profecía de Isaías se declara que Cristo es un fundamento seguro y a la vez una piedra de tropiezo. El apóstol Pedro, escribiendo bajo la inspiración del Espíritu Santo, muestra claramente para quiénes es Cristo una piedra fundamental, y para quiénes una roca de escándalo. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 549).

4

Además de lo presentado en el Antiguo Testamento, ¿qué se reveló al apóstol Pedro en relación a la Roca? 1 Pedro 2:3-5.

Cristo, el verdadero fundamento, es una piedra viva, su vida se imparte a todos los que son edificados sobre Él. ‘Vosotros también como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual’. Y ‘todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor.’ (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 126).

Pedro mismo, escribiendo por inspiración, aplica esta profecía a Jesús. Dice: ‘Si habéis gustado y probado que es bueno el Señor.


Allegándoos a Él, como a piedra viva, rechazada en verdad de los hombres, mas para con Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sois edificados en un templo espiritual’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 381).

De la roca que Moisés hirió, brotó primeramente el arroyo de agua viva que refrescó a Israel en el desierto. Durante todas sus peregrinaciones, doquiera fuese necesario, un milagro de la misericordia de Dios les proporcionó agua. Pero las aguas no siguieron fluyendo de Horeb. Dondequiera que les hacía falta agua en su peregrinaje, fluía de las hendiduras de las rocas y corría al lado de su campamento. Cristo era quien, por el poder de su palabra, hacía fluir el arroyo refrescante para Israel. (Patriarcas y Profetas, pág. 436).

6

¿Quién era la Roca espiritual a la que se refiere el apóstol Pablo? 1 Corintios 10:4.

Esa roca era un símbolo de Aquel que por su muerte haría fluir raudales de salvación a todos los sedientos. Las palabras de Cristo eran el agua de vida. Allí en presencia de la congregada muchedumbre se puso aparte para ser herido, a fin de que el agua de la vida pudiese fluir al mundo. Al herir a Cristo, Satanás pensaba destruir al Príncipe de la vida; pero de la roca herida fluía agua viva. Mientras Jesús hablaba al pueblo, los corazones se conmovían con una extraña reverencia y muchos estaban dispuestos a exclamar, como la mujer de Samaria: ‘Dame esta agua, para que no tenga sed.’ (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 417). La roca herida era una figura de Cristo, y mediante este símbolo se enseñan las más preciosas verdades espirituales. Así como

161 Lecciones de Escuela Sabática

5

De acuerdo a la proclamación divina, ¿de quién procedía el agua que saciaba la sed del pueblo? ¿Era común algo así? Números 20:7, 8, 11.

Primer Semestre 2013

La Roca espiritual y viva


las aguas vivificadoras fluían de la roca herida, de Cristo, ‘herido de Dios y abatido,’ ‘herido... por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados,’ fluye la corriente de la salvación para una raza perdida. Como la roca fue herida una vez, así también Cristo había de ser ‘ofrecido una vez para agotar los pecados de muchos.’ (Patriarcas y Profetas, pág. 436).

Quebrantado en la Roca

7 162

Así como las olas rompen en las rocas, ¿qué debe hacerse con el yo? Encontrándonos al borde de la segunda venida de Cristo, ¿por qué es tan importante quebrantarnos en la Roca? Mateo 21:42, 44; Gálatas 2:20.

‘He aquí –había dicho Simeón, – Éste es puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel; y para señal a la que será contradicho.’ Deben caer los que quieren volverse a levantar. Debemos caer sobre la Roca y ser quebrantados, antes que podamos ser levantados en Cristo. El yo debe ser destronado, el orgullo debe ser humillado, si queremos conocer la gloria del reino espiritual. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 39). Para todos los que creen, Cristo es el fundamento seguro. Estos son los que caen sobre la Roca y son quebrantados. Así se representan la sumisión a Cristo y la fe en Él. Caer sobre la Roca y ser quebrantado es abandonar nuestra justicia propia e ir a Cristo con la humildad de un niño, arrepentidos de nuestras transgresiones y creyendo en su amor perdonador. Y es asimismo por la fe y la obediencia cómo edificamos sobre Cristo como nuestro fundamento. (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 551).

Meditación

La pregunta que debe preocuparnos a cada uno de nosotros es: ¿Sobre qué fundamento estoy edificando? Tenemos el privilegio de luchar por la vida inmortal; y es de la mayor importancia que cavemos hondo, eliminemos todos los escombros, y edifiquemos sobre la roca sólida, Cristo Jesús. Él es el fundamento seguro.


‘Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo’ (1 Corintios 3:11). Solamente en Él se halla nuestra salvación. ‘No hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.’ (Hechos 4:12) (Consejos para los Maestros, Padres y Alumnos, págs. 60, 61).

‘Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.’ ‘Sobre esta piedra –dijo Jesús, – edificaré mi iglesia.’ En la presencia de Dios y de todos los seres celestiales, en la presencia del invisible ejército del infierno, Cristo fundó su iglesia sobre la Roca viva… Durante seis mil años, la fe ha edificado sobre Cristo. Durante seis mil años, las tempestades y los embates de la ira satánica han azotado la Roca de nuestra salvación; pero ella sigue inconmovible. (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 381, 382). La clase representada por las vírgenes fatuas no está formada de hipócritas. Sus componentes manifiestan respeto por la verdad, la han defendido, y son atraídos hacia aquellos que la creen; pero no se han rendido a si mismos a la obra del Espíritu Santo. No han caído sobre la Roca, Cristo Jesús, y permitido que su vieja naturaleza fuera quebrantada. Esta clase se halla simbolizada también por los oyentes representados por el terreno rocoso. Reciben la palabra con prontitud, pero no asimilan sus principios. La influencia de la palabra no es permanente. El Espíritu obra en el corazón del hombre de acuerdo con su deseo y consentimiento, implantando en él una nueva naturaleza. Pero las personas representadas por las vírgenes fatuas se han contentado con una obra superficial. No conocen a Dios. No han estudiado su carácter; no han mantenido comunión con Él; por lo tanto no saben cómo confiar en Él, cómo mirarlo y cómo vivir. (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 338).

163 Lecciones de Escuela Sabática

Todos los días estamos edificando el carácter. Edifiquemos sobre la Roca, Cristo Jesús. Este fundamento seguro permanecerá para cada uno de nosotros. (Alza tus Ojos, pág. 245).

Primer Semestre 2013

Estudio personal

• Isaías 26:4 • Salmo 31:3


26

Léase el Informe Misionero de África Occidental en la página 170.

29 de Junio - 2013

El Alfa y la Omega

164

Introducción

“Jesús era ya la luz de su pueblo, la luz del Mundo, antes de venir a la tierra en forma humana. El primer rayo de luz que penetró la lobreguez en que el pecado había envuelto al mundo, provino de Cristo. Y de Él ha emanado todo rayo de resplandor celestial que ha caído sobre los habitantes de la tierra. En el plan de la redención, Cristo es el Alfa y la Omega, el Primero y el Ultimo”

La Maravillosa Gracia, pág. 43


Piensa y Responde

• ¿Qué piensas cuando escuchas la expresión “Alfa y Omega”? • ¿Qué marca el principio y el fin de nuestra vida como seres humanos?

• Recordar (las lecciones anteriores) que Cristo estará siempre cuando lo necesitemos de la manera en que verdaderamente lo necesitamos. Él es el Gran YO SOY. ¿Quién es Cristo ahora para tí?

Cristo para salvación de cada alma

1

¿Qué significa la Palabra que presenta a Jesús como el principio y el fin de nuestra salvación? Romanos 10:911; 1 Pedro 1:9; Apocalipsis 22:13.

No presente nadie la idea de que el hombre tiene poco o nada que hacer en la gran obra de vencer, pues Dios no hace nada para el hombre sin su cooperación. Tampoco se diga que después de que habéis hecho todo lo que podéis de vuestra parte, Jesús os ayudará. Cristo ha dicho: ‘Separados de mí nada podéis hacer’ (Juan 15: 5). Desde el principio hasta el fin, el hombre ha de ser colaborador con Dios. A menos que el Espíritu Santo actúe sobre el corazón humano, tropezaremos y caeremos a cada paso. Los esfuerzos del hombre solo no son nada sino inutilidad, pero la cooperación con Cristo significa victoria. Por nosotros mismos, no tenemos poder para arrepentirnos del pecado. A menos que aceptemos la ayuda divina, no podemos dar el primer paso hacia el Salvador. Él dice: ‘Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin’ (Apocalipsis 21:6) en la salvación de cada alma. (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 446, 447).

165 Lecciones de Escuela Sabática

Objetivos

Primer Semestre 2013

• ¿De qué manera vivimos?


Cristo en nuestras iglesias

2

166

¿Glorificamos a nuestro Salvador en la congregación y le concedemos el primer lugar en los servicios religiosos? Salmo 111:1; Malaquías 3:16, 17.

Por consiguiente, jamás digamos que podemos arrepentirnos por nosotros mismos, y entonces Cristo perdonará. No, por cierto. Es la gracia de Dios la que perdona. Es el favor de Dios lo que nos conduce mediante su poder al arrepentimiento. Por lo tanto, todo proviene de Jesucristo, todo pertenece a Él, y uno quiere simplemente dar gloria a Dios. ¿Por qué no responden más cuando se encuentran los unos con los otros en las reuniones? ¿Por qué no manifiestan la influencia vivificante del Espíritu de Dios cuando el amor de Jesús y su salvación les son presentados? Es porque no perciben que Cristo es primero y postrero y supremo, el Alfa y la Omega, principio y fin, el mismísimo Autor y Consumador de nuestra fe. No comprenden esto, y por ende permanecen en sus pecados. ¿Por qué sucede esto? Porque Satanás está aquí luchando y batallando por las almas de los hombres. El arroja su sombra diabólica precisamente a través de nuestro camino, y lo único que uno puede ver es al enemigo y su poder. (Fe y Obras, págs. 73, 74).

Cristo en nuestras vidas

3

¿Qué experiencia del apóstol Pablo harán todo aquellos que heredarán el reino eterno? Gálatas 2:20.

Cuando sus palabras de instrucción han sido recibidas y han tomado posesión de nosotros, Jesús es para nosotros una presencia permanente que gobierna nuestros pensamientos, ideas y acciones. Somos imbuidos de la instrucción del mayor Maestro que el mundo conoció jamás. Un sentido de responsabilidad humana y de influencia humana da carácter a nuestros puntos de vista con respecto a la vida y a los deberes diarios. Cristo Jesús lo es todo para nosotros; el primero, el último, el mejor en todas


4

¿Por qué es tan importante contar con la aprobación del Señor en todo lo que hacemos? Colosenses 3:23, 24; Efesios 6:6-8.

Cristo no nos exime de la necesidad de esforzarnos, pero nos enseña que en todo le hemos de dar a Él el primer lugar, el último y el mejor. No debemos ocuparnos en ningún negocio ni buscar placer alguno que pueda impedir el desarrollo de su justicia en nuestro carácter y en nuestra vida. Cuanto hagamos debe hacerse sinceramente, como para el Señor. (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 84).

Cristo en el hogar

5

¿Qué lugar debemos conceder a Jesús, sí deseamos su bendición en nuestro hogar? Efesios 5:2, 22, 25; 6:1; 1 Timoteo 5:8.

Vuestro afecto podrá ser tan claro como el cristal, arrobador en su pureza, y sin embargo, podría ser superficial por no haber sido probado. Dad a Cristo, en todas las cosas, el lugar primero, el último y el mejor. Contempladle constantemente, y vuestro amor por Él, en la medida en que sea probado, se hará cada día más profundo y más fuerte. Y a medida que crezca vuestro amor por Él, vuestro amor mutuo aumentará también en fuerza y profundidad. (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 96).

Primer Semestre 2013

los Ministros, págs. 395, 396).

167 Lecciones de Escuela Sabática

las cosas. Jesucristo, su espíritu, su carácter, da color a todas las cosas; es la trama y la urdimbre, la misma textura de nuestro ser entero. Las palabras de Cristo son espíritu y son vida. No podemos, pues, concentrar nuestros pensamientos en el yo; no somos ya nosotros los que vivimos, sino que Cristo vive en nosotros, y Él es la esperanza de gloria. El yo está muerto y Cristo es un Salvador vivo. Al continuar mirando a Jesús reflejamos su imagen hacia todos los que nos rodean. No podemos detenernos a considerar nuestros desalientos, o aun a hablar de ellos, pues un cuadro más agradable atrae nuestra vista: el precioso amor de Jesús. Él vive en nosotros por la palabra de verdad. (Testimonios para


Cristo en la educación

6

¿Quién, solamente, debe ser nuestro Maestro como fuente de toda sabiduría? Apocalipsis 1:11, primera parte, 17; 1 Corintios 1:24.

En el Maestro enviado de Dios halla su centro toda verdadera obra educativa. De la obra de hoy, lo mismo que de la que estableció hace mil ochocientos años, el Salvador dice: ‘Yo soy el primero y el último’. ‘Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin’ (Apocalipsis 1:17; 21:6). En presencia de semejante Maestro, de semejante oportunidad para obtener educación divina, es una necedad buscar una educación fuera de Él, esforzarse por ser sabio, aparte de la Sabiduría; ser sincero, mientras se rechaza la Verdad; buscar iluminación aparte de la Luz, y existencia sin la Vida; apartarse del Manantial de aguas vivas, y cavar cisternas rotas que no pueden contener agua. (Consejos para los Maestros, Padres y Alumnos, pág. 18).

168

Cristo en la obra misionera

7

¿Cuál debe ser el tema de toda enseñanza y evangelismo en pro de la salvación de las almas? Romanos 10:13-15; 1 Corintios 2:2; 1:23.

Cristo crucificado, Cristo resucitado, Cristo ascendido al cielo, Cristo que va a volver, debe enternecer, alegrar y llenar de tal manera la mente del predicador, que sea capaz de presentar estas verdades a la gente con amor y profundo fervor. Entonces el predicador se perderá de vista y Jesús quedará manifiesto. (El Evangelismo, pág. 139). Todas las grandes verdades de las Escrituras se centralizan en Cristo; debidamente comprendidas todas conducen a Él. Preséntese a Cristo como el alfa y la omega, el principio y el fin del gran plan de redención. Presentad a la gente temas tales que fortalezcan su confianza en Dios y en su Palabra y la induzcan


a investigar sus enseñanzas por sí misma. Y a medida que los hombres avancen paso a paso en el estudio de la Biblia, estarán mejor preparados para apreciar la hermosura y la armonía de estas preciosas verdades. (El Evangelismo, pág. 354).

Estudio personal

Cada mensajero debería sentir la preocupación de exponer la perfección de Cristo. Cuando no se incluye el don gratuito de la justicia de Cristo, los discursos resaltan secos e insípidos; y como resultado las ovejas y los corderos no son alimentados. Pablo dijo: ‘Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder’ (1 Corintios 2: 4). En el Evangelio hay sustancia y fecundidad. Jesús es el centro viviente de todas las cosas. Poned a Cristo en cada sermón. Espacios en las excelencias, la misericordia y la gloria de Jesucristo hasta que Cristo se forme interiormente como la esperanza de la gloria. (El Evangelismo, pág. 140).

El que quiera transformarse en un hermoso edificio para el Señor, debe cultivar cada actitud de su ser. Únicamente empleando debidamente los talentos es posible desarrollar armoniosamente el carácter. Así ponemos como fundamento lo que en la Palabra se representa como oro, plata, piedras preciosas: material que resistirá la prueba de los fuegos purificadores de Dios. Cristo es nuestro ejemplo en nuestra edificación del carácter. (La Conducción del Niño, pág. 152).

169 Lecciones de Escuela Sabática

Cuando los estudiantes de la profecía se dediquen de corazón a conocer las verdades del Apocalipsis, se darán cuenta de cuánta importancia tiene esa búsqueda. Cristo Jesús es el Alfa y la Omega, el Génesis del Antiguo Testamento y el Apocalipsis del Nuevo Testamento. Ambos se reúnen en Cristo. Adán y Dios son reconciliados por la obediencia del segundo Adán, quien cumplió la obra de vencer las tentaciones de Satanás y de reparar el vergonzoso fracaso y caída de Adán. (Comentario Bíblico Adventista, tomo 6, pág. 1092).

Primer Semestre 2013

Meditación


Para ser leído el Sábado 29 de Junio de 2013. La Ofrenda Especial se recogerá el Sábado 6 de Julio de 2013

Informe Misionero

África Occidental

170

Al considerar África occidental, mis queridos hermanos y hermanas en todo el mundo, deseo dirigir vuestra atención a la mayor comisión jamás confiada a los seres humanos: Id, y adoctrinad a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñándoles a guardar todas las cosas que os he mandado y yo estoy con vosotros siempre, hasta el fin del mundo. Amén (Mateo 28:19, 20).

También, de acuerdo a la palabra de nuestro Señor Jesucristo, el día de su venida vendrá únicamente cuando el evangelio del


reino haya alcanzado cada nación y pueblo (Mateo 24:14). Esta gran comisión se ha extendido a África occidental.

Mientras me encontraba en Nigeria, la Sociedad Misionera se acercó a dos de estas iglesias y fue aceptada. En Sierra Leona, dos grupos de observadores del sábado se unieron a la Sociedad Misionera Internacional y un número respetable de pastores y miembros han sido bautizados. Pero hay diversos desafíos para extender la obra. Por una parte, la mayoría de los países de África occidental cuentan con el francés como idioma oficial aunque el inglés es hablado por muchos. Otro desafío es la falta de obreros con experiencia y pastores para ayudar en nuevas áreas donde se ha introducido el mensaje recientemente. Hay una gran necesidad de obreros en esta región, por esta razón el Departamento de Evangelismo propone que obreros con experiencia que han estado en la verdad por años sean enviado de otros Campos y Uniones. También hay una gran necesidad de entrenar más obre-

171 Lecciones de Escuela Sabática

Por varios años el mensaje de la Reforma se encontraba en esta región, pero era muy lento el alcance a las áreas vecinas. Pero ahora parece que Dios ha abierto el camino para su iglesia y para avanzar con la verdad presente y así se ha dado a conocer que la Sociedad Misionera Internacional cuenta con la sana doctrina y la verdad. Como resultado, muchas denominaciones han solicitado ayuda. Esta región (África occidental) está dominada por diversas denominaciones, pero la mayoría son pentecostales en su modo de adoración y creencias. Muchos de ellos guardan el sábado como día de adoración, pero desconocen el mensaje adventista y el Espíritu de Profecía. Al haberse dado a conocer el Movimiento de Reforma, atrajo la curiosidad de los observadores del sábado, y expresaron su deseo de ser parte de la Sociedad Misionera Internacional. Actualmente se ha introducido el mensaje de la Reforma en diversos países de África occidental como Gambia, Burquina Faso, Guinea y Senegal, y hay llamados urgentes de Costa de Marfil.

Primer Semestre 2013

África occidental incluye diversos países, a saber: Benín, Burquina Faso, Camerún, Chad, Costa de Marfil, Ghana, Guinea, Guinea-Bisáu, Liberia, Malí, Mauritania, Niger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona, Gambia y Togo.


ros para esta región, pues hay muchas lenguas locales, lo cual hace necesario a los nativos para alcanzar a los del lugar. Escuelas primarias, centros médicos (clínicas de medicina natural), y escuelas de salud serían de gran ayuda, si pudieran establecerse en cada país donde el mensaje ha llegado.

Una Escuela Misionera para preparar obreros sería de ayuda, pues puede enseñarse inglés y francés. En 2011, la Asociación General intentó ayudar a esta región llevando a cabo seminarios evangelísticos y de liderazgo en países como Ghana y Liberia. A estos seminarios asistieron personas de todos los países de África occidental en los que se conoce el mensaje. Como resultado, la obra se ha extendido a otros nuevos Campos, incluyendo Guinea, Gambia, Burkina Faso y Senegal; pero ahora necesitamos realizar esfuerzos bien concentrados con el fin de establecer el plan de asistir a esta región, como un cuerpo, a fin de producir un crecimiento más rápido que el experimentado hasta ahora. Las palabras ‘Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura’ (Marcos 16:15) se dirigen a cada uno de los seguidores de Cristo.

172

Como asistente del Departamento de Evangelismo, apelo a todos los miembros, Campos, Uniones e instituciones de la Sociedad Misionera Internacional a obsequiar, donar y contribuir de modo que por la gracia de Dios el mensaje celestial pueda extenderse desde África occidental al norte, que tiene una gran necesidad del evangelio del reino. Es ahora cuando colocamos nuestras riquezas en la tesorería de Dios, donde ni ladrones ni la muerte misma nos puede impedir nuestras posesiones, ya que están custodiadas por la mano eterna. Vuestro hermano y colaborador,

–Alfred Ngwenya

Asistente del Departamento de Evangelismo de la Asociación General


Lecciones de Escuela Sabรกtica

Primer Semestre 2013

Africa Occidental

173


Enero

El Hogar para Cristo 174

El Hogar: El Núcleo de la Sociedad

01

La sociedad se compone de familias, y será lo que la hagan las cabezas de familia. Del corazón “mana la vida;” y el hogar es el corazón de la sociedad, de la iglesia y de la nación. La elevación o la decadencia futura de la sociedad será determinada por los modales y la moralidad de la juventud que se va criando en derredor nuestro. Según se hayan educado los jóvenes y en la medida en que su carácter fue amoldado en la infancia por hábitos virtuosos, de dominio propio y temperancia, será su influencia sobre la sociedad. Si se los deja sin instrucción ni control, y como resultado llegan a ser tercos, intemperantes en sus apetitos y pasiones, así será su influencia futura en lo que se refiere a amoldar la sociedad.

Los hábitos y la vida futura

02

Las compañías que frecuenten los jóvenes ahora, los hábitos que adquieran y los principios que adopten indican cuál será el estado de la sociedad durante los años venideros. El hogar debe ser hecho todo lo que la palabra implica. Debe ser un pequeño cielo en la tierra, un lugar donde los afectos son cultivados en vez de ser estudiosamente reprimidos. Nuestra felicidad depende de que se cultive así el amor, la simpatía y la verdadera cortesía mutua.

El símbolo del Cielo en la Tierra

03

El símbolo más dulce del cielo es un hogar presidido por el espíritu del Señor. Si


se cumple la voluntad de Dios, los esposos se respetarán mutuamente y cultivarán el amor y la confianza. La atmósfera que rodea las almas de padres y madres llena toda la casa, y se siente en todo departamento del hogar. Los padres crean en extenso grado la atmósfera que reina en el círculo del hogar, y donde hay desacuerdo entre el padre y la madre, los niños participan del mismo espíritu. Impregnad la atmósfera de vuestro hogar con la fragancia de un espíritu tierno y servicial.

Conviértete en un verdadero Cristiano

04

Si os habéis convertido en extraños y no habéis sido cristianos de acuerdo con la Biblia, convertíos; porque el carácter que adquiráis durante el tiempo de gracia será el carácter que tendréis cuando venga Cristo. Si queréis ser santos en el cielo, debéis ser santos primero en la tierra. Los rasgos de carácter que cultivéis en la vida no serán cambiados por la muerte ni por la resurrección. Saldréis de la tumba con la misma disposición que manifestasteis en vuestro hogar y en la sociedad. Jesús no cambia nuestro carácter al venir. La obra de transformación debe hacerse ahora. Nuestra vida diaria determina nuestro destino.

El Hogar debiera estar dirigido por reglas

05

manifestarse pureza en la conversación y debe practicarse constantemente la verdadera cortesía cristiana. Enseñemos a los niños y jóvenes a respetarse a sí mismos, a ser fieles a Dios y a los buenos principios; enseñémosles a respetar y obedecer la ley de Dios. Estos principios regirán entonces su vida y los pondrán en práctica en sus relaciones con los demás. Crearán una atmósfera pura, que ejerza una influencia tendiente a alentar a las almas débiles en la senda hacia arriba que conduce a la santidad y al cielo. Sea cada lección de un carácter elevador y ennoblecedor, y las anotaciones hechas en los libros de los cielos serán tales que no nos avergonzaremos de ellas en el juicio.

La preparación para una vida de responsabilidades

06

Los niños que reciban esta clase de instrucción... estarán preparados para ocupar puestos de responsabilidad y, mediante el precepto y el ejemplo, estarán constantemente ayudando a otros a hacer lo recto. Aquellos cuyas sensibilidades morales no hayan sido embotadas apreciarán los buenos principios; estimarán correctamente sus dotes naturales y darán el mejor uso posible a sus facultades físicas, mentales y morales. Esas armas se ven grandemente fortalecidas contra la tentación; están rodeadas de una muralla que no se derribará fácilmente.

Lo que Dios

07

Todo hogar cristiano debe tener reglas; quiere de cada y los padres deben, por sus palabras y uno de nosotros su conducta el uno hacia el otro, dar a los hijos un ejemplo vivo y precioso de Dios quisiera que nuestras familias lo que desean verlos llegar a ser. Debe fuesen símbolos de la familia del cielo.

175


Recuerden esto cada día los padres y los hijos, y relaciónense unos con otros como miembros de la familia de Dios. Entonces su vida será de tal carácter que dará al mundo una lección objetiva de lo que pueden ser las familias que aman a Dios y guardan sus mandamientos. Cristo será glorificado; su paz, su gracia y su amor compenetrarán el círculo familiar como un perfume precioso.

biduría y amor, no con vara de hierro. Los niños responderán con obediencia voluntaria a la ley del amor. Elogiad a vuestros hijos siempre que podáis. Haced que sus vidas sean tan felices como fuere posible... Mantened blando el terreno del corazón por la manifestación del amor y del afecto, preparándolo así para la semilla de la verdad. Recordad que el Señor da a la tierra no solamente nubes y lluvia, sino el hermoso y sonLa disciplina en riente sol, que hace germinar la semiel hogar lla y hace aparecer las flores. Recordad que los niños necesitan no solamente reproches y corrección, sino estímulo y Mucho depende del padre y de la madre. encomio, el agradable sol de las palabras Ellos deben ser firmes y bondadosos en bondadosas. su disciplina, y deben obrar con el maLo que no debe yor fervor para tener una familia ordeexistir en el nada y correcta, a fin de que los ángeles hogar celestiales sean atraídos hacia ella y le impartan una fragante influencia y paz. No olvidéis jamás que por el aprecio de No debéis tener disensión en vuestra los atributos del Salvador debéis hacer casa. “Mas la sabiduría que es de lo alto, que el hogar sea un sitio alegre y feliz primeramente es pura, después pacífica, para vosotros mismos y para vuestros modesta, benigna, llena de misericordia hijos. Si invitáis a Cristo a vuestro hogar, y de buenos frutos, no juzgadora, no finpodréis discernir entre el bien y el mal. gida. Y el fruto de justicia se siembra en Podréis ayudar a vuestros hijos para que paz para aquellos que hacen paz.” Mansean árboles de justicia, que lleven los sedumbre y paz es lo que anhelamos frutos del Espíritu. Paciencia, la gratitud para nuestros hogares. El vínculo de la y el amor en el corazón, por nublado familia es el más estrecho, el más tierno que esté el día. y sagrado de la tierra. Estaba destinado a ser una bendición para la humanidad. Y El Hogar: lo es siempre que el pacto matrimonial Un Oásis para sea sellado con inteligencia, en el temor alentarse de Dios, y con la debida consideración de sus responsabilidades. Todo hoEl hogar puede ser sencillo, pero puede gar debiera ser un lugar donde reine el ser siempre un lugar donde se pronun- amor, donde moren los ángeles de Dios, cien palabras alentadoras y se realicen y donde ejerzan una influencia suavizaacciones bondadosas, donde la cortesía dora y subyugadora sobre los corazones y el amor sean huéspedes permanentes. de los padres y de los hijos. Administrad las reglas del hogar con sa-

08

10

176

09


Casa de Dios, y puerta del Cielo

11

Debemos hacer de nuestros hogares un Betel, y de nuestros corazones un sagrario. Dondequiera que el amor de Dios sea apreciado en el alma, habrá paz, luz y gozo. Presentad la Palabra de Dios a vuestras familias con amor, y preguntad: “¿Qué ha dicho Dios?” El hogar hermoseado por el amor, la simpatía y la ternura es un lugar que los ángeles visitan con agrado, y donde se glorifica a Dios. La influencia de un hogar cristiano cuidadosamente custodiado en los años de la infancia y la juventud, es la salvaguardia más segura contra las corrupciones del mundo. En la atmósfera de un hogar tal, los niños aprenderán a amar a sus padres terrenales y a su Padre celestial.

La firmeza de la Educación primaria

12

Los jóvenes necesitan, desde su infancia, que se levante una firme barrera entre ellos y el mundo, a fin de que no los afecten sus influencias corruptoras. Toda familia cristiana debe ilustrar ante el mundo el poder y la excelencia de la influencia cristiana.... Los padres deben comprender su responsabilidad en lo que concierne a mantener sus hogares libres de toda mancha del mal moral. La santidad para con Dios debe compenetrar el hogar.... Los padres y los hijos deben educarse para cooperar con Dios. Deben poner sus hábitos sus prácticas en armonía con los planes de Dios.

El Hogar: Influencia Santificadora

13

Las relaciones familiares deben ejercer una influencia santificadora. Los hogares cristianos, establecidos y dirigidos de acuerdo con el plan de Dios, contribuyen en forma admirable a la formación de un carácter cristiano... Los padres y los hijos deben ofrecer juntos un servicio amante al Único que puede mantener puro y noble el amor humano. La primera obra que debe hacerse en un hogar cristiano es asegurarse de que el Espíritu de Cristo more allí, y de que cada miembro de la familia pueda tomar su cruz y seguir a Jesús dondequiera que él le conduzca.

La tarea de los Padres

14

Aunque incumben a los padres responsabilidades pesadas con respecto a velar cuidadosamente por la felicidad y los intereses futuros de sus hijos, también les incumbe el deber de hacer el hogar tan atractivo como sea posible. Esto tiene consecuencias mucho mayores que la adquisición de bienes y de dinero. El hogar no debe carecer de alegría. El sentimiento familiar debe conservarse vivo en el corazón de los hijos, para que puedan recordar el hogar de su infancia como lugar de paz y felicidad muy próximo al cielo. En tal caso, cuando lleguen a la madurez procurarán a su vez ser un consuelo y una bendición para sus padres.

177


Conquistar corazones

15

El hogar debe ser para los niños el sitio más agradable del mundo, y la presencia de la madre en él debe ser su mayor atractivo. Los niños son por naturaleza sensibles y amantes. Es fácil contentarlos o hacerlos infelices. Por medio de suave disciplina, palabras y actos cariñosos, las madres pueden conquistar el corazón de sus hijos.

Limpieza y aseo, deben primar

178

16

La limpieza, el aseo y el orden son indispensables para la administración apropiada de la familia. Pero cuando la madre considera esas virtudes como deberes de la máxima importancia en su vida y para consagrarse a ellos descuida el desarrollo físico, mental y moral de sus hijos, comete un triste error.

La Pobreza no es Miseria

17

Debe enseñarse a los creyentes que a pesar de ser pobres no necesitan ser desaseados en su persona o en su hogar. Debe ayudarse al respecto a los que no parecen comprender el significado ni la importancia de la limpieza. Se les debe enseñar que quienes han de representar al Dios santo y alto deben mantener sus almas puras y limpias, y que esa pureza debe abarcar su vestuario y todo lo que hay en la casa, de modo que los ángeles ministradores tengan evidencia de que la verdad obró un cambio en la vida,

purificó el alma y refinó los gustos. Los que, después de recibir la verdad, no realizan cambio alguno en su manera de hablar, conducirse y vestirse, así como en su ambiente, viven para sí y no para Cristo. No fueron creados de nuevo en Cristo Jesús, para ser purificados y santificados...

No ser ostentosos, pero sielegantes

18

Aunque debemos precavernos contra la ostentación y los adornos innecesarios, en ningún caso debemos ser descuidados e indiferentes con respecto a la apariencia exterior. Cuanto se refiere a nuestra persona y nuestro hogar debe ser aseado y atractivo. Se debe enseñar a los jóvenes cuán importante es presentar una apariencia irreprochable, que honre a Dios y la verdad.

El aseo personal, algo primordial

19

El descuido del aseo inducirá dolencias. La enfermedad no se presenta sin causa. Han ocurrido violentas epidemias de fiebre en aldeas y ciudades que se consideraban perfectamente salubres, y resultaron en fallecimientos o constituciones destrozadas. En muchos casos las dependencias de las mismas víctimas de esas epidemias contenían los agentes de destrucción que transmitían a la atmósfera el veneno mortífero que había de ser inhalado por la familia y el vecindario. Asombra notar la ignorancia que prevalece con respecto o los efectos de la negligencia y la temeridad sobre la salud.


El Cielo no es desorden

20

Desagrada a Dios ver en cualquier persona desorden, negligencia y falta de esmero. Estas deficiencias son males graves y tienden a privar a la esposa de los afectos del esposo cuando éste aprecia el orden y el tener hijos bien disciplinados y una casa bien regenteada. 19 Una esposa y madre no puede hacer feliz y agradable su hogar a menos que se deleite en el orden, conserve su dignidad y ejerza un buen gobierno. Por lo tanto, toda mujer deficiente en estas cosas debe comenzar en seguida a educarse al respecto y cultivar precisamente las cualidades de las cuales más carezca.

La importancia de lo más pequeño

21

Cuando nos demos sin reservas al Señor veremos los deberes sencillos de la vida familiar de acuerdo con su verdadera importancia, y los cumpliremos como Dios quiere que lo hagamos. Debemos ser vigilantes y velar por la venida del Hijo del hombre. También debemos ser diligentes. Se requiere de nosotros que obremos y esperemos; debemos unir las dos actitudes. Esto equilibrará el carácter cristiano, y lo hará simétrico y bien desarrollado. No debemos creer que nos toca descuidar todo lo demás y entregarnos a la meditación, el estudio o 1a oración, ni tampoco debemos rebosar apresuramiento y actividad, con descuido de la piedad personal. La espera, la vigilancia y el trabajo deben combinarse. “En el cuidado no perezosos: ardientes en espíritu; sirviendo al Señor.”

Tiempo para todo

22

En muchos hogares la esposa y madre no tiene tiempo para leer a fin de mantenerse bien informada ni tiene tiempo para ser la compañera de su esposo ni para seguir de cerca el desarrollo intelectual de sus hijos. No hay tiempo ni lugar para que el querido Salvador sea su compañero íntimo. Poco a poco ella se convierte en una simple esclava de la casa, cuyas fuerzas, tiempo e interés son absorbidos por las cosas que perecen con el uso. Muy tarde despierta para hallarse casi extraña en su propia casa. Las oportunidades que una vez tuvo para influir en sus amados y elevarlos a una vida superior pasaron y no volverán jamás.

Mutuo acuerdo entre las partes

23

Resuelvan los fundadores del hogar que vivirán conforme a un plan más sabio. Sea su fin primordial hacer agradable el hogar. Asegúrense los medios para aligerar el trabajo, favorecer la salud y proveer comodidad. Todo el trabajo necesario que hagamos, sea lavar los platos, poner la mesa, atender a los enfermos, cocinar o lavar, es de importancia moral.... Las tareas humildes que se nos presentan deben ser hechas por alguien; y los que las cumplen deben sentir que están haciendo un trabajo necesario y honorable, y que al cumplir su misión, por humilde que sea, realizan la obra de Dios tan ciertamente como Gabriel cuando era enviado a los profetas. Todos trabajan en su orden y en sus res-

179


pectivas esferas. La mujer en su hogar, al desempeñar los sencillos deberes de la vida que deben ser realizados, puede y debe manifestar fidelidad, obediencia y amor tan sinceros como los que manifiestan los ángeles en su esfera. La conformidad con la voluntad de Dios hace que sea honorable cualquier trabajo que debe ser hecho.

La mejor preparación misionera

180

24

Muchos han descuidado vergonzosamente el campo del hogar, y es tiempo de que se presenten recursos y remedios divinos para corregir este mal.

El papel de los hijos en el hogar

26

El deber más sublime que incumbe a las jóvenes es el que han de cumplir en sus propios hogares, al beneficiar a sus padres, hermanos y hermanas con afecto y verdadero interés. Allí es donde se puede manifestar abnegación y olvido propio, al cuidar a los demás y actuar en su favor. Nunca degradará este trabajo a una mujer. Es el cargo más sagrado y elevado que ella puede ocupar. ¡Qué influencia puede ejercer sobre sus hermanos! Si ella vive correctamente, puede determinar cuál será el carácter de sus hermanos.

La mejor preparación para trabajar lejos, los misioneros del Maestro la reciben en la familia cristiana donde se teme y se ama a Dios, donde se le adora y la fidelidad ha llegado a ser una segunda naturaleza, donde no se permite desatender desordenadamente a los deberes domésticos, donde la serena comunión con Dios se considera esencial para el fiel cumplimiento de los deberes diarios. Lo que el hogar Los deberes domésticos deben cumplirdebe reflejar se sabiendo que si se ejecutan con el debido espíritu comunican una experiencia que nos habilitará para trabajar por Cristo de la manera más permanente y Los que han recibido a Cristo deben cabal. revelar en el hogar lo que la gracia ha hecho en su favor. “A todos los que le re¡¡Cristianos cibieron, les dio potestad de ser hechos vivos!! hijos de Dios, a los que creen en su nombre.” Compenetra al verdadero creyente en Cristo una autoridad consciente que ¡Cuánto no podría lograr en los ramos hace sentir su influencia en toda la famide la obra misionera un cristiano vivo, lia. Resulta favorable para la perfección al desempeñar fielmente los deberes del carácter de todos sus miembros. Un diarios, al alzar su cruz y al no descuidar hogar piadoso bien dirigido constituye deber alguno, por mucho que desagra- un argumento poderoso en favor de la de a sus sentimientos naturales! Nues- religión cristiana, un argumento que el tra obra por Cristo debe comenzar con incrédulo no puede negar. Todos puela familia, en el hogar.... No hay campo den ver que una influencia obra en la misionero más importante que este... familia y afecta a los hijos, y que el Dios

27

25


de Abrahán está con ellos. Si los hogares de los profesos cristianos tuviesen el debido molde religioso, ejercerían una gran influencia en favor del bien. Serían, ciertamente, “la luz del mundo.”

Ser verdaderamente útiles a la sociedad

28

Los niños que hayan sido educados debidamente, que se deleiten en ser útiles, en ayudar a sus padres, comunicarán a cuantos los traten un conocimiento de ideas correctas y de los principios bíblicos. Cuando nuestras propias casas sean lo que deben ser, no dejaremos que nuestros hijos crezcan en la ociosidad y la indiferencia con respecto a lo que Dios les pide que hagan en favor de los necesitados que los rodean. Como herencia del Señor, estarán calificados para emprender la obra donde están. De tales hogares resplandecerá una luz que se revelará en favor de los ignorantes, conduciéndolos a la fuente de todo conocimiento. Ejercerán una poderosa influencia por Dios y su verdad.

Los hijos como misioneros de sus padres

29

Ciertos padres, a quienes no se los puede alcanzar de otra manera, con frecuencia son alcanzados por sus hijos. Necesitamos más padres y cristianos radiantes. Nos encerramos demasiado en nosotros mismos. Con demasiada frecuencia privamos de alguna palabra de bondad y de aliento, o de alguna sonrisa alegre, a nuestros hijos o a los oprimidos y desalentados. Padres, sobre vosotros recae la responsabilidad de llevar y comunicar

luz. Brillad como luces en el hogar e iluminad la senda que vuestros hijos deben recorrer. Mientras lo hagáis, vuestra luz resplandecerá para los extraños.

Un faro en la Oscuridad

30

De todo hogar cristiano debería irradiar una santa luz. El amor debe expresarse en hechos. Debe manifestarse en todas las relaciones del hogar y revelarse en una amabilidad atenta, en una suave y desinteresada cortesía. Hay hogares donde se pone en práctica este principio, hogares donde se adora a Dios, y donde reina el amor verdadero. De estos hogares, de mañana y de noche, la oración asciende hacia Dios como un dulce incienso, y las misericordias y las bendiciones de Dios descienden sobre los suplicantes como el rocío de la mañana.

El ejemplo de la Iglesia y del Cielo

31

La primera obra de los cristianos consiste en estar unidos en la familia. Luego la obra debe extenderse hasta sus vecinos cercanos y lejanos. Los que hayan recibido la luz deben dejarla brillar en claros rayos. Sus palabras, fragantes con el amor de Cristo, han de ser sabor de vida para vida. Cuánto más estrechamente estén unidos los miembros de una familia en lo que tienen que hacer en el hogar, tanto más elevadora y servicial será la influencia que ejerzan fuera del hogar el padre, la madre, los hijos y las hijas.

181


Febrero

El Hombre de Valor 182

El papel del esposo en el hogar

01

El hogar es una institución proveniente de Dios. El ordenó que el círculo de la familia: el padre, la madre y los hijos, existiese en este mundo como una sociedad. La obra de hacer feliz el hogar no incumbe sólo a la madre. El padre tiene un papel importante que desempeñar. El esposo es el vinculador de los tesoros del hogar, y por su afecto fuerte, fervoroso y consagrado une a los miembros de la familia, la madre y los hijos, con los lazos más resistentes.

El esposo es la cabeza del hogar

02

de la familia unos con otros]. El esposo y padre es cabeza de la familia. Es justo que la esposa busque en él amor, simpatía y ayuda para la educación de los hijos, pues son de él tanto como de ella, y él tiene tanto interés como ella en el bienestar de ellos. Los hijos buscan sostén y dirección en el padre, quien necesita tener un concepto correcto de la vida y de las influencias y compañías que han de rodear a su familia. Ante todo, debería ser dirigido por el amor y temor de Dios y por la enseñanza de la Palabra divina, para poder encaminar los pasos de sus hijos por la buena senda...

El responsable de la Felicidad

03

El padre debe hacer cuanto esté de su Vi que son muy pocos los padres que se parte por la felicidad del hogar. Cuapercatan de su responsabilidad [en lo lesquiera que sean los cuidados y las que respecta a vincular los miembros perplejidades que le ocasionen sus ne-


gocios, no debe permitir que arrojen cumpliendo los misericordiosos desigsombra sobre su familia; debe volver nios de él, afirmando a sus hijos en los siempre a casa con la sonrisa y buenas principios justos, y habilitándolos para palabras en los labios. desarrollar un carácter puro y virtuoso, porque se anticipó a ocupar el alma con La virilidad lo que habilitará a sus hijos para rendir del padre en su obediencia no sólo a su padre terrenal famila sino también al celestial.

04

Todos los miembros de la familia giran alrededor del padre. Es el legislador y en su conducta viril ilustra las virtudes más austeras: la energía, la integridad, la honradez, la paciencia, el valor, la diligencia y la utilidad práctica. El padre es en un sentido el sacerdote de la familia, que dispone sobre el altar de Dios el sacrificio matutino y vespertino. La esposa y los hijos deben ser alentados a participar en esta ofrenda y también en el canto de alabanza.

El Padre como Sacerdote

05

A la mañana y a la noche, el padre, como sacerdote de la casa, debe confesar a Dios los pecados cometidos durante el día por él mismo y por sus hijos. Los pecados de los cuales ha tenido conocimiento y también los que permanecen secretos, que sólo vio el ojo divino, deben ser confesados. Esta norma, celosamente observada por el padre cuando está presente, o por la madre cuando él está ausente, resultará en bendiciones para la familia.

El Representante de Cristo

06

La labor del padre

07

El padre no debe traicionar su cometido sagrado. En ningún punto debe renunciar a su autoridad paterna. El padre... ligará a sus hijos con el trono de Dios por una fe viva. Desconfiando de su propia fuerza, entrega a Jesús su alma desamparada y traba de la fortaleza del Altísimo. Hermanos, orad en casa, en vuestra familia, a la mañana y a la noche. Orad fervorosamente en vuestra cámara; y mientras os dedicáis a vuestra labor diaria, elevad vuestra alma a Dios en oración. Así fue como Enoc anduvo con Dios. La plegaria silenciosa y ferviente del alma se elevará al trono de gracia como santo incienso y será tan aceptable para Dios como si fuese ofrecida en el santuario. Para todos los que le busquen, Cristo llega a ser una ayuda oportuna en tiempo de necesidad. Serán fuertes en el día de la prueba.

No ser fluctuante ni impulsivo

08

El padre no debe ser como un niño, al que mueven los impulsos. Está ligado a su familia por lazos sagrados y santos. Lo que será su influencia en el hogar En su familia, el padre representa al será determinado por su conocimiento Legislador divino. Colabora con Dios

183


del único Dios verdadero y de Jesucristo a quien envió. “Cuando yo era niño -dice Pablo,- hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre hecho, dejé lo que era de niño.” El padre debe destacarse a la cabeza de su familia, no como un niño crecido, pero indisciplinado, sino como un hombre de carácter viril, que domina sus pasiones. Debe obtener educación en una moral correcta. Su conducta en la vida familiar debe ser dirigida y refrenada por los principios puros de la Palabra de Dios. Entonces crecerá hasta alcanzar la plena estatura de hombre en Cristo Jesús.

Asegure la Santidad y la Paz

184

09

A un hombre que es esposo y padre, yo diría: Asegúrese de que rodea su alma una atmósfera pura y santa.... Debe aprender diariamente de Cristo. Nunca ha de manifestar un espíritu tiránico en el hogar. El hombre que lo hace obra asociado con agentes satánicos. Someta su voluntad a la de Dios. Haga cuanto pueda para que la vida de su esposa sea placentera y feliz. Haga de la Palabra de Dios su consejera. Viva en el hogar de acuerdo con las enseñanzas de ella. Entonces vivirá así en la iglesia y llevará estas enseñanzas consigo al lugar donde trabaja. Los principios del cielo ennoblecerán todas sus transacciones.

do. No permita Vd. que los vejámenes de sus negocios ensombrezcan su vida en el hogar. Si al ocurrir casitas que no son exactamente como Vd. piensa que debieran ser, no sabe manifestar paciencia, longanimidad, bondad y amor, demuestra que no escogió por compañero a Aquel que tanto le amó que dio su vida por Vd., para que pudiese ser uno con él. En la vida diaria tropezará con sorpresas repentinas, chascos y tentaciones.

Resistid al Diablo...

11

¿Qué dice la Palabra? “Resistid al diablo,” confiando firmemente en Dios, “y de vosotros huirá.” “Echen mano ... de mi fortaleza, y hagan paz conmigo. ¡Sí, que hagan paz conmigo!” Mire a Jesús en todo momento y lugar, elevando una oración silenciosa y con corazón sincero para que pueda saber cómo hacer su voluntad. Entonces, cuando venga el enemigo como avenida de aguas el Espíritu del Señor levantará bandera en favor de Vd. contra ese enemigo.

¡Ayúdame Dios mío!

12

Cuando esté a punto de ceder, de perder la paciencia y el dominio propio y manifestar un espíritu duro y condenatorio, dispuesto a censurar y acusar, será el momento de elevar al cielo esta El Hogar: oración: “¡Ayúdame, oh Dios, a resistir El Núcleo de la la tentación, a desechar de mi corazón Sociedad. toda amargura, ira y maledicencia! Dame tu mansedumbre, tu humildad, Los ángeles de Dios cooperarán con Vd. y tu longanimidad y tu amor. No me dejes le ayudarán a revelar a Cristo ante el mun- deshonrar a mi Redentor, ni interpretar

10


mal las palabras y los motivos de mi esposa, de mis hijos y de mis hermanos y hermanas en la fe. Ayúdame a ser bondadoso, compasivo, de corazón tierno y perdonador. Ayúdame a ser verdadero vinculador de mi hogar y a representar el carácter de Cristo ante los demás.”

No es ser Padre...

13

No evidencia virilidad el esposo espaciándose constantemente en su puesto como cabeza de la familia. No aumenta el respeto hacia él cuando se le oye citar la Escritura para apoyar sus derechos a ejercer autoridad. No le hará más viril el requerir de su esposa, la madre de sus hijos, que actúe de acuerdo con los planes de él como si fuesen infalibles. El Señor ha constituido al esposo como cabeza de la esposa para que la proteja; él es el vinculo de la familia, el que une sus miembros, así como Cristo es cabeza de la iglesia y Salvador del cuerpo místico. Todo esposo que asevera amar a Dios debe estudiar cuidadosamente lo que Dios requiere de él en el puesto que ocupa.

LA manera de ejercer la Autoridad

14

La autoridad de Cristo se ejerce con sabiduría, con toda bondad y amabilidad; así también ejerza su poder el esposo e imite la gran Cabeza de la iglesia. En la mayoría de las familias, hay niños de diversas edades, algunos de los cuales necesitan no sólo la atención y sabia disciplina de la madre sino también la influencia más severa, aunque afectuo-

sa, del padre. Pocos son los padres que dan a este asunto su debida importancia. Son negligentes acerca de su deber y así acumulan gravosas cargas sobre la madre, al mismo tiempo que, basándose en su propio juicio, se permiten criticar y condenar las acciones de ella.

Anime, no censure

15

Con frecuencia, la pobre esposa y madre, abrumada por la impresión de responsabilidad y censura, se siente culpable y llena de remordimiento por lo que ha hecho inocentemente o por ignorancia, y que era, en muchos casos, lo mejor que podía hacerse en las circunstancias vigentes. Y sin embargo, cuando debieran apreciarse y aprobarse sus penosos esfuerzos e infundir alegría a su corazón, se ve obligada a andar bajo una nube de pesar y condenación porque su esposo, mientras pasa por alto su propio deber, espera de ella que cumpla el de ambos en forma satisfactoria para él, sin tener en cuenta las circunstancias que puedan impedirlo.

Entendamos a nuestra pareja

16

Muchos esposos no entienden ni aprecian suficientemente los cuidados y perplejidades que sufren sus esposas, generalmente apresadas todo el día en un ciclo interminable de deberes caseros. Con frecuencia regresan ellos a casa con frente ceñuda y no aportan alegría al círculo familiar. Si la comida no está lista a tiempo, la esposa cansada, que a menudo es a la vez ama de casa, enfer-

185


mera, cocinera y sirvienta, es saludada errónea y debiera reconocerlo. Lo que con críticas. Vd. necesita es muchísimo más amor y tolerancia, y menos determinación No desautoripara salirse con la suya en palabras y en cemos a nuestra hechos. Si se empeña en el camino que pareja sigue ahora, en vez de ser vinculador de su familia, será instrumento de opresión El esposo exigente puede condescen- y angustia para los demás... der a recibir de los brazos cansados de No impongala madre el niño molesto, para que ella mos nada a la pueda apresurar los preparativos de la fuerza comida familiar; pero si el niño es inquieto y se agita en los brazos de su padre, éste muy rara vez considera que es Al tratar de obligar a otros a cumplir su deber actuar como nodriza para tra- sus ideas en todo detalle, Vd. ocasiona tar de calmarlo. No se detiene a conside- a menudo mayor daño que si cediese rar cuántas horas la madre ha soportado en tales puntos. Esto sucede aun en las la agitación del pequeñuelo, sino que ex- ocasiones en que sus ideas sean correctas clama con impaciencia: “¡A ver, mamá, en sí, pero no lo son en muchas cosas. si atiendes a tu hijo!” ¿No es acaso hijo Resultan exageradas como consecuencia de él tanto como de ella? ¿No tiene acaso de las peculiaridades de su organización; él obligación natural de llevar paciente- por lo tanto Vd. insiste en imponer lo inmente su parte de la carga que represen- correcto en forma enérgica e irracional. ta criar a los hijos?

17

19

186

No somos superiores a nadie

18

Su vida sería mucho más feliz si Vd. no se creyese investido de autoridad absoluta por ser esposo y padre. Su práctica demuestra que interpreta erróneamente su posición de vinculador en la casa. Manifiesta nerviosidad y un espíritu autoritario. A menudo deja ver mucha falta de juicio, y, cualquiera que sea su opinión acerca de su propia conducta en tales ocasiones, es imposible que su esposa y sus hijos la tengan por consecuente. Una vez que tomó una decisión, rara vez está dispuesto a revocarla. Se obstina en llevar a cabo sus planes aun cuando muchas veces su conducta es

Hay que ser líder, no jefe

20

Vd. tiene opiniones peculiares acerca de cómo gobernar su familia. Ejerce un poder independiente y arbitrario, que no tolera en derredor suyo ninguna libertad de voluntad. Se considera suficiente para ser jefe de su familia y piensa que su cabeza basta para hacer actuar a cada miembro como una máquina es movida por las manos de los obreros. Vd. dicta y asume autoridad. Esto desagrada al Cielo y contrasta a los compasivos ángeles. Vd. se ha conducido en su familia como si fuese el único capaz de gobernarse a sí mismo. Se ha ofendido porque su esposa se atreviera a oponerse a una opinión suya o a dudar de sus decisiones.


Ayuden a la vida espiritual de la pareja

21

Esposos, dad a vuestras esposas oportunidad de vivir su vida espiritual.... Muchos cultivan la disposición al enfado al punto que se vuelven como niños grandes. No dejan atrás esta fase de su vida infantil. Conservan estos sentimientos hasta entorpecer y empequeñecer toda la vida por sus quejas y querellas. Y hacen esto no sólo con su propia vida sino también con la ajena. Les acompaña el espíritu de Ismael, cuya mano se levantaba contra todos, y la de todos contra él.

Qué tipo de padre eres

22

El Hno. B. no tiene un temperamento que alegre a su familia. En esto conviene que empiece a obrar. Se asemeja más a una nube que a un rayo de luz. Es demasiado egoísta para dirigir palabras de aprobación a los miembros de su familia, especialmente a la persona que debiera ser objeto de su amor y tierno respeto. Es malhumorado, intolerante, y autoritario. Con frecuencia pronuncia palabras mordaces cuyas heridas él no trata de curar suavizando su ánimo, reconociendo sus defectos y confesando su mal proceder...

Mejoremos en la cortesía

23

El Hno. B. debe ablandarse; debe cultivar el refinamiento y la cortesía. Debiera ser muy tierno y amable para con su esposa, que es su igual en todo respecto; no

debiera pronunciar una palabra capaz de echar una sombra sobre el corazón de ella. Debe comenzar en casa la obra de reforma, cultivar el afecto y vencer los rasgos duros y toscos de su disposición carente de generosidad. El esposo y padre malhumorado, egoísta y autoritario no sólo se hace infeliz, sino que aflige a todos los de la casa. Cosechará lo que sembró, viendo a su mujer desanimada y enfermiza, y a sus hijos contaminados con su propio genio displicente.

Nunca censuremos en nuestra familia

24

Vd. espera demasiado de su esposa y de sus hijos. Los censura demasiado. Si Ud. mismo estimulara una disposición alegre y feliz, y les hablase con bondad y ternura, introduciría alegría en su morada en vez de nubes, pesar y desdicha. Estima demasiado su propia opinión; ha tomado a veces decisiones extremas, y no ha permitido que el juicio de su esposa tuviese en su familia el peso que debiera tener. No ha estimulado su propio respeto hacia su esposa ni ha enseñado a sus hijos a acatar el juicio de ella. No la ha hecho su igual sino que ha tomado en sus propias manos las riendas del gobierno y las ha sostenido con asidero firme. No tiene una disposición afectuosa, ni manifiesta simpatía. Es necesario que Vd. cultive estos rasgos de carácter si quiere ser vencedor y que la bendición de Dios descanse sobre su familia.

187


Ser bondadoso no es ser débil

25

Vd. ha considerado como debilidad el ser bondadoso, tierno y lleno de simpatía. Le ha parecido indigno de sí hablar a su esposa con ternura y amabilidad. Está equivocado acerca de lo que constituye la verdadera virilidad y dignidad. La disposición a no ejecutar actos de bondad es una debilidad manifiesta y un defecto de su carácter. Lo que Vd. consideraría debilidad Dios lo tiene por verdadera cortesía cristiana, que todo creyente debe ejercer porque es el espíritu que Cristo manifestó.

Ganémonos el respeto

188

26

Si el esposo es tiránico, exigente y crítica las acciones de su esposa, no puede conservar su respeto y afecto, y la relación matrimonial llegará a ser odiosa para ella. No amará a su esposo, porque él no procura hacerse digno de ser amado. Los esposos deben ser cuidadosos, atentos, constantes, fieles y compasivos. Deben manifestar amor y simpatía... Cuando el esposo tiene la nobleza de carácter, la pureza de corazón y la elevación mental que debe poseer todo verdadero cristiano, ello será puesto de manifiesto en las relaciones matrimoniales... Procurará mantener a su esposa con salud y buen ánimo. Se esforzará por pronunciar palabras de consuelo, y por crear en el círculo del hogar una atmósfera de paz.

El padre tambien educa a sus hijos

27

El padre no debe excusarse de hacer su parte en la obra de educar a sus hijos para esta vida y para la inmortalidad. Debe compartir la responsabilidad. Tanto el padre como la madre tienen obligaciones. Los padres han de manifestarse mutuamente amor y respeto, si quieren ver estas cualidades desarrollarse en su hijos.Con miradas animosas y buenas palabras, el padre debe alentar y sostener a la madre en su obra y sus cuidados. Procure ayudar a su esposa en el conflicto que la espera. Vele sobre sus palabras, cultive el refinamiento de los modales, la cortesía y amabilidad, y será recompensado por ello.

Sea el mismo en todo lugar

28

Cualquiera que sea la vocación del padre y cualesquiera que sean sus perplejidades, debe él conservar en su casa el mismo rostro sonriente y tono placentero con que saludó todo el día a los visitantes y a los extraños. Sienta la esposa que puede apoyarse en los amplios afectos de su esposo, que los brazos de él la fortalecerán y sostendrán en todos sus afanes y cuidados, que su influencia apoyará la de ella, y su carga perderá la mitad de su peso. ¿Acaso no son los hijos tanto de él como de ella? Es posible que la esposa asuma cargas a las cuales atribuya mayor importancia que al deber de ayudar a su esposo en el desempeño de su parte de la responsabilidad; y lo mismo se aplica al esposo. Los servicios tiernos son de valor.


Marzo

La Mujer Virtuosa La esposa es igual que el esposo

01

La mujer debe ocupar el puesto que Dios le designó originalmente como igual a su esposo. El mundo necesita madres que lo sean no sólo de nombre sino en todo sentido de la palabra. Puede muy bien decirse que los deberes distintivos de la mujer son más sagrados y más santos, que los del hombre. Comprenda ella el carácter sagrado de su obra y con la fuerza y el temor de Dios, emprenda su misión en la vida. Eduque a sus hijos para que sean útiles en este mundo y obtengan un hogar en el mundo mejor. La esposa y madre no debe sacrificar su fuerza ni dejar dormir sus facultades apoyándose por completo en su esposo. La individualidad de ella no puede fundirse en la de él. Debe considerar que tiene igualdad con su esposo,

que debe estar a su lado permaneciendo fiel en el puesto de su deber y él en el suyo. Su obra en la educación de sus hijos es en todo respecto tan elevadora y ennoblecedora como cualquier puesto que el deber de él le llame a ocupar, aun cuando fuese la primera magistratura de la nación.

La esposa: La Reina del Hogar

02

Al rey en su trono no incumbe una obra superior a la de la madre. Esta es la reina de su familia. A ella le toca modelar el carácter de sus hijos, a fin de que sean idóneos para la vida superior e inmortal. Un ángel no podría pedir una misión más elevada; porque mientras realiza esta obra la madre está sirviendo a Dios. Si tan sólo comprende ella el alto carácter de su tarea, le inspirará valor.

189


Percátese del valor de su obra y vístase La esposa no es de toda la armadura de Dios a fin de reuna sirvienta sistir a la tentación de conformarse con la norma del mundo. Ella obra para este tiempo y para la eternidad. Con frecuencia el padre vuelve con aire satisfecho de sí mismo y relata orgulloQue ella gosamente lo que ha logrado durante el bierne con día. Sus palabras indican que ahora la dignidad madre debe servirle, porque ella no ha hecho gran cosa fuera de cuidar a los La madre es la reina del hogar, y los ni- niños, preparar la comida y mantener ños son sus súbditos. Ella debe gobernar la casa en orden. No ha actuado como sabiamente su casa, en la dignidad de negociante, pues nada ha comprado o su maternidad. Su influencia en el ho- vendido; no ha labrado la tierra; no ha gar ha de ser suprema; su palabra, ley. actuado como mecánica; por lo tanto Si ella es cristiana, bajo la dirección de no ha hecho nada que la canse. El criDios, conquistará el respeto de sus hijos. tica, censura y dicta como si fuese el Se debe enseñar a los niños a considerar señor de la creación. Esto resulta tanto a su madre, no como una esclava cuyo más duro de soportar para la esposa y trabajo consiste en servirlos, sino como madre por cuanto se ha cansado mucho una reina que ha de guiarlos y dirigirlos cumpliendo su deber durante el día, sin enseñándoles renglón tras renglón, pre- que pueda verse lo que ha hecho, y ella cepto tras precepto. se descorazona realmente.

05

03

190

No desmerite su trabajo

04

Rara vez aprecia la madre su propia obra y a menudo atribuye un valor tan bajo a su labor que la considera como pesada rutina doméstica. Hace lo mismo día tras día, semana tras semana, sin ver resultados especialmente notables. Al fin del día no puede contar las muchas cositas que ha hecho. En comparación con lo que ha logrado su esposo, le parece que no ha hecho cosa alguna digna de mención.

Consideremos el trabajo de nuestra pareja

06

Si se descorriese el velo y ambos padres pudieran ver el trabajo del día como Dios lo ve, y discernir como su ojo infinito compara la labor de ambos, se asombrarían ante la revelación celestial. El padre consideraría sus labores con más modestia, mientras que la madre cobraría nuevo valor y energía para proseguir su tarea con sabiduría, perseverancia y paciencia. Conocería entonces su labor. Mientras que el padre trató con cosas perecederas que pasarán, la madre contribuyó a desarrollar mentes y caracteres y trabajó no sólo para este tiempo, sino para la eternidad.


La importancia del deber de una madre

07

¡Ojalá que cada madre pudiera percatarse de cuán importantes son sus deberes y sus responsabilidades y de cuán grande será la recompensa de su fidelidad! La madre que asume animosamente los deberes que le tocan directamente verá que la vida le resulta preciosa porque Dios le dio una obra que hacer. En esta obra no necesita forzosamente empequeñecer su mente ni dejar que su intelecto se debilita.

Educar a los hijos una obra dada por Dios

08

La obra de la madre le fue asignada por Dios, a saber la de criar a sus hijos en la disciplina y admonición del Señor. Debe recordar siempre a sus tiernos intelectos el amor y temor de Dios. Cuando los corrige, debe enseñarles a considerar que son amonestados por Dios, a quien desagradan el engaño, la falsedad y las malas acciones. De esta manera el espíritu de los pequeñuelos podrá relacionarse con Dios en forma tal que todo lo que hagan y digan será para gloria de él; y en años ulteriores no serán como el junco bajo el viento y no vacilarán continuamente entre sus inclinaciones y el deber. Conducirlos a Jesús no es todo lo que se requiere...

Cristo, para “que nuestros hijos sean como plantas crecidas en su juventud; nuestras hijas como las esquinas labradas a manera de las de un palacio.” A la madre incumbe esta obra de modelado, refinamiento y pulimento. El carácter del niño debe ser desarrollado. La madre debe grabar en las tablillas del corazón lecciones tan perdurables como la eternidad; y tendrá por cierto que arrostrar el desagrado del Señor si descuida esta obra sagrada o permite que cualquier cosa la estorbe en ella.... La madre cristiana tiene su obra, que Dios le ha señalado, y no la descuidará si vive en estrecha relación con Dios y compenetrada de su Espíritu.

Una noble tarea: La Educación

10

A toda madre se le confían oportunidades de valor inestimable e intereses infinitamente valiosos. El humilde conjunto de deberes que las mujeres han llegado a considerar como una tarea tediosa debiera ser mirado como una obra noble y grandiosa. La madre tiene el privilegio de beneficiar al mundo por su influencia, y al hacerlo impartirá gozo a su propio corazón. A través de luces y sombras, puede trazar sendas rectas para los pies de sus hijos, que los llevarán a las gloriosas alturas celestiales. Pero sólo cuando ella procura seguir en su propia vida el camino de las enseñanzas de Cristo, puede la madre tener Educación para la esperanza de formar el carácter de sus la Eternidad niños de acuerdo con el modelo divino. Entre todas las actividades de la vida, el deber más sagrado de la madre es para Estos niños han de ser educados y pre- con sus hijos. parados para llegar a ser discípulos de

09

191


Abandonando el campo de labor

11

Pero ¡cuán a menudo se deja de lado este deber para buscar alguna satisfacción egoísta! A los padres han sido confiados los intereses actuales y eternos de sus hijos. Han de empuñar las riendas del gobierno y guiar a sus familias para que honren a Dios. La ley de Dios debe ser su norma, y el amor debe regir en todo. Si entran en la obra hombres casados, dejando a sus esposas en casa para que cuiden a los niños, la esposa y madre está haciendo una obra tan grande e importante como la que hace el esposo y padre.

Un campo misionero sin igual

192

12

Mientras que el uno está en el campo misionero, la otra es misionera en el hogar, y con frecuencia sus ansiedades y cargas exceden en mucho a las del esposo y padre. La obra de la madre es solemne e importante.... El esposo puede recibir honores de los hombres en el campo misionero, mientras que la que se afana en casa no recibe reconocimiento terreno alguno por su labor; pero si trabaja en pro de los mejores intereses de su familia, tratando de formar su carácter según el Modelo divino, el ángel registrador la anotará como uno de los mayores misioneros del mundo. Dios no ve las cosas como las percibe la visión finita del hombre.

La MAdre: Un agente de Dios

13

La madre es agente de Dios para hacer cristiana a su familia. Debe dar un ejemplo de religión bíblica y demostrar como la influencia de esta religión ha de regirnos en los deberes y placeres diarios, al enseñar a sus hijos que pueden salvarse únicamente por la gracia, mediante la fe, que es don de Dios. Esta enseñanza constante acerca de lo que Cristo es para nosotros y para ellos y acerca de su amor, su bondad y su misericordia revelados en el gran plan de salvación, dejará en el corazón impresiones santificadas y sagradas.

La Educación es parte del Plan de la Salvación

14

La educación de los hijos constituye una parte importante del plan de Dios para demostrar el poder del cristianismo. Incumbe a los padres una responsabilidad solemne en cuanto a educar a sus hijos de tal manera que cuando salgan al mundo, harán bien y no mal a aquellos con quienes traten. El ministro tiene su tarea, y la madre tiene la suya. Ella debe llevar a sus hijos a Jesús para que los bendiga. Debe apreciar las palabras de Cristo y enseñarlas a sus hijos. Desde la infancia de éstos debe enseñarles a ejercer dominio propio y abnegación, así como hábitos de aseo y orden. La madre puede criar a sus, hijos de tal manera que acudirán a escuchar con corazón abierto y tierno las palabras de los siervos de Dios. El Señor necesita madres que en todo ramo de la vida hogareña aprovechen los talentos que él les dio y


preparen a sus hijos para la familia del turalmente lo malo y se apartarán de lo cielo. bueno. Acudan todas las madres a menudo a su Salvador con la oración: “¿Qué El trabajo que orden se tendrá con el niño, y qué ha de agrada a Dios hacer?” Cumpla ella las instrucciones que Dios dio en su Palabra, y se le dará sabiduría a medida que la necesiten. Mediante un fiel trabajo doméstico, se Dios siempre sirve al Señor tanto, o aun más, que al estará allí para enseñar la Palabra. Tan ciertamente ayudar como lo son los maestros en la escuela, los padres y las madres deben considerarse como educadores de sus hijos. La Hay un Dios en lo alto, y la luz y gloesfera de utilidad que incumbe a la ma- ria de su trono iluminan a la madre fiel dre cristiana no debe quedar estrechada que procura educar a sus hijos para que por su vida doméstica. La influencia sa- resistan a la influencia del mal. Ninguludable que ella ejerce en el círculo fa- na otra obra puede igualarse en impormiliar puede hacerla sentir, y así lo hará, tancia con la suya. La madre no tiene, en una utilidad más amplia dentro de a semejanza del artista, alguna hermosa su vecindario y en la iglesia de Dios. El figura que pintar en un lienzo, ni como hogar no es una cárcel para la esposa y el escultor, que cincelarla en mármol. madre consagrada. Tampoco tiene, como el escritor, algún pensamiento noble que expresar en Educar para poderosas palabras, ni que manifestar, utilidad como el músico, algún hermoso sentimiento en melodías. Su tarea es desarrollar con la ayuda de Dios la imagen Comprenda la mujer el carácter sagra- divina en un alma humana. do de su obra y, con la fuerza de Dios Alcanzando y temiéndole, emprenda su misión en la los más altos vida. Eduque a sus hijos para que sean ideales útiles en este mundo e idóneos para el mundo mejor. Nos dirigimos a las madres cristianas. Les suplicamos que sien- La madre que aprecie esta obra considetan su responsabilidad como madres y rará de valor inapreciable sus oportunino vivan para agradarse a sí mismas, dades. Por lo tanto, mediante su propio sino para glorificar a Dios. Cristo no carácter y sus métodos de educación, se complació a sí mismo, sino que asu- se empeñará en presentar a sus hijos el mió forma de siervo. El mundo rebosa más alto ideal. Con fervor, paciencia y de influencias corruptoras. Las modas valor, se esforzará por perfeccionar sus y las costumbres ejercen sobre los jóve- propias aptitudes para valerse de ellas nes una influencia poderosa. Si la madre con acierto en la educación de sus hijos. no cumple su deber de instruir, guiar y A cada paso se preguntará con fervor: refrenar a sus hijos, éstos aceptarán na- “¿Qué ha dicho Dios?” Estudiará su Pa-

15

17

16

18

193


labra con diligencia. Tendrá sus miradas fijas en Cristo, para que su experiencia diaria, en el humilde círculo de sus cuidados y deberes, sea reflejo fiel de la única Vida verdadera.

inmortal que reviste la obra de esa madre cristiana, y se burlarán de sus nociones anticuadas y de su vestido sencillo y sin adornos, mientras que la Majestad del cielo inscribirá el nombre de aquella madre fiel en el libro de fama inmortal. Guerreras que Toda la vida de Moisés y la gran misión crían guerreros que cumplió como caudillo de Israel dan fe de la importancia de la obra de una madre piadosa. Ninguna otra tarea La abnegación y la cruz son nuestra se puede igualar a ésta... porción. ¿Las aceptaremos? Ninguno de Educar miennosotros necesita esperar que cuando tras sean ellos vengan sobre nosotros las últimas granniños des pruebas se desarrollará un espíritu abnegado y patriótico en un momento porque lo necesitamos. No, en verdad. Los padres debieran dirigir la instrucEste espíritu debe fusionarse con nues- ción y la educación de sus hijos mientra experiencia diaria, e infundiese en tras son niños, con el propósito de que la mente y el corazón de nuestros hi- sean piadosos. Son puestos bajo nuestro jos, tanto por los preceptos como por cuidado para que los eduquemos, no el ejemplo. Las madres de Israel pueden como herederos del trono de un impeno ser guerreras ellas mismas, pero pue- rio terrenal, sino como reyes para Dios, den criar guerreros que se ciñan toda la que han de reinar al través de las edades armadura y peleen virilmente las bata- sempiternas. Comprenda toda madre llas del Señor. que su tiempo no tiene precio; su obra ha de probarse en el solemne día de la El destino de rendición de cuentas. Entonces se halos niños en mallará que muchos fracasos y crímenes nos de ellas de los hombres y mujeres fueron resultado de la ignorancia y negligencia de Madres, en gran medida, el destino de quienes debieron haber guiado sus pies vuestros hijos está en vuestras manos. infantiles por el camino recto. Entonces Si no cumplís vuestro deber, los colo- se hallará que muchos de los que benecaréis tal vez en las filas del enemigo y ficiaron al mundo con la luz del genio, los haréis sus agentes para arruinar al- la verdad y santidad, recibieron de una mas; pero mediante un ejemplo piadoso madre cristiana y piadosa los principios y una disciplina fiel podéis conducirlos que fueron la fuente de su influencia y a Cristo y hacerlos instrumentos en éxito. sus manos para salvar a muchas almas. Su obra [la de la madre cristiana], si la cumple fielmente en Dios, quedará inmortalizada. Las esclavas de la moda no verán ni comprenderán nunca la belleza

19

21

194

20


No dejar d e darle importancia a la crianza

22

Con frecuencia le parece a la madre que su trabajo es un servicio sin importancia, una obra que rara vez se aprecia; y que los demás saben muy poco de sus muchas cuitas y ocupaciones. Si bien sus días están ocupados con una larga lista de pequeños deberes, todos los cuales exigen esfuerzos pacientes, dominio propio, tacto, sabiduría y amor abnegado, ella no puede jactarse de haber realizado algo grande. Tan sólo ha logrado que las cosas del hogar marchen suavemente. A menudo cansada y perpleja, ha procurado hablar bondadosamente a los niños, mantenerlos ocupados y felices, guiando sus piecitos en la buena senda. Y le parece que no logró nada. Pero no es así. Los ángeles celestiales observan a la madre agobiada, y toman nota de la carga que lleva día tras día. Tal vez su nombre no haya sido oído en el mundo, pero está escrito en el libro de la vida del Cordero.

No degrade su propia labor

23

La esposa y madre fiel... cumplirá sus deberes con dignidad y buen ánimo; no considerará que sea degradante hacer con sus propias manos cuanto sea necesario hacer en una casa bien ordenada. ¡Cuán importante es esta obra! Y sin embargo oímos a algunas madres suspirar por la obra misionera. Si tan sólo pudiesen ir a algún país extranjero, considerarían que eso sería hacer algo que vale la pena. Pero la asunción de los deberes diarios en el hogar y el cumpli-

miento de ellos les parecen tarea agotadora e ingrata.

Las madres tienen su propio campo misionero

24

Las madres que suspiran por un campo misionero lo tienen a mano en el círculo de su propio hogar... ¿No son las almas de sus hijos de tanto valor como las de los paganos? ¡Con cuánto cuidado y ternura debe ella observar sus mentes que se desarrollan y vincular con Dios todos los pensamientos de ellos! ¿Quién puede hacer esto tan eficazmente como una madre amante que teme a Dios?

El Hogar: Obra misionera activa

25

Hay quienes piensan que a menos que estén relacionados directamente con la obra religiosa activa, no están haciendo la voluntad de Dios; pero esto es un error. Cada uno tiene una obra que hacer para el Maestro; y es una obra admirable la que consiste en hacer que el hogar resulte agradable y todo lo que debe ser. Los talentos más humildes, si el que los recibió entrega su corazón a Dios, harán de la vida en el hogar todo lo que Dios quiere que sea. Una luz brillante resplandecerá como resultado del servicio rendido de todo corazón a Dios. Hombres y mujeres pueden servir a Dios tan seguramente como el ministro en el púlpito, si prestan fervorosa atención a lo que han oído y educan a sus hijos de manera que vivan temiendo ofender a Dios.

195


LAs madres ayudas de sus esposos

196

26

Las mujeres que, haciendo con buena voluntad lo que sus manos hallen por hacer, ayudan con espíritu alegre a sus esposos, a llevar sus cargas y educan a sus hijos para Dios, son misioneras en el sentido más elevado. Si Vd. pasa por alto su deber como esposa y madre, y extiende las manos para que el Señor le confíe otra clase de trabajo, tenga por seguro que él no se contradirá; le señala el deber que Vd. debe hacer en casa. Si Vd. piensa que le ha sido confiada alguna obra mayor y más santa, está equivocada. Siendo fiel en su hogar y trabajando por las almas de aquellos que están más cerca de Vd., puede obtener idoneidad para trabajar por Cristo en un campo más amplio. Pero tenga la seguridad de que quienes descuidan su deber en el círculo familiar no están preparados para trabajar en favor de otras almas.

debe interesarse en ellos si es hija de él. Durante los primeros años de la vida [de los niños] es cuando se ha de trabajar por ellos, velar, orar y alentar toda buena inclinación. Esta obra debe realizarse sin interrupción. Tal vez se le inste a Vd. a asistir a reuniones de madres y de costura, para hacer obra misionera; pero a menos que deje al lado de sus hijos una persona fiel que los instruya comprensivamente, es deber suyo contestar que el Señor le ha confiado otra obra que de ningún modo Vd. puede descuidar.

No se exceda en un trabajo y descuide otro

28

No puede excederse en el trabajo de cualquier ramo sin descalificarse para la obra de educar a sus pequeñuelos y hacer de ellos lo que Dios quiere que sean. Como colaboradores de Cristo debe llevarlos a él disciplinados y preparados. Gran parte de la deformación que sufre el carácter de un niño mal preparado es No descuidar el culpa de la madre. Esta no debe acephogar tar cargas de la iglesia que le obliguen a descuidar a sus hijos. La mejor obra a la cual puede dedicarse una madre consisEl Señor no la ha llamado a descuidar te en que no se pierda una sola puntada su hogar, su esposo y sus hijos. Nunca en la educación de sus hijos... obra él así, ni lo hará jamás... No piense El Hogar por un momento que Dios le haya dado es lo primero una obra que le exija que se separe de su pequeño pero precioso rebaño. No lo abandone exponiéndolo a que lo desmoralicen las compañías impropias y De ninguna otra manera puede una sus corazones se endurezcan contra su madre prestar más ayuda a la iglesia madre. Esto sería dejar brillar su luz en que consagrando su tiempo a los que forma por completo errónea y hacer di- de ella dependen por su instrucción y fícil que sus hijos lleguen a ser lo que él preparación.Algunas madres anhelan quiere que sean y al fin ganen el cielo. dedicarse a la labor misionera, mientras Dios se interesa por ellos, y Vd. también que descuidan los deberes más sencillos

27

29


que les tocan directamente. Descuidan a sus hijos y no contribuyen a que el hogar sea un lugar alegre y feliz para la familia, pues se quejan y regañan con frecuencia, de modo que los jóvenes se crían con el sentimiento de que su casa es el lugar menos atrayente. En consecuencia, esperan con impaciencia el momento de abandonarlo, y con poca vacilación se lanzan al vasto mundo, sin que los refrene, la influencia del hogar ni los tiernos consejos de la familia.

No desperdicien las Oportunidades

30

Los padres, cuyo objeto debiera haber, sido vincular consigo a estos corazones juveniles y guiarlos correctamente, desperdician las oportunidades que Dios les dio, no ven los deberes más importantes de su vida, y aspiran vanamente a trabajar en el ancho campo misionero. En el tiempo de Cristo, las madres le llevaban sus hijos para que les impusiese las manos y los bendijese. Así manifestaban ellas su fe en Jesús y el intenso anhelo de su corazón por el bienestar presente y futuro de los pequeñuelos confiados a su cuidado. Pero los discípulos no podían reconocer la necesidad de interrumpir al Maestro tan sólo para que se fijara en los niños, y en una ocasión en que alejaban a unas cuantas madres, Jesús los reprendió y ordenó a la muchedumbre que diese paso a esas madres fieles y a sus niñitos. Dijo él: “Dejad a los niños, y no les impidáis de venir a mí; porque de los tales es el reino de los cielos.”

Cristo bendice a las madres

31

Mientras las madres recorrían el camino polvoriento y se acercaban al Salvador, él veía sus lágrimas y como sus labios temblorosos elevaban una oración silenciosa en favor de los niños. Oyó las palabras de reprensión que pronunciaban los discípulos y prestamente anuló la orden de ellos. Su gran corazón rebosante de amor estaba abierto para recibir a los niños. A uno tras otro tomó en sus brazos y los bendijo, mientras que un pequeñuelo, reclinado contra su pecho, dormía profundamente. Jesús dirigió a las madres palabras de aliento referentes a su obra y ¡cuánto alivió así sus ánimos! ¡Con cuánto gozo se espaciaban ellas en la bondad y misericordia de Jesús al recordar aquella memorable ocasión! Las misericordiosas palabras de él habían quitado la carga que las oprimía y les habían infundido nueva esperanza y valor. Se había desvanecido todo su cansancio. Fue una lección alentadora para las madres de todos los tiempos. Después de haber hecho lo mejor que puedan para beneficiar a sus hijos, pueden llevarlos a Jesús. Aun los pequeñuelos en los brazos de la madre resultan preciosos a los ojos de él. Y mientras la madre anhele verlos recibir la ayuda que ella no puede darles, la gracia que no puede otorgarles, y se confíe a sí misma, y a sus hijos en los brazos misericordiosos de Cristo, él los recibirá y los bendecirá; dará paz, esperanza y felicidad tanto a ella como a ellos. Este es un privilegio precioso que Jesús ha concedido a todas las madres.

197


Abril

Los herederos del Legado 198

El Gran valor que poseen los niños

01

Cristo asignaba a los niños un valor tan elevado que dio su vida por ellos. Tratadlos como a quienes fueron comprados por su sangre. Con paciencia y firmeza educadlos para él. Disciplinadlos con amor y paciencia. Mientras hagáis esto, llegarán a ser para vosotros una corona de regocijo y resplandecerán como luces en el mundo. El niño más pequeño que ama y teme a Dios es mayor a su vista que el hombre más instruido y talentoso que descuida la gran salvación. Los jóvenes que consagran su corazón y vida a Dios se han puesto, al hacerlo, en contacto con la Fuente de toda sabiduría y excelencia.

El Alma del niño: Un legado precioso

02

El alma del pequeñuelo que cree en Cristo es tan preciosa a sus ojos como los ángeles que rodean su trono. Los niños deben ser llevados a Cristo y educados para él. Debe guiárselos en la senda de la obediencia, y no favorecer la satisfacción de su apetito o su vanidad. Si tan sólo quisiéramos aprender las lecciones admirables que Jesús procuro enseñar a sus discípulos mediante un niñito, ¡cuántas cosas que parecen ahora dificultades insuperables desaparecerían! Cuando los discípulos se acercaron a Jesús y le dijeron: “¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?... llamando Jesús a un niño, le puso en medio de ellos, y dijo: De cierto os digo, que si no os volvierais y fuereis como un niño, no entraréis en el reino de los cielos. Así que, cualquiera que se humillaré como este


niño, éste es el mayor en el reino de los cielos.”

Los hijos no son propiedad de los padres

03

Los niños reciben la vida y el ser de sus padres, y sin embargo es al poder creador de Dios al que vuestros hijos deben la vida, porque Dios es el Dador de ella. Recuérdese que los niños no han de ser tratados como si fuesen nuestra propiedad personal. Los hijos son herencia del Señor, y el plan de redención incluye la salvación de ellos tanto como la nuestra. Han sido confiados a sus padres para que éstos los críen en la disciplina y admonición del Señor, a fin de que sean preparados para hacer su obra en este tiempo y en la eternidad.

Enseñándoles a vivir una vida noble

04

Madres, tratad amablemente con vuestros pequeñuelos. Cristo fue una vez un niñito. Por amor suyo, honrad a los niños. Consideradlos como un cometido sagrado, no para mimarlos y hacer de ellos ídolos, sino para enseñarles a vivir una vida pura y noble. Son propiedad de Dios; él los ama y os invita a cooperar con él para ayudarles a adquirir un carácter perfecto. Si queréis ir en paz al encuentro de Dios, suministrad ahora alimento espiritual a su grey, porque cada niño tiene la posibilidad de alcanzar la vida eterna. Los niños y los jóvenes son el tesoro peculiar de Dios.

Que administren bien los dones

05

Es necesario inculcar a los jóvenes la verdad de que sus dones no les pertenecen. La fuerza, el tiempo, el intelecto, no son sino tesoros prestados. Pertenecen a Dios, y todo joven debería resolverse a darles el uso más elevado; él es una rama de la cual Dios espera fruto; un mayordomo cuyo capital debe producir renta; una luz para iluminar la obscuridad del mundo. Todo joven y niño tiene una obra que hacer para honra de Dios y elevación de la humanidad.

Cristo nos abrió el camino

06

Vi que Jesús conoce nuestras flaquezas, y ha experimentado lo mismo que nosotros en todo, menos en el pecado. Por lo tanto, nos ha preparado una senda adecuada a nuestra fuerza y capacidad, y como Jacob, ha andado suavemente y con serenidad con los niños según lo que ellos pudieran soportar, a fin de sostenernos por el consuelo de su compañía y servirnos de guía perpetuamente. El no desprecia, descuida ni deja atrás a los niños del rebaño. El no nos ha ordenado que avancemos y los dejemos. El no ha viajado tan apresuradamente como para dejarnos rezagados juntamente con nuestros hijos. ¡Oh, no; sino que ha emparejado la senda de la vida, aun para los niños! Y requiere que los padres, los conduzcan por el camino estrecho. Dios nos ha señalado una senda adecuada a la fuerza y capacidad de los niños.

199


Loh hijos quedan en deuda con sus padres

200

07

Los hijos deben sentir que tienen una deuda con sus padres que los han vigilado durante su infancia, y cuidado en tiempos de enfermedad. Deben darse cuenta de que sus padres han sufrido mucha ansiedad por ellos. Los padres piadosos y concienzudos han sentido especialmente el más profundo interés en que sus hijos eligiesen el buen camino. ¡Cuánta tristeza sintieron en sus corazones al ver defectos en sus hijos! Si éstos, que causaron tanto dolor a esos corazones, pudiesen ver el efecto de su conducta, se arrepentirían ciertamente de ella. Si pudiesen ver las lágrimas de su madre, y oír sus oraciones a Dios en su favor, si pudiesen escuchar sus reprimidos y entrecortados suspiros, sus corazones se conmoverían, y prestamente confesarían sus pecados y pedirían perdón.

El trabajo fiel se apreciará

08

Cuando los hijos lleguen a la edad adulta apreciarán al padre que trabajó fielmente y no les permitió que cultivasen sentimientos erróneos y cediesen a malos hábitos. “Honra a tu padre y a tu madre, porque tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.” Este es el primer mandamiento con promesa. Está en vigencia para los niños y los jóvenes, para los adultos y los ancianos. No hay época en la vida en que los hijos estén excusados de honrar a sus padres. Esta solemne obligación rige para cada hijo e hija y es una de las condiciones

impuestas para que se prolongue su vida en la tierra que el Señor dará a los fieles. Este no es un asunto indigno de atención, sino que es de vital importancia. La promesa se hace a condición de que se obedezca. Si obedecéis, viviréis mucho tiempo en la tierra que Jehová vuestro Dios os da. Si desobedecéis, vuestra vida no se prolongará en aquella tierra.

Honra a tu padre y a tu madre

09

Se debe a los padres mayor grado de amor y respeto que a ninguna otra persona. Dios mismo, que les impuso la responsabilidad de guiar las almas puestas bajo su cuidado, ordenó que durante los primeros años de la vida, los padres estén en lugar de Dios respecto a sus hijos. El que desecha la legítima autoridad de sus padres, desecha la autoridad de Dios. El quinto mandamiento no sólo requiere que los hijos sean respetuosos, sumisos y obedientes a sus padres, sino que también los amen y sean tiernos con ellos, que alivien sus cuidados, que escuden su reputación, y que les ayuden y consuelen en su vejez.

Dios no prospera a quienes se le oponen

10

Dios no puede prosperar a los que obran en forma directamente contraria al deber que se especifica más claramente en su Palabra, el de los hijos para con sus padres... Si desprecian y deshonran a sus padres terrenales no respetarán ni amarán a su Creador. Cuando los hijos tienen padres incrédulos, cuyas órdenes contradigan lo que Cristo requiere,


entonces, por doloroso que sea, deben dependerán de la ayuda ajena, y esperaobedecer a Dios y confiarle las conse- rán que los demás los favorezcan y cecuencias. dan a sus deseos. Y si encuentran oposición, aun en la edad adulta, se creen La desobedienmaltratados; y así recorren su senda por cia una señal el mundo, acongojados, apenas capaces del Retorno de llevar su propio peso, murmurando e irritándose a menudo porque todo no En estos postreros días, los hijos se les sale a pedir de boca. distinguen tanto por su desobediencia Satanás está y falta de respeto, que Dios lo ha notacegando mentes do especialmente. Ello constituye una señal de que el fin se acerca y demuestra que Satanás ejerce un dominio casi completo sobre la mente de los jóvenes. Vi que Satanás ha cegado los intelecMuchos no respetan ya las canas. Hay tos de los jóvenes para que no puedan, muchos niños que profesan conocer comprender las verdades de la Palabra la verdad y no tributan a sus padres el de Dios. Tan embotada está su sensihonor y afecto que se les debe, que ma- bilidad que no consideran las órdenes nifiestan poco amor hacia ellos y no los del santo apóstol: “Hijos, obedeced en honran cediendo a sus deseos o tratan- el Señor a vuestros padres; porque esto do de evitarles ansiedad. Muchos de los es justo. Honra a tu padre y a tu maque profesan ser cristianos no saben lo dre, que es el primer mandamiento con que es “honra a tu padre y a tu madre,” y promesa, para que te vaya bien, y seas en consecuencia poco sabrán lo que sig- de larga vida sobre la tierra [nueva].” nifica “porque tus días se alarguen en la “Hijos, obedeced a vuestros padres en tierra que Jehová tu Dios te da.” todo; porque esto agrada al Señor.” Los hijos que deshonran y desobedecen a La Era de la sus padres, y desprecian sus consejos Rebelión e instrucciones, no pueden tener parte en la tierra renovada y purificada. Esta no será para el hijo o la hija que hayan En esta era de rebelión, los hijos no han sido rebeldes, desobedientes e ingratos. recibido la debida instrucción y disci- A menos que los tales aprendan a obeplina y tienen poca conciencia de sus decer y someterse aquí, nunca lo aprenobligaciones hacia sus padres. Sucede a derán; la paz de los redimidos no será menudo que cuanto más hacen sus pa- turbada por hijos desobedientes, revoldres por ellos, tanto más ingratos son, y tosos e insumisos. Nadie que viole los menos los respetan. Los niños que han mandamientos puede heredar el reino sido mimados y rodeados de cuidados, de los cielos. esperan siempre un trato tal; y si su expectativa no se cumple, se chasquean y desalientan. Esa misma disposición se verá en toda su vida. Serán incapaces,

11

13

12

201


Hijos que pierden el afecto de sus padres

14

He visto hijos que no paren tener afecto que conceder a sus padres, ni les expresan amor y cariño que les deben y que ellos apreciarían, pero prodigan afecto y caricias a los escogidos a quienes manifiestan preferencia. ¿Es esto lo que Dios quiere? No, no. Introducid en el círculo del hogar cuantos rayos de sol, amor y afecto os quepan. Vuestros padres apreciarán estas pequeñas atenciones que podáis otorgarles. Vuestros esfuerzos por aligerar las cargas, y por reprimir toda palabra de irritación e ingratitud, demuestran que no sois hijos irreflexivos, y que apreciáis el cuidado y el amor que os dieron durante los años de vuestra infancia desamparada.

202

Sean recíprocos en el amor

15

Niños, es necesario que vuestras madres os amen. De lo contrario, seríais muy desgraciados. ¿No conviene asimismo que los hijos amen a sus padres, y revelen este amor por miradas y palabras agradables, así como por una cooperación alegre y cordial para ayudar al padre fuera de la casa y a la madre dentro de ella? Si sois verdaderamente convertidos e hijos de Jesús, honraréis a vuestros padres. No sólo haréis lo que os digan, sino que buscaréis oportunidades de ayudarles. Al obrar así, trabajáis para Jesús. El considera todas estas acciones atentas y serviciales como si las hubieseis hecho para él. Esta es la clase más importante de obra misionera; y los que son fieles en estos pequeños deberes dia-

rios adquieren una experiencia valiosa.

Empezar a buscar temprano a Dios

16

Los niños y los jóvenes deben empezar temprano a buscar a Dios, porque los hábitos y las impresiones que se adquieren temprano ejercen con frecuencia una influencia poderosa sobre la vida y el carácter. Por lo tanto, los jóvenes que quieran ser como Samuel, Juan y especialmente como Cristo, deben ser fieles en las cosas menores, apartándose de los compañeros que se proponen obrar mal y consideran que su vida en el mundo debe consistir en placeres egoístas,

No dejen los deberes domésticos

17

Muchos de los deberes domésticos menudos se pasan por alto como cosas sin importancia; pero si se descuidan las pequeñeces, también se descuidarán los deberes mayores. Queréis llegar a ser hombres y mujeres sanos, dotados de un carácter puro, sólido y noble. Comenzad a obrar así en casa; asumid los deberes pequeños y cumplidlos con esmero y exactitud. Cuando el Señor vea que sois fieles en lo poco, os confiará responsabilidades mayores. Tened cuidado acerca de cómo edificáis y de la clase de material que ponéis en la construcción. El carácter que modeláis ahora durará tanto como la eternidad.


Obren como Cristo Obró

18

Permitid a Jesús que tome posesión de vuestra mente, vuestro corazón y vuestros afectos; obrad como obró Cristo, ejecutando concienzudamente los deberes domésticos, los pequeños actos de abnegación así como las acciones bondadosas, aprovechando los momentos con diligencia, manteniéndoos en guardia cuidadosa contra los pecados menudos y conservando gratitud en vuestro corazón por las pequeñas bendiciones, y mereceréis al fin un testimonio como el que se dio acerca de Juan y Samuel, y especialmente de Cristo: “Y Jesús crecía en sabiduría, y en edad, y en gracia para con Dios y los hombres.”

Entrégate al Señor

19

El Señor dice al joven: “Dame, hijo mío, tu corazón.” Al Salvador del mundo le agrada que los niños y jóvenes le entreguen su corazón. Quizá haya un gran ejército de niños que serán hallados fieles a Dios porque andan en la luz, así como Cristo está en la luz. Amarán al Señor Jesús, y se deleitarán en agradarle. No se impacientarán si fueren reprendidos, y alegrarán el corazón de sus padres con su bondad, su paciencia y su disposición a hacer todo lo que puedan para ayudar a llevar las cargas de la vida diaria. Serán fieles discípulos de nuestro Señor en toda su infancia y juventud.

Velen. Oren y Vivan para Dios

20

Velad, orad y obtened una experiencia personal en las cosas de Dios. Vuestros padres pueden enseñaros, pueden procurar guiar vuestros pies por sendas seguras; pero les resulta imposible cambiar vuestro corazón. Debéis entregarlo a Jesús y andar en la preciosa luz de la verdad que os ha dado. Asumid fielmente vuestros deberes en la vida familiar y por la gracia de Dios podréis crecer hasta alcanzar la estatura a la cual Cristo quiere que llegue un niño en él. El hecho de que vuestros padres observen el sábado y obedezcan a la verdad, no asegura vuestra salvación. Porque aun cuando Noé, Job y Daniel estuviesen en la tierra, “vivo yo, dice el Señor Jehová, no librarán hijo ni hija; ellos por su justicia librarán su vida.”

La juventud una era de experiencias

21

En la infancia y la juventud podéis obtener experiencia en el servicio de Dios. Haced lo que sabéis es correcto. Obedeced a vuestros padres. Escuchad sus consejos; porque si aman y temen a Dios sienten la responsabilidad de educar, disciplinar y preparar vuestra alma para la vida inmortal. Recibid con agradecimiento la ayuda que quieren daros, y alegrad sus 270 corazones sometiéndoos de buen grado a los dictados de su juicio más sabio. Así honraréis a vuestros padres, glorificaréis a Dios y llegaréis a ser una bendición para aquellos con quienes tratéis.

203


Abridle los secretos de vuestro corazón; pues su ojo escudriña lo más oculto del alma, y lee vuestros pensamientos como un libro abierto. Cuando le hayáis pediPelead la batalla, niños; recordad que do las cosas necesarias para el bien de cada victoria os coloca en un nivel su- vuestra alma, creed que las recibís, y las perior al del enemigo. Los niños deben tendréis. orar para obtener gracia con que resisCumplimiento tir a las tentaciones que les vendrán, es fiel del deber decir las incitaciones a cumplir su propia voluntad y buscar su propio placer egoísta. Cuando pidan a Cristo que les ayude a prestar un servicio veraz, bon- Los niños y jóvenes deben ser misionedadoso, obediente, y a llevar las respon- ros en el hogar y hacer lo que necesita sabilidades del círculo familiar, él oirá su ser hecho por alguien.... Mediante el cumplimiento fiel de las cosas menusencilla oración. das que os parecen sin importancia, Los niños tampodéis demostrar que tenéis un espíribién pueden tu verdaderamente misionero. Vuestra acudir a Dios disposición a ejecutar los deberes que se os presenten, a aliviar vuestra sobreJesús quiere que los niños y los jóvenes cargada madre, probará que sois dignos acudan a él con la misma confianza con de que se os confíen responsabilidades que van a sus padres. Así como un niño mayores. No consideráis que lavar los pide pan a su madre o a su padre cuan- platos sea agradable; sin embargo no os do tiene hambre, así quiere el Señor que gustaría veros privados de comer el alile pidáis las cosas que necesitáis.... Jesús mento puesto en esos platos. ¿Os parece conoce las necesidades de sus hijos, y que para vuestra madre el hacer estas se deleita en escuchar sus oraciones. cosas es trabajo más agradable que para Los niños deben aislarse del mundo y vosotros? ¿Estáis dispuestos a dejar que de cuanto apartaría de Dios sus pensa- vuestra cansada madre realice una tarea mientos. Considérense como estando a desagradable mientras desempeñéis el solas con Dios, cuyo ojo mira lo más ín- papel de grandes señores? timo del corazón y discierne el deseo del Siempre habrá alma, y recuerden que pueden conversar algo que hacer con Dios...

Los niños tambien entran en la batalla

22

25

23

204

Niños: ¡¡Oren con todas sus fuerzas!!

24

26

Hay pisos que barrer, hay alfombras que sacudir y habitaciones que poner en orden; y mientras descuidáis la ejecución Luego, niños, pedid a Dios que haga en de esos trabajos, ¿es consecuente de vuestro favor lo que no podéis hacer vo- vuestra parte que deseéis responsabisotros mismos. Decídselo todo a Jesús. lidades mayores? ¿Habéis considerado


cuántas veces vuestra madre tiene que Cristo siempre atender a todos estos deberes doméstilos está cos mientras se os exime de ellos para mirando que podáis asistir a la escuela o divertiros? Para una madre amorosa es difícil instar a sus hijos a que le ayuden cuando ve Lo doméstico no que no ponen el corazón en su trabajo es denigrante y fraguan toda clase de excusas para librarse de hacer una tarea desagradable. Niños y jóvenes, Cristo os mira. ¿Os Muchos hijos atienden a sus deberes verá descuidar el cometido que confió domésticos como si fuesen tareas des- a vuestras manos? Si queréis ser útiles, agradables, y sus rostros indican cla- tenéis la oportunidad de serlo. Vuestro ramente que así les resultan. Critican, primer deber consiste en ayudar a vuesmurmuran, y nada hacen con buena tra madre, que tanto ha hecho por vovoluntad. Esto no es obrar como Cris- sotros. to; es manifestar el espíritu de Satanás, Ayuden a sus y si lo albergáis, seréis como él. Os senmadres a llevar tiréis desgraciados vosotros mismos y la carga haréis la vida miserable para cuantos os rodeen. No os quejéis acerca de cuánto tenéis que hacer y de cuán poco tiempo Llevad sus cargas, dadle días agradables tenéis para divertiros; sed antes servicia- de descanso; porque ha tenido muy poles y cuidadosos. cas vacaciones y variedad en su vida. Vosotros habéis procurado obtener Cómo cerrar como un derecho todo el placer y la dila puerta a las versión a vuestro alcance; pero ha llegatentaciones do el momento en que os toca alegrar el hogar. Asumid vuestro deber; poneos a Al dedicar vuestro tiempo a algún traba- trabajar. Mediante vuestra devoción abjo útil, estaréis cerrando una puerta a las negada, dadle a ella descanso y placer. tentaciones de Satanás. Recordad que Se necesitan ahora hombres que, como Jesús no vivió para agradarse a sí mis- Daniel, se atreverán a obrar. En el munmo, y que debéis ser como él. Haced de do de hoy se necesita tener un corazón esto un asunto de principios religiosos, y puro y fuerte, y una mano intrépida. pedid a Jesús que os ayude. Ejercitando Dios quiso que el hombre mejorase vuestra mente en este sentido, os prepa- constantemente y se elevase diariamente raréis para llevar cargas en la causa de a un peldaño más alto en la escala de la Dios así como las llevasteis en el círculo excelencia. Nos ayudará si procuramos del hogar. Ejerceréis buena influencia ayudarnos a nosotros mismos. Nuestra sobre los demás y los ganaréis para que esperanza de felicidad en ambos munsirvan a Cristo. dos depende de que progresemos en uno de ellos...

29

27

30

28

205


Mayo

A las puertas del Corazón Lo vivido produce cosechas

206

01

disculpado su descuido e irreverencia con el mal ejemplo que les han dado algunas personas de la misma fe y de más experiencia. Pero esto no debiera disuadir a nadie del bien hacer. En el día de las cuentas finales no podréis aducir las excusas que presentáis ahora. Seréis condenados con justicia, porque conocíais el camino, pero no escogisteis andar en él.

Queridos jóvenes amigos, por breve que sea el tiempo que hayáis llevado una vida licenciosa, producirá una cosecha que amargará vuestra vida entera; una hora de descuido -el ceder una sola vez a la tentación- puede desviar toda la corriente de vuestra vida hacia una diSatanás siempre rección equivocada. Podéis tener una está listo para sola juventud; hacedla útil. Después que atacar habéis pasado una vez por el terreno, no podéis rectificar vuestros errores. El que rehusa tener comunión con Dios y Satanás, el archiengañador, se transforse coloca en el camino de la tentación, ma en ángel de luz y se presenta a los jóvenes con sus engañosas tentaciones, caerá con seguridad. y consigue apartarlos, paso a paso, de Dios siempre la senda del deber. Se lo describe como prueba acusador, engañador, mentiroso, atormentador, asesino. “El que hace pecado, es del diablo”. Cada transgresión acarrea Dios prueba a cada joven. Muchos han condenación sobre el alma y provoca

03

02


el desagrado divino. Dios discierne los ser una pasión dominante. pensamientos del corazón. 428 Cuando No dejemos de se acarician pensamientos impuros, no lado lo primero es necesario expresarlos por palabras o hechos para consumar el pecado y acarrear la condenación sobre el alma. Su pureza ya está contaminada, y el tenta- Vestir bien, concurrir a lugares de didor ha triunfado. versión, reír, charlar de asuntos más livianos que la vanidad: tal es el objeto de Si seguimos sus vidas. No pueden soportar la lectura nuesros propios de la Biblia ni meditar en cosas celestiadeseos... les. Se sienten desgraciados a menos que haya algo que los excite. No tienen en sí Todo hombre es tentado cuando es lle- el poder para ser felices, sino que depenvado por sus propias concupiscencias y den, para tener felicidad, de la compañía seducido. Al seguir sus inclinaciones se de otros jóvenes tan irreflexivos y temeaparta del camino de la virtud y del bien rarios como ellos. Dedican a la locura verdadero. Si los jóvenes poseyesen in- las facultades que podrían ser dirigidas tegridad moral, en vano se les presenta- hacia propósitos nobles. rían las más fuertes tentaciones. El acto Lo primero de tentar es de Satanás, pero el de ceder siempre será es vuestro. Toda la hueste de Satanás no Dios tiene poder para forzar al tentado a ceder. No hay excusa para el pecado. El joven que halla gozo y felicidad en No malgasteleer la Palabra de Dios y en la hora de mos la vida en la oración, es constantemente refrescalocuras do por las corrientes de la Fuente de la vida. Alcanzará una altura de excelencia Mientras algunos de los jóvenes mal- moral y una amplitud de pensamiento gastan sus facultades en la vanidad y que otros no pueden concebir. La cola locura, otros disciplinan sus mentes, munión con Dios estimula los buenos almacenando conocimientos, ciñéndose pensamientos, las aspiraciones nobles, la armadura para entrar en la batalla de la percepción clara de la verdad, y los la vida, decididos a tener éxito. Pero no elevados propósitos de acción. Los que pueden hacer de la vida un éxito, por así ponen sus almas en comunión con alto que quieran subir, a menos que con- Dios son reconocidos por él como sus centren sus afectos en Dios. Si quieren hijos e hijas. Se elevan cada vez más, obvolverse a Dios de todo corazón, recha- teniendo visiones más claras de Dios y zando la lisonja de los que en el menor de la eternidad hasta que Dios hace de grado pudieran debilitar su buen propó- ellos conductos de luz y de sabiduría sito, tendrán fuerza y confianza en Dios. para el mundo. . . Los que aman la sociedad satisfacen frecuentemente este gusto hasta que llega a

06

04

07

05

207


CArácterísticas de la entrega

208

08

Los que moran en Jesús serán felices, alegres y gozosos en Dios. La voz se caracterizará por un tono bajo, los actos y la música expresarán la reverencia por las cosas espirituales y eternas, y de sus labios brotará una música gozosa, pues procede del trono de Dios. Este es el misterio de la piedad, que no se puede explicar fácilmente, pero que no por eso deja de ser sentido y gozado. El corazón empedernido y rebelde puede cerrar sus puertas a todas las dulces influencias de la gracia de Dios y a todo el gozo en el Espíritu Santo, pero los caminos de la sabiduría son caminos agradables, y todas sus veredas son paz. Cuanto más estrechamente nos relacionemos con Cristo, más mostrarán nuestras palabras y acciones el poder subyugador y transformador de su gracia.

No siempre agrademos a nuestros amigos

09

No es seguro para los cristianos escoger la sociedad de los que no tienen comunión con Dios y cuya conducta desagrada al Señor. Sin embargo, cuántos cristianos profesos se arriesgan en el terreno prohibido. Muchos invitan a sus casas a parientes vanos, superficiales e impíos, y con frecuencia el ejemplo y la influencia de estas visitas irreligiosas producen impresiones duraderas en las mentes de los niños de la casa. La influencia así ejercida es similar a la que resultó de la asociación de los hebreos con los impíos cananeos...

Muchos tienen la impresión de que deben hacer ciertas concesiones para agradar a sus parientes y amigos irreligiosos. Como no es siempre fácil trazar la línea divisoria, una concesión preparará el camino para otra, hasta que los que una vez fueron verdaderos seguidores de Jesús, se han conformado en vida y carácter a las costumbres del mundo. Se ha interrumpido la comunión con Dios. Sólo son cristianos de nombre. Cuando llega la hora de prueba, se ve que su esperanza no tiene fundamento. Se han vendido, junto con sus hijos al enemigo. Han deshonrado a Dios, y en la revelación de sus justos juicios, cosecharán lo que sembraron. Cristo les dirá, como dijo al antiguo Israel: “Vosotros no habéis atendido a mi voz. ¿Por qué habéis hecho esto?”

El amor es un Don de Dios

10

El vinculo de la familia es el más estrecho, el más tierno y sagrado de la tierra. Estaba destinado a ser una bendición para la humanidad. Y lo es, siempre que el pacto matrimonial sea sellado con inteligencia, en el temor de Dios, y con la debida consideración de sus responsabilidades. El amor es un precioso don que recibimos de Jesús. El afecto puro y santo no es un sentimiento, sino un principio. Los que son movidos por el amor verdadero no carecen de juicio ni son ciegos. Enseñados por el Espíritu Santo, aman supremamente a Dios y su prójimo como a sí mismos.


Cada paso, cada uno con firmeza y decisión

11

Los que piensan en casarse deben pesar cada sentimiento y cada manifestación del carácter de la persona con quien se proponen unir su suerte. Cada paso dado hacia el matrimonio debe ser acompañado de modestia, sencillez y sinceridad, así como del serio propósito de agradar y honrar a Dios. El matrimonio afecta la vida ulterior en este mundo y en el venidero. El cristiano sincero no hará planes que Dios no pueda aprobar. Si gozáis de la bendición de tener padres temerosos de Dios, consultadlos. Comunicadles vuestras esperanzas e intenciones, aprended las lecciones que la vida les enseñó y os ahorraréis no pocas penas. Sobre todo, haced de Cristo vuestro consejero. Estudiad su Palabra con oración.

A quien elegir, y luego no arrepentirse

12

Contando con semejante dirección, acepte la joven como compañero de la vida tan sólo a un hombre que posea rasgos de carácter puros y viriles, que sea diligente y rebose de aspiraciones, que sea honrado, ame a Dios y le tema. Busque el joven como compañera que esté siempre a su lado a quien sea capaz de asumir su parte de las responsabilidades de la vida, y cuya influencia le ennoblezca, le comunique mayor refinamiento y le haga feliz en su amor.

Lamujer Prudente viene de Jehová

13

“De Jehová viene la mujer prudente”. “El corazón de su marido está en ella confiado... Le da ella bien y no mal todos los días de su vida”. “Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua. Considera los caminos de su casa, y no come el pan de balde. Se levantan sus hijos y la llaman bien aventurada; y su marido también la alaba” diciendo: “Muchas mujeres hicieron el bien; mas tú sobrepasas a todas”. El que encuentra una esposa tal “halló el bien, y alcanzó la benevolencia de Jehová”

Una buena elección de amistades

14

Los jóvenes cristianos deberían tener gran cuidado en la formación de amistades y en la elección de compañeros. Tened cuidado, no sea que lo que ahora creéis que es oro puro, se convierta en vil metal. Las relaciones mundanas tienden a poner obstáculos en el camino de vuestro servicio a Dios, y muchas almas se arruinan por causa de uniones desdichadas, ya sean comerciales o matrimoniales, con aquellos a quienes nunca podrán elevar ni ennoblecer. Los hijos de Dios no se deberían aventurar jamás en terreno prohibido. El matrimonio entre creyentes e incrédulos está prohibido por Dios. Pero con demasiada frecuencia el corazón no convertido sigue sus propios deseos, y se realizan matrimonios no sancionados por Dios

209


Cultivar firmeza e integridad

15

La falta de firmeza y abnegación en tu carácter es un serio inconveniente para obtener una experiencia religiosa verdadera que no sea como la arena movediza. Se debería cultivar la firmeza y la integridad de propósito. Estas cualidades son positivamente necesarias para una vida cristiana de éxito. Si tienes integridad de alma no serás apartado de la rectitud. Ningún motivo será suficiente para moverte de la línea recta del deber; serás fiel y leal a Dios. Las protestas de afecto y amor, los anhelos de la amistad no te conmoverán para abandonar la verdad y el deber; no sacrificarás el deber a la inclinación.

210

No elijamos a cualquiera

16

donde Dios se encuentra con su pueblo, para gozar de la sociedad de quien no ama a Dios y no halla atractivos en la vida religiosa, ¿cómo puedes esperar que Dios haga prosperar semejante unión? No te apresures. No se deberían estimular los matrimonios prematuros. Si tanto las señoritas como los jóvenes no respetan las demandas de Dios, si no prestan atención a las exigencias que los atan a la religión, corren el peligro de no prestar debida atención a los derechos del esposo o de la esposa. Es peligroso el hábito de estar frecuentemente en compañía de la persona de tu elección, y tanto más al precio del sacrificio de privilegios religiosos y de tus horas de oración; sufres una pérdida que no puedes soportar.

¿Es prudente trasnochar?

18

El hábito de permanecer levantado hasta una hora avanzada de la noche es corriente, pero no agrada a Dios, aun cuando los dos seáis cristianos. Estas horas inoportunas perjudican la salud, inhabilitan la mente para desempeñar los deberes del próximo día, y tienen la apariencia del mal. Hermano, espero que tengas suficiente respeto por ti mismo para evitar esta forma de noviazgo. Si sólo tienes en vista la gloria de Dios, procederás con deliberada prudencia. No permitirás que un sentimentalismo amoroso ciegue de tal modo tu visión No te apresures, que no puedas discernir los derechos Dios te tiene que Dios tiene sobre ti como cristiano una sorpresa No se han de favorecer los matrimonios tempranos. Un compromiso tan Si en tu ceguera puedes retirarte repe- importante como el matrimonio y de tidas veces de la reunión de oración, resultados tan trascendentales no debe Si tú, hermano mío, te sientes tentado a unir los intereses de tu vida a una niña joven, sin experiencia, cuya educación en los deberes comunes y prácticos de la vida diaria es verdaderamente deficiente, cometes un error; pero esta deficiencia es pequeña comparada con su ignorancia en cuanto a su deber para con Dios. No ha estado destituida de la luz; ha tenido privilegios religiosos, pero no ha sentido su desgraciada condición pecaminosa sin Cristo.

17


contraerse con precipitación sin la suficiente preparación, y antes se que las facultades intelectuales y físicas estén bien desarrolladas.

Falsas ideas del noviazgo

19

Los impulsos no siempre son seguros

21

Los jóvenes confían demasiado en los impulsos. No deben ceder con demasiada facilidad, ni dejarse cautivar con prontitud excesiva por el exterior atractivo de quien dice amarlos. Tal como se lo practica en esta época, el galanteo es un plan engañador e hipócrita, que tiene mucho más que ver con el enemigo de las almas que con el Señor. Si en algo hay necesidad de buen sentido común es en esto; pero el hecho es que interviene muy poco en tal asunto.

Las ideas relativas al noviazgo se fundan en ideas erróneas acerca del casamiento. Obedecen a los impulsos y a la pasión ciega . El noviazgo se rige por un espíritu de flirteo. Con frecuencia los que participan en él violan las reglas de la modestia y de la reserva, haciéndose culpables de indiscreciones, si no transUna cita no greden la ley de Dios. No disciernen el hasta tarde alto, noble y sublime designio de Dios en la institución del matrimonio. Por lo tanto, no desarrollan los afectos más puros del corazón ni los rasgos más nobles Se ha hecho costumbre el que [los cordel carácter. tejantes] estén sentados hasta tarde por la noche; pero esto no agrada a Dios, No hagas cosas aun cuando ambos seáis cristianos. El que los ángeles acostarse tan tarde perjudica a la salud; no quieran incapacita la mente para los deberes del día siguiente, y tiene apariencia de No debierais decir una palabra ni rea- mal. Hermano mío, espero que tendrá lizar acción alguna acerca de las cuales bastante respeto propio para rehuir no quisierais que los ángeles las viesen esta forma de galanteo. Si desea sincey las anotasen en los libros del cielo. ramente glorificar a Dios, obrará con Debéis procurar sinceramente glorifi- cautela deliberada. No permitirá que un car a Dios. Vuestro corazón debe tener sentimentalismo amoroso enfermizo le únicamente afectos puros, santificados, ciegue al punto que no pueda discernir dignos de quienes siguen a Cristo, que las elevadas demandas que Dios dirige a sean de índole elevada y más celestial Vd. como cristiano. que terrenal. Cuanto difiere de esto deSatanás toma grada el noviazgo; y el matrimonio no lista de todas puede ser santo y honroso a la vista de la debilidades un Dios puro y santo, a menos que concuerde con los elevados principios de la Escritura. Los ángeles de Satanás velan con los que dedican al galanteo gran parte de la no-

22

20

23

211


che. Si los ojos de éstos pudieran abrirse, verían a un ángel anotar sus palabras y sus actos. Violan las leyes de la salud y de la modestia. Sería más propio dejar algunas horas de ese galanteo para la vida marital; pero por lo general el casamiento acaba con toda la devoción manifestada durante el noviazgo. En esta era de depravación, esas horas de disipación nocturna llevan con frecuencia a ambas partes a la ruina. Satanás se regocija y Dios queda deshonrado cuando hombres y mujeres se deshonran a sí mismos. Sacrifican su buen nombre y honor bajo el ensalmo de la infatuación, y el casamiento de tales personas no puede solemnizarse bajo la aprobación divina. Se casaron porque la pasión los impulsó, y pasada la novedad del caso, empezarán a comprender lo que hicieron.

212

Un crimen no pequeño

25

Jugar con los corazones es un crimen no pequeño a la vista de un Dios santo. Y sin embargo hay quienes manifiestan preferencia por ciertas jóvenes y conquistan sus afectos, luego siguen su camino y se olvidan por completo de las palabras que pronunciaron y de sus efectos. Otro semblante los atrae, repiten las mismas palabras y dedican a otra persona las mismas atenciones. Esta disposición seguirá revelándose en su vida de casados. La relación matrimonial no vuelve siempre firme el ánimo veleidoso ni da constancia a los vacilantes ni los hace fieles a los buenos principios. Los tales se cansan de la constancia, y sus pensamientos profanos se revelarán en actos profanos. ¡Cuán esencial es, por lo Satanás tanto, que los jóvenes ciñan los lomos es más astuto de de su entendimiento y sean precavidos lo que crees en su conducta a fin de que Satanás no pueda seducirlos y desviarlos de la inteSatanás sabe exactamente con qué ele- gridad!. mentos trata, y despliega su sabiduría Conquistando a infernal en diversos ardides para enescondidas trampar las almas y llevarlas a la ruina. Vigila todo paso que se da, hace muchas sugestiones, y a menudo esas sugestiones son 48 aceptadas antes que el consejo de Un joven que se complace en la comla Palabra de Dios. El enemigo prepara pañía de una señorita y conquista su hábilmente esa red tupida y peligrosa amistad a espaldas de sus padres no despara prender a los jóvenes e incautos. A empeña un papel noble ni cristiano para menudo puede ocultarla bajo un man- con ella ni para con sus padres. Puede to de luz; pero los que llegan a ser sus ser que mediante comunicaciones y civíctimas se asaetan con muchos dolores. tas secretas llegue a influir en el ánimo Como resultado vemos por todas partes de ella, pero al hacerlo no manifiesta la seres humanos que naufragan. nobleza e integridad de alma que ha de poseer todo hijo de Dios. Para lograr sus fines, los tales desempeñan un papel carente de franqueza, que no concuerda

24

26


con las normas de la Biblia, y, demuestran que no son fieles a quienes los aman y procuran ser sus leales guardianes. Los casamientos contraídos bajo tales influencias no concuerdan con la Palabra de Dios. El que quiso desviar de su deber a una hija y confundir sus ideas acerca de las claras y positivas órdenes divinas en cuanto a amar y honrar a sus padres, no es persona que quedaría fiel a sus obligaciones matrimoniales...

Otra aplicación del mandamiento

27

“No hurtarás,” fue escrito por el dedo de Dios en las tablas de piedra, y sin embargo ¡cuántas veces se practica y disculpa el hurto solapado de los afectos! Se persiste en un galanteo engañoso y en un intercambio de comunicaciones secretas hasta que los afectos de un ser inexperto, que no sabe en qué puede resultar todo esto, se retraen en cierta medida de sus padres y se fijan en quien, por su misma conducta, se demuestra indigno de su amor. La Biblia condena toda suerte de improbidad... Sólo Dios conoce el pleno alcance de toda la desgracia ocasionada por esta manera solapada de llevar a cabo los galanteos y casamientos. Sobre esta roca han naufragado muchas almas. En esto cometen terribles errores aun personas que se dicen cristianas, cuya vida se distingue por su integridad, y que parecen sensatas en todo otro asunto. Revelan una voluntad obstinada que ningún razonamiento puede cambiar. Se quedan tan fascinados por sentimientos e impulsos humanos que no tienen deseo de escudriñar la Biblia ni de estrechar su relación con Dios.

Derrumbada la barrera de la modestia...

28

Cuando se ha violado un mandamiento del Decálogo, es casi seguro que se darán otros pasos hacia abajo. Una vez eliminadas las vallas de la modestia femenina, la licencia más vil no parece excesivamente pecaminosa. ¡Ay! ¡Cuán terribles son los resultados de la influencia ejercida por las mujeres en favor del mal en el mundo hoy! Las seducciones de “las extrañas” encierran a miles en celdas de cárcel, muchos se quitan la vida y otros muchos tronchan vidas ajenas. ¡Cuán ciertas son las palabras inspiradas: “Sus pies [de la extraña] descienden a la muerte; sus pasos sustentan el sepulcro”! Se han colocado faros de advertencia a cada lado del camino de la vida para impedir que los hombres se acerquen al terreno peligroso y prohibido; pero, a pesar de esto, son muchedumbres los que eligen la senda fatal, contra los dictados de la razón, sin tener en cuenta la ley de Dios, y en abierto desafío de su venganza.

Huye de las pasiones juveniles

29

Los que quieran conservar la salud física, un intelecto vigoroso y una moral sana deben escuchar la orden: “Huye de las pasiones juveniles.” Los que quieren hacer esfuerzos celosos y decididos para detener la maldad que alza en nuestro medio su atrevida y presuntuosa cabeza son odiados y calumniados por todos los obradores de maldad, pero serán honrados y recompensados por Dios. No pongáis en peligro vuestras almas

213


cometiendo los excesos de la juventud. No podéis permitiros el ser descuidados en cuanto a los compañeros que escogéis.

Un paso mal dado será...

214

30

Un corto tiempo dedicado a sembrar malas acciones, amados jóvenes, producirá una mies que amargará vuestra vida entera; una hora de irreflexión, el ceder una vez a la tentación, puede desviar en la mala dirección toda la corriente de vuestra existencia. Sólo podéis ser jóvenes una vez; obrad de modo que vuestra juventud resulte útil. Cuando hayáis recorrido el camino, ya no podréis volver para rectificar vuestros errores. El que rehusa relacionarse con Dios y se expone a la tentación, caerá ciertamente. Dios está probando a todo joven. Muchos han disculpado su descuido e irreverencia con el mal ejemplo que les dieron los profesas cristianos de más experiencia. Pero esto no debe impedir a nadie hacer lo recto. En el día de la rendición final de cuentas no os atreveréis a presentar las excusas que invocáis ahora.

Consulta siempre con Dios

31

Las siguientes palabras de Cristo deberían ser tomadas en cuenta siempre: “Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre”. La gente se casaba, se daba en casamiento hasta el día cuando Noé entró al arca, vino el diluvio y los destruyó a todos. Hoy vemos el mismo apasionamiento en lo que tiene que ver con el casamiento.

Jóvenes, y hombres y mujeres mayores, que deberían actuar con sabiduría y discernimiento en este asunto, se conducen como hechizados. Parecería que el poder satánico se apoderara de ellos. El noviazgo y el matrimonio son los temas absorbentes. Se constituyen así los matrimonios más indiscretos. Dios no es consultado. Los sentimientos, los deseos y las pasiones humanas echan por tierra todo hasta que la suerte está sellada. El resultado de todo esto es una miseria que no se puede narrar, y Dios acaba siendo deshonrado. El lecho matrimonial no es santificado. ¿No debería producirse un cambio decidido en relación con este asunto tan importante?


Junio

Un pacto mutuo Pero el sentimiento que prevalece es que en este asunto uno se ha de guiar por las emociones, y en demasiados casos un sentimentalismo amoroso enfermizo Instituído por Dios, el casamiento es un empuña el timón y conduce a una ruina rito sagrado y no debe participarse en él segura. con espíritu de egoísmo. Los que pienSiempre busquesan en dar ese paso deben considerar su mos consejo importancia solemnemente y con oración para procurar el consejo divino a fin de saber si su conducta está en armonía con la voluntad de Dios. Las instruc- Es en este asunto donde los jóvenes reciones dadas al respecto en la Palabra de velan menos inteligencia que en otro Dios deben estudiarse cuidadosamente. cualquiera; acerca de él no se puede El cielo mira con agrado un casamien- razonar con ellos. La cuestión del mato contraído con el fervoroso deseo de trimonio parece ejercer un poder hechiconformarse con las indicaciones dadas zador sobre ellos. No se someten a Dios. en las Escrituras. Si hay un asunto que Sus sentidos están encadenados, y obran debe ser considerado con juicio sereno sigilosamente, como si temiesen que aly sin apasionamiento, es el del matrimo- guien quisiese intervenir en sus planes. nio. Si alguna vez se necesita la Biblia Muchos navegan en un puerto peligrocomo consejera, es antes de dar el paso so. Necesitan un piloto; pero se niegan a que une a las personas para toda la vida. aceptar la ayuda que tanta falta les hace,

Una institución divina

01

02

215


pues se consideran competentes para guiar su embarcación 61 y no se percatan de que están por dar contra una roca oculta que puede hacer naufragar su fe y su felicidad.... A menos que estudien diligentemente esa Palabra [la Biblia], cometerán graves equivocaciones que destruirán su felicidad y la de otras personas, para la vida presente y la venidera.

Aumentemos nuestro hábito de oración

216

03

Si los hombres y las mujeres tienen el hábito de orar dos veces al día antes de pensar en el matrimonio, deberían orar cuatro veces diarias cuando tienen en vista semejante paso. El matrimonio es algo que influirá en vuestra vida y la afectará tanto en este mundo como en el venidero... La mayoría de los matrimonios de nuestra época, y la forma en que se los realiza, hacen de ellos una de las señales de los últimos días. Los hombres y las mujeres son tan persistentes, tan tercos, que Dios es dejado fuera del asunto. La religión es dejada a un lado como si no tuviese parte que representar en esta cuestión solemne e importante.

Cuando la razón se ciega y el juicio se pierde

04

Dos personas llegan a conocerse; quedan infatuadas una de otra, y toda su atención queda absorbida. La razón se ciega y el juicio queda destronado. No quieren someterse a los consejos ni a dirección alguna, sino que insisten en cumplir su voluntad, sin tener en cuenta las consecuencias. Como si fuese alguna

epidemia, o un contagio que debe tener su curso, viene a ser la infatuación que los domina, y parece imposible detenerla.

Que la relación no destruya la utilidad de uno

05

Los rodean tal vez quienes comprenden que si los interesados llegasen a unirse en matrimonio, sólo podrían resultar desdichados toda su vida. Pero es en vano que les dirijan súplicas y exhortaciones. Es posible que una unión tal habría de destruir la utilidad de alguien a quien Dios bendeciría en su servicio; pero ni el razonamiento ni la persuasión son escuchados. Nada de lo que pueden decir hombres y mujeres de experiencia resulta eficaz; no tiene poder para cambiar la decisión a la cual sus deseos los condujeron. Pierden interés 62 en la reunión de oración y en todo lo que tiene que ver con la religión. Están mutuamente infatuados, y descuidan los deberes de la vida como si fuesen asuntos de poca monta.

La prudencia siempre será lo mejor

06

Cuando tanta desgracia resulta del matrimonio, ¿por qué no quieren ser prudentes los jóvenes? ¿Por qué se empeñan en considerar que no necesitan los consejos de personas de más edad y experiencia? En los negocios, hombres y mujeres manifiestan mucha cautela. Antes de iniciar cualquier empresa importante, se preparan para su trabajo. Dedican al asunto tiempo, dinero, y mucho estudio cuidadoso, no sea que fracasen


en su tentativa.

La cautela siempre debe estar presente

07

Al iniciar relaciones que han de llevar al matrimonio, ¡cuánto mayor debiera ser la cautela que se ejerza, en vista de que dichas relaciones afectarán las generaciones futuras y la vida venidera! En vez de asumir tal actitud, se las entabla a menudo con bromas y liviandad, a impulso de la pasión, con ceguera y falta de serena consideración. La única explicación de todo esto es que Satanás se deleita en ver desgracia y ruina en el mundo, y teje su red para prender almas. Se regocija al conseguir que esas personas desconsideradas pierdan su gozo en este mundo y su lugar en el mundo venidero.

Los padres deben estar enterados

08

¿Deben los hijos consultar tan sólo sus deseos e inclinaciones sin tener en cuenta el consejo y el juicio de sus padres? Algunos no parecen dedicar un solo pensamiento a los deseos o preferencias de sus padres, ni tener en cuenta el juicio maduro de ellos. El egoísmo cerró la puerta de su corazón al afecto filial. Es necesario despertar a los jóvenes con respecto a este asunto. El quinto mandamiento es el único acompañado de una promesa pero bajo el dominio del amor se lo tiene en poco y hasta se lo desconoce por completo. El desprecio del amor maternal y de la preocupación paterna es uno de los pecados anotados contra muchos jóvenes.

La experiencia ajena siempre ayuda

09

Uno de los mayores errores relacionados con este asunto lo constituye el hecho de que los jóvenes e inexpertos no quieren que se perturben sus afectos ni que alguien intervenga en su experiencia del amor. Si hubo alguna vez un asunto que necesitara ser considerado desde todo punto de vista, es éste. La ayuda de la experiencia ajena y la ponderación serena y cuidadosa de ambos lados del asunto resultan positivamente esenciales. Es un tema que la gran mayoría de las personas trata con demasiada liviandad. Procurad el consejo de Dios y de vuestros padres que le temen, jóvenes amigos. Orad al respecto.

Los padres como buenos consejeros

10

Si los hijos tuviesen más familiaridad con sus padres, si confiasen en ellos y les contasen sus gozos y pesares, se ahorrarían muchos sinsabores futuros. Cuando se sienten perplejos acerca de cuál sería la conducta correcta, presenten a sus padres el asunto como lo ven ellos y pídanles su consejo. ¿Quién está mejor capacitado que unos padres piadosos para señalarles los peligros? ¿Quién puede comprender como ellos el temperamento particular de cada hijo? Los hijos que sean cristianos estimarán más que cualquier bendición terrenal el amor y la aprobación de sus padres temerosos de Dios. Estos pueden simpatizar con sus hijos, así como orar por ellos y con ellos para que Dios los proteja y los guíe. Sobre todo, los conducirán al Amigo y

217


Consejero que nunca les faltará.

Padres: estén pendientes de sus hijos

218

11

Los padres y las madres deben considerar que les incumbe guiar el afecto de los jóvenes, para que contraigan amistades con personas que sean compañías adecuadas. Deberían sentir que, mediante su enseñanza y por su ejemplo, con la ayuda de la divina gracia, deben formar el carácter de sus hijos desde la más 64 tierna infancia, de tal manera que sean puros y nobles y se sientan atraídos por lo bueno y verdadero. Los que se asemejan se atraen mutuamente, y los que son semejantes se aprecian. ¡Plantad el amor a la verdad, a la pureza y a la bondad temprano en las almas, y la juventud buscará la compañía de los que poseen estas características!

No perder de vista la felicidad

12

Nunca deben los padres perder de vista su propia responsabilidad acerca de la futura felicidad de sus hijos. El respeto de Isaac por el juicio de su padre era resultado de su educación, que le había enseñado a amar una vida de obediencia. Isaac fue sumamente honrado por Dios, al ser hecho heredero de las promesas por las cuales sería bendecida la tierra, sin embargo, a la edad de cuarenta años, se sometió al juicio de su padre cuando envió a un servidor experto y piadoso a buscarle esposa. Y el resultado de este casamiento, que nos es presentado en las Escrituras, es un tierno y hermoso cuadro de la felicidad domésti-

ca: “E introdújola Isaac a la tienda de su madre Sara, y tomó a Rebeca por mujer; y amóla: y consolóse Isaac después de la muerte de su madre.”

Los padres, ¿eligen la pareja?

13

“¿Deben los padres- pregunta Ud.- elegirle cónyuge a un hijo o una hija sin considerar el parecer o los sentimientos de ellos?” Le formulo la pregunta a Ud. como debe expresarse: ¿Debe un hijo o una hija elegir cónyuge sin consultar primero a sus padres, cuando un paso tal tiene que afectar materialmente la felicidad de los padres si tienen algún afecto por sus hijos? ¿Y debe ese hijo o esa hija insistir en su propia conducta, a pesar de los consejos y las súplicas de sus padres? Contesto enérgicamente: No, aun cuando no se haya de casar. El quinto mandamiento prohibe obrar así. “Honra a tu padre y a tu madre, porque tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.” Este es un mandamiento acompañado de una promesa que el Señor cumplirá ciertamente para con los que obedezcan. Los padres prudentes no elegirán cónyuges para sus hijos sin respetar sus deseos.

No casarse hasta que...

14

Bajo ningún pretexto débese contraer matrimonio hasta que ambas partes conozcan los deberes de la vida doméstica práctica. La esposa debe tener cultura mental y buenos modales, a fin de estar capacitada para educar debidamente a los hijos que le sean dados. Muchas


mujeres, tenidas por bien educadas y graduadas con honores en alguna institución de enseñanza, son vergonzosamente ignorantes en cuanto a los deberes prácticos de la vida. Carecen de las cualidades necesarias para la correcta ordenación de la familia, cosa esencial para su felicidad. Pueden hablar de la elevada esfera de la mujer y de sus derechos, y, no obstante, estar ellas mismas muy por debajo de la esfera verdadera.

El derecho de toda hija de Eva...

15

Es derecho de toda hija de Eva poseer un perfecto conocimiento de los deberes domésticos y ser enseñada en cada ramo de sus ocupaciones. Toda joven debe estar educada de tal modo que si se la llama a ocupar el puesto de esposa y madre pueda presidir como una reina en sus dominios. Debiera ser del todo competente para guiar e instruir a sus hijos y para dirigir a sus sirvientes o, si necesario fuese, suplir con sus propias manos las necesidades de su familia. Tiene el derecho de comprender el mecanismo del cuerpo humano y los principios de la higiene, lo referente a la dieta y el vestido, el trabajo y la recreación y a un sinnúmero de otras cosas que se relacionan íntimamente con el bienestar de su familia. Tiene derecho de obtener un conocimiento de los métodos mejores para el tratamiento de las enfermedades que le permita cuidar a sus hijos cuando estén enfermos en lugar de abandonar sus preciosos tesoros en las manos de enfermeras y médicos extraños.

La ociosidad es un pecado

16

El concepto de que la ignorancia acerca de la ocupación provechosa constituye una característica esencial del verdadero caballero o la dama, es contrario al designio de Dios en la creación del hombre. La ociosidad es un pecado y la ignorancia acerca de los deberes ordinarios es el resultado de la insensatez; y en el resto de la vida dará amplio motivo para lamentarla amargamente.

El trabajo doméstico es esencial

17

Las jóvenes piensan que cocinar y hacer otras tareas de la casa es trabajo servil; y por lo tanto, muchas que se casan y deben atender a una familia tienen muy poca idea de los deberes que incumben a la esposa y madre. Debiera ser ley que los jóvenes no se casaran mientras no sepan cuidar de los hijos que pudiera tener la familia. Deben saber cuidar de esta casa que Dios les dio. A menos que comprendan las leyes que Dios estableció en su organismo, no pueden entender su deber para con Dios o hacia sí mismos.

La educación en nuestros colegios

18

La educación que los jóvenes de uno y otro sexo que asisten a nuestros colegios debieran recibir en la vida doméstica, merece especial atención. En la tarea de edificar el carácter, es de gran importancia que se enseñe a los alumnos que

219


asisten a nuestros colegios a hacer el trabajo que se les asigna y librarse de toda tendencia a la pereza. Han de familiarizarse con los deberes de la vida diaria. Se les debiera enseñar a cumplir bien y esmeradamente sus deberes domésticos, con el menor ruido y confusión posible. Todo debiera hacerse decentemente y con orden. La cocina y cualquier otra parte de la casa debe tenerse barrida y limpia. Los libros debieran poder guardarse hasta el momento debido y los estudios no debieran ser más que los que sea posible atender sin descuidar los deberes domésticos. El estudio de los libros no debiera absorber la mente con descuido de las obligaciones del hogar, de las cuales depende la comodidad de la familia.

220

Se debe vencer los malos hábitos

19

En el cumplimiento de estos deberes debieran vencerse los hábitos de indiferencia, incuria y desorden; porque, a menos que se corrijan, esos hábitos serán introducidos en toda fase de la vida y ésta verá arruinada su utilidad. Muchos de los ramos de estudio que consumen el tiempo del alumno, no son esenciales para la utilidad y la felicidad; en cambio es esencial que todo joven se familiarice con los deberes de la vida diaria. Si fuera necesario, una joven podría prescindir del conocimiento del francés y de la álgebra, o hasta del piano, pero es indispensable que aprenda a hacer buen pan, vestidos que le sienten bien y desempeñar eficientemente los diversos deberes pertenecientes al hogar.

La guardiana de la salud

20

Para la salud y la felicidad de toda la familia, nada es de tan vital importancia como la pericia e inteligencia de la cocinera. Con comidas mal preparadas y malsanas podría estorbar y hasta arruinar tanto la utilidad del adulto como el desarrollo del niño. Del mismo modo, al proveer alimentos adaptados a las necesidades del cuerpo y al mismo tiempo atractivos y sabrosos, puede llevar a cabo tanto en la debida dirección como de otra manera llevaría a cabo en la mala. Así que, en muchos sentidos, la felicidad de la vida está ligada a la fidelidad con que se desempeñan los deberes comunes.

Principios que no deben olvidarsen

21

Se debería prestar más atención de la que comúnmente se concede a los principios de higiene que se aplican al régimen alimenticio, al ejercicio, al cuidado de los niños, al tratamiento de los enfermos, y a muchos asuntos semejantes. En el estudio de la higiene, el maestro atento aprovechará toda oportunidad para mostrar la necesidad de una perfecta limpieza, tanto de las costumbres personales como del ambiente en que uno vive.... Enséñese a los alumnos que un dormitorio que reúna todas las condiciones higiénicas, una cocina limpia, y una mesa arreglada con gusto y saludablemente provista lograrán más para la obtención de la felicidad de la familia y la consideración de cualquier visitante sensato, que cualquier conjunto de mue-


bles costosos que adornen la sala. No es menos necesario ahora que cuando fue enseñada hace mil ochocientos años, por el Maestro divino, la lección: “La vida más es que la comida, y el cuerpo que el vestido.”

Lo que es necesario disciplinar

22

Vd. tiene peculiaridades de carácter que es necesario disciplinar severamente y dominar resueltamente antes que pueda contraer matrimonio con seguridad. Por lo tanto no debe pensar en casarse hasta que haya vencido los defectos de su carácter, porque no sería una esposa feliz. Vd. no se ha educado para el trabajo doméstico sistemático. No vio la necesidad de adquirir hábitos de laboriosidad. El hábito de hallar placer en el trabajo útil, una vez contraído, no se pierde jamás. Una persona está entonces preparada para verse colocada en cualesquiera circunstancias de la vida, y en condición para hacerles frente. Aprenderá a deleitarse en la actividad. Si haya placer en trabajo útil, su mente se dedicará a su ocupación, y no hallará tiempo para ensueños y fantasías.

Lo que otorga el trabajo útil

23

hija el que se eduque o no para ser independiente y capaz de sostenerse. Por lo general, en la escuela aprende poco de lo que puede recibir uso práctico para ganar el pan cotidiano; y al no recibir en la casa instrucción en los misterios de la cocina y de la vida doméstica, se cría totalmente inútil, como una carga para sus padres...

Cómo prepararse para servir

24

Una mujer a la cual se le enseñó a atenderse a sí misma está también preparada para atender a otras personas. Nunca será una carga en la familia o en la sociedad. Cuando la fortuna le sea desfavorable, habrá en alguna parte lugar para ella, donde pueda ganarse honradamente la vida y ayudar a quienes dependan de ella. Las mujeres debieran prepararse para alguna ocupación en la cual puedan ganarse la vida si fuere necesario. Pasando por alto otros empleos honorables, toda joven debiera aprender a hacerse cargo de los asuntos domésticos del hogar, debiera ser cocinera, tenedora de libros, costurera. Debiera entender todas las cosas que debe conocer una dueña de casa, sea su familia rica o pobre. Luego, si llega a sufrir reveses, está preparada para cualquier emergencia; se ve, en cierto modo, independiente de las circunstancias.

El conocimiento del trabajo útil comuEl conocimiennicará a su mente inquieta y desconto de los debetenta energía, eficiencia y una dignidad res domésticos conveniente y modesta, que impondrá respeto. Muchos que consideran necesario que un hijo sea educado para poder El conocimiento de los deberes doméssostenerse en lo futuro parecen creer ticos es de incalculable valor para toda que es por completo optativo para su mujer. Hay familias sin cuento cuya

25

221


222

felicidad queda arruinada por la ineficiencia de la esposa y madre. No es tan importante que nuestras hijas aprendan pintura, trabajos de fantasía, música, ni siquiera la “raíz cúbica,” o las figuras de la retórica, como que aprendan a cortar, confeccionar y componer su propia ropa y a preparar el alimento en forma saludable y apetitosa. Cuando una niña tiene nueve o diez años de edad se debiera exigir de ella que tome sobre sí una parte de los deberes domésticos permanentemente, a medida que sea capaz, y se la debiera tener por responsable de la manera en que la desempeña. Fue un padre sabio aquel que, cuando le preguntaron lo que se proponía hacer con sus hijas respondió: “Me propongo hacerlas aprendizas de su excelente madre a fin de que aprendan el arte de aprovechar el tiempo y se preparen para ser esposas y madres de familia y miembros útiles de la sociedad.”

La seguridad del matrimonio

26

En los tiempos antiguos era costumbre que el novio, antes de confirmar el compromiso del matrimonio, pagara al padre de su novia, según las circunstancias, cierta suma de dinero o su valor en otros efectos. Esto se consideraba como garantía del matrimonio. No les parecía seguro a los padres confiar la felicidad de sus hijas a hombres que no habían hecho provisión para mantener una familia. Si no eran bastante frugales y enérgicos para administrar sus negocios y adquirir ganado o tierras, se temía que su vida fuese inútil. Pero se hacían arreglos para probar a los que no tenían con que pagar la dote de la esposa. Se

les permitía trabajar para el padre cuya hija amaban, durante un tiempo, que variaba según la dote requerida. Cuando el pretendiente era fiel en sus servicios, y se mostraba digno también en otros aspectos, recibía a la hija por esposa, y, generalmente, la dote que el padre había recibido se la daba a ella el día de la boda...

Una prueba de los verdaderos sentimientos

27

Esta antigua costumbre, aunque muchas veces se prestaba al abuso, como en el caso de Labán, producía buenos resultados. Cuando se pedía al pretendiente que trabajara para conseguir a su esposa, se evitaba un casamiento precipitado, y se le permitía probar la profundidad de sus afectos y su capacidad para mantener a su familia. En nuestro tiempo, resultan muchos males de una conducta diferente.

Nadie tiene excusa

28

Nadie resulta excusable por carecer de capacidad financiera. De muchos hombres se puede decir: El tal es bondadoso, amable, generoso, hombre bueno y cristiano; pero no está capacitado para manejar sus propios asuntos. Cuando se trata de desembolsar recursos, no es más que un niño. Sus padres no le enseñaron a comprender y practicar los principios del sostén propio.


La Ayuda idónea para él

29

Con una parte del hombre Dios hizo a una mujer, a fin de que fuese ayuda idónea para él, alguien que fuese una con él, que le alegrase, le alentase y bendijese, mientras que él a su vez fuese su fuerte auxiliador. Todos los que contraen relaciones matrimoniales con un propósito santo -el esposo para obtener los afectos puros del corazón de una mujer, y ella para suavizar, mejorar y completar el carácter de su esposo- cumplen el propósito de Dios para con ellos. Cristo no vino para destruir esa institución, sino para devolverle su santidad y elevación originales. Vino para restaurar la imagen moral de Dios en el hombre, y comenzó su obra sancionando la relación matrimonial. El que creó a Eva para que fuese compañera de Adán realizó su primer milagro en una boda. En la sala donde los amigos y parientes se regocijaban, Cristo principió su ministerio público. Con su presencia sancionó el matrimonio, reconociéndolo como institución que él mismo había fundado. Había dispuesto que hombres y mujeres se unieran en el santo lazo del matrimonio, para formar familias cuyos miembros, coronados de honor, fueran reconocidos como miembros de la familia celestial. El amor divino que emana de Cristo no destruye el amor humano, sino que lo 85 incluye. Lo refina y purifica; lo eleva y lo ennoblece. El amor humano no puede llevar su precioso fruto antes de estar unido con la naturaleza divina y dirigido en su crecimiento hacia el cielo. Jesús quiere ver matrimonios y hogares felices.

El matrimonio también fue pervertido

30

Como todos los otros buenos dones confiados por Dios a la custodia de la humanidad, el casamiento fue pervertido por el pecado; pero es propósito del Evangelio devolverle su pureza y belleza... La gracia de Cristo es lo único que puede hacer de esta institución lo que Dios quiso que fuera: un medio de bendecir y elevar a la humanidad. Así pueden las familias de la tierra, en su unidad, paz y amor, representar la familia del cielo. La condición de la sociedad ofrece un triste comentario acerca del ideal que tiene el Cielo para esta relación sagrada. Sin embargo, aun a aquellos que encontraron amargura y chasco donde habían esperado obtener compañerismo y gozo, el Evangelio de Cristo ofrece solaz. La bendición de Dios en el hogar donde existe esta unión es como la luz del sol que proviene del cielo, porque la voluntad de Dios ordenó que el hombre y su esposa estén unidos por los santos lazos del matrimonio, bajo el gobierno de Jesucristo y la dirección de su Espíritu.... Dios quiere que el hogar sea el lugar más feliz de la tierra, el mismo símbolo del hogar celestial. Mientras llevan las responsabilidades matrimoniales en el hogar, y vinculan sus intereses con Jesucristo, apoyándose en su brazo y en la seguridad de sus promesas, ambos esposos pueden compartir en esta unión una felicidad que los ángeles de Dios elogian.

223


Lecturas Especiales

Minutos Misioneros

224 “Dios llama no solamente a ministros, sino también a médicos, enfermeros, colportores, obreros bíblicos, y a otros laicos consagrados de diversos talentos que conocen la Palabra de Dios y el poder de su gracia, y los invita a considerar las necesidades de las ciudades sin amonestar. El tiempo pasa rápidamente y hay mucho que hacer. Deben usarse todos los agentes, para que puedan ser sabiamente aprovechadas las oportunidades actuales” Evangelismo, pág. 388 El pueblo de Dios Enero 12 debe recibir la amonestación y discer-

Enero 5

nir las señales de los tiempos. Las señales de la venida de Cristo son demasiado claras para que se las pongan en duda; en vista de estas cosas, cada uno de los que profesan la verdad debe ser un predicador vivo. Dios invita a todos, tanto predicadores como laicos, a que se despierten. Todo el cielo está conmovido. Las escenas de la historia terrenal están llegando rápidamente a su fin. Vivimos en medio de los peligros de los postreros días. Mayores peligros nos esperan, y sin embargo, no estamos despiertos. La falta de actividad y fervor en la causa de Dios es espantosa. Este estupor mortal proviene de Satanás. Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 88, 89


“Los miembros laicos de nuestras iglesias pueden efectuar una obra que, hasta aquí, apenas han comenzado. Nadie debe mudarse a lugares nuevos, meramente por causa de las ventajas mundanales; sino que, donde haya oportunidad de ganarse la vida, debieran situarse familias que estén bien cimentadas en la verdad, una o dos familias en cada lugar, para trabajar como misioneros. Las tales deben sentir amor por las almas, y una preocupación de trabajar por ellas, y deben estudiar cómo traerlas a la verdad. Pueden distribuir nuestras publicaciones, realizar reuniones en sus hogares, relacionarse con sus vecinos, e invitarlos a estas reuniones. Así pueden hacer brillar su luz por sus buenas obras.” Servicio

Enero 19

Cristiano, pág. 223

“Cuando la iglesia tenga verdaderamente el espíritu del mensaje, estas familias aplicarán todas sus energías a la obra de salvar a las almas por las cuales Cristo murió. Entrarán en nuevos campos. Algunos que no han sido ordenados al ministerio trabajarán como colaboradores con Dios visitando las iglesias, tratando de fortalecer lo que todavía queda y que está a punto de fenecer. Habrá miembros laicos que se mudarán a pueblos y ciudades, y a lugares aparentemente apartados, para permitir que la luz que Dios les ha dado brille e ilumine a los demás. Algunos de aquellos con quienes se encuentren no parecerán ser las personas más promisorias, pero la única pregunta será: ¿Llegarán a estar en armonía con Cristo? ¿Llegarán a ser participantes de su espíritu, de manera que su influencia, por precepto y ejem-

Enero 26

plo, presente los atractivos del Autor de la verdad y la justicia?” La mejor preparación para trabajar Febrero 2 lejos, los misioneros del Maestro la reciben en la familia cristiana donde se teme y se ama a Dios, donde se le adora y la fidelidad ha llegado a ser una segunda naturaleza, donde no se permite desatender desordenadamente a los deberes domésticos, donde la serena comunión con Dios se considera esencial para el fiel cumplimiento de los deberes diarios. Los deberes domésticos deben cumplirse sabiendo que si se ejecutan con el debido espíritu comunican una experiencia que nos habilitará para trabajar por Cristo de la manera más permanente y cabal. ¡Cuánto no podría lograr en los ramos de la obra misionera un cristiano vivo, al desempeñar fielmente los deberes diarios, al alzar su cruz y al no descuidar deber alguno, por mucho que desagrade a sus sentimientos naturales! Nuestra obra por Cristo debe comenzar con la familia, en el hogar... No hay campo misionero más importante que este... Muchos han descuidado vergonzosamente el campo del hogar, y es tiempo de que se presenten recursos y remedios divinos para corregir este mal. Hogar Cristiano, pág. 29

Un hogar piadoso bien dirigido constituye un argumento poderoso en favor de la religión cristiana, un argumento que el incrédulo no puede negar. Todos pueden ver que una influencia obra en la familia y afecta a los hijos, y que el Dios de Abrahán está con ellos. Si los hogares de los profesos cristianos tuviesen el debido molde religioso,

Febrero 9

225


226

ejercerían una gran influencia en favor del bien. Serían, ciertamente, “la luz del mundo.” Hogar Cristiano, pág. 30 “Los deberes dodeben Febrero 16 mésticos cumplirse sabiendo que si se ejecutan con el debido espíritu comunican una experiencia que nos habilitará para trabajar por Cristo de la manera más permanente y cabal. ¡Cuánto no podría lograr en los ramos de la obra misionera un cristiano vivo, al desempeñar fielmente los deberes diarios, al alzar su cruz y al no descuidar deber alguno, por mucho que desagrade a sus sentimientos naturales!” Hogar Cristiano, pág. 29 Durante los primeFebrero 23 ros años de la vida [de los niños] es cuando se ha de trabajar por ellos, velar, orar y alentar toda buena inclinación. Esta obra debe realizarse sin interrupción. Tal vez se le inste a Vd. a asistir a reuniones de madres y de costura, para hacer obra misionera; pero a menos que deje al lado de sus hijos una persona fiel que los instruya comprensivamente, es deber suyo contestar que el Señor le ha confiado otra obra que de ningún modo Vd. puede descuidar. No puede excederse en el trabajo de cualquier ramo sin descalificarse para la obra de educar a sus pequeñuelos y hacer de ellos lo que Dios quiere que sean. Como colaboradores de Cristo debe llevarlos a él disciplinados y preparados.” Hogar Cristiano, pág. 221 “Nada despierta el Marzo 2 celo abnegado ni ensancha y fortalece el carácter tanto como el trabajar por otros. Muchos cristianos profesos, al buscar relaciones

en la iglesia, piensan sólo en sí mismos. Quieren gozar de la comunión de la iglesia y de los cuidados del pastor. Se hacen miembros de iglesias grandes y prósperas, y se contentan con hacer muy poco por los demás. Así se privan de las más preciosas bendiciones. Muchos sacarían gran provecho si sacrificaran sus relaciones sociales agradables que llevan al ocio. Necesitan ir a donde sus energías sean requeridas para la obra cristiana, y a donde puedan aprender a hacer honor a sus responsabilidades”. El Ministerio de Curación, pág. 141

Si los miembros laicos de la iglesia se despiertan para hacer la obra que pueden hacer, y mirando cada uno cuánto puede hacer en la obra de ganar almas para Jesús, emprenden la guerra a su propio costo, veremos a muchos abandonar las filas de Satanás para colocarse bajo el estandarte de Cristo. Si nuestro pueblo decide actuar de acuerdo con la luz dada en estas pocas palabras de instrucción, veremos por cierto la salvación de Dios. Se producirán reavivamientos admirables. Se convertirán pecadores, y muchas almas serán añadidas a la iglesia. Joyas de los Testimonios, tomo

Marzo 9

3, pág. 250

La fuerza de un ejército se mide mayormente por la eficiencia de los hombres que hay en sus filas. Un general prudente instruye a sus oficiales para que preparen a cada soldado para el servicio activo. Trata de desarrollar de parte de todos la mayor eficiencia. Si hubiese de depender únicamente de sus oficiales, nunca podría esperar ejecutar una campaña con éxito. El fía en el

Marzo 16


servicio leal e incansable de cada hombre de su ejército. La responsabilidad descansa mayormente en los hombres que están en las filas. Y así sucede en el ejército del príncipe Emmanuel. Nuestro General, quien no perdió nunca una batalla, espera un servicio voluntario y fiel de parte de todo aquel que se alistó bajo su estandarte. En el conflicto final que se está riñendo ahora entre las fuerzas del bien y las huestes del mal, él espera que tomen parte todos, tanto miembros laicos como ministros. Todos los que se han alistado como soldados suyos han de prestar fielmente servicio como tropas siempre listas, con un vivo sentimiento de la responsabilidad que descansa sobre ellos individualmente. Obreros Evangélicos, pág. 332

“Ninguno de nosotros vive para sí.”* Recuerden los que estén tentados a tomar parte en la política que todo paso que den tiene influencia sobre otros. Cuando los predicadores, u otras personas que ocupan posiciones de responsabilidad, hacen observaciones acerca de estos asuntos, no pueden recoger los pensamientos que implantaron en las mentes humanas. Bajo las tentaciones de Satanás, pusieron en obra un juego de circunstancias que producirá resultados que ni pueden soñar. Un acto, una palabra, un pensamiento, echado en las mentes del gran concurso de la humanidad, si lleva el apoyo celestial, producirá una cosecha de fruto precioso; pero si es inspirado por Satanás, hará brotar la raíz de amargura, por la cual muchos serán contaminados. Por lo tanto, guárdense los dispensadores de la gracia de Dios ocupados en cualquier ramo de servicio, y tengan cuidado de la forma

MArzo 23

en que mezclan lo común con lo sagrado. Obreros Evangélicos, pág. 411 “Tened cuidado de conservar el caMArzo 30 rácter elevado de la obra misionera. Pregúntense constantemente todos los que están relacionados con nuestras misiones, tanto hombres como mujeres: “¿Qué soy yo, y qué debiera ser y hacer?” Recuerden todos que no pueden dar a otros lo que ellos mismos no poseen; por lo tanto no deben contentarse con sus modos y hábitos naturales, sin tratar de hacer ningún cambio para mejorar. Pablo dice: “Prosigo al blanco.” * Debe haber una reforma constante, progreso incesante, si queremos perfeccionar un carácter simétrico. El Señor necesita hombres que vean la grandeza de la obra, y entiendan los principios que se han entretejido con ella desde su nacimiento. El no quiere que penetre un orden de cosas mundanal para ajustar la obra a planes enteramente diferentes de los que él señaló para su pueblo. La obra debe llevar el carácter de su Originador.” Obreros Evangélicos, págs. 477,478

Hay muchas personas que no comprenden las profecías que se refieren a estos días, y por lo tanto deben ser ilustradas. Es el deber de los centinelas y los laicos dar a la trompeta un sonido certero.- Evangelismo, pág. 146. Alcen la voz los centinelas ahora, y den el mensaje que es verdad presente para este tiempo. Mostremos a la gente dónde estamos en la historia profética. -Jo-

Abril 6

yas de los Testimonios, tomo 1, pág. 323

Abril 13

“Cuando la agresión religiosa subvierta las libertades

227


de nuestra nación, aquellos que estén de parte de la libertad de conciencia serán colocados en una posición desfavorable. Mientras tienen oportunidad, debieran por su propio bien adquirir conocimiento respecto a las enfermedades, sus causas, prevención y cura. Y aquellos que hagan esto, por todas partes encontrarán un campo de labor. Habrá sufrientes en abundancia que necesitarán ayuda, no sólo entre los de nuestra fe sino mayormente entre aquellos que no conocen la verdad” Eventos de los Últimos

228

en todos ellos. Si tuviera que depender únicamente de sus oficiales, no podría esperar llevar a cabo una campaña de éxito. Cuenta con el servicio leal e incansable de todos los hombres que componen su ejército. La responsabilidad descansa mayormente sobre los hombres que integran las filas. Lo mismo sucede en el ejército del Príncipe Emanuel. Nuestro General, quien jamás ha perdido una batalla, espera un servicio fiel y voluntario de todos los que se han alistado bajo su estandarte. En el conflicto Días, pág. 81 final que actualmente se libra entre las “Dios no quiso nun- fuerzas del bien y las huestes del malo, él Abril 20 ca que los miembros espera que todos, laicos y ministros, halaicos de la iglesia se gan su parte.” Testimonios para la Iglesia, excusasen de tra- Tomo 9, págs. 94. bajar en su causa. “Id también vosotros “No puedo instar Mayo 4 a mi viña (Mateo 20:4), es la orden del demasiado a todos Maestro a cada uno de los que le siguen. los miembros de Mientras en el mundo haya almas que nuestras iglesias, no se han convertido, deben hacerse los a los que son verdaderos misioneros, a esfuerzos más activos, fervientes, ce- los que creen el mensaje del tercer ángel, losos y resueltos para su salvación. Los a los que respetan la santidad del sábaque han recibido la luz deben tratar de do; para que consideren el mensaje del iluminar a los que no la poseen. Si los capítulo 58 de Isaías. La obra de benemiembros de la iglesia no emprenden ficencia ordenada en dicho capítulo es la individualmente esta obra, demuestran que Dios requiere que su pueblo haga en que no tienen relación viva con Dios. Su este tiempo. Es una obra señalada por él. nombre está registrado como el de sier- No nos deja en dudas en cuanto al lugar vos perezosos. ¿No podéis discernir la donde se aplica el mensaje, y al tiempo razón por la cual no hay más espiritua- de su cumplimiento, porque leemos: “Y lidad en nuestras iglesias? Es porque no los tuyos edificarán las ruinas antiguas; colaboráis con Cristo.” Testimonios para los cimientos de generación y generala Iglesia, Tomo 5, págs. 437,438. ción levantarás, y serás llamado repara“El poder de un dor de portillos, restaurador de calzadas Abril 27 ejército se mide para habitar” (verso 12).” Testimonios mayormente me- para la Iglesia, Tomo 6, págs. 267-268 diante la eficacia de “Nuestras iglesias sus soldados. Un general sabio instruye deben colaborar en Mayo 11 a sus oficiales a que entrenen a cada solla obra de cultivar dado para el servicio activo, porque dela vida espiritual, sea desarrollarla mayor eficacia posible con la esperanza de obtener cosechas


repetidas. Existe mucha perversidad a la que se debe hacer frente, mucha frustración de planes divinos y esfuerzos dedicados, provocadas por la maldad de los incrédulos; pero la obra debe continuar. El suelo es duro, pero el terreno inculto debe ararse. Hay que sembrar los secretos de la rectitud moral. Maestros amados por Dios. No dejéis de trabajar, como si temierais al mal tiempo, porque el trabajo que realizáis crecerá constantemente. No os detengáis ni os desaniméis. El que siembra con lágrimas cosechará con regocijo. “Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios” (1 Corintios 3:9). Recordad que no debéis confiar en vosotros mismos.” Testimonios para la Iglesia, Tomo 6, págs. 419-420.

“En campos donde las condiciones Mayo 18 son tan desfavorables y desalentadoras que muchos obreros se niegan a ir allí, pueden producirse muy notables mejoramientos mediante los esfuerzos de miembros laicos abnegados. Estos humildes obreros lograrán mucho por sus esfuerzos pacientes y perseverantes, pues no confían en el poder humano, sino en Dios, quien les concede su favor. La cantidad de bien que estos obreros logren no se conocerá en este mundo.” -Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 85.

“A LOS miembros individuales de la iglesia les incumbe una obra mucho mayor de lo que ellos conciben. No se dan cuenta de los requerimientos de Dios. Ha llegado el momento en que deben idearse todos los medios capaces de ayudar a preparar a un pueblo que

Mayo 25

pueda subsistir en el día de Dios. Debemos estar bien despiertos y negarnos a dejar pasar las oportunidades preciosas sin aprovecharlas. Debemos hacer todo lo que nos resulte posible para ganar almas a fin de que amen a Dios y guarden sus mandamientos. Jesús requiere esto de los que conocen la verdad. ¿Es esta exigencia irrazonable? ¿No es nuestro ejemplo la vida de Cristo? ¿No tenemos una deuda de amor para con el Salvador, una deuda que nos compele a trabajar fervorosa y abnegadamente por la salvación de aquellos en cuyo favor dio su vida?” -Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 248

“Dios nos ha dotado de facultades y Junio 1 nos ha confiado talentos para que los empleemos en su servicio. A cada uno asignó su tarea, no simplemente el trabajo que debe hacer en sus campos de maíz y trigo, sino una labor fervorosa y perseverante para salvar almas. Cada piedra del templo de Dios debe ser una piedra viva, que resplandezca y refleje luz al mundo. Hagan los miembros laicos todo lo que puedan; y mientras usan los talentos que ya tienen, Dios les dará más gracia y capacidad. Muchas de nuestras empresas misioneras se ven trabadas porque son muchos los que se niegan a aprovechar las oportunidades de servir que se les ofrecen. Empiecen a trabajar todos los que creen en la verdad. Hagan la obra que les resulte más cercana; hagan cualquier cosa, por humilde que sea, antes que ser, como los hombres de Meroz, ociosos.” -Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 250

Juni0 8

“No nos faltarán los recursos si tan sólo queremos avanzar

229


confiando en Dios. El Señor está dispuesto a hacer una obra en favor de los que creen verdaderamente en él. Si los miembros laicos de la iglesia se despiertan para hacer la obra que pueden hacer, y mirando cada uno cuánto puede hacer en la obra de ganar almas para Jesús, emprenden la guerra a su propio costo, veremos a muchos abandonar las filas de Satanás para colocarse bajo el estandarte de Cristo. Si nuestro pueblo decide actuar de acuerdo con la luz dada en estas pocas palabras de instrucción, veremos por cierto la salvación de Dios. Se producirán reavivamientos admirables. Se convertirán pecadores, y muchas almas serán añadidas a la iglesia. Cuando pongamos nuestro corazón en unidad con Cristo y nuestra vida en armonía con su obra, el Espíritu que descendió sobre los discípulos en el día de Pentecostés, descenderá sobre nosotros”-Joyas de los

230

“Nuestro pueblo en el sur no debe esperar la llegada de predicadores elocuentes y hombres de talento; ellos mismos deben llevar adelante la obra que el Señor ha colocado delante de ellos, y hacer lo mejor que puedan. El aceptará a hombres y mujeres humildes y obrará a través de ellos, aunque no se trate de personas elocuentes ni altamente educadas. Hermanos y hermanas míos, elaboren planes sabios de trabajo y avancen confiados en el Señor. No abriguen el sentimiento de su propia capacidad y previsión. Comiencen y continúen con humildad. Sean una demostración viviente de la verdad. Hagan de la Palabra de Dios su consejera” Testimonios para la

Junio 22

Iglesia, Tomo 7, págs. 216

“No seamos hallados durmiendo en la guardia. Nadie diga en su corazón o por sus obras: “Mi Señor se tarda en venir.” Resuene el mensaje del pronto regreso de Cristo en fervientes palabras de advertencia. Persuadamos a hombres y mujeres por doquiera a arrepentirse y huir de la ira venidera. Despertémoslos para que se preparen inmediatamente; porque muy poco sabemos de lo que nos espera. Salgan los ministros y los miembros laicos a los campos que maduran para decir a los despreocupados e indiferentes que busquen al Señor mientras puede ser hallado. Los obreros hallarán su mies dondequiera que proclamen las verdades olvidadas de la Biblia. Hallarán quienes aceptarán la verdad y dedicarán su vida a ganar almas para Cristo.” -Joyas de

“¿Podemos darnos cuenta de cuánta gente en el mundo observa nuestros movimientos? De donde menos lo esperamos se oyen voces que nos instan a proseguir nuestra obra de dar al mundo el último mensaje de misericordia. ¡Despierten, pastores y laicos! Apresúrense a reconocer y aprovechar cada oportunidad y ventaja que les ofrezcan los giros de la rueda de la Providencia. Tanto Dios como el Señor Jesucristo y los ángeles celestiales trabajan con intensa actividad con el fin de detener la fiereza de la ira de Satanás, para que los planes divinos no sean menoscabados. Dios vive y reina. El es quien conduce los asuntos del universo. Que sus soldados marchen hacia la victoria. Que haya unidad perfecta en sus filas. Prosigan la batalla hasta los portales. El Señor obrará en favor suyo como poderoso” Testimonios para la

los Testimonios, tomo 3, pág. 256, 257

Iglesia, Tomo 7, págs. 16,17.

Testimonios, tomo 3, pág. 250

Junio 15

Junio 29


¡Encuentra tu Iglesia! Directorio Nacional

Unión Colombiana Sociedad Misionera Internacional

Seventh-Day Adventist - Reform Movement Sede Principal: Calle 35 A Sur 26F-48 / Bravo Páez (Bogotá) Teléfonos: 7303410 - 7206685 Fax: 7204185

231


Asociación Central

Arauca Boyacá Bogotá D.C. Casanare Cundinamarca Meta Tolima

232

• Acacias, Calle 10A Nº 26-26, 6564490 • Aguazul, Carrera 21 Nº 8-21 - B/ Sevilla • Arauca, Carrera 10 N° 24-34 – B/ La Unión, 320 410 4399 • Barbosa, Calle 4 Nº 6-53 - B/ Gaitán, 3123829906 • Bogotá, Central - Calle 35A Sur 26F48 – B/ Bravo Páez, 7303410 • Bogotá, El Portal - Transversal 5 C N° 50A-18 Sur, 5670347 • Bogotá, Kennedy - Carrera 73C Nº 35C-83 Sur, 2734318 • Chiquinquirá, Calle 4 Nº 3A-26 - B/ Apayares, 3203183171 • Fusagasugá, Calle 18 Nº 1ª-04 - B/ El Mirador, 8865615 • Girardot, Calle 14 Nº 6-62 - Alto De La Cruz, 8351133 • Granada, Calle 30 Nº 4-45, 583443 • Ibagué, Carrera 3 Nº 33B-15 - B/ Departamental, 2658520 • Medellín Del Ariari, Carrera 6 N° 2-20, 313 401 2788/ 311 473 30082 • Páramo, Vereda Pauna, 3143491961 • Pauna, 314 349 1961 / 321 270 4313 • Pueblo Nuevo, Vereda Nilo, 3133235890 • Saravena, Calle 29 Nº15-41 B/. El Centro, 3112287468 • Sogamoso, Calle 14 N° 28-46 – B/ Libertador, 7702093/ 3204236999 • Tame, Carrera 15 N° 15-11, 311 449 4904 • Varsovia, Vereda Cunday (Tolima), 3125410143 • Villavicencio, Carrera 38 N° 36-20 – B/ Barzal, 310211 6736


Asociación Nororiental

Atlántico Bolivar Cesar Córdoba Magdalena Norte de Santander Santander Sucre

• Barrancabermeja, Carrera 35 Nº 36-142 - B/ Antonia Santos, 6108058 • Barranquilla, Carrera 8 Nº 45B-68 - B/ Santuario, 3038772 • Bucaramanga, Calle 20 Nº 11-64 - B/ Guanatá, Floridablanca, 6393783 • Bucaramanga, Carrera 13C Nº 103-19 - B/ Jardines Coaviconsa • Bucaramanga, Central Carrera 10 Nº 13-88 - B/ Gaitán, 6713537 • Cartagena, Manzana 5 Lote 17 Calle Bogotá B/ Carmelo, 6571931 / 320 539 1524 • Cereté, 300 794 2941 • Cúcuta, Calle 7 Nº 1-103 - B/ Chapinero, 5788372 • Magangué, Carrera 35 Nº 14-50 - B/ Delicias • Ocaña, Carrera 11B Nº 5C-30 - B/ Delicias, 5694527 • Pailitas, Carrera 11 Nº 5-35 - B/ 11 De Abril, 5287598 • Providencia, Buenavista, Vía Magangué, 3114067230 • Puerto Wilches, Carrera 6 N° 8-62 – B/ San Rafael, 321 371 5993 • San Alberto, Calle 1C N° 1C-23 – B/ Primero De Abril • San Pablo, Carrera 10 Nº 16-60 - B/ Santander, 3112380505 • Santana, Vereda De Tierraalta, 313 202 5561 / 320 599 4327 • Santa Rosa (Sur de Bolívar), Carrera 13 N° 13-44 - B/ Las Acacias, 313 484 4356 • Santo Tomás, B/ San José, 8790566 • Sincelejo, Carrera 46 N°12-89 - B/ Libertad, 2814315 • Trinidad Alta, Vereda De San Alberto, 5652072 • Valledupar, Calle 18 Nº 9C-35 - B/ Jorge Dangond, 5702024 • Villa Del Rosario, Calle 3ª Nº 5-03 - B/ Fátima, 4304080

233


Asociación Occidental

Antioquia Caldas Chocó Risaralda Quindío Valle del Cauca

234

• Alcalá, Calle 3ª Nº 10-48, 2004861 • Cali, Calle 40 Nº47b-06 - B/ Mariano Ramos, 3277822 • Cartago, Carrera 6ª Nº 2-56 - B/ Collarejo, 2118705 • Dosquebradas, Calle 41 Nº 10B-12 - B/ Buenos Aires, 3323014 • Irra, Orilla Río Cauca, 321 801 1700 • La Unión, Carrera 20 Nº 13-48 - B/ La Cruz, 3114415325 • Manizales, Calle 64 Nº 34A-75 - B/ Fátima, 8787503 • Manzanares, Carrera 4 Nº1a-119 - B/ Tres Esquinas • Medellín, Central, Calle 79 Nº 50Bb-45 - B/ Campo Valdés, 2121146 • Medellín, Kennedy, Carrera 74C Nº 89-4 Piso 2 - B/ Kennedy, 4428238 • Melenas, Vereda De Tuluá, 310 434 6956 / 311 632 5595 • Morroplancho, Vereda Tuluá, 310 434 6956 / 311 632 5595 • Quibdó, Calle 24 Nº 4-66 - B/ Yesca Grande, 311 319 6720 • Quinchía, Avenida Córdoba Nº 11-80, 312 231 0471 • Santa Rosa De Cabal, Carrera 16 Nº 27-20, 3646081 • Tulúa, Calle 19ª Nº 35ª-74 - B/ Pueblo Nuevo, 311 635 5595 • Turbo, Manzana 2 Calle 101 Nº 17-50, 8274006 / 313 851 7030 • Zarzal, 3114415325


Asociación Sur

Caquetá Cauca Huila Putumayo Tolima • Acevedo, Carrera 2 Nº 5-22, 8317362 • Algeciras, Km 3½ Casa 61 Vía Al Paraíso, 8382365 • Buenaventura, Vereda Orito (Putumayo), 3112822642 • Canoas, Vereda Neiva, 3115022349 • Curillo, Carrera 4E Bis Nº 1ª-18 - B/ El Jardín, 4203057 • Floragaita, Vereda Neiva, 3115022349 • Florencia, Carrera 9B Nº 7-40 - B/ Estrella, 4353628 • Garzón, Calle 4 N°13-58 • La Hormiga, B/ Divino Niño (Valle Del Guamuez), 3203343836 • La Plata, 3133500852 • Macarena, Calle 7A N° 3-62 - B/ Antonio Nariño, 3115760263 • Maranata, Vereda Villanueva - Valparaíso, 3125026148 • Mocoa, 3114415916 • Neiva, Carrera 54 Nº 23-18 - B/ Las Palmas, 8776833 • Palermo, Carrera 3 Nº 10-19 - B/ Fátima, 3115289610 • Pasto, Manzana 14 Casa 7 4ª Etapa - B/ Sumatambo, 7227106 • Piedramarcada, Vereda Vegalarga (Huila), 3124970044 • Pitalito, Calle 4B Nº 21A-17 - Urb. Las Américas, 3132608863 • Popayán, Carrera 27A Nº 7-66 - B/ Santa Helena, 8219766 • Puerto Leguízamo, Carrera 1ª Nº 7-33 - Centro • San Felipe, Vereda Cumaral (Nariño), 3127802731 • San Pedro, Vereda Valparaíso (Caquetá), 3125026148 • San Vicente, Calle 10 Nº 10A Este-31 - B/ Brisas De Marsella, 3107922343 • Valparaíso, Carrera 8 Nº 5-76, 3125026148

235


Guía para la Lectura de

La Biblia en un Año

236

__ 01 __ 02 __ 03 __ 04 __ 05 __ 06 __ 07 __ 08 __ 09 __ 10 __ 11 __ 12 __ 13 __ 14 __ 15 __ 16 __ 17 __ 18 __ 19 __ 20 __ 21 __ 22 __ 23 __ 24 __ 25 __ 26 __ 27 __ 28 __ 29 __ 30 __ 31 __ 01 __ 02 __ 03 __ 04 __ 05 __ 06 __ 07 __ 08 __ 09 __ 10 __ 11 __ 12

Enero

Gén. 1,2 Gén. 3-5 Gén. 6-9 Gén. 10,11 Gén. 12-15 Gén. 16-19 Gén. 20-22 Gén. 23-26 Gén. 27-29 Gén. 30-32 Gén. 33-36 Gén. 37-39 Gén. 40-42 Gén. 43-46 Gén. 47-50 Éxo. 1-4 Éxo. 5-7 Éxo. 8-10 Éxo. 11-13 Éxo. 14-17 Éxo. 18-20 Éxo. 21-24 Éxo. 25-27 Éxo. 28-31 Éxo. 32-34 Éxo. 35-37 Éxo. 38-40 Lev. 1-4 Lev. 5-7 Lev.8-10 Lev. 11-13

Febrero Lev. 14-16 Lev. 17-19 Lev. 20-23 Lev. 24-27 Núm. 1-3 Núm. 4-6 Núm. 7-10 Núm. 11-14 Núm. 15-17 Núm. 18-20 Núm. 21-24 Núm. 25-27

__ 13 __ 14 __ 15 __ 16 __ 17 __ 18 __ 19 __ 20 __ 21 __ 22 __ 23 __ 24 __ 25 __ 26 __ 27 __ 28

Núm. 28-30 Núm. 31-33 Núm. 34-36 Deut. 1-3 Deut. 4, 5 Deut. 6, 7 Deut. 8, 9 Deut. 10-12 Deut. 13-16 Deut. 17-19 Deut. 20-22 Deut. 23-25 Deut. 26-28 Deut. 29-31 Deut. 32-34 Jos. 1-3

Marzo __ 01 __ 02 __ 03 __ 04 __ 05 __ 06 __ 07 __ 08 __ 09 __ 10 __ 11 __ 12 __ 13 __ 14 __ 15 __ 16 __ 17 __ 18 __ 19 __ 20 __ 21 __ 22 __ 23 __ 24 __ 25 __ 26 __ 27 __ 28 __ 29 __ 30 __ 31

Jos. 4-6 Jos. 7-9 Jos. 10-12 Jos. 13-15 Jos. 16-18 Jos. 19-21 Jos. 22-24 Juec. 1-4 Juec. 5-8 Juec. 9-12 Juec. 13-15 Juec. 16-18 Juec. 19-21 Rut 1-4 1 Sam. 1-3 1 Sam. 4-7 1 Sam. 8-10 1 Sam. 11-13 1 Sam. 14-16 1 Sam. 17-20 1 Sam. 21-24 1 Sam. 25-28 1 Sam. 29-31 2 Sam. 1-4 2 Sam. 5-8 2 Sam. 9-12 2 Sam. 13-15 2 Sam. 16-18 2 Sam. 19-21 2 Sam. 22-24 1 Rey. 1-4

__ 01 __ 02 __ 03 __ 04 __ 05 __ 06 __ 07 __ 08 __ 09 __ 10 __ 11 __ 12 __ 13 __ 14 __ 15 __ 16 __ 17 __ 18 __ 19 __ 20 __ 21 __ 22 __ 23 __ 24 __ 25 __ 26 __ 27 __ 28 __ 29 __ 30 __ 01 __ 02 __ 03 __ 04 __ 05 __ 06 __ 07 __ 08 __ 09 __ 10 __ 11 __ 12 __ 13 __ 14 __ 15

Abril

1 Rey. 5-7 1 Rey. 8-10 1 Rey. 11-13 1 Rey. 14-16 1 Rey. 17-19 1 Rey. 20-22 2 Rey. 1-3 2 Rey. 4-6 2 Rey. 7-10 2 Rey. 11-14 2 Rey. 15-17 2 Rey. 18, 19 2 Rey. 20, 21 2 Rey. 22-25 1 Crón. 1-3 1 Crón. 4-6 1 Crón. 7-9 1 Crón. 10-13 1 Crón. 14-16 1 Crón. 17-19 1 Crón. 20-23 1 Crón. 24-26 1 Crón. 27-29 2 Crón. 1-3 2 Crón. 4-6 2 Crón. 7-9 2 Crón. 10-13 2 Crón. 14-16 2 Crón. 17-19 2 Crón. 20-22

Mayo 2 Crón. 23-25 2 Crón. 26-29 2 Crón. 30-32 2 Crón. 33-36 Esd. 1-4 Esd. 5-7 Esd. 8-10 Neh. 1-3 Neh. 4-6 Neh. 7-9 Neh.10-13 Est. 1-3 Est. 4-7 Est. 8-10 Job 1-4

__ 16 __ 17 __ 18 __ 19 __ 20 __ 21 __ 22 __ 23 __ 24 __ 25 __ 26 __ 27 __ 28 __ 29 __ 30 __ 31

Job 5-7 Job 8-10 Job 11-13 Job 14-17 Job 18-20 Job 21-24 Job 25-27 Job 28-31 Job 32-34 Job 35-37 Job 38-42 Sal. 1-3 Sal. 4-6 Sal. 7-9 Sal. 10-12 Sal. 13-15

Junio __ 01 __ 02 __ 03 __ 04 __ 05 __ 06 __ 07 __ 08 __ 09 __ 10 __ 11 __ 12 __ 13 __ 14 __ 15 __ 16 __ 17 __ 18 __ 19 __ 20 __ 21 __ 22 __ 23 __ 24 __ 25 __ 26 __ 27 __ 28 __ 29 __ 30

Sal. 16-18 Sal. 19-21 Sal. 22-24 Sal. 25-27 Sal. 28-30 Sal. 31-33 Sal. 34-36 Sal. 37-39 Sal. 40-42 Sal. 43-45 Sal. 46-48 Sal. 49-51 Sal. 52-54 Sal. 55-57 Sal. 58-60 Sal. 61-63 Sal. 64-66 Sal. 67-69 Sal. 70-72 Sal. 73-75 Sal. 76-78 Sal. 79-81 Sal. 82-84 Sal. 85-87 Sal. 88-90 Sal. 91-93 Sal. 94-96 Sal. 97-99 Sal. 100-104 Sal. 103-105


Lección 2013a